Your SlideShare is downloading. ×
0
Cienciasoad2011
Cienciasoad2011
Cienciasoad2011
Cienciasoad2011
Cienciasoad2011
Cienciasoad2011
Cienciasoad2011
Cienciasoad2011
Cienciasoad2011
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Cienciasoad2011

162

Published on

Colegio Nuestra Señora del Carmen-Secundaria-Centro de Información-Biblioteca "Carlos Cueto Fernandini" tomado de la página Vida & Futuro del diario El Comercio

Colegio Nuestra Señora del Carmen-Secundaria-Centro de Información-Biblioteca "Carlos Cueto Fernandini" tomado de la página Vida & Futuro del diario El Comercio

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
162
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. C E N T R O D EPor Tomás Unger I N CIENCIA-METEOROLOGÍA-GEOFÍSICA F O R M ACIENCIA C ILa edad de la Tierra (I) Ó NGEOLOGÍA. Para el hombre no es fácil pensar en millones de años, tomó varios siglos aceptar que así Bdebía medirse la edad del planeta. I BMartes 4 de Octubre del 2011 L IHoy sabemos que nuestro sistema solar tiene más de 4,5 mil millones de años, y que los dinosaurios se extinguieron 60 O Tmillones de años antes de que aparecieran los primeros homínidos en África. También sabemos que los continentes se mueven Ey las especies evolucionan. Pero, para quienes no contaban con nuestros conocimientos, los fósiles plantearon un problema C Aque los teólogos y los filósofos intentaron resolver. Pasajeros olvidados del arca de Noé, los fósiles dieron inicio a una revisiónde nuestro concepto del tiempo. C AEL TIEMPO HUMANO R LPara medir el tiempo usamos magnitudes ligadas a nuestras actividades. Los días, meses lunares y años permiten calcular la Oduración de nuestros viajes, el ciclo de las cosechas y la vida humana. Desde la perspectiva humana, el tiempo abarca a lo más Ssiglos y milenios. Sin embargo, el observar la inmutabilidad de las estrellas y la repetición cíclica de los fenómenos celestes nos C Uhace pensar en períodos mayores a los que pueden medirse con parámetros humanos. Así surgió la incómoda noción de lo Einfinito, tanto en el espacio como en el tiempo. T OA falta de conocimientos, cada cultura creó su mitología para explicar y dar fechas a la creación del universo y del hombre,poniendo límites a su existencia. Los primeros pensadores que comenzaron a cuestionar las mitologías fueron los griegos. F EUN GRIEGO, EL PRIMERO R NHoy sabemos que vivimos en un universo cambiante. Aun así, no nos es fácil pensar en millones de años, por lo que resulta Aasombroso que, sin estos conocimientos, alguien imaginara la escala y lentitud del proceso evolutivo de la Tierra. El primero en N Dhacerlo fue un griego. I N I
  • 2. C E N T R O D EPor Tomás Unger I CIENCIA-METEOROLOGÍA-GEOFÍSICA N F O R M ACIENCIA C IEl Sol y la edad de la Tierra (II) Ó NMartes 11 de Octubre del 2011 BA fines del siglo XVIII, mientras los científicos discutían la edad de la Tierra con los teólogos que, I Bbasados en la Biblia, le daban 4004 años, los astrónomos y físicos tenían otra preocupación: el Sol. L ICon excepción de los terremotos, volcanes, géiseres y mareas*, todo lo que se mueve en la Tierra lo O Thace con la pequeñísima parte de la energía solar que nos llega debido a su distancia. E CEl Sol tiene 1’390.000 km de diámetro, contra 12.000 de la Tierra, y está a unos 150 millones de km. Si Ael Sol fuera una toronja de 14 cm, la Tierra sería una cabeza de alfiler a 15 m de distancia. Sin C Aembargo, esa pequeñísima parte de la energía solar nos basta y sobra, aunque la mayor parte es R Lreflejada de vuelta al espacio. De esa energía solo notamos tres formas: el calor, la luz visible y la luz O Sultravioleta (que no vemos, pero que nos quema la piel). Surgió el problema: no se conocía ningún Ccombustible que permitiera al Sol alumbrar tanto tiempo sin agotarse. U ECARBÓN Y METEORITOS T OEl físico alemán Hermann Ludwig Ferdinand von Helmholtz (1821 –1894) había calculado que si la Fenergía solar provenía de quemar carbón, el Sol duraría solo 50.000 años. Siendo esta cifra E Rinaceptable, se postuló la teoría de los meteoritos que, cayendo acelerados por la gravedad, producían N Acalor suficiente. Además de no conocerse el origen de los supuestos meteoritos, estos aumentarían la N Dmasa solar acelerando la Tierra, cosa que no sucede. I N I
