• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Mineria romana en la Galia
 

Mineria romana en la Galia

on

  • 1,214 views

Breve introducción a la minería romana, métodos de extracción y zonas de producción en Francia.

Breve introducción a la minería romana, métodos de extracción y zonas de producción en Francia.

Statistics

Views

Total Views
1,214
Views on SlideShare
1,196
Embed Views
18

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

3 Embeds 18

http://moodle4.ehu.es 16
http://www.slideshare.net 1
http://www.linkedin.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Mineria romana en la Galia Mineria romana en la Galia Document Transcript

    • Minería yMetalurgiaRomanaAspectos de la mineríaromana en la GaliaJordi Ferreras Jerez
    • Contenido Introduccion .............................................................................................................................. 3 Formacion de una mina ............................................................................................................. 4 Extracción mineral ..................................................................................................................... 5 La administración de la minería ................................................................................................ 6 Tratamiento de los minerales .................................................................................................... 7 Zonas Mineras de la Galia.......................................................................................................... 8 Casitérides o Islas de Estaño.................................................................................................... 10 Bibliografía ............................................................................................................................... 12 2
    • IntroducciónEl beneficio más tangible de las conquistas romanas fue la adquisición de grandes zonas mineras,consecuencia del imperialismo1. Eran de enorme significado porque en Italia, rica en hierro, había unamanca enorme de minerales, no tenían oro, ni plata, ni estaño, ni cobre. El hierro era el mineral másdemandado por la creación de armas y herramientas para la agricultura, pero la plata, el cobre y el estañoeran materiales lujosos2. Uno de los motivos de Roma en su expansión fue la búsqueda de estos mineralesen el Mediterráneo. Su primera guerra importante fueron las Guerras Púnicas, enfrentamiento abiertoentre dos potencias mediterráneas, unos basados en agricultura y los otros en el comercio marítimo (sobretodo de minerales provenientes de Hispania). Roma codiciaba este comercio de minerales.La zona más explotada a nivel minero en época romana fue Hispania. Pero este trabajo se centrará en laGalia. La Galia fue una zona de explotación minera no intensiva, pero guarda cierto misterio por la granexistencia de depósitos mineros de oro, plata, estaño, cobre y eso no concuerda con la falta de informaciónal respecto y lo poco estudiado. Además, aún se discute sobre algunas minas de época galo-romana: susituación geográfica, administración, etc. Aspectos aun no descubiertos aunque la región fuera una regiónminera, como Maine-et-Loire. También está la existencia de las islas Casitérides, islas que aun hoy sedesconoce con exactitud su situación. Otras zonas de época romana como Lidia y Frigia (Monte Tmolos),Hispania (Rio Tinto)3, i Egipto están más estudiadas a nivel minero que la Galia, y no por eso la Galia deja deser uno de los territorios más importantes de extracción minera.No podemos olvidar que el mundo antiguo se movía económicamente en dos grandes radios de acción: laagricultura y la minería. En este trabajo vamos a tratar la minería centrándonos un poco más en la Galia;zonas de producción, situación geográfica, comercio de los minerales, etc.1 J. C. Edmonson, "Mining and the Later Roman Empire and Beyond: Contoinuity or Discruption?," The Journal ofRoman Studies 79, no. (1989).2 Kevin Greene, "Technological Innovation and Economic Progress in the Ancient World: M. I. Finley Re-Considered,"The Economic History Review, New Series 53, no. 1 (2000).3 G. D. B. Jones, "The Roman Mines at Rio Tinto," The Journal of Roman Studies 70, no. (1980). 3
