Violencia y uso de la fuerza
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Violencia y uso de la fuerza

on

  • 2,808 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,808
Views on SlideShare
2,808
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
39
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Violencia y uso de la fuerza Violencia y uso de la fuerza Document Transcript

  • VIOLENCIAy uso de la fuerza 1
  • Comité Internacional de la Cruz Roja19, Avenue de la Paix1202 Ginebra, SuizaT +41 22 734 60 01, F +41 22 733 20 57shop.gva@icrc.orgwww.cicr.org© CICR, septiembre de 2008Fotografía de portada: Fabrice Coffirini/Reuters
  • ÍNDICE1. MARCO JURÍDICO 7 4. OPERACIONES DE APOYO PARA 1.1. Derecho internacional público LA PAZ 35 y legislación nacional 7 4.1. Definición 35 1.2. Derecho de los conflictos 4.2. Derecho aplicable 35 armados y derecho de los 4.3. Consecuencias prácticas 37 derechos humanos 8 5. CUESTIONES ESPECÍFICAS 392. SITUACIONES QUE NO SON 5.1. Mantenimiento del orden 39 CONFLICTOS ARMADOS 15 5.2. Uso de la fuerza y de armas 2.1. Reuniones y manifestaciones 15 de fuego y conducción de 2.2. Disturbios internos y otras las hostilidades 41 situaciones de violencia interna 18 5.3. Arresto y detención 46 2.3. Estados de excepción 20 6. EL CICR 513. CONFLICTOS ARMADOS 25 6.1. Resumen 51 3.1. Conflictos armados no 6.2. Consecuencias prácticas 52 internacionales 26 3.2. Conflictos armados 7. REFERENCIAS 57 internacionales 30 7.1. Publicaciones del CICR 57 3.3. Conflictos armados 7.2. Abreviaturas 57 internacionalizados 33 3
  • 4 Jordao Henrique/AP Jordao Henrique/AP
  • INTRODUCCIÓNEl mantenimiento de la ley y el orden es una Categorizar una situación es mucho más queresponsabilidad de las autoridades civiles. Se un ejercicio teórico. La categorización tienetrata de una tarea que compete a la policía consecuencias directas, dado que determinay/o a las fuerzas paramilitares especialmente las normas aplicables, y la protección que éstasequipadas, organizadas y capacitadas para esas ofrecen se establece en mayor o menor detallemisiones, como los cuerpos de gendarmería. conforme a la situación jurídica.La función normal de las fuerzas armadas deun Estado es defender el territorio nacional En este folleto, se resumen las diferentes situa-contra las amenazas externas (conflictos arma- ciones jurídicas, sus definiciones, las ramas deldos internacionales) y afrontar situaciones de derecho aplicables, las consecuencias prácti-conflicto armado interno (no internacional). Sin cas y el papel del CICR. Los temas se presentanembargo, en algunas ocasiones, se requiere en términos estrictamente jurídicos. Aunqueque las fuerzas armadas presten asistencia a las parte de la misión de los comandantes es pre-autoridades civiles para hacer frente a niveles venir o contener la escalada de la violencia, ende violencia más bajos, que pueden caracteri- este folleto no se abordan cuestiones tácticas.zarse como disturbios internos y otras situacio- Por razones metodológicas, las situaciones senes de violencia interna. agrupan en tres categorías: situaciones que no son conflictos armados, conflictos armados yLos disturbios pueden causar un elevado operaciones de apoyo para la paz.nivel de violencia. A veces, la línea que separalos disturbios y otras situaciones de violenciainterna de los conflictos armados se difumi-na, y la única forma de categorizar situacio-nes particulares es examinarlas caso por caso.El factor determinante básico es la intensidadde la violencia. 5
  • 6 Gil Cohen Magen/Reuters
  • 1. MARCO JURÍDICOTodas las operaciones militares o policiales, independientemente del nombre que lleven y de lasfuerzas que participen en ellas, tienen lugar dentro del marco jurídico del derecho internacional (enparticular, el derecho de los conflictos armados y/o el derecho de los derechos humanos) y de lalegislación nacional.1.1. Derecho internacional público y legislación nacionalEl derecho internacional público rige las re- agentes de facto. Los grupos insurgentes y loslaciones entre los Estados, entre los Estados movimientos de liberación también tieneny las organizaciones internacionales, y entre las obligaciones conforme al derecho internacional,propias organizaciones internacionales. Ayuda en particular en el marco del derecho de losa mantener una sociedad internacional viable. conflictos armados.En lo que respecta a los conflictos armados,existe una distinción entre el jus ad bellum o En el artículo 38 del Estatuto de la Corte Interna-el derecho que prohíbe la guerra, consagrado cional de Justicia, se enuncian las fuentes delen la Carta de las Naciones Unidas, en la que derecho internacional: las convenciones ose prohíbe el uso de la fuerza en las relaciones tratados internacionales, la costumbre interna-entre los Estados salvo en defensa propia o por cional como prueba de una práctica general-razones vinculadas con la seguridad colectiva, y mente aceptada como derecho, los principiosel jus in bello o derecho aplicable en tiempo generales de derecho reconocidos por las na-de conflicto armado (véase la sección 3). El jus ciones civilizadas, y “las decisiones judiciales yin bello no se pronuncia acerca de los motivos las doctrinas de los publicistas de mayor com-del uso de la fuerza. petencia de las distintas naciones, como medio auxiliar para la determinación de las reglas deHay diferentes tipos de sujetos de derecho derecho”.internacional o entidades que asumen dere-chos y obligaciones en el marco de este sistema La legislación nacional debe ser confor-jurídico. En relación con la cuestión del uso de la me a las obligaciones internacionales de unfuerza, el Estado, definido como una entidad Estado. La legislación nacional de los Estadossoberana formada por una población, un terri- determina los efectos de los tratados en sustorio y una estructura de gobierno, es, desde respectivas jurisdicciones. En muchos casos,luego, un importante titular de derechos y de los Estados sencillamente dejan que los tratadosobligaciones en el derecho internacional. Por lo funcionen como leyes. En otros, para que lostanto, es responsable de los actos de sus fun- tratados surtan efecto hace falta adaptarlos ycionarios, sea que actúen a título oficial o como transformarlos en leyes internas. 7
  • 1.2. Derecho de los conflictos armados y derecho de los derechos humanosEl derecho de los conflictos armados y el Casi todos los instrumentos de derechosderecho de los derechos humanos son com- humanos contienen cláusulas que autorizan aplementarios. Ambos están destinados a los gobiernos a suspender ciertos derechos,proteger la vida, la integridad y la dignidad aunque en condiciones estrictas, cuando afron-de las personas, aunque lo hacen de maneras tan un peligro público grave (véase más aba-distintas. Además, ambos abordan, de forma jo). Sin embargo, hay un “núcleo duro” (véase ladirecta, cuestiones relacionadas con el uso sección 2.3.2.) de derechos fundamentales quede la fuerza. los gobiernos no pueden suspender en caso alguno. Uno de esos derechos fundamentalesEl derecho de los conflictos armados fue co- es el derecho a la vida. No se permiten suspen-dificado y elaborado para regular las cuestiones siones de derechos en el marco del derecho dehumanitarias en tiempo de conflicto armado; los conflictos armados, dado que este ordena-su finalidad es proteger a las personas que no miento jurídico fue elaborado para aplicarse enparticipan o han dejado de participar en las situaciones extremas. Su objetivo es establecerhostilidades y definir los derechos y obliga- un equilibrio entre las necesidades militares yciones de todas las partes en un conflicto con las exigencias de humanidad.respecto a la conducción de las hostilidades. Elderecho de los derechos humanos protegea las personas en todo momento, tanto en lapaz como en la guerra; beneficia a todos y suobjetivo principal es proteger a las personascontra actos arbitrarios de los Estados. Para queestas protecciones sean efectivas, las disposicio-nes internacionales deben incorporarse en lalegislación nacional. 8
  • 1.2.1. Derecho de los conflictos armadosEl derecho de los conflictos armados es un Las normas que rigen la conducción de las hos-conjunto de normas destinadas a limitar, por tilidades están consagradas en los Conveniosrazones humanitarias, los efectos de los conflic- de La Haya de 1899 y 1907. Limitan los métodostos armados. Su origen se remonta al derecho y medios de guerra que pueden usar las partesconsuetudinario, y su primera codificación data en un conflicto. Básicamente, regulan la conduc-de 1864. El derecho de los conflictos armados ción de las operaciones militares en un conflictoprotege a las personas que no participan armado, definiendo los empleos adecuados yo han dejado de participar en las hostilidades permisibles de las armas y las tácticas militares.y limita los medios y métodos de guerra.El derecho de los conflictos armados también se Las normas sobre la protección de las personasconoce como “derecho internacional humanita- y la conducción de hostilidades se unificaron yrio” o “derecho de la guerra”. desarrollaron en los dos Protocolos adicionales a los Convenios de Ginebra, adoptados en 1977.Los Convenios de Ginebra, revisados y amplia-dos en 1949, establecen normas para la protec- Numerosos tratados complementan estas dis-ción de las siguientes categorías de personas: posiciones. Algunos de ellos son: la Convención de La Haya de 1954 para la protección de los• Primer Convenio: heridos y enfermos de las bienes culturales en caso de conflicto armado; la fuerzas armadas en campaña. Convención de 1980 sobre prohibiciones o res-• Segundo Convenio: heridos, enfermos y tricciones del empleo de ciertas armas conven- náufragos de las fuerzas armadas en el mar. cionales; la Convención de 1997 sobre la prohibi-• Tercer Convenio: prisioneros de guerra. ción del empleo, almacenamiento, producción• Cuarto Convenio: personas civiles en tiempo y transferencia de minas antipersonal y sobre de guerra. su destrucción; el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, de 1998, y el Protocolo IIILos cuatro Convenios de Ginebra son los tra- adicional a los Convenios de Ginebra, de 2005,tados internacionales que gozan de mayor en el que se establece un signo distintivo adi-aceptación. En efecto, han logrado aceptación cional (comúnmente denominado el cristal rojo)universal, puesto que han sido ratificados por que se suma a la cruz roja, la media luna roja y eltodos los Estados. león y sol rojos. 9
