• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Trabajo Simón Rodriguez
 

Trabajo Simón Rodriguez

on

  • 43,790 views

vida y obra de Simón Rodriguez

vida y obra de Simón Rodriguez

Statistics

Views

Total Views
43,790
Views on SlideShare
43,789
Embed Views
1

Actions

Likes
6
Downloads
271
Comments
1

1 Embed 1

https://twitter.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

11 of 1 previous next

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • hola
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Trabajo Simón Rodriguez Trabajo Simón Rodriguez Document Transcript

    • SIMÓN NARCISO RODRÍGUEZ PARTICIPANTE: Contramaestre, Jesús Febrero, 2011. EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • IntroducciónHablar Simón Rodríguez, es hablar de un hombre que se adelanto a losacontecimientos que vivía Venezuela en la época de la colonia, pero antesdetengámonos a saber un poco de su origen. Nació en Caracas el 28 de Octubrede 1769. Pedagogo, pensador filosófico, escritor de densas obras de contenidohistórico y sociológico, y conocedor a fondo de la sociedad hispanoamericana. Fuemaestro y mentor del Libertador Simón Bolívar.Hijo expósito, cuyo significado para hoy es referido a “hijo natural”, los expósitosnacían en el secreto de la familia y se les abandonaba también en secreto,acompañados generalmente de una nota en la que se indicaba su condición deblanco para que no perdiera su calidad social.Se dice que fue hijo adoptivo de Cayetano Carreño y de Rosalía Rodríguez. De suinfancia, se conoce muy poco. Simón Rodríguez es un niño expósito y su únicofamiliar conocido es su hermano Cayetano.Su carácter nada común lo lleva a quitarse el apellido paterno, el adoptivo y aquedarse sólo con el de su madre (originalmente se hubiera llamado Simón CarreñoRodríguez), por eso es que, el mismo Simón se presenta como expósito en el actamatrimonial.Simón Rodríguez significa un nombre-símbolo en el proceso de culturallatinoamericana, especialmente en el ámbito educativo, en tanto es, cronológica ypedagógicamente, el Primer Maestro de América. Si bien compartió espacios eideales con los grandes emancipadores de Nuestra América es, quizás, el másdesconocido, y de su larga y azarosa vida, quizás su etapa chilena sea, a su vez, lamás ignorada.Sus ideas democráticas y reformistas respecto a la Escuela, escritas ya en 1794 enCaracas, se irán robusteciendo a través de sus ricas experiencias como caminantepor Jamaica, Estados Unidos y gran parte de Europa.De hecho, aunque en varios documentos oficiales aparece como expósito, en esosmismos documentos se le da el título de Don a Simón Rodríguez. De todas EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • maneras, esos datos tienen poca importancia a lo que él escribió. Por ejemplo éldijo: “no soy vaca para tener querencia ni nativo para tener compatriotas, nada meimporta el rincón donde me parió mi madre ni me acuerdo de los muchachos conquienes jugué el trompo” porque para cuando escribió esto ya la historia le habíaenseñado que el momento y la hora de nacimiento son de pura curiosidad, su vidaactiva de maestro la comenzó en mayo de 1791, cuando el Cabildo de Caracas loadmite para ejercer el cargo en la escuela de primeras letras para niños. Impartióclases al niño Simón Bolívar, enseñándole los rudimentos de las lenguas española ylatina, aritmética e historia. A los 21 años ya se desempeñaba como maestro ensu ciudad natal, llegó a tener bajo su pupilaje a un grupo de niños que para finalesdel año 1792 ascendía a 114, además dentro d e sus discípulos, se encontraba elniño Simón, con apenas 9 años.Quizás sea el más revolucionario de los maestros venezolanos. Intentará establecerlas bases programáticas de una educación popular, capaz de promoverconocimientos y virtudes sociales.Con sólo 23 años presenta al Ayuntamiento sus Reflexiones sobre los defectos quevician la escuela de primeras letras de Caracas y medio de lograr su reforma por unnuevo establecimiento. En estas reflexiones fluyen sus ideas pedagógicas.Reflexiones en las cuales no tuvo cabida la discriminación de ningún tipo muyfrecuente en ese momento de la historia nacional. Su carácter de educador lo formaenfrentándose apasionado contra el racismo imperante y contra los dogmasimpuestos por la iglesia católica a la educación.Denunció las prerrogativas políticas y sociales que se resistían a los cambios de lasituación colonial, engendradora de los desencajes presentes en el seno de lasociedad venezolana. Para enfrentar estos desmanes pensó y reflexionó sobre laidea de ver a la educación como una potencialidad creadora capaz de revertir elorden establecido: “Para tener República hay que comenzar por hacerlosrepublicanos, por formar pueblo, por crear una mentalidad, vamos a formarciudadanos de un país en crecimiento, vamos a convertirlos en la gente capaz derealizar esa República, en la escuela” (Simón Rodríguez). EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • Probablemente haya sido el educador quien hablara por primera vez de la profundavinculación existente entre la escuela y la sociedad, o lo que es igual, la escuela enfunción social. La escuela que establece Rodríguez es aquella que ayude a la gentea mitigar sus dificultades y mejorar sus condiciones de vida. Una escuela quepermita que el pueblo comience a valerse por si mismo y en la misma medida, serleútiles a los otros para que la realización particular vaya de la mano con el desarrollodel país. Creyó con poderosa virulencia en la escuela en donde los maestrostuviesen una mística profesional y ayudasen a sus discípulos a reconciliarse con eltrabajo de su propia experiencia.Apuntaba que la educación debe tomar en cuenta que vale más saber que tener. “Elgobierno debe instruir. Debe obligar a adquirir la educación. Es fundamental que seconceda el tiempo para ir a un plantel. Que cada quien piense en todos para quetodos piensen en él. Era intervencionista de estado en educación” (J. F. ReyesBaena).En 1.854 murió en el pueblo peruano de San Nicolás de Amotape, el Maestro SimónRodríguez. Nació en Caracas y fue un gran pedagogo, pensador filosófico y escritorde densas obras de contenido histórico y sociológico, conocedor a fondo de laSociedad Hispanoamericana. Fue maestro y mentor del Libertador Simón Bolívar.Siempre insistió en buscar soluciones propias para los problemas deHispanoamérica concepto que sintetiza en una sola frase: La América Española esOriginal! Originales han de ser sus Instituciones! su Gobierno! Originales sus mediosde fundar! uno! Otro! O inventamos o Erramos! Setenta años después sus restosfueron trasladados a Lima al Panteón de los Próceres en Lima y justo a un siglo desu fallecimiento fueron devueltos a Caracas, ciudad natal donde reposan en elPanteón Nacional.