El lenguaje de los medios (3)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

El lenguaje de los medios (3)

on

  • 1,565 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,565
Views on SlideShare
1,565
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
15
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

El lenguaje de los medios (3) Document Transcript

  • 1. COMUNICAR 16, 2001 Propuestas COMUNICAR 16, 2001; pp. 161-170 Hacia un nuevo concepto dealfabetización. El lenguaje de los medios Josefina Prado Aragonés Huelva La autora de este trabajo ofrece una aguda reflexión sobre las transformaciones que la sociedad contemporánea ha vivido con la irrupción de las nuevas tecnologías y sus consiguientes transformaciones en las formas de entender el concepto de alfabetización, por la aparición de nuevos lenguajes para la comunicación que requieren de destrezas específicas, que, con mucho, superan las tradicionales estrategias para enseñar y apren- der a leer y escribir. Los nuevos medios de comunicación marcan también una nueva forma de entender la interpretación de los mensajes.1. La alfabetización en la era de la informa- tiendo a «un cambio cualitativo en las condicio-ción nes lingüísticas y semiológicas de la especie Una de las señas de identidad más signifi- humana», pues nuevos recursos, nuevos códi-cativa de la sociedad moderna es la comunica- gos y nuevos canales de transmisión de lación de masas, consecuencia de los imparables información se están imponiendo, ampliandoavances tecnológicos que comenzaron tímida- los cauces tradicionales para la transmisión demente su andadura a fines del siglo XIX y que, la cultura.con un desarrollo espectacular a lo largo del Diariamente asistimos, entre impasibles ysiglo XX, nos conducen inexorablemente a un deslumbrados, al «espectáculo cotidiano de lanuevo siglo y a un nuevo milenio con unas posi- opulencia comunicativa de los mensajes de labilidades y perspectivas de desarrollo aún ini- cultura de masas» (Lomas, 1997: 343). Las in-maginables. dustrias de la comunicación, claro exponente Se dice que vivimos en la era de la informa- del desarrollo económico y tecnológico al queción y que estamos siendo testigos de la mayor ha llegado la sociedad actual, están configuran-revolución de la historia respecto a la comuni- do una nueva realidad y una nueva forma decación, que llega a ocupar hasta un 80% de comunicación, basada en la utilización de nue-nuestro tiempo vital. En la actualidad, como vos lenguajes y procedimientos textuales, bas-afirma Pérez Tornero (1997: 105), estamos asis- tante alejada de la comunicación verbal tradi- 161
  • 2. P ROPUESTAScional, con la finalidad de establecer formas de de las ciencias modernas, y creó un espacio encontrol social, ideológico y cultural (Lomas y el que pudieron florecer nuevas formas deOsoro, 1994: 101). expresión. La nueva cultura del libro impreso, Bien es cierto que a lo largo de la evolución gracias al uso del papel, influyó de manerahumana los descubrimientos y los avances decisiva en un auge progresivo de la alfabetiza-tecnológicos han ido modificando la forma de ción y la divulgación de la cultura, y facilitó elcomunicación y de acceso al saber y a la cultura, acceso a la educación. La imprenta conocerá suasí como el modo de vivir y de entender la rea- momento de máximo esplendor durante el si-lidad. De esta forma, a partir de la comunica- glo XVIII, con la Ilustración, etapa en la que ención oral, único medio natural de comunica- Europa, a imitación de lo que ocurría en Fran-ción del hombre primitivo, se idearon nuevas cia, la alfabetización en el código escrito seformas simbólicas de comunicación que evolu- convierte en un objetivo cultural prioritario.cionaron hasta llegar a la escritura. La inven- Sin embargo, el concepto de alfabetiza-ción de la escritura 1 y más tarde, en el Rena- ción relacionado con la instrucción y escolari-cimiento, la invención de la imprenta constituye- zación, además de con el progreso económicoron dos revoluciones culturales que conmo- y cultural, tal como lo concebimos hoy, es unacionaron el mundo y cambiaron los parámetros idea propia de la era de la industrialización. Ade acceso al conocimiento, como atestigua la partir de ese momento, este concepto irá am-historia (Crowley y Heyer, 1997: 140). pliando sus límites, pues al final del siglo XIX, Con relación a la primera, la invención del y sobre todo a lo largo del siglo XX, fruto