Your SlideShare is downloading. ×
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Tdpeagrc   5º
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Tdpeagrc 5º

568

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
568
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 1
  • 2. 2
  • 3. ÍNDICE1.- Introducción.................................................................. 42.- Metodología ................................................................. 53.- Contexto histórico ........................................................ 74.- Análisis de los habitantes en cada vivienda .............. 11 4.1.- Habitantes en casas, viviendas y accesorías . 11 4.2.- Habitantes según sexo y estado civil.............. 145.- Bajo el mismo techo: allegados y sirvientes .............. 19 5.1.- Hogares con sirvientes.................................... 19 5.2.- Allegados de los familiares ............................. 206.- Conclusiones.............................................................. 23 3
  • 4. 1. Introducción El objetivo de este informe es hacer un análisis de la antiguacalle Moya de San Cristóbal de La Laguna, antes Tambores y de los Oficios,hoy una parte correspondiente a la calle Capitán Brotons y Bencomo.Dicho análisis se centrará en la población existente a la largo de estetrazado analizando la cantidad de personas que vivían, e género, la edad,la existencia o no de criados o el estado civil pero también el recuento de lasviviendas y de las accesorias. Cuantitativamente también estableceremosrelaciones porcentuales, por ejemplo, de la media de personas que vivían enlas casas comparándolo con la misma media pero viviendo en accesorias.En síntesis, hemos contado 64 casas con un total de 248 personas. 4
  • 5. 2. Metodología El trabajo que hemos realizado ha contado con una fuente limitada. Seha tratado de la lectura e interpretación de las fichas de la calle Moya delrecuento de la población, hecho por calles en el centro histórico de SanCristóbal de La Laguna. En estas fichas se recogían datos como el número dehabitantes por vivienda, sexo, edad y ocupación. Con las fichas hemoselaborado una serie de tablas para hacer la estructura de la población a lolargo de calle. El trabajo de grupo ha sido primordial para saber tanto elnúmero de habitantes que había por entonces en la calle Moya como elnúmero de inmuebles. 5
  • 6. A este respecto hemos salido a la calle y hemos hecho un recuento delas parcelas que existen hoy para corroborar que existen el mismo número quehace 180 años. De los 64 inmuebles que existían, hoy día hay 65, es decir, encasi dos siglos sólo ha habido un inmueble de más. A lo largo de la salidade campo realizada por el grupo hemos comprobado como aún seconserva la tipología de antaño o resquicios de la misma. Por último hemos de señalar los obstáculos que hemos tenido enlas fichas como algunas erratas en cuanto al número de habitantes queexistían en una vivienda. Por ejemplo, en una ficha donde pone queexisten cuatro habitantes y sin embargo sólo aparece una persona,viéndose en este caso una incongruencia. Otro caso es la contabilidadhecha de un hombre que no vivía en su casa porque “Se lo llevó el diablo”, algotambién que contradice las estadísticas, no obstante nos hemos repuestoa estas dificultades técnicas y hemos realizado el presente informe. Para realizar y conocer el contexto histórico de San Cristóbal de LaLaguna nos hemos basado en el artículo de la profesora de la Universidadde La Laguna Carmen Calero Martín „La Laguna 1800-1936: Crisis urbanay nueva posición en el territorio‟ publicada en la revista Scripta Nova Vol VI,nº 110, del 15 de marzo del 2002. 6
  • 7. 3. Contexto histórico Ciertos núcleos de importante desarrollo histórico se ven afectados porcrisis urbanas que provocan una ralentización en su crecimiento ynumerosas dificultades en su renovación, quedando rezagados delconjunto de ciudades destacadas que articulaban una embrionaria redurbana. Este es el caso de La Laguna. La ciudad, hacia 1800, comienzaa mostrar una clara pérdida de centralidad, manifestando una reducciónprogresiva de funciones, el estancamiento de su población y una apreciableinactividad urbana. A comienzos del siglo XIX, la primitiva red urbanaentra en una importante crisis que se explica en el despegueexperimentado por la ciudad y puerto de Santa Cruz. La Laguna cambia de lugar en el sistema urbano tradicional que, apartir de entonces, empieza a modificarse. El siglo XIX fue para La Laguna unaetapa de profunda crisis, aunque a pesar de ello, realizó notables esfuerzosde modernización al tiempo que se recolocaba en el nuevo sistema urbanoinsular, jerarquizado por la ciudad de Santa Cruz que en un proceso deimparable desarrollo concentró no sólo el poder económico sino el político,convirtiéndose en 1833 en la capital de la entonces provincia única deCanarias. 7
