Ensayo ilbq
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Ensayo ilbq

on

  • 979 views

 

Statistics

Views

Total Views
979
Views on SlideShare
530
Embed Views
449

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

9 Embeds 449

http://violenciaocultacontralamujer.blogspot.com 365
http://violenciaocultacontralamujer.blogspot.mx 62
http://violenciaocultacontralamujer.blogspot.com.es 8
http://violenciaocultacontralamujer.blogspot.com.ar 7
http://violenciaocultacontralamujer.blogspot.com.br 3
http://violenciaocultacontralamujer.blogspot.co.il 1
http://violenciaocultacontralamujer.blogspot.fr 1
http://violenciaocultacontralamujer.blogspot.in 1
http://violenciaocultacontralamujer.blogspot.de 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Ensayo ilbq Ensayo ilbq Document Transcript

  • LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER EN EL CONFLICTO ARMADO COLOMBIANO“Entre el ruido de la guerra que impregna el espacio público de nuestropaís, permanece escondida una forma de violencia silenciosa aunque nomenos violenta: la violencia sexual, que afecta a una importantefracción de la población colombiana por el solo hecho de pertenecer algénero femenino.” ZULMA URREGO MENDOZA RESUMENA través de la historia del ser humano se han evidenciado diferenciasentre sí. Estas diferencias las han llevado al campo decombate, generándose a si los conflictos armados que han sido deíndole nacional entre los pueblos y en ocasiones se han tomadointernacionales. En todo conflicto armado, de cualquier índole, paralograr los cometidos, los actores de estos cometen violaciones contra losderechos humanos; una de estas violaciones son la violencia sexual, queprincipalmente va ejercida en contra de las mujeres, las adolescentes ylas niñas.Se puede hablar de violencia sexual en múltiples casos. Entre los cualesse encuentran la violación, la mutilación de sus órganos genitales, losembarazos y matrimonios forzados, así como la prostitución y laesclavitud. Las razones para que estos actos inhumanos sucedan encontra de una mujer, destacando que en ocasiones en una sola víctimase presentan todos, son principalmente porque se tiene la muy erradaconcepción de las mujeres y los niños son parte del botín de guerra, alcual los vencedores tienen derecho.Se ataca a la mujer en los conflictos armados para acabar con el orgullomasculino, ya que desde la historia se ha considerado que el hombredebe “proteger” a sus mujeres, al igual que a su comunidad. Por lo quela violencia sexual provoca humillación y deshonra para los hombresvencidos, al igual que desmoralización y para los perpetradores generasatisfacción. Ante esta situación una vez más las mujeres terminansiendo víctimas, pues el hecho de ser violadas no cuenta, no hace partede la historia oficial.
  • Aunque desde la década de los 90 en el ámbito internacional y nacionalen el caso de Colombia, se han ido implementando leyes para proteger ala mujer y llegar al principio de la igualdad de todos los seres humanos.En el campo de la violencia sexual no se ha avanzado mucho, pues,hasta que no se reconozca que en la violencia sexual muchas veces lasmujeres son atacadas por el simple hecho de pertenecer al génerofemenino; no se podrá implementar una política pública que salvaguardea las mujeres contra este delito.PALABRAS CLAVES: Historia, violencia sexual, conflicto armado,genero, botín de guerra, política pública, mutilación, violación, mujer,niñas, victimas. INTRODUCCIÓNEste ensayo pretende demostrar que la violencia sexual contra la mujeren el conflicto armado tiene como fin deshonrar a su comunidad, o a sufamilia, más que a la mujer misma.La historia de la violencia sexual es muy antigua, desde tiemposremotos las mujeres, adolescentes y niñas, han sido utilizadas comobotín de guerra. Para ejercer dominio sobre los adversarios. Este es elcaso del genocidio de Rwanda, ocurrido en 1994; donde miles demujeres y niñas tutsis fueron violadas y, en algunos casos, asesinadaspor los integrantes de la etnia Hutu.Estos hechos aunque aislados, no son ajenos a nosotros, ya que nuestropaís no está exento de este problema, en el conflicto armadocolombiano también se presenta la violencia sexual, solo que se hainvisibilizado el tema.Este ensayo está dirigido para demostrar cuales son los verdaderos finesde atacar a las mujeres en situaciones de conflicto armado. En primerlugar se tendrá una contextualización del tema desde la historia y suincidencia en nuestro país, más adelante se abordona el tema desde laspolíticas públicas que se han establecido en Colombia. Como parte finalse hablará de la preparación del estado para resarcir a las víctimasdesde el punto de vista psicológico.
