72753225 bases-biblicas-de-la-mayordomia

4,073 views
3,798 views

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
4,073
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
107
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

72753225 bases-biblicas-de-la-mayordomia

  1. 1. Mayordomía cristiana 1 LECCIÓN 1 LA BASE BÍBLICA DE LA MAYORDOMÍA CRISTIANA Momento Inspiracional: Leemos en 1 Pedro 4:10, que Dios nos ha concedido a cada uno ciertas habilidades, que debemos emplear para nuestro crecimiento espiritual, ayudando el uno al otro. Mayordomía de los dones que el Espíritu Santo nos da, es una enseñanza imperativa ¿Cuáles son los dones espirituales que Ud. Ha recibido? ¿Es Ud. un buen mayordomo de ellos en desarrollar, pulir y aplicarlos para el beneficio de la familia de Dios? Lo que debemos aprender en esta lección: Por medio del estudio de la palabra en castellano, el hebreo del Antiguo Testamento, el griego del Nuevo Testamento, y algunos ejemplos bíblicos, Usted debe aprender lo que significa la idea de la mayordomía, y verá que la idea de mayordomía es: la responsabilidad de aceptar el cargo de valor que pertenece a otra persona. Dicho asunto de valor debe ser cuidado y devuelto de nuevo a su dueño en buenas condiciones con un informe de lo que ha hecho para cuidar, usar o aún abusarlo. Verá que cada persona creyente o inconversa desde Adán, está considerada como mayordomo y responsable ante el Dueño universal. I. ¿Qué es Mayordomía? Si vamos a estudiar la mayordomía cristiana, debemos saber lo que significa. Veamos el significado de ella en los idiomas más importantes para nosotros. 1. “Mayordomía” como palabra en castellano: nos viene del latín: Maior y Domus. Maior viene al castellano como “mayor” y se refiere a una persona encargada con cierta responsabilidad y autoridad (ejemplo: el mayor de la milicia). Domus en semejante forma nos viene con la idea de “domicilio” o casa. De tal manera, el mayordomo es una persona a quién se le ha confiado la autoridad sobre asuntos económicos de una casa o semejante responsabilidad. 2. La idea de “mayordomía” no tiene en el hebreo del Antiguo Testamento ni una sola palabra que le corresponda en castellano, si no que hay varias frases que dan una idea similar. (1) Algunas citas bíblicas para estudio privado: a. Génesis 43: 19 el mayordomo es el encargo de la cosa. b. Génesis 15:2 el mayordomo era el hijo de adquisición c. 1 Crónicas 28:1 los mayordomos eran principios, cabezas, jefes y capitanes de tribus, familias, etc. (2) Explicación: Conforme al uso en el Antiguo Testamento el mayordomo era el que tenía la responsabilidad de cuidar bien, desarrollar, aumentar, hacer prosperar lo que era la propiedad de su amo. Adán era mayordomo. Dios, siendo el Creador y Dueño, le encargó el trabajo en la tierra para que fructificara y multiplicara, que lo llenara y lo sojuzgara, y señoreara en todo el planeta. Era una responsabilidad y una oportunidad. No podía hacer de este mundo lo que le diera la gana, sino que
  2. 2. Mayordomía cristiana 2 tuvo que perfeccionarlo. Dios, como Creador era (y es) Dueño absoluto. Adán tuvo que responder a ese Dueño por lo que hizo por mejorar o dañar este mundo. 3. “Mayordomía” está bien señalada en el griego del Nuevo Testamento. Son 17 palabras o formas de ellas que pueden traducirse por la palabra “Mayordomía” o “mayordomo”. Mencionaremos solamente algunos ejemplos: (1) Oikonomia significa economía; epitropos significa encargado; ciconomos significa gerente de casa. Entonces, el mayordomo es: “El que ejerce las funciones del supervisor o administrador principal de una casa en nombre de su amo”1 ; el que asume la dirección de la casa o administrador”2 . (2) Explicación: La idea de Oikonomía o mejor dicho, “mayordomía” es la responsabilidad de la buena administración de la casa de su amo. La idea de epitropos o mejor dicho “encargado”, es una responsabilidad más amplia que solamente “ecónomo de casa”, es más bien: gerente, gobernador o procurador3 . 4. La idea de “Mayordomía” en la enseñanza de Jesús es bien interesante. Dentro del Reino de Dios, el mayordomo es responsable de llevar a cabo la voluntad del Rey. El mayordomo puede ser el sirviente en jefe sobre otros sirvientes (Lucas 12:42), y es responsable por sus acciones sean fieles o infieles (12:45). A veces, el mayordomo tiene que aceptar un riesgo para llevar a cabo la voluntad de su amo (Mateo 25:14-30 y Lucas 19:11-27)4 . 5. En el concepto cristiano la mayordomía implica la existencia de un Dueño divino (Salmo 24:1). Los hermanos de la iglesia primitiva comprendieron que lo que poseían no era propiedad persona (Hechos 4:32). Además, implica una confianza en el corazón del Dueño y éste muestra esa confianza en el encargo de Su propiedad a sus mayordomos. Por otra parte, no implica solamente la existencia del Dueño, sino también que el hombre es mayordomo o administrador de lo que pertenece a Dios. Todo hombre es mayordomo, no solamente los creyentes. Ya que Dios es Dueño universal, cada hombre dará cuenta al Amo eterno por lo que hace con lo que es de Él. 6. Ejemplos bíblicos de Mayordomos: (1) José: en la casa de Potifar era mayordomo fiel de todo el arreglo de la casa de su amo (Gén. 39:2-6). Él era el mayordomo sobre todo en la cárcel y fue muy fiel en su mayordomía (Gén. 39:22-40:4). Luego fue mayordomo sobre todo el país de Egipto y fue muy fiel en esto también (Gén. 41:37-45). (2) Bernabé: fue buen mayordomo de su vida integral. Lo sabemos por las descripciones que Lucas y Pablo le hicieron. El estaba lleno de compasión (Hechos 4:36-37); leal a sus amigos (Hechos 9:26-27); tuvo el don de exhortación (Hechos 11:23), estaba lleno del Espíritu Santo (Hechos 11:29-30). Parece que era de aspecto presentable (Hechos 13:2). Se adaptó a la obra misionera (Hechos 14:12). Se sostuvo económicamente (1 Corintios 9:6). (3) Jesucristo: Es el ejemplo magno del buen mayordomo. El “recibió” el asunto de más valor de todo – La ENCARNACIÓN. Su mayordomía era de usar dicho
  3. 3. Mayordomía cristiana 3 “asunto” para beneficio de la humanidad. A pesar de ataques directos (Mateo 4:1- 11) e indirectos (Mateo 16:21-23). El sigue fiel hasta la muerte, aún la muerte de la cruz (Fil. 2:8). ALGUNAS CONCLUSIONES 1. Dios es Dueño absoluto y final de todo el universo 2. El hombre tiene posesiones que realmente son de Dios y tendrá que ser devueltas a Dios al final de la vida terrenal. Así, el hombre como mayordomo administra lo que es de Dios. 1 Rand citado por Patterson, Manual de Finanzas. CBP, pág. 17 2 N. Aldo Broda, Mayordomía Integral de la Vida (JEP), pág. 11 3 Tomado de: William F. Arndt and F. Wilbur Gingrich, A Greek English Lexicon of the New Testament, (Chicago: University of Chicago Press, 1952), pág. 303. 4 Resumen de Peter Rhae Jones, “Bible Teaching on Stewardship”, Review and Expositor, Vol. LXX, Nº 2 (Spring, 1975), pág. 141
  4. 4. Mayordomía cristiana 4 3. El hombre rendirá cuenta a Dios de su administración de los bienes de Dios, sea buena o mala tal administración 4. Mayordomía, entonces, implica responsabilidad, una responsabilidad de cuidar, perfeccionar y luego devolver lo que es de Dios a nuestro Padre Celestial. ALGUNOS ASUNTOS QUE HACER 1. A continuación Ud. encontrará algunas citas bíblicas y a la derecha un espacio en blanco. Lea el pasaje y escriba la palabra (de la lista abajo) que explica mejor el sentido de mayordomía en ese pasaje. (Algunas aparecen en castellano como administrador o intendente). El primero es como ejemplo. Selecciona las palabras que tienen el sentido de mayordomía o mayordomos. Gerente de casa Jefe Encargado Hijo de adquisición Gén. 15:2 hijo de adquisición_______ Lucas 8:3 ______________________ Gén. 43:19 ______________________ Lucas 16:1-4, 8 _________________ Gén. 44:4 ______________________ Lucas 12:42 ____________________ 1 Cron. 28:1______________________ 1 Cor. 4:1-2 ____________________ Mateo 20:8 ______________________ Tito 1:7 ________________________ 1 Pedro 4:10 _____________________ Tal vez fue un poco difícil de escoger cuál era para cuál. Pero para darle un poco más de seguridad, he aquí las respuestas: ENCARGADO (Gén. 43:19; 44:4; Mateo 20:8; Lucas 8:3. GERENTE DE CASA (Lucas 16:1-4, 8; 1 Cor. 4:12; Tito 1:7; 1 Pedro 4:10). (Nota: esta lista de versículos con sus explicaciones pueden servir como un recurso para el desarrollo de estudios bíblicos y sus sermones). 2. En sus propias palabras, ¿Qué significa la mayordomía cristiana? ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ __________________________________________________________ Después de haber hecho este estudio, Ud. Debe haber llegado a una comprensión de que la mayordomía cristiana es: reconocer que Dios es Dueño de todo, aceptar la responsabilidad de cuidar y perfeccionar todo lo que Dios nos proporciona, devolver a
  5. 5. Mayordomía cristiana 5 Dios lo que El nos ha prestado dándole cuenta de nuestra fidelidad o infidelidad. Tres puntos deben aparecer en su respuesta: Dios es Dueño, el hombre recibe y usa lo que pertenece a Dios, el hombre dará cuenta a Dios de su mayordomía. 3. Si Ud. hubiera sido José y mayordomo en la casa de Potifar, ¿Cuáles hubieran sido algunas de sus tareas diarias que cumplir? (1) ________________________________________________________________ (2) ________________________________________________________________ (3) ________________________________________________________________ (4) ________________________________________________________________ (5) ________________________________________________________________ 4. ¿Y de José como mayordomo en la cárcel? (1) ________________________________________________________________ (2) ________________________________________________________________ (3) ________________________________________________________________ (4) ________________________________________________________________ (5) ________________________________________________________________ 5. ¿y de José como mayordomo sobre la nación de Egipto? (1) ________________________________________________________________ (2) ________________________________________________________________ (3) ________________________________________________________________ (4) ________________________________________________________________ (5) ________________________________________________________________
  6. 6. Mayordomía cristiana 6 LECCIÓN2 LO QUE DEBEMOS APRENDER DE ESTA LECCIÓN: Mientras que Ud. Hace este estudio aprenderá que el que tiene nueva vida en tiene también una nueva generosidad, que es una faceta del crecimiento espiritual. Además aprenderá que hay muchos motivos por los cuales ofrendamos al Señor. En la Biblia tenemos muchos motivos, unos buenos y otros no tan buenos. Los motivos que encontramos en el Nuevo Testamento son superiores a la mayoría de los que están en el Antiguo. Verá también motivos que deben ser rechazados en nuestras vidas, unos inadecuados, y otros que son dignos, que deben ser los nuestros, domingo tras domingo. En muchas iglesias evangélicas hay una distinción marcada entre el diezmo y la ofrenda. Muchas muestran solamente la diferencia entre las dos. Esto está basado sobre las enseñanzas del Antiguo Testamento en cuanto al diezmo, holocausto, ofrendas, primicias, etc. En la enseñanza del Nuevo Testamento no se ve esta distinción. Tal vez, en iglesias neotestamentarias debemos mostrar más bien la semejanza, la similitud entre las dos. El diezmo es para expresar amor a Dios, así también la ofrenda. El diezmo es para expresar agradecimiento a Dios por sus bondades, así también la ofrenda. El diezmo es un medio de adoración a Dios, así también la ofrenda. Al hablar sobre ofrenda y diezmos no hablamos sobre dos maneras de glorificar a Dios, sino de una sola. I. LA RELACION ENTRE LA SALVACIÓN Y LA OFRENDA* 1. El Dar es una respuesta al perdón: Cuando una persona recibe el perdón de su pecado y una relación de amor se establece entre el hombre y Dios, él quiere mostrarlo por medio del dar generoso. Vea el ejemplo del perfume costoso (Lc. 7:37) el ejemplo de Zaqueo (Lc. 19:1-9). Aunque la generosidad no siempre es automática, es inherente en esa nueva relación. 2. El Dar es una relación entre el creyente y Cristo: Dios mantiene una relación con este mundo, la cual es mejor expresada como una de generosidad. Dios da. Es una relación de dar. Esta relación existe especialmente entre Dios y sus hijos EL CRISTIANA Y SU OFRENDA MOMENTO INSPIRACIONAL: leemos en II Samuel 24:18-25, la experiencia del Rey David cuando fue a comprar la era de Arauna para ofrecer holocausto. Arauna quizo regalar la era, los trillos y yugos para leña, y los bueyes para el sacrificio. Sin embargo, David se negó a recibirlos como regalo y pagó el precio corriente por todo. Proclamó que no ofrecería a Jehová sacrificio que no le costara nada. Nos enseña que debemos ofrecer a Dios solamente lo mejor, que tenemos que ofrecer a Dios lo que es de uno mismo, y lo que ofrecemos como ofrenda a Dios debe ser algo que nos cuesta (en el sentido de sacrificio) –si nuestra ofrenda va a ser aprobada por Dios.