  • 8. La Laguna tiene graves consecuencias demográficas y urbanas que laafectaron en una doble vertiente. Por una parte, la ciudad pierde la posiciónterritorial hegemónica que mantenía en la isla de Tenerife. 8
  • 9. Por otra, La Laguna manifiesta una clara regresión en su tejido urbanomotivada por el retraso en muchos casos, y la paralización, en otros, detodos los proyectos que la ciudad intenta realizar, al tiempo que seproduce una atonía del movimiento inmobiliario, de tal forma que se apreciansignos evidentes de ruina y regresión, y sólo a finales de la centuria y durantelas primeras décadas del siglo XX, parece recuperar un cierto ritmo expansivo. Este proceso de crisis y cambio que padece la ciudad a lo largo del sigloXIX, se gesta desde la centuria anterior y es bien percibido por viajeros,cronistas, historiadores que si bien siempre destacan la solidez del caserío,el orden y armonía de su trazado, la importancia cultural y religiosa, y elentorno agradable de La Laguna, apuntan la ausencia de vitalidad urbana,la ruina y el abandono, y la comparan con Santa Cruz, la ciudad dinámica yexpansiva. La nueva posición territorial se va definiendo por elestancamiento de la población y del caserío. El espacio interior de laciudad es el exponente de la decadencia. La impresión primera es de una ciudad triste, de calles desiertas ycasas de fachadas frías. Todas las percepciones van en ese sentido:ruina de las construcciones, abandono... y menciones reiteradas a supasado esplendor y dominio sobre la isla de Tenerife (Coquet). Losperiódicos nos dibujan, también, parte del contenido urbano: la ciudad comoproducto de una determinada sociedad. 9
  • 10. La Laguna desde el siglo XVII mantiene su posición hasta 1850 en quees desbancada por Santa Cruz. Sin embargo, un análisis más atento pone demanifiesto que la ciudad conoce, desde el último cuarto del siglo XVIII,una contracción demográfica importante, que no es exclusiva de ella, de laque se recupera lentamente, quedando a partir de 1826, rezagada respecto aSanta Cruz, aunque pasa a ser el segundo lugar más poblado de Tenerife. Yaen la segunda mitad del siglo XIX, La Laguna, aunque sigue ocupando elsegundo puesto en el conjunto de los municipios de la Isla, se distancianotablemente de Santa Cruz que acumula población y se perfila como el nuevocentro de Tenerife. Junto a la pavimentación de calles y delimitación de aceras en lasprincipales, se acomete una serie de pequeñas obras de embellecimientoque intentan detener la progresiva ruralización que por estas fechasexperimentaba la ciudad. La Laguna, por la bondad de su emplazamiento, norequirió de otras obras de infraestructura de magnitudes importantes. Laconstrucción de pequeños puentes (San Cristóbal, 1801, 1835) permitiósuperar el barranco de Cha Marta que si bien no fue un impedimento gravepara la ciudad, en cierta manera dificultó su extensión hacia la periferiaoeste-suroeste. 10
  • 11. 4.- Análisis de los habitantes en cada vivienda Para realizar el análisis de los habitantes en cada vivienda hemosrecurrido a algunos indicadores que reflejarán la realidad del cuadro 2 que semuestra a continuación.4.1.- Habitantes en casas, viviendas y accesorías Hemos sacado la media de los habitantes que viven en las casas ynos ha dado 4 (3,7) habitantes por casa, sin embargo la realidad en númerosenteros nos dicen otras cosas. A saber: salvo dos excepciones de doscasas donde viven 15 personas en cada casa, el resto está bienrepartido con valores fluctuantes entre 3 y personas salvo contadasexcepciones en las que en una vivienda se aloja una persona en un extremo, oen otras donde se alojan 9 o incluso 10 personas. Dicho esto, podemosestablecer que la media es aproximativa de la realidad de la antigua calleMoya. Por otro lado dentro de las casas existen accesorías y hemos hecho lacomparativa entre las viviendas generales y las accesorías sacando paraello la media de ambas. En las accesorías vive una media de 2,2personas, pero en las viviendas (sin contar las accesorías) vive unamedia de 4,2 personas, lo que supone casi el doble de personasviviendo en las viviendas con respecto a las accesorías. En números totales encasi todas las viviendas sólo hay una accesoría salvo cuatro casos, tresen los que hay dos accesorías y un caso en donde hay tres accesorías. 11