  • ¿Qué fines tiene la violencia sexual contra la mujer en elconflicto armado colombiano?“A lo largo de la historia, las mujeres, las adolescentes y en menormedida las niñas han sido sometidas en los conflictos armados, a actosde violencia sexual, inclusive a violaciones múltiples, los cuales han sidoa menudo amparados, tolerados, alentados y ordenados por militares,paramilitares u otros actores armados”. [1]A través de la historia, se han presentado numerosos conflictosarmados; tanto de índole Nacional como Internacional. Sin importar elcarácter de estos, han generado múltiples violaciones a los derechoshumanos de la población que ha estado involucrada en ellos. Una de lastantas violaciones a los derechos humanos ha sido cometidas contra lasmujeres, al ser utilizadas y tomadas como botín de guerra; es decir, enlos conflictos armados, la violación, la mutilación, los tratos indignos eninhumanos que han tenido que soportar las mujeres, han sido dirigido aellas, con el fin de humillar, apaciguar y desmoralizar a la comunidad,las familias y los hombres a quienes “pertenecen” estas mujeres.Esto se debe en gran medida a que “los actores armados utilizan laviolencia sexual contra las mujeres de manera intencional ynormalmente a propósito dentro de los fines de la guerra, comoviolentar a las mujeres como colaboradoras, informantes o novias deguerrilleros, agudizar el ataque que se da junto a las masacres,asesinando a las figuras femeninas de autoridad en la comunidad, hacernotar la presencia en zonas de ocupación militar, etc.”[2]No basta con decir que, como lo dicen algunos funcionarios del sistemapenal colombiano, que las mujeres fueron violadas, o maltratadasporque son daños colaterales. Son violaciones a los derechosinternacionales, son conductas que constituyen una aniquilación ydestrucción que pretenden someter a las víctimas.Para entender un poco más sobre el tema se hace necesario entenderque el término “violencia sexual no se refiere únicamente a la violación,entendida como el acceso carnal violento, sino que incluye el embarazoforzado, el aborto forzado, la anticoncepción forzada, la esclavitudsexual, la desnudes forzada, la explotación sexual, la prostituciónforzada. Y en esta guerra pueden perpetrarse todos los delitos en unasola mujer”.[3]
  • Se creería que estas declaraciones, de que todos estos aberrantesdelitos puedan pasar en un lugar, como en Colombia y mucho menosque todos estos actos le puedan ocurrir a una sola mujer. Pero si, enColombia suceden y de manera muy recurrente. También se ha conocidode testimonios a organizaciones en Colombia que trabajan en pro de lamujer, por parte de mujeres que han sufrido, sino todos, por lo menossi la mayoría de estos actos violentos sobre sus humanidades.Uno de estos testimonios es el siguiente: “Una mañana llegaron losparamilitares a Mapiripan (…). A la fuerza se metían en las casas paraque los atendieran, para que les dieran comida y les lavaran la ropa. Alas mujeres las manoseaban, les gritaban cosas obscenas y a muchaslas violaron.” [4]Testimonios como este no son difíciles de encontrar en lugares delterritorio Colombiano, como lo es el caso del Chocó, el Magdalena medioo el Caguan, donde la inserción de los grupos armados ha tenido unafuerte y predominante incursión a lo largo de los 50 años que llevavigente el conflicto armado colombiano.Por esto, en nuestro conflicto como en los conflictos internacionales “laviolencia ejercida contra la mujer tiene además un carácter político,transmite un mensaje de dominación hacia el género femenino. […].Independiente de la relación de esta con la víctima y en cualquierámbito, incluidos el hogar y el trabajo”. [5]No solo las mujeres son abusadas en las zonas donde está latente elconflicto armado, se han conocido casos donde los actores armados, hanido a las ciudades o pueblos a reclutar trabajadoras sexuales de losburdeles, las reclutaban con la falsa promesa de que en pocos díastrabajando con ellos se ganarían una gran cantidad de dinero, pero alllegar a los campamentos eran tratadas inhumanamente, obligadas