Análisis ley de ecucación superior 1995

9,371
-1

Published on

0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
9,371
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
96
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Análisis ley de ecucación superior 1995

  1. 1. LEY DE EDUCACION SUPERIOR (1995) Conflictos y discusiones en torno al tratamiento legislativo de la Ley“Yo prefiero ver a la juventud de mi patria movilizada detrás de un ideal, que aburguesadaen la búsqueda solamente del destino individual…” Antonio Cafiero. Cátedra: Talento Autor: García, Ignacio Andrés DNI: 32.890.937 Correo: ign_garcia@hotmail.comUniversidad de Buenos Aires
  2. 2. Índice.Antecedentes………………………………………………………………………………………………………………… 4El menemismo asciende al gobierno, nueva lógica, cambia el contexto……………………… 6Tratamiento y media sanción en la Cámara de Diputados……………………………………………. 10Discursos relevantes de análisis en la cámara de diputados…………………………………………. 14Tratamiento y aprobación en la Cámara de Senadores………………………………………………… 19Discusión y debate en el Senado…………………………………………………………………………………… 27Conclusión…………………………………………………………………………………………………………………….. 33 1
  3. 3. Introducción. Hoy en día se vuelve a discutir la necesidad de reformar la Ley de EducaciónSuperior (LES) en el ámbito universitario, vemos la profunda necesidad de volver a losaños noventa para rescatar el debate político en el cual se aprobó dicha legislación.Entendemos que el análisis del contexto en el cual se discutió la LES es de sumaimportancia para construir un panorama de las normativas que hoy rigen a la educaciónsuperior publica. Es necesario volver el tiempo atrás y analizar sobre que formas, ideas ydiscusiones se aprobó la tan problemática LES. Sobre dicho contexto se pretende rescatarlos principales conflictos que se han desarrollado durante los años previos a la aprobacióny especialmente la discusión que se da en el seno del congreso. Gracias al recorrido histórico sobre las leyes que reglamentaron la educaciónsuperior que se realizó en la Cátedra y teniendo como orientación teórica los trabajos deBrunner, Buchbinder, Krotsch, Nosiglia, Paviglianitti, etc. en el presente trabajo seconsidera que la LES es el primer intento de regular de modo global la realidad jurídica ypolítica de la educación superior pública. También incluiremos dentro del marco deltrabajo las teorías de Oszlak y O´Donnell sobre el análisis de políticas públicas. Estetrabajo, a su vez, pretende eliminar, desde el principio, ciertos prejuicios sociales yacadémicos sobre las leyes que se aplicaron durante los gobiernos menemistas, aunqueno podemos ignorar las consecuencias nefastas que provocaron las reformas estructuralesy la lógica de las políticas neoliberales. Por lo tanto creemos como tarea fundamentalhacer un esfuerzo por separar los elementos positivos y negativos que la LES incorporó alsistema educativo superior y el proceso político en el cual, la misma fue aprobada yaplicada, para ganar profundidad en el marco de una nueva discusión sobre lasherramientas jurídicas que legislan sobre la universidad. El trabajo estará estructurado de la siguiente manera. En un primer apartado sevolverá a la década de los años ochenta para rastrear antecedentes que ayuden acomprender el proceso analizado. En el segundo apartado nos detendremos en el primergobierno menemista, la política de reforma del Estado y el contexto internacional. En eltercer apartado se detallaran los hechos sucedidos en el último transcurso en la cámarade diputados. En el cuarto apartado trataremos de rastrear los principales discursos delos bloques parlamentarios al momento de la sesión que le dio media sanción al proyectode ley. De estos discursos buscamos reflejar cuales son los puntos conflictivos deltratamiento y el contenido de esos discursos. No se pretende hacer un análisis de cadadiscurso, sino reflejar el contenido y profundidad de los mismos. En el quinto apartado sedetallaran los sucesos que tuvieron lugar en la cámara de senadores, los cualesaproximadamente se extendieron un mes hasta la definitiva aprobación. Un sexto 2
  4. 4. apartado se pretenderá dialogar con y entre los discursos dados la última sesión en lacámara de senadores. Sesión que fue totalmente diferente al realizado en la cámara baja,no solo por el tiempo en el cual el mismo transcurrió, sino también por la profundidad y lariqueza de las argumentaciones tanto a favor como en contra de la ley. En este apartadonos concentraremos en aquellos discursos que son significativos para el análisis de la ley ymediante los cuales se pretenderá reflejar los procesos políticos por el cual fue aprobadala misma. Por último se brindarán las conclusiones pertinentes a lo analizado. 3
