BUSH VS. CHÁVEZ        LA GUERRA     DE WASHINGTON  CONTRA VENEZUELA
BUSH VS. CHÁVEZ        LA GUERRA     DE WASHINGTON  CONTRA VENEZUELA         Eva Golinger
1ª edición en Editorial José Martí, 20061ª edición en Monte Ávila Editores Latinoamericana C.A., 2006© MONTE ÁVILA EDITORE...
A la memoria de los más         de 160 agricultores y activistasque desde el 2001 han perdido sus vidas  en defensa de sus...
AGRADECIMIENTOSEste libro jamás se hubiera podido escribir sin el profundo amor y lasinterminables muestras de respeto y a...
La Hojilla por ofrecerme siempre un espacio para decir la verdad y denun-ciar las estrategias más recientes del imperio; a...
INTRODUCCIÓN—Soy un soldado alistado y pertenezco al grupo del comando de acción. Hagomención sobre las actividades que me...
Después de escribir El Código Chávez: descifrando la intervención de losEstados Unidos en Venezuela, me vi inundada de inf...
CUANDO SE DESCIFRÓ EL CÓDIGO:UN PANORAMA GENERALLa campaña 2006 se ha iniciado en Venezuela. Las elecciones presidencia-le...
La información sobre las acciones ilegales del gobierno de los EstadosUnidos a través de la Agencia Central de Inteligenci...
A pesar de las evidencias documentadas de la propia Fundación Nacio-nal para la Democracia (NED) que refutan el cumplimien...
y, luego, para los esfuerzos de desestabilización, el embajador Brownfieldha desarrollado una campaña de relaciones públic...
nuevos e ingeniosos métodos para introducir millones de dólares destina-dos a la oposición en Venezuela. Con la creación d...
«crear realmente un terreno fértil para las organizaciones narcotrafican-tes», entre otras cuestiones6.  Pero, un informe ...
tivo de este «frente unido» sería lograr el apoyo de otras naciones paratomar medidas multilaterales contra «el creciente ...
dirigido por John Negroponte, han colocado a la CIA en un reino en el queopera de manera directa en conexión con las Agenc...
NOTAS1. Nestor Ikeda: «Bush requests diverse aid for the region, including Venezuela»    [Bush pide ayuda de diverso tipo ...
LA FUERZA NEGATIVA DE CONDI RICE«En estos momentos tenemos que considerar al gobierno de Venezuelacomo una fuerza negativa...
LA CIA SE PRONUNCIAApenas un mes después, el entonces director de la CIA, Porter J. Goss, cata-logó a Venezuela como «país...
los Estados Unidos y responde directamente al presidente George W.Bush, nombró al veterano de la CIA J. Patrick Maher como...
Unidos al Departamento de Estado, la CIA y la Agencia de Inteligenciapara la Defensa de abril de 2003, decía que Venezuela...
Roger Noriega, ex secretario adjunto para los Asuntos del HemisferioOccidental, confirmó esta agenda cuando declaró, el 2 ...
¿QUÉ HACER CON VENEZUELA?Hasta la fecha, el documento más significativo que esboza las estrategiasde los Estados Unidos pa...
Aquí cabe señalar que en 1999, el recién electo presidente Hugo Chávezpuso en práctica una de sus promesas iniciales en la...
durante el cual el 60 por ciento de los votantes ratificó el mandato deChávez, lo que significó casi 6 millones de votos d...
• se ha convertido en uno de los peores violadores de los derechos huma-  nos en el hemisferio...• está tratando de limita...
en el The New York Times mostró similitudes notables con Saddam Hu- ssein. Con las lecciones aprendidas con la guerra en I...
ción de crear ese «frente unido internacional») y lanzar una guerra psico-lógica y asimétrica.  Es oportuno señalar que lo...
Pero, cuando posteriormente se le preguntó qué pruebas reales tenía deque la posible compra de 100000 AK-47 a Rusia termin...
que estará directamente subordinada a él, no a través de ninguna estructura militar tradicional (...). Está comprando a Ru...
LA ESCALADA DE LA AGRESIÓNDurante el resto del año 2005, el discurso del gobierno de Bush y sus aso-ciados se tornó más ag...
5) Transmisiones hacia Venezuela. —Para las transmisiones a Venezuela, se asig- narán las sumas que se consideren necesari...
El 3 de febrero de 2006, Robertson reafirmó sus comentarios y su posi-ción sobre el asesinato del presidente Chávez en el ...
EL CAMBIO DE LA DIPLOMACIA POR LA MAQUINARIA BÉLICAEl año 2006 comenzó con otro cambio importante en la política de losEst...
De manera que ahora tenemos a Negroponte, jefe de la Comunidad deInteligencia de los Estados Unidos, y a Rumsfeld, a cargo...
nas transportarlo desde el Oriente Medio hasta territorio estadounidense),y tener 14000 gasolineras y siete refinerías den...
defendió públicamente a los terroristas iraquíes, profundizó la colaboración de  Venezuela con Estados patrocinadores del ...
Venezuela, bajo el presidente Hugo Chávez, ha tolerado a los terroristas en su suelo y ha forjado estrechas relaciones con...
los Estados Unidos y otras entidades noticiosas. Así es como las mentirasse convierten en «verdades» que son utilizadas pa...
7. Declaración del secretario adjunto Noriega ante el Comité de Relaciones    Exteriores del Senado, 2 de marzo de 2005. D...
22. Entrevista del secretario de Defensa Donald Rumsfeld con Andrés    Oppenheimer, 5 de abril de 2005, en:    http://cipo...
34. Véase http://en.wikipedia.org/wiki/Monroe_Doctrine.35. Declaración del director de Inteligencia Nacional, John Negropo...
EL DINERO DESBORDA LA OLLAUNA VEZ MÁS SE ACUDE A LA FUNDACIÓN NACIONALPARA LA DEMOCRACIAEn febrero de 2006, el presidente ...
Nacional (NDI) y la Fundación Internacional de Sistemas Electorales (IFES)habían entrado ilegalmente al país y establecido...
en sus esfuerzos por ofrecer una imagen legítima y favorable de su trabajoen esa nación. Una periodista por cuenta propia ...
ción, ascendió aproximadamente a 27 millones de dólares de los contribu-yentes. Durante los años 2005 al 2007, la Fundació...
trabajadores participen en la práctica de la democracia en sus centros detrabajo y en las esferas económica y política más...
base afrolatinas en la consolidación institucional, liderazgo y derechos civi-les y políticos. También creará grupos de tr...
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Guerra USA contra Venezuela
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Guerra USA contra Venezuela

4,024

Published on

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
4,024
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
44
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Guerra USA contra Venezuela

  1. 1. BUSH VS. CHÁVEZ LA GUERRA DE WASHINGTON CONTRA VENEZUELA
  2. 2. BUSH VS. CHÁVEZ LA GUERRA DE WASHINGTON CONTRA VENEZUELA Eva Golinger
  3. 3. 1ª edición en Editorial José Martí, 20061ª edición en Monte Ávila Editores Latinoamericana C.A., 2006© MONTE ÁVILA EDITORES LATINOAMERICANA C.A., 2006Apartado Postal 70712, Caracas, VenezuelaTelefax: (58-212) 263.8508monteavila@monteavila.com.ve© EVA GOLINGER, 2006Coordinador de esta ediciónMiguel Raúl Gómez GómezDiseño de la portadaABV Taller de Diseño, Waleska BelisarioDiseño de portada:Orlando Romero HarringtonDiseño de la colecciónABV Taller de Diseño, Waleska BelisarioHecho el Depósito de LeyDepósito Legal Nº lf50020063204635ISBN 980-01-1458-0
  4. 4. A la memoria de los más de 160 agricultores y activistasque desde el 2001 han perdido sus vidas en defensa de sus tierras, sus familias y su futuro, a manos de los paramilitares contratados por los grandes terratenientes que se niegan a cumplir la Ley de Tierras y Desarrollo Agrícola
  5. 5. AGRADECIMIENTOSEste libro jamás se hubiera podido escribir sin el profundo amor y lasinterminables muestras de respeto y agradecimiento que he recibido delvaleroso y hermoso pueblo de Venezuela. La calidez, la generosidad y laamabilidad que me han dispensado innumerables personas en estanación, me sirvieron de escudo frente a las amenazas, los peligros y losriesgos que entrañaba la investigación de la intervención de los EstadosUnidos y las actividades de la CIA en Venezuela. Les estaré eternamenteagradecida por ello. Bush vs. Chávez: la guerra de Washington contra Venezuela es el resulta-do de más de dos años de trabajo, que aún continúa, y de contribuciones demuy queridos amigos, compañeros y compañeras. Mi agradecimiento, enprimer lugar, a Jeremy Bigwood por el arduo y continuo trabajo realizadocon la Ley de Libertad de Información (FOIA) desde las entrañas del impe-rio; a mi mamá, mi papá y mi hermano, por su amor y apoyo incondiciona-les y por haber viajado hasta Venezuela para visitarme y cerciorarse de queestaba segura y feliz; a mi muy querida y peluda Lola, la mejor compañíaque una joven puede tener; a los generales Baduel, Carvajal, GonzálezCárdenas, Lameda, López Hidalgo, Morgado, Ortega y Rangel —por con-fiar en mí y ayudarme a descubrir la verdad; cuéntenme como soldado fielen sus batallones—; al mayor Balza e Isa, por su apoyo moral y confianza;a Abel, Iroel, Polanco, Carlitos, Félix, Richard y al equipo de traducción, asícomo al comandante Fidel y a los compañeros no mencionados, por su sin-cera generosidad, solidaridad y humanidad; a Ángel y Rigoberto por suarduo trabajo, profundo análisis y compromiso; a todos los guardaespaldasque han estado junto a mí, ocasionalmente, a lo largo de los dos últimosaños: Benítez, Mendoza, Maestro Rodríguez, Arístides y los demás, con losque estoy endeudada por arriesgar sus vidas para protegerme; a Mario y IX
  6. 6. La Hojilla por ofrecerme siempre un espacio para decir la verdad y denun-ciar las estrategias más recientes del imperio; a Radio Nacional deVenezuela (RNV), diario Reporte y semanario Los papeles de Mandinga,por publicar mis artículos y permitir que mi voz fuera escuchada; a todoslos institutos, ministerios, unidades de la Fuerza Armada, organizaciones ygrupos que me invitaron a hablar y me trataron con respeto y afecto; y amis queridos amigos y aliados que me ayudaron a reír cuando quería llorary me dieron fuerzas para mantener viva esta lucha: Celia, Lely, Gretchen,Roselena, Catherine, Skipper, Temir, Piki, Ernesto, Juan Carlos, Daniel,Michel Collon, Livia, Ángel P., María Mercedes, León y todos los rostrosamistosos que me sonríen y saludan cuando paso cerca de ellos. Mi agra-decimiento especial al presidente Hugo Chávez, al vicepresidente JoséVicente Rangel, al fiscal general Isaías Rodríguez, al Centro InternacionalMiranda, a la Casa Militar, a la Universidad Bolivariana de Venezuela, a laDirección de Inteligencia Militar (DIM), a la Dirección de Servicios deInteligencia y Prevención (DISIP); a Nicolás Maduro, Mari Pili Hernández,Yuri Pimentel, Andrés, Samuel Moncada; a Monte Ávila Editores Latino-americana, a Zambón, al Ministerio de Comunicación e Información(MINCI), a Menry Fernández, Juan Barreto, a la Cooperativa Humana, alFuerte Tiuna y al resto que lucha diariamente para hacer de estaRevolución una realidad. Todos ustedes pueden contar conmigo, siempre.X
  7. 7. INTRODUCCIÓN—Soy un soldado alistado y pertenezco al grupo del comando de acción. Hagomención sobre las actividades que me han suministrado la gente de la embajadanorteamericana, en resumen la búsqueda de información y análisis de ciertasactividades de miembros de la Fuerza Armada, como por ejemplo el asunto delos militares que le suministren información al teniente coronel HumbertoRodríguez, él mismo me ha mencionando de que hay oficiales, no sé si son ofi-ciales o profesionales, que trabajan con el señor ministro de la Defensa y le sumi-nistran información a él sobre las actividades de las Fuerzas Armadas.Igualmente el trabajo mío con él es tratar de averiguar ciertas informaciones,para monitorear lo que son las diferentes organizaciones políticas, Tupamaros,Círculos Bolivarianos, la gente que trabaja con Lina Ron, y toda esa serie decuestiones y lo de la adquisición de armamento en las Fuerzas Armadas. Hagode notar de su conocimiento que estoy haciendo un trabajo de infiltración, deencubrimiento con él mismo, no comparto las ideas antinorteamericanas de esagente, solamente estoy encubierto tratando de sacar la mejor información parasuministrarla a mis superiores para la defensa de la nación.—¿Y qué te dan ellos a cambio?—Dinero, contactos políticos y la posibilidad de trabajar…—¿Qué es lo más importante que le han dado hasta ahora?—La visa norteamericana por duración de diez años y la entrada a EstadosUnidos en cualquier momento que quiera y a futuro; según las informacionesque me han suministrado ellos, podría hacer un curso con la gente de inteligen-cia de ellos, ellos sí me han manifestado eso, que más adelante cuando se pruebeque soy leal, que de verdad tengo madera para trabajar en estos menesteres pue-do hasta hacer un curso de inteligencia con la gente de la CIA, dicho por el pro-pio coronel Humberto Rodríguez, agregado militar de la embajada. Extracto de la declaración auténtica de un soldado alistado venezolano, 2005. 1