  • 12. La media de las personas viviendo en accesorías puede ser fiel a larealidad de entonces, pues encontramos casos en donde viven más personas,pero en general, en el total de las 19 accesorias viven entre una y dospersonas. En relación con esto, hemos sacado el porcentaje de laspersonas con estancia en las viviendas y en las accesorias cogiendo el total. Así, este análisis nos da una de las claves que, por otra parte, es muyobvia. El 86% de los habitantes de la calle Moya se aloja en las viviendas y el14% de los habitantes se aloja en las accesorías. El dato nos da cuentade la escasa relevancia que tienen las accesorías en esta calle tanto enhabitantes como en número de las mismas. Casi nueve de cada diezpersonas se establecen en las viviendas principales y sólo una pequeñaparte de la población en las accesorías. Esto es lo que hemos plasmado delcuadro 2, que exponemos a continuación, una vez trabajado las fichas. 12
  • 13. 13
  • 14. 4.2.- Habitantes según sexo y estado civil El siguiente análisis que hemos llevado a cabo está en relación ala población de la antigua calle Moya en cuanto al sexo y el estado civil de laspersonas, incluyendo entre ellos quiénes son los criados (los números enrojo en la tabla). Aún así tras la tabla hicimos las especificaciones paradejar claro el intervalo de edad y los criados según el total de las personas. Según la tabla que hemos elaborado a partir de las fichas hay unabuena base de niños en esta calle con un total de 45 de los 0 a los 9 años. Deesta cifra, la mayor parte está entre los 0 y los 4 años con 25 niños, y de estacantidad, en su mayoría, 16, son varones y 9 hembras. Esta estructura seinvierte en el sector de 5 a 9 años, con un total de 20 niños, de estos, lamayor parte son hembras con 12 y el resto, 8, son varones. Quizá esto sea 14
  • 15. debido a la alta mortalidad masculina en estas edades. Llamaespecialmente la atención que todos los varones de entre 10 y 19 años soncriados. No es menos curioso comprobar que entre los 10 y 14 años de edad,existen 7 mujeres criadas que son solteras y una casada, algo que sejustifica porque otrora era algo normal en las sociedades, especialmente enlas rurales. Ocurre lo mismo en la franja de edad entre 15 y 19 años, con 11mujeres criadas que son solteras y dos criadas casadas. En síntesis, en la franja de edad entre 10 y 19 años, del total 45personas contabilizadas, todas las personas son servidumbre. De formasucinta podemos decir lo siguiente: La base de la población entre los 0 y 4 años la conforman los varones. Esta tendencia se invierte de los 5 a 9 años en donde predominan las hembras. La nupcialidad en esta calle llega a ser muy temprana, desde los 10 a los 19 en que hay tres matrimonios. 15
  • 16. A grandes rasgos, a partir de los 20 años no existen hombres solteros enesta calle, sólo hay uno de entre 40 y 44 años que es soltero. El grueso de losvarones están casados. En particular, entre los 25 y los 29 años, de los 6hombres contados en esta calle, todos ellos son sirvientes y uno que no sesabe el estado civil también es criado. En cuanto a las mujeres entre los 10años y 69 años, todas las mujeres están casadas. Aunque podría parecerextraño por esas fechas el hecho de encontrar a mujeres solteras, no era algotan excepcional, sino todo lo contrario. En lo que podríamos establecer hoy díacomo edad adulta -18 años en adelante-, del total de mujeres solteras (49), 10están sin esposo. Pero no cabe duda de que las 33 mujeres casadas, delas mayores de edad de hoy día, 30 están casadas, es decir, una cifraque nos da muestra de la situación del colectivo femenino. También era normal encontrar mujeres viudas. Desde la franja deedad 30-34 encontramos mujeres viudas. En esta calle existen 16 mujeres 16
  • 17. viudas, una gran parte entre los 50 y 64 años con un total de 8 viudas. Ladificultad del no saber el estado civil ha sido una rémora para realizar unanálisis más veraz, pero esto sucede en su mayor parte con la servidumbre,en donde las fichas rara vez constata su estado civil. De los 27 hombres enque no consta su estado civil, 18 son criados, mientras que de las 42mujeres en que no consta si están casadas, solteras o viudas, 34pertenece a la servidumbre. De esto podemos concluir los siguientes puntos: Que a partir de los 20 años no hay hombres solteros, casi todos están casados. Que es relativamente normal encontrar mujeres solteras en esta calle, de hecho del total de mujeres casi todas son solteras donde hay un peso específico de la población infante o adolescente. Que la mayor parte de la población de la que no consta su estado civil pertenece a la servidumbre. Hemos realizado porcentajes del estado civil con respeto al total de lapoblación en la calle. Existe un total de 98 personas en estado desoltería que supone el 39% de la población. Este es el mayor porcentaje loque nos indica que gran parte de las personas son solteras, aunque cabeespecificar que se debe al peso demográfico que soporta la poblacióninfantil y adolescente. Hay 62 personas casadas que supone un 25% dela población total de esta calle. La población viuda es de 19 personas, quesupone un 8%. 17
