Toxicomanías trabajo hm
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Toxicomanías trabajo hm

on

  • 869 views

 

Statistics

Views

Total Views
869
Views on SlideShare
869
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
6
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Toxicomanías trabajo hm Toxicomanías trabajo hm Document Transcript

  • 2011 TOXICOMANÍAS Y TRASTORNOS DE BIPOLARIDAD La toxicomanía es el consumo regular de una droga que produce adicción. La adicción es la actividad compulsiva y la implicación excesiva en una actividad específica. La actividad puede ser el juego o puede referirse al uso de casi cualquier sustancia, como una droga. Las drogas pueden causar dependencia psicológica o bien dependencia psicológica y física. Por otro lado el trastorno bipolar es una enfermedad mental severa. Las personas que la sufren experimentan cambios drásticos en su estado de ánimo Jenny López, Johana Cortez, Jimmy Villagomez, Carolina Barrera, Kristhian Urquizo 10/06/2011
  • INDICE DE CONTENIDOINDICE DE CONTENIDO .............................................................................................................................................. 2INTRODUCCIÓN ........................................................................................................................................................... 3OBJETIVOS: .................................................................................................................................................................. 4OBJETIVO GENERAL: .................................................................................................................................................. 4OBJETIVOS ESPECÍFICOS: ......................................................................................................................................... 4TOXICOMANÍAS ............................................................................................................................................................ 5ALCOHOLISMO ............................................................................................................................................................. 6ADICCIÓN A ANSIOLÍTICOS Y A HIPNÓTICOS .......................................................................................................... 9ADICCIÓN A LA MARIHUANA .................................................................................................................................... 10ADICCIÓN A LAS ANFETAMINAS .............................................................................................................................. 11ADICCIÓN A LA COCAÍNA ......................................................................................................................................... 12ADICCIÓN A LOS ALUCINÓGENOS .......................................................................................................................... 13ADICCIÓN A SOLVENTES VOLÁTILES ..................................................................................................................... 15TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS DE LA DROGADICCIÓN .................................................................................... 16Manejo de contingencias ............................................................................................................................................. 16Aproximación de Reforzamiento Comunitario .............................................................................................................. 16Aproximación de Reforzamiento Comunitario más terapia de incentivo ...................................................................... 17Tratamientos cognitivo-conductuales ........................................................................................................................... 17Entrenamiento en Habilidades Sociales y de Afrontamiento ....................................................................................... 18Prevención de Recaídas (PR) ...................................................................................................................................... 18Terapia conductual familiar y de pareja ....................................................................................................................... 19TRASTORNO BIPOLAR (TRASTORNO AFECTIVO BIPOLAR) ................................................................................ 20CONCEPTO ................................................................................................................................................................. 20ETIOLOGÍA Y FISIOPATOLOGÍA: .............................................................................................................................. 20MANIFESTACIONES CLÍNICAS: ................................................................................................................................ 20DIAGNÓSTICO: ........................................................................................................................................................... 22TRATAMIENTO: .......................................................................................................................................................... 23CONCLUSIONES: ....................................................................................................................................................... 25BIBLIOGRAFIA: ........................................................................................................................................................... 25ANEXOS ...................................................................................................................................................................... 26RESUMENEN DE TOXICOMANÍAS ............................................................................................................................ 26RESUMEN DE TRASTORNO BIPOLAR ..................................................................................................................... 30TRATAMIENTO DEL TRASTORNO BIPOLAR ........................................................................................................... 31EFECTOS DEL ALCOHOL .......................................................................................................................................... 32TERAPIA COGNITIVA CONDUCTUAL ....................................................................................................................... 33 2
  • INTRODUCCIÓNLa toxicomanía en pacientes sin precedentes de este problema es muy poco común, por lo que generalmente sepuede recetar libremente opioides y otros fármacos controlados para el alivio de síntomas sin miedo a que se abusede ellos. Cuando un paciente muestra un comportamiento problemático relacionado con la toma de fármacos, amenudo éste se debe a su falta de capacidad para controlar el dolor. Sin embargo, muchas personas con cáncercuentan ya con un historial de farmacodependencia. Estos pacientes tienen necesidades especiales a las que confrecuencia no se da importancia porque se pasa por alto este problema. Casi un tercio de la población de losEstados Unidos ha usado drogas alguna vez, y se estima que entre el 6% y el 27% padecen un trastorno de abusode drogas o alcohol. Debido a la frecuencia del abuso de estas sustancias y a la relación entre la toxicomanía yalgunos tipos de cáncer, los problemas relativos a los abusos y adicciones se suelen presentar en el área decuidados paliativos.Los pacientes con un historial de abuso de drogas o alcohol son extremadamente heterogéneos, y el estado decada paciente afectará directamente a su cuidado paliativo. Aunque no hay suficientes datos empíricos que definanlas diferencias entre los grupos, es evidente que los pacientes que en el presente abusan del alcohol, las drogasilegales o los fármacos presentan distintos problemas que aquéllos que se están recuperando sin usar fármacos olos que están participando en programas de mantenimiento con metadona. Puede ser difícil realizar un diagnósticoapropiado de este trastorno debido a las variaciones de los comportamientos abusivos con el tiempo, los cambios enlos factores comórbidos físicos y psicológicos que influyen en el abuso, y los problemas inherentes con lanomenclatura de la toxicomanía en las personas con enfermedades físicas.Los pacientes con un historial de toxicomanía presentan muchos problemas clínicos. Los médicos deben controlar yvigilar el uso de fármacos y drogas por parte de todos los pacientes. El seguimiento de los tratamientos para laenfermedad subyacente por parte de los pacientes de cáncer que abusan de las drogas puede ser tan precario quedicho abuso llega de hecho a acortar su esperanza de vida al evitar la administración eficaz de la terapia principal.El pronóstico también se puede ver alterado por el uso de drogas de tal manera que interactúen negativamente conla terapia o que predispongan al paciente a otras enfermedades graves.La toxicomanía en el presente o en el pasado también puede debilitar los puntos de apoyo sociales, entre los que seencuentra la relación del paciente con el equipo encargado de su tratamiento. La relación entre un pacientedrogodependiente o alcohólico y los miembros de su equipo de tratamiento se caracteriza por la desconfianzamutua. La desconfianza puede perturbar la evaluación, el manejo y el seguimiento de la enfermedad y puede tenercomo resultado el fracaso de terapias concebidas para mejorar la calidad de vida del paciente.Por lo tanto, un historial de toxicomanía puede socavar el cuidado paliativo y aumentar el riesgo de morbilidad omortalidad de aquellos pacientes con enfermedades progresivas incurables. Esto sólo se puede mitigar medianteuna estrategia terapéutica que tome en cuenta la toxicomanía o el alcoholismo mientras implementa otras terapias.Para organizar esta estrategia, los médicos que proporcionan los cuidados paliativos del cáncer deben tenerconocimientos sobre los conceptos básicos de la medicina de adicción.El Trastorno Bipolar es caracterizado por la presencia de episodios reiterados (es decir, al menos dos) en los que elestado de ánimo y los niveles de actividad del enfermo están profundamente alterados, de forma que en ocasionesla alteración consiste en una exaltación del estado de ánimo y un aumento de la vitalidad y del nivel de actividad(manía o hipomanía) y en otras, en una disminución del estado de ánimo y un descenso de la vitalidad y de laactividad (depresión). Lo característico es que se produzca una recuperación completa entre los episodios aislados.A diferencia de otros trastornos del humor (afectivos) la incidencia en ambos sexos es aproximadamente la misma.Dado que los enfermos que sufren únicamente episodios repetidos de manía son relativamente escasos y decaracterísticas muy parecidas (antecedentes familiares, personalidad premórbida, edad de comienzo y pronóstico alargo plazo) al resto de los enfermos que tienen al menos episodios ocasionales de depresión, estos enfermos seclasifican como otro trastorno bipolar 3
  • OBJETIVOS:OBJETIVO GENERAL: Establecer un sistema de aprendizaje a cerca de las toxicomanías y trastornos de bipolaridad.OBJETIVOS ESPECÍFICOS: Demostrar la capacidad lógica – creativa por parte del grupo sobre las toxicomanías y trastornos bipolares. Determinar los factores etiológicos, manifestaciones clínicas, diagnóstico y tratamiento de estas alteraciones. Detectar las terapias psicológicas que contribuyen al tratamiento de estos trastornos. 4
  • TOXICOMANÍASL a toxicomanía consumo regular de unaproduce adicción. es droga el que pueden causar dependencia psicológica o bien dependencia psicológica y física. La dependencia psicológica se basa en elLa adicción es la actividad compulsiva y la deseo de continuar tomando una droga porimplicación excesiva en una actividad placer o para reducir la tensión y evitar unespecífica. La actividad puede ser el juego o malestar. Las drogas que producenpuede referirse al uso de casi cualquier dependencia psicológica actúan en el cerebrosustancia, como una droga. Las drogas y tienen uno o más de los siguientes efectos: Reducir la ansiedad y la tensión. Causar alegría, euforia u otros cambios placenteros del humor. Provocar impresión de aumento de capacidad mental y física. Alterar la percepción.La dependencia psicológica puede ser muy poderosa y difícil de superar. Es particularmentefrecuente con las drogas que alteran el humor (y las sensaciones) y que afectan al sistema nerviosocentral.Para los adictos, la actividad relacionada con las drogas llega a ser u na parte tan grande de la vidadiaria que la adicción interfiere generalmente con la capacidad de trabajar, estudiar o derelacionarse normalmente con la familia y amigos. En la dependencia grave, los pensamientos y lasactividades del adicto están dirigidos predominantemente a obtener y tomar la droga. Un adictopuede manipular, mentir y robar para satisfacer su adicción. Los adictos tienen dificultades paraabandonar la droga y a menudo vuelven a ella tras períodos de abstinencia.Algunas drogas causan dependencia física, pero ésta no se acompaña siempre de dependenciapsicológica. Con las drogas que causan dependencia física, el cuerpo se adapta a ellas cuando seusan de modo continuado, conduciendo a la tolerancia y a síndrome de abstinencia cuando se d ejade consumir. La tolerancia es la necesidad de aumentar progresivamente la dosis de una droga parareproducir el efecto originariamente alcanzado por dosis menores. El síndrome de abstinenciaocurre cuando se deja de tomar la droga o cuando los efectos de ésta son bloqueados por unantagonista. Una persona con síntoma de abstinencia se siente enferma y puede tener muchossíntomas, como dolor de cabeza, diarrea o temblores. La abstinencia puede provocar unaenfermedad grave e incluso con riesgo vital.El abuso de drogas implica más que la acción fisiológica de las drogas. Por ejemplo, las personascon cáncer cuyo dolor se trata con opioides como la morfina durante meses o años, casi nunca sevuelven adictas a narcóticos, aunque pueden desarrollar una depe ndencia física. Es decir, el abusode drogas es un concepto definido principalmente por comportamientos disfuncionales y por ladesaprobación social. Casi todas las sociedades a lo largo de su historia conocida han autorizado eluso de fármacos psicoactivo s, incluso los considerados perjudiciales. Las sustancias que alteran elhumor, como el alcohol y las setas alucinógenas desempeñan un papel importante en algunosrituales religiosos. Algunas sociedades aceptan sustancias que otras no permiten. Las socieda despueden admitir una sustancia y posteriormente rechazarla.El uso de drogas ocurre en todos los grupos socioeconómicos y afecta tanto a gente con alto nivelcultural y profesional como a personas con bajo nivel de estudios y sin empleo.Aunque el abuso de drogas tiene efectos poderosos, el humor del adicto y el ambiente donde setoma la droga influyen significativamente en su efecto. Por ejemplo, una persona que se sientetriste antes de beber alcohol puede estar más triste a medida que el alcohol hace efecto. La mismapersona puede estar alegre cuando bebe con amigos que se alegran bajo los efectos del alcohol. Noes posible predecir cuál va a ser el efecto de una droga para cada persona y en cada situación.Cómo se desarrolla la dependencia a una droga es una cuestión compleja y no aclarada. El procesoestá influido por las propiedades químicas de la droga, sus efectos, la personalidad del adicto yotras condiciones predisponentes como la herencia y la presión social. En particular, la progresióndesde la experimentación al uso ocasional y luego desde la tolerancia a la dependencia es poco 5