  5. 5. Antecedentes. La ley de Educación Superior N° 24.521 fue la forma de aplicación del gobiernomenemista del proyecto económico-político neoliberal en la universidad. La aprobaciónde la misma está íntimamente relacionada con la década previa y el retorno a lademocracia. El marco reglamentario que encauzaba el funcionamiento de lasuniversidades se vio retrocedido al momento previo al golpe de 1996, por decisiónexplicita del gobierno de Alfonsín. Con lo cual se dejaron de lado toda aquella legislación ynormativa que fueron introducidas en los años de democracia que intermediaron losúltimos dos golpes militares.1 El gobierno radical avanzo sobre las universidades, primerointerviniendo la mayoría de las casas de estudio, remplazando a los directores y rectorescolocados por las autoridades cívico-militares de la última dictadura. Posteriormente seprocedió a normalizar la mitad del claustro docente y por último se fueron conformando,con aval del gobierno, las asambleas universitarias. Todo esto posibilitó que el radicalismose convirtiera en la fuerza principal e indiscutible de casi todo el arco universitarionacional. El radicalismo se comprometió a forjar una nueva relación entre Estado yUniversidad que garantizara la plena autonomía de las casas de estudio frente al poderpolítico electo. Sin embargo la reconstrucción universitaria no fue “inocente” y elradicalismo lo hizo en base a sus objetivos políticos: “La reconstrucción universitariainiciada en 1983 se llevó a cavo sobre fundamentos que implicaban una visiónabsolutamente crítica de lo actuado durante la dictadura, pero también de la experienciade los años setenta”2. Esto nos demuestra que la nueva relación, Sociedad-Estado queimpulsaba el radicalismo, no estaba alejada de su proyecto universitario. La interpretaciónde la historia reciente bajo la teoría de los dos demoños, la cual caló hondo en la sociedad(especialmente en las instituciones del Estado), atravesará desde las bases hasta la cima ala universidad de los años ochenta. “Esto obligaba a generar nuevas reglas yprocedimientos para el funcionamiento del mundo académico, entre ellos el rechazo depleno a la violencia como forma de resolución de conflictos, la necesidad de admitir eldisenso y de asegurar la convivencia entre sectores con disidencias políticas eideológicas”3. Si bien en los primeros años de la década del ochenta se vivió un clima deoptimismo en la universidad, el proyecto político radical estuvo intrínsecamente1 Hacemos referencia a la Ley Taquini, la cual durante la tercera presidencia de Juan Domingo Perón fueconsensuada entre justicialistas y radicales.2 Buchbinder, Pablo (2005) Historia de las universidades Argentinas. Editorial Sudamericana. Buenos Aires.Pág. 216.3 Ídem 2. 4
  6. 6. relacionado con el desempeño del gobierno nacional. Durante casi toda la década existióuna amalgama muy fuerte entre los dirigentes universitarios, los dirigentes estudiantiles yel poder ejecutivo, lo cual producirá hacia el final de la década fuertes problemas internosen el radicalismo. Con la renuncia temprana de Alfonsín, el radicalismo perdía laposibilidad de gobernar el país, sin embargo su estructura política universitaria seguirácasi intacta. Las limitaciones para cambiar y transformar la universidad nacional desde elradicalismo poco a poco iba encontrando más límites, es así que la “…orientaciónprofesionalista seguía predominando en el conjunto del sistema (…) El modelo clásico delas universidades divididas en facultades, hegemónico a principios de siglo XXpredominaba claramente al comenzar la última década del siglo” 4. El periodo que abarcadel 83 al 90, se produjo una reconstrucción del sistema universitario, pero esareconstrucción estuvo fuertemente relacionada con un partido político: La Unión CívicaRadical. Así como a nivel nacional se configuro un determinado tipo de transición a lademocracia, las universidades se han visto influenciadas por la excesiva importancia de lasinstituciones y los procesos formales de toma de decisiones. Lo cual produjo que elproceso de reconstrucción sea lento y limitado, en términos legales se habían retrocedidocasi cien años, la Ley Avellaneda estaba en plena vigencia y practica.4 Buchbinder, Pablo (2005) Historia de las universidades Argentinas. Editorial Sudamericana. Buenos Aires.Pág. 217. 5