  • 1.2.2. Derecho de los derechos humanosEl derecho de los derechos humanos es un • Convención contra la Tortura y Otros Tratos oconjunto de principios y normas en virtud de Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, delos cuales las personas pueden esperar ciertos 1984;niveles de protección de parte de las au-toridades, por el mero hecho de ser personas • Convención sobre los Derechos del Niño, dehumanas. Los principales instrumentos univer- 1989.sales del derecho internacional de los derechoshumanos son: Los instrumentos regionales, como la Conven- ción Americana sobre Derechos Humanos, el• Declaración Universal de los Derechos Convenio Europeo para la protección de los Humanos, adoptada por la Asamblea derechos humanos y de las libertades funda- General de las Naciones Unidas en 1948; mentales o la Carta Africana de los derechos del hombre y de los pueblos, crean sus propios• Pacto Internacional de Derechos Civiles mecanismos de vigilancia internacional, que se y Políticos, de 1966; suman al sistema universal.• Pacto Internacional de Derechos El derecho a la vida es el derecho humano Económicos, Sociales y Culturales, de 1966; supremo, ya que, si éste careciese de garantías efectivas, todos los demás derechos humanos no tendrían sentido. El derecho de todas las10
  • personas a la vida, a la libertad y a la seguridad y a la seguridad personales. Nadie podrá serpersonal está consagrado en el artículo 3 de la sometido a detención o prisión arbitrarias. NadieDeclaración Universal de los Derechos Humanos. podrá ser privado de su libertad, salvo por lasEstos derechos se reiteran en los artículos 6.1 y causas fijadas por ley y con arreglo al procedi-9.1 del Pacto Internacional de Derechos Civiles miento establecido en ésta”.y Políticos (PIDCP), así como en los instrumentosregionales (artículos 4.1 y 7.1 de la Convención Los responsables de hacer cumplir la ley debe-Americana sobre Derechos Humanos, artículos rían familiarizarse, en particular, con el Código2 y 5.1 del Convenio Europeo para la protección de Conducta para funcionarios encargadosde los derechos humanos y de las libertades fun- de hacer cumplir la ley (1979) y los Principiosdamentales, y artículos 4 y 6 de la Carta Africana Básicos sobre el empleo de la fuerza y de lasde los derechos del hombre y de los pueblos). armas de fuego por los funcionarios encarga- dos de hacer cumplir la ley (1990). Dado queEl artículo 6.1 del PIDCP establece lo siguiente: “El esos dos documentos no establecen obliga-derecho a la vida es inherente a la persona huma- ciones jurídicamente vinculantes, forman partena. Este derecho estará protegido por la ley. Nadie de lo que se conoce como derecho indicativopodrá ser privado de la vida arbitrariamente”. o soft law. Sin embargo, contienen orienta- ciones útiles sobre cuestiones específicasEl artículo 9.1 del mencionado Pacto estipula relacionadas con el mantenimiento de laque “todo individuo tiene derecho a la libertad ley y el orden. 11
  • 1.2.3. Derecho internacional consuetudinarioLos tratados vinculan sólo a los Estados que ejemplo los Protocolos de 1977 adicionales ahan expresado su consentimiento en estar los Convenios de Ginebra. No obstante, algu-vinculados por ellos, en general a través de nas normas y principios que figuran en tratadosla ratificación. Esas obligaciones escritas son que no han sido ratificados por ciertos Estados,complementadas por el derecho consuetudi- incluso numerosas normas que rigen la conduc-nario derivado de una práctica generalmen- ción de las hostilidades y el trato debido a laste aceptada como derecho. Los Estados personas que no participan o han dejado deencomendaron al CICR la realización de un participar en las hostilidades, también formanestudio que contribuyese a aclarar el contenido parte del derecho consuetudinario, por lo cualdel derecho consuetudinario de los conflictos son obligatorios para todos los Estados,armados. El estudio se publicó tras ocho años independientemente de los tratados a losde minuciosas investigaciones que permitieron que se hayan adherido o no.identificar 161 normas que hoy se consideranparte del derecho consuetudinario. Numerosas normas consuetudinarias del de- recho de los conflictos armados definen, deLos cuatro Convenios de Ginebra de 1949 han manera más detallada que el derecho conven-sido ratificados por todos los Estados, pero cional, las obligaciones de las partes en un con-no ha ocurrido lo mismo con otros tratados flicto armado sin carácter internacional.de derecho de los conflictos armados, por Ello ocurre, en particular, con las normas sobre la12
  • conducción de las hostilidades. Por ejemplo, el El derecho consuetudinario de los conflictosderecho convencional no prohíbe expresamen- armados también puede ser útil cuando laste los ataques contra bienes de carácter civil en partes beligerantes forman coaliciones. En losconflictos armados no internacionales, pero el conflictos armados contemporáneos, suelenderecho internacional consuetudinario sí esta- participar coaliciones de Estados. Cuando losblece esa prohibición. Estados que integran esas coaliciones no tie- nen las mismas obligaciones convencionalesA pesar de que la mayor parte de los conflic- porque no han ratificado los mismos tratados,tos armados contemporáneos son de carácter las normas del derecho consuetudinario deinterno, el derecho convencional aplicable a los conflictos armados representan normasesos conflictos está menos desarrollado (véa- comunes a todos los miembros de la coali-se la sección 3.1). En el estudio del CICR, se ción. Pueden servir como base para establecermuestra, sin embargo, que numerosas normas reglas de enfrentamiento comunes o criteriosconsuetudinarias del derecho de los conflictos de selección de los objetivos que pueden ata-armados son aplicables tanto a los conflic- carse. No obstante, debe recordarse que lastos armados internacionales como a los normas consuetudinarias no pueden debilitarno internacionales. Para aplicar esas normas, ni reemplazar las obligaciones convencionalesno es necesario establecer el carácter interna- aplicables que tiene cada uno de los miembroscional o no internacional del conflicto, ya que de la coalición.se aplican en todos los conflictos. 13
  • 14 Jaime Razuri/AFP
  • 2. SITUACIONES QUE NO SON CONFLICTOS ARMADOSEn casi todos los países, las operaciones de mantenimiento del orden en situaciones que no sonconflictos armados son realizadas por las fuerzas policiales o de seguridad. Cuando, en tales situaciones,se despliegan fuerzas militares, habitualmente cumplen funciones de refuerzo y están subordinadas alas autoridades civiles. El papel de los funcionarios y las organizaciones encargados de hacercumplir la ley, independientemente de quiénes sean o como estén organizados, es el siguiente:a) mantener el orden y la seguridad públicos;b) prevenir e investigar los delitos;c) prestar asistencia en todo tipo de emergencias.El derecho de los conflictos armados no se aplica a situaciones que no sean conflictos armados.Esas situaciones son regidas por las obligaciones de derechos humanos que incumben al Estado.2.1. Reuniones y manifestaciones2.1.1. Definición 2.1.2. Derecho aplicableEn casi todos los países del mundo, es bas- Hay ciertos derechos y libertades, codificadostante frecuente que un grupo de personas se en instrumentos de derecho internacional delance a las calles para expresar públicamente sus los derechos humanos, como el PIDCP, que seopiniones. Tales concentraciones, manifes- aplican a las reuniones, manifestaciones, concen-taciones, o como se llamen, se consideran traciones y actos similares. Tales derechos, de losconsecuencias lógicas de las libertades indi- que disfrutan todas las personas, son:viduales y colectivas. Aunque esos actos nosiempre son violentos, desafortunadamente, las • derecho a no ser molestado a causa deocasiones que llaman la atención y se recuer- sus opiniones (PIDCP, artículo 19.1);dan son las caracterizadas por enfrentamientos • derecho a la libertad de expresión (PIDCP,físicos (entre los propios manifestantes o entre artículo 19.2);manifestantes y funcionarios encargados de • derecho de reunión pacífica (PIDCP,mantener el orden). artículo 21); • derecho a asociarse libremente (PIDCP, artículo 22.1). 15
  • 2.1.3. Consecuencias prácticasEl ejercicio de esos derechos no es ilimitado. El mantenimiento de la ley y el orden es una ta-Puede estar sujeto a ciertas restricciones, siem- rea compleja. A veces, los funcionarios encarga-pre que éstas: dos de hacer cumplir la ley deben tener mucho• estén fijadas por la ley; coraje para enfrentar a multitudes enfurecidas• sean necesarias: y posiblemente armadas. Es necesario contar - para asegurar el respeto de los derechos con una fuerza adecuadamente formada, o la reputación de los demás, o profesional y disciplinada para calmar o - para proteger la seguridad nacional, el dispersar a una muchedumbre sin recurrir a orden público, la salud o la moral pública la fuerza. Es un gran desafío para las fuerzas (PIDCP, artículos 19.3, 21 y 22.2), y policiales o de seguridad, que a veces están mal• sean proporcionales: los Estados deben apli- preparadas o equipadas para la tarea. Sin em- car el menor número posible de restricciones bargo, es mucho mayor para los miembros de para alcanzar sus objetivos. las fuerzas armadas, ya que se preparan para en- frentarse con enemigos, no con sus conciudada-Además de las restricciones mencionadas, puede nos. Por ello, por lo general no están entrenadosinvocarse la “seguridad pública” como razón lícita ni equipados para controlar multitudes.para restringir los derechos de reunión pacífica yde libre asociación (PIDCP, artículos 21 y 22.2). Antes de asignar esa misión a una fuerza, las autoridades deben asegurarse de que la le-El artículo 22 del PIDCP establece el derecho gislación nacional sea conforme a las normasde todas las personas a asociarse libremente. internacionales. Además, en la legislaciónSin embargo, cabe señalar la última frase del nacional se han de precisar las circunstanciaspárrafo 2: “El presente artículo no impedirá la en las que se puede recurrir a las fuerzas arma-imposición de restricciones legales al ejercicio das para tareas de mantenimiento del orden,de tal derecho cuando se trate de miembros y aclarar las relaciones entre las autoridadesde las fuerzas armadas y de la policía”. Muchos civiles y militares durante tales operaciones.Estados restringen las actividades políticas Por lo tanto, se deben adoptar todas las medidasde la policía y de las fuerzas armadas a fin necesarias para:de impedir que estas fuerzas “portadoras dearmas” se involucren en asuntos políticos.16
