Integración socio cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Integración socio cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco

on

  • 993 views

La Dirección de Estudios y Régimen Jurídico de la Lehendakaritza publica este documento, que forma parte de los Cuadernos Sociológicos Vascos, con la intención de analizar y determinar las pautas ...

La Dirección de Estudios y Régimen Jurídico de la Lehendakaritza publica este documento, que forma parte de los Cuadernos Sociológicos Vascos, con la intención de analizar y determinar las pautas de adaptación e integración de los inmigrantes en el País Vasco. Sus autores, profesores de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), se centran en las consecuencias psico-sociales de la adaptación.

Statistics

Views

Total Views
993
Views on SlideShare
993
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
3
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Integración socio cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Integración socio cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Document Transcript

    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Nekane Basabe Anna Zlobina Darío Páez 2004 LEHENDAKARITZA PRESIDENCIA Azterlan eta Lege Araubide Zuzendaritza Dirección de Estudios y Régimen Jurídico Prospekzio Soziologikoen Kabinetea Gabinete de Prospección Sociológica Eusko Jaurlaritzaren Argitalpen Zerbitzu Nagusia Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco Vitoria-Gasteiz, 2004
    • OTROS NÚMEROS DE ESTA COLECCIÓN1. La actitud emprendedora en la CAPV • Kualitate Lantaldea2. Institucionalización política y reencantamiento de la socialidad. Las transformaciones en el mundo nacionalista • Begoña Abad, Javier Cerrato, Gabriel Gatti, Iñaki Martinez de Albeniz, Alfonso Pérez-Agote, Benjamín Tejerina3. La cultura del trabajo y la actitud emprendedora en el ámbito profesional de la CAPV Miguel Ayerbe, Esther Buenetxea4. La población vasca ante el periodo de tregua de ETA 1998-1999 Gabinete de Prospección Sociológica5. Ikastola edo eskola publikoa: euskal nazionalismoaren hautua • Txoli Mateos6. Análisis postelectoral de Elecciones Autonómicas 2001 Gabinete de Prospección Sociológica Belén Castro Iñigo, Miguel Angel García Montoya, Amaya Zárraga Castro7. Acción colectiva y sociedad de movimientos. El movimiento antimilitarista contemporáneo en el País Vasco-Navarro • Jesus Casquette8. El sector de la Cooperación al Desarrollo en la CAPV en el bienio 1999-2000 Varios autores9. Euskal eskolaren muin eta mamiaren bila: ikerkuntza-prestakuntza prozesu bat Maite Arandia, Idoia Fernández, Pilar Ruiz de Gauna, José Luis Marañón, Juanjo Gómez10. La familia en la C.A.P.V. – 1997 • Kualitate Lantaldea11. La familia en la C.A.P.V. – 2002 • Gabinete de Prospección Sociológica12. El Concierto Económico Vasco: historia y renovación. Las valoraciones de la población de la C.A.P.V. al respecto • Varios autores13. Gaztetxoak eta Aisialdia: Etorkizuna aurreikusten (2001-2002) Kontxesi Berrio-Otxoa, Jone Miren Hernández, Zesar Martínez14. Nuevos procesos de jubilación en las sociedades industriales contemporáneas: El caso vasco • Paulina Osorio ParraguezAUTORESNekane Basabe, Profesora titular de Psicología Social de la UPV/EHU (pspbaban@vf.ehu.es)Anna Zlobina, Psicóloga y becaria predoctoral del Gobierno Vasco, UPV/EHU (anyazlobina@hotmail.com)Dario Paez, Catedrático de Psicología Social de la UPV/EHU (pspparod@ss.ehu.es)Prospekzio Soziologikoen Kabineteak ikerlan hau argitara emateko erabakiak ez dakar berekin inolakoerantzukizunik bertan agertzen diren edukiekiko.La decisión del Gabinete de Prospección Sociológica de publicar el presente estudio no implica responsa-bilidad alguna sobre su contenido.Edición: 1ª. Octubre 2004Tirada: 1000 ejemplares© Administración de la Comunidad Autónoma del País Vasco PresidenciaEdita: Eusko Jaurlaritzaren Argitalpen Zerbitzu Nagusia Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco Donostia-San Sebastián, 1. 01010 Vitoria-GasteizFotocomposicióne impresión: Gráficas Santamaría, S.A Bekolarra, 4. 01010 Vitoria-GasteizI.S.S.N.: 1575-7005D.L.: VI-388/04
    • ÍNDICEPRESENTACIÓN ............................................................................................. 9INTRODUCCIÓN ............................................................................................. 111. INMIGRACIÓN EN ESPAÑA Y EL PAÍS VASCO: DATOS DEMOGRÁFICOS .............................................................................. 152. MÉTODO Y PROCEDIMIENTO. DESCRIPCIÓN DE LA MUESTRA .......... 21 2.1 MÉTODO ......................................................................................... 21 2.1.1 Estudio cualitativo............................................................................ 21 2.1.2 Estudio cuantitativo.......................................................................... 21 2.2 VARIABLES E INDICADORES..................................................................... 22 2.2.1 Variables sociodemográficas............................................................. 22 2.2.2 Tiempo de estancia en España ......................................................... 22 2.2.3 Proyecto migratorio ......................................................................... 22 2.2.3.1 Motivos para emigrar ........................................................... 22 2.2.3.2 Expectativas y proyecto migratorio ..................................... 22 2.2.3.3 Retorno y contacto con país de origen................................ 22 2.2.3.4 Emociones............................................................................ 23 2.2.4 Variables culturales: escala del choque cultural e índice de distancia cultural percibida............................................................................. 23 2.2.5 Identidad y estrategias de adaptación .............................................. 23 2.2.5.1 Identidad étnica: sentido de pertenencia............................. 23 2.2.5.2 Identidad étnica-cultural: prácticas culturales, lealtad lingüística y contacto........................................................... 23 2.2.5.3 Orientación hacia país de origen y acogida: actitudes de aculturación .................................................................... 24 2.2.5.4 Identidad-experiencia de minoría étnica ............................. 24 2.2.6 Factores protectores o de riesgo para la adaptación a la sociedad de acogida ......................................................................... 24 2.2.6.1 Grado de contacto con la sociedad de origen y de acogida................................................................................. 24 2.2.6.2 Soporte social ...................................................................... 25 2.2.7 Percepción de control...................................................................... 25 2.2.8 Consecuencias de la adaptación a la sociedad de acogida: ajuste psicológico y adaptación socio-cultural................................. 25 2.2.8.1 Adaptación sociocultural...................................................... 25 2.2.8.2 Ajuste psicológico ................................................................ 25 2.2.8.3 Satisfacción con la vida ........................................................ 25 2.3 TRABAJO DE CAMPO ................................................................................ 25 2.4 DESCRIPCIÓN Y CARACTERÍSTICAS DE LA MUESTRA............................ 26 2.4.1 Procedencia de los participantes de la investigación....................... 26 5
    • 2.4.2 Participación en asociaciones socio-culturales ................................ 30 2.4.3 Características socio-demográficas de los participantes de la investigación .................................................................................... 31 2.4.3.1 Tiempo de residencia ........................................................... 31 2.4.3.2 Edad ..................................................................................... 33 2.4.3.3 Lugar de procedencia: rural versus urbano.......................... 33 2.4.3.4 Estado civil e índice de exogamia ........................................ 33 2.4.3.5 Familia y reagrupación familiar............................................ 37 2.4.3.6 Nivel de estudios.................................................................. 38 2.4.3.7 Ocupación ........................................................................... 39 2.4.3.8 Situación económica (dificultades económicas).................. 42 2.4.3.9 Situación jurídica ................................................................. 43 2.4.3.10 Religión .............................................................................. 45 3. PROYECTOS DE MIGRACIÓN ...................................................................... 49 3.1 MOTIVOS PARA EMIGRAR ........................................................................ 49 3.2 PROYECTO MIGRATORIO ........................................................................ 52 3.3 CONTACTO CON EL PAÍS DE ACOGIDA Y RETORNO ............................. 54 3.4 EVALUACIÓN DE SU SITUACIÓN EN COMPARACIÓN CON LO ESPERADO ................................................................................................ 56 3.5 EXPECTATIVAS Y EMOCIONES VINCULADAS A LA EXPERIENCIA MIGRATORIA ............................................................................................ 57 4. CHOQUE CULTURAL E INTEGRACION....................................................... 61 4.1 CHOQUE CULTURAL Y DIMENSIONES CULTURALES .............................. 61 4.2 FUENTES DE CHOQUE CULTURAL: DIMENSIONES ................................. 64 4.3 DISTANCIA CULTURAL PERCIBIDA.......................................................... 73 5. INTEGRACIÓN SOCIO-CULTURAL: ESTRATEGIAS DE ACULTURACIÓN, IDENTIDAD ÉTNICO-CULTURAL................................................................ 75 5.1 GRADO DE CONTACTO CON LOS MIEMBROS DEL PAÍS DE ORIGEN Y CON LOS AUTÓCTONOS.......................................................................... 76 5.2 ESTATUS DEL GRUPO ÉTNICO-CULTURAL .............................................. 77 5.3 DISCRIMINACIÓN PERCIBIDA ................................................................. 78 5.4 ACTITUDES DE ACULTURACIÓN .............................................................. 79 5.5 PREDICCIÓN Y EXPLICACIÓN DE LAS ESTRATEGIAS DE ACULTURACIÓN ....................................................................................... 82 5.6 IDENTIDAD ............................................................................................. 84 5.7 IDENTIDAD COMO SENTIDO SUBJETIVO DE PERTENENCIA................. 84 5.8 IDENTIDAD: PRÁCTICAS CULTURALES Y LEALTAD LINGÜÍSTICA.......... 85 5.9 COMPONENTES DE LA IDENTIDAD ........................................................ 87 5.9.1 Componentes de la identidad de origen y acogida .......................... 876
    • 5.9.2 Análisis factorial de los componentes de la identidad de origen y acogida .......................................................................................... 88 5.10 ESTRATEGIAS DE ACULTURACIÓN Y AJUSTE PSICOSOCIAL ................. 91 5.11 ESTRATEGIAS DE ACULTURACIÓN Y TIEMPO DE ESTANCIA EN EL PAÍS DE ACOGIDA ........................................................................ 936. ADAPTACIÓN SOCIO-CULTURAL Y PSICOLÓGICA ................................. 95 6.1 APOYO SOCIAL PERCIBIDO ..................................................................... 96 6.2 DIMENSIONES DE LA ADAPTACIÓN SOCIO-CULTURAL.......................... 97 6.2.1 Dificultades prácticas ....................................................................... 99 6.2.2 Dificultades con las costumbres....................................................... 99 6.2.3 Dificultades culturales...................................................................... 100 6.3 ADAPTACIÓN PSICOLÓGICA.................................................................... 101 6.3.1 Bienestar subjetivo ........................................................................... 101 6.3.2 Control percibido sobre su vida y satisfacción vital......................... 102 6.4 FACTORES ASOCIADOS A LA ADAPTACIÓN SOCIO-CULTURAL Y PSICOLÓGICA........................................................................................... 103 6.4.1 Adaptación socio-cultural ................................................................. 104 6.4.2 Adaptación psicológica .................................................................... 1077. CONCLUSIONES Y DISCUSIÓN.................................................................... 111 7.1 CARACTERÍSTICAS DE LAS PERSONAS INMIGRANTES ........................... 112 7.1.1 Edad, tiempo de estancia y lugares de procedencia......................... 112 7.1.2 Familia y reagrupación familiar ........................................................ 112 7.1.3 Nivel de estudios, ocupación y dificultades económicas ................. 113 7.1.4 Situación jurídica.............................................................................. 114 7.1.5 Religión y práctica religiosa ............................................................. 114 7.1.6 Participación en asociaciones socio-culturales ................................ 115 7.2 PROYECTO MIGRATORIO Y MOTIVOS .................................................... 115 7.2.1 Motivos............................................................................................. 115 7.2.2 Permanencia o provisionalidad ........................................................ 117 7.2.3 Contacto con el país de acogida y retorno ...................................... 117 7.2.4 Evaluación de su situación en comparación con lo esperado.......... 118 7.3 CHOQUE CULTURAL: DISTANCIA CULTURAL Y AJUSTE PSICOSOCIAL............................................................................................ 119 7.4 ORIENTACIONES PRÁCTICAS .................................................................. 122 7.4.1 Algunas orientaciones para la interacción intercultural ................... 122 7.4.1.1 Orientaciones para los inmigrantes ..................................... 123 7.4.1.1.1 Generales .............................................................. 123 7.4.1.1.2 Para los inmigrantes latinoamericanos.................. 124 7.4.1.1.3 Para los inmigrantes de Europa del Este ............... 124 7
    • 7.4.1.1.4 Para los inmigrantes de África del Norte .............. 124 7.4.1.1.5 Para los inmigrantes de África Subsahariana......... 125 7.4.1.2 Orientaciones para los autóctonos ...................................... 125 7.4.1.2.1 Aspectos relacionados con el desarrollo socio-económico .................................................. 125 7.4.1.2.2 Aspectos relacionados con mayor colectivismo y distancia jerárquica............................................ 126 7.4.1.2.3 Aspectos relacionados con la dimensión de masculinidad-feminidad........................................ 127 7.5 Estrategias de aculturación e identidad..................................................... 128 7.5.1 Dimensiones e indicadores de la identidad social y étnica .............. 128 7.5.1.1 Sentido subjetivo de continuación y diferencia................... 128 7.5.1.2 Identidad cultural- identidad conductual ............................ 129 7.5.1.3 Actitudes u orientación hacia el país de origen y el de acogida................................................................................. 129 7.5.1.4 Experiencia de minoría........................................................ 130 7.5.1.5 Relación entre los componentes de la identidad................. 130 7.5.1.6 Identidad de origen e identidad de acogida......................... 131 7.5.2 Integración, identidad y factores asociados...................................... 131 7.5.3 Transculturación: estrategias de adaptación y ajuste ........................ 132 7.6 ADAPTACIÓN SOCIO-CULTURAL Y PSICOLÓGICA ................................. 133 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS..................................................................... 137 ANEXO. LISTADO DE PERSONAS COLABORADORAS .................................. 1418
    • Introducción Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosLa presente investigación ha tenido como objetivo analizar la adaptación sociocul-tural y psicológica de los inmigrantes extranjeros residentes en el País Vasco. Estetrabajo se centra en las consecuencias psico-sociales de la adaptación a una nueva 15cultura: el ajuste psicológico y la adaptación socio-cultural, y en qué factores sonrelevantes en ambos aspectos, cuáles son los modos que las personas adoptan alo largo del proceso migratorio en las sociedades de acogida y sus consecuenciaspsicosociales.Las migraciones internacionales por motivos políticos y económicos, legales o ile-gales, han alcanzado los niveles más elevados de la historia. Hoy en día existen másde 120 millones de personas que han abandonado sus lugares de origen. Tambiénexisten 15 millones de refugiados y más de 30 millones de personas que se hanvisto obligadas a abandonar sus casas, pero que no han cruzado las fronteras de supaís. En total alrededor del 2-3% de la humanidad habita en lugares en los que no hanacido (Badi, 2000).Las investigaciones en diversos países (EE.UU., Canadá, Australia y Nueva Zelan-da, y países europeos entre otros) y que analizan la adaptación de personas dedistintos orígenes (latinoamericanos, europeos, asiáticos y chinos, y africanos)a las sociedades de acogida, en primera generación y a lo largo de las genera-ciones, han mostrado una serie de resultados que sintetizamos a continuacióny que han servido de hipótesis de trabajo para contrastar en el País Vasco y conalgunos de los principales colectivos de inmigrantes extranjeros presentes hoyen nuestra Comunidad (latinoamericanos, africanos, magrebíes, rusos y ucrania-nos).La persona que abandona su cultura de origen tiene que adaptarse al nuevo con-texto cultural. Este proceso implica tres aspectos: a) la adaptación psicológica;b) el aprendizaje cultural (las habilidades sociales que permiten manejarse en lanueva cultura), y c) la realización de las conductas adecuadas para la resoluciónexitosa de las tareas sociales (Moghaddam, Taylor y Wrigth, 1993). La adapta-ción socio-cultural y la psicológica muestran diferentes patrones de evolucióntemporal y son explicadas por diferentes factores psico-sociales (Smith y Bond,1999). La distancia cultural entre los países de origen y los de acogida es unfactor cultural que afecta a los procesos de aculturación (una mayor cercaníacultural exige un menor esfuerzo de adaptación, favorece una comunicaciónmás fluida, además de ser menor la ansiedad, y la incertidumbre generadas). Lasinvestigaciones han confirmado que a mayor similitud cultural menores dificulta-des de adaptación (Smith y Bond, 1999). Se ha constatado que a mayor distanciacultural percibida, mayor estrés, mayores dificultades psicológicas y de adaptacióno aprendizaje sociocultural (Ward, Bochner y Furnham, 2001). Sin embargo, otros 11
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco factores han demostrado ser igual o más importantes en la adaptación e integra- ción exitosa de las personas extranjeras. Así por ejemplo, el grado de discrimina- ción y prejuicio existentes hacia el grupo de origen, el grado de contacto y apoyo que se tiene con las personas de la sociedad de acogida y con los compatriotas se citan más frecuentemente como los factores relevantes para el bienestar psico- social y la integración harmoniosa de los inmigrantes (Ward et al., 2001; Smith y Bond, 1999). La identidad étnica cambia durante el proceso de la aculturación. Presenta va- rios componentes: el sentido de pertenencia se mantiene fuerte a lo largo del tiempo de estancia, la identidad conductual sin embargo sufre un fuerte proce- so de aculturación (las personas adquieren rápidamente las costumbres del país de acogida), mientras que las actitudes suelen ser biculturales (se manifiesta un deseo de mantener las señas de identidad y a la vez de asumir la cultura de acogida). La mayoría de los inmigrantes, en distintos países, presentan actitu- des biculturales (deseo de mantener la identidad de origen y al mismo tiempo, aprender la cultura y costumbres de la sociedad de acogida), incluso se ha plan- teado que ésta es la estrategia más adaptativa desde el punto de vista psicológi- co. Sin embargo, la funcionalidad de las estrategias de adaptación es discutida, ya que depende de factores relativos tanto a la sociedad de acogida, a la cultura de origen y a la organización de las comunidades en la sociedad huésped. Si es cierto que identidad de origen y acogida pueden no estar asociadas, como suele suceder con la segunda generación de inmigrantes, también está constatado que la asimilación es más típica en la primera generación, cuando la identidad de origen y acogida se asocian negativamente, siendo la orientación positiva hacia el país de acogida una estrategia funcional (Chun, Organista y Marín, 2003; Ward, Bochner y Furnham, 2001). Entre los factores vinculados y relevantes para la adaptación psicológica se encuentran las experiencias vividas durante el proceso migratorio, y el apoyo social. El nivel de apoyo social en el país de acogida, la relación estrecha con per- sonas de la sociedad de acogida, amortigua el estrés aculturativo y se asocia a una mejor adaptación transcultural.Aunque al mismo tiempo, se ha constatado que es difícil para los inmigrantes entablar relaciones de amistad con los nativos (Mog- haddam,Taylor y Wrigth, 1993). La situación psicológica y afectiva se ve profundamente afectada al inicio de la experiencia migratoria, siendo su curso variable en el tiempo. Por otro lado, la adaptación socio-cultural aumenta con el tiempo de estancia, la menor distancia cultural, y la fuerte identificación con el país de acogida (asimilación y bi-cultu- ral). El proceso de adaptación sociocultural es un proceso de aprendizaje de la cultura (lengua, costumbres y normas sociales) que suele ser lineal, aumentando con la veteranía en la sociedad de acogida (Ward et al., 2001).12
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosTodas estas cuestiones se han analizado en este estudio, donde se van a presen-tar resultados referentes a una muestra de inmigrantes africanos, latinoamerica-nos y europeos residentes en la País Vasco.Los objetivos generales de la investigación han sido: 1. Conocer las estrategias psico-sociales de adaptación y sus consecuencias 15 (choque cultural y estrés aculturativo) de los inmigrantes extranjeros prove- nientes de diferentes regiones del mundo. 2. Analizar los factores que se asocian a las orientaciones aculturativas y a la adaptación socio-cultural y psicológica.Los objetivos teóricos específicos han sido: 1. Analizar la distancia cultural percibida entre las regiones y países de origen y de acogida de los distintos tipos de inmigrantes. 2. Describir las fuentes más importantes del choque cultural para el conjunto de inmigrantes, como específicas de cada país o lugar de procedencia. 3. Describir cuáles son las estrategias de adaptación de los grupos de inmigrantes y emigrantes y su frecuencia. 4. Conocer los factores socio-culturales y psico-sociales que influyen en el ajuste psicológico y en la adaptación socio-cultural de los inmigrantes.El interés práctico de este estudio ha sido descubrir aquellos aspectos de la culturareceptora que más dificultades provocan en el proceso de aculturación e integra-ción de los inmigrantes, para tenerlos en cuenta a la hora de planificar o realizarintervenciones socio-culturales y psicológicas. Esperamos que estos resultadospuedan servir para generar sugerencias y orientaciones para la comunicación inter-cultural, orientada tanto a personas extranjeras como a autóctonas, especialmentepara aquellas dedicadas a la atención a extranjeros/as (asociaciones, ONGs, serviciosinstitucionales).La colaboración de varios colectivos ha sido muy importante en este estudio, asícomo las aportaciones y el trabajo de numerosas personas, muchas de ellas extran-jeras, porque han hecho posible que este trabajo se llevara a cabo, porque nos hanmostrado la diversidad de elecciones vitales y motivos que llevan a las personas amoverse por el mundo. Como nos han mostrado los y las entrevistados/as, las per-sonas se trasladan porque quieren mejorar su nivel de vida, pero también porquebuscan estar con sus familias, también porque quieren separarse de ellas, porqueestán amenazados en sus países de origen y sufren persecuciones (aunque los go-biernos les nieguen el estatus de refugiado), porque buscan experiencias nuevas yquieren mezclarse con otros y otras, porque quieren vivir sus opciones sexuales conuna mayor libertad que no pueden tener en sus países, porque quieren ayudar al 13
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco desarrollo y mejora de sus familias, comunidades y países, y otros muchos motivos que expresan el deseo de cambio y de mejora que es universal. Quisiéramos enumerar y agradecer a todos los grupos y personas que han hecho posible la realización de esta investigación: − Coordinadora de ONGs de ayuda a inmigrantes Harresiak Apurtuz − Médicos del Mundo, Bilbao − Asociación latinoamericana ACULCO − Asociación senegalesa − Asociación brasileña-Vitoria − Asociación Afro-americana-Vitoria − Asociación colombiana-Bilbao − Asociación de ecuatorianos de Vitoria (ABYA-YALA) − Misiones Diocesanas-Vitoria − Estudiantes de Trabajo Social (Vitoria) y Psicología (San Sebastián) de la UPV/EHU. − Todas y cada una de las personas que con su inapreciable ayuda han partici- pado en la investigación y en el trabajo de campo (véase listado de personas colaboradoras en el anexo). Asimismo, agradecer el apoyo institucional en esta investigación que ha sido finan- ciada por medio de una beca MEC, BSO2001-1236-C07-01, proyecto coordinado con varias universidades (Burgos, Salamanca, País Vasco) y dirigido desde la Uni- versidad del País Vasco por el grupo de investigación consolidado de la UPV/EHU UPV 109.231-136.45-2001, y gracias también a una beca predoctoral del Gobierno Vasco.Agradecemos especialmente las sugerencias y aportaciones de los profesores Francisco Morales y Carmen Huici de la UNED-Madrid, y la generosa colaboración del profesor de la Universidad de Barcelona y psiquiatra del Centro SAPPIR de Bar- celona Joseba Atxotegi. También quisiéramos destacar la siempre solidaria ayuda prestada por Rigoberto Jara, presidente de la coordinadora de Harresiak Apurtuz, y la permanente ayuda de Celina Pereda y otros colaboradores de Médicos del Mundo de Bilbao, que nos han facilitado contactos, locales y apoyo permanente desde el primer momento. Damos las gracias también al Gobierno Vasco, Gabinete de Pros- pección Sociológica, por brindarnos la oportunidad de publicar este estudio en este número de los Cuadernos Sociológicos Vascos, y en especial agradecemos a Kontxi Kerejeta y Larraitz Mendizábal su paciente trabajo en la corrección y edición del texto. Agradecemos asimismo a la Dirección de Inmigración del Gobierno Vasco, su apoyo y colaboración para la publicación de este estudio.14
    • 1. Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Inmigración en España y el País Vasco: datos demográficos 15Con respecto a la presencia de los inmigrantes en España, se puede decir que lamigración intensa de miembros de otros países al territorio del Estado Español esreciente.Todavía hace unos diez años residían cerca de 400.000 personas extranjerasque constituían un 1% de la población total (Blanco, 2002). España en las últimas dé-cadas ha pasado de ser un país de emigración a ser un país receptor de inmigrantes.El País Vasco fue un país de emigración masiva extracontinental, también han sidoconstantes los flujos migratorios internos, de hecho la población vasca actual estácompuesta en su mayoría por descendientes de familias procedentes de otras regio-nes y comunidades españolas. Los residentes extranjeros en España, que en los años50 eran como media 66.000 en el 2000 alcanzaron un número de 895.720, tasa quecorrespondía a 22,28 residentes extranjeros por cada 1.000 habitantes españoles.Para el año 2002 (diciembre) se calculaba que había 1.324.001 residentes (AnuarioEstadístico de Extranjería, 2002), tasa que corresponde a 32,41 residentes extran-jeros por cada 1.000 habitantes españoles (población total 40.847,371 censo INE anoviembre de 2001- Anuario Estadístico de Extranjería, 2002), a los que habría queañadir alrededor de 462.957 no regularizados, según algunas estimaciones (El País, 18-3-2003, p.33), sumando un total de 1.786.958 regularizados y no regularizados. Parael año 2003 (diciembre) los extranjeros residentes en España ascendían a 1.641.011,de los cuales 1.074.895 eran no comunitarios (Ministerio del Interior, 2003). Segúnlos últimos datos facilitados por el I.N.E., y referidos al padrón, en el 2003 figurabaninscritos un total de 2.672.596 extranjeros, habiéndose producido una incrementorespecto a las cifras del padrón del año 2002 (1.977.945 inscritos) del 35.12% (INE,2003; Arango et al., 2004). Estos últimos datos del padrón probablemente contienenuna sobreestimación de las tasas de inmigrantes (tanto por la duplicidad de personasregistradas como por la no actualización en las bajas del padrón), mientras que los da-tos del registro del Ministerio del Interior suponen una subestimación de la presenciareal de inmigrantes residiendo en España.Todas las fuentes estadísticas sobre población extranjera en España poseen limitacio-nes importantes (por infraestimación o sobreestimación); poseemos tres fuentes bá-sicas de información: el Anuario Estadístico de Extranjería del Ministerio del Interior(últimos datos 2001, 2002) (que registra sólo a las personas con permiso o tarjeta deresidencia en vigor), El Censo de Población 2001 del Instituto Nacional de Estadís-tica (INE), a fecha 1 de noviembre 2001 (es una fuente precisa y que permite unaamplia explotación estadística, pero no son cifras oficiales de población); y los datosprocedentes de los padrones municipales (anuales, última información publicada ofi-cialmente a 1 de enero de 2001). Las discrepancias entre las fuentes de datos (entre 15
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco la población con permiso de residencia, censada, o empadronada) y la movilidad pro- pia de este tipo de población hace difícil establecer cifras exactas. Para una revisión sobre las fuentes de datos, su explotación y las estimaciones en torno a la población extranjera en España pueden consultarse dos últimas publicaciones: el Informe del IMSERSO (2003) sobre “La población extranjera en España”, y el último número de la Revista Economistas de enero 2004. No es el objetivo de este trabajo ahondar en estas cuestiones, por lo que nos limitaremos a presentar los datos globales disponibles que permitan contextualizar los resultados del presente estudio. Según las distintas estimaciones España tiene un porcentaje de extranjeros sobre su población total que oscila entre el 3,85 (Censo, 1-11-2001) al 6,26 (Padrón a 1-1-2003), el IMSERSO, teniendo en cuenta las distintas fuentes estadísticas disponibles, hace una estimación de 4,7% de la población residente en España para finales de 2001 (IM- SERSO, 2003, p. 3). Según este último informe los 4 tipos de comunidades extranjeras establecidas en España son: Ibero América (33%), Unión Europea (19%), Norte África (17%), Europa Este (7%) (IMSERSO, 2003, p. 8). En Madrid, Barcelona,Alicante y Málaga residen más del 50% del total de extranjeros. Mientras que la CAV forma parte de las comunidades y provincias con bajas tasas de extranjeros, las tres provincias vascas forman parte de las 35 provincias del Estado Español que no alcanzan el 1% del total de extranjeros. En los gráficos y tablas adjuntas, puede verse la distribución de inmigrantes extran- jeros en España y el País Vasco, según lugar de procedencia y por países de los datos facilitados por el Ministerio del Interior, también pueden compararse con los últimos datos del padrón 2003. América es el principal continente de procedencia, principal- mente de Ibero América, Europa parece haber perdido su posición anterior de primer grupo. Considerando únicamente a los extranjeros no comunitarios, el principal grupo proviene de Ibero América (y los ecuatorianos son hoy el grupo con mayor presencia en España), en segundo lugar se sitúa África, en tercero la Europa del Este y, por últi- mo, Asia. Este mismo rango se aplica también para el País Vasco. Todos los grupos han incrementado su presencia (especialmente los latinoamericanos), porcentualmente el incremento ha sido mayor para Ibero América y la Europa del Este (especialmente Rumania) (El País, 29/1/04, p. 26). Por países de origen, según los datos del Ministerio de Interior (2002) el mayor número de inmigrantes procedían de Marruecos; no hay que olvidar que la migración marroquí no es nueva en ciertas zonas de España (Sur y Mediterráneo; también la Comunidad Vasca tiene un pequeño grupo con más de 20 años de estancia y con hijos ya nacidos aquí), seguido de Ecuador y Colombia que son los dos países latinoamericanos con mayor número de inmigrantes; los antiguos países de la denominada Europa del Este también constituyen un grupo importante, y dentro de los asiáticos los procedentes de China continental forman el grupo más numeroso. Sin embargo, los últimos datos del I.N.E. y del padrón (2003), muestran que los ecuatorianos han pasado a ser el primer grupo de procedencia de los extranjeros en España (390.119), seguidos de Marruecos (378.787), y el tercer grupo en importancia es el de Colombia (244.570).16
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosPara el País Vasco y según el registro del Ministerio del Interior (2002) había 24.201, ya diciembre de 2003 eran 28.600 (M.I., 2003). Según el Censo a 1-11-01 había 31.168extranjeros en la CAV, 1,50% sobre la población vasca, de los cuales 23.344 no eran co-munitarios, tasa de 1,12%. Sin embargo, según los últimos datos del padrón facilitadospor el I.N.E. en el País Vasco están inscritas 49.262 personas extranjeras, lo que suponeuna tasa, sobre total de la población, del 2,33 y sitúa al País Vasco dentro de las zonasde España de baja tasa de inmigración extranjera. Por provincias el mayor número de 15inmigrantes reside en Vizcaya, pero la proporción es mayor en Álava, seguida de Viz-caya, y por ultimo, Guipúzcoa. Como puede apreciarse en los gráficos adjuntos, pororden de importancia los inmigrantes en la CAV provienen de Ibero América, Europa,África, Asia. También puede apreciarse en la Tabla adjunta nº 1.2 que los grupos quemás han aumentado su presencia han sido los latinoamericanos (en términos absolutosy porcentuales), los procedentes de Europa del Este han incrementado su presenciarelativa (suponen el 7,59% de los extranjeros), y los africanos aunque han duplicado sunúmero, porcentualmente han bajado en importancia (véase tabla 1.2 adjunta). Tabla 1.1. Datos sobre inmigración extranjera en 2001, 2002-2003 Inmigración extranjera en España a) Total de extranjeros residentes en España diciembre 2002: 1.324.001. Corresponde a 3,24% de la población total (M.I., 2002) b) Total de extranjeros residentes en España diciembre 2003: 1.647.011; 65.3% no comunitarios 1.074.895 (M.I., 2003) c) Estimación de residentes extranjeros irregulares: 462.957 (El País, 18/3/2003) d) Total de extranjeros residentes en España Censo 1-11-2001: 1.572.017; 77,08% no comunitarios 1.211.836 (I.N.E, 2001) e) I.N.E. Padrón 2003: 2.672.596, no comunitarios 2.085.262 (El País, 29/1/2004). Corresponde a 6,26% de la población total (I.N.E, 2003) Distribución por zonas de procedencia M.I. (Extranjería) 2002 I.N.E, Padrón, 2003 Europa: 470.432 – (35,53%) Europa: 936.047– (35,02%) Unión Europea.: 362.858 (27,40%) Unión Europea.: 587.334 (21,98%) Resto Europa: 107.574 (8,12%) Resto Europa: 348.713 (13,05%) América: 380.343 – (28,72%) América: 1.073.190 – (40,15%) Ibero América: 364.596 (27,53%) Ibero América: 1.031.807 (38,60%) América del Norte: 15.774 (1,19%) América del Norte: 41.383 (1,55%) África: 366.518 – (27,68%) África: 522.649 – (19,56%) Asia: 104.665 – (10,21%) Asia: 128.963 – (4,83%) Resto Mundo: 2.043 – (0,15%) Resto Mundo: 11.747 – (0,44%)Fuente: Ministerio del Interior – 2002, 2003, I.N.E, 2001 en IMSERSO, 2003, I.N.E, 2003 17
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Tabla 1.2. Inmigración extranjera en el País Vasco, 2001, 2002, 2003 Inmigración extranjera en País Vasco Total de extranjeros residentes en País Vasco y % extranjeros / población total 31-12- 2002 (M.I.): Censo de población 1-11-2001 24.201 (1,16) 31.168 (1,50) / No Comunitarios 23.344 (1,12) ÁLAVA: 6.630 (2,32) ÁLAVA: 6.114 (2,13) / N.C. 4.857 (1,70) GUIPÚZCOA: 5.892 (0,87) GUIPÚZCOA: 9.464 (1,41) / N.C. 5.933 (0,88) VIZCAYA: 11.679 (1.014) VIZCAYA: 15.590 (1,39) / N.C. 12.554 (1,12) Total de extranjeros residentes en País Vasco diciembre 2003 (M.I.): 28.600 Total de extranjeros residentes en País Vasco padrón 2003 (I.N.E.): 49.262 Distribución por zonas de procedencia M.I. (Extranjería) 2002 I.N.E. Padrón, 2003 Europa: 8.532 (35,25%) Europa: 14.193 (28,81%) Unión Europea: 7.092 (29,30%) Unión Europea: 10.454 (21,22%) Resto Europa: 1.440 (5,95%) Resto Europa: 3.739 (7,59%) América: 9.071 (37,48%) América: 23.546 (47,79%) Ibero América: 8.552 (35,33%) Ibero América: 22.165 (44,99%) América del Norte: 519 (2,14%) América del Norte: 1.381 (2,80%) África: 4.883 (20,17%) África: 8.992 (18,25%) Asia: 1.648 (6,80%) Asia: 2.405 (4,88%) Resto Mundo: 67 (0,27%) Resto Mundo: 126 (0,25%) N.C. = No comunitarios Fuente: Ministerio del Interior – 2002, 2003, I.N.E., 2001 en IMSERSO, 2003, I.N.E., 200318