    • Formación de una minaLa superficie terrestre está constituida principalmente por dos tipos de roca; la roca madre, y la rocaaluvial. El tipo de roca en los yacimientos mineros puede ser definido según la base de su modalidad deformación, que son los siguientes: Roca ígnea: La roca de erupción (volcánica) y la roca intrusa (plutónica). Es roca producida por unasolidificación de una solución silícea presente en el interior de la tierra, en la cual, se pueden encontrarmetales y elementos volátiles (gas y vapor). Se encuentra en zonas volcánicas, como el Vesubio. Roca sedimentaria: Consiste en el depósito solidificado químico o mecánico de los materiales,derivados de la destrucción de una roca preexistente. Se encuentra cerca de los ríos, como el río Pactolo(Çart Sayi). Roca metamórfica: Puede ser formada de la roca ígnea la cual es sedimentada por unatransformación determinada de una gama de condiciones diversas. Es más extraña de encontrar peroserían las minas de Dysono un ejemplo claro.Estas rocas crean yacimientos de minerales. El mineral es una sustancia química sólida, natural yhomogénea de origen inorgánico, con una descomposición química definida. Cada elemento mineralcontiene unas características propias. Los minerales se extraen de los yacimientos, y hay dos tipos deyacimientos; aluviales y de vena. Los aluviales son aquellos yacimientos que se encuentran en los ríos, y secaracterizan por hallar el mineral en la orilla del río o entre las aguas producto de una sedimentación de unyacimiento de vena como origen. Hay varios tipos de yacimientos aluviales que se diferencian por el sitiodonde se encuentra el mineral. Éste puede encontrar-se en la ribera del río, lo que hablaríamos de unyacimiento placer, también se puede encontrar el mineral en las aguas, al tener una masa más alta que elagua el mineral es transportado entre las aguas rápidas pero al llegar a un meandro o un vado donde lasaguas son más lentas, el mineral se deposita entre el lodo del río. También se puede encontrar el mineralen las terrazas de los ríos, cuando una crecida ha hecho el río más ancho y en época de sequía el ríodesciende su caudal y el mineral queda visible en las terrazas4.En la antigüedad, los yacimientos más explotados eran de tipo aluvial, pero también se encontraban losyacimientos de tipo vena. El yacimiento aluvial más conocido fue el del río Pactolo, en Sardis, afluente delrío Hermos que en la actualidad se llama Çart Sayi5. Fue un yacimiento aurífero entre el 750 a.C y el 400 a.Cexplotado por los Lidios. Este río se convirtió famoso porque sus aguas transportaban pepitas de oro, y los4 John F. Healy, Mining and Metallurgy in the Greek and Roman World (Londres: Thames and Hudson, 1978).5 Andrew Ramage and Paul Craddock, King Croesus Gold: Excavation at Sardis and the History of Gold Refining(London: British Museum Press, 2000). 4