  • • evitar el uso excesivo de la fuerza por los material, en particular los equipos de pro- encargados de hacer cumplir la ley, incluidas tección y los dispositivos de comunicación, es las fuerzas armadas (véase 5.1.1) durante las fundamental para mantener el control de la tareas de mantenimiento o restablecimiento situación y evitar la violencia. Sólo habría que de la ley y el orden; desplegar funcionarios responsables de hacer cumplir la ley que cuenten con el entrena-• garantizar que toda persona herida reciba el miento, los equipos y las órdenes apropiados y tratamiento adecuado y que los cadáveres que se desenvuelvan en el marco de un sistema sean identificados y tratados con respeto; disciplinario adecuado.• garantizar que las personas arrestadas o Las manifestaciones y reuniones tienen cierto detenidas por las autoridades durante las grado de previsibilidad porque necesitan pre- operaciones de mantenimiento o restableci- paración. Cada vez más, los organismos en- miento de la ley y el orden reciban un trato cargados de hacer cumplir la ley procuran justo y humano. participar en la fase de preparación y nego- ciar los detalles de una manifestación con losLos procedimientos operativos estándar organizadores. Reconocer que las personaspara los funcionarios encargados de hacer en una multitud son individuos, no una meracumplir la ley deben ser compatibles con las muchedumbre sin rostro, es la base de la co-normas internacionales sobre el empleo de la municación entre los funcionarios encargadosfuerza. Deben incorporarse en manuales redac- de mantener el orden y los participantes entados en forma sencilla, fáciles de comprender, una manifestación. Dichos funcionarios debeny deben transformarse en reglas de enfren- asegurarse de que las acciones puntuales setamiento. El entrenamiento del personal debe dirijan sólo contra los individuos que infrinjan laincluir ejercicios prácticos tan cercanos a la ley y no afecten a los testigos inocentes, quie-realidad como sea posible. Una sólida cade- nes deberían poder continuar manifestándosena de mando y la disciplina (incluido un sin interrupciones.sistema de sanciones) garantizan la efica-cia de la supervisión y el control. Por último, el 17
  • 2.2. Disturbios internos y otras situaciones de violencia interna2.2.1. Definición 2.2.2. Derecho aplicableNingún instrumento de derecho internacional Los principios esenciales del derecho de losofrece una definición apropiada de lo que se derechos humanos, aplicables en situaciones deentiende por “disturbios internos”. En el párrafo 2 disturbios internos y otras situaciones de violen-del artículo 1 del Protocolo II adicional a los cia interna, y especialmente importantes para elConvenios de Ginebra de 1949, se mencionan mantenimiento del orden, son los siguientes:“situaciones de tensiones internas y de distur-bios interiores, tales como los motines, los • el derecho a la vida, la libertad y la seguridadactos esporádicos y aislados de violencia personal;y otros actos análogos, que no son conflic- • la prohibición de la tortura y de tratos otos armados” (el subrayado es nuestro). Aparte penas crueles, inhumanos o degradantes;de esos pocos ejemplos, el Protocolo no ofrece • la prohibición de los arrestos y detencionesdefiniciones. arbitrarios; • el derecho a un juicio imparcial;En la práctica, los disturbios son, por lo • el derecho de las personas privadas degeneral, actos de perturbación del orden libertad a ser tratadas humanamente;público acompañados de actos de violencia. • la prohibición de la injerencia ilegal o arbitra-En los casos de tensiones internas, es posible ria en la intimidad, la familia, el domicilio y laque no haya violencia, pero el Estado puede correspondencia de las personas;recurrir a prácticas como las detenciones en • la libertad de opinión, expresión, reuniónmasa de opositores y la suspensión de ciertos pacífica y asociación.derechos humanos, a menudo con intención deimpedir que la situación degenere hasta trans- Cuando la legislación nacional permite la adop-formarse en un disturbio. ción de medidas de excepción para proteger la seguridad nacional, la seguridad pública o el or- den público, dichas medidas no deberán aplicarse de modo arbitrario o discriminatorio. El derecho a la libertad de expresión, a la reunión pacífica y a la asociación podrá estar sujeto a restricciones como consecuencia de disturbios internos y otras situaciones de violencia interna, a condición de que esas restricciones sean lícitas y necesarias.18
  • 2.2.3. Consecuencias prácticasNo siempre puede distinguirse claramente Los problemas específicos que plantean los dis-cuándo incidentes separados (como reuniones, turbios internos y otras situaciones de violenciaconcentraciones, manifestaciones, disturbios, interna dependen de la calidad del organismoactos de violencia aislados) se relacionan entre responsable de hacer cumplir la ley (en términossí y, cuándo, considerados en conjunto, consti- de organización, equipamiento y preparacióntuyen un marco más o menos coherente que del personal). Las medidas de mantenimientopueda definirse como de disturbios internos del orden adoptadas en tales situaciones pue-y de otras situaciones de violencia interna. Lo den tener graves consecuencias. Las formasque sí está claro es que tal marco plantea gra- de acción lícitas, no arbitrarias y con objetivosves problemas a las autoridades en cuanto al precisos, dirigidas a los iniciadores y los autores,mantenimiento de la seguridad pública y de la pueden ayudar a restablecer el control yley y el orden públicos. En casos extremos, los a normalizar una situación. Las accionesdisturbios internos y otras situaciones de violen- esporádicas, así como las medidas ilícitas, ar-cia interna pueden dar lugar a situaciones que bitrarias y discriminatorias, pueden socavar larepresentan una amenaza a la vida de la nación confianza en los funcionarios encargados dee incitan al gobierno a proclamar el estado de hacer cumplir la ley, agudizar la amenaza a laexcepción (véase más adelante). seguridad pública y ser responsables, al menos en parte, del agravamiento de una situación. 19
  • 2.3. Estados de excepción2.3.1. Definición 2.3.2. Derecho aplicableLos disturbios internos y otras situaciones de En un estado de excepción, es aplicable laviolencia interna pueden conducir a una situa- legislación nacional que incorpora el derechoción que un gobierno, recurriendo a las medidas de los derechos humanos, de ser necesario conde que normalmente dispone, no se considere suspensiones. Si se declara o mantiene el es-capaz de controlar. Al respecto, el artículo 4 tado de excepción durante un conflicto armado,del PIDCP establece que los Estados podrán también se aplica el derecho de los conflictosadoptar “disposiciones que suspendan las armados.obligaciones contraídas en virtud de este Pacto”,pero sólo “en situaciones excepcionales que La mayoría de las constituciones contienenpongan en peligro la vida de la nación y cuya cláusulas de excepción que autorizan al jefe delexistencia haya sido proclamada oficialmente” Estado o al Gobierno a tomar medidas excep-(el subrayado es nuestro). cionales, incluidas restricciones o suspensiones de los derechos básicos, con o sin la autorización del Parlamento, en tiempo de guerra o en otras situaciones excepcionales. Por supuesto, esas disposiciones pueden dar lugar a abusos. Por ello, incumbe al derecho internacional encon- trar un equilibrio entre el reconocimiento del derecho legítimo de los Estados soberanos a defender el orden constitucional y democrático, y el respeto de los derechos humanos. Los diversos instrumentos regionales de derechos humanos también reconocen los estados de excepción. En tanto que el PIDCP menciona sólo las situaciones excepciona- les como causas que justifican la declaración del estado de excepción, el artículo 27 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el artículo 15 del Convenio Europeo para la protección de los derechos humanos,20
  • y el artículo 15 de la Carta Social Europea • Las disposiciones no deben ser incompati-mencionan también la guerra; en cambio, la bles con las demás obligaciones que imponeCarta Africana de los derechos del hombre y de al Estado el derecho internacional y nolos pueblos no contiene una cláusula sobre los deben entrañar discriminación alguna fun-estados de excepción. dada únicamente en motivos de raza, color, sexo, idioma, religión u origen social.La suspensión de derechos prevista en elPIDCP constituye una suspensión o restric- • En el artículo 4.3 del PIDCP, se estipula queción de ciertas obligaciones, decretada por el todo Estado Parte “deberá informar inme-Estado. Sin embargo, incluso las suspensiones diatamente a los demás Estados Partes (...),son regidas por el derecho internacional de por conducto del secretario general de laslos derechos humanos; no equivalen a una Naciones Unidas, de las disposiciones cuyasuspensión de los derechos humanos absoluta aplicación haya suspendido y de los motivosy libre de controles. Deben cumplirse ciertos que hayan suscitado la suspensión”.requisitos. Cuando finaliza el estado de excepción, se requiere una notificación similar. El objetivo• El estado de excepción debe ser declarado de estas notificaciones es facilitar la oficialmente por el organismo nacional vigilancia internacional. competente. Ello permite a la población co- nocer exactamente el ámbito de aplicación • Como ya se ha dicho, ciertos derechos no material, territorial y temporal de las medidas pueden ser suspendidos en circunstancia de excepción y previene las suspensiones alguna. de facto, así como las posteriores tentativas de justificar violaciones de los derechos humanos.• Los Estados podrán adoptar disposiciones de suspensión sólo “en la medida estrictamente limitada a las exigencias de la situación”. 21
  • En el artículo 4.2 del PIDCP, se hace referencia Ninguno de estos derechos puede ser suspen-a una serie de derechos inalienables. Son los dido o abrogado en un estado de excepción.siguientes: Cada disposición existe para todas las personas en todas las circunstancias. Por consiguien-• el derecho a la vida (artículo 6); te, un Estado no puede imponer un estado de excepción para justificar el hecho de no poder• la prohibición de la tortura (artículo 7); cumplir con su deber de proteger y mantener esos derechos inalienables.• la prohibición de la esclavitud y la servidum- bre (artículo 8);• la prohibición del encarcelamiento por no cumplir una obligación contractual (artículo 11);• la prohibición de la retroactividad del derecho penal (artículo 15);• el derecho al reconocimiento de la personali- dad jurídica del ser humano (artículo 16);• el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión (artículo 18).22
  • 2.3.3. Consecuencias prácticasEs fundamental que toda fuerza que opere enuna situación de estado de excepción decla-rado reconozca cabalmente el hecho de que,aunque se hayan suspendido algunos derechoshumanos, el uso de la fuerza y de las armas defuego no deja de estar regido por la legislaciónnacional, de conformidad con las obligacionesinternacionales. Véanse también las secciones2.1.3, 2.2.3 y 5. 23
  • 24 CDIC/Reuters