de losalfabeto fonético, base del código escrito, su- imparables avances tecnológicos, irán surgien-puso la creación del sistema de comunicación do nuevos y potentes instrumentos de comuni-con más alto grado de desarrollo de la civiliza- cación, con nuevos códigos y lenguajes, espe-ción occidental, el cual ha sobrevivido con muy cialmente audiovisuales: serán los medios deligeros cambios durante milenios (Diringerm comunicación de masas (traducción aproxi-1948: 37). Permitió ampliar las posibilidades mada del término anglosajón mass-media), loscomunicativas, al no estar limitadas a la pre- cuales pueden adoptar en su sentido más am-sencia de los interlocutores, pero puso en evi- plio muy diversas formas: periódicos, libros,dencia la necesidad de instrucción en ese nuevo revistas, tebeos, fotografías, radio, televisión,código para poderse servir de él como medio videocintas, videojuegos, carteles, etc.de comunicación, surgiendo así el concepto de La característica básica de los mismos es laalfabetización, cuya valoración ha ido evolu- utilización de recursos y soportes tecnológicoscionando sustancialmente a través de los tiem- para la transmisión de mensajes, cifrados enpos, como veremos a continuación (Colomer y códigos simbólicos, y dirigidos simultáneamen-Camps, 1996: 15-19). te y de forma unidireccional a un gran número de Respecto a la segunda2, la invención de la personas.imprenta marcó el amanecer de la era moderna Éstas son, a juicio de Aparici y García Ma-y significó la instauración definitiva del código tilla (1987), las principales características de losescrito como única forma de acceso a la cultu- medios de comunicación de masas:ra. La imprenta alteró la historia intelectual • Los mensajes pueden llegar a cualquieroccidental y conmocionó todas y cada una de persona que tenga acceso a ellos.las áreas de la actividad humana (Burke, 1997). • La comunicación se transmite a través deEn consecuencia, iba a producir una gran revo- medios técnicos: impresos, sonoros, visuales ylución social, un cambio absoluto en el pensa- audiovisuales.miento y en las formas de aprendizaje. Impactó • Establecen una comunicación indirectadirectamente en el mundo de las ideas y el con los receptores que se encuentran a distan-conocimiento, haciendo posible el nacimiento cia espacial o temporal del emisor. 162
  • 3. COMUNICAR 16, 2001 • El mensaje se transmite de forma unilate- ción ni marginación de los actuales códigosral. escritos. Por el contrario, la gran diversidad de • Se dirigen a una audiencia amplia, disper- códigos de que se dispone en la actualidad sesa y anónima. complementan e interrelacionan potenciando En la actualidad, el auge y la influencia de enormemente nuestras posibilidades comuni-los medios de comunicación en la sociedad son cativas.incuestionables y aún lo serán más en el futuro, El concepto de alfabetización, en conse-con el desarrollo de nuevos medios basados en cuencia, necesita ampliar sus límites semánticosla informática, la robótica y la telemática (Merayo, para dar respuesta a la necesidad educativa de2000). Su influencia es tal que ha llegado a instruir en estos nuevos y diversos lenguajes.mediatizar en gran medida nuestro conoci- Es necesario aprender a «leer» y a «escribir» enmiento de la realidad y nuestros hábitos y esos nuevos códigos para poder comprendercostumbres vitales. De esta manera, los medios con precisión, y de manera crítica, la infinitade comunicación configuran y uniforman la variedad de mensajes que continuamente semanera en que aprendemos a comprender y recibe a través de ellos (Aguaded, 1995). Laconocer el mundo en que vivimos: nos trasmi- lectura de los lenguajes de los medios debe ser,ten formas de comportamien- a partir de ahora, una parteto social, actitudes, valores, integrante del proceso de al-hábitos, costumbres, modos de fabetización, incluso más alláhabla, pero, además, están Se dice que vivimos en de la escolarización formalcreando una forma distinta de la era de la información (Emery ypreocupación por la Rother, 2000).recibir y de transmitir infor- Estamación, mediante nuevos có- y que estamos siendo educación en los medios yadigos y símbolos que, a dife- testigos de la mayor está presente en una declara-rencia de los verbales, tienen revolución de la historia ción de la UNESCO, en 1982,carácter universal. respecto a la comunica- en la que se evidencia que: Sin duda alguna, los más ción, que llega a ocupar vertido en