“Los bienhechores de la humanidad no nacen cuando empiezan a ver la luz sino cuandoempiezan a alumbrar ellos”. Ese es un pensamiento también importante de SimónRodríguez. Él es un personaje de profunda significación socio histórica en Venezuela. EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • Ideas que influyeron en la formación de Simón Rodríguez.Desde el comienzo mismo de la Colonia empezó a formarse progresivamente unindudable ambiente favorable a la cultura, desde luego proporcionado a recursos ycircunstancias de la época. Ambiente que lenta y gradualmente fue elevando el nivelespiritual de los colonos hasta incluso capacitados para regir los destinos de susdistintas nacionalidades, por lo que fue la cultura uno de los estímulos que másinfluyeron en la emancipación de las colonias españolas de América. Si bien lacultura se proyectó desde la propia España, en alto grado su desarrollose debió ainiciativas, súplicas y esfuerzos de los propios colonos, cuya influencia se observaen las más variadas manifestaciones que desde los comienzos de la colonizacióncaracterizan a esta Cultura.Simón Rodríguez, tuvo también su influencia en el pensamiento ilustrado. Porque lailustración pasó de la corriente empírica a la corriente racionalista, eso fue unaherencia de la ilustración. Esa corriente del siglo XVII llegó al siglo XVIII y nutrió alsiglo XVIII, de manera que los ilustrados Voltaire, Juan Jacobo Rousseau, esosilustrados estaban llenos de racionalismo y obedecían también a muchas posicionesempíricas del conocimiento. ¿Estaba Simón Rodríguez libre de ese pensamiento?,es imposible. Simón Rodríguez también fue influenciado por la ilustración, pero fueun pensador de avanzada que rebasó ese pensamiento porque Simón Rodríguezhablaba de aprender con el medio. Si nos ubicamos en la fecha de nacimiento deSimón Rodríguez año 1700, es fecha donde todos los utópicos franceses nacen enhacia 1770. Pero, la teoría del socialismo utópico no nace con los utópicos francesesnace con Tomás Moro en el siglo XVI. Entonces ese pensamiento de la utopía sedesarrolla en la Francia de 1700, 1780, 1790 porque los pensadores utópicos nacenmás o menos en 1770.Por eso podemos decir que Simón Rodríguez fue un utópico, un socialista utópico. Ypodemos hablar de Simón Rodríguez como el socialista embrionario de Venezuela,que además le pasó a Bolívar todo.Toda su vida se caracterizará por seguir apasionadamente su ideal de pensar yenseñar en libertad plena. Su vida estuvo dominada por la pasión de las letras. Elprimer contacto de los dos Simones se produce cuando Rodríguez es contratado por EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • Feliciano Palacios, abuelo de Bolívar, para que en su propia casa le sirva deamanuense. Más tarde, al fugarse de la casa de su tío Carlos Palacios, Bolívaringresará a la escuela pública de Rodríguez. Este era un maestro que enseñabadivirtiendo, según expresión bolivariana. Su manera de enseñar, distinta a todo lotradicional, era en el campo, frente a la naturaleza, lo cual servía para el espíritu,para la fortaleza del cuerpo y para el conocimiento de las cosas que nos rodean. Siestá en el aula, entre sus 114 alumnos (setenta y cuatro que pagan y cuarentagratis, entre ellos nueve expósitos), les da instrucción adecuada a sus edades y lesinculca las buenas costumbres y el amor por la libertad.Don Simón Rodríguez, precursor y animador de la inquietud bolivariana, es porantonomasia el Maestro del Libertador; antes de que éste independizara a América,Rodríguez (su "Maestro Universal") hace su tarea: independiza a Bolívar, lo divorciade la realidad tradicional y lo acerca a la verdad futura; le ayuda a conseguir laperspectiva propia de un creador, a intuir su faena y a calcular las fuerzas de susauxiliares y sus enemigos. Simón Rodríguez llama a Bolívar a ser terriblementecuerdo entre aquellos mediocres que se autoestima depositarios del buen juicio y dela sensatez, y a los ojos de los cuales la Independencia tenía que ser una locurasingular.La enseñanza de Rodríguez se cumple en la adolescencia y en los umbralesmismos de su edad adulta; superados algunos rices de la infancia entre maestro ydiscípulo, roces que nunca más recordará El Libertador, la compenetración entreambos es intensa y duradera. Por el carácter independiente y rebelde de Rodríguezse comprende que cale tan hondo en el espíritu del joven. La casualidad pone enmanos de Simón Rodríguez, pedagogo por siempre y fanático de Juan JacoboRousseau, a un niño sano, rico, de alcurnia, inteligente, sin familia, sin padressiquiera a quienes rendir estrecha cuenta de aquella infancia.Simón Rodríguez inicia la educación que aconseja Rousseau en su Emilio. Bolívares el primer hombre moderno, quizás el único, que haya sido educado para hombrelibre. Rodríguez le hizo cerrar los libros de texto y le abrió el gran libro de lanaturaleza. Le enseña antes que nada a ser fuerte de alma y de cuerpo; y a convivircon la naturaleza, sin ser víctima de ella. Le enseña a dar grandes caminatas, acabalgar días enteros, a nadar, a saltar. Le transmite oralmente cuanto el discípulo EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • puede asimilar. Y le obliga a leer a los grandes autores clásicos como Plutarco y alos modernos como Rousseau. A eso se limita. Cada vez más la educación