  • 3. CONFLICTOS ARMADOSSegún el Tribunal Penal Internacional para ex Yugoslavia, “existe un conflicto armado cada vez quese recurre a la fuerza armada entre Estados o se desarrolla un conflicto armado prolongado entre lasautoridades gubernamentales y grupos armados organizados o entre tales grupos en el seno de unEstado” (Fiscal c/ Dusko Tadic, Caso No. IT-94-1-AR72, Fallo relativo al recurso de excepción prejudicialde incompetencia presentado por la defensa, 2 de octubre de 1995 (Sala de Apelaciones del TPIY),párrafo 70). En la mayoría de los países, las operaciones militares son conducidas por las fuerzasarmadas. Sin embargo, también pueden participar en ellas las fuerzas policiales o de seguridad, pero,en tales casos, esas fuerzas mantienen la responsabilidad de mantener el orden.En tanto que el derecho interno y el derecho internacional de los derechos humanos son aplicables(con posibles suspensiones) tanto en tiempo de paz como de conflicto armado, el derecho de losconflictos armados se aplica exclusivamente durante los conflictos armados, sean internacionaleso no internacionales (aparte de las medidas preparatorias y de aplicación, aplicables en tiempode paz). El derecho de los conflictos armados protege a las víctimas de los conflictos y regula laconducción de las hostilidades. 25
  • 3.1. Conflictos armados no internacionales3.1.1. Definiciones 3.1.2. Derecho aplicableEn general, en los conflictos armados no El derecho de los conflictos armados no interna-internacionales: cionales distingue dos situaciones: aquella en que el grupo armado ha logrado ejercer un cierto• grupos armados no gubernamentales control mínimo sobre el territorio, y aquella en luchan entre sí o contra las fuerzas que no lo ha logrado. El derecho aplicable de- gubernamentales, pende de cuál de las dos situaciones predomina.• con un nivel de intensidad que excede Pocas disposiciones del derecho de los conflic- el de los actos de violencia aislados y tos armados se refieren específicamente a los esporádicos, y conflictos armados no internacionales. Por consi- guiente, la mayor parte del marco jurídico aplicable• con un nivel de organización colectiva a este tipo de conflictos está prevista en el derecho que les permite llevar a cabo operaciones consuetudinario de los conflictos armados. Sin em- sostenidas y concertadas. bargo, en general, se aplican los siguientes instru- mentos del derecho de los conflictos armados:Además, los grupos armados pueden ejercer uncontrol mínimo sobre el territorio. El ejer- • artículo 3 común a los cuatro Convenioscicio de ese control no cambia el estatuto de de Ginebra de 1949;las partes, pero sí determina qué instrumentosjurídicos son aplicables (véase abajo). • artículo 4 de la Convención de La Haya de 1954 para la protección de los bienes culturales; • Convención de 1980 sobre prohibiciones o restricciones del empleo de ciertas armas convencionales, sus Protocolos I a IV (mediante el artículo 1 enmendado) y el Protocolo V; • Convención de Ottawa de 1997 sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonal y sobre su destrucción;26
  • • Segundo Protocolo de 1999 de la Convención • disposiciones sobre el enjuiciamiento y la de La Haya para la protección de los bienes sanción de infracciones penales cometidas en culturales; relación con conflictos armados, y la exhorta- ción a conceder una amnistía amplia al cesar• Protocolo facultativo de la Convención sobre las hostilidades; los Derechos del Niño sobre la participación de los niños en los conflictos armados, de 2000; • disposiciones más detalladas sobre heridos, enfermos y náufragos, así como sobre• Protocolo III adicional a los Convenios de unidades y medios de transporte sanitarios Ginebra, de 2005. y personal médico;El artículo 3 común a los cuatro Convenios de • disposiciones más precisas sobre la protecciónGinebra de 1949 es el instrumento fundamental debida a la población civil, incluida la prohibi-aplicable a los conflictos armados no internacio- ción de desplazamientos forzados de civiles, anales. Es un compendio de las normas esenciales menos que sean necesarios para proteger laaplicables en todos los conflictos armados. seguridad de las personas civiles o por razones militares imperiosas.Cuando un grupo armado ha alcanzado uncontrol mínimo sobre un territorio se aplica, Esas obligaciones escritas están complementa-además de los instrumentos ya mencionados, el das por el derecho consuetudinario, que seProtocolo II adicional a los Convenios de Ginebra, origina en prácticas generalmente aceptadasque desarrolla y complementa el artículo 3 común. como derecho.En particular, el Protocolo adicional II contiene lassiguientes disposiciones: El derecho nacional y el derecho internacio- nal de los derechos humanos son plenamente• una lista ampliada de derechos y protecciones aplicables en los conflictos armados no internacio- fundamentales; nales (por ejemplo, en el caso de personas arresta- das o detenidas). La suspensión de ciertas normas• disposiciones precisas sobre personas sujetas a de los derechos humanos debe ser compatible restricciones de su libertad; con las obligaciones del Estado en el marco del derecho de los conflictos armados. 27
  • 3.1.3. Consecuencias prácticasLa noción de la participación “directa” o privadas, y la “guerra contra el terrorismo”, entre“activa” en las hostilidades dimana del artí- otros factores, ilustran la creciente relación deculo 3 común a los Convenios de Ginebra y está las actividades civiles con las militares, lo cualconsagrada en numerosas disposiciones del de- dificulta determinar quiénes “participan directa-recho de los conflictos armados. La participación mente en las hostilidades” y qué medidas se handirecta de personas civiles en las hostilidades im- de adoptar a fin de proteger a las personas queplica que pierden la inmunidad frente al ataque no participan directamente.mientras dure su participación y que, en caso decaptura, pueden ser sometidas a juicio penal en Para abordar estas complejas cuestiones, el CICR,el marco de la legislación interna del Estado dete- en cooperación con el TMC Asser Institute, iniciónedor. A pesar de las graves consecuencias jurídi- recientemente un proceso para clarificar lacas, ni los Convenios de Ginebra ni sus Protocolos noción de participación directa en las hostilida-adicionales contienen una definición de lo que des y establecer directrices para la interpretaciónconstituye “la participación activa en las hosti- de esa noción en los conflictos internacionales ylidades” y el modo de distinguir esa conducta no internacionales. Se espera que ese estudio,de la participación “indirecta”, que no conlleva la en el que participan unos 40 expertos legistaspérdida de la protección contra ataques directos. de círculos académicos, militares, guberna-Otra dificultad que se plantea es determinar la mentales, no gubernamentales y humanitarios,duración de la participación directa, cuándo se concluya en 2008 con la publicación de un do-inician concretamente los preparativos de un cumento de “Orientación interpretativa sobre laataque y cuándo termina la participación. noción de participación directa en las hostilida- des desde la perspectiva del DIH”.Los conflictos contemporáneos plantean nue-vos desafíos con respecto a la definición y apli- Aunque los conflictos armados internaciona-cación de la noción de “participación directa en les y no internacionales tienen fundamentoslas hostilidades”. El uso de medios de combate jurídicos diferentes, el comportamiento quede tecnología avanzada (en particular, los ata- se espera de las fuerzas armadas en la práctica enques a las redes informáticas), la subcontratación ambas situaciones es tan similar que no resultade funciones militares tradicionales a empresas necesario ni útil tratar los casos por separado.28
  • Por ejemplo, el estatuto de prisionero de guerraexiste sólo en el ámbito de los conflictos ar-mados internacionales. Sin embargo, el com-portamiento que se espera de una unidadque toma prisioneros en un conflicto armadono internacional (en particular, el trato humanoen todas las circunstancias, sin distinciones ad-versas) no difiere del comportamiento que seespera en un conflicto armado internacional.Sólo después de que los prisioneros han sido re-tirados de una zona de combate en condicionesseguras, cobra pertinencia el estatuto jurídicode un conflicto y se justifica una diferencia en eltrato. Por ejemplo, los combatientes enemigoscapturados en un conflicto armado internacio-nal deben permanecer detenidos en campa-mentos de prisioneros de guerra y ser liberadosal final de las hostilidades activas, en tanto quelas personas capturadas mientras participanactivamente en un conflicto armado no interna-cional pueden ser detenidas y sometidas a en-juiciamiento penal conforme al derecho penalnacional. No puede esperarse que el personal delas fuerzas armadas se comporte de dos formasradicalmente diferentes en los conflictos arma-dos no internacionales e internacionales, pero espreciso que se les haga conocer las diferencias, ylos miembros de servicios como la policía militardeben recibir la formación adecuada. 29
  • 3.2. Conflictos armados internacionales3.2.1. Definición 3.2.2. Derecho aplicableUn conflicto armado internacional es una guerra Más de treinta instrumentos internacionales vi-declarada o cualquier otro enfrentamiento ar- gentes se refieren al derecho de los conflictosmado entre dos o más Estados, aunque armados internacionales.uno de ellos no haya reconocido el estado deguerra. Son aplicables los cuatro Convenios de Ginebra de 1949 (CG I a IV), relativos a la protección deCabe destacar que no se requiere un nivel las personas que no participan (o han dejado demínimo de intensidad, de organización mili- participar) en las hostilidades (heridos, enfermos,tar o de control sobre el territorio para que un náufragos, prisioneros de guerra, personas falle-conflicto armado internacional sea reconocido cidas, personas civiles y las personas que prestancomo tal. Un conflicto armado internacional cuidados a las víctimas de los conflictos armados).puede consistir meramente en enfrentamien- El IV Convenio de Ginebra se aplica también entos de baja intensidad (es incluso posible que todos los casos de ocupación total o parcial delno haya enfrentamiento alguno), en pequeñas territorio de una Alta Parte Contratante, aunque talincursiones en el territorio enemigo, o en una ocupación no encuentre resistencia militar (artí-invasión que no encuentra resistencia. culo 2 común a los cuatro Convenios de Ginebra). El Protocolo adicional I de 1977 (PA I), que complementa los Convenios de Ginebra de 1949, se aplica en conflictos armados internacionales, en situaciones de ocupación (PA I, artículo 1.3) y en los conflictos armados en que “los pueblos luchan contra la dominación colonial y la ocupa- ción extranjera y contra los regímenes racistas, en el ejercicio del derecho de los pueblos a la libre determinación, consagrado en la Carta de las Naciones Unidas y en la Declaración sobre los principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas” (PA I, artículo 1.4).30