medios se han con- • Lossensibles a la influencia de los omnipresentes den-mensajes de los medios son hasta un 80% de nues- tro de la sociedad.los más jóvenes, que carecen tro tiempo vital. En la • Un gran número de per-de los suficientes criterios para actualidad estamos sonas invierte la mayor partehacerles frente de una forma asistiendo a un cambio de su tiempo en mirar la tele-crítica, pues, como reconoce cualitativo en las condi- visión,yleer periódicos y re-Lomas (1999: 261), «los textos vistas escuchar la radio ude la prensa, las ondas de la ciones lingüísticas y otras grabaciones sonoras.radio, el espectáculo televisivo semiológicas de la • En algunos países losy la seducción publicitaria in- especie humana. niños pasan más tiempo antevitan a la infancia y a la ado- la pantalla de la televisiónlescencia a consumir cierto que en la escuela. También latipo de situaciones, a imitar preocupación por la necesi-ciertos estilos de vida, a adorar ciertas ideolo- dad de una alfabetización audiovisual en lagías y a menospreciar otras maneras de enten- escuela aparece recogida así en el LibroBlancoder las cosas». para la Reforma Educativa en nuestro país Los medios de comunicación, por tanto, (MEC, 1989): «La importancia y la abundanciahan creado un nuevo concepto de lectura y de la información que el ciudadano recibe,escritura y un nuevo concepto de comunica- principalmente a través de los medios de comu-ción, que no supone ni mucho menos la supera- nicación social, así como la influencia positiva 163
  • 4. P ROPUESTASy negativa que de ello se deriva, han determina- Sin embargo, un aprendizaje de los lenguajesdo en los últimos años una mayor conciencia de los medios no puede reducirse a un simplesocial del problema y la búsqueda de una análisis de las características formales, técni-respuesta eficaz de parte de los sistemas educa- cas y estéticas de sus productos, sino que estivos. Si analizamos el fantástico desarrollo inevitable y necesario adentrarse también en elque en este campo se ha producido en el siglo análisis de la ideología que hay detrás de ellosque finaliza, y que se prevé aún mayor en el (Masterman, 1993).siglo XXI, la necesidad de dotar a los ciudada- Esta alfabetización, aunque debe contem-nos de una formación básica en materia de plarse de forma interdisciplinar y debe estarcomunicación es una cuestión inaplazable». presente en todas las áreas de conocimiento Ante esta evidente realidad, la escuela no incluso como algo más que eje transversal en elpuede permanecer indiferente. Se hace, por currículum (Aguaded, 1994), sin duda, dado sutanto, imprescindible la necesidad de contem- carácter esencialmente comunicativo, tiene queplar la alfabetización en esos lenguajes, si no ser abordada como uno de los objetivos priori-queremos que se agudice el desfase ya existen- tarios dentro del currículum del área de Lenguate entre la realidad educativa y la realidad y Literatura, pues si la enseñanza de la lecturasocial, ya que, como pronostica Merayo (2000: y la escritura han sido tradicionalmente la base36), «en un futuro no muy lejano quien no esté de la educación lingüística y la llave para elfamiliarizado con ellos –los medios– se con- acceso a la información, hoy, como afirma Lo-vertirá en un analfabeto funcional». mas (1997: 342), «no es posible entender la Ahora bien, dicha alfabetización no se enorme complejidad de la comunicación entrepuede producir de forma natural y espontánea, las personas en el seno de nuestras sociedades,especialmente la audiovisual, sino que requie- si limitamos nuestra mirada a los usos estricta-re de un imprescindible proceso de aprendizaje mente lingüísticos y evitamos el estudio de uny educación en su uso (Aguaded, 1997; 1998), conjunto de prácticas comunicativas en las quey de un adiestramiento similar al que se precisa se aúnan los procedimientos verbales de cons-para el conocimiento del código escrito, pues, trucción del sentido con otros dispositivos nocomo afirma Aparici (1994: 83-84), «la alfabe- verbales (casi siempre iconográficos)», de ma-tización audiovisual requiere un proceso que nera que los profesores de este área de conoci-implica la lectura y la producción de medios y miento deben entender que la comunicación yadebe ser considerado como el aprendizaje de no está restringida exclusivamente al códigouna segunda lengua». lingüístico oral y escrito, ya que, si el objetivo El mismo autor establece así la similitud