Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Cirugia de la epilepsia infantil
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Cirugia de la epilepsia infantil

  • 348 views
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
348
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
7
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ORIGINAL Impacto de la cirugía de la epilepsia infantil en el rendimiento intelectual Cecília Souza-Oliveira, Sara Escorsi-Rosset, Vera C. Terra, Marino Muxfeldt-Bianchin, Hélio R. Machado, Américo C. Sakamoto Servicio de Neurociencias Introducción. La cirugía de la epilepsia podría ser una opción terapéutica muy prometedora para el control de las crisis en y Ciencias de la Conducta(C. Souza-Oliveira, S. Escorsi-Rosset, pacientes con crisis refractarias que no responden a la medicación. Otro factor importante a favor de la opción quirúrgicaV.C. Terra, A.C. Sakamoto); Servicio son los resultados cognitivos. de Neurocirugía (H.R. Machado); Facultad de Medicina de Ribeirão Objetivo. Investigar la correlación entre los resultados tanto de las crisis como cognitivos tras la cirugía para tratar la epi- Preto; Universidad de São Paulo; lepsia en una población pediátrica. Ribeirão Preto, SP, Brasil. Departamento de Neurología; Pacientes y métodos. Se evaluó de manera retrospectiva a un total de 59 pacientes pediátricos antes y al menos seis me- Servicio de Medicina Interna; ses después de la cirugía mediante la tercera edición de la escala de inteligencia para niños de Wechsler (escala global,Universidad Federal de Rio Grande do Sul; Porto Alegre, RS, Brasil escala verbal y escala manipulativa). Se dividió a los pacientes en dos grupos en función de la presencia o ausencia de la (M. Muxfeldt-Bianchin). mejoría del control de las crisis tras la cirugía. Los datos que se recogían de cada niño incluían: tipo de epilepsia, etiología, Correspondencia: edad de comienzo de la epilepsia, duración de la epilepsia y frecuencia de las crisis. Dra. Cecília Souza Oliveira. Universidad de São Paulo. Resultados. Al comparar los datos mediante un análisis multivariado de la varianza se observaron diferencias significa- 14048-900 Ribeirão Preto, tivas en las escalas global, verbal y manipulativa preoperatorias (p = 0,01) con unos resultados mejores en el grupo con São Paulo, Brasil. reducción de las crisis que en el grupo sin reducción de las crisis. El grupo con mejoría de las crisis consiguió una mejoría Fax: significativa en la escala manipulativa (p = 0,01) y el grupo sin mejoría de las crisis obtuvo un empeoramiento significati- +55 16 36330760. vo en la escala verbal (p = 0,01). E-mail: Conclusiones. Nuestros resultados sugieren que el éxito de la cirugía para el tratamiento de la epilepsia en la infancia cecilia@rnp.fmrp.usp.br cuando se logra un control de las crisis podría conllevar también una mejoría en la escala manipulativa, mientras que la Aceptado tras revisión externa: persistencia de las crisis podría empeorar la escala verbal. 19.07.11. Palabras clave. Cirugía. Crisis. Cognitivo. Epilepsia. Infantil. Inteligencia. Refractario. Cómo citar este artículo:Souza-Oliveira C, Escorsi-Rosset S, Terra VC, Muxfeldt-Bianchin M,Machado HR, Sakamoto AC. Impacto Introducción Los pacientes con epilepsia refractaria podrían de la cirugía de la epilepsia infantil en el rendimiento intelectual. beneficiarse de la cirugía, aunque se precisan más Rev Neurol 2012; 54: 214-21. La epilepsia es el trastorno neurológico infantil más estudios que incluyan videoelectroencefalograma, re- © 2012 Revista de Neurología habitual y su mayor incidencia se da durante el pri- sonancia magnética estructural y funcional, así como mer año de vida de estos pacientes [1-3]. Se define evaluación clínica, social, psiquiátrica y neuropsico- English version available at www.neurologia.com como un grupo de enfermedades crónicas del siste- lógica. En este contexto, la evaluación neuropsicoló- ma nervioso central que se caracterizan por crisis gica puede ser útil para definir el perfil cognitivo recurrentes y no provocadas, con diversas etiolo- básico, determinar las habilidades adaptativas de los gías y manifestaciones clínicas [4,5]. niños, asesorar a padres y docentes en la compren- A pesar de los avances farmacológicos y del uso sión de la repercusión de la epilepsia sobre el intelec- adecuado de la medicación antiepiléptica, aproxi- to, proporcionar ayuda en la elaboración de progra- madamente un 25% de estos niños y adolescentes mas educativos individualizados o en la planificación padece crisis resistentes al tratamiento [6]. En estos de la rehabilitación cognitiva, y, en algunos casos, casos el tratamiento quirúrgico de la epilepsia po- contribuye