  • conocida. Las personas con alto riesgo adictivo basado en su historia familiar no han demostradotener diferencias biológicas o psicológicas en la forma de respo nder a las drogas, aunque algunosestudios indican que los alcohólicos pueden tener genéticamente una respuesta disminuida a losefectos del alcohol.Se ha prestado mucha atención a la llamada personalidad adictiva. Los adictos a menudo tienenbaja autoestima, son inmaduros, fácilmente frustrables y tienen dificultad para resolver problemaspersonales y relacionarse con gente del sexo contrario. Los adictos pueden tratar de escapar de larealidad y han sido descritos como temerosos, introvertidos y deprimi dos. Algunos tienen unahistoria de repetidos intentos de suicidio o de autolesiones. A los adictos se les ha descrito comopersonalidades dependientes, que tratan de encontrar un soporte en sus relaciones y que tienenproblemas para cuidar de ellos mismos . Otros muestran rabia manifiesta e inconsciente y unaexpresión sexual incontrolada; pueden usar las drogas para controlar su comportamiento. Sinembargo, la evidencia sugiere que, en general, estos signos emergen como resultado de unaadicción a largo plazo y no son necesariamente el resultado del abuso de drogas.En ocasiones, los familiares o los amigos pueden comportarse de modo que permiten al adictocontinuar abusando de las drogas o del alcohol; estas personas son consideradas codependientes(también llamadas facilitadoras). Los codependientes pueden llamar enfermo al adicto o crearexcusas para el comportamiento de la persona. Por ejemplo, un amigo puede decir: “Pedro no teníaintención de atravesar el muro con el puño; estaba simplemente un poco e nojado porque el bar notenía su cerveza favorita”. El codependiente puede suplicar al adicto que deje de tomar drogas oalcohol pero raramente hace algo más para ayudarle a cambiar su conducta.Un familiar o amigo que se preocupa debería animar al adicto a dejar de tomar drogas y a entrar enun programa de tratamiento. Si el adicto renuncia a buscar ayuda, el familiar o el amigo puede enalgún caso amenazarle con dejar de estar en contacto con él. Tal actitud parece hiriente pero puedeser coordinada con la intervención guiada de un profesional. Éste puede ser un método deconvencer al adicto de que debe realizar cambios en su comportamiento.Finalmente, no existe control de calidad con las drogas ilegales y la mala calidad (grandesvariaciones en los grados de potencia o incluso adulteración) representa un peligro añadido a suuso. ALCOHOLISMOEl alcoholismo es una enfermedad crónica caracterizada por una tendencia a beber más de lodebido, intentos infructuosos de dejar la bebida, y mantenimiento de la costumbre a pesar de lasadversas consecuencias sociales y laborales.El alcoholismo es una enfermedad frecuente. En Estados Unidos, por ejemplo, alrededor del 8 porciento de los adultos tiene un problema de consumo de alcohol. Los hombres son cuatro veces máspropensos que las mujeres a ser alcohólicos. Las personas de todas las edades son susc eptibles.Cada vez más, los niños y los adolescentes tienen problemas con el alcohol, con desastrosasconsecuencias.El alcohol produce dependencia tanto psicológica como física. El alcoholismo generalmenteinterfiere con la capacidad de relacionarse y de trabajar y produce muchas conductas destructivas.Los alcohólicos suelen estar intoxicados diariamente. La embriaguez puede alterar las relacionesfamiliares y sociales y provoca frecuentemente divorcios. El absentismo extremo del trabajo puedeconducir al desempleo. Los alcohólicos con frecuencia no pueden controlar su conducta, tienden a 6
  • conducir vehículos habiendo bebido y sufren lesiones físicas por caídas, peleas o accidentesautomovilísticos. Algunos alcohólicos también pueden ponerse violentos.CausasLa causa del alcoholismo es desconocida pero el consumo de alcohol no es el único factor.Aproximadamente el 10 por ciento de la gente que bebe alcohol se vuelve alcohólica. Los familiaresconsanguíneos de los alcohólicos tienen una incidencia más alta d e alcoholismo que la poblacióngeneral. También el alcoholismo tiene más probabilidades de desarrollarse en los hijos biológicosde los alcohólicos que en los adoptados, lo que sugiere que el alcoholismo implica un defectogenético o bioquímico. Algunas investigaciones sugieren que las personas con riesgo de seralcohólicas se embriagan con menor facilidad que los no alcohólicos; esto quiere decir que suscerebros son menos sensibles a los efectos del alcohol.Además de un posible defecto genético, existe u n cierto trasfondo y rasgos de personalidad quepueden predisponer a una persona al alcoholismo. Los alcohólicos generalmente provienen defamilias deshechas y las relaciones con los padres están con frecuencia alteradas. Los alcohólicostienden a sentirse aislados, solos, tímidos, depresivos u hostiles. Pueden exhibir conductasautodestructivas y ser sexualmente inmaduros. Con todo, el abuso y dependencia de alcohol sontan frecuentes que los alcohólicos pueden encontrarse entre las personas con cualquier tipo depersonalidad.Efectos biológicosEl alcohol se absorbe rápidamente desde el intestino delgado. Como el alcohol se absorbe másrápido de lo que se metaboliza y elimina, sus valores en la sangre aumentan rápidamente. Unapequeña cantidad de alcohol se excreta por la orina, el sudor y el aliento, sin ser modificado. Lamayor parte del alcohol se metaboliza en el hígado y aporta 210 calorías por cada 30 ml (7 cal/ml)de alcohol puro consumido.El alcohol deprime inmediatamente las funciones cerebrales; la intensidad de este efecto dependede su valor en la sangre (a mayor cantidad, mayor alteración). Las concentraciones de alcohol sepueden medir en la sangre o estimar midiendo la cantidad existente en una muestra de aireespirado. Las leyes limitan la concentración sanguínea de alcohol que puede tener una personamientras conduce. En general, algunos países fijan el límite en 0,1 (100 miligramos de alcohol porcada decilitro de sangre) pero otros lo fijan en 0,08. Incluso una concentración de alcohol de 0,08puede reducir la capacidad de una persona para conducir con seguridad.La ingestión prolongada de excesivas cantidades de alcohol daña muchos órganos, particularmenteel hígado, el cerebro y el corazón. Como otras drogas, el alcohol tiende a inducir t olerancia, por loque las personas que toman más de dos vasos al día pueden beber más alcohol que los nobebedores sin que se produzcan efectos de embriaguez. Los alcohólicos también pueden hacersemás tolerantes a otras sustancias que deprimen la función del sistema nervioso central; porejemplo, las personas que toman barbitúricos o benzodiacepinas necesitan generalmente altasdosis para conseguir un efecto terapéutico. La tolerancia no parece alterar el modo en que esmetabolizado o excretado el alcohol. Más bien el alcohol induce una adaptación del cerebro y deotros tejidos.Si un alcohólico, de repente, deja de beber, es probable que se produzcan síntomas de abstinencia.El síndrome de abstinencia de alcohol generalmente comienza de 12 a 24 horas después de quela persona deja de consumir alcohol. Los síntomas leves incluyen temblor, debilidad, sudación ynáuseas. Algunas personas sufren convulsiones (llamadas epilepsia alcohólica o convulsiones poralcohol). Los grandes bebedores que dejan la bebida pueden sufrir alucinosis alcohólica. Puedentener alucinaciones y oír voces que parecen acusadoras y amenazantes, causándoles aprensión yterror. Las alucinaciones alcohólicas pueden durar días y pueden ser contro ladas con fármacosantipsicóticos, como la clorpromacina o la tioridacina.Si se deja sin tratar, la abstinencia de alcohol puede producir un conjunto de síntomas más gravesllamado delírium trémens. El delírium trémens por lo general no comienza inmediata mente, más bienaparece entre 2 y 10 días después de dejar de beber. En el delírium trémens, la persona está alprincipio ansiosa y más tarde desarrolla confusión creciente, insomnio, pesadillas, sudaciónexcesiva y depresión profunda. El pulso tiende a ac elerarse. Puede aparecer fiebre. El episodiopuede agravarse con alucinaciones fugaces, con ilusiones que producen miedo, inquietud ydesorientación, con alucinaciones visuales que pueden aterrorizar. Los objetos vistos con poca luz 7
  • pueden ser particularmente aterradores. Por último, la persona está extremadamente confusa ydesorientada. Una persona con delírium trémens siente en ocasiones que el suelo se mueve, lasparedes se caen o que la cama gira. A medida que progresa el delirio, aparece temblor persis tenteen las manos, que a veces se extiende a la cabeza y al cuerpo, y la mayoría de las personaspresenta una intensa descoordinación. El delírium trémens puede ser mortal, particularmente si nose trata.Otros problemas están directamente relacionados co n los efectos tóxicos del alcohol en el cerebro yen el hígado. Un hígado dañado por el alcohol es menos capaz de eliminar del cuerpo lassustancias tóxicas, lo que puede causar un coma hepático. Una persona en coma está embotada,somnolienta, estuporosa y confusa y generalmente presenta un temblor extraño en las manos, comoaleteo. El coma hepático incluye peligro de muerte y necesita tratamiento inmediato.El síndrome de Korsakoff (psicosis amnésica de Korsakoff) generalmente ocurre en personas queingieren regularmente grandes cantidades de alcohol, especialmente en aquellas que estándesnutridas y tienen deficiencia de vitaminas B (particularmente tiamina). Una persona consíndrome de Korsakoff pierde la memoria de los acontecimientos recientes. La memoria es tan frágilque a menudo la persona inventa historias que intentan encubrir la incapacidad para recordar. Elsíndrome de Korsakoff a veces ocurre después de un ataque de delírium trémens. Algunas personascon síndrome de Korsakoff también desarr ollan encefalopatía de Wernicke; los síntomas incluyenmovimientos anormales de los ojos, confusión, movimientos incoordinados y anomalías en la funciónnerviosa. El síndrome de Korsakoff puede ser mortal a menos que se suprima rápidamente ladeficiencia de tiamina.En una mujer embarazada, una historia de una gran ingestión crónica de alcohol se puede asociarcon malformaciones del feto en desarrollo, incluyendo bajo peso al nacer, pequeña talla, cabezapequeña, lesiones cardíacas, daño muscular y bajo coeficiente intelectual o retraso mental. Laingestión moderada de alcohol de tipo social (por ejemplo, 2 vasos de vino de 120 ml al día) no estáasociada a estos problemas.TratamientoLos alcohólicos que presentan síndrome de abstinencia generalmente los tr atan ellos mismosbebiendo. Algunas personas buscan atención médica porque no desean continuar bebiendo oporque el síndrome de abstinencia es muy intenso. En uno u otro caso, el médico comprueba enprimer lugar la posibilidad de una enfermedad o una lesió n de la cabeza que pudiera complicar lasituación. El médico trata entonces de caracterizar el tipo de síndrome de abstinencia, de estimarcuánto bebe usualmente la persona y de determinar cuándo dejó de beber.Como la deficiencia vitamínica causa síndrome de abstinencia potencialmente mortal, los médicosde los servicios de urgencia dan generalmente grandes dosis intravenosas de complejos vitamínicosC y B, especialmente tiamina. Los líquidos intravenosos, el magnesio y la glucosa se dan a menudopara prevenir algunos de el síndrome de abstinencia de alcohol y para evitar la deshidratación.Frecuentemente, los médicos prescriben un fármaco benzodiacepínico durante unos días paracalmar la agitación y ayudar a prevenir el síndrome de abstinencia. Los fármaco s antipsicóticos seadministran generalmente a un reducido número de personas con alucinosis alcohólica. El delíriumtrémens puede poner en peligro la vida y se trata más agresivamente para controlar la fiebre alta yla agitación intensa. Generalmente se a dministran líquidos intravenosos, fármacos para bajar lafiebre (como el paracetamol), y sedantes, y se requiere una supervisión estrecha. Con estetratamiento, el delírium trémens generalmente comienza a desaparecer dentro de las primeras 12 a24 horas.Después de resolver los problemas médicos urgentes, debe comenzarse una desintoxicación y unprograma de rehabilitación. En la primera fase del tratamiento, el alcohol se suprime por completo.Por lo tanto, un alcohólico tiene que modificar su conducta. Per manecer sobrio es difícil. Sin ayuda,la mayoría recae en unos pocos días o semanas. Generalmente se cree que el tratamiento de grupoes más eficaz que el asesoramiento individual; sin embargo, el tratamiento se debería adecuar acada individuo. También puede ser importante el contar con el apoyo de los familiares.Alcohólicos AnónimosNo existe nada que beneficie tanto a los alcohólicos y de modo tan eficaz como la ayuda que sepueden proporcionar ellos mismos participando en Alcohólicos Anónimos (AA). Alc ohólicosAnónimos opera dentro de un contexto religioso; existen organizaciones alternativas para quien 8