atrabajar arduas jornadas, a estar con todos los hombres que lesasignara, como si esto no fuera poco las retenían bajo amenaza.Además del fin político que influye en los actores del conflicto armado,existe el factor socio-cultural en el que “por otra parte, este tipo decrímenes no solo atenta contra la virginidad, el pudor y el recato sexualen la mujer, sino que va más allá y significa que el ofendido también esel marido. […], es decir la historia de la violación de la mujer noimporta, no es parte de la historia”. [1.4]. Bajo este fin se considera quelas mujeres al igual que los tesoros y los niños son parte del botín deguerra, al cual los vencedores tienen derecho. En el caso de laesclavitud sexual se puede decir que tiene que ver con elapaciguamiento de las tropas. La violencia sexual provoca humillación y
  • deshonra para los hombres vencidos, al igual que desmoralización ypara los perpetradores genera satisfacción.[6]En Colombia, los casos de violencia sexual en el conflicto, no lo son tanpocos como se cree, lo que sucede es que son invisibilizados, porquepara el Estado no es conveniente que esta realidad se conozca. Paraningún país es conveniente aparecer en la lista negra de las NacionesUnidas o de la comunidad internacional como un país donde se violenlos derechos humanos.El acceso a la justicia para las víctimas no está garantizadoAunque en nuestro país, desde la década de los 90, se ha avanzado enla implementación de leyes que protejan y salvaguarden los derechos delas mujeres. En tiempos y situaciones de peligro como lo es el conflictoarmado, las mujeres siguen siendo víctimas, esto debido a que “larenuncia a investigar la violencia sexual parece derivar principalmentede dos factores: la falta de conciencia y sensibilidad de los equipos,generalmente liderados por los funcionarios hombres. […], tratar con losasuntos íntimos de nuestras mentes o nuestros cuerpos constituye untabú o motivo de vergüenza.” [7]El cuerpo humano y lo que le atañe, como la sexualidad, siempre através de la cultura ha constituido un tabú muy grande. Nadie se atrevea hablar de estos temas, aun cuando en el mundo se habla de unatendencia de liberalismo total.En algunas ocasiones, se debe ser más liberal, para llegar a entenderque hay delitos que se comenten contra el cuerpo y esto no debeconstituir vergüenza para la autoridad que investiga.En Colombia se ha avanzado en materia de implementación de leyes,desde que se creó la Ley 248 de 1995, la cual busca garantizar losderechos de la mujer, en el sentido de que ya no sonconsiderados, delitos contra la unidad familiar, si no una agresión, peromientras que la agresión sexual o de género no se tipifique como delitograve contra la integridad de la persona, no habrá forma de que sereduzcan los delitos de este tipo; porque si las condenas no sonejemplarizantes, los individuos que los cometen no se sentiránrealmente amenazados. Las víctimas de la violencia sexual, sonconstantemente agredidas por el sistema, pues ante la ausencia degarantías “los obstáculos que deben enfrentar las mujeres para accedera la justicia han sido ampliamente descritas y se sabe que cuando setrata de violencia sexual esa dificultad aumenta. Se podría decir que lasmujeres no han podido establecer un diálogo jurídico con los operadoresjurídicos competentes”. [8]
  • La falta de operancia de las autoridades competentes, se debe a que enColombia, los funcionarios judiciales no están preparados, ni cumplencon unos protocolos que garanticen el buen trato, que deben darle a unavíctima. Ya que para las víctimas es muy difícil hablar de lo que les hapasado porque es abrir nuevas heridas. Es esta una de las razones porlas cuales las mujeres no denuncian, pues para ellas es muy difícil si nohan recibido un tratamiento psicológico adecuado hablar del tema.