seconcibe como interacción de la escuela con la vida, de la enseñanza con lasociedad. La educación, el maestro, tiene que hacerse cargo de la realidad local ynacional, y de sus alumnos como sujetos del proceso educativo, y aprendera conocer estas realidades para que en su interrelación se transforme y desarrollen.Los procesos económicos, políticos y sociales actuales, exigen hombres conmayores capacidades y amplia preparación para la vida, por lo que se requiere darsolución a estos reclamos objetivos del desarrollo; para ello se necesita unaEducación Técnica y Profesional que asuma sus compromisos actuales con loscambios educacionales que amerita la revolución de la Republica Bolivariana deVenezuela. EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • Ideas y pensamientos de Simón RodríguezRodríguez quería que la educación, en Venezuela y América, se impartiera concalidad, en torno al desarrollo personal de los individuos, su capacidad decomprender y analizar la sociedad en la que viven, su desarrollo humano y personalen el contexto del desarrollo social y comunitario inspirado en principios y valorescomo la igualdad, la equidad, libertad, emancipación social y humana. Unaeducación que permita a cada uno desarrollar a plenitud sus talentos y construirsecomo persona y ciudadano solidario y productivo. Que le enseñe a ser, a convivir, aaprender y a trabajar. En fin, una educación que le enseñe a cada individuo crecer ydesarrollarse como persona y a preocuparse por su entorno social, que le enseñelos valores y principios de su sociedad. Formar individuos que enfrenten al mundovaliéndose de sus destrezas y habilidades. Formar personas pensantes que no sevalgan solo de la memoria y por ultimo que se les enseñe a trabajar y a valorar sutrabajo. Y con estas bases se contrita una genuina Educación de Calidad.Bases para una Educación de Calidad.1.- Educación para formar personas y auténticos ciudadanos.2.- Educación que enseñe a aprender3.- Educación que enseñe a trabajar y a valorar el trabajo y al trabajador.1.- EDUCACIÓN PARA FORMAR PERSONAS Y AUTÉNTICOS CIUDADANOS.Esta primera dimensión está orientada a formar y educar para formar persona yauténticos ciudadanos, con una educación en los valores de la convivencia,Rodríguez estaba convencido de que era urgente emprender un proyecto educativodiferente que, pues bajo retórica e principios y proclamas, seguía intacta la viejaestructura de servidumbre. La independencia no había desmantelado el viejo ordencolonial, para ser eficaz este proyecto educativo tenía que ser propio, original, hechoen la propia entraña americana.El fin primordial de la educación es formar ciudadanos y es por eso que todos debentener acceso a ella, ya que, como decía Rodríguez "sin educación popular no habráverdadera sociedad…". Esta educación debe estar vinculada a la solidaridad que seexpresa en las múltiples y pequeñas dimensiones del vivir y convivir diario. EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • Para tener personas y auténticos ciudadanos, debemos superar la pobreza yprofundizar la democracia, y esto requiere de un proceso simultáneo.La democracia se puede construir dependiendo de nuestra actitud, de nuestravoluntad, de nuestra voluntad de cooperación, de nuestro respeto, de nuestraresponsabilidad, de nuestra solidaridad. Podemos hacer una escuela y unauniversidad diferente, de docentes, de administrativos, de representantes ycomunidad que tengan en su horizonte los intereses de la mayoría y la construccióny vivencia de la genuina democracia.2.- LA DIMENSIÓN DE UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD ES ENSEÑAR AAPRENDER.Educar no es transmitir paquetes de información para que los alumnos memoricen,sino provocar las ganas e aprender, hacer que los alumnos sientan interés deaprender y que sean capaces de comprender analizar la información que necesitan.De nada sirve llenarlos de informaciones inútiles que no vayan a se capaces decomprender y que solo les sirva para memorizar, ya que no queremos convertirlosen máquinas memorizadotas de conceptos, términos y palabras que con frecuenciani siquiera entienden, sino convertirlos en seres que tengan la capacidad y lahabilidad de buscar, comprender y analizar la información y la puedan devolver enforma personal y coherente. Esto supone desarrollo de las destrezas básicas:lectura, escritura, expresión oral, escucha, informática, observación, estimación,cálculo, pensamiento, ubicación en el espacio y en el tiempo, es decir destrezaslingüísticas, matemáticas, tecnológicas y científicas, tales destrezas los ayudaran aaprender dentro y fuera del sistema educativo.3.- LA EDUCACIÓN QUE ENSEÑE TRABAJAR Y A VALORAR EL TRABAJO YAL TRABAJADOR.Era la tercera dimensión que con mayor esfuerzo quería impulsar Rodríguez yquizás la que le trajo más problemas y dificultades, por parte de la sociedad, ya queno estaban dispuestos a enviar a sus hijos a escuelas donde se le ponía a trabajar,de ahí gran parte de los fracasos de Rodríguez, que nunca renunció a su propuestaeducativa, de unir la instrucción académica con el aprendizaje de oficios mecánicosy agrícolas, es decir la creación de escuelas-talleres. Toda su vida fue promotor deunir la escuela y el trabajo. Por ello cuando regresa a América en 1823, establece EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • una escuela en Bogotá (Colombia) donde los estudiantes además de formarseintelectualmente y aprender a vivir en sociedad, debían aprender un oficio mecánico,pero la aristocracia de la capital neogranadina no estaba preparada para aceptar lasideas sobre la educación que busca introducir al trabajo. Escandaloso le debióresultar el nombre de "Casa de Industria Pública", en vez de escuela o colegio. Así elproyecto fracasa, como también el que emprendió en Chiquisaca años más tarde.Rodríguez insistió con renovada pasión en la necesidad de una educación práctica,útil, que remedie necesidades concretas, en conclusión una educación de calidad.Hay algunas ideas en esa propuesta que encuentro sumamente interesantes. Unaestá