  7. 7. Mayordomía cristiana 7 ------------------------------- * Mucho del material incluido en una adaptación del Cecil Ray, “The Christian & His Gving” en: William L. Hendricks, (ed.) Resourde Unlimited, (Nashvilie, Tennessee: Stewardship Commission, SBC, 1972) pag. 203-214. 3. espirituales, lo cual es una faceta de la nueva vida (2 Cor. 5:17). Esta relación de generosidad llega a ser una realidad en la vida del creyente obediente, y así él comienza a seguir el ejemplo de su Padre. Esta relación de generosidad es un ataque frontal contra la mezquindad. 4. El Dar es un medio para el crecimiento espiritual del creyente: Todo crecimiento depende directamente de condiciones correctas. Para la planta, las condiciones para el crecimiento son: suelo fértil, agua, luz y nutrición. Para el hijo de Dios la condición básica es el señorío de Cristo sobre todo el ser. La mayordomía cristiana el dar es una medio para ejecutar la jefatura de Cristo. Madurez en la vida del creyente es un resultado del reconocimiento de Cristo como el Señor verdadero. Es imposible crecer en la gracia de Dios mientras uno tenga un corazón mezquino. II. POR QUE DEBEMOS OFRENDAR Hay muchas razones por las cuales las personas dan ofrendas. Pero hay dos razones básicas: ego-céntricas y Cristo-céntricas; las que son para satisfacer ambiciones egoístas y las que son para glorificar a Cristo y expresar amor y adoración Como líderes en las iglesias de nuestro Señor, queremos estimular la mayordomía cristiana integral tenemos cuidado de no usar motivaciones “sub cristianas” basadas en ambiciones personales y egocéntricas. Si no, debemos magnificar las motivaciones más elevadas y las que son dignas a nuestro tierno Señor. 1. MOTIVOS EN EL ANTIGUO TESTAMENTO (1) Para logar prosperidad personal: Debemos recordar que en la filosofía hebrea, prosperidad era el resultado de bendición de Dios sobre una vida recta. Deut. 8:13, Dios da el poder para hacer las riquezas. Deut. 28:9-11, Dios iba a prosperar a Israel en bienes, en muchos hijos, mucho ganado, y en terrenos (Deut. 39:9). Prov. 3:9-10, si Israel honrara a Dios, Dios honraría a Israel en graneros y lagares llenos. Malaquías 3:10, si Israel era fiel con sus diezmos, Dios abriría las ventanas del cielo y pondría bendiciones superabundantes sobre Israel. (2) Para lograr el favor de Dios: Es evidente que el dar para lograr el favor de Dios era una práctica porque está condenado por el profeta (Isaías 1:11). A Dios no le hace falta ofrendas de carne porque todo pájaro y animal ya es de Dios (Salmo 50). (3) Para expresar a Dios por sus promesas seguras: Dios hizo a Jacob una serie de promesas basadas sobre su pacto con Abraham y luego con Isaac. El iba a bendecir a Jacob ricamente (Gén. 28:13-15). Como respuesta a tales promesas,
  8. 8. Mayordomía cristiana 8 Jacob ricamente (Gén. 28:13-15). Como respuesta a tales promesas Jacob decide que: Si Dios puede bendecir a una tan indigno, el iba a adorar y servir a tal Dios (Gén. 28:20-22) (4) Para la construcción del lugar de adoración: En la construcción del Tabernáculo y luego el Templo tenemos ejemplos hermosos para nosotros de cómo debemos construir templos hoy en día. Ofrendas voluntarias de personas de buena voluntad, quienes dan de su corazón (en amor para Cristo) debían ser aceptadas (Ex. 25:2). Los que fueron conmovidos trajeron sus ofrendas para la construcción (Ex. 35:21, 29). Día tras día traían ofrendas (36:3), hasta se había acumulado demasiado y se suspendió la ofrenda (36:5-7). Para la construcción del Templo, David dio una ofrenda personal de sus “ahorros” de aproximadamente el valor de Bs. 28.568.000.000 (2 Crónicas 29:2-4). Su dádiva sirvió como estímulo para todos los demás, para los príncipes y gobernadores (29:5b-8), y para todo el pueblo (29:9). Esta ofrenda llenó todo el país de mucha alegría (también el v. 9). (5) Para cumplir con lo requerido por la ley: Esta presente motivación es muy común en el Antiguo Testamento. El diezmo de los productos agrícolas (Lev. 27:30, como un ejemplo). Las primicias de los productos agrícolas (Ex. 34:26). También se requirió por el pecado de ignorancia, por el pecado, por acciones de gracias, etc. (6) Para cumplir una promesa (un voto) a Dios: Deuteronomio 23:23 2. MOTIVOS EN EL NUEVO TESTAMENTO (1) Motivos en los Evangelio a. Para cumplir la ley: Jesús reconoció la práctica del diezmo legalista como algo común en su día (Mt. 23:23) b. Para quitar barreras espirituales: como con el joven rico que debió haber dado todos sus bienes porque eran barreras espirituales (Mt. 19:16-27 y sus pasajes paralelos). c. Para rectificar injusticias: como en el caso de Zaqueo, quien dijo que iba a dar la mitad a los pobres y a los que habían engañado iba a devolver cuatro veces (Lc. 19: 1-10). d. Para recibir reconocimiento: en el caso de los saduceos y fariseos quienes anhelaban la aprobación de los hombres (Mt. 6:1) e. Para ayudar a los necesitados: en que cuando una ayuda a un hermano en el nombre de Cristo, es lo mismo que si hubiera ayudado a Cristo mismo (Mt. 25: 40). La parábola del buen samaritano es un ejemplo hermoso de esta enseñanza.
  9. 9. Mayordomía cristiana 9 f. Para logara ganancia espiritual: poniendo las cosas materiales en su relación correcta con las cosas espirituales, abasteciendo las riquezas en el cielo (;t. 6:19-21). El joven rico debió haber logrado “riquezas en el cielo”. No debemos afanarnos buscando bienes materiales, sino buscar el reino antes que todo (Mt. 6:33-34) g. Para expresar amor y gratitud, la cual es la motivación suprema, elevada y completa. Siempre debemos enfatizar esta motivación en cualquier actividad de mayordomía. Debemos seguir el ejemplo de María, Juana y las otras mujeres (Lc. 8:3) y la mujer que ungió al Señor con el nardo puro (Mt. 26:6- 13, Mr. 14:3-9 y Juan 12:1-8). La magnitud de la expresión de amor por medio de la ofrenda de la viuda recibió su aprobación merecida (Mr. 12:41-44 y Lc. 21:1-4). (2) Motivos en el Libro de los Hechos: a. Para recibir reconocimiento, según el ejemplo de Ananías y Safira quienes deseaban recibir el aprecio de los hermanos como lo dieron a Bernabé (Hechos 5:1-11). b. Para provecho personal, como Simón quiere ofrecer dinero para recibir el poder del Espíritu Santo (Hechos 8:18-24). c. Para expresar amor mutuo, como los hermanos de la iglesia de Jerusalén, quienes espontáneamente, de un motivo de amor, no consideraron sus posesiones como propiedad personal, sino como algo para ser usado para levantar a sus hermanos (Hechos 2:45 y 4:32-37). d. Por el gozo de dar, de la cita recordada del Señor Jesús, cuando dijo: Es más bienaventurado dar que recibir (Hechos 20:35). Ya que “bienaventurado” significa “múltiples alegrías”, y ya que es la experiencia de innumerables hermanos de la fe podemos afirmar que es verdad: cuando uno da porque ama, su vida está llena de verdadero gozo. (3) Motivos en la Epístola Paulinas a. Para compartir en el avance del evangelio. Los hermanos de la iglesia de Filipo le habían ayudado en la obra del evangelio por medio de sus ofrendas (Fil. 1:3- 5; 4:10, 14-16, 18). b. Par ministrar a las necesidades de los santos. La ofrenda para los santos pobres de la iglesia de Jerusalén es bien conocido y sirve como un “prototipo” para un “Programa Cooperativo” entre las iglesias modernas (2 Cor. 8:9 y Gál. 6:10). c. Para mostrar la sinceridad de amor. Los hermanos de Macedonia habían demostrado un espíritu sacrificial. Los de Corinto fueron instados a que mostraran ese mismo espíritu de amor sincero (2 Cor. 8:1-8). Además, Pablo exigió que hicieran su ofrenda en una forma sistemática y constante (1 Cor. 16:1-2).
  10. 10. Mayordomía cristiana 10 d. Para poder vivir en armonía con el ejemplo de Cristo, como El se humilló hasta lo sumo para que nosotros fuéramos hechos príncipes del cielo (2 Cor. 8:9). El se dio todo por nosotros, ¿cómo podernos pensar en darle a El menos que nuestros todo? (4) Motivos en las Epístolas Generales En estas epístolas, el motivo básica es el de socorrer a personas de necesidad especial. Si un hermano tiene falta de algo y el corazón está cerrado, uno no puede decir que tiene a Dios en ese corazón (1 Juan 3:17). En otras palabras, Dios no vive en el corazón mezquino. La persona que tiene la fe que solamente habla y no levanta al caído tiene una fe muerta (Sant. 2:14-16). III. VARIOS TIPOS DE MOTIVOS 1. Motivos equivocados: son los que menosprecian la naturaleza de un Dios santo y la nobleza del ser humano sometido al señorío del Cristo divino. (1) El motivo de conformarse a los deseos de otros es un motivo indigno. Si uno, en una campaña de mayordomía ofrenda generosamente buscando la aprobación de otros, o para presionar a fin de poder servir en la iglesia, entonces los ojos están puestos sobre los hombres y no sobre Dios. (2) El motivo del miedo de Dios es, de igual forma, indigno. Este impulsa una generosidad porque uno piensa que sino ofrenda, Dios se lo v a quitar “a juro”. Como el que no dio su diezmo y tuvo que reemplazar la batería de su auto. Dijo que Dios había cobrado su diezmo. Esto es indigno porque pone a nuestro Dios en la misma categoría con Al Capone quien vendió “protección” de problemas. “Si pago, todo me va bien, si no, me va mal”. (3) El motivo de ganancia personal es indigno. Uno espera aumento de sueldo, avance en su trabajo, mayor prestigio, etc. Porque es fiel en su iglesia y ofrenda. Esta es un motivo egoísta. Busca lo suyo y no la gloria de Dios y un servicio para la humanidad. (4) Estos tres motivos, de conformidad, de miedo, y de ganancia personal son equivocados, indignos e impropios y así deben ser rechazados como medio de promover la mayordomía. Debemos corregirnos a nosotros mismos y a nuestros hermanos si se descubre esto en nuestros corazones. 2. Algunos motivos no son equivocados, pero tampoco son entre los mejores. El hermano inmaduro puede tener algunos de estos en su corazón pero debe crecer hacia los más elevados. (1) Un tipo de motivo secundario sería el deseo de colaborar, o para cumplir con su responsabilidad. El deseo de ser cumplidor y responsable es loable y es una
  11. 11. Mayordomía cristiana 11 evidencia de madurez emocional. Si uno es socio de un grupo, las obligaciones del grupo son de él, también. Así con una iglesia. Pagar la parte de las deudas de la iglesia que le corresponde es una buena actitud, pero no es uno de los mejores motivos, ni de una persona madura en el Señor. (2) Otro tipo de motivo secundario sería el de respaldar la obra de la iglesia. Se enseña la Biblia en la escuela dominical, el cántico en el coro, el servicio en la Unión de Preparación, las misiones en la Unión Femenil. La obra marcha bien. La gente quiere respaldar la obra con sus ofrendas. Sin embargo, si uno no está conforme con una u otra cosa, con razón o sin razón, puede pensar que es justificado retener sus ofrendas. En esta forma, vemos la debilidad de este tipo de motivo, porque depende del punto de vista humano sobre lo que hacen otros seres humanos. No es un motivo centralizado en Dios. (3) Estos dos tipos de motivos secundarios, el de colaborar y el respaldar son los más usados en la gran mayoría de campañas financieras. Mostrarse la dignidad de la obra de Cristo e instamos a que seamos responsables en compartir en tal obra. No podemos decir que es equivocado. Pero, sí, podemos decir que no es lo mejor. Debemos magnificar los motivos más elevados, los superiores, los que son realmente dignos de nuestro divino Señor. 3. LOS MOTIVOS DIGNOS son los que magnifican la gloria y dignidad de nuestro Padre celestial, los cuales son basados sobres el señorío de Cristo, y la plenitud del Espíritu Santo. (1) Ofrendamos para ADORAR a Dios, reconociendo que Dios es Creador, Sustentador y Dueño del universo en general y de nuestras vidas en particular; para manifestar que somos hijos, socios y siervos de Él. (Vea los otros estudios para más información sobre Dios como Dueño del universo). (2) Ofrendamos para AMAR a Dios, expresando nuestra lealtad, nuestro deseo de complacerle, apartando para Él muestras de nuestro amor. Estas manifestaciones de amor indican la calidad, cualidad y cantidad de tal amor. El deseo de sacrificar para el Señor es una indicación de su autenticidad. (3) Ofrendamos para AGRADECER a Dios por lo que Él ha hecho por nosotros en creación, sostén, redención, protección, dirección, provisión, liberación, etc. Cuan grandes cosas Dios ha hecho, hace y hará por nosotros. Expresar gratitud en la alabanza en la ofrenda generosa es un medio grande de adoración. (4) Ofrendamos para someternos al señorío de Cristo. El “yo” independiente y egoísta al aceptar al Cristo como Redentor acepta, también el Reino de Dios sobre su vida. “La mayordomía, si es verdadera, debe reconocer que para estar en el reino de Dios –para estar bajo su gobierno soberano- se debe estar bajo el reclamo absoluto y definido de Dios”.1 En otras palabras, la mayordomía no es solamente dar un diezmo a la iglesia, ni un diezmo de tiempo, talento, etc. Sino la entrega de toda la vida a Cristo sin ninguna reservación.
