Maltrato de los menores oms

1,733 views
1,590 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,733
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Maltrato de los menores oms

  1. 1. CAPÍTULO 3 Maltrato y descuidode los menores por los padres u otras personas a cargo
  2. 2. CAPÍTULO 3. MALTRATO Y DESCUIDO DE LOS MENORES POR LOS PADRES U OTRAS PERSONAS A CARGO • 65Antecedentes general se aceptan en relación con la crianza y elDesde hace siglos, el maltrato de los menores ha cuidado de los niños.sido consignado en la literatura, el arte y la ciencia Las diferentes culturas tienen reglas distintas acer-en muchas partes del mundo. Los informes sobre ca de cuáles prácticas de crianza son aceptables. Al-infanticidios, mutilaciones, desamparo y otras for- gunos investigadores han señalado que los criteriosmas de violencia contra los niños se remontan a las sobre la crianza de los niños en diversas culturascivilizaciones más antiguas (1). En los registros his- quizá diverjan a tal grado que resulte sumamentetóricos también abundan los casos de niños difícil alcanzar un consenso sobre qué prácticasdescuidados, débiles y malnutridos, echados del implican maltrato o descuido (5, 6). No obstante,hogar por su familia para que se valieran por sí las diferencias en cuanto a cómo definen las cultu-mismos, y de niños que han sufrido abuso sexual. ras lo que constituye maltrato tienen más que ver Asimismo, durante mucho tiempo han existido con el énfasis en aspectos particulares del compor- tamiento de los padres. Parece que muchas culturasgrupos de beneficencia y de otra índole preocupa- concuerdan en que no se debe permitir el maltratodos por el bienestar de los niños, que han abogado de menores y, en este sentido, prácticamente haypor la protección de estos. No obstante, el proble- unanimidad en lo concerniente a las prácticas dis-ma no recibió gran atención por parte de los pro- ciplinarias muy duras y el abuso sexual (7).fesionales de la medicina o el público general hasta1962, con la publicación de un trabajo de gran Tipos de maltratotrascendencia, The battered child syndrome [El síndro-me del niño golpeado], de Kempe et al. (2). La Sociedad Internacional para la Prevención del Maltrato y Descuido de Menores comparó recien- Se acuñó el término “síndrome del niño gol- temente las definiciones de maltrato de 58 países ypeado” para caracterizar las manifestaciones clíni- encontró un común denominador en lo que se con-cas del maltrato físico grave en los niños pequeños sidera maltrato (7). En 1999, la Reunión de Con-(2). Ahora, cuatro decenios después, hay pruebas sulta de la OMS sobre la Prevención del Maltrato declaras de que el maltrato de menores es un proble- Menores redactó la siguiente definición (8):ma mundial. Se produce en una variedad de formas “El maltrato o la vejación de menores abarca to-y está profundamente arraigado en las prácticas cul- das las formas de malos tratos físicos y emocio-turales, económicas y sociales. Sin embargo, para nales, abuso sexual, descuido o negligencia oresolver este problema mundial se requiere un co- explotación comercial o de otro tipo, que ori-nocimiento mucho mayor de las formas en que se ginen un daño real o potencial para la salud delmanifiesta en diferentes contextos, así como de niño, su supervivencia, desarrollo o dignidadsus causas y consecuencias en esos contextos. en el contexto de una relación de responsabili-¿Cómo se definen el maltrato y dad, confianza o poder.” Algunas definiciones se concentran en los com-descuido de los menores? portamientos o los actos de los adultos, mientrasAspectos culturales que otras consideran que existe maltrato cuandoTodo enfoque integral del maltrato de menores hay daño o amenaza de daño para el niño (8–13). Ladebe tener en cuenta las diversas normas y expec- distinción entre el comportamiento —indepen-tativas del comportamiento de los padres en las dientemente del resultado— y la repercusión o eldistintas culturas del mundo. La cultura es el acervo daño puede ser confusa si la intención de los pa-común de creencias y comportamientos de una so- dres forma parte de la definición. Algunos expertosciedad y sus ideas acerca de cómo deben conducir- consideran que han sufrido maltrato los niños quese las personas. Entre esas ideas están las que definen han resultado dañados involuntariamente por actosqué actos omitidos o cometidos podrían consti- de uno o ambos padres, mientras que otros requie-tuir maltrato y descuido (3, 4). En otras palabras, la ren que el daño al niño sea intencional para definircultura ayuda a definir los principios que por lo el acto como maltrato. Parte de la bibliografía sobre
  3. 3. 66 • INFORME MUNDIAL SOBRE LA VIOLENCIA Y LA SALUDel maltrato de menores incluye explícitamente la los datos de mortalidad. Según la Organización Mun-violencia contra los niños en instituciones asisten- dial de la Salud, en 2000 hubo unas 57 000 defun-ciales o escolares (14–17). ciones atribuidas a homicidios en los menores de La definición dada anteriormente (8) cubre una 15 años de edad. Las estimaciones de los homicidiosamplia gama de tipos de maltrato. Este capítulo se de niños a nivel mundial indican que los lactantes yconcentra principalmente en los actos cometidos u los niños muy pequeños corren un riesgo mayor,omitidos por los padres u otras personas a cargo con tasas en el grupo de 0 a 4 años de edad queque dan como resultado el daño al niño. En parti- equivalen a más del doble de las observadas en loscular, se investigan la prevalencia, las causas y las niños de 5 a 14 años (véase el Anexo estadístico).consecuencias de cuatro tipos de maltrato de niños El riesgo de maltrato mortal de los niños varíapor los cuidadores, a saber: según el nivel de ingreso del país y la región del – el maltrato físico; mundo. En los niños menores de 5 años que viven – el abuso sexual; en los países de ingreso alto, la tasa de homicidios – el maltrato emocional; es de 2,2 por 100 000 para los varones y de 1,8 por – el descuido. 100 000 para las niñas. En los países de ingreso Se define el maltrato físico de un niño como los mediano o bajo las tasas son de dos a tres veces másactos infligidos por un cuidador que causan un daño altas: 6,1 por 100 000 para los niños y 5,1 porfísico real o tienen el potencial de provocarlo. El 100 000 para las niñas. Las tasas más altas de homi-abuso sexual se define como los actos en que una cidios de menores de 5 años de edad se encuen-persona usa a un niño para su gratificación sexual. tran en la Región de África de la OMS: 17,9 por El maltrato emocional se produce cuando un cui- 100 000 para los varones y 12,7 por 100 000 paradador no brinda las condiciones apropiadas y pro- las niñas. Se presentan las tasas más bajas en los paísespicias e incluye actos que tienen efectos adversos de ingreso alto de las regiones de la OMS de Europa,sobre la salud emocional y el desarrollo del niño. el Mediterráneo Oriental y el Pacífico OccidentalTales actos incluyen la restricción de los movimien- (véase el Anexo estadístico).tos del menor, la denigración, la ridiculización, las Sin embargo, habitualmente no se investiganamenazas e intimidación, la discriminación, el re- muchas defunciones de menores ni se llevan a cabochazo y otras formas no físicas de tratamiento hostil. exámenes posmortem, lo que dificulta establecer El descuido se produce cuando uno de los pa- con precisión la cantidad de muertes causadas pordres no toma medidas para promover el desarrollo el maltrato de menores en un país determinado.del niño —estando en condiciones de hacerlo— Aun en los países ricos hay problemas para recono-en una o varias de las siguientes áreas: la salud, la cer adecuadamente los casos de infanticidio y me-educación, el desarrollo emocional, la nutrición, el dir su incidencia. Por ejemplo, en varios estados deamparo y las condiciones de vida seguras. Por lo los Estados Unidos se han encontrado grados signi-tanto, el descuido se distingue de la situación de ficativos de clasificación errónea de la causa depobreza en que puede ocurrir solo en los casos en muerte señalada en los certificados de defunción.que la familia u otras personas a cargo disponen de A menudo se ha comprobado en la reinvestigaciónrecursos razonables. que defunciones atribuidas a otras causas —por En el recuadro 3.1 se describen con más detalles ejemplo, síndrome de muerte súbita del lactante olas manifestaciones de estos tipos de maltrato. accidentes— eran homicidios (18, 19). A pesar de la evidente clasificación errónea ge-La magnitud del problema neralizada, por lo regular se concuerda en que lasEl maltrato mortal muertes resultantes del maltrato de menores sonLa información sobre el número de niños que mue- mucho más frecuentes de lo que indican los regis-ren cada año como resultado del maltrato proviene tros oficiales en cada país donde se han emprendidoprincipalmente de los registros de defunciones o estudios sobre las defunciones de lactantes (20–22).