  8. 8. Después de escribir El Código Chávez: descifrando la intervención de losEstados Unidos en Venezuela, me vi inundada de informaciones proceden-tes de fuentes de todo el mundo sobre las fechorías cometidas por elgobierno de Bush en Venezuela y en otras partes. Una vez analizada minu-ciosamente la montaña de documentos en mi poder, decidí escribir la con-tinuación de ese best-seller político de América Latina.Una vez más,debido a la naturaleza apremiante e inminente de la información en cues-tión, El Código Chávez se basó casi totalmente en documentos que micolega, el periodista y fotógrafo Jeremy Bigwood y yo habíamos obtenido,haciendo uso de la Ley de Libertad de Información, directamente delgobierno de los Estados Unidos. Bush vs. Chávez: la guerra de Washingtoncontra Venezuela se basa más en una diversidad de informaciones, declara-ciones y datos que me suministraron fuentes privadas y públicas. Aun así,Jeremy y yo continuamos con nuestras solicitudes amparadas en la FOIA, apesar de la creciente censura del gobierno de Bush. Desde la publicación de El Código Chávez, he recibido más de mil docu-mentos nuevos que evidencian la intervención de los Estados Unidos enVenezuela, y una gran parte de esa información ha sido incorporada en es-te nuevo texto. Sin embargo, recomiendo sinceramente que lean El CódigoChávez, si aún no lo han hecho, ya que constituye la base esencial de lainformación que los guiará a través del mar de misterios, intrigas, peligrosy esperanzas que contiene este libro.2
  9. 9. CUANDO SE DESCIFRÓ EL CÓDIGO:UN PANORAMA GENERALLa campaña 2006 se ha iniciado en Venezuela. Las elecciones presidencia-les están programadas para el 3 de diciembre de 2006 y Hugo Chávez Fríasse postula para su reelección. Las encuestas lo ubican sustancialmente alfrente, por encima de cualquier otro candidato. La coalición de la oposi-ción, ahora conocida como unidad, ha acordado presentar a un candidatoúnico, Manuel Rosales, gobernador del estado Zulia en la región occiden-tal de Venezuela, cuna de la desarrollada y próspera industria petrolera dela nación. Rosales es respaldado por una coalición de partidos políticos,organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, asociaciones empresariales,medios de comunicación masiva y la jerarquía de la Iglesia católica, similara la que llevó a cabo el golpe de Estado contra Chávez en abril de 2002. Sucampaña promete erradicar la pobreza suministrando a los ciudadanosunas «tarjetas de débito» al buen estilo estadounidense, y los colores de suparafernalia indican a quién le es leal: rojo, blanco y azul. Los colores de la bandera venezolana son el rojo, el amarillo y el azul. Sinembargo, los partidos tradicionales y los grupos económicos que ostenta-ron el poder durante décadas antes de que Chávez se convirtiera en presi-dente por primera vez en 1998, actuaron como puestos de avanzada de losEstados Unidos. Los partidos, grupos y medios de comunicación masivaque se oponen a Chávez son ampliamente financiados por entidades de losEstados Unidos como la Fundación Nacional para la Democracia (NED) yla Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional(USAID), que en los últimos años han inyectado millones y millones dedólares para sacar prematuramente a Chávez del poder. Todos esos esfuer-zos han fracasado y, sin embargo, la intervención se ha intensificado. Laspáginas del presente libro ofrecen detalles sobre esta intervención y evi-dencias crudas de tan persistente realidad. 3
  10. 10. La información sobre las acciones ilegales del gobierno de los EstadosUnidos a través de la Agencia Central de Inteligencia, el Departamento deEstado y otras entidades que operan en Venezuela y de forma estratégicadentro de Washington resulta voluminosa y abrumadora. En mi oficina seamontonan los expedientes de documentos y se multiplican infinitamentelas muchas tácticas, dispositivos, estrategias y métodos. La tarea de analizar,comprobar hechos, descifrar y explicar estos planes y esquemas resultadesafiante aunque, sin dudas, necesaria para que los ciudadanos del mun-do puedan comprender y, posteriormente, impedir tales acciones. Desde la publicación de El Código Chávez a principios del año 2005,hemos sido testigos de un cambio muy serio y amenazante en la política delos Estados Unidos hacia Venezuela. Se han abierto tres frentes de ataqueque están tomando forma rápidamente: el financiero, el diplomático y elmilitar. Estos frentes se han convertido en campos de batalla para los quese ha diseñado una nueva forma de guerra, la guerra asimétrica contra elpueblo de Venezuela y su gobierno. Se trata de una guerra sin delimitacio-nes claras, sin un campo de batalla, sin fronteras y, al parecer, sin final.EL FRENTE FINANCIEROEl frente financiero comenzó en el año 2001, cuando la FundaciónNacional para la Democracia cuadruplicó su financiamiento anual a losgrupos opuestos a Chávez que, después, utilizaron esos fondos para planeary ejecutar un golpe de Estado totalmente antidemocrático contra el presi-dente Chávez, el 11 de abril de 2002. Los fondos, que entonces ascendían aaproximadamente a 1 millón de dólares anuales, se incrementaron demanera conveniente dos semanas después del golpe, a finales de abril de2002, y fueron entregados a los mismos grupos que acababan de participaren el derrocamiento del gobierno electo de forma democrática enVenezuela. De hecho, tal como se documentó en El Código Chávez, elDepartamento de Estado emitió un fondo especial de 1 millón de dólaresa la Fundación Nacional para la Democracia destinado a sus proyectos enVenezuela, y en lugar de restringir la entrega de fondos a las organizacio-nes que justamente habían dirigido el golpe, en flagrante violación de losprincipios democráticos, el dinero fue distribuido con rapidez entre ellas.4
  11. 11. A pesar de las evidencias documentadas de la propia Fundación Nacio-nal para la Democracia (NED) que refutan el cumplimiento de su misión«democrática», esta entidad ha incrementado su financiamiento anual a losgrupos de oposición en Venezuela. El propio presidente Bush pidió alCongreso que duplicara el presupuesto de la NED para su trabajo enVenezuela durante el período 2005-20061. Casi simultáneamente, la «olla del dinero» se desbordó también para laAgencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y suOficina de Iniciativas para la Transición (OTI) que opera fuera de la emba-jada de los Estados Unidos en Caracas; oficina que contrata a una corpo-ración privada estadounidense, la Development Alternatives, Inc., paraadministrar su presupuesto de más de 10 millones de dólares. En lugar delos 5 millones de dólares anuales que recibía del Departamento de Estadoen el 2002, las últimas cifras muestran un incremento a 7 millones de dóla-res para el año fiscal 2005, y voceros del Departamento de Estado han indi-cado su deseo de aumentar aún más estos fondos. Estos millones endólares del contribuyente estadounidense desempeñan un papel significa-tivo en el terreno financiero de la batalla del gobierno de Bush contraVenezuela. La Oficina de Iniciativas para la Transición (OTI), que abrió suspuertas en junio de 2002, sólo dos meses después del golpe de Estado con-tra el presidente Chávez, fue creada como una operación «no permanen-te» para un período de dos años. La OTI se ha extendido indefinidamente ysus oficinas han proliferado por Venezuela. La Development Alternatives,Inc. (DAI), que abrió una filial en el lujoso distrito El Rosal en Caracas,equivalente del Wall Street en esa nación, se ha convertido en un mecanis-mo permanente en la escena, y opera como una compañía fachada de laCIA que suministra millones de dólares de los contribuyentes estadouni-denses a los grupos opuestos a Chávez en Venezuela. La intervención de la USAID también se ha extendido por toda la nación.El embajador de los Estados Unidos, William Brownfield, tomó la iniciativaal calificar a la entidad como una generosa fuente de donaciones para losgrupos y proyectos de base comunitaria. Desde la publicación de El Códi-go Chávez, que denunció la agenda oculta de esta Agencia en Venezuela,fundamentalmente para financiar a las organizaciones antidemocráticasopuestas a Chávez que participaron en el golpe de Estado de abril de 2002 5
  12. 12. y, luego, para los esfuerzos de desestabilización, el embajador Brownfieldha desarrollado una campaña de relaciones públicas con vistas a restaurarla imagen de la Agencia. Su ardid publicitario culminó con tomates y hue-vos lanzados por los seguidores de Chávez en las comunidades donde elembajador intentó «comprar» con las «inocentes» donaciones de la USAID. Una nueva arista de este frente financiero nació con el lanzamiento delos primeros Rincones Americanos en América Latina, todos los cuales seencuentran en Venezuela. El programa Rincones Americanos comenzóprimero en Rusia en la década de los noventa, y en el 2002 se extendió aotras partes de Europa oriental donde la participación y los intereses de losEstados Unidos se intensificaban: Bulgaria, Polonia y las naciones de Asiacentral y oriental, incluidas Uzbekistán, Turquía, Omán, Bangladesh,Paquistán, Kirguiztán, Indonesia y Afganistán. Según el sitio web de laembajada de los Estados Unidos, los Rincones Americanos son ... asociaciones entre las embajadas de los Estados Unidos a través de sus Secciones de Asuntos Públicos e instituciones de los países anfitriones. Brindan acceso a una información actualizada y confiable sobre los Estados Unidos por medio de una colección de libros, del acceso a Internet y a través de programas locales dirigidos a un público en general del país en cuestión2. Pero ¿qué son realmente estos llamados «Rincones»? La embajada serefiere a ellos como «Consulados Virtuales»3, un concepto que viola losprincipios del derecho diplomático internacional. En Venezuela, la emba-jada de los Estados Unidos ha creado cuatro de estos «Rincones» en lasciudades de Margarita, Barquisimeto, Maturín y Lecherías, todos sin auto-rización del Ministerio de Relaciones Exteriores. Probablemente elDepartamento de Estado pensó que ocultando los «Consulados Virtuales»dentro de Asociaciones de Abogados y oficinas de alcaldes municipales dela oposición estarían protegidos de cualquier investigación. Estos no son«Consulados» normales, no ofrecen ningún tipo de servicio a los ciudada-nos estadounidenses en esas regiones del país; son espacios donde los vene-zolanos se pueden reunir para establecer contactos con representantes delos Estados Unidos y obtener materiales ideológicos que perpetúen elmodelo neoliberal y capitalista norteamericano. La caja registradora repiquetea en el frente financiero mientras aumen-ta el número de «proyectos» lanzados con el fin de servir de fachada a los6
  13. 13. nuevos e ingeniosos métodos para introducir millones de dólares destina-dos a la oposición en Venezuela. Con la creación de una nueva misiónespecial de la CIA para supervisar e intensificar las actividades de inteli-gencia y recopilación de información «precisa» en Venezuela y Cuba,anunciada por el propio Director de Inteligencia Nacional el 18 de agostode 2006, podemos estar seguros de que los dólares inyectados a los gruposcontrarrevolucionarios en Venezuela aumentarán considerablemente enlos próximos meses.EL FRENTE DIPLOMÁTICOSanciones, sanciones y más sanciones. El gobierno de los Estados Unidosha pasado el último año y medio imponiendo al gobierno venezolano todasanción unilateral posible que se le haya podido ocurrir. A pesar de losdocumentos del Departamento de Estado, elaborados por el mismísimoembajador William Brownfield, que demuestran las exitosas medidastomadas por Venezuela para luchar contra los estupefacientes, en septiem-bre de 2005, el gobierno de Bush publicó un informe que planteaba queVenezuela «evidentemente no había logrado» evitar los embarques dedrogas hacia los Estados Unidos4. A renglón seguido, la declaración publi-cada por la Casa Blanca sobre este tema indicaba: Sin embargo, el Presidente también está decidido a mantener los programas de los Estados Unidos para ayudar a las instituciones democráticas de Venezuela a establecer proyectos seleccionados de desarrollo comunitario y consolidar el sistema de partidos políticos5,lo cual significa que no reducirán el financiamiento de la NED y la USAID alos grupos de oposición. Es una especie de sanción a medias. El Congresode los Estados Unidos no ha sido tan débil en cuanto a este tema. DanBurton, presidente del Comité de Relaciones Internacionales de la Cáma-ra de Representantes, ha presionado para que se apruebe la Resolución400 que condena el supuesto «fracaso de Venezuela para cooperar en laguerra contra las drogas» y acusa falsamente al gobierno venezolano de 7