  • 3. C E N T R O D EPor Tomás Unger I CIENCIA-BIOLOGÍA N F OCIENCIA R MUn viaje al Antropoceno A CMartes 18 de Octubre del 2011 I ÓAhora que por diversos medios conocemos la edad de la Tierra, los geólogos la han dividido en Ndiversas etapas. Las que abarcan las mayores extensiones de tiempo son los llamados eones. Los 4.500 B Imillones de años están divididos en 4 eones. El más antiguo, llamado Hadeico, del griego (hades = B Linfierno), una época infernal en que la Tierra era bombardeada por meteoritos, duró unos 700 I Omillones de años. T EDEL INFIERNO A LA VIDA C AAl Hadeico le siguió el Arcaico, hace 3.800 millones de años, que duró 1.000 millones de años. Ocurrió la primeraglaciación y se formaron los primeros continentes. En esa época apareció la vida. A finales del Arcaico, hace unos 2.500 C Amillones de años, los primeros organismos, como lo hacen hasta hoy las algas verdes, comenzaron a producir oxígeno por R Lfotosíntesis. OEl oxígeno resultó tóxico para los organismos primitivos, pero fomentó la evolución de otros. Este fue el inicio del eon SProterozoico (protero = primero) que duró casi 2.000 millones de años. Durante este largo período aparecieron las C Ueucariotas, las primeras células con núcleo. En un momento dado la Tierra se congeló, pero las eucariotas sobrevivieron. EEl Proterozoico acabó hace unos 600 millones de años para dar inicio al Fanerozoico (de animales visibles), en el cual T Oestamos hoy. Son los últimos 600 millones de años de la historia de la Tierra, durante los cuales aparecen los continentes, Fla flora y la fauna. E RERAS Y PERÍODOS NLos eones están divididos en eras. El Fanerozoico comienza con la era Paleozoica (paleo = antiguo) de los animales A Nantiguos, hace unos 600 millones de años, con la llamada explosión cámbrica en que aparecieron los primeros animales D Ivisibles, algunos parecidos a los de hoy. N I
  • 4. C E N T R O D EPor Tomás Unger I CIENCIA-ASTRONOMÍA N F O R M ACIENCIA C ILas supernovas y el Nobel Ó NMartes 25 de Octubre del 2011 BHace más de 80 años sabemos que el universo está en expansión; lo que no sabíamos hasta 1998 era I Bque la expansión se estaba acelerando. En aquella oportunidad informamos sobre este descubrimiento L Ique se debe a la observación de supernovas y plantea grandes incógnitas. Los descubridores acaban O Tde hacerse acreedores al Premio Nobel de Física. E CLOS EQUIPOS AHace trece años dos equipos de científicos, en forma independiente, anunciaron un descubrimiento inesperado que Cplantea una serie de incógnitas, al que la revista “Science” llamó el descubrimiento crucial de 1998. El equipo del A Rlaboratorio Lawrence Berkeley, dirigido por el físico S. Perlmutter y, por otro lado, los astrónomos encabezados por el L Oaustraliano Brian Schmidt con Adam Riess, de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, estudiaron los objetos más Slejanos visibles del universo, las supernovas, para establecer parámetros que permitan medir su distancia y velocidad. CLAS SUPERNOVAS U EUna supernova (ver esta página del 17 de junio de 1997) es la explosión más espectacular que se da en el universo, y T Oque puede alcanzar por breve tiempo la luminosidad de una galaxia con 100.000 millones de estrellas. Su brillo se Fpuede generar de dos maneras: la tipo I, es la explosión termonuclear de una estrella enana blanca; la tipo II, es el Ecolapso catastrófico de una estrella masiva que ha agotado su combustible nuclear. Ambas explosiones siguen un R Nproceso que pasa por varias etapas en las que produce los elementos pesados que luego forman nuevas estrellas y A Nplanetas. D I N I