    • Lidios, bajo mandato de Creso, explotaron este oro hasta llegar a pasar a la historia como uno de lospueblos más ricos de la antigüedad.El otro tipo de yacimientos mineros son los yacimientos de vena. Éstos son una formación de minerales através de una fisura en la roca. Un elemento químico primario como calcopirita o galena recibe un procesode oxidación, y por un proceso químico se transforma a un elemento químico secundario, como plomo,oro, plata, cobre, etc. Estos yacimientos necesitan una extracción minera elaborada, una excavación, yposteriormente un tratamiento de pureza. En la antigüedad también explotaban estos yacimientos, másadelante hablaremos de ellos.Extracción mineralEn época romana, se obtenían los minerales con tres modos de extracción, según Plinio6, las tres formas seenumerarían; como detritus, en forma de copos del río (aluvial), como filamentos de oro de la minería(vena), y con los desprendimientos de las montañas.En la Galia, el oro se encontraba numerosamente por todos lados, según Diodoro Sículo7, la mayoría deloro se encontraba en la zona de los helvéticos, en los Pirineos, en la Bretaña y en la zona de Reno. Tambiénera una zona de abundante oro en el bajo Pirineo, y la alta Garona8. Más adelante situaremos estosyacimientos geográficamente.En los primeros inicios de Roma (Época Monárquica yRepublicana) las principales técnicas de extracciónprovenían de Grecia y Egipto. No es hasta el siglo II d.C,cuando empieza una extracción a nivel imperial gracias ala anexión de los nuevos territorios: Asia Menor, Egipto,Galia e Hispania9.La prospección se producía por rastreo. Plinio10 nos diceque a veces los romanos seguían un torrente, como en la Ilustración 1. Mina romana de Cabrerazona de Bretaña que eran muy abundantes los yacimientosde oro aluviales, y lo rastreaban hasta el nacimiento del río con la esperanza de encontrar el yacimiento devena. Los yacimientos aluviales producían mucho menos oro que los yacimientos de vena. Por eso los6 Plinio, Naturalis Historia, XXXIII, 66.7 Diodoro Sículo, V, 27, 1.8 M. L. Cordier, "Sur La Mine De Cuivre De Rosières, Près Carmeaux, Dèpartement Du Tarn," Journal des Mines 168(1810).9 C. E. N. Bromehead, "The Evidence for Ancient Mining," The Geographical Journal 96, no. 2 (1940).10 Plinio, Naturalis Historia, XXXIII, 67. 5
    • romanos buscaban siempre el yacimiento de vena origen. A veces, el yacimiento se encontraba por azar,por un desprendimiento de rocas en la montaña que daba a conocer algún yacimiento de vena cercana, opor los habitantes nativos (íberos, galos y helvéticos) que conocían la geología del territorio11.El modo de extracción de vena se basaba en corrientes de agua. Se introducía un corriente de agua en elyacimiento removiendo la tierra y los diferentes materiales. Así se producía una sedimentación artificialcontrolada. Luego se trasladaba el agua mediante unos canales a una zona de “cultivo” donde se procedía alicuar y extraer el oro de entre las aguas. Todo el proceso se regulaba mediante unos diques, y unos canalesartificiales. Según Lewis y Jones12 usaban dos tipos de lavado del oro: el primero mediante unas tablas delavado excavadas en el terreno, donde el oro debido a su masa reposaba en el fondo de las tablas, y el aguacorre por la parte superior. El segundo método, consistía en unas tablas de borde alto, donde sedepositaba el agua, se dejaba reposar hasta que el oro quedaba en el fondo, y luego se quitabamanualmente el agua.La administración de la mineríaEn la Roma Republicana, el control de las minas era de tipo publicanii, Estrabón13 informa de una medidatomada por Augusto en la región de Salassi. Pero los yacimientos de vena necesitaban una inversión dedinero muy alta, y por eso, los patricios invertían el dinero en sociedades, como la socii Sisaponenses deAlmaden14.En el momento de una conquista, el yacimiento mineral o los posibles yacimientos de la región pasaban aser propiedad del Estado. Por tanto, en época imperial, resultó que el Estado era el propietario de todos losminerales de las regiones anexionadas: Hispania, Galia, Egipto, Asia Menor, etc.15. La mina era de propiedadestatal, pero su administración la llevaba el gobernador provincial, que normalmente ponía a un liberto deprocurador. El procurador se encargaba