  12. 12. Mayordomía cristiana 12 (5) Estos últimos motivos son los que deben ser enfatizados en nuestras campañas de mayordomía. No es suficiente aumentar los ingresos al tesoro de la iglesia. No es suficiente involucrar mucha gente en muchas actividades. Nuestra meta debe ser que los hermanos comprendan y experimenten un crecimiento en su vida espiritual por medio de una entrega completa de todo lo que uno es y tiene para que sea utilizado para la gloria de Cristo y el avance de Su obra. LO QUE DEBEMOS HABER APRENDIDO EN ESTA LECCIÓN 1. Al recibir el perdón de nuestros pecados, queremos ser generosos con nuestro Señor. 2. El dar es una relación de confianza entre el creyente y el Señor. 3. Crecemos espiritualmente mediante la generosidad. 4. Entre los motivos por los cuales muchas personas ofrendan, unos son motivos egoístas: prosperidad, reconocimiento de los hombres y aún para lograr el favor de Dios. 5. Unos motivos son: cumplir con Dios, pagar un voto, obedecer la ley, etc. 6. Otros motivos son más altruista o bondadosos, como: la construcción del lugar para adoración, socorrer a los necesitados, apoyar a los siervos de Dios, y extender el Reino por medio de la obra misionera. 7. Algunos motivos son equivocados: conformidad, miedo de Dios, o deseo de ganancia personal. 8. Algunos motivos son secundarios, con el deseo de colaborar o respaldar la obra, los cuales no son equivocados, pero no son los superiores. 9. Algunos motivos son los primordiales: de adorar, agradecer y amar a Dios y para expresar el señorío de Cristo. NOTA: Los conceptos básicos del estudio de los motivos bíblicos son una adaptación del Cecil Ray, “El Cristiano y su Ofrenda” en “Recurso sin límites”, en ingles, pág. 203-214. ALGUNAS COSAS QUE HACER 1. ¿Qué es un motivo? (indique uno) (1) _____________ es un regalo (2) _____________ es una emoción (3) _____________ es el fin que uno desea lograr (4) _____________ es la causa que mueve a hacer una cosa
  13. 13. Mayordomía cristiana 13 2. Indique “C” para cierto, o “F” para falso, El hecho que la generosidad es INHERENTE en la experiencia de la salvación indica que una persona el ser convertida llega a ser automáticamente una persona generosa: ________________ 3. Ya que es evidente que Dio el Padre es el Ser más generoso del universo, sus hijos espirituales deben ser también _________________ (llene el espacio). 4. ¿Puede una persona creyente crecer espiritualmente si no está siguiendo el ejemplo de generosidad de Dios? (Si o No) ___________ (En otras palabras, un creyente tacaño no puede crecer espiritualmente. 5. ¿Tiene Dios hambre y le hace falta carne o dinero para comprar alimento? (Si o No) ________________ 6. ¿Cuál fue la forma de conseguir el dinero para la construcción de los lugares para la adoración? (Escoja uno e indíquelo con “X”) (1) ________ Por medio de la venta de banderines y bonos o subastas (2) ________ Por medio de préstamos o donaciones de la convención (3) ________ Por medio de las ofrendas libres de los adoradores. 7. ¿Podemos conseguir la aprobación de Dios sobre nuestras vidas espirituales por medio de la ofrenda generosa? ___________________ 8. Indique tres tipos de motivos incorrectos para dar en la vida cristiana (1) _______________________________________________________________ (2) _______________________________________________________________ (3) _______________________________________________________________ 9. Entre los motivos para la ofrenda hay algunos que son secundarios pero realmente no son erróneos. Mencione dos. (1) _______________________________________________________________ (2) _______________________________________________________________ (3) _______________________________________________________________ 10. Hay, por lo menos, tres motivos que son supremos ¿Cuáles son? (1) _______________________________________________________________ (2) _______________________________________________________________ 1 Stagg, Frank, “Teología del Nuevo Testamento” (El Paso, Casa Bautista de Publicaciones, 1976), pág. 283.
  14. 14. Mayordomía cristiana 14 (3) _______________________________________________________________
  15. 15. Mayordomía cristiana 15 1 Federico A. Agar, La Mayordomía de la Vida, (El Paso, Casa Bautista de Publicaciones, 1954), Pág. 12 LECCIÓN 3 LA MAYORDOMÍA CRISTIANA INTEGRAL Momento Inspiracional: En Romanos 14:9 vemos claramente que el propósito de la muerte y la resurrección de Cristo era que fuese reconocido como Señor de los muertos y los vivos. De igual manera, Col. 1:16-17 nos enseña que Cristo es el Creador de todo el universo: lo visible y lo invisible, todas potestades y reinos; que Él hizo para Su propio uso y Su propia gloria y que Él mantiene todo Su propio poder. Que cosa tan importante es aprender que Jesús de Nazaret es el Señor eterno, que Él es Señor del pasado, presente y futuro; que Él es el Señor de la tierra y del cielo, que Él es el Señor sobre lo espiritual y sobre lo material, que Él es el Señor sobre toda la vida –la vida integral. Lo que debemos aprender en esta lección: En este estudio Ud. aprenderá que la mayordomía integral se refiere a la fidelidad en la totalidad de la vida. Varias facetas serán mencionadas, tales como: la fidelidad en el uso de las habilidades (talentos y dones), en el uso de las oportunidades (el tiempo), en aprovechar de las experiencias (como la salvación y la aflicción), y en el uso de los recursos económicos (lo que significa el dar). Mayordomía integral es la única mayordomía auténtica. Nuestra vida es una unidad, todo lo que uno es y tienen es una parte del todo. Dios como Creador, Sustentados y Redentor es Propietario de todo. Como dice el hermano Agar, “tiempo, energía, talento, personalidad y posesiones o sustancias, son todos parte de la vida poseída por Dios.”1 . Mientras que pensamos en algunos aspectos de la vida que están incluidos en la mayordomía integral, no se olvide que el énfasis está en la suma de las partes. I. La Mayordomía de la vida 1. Dios es autor de la vida física. Toda vida encuentra su origen en Dios (Gén. 2:7; Job 10:12; Sal. 104:29; Dan. 5:23, etc.) Aún, la concepción de una nueva creatura es por la intervención de Dios (Gén. 4:1; 21:1-2; Ruth 4:13; 1 Sam. 1, etc.) es la enseñanza del Apóstol Pablo que Dios da vida a todo. (1) El hombre debe reconocer que su vida física es de Dios en el sentido de origen y propiedad. El cuerpo humano es tan sagrado como el espíritu. Así que, el cuerpo debe ser tan consagrado como el espíritu. (2) El hombre debe cuidar de su vida física por medio de la salud de su cuerpo. El hombre debe tener el trabajo digno, descanso digno y la recreación digna. Si lo que hace en estas áreas de su vida física no puede tener la aprobación del Señor, pues Él no es Señor de su vida física. 2. Dios es Dador de la vida espiritual. La salvación es don de Dios (Ef. 2:3-10). La Palabra de Dios nos es dada por inspiración de Dios (2 Ped. 1:21 y 2 Tim. 2:16). (1) Para poder ser buenos mayordomos de la vida espiritual debemos estar desarrollándonos hacia la madurez espiritual (1 Cor. 14:20; Ef. 4:13-15; Heb. 5:14, etc.). Generalmente decimos que debemos crecer espiritualmente. (2) Para poder ser buenos mayordomos de la vida espiritual debemos estar testificando a los inconversos que encontremos en nuestra vida diaria, llevando un estilo de vida
  16. 16. Mayordomía cristiana 16 evangelística. El ejemplo de Cristo no fue de invitar a los simpatizantes a un culto en un templo, sino de mostrar y explicar lo que Dios hacía en donde quiera que estuviese. II. La Mayordomía de las Habilidades. Todo el mundo tiene ciertas capacidades que deben ser descubiertas y consagradas al Señor. Pero hay tantos que dicen “no puedo, no puedo”. A veces salen con semejante refrán aún antes de saber lo que se les va a pedir. En Cristo, la única respuesta nuestra debe ser: “Sí, Señor, si tú me lo dice, lo haré; sí Señor”. 1. Talentos: ¡Cuántas veces hemos oído la enseñanza de la Parábola de los talentos, refiriéndose a las habilidades, mientras la parábola original habla del dinero! Por supuesto, la aplicación de dicha parábola puede incluir la mayordomía de las habilidades, pero no es la enseñanza básica. En este momento, sí estamos sobre las capacidades que uno tiene por el hecho de ser una persona humana: el talento de cantar, tocar, pintar y aún la oratoria. Tal capacidad puede ser usada para propósitos egocéntricos o altruistas. Pero, la persona entregada al señorío de Cristo consagra su talento humano para la gloria de Dios. 2. Dones: El Nuevo Testamento habla definitivamente acerca de otro tipo de habilidades, que son netamente espirituales, cuyo propósito es dar provecho y edificación a la familia de Dios. Estas son dadas por la selección del Espíritu, conforme a Su divina voluntad, y sirven para dar un balance de dones (no todos con el mismo) de manera que los miembros pueden tener ministerios diferentes de otros. Ningún don tiene que ver con carácter, sino con servicio. Si Ud. Tiene a Cristo en su corazón como Señor, el Espíritu Santo reside también allí. Al entrar el Espíritu en su vida, trajo ciertas habilidades espirituales que depositó en su personalidad. Búsquelos por experimentación, consagración para el servicio de Cristo y la edificación de su familia espiritual. III. La Mayordomía de las oportunidades (Tiempo) El tiempo en la vida terrenal es demasiado corto. El que sirve a Cristo debe “redimir el tiempo” consagrándolo al servicio de Dios y al hombre. 1. Determine el propósito para su vida. La vida del hijo de Dios es una aventura de fe, llena de las experiencias más ricas y significantes, si él comprende la grandeza en el propósito de Dios para su vida. Dios quiere que la vida de Cristo sea suya, que tenga un carácter y estilo de vida que demuestren el fruto del Espíritu, que Ud. ande en y por el Espíritu, no antagonizando ni entristeciendo al Espíritu. El quiere que Ud. esté siempre adorando a Dios, y sirviendo, proclamando y ayudando a otros para que sean preparados para servir a Cristo, también. Si Ud. está sirviendo como pastor o encargado de una congregación ¿Qué quiere Dios de su ministerio? Y si Ud. es diácono o maestro, u otro líder en la obra de su congregación, ¿Qué quiere Dios del ministerio suyo? Piensa que debe dar diversión, poniendo un mejor “show” a los espectadores en el culto que el que podría ver en la televisión? ¡Hay no! Lea cuidadosamente en Efesios 4:11-12, donde dice que si obra es para la capacitación de los santos para que puedan ejecutar el ministerio que Dios tiene para ellos. Ud. es un capacitador. Es digno de ser predicador, expositor, aplicador del evangelio por medio de la proclamación, pero eso no es todo.