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 1.1. Inmigrantes en España en 2002 según continente de procedencia ÁFRICA 27,68% Extranjeros 31-12-2002 M.I. ASIA 10,21% 1.324.001 15 OCEANÍA 0,07% AMÉRICA 28,72% EUROPA 35,53% Gráfico 1.2. Inmigrantes en España: Ministerio Interior-Diciembre 2002 y Padrón- 2003, I.N.E.) según zonas y países principales de procedencia700 587.334600500 397.118 390.119 378.787400 362.858300 282.432 244.570200 178.057 143.862 115.301100 84.086 71.238 45.850 51.203 0 UE MARRUECOS IBERO ECUADOR RESTO COLOMBIA CHINA AMÉRICA ÁFRICA M.I. 2002 Padrón-I.N.E 2003 19
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Gráfico 1.3. Distribución de los residentes extranjeros en el País Vasco por provincias, según continente de origen (Fuente: M.I., 2002) 5.000 Total extranjeros CAV 24.201 4.000 3.000 2.000 1.000 0 Europa América África Asia Oceanía Apátridas Álava: 6.630 1.974 2.348 1.870 430 5 3 Guipúzcoa: 5.892 2.706 1.970 955 243 14 4 Vizcaya: 11.679 3.852 4.653 2.058 975 36 520
    • 2. Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Método y procedimiento. Descripción de la muestra 152.1 MétodoSe han empleado tanto métodos cuantitativos como cualitativos para obtener unainformación más completa y exhaustiva. La investigación se componía de dos eta-pas complementarias con diferentes enfoques metodológicos. La primera etapa(cualitativa) consistía en la realización de grupos de discusión para determinar losconstructos específicos para cada cultura, descubrir su visión individual de la socie-dad anfitriona (enfoque emic). Durante la segunda etapa (cuantitativa) se aplicabaun cuestionario que buscaba encontrar las dimensiones subyacentes de la percep-ción social de las diferencias culturales (enfoque etic).2.1.1 Estudio cualitativo: grupos de discusiónPara estudiar el choque cultural específico para distintos grupos de inmigrantesse organizaron varios grupos de discusión y entrevistas personales. Se preguntabaa los miembros de cada grupo cultural acerca de sus percepciones de la culturareceptora en comparación con su cultura de origen. El guión se elaboró en baseal cuestionario utilizado en el estudio de Páez et al. (2001) sobre los inmigranteschilenos en España, de las investigaciones antropológicas y transculturales previas(Ward et al., 2001), y de entrevistas previas a expertos (líderes de asociaciones, yexpertos sociales de Marruecos y Latinoamérica). Las entrevistas fueron grabadas yluego transcritas textualmente. Se analizó su contenido, y las diferencias culturalespercibidas fueron clasificadas en las cinco categorías, en base a las dimensionesculturales descritas en la literatura transcultural (Hofstede, 2001; Páez et al., 2003;Smith y Bond, 1999): Distancia Jerárquica, Masculinidad - Feminidad, Individualismo- Colectivismo, Evitación de la Incertidumbre y Espiritualidad - Materialismo.Los participantes de los grupos de discusión han sido los inmigrantes de África Sub-sahariana (Senegal y Guinea Ecuatorial), América Latina (Colombia, Brasil) y Europadel Este (Rusia, Ucrania). En total se organizaron 7 grupos de discusión con unaduración media de 75 minutos. El número total de participantes fue 27, 23 mujeresy 4 hombres, con la edad comprendida entre 25 y 62 años y el tiempo de residenciaentre 1 y 17 años.2.1.2 Estudio cuantitativoEn la segunda fase se ha realizado un estudio de campo, en base a entrevistas per-sonales, formado principalmente por preguntas e instrumentos cerrados. Los resul- 21
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco tados de los grupos de discusión nos permitieron diseñar el instrumento definitivo para las entrevistas y el cuestionario, especialmente en relación al choque cultural. 2.2 Variables e indicadores 2.2.1 Variables sociodemográficas − Edad, sexo, nivel de educación y ocupación (en su país y en País Vasco), es- tado civil, convivencia, reagrupación familiar, situación económica, religión y práctica. − Situación legal (nacionalidad, residencia, trabajo, refugio, etc.). − Procedencia: país de origen, zonas y localidad de origen, orígenes paternos y maternos. 2.2.2 Tiempo de estancia en España (en años y meses) Se preguntaba “¿Cuánto tiempo lleva usted España?.........., ¿Cuándo llegó?...... (espe- cificar año)”. Indicador cuantitativo en meses del tiempo de estancia desde llegada a España. 2.2.3 Proyecto migratorio 2.2.3.1 Motivos para emigrar Escala de motivos compuesta por 19 preguntas, con un rango de respuesta de 1 (nada) a 4 (mucho), se pedía al entrevistado que señalara en qué medida influyeron en su decisión de emigrar cada una de 19 razones. Se contemplan desde motivos económicos, familiares, políticos, deseo de mejora personal y apertura a otras reali- dades. Esta escala se elaboró en base a estudios previos sobre valores y motivos de emigración en otros países (Tartakovsky y Schwartz, 2001). 2.2.3.2 Expectativas y proyecto migratorio Se recogieron varias cuestiones: al llegar se imaginaba su estancia como permanen- te, provisional o no sabía, y cómo lo ve ahora; la situación actual comparada con la que esperaba encontrar antes de venir es mejor / igual / peor de lo que esperaba. 2.2.3.3 Retorno y contacto con país de origen Se preguntaba si se había vuelto alguna vez al país de origen, si era así cuántas veces, y en qué año fue la última vez que estuvo.22
    • 2.2.3.4 Emociones Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosSe preguntaba: “cuando piensa en España / País Vasco, la emoción que siente es:orgullo, desprecio, alegría, rabia, indiferencia, pena, tranquilidad y miedo” (elegir lasopciones oportunas). 152.2.4 Variables culturales: escala del choque cultural e índice de distancia cultural percibidaSe empleó una escala construida ad hoc, en base a una investigación previa coninmigrantes chilenos en el País Vasco (Páez et al., 2001) y a la Escala de Reajuste Cul-tural (Ward, Bochner y Furnham, 2001). Se compone de 36 ítems que representanvarias área relativas a las relaciones interpersonales, estilo de comunicación, valoresrelativos a la jerarquía/igualdad, familia, y otros; las dimensiones, validez y fiabilidadde la escala ha sido analizada por Zlobina y Paéz, (2003). La escala trata de medirlas diferencias percibidas entre el país de origen de los inmigrantes (p.e.: Brasil) yel País Vasco, se preguntaba por ejemplo: “en comparación con su país de origenAquí ... se cuidan las formas, las apariencias…” = Menos (1), Igual (2), Más (3). Estaera la forma de respuesta inicial. Se crea un índice a partir de los 36 ítems, y de larecodificación de las respuestas, en función de si hay diferencias (1) o no (0), y dela suma de todas ellas.2.2.5 Identidad y estrategias de adaptaciónSe recogen diversos componentes de la identidad étnica y cultural respecto al paísde origen y al país de acogida (País Vasco), que describimos a continuación:2.2.5.1 Identidad étnica: sentido de pertenenciaSentido de pertenencia al país de origen o de acogida, con 3 ítems “en qué grado seve a sí mismo como..; se siente como..., está orgulloso de ser...”(rango de respuesta1 nada a 5 mucho).2.2.5.2 Identidad étnica-cultural: prácticas culturales, lealtad lingüística y contactoPrácticas culturales, lealtad lingüística (uso idiomas) y contacto tanto para país deorigen como para país de acogida, compuesto por 7 ítems para el país de origeny acogida respectivamente, sobre conductas culturales (por ejemplo, “¿Consumecomida y bebida marroquíes?”), con un rango de respuesta de 1 nada a 5 mucho; eimportancia atribuida a dichas prácticas culturales o actitud cultural. Se preguntabasobre estos aspectos: comida y bebida, idioma, con quién pasa el tiempo libre, lamúsica, lectura, fiestas y vestimenta. Respecto a las mismas prácticas anteriores sepreguntaba sobre la importancia atribuida, o actitudes-conductuales, se trataba de 7ítems como los anteriores. 23
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco 2.2.5.3 Orientación hacia país de origen y acogida: actitudes de aculturación Estas dos cuestiones pretenden representar una de las visiones y formas de medir las actitudes de aculturación propuestas por Berry (2003, p. 28), con uno o varios ítems para el endogrupo y el exogrupo. En total son 4 cuestiones; dos para el país de origen y dos para España y/o el País Vasco:“¿cree importante mantener las costum- bres y tradiciones de su país de origen versus acogida?” y “¿cree importante buscar y mantener relaciones con la gente de su país / de aquí?”, formato respuesta de 1 (nada) a 9 (mucho). En base a la combinación de respuestas a los 4 ítems anteriores, se crea la tipología de estrategias de adaptación: biculturalismo o integración, asimilación, segregación o separación y marginalización. A nivel descriptivo y para conocer cuáles son las estrategias más y menos deseadas se utiliza el punto de corte 5 (la mitad de la escala), de manera que creamos las cuatro categorías según que puntúen más o menos de 5 (bicultural-alta en ambas culturas, separado- alto en país de origen y bajo en acogida, asimilado- alto en país de acogida y bajo en origen y, separado- bajo en ambos). Además, se empleará otro criterio que será dividir por el valor de la mediana, para que haya suficiente variabilidad en las cuatro categorías o estrategias de respuesta y cuando se quiera analizar la relación entre estrategias de adaptación y ajuste psicológico o adaptación socio-cultural. 2.2.5.4 Identidad-experiencia de minoría étnica Se recoge la percepción de discriminación y exclusión social. Índice compuesto por seis preguntas sobre experiencia de discriminación (por ejemplo, “¿Con qué frecuencia se le ha hecho notar que es usted una amenaza económica para los españoles/vascos?”) (formato respuesta 1 nunca a 4 casi siempre). Se recoge la per- cepción de amenaza (se le ha hecho sentir que es una amenaza cultural o económi- ca), ser tratado de modo impersonal, sufrir conductas de discriminación (agresiones, insultos, etc.) y sufrir conductas hostiles por parte de los vascos o de los españoles. También se indagó sobre el estatus del grupo étnico, que se refiere a la actitud o prejuicio percibido por parte de la sociedad de acogida hacia el propio grupo de pertenencia de los inmigrantes, se hacían dos preguntas (“¿Qué opinión cree que tienen los españoles/vascos de Colombia?,… (o el país que correspondiera al entre- vistado), ¿Qué opinión tienen los españoles/vascos de los inmigrantes colombianos? (en su caso). Formato de respuesta 1 (muy negativa) a 5 (muy positiva). 2.2.6 Factores protectores o de riesgo para la adaptación a la sociedad de acogida 2.2.6.1 Grado de contacto con la sociedad de origen y de acogida Se preguntó sobre el grado de relación con:“la gente de su país de origen que vive aquí”,“con la gente que vive en su país (por teléfono,…)” y “grado de contacto con la gente española / o vasca”, con un formato de respuesta 1=nada, 5=mucho.24
    • 2.2.6.2 Soporte social Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosSe incluían dos preguntas “Se siente apoyado en sus problemas por la gente de supaís de origen que vive aquí?” y “Se siente apoyado por los españoles/ o vascos?”.Formato de respuesta 1=nada a 5=mucho. 152.2.7 Percepción de controlSe recoge la pregunta de la Encuesta Mundial de Valores (WVS) (Inglehart, 1998),“cuánta libertad de elección y control siente que tiene sobre cómo evoluciona suvida” , con formato de respuesta de 1=nada, 10=total.2.2.8 Consecuencias de la adaptación a la sociedad de acogida: ajuste psicológico y adaptación socio-cultural2.2.8.1 Adaptación socioculturalÍndice de dificultades socio-culturales: escala de problemas experimentados duran-te el último año (es un indicador de stress sociocultural), y compuesta por 7 ítemssobre dificultades prácticas (trabajo, vivienda etc.); culturales: costumbres y tradi-ciones (2 ítems), y culturales y de relación 9 ítems (desde forma de comunicación,idioma, etc.).Tiene un formato de respuesta de 1 nada a 5 mucho.2.2.8.2 Ajuste psicológicoSe ha empleado el instrumento PNA de afectos positivos y negativos, con dos di-mensiones de 9 ítems cada una, y un formato de respuesta de 1 nunca a 4 casi siem-pre (Echebarría y Páez, 1989, pp. 486-7). La Balanza de afectos es la diferencia entrela suma de afectos positos menos la suma de los negativos.2.2.8.3 Satisfacción con la vidaSe trata de la pregunta de la Encuesta Mundial de Valores (WVS) (Inglehart, 1998),“De una manera general, ¿hasta qué punto está usted satisfecho o insatisfecho consu vida últimamente?”, con un rango de respuesta de 1= totalmente insatisfecho,10= totalmente satisfecho.2.3 Trabajo de campoEl trabajo de campo se ha realizado durante el período 2002 - 2003. Han sido se-leccionados los grupos procedentes de los países y regiones del mundo con mayorpresencia demográfica en el País Vasco (Ibero América: Ecuador, Colombia, Brasil; 25
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Países Árabes: Marruecos principalmente y el Zagreb; y África Subsahariana). Den- tro de Europa del Este únicamente se han seleccionado personas provenientes de Rusia, Ucrania (y Bielorrusia), no se ha entrevistado a personas de otros países del Este ni a la población asiática, colectivos también importantes, pero que por razones derivadas de la complejidad que supone entrevistar a personas que están en situa- ción irregular y que no dominan la lengua castellana, no se han podido incluir en el presente estudio. Se ha contactado con los participantes por medio de las asociaciones socio-cultu- rales del País Vasco y también a través de los contactos personales. Mediante una entrevista personal se pedía a los participantes que contestaran un cuestionario que trataba sobre diversos aspectos de su experiencia como inmigrantes. El cuestionario en su totalidad ha sido traducido al portugués, al árabe y al ruso. Se ha hecho la doble traducción (al idioma en cuestión y luego al castellano) y la revisión definitiva de la versión tanto original como traducida. Además, se ha tenido en cuenta la existencia de diferencias en el vocabulario y el uso distinto de las expresiones y palabras entre los países del habla castellana. Se ha pedido a varios expertos procedentes de estos países (Marruecos, Ecuador, Colombia, Brasil, Rusia, África) revisar el cuestionario desde el punto de vista de su comprensión lingüística para evitar los localismos y las expresiones que puedan chocar a los entrevistados. Las entrevistas fueron reali- zadas por personal entrenado, dos doctorandas de psicología social, estudiantes de Psicología y de Trabajo Social, y para determinados grupos o miembros de más difí- cil acceso se entrenó a personas del país de origen, con niveles de estudios medios y con dominio del castellano y del idioma de origen (entrevistadores de Ecuador, Colombia, África Subsahariana, y Marruecos). 2.4 Descripción y características de la muestra 2.4.1 Procedencia de los participantes de la investigación En total han participado 642 personas (véase Tabla 2.1), algo más de la mitad de los entrevistados proceden de América Latina (56%), inmigrantes de Colombia (17%), Ecuador (23%) y Brasil (15%). Después están los participantes de los Países Árabes (18%), principalmente de Marruecos (13%); y le siguen los procedentes de los países de África Subsahariana (14%), que es el grupo más heterogéneo, siendo el grupo principal el de los senegaleses (n=41, 6%). Los provenientes de Europa del Este han sido un 11% de las personas, principalmente de Rusia (6%) y Ucrania (5%) (véase tabla adjunta 2.1). Respecto a la distribución por sexo, el 54% son mujeres y el 46% hombres. Las regiones con mayor presencia masculina son Países Árabes (66%) y África Subsahariana (68%), mientras que Europa del Este (58%) y América latina (63%) hay algo más de presencia femenina. Aproximadamente y tomando los datos de distribución por sexo de los residentes extranjeros en España (Ministerio26
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascosdel Interior, 2002), Rusia, Bielorrusia y Ucrania tienen alrededor de un 56% de mu-jeres, y en América Latina, Colombia y Brasil tienen mayor presencia femenina (56%y 62%) mientras Ecuador, como en nuestra muestra, tiene más hombres (52%).Y lasregiones con más presencia masculina son los países de África (31 % de mujeres; enel caso de Marruecos es el 36% de mujeres). Es decir, que la distribución por sexo, anivel general, de la muestra se acomoda a la distribución de residentes extranjerosde dichas zonas. Las diferencias en la distribución de hombres y mujeres por países 15y regiones son estadísticamente significativas (F (5,626) = 2,46, p = .03, efecto inte-racción sexo por país de procedencia).Si tenemos en cuenta la distribución de encuestas según origen, y la presencia demo-gráfica de residentes de dichos países en la CAV, podemos revisar el nivel de represen-tatividad de la muestra (esto puede apreciarse en la tabla adjunta 2.2). De todos modos,hay que precisar que hay países para los que no poseemos información estadísticaespecífica (el Ministerio los incluye en la categoría de Otros), y además las entrevistashan sido realizadas tanto a personas en situación regular como a los denominadosirregulares, sin permiso de residencia. Todo ello hace que las comparaciones resultensiempre imprecisas y aproximadas.Regiones relativamente bien representadas en la muestra, de acuerdo a su peso demo-gráfico, son América Latina (57,4% de la muestra, y suponen el 51,5% de los residentes),y África-subsahariana (12,8% de la muestra, y suponen el 10,6% de los residentes).Mientras que Europa del Este está claramente sobre-representada (12,2% de encues-tados, y 3,2% de residentes), y los Países Árabes están infra-representados (17,6% deencuestados, y 34,6% de residentes).Se ha agrupado a los entrevistados en 7 categorías según el lugar de procedencia ydonde el número de participantes es suficientemente alto para poder realizar compa-raciones estadísticamente válidas. Estos grupos pueden verse en el Gráfico 2.1 e inclu-yen: Ecuador, Colombia, Países Árabes, Brasil, África Subsahariana y Europa del Este. 27
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Tabla 2.1. Países de procedencia y distribución según sexo Sexo (%) País N-% Hombre Mujer América Latina 359-56,0% 36,4 % 63,6% Colombia 113-17,6% 43,4% 56,6% Ecuador 148-23,1% 52,0% 48,0% Brasil 98-15,3% 37,8% 62,2% Europa del Este 76-11,8 42,1% 57,9% Rusia 42-6,5% 45,2% 54,8% Ucrania 31-4,8% 35,5% 64,5% Bielorrusia 3-0,5% 66,7% 33,3% Países Árabes 115-17,9% 66,1% 33,9% Marruecos 88-13,7% 63,6% 36,4% Argelia 5-0,8% 60,0% 40,0% Siria 9-1,4% 89,0% 11,0% Palestina 3-0,5% 66,7% 33,3% Kuwait 1-0,2% 0,0% 100,0% Egipto 3-0,5% 33,3% 66,7% Líbano 1-0,2% 100,0% 0,0% Sudán 1-0,2% 100,0% 0,0% Jordania 3-0,5% 100,0% 0,0% Túnez 1-0,2% 100,0% 0,0% África Subsahariana 92-14,3% 68,5% 31,5% Senegal 41-6,4% 92,7% 7,3% Camerún 14-2,2% 50,0% 50,0% Malí 1-0,2% 100,0% 0,0% Guinea Bissau 1-0,2% 100,0% 0,0% Angola 5-0,8% 60,0% 40,0% Burkina Faso 6-0,9% 83,3% 16,7% Guinea Ecuatorial 8-1,2% 0,0% 100,0% Níger 1-0,2% 100,0% 0,0% Ruanda 3-0,5% 33,3% 66,7% Congo 2-0,3% 0,0% 100,0% Nigeria 6-0,9% 33,3% 66,7% Ghana 2-0,3% 100,0% 0,0% Togo 2-0,3% 100,0% 0,0% Total 642-100% 46,0% 54,0%28
    • América Latina Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Tabla 2.2. Población inmigrante regularizada en País Vasco (31-12-02) y País distribución de la muestra por países de procedencia N muestra N-% 359-57,4% Población residente en P.V. n 5199 % 51,5% 15 Colombia 113 2759 Ecuador 148 1386 Brasil 98 1054 Europa del Este 76-12,2% 321 3,2% Rusia 42 137 Ucrania 31 170 Bielorrusia 3 14 Países Árabes 110-17,6% 3490 34,6% Marruecos 88 2793 Argelia 5 616 Siria 9 7 Egipto 3 26 Líbano 1 5 Jordania 3 11 Túnez 1 32 África 80-12,8% 1079 10,6% Senegal 41 258 Camerún 14 81 Malí 1 39 Guinea Bissau 1 27 Angola 5 161 Guinea Ecuatorial 8 253 Congo 2 4 Nigeria 6 177 Ghana 2 79 Total 625-100% 10089 100% Países no contabilizados por falta de datos Palestina 3 * Kuwait 1 * Sudán 1 * Burkina Faso 6 * Níger 1 * Ruanda 3 * Togo 2 * Total 642Fuente: Anuario Estadístico de Extranjería, 31-12-2002, Ministerio del Interior 29
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Gráfico 2.1. Composición de la muestra según procedencia (porcentajes) Africa Subsah. Europa del Este 14% 12% Brasil Países Arabes 15% 18% Colombia Ecuador 18% 23% 2.4.2 Participación en asociaciones socio-culturales Los entrevistados se contactaron por medio de asociaciones ONGs y contactos personales. En la entrevista se preguntaba si se colaboraba con las asociaciones que representaban su grupo de procedencia y también si eran miembros de organiza- ciones locales. El Gráfico 2.2 muestra el porcentaje de personas que colaboran con estas entidades. En general, el 21% participa o tiene algún contacto con alguna asociación de su país de origen (21%) y el 24% con alguna asociación del País Vasco, pero hay diferencias según el grupo de procedencia (F (5,632)=6,48, p ≤.01 para asociaciones del país de origen, y F 5,631)=12,56, p ≤.01 para asociaciones de au- tóctonos). El grado de asociacionismo más alto se da entre los procedentes de Países Árabes y de África Subsahariana.Además, entre ellos son más los que colaboran con las asociaciones locales que aquellos que pertenecen a algún centro cultural de su país de origen (39% frente a 24% para los inmigrantes de los Países Árabes y 46% frente a 35% para los africanos subsaharianos). En cambio, los inmigrantes colombia- nos y ecuatorianos encuestados participan más en sus asociaciones culturales (20% frente a 17% y 25% frente a 14%). Los provenientes de Europa del Este son los que menor actividad asociativa presentan. Gráfico 2.2. Participación en asociaciones del país de origen y locales (porcentajes) 50 46 45 País origen País Vasco 40 39 35 35 30 25 24 24 25 20 21 21 20 17 15 14 14 10 10 5 3 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Sub Total30
    • investigación Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos2.4.3 Características socio-demográficas de los participantes de laEl total de entrevistas realizadas en el País Vasco ha sido N=642, todas ellas realiza-das a personas inmigrantes (de 1ª generación, que no han nacido en España).Respecto a la descripción de la muestra, presenta las siguientes características: 15 − La edad media es de 33.4 (DT=9.3), variando de 18 a 76 años; − El tiempo medio de estancia en España es de 4 años y 8 meses (media= 56,2 me- ses y DT=64.5); el 25% de la muestra lleva en España menos de 17 meses (año y medio aproximadamente), un 26% lleva entre 18 y 30 meses, el 24% entre 31 y 72 meses, y un 24% lleva más de 73 meses (6 años aproximadamente); − El 39% de las personas están solteras, 49% están casadas o viven con la pare- ja, el 10% están separadas y el 1% viudos/as; el 41% vive con su pareja en el país de acogida; − El 58% de la muestra tiene algún hijo, con una media de 1,34 hijos; − De las personas con hijos, el 39,4% tiene a sus hijos en el país de origen y un 9,9% más sólo tiene aquí a alguno de sus hijos; − El 51% de las personas tienen otros parientes aquí, mientras que el 39% no tiene parientes en España o el País Vasco; − Aproximadamente el 22% se encuentran en situación irregular, no tienen permiso de residencia o están en trámites;Más adelante se describen las diferencias socio-demográficas entre grupos con másdetalle.2.4.3.1 Tiempo de residenciaEl tiempo de estancia en España de los participantes de la investigación no es muyalto, para la muestra total el tiempo de permanencia medio ha sido 56 meses (DT =64,7) o 4,7 años. Sin embargo, podemos contemplar las diferencias entre los gruposreflejadas en el Gráfico 2.3. Así, los inmigrantes provenientes de los Países Árabes(Marruecos principalmente) son los que más tiempo llevan (114 meses) (por térmi-no medio 9 años y 5 meses), después están los africanos, aproximadamente 6 años,le siguen los brasileños -entre 4 y 5 años-, y los de Europa del Este -4 años-, y, porúltimo, los colombianos y ecuatorianos entre 2 y 3 años (diferencias por gruposF (5,636)=38.31, p ≤.01). El mayor tiempo de estancia de la población magrebí escoherente con la historia de las oleadas migratorias en España, antes de los años 90 31
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco la segunda gran oleada migratoria (después de la anterior compuesta por población de la U.E.) estaba formada principalmente por magrebíes y marroquíes, por ello hay un colectivo importante que lleva asentado en España más de 7 años (el 35% de los magrebíes), mientras que los últimos flujos migratorios provienen de países del res- to de Europa y especialmente de Ibero América (28% y 31%, respectivamente, han llegado a España a fines del 2000 y 2001) (IMSERSO, 2003, p. 16). En general, es la distribución del tiempo de estancia por país de procedencia en la muestra del País Vasco, con mayor estancia de los magrebíes, seguidos de los africanos, media de los brasileños, y baja de latinos (colombianos, ecuatorianos) y europeos del Este. Según estimaciones del IMSERSO (2003, p.16), a finales del 2001, el 31% de los latinoame- ricanos llevaban menos de 1 año en España y los europeos del Este el 27%, mientras de África o Asia era el 12%. Tabla 2.3. Tiempo de Residencia en España (porcentajes) Procedencia <1 año 2 años 3 años 4 años 4-6 años >=7 años Total Colombia 20,4 23,9 20,4 19,5 5,3 10,6 17,6 Ecuador 18,9 31,1 29,1 12,2 5,4 3,4 23,1 Brasil 1,0 17,3 19,4 7,1 21,4 33,7 15,3 Europa del Este 13,2 30,3 21,1 3,9 5,3 26,3 11,8 Países Árabes 0,9 10,4 12,2 3,5 15,7 57,4 17,9 África Subsahariana 7,6 9,8 14,1 10,9 19,6 38,0 14,3 Total 10,9 20,9 19,9 10,0 11,7 26,6 100 (642) Gráfico 2.3. Tiempo de Residencia por país/región (en meses) 120 113,66 100 80 71,42 56,13 56,21 60 47,1 34,89 40 23,15 20 0 P. Árabes África Brasil E. Este Colombia Ecuador Media (N=115) Subsaha- (N=98) (N=76) (N=113) (N=148) (N=642) riana(N=92)32
    • 2.4.3.2 Edad Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosEn general, los participantes son gente joven con una edad media de 33 años (DT= 9,3). Los inmigrantes de Europa del Este tienen una edad media (39 años) mayorque el resto, y el resto no se diferencian entre ellos en cuanto a la edad. En general,la población extranjera comunitaria es más vieja que la media española, mientrasque la no comunitaria es mucho más joven (tendría una edad media en torno a 15los 30 años). El índice de juventud se multiplica por 6 en el caso de la poblaciónextranjera no comunitaria respecto al índice de la población española (índice dejuventud es el porcentaje de población menor de 20 años con relación a la de 60y más años) (IMSERSO, 2003, p. 13). Tabla 2.4. Edad (medias) y localidad procedencia (porcentajes) Edad Procedencia Lugar de Origen (años) Rural Ciudad pequeña Capital o gran ciudad Latinoamérica 33 Colombia 34 10,6 47,1 57,7 Ecuador 32 9,6 31,7 43,4 Brasil 34 1,0 72,2 26,8 Europa del Este 39 6,8 23,3 69,9 Países Árabes 33 27,3 34,5 38,2 África Subsahariana 32 22,5 31,5 46,1 Total 33 13,1 41,1 45,8F edad =38,39 ≤. 001 X2 (10)= 94,15, p ≤ .0012.4.3.3 Lugar de procedencia: rural versus urbanoLa mayoría de la muestra procede de localidades urbanas (medianas 41% o grandesciudades 45%). La población de origen rural (pequeñas localidades) está más pre-sente entre los inmigrantes de origen africano (subsahariano, 22%) y árabe (27%),siendo muy baja para Latinoamérica y los europeos del Este. Los procedentes decapitales y grandes urbes están más presentes entre los europeos del Este (70%) ylos colombianos (57%).2.4.3.4 Estado civil e índice de exogamiaEn cuanto al estado civil, un 44% de los hombres son solteros y un 42% están casa-dos. Hay menos mujeres solteras que los hombres (un 35%) y casi el mismo porcen-taje están casadas (43%). Hay más mujeres separadas (14%) que hombres (7%), sobre 33
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco todo entre las mujeres de Colombia, Ecuador y Europa del Este. El mismo porcentaje de hombres y mujeres (7%) afirman que viven en pareja. Hay pocos viudos (1%) y viudas (2%) como es de esperar en una población bastante joven. Analizando las diferencias entre los grupos en su estado civil vemos que predomi- nan algo más los solteros entre los procedentes de Colombia y de los Países Árabes, mientras que sobre todo las mujeres de África Subsahariana son las que son solteras. Entre las personas que están casadas el porcentaje más alto se da (tanto entre los hombres como entre las mujeres) entre los que han venido de Brasil y Europa del Este (X² (20)= 56,5, p ≤ .001). Las personas separadas están más presentes entre las mujeres colombianas, ecuatorianas, europeas del Este. Tabla 2.5. Estado civil (porcentajes) Grupos Vive en Soltero Separado Viudo Casado Procedencia pareja H M H M H M H M H M América Latina 40 35 10 13 2 3 40 42 8 8 Colombia 57 33 10 19 6 2 18 32 8 15 Ecuador 35 34 9 17 0 6 48 38 8 6 Brasil 30 38 11 3 0 0 54 56 5 3 Europa del Este 34 16 3 18 0 3 56 55 6 8 Países Árabes 56 41 6 13 0 0 36 46 3 0 África 43 52 0 14 0 0 45 28 12 7 Subsahariana Total 44 35 7 14 1 2 42 43 7 7 Las personas con pareja en el País Vasco son el 41% (n=262). La presencia de la pa- reja (en el caso de que la tenga) es algo más frecuente entre las mujeres (44%) que en los hombres (39%). Solo la mayoría de las personas brasileñas viven y tienen a su pareja con ellos (62%), mientras que para el resto de países la mayoría de las perso- nas no están con su pareja o no tienen pareja. La presencia de pareja es más común entre los hombres brasileños y ecuatorianos que en el resto, y es menor frecuente entre los europeos del Este y los colombianos (X² (5)= 16,8, p ≤ .01). Mientras entre las mujeres las diferencias por países son menores, sólo destacan las mujeres brasi- leñas (X² (5)= 10,8, p ≤ .05) (véanse datos en tabla adjunta).34
    • Grupos Procedencia América Latina Colombia No 59 78 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Tabla 2.6. “Si tiene pareja, ¿está su pareja aquí?” (porcentajes) Hombres Si 41 22 No 57 61 Mujeres Si 43 39 No 58 68 Total Si 42 32 15 Ecuador 58 42 68 32 63 37 Brasil 36 64 40 60 38 62 Europa del Este 72 28 57 43 63 37 Países Árabes 60 40 54 46 58 42 África Subsahariana 62 38 55 45 60 40 Total 61 39 56 44 59 41Respecto al origen (país de procedencia) de su pareja actual un 78% de las mujeresy un 71% de los hombres han contestado que es de su mismo país de origen. En ge-neral, hay más hombres (24%) que mujeres (18%) casados con las personas del paísde acogida y un porcentaje bastante bajo (correspondientes 5% y 4%) de casadoscon las personas de otros países. Observando la Tabla 2.7 y el Gráfico 2.4 podemosver que el nivel de endogamia (estar casado/a con la persona del mismo país deorigen) más alto lo tienen los hombres rusos (90%) y los colombianos (91%) y elnivel más alto de exogamia (tener una pareja española o de otro país al propio) lotienen los hombres de África Subsahariana (48%) y de los Países Árabes (47%). Encuanto a las mujeres, las latinoamericanas en general (84%) y sobre todo las ecua-torianas (88%) y las colombianas (85%) tienen el nivel de endogamia más alto. Lasafricanas subsaharianas (36%) y las europeas del Este (34%) son las que tienen elnivel más alto de exogamia entre todas.Los grupos de procedencia de los inmigrantes se diferencian en el nivel de exoga-mia: los colombianos y los ecuatorianos en general tienen un nivel más bajo mien-tras que los africanos subsaharianos y los inmigrantes de Países Árabes son los quemás a menudo forman pareja con personas de otro país (también tienen un tiempomedio de estancia algo mayor a los otros países). Para controlar el efecto del tiempode estancia en España sobre el nivel de exogamia, que como es de esperar aumen-ta conforme lo hace la residencia en el país de acogida, se ha realizado un análisisde varianza, el tiempo de estancia aumenta el nivel de exogamia matrimonial (F(1,374) = 16,76, p ≤ .001), pero las diferencias entre países se mantienen indepen-dientemente de que se trate de personas con corta o larga estancia en España (F(5,374) = 5,87, p ≤ .01) (puede consultarse el gráfico adjunto 2.4).Este índice de exogamia puede también considerarse como un indicador de integra-ción o aculturación (matrimonios mixtos español/a extranjero/a) y de transcultura-ción o segregación (matrimonios mixtos de extranjeros). Hay poca información de 35
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco la población española y extranjera sobre matrimonios mixtos, de los matrimonios celebrados en el año 2000 el 5% tenían al menos un contrayente extranjero, y de ellos el 87% tenían como cónyuge a un español, las mujeres españolas se casan más con ciudadanos americanos, mientras que los hombres españoles eligen ciudadanas de la Unión Europea (IMSERSO, 2003, p. 12). Y como vemos en nuestros datos la exogamia es probablemente mucho mayor entre la población inmigrante que entre la autóctona (véase tabla 2.7 adjunta). Analizando el nivel de exogamia entre los hombres y las mujeres de distintos grupos, encontramos que para Colombia y Europa del Este la tendencia es que las mujeres tengan el nivel de exogamia más alto que los hombres. En el resto de los grupos la tendencia es la contraria siendo más marcada para los inmigrantes de África Subsa- hariana y de los Países Árabes (X² (10)= 81,8, p ≤ .001). Tabla 2.7. Nacionalidad de la pareja actual (porcentajes) Procedencia Hombres Mujeres País origen España Otro País origen España Otro América Latina 81 16 3 84 14 3 Colombia 91 9 0 85 15 0 Ecuador 82 13 6 88 7 5 Brasil 73 27 0 78 20 2 Europa del Este 90 5 5 66 25 9 Países Árabes 53 44 3 74 26 0 África Subsahariana 52 36 12 64 29 7 Total 71 24 5 78 18 4 N = 386 personas con pareja Gráfico 2.4. Porcentajes de exogamia (parejas mixtas) por país de procedencia y tiempo de estancia en España < 3 años >=3 años Total 75 60 49 46 45 45 40 36 30 32 30 30 30 24 22 25 13 16 15 14 15 11 0 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Subsah.36
    • 7060504030 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 2.5. Nivel de exogamia para hombres y mujeres (porcentajes) Hombres 26,7 Mujeres 34 47 26,3 48 36 15 21,9 18,220 15,2 11,9 9,1 1010 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Subsah.2.4.3.5 Familia y reagrupación familiarEl 58% de la muestra tiene algún hijo (n=373), el 34% no tiene hijos (un 7,8% nocontesta a esta cuestión). Los latinos mayoritariamente tienen algún hijo, las perso-nas procedentes de Ecuador son las que más hijos tienen (83%), y las procedentesde Países Árabes las que menos (37%) junto a los africanos (59%). De las personasque tienen hijos, el 49,3% no tiene a todos sus hijos en el País Vasco (el 39,4% notiene a ningún hijo y el 9,9% sólo tiene a alguno de ellos), y el 60% tiene al menosalguno de los hijos en España. Las personas que menos tienen a sus hijos aquí sonlos ecuatorianos (54%) seguidos de los colombianos (43%), los que más han traídoconsigo a sus hijos son los brasileños (89%); europeos del Este, árabes y africanosocupan una posición media (entre 70-80% con hijos aquí) (véase gráfico 2.6 adjun-to).La mayoría de las personas inmigrantes tienen algún pariente con ellos en Españao el País Vasco 51% (n=326). La reagrupación familiar de otros parientes (no parejae hijos) es más común entre los ecuatorianos (81%), árabes (65%) y colombianos(58%), y es menos común para los africanos (44%), brasileños (46%) y mucho menosentre los europeos del Este (23%).Gráfico 2.6. Familia: hijos y reagrupación familiar por país de procedencia (porcentajes)100 % con hijos % hijos en país de origen % sin parientes en País Vasco90 8380 77 69 6770 63 60 5960 54 54 5550 43 42 43 39 37 3740 34 3430 24 1920 1010 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Total Este Árabes Subsah. 37
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco 2.4.3.6 Nivel de estudios Se ha recogido el nivel de estudios alcanzado tanto en su país de origen como en España. Dado que la mayoría llevan poco tiempo en el país de acogida, casi nadie tiene titulación obtenida aquí. Por lo tanto, presentamos solamente los datos con respecto al país de origen. Según los datos el Censo 2001, y los datos del nivel de educación en los países de origen de las personas inmigrantes en España, puede apreciarse que las personas que migran tienen niveles educativos superiores a la media de sus países de origen (IMSERSO, 2003), además los europeos del Este y latinoamericanos inmigrantes tienen niveles educativos superiores que los inmi- grantes procedentes de África y Asia. Lo mismo puede apreciarse en la muestra del País Vasco. Tabla 2.8. Nivel de estudios: población española, extranjera y muestra del País Vasco (porcentajes) Grupo Sin estudios* Primarios* Secundarios* Universitarios* Muestra País Vasco > 3,0 36,4 43,5 17,1 16 años Total población espa- 15,4 23,4 48,0 13,3 ñola > 16 años, Censo 2001 Extranjeros >16 años, 12,8 19,1 54,0 13,2 Censo 2001 *Las diferencias en las estimaciones para los extranjeros pueden deberse a los distintos modos de medición empleados Fuente: Censo, 2001, IMSERSO, 2003, p.17 Tabla 2.9. Nivel de estudios muestra del País Vasco (sexo y país) (porcentajes) Hombres Mujeres Procedencia Sin estudios* Primarios* Secundarios* Universitarios* Sin estudios* Primarios* Secundarios* Universitarios* Colombia 0 36,7 49,0 14,3 0 30,2 49,2 20,6 Ecuador 0 33,8 53,2 13,0 0 32,4 54,9 12,7 Brasil 0 40,5 54,1 5,4 0 64,9 29,8 5,3 Europa del Este 0 6,3 43,8 50,0 0 9,1 34,1 56,8 Países Árabes 6,6 43,4 38,2 11,8 20,5 59,0 12,8 7,7 África Subsahariana 9,5 30,2 44,4 15,9 0 44,8 48,3 6,9 Total 3,3 33,8 46,7 16,2 2,6 39,3 39,9 18,238