a identificar la lateralización y localiza- dría ser una alternativa terapéutica prometedora ción de la disfunción cognitiva [11,12]. para el control o la reducción de las crisis en pa- Desde un punto de vista neuropsicológico, la cientes con crisis focales o hemisféricas [7]. Nume- mayoría de estudios indica que el riesgo de déficits rosos estudios indican que con el tratamiento qui- cognitivos aumenta en pacientes con epilepsia in- rúrgico de la epilepsia en niños se obtienen a me- fantil resistente al tratamiento, teniendo en cuenta nudo resultados satisfactorios, similares a los resul- que en general se trata de pacientes con una eleva- tados conseguidos en adultos [8-10]. da frecuencia de crisis, en tratamiento con dosis214 www.neurologia.com  Rev Neurol 2012; 54 (4): 214-221
  • 2. Impacto de la cirugía de la epilepsia infantil en el rendimiento intelectualelevadas de medicación antiepiléptica (con frecuen- tual grave que impidiese la correcta comprensióncia varias medicaciones) y con una vida académica de las pruebas que se debían realizar.y social limitada [13,14]. La clasificación de los síndromes epilépticos se Otros factores, como la duración de la epilepsia, realizó según la clasificación de Engel [21] y la etio-la edad de comienzo de ésta, la frecuencia de las logía probable se definió teniendo en cuenta los ha-crisis, el uso de monoterapia o politerapia y la etio- llazgos de las imágenes de resonancia magnética.logía subyacente parecen contribuir a los déficits Los datos demográficos y clínicos que se recogieroncognitivos [15-17]. de cada niño incluían síndrome epiléptico, etiología Existen pruebas de que la presencia de crisis a lo de la epilepsia, localización de la cirugía (temporallargo del tiempo tiene efectos deletéreos significati- o extratemporal), medicación antiepiléptica (uso devos sobre los procesos cognitivos, hecho que tiene monoterapia o politerapia), edad de comienzo de launa especial relevancia en los niños [4,18]. epilepsia (edad del niño al tener la primera crisis), Además del impacto sobre la reducción o des- duración de la epilepsia (período entre la primeraaparición de las crisis tras la cirugía de la epilepsia, crisis y la fecha de la evaluación neuropsicológicaotro factor importante a favor de la opción quirúr- prequirúrgica), frecuencia de las crisis (diarias ogica son los resultados cognitivos. Por lo tanto, al bien semanales, mensuales…), edad del niño en elplantearse el abordaje quirúrgico, también se deben momento de la evaluación neuropsicológica y tiem-tomar en consideración aspectos del desarrollo mo- po de reevaluación (período entre el día de la ciru-tor, cognitivo y conductual, dado que con frecuen- gía y el día de la evaluación neuropsicológica post­cia los niños llevan a cabo actividades que requie- operatoria).ren tareas cognitivas y de aprendizaje [19]. Sin embargo, a pesar de la relevancia de la ciru- Evaluación cognitivagía de la epilepsia, se observó que existen pocos es-tudios que relacionen los resultados en la reducción La evaluación cognitiva se iniciaba mediante una en-de las crisis y los resultados cognitivos, especial- trevista clínica con los responsables del niño sobremente en la población infantil [20]. El objetivo de temas relacionados con la escuela, el rendimientoeste estudio era investigar la relación entre los re- académico, las quejas cognitivas, aspectos conduc-sultados sobre las crisis y los resultados cognitivos tuales y psicosociales y algunos temas relacionadostras el tratamiento quirúrgico de la epilepsia en la con la epilepsia (edad de inicio, duración de ésta, fre-población pediátrica. cuencia de las crisis y medicación antiepiléptica). Tras la entrevista clínica, en función de la edad y el perfil cognitivo del niño, un neuropsicólogo ex-Pacientes y métodos perimentado realizaba con los padres un test de conducta adaptativa o realizaba una evaluaciónMuestra neuropsicológica completa con el paciente. La ba- tería de pruebas neuropsicológicas incluía un testSe analizaron retrospectivamente 59 pacientes pe- completo del cociente intelectual (CI), una pruebadiátricos con edades comprendidas entre los 6 y los de memoria verbal (inmediata y a los 30 minutos),16 años, afectos de una epilepsia médicamente in- una prueba de memoria no verbal (inmediata y atratable, que habían sido sometidos a cirugía resec- los 30 minutos), fluidez verbal y semántica, capaci-tiva para el tratamiento de ésta entre marzo del dad denominativa, tests de atención, funciones eje-2005 y enero del 2010. Se evaluaron en el Hospital cutivas y organización visuoperceptiva.das Clínicas de Ribeirão Preto, de la Universidad de En este estudio se sometió a todos los niños aSão Paulo, en Brasil, mediante las