Costo de transporte como límite a la expansión agrícola sobre el bosque tropical en el Perú: el caso del Valle Apurímac-Ene. Por Lucich y Villena
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Costo de transporte como límite a la expansión agrícola sobre el bosque tropical en el Perú: el caso del Valle Apurímac-Ene. Por Lucich y Villena

on

  • 587 views

Ponencia presentada como parte de la Mesa 1: Economía y Ambiente del tema Desafíos Ambientales del Seminario Permanente de Investigación Agraria (SEPIA). Piura, Perú. Agosto 2011

Ponencia presentada como parte de la Mesa 1: Economía y Ambiente del tema Desafíos Ambientales del Seminario Permanente de Investigación Agraria (SEPIA). Piura, Perú. Agosto 2011

Statistics

Views

Total Views
587
Views on SlideShare
587
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
5
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Costo de transporte como límite a la expansión agrícola sobre el bosque tropical en el Perú: el caso del Valle Apurímac-Ene. Por Lucich y Villena Costo de transporte como límite a la expansión agrícola sobre el bosque tropical en el Perú: el caso del Valle Apurímac-Ene. Por Lucich y Villena Document Transcript

    • SEPIA XIV  Piura, del 23 al 26 de agosto 2011    Eje Temático III    “Desafíos Ambientales. Aportes de Investigación:  biodiversidad, desertificación y cambio climático”    “Costo de transporte como límite a la expansión agrícola sobre el bosque tropical en el Perú: el caso  del Valle Apurímac‐Ene"    Iván Lucich & Mauricio Villena 
    • Costos de Transporte como Límite a la Expansión Agrícola sobre el Bosque Tropical en el Perú: el caso del valle del río Apurímac-Ene1. INTRODUCCIÓN La creciente preocupación que suscita la disminución del bosque tropical estáasociada a las potenciales consecuencias económicas del cambio climático y de lapérdida de diversidad biológica y servicios ambientales. Estos problemas adquirieronrelevancia en la literatura económica recién a partir de la década de los noventa (Barbier,2001). Durante esta década, la reducción anual del bosque natural tropical fue de 1%(15.2 millones de hectáreas); de la cuál, el 70% fue dedicada a la agricultura,principalmente de cultivos permanentes (PNUMA, 2002). Recientes estudios confirmanque la conversión directa del bosque a la agricultura de gran escala sería la principalcausa de la deforestación (Barbier, 2004). Regiones con “abundante tierra” y condiciones de libre acceso, como el Sub-Sahara Africano, el este y sur Asiático, y el bosque tropical en Sudamérica, sonsusceptibles a ser deforestadas debido a la expansión de la frontera agrícola;contribuyendo a ello la practica de una agricultura extensiva con bajos niveles defertilización e irrigación. A pesar de las mejoras tecnológicas en el uso intensivo del suelo,la agricultura intensiva representa sólo el 10% del área deforestada (Barbier, 2004). Las diferencias existentes en la expansión de la frontera agrícola entre distintasregiones, se debería no sólo al tipo de práctica agrícola que se desarrollada sino queademás a la distancia e integración de las áreas rurales con los mercados. Así porejemplo, la diferencia en la tasa de deforestación, existente entre el centro (1,3%) y el sur(0,5%) de América, se debería a que gran parte del bosque natural en el sur, se encuentraen áreas remotas que requieren de infraestructura pública para su explotación (López,1996). Esto es particularmente relevante para el caso de la instalación de cultivostransables como el café o el cacao, que siendo cultivos cuyas prácticas tienden a serintensivas, su expansión de área depende de la accesibilidad al bosque, de la distanciarespecto al mercado, y del grado de asociación con cultivos de corto periodo vegetativo.Esta expansión ha respondido además al crecimiento de los centros poblados y de lapresión política y económica de los colonos para mejorar sus caminos (Weinhold & Reis,2004), cuya densificación e intensificación agrícola, a su vez, han contribuido a ladesaceleración de los procesos expansión agrícola sobre el bosque. 2
    • Si bien la literatura económica ha establecido que la mejora en la infraestructurade transporte incentiva la expansión de la frontera agrícola sobre el bosque tropical nointervenido (Stryker, 1976; Chomitz & Gray, 1996; Angelsen, 1999, Angelsen et.al, 1999),el modelo teórico que proponemos en este artículo pretende caracterizar este resultado, alanalizar bajo un sistema dinámico, la incidencia de los costos de transporte sobrediferentes actividades agrícolas que realiza un hogar en busca de maximizar sus flujosdescontados de beneficios, los mismos que determinan si éste decide instalar nuevasáreas de cultivo o manejar las existentes. La hipótesis del trabajo establece que la disminución de los costos de transportetiene incidencia sobre el trade off existente entre realizar actividades de deshierbe y poda,y seguir avanzando sobre el bosque no intervenido (en base a una cédula agrícola queasocia cultivos de café y cacao, y coca), considerando que los hogares enfrentan costoscrecientes de traslado a la parcela y de transporte de la producción, y que deben seguirun programa óptimo de expansión y de incorporación de materia orgánica que les permitasostener las plantaciones. Si bien estos sistemas de producción en realidad, se presentanasociados a cultivos de ciclo corto como el arroz o la hoja de coca, no es precisamente lapráctica de “tumba y quema” una característica predominante de las explotacionescafetaleras y/o cacaoteras, salvo cuando en su desintegración transitan hacia laagricultura migratoria. Con el propósito de analizar tanto la incidencia del costo de transporte como delprecio del cultivo sobre el cambio en el inventario-stock de bosque de equilibrio y sobre lacantidad de jornales requeridos para manejar las plantaciones, metodológicamentehacemos uso de la estática comparativa y simulamos el proceso de ajuste al equilibriopara el valle del río Apurímac – Ene VRAE. Para la simulación del modelo dinámico, parametrizamos sus formas funcionalesempleando datos sobre los sistemas agrícolas de producción de los distritos de Sivia,Pichari-Quimibiri y Santa Rosa en el VRAE. Para ello hacemos uso de la encuesta dehogares realizada por Wachholtz (1996) para el año 1995. A continuación hacemos una revisión de la literatura y en la sección tercera sepropone el modelo teórico. En la sección cuarta simulamos la solución del modelodinámico de la actividad agrícola en base a cultivos permanentes para el VRAE. Lasextensiones al modelo y las conclusiones se discuten en la sección quinta. 3