  7. 7. El menemismo asciende al gobierno, nueva lógica, cambia el contexto. El fuerte apoyo político y social que el menemismo tuvo para expandirserápidamente en el seno de la relación Sociedad-Estado, no lo tuvo en el mismo grado en laestructura cristalizada entre Universidad-Estado. Esto provocó que el menemismo viera enla universidad uno de sus principales enemigos públicos por vencer y reestructurar. Launiversidad re-significada en un nuevo lenguaje que interpelaba a la sociedad carente demodernidad y el ejemplo más significativo del atrasó. Así la universidad será analizadacomo parte de aquel Estado elefante que era excesivo en el gasto público y responsablede la inflación y la posterior crisis económica. Esto provoco en parte, el efecto esperadopor el menemismo, la relación Universidad-Sociedad no volverá a ser la misma de lasdécadas anteriores. El menemismo impulsó y ubicó en el plano de discusión nuevas problemáticas en laagenda pública de las universidades. Problemáticas que si bien tenían un alto componentereal y material5, se vieron multiplicadas por la decisión del gobierno de querer darrespuestas en términos de una nueva matriz socioeconómicas se iba configurando. En estaagenda se posicionaron como problemáticas de urgente solución las dificultades de laadministración de las universidades en general, el manejo del presupuesto de las mismas,la oferta curricular de las carreras de grado, el ingreso de los estudiantes, el lugar queocupaba la universidad en la sociedad (es decir cuál era su misión en la sociedad) y losingresos del personal docente y no docente. Como dice Buchbinder: “durante los noventa,la legitimidad del sistema universitario abierto, signado por el ingreso irrestricto y lagratuidad y consolidado en los ochenta, fue puesto en cuestión en el marco de las ideasneoliberales (…) En el contexto privatizador y conservador de la década de 1990 sepusieron en cuestión el sentido social, la prioridad y la naturaleza de la inversión eneducación superior”6. Así como el menemismo supo instalar el discurso de que lasempresas publicas eran gigantes que funcionaban mal, sin reconocer ninguna funciónredistributiva o social, las universidades empezaban a transitar el mismo camino, la lógica5 Entendemos que hacia el final de la década de los ochenta y inicios de la próxima la universidad no lograbadar respuestas certeras a un determinado grupo de cuestiones problematizadas. En un país que había sidoatravesado por un golpe militar que busco cambiar la matriz socioeconómica, y que en parte lo logro conéxito, se puede pensar que la universidad posterior se intento reconstruir en los pilares de una Sociedad yun Estado que prácticamente poco quedaban del mismo o que su funcionamiento era totalmente distinto.La relación Sociedad-Estado que se estructuro desde los años cuarenta hasta los setenta estaba en totaldecadencia y poco quedaba de la misma, en este sentido organizar una institución como la universidad enbase a una relación que ya no existía era prácticamente un proyecto que tenia los días contados.6 Buchbinder, Pablo (2005) Historia de las universidades Argentinas. Editorial Sudamericana. Buenos Aires.Pág. 220. 6
  8. 8. del mercado debía remplazar la lógica publica de las institucional que formaran losprofesionales que el nuevo sistema socioeconómico requería7. En este contexto las ideas importadas, disfrazadas como recomendaciones, desdeel Banco Mundial pusieron los esfuerzos en dos cuestiones que se convertirán enhegemónicas durante el resto de la década y que hoy en día siguen presentes: la calidad yla evaluación.8 Esto implicaba un fuerte cuestionamiento a lo que se estudiaba, como sehacía, para que servía y principalmente quien era el que lo daba y como lo realizaba. Eldocente tendría que ser evaluado en un sentido de productividad y efectividad en su laborde enseñar. Desde 1993 el gobierno llevo a cabo estas ideas a través de la creación de laSecretaria de Política Universitaria dependiente del Ministerio de Cultura y Educación, conlo cual se inició un proceso gubernamental destinado cambiar parte del funcionamientodel sistema de educación superior universitario y no universitario. En este sentido comouna primera medida se vio flexibilizado el régimen salarial de los docentes; con lo cual seposibilito el pago de remuneraciones en calidad de incentivo a la enseñanza y a lainvestigación en aéreas que estén vinculadas con el sector productivo. Se incremento lainjerencia de la universidades privadas en el sistema educativo, mediante un decreto esemismo año se dictamino que las mismas gocen de plena autonómica institucional yacadémica una vez cumplido 15 años de funcionamiento, lo cual le permitía modificar losplanes y otorgar títulos de alcance nacional sin necesidad de ser autorizadas previamentepor el Ministerio de Educación. Ese mismo año también se crearon los Consejos dePlanificación Universitaria Regional (CPUR), los cuales eran integrados por representantesde las casas de estudios y de los gobiernos provinciales de cada región. Su objetivo eraorganizar y coordinar la educación superior a nivel regional.9 Bajo este nuevo contexto el gobierno menemista, se propuso trasformar laeducación superior universitaria y no universitaria desde la Secretaria de PolíticasUniversitaria y posteriormente con la sanción de la Ley 24.521. Esta última creemos quetuvo un impacto