  4. 4. CAPÍTULO 3. MALTRATO Y DESCUIDO DE LOS MENORES POR LOS PADRES U OTRAS PERSONAS A CARGO • 67RECUADRO 3.1Manifestaciones del maltrato y descuido de menoresLas lesiones provocadas por una persona que cuida de un niño pueden adoptar muchas formas. El dañograve o la muerte del niño causados por malos tratos son con mucha frecuencia la consecuencia de untraumatismo craneoencefálico o de lesiones en los órganos internos. El traumatismo craneoencefálicocomo resultado del maltrato es la causa más común de muerte en los niños pequeños, que son los másvulnerables durante los dos primeros años de vida. Dado que la fuerza aplicada al cuerpo pasa a travésde la piel, las características de las lesiones en la piel pueden proporcionar signos claros del maltrato.Las manifestaciones esqueléticas del maltrato incluyen fracturas múltiples en diferentes etapas delproceso de sanar, fracturas de huesos que muy rara vez se rompen en circunstancias normales, y lascaracterísticas fracturas de las costillas y los huesos largos.El lactante zamarreadoEl zamarreo es una forma frecuente de maltrato observado en los niños muy pequeños. La mayoría delos niños zamarreados tienen menos de 9 meses de edad. Los autores de este tipo de maltrato común-mente son varones y esto puede ser más bien un reflejo del hecho de que los hombres, que en promedioson más fuertes que las mujeres, tienden a aplicar mayor fuerza, y no de que sean más propensos quelas mujeres a zamarrear a los niños. Se pueden producir hemorragias intracraneales, hemorragiasretinianas y pequeñas fracturas „astilladas„ en las principales articulaciones de las extremidades delniño, como resultado del zamarreo muy rápido. Estas lesiones también pueden ser consecuencia de unacombinación de zamarreo y del golpe de la cabeza contra una superficie. Hay indicios de que cerca deun tercio de los lactantes sacudidos violentamente mueren y que la mayoría de los sobrevivientes sufrenconsecuencias a largo plazo, como retraso mental, parálisis cerebral o ceguera.El niño golpeadoUno de los síndromes del maltrato de menores es el del „niño golpeado„. Este término se aplica engeneral a los niños que presentan lesiones repetidas y graves en la piel, el aparato esquelético o elsistema nervioso. Incluye a niños con fracturas múltiples producidas en distinas fechas, traumatismocraneoencefálico y traumatismo visceral grave, con indicios de un castigo repetido. Afortunadamente,si bien los casos son trágicos, esta modalidad de maltrato es poco frecuente.Abuso sexualLos niños pueden ser llevados a servicios profesionales debido a problemas físicos o de conducta que,cuando se investigan más a fondo, resultan ser consecuencia del abuso sexual. No es poco común que losniños que han sido maltratados sexualmente presenten síntomas de infección, lesión genital, dolorabdominal, estreñimiento, infecciones crónicas o recurrentes de las vías urinarias o problemas deconducta. Para poder detectar el abuso sexual de menores se requiere una gran suspicacia y estarfamiliarizado con los indicadores verbales, conductuales y físicos del abuso. Muchos niños revelanespontáneamente el abuso a las personas que los cuidan o a otras personas, aunque quizá también hayasignos indirectos físicos o de conducta.DescuidoExisten muchas manifestaciones del descuido de los menores, entre ellas el incumplimiento de lasrecomendaciones de atención de la salud, no buscar la asistencia sanitaria apropiada, la privación dealimentos que produce hambre y la falta de progreso físico en el niño. Otras causas de preocupación sonla exposición de los niños a las drogas y la ausencia de protección contra los peligros ambientales.Además, el desamparo, la supervisión inadecuada, la falta de higiene y ser privados de educación sontodos elementos que se consideran signos de descuido.
  5. 5. 68 • INFORME MUNDIAL SOBRE LA VIOLENCIA Y LA SALUDEntre las defunciones atribuidas al maltrato de me- República de Corea, Rumania, Sudáfrica y Zim-nores, la causa más común de muerte es una lesión babwe (12, 14–17, 26, 34–43).en la cabeza, seguida de traumatismo en el abdo-men (18, 23, 24). También se ha informado muy a El maltrato físicomenudo la sofocación intencional como causa de Las estimaciones de los casos de maltrato físico dela muerte (19, 22). menores obtenidas en las encuestas basadas en la población varían considerablemente. En una en-El maltrato no mortal cuesta efectuada en 1995 en los Estados Unidos, seLos datos sobre el maltrato y descuido de menores preguntó a los padres cómo castigaban a sus hijoscon resultados no mortales provienen de diversas (12). A partir de esta encuesta se obtuvo una tasa defuentes, tales como las estadísticas oficiales, los maltrato físico de 49 por 1 000 niños cuando seinformes de casos y las encuestas basadas en la incluyeron los siguientes comportamientos: gol-población. No obstante, difiere la utilidad de estas pear al niño con un objeto en un sitio que no eranfuentes para describir las dimensiones plenas del las nalgas, patearlo, vapulearlo, y amenazarlo conproblema. un cuchillo o arma de fuego. Las estadísticas oficiales a menudo revelan poco Las investigaciones existentes indican que enacerca de las características del maltrato de menores. muchos otros países las tasas no son inferiores yEsto obedece en parte a que en muchos países no pueden en verdad ser superiores a las estimacioneshay ningún sistema jurídico o social con la responsa- del maltrato físico en los Estados Unidos. Recien-bilidad específica de registrar informes sobre el temente se han obtenido, entre otros, los siguien-maltrato y descuido de menores y, mucho menos, de tes resultados en todo el mundo:responder a ellos (7). Además, existen diversas defi- • En una encuesta transversal entre menores deniciones jurídicas y culturales del maltrato y el Egipto, 37% informaron que eran golpeados odescuido en los distintos países. Hay también prue- atados por sus padres y 26% comunicaron quebas de que solo una proporción pequeña de los casos habían sufrido lesiones físicas como fracturas,de maltrato de menores se informan a las autorida- pérdida del conocimiento o discapacidad per-des, aunque exista la notificación obligatoria (25). manente a causa de los golpe o ataduras (17). Se han publicado series de casos en muchos paí- • En un estudio reciente efectuado en la Repú-ses, que son importantes para orientar las medidas blica de Corea, se preguntó a los padres acercalocales destinadas a combatir el maltrato de meno- de su comportamiento hacia sus hijos. Dos ter-res y aumentar la conciencia y la preocupación del cios de los padres informaron que azotaban apúblico y de los profesionales acerca de este pro- sus hijos y 45% confirmaron que los habíanblema (26–32). Las series de casos pueden revelar golpeado, pateado o vapuleado (26).semejanzas entre las experiencias en diferentes paí- • Una encuesta en hogares de Rumania encon-ses y plantear nuevas hipótesis. Sin embargo, no tró que 4,6% de los niños informaron sufrirson particularmente útiles para evaluar la impor- malos tratos físicos graves y frecuentes, comotancia relativa del posible riesgo o los factores pro- ser golpeados con un objeto, ser quemados otectores en distintos contextos culturales (33). privados de alimentos. Casi la mitad de los Las encuestas basadas en la población son un padres rumanos admitieron que golpeaban aelemento esencial para determinar las dimensio- sus hijos “habitualmente”, y 16%, que losnes reales del problema del maltrato no mortal de golpeaban con objetos (34).menores. Se han efectuado recientemente encues- • En Etiopía, 21% de los escolares urbanos y 64%tas de este tipo en varios países, como Australia, de los escolares rurales informaron que teníanBrasil, Canadá, Chile, China, Costa Rica, Egipto, magulladuras o tumefacciones en el cuerpoEstados Unidos, Etiopía, Filipinas, India, Italia, como resultado del castigo administrado porMéxico, Nueva Zelandia, Nicaragua, Noruega, la sus progenitores (14).
  6. 6. CAPÍTULO 3. MALTRATO Y DESCUIDO DE LOS MENORES POR LOS PADRES U OTRAS PERSONAS A CARGO • 69 Los datos que son más compara- CUADRO 3.1 Tasas de formas severas o moderadas de castigo físico infligido en los seisbles provienen del proyecto de Es- meses anteriores, según lo informado por las madres en el estudio WorldSAFEtudios Mundiales del Maltrato en el Tipo de castigo Incidencia (%)Entorno Familiar (WorldSAFE), una Chile Egipto Indiaa Filipinas EUA Castigo físico severoinvestigación efectuada en colabo- Golpeó al niño con un objeto (no en las nalgas) 4 26 36 21 4ración en diversos países. Los inves- Pateó al niño 0 2 10 6 0tigadores de Chile, Egipto, Filipinas Quemó al niño 0 2 1 0 0y la India aplicaron un protocolo Golpeó al niño 0 25 —b 3 0 Amenazó al niño 0 0 1 1 0básico común a muestras basadas en con un cuchillo o arma de fuegola población de las madres de cada Asfixió al niño 0 1 2 1 0país, con el fin de establecer tasas Castigo físico moderadode incidencia comparables de for- Nalgadas (con la mano) 51 29 58 75 47 Golpeó al niño en las nalgas (con un objeto) 18 28 23 51 21mas severas y más moderadas de cas- Abofeteó al niño o le dio 13 41 58 21 4tigar a los niños. Específicamente, un golpe con la mano abierta en la cabezalos investigadores midieron la fre- Jaló el pelo del niño 24 29 29 23 —b Zamarreó al niñoc 39 59 12 20 9cuencia de comportamientos de Golpeó al niño con los nudillos 12 25 28 8 —bcastigo de los padres, sin catalogar Pellizcó al niño 3 45 17 60 5los castigos severos como maltrato, Retorció la oreja del niño 27 31 16 31 —b —busando la Escala de Tácticas para Forzó al niño a arrodillarse o permanecer 0 6 2 4 en una posición incómodaConflictos entre Padres e Hijos (9– Puso pimienta en la boca del niño 0 2 3 1 —b12, 40). En estos estudios también se a Zonas rurales.recopilaron sistemáticamente otros b Pregunta no hecha en la encuesta. c Niños de 2 o más años de edad.datos con el propósito de determi-nar los factores de riesgo y protectores. Las notificaciones similares hechas por los pa- En el cuadro 3.1 se presentan los resultados ob- dres en otros países confirman que el castigo físicotenidos en los cuatro países que participaron en severo a los niños existe en proporciones signifi-este estudio, sobre la incidencia relativa de los cativas dondequiera que se ha investigado. En Ita-comportamientos disciplinarios notificados lia, según las Escalas de Tácticas para Conflictos, laespontáneamente por los padres. En cada país se incidencia de la violencia grave era de 8% (39). Tangusaron preguntas redactadas de manera idéntica. Se indicó una tasa anual de violencia grave contra loscomparan los resultados con los de una encuesta niños, según lo informado por los padres, de 461nacional realizada en los Estados Unidos usando el por 1 000 en China (RAE de Hong Kong) (43).mismo instrumento (12). Está claro que el castigo Otro estudio, donde se compararon las tasas desevero por los progenitores no está confinado a unos violencia contra los niños de escuelas primarias depocos lugares o una sola región del mundo. Los pa- China y la República de Corea, también usó las Es-dres en Egipto, en zonas rurales de la India y en calas de Tácticas para Conflictos, pero se hicieronFilipinas informaron con frecuencia que, como cas- las preguntas a los niños en lugar de a sus padrestigo, habían golpeado a sus hijos con un objeto en (41). En China, la tasa de violencia grave informadauna parte del cuerpo diferente de las nalgas por lo por los niños fue de 22,6%, mientras que en lamenos una vez en los seis meses previos. Este com- República de Corea llegó a 51,3%.portamiento también se informó en Chile y en los Los datos del estudio de WorldSAFE también re-Estados Unidos, si bien con una tasa mucho menor. velan las características de formas más “moderadas”Las formas más crueles de violencia —como asfixiar de castigo físico en diferentes países (cuadro 3.1).a los niños, quemarlos o amenazarlos con un cuchi- El castigo moderado no se considera maltrato en todollo o arma de fuego— se notificaron con frecuencia el mundo, si bien algunos profesionales y padresmucho menor. consideran inadmisibles tales formas de disciplina.