    • 2. REVISIÓN DE LA LITERATURA La literatura ha reconocido el impacto de la mejora en la infraestructura detransporte sobre la expansión agrícola en el bosque tropical, particularmente en el bosqueno intervenido, al reducirse los costos de comercialización (Southgate, 1990);constatándose este argumento para el Amazonas y Rondonia en Brasil, en base amodelos espaciales (Pfaff, 1997, Cropper, et.al; 1999). Menos concluyente se mostró laliteratura respecto al impacto de tal mejora sobre el área colonizada (Chomitz & Gray,1996), incluso estableciendo que bajo determinadas condiciones sería ésta la queantecede a la mejora de los caminos (Weinhold & Reis, 2004). Al respecto, trabajos recientes (Angelsen, 2010; Weinhold & Reis, 2004) presentanevidencia empírica respecto a la desaceleración de la deforestación a partir del desarrolloeconómico local de las áreas que han sido desboscadas y en las que la población se haasentado. Los principales argumentos que explican dicha desaceleración estánvinculados al desarrollo endógeno de las rutas de transporte a partir de densificación delas redes, las prácticas de agroforestería, la implementación de áreas naturalesprotegidas, y las políticas orientadas a reducir la renta del suelo. Los modelos de expansión de la frontera agrícola sobre el bosque tropical, hanconsiderado: la ubicación de la parcela, la distancia respecto al mercado, la tarifa porunidad de distancia, el tiempo y la calidad de las vías de transporte, para explicar elcambio en el uso del suelo. La importancia de un centro administrativo, como nexo queconecta las áreas de producción con el mercado, ha sugerido el empleo del enfoque deVon Thunen para explicar los diferentes usos que se le asigna al espacio geográfico,según su ubicación y la generación de renta; estableciendo como límite a la expansiónagrícola, los costos del transporte (Mendelsohn, 1994; Chomitz & Gray, 1996; Angelsen,1999). De estos modelos, se distinguen aquellos que consideran la tarifa de transportepor unidad de distancia, como un descuento al precio unitario del producto vendido por elagricultor (Mendelsohn, 1994; Chomitz & Gray: 1996; Pfaff: 1997; Cropper, Griffths &Muthumara; 1999) -, de los modelos que definen los costos de transporte, como lacantidad de tiempo de trabajo o jornales requeridos para el traslado de insumos y deproductos al mercado, siendo funciones crecientes del área deforestada. En estos, sedemuestra la relación inversa entre los costos de transporte y la deforestación, y directaentre el precio del cultivo y la deforestación (Stryker, 1976; Angelsen, 1999; Angelsen, etal; 1999). 4
    • Nuestra propuesta, recoge la caracterización de los costos de transportepresentada por Angelsen (1999) y Angelsen et. al. (1999), en donde la cantidad de trabajorequerido para el transporte de insumos y productos, es función de la accesibilidad a lafrontera del bosque, en términos de la distancia propia del área ocupada, y de ladisponibilidad y calidad de la infraestructura de transporte. A diferencia de Angelsen(1999), el modelo distingue entre los costos de transporte de la producción y los costos detraslado de la mano de obra, así como también, considera las labores agrícolas como unavariable, y la determinación de la cantidad óptima de esta variable en función directa delos costos de transporte. En cuanto al tratamiento de labores o prácticas agrícolas, algunos modelosdestacan las actividades orientadas a la conservación del suelo como capital naturalmientras que otros centran en el manejo de la plantación en base al deshierbe y/o lafertilización, sin una preocupación explícita por conservar el valor del predio; lo cuál, noimpide que las plantaciones brinden el servicio ambiental de control de la erosión delsuelo, más aún cuando esto sucede en un sistema forestal tropical. Sin embargo, estadistinción incide en la formulación del modelo, en cuanto al tratamiento de la tecnología ya la importancia de los costos incurridos para la generación y el cumplimiento de losderechos de propiedad sobre el predio, en cuánto permite conservar el valor del mismo(Mendelsohn, 1994; Mueller, 1997; Angelsen, 1999) 1 . En el modelo que presentamos, las labores agrícolas refieren al “manejo de laplantación” en actividades básicamente de deshierbe y fertilización. Si bien, bajo esteescenario se justifica la no inclusión de costos para la generación de los derechos depropiedad como un supuesto simplificador, ello no niega la existencia de costos paraproteger las cosechas. Finalmente es necesario indicar que el desarrollo de modelos dinámicos hacontribuido a entender el proceso de desaceleración de la deforestación (Weinhold, D.and E. Reis (2004). Empleando estos modelos se explica el proceso que sigue lacolonización a partir de la renta del suelo. En general, al inicio se abren trochas paraextraer madera valiosa, luego se establece una agricultura de “tumba y quema” en lafrontera del bosque, para finalmente transitar hacia el manejo de plantaciones agrícolas.1 Por lo general, en las zonas más alejadas no existen derechos de propiedad formalmente establecidos. Sin embargo, la renta incentiva a generarlos a partir de invertir en instalación de cultivos, infraestructura, cercas, formando cooperativas, etc; en espera del reconocimiento gubernamental (Mueller, 1997). 5
    • 3. LA EXPANSIÓN DE LA FRONTERA AGRÍCOLA3.1 Descripción del modelo El modelo describe el proceso de optimización dinámica de la utilidad de un hogarcolonizador de frontera, representativo de una asociación de productores de cultivospermanentes transables 2 , cuyo comportamiento cooperativo permite entender suproblema como el que enfrenta la asociación actuando de manera centralizada. El hogarmaximiza el valor presente de su utilidad U(.), definida por el consumo C(t) y el tiempodedicado al ocio l(t) (ec. 1), sujeto al cambio en el inventario de bosque (ec. 2) y a larestricción presupuestaria (ec.3) y de tiempo (ec.4), a partir de decidir sobre la cantidad defuerza de trabajo que contratará Lh(t), el tamaño de la expansión de su área de cultivosobre el bosque tropical D(t), y la cantidad de jornales que empleará en labores de“manejo” del cultivo E(t) sobre toda el área cultivada H(t) = A-F(t); siendo A el área total y F(t)el área de bosque disponible en el periodo t, es decir: ∫ U (C ,l( t ) )e −δt dt ∞ Max h (t ) (1) L ,D ,E 0Sujeto a : dF( t ) dt = − D( t ) (2) S (t ) + C (t ) = P ∗ f (A − F(t ) , E(t ) ) − w ∗ Lht ) − rX (t ) ( (3) L + L(ht ) = l( t ) + Ldt ) ( (4) La función U(.), es cóncava y aditivamente separable, U i > 0 , U ii < 0 , U ij = 0 ;siendo δ la tasa de descuento intertemporal. A partir de la ecuación (3) y sin pérdida de generalidad, el modelo asume que nohay ahorro S(t)=0 y que el único insumo que existe es la fuerza de trabajo, por lo que losotros insumos son nulos X(t)=0. De esta manera se establece que todo el ingreso seconsume; el gasto en consumo del hogar C(t), normalizado al precio unitario, iguala a los ( )ingresos por la venta de la producción agrícola f A − F( t ) , E( t ) , valorada al precio P, netode los gastos por la contratación de fuerza de trabajo Lh, al salario w, dado por lamovilidad de fuerza de trabajo. La producción es función de las labores agrícolas de“manejo de las plantaciones” E(t) y del área cultivada H(t), expresada como la diferencia2 Un cultivo permanente genera varias cosechas sobre la misma plantación. El precio de cultivos como café o cacao, enuna economía abierta, estará dado por el mercado internacional. 6