fundamental de la enseñanza lingüística esentre ambos aprendizajes, el código escrito y el desarrollar la plena competencia y la capaci-código audiovisual: «la alfabetización audio- dad comunicativa de los alumnos y hacer devisual requiere un proceso intencionado simi- ellos hablantes competentes, no se logrará estelar al que experimenta un individuo que apren- objetivo, si no se contempla en la enseñanzade a leer y a escribir una segunda lengua. Un lingüística la presencia de pleno derecho de losindividuo que no realiza un proceso sistemati- lenguajes de los medios.zado para leer imágenes y que está siendo El concepto de comunicación y competen-bombardeado por imágenes estará en una si- cia comunicativa, por tanto, necesita ampliartuación similar a la de un individuo que está también sus límites en la era de la información.rodeado por miles de libros y revistas y no sabe Las necesidades de instrucción escolar con laleer y escribir, aunque mirar imágenes sin com- finalidad de desarrollar dicha competenciaprender la complejidad de su significado es comunicativa del alumnado no pueden limitar-más entretenido y fácil que mirar un libro del se por más tiempo a una mera instrucciónque no se entiende ninguna de sus palabras». verbal, ya que, como afirma Grenaway (1993: 164
  • 5. COMUNICAR 16, 200143), «todos los profesores que entiendan que la 2. El lenguaje de los medios: su diversidadcomunicación no está restringida al lenguaje Si bien es cierto que todos los medios dehablado y escrito y la comunicación en el aula comunicación poseen una estructura funda-deberían incluir en sus materias la lectura de mentalmente lingüística, pues «no sólo sonimágenes y la escritura de documentos audio- como el lenguaje sino que en su forma esencialvisuales. La enseñanza de los medios audio- son lenguaje, cuyo origen proviene de la capa-visuales debería integrarse a través de currícu- cidad del hombre de extenderse a sí mismo alum, de modo que leer y escribir mensajes au- través de sus sentidos hacia el medio que lodiovisuales fuera una destreza coherente, que rodea» (McLuhan y Powers, 1996: 16), tal vezlos estudiantes considerasen tan relevante para lo más característico de dicho lenguaje es susus vidas como la lectura y escritura del lengua- diversidad y heterogeneidad (Lomas, 1997:je verbal. Los medios audiovisuales ejercen 344-47; 1999: 315-315), ya que cada uno deuna influencia sobre nuestras vidas que nos estos medios posee no sólo su propio lenguaje,invade desde todas partes y su enseñanza debe- sus propias convenciones simbólicas, sino tam-ría realizarse también en todas partes». bién su propia retórica, sintaxis y sus propios Es preciso, por tanto, desarrollar a partir géneros y tipología textual.de ahora destrezas que capaciten a los escola- Revisaremos, aunque sucintamente, el len-res a leer y a escribir textos con múltiples códigos guaje de los principales medios de comunica-y lenguajes, entre ellos los de los medios, y a ción: prensa, radio, televisión.interpretar correctamente susimbología, a conocer el fun- 2.1. El lenguaje de la prensacionamiento de sus mecanis- La prensa es el medio demos técnicos, para que sean Los medios de comuni- comunicación de masas másen verdad hablantes compe- antiguo2, utiliza el lenguajetentes y usuarios críticos de cación nos ofrecen gráfico, fundamentalmentelos medios. muchas posibilidades de verbal, con sus propias con- Ante esta acuciante ne- explotación didáctica en venciones y usos retóricos,cesidad educativa que la so- el aula para que los pragmáticos y gramaticales,ciedad actual exige, el profe- alumnos, además de pero también se sirve de códi-sor, especialmente el de Len- gos no verbales que desempe-gua y Literatura, consciente convertirse en consumi- ñan un papel fundamental endel importante papel que los dores críticos y selecti- el proceso de comunicación amedios de comunicación es- vos de sus mensajes, través de este medio:tán desempeñando en la con- descubran su rico, • Por una parte, utiliza có-cepción de una nueva comu- novedoso y atractivo digos paralingüísticoscomolasnicación, debe estar dispues- diferentes convenciones tipo-to y preparado para afrontar lenguaje de expresión gráficas: diferentes tipos de le-la alfabetización en la diver- y comunicación. tra, su tamaño y estilo, así comosidad del fenómeno cultural, el espaciado y separación entredesde una postura crítica y de letras y líneas; diseño de pági-equilibrio. La actitud más adecuada, según na: márgenes, cabeceras y pies de página; dis-Ferrés (1994: 19), que debe adoptar el profeso- posición del texto en la página, distribución derado es «la aceptación crítica, el equilibrio las columnas y textos en las páginas pares oentre el optimismo ingenuo y el catastrofismo impares o distribución del texto en cada parteestéril, un equilibrio que asuma la ambivalencia de la página, superior o inferior, derecha odel medio, sus posibilidades y limitaciones, sus izquierda...contradicciones internas». • Por otra, se sirve de códigos iconográfi- 165