profundo en el sistema universitario, no solo su aprobación essignificativa, sino que lo que nos interesa ver y tratar de reflejar en este trabajo es el7 Si bien se hace a modo de comparación, la universidad pública no tuvieron la misma caracterización que lasempresas del Estado, ya que en ningún momento de la década de los noventa se entiende que la misma notiene una función en la sociedad. Sin embargo si se ha cuestionado fuertemente cual era el sujeto o actorsocial que podía gozar de la universidad pública. En este sentido si fue atacado su concepción universal quela atravesó la segunda mitad del siglo XX.8 Krotsch, Pedro (1993) La universidad en transición: ¿del Estado al mercado? Revista Sociedad n° 3. BuenosAires.9 Brunner, José Joaquín y otros autores (1995) “Una Agenda de Problemas, Políticas y Debates en el umbraldel año 2000”. Publicado por la Universidad de Colombia. Bogotá. Disponible en: www.schwartzman.org.br 7
  9. 9. proceso por el cual se llego a aplicar la misma. Proceso en el que se vieron involucradosmuchos actores e intereses en pugna. La ley en este trabajo es interpretada como uno de los instrumentos yherramientas que políticamente el menemismo utilizo muchos de sus recursos materialesy políticos para alcanzar la aprobación de la misma. Sería erróneo pensar y prejuzgar deantemano que la aprobación de la ley fue simplemente un trámite para el oficialismogracias a su amplia mayoría que contaba en las dos cámaras del congreso. Comorecomiendan Oszlak y O´Donnell en sus trabajos de análisis de políticas públicas, es pocoútil analizar las fotografías de los conflictos políticos y sociales, cuando en realidadtenemos que prestar atención a la película formada por todas ellas. No se puede reducir elanálisis de la Educación Superior a una cuestión de mayorías parlamentarias, sin sabercuáles son los actores involucrados y que es lo que dicen esos actores: “La frase musical esun todo sucesivo y diferenciado, aunque no aditivo; la calidad de cada nuevo acorde se veteñida por el contexto musical precedente, el cual adquiere, a su vez, significadosretroactivos a medida que se incorporan nuevos acordes (…) cada uno de ellos condicionael futuro desarrollo de la frase musical (…) de la obra que ésta integra. Las políticasestatales serían algunos “acordes” de un proceso social tejido alrededor de un tema ocuestión. En tal sentido adquirirán significación solo y en la medida en que fueransistemáticamente vinculadas al tema o cuestión que los origina” 10. A través de lo que nosdicen los autores, creemos que tanto la ley de educación superior 24.521 y todo elconjunto de políticas públicas universitarias menemistas, son respuestas por parte delEstado a un tema o cuestión problematizada, que es sin dudas la falta de regulación de laEducación Superior en Argentina. La nueva agenda mundial en temas educativos hacia presión en el sistemaargentino de una forma particular. Bajo un nuevo paradigma, a través de la sanción de laley y de las políticas públicas educativas del gobierno menemista se busco diferenciar lascasas de estudios públicos, aumentando la oferta de las instituciones privadas. Seposibilito e incentivó a las universidades públicas a conseguir recursos por fuera delcircuito que hasta ahora era formal, la universidad debía producir. Se intensifico lainjerencia del poder político, el poder ejecutivo en el seguimiento, control y asignación derecursos del proceso educativo con la creación de la Comisión de Evaluación yAcreditación.1110 Oszlak y O´Donnell (1982) “Estado y políticas estatales en América Latina: hacia una estrategia deinvestigación” en Revista Venezolana de Desarrollo Administrativo N° 1. Caracas, pag.10811 Krotsch, Pedro (2001) Educación Superior y reformas comparadas. Universidad Nacional de Quilmes.Unidad III. 8
  10. 10. Sin embargo, entendemos que no se puede reducir todas las cuestiones educativasproblematizadas durante los noventa a la sola decisión de un gobierno de cambiar lamatriz socioeconómica. También debemos tener en cuenta el contexto mundial en el cualestán sumergidos los cambios de la estructura del Estado y la sociedad. El proceso deglobalización acelerado que vivía el mundo se caracterizó no solo por trastocar laeconómica de los países, sino también por afectar aspectos políticos, sociales y culturales,uno de estos es la educación. La función y el rol del mercado convirtió en un espaciodecisorio con mas gravitación que antes en el proceso de desarrollo y crecimiento de lasnaciones. La matriz social que había existido durante cuatro décadas se terminaba dedesestructurar, el lugar que habían ocupado las empresas estatales eran remplazado porempresas privadas, de la lógica publica se traspasaba hacia lo lógica privada o de mercado.Eficiencia en la asignación de recursos y competitividad