  17. 17. Mayordomía cristiana 17 Ud. no puede ser buen mayordomo de su tiempo si está llenando su vida con actividades que están en contra de lo que Dios ha revelado en Su palabra para su vida y ministerio. 2. Sueñe: Use con imaginación la mente que Dios le ha dado. Piense acerca de la persona que Ud. es, como es la congregación que Ud. sirve, y sobre lo que pueden llegar a ser bajo la dirección de Dios ¿Cómo podría ser esa congregación dentro de cinco, diez o aún hasta veinte años? ¿Quiere Dios que tenga el mismo local, el mismo número de miembros y asistentes, la misma obra misionera, evangelizadora y social? ¿Cuántos deben estar en el culto veinte años más adelante? ¿Cuántas congregaciones hijas deben haber sido fundadas? ¡Sueñe! 3. Planifique: Hay dos tipos de planificación que incluir: para el futuro y para el presente. La planificación a largo plazo le tocaremos ligeramente. (1) Escribiendo lo que pensamos que Dios quiere que hagamos en los próximos años, lo cual llamamos objetivos. Determinamos lo que debemos cumplir, en la forma de metas, para poder llegar a tal o cual etapa de crecimiento. Determinamos cuales son las actividades, proyectos, esfuerzos, cursos, campañas, etc. Que debemos patrocinar para poder lograr las metas. Es imprescindible que fije desde el principio la manera cómo va a evaluar lo que está bien o mal hecho. (2) Como puede uno ser buen mayordomo de su tiempo si no tiene un plan para el uso del tiempo. ¿Cuáles son algunas cosas que uno debe hacer en la vida diaria para poder ser buen mayordomo del tiempo? a. Debe recordar el propósito de su vida por medio de un tiempo con el Señor, estudiando la Palabra de Dios y conversando detenidamente con Él. A veces estamos haciendo muchas cosas que no tendríamos que hacer si dependiéramos más del Señor. b. Debe pensar acerca de todas las actividades que debe realizar próximamente, haciendo una lista, sin pensar en cuál tiene más o menos importancia. Sería una lista en cualquier orden. Se recomienda que haga la lista la noche anterior, antes de acostarse. Después de su tiempo devocional por la mañana, haga una segunda lista, pero ésta vez escoja primero las cosas imprescindibles para hoy, poniéndolas bajo la prioridad número uno. Las cosas que son importantes para hoy van en segundo lugar. Luego van las otras cosas que, si hay tiempo, las hará también. c. Debe calcular aproximadamente el tiempo que necesitará para cada actividad. Por ejemplo: “Hacer un estudio de las palabras importantes de Juan 1:1-3 –media hora; revisar los informes de la tesorería de los últimos tres meses -20 minutos; etc. No será esclavo del tiempo calculado, pero éste servirá como un aguijoncito, recordándonos que hay otras cosas importantes que nos esperan. d. Hágase un horario (flexible por cierto) de sus actividades, semejante a este: Prioridad Hora Actividad 1 6 a.m. Correr media hora 1 6:30 a.m. Limpieza personal 1 7 a.m. Tiempo con el Señor 1 7:30 a.m. Desayuno 1 8 a.m. Estudio del texto para sermón
  18. 18. Mayordomía cristiana 18 1 9 a.m. Escribir cartas a los pastores acerca de las conferencias bíblicas de mayordomía 1 9:30 a.m. Escribir cartas a la familia 2 9:45 a.m. Escribir cartas sobra la Cayapa 2 10:30 a.m. Hacer reservaciones para reunión 2 10:45 a.m. Cobrar cheque en el banco (llevar el libro de Barclay para leer en la cola del banco) 2 11:30 a.m. Ir al correo para recibir correspondencia 1 12 m. Almuerzo Etc. Etc. Etc. Pude fijarse que en la hora de 10:45, dos actividades están incluidas a la vez; esperando en la cola y leyendo también. Hay un dicho que más o menos tienen razón; “cinco minutos es mucho tiempo”. A veces podemos aprovechar de los pedacitos de tiempo para algunas cosas importantes. e. En su horario semanal debemos ser buen mayordomo con la familia (esposa e hijos) incluyendo compromisos irrompibles, excepto en casos de verdadera emergencia. f. Haga cosas semejantes en secuencia. Si tienen cinco llamadas telefónicas que hacer, hágalas en seguida. Si tienen cuatro castas que escribir, escríbalas también en seguida. Haga visitación sector por sector. Si tiene que usar transporte público, lleve consigo unos libros para la preparación de sermones o clases bíblicas. Amigo lector: sea buen mayordomo de su tiempo. g. Planifique tiempos libres, que no sean demasiado restringidos no exagerados. Descanso y recreación son imprescindibles para la buena obra. h. Va a tener interrupciones en su horario. A veces, o casi siempre, no va a poder cumplir cabalmente su plan. Por eso, las cosas más importantes se hacen primero. Con este plan, siempre estará cumpliendo con las cosas más importantes. Lo que queda sin cumplir en un día aparecerá otra vez al día siguiente. Amigo lector: sea buen mayordomo de su tiempo. IV. La Mayordomía De Las Experiencias. La vida humana es una combinación de experiencias –buenas o malas. Consideremos solamente dos experiencias como maneras de mostrarnos la importancia de ser buenos mayordomos de todas nuestras experiencias. 1. Buen mayordomo de la salvación. La experiencia cumbre de la vida humana es la conversión, justificación, adopción, renacimiento, perdón, glorificación –la salvación. Pero, ¿Cómo puede uno ser buen mayordomo de la salvación? (1) Ser conforme a la imagen de Cristo. Ser es siempre antes que hacer. Somos conforme a la imagen de Cristo (el ser) cuando estamos espontáneamente expresando los pensamientos y objetivos de Dios para nuestras vidas, cuando estamos creciendo espiritualmente hacia “la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto (maduro) a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo…” (Ef. 4:13b) (2) Hacer discípulos que sean conforme a la imagen de Cristo. Hacer debe ser el resultado de ser. Para ser buen mayordomo de nuestra salvación tenemos que compartir nuestra salvación con otros. Además, debemos tener el deseo de que los evangelizados sean convertidos en evangelizadores. Si nosotros estamos siendo llenos del Espíritu Santo, desearemos que otros también sean llenos del mismo Espíritu.
  19. 19. Mayordomía cristiana 19 2 Arnoldo Canclini, Afligidos para consolar, (El Paso, Casa Bautista de Publicaciones, 1975). 2. Buen mayordomo de la aflicción. La tristeza, pesadumbre y dolor que toca nuestra vida no tiene que ser el fin o una tragedia. Puede ser un paso adelante en nuestro crecimiento espiritual. El hermano Arnoldo Canclini nos enseña en su libro “Afligidos para consolar”2 , que la aflicción es una preparación para mayor servicio. Dios no permite que ninguna prueba demasiado fuerte entre en nuestra experiencia. Cada prueba ha sido permitida por el Señor. Cada una lleva en si la semilla para nuestro crecimiento. Así, podemos levantar, restaurar, animar, confortar, e incitar a otros que pasan por pruebas semejantes ¡Podemos ser buenos mayordomos de nuestras aflicciones! V. La Mayordomía de los recursos económicos. Federico Guillermo de Prusia estaba dirigiendo la guerra contra Napoleón de Francia. Le faltaban los fondos para continuar. Como resultado, exigió a las damas del país que sacrificaran sus joyas de oro. Entregó a ellas una medalla de hierro grabada con la siguiente inscripción: “Di oro por hierro” 1813”. Dieron más de lo que el emperador había esperado. Con el paso del tiempo, las damas apreciaron las medallas más de los antes habían apreciado sus joyas. Ellas se habían sacrificado por su señor (Emperador). Nosotros que vivíamos en el siglo XX hemos perdido algo de la grandeza del sacrificar por nuestro Señor. Pensamos que es mejor dar el mínimo posible, el mínimo respetable. La mayoría incluye dar dinero y el diezmo, pero es mucho más. Como veremos en el dibujo que sigue, la mayordomía, es el asunto más inclusivo, el dar es una faceta de la mayordomía, el dar dinero es una faceta del dar, el dar proporcionalmente es una faceta del dar dinero y el diezmar es una faceta del dar proporcional. La mayordomía integral El dar El dar dinero El dar proporcional El diezmar 1. La mayordomía integral es el tema del presente estudio: la fidelidad en el aspecto total de la vida, que Cristo es el Señor de la vida sin reservación. Como hemos dicho varias veces en varias formas, que debemos ser fiel en la administración de lo que somos y tenemos: tiempo, talento y tesoro.
  20. 20. Mayordomía cristiana 20 2. El dar significa apartar algo de lo que hemos recibido como resultado del trabajo honesto, para el beneficio de otros, sin esperar recompensa. El cristiano debe dar. Hay muchas maneras de dar: servicio voluntario en algunos hospitales, cursos en los barrios, clases de reparación para liceístas. Uno debe dar de sí mismo. 3. El dar dinero es una faceta del dar, porque podemos dar tiempo, enseñanza, ánimo. Pero eso no es suficiente. El dar dinero es vital. Hay obrar de caridad dignas: la campaña anticancerosa, Cruz Roja. Existe la necesidad de socorrer, en una forma verdadera, a los que cuentan con menos recursos económicos. Hay ministerios espirituales, aún fuera de la iglesia local, tales como la obra de Billy Graham, Luis Palau y muchos otros. Muchos hermanos desean enviar contribuciones a tales ministerios, Dios les bendecirá. 4. El dar proporcional está mencionado directamente por el Apóstol Pablo en el pasaje conocido (1 Cor. 16:2). Este concepto del Nuevo Testamento es un paso de fe que sobrepasa el requisito de la ley del Antiguo Testamento. Esta es la parte que es una expresión del amor, agradecimiento y adoración a Dios. Esta es la parte que será utilizada para el ministerio de la iglesia y la obra misionera, para la predicación del evangelio y el servicio de la congregación. Muchas veces, esta parte sobrepasa el diez por ciento, sino doce, o quince o aún más. 5. El diezmo es una parte del dar proporcional. Muchos hermanos sinceros comienzan andando en el camino apartando el mínimo que es el diezmo. Muchos descubren que hay mayor gozo y satisfacción en dar más del diezmo. Un buen lugar para principiar es el diezmo. Algunas conclusiones 1. (Conteste sí o no) ¿Es siempre un fiel diezmador un buen mayordomo? ________ 2. Según Juan 2:21 y 1 Cor. 6:9, el cuerpo mortal es un______________________________, y así es sagrado. 3. Para ser buen mayordomo de la vida espiritual, debemos ___________________________ ______________________ y ___________________________________, (en la página siguiente de la presente guía, vemos que debemos crecer y testificar para que seamos buenos mayordomos de la vida espiritual). 4. Un talento es una habilidad que uno tienen por ser ______________________________ y un don es una habilidad que uno tiene por ser ___________________________________. 5. La primera cosa que hacer antes de considerar las actividades para cierto día es: (Escriba uno). ________ recordar lo que no hizo el día anterior ________ pensar en las cosas más fáciles que hacer ________ pensar en las cosas más agradables ________ recordar el verdadero propósito de la vida.
  21. 21. Mayordomía cristiana 21 6. En la vida cristiana, ¿Cuál viene primero, hacer o ser? ______________________________ 7. ¿Qué es la medida para el crecimiento espiritual? _________________________________ _________________________________________________________________________ 8. Dios permite que la aflicción entre en nuestra vida para que nosotros podamos _________ _________________________________________________________________________ (No es interesante que podamos compadecernos con los que tienen aflicción después que nosotros hemos sufrido una aflicción. Así podemos consolar verdaderamente a otros). 9. ¿Dar dinero es la clave para la mayordomía? Sí ___________ No _____________ 10. ¿Cuál de los siguientes asuntos es el más sobresaliente en la mayordomía cristiana integral? ________ el diezmar ________ el dar ________ el dar proporcional ________ El señorío de Cristo de toda la vida.