relacionada con el tamaño de la escuela y su distribución en la ciudad. ProponeRodríguez que se creen cuatro escuelas, una en cada feligresía, atendida cada unapor un maestro y tres pasantes. Uno de estos maestros será el Director de laEscuela. Este Director estará a cargo de los asuntos administrativos y pedagógicosde las cuatro escuelas, con el fin de lograr en ellas “una perfecta uniformidad,privando las innovaciones arbitrarias, el partido y la discordia” (Rodríguez, 1794, p.211 en la edición de la Colección de Libros Revista Bohemia).Esta idea de Rodríguez de dividir una Escuela en cuatro escuelas pequeñas (de unasola aula) distribuidas en diferentes partes de la ciudad es apoyada parcialmente porinvestigaciones recientes acerca de las ventajas de las escuelas pequeñas. Otraidea revolucionaria en esta propuesta tiene que ver con la organización de la labordocente.Los cuatro maestros y los doce auxiliares se reunirían el último día de todos losmeses en la escuela principal bajo la coordinación del Director. En esa reuniónmensual se discutirían asuntos relacionados con el funcionamiento de las escuelas yse acordarían los planes de acción para el mes siguiente. Se llevaría un libro deactas de estas reuniones, el cual se titularía “La Nueva Construcción, Régimen yMétodo de las Escuelas”.Dejemos que el propio Simón Rodríguez nos explique este asunto, el mencionadolibro serviría “para tener un principio seguro en qué fundarse, y una noticia ordenadade las materias que deban tratarse. Escribiéndose a continuación todos losdescubrimientos, progresos y limitaciones que se vayan haciendo, vendrá a ser éstacon el tiempo una obra de mucha utilidad para las Escuelas; porque se tendrán a la EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • vista desde sus principios, y se formará una colección de buenos discursos ynoticias que ilustren a los que hayan de seguir en su gobierno” (Rodríguez, 1794, p.212 en la edición de la Colección de Libros Revista Bohemia).Esta idea es realmente revolucionaria. La elaboración del conocimiento pedagógicose haría de manera sistemática y a partir del estudio y discusión de situacionesreales por parte de los mismos maestros. Este conocimiento y reporte de prácticasquedaría registrado por escrito para ser usado por los pasantes y futuros maestros.Las dos ideas esbozadas anteriormente nos parecen sumamente relevantes para laconstrucción de una pedagogía revolucionaria para nuestro tiempo. La primera nosllevaría a investigar acerca del tamaño de las escuelas, hay evidencias que indicanque las escuelas pequeñas son más ventajosas en especial para los estudiantes degrupos tradicionalmente marginados que las escuelas grandes. Rodríguez ademásseñala la ventaja de la cercanía de la escuela a la casa de los niños y niñas.Esta reflexión nos invita a repensar la propuesta actual de Escuela Bolivariana y deLiceo Bolivariano, en cuanto a su tamaño. Tal vez sea más conveniente pensar en lacreación de una Escuela integrada por varias escuelas pequeñas al estilo propuestopor Rodríguez. La segunda nos da una excelente idea tanto para la formación denuevos docentes en la práctica como para la sistematización del conocimientopedagógico elaborado por los propios docentes a partir de su reflexión en y sobre lapráctica pedagógica en la escuela. Tenemos mucho que aprender de SimónRodríguez para el diseño de políticas y prácticas revolucionarias en educación. Paralograr este aprendizaje se requiere de una lectura radical de sus escritos. Invito amis colegas a ir más allá de la consigna “Inventamos o erramos”, la cual dice muchoy no dice nada. Los invito a estudiar la obra de Simón Rodríguez y extraer de ellaelementos para la elaboración de una pedagogía revolucionaria. EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • Propulsor de Roles Sociales y Oficios Múltiples.En este aspecto es, también un personaje inédito en los anales de nuestra historiapedagógica venezolana. El abanico de roles desempeñados cubre tanto nivelessociales como oficios prácticos. Según lo bautizara L. Vendel-Heil, pasa por ser el‘Primer Socialista de América’, lo cual es avalado por la propia auto-confesión de‘haber asistido a juntas secretas socialistas en Europa’ y por su identificación como‘amigo de la causa social’. Pero, tal juicio también es afirmado por Lastarria, comovimos, respaldado por Amuntegui: "Muchos de los socialistas modernos han emitidoideas cuya prioridad pudiera vindicar el pensador americano" (1896: 228), yratificado por Donoso, quien dice que todo "hace de él el primer sostenedor ypropagandista de las ideas socialistas en América" (1936: 44). En el rubroocupacional, resulta difícil elaborar un catastro de los diversos quehaceres y oficiosque desempeñara: maestro-Director (en Caracas, Francia, Inglaterra y Rusia(Idiomas), Bogotá, Chuquisaca, Concepción, Valparaíso, Lima, Túquerres,Latacunga…); obrero gráfico (Estados Unidos); químico industrial (Europa); geofísico(Concepción); Periodista (Valparaíso, Lima, Bogotá); Escritor (Perú, Chile); molinero;abastero; agricultor; fabricante de ladrillos, adobes, velas y utensilios domésticosvariados. Precursor de la Escuela Activa en América LatinaSus ideas, basadas en Rousseau, se centraban en: destacar la importancia de laeducación elemental y en grupo, propiciar la apertura de escuelas y centros(‘orfanatos’) en ambientes naturales, postular la secuencia de áreas específicas deAprendizaje (número, forma, palabra) y de la acción práctica (‘aprender trabajando’),erigiéndose como personalidad con actitudes consonantes, integrado (teoría-praxis)e integrador en el acto educativo (‘cabeza, corazón y manos’). Preconizaba el cultivode la intuición creadora y activa, y el logro de la felicidad cotidiana como meta. Nocabe duda que tales características personales tan homólogas, así como tansemejantes, e innovadoras ideas, hicieron carne en Simón Rodríguez, y su futurodentro del quehacer educativo. Tal vez por ello mismo su esquema, aunque aparecemucho más radical, en lo social y en lo metodológico, tiene