  • desea una aproximación más secular. Un alcohólico debe sentirse cómodo, preferiblementeincorporándose a un grupo donde los miembros comparten otros int ereses aparte del alcoholismo.Por ejemplo, algunas áreas metropolitanas tienen grupos de Alcohólicos Anónimos para médicos ydentistas u otras profesiones y para personas con ciertas aficiones, así como para solteros o paramujeres y varones homosexuales.Alcohólicos Anónimos procura un sitio donde el alcohólico en recuperación puede entablarrelaciones sociales fuera del bar con amigos no bebedores, quienes también sirven de apoyocuando surge de nuevo la necesidad imperiosa de beber. El alcohólico oye la s confesiones de losotros al grupo entero con respecto a cómo están luchando día a día para evitar tomar una copa.Finalmente, proponiendo medios para que el alcohólico ayude a los demás, Alcohólicos Anónimospermite que la persona construya una confianza y autoestima que antes sólo encontraba bebiendoalcohol.Tratamiento farmacológicoA veces, el alcohólico puede recurrir a un fármaco para evitar consumir alcohol. Se puede prescribirun fármaco llamado disulfiram. Este fármaco interfiere con el metabolis mo del alcohol, produciendoacumulación de acetaldehído, un metabolito del alcohol, en la sangre. El acetaldehído es tóxico yproduce rubor facial, dolor de cabeza pulsátil, aumento del ritmo cardíaco, respiración acelerada ysudación durante 5 a 10 minutos después de que la persona ingiere el alcohol. Las náuseas y losvómitos pueden presentarse de 30 a 60 minutos después. Estas reacciones incómodas ypotencialmente peligrosas duran entre 1 y 3 horas. La incomodidad de la ingestión de alcoholdespués de tomar disulfiram es tan intensa que pocas personas se arriesgan a tomar alcohol,incluso la pequeña cantidad que llevan algunos preparados de venta libre contra la tos y el catarro oalgunas comidas. ADICCIÓN A ANSIOLÍTICOS Y A HIPNÓTICOSLos fármacos que se prescriben para tratar la ansiedad y como inductores del sueño pueden causardependencia tanto física como psicológica. Tales fármacos incluyen benzodiacepinas, barbitúricos,glutetimida, cloralhidrato y meprobamato. Cada uno funciona de un modo di ferente y tiene unpotencial de dependencia y de tolerancia diferente. El meprobamato, la glutetimida, el cloralhidratoy los barbitúricos son prescritos con menos frecuencia que en el pasado, principalmente porque lasbenzodiacepinas son más seguras.En general, las personas adictas a estos fármacos comenzaron tomándolos por razones médicas.Algunas veces el médico puede prescribir dosis altas durante períodos largos para tratar unproblema grave, lo cual puede provocar dependencia. En otras ocasiones, las personas puedenutilizar más medicación de la que se les ha prescrito. En cualquier caso, la dependencia se puededesarrollar a las 2 semanas de uso continuado.SíntomasLa dependencia de los hipnóticos y de los ansiolíticos disminuye el estado de alerta y produce unaexpresión balbuceante, mala coordinación, confusión y respiración lenta. Estos fármacos puedenhacer que una persona esté alternativamente deprimida y ansiosa. Algunas personas experimentanpérdida de memoria, toma de decisiones erróneas, mom entos de pérdida de atención y cambiosbrutales del estado emocional. Las personas de edad avanzada pueden parecer dementes, puedenhablar despacio y tener dificultades para pensar y para comprender a los demás. Pueden ocurrircaídas que traen como resultado fracturas óseas, especialmente de cadera.Estos fármacos provocan somnolencia y tienden a acortar la fase de sueño con movimientos rápidosde los ojos (REM), que es aquella en la que se sueña. La interferencia con el sueño puede hacer auna persona más irritable al día siguiente. Los patrones del sueño pueden quedar gravementealterados en las personas que interrumpen el fármaco después de haber desarrollado tanto 9
  • dependencia como tolerancia. La persona puede tener entonces más fase REM, soñar más ydespertarse más frecuentemente de lo normal. Este tipo de reacción de rebote varía de persona apersona, pero en general es más grave y ocurre con mayor frecuencia en aquellos que consumenaltas dosis del fármaco y durante períodos más largos antes de la inter rupción.La abstinencia aguda de cualquiera de estos fármacos puede producir una reacción grave,aterrorizante y potencialmente mortal, de un tipo parecido al de la abstinencia alcohólica (delíriumtrémens). Las reacciones de abstinencia graves son más fre cuentes después del uso de barbitúricoso glutetimida que con las benzodiacepinas. La persona es hospitalizada durante el proceso deabstinencia debido a la posibilidad de una reacción grave.TratamientoInterrumpir una reacción de abstinencia grave es difícil, aunque el tratamiento puede aliviarla.Durante las primeras 12 a 20 horas, la persona puede estar nerviosa, inquieta y débil. Puedentemblarle las manos y las piernas. Hacia el segundo día, los temblores pueden ser más intensos y lapersona se siente todavía más débil. Durante el segundo y tercer días, la mayoría de las personasque estaba tomando dosis diarias que eran ocho o más veces la prescripción habitual debarbitúricos o de glutetimida, sufre convulsiones graves que pueden ser incluso morta les.Ocasionalmente, puede producirse un ataque convulsivo incluso de 1 a 3 semanas después delcomienzo de la abstinencia. Otros efectos que puede ocasionar la abstinencia son deshidratación,delirio, insomnio, confusión y alucinaciones visuales y auditiv as. Incluso aplicando el mejortratamiento, una persona puede tardar un mes o más en sentirse normal.La abstinencia de barbitúricos es generalmente peor que la de benzodiacepinas, aunque ambaspueden resultar muy difíciles de tratar. La duración de las re acciones debidas a la abstinencia varíade un fármaco a otro. Frecuentemente, los médicos tratan la abstinencia volviendo a administrar elfármaco causante a una dosis inferior y disminuyéndola progresivamente a lo largo de días osemanas. ADICCIÓN A LA MARIHUANAEl consumo de marihuana (cannabis) está ampliamente extendido. Los estudios entre losestudiantes universitarios han demostrado periódicamente aumento, disminución y un nuevoaumento del consumo. En algunos países, la marihuana se fuma habitualmente en forma decigarrillos hechos con las raíces, las hojas y las flores distales de la planta seca, que casi siemprees la Cannabis sativa. La marihuana también es usada como hachís, que es la resina de la plantaprensada (una sustancia del color del alquitrán). El componente activo de la marihuana es eltetrahidrocannabinol (THC), el cual se presenta en muchas variedades, siendo la más activa ladelta-9-THC. La delta-9-THC se fabrica de forma sintética como un fármaco llamado dronabinol y seusa en investigación y en ocasiones para tratar las náuseas y los vómitos asociados a laquimioterapia anticancerosa.Algunas personas se hacen dependientes de la marihuana por razones psicológicas y estadependencia puede tener todas las características de una adicción grave. La dependencia física dela marihuana no ha sido demostrada de modo fehaciente. Al igual que el alcohol, la marihuanapuede ser usada de modo intermitente por muchas personas sin que les cause una disfunciónaparente social o psicológica, ni tampoco adicción.SíntomasLa marihuana deprime la actividad cerebral, produciendo un estado de ensoñación en el cual lasideas parecen inconexas e incontrolables. El tiempo, el color y las percepciones espaciales pueden 10
  • distorsionarse y exaltarse. Los colores pueden parecer más brillantes, los sonidos más altos ypuede aumentar el apetito. La marihuana generalmente alivia la tensión y aporta una sensación debienestar. La sensación de exaltación, excitación y gozo interior (el efecto de euforia) pare ce estaren relación con el ambiente en el cual se toma la droga, según que el fumador esté solo o en grupoy dependiendo del humor predominante.Mientras se consume marihuana disminuyen las capacidades comunicativas y motrices, por lo quees peligroso conducir o manejar maquinaria pesada. Las personas que consumen grandescantidades de marihuana pueden volverse confusas y desorientadas. Pueden desarrollar unapsicosis tóxica, no sabiendo quiénes son, donde están o qué hora es. Los esquizofrénicos estánespecialmente predispuestos a estos efectos y existe probada evidencia de que la esquizofreniapuede empeorar con el uso de marihuana. Ocasionalmente, pueden producirse reacciones depánico, sobre todo en los consumidores nuevos. Otros efectos incluyen aument o de la frecuenciacardíaca, ojos inyectados en sangre y boca seca.Se puede desarrollar tolerancia a largo plazo en los consumidores de marihuana. Las reacciones deabstinencia pueden incluir aumento de actividad muscular (por ejemplo, contraccionesespasmódicas) e insomnio. Sin embargo, como la marihuana es eliminada del organismo de formalenta a lo largo de varias semanas, una reacción de abstinencia tiende a ser leve y generalmente noes perceptible para el consumidor moderado.Algunos estudios han sugerido que el uso prolongado e intenso de marihuana en los varones puedereducir los valores de testosterona, el tamaño de los testículos y la cantidad de esperma. El usocrónico en mujeres puede llevar a ciclos menstruales irregulares. Sin embargo, estos e fectos noocurren siempre y las consecuencias sobre la fertilidad son inciertas. Las mujeres embarazadas queconsumen marihuana pueden tener hijos de menor peso que las no consumidoras. Además, la delta -9-THC pasa a la leche materna y puede afectar al lact ante de la misma forma en que afecta a lamadre.El consumo intenso y prolongado de marihuana puede tener efectos similares al del consumo decigarrillos sobre los pulmones. Es frecuente la bronquitis y probablemente se incrementa el riesgode cáncer de pulmón.Los resultados de la detección de marihuana en los análisis de orina permanecen positivos durantevarios días después del consumo, incluso en consumidores ocasionales. En los consumidoreshabituales, los resultados de los análisis pueden permanecer p ositivos más tiempo a medida que ladroga se va eliminando lentamente de la grasa corporal. El tiempo que tarda es variable,dependiendo del porcentaje de THC y de la frecuencia del consumo. Los análisis de orina son unmedio eficaz de identificar el uso de marihuana, pero una prueba de orina con resultado positivosólo indica que la persona ha consumido marihuana, no prueba que el consumidor esté en esemomento con las facultades alteradas (intoxicado). Análisis sofisticados pueden determinar hasta unaño después si se ha consumido marihuana. ADICCIÓN A LAS ANFETAMINASEntre las drogas clasificadas como anfetaminas están la anfetamina, la metanfetamina (speed) y lametilendioxi-metanfetamina (MDMA, Éxtasis o Adán).El abuso de anfetaminas puede ser crónico o intermitente. La dependencia es tanto psicológicacomo física. Años atrás, la dependencia de anfetaminas pudo comenzar cuando se prescribieronfármacos para perder peso, pero ahora la mayor parte del abuso comienza con la distribución ilegaldel fármaco. Algunas anfetaminas no están aprobadas para uso médico y otras son fabricadas yconsumidas ilegalmente. La metanfetamina es la anfetamina que más se consume de forma abusiva.La MDMA tiene una amplia distribución en Europa y, en años recientes, e n Estados Unidos. Losconsumidores toman a menudo estas drogas para bailar sin tregua hasta el amanecer. La MDMAinterfiere en la recaptación de serotonina (un neurotransmisor) y se considera tóxica para el sistemanervioso. 11