“Ante el aterrador panorama, el silencio y el olvido se pasean en loscuerpos y rostros de las mujeres y niñas agredidas y violentadas en laguerra, […]. Es el silencio del Estado y de la sociedad que alienta a queesta verdad se corrompa, se disfrace y se olvide, dejando a lasinocentes sin justicia y sin paz. ” [9]El olvido es total, que vive nuestro país, se ve reflejado en muchoslugares del territorio nacional, pero lamentablemente se ve más en losterritorios más pobres y donde la guerra ha hecho más estragos. Eneste panorama desolador, es también la violencia sexual llevada alolvido y total desatención del estado, a quien no le importa que lasvictimas tenga la atención necesaria para superar este problema.“Cuando una víctima se decide a denunciar, los tiempos no sonnuestros, ni de ella, son de procedimientos estrechamente rígidos, lostiempos dispuestos por el estado son irrespetuosos y des estipulaninsistentemente la denuncia, es decir, el contar, […] paradójicamentefrente a la violencia sexual, el estado estimula el silencio”.[10]En los casos de violencia sexual se debe estipular tiempos que noatenten contra la integridad de la víctima, ya que en algunos casos paraesta es inevitable demorar en hacer la denuncia, ya que no estánpreparadas para hablar del tema, por temor o porque realmente se hanafectado de tal manera que les es imposible hablar.Frente a las denuncias de las víctimas, ¿hay reparación?“Resulta claro que la violencia sexual no se denuncia debido a diferentesfactores entre los cuales se encuentra el temor a la represalia, lavergüenza, la desconfianza en el sistema jurídico y su principalfuncionamiento.”[11]Si una víctima no recibe como primera medida un apoyo psicológico esmuy difícil para ella poder llegar a sanar sus heridas, y hacer unadenuncia sin sentir que es juzgado, sin sentirse culpable y avergonzadapor el daño sufrido, ya que “existe un imaginario según el cual, lasmujeres, si verdaderamente se lo proponen pueden evitar serviolentadas sexualmente. Aun se interroga a las víctimas por su vida
  • sexual, como iban vestidas en el momento de la agresión o si conocían asus agresores.”[12]La culpa esta aun presente en la vida de las victimas que no se sientencomo tal, sino como culpables de lo que les pasó, se preguntan a cadainstante como permitieron que esto les pasara. No se sienten comodeberían sentirse, unas víctimas de la humanización del hombre.La justicia debe cambiar, debe humanizarse, hay palabras que tienen unsignificado tan doloroso como las acciones que se han sufrido, y para lasvíctimas de violencia sexual, el mero hecho de traer a su memoria elrecuerdo del daño sufrido es doloroso, no se puede medir o comparar loterrible que puede resultar para ellas contar una vivencia tan trágica y lodevastador que puede significar el que las haga sentir culpables. UN DOLOR EN CUERPO Y ALMA: EL TRAUMAA lo largo de la historia se han estudiado los traumas que el ser humanosufre, al ser sometido a desastres naturales y “lo que se ha encontradoes que las víctimas de desastres de la naturaleza pueden hablar más deellos, mientras que los traumas en los que se afectan las relaciones conlas personas, con los seres queridos, son más difíciles de elaborar,toman más tiempo.”[13] “A mi esposo lo asesinaron delante de mí, tengo un hijo desaparecido, ellos se lo llevaron. A mí me violaron y a mis dos hijas. Mi nieto mayor es producto de esas violaciones. Tuvimos que desplazarnos, dejar todo,las cosas, los animales, la casita, todo. Nos vinimos con lo que teníamos puesto. A pesar de tanto tiempo sigo con hemorragias y me duele, pero tengo que trabajar para poder comer, aunque a veces también pasamos hambre. No he recibido ninguna ayuda y, la verdad, ya no sé que más me puede pasar.” [14]Lo difícil de superar este tipo de traumas, es que marcan más a laspersonas. Es mucho más difícil sobreponerse a sufrir situacionescaóticas en nuestra humanidad, causadas por otra persona, que losdaños que pueden causar las personas.Cuando una víctima de un trauma tan severo, toda medida de este sequeda corto. No hay palabras para describir o afrontar una situación tantraumática. Los dolores que debe afrontar una víctima como esta que noha sufrido en su persona tantos sufrimientos a causa de la guerra,requieren de un duelo múltiple y muy largo.