  7. 7. 70 • INFORME MUNDIAL SOBRE LA VIOLENCIA Y LA SALUDEn este aspecto, el estudio de WorldSAFE indicó los niños en las escuelas y otras instituciones (re-una divergencia mayor entre las sociedades y las cuadro 3.2).culturas. Dar nalgadas a los niños fue la medida dis-ciplinaria más comúnmente notificada en los El abuso sexualpaíses, con la excepción de Egipto, donde otras Las estimaciones de la prevalencia del abuso sexualformas de castigo, como zamarrear a los niños, pe- varían enormemente según las definiciones usadasllizcarlos, darles un golpe con la mano abierta en la y la manera en que se recopila la información. Al-cara o la cabeza, se usaron con mayor frecuencia. No gunas encuestas se realizan con niños, otras con ado-obstante, ambos padres en las zonas rurales de la lescentes y adultos que informan sobre su niñez,India informaron que abofeteaban a sus hijos o les mientras que en otras se pregunta a los padres acer-pegaban en la cabeza con la mano abierta casi con la ca de lo que pueden haber experimentado sus hi-misma frecuencia con que les propinaban nalga- jos. Estos tres métodos diferentes pueden producirdas, mientras que en los otros países las bofetadas y resultados muy distintos. Por ejemplo, en la en-los golpes en la cabeza ocurrían menos a menudo. cuesta entre familias rumanas ya mencionada, se Las formas moderadas y severas de castigo no encontró que 0,1% de los padres admitieron ha-están limitadas a la familia o el ámbito doméstico. ber abusado sexualmente de sus hijos, mientrasGran parte de los castigos excesivos los administran 9,1% de los hijos informaron que habían sufridolos docentes y otros responsables del cuidado de abuso sexual (34). Esta discrepancia quizá se expli- RECUADRO 3.2 Castigo corporal El castigo corporal de los niños ·en forma de golpes, puñetazos, patadas o vapuleo· es algo social y jurídicamente aceptado en la mayoría de los países. En muchos, es un fenómeno significativo en las escuelas y otras instituciones y en los sistemas penales para delincuentes juveniles. La Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas estipula que los estados deben proteger a los niños „contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental‰ mientras están al cuidado de los padres o de otras personas, y el Comité de los Derechos del Niño, de las Naciones Unidas, ha subrayado que el castigo corporal es incompatible con la convención. En 1979, Suecia se convirtió en el primer país en prohibir todas las formas de castigo corporal de los niños. Desde entonces, lo han prohibido al menos 10 estados más. También se han anunciado fallos de tribunales constitucionales o cortes supremas que condenan el castigo corporal en las escuelas y los sistemas penales ·como en Namibia, Sudáfrica y Zimbabwe· y en 2000 la corte suprema de Israel declaró ilegal todo castigo físico. En Etiopía, la constitución de 1994 afirma el derecho de los niños de estar exentos de castigo corporal en las escuelas y las instituciones de asistencia. El castigo corporal en las escuelas también ha sido prohibido en Nueva Zelandia, la República de Corea, Tailandia y Uganda. No obstante, las encuestas indican que en al menos 60 países el castigo corporal sigue siendo lícito para los delincuentes juveniles y, en al menos 65 países, en las escuelas y otras instituciones. El castigo corporal de los niños en el hogar es jurídicamente aceptable en todos menos 11 países. Cuando la práctica no ha sido encarada persistentemente mediante reformas jurídicas y la educación del público, los pocos estudios existentes sobre la prevalencia indican que sigue siendo sumamente común. El castigo corporal es peligroso para los niños; a corto plazo, cada año mata a miles de niños y daña e incapacita a muchos más. Gran cantidad de investigaciones han revelado que, a más largo plazo, es un factor importante en el desarrollo de comportamientos violentos y se asocia con otros problemas en la niñez y etapas posteriores de la vida.
  8. 8. CAPÍTULO 3. MALTRATO Y DESCUIDO DE LOS MENORES POR LOS PADRES U OTRAS PERSONAS A CARGO • 71que en parte por el hecho de que a los niños se les definición, probablemente diferirán mucho segúnpidió que incluyeran el abuso sexual por otras per- el contexto y la edad del niño.sonas además de sus padres. Hay datos que indican que gritar a los niños es Entre los estudios publicados de adultos que in- una respuesta común de los padres en muchos paí-formaban retrospectivamente sobre su propia ni- ses. Maldecir a los niños e insultarlos es un compor-ñez, las tasas de prevalencia del abuso sexual en la tamiento que parece variar mucho más. En los cinconiñez entre los varones varían de 1% (44) —usan- países del estudio WorldSAFE, la tasa de incidenciado una definición restringida de contacto sexual más baja de insultos dirigidos a los niños en los seisque implica presión o fuerza— a 19% (38), cuan- meses anteriores fue de 15% (cuadro 3.2). Sin em-do se empleó una definición más amplia. En las bargo, las prácticas de amenazar a los niños con aban-mujeres adultas, las tasas de prevalencia a lo largo donarlos o dejarlos fuera de la casa y echar llave a lade toda la vida de la victimización sexual en la ni- puerta variaron mucho entre los distintos países.ñez varían de 0,9% (45), usando la violación como En Filipinas, por ejemplo, las amenazas de abandonodefinición del abuso, a 45% (38) con una defini- fueron notificadas frecuentemente por las madresción mucho más amplia. Los resultados informados como una medida disciplinaria. En Chile, solo cercaen los estudios internacionales realizados desde de 8% de las madres recurrían a este tipo de1980 revelan una tasa media de prevalencia a lo amenazas.largo de toda la vida de la victimización sexual en Son sumamente escasos los datos sobre el gradola niñez de 20% en las mujeres y de 5% a 10% en en que los padres u otras personas a cargo en dife-los varones (46, 47). rentes culturas y partes del mundo emplean méto- Estas variaciones amplias en las estimaciones de dos disciplinarios no violentos que no representanla prevalencia publicadas podrían ser resultado de maltrato. Los datos limitados del proyecto dediferencias reales del riesgo que existe en las dis- WorldSAFE indican que la mayoría de los padrestintas culturas o de las diferencias en la forma en utilizan prácticas disciplinarias no violentas, talesque se efectuaron los estudios (46). La inclusión como explicar a los niños por qué su comporta-del abuso por los pares en la definición de abuso miento estaba equivocado y decirles que no de-sexual de los niños puede aumentar la prevalencia ben actuar así, cancelar prerrogativas y usar otrosen un 9% (48), y la inclusión de los casos donde no métodos no violentos para corregir los problemasse produce contacto físico puede aumentar las tasas de conducta (cuadro 3.3). En otras partes, por ejem-en alrededor de 16% (49). plo en Costa Rica, los padres admitieron que em- pleaban el castigo físico para disciplinar a los niños,El maltrato emocional y psíquico pero señalaron que era el método que menos lesEl maltrato psíquico de los niños ha recibido aun gustaba (50).menos atención mundial que elmaltrato físico y el abuso sexual. Los CUADRO 3.2factores culturales parecen influir Tasas de castigo verbal o psíquico infligido en los seis meses anteriores, conforme a lo informado por las madres en el estudio WorldSAFEvigorosamente en las modalidades Castigo verbal o psíquico Incidencia (%)no físicas que los padres eligen para Chile Egipto Indiaa Filipinas EUAdisciplinar a sus hijos, algunas de Le gritó al niño 84 72 70 82 85las cuales pueden ser consideradas Insultó al niño 15 44 29 24 17 Maldijo al niño 3 51 —b 0 24psíquicamente nocivas por perso- Rehusó hablar con el niño 17 48 31 15 —bnas de otros ambientes culturales. Amenazó echar al niño del hogar 5 0 —b 26 6Por consiguiente, es muy difícil Amenazó abandonarlo 8 10 20 48 —b Lo amenazó con espíritus malignos 12 6 20 24 —bdefinir el maltrato psíquico. Ade- Cerró la puerta y dejó al niño fuera de la casa 2 1 —b 12 —bmás, las consecuencias del maltra- a Zonas rurales.to psíquico, cualquiera que sea su b Pregunta no hecha en la encuesta.