  • 3.2.3. Consecuencias prácticasOtros instrumentos internacionales reglamentan En los conflictos armados internacionales, sela conducción de las hostilidades en la guerra hace una importante distinción entre com-terrestre (IV Convenio de La Haya de 1907 y su batientes y no combatientes. En el artículoReglamento anexo) o marítima (X Convenio de 43.2 del Protocolo adicional I se establece lo si-La Haya), la protección de los bienes culturales guiente: “Los miembros de las fuerzas armadas(Convención de La Haya de 1954 para la protección de una Parte en conflicto (salvo aquellos quede los bienes culturales y sus dos Protocolos, de formen parte del personal sanitario y religioso a1954 y 1999), la prohibición o limitación del em- que se refiere el artículo 33 del III Convenio) sonpleo de numerosos tipos de armas (Protocolo combatientes, es decir, tienen derecho a par-de Ginebra sobre la prohibición del empleo de ticipar directamente en las hostilidades”. Todasgases, de 1925; Convención sobre armas bioló- las personas que no reúnen las condicionesgicas, de 1972; Convención sobre ciertas armas establecidas para los combatientes son no com-convencionales, de 1980, y sus cinco Protocolos; batientes que no tienen derecho a participar enConvención sobre armas químicas, de 1993, y las hostilidades, pero que gozan de protecciónConvención de Ottawa sobre minas antipersonal, general contra los peligros derivados de opera-de 1997), y el derecho de la neutralidad (V Con- ciones militares (PA I, artículo 51).venio de La Haya sobre los derechos y deberes delas Potencias y de las personas neutrales en caso de Las personas que no forman parte del personalguerra terrestre, de 1907, y XIII Convenio de la Haya sanitario o religioso y que no tienen estatutosobre los derechos y los deberes de las Potencias de combatiente se clasifican como civiles. Enneutrales en caso de guerra marítima, de 1907). caso de duda acerca del estatuto de una perso- na, esa persona será considerada como civil. ElEn los casos no previstos en los convenios, protoco- derecho de los conflictos armados no prohíbelos u otros acuerdos internacionales, o en los casos la participación directa de las personasde denuncia de tales acuerdos, las personas civiles civiles en las hostilidades. Sin embargo, lasy los combatientes quedan bajo la protección y el personas civiles que participan directamente enimperio de los principios del derecho de gentes de- las hostilidades no tienen derecho a los “privi-rivados de los usos establecidos, de los principios legios del combatiente”, por lo cual no gozande humanidad y de los dictados de la concien- de inmunidad contra el enjuiciamiento por ac-cia pública (PA I, artículo 1.2; CG I, artículo 63; CG II, tos de guerra lícitos. Las personas civiles tienenartículo 62; CG III, artículo 142; CG IV, artículo 158). derecho al estatuto de prisionero de guerra en 31
  • virtud del III Convenio de Ginebra sólo cuandohan sido específicamente autorizadas a seguir alas fuerzas armadas sin formar parte integrantede ellas (CG III, artículos 4.4 y 4.5). En todos losdemás casos, el IV Convenio de Ginebra estable-ce normas para la protección de personas civilesque estén en poder de una Parte en conflictoo de una Potencia ocupante de la cual no seansúbditas. El Protocolo adicional I establece nor-mas para la protección de las personas civilescontra las consecuencias de las hostilidades.Véase también la sección 3.1.3.32
  • 3.3. Conflictos armados internacionalizados3.3.1. Definición 3.3.2. Derecho aplicableSe considera que un conflicto armado Para determinar qué derecho es aplicable esinterno se ha internacionalizado cuando par- preciso considerar cuatro situaciones dife-ticipan en él las fuerzas armadas de uno rentes:o más Estados extranjeros. Esos Estadosintervienen desplegando sus propias fuerzas en 1. La relación entre dos Estados extranjeros queel conflicto o ejerciendo el control general de intervienen en apoyo de partes adversariaslas fuerzas locales. en el conflicto es regida por el derecho de los conflictos armados internacionales. 2. La relación entre el Gobierno nacional y un Estado extranjero que interviene en apoyo de grupos insurgentes es regida por el derecho de los conflictos armados internacionales. 3. La relación entre el Gobierno nacional y los grupos insurgentes es regida por el derecho de los conflictos armados no internacionales. 4. La relación entre los grupos insurgentes y un Estado extranjero que interviene en apoyo del Gobierno nacional es regida por el derecho de los conflictos armados no internacionales. 3.3.3. Consecuencias prácticas Véanse las secciones 3.1.3 y 3.2.3. 33
  • 34 Gian Luigi Geurcia/AFP
  • 4. OPERACIONES DE APOYO PARA LA PAZ4.1. Definición 4.2. Derecho aplicableLas operaciones de apoyo para la paz abar- El derecho de los conflictos armados escan todas las operaciones multinacionales aplicable a las operaciones de paz en tanto y enautorizadas o dirigidas por las Naciones Unidas. cuanto se cumplan las condiciones de aplicabi-Las operaciones autorizadas pueden ser diri- lidad, esto es, cuando se produce un recurso agidas por Estados o por una organización re- la fuerza que alcance el umbral de un conflictogional. Las operaciones de paz se emprenden armado. La aplicabilidad del derecho de loscon los siguientes objetivos: prevención de conflictos armados (jus in bello o las normasconflictos, mantenimiento de la paz, im- que rigen el uso de la fuerza en tiempo deposición de la paz o consolidación de la guerra) no depende de la licitud de la operaciónpaz después de un conflicto. (jus ad bellum o normas que rigen el derecho de recurrir a la fuerza). En 1999, el Secretario General de las Naciones Unidas publicó un bo- letín (ST/SGB/1999/13) en el que se establecían los principios y las normas fundamentales del derecho de los conflictos armados aplicables a las fuerzas de la ONU. 35
  • En las operaciones de apoyo para la paz, tam- También incumben a los diversos contingen-bién se debe observar el derecho de los dere- tes aportados por los Estados miembros de lachos humanos, particularmente cuando se ONU las obligaciones internacionales deltoman medidas que interfieren con los dere- Estado del que dependen, así como las quechos individuales. La ONU y sus órganos subsi- dimanan de sus legislaciones nacionales, adiarios están obligados por las normas interna- menos que el mandato de la operación de pazcionales que ayudan a cumplir los propósitos disponga lo contrario. Además, sigue siendoy ejercer las funciones establecidas en la Carta aplicable la legislación nacional del Estado an-de las Naciones Unidas. Uno de los propósitos fitrión, siempre que sea conforme a las normasde la ONU es la promoción del respeto de los internacionales.derechos humanos y las libertades fundamen-tales. Por lo tanto, todos los organismos, tantociviles como militares, que participen en unaoperación de paz deben respetar y promoverlos derechos humanos.36
  • 4.3. Consecuencias prácticasEn una operación de apoyo para la paz, como Del mismo modo, pueden tener diferentesen cualquier otra, el marco jurídico y las nor- opiniones acerca de la validez de las directri-mas aplicables son determinados por la índole ces provistas por instrumentos del derechojurídica de la situación en la que se desplie- indicativo como el Código de Conducta paraga la fuerza. Por ello, el mandato, las reglas funcionarios encargados de hacer cumplir lade enfrentamiento (el establecimiento de las ley o los Principios Básicos sobre el empleonormas aplicables, particularmente en lo que de la fuerza y de las armas de fuego por losrespecta al uso de la fuerza) y los acuerdos funcionarios encargados de hacer cumplirsobre el estatuto de las fuerzas (que rigen el la ley. Por otra parte, también pueden haberestatuto jurídico de las tropas extranjeras en formulado excepciones nacionales a ciertasrelación con un país anfitrión), son de índole reglas de enfrentamiento.meramente indicativa. El derecho internacional consuetudinarioPor su naturaleza, las operaciones de apoyo ayuda a resolver la cuestión de las normas apli-para la paz son multinacionales. Este aspecto cables al conjunto de la fuerza y a los diferentesplantea la cuestión de la interoperabilidad contingentes, dado que establece reglas co-jurídica. En efecto, es posible que los diferen- munes para todos los miembros de la fuerza.tes países que aportan tropas tengan distintas Pueden servir como base para establecer re-obligaciones jurídicas por no haberse adhe- glas de enfrentamiento comunes o criterios derido todos a determinado instrumento jurídico. selección de los objetivos que pueden atacar-También es posible que tengan interpretacio- se. Sin embargo, las normas consuetudinariasnes divergentes acerca de sus obligaciones no pueden reducir las obligaciones que losjurídicas o hayan formulado reservas al adhe- tratados aplicables imponen a los países querirse a un tratado o convención en particular. aportan tropas. 37
  • 38 Stringer/Reuters
  • 5. CUESTIONES ESPECÍFICASAunque las categorías de situaciones como los conflictos armados, las situaciones que no sonconflictos armados y las operaciones de apoyo para la paz pueden presentarse en orden deintensidad creciente o decreciente, una categoría particular no siempre precede o sigue a otra.Además, algunas funciones, como las de mantenimiento del orden, arresto y detención, y el uso dela fuerza, pueden tener lugar en todo tipo de situaciones.5.1. Mantenimiento del orden 5.1.1. DefinicionesPor lo general, las operaciones de manteni- El mantenimiento del orden abarca las siguien-miento del orden se efectúan en situaciones tes responsabilidades básicas: mantener elque no se consideran conflictos armados, o orden y la seguridad públicos, prevenir y detec-se relacionan con ellas. Sin embargo, también tar delitos, y prestar asistencia. A fin de cumplirpueden tener lugar en conflictos armados y en su misión, los funcionarios encargados de man-operaciones de apoyo para la paz. tener el orden ejercen los siguientes poderes básicos: arresto, detención, registro e incauta- ción, y uso de la fuerza y de armas de fuego (véase más abajo). “La expresión funcionarios encargados de hacer cumplir la ley incluye a todos los agen- tes de la ley, ya sean nombrados o elegidos, que ejercen funciones de policía, especialmente las facultades de arresto o detención. En los países en que ejercen las funciones de policía auto- ridades militares, ya sean uniformadas o no, o fuerzas de seguridad del Estado, se considerará que la definición de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley comprende a los funciona- rios de esos servicios” (Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, artículo 1). Sin embargo, las fuerzas armadas nor- malmente no están ni formadas ni equipadas para llevar a cabo esas tareas. Por ende, cuando esas responsabilidades se les confían, es posible que no las ejerzan adecuadamente. 39