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosEn general, el nivel educativo de los participantes de nuestra investigación es muyalto con un 17% de universitarios (16% en los hombres y 18% en las mujeres), porel contrario las personas sin estudios (probablemente analfabetas) son el 3,3% enlos hombres y el 2,6% en las mujeres. Europa del Este es el grupo con más alto niveleducativo (muy por encima de la media española). África Subsahariana y Países Ára-bes son los grupos con menos nivel educativo, y con más diferencias de género (el20,5% de las mujeres árabes no tienen estudios). Los países latinoamericanos ocu- 15pan una posición media (con un nivel educativo medio alto) y Brasil un poco másbajo. En el Gráfico 2.7 se puede apreciar los porcentajes de personas universitariaspor países. Gráfico 2.7. Porcentaje de las personas con los estudios universitarios completos70 5760 Hombres 5050 Mujeres4030 2120 16 35 13 13 12 8 710 5 50 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Subsah2.4.3.7 OcupaciónLas personas que estaban trabajando en su país de origen eran el 59% (47% contrabajos permanentes y 12% con trabajos temporales), una parte importante eran es-tudiantes (promedio para hombres y mujeres es un 22%) y un 7% estaban en paro.Comparando hombres y mujeres, tenían trabajo en su país el 67% de los hombres yel 51% de las mujeres. Además, un 20% de las mujeres han contestado que han sidoamas de casa en sus países de origen, sobre todo las mujeres de los Países Árabes(32% de ellas han contestado que eran amas de casa) y de Ecuador (29%); (X² (30)= 138,7, p ≤.001). Para más detalles consultar tabla 2.10 adjunta.La estancia en el País Vasco supone un incremento en las tasas de actividad laboral:se pasa del 59% de ocupados (frente al 40% de inactivos) en el país de origen al67% de ocupados en el País Vasco (frente al 33% de inactivos). El incremento en losporcentajes o tasa de actividad (diferencia entre activos e inactivos) es de un 15%más de actividad en el país de acogida (este incremento es mayor para los hombres,20% que para las mujeres, 10%). Cambia especialmente el perfil de estos trabajos: 39
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco se incrementa sobre todo la proporción de trabajos temporales (35% en el país de acogida frente a 12% en el de origen). Hay diferencias importantes en función de los países de procedencia (véanse tablas adjuntas 2.10 y 2.11): − los procedentes de países africanos y árabes tenían los mayores índices de inactividad y paro en sus países de origen, y aumentan, por tanto, más su índice de actividad en el país de acogida, también sucede lo mismo con los colombianos (aunque algo menos y especialmente para las mujeres), − los trabajos temporales son más frecuentes entre los hombres africanos (59%) y de Países Árabes (44%) que entre el resto, los trabajos permanentes son más comunes para brasileños (61%) y para europeos del Este (64%), − hay más estudiantes en el País Vasco de Colombia (16% para los hombres) y Brasil (18% hombres y 27% mujeres), − el mayor porcentaje de mujeres amas de casa en el País Vasco se da entre las latinas, ecuatorianas (49%) y brasileñas (22%), mientras que el porcentaje de mujeres árabes amas de casa disminuye del país de origen (32%) al de acogi- da (18%), También hay importantes diferencias entre hombres y mujeres: − las tasas de ocupación más bajas para mujeres que para hombres, excepto en el caso de Colombia donde el 71% de las mujeres trabajan frente al 65% de los hombres (hay más parados entre los hombres y algo más de estudiantes), − la actividad laboral de las mujeres aumenta en el país de acogida (55%) res- pecto al de origen (51%), especialmente para las mujeres colombianas (del 47% pasa al 71%), las africanas (del 47% al 60%) y las mujeres de Países Árabes (del 29% al 48%). En el caso de las mujeres brasileñas sucede lo contrario: trabajaban en su país el 56% y lo hacen en el País Vasco el 40% y con más trabajos temporales. Esto se debe a que gran parte de dichas personas vienen con contratos en origen y principalmente de sus maridos, − las mujeres de Europa del Este, que tenían trabajos permanentes en sus países (60%), en el País Vasco tienen trabajo (63%) y bastantes de ellos son tempora- les (23%). En síntesis, la tasa de actividad (estar trabajando) es mayor en el País Vasco que en los países de origen (especialmente en el caso de los hombres), y esto es especialmente importante para los africanos y magrebíes hombres (que partían de altas tasas de inactividad en sus países). Sin embargo, para los latinoamericanos el grado de acti- vidad es similar en origen y aquí. En el país de acogida aumenta especialmente los40
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascostrabajos de tipo temporal, y esto es más relevante en el caso de los africanos y árabesque en el de los europeos o brasileños. Por otro lado, la tasa de actividad menor enel País Vasco para los hombres corresponde a los colombianos, mientras que la tasamayor de actividad entre las mujeres corresponde a las colombianas (70%), para elresto de los grupos siempre la actividad laboral es mayor en los hombres que en lasmujeres. Las mujeres brasileñas y las magrebíes son las que presentan menor tasa de 15actividad laboral. El mayor porcentaje de amas de casa se da entre las ecuatorianas,y el mayor número de estudiantes entre los brasileños y brasileñas. Tabla 2.10. Ocupación en el país de origen (porcentajes) Grupos Hombres Mujeres Procedencia Ama de casa Ama de casa Permanente Permanente Estudiante Estudiante Temporal Temporal Jubilado Jubilado Parado Parado América Latina 66 12 1 1 17 3 43 10 1 23 18 5 Colombia 43 11 4 2 30 9 36 11 2 21 20 10 Ecuador 73 16 0 0 9 1 44 13 0 29 13 1 Brasil 82 3 0 0 15 0 50 6 0 15 25 2 Europa del Este 81 0 0 0 13 7 60 0 12 5 16 7 Países Árabes 28 21 0 0 39 12 11 18 0 32 29 8 África Subsahariana 29 26 0 0 24 19 40 7 0 11 37 4 Total 52 15 1 0,3 23 9 41 10 2 20 21 5 Tabla 2.11. Ocupación en el País Vasco (porcentajes) Grupos Hombres Mujeres Procedencia Ama de casa Ama de casa Permanente Permanente Estudiante Estudiante Otro, N.C. Otro, N.C. Temporal Temporal Jubilado Jubilado Parado Parado América Latina 38 37 0 1 11 13 0 28 27 1 24 12 8 0 Colombia 39 26 0 2 16 16 0 47 24 1 10 10 8 0 Ecuador 27 51 0 1 4 16 0 24 29 0 40 2 5 0 Brasil 61 21 0 0 18 0 0 11 29 0 22 27 11 0 Europa del Este 64 18 0 0 0 18 0 40 23 9 11 6 11 0 Países Árabes 32 44 0 1 3 15 4 15 33 0 18 18 15 0 África Subsahariana 20 59 0 0 3 17 0 43 17 0 9 9 22 0 Total 35 42 0 1 7 14 1 29 26 1 20 12 10 0 41
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco 2.4.3.8 Situación económica (dificultades económicas) En la tabla 2.12 pueden apreciarse los porcentajes de personas que han sufrido pro- blemas económicos en el último año. El 48% de las personas han tenido dificultades (durante el último año) para vivir y cubrir sus necesidades básicas de alimentación y vivienda. La mayoría de las personas de África subsahariana (71%), y los ecuato- rianos (68%) han tenido problemas, los brasileños son los que menos dificultades económicas han tenido (muchos de ellos vienen al País Vasco con contratación en origen). De las personas con dificultades (n = 299, 48%) la mayoría resuelven por sí mismas su situación, el 41% (n = 123) piden ayuda a familiares y amigos y el 35% (n = 105) recurren a los servicios sociales. En el gráfico adjunto 2.8 se representan las puntuaciones medias por país en cantidad de dificultades económicas, índice resul- tante de sumar las cinco primeras cuestiones descritas en la tabla 2.12. Respecto al tipo de dificultades: han pedido prestado dinero a familiares o amigos (del 20% al 15%), los ecuatorianos son los que más se prestan dinero entre sí (35%); han pedido ayuda a los servicios sociales del 14% al 17%, los africanos subsaharia- nos son los que más han tenido que pedir ayuda para alimentación (22%) junto a los ecuatorianos (20%); para los gastos de vivienda piden ayuda social el 17%, con mayor frecuencia los africanos (37%). Tabla 2.12. Dificultades económicas por países Durante los últimos 12 meses, ¿ha habido alguna ocasión en la que no ha contado con dinero suficiente y ha tenido que: Europa del Este Países de procedencia África Sub. Colombia P. Árabes Ecuador Total Brasil 1) Pedirlo prestado a familiares o 13 35 1 23 20 35 20 amigos para poder cubrir los gastos de alimentación? SÍ 2) Pedirlo prestado a familiares o amigos 13 21 0 17 14 22 15 para poder cubrir los gastos de vivienda? SÍ 3) Pedir ayuda a los servicios sociales para 10 20 4 12 12 22 14 poder cubrir los gastos de alimentación? SÍ 4) Pedir ayuda a los servicios sociales para 17 18 3 13 13 37 17 poder cubrir los gastos de vivienda? SÍ 5) Dejar de intentar pagar los gastos de 4 4 2 1 2 2 3 vivienda durante un periodo de tiempo? SÍ 6) Siempre ha tenido dinero suficiente para 47 68 6 45 43 71 48 alimentación y vivienda= NO C= Colombia, E= Ecuador, B= Brasil, EE= Europa Este, PA=Países Árabes, As = África Subsahariana Porcentajes de personas que señalan que han tenido alguna de las dificultades señaladas42
    • 1,51,41,31,21,1 1 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 2.8. Media de dificultades económicas en el último año por país/región 0,98 1,06 150,90,8 0,66 0,670,7 0,610,6 0,560,50,40,30,2 0,10,1 0 Brasil Colombia Países Árabes Europa Este Ecuador África MEDIA Subsahariana2.4.3.9 Situación jurídicaLa mayoría de los encuestados se encuentran en situación regularizada (78%) (na-cionalizados, permiso de residencia, refugiado, visado estudiantes), mientras que el22% están en situación irregular.Tienen permiso de residencia el 59%, y permiso detrabajo el 45% de las personas.El permiso de trabajo es más frecuente entre los ecuatorianos (58%) y los inmigran-tes de los Países Árabes (58%) y los africanos (45%). Los brasileños son los que tienenun situación legal más estable (hay más nacionalizados) y los colombianos, con un48%, son los que peor situación presentan con el mayor porcentaje de irregulares.Como puede apreciarse en la Tabla 2.13 y en el Gráfico 2.9, un número pequeño tie-nen el visado de estudiantes (3%) sobre todo los colombianos (7%). Un 7% tienen lanacionalidad española, sobre todo los procedentes de Europa del Este (14%) y de losPaíses Árabes (13%). La nacionalidad doble o de otro país europeo, en total la tieneun 7% de la muestra, sobre todo los brasileños (21% de ellos en total). Apenas haypersonas con estatus de refugiado (1%, son de Europa del Este y africanos), lo cualrefleja la política restrictiva española en este aspecto.La situación jurídica de los inmigrantes es irregular para los que llevan poco tiempoy se regulariza en las personas con más de 3 años de estancia: antes del primer añoel 66% está en situación irregular y cumplido el primer año el 51%, en el segundo ytercer año desciende al 20%, al cuarto año baja al 4% y con más de 7 años de estancia 43
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco sólo el 3% de las personas están en situación irregular (X2 (5) = 143,9, p ≤ .001). Las personas que llevan más de 3 años en España / País Vasco están fundamentalmente en situación regular, sólo el 9% no tienen solventada su situación jurídica, destacan espe- cialmente los procedentes de Colombia con el mayor porcentaje de no regularizados una vez cumplidos 3 años en España (25%) (véase también gráfico adjunto 2.10). Tabla 2.13. Situación jurídica Grupos Nacionalidad Residente Procedencia documentación Con permiso Sin permiso Estudiante Refugiado Otro país Española europeo Trámite trabajo trabajo Doble No América Latina 4 8 1 16 40 0 4 9 18 Colombia 5 7 0 5 27 0 7 18 30 Ecuador 0 1 1 15 58 1 3 6 15 Brasil 7 18 3 29 28 0 1 5 8 Europa del Este 14 1 1 7 47 3 0 13 13 Países Árabes 13 8 0 14 58 0 2 3 3 África Subsahariana 9 3 4 15 45 3 2 8 11 Total 7 6 1 14 45 1 3 8 14 Gráfico 2.9. Situación jurídica (porcentajes) 50 45 45 40 35 30 25 22 20 14 15 13 10 5 3 1 1 0 Nacionalidad Otro país Con permiso Sin permiso Refugiado Estudiante No papeles + española o Europa trabajo trabajo Trámite doble44
    • 9080706050 79 50 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 2.10. Situación legal (% de no regularizados) por países y tiempo de estancia en España % 1 año % 3 y más años 55 83 51 1540 3430 2520 17 11 910 7 8 5 2 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países África Total Árabes Subsah.2.4.3.10 ReligiónEn cuanto a la religión, la Tabla 2.14 y el Gráfico 2.11 muestran que la mitad de losencuestados son católicos (51%), la mayoría (80%) de los latinoamericanos y un 38%de los subsaharianos. Un 24% son musulmanes, esta religión es dominante entre losinmigrantes de los Países Árabes (89%) y los africanos subsaharianos (54%) (en granparte este grupo está formado por senegaleses). El 7% son ortodoxos, de los euro-peos del Este se definen como tales el 69%. El resto de religiones o los agnósticos yateos son minoritarios (X² (40)= 935,1, p ≤ .001). En general el sentimiento de per-tenencia religiosa es mayor entre los inmigrantes extranjeros no comunitarios queen el conjunto de la sociedad española, excepto para los europeos del Este (rusos,ucranianos y bielorrusos): los datos de la penúltima Encuesta Mundial de Valores(WVS) estimaban para España un 75,6% de católicos, religión predominante al igualque sucede con los latinoamericanos, un 0,6% de españoles islámicos y un 22% quese declaran no creyentes (véase tabla 2.14 adjunta). Gráfico 2.11. Religión “Desde el punto de vista espiritual se considera…” (porcentajes)60 51504030 2420 7 910 4 4 1 10 Musulmán Ortodoxo Católico Protestante Budista Religión Otro No creyente tradicional 45
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Tabla 2.14. Religión: en muestra de inmigrantes extra-comunitarios del País Vasco y población española según Encuesta Mundial de valores (WVS) (%) Protestante Grupos tradicional Musulmán Agnóstico Ortodoxo Católico Religión Budista procedencia Otro Ateo América Latina 0 0 80 7 1 1 5 4 3 Colombia 0 0 86 9 0 1 1 2 2 Ecuador 0 0 75 5 0 2 8 7 4 Brasil 0 1 81 6 2 0 7 1 1 Europa del Este 0 60 4 0 0 0 5 22 10 Países Árabes 89 0 0 0 0 0 0 2 9 África Subsahariana 54 0 38 5 1 1 0 2 0 Total muestra 24 7 51 4 1 1 4 5 4 España: WVS 0,6 0,1 75,6 0,4 0,8 22 En cuanto al grado de práctica religiosa, en total un 82% son practicantes (con ma- yor o menor frecuencia). Un 27% practican su religión algunas veces al año, un 21% algunas veces al mes, un 16% lo hacen semanal- y un 18% diariamente. Los menos practicantes son los europeos del Este (51%), en el resto de los países predominan los practicantes. Los inmigrantes de África Subsahariana son el grupo con la más fuerte práctica religiosa ya que en total 57% de las personas han contestado hacerlo semanal- o diariamente. Hay una parte importante de procedentes de Países Árabes no practicantes (24%) y otro grupo de practicantes diarios (33%), también hay un grupo de africanos (musulmanes) muy practicantes (39%). También los brasileños destacan entre los latinos por su alta práctica religiosa (sólo el 9% no practica y el 22% dice hacerlo a diario). (X² (20) = 159,6, p ≤ .001). Si comparamos con la práctica religiosa de los españoles, tomando como indicador la pregunta de la En- cuesta Mundial de Valores sobre práctica religiosa más general ver tabla 2.15, los inmigrantes extracomunitarios son más practicantes que la media española (81% frente al 66%), especialmente los africanos y los brasileños, y excepto los europeos del Este. Sin embargo para las personas que practican o rezan a diario no hay gran- des diferencias (18% frente a 20%), ahora bien africanos y árabes, especialmente los musulmanes, son los que más practican a diario.46
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Tabla 2.15. Práctica religiosa:“¿Cuál es su grado de práctica religiosa?” en inmigrantes del País Vasco y en España según Encuesta Mundial de Valores (WVS) (porcentajes) 15 Algunas veces Algunas veces Algunas veces Grupos a la semana procedencia Nunca al mes Diario al año América Latina 13 28 27 20 11 Colombia 15 20 26 27 12 Ecuador 15 35 30 17 4 Brasil 9 28 24 17 22 Europa del Este 51 31 9 3 6 Países Árabes 24 26 14 3 33 África Subsahariana 9 22 13 18 39 Total muestra 18 27 21 16 18 WVS: “Con qué frecuencia reza, aparte de en los servicios religiosos” España: WVS 34 21 11 17 22 Gráfico 2.12. Grado de la práctica religiosa (practican alguna vez: porcentajes)100 92 91 85 86 80 76 66 60 49 40 20 0 a r te es ah ña il do as bi Es ab bs pa om ua Br är Su Es pa Ec ol es ro C a ia ric Eu ís ed Pa Áf MSegún el país de procedencia se observa una relación entre edad, sexo y prácticareligiosa: las personas, tanto latinas como árabes, mayores son más religiosas quelas jóvenes y las mujeres son más religiosas que los hombres (para los latinos co-eficientes de asociación r = 0.21 p ≤ .01 y r = 0.13 p ≤.01, respectivamente, y paraárabes r = 0.22 p ≤ .05 y r = 0.13 p ≤ .05). Entre los latinos el 20% de los hombresson no practicantes y el 7,3% de las mujeres; entre los árabes el 30% de los hombresno practican frente al 7,7% de las mujeres. Entre los africanos subsaharianos nohay diferencias en práctica religiosa por edad. Contrariamente al resultado anterioren este caso los hombres son más religiosos que las mujeres (r =-0,25 p ≤ .02), las 47
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco mujeres no practicantes son el 14% frente al 6% de los hombres, practican ocasio- nalmente el 72% de las mujeres frente al 43% de los hombres, y los que practican a diario son el 51% de los hombres y el 14% de las mujeres. En Europa del Este (Rusia, Ucrania, Bielorrusia) no hay diferencias por sexo o edad. Comparando la pertenencia y práctica religiosa entre los inmigrantes y los datos de España de la Encuesta Mundial de Valores (con las limitaciones de dicha compara- ción ya que se trata de un muestra aleatoria con media de edad superior a la de los inmigrantes con una n = 1729), los inmigrantes extracomunitarios son más religio- sos que los españoles (tanto porque se definen menos como no creyentes, agnósti- cos o ateos que los españoles como porque hay menos proporción de personas no practicantes), hay una mayor proporción de personas musulmanas, la mayoría entre los africanos, los latinoamericanos son católicos como los españoles, y los europeos del Este (Rusia-Ucrania-Bielorrusia) son en su mayor parte ortodoxos o no creyen- tes y no practicantes. Respecto a las personas más religiosas (aquellas que rezan a diario), no hay grandes diferencias entre inmigrantes y españoles, si bien estos están más presentes entre los africanos y árabes. El tiempo de estancia en el país de acogida se asocia a una menor práctica religiosa: la media de práctica religiosa (en un rango de 1 nunca a 5 a diario) es de 3,07 para las personas que llevan viviendo en el País Vasco menos 1 año y de 2,79 para las que llevan más tiempo (F (1,580)=4,66, p =.03). Las personas no practicantes suponen el 7,2% de los residentes con menos de 1 año, los que llevan más de 3 años son el 22% y llegan al 27% para los que llevan más de 6 años. Esta relación es importante para los europeos del Este y los árabes, y no es significativa o es poco relevante para los latinos o los africanos subsaharianos. Entre los europeos del Este, aunque es el grupo que menos práctica religiosa presenta (51% de no practicantes) son más practicantes los recién llegados (34%) que los que llevan más de 3 años (81%). La práctica diaria de la religión es mayor entre los africanos (39%) y los árabes (33%) que en el resto, pero los árabes que llevan más tiempo (más de 3 años) practican menos a diario (27%) que los que llevan menos tiempo (47%), siendo lo más fre- cuente practicar algunas veces al año (33% para los que llevan más de 3 años frente al 5% de los que llevan menos de dicho tiempo en España).48
    • 3. Proyectos de migración Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosEn este apartado describiremos aquellos aspectos que tienen que ver con el inicio 15de la emigración: los motivos que llevan a su realización y el plan o proyecto que setiene antes de emprender el viaje y sus modificaciones después de haberse instala-do en el nuevo país..3.1 Motivos para emigrarLos motivos que empujan a una u otra persona a emigrar son muy diversos y de-penden tanto de la situación vital y las características de cada individuo como de lasituación político-económica de su país y su grupo.Para determinar qué motivos han sido los más comunes y frecuentes para los inmi-grantes en nuestra investigación, hemos preguntado sobre distintos aspectos quepodían haber determinado la decisión de emigrar. Se pedía a los participantes con-testar sobre el grado en que diversas circunstancias y deseos han influido su deseode ir a otro país. En el Gráfico 3.1 se presenta la frecuencia con la que cada uno deestos motivos ha sido escogido por los participantes como razón de emigración. Gráfico 3.1. Motivos para emigrar (porcentajes) Decisión Cónyuge 35Reagrupación Familiar 41 Mayor Libertad 73 País más Prestigioso 61 Matrimonio 17Ayudar Gente mi País 66 Desarrollar mi País 60 Persecución Política 16 Crimen y Corrupción 59 Amenaza Grupo 23 Conocer Culturas 80 Desafíos 74 Formación 67 Aventura 43 Ayudar Familia 79 Díficil Sit. Económica 82 Búsqueda Trabajo 84 Mejorar vida 90 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 49
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Se ha realizado un análisis factorial con la escala sobre los motivos para emigrar (el rango de respuesta era de 1 “nada importante” a 4 “muy importante”, análisis de componentes principales con rotación varimax y autovalores mayores de 1). El objetivo ha sido encontrar agrupaciones o dimensiones de motivaciones de emigra- ción. Este análisis ha revelado la existencia de 6 factores importantes que explican un 60,3% de la varianza. 1. Los motivos Económicos (primer factor con el 15% de la varianza) son los más relevantes (puntuación media M = 2,97 DT = 0,85). Aquí se incluyen el deseo de mejorar su nivel de vida (90%), la búsqueda de trabajo mejor pagado (84%), la difícil situación económica en el país de origen (82%) y el deseo de ayudar a su familia (79%). Así, la fuerza más importante que según nuestros informantes les ha inducido a emprender la emigración ha sido la necesidad económica y el deseo de tener un nivel de vida más alto para ellos y para su familia.Teniendo en cuenta las diferencias por país de proce- dencia esta motivación es relativamente menos importante para el grupo de brasileños (recordar que este grupo tiene como media una mejor situación económica) (M=2,5) y para los magrebíes y árabes (M=2,76). 2. La Búsqueda de Estimulación y Crecimiento Personal (11,8% de la varian- za; M = 2,92, DT = 0,90) es después del aspecto económico el motivo de desplazamiento más importante. Engloba los siguientes motivos: el deseo de riesgo y aventura (43%), buscar nuevos desafíos en la vida (74%), conocer nuevas culturas (80%) y también mejorar su nivel profesional o educativo (74%). Así, este grupo de razones describe la motivación de la gente que busca novedad, nuevos horizontes y posibilidades, y corresponde a lo que se ha denominado “Apertura al cambio”. Contemplando las puntuaciones medias por país de procedencia, los que más mencionan estos motivos son los brasileños (M=3.12) y los ecuatorianos (M=3,10), y los que menos la mencionan son los procedentes de Rusia-Ucrania-Bielorrusia (M=2,41). 3. Tercer tipo de motivos “Push”, como se denominan en la investigación sobre migraciones, describe una situación externa que empuja a salir a las personas de su propio país, como es el caso de los que buscan refugio político y una mayor seguridad en otro lugar del mundo que no es el suyo (10,2% de la varianza). Esta motivación es la menos frecuente (M = 1,59, DT = 0,66) entre los entrevistados, el 23% de los encuestados han mencionado la situación política amenazante para el grupo al que pertenecían, un 59% han dicho que la ansiedad ante el crimen y la corrupción en su país ha sido una de las razones de su migración y un 16% han sido víctimas de presión y persecución política en sus países de origen. Probablemente muchos de los que citan estos motivos deberían tener reconocido el estatus de refugiado político en nuestro país, cosa que no sucede. Este motivo es más frecuente entre los colombianos (M = 1,90) a diferencia del resto de países.50
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos 4. El cuarto factor “Idealismo” (varianza explicada 9,5%) – los inmigrantes aún no estando en su país tienen deseo de participar en su vida y aportar algo para que la situación allí de donde vienen mejore. Es el tercer tipo de motivo en importancia (M = 2,10, DT =0,88), el deseo de ayudar a su país aun estan- do lejos de él contribuyendo de una u otra manera en su desarrollo (60%) y el deseo de ayudar a la gente que vive en el país de origen (66%). Este tipo de motivo es más importante para el grupo de ecuatorianos (M=2,51) y 15 para los africanos subsaharianos (M=2,38), y es menos mencionado por los brasileños (M=1,63) y los rusos y ucranianos (M=1,42). 5. El quinto tipo de motivos “Movilidad Individual” cuando uno cuenta so- bre todo consigo mismo y con los recursos e intereses propios (varianza explicada 7,1%; M= 1,92, DT=0,62), ocupa el cuarto lugar en importancia. Es el deseo de vivir en un país con mayor prestigio que el propio (61%), búsqueda de mayor libertad en elegir su propio camino en la vida (73%) y también el casarse con una persona del país de acogida (17%). La movilidad y mejora personal es más frecuente entre los magrebíes y árabes (M=2,08) y los africanos subsaharianos (M=2,03), seguidos por los europeos del Este (M=1,97). 6. El último grupo de razones tienen que ver con la Familia: es por un lado la posibilidad de la reagrupación con los familiares que ya estaban viviendo en el país de llegada (41%) y por el otro, con las relaciones dentro de la familia cuando los padres o el cónyuge decide emigrar y el otro le sigue (35%). El porcentaje de la varianza explicada por este factor es de 6,6% y la media de las respuestas de 1,72 (DT=0,81), ocupando en 5º lugar en rango de impor- tancia.Como puede apreciarse, los motivos que han llevado a emigrar a las personas sondiversos y no se limitan a los económicos, de hecho la apertura al cambio, el deseode estimulación es el segundo motivo en importancia. Además los inmigrantes tie-nen otras motivaciones, aunque secundarias, también relevantes, como el idealismoo deseo de ayudar a su país y a su grupo, motivo importante para africanos y ecua-torianos. También los motivos ligados a mejorar en prestigio y libertad (movilidadindividual) son relevantes y aquí destacan algo más los africanos y magrebíes. Lareagrupación familiar en quinto lugar es especialmente relevante para las culturasfamilistas como las de los brasileños, ecuatorianos y países árabes. Por último, losmotivos vinculados al “Push”: inseguridad en el país de origen y persecución políti-ca son especialmente importantes entre los colombianos. 51
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Gráfico 3.2. Motivaciones para emigrar (medias) 4 2,97 2,92 3 2,1 1,92 2 1,71 1,59 1 0 Económicos Estimulación Idealismo Movilidad Familia Push Individual Tabla 3.1. Tipo de motivos de emigración por país de procedencia (medias) Estimulación Grupos Económicos individual Movilidad Idealismo procedencia Familia Push Colombia 3,27 2,86 2,22 1,89 1,65 1,90 Ecuador 3,07 3,10 2,51 1,85 1,82 1,61 Brasil 2,50 3,12 1,63 1,74 1,83 1,51 Europa del Este 3,10 2,41 1,42 1,97 1,57 1,59 Países Árabes 2,76 2,83 2,08 2,08 1,83 1,44 África Subsahariana 3,11 3,01 2,38 2,03 1,52 1,48 Total 2,97 2,92 2,10 1,92 1,72 1,59 3.2 Proyecto migratorio El proyecto migratorio se refiere a la expectativa que las personas tenían al llegar al país de acogida sobre la permanencia o provisionalidad en dicho país: como suele suceder en casi todos los grupos emigrantes al inicio se mantiene el deseo de transi- toriedad y el sueño de poder retornar al país de origen, este deseo suele ser bastante permanente incluso cuando parece improbable el retorno (Páez, González,Aguilera, 2000). En el colectivo que acude al País Vasco se observa (véanse gráficos adjuntos) que casi la mitad (46%) veían su estancia en otro país como algo temporal, una gran parte (36%) no sabían qué iba a pasar, y sólo una quinta parte (18%) pensaban que venían para instalarse para siempre. Respecto al momento presente, si al inicio casi la mitad de las personas pensaba que residirían aquí sólo por un tiempo, ahora este número baja (31%) y también el porcentaje de los indecisos (26%) y la gran parte de ellos (43%) ven su estancia en España o en el País Vasco como permanente. De las personas que veían su estancia en el país de acogida como provisional al llegar, el 28% ahora lo ven como permanente y el 29% siguen en duda (el 42% siguen considerándolo provisional); los que al inicio dudaban, ahora lo ven como algo per-52
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascosmanente (44%), y es menos frecuente que un proyecto considerado al inicio comopermanente se vea ahora como provisional (esto le sucede al 10% de los que loconsideraban permanente al inicio). Gráfico 3.3. y 3.4. Proyecto de inmigración al inicio y ahora 15 Permanente Provisional No Sabía Permanente Provisional No Sabía 36% 18% 26% 43% 46% 31% Gráfico 3.5. Proyecto de inmigración ahora por grupos (porcentajes)80 Permanente Provisional No Sabía70 6760 5750 45 42 38 3940 35 36 34 33 3130 22 23 23 21 2020 17 16100 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Susah.En cuanto a las diferencias entre los grupos representados en nuestro estudio, entrelos europeos del Este y los inmigrantes de los Países Árabes la mayor parte (67% y58% respectivamente) piensan residir de forma permanente en el país de acogida,mientras que los ecuatorianos y los brasileños son más proclives a definir su pro-yecto como provisional, los colombianos se sienten más en duda, y los africanos sedividen entre las tres opciones (ver Gráfico 3.5).Uno de los factores que afectan al deseo de retornar o permanecer en España oel País Vasco es el tiempo de residencia, de hecho aquellos que planean vivir en elnuevo país para siempre llevan significativamente más tiempo en el País Vasco y/oEspaña que los que no tienen un proyecto permanente. Otro posible factor relacio-nado con el deseo de una permanencia en el país de acogida es el grado de la discri- 53
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco minación percibida (en qué medida se han sentido discriminados y maltratados por los autóctonos): los que tienen un proyecto permanente se sienten menos discrimi- nados que los otros grupos (véase Tabla adjunta 3.2). Estos resultados sugieren que para que un inmigrante decida definitivamente instalarse de una forma permanente en la sociedad receptora tiene que pasar un tiempo y además, sentirse aceptado por el país de acogida. Tabla 3.2. Proyecto migratorio, discriminación percibida y tiempo de residencia (análisis de varianza: medias) Tiempo de Residencia Proyecto Ahora N Discriminación Percibida (meses) Permanente 239 1,85 74 Provisional 185 2,04 41 No sabe 156 2,05 46 F (p≤) 5,38 (.001) 19,17(.01) 3.3 Contacto con el país de acogida y retorno Como puede apreciarse el 51% de los inmigrantes han vuelto alguna vez al país de origen, (el 19% han viajado en una ocasión a su país, el 30% restante han estado en su país de origen 3 o más veces). Los que viajan más a su país son los brasileños (82%) y los magrebíes y de países árabes (79%), mientras que los que menos han re- gresado son los colombianos (21%), ecuatorianos (37%) y europeos del Este (36%). Respecto al nº de veces que se visita el país de origen destacan especialmente los magrebíes (7,2 veces), hay que recordar que es el grupo con mayor tiempo de es- tancia en España, le siguen aunque con gran diferencia (medias alrededor de 2, ver gráfico adjunto) los africanos y los brasileños. Los colombianos son los que menos han regresado a su país. Si se tiene en cuenta el tiempo de estancia en el país huésped: aquellos con menos o con más de tres años de estancia, una vez que la persona se instala en el país de acogida retorna a su país de origen, y esto es cierto para casi todos los grupos de procedencia y es especialmente común entre los magrebíes, que suelen ir de vaca- ciones a sus lugares de origen. Sin embargo, no se produce entre los colombianos y los ecuatorianos, entre estas personas no hay diferencias entre aquellas que llevan instaladas en nuestro país menos y más de tres años (efecto de interacción país de origen por tiempo de estancia F (5, 629) = 3,04, p ≤ .01).54
    • 90807060 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 3.6. Han visitado o vuelto a su país de origen alguna vez 82 si % 79 15 49 515040 37 3630 212010 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países África Media Árabes Subsah. Gráfico 3.7. Nº medio de veces que han visitado su país de origen8 media nº veces 7,27654 2,93 2,5 2,52 1,2 11 0,40 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países África Media Árabes Subsah. Gráfico 3.8. Nº medio de veces que han visitado su país, según procedencia y tiempo de estancia en país acogida10 9,02 < 3 años 9 > 3 años 8 7 6 5 4,3 3,62 3,58 4 3 2,07 1,19 1 1,56 2 0,81 0,72 0,05 0,42 0,5 1 0,11 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países África Susah. Media Árabes 55
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco 3.4 Evaluación de su situación en comparación con lo esperado Para ver el grado de la satisfacción subjetiva de los inmigrantes con su situación actual y sus expectativas, los encuestados han evaluado su situación actual como mejor, igual o peor comparándola con lo que esperaban encontrar en el país de acogida. Este factor ha demostrado ser importante en el bienestar psicológico y va- rias investigaciones han enfatizado el papel que tienen las expectativas realistas a la hora de emprender la emigración (Smith y Bond, 1999; Berry y Sam, 1997). Por lo general, para la mayoría de las personas su situación es mejor o igual a la que esperaban, se presentan las diferencias entre los grupos en el gráfico adjunto (X2 (10) = 28,5, p ≤ .01).Así, los que mejor ven su situación en comparación con lo espe- rado son los inmigrantes brasileños y colombianos, los ecuatorianos y los europeos del Este la valoran algo peor. Por el contrario, los inmigrantes de los Países Árabes y de África Subsahariana son los que peor valoran su situación. Respecto al sexo no hay diferencias globales entre hombres y mujeres en sus expectativas, únicamente destaca que entre las personas magrebíes y de Países Árabes las mujeres valoran mejor la situación que los hombres (84% encuentran la situación mejor o igual a lo esperado frente al 62% de los hombres, X2 (1) = 5,77, p ≤ .01); en el resto de países no hay diferencias. No se producen cambios significativos entre los nuevos inmigrantes y los que lle- van más tiempo en el país de acogida respecto a sus expectativas: el porcentaje de personas que encontraron que la situación en el país de acogida era peor de lo que esperaban entre los que llegaron hace poco tiempo (menos de 1 año) era del 26%, y para los que llevan más de un año en el País Vasco o en España son el 20%. Este porcentaje se mantiene casi igual independientemente del tiempo (como media para todos el 21%). Gráfico 3.9. Evaluación de su situación actual (porcentajes) 100 igual o mejor 89 88 peor 80 78 76 69 70 60 40 31 30 22 24 20 11 12 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Susah.56