fueron algunos de los términos enlos cuales se media este nuevo mercado político decisorio, bajo este nuevo lenguaje laEducación Superior también se vio afectada. Con este nuevo paradigma en boga, lasinstituciones universitarias transitaron hacia modalidades descentralizadas deorganización académica, lo cual vio afectado los contenidos curriculares de las carreras degrado. Las universidades privadas tuvieron un espectacular crecimiento en el país en ladécada del noventa, no solo por su creación sino por la participación e injerencia en losprocesos decisorios gubernamentales, Nosiglia y Zaba expresan al respecto: “A partir de laLey Nº 24.521 se observa una mayor equiparación en la participación de las universidadesprivadas respecto de las públicas en las decisiones sobre políticas para este nivel deenseñanza. Esta equiparación se traduce en su inclusión en los distintos órganos degobierno y coordinación interuniversitario. Sin embargo, la particular relación con elEstado y, principalmente, el gobierno y la gestión interna de las instituciones privadas lesotorga una dinámica diferencial frente al cambio.”12 A la vez, las universidades públicasempezaron a competir en un mercado contra la oferta de las instituciones privadas y susatractivas propuestas para los estudiantes de carreras cortas y títulos intermedios. Poco apoco la universidad toda se va inundando de un sentido empresarial, en el cual lasmisiones puestos por la sociedad se van perdiendo y así, se va modificando la relaciónUniversidad-Sociedad.1312 Nosiglia, Maria Catalina y Zaba, Stella Maris (2003) El impacto de la ley de educación superior en lasuniversidades públicas y privadas ¿es posible la comparación? Facultad de Filosofia y Letras de laUniversidad de Buenos aires.13 Brunner, José Joaquim (1997) “Educación Superior, Integración Económica y Globalización” RevistaPerfiles Educativos v XIX n 76/77. Universidad Autónoma de México. México D. F. 9
  11. 11. Tratamiento y media sanción en la Cámara de Diputados.14 La iniciativa enviada al congreso nacional por parte del PEN y la voluntad siega dela mayoría oficialista por aprobar la misma lo más rápido posible se encontraron con unapoblación estudiantil movilizada, dispuesta a defender hasta el último momento laaprobación de esta ley o cualquier ley que no fuera consultada o consensuada conaquellos que posteriormente le afectaría su aprobación. La oposición política en elcongreso se vio favorecida por las diferentes protestas que se realizaron desde el arcoestudiantil y académico. Sin embargo la oposición no contaba con los legisladoresnecesarios para poder hacer frente a la mayoría oficialista. A la vez la oposición seencontraba fragmentada y no actuaba de una forma homogénea, el principal bloque, elpartido radical, encontraba límites concretos a sus acciones y su capacidad de negociaciónse desdibujaba cada vez más, a medida que transcurría el tiempo. El 24 de mayo en la cámara baja del congreso se habilita del tratamiento delproyecto de ley 24.521 sobre la Educación Superior en general. Durante la sesión de aqueldía se desarrollo una etapa crucial sobre el futuro del proyecto, en un contexto políticofavorable al oficialismo que (había ganado las elecciones legislativas nacionales) losincipientes acuerdos que se habían llevado a cabo con las principales fuerzas políticasparlamentarias opositoras fueron dejados de lado. Se mantenían desacuerdos de fondoimportantes, los cuales el oficialismo entendía como innegociables y la oposición comonecesarios para tratar un proyecto de ley de esta envergadura. El tema histórico de laautonomía universitaria y el arancelamiento de los estudios de grado parecían posicionesinsalvables entre oficialistas y opositores. Temas que obligaba una vez más a aplazar lasesión y dejaba en claro la imposibilidad de llegar a un acuerdo bajo las reglasparlamentarias y la necesidad de negociar sectorialmente. Hacia afuera de las paredes delcongreso el contexto era diferente, los estudiantes movilizados, empujaban para que serealice un debate abierto y que tenga en cuenta a los actores involucrados en el tema15. El día se iba acercando a su fin y la iniciativa del oficialismo no conseguía sunecesaria media sanción. Si bien el mismo consiguió habilitar el tratamiento de lainiciativa, no pudo avanzar más allá. La estrategia del oficialismo era cerrar lo antesposible el debate, sin una amplia discusión de los puntos implicados en la ley. Elradicalismo por su parte se retiró del recinto en rechazo de lo que denunciaron como un14 El siguiente apartado se realizó a partir de la consulta de los diarios Clarín, La Nación y Página 12 delperiodo de 15 de Mayo de 1995 hasta el 10 de Junio de 1995, consultados en la Hemeroteca de la BibliotecaNacional.15 Las marchas y movilización que se darán durante este proceso no tendrán el carácter masivo que habíangozado otras discusiones anteriores como “laica o libre”, otro signo de que la relación Sociedad-Estado habíao empezaba a tomar otro rumbo. 10
