¿ACASO GOOGLE ESCONDE OSCURAS INTENCIONES EN LOS RESULTADOS QUE SU BUSCADOR NOS PROPORCIONA? <br />La breve crítica de uno...
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Google domina al mundo
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Google domina al mundo

407 views

Published on

¿Acaso Google esconde oscuras intenciones en los resultados que su buscador nos proprciona?

Published in: Technology, Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
407
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Google domina al mundo

  1. 1. ¿ACASO GOOGLE ESCONDE OSCURAS INTENCIONES EN LOS RESULTADOS QUE SU BUSCADOR NOS PROPORCIONA? <br />La breve crítica de uno de sus usuarios<br />UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA<br />FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS<br /> SEDE BOGOTÁ<br />¿ACASO GOOGLE ESCONDE OSCURAS INTENCIONES EN LOS RESULTADOS QUE SU BUSCADOR NOS PROPORCIONA?<br />La breve crítica de uno de sus usuarios<br />JUAN DAVID QUIÑÓNEZ ESPINEL<br />Estudiante de Estadística<br />UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA<br />FACULTAD DE CIENCIAS HUMANAS<br />ÁREA DE LECTOESCRITURA<br />Profesor Camilo Moncada<br />Bogotá, D.C. Mayo de 2010<br />¿ACASO GOOGLE ESCONDE OSCURAS INTENCIONES EN LOS RESULTADOS QUE SU BUSCADOR NOS PROPORCIONA?<br />La breve crítica de uno de sus usuarios<br />Interactuar en Redes Sociales como Facebook y Twitter y descargar archivos de audio y video son los principales motivos por los cuáles permanecemos tanto tiempo “navegando” en la Internet. Sin embargo, éstos existen gracias a una motivación superior y una razón más importante: La búsqueda de información. Éste complejo proceso ha significado la creación de programas especializados (motores de búsqueda), que con los años han minimizado el esfuerzo a un simple movimiento de manos (clics). Yahoo! y Google aprovecharon el auge de la Internet del siglo XX lanzando sus buscadores y ahora Bing de Microsoft emerge en éste amplio mercado. Sin embargo, uno de los tres utilizando sus ingeniosos métodos matemáticos (proporcionados por sus creadores) y empresariales, ha hecho que su empresa supere a sus dos competidoras. Se trata de Google. Es casi imposible nombrarlo y afirmar no haberlo escuchado antes. Tal es su fama que se ha posicionado como el sitio web más importante y más visitado de todo el mundo por la calidad de sus resultados. Son impresionantes las cifras que podríamos encontrar (como lo veremos en las siguientes páginas) pero, alguna vez te has preguntado ¿De donde provienen sus recursos si en su minimalista imagen no incorpora un gran espacio publicitario? Se afirma que son avanzados algoritmos los que implícitamente hacen que funcione toda esta “maquinaria virtual”, pero ¿existirá acaso otra variable -además de las matemáticas- que determina el posicionamiento de un resultado? La mayoría de la gente que busca en Google da clic sólo sobre los primeros resultados que éste le muestra. Así pues, si buscáramos términos cómo “China viola la libre expresión” y hacemos la cotidiana acción de clickear en el primer enlace de sus resultados y leer el documento o la página que se nos presenta y nuestro juicio a favor o en contra depende sólo de éste ¿no estaríamos desempeñando un sumiso papel donde pensamos sólo lo que nos dicen que pensar? Combinamos un poco nuestra labor y experimentamos un poco con los otros buscadores. ¿Será que difieren los resultados si buscamos una palabra simultáneamente en Google y competencia más fuerte, Yahoo? Si es así, y además del algoritmo ¿presentan algún comportamiento relevante? Y para finalizar, ¿será que lo escribimos y los datos que ingresamos van a parar a sitios de terceros que sólo buscan fines lucrativos?<br />Iremos desarrollando cada idea (o bien aproximándonos un poco a lo que tal vez sucede) para ver si es posible dar una conclusión final. Cabe aclarar que el texto no se basa en una simple especulación sobre un oscuro plan de dominación mundial de Google y la manipulación de los datos y la privacidad, simplemente es un diferente punto de vista sobre el cual casi nadie se ha tomado la molestia de hablar y que yo, en mi rol de usuario promedio, ha querido resaltar y debatir junto a ustedes los lectores.