  22. 22. Mayordomía cristiana 22 LECCION 4 COMO DESARROLLAR UNA IGLESIA GENEROSA Momento inspiracional: Un trazo bíblico interesante se encuentra en Exodo 35 y 36. Moisés anunció la construcción del, tabernáculo. La forma para conseguir los fondos no fue por medio de una subasta, venta de bonos, una lotería, ni aun por medio de un préstamos a la “Convención Bautista de Sinaí”. El profeta solicitó ofrendas voluntarias para dicha construcción. El pueblo de Israel trajo sus joyas de brazaletes, collares sortijas, oro, plata, bronce, telas finas, piedras preciosas especies aromáticas, dando todo de buena voluntad. Cada mañana trajeron más y más hasta que hubo mucho más de lo que hacía falta (para la construcción). Moisés mandó que dejaran de traer las ofrendas porque sobraba de los materiales necesarios. ¡Demasiadas ofrendas! ¡Qué generosidad! No hubo campaña. ni sermones, ni presión ¿Qué había pasado antes para preparar el camino para tanta generosidad? Veamos: Israel estuvo al pie del monte Sinaí. Dios les habló por medio de Moisés. Habían caído en el pecado de adorar al becerro de oro, habían visto el juicio y 1a justicia de Dios, y luego su perdón divino (gracia) (Ex. 32-34). Parece que Israel tuvo buena gana de comenzar de nuevo con el Señor y el resultado fue una abundancia de generosidad. Gracia produce generosidad. Lo que debemos aprender en esta lección: En este período de estudio se destacarán unos pasos que dirigen hacia la madurez espiritual y una generosidad en su congregación. Son principios espirituales y prácticos. Se recomiendan maneras para poder aplicarlos a la congregación. Al final del estudio, Ud. debe comprender bien que la generosidad no es el resultado de campañas, de trucos, de maniobras humanas, sino es el , resultado de una experiencia íntima del creyente con un Dios generoso. Cada pastor consciente quiere que la congregación que él sirve sea una iglesia generosa; no por razones egocéntricas, como algunos piensan, sino para la gloria de Cristo, para la extensión de la obra de Cristo y para el bienestar espiritual del cristiano mismo. Pero, ¿Cómo puede dicho pastor desarrollar en los miembros un espíritu generoso? ¿Por qué no es automático ese espíritu? Aunque el espíritu generoso es inherente en la experiencia de la convención, no es automático porque todavía luchamos contra la carne mientras que vivamos en un cuerpo mortal. Examinemos unos principios por medio de los cuales podemos desarrollar un espíritu generoso entre los miembros de nuestra congregación. I. ENSEÑEMOS A LOS MIEMBROS DE LA IGLESIA QUE DIOS ES DUEÑO ABSOLUTO DE TODO –LO ESPIRITAL Y LO MATERIAL 1. La enseñanza bíblica acerca de Dios como Dueño Hay algunos que dejan su idea por medio de su enseñanza o predicación de que Dios es Dueño del diezmo y el hombre es dueño del resto. Sin embargo, la Biblia en muchos lugares enseña que Dios es Dueño absoluto y final de todo el universo. Citaremos unos ejemplos para su propio estudio
  23. 23. Mayordomía cristiana 23 Ex. 19: 5 -Dios dice: Mía es toda la tierra. Lv. , 25.: 23-Dios dice; “…porque la tierra mía es…” I Cr. 29:14 -David dice: “Pues todo es tuyo y de lo recibido de tu mano te damos. Sal. 24:1 -David dice:; De Jehová es la tierra y su plenitud el mundo y los que en él habitan. Sal. 50:10 -dice que todo animal es de Dios. Hageo 2:8 -dice que todo oro y plata es de Dios Ez. 18:4 –dice que todas las almas son de Dios Rom. 14:8 -dice que la vida humana es de Dios 1 Pedro 4:l0 -dice que los dones espirituales son de Dios I Cor. 6:20 -dice que nuestros cuerpos son de Dios Hay muchas citas más que nos enseñan que Dios es propietario de todo este universo y de todo lo que contiene. 2. Lo que Significa esta enseñanza Si Dios es Creador y Dueño de1 universo, significa que El es el único digno de nuestra adoración. Dios es el principio y el fin, e1 Alfa y el Omega, el Eterno. El es digno de nuestra lealtad. Nada ni nadie debe ser puesto en un lugar de más importancia que nuestro Padre Celestial. También significa que nosotros no somos dueños de lo que poseemos. Somos poseedores, encargados del cuidado de 1o que es propiedad de Dios. Así, rendiremos cuenta de nuestra fidelidad al Señor. Tal vez, esta idea (de lo que poseemos no es nuestro) es difícil de comprender. Pensemos en esto: Ud. tiene el derecho de adquirir propiedad en este país porque este gobierno lo permite. El gobierno también podría pasar leyes que le quitaran esa propiedad. Entonces, Ud. tiene propiedad por el permiso de un gobierno humano. El gobierno divino permite que Ud. tenga propiedad personal. Pero al fin y al cabo, el título final y último tiene el nombre anotado: Jehová. El aprendizaje de que Dios es Dueño absoluto por parte de los hermanos es c1ave para crecimiento espiritual. A veces, clases doctrinales no dan el resultado necesario. Pero tenemos que predicar y enseñar hasta que los hermanos reconozcan que lo que tienen es de Dios. Si Dios es Dueño del cien por ciento de todo lo que existe, visible e invisible. ¿Cómo podemos hablar de la importancia de consagrar solamente diez por ciento a Dios. No es más factible hablar sobre la consagración de todos los bienes que poseemos.
  24. 24. Mayordomía cristiana 24 Aunque Dios es Dueño, El permite que el hombre tenga derechos de propiedad (bajo Su autoridad final). Dios permite que el hombre adquiera bienes materiales (Gn.-26:2ss). Es pecado tomar lo que está bajo la potestad de otro (hurtar) (Ex. 20:15). Pero existe el peligro de que el hombre pueda comenzar a servir a los bienes en vez de usar los bienes como medio de servicio (Lc. 18:24). La avaricia es lo opuesto a la generosidad (Lc. l2:15; Col. 3:5). El amor a las posesione es una barrera a la vida espiritual y rival al amor a Dios (Sal. 10:3; Dt. 8:11ss). 3. Cómo Enseñar esta verdad Abraham tuvo una confrontación con Dios y comprendió quien era el Dueño. Moisés tuvo una confrontación con Dios y comprendió quien era el Dueño. Así con David, Hageo, Pedro, etc. uno reconoce esta verdad por conocer a Dios como Señor. No hay otra manera para enseñar esta verdad. Nuestros cultos deben ser planificados con el propósito de que los hermanos tengan una confrontación con el Dueño Los niños pueden aprender esto más fácilmente que los adultos. El pastor puede patrocinar cultos familiares en una semana especial. En 1a primera noche la familia puede dedicar el piso de la casa de Dios, otra noche puede ser el techo, en otra que sean las paredes, en otra la cocina, en otra el dormitorio y cama, aun hasta, el baño. Una cosa tras otra, reconociendo que viene de Dios y que es propiedad de Él y así deben ser utilizados en una forma que le glorifique a Él. II. ENSEÑEMOS QUE CADA PERSONA ES RESPONSABLE ANTE DIOS POR LA MANERA COMO EL MANEJA LO QUE ES PROPIEDAD DE DIOS Después que el hermano comprenda que todo es de Dios, él está listo para e1 segundo paso, el de la enseñanza acerca de su responsabilidad como administrador. El hecho de que daremos cuenta a Dios tiene que ser real en la consciencia del hombre. 1. La enseñanza bíblica acerca de la responsabilidad del hombre ante Dios Adán tuvo que rendir cuenta de su infidelidad cuando Dios le llamó preguntando - ¿Dónde estás tú, Adán? Pero cada uno de nosotros tendremos que contestar igualmente. Como Pablo 1o dice: “De modo que cada uno de nosotros dará cuenta a Dios de sí mismo” (Rom. 14:12). Hay muchos pasajes bíblicos que enseñan que el hombre es responsable a Dios por su mayordomía. Lo vemos en la parábola de los dos deudores (Mt 18:23-35), de 1os labradores malvados (Mt. 21:33-46; Mr. 12: 1-12; Lc. 20:9-19); el rico insensato (Lc. 12:13-21); 1a de las diez minas (Lc. 10:11-27). Lo vemos también en una enseñanzas directas (no solamente indirectamente en parábolas) en los siguientes pasajes: Lc. 12:48; 1 P. 4;4-5. El hombre tiene su responsabilidad con Dios por toda su vida. El es responsable de que la manera como el adquiera sus bienes, sea por el trabajo honesto. Se condenó la práctica de cargar intereses a un préstamo a los pobres (Ex. 22:25), o de aprovecharse de un hermano pobre (Lv. 25:35ss). Se obligó ser honesto en el mercado (Dt. 25:13-14; Am. 2:6ss. y muchos
  25. 25. Mayordomía cristiana 25 otros pasajes). El trabajo en sí no es una maldición, aunque en nuestro mundo es necesario para no ser un parásito de los demás (II Ts. 3:10). 2. Lo que significa esta Enseñanza. Es verdad que el hombre tiene libre albedrío y puede decidir por sí mismo si él va servir a Dios o hacer 1o qué le parezca bien. Sin embargo, él es responsable por la decisión que hace. Responderá a Dios por su vida íntegra, no solamente por lo que ha hecho con su dinero, su inteligencia o con su tiempo, sino con el todo. 3. Como enseñar esta Verdad Por medio de una serie de estudios bíblicos en relación con las experiencias de adoración mencionadas antes, uno debe enfatizar el significado de pasajes como: Lc. 16:2; 1 Co. 4:2; Rom. 14:12; Gn. 3:9-11; Ec. 12:l4 y Mt. 25:l4-30. Cada pasaje debe ser explicado en relación con su contexto bíblico y su relación con la mayordomía. En el sentido de mayordomía, la responsabilidad llega a ser un principio para un estilo de vida en vez de una manera de manejar solamente el dinero. III. ENSEÑEMOS A LOS MIEMBROS DE LA IGLESIA QUE LA FUENTE DE GENEROSIDAD ES LA LLENURA DEL ESPÍRITU SANTO, QUIN REBOSA EN LA VIDA DEL CREYENTE. 1. La enseñanza bíblica acerca de la Llenura del Espíritu de generosidad ¿Qué ocurre en la vida de una persona cuando está lleno del Espíritu Santo? ¿Se convierte en una persona tacaña, una persona mezquina? Veamos. Bernabé era un hombre lleno del Espíritu (Hch. 11:24). El fue el ejemplo de generosidad mencionado durante los primeros días de la iglesia después de Pentecostés (Hch. 4:36-37). La enseñanza de la naturaleza de Dios indica que Dios es el Espíritu de Generosidad. El da y da y da El es el único Ser digno de adoración y así debe recibir y recibir y recibir –pero !no! - El da. Cuando un está lleno del Espíritu de Dios, quiere ser como su Señor. Así, él da también. Dios en su bondad quiere que sus hijos sean como El es. Comprendamos que es más bendecido dar que recibir por así es Dios. 2. Lo que significa esta enseñanza El hombre sin Cristo en el corazón es por naturaleza el hombre egocéntrico. El quiere dar el mínimo y recibir el máximo. Eso es natural. No es el plan de Dios, el cual es que el hombre sea hecho de nuevo a la imagen de Dios. El creyente que está viviendo espiritualmente frío, andando en desobediencia al Señor, va a perecerse en su conducta más al hombre “natural” que a un hijo de Dios. El egoísmo es lo más común para el hombre que no está en armonía con Cristo. Sin embargo, la persona que reconoce su pecado, todo el pecado que él ve tanto en su carácter como en su conducta, tanto en sus actitudes como en sus acciones, recibe el perdón, limpieza, y llenura del Espíritu Santo. Ya que este Espíritu es el de generosidad, es Él quien nos da el impulso interno hacia una nueva generosidad en nuestra vida.