  • Es evidente que a las víctimas “la sociedad les niega su dolor, a vecesde manera institucionalizada y organizada”.[15]Esta información cabe en el ámbito jurídico y de sociedad como tal, yaque es inevitable que cuando estos hechos suceda el Estado trate devisibilizar a las víctimas y la sociedad de callarla porque todavía ennuestra época hablar del cuerpo humano y de las atrocidades que sepueden cometer a él, es un tabú, un tema que se trata con recelo yrecato.Por estas razones el Estado debe cambiar sus posturas, debe preparar asus funcionarios para que no sean tan indolentes y cuando esténatendiendo a una víctima, no solo de violencia sexual, sino, de cualquierotro delito sean prudentes, respetuosos y traten situaciones delicadascon el tacto necesario ya que “El Estado no deja espacio para el cuerpo,no preguntar por las depresiones, por la auto estima, por los suicidios.Solo apunta a validar la credibilidad y las pérdidas económicas. Noapunta a lo privado (sus dolores, pesadillas, depresiones, llantos)”[16]Para el Estado, la vivencia y la destrucción que ha tenido una víctima noimportan, e por tal motivo que hablar de una reparación, es posible enel sentido económico, pero en el sentido de autoestima, espiritualidad ysuperación psicológica del trauma es imposible. No se puede reparar loirreparable, no es posible que alguien borre de su memoria, el hecho dehaber sido agredida sexualmente.“El cuerpo es la parte visible del alma”. (William Blake)[17]
  • CONCLUSIONES Nuevas preguntas o propósitos de investigación.· ¿Es posible hablar algún día de que se abordará el tema de la violencia sexual desde una política pública eficaz y justa?· ¿Será posible en un futuro que los Estados se enfoquen no solo tener cifras de casos de violencia sexual, sino en dar acceso a las victimas al sistema penal, de manera respetuosa?· ¿Qué beneficios traería para las mujeres víctimas de violencia sexual, el que la justicia, trate estos delitos, ya no como delitos en contra de la familia, si no, como delitos en control del género?· La violencia sexual no es una práctica nueva, aunque si denigrante. Se inhumaniza a la mujer, su cuerpo se convierte en mercancía y sus sentimientos y derechos son totalmente despreciados.· Si en nuestra constitución se dice claramente que todos nacemos libres e iguales ante la ley, es contradictorio que en el conflicto armado y aun en la “paz” las mujeres sigan siendo violadas, asesinadas, mutiladas y humilladas. No solo el acto físico es constituyente de violencia contra la mujer. Hay muchos otros actos que atentan contra la vida y la dignidad de las mujeres, quienes al ser abusadas callan, callan para no recordar, callan para seguir viviendo aunque en el fondo ya han muerto. Han muerto porque la sociedad las ha condenado a través de la historia a ser sometidas, violadas y calladas para que jamás se conozca la verdadera naturaleza de quienes han desgraciado sus vidas.· Mientras en Colombia, y yendo más lejos en el mundo no se le den los mismos valores y derechos a todas las personas sin distingo de raza, color, sexo y orientaciones sexuales no se podrá hablar de igualdad y los delitos como este jamás tendrán la importancia que tienen, por lo tanto sus penas nunca serán juntas y la reparación jamás será suficiente porque no se puede reparar lo irreparable. Para cualquier persona el ser víctimas de acciones que atenten contra su vida, su dignidad y que sean llevadas a cabo por la fuerza, genera un trauma; pero ningún trauma se compara al que puede generar en el ámbito tanto físico como psicológico el ser sometido a la violencia sexual.