<br />Descripción de una generalizada situación<br />Nos encontramos en un mundo sumergido en la tecnología, que no concibe las más sencillas acciones sin haber cedido antes la labor a un electrodoméstico o herramientas. Tareas tan empíricas como hablar y leer han sido subordinadas a aparatos poseedores de un microchip. La ciencia y la técnica avanzan a pasos agigantados y con ellas, nuestra dependencia. El planeta se ve envuelto entonces en un práctico sistema artificial que para muchos disminuye el esfuerzo y el trabajo en la manera de hacer las cosas, pero para algunos escépticos puede significar el fin de nuestra humanidad. En fin, reproductores de música, teléfonos móviles, tarjetas de crédito, y decenas de gadgets van haciéndose de un amplio y respetable espacio en nuestro medio. La Internet es un claro ejemplo pues se origina (obviamente luego de la invención del computador) como solución a una necesidad de ganar eficacia sin aumentar el trabajo. En sus principios llamada ARPANET, surge gracias a la idea del Departamento de Defensa de los Estados Unidos que deseaba “establecer un medio de comunicación entre los distintos organismos del país”. <br />Desde aquellos tiempos (mediados del siglo XX) y confirmando el coloquial concepto que afirma que “para que algo sea bueno debe recibir primero las críticas”, surgen teóricos sobre la lógica y el comportamiento de productos tecnológicos como la ARPANET y su influencia en el público. En este punto quiero resaltar un poco los escritos de Paul Virilio, quien afirma la gran relación con lo militar y los externos e implícitos factores que poseen éstos sistemas (el “eslabón” que unirá esta breve contextualización con mis argumentos sobre Google). En una de sus muchas entrevistas, Virilio resalta la estrecha unión entre el poderío militar y la evolución tecnológica, y que todo se basa en lo que el llamó “la velocidad”, un organismo del cuál se deriva todo lo existente, y más aún en la información. El poderío (no sólo el militar) lo poseerá aquel que cuente con la mayor velocidad en su desarrollo armamentístico; las agencias de noticias más famosas son las que logran mostrar un hecho lo más pronto posible a su ejecución; en fin, la velocidad está siempre presente. Y es aquí donde hago que emerja Google, ese motor de búsqueda que debe toda su magia, poderío y esplendor a sus desarrollados algoritmos y en consecuencia a la velocidad en la que nos proporciona los resultados. Google es el mejor canal de unión entre el receptor y el mensaje que más le interesa pues fue creado para aprovechar el auge que causo el internet en el siglo pasado y la dependencia que empezó a nacer en sus usuarios. La gente desde entonces empezó a buscar la información que necesitaba, pasando de utilizar ese viejo diccionario o el directorio de páginas amarillas, para teclear y en unos minutos tener respuestas (de nuevo, LA DEPENDENCIA). Así pues Google se incorporó en nuestro medio y ya hace parte fundamental del mismo.<br />Un sueño llamado Google<br />Eran los años 90 y dos genios estudiantes de Doctorado de la Universidad de Stanford, uno estadounidense (de origen judío) y el otro nacido en Rusia (pero nacionalizado en los Estados Unidos) empezaban a intercambiar pensamientos y a trabajar en su novedoso tema de tesis: La Clasificación de los resultados obtenidos cuando se consulta en un motor de búsqueda en Internet. De ahí nace Google en su forma más empírica como la idea de dos simples jóvenes (pues no superaban los 20 años) y que en 1997 patentan el famoso motor de búsqueda. Basaron sus investigaciones en los errores que algunas otras firmas producían y crearon ese renombrado algoritmo (del cual hablaremos luego). Aunque se dicen que fue una copia de Overture, otra empresa en el mercado de los motores de búsquedas, Page y Brin aplicaron la ciencia -en especial la matemática-, ampliaron los horizontes y pensaron en crear un sistema que permitiera al usuario tener toda la información que le fuera necesaria, sin importar barreras de idioma, de nacionalidad, de sexo, etc., en fin, un sistema de búsqueda ilimitado al alcance de todos los seres humanos.<br />A pesar de que no tenían muchos conocimientos empresariales, los dos residentes de San Francisco se preocuparon antes que en el lucro, en la prestación del mejor servicio posible. Ideas nuevas que no seguían las comunes reglas del sistema financiero del momento hacían pensar a muchos que sólo se trataba de un juego de “chiquillos nerds”. Sin embargo, fue tal el ánimo emprendedor del par de jóvenes que lograron que su proyecto fuese financiado con cerca de 25 millones de dólares. No eran tontos, y sabían que no podían confiarle su idea multimillonaria a una sola entidad, así que decidieron tener a dos empresas inversionistas. Google progresó y fue haciéndose de un respetado espacio al lado de famosos buscadores de la época como Yahoo! y MSN Search, El visto bueno de la gente, el boom de la