  12. 12. procedimiento antirreglamentario según el procedimiento normal de las sesionesparlamentarias. La sesión quedo aplazada debido a que el oficialismo no obtenía elquórum necesario para tratar el temario, por lo cual se pospuso a un cuarto intermediohasta el 31 del mismo mes. El 31 de mayo se realizo la reunión de cuarto intermedio en la cual el secretario depolítica universitaria Juan Carlos Del Bello, anunciaba la posibilidad de cambios aldictamen de mayoría antes que la misma se discuta en el recinto. La estrategia delmenemismo consistía en mostrar estas modificaciones como un consenso alcanzado entrediferentes sectores y actores en pugna a lo largo del tiempo y no como una negociaciónhecha a las apuradas para obtener el quórum necesario. Si bien el radicalismo se opuso ala actitud “dialoguista” del menemismo por considerarla un engaño, el dialogo de losprincipales dirigentes en las comisiones, especialmente en la de educación, no seinterrumpió. Por el lado del peronismo la encargada de las negociaciones era la diputadaPatricia Bullrich y por el lado del radicalismo el diputado Enrique Mathov. A pesar de laspromesas de modificaciones, al cuarto intermedio se elevaron dos dictámenes, uno demayoría perteneciente al peronismo y otro de minoría del radicalismo. En el mismo cadaparte expuso sus límites de negociación. El radicalismo seguía viendo como negativo lacuestión de la autonomía universitaria y el riesgo de arancelar los estudios de grado. Delbello expresaba claramente cuál era el límite del oficialismo: las modificacionesintroducidas posibilitaban la mejora de la propuesta oficial, pero la estructura original dela ley no se tocaría. El oficialismo se negaba a negociar algunos puntos considerados comofundamentales: El régimen de gobierno que le asegura la mayoría a los docentes yestablece que los alumnos deben tener el 30% de las materias aprobadas para ingresar algobierno de las facultades El proceso de creación de universidades nacionales bajoparámetros de excelencia, calidad y factibilidad. El sistema de títulos habilitantes, conrequisitos especiales para las carreras que afectan el interés general. Un mecanismo deevaluación externa obligatoria. El levantamiento de la prohibición de establecercontribuciones para los alumnos en el nivel de grado. Frente a esta actitud del oficialismo las críticas desde la oposición parlamentaria sehicieron notar. Principalmente se atacaba al gobierno con la posibilidad delarancelamiento de los estudios de grado, ya que la misma podría significar eldesentendimiento del estado en el sostenimiento de las universidades, a pesar de que larecaudación de dicho arancel este obligatoriamente dirigido la promoción de becas yayudas “solidarias”. Además alegaban que dicho artículo era inconstitucional debido a queen la reforma constitucional se había establecido una clausura de que cualquier ley queintente regular la Educación Superior se tendría que regir por los principios de autonomíay gratuidad. Por otro lado también se critico el avance sobre la evaluación que el gobierno 11
  13. 13. quiere impulsar sobre los docentes y sobre los contenidos de las materias para podertener un control más exacto de los recursos que utilizan las universidades. A lo cual eloficialismo respondió que el artículo 53 de la ley es explicito en cuanto a las atribucionesen materia económica de las universidades: “las instituciones universitarias tienenautarquía económico-financiera y en ese marco, tienen atribuciones para generar recursosadicionales a los aportes del Estado Nacional”16. Con respecto a la creación de la CONEAUy la posibilidad de realizar evaluaciones externas obligatorias se lo atribuyo a unanecesidad de mejorar la calidad de los contenidos y las funciones. Mientras el oficialismo y la oposición dejaban en claro sus posturas puertasadentro, fuera del congreso se iba multiplicando los estudiantes y académicos querealizaban un abrazo simbólico al mismo. El mensaje de la oposición estudiantil era claro,si la oposición parlamentaria no podría frenar al menemismo, aquellos lo harían máscontundentes prohibiendo el ingreso de los legisladores al edificio. Esta situación sumadaa la gran cantidad de ausentes y la imposibilidad de la oposición y oficialismo de generarquórum provoco que la sesión sea nuevamente aplazada para la semana próxima. En esemismo momento el radicalismo jugaba una carta importante, el diputado Mathov propusoque se retrasara la discusión parlamentaria de la Ley hasta que se realice la AsambleaNacional Universitaria convocada para el 17 de Junio. Desde el justicialismo se entendióque dicha maniobra