variadas similitudes,entre ellas, el intento de ‘evitar revoluciones’, la prioridad en la primera enseñanza yla niñez, la más desvalida. EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • En América Latina tuvo y tiene enorme vigencia la llamada Escuela Activa, de J.Dewey. El conjunto de ideas-fuerza y de principios que sustenta este Educador sepueden resumir en su concepción de que la Educación debe ser: a) función vital ysocial-humanista; b) democrática, laica, estatal, no-discriminatoria y participativa; c)científica, inductiva y experimental; d) activa, afincada en la experiencia concreta(‘aprender haciendo’); e) inmanente en sus fines, y f) basada en el profesionaldocente. (Bowen, 1996: 163). No cabe duda de que, en su matriz conceptual y en suintención práctica, esta doctrina ya había sido claramente descrita e implementadapor don Simón en sus culturizantes andanzas por los Andes. Aunque la HistoriaOficial y la galopante ‘modernización educacional’ que se ha impuesto sobrenuestras naciones, no han rescatado ni asumido tan digno y previsor roldesempeñado por Don Simón Rodríguez, sí ha habido voces que lo han defendido yretenido para la memoria colectiva de nuestros pueblos. "Nada más ingenioso, nadamás lógico, nada más atractivo que su método; es en este género otro Pestalozzi,que tiene como éste la pasión y el genio de la enseñanza" (AMUNÁTEGUI: 235)."Don Simón era un hábil pedagogo, genial en presentar nuevas ideas que lo hacenprecursor de la Escuela Activa que aún inspira a pesar de más de un siglo deantigüedad, a la pedagogía contemporánea. Educación Ciudadana Integral (u holística)."Piénsese en las cualidades que constituye la Sociabilidad, y se verá que loshombres deben prepararse al goce de la ciudadanía, con 4 especies deconocimiento: instrucción social: para hacer una nación prudente; corporal: parahacerla fuerte; técnica: para hacerla experta; científica: para hacerla pensadora"(Escritos, II, 1178). La concepción planteada no se queda en lo meramenteindividual, como habitualmente predican las tesis holística, sustentadoras del‘desarrollo personal’, enmarcadas en la ideología egotista y competitiva neo-liberal.Formación integral, pero hilvanada en el tejido social, teniendo como objetivo central‘la formación de ciudadanos’, preparados para vivir en una sociedad democrática,económicamente sustentable y autónoma, EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • La Especialización y la Ética Social."Instruir no es educar: ni la Instrucción puede ser un equivalente de la Educación,aunque instruyendo se eduque. En prueba de que con acumular conocimientos,extraños al arte de vivir, nada se ha hecho para formar la conducta social – véanselos muchísimos sabios mal criados, que pueblan el país de las ciencias"(Id.: 107).Junto con antagonizar al método lancasteriano, por considerarlo periférico y ‘undisparate’, el filósofo educacional ahonda aquí en un tema crítico en nuestros días.La mera acumulación de conocimientos y de tecnologías, sin un soporte formativohumanista-social, no garantiza una adecuada conducta ética; el peligro de laespecialización, en el modo de la razón instrumental y tecnocrática, constituye -cada vez más - uno de los problemas centrales de la formación científica yprofesional en el área de la Educación Superior y de la conducción política denuestras Naciones. El ojo avizor del Maestro de América, ‘a través de la noche deAmérica con su mirada mira’, diría nuestro Pablo Neruda. Sobre tradición, etología yaprendizaje socio-comunicacional:"La tradición es utilísima en Ciencias, y de absoluta necesidad en muchas artes. Elúnico medio de trasmitir la expresión en la música, en el baile, en la representaciónteatral, en la oratoria y en la Enseñanza, es la tradición--- no hay demostración, nohay signo que supla por los modales---el ademán, el gesto, las inflexiones de la voz,no pueden remitirse. Pero, en costumbres, la tradición es un gran mal..." (Id.: 118);"la razón de las Instituciones se hallan en su suelo, en la índole de sus gentes, en elestado de sus costumbres y en el de los conocimientos con que deben contar"(Escritos. II: 182)".En la medida en que ‘el hombre es maestro del hombre’, y los logros culturalesaseguran su continuidad en la tierra, la Tradición conservada por las generacionesanteriores permiten la comunicación verbal y no-verbal, muy particularmente laprincipal y humanízate función semiótica que es el Lenguaje, pero también el juego,las Artes y la Educación. La Etología sostiene la dialéctica inter-relación entre laprogramación genética y el aprendizaje, que conlleva a la necesaria preservación deciertos rasgos histórico-antropológicos, como los postulados ‘arquetipos’ junguianos,por ejemplo. "La consecuencia fundamental de la comunicación verbal fue unainmensa consolidación de la tradición a través de la cantidad de información, EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • especialmente con relación a la perpetuación de los conocimientos" (Lorenz1986:303). La reforma postulada por Don Simón, razonablemente defiende el cuidado ymanutención de tales dimensiones de la ‘mentalidad o memoria colectiva’ pero, en ladimensión de los comportamientos ideologizados, de las conductas socialesreproductoras del poder oficializado, de las ‘costumbres’ que atentan contra ladignidad del hombre y de los pueblos, él está por cambios rotundos y profundos,auto-percibiéndose "como el primero que propuso en su tiempo, medios seguros dereformar las costumbres para evitar revoluciones, empezando por la economíasocial, con una educación popular". En un plano continental, la ‘diferencialidad’ denuestra América fue consignada, desde el inicio, por los cronistas, y luego, por loscriollos primeros, SIMÓN BOLÍVAR y, como vimos, por este nuestro SIMÓNRODRÍGUEZ, lectores de ‘El espíritu de las leyes’ de Montesquieu. Amboscoinciden, una vez más, en relevar aspectos propios tales como ‘el carácter, lascostumbres, el suelo, las luces actuales’ que conceden a nuestras Repúblicas, tantohomogeneidades (‘origen, lengua, costumbres, religión’) como heterogeneidades(‘climas remotos, situaciones diversas, intereses opuestos, característicasdesemejantes’), como escribiera el Libertador en su ‘Carta de Jamaica’, en 1815.Ellos insistieron en afirmar lo común e idiosincrático, para construir el ‘espíritunacional’ de la Patria La Objetividad Científica y Práctica:"Conocer las cosas, para reglar nuestra conducta con ellas, según sus propiedades"(Id.:180); "Observaciones hechas con conocimiento son RAZONES,y estas debenbuscarse en las calidades y en las propiedades de las cosas…no en pareceres uopiniones" (id.: 272); "Sobre hechos PROBADOS con resultados CONSTANTES seestablecen TEORÍAS: y toda resolución fundada en teoría, debe reconocerse poruna ley natural: la sociedad está obligada á declararla para que sea positiva". (Id:284). Este último postulado, escrito como artículo en ‘El Mercurio’ de Valparaíso, enFebrero de 1840, pudo ser suscrito por el creador del Positivismo, A. Comte, yseñala el alerta epistemológico en que se movía don Simón, pre anunciándonosnuevamente movimientos: ahora el brote endémico positivista que inundara Chile yAmérica Latina desde fines del siglo XIX. Sobre Dictadores y sátrapas: "Declarar laIndependencia, ¡ que el país no es ni será jamás, propiedad de una persona, de una EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • familia, ni de una jerarquía, que se creen dueños, no sólo del suelo, sino de sushabitantes" (O.C., I : 385).Desde que él escribiera este alerta, muchos países han sido propiedad de alguno oalgunos, de jerarquías militares o cúpulas económicas, incluidas las que hoy,sustentadas en la ideología neo-liberal, en nombre de globalizaciones ymodernizaciones, pretenden desintegrarnos en nuestra identidad psicosocial comolatinoamericanos y, en lo identitario cultural, como pueblos americanos, invadiendoincluso esa área estratégica, tan bien cautelada, por el viejo Maestro: NUESTRAEDUCACIÓN. Pedagogía Crítica:"Pierden los niños el tiempo / leyendo sin boca y sin sentido / pintando sin mano ysin dibujo / calculando sin extensión y sin número. La enseñanza se reduce áfastidiarlos / diciéndoles, á cada instante y por años enteros,/ así---así---así ysiempre así / sin hacerles entender/ por qué ni con qué fin…no ejercitan la facultadde pensar, y / se les deja o se les hace / viciar la lengua y la mano que son…losdotes más preciosos del hombre…No hay Interés, donde no se entrevé el fin de laacción… Lo que no se hace sentir no se entiende, y lo que no se entiende nointeresa…Llamar, captar y fijar / la atención / son las tres partes / del arte deenseñar, y nó todos los maestros sobresalen en las tres… (esto) va para los Padrespor nacer (=niños, L.R.)" (Escritos, II: 210).Los principios psicopedagógicos aquí involucrados, atingentes a enfoques tantocognitivo-constructivistas como motivacionales, son múltiples y de enorme vigenciaen la educación actual. El rechazo del Maestro al ejercicio meramente memorístico,mecánico y repetitivo, como método educativo, ha sido posteriormente respaldadopor notables psicólogos contemporáneos, entre ellos: A. Maslow (‘escala denecesidades, o motivaciones’, 1970), D. Ausubel (‘aprendizaje verbal significativo’,1989) y J.D. Novak (‘aprender a aprender, en forma compartida, por la vía de losmapas conceptuales’, 1988). Sólo con la muestra del tecno-lenguaje utilizado eneste notable párrafo (Valparaíso, 1840), consideramos que nuestro criollo SimónRodríguez, se consagra como el PRIMER PSICÓLOGO EDUCACIONAL, si nó deAmérica Latina sí, con toda seguridad, de la nación chilena. Dado su polifacéticobagaje ideológico, ético y práctico, resulta difícil enmarcarlo en o rotularlo a través dealgunos de los modelos psicopedagógicos vigentes en esta década finisecular; sinembargo, sí podríamos adjetivar su Obra - en tanto visión anticipatoria - con algunas EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • de las características más relevantes que los connotan: humanista, sistémica,comunicacional, interactiva simbólica, dialéctica y crítica. Correlativamente, diríamosque sus diseños e implementaciones curriculares participaban principalmente de losenfoques denominados: humanista, cognitivo y crítico. Pero, más allá de estadialéctica y sinérgica conjunción, como si no se conformase con tales futuristasatribuciones, el autor de Sociedades Americanas, somete a la creatividad y a lacrítica toda su Obra, como forma experimental, para los docentes que se inician enlas tareas pedagógicas. En tal sentido, ya no sólo predica una pedagogía CRÍTICAsino que la practica y la somete a la práctica y evaluación de sus pares, en unaactitud que es, sencillamente, PARADIGMÁTICA. EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • Modelo Educativo Propuesto por Simón Rodríguez.Lo más importante del pensamiento robinsoniano, Lo primero que yo tengo que robinsonianodecirte es que hablar de Simón Rodríguez es hablar de una revolución educativa. Demanera que su pensamiento está perfectamente imbricado con lo que es la políticarevolucionaria y la política de transformación de la educación venezolana. No es lomismo cambiar que transformar porque tú puedes cambiar algunas cosas pero notener una profunda transformación de las estructuras y de los cimientos que sostienela educación venezolana. Transformar implica además aprender nuevos paradigmasporque acuérdate que el ser humano aprende también de su entorno.La teoría socio cultural determina que el aprendizaje se hace fundamentalmente porla cultura del medio en donde tú te desarrolles. Como principio y fundamento deacción educadora, este principio absolutamente desconocido en su tiempo: “Instruirno es educar; ni la instrucción puede ser equivalente de la educación, aunqueinstruyendo se eduque”. Y comenta midiendo, tras visión orbital, la consecuencia:“Enseñen y tendrán quien sepa; eduquen y tendrán quien haga”. El doble rumbo: ¡lateoría y la práctica! Esta distinción enjuicia directamente el problema de la niñez y lajuventud: instruir es dación de conocimientos, de saberes; mediante