  • 5.1.2. En conflictos armados y en operaciones de apoyo para la pazPor lo general, las situaciones de conflicto ar- Con respecto a los conflictos armados inter-mado provocan graves trastornos en la vida, la nacionales, los Convenios de Ginebra de 1949seguridad y el orden públicos. Además, en los y el Protocolo adicional I de 1977 reconocenconflictos armados suele suceder que numero- tácitamente el estatuto civil de los organismossas personas deciden dejar temporalmente sus encargados de hacer cumplir la ley. Según elhogares y buscar refugio en otro lugar, sea dentro artículo 43.3 del PA I, siempre que una Parte endel propio país o en otro. Los conflictos armados conflicto incorpore a sus fuerzas armadas un or-modernos son responsables de la existencia de ganismo paramilitar o un servicio encargado demillones de personas desplazadas y refugiadas. hacer cumplir la ley, deberá notificarlo a las otrasEs importante que los funcionarios encargados Partes en conflicto. En esa situación, los funcio-de hacer cumplir la ley estén familiarizados con narios encargados de hacer cumplir la ley ad-los derechos y las necesidades de esos grupos, quirirían el estatuto de combatientes y estaríanque son particularmente vulnerables y que tie- sujetos al régimen que ampara a las personasnen derecho a recibir protección y asistencia. con ese estatuto.En conflictos armados no internacionales, Conforme al artículo 54 del IV Convenio deincumbe a cada país decidir si los organismos Ginebra, está prohibido que las Potenciasencargados de hacer cumplir la ley deben seguir ocupantes modifiquen el estatuto de los fun-realizando sus funciones o si éstas deben trans- cionarios o de los magistrados del territorioferirse a las fuerzas armadas. Habida cuenta de ocupado o que dicten contra ellos sancionessu formación, equipamiento e imagen, conferir o cualesquiera medidas de coacción o de dis-a las fuerzas armadas la tarea de hacer cumplir la criminación por abstenerse de desempeñar susley y mantener el orden es una decisión cuestio- funciones basándose en consideraciones denable. Es conveniente que las responsabilidades conciencia.básicas en materia de cumplimiento de la leyqueden en manos de los organismos que ha- Por último, en ausencia de autoridades civiles,bitualmente desempeñan esa función durante la tarea de mantener la ley y el orden puedetodo el tiempo que sea posible. confiarse a las tropas de apoyo para la paz.40
  • 5.2. Uso de la fuerza y de armas de fuego y conducción de las hostilidades 5.2.1. Uso de la fuerza y de armas de fuego para mantener el ordenEl uso de la fuerza o de armas de fuego para El Código de Conducta para funcionarioshacer cumplir la ley es, obviamente, una encargados de hacer cumplir la ley (CC) y losmedida extrema. Esta afirmación se desprende Principios Básicos sobre el empleo de la fuerzade la naturaleza del derecho a la vida como y de las armas de fuego por los funcionariosderecho humano fundamental. Desde luego, encargados de hacer cumplir la ley (PB) no sonen un conflicto armado la situación es muy tratados, pero ofrecen orientación sobre el usodistinta. Conviene, por ende, explicar los prin- de la fuerza y las armas de fuego. El CC establececipios que subyacen al uso de la fuerza, sobre normas para las prácticas relativas a la aplicacióntodo porque algunos de ellos, como los de de la ley que guardan coherencia con las dis-necesidad y proporcionalidad, se aplican tanto posiciones sobre las libertades y los derechosa tareas de mantenimiento del orden como a humanos fundamentales. Los PB contienenconflictos armados, pero con significados com- principios para “asistir a los Estados Miembrospletamente diferentes. (del Consejo Económico y Social) en sus activi- dades destinadas a asegurar y fomentar el papel que corresponde a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley”. Los principios esenciales que rigen el uso de la fuerza y las armas de fuego son: • la legalidad; • la precaución; • la necesidad, y • la proporcionalidad. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley pueden recurrir a la fuerza únicamente cuando todos los demás medios para lograr 41
  • el objetivo legítimo resulten ineficaces (nece- El uso de armas de fuego para lograr objetivossidad) y el uso de la fuerza pueda justificarse legítimos de cumplimiento de la ley se conside-(proporcionalidad) en relación con la importan- ra una medida extrema. Por ello, los principioscia del objetivo legítimo (legalidad) que se de necesidad y proporcionalidad se definendesea alcanzar. Los funcionarios encargados de con mayor precisión en los principios 9, 10 y 11hacer cumplir la ley deben tener moderación de los PB.al emplear las armas de fuego y actuar en pro-porción a la gravedad del delito y al objetivo Los funcionarios encargados de hacer cumplir lalegítimo que se persiga (PB, principios 4 y 5). Sólo ley no emplearán armas de fuego contra laspodrán utilizar la fuerza necesaria para lograr un personas, salvo:objetivo legítimo. • en defensa propia o de otras personas, en caso de peligro inminente de muerte o lesiones graves; • con el propósito de evitar la comisión de un delito particularmente grave que entrañe una seria amenaza para la vida; o • con el objeto de detener a una persona que represente ese peligro y oponga resistencia a su autoridad, y sólo en caso de que resulten insuficientes medidas menos extremas para lograr dichos objetivos. Sólo se podrá hacer uso intencional de armas letales cuando sea estrictamente inevitable para proteger una vida (Principio 9 de los PB).42
  • Como se ha indicado anteriormente, el empleo El uso de la fuerza y de armas de fuego en re-de un arma de fuego es una medida extrema. lación con reuniones y manifestacionesEste principio se desarrolla en las normas de merece un examen más minucioso. En los PBconducta que los funcionarios encargados de se recogen varios principios de especial impor-hacer cumplir la ley deben respetar antes de tancia para la intervención en caso de reunionesemplear armas de fuego (precaución). En el y manifestaciones:Principio Básico 10 de los PB, se consignan lassiguientes normas: • al dispersar reuniones ilícitas pero no vio- lentas, los funcionarios encargados de hacerEn las circunstancias previstas en el Principio 9, cumplir la ley evitarán el empleo de la fuerzalos funcionarios encargados de hacer cumplir o, si no es posible, lo limitarán al mínimo nece-la ley sario (PB, principio 13);• se identificarán como tales y • al dispersar reuniones violentas, los funcio- narios encargados de hacer cumplir la ley• darán una clara advertencia de su intención podrán utilizar armas de fuego cuando no se de emplear armas de fuego, con tiempo puedan utilizar medios menos peligrosos y suficiente para que se tome en cuenta, salvo únicamente• que al dar esa advertencia se pusiera • en la mínima medida necesaria, y sólo indebidamente en peligro a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, o • en las circunstancias previstas en el Principio 9 (PB, principio 14; el subrayado es nuestro).• se creara un riesgo de muerte o daños graves a otras personas, o• resultara evidentemente inadecuada o inútil dadas las circunstancias del caso (el subrayado es nuestro). 43
  • 5.2.2. Conducción de las hostilidades en conflictos armadosEl PB 14 no presenta una circunstancia En los conflictos armados, el uso de la fuerzaadicional en la que se permita el uso lícito de está regulado por numerosos principios esta-armas de fuego. Se reitera que sólo bajo las blecidos o sugeridos en los diferentes instru-condiciones previstas en el PB 9, es decir, en mentos del derecho de los conflictoscaso de peligro inminente de muerte o lesiones armados, en particular el Convenio de Lagraves, se justifica el uso de armas de fuego. Haya sobre las leyes y costumbres deDados los riesgos adicionales que plantea toda la guerra terrestre y reglamento anexo,reunión violenta —grandes multitudes, confu- de 1907, y el Protocolo I adicional a lossión y falta de organización— cabe preguntarse Convenios de Ginebra de 1949, de 1977. Ensi el uso de la fuerza y de armas de fuego es pocas palabras, siempre que sea necesario elrealmente practicable en tales situaciones, a uso de la fuerza para cumplir la misión, es preci-causa de las consecuencias potenciales para las so adoptar todas las precauciones factibles,personas presentes en la reunión pero que no sobre todo para confirmar que los objetivosparticipan en actos violentos. El principio básico sean objetivos militares legítimos; las mismas14 no contempla el uso indiscriminado de armas precauciones deberán adoptarse en la elecciónde fuego contra una multitud violenta como de los medios y métodos de ataque, a fin demedio para dispersarla. evitar infligir daños incidentales excesivos a las personas o bienes civiles y causar sufrimientos innecesarios o superfluos. Por ejemplo: • Conforme al principio de necesidad, para obtener la sumisión total o parcial del enemigo sólo se permite emplear la fuerza necesaria y no prohibida por el derecho de los conflictos armados.44
  • 5.2.3. En operaciones de apoyo para la paz• Conforme al principio de distinción, las Las tropas pueden verse obligadas a recurrir a partes en un conflicto están obligadas a la fuerza y las armas de fuego para su propia distinguir entre combatientes y personas protección (defensa propia) o en cumplimiento civiles, y entre objetivos militares y bienes de su misión. Se aplican, por ende, las mismas civiles. Sólo está permitido dirigir ataques normas que en otras operaciones, según el es- contra combatientes y objetivos militares. tatuto jurídico de la situación.• Conforme al principio de limitación, el derecho a escoger medios y métodos de guerra no es ilimitado. Numerosos instrumentos restringen o prohíben el uso de armas o de métodos que causen lesiones superfluas o sufrimientos innecesarios.• Conforme al principio de proporciona- lidad, es preciso efectuar un balance entre, por un lado, los posibles efectos, en términos de civiles muertos y heridos y daños a bienes de carácter civil, que podría causar incidentalmente un ataque, y, por otro lado, la ventaja militar directa y concreta prevista. Se prohíben los ataques que, previsiblemente, causen daños excesivos a las personas o bienes civiles (en contraste, véanse las observaciones sobre los Principios Básicos, en la sección 5.2.1). 45