  • SíntomasLas anfetaminas aumentan el estado de alerta (reducen la fatiga), aumentan la concentración,disminuyen el apetito y aumentan la resistencia física. Pueden inducir un estado de bienestar oeuforia.Muchos consumidores de anfetaminas están deprimidos y utilizan los efectos sobre el humor deestos estimulantes para aliviar temporalmente la depresión. La resistencia física puede, en algúngrado, mejorar temporalmente. Por ejemplo, en los atletas que participan en una carrera, ladiferencia entre el primer y el segundo puesto puede ser de tan sólo unas pocas décimas desegundo y las anfetaminas pueden provocar esa diferencia. Algunas personas, como los camionerosque recorren grandes distancias, pueden usar las anfetaminas para que les ayuden a permanecerdespiertos.Además de estimular el cerebro, las anfetaminas aumentan la presión arterial y la frecuenciacardíaca. Han ocurrido ataques cardíacos mortales, incluso en atletas jóvenes y sanos. La presiónarterial puede llegar a ser tan alta que rompa un vaso en el cerebro, provocando un accidentevascular cerebral y probablemente ocasionando parálisis y fallecimiento. El fallecimiento es másprobable cuando las drogas como el MDMA son usadas en locales con temperaturas altas y pocaventilación, cuando el consumidor está muy activo físi camente (por ejemplo, bailando rápido) ocuando transpira intensamente y no toma suficiente agua para recuperar el líquido perdido.Las personas que consumen habitualmente anfetaminas varias veces al día desarrollan rápidamentetolerancia. La cantidad consumida al final puede superar en varios cientos de veces la dosisoriginal. A tales dosis casi todos los consumidores abusivos se vuelven psicóticos, porque lasanfetaminas pueden causar ansiedad intensa, paranoia y una alteración del sentido de la realidad .Las reacciones psicóticas incluyen alucinaciones visuales y auditivas (ver y oír cosas que noexisten) y sentimientos de omnipotencia. Aunque estos efectos pueden suceder en cualquierconsumidor, las personas con un trastorno psiquiátrico, como la esquiz ofrenia, son más vulnerables.TratamientoCuando se interrumpe bruscamente el consumo de una anfetamina, suceden síntomas opuestos alos efectos de la droga. El consumidor se encuentra cansado o somnoliento (un efecto que puededurar 2 o 3 días después de dejar de tomar la droga). Algunas personas están intensamenteansiosas e inquietas. Los consumidores que estaban deprimidos cuando comenzaron a usar lasanfetaminas pueden ponerse incluso más deprimidos cuando las dejan. Pueden volverse suicidaspero puede que durante varios días les falten las fuerzas para intentar suicidarse. Así losconsumidores crónicos pueden necesitar ser hospitalizados durante la abstinencia de la droga.Una persona que experimenta delirios y alucinaciones puede recibir un fármaco an tipsicótico, comola clorpromacina, que tiene un efecto calmante y alivia el sufrimiento. Sin embargo, un fármacoantipsicótico puede disminuir de forma aguda la presión arterial. Habitualmente, un ambientetranquilizante y seguro ayuda a la persona a recu perarse. ADICCIÓN A LA COCAÍNALa cocaína produce un efecto similar al de las anfetaminas, pero es un estimulante mucho máspotente. Se puede tomar por vía oral, inhalar en forma de polvo por vía nasal o inyectarse, por logeneral directamente en una vena. Cuando se hierve con bicarbonato sódico, la cocaína seconvierte en una base llamada crack, que puede ser fumada. El crack actúa casi tan rápido como lacocaína intravenosa. La cocaína intravenosa o inhalada produce una sensación de alerta extrem a,de euforia y de gran poder. 12
  • SíntomasLa cocaína aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca y puede provocar un ataquecardíaco mortal, incluso en atletas jóvenes y sanos. Otros efectos incluyen estreñimiento, dañointestinal, nerviosismo intenso, sensación de que algo se mueve por debajo de la piel (los bichos dela cocaína), lo que es un signo de posible daño nervioso, ataques epilépticos (convulsiones),alucinaciones, insomnio, delirios paranoides y conducta violenta. El consumidor abusivo p uederepresentar un peligro para sí mismo o para los demás. Debido a que los efectos de la cocaínaduran sólo alrededor de 30 minutos, el consumidor toma dosis repetidas. Para reducir parte delextremo nerviosismo causado por la cocaína, muchos adictos tam bién consumen de manera abusivaheroína o alguna otra sustancia depresora del sistema nervioso, como el alcohol.Las mujeres que se quedan embarazadas mientras son adictas a la cocaína son más proclives asufrir un aborto que las no adictas. Si la mujer no sufre un aborto, el feto puede resultar dañado porla cocaína que, con facilidad, pasa de la sangre de la madre a la del hijo. Los niños nacidos demadres adictas pueden tener un sueño anormal y escasa coordinación. El gateo, la marcha y el usodel lenguaje pueden estar retrasado pero esto puede ser el resultado de deficiencias nutricionales,de un escaso cuidado prenatal y del abuso de otras drogas por la madre.La tolerancia a la cocaína se desarrolla rápidamente con el uso diario frecuente. Las reaccion es deabstinencia incluyen cansancio extremo y depresión (las opuestas a los efectos de la droga). Lasansias de suicidio surgen cuando el adicto deja de tomar la droga. Al cabo de varios días, cuandohan vuelto las fuerzas físicas y mentales, el adicto pu ede intentar suicidarse.Como con el uso intravenoso de heroína, muchas enfermedades infecciosas, incluyendo la hepatitisy el SIDA, son transmitidas cuando los adictos a la cocaína comparten jeringas sin esterilizar.DiagnósticoSe evidencia el uso de cocaína por la hiperactividad de la persona, las pupilas dilatadas y elincremento de la frecuencia cardíaca. La ansiedad y el comportamiento errático, grandioso ehipersexual son evidentes con el uso importante. A menudo se ve paranoia en aquellos que sonllevados a un servicio de urgencias. El consumo de cocaína se puede confirmar con un análisis desangre y orina.TratamientoLa cocaína es una droga de acción muy corta en el tiempo, por lo que una reacción tóxica puedeque no necesite tratamiento. El per sonal médico de urgencias vigila de cerca a la persona para versi se mantiene el efecto peligroso (peligro de muerte). Pueden administrarse fármacos para bajar lapresión arterial o disminuir la frecuencia cardíaca. Se pueden administrar otros fármacos pa rafrenar las convulsiones. Una fiebre muy alta puede requerir también tratamiento.La abstinencia de un consumo de cocaína de larga evolución requiere una supervisión de cercaporque la persona puede volverse depresiva y suicida. Puede ser necesario ingre sarla en unhospital o en un centro de tratamiento de toxicomanías. El método más eficaz para tratar el abusode cocaína es el asesoramiento y la psicoterapia. A veces los trastornos psicológicos frecuentesentre los adictos a la cocaína, como la depresión y el trastorno maniacodepresivo, se tratan conantidepresivos o con litio. ADICCIÓN A LOS ALUCINÓGENOSLos alucinógenos incluyen el LSD (dietilamida del ácido lisérgico), la psilocibina (seta mágica), lamescalina (peyote) y el 2,5-dimetoxi-4-metilanfetamina (DOM, STP), un derivado anfetamínico. 13
  • Estas drogas generalmente no producen verdaderas alucinaciones; las verdaderas alucinacionesocurren cuando una persona cree que las cosas anormales que ve y oye están sucediendorealmente. Por el contrario, la mayoría de los adictos a alucinógenos comprende que lassensaciones anormales no son reales y están causadas por la droga. Por lo tanto, estas drogas sonen realidad falsamente alucinógenas.SíntomasLos alucinógenos distorsionan las sensaciones auditivas y visuales. Adicionalmente, lassensaciones pueden mezclarse; por ejemplo, la audición de música puede provocar que aparezcancolores y movimientos al ritmo de la música. Los principales peligros que tiene el uso de estasdrogas son los efectos psicológicos y la alteración del juicio que producen, los cuales puedenconducir a tomar decisiones peligrosas o a provocar accidentes. Por ejemplo, un adicto podríapensar que puede volar y puede incluso saltar desde una ventana para probarlo , con resultado delesiones graves o de muerte.Los alucinógenos estimulan el cerebro. El efecto en sí puede depender del humor de la personacuando consume la droga y del ambiente en el cual la toma. Por ejemplo, las personas que estabandeprimidas antes de tomar la droga es probable que se sientan más tristes cuando ésta haga efecto.La habilidad del adicto para manejar adecuadamente las distorsiones visuales y auditivas tambiénafecta a la experiencia. Una persona inexperta y asustada es menos capaz que alguien másexperimentado y que no teme el “viaje”. Una persona bajo la influencia de un alucinógeno,generalmente LSD, puede tener ansiedad extrema y comenzar a sentir pánico, lo que produce unmal “viaje”. Puede querer parar el “viaje”, pero eso no es po sible. El “viaje” es peor que unapesadilla porque el que sueña puede despertarse, terminando el mal sueño. Un mal “viaje” no acabarápidamente.A medida que continúa el “viaje”, el adicto comienza a perder el control y puede volversetemporalmente psicótico. A veces, un mal “viaje” puede ser tan intenso o hacer emerger unavulnerabilidad tan innata que la persona puede permanecer psicótica durante muchos días despuésde haber desaparecido los efectos de la droga. Una psicosis prolongada es más probable en unapersona con un trastorno psicológico preexistente, que se ha hecho más obvio o ha empeorado porlos efectos de la droga.La tolerancia al LSD puede aparecer después de 72 horas de uso continuado. Los adictos al LSDpueden también volverse tolerantes a otros alucinógenos. En general, las personas que se hanhecho tolerantes a los alucinógenos y dejan de tomarlos de repente no parecen sufrir síndrome deabstinencia.Algunas personas (especialmente los consumidores crónicos o repetidos de alucinógenos,particularmente LSD) pueden experimentar reaparición de síntomas una vez que han dejado detomar drogas. La reaparición de síntomas (flashbacks) es similar, pero generalmente menosintensa, que la experiencia original, puede ser desencadenada por la marihuana y posiblemente porotras drogas, como el alcohol, o por el estrés y la fatiga o sin razón aparente. Generalmente, estossíntomas desaparecen entre los 6 y los 12 meses, pero pueden continuar hasta 5 años después delúltimo consumo de LSD, especialmente cu ando el individuo sufre todavía ansiedad u otro trastornopsiquiátrico.Diagnóstico y tratamientoEl consumo agudo de alucinógenos se caracteriza por episodios de pánico y de distorsionesvisuales, acompañados por varios tipos de delirio. Las pupilas se di latan, pero el ritmo cardíaco nose acelera al mismo nivel que con los estimulantes. La información procedente de los amigos delconsumidor es importante para el diagnóstico.La mayoría de los consumidores de alucinógenos no busca nunca tratamiento. Una habitacióntranquila y oscura y una charla serena y tranquilizante pueden ayudar a un adicto que está teniendoun mal “viaje”. El adicto a la droga necesita asegurarse que los efectos son causados por ésta y queacabarán. Una persona que experimenta una ps icosis prolongada puede necesitar tratamientopsiquiátrico. 14
  • ADICCIÓN A SOLVENTES VOLÁTILESEntre los adolescentes, los solventes volátiles y aerosoles son consumidos con mayor frecuenciaque la cocaína o el LSD pero con menos frecuencia que la m arihuana y el alcohol. Los solventesvolátiles y aerosoles consumidos se encuentran en muchos productos del hogar. Estos productos seentiende que deben ser usados solamente en una habitación bien ventilada, porque muchos de losproductos químicos que contienen son poderosos depresores del cerebro. Incluso en una habitaciónbien ventilada, estos productos químicos tienen algún defecto depresor.Los efectos son más marcados cuando se inhalan directamente las emanaciones. Los productospueden ser pulverizados en una bolsa de plástico e inhalados, o puede colocarse una telaempapada con el producto cerca de la nariz o de la boca.SíntomasLos consumidores se intoxican rápidamente. Se ha observado la aparición de vértigos, somnolencia,confusión, expresión balbuceante y una capacidad reducida para mantenerse de pie y caminar(marcha inestable). Estos efectos pueden durar unos minutos o más de una hora. Puede producirsela muerte, incluso en la primera ocasión en la que se inhala directamente el producto, por unadepresión intensa de la respiración o por un ritmo cardíaco irregular (arritmia cardíaca).Algunas personas, generalmente adolescentes o incluso niños, encienden con cerillas estassustancias mientras las inhalan, provocando la propagación del fuego a trav és de la nariz y la bocahacia los pulmones. Las graves quemaduras en la piel y en los órganos internos pueden sermortales. Otros han muerto de asfixia porque el spray inhalado ha revestido internamente lospulmones, impidiendo el paso del oxígeno a la sa ngre.El consumo crónico o la exposición a estas sustancias químicas en el centro de trabajo puedendañar gravemente el cerebro, el corazón, los riñones, el hígado y los pulmones.TratamientoEl tratamiento de los niños y de los adolescentes que son adict os a los solventes volátiles y a losaerosoles implica la evaluación y el tratamiento de cada órgano lesionado. También implica laeducación y el asesoramiento para conocer los problemas psicológicos y sociales. Los porcentajesde recuperación de la adicción a solventes volátiles y aerosoles están entre los más bajos de lasadicciones a sustancias que modifican del humor. 15
  • TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS DE LA DROGADICCIÓNUna clara implicación de esta formulación bio-psicosocial y multifactorial (en donde el consumo desustancias se inicia y se mantiene por unas complejas interacciones entre la susceptibilidad, elcontexto, la conducta y sus consecuencias) es que los trastornos por abuso de sustancias puedenafectar a muchas áreas del funcionamiento el individuo y que, por tanto, requieren con frecuenciaun abordaje de igual modo multimodal, que incluya aspectos biológicos, conductuales y sociales.Manejo de contingenciasEl Manejo de Contingencias (MC) implica la aplicación sistemática de reforzadores o castigoscontingentes a la ocurrencia de la conducta objetivo o a la ausencia de la misma.Las intervenciones basadas en el MC pueden entenderse como intervenciones que de forma directay sistemática incrementan el coste de oportunidad (reforzadores alternativos) del uso de drogas.Este tipo de programas establecen ciertas condiciones bajo las cuales, el paciente pierdereforzadores potenciales si consume una o varias sustancias. Cuando un paciente usa drogasdurante el tratamiento, además del precio asociado a su consumo, éste perdería determinadosreforzadores que estarían a su disposición si se hubiese mantenido abstinente (Higgins,1996). Losprogramas de MC han empleado una amplia variedad de reforzadores tales como privilegiosclínicos, acceso a empleo o alojamiento, dinero en metálico o vales y descuentos canjeables porbienes o servicios en la comunidad (Petry, 2000).La intervención de MC que ha recibido mayor atención en las investigaciones es aquella en la quelos pacientes ganan vouchers (vales) canjeables por bienes o servicios, contingentes a la ausenciade consumo de drogas. Además de reforzar la abstinencia, los programas de MC basados en el usode vouchers han sido empleados para reforzar otros objetivos terapéuticos, como por ejemplo, elincremento de la adherencia a la medicación (naltrexona, terapia antiretroviral, etc) o la retención yla asistencia a las sesiones de tratamiento.Aproximación de Reforzamiento ComunitarioLa Aproximación de Reforzamiento Comunitario ( Community Reinforcement Approach, CRA) (Hunty Azrin, 1973) es un programa pionero en el tratamiento de alcohólicos severos mediante métodosoperantes, que tiene como objetivo reducir el consumo de alcohol e incrementar el comportamientofuncional.La CRA busca el cambio terapéutico manipulando las contingencias naturales. En términos deeconomía conductual, el tratamiento estaría incrementando el coste de oportunidad, ya quemejoraría la calidad de aquellos reforzadores que el paciente pierde cuando consume drogas.Este programa se aplica en grupo o individualmente y tanto con pacientes externos comohospitalizados. Sus componentes varían dependiendo de la población clí nica y de las necesidadesindividuales de los pacientes, pero habitualmente tienen los siguientes componentes fundamentales:a) estrategias para reducir las barreras del tratamiento,b) asesoramiento vocacional para pacientes desempleados,c) identificación de antecedentes y consecuentes del uso de drogas y conductas alternativassaludables,d) terapia conductual de pareja,e) entrenamiento en habilidades para reducir el riesgo de recaídas (por ejemplo, habilidades derechazo, habilidades sociales, manejo de los estados de ánimo) y 16