de administrar la mina directamente, su proceso de extracción, suproductividad, los mineros que trabajaban en los yacimientos, etc. El procurador gozaba de poderesjurisdiccionales absolutos y también regulaba los pagos. El yacimiento debía hacer un pago regular enfunción de su mineral de extracción, ese pago se le hacía a un conductore que era nombrado por elgobernador. Los procuradores eran a veces équites en busca de promoción social, gracias a la buenaadministración financiera de una zona minera los équites podían conseguir prestigio social. También habíagente encargada de hacer tareas administrativas delegadas por el procurador; los asesores eranfuncionarios encargados únicamente de la administración jurídica del distrito minero.11 Healy.12 P. R. Lewis and G. D. B. Jones, "Roman Goldmining in North-West Spain," The Journal of Roman Studies 60, no. 169-185 (1970).13 Estrabón, III, 2, 8.14 Plinio, Naturalis Historia, XXXIII, 118.15 Almudena Orejas and Javier Sánchez-Palencia, "Mines, Territorial Organitzation, and Social Structure in RomanIberia: Carthago Noua and the Peninsular Northwest," American Journal of Archaeology 106, no. 4 (2002). 6
    • La mano de obra de la minería era normalmente esclava. Normalmente se nombraba al minero “fossor” o“metallicus”. Las condiciones eran muy precarias y había una alta mortalidad entre los mineros debido a losgases inalados, a las profundidades de trabajo e incluso por enfermedades cutáneas por no ver el Sol endías. Es curioso como a partir del siglo II d.C. se empleaba “hispano-iberici” para determinar a un grupo detrabajadores de la minería16.Tratamiento de los mineralesEn la extracción de los minerales, nunca se obtiene el oro puro17. El oro se obtiene en aleación con otrosminerales, como; cobre, plata, hierro, etc. Si el oro proviene de un yacimiento aluvial, muchas veces esta enaleación natural con plata (oro blanco), antiguamente a esta aleación se llamó electrum, y fue usada por losLidios para acuñar las primeras monedas. Los porcentajes en que encontramos el oro en yacimientosaluviales varían entre 50 – 90% oro y 10 – 40% plata, dejando un 1 – 2% de otro mineral, normalmentecobre. En los yacimientos de vena, el oro se encuentra en estado casi puro, con porcentajes de 96 – 99%oro frente al 1 – 4% de otro mineral, que puede ser hierro, cobre o cuarzo18.Por este motivo, el oro necesita un tratamiento de separación de minerales, para poder conseguir oro puro.Este proceso antiguamente se basaba en 3 fases; cementación, cupellatio, y amalgamación19.El mineral acabado de extraer se lleva a una zona del distritominero donde se le aplica la cupellatio, el cual es un proceso deoxidación donde se funde la aleación con plomo, alrededor de1100ºC. Se utilizan fuertes corrientes de aire a altastemperaturas que oxidan los metales no nobles, dejando losmetales nobles (oro y plata) separados sin sufrir afectación yaque son elementos que no reaccionan con la mayoría decompuestos químicos y tienen una elevada resistencia a la Ilustración 2. Proceso de cupellatioalteración química inducidapor el calor, humedad y la mayoría deagentes corrosivos, pero el cobre y demás metales sí reaccionan alplomo.16 Healy.17 Hyde Clarke, "On the Propagation of Mining and Metallurgy," Transactions of the Ethnological Society of London 6,no. (1868).18 William Gowland, "The Metals in Antiquity," The Journal of the Royal Anthropological Institute of Great Britain andIreland 42, no. (1912).19 S. M. Goldstein, "Reconstruction of the Lydian Gold Industry," Bulletin of American Schools of Oriental Research 228,no. (1975). 7