Internet de los años 90 y la publicidad “boca a boca” hicieron crecer su fama a niveles nunca antes vistos. Era una página sencilla que desde su origen nunca cambio con su conocido logo multicolor sobre un fondo blanco, pero eso sí, sin una “gota” de publicidad. Todo iba bien hasta que se pensó que el sistema (hasta el momento gratuito), si se quería darle continuidad y seguir avanzando en la prestación del servicio, debía ser monetizado. Pero, ¿Cómo insertarle publicidad a una página tan minimalista, amada por la gente y elogiada por los expertos, sin que los usuarios sintieran disgusto por su espíritu que cambiaría del Open Source a uno capitalista moderno? Es aquí donde nace el reconocido sistema AdWords, y que junto al algoritmo, el PageRank y el AdSense (conceptos del siguiente capítulo) han permitido que aún se mantenga firme y reinante en el mundo virtual.<br />Google Inc. pasó de ser en el año 1993 el simple envoltorio de un naciente motor de búsqueda, a ser desde el año 2002 la marca de decenas de productos ofimáticos como Google Docs (software de creación de documentos), Gmail (servicio de crreo eléctronico), Google Maps (mapas creados por satélites reales), Google Reader (lector de noticias), Google Talk (servicio de mensajería instantánea), Google Android (sistema operativo de teléfonos móviles), Blogger (Plataforma de Blogs). La lista es gigantesca, pero lo relevante es que todos son completamente gratuitos.<br />Algoritmos, PageRank, AdWords, AdSense: ¿De donde es que Google saca el dinero?<br />27127204596765Algoritmo: (lo he nombrado tanto que no mostrar una imagen de cómo luce sería un motivo de vergüenza). En fin, es una ecuación que mezcla el cálculo con la matemática y que genera un algoritmo como el de la imagen. Se le conoce como Método para la jerarquización de nodos en una base de datos (Method for node ranking in a linked database). Es difícil explicarlo a fondo (pero no imposible), sin embargo es la representación gráfica de los criterios lógicos que se toman para indexar una página web al buscador.<br /> <br />PageRank: (que a diferencia de lo que muchos piensan su nombre no está ligado a la acepción inglesa de la palabra página “page”, sino al apellido de Larry Page, uno de los fundadores de Google). Es un sistema de clasificación de páginas que determina la aparición en el buscador según su importancia. La importancia se mide por la cantidad de vínculos que otras páginas hacen a la nuestra y viceversa. Así pues, es la escala con la que se mide y por consiguiente el principal factor que determina el posicionamiento en los resultados. Una página con PageRank 10 (el valor máximo) siempre aparecerá antes que una de PageRank 6 Sin embargo, dicha importancia va en función de la importancia de la página que nos enlaza: No sería lo mismo si nos enlazara EBay a que nos enlazara marinita.blogspot.com.<br />AdWords: En general es el que le da las ganancias a Google. Son palabras claves que hacen que aparezcan pequeños anuncios relacionados con el tema que estamos buscando. Así pues, si buscáramos la palabra “Aleluya” podrían aparecer en los sitios a los que accedemos (no sólo en Google) vínculos de iglesias o tiendas virtuales con contenidos religiosos. Los anunciantes pagan para que sus enlaces aparezcan en las páginas de otros y así se crea una gran cadena de posibles clientes. Google cobra por clic. Es de resaltar que no es un precio fijo sino un tipo de subasta. El anunciante paga lo que quiera pagar por su anuncio, sin embargo, lo más seguro es que entre menos se pague, menos posibilidades de que su anuncio se encuentre en más páginas de las que el que paga más (si lo pensamos, es algo un poco discriminante), <br />Y por último AdSense: Podemos considerarlo como parte de AdWords. Es lo que Google nos paga por permitir que en nuestros sitios (casi siempre blogs) aparezca publicidad. Es lo que financia la mayoría creadas por usuarios del común y que desean hacer un poco de dinero extra .De nuevo, Google paga por clic.<br />En la primera parte del texto hacía un pequeño énfasis sobre donde es que se encuentra la publicidad de Google. Pues bien, y para los que poco saben del tema aquí están algunas imágenes que resuelven muchas dudas:<br />3546490-4342<br />1226377-4297<br />Con éste particular modelo de publicidad, Google creció y en una década logró afianzarse como el buscador por excelencia. No se puede pensar en buscar información en Internet sin antes haberlo intentado en él. La fama y el “voz a voz” lo afianzaron como el “número uno”. Pues bien, se analizarán algunos ejemplos para intentar confirmar o refutar nuestra inquietud inicial: Además de los procesos matemáticos ¿Acaso Google esconde oscuras intenciones en los resultados que su buscador nos proporciona? La mejor forma de comprobarlo sería probando con buscar un tema en particular en Google y luego en los productos que nos ofrece la competencia (en éste caso con Yahoo, su principal rival). Si hay un determinado y reiterado comportamiento se podrá concluir o por lo menos dar una reflexión.