    • entre el tamaño de la localidad A y el inventario de bosque F(t) al año t, esto es H(t) =A -F(t); correspondiéndole a cada hogar una porción de dicha localidad 3 . La función deproducción es monótonamente creciente y estrictamente cóncava en “tierra” H(t) y “trabajo”E(t), esto es: f i > 0; f ii < 0; f ij > 0; i , j = 1,2 , siendo f H = − f F . La ecuación (4) muestra el balance de la fuerza de trabajo; en ésta, ladisponibilidad anual de tiempo L -que es fijo- y los jornales que se puede comprar en elmercado laboral Lh4 , igualan al tiempo anual destinado al ocio l(t) y a las actividades dagrícolas L(t ) . Estas últimas, medidas en jornales o días de trabajo, se desagregan en lasiguiente ecuación: Ldt ) = I (D( t ) ) + E( t ) + τ (A − F( t ) , E( t ) , I ( D(t ) ); q ) + G (A − F( t ) ; q ) ( (5) 14243 14444444 4444444 2 3 Pr oducción Transporte Los dos primeros términos de la ecuación 5, describen el tiempo empleado enactividades agrícolas en un periodo productivo. La cantidad de jornales para la “limpieza e ( )instalación de un cultivo permanente” I D( t ) , es una “relación técnica eficiente”,creciente y estrictamente convexa del área de bosque deforestada D(t), estoes: I D > 0; I DD ≥ 0 . Mientras que el número de jornales empleados en el “manejo de lasplantaciones” E(t), es una variable, y comprende todas aquellas labores agrícolasexistentes entre la instalación del cultivo y la cosecha, y entre cada cosecha sobre lamisma plantación; entre las principales tenemos: el deshierbe o control de malezas, lafertilización, las podas, etc. La distinción entre estas dos actividades es relevante en elmodelo porque son sustituibles. Los dos últimos términos de la ecuación 5, considerados “relaciones técnicaseficientes”, describen respectivamente, el tiempo que emplean los trabajadores en sutraslado diario, desde su residencia a la parcela, y el tiempo que requiere la cosecha y eltransporte de la producción al mercado 5 . Aunque estas actividades no están ligadasdirectamente a la producción, demandan tiempo y son necesarias para la venta 6 . Eltiempo que ocupan los trabajadores en su traslado τ (A − F (t ) , I ( D( t ) ), E( t ) ; q ) 7 , depende en3 El modelo considera que toda el área desmontada no eriaza es cultivada.4 El modelo asume que la compra de jornales, por el hogar colonizador, es siempre mayor a su venta5 Angelsen et. al (1999), modela el tiempo empleado en el transporte de los insumos y la producción al mercado, comofunción convexa del área deforestada h(H), mientras que Angelsen (1999), lo hace en función de la distancia recorrida parallegar a la frontera y cosechar una hectárea.6 Como extensión se puede considerar costos de transacción, p.ej para el acopio de la producción.7 Asumimos que es creciente y linealmente separable en D(t) y en E(t) y creciente en el área que se debe recorrer A-F(t), esto implica: τ F < 0 , τ E > 0, τ D > 0; τ FF ≥ 0 , τ FE < 0 , τ FD < 0; τ EE = τ DD = τ DE = 0 . 7
    • forma creciente del área recorrida A-F(t), y del número de días -jornales- dedicados a cadalabor, sean éstas de “limpieza e instalación de cultivo” I(D(t)) o de “manejo de lasplantaciones” E(t). Mientras que el tiempo que se emplea en la cosecha y el transporte de ( )la producción al mercado G A − F( t ) ; q , medido en jornales, es función creciente yconvexa respecto a la superficie deforestada H(t)=A-F(t), esto es G F < 0; G FF > 0(Angelsen et. al., 1999); lo que implica que el crecimiento del gasto en transporte, ante laexpansión agrícola, sucede a tasas crecientes, puesto que no sólo se incorpora la nuevaárea de cultivo que debe ser cosechada sino también la mayor distancia que debe serrecorrida. El parámetro de eficiencia del transporte q, captura la calidad de las vías y delos medios de transporte, y mide el tiempo empleado en el transporte por unidad dedistancia recorrida, considerado como “costo de transporte”. De esta manera, la mejora en las condiciones de transporte, es decir la reducciónde q, disminuye el gasto de transporte y el gasto marginal de transporte sobre árearecientemente desmontada. De esto, resulta relevante destacar, para fines de política, elefecto diferenciado que genera el cambio en q sobre el área de bosque reciéndesmonta G Fq < 0 y τ Fq < 0 , y sobre el área agrícola manejada Gq > 0 ,τ q > 0, τ Eq > 0, τ Dq > 0 .3.2 Solución del modelo De reemplazar la ecuación (5) en (4), y luego las ecuaciones (3) y (4) en la funciónde utilidad (ec.1); el problema del colono maximizador de utilidad, en un escenario conperfecta movilidad de fuerza de trabajo, será decidir el tamaño de área de bosque alimpiar para instalar cultivo D(t), la cantidad jornales a contratar Lh(t), y aquellos quedeberá emplear en “manejar las plantaciones” E(t) sobre toda el área cultivada A – F(t). Elvalor actual del hamiltoniano que permite resolver este problema viene dado por: 8 ~ ( , τH = U Pf ( A − F , E ) − wLh L + Lh − I (D ) − E − ( A − F , D , E ; q ) − G ( A − F ; q ) − λD ) (6) Siendo D, E y Lh las variables de control y F la variable de estado del sistema, elprincipio de máximo establece que 9 :8 Suprimimos subíndices de tiempo. Los subíndices indican derivadas parciales.9 Siendo el Hamiltoneano cóncavo respecto a las variables consideradas, la solución que maximiza el funcional objetivo esinterior. 8
    • ~ ∂H = 0; − U 2 (I D + τ D ) = λ (7) ∂D ~ ∂H = 0; U 1 Pf 2 − U 2 (1 + τ E ) = 0 (8) ∂E ~ ∂H = 0; − U1w + U 2 = 0 (9) ∂Lh ~ • ∂H • λ − δλ = − = 0; λ − δλ = U 1 Pf1 + U 2 (τ F + G F ) (10) ∂F lim λ( t ) F( t ) = 0 t →∞(11) La ecuación (7), exige que para transitar sobre la senda de explotación óptima delbosque, el costo marginal de trasladarse a la frontera, limpiar el bosque e instalar uncultivo -medido en pérdida de utilidad del ocio-, debe igualar al valor marginal que tiene elinventario del bosque para la sociedad, representado por λ (Mueller, 1997) 10 . El precio implícito negativo captura los costos que afronta el colono al desmontarel bosque nativo; así como también, la pérdida de este recurso para la sociedad; puestoque el bosque en pie se presenta al colono como un obstáculo que reditúa recién al finaldel periodo con la producción de las plantaciones instaladas -se asume que la madera notiene valor-. Para la obtención de beneficios, el área desmontada y cultivada D(t) seincorporará en la función de producción, empleando para ello la ecuación de movimientodF/dt (ec.10). De la combinación de la ecuación (8) y (9), se establece que la cantidad óptima deesfuerzo para labores de “manejo”, tiene lugar cuando el valor de su producto marginaliguala al salario. La ecuación (10), describe el beneficio agrícola marginal, obtenido a partir de lainstalación de nueva área de cultivo, transporte y venta de la producción en el mercado.La trayectoria óptima del inventario del bosque, exige que el cambio en el precio implícitopor la reducción del bosque (neto de intereses dejados de ganar por la instalación delcultivo) iguale a la suma de utilidades marginales del consumo y del ocio, como10 El beneficio por la extracción del recurso no se obtiene directamente de la acción de limpiar, instalar el cultivo y generar producción en forma “instantánea” sino de la cosecha, transporte y venta de la producción. 9