  • 6. P ROPUESTAScos: fotografías, dibujos, símbolos, ilustracio- excelencia, comienza por el antetítulo, título,nes, gráficos, mapas, diagramas y diversos encabezamiento, entrada y cuerpo de la noti-efectos de realce, como líneas, color, cuadros, cia, con una estructura de pirámide invertida defondos, tramas y sombreados. más a menos importancia informativa. La organización y uso en sus páginas de El conocimiento de la organización y es-estos códigos no verbales condiciona en gran tructuración de la información periodística esmedida la lectura y la comprensión de sus men- imprescindible para llevar a cabo una lecturasajes verbales. Ambos códigos, por tanto, inter- comprensiva de la misma.actúan en el proceso comunicativo. Por eso, esimportante conocer y entender su verdadero 2.2. El lenguaje de la radiovalor expresivo e intención comunicativa. La radio es el medio más rápido y ágil para Por otra parte, los mensajes contenidos en la difusión de la información2, pero también elsus páginas se organizan en una macroestruc- más fugaz. Su canal de comunicación es el airetura, en función de diversas intenciones comu- y está basado en la utilización de la lengua oral,nicativas: además de otros sistemas de comunicación • Informar: con noticias de interés general acústicos no verbales.sobre la actualidad. La expresión radiofónica no sólo se com- • Opinar y orientar: con comentarios sobre pone de palabras, pues la música, efectos sono-esa actualidad que sirven de orientación al ros y ruidos, contribuyen a crear el ambientelector para formar su propia opinión sobre la apropiado, sirven de fondo a la palabra habladamisma. y pueden ser tan significativos como ésta. Pre- • Entretener: con pasatiempos y otros re- cisamente lo que distingue el lenguaje de estecursos para divertir al lector. medio es «el sonido en sus cuatro opciones: • Hacer publicidad: mediante anuncios por articulado en palabras, concretado en ruidos,palabras y ofertas varias con anuncios breves armonizado en forma de música o como silencio,ofreciendo servicios, o publicidad con módu- es decir, como sonido (Burriel, 1981). Dicholos o espacios en páginas de diversa extensión sonido, a través de sus diferentes recursos: voz,con fines comerciales. música y efectos especiales, es lo que atrae a los Los textos periodísticos se organizan te- oyentes y fomenta en ellos la creatividad emáticamente en distintas secciones. Así, la imaginación (Balsebre, 1994).prensa diaria se organiza en: información na- El código verbal oral, a través de la palabracional, internacional, deportes, cultura, econo- hablada, se potencia y adquiere diversos valo-mía, espectáculos, publicidad, pasatiempos... res expresivos mediante la utilización de diver- Asimismo, estos mensajes vienen expresa- sos recursos paralingüísticos, como:dos mediante una variada tipología textual: • Pronunciación, entonación, ritmo, acen-textos expositivos, argumentativos, descripti- to e intensidad: estos elementos, tan importan-vos, narrativos, conversacionales, literarios... tes en la lengua oral, son determinantes en elconfigurados en una serie de géneros propios medio radio para crear un ambiente idóneo a lade este medio como: noticia, editorial, artículo hora de establecer una adecuada comunica-de opinión, crónica, carta al director, entrevis- ción, para mantener la atención de los oyentes,ta, crítica... y sus mensajes, además de reflejar enfatizar determinadas palabras, crear tensión,el estilo peculiar de su autor, deben cumplir o agilizar o relentizar el diálogo.unas reglas muy precisas: claridad, concisión y • Pausas articulatorias y silencios: en laprecisión. escritura aparecen indicadas por signos de pun- A su vez, cada uno de estos tipos de textos tuación, en la lengua oral sirven para crearse organiza en una microestructura específica: expectación en torno a la información o resaltarasí, la noticia, el tipo de texto periodístico por determinados contenidos. 166