  9. 9. 72 • INFORME MUNDIAL SOBRE LA VIOLENCIA Y LA SALUDCUADRO 3.3 familias. El modelo explicativo másTasas de prácticas disciplinarias no violentas usadas en los 6 meses anterio-res, conforme a lo informado por las madres en el estudio WorldSAFE ampliamente adoptado es el mo-Prácticas disciplinarias no violentas Incidencia (%) delo ecológico descrito en el capí- Chile Egipto India a Filipinas EUA tulo 1. Aplicado al maltrato yExplicó al niño por qué estaba mal su conducta 91 80 94 90 94 descuido de menores, el modeloCanceló prerrogativas 60 27 43 3 77Dijo al niño que dejara de comportarse 88 69 —b 91 —b ecológico considera varios facto- de ese modo res, como las características de cadaLe dio al niño algo que hacer 71 43 27 66 75 niño y su familia, las de su cuida-Obligó al niño a quedarse en un lugar 37 50 5 58 75a Zonas rurales. dor o perpetrador, la índole de lab Pregunta no hecha en la encuesta. comunidad local y el ámbito social, económico y cultural (55, 56). La escasa investigación en este campo indica que,El descuido en una serie de países, algunos factores son bastanteMuchos investigadores incluyen el descuido o el uniformes en cuanto al riesgo que implican. No obs-daño causado por la falta de cuidado por parte de tante, es importante observar que estos factores, quelos padres u otros cuidadores como parte de la de- se enumeran a continuación, tal vez se asocien solofinición de maltrato (29, 51–53). Condiciones tales estadísticamente y no exista un vínculo causal (6).como el hambre y la pobreza están a veces incluidasen la definición de descuido. Dado que las defini- Factores que aumentan la vulnerabilidadciones varían y las leyes sobre la notificación del del niñomaltrato no siempre establecen la notificación obli- Varios estudios, la mayoría de ellos efectuados en elgatoria del descuido, es difícil estimar las dimen- mundo desarrollado, han indicado que ciertas carac-siones mundiales del problema o comparar de terísticas de los niños aumentan el riesgo de maltrato.manera válida las tasas de los distintos países. Porejemplo, se ha investigado poco cómo los niños y La edadlos padres u otras personas a cargo pueden diferir al La vulnerabilidad de los menores al maltrato —yadefinir el descuido. sea físico, sexual o por descuido— depende en En Kenya, el abandono y el descuido eran los parte de su edad (14, 17, 57, 58). Los casos mortalesaspectos más comúnmente citados del maltrato de de maltrato físico se presentan en gran medida en-menores cuando se preguntó sobre el tema a los tre los lactantes pequeños (18, 20, 21, 28). En estu-adultos de la comunidad (51). En este estudio, dios de las defunciones de lactantes realizados en21,9% de los niños informaron que habían sido Alemania, Fiji, Finlandia y Senegal, por ejemplo, ladescuidados por sus padres. En el Canadá, un estu- mayoría de las víctimas tenían menos de 2 años dedio nacional de los casos notificados a los servicios edad (20, 24, 28, 59).de protección de la infancia encontró que, entre Los niños pequeños también corren el riesgo delos casos comprobados de descuido, 19% fueron sufrir maltrato físico no mortal, si bien las edadesde descuido físico, 12% de abandono, 11% de en que es mayor ese riesgo varían de un país a otro.descuido de la educación y 48% de daño físico Por ejemplo, las tasas de maltrato físico no mortalresultante de que uno de los progenitores no ha- son más altas en los niños de 3 a 6 años de edad enbía proporcionado una supervisión adecuada (54). China, en los de 6 a 11 años en la India y en los de 6 a 12 años en los Estados Unidos (11, 40, 43). Por¿Cuáles son los factores de riesgo otra parte, las tasas de abuso sexual tienden a subiren el maltrato y descuido de los después del inicio de la pubertad y las más altas semenores? registran durante la adolescencia (15, 47, 60). SinSe han formulado diversas teorías y modelos para embargo, en algunos países el abuso sexual tam-explicar los incidentes de maltrato dentro de las bién afecta a los niños pequeños.
  10. 10. CAPÍTULO 3. MALTRATO Y DESCUIDO DE LOS MENORES POR LOS PADRES U OTRAS PERSONAS A CARGO • 73El sexo Características de las personas a cargoEn la mayoría de los países, las niñas corren mayor y de la familiapeligro que los varones de ser víctimas de infanti- La investigación ha vinculado ciertas característicascidio, abuso sexual, descuido de la educación y la del cuidador, así como las características del am-nutrición y prostitución forzada (véase también el biente familiar, con el maltrato y descuido de me-capítulo 6). Los resultados de varios estudios inter- nores. Mientras que algunos factores —incluidosnacionales indican que las tasas de abuso sexual en- los demográficos— están relacionados con la varia-tre las niñas son de 1,5 a 3 veces más altas que entre ción del riesgo, otros se vinculan con las caracterís-los varones (46). A nivel mundial, más de 130 mi- ticas psíquicas y de comportamiento de la personallones de niños de 6 a 11 años de edad no asisten a a cargo del cuidado o con aspectos del ambientela escuela y 60% de ellos son niñas (61). En algunos familiar que pueden comprometer la crianza y con-países, no se les permite a las niñas recibir instruc- ducir al maltrato de los niños.ción escolar, o se las mantiene en casa para que co-laboren en el cuidado de sus hermanos o trabajen El sexopara ayudar económicamente a la familia. Las mayores probabilidades de que los que infli- Los varones parecen correr un riesgo mayor de gen malos tratos sean de sexo masculino o femeni-sufrir castigos físicos severos en muchos países (6, no dependen en parte del tipo de maltrato. Las12, 16, 40, 62). Aunque las niñas están expuestas a investigaciones realizadas en China, Chile, Estadosun riesgo más alto de infanticidio en muchos luga- Unidos, Finlandia y la India indican que las muje-res, no está claro por qué los varones son someti- res señalan que usan el castigo físico más que losdos a castigos físicos más severos. Puede ser que hombres (12, 40, 43, 64, 65). En Kenya, los informestales castigos sean vistos como una preparación para de los niños también revelan que hay más muestraslas funciones y responsabilidades de la vida adulta, de violencia de las madres que de los padres (51).o que se considere que los varones necesitan más Sin embargo, los hombres son los causantes másdisciplina física. Evidentemente, las amplias brechas comunes de los traumatismos craneoencefálicosculturales que existen entre las diferentes socieda- potencialmente mortales, las fracturas por maltratodes en lo que se refiere a la función de las mujeres y y otras lesiones mortales (66–68).los valores asignados a los varones y a las mujeres Los que cometen abuso sexual de menores, tan-podrían explicar muchas de estas diferencias. to en el caso de las víctimas femeninas como mas- culinas, son predominantemente hombres enCaracterísticas especiales muchos países (46, 69, 70). Los estudios han revela-Se ha comprobado que los lactantes prematuros, do que, en los casos de las víctimas femeninas delos gemelos y los niños con discapacidades están abuso sexual, más de 90% de los agresores son va-expuestos a mayor riesgo de maltrato físico y des- rones y, en el caso de las víctimas masculinas, elcuido (6, 53, 57, 63). Hay resultados contradicto- porcentaje de agresores varones varía entre 63%rios en los estudios sobre la importancia del retraso (72) y 86% (46, 71, 72).mental como factor de riesgo. Se cree que el bajopeso al nacer, la prematuridad, la enfermedad o las La estructura y los recursos de la familiaminusvalías físicas o mentales en el lactante o el niño Es más probable que los padres que infligen mal-dificultan la creación de vínculos afectivos y pue- trato físico sean jóvenes, solteros, pobres y desem-den hacer al niño más vulnerable al maltrato (6). Sin pleados, y tengan menos educación que susembargo, estas características no parecen ser impor- homólogos que no maltratan a sus hijos. Tanto entantes factores de riesgo de maltrato cuando se con- los países en desarrollo como en los industrializa-sideran otros factores, como las variables sociales y dos, los hijos de madres pobres, jóvenes y solterasde los progenitores (6). corren mayor riesgo de recibir castigos corporales
  11. 11. 74 • INFORME MUNDIAL SOBRE LA VIOLENCIA Y LA SALUD(6, 12, 65, 73). En los Estados Unidos, por ejemplo, antisociales (6, 67, 75, 76, 79). Los padres negligen-es tres veces más probable que las madres solteras tes tienen muchos de estos mismos problemas y talinformen que administran castigos físicos severos, vez también les resulte difícil planificar los aconte-en comparación con las madres de hogares que cimientos importantes de la vida, tales como casarse,cuentan con los dos progenitores (12). Se han in- tener hijos o buscar empleo. Muchas de esas caracte-formado resultados similares en la Argentina (73). rísticas afectan negativamente a la crianza y se aso- Estudios efectuados en Bangladesh, Colombia, cian con la ruptura de las relaciones sociales, la inca-Kenya, Italia, el Reino Unido, Suecia y Tailandia pacidad de hacer frente al estrés y las dificultadestambién han encontrado que la escasa educación y para tener acceso a los sistemas de apoyo social (6).la falta de ingresos para satisfacer las necesidades de Los padres que maltratan a sus hijos quizá nola familia aumentan el potencial de violencia física estén bien informados y tengan expectativas pococontra los niños (39, 52, 62, 67, 74–76), aunque se realistas acerca del desarrollo del niño (6, 57, 67,han observado excepciones a esta pauta en otras 80). Las investigaciones han encontrado que estospartes (14). En un estudio de familias palestinas, la padres responden con mayor irritación y fastidiofalta de dinero para cubrir las necesidades del niño ante los estados de ánimo y el comportamiento defue una de las razones principales dadas por los pa- sus hijos, que los apoyan menos, son poco cariño-dres para maltratar psíquicamente a sus hijos (77). sos, no juegan con ellos, desatienden sus deman- das, y son más dominantes y hostiles (6, 39).El tamaño de la familia y la composiciónde la unidad familiar Antecedentes de maltratoEl tamaño de