<br />De la teoría a la práctica: Google Vs La competencia<br />Empezaremos con definir el modelo a seguir: Analizaremos las sugerencias (pues se supone que es lo que más busca la gente) y los resultados que se obtienen al buscar determinados temas y palabras:<br />“Libre Expresión” (omitiremos las tildes por conveniencia) <br />1.1.1 Sugerencias de Google:<br />15542375390<br />Resultados en Google:<br />243840-602615<br />1.2.1 Sugerencias en Yahoo:<br />1.2.2 Resultados en Yahoo:<br />Análisis:<br />Las sugerencias de Google desvían parte de nuestra atención a conceptos como “libre expresión en Venezuela” y “libre expresión de prensa”. En Yahoo no se dan sugerencias, sin embargo se muestran algunos términos relacionados como “Twitter” y “manifestación”. Los resultados son distintísimos: Google sólo nos muestra definiciones sobre el tema, y Yahoo nos presenta las páginas de algunas organizaciones que la defienden. Si el algoritmo nos muestra los temas más buscados, ¿No debería mostrarnos Google algo relacionado con Twitter, siendo este último el sitio de comunicación virtual más conocido del mundo y que más promueve la libre expresión? <br />2. “Xenofobia” (odio y rechazo a los extranjeros):<br /> 2.1.1. Sugerencias en Google:<br />565152457452.1.2 Resultados en Google:<br />2.2.1 Sugerencias de Yahoo:<br />2.2.2 Resultados en Yahoo<br />Análisis: <br />De nuevo Yahoo no nos presentó sugerencias y Google se centra en la xenofobia por parte de los europeos.. En los resultados se muestra que en Google casi todos son sólo conceptos. Sin embargo en Yahoo se muestran varias noticias relacionadas con el tema. Las consultas fueron hechas en Yahoo Colombia y en Google Colombia. Pero, si son páginas para Colombia, ¿Será que parte de lo específico del tema es omitido? ¿Soy el único que ha buscado o visto videos e imágenes de xenofobia en Internet? Ciertamente estos casos son muy difundidos en radio y televisión. Sin embargo (y entendiendo las distinciones del público receptor) ¿No debería aparecer en los primeros resultados por lo menos un caso de xenofobia?<br />Conclusión: <br />Tal vez fueron las palabras seleccionadas ó simplemente no hay mucho que haga ésta ejemplificación muy enriquecedora. Lo cierto es que las distinciones entre los buscadores son notorias, pero algunos “vacíos” que hacen dudar sobre la eficacia de Google<br />Google Vs Google: Comparación de resultados entre países<br />Cambiemos un poco nuestro método y basémonos solo en Google. Ya no compararemos los resultados entre Google y la competencia, sino los resultados según el país en el que se busque. Nos fijaremos en Google Colombia (de nuevo), Google Estados Unidos y Google China. ¿Será que al buscar un mismo término en Google pero utilizando las distintas versiones entre países y con las respectivas traducciones, los resultados y las sugerencias presentan cambios? Busquemos las palabras “derechos humanos” (“human rights”) en el estadounidense y veamos que es lo que sucede. Si es así y mirando el contexto internacional, ¿influirán en algo los estados y los sistemas de gobierno (socialista en el caso de China) en lo que se nos muestra? ¿Son las diferencias de idioma el principal factor de diferenciación entre los resultados de Google Colombia y Google Estados Unidos? <br />Nota: Es necesario aclarar que me basaré en Google Translate para crear una adecuada traducción de los términos en chino y algunos otros en inglés.<br />Google Colombia: (Derechos Humanos)<br />368390166598Sugerencias y Resultados:<br />36453881555<br />Google Estados Unidos: (Human Rights)<br />359544199269Sugerencias y Resultados:<br />13533285006<br />Google China <br />Sugerencias y resultados (“human rights”)<br />6914497293<br />234249158881<br />3442372201103Google China <br />319609179753Resultados para “Derechos Humanos en chino (“ ”)<br />411981238197Resultados traducidos con Google Translate<br />¿COMPORTAMIENTOS EXTRAÑOS?<br />Primero analicemos las sugerencias. En Google Colombia son sugeridas páginas que simplemente definen el concepto de “derechos humanos” (desde derechos humanos universales hasta artículos sobre el tema). En Google Estados Unidos vemos incluidos dos importantes temas: “violaciones de derechos humanos” y “derechos humanos en china”. Y en Google China vemos una sugerencia también interesante “derechos humanos según china”.