solo consistía en poner en funcionamiento la “máquina de impedir”,el presidente de la comisión de Educación también considero que dicha propuesta notenía mucho sentido porque ya se habían realizado las consultas necesarias para discutir laley en el recinto. La moción fue rechazada por falta de quórum, y tanto a oficialistas comoopositores no les quedo más que esperar la próxima sesión. Si bien durante la semana no se produjeron hechos relacionados directamente conel tratamiento de la ley, tuvieron amplia repercusión los hechos de violencia sucedidos enla puerta del congreso. Un sector del estudiantado que había prohibido el ingreso a varioslegisladores fue condenado por la mayoría de los medios como sectores que no aceptabanlas reglas de la democracia. Lo cual se transfirió a casi todo el arco del movimientoestudiantil, visto como un movimiento que no respetaba el disenso y dispuesto a utilizar laviolencia para cumplir sus objetivos políticos17. El oficialismo aprovecho la circunstanciapara mostrarse como una fuerza política proclive al dialogo y al consenso, y categorizarcomo violenta y antidemocrática a la oposición. Si bien varios funcionarios endeclaraciones públicas abrían las puertas a una posible introducción de cambios al texto,la realidad era que el oficialismo avanzo en la constitución del quórum necesario sin elacuerdo de la primera fuerza opositora. Por su parte el radicalismo y el Frepaso16 Ley 24.521 12
  14. 14. anunciaban que si el oficialismo no conseguía el quórum de forma propia, sus legisladoresno bajarían al recinto a discutir el proyecto o a posibilitar el mismo. Lo cierto es que laoposición se le iba acabando el tiempo y no conseguía desarrollar una estrategia certeraque frenara las posibilidades reales de que el oficialismo en la próxima sesión pudieraaprobar el proyecto de ley. Dentro del radicalismo a la vez existían dos posiciones, unaimpulsada por su brazo estudiantil, Franja Morada, de total oposición a la ley y otro sectormás dialoguista que tenía peso entres los dirigentes radicales y legisladores. Sin acuerdo y con las negociaciones ancladas entre justicialistas y radicales, eloficialismo el 7 de junio de 1995 logro el quórum necesario para el tratamiento en elrecinto del proyecto de ley. Dicho quórum fue posible gracias a los legisladores de laUCeDe, el MODIN y los partidos provinciales18. Iniciada la sesión se llevo a cabo la votaciónde la moción presentada semana atrás por el diputado Mathov de posponer la mismahasta que se pronuncie la Asamblea Universitaria Nacional, sin embargo la misma no fueaprobada. Mientras tanto el oficialista Matzkin proponía una lista de orden de oradores enla cual solo haya un orador por fuerza política, propuesta que fue duramente criticada porel presidente del bloque radical Raúl Galván. La sesión se vio interrumpida por losconstantes enfrentamientos entre legisladores oficialistas y los pocos opositorespresentes, lo cual obligo al presidente de la cámara a un cuarto intermedio para que sereunieran los presidentes de los bloques parlamentarios. Sin embargo una vez que loslegisladores volvieron al recinto el acuerdo que se había alcanzado se cayó y Matzkinpropuso cerrar la lista de oradores que hasta ese momento se habían anotado en total 17legisladores. Aprobada dicha moción de orden se procedió al debate de la ley, en la cualpocos fueron los legisladores que se oponían a la aprobación de la ley. Una vez terminadala discusión con 114 votos a favor el proyecto de ley consiguió la media sanción esperadapor el oficialismo. A la vez se aprobaron algunas modificaciones, insignificantes a laestructura de la ley que habían sido negociada con algunos partidos menores, la másimportante fue la introducción de la clausula del artículo 50 que habilitaba a las facultadesgrandes (mayores de 50.000 alumnos matriculados) a generar sus propias políticas deingreso. Así la discusión en diputados llegaba a su fin y se iniciaba el proceso detratamiento en la cámara de senadores.18 La composición de la Cámara de Diputados para ese entonces se distribuía de la siguiente manera: de untotal de 265 el Partido Justicialista tenía 132 bancas, la UCR 83, los Partidos Provinciales 24, el Frepaso 14, elMODIN 6, la UCeDe 4 y el Partido Intransigente 1. 13