la familia también puede aumentar el Los estudios también han revelado que los padresriesgo de maltrato. Un estudio de padres realizado que fueron maltratados cuando eran niños son másen Chile, por ejemplo, encontró que en las familias propensos a maltratar a sus propios hijos (6, 58, 67,con cuatro o más hijos era tres veces más probable 81, 82). No obstante, la relación aquí es complejaque los padres trataran a sus hijos en forma violen- (81–83) y algunas investigaciones han indicado queta, en comparación con los padres con menos hijos la mayoría de los padres que maltratan a sus hijos(78). Sin embargo, no siempre es sencillamente el no fueron en realidad maltratados ellos mismostamaño de la familia lo que influye. Datos prove- (58). Si bien los datos empíricos señalan que haynientes de diversos países indican que el hacina- en verdad una relación, quizá se haya exagerado lamiento doméstico aumenta el riesgo de maltrato importancia de este factor de riesgo. Otros factoresde menores (17, 41, 52, 57, 74, 79). Los ambientes que han estado vinculados con el maltrato de me-familiares inestables, en los cuales cambia con fre- nores, tales como la juventud de los padres, el es-cuencia la composición del hogar cuando se van trés, el aislamiento, el hacinamiento en el hogar, elunos miembros de la familia y llegan otros, son una abuso de sustancias psicotrópicas y la pobreza, quizácaracterística particularmente observada en los ca- sean más predictivos.sos de descuido crónico (6, 57). La violencia en el hogarCaracterísticas de la personalidad Se está prestando cada vez más atención a la violen-y del comportamiento cia en la pareja y su relación con el maltrato deVarias características de la personalidad y del com- menores. Los datos de estudios realizados en paísesportamiento han estado vinculadas en muchos es- geográfica y culturalmente tan diversos como China,tudios con el maltrato y descuido de menores. Los Colombia, Egipto, Estados Unidos, Filipinas, lapadres con más probabilidades de maltratar física- India, México y Sudáfrica indican todos unamente a sus hijos suelen tener una baja autoesti- relación estrecha entre estas dos formas de violenciama, poco control de sus impulsos y problemas de (6, 15, 17, 37, 40, 43, 67). En un estudio recientesalud mental, además de mostrar comportamientos efectuado en la India, la presencia de violencia
  12. 12. CAPÍTULO 3. MALTRATO Y DESCUIDO DE LOS MENORES POR LOS PADRES U OTRAS PERSONAS A CARGO • 75doméstica duplicó el riesgo de maltrato de meno- niveles altos de desempleo y concentración de lares (40). Entre las víctimas conocidas del maltrato pobreza (89–91). Esas comunidades también se ca-de menores, 40% o más también han notificado racterizan por el alto grado de renovación de laviolencia doméstica en sus hogares (84). En reali- población y el hacinamiento habitacional. Las in-dad, la relación quizá sea aun más estrecha, ya que vestigaciones indican que la pobreza crónica per-muchos organismos encargados de la protección de judica a los niños por su repercusión sobre ellos niños no recopilan sistemáticamente datos so- comportamiento de los padres y la disponibilidadbre otras formas de violencia en las familias. de recursos en la comunidad (92). Las comunida- des con niveles altos de pobreza tienden a tenerOtras características infraestructuras físicas y sociales deterioradas, yEl estrés y el aislamiento social del progenitor tam- cuentan con menos recursos o elementos que ha-bién han sido vinculados con el maltrato y descui- cen agradable la vida, por comparación con las co-do de menores (6, 39, 57, 73, 85). Se cree que el munidades más ricas.estrés causado por los cambios de trabajo, la pérdi-da de ingresos, los problemas de salud u otros as- El capital socialpectos del ambiente familiar pueden intensificar El capital social representa el grado de cohesión ylos conflictos en el hogar y la capacidad de los miem- solidaridad que existe dentro de las comunidadesbros de la familia de hacerles frente o de encontrar (85). Los niños de zonas con menos “capital social”apoyo. Es menos probable que los padres más capa- o inversión social en la comunidad parecen correrces de encontrar apoyo social maltraten a sus hijos, mayor riesgo de maltrato y tener más problemasaunque estén presentes otros factores de riesgo co- psíquicos o de conducta (85). Por otra parte, se hanocidos. Por ejemplo, en un estudio de casos y tes- comprobado que las redes sociales y las vinculacio-tigos efectuado en Buenos Aires, Argentina, los nes entre los vecinos protegen a los niños (4, 58,niños de familias integradas por un solo progeni- 93). Esto vale aun para los niños expuestos a variostor (el padre o la madre) estaban expuestos a un factores de riesgo (como la pobreza, la violencia, elriesgo significativamente mayor de sufrir maltrato abuso de sustancias psicotrópicas y tener padres conque los hijos de familias integradas por el padre y la niveles educativos bajos), a quienes estos nivelesmadre. No obstante, el riesgo de maltrato fue me- relativamente mejores de capital social parecen brin-nor entre los que eran más capaces de tener acceso dar protección(85).a servicios de apoyo social (73). En muchos estudios, el maltrato de menores tam- Factores socialesbién ha estado vinculado al abuso de sustancias psi- Se considera que una variedad de factores de lacotrópicas (6, 37, 40, 67, 76), si bien se requieren sociedad tienen gran influencia en el bienestar deotras investigaciones para distinguir los efectos in- los niños y las familias. Estos factores —no exami-dependientes del abuso de sustancias psicotrópi- nados hasta la fecha en la mayor parte de los paísescas de los problemas conexos de pobreza, hacina- como factores de riesgo de maltrato de menores—miento, trastornos mentales y problemas de salud son:asociados con este comportamiento. • La función de los valores culturales y las fuer- zas económicas al configurar las elecciones queFactores de la comunidad enfrentan las familias y determinar su respuestaLa pobreza a estas fuerzas.Numerosos estudios realizados en muchos países • Las desigualdades relacionadas con el sexo y elhan revelado claros nexos entre la pobreza y el mal- ingreso, que son factores presentes en otros ti-trato de menores (6, 37, 40, 62, 86–88). Las tasas de pos de violencia y que probablemente esténmaltrato son más elevadas en las comunidades con también vinculados con el maltrato de menores.
  13. 13. 76 • INFORME MUNDIAL SOBRE LA VIOLENCIA Y LA SALUD • Las normas culturales concernientes a las fun- CUADRO 3.4 Consecuencias del maltrato de menores sobre su salud ciones de género, las relaciones entre padres e Físicas hijos y la privacidad de la familia. Lesiones abdominales o torácicas • Las políticas relacionadas con los niños y la Lesiones cerebrales Moretones e hinchazón familia, tales como las que se refieren a la li- Quemaduras y escaldaduras cencia por maternidad, el empleo materno y Lesiones del sistema nervioso central las disposiciones para el cuidado de los niños. Discapacidad Fracturas • La índole y el grado de atención preventiva de Desgarros y abrasiones salud para los lactantes y los niños, como ayuda Lesiones oculares para identificar los casos de maltrato de menores. Relacionadas con la salud sexual y reproductiva • La solidez del sistema de asistencia social, es de- Problemas de la salud reproductiva Disfunción sexual cir, las fuentes de apoyo que proporcionan una Enfermedades de transmisión sexual, como la infección red de seguridad para los niños y las familias. por el VIH y el SIDA • La naturaleza y el grado de la protección social Embarazos no deseados y la capacidad de respuesta del sistema de jus- Psíquicas y en el comportamiento Abuso de alcohol y otras drogas ticia penal. Menoscabo cognoscitivo • Los conflictos sociales más vastos y la guerra. Comportamientos delictivos, violentos y de otros tipos Muchos de estos factores culturales y sociales más que implican riesgos Depresión y ansiedadamplios pueden afectar a la capacidad de los padres Retraso del desarrollode cuidar a los niños, intensificando o reduciendo Trastornos de la alimentación y el sueñoel estrés asociado con la vida familiar e influyendo Sentimientos de vergüenza y culpa Hiperactividaden los recursos de que disponen las familias. Incapacidad para relacionarse Desempeño escolar deficienteLas consecuencias del maltrato Falta de autoestimade menores Trastorno postraumático por estrés Trastornos psicosomáticosCarga para la salud Comportamiento suicida y daño autoinfligidoLa mala salud causada por el maltrato de menores Otras consecuencias a largo plazo Cáncerconstituye una porción significativa de la carga Enfermedad pulmonar crónicamundial de morbilidad. Si bien se han investigado Fibromialgiaalgunas de las consecuencias para la salud (21, 35, Síndrome de colon irritable Cardiopatía isquémica72, 94–96), solo recientemente se le ha prestado Enfermedad hepáticaatención a otras, como los trastornos psiquiátricos Problemas de la salud reproductiva, como la esterilidady el comportamiento suicida (53, 97, 98). Hay queseñalar que actualmente hay pruebas de que enfer- Asimismo, hay muchos estudios que demues-medades importantes de la edad adulta —entre ellas tran el daño psíquico a corto y a largo plazo (35, 45,la cardiopatía isquémica, el cáncer, la enfermedad 53, 94, 97). Algunos niños tienen unos pocos sín-pulmonar crónica, el síndrome del colon irritable y tomas que no llegan a niveles clínicos que despier-la fibromialgia— están relacionadas con experien- ten preocupación, o bien alcanzan niveles clínicoscias de maltrato durante la niñez (99–101). El me- pero no tan altos como en los niños generalmentecanismo evidente que explica estos resultados es la asistidos en los ámbitos clínicos. Otros sobrevivien-adopción de factores de riesgo vinculados con el tes presentan síntomas psiquiátricos graves, talescomportamiento, tales como el tabaquismo, el abu- como depresión, ansiedad, abuso de sustancias psi-so de alcohol, la alimentación deficiente y la falta cotrópicas, agresividad, vergüenza o deficienciasde ejercicio. La investigación también ha destacado cognoscitivas. Finalmente, algunos niños satisfacenimportantes consecuencias agudas directas a largo los criterios totales para definir la enfermedad psi-plazo (21, 23, 99–103) (cuadro 3.4). quiátrica, que incluyen el trastorno postraumático