  • 5.3. Arresto y detención5.3.1. Arresto“Arresto” es el acto de aprehender a una Toda persona arrestada será informada, en elpersona por la presunta comisión de un delito momento del arresto, de las razones de éste yo por acto de autoridad. notificada sin demora de la acusación formu- lada contra ella. Será llevada sin demora ante unEl poder discrecional de los funcionarios en- juez u otro funcionario autorizado por la ley paracargados de hacer cumplir la ley para efectuar ejercer funciones judiciales, y tendrá derecho aarrestos está limitado por los principios de ser juzgada dentro de un plazo razonable o a serlegalidad y necesidad y por la prohibición puesta en libertad. Toda persona que sea priva-de la arbitrariedad. “Nadie podrá ser privado da de libertad en virtud de arresto o detenciónde su libertad, salvo por las causas fijadas por ley tendrá derecho a recurrir a un tribunal, a fin dey con arreglo al procedimiento establecido en que éste decida a la brevedad posible sobre laésta” (PIDCP, artículo 9.1). Esta disposición da por legalidad de su privación de libertad y ordenesentado que tanto los motivos para el arresto su libertad si fuera ilegal. Toda persona que hayacomo los procedimientos para efectuarlo figu- sido arrestada o detenida ilegalmente tendrá elran en las leyes estatales. Además, la propia ley derecho efectivo a obtener reparación. Otrasno debe ser arbitraria, y su aplicación en un caso disposiciones protegen el estatuto especial dedeterminado no debe efectuarse de manera las mujeres y los menores de edad.arbitraria.46
  • 5.3.2. DetenciónLa privación de la libertad personal es el en el lugar de detención. Esta disposición es demedio más antiguo y comúnmente empleado importancia primordial en relación con la disci-por el Estado para combatir el delito y mantener plina y las sanciones impuestas a las personasel orden público. El derecho internacional fija por actos o infracciones cometidos durante sunormas y directrices destinadas a garantizar la detención o reclusión.práctica legal y no arbitraria de la detención.Todas las personas detenidas (durante la instruc- La prohibición de la tortura y otros tratos oción y el juicio) o recluidas (una vez condenadas) penas crueles, inhumanos o degradantesconservan sus derechos humanos, excepto las es absoluta y sin excepción. La prohibiciónrestricciones comprobadamente necesarias de la tortura es parte del derecho internacionalpara la reclusión. El reconocimiento de la ne- consuetudinario y ha sido codificada en nume-cesidad de garantizar los derechos humanos rosos instrumentos de derechos humanos y delde las personas sometidas a cualquier forma derecho de los conflictos armados. La prohibi-de detención o reclusión llevó a las Naciones ción de la tortura abarca todos los aspectos deUnidas a elaborar diversos instrumentos que las operaciones de mantenimiento del orden ocomplementan las disposiciones pertinentes de combate; no se limita a la detención y a ladel PIDCP. Dichos instrumentos otorgan protec- reclusión. Conforme al derecho internacionalción adicional a las mujeres (especialmente a las de los derechos humanos, la tortura es “todomujeres embarazadas y las madres lactantes) y a acto por el cual se inflija intencionadamente alos menores de edad. una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de“Toda persona privada de libertad será tratada ella o de un tercero información o una confesión,humanamente y con el respeto debido a la de castigarla por un acto que haya cometido, odignidad inherente al ser humano” (PIDCP, se sospeche que ha cometido, o de intimidar oartículo 10.1, el subrayado es nuestro). Está pro- coaccionar a esa persona o a otras, o por cual-hibida la imposición de medidas que no sean quier razón basada en cualquier tipo de discri-las estrictamente necesarias para los fines de la minación, cuando dichos dolores o sufrimientosdetención o para evitar que se entorpezca el sean infligidos por un funcionario público u otraproceso de instrucción o la administración de persona en el ejercicio de funciones públicas,justicia, o para mantener la seguridad y el orden a instigación suya, o con su consentimiento o 47
  • 5.3.3. Detención durante los conflictos armadosaquiescencia” (Convención contra la Tortura En los conflictos armados no internacio-y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o nales, se aplican las disposiciones del artículoDegradantes, artículo 1). En el derecho de los 3 común a los cuatro Convenios de Ginebra.conflictos armados, la tortura también puede También es necesario observar las normas delser perpetrada por actores no estatales. En el Protocolo adicional a los Convenios de Ginebraderecho internacional no se definen los “tratos o del 12 de agosto de 1949 relativo a la protecciónpenas crueles, inhumanos o degradantes”, pero de las víctimas de los conflictos armados sinse entienden como el acto de infligir dolores carácter internacional (Protocolo II), a condicióngraves. A diferencia de la tortura, no es necesario de que se cumplan los criterios para su aplicabi-que el maltrato tenga un propósito. lidad (como el requisito del control del territorio). En el Protocolo adicional II se establecen garan- tías fundamentales para el trato humano de las personas detenidas (artículo 4) análogas a las contenidas en el artículo 3 común, disposiciones mínimas sobre el trato debido a las personas internadas, detenidas o privadas de libertad por razones relacionadas con el conflicto armado (artículo 5), y garantías judiciales para el enjui- ciamiento y la sanción de infracciones penales cometidas en relación con el conflicto armado (artículo 6). En los conflictos armados no inter- nacionales no existe el estatuto de prisionero de guerra. En los conflictos armados internacionales, la distinción más importante que debe hacerse con respecto a la detención o la privación de la libertad en general es la referida a los comba- tientes y no combatientes. Todo combatiente que cae en poder de una Parte adversa se consi- dera prisionero de guerra (PA I, artículo 44.1).48
  • 5.3.4. Detención durante operaciones de apoyo para la pazEn el artículo 4 del III Convenio de Ginebra se Por lo general, la cuestión de la detención se en-detallan las categorías de personas que tienen cuentra reglamentada en los acuerdos sobrederecho al estatuto de prisionero de guerra y el estatuto de las fuerzas referidos a las tropasse establecen las normas para el trato debido a extranjeras. Sin embargo, hay situaciones en laslos prisioneros de guerra durante el cautiverio. que las tropas de apoyo para la paz deben dete-El principio básico es que los prisioneros deben ner a ciertas personas por períodos breves antesser tratados humanamente en todas las circuns- de entregarlas a las autoridades civiles, o inclusotancias; asimismo, deben ser protegidos en todo por períodos más prolongados, especialmentemomento, especialmente contra todo acto de si, a causa del colapso del país anfitrión, hanviolencia o de intimidación, contra los insultos y dejado de existir las estructuras adecuadas. Ella curiosidad pública (CG III, artículo 13). estatuto y el trato debido a las personas deteni- das dependerán de la índole jurídica de la situa-Las personas civiles, en particular los extranjeros, ción y de cada caso particular.pueden ser internadas por razones de segu-ridad en relación con un conflicto armado. Elinternamiento es una medida que puede adop-tarse por razones imperativas de seguridad (afin de proteger a las personas de que se trata);por ende, no es un castigo. Las disposicionessobre el trato debido a las personas internadasson prácticamente iguales a las disposicionessobre el trato debido a los prisioneros de guerra(véanse los artículos 79 a 135 del IV Convenio deGinebra).Las personas afectadas por un conflicto armadoy privadas de libertad (a causa de arresto, de-tención o internamiento) se benefician de lasgarantías fundamentales previstas en el artículo75 del Protocolo I adicional a los Convenios deGinebra. 49
  • 50 Anja Niedringhaus/AP
  • 6. EL CICREl Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente, tienela misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas de los conflic-tos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia.El CICR se esfuerza asimismo en prevenir el sufrimiento mediante la promoción y el fortalecimientodel derecho y de los principios humanitarios universales.Fundado en 1863, el CICR dio origen a los Convenios de Ginebra y al Movimiento Internacional de laCruz Roja y de la Media Luna Roja, cuyas actividades internacionales en los conflictos armados y enotras situaciones de violencia dirige y coordina.6.1. Resumen6.1.1. Bases jurídicas de la acción del CICREn situaciones que no son conflictos armados, privadas de libertad a raíz del conflicto armado, a finel CICR tiene un derecho de iniciativa que se le reco- de verificar las condiciones de detención y restable-noce en los Estatutos del Movimiento Internacional cer el contacto entre esas personas y sus familiares.de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y que le En el artículo 3 común se establece que la aplicaciónpermite proponer sus servicios a los Estados, sin que de esas disposiciones “no surtirá efectos sobre elese ofrecimiento sea una injerencia en los asuntos estatuto jurídico de las Partes en conflicto”.internos del Estado en cuestión ni confiera un es-tatuto particular a alguna de las partes. Al abordar En conflictos armados internacionales, loslas consecuencias en el plano humanitario del uso Estados Partes en los Convenios de Ginebra dede la fuerza en situaciones que no son conflictos 1949 y de sus Protocolos adicionales de 1977 estánarmados, el CICR no fundamenta su acción en el obligados a aceptar las actividades humanitariasconjunto de los instrumentos del derecho interna- del CICR previstas en el artículo 126 del III Conveniocional de los derechos humanos (DIDH), sino en de Ginebra y en el artículo 143 del IV Convenio deun conjunto básico de normas fundamentales que Ginebra. El derecho de iniciativa del CICR tambiénprotegen a los seres humanos en situaciones de vio- está reconocido en los cuatro Convenios de Ginebralencia. Esas normas constituyen una parte pequeña, (artículo 9, en los Convenios I, II y II; artículo 10, enpero central y básica, del DIDH. el IV Convenio). Por otra parte, en el artículo 81 del Protocolo II adicional a los Convenios de GinebraEn conflictos armados no internacionales, el se estipula que los Estados que sean partes en unCICR también tiene un derecho de iniciativa recono- conflicto darán al CICR todas las facilidades quecido por la comunidad internacional y establecido estén en su poder para que pueda desempeñaren el artículo 3 común a los cuatro Convenios de las tareas humanitarias que se le atribuyen en losGinebra. En particular, el CICR puede ofrecer sus ser- Convenios y en el Protocolo a fin de prestar protec-vicios a las partes en conflicto para visitar a personas ción y asistencia a las víctimas de los conflictos. 51