pruebas diagnós- dos evaluaciones neuropsicológicas: la primera an-ticas descritas previamente, aprobadas por el Co- tes de la cirugía y la segunda como mínimo seis me-mité Ético de la institución. La evaluación prequi- ses después de la intervención. Se analizaron losrúgica incluía una revisión detallada de la historia datos de rendimiento intelectual de los pacientesclínica y una exploración neurológica, monitoriza- antes y después del tratamiento quirúrgico de lación mediante videoelectroencefalograma, así como epilepsia de la siguiente manera: se calculó el CIpruebas de neuroimagen estructural y funcional y aplicando la tercera edición de escala de inteligen-tests neuropsicológicos. Los motivos de exclusión cia para niños de Wechsler (WISC-III), un escaladel estudio de niños afectos de epilepsia fueron dé- de tests de inteligencia estandarizada adaptada paraficits visuales, auditivos o cognitivos graves, tras- niños brasileños con edades comprendidas entretornos psiquiátricos graves y discapacidad intelec- los 6 años y los 6 años y 11 meses. La WISC-III pro-www.neurologia.com  Rev Neurol 2012; 54 (4): 214-221 215
  • 3. C. Souza-Oliveira, et al porciona una medida estandarizada de la inteligen- En este estudio, los pacientes se dividieron en dos cia cognitiva actual –escala global (CIEG), verbal grupos en función de la mejoría o no del control de (CIV) y manipulativa (CIM)–. Las pruebas de la las crisis tras la cirugía: WISC-III se organizan en dos grupos: pruebas ver- – Grupo 1: pacientes clasificados como Engel I o bales y pruebas manipulativas. Los resultados de II, considerados dentro del grupo con mejoría de los niños en estas pruebas proporcionan tres medi- las crisis. das compuestas: CIV (suma ponderada de las pun- – Grupo 2: pacientes clasificados como Engel III o taciones de las pruebas verbales), CIM (suma pon- IV, considerados dentro del grupo sin mejoría de derada de las puntaciones de las pruebas manipula- las crisis. tivas) y CIEG (suma ponderada de las puntaciones de las pruebas verbales y manipulativas). El resulta- La clasificación de Engel se realizó por lo menos do ponderado en función de la edad del paciente se seis meses después de la cirugía y se actualizó du- obtiene a partir del resultado numérico de cada rante las visitas del equipo médico. prueba. A su vez, la suma de los resultados ponde- rados se convierte en valores de CI siguiendo las Análisis de los datos reglas del manual de la prueba. El CIV está com- puesto por seis subpruebas: información, semejan- Se analizaron las variables demográficas categóri- zas, aritmética, vocabulario, comprensión y dígitos. cas mediante el test de la chi al cuadrado. Las varia- El CIM está compuesto por siete subpruebas: figu- bles numéricas se analizaron mediante una prueba ras incompletas, claves, figuras desordenadas, cons- t de Student para muestras independientes. Para trucción con cubos, ensamblaje de objetos, búsque- comparar las evaluaciones neuropsicológicas pre- da de símbolos y laberintos (estas dos últimas son quirúrgicas y posquirúrgicas en ambos grupos, se suplementarias). Cualitativamente, los CIEG, CIV y utilizó un modelo de regresión lineal (análisis mul- CIM se clasifican en nivel superior (CI ≥ 110), nivel tivariado de la varianza) con efectos mixtos (efectos normal (CI entre 90 y 109), nivel inferior (CI entre fijos y aleatorios), dado que las respuestas estaban 80 y 89), nivel límite (CI entre 70 y 79) y discapaci- agrupadas (mediciones repetidas para el mismo in- dades cognitivas (CI ≤ 69), según los estándares de dividuo). Para el ajuste del modelo se utilizó el pro- la WISC-III. grama SAS v. 9.0. Medición de los resultados Resultados El método usado para determinar la efectividad de Datos demográficos y clínicos la cirugía fue la presencia de crisis postoperatorias según la clasificación de Engel [21]: Los datos de los pacientes están recogidos en la – Clase I: remisión completa de las crisis tras la ci- tabla I. La muestra estaba formada por 59 pacien- rugía o bien presencia de crisis parciales simples tes. En términos generales, el 78% de los pacientes no incapacitantes durante por lo menos dos años, quedó libre de crisis epilépticas o experimentó o bien presencia de crisis tonicoclónicas desen- una mejoría sustancial tras la cirugía (grupo 1), cadenadas por la retirada de la medicación anti­ mientras que el 22% de los pacientes operados no epiléptica. obtuvo una reducción significativa de la frecuen- – Clase II: escasas crisis incapacitantes tras la in- cia de las crisis (grupo 2). Un 70% del total de pa- tervención, o bien por lo menos en los últimos cientes eran varones. La edad media antes de la dos años, o bien la presencia de crisis exclusiva- cirugía era