  14. 14. CAPÍTULO 3. MALTRATO Y DESCUIDO DE LOS MENORES POR LOS PADRES U OTRAS PERSONAS A CARGO • 77por estrés, la depresión grave, los trastornos de an- incluía estimaciones de los ingresos futuros perdi-siedad y las alteraciones del sueño (53, 97, 98). Por dos, los costos educacionales y los servicios de saludejemplo, un reciente estudio longitudinal de una mental para los adultos. En el Reino Unido se hacohorte efectuado en Christchurch (Nueva Zelan- hablado de un costo anual estimado de alrededordia) encontró asociaciones significativas entre el de US$ 1 200 millones solo por servicios inmedia-abuso sexual durante la niñez y problemas ulterio- tos de asistencia social y jurídicos (104). Los costosres de salud mental, tales como depresión, trastor- preventivos probablemente sean muy superados pornos de ansiedad y pensamientos y comportamientos el total combinado de los costos a corto y a largosuicidas (97). plazo del maltrato y el descuido de menores para los Las manifestaciones físicas, emocionales y del com- individuos, las familias y la sociedad.portamiento resultantes del maltrato varían entre losmenores según la etapa de desarrollo del niño en que ¿Qué se puede hacer parase produce el maltrato, la gravedad de este, la relación prevenir el maltrato y el descuidodel agresor con el niño, la duración del período en el de los menores?cual continúa el maltrato y otros factores presentes en Mientras que en casi todo el mundo se proclamael entorno del niño (6, 23, 72, 95–101). que la prevención del maltrato de menores es una política social importante, sorprendentemente seCarga financiera ha hecho muy poco para investigar la eficacia de lasLos costos financieros asociados con la atención a intervenciones preventivas. Se ha realizado un es-corto y a largo plazo de las víctimas representan tudio cuidadoso de algunas intervenciones, comouna proporción significativa de la carga general la visita domiciliaria (105–107), pero se carece decreada por el maltrato y descuido de menores. Se una evaluación adecuada de muchas más interven-incluyen en el cálculo los costos directos asociados ciones en este campo (108).con el tratamiento, las visitas al hospital y al médi- La gran mayoría de los programas se concentranco y otros servicios de salud. Una variedad de cos- en las víctimas o causantes del maltrato y descuidotos indirectos se relacionan con la productividad de menores; muy pocos hacen hincapié en estrate-perdida, la discapacidad, la menor calidad de vida gias de prevención primaria encaminadas a impe-y la muerte prematura. Hay también costos asumi- dir que aquellos se produzcan. A continuación sedos por el sistema de justicia penal y otras institu- describen las respuestas más comunes.ciones, como: – los gastos relacionados con la aprehensión y Estrategias de apoyo a la familia enjuiciamiento de los agresores; Capacitación para la crianza de los hijos – los costos para las organizaciones de asistencia Se han establecido varias intervenciones para me- social resultantes de la investigación de los in- jorar las prácticas de crianza y prestar apoyo a la formes de maltrato y de la protección de los familia. Este tipo de programas en general instru- niños contra el maltrato; yen a los padres acerca del desarrollo del niño y los – los costos asociados con el cuidado de los me- ayudan a mejorar sus aptitudes para manejar el com- nores en hogares de guarda; portamiento de sus hijos. Mientras que la mayoría – los costos para el sistema educativo; de estos programas están concebidos para las fami- – los costos para el sector del empleo generados lias de alto riesgo o para aquellas en las cuales ya ha por el ausentismo y la baja productividad. ocurrido el maltrato, cada vez más se considera que Los datos provenientes de algunos países desa- puede ser beneficioso proporcionar educación yrrollados ilustran la carga financiera potencial. En capacitación en este aspecto a todos los padres o1996, se estimó en unos US$ 12 400 millones el futuros padres. En Singapur, por ejemplo, la educa-costo financiero asociado con el maltrato y descui- ción y la capacitación para la crianza empiezan en lado de menores en los Estados Unidos (8). Esta cifra escuela secundaria, con clases de “preparación para
  15. 15. 78 • INFORME MUNDIAL SOBRE LA VIOLENCIA Y LA SALUDla paternidad y la maternidad”. Los estudiantes información, apoyo y otros servicios para mejoraraprenden acerca del cuidado y el desarrollo de los el funcionamiento de la familia. Se han elaborado yniños y tienen una experiencia directa al trabajar estudiado diversos modelos de visita domiciliaria.con niños pequeños en centros y guarderías infan- En algunos de ellos, las visitas se hacen a todas lastiles (8). familias, independientemente de su situación de En el caso de las familias en las cuales ya ha ocu- riesgo, mientras que en otros se concentran en lasrrido el maltrato de menores, el principal objetivo familias en riesgo de violencia, como las constitui-es prevenir nuevos abusos, así como otros resulta- das por un solo progenitor o por padres adolescen-dos negativos para el niño, como son los proble- tes o primerizos que viven en comunidades conmas emocionales o el retraso del desarrollo. Si bien altos índices de pobreza.las evaluaciones de los programas sobre la educa- En una encuesta que abarcó más de 1 900 pro-ción y la capacitación para la crianza de los hijos gramas de visitas domiciliarias, Wasik y Robertshan mostrado resultados promisorios al reducir la (110) señalaron 224 que básicamente prestabanviolencia juvenil, son menos los estudios que han servicios a los niños maltratados y desamparados.examinado específicamente la repercusión de di- En esos programas, se consideró que los servicioschos programas en las tasas de maltrato y descuido más importantes eran perfeccionar las aptitudes parade menores. En cambio, para medir la eficacia de la crianza y aumentar la capacidad de los padres demuchas de las intervenciones se han usado resulta- hacer frente a las dificultades, seguidos del apoyodos afines, como la competencia y aptitudes de los emocional. En general se visitó a las familias sema-padres, los conflictos entre padres e hijos y la salud nalmente o cada dos semanas y se prestaron los ser-mental de los padres. vicios durante un período que fluctuó entre seis Por ejemplo, Wolfe et al. evaluaron una inter- meses y dos años.vención conductual para proporcionar capacitación Un ejemplo de programa de ese tipo es el quepara la crianza, específicamente diseñada para las lleva a cabo el Centro de Padres en Ciudad del Cabofamilias consideradas en riesgo (109). Se asignaron (Sudáfrica). Los visitantes domiciliarios son reclu-aleatoriamente las parejas constituidas por una ma- tados en la comunidad, adiestrados por el centro ydre y su hijo al grupo de la intervención o a un supervisados por asistentes sociales profesionales.grupo testigo. Las madres que recibieron capacita- Se visita a las familias mensualmente durante el pe-ción para la crianza notificaron menos problemas ríodo prenatal, semanalmente durante los dos pri-de conducta con sus hijos y menos problemas de meros meses posteriores al nacimiento, luego cadaajuste asociados con un maltrato potencial, en com- dos semanas durante dos meses más, y despuésparación con las madres del grupo testigo. Además, mensualmente hasta que el niño cumple los 6 me-una evaluación de seguimiento por los asistentes ses de edad. En ese momento, las visitas puedensociales indicó que era menor el riesgo de maltrato seguir o se terminan, según la evaluación del su-en el caso de las madres que habían recibido la pervisor. Cuando se considera apropiado, las fami-capacitación mencionada. lias pueden ser remitidas a otros organismos para los servicios.Las visitas domiciliarias y otros programas Olds et al. (106) realizaron uno de los pocos es-de apoyo a la familia tudios sobre los efectos a largo plazo de la visitaLos programas de visitas domiciliarias llevan re- domiciliaria en el maltrato y descuido de loscursos de la comunidad a las familias en sus hoga- menores. Estos investigadores concluyeron que, ares. Se ha identificado este tipo de intervención lo largo del período de 15 años posterior alcomo uno de los más prometedores para prevenir nacimiento del primer hijo, era menos probablevarios resultados negativos, incluidos la violencia que las mujeres que habían sido visitadas por lasjuvenil (capítulo 2) y el maltrato de menores (105– enfermeras durante su embarazo y durante la107). Durante las visitas a domicilio, se ofrecen lactancia de su hijo fueran identificadas como