informacióngrabase aquello que se ha ignorado; en contraste, educar implica ir de lleno alhombre integral, y no sólo al hombre pensante. El individuo poseído de grandesapetencias germinativas, será ciudadano útil. Instrucción significa dación deconocimientos; en cambio educación es formación de criterio, enrumbamiento,conciencia. Al instruir se educa, pero sólo en pequeña parte: la relativa estrictamentea conocimientos intelectuales.Hay que partir del razonamiento. “El siguiente principio –dice- es importantísimo enla educación mental: léalo cada uno con toda la atención que pueda darle: No semande, en ningún caso, hacer a un niño nada que no lleve su “porque” al pie: “Hazesto, porque” y si hay tiempo, empiécese por el “porque”. Acostumbrado el niño aver siempre la razón, respaldando las ordenes que recibe, la echa de menos cuandono la ve, y pregunta por ella diciendo: ¿Por qué? Con hombres que hacen estapregunta se puede emprender lo que se quiera, con tal que el porque sea bueno”. Yhay que ir del razonamiento a la estructuración del carácter “Sólo la educaciónimpone obligaciones a la voluntad”, expresa el Maestro. ¡Una voluntad recia, EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • orientada por certero burilar educativo, da por consecuencia un Simón Bolívar!. Hayotro principio original, que nadie había formulado todavía: la escuela será obligatoria.“La sociedad – escribe – debe no solo poner a la disposición de todos la instrucción,sino dar los medios de adquirirla, tiempo para adquirirla, y “obligar a adquirirla”.¡Anticipación, con un siglo! . Esa escuela obligatoria ha de “enseñar a raciocinar”.Exclama entusiasta, ”¡Ideas, ideas primero que letras!”.Comenta que la infancia y la adolescencia hacen la cuarta parte de la vida; perdidaésta, o mal empleada, tendrá el que quiera instruirse, que “detenerse en la juventuda hacer estudios de niño”. Simón Rodríguez desea niños veraces, fieles, comedidos,agradecidos, generosos y aseados; además, “se les ha de acostumbrar a respetar lareputación y a cumplir con lo que se promete”.En el nuevo Sistema Educativo Bolivariano, la escuela contemporánea demanda deun nuevo enfoque ideológico y conceptual, que resalta la importancia de laspersonas que la integran; las escuelas son al fin y al cabo, grupos de personas; otienen la preparación suficiente para responder a los retos del mundo actual o susupervivencia será francamente difícil y evidentemente que la única manera delograrlo es con la actualización y formación permanente de los docentes. Para la solución de este problema se usan tres vías que en la práctica tienenuna alta eficiencia, ellas son: La superación. El trabajo científico metodológico. Lainvestigación científica Aunque cada una de ellas por separado tiene un amplio campo de desarrollono pueden verse de manera individualizada pues en la práctica se complementan yexisten estrechamente interrelacionadas. Con independencia de la vía que se asuma será necesario partir delconocimiento de la situación real o inicial del docente desde el punto de vistaprofesional, para ello solo existe un medio: el diagnóstico integral, éste, de seguirsecomo se requiere, propicia en primer orden la posibilidad de tener y actualizarconstantemente la caracterización que del docente se tiene, lo que significa sin lugara dudas conocer sus necesidades para poder, de conjunto con él, actuar endirección de su solución. De este modo el diagnostico significará también laposibilidad de decidir las rutas, caminos, estrategias a seguir para llegar al estado EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • final o deseado que no será otro que estar preparado para conducir el procesopedagógico a través de su actividad más importante, la clase.Simón Rodríguez propuso en sus ideas educativas erradicar la gran exclusión socialque existía en la población colonial, la población marginada de siempre los niñoshuérfanos de la guerra (niños de la calle), los indígenas, los pardos, los negros todoslos excluidos socialmente. Quería combatir la ignorancia y la injusticia social a travésde la educación, que es la mejor arma para convertirlos en ciudadanos republicanos.Con la implantación del Sistema Educativo Bolivariano, donde las Escuelas buscanformar al educando de manera que la educación y el trabajo sean concebidos comolos instrumentos a través del los cuales se logre los fines pautados en la cartamagna; en especial lo referido al desarrollo del potencial creativo de cualquier serhumano y en pleno ejercicio de la personalidad, la valoración ética del trabajo y laparticipación activa consciente y solidario en nuestro proceso de transformaciónsocial. Teniendo como meta la organización de las comunidades, erradicar lapobreza, propiciar la descentralización de la población en el territorio nacional,impulsar una sociedad preactiva y productiva, que nos permita la tan anheladaindependencia económica. EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • Pensamientos de Simón Rodríguez1.- Enseñen y tendrán quien sepa, eduquen y tendrán quien haga.2.- Al que no sabe, cualquiera lo engaña. Al que no tiene, cualquiera lo compra".3.- "Entre los que vemos con desdén, hay muchísimos que serían mejores quenosotros, si hubieran tenido escuela".4.- "Todos los militares de talento envainan la espada para abrir los libros, desde elmomento en que el enemigo les abandona el campo".5.- "Sin educación popular no habrá verdadera sociedad".6.- "El hombre no es ignorante porque es pobre, sino lo contrario".7.- "Nadie hace bien lo que no sabe; por consiguiente nunca se hará República congente ignorante, sea cual fuere el plan que se adopte".8.- "Instruir no es educar; ni la instrucción puede ser un equivalente de la educación,aunque instruyendo se eduque".9.- "No hay interés donde no se entrevé el fin de la acción. Lo que no se hace sentirno se entiende, y lo que no se entiende no interesa. Llamar, captar y fijar la atención,son las tres partes del arte de enseñar. Y no todos los maestros sobresalen en lastres".10.