    • experiencia migratoria Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos3.5 Expectativas y emociones vinculadas a laPara indagar sobre la experiencia migratoria de la personas se les pidió que señala-ran aquellas emociones que sienten “cuando piensan en su experiencia en España/ o en el País Vasco” (emociones como orgullo, desprecio, rabia, indiferencia, pena, 15miedo, alegría y tranquilidad). Como es habitual con las medidas de estado de ánimogeneral, hay un predominio de las emociones positivas sobre las negativas con unabalanza positiva (Basabe, 2003) (como se verá más adelante sucede lo mismo conla escala de afectividad positiva y negativa respecto a los sentimientos referidos alúltimo mes). De modo que como media la experiencia migratoria suscita emocionespositivas en un 40% de la personas y negativas en el 15%. Las emociones más fre-cuentes son la tranquilidad (lo cual sugiere que para muchas personas asentarse enel país de acogida es el fruto de experiencias previas estresantes (en el país de ori-gen y/o en el viaje migratorio), seguidas de la alegría y el orgullo (como destacabanalgunas personas en los grupos de discusión y entrevistas, arribar y poder asentarseen el destino es una fuente de gratificación y orgullo personal); entre las emocionesnegativas hay sentimientos de pena (probablemente ligados a la nostalgia del emi-grante), y también de miedo (puede verse la frecuencia en el gráfico adjunto 3.10).Respecto a las diferencias de género, las mujeres experimentan más alegría (38% demujeres y 30% de los hombres X² (1) = 4,81, p ≤ .02), y más pena (21% de mujeres y14% de los hombres X² (1) = 5,13, p ≤ .02), y más miedo (38% de mujeres y 30% delos hombres X² (1) = 4,81, p ≤ .02), y menos indiferencia (19% de mujeres y 11% delos hombres X² (1) = 7,28, p ≤ .01). Este resultado en principio es congruente conla mayor expresividad emocional reportada por las mujeres en comparación con loshombres.Las diferencias en las emociones vinculadas a la experiencia migratoria en funcióndel país de procedencia indican (lo mismo que ocurre con otros indicadores demalestar) que el grupo con un peor balance y donde hay mayor frecuencia de emo-ciones negativas y menor también de emociones positivas que puedan compensarlas anteriores son las personas procedentes de África subsahariana. En segundolugar los ecuatorianos también experimentan más emociones negativas que el res-to de grupos, los colombianos están en un situación media. Las personas con unamejor experiencia emocional migratoria son los brasileños, los europeos del Este,magrebíes y de Países Árabes (pueden apreciarse los valores en el gráfico adjunto3.11; para las emociones positivas, orgullo + alegría + tranquilidad, F (5, 628) =14,89, p ≤ .001 y para las negativas, desprecio + rabia + indiferencia + pena + mie-do, F (5, 629) = 16,60, p ≤ .001).Las expectativas respecto al proyecto migratorio o evaluación de la situaciónactual con la que esperaba encontrar en España al llegar (mejor, igual o peor delo que esperaba) están vinculadas a las emociones que suscita la experiencia mi-gratoria: los que consideran su situación mejor o igual a lo esperado experimentanmás emociones de tranquilidad, orgullo y alegría, mientras que los que se han en- 57
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco contrado con una situación peor a lo esperado experimentan emociones negativas en mayor medida: pena, miedo, desprecio, rabia e indiferencia. Además, el proyecto migratorio y el deseo de continuar en el país de acogida de forma permanente o provisional está vinculado con las emociones positivas y negativas de la experiencia migratoria: las personas que definen su proyecto como permanente (desean seguir viviendo en el país huésped) experimentan más emociones positivas: orgullo, alegría y tranquilidad, y menos emociones negativas: rabia, indiferencia y pena (en el gráfico adjunto 3.12 se recogen las diferencias estadísticamente significativas para p ≤ .05). Asimismo, la experiencia migratoria y las emociones a ella vinculadas están relacio- nadas con la situación jurídica y la regularización de las personas extranjeras: las personas que tienen resuelta su situación por estar regularizada experimentan más emociones positivas en comparación con las personas en situación irregular o “sin papeles”: sienten orgullo (31% frente a 21%, X² (1) = 5,01, p ≤ .03), alegría (36% frente a 26%, X² (1) = 4,15, p ≤ .04), y tranquilidad (61% frente a 44%, X² (1) = 12,1, p ≤ .01), mientras declaran sentir menos miedo (14% frente a 27%, X² (1) = 13,8, p ≤ .01). El tiempo de estancia afecta a las emociones suscitadas por la experiencia migrato- ria: las personas que han llegado más recientemente (llevan aquí menos de 3 años) experimentan más sentimientos de pena (31%) y miedo (20%) que aquellos que hace más de 3 años que viven en el País Vasco (18% y 14% respectivamente) (dife- rencias estadísticamente significativas para p ≤ .05). También el hecho de volver al país de origen suscita diferencias en la experiencia emocional migratoria: las personas que han vuelto alguna vez a su país de origen sienten más orgullo (35% frente al 24% de las que no han vuelto nunca, X² (1) = 9,5, p ≤ .01), y tranquilidad (64% frente al 51% de las que no han vuelto nunca, X² (1) = 10,6, p ≤ .01), y sienten menos pena (19% frente al 30% de las que no han vuelto nunca, X² (1) = 8,87, p ≤ .01), y miedo (12% frente al 23% de las que no han vuelto nunca, X² (1) = 10,8, p ≤ .01). Algunos de los indicadores de calidad de vida están relacionados con la experiencia emocional migratoria: las emociones positivas (alegría, orgullo o tranquilidad) sus- citadas por la experiencia migratoria están relacionadas con una mayor percepción de control sobre la propia vida (r = 0.16, p ≤ .01), la satisfacción con la vida en gene- ral (r = 0.25, p ≤ .01), y con menor estrés social, es decir, menores dificultades eco- nómicas (r = -0.19, p ≤ .01) y problemas de adaptación sociocultural (r = -0.21, p ≤ .01), y menor percepción de haber sufrido discriminación por parte de españoles o vascos (r = -0.11, p ≤ .01). Al contrario, las experiencias emocionales negativas (de pena, miedo, etc.) suscitadas por la experiencia migratoria se asocian a un menor control sobre la propia vida (r = -0.15, p ≤ .01), menos satisfacción con la vida (r = -0.31, p ≤ .01), y con mayor estrés social: más dificultades económicas (r = 0.19, p ≤.01) y problemas de adaptación sociocultural (r = 0.28, p ≤ .01), y mayor discriminación por parte de la sociedad de acogida (r = 0.32, p ≤ .01).58
    • 7060504030 57 34 29 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 3.10. Emociones vinculadas a la experiencia migratoria % emociones experimentadas 40 15 2520 17 15 15 1410 0 Tranquilidad Alegría Orgullo Pena Miedo Indiferencia Rabia Positivas Negativas Media MediaGráfico 3.11. Emociones vinculadas a la experiencia migratoria por país de procedencia70 596050 47 39 40 4040 3430 25 23 2120 15 15 9 8 9100 Colombia Ecuador Brasil E. Este P. África Media - Colombia Ecuador Brasil E. Este P. África Media Árabes Sub. Árabes Sub. Media de emociones positivas Media de emociones negativas Gráfico 3.12. Emociones vinculadas a la experiencia migratoria en función del proyecto y las expectativas Porcentajes emociones por deseo de permanencia en país de acogida y Evaluación de su situación actual respecto a lo esperado9080 Proyecto permanente Proyecto provisional70 67 Mejor o Igual a lo esperado Peor que lo esperado 6360 4950 43 4240 38 34 32 34 3230 26 28 28 27 25 18 18 2020 15 15 14 13 11 11 12 1210 8 3 0 Orgullo Alegría Tranquilidad Rabia Indiferencia Pena Miedo Desprecio 59
    • 4. Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Choque cultural e integración 154.1 Choque cultural y dimensiones culturalesEl choque cultural se ha definido como el estado general de depresión, frustracióny desorientación de la gente que vive en una nueva cultura (Oberg, 1961). Se mani-fiesta al darse cuenta de las diferencias que existen entre culturas, y va acompañadode sorpresa, ansiedad, indignación o alteración. La inmigración supone también unduelo para las personas que emigran, que tienen que afrontar las múltiples pérdidasque ocasiona el no estar en su propio país. La pérdida de referentes culturales es unade ellas (Achotegui, 2002).Se produce un sentimiento de impotencia cuando se siente incapacidad para actuarcompetentemente en la nueva cultura, por la confusión sobre los roles, sobre laidentidad étnico-cultural propia y las expectativas de conducta (Taft, 1977). Otro fe-nómeno asociado es la tensión o fatiga cultural provocada por el esfuerzo continuode adaptarse, una sobrecarga cognitiva debida a la necesidad de operar permanen-temente de forma consiente y voluntaria ajustándose a una nueva sociedad. Todoello puede llevar a problemas de salud psicológicos, somáticos y de relación social(Smith y Bond, 1993). Así, el choque cultural conlleva el darse cuenta de las dife-rencias existentes, sentirse impactado por ello y hacer frente a las dificultadesque surgen.La distancia cultural entre los países de origen y los de acogida es un factor queafecta a los procesos de adaptación: una mayor cercanía cultural exige un menor es-fuerzo de adaptación, favorece una comunicación más fluida, además de ser menor laansiedad y la incertidumbre. Las investigaciones transculturales han confirmado quea mayor similitud cultural menores son las dificultades de adaptación (Smith y Bond,1999).Al contrario, los individuos procedentes de las sociedades más lejanas cultural-mente necesitarán adquirir más conocimientos y habilidades para desenvolverse conéxito en el país anfitrión. Todo ello lo saben tanto las personas inmigrantes como losprofesionales que trabajan en los servicios públicos: el idioma es uno de los aspectosque obstaculiza o facilita la adaptación de las personas extranjeras, pero lo hacentambién las diferencias existentes entre ambas culturas. Bajo el nombre generalizador“inmigrantes extranjeros” se encuentran miembros de culturas bien distintas.Algunosde ellos están más próximos a la cultura local, mientras que otros están más alejadosen su forma de ver el mundo y de actuar en él. 61
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco El concepto de cultura es fundamental para entender las diferencias entre las perso- nas que provienen de distintos países y las dificultades que surgen en su proceso de adaptación a un nuevo entorno. Hofstede (1991, 2001), en su investigación transcul- tural sobre los valores, identificó cuatro dimensiones a través de las cuales pueden ordenarse los valores dominantes y pueden catalogarse y analizarse las culturas. Estas dimensiones corresponden a los cuatro problemas básicos que toda sociedad debe resolver (Inkeless y Levinson, 1969): 1) la relación con la autoridad – dimen- sión Distancia Jerárquica; 2) la concepción del yo o de la persona lo que incluye la relación entre la persona y la sociedad – dimensión Individualismo versus Colecti- vismo; 3) la concepción de la masculinidad y feminidad – dimensión Masculinidad versus Feminidad; 4) los conflictos y su resolución (expresión versus inhibición de las emociones, incluyendo el control de la agresión) – dimensión Evitación de la Incertidumbre. La primera dimensión Individualismo - Colectivismo describe un continuo entre unas relaciones sociales voluntarias donde el individuo prioriza sus propios objeti- vos e intereses, y unas relaciones de dependencia cuando la pertenencia al grupo (a menudo, clan o la familia extensa) es muy relevante y apreciada. En las culturas indi- vidualistas se enfatizan la independencia, la autonomía, la distinción y la autosuficien- cia. Las personas prefieren actuar de una forma independiente y preocuparse sobre todo por ellas mismas y sus parientes más cercanos. Los individualistas pertenecen a muchos grupos estableciendo unas relaciones voluntarias y transitorias, excepto la familia nuclear (Páez, Fernández, Ubillos y Zubieta, 2003; Ward et al., 2001). Las normas sociales potencian la independencia por ejemplo, no es habitual que se pida dinero o cosas prestadas (Stefanenko, 1999). En cambio, las culturas colectivistas se caracterizan por las relaciones de dependencia, cooperación y una red social extensa, donde los miembros se apoyan mutuamente, se preocupan por cómo sus decisiones y sus actos pueden afectar al grupo y están más involucrados en la vida de los demás (Ward et al., 2001). Se valoran las tradiciones, la obediencia a las normas grupales y el sentimiento del deber, que garantizan la preservación del grupo, la interdependencia de sus miembros y las relaciones armoniosas. Generalmente, los colectivistas tienden a tener un número limitado de relaciones pero éstas se consideran muy valiosas y pueden mantenerse incluso a un precio muy alto. El valor cultural asociado al colectivismo y típico de América Latina es el de fami- lismo, que conlleva una fuerte identificación y vinculación de las personas con su familia nuclear y extensa, así como fuertes sentimientos de lealtad, reciprocidad y solidaridad entre los miembros de la misma familia (Triandis, Marín, Betancourt, Lisansky y Chang, 1982; citado en Marín y VanOss, 1991); se manifiesta en relaciones cercanas y en la implicación con los miembros de la familia extensa, que puede estar compuesta por personas con relaciones de sangre o por familiares “ficticios” (compadres o comadres; amigos cercanos de la familia a los que se les da el status62
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascosde parientes) que es una categoría especial de relaciones familiares que existe entrelos latinos y en otras culturas colectivistas (Marín y VanOss, 1991).La segunda dimensión, Distancia Jerárquica, hace referencia a la legitimidad quese da por parte de los miembros de los grupos menos poderosos a las desigualdadesde poder, hasta qué punto la distancia a la autoridad es mantenida y vista como algonatural. Las culturas con alta distancia de poder valoran la jerarquía social y el res- 15peto a la autoridad y a los representantes del poder (por ejemplo, los ricos, la gentede estatus social alto, los ancianos), valoran la conformidad y obediencia. Según Ho-fstede, las culturas con alta distancia jerárquica enfatizan las relaciones de poder entodos los ámbitos, desde la familia donde los padres enseñan a sus hijos a obedecery tratar a los adultos y mayores con respeto, la escuela donde los profesores son gu-rús que toman iniciativa y trasmiten una sabiduría personal hasta las organizacionesy las instituciones públicas donde los subordinados esperan las directrices de losjefes autocráticos.Se ha demostrado que en las culturas latinoamericanas un escenario típico asociadoen parte a esta dimensión es el de la dignidad y el respeto. Las críticas, el tuteo seperciben como falta de respeto a la persona. Comparando con los países anglo-sajones el trato diferencial es más valorado. De esta forma el mantener el respetopersonal en las relaciones lleva a que los individuos sientan que su poder personales reconocido (Páez et al., 2003)La dimensión Masculinidad - Feminidad expresa la valoración de logro, de aserti-vidad y competición en oposición el énfasis relativo en la armonía y la comunióninterpersonal. Las culturas masculinas contienen las características que en el mundooccidental son estereotípicamente atribuidas a la masculinidad: la dureza, la instru-mentalidad y la distribución rígida de los roles sexuales. Las culturas femeninas co-rresponden al estereotipo de la feminidad y enfatizan la solidaridad, la cooperación,el compartir afectivo, no marcan tanto las diferencias de género. La feminidad cultu-ral se caracteriza por una mayor expresividad y por una mayor vivencia de las emo-ciones, tanto negativas como positivas. Según Páez, Fernández, Mayordomo (2000)en las culturas femeninas se valora y se ve como una obligación proveer contactoy apoyo afectivo a los demás. Mientras tanto, en las culturas masculinas se enfatizanlas diferencias entre los géneros, donde sólo las mujeres deben brindar el apoyoemocional, la expresión emocional es aceptada para ellas, en cambio, los hombrescontrolan su expresividad con la excepción de la cólera-enfado y la soberbia.En el caso de las culturas femeninas latinoamericanas, un escenario cultural espe-cífico asociado en parte a esta dimensión es el de la “simpatía”. Se valora la capa-cidad de “ser simpático”, de mostrar interés y empatía hacia los otros, así como elser capaz de respetar y compartir los sentimientos de los demás. Desde el punto devista de cómo se percibe la vida social, la simpatía implica que se quiere ser abierto, 63
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco caluroso, agradable, se percibe la conducta positiva de los otros/as y se ignora la negativa, se busca sintonizar los deseos y sentimientos de los otros y se manifiesta entusiasmo. Desde el punto de vista de la acción, se evitan las críticas y las conduc- tas negativas, se evita el cuestionamiento directo y se busca mantener las buenas maneras. La cuarta dimensión es la Evitación de la Incertidumbre, se refiere a la necesidad y a cuánto se valora en una sociedad tener reglas claras y precisas para cada situación, o por el contrario, si se permite una mayor flexibilidad e improvisación en los es- cenarios sociales. La incertidumbre, la ambigüedad se perciben como una amenaza continua que debe combatirse o se aceptan como parte normal de la vida. En las culturas con fuerte control de la incertidumbre se enfatizan las reglas formales y el control social, hay una necesidad emocional de normas y leyes que son numerosas y precisas. También son sociedades que buscan la seguridad y son poco tolerantes con lo incierto o desconocido. Se aceptan los riesgos conocidos pero se tiene miedo a las situaciones ambiguas y a los riesgos desconocidos, mientras que en las culturas con baja evitación de la incertidumbre las situaciones y riesgos desconocidos no producen tanta ansiedad. Según Hofstede (1999), la diferencia entre estas dos cul- turas radica en la concepción de lo diferente y desconocido como algo peligroso o como algo que despierta la curiosidad. Tabla 4.1. Puntuaciones de los países en las dimensiones culturales de hofstede Individualismo Distancia Masculinidad Evitación de la Colectivismo Jerarquía Feminidad Incertidumbre Rusia 39 93 36 95 Brasil 38 69 49 76 Colombia 13 67 64 80 Ecuador 8 78 63 67 Países Árabes* 46 80 53 68 África Occidental* 20 77 46 54 África Oriental* 27 64 41 52 España 51 57 42 86 *Nota: Puntuaciones extrapoladas, Fuente: Hofstede, 2001 4.2 Fuentes de choque cultural: dimensiones Para conocer mejor las fuentes del choque cultural que tienen que superar las personas procedentes de distintos grupos culturales, se ha construido ad hoc una escala que mide la distancia cultural percibida entre su cultura de origen y su nuevo64
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascosentorno. En su construcción han sido incluidas las diferencias culturales más frecuen-temente mencionados en los grupos de discusión y encontradas en otros estudios(Páez et al., 2001;Ward et al., 2001) (véase apartado de descripción de instrumentos).La escala resultante se componía de 36 ítems que describían varios aspectos del com-portamiento social en distintas áreas: ritmo de vida social, relaciones interpersonales,estilo comunicativo y expresividad emocional, familia y educación, producción y 15competición; materialismo-espiritualidad, tradición, autoridad, relación entre géneros.La escala trataba de registrar las diferencias percibidas: los participantes tenían queconsiderar cada ítem que describía un patrón de comportamiento y decidir si su pre-sencia era menor, igual o mayor en comparación con el país de origen.Con el objetivo de comprobar las dimensiones subyacentes respecto a las esferas enlas que se manifiestan las diferencias culturales se ha llevado a cabo un análisis facto-rial exploratorio (componentes principales, rotación varimax) de los 22 ítems de laescala de choque cultural que han mostrado coherencia teórica y estadística. Se hanencontrado 6 dimensiones que explican el 53,54% de la varianza (con autovaloresmayores de 1). Otros ítems de la escala han sido agrupados en función de la clasifica-ción teórica de las dimensiones culturales.Se han comparado las medias de los grupos culturales en cada factor y se ha creadosu representación gráfica para ver qué diferencias son más importantes. Las puntua-ciones positivas significan que se percibe mayor presencia del rasgo en el País Vascoen comparación con la cultura de origen (por ejemplo,“la gente anda MÁS con prisasy sin tiempo”). En los gráficos esta mayor presencia se representa por las barras quevan desde el eje horizontal “0” hacia arriba. En cambio, cuando se percibe que en elPaís Vasco se da menos cierta conducta (por ejemplo,“se valora MENOS la amistad”)las medias del grupo son negativas y se representan por las barras que van desde “0”hacia abajo.Factor 1 “Colectivismo -Familismo”: la valoración de los vínculos con el grupo, sobretodo con la familia, junto con el respeto de los mayores y el deber para con el grupode pertenencia.El análisis de la varianza (ANOVA) nos muestra que existen diferencias significativasentre los grupos culturales (F (5, 631) = 9,76; p ≤ .001). Se puede diferenciar dostipos de percepciones: para los europeos del Este y los brasileños apenas existe dife-rencia, mientras que para los otros, sobre todo para los inmigrantes de Colombia yde los Países Árabes, la sociedad vasca y la española es mucho menos colectivista encomparación con sus respectivos países de origen. Para ellos, aquí la familia es menosimportante, se ayudan menos entre los parientes y a los hijos se inculcan menos losvalores de respeto hacia los mayores. 65
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Gráfico 4.1. Choque cultural en la dimensión colectivismo-familismo Europa Países África Colombia Ecuador Brasil Este Árabes Subsah. 0 - Valoran la familia -0,02 - Respetan y valoran a los -0,1 -0,08 ancianos, mayores -0,11 - Ayudan a su familia: a sus primos, abuelos, sobrinos -0,2 - Enseñan a los niños a -0,22 respetar a los mayores y las -0,3 normas sociales -0,35 -0,4 -0,43 -0,5 El segundo factor ha sido denominado “Ética Protestante” ya que recuerda las exi- gencias de una sociedad industrializada sobre el rendimiento laboral, el ser eficaz, competitivo y puntual. Además, este factor refleja el ritmo de vida más rápido en un país más desarrollado económicamente. Gráfico 4.2. Choque cultural en la dimensión ética protestante 0,8 0,71 - Andan con prisas 0,7 0,6 y sin tiempo 0,6 - Son exigentes en el trabajo 0,5 - Compiten por ser el 0,4 0,35 0,35 mejor,por destacar 0,3 - Son puntuales, no les gusta perder el tiempo 0,2 0,1 0,02 0 -0,1 -0,1 -0,2 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Este Árabes Subsah. Comparando las medias de grupos culturales en el primer factor, vemos que existen grandes y significativas diferencias entre los colectivos de inmigrantes en cuanto a su percepción de este aspecto de la vida en el País Vasco (F (5, 631) = 50,72; p ≤ .001). Así, los africanos subsaharianos seguidos por las personas prove- nientes de los Países Árabes son los grupos que en mayor medida perciben que aquí hay una mayor velocidad del ritmo de vida, se es más estricto con el tiempo y las exigencias y la competición en el trabajo son mayores. Los inmigrantes co- lombianos y ecuatorianos también ven esta diferencia aunque en menor grado, mientras que los brasileños y los europeos del Este apenas perciben diferencia en este factor entre su país y la sociedad anfitriona.66
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosFactor 3.“Distancia entre los Géneros” hace referencia a las normas que rigen lasrelaciones entre hombres y mujeres: la posibilidad de tener amigos del otro géne-ro si es soltero o se está casado, los tabúes como por ejemplo, poder hablar sobrelos temas relacionados con sexo o demostrar abiertamente el interés por un hom-bre o una mujer. Esta dimensión revela diferencias importantes en la percepciónde la cultura de acogida entre los grupos (F (5, 628) = 43,32; p ≤ .001). 15 Gráfico 4.3. Choque cultural en la dimensión distancia entre los géneros 0,7 0,66 0,6- Hablan abiertamente sobre 0,47 los temas relacionados con 0,5 sexo- Personas solteras y 0,4 0,35 casadas tienen amigos del otro género 0,3 0,24- Flirtean, demuestran abiertamente el interés por 0,2 personas del otro género 0,1 0 -0,1 -0,06 -0,06 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Este Árabes Subsah.En general, las medias de los grupos culturales muestran que los inmigrantes ára-bes, africanos subsaharianos, los ecuatorianos y los europeos del Este percibencomo más cercanas e igualitarias las relaciones entre hombres y mujeres en elPaís Vasco comparando con sus respectivos países. Por el contrario, para los co-lombianos y los brasileños aquí el trato entre hombres y mujeres es ligeramentemás distante en comparación con su cultura. Según la investigación anterior, estosúltimos ven las relaciones entre los géneros aquí como menos cercanas y frívolas.La percepción de los europeos del Este es de mayor igualdad y mayor expresividadaunque con un clima menos “seductor”. Para los inmigrantes africanos, sobre todoslos provenientes de los Países Árabes, el choque cultural radica en que percibenmenos tabúes relacionados con el sexo y los roles sexuales como más igualitarios(Zlobina y Páez, 2003).Factor 4.“Estilo Indirecto”: los ítems de este factor hacen referencia al estilo comu-nicativo indirecto donde se evita manifestar abiertamente el desacuerdo prefirien-do utilizar otras vías de mostrarlo como puede ser el uso de señales no verbales(gestos, silencios, etc.) o dar largas; prometer cosas sin cumplirlas luego. Existe unagran variación en cuanto a la percepción social de las diferencias culturales en estadimensión (F (5, 628) = 16,65; p ≤ .001). 67
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Gráfico 4.4. Choque cultural en la dimensión estilo indirecto 0,5 0,44 0,4 - Dicen lo que piensan de 0,3 forma indirecta, evitan manifestar su desacuerdo 0,2 directamente - Hablan por hablar, prometen 0,1 0,03 cosas y no cumplen 0 -0,1 -0,11 -0,09 -0,2 -0,2 -0,3 -0,4 -0,33 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Este Árabes Subsah. Como podemos observar, para los colombianos, africanos y ecuatorianos el estilo comunicativo en el País Vasco es más directo, sobre todo lo es para los inmigrantes de los Países Árabes. Perciben que aquí se “va directamente al grano”, se manifiesta abiertamente el desacuerdo mucho más que en su cultura. La visión de los europeos del Este es totalmente contraria: para ellos aquí se dicen las cosas menos explícita- mente y se habla más por hablar que lo que estaban acostumbrados en su país. Factor 5 “Distancia Social” trata sobre el grado de sociabilidad y cercanía en las relaciones como por ejemplo, no invitar a su casa, tener una agenda más estricta de encuentros sociales, no hablar de su vida privada con la gente menos cercana o mantener las distancias físicas. Aquí, todos los grupos coinciden en que la sociedad anfitriona es más distante; aunque al mismo tiempo existe una variación significati- va en el grado de la diferencia percibida (F (5, 625) = 8,18; p ≤ .001). Así, los inmi- grantes subsaharianos son los que más distancia social perciben en el país receptor comparando con su cultura de origen. El sexto factor “Amistad” hace referencia a la valoración de los lazos de amistad y de intensidad de las relaciones interpersonales. Las diferencias significativas entre los grupos (F (5, 620) = 6,93; p ≤ .001) muestran que en la percepción de los ecua- torianos y los africanos subsaharianos aquí la amistad es más valorada. De otras investigaciones sabemos que los inmigrantes africanos atribuían a la cultura local mayor libertad de expresión y de comportamientos, por un lado, y, por otro, descri- bían el núcleo de las relaciones interpersonales como más cerrado y distante y con falta de la solidaridad primaria. Igual que los participantes de nuestra investigación, enfatizaban la obligación de ayudar hasta al último pariente y la existencia de unas redes sociales más estrechas en su sociedad de origen (Manzanos, 1999). Podríamos decir que los africanos subsaharianos y los ecuatorianos perciben una mayor socia- bilidad voluntaria (elección propia de amigos y tipo de relación) en la cultura local68
    • - Planifican sus relaciones personales (citas, visitas, etc.). 0,5 0,4 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 4.5. Choque cultural en la dimensión distancia social 0,6 0,33 0,38 0,57 15 0,3- Mantienen distancia física 0,3- NO invitan a su casa 0,21 0,21- NO hablan de su vida 0,2 personal 0,1 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Este Árabes Subsah.contraria a la lealtad a los vínculos preestablecidos y definidos por la pertenencia aun grupo. Por el contrario, los brasileños y los europeos del Este perciben que en elPaís Vasco estos vínculos son más débiles que en su cultura. Los colombianos y losprovenientes de los Países Árabes no perciben diferencias importantes.Además de los factores descritos anteriormente otro conjunto de ítems muestrantambién el choque cultural. Estos ítems se han agrupado en función de las catego-rías culturales teóricas referidas a las diferencias entre culturas (Paéz et al., 2003). Acontinuación se describen estas dimensiones.“Feminidad cultural”: los rasgos de una cultura con valores y normas que enfatizanla expresividad emocional y armonía, y una menor diferencia entre hombres y muje-res en cuanto a la expresión de cariño y la preocupación por los demás.Aquí los gru-pos culturales se dividen significativamente: si para los latinoamericanos (aunqueen menor medida para los ecuatorianos) la cultura local es menos femenina, para losafricanos subsaharianos, europeos del Este y los provenientes de los Países Árabes lasociedad anfitriona es más femenina (F (5, 625) = 33,21; p ≤ .001). 69
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Gráfico 4.6. Choque cultural en la dimensión amistad 0,2 0,1 0,1 0,08 - Valoran la amistad 0,01 - Pasan tiempo con otra gente 0 - Mantienen las relaciones de -0,03 amistad con los compañeros de trabajo -0,1 -0,15 -0,2 -0,23 -0,3 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Este Árabes Subsah. Gráfico 4.7. Choque cultural en la feminidad cultural 0,5 0,43 0,41 0,39 0,4 - Expresan abiertamente 0,3 sus emociones - Los hombres son 0,2 cariñosos y respetuosos con las mujeres 0,1 - Los padres prestan atención y pasan tiempo 0 con los hijos -0,04 -0,1 -0,12 -0,16 -0,2 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Este Árabes Subsah. “Tradiciones”: el mantenimiento de las normas y tradiciones del pasado junto con la valoración de la vida espiritual (posiblemente, entendida como el grado de religiosidad). La mayor parte de los inmigrantes ven la sociedad de acogida como menos tradicional, sobre todo los africanos subsaharianos y de los Países Árabes. La excepción a esta visión está en los europeos del Este que perciben la cultura del País Vasco como más tradicional en comparación con su país de origen (F (5, 625) = 24,82; p ≤ .001). Posiblemente, esto se debe a que Rusia y Ucrania representadas en el estudio han sido durante 70 años países con una ideología de ateísmo y de construcción de una sociedad con nuevas normas y tradiciones; mientras que los participantes de otros lugares perciben los rasgos de una mayor modernidad rela- cionada con el desarrollo socio-económico.70
    • 0,3 0,2- Mantienen las costumbres, 0,1 las tradiciones de sus 0 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 4.8. Choque cultural en la dimensión tradiciones 0,4 0,27 15 antepasados- Se preocupan por las -0,1 -0,07 cosas espirituales -0,11 -0,2 -0,3 -0,26 -0,4 -0,5 -0,46 -0,49 -0,6 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Este Árabes Subsah.Relacionada con lo anterior, la dimensión “Consumismo-Materialismo” describelos rasgos clásicamente atribuidos a una sociedad de consumo, desarrollada eco-nómicamente. Todos los e todo los inmigrantes de África Subsahariana y de losPaíses Árabes perciben que aquí se da una mayor importancia a consumir, comprar,ahorrar (o que hay una mayor posibilidad de hacerlo) y de cuidar las formas (F (5,625) = 8,86; p ≤ .001). Gráfico 4.9.Choque cultural en la dimensión consumismo-materialismo 0,6 0,5 0,5 0,46- Le dan importancia a 0,41 consumir, comprar 0,4 0,36- Dan importancia a ahorrar 0,32 dinero 0,3- Dan importancia a ahorrar dinero- Actúan cuidando las 0,2 formas, las apariencias 0,12 0,1 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Este Árabes Subsah. 71
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Dos ítems evocan la dimensión cultural de la Distancia Jerárquica:“Jerarquía” la dis- tancia que separa a los que tienen poder y el resto de la gente, que temen y respetan a éstos y “Asertividad” (en negativo), se describe el comportamiento asertivo de defender sus derechos. Las respuestas de los grupos tienen un perfil similar aunque no idéntico. Todos los grupos coinciden en que en el País Vasco existe una menor distancia entre los representantes del poder y el resto (F (5, 625) = 4,55; p ≤ .01) y que aquí la gente exige y defiende más sus derechos en comparación con el país de origen (F (5, 625) = 19,32; p ≤ .001). Los brasileños son el grupo que menos dife- rencias perciben en ambas dimensiones. Sin embargo, en “Jerarquía” los inmigrantes colombianos son los que más diferencia ven, y en “Asertividad” lo son los inmigrantes subsaharianos. Gráfico 4.10. Choque cultural en las dimensiones jerarquía y asertividad 0,9 0,83 0,8 0,7 0,63 0,63 0,58 0,6 Jerarquía: Respetan y temen a las 0,5 0,42 personas importantes, con 0,4 África Subsah. Países Árabes poder Europa Este 0,3 Colombia Ecuador Asertividad: 0,2 0,1 Brasil Defienden sus derechos 0,1 0 África Subsah. Europa Este Países Árabes Colombia Ecuador Brasil -0,01 -0,1 -0,1 -0,2 -0,3 -0,28 -0,28 -0,25 -0,4 -0,32 “Igualdad de los Géneros” describe una distribución más igualitaria del poder entre hombre y mujer en las relaciones, donde los hombres también hacen las labores domés- ticas y las mujeres son más independientes. La visión general es de una mayor igualdad en la sociedad vasca. La mayor distancia en esta dimensión lo perciben los inmigrantes subsaharianos y la menor los europeos del Este (F (5, 625) = 16,16; p ≤ .001). Por último, está la percepción de rechazo hacia aquellos que son diferentes de la mayoría. Lo más probable es que este ítem refleja la experiencia o la percepción personal de los inmigrantes de evitación o rechazo hacia ellos mismos debido a la saliencia de la deferencia fenotípica o bien, a los estereotipos negativos y al prejui- cio. Coherentemente, los inmigrantes subsaharianos son los que más rechazo repor- tan y los europeos del Este son los que menos, y este perfil es similar a los datos sobre la discriminación experimentada (F (5, 625) = 4,55; p ≤ .001).72
    • 0,7 0,6 0,5 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Grafico 4.11. Choque cultural en la dimensión igualdad de los géneros 0,8 0,39 0,53 0,45 0,71 15 0,4- Los hombres hacen labores domésticas 0,3- Las mujeres NO obedecen 0,16 los deseos y las decisiones 0,2 0,1 de los hombres 0,1 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Este Árabes Subsah. Gráfico 4.12. Choque cultural en la dimensión rechazo 0,5 0,47 0,4 0,3- Evitan, rechazan a los que son diferentes a la mayoría 0,2 0,19 0,15 0,14 0,1 0,1 0 -0,1 -0,08 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África -0,2 Este Árabes Subsah.4.3 Distancia cultural percibidaPor último, se ha calculado la distancia que perciben los inmigrantes entre su cul-tura de origen y el País Vasco. Para ello se ha obtenido un índice global que con-siste en la suma de diferencias totales para todos los ítems (sean estas positivas onegativas), (valor 0 = no hay diferencias, valor 1= es diferente de mi país). La sumade respuestas dividida por el número de ítems representaba el índice individualde la distancia cultural percibida. Como puede verse en el Gráfico 4.13, la distan-cia que se percibe entre la cultura de origen y la de acogida varía de un grupo aotro (F (5, 631) = 16,31; p ≤ .001). Los inmigrantes de África Subsahariana son losque más lejanía cultural perciben entre las formas de ver el mundo y actuar en élaceptadas en su cultura y en el País Vasco. Les siguen las personas provenientes deÁfrica del Norte; los latinoamericanos están en medio, y los europeos del Este sonlos que más cercanos culturalmente se ven con la sociedad anfitriona. 73
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Sabiendo que una mayor distancia cultural implica una mayor dificultad de adapta- ción socio-cultural, podemos suponer que el colectivo subsahariano es el que más esfuerzo de ajuste necesita. Los inmigrantes de África del Norte también perciben una distancia importante.Al contrario de lo que se pudiera esperar, los europeos del Este se ven más cercanos culturalmente al País Vasco que los latinoamericanos. Esta mayor similitud cultural percibida podría explicarse en parte por una menor dife- rencia en el desarrollo socio-económico entre estos países y la sociedad española, pero también por la gran distancia en colectivismo jerárquico que nos separa espe- cialmente de Ecuador y de Colombia. También podría relacionarse con el nivel de prejuicio de la sociedad de acogida, generalmente y tanto en España como en otros países, los inmigrantes provenientes de países como Rusia, Ucrania y otros países de la Europa del Este suelen ser mejor aceptados y sufren menos prejuicios negativos que otros grupos de inmigrantes (latinos o africanos) (Díaz y Ramírez, 2001;Ward et al., 2001; Smith y Bond, 1999). Gráfico 4.13. Distancia cultural percibida 0,8 0,78 0,7 0,67 0,62 0,62 0,6 0,6 0,56 0,5 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes Africa Subsah. Además, analizando qué diferencias culturales eran obstáculos importantes de la adaptación, se ha encontrado que la percepción de una mayor ética protestante en la sociedad vasca (r = .21, p ≤ .001), de una mayor distancia social (r = .20, p ≤ .001) y consumismo (r = .15, p ≤ .01) junto con una mayor igualdad de los géneros percibida (r = .13, p ≤ .01) estaban relacionadas con mayores dificultades del ajuste socio-cultu- ral de los inmigrantes. Por otro lado, había diferencias culturales que estaban relaciona- das con peor bienestar emocional de los extranjeros en el nuevo país: mayor distancia social y valores de la ética protestante encontrados en el país de acogida se asociaban a peor ajuste psicológico (r = -.18, p ≤ .01 en ambos casos) en general. Igualmente, aquellas personas que percibían que en el País Vasco había una menor distancia entre los géneros y una mayor igualdad entre hombre y mujer experimentaban menos emo- ciones positivas (r = -.10 y r = -.08, p ≤ .05 respectivamente), mientras que percibir que en la sociedad receptora había un mayor consumismo estaba relacionada con sentir más emociones negativas (r = .09, p ≤ .05).74
