Creando historias
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Creando historias

on

  • 496 views

 

Statistics

Views

Total Views
496
Views on SlideShare
496
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Creando historias Document Transcript

  • 1. LA FUERZA DEL delgada, piel morena y con un vestido blanco. De inmediato entro AMOR un estado de sorpresa, pues la belleza de esta mujer lo habíaComo todos los días la humanidad dejado perplejo. Sin una soladespierta en sus camas, con su día palabra pero con muchas miradas laplaneado, ya que la gran mayoría despidió, y siguió su camino haciadebe asistir a su empleo o a su su consultorio pero en su menteformación educativa en un instituto seguía reflejada la bella mirada deo colegio. A veces se vuelve tan aquella mujer.monótono que se llega a asimilar a Casi como si fuera una especie derobots mecanizados desempeñando hechizo que hubiera lanzadolas funciones a las cuales fueron aquella mujer con sus ojos rasgadosprogramados; si no fuera porque y negros profundos como el ébano,cada día se tiene un sentimiento sobre aquel hombre quien no dejodiferente por el cual estar alegre o de pensar en toda su jornadatriste, se sería como maquinas laboral en la hermosa dama delfrívolas y despiadadas comandadas ascensor, incluso ni concilio supor un circuito que les tendría sus sueño fácilmente por pensar en lafunciones y acciones calculadas a belleza poco común de la dama quedeterminada hora y lugar. ahora robaba sus pensamientos.Un día Juan inicio sus labores como Al día siguiente su monotonía ya noera de costumbre a las 9:00 am, su era neutral, sino que poseía unmonotonía esta vez no fue sinsabor que hacía de su existenciaexcepción, tomo el autobús, camino algo más depresivo aun, perolas mismas dos cuadras de siempre sucedió algo de película, quizá ely entro al edificio donde estaba su universo conspiro a su beneficio,consultorio, saludo al celador, entro quizá su suerte había mejorado, noen el ascensor y se bajo como de sabía exactamente que ocurrió,costumbre en el piso 4º. pero aquella mujer que deslumbroCon la cabeza inclinada revisando sus ojos con su belleza impactante,su agenda se topo con una mujer,
  • 2. era ahora su colega de trabajo, y había cambiado totalmente elmejor aun, estaba siguiente a su carácter y perspectiva de la vida deconsultorio. este individuo. Salió a la calle y observo como el caminar deDesde aquel día las ansias de verla quienes transitaban sonaba como eleran mucho mayores así que pasar de un batallón, tan coordinadoapuraba el paso para estar unos y perfecto que hasta estremecía,minutos antes de lo normal, un día también vio que quienes se dirigíanreunió valor y ya estando en el piso hacia una misma dirección estabancaminaba hacia el consultorio de la en fila como si fuera una leymujer, de repente se abrió la puerta establecida, se impresionó y pensóy salió aquella mujer, los nervios se ¿Cómo él había podido ser un robotapoderaron de él sin embargo no mas de esos?, aunque sabía que nodudo en dirigirle la palabra con un era robots pues poseían un carnesimple saludo, ella como en vez de metal por cuerpo. Antehipnotizada en su rutina y esto reacciono y decidió no volver acongelada por la monotonía ignoro los senderos de antes quesu saludo y siguió su camino. Todos conducían a una vida monótona ylos deseos y sueños de Juan con vacía, y que mejor manera queesta mujer de inmediato se fueron al incentivar a su amada a sentir lopiso y era de suponerse que en este que ella misma sembró en él, puesmundo donde todas las personas se fue quien le había cambiado susencontraban robotizadas por la sentimientos involuntariamente,costumbre no sintieran nada, pero pero que ahora le hacía ver la vidaera muy extraño que se hubiera de otra manera.despertado una ilusión en estehombre por alguien que solo le Había un detalle que llamaba lahabía brindado una mirada. atención de Juan, y es que las cosas que veía estaban en blanco yAunque este gesto afecto su frágil negro, excepto su amada a quiensentimiento que apenas había veía en un color resplandeciente ysurgido y sentido por primera vez, hasta enceguecedor de suno desistió, he aquí que el amor hermosura y que ahora él al poseer
  • 3. el sentimiento de amor, habíatomado color diferenciándolo de losdemás, aunque parecían no notarlo.Pensaba en aquella doncella cadadía al despertar, y antes de ir atrabajar recolectaba rosas, lascuales florecían y obtenían color alél tomarlas, compraba chocolates ydetalles tiernos para obsequiárselosa su amada, los entregaba conpasión y fervor, pero ella en unprincipio lo ignoraba, él lo notaba sinembargo no desfalleció.Un día ella observo su consultoriolleno de color y felicidad cubierto dedetalles y tarjetas, de lo que ahorasabía eran de amor, abrió sus ojosante la realidad, sintió sus mejillasmojadas he identifico eran lagrimasde alegría, corrió a los brazos de suamado quien lloro junto a ella y seabrazaron fuertemente. Salieron deaquel lugar corriendo y al ver lamultitud coordinada en su caminar,se mezclaron entre está intentandocontagiar su felicidad, sin embargono dio resultado; ellos resaltandopor su aspecto de viveza y alegría,se tomaron de la mano y gritaronfuertemente…. AL FIN SOY FELIZ.