- "El título de maestro no debe darse sino al que sabe enseñar, esto es al queenseña a aprender; no al que manda a aprender, ni al que aconseja que se aprenda.El maestro que sabe dar las primeras instrucciones, sigue enseñando virtualmentetodo lo que se aprende después, porque enseñó a aprender". EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • Conclusión.Resumiendo, podríamos decir que en sus escritos, desde sus valientes ‘reparos’ yproposiciones de cambio, enunciados en aquella década colonial y finisecular, hastasus amistosos Consejos de Latacunga, dados medio siglo después (1851), seencuentra implícito el andamiaje nuclear que ha sustentado la mayoría de losProyectos de Reforma que, endógena o exógenamente, se han implementado ennuestras naciones indo-americanas. Pilares históricos han sido, respecto a laEnseñanza Primaria, entre otros, consagrados por don Simón: a) Condición estatal,pública, social, laica, gratuita y obligatoria; b) Base ineludible del resto de losaprendizajes sistemáticos posteriores: "Piénsese en las funciones del maestro, en laPrimera Escuela, y se verá que sigue virtualmente enseñando a aprender en lasotras edades…allí empieza la vida de las relaciones con las cosas y con laspersonas; luego, la Primera Escuela es la escuela por antonomasia: las demás sonaplicaciones de sus principios, para hacerlos trascendentales" (Escritos, IIII:13); lasemántica aquí contenida es de denso contenido y proyección psicopedagógica; siningresar en la hermenéutica de su temprano enunciado de un ‘virtual enseñar aaprender’ (que nos introduce de lleno a la ‘psicología educacional’ vigente hoy), ysólo para limitarnos a Chile, creemos que este párrafo podríamos colocarlo como elprincipio sobre el cual enunciaron los suyos nuestros más preclaros educadores: C.Henríquez, J. Egaña, D.F. Sarmiento, J.A. Núñez, P. Aguirre Cerda o L. GómezCatalán; c) Participación comunitaria escolar (‘Nuevo Establecimiento’), incluidos losPadres (‘relaciones entre los Representantes y la Escuela’), adjudicando al Maestro,en tanto profesional especialmente formado, moralmente idóneo y suficientementerentado, el papel primordial en el proceso, en la metodología y en la direccióninstitucional. Para el informal legislador docente: "El título de Maestro no debe darsesino al que sabe enseñar, esto es, al que enseña a aprender no…al que mandaaprender o indica lo que se ha de aprender, ni…al que aconseja que se aprenda"(O.C., I : 24). Su meta era sustraer la educación de la hegemonía clerical y depersonas no preparadas, en tan importante misión social, convirtiéndose así en unpropulsor de la ‘profesión docente’, y de sus reivindicaciones gremiales (que tanto lodiferencia de su coetáneo Pestalozzi). Pero, también, ya planteaba: d) Laimportancia de las condiciones materiales y del apoyo logístico para la aplicación delas innovadoras metodologías prácticas (léase locales aseados y cómodos, EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • mobiliario adecuado y funcional, talleres e instrumentos, etc.). Decía:"la enseñanzano debe alojarse en salitas, ni en cuartejos. Deben construírseles edificios, y surtirde los instrumentos necesarios las salas" (Escritos, II: 313).Su visión fue anticipadamente sistémica y dialéctica, al considerar la Educacióncomo proceso cuya comprensión exige un enfoque histórico-económico, incluyendoel análisis de variables como las condiciones geo-ecológicas, económicas,culturales, étnicas, etológicas costumbres), políticas, etc. Desde tal perspectiva esque tenemos que leer sus textos percibiendo, en consecuencia, una concepcióneducativa, que podríamos calificar de: activa, práctica, holística, integral, ética,cívico-social, liberadora. Al predicar e implementar la no-discriminación en laEscuela, fundando su doctrina en la libertad, el respeto al individuo y a los valoressociales (patria, sociedad, productividad, moral) se constituye, además, en precursorefectivo del ejercicio de los Derechos Humanos en la práctica y cultura escolares ennuestros sistemas educativos nacionales. Desde su óptica indigenista requería:"Bien merecen los dueños del país, los que mantienen al Gobierno y la Iglesia con sudinero y a los particulares con su trabajo, que enseñen a sus hijos a hablar, a escribir,a llevar cuentas y a tratar con decencia…" (O.C., II: 6).Por último, Don Simón resulta un nombre primigenio al propiciar la necesidad de‘conocer al niño y su ambiente’ (principio tan caro a los futuros enfoques activistas) yde privilegiar el rol formador democrático, en términos cívicos (‘ciudadano’) yproductivos autonomistas (‘industria pública’), pivotes de su postulada EducaciónPopular, cuyos principios animan, entre otras, la Teoría Andragógica (Félix Adam, enVenezuela) o la Pedagogía del oprimido (Paulo Freire, en Chile, El Salvador yBrasil). EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ
    • BIBLIOGRAFÍAAdam, F. Andragogía, ciencia de la educación de adultos, Grafarte, Caracas,1970.Aguilar, G Simón Rodríguez: de la utopía americana a la utopía de la educación,INSTIA, Caracas, 1993.Altuve, M. Simón Rodríguez: ideas educativas, Imp. Santino, Caracas, 1975.Alvarez, M. Simón Rodríguez, tal cual fue, Univ. Exp. Simón Rodríguez, Caracas,1977.Amunátegui, M.L. Ensayos biográficos, T. IV., Imp. Nacional, Santiago, 1896.Ausubel, D. Psicología educativa, Trillas, México, 1989.Bello, A. Obras Completas, Vs. .XVI y XIX, Mineduc, Caracas,1952.Bolívar, S. Obras Completas, 3 Vols. Ed. Lex, La Habana, 1950.Bowen J.-Hobson P. Teorías de la educación, Limusa, México, 1996.Biblioteca Familiar. Simón Rodríguez, Selección de Documentos,2005.Donoso, R. ‘Don Simón Rodríguez: una figura singular’, en Hombres e ideas deantaño y hogaño, Ercilla, Santiago, 1936 (pp.43-53).Las ideas políticas en Chile, F.C.E., México, 1946.Edwards B., J. Recuerdos de un cuarto de siglo, Zig.Zag, Santiago, 1966.Ercilla de, A. La Araucana, Imp. Barcelona, Santiago, 1910.Freire, P. Política y educación, Siglo XXI, México, 1996.Freud, S. Obras Completas, Vol. I, Bibl. Nueva, Madrid, 1967. EL PENSAMIENTO DE SIMON RODRIGUEZ