    • 5. Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Integración socio-cultural: estrategias de aculturación, identidad étnico-cultural 15Durante mucho tiempo la concepción dominante de una adaptación exitosa ha sidola de asimilación completa a la sociedad receptora. Se pensó que esta adaptación ala nueva cultura era un proceso lineal - a mayor tiempo de estancia, mayor bienestar,mayor contacto con los miembros del país de acogida, mayor identificación conéste y mayor acuerdo con sus valores – en el cual se pierde la cultura y la identidadde origen. Sin embargo, los desarrollos posteriores han descubierto que no siemprees así. Se han propuesto otros modelos en los cuales la aculturación no es vistacomo un cambio unidireccional sino como un proceso variable y dependiente deuna serie de factores.Berry (1990) planteó una tipología de aculturación de los emigrantes/refugiados apartir de dos dimensiones actitudinales. La primera de ellas hace referencia a si elindividuo considera importante conservar su identidad y características culturales.La segunda cuestión trata sobre si tiene una actitud abierta o cerrada de contactocon los miembros de la sociedad de acogida. Cuadro 5.1. El modelo de estrategias de aculturación de Berry CUESTIÓN 1 ¿Es importante conservar su identidad y sus características culturales? SI NO CUESTIÓN 2 ¿Es INTEGRACIÓN ASIMILACIÓN importante SI Biculturales Transplantados establecer y mantener relaciones con otros SEPARACIÓN MARGINALIZACIÓN grupos? NO Segregación Anómicos Separados Individualistas 75
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco La asimilación es el caso en que se responde negativamente al deseo de mantener la identidad cultural y afirmativamente al contacto intercultural. La integración es el caso en que se responde afirmativamente al deseo de mantener la identidad cultural y afirmativamente al contacto intercultural. Esta estrategia se asocia a una identidad bicultural. La segregación es cuando se responde afirmativamente al mantenimien- to de la identidad cultural y negativamente al contacto intercultural. La última es- trategia es la de la marginalización que se traduce en el rechazo de la identidad cultural de origen y del contacto con la cultura de acogida. Dentro de esta estrategia hay que diferenciar dos grupos. Los que no se identifican con ninguna cultura y están cercanos a un estado de anomia y alienación, de exclusión social y los que no manifiestan ninguna orientación pero tienen una movilidad social ascendente, los “individualistas endurecidos”. Las estrategias de adaptación o aculturación escogidas por el inmigrante están re- lacionadas con distintos factores entre los cuales se encuentran tanto los factores individuales como las características y la situación particular de su grupo étnico-cul- tural. Entre los factores individuales que moderan la elección de una u otra estrate- gia están la edad, el género, la generación, los motivos y el proyecto de inmigración, el nivel educativo, etc. La situación del grupo al que pertenece el inmigrante se determina por las relacio- nes intergrupales entre esta minoría y la sociedad de acogida. Los estereotipos que predominan sobre este grupo y el país de origen, el grado de prejuicio y discrimi- nación y el estatus general de cada grupo étnico-cultural pueden variar siendo unos más aventajados y otros menos. En este apartado presentamos los datos sobre algunos de estos factores individuales y grupales junto con las estrategias de aculturación predominantes en cada grupo de nuestro estudio. 5.1 Grado de contacto con los miembros del país de origen y con los autóctonos En qué medida los miembros de cada grupo estudiado se relacionan con sus com- patriotas y con la gente que vive en el País Vasco se presenta en el Gráfico 5.1, mos- trando el promedio de las respuestas de cada grupo (con un rango de respuesta de 1 “nada” a 5 “mucho”). Los resultados generales sugieren que los inmigrantes se relacionan algo más con la gente de su país de origen (media total 3,6) que con los autóctonos (media total 3,3). Esta diferencia describe sobre todo el patrón de relaciones de los inmigrantes de Colombia (3,9 frente a 3,2) y de África Subsahariana (3,7 frente a 3,2). Sin em- bargo, los datos sugieren que tanto estos grupos como los demás tienen un grado76
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascosde contacto con el país de acogida bastante alto, por encima de la mitad de la escala(contraste por países de procedencia para contacto con país de origen F (5, 570) =4,28, p ≤ .01 y para país de acogida F (5, 636) = 1,44 p ≤ .21 acogida). Gráfico 5.1. Grado de contacto con los compatriotas y con los autóctonos (medias) 15 País origen País Vasco4,5 4 3,9 3,7 3,6 3,7 3,6 3,5 3,4 3,5 3,4 3,4 3,43,5 3,2 3,3 3,2 32,5 21,5 10,5 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Total Este Árabes Subsah.Los factores grupales que hemos incluido en nuestra investigación son el estatusdel grupo étnico-cultural al que pertenece el inmigrante y el grado de la discrimi-nación percibida hacía él como miembro de dicho grupo. Como mostraremos acontinuación estos factores junto con el grado de contacto son las variables clavespara explicar la opción de aculturación elegida.5.2 Estatus del grupo étnico-culturalEl estatus del grupo étnico se ha medido con dos preguntas: una sobre la actitudpercibida por los inmigrantes hacia su país de origen en la sociedad receptora y otrasobre la actitud percibida hacia los inmigrantes de este país que viven en España.Las respuestas podían variar entre 1 “muy negativa” y 5 “muy positiva”. Hemos crea-do un índice de la actitud percibida y prejuicio hacia el grupo étnico-cultural depertenencia. El Gráfico 5.2 adjunto presenta la distribución de los grupos en este in-dicador. Como podemos observar, existen diferencias serias en cuanto al estatus desu grupo que se percibe (F = 22,6, p ≤ .01). Los europeos del Este y los ecuatorianosson los grupos que se perciben como mejor vistos entre todos por los autóctonos:la media de ambos grupos en este indicador es de 3,1. Los inmigrantes brasileños ylos de Países Árabes están en medio (2,7 para ambos) percibiendo una actitud quellamaríamos neutral dado que coincide prácticamente con la mitad de la escala y laopción “actitud ni positiva ni negativa”. En cambio, los inmigrantes de Colombia yde África Subsahariana son los que peor actitud hacia su grupo perciben (2,1 y 2,4respectivamente). 77
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Gráfico 5.2. Actitud percibida hacia el propio grupo (medias) 4 3,1 3,1 3 2,7 2,7 2,4 2,2 2 1 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Subsah. 5.3 Discriminación percibida El grado de la discriminación percibida como miembro de su grupo étnico-cul- tural se ha medido preguntando sobre la frecuencia de esta actitud por parte de la población autóctona en distintos ámbitos (véase tabla 5.1): la mayoría de las personas inmigrantes afirman haber sufrido alguna vez algún tipo de situación de discriminación por parte de los autóctonos (alrededor del 65%). Las formas más comunes se refieren a hacerles sentir que “son una amenaza económica” (73%) o “una amenaza cultural” (79%). Las formas más extremas de discriminación son algo menos frecuentes: como “sufrir agresiones, insultos o amenazas” (44%), pero tam- bién podemos decir que bastante numerosas. La sensación de “exclusión social”, mostrada por el ítem “¿Ha sido objeto de conductas hostiles que los españoles / o vascos nunca utilizarían con otros españoles / o vascos?”, es reconocida por un 53% de los entrevistados. Tabla 5.1. Discriminación percibida (porcentajes) SÍ NO ¿Ha notado Ud. que los españoles/ o vascos consideran la inmigración de 79 21 su país como una amenaza a su cultura y a su forma de vida? ¿Ha sido tratado sin consideración y sin tener en cuenta sus sentimientos 65 35 por los españoles/ o vascos? ¿Ha sufrido agresiones, insultos o amenazas por parte de los españoles / o 44 56 vascos por el hecho de ser de su país de origen? ¿Ha sido objeto de conductas hostiles que los españoles / o vascos nunca 53 47 utilizarían con otros españoles / o vascos? ¿Con qué frecuencia se le ha hecho notar que es Ud. una amenaza para los 55 45 españoles / o vascos? ¿Con qué frecuencia se le ha hecho notar que es Ud. una amenaza 73 27 económica para los españoles / o vascos (quita trabajo, se aprovecha de la ayuda social etc.)?78
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosEl gráfico adjunto 5.3 representa las puntuaciones medias por países en los índicesde discriminación (formato de respuesta de 1 nunca a 4 casi siempre). Las personasque dicen sentir mayor discriminación son los inmigrantes de África Subsaharianaseguidos por los colombianos. Las personas procedentes de los países de Europadel Este son los que menos discriminación han percibido, estando los brasileños, losecuatorianos y los procedentes de los Países Árabes en una situación intermedia (F(5, 632)= 27,7, p ≤ .001). 15Comparando estos dos indicadores podemos concluir que entre los participantesen la investigación los que sienten que pertenecen a los grupos más desaventajadosy peor vistos son los inmigrantes de Colombia y de África Subsahariana, los inmi-grantes de Ecuador, Brasil y de los Países Árabes perciben que tienen un estatusgrupal relativamente mejor, y los procedentes de Europa del Este es el grupo que sesienten mejor vistos y aceptados. Gráfico 5.3. Discriminación percibida (medias)3 2,4 2,2 22 1,8 1,8 1,410 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Subsah.5.4 Actitudes de aculturaciónPara medir qué actitudes tienen los inmigrantes con respecto a la sociedad recepto-ra y su propia cultura de origen, se ha creado una escala de la orientación o estrate-gias de aculturación. Se ha preguntado sobre la importancia de mantener la culturade origen y los contactos con los miembros de esta cultura de origen por un lado, ysobre la importancia de insertarse en la sociedad de acogida adoptando sus costum-bres y estableciendo relaciones con la gente que vive aquí. El rango de respuesta erade 1 “nada importante” a 9 “muy importante”.Los resultados muestran que para la mayoría de los inmigrantes la opción preferidaes el biculturalismo (74%), cuando se manifiesta el deseo de insertarse a la nuevasociedad manteniendo al mismo tiempo la cultura de origen. La segunda opciónaunque mucho menos elegida es la de asimilación (13%) donde se adopta la nuevacultura abandonando la propia. Un 11% de los encuestados han contestado que pre- 79
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco fieren la estrategia de separación, en la que el contacto con la sociedad receptora es mínimo y se mantienen fuertemente los lazos con la cultura de origen. La última opción, la de marginalización es minoritaria: sólo un 2% de los participantes han manifestado poco interés por ambas culturas. Estos datos se parecen a los que se encuentran frecuentemente en las investiga- ciones sobre la aculturación. Por lo general, los inmigrantes a nivel de actitudes presentan un fuerte deseo de integrarse a la sociedad receptora sin perder sus raíces (Ward et al., 2001). Tabla 5.2. Actitudes generales de aculturación (porcentajes) Grupos Bicultural Separación Asimilación Marginación culturales América Latina 74 12 12 2 Colombia 69 18 10 3 Ecuador 74 11 13 2 Brasil 80 7 11 2 Europa del Este 75 1 21 3 Países Árabes 73 15 10 2 África Subsahariana 76 9 15 0 Total 74 11 13 2 Nota.- Clasificación de los grupos en función del punto medio de la escala “5” en ítems sobre actitudes de aculturación: bicultural: puntuación >5 para actitud hacia origen y acogida; asimilación puntuaciones >5 para acogida <5 para origen; separación puntuaciones <5 para acogida >5 para origen; marginación puntuaciones <5 para ambas. Sin embargo, ya a nivel de actitudes encontramos variaciones entre los grupos de procedencia (X2 (15) = 24,7, p ≤ .05). Como se puede contemplar en la Tabla 5.2 y en los Gráficos 5.4 y 5.5, siendo la integración o biculturalismo la estrategia preferi- da por todos, los brasileños destacan más esta opción mientras los colombianos la eligen algo menos.También los ecuatorianos tienen una fuerte orientación hacia el país de acogida. Los colombianos son los que tiene una actitud más dirigida hacia el país de origen en comparación con su orientación hacia la sociedad vasca o espa- ñola. También sucede lo mismo, aunque menos marcadamente, con los magrebíes y de Países Árabes (ambos presentan puntuaciones medias negativas, véase gráfico 5.5), de hecho estos dos grupos han elegido, en mayor medida que los otros grupos, la separación (18% y 15% respectivamente). En cambio, los inmigrantes de Europa del Este prácticamente no ven como atractiva esta opción – sólo un 1% de ellos han elegido la separación – prefiriendo más que los otros grupos la asimilación cultural (21%). Es muy minoritaria la opción marginal (baja orientación hacia el país de origen y al de acogida).80
    • 90807060 69 Integración 74 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 5.4. Actitudes generales de aculturación (porcentajes) Separación 80 Asimilación 75 73 Marginación 76 15504030 2120 18 15 15 10 11 13 7 11 10 910 3 2 2 1 3 2 0 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Subsah. Gráfico 5.5. Orientaciones de aculturación: actitudes hacia país de origen menos actitudes hacia país de acogida (medias)1,2 0,93 10,80,6 0,440,40,2 0,06 0-0,2 -0,08 -0,23-0,4-0,6 -0,53-0,8 Colombia Ecuador Brasil Europa Países África Este Árabes Subsah. 81
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco 5.5 Predicción y explicación de las estrategias de aculturación Cuadro 5.2. Las variables asociadas a las actitudes generales de aculturación ACTITUDES DE ACULTURACIÓN Y LOS FACTORES ASOCIADOS ACTITUD percibida ACTITUDES de ACULTURACIÓN DISCRIMINACIÓN percibida CONTACTO CONTACTO País Origen País Acogida Tabla 5.3. Actitudes de aculturación: orientación hacia país de origen y de acogida Actitudes de aculturación País de origen País de acogida Origen - Acogida r ß r ß r ß Contacto co-nacionales .38** .35** -.05 -.00 .32** .26** Contacto autóctonos -.21** -.15** .28** .27** -.35** -.30** Actitud percibida o prejuicio hacia -.05 .-.03 .16** .12** .-.15* -.10** propio grupo Discriminación percibida .11** .05 -.13** -.08* .17** .09* RM (RM2) .42 (.17) .32 (.10) .47 (.22) Análisis de regresión múltiple: coeficientes estandarizados beta; método = enter; ** p≤ .01; * p≤ .05 a mayor puntuación mayor contacto con co-nacionales en España o País Vasco, más contacto con autóctonos, mayor percepción de discriminación; y menor percepción de prejuicio hacia el propio grupo de origen Según las investigaciones transculturales sobre la aculturación, los factores contex- tuales como la actitud percibida y/o el prejuicio y la discriminación que los indivi- duos experimentan como miembros de su grupo étnico-cultural, junto con el grado de contacto con las personas de ambas sociedades, la de origen y la de acogida, moderan la elección de la estrategia de aculturación. Para comprobar dicha rela- ción se han realizado una serie de análisis de regresión múltiple lineal con aquellos indicadores que resultaron ser los más importantes y presentaban las asociaciones más altas con las actitudes de aculturación hacia el país de origen y hacia el país de82
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascosacogida (deseo de mantener o aprender las costumbres y tradiciones culturales) ycon la identidad sustractiva o diferencia entre las actitudes hacia el país de origenmenos las de acogida.Así, la percepción de discriminación (haberse sentido discriminados por personasautóctonas) está vinculada a una menor orientación hacia el país de acogida, mayor 15hacia el origen y una mayor identidad sustractiva. La percepción de bajo prejuicio ode una actitud positiva por parte de la sociedad de acogida hacia el grupo inmigran-te se asocia a una orientación hacia el país huésped, pero no se vincula con la orien-tación hacia el país de origen. La orientación sustractiva o una mayor orientaciónhacia el origen que hacia el país anfitrión está relacionado con la discriminación yel prejuicio hacia el grupo étnico. Es decir, que estos resultados apoyan la hipótesisde la relevancia que tiene para la integración social de los inmigrantes la actitud dela sociedad de acogida: la actitud positiva por parte de los autóctonos hacia los gru-pos de inmigrantes favorecería una orientación positiva de los inmigrantes hacia lasociedad de acogida y su deseo de integración y de aprender la cultura local.Por otro lado, la respuesta de la persona inmigrante es también importante, así elgrado de contacto tiene un patrón inverso para las relaciones con los compatriotasversus con los autóctonos: si el contacto con los miembros del país de origen lleva ala orientación hacia este colectivo, el alto contacto con los miembros de la sociedadde acogida está asociado a la orientación hacia la nueva cultura.Resumiendo, el deseo de insertarse en la sociedad de acogida va a depender del es-tatus del grupo de origen dentro de la sociedad anfitriona y de la actitud del grupodominante hacia las minorías étnico-culturales (actitudes positivas hacia el grupoy país de procedencia y no prejuicios), de la no existencia de discriminación haciadichos grupos minoritarios, y del alto contacto con los autóctonos.Si se tienen en cuenta los datos sobre el estatus del grupo de origen y el grado dela discriminación percibida, se observa claramente que aquellos inmigrantes, losprocedentes de Colombia y del África Subsahariana, que se sienten peor aceptadosy tratados, optan menos por la opción bicultural y adoptan con más frecuencia laseparación. En cambio, el grupo relativamente privilegiado en nuestro estudio, quesufre menor rechazo por parte del grupo autóctono (Europa del Este), es el que másorientado está en sus actitudes hacia el país receptor prefiriendo la asimilación másque los otros.De esta manera, las relaciones intergrupales – entre la sociedad de acogida y losmiembros de las minorías étnico-culturales – quedan reflejadas en nuestro estudio.Vemos cómo la actitud percibida hacia su grupo de origen por parte de los miem-bros del país receptor influye en la elección de las estrategias que utilizan los inmi-grantes a la hora de adaptarse a su nuevo lugar de residencia. 83
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco 5.6 Identidad La identidad étnica o cultural empieza a experimentarse como algo muy significante cuando una persona emigra y se encuentra en otro país. La pertenencia a un grupo cultural determinado se vuelve a menudo una de las características más salientes en cómo se define uno. Por otro lado, uno de los fenómenos más importantes asocia- dos a la inmigración son los cambios en la identidad cultural. La lealtad a su país de origen y los nuevos vínculos que se establecen en el país de acogida a menudo entran en contradicción y tienen que ser negociados. Cada persona que vive en otro país busca las estrategias para resolver esta competición entre las dos culturas. Según la investigación sobre aculturación, estas soluciones dependen de una serie de factores tanto internos como externos y tienen sus costes y beneficios. Las per- sonas biculturales sienten que son miembros de dos culturas, se identifican con ambas y son fuentes potenciales de innovación cultural aunque pueden sufrir un yo y una lealtad cultural divididos que conducen a una actitud ambivalente hacia dos culturas. Las personas asimiladas se sienten principalmente miembros de la cultura del país receptor pero pueden sufrir una autoestima baja debido a que no siempre son aceptados como tales. Los inmigrantes que tienen una identidad separada man- tienen la lealtad a su país de origen, sienten que siguen siendo sus miembros y se sienten cómodos si encuentran un grupo de compatriotas que dan continuidad a este sentimiento. Por último, los marginados, pueden ser divididos en dos grupos. El primero lo forman los llamados cosmopolitas, los individuos que se encuentran cómodos en cualquier país y para los que los lazos con ambas culturas no son im- portantes. En otro grupo entrarían aquellos que no se identifican con ninguna cultu- ra y están cercanos a un estado de anomia y alienación, de exclusión social. 5.7 Identidad como sentido subjetivo de pertenencia En nuestra investigación hemos indagado sobre el tipo de la identidad étnica que tienen los inmigrantes que viven en el País Vasco. Hemos preguntado sobre el sen- tido de pertenencia, compuesto por las preguntas sobre el grado en que uno siente que pertenece, está orgulloso y se ve a sí mismo como miembro de su país de origen y de la sociedad de acogida. El rango de respuesta varía de 1”nada” a 5 “mucho”. Los resultados se presentan en el Gráfico 5.6, la clasificación de los grupos en bicultura- les, separados, asimilados o marginados se ha hecho utilizando como punto de corte la mitad de la escala (punto 3). El sentido de pertenencia al país de procedencia se mantiene fuertemente arraiga- do en todos los grupos de países, esta es la dimensión de la identidad que más se mantiene con el paso del tiempo. La mayoría de los inmigrantes tienen la identidad84
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascosseparada sintiéndose sobre todo miembros de sus países de origen (X2 (15) = 128,8,p ≤ .001). Sobre todo es característico para los inmigrantes colombianos (97% deellos han elegido esta opción), ecuatorianos (90%) y de África Subsahariana (89%).Los inmigrantes brasileños son los que menos frecuentemente tienen la identidadseparada (62%) y un número importante (un 32%) manifiestan ser biculturales.Tam-bién lo son, aunque en menor medida (17%) los procedentes de los Países Árabes. 15Aún sintiendo la mayoría de ellos que pertenecen sobre todo a la cultura de su paísde origen, están los que son biculturales y otro grupo (12%) de los que tienen unaidentidad marginal (alienada o cosmopolita). Los europeos del Este tienen el por-centaje más alto de personas con este tipo de identidad (20%) y un grupo de losbiculturales (12%). Gráfico 5.6. Identidad cultural subjetiva: sentido de pertenencia (porcentajes) Integración Separación Asimilación Marginación100 97 90 89 80 66 68 62 60 40 36 20 20 17 12 12 9 7 2 1 0 0 2 0 2 1 3 2 0 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Subsah.5.8 Identidad: prácticas culturales y lealtad lingüistica Tabla 5.4. Frecuencia de prácticas culturales (porcentajes) Viviendo en el País Vasco : % frecuencia de práctica del país (de poco a mucho) Origen Acogida Consume comida y bebidas del país... 92% 98% Habla el idioma del país... 98% 86% Se relaciona, pasa su tiempo libre con la gente de... 94% 91% Escucha, baila, canta música de... 93% 84% lee periódicos, revistas, libros de... 68% 90% Celebra las fiestas de... 72% 80% Se viste como la gente de... 76% 86% 85
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Las prácticas culturales y la lealtad lingüística son dos elementos fundamentales en la adquisición de una nueva cultura y/o para el mantenimiento de la cultura e identidad de origen. Cada cultura tiene sus atributos específicos como el tipo de vestimenta que se lleva, la gastronomía, los ritos y las celebraciones sociales, la lengua y las formas de expresión y las normas de conducta. El consumo cultural es un indicador del mantenimiento conductual de una u otra cultura. En el transcurso de la entrevista se ha indagado sobre la frecuencia de estas prácticas lingüísticas y culturales tanto respecto al origen como a la sociedad vasca. La frecuencia de estas prácticas se recoge en la tabla adjunta, y como puede observarse las prácticas culturales y cotidianas son mayoritarias y comunes tanto las del grupo de origen como las de acogida. Estos datos reflejan la rápida adquisición de las costumbres locales en la vida cotidiana de las personas, llegando incluso a predominar sobre las prácticas de origen como es el caso de la vestimenta, la celebraciones y la lectura, mientras para el idioma se mantiene una mayor lealtad con el origen (en especial para los grupos con lenguas más dispares al castellano) y también en el contacto con la gente del país respecto al contacto con autóctonos. Hay que destacar que existe aproximadamente un 15% de personas con grandes dificultades lingüísticas y que no hablan castellano. Conforme a las respuestas a las prácticas culturales se puede clasificar a las personas en una tipología de estrategias aculturativas según combinen la cultura de origen y acogida: el biculturalismo supone que se realizan tanto las prácticas del país de origen como de acogida; en la separación predomina el uso de los elementos de la cultura de origen; los asimilados están mayormente envueltos por los aspectos de la sociedad de acogida y por último, los marginados no tienen un consumo cultural específico. Para establecer esta tipología se toma como punto de corte el punto medio de la escala (3 en un rango de 1 a 5). Los resultados, presentados en el Gráfico adjunto (5.7), muestran que prevalece la asimilación: 34% de los encuestados usan sobre todo los elementos de la cultura local. Sobre todo es característico para las personas de África Subsahariana (43% de ellos tienen esta estrategia) y de Brasil (44%) (X2 (15) = 123,6, p ≤ .001). Gráfico 5.7. Identidad cultural conductual: prácticas culturales (porcentajes) Integración Separación Asimilación Marginación 60 55 50 44 43 42 39 40 35 30 32 31 28 27 30 24 23 22 17 18 16 17 20 10 12 10 12 9 10 5 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Subsah.86
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosPodemos contrastar el grado actual de las prácticas culturales con la importanciaatribuida a éstas (X2 (15) = 137, p ≤ .001). De la siguiente gráfica vemos que la inte-gración es más deseada por los europeos del Este, los brasileños y, aunque en menormedida, por los africanos tanto del Norte como del Subsahara. Si en la actualidadtodos estos grupos presentan más prácticas de asimilación, en el plano ideal venambas culturas convivir en su vida cotidiana sin predominar alguna. Además, losafricanos subsaharianos y los europeos del Este atribuyen menor importancia a la 15estrategia de separación en su conducta cultural. En cambio, los inmigrantes colom-bianos y ecuatorianos consideran importante sobre todo esta opción siendo ellapredominante en sus actitudes hacia el mantenimiento de su cultura de origen. Así,podemos concluir que su conducta cultural actual es más coherente con sus deseosque la de otros grupos, sobre todo la del colectivo colombiano. Es el grupo másorientado hacia la separación en cuanto al mantenimiento conductual de la culturamientras que los europeos del Este es el grupo más orientado hacia la integraciónde ambas culturas. Gráfico 5.8. Identidad cultural conductual: importancia prácticas culturales (%) Integración Separación Asimilación Marginación70 6160 55 4950 39 3940 35 35 27 2830 25 25 23 20 17 16 1720 14 13 13 11 14 1310 4 5 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Subsah.5.9 Componentes de la identidad5.9.1 Componentes de la identidad de origen y acogidaSintetizando los componentes de la identidad señalados a continuación: — Identidad étnica: sentido de pertenencia al país de origen versus de acogida. — Identidad étnica-cultural: prácticas culturales o identidad conductual. — Orientación hacia país de origen y acogida: orientación actitudinal.Comparando las puntuaciones medias de estos tres componentes de la identidadétnica-cultural, se muestra que el sentido de pertenencia al país de origen, se man-tiene muy alto para esta primera generación de inmigrantes, mientras es muy bajala identificación con España o el País Vasco. Sin embargo, la identidad conductual(prácticas y costumbres del país) del país de acogida es mucho más alta, lo que 87
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco significa que las personas hacen en poco tiempo un gran esfuerzo de adaptación a la cultura de acogida. Por último, respecto a las orientaciones actitudinales (deseo de mantener la cultura de origen y de adaptarse a la cultura de acogida) es muy alta, y las opciones biculturales son las más deseadas por la mayoría de los inmigrantes. Los análisis de diferencias de medias indican que el sentido de pertenencia es ma- yor para el país de origen frente al de acogida, mientras que no hay diferencias en cuanto a las actitudes de aculturación, que son igual de altas para el país de origen y el de acogida (valor cercano a 4 en una escala de 1 a 5), tampoco hay diferencias para la identidad conductual de origen y de acogida (punto medio 3, en una escala de 1 a 5, t = -1,78 p = .07). En el gráfico 5.9, se representan las diferencias de medias entre los componentes de la identidad (las medias totales sin diferenciar por país de procedencia). Para comparar los indicadores se han reconvertido las puntuaciones de las actitudes de aculturación, que se medían en una escala de 1 a 9, a la escala de 1 a 5 como en el caso de los otros dos indicadores de la identidad (véase aparatado de descripción de variables e instrumentos). Gráfico 5.9. Componentes de la identidad por país de origen y acogida (medias) 5 4,52 4 3,72 3,7 3,09 3,19 3 1,86 2 1 0 Pertenencia Pertenencia Identidad Identidad Orientación Orientación – – Origen Acogida Conductual Conductual Origen Acogida Origen Acogida Pertenencia t=46.9 p<.01; Conducta t=-1.7 p<.07; Orientación t=0.7 p<.44 5.9.2 Análisis factorial de los componentes de la identidad de origen y acogida Para comprobar la relación entre los diversos componentes de la identidad de ori- gen y de acogida, se ha realizado un análisis factorial con los componentes de la identidad: “sentido de pertenencia”, “identidad conductual o prácticas culturales”, las actitudes (o importancia atribuida) a las prácticas culturales, y las actitudes de aculturación u orientación. Se han empleado, por tanto, 8 variables, 4 para el país de origen y 4 para el de acogida (véase apartado descripción de instrumentos). Como podrá apreciarse en la tabla de resultados adjunta se encuentran dos dimen- siones o factores independientes. La primera dimensión corresponde a la “Identidad de Origen”, compuesta por las orientaciones hacia la sociedad de origen (deseo de mantener las tradiciones, costumbres,...), la importancia atribuida a las prácticas culturales de origen, y la identidad conductual o prácticas de origen, y el sentido88
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascosde pertenencia (sentirse de...) hacia el país de origen. Este último componente ob-tiene un peso menor que los anteriores. Además, se incluye en esta dimensión, conun peso bajo, y negativo, la menor identidad conductual con el país de acogida. Lasegunda dimensión es la referida a la sociedad de acogida “Identidad de acogida”.Como puede verse, se extraen dos dimensiones separadas entre sí, identidad deorigen versus identidad de acogida, lo que apoyaría la hipótesis de los autores 15que plantean que ambos componentes de la identidad son independientes (Berry,2003). Sin embargo, la identidad de origen se asocia, aunque de forma baja, conuna menor frecuencia de prácticas culturales del país de acogida, lo que sugiere,al menos en parte, que mantener la identidad de origen se hace a costa de la faltade integración en el país de acogida y en sus prácticas culturales (opción segre-gacionista) . En apoyo a esta interpretación podemos observar que la identidadconductual de origen y acogida se relacionan entre sí inversamente (r (642)=-0.33,p ≤ .01), y también que el sentido de pertenencia a la sociedad de acogida se re-laciona, de forma baja, con el de origen (r (642)=-0.21, p ≤ .01). Por el contrario,las actitudes y orientación hacia el país de origen y acogida no están relacionadasentre sí (r (642)=0.04, p ≤ .31), como sugería Berry (2003). Tabla 5.5. Componentes de la identidad de origen y de acogida F1 F2 Identidad Origen Identidad Acogida Sentido Pertenencia Origen .52 Sentido Pertenencia Acogida .60 Identidad Conductual Origen .80 Identidad Conductual Acogida -.31 .80 Actitudes Conducta Origen .86 Actitudes Conducta Acogida .86 Orientación hacia Origen .80 Orientación hacia Acogida .74 % Varianza (valor propio) 39.2% (3.13) 21.8 % (1.74)Análisis Factorial de Componentes Principales, Matriz rotada (varimax), seleccionados pesosfactoriales >.30; selección factores valor propio > 1 89
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco En el cuadro presentado a continuación pueden observarse los factores que se aso- cian significativamente a los procesos de identificación y aculturación. Cuadro 5.3. Orientaciones aculturativas: factores asociados SENTIDO de PERTENENCIA PRÁCTICAS DIS CULTURALES CRI TIEMPO IMPORTANCIA MI de ACTITUD PRÁCTICAS percibida NA RESI- CULTURALES CI DENCIA ÓN ACTITUDES de percibida ACULTURACIÓN CONTACTO CONTACTO Origen Acogida Tabla 5.6. Actitudes de aculturación: orientación hacia país de origen y de acogida Identidad: Factores Origen Acogida r ß r ß Contacto co-nacionales .51 .48 -.09 Contacto autóctonos -.29 -.10 .49 .44 Actitud percibida o prejuicio hacia propio grupo -.09 -.07 -.13 .07 Discriminación percibida -.09 -.15 -.10 Tiempo de estancia -.24 -.16 .32 .20 RM (RM ) 2 .56 (.31) .56 (.31) Coeficientes estandarizados beta, método=enter; solo señaladas los índices significativos para p≤ .05 a mayor puntuación mayor contacto con co-nacionales en España o País Vasco, más contacto con autóctonos, mayor percepción de discriminación; más tiempo de estancia en España, y menor percepción de prejuicio hacia el propio grupo de origen90
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosRetomando las variables de la identidad de origen versus de acogida, resultantesdel análisis factorial descrito más arriba y que recoge el sentido de pertenencia, lasprácticas culturales y las actitudes de aculturación, se ha realizado un análisis deregresión múltiple para comprobar la asociación con los factores asociados a lasorientaciones aculturativas (descritas en el cuadro 5.3 adjunto). — El tiempo de estancia hace disminuir la identidad de origen y aumenta la 15 identidad con la sociedad de acogida. Esto es relevante para el sentido de pertenencia y para las prácticas culturales pero no se asocia específicamente a las actitudes de aculturación que se mantienen estables y con preferencia por la biculturalidad, que es la opción dominante (los coeficientes beta esta- dísticamente significativos para p ≤ .05 excepto en el caso de las actitudes de aculturación). — El contacto con conacionales o con autóctonos es el factor más relevante para mantener la identidad de origen o bien para aumentar la de acogida respectivamente. — No mantener contacto con autóctonos se asocia ligeramente con una mayor identificación de origen, lo que sugiere que refuerza las opciones segregacio- nistas, mientras que no sucede lo mismo con la identidad de acogida, que no se ve afectada por el contacto con el grupo étnico de origen. — La discriminación percibida por parte de la sociedad de acogida afecta a la identidad de acogida perjudicando el proceso de integración (la discrimi- nación afecta negativamente a la identificación con el país de acogida). Sin embargo no está relacionada con la conservación de la identidad de origen. — Con menos peso que en los factores anteriores, el prejuicio hacia el grupo ét- nico de origen del inmigrante se relaciona con una mayor identificación con el grupo de origen y una menor identificación con la sociedad de acogida.En síntesis, la identidad de origen se mantiene por el contacto con las personasdel mismo grupo de origen en la sociedad de acogida y por un bajo contacto conlos autóctonos. Mientras la identificación con la sociedad de acogida depende delcontacto con autóctonos y la no discriminación por parte de los autóctonos. Eltiempo de estancia aumenta la aculturación pero se mantiene a la vez el deseo debiculturalidad.5.10 Estrategias de aculturación y ajuste psicosocialLas estrategias de adaptación adoptadas por los nuevos miembros de una sociedadafectan a nivel emocional y psicológico, y al curso de la adaptación social. Comoya se ha visto también la actitud de la sociedad anfitriona y la discriminación social 91