    • La aleación obtenida de oro y plata, extraída del proceso de cupellatio, se lleva a la cementación. Lacementación consiste en aplicar sales de ácido. Los reactivos (oro y plata) están en estado sólido y seaplican sales del tipo sal común (NaCl), aunque a veces se han encontrado restos de sulfato férrico y nitratode potasio. El proceso se realizaba en un medio inerte, ladrillo o arcilla. Se calienta, y la sal crea un vaporque penetra en la aleación y a altas temperaturas reacciona con el metal. El sodio (Na) y la plata quedancomo residuos incrustados en la arcilla, y el oro queda casi totalmente puro en cloruro de oro, y se puedeextraer con facilidad. La plata que queda como residuo en la arcilla se puede recuperar volviendo a hacer lacupellatio, así se consigue plata pura de entre todos los residuos20.En algunos lugares, se usaba la amalgamación21. Este procesoconsiste en triturar con un molino los minerales y mezclarlos conagua, creando un barro o lodo. El mercurio presente en el barroo lodo se aleará con el oro por sus propiedades químicas creandouna amalgama Hg-Au. La masa fluida de amalgama se prensa enunos paños con lo cual se desprende el mercurio sobrante.Posteriormente, se coge la amalgama y se calienta a 300ºC. Elmercurio se funde, y se obtiene oro al 99% de pureza. Ilustración 3: Molino usado para la amalgamaciónZonas mineras de la GaliaLa Galia fue una zona importante de explotación minera en época romana después de la anexión de laprovincia a través de las Guerras de la Galia por Julio César22. Las principales zonas de minería seencuentran en:Maine-et-Loire23: Fue una zona minera relativamente rica. La pizarra y la caliza fueron explotadasintensivamente por los romanos, la primera para la construcción y la segunda para las zonas de difícilcultivo por aridez. En esta zona también encontramos oro, que gracias al C14 podemos identificar suexplotación entorno al siglo I d.C.20 J. H. F. Notton, "Ancient Egyptian Gold Refining: A Reproduction of Early Techniques," Johnson Matthey & CoLimited, London (1982).21 R. Shepherd, Ancient Mining (London: Institution of Mining and Metallurgy, 1993).22 Julio Cesar, De Bello Gallico.23 Jean-Pierre Arnaud, "Mines De Fer Et Siderurgie Anciennes Dans Le Maine-Et-Loire," in Mines et Métallurgie: EnGaule et dans les provinces voisines, ed. École National Supérieure des Mines (Université de Tours: Éditions Errance,1987). 8
    • Macot-La Plagne24: Situada en Saboya, es una zona de explotación romana de plata y plomo. El yacimientominero se encuentra en Haute-Tarentaise, se encuentran tres afloramientos de mineral importantes,definidos con Plagne A, B y C. Fue un complejo minero muy grande en época romana, actualmente encontinuas excavaciones arqueológicas.Touraine25: Es una región de minería del hierro entre Poitou y Anjou. Se han encontrado algunos complejosmineros, pero su importancia se centra más en el siglo XVI.Pirineos26: En los altos y bajos Pirineos se encuentran zonas de explotación minera. Es la única región dondese puede encontrar oro abundantemente. Había una mina de oro en Osca, y otra en Cerdaña. También seencontraban zonas mineras en Narbona y Tolouse.Ródano27: Alrededor del Ródano se encontraba también una zona minera, cerca de Massalia. Se podíaencontrar el yacimiento de Nîmes y Arles, yacimientos de estaño. Y en el interior, Avaricum y Bibracte28situados en el nacimiento del río.La forma de transportar estos minerales en la antigüedad era aluvial29. Los romanos utilizaban los ríos de laGalia para transportar los minerales. El transporte terrestre era muy laborioso, los minerales pesaban y eltransporte por caminos era difícil30. Por eso se usaban los ríos. Se cargaban los barcos en el norte de laGalia con estaño, hierro, plata, y se transportaban vía fluvial hasta Massalia (Marsella), donde se juntabancon los minerales provenientes de la Bética y de Hispania31. Desde Massalia se distribuía los minerales haciaRoma, África, o Sicilia. Antes de los romanos, los griegos y fenicios32 hacían tratos