  14. 14. «crear realmente un terreno fértil para las organizaciones narcotrafican-tes», entre otras cuestiones6. Pero, un informe interno clasificado, fechado en enero de 2005, enviadodesde la embajada de los Estados Unidos en Caracas y firmado por el pro-pio embajador, contradice las decisiones tomadas por el Congreso y elEjecutivo en relación con los esfuerzos de Venezuela para combatir el nar-cotráfico en la región: El gobierno de Venezuela coopera en la lucha contra el narcotráfico, en ocasio- nes con limitaciones debido a la falta de recursos y voluntad política. Las confis- caciones de cocaína durante los primeros seis meses de 2004 equivalieron a la cantidad confiscada por Venezuela durante todo el año 2003 gracias, en gran medida, a la incautación de múltiples toneladas realizada por las fuerzas espe- ciales venezolanas que trabajan estrechamente con las entidades correspon- dientes del gobierno de los Estados Unidos y del Reino Unido. El gobierno también realizó unas 400 confiscaciones de cocaína y heroína durante la prime- ra mitad del año. El gobierno de Venezuela ha extraditado a un número de nar- cotraficantes a los Estados Unidos...7 Este documento demuestra los exitosos y novedosos esfuerzos deVenezuela para cooperar en la guerra contra los estupefacientes, y revelaque las declaraciones oficiales y públicas realizadas por funcionarios delgobierno de los Estados Unidos no tienen otro objetivo que manipular a laopinión pública sobre la realidad. Este no es más que un ejemplo de cómo el gobierno de Bush ha estadotergiversando los objetivos de «cambio de régimen» ante la opinión públi-ca para justificar su meta de cambiar el gobierno ese país. Otras sancionesincluyen el bloqueo económico por «no cooperar», supuestamente, «conlas regulaciones contra el tráfico de personas», también adoptadas a prin-cipios de 2005, y la reciente prohibición de la venta de armas a Venezuelapor «no cooperar con la guerra contra el terrorismo». Este último tema for-ma parte fundamental de las más recientes estrategias hostiles y peligrosasutilizadas por Washington. Al mismo tiempo, el gobierno de los Estados Unidos ha lanzado unacampaña internacional para crear lo que la secretaria de Estado Condolee-zza Rice llamó «el frente internacional unido contra Venezuela»8. El obje-8
  15. 15. tivo de este «frente unido» sería lograr el apoyo de otras naciones paratomar medidas multilaterales contra «el creciente peligro de Hugo Chá-vez».9 Hasta la fecha, la misión ha fracasado, pero los esfuerzos por alcan-zar este objetivo siguen intensificándose.EL FRENTE MILITAREl tercer ángulo del ataque de Washington contra el gobierno deVenezuela es considerablemente más peligroso y complicado. El frentemilitar implica mucho más que la simple acumulación de tropas del ejérci-to, operaciones y equipamiento de los Estados Unidos en la zona delCaribe y en la región andina que rodea a Venezuela. También incluye eluso de «Operaciones Psicológicas» (PSYOPS), la guerra psicológica, estrate-gia descrita en la versión del año 2003 de la Doctrina sobre operaciones psi-cológicas del Departamento de Defensa como «una de las armas máspoderosas con que cuenta actualmente el Pentágono»10. La principal cam-paña PSYOPS contra Venezuela intenta vincular al presidente Chávez con elterrorismo y las ambiciones nucleares, así como clasificar a su gobierno de«dictadura». La guerra asimétrica es la nueva terminología utilizada para describir loque en el pasado se conocía como «conflictos de baja intensidad». La gue-rra asimétrica o irregular de cuarta generación, se conoce como «guerra detodo» o «guerra del pueblo». Ésta puede ser militar o no militar, letal o noletal o una combinación de todo —todas las reglas son válidas y no existeninguna—. Puede incluir desde las estrategias diplomáticas (tratando decrear coaliciones contra el Estado nación), el apoyo financiero a los movi-mientos de oposición, hasta las amenazas militares directas y las interven-ciones electorales. En resumen, las mismas tácticas que el gobierno de losEstados Unidos está empleando en la actualidad contra Venezuela. Finalmente, otro aspecto importante del frente militar es el relacionadocon el espionaje y los esfuerzos de sabotaje de la CIA; la que aun cuandoconsituye técnicamente una entidad civil dentro de la comunidad de la inte-ligencia, la reciente reestructuración de todas las agencias de inteligencia yla creación del Directorio de Inteligencia Nacional a principios de 2005, 9
  16. 16. dirigido por John Negroponte, han colocado a la CIA en un reino en el queopera de manera directa en conexión con las Agencias de Inteligencia parala Defensa y otros departamentos de inteligencia militar. Además, el 30 demayo de 2006, la nominación del general de la Fuerza Aérea de los EstadosUnidos Michael V. Hayden como director de la CIA, fue un indicio del cre-ciente poder del Ejército sobre las operaciones de inteligencia. Por ende, alo largo de este libro, la CIA se considerará como un apéndice del colosalcomplejo de inteligencia militar que opera internacionalmente, para poneren práctica la agenda de dominación y control económico global de losEstados Unidos.UNA NUEVA VALORACIÓN DEL GOLPE DE ESTADO DE ABRIL DE 2002A manera de añadido para el presente libro, el Anexo 3 contiene nuevosdocumentos que muestran la participación directa de oficiales del Ejércitode los Estados Unidos en el golpe de Estado perpetrado en abril de 2002contra el presidente Chávez. La leal Fuerza Armada Nacional deVenezuela tuvo la generosidad de facilitarme confidencialmente los infor-mes, documentos, faxes, transmisiones, fotografías e incluso tarjetas denegocios que aparecen en ese Anexo. En especial, quedo en deuda con elex inspector general de la Fuerza Armada, general Melvin López Hidalgoy con el director general de la División de Inteligencia Militar, generalHugo Carvajal, por su perspicacia, generosidad y confianza. Estos docu-mentos constituyen otra prueba que respalda la afirmación de que el golpedel 11 de abril de 2002 contra el presidente Chávez fue calculado y planea-do por el gobierno de los Estados Unidos. Pido que estas pruebas se tomenen cuenta junto a toda la evidencia presentada en mi primer libro, ElCódigo Chávez, donde se hace una importante acusación del papel desem-peñado por el gobierno de los Estados Unidos en el golpe.10
  17. 17. NOTAS1. Nestor Ikeda: «Bush requests diverse aid for the region, including Venezuela» [Bush pide ayuda de diverso tipo para la región, incluida Venezuela]. The Miami Herald, Associated Press, 7 de febrero de 2005.2. Véase Rincón Americano: http://www.amcornersvenezuela.org/main.php.3. «Tercer “consulado virtual”/Rincón Americano de Venezuela, ya está funcionando en Margarita». Embajada de los Estados Unidos en Venezuela, Noticias, 19 de diciembre de 2005, en: http://embajadausa.org.ve/wwwh2761.html.4. «Statement on President Authorizing Secretary of State to Transmit to Congress Annual Report Listing Major Illicit Drug-Producing and Drug-Transit Countries» [Declaración sobre la autorización del Presidente al Secretario de Estado, para que transmita al Congreso el informe anual en que figura la lista de los principales países productores de drogas y países de trán- sito de drogas]. The White House, Office of the Press Secretary, 15 de septiembre de 2005, en: http://www.whitehouse.gov/news/relea- ses/2005/09/20050915-1.html.5. Ibídem.6. H. CON. RES. 400, «Urge Venezuela to Help Combat Narco-Trafficking in our Hemisphere» [Urge a Venezuela a ayudar a combatir el narcotráfico en nuestro hemisferio]. Disponible en inglés en: www.house.gov/international_relations/.7. Cable enviado por la embajada de los Estados Unidos en Caracas al Departamento de Estado el 5 de enero de 2005. Disponible en los archivos de la autora.8. «US warns against Chavez “danger”» [Estados Unidos alerta sobre el “peligro” de Chávez]. BBC News, 17 de febrero de 2006, en: http://news.bbc.co.uk/2/hi/ americas/4723902.stm.9. Ibídem.10. Doctrine for Joint Psychological Operations [Doctrina para Operaciones Psicológicas Conjuntas]. Departamento de Defensa. Disponible en: www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/ NSAEBB177/02_psyop-jp-3-53.pdf y www.iwar.org.uk/psyops/resources/us/jp3_53.pdf. 11
  18. 18. LA FUERZA NEGATIVA DE CONDI RICE«En estos momentos tenemos que considerar al gobierno de Venezuelacomo una fuerza negativa en la región». Éstas fueron las primeras decla-raciones de Condoleezza Rice sobre el país andino durante su audienciade confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el18 de enero de 2005. Pienso que podemos trabajar con otros para exponer este hecho, y decirle al pre- sidente Chávez que este tipo de conducta resulta realmente inaceptable en este hemisferio que está tratando de abrirse camino hacia un futuro democrático estable1,expresó a continuación, avizorando así el escenario de las relaciones entrelos Estados Unidos y Venezuela en los próximos meses. Esta nueva caracterización de la llamada diplomacia evidenció cuálesson los intereses de la política de los Estados Unidos hacia el país andino.En lugar de trabajar tras bambalinas, concentrándose en el financiamientoy consolidación de un sólido movimiento de oposición dentro deVenezuela, estrategia que ya había fracasado de manera estrepitosa,Washington asumió entonces una posición decisiva en cuanto a esa nación.Chávez sería clasificado como una «amenaza para la democracia» y una«fuerza negativa y desestabilizadora» en el hemisferio. Esta retórica, queoriginalmente emanó de la nueva secretaria de Estado Rice durante sudeclaración introductoria ante una audiencia del Senado, se repetiríadurante semanas y meses a través de la prensa estadounidense y de otrosnotables voceros del gobierno norteamericano. 13
  19. 19. LA CIA SE PRONUNCIAApenas un mes después, el entonces director de la CIA, Porter J. Goss, cata-logó a Venezuela como «país inestable». El 16 de febrero de 2005, en undiscurso ante el Comité Selecto de Inteligencia del Senado, Goss afirmó: En Venezuela, Chávez consolida su poder utilizando tácticas técnicamente legales dirigidas a sus oponentes e inmiscuyéndose en la región, con el apoyo de Castro2. El término «tácticas técnicamente legales» implica que Chávez no estáhaciendo nada que sea incorrecto, pero la CIA lo considera una amenaza detodas formas. Si bien estas declaraciones pudieran tomarse simplementecomo un indicio de la atención lógica que la Agencia presta a un nuevoliderazgo combativo en Venezuela, los antecedentes de Goss como opera-tivo de esa entidad en América Latina en la década de los sesenta, conjun-tamente con los muchos terroristas y agentes anticastristas recalcitrantes,implican lo contrario. Sólo unos meses después, Goss comentaba su «ansie-dad por reabrir las estaciones de la CIA» en América Latina «para que laAgencia esté preparada cuando surjan los conflictos en áreas por lo demástranquilas»3. Goss también dirigió la creación del Servicio Clandestino Nacional(NCS), una nueva entidad de la inteligencia controlada por el Director de laCIA para coordinar y supervisar las actividades de «Inteligencia Humana»(HUMINT) en el exterior. El NCS, dirigido por un operativo de alto nivel dela CIA, conocido solamente por su alias José, abrió las puertas para unaumento y diseminación de casi un 50 por ciento de los operativos de laAgencia por todas partes del mundo. Además, durante su efímero reinado,Goss puso en práctica planes para ampliar más el espionaje y las operacio-nes analíticas de esa entidad en ultramar, sacando de las embajadas a ofi-ciales y analistas de la Agencia para pasarlos a la clandestinidad 4. En agosto de 2006, el director de Inteligencia Nacional, John Negropon-te, seleccionó a un nuevo director especial de Misión de la CIA para super-visar, coordinar y mejorar las operaciones de inteligencia en Venezuela yCuba. Negroponte, quien coordina toda la comunidad de la inteligencia en14