  • 5. C E N T R O D EPor Tomás Unger I CIENCIA-MEDICINA N F O R M ACIENCIA C INobel de Medicina y Química Ó NMartes 1 de Noviembre del 2011 BPor indicaciones de su fundador, el Premio Nobel se otorga solo en vida. Sin embargo, dadas las I Bcircunstancias especiales en que el galardón ya había sido decidido y solo faltaba hacerlo público, fue L Iotorgado al Dr. Steinman. Los otros dos ganadores son el Dr. Bruce Beutler, de Estados Unidos, director O Tdel Centro de Genética de la Universidad de Texas, y el Dr. Jules Hoffmann, de Francia, director del E CCentro Nacional de Investigación Científica de Estrasburgo y presidente de la Academia de Ciencias. ASISTEMA INMUNE C ALos doctores Beutler y Hoffmann fueron premiados por haber descubierto el mecanismo de activación R Ldel sistema inmune innato. Este es el sistema de defensa contra infecciones más primitivo, el que O Scomparten todos los seres vivientes para combatir la invasión de organismos extraños. Los animales Csuperiores tienen un sistema inmune más complejo, llamado adaptativo, que activa al innato. U EEste es un complejo sistema que identifica los organismos patógenos y graba en la memoria de las T Océlulas del sistema inmune, llamadas linfocitos B y T, la identidad de un patógeno. Los linfocitos Fcomprenden además las células NK, o asesinas, que circulan con la sangre. Estas células, al reconocer a E Run patógeno, lo atacan y activan el sistema inmune innato. Este es el mecanismo que hace posibles las N Avacunas, que permiten a las células conocer un patógeno y grabarlo en la memoria para reconocerlo si N Dvuelve a atacar. I N I
  • 6. C E N T R O D EPor Tomás Unger I CIENCIA-BIOLOGÍA N F O R M A C ICIENCIA Ó NMartes 08 de Noviembre del 2011 BEl Antropoceno, parte II I B LLos cambios que está introduciendo justifican atribuir al hombre una I ONueva etapa en la historia de la tierra. T EHace unas semanas describimos en esta página un viaje de 4,500 millones de años C AQue cubre desde el origen de la Tierra hasta hoy (ver esta página del 18 de octubre del 2011). CRecorrimos los 4,500 kilómetros que separan Miami de Lima a razón de un milímetro por año. Vimos A Rque recién a la altura de Chiclayo, a 600 km. de Lima, aparecían los primeros animales visibles. El L Oprecursor del hombre, Lucy, el Australopitecus, apareció cuando ya el avión tocaba la pista de aterrizar. SEl Viaje C ULa historia de la humanidad, a partir del último deshielo, hace unos 11,000 años, está a solo 11 cm de la E Tmeta. Si bien el hombre influyó en la naturaleza alterando pequeños ecosistemas donde cazaba y luego Oestableció ciudades, no tuvo un gran impacto. La humanidad demoró más de 100,000 años en alcanzar F E100 millones de individuos y recién con la revolución industrial, hace unos 200 años(a unos 20 cm de la R Nmeta, tras un viaje de 4,500 km), alcanzó los 1,000 millones y comenzó a sentirse su impacto de alcance A NGlobal. D I N I
  • 7. C E N T R O D EPor Tomás Unger I CIENCIA-NOTICIENCIAS N F O R MHOMENAJE A CCincuenta años de ciencia I ÓLa Universidad Peruana Cayetano Heredia cumple medio siglo de fundación y es uno de los principales Npolos de investigación científica de nuestro país. Sin embargo, el Perú sigue sufriendo por la crisis que B Iatraviesa la educación superior B LMartes 15 de Noviembre del 2011 I OA principios de mes la Academia Nacional de Ciencias brindó un merecido homenaje a la Facultad de Ciencias y TFilosofía de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH). En setiembre la UPCH, que nació en 1961 como la E CUniversidad Peruana de Ciencias Médicas y Biológicas, cumplió 50 años. ALos historiadores se encargarán de describir las circunstancias que dieron lugar a la fundación de esta universidad, su C Acontribución a través de los años a la ciencia peruana y el prestigio y reconocimiento internacional que se ha ganado. RPor mi parte, aprovecho esta oportunidad para resaltar, por contraste, la crisis que está viviendo la enseñanza L Osuperior en el Perú. SLa Facultad de Ciencia y Filosofía nació como Humanidades y Ciencias Biológicas. Luego cambió las prioridades a C UCiencias y Humanidades, y lleva el nombre del Dr. Alberto Cazorla, uno