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco influyen sobre las respuestas que las personas inmigrantes adaptan en el curso de su proceso de integración. Se ha analizado la relación entre estrategias de aculturación y consecuencias psicológicas y sociales de la adaptación, en el gráfico 5.10 siguiente pueden verse las puntuaciones medias en afectividad o balanza de afectos (preva- lencia de emociones positivas sobre las negativas) las dificultades socioculturales de adaptación y el grado de discriminación percibida por parte de los autóctonos, según estrategias de aculturación (clasificadas en función de las puntuaciones me- dianas (6,5) en las actitudes hacia el país de origen y de acogida) (las diferencias de medias entre grupos comentadas son estadísticamente significativas para p ≤ .05). La estrategia aculturativa vinculada a un peor ajuste psicosocial es la separación: di- chas personas presentan la peor balanza de afectos (con el mayor estado emocional negativo y el menos positivo), el mayor número de dificultades socioculturales de adaptación y el mayor nivel de discriminación. Las estrategias de asimilación y la bi- cultural serían más adaptativas que el resto: el estado afectivo es mejor (especialmen- te comparado con el nivel del grupo segregado). La opción asimilacionista presenta una ligera mejor situación respecto a la opción bicultural y al resto: es el grupo con menores dificultades de adaptación sociocultural, mejor ajuste, menor afecto nega- tivo y menor percepción de discriminación. Estos resultados son congruentes con lo descrito en la literatura sobre ajuste y aculturación (Ward et al., 2001), cuando se trata de población de primera generación la asimilación cultural mejora y se asocia a menores problemas de adaptación a la sociedad de acogida y un mejor estado emo- cional. La opción bicultural también se asocia a un buen ajuste pero probablemente esta estrategia requiera un mayor esfuerzo, para aprender y mantener ambas culturas, que en los primeros momentos es importante destinar a buscar una integración y un aprendizaje de la nueva cultura. La estrategia segregacionista y la vinculación al grupo de origen pueden dificultar centrarse en la sociedad de acogida, buscar nuevos víncu- los y relaciones, también es posible que las dificultades de adaptación y el prejuicio y discriminación del grupo autóctono dominante favorezca la reclusión en el grupo de origen como defensa de la propia identidad. Gráfico 5.10. Estrategias de aculturación y ajuste psicosocial Balanza de Afectos Discriminación Dificultades socioculturales 3 2,32 2,47 2,33 2,5 2,19 2 2,17 1,5 1,85 1,8 1,89 1 0,29 0,33 0,5 0,08 0,2 0 Integración 30% Separación 26% Asimilación 22% Marginación 22%92
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos5.11 Estrategias de aculturación y tiempo de estancia en el país de acogidaConforme aumenta el tiempo de estancia en el país de acogida las personas vanadaptándose a la cultura y las formas de vida de la nueva sociedad, de manera que laasimilación es más común en las personas que llevan más tiempo (en esta muestra 15presentan una media de 6 años de estancia en el País Vasco y/o España).También laspersonas con baja orientación hacia el país de acogida y el de origen, las denomina-das marginales, presentan una media de estancia larga y similar a la de los asimilados(no hay diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos para p ≤ .05).Por el contrario, las personas que adoptan actitudes de separación y biculturales ode integración llevan menos tiempo en la sociedad anfitriona, como media alrededorde 4 años o menos (F (3,630)= 8,07, p ≤ .001, ver gráfico adjunto 5.11). Gráfico 5.11. Estrategias de aculturación y ajuste psicosocial Tiempo medio de estancia (años, meses)7 66 5,55 3,74 3,113210 Integración 30% Separación 26% Asimilación 22% Marginación 22% 93
    • 6. Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Adaptación socio-cultural y psicológica 15La persona que abandona su cultura de origen y se ve “rodeada” por normas, valoresy costumbres que al menos en parte no reconoce como propias tiene que adaptarsea este nuevo contexto cultural, buscar de alguna manera mitigar su “destierro”. Esteajuste o adaptación a una nueva cultura implica fundamentalmente tres aspectos: a) la adaptación psicológica, concebida como el mantener una buena balanza de afectos, satisfacción con el nuevo medio cultural y su aceptación; b) el aprendizaje cultural, concebido como la adquisición de las habilidades sociales que permiten manejarse en la nueva cultura, así como la realización de conductas que permiten tener buenas relaciones con las personas de la cultura en cuestión; c) la realización de las conductas adecuadas para la resolución exitosa de las tareas sociales (Moghaddam,Taylor y Wrigth, 1993).Estas tres dimensiones están relacionadas entre sí, aunque manifiestan cierta auto-nomía. Se ha encontrado que se puede diferenciar una dimensión de ajuste psico-somático o de bienestar de otra de adaptación social y práctica, sugiriendo que elaprendizaje y la realización de conductas culturales adecuadas tienden a asociarseentre sí más que con la adaptación psicológica. La adaptación socio-cultural y la psi-cológica muestran diferentes patrones de evolución temporal y son explicadas pordiferentes factores psico-sociales (Smith y Bond, 1999).La adaptación socio-cultural se entiende mejor como un proceso de aprendizajesocial y se asocia positivamente al tiempo de residencia, la menor distancia cultural,un alto nivel de contacto con los autóctonos y la buena capacidad lingüística. Laspersonas que realizan la inmigración están sumergidas en una nueva cultura queno les es familiar. Aquello que hasta ahora veían como la forma correcta de ver elmundo y actuar en él, se contrasta con otra realidad distinta. Entonces surge la nece-sidad de hacer frente a la situación que por un lado, cuestiona lo que los individuoshabían aprendido y valorado durante toda su vida y por el otro, exige adquirir nue-vos conocimientos y habilidades para actuar competentemente en la sociedad dellegada. Estos últimos pueden ser en algunos aspectos bastante opuestos a la culturade origen de los inmigrantes y además, no están presentes de forma explícita en lacultura de acogida. Los conocimientos y los códigos culturales –cuál es el modocorrecto de actuar en una situación, cómo hay que interpretarla, etc.– no están 95
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco recogidos en ningún manual. Es una parte de cultura que se comparte pero no se es plenamente consciente de su contenido. Por lo tanto, los miembros de otras cul- turas tienen que descubrir y comprenderla de modo ensayo-error, lo que conlleva el riesgo de que se produzcan malos entendidos y choque cultural. Si bien las ma- yores dificultades de adaptación sociocultural se presentan al inicio de la estancia en el país de emigración, en general a continuación los problemas van decreciendo gradualmente. El proceso de adaptación sociocultural es un proceso de aprendizaje del funcionamiento de la sociedad (instituciones, burocracias, leyes) y de la cultura (lengua, costumbres y normas sociales) que suele ser lineal. Una mejor adaptación socio-cultural se asocia a una táctica de fuerte identificación en el país de acogida, es decir, tanto a una estrategia asimilacionista como bicultural, mostrando las mayores dificultades de adaptación los inmigrantes que optan por el segregacionismo étnico (Ward y Rana-Deuba, 1999). Resultados similares se han encontrado para los latinos en el País Vasco: los chilenos que compartían una orien- tación segregacionista étnica informaban de mayor afectividad negativa y los que optaban por la asimilación mostraban el menor malestar (Páez y Asún, 1999). La adaptación psicológica se puede interpretar como el resultado de afrontamien- to de hechos estresantes, y está influenciada por rasgos de personalidad, sucesos vitales y el apoyo social, de manera que a mayor estrés y menor apoyo social peor ajuste psicológico. La situación psicológica y afectiva se ve profundamente afecta- da al inicio de la experiencia migratoria, siendo su curso variable en el tiempo. En general, la estrategia de segregación o separación étnica se asocia a una peor salud mental, por el contrario la asimilación y el biculturalismo se asocian a un mejor ajuste psicológico. Entre los factores vinculados y relevantes para la adaptación psicológica se encuentran las experiencias vividas durante el proceso migratorio, y el apoyo social. El nivel de apoyo social en el país de acogida, la relación estrecha con personas de la sociedad de acogida, amortigua el estrés aculturativo y se asocia a una mejor adaptación transcultural. Aunque al mismo tiempo, se ha constatado que es difícil para los inmigrantes entablar relaciones de amistad con los nativos (Moghaddam,Taylor y Wrigth, 1993). 6.1 Apoyo social percibido El apoyo social es una de las variables más importantes en la adaptación social y psicológica. Hemos preguntado a los participantes sobre el grado de apoyo que reci- ben para resolver sus problemas cotidianos por parte de los compatriotas viviendo en el País Vasco y también por parte de los autóctonos. Las respuestas varían de 1 “nada” a 5 “mucho”. En la siguiente gráfica se presentan las medias de las respuestas para cada grupo.96
    • 43,5 32,5 2 3,1 2,7 2,6 2,9 Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 6.1. Apoyo social percibido (medias) País origen 3,1 2,7 País Vasco 3 2,9 3 3,4 2,8 2,9 151,5 10,5 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Subsah.Por lo general, todos los inmigrantes reportan un apoyo social por encima de lamedia. Sin embargo, las diferencias entre los grupos en su percepción del grado deayuda son significativas. Así, las personas colombianas y brasileñas son las que másapoyo dicen recibir de sus compatriotas mientras que los ecuatorianos son los quemenos arropados se sienten por la comunidad de origen (F (5, 636) = 8,02; p ≤ .001).En cuanto al apoyo que proviene de la gente vasca, los inmigrantes de África delNorte son los que reportan más apoyo sentido (F (5, 631) = 4,62; p ≤ .001). Posible-mente, esto se explica porque este colectivo es el que más tiempo lleva viviendo enel País Vasco y por tanto, sus miembros han tenido más tiempo para establecer con-tactos con la gente autóctona mientras que el colectivo ecuatoriano son los que hanllegado más recientemente (véase Tabla y Gráfico 2.3 en capítulo 2º). Para contrastaresta hipótesis hemos realizado una correlación parcial entre estos dos indicadores(tiempo y apoyo percibido) controlando para edad, sexo y país de procedencia. Losresultados corroboran nuestra suposición. Así, la percepción de apoyo recibido delos miembros de la sociedad receptora aumenta con el paso de tiempo (r = .17, p ≤.001), mientras que no hay una asociación significativa entre el apoyo de los compa-triotas y el periodo de residencia (r = -.02, p = .55).6.2 Dimensiones de la adaptación socio-culturalPara indagar sobre el grado y las dimensiones de las dificultades socio-cultu-rales experimentados por las personas inmigrantes, hemos creado una escalaque pretendía medir el ajuste relativo a las necesidades socioeconómicas y alas diferencias culturales, sociales y de organización social entre las dos socie-dades. En base a los resultados de los grupos de discusión y de las entrevistasen profundidad realizados previamente con distintos colectivos de inmigran-tes, además de una revisión sistemática de la bibliografía relevante. La escalaresultante se componía de 18 ítems que preguntaban sobre distintos aspectosde adaptación con el rango de respuesta de 1 “nada” a 5 “mucho”. Con dichos 97
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco ítems se ha realizado un análisis factorial (rotación varimax, componentes prin- cipales) del que han surgido tres dimensiones de problemas de ajuste socio- cultural (explicando el 57,3% de la varianza). En la tabla 6.1 adjunta se presenta la composición de los factores. Tabla 6.1. Dimensiones de la adaptación socio-cultural (Análisis factorial) Factores 6.1. Dimensiones de la adaptación socio-cultural (Ánalisis factorial) 3 Tabla 1 2 Dificultades prácticas: 1.Tramitar, legalizar sus papeles de estudio, trabajo o .684 .309 títulos 2.Tramitar la documentación para la residencia .718 .326 (permisos, nacionalidad…) 3. Obtener asistencia médica .750 4. Obtener asistencia social .741 5. Conseguir el trabajo que quería .541 .460 6. Obtener / alquilar vivienda .540 .445 7. Obtener información o asistencia en los organismos .344 .656 oficiales (ambulatorio, juzgado, ayuntamiento, INEM, etc.) Dificultades costumbres: 8. Practicar sus tradiciones, sus costumbres .321 .675 9. Comer lo que le gusta / a lo que está acostumbrado .347 .628 Dificultades socio-culturales: 10. Saber cómo comportarse correctamente con la .690 gente de aquí 11. Comunicarse por no saber suficientemente el .665 idioma 12. Comprender a la gente de aquí (su forma de ser, sus .773 intenciones, etc.)? 13. Conocer las costumbres, las tradiciones de aquí .762 14. Ser mal interpretado en sus intenciones (cuando .568 quería mostrar su simpatía, intentaba ayudar, etc.) 15. Establecer contacto o amistad con los autóctonos .594 16. Saber qué temas está mal visto tocar .759 17. Saber qué se considera aquí divertido / gracioso .727 .304 18. Saber qué cosas se consideran aquí tristes .651 .364 Varianza explicada (%) 26,8 19,4 11,1 Coeficiente fiabilidad Alpha ,84 ,89 ,55 Análisis Factorial, Componentes Principales, Rotación Varimax, seleccionadas puntuaciones factoriales >.3098
    • 6.2.1 Dificultades prácticas Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosEste factor describe los problemas más básicos tales como permisos de residen-cia, posibilidad de trabajar, el tener cubiertas las necesidades de salud física y devivienda; el manejarse en el funcionamiento de varios organismos oficiales y asis-tenciales. Las medias grupales reflejan bastantes diferencias en este tipo de dificul-tades (F (5, 631) = 20,35; p ≤ .001). 15Los colectivos que más reportan experimentar las dificultades prácticas son loseuropeos del Este, los africanos subsaharianos y los colombianos. Los mejor adap-tados en este aspecto son los inmigrantes brasileños y de los países árabes. Gráfico 6.2. Dificultades prácticas (medias)3,5 3 3,1 3 3 2,62,5 2,3 2 1,91,5 10,5 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África6.2.2 Dificultades con las costumbresEste factor describe las dificultades relacionadas con el mantenimiento en generalde las tradiciones y costumbres de la cultura de origen, lo que podría ser una comidacorrecta, un cierto estilo de vida, o el tiempo y el lugar para las prácticas religiosas.Los grupos étnico-culturales que más dificultades encuentran aquí son los africanossubsaharianos, los colombianos y los ecuatorianos. Los que menos difícil ven elseguir practicando sus costumbres y tradiciones son los inmigrantes de África delNorte (F (5, 631) = 7,58; p ≤ .001). Gráfico 6.3. Dificultades de mantener costumbres (medias) 3 2,8 2,6 2,6 2,42,5 2,1 2 21,5 10,5 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África 99
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco 6.2.3 Dificultades culturales En esta dimensión se agrupan los aspectos relacionados con el conocimiento de las normas, tabúes y costumbres de la cultura del País Vasco y también el saber el idio- ma. Son dificultades clásicas del ajuste durante el contacto intercultural. Los roces y los malentendidos se producen cuando la persona que emigra se encuentra en otra cultura distinta de la suya y cuyas reglas de funcionamiento desconoce. Los participantes varían en el grado de problemas experimentados en este factor (F (5,631) = 8,82; p ≤ .001). Los colectivos que más dificultades han reportado son los procedentes de África Subsahariana, Europa del Este y Colombia. Los que mejor ajuste tienen a las diferencias culturales son los inmigrantes de los Países Árabes. Gráfico 6.4. Dificultades de ajuste cultural (medias) 3,5 2,9 3 2,6 2,7 2,5 2,2 2,3 2 2 1,5 1 0,5 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Por último, hemos creado un índice general de la adaptación socio-cultural y prác- tica para ver qué grupos tienen mayores dificultades de ajuste. Para ello, hemos calculado la media de todos los ítems de la escala. Como puede observarse, las dife- rencias entre los grupos son bastante importantes (F (5, 631) = 15,12; p ≤ .001). Los mejor adaptados socio- y culturalmente son los inmigrantes de los Países Árabes y de Brasil; los ecuatorianos están en medio y los colombianos, los europeos del Este y los africanos subsaharianos son los que más problemas experimentan a la hora de adaptarse a la sociedad y a la cultura del País Vasco. Gráfico 6.5. Índice medio general de dificultades de la adaptación socio-cultural 2,7 2,8 2,8 3 2,4 2,5 2,1 2,1 2 1,5 1 0,5 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África100
    • 6.3 Adaptación psicológica Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosLos indicadores de la adaptación psicológica que contemplamos en nuestro estudioson el bienestar subjetivo, la satisfacción vital y el control percibido sobre la propiavida. Todos estos aspectos han demostrado ser dimensiones importantes para la sa-lud mental. 156.3.1 Bienestar subjetivoPara medir este aspecto hemos utilizado la escala de equilibrio de afectos positivosy negativos (PNA) de Bradburn, que se ha utilizado en numerosas investigacionestransculturales y ha demostrado su estabilidad y validez. La escala se componía de18 ítems preguntando al individuo acerca de sus emociones durante el último mes.Permite construir el perfil de los afectos positivos y negativos experimentadosdurante este período así como el índice general de bienestar subjetivo concebidocomo la resta de los afectos negativos de los positivos.En el siguiente gráfico 6.6 se presentan los perfiles de cada grupo cultural (afectopositivo: F (5, 631) = 6,88; p ≤ .001; afecto negativo: F (5, 631) = 17,17; p ≤ .001).El afecto positivo más alto lo experimentan los inmigrantes brasileños y los colom-bianos, mientras que el más bajo es el de los africanos subsaharianos. El afecto nega-tivo más bajo lo presentan los inmigrantes de los Países Árabes y de Europa del Este.En cambio, los africanos subsaharianos y los colombianos tienen las medias más altasde emociones negativas.Para ver qué grupos presentan mejor balanza de afectos, presentamos el índice ge-neral de bienestar subjetivo. Los números positivos significan que el afecto positivoprevalece, a mayor número mejor estado afectivo, mientras que los datos negativosindican prevalencia de los afectos negativos. Estos grupos presentan una adaptaciónpsicológica emocional bastante variada (F (5,631) = 10,92; p ≤ .001). En generallos distintos indicadores sobre la balanza de afectos (positivos menos negativos)muestran un resultado positivo con mayor predominio de los estados emocionalespositivos sobre los negativos, así sucede con los indicadores medios por país (los re-sultados de la balanza de afectos con la escala de Bradburn empleada en la EncuestaMundial de Valores, puede apreciarse en el capítulo Basabe, en Páez et al., 2003). Asíque destaca especialmente, por poco común, la situación emocional negativa de losafricanos subsaharianos, con una balanza negativa, lo cual probablemente está mos-trando la alta tasa de estrés, dificultades y discriminación que sufren los africanos ennuestro país.El mejor estado afectivo lo tienen los inmigrantes de los Países Árabes, de Brasil y deEuropa del Este. Los colombianos y los ecuatorianos tienen ligeramente más emo-ciones positivas que negativas; y los inmigrantes africanos subsaharianos son los quepeor balanza de afectos presentan siendo la resta negativa, lo que significa prevalen-cia de los afectos negativos. 101
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Gráfico 6.6. Afectividad positiva y negativa (medias) Afecto positivo Afecto negativo 3 2,6 2,5 2,4 2,4 2,3 2,4 2,5 2,2 2,3 2,3 2,2 2 2 1,8 1,5 1 0,5 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes África Susah. Gráfico 6.7. Balanza de afectos (medias) 0,8 0,6 0,57 0,43 0,4 0,35 0,2 0,11 0,14 África 0 Colombia Ecuador Brasil Europa Este Países Árabes -0,2 -0,19 -0,4 6.3.2 Control percibido sobre su vida y satisfacción vital Otros dos indicadores importantes de salud y de calidad de vida son el grado de control que las personas experimentan sobre su vida y los hechos que les aconte- cen y la satisfacción con la vida.Ambas cuestiones fueron exploradas en los encues- tados y se tomaron para ello dos preguntas de la Encuesta Mundial de Valores, lo que permite comparar sus respuestas con las puntuaciones medias de España y otros países (estos valores pueden consultarse en Paéz et al., 2003). Ambas cuestiones eran medidas en una escala con un rango de 1 “nada” a 10 “mucho”. Respecto a la percepción de control sobre la propia vida se ha estimado, como lo hace Inglehart (1998), el porcentaje de personas que sienten alto control sobre sus vidas (puntuan- do 7 o más en la escala), y en satisfacción con la vida en general se han tomado las puntuaciones medias. Se aprecian distintos niveles de control y satisfacción con la vida entre los grupos de inmigrantes (control: F (5, 631) = 9,93; p ≤ .001; satisfac- ción: (F (5, 631) = 19,95; p ≤ .001) (véanse gráficos adjuntos 6.8 y 6.9).102
    • 100%90%80%70%60%50% 68% 69% 44% 70% Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Gráfico 6.8. y 6.9. Percepción de control de la vida y medias de satisfación vital 86% 54% 56% 58% 9 8 7 6 5 7,8 7 7,7 6,2 6,8 5,5 7,2 6,9 1540% 430% 320% 210% 1 0% 0 es es a r il . ña do a r il . ña te do te ah ah do do as as bi bi Es Es ab ab pa un pa un om om bs bs ua ua Br Br Ár Ár Es -M Es -M pa pa Su Su Ec Ec ol ol es ia es ia ro ro C C ia ia a a ed ed Eu Eu ís ed ís ed ric ric Pa Pa M M Áf M Áf MLos inmigrantes latinos presentan la mayor percepción de control y de satisfaccióncon la vida, con valores superiores y/o similares a la media de la población española.Destacan los colombianos con una alta percepción de control y, aunque en menor me-dida, también los brasileños. Les siguen los magrebíes y árabes presentando un nivelintermedio tanto de control como de satisfacción vital. Los africanos subsaharianos ylos europeos del Este son los que tienen niveles más bajos en estos dos indicadores.La población rusa, según los datos de la Encuesta Mundial de Valores presenta bajaspuntuaciones de percepción de control (para una muestra aleatoria el 47% de los rusostienen alto control comparada con la media del mundo, 58%) y los inmigrantes de dichopaís presentan valores bajos acordes a su país de procedencia (44%). Los africanos sub-saharianos inmigrantes presentan 54% de personas con alta percepción de control (elporcentaje medio en África Sur es 57% según la WVS), menor en comparación con losotros inmigrantes y son los que menor satisfacción con la vida presentan, como se havisto más arriba también tenían una balanza de afectos negativa.6.4 Factores asociados a la adaptación socio- cultural y psicológicaEn el apartado anterior hemos contemplado las diferencias entre los grupos de inmi-grantes en distintos factores e indicadores de la adaptación tanto socio-cultural comopsicológica. Para obtener una comprensión más completa de estos fenómenos y de lasrelaciones que existen entre ellos, hemos realizado varios análisis estadísticos.Primero, hemos comprobado la asociación entre distintos indicadores del ajuste socio-cultural y de salud mental. Como puede observarse en la tabla que viene a continuación,existen asociaciones significativas entre estos elementos. Así, mayores dificultades deadaptación práctica, de mantenimiento de costumbres y de aprendizaje cultural estánrelacionadas con una menor satisfacción vital, más baja percepción de control sobre losacontecimientos de la vida, y también con una menor afectividad positiva y con mayorafecto negativo. 103
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco Tabla 6.2. Correlaciones entre adaptación socio-cultural y psicológica Satisfacción Control Afecto Afecto vital sobre la vida positivo negativo Dificultades prácticas -.32** -.22** -.18** .41** Dificultades costumbres -.20** -.16** -.13** .38** Desajuste cultural -.29** -.26** -.15** .41** Correlación parcial: controlado tiempo de residencia, edad y sexo; ** p ≤ .001; * p ≤ .01. Como siguiente paso en el análisis de la adaptación de los inmigrantes hemos reali- zado varios análisis de regresión lineal, para encontrar aquellos aspectos demográfi- cos y contextuales que están asociados a salud mental y bienestar socio-cultural. 6.4.1 Adaptación socio-cultural En la Tabla 6.3 y el Cuadro 6.1. se presentan los resultados de las regresiones múlti- ples realizadas con los tres aspectos de la adaptación socio-cultural. Coherentemente con las predicciones teóricas y la concepción de este tipo de ajuste como un proceso gradual de aprendizaje, vemos que una de las variables que se aso- cia a todas dimensiones de adaptación socio-cultural es el tiempo de residencia. Así, podemos afirmar que con el paso del tiempo las personas inmigrantes consiguen una mejora tanto en su adaptación práctica (consiguiendo certificados y documentación necesarios, organizando su trabajo, vivienda y aprendiendo el funcionamiento de las instituciones locales) como en la resolución de dificultades de mantener sus prác- ticas culturales y tradiciones (encontrando lugar a dichas costumbres o a lo mejor, abandonándolas) y también a los problemas que surgen de su contacto con la cultura receptora (aprendiendo sus normas, tabúes, formas de comunicación, etc.). Por otro lado, emerge en todas las regresiones realizadas un factor que se asocia de forma negativa a una adaptación exitosa: el no poseer algún tipo de permiso de residencia obstaculiza notablemente no sólo la organización práctica de una vida digna sino también el mantener las costumbres y tradiciones que uno ha aprendido en su país natal e incluso el ajuste cultural, el aprendizaje de las normas y costum- bres locales.Así, las personas excluidas legalmente de la sociedad anfitriona quedan también fuera de su cultura y tienen mayores dificultades para una integración armoniosa. Más aún, otro factor universal asociado a todas las dimensiones de la adaptación socio-cultural es la discriminación experimentada por las personas in- migrantes en su papel de miembros de una minoría étnico-cultural.Además, el grado de la discriminación percibida es el factor con más peso entre todos donde una mayor discriminación experimentada se asocia a un nivel más alto de los problemas de adaptación socio-cultural.104
    • Tiempo de residencia Edad Género Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Tabla 6.3. Factores asociados a la adaptación socio-cultural Dificultades prácticas -.13** -.08* Costumbres -.12** -.10** Ajuste cultural -.20** ,10** 15 Documentación -.30** -.12** -.15** Contacto autóctonos -.08* Apoyo autóctonos -.08* -.09** -.11** Contacto compatriotas Apoyo compatriotas Distancia cultural percibida .09** Discriminación percibida .41** .29** .34** Prejuicio percibido hacia su grupo -.07* 2 RM (RM ) .34 (.32) .21 (.20) .30 (.29)Regresión lineal múltiple, coeficientes beta estandarizados, Método enter, ** p ≤ .01; * p ≤ .05Género: 1 hombre, 2 mujer; documentación: situación regularizada (1) no regular (0), resto devariables a mayor puntuación mayor valor en la variable en cuestiónPor otra parte, el apoyo de la gente autóctona ha sido elemento importante paramitigar las dificultades de ajuste socio-cultural a todos los niveles demostrando asícada vez más la importancia de una acogida positiva y aceptante para la integraciónde los inmigrantes.El género ha sido predictor significativo de ajuste práctico y de costumbres. Contra-riamente a lo esperado y a lo que se afirma frecuentemente, los resultados muestranque son las mujeres las que tienen menos dificultades de cubrir sus necesidades dealojamiento, trabajo o legalización de documentación, y también son ellas las quedicen tener menores dificultades para mantener sus costumbres (sea porque lo con-siguen o porque abandonan en el intento).El contacto con las personas autóctonas es un elemento significativo para facilitarla adaptación a la cultura local, sus normas y costumbres. El tener relaciones con losmiembros de la sociedad anfitriona provee la información necesaria sobre las clavesy las pautas de la nueva cultura, de manera que a mayor contacto, mejor manejo dela comunicación intercultural.Contrariamente a lo que podría esperarse, el contacto de los inmigrantes con suscompatriotas no es un factor significativo de su ajuste socio-cultural, tampoco lo esel apoyo de ellos. Como veremos más adelante, estas variables sí son importantespara el bienestar psicológico. Este dato nos dice que el mantener relaciones con lagente del país de origen no ayuda pero tampoco obstaculiza el aprendizaje cultural,y solamente los vínculos con los autóctonos son la condición importante para laintegración socio-cultural de las personas inmigrantes. 105
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco La distancia cultural percibida aparece como variable predictora importante a la hora de tratarse del ajuste práctico. Esto puede significar que la organización distin- ta de las instituciones y organismos oficiales entre los países produce dificultades para su manejo en la sociedad de acogida a los inmigrantes y que las diferencias en el trato y las normas del funcionamiento social son un obstáculo importante para conseguir las condiciones prácticas deseadas. Analizando el ajuste a la cultura local vemos que la edad es un elemento importante. Los más jóvenes tienen menos dificultades para aprender las habilidades y normas necesarias para insertarse en la cultura anfitriona mientras que a las personas mayo- res este tipo de aprendizaje les cuesta más. Este resultado apoya la visión de adapta- ción a una nueva cultura como un proceso de aprendizaje, cuando los más jóvenes tienen una mayor flexibilidad y capacidad para adquirir nuevos conocimientos. Otro elemento más significativo para el ajuste cultural es la percepción de una actitud favorable a su grupo étnico-cultural por parte de los autóctonos. En resumen, la adaptación socio-cultural de los inmigrantes mejora con el tiempo, siendo las mujeres y la gente joven la que más fácilmente se desenvuelve en un con- texto nuevo. Las condiciones que mejoran la inserción socio-cultural de los inmi- grantes son en primer lugar, el bajo grado de discriminación, junto con la posesión de la documentación jurídica necesaria, una actitud favorable hacia los inmigrantes y sus países de origen, y contacto y apoyo brindado por los autóctonos. La distan- cia cultural percibida (baja) también es importante aunque su impacto y peso son limitados. Cuadro 6.1. Adaptación socio-cultural: factores asociados ADAPTACIÓN SOCIO-CULTURAL: DIFICULTADES Género Tiempo residencia Dificultades Apoyo Autóctonos Mantener Documentación Prácticas Costumbres Discriminación Distancia Cultural Percibida Ajuste Contacto Edad Cultural Autóctonos106
    • 6.4.2 Adaptación psicológica Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosLos análisis de regresión lineal múltiples realizados con distintos indicadores de laadaptación psicológica o salud mental han revelado las relaciones que existen entreéstos y también con los factores demográficos y contextuales.Los sentimientos de depresión, angustia y ansiedad (afecto negativo), que están vin- 15culados al estrés y las dificultades, disminuyen con el tiempo de estancia en el país deacogida y con una mayor percepción de control y de posibilidades de elección en lavida. Por el contrario, experimentar una mayor discriminación y también tener másdificultades de ajuste socio-cultural se asocian a los niveles más altos de este estadode ánimo negativo. Además, el alto grado de contacto con las personas que siguenviviendo en el país de origen también se asocia a una mayor afectividad negativa(probablemente revivir la angustia de la separación y tener que “mantener la cara o eltipo” ante la familia cuando se habla por teléfono, como señalaban las personas entre-vistadas, reaviva la angustia). En cambio, el experimentar las emociones positivas estárelacionado con una mayor sensación de control sobre su vida.Además, la afectividadpositiva alta se asocia a más alto contacto tanto con los compatriotas que viven enel país de acogida y al apoyo de los miembros de la sociedad receptora, así como arealizar más tradiciones y prácticas culturales locales. Tabla 6.4. Factores asociados a la adaptación psicológica Afectividad Afectividad positiva negativa Control percibido .33** - .13** Apoyo autóctonos .08* Prácticas culturales CAV .26** Contacto compatriotas que viven en la CAV .15** Discriminación percibida .44** Contacto compatriotas en el país de origen .12** Tiempo de residencia - .16** Dificultades adaptación socio-cultural .21** RM (RM2) .49 (.24) .69 (.47)Análisis de regresión lineal múltiple, coeficientes beta estandarizados, Método enter, ** p ≤ .01; * p ≤ .05.A mayor puntuación mayor valor en la variable en cuestiónHay que añadir que estos dos estados afectivos se consideran ortogonales, es decir, inde-pendientes uno del otro y asociados a distintos factores externos (Ward et al., 2001). Lomismo se ha demostrado en la presente investigación en la que la afectividad positivay la negativa están solo ligeramente asociados (r = -0.09, p ≤ .05) y relacionados con 107
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco diferentes variables. Así, lo más interesante es la evolución diacrónica: si la afectividad negativa disminuye según pasa el tiempo en el país de llegada, la afectividad positiva tiene un patrón variable y no se asocia al tiempo de residencia. En resumen, distintos componentes de salud mental están relacionados entre sí aunque se asocian a diferentes factores externos. Entre las variables que podrían explicar la adaptación psicológica de las personas inmigrantes en su nuevo entorno se encuentra en primer lugar el grado de control percibido que se asocia a ambos estados afectivos. El contacto con los compatriotas viviendo en el país de acogida, el apoyo de la población de acogida y el compartir las costumbres de la nueva cultura son factores importantes para la afectividad positiva. La discriminación percibida, el tiempo de residencia, las dificultades de la adaptación socio-cultural junto con el alto grado de contacto con los miembros del país de origen están relacionados con los afectos negativos. Cuadro 6.2. Adaptación psicológica: factores asociados ADAPTACIÓN PSICOLÓGICA Apoyo Afectividad Autóctonos Contacto Compatriotas Positiva viviendo en la CAV Prácticas Culturales CAV Control Tiempo Contacto Afectividad Residencia Compatriotas viviendo país origen Negativa Discriminación Dificultades Adaptación Socio-cultural Como se ha demostrado, el ajuste socio-cultural y la adaptación psicológica se aso- cian al tiempo de residencia en el nuevo país aunque esta asociación es más fuerte para el ajuste social que para el bienestar psicológico. Esto significa que con el paso del tiempo la inserción de los inmigrantes en la sociedad mejora notablemente mientras que su estado de ánimo varía más. En la siguiente gráfica exploramos el desarrollo diacrónico de ambos tipos de adaptación.108
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosComo podemos observar, las dificultades de adaptación son mayores al principio yel estado afectivo es peor. El segundo año ya se nota mejoría, sobre todo en el ajustesocio-cultural, y el cambio más espectacular ocurre a partir de 6 años con aumentode bienestar subjetivo y también de la inserción socio-cultural de los inmigrantes. Gráfico 6.10. Cambios en ajuste socio-cultural y psicológico en el tiempo 15 ADAPTACIÓN Y TIEMPO 3,5 3 2,5 2,84 2,68 2,58 2,25 2 1,5 1 0,5 0,5 0,17 0,13 0,17 0 1 año 2 años 3-5 años 6 y más Bienestar Psicológico Dificultades Ajuste Socio-cultural 109
    • 7. Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Conclusiones y discusión 15Aunque La Comunidad Autónoma Vasca es una zona de baja tasa de inmigraciónextranjera y extra-comunitaria, estamos asistiendo a un incremento cada vez ma-yor de recepción de personas extranjeras. Por ello es importante afrontar el pro-blema de la diversidad cultural, así como conocer cuáles son los resultados de lasinvestigaciones en otros países (Europa, EE.UU. o Canadá), con una población deorigen inmigrante de larga estancia y ya con varias generaciones de descendientes.Este ha sido el objetivo de este trabajo: contrastar las hipótesis sobre aculturación,transculturación y modos de adaptación a la sociedad de acogida, y en especial, lasconsecuencias a nivel de la adaptación socio-cultural y psicológica en las personasmigrantes.Para el País Vasco y según el registro del Ministerio del Interior (2002) había 24.201extranjeros, y a diciembre de 2003 eran 28.600 (M.I., 2003). Sin embargo, segúnlos últimos datos del padrón facilitados por el I.N.E. en el País Vasco están inscritas49.262 personas extranjeras, lo que supone una tasa, sobre el total de la población,del 2,33.En este trabajo se ha entrevistado a 642 personas extranjeras residentes en el PaísVasco (de 1ª generación, que no han nacido en España), estén o no en situaciónregular jurídicamente (22% de las personas estaban en situación no regularizada enel momento de la entrevista). Algo más de la mitad de los entrevistados procedende América Latina (56%), inmigrantes de Colombia (17%), Ecuador (23%) y Brasil(15%). Después están los participantes de los Países Árabes (18%), principalmentede Marruecos (13%); y les siguen los procedentes de los países de África Subsaha-riana (14%), que es el grupo más heterogéneo, siendo el grupo principal el de lossenegaleses (6%). Los provenientes de Europa del Este han sido un 11% personas,principalmente de Rusia (6%) y Ucrania (5%).Sabiendo las limitaciones de las estimaciones sobre los inmigrantes residentes porla dificultad de conocer las cifras reales de personas residentes en situación irre-gular, las regiones relativamente bien representadas en la muestra, de acuerdo a supeso demográfico, son América Latina (57.4% de la muestra, y suponen el 51.5% delos residentes), y África-subsahariana (12.8% de la muestra, y suponen el 10.6% delos residentes). Mientras que Europa del Este está claramente sobre-representada(12.2% de encuestados, y 3.2% de residentes), y los Países Árabes están infra-repre-sentados (17.6% de encuestados, y 34.6% de residentes). La distribución por sexode la muestra se acomoda a la distribución de residentes extranjeros por países oregiones de procedencia. 111