  20. 20. los Estados Unidos y responde directamente al presidente George W.Bush, nombró al veterano de la CIA J. Patrick Maher como encargado pro-visional de esta importante división recién creada. Según un comunicadode prensa del Director de Inteligencia Nacional, Maher se encargará de integrar la información y el análisis sobre Cuba y Venezuela de toda la comunidad de inteligencia, identificando y llenando los vacíos de inteligencia y garantizando la aplicación de las estrategias, entre otras obligaciones. Negroponte indicó que ... tales esfuerzos son críticos en la actualidad, cuando los formuladores de política se concentran cada vez más en los desafíos que representan Cuba y Venezuela para la política exterior de los Estados Unidos. El nuevo jefe de la Misión CIA para Cuba y Venezuela ... se encargará de garantizar que los formuladores de política cuenten con una gama completa de información de inteligencia oportuna y precisa sobre la cual puedan basar sus decisiones. Ello implica un aumento en el número real de agentes y oficiales deterreno en ambas naciones. J. Patrick Maher es un agente experimentadode la CIA que se unió a la Agencia en 1974, después de trabajar durante dosaños en los Cuerpos de Paz. Su trabajo se centró en América Latina, don-de permaneció por más de treinta años5. Las otras dos naciones a las que se les asignaron misiones similares, comoparte de la recomendación de la Comisión de Armas de DestrucciónMasiva del Director de Inteligencia Nacional, son Irán y Corea del Norte.Tal designación demuestra la intención de Washington de clasificar aVenezuela como parte del llamado «Eje del Mal». Las acciones para acercar a la nación sudamericana aún más a esta clasi-ficación se evidenciaron a principios de 2005, e incluso años antes. Dehecho, un cable clasificado como «Secreto» de la embajada de los Estados 15
  21. 21. Unidos al Departamento de Estado, la CIA y la Agencia de Inteligenciapara la Defensa de abril de 2003, decía que Venezuela estaba dando refu-gio a diferentes grupos terroristas. El documento, un cuestionario sobreactividades terroristas enviado a las diferentes embajadas de los EstadosUnidos en todas partes del mundo, fue elaborado por el entonces embaja-dor Charles Shapiro, quien indicó que en el país andino había tres gruposterroristas locales, los Jirajaras, la Coordinadora Simón Bolívar y el FrenteBolivariano de Venezuela. El documento pasa entonces a afirmar queestos grupos han perpetrado ataques en la «capital o en zonas donde radi-can las instalaciones diplomáticas de los Estados Unidos» y que dichos ata-ques habían sido «letales». El cable secreto agrega que en el país existen lossiguientes «grupos terroristas extranjeros»: FARC (Fuerzas Armadas Revo-lucionarias de Colombia), ELN (Ejército de Liberación Nacional), Hezbo-llah, ETA, AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) y Asbat al-Ansar y,según el mismo documento, estos grupos reciben «apoyo operacional yfinanciero» dentro de Venezuela6. Los Jirajaras son una cultura indígena de la parte occidental de Vene-zuela. En la década de los sesenta existió un grupo rebelde con el mismonombre, pero actualmente no tiene ninguna presencia en la política nacio-nal. La Coordinadora Simón Bolívar es una de las organizaciones comuni-tarias más antiguas del país, radicada en el barrio 23 de Enero, en Caracas.La Coordinadora ha realizado un trabajo comunitario ejemplar durantedécadas que ha permitido la creación de muchas cooperativas y organiza-ciones sociales en los últimos años con los nuevos programas sociales delgobierno venezolano. Evidentemente no se trata de una organizaciónterrorista. El Frente Bolivariano de Venezuela, como escribió Shapiro en elcable, es una entidad desconocida. Sí existe un Frente Bolivariano deLiberación, pero ese no es el grupo mencionado en el documento. Estos grupos no son motivo de preocupación. El aspecto alarmante deldocumento es la implicación de que Venezuela es refugio para los gruposterroristas del Oriente Medio que reciben «apoyo operacional y financie-ro» del gobierno venezolano o sus seguidores. Tales declaraciones soninfundadas y han sido refutadas en numerosas ocasiones por el gobiernode Venezuela. Sin embargo, esta información ha servido de base para queel gobierno de los Estados Unidos reitere sus declaraciones de que lanación sudamericana está vinculada al terrorismo.16
  22. 22. Roger Noriega, ex secretario adjunto para los Asuntos del HemisferioOccidental, confirmó esta agenda cuando declaró, el 2 de marzo de 2005,ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado: Venezuela cuenta con los recursos que necesita para su propio desarrollo, pero nos preocupa que la agenda muy personal del presidente Hugo Chávez pueda socavar las instituciones democráticas en el país y entre sus vecinos. A pesar de nuestros esfuerzos para crear relaciones normales de trabajo con su gobierno, Hugo Chávez sigue definiéndose como opositor de los Estados Unidos. Sus esfuerzos para concentrar el poder en el país, su sospechosa rela- ción con fuerzas desestabilizadoras en la región y sus planes para la compra de armas son motivos de profunda preocupación para el gobierno de Bush. Apoyaremos a los elementos democráticos en Venezuela para que puedan mantener el espacio político al que tienen derecho y elevaremos la conciencia entre los vecinos de Venezuela sobre las acciones desestabilizadoras del pre- sidente Chávez con la esperanza de que se unan a nosotros para defender la estabilidad, la seguridad y la prosperidad en la región7. El cinismo de la declaración de Noriega eclipsa cualquier insinuación debuena voluntad. La afirmación de que los Estados Unidos ha realizado«esfuerzos para crear relaciones normales de trabajo» con el gobiernovenezolano es un insulto a la inteligencia de la comunidad internacional yla prueba sustancial que demuestra incuestionablemente el apoyo delgobierno de los Estados Unidos al golpe de Estado de abril de 2002, sufinanciamiento multimillonario a los grupos opuestos a Chávez y su deci-dida retórica hostil multiplicada casi a diario. Pero lo que resulta másimportante es que Noriega esboza los tres temas principales de la desin-formación que su gobierno ha estado sembrando desde entonces en losmedios de comunicación masiva y en la opinión pública: Chávez es autori-tario/dictador, Chávez es una fuerza desestabilizadora en la región; yChávez mantiene vínculos con el terrorismo. Estos tópicos se analizarán más detalladamente en el capítulo sobre ope-raciones psicológicas, pero es importante observar el progreso en las decla-raciones hechas por representantes de alto nivel del gobierno de losEstados Unidos y su repetición e incorporación dentro de los medios decomunicación estadounidenses e internacionales. 17
  23. 23. ¿QUÉ HACER CON VENEZUELA?Hasta la fecha, el documento más significativo que esboza las estrategiasde los Estados Unidos para el cambio de régimen y la intervención directaes el informe elaborado por el gobierno norteamericano y publicado por elCentro de Política de Seguridad, un comité asesor de la ultraderecha enWashington, D.C. El texto, titulado «¿Qué hacer con Venezuela?»8 es unproyecto de política sobre la nación suramericana similar al Proyecto paraun Nuevo Siglo Americano que desbrozó el camino para la guerra contraIraq y la estrategia con vistas a dominar las reservas energéticas del mun-do.9 Debido a la evidente aplicación de este proyecto en la política exteriorde los Estados Unidos hacia Venezuela desde su publicación en mayo de2005, el informe merece una atención especial en este capítulo. «¿Qué hacer con Venezuela?», elaborado por el vicepresidente deOperaciones de Información del Centro de Política de Seguridad, J.Michael Waller, se basa en la premisa de que Chávez es un dictador que serelaciona con terroristas y amenaza los intereses de los Estados Unidos y,por tanto, debe ser sacado del poder a la mayor brevedad. Los párrafosintroductorios del informe resumen: En ninguna parte se evidencia más la ausencia de un enfoque estratégico de los Estados Unidos para el hemisferio occidental que en el libre ascenso de un hombre fuerte, inestable y concentrado en Venezuela, Hugo Chávez, quien ha hecho causa común con los terroristas y con los regímenes que los apoyan, y ha desarrollado una ideología revolucionaria que ha hundido nuevamente a las Américas en la violencia y el caos. Es menester que las naciones democrá- ticas del hemisferio se unan y pongan fin a esta creciente amenaza para la paz antes de que sea demasiado tarde10. Waller continúa afirmando que Chávez encabeza una «dictadura agresi-va» que ... invalidó la Constitución anterior utilizando medios ilegales y pseudo-legales y dejó que sus seguidores redactaran la nueva Constitución»11.18
  24. 24. Aquí cabe señalar que en 1999, el recién electo presidente Hugo Chávezpuso en práctica una de sus promesas iniciales en la campaña: redactar unanueva y abarcadora Constitución con la participación de todos los ciuda-danos venezolanos. Ese año, en un proceso legal sin precedentes e innova-dor, se convocó a una Asamblea Constituyente con miembros elegidos porlas comunidades regionales de toda la nación. Esta Asamblea redactó lanueva Constitución que después fue distribuida por toda la nación paraque fuera debatida. Una vez recibidos todos los comentarios, adiciones, crí-ticas y sugerencias, se incorporaron los cambios y el proyecto fue sometidoa un referendo nacional para su ratificación. Más del 70 por ciento de losvotantes lo aprobaron y lo convirtieron en ley. Se conoce como laConstitución Bolivariana de 1999, uno de los documentos más ampliossobre derechos humanos que haya existido en el derecho internacional.Incluso contiene un capítulo sobre los derechos de los pueblos indígenas—no simplemente una cláusula o un artículo, sino todo un capítulo—. Porotra parte, la Constitución Bolivariana de 1999 garantiza el derecho de losvenezolanos a disfrutar de «una vida digna», además de asegurar el dere-cho a la educación, atención médica, vivienda, trabajo, salario mínimo, cul-tura, medios de comunicación comunitarios, libertad de información,derecho al voto, libertad de asociación, participación en el gobierno a todoslos niveles y otros derechos contemplados en el derecho internacional acti-vamente protegidos para todos los venezolanos, sin discriminación12. En realidad, el análisis del Centro de Política de Seguridad no se basa enhechos, sino más bien está intencionalmente destinado a pintar un cuadroatemorizante sobre el gobierno venezolano para poder justificar sus ilega-les propuestas con vistas a un cambio de régimen. En ese contexto, el docu-mento afirma también que Chávez ha «violado sistemáticamente laConstitución» y ha despojado a los críticos del régimen de los derechos humanos fundamentales obligando a cientos de ellos al exilio13. Tales afirmaciones son pura fantasía, ya que los venezolanos disfrutanhoy de más derechos humanos que bajo cualquier gobierno anterior. Nadieha sido encarcelado o perseguido por sus creencias políticas. Waller siguemás adelante afirmando que el referendo revocatorio de agosto de 2004, 19