de 10,6 ± 2,82 años, con edades com- mente nocturnas. prendidas entre los 6 y los 16 años, mientras que – Clase III: mejoría significativa de más del 75% en la edad media de los pacientes tras la cirugía era la reducción de la frecuencia de las crisis cuan- de 12,08 ± 2,70 años con el mismo rango de eda- do se compara con la situación preoperatoria, o des que en la evaluación prequirúrgica. La media bien largos períodos libres de crisis durante más de edad del comienzo de la epilepsia era de 53,4 ± de la mitad del período de seguimiento, pero no 47,88 meses en la muestra total, con edades com- durante menos de dos años. prendidas entre 1 y 186 meses; la media de dura- – Clase IV: reducción no significativa, ausencia de ción de la epilepsia era de 77,20 ± 47,27 meses, en cambios en la frecuencia de las crisis o incluso un rango de entre 4 y 189 meses. Un 80% del gru- empeoramiento. po 1 y un 84,6% del grupo 2 estaban polimedica-216 www.neurologia.com  Rev Neurol 2012; 54 (4): 214-221
  • 4. Impacto de la cirugía de la epilepsia infantil en el rendimiento intelectualdos con fármacos antiepilépticos antes de la inter-vención quirúrgica. Tabla I. Información clínica y demográfica del grupo 1 y el grupo 2. Teniendo en cuenta el número de fármacos an-tiepilépticos postoperatorios, el grupo 2 contaba Grupo 1 (n = 46) Grupo 2 (n = 13) pcon un número mayor (y estadísticamente signifi-cativo) de pacientes sometidos a politerapia que el Sexo (varón/mujer) 33/13 8/5 0,48grupo 1 (p = 0,04). Tras la cirugía, el 74% de los pa- Edad del paciente en el momento de la 0,44cientes del grupo 1 y todos los pacientes del grupo evaluación neuropsicológica preoperatoria (años) 10,90 ± 2,56 9,80 ± 3,572 usaban politerapia. Con respecto a la frecuenciade las crisis, había una diferencia significativa (p = Edad del paciente en el momento de la 12,30 ± 2,54 11,46 ± 3,26 0,310,04) entre el grupo 1 y el grupo 2. El 52% de los evaluación neuropsicológica postoperatoria (años)pacientes del grupo 1 sufría una crisis diaria antes Comienzo de la epilepsia (meses) 54,97 ± 49,09 47,69 ± 44,70 0,32de la intervención quirúrgica y un 48% padecía cri-sis semanales o mensuales. En el grupo 2, un 84,6% Duración de la epilepsia (meses) 77,32 ± 50,83 76,76 ± 33,33 0,12de los pacientes sufría crisis diarias antes de la ciru-gía y un 15,4% las padecía semanal o mensualmen- Frecuencia de crisis antes de la cirugíate. En el total de la muestra, se realizaron reseccio- Diarias 24 11 0,04nes temporales y extratemporales en 30 (51%) y 29 Otras 22 2(49%) pacientes, respectivamente. Al analizar la lo-calización de la cirugía, el 93% de los pacientes (n = Tratamiento médico preoperatorio29) que se sometieron a una resección del lóbulo Monoterapia 9 2 0,73temporal y el 63% de los pacientes (n = 19) que se Politerapia 37 11sometieron a una resección extratemporal presen-taron una mejoría de las crisis (p = 0,00). No se ha- Tratamiento médico postoperatoriollaron diferencias estadísticamente significativas en- Monoterapia 12 0 0,04tre los grupos por lo que respecta al sexo, la edad de Politerapia 34 13la evaluación neuropsicológica prequirúrgica y pos-quirúrgica, el inicio de la epilepsia, la duración de la Tiempo entre evaluaciones (meses) 10,74 ± 7,10 10,46 ± 7,48 0,81epilepsia o el número de fármacos antiepilépticos enla evaluación anterior y posterior a la cirugía. Localización de la cirugía La correlación entre el desarrollo cognitivo y la Temporal 27 2 0,00evolución de las crisis tras la cirugía se evaluó me- Extratemporal 19 11diante dos tipos de análisis: en primer lugar se com-pararon los valores del CIEG, CIV y CIM en losgrupos 1 y 2 por separado y, a continuación, secompararon los resultados del CIEG, CIV y CIM del grupo 1 eran superiores a los valores de la eva-entre los grupos 1 y 2, cuyos resultados se muestran luación preoperatoria. A su vez, se apreció una dife-en la tabla II. rencia significativa entre los valores preoperatorios y postoperatorios del CIV en el grupo 2 (p < 0,01).Rendimiento intelectual preoperatorio Los valores del CIV en el grupo 2 tras la interven-y postoperatorio en cada grupo ción eran inferiores a los resultados preoperatorios.Cuando se examinaron los datos para verificar los Rendimiento intelectualefectos del control de las crisis tras la cirugía en las entre los grupos 1 y 2capacidades cognitivas de cada grupo por separadomediante el test de inteligencia, se observó que la Cuando se examinaron los datos con el fin de com-prueba t de Student para muestras independientes parar los resultados medios del CIEG, CIV y CIMno revelaba ningún efecto de la cirugía sobre el del grupo 1 en relación con el grupo 2, se observóCIEG del grupo 1, el CIEG del grupo 2, el CIM del que en el grupo 1 se daban unos resultados signifi-grupo 2 y el CIV del grupo 1. Asimismo, se observó cativamente mejores en el test de inteligencia (CIEG,que había diferencias estadísticamente significativas CIV y CIM) al compararlos con los del grupo 2,entre los valores del CIM del grupo 1 en las evalua- tanto en la evaluación prequirúrgica como en laciones neuropsicológicas antes y después de la ciru- evaluación realizada tras la intervención (p < 0,05),gía (p = 0,01). Los valores postoperatorios del CIM como se muestra en la tabla II.www.neurologia.com  Rev Neurol 2012; 54 (4): 214-221 217