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco A continuación presentamos una síntesis de los resultados del estudio y las caracte- rísticas de las personas inmigrantes: 7.1 Características de las personas inmigrantes 7.1.1 Edad, tiempo de estancia y lugares de procedencia — La edad media es de 33,4, variando de 18 a 76 años. La población extranje- ra no comunitaria en España tiene una edad media en torno a los 30 años (IMSERSO, 2003). — El tiempo medio de estancia en España y/o en el País Vasco es de 4 años y 8 meses; el 25% de la muestra lleva en España menos de año y medio, un 26% lleva entre año medio y dos años y medio, el 24% hasta 6 años y un 24% lleva más de 6 años. Los provenientes de los Países Árabes (Marruecos prin- cipalmente) son los que más tiempo llevan (por término medio 9 años y 5 meses), después están los africanos, aproximadamente 6 años, leS siguen los brasileños -entre 4 y 5 años-, y los de Europa del Este -4 años-, y, por último, los colombianos y ecuatorianos entre 2 y 3 años. Estas diferencias en tiempo de estancia son congruentes con los datos suministrados por el IMSERSO (2003). — Lugar de procedencia: rural versus urbano: la mayoría de la muestra pro- cede de localidades urbanas (medianas 41% o grandes ciudades 45%). La población de origen rural (pequeñas localidades) está más presente entre los inmigrantes de origen africano y magrebí que en el resto. 7.1.2 Familia y reagrupación familiar — El 41% vive con su pareja en el País Vasco. Únicamente para los brasileños la mayoría viven y tienen a su pareja aquí con ellos (62%). — Hay más hombres solteros entre los procedentes de Colombia y de los Países Árabes, mientras que hay más mujeres solteras entre las mujeres de África Subsahariana. — La exogamia (tener una pareja española o de otro país al propio) es del 29% para los hombres y el 22% en las mujeres. Los índices más altos corresponden a los hombres de África Subsahariana (48%) y de los Países Árabes (47%), se- guidas por las mujeres africanas subsaharianas (36%) y las europeas del Este (34%). Los grupos más endogámicos son Colombia y Ecuador. El tiempo de estancia aumenta el nivel de exogamia matrimonial, pero las diferencias entre países se mantienen independientemente de que se trate de personas con corta o larga estancia en España.112
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos — El 58% de la muestra tiene algún hijo, con una media de 1,34 hijos. Los lati- noamericanos mayoritariamente tienen algún hijo, las personas procedentes de Ecuador son las que más hijos tienen (83%), y las que menos hijos tienen son los procedentes de Países Árabes (37%) junto a los africanos (59%). — La mitad de las personas que tienen algún hijo viven con ellos en el País Vas- co, mientras la otra mitad tiene a sus hijos en el país de origen. 15 — El 51% de las personas tienen otros parientes aquí, mientras que el 39% no tiene parientes en España o el País Vasco. — La reagrupación familiar de otros parientes (no pareja e hijos) es más común entre los ecuatorianos (81%), árabes (65%) y colombianos (58%), es menos común para los africanos (44%) y brasileños (46%) y mucho menos entre los europeos del Este (23%).7.1.3 Nivel de estudios, ocupación y dificultades económicas — Según los datos del Censo 2001, las personas que migran tienen niveles educativos superiores a la media de sus países de origen (IMSERSO, 2003). Además los europeos del Este y latinoamericanos inmigrantes tienen niveles educativos superiores que los inmigrantes procedentes de África y Asia. Lo mismo puede apreciarse en la muestra del País Vasco (el 17% de la muestra del País Vasco, según el Censo 2001, 13% de los extranjeros tienen estudios universitarios). Rusos y ucranianos tienen el más alto nivel educativo (muy por encima de la media española) y los africanos y magrebíes los menores niveles educativos y con más diferencias de género (el 20,5% de las mujeres árabes no tienen estudios). — La tasa de actividad (estar trabajando) es mayor en el País Vasco que en los países de origen (especialmente en el caso de los hombres), y esto es espe- cialmente importante para los africanos y magrebíes hombres (que partían de altas tasas de inactividad en sus países). — En el país de acogida aumentan especialmente los trabajos de tipo temporal, y esto es más relevante en el caso de los africanos y árabes que en el de los europeos o brasileños. — La tasa de actividad menor en el País Vasco para los hombres corresponde a los colombianos, mientras que la tasa mayor de actividad entre las mujeres co- rresponde a las colombianas; para el resto de los grupos siempre la actividad laboral es mayor en los hombres que en las mujeres. Las mujeres brasileñas y las magrebíes son las que presentan menor tasa de actividad laboral. El mayor porcentaje de amas de casa se da entre las ecuatorianas, y el mayor número de estudiantes entre los brasileños y brasileñas. 113
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco — El 48% de las personas han tenido dificultades (durante el último año) para vivir y cubrir sus necesidades básicas de alimentación y vivienda. Las personas con mayores dificultades económicas son las procedentes de África subsahariana (71%) y de Ecuador (68%), mientras que los brasileños son los que menos dificultades económicas han tenido (muchos de ellos vienen al País Vasco con contratación en origen). — La mayoría de las personas con dificultades económicas resuelven por sí mis- mas su situación o piden ayuda a familiares y amigos, y el 16% de la muestra (35% de las personas con dificultades) recurren a los servicios sociales. — Han pedido prestado dinero a familiares o amigos entre el 15% y el 20%. Los ecuatorianos son los que más se prestan dinero entre sí (35%); han pedido ayuda a los servicios sociales del 14% al 17%. Los africanos subsaharianos son los que más han tenido que pedir ayuda para alimentación (22%) junto a los ecuatorianos (20%); para los gastos de vivienda piden ayuda social el 17%, con mayor frecuencia los africanos (37%). 7.1.4 Situación jurídica — Aproximadamente el 22% se encuentran en situación irregular, no tienen permiso de residencia o están en trámites. — Los colombianos son los que presentan mayor porcentaje de personas en si- tuación irregular, mientras los brasileños son los que presentan una situación legal más estable. El permiso de trabajo es más frecuente entre los ecuatoria- nos (58%) y los inmigrantes de los Países Árabes (58%) y los africanos (45%). — La situación jurídica de los inmigrantes es irregular para los que llevan poco tiempo y se regulariza en las personas con más de 3 años de estancia: antes del primer año el 66% está en situación irregular y cumplido el primer año el 51%; en el 2º y 3º año desciende al 20%, al 4º año baja al 4%. 7.1.5 Religión y práctica religiosa — La mitad de los encuestados se consideran católicos (51%), la mayoría (80%) de los latinoamericanos y un 38% de los subsaharianos. Un 24% son musul- manes, esta religión es dominante entre los inmigrantes de los Países Árabes (89%) y los africanos subsaharianos (54%) (en gran parte este grupo está for- mado por senegaleses). El 7% son ortodoxos; entre los europeos del Este se definen como tales el 69%. — Comparando la pertenencia y práctica religiosa entre los inmigrantes y los datos de España de la Encuesta Mundial de Valores, los inmigrantes extraco- munitarios son más religiosos que los españoles (tanto porque se definen menos como no creyentes, agnósticos o ateos que los españoles como por-114
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos que hay menos proporción de personas no practicantes: 81% frente al 66% de españoles practicantes). Sin embargo para las personas que practican o rezan a diario no hay grandes diferencias (18% media española frente a 20% en la muestra de inmigrantes), ahora bien africanos y árabes, especialmente los musulmanes, son los que más practican a diario. — Según país de procedencia se observa una relación entre edad, sexo y prácti- 15 ca religiosa: las personas mayores, tanto latinas como árabes, son más religio- sas que las jóvenes y las mujeres son más religiosas que los hombres. Entre los latinos el 20% de los hombres son no practicantes y el 7,3% de las mujeres; entre los árabes el 30% de los hombres no practican frente al 7,7% de las mu- jeres. Por el contrario, entre los africanos subsaharianos, los hombres son más religiosos que las mujeres. En Europa del Este (Rusia, Ucrania, Bielorrusia) no hay diferencias por sexo o edad. — El tiempo de estancia en el país de acogida se asocia a una menor prácti- ca religiosa. Esta disminución en la práctica religiosa conforme se lleva más tiempo en el País Vasco o en España, es especialmente relevante entre las personas de origen árabe y es menos relevante en los latinos y africanos sub- saharianos.7.1.6 Participación en asociaciones socio-culturales — El 21% participa o tiene algún contacto con alguna asociación de su país de origen (21%) y el 24% con alguna asociación del País Vasco. El grado de aso- ciacionismo más alto se da entre los procedentes de Países Árabes y de África Subsahariana. Además, entre ellos son más los que colaboran con las asocia- ciones locales que aquellos que pertenecen a algún centro cultural de su país de origen (39% frente a 24% para los inmigrantes de los Países Árabes y 46% frente a 35% para los africanos subsaharianos). En cambio, los inmigrantes colombianos y ecuatorianos encuestados participan más en sus asociaciones culturales (20% frente a 17% y 25% frente a 14%). Los provenientes de Euro- pa del Este son los que menor actividad asociativa presentan. Los datos de encuesta en España (Díez Nicolás y Ramírez, 2001) muestran un nivel de aso- ciacionismo en torno al 8% y éste es mayor entre africanos (16%) y asiáticos (12%) y menor en africanos del norte (7%) y latinoamericanos (6%).7.2 Proyecto migratorio y motivos7.2.1 MotivosLos motivos que empujan a una u otra persona a emigrar son muy diversos y de-penden tanto de la situación vital y las características de cada individuo como de lasituación político-económica de su país y su grupo. Se ha preguntado sobre distintasmotivaciones que han influido en la decisión de emigrar. 115
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco — Los motivos más frecuentes son los económicos (90%), pero también son muy importantes buscar desafíos (74%), conocer otras culturas (80%), o tener más libertad (73%). — La tipología de motivos (derivados del análisis factorial) por orden de impor- tancia son: 1) Motivos económicos: el deseo de mejorar su nivel de vida (90%), la bús- queda de trabajo mejor pagado (84%), la difícil situación económica en el país de origen (82%) y el deseo de ayudar a su familia (79%). Este motivo está más presente entre los magrebíes y de Países Árabes. 2) La Búsqueda de estimulación y crecimiento personal (“Apertura al cambio”): el deseo de riesgo y aventura (43%), buscar nuevos desafíos en la vida (74%), conocer nuevas culturas (80%) y también mejorar su nivel profesional o educativo (74%). Esta motivación es más importante para los brasileños y los ecuatorianos. 3) “Idealismo”: el deseo de ayudar a su país aun estando lejos de él contribu- yendo de una u otra manera en su desarrollo (60%) y el deseo de ayudar a la gente que vive en el país de origen (66%). Este tipo de motivo es más importante para el grupo de ecuatorianos y para los africanos subsaharia- nos. 4) “Movilidad individual” cuando uno cuenta sobre todo consigo mismo y con los recursos e intereses propios: el deseo de vivir en un país con ma- yor prestigio que el propio (61%), búsqueda de mayor libertad en elegir su propio camino en la vida (73%) y también el casarse con una persona del país de acogida (17%). La movilidad y mejora personal es más frecuente entre los magrebíes y árabes, los africanos subsaharianos, seguidos por los europeos del Este. 5) Reagrupación familiar: la posibilidad de la reagrupación con los fami- liares que ya estaban viviendo en el país de llegada (41%) y o cuando los padres o el cónyuge decide emigrar y el otro le sigue (35%). Es algo más frecuente entre ecuatorianos, brasileños y procedentes de Países Árabes que en el resto. 6) “Push”, como se denomina en la investigación sobre migraciones, descri- be una situación externa que empuja a salir a las personas de su propio país, como es el caso de los que buscan refugio político y una mayor se- guridad en otro lugar del mundo que no es el suyo. Esta motivación es la menos frecuente entre los entrevistados, el 23% de los encuestados han mencionado la situación política amenazante para el grupo al que perte- necían, un 59% han dicho que la ansiedad ante el crimen y la corrupción en su país han sido una de las razones de su migración y un 16% han sido víctimas de presión y persecución política en sus países de origen.116
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos Probablemente muchos de los que citan estos motivos deberían tener reconocido el estatus de refugiado político en nuestro país cosa que no sucede. Este motivo es más frecuente entre los colombianos.7.2.2 Permanencia o provisionalidad 15La expectativa que las personas tenían al llegar al país de acogida sobre la perma-nencia o provisionalidad en dicho país, como suele suceder en casi todos los gru-pos emigrantes al inicio, se mantiene el deseo de transitoriedad y el sueño de poderretornar al país de origen, este deseo suele ser bastante permanente incluso cuandoparece improbable el retorno (Páez, González, Aguilera, 2000). — En el colectivo que acude al País Vasco, si al inicio casi la mitad de las perso- nas pensaba que residirían aquí sólo por un tiempo, ahora este número baja (31%) y también el porcentaje de los indecisos (26%) y la gran parte de ellos (43%) ven su estancia en España o en el País Vasco como permanente. — La mayor parte de los procedentes de Europa del Este y de los Países Árabes (67% y 58% respectivamente) piensan residir de forma permanente en el País Vasco, mientras que los ecuatorianos y los brasileños son más proclives a de- finir su proyecto como provisional, los colombianos se sienten más en duda, y los africanos se dividen entre las tres opciones. — El deseo de retornar o permanecer en España o en el País Vasco es mayor cuanto más aumenta el tiempo de residencia. Otro posible factor relaciona- do con el deseo de una permanencia en el país de acogida es el grado de discriminación percibida: los que tienen un proyecto permanente se sienten menos discriminados que los otros grupos. Estos resultados sugieren que para que un inmigrante decida definitivamente instalarse de una forma permanente en la sociedad receptora tiene que pasar un tiempo y además, sentirse aceptado por el país de acogida.7.2.3 Contacto con el país de acogida y retorno — El 51% de los inmigrantes han vuelto alguna vez al país de origen, el 19% han viajado en una ocasión a su país, el 30% restante han estado en su país de ori- gen 3 o más veces. Los que viajan más a su país son los brasileños (82%) y los magrebíes y de Países Árabes (79%), mientras que los que menos han regresado son los colombianos (21%), ecuatorianos (37%) y europeos del Este (36%). — Una vez que la persona se instala en el país de acogida retorna a su país de ori- gen, y esto es cierto para casi todos los grupos de procedencia y es especial- mente común entre los magrebíes, que suelen ir de vacaciones a sus lugares de origen (los magrebíes han visitado como media 7,2 veces su país), hay que recordar que es el grupo con mayor tiempo de estancia en el País Vasco. Sin 117
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco embargo, no se produce entre los colombianos y los ecuatorianos, entre estas personas no hay diferencias entre aquellas que llevan instaladas en nuestro país menos y más de tres años. 7.2.4 Evaluación de su situación en comparación con lo esperado El papel que tienen las expectativas realistas a la hora de emprender la emigración es un factor relevante para el bienestar psicológico (Smith y Bond, 1999; Berry y Sam, 1997). Los encuestados han evaluado su situación actual comparándola con lo que esperaban encontrar en el país de acogida: — Para la mayoría de las personas su situación es mejor o igual a la que esperaban. Los que mejor ven su situación en comparación con lo esperado son los inmigrantes brasileños y colombianos. Por el contrario, los inmigran- tes de los Países Árabes y de África Subsahariana valoran su situación algo más negativamente. Respecto al sexo no hay diferencias globales entre hombres y mujeres en sus expectativas, únicamente destaca que las mujeres magrebíes y de Países Árabes valoran mejor la situación que los hombres. — La experiencia migratoria suscita emociones positivas en un 40% de las personas y negativas en el 15%. Las emociones más frecuentes son la tran- quilidad (para muchas personas asentarse en el país de acogida es el fruto de experiencias previas estresantes en el país de origen y/o en el viaje migrato- rio), seguidas de la alegría y el orgullo (como destacaban algunas personas en los grupos de discusión y entrevistas llegar e instalarse en el destino es una fuente de gratificación y orgullo personal); entre las emociones negativas hay sentimientos de pena (probablemente ligados a la nostalgia del emigrante), y también de miedo. Los que se han encontrado con una situación peor a lo es- perado experimentan emociones negativas de pena, miedo, desprecio, rabia e indiferencia. — El grupo con un peor balance vinculado a la experiencia migratoria, y donde hay mayor frecuencia de emociones negativas y menor también de emocio- nes positivas que puedan compensar las anteriores son las personas proce- dentes de África subsahariana y en segundo lugar los ecuatorianos. — La experiencia migratoria y las emociones a ella vinculadas están relacionadas con la situación jurídica y la regularización de las personas extranjeras: las personas que tienen resuelta su situación por estar regularizados expe- rimentan más emociones positivas, mientras que el miedo está relacionado con estar en situación irregular o “sin papeles”. El tiempo de estancia afecta a las emociones suscitadas por la experiencia migratoria: las personas que han llegado más recientemente experimentan más sentimientos de pena y miedo que aquellos que llevan más tiempo viviendo en el País Vasco. El hecho de volver al país de origen suscita orgullo y tranquilidad y menos pena o miedo para quienes no han podido regresar nunca.118
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos — Algunos de los indicadores de calidad de vida están relacionados con la experiencia emocional migratoria positiva (las emociones de alegría, or- gullo o tranquilidad): una mayor percepción de control sobre la propia vida, la satisfacción con la vida en general, menor estrés social, es decir, menores dificultades económicas y problemas de adaptación sociocultural, y menor percepción de haber sufrido discriminación por parte de españoles o vascos. 15 Al contrario, las experiencias emocionales negativas (de pena, miedo, etc.) suscitadas por la experiencia migratoria se asocian a un menor control sobre la propia vida, menos satisfacción con la vida, y mayor estrés social: más difi- cultades económicas y de adaptación sociocultural, y mayor discriminación por parte de la sociedad de acogida.7.3 Choque cultural: distancia cultural y ajuste psicosocialEl choque cultural es el estrés producido por el contacto con los miembros de unacultura que es distinta de la del individuo que migra. Los desajustes y malos entendi-dos que pueden producirse en la comunicación intercultural pueden provocar sen-timientos negativos y afectar el bienestar psicológico, además de dificultar la adapta-ción e integración socio-cultural en la nueva sociedad. Una mayor distancia culturales decir, una mayor diferencia entre las normas, los valores, las representaciones delser humano y de la vida social, implican una mayor dificultad de adaptación.En el caso de los inmigrantes, dada la diversidad de formas de vivir y ver el mundoentre los inmigrantes en el País Vasco, hay fuentes de choque cultural que son espe-cíficas para cada grupo cultural, que representan diferencias muy salientes entre sucultura de origen y la sociedad local. Por otro lado, hay aspectos de la cultura anfi-triona que suelen producir choque cultural entre casi todas las personas extranjerasindependientemente de su procedencia.Las dimensiones del choque cultural específicas para cada grupo de procedencia delos extranjeros se resumen a continuación: — Los inmigrantes del África Subsahariana son los que más lejanos se sienten culturalmente, percibe mayor distancia entre las formas de ver el mundo y actuar en él compartidas en sus culturas y en la sociedad vasca. Les siguen las personas provenientes de África del Norte; los latinoamericanos están en una posición intermedia, y los europeos del Este (Rusia, Bielorrusia y Ucrania) se sienten más cercanos culturalmente de la sociedad anfitriona. Esta mayor similitud cultural percibida por parte de las personas de Europa del Este podría explicarse por una menor diferencia en el desarrollo socio- económico entre estos países y la sociedad de acogida. También podría re- lacionarse con el nivel de prejuicio ya que es el grupo mejor aceptado por 119
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco la sociedad española (como muestran las diversas encuestas sociológicas en España) (Díez Nicolás y Ramírez, 2001), mientras que sobre los otros grupos existe un mayor prejuicio y estereotipos negativos. — Los inmigrantes colombianos experimentan el choque cultural sobre todo en los aspectos relacionados con un menor colectivismo y respeto hacia las personas (y los mayores en general) en el País Vasco, que se traduce en su vivencia de una menor valoración de los lazos familiares, de las normas de expresión con falta de respeto y consideración en el trato (en especial hacia los mayores). Una mayor utilización de los tacos, palabrotas y un estilo más “duro” y directo del habla de los españoles y los vascos, que se interpreta como bastante agresivo y poco respetuoso. Otros aspectos importantes son una mayor asertividad de los vascos, una mayor igualdad entre los géneros y una mayor distancia social en las relaciones interpersonales, que se traduce en una mayor planificación de la vida social, las citas, las comidas, y las rela- ciones personales en general en la sociedad anfitriona. — Para los inmigrantes ecuatorianos el mayor choque cultural radica en que se ve a los autóctonos más asertivos (“defienden sus derechos”), una mayor igualdad de los géneros en la sociedad vasca y también, aunque en menor medida, en una menor distancia y tabúes que separan a hombres y mujeres. Además, la vida social más distante y planificada con una mayor valoración de consumismo y de la ética protestante son aspectos más importantes del choque para este colectivo. — Las fuentes del choque para los brasileños se sitúan sobre todo en una menor sociabilidad de la sociedad de acogida: importancia otorgada a la amistad jun- to con una menor cercanía y espontaneidad en las relaciones. Por otro lado, destacan una mayor igualdad de los géneros y una menor feminidad cultural de la cultura de acogida (menor expresión de emociones en general y de ca- riño, el ser menos suave y cálido). — Los europeos del Este perciben la mayor diferencia respecto a una mayor de- fensa de sus derechos que en su país, aunque al mismo tiempo perciben un estilo comunicativo más indirecto y una mayor feminidad de los vascos (lo contrario de la percepción que tienen las personas de África y Latinoaméri- ca). Por otro lado, ven a la sociedad vasca como más individualista: perciben una mayor distancia social entre la personas y al mismo tiempo una menor valoración de los lazos interpersonales, de amistad y una planificación más fuerte de la vida social que se entiende como una falta de relaciones cálidas e íntimas. Este colectivo, a diferencia de los latinos que destacan por su familis- mo, se siente más colectivista porque dicen valorar más los lazos interperso- nales y las amistades. — Los inmigrantes de los Países Árabes perciben a la gente autóctona como menos tradicional (con un menor mantenimiento de las normas sociales120
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos tradicionales y una menor religiosidad), más igualitaria en cuanto a las rela- ciones entre los géneros, con menores tabúes sobre los temas relacionados con el sexo. Perciben también a los vascos como más directos (“decir las cosas más abiertamente y permitir las discusiones y enfrentamientos direc- tos”), también ven a la sociedad anfitriona como más competitiva, orientada al logro. Perciben un menor colectivismo: se valora menos a la familia y las relaciones con parientes. 15 — Los inmigrantes subsaharianos son el colectivo que más distancia cultural percibe. Las diferencias más importantes para ellos radican en un mayor igua- litarismo (“universalismo”): una mayor igualdad tanto a nivel general (el ser asertivo, defender sus derechos) como en las relaciones entre hombres y mu- jeres. Otras fuentes del choque cultural son la percepción de que aquí se pla- nifican más las relaciones y la vida social, el mayor consumismo, se comparte más la ética protestante (una mayor orientación al logro y cumplimiento de las normas) y un menor tradicionalismo: se mantienen menos las tradiciones de los antepasados y los lazos con el grupo de pertenencia (familia) y una me- nor cercanía en las relaciones interpersonales. Por el contrario, perciben un mayor interdependencia de elección y no adscrita como es característico de las sociedades individualistas: en la sociedad española y en la vasca la amistad se establece en función de la elección y el compromiso personal y no tanto como algo ya preestablecido por los vínculos de parentesco.Las personas inmigrantes entrevistadas provienen de contextos culturales más co-lectivistas, jerárquicos, y de menos índice de desarrollo socio-económico (Hofstede,2001), lo que probablemente explique las fuentes de choque cultural que compar-ten todos los participantes, independientemente del país de procedencia: — Primero, comparando con sus respectivos países de origen todos los grupos de inmigrantes encuentran una mayor distancia social en la sociedad anfi- triona. Una mayor planificación de la vida social (“mantener las distancias, planificar las relaciones”) junto con una menor cercanía en las relaciones (“se invita menos a casa”, por ejemplo). Estas diferencias son características de las sociedades más desarrolladas económicamente, donde el ritmo de la vida social exige una agenda más apretada y deja menos espacio para los en- cuentros espontáneos y largos. — Segundo, la percepción de mayor rapidez del ritmo de vida donde el tiempo es oro y las mayores exigencias de rendimiento y eficacia en el trabajo. — Tercero, la percepción común de un mayor consumismo corresponde a las descripciones teóricas de las sociedades posmodernas. — Cuarto, se percibe un mayor “universalismo”: una mayor igualdad entendida por un lado, como menor distancia jerárquica donde la gente defiende más 121
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco sus derechos y, por el otro, como una distribución más igualitaria del poder y las libertades entre hombres y mujeres. — Por último, otra fuente común de dificultades de ajuste cultural es una menor valoración del grupo de pertenencia, sobre todo la familia. El “familismo” ha sido descrito como un síndrome cultural característico de las culturas lati- noamericanas y la lealtad a un grupo familiar extenso (clan, tribu) se atribuye a los africanos. Estos rasgos culturales se manifiestan en la vivencia de una falta de valoración de estos vínculos (con el obligado respeto a los mayores y de las normas grupales) en la cultura de acogida (Hofstede, 2001; Páez et al., 2003). El choque cultural o la percepción de las diferencias que existen entre el país de origen y el de acogida afecta a la adaptación o la integración de las personas in- migrantes de la siguiente manera: — Las diferencias culturales que más se relacionan con la integración o el ajuste socio-cultural de los inmigrantes a la sociedad vasca han sido: la percepción de una mayor ética protestante en la cultura local, de una mayor distancia so- cial y consumismo, junto con una mayor igualdad de los géneros percibida. — Aquellas personas que tenían peor ajuste psicológico percibían que en el país de acogida había mayores exigencias de ritmo de vida y de producción labo- ral (ética protestante) y que el clima social era más frío y distante (distancia social) en comparación con sus respectivos países de origen. 7.4 Orientaciones prácticas Aparte de los intereses principalmente empírico-científicos, creemos que los datos de nuestro estudio pueden ser de utilidad en el área aplicada. El conocimiento de aquellos aspectos que pueden ser críticos en el contacto intercultural nos ayuda a prevenir el choque cultural fuerte. Así, creemos que comprender el porqué de la conducta del otro (debido a que sus valores, normas y reglas son distintos de los nuestros), el conocer mejor sus vivencias del choque cultural (cuáles son los aspectos de nuestra sociedad que más dificultades de ajuste le provocan) puede aportar a la construcción de una sociedad multicultural más armoniosa. Por tanto, a continuación se extraen las conclusiones que puedan servir de orientación tanto a las propias personas extranjeras en su adaptación al nuevo país como a las entida- des y asociaciones que trabajan en el ámbito asistencial y tratan con individuos con diferente herencia cultural. 7.4.1 Algunas orientaciones para la interacción intercultural A los nuevos inmigrantes se les puede trasmitir que la nostalgia, el sentimiento de pérdida y de incompetencia son fenómenos frecuentes y no se asocian a problemas122
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascospatológicos. Son manifestaciones del choque cultural que se viven como una pér-dida de referentes culturales, desorientación y desajuste. Es una etapa normal de laadaptación socio-cultural y de la resolución del duelo por todo lo perdido (Acho-tegui, 2002; Páez, González, Aguilera, 2000). Además, cuanto más distantes cultural-mente sean los dos países, mayores esfuerzos de aprendizaje y ajuste se requerirán.Es importante que las asociaciones y organismos asistenciales entreguen informa-ción y apoyo a los nuevos inmigrantes para disminuir este choque y afrontarlo de la 15mejor manera posible.7.4.1.1 Orientaciones para los inmigrantes7.4.1.1.1 GeneralesSe puede advertir a las personas inmigrantes que algunos de los mayores problemasde adaptación cultural que pueden encontrar se asocian a la mayor rapidez del rit-mo de vida, a su mayor planificación (agenda en la que citas, visitas, comidas o entre-vistas de trabajo se planifican con bastante mayor antelación) y a la mayor distanciasocial o menor cercanía en las relaciones interpersonales. Todos estos aspectos seasocian al mayor desarrollo socio-económico y las exigencias de una sociedad máspostmoderna. Se exige una mayor puntualidad y cumplimiento de las normas for-males. El hecho de que aquí la gente sea más materialista, valore más el consumo ymenos la espiritualidad será otra fuente de choque. — Se puede comentar a los inmigrantes que en España la gente no invita normal- mente a casa y esto no es necesariamente una señal de desprecio o distancia, sino que se funciona más a nivel social, organizando encuentros en los luga- res más neutrales como bares, restaurantes, etc. — La importancia atribuida a la familia extensa (primos, abuelos, tíos), a los lazos de ayuda mutua y apoyo en general es relativamente menor aquí. Las personas se sienten menos vinculadas a los otros y funcionan de manera más individual, aunque menos que en los países anglosajones (más individualistas) (Hofstede, 2001). — Un aspecto más que se percibirá como diferente es una mayor competitivi- dad, orientación al logro y a la eficacia en la sociedad receptora. Se compite más abiertamente y ven la competición como más normal y menos amena- zante. — Una menor asertividad o habilidad en defender sus derechos que se atribuyen las personas inmigrantes podría ser un obstáculo a la hora de lograr las metas deseadas. Está relacionado con un mayor miedo y respeto hacia aquellos que tienen o representan el poder. Adquirir esta habilidad supondría obtener un recurso personal importante. 123
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco 7.4.1.1.2 Para los inmigrantes latinoamericanos — No olvide que la cultura vasca y la española es menos deferente y más directa, lo que puede interpretarse como falta de respeto. Se tutea mucho más, se pre- gunta de forma muy directa, se amonesta en público y se discute más abierta- mente, y el reconocer el estatus de otro es relativamente menos importante. — Sea más directo y explicite lo que quiere decir. Diga directamente lo que quie- re evitando rodeos. — No espere que la gente sea manifiestamente amable, la gente aquí critica más abiertamente. Una crítica o un desacuerdo directo tienen aquí mucho menos relevancia que en América Latina. Se sienten menos amenazados o descalifi- cados por ello. — Mantener las buenas relaciones interpersonales y la armonía es relativamente menos importante aquí. Es normal que se hagan críticas, se discuta o compita. En el trabajo los autóctonos valoran relativamente algo más la realización de la tarea que un clima agradable. Así que sea más instrumental y no se preocu- pe tanto por lo que ha dicho o le han dicho. Aprenda a ser más asertivo, a decir las cosas directamente y defender sus derechos. 7.4.1.1.3 Para los inmigrantes de Europa del Este — En las culturas mediterráneas el estilo muy directo, de ir al grano, se vive como una torpeza. Es normal que en una entrevista de trabajo le digan que le van a llamar aunque no piensan hacerlo, por ejemplo. — Tenga prudencia en manifestar directamente su desacuerdo o críticas. Piense que de esta forma puede disgustar o herir al interlocutor. No quiere decir que no sea franco, hágalo de una manera más sutil. — La cultura española es más individualista, aquí se valora menos el estilo inti- mista de relaciones. Intente disfrutar de la capacidad de crear ambiente, de pasárselo bien pero no pretenda que le cuenten sus cosas muy íntimas o que le brinden un apoyo incondicional. 7.4.1.1.4 Para los inmigrantes de África del Norte — La forma más directa y menos respetuosa en el trato es característica de la cultura vasca. No se ofenda si se respeta menos a uno por su estatus o que sean más lacónicos. — Las relaciones entre géneros se conciben de otra forma en el País Vasco. Se espera que la mujer tenga el mismo trato que el hombre y que los roles de trabajo o en casa se distribuyan de una forma más equitativa. Se espera que el124
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos hombre haga más cosas en casa. Es normal que una mujer salga a cenar con sus compañeros de trabajo y que su pareja la espere en casa. Si es hombre sea más paciente y no espere que la mujer le trate con deferencia. También es normal si toman algo en un bar que la mujer también pague. La gente aquí tiene menos tabúes al hablar sobre el sexo, la menstruación o expresar amor (besarse, abrazarse) en la calle. No se escandalice, son otras formas de vivir las relaciones entre hombre y mujer. 157.4.1.1.5 Para los inmigrantes de África Subsahariana — Puede que después de sentirse arropado por la familia extensa y los amigos en su país, sobre todo si proviene de la zona rural o una cuidad pequeña, las relaciones en el País Vasco le parezcan frías y distantes. Es típico de una so- ciedad más desarrollada económicamente y más individualista. Aquí se valora más la independencia y libertad de uno. — La familia se valora menos aquí en comparación con su cultura. No espere que le pregunten como están sus primos, hermanos o abuelos. En esta socie- dad se valora más la familia nuclear es decir, la pareja y los hijos. — Las relaciones aquí se basan más en que Ud. elija con quién quiere estar. Es una amistad que se construye sobre el compromiso personal de cada uno, es más frágil y más exigente. — Las exigencias del mundo laboral en el País Vasco le pueden chocar también. Sea más puntual ya que aquí lo ven como rasgo de responsabilidad y no se fían de uno que llega tarde a una entrevista.También son muy exigentes para que el trabajo se haga rápido y cumpliendo plazos. El tiempo se planifica más aquí.Aquí se comparte la creencia de que si uno planifica más su futuro tiene más control sobre su vida, y la sensación de controlar la vida es algo impor- tante para las personas.Téngalo en cuenta.7.4.1.2 Orientaciones para los autóctonos7.4.1.2.1 Aspectos relacionados con el desarrollo socio-económico — Si trata con personas inmigrantes no olvide que la mayoría de ellos provienen de sociedades que tienen un nivel del desarrollo socio-económico más bajo que el País Vasco y que esta diferencia explica en parte los estilos de vida distintos. Así, una sociedad más industrializada se caracteriza por una mayor rapidez de su ritmo de vida tanto personal como laboral. Es uno de los aspec- tos más difíciles de aprender a manejar para los inmigrantes. Les supone un esfuerzo importante el ajustarse a las exigencias de un país donde todo se 125