  25. 25. durante el cual el 60 por ciento de los votantes ratificó el mandato deChávez, lo que significó casi 6 millones de votos de los 10 millones quevotaron en el proceso, fue fraudulento. Este referendo, una opción electo-ral plasmada en el Artículo 72 de la Constitución Bolivariana de 1999, fueel primero de su tipo que tuvo lugar en el mundo contra un jefe de Estadoelecto. La Organización de Estados Americanos y el Centro Carter, con-juntamente con más de 170 observadores internacionales acreditados, cer-tificaron la legitimidad y transparencia de la elección y coincidieron en quelos resultados eran precisos. Hasta el Departamento de Estado aceptó conreticencia el resultado14. Estas falsas acusaciones sobre cómo se ha mantenido Chávez en el poderse unen a declaraciones peligrosamente engañosas acerca de cómo el pre-sidente venezolano amenaza al mundo y, por ende, por qué es necesario uncambio de régimen. Las siguientes afirmaciones infundadas y falsas hechaspor Waller en «¿Qué hacer con Venezuela?» constituyen un ejemplo: En Venezuela, Chávez encabeza una dictadura rica en petróleo que• ha creado alianzas estratégicas con estados patrocinadores del terroris- mo, incluidos Cuba, Irán, el Iraq de Saddam Hussein y Libia...• ha utilizado la riqueza petrolera de Venezuela con fines subversivos y para apuntalar a un Estado que patrocina el terrorismo...• ha fusionado eficazmente sus servicios de seguridad e inteligencia con los de Cuba...• ha ayudado, instigado y protegido a organizaciones terroristas islámicas internacionales...• ha ayudado e instigado al narcotráfico y al narcoterrorismo en la región...• ha ayudado e instigado a narcoguerrilleros que quieren derrocar al gobierno de Colombia...• ha desarrollado una ideología populista y un aparato de acciones políti- cas para diseminar la subversión en otros países...• ha estado armándose para militarizar a la población y amenazar a sus vecinos...• ha eliminado los derechos civiles y las libertades civiles...20
  26. 26. • se ha convertido en uno de los peores violadores de los derechos huma- nos en el hemisferio...• está tratando de limitar el alcance de Washington, cultivando y atrayen- do a los encargados de tomar decisiones15. Todo parece indicar que la última afirmación es la única precisa.Venezuela ha tenido cierto éxito en la promoción de su caso en los EstadosUnidos, tanto dentro de algunos sectores del Congreso, como en las comu-nidades de la nación. Además, la política exterior venezolana en la regiónha sido extraordinariamente exitosa, pues las naciones latinoamericanasvecinas han acogido con beneplácito los conceptos y las políticas integra-cionistas, y se han unido a Venezuela en la promoción de acuerdos comer-ciales, tecnológicos y sociales sólidos que aflojan las ataduras y el dominiodel gobierno norteamericano en el área. Evidentemente, este logro halesionado el colosal ego de Washington. Todas las demás acusaciones proferidas por Waller y el Centro de Políticade Seguridad se fundamentan en pruebas fabricadas o inexistentes. Unavez más, son las mismas afirmaciones realizadas en enero de 2005 por lasecretaria de Estado, Rice, y regurgitadas posteriormente por el ex secre-tario adjunto Roger Noriega y el ex director de la CIA Porter Goss en elmes siguiente: Chávez está vinculado con el terrorismo, Chávez es un dic-tador, Chávez es un peligro para la región. Pero, más que una simple retó-rica, el Centro esbozó también la «Estrategia para el cambio de régimen»,un plan desglosado en seis partes que comienza planteando claramente:«No es necesario que las Naciones Unidas se involucren»16, pues ¿desdecuándo los Estados Unidos necesitan de la participación o aprobación delas Naciones Unidas para intervenir en los asuntos de otro país? La estrategia también centra su atención en lo que se ha dado en llamar«bonanza de la guerra de la información». «La educación pública es la cla-ve», afirma el documento. «Los Estados Unidos deberán exponer al régi-men de Venezuela y elevar la conciencia sobre la importancia de unanueva estrategia para contrarrestar las amenazas existentes»17. Los seispuntos generales de la estrategia incluyen:• Ayudar a que el dictador acelere su propio deceso político. El dictador ve- nezolano es mentalmente inestable y ha estado bajo supervisión psiquiá- trica durante años (...). Un informe sobre el perfil psicológico publicado 21
  27. 27. en el The New York Times mostró similitudes notables con Saddam Hu- ssein. Con las lecciones aprendidas con la guerra en Iraq, los Estados Unidos pueden mejorar su estrategia psicológica y ayudar a que el líder venezolano acelere su propia destrucción política.• Evitar que el dictador destruya la infraestructura de Venezuela.• Crear una alternativa democrática viable (...). Los amigos de la demo- cracia en toda la región deberán ofrecer apoyo material y moral a los miembros de la oposición que permanecen dentro del país.• Trabajar con la OEA y el círculo interno de Venezuela (...). En primer lugar, invocar la Carta Democrática de la OEA. Esta es el arma más pode- rosa frente a la continua consolidación del régimen e incluso puede resul- tar útil para lograr el derrocamiento de la Revolución.• Mantener y proteger los movimientos democráticos y de derechos huma- nos dentro de Venezuela.• Aumentar significativamente la cooperación con los socios del hemisferio para supervisar y recopilar información de inteligencia sobre la asociación que existe entre el régimen venezolano y los Estados patrocinadores del terrorismo, y exponer las conexiones bolivarianas/terroristas18. El documento concluye: El tiempo se está acabando (...). El régimen bolivariano en Caracas representa un peligro evidente y actual para la paz y la democracia en el hemisferio (...). La estrategia de los Estados Unidos deberá contribuir para que Venezuela logre un cambio pacífico el próximo año19. Escrito en mayo de 2005, ese próximo año al que se refiere es el 2006 encurso, cuando ya las elecciones presidenciales se avecinan en el mes dediciembre, y no es una coincidencia que se esté presionando para un cam-bio de régimen por elementos del gobierno de los Estados Unidos. Las estrategias propuestas en «¿Qué hacer con Venezuela?» son, preci-samente, los tres frentes de acción emprendidos por el gobierno de losEstados Unidos y mencionados en el capítulo 1: financiar al movimiento dela oposición, tomar medidas diplomáticas contra Venezuela (con la inten-22
  28. 28. ción de crear ese «frente unido internacional») y lanzar una guerra psico-lógica y asimétrica. Es oportuno señalar que los individuos registrados como asociados alCentro de Política de Seguridad, ya sea como miembros de su JuntaDirectiva o por sus relaciones con el mismo, incluyen a Donald Rumsfeld(secretario de Defensa), Richard Cheney (vicepresidente), Elliot Abrams(Consejo de Seguridad Nacional), J. D. Crouch (Consejo de SeguridadNacional), Paula Dobriansky (subsecretaria de Estado para AsuntosGlobales), Douglas Feith (ex subsecretario de Política de Defensa), JeaneKirkpatrick (ex embajadora de los Estados Unidos ante Naciones Unidas),Richard Pearle (ex secretario de Defensa de Política Conjunta delPentágono), James Schlesinger (ex secretario de Defensa), James Woolsey(ex director de la CIA), Henry Hyde (congresista republicano, presidentedel Comité de Relaciones Exteriores del Senado), Stanley Ebner (grupode presión para la Boeing), Charles Kupperman (vicepresidente de Space& Strategic Missiles de la Lockheed Martin), Douglas Gram (director deSistemas de Defensa en la Lockheed Martin) y Robert Livingston (grupode presión para Raytheon), entre otros 20.LA PREOCUPACIÓN DE RUMSFELDMás o menos por la fecha en que se publicó el informe de estrategia delCentro de Política de Seguridad, el secretario de Defensa DonaldRumsfeld pronunció su primera declaración pública sobre Venezuela. Enuna visita al Brasil, a finales de marzo de 2005, declaró a la prensa: Ciertamente estoy preocupado [por la venta de armas a Venezuela]. Si uno pien- sa en esto, la discusión que está teniendo lugar, según entiendo, está en el entor- no de 100000 AK-47 que serán trasladadas desde Rusia hasta Venezuela posiblemente. No sé si es seguro, pero he leído sobre ello y he oído que se está discutiendo. No sólo en la prensa, sino a nivel bilateral. No puedo imaginarme qué va a suceder con esas 100000 AK-47. No puedo imaginarme para qué Venezuela necesita 100000 AK-47. Sólo espero, personalmente,que no suceda. No puedo imaginarme que si sucede realmente, sea bueno para el hemisferio21. 23
  29. 29. Pero, cuando posteriormente se le preguntó qué pruebas reales tenía deque la posible compra de 100000 AK-47 a Rusia terminaría en manos de lasguerrillas colombianas u otras fuerzas no militares «terroristas», Rumsfeldrespondió: «No tengo ninguna prueba»22. ¿Será porque no existe ninguna?Pero la admisión de esta ausencia de pruebas no evitó que Rumsfeld ni susfuncionarios de más bajo nivel perpetuaran el mito de que Chávez estabainiciando una peligrosa carrera armamentista en la región, destinada asuministrar armamentos de alto poder a grupos rebeldes y terroristas. El 23de marzo de 2005, La Voz de las Américas, medio de propaganda interna-cional del gobierno norteamericano, afirmó que Los Estados Unidos dicen que temen la transacción de armas por valor de 120 millones de dólares que podría desatar una carrera armamentista en la región y conducir a la desestabilización de los vecinos de Venezuela. Los Estados Unidos están especialmente preocupados por el hecho de que algunas de esas armas ter- minen en manos de las FARC, consideradas por los Estados Unidos como una organización terrorista23. En julio de 2005, unos pocos meses después, en un evento celebrado en elCentro de Estudios Latinoamericanos del Instituto Hudson, el subsecreta-rio adjunto de Defensa para los Asuntos del Hemisferio Occidental deRumsfeld, Roger Pardo-Maurer, declaró que Venezuela era «malvada». Enrepresentación del gobierno de los Estados Unidos, Pardo-Maurer se parófrente a un grupo de estrategas y analistas, y concretamente expresó que ... existen alternativas al modelo que propugnamos, el modelo del cual somos los paladines, que es el modelo de la sociedad democrática y liberal basada en el mercado, liberal en el antiguo sentido de la palabra (...). Existen alternativas menos benignas. Incluso existen las maliciosas y no temo decir que, existen inclu- so alternativas malignas. Una de ellas, como sabemos, es la alternativa bolivaria- na (...) y este es el modelo que propugna Hugo Chávez en Venezuela...24. Roger Pardo-Maurer continuó afirmando: Uno de los proyectos más interesantes que he estado siguiendo en Venezuela es el relacionado con la creación de las milicias. Chávez está creando una milicia24
  30. 30. que estará directamente subordinada a él, no a través de ninguna estructura militar tradicional (...). Está comprando a Rusia 300000 Kalashnikovs y todo tipo de equipamiento para apoyar este proyecto...25. Entonces... ¿ahora la cifra asciende a 300000 Kalashnikovs? Hasta el propio presidente George W. Bush «se montó en el mismo tren»el 5 de mayo de 2005, en una entrevista de mesa redonda de medios esta-dounidenses con el Presidente declaró: ... dejamos bien clara nuestra posición sobre los AK-47 para Venezuela, y es que estamos preocupados de que esas armas puedan parar en manos de las FARC, por ejemplo, una fuerza muy desestabilizadora en América del Sur26. Pero recuerden, el propio Rumsfeld admitió públicamente que no exis-tía «ninguna prueba» que apoyara tal posición. En realidad, el presupues-to de defensa nacional de Venezuela para el año 2005 fue de 1610 millonesde dólares, cifra que ubica a la nación aproximadamente en el noveno lugarde gastos militares por país en el hemisferio. Los Estados Unidos tienen unpresupuesto cuatrocientas veces mayor que el país andino, con gastosanuales destinados a la defensa en el año 2005 superiores a los 450000millones. Incluso el presupuesto militar del Brasil es doce veces mayor queel de Venezuela; y otras naciones, como Canadá, México, Colombia, Chiley Argentina tienen presupuestos anuales de defensa significativamentesuperiores al de Venezuela27. Es cierto que la nación suramericana comprórecientemente armas a Rusia y Brasil: aviones, helicópteros y, sí, fusilesKalashnikovs. Los fusiles utilizados por la Fuerza Armada venezolana tie-nen más de cuarenta años y no han sido sustituidos en décadas. La mayo-ría de los aviones y helicópteros son para misiones y operaciones de luchacontra estupefacientes. Venezuela, una de las naciones más ricas en recur-sos petroleros del mundo y la más rica en el hemisferio, tiene el derecho yel deber soberano de garantizar que su Fuerza Armada esté bien equipa-da, en especial cuando se está desatando una guerra mundial por el controlde las reservas energéticas. 25