    • consecuencia de la venta de la producción, generada con unidades adicionales deesfuerzo en traslado de la mano de obra y en transporte de la producción. La condición de transversalidad (ec.11) indica que el hogar explotará óptimamenteel recurso sin enfrentar un periodo terminal (Pascual & Barbier, 2001). El equilibrio de largo plazo se alcanza cuando la tasa de cambio de la variable de • •estado y la variable de co-estado son cero, F = λ = 0 . El sistema que resuelve elequilibrio para F*, D*, E*, Lh* viene dado por: U 2 − wU 1 = 0 (12) Pf 2 − w(1 + τ E ) = 0 (13) δw(I D + τ D ) − Pf1 − w(τ F + GF ) = 0(14) −D=0 (15) De las ecuaciones 13 y 14 se establece que la expansión agrícola sobre el bosquealcanzará su límite cuando el ingreso agrícola de tal expansión iguale al interés pagadopor financiar la limpieza de un área de bosque y la instalación del cultivo más el costomarginal por transporte y cosecha de las plantaciones, además cuando el ingresomarginal por manejar las plantaciones iguale a su costo marginal, incluyendo el incurridoen el traslado de los jornaleros a la parcela. La trayectoria óptima del stock de bosque de equilibrio, puede ser determinadacualitativamente en un diagrama de fase D-F, basado en el comportamiento de las • •isoclinas D = F = 0 , a partir del siguiente sistema dinámico que resuelve el problema delcolono: dF = −D (16) dt dD δw(I D + τ D ) − Pf1 − w(τ F + GF ) + ΣD = (17) dt wI DDdonde:Σ = {− wU 2τ EF (I D + τ D ) − U 2τ DF (Pf 2 − w − wτ E ) + (wU 1 Pf 22 (I D + τ D ))* (Pf 21 + wτ EF Pf 22 )} 10
    • La existencia de equilibrio y su carácter “local”, se comprueba al obtener unapendiente de las isoclinas constante igual a cero. Siendo el determinante de la matrizJacobiana negativo, entonces existe una senda óptima que nos conducirá al equilibrioestacionario, el mismo que es clasificado como inestable o “punto de silla” (Hanley et.al,1997). Las condiciones necesarias para la caracterización del equilibrio son resumidas enel siguiente resultado:Resultado 1: La condición necesaria para la existencia de un límite a la expansión de lasplantaciones con valor comercial sobre el bosque tropical, el cuál es un equilibrio “local”con característica de “punto de silla”, es que la función de producción de un colonorepresentativo sea cóncava respecto a la superficie deforestada y que el costo detransporte sea convexo respecto a la misma variable. Este resultado implica que existe una senda óptima que de ser transitada por elcolono, al cumplir con las condiciones de optimalidad, le permitirá maximizar su utilidadsin depredar el recurso bosque.3.3 Estática comparativa Las decisiones de equilibrio de largo plazo que toma el hogar, respecto al tamañode su área agrícola, y respecto a la cantidad de jornales que utilizará en el “manejo delcultivo”, se verán alteradas ante cambios en las condiciones de transporte y en el preciodel cultivo. Evaluamos la incidencia de estos factores sobre el inventario de bosque deequilibrio y la cantidad de jornales asignados al “manejo del cultivo”, empleando la reglade Cramer.3.3.1 Efecto de una mejora en las condiciones de transporte La mejora en las condiciones de transporte, reduce “el tiempo empleado entransporte por unidad de distancia” q, con lo que disminuye el gasto marginal detransporte en todas las actividades, tanto de traslado de la mano de obra (τD,τE,τF) comode transporte de la producción al mercado GF. El efecto directo de esta mejora es elaumento en el requerimiento de jornales, tanto para labores de desmonte del bosque einstalación del cultivo (dF*) como de “manejo del cultivo” (dE*); tal como muestra lascondiciones de optimalidad, ecuaciones (8) y (10). 11
    • La magnitud de la expansión del área agrícola (ec.18), dependerá de cuántodecrecería la producción agrícola si se incrementara el “manejo del cultivo” (f22); así comotambién, de cuánto aumentaría la producción, si se complementaran las dos actividadesagrícolas (f21), neto del costo de movilizarse sobre el área nueva ( Pf 21 + wτ FE ). dF * {Pf 22 w(G Fq + τ Fq − δτ Dq ) + wτ Eq (Pf 21 + wτ FE )} = > 0 11 (18) dq Δ El mayor requerimiento de jornales para el “manejo del cultivo”(ec.19), tiene dosfuentes: la mejora en la producción, al complementarse las dos actividades agrícolas( Pf 21 + wτ FE ), y la disminución del costo marginal de traslado de la fuerza de trabajo paraactividades de “manejo” w τ Eq , consecuencia directa de la mejora del transporte. Lamagnitud de esta última fuente, dependerá de los rendimientos decrecientes de “la tierra”(al reducirse el bosque), y del crecimiento de los costos marginales asociados a laactividad de expansión agrícola, tanto por la limpieza e instalación de nueva área decultivo como por el transporte de la producción al mercado: Pf11 + w(δτ DF − τ FF − G FF ) . dE * {(Pf 21 + wτ EF )(GFq + τ Fq − δτ Dq )w + wτ Eq (Pf11 + w(δτ DF − τ FF − GFF ))} = <0 (19) dq Δ Consecuencia de un mayor requerimiento de “trabajo”, tanto para las actividadesde desmonte del bosque e instalación del cultivo como para el “manejo del cultivo”, seesperaría una mayor contratación de jornales, puesto que al aumentar a producción seincrementa el consumo y el ocio, lo cuál será posible en la medida que el hogar reduzcasu propio esfuerzo de trabajo contratando más jornaleros.3.3.2 Efecto de un aumento en el precio del cultivo El incremento en el precio del cultivo, incentiva la demanda por “factores deproducción” dF*, dE*, como resultado de aumentar el valor de sus productos marginalespor encima de sus costos marginales (ecuaciones 8 y 10). La magnitud de la expansión de la frontera agrícola (ec.20) dependerá de losrendimientos marginales decrecientes de las labores de “manejo de las plantaciones” (f22),11 Siendo Δ { = Pf 22 (Pf11 + w(δτ DF − τ FF − G FF )) − (Pf 21 + wτ FE ) 2 } , luego de simplificar el término [U 22 ] + w 2U 11 del numerador y denominador. 12
    • a partir de las cuáles se obtendría menores ingresos, y de los ingresos generados a partirdel “manejo del cultivo” sobre el área nueva, neto de los costos de traslado de la fuerza detrabajo sobre ella ( Pf 21 + wτ FE ). dF * {Pf 22 f1 − (Pf 21 + wτ FE ) f 2 } = <0 (20) dP Δ El mayor requerimiento de jornales para el “manejo de las plantaciones” (ec.21), sedará en respuesta a los rendimientos marginales decrecientes de la expansión del áreaagrícola (f11), que a diferencia del efecto del precio sobre la expansión agrícola (dF*/dP),se acentúa por los costos marginales crecientes de la actividad de desmonte del bosque einstalación del cultivo. dE * {(Pf 21 + wτ EF ) f1 − (Pf11 − w(τ FF + G FF − δτ DF )) f 2 } = >0 (21) dP Δ El resumen de tales cambios se presentan en la siguiente tabla: TABLA 1 RESULTADOS DE ESTÁTICA COMPARATIVA dF* dE* dLh* dq + - - dP - + + Con dD* = 0 Los efectos generados sobre la superficie agrícola y sobre el empleo de jornalespara el “manejo de los cultivos”, los resumimos en el siguiente resultado:Resultado 2: Considerando perfecta movilidad de la fuerza de trabajo, concavidad en laproducción y convexidad en los costos de transporte, tanto la mejora en las condicionesde transporte como el incremento en el precio del cultivo, incentivarán la expansión de lasplantaciones con valor comercial sobre el bosque tropical; así como también, aumentaránel requerimiento de jornales para el “manejo de las plantaciones” existentes en el área 13