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco hace más rápido, se exige una puntualidad más alta y la gente anda con prisas más que en su país. Si es un/a trabajador/a social, médico/a o empresario, no interprete el retraso o incumplimiento de los plazos como falta de respeto o irresponsabilidad. La visión de tiempo que existe en otros lugares del mundo es distinta de la occidental contemporánea y se produce un choque entre dos costumbres diferentes. A lo mejor, tiene que explicar a las personas extranje- ras la importancia que tiene el cumplimiento de estas normas para ayudarles a ajustarse a las exigencias sociales. — Al mismo tiempo, se puede afirmar que por lo general las personas inmigran- tes valoran más el ahorro y el trabajo duro y extenso. Esto se debe a un mayor materialismo en las sociedades menos desarrolladas económicamente en comparación con los países del llamado Primer Mundo con una mayor pre- valencia de los valores postmaterialistas (calidad de vida, ocio, tiempo libre, desarrollo personal, etc.). — Si trata de establecer un contacto más cercano recuerde que en las socieda- des menos “rápidas” el valor otorgado al tiempo es distinto. Sea más flexible en su funcionamiento temporal e intente dedicar más tiempo a las reuniones, citas, etc. No intente establecer agendas de tiempo muy estrictas y dé priori- dad a que las personas se sientan valoradas y escuchadas. — Una mayor igualdad en las relaciones entre géneros ha demostrado estar re- lacionada también con el desarrollo económico y no tanto con algún rasgo cultural. Puede que las personas que vienen de otros países tengan una visión más tradicional de la mujer y de las relaciones entre hombres y mujeres, pare- cida a la que predominaba en el País Vaso no hace muchas décadas. Téngalo en cuenta y no lo interprete como una actitud negativa contra usted perso- nalmente. — En las consultas médicas o de otra índole íntima puede que las personas in- migrantes se muestren resistentes a tratar ciertos temas relacionados con el cuerpo y/o la vida sexual ya que se sienten inhibidas por los tabúes y las nor- mas de su cultura. Puede discutir con ellas las vías de resolver este problema (por ejemplo, presencia de otro familiar o amigo). 7.4.1.2.2 Aspectos relacionados con mayor colectivismo y distancia jerárquica — Varias investigaciones transculturales han confirmado que el individualismo cultural se asocia al desarrollo económico. En general, las personas inmigran- tes pertenecen a países más colectivistas y jerárquicos, sobre todo si provie- nen de zonas más rurales. Hay evidencia de que los individuos que viven en las capitales o ciudades grandes de dos países distintos pueden parecerse más entre ellos que con un campesino de su propio país.126
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos — Si tratamos con las personas que provienen de una cultura más colectivista hay que acordarse que funcionan de manera más grupal y colectiva. Se va- loran más las reuniones, el pasar tiempo juntos con toda la familia o en un grupo extenso. En el caso de los latinoamericanos por ejemplo,“toda la fami- lia” se mueve unida normalmente, acéptelo y sea bien educado y respetuoso, manifieste más muestras de respeto hacia los padres o ancianos que lo que usted hace en su cultura. 15 — Mantener la imagen social o una “buena cara” es muy importante en las cul- turas colectivistas y las “culturas del honor”. Tenga cuidado en “amenazar” a alguien con su crítica, no lo desmienta directa y públicamente aunque usted sepa que lo que dice es incorrecto o exagerado. También realizar una crítica delante de todo el mundo aunque sea constructiva, puede herir los sentimien- tos del otro: no se separa la crítica a las ideas o acciones de una persona. Se produce la sensación de que uno es descalificado y atacado. — Los inmigrantes vienen por lo general de países más tradicionalistas donde se valora y se respeta más la religión y sus atributos. Sea consciente de ello y evite utilizar los tacos o expresiones que mencionan este aspecto respetando la sensibilidad del otro. Muchos inmigrantes sobre todo los latinoamericanos se ven molestos cuando se insulta - aunque sea sin querer - aquello que para ellos es valioso.7.4.1.2.3 Aspectos relacionados con la dimensión de masculinidad- feminidad — Si trata con una persona de cultura más femenina que la española (muchos países de América Latina, por ejemplo), recuerde que allí se valora más la ar- monía y la expresión de cariño. Se espera que usted sea simpático y “bien edu- cado” (se dan más besos y se toca más a las personas de lo que es habitual en España, aunque tenga cuidado con las diferencias de género en el trato). Si se lo hacen a usted no malinterprete las intenciones de estas personas. El tocarle o tener una distancia física menor de lo que está acostumbrado no significa obligatoriamente una intención de “ligue” sino que es una manifestación de simpatía y amistad. — Las culturas femeninas valoran el trato más gentil y suave. Evite gritar o dis- cutir fuertemente por motivos de la vida cotidiana. Se interpretará como una desconsideración y rudeza. — Si trata con los miembros de las culturas más masculinas no espere que ten- gan el mismo nivel de expresividad emocional que usted. No lo interprete como falta de interés o simpatía. En este tipo de sociedades no se potencia la expresión explícita de emociones, no se permite ser “blando”. Se espera que uno se mantenga firme aunque sufra, sobre todo si es un hombre. 127
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco — En las culturas masculinas se valora más el logro y la orientación a la tarea, así que puede que el clima en el trabajo por ejemplo, le parezca muy duro. Se evitará hablar tanto y se preocupará más por el cumplimiento del objetivo. — Sea más directo y explicite claramente lo que quiere decir. No insinúe sino exprese sus ideas con claridad y de una forma más definida. Por último, quisiéramos matizar que estas orientaciones son generales. Sin duda alguna, cada individuo aparte de pertenecer a una cultura con ciertas pautas de pensamiento y conducta, tiene su perfil personal de comportamiento y sus propias experiencias. Muchas personas que provienen de culturas colectivistas y jerárquicas se adaptan y comportan de forma diferente en la sociedad de acogida, adoptando patrones muy individualitas, aunque esto no debe hacer olvidar el gran esfuerzo psi- cológico que estas personas llevan a cabo. Quisiéramos sobre todo, que este trabajo sirva para sensibilizar sobre las diferencias culturales e indicar un posible camino para su interpretación y manejo. 7.5 Estrategias de aculturación e identidad El proceso de transculturación afecta a la identidad de las personas migrantes, que deben manejar las identidades de procedencia en un nuevo contexto donde su iden- tidad de origen se va a hacer visible (esto es especialmente relevante para aquellos grupos con rasgos físicos visibles y destacables). Dependiendo de cómo articulen las personas su identidad de origen con la de acogida y de cómo sean sus actitudes hacia uno u otro grupo se habla de estrategias diferentes: asimilación, biculturalismo o integración, segregación o separación y marginación. 7.5.1 Dimensiones e indicadores de la identidad social y étnica La identidad social y étnica comprende varias dimensiones e indicadores (Smith y Bond, 1993) 7.5.1.1 Sentido subjetivo de continuación y diferencia Auto-categorización y sentido de pertenencia, y como es habitual suele ser más alto respecto al origen que para el grupo de acogida. En este estudio el sentido de pertenencia y orgullo nacional (respecto al origen) se mantiene fuertemente, así la mayoría de los inmigrantes tendrían una identificación separada (fuerte sentido se pertenencia de origen y bajo de acogida). Esta identificación es la mayor para los colombianos, seguidos de los ecuatorianos y los africanos subsaharianos; y es128
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascosmenos intensa para el resto. Para el conjunto hay un bajo sentido de pertenencia oidentificación con ser vasco o español, lo cual es lógico dado que se trata primerageneración y corta estancia en España o en el País Vasco.7.5.1.2 Identidad cultural- Identidad conductual (prácticas culturales del país de origen y acogida) 15El consumo cultural es un indicador de la identidad conductual de una u otra cultu-ra: comida, vestimenta, estilo relacional, actividades, fiestas y ocio, así como la lealtadlingüística (idioma) o el contacto y la distancia interétnica. — Índices de contacto y la distancia interétnica: los inmigrantes se relacionan algo más con sus compatriotas que con los autóctonos, si bien hay pocas di- ferencias, esto es, el grado de contacto es bastante similar. Los europeos del Este se relacionan por igual con ambos grupos, mientras que los colombianos son los que más contactos muestran con sus compatriotas, seguidos de los africanos subsaharianos. — Prácticas culturales: — Las prácticas culturales y cotidianas son mayoritarias y comunes tanto las del grupo de origen como las de acogida. Se da una rápida adqui- sición de las costumbres locales en la vida cotidiana de las personas, llegando incluso a predominar sobre las prácticas de origen como es el caso de la vestimenta, la celebraciones y la lectura, mientras para el idioma se mantiene una mayor lealtad con el origen (en especial para los grupos con lenguas más dispares al castellano). Hay que destacar que existe aproximadamente un 15% de personas con grandes dificul- tades lingüísticas y que no hablan castellano. — Se produce una rápida asimilación de las prácticas culturales conduc- tuales, las prácticas vinculadas a la sociedad de acogida tienden a pre- dominar sobre las de origen. Sin embargo, hay diferencias importantes entre los grupos de procedencia: los colombianos mantienen fuerte- mente sus prácticas de origen (la separación es la estrategia conductual dominante), en Brasil y Países Árabes predomina la asimilación y la inte- gración, mientras que para los europeos del Este y los africanos es más frecuente la asimilación, por último los ecuatorianos se dividen entre la separación, asimilación y marginación.7.5.1.3 Actitudes u orientación hacia el país de origen y el de acogidaEl deseo de mantener las tradiciones de origen, o de aprender las de la sociedadhuésped es la dimensión que suele emplearse para clasificar las estrategias deadaptación y que fue propuesta por Berry (2003). Por lo general los inmigrantes(también en otros contextos y países, Ward et al., 2001) presentan un fuerte deseo 129
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco de integrarse en la sociedad receptora sin perder sus raíces. Lo mismo sucede en la muestra del País Vasco: el 74% opta por el biculturalismo o integración. Si bien ésta es la actitud o estrategia dominante para todos lo grupos, hay variaciones entre los grupos de procedencia: entre los colombianos predomina la orientación hacia el país de origen frente al de acogida (y es más frecuente la estrategia de separación), por el contrario entre los ecuatorianos y los brasileños predomina la orientación hacia la sociedad de acogida. Para los europeos del Este y para africanos y de Países Árabes, las orientaciones están más niveladas entre el origen y la acogida (aunque con una mayor presencia de opciones de separación en los Países Árabes y de asi- milación en los africanos subsaharianos y en los procedentes de Europa del Este especialmente). 7.5.1.4 Experiencia de minoría Percepción de discriminación y el prejuicio. La respuesta de la sociedad de acogida ante las personas procedentes de distintos orígenes afecta a la identidad y transcul- turación. — El estudio de Díez Nicolás y Ramírez (2001), para una muestra de toda Espa- ña, encontró que un 48% de los inmigrantes informaba que habían sufrido discriminación en el trabajo y un 38% en el alquiler. En nuestro estudio, la mayoría de las personas inmigrantes afirman haber sufrido alguna vez algún tipo de situación de discriminación por parte de los autóctonos alrededor del 65%. Las formas más comunes se refieren a hacerles sentir que “son una amenaza económica” (73%) o “una amenaza cultural” (79%). Las formas más extremas de discriminación son algo menos frecuentes: como “sufrir agresio- nes, insultos o amenazas” (44%), pero también podemos decir que bastante numerosas. — Los grupos con más desventaja, porque describen ser objeto de mayor discri- minación y mayor prejuicio por parte de los autóctonos hacia su grupo, son las personas de origen colombiano y del África subsahariana, por el contrario, los procedentes de Europa del Este se sienten más aceptados, los procedentes de Ecuador, Brasil, Magreb y Países Árabes ocupan una posición media. 7.5.1.5 Relación entre los componentes de la identidad El sentido de pertenencia e identificación con el origen se mantiene alto en esta primera generación de inmigrantes, mientras que se produce una nivelación en las prácticas culturales de origen y acogida que supone una fuerte asimilación de las nuevas conductas aprendidas, y las actitudes y orientaciones son predominante- mente biculturales (con un deseo mayoritario de mantener la cultura de origen y aprender la de acogida). Como sucede en otros países de recepción de inmigrantes, los aspectos conductuales (prácticas y normas) cambian más rápidamente en la130
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascostransculturación, mientras que los aspectos de identificación y los valores cambianmucho más lentamente, es decir, que los aspectos simbólicos y evaluativos son losmás estables (Smith y Bond, 1999).7.5.1.6 Identidad de origen e identidad de acogida 15La mayoría de estudios encuentran que ambas identidades son independientes en-tre sí (grupos de inmigrantes en EE.UU. y Europa, inmigrantes latinos y asiáticos), yesto se produce principalmente para la 2ª generación. En la primera generación, seencuentran relaciones negativas pero no muy fuertes (Phinney, 2003). En este estu-dio los indicadores de la identidad de origen y de acogida han resultado ser inde-pendientes (como lo ha mostrado el análisis factorial exploratorio), únicamente laidentidad de origen se asocia, de forma baja, con una menor frecuencia de prácticasculturales del país de acogida, lo que sugiere que, al menos en parte, el manteni-miento de la identidad de origen supondría un falta de adquisición de las prácticasculturales autóctonas (una opción segregacionista).7.5.2 Integración, identidad y factores asociadosEl deseo de insertarse en la sociedad de acogida va a depender del estatus del grupode origen dentro de la sociedad anfitriona y de la actitud del grupo dominante hacialas minorías étnico-culturales (actitudes positivas hacia el grupo y país de proce-dencia y no prejuicios), de la no existencia de discriminación hacia dichos gruposminoritarios, y del alto contacto con los autóctonos. — Si se tiene en cuenta los datos sobre el estatus del grupo de origen y el grado de la discriminación percibida, se observa claramente que aquellos inmigrantes, los procedentes de Colombia y del África Subsahariana, que se sienten peor aceptados y tratados, optan menos por la opción bicultural y adoptan con más frecuencia la separación. En cambio, el grupo relativamente privilegiado en nuestro estudio (sufre menor rechazo por parte del grupo au- tóctono, Europa del Este), es el que más orientado está en sus actitudes hacia el país receptor prefiriendo la asimilación más que los otros. — El tiempo de estancia hace disminuir la identidad de origen y aumenta la identidad con la sociedad de acogida. Esto es relevante para el sentido de pertenencia y para las prácticas culturales, pero no se asocia específicamente a las actitudes de aculturación que se mantienen estables y con preferencia por la biculturalidad que es la opción dominante. Las personas que optan por opciones de integración y separación llevan menos tiempo en el País Vasco mientras que los que llevan más tiempo (más de 6 años) optan más por op- ciones de asimilación y marginación, lo que parece avalar la hipótesis de una mayor aculturación conforme aumenta el tiempo de estancia en el país de acogida. 131
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco — La identidad de origen se mantiene por el contacto con las personas del mis- mo grupo de origen en la sociedad de acogida y por un bajo contacto con los autóctonos. Mientras la identificación con la sociedad de acogida depende del contacto con autóctonos y la no discriminación por parte de los autóctonos. 7.5.3 Transculturación: estrategias de adaptación y ajuste Las estrategias de asimilación y la bicultural se asocian a una mejor adaptación psi- cosocial que el resto: el estado afectivo es mejor (especialmente comparado con el nivel del grupo separado). La opción asimilacionista presenta una ligera mejor situación respecto a la opción bicultural y al resto: es el grupo con menores difi- cultades de adaptación sociocultural, mejor ajuste, menor afecto negativo y menor percepción de discriminación. Estos resultados son congruentes con lo descrito en la literatura sobre ajuste y aculturación (Ward et al., 2001), cuando se trata de po- blación de primera generación la asimilación cultural mejora y se asocia a menores problemas de adaptación a la sociedad de acogida y un mejor estado emocional. La opción bicultural también se asocia a un buen ajuste pero probablemente esta estrategia requiera un mayor esfuerzo, para aprender y mantener ambas culturas, que en los primeros momentos es importante destinar a buscar una integración y aprendizaje de la nueva cultura. La estrategia segregacionista y la vinculación al grupo de origen pueden dificultar centrarse en la sociedad de acogida, buscar nue- vos vínculos y relaciones; también es posible que las dificultades de adaptación y el prejuicio y discriminación del grupo autóctono dominante favorezca la reclusión en el grupo de origen como defensa de la propia identidad. En general tiende a afirmarse que las estrategias biculturales son más adaptativas además de ser las preferidas. Esta supuesta funcionalidad es preciso sin embargo matizarla: — Un conjunto de estudios sobre inmigrantes han mostrado que el proceso de construcción de una identidad bicultural puede ser estresante, cuando el ni- vel de contacto con la cultura dominante es bajo, cuando las personas deben afrontar conductas discriminatorias y deben aceptar un status bajo o tienen que enfrentarse con la cultura dominante (Smith y Bond, 1999). — Los grupos de mayor status suelen mantener más su cultura de origen, mien- tras que este deseo es más ambivalente en los inmigrantes de bajo status y rasgos fenotípicos “visibles”, para estos sectores mantener sus señas de iden- tidad implica también reforzar su carácter de minoría diferente y negativa (Moghaddam, 1998; Smith y Bond, 1999). Recordemos que esto mismo puede explicar la mayor presencia de opciones bien de separación (en los colombia- nos), bien de asimilación (en los africanos subsaharianos). — Los grupos de inmigrantes recientes y minoritarios son favorables al multicul- turalismo, mientras que las mayorías dominantes suelen mantener actitudes132
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos neutrales o ligeramente favorables a éste, pero estas mayorías tienen pocas dificultades para imponer normas lingüísticas y culturales a los hijos de los inmigrantes (Guimond, 1999).7.6 Adaptación socio-cultural y psicológica 15La adaptación de las personas extranjeras a su nuevo entorno tiene dos facetasrelacionadas entre sí pero diferentes: el ajuste socio-cultural y la adaptación psi-cológica.La adaptación socio-cultural es el proceso de aprendizaje de las pautas de funcio-namiento de la nueva cultura en la que se encuentra el inmigrante. Consiste en laadquisición de nuevos conocimientos y habilidades que se precisan para manejarsebien en la nueva sociedad y resolver las tareas cotidianas, y están fuertemente rela-cionadas con el tiempo de estancia en el país de acogida. — A este nivel general podemos decir que los grupos que presentan menores dificultades socio-culturales son los inmigrantes de los Países Árabes y de Bra- sil; los ecuatorianos están en medio y los colombianos, los europeos del Este y los africanos subsaharianos son las que más problemas experimentan a la hora de adaptarse a la sociedad y a la cultura del País Vasco. Para explicar estas diferencias hay que tener en cuenta que la población magrebí y de los Países Árabes es la que lleva más tiempo en España y el País Vasco, muchos de ellos provienen de las primeras olas migratorias de marroquíes en España. Respec- to a la muestra brasileña éstos tienen un nivel socioeconómico mayor (mayor estabilidad laboral e ingresos económicos) que el resto de inmigrantes (como media), también provienen de un país de mayor desarrollo socioeconómico que el resto. — Se han encontrado tres dimensiones del ajuste socio-cultural para los inmi- grantes que viven en el País Vasco. La primera dimensión es la adaptación práctica o el grado de dificultades para cubrir las necesidades más básicas como vivienda, trabajo, documentación necesaria o la asistencia médica. La segunda se refiere a los problemas relacionados con el mantenimiento de las prácticas culturales de origen (comida, rezos, ritos, etc.). La tercera dimensión es esencialmente socio-cultural ya que engloba las dificultades del contacto intercultural como comprender al otro, saber interpretar su conducta y com- portarse acorde a las exigencias de la nueva cultura. — Tres factores – mayor tiempo de residencia, mayor apoyo de los autóctonos y la posesión de la documentación jurídica necesaria (permisos de residen- cia o nacionalidad) – predicen un mejor ajuste en las tres dimensiones. — La discriminación percibida es un obstáculo común y el más importante para una integración socio-cultural exitosa (a mayor discriminación mayores 133
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco son los problemas de ajuste en todas las dimensiones).Además, la experiencia de discriminación se asocia en mayor medida a los problemas prácticos que a otras facetas de adaptación socio-cultural. — Los análisis indican que las mujeres tienen más altos niveles de ajuste en cuanto a la adaptación práctica y de costumbres, lo que podría explicarse en parte por la situación de demanda laboral más favorable hacia ellas. Ade- más, las mujeres reportan menor discriminación experimentada comparando con los hombres lo que las sitúa en una posición más protegida. — El contacto con los compatriotas no está relacionado con la adaptación socio-cultural es decir, no parece ayudar pero tampoco obstaculiza la integra- ción de los inmigrantes a la sociedad de acogida. — Los resultados de la investigación muestran que el impacto de la distancia cultural percibida entre la cultura de origen y la sociedad local es limi- tado. La distancia cultural - en contra de lo que podría esperarse - sólo es el predictor significativo para la adaptación práctica de los inmigrantes. Posi- blemente, las diferencias en el funcionamiento de las instituciones públicas y del sistema jurídico-económico en general suponen un reto importante de aprendizaje y ajuste para las personas extranjeras. Además, la distancia cultu- ral se asocia a la discriminación percibida por lo que puede producirse un doble efecto: al sentirse discriminada la persona inmigrante percibe como mayor la distancia que separa su grupo de origen de la sociedad vasca y estas dos experiencias le producen mayores dificultades de adaptación práctica. — Las dificultades de contacto intercultural (roces, incomprensión) son me- nores para las personas más jóvenes (son más flexibles y les cuesta menos aprender nuevas formas de conducta) y que tienen mayor contacto con la gente autóctona siendo ésta fuente de información y de modelos a seguir. Otro elemento significativo para el ajuste cultural es la percepción de una actitud favorable a su grupo étnico-cultural por parte de los autóctonos o la falta de prejuicio hacia el grupo de origen. Este elemento de aceptación es importante para una comunicación intercultural armoniosa. Los problemas de adaptación psicológica son el resultado de afrontar las situacio- nes estresantes que impactan la afectividad o el bienestar emocional (equilibrio en- tre las emociones positivas y negativas), el grado de control que las personas sienten que tienen sobre su destino y su satisfacción general con la vida. — Entre los participantes de la investigación el mejor estado afectivo lo presen- tan los inmigrantes de los Países Árabes, de Brasil y de Europa del Este. Los colombianos y los ecuatorianos tienen ligeramente más emociones positivas que negativas, y los inmigrantes africanos subsaharianos son los que peor bienestar emocional presentan.134
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos Vascos— Los inmigrantes latinos presentan la mayor percepción de control y de sa- tisfacción con la vida, con valores superiores y/o similares a la media de la población española. Destacan los colombianos con una alta percepción de control (sensación de control y libertad sobre la propia vida) y, aunque en menor medida, también los brasileños. Les siguen los inmigrantes de los Paí- ses Árabes presentando un nivel intermedio tanto de control como de satis- facción vital. Los africanos subsaharianos y los europeos del Este son los que 15 tienen niveles más bajos en estos dos indicadores.— Entre los factores que predicen el bienestar emocional está la sensación de control cuando éste mitiga o neutraliza las emociones negativas (ansiedad, angustia, depresión) y fomenta las sensaciones positivas (alegría, energía, se- guridad). Este factor es muy importante ya que se explica por un lado, por las características personales y por el otro, por las circunstancias de la vida en la que se encuentra la persona inmigrante. Haber llegado con éxito al país de acogida, después de experimentar penalidades, lograr ir situándose en el país hace sentir que uno puede dirigir su vida. Pero al mismo tiempo, el perder el estatus que poseía en el país de origen, el sentirse discriminado o rechazado, no encontrar trabajo o vivienda dignos pueden afectar profundamente a la sensación de control sobre la vida propia del individuo y de esta manera pro- ducirle un malestar emocional o problemas de salud mental.— El experimentar emociones negativas se asocia a menor tiempo de estancia: los recién llegados experimentarán más afecto negativo. Con el paso de tiem- po disminuye el grado de sentimientos de ansiedad, soledad o tristeza. Es de- cir, el impacto emocional es fuerte al inicio de la experiencia migratoria.— Las dificultades del ajuste socio-cultural es otro factor que incrementa las emociones negativas como reacción a los sucesos estresantes. No encontrar vivienda o trabajo, no poder realizar sus ritos o ser malinterpretado en sus intenciones produce malestar psicológico.— La discriminación percibida es el factor más importante entre todos que afecta profundamente el bienestar emocional. El ser rechazado, discriminado o humillado tiene muchísimo impacto sobre la salud mental de cualquier persona incluidas las extranjeras.— El contacto con el país de origen y los compatriotas que se han quedado allí aumenta la afectividad negativa. Posiblemente, el enterarse de los problemas de los suyos y no poder ayudar produce el malestar. Esta relación sería más acusada para aquellas personas que no han logrado la reunificación familiar cuando sus seres queridos (hijos, esposos / as) no pueden estar con ellos; al comunicarse con ellos se agudiza la sensación de separación, de duelo o de pérdida.— En cambio, el poder reunirse con los inmigrantes de su propio país de origen sirve de apoyo y de fuente de emociones positivas para la persona 135
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco extranjera. El compartir el pasado, las tradiciones o las fiestas, el desahogarse y sentirse comprendido sirve de apoyo, de referente y fuente de autoestima para los que han realizado la migración. Por tanto creemos que el fomento de las asociaciones culturales de país de origen de los inmigrantes sería una labor importante de prevención y de ayuda para mejorar la adaptación psico- lógica de las personas inmigrantes. — Por último, la realización de las prácticas culturales de la cultura anfitrio- na aporta bienestar emocional. Las personas que integran en su vida diaria las costumbres, las celebraciones o formas de conducta propias de la socie- dad vasca están mejor psicológicamente. Posiblemente esto les produce la sensación de una mayor integración y de sentirse menos marginados en un nuevo entorno. Resumiendo, podemos destacar las condiciones más importantes tanto para la inte- gración socio-cultural de los inmigrantes como para su bienestar psicológico: con el paso de tiempo las personas extranjeras se adaptan mejor, aunque esta tendencia afecta sobre todo a la adaptación y aspectos socio-culturales; en especial el apoyo de la gente autóctona mitiga las dificultades que conlleva la inmigración; el sentirse va- lorado y no ser víctima de conductas o actitudes hostiles, discriminatorias, es la con- dición más básica e importante para que las personas inmigrantes vivan dignamente y se integren con plenitud en la sociedad anfitriona. Asimismo la regularización de la situación jurídica y la estabilidad de dicha regularización es un elemento clave que afecta a la calidad de vida y al estado emocional de las personas afectadas. La distancia cultural y el choque cultural hace más difícil la adaptación de las personas inmigrantes, pero además afecta a la comunicación entre inmigrantes, autóctonos y personas de profesiones de ayuda que trabajan con inmigrantes. Conocer estas fuentes de choque cultural puede ayudar a prevenir los conflictos, así como ayudar a afrontarlos de manera más eficaz.136
    • Referencias Bibliográficas Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosACHOTEGUI, J. (2002). La depresión en los inmigrantes: una perspectiva transcultu-ral. Barcelona: Mayo. 15ARANGO, J. et al. (2004). España país de inmigración. Revista Economistas, XXII (99).BADI, M.K. (2000). Derechos humanos en África. Bilbao: Universidad de Deusto.Basabe, N. (2003). Salud, factores psicosociales y cultura. En D. Páez, I. Fernández, S.Ubillos, & E. Zubieta (Eds.), Psicología social, cultura y educación. Madrid: PearsonEducation, S. A.BLANCO, C. (2002). La inmigración: nuevas realidades, nuevos desafíos. Conside-raciones para el análisis de la inmigración extranjera en el País Vasco. Zarautz:UPV/EHU.BERRY, J. W. (1990). Psychology of acculturation. Understanding individuals movingbetween cultural. En R.W. Brulin (ed.), Applied cross cultural psychology. NewburyPark Sage (pág. 232-253).BERRY, J. W. (1997). Immigration, acculturation and adaptation. Applied psychology:An international Review, 46 (1), 5-34.BERRY, J. W. (2003). Conceptual approaches to acculturation. En K. M. Chun, P. B. Or-ganista & G. Marín (Eds.) Acculturation. Advances in theory, measurement, andapplied research. Washington, DC: APA.BERRY, J. W. & SAM, D. (1997). Acculturation and adaptation. En J. W. Berry, M. H. Segally C. Kagitcibasi (Eds.), Handbook of cross-cultural psychology. Vol. 3. Boston: Allyn& Bacon (pág. 291-326).BOURHIS, R.Y. (1997):Towards an Interactive Acculturation Model:A Social Psycho-logical Approach. International Journal of Psychology, 32 (6), 369-386.CAMPO, M., BASABE, N., ZLOBINA, A. & DE LUCA, S. (2003). Inmigración en España: diferen-cias culturales y estrategias de adaptación. Encuentros de Psicología social, 1(3),204-209.COLECTIVO IOE (Actis,W.; Pereda, C. & de Prado, M.A.) (2002). Inmigración, escuela ymercado de trabajo. Una radiografía actualizada. Colección Estudios Sociales nº11. Barcelona: Fundación La Caixa (edición electrónica: www.estudios.la caixa.es).CHUN, K. M., ORGANISTA, P. B. & MARÍN, G. (2003). Acculturation. Advances in theory,measurement, and applied research.Washington, DC: APA.DÍEZ NICOLÁS, J. (1999). Los españoles y la inmigración. Madrid, IMSERSO.DÍEZ NICOLÁS, J. & RAMÍREZ, M. J. (2001). La inmigración en España una década deinvestigaciones. Madrid, IMSERSO. 137
    • Integración socio-cultural y adaptación psicológica de los inmigrantes extranjeros en el País Vasco ECHEBARRÍA,A. & PÁEZ, D. (EDS.) (1989). Emociones: Perspectivas sociales. Madrid: Fun- damentos. FUNDACIÓN ENCUENTRO (2003). Inmigrantes el reto de la integración. En Fundación En- cuentro & CECS (Eds). Informe España 2003. Madrid: Fundación Encuentro. GUIMOND, S. (1999). Le multiculturalisme comme politique de gestion de la diver- sité culturelle. En J.L. Beauvois, N. Dubois & W. Doise (Eds.). La construction sociale de la personne. Grenoble: Presses Universitaires de Grenoble. HOFSTEDE, G. (1991). Cultures and Organizations. London: McGraw Hill. HOFSTEDE, G. (2001). Culture´s consequences (2.ª ed.). Thousands Oaks, CA: SAGE. IMSERSO (2003). La población extranjera en España. (http://www.imsersomigración.upco.es) I.N.E. (2003). Padrón 2003. (http://www.ine.es/prensa/np321.pdf) I.N.E. (2001, 2002 y 2003). Extranjeros en España. (http://www.ine.es/inebase/cgi) y (http: //www.ine.es/prensa/np321.pdf) INGLEHART, R. (1998). Modernización y posmodernización. El cambio cultural, eco- nómico y político en 43 sociedades. Madrid: CIS/S. XXI. INKELESS,A. & LEVINSON, D.J. (1969).“National Character: the study of modal personality and sociocultural systems”, en G. Lindzey & E. Aronson (Eds.), The Handbook of Social psychology, 2ª ed., Vol. 4, California, Addison-Wesley Publishing Company. MARÍN, G. & VANOSS, B. (1991). Research with Hispanic populations. California: SAGE Publications. MINISTERIO DE INTERIOR (2002 y 2003). Anuario Estadístico de Extranjería, 2002. (http: //www.mir.es/dgei/documentos/) MOGHADDAM, F.M., TAYLOR, D.M. & WRIGHT, S. C. (1993). Social Psychology in cross-cul- tural perspective. New York: W.H. Freeman and Co. Pub. OBERG, K. (1960). Cultural shock: adjustment to a new cultural involvement. Practi- cal Anthropology, 66. EL PAÍS (2003). El censo revela que en enero de 2002 había 462.957 “sin papeles”. El País, martes 18 de marzo de 2003, p. 33. PÁEZ, D. & ASÚN, D. (1999). Biculturalismo y emigración en el caso chileno. Praxis: Revista de Psicología y Ciencias Humanas, 1, 129-145. PÁEZ, D., FERNÁNDEZ, I., MAYORDOMO, S. (2000). Características alexitímicas y diferencias culturales. En: Páez, D., Casullo, M. (Eds.). Cultura y Alexitimia: ¿Cómo expresamos aquello que sentimos? Barcelona: Paidós. PÁEZ, D., FERNÁNDEZ, I., UBILLOS, S. & ZUBIETA, E. (2003). Psicología social, cultura y edu- cación. Madrid: Pearson Education.138
    • Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosPÁEZ, D., GONZÁLEZ, J.L., TORRES, N. (2000). Identidad cultural, aculturación y adap-tación de los inmigrantes latinoamericanos en el País Vasco. Bilbao: AsociaciónPablo Neruda y Dpto. de Psicología Social y Metodología de la UPV.SAM, D.L. (2000). Psychological adaptation of adolescents with inmigrant back-grounds. The Journal of Social Psychology, 140 (1), 5-25.SMITH, P.B. & BOND, M.H. (1993). Social Psychology across cultures. New York: Harvester. 15SMITH, P.B. & BOND, M.H. (1999). Social Psychology across cultures. London: Prentice Hall.STEFANENKO,T. (1991). Etnopsicología. Moscú: RAN.TARTAKOVSKY, E. & SCHWARTZ, SH. (2001). Motivation for emigration, values, wellbeing,and identification among young Russian Jews. International Journal of Psycholo-gy, 36 (2), 88-99.TAFT, R. (1977). Coping with unfamiliar cultures. En Warren (Ed.), Studies in cross-cultural psychology. Vol. 1. London: Academic Press (pág. 121-153).WARD, C. & RANA-DEUBA, A. (1999). Acculturation and Adaptation revisited. Journal ofCross-Cultural Psychology, 30 (4), 422-442.WARD, C., BOCHNER, S., & FURNHAM, A. (2001). The psychology of Culture Chock. EastSussex: Routledge.ZLOBINA, A. & PÁEZ, D. (2003). Choque cultural y percepción de las diferencias cultu-rales en la población inmigrante en España. Encuentros en Psicología social, 1(3),210-216. 139
    • Anexo Soziologiazko Euskal Koadernoak / Cuadernos Sociológicos VascosListado de personas colaboradoras a las que queremosagradecer especialmente su colaboración: 15ABDEL HAFID AMAZIANMOHAMED AI-SALEH AMMADHAFIDA ARAKRAKI BAKOUHSAID HAMOUDI BADERABDELLATIF BAKKALITITO MARTÍN CAMACHORUTH MARGARITA CASTILLO BORJAERIK CASTILLO ZAMUDIOMATEUS COSME CORDEIRO ALVES (ANGOLA)TAREK EL AMRANI AHMEDHANAN DALOUHNORA EL BACHIRI HALLITIDOIA GARCÍALUZ ALBA JARAMILLO GARCÍANANCY JUAPÉALBERTO LÓPEZ DE AGUILERAOUMAROU MPONDOPAPA NDIAYEMAITE ONOCHIE QUINTANILLAFRANKLIN RAMIRO FREIRE GALEASSONIA RIBEIRO DE LUCACAMILA RODRÍGUEZ GUTIÉRREZKEBIR SABAR CHERGUIROSA MATILDE TITUAÑA JARINANGOALEJANDRO STRASBERG 141
    • Han participado en el trabajo de campo entrevistadores originarios de los siguientes países:Angola, Brasil, Camerún, Cataluña, Colombia, Ecuador, España, Marruecos, País Vasco,Palestina, Perú, Rusia, Senegal.Traducciones de cuestionarios a cargo de:ABDELLATIF BAKKALISONIA RIBEIRO DE LUCAANNA ZLOBINA