  31. 31. LA ESCALADA DE LA AGRESIÓNDurante el resto del año 2005, el discurso del gobierno de Bush y sus aso-ciados se tornó más agresivo. Stephen Johnson, presidente de la FundaciónHeritage, un comité asesor de derecha radicado en Washington, calificó aChávez como ... un dictador que viola los derechos humanos, que ha consolidado el poder y lo ha mantenido mediante un fraude electoral en el referendo revocatorio cele- brado el 15 de agosto de 200428. A principios de año, en marzo de 2005, el comandante del Comando Surdel Pentágono, general Bantz Craddock, declaró: Me preocupa la influencia de Venezuela en el área bajo mi responsabilidad. El Southcom (Comando Sur) apoya la posición de su mando conjunto de mantener un contacto de militar a militar con la Fuerza Armada de Venezuela (...) necesi- tamos un enfoque interagencias con una amplia base para negociar con Venezuela...29. A finales de julio de 2005, el representante Connie Mack de la Floridavociferó desde la Cámara de Representantes: En la Venezuela de Hugo Chávez no hay libertad de prensa sino simplemente propaganda controlada por el Estado contra los Estados Unidos (...). No hay libertad de expresión, no hay libertad de disensión y no hay libertad para opo- nerse al régimen de Chávez30. Aunque totalmente falsa y ridícula, considerando que la mayoría de losmedios de comunicación en el país andino son de propiedad privada, estadeclaración condujo a la aprobación de una enmienda a la Ley deAutorización de Relaciones Exteriores, que permite las transmisiones aterritorio venezolano supuestamente para combatir el «antiamericanismo»del presidente Chávez. El texto de la enmienda plantea lo siguiente: Enmienda n.o. 25 presentada por el señor Mack: página 24, comenzando en la línea 4, añadir el nuevo párrafo siguiente:26
  32. 32. 5) Transmisiones hacia Venezuela. —Para las transmisiones a Venezuela, se asig- narán las sumas que se consideren necesarias para el año fiscal 2006 y las sumas que se consideren necesarias para el año fiscal 2007, las cuales estarán disponi- bles hasta su gasto, a fin de permitir que la Junta Directiva de Transmisiones pue- da transmitir a Venezuela, durante al menos treinta minutos diarios, noticieros televisivos o radiales, o ambos, que sean objetivos, equilibrados y abarcadores. Sobre la base de la aprobación de esta enmienda por la Cámara deRepresentantes, millones de dólares de los contribuyentes estadouniden-ses se utilizarán para transmitir de forma ilegal la propaganda del gobier-no de los Estados Unidos a Venezuela. Esto no sólo resulta completamenteultrajante, sino que es innecesario. En el país andino, de cada cinco estacio-nes de TV nacionales cuatro son privadas y están controladas por los segui-dores de la oposición. Estos canales, unidos a la amplia mayoría de la radioy la prensa, publican y transmiten un criterio anti Chávez durante casitodas sus transmisiones diarias31.PAT ROBERTSON QUIERE «SACAR A CHÁVEZ»El 22 de agosto de 2005, el reverendo Pat Robertson exhortó abierta ypúblicamente a asesinar al presidente Hugo Chávez durante su programa,«700 Club» en la televisión estadounidense: Ustedes saben, yo no conozco esta doctrina del asesinato, pero si piensa que estamos tratando de asesinarlo, creo que debiéramos seguir adelante y hacerlo. Es muchísimo más barato que iniciar una guerra. Y no creo que los embarques de petróleo cesarán. Pero este hombre es un peligro terrible y los Estados Unidos... Esta es nuestra esfera de influencia, y no podemos permitir que suce- da. Tenemos la Doctrina Monroe, tenemos otras doctrinas que hemos anuncia- do. Y sin lugar a dudas, este es un enemigo peligroso que tenemos en el Sur, controlando inmensos recursos petroleros, que podría dañarnos seriamente. Tenemos la capacidad para sacarlo, y pienso que ha llegado el momento de ejer- cer esa capacidad. No necesitamos otra guerra de 200000 millones de dólares para librarnos de, ya saben, un dictador de mano dura. Es mucho más fácil que uno de los operativos encubiertos haga el trabajo y entonces salir de eso ya32. 27
  33. 33. El 3 de febrero de 2006, Robertson reafirmó sus comentarios y su posi-ción sobre el asesinato del presidente Chávez en el programa de «Hannityy Colmes» en FOX News. Cuando el coanfitrión Alan Colmes preguntóa Robertson «si él [Chávez] fuera asesinado, ¿el mundo sería un lugar más seguro?» Robertson respondió: «Pienso que América del Sur lo sería». Cuando, más ade- lante, Colmes presionó a Robertson preguntándole. «¿Usted quiere sacarlo [a Chávez]?». Robertson contestó: «Ahora no, pero sí un día, un día, un día». Anteriormente, cuando Colmes le preguntó: «¿Chávez debería ser asesinado?». Robertson explicó que «un día», Chávez «va a apuntar armas nucleares; y lo que va a acabar con el Golfo [de México] no va a ser el [huracán] Katrina, sino sus armas nucleares». El coanfitrión Sean Hannity coincidió en que «...el mundo estaría mejor sin él [Chávez] donde está porque es un peligro para los Estados Unidos»33. No es ninguna sorpresa que la FOX News coincida con la opinión deRobertson, si se considera su alianza con la ultraderecha en los EstadosUnidos. El gobierno de Bush permaneció en silencio en relación con los comenta-rios de Robertson. La posición del Reverendo, aunque descabellada, repre-senta, de manera más desenfadada, la visión de los nuevos halcones acercade Venezuela. ¿Para qué gastar miles de millones de dólares en una guerrao una intervención directa cuando simplemente podemos «sacarlo»? Nosería la primera vez que Washington pone en práctica esta estrategia en laregión de América Latina, región a la que la Doctrina Monroe se refierecomo «el traspatio de los Estados Unidos». Esa doctrina no es legal, sinomás bien una visión impulsada por el ex presidente de los Estados UnidosJames Monroe en 1823, que proclamaba que las potencias europeas nopodrían seguir colonizando ni interviniendo en los asuntos de las«Américas». La doctrina estipulaba el concepto hegemónico de «Américapara los americanos», refiriéndose al poder y la dominación de los EstadosUnidos sobre el área34. Sería casi risible, si no fuera tan absurdo, que PatRobertson invocara a la Doctrina Monroe como el instrumento legítimo depolítica exterior internacional que permitiría que los Estados Unidos ejecu-taran a un líder que, según ellos, «amenaza» sus intereses.28
  34. 34. EL CAMBIO DE LA DIPLOMACIA POR LA MAQUINARIA BÉLICAEl año 2006 comenzó con otro cambio importante en la política de losEstados Unidos hacia Venezuela. Si bien durante el 2005, el Departamentode Estado y la CIA se pronunciaron severamente contra Venezuela, aún nose había convertido en la prioridad fundamental de estas entidades. Perotodo cambió en el 2006. John Negroponte, director de InteligenciaNacional, indicó este cambio en sus comentarios introductorios ante elComité Selecto sobre Inteligencia del Senado el 2 de febrero de 2006: En Venezuela, el presidente Chávez, si gana la reelección a finales de este año, estará listo para utilizar su control de la legislatura y otras instituciones para seguir reprimiendo a la oposición, reducir la libertad de prensa y para atrinche- rarse con medidas técnicamente legales pero que, no obstante, restringen la democracia. Esperamos que Chávez profundice sus relaciones con Castro (Venezuela satisface aproximadamente las dos terceras partes de las necesida- des petroleras de esa Isla en condiciones de créditos preferenciales). Asimismo, trata de estrechar sus vínculos económicos, militares y diplomáticos con Irán y Corea del Norte. Chávez ha reducido la cooperación con los Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico. El incremento en los ingresos por concepto del petróleo ha permitido a Chávez desarrollar una política exterior activa en América Latina que incluye el suministro de petróleo a tasas de reembolso favo- rables para ganar aliados, utilizando los medios de comunicación recientemente creados para generar apoyo para sus metas bolivarianas e interferir en los asun- tos internos de sus vecinos respaldando a candidatos específicos en procesos electorales35. Ese mismo día, casi como si se hubiera coordinado, en una comparecen-cia ante el Club de la Prensa Nacional, el secretario de Defensa DonaldRumsfeld comparó a Chávez con Adolfo Hitler: Tenemos a Chávez en Venezuela con mucho dinero procedente del petróleo. Es una persona que ha sido elegida legalmente, al igual que Adolfo Hitler que fue elegido legalmente, y que después consolidó el poder y ahora, por supuesto, está trabajando estrechamente con Fidel Castro [el líder cubano], el señor Morales [presidente Evo Morales de Bolivia] y otros. Esto me preocupa36. 29
  35. 35. De manera que ahora tenemos a Negroponte, jefe de la Comunidad deInteligencia de los Estados Unidos, y a Rumsfeld, a cargo del Pentágono,refiriéndose a Chávez como un dictador que se relaciona con estados terro-ristas (Irán y Corea del Norte), que no colabora con las operaciones delucha contra el narcotráfico y que interviene en los asuntos de las nacionesvecinas de una forma supuestamente desestabilizadora. Inteligencia yDefensa: estas son las dos entidades que hacen la guerra. Referirse a Chávezcomo un «Hitler» constituye una acusación muy grave. La Segunda GuerraMundial no terminó hasta lograr el objetivo de eliminar a Hitler y su régi-men. La relación establecida entre Chávez e Irán y Corea del Norte resultatambién alarmante, pues ambos países son considerados por el gobierno delos Estados Unidos como naciones peligrosas y enemigas, a las que Washin-gton tiene en cuenta para una posible invasión o ataque. Por tanto, la refe-rencia y comparación con Chávez es cuestión de profunda preocupación. El 16 de marzo de 2006, el presidente George W. Bush anunció la revisiónde su Estrategia de Seguridad Nacional, dada a conocer originalmente enel 2002. Por primera vez en la historia, Venezuela era considerada en el textocomo una amenaza peligrosa para los intereses de seguridad de los EstadosUnidos. En la Sección IV B) «Éxitos y desafíos», el documento plantea: En Venezuela, un demagogo repleto de dinero proveniente del petróleo está socavando la democracia e intentando desestabilizar a la región37. La inclusión de Venezuela en la Estrategia de Seguridad Nacional queratificó el concepto de «guerra preventiva, unilateral» cuando los EstadosUnidos piensan que existe una amenaza a sus intereses, es muy reveladorade la actual política estadounidense hacia la nación suramericana. Sólo enel período de un año, Venezuela dejó de ser la «fuerza negativa» mencio-nada por Condoleezza Rice para convertirse en una «amenaza para laseguridad nacional».¿Pero qué es lo que convierte a Venezuela en una amenaza tan seria paralos intereses de los Estados Unidos? Además de suministrar el 15 por cien-to del petróleo que consume Estados Unidos, ser la proveedora más cerca-na (sólo demora entre cuatro y seis días embarcar el petróleo venezolanohasta los Estados Unidos, mientras que demoraría entre seis y ocho sema-30
  36. 36. nas transportarlo desde el Oriente Medio hasta territorio estadounidense),y tener 14000 gasolineras y siete refinerías dentro de los Estados Unidos,Venezuela representa un desafío para el modelo de democracia capitalistaneoliberal que Washington ha presentado al mundo como «el mejor mode-lo de democracia». La democracia revolucionaria venezolana, o el socialis-mo bolivariano del siglo XXI, representa una importante alternativaideológica y económica ante el fracasado modelo estadounidense. El pre-sidente George W. Bush dejó bien claro que el hemisferio tendría que esco-ger entre estos dos modelos para poder avanzar hacia la paz. Enobservaciones hechas en Brasil tras la reunión de la Cumbre de lasAméricas celebrada en noviembre de 2005 en Mar del Plata, Argentina,donde el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas fue rechazado porvarias de las naciones suramericanas, Bush declaró: Para garantizar la justicia social en las Américas es necesario escoger entre dos visiones rivales. Una ofrece esperanza y se fundamenta en la democracia repre- sentativa, la integración a la comunidad mundial y la fe en el poder transforma- dor de la libertad de los individuos. La otra intenta revertir los logros democráticos alcanzados en las dos últimas décadas, apelando al temor, la con- frontación entre los vecinos y culpando a los demás de la propia incapacidad para lograr la prosperidad de su pueblo38. Evidentemente, el modelo de Venezuela es hoy considerado como unrival equivalente al de los Estados Unidos, un logro increíble en poco másde cinco años, para una nación suramericana en desarrollo.EL TERRORISMOCuando el informe anual sobre terrorismo fue publicado por el Depar-tamento de Estado en la primavera de 2006, la colaboración del país andi-no fue catalogada de «insignificante»: La cooperación de Venezuela en la campaña internacional contra el terrorismo siguió siendo insignificante. El presidente Hugo Chávez persistió en su crítica pública a los esfuerzos de los Estados Unidos en su lucha contra el terrorismo, 31
