Pdf 2 costa de marfil

282 views

Published on

Informe Costa de Marfil

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
282
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Pdf 2 costa de marfil

  1. 1. EL PAPEL DE LA COMUNIDAD INTERNACIONALEl inmediato posicionamiento del representante del Secretario General de las NacionesUnidas, Sr. Young-jin Choï, en no reconocer los resultados dados por la únicainstitución marfileña competente para proclamar los resultados definitivos, viola la cartade la ONU que reafirma que en su actuación la ONU debe respetar las instituciones deun país soberano. La validación del proceso electoral debe suponer que el desarrollo delmismo ha sido acorde a la Constitución y a la Ley electoral que los marfileños se handado soberanamente.Al optar por validar los resultados provisionales dados, con irregularidades y fuera deplazo, por una entidad administrativa, la Comisión Electoral Independiente, donde lamayoría presidencial era minoritaria, por voluntad de la comunidad internacional, elrepresentante de la ONU dio una fuerte señal al conjunto de las potencias occidentales.En primer lugar, Francia y Estados Unidos, en bocas de sus respectivos presidentesSeñores Sarkozy y Obama. En este sentido, la tarde del día 2 de diciembre, víspera de laproclamación de los resultados de la CEI, el elíseo precisaba en un comunicado que“corresponde al Consejo Constitucional proclamar los resultados definitivos respetandoestrictamente la voluntad expresada por el pueblo marfileño”. ¿Este respeto significaque el Consejo Constitucional debía tragarse el fraude evidente que se produjo en lasregiones del Norte y que fue avalado por la Comisión Electoral Independiente? Pormandato de la Unión Africana, el expresidentes de Sudáfrica Thabo M’Beki estuvo alfrente de una misión mediadora de 48 horas, los días 5 y 6 de diciembre. Se sabe de lasdifíciles relaciones entre Thabo M’Beki y el actual presidente Jacob Zuma, que en otrostiempos libraron una dura batalla en el seno de la ANC. Incuso mucho antes de queM’Beki presentara sus conclusiones, la Comunidad de los estados de África del Oeste,con sus 16 miembros (con 7 jefes de estado entre las 13 delegaciones presentes) seapresuró a apoyar la postura de las potencias occidentales.Rusia (mediatizada por la situación de Chechenia) no ha resistido mucho tiempo en elConsejo de Seguridad, hundiendo a costa de Marfil presidida por Laurent Gbagbo en unaislamiento diplomático completo. El 13 de diciembre, la Unión Europea secomprometió a iniciar un proceso de sanciones.Este pulso entre Costa de Marfil, que se encontraba en vías de recuperar la normalidad,y la comunidad internacional, cuya unanimidad inmediata, en nombre de la ortodoxiademocrática, parece sospechosa, puede desembocar en gravísimos enfrentamientos.Decimos que esta unanimidad es sospechosa al ver el vergonzante y ensordecedorsilencio de los estado Unidos, de Francia y de la comunidad Internacional ante laselecciones legislativas en Egipto y la reelección en su país del mediador de numerosascrisis africanas, Sr. Blaise Compaore, con más del 80 % de votos en la primera vuelta,lo que le permite mantenerse al frente de Burkina Faso durante 28 años.¿Es que el presidente Gbagbo ha hecho un mal irreparable en África haciendo todo porponer en funcionamiento instituciones republicanas y haciendo que se desarrolle unproceso electoral de manera abierta, basándose en la presunción de buena fe hacia suprincipal adversario político, para quien las instituciones internacionales a las que haservido, los Estado Unidos, Francia siempre han sido complacientes.Esa situación sin precedentes en Costa de Marfil, plantea con toda la crudeza el papelhistórico de la ONU en el continente africano, y de alguna manera su credibilidad ante
  2. 2. los ojos de todos los ciudadanos del planeta. Factor que debía ser de la paz y de laseguridad, como lo expresan sus textos o garante de los intereses de las potencias y deun orden mundial injusto y desigual.Han tenido que pasar cuarenta años después de las independencias africanas para revelarel sucio juego de la ONU en el asesinato el 19 de enero de 1961 de Patricio Lumumba,Primer Ministro de Congo Kinshasa, defensor de la soberanía de su país. Medio siglodespués, en 2010, con métodos más refinados se quiere apartar del poder a un dirigenteconsiderado indomable, aún cuando todo su recorrido se inscribe en la conquista de lademocracia y en la puesta en marcha de instituciones republicanas soberanas. Lo que escasi una excepción en el continente africano.

×