  • 5. C. Souza-Oliveira, et al Discusión dos similares a los que se hallan en la literatura mé- dica. En la muestra de Zentner et al [27], en el 68,3% Se comparó el rendimiento intelectual entre dos de los pacientes con resección extratemporal las grupos de pacientes pediátricos con epilepsia que crisis remitieron por completo, mientras que en el se parearon según los resultados sobre las crisis: el estudio de Srikijvilaikul et al [28], un 92% de los pa- grupo 1 con Engel I y II, y el grupo 2 con Engel III y cientes logró una reducción de las crisis tras la ciru- IV. Se sometió a todos los pacientes a evaluación gía temporal. En el estudio de Gilliam et al [29], las neuropsicológica antes y por lo menos seis meses crisis epilépticas remitieron por completo en el 72% después de la intervención quirúrgica para estable- de los niños sometidos a cirugía temporal y en el cer el perfil base cognitivo antes de la intervención, 60% de aquellos a los que se les realizó la resección proporcionar una medida objetiva de los cambios quirúrgica extratemporal. Según los autores, el ín- cognitivos y ayudar a padres y docentes a compren- dice de curación obtenido en las resecciones extra- der las repercusiones de la epilepsia. temporales era similar al que se observaba en la ci- A partir de los resultados obtenidos, se puede rugía realizada a adultos. Por su parte, Téllez-Zen- concluir que los valores medios preoperatorios del teno et al [11] recogen que los resultados de las re- CIEG, el CIM y el CIV del grupo 1 eran superiores a secciones extratemporales no son tan satisfactorios, los del grupo 2. Aquellos pacientes que tras la ciru- con la posibilidad de déficits secundarios teniendo gía presentaron una desaparición o una reducción en cuenta la coincidencia de la región epileptógena significativa de las crisis mostraban unos mejores y las áreas corticales del lenguaje. resultados cognitivos antes de la intervención qui- Este estudio reveló que los valores del CIEG, el rúrgica. Gleissner et al [20] confirmaban estos ha- CIV y el CIM del grupo 2 tras la cirugía eran com- llazgos en un estudio que investigaba la relación en- patibles con una discapacidad cognitiva leve. Las tre el CI preoperatorio y el control de las crisis tras discapacidades cognitivas resultantes de la epilep- el tratamiento quirúrgico de la epilepsia en tres gru- sia están descritas en diversos estudios [30-33]. En pos de pacientes divididos en función de las cifras el estudio de Amano et al [34] se halló un retraso del CI, y llegaron a la conclusión de que un elevado mental grave en el 72,2% de los pacientes epilépti- porcentaje de niños dejaba de padecer crisis epilép- cos, de los cuales un 61,5% padecía una epilepsia ticas en el grupo que obtenía mejores resultados de intratable. Según Hermann et al [2], una discapaci- CI antes de la intervención quirúrgica. De todos dad cognitiva más difusa se relaciona con el efecto modos, los autores sostienen que una mejor conser- neurobiológico del comienzo temprano de las cri- vación del intelecto no puede considerarse aislada- sis, largos períodos de exposición a éstas y el uso mente como un factor de buen pronóstico. Otros prolongado de fármacos antiepilépticos. Es más, es- estudios han obtenido resultados similares [22,23]. tos déficits pueden ser acumulativos a lo largo del En este estudio se constató que dos variables clí- tiempo, por lo que es primordial intervenir lo antes nicas era significativamente diferentes al comparar posible para reducir o minimizar este efecto sobre el ambos grupos de pacientes antes de la cirugía: la intelecto. frecuencia de las crisis y la localización de la ciru- Nuestros datos indican que los resultados del gía. Con respecto a la frecuencia de las crisis, se ob- CIEG y el CIV se mantenían en el grupo 1 tras la servó que casi la totalidad de los pacientes del gru- cirugía. Gilliam et al [29] realizaron un estudio con po 2 sufría crisis diarias antes de la intervención un grupo de niños que padecía epilepsia, en el cual quirúrgica. Estudios longitudinales apoyan la idea el 76% de ellos conseguía controlar las crisis tras la de que