  • 7. COMUNICAR 16, 2001 Las características específicas del lengua- 2.3. El lenguaje de la televisiónje de este medio, al igual que en la prensa, se La televisión es el medio de comunicaciónpueden concretar en claridad, precisión y con- de masas que mayor impacto está causando encisión, ya que la cantidad de información que la sociedad actual. Ésta, como afirman Cassanyllega a la emisora y la rapidez con que dicha y otros (1994: 535), «es una ventana abierta alinformación hablada pasa obliga a seleccionar mundo por la que todos podemos mirar de unasólo lo esencial y a utilizar enunciados concre- manera fácil y cómoda y que, en principio, nostos, sencillos y breves, pues el oyente no puede permite recibir datos documentados sobre unvolver y reflexionar sobre los contenidos emi- lugar o un acontecimiento».tidos. Es el medio de comunicación que cuenta También hay que destacar la utilización de con un mayor número de audiencia; casi diría-determinadas convenciones respecto al código mos que cuenta con una audiencia universal,musical: sintonías de cierre y apertura de pro- pues la ven personas de cualquier nivel socio-gramas, ráfagas musicales, cultural y de cualquier edad.separadores musicales... ade- Como afirma Sánchez Noriegamás de efectos acústicos es- (1997: 27), «la ven más indi-peciales con un claro valor viduos de toda clase y condi- El conocimiento y laexpresivo: ruidos diversos, ción, lo hacen durante mássilencios, subidas y bajadas comprensión del hetero- tiempo y con más usos quede volumen... géneo y rico lenguaje de cualquier otro medio de ma- La radio ofrece una gran la televisión, de su sas». Es, por tanto, un mediovariedad de espacios, cuya funcionamiento y valor capaz de llegar a cualquierfinalidad fundamental es in- comunicativo y estético, rincón del Planeta, que«aldea ha he-formar y entretener, con unos cho realidad la idea degéneros y tipología textual permitirá a los escola- global», preconizada ya porsimilar a la prensa, que re- res desarrollar la com- McLuhan en los años sesenta.quieren una programación petencia televisiva El lenguaje televisivo seprevia y la elaboración de un necesaria para ser caracteriza por la diversidadguión escrito. telespectadores críticos, de códigos utilizados en la La comunicación radio- amplia variedad de mensajesfónica, al igual que la de los capaces de defenderse audiovisuales que emite dedemás medios de comunica- del enorme poder de forma ininterrumpida. Com-ción, es producto de una la- persuasión y manipula- parte algunas características ybor de equipo, perfectamente ción de los mensajes códigos lingüísticos con otrossincronizada en la que cada medios de comunicación, pero de este medio.uno desempeña su papel en el es quizás en la televisión, en lamomento preciso para obte- publicidad y en el cine dondener un resultado adecuado. se dé una mayor variedad, ri- Aprender a escuchar re- queza y conjunción de códi-flexiva y críticamente mensajes radiofónicos, gos verbales y no verbales.valorar los usos verbales y no verbales de los Su lenguaje se basa en la imagen en mo vi-lenguajes de este medio, conocer cómo funcio- miento, que es lo que le confiere un mayorna una emisora de radio, quiénes trabajan en atractivo respecto a otros medios. Por eso, desta-ella, cuáles son sus tareas y cómo las realizan, ca en primer lugar la utilización de:pueden ser estrategias válidas para una ense- • Códigos iconográficos: imágenes, dibu-ñanza crítica y creativa del lenguaje de este jos, emblemas, mapas... y otros códigos visua-medio. les: color, luminosidad, formas, tamaños... 167
  • 8. P ROPUESTAS • Códigos espaciales: encuadre, planos, dor de publicidad, que es la fundamental fuenteangulación... de financiación del medio. • Códigos verbales orales: la voz articuladay todos los códigos paralingüísticos que acom- 3. Utilización didáctica de los mediospañan a ésta, comentados anteriormente en el Algunos de los objetivos específicos quelenguaje radiofónico: pronunciación, entona- se pueden plantear en el aula relacionados conción, ritmo, acento e intensidad; y verbales la alfabetización en el discurso y lenguaje deescritos: rótulos, títulos, créditos, pies de foto, los medios son (Lomas, 1999: 304; Cassanycon todas las convenciones tipográficas indica- ,1994: 535):das en el lenguaje de la prensa. • Conocer los mecanismos lingüísticos, • Además de otros códigos no verbales: paralingüísticos, iconográficos y acústicos delsonoros, como música, sintonías de programa, lenguaje de los diferentes medios.de apertura y cierre, de separación entre espa- • Reconocer los diversos géneros periodísti-cios, sonidos ambientales y cos y su tipología textual y va-efectos acústicos diversos; lorar su finalidad comunicativa.gestuales y proxémicos: mo- • Distinguir las distintasvimientos, posturas, gestos; y La creación de una variedades, registros y usosescenográficos: decoración, lingüísticos que se dan en es-ambientación, vestuario. emisora de radio en el tos medios, así como los re- En fin, una gran diversi- centro educativo puede cursos no lingüísticos utiliza-dad de códigos semióticos que brindar la oportunidad dos en función de la temáticaencierran todos ellos una enor- de que los alumnos se de las secciones, espacios yme potencialidad creativa, es- conviertan en protago- programas y el público al quetética y expresiva. van dirigidos. El conocimiento y la nistas de su aprendizaje, • Desarrollar una actitudcomprensión del heterogéneo mediante el trabajo crítica y analítica ante los usosy rico lenguaje de la televi- cooperativo en equipo, estereotipados, persuasivos,sión, de su funcionamiento y para investigar y crear ideológicos y manipuladoresvalor comunicativo y estéti- sus propios espacios de sus contenidos.co, permitirá a los escolares Estos objetivos se puedendesarrollar la competencia radiofónicos. alcanzar trabajando con lostelevisiva necesaria para ser medios y sobre los medios.telespectadores críticos, ca- Estas son algunas de las suge-paces de defenderse del enor- rencias para alcanzarlos:me poder de persuasión y manipulación de los • Los talleres de prensa en los que los alum-mensajes de este medio. nos pueden elaborar sus propios periódicos y La televisión, igual que la radio, ofrece revistas escolares, en los que se acostumbran agran variedad de espacios, que requieren una leer, escribir, transformar y recrear textos, ade-programación previa y un guión escrito, ade- más de comentarlos críticamente, constituyenmás de un trabajo en equipo perfectamente actividades muy adecuadas y de indudablecoordinado que se asemeja en gran medida al utilidad para el conocimiento de este medio enequipo radiofónico. el aula. También la creación de una emisora de La emisión de uno u otro espacio viene radio en el centro educativo puede brindar lamarcado por el factor audiencia, que es en oportunidad de que los alumnos se conviertandefinitiva el indicador más efectivo de su popu- en protagonistas de su aprendizaje, mediante ellaridad y aceptación mayoritaria por los televi- trabajo cooperativo en equipo, para investigardentes, y en consecuencia, el máximo consumi- y crear sus propios espacios radiofónicos. 168
  • 9. COMUNICAR 16, 2001 • Por último, el medio televisión como re- AGUADED, J.I. (1995): «Hacia una nueva forma de leer.curso didáctico ofrece múltiples posibilidades en La lectura del mundo actual», en Comunicar, 4;8-9. AGUADED, J.I. (Dir.) (1997): La otra mirada a la tele.el aula, desde el visionado crítico de programas Propuestas para un consumo inteligente de la televisión.de gran impacto e influencia social a la creación Sevilla, Consejería de Trabajo e Industria.por parte de los alumnos de su propia progra- AGUADED, J.I. (1998a): Teleconsumidores activos. Con-mación y espacios televisivos. De esta forma, sumimos televisión, aprendemos a verla . Sevilla, Consejería de Trabajo e Industria.no sólo darán rienda suelta a su creatividad y AGUADED, J.I. (1998b): Descubriendo la caja mágica.demostrarán su talante para trabajar en equipo, Aprendemos y enseñamos a ver la tele. Huelva, Grupo Co-sino que serán capaces de recibir más objetiva municar (2 vols.: Cuaderno de Clase y Guía Didáctica).y críticamente los mensajes procedentes de APARICI, R. y GARCÍA MATILLA, A. (1987): Lectura de imágenes. Madrid, La Torre.este medio. Los medios de comunicación, pues, APARICI, R. (1994): «La era de los medios de comunica-nos ofrecen muchas posibilidades de explota- ción», en Vela Mayor;81-88.ción didáctica en el aula para que los alumnos, BALSEBRE, A. (1994): El lenguaje radiofónico.Madrid,además de convertirse en consumidores críti- Cátedra. BURKE, J. (1997): «La tradición de la alfabetizacióncos y selectivos de sus mensajes, descubran su occidental», en CROWLEY, D. y HEYER, P. (Eds.): Larico, novedoso y atractivo lenguaje de expre- comunicación en la historia. Barcelona, Bosch.sión