  • 18. El segundo mayor porcentaje está adjudicado al estado civildesconocido, son 69 personas que supone un 28% del total. Por último y deforma más generalizada, en esta calle existen 108 hombres y 140 mujeres, queen términos relativos supone un 43% de hombres y un 57% de mujeres. Acontinuación exponemos la pirámide la población de esta calle en la que serepresenta muchos de los datos que hemos expuesto anteriormente. 18
  • 19. 5. Bajo el mismo techo: allegados y sirvientes Después de realizar el análisis de las casas y la totalidad de sushabitantes, en este apartado se tratará de estudiar dos hechos más concretos:los allegados y los sirvientes. Este análisis puede ofrecernos información sobre las estructurasfamiliares que encontramos a principios del siglo XIX. Del mismo modo, sepuede ver los hogares que cuentan con sirvientes y las características de esteservicio.5.1 Hogares con sirvientes En el cuadro 5 que se presenta a continuación se muestran loshogares con criados, teniendo en cuenta el número de criados y si las casasson viviendas o accesorias. 19
  • 20. No encontramos criados en ninguna de las accesorias de la calle Moya.En cuanto a las viviendas hay un total de 26 con servicio. De éstas, 14cuentan con un criado, 5 con 2 criados, otras 5 con 3 y solamente unavivienda con 4 criados y una con 6. No hay ninguna vivienda con más de 6criados en la calle Moya. En total suman 49 criados que sirven en 26 viviendas. De las 50viviendas habitadas 26 tienen servicio, con lo que podemos afirmar que lamitad de las viviendas habitadas cuentan con criados a su disposición. Portanto, sin tener en cuenta los propios criados, el 57‟5% (92 de 160) de loshabitantes de la calle disponen de servicio.5.2 Allegados familiares En el cuadro 6 que se muestra a continuación aparecen los allegadosfamiliares respecto al cabeza de familia, ya sea éste hombre o mujer, así comoel tipo de parentesco que les relaciona. 20
  • 21. De las 248 personas que viven en la calle Moya hay 32 allegados delcabeza de familia. En esta estadística no se han tenido en cuenta ni el conyugue ni los hijosdel cabeza de familia. Dentro de los 32 allegados familiares residentes en las casas de lacalle Moya, 15 son hombres y 17 son mujeres. En 19 casos el cabeza defamilia era un hombre por el contrario de 13 casos en que era mujer. Los allegados más recurrentes son los sobrinos, sumando un totalde 7 casos, y los nietos con un total de 6. Contamos 4 hermanos, 2 madres,1 yerno y 1 nuera. Hay que destacar que hay 11 personas que son allegadosfamiliares pero de las que no consta el tipo de parentesco. Teniendo en cuenta si el cabeza de familia es hombre o mujer no seaprecian diferencias destacables entre el tipo de allegados en el hogar.Solamente destacar que no hay ningún caso en el que el cabeza de familia seamujer y tenga a alguno de sus padres acogido. En cuanto a los allegados, de entre los hombres, lo más frecuentees que sean nietos, mientras que en las mujeres destacan las hermanas y 21
  • 22. las sobrinas. No encontramos hermanos barones del cabeza de familiaconviviendo bajo el mismo techo. 22
  • 23. 6. Conclusiones A modo de conclusión podemos decir que la calle Moya hoy Bencomo yprolongación hasta Capitán Brotons presenta unas singularidades tales como: Los habitantes están más o menos bien repartidos entre las casas salvo en contadas excepciones. En las viviendas se alojan el doble de personas que en las accesorías, lo que da cuenta de escasa relevancia de las accesorias en esta calle. La base de la población está entre los 0 y 4 años y son varones, tendencia que se invierte entre los 5 y 9 años en donde predominan las hembras. Temprana edad a la hora de casarse. La mayor parte de la población de la que no consta su estado civil pertenece a la servidumbre. No existen criados en las accesorías, todos están en las viviendas. Casi 6 de cada 10 habitantes de la calle poseen sirvientes. Dicho esto tenemos un análisis sucinto de la población de esta calle yque nos da una radiografía muy fidedigna de lo había a principios del siglo XIX.. 23

×