  • f) terapia con disulfiram para individuos con problemas con el alcohol.La CRA posee un fuerte soporte empírico obtenido a través de investigaciones bien controladas,que permite que se pueda considerar como un programa bien establecido.Además, un punto importante a favor de la superioridad de la CRA sobre otros procedimientos esque hasta el momento todos los estudios encaminados a comprobar su eficacia han obtenidoresultados positivos.Aproximación de Reforzamiento Comunitario más terapia de incentivoEste protocolo fue inicialmente desarrollado p ara el tratamiento de adictos a la cocaína encontextos ambulatoriosLa CRA + Incentivo integra la Aproximación del Reforzamiento Comunitario, originalmentedesarrollada como un tratamiento efectivo para el a lcoholismo (Hunt y Azrin, 1973) con un programade manejo de contingencias, en donde los pacientes pueden ganar puntos canjeables pordeterminados reforzadores que contribuyen a alcanzar los objetivos del programa, a cambio demantenerse en el tratamiento sin consumir cocaína.Los componentes de la terapia son seis: terapia de incentivo, habilidades de afrontamiento deconsumo de drogas, cambios en el estilo de vida, asesoramiento en las relaciones de pareja,consumo de otras drogas y tratamiento de otros trastornos. El orden o el número de sesionesdedicado a cada uno de ellos varía dependiendo de las necesidades del paciente.El sub-componente de la terapia de incentivo es un procedimiento de manejo de contingenciasmediante el que se refuerza sistemáticamente la retención y la abstinencia.Los puntos o vales son ganados a cambio de resultados negativos en los análisis de orina y elnúmero de puntos se incrementa por cada análisis negativo consecutivo.El procedimiento no sólo incluye recompensa p or cada muestra negativa, sino que se contemplanincentivos mayores por largos periodos de abstinencia continuada.Los vouchers son cambiados por determinados incentivos (bienes o servicios) que ayudan a lospacientes a alcanzar los objetivos terapéuticos y a mejorar el estilo de vida. En ningún caso seutiliza dinero como método de reforzamiento de la abstinencia.Este tratamiento multi-componente ha demostrado ser eficaz en varios estudios bien contr oladoscon sujetos cocainómanos adultos en programas externos. Por este motivo, en la actualidad es unprograma avalado por el NIDA ( National Institute on Drug Abuse) de Estados Unidos.El grupo de Higgins de la Universidad de Vermont ha llevado a cabo varios ensayos clínicosexaminando la eficacia de este programa. En dos de estos trabajos (Higgins et al., 1991, 1993), laCRA + terapia de incentivo se mostró superior a un programa de consejo psicológico tradicionalvarios meses después del tratamiento, se comprobó que los sujetos que recibían el programacompleto alcanzaban tasas de abstinencia significativamente superiores a los sujetos que recibíansolo uno de ambos módulos del programa (CRA o incentivos).En definitiva, la Aproximación del Reforzamiento Comunitario más terapia de incentivo se puedeconsiderar como un tratamiento de primera elección, al menos para el tratamiento de la cocaína.Los autores sugieren que la eficacia del programa a largo plazo reside, al menos en parte, en sucapacidad para lograr periodos iniciales de abstinencia en la mayoría de los pacientes (Higgins,Badger y Budney, 2000). Por otra parte, esta estrategia tiene la virtud de combinar la manipulaciónde contingencias “artificiales” y “naturales” (Higgins, 1996). Las contingencias naturales setrabajarían con los módulos terapéuticos que forman la C RA: habilidades para el rechazo de drogas,cambios en el estilo de vida, asesoramiento en relaciones sociales, abuso de otr as sustancias ymanejo de otros trastornos asociados. La Terapia de Incentivo, por su parte, se situaría en el polode las contingencias artificiales, al tratarse de un programa de MC en el que los pacientes gananvales que cambian por diferentes bienes y servicios, si se mantienen abstinentes de cocaína. TRATAMIENTOS COGNITIVO-CONDUCTUALESLos programas cognitivo-conductuales (Cognitive-Behavioral Treatment, CBT) se centran en elentrenamiento de determinadas habilidades para responder de forma adecuada a los antecedentes yconsecuentes ambientales e individuales (cogniciones y emociones) que mantienen la conducta deconsumir drogas. Los déficit en habilidades de afrontamiento y determinadas cognicionesdesadaptadas son considerados como el mayor factor de riesgo para el uso de drogas. Dentro deeste paradigma, se ha optado por distinguir tres modelos de intervención: el Entrenamiento enHabilidades Sociales y de Afrontamiento, la Prevención de Recaídas (PR) y la terapia conductualfamiliar y de pareja. 17
  • Entrenamiento en Habilidades Sociales y de AfrontamientoEl Entrenamiento en Habilidades Sociales es un procedimiento cognitivo-conductual de amplioespectro que cuenta con gran arraigo, sobre todo en el tratamiento del alcoholismo. En la literaturaanglosajona se ha acuñado el término de Coping/social skills training ( CSST) para referirse a esteprocedimiento. El planteamiento que subyace a esta estrategia terapé utica es que el pacientecarece de habilidades adecuadas para enfrentarse con situaciones sociales e interpersonales de lavida cotidiana. Estas deficiencias pueden conllevar la aparición de condiciones de estrés quedificulten un afrontamiento apropiado y eficaz para resistir la presión social para beber alcohol ousar otro tipo de drogas. El objetivo principal de este tipo de intervenciones es dotar al paciente delas suficientes habilidades de afrontamiento y autocontrol para poder manejar las situacione s deriesgo producidas por los estímulos que desencadenan el deseo intenso de beber.Los aspectos centrales de este procedimiento incluyen: habilidades interpersonales, asertividad yexpresión de emociones, entrenamiento en solución de problemas, afrontamiento de estadoscognitivo-emocionales, afrontamiento de eventos vitales estresantes y afrontamiento de situacionesde riesgo para el consumo (Monti, Rohsenow, Colby y Abrams, 1995).En los últimos años también han proliferado los trabajos en los que se emplea alguna variante de laterapia cognitivo-conductual junto con terapia farmacológica (naltrexona o acamprosato). En lamayoría de los casos se encontró que la terapia combinada era superior a la utilización aislada deuno de los componentes.Prevención de Recaídas (PR)El modelo de Prevención de Recaídas (PR) de Marlatt y Gordon (1985) se puede considerar comouna especie de ramificación particular de los programas cognitivoconductuales que cuenta hoy endía con una eficacia demostrada, por lo que puede ser catalogado como un tratamiento de primeraelección.La PR contiene tres elementos fundamentales: (1) Estrateg ias de entrenamiento en habilidades, queincluyen tanto estrategias cognitivas como conductuales para afrontar situaciones de riesgo:identificación de situaciones de alto riesgo, entrenamiento en habilidades de afrontamiento,autorregistro y análisis funcional del uso de drogas, estrategias para afrontar los pensamientosasociados al uso de sustancias, afrontamiento de las caídas o consumos aislados ( lapses),asertividad, control de estrés, habilidades de comunicación, habilidades sociales ge nerales yentrenamiento en solución de problemas, (2) procedimientos de reestructuración cognitivadiseñados para proporcionar al paciente pensamientos alternativos a los que le empujan aconsumir, estrategias de imaginación para detectar situaciones de riesgo y estrategias para afrontarel EVA (efecto de violación de la abstinencia) y (3) estrategias de reequilibrio del estilo de vida(como la relajación o el ejercicio físico) para incrementar las actividades alternativas al consumo dedrogas.No obstante, aunque se trate de un procedimiento de intervención originariamente bienestructurado, con fases y componentes bien diferenciados, en la mayoría de los estudios no se haaplicado de forma sistemática, sino que se ha utilizado como un método ge neral de afrontamientode las recaídas en el consumo de drogas. Además, en muchos casos es difícil apreciar lasdiferencias entre los componentes de un programa de entrenamiento en habilidades de los de unprograma de PR.Salvando estos inconvenientes, en la actualidad, se dispone de suficiente evidencia empírica quecertifica la eficacia de la PR en el tratamiento del alcoholismo, en comparación con el notratamiento, con el control placebo, con el consejo médico tradicional o con estrategias deautocontrol. Asimismo, varios estudios meta-analíticos sitúan a la PR como tratamiento de elecciónpara el alcoholismo y algunos muestran que la PR es más eficaz en el tratamiento de la adicción alalcohol en comparación con otras sustanciasEn el caso de la heroína, existe una evidente escasez de trabajos bien controlados y una dispersióny heterogeneidad de los componentes empleados. Sin embargo, por lo que se refiere a la cocaína,la Terapia Cognitivo- Conductual de Habilidades de Afrontamiento (CBT), basada en la PR, cuentacon un fuerte apoyo empírico, destacando los trabajos llevados a cabo en la Substance AbuseTreatment Unit de la Universidad de Yale. Se trata de un programa de corta duración que tiene doscomponentes fundamentales: el análisis funcional y el entrenamiento en habilidades.Los parámetros de la CBT están perfectamente delimitados y de acuerdo con los autores, losingredientes activos característicos de la CBT son los siguientes (Carroll, 1998): análisis funcional 18
  • del abuso de la droga, entrenamiento en el reconocimiento y afrontamiento del craving, solución deproblemas, afrontamiento de emergencias, habilidades de afrontamiento, examen de los procesoscognitivos relacionados con el consumo, identificación y afrontamiento de las situaciones de riesgoy empleo de sesiones extras para el entrenamiento en habilidades.Terapia conductual familiar y de parejaLa terapia conductual familiar y de pareja se centra en el entrenamiento en habilidades decomunicación y en el incremento de la tasa de reforzamiento positivo en las relaciones familiares.En realidad se trata de programas multicomponentes que incluyen técnicas como el análisisfuncional, la identificación de relaciones conflictivas que provocan la bebida, la asignación detareas, el control estimular, el contrato conductual, el manejo de contingencias o el entrenamientoen habilidades de comunicación y de solución de problemas.Este procedimiento se ha empleado sobre todo en el tratamiento del alcoholismo y la mayoría de losestudios han encontrado resultados positivos, mostrando que las técnicas orientadas a mejorar lasrelaciones familiares de los pacientes pueden ser un componente crítico de los programas detratamiento para el alcoholismo.En un reciente desarrollo de la terapia de pareja que los autores denominan CommunityReinforcement and Family Training (CRAFT), Miller, Meyers y Tonigan (1999) incluían los siguientescomponentes: entrevista motivacional, entrenamiento en manejo de contingencias para reforzar laabstinencia, entrenamiento en habilidades de comunicación, identificación de actividades quepodían competir con la bebida, identificación de situaciones de riesgo e identificación de actividadesreforzantes para la pareja. Los resultados mostraron que el CRAFT obtenía mejores resultados queotros dos modelos diferentes de intervención familiar (Al-Anon y la intervención de confrontación delJohnson Institute). En el mismo sentido, Meyers, Miller, Hill y Tonigan (1999) encontraron que estamodalidad de terapia de pareja incrementaba la abstinencia y la adhesión al tratamiento, y reducíalas conductas depresivas, la ansiedad, la ira y la sintomatología física agresiva de las personasallegadas a los pacientes.En definitiva, se puede deducir de los resultados de la mayoría de estos estudios que las técnicasorientadas a mejorar las relaciones familiares de los pacientes puede ser un componente crítico delos programas de tratamiento. De hecho, las técnicas de manejo familiar son una parte importantede la CRA, uno de los programas de tratamiento del alcoholismo con mejor soporte empírico enestos momentos con la droga. 19