y comunicación. BURRIEL, J. M. (1981): El reto de las ondas. Ochenta años de radiodifusión. Barcelona, Salvat. CASSANY, D. y OTROS (1994): «Lengua y sociedad. LosNotas medios de comunicación», en Enseñar lengua,Barcelona,1 Según Marcos Marín (1994: 305), «la escritura rudi- Graó; 520- 537.mentaria en forma de muescas talladas en bastones o COLOMER, T. y CAMPS, A. (1996): Enseñar a leer, ense-bastoncillos de madera y hueso, puede remontar a unos ñar a comprender. Madrid, Celeste/MEC.seis mil años antes de Cristo. Mil o mil quinientos años CROWLEY, D. y HEYER, P. ( 1997): La comunicación endespués nos encontramos ya con la larga serie de material la historia. Barcelona, Bosch.grabado en piedra, en ladrillo, en metales y en materias DIRINGER, D. (1948): The Alphabet. Nueva York, Philoso-blandas. Del jeroglífico, abstracción gestual, se pasa al phic Library.ideograma, de ahí al carácter morfemático presente y EMERY, W. y ROTHER, L. (2000): «La educación en me-desarrollado en el chino clásico- y, sucesivamente, en dios de comunicación como alfabetización», en Comuni-culturas diversas, al silabario y al alfabeto». car, 14; 63-68.2 Ya durante la Edad Media aparecieron publicaciones FERRÉS, J. (1994): Televisión y educación. Barcelona,pre-periodísticas, antecedentes claros del actual periódico, Paidós.con una periodicidad variable. Será a partir de la invención GONZÁLEZ REQUENA, J. (1988): El discurso televisivo:del la imprenta cuando comiencen a desarrollarse formas espectáculo de la postmodernidad. Madrid, Cátedra.nuevas de textos periódicos, entre los que destacan las GREENWAY, P. (1993): «A quién corresponde la ense-gacetas, con finalidad propagandística utilizados en el ñanza de los medios», en APARICI, R. (Coord.): La revolu-siglo XVII. El primer periódico diario aparece en Inglaterra ción de los medios audiovisuales. Madrid, La Torre; 413.en el siglo XVIII, será el Daily Courrant y se publicó en LOMAS, C. y OSORO, A. (1994): «Sistemas verbales y no1702. A partir de la revolución francesa y durante el siglo verbales de comunicación y enseñanza de la lengua», en ElXIX los periódicos conocen un gran momento de esplendor enfoque comunicativo de la enseñanza de la lengua.Bar-y su finalidad política y económica los asemeja a la prensa celona, Paidós; 93-132.actual. En 1848 aparecen las primeras agencias de noticias LOMAS, C. (1997): «Comunicación de masas, lenguaje yy de publicidad y la prensa se institucionaliza como educación», en SERRANO, J. y MARTÍNEZ, J. E. (Coords.):principal medio de información. El concepto de la prensa Didáctica de la Lengua y Literatura. Barcelona, Oikos-como medio de comunicación de masas surge en los Tau; 344- 357.comienzos de siglo XX, y aunque ha tenido que competir LOMAS, C. (1999): «Lengua y medios de comunicación demás tarde en otros medios, radio y televisión sigue siendo masas», en Cómo enseñar a hacer cosas con las palabras.el principal medio para el análisis y la reflexión de la Barcelona, Paidós; 259-312.actualidad informativa. MARCOS MARÍN, F.A. (1994): Informática y humanida- des. Madrid, Gredos.Referencias MASTERMAN, L. (1993): La enseñanza de los medios deAGUADED, J.I. (1994): «La educación en medios de co- comunicación. Madrid, La Torre.municación: más allá de la transversalidad», en Comunicar, MERAYO, A. (2000): «Cómo aprender en el siglo de la4; 111-113. información: claves para una enseñanza más comunicativa», 169
  • 10. P ROPUESTASen Comunicar, 14; 35- 42. Lengua y la Literatura para una sociedad plurilingüe delMCLUHAN, M. y POWERS, B.R. (1996): La aldea glo- siglo XX. Actas del IV Congreso Internacional de labal. Barcelona, Gedisa. Traduc. (1989): The Global Village, Sociedad Española de Didáctica de la Lengua y la Litera-Oxford Universitary Press. tura. Barcelona, Universidad de Barcelona, 105-112.MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CIENCIA (1989): REYZÁBAL, M.V. (1993): «El código oral y los mediosDiseño curricular Base. Madrid, MEC. técnicos de comunicación», en La comunicación oral y suPÉREZ TORNERO, J.M. (1997): «La competencia didáctica. Madrid, La Muralla; 233-305.comunicativa en un contexto mediático», en CANTERO, SÁNCHEZ NORIEGA, J.L. (1997): Crítica de la seduc-F.J.; MENDOZA, A. y ROMEA, C. (Eds.): Didáctica de la ción mediática, Madrid, Tecnos. • Josefina Prado Aragonés es profesora del Departamento de Filología Española y sus Didácticas de la Universidad de Huelva (prado@uhu.es). 170