con las poblacionesnativas de Bretaña para comprarles el estaño. Éstos purificaban el metal, lo cargaban en carromatos y loenviaban por tierra hasta el Ródano, este proceso encarecía el producto. Los romanos conquistaron la zonay se adueñaron de la producción abaratando el producto notablemente con una administración imperial yun control de calidad. Además, mejoraron las carreteras para facilitar el transporte con carromatos33.24 Georges Gimard, "Les Travaux Romains Des Mines De Plomb-Argentifere De Macot-La Plagne," in Mines etMétallurgie: En Gaule et dans les provinces voisines, ed. École Nationale Supérieure des Mines (Université de Tours:Éditions Errance, 1987).25 J. M. Couderc and P. Audin, "Bilan De La Métallurgie Antique En Tourine," in Mines et Métallurgie: En Gaule et dansles provinces voisines, ed. École Nationale Supérieure des Mines (Université de Tours: Éditions Errance, 1987).26 A. Bouthier, J. Duperon, and B. Velde, "La Métallurgie Du Fer À Lépoque Gallo-Romaine Dans Le Nord-Ouest De LaNièvre Et Le Nord Du Berry," in Mines et Métallurgie: En Gaule et dans provinces voisines, ed. École NationaleSupérieure des Mines (Université de Tours: Éditions Errance, 1987).27 Jean David C. Boulakia, "Lead in the Roman World," American Journal of Archaeology 76, no. 2 (1972).28 Claude Domergue, Les Mines Antiques: La Production Des Métaux Aux Époques Grecque Et Romaine (Paris: A. et J.Picard, 2008).29 Oliver Davies, Roman Mines in Europe (Oxford: Clarendon Press, 1935).30 M. Cary, "The Greeks and Ancient Trade with the Atlantic," The Journal of Hellenistic Studies 44, no. 2 (1924).31 M. Lhour, "Le Commerce Martime Breton Dans Lantiquité," in Mines et Métallurgie: En Gaule et dans les provincesvoisines, ed. École Nationale Supérieure des Mines (Université de Tours: Éditions Errance, 1987).32 T. A. Rickard, Man and Metals (United States of America: York: McGraw-Hill Book Company, 1932).33 William Ridgeway, "The Greek Trade-Routes to Britain," Sources: Folklore 1, no. (1890). 9
    • Casitérides o Islas de EstañoFueron unas islas de occidente nombradas por numerosos autores antiguos, griegos y romanos, desde lascuales se extraía gran parte del estaño en el mundo antiguo34. Su comercio se monopolizaba por losfenicios hasta siglo I a.C, pero ha habido notables controversias entre los historiadores modernos paraidentificar geográficamente estas islas, debido a que las fuentes antiguas no sitúan correctamente las islasen un marco geográfico determinado35.Heredoto36 escribe la primera mención de las Casitérides, y especifica que se podía encontrar electrum conunas propiedades misteriosas (estaño). Heredoto sitúa a las Casitérides en el río Eridanus, en la regiónBáltica. Posteriormente, Hecateo en 517 a.C. dibuja un mapa donde sitúa las islas al norte de las columnasde Hércules.Plinio37, escribe en 77 d.C. que las islas estarían por elAtlántico, cerca del Tartessos, pasadas las columnas deHércules. Para eso, se basa en la teoría que las islas Casitéridesse llamaron, Midacritus, en referencia a Melkarth, el Hérculesfenicio. Por tanto, establece las islas cerca de la actual Cádiz,cerca de las columnas de Hércules.Estrabón38, sitúa las islas en Bretaña, igual que Diodoro Sículo Ilustración 4. Mina romana de platay Posidonio. Estos autores describen las islas en la región deCornwall, en Gran Bretaña, y además, explican el comercio del estaño en la zona entre fenicios, griegos ynativos. Según estos autores se transportaba el estaño a través del Ródano hasta Massalia. Estrabón inclusodescribe los habitantes de la región.Actualmente, los historiadores modernos defienden tres regiones posibles: - El sur de Hispania, la zona del Tartesso, en la actual Cádiz. Actualmente, se habla de que las islas de Hispania eran una zona de depósitos de estaño usada por los