  26. 26. Mayordomía cristiana 26 3. Como enseñar esta verdad La llenura del Espíritu Santo no es una lección que uno puede aprender. Ese es el error de la gran mayoría de los cursillos doctrinales sobre el Espíritu Santo. Los “alumnos” salen después de un estudio muy entusiasmados comentando sobre lo interesante, lo importantes y estimulante, pero sin haber sido confrontados con la persona misma del Espíritu. Nosotros, los que enseñamos, somos los culpables. Si pensamos en dar buena enseñanza sin ser conscientes que los hermanos tienen que responder personal, individual y directamente al Espíritu de Dios. Así que, es nuestra responsabilidad no solamente dirigir estudios sobre un tema, sino dirigir a las personas hacia la experiencia de arrepentimiento, confesión y el repudio de sus pecados, aún el pecado de la mezquindad IV. ENSEÑEMOS A CADA CREYENTE QUE EL OFRENDAR ES UNA MANERA DE ADIORAR A DIOS, EXPRESANDO GRATITUD A ÉL POR LE REDENCIÓN Y LA VIDA ETERNA Y MANIFESTANDO LA GRANDEZA DE NUESTRO AMOR A ÉL COMO NUESTRO PADRE CELESTIAL Hacer algo bueno por motivos erróneos anula su valor. Si oramos o damos limosnas para ser vistos y apreciados por el hombre, esto no tiene ningún valor espiritual. Debemos querer ofrendar generosamente para expresar nuestra adoración, nuestro amor y agradecimiento. 1. La Enseñanza Bíblica Acerca de los Motivos para la Generosidad Se le recomienda que repase las páginas 11 a la 18 de la presente guía, para que pueda reconsiderar estos puntos importantes. 2. Lo que significa esta enseñanza ¿Para qué tenemos un estudio sobre la generosidad? Para aumentar los ingresos para la iglesia, ¿Sí? ¡No! Hablemos claro. Nuestro propósito es el del crecimiento espiritual y apoyo para su madurez en el Señor. Si quisiéramos más dinero, hablaríamos sobre la obligación legal del Antiguo Testamento, sobre el castigo de Dios para los tacaños, sobre la seguridad de riquezas para los generosos. Nuestro objetivo no es el de convencer a alguien de que debe dar, son de desarrollar a los hermanos para que sean dadores, para que sean como nuestro generosos Señor. Esto significa que como líderes debemos apelar solamente a los motivos distintivamente cristianos. Debemos levantar solamente los ejemplos y motivos más puros. Debemos evitar toda apariencia de manipulación de los hermanos. Debemos apelar al Señor que vive en el corazón del creyente para que Él haga la obra desde adentro hacia afuera. 3. Cómo enseñar esta verdad La forma de enseñar esta verdad es: como cuidado y paciencia. Se le recomienda que “quitar barreras” y “construir bases”. Quitar barreras: Hay impedimentos para el reconocimiento de que la ofrenda es una expresión de amor, agradecimiento y adoración. Uno es el sobre de la escuela dominical. El
  27. 27. Mayordomía cristiana 27 sobre es una ayuda práctica en la administración de la obra educativa de la iglesia, pero es un obstáculo a la adoración ¿Debemos dejar de usar el sobre? No, eso sería contraproducente porque causaría más problemas de los que solucionaría. Se recomienda lo siguiente: que traiga la ofrenda de la escuela dominical al frente del templo, con la ofrenda del culto para consagrar todas al Señor a la vez. Otra barrera es el acto de llegar bruscamente al momento de recibir la ofrenda, pedir a ciertas personas que vengan a recibirla, y orar por la ofrenda haciendo todo esto en breves momentos. Lo que pasa es que todo el mundo comienza a buscar sus moneditas durante la oración y nadie reconoce que es un momento que debe ser de adoración elevada. ¿No sería mejor la siguiente forma: anunciar la ofrenda antes del himno, tener personas y designarlas con anticipación para recibirlas y orar por la ofrenda después de pasar recogiéndola? Uno NO tiene que hacer los siguientes anuncios: que es una ofrenda voluntaria, que los visitantes no deben sentir una obligación de ofrendar, que es básicamente para los miembros de la congregación, etc. Generalmente, este tipo de anuncios da más pena al visitante que un sentimiento de alivio. Si es un platillo y no una pistola, ya sé que es voluntario. No hay razón para decir nada del asunto. Además, si el acto de ofrendar es una expresión de adoración, entonces, el visitante debe adorar por medio de la ofrenda es una demostración de una mayordomía fiel, preguntamos ¿No es el visitante un mayordomo de Dios? Otra pregunta ¿Quién tiene el derecho de negar al visitante su privilegio de adorar a Dios por medio de su ofrenda? V. ENSEÑEMOS QUE LA COGREGACIÓN LOCAL ES EL “ALFOLÍ” BÍBLICO PARA LA ADMINISTRACIÓN DE LAS OFRENDAS Y ASÍ ES RESPONSABLE ANTE DIOS POR SU MAYORDOMÍA. 1. Enseñanza Bíblica La palabra “alfolí” o granero, que está mencionada en el famoso pasaje de Malaquías 3:10, se refiere al Templo de Jerusalén (Neh. 10:38-39; 13; 5, 12, 13;1 Cró. 31:11-12). El pueblo de Israel llevó sus sacrificios, ofrendas, diezmos y primicias al Templo en un supuesto acto de adoración. En el Templo lo dado era distribuido entre los sacerdotes y levitas. Sin embargo, para el cristiano del siglo veinte, ¿qué significa el “alfolí” del Antiguo Testamento? ¡Nada! No obstante, sí existe la necesidad de mostrar que el templo del Antiguo Testamento fue el “administrador” de todos los tipos de ofrendas de aquel día, y que la Iglesia (la asamblea de los hermanos) es el “administrador” de las mismas desde el primer siglo. Veamos la nueva generosidad de los hermanos como resultado de un naciente amor mutuo (Hch. 2:44, 45; 4: 32-35). No fueron como los ladrones en la parábola del Buen samaritano, los cuales dijeron, “lo que es suyo es nuestro y la tomaremos”. Ni fueron como los religiosos que dijeron: “lo que es nuestro es nuestro y lo guardaremos”. Sino, fueron más bien como el Samaritano que dijo: “Lo que es mío, es tuyo y lo daré”. Los hermanos vendían sus posesiones, trajeron su precio a los apóstoles, los cuales lo distribuyeron entre los necesitados. Los apóstoles, siendo los líderes de la iglesia estaban actuando a favor de la congregación total. Fue la iglesia, entonces la que sirvió como administrador.
  28. 28. Mayordomía cristiana 28 También vemos la iglesia administrando las ofrendas en 1 Corintios 16:1-4. Esta vez, no es una iglesia ofrendando a favor de los de la misma congregación, sino por otra que quedaba lejos. Sin embargo, es la misma congregación de Jerusalén, la cual no había podido solucionar el problema económico de los hermanos. En este pasaje tan importante, Pablo nos da el programa de las cuatro “M”: Motivo, Método, Medida y Manejo. Motivo: “La ofrenda para los santos”. Método: “…cada primer día de la semana cada uno de lo vosotros ponga aparte algo”. Medida: “…según haya prosperado” y Manejo: “…guardándolo para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas”. (Y los dos versículos siguientes. En el último punto del manejo de los fondos (que hemos visto arriba), era la iglesia la que iba a recibir, guardar y con mucho cuidado enviar las ofrendas a Jerusalén. La iglesia sirvió como administrador. En otra ocasión, Pablo envió una carta agradeciendo a la iglesia local en Filipos por su ofrenda de amor a favor de la obra misionera. No fue una ofrenda de un hermano para Pablo. Fue una expresión de adoración a Dios (Fil. 4:18), de parte de los hermanos de la iglesia. Fue enviada de la iglesia, a nombre de la iglesia, pero Pablo la disfrutó. 2. Lo Que Significa Esta Enseñanza (1) Las ofrendas manejadas por la iglesia han sido dadas como expresión de amor, agradecimiento y adoración (lo cual ya hemos dicho por lo menos una vez en esta guía). (2) Lo de arriba significa que la iglesia no es el dueño de dicho dinero, para hacer con él según su propio deseo. Sino que es de Dios y la iglesia debe recordar que es dinero sagrado. (3) Así que, Dios es el Dueño del dinero, la iglesia es mayordomo y ella dará cuenta al Dueño divino por su uso o abuso. (4) Como resultado, cada hermano siendo miembro de una iglesia congregacional (la cual tiene un gobierno que podemos llamar una democracia espiritual) tiene la obligación, no solo de dar su ofrenda, sino de contribuir en la formulación del plan para la buena administración de lo que él y los demás han ofrendado. 3. Cómo Enseñar Esta Verdad Hacer del conocimiento de todos que existe una relación entre: los objetivos básicos de la iglesia, las actividades de la misma y las ofrendas. Luego en esta guía destacaremos una manera de hacer un presupuesto que se basa en los ministerios y acciones de la iglesia. Inclusive, mostraremos como usar el informe financiero mensual de la tesorería como un medio para señalar esta relación. ALGUNAS CONCLUSIONES: l. Una generosidad auténtica no es el resultado de programas, ni promociones, ni trucos que engañen a la gente para dar. Sino, el resultado de un cambio de actitud y disposición. Es el cambio de una persona egocéntrica a una Cristo-céntrica, de egoísmo a sumisión al señorío de Cristo.