  • 6.2. Consecuencias prácticas6.1.2. Principales actividadesLas principales actividades del CICR son las El CICR realiza actividades en todas lassiguientes: situaciones en las que operan fuerzas milita- res y policiales. Por lo tanto, es conveniente• visitar a prisioneros de guerra y personas que los comandantes de esas fuerzas estén detenidas por razones de seguridad; familiarizados con algunas de sus características fundamentales.• buscar a personas dadas por desaparecidas;• facilitar el intercambio de mensajes entre familiares separados;• reunificar a familias separadas a raíz de un conflicto;• proporcionar agua potable, alimentos y asistencia médica a quienes lo necesitan;• promover el respeto del derecho internacional humanitario (DIH);• velar por el cumplimiento del DIH;• contribuir al desarrollo del DIH.Sus actividades se financian enteramente me-diante contribuciones voluntarias, aportadassobre todo por los Estados y las SociedadesNacionales. Su red de oficinas se adapta conti-nuamente a la evolución de los conflictos arma-dos y de otras situaciones de violencia.52
  • 6.2.1. Acción basada en principios y diálogo con todas las partesSegún los Convenios de Ginebra, la labor huma- terreno, cerca de las personas afectadas por losnitaria exige imparcialidad y debe beneficiar a conflictos, a fin de responder a sus necesidadeslas personas sin distinción alguna de índole des- e influenciar el comportamiento y las actitudesfavorable, basada en la raza, el color, la religión o de las personas responsables de la situación.la creencia, el sexo, el nacimiento o la fortuna, o Para alcanzar esos objetivos, los delegados de-cualquier otro criterio análogo. De este principio ben reunirse, negociar o tratar con todos losse desprende que ninguna persona debe ser pri- portadores de armas, sean militares, policías,vada de asistencia o de protección meramente a paramilitares, rebeldes, miembros de fuerzas decausa de sus creencias, y que ninguna población operaciones de apoyo para la paz, o contratistasdebe ser abandonada sólo porque se encuentre privados.bajo el control de una parte que la comunidadinternacional trata de aislar. Las prioridades sólo En todos los conflictos, las partes tienden a re-pueden fijarse en función de las necesidades, y chazar a los actores humanitarios sospechadosel orden en que se provee la ayuda humanitaria de tener motivos políticos subyacentes. Si nodebe ser el de la gravedad del sufrimiento que hay diálogo —sin importar lo difícil que sea es-se procura aliviar. tablecerlo— es imposible que el CICR alcance suficiente aceptación para realizar sus activida-Los dirigentes políticos y los comandantes mi- des de protección y asistencia. Por lo tanto, ellitares deben saber que la labor del CICR com- CICR está dispuesto a hablar con todos los queprende no sólo la asistencia sino también tengan poder o influencia sobre la población.la protección, y que ambas actividades están Por medio de esta modalidad, el CICR no pos-estrechamente relacionadas. También forman tula una equivalencia moral entre las partes enparte de la labor humanitaria del CICR activi- conflicto ni les confiere un estatuto particulardades tales como las visitas a prisioneros con (véase el artículo 3 común a los cuatro Conveniosel fin de comprobar el trato que reciben y las de Ginebra). La neutralidad no es una finalidadcondiciones de detención, y las gestiones ante en sí misma, sino un medio para alcanzar unlas partes en un conflicto en favor de personas fin. Es un instrumento que permite mantenero comunidades que han sido víctimas de infrac- abiertas las vías necesarias para la adopción deciones del derecho de los conflictos armados. medidas concretas. El CICR no toma partido porLos delegados del CICR necesitan estar en el ninguna de las partes en conflicto. 53
  • 6.2.2. DetenciónEl CICR considera que existe amplio margen para Antes de comenzar a visitar los lugares de deten-la interacción y la cooperación constructivas en- ción, el CICR presenta a las autoridades una serietre las organizaciones humanitarias y las fuerzas de condiciones que constituyen su modalidadarmadas, y que es posible fortalecer esta relación habitual de trabajo. Debe permitirse que losmediante las consultas mutuas. Sin embargo, el delegados:CICR sigue abogando por que se haga una dis-tinción clara, tanto de forma como de fondo, • vean a todos los detenidos que le correspon-entre las operaciones militares y las humanita- de visitar al CICR según su cometido y visitenrias. Por consiguiente, el CICR debe preservar su todos los lugares en donde haya detenidos;independencia de acción y de decisión y, a lavez, mantener estrechas consultas con las misio- • se entrevisten sin testigos con los detenidosnes militares internacionales desplegadas en un de su elección;mismo teatro de operaciones. • hagan, durante las visitas, la lista de los detenidos que incumben a su cometido o verifiquen y completen las listas que reciban de las autoridades; • repitan las visitas a los detenidos de su elección tantas veces como lo consideren necesario; • restablezcan el contacto entre los detenidos y sus familiares; • en casos de urgencia, proporcionen la ayuda material y la asistencia médica que sean necesarias.54
  • 6.2.3. Promover el respeto del marco jurídicoEs indudable que el derecho no pertenece al CICR Cuando un Estado está auténticamente compro-sino a los Estados que son partes en los tratados. metido a cumplir su obligación de promover elLo mismo puede decirse de la obligación de di- respeto de las leyes aplicables y cuenta con losfundir, enseñar y brindar formación con respecto recursos necesarios para sostener sus actividadesal derecho. Gracias a su tradicional presencia en el a largo plazo, el CICR está dispuesto a asumir lasterreno y al diálogo que mantiene con las autori- funciones de apoyo definidas en los Protocolosdades y portadores de armas en todo el mundo, el adicionales a los Convenios de Ginebra (en laCICR ha acumulado considerable experiencia en lo Resolución 21 de la Conferencia Diplomática queque respecta al apoyo de las actividades destinadas adoptó los Protocolos, se invitó al CICR a colabo-a prevenir infracciones. Sin embargo, reconociendo rar activamente en el esfuerzo de difusión del de-que la mera enseñanza de normas jurídicas no es recho de los conflictos armados), o a actuar sobresuficiente por sí misma para producir un cambio de la base del derecho de iniciativa que le confierenactitudes o comportamientos, durante los últimos sus Estatutos. Con el fin de proporcionar a losveinte años el enfoque del CICR ha mutado progre- portadores de armas el apoyo adecuado duran-sivamente de la difusión del derecho hacia su te el proceso de integración, el CICR cuenta conintegración en la doctrina, la instrucción y el en- una unidad especializada en su sede en Ginebratrenamiento de las fuerzas militares y policiales. Un y un equipo de delegados especializados (conordenamiento jurídico es un conjunto de normas experiencia en el ámbito militar o policial) en elcuya índole a veces es demasiado general como terreno. La unidad y los delegados especializadospara proporcionar orientaciones prácticas en situa- proporcionan apoyo a los portadores de armasciones de combate o de mantenimiento del orden. en lo que respecta a interpretar el derecho, ana-Por lo tanto, es necesario interpretar el derecho, lizar su significado en términos operacionales yanalizar su significado en términos operacionales y deducir sus consecuencias concretas. Las medi-examinar sus consecuencias concretas en todos los das complementarias, como la redacción de nue-niveles. En otras palabras, las disposiciones jurídi- vos manuales tácticos, la adopción de nuevoscas pertinentes deben transformarse en medidas, planes de estudio, la revisión y modificación demedios o mecanismos concretos relacionados la doctrina o la compra de equipos son, obvia-con la doctrina, la instrucción, el entrenamiento, el mente, responsabilidad de las autoridades y deequipamiento y las sanciones, a fin de permitir la los portadores de armas.observancia del derecho durante las operaciones. 55
  • 56 Marko Kokic/CICR
  • 7. REFERENCIAS7.1. Publicaciones del CICR 7.2. AbreviaturasGuía para el examen jurídico de las armas, los CC: Código de Conducta paramedios y los métodos de guerra nuevos: medidas funcionarios encargados de hacerpara aplicar el artículo 36 del Protocolo adicional cumplir la ley.de 1977. CICR: Comité Internacional de la Cruz Roja.Descubra el CICR. CG I: Convenio de Ginebra para aliviar laIntegración del derecho. suerte que corren los heridos y los enfermos de las fuerzas armadas enReport on Expert Meeting on Multinational campaña, 12 de agosto de 1949.Peace Operations, Applicability of InternationalHumanitarian Law and International Human CG II: Convenio de Ginebra para aliviarRights Law to UN Mandate Forces (Informe de la suerte que corren los heridos,la Reunión de Expertos sobre operaciones de los enfermos y los náufragos de laspaz multinacionales; aplicabilidad del derecho fuerzas armadas en el mar, 12 deinternacional humanitario y del derecho inter- agosto de 1949.nacional de los derechos humanos a las fuerzasde paz bajo el mandato de la ONU) (en inglés CG III: Convenio de Ginebra relativo al tratosolamente). debido a los prisioneros de guerra, 12 de agosto de 1949.Servir y proteger, en particular, capítulos 7(Mantenimiento del orden público), 8 (El arresto), CG IV: Convenio de Ginebra relativo a la9 (La detención), y 10 (Empleo de la fuerza y de protección debida a las personasarmas de fuego). civiles en tiempo de guerra, 12 de agosto de 1949. 57
  • PA I: Protocolo adicional a los Convenios PA III: Protocolo adicional a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de de Ginebra del 12 de agosto de 1949 1949 relativo a la protección de las relativo a la aprobación de un signo víctimas de los conflictos armados distintivo adicional (Protocolo III), internacionales (Protocolo I), 8 de 8 de diciembre de 2005. junio de 1977. PB: Principios Básicos sobre el empleoPA II: Protocolo adicional a los Convenios de la fuerza y de las armas de fuego de Ginebra del 12 de agosto de por los funcionarios encargados de 1949 relativo a la protección de las hacer cumplir la ley. víctimas de los conflictos armados no internacionales (Protocolo II), PIDCP: Pacto Internacional de Derechos 8 de junio de 1977. Civiles y Políticos.58
  • MisiónEl Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organización imparcial, neutral e independiente,tiene la misión exclusivamente humanitaria de proteger la vida y la dignidad de las víctimas delos conflictos armados y de otras situaciones de violencia, así como de prestarles asistencia.El CICR se esfuerza asimismo en prevenir el sufrimiento mediante la promoción y elfortalecimiento del derecho y de los principios humanitarios universales.Fundado en 1863, el CICR dio origen a los Convenios de Ginebra y al Movimiento Internacionalde la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, cuyas actividades internacionales en los conflictosarmados y en otras situaciones de violencia dirige y coordina. 59
  • 60 0943/003T 09.2008 5.000