fenicios y luego distribuían el mineral por el Mediterráneo, pero Borlase39 nos habla de que probablemente no fuera el origen de gran parte del estañó. Aunque no niega la existencia de minas de estaño en Hispania.34 P. Schmitt, "Promenade Dans Lune Des Îlles Cassitérides," in Mines et Métallurgie: En Gaule et dans les provincesvoisines, ed. École Nationale Supérieure des Mines (Université de Tours: Éditions Errance, 1987).35 G. Clemend Whittick, "The Earliest Roman Lead-Mining on Mendip and in North Wales: A Reappraisal," Sources:Britannia 13, no. (1982).36 Heredoto, III, 115.37 Plinio, Naturalis Historia, VII, 56.38 Estrabón, III, 5, 11.39 William C. Borlase, “Tin Mining in Spain”, p. 24; 1897. 10
    • - En la zona de Cornwall, Gran Bretaña del sur. Se argumenta con el hecho de que quien describió esta zona fue Estrabón, basándose en Posidonio. Y que ninguno de los dos estuvo nunca allí. La geografía se podría haber equivocado e identificar el promontorio de Belerion como una isla separada40. - El archipiélago de islas francesas del norte de Bretaña. También podrían entrar dentro de la descripción de Estrabón, que nos habla de 10 islas. La isla más larga seria St. Mary, de solo dos millas de largo41.La teoría más aceptada actualmente es la de Rickard42, que nos da una reflexión sobre las islas Casitérides.Habla de la posibilidad de no existir una sola isla de estaño. Sino de ser un conglomerado de puntosgeográficos que por varias razones se acumulaba estaño, y que, para alguien que no visitó nunca esasregiones podrían parecer puntos de elevada producción minera, cuando probablemente gran parte de losminerales no provenían de allí. En Hispania podría acumular-se el estaño que venía de Bretaña, del norte deHispania (Asturias), y del sur de Hispania (Cádiz), y así, acumularse en las islas de cabotaje grandescantidades de éste mineral, que podría dar a entender erróneamente que la isla era un foco de producción.En la Galia, Rickard se basa en la teoría que las minas de estaño estarían en el interior de Gran Bretaña,pero la población nativa llevaba el estaño a los puertos de Cornwall, desde donde los fenicios y griegosrecogían este estañó y atravesaban el estrecho hasta las costas francesas de Bretaña, donde se llevaban porcarro hasta el Ródano y de allí se transportaba a Massalia43. Para un autor griego que escribe a través deotras obras o rumores, se podría caer en el error que el estaño provenía de una de las islas del norte de laGalia, o de la región de Cornwall. Rickard además, argumenta que uno de los motivos por los cuales Césarcruzó el estrecho a Gran Bretaña fue la existencia de estas posibles minas de estaño, que en sus escritos, elgeneral ya deja constancia que no encontró, lo que da lugar a la teoría que el estaño provenía del interiorde Gran Bretaña o incluso, de Irlanda o Escocia.De todas formas, la Galia cobra importancia en estas teorías por ser una zona de producción y explotaciónminera con numerosos yacimientos, y además, fue una zona de paso en el transporte del estaño queprovenía de Bretaña. La administración y control de estas zonas mineras y rutas de comercio debió serprimordial en la economía romana del siglo I a.C, al III d.C, cuando zonas como Egipto o Asia Menor, eincluso Hispania cobraron importancia a nivel minero y económico.40 Rickard.41 François Sagot, La Bretagne Romaine (Paris: 1911).42 Rickard.43 Ridgeway. 11