  29. 29. Mayordomía cristiana 29 2. Los programas y campañas sirven para orientar, informar, y educar, pero nunca pueden tomar el lugar de una profundización personal en la vida espiritual. 3. Esta lección (Nº 4) es la primera parte de la serie de dos lecciones sobre “Cómo Desarrollar una Iglesia Generosa”. Hemos visto en la lección 4 1os primeros cinco puntos: la importancia de enseñar que Dios es Dueño absoluto, que el individuo es responsable ante Dios por su mayordomía, que la fuente de la generosidad es la llenura del Espíritu Santo, que el ofrendar es una manera de expresar la adoración, agradecimiento y amor a Dios, y que la iglesia local es la administradora de las ofrendas que pertenecen a Dios. La lección 5 continuará con otros cinco pasos hacia 1a iglesia generosa. ALGUNAS COSAS QUE HACER 1. ¿A quién le pertenecen todos los bienes materiales de este mundo? ___________________ _________________________________________________________________________ 2. ¿A quién pertenece lo que poseo yo mismo, mi casa, mi dinero, etc.? _________________ _________________________________________________________________________ 3. ¿Cómo puedo convencer mi propia mente de que Dios realmente Dueño de todo lo que tengo y todo lo que soy? (Indique cuáles son las mejores respuestas) ____ (1) Lecciones de catecúmenos ____ (2) Tomar cursillo como la mayordomía ____ (3) Leer un buen libro doctrinal ____ (4) Tener una confrontación personal con Dios por medio de la adoración sincera. (No menos preciamos las lecciones de catecúmenos, no los cursillos, ni buenos libros, pero estos no convencen al hombre interior. Uno reconoce que Dios es Dueño por medio de la adoración “en espíritu y en verdad”. Por eso, los puntos (4) y (5) son las mejores respuestas. 4. Somos responsables a __________________________ por la manera que manejamos lo que poseemos (el jefe de trabajo, nuestro conyugue, Dios, la suegra) 5. ¿Qué parte de nuestra vida está incluida en nuestra responsabilidad y mayordomía? (Repase la pág. 33 de la presente guía de estudio. La enseñanza es que no hay ninguna parte de la vida que quede fuera de nuestra responsabilidad ante Dios, por eso la mejor respuesta es: la vida integral o completa. 6. El Espíritu Santo es el Espíritu de _____________________________, por eso, la persona llena del Espíritu Santo debe ser una persona _____________________ 7. ¿Sería una persona llena de la plenitud de Cristo tacaña? Sí ______ No ______ 8. ¿Es una garantía que el generoso siempre está lleno del Espíritu Santo? Sí ____ No ____
  30. 30. Mayordomía cristiana 30 (Tal vez, esta pregunta sea debatible. Es la opinión del presente escritor que la generosidad no es tal garantía. Hay personas que donan grandes valores por lo que parece, motivos egocéntricos) 9. En sus propias palabras, ¿qué significa la adoración? _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ (El concepto de la adoración es vital. Ud. Debe haber incluido la idea en su respuesta de que la adoración es el reconocimiento de la grandeza, santidad y el amor que Dios tiene por cada individuo y la consagración personal a la obediencia de Dios. La adoración debe incluir algunas manifestaciones de la realidad del mencionado reconocimiento. Este es el papel de la ofrenda generosa). 10. Algunas maneras de adorar a Dios son: (Indique dos respuestas) _____ (1) Dar limosnas _____ (2) Contribuir a la Sociedad Anticancerosa _____ (3) Apoyar un programa cultural _____ (4) Ofrendar de corazón a Dios en los cultos. _____ (5) Aceptar el señorío absoluto de Cristo. (Aunque las otras tres respuestas indican una responsabilidad cristiana en el servicio al prójimo, estas son más bien el resultado de la adoración y no tanto el acto de la misma. Las dos restantes son imprescindibles y uno no es el substituto del otro. Por eso las últimas dos son las correctas). 11. ¿Cuál sería su manera de anunciar la ofrenda? “__________________________________ _________________________________________________________________________ _________________________________________________________________________ _______________________________________________________________________”. 12. La iglesia es (Indique) _____ (1) Dueña de la ofrenda _____ (2) Administradora de la ofrenda _____ (3) Responsable ante Dios por la ofrenda _____ (4) Responsable ante la directiva por la ofrenda. 13. ¿Quiénes son las personas que deben supervisar la administración de las ofrendas de la iglesia para asegurar la fiel mayordomía de la congregación? _______________________ _________________________________________________________________________
  31. 31. Mayordomía cristiana 31 LECCIÓN 5 COMO DESARROLLAR UNA IGLESIA GENEROSA (2ª PARTE) Momento inspiracional: Como líderes cristianos debemos aprender que somos mayordomos de las iglesias que Dios nos ha dado. Somos encargados de las cosas de Dios, según la Versión Popular (Tito 1:7). Debemos tener una actitud positiva en cuanto al dinero y a lo que el dinero puede comprar. Pablo dice a Tito, en el mismo versículo, que no debemos tener tanto cariño por el dinero, “no codiciosos de ganancias deshonestas…” La palabra “codicioso” en el idioma original significa “amante de plata”. En el versículo del mismo capítulo, dice que había judaizantes enseñando herejías para poder recibir un aumento de “sueldos en las iglesias que sirvieron. El líder de una congregación cristianan debe poner su vida a la disposición de Dios siendo un ejemplo de la actitud correcta en relación al dinero, y que no solo predique sermones sobre el asunto. Si el propósito de la vida de un líder en la iglesia de Cristo es de acumular dinero o bienes materiales, él gana cosas del mundo. El que pone su “mirada” en las cosas del mundo no puede tener la bendición del cielo ¿Cuál es el propósito para la vida suya? ¿Ganar las cosas del mundo o las cosas de Dios? ¡No preguntamos si tienen mucho o poco! Pero, ¿Qué busca? ¿Qué quiere? ¿Cuál es el propósito para su vida? Lo que debemos aprender en esta lección: En este período de estudio continuaremos la consideración de los pasos hacia una iglesia generosa. Veremos que estos no son solamente espirituales, sino que son aplicables directamente a las actividades de la iglesia local. VI. CONSIGAMOS EL APOYO DE LOS LIDERES DE LA IGLESIA PRIMERO Y LUEGO EL DE LOS DEMÁS MIEMBROS, QUE SEAMOS TODOS FIELES MAYORDOMOS DE LA VIDA Y LOS BIENES, DEDICANDO, POR LO MENOS EL DIEZMO COMO NUESTRA OFRENDA Si el pastor y los líderes elegidos por la iglesia no son ejemplo fieles de la mayordomía del dinero, si no son diezmadores consistentes, si la congregación tienen dudas en cuanto a este asunto, nunca puede desarrollar una iglesia generosa. Lo mejor en sermones y enseñanzas, la campaña más llamativa, los materiales mejor impresos llegan a ser evidencia de hipocresía y así impedimentos al avance de la mayordomía. 1. Es muy recomendable que la iglesia tenga una organización formal de los líderes de la iglesia. Sea el “Concilio de la Iglesia”, el “Comité Coordinador”, u otro título, debe ser reconocido por la iglesia y reunirse, por lo menos, mensualmente. A veces debe tener retiros espirituales donde puedan compartir tanto los fracasos como las victorias espirituales, hacer la planificación de la obra en general y su coordinación, y luego evaluarla. En uno de los retiros debe confrontar con lo que es la mayordomía integral, incluyendo el reto de la ofrenda mínima que para el cristiano debe ser el diezmo. Una persona no debe ser líder y ejemplo de la congregación si no está dispuesto a dar este mínimo al Señor. Tal vez, ésta presente guía pueda ser la base para la orientación de este grupo. Más adelante, presentaremos, en la sección tocante la formación del presupuesto, una alternativa para el programa de dicho retiro.
  32. 32. Mayordomía cristiana 32 2. Después que los líderes hayan consagrado sus vidas y hayan decidido comenzar a diezmar, o continuarlo o aumentarlo, ellos se convierten en un “comité” informal para la promoción del diezmo. El superintendente de la escuela dominical es el promotor de dicha escuela, el Director de la Unión de preparación ( o el organismo para la capacitación con otro nombre) en dicha Unión, la presidente de la Unión Femenil Misionera promueve la mayordomía en su organización, etc. Cada uno proyecta actividades de enseñanza y profundización dentro de su propio grupo. 3. El Comité Coordinador (Concilio u otro título) hace un plan de trabajo anual, amplio y completo para la obra de la iglesia y para su propia organización. Compartiendo todo con anticipación evita mucho de los conflictos de flechas, puede distribuir las actividades en vez de ahogar a la congregación en algunas temporadas, y puede calcular los gastos aproximados para las varias actividades y así hacer un presupuesto razonable. En esta forma, el plan de trabajo y el proyecto de presupueste son ligados íntimamente. 4. Como parte de la “Campaña de Mayordomía” los mencionados líderes (no solo el pastor) deben dirigir la congregación en un culto de consagración al Seño de la obra y a la obra del Señor. Un culto promedio, igual a muchos cultos dominicales, no logrará el objetivo. Los líderes pueden testificar por medio de una humildad sincera, que el Señor Jesucristo les ha dirigido para que hicieran tal y tal cosa en su vida de mayordomos y pueden invitar a la congregación a hacer lo mismo, VII.PROMOVAMOS PARA QUE LA MAYORDOMÍA SEA UNA PARTE DEL PROGRAMA GENERAL DE LA IGLESIA PARA TODO EL AÑO Y QUE TENGAMOS, TAMBIÉN EL ENFASIS ANUAL. Algunas iglesias no tienen ningún énfasis sobre la mayordomía durante el año, otras tienen 1o que se llama su “Campa de finanzas” en una época fija, pero las que incluyen varios énfasis en diferentes temporadas experimentan mayor impacto en las vidas de los hermanos de su iglesia. Así, la meta de cada congregación debe ser la de tener varias maneras nuevas, realmente innovaciones, para enfatizar la importancia de la mayordomía. Veremos algunas formas de lograr este propósito y confiamos en que su propia imaginación le indicará otras. 1. Asamblea y clases en la escuela dominical: No es una herejía cambiar a veces lo sugerido en el “Expositor Bíblico” o en el “Promotor de Educación Cristiana” para otro tema o lección. Aún, a menudo sale en dichas revistas temas de la mayordomía que deben ser usados así. Además, el “Momento Inspiracional” en el principio de cada lección de la presente guía puede sugerirle algunas ideas para una asamblea o clase. Tal énfasis, en la asamblea o clase puede llevarse a cabo trimestralmente, como ideal. 2. El drama es una herramienta muy efectiva en el apoyo de la mayordomía: Unos dramas ya están disponibles, pero muchos quieren hacer sus propios temas bíblicos, tales como los blancos de la viuda, el buen samaritano, el joven rico, son ideales. Aún estos cambiados y puestos en situaciones actuales pueden servir bien, El drama que respalda la obra misionera, también respalda la mayordomía, ya que las dos andan juntas. Fácilmente se puede tener un culto cada seis meses con un buen drama, una vez sobre la mayordomía y otra sobre la obra misionera.
  33. 33. Mayordomía cristiana 33 3. La oración en relación con la ofrenda. ¿No es obvio que la mayordomía y la ofrenda en el culto están relacionados? ¿No hay manera de enfatizar la mayordomía en ese momento tan significante? ¡Claro que sí! Podemos decir: “En este momento vamos a glorificar y agradecer a Dios por lo que Él es en Su santidad y tierno amor. Lo adoramos por lo que hizo por nosotros en el sacrificio de Su Hijo. Adorémosle por medio de nuestras ofrendas generosas, la cual es una evidencia visible y de valor agradeciéndole la generosidad de Él. No es que decimos las mismas palabras todos los domingos. Pero, debemos señalar el concepto de la adoración. Además, podemos agregar un momento de intercesión por uno de los hermanos que va a disfrutar de esa ofrenda. Puede nombrarlo, que es el pastor o un “empleado” de la Convención. (Como Director de Evangelización, de la Residencia Estudiantil, Rector del Seminario), etc. Pidiendo una bendición sobre el hermano mencionado. 4. Días especiales. Hay varios días durante el año que deben ser usados para poner énfasis en el asunto de la mayordomía; el Día del Seminario (sostenido por las ofrendas), el Día del “Luminar”, el Día Pro-Evangelización Mundial, el Día del Programa Cooperativo, y e1 Día de 1a Asociación regional, etc. Enfocando el ministerio de cada uno de los días mencionados, sería un error ignorar la parte que la mayordomía tienen en el apoyo financiero. 5. Presupuesto. Hay, por lo menos dos maneras en que el presupuesto mismo llega a apoyar la mayordomía: Primero, en su formulación. Si hay muchos de los hermanos que están involucrados en este trabajo, estarán más dispuestos a respaldarlo. Si no tienen nada que ver con eso, no van a sentir el mismo ánimo. Luego hablaremos sobre cómo utilizar más hermanos en este asunto. Segundo, el informe mensual del tesorero debe mostrar la relación entre el presupuesto, la ofrenda y los ministerios. Dicha relación debe ser concreta y visible. 4. Planificación con anticipación: Al principio del año, haga un plan que demuestre alguna manera de enfatizar la mayordomía, por lo menos, una vez al mes. No piense que será fácil. Si no que debe ser planificado con anticipación. VIII. INFORMEMOS A LOS MIEMBROS ACERCA DE LAS FASES DEL PRESUPUESTO ASEGURANDONOS QUE EL GRUPO MAS GRANDE POSIBLE PARTICIPE EN SU FORMULACIÓN En el punto anterior, mencionamos la misma idea. Ya que es tan importante, también forma una de las maneras más sobresalientes para el desarrollo de una iglesia generosa. l. El informe financiero que informa sobre los ministerios. Casi siempre el informe de la tesorería indica que el cheque número tal fue hecho a nombre de fulano por tantos bolívares. Muestra que tanto entró y tanto salió y tanto está en el saldo. ¿No es así? Si la iglesia tiene dudas en cuanto a este cheque o el otro, debe cambiarse el tesorero. Lo que debe aparecer en el informe es la cantidad que ha sido invertida en uno u otro de los ministerios de la iglesia, no tanto la cantidad de los cheques, los capítulos muestran los ministerios, así el informe debe mostrar más claramente el movimiento en los capítulos (Otra vez, tenga paciencia con este servidor. Pero estudiaremos esto más detenidamente luego). 2. El grupo más grande posible hace el presupuesto. Hay muchas maneras para involucrar personas en la formulación del presupuesto. Uno es para hacer un formulario con el presupuesto del año en curso en una columna y otra columna con rayas en blanco. Se distribuyen entre los miembros donde anotan su opinión sobre la cantidad que debe aparecer
  34. 34. Mayordomía cristiana 34 en cada capítulo. El promedio de las sugerencias sirve como guía para el comité encargado de la formulación del presupuesto. Otra manera sería tener una reunión informal del comité coordinador con los demás miembros. El comité recibe las sugerencias y la anota, para ser colocadas luego en el presupuesto. También es muy importante que las personas encargadas de las obras de la iglesia hagan un plan de trabajo para todo el año, recomendando las actividades necesarias para su buena marcha. Que hagan un cálculo aproximado de los gastos para las mencionadas actividades. El superintendente de la escuela dominical reúne a los maestros de todas las clases, hace su plan de trabajo, cursillos, clínicas, actividades especiales, planifican nuevas clases, con tabiques para dividir las clases, proyecta los gastos, y luego presenta todo al comité coordinador, como su parte en el proyecto de presupuesto. El director de la unión de preparación hae igual, como también lo hace el director de evangelización, presidente de mantenimiento y los demás líderes de la iglesia. Así, se tiene un presupuesto de actividades y ministerios hecho por un grupo grande de la congregación Esto es importante porque su es un proyecto de presupuesto hecho por el tesorero, o el pastor, o un grupito, los hermanos de la iglesia tienen la tendencia a pensar de que el presupuesto es “suyo”. Si está hecho por un grupo más amplio es más fácil pensar que el presupuesto es “nuestro”. El respaldo de nuestro presupuesto es más fácil que el respaldo de su presupuesto. IX. CONFECCIONEMOS EL PRESUPUESTO BASADO EN LAS NECESIDADES DE LA OBRA PARA EL AÑO QUE VIENE QUE BASADO SOBRE LOS PRESUPUESTOS Y ENTRADAS PASADOS. Tocamos, otra vez, la cuestión del presupuesto (lo tocamos al final del punto VI, de nuevo en los puntos VII y VIII. Luego lo mencionamos en el punto X, también. Aún en otra lección lo veremos de nuevo. Por ahora, Ud. está pensando que el presente escritor dice que el presupuesto es de mucha importancia para una iglesia. ¡Sí! ¡Tiene razón! Un buen presupuesto, cuidadosamente hecho, bien implementado, sirve para la buena salud espiritual de cualquier iglesia. Hay tres filosofías acerca del presupuesto. Primero, que el presupuesto es para el control del dinero, que debe gastar tanto y no es más. Si hay Bs. 50 para literatura, debemos gastar esa cantidad pero no debemos gastar BS. 55. Aunque es verdad que la iglesia está autorizando gastos fijos en el momento de aprobar el presupuesto, y, que debemos ser conscientes en la buena administración del dinero de Dios, no siempre tendremos gastos precisamente conformes al cálculo, de dicho presupuesto, está relacionada con la “actuación”. Por ejemplo, el tesorero dice (después de estudiar los gastos y presupuestos anteriores), “hace dos años los jóvenes tuvieron Bs. 50 mensuales y gastaron el promedio de Bs. 25. El año pasado tuvieron Bs. 60 y gastaron Bs. 40 o 45. Propongo que para el año próximo tenga Bs. 45”. En este caso, el presupuesto para el futuro está basado sobre la actuación del pasado. Lo que hacemos así es basar los ministerios del futuro sobre la actuación del pasado. Pensamos que el hombre que anda por la calle con su cara hacia atrás es tonto. Sin embargo, si la iglesia lo hace con el presupuesto, pensamos que es cuidadosa.