  • TRASTORNO BIPOLAR (TRASTORNO AFECTIVO BIPOLAR) CONCEPTO Se llama trastorno bipolar o trastorno afectivo bipolar a un trastorno depresivo de larga evolución, en el que los episodios depresivos se ven interferidos por la aparición de otros episodios caracterizados por un estado de ánimo elevado (euforia excesiva), expansivo (hiperactividad anómala) o irritable. Las fases de exaltación, alegría desenfrenada o irritabilidad y grosería, alternan con otros episodios en que la persona está con depresiones intensas, con bajo estado de ánimo, incapacidad para disfrutar, falta de energía, ideas negativas y, en casos graves, ideas de suicidio. El periodo de exaltación se llama “episodio maníaco”, de una palabra griega, “manía”, que significa literalmente “locura”. ETIOLOGÍA Y FISIOPATOLOGÍA: Son notables las pruebas de que existe una predisposición genética al trastorno bipolar. El índice de concordancia en parejas de gemelos monocigotos se acerca a 80% y los datos de análisis de segregación son congruentes con la transmisión autosómica dominante. Es posible que intervengan múltiples genes y las pruebas de mayor peso se orientan hacia loci en los cromosomas 18p, 18q, 4p, 4q, 5q, 8p y 21q. En gran medida no se conocen los mecanismos fisiopatológicos que explicarían las oscilaciones profundas y recurrentes del ánimo en el trastorno bipolar. Los estudios neuroimagenológicos han corroborado la aparición de alteraciones en el volumen de las amígdalas cerebrales y también incremento en las hiperintensidades de la sustancia blanca. En fecha reciente se ha prestado mucha atención a los modelos celulares de cambios en la trifosfatasa de adenosina (ATPasa) activada por sodio y potasio en la membrana, y a planteamientos de trastornos en los mecanismos de transducción de señales que abarcan el sistema de fosfoinositol y proteínas que se unen a trifosfato de guanosina (GTP). Los estudios neurofisiológicos sugieren que las personas con trastorno bipolar tienen alteraciones de sus ritmos circadianos. El litio puede brindar beneficio terapéutico por medio de una resincronización de los ritmos intrínsecos, activados por los ciclos de luz y oscuridad MANIFESTACIONES CLÍNICAS: Por lo tanto, un trastorno bipolar es una enfermedad en la que se alternan tres tipos de situaciones: Episodios depresivos, con características parecidas a un episodio depresivo mayor. Las fases depresivas cursan con:o Sentimientos de desesperanza y pesimismo.o Estado de ánimo triste, ansioso o "vacío" en forma persistente.o Sentimientos de culpa, inutilidad y desamparo.o Pérdida de interés o placer en pasatiempos y actividades que antes se disfrutaban, incluyendo la actividad sexual.o Disminución de energía, fatiga, agotamiento, sensación de estar "en cámara lenta."o Dificultad para concentrarse, recordar y tomar decisiones.o Insomnio, despertarse más temprano o dormir más de la cuenta.o Pérdida de peso, apetito o ambos, o por el contrario comer más de la cuenta y aumento de peso.o Pensamientos de muerte o suicidio; intentos de suicidio.o Inquietud, irritabilidad.o Síntomas físicos persistentes que no responden al tratamiento médico, como dolores de cabeza, trastornos digestivos y otros dolores crónicos. Episodios de normalidad o eutimia (de unas palabras griegas que significan: humor normal, o ánimo normal). 20
  • Episodios maníacos, con los síntomas que se exponen a continuación. Un episodio maníaco cursa con algunos de los siguientes síntomas (más de tres):o Autoestima exagerada, o sensaciones de grandeza.o Disminución de la necesidad de dormir.o Ganas de hablar, mucho más de lo que es necesario.o Sensación de pensamiento acelerado.o Gran distractibilidad, pasando de una a otra cosa con facilidad.o Aumento de la actividad (en el trabajo, en los estudios, en la sexualidad...)o Conductas alocadas, implicándose la persona en actividades más o menos placenteras, pero que suponen alto riesgo (compras excesivas, indiscreciones sexuales, inversiones económicas...)o Euforia anormal o excesiva.o Irritabilidad inusual.o Ideas de grandeza.o Aumento del deseo sexual.o Energía excesivamente incrementada.o Falta de juicio.o Comportarse en forma inapropiada en situaciones sociales.o La persona puede estar hostil y/o amenazar a los demás.o Olvido de las consideraciones éticas.o Un episodio maníaco causa una gran incapacidad en las actividades habituales de la persona que lo padece. Normalmente la persona está exaltada y “fuera de razón”, y no sigue las normas adecuadas en sus conductas laborales, sociales o de estudios. Puede tener consecuencias desagradables:  Empobrecimiento del juicio.  Hiperactividad improductiva.  Hospitalización involuntaria.  Problemas legales y/o económicos.  Conductas antiéticas (por ejemplo: disponer de dinero no propio, o apropiarse de hallazgos de otras personas).  Cambios inadecuados en cuanto a apariencia (indumentaria llamativa, maquillajes extraños, intentos de aumentar un aspecto más sugerente en lo sexual, etc.)  Actividades que demuestran actitudes desorganizadas o raras (repartir dinero, dar consejos a desconocidos con quienes se cruzan, etc.) Episodio “hipomaniaco” Se llama episodio “hipomaniaco” (literalmente, “menos que maníaco”) si lo que hay es un episodio como el anterior, pero sin llegar a provocar un deterioro laboral o social. Episodios mixtos Son episodios en que aparecen, al mismo tiempo, alteraciones propias de la fase depresiva y alteraciones propias de la fase maníaca. Es decir: al mismo tiempo depresión y exaltación, hiperactividad, insomnio, ideas negativas. Especialmente complejos son los episodios mixtos que cursan don ideación depresiva, pues existe una mayor posibilidad de que el paciente pase a la acción y realice tentativas de especial letalidad, buscando incluso la espectacularidad en su autolisis. Las características más comunes en los episodios mixtos son (al menos tres): Alternancia rápida de distintos estados de ánimo (depresión, euforia, irritabilidad) Predominio de la disforia (mal genio) Agitación. Insomnio. Alteración del apetito. Ideación suicida. Síntomas psicóticos (delirios, alucinaciones). Clasificación de los trastornos bipolares (o Trastornos afectivos bipolares) Según los episodios de exaltación sean "maníacos" o "hipomaníacos" tenemos: Trastorno afectivo bipolar tipo I, con episodios depresivos y maníacos. Trastorno afectivo bipolar tipo II, con episodios depresivos e hipomaníacos. Episodios afectivos mixtos (con síntomas maníacos y depresivos al mismo tiempo) Pacientes cicladores rápidos, con al menos cuatro recurrencias al año. 21
  • El trastorno ciclotímico o ciclotimia es una alteración crónica y con fluctuaciones, con periodos que comportansíntomas hipomaníacos y periodos que comportan síntomas depresivos. Ni unos no otros tienen la gravedad ni lacantidad suficiente como para hablar de una fase hipomaníaca o de una fase depresiva. Para muchos autores esuna especie de "predisposición" para otras enfermedades (depresión, trastorno bipolar), y afecta a un 1% de lapoblación.Como siempre, estos trastornos deben ser tratados si constituyen un malestar significativo para el paciente o paralas personas de su entorno. El tratamiento es el mismo del que aplicaríamos en un trastorno bipolar.Evolución del trastorno afectivo bipolarEl paciente, a lo largo de su vida, va presentando episodios depresivos, alternando con los maníacos ohipomaníacos. De hecho, la existencia de uno solo de estos episodios hace que debamos hablar ya de trastornobipolar. En este sentido cabe calificarlo siempre como potencialmente crónico, de por vida.Las características más importantes del trastorno afectivo bipolar son las siguientes:Es un trastorno orgánico (no psicológico) que depende de alteraciones biológicas del cerebro.Es un trastorno crónico. La persona que haya tenido un episodio de manía o de hipomanía, aunque haya sidosolamente uno, debe tener precauciones toda su vida para que no se repitan estos episodios.DIAGNÓSTICO:El diagnóstico se hace por criterios clínicos. Es decir: hemos de comprobar si la persona presenta los síntomas queantes hemos definido, tanto para los episodios depresivos como los maníacos o hipomaníacos. La existencia de unsolo episodio de exaltación es suficiente para diagnosticar un trastorno bipolar.Diagnóstico diferencialSi nos encontramos con un episodio maniaco, y no hay antecedentes claros de depresión, las fases de exaltación separecen, a veces, a un trastorno psicótico como la esquizofrenia. Nos ayuda al diagnóstico la existencia deexaltación, euforia y, sobre todo, alteraciones importantes del sueño.El curso de la enfermedad, a la larga, es muy esclarecedor. El tratamiento de un cuadro maníaco y de un brotepsicótico como la esquizofrenia pueden ser parecidos, pero los episodios maniacos suelen curar sin demasiadassecuelas.La importancia de afinar en el diagnóstico es que el trastorno bipolar tiene tratamiento preventivo que puede llegar aser muy eficaz.Los trastornos mentales a descartar son:Trastornos del estado de ánimo inducidos por sustancias. Amfetaminas, cocaína y estimulantes en general.Inducción de la manía por un tratamiento antidepresivo. Si desaparece por completo al reducir la medicaciónantidepresiva se diagnostica como inducido por sustancias (antidepresivos).Inducción por el tratamiento electroconvulsivante (ECT, TEC, electroshock, electrochoque). Es muy raro, peroposible.Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) especialmente si el niño presenta, al mismo tiempo,síntomas depresivos, lo que puede plantear dudas con un episodio mixto).Los trastornos orgánicos que deben ser evaluados ante la sospecha de un trastorno bipolar, son:Esclerosis múltiple, con afectación del lóbulo frontal.Tumores cerebrales-Enfermedad de Cushing (por exceso de actividad de las glándulas suprarrenales, o por haber tomado un exceso decorticoides).Demencias que cursan con frontalización (enfermedad de Pick, por ejemplo).Ingestión de sustancias o drogas de abuso capaces de inducir estados parecidos a los maníacos (cocaína,amfetaminas, etc.)Hipertiroidismo.Riesgo de suicidio en el trastorno afectivo bipolarNormalmente en las fases depresivas, hay el mismo riesgo que vemos en las personas con depresión mayor. Latasa de suicidio en nuestro país es de 10 casos por 100.000 habitantes. El 80% de estos casos viene dado porpersonas con depresión grave, trastorno bipolar, alcoholismo o esquizofrenia.Con cualquier paciente que presente graves síntomas depresivos es necesario hablar de forma franca y sin tapujospara explorar las ideas de suicidio y, sobre todo, de la posibilidad de que las mismas se lleven a cabo.Enfermedades que se presentan junto con el trastorno afectivo bipolar 22
  • Es muy frecuente que las personas con trastorno bipolar presenten otras enfermedades psiquiátricas. Es reiterada laasociación con trastornos por dependencia o por abuso de sustancias, o con trastornos inducidos por ellas. Esfactible que se asocien trastornos de la personalidad o dificultades para el control de los impulsos. A veces es difícildiscernir si los síntomas corresponden a un trastorno de personalidad o a un episodio maníaco. Lo importante, enestos casos, es tratarlos como si de síntomas maníacos se tratase.También son frecuentes los episodios de ludopatía (juego patológico) y comportamientos antisociales.TRATAMIENTO:Se basa en la administración de medicamentos que regulan el funcionamiento de los neurotransmisores cerebrales.El tratamiento debe ser crónico, a temporadas muy largas, o de por vida en aquellos casos con tendencia a lasrecaídas constantesEn las fases depresivas Antidepresivos. Los medicamentos de este tipo son, hoy en día, bien tolerados. Los modernos antidepresivos sonmedicamentos útiles, “limpios” (es decir, sin efectos indeseables graves) y muy eficaces. No todos los pacientes soniguales ni responden a los mismos productos en las mismas dosis. A veces es un trabajo complicado llegar aencontrar el medicamento adecuado y a las dosis pertinentes. Hay que tener paciencia y seguir unos pasossistemáticos. Para el manejo de los antidepresivos hay que tener en cuenta los siguientes factores: El riesgo de la ciclación del estado de ánimo inducido por antidepresivos existe; y debe ser controlado.No se ha demostrado que los antidepresivos sean más efectivos que los eutimizantes en la depresión bipolar aguday se ha demostrado que son menos efectivos que los eutimizantes en la prevención de recaídas depresivas en eltrastorno bipolar.Los eutimizantes, especialmente el litio y la lamotrigina, han demostrado su eficacia en el tratamiento agudo yprofiláctico de los episodios depresivos bipolares.Eutimizantes. Este nombre viene de unas palabras griegas que significan "ánimo perfecto". Son los medicamentosque previenen la aparición, especialmente de las fases maníacas. Los explicamos un poco más abajo.En las fases maníacas e hipomaníacas, se emplean las siguientes actuaciones:Diagnóstico exacto. La fase maníaca es minimizada por el paciente, que se encuentra estupendamente bien, enapariencia y desde su punto de vista. Si hay síntomas psicóticos, debe evitarse sobrediagnosticar esquizofrenia(aunque, en la fase aguda, el tratamiento es muy similar). La historia clínica debe ser detallada, evaluando lossíntomas a través del tiempo, y recabando la opinión de familiares, amigos, et. los cuales normalmente ofrecendatos que el paciente infravalora o, simplemente, ignora.Medicamentos eutimizantes (normalizadores del humor).Medicamentos antipsicóticos. Desde los antiguos (haloperidol, tioridacina, trifluoperazina, etc.) hasta los másmodernos: risperidona, olanzapina, quetiapina y ciprasidona. Las dosis son oscilantes. Son necesarios en la faseaguda maníaca o hipomaníaca.En las fases maníacas agudas, lo habitual es hacer el tratamiento en régimen de hospitalización. Es necesarioun ambiente tranquilo y bien estructurado, atendido por profesionales que sepan actuar con distanciamiento, lo quees difícil en el ambiente familiar. Por otra parte, en régimen de hospitalización será posible mantener una evaluacióncontinua del proceso, y corregir las actuaciones momento a momento.Hay que hacer exhaustivos controles orgánicos: control electrocardiogréfico, analítico, et.En las fases mixtas: Mismo tratamiento que en las maníacas. En general tienen menos respuesta al litio, y mejorrespuesta con valproico.Medicamentos eutimizantesEl más importante es el litio. Le hemos dedicado una página completa.Carbamacepina (Tegretol®) un antiepiléptico. Dosis: 16-17 mg por kg de peso y día. Se emplea también laOxcarbamacepina (Trileptal®), mejor tolerado que la carbamacepina (que, con facilidad, produce vértigos ymareos). Los riesgos más importantes de la carbamacepina, y que deben ser evaluados, son las bajadas deglóbulos blancos y las bajadas de sodio.Lamotrigina (Lamictal®), un antiepiléptico. Su efecto garmacocinético consiste en el bloqueo de los canbales desodio de las membranas neuronales, lo que reduce la secreción de neurotransmisores excitantes. Las dosis oscilan 23