    • BibliografíaArnaud, Jean-Pierre. "Mines De Fer Et Siderurgie Anciennes Dans Le Maine-Et-Loire." In Mines et Métallurgie: En Gaule et dans les provinces voisines, edited by École National Supérieure des Mines, 22, 33-58. Université de Tours: Éditions Errance, 1987.Boulakia, Jean David C. "Lead in the Roman World." American Journal of Archaeology 76, no. 2 (1972): 139- 144.Bouthier, A., J. Duperon, and B. Velde. "La Métallurgie Du Fer À Lépoque Gallo-Romaine Dans Le Nord- Ouest De La Nièvre Et Le Nord Du Berry." In Mines et Métallurgie: En Gaule et dans provinces voisines, edited by École Nationale Supérieure des Mines, 22, 252-270. Université de Tours: Éditions Errance, 1987.Bromehead, C. E. N. "The Evidence for Ancient Mining." The Geographical Journal 96, no. 2 (1940): 101-118.Cary, M. "The Greeks and Ancient Trade with the Atlantic." The Journal of Hellenistic Studies 44, no. 2 (1924): 166-179.Clarke, Hyde. "On the Propagation of Mining and Metallurgy." Transactions of the Ethnological Society of London 6 (1868): 123-126.Cordier, M. L. "Sur La Mine De Cuivre De Rosières, Près Carmeaux, Dèpartement Du Tarn." Journal des Mines, no. 168 (1810): 420 - 426.Couderc, J. M., and P. Audin. "Bilan De La Métallurgie Antique En Tourine." In Mines et Métallurgie: En Gaule et dans les provinces voisines, edited by École Nationale Supérieure des Mines, 22, 237-251. Université de Tours: Éditions Errance, 1987.Davies, Oliver. Roman Mines in Europe. Oxford: Clarendon Press, 1935.Domergue, Claude. Les Mines Antiques: La Production Des Métaux Aux Époques Grecque Et Romaine. Paris: A. et J. Picard, 2008.Edmonson, J. C. "Mining and the Later Roman Empire and Beyond: Contoinuity or Discruption?" The Journal of Roman Studies 79 (1989): 84-102. 12
    • Gimard, Georges. "Les Travaux Romains Des Mines De Plomb-Argentifere De Macot-La Plagne." In Mines et Métallurgie: En Gaule et dans les provinces voisines, edited by École Nationale Supérieure des Mines, 22, 98-113. Université de Tours: Éditions Errance, 1987.Goldstein, S. M. "Reconstruction of the Lydian Gold Industry." Bulletin of American Schools of Oriental Research 228 (1975): 47-60.Gowland, William. "The Metals in Antiquity." The Journal of the Royal Anthropological Institute of Great Britain and Ireland 42 (1912): 235-287.Greene, Kevin. "Technological Innovation and Economic Progress in the Ancient World: M. I. Finley Re- Considered." The Economic History Review, New Series 53, no. 1 (2000): 29-59.Healy, John F. Mining and Metallurgy in the Greek and Roman World. Londres: Thames and Hudson, 1978.Jones, G. D. B. "The Roman Mines at Rio Tinto." The Journal of Roman Studies 70 (1980): 146-165.Lhour, M. "Le Commerce Martime Breton Dans Lantiquité." In Mines et Métallurgie: En Gaule et dans les provinces voisines, edited by École Nationale Supérieure des Mines, 22, 137-148. Université de Tours: Éditions Errance, 1987.Lewis, P. R., and G. D. B. Jones. "Roman Goldmining in North-West Spain." The Journal of Roman Studies 60, no. 169-185 (1970).Notton, J. H. F. "Ancient Egyptian Gold Refining: A Reproduction of Early Techniques." Johnson Matthey & Co Limited, London (1982).Orejas, Almudena, and Javier Sánchez-Palencia. "Mines, Territorial Organitzation, and Social Structure in Roman Iberia: Carthago Noua and the Peninsular Northwest." American Journal of Archaeology 106, no. 4 (2002): 581-599.Ramage, Andrew, and Paul Craddock. King Croesus Gold: Excavation at Sardis and the History of Gold Refining. London: British Museum Press, 2000.Rickard, T. A. Man and Metals. United States of America: York: McGraw-Hill Book Company, 1932. 13
    • Ridgeway, William. "The Greek Trade-Routes to Britain." Sources: Folklore 1 (1890): 82-107.Sagot, François. La Bretagne Romaine. Paris, 1911.Schmitt, P. "Promenade Dans Lune Des Îlles Cassitérides." In Mines et Métallurgie: En Gaule et dans les provinces voisines, edited by École Nationale Supérieure des Mines, 22, 72-80. Université de Tours: Éditions Errance, 1987.Shepherd, R. Ancient Mining. London: Institution of Mining and Metallurgy, 1993.Whittick, G. Clemend. "The Earliest Roman Lead-Mining on Mendip and in North Wales: A Reappraisal." Sources: Britannia 13 (1982): 113-123. 14