  • BIBLIOGRAFIA.AGUIRRE ARANBURO, Xabier. [xabier.aguirre@ICC-CP.int].LAVIOLENCIA SEXUAL MAS ALLA DE LA DUDA RAZONABLE: ELUSO DE LA PRUEBA Y PATRONES EN CASOSINTERNACIONALES. [En línea]. Estudios socio-Jurídicos. Vol. 13,n.2.2001, p.p 11-42. Disponible.[www.5cielo.org.co/pdf/esju/V13n2/v13n2a02.pdf]. Citado(12/09/2012). ISSN.0124-0579CESPEDES BAÉZ, Lina María. [cespedeslina@hotmail.com].LAVIOLENCIA SEXUAL COMO ESTRATEGIA DE DESPOJO DETIERRAS EN EL CONFLICTO ARMADO COLOMBIANO. [Enlínea].Estudios socio-jurídicos. Vol.12, n.2.2010, pp.273-304.Disponible en:[http://www.scielo.org.co/pdf/esju/v12n2a9.pdf] citado:(12/092012) JSSN-0124-0579Organización Mundial de la Salud. 2010[1]FISCÓ, Sonia. ATROCES REALIDADES: LA VIOLENCIA SEXUALCONTRA LA MUJER EN EL CONFLICTO ARMADO COLOMBIANO.Papel político [en línea]. Junio 2005, vol. 17, [citado 03-09-2012]. Disponible en internet: http://www.readalyc.org/src/inicio/artpdfRed.jsp?¡cve:77720407004.ISSN 0122-4409MOREYRA, María Julia. CONFLICTOS ARMADOS Y VIOLENCIASEXUAL CONTRA LAS MUJERES. Buenos Aires: Editores delPuerto, 2007. 207P. ISBN. 978-987-397-03-7RESTREPO YEPES, Olga Cecilia. [ocrestrepo@udem.edu.co].¿ELSILENCIO DE LAS INOCENTES?: VIOLENCIA SEXUAL A MUJERESEN EL CONTEXTO DEL CONFLICTO ARMADO. [En línea]. Opiniónjurídica.vol.6, n.11.2007, pp.89-101.Disponible en internet:[www.scielo.org.co/pdf/ojum/v6, n.11ª 5.pdf].citado(12/09/2012).ISNN.1692-530.
  • TESTIMONIO DE UNA MUJER DESPLAZADA, COLOMBIA,MUJER Y CONFLICTO ARMADO. INFORME SOBREVIOLENCIA SOCIOPOLITICA CONTRA MUJERES Y NIÑASEN COLOMBIA, ED. ANTROPOS, BOGOTA, 2001URREGO MENDOZA, Zulma. [zulcorregom@unal.edu.co]. LASINVISIBLES: UNA LECTURA DESDE LA SALUD PUBLICA SOBRELA VIOLENCIA SEXUAL CONTRA NIÑAS Y MUJERESCOLOMBIANAS EN LA ACTUALIDAD. [En línea]. Revistacolombiana de obstetricia y ginecología. Vol. 58, núm. 1. 2007,pg. 38-44. Disponible en internet: [http: //redalyc.unemex. mx/scr/inicio/Art pdf red. Jsp? Cve: 195214321006]. Citado(03/09/2012) ISSN: 0122-4409.WILCHES, Ivonne. [ivonnewilches@hotmail.com]. LO QUEHEMOS APRENDIDO DE LA ATENCION A MUJERES VICTIMAS DEVIOLENCIA SEXUAL EN EL CONFLICTO ARAMADO COLOMBIANO.[En línea], revista de estudios sociales, n.36, 2010, pp-86-94.disponible en:[http://www.scielo.org.co/pdf/res/n36/n36a08.pdf].citado(12/09/2012) ISSN: 0123-885X[1] MOREYRA, María Julia. CONFLICTOS ARMADOS YVIOLENCIA SEXUAL CONTRA LAS MUJERES. Buenos Aires:Editores del Puerto, 2007. 207P. ISBN. 978-987-397-03-7[2] Corporación sisma mujer 2007[3] Organización Mundial de la Salud. 2010[4] TESTIMONIO DE UNA MUJER DESPLAZADA, COLOMBIA,MUJER Y CONFLICTO ARMADO. INFORME SOBREVIOLENCIA SOCIOPOLITICA CONTRA MUJERES Y NIÑASEN COLOMBIA, ED. ANTROPOS, BOGOTA, 2001[5] URREGO MENDOZA, Zulma. [zulcorregom@unal.edu.co]. LASINVISIBLES: UNA LECTURA DESDE LA SALUD PUBLICA SOBRELA VIOLENCIA SEXUAL CONTRA NIÑAS Y MUJERES