las crisis epilépticas recurrentes en un cere- cirugía, pero no presentaba ninguna mejoría signi- bro en desarrollo pueden ser cruciales para que se ficativa del CI al comparar las evaluaciones anterio- perpetúe el deterioro cognitivo con el paso del res y posteriores a la cirugía. Mukahira et al [35] tiempo [24,25]. Además de estos aspectos clínicos, obtuvieron hallazgos acordes con estos últimos al existen factores sociales que están muy relaciona- advertir que existía una mejoría subjetiva en la con- dos con problemas de aprendizaje en niños con epi- ducta y que este factor podría estar relacionado con lepsia, dado que el hecho de padecer más crisis pue- una mejor calidad de vida para estos pacientes. de llevar a un mayor aislamiento social, una peor Otros autores analizaron a un grupo de niños con calidad de vida y un mayor absentismo escolar [26]. epilepsia tratados quirúrgicamente y comprobaron Por lo que concierne a la localización de la ciru- que el 82% de ellos permanecía estable tras la ciru- gía, este estudio puso de manifiesto que el grupo 2 gía (usando una escala del desarrollo conductual) y presentaba un número significativo de casos extra- que un 22% de los pacientes mostraba una mejoría temporales en comparación con el grupo 1, resulta- significativa del CI al no padecer crisis epilépticas,218 www.neurologia.com  Rev Neurol 2012; 54 (4): 214-221
  • 6. Impacto de la cirugía de la epilepsia infantil en el rendimiento intelectualy afirman que las mejoras cognitivas pueden seracumulativas a lo largo del tiempo y que, en ocasio- Tabla II. Cocientes intelectuales preoperatorios y postoperatorios en los grupos 1 y 2: comparación intra­ grupal e intergrupal.nes, quizá no sean evidentes de forma inmediata trasla intervención quirúrgica [23]. Grupo 1 Grupo 2 pa En este estudio se halló una mejoría significativadel CIM en el grupo 1 tras la cirugía, cosa que su- Cociente intelectual escala globalgiere una repercusión de las crisis epilépticas recu-rrentes sobre la habilidad ejecutiva en pacientes Prequirúrgico 88,78 ± 22,06 69,31 ± 20,01 0,01con epilepsia. Los resultados deficitarios del CIM Posquirúrgico 90,37 ± 25,54 63,77 ± 19,17 < 0,01en niños con epilepsia pueden deberse al tratamien- pb 0,28 0,05to farmacológico, a las crisis recurrentes y a la posi-bilidad de daño cerebral. Estos factores pueden cau-sar varios déficits cognitivos, como, por ejemplo, Cociente intelectual manipulativodéficits en la velocidad para procesar la informa- Prequirúrgico 87,26 ± 22,46 67,69 ± 17,29 0,01ción [36]. La menor velocidad para procesar la in- Posquirúrgico 92,59 ± 22,47 69,31 ± 18,37 < 0,01formación puede acarrear peores resultados al eva-luar el CIM, dado que la mayoría de las tareas de- pb 0,01 0,67penden del tiempo, por lo que el control de las crisistras la cirugía podría justificar la mejoría en los re- Cociente intelectual verbalsultados del CIM. Prequirúrgico 91,28 ± 20,83 73,69 ± 21,99 0,02 En este estudio se apreció un empeoramientosignificativo de los valores del CIV en el grupo 2 Posquirúrgico 89,46 ± 27,29 61,54 ± 20,25 < 0,01tras la cirugía. Según Modi et al [26], las crisis recu- pb 0,44 < 0,01rrentes producen un impacto psicosocial perjudi-cial y es más probable que estos niños tengan una a Resultados comparativos de CIEG, CIM y CIV entre el grupo 1 y el grupo 2. b Resultados comparativos de CIEG,calidad de vida más reducida. Desde un punto de CIM y CIV prequirúrgicos y posquirúrgicos en cada grupo (grupo 1 y grupo 2).vista cognitivo, la represión social podría dificultarla realización de algunas de las subpruebas del CIV,como el vocabulario o la información, dado que és-tas dependen de la inteligencia cristalizada. Esto se completo y que, asimismo, habían mejorado sus fun-basa en conocimientos consolidados y adquiridos a ciones cognitivas, se consideraban ‘ganadores portravés de experiencias educativas y sociales [37]. Los partida doble’. Por el contrario, se pueden conside-niños con crisis recurrentes tras el tratamiento qui- rar ‘perdedores por partida doble’ aquellos pacien-rúrgico de la epilepsia continúan padeciendo aisla- tes que no han conseguido una reducción significa-miento social, lo que dificulta cada vez más que ad- tiva de sus crisis tras la cirugía y cuyas capacidadesquieran nuevos conocimientos y cultura, e impide cognitivas se han mantenido igual o incluso hanque lleven a cabo adecuadamente las subpruebas re- empeorado después de la intervención.lacionadas con este tipo de aprendizaje. Una limitación de este estudio fue el hecho de En conclusión, la inteligencia de los niños con epi-que no era posible comparar los resultados de otros lepsia resistente al tratamiento farmacológico de-tests neuropsicológicos como la