de los investigadores que le ha dado prestigio. ELos investigadores de la Cayetano son muchos y sería largo enumerarlos. T OEn anteriores oportunidades hemos mencionado en esta página trabajos de investigación llevados a cabo en la FCayetano en los diversos campos de la medicina y la biología. Desde las enfermedades tropicales, estudios de genética E Ro de epidemiología, entre otros, han sido realizados y publicados por investigadores de la universidad. N ADesgraciadamente, la mayor parte de estos investigadores vive y trabaja hoy en el extranjero. Este no es solo el caso Nde los médicos y biólogos en la Universidad Cayetano, sino el de muchos científicos peruanos que se ven obligados a D Idejar el país por falta de apoyo a la investigación. N I
  • 8. C E N T R O D EPor Tomás Unger I CIENCIA-TECNOLOGÍA N F OCIENCIA R MLos aviones sin pilotos A C ITECNOLOGÍA. No son nuevos, pero los recientes conflictos armados los traen a la palestra. Ó NSe intenta imitar a las aves e insectos BMartes 22 de Noviembre del 2011 I BConstantemente aparecen en las noticias ataques aéreos de los llamados drones (zánganos) o aviones L Isin piloto. La evolución tecnológica ha hecho posible hoy aviones que decolan, vuelan y aterrizan sin O Tun piloto a bordo. Equipados con sensores y armas, se han convertido en elementos de combate de E Cprimer orden y están camino a desplazar al avión tripulado. Hoy está en debate la enorme inversión Aen el nuevo F-35 de EE.UU., Canadá e Inglaterra, ante el potencial de los aviones no tripulados. C ALAS VENTAJAS R LEl avión robot tiene una larga historia. Han volado y aterrizado aviones sin piloto desde el año 1935. O SSin embargo, el emplearlo con éxito requería niveles de control y eficiencia que recién se han Calcanzado en los últimos años. Un factor decisivo ha sido el GPS, sistema de posicionamiento global U Epor satélite que da permanentemente la posición exacta en cualquier lugar del planeta y permite T Oconocer la velocidad, altura y dirección en tiempo real. FOtro factor es el reducido tamaño de los sensores. Pequeñas cámaras de alta resolución cubren 360 E Rgrados y los sensores infrarrojos delatan la presencia de tropas, vehículos, etc. Otros sensores N Adetectan productos químicos. Todo esto con la ventaja adicional de no tener que proteger al piloto. N DEsto último tiene ventajas adicionales. I N I
  • 9. C E N T R O D EPor Tomás Unger I CIENCIA-BIOLOGÍA N F O RCIENCIA M ALa evolución y la genética C ICIENCIA. Los avances de la genética no solo han servido para confirmar las teorías de Ó NDarwin, sino también para corregir sus errores B IMartes 29 de Noviembre del 2011 B LEn varias ocasiones hemos tratado en esta página el tema de la evolución. Hemos insistido en que ya I Ono se trata de una teoría, sino de un proceso comprobado que ha dado lugar a una rama de la biología T Een constante expansión. A partir del descubrimiento de la estructura del código genético por Watson y C ACrick en 1953, la ciencia de la evolución ha tomado una nueva dimensión. CMuchas de las cosas que propuso Darwin por intuición fueron comprobadas. Los conocimientos se A Rfueron acumulando. Después de Darwin, Mendel estableció matemáticamente la manera en que se L Otransmite la herencia. Hasta el descubrimiento del ADN no se sabía cómo las características físicas de Slos padres se transmiten a los hijos. Tras el descubrimiento del ADN, las herramientas de la genética C Uhan permitido revisar los postulados de Darwin y de Mendel, y establecer cómo los genes determinan E Tla herencia. OLa acumulación de estos conocimientos ha servido para confirmar un postulado que Darwin planteó F Einstintivamente: el origen común de todos los seres vivientes. Hoy sabemos que tenemos el mismo R Nnúmero de genes que un ratón y que la mayoría de ellos no son comunes. También sabemos que no A Nnecesitamos genes nuevos para crear una especie: lo que causa la variación es la manera en que se D Iactivan. El mecanismo de esta activación es la clave de las diferencias. N I

×