    • deforestada. Lo cuál, elevará la utilidad de los hogares al aumentar el consumo y eltiempo de ocio. Como se puede analizar a partir de las ecuaciones 18, 19, 20 y 21, laconsideración de los costos de traslado de la fuerza de trabajo, amplifica la magnitud delos efectos generados por la política de transporte y de precios, sobre el cambio en elárea agrícola y en la cantidad de jornales para el “manejo de las plantaciones”. Por otro lado, ante una mayor demanda por consumo y ocio, el hogar puedereducir sus horas de trabajo contratando más jornaleros. La decisión sobre la cantidad deocio que el hogar desea mantener, es independiente de la cantidad de jornales quedemandan las actividades agrícolas, comprobándose la propiedad de separabilidad. [ ]Obsérvese en la nota de pie Nro. 11 que el término U 22 + w 2U 11 se simplifica.3.4 Restricción de Oferta Laboral e Intensificación de la Infraestructura deTransporte El modelo asume que no hay restricciones en la movilidad de la fuerza de trabajo. Sinembargo, en un trabajo previo no publicado, hemos demostrado que bajo un contexto de restricciónen la oferta de trabajo y neutralidad al riesgo, la condición necesaria para que una mejora en lainfraestructura de transporte no incentive la expansión de la frontera agrícola, es que el costo deoportunidad de expandir nuevas áreas de cultivo (dado por el valor generado en base al ocio o almanejo de las plantaciones) supere al ingreso generado de instalar nuevas plantaciones, siempre ycuando dicha mejora ocurra sobre el área cultivada y no sobre áreas de bosque no intervenidas.Este resultado es evidenciado por Weinhold & Reis (2004) y por Chomitz & Gray (1996) respecto alefecto de intensificar los caminos sobre el área colonizada, y por Angelsen (1999) respecto arestringir la oferta laboral. De otra forma, se esperaría que cualquier mejora incentive siempre laexpansión de la frontera agrícola.4. SIMULACIÓN DE LA EXPANSIÓN DE LA FRONTERA AGRÍCOLCAEl propósito de esta sección es simular el modelo teórico reportado en las seccionesprevias, llámese un modelo de los determinantes de la expansión de la frontera agrícola.En particular en este análisis se utilizarán datos empíricos relativos a cultivos 14
    • permanentes, en la selva alta en Perú, específicamente en el valle del río ApurímacVRAE. Este análisis estará centrado principalmente en analizar la sensibilidad del límitede dicha expansión ante cambios en las condiciones de transporte. Para estocaracterizamos y parametrizamos las formas funcionales del modelo teórico propuesto enla sección previa, empleando información de los sistemas agrícolas de producción de losdistritos de Sivia, Pichari-Quimbiri y Santa Rosa, recogida a través de encuestas porWachholtz (1996) el año 1995.4.1. Caracterización y Parametrización de las Formas Funcionales Wachholtz (1996) presenta datos sobre la disponibilidad y requerimiento de fuerzade trabajo en el VRAE. Estos datos son usados como variables proxies para simular elestudio teórico propuesto en este artículo.4.1.1. Características de los sistemas agrícolas de producción en el VRAE El valle del río Apurímac es límite natural de los departamentos de Apurímac,Ayacucho, Cuzco y Junín. Este territorio corresponde a una región de selva alta, cuyacolonización basada en la explotación del café, cacao y barbasco se remonta a la décadadel 60 del siglo pasado. El estudio de Wachholtz (1996) comprende los distritos de Sivia ySanta Rosa en Ayacucho, y Pichari-Quimbiri en el departamento de Cuzco. La población rural en la zona de estudio al año 1995 ascendía a 26,686 personas,conformando 6,900 hogares aproximadamente, con un área de tenencia promedio de 12hectáreas por hogar, representando el área cultivada el 52 % del predio (Wachholtz:1996). Considerando que el área deforestada en el Departamento de Ayacucho al año1995, según el Instituto de Recursos Naturales INRENA, representaba el 23% del stockinicial de bosque, estimamos que el área boscosa en la zona de estudio, para ese mismoaño, ascendía a 142,300 hectáreas (ver tabla 2). TABLA 2 AREA TOTAL Y DEFORESTACIÓN AL AÑO 1995 (HAS) Ambito Zona Estudio Area Total 185,153 Deforestación 42,846 Stock de Bosque 142,300 15
    • Fuente: INRENA Elaboración: PropiaLa tabla 3, muestra la composición de la cédula agrícola típica en los sistemas deproducción agrícola de ciclo largo, como el cacaotero; en el cuál, el 73% de la extensiónde área la ocupan los cultivos permanentes. Sobre una parcela típica de 6.21 hectáreas,se muestra en la tabla el requerimiento de fuerza de trabajo, expresado en jornales. TABLA 3 SISTEMA DE PRODUCCIÓN DE UN HOGAR TÍPICO EN EL VRAE Cultivos Area Cultivada Sist. Requerimiento de Fuerza de Trabajo /Ha Cacaotero Familiar (jorn.) Contratado (jorn.) Café 8% 54 26 Cacao 65% 31 28 Coca 12% 88 125 Plátano 5% 33 24 Yuca 4% 38 25 Maíz 4% 26 19 Arroz 2% 29 19 Total 6.21 Fuente: Wachholtz (1996)Las ecuaciones 4 y 5 del modelo teórico, referidas a la disponibilidad y uso de fuerza detrabajo, se asocian a los datos presentados por Wachholtz (1996) para un hogar típico enel VRAE en las tablas 4 y 5. TABLA 4 DISPONIBILIDAD Y USO DE JORNALES DE UN HOGAR TÍPICO - VRAE (Número de Jornales / año ) Disponibilidad Uso h Hogar (L) Contrata (L ) Comunal Ocio (l) Demanda (Ld) dh L Ldnh 745 328 88 413 333 415Fuente: Wachholtz(1996): promedio ponderado entre sistemas agrícolas de producción. TABLA 5 REQUERIMIENTO DE FUERZA DE TRABAJO DE UN HOGAR TÍPICO-VRAE (Número de Jornales / año / 6.21 has) 16
    • Instalación Manejo E Traslado t(.) Cosecha- Demanda I(D) (15%) Transporte G(.) (Ld) Wachholtz 330 267 0 151 748 Propuesta 281 227 112 128 748Estructura % 38% 30% 15% 17% 100%Fuente: Adaptación de Wachholtz (1996)4.1.2 Calibración del Modelo En la tabla 6, se proponen formas funcionales específicas, consistentes con elmodelo teórico, para cada una de las principales ecuaciones del modelo (ecuaciones 12-15); y los parámetros asociados, basados en la evidencia empírica. En esta tabla seresume también la metodología de estimación de cada parámetro según corresponda. Los parámetros de escala son dependientes de la extensión del área de estudio,del número de hogares, de la extensión del predio y del área cultivada. En base a ello,podremos definir el tamaño del área total A y del stock de bosque en el periodo inicialF(0). El valor inicial para el decremento del stock de bosque D(0) se calibrará a partir delvalor de F(0), de modo que pertenezca a la senda óptima al equilibrio. El valor que seempleó para iniciar la calibración de D(0) fue de 3,450 hectáreas, el cuál corresponde aun incremento de 0.5 has por hogar, según un monitoreo de parcelas correspondiente alaño 1999 (Lucich: 1999). Por lo anterior, es muy plausible considerar A-F como una buena aproximación deH, tal como se presenta en el modelo teórico. Al asumir que la extensión del área total Aes fija, suponemos que el modelo no incluye el crecimiento de la población. Crecimientoque explica el incremento de A. Los valores asignados a los parámetros de comportamiento son consistentes tantocon las formas funcionales como con las características del sistema agrícola deproducción del VRAE. Esta consistencia dice relación con los siguientes puntos i) elingreso promedio del hogar, ii) la función de producción; y, iii) la disponibilidad y usos dela fuerza de trabajo. TABLA 6 PARAMETRIZACION DEL MODELO Caracterización Requerimiento Metodología Valor 17