  37. 37. defendió públicamente a los terroristas iraquíes, profundizó la colaboración de Venezuela con Estados patrocinadores del terrorismo como Cuba e Irán (...). No está claro hasta qué punto el gobierno de Venezuela ofreció apoyo material a los terroristas colombianos, si lo hizo, y a qué nivel...39. Thomas Shannon, actual secretario de Estado adjunto para Asuntos delHemisferio Occidental, posteriormente hizo varias declaraciones hostilessobre Venezuela, indicando un recrudecimiento de la política hacia esanación: «La inteligencia cubana se ha clonado eficazmente dentro de lainteligencia venezolana», dijo a editores y periodistas del The WashingtonTimes. Asimismo, afirmó que Venezuela está ofreciendo asilo a organizaciones vinculadas a grupos terroristas no especificadas en el Oriente Medio»40,señalando que Hezbollah era una de esas. Esto suena a información basa-da en el documento elaborado por el ex embajador Charles Shapiro queplantea que Hezbollah y otros grupos afines, operaban, supuestamente,desde territorio venezolano, aunque nunca se han presentado pruebas queconfirmen tales suposiciones. En una declaración sin precedentes, Shannon confirmó a los periodistasdel The Washington Times que Venezuela sería «designado como país queno está cooperando totalmente con los esfuerzos contra el terrorismo», loque la convertiría en la única nación con tal designación no incluida en la lis-ta de estados patrocinadores del terrorismo. La denominación, una inven-ción del gobierno de los Estados Unidos según sus propias reglas, permite aWashington prohibir unilateralmente a Venezuela la compra de armas esta-dounidenses o armas fabricadas con componentes estadounidenses. El paísandino es la primera nación del mundo que recibe tal designación sin habersido calificada como «estado patrocinador del terrorismo», lo que la acercaaún más a la lista de países terroristas. Venezuela jamás ha atacado o ame-nazado con atacar los intereses de los Estados Unidos ni a sus ciudadanos. Dos meses después, en julio de 2006, el Subcomité sobre TerrorismoInternacional y No Proliferación de la Cámara de Representantes celebróuna vista titulada «Venezuela: ¿centro del terrorismo en América del Sur?»El presidente del subcomité, el representante Ed Royce, en su discursointroductorio declaró:32
  38. 38. Venezuela, bajo el presidente Hugo Chávez, ha tolerado a los terroristas en su suelo y ha forjado estrechas relaciones con Estados oficialmente patrocinadores del terrorismo designados como Cuba, Irán y Corea del Norte. Los grupos terro- ristas colombianos utilizan el territorio venezolano como paraíso seguro (...). Existen otros informes preocupantes sobre la actividad islámica radical en Venezuela. Los funcionarios del Departamento de Estado han expresado su preocupación por los «grupos e individuos» en Venezuela que tienen «vínculos con organizaciones terroristas en el Oriente Medio». Células de Al-Qaeda, Hamas y Hezbollah en Centroamérica y Suramérica están vinculadas a la recau- dación de fondos y a redes criminales transnacionales que son claves para la movilidad de los terroristas. Hace tres años, un oficial de inteligencia afirmó sobre el terrorismo en América Latina que «Ni siquiera sabemos qué es lo que no sabemos». No puedo estar seguro de que esto haya cambiado. ¿Es en esto en lo que se fundamenta la política exterior de los EstadosUnidos sobre el terrorismo en América Latina? ¿«Ni siquiera sabemos quées lo que no sabemos», por eso «saquémoslos a todos»? ¿O clasificar a lasnaciones como terroristas o casi terroristas sobre la base de noticias falsase informes de inteligencia? Resulta altamente preocupante pensar queVenezuela ha sido incluida en una lista que el gobierno de los EstadosUnidos puede utilizar para justificar una guerra preventiva basada en «loque no sabemos». Ninguna de las afirmaciones de que Venezuela alberga agrupos terroristas ha sido comprobada jamás. De hecho, al parecer, todasellas se remontan al artículo de U.S. News and World Report publicado enel año 2003, mencionado por el presidente Ed Royce en su declaraciónante el Comité (es la única «prueba» citada por Royce en su declaración). El tendencioso artículo, casi una obra fantástica, aparecido en octubre de2003 en primera plana, fue escrito por la periodista Linda Robinson y setitula «Terror Close to Home» [El terrorismo está cerca de casa]. Todo eltrabajo, de varias páginas, estaba plagado de datos fabricados sobre cam-pamentos de entrenamiento para terroristas en Venezuela. Posteriormen-te, fue refutado por el entonces comandante del Comando Sur delPentágono, James Hill, quien confirmó que «no existe ninguna pruebasobre ello»41. Este es un verdadero ejemplo de cómo funciona la desinfor-mación. A pesar de negarse la veracidad del artículo de Robinson, este fuereciclado y citado después por funcionarios de alto nivel en el gobierno de 33
  39. 39. los Estados Unidos y otras entidades noticiosas. Así es como las mentirasse convierten en «verdades» que son utilizadas para justificar la guerra.LA PREOCUPACIÓN POR VENEZUELADe manera que aquí estamos, en el 2006, acercándonos a las próximas elec-ciones presidenciales, y el frente diplomático de los Estados Unidos semueve a toda velocidad. En sólo un año, el país andino ha sido calificadopor Washington prácticamente como «nación terrorista»; el propio Bushconstantemente le confiesa a la prensa que está «preocupado porVenezuela», y que «Chávez está en realidad perjudicando al país»42. Amedida que la guerra global se propaga por todo el Oriente Medio y ame-naza a Irán, Cuba y otras naciones, se evidencia aún más que Venezuela esuno de los objetivos más recientes de la agresión estadounidense.NOTAS1. «Rice: Venezuela’s Chávez “Negative Force” in the Region» [Rice: la “fuerza negativa” de la Venezuela de Chávez en la región]. The Wall Street Journal, 18 de enero de 2005.2. Testimonio del director de la Agencia Central de Inteligencia Porter J. Goss ante el Comité Selecto de Inteligencia del Senado, 16 de febrero de 2005. Disponible en inglés en: www.cia.gov.3. «A Year Later, Goss’s CIA is Still in Turmoil» [Un año después, la CIA de Goss sigue en un caos]. The Washington Post, 19 de octubre de 2005, p. A01.4. «Goss Plans to Expand CIA Spying and Análisis» [Goss prevé ampliar las ope- raciones de espionaje y análisis de la CIA]. The Washington Post, 23 de sep- tiembre de 2005, p. A06.5. «Mission Manager for Cuba and Venezuela announced», Office of the Director of National Intelligence, Public Affairs Office, News Release, 18 de agosto de 2006, en: http://www.dni.gov/press_releases/News_Release_16_08_18_06.pdf.6. Véase documento en el Anexo 1, página 144/14534
  40. 40. 7. Declaración del secretario adjunto Noriega ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, 2 de marzo de 2005. Disponible en inglés en: www.sta- te.gov.8. J. Michael Waller: «What to Do About Venezuela?» [¿Qué hacer con Venezuela?]. Centro de Política de Seguridad, mayo de 2005. Disponible en inglés en: www.centerforsecuritypolicy.org.9. Project for a New American Century [Proyecto para un Nuevo Siglo Americano] (PNAC); es un grupo creado por los neoconservadores y que ha elaborado la estrategia encaminada a dominar las reservas energéticas del Oriente Medio. El PNAC promueve una política exterior «neo-reaganiana» basada en el «fortalecimiento militar y la claridad moral». En septiembre de 2000, este grupo publicó un informe titulado «Rebuilding America’s Defenses: Strategy, Forces and Resources for a New Century» [Reconstrucción de las defensas de los Estados Unidos: estrategia, fuerzas y recursos para un nuevo siglo]. Desde 1998, el PNAC exhortó a la destitución unilateral de Saddam Hussein del poder en Iraq, e inmediatamente después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, publicó una carta en que pedía una declaración de «Guerra global contra el terrorismo». Su Junta Directiva y amigos conexos incluye a personajes como Donald Rumsfeld, Elliot Abrams, Jeb Bush, Paula Dobriansky, Francis Fukuyama, Frank Gaffney, Vin Weber (NED), John Bolton, Robert Zoellick, Morton Abramaowitz, Frank Carlucci y otros.10. J. Michael Waller: Ob. cit., p. 2.11. Ídem.12. Véase la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, 1999.13. J. Michael Waller: Ob. cit., p. 3.14. Véase Eva Golinger: El Código Chávez: descifrando la intervención de los Estados Unidos en Venezuela, versión en inglés publicada por Olive Branch Press, 2006, pp. 119-123.15. J. Michael Walter: Ob. cit., pp. 7-11.16. Ibídem, p. 12.17. Ídem.18. Ibídem, pp. 13-14.19. Ibídem, p. 14.20. Center for Security Policy, Nacional Security Advisory Council, en: http://www.centerforsecuritypolicy.org/index.jsp?section=static&page=nsac.21. US Secretary of Defense Donald Rumsfeld visits Brazil, Joint Press Conference, March 26, 2005, en: http://en.wikinews.org/wiki/US_Secretary_of_Defense_ Donald_Rumsfeld_visits_Brazil. 35
  41. 41. 22. Entrevista del secretario de Defensa Donald Rumsfeld con Andrés Oppenheimer, 5 de abril de 2005, en: http://ciponline.org/facts/050405rums.htm.23. «Rumsfeld Questions Possible Venezuela-Russia Arms Deal» [Rumsfeld cuestiona posible acuerdo de armas entre Venezuela y Rusia], Voice of America [Voz de las Américas], 23 de marzo de 2005, en: http://www.voa- news.com/english/archive/2005-03/2005-03-23 voa82.cfm?CFID=42820299&CFTOKEN=40071679.24. Roger Pardo-Maurer: «Pardo-Maurer Speaks at the Hudson Institute’s Center for Latin American Studies» [Pardo-Maurer habla en el Centro de Estudios Latinoamericanos del Instituto Hudson], Informe sobre la política de los Estados Unidos hacia Cuba, 26 de julio de 2005. Edición especial.25. Ídem.26. Entrevista en mesa redonda con el Presidente y los medios de difusión extranjeros, Salón Roosevelt, la Casa Blanca, 5 de mayo de 2005, en: www.whitehouse.gov.27. «Venezuela’s defense spending», Venezuela Information Office, en: http: //www.rethinkvenezuela.com/downloads/milspend.htm.28 «U.S. Policy Toward Latin America: A Legacy of Uneven Engagement» [La política de los Estados Unidos hacia América Latina: un legado de compro- miso desigual]. The Heritage Foundation, 23 de agosto de 2005.29 Testimonio del general Bantz J. Craddock, comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, en audiencia del Comité de Servicios Armados de la Cámara: «Fiscal Year 2006 National Defense Authorization budget request» [Solicitud de autorización del presupuesto de defensa nacional para el ejerci- cio económico del año fiscal 2006], 9 de marzo de 2005, en: http://ciponline.org/ colombia/050309crad.htm.30. Discurso del representante Connie Mack (FL), ante la Cámara el 14 de julio de 2005.31. «Goss Plans to Expand CIA Spying and Análisis» [Goss prevé ampliar las ope- raciones de espionaje y análisis de la CIA]. The Washington Post, 23 de sep- tiembre de 2005, p. A06.32. «Robertson Called for the Assassination of Venezuela’s President» [Robertson instó al asesinato del presidente de Venezuela], 22 de agosto de 2005, en: http://mediamatters.org/items/200508220006.33. «Robertson Again Calls for Chávez’s Assassination: Not Now, But One day» [Robertson volvió a instar al asesinato de Chávez: no ahora, sino un día], 3 de febrero de 2006, en: http://mediamatters.org/items/200602030003.36
  42. 42. 34. Véase http://en.wikipedia.org/wiki/Monroe_Doctrine.35. Declaración del director de Inteligencia Nacional, John Negroponte ante el Comité Selecto de Inteligencia del Senado, 2 de febrero de 2006.36. «Rumsfeld compara al Chávez de Venezuela con Hitler». El secretario de Defensa manifiesta su preocupación por el «liderazgo populista» en América Latina, 3 de febrero de 2006. Disponible en inglés en: http://www.msnbc.msn.com/id/11159503/.37. Estrategia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos de América, 16 de marzo de 2006. Disponible en inglés en: www.whitehouse.gov/nsc/nss/2006/ index.html.38 «Bush: Choose Democracy» [Bush: escoge la democracia], 7 de noviembre de 2005. Disponible en inglés en: http://www.cbsnews.com/stories/2005/11/04/ world/main1009964.shtml.39. Informe del Departamento de Estado sobre el terrorismo, 2005. Disponible en inglés en: www.state.gov.40. Thomas Shannon: «Venezuela and Terrorists» [Venezuela y los terroristas], The Washington Times, 21 de mayo de 2006.41. «US General James T. Hill admits no evidence to link Venezuela with Colombian guerrillas» [El general estadounidense James T. Hill admite que no hay pruebas que vinculan a Venezuela con las guerrillas colombianas], 21 de octubre de 2003, en: http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=12023.42. Bush manifiesta su preocupación por Venezuela, El Universal, Venezuela, 7 de junio de 2006. 37