  16. 16. CAPÍTULO 3. MALTRATO Y DESCUIDO DE LOS MENORES POR LOS PADRES U OTRAS PERSONAS A CARGO • 79causantes de malos tratos, en comparación con las aspectos positivos de la familia e incluía un ele-mujeres que no habían recibido esas visitas. mento de apoyo social, produjeron mejores resulta- dos que los programas sin esos componentes (112).Servicios intensivos de protección de la familiaEl propósito de este tipo de servicios es mantener a Estrategias de los servicios de saludla familia unida e impedir que los niños sean colo- La detección por los profesionalescados bajo tutela. Orientada hacia las familias en las de la asistencia sanitariacuales se ha confirmado el maltrato de niños, la in- Los profesionales de la asistencia sanitaria cumplentervención es breve (unas pocas semanas o meses) e una función clave al identificar, tratar y remitir aintensa: en general se dedican de 10 a 30 horas a la los servicios apropiados los casos de maltrato y des-semana a una familia particular, ya sea en el hogar o cuido de menores y al notificar los presuntos casosen alguna otra parte que sea familiar para el niño. de maltrato a las autoridades pertinentes. Es vitalComúnmente se ofrece una amplia variedad de ser- que los casos de maltrato de niños se detecten des-vicios, según las necesidades de la familia, que in- de el principio, con el fin de reducir al mínimo lascluyen diversas formas de terapia y servicios más consecuencias para el niño y poner en marcha cuan-prácticos, tales como los subsidios temporales para to antes los servicios necesarios.alquiler. Tradicionalmente, la detección es la identifica- Un ejemplo de esos programas en los Estados ción de un problema de salud antes de que aparez-Unidos es Constructores de Hogares, una interven- can los signos y síntomas. En el caso del maltrato yción domiciliaria intensiva para casos de crisis fa- descuido de menores, la detección podría presen-miliares, que incluye un programa de educación tar problemas pues dependería de la información(111). Las familias que tienen uno o varios niños obtenida directamente del perpetrador o de ob-en peligro inminente de ser colocados bajo tutela servadores. Por tal motivo, se han descrito relati-son referidas a este programa por los trabajadores vamente pocas estrategias de detección, y en laestatales. Durante cuatro meses, las familias reciben mayoría de ellas el objetivo esencial ha sido per-servicios intensivos de los terapeutas que están de feccionar el reconocimiento temprano por los pro-guardia 24 horas al día. La amplia gama de servicios veedores de la asistencia sanitaria del maltrato yque se ofrecen incluye ayuda para satisfacer necesi- descuido de menores, sobre todo mediante mayo-dades básicas como los alimentos y el albergue, y res niveles de capacitación y educación.para aprender nuevas aptitudes. Las evaluaciones de este tipo de intervención Capacitación para los profesionaleshan sido limitadas y sus resultados son poco con- de la saludcluyentes, sobre todo debido a que los programas En diversos países, los estudios han destacado laofrecen gran variedad de servicios y relativamente necesidad de la educación continua de los profe-pocos estudios han incluido un grupo testigo. Al- sionales de asistencia sanitaria en relación con lagunos datos indican que los programas para prote- detección y notificación de los signos y síntomasger la unidad familiar pueden contribuir a evitar la tempranos del maltrato y el descuido de menorescolocación de los niños bajo tutela, al menos a cor- (113–115). En consecuencia, varias organizacionesto plazo. Sin embargo, hay pocos indicios de que la de atención de salud han elaborado programas dedisfunción familiar subyacente que causa el pro- capacitación para mejorar tanto la detección y no-blema pueda resolverse con servicios intensivos tificación del maltrato y el descuido como el cono-breves de este tipo. Un metanálisis de varios pro- cimiento entre los trabajadores de asistenciagramas intensivos de protección de la familia di- sanitaria acerca de los servicios disponibles en laferentes encontró que aquellos en los que había comunidad. En los Estados Unidos, por ejemplo, lagrados altos de participación de los involucrados Asociación Médica Estadounidense y la Academiay que usaban un enfoque que aprovechaba los Estadounidense de Pediatría han elaborado pautas
  17. 17. 80 • INFORME MUNDIAL SOBRE LA VIOLENCIA Y LA SALUDpara el diagnóstico y tratamiento del maltrato de en todo el mundo, por ejemplo en Argentina, Chi-menores (116) y el abuso sexual (117). En el estado na (RAE de Hong Kong), Eslovaquia, la Federaciónde Nueva York, los profesionales de la salud están de Rusia, Grecia, Panamá y Senegal (7).obligados a tomar un curso de dos horas sobre laidentificación y notificación del maltrato y el Servicios para las víctimasdescuido de menores, como requisito previo para Un examen de los programas de tratamiento paraobtener una licencia profesional (118). También ha niños maltratados físicamente encontró que la asis-habido mociones en varios países europeos y en tencia en centros de atención diurna —centradaotras partes para aumentar esa capacitación de los en mejorar las aptitudes cognoscitivas y del desa-profesionales de la salud (7, 119–121). rrollo— era la estrategia más popular (126). La asis- Sin embargo, no siempre es sencillo detectar el tencia en centros de atención diurna ha sidomaltrato y el descuido de menores (122–124), y en recomendada para diversos trastornos relacionadosgeneral se requieren técnicas específicas de entre- con el maltrato, como los problemas emocionales,vista y determinados tipos de examen físico. Los de conducta o afectivos, y retrasos cognoscitivos oprofesionales médicos también deben estar alerta del desarrollo. Esta estrategia incorpora la terapia ypara descubrir la presencia de factores de riesgo en métodos de tratamiento específicos en el curso dela familia o de otro tipo que quizás indiquen la las actividades diarias del niño en un centro deexistencia de maltrato de menores. cuidados infantiles. La mayoría de los programas de Con el fin de mantener un proceso continuo y este tipo también incluyen la terapia y la educa-dinámico de educación, algunos investigadores han ción de los padres.propuesto programas de estudios estructurados con Fantuzzo et al. (127) han descrito un ejemplo demúltiples componentes para los profesionales de la un método de tratamiento específico para los niñossalud, según su grado particular de participación maltratados que se aíslan socialmente. Se colocó aen la atención de casos de maltrato de menores niños maltratados en edad preescolar socialmente(125). Conforme a esta propuesta, se prepararían muy aislados en grupos de juego junto con niñospor un lado cursos de formación integrada para los con grados más altos de integración social. Se enseñóestudiantes de medicina para los médicos que se a los niños mejor integrados a actuar como “ejem-capacitan, respectivamente, y por otro, cursos para plos de conducta social” de los niños más retraídos ylos que tienen un interés específico en el maltrato a alentar a estos a participar en las sesiones de juego.de menores. Sus tareas incluían hacer apropiadas insinuaciones Las evaluaciones de los programas de capacita- verbales y físicas de acercamiento a los niños retraí-ción se han concentrado principalmente en el co- dos, por ejemplo, ofreciéndoles un juguete. Se ob-nocimiento y el comportamiento del trabajador de servaron mejoras en el comportamiento social de losla salud en relación con el maltrato de menores. No niños retraídos, pero no se evaluaron los efectos ase conoce la repercusión de los programas sobre largo plazo de esta estrategia. La mayoría de los otrosotros aspectos tales como una mejor atención y re- programas de tratamiento descritos en el examenferencia de los niños. antes mencionado también han sido sometidos a poca o ninguna evaluación (126).Estrategias terapéuticas Del mismo modo que el maltrato físico, las mani-Las respuestas al maltrato y el descuido de menores festaciones del abuso sexual pueden variar conside-dependen de muchos factores, como son la edad y rablemente según varios factores, tales como lasla etapa de desarrollo del niño y la presencia de características individuales de la víctima, la relaciónfactores ambientales que causan estrés. Por este del perpetrador con la víctima y las circunstanciasmotivo, se ha diseñado una gama amplia de servi- del abuso. En consecuencia, se ha adoptado una am-cios terapéuticos que pueden utilizar las personas. plia variedad de enfoques de intervención y méto-Se han puesto en marcha programas terapéuticos dos terapéuticos para tratar a los niños que han sido
  18. 18. CAPÍTULO 3. MALTRATO Y DESCUIDO DE LOS MENORES POR LOS PADRES U OTRAS PERSONAS A CARGO • 81víctimas de abuso sexual, como la terapia indivi- serie de trastornos, como la adicción a sustanciasdual, en grupo y familiar (128–131). Aunque las psicotrópicas, los problemas de salud mental y ellimitadas investigaciones efectuadas indican que la alcoholismo (96–99, 137). Además, las víctimas delsalud mental de las víctimas mejora como resultado abuso tal vez no sean identificadas como tales hastade las intervenciones, hay considerablemente menos etapas posteriores de la vida y quizá no presenteninformación sobre otros beneficios. síntomas hasta mucho tiempo después de haber sufrido el abuso. Por estas razones, ha habido unServicios para los niños que presencian aumento reciente de los servicios para los adultosla violencia que fueron vejados en la niñez, en particular elUno de los agregados más recientes a la colección envío de casos a los servicios de salud mental. La-de estrategias de intervención son los servicios para mentablemente, se han publicado pocas evaluacio-los niños que presencian la violencia en el hogar nes de la repercusión de las intervenciones para(132–134). Las investigaciones han indicado que adultos víctimas de abuso en la niñez. La mayoríatal exposición puede tener numerosas consecuen- de las investigaciones se han concentrado en niñascias negativas. Por ejemplo, los niños que presen- que sufrieron abuso sexual cometido por sus pa-cian la violencia tienen mayores probabilidades de dres (138).reproducir, cuando llegan a la edad adulta, las rela-ciones disfuncionales que existían dentro de su Recursos jurídicos y conexospropia familia. La notificación obligatoria y voluntaria Al igual que en los casos de agresión física o La notificación por los profesionales de la salud desexual directa, los niños que son testigos de la vio- presuntos casos de maltrato y descuido de menoreslencia pueden presentar diversos síntomas, entre es obligatoria por ley en diversos países, tales comoellos, problemas de conducta, emocionales o so- Argentina, España, Estados Unidos, Finlandia, Is-ciales y retraso del desarrollo cognoscitivo o físico, rael, Kirguistán, la República de Corea, Rwanda ysi bien algunos de esos niños tal vez no sufran nin- Sri Lanka. Aun así, son relativamente pocos los paí-gún problema. Dada esta variabilidad, se han ela- ses del mundo que tienen leyes que estipulan laborado diferentes estrategias de intervención y notificación obligatoria del maltrato y el descuidométodos de tratamiento teniendo en cuenta la etapa de menores. Una encuesta mundial reciente en-de desarrollo del niño. Son limitados y a menudo contró que, de los 58 países que respondieron, 33contradictorios los datos obtenidos hasta la fecha tenían en vigor leyes de notificación obligatoria, yacerca de la eficacia de estos programas. Por ejem- 20, leyes sobre la notificación voluntaria (7).plo, dos evaluaciones del mismo programa de orien- El razonamiento que sustentaba la introduccióntación en grupos efectuado durante 10 semanas de las leyes de notificación obligatoria fue que ladieron resultados dispares. En una evaluación, los detección temprana del maltrato contribuiría a im-niños en el grupo de intervención pudieron des- pedir las lesiones graves, aumentaría la seguridadcribir más aptitudes y estrategias para evitar verse de las víctimas al eximirlas de la necesidad de efec-envueltos en conflictos violentos entre sus padres tuar la denuncia y fomentaría la coordinación en-y buscar apoyo externo que los niños en el grupo tre las respuestas jurídicas, de atención de salud yde comparación, mientras que en la otra evalua- de servicios.ción no se observó ninguna diferencia entre el gru- En el Brasil, es obligatoria la notificación a unpo de tratamiento y el de comparación (135, 136). “Consejo de Tutores”, integrado por cinco perso- nas (8). Los miembros del consejo, elegidos paraServicios para adultos víctimas de abuso sexual desempeñar el cargo durante dos años, tienen laen la niñez responsabilidad de proteger a los menores vícti-Varios estudios han encontrado una conexión en- mas de maltrato y descuido empleando todos lostre los antecedentes de abuso en la niñez y una recursos sociales, como son la colocación temporal