  35. 35. Mayordomía cristiana 35 Y la tercera filosofía es del presente escritor (y por eso tiene que ser la mejor). Indique que debemos hacer el presupuesto basado en la naturaleza de la iglesia cristiana, los objetivos de ella, los ministerios que debe ofrecer, las actividades que deben llevarse a cabo. La iglesia primitiva era un organismo vivo, era un compañerismo entre amigos y familia espiritual que expresó el amor entre los miembros, fue el equipo evangelizador y misionero y “catalizador” del crecimiento espiritual de los miembros. Los objetivos básicos de una iglesia cristiana deben ser: adorar al Dios Todopoderoso como Dueño absoluto, Padre, Señor, Juez Divino y Creador del universo, Proclamar el evangelio de gracia y la salvación por medio de la fe, enseñan a todas las personas el mensaje bíblico como el medio hacia la salvación y luego la madurez espiritual, la firmeza doctrinal; servir en el nombre de Jesús para responder a las necesidades humanas en el amor de Cristo. Además, la iglesia debe fomentar y experimentar el compañerismo cristiano por medio de un amor sincero y mutuo entre los miembro. Conocer lo que una iglesia es, debe ser el primer paso. Hacer lo que una iglesia debe hacer es el segundo paso. Pero no puede hacer lo que debe hacer hasta que sepa lo que una iglesia es (o lo que debe ser). Si una iglesia está involucrada en actividades que no se conforman con los objetivos básicos mencionados arriba, deja de ser una iglesia y se convertirá en un club social o de servicio. Nuestro Señor Jesucristo no fundó un club, sino una iglesia. Así, la congregación debe hacer su plan de trabajo basado sobre la naturaleza de la iglesia en relación con las necesidades de ella misma en la cual se encuentra. El costo de tal plan de trabajo debe formar el presupuesto de la iglesia. X. MANIFESTEMOS UNA PREOCUPACUÓN CRECIENTE POR LA PROCLAMACIÓN Y SERVICIO MÁS ALLÁ DE LA IGLESIA LOCAL POR MEDIO DE UNA PARTICIPACIÓN CRECIENTE EN EL PROGRAMA COOPERATIVO DE LA DENOMINACIÓN Veamos a las iglesias de Macedonia apoyando a los hermanos de Jerusalén y la iglesia de Filipos ofrendando en varias ocasiones para la obra misionera de Pablo. En esta forma podemos ver el principio bíblico por el respaldo más allá de la iglesia local. Basado sobre este fundamento está asentado el concepto de la unión de las fuerzas de las iglesias en ministerios denominacionales. Es verdad que podemos lograr más por la cooperación con otros, que independientes. Una iglesia que ignora las necesidades de predicar y servir más allá de su propia comunidad, piensa en sus propias necesidades solamente es una congregación egoísta. Vive en rebelión contra la Gran Comisión del Señor y la misma naturaleza de Dios. Sin embargo, la iglesia con visión, amor, a una preocupación por un mundo perdido deseará unir sus fuerzas con otras para poder alcanzar al mundo para Cristo. Muchas iglesias han respondido a este reto al aumentar el porcentaje de sus aportes para compartir con los ministerios “extendidos”. El Programa Cooperativo es un medio por el cual la iglesia local tiene ministerios radiales internacionales, tiene un seminario, una residencia estudiantil, un ministerio de evangelización a nivel nacional.
  36. 36. Mayordomía cristiana 36 La Convención Nacional no tiene ministerios. Son de nuestras iglesias. La iglesia local es la fuente, el pasado y el futuro, de los ministerios nacionales. Sin la iglesia local no hay Convención, ni hay los ministerios mencionados (y los demás no mencionados). Cuando una iglesia local aumenta el porcentaje que envía al Programa Cooperativo, está respaldando más ampliamente lo que esta misma iglesia está llevando a cabo en el país y en el mundo, en vez de pensar que está quitando dinero de la iglesia local, sino que está sirviendo en una forma más amplia. ALGUNAS CONCLUSIONES 1. Si los líderes de la congregación no apoyan los conceptos de la mayordomía, tampoco el resto de los miembros lo van a apoyar. El ejemplo de los líderes en lo que hacen tienen más peso que lo que dicen. El pastor debe ser el primero en mostrar su fidelidad. Los demás del liderazgo deben seguirle. 2. La falta de algún tipo de énfasis en la mayordomía debilita todos los ministerios de la iglesia. Sin embargo, tener un solo énfasis anual no rendirá el mayor provecho. Además de eso, la iglesia debe tener algún tipo de énfasis mensual, siempre usando una variación. 3. El informe mensual de la tesorería debe indicar claramente la relación que existe entre la ofrenda, los ministerios y el presupuesto. No es suficiente indicar simplemente la cantidad que entro, la que salió y la que quedó en el saldo. 4. La base del proyecto de presupuesto debe ser los ministerios y las acciones que Dios indica para el nuevo año y solamente lo que la iglesia ha hecho en el pasado. 5. La congregación debe ser consciente de la oportunidad y la responsabilidad de proclamar y servir más allá de la comunidad local por medio de la denominación. Debe comprender que tal proclamación y servicio es una extensión de lo suyo y que el respaldo de la denominación no está debilitando la obra local. ALGUNAS COSAS QUE HACER 1. ¿Quiénes son las personas que deben consagrarse primero como mayordomos fieles, comenzando con el diezmar, en la congregación local? (Nota: abajo, ponga el número uno (1) al lado de la persona que debe comenzar primero, como ejemplo de todo. Luego, ponga dos (2) al lado de las personas mencionadas que deben seguir el ejemplo del que comienza. Ponga, entonces, el tres y cuatro (3) y (4), etc. Al lado de los que deben seguir). ____ toda la congregación ____ los diáconos ____ los maestros de la Escuela Dominical ____ el pastor ____ los miembros del comité coordinador. (1) ___________________________________________________________________ (2) ___________________________________________________________________ (3) ___________________________________________________________________
  37. 37. Mayordomía cristiana 37 (4) ___________________________________________________________________ 2. Sin repasar la sección indicada, mencione cuatro maneras de enfatizar la importancia de la mayordomía, además del énfasis anual. (1) ___________________________________________________________________ (2) ___________________________________________________________________ (3) ___________________________________________________________________ (4) ___________________________________________________________________ 3. El informe financiero debe mostrar el movimiento de los fondos de la iglesia. Pero, también debe indicar ___________ recaudados por la congregación. (Nota: llene los espacios de arriba con la respuesta correcta) (OJO: siempre el informe financiero debe mostrar el movimiento de dinero, pero también debe indicar algo sobre los ministerios realizarla por la iglesia durante el mes indicado) 4. ¿Quién debe participar en la formulación del presupuesto de la iglesia? ______________________________________________________________________ ______________________________________________________________________ 5. Mencione las tres ideas sobre el propósito del presupuesto de la iglesia (1) ___________________________________________________________________ (2) ___________________________________________________________________ (3) ___________________________________________________________________ 6. ¿Por qué debe participar (financieramente) la iglesia en el programa de la denominación? Escoja las mejores respuestas. ____ (1) Para extender la obra de la iglesia más allá de su propia localidad. ____ (2) Para poder lograr mayores esfuerzos con otras iglesias que ella sola no puede hacer. ____ (3) Para manifestar un espíritu de cooperación. ____ (4) Para expresar obediencia a la gran comisión. ____ (5) Para que la iglesia local exprese su generosidad como Dios expresa la generosidad de él. ____ (6) Todo lo de arriba.
  38. 38. Mayordomía cristiana 38 LECCIÓN 6 LA FORMULACIÓN DE UN PRESUPUESTO Momento inspiracional: Cristo fundó su iglesia, como está escrito en Mat. 16:18. El no fundó un edificio, ni una denominación. Ya que Israel estaba rechazando a su Mesías, el Señor fundó un nuevo Israel. Sería un pueblo nuevo, no basado sobre leyes y tradiciones, sino sobre la fe y la gracia. Así, vemos que la iglesia no está hecho de cemento y bloques, ni de organizaciones, no de oro ni plata, sino de “piedras vivas” o mejor dicho está hecha de vidas rendidas por la fe en el Señor. La iglesia es la familia de Dios. Esta iglesia tiene una tarea que cumplir: COMPARTIR a un Cristo vivo con un mundo muerto, ciego, alejado; CAPACITAR a cada creyente para que pueda servir a Dios y al hombre al máximo de su potencialidad; ADORAR A DIOS en espíritu y verdad, como el único digno de tal adoración; y SERVIR al hombre en el nombre de Cristo. Como el Nuevo Testamento nos enseña (Ef. 5:30), por ejemplo, la iglesia es el cuerpo de Cristo, también que la iglesia vive en unión con Cristo (Rom. 7:4; 1 Co. 6:15; 2 Cor. 11:2, etc.). Esto implica el vivir en armonía con los propósitos de Dios para el individuo y para la familia. Lo que es y lo que hace la iglesia da gloria a Dios. Lo que debemos aprender en esta lección: En el estudio de esta lección repasaremos o que es lo que hace una iglesia del Señor Jesucristo. En la consideración de lo que es una iglesia veremos una manera de cómo confeccionar un plan de trabajo. Luego, basaremos el presupuesto sobre el pan de trabajo. A continuación recomendaremos una forma final para el proyecto de presupuesto y unas ideas para ayudar a lograr el apoyo de la congregación para dicho presupuesto. I. LO QUE ES UN PRESUPUESTO La palabra “presupuesto” está usada en varias maneras y en diferentes entidades. Veamos la forma en la cual estaremos usándola. 1. Definición: La palabra significa el cálculo anticipado del costo de una obra. Está claro que hay otros sentidos para este vocablo, pero este es el que toca a nuestro estudio. Aquí hay tres conceptos para nosotros. (1) Primero, es el cálculo anticipado. Un presupuesto no es lo que se ha gastado, sin o una determinación de antemano. Calcular es estimar, deducir o proyectar. No significa “lazar una cifra sin averiguar precios y costos”. Este último toca el segundo asunto. (2) Segundo, es “del costo”. Hay una tendencia de lanzar cifras sin estudio cuidadoso con anticipación. La obra del Señor es seria y merece lo mejor que podamos hacer. (3) Tercero, es “de una obra”. Nuestra obra es del Señor, le pertenece a Él, tiene que ver con la evangelización en el mundo y el desarrollo del pueblo de Dios.

×