  • COLOMBIANAS EN LA ACTUALIDAD. [en línea]. Revistacolombiana de obstetricia y ginecología. Vol. 58, núm. 1. 2007,pg. 38-44. Disponible en internet: [http: //redalyc.unemex. mx/scr/inicio/Art pdf red. Jsp? Cve: 195214321006]. Citado(03/09/2012) ISSN: 0122-4409.[6]FISCÓ, Sonia. ATROCES REALIDADES: LA VIOLENCIA SEXUALCONTRA LA MUJER EN EL CONFLICTO ARMADO COLOMBIANO.Papel político [en línea]. Junio 2005, vol. 17, [citado 03-09-2012]. Disponible en internet: http://www.readalyc.org/src/inicio/artpdfRed.jsp?¡cve:77720407004.ISSN 0122-4409[7] AGUIRRE ARANBURO, Xabier. [xabier.aguirre@ICC-CP.int].LAVIOLENCIA SEXUAL MAS ALLA DE LA DUDA RAZONABLE: ELUSO DE LA PRUEBA Y PATRONES EN CASOSINTERNACIONALES. [en línea]. Estudios socio-Jurídicos. Vol. 13,n.2.2001, p.p 11-42. Disponible.[www.5cielo.org.co/pdf/esju/V13n2/v13n2a02.pdf]. Citado(12/09/2012). ISSN.0124-0579[8] CESPEDES BAÉZ, Lina María. [cespedeslina@hotmail.com].LAVIOLENCIA SEXUAL COMO ESTRATEGIA DE DESPOJO DETIERRAS EN EL CONFLICTO ARMADO COLOMBIANO. [enlínea].Estudios socio-jurídicos. Vol.12,n.2.2010,pp.273-304.Disponibleen:[http://www.scielo.org.co/pdf/esju/v12n2a9.pdf]citado:(12/092012)JSSN-0124-0579[9] RESTREPO YEPES, Olga Cecilia.[ocrestrepo@udem.edu.co].¿EL SILENCIO DE LAS INOCENTES?:VIOLENCIA SEXUAL A MUJERES EN EL CONTEXTO DELCONFLICTO ARMADO. [en línea]. Opiniónjurídica.vol.6,n.11.2007,pp.89-101.Disponible en internet[www.saelo.org.co/pdf/ojum/v6,n.1/vo6n.11ª5.pdf].citado(12/09/2012).ISNN.1692-530[10] WILCHES, Ivonne. [ivonnewilches@hotmail.com]. LO QUEHEMOS APRENDIDO DE LA ATENCION A MUJERES VICTIMAS DEVIOLENCIA SEXUAL EN EL CONFLICTO ARAMADO COLOMBIANO.[en línea], revista de estudios sociales,n.36,2010,pp-86-94.disponible en:[http://www.scielo.org.co/pdf/res/n36/n36a08.pdf].citado(12/09/2012) ISSN: 0123-885X
  • [11] Op.cit. AGUIRRE ARANBORO, xabier.p.19[12] Op.ci.WILCHES, Ivonne. P. 89[13] Op.cit: WILCHES, Ivonne. P.87[14] Testimonio mujer del grupo autoayuda. Sismas, 2009.[15] Op.cit. WILCHES, Ivonne.p.89[16] Ibid.p.90[17] Citado por Álvaro Restrepo en su curso de sensibilizacióncorporal.ENLACES http://www.scielo.org.co/pdf/esju/v13n2/v13n2a02.pdf http://www.scielo.org.co/pdf/esju/v12n2/v12n2a9.pdfhttp: //www.scielo.org.co/pdf/esju/v12n2/v12n2a9.pdf http://www.scielo.org.co/pdf/ojum/v6n11/v6n11a5.pdf http://www.scielo.org.co/pdf/res/n36/n36a08.pdfhttp://w ww.scielo.org.co/pdf/res/n36/n36a08.pdf