    • Extensión del Predio y del Obs. Directa (Wachholtz,1996) A = 185,000 Área-escala área cultivada / hogar (en hectáreas) F(0), se estimó el área total del predio y se le restó el F(0)= 142,000 Cambio en el área cultivada / área cultivable al año 1995. hogar D(0), se aproximo a partir del valor inicial de 3,450 D(0)= 3,321 (Lucich, 1999) Utilidad Supuesto: función de utilidad μ1 = μ2 = 1 0 < μ1 ≤1 lineal U (C , l ) = Ψ C ( μ1 +l μ2 ) Número de Jornales para el Estimación por regresión de la función de producción de α = 0.5Función de Producción manejo de plantaciones de café y de cacao. Coeficientes de F.P Café: α= 0.47, β (en kilos) café y de cacao. = 0.46, Z =37. Coeficientes de F.P del cacao: α= 0.60, β = 0.5 β = 0.40, Z =60. Los parámetros se ajustaron a la α + β ≤1 Producción de café y cacao. escala de producción del predio y a los ingresos netos. Z = 100 Ingreso neto de hogares Observación directa Z >0 YN = 1,960 f (.) = Ζ[A − F(t ) ] E(t ) α β Requerimiento de jornales Se estima k y Γ a partir de resolver el sistema I (D(t ) ) = ΓD(κt )Costos de instalación 12 para instalación de 6.21 has κ = 1.5 para 6.21 has y D(0)=3,450 has. (en jornales) y D(0)=3,450 has Luego se ajustará a la composición % del requerimiento Γ>0 Requerimiento % de Jornales de jornales. Γ=8 para I(.), E, t(.) y G(.) I (D(t ) ) = ΓD(κt ) k>1 Cosecha de una Requerimiento de jornales Observación directa, considerando un promedio entre Hectárea (en para cosechar una hectárea. café y cacao, y asumiendo que la cosecha es sobre toda jornales) el área cultivada, independiente edad de plantación. c=5 c > 0 Requerimiento % de jornales Se ajusta el valor de q para H(0) según las siguientesCostos de Traslado 13 y para I(.), E, t(.) y G(.) condiciones: G()cuadrado en H, t() lineal en H, la q = [0.004, 0.0065] de Transporte 14 composición % de jornales, y el ingreso neto. La variable (en jornales) E(0), I(0), H(0) S ajusta Ω al área destinada a I(.) o a E. Ω = 0.25 q>0 S = 0.0112 Número de jornales requeridos para deforestar e instalar cultivo sobre una determinada área D. El esfuerzo I(.) será proporcionalmente mayor a medida que aumenta el área deforestada D.13 Número de jornales requeridos para trasladarse hasta el lugar donde se instalará el cultivo I(D) o se manejará la plantación E. Por cada día de trabajo se debe recorrer una porción SΩ del área total, suponiendo que existe una determinada distribución espacial de la población. Donde q es el tiempo requerido para recorrer una hectárea en forma radial, expresado en jornales (en minutos). El tiempo total por jornada es igual a q multiplicado por el radio de la circunferencia al cuadrado. S reduce la porción Ω al área que debe ser recorrida para labores agrícolas diferentes a las de transporte la producción al centro de acopio.14 Número de jornales requeridos para “cosechar y sacar la producción”. Por cada hectárea cosechada se debe recorrer el área cultivada total para recoger los frutos maduros y transportarlos al centro de acopio. En promedio se recorre un porción de área Ω. Donde c es igual al número de jornales promedio para cosechar una hectárea. 18
    • τ (.) = q SΩ [A − F(t ) ] π {E(t ) + [ΓD(κt ) ]} 0<Ω<1 0<S<1 [ ] G (.) = A − F(t ) qΩ( A − F ) / π + c Costos / Precios Jornal - Precio café Observación directa ϖ=4 - P=1Fuente: Elaboración Propia.4.2. Simulación del modelo A partir de la parametrización del modelo teórico (ecuaciones 12-15), y empleandoel software matemático Maple v7, se testea la caracterización del equilibrio y sedeterminan sus valores de largo plazo para el stock del bosque F* y para la cantidad dejornales dedicados al manejo de las plantaciones E*. De la misma forma se simula latrayectoria que conduce a estos valores, resolviendo el sistema de ecuaciones dinámicasque explican el cambio en el stock del bosque (ecuación 16) y el cambio en la tasadeforestación (ecuación 17). Esto para valores iniciales de F(0) = 142,000 y D(0) = 3,321hectáreas. Como resultado de lo anterior, se estima que la expansión de la frontera agrícolaen el VRAE en base a cultivos permanentes, conduciría a una pérdida de coberturaarbórea acumulada entre 40% y 65% del área total en 100 años, ocurriendo el 80% deesta intervención en sólo 35 años. Esto se muestra en la tabla 7, en la que se considerandos escenarios de costos de transporte q. TABLA 7 DEFORESTACIÓN EN LA ZONA DE ESTUDIO: 1995 - 2095 Ambito (has) Año 1995 Año 2095-A Año 2095-B q=0.004 q=0.0065 Area Total 185,153 185,000 185,000 Deforestación 42,846 120,410 74,099 Stock de Bosque 142,300 64,590 110,901 Fuente: Elaboración Propia. 19
    • Sin embargo, este equilibrio se caracteriza por ser inestable, lo cuál significa queen general, cualquier combinación inicial de jornales E(0) y área cultivada A-F(0), nosdesviará del equilibrio, presionando al abandono de la plantación. De esta forma, elmodelo revela que el manejo de las plantaciones no es sostenible a menos que se transitepor una senda de manejo óptimo. En este caso, la frontera agrícola en base aplantaciones habría alcanzado su límite de expansión. La inestabilidad que revela elmodelo se debe a que la elección de E sólo consideraría objetivos económicos y noecológicos –ambientales. Sin embargo el modelo revela la existencia de una políticaóptima de combinación de E* y A-F* para sostener la actividad agrícola y no tener queabandonarla. El Gráfico 1 muestra, sobre un campo de movimiento, la senda al equilibrio queseguiría la política óptima. GRÁFICO 1 DIAGRAMA DE FASE Y SENDA ÓPTIMA En caso que los agricultores no transiten por la senda óptima al equilibrio, es deesperarse que abandonen sus plantaciones y emigren a otra zona o se dediquen acultivos de ciclo corto, como la hoja de coca. Esta situación los conducirá a la práctica deuna agricultura migratoria en base a la “tumba y quema” del bosque, haciéndose cada vezmás costoso cultivar expresamente para destinar la cosecha al mercado 15 . Un ejemplo deeste escenario sucede cuando se propone desmontar el bosque a tasas crecientes,15 Si bien la evidencia empírica muestra que una buena porción de agricultores practican la agricultura migratoria, el stock de bosque de equilibrio simulado puede interpretarse como la tasa que agrega al conjunto de agricultores dispersos que han encontrado su propia senda al equilibrio. Una posible extensión al modelo consideraría la dinámica del bosque secundario y la combinación de cultivos entre ciclo largo y ciclo corto. 20
    • haciendo insostenible la actividad agrícola por la pérdida de cobertura arbórea, principalfuente de nutrientes del bosque. Así, ubicándonos a la derecha del nivel de equilibrio delstock del bosque y por encima de la senda óptima, la reducción del bosque acelerará latasa de crecimiento de la expansión agrícola con el propósito de maximizar la utilidad delcolono, desviándose aún más de la trayectoria óptima al equilibrio. Ubicados sobre la senda óptima, la expansión de la frontera agrícola, como seobserva en el Gráfico 2, es mucho más acelerada al inicio de cada proceso, para luegodesacelerarse durante un amplio periodo de acercamiento al equilibrio o límite deexpansión de la frontera agrícola, el mismo que puede durar más de 100 años. GRÁFICO 2 TRAYECTORIAS AL EQUILIBRIO Según los resultados de la simulación, se estima que la pérdida de coberturaarbórea en los distritos de Pichari-Quimbiri, Sivia y Santa Rosa en el VRAE, sería dealrededor de 14,000 hectáreas para el periodo 1995-2004. Las mismas que nonecesariamente son atendidas en un mismo periodo de tiempo. El proceso de ajuste al equilibrio del stock de bosque, implica un procesodecreciente de la intensidad de uso de la fuerza de trabajo para el manejo de lasplantaciones, puesto que la demanda por jornales para manejar la expansión de lafrontera agrícola sucederá a tasas decrecientes por la concavidad de la función deproducción. Proceso que se estabilizaría en 81 jornales por hectárea. Si bien, sabemos cuáles son los signos de los efectos que genera el cambio en lascondiciones de transporte sobre el stock de bosque de equilibrio, a continuaciónevaluamos qué tan sensible resulta este equilibrio ante cambios en los parámetros del 21
