EDITORIAL.Lo que está pasando en Costa de Marfil es sumamente esclarecedor sobre la actitud ylas contradicciones de la lla...
un presidente Gbagbo, que sin poner en peligro los intereses de dicha comunidad, sólopretende que el pueblo también se ben...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Pdf 3 costa de marfil

281

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
281
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Pdf 3 costa de marfil"

  1. 1. EDITORIAL.Lo que está pasando en Costa de Marfil es sumamente esclarecedor sobre la actitud ylas contradicciones de la llamada Comunidad Internacional. Pero sobre todo es unamina para extraer lecciones importantes.La primera es la forma en que se ha orquestado la campaña contra Laurent Gbagbo: Lacampaña orquestada para poner a casi todo el mundo en contra de Laurent Gbagbo,quizás sea una de las más perfectas de estos últimos años.Parecería que se ha sumido a todo el mundo en la amnesia y se ha despojadomágicamente a muchísima gente de la capacidad de reflexionar y hacer algunaspreguntas elementales, que por regla de tres simple dan como resultado que LaurentGbagbo no es el malo de esta película, todo lo contrario: El presidente Francés NicolásSarkozy, aparente “adalid” actual de la democracia en África y apoyo hipermilitante deAllassane Ouattara, pronunció, el día 26 de julio de 2007 un discurso en la universidadCheik Anta Diop. Todo el mundo se subía por las paredes, al considerar que dichodiscurso era pro-colonialista, racista e insultante para África y los africanos. Dichodiscurso fue pronunciado ante el presidente senegalés Abdoulaye Wade, principalamigo de Ouattara, que también fue criticado, por no dar la respuesta adecuada alpresidente francés. Se supone que los propósitos expresados por Sarkozy en dichodiscurso se corresponden a sus convicciones más profundas. Siendo esto así, ¿no es máslógico pensar que el presidente francés está defendiendo el acceso al poder en Costa deMarfil, no a alguien que haya ganado supuestamente unas elecciones cuanto a unapersona que casa mejor con la idea que tiene de superioridad y dominio de laFrançáfrica sobre África?La Françáfrica siempre apoya a dictadores y a los que acceden por medios fraudulentos.¿Y por qué en Costa de Marfil iría a apoyar la democracia más genuina? Como dicenlos españoles piensa mal y acertarás, es más razonable pensar que el campo que apoyala Françáfrica en Costa de Marfil (Ouattara) es el grupo que quiere acceder al poder demanera fraudulenta.Las otras preguntas son las que plantea Chems Eddine Chitour, en Le Grand Soir sobrela Unión Africana que se ha apresurado a alinearse (con la excepción de Angola).¿Dónde está La unión Africana cuando machacan a los saharauis? ¿Dónde cuandoMubarak diseña las elecciones legislativas a su conveniencia? ¿Dónde, en fin, cuandoacepta la partición que se cierne sobre Sudán y cuando Somalia ya ha dejado de ser unEstado? ¿Por qué este extraño empeño en conseguir a toda costa la democracia en Costade Marfil y no en Somalia o en Egipto?La soberanía y no injerencia que se respeta a todos los dictadores que machacan a suspueblos, ¿Por qué no se respeta mínimamente en Costa de Marfil a Gbagbo? ¿Cómo lasfuerzas armadas de la CEDAO van a hacer la guerra a un ejército nacional (elmarfileño) que no está matando a sus ciudadanos sino que está defendiendo susinstituciones, y todo sólo para instalar a una persona que supuestamente ha ganado unaselecciones?Estas y otras muchas preguntas llevan a pensar, como hemos dicho, que losmovimientos de la Comunidad Internacional tienen por objeto, no instalar en el poder aalguien que ha ganado las elecciones (que se ve que no las ha ganado), sino derrocar a
  2. 2. un presidente Gbagbo, que sin poner en peligro los intereses de dicha comunidad, sólopretende que el pueblo también se beneficie.Cuando Allassane Ouattara era Primer Ministro de Ouphouette Boigniy, la constituciónde Costa de Marfil establecía que en caso de muerte del presidente, el Primer Ministroes que le sustituía. Ouphouette Boigniy cambió la constitución e hizo sustituto alpresidente de la Asamblea, a la sazón, Henry Conan Bedié. Será que el propioOuphouette no quería ver en la presidencia de Costa de Marfil al que ahora quierenmeter por la fuerza sus amigos de la Françáfrica. Para ello han dado golpes de estado,han armado rebeliones, han provocado guerras civiles, y ahora están a punto deprovocar otra ninguneando las instituciones del país.Con la lectura de la selección de artículos que publicamos queda meridianamente claroque a Gbagbo y a los que luchamos por el establecimiento y la consolidación de lademocracia en África nos han preparado una perfecta conspiración.Estamos totalmente en contra de que las elecciones se celebren con intimidación, yamenazas de militares y grupos armados. En las regiones del Norte, las elecciones sehan celebrado en estas condiciones de amenazas, intimidación, agresión, contra votantesy representantes de Gbagbo, organizadas por los partidarios de Alassane Ouattara. Enestas condiciones, no tenemos más que solidarizarnos con Gbagbo, que es el que estásufriendo el fraude, y que si en el Norte, controlado por los rebeldes y AllassaneOuattara, las elecciones se hubieran celebrado como en el resto del país, nadie dudaríade su victoria. Por su lado invitamos a los asesores de los dirigentes de la ONU, UE,Estados Unidos a tener la valentía de desmarcarse, con los datos en la mano, de laderiva violenta y vengativa de Nikolas Sarkozy y de la Françáfrica contra LaurentGbagbo.

×