memoria, la aten- pende de varios factores clínicos y psicosocialesción o las funciones ejecutivas, antes y después de que son dependientes entre ellos y están relaciona-la cirugía. Esto es así a causa de las limitaciones dos intrínsecamente. Siendo así, el tratamiento qui-cognitivas de los niños con epilepsia, que impiden a rúrgico de la epilepsia en la infancia puede ser unacasi la totalidad de ellos llevar a cabo la totalidad de buena alternativa para la reducción o el control delas pruebas de una batería de tests neuropsicológi- las crisis epilépticas y, asimismo, podría proporcio-cos. Sin embargo, consideramos que este estudio nar una mejoría cognitiva que conllevaría unos me-contribuye a identificar las mejorías cognitivas en jores resultados intelectuales en estos niños.el CIM en pacientes con un buen control de las cri-sis tras la cirugía (Engel I y II) y un empeoramientodel CIV en niños sin un buen control de las crisis Bibliografíatras la cirugía (Engel III y IV). Según Helmstaedter 1. Noeker M, Haverkamp-Krois A, Haverkamp F. Developmentet al [8], los pacientes con una reducción significa­ of mental health dysfunction in childhood epilepsy. Braintiva de las crisis o que dejaron de padecerlas por Dev 2005; 27: 5-16.www.neurologia.com  Rev Neurol 2012; 54 (4): 214-221 219
  • 7. C. Souza-Oliveira, et al 2. Hermann B, Jones J, Sheth R, Dow C, Koehn M, Seidenberg 20. Gleissner U, Clusmann H, Sassen R, Elger CE, Helmstaedter M. Children with new-onset epilepsy: neuropsychological C. Postsurgical outcome in pediatric patients with epilepsy: status and brain structure. Brain 2006; 129: 2609-19. a comparison of patients with intellectual disabilities, sub 3. Cornaggia CM, Beghi M, Provenzi M, Beghi E. Correlation average intelligence, and average-range intelligence. Epilepsia between cognition and behavior in epilepsy. Epilepsia 2006; 2006; 47: 406-14. 47 (Suppl 2): S34-9. 21. Engel JJ. Surgical treatment of epilepsies. New York: Raven 4. López-Sala A, Palacio-Navarro A, Donaire A, García G, Press; 1993. Colomé R, Boix C, et al. Variables predictoras de retraso mental 22. Bjornaes H, Stabell KE, Heminghyt E, Roste GK, Bakke SJ. en una unidad de monitorización videoelectroencefalográfica Resective surgery for intractable focal epilepsy in patients pediátrica. Evaluación neuropsicológica. Rev Neurol 2010; with low IQ: predictors for seizure control and outcome with 50 (Supl 3): S59-67. respect to seizures and neuropsychological and psychosocial 5. ILAE Commission Report. The epidemiology of the epilepsies: functioning. Epilepsia 2004; 45: 131-9. future directions. International League Against Epilepsy. 23. Freitag H, Tuxhorn I. Cognitive function in preschool children Epilepsia 1997; 38: 614-8. after epilepsy surgery: rationale for early intervention. 6. Terra-Bustamante VC, Fernandes RM, Inuzuka LM, Velasco Epilepsia 2005; 46: 561-7. TR, Alexandre JV, Wichert-Ana L, et al. Surgically amenable 24. Aldenkamp AP, Baker GA, Meador KJ. The neuropsychology epilepsies in children and adolescents: clinical, imaging, of epilepsy: what are the factors involved? Epilepsy Behav electrophysiological and post-surgical outcome data. 2004; 5 (Suppl 1): S1-S2. Childs Nerv Syst 2005; 21: 546-51. 25. Berg AT, Smith SN, Frobish D, Beckerman B, Levy SR, Testa 7. Pelletier I, Sauerwein HC, Lepore F, Saint-Amour D, FM, et al. Longitudinal assessment of adaptive behavior in Lassonde M. Non-invasive alternatives to the Wada test in infants and young children with newly diagnosed epilepsy: the presurgical evaluation of language and memory functions influences of etiology, syndrome, and seizure control. in epilepsy patients. Epileptic Disord 2007; 9: 111-26. Pediatrics 2004; 114: 645-50. 8. Helmstaedter C, Kurthen M, Lux S, Reuber M, Elger CE. 26. Modi AC, King AS, Monahan SR, Koumoutsos JE, Morita DA, Chronic epilepsy and cognition: a longitudinal study in Glauser TA. Even a single seizure negatively impacts pediatric temporal lobe epilepsy. Ann Neurol 2003; 54: 425-32. health-related quality of life. Epilepsia 2009; 50: 2110-6. 9. Wyllie E. Surgical treatment of epilepsy in children. 27. Zentner J, Hufnagel A, Ostertun B, Helmut KW, Behrens E, Pediatr Neurol 1998; 19: 179-88. Campos MG, et al. Surgical treatment of extratemporal 10. Clusmann H, Kral T, Gleissner U, Sassen R, Urbach H, epilepsy: clinical, radiologic, and histopathologic findings Blumcke I, et al. Analysis of different types of resection for in 60 patients. Epilepsia 1996; 37: 1072-80. pediatric patients with temporal lobe epilepsy. Neurosurgery 28. Srikijvilaikul T, Najm IM, Hovinga CA, Prayson RA, 2006; 54: 847-60. González-Martínez J, Bingaman WE. Seizure outcome after 11. Téllez-Zenteno JF, Wiebe S, López-Méndez Y. Epilepsia temporal lobectomy in temporal lobe cortical dysplasia. extratemporal. Aspectos clínicos, diagnósticos y de tratamiento. Epilepsia 2003; 44: 1420-4. Rev Neurol 2010; 51: 85-94. 