    • modelo, y cuánto tiempo demora alcanzar el nuevo equilibrio de transitar por la sendaóptima. El Gráfico 3 muestra la evolución del stock de bosque de equilibrio y de la cantidadde jornales de equilibrio según se enfrente diferentes costos de transporte. Como lopredice el modelo teórico a medida que aumentan los costos de transporte el stock debosque tendería a reducirse. GRÁFICO 3 GRÁFICO 3 STOCK DE BOSQUE - JORNALES DE EQUILIBRIO Y COSTOS DE TRANSPORTE 16,000,000 200,000 14,000,000 180,000 160,000 12,000,000 Stock Bosque 140,000 Jornales 10,000,000 120,000 8,000,000 100,000 6,000,000 80,000 60,000 4,000,000 40,000 2,000,000 20,000 - - 0. 6 0. 8 30 0. 5 40 0. 5 0. 0 55 0. 0 65 0. 0 80 0. 0 00 0. 0 00 0. 0 0. 0 00 70 2 2 3 4 5 6 7 9 1 0 0 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 01 01 02 03 04 05 47 0. 0. 0. 0. 0. 0. 0. 0. 0. Costo de Transporte (q ) Manejo Stock Bosque Se espera que ante una disminución de los costos de transporte en 20% (i.e., queq pase de 0.0065 a 0.0052), el stock de bosque de equilibrio se reduciría en un 6%, estoes en 18,000 has. De éstas, 9,000 se deforestarían en los próximos 10 años. Si el costode transporte se redujera a la mitad, el VRAE se reduciría a 35,000 has de bosque (18%del área total) en un horizonte de 100 años, considerando que la máxima pérdida ocurredurante los 35 primeros años. Por el contrario, si se dificultan las condiciones para eltransporte de la cosecha de modo que q se incrementa en 38% (i.e., pasa de 0.0065 a0.009), el 28% de las plantaciones serían abandonas, esto implicaría que 14,000 has seconvertirán en bosque secundario. Para que el proceso actual de expansión agrícola en base a cultivos permanentesse frene, el costo de transporte debería ser de un valor aproximado de 0.011, estorepresenta un incremento de casi un 100% 16 .16 Lo importante del proceso de expansión son los 10 primeros años, puesto que difícilmente en los próximos 90 los precios permanecen constantes. 22
    • 5. CONCLUSIONES Buena parte de la deforestación ocurrida en el bosque tropical, se explica por lamigración de pequeños agricultores que ocupan su frontera para explotar cultivostransables permanentes como café y cacao. Estos agricultores deben decidir en cadamomento si continúan expandiendo sus plantaciones considerando que enfrentan costoscrecientes de transporte y que deben seguir un programa óptimo de expansión y deincorporación de materia orgánica que les permita sostener sus plantaciones. El modelo teórico presentado en este artículo establece que existe un límite a laexpansión de la frontera agrícola sobre el bosque tropical dado por los costos detransporte; límite que será traspasado, en un contexto de libre movilidad de fuerza detrabajo, cada vez que estos costos disminuyan y/o aumente el precio del cultivo pagadoen la parcela; con lo que además aumentará el requerimiento de jornales para lasactividades de “manejo del cultivo”. Esto significa que tanto el incremento del precio comola mejora en las condiciones de transporte incentivarán la deforestación del bosquetropical. Este límite es un equilibrio inestable que se puede alcanzar de seguir sólo una delas varias alterativas que se le presentan al agricultor para manejar sus plantaciones. A través de la simulación del modelo para el valle del río Apurímac de la hoyaAmazónica en el Perú, se observa que el proceso de pérdida de cobertura arbórea pormejora en las condiciones de transporte sería entre el 40 y 65% del área total, en unhorizonte de 100 años, sucediendo el 80% de esta ocupación en sólo 35 años. A su vez,sucesivos cambios en las condiciones de transporte y/o en el precio de los cultivosalterarían los procesos de ajuste anteriores, ya se acelerando o desacelerando dichaexpansión, sugiriéndose que el análisis económico relevante para este tipo deintervención sea para periodos de 10 años. El resultado de la ocupación del territorio como proceso de la expansión agrícolaen el VRAE, obtenido de la simulación del modelo teórico propuesto, es similar alresultado obtenido en base a la interpretación de imágenes de satélite para un conjuntode distritos del VRAE que fueron proporcionadas por la Oficina de Naciones UnidasContra la Droga y el Delito UNODC. Partiendo de las mismas condiciones establecidas enel año 1995 respecto al área deforestada, se estima, en base a esta información, que laintervención sobre el área total del territorio es de aproximadamente 36%. Por otra parte, la tasa anual de deforestación de 0.18%, obtenida en base a lainformación proporcionada por UNODC, resulta inferior al promedio nacional de 0.3% y al 23
    • regional de 0.5%, según la FAO (2005), lo que resulta coherente con la composición de lacédula agrícola basada en el manejo de las plantaciones de café y/o cacao asociadas acultivos transitorios como el de la hoja de coca. Muchas de estas plantaciones de café ycacao son resultado del Programa de Desarrollo Alternativo al cultivo de la hoja de cocaejecutada por diferentes Instituciones. Aunque el modelo teórico propuesto en este artículo presenta las condicioneseconómicas básicas del proceso de expansión de la frontera agrícola sobre el bosquetropical se proponen las siguientes extensiones a fin de controlar mejor algunas variablesclaves, que permitirán incentivar la gestión a través de la senda óptima 18 . Se propone, porejemplo, incorporar la rotación de cultivos incluyendo los de ciclo corto y la dinámica derecuperación del bosque secundario, hacer una variable endógena al modelo lainfraestructura de transporte a partir del proceso de generación de centros poblados y elcontrol de diferentes espacios. Esto último permitiría distinguir espacialmente los efectosde la mejora en las condiciones de transporte (a través de caminos, puentes, trochascarrozables, tarifas, centros de acopio, organización social, etc), sobre el área cultivada yel área no intervenida; y de esta forma se podría regular de mejor manera ladeforestación. Para ello se propone realizar ensayar nuevas modelaciones coninformación primaria. Finalmente, la principal recomendación de política de este artículo es la necesidadde buscar variables de control que permitan vislumbrar la pérdida de bosque tropical yorientar la explotación de cultivos permanentes de ciclo largo por la senda óptima demanejo del bosque; toda vez que la deforestación no se acelera por la mera existencia decarreteras sino por los incentivos que se le presenta al colono para reorientar sus laboresagrícolas hacia la limpieza de nueva áreas de bosque.6. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICASAhuja, Vinod (1998): “Land degradation, agricultural productivity and common property: evidence from Cote d’Ivore”. Environment and Development Economics. Vol. 3: 7-34.18 Puesto que como analizáramos, los cultivos permanentes tienden a incentivar prácticas migratorias al no restituir el suelo. 24