  • alteredor de los 200 mg/d, aunque puede llegarse hasta 600 mg diarios. Es el más probado en cuanto a prevenir losepisodios depresivos, o para emplearlos con el tratamiento antidepresivo. Sus características son:No tiene efectos secundarios significativos, no causa virajes hacia manía y es eficaz en cuanto a prevenir estadosdepresivos. No produce aumento de peso. No afecta la memoria ni la concentración. No tiene efectos secundarios sobre la sexualidad.No afecta el hígado.Su único inconveniente es que, en ciertos casos, provoca un exantema (erupción en la piel) en un 8.3% de loscasos, que puede llegar a ser grave en el 1 por mil de los pacientes.Los exantemas se resuelven espontáneamente.Los graves, en el 1 por 1000 de los casos, son difusos, confluentes, afectan cabeza y cuello, y se resuelvensuspendiendo la medicación.Valproato o ácido valproico (Depakine®) También antiepiléptico. En estos momentos es el más empleado en USA, por encima del litio incluso. Es bastante bien tolerado. Dosis de1000 a 1500 mg/día.Descrito desde 1996, su eficacia está comprobada en un 55% de los casos. Está bien documentado su efecto encuadros de manía mixta y en la man´çia aguda. Es un fármaco de primera elección, casi tan recomendado como ellitio.En España está comercializado como Depakine®, Depakine Crono®, o Depamide® (esta última es la amida del ac,valproico).Las dosis suelen estar alrededor de 20 mg por kg de peso y día,Los niveles plasmáticos eficaces se calculan entre 45 125 µg/mlInteractúa con la lamotrigina (Lamictal®) duplicando los niveles de esta última.Clonazepan. Tranquilizante y antiepiléptico. Dosis, de 2 a 6 mg diarios. Da somnolencia.Gabapeptina (Neurontin®). Antiepiléptico. Dosis, hasta de 3600 mg diarios. Tiene un moderado efecto ansiolítico,aunque no está del todo claro su efecto como normalizador o estabilizador.Es normal hacer combinaciones de varios eutimizantes cuando no es suficiente con uno de ellos. Es aconsejablehacer los niveles plasmáticos (análisis sanguíneos) para comprobar que no haya interferencias entre los diversoseutimizantes que se empleen.Terapia electro convulsivante (TEC, electroshock, electrochoque) en el tratamiento del trastorno bipolarLa respuesta es sí. Muchas veces, en los casos en que no actúa la medicación, el electrochoque es una terapiaperfectamente válida.Psicoterapia en el paciente con trastorno afectivo bipolarEl trastorno afectivo bipolar es una enfermedad "poco psicológica" en cuanto a su origen. Ya hemos comentado quees muy orgánica. El principal tratamiento debe ser el biológico: los medicamentos en las proporciones adecuadas.Lo que sí es muy importante es la pedagogía. El paciente y sus familiares deben ser aleccionados acerca de lascaracterísticas de la enfermedad, de su tratamiento, de la importancia de seguir las pautas para cada caso, de laslimitaciones que impone la enfermedad, distintas en según qué fase.Todos deben estar muy imbuidos acerca de la necesidad de mantener la medicación, aún cuando la persona seencuentre perfectamente bien. En pocas enfermedades como en el trastorno afectivo bipolar es importante no dejarla medicación aunque uno se encuentre perfectamente bien.Asociaciones y los grupos de autoayudaSon excelentes medios de apoyo para el paciente y para sus familiares. En ellas se organizan cursillos, charlas,actividades, sesiones de grupo, asesoramiento individual, etc.El paciente ve que no es un caso único, y puede compartir experiencias con otras personas que sufren sus mismasdificultades.Los familiares encuentran las explicaciones adecuadas para resolver problemas cotidianos, y se benefician de lasexperiencias que otras personas, con similares inconvenientes, han empleado para resolverlos. 24
  • CONCLUSIONES: El consumo de drogas constituye un problema social de gran importancia. La mayoría de las drogas crean una adicción que es difícil de superar de forma individual y que, en muchos casos, no es reconocida por el propio consumidor. Esa adicción origina graves conflictos familiares, de pareja, escolares, laborales e, incluso, problemas legales que deterioran el entorno social de la persona. La educación y la información, a nuestros hijos, sobre todo a los jóvenes, en cuanto al tipo de sustancias que existen y los riesgos inherentes a su consumo es, en muchos países, la mejor forma de prevenir y evitar el uso de las drogas. El trastorno bipolar se caracteriza por ser una enfermedad con un curso maligno en el cual las recurrencias frecuentes están acompañadas de síntomas significativos entre los episodios. El modelo conceptual que surge de los estudios sobre síntomas subclínicos del trastorno bipolar sugiere que la mayoría de los pacientes están sintomáticos todo el tiempo, y los episodios afectivos mayores serían solamente el pico más pronunciado de la sintomatología. BIBLIOGRAFIA:1. Passik SD, Kirsh KL, McDonald MV, et al.: A pilot survey of aberrant drug-taking attitudes and behaviors in samples of cancer and AIDS patients. Journal of Pain and Symptom Management 19(4): 274-286, 2000.2. Crowther J, Fainsinger R: Incorrect diagnosis and subsequent management of a patient labeled with cholangiocarcinoma. Journal of Palliative Care 11(4): 48-50, 1995.3. Lawlor P, Walker P, Bruera E, et al.: Severe opioid toxicity and somatization of psychosocial distress in a cancer patient with a background of chemical dependence. Journal of Pain and Symptom Management 13(6): 356-361, 1997.4. Foley KM: Clinical tolerance to opioids. In: Basbaum AI, Besson JM, eds.: Towards a New Pharmacotherapy of Pain. Chichester, NY, John Wiley and Sons, 1991, pp 181-203.5. Ling GS, Paul D, Simantov R, et al.: Differential development of acute tolerance to analgesia, respiratory depression, gastrointestinal transit and hormone release in a morphine infusion model. Life Sciences 45(18): 1627-1636, 1989.6. Kaplan R, Slywka J, Slagle S, et al.: A titrated morphine analgesic regimen comparing substance users and non-users with AIDS-related pain. Journal of Pain and Symptom Management 19(4): 265-273, 2000.7. Breitbart W, Rosenfeld BD, Passik SD, et al.: The undertreatment of pain in ambulatory AIDS patients. Pain 65(2,3): 243-249, 1996.8. Cleeland CS, Gonin R, Hatfield AK, et al.: Pain and its treatment in outpatients with metastatic cancer. New England Journal of Medicine 330(9): 592-596, 1994.9. Heights, Massachusetts: Allyn & Bacon.10. Nader, M. A. y Woolverton, W. L. (1992). Effects of increasing response requirement on choice between cocaine and food in rhesus monkeys.11. Psychopharmacology (Berl), 108(3), 295-300.12. National Institute on Drug Abuse (1999). Principles of drug addiction treatment. Washington: U.S. Department of Health and Human Services.13. Schuster, C.R. y Johanson, C.E. (1981). An analysis of dug-seeking behavior in animals. Neuroscience and Biobehavioral Reviews, 5, 315-323.14. Secades Villa, R. y Fernández Hermida, R. (2003). Guía de los tratamientos psicológicos eficaces para la drogadicción: alcohol, cocaína y heroína (pp.107-139). Bipolar Web Una página con todas las informaciones necesarias para pacientes con trastorno bipolar. Incluye una página de asociaciones de pacientes y de sus familiares, tanto de España como de países de Hispanoamérica. MedLine La página del Servicio Nacional de bibliotecas médicas de USA. Incluye artículos acerca del TB infantil. Enciclopedia médica de MedLine. Consejos familiares. De la NAMI (Nacion Voice in Mental Health), 25
  • ANEXOSRESUMENEN DE TOXICOMANÍASLa toxicomanía es el consumo regular de una droga que produce adicción.La adicción es la actividad compulsiva y la implicación excesiva en una actividad específica. Laactividad puede ser el juego o puede referirse al uso de casi cualquier sustancia, como una droga.Las drogas pueden causar dependencia psicológica o bien dependencia psicológica y física.La dependencia psicológica se basa en el deseo de continuar tomando una droga por p lacer o parareducir la tensión y evitar un malestar. Las drogas que producen dependencia psicológica actúan enel cerebro y tienen uno o más de los siguientes efectos:Reducir la ansiedad y la tensión.Causar alegría, euforia u otros cambios placenteros d el humor.Provocar impresión de aumento de capacidad mental y física.Alterar la percepción.Para los adictos, la actividad relacionada con las drogas llega a ser una parte tan grande de la vida diaria que laadicción interfiere generalmente con la capacidad de trabajar, estudiar o de relacionarse normalmente con la familiay amigos.Los adictos tienen dificultades para abandonar la droga y a menudo vuelven a ella tras períodos de abstinencia. Elsíndrome de abstinencia ocurre cuando se deja de tomar la droga o cuando los efectos de ésta son bloqueados porun antagonista.El uso de drogas ocurre en todos los grupos socioeconómicos y afecta tanto a gente con alto nivelcultural y profesional como a personas con bajo nivel de estudios y sin empleo.El proceso está influido por las propiedades químicas de la droga, sus efectos, la personalidad del adicto y otrascondiciones predisponentes como la herencia y la presión social. En particular, la progresión desde laexperimentación al uso ocasional y luego desde la tolerancia a la dependencia es poco conocida.Los adictos a menudo tienen baja autoestima, son inmaduros, fácilmente frustrables y tienen dificultad para resolverproblemas personales y relacionarse con gente del sexo contrario.En ocasiones, los familiares o los amigos pueden comportarse de modo que permiten al adicto continuar abusandode las drogas o del alcohol; estas personas son consideradas codependientes (también llamadas facilitadoras). AlcoholismoEl alcoholismo es una enfermedad crónica caracterizada por una tendencia a beber más de lodebido, intentos infructuosos de dejar la bebida, y mantenimiento de la costumbre a pesar de lasadversas consecuencias sociales y laborales.El alcohol produce dependencia tanto psicológica como física. El alcoholismo generalmente interfiere con lacapacidad de relacionarse y de trabajar y produce muchas conductas destructivas. Los alcohólicos suelen estarintoxicados diariamente.CausasLa causa del alcoholismo es desconocida pero el consumo de alcohol no es el único factor. Aproximadamente el 10por ciento de la gente que bebe alcohol se vuelve alcohólica. Los familiares consanguíneos de los alcohólicos tienenuna incidencia más alta de alcoholismo que la población general. También el alcoholismo tiene más probabilidadesde desarrollarse en los hijos biológicos de los alcohólicos que en los adoptados, lo que sugiere que el alcoholismoimplica un defecto genético o bioquímico.Efectos biológicosEl alcohol se absorbe rápidamente desde el intestino delgado. Como el alcohol se absorbe más rápido de lo que semetaboliza y elimina, sus valores en la sangre aumentan rápidamente. La ingestión prolongada de excesivascantidades de alcohol daña muchos órganos, particularmente el hígado, el cerebro y el corazón. Como otras drogas,el alcohol tiende a inducir tolerancia, por lo que las personas que toman más de dos vasos al día pueden beber másalcohol que los no bebedores sin que se produzcan efectos de embriaguez.El síndrome de abstinencia de alcohol generalmente comienza de 12 a 24 horas después de que la persona deja deconsumir alcohol. Los síntomas leves incluyen temblor, debilidad, sudación y náuseas. Algunas personas sufrenconvulsiones (llamadas epilepsia alcohólica o convulsiones por alcohol).El síndrome de Korsakoff (psicosis amnésica de Korsakoff) generalmente ocurre en personas que ingierenregularmente grandes cantidades de alcohol, especialmente en aquellas que están desnutridas y tienen deficiencia 26