<br />Vamos a los resultados. <br />En Google Colombia se ven vínculos a tratados y documentos sobre Derechos Humanos (y se alcanzan a ver un pequeño enlace a una página relacionada con la presidencia de la República (Pero nada sobre violaciones o comportamientos que atentan contra éstos). ¿Será que la gente no se interroga sobre las violaciones a los derechos humanos y convierten el término en algo impopular?<br />En Google Estados Unidos se presentan también los tratados, pero se ven envueltos por un invasivo mar de Spam . Sin embargo, esta información que nadie ha pedido incluye interesante enlaces a organizaciones que resaltan los “derechos humanos de la mujer”, “las violaciones a los derechos humanos”, y campañas a favor de los “derechos humanos”. ¿Por qué en G. Estados Unidos se encuentra más información (a favor y en contra) que en Google Colombia?<br />En Google China el predeterminado comportamiento continúa. Sin embargo, el principal proveedor de definiciones de derechos humanos que en los anteriores casos era Wikipedia, es reemplazado por los enlaces que Baidu (un reconocido buscador de origen chino y que ha empezado a posicionarse en los primeros lugares) proporciona. Ya no es el término “Que son los derechos humanos” sino “Que son los derechos humanos según China”. ¿Tendrá acaso algo que ver el sistema de gobierno (socialista) de esta república asiática y los conflictos de violación de derechos humanos en los cuales se ha visto envuelto? ¿Será que la política interviene en lo referente a la libre expresión?<br />Sería un poco tonto caer en el juego de la especulación y afirmar que la información es manipulada (o si no, ¿para qué tanto misterio con los algoritmos?); obviamente deben existir entes que regulen el funcionamiento de los motores de búsqueda así como del contenido que en ellos se publica colocando antes que el beneficio particular de las empresas, el bien personal del usuario. Pero también sería tonto (además de ingenuo) el pensar que todo en la red es seguro y todos los comportamientos presentes se rigen por los principios morales que se supone todos deberían tener. ¿Cómo explicar esto? Sencillo. Porque además de los fines sociales, se encuentran en juego ámbitos como el lucro y la afinidad política.<br />Google se ha esforzado y ha invertido recursos físicos y humanos para facilitarle la vida a los usuarios, lo que nos llevaría por lo menos a agradecer por el servicio que presta a nosotros, los usuarios del común, que ven en la internet una salida fácil o por lo menos una distracción a sus cotidianos problemas. El problema surge cuando se generaliza su uso y la empresa se ve convertida entonces en un monopolio. Una fatal dependencia sale a flote y le da poder casi ilimitado a la firma de Sergey Brin y Larry Page. <br />Este es el final del argumento. Para los que se preguntan donde están las respuestas a todas las preguntan que el escrito formulada, pues bien, están en la mente de cada uno de nosotros. Temas como éstos están “blindados” a críticas severas, pues sus bases son casi irrefutables. Así pues, en general, se trata de crear una subjetiva reflexión en el autor y resaltar los puntos que muy pocos toman al momento de buscar información en la red. <br />Nota: Si no te conformas con una decena de cuestiones sin resolver y deseas hallar la respuesta a toda costa, te sugiero que empieces buscando en Google, pues es (en palabras del sabio profesor Camilo Moncada) “¡una maravilla!”.<br />BIBLIOGRAFÍA<br />GIRARD, Bernard, El modelo Google: Una revolución administrativa, 1ª Edición, Bogotá, Grupo Editorial Norma, 306 páginas, 2007<br />VIRILIO, Paul, La bomba informática, 1ª Edición, Madrid, 159 páginas, 1999<br />Páginas en Internet:<br />Normas ICONTEC http://www.utp.edu.co/php/revistas/cafeconletras/docsFTP/92842sis_icontec.pdf Consultada el Jueves 14 de Mayo <br />Datos sobre Google http://geeksroom.com/2010/04/13/los-datos-de-google-infografia/ Consultada el Viernes 14 de Mayo<br />Libros Google http://books.google.es/ Consultada el Viernes 14 de Mayo<br />Google Domina al Mundo http://www.noticiasdot.com/wp2/2009/03/11/google-domina-el-mundo/ consultada el sábado 15 de Mayo<br />Algoritmos de Google: El Page Rank http://www.thesmokesellers.com/?p=819 consultada el sábado 15 de Mayo<br />Sitios de búsquedas:<br />http://es.wikipedia.org/<br />http://google.com.co <br />http://co.yahoo.com <br />

×