    • Angelsen, Arild (1999): “Agricultural expansion and deforestation: modelling the impact of population, market and property rigths”. Journal of Development Economics. Vol. 58: 185-218.Angelsen, A., K. Shitindi and J. Arrestad (1999): “Why do farmers expand their land into forest? Theories and evidence from Tanzania”. Environment and Development Economics.Vol. 4: 313-331.Angelsen, Arild (2010): “Policies for reduced deforestation and their impact on agricultural production". PNAS Journal Vol. 107.Arifin, Bustanul (1998): “The economics of shifting cultivation system in forest land”. Paper prepared for the World Congress of Environmental and Resource Economists.Barbier, Edward (1995): “Tropical wetland values and environmental functions”. En Biodiversity Conservation: Problems and policies”. Perrings et.al Editores. Kluwer Academic Publishers. 1995Barbier, E. and J. Burges (1997): “The economics of tropical forest land use options” Land Economics. May.1997:174-195.Barbier, Edward (2001): “The economics of tropical deforestation and land use: An introduction to special issue”. Land Economics. May 2001:155-171.Barbier, Edward (2004): “Explaining agricultural land expansion and deforestation in developing countries”. American Journal of Agricultural Economics. 5: 1347-1353.Barrantes, Roxana y Carolina Trivelli (1996): Bosques y madera. Análisis económico del caso peruano. Instituto de Estudios Peruanos, IEP, Lima.Bulte, Erwin and Daan Van Soest (1999): “A note on soil depth, failing markets and agricultural pricing”. Journal of Development Economics. Vol 58: 245-254.CONAM (1999): “El Informe de la Comisión Nacional del Ambiente”. PerúConrad, Jon and Colin Clark (1987): “Natural Resource Economics”. Cambridge University Press.Cropper M, C. Griffths and M. Muthukumara (1999): “Roads, population pressures and deforestation in Thailand, 1976-1989”. Land Economics, Vol. 75:58-73.Cropper M, C. Griffths and J. Puri (1999): “How the location of roads and protected areas affects deforestation in North Thailand”. Working Paper. World Bank.Chomitz, K. and D. Gray (1996): “Roads, land use and deforestation: A spatial model applied to Belize”. The World Bank Economic Review.Christ, Carl (1966): “Econometric, models and methods”. John Wiley & Sons, New York 25
    • Dvorak, Karen (1992): “Resource Management by West African farmers and the economics of shifting cultivation”. American Journal of Agricultural Economics. Vol 784: 809-15.Ehui, Simon and Thomas Hertel (1989): “Deforestation and agricultural productivity in the Cote d I’vore”. American Journal of Agricultural Economics. August 1989.Faris, Robert (1999): “Deforestation and land use on the envolving frontier: An empirical Assessment”. Development Discussion Paper #678, Harvard Institute for International Development, February 1999.FAO (1997): State of the World’s Forest. 1997. United Nations. RomeFAO (2005). "Forest Resources Assessment 2005" . United Nations. RomeHanley, N., J. Shogren and B. White (1997). “Environmental Economics: In Theory and Practice”. Oxford University Press.Instituto Nacional de Estadística e Informativa, INEI - Ministerio de Agricultura, MA (1995): “III Censo Nacional Agropecuario 1993”. Lima, Perú. www.inei.gob.pe.Kaimowitz, David & Arild Angelsen (1998): “Economic Models of Tropical Deforestation: A Review”. CIFOR. Center for International Forestry Research.Kaimowitz D. and A. Angelsen (1999): “Rethinking the causes of deforestation: Lessons from economic models”. The World Bank Research Observer, February 1999. 73-98.López, R. and M. Niklitschek (1991): “Dual economic growth in poor tropical Areas”. Journal of Development Economics. Vol.36:189-211.López, Ramón (1996): “Recursos verde en América Latina: mecanismos de sostenibilidad” En: “Recursos Naturales y Desarrollo”. Cieplan, Consorcio de Investigación Económica y Social. Perú. D.Braen & M.Glave Editores.López, Ramón (1998): “The tragedy of the commons in Cote d’Ivoire agriculture: Empirical evidence and implications for evaluating trade policies”. The World Bank Economic Review.Lucich, Iván (1999), “Informe de monitorio y evaluación del Proyecto AD/PER/939”. Preparado para la Oficina de Servicios para Proyectos de Naciones Unidas. Lima.Mendelsohn, Robert (1994): “Property rights and tropical deforestation” Oxford Economic Papers, Vol. 46:750-756.Millones, Jorge (1998): “Deterioro Ecológico”. Instituto Nacional de Recursos Naturales, Lima, Perú.Ministerio de Transportes, Comunicaciones, Vivienda y Construcción, MTCVC (2001): Mapas de la Red Vial Nacional 1994. Dirección General de Caminos. Lima, Perú. 26
    • Mueller, Bernardo (1997): “Property rights and the evolution of a frontier”. Land Economics. Vol. 73:42-57.Nelson G. and D. Hellerstein (1997): “Do Roads cause deforestation?. Using satellite images in econometric analysis of land use” American Journal of Agricultural Economics. February 1997.Pandey, S. and N. Tri Khiem (2001): “Population pressure, market access and food security in the uplands of northern Vietnam: a micro-economic analysis”. Paper prepared for the Annual Meeting of the American Agricultural Economics Association, Chicago.Pascual, U. and E. Barbier (2001): “A model of optimal labour and soil use with shifting cultivation”. Fondazione Eni Enrico Mattei. Milano. Italy. October 2001.Pendleton, L. and Lance Howe (2002): “Market Integration, Development, and Smallholder Forest Clearance”. Land Economics. 78(1):1-19.Pfaff, Alexander (1997): “What drives deforestation in the Brazilian Amazons”. World Bank. Policy Research Working Paper.PNUMA (2002): Global Environment Outlook, GEO – 3. Naibori, Kenya.Romano, Claudia (1999): “Soil erosion and imperfect labor market: the case of small farmers in El Salvador”. Draft. Department of Agricultural and Resources Economics. University of Maryland at College Park.Simon, C. and L. Blume (1995): “Mathematics for Economists”. New York Norton.Southgate, Douglas (1990): “The causes of land degradation along ‘spontaneously’ expanding agricultural frontiers in the third world”. Land Economics. Vol. 66:93-101.Stryker, Dirck (1976): “Population density, agricultural technique, and land utilisation in a village economy”. The American Economic Review. June 1976. 347-358.Tachibana, T; T. Nguyen and K.Otsuka ( 2001): “Agricultural intensification versus extension: A case study of deforestation in the Northern hill region of Vietnam”. Journal of Environmental Economics and Management. Vol. 41:44-69.Van Soest, D.;E.Bulte; A. Angelsen & C.Van Kooten (2002): “Technological change and tropical deforestation: a perspective at the household level”. Environment and Development Economics. 7:269-280.Varian, Hal (1992), “Microeconomic Analysis”. Norton & Company INC 3 Ed.Wachholtz, Rolf (1996), “Economía de los sistemas agrícolas en el valle Apurímac, Perú”. Informe de consultoría preparado para la Oficina de Servicios para Proyectos de Naciones Unidas. Lima 27
    • Weinhold, D. and E. Reis (2004), “Land Use and Transportation Costs in the Brazilian Amazon”, University of Wisconsin – Madison, Department of Agricultural & Applied Economics. Staff Paper # 467, Feb. 2003.Yanggen, D. and T.Reardon (1999): “The Impact of technological change in agriculture on deforestation: The case of improved fallows in the peruvian amazon”. Prepared for American Agricultural Economics Association 1999. 28