  • de vitaminas B (particularmente tiamina). Una persona con síndrome de Korsakoff pierde la memoria de losacontecimientos recientesTratamientoLos alcohólicos que presentan síndrome de abstinencia generalmente los tratan ellos mismos bebiendo. Algunaspersonas buscan atención médica porque no desean continuar bebiendo o porque el síndrome de abstinencia esmuy intenso. En uno u otro caso, el médico comprueba en primer lugar la posibilidad de una enfermedad o unalesión de la cabeza que pudiera complicar la situación.Después de resolver los problemas médicos urgentes, debe comenzarse una desintoxicación y un programa derehabilitación.Alcohólicos AnónimosNo existe nada que beneficie tanto a los alcohólicos y de modo tan eficaz como la ayuda que se puedenproporcionar ellos mismos participando en Alcohólicos Anónimos (AA). Alcohólicos Anónimos opera dentro de uncontexto religioso.Alcohólicos Anónimos permite que la persona construya una confianza y autoestima que antes sóloencontraba bebiendo alcohol.Tratamiento farmacológicoA veces, el alcohólico puede recurrir a un fármaco para evitar consumir alcohol. Se puede prescribir un fármacollamado disulfiram. Este fármaco interfiere con el metabolismo del alcohol, produciendo acumulación deacetaldehído, un metabolito del alcohol, en la sangre. El acetaldehído es tóxico y produce rubor facial, dolor decabeza pulsátil, aumento del ritmo cardíaco, respiración acelerada y sudación durante 5 a 10 minutos después deque la persona ingiere el alcohol. ADICCIÓN A ANSIOLÍTICOS Y A HIPNÓTICOSLos fármacos que se prescriben para tratar la ansiedad y como inductores del sueño pueden causardependencia tanto física como psicológica. Tales fármacos incluyen benzodiacepinas, barbitúricos,glutetimida, cloralhidrato y meprobamato. Cada uno funciona de un modo diferente y tien e unpotencial de dependencia y de tolerancia diferente. El meprobamato, la glutetimida, el cloralhidratoy los barbitúricos son prescritos con menos frecuencia que en el pasado, principalmente porque lasbenzodiacepinas son más seguras.En general, las personas adictas a estos fármacos comenzaron tomándolos por razones médicas.SíntomasLa dependencia de los hipnóticos y de los ansiolíticos disminuye el estado de alerta y produce una expresiónbalbuceante, mala coordinación, confusión y respiración lenta. Estos fármacos pueden hacer que una persona estéalternativamente deprimida y ansiosa. Estos fármacos provocan somnolencia y tienden a acortar la fase de sueñocon movimientos rápidos de los ojos (REM), que es aquella en la que se sueña. La interferencia con el sueño puedehacer a una persona más irritable al día siguiente.TratamientoInterrumpir una reacción de abstinencia grave es difícil, aunque el tratamiento puede aliviarla. Durante las primeras12 a 20 horas, la persona puede estar nerviosa, inquieta y débil. Pueden temblarle las manos y las piernas. Laabstinencia de barbitúricos es generalmente peor que la de benzodiacepinas, aunque ambas pueden resultar muydifíciles de tratar. La duración de las reacciones debidas a la abstinencia varía de un fármaco a otro.Frecuentemente, los médicos tratan la abstinencia volviendo a administrar el fármaco causante a una dosis inferior ydisminuyéndola progresivamente a lo largo de días o semanas ADICCIÓN A LA MARIHUANAEl consumo de marihuana (cannabis) está ampliamente extendido. Los estudios entre los estudiantes universitarioshan demostrado periódicamente aumento, disminución y un nuevo aumento del consumo. Algunas personas sehacen dependientes de la marihuana por razones psicológicas y esta dependencia puede tener todas lascaracterísticas de una adicción grave.SíntomasLa marihuana deprime la actividad cerebral, produciendo un estado de ensoñación en el cual lasideas parecen inconexas e incontrolables. El tiempo, el color y las percepciones espaciales puedendistorsionarse y exaltarse. Mientras se consume marihuana disminuyen las capac idadescomunicativas y motrices, por lo que es peligroso conducir o manejar maquinaria pesada. Elconsumo intenso y prolongado de marihuana puede tener efectos similares al del consumo de 27
  • cigarrillos sobre los pulmones. Es frecuente la bronquitis y probabl emente se incrementa el riesgode cáncer de pulmón. ADICCIÓN A LAS ANFETAMINASEntre las drogas clasificadas como anfetaminas están la anfetamina, la metanfetamina (speed) y lametilendioxi-metanfetamina (MDMA, Éxtasis o Adán).El abuso de anfetaminas puede ser crónico o intermitente. La dependencia es tanto psicológica como física.SíntomasLas anfetaminas aumentan el estado de alerta (reducen la fatiga), aumentan la concentración,disminuyen el apetito y aumentan la resistencia física. Pueden inducir un estado de bienestar oeuforia.Muchos consumidores de anfetaminas están deprimidos y utilizan los efectos sobre el humor de estos estimulantespara aliviar temporalmente la depresión. La resistencia física puede, en algún grado, mejorar temporalmente. Laspersonas que consumen habitualmente anfetaminas varias veces al día desarrollan rápidamente tolerancia.TratamientoCuando se interrumpe bruscamente el consumo de una anfetamina, suceden síntomas opuestos a los efectos de ladroga. El consumidor se encuentra cansado o somnoliento (un efecto que puede durar 2 o 3 días después de dejarde tomar la droga). Algunas personas están intensamente ansiosas e inquietas. ADICCIÓN A LA COCAÍNALa cocaína produce un efecto similar al de las anfetaminas, pero es un est imulante mucho máspotente. Se puede tomar por vía oral, inhalar en forma de polvo por vía nasal o inyectarse, por logeneral directamente en una vena. La cocaína intravenosa o inhalada produce una sensación dealerta extrema, de euforia y de gran poder.SíntomasLa cocaína aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca y puede provocar un ataque cardíaco mortal, inclusoen atletas jóvenes y sanos. Otros efectos incluyen estreñimiento, daño intestinal, nerviosismo intenso, sensación deque algo se mueve por debajo de la piel (los bichos de la cocaína), lo que es un signo de posible daño nervioso,ataques epilépticos (convulsiones), alucinaciones, insomnio, delirios paranoides y conducta violenta.TratamientoLa cocaína es una droga de acción muy corta en el tiempo, por lo que una reacción tóxica puede que no necesitetratamiento. El personal médico de urgencias vigila de cerca a la persona para ver si se mantiene el efecto peligroso(peligro de muerte). Pueden administrarse fármacos para bajar la presión arterial o disminuir la frecuencia cardíaca.Se pueden administrar otros fármacos para frenar las convulsiones. Una fiebre muy alta puede requerir tambiéntratamiento. ADICCIÓN A LOS ALUCINÓGENOSLos alucinógenos incluyen el LSD (dietilamida del ácido li sérgico), la psilocibina (seta mágica), lamescalina (peyote) y el 2,5-dimetoxi-4-metilanfetamina (DOM, STP), un derivado anfetamínico.Estas drogas generalmente no producen verdaderas alucinaciones; las verdaderas alucinacionesocurren cuando una persona cree que las cosas anormales que ve y oye están sucediendorealmente. Por el contrario, la mayoría de los adictos a alucinógenos comprende que lassensaciones anormales no son reales y están causadas por la droga. Por lo tanto, estas drogas sonen realidad falsamente alucinógenas.SíntomasLos alucinógenos distorsionan las sensaciones auditivas y visuales. Adicionalmente, lassensaciones pueden mezclarse; por ejemplo, la audición de música puede provocar que aparezcancolores y movimientos al ritmo de la mú sica. Los principales peligros que tiene el uso de estasdrogas son los efectos psicológicos y la alteración del juicio que producen, los cuales puedenconducir a tomar decisiones peligrosas o a provocar accidentes. Por ejemplo, un adicto podríapensar que puede volar y puede incluso saltar desde una ventana para probarlo, con resultado delesiones graves o de muerte.Los alucinógenos estimulan el cerebro. El efecto en sí puede depender del humor de la persona cuando consume ladroga y del ambiente en el cual la toma. ADICCIÓN A SOLVENTES VOLÁTILESEntre los adolescentes, los solventes volátiles y aerosoles son consumidos con mayor frecuenciaque la cocaína o el LSD pero con menos frecuencia que la marihuana y el alcohol. Los solventesvolátiles y aerosoles consumidos se encuentran en muchos producto s del hogar. Estos productos se 28
  • entiende que deben ser usados solamente en una habitación bien ventilada, porque muchos de losproductos químicos que contienen son poderosos depresores del cerebro. Incluso en una habitaciónbien ventilada, estos productos químicos tienen algún defecto depresor.Los efectos son más marcados cuando se inhalan directamente las emanaciones. Los productospueden ser pulverizados en una bolsa de plástico e inhalados, o puede colocarse una telaempapada con el producto cerca de la nariz o de la boca.SíntomasLos consumidores se intoxican rápidamente. Se ha observado la aparición de vértigos, somnolencia,confusión, expresión balbuceante y una capacidad reducida para mantenerse de pie y caminar(marcha inestable). Estos efectos pue den durar unos minutos o más de una hora. Puede producirsela muerte, incluso en la primera ocasión en la que se inhala directamente el producto, por unadepresión intensa de la respiración o por un ritmo cardíaco irregular (arritmia cardíaca).Las graves quemaduras en la piel y en los órganos internos pueden ser mortales. Otros han muertode asfixia porque el spray inhalado ha revestido internamente los pulmones, impidiendo el paso deloxígeno a la sangre.El consumo crónico o la exposición a estas sustanc ias químicas en el centro de trabajo puedendañar gravemente el cerebro, el corazón, los riñones, el hígado y los pulmones.TratamientoEl tratamiento de los niños y de los adolescentes que son adictos a los solventes volátiles y a losaerosoles implica la evaluación y el tratamiento de cada órgano lesionado. También implica laeducación y el asesoramiento para conocer los problemas psicológicos y sociales. Los porcentajesde recuperación de la adicción a solventes volátiles y aerosoles están entre los más bajos de lasadicciones a sustancias que modifican del humor. TRATAMIENTO PSICOLÓGICOManejo de contingenciasEl Manejo de Contingencias (MC) implica la aplicación sistemática de reforzadores o castigoscontingentes a la ocurrencia de la conducta objetivo o a la ausencia de la misma.Las intervenciones basadas en el MC pueden entenderse como intervenciones que de forma directay sistemática incrementan el coste de oportunidad (reforzadores alternativos) del uso de drogas. Tratamientos cognitivo-conductualesLos programas cognitivo-conductuales (Cognitive-Behavioral Treatment, CBT) se centran en elentrenamiento de determinadas habilidades para responder de forma adecuada a los antecedentes yconsecuentes ambientales e individuales (cogniciones y emociones) que mantienen la conducta deconsumir drogas.Entrenamiento en Habilidades Sociales y de AfrontamientoEl Entrenamiento en Habilidades Sociales es un procedimiento cognitivo-conductual de amplioespectro. El planteamiento que subyace a esta estrategia terapéutica es que el paciente carece dehabilidades adecuadas para enfrentarse con situaciones sociales e interpersonales de la vidacotidiana. Estas deficiencias pueden conllevar la aparición de condiciones de estrés que dificultenun afrontamiento apropiado y eficaz para resistir la presión social para beber alcohol o usar otrotipo de drogas. El objetivo principal de este tipo de intervenciones es dotar al paciente de lassuficientes habilidades de afrontamiento y autocontrol para poder manejar las situaciones de riesgoproducidas por los estímulos que desencadenan el deseo intenso de beber.Prevención de Recaídas (PR)La PR contiene: (1) Estrategias de entrenamiento en habilidades, que incluyen tanto estrategias cognitivas comoconductuales para afrontar situaciones de riesgo: identificación de situaciones de alto riesgo, entrenamiento enhabilidades de afrontamiento, autorregistro y análisis funcional del uso de drogas, estrategias para afrontar lospensamientos asociados al uso de sustancias, (2) procedimientos de reestructuración cognitiva y (3) estrategias dereequilibrio del estilo de vida (como la relajación o el ejercicio físico) para incrementar las actividades alternativas alconsumo de drogas.Terapia conductual familiar y de parejaLa terapia conductual familiar y de pareja se centra en el entrenamiento en habilidades decomunicación y en el incremento de la tasa de reforzamiento positivo en las relaciones familiares. 29
  • RESUMEN DE TRASTORNO BIPOLAR CONCEPTO: Es un trastorno depresivo de larga evolución, en el que los episodios depresivos se ven interferidos por la aparición de otros episodios caracterizados por un estado de ánimo elevado (euforia excesiva), expansivo (hiperactividad anómala) o irritable. Las fases de exaltación, alegría desenfrenada o irritabilidad y grosería, alternan con otros episodios en que la persona está con depresiones intensas, con bajo estado de ánimo, incapacidad para disfrutar, falta de energía, ideas negativas y, en casos graves, ideas de suicidio. ETIOLOGÍA: Son notables las pruebas de que existe una predisposición genética al trastorno bipolar. El índice de concordancia en parejas de gemelos monocigotos se acerca a 80% y los datos de análisis de segregación son congruentes con la transmisión autosómica dominante. Es posible que intervengan múltiples genes y las pruebas de mayor peso se orientan hacia loci en los cromosomas 18p, 18q, 4p, 4q, 5q, 8p y 21q. MANIFESTACIONES CLÍNICAS: Por lo tanto, un trastorno bipolar es una enfermedad en la que se alternan tres tipos de situaciones: Episodios depresivos, con características parecidas a un episodio depresivo mayor. Episodios de normalidad o eutimia (de unas palabras griegas que significan: humor normal, o ánimo normal). Episodios maníacos, con los síntomas que se exponen a continuación. Un episodio maníaco cursa con algunos de los siguientes síntomas (más de tres):o Aautoestima exagerada, o sensaciones de grandeza.o Disminución de la necesidad de dormir.o Ganas de hablar, mucho más de lo que es necesario.o Sensación de pensamiento acelerado. Episodio “hipomaniaco” Se llama episodio “hipomaniaco” (literalmente, “menos que maníaco”) si lo que hay es un episodio como el anterior, pero sin llegar a provocar un deterioro laboral o social. Episodios mixtos Son episodios en que aparecen, al mismo tiempo, alteraciones propias de la fase depresiva y alteraciones propias de la fase maníaca. Clasificación de los trastornos bipolares 1.-Trastorno afectivo bipolar tipo I, con episodios depresivos y maníacos. 2.-Trastorno afectivo bipolar tipo II, con episodios depresivos e hipomaníacos. 3.-Episodios afectivos mixtos (con síntomas maníacos y depresivos al mismo tiempo) 4.-Pacientes cicladores rápidos, con al menos cuatro recurrencias al año. 5.-Eltrastorno ciclotímico o ciclotimia es una alteración crónica y con fluctuaciones DIAGNÓSTICO: El diagnóstico se hace por criterios clínicos. Es decir: hemos de comprobar si la persona presenta los síntomas que antes hemos definido, tanto para los episodios depresivos como los maníacos o hipomaníacos. La existencia de un solo episodio de exaltación es suficiente para diagnosticar un trastorno bipolar. TRATAMIENTO EN LAS FASES DEPRESIVAS Antidepresivos. Eutimizantes. EN LAS FASES MANÍACAS E HIPOMANÍACAS Medicamentos eutimizantes. Medicamentos antipsicóticos. En las fases maníacas agudas, lo habitual es hacer el tratamiento en régimen de hospitalización. En las fases mixtas: mismo tratamiento que en las maníacas. en general tienen menos respuesta al litio, y mejor respuesta con valproico. 30
  • TRATAMIENTO DEL TRASTORNO BIPOLAR HARRISON ONLINE: PÁG: 13425 31
  • EFECTOS DEL ALCOHOL 32
  • TERAPIA COGNITIVA CONDUCTUAL ENFERMEDAD BIPOLAR Psicosis Maniaco-depresiva? MANIA UMBRAL PARA MANIA severidad UMBRAL PARA DEPRESION DEPRESION Manning JS, et al. Prim Care Companion J Clin Psychiatry. 2002; 33