  43. 43. EL DINERO DESBORDA LA OLLAUNA VEZ MÁS SE ACUDE A LA FUNDACIÓN NACIONALPARA LA DEMOCRACIAEn febrero de 2006, el presidente George W. Bush presentó una solicitudextraordinaria elevada al Congreso para financiar las «iniciativas de demo-cracia» en América Latina. De esta cuantiosa propuesta de presupuesto,143,7 millones de dólares estaban destinados a «promover los objetivos»de su gobierno en América Latina y el Caribe, en especial los relacionadoscon la seguridad colectiva y el fortalecimiento de las instituciones y lasprácticas democráticas. Otros 26,8 millones de dólares del financiamientoserían para la «consolidación de los avances democráticos» en Bolivia,Brasil, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela. Separadamente, Bush indicóque en el caso de Venezuela, los fondos estarían destinados a «... apoyar losesfuerzos de creación de partidos políticos y programas de organizacionesno gubernamentales» centrados en el desarrollo de la democracia1. ¿Les parece inocente? En El Código Chávez se documenta ampliamente y se demuestra, másallá de cualquier duda razonable, el papel desempeñado por la FundaciónNacional para la Democracia (NED) en el financiamiento de los grupos ypartidos que llevaron a cabo el golpe de Estado de abril de 2002 contra elpresidente Chávez2. La llamada misión de la NED de «promover la demo-cracia en el exterior» se ha distorsionado significativamente en el caso deVenezuela, cuando menos, aunque otros investigadores han descubiertocasos similares en Haití, Nicaragua, Ucrania, Bielorrusia, Rusia e incluso enEtiopía. De hecho, el gobierno etíope expulsó a tres organizaciones esta-dounidenses financiadas por la NED y la Agencia de los Estados Unidospara el Desarrollo Internacional, en marzo de 2005. Supuestos representan-tes del Instituto Republicano Internacional (IRI), el Instituto Democrático 39
  44. 44. Nacional (NDI) y la Fundación Internacional de Sistemas Electorales (IFES)habían entrado ilegalmente al país y establecido oficinas sin ningún tipo deautorización del gobierno de Etiopía3. Tales prácticas son usuales en estas entidades, ya que están dotadas de lacreencia imperialista de los Estados Unidos de que el mundo es su coto decaza y pueden realizar operaciones sin permiso en cualquier nación másdébil. El mismo patrón se repitió en el país andino cuando la NED y la USAIDaparecieron por primera vez en escena, de manera prominente, en el 2001.Jamás solicitaron permiso a Venezuela, a pesar del hecho innegable de queestas entidades son financiadas y supervisadas por el Departamento deEstado y el Congreso, lo que las convierte en organizaciones del gobiernode los Estados Unidos. En ese país la ley no permite que otros estados finan-cien a ningún partido político o campaña, e incluso, las organizaciones nogubernamentales que reciben financiamiento de otros estados, deberán ins-cribirse como «agentes extranjeros» ante el Departamento de Justicia, envirtud de la Ley para el Registro de Agentes Extranjeros (FARA) e informaren detalles y frecuentemente sobre todas las actividades llevadas a cabo4. El gobierno de Rusia también ha acusado al Instituto RepublicanoInternacional (IRI) y a otras organizaciones estadounidenses financiadaspor la NED y la USAID que operan en Rusia y otros países de Europa orien-tal, de participar en actos de espionaje y conspiración para inducir otra«revolución coloreada» en la vecina Bielorrusia. Organizaciones estadounidenses, británicas y no gubernamentales extranjeras están ofreciendo cobertura a espías profesionales en Rusia, mientras que orga- nizaciones occidentales están financiando planes para llevar a cabo revolucio- nes pacíficas en Bielorrusia y otras ex repúblicas soviéticas que limitan con Rusia, declaró el director del Servicio Federal de Seguridad, Nikolai Patrushev, en mayo de 20055. En Haití, la NED y la USAID han sido acusadas de financiar el golpe deEstado de principios de 2004 contra el presidente Jean Bertrand Aristide y,al mismo tiempo, de utilizar técnicas propagandísticas para financiar a losperiodistas de Associated Press que filtraron historias en los medios decomunicación masiva de los Estados Unidos, como The New York Times,40
  45. 45. en sus esfuerzos por ofrecer una imagen legítima y favorable de su trabajoen esa nación. Una periodista por cuenta propia en la Associated Press, quien también es la corresponsal a tiempo parcial del The New York Times en Haití, simultanea su empleo con el de consultora de la Fundación Nacional para la Democracia financiada por el gobierno de los Estados Unidos, según un funcionario de la NED, y varios de los receptores de fondos de la Agencia (...). Regine Alexandre, cuyo nombre aparece como periodista de la AP, al menos una docena de veces desde mayo de 2004, en dos artículos del The New York Times, es parte de un «experimento» de la NED para ubicar a un representante en el terreno en países donde la NED ha financiado grupos. «Esto es casi como un experimento para nosotros», declaró Fabiola Córdova, funcionaria de programa de Haití con la NED de Washington, D.C., el 6 de diciembre6. Cuando el gobierno de los Estados Unidos financia de forma encubiertaa periodistas para que escriban artículos que proyecten favorablemente suspolíticas y agenda, el resultado es propaganda. El financiamiento de la NED en Haití aumentó bruscamente de cero enel 2003 a más de medio millón de dólares en el año fiscal 2005, durante ydespués del período en que el presidente Aristide fue sacado de forma ile-gal del poder. Al mismo tiempo, el Instituto Republicano Internacional,entidad radicada en los Estados Unidos y creada en 1983 como uno de loscuatro grupos esenciales de la NED7, supervisada por el PartidoRepublicano y en la actualidad presidida por el senador John McCain,comenzó a financiar y entrenar a más de 600 activistas y líderes antiAristide en los años 2002 y 2003. En el 2004, muchos de esos mismos indi-viduos resultaron cruciales en las sublevaciones callejeras y las protestasque culminaron con el derrocamiento del Presidente democráticamenteelecto de Haití8. La estrategia que se aplicó en Venezuela y fracasó, des-pués resultó un éxito en Haití. Desde la publicación de El Código Chávez, que puso en evidencia el des-vío de los dólares de los contribuyentes estadounidenses con la aprobacióndel Congreso para ser utilizados en actividades antidemocráticas, el finan-ciamiento de la NED y la USAID en Venezuela ha seguido siendo sustancial.La suma total invertida entre los años 2000 y 2004 en grupos de la oposi- 41
  46. 46. ción, ascendió aproximadamente a 27 millones de dólares de los contribu-yentes. Durante los años 2005 al 2007, la Fundación ha recibido más de 3millones de dólares destinados a sus actividades en Venezuela, y la USAIDha obtenido aproximadamente 7,2 millones de dólares para la Oficina deIniciativas para la Transición, que radica en Caracas y para otros progra-mas en el país9. La USAID aún se niega a incluir secciones específicas paraVenezuela en su sitio web10, ya que evidentemente su trabajo en esanación ha sido revelado como una farsa y una cobertura para actividadesilegales; sin embargo, su solicitud de presupuesto para las operaciones enVenezuela pueden encontrarse en el sitio web de esa Agencia11. ¿A dónde va a parar este dinero? En el caso de la Fundación Nacionalpara la Democracia, en el año fiscal 2005 los grupos que recibieron el finan-ciamiento fueron los siguientes:12MÉXICO Y VENEZUELAAmerican University 171538 dólares Para promover el papel de círculos académicos de expertos jurídicosencaminados a influir en la política pública en derechos humanos. EnMéxico, la American University trabajará con sus instituciones asociadaspara elaborar un informe de investigación y un proyecto de legislaciónmodelo destinado a enmendar la actual legislación sobre la prohibición dela tortura. En Venezuela, la American University ayudará a cinco universi-dades a desarrollar la capacidad de enseñanza y un plan de estudio en laesfera de la protección y promoción de los derechos humanos.REGIÓN ANDINACentro de los Estados Unidos para la Solidaridad Laboral Internacional(ACILS) 637327 dólares Para fortalecer la capacidad de los sindicatos con el objetivo de que los42
  47. 47. trabajadores participen en la práctica de la democracia en sus centros detrabajo y en las esferas económica y política más amplias. Se ofrecerá apo-yo económico y técnico para el desarrollo estratégico de propuestas de con-tratación, negociaciones y acciones de apoyo a los sindicatos. Se impartirántalleres de dos días para negociadores y dirigentes sindicales con el fin dedesarrollar propuestas específicas de negociación y planes para prom ver ynegociar propuestas en Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Centro para la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) 140000 dólares Para promover y defender los derechos humanos en Colombia, Ecuador,Perú y Venezuela. El CEJIL seguirá presentando y litigando casos ante elSistema Interamericano (IAS), entrenando a activistas en derechos huma-nos, periodistas y líderes juveniles en las normas internacionales de dere-chos humanos y el uso del IAS; y apoyará y estimulará a las organizacionesno gubernamentales locales y a la sociedad civil con el objetivo de defen-der los derechos humanos. Centro para la Empresa Privada Internacional (CIPE) - CEDICE 148750 dólares Para promover la buena gobernabilidad empresarial en Colombia,Ecuador y Venezuela. El CIPE trabajará con la Confederación Colombianade Cámaras de Comercio, las organizaciones locales participantes de labolsa de valores de Quito y la Asociación de Ejecutivos de Venezuela, paracrear una red de instituciones del sector privado destinadas a fortalecer lacultura de la buena gobernabilidad y mejorar el diálogo democrático conlos encargados de formular la política del gobierno.REGIÓN DE AMÉRICA LATINAAfro-América Capítulo XXI Colombia 90530 dólares Para promover la participación política local de las organizaciones y loslíderes afrolatinos en Honduras, Perú y Venezuela. Afro-América CapítuloXXI Colombia entrenará a 75 líderes comunitarios de 30 organizaciones de 43
  48. 48. base afrolatinas en la consolidación institucional, liderazgo y derechos civi-les y políticos. También creará grupos de trabajo con funcionarios delgobierno local en los tres países. Fundación Canadiense para las Américas (FOCAL) 94516 dólares Para promover el diálogo sobre el papel que la sociedad civil y la comu-nidad internacional pueden desempeñar en la promoción y defensa de lademocracia en el hemisferio. FOCAL comisionará la elaboración de dosdocumentos, organizará una conferencia en Ottawa, y llevará a cabo reu-niones de seguimiento en Venezuela y Ecuador sobre la sociedad civil y lasnormas hemisféricas e internacionales para la promoción y la defensa de lademocracia. Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) 105770 dólares Para proteger a los periodistas en Perú, ampliar su acceso a la informa-ción y las iniciativas del periodismo cívico a nivel nacional, y seguir promo-viendo una red andina destinada a proteger a los periodistas en Colombiay Venezuela. La red permite que un periodista que tenga problemas o seavíctima de un ataque, pueda informar la amenaza o el ataque a la oficinacentral en Lima, después de lo cual, el IPYS investigará y divulgará el asun-to y ofrecerá asistencia jurídica al periodista, en caso necesario.VENEZUELAInstituto Republicano Internacional (IRI) 200000 dólares Para promover partidos políticos más movilizativos. El IRI ayudará a lospartidos políticos a mejorar su capacidad de identificar y representar laspreocupaciones de sus electores; adoptar plataformas partidistas claras,concisas, que se comuniquen con los votantes; y desarrollar las estructurasy los procesos internos para la selección transparente y democrática de loslíderes del partido.44

×