29. Gilliam F, Wyllie E, Kashden J, Faught E, Kotagal P, Bebin M, 12. Mulas F, Hernández S, Mattos L, Abad-Mas L, Etchepareborda et al. Epilepsy surgery outcome: comprehensive assessment MC. Dificultades del aprendizaje en los niños epilépticos. in children. Neurology 1997; 48: 1368-74. Rev Neurol 2006; 42 (Supl 2): S157-62. 30. O’Leary SD, Burns TG, Bodern KA. Performance of children 13. Kwan P, Brodie MJ. Neuropsychological effects of epilepsy with epilepsy and normal age-matched controls on the and antiepileptic drugs. Lancet 2001; 357: 216-22. WISC-III. Child Neuropsychol 2006; 12: 173-80. 14. Elger CE, Helmstaedter C, Kurthen M. Chronic epilepsy 31. Nolan MA, Redoblado MA, Lah S, Sabaz M, Lawson JA, and cognition. Lancet Neurol 2004; 3: 663-72. Cunningham AM, et al. Intelligence in childhood epilepsy 15. Drewel EH, Bell DJ, Austin JK. Peer difficulties in children syndromes. Epilepsy Res 2003; 53: 139-50. with epilepsy: association with seizure, neuropsychological, 32. Dodrill CB. Neuropsychological effects of seizures. academic, and behavioral variables. Child Neuropsychol Epilepsy Behav 2004; 5 (Suppl 1): S21-4. 2008; 15: 305-20. 33. Gomer B, Wagner K, Frings L, Saar J, Carius A, Harle M, 16. Hoie B, Sommerfelt K, Waaler PE, Alsaker FD, Skeidsvoll H, et al. The influence of antiepileptic drugs on cognition: Mykletun A. Psychosocial problems and seizure-related a comparison of levetiracetam with topiramate. Epilepsy factors in children with epilepsy. Dev Med Child Neurol 2006; Behav 2007; 10: 486-94. 48: 213-9. 34. Amano K, Takamatsu J, Ogata A, Miyazaki C, Kaneyama H, 17. Jones JE, Siddarth P, Gurbani S, Shields WD, Caplan R. Katsugari S, et al. Characteristics of epilepsy in severely Cognition, academic achievement, language, and psycho­ - mentally retarded individuals. Psychiatry Clin Neurosci pathology in pediatric chronic epilepsy: short-term outcomes. 2000; 54: 17-22. Epilepsy Behav 2010; 18: 211-7. 35. Mukahira K, Oguni H, Awayab Y, Tanaka T, Saito K, Shimizu 18. Castillo CF, Pérez-Jiménez MA, García-Fernández M, García- H, et al. Study on surgical treatment of intractable childhood Peñas JJ, Villarejo-Ortega F. Evaluación neuropsicológica epilepsy. Brain Dev 1998; 20: 154-64. prequirúrgica en epilepsias focales pediátricas. Rev Neurol 36. Campos-Castelló J. Neuropsicología de la epilepsia: 2010; 50 (Supl 3): S49-57. ¿qué factores están implicados? Rev Neurol 2006; 43 19. Steinbok P, Gan PYC, Connolly MB, Carmant L, Sinclair DB, (Supl 1): S59-70. Rutka J, et al. Epilepsy surgery in the first three years of life: 37. Simões M. Utilização do WISC-III na avaliação neuropsicológica a Canadian survey. Epilepsia 2009; 50: 1442-9. de crianças e adolescentes. Paidéa 2002; 12: 113-32.220 www.neurologia.com  Rev Neurol 2012; 54 (4): 214-221
  • 8. Impacto de la cirugía de la epilepsia infantil en el rendimiento intelectualImpact of pediatric epilepsy surgery on intellectual efficiencyIntroduction. Epilepsy surgery may be a promising alternative therapy for seizure control in patients with refractory seizures,resistant to medication. Cognitive outcome is another important factor in favor of the surgical decision.Aim. To investigate the correlation between seizure outcome and cognitive outcome after epilepsy surgery in a pediatricpopulation.Patients and methods. A total of 59 pediatric patients were retrospectively assessed with the WISC-III (Full Scale, VerbalScale and Performance Scale) before and, at least, 6 months after surgery. Patients were divided into two groups accordingwhether or not improvement of seizure control after surgery. Data collected for each child included: epileptic syndrome,etiology, age at epilepsy onset, duration of epilepsy and seizure frequency.Results. Comparison using a MANOVA test revealed significant differences across pre-operative Full Scale, Verbal Scaleand Performance Scale (p = 0.01) with seizure reduction group performing better than no seizure reduction group. Seizureimprovement group achieved significant Performance Scale improvement (p = 0.01) and no seizure improvement groupshowed significant Verbal Scale worsened after surgery (p = 0.01).Conclusions. Our results suggest that the success of the epilepsy surgery in childhood when the seizure control is achievedmay also provide an improvement in the Performance Scale whereas the seizure maintenance may worsen the Verbal Scale.Key words. Children. Cognitive. Epilepsy. Intelligence. Refractory. Seizures. Surgery.www.neurologia.com  Rev Neurol 2012; 54 (4): 214-221 221