  19. 19. 82 • INFORME MUNDIAL SOBRE LA VIOLENCIA Y LA SALUDen hogares de guarda o la hospitalización. Los as- niños y las familias varían mucho. Si bien se hanpectos jurídicos del maltrato y descuido de meno- publicado algunos estudios sobre el proceso deres —tales como el enjuiciamiento de los autores toma de decisiones con respecto al tratamientodel maltrato y la revocación de la patria potestad— apropiado, así como sobre las deficiencias actualesno son abordados por el consejo. —por ejemplo la necesidad de aplicar criterios es- Las leyes de notificación obligatoria son poten- pecíficos uniformes para identificar a las familiascialmente útiles para la recopilación de datos, pero cuyos niños se encuentran en riesgo de sufrir mal-no se sabe cuán eficaces son para prevenir los casos de trato—, se ha investigado poco la eficacia de losmaltrato y descuido. Los críticos de este enfoque han servicios de protección a la infancia para reducir lasplanteado diversas inquietudes, por ejemplo, si los tasas de maltrato.organismos de asistencia social, cuyo financiamientoes deficiente, están en condiciones de beneficiar al Equipos revisores de las causas de muertesniño y su familia o si, en cambio, pueden hacer más infantilesdaño que bien al inducir esperanzas falsas (139). En los Estados Unidos, una mayor conciencia de la Existen diversos tipos de sistemas de notificación existencia de casos de violencia grave contra losvoluntaria en todo el mundo, por ejemplo en Barba- niños ha conducido al establecimiento de equiposdos, Camerún, Croacia, Japón, la República Unida de para la revisión de las muertes de niños en muchosTanzanía y Rumania (7). En los Países Bajos, los casos estados (141). Estos equipos multidisciplinariosde presunto maltrato de menores pueden notificarse examinan las defunciones producidas entre los ni-voluntariamente a uno de dos organismos públicos ños y obtienen datos y pruebas de la policía, losindependientes: el Consejo de Asistencia y Protec- abogados de la fiscalía, los profesionales de la asis-ción de los Niños y la Oficina Confidencial del Médi- tencia sanitaria, los servicios de protección de losco. Los dos organismos tienen la misión de proteger a niños y los médicos forenses. Los investigadoreslos niños del maltrato y el descuido, y ambos actúan han encontrado que estos equipos especializadospara investigar informes de presunto maltrato. tienen más probabilidades de detectar signos deNinguno de ellos presta servicios directos al niño ni a maltrato y descuido de menores que los equiposla familia y, en cambio, envían a los niños y los miem- sin adiestramiento específico. Por consiguiente,bros de la familia a otros sitios para que reciban los uno de los objetivos de este tipo de intervenciónservicios apropiados (140). es mejorar la exactitud de la clasificación de las muertes de niños.Servicios de protección a los niños A su vez, la mayor exactitud de la clasificaciónLos organismos que prestan servicios de protec- puede contribuir a que los enjuiciamientos ten-ción a los niños investigan y tratan de comprobar gan más éxito gracias a la reunión de más pruebas.los informes de presunto maltrato de menores. Los En un análisis de los datos recogidos a partir de lasinformes iniciales pueden provenir de diversas revisiones de la mortalidad entre los niños en elfuentes, tales como el personal de atención de sa- estado de Georgia, Estados Unidos (142), los inves-lud, la policía, maestros y vecinos. tigadores encontraron que la revisión de las causas Si se comprueba la veracidad de los informes, el de muertes infantiles permitía detectar más fiel-personal de los servicios de protección al menor mente las defunciones por maltrato y el síndrometiene que decidir acerca del tratamiento y el envío de muerte súbita del lactante. Después de la inves-a otros servicios apropiados. Esas decisiones son a tigación de la mortalidad de niños realizada por elmenudo difíciles, ya que es preciso encontrar un equipo especializado, 2% de las defunciones acae-equilibrio entre diversos requisitos que potencial- cidas durante el año de estudio no clasificadas ini-mente compiten entre sí, como son la necesidad cialmente como relacionadas con el maltrato o elde proteger al niño y el deseo de mantener unida a descuido fueron posteriormente reclasificadasla familia. Por lo tanto, los servicios ofrecidos a los como causadas por el maltrato.
  20. 20. CAPÍTULO 3. MALTRATO Y DESCUIDO DE LOS MENORES POR LOS PADRES U OTRAS PERSONAS A CARGO • 83 Otros objetivos de estos equipos son evitar las También se pueden efectuar en una escala mayor,muertes futuras de niños por maltrato mediante la por ejemplo, en algunos de los sectores de la po-revisión, el análisis y la implantación de medidas blación, o incluso en toda la comunidad, con lacorrectivas, y promover una mejor coordinación participación de muchos sectores.entre los diversos organismos y disciplinas involu-crados. Programas escolares Los programas escolares creados para evitar el abu-Las políticas de arresto y enjuiciamiento so sexual de los niños son una de las estrategiasLas políticas de justicia criminal varían notablemen- preventivas más ampliamente aplicadas y se han in-te y reflejan diferentes criterios acerca de la función corporado a los programas ordinarios de las escue-del sistema judicial con respecto al maltrato de ni- las en varios países. En Irlanda, por ejemplo, el Pro-ños. La decisión de enjuiciar a supuestos autores de grama de Prevención Primaria Cuídate actualmentemaltrato depende de diversos factores, como por se aplica en casi todas las escuelas primarias, con elejemplo la gravedad del maltrato, la solidez de las apoyo total del Departamento de Educación y lospruebas, que el niño pueda ser un testigo compe- líderes religiosos (146).tente y que haya alguna opción viable del enjuicia- Estos programas en general tienen como objeti-miento (143). Un examen de la acción penal en los vo enseñarles a los niños cómo reconocer las situa-casos de abuso sexual de niños (144) encontró que ciones peligrosas y desarrollar en ellos las aptitudes72% de 451 imputaciones presentadas durante un necesarias para protegerse contra el abuso. Los con-período de dos años fueron consideradas probables ceptos que sustentan estos programas son que loscasos de abuso sexual. Sin embargo, se presentaron niños son dueños de su cuerpo y pueden prevenircargos en firme en poco más de la mitad de estos el abuso, y que hay diferentes tipos de contactocasos. En otro estudio de imputaciones de abuso físico. Se enseña a los niños cómo responder a unsexual de niños (145), los fiscales aceptaron 60% de adulto si les pide que hagan algo que encuentranlos casos que se les remitieron. desagradable. Los programas escolares son muy variados en cuanto a su contenido y presentación yTratamiento obligatorio para los agresores muchos también incluyen a los padres u otras per-El tratamiento ordenado por un tribunal para los acu- sonas a cargo.sados de maltrato de menores es una estrategia reco- Aunque hay consenso entre los investigadoresmendada en muchos países. No obstante, hay un de- en cuanto a que los niños pueden adquirir conoci-bate entre los investigadores sobre si el tratamiento mientos y aptitudes para protegerse del abuso, seestablecido a través del sistema judicial es preferible han planteado interrogantes acerca de si estas apti-a la inscripción voluntaria en programas de trata- tudes se conservan con el paso del tiempo y si pro-miento. El tratamiento obligatorio es resultado de la tegerían a un niño en una situación de abuso, encreencia de que, a falta de consecuencias legales, al- particular cuando el agresor es alguien bien cono-gunos agresores se negarán a recibir el tratamiento. cido y goza de la confianza del niño. Por ejemplo,En oposición a esto, existe el criterio de que el tra- en una evaluación del Programa de Prevención Cuí-tamiento forzoso impuesto por un tribunal en rea- date de Irlanda mencionado anteriormente, los ni-lidad podría crear resistencia al tratamiento por par- ños incluidos en el programa mostraron mejoraste de los agresores, y que la participación voluntaria significativas en cuanto a conocimientos y aptitu-de estos es esencial para el éxito del tratamiento. des (146). Cuando se efectuaron observaciones después de tres meses, se comprobó que se habíanActividades comunitarias conservado las aptitudes.Las intervenciones comunitarias a menudo se con- Un metanálisis reciente (147) llegó a la conclu-centran en determinado grupo de población o se sión de que los programas para prevenir la victimi-realizan en un ámbito específico, como las escuelas. zación fueron bastante eficaces en enseñarles a los

×