  15. 15. Discursos relevantes de análisis en la cámara de diputados. La posición principal de la UCR frente al tratamiento en el recinto de la ley ha sidodejar en claro que el oficialismo era la fuerza política que en soledad iba a aprobar unproyecto de ley que destruya la universidad en términos de autonomía y gratitud. Estaidea es bien expresada por el diputado Galván: “Quedarán en soledad el partido oficialistajunto con el ministro de Educación y asumirán la responsabilidad histórica de haberhollado la autonomía universitaria y de haber violado la Constitución Nacional en loreferido a la gratuidad de la enseñanza de los jóvenes argentinos”19. También se hicieronpuntual hincapié en la forma autoritaria que tuvo el oficialismo para aprobar a la “fuerza”la ley, en palabras del diputado Carlos Alberto Álvarez, “éste será un proyecto de leyaprobado compulsivamente por una mayoría circunstancial”20. Por otro lado el oficialismopara defender su proyecto de ley, trato de caracterizar al radicalismo, primera fuerzaopositora, como los culpables de impedir la votación de leyes importante para el país, elpresidente del bloque justicialista, demuestra categóricamente dicho pensamiento: “Lasleyes más importantes que el país ha tenido fueron sancionadas con los radicales detrásde las cortinas. El país ha juzgado esa actitud”21. A pesar de que sean las dos fuerzasmayoritarias en el parlamento, los diarios de sesión del 7 de Junio no demuestran mayorcontenido en las intervenciones de los diputados justicialistas y radicales. La postura principal de la UCEDE puede extraerse de las palabras del diputadoDurañona y Vedia: “Mi intervención será muy limitada y es para expresar el voto favorabledel bloque de la UCEDE. Recorriendo los distintos artículos del proyecto en consideración,encontramos que esta es una norma razonable y correcta (…) También quiero señalar tresaspectos en los que me opongo (…) uno de ellos se vincula con la intervención de lasuniversidades por el Congreso de la Nación. Me parece que no es presentable que loscuerpos políticos cuenten con esa atribución (…) Otro aspecto que no comparto es elrelacionado con la intervención judicial en los estatutos universitarios (…) tampococomparto el criterio de que determinadas funciones sean asignadas con acuerdo de laCámara de Diputados, la ley no puede atribuir a los cuerpos de la constitución funcionesque no les ha sido reconocidas por ésta” 22. Si bien la UCEDE ha votado junto al oficialismoel proyecto de ley, es interesante el último punto del discurso del diputado, ya que comobien dice las funciones encargadas a cada poder político están determinadaspuntualmente en la Constitución Nacional, es más, existe un capítulo dedicado a lasatribuciones de dicho poder. Pareciera aunque sea un poco llamativo que una fuerza19 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995.20 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995.21 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995.22 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995. 14
  16. 16. política voto una ley que está siendo a la misma vez cuestionada por su aparenteinconstitucionalidad. Frente a este mismo punto la diputada Guzmán, a pesar de anunciarsu voto negativo, expresa: “me parece que lo referido a la intervención de lasuniversidades es un avance en relación con proyectos anteriores y la ley existente. No sepuede permitir que se intervenga universidades por decreto del Poder Ejecutivo; senecesitan las garantías de las intervenciones declaradas por el Congreso de la Nación y porcausas gravísimas, prácticamente casi tan graves como las referías a la intervención a unaprovincia”23. Estos dos discursos demuestran las dos caras contrapuestas de un mismoproblema, por un lado la UDECE hace referencia al aspecto técnico de la forma deintervención que propone la ley y lo condena. En cambio el discurso de la diputadaGuzmán se enfoca en el aspecto práctico de la intervención, el cual debe estar negado alpoder ejecutivo nacional para que no se intervengan las universidades discrecionalmente.Aunque esta postura parece razonable, la ley en el caso de que el congreso se encuentrepolíticamente dividido, o sea que ninguna fuerza política pueda formar mayoría por si solao en alianza con otras, no se especifica el modo de operar en caso de que sea necesario. En palabras del presidente del MODIN, el diputado Rico expresa: “El MODIN vienedispuesto a manifestar su voto negativo con respecto al proyecto de ley contenido en eldictamen de mayoría por dos razones fundamentales. Por un lado, se insinúa y crea unmecanismo para que el gobierno se desentienda de su responsabilidad de sostener lacultura nacional (…) Advertimos en esta iniciativa una intencionalidad de dejar las puertasabiertas para que el Estado se desentienda de este problema (…) Otro inconveniente esque se pretende sancionar una ley que introduce el arancelamiento y vulnera la igualdadde oportunidades para que todos los jóvenes de nuestro país, mediante el ingresoirrestricto a la cultura superior, accedan a mejores condiciones de vida”24. A pesar de estaadvertencia, el MODIN, voto afirmativamente la votación nominal del proyecto, a pesar deque el mismo no sufrió algún tipo de cambio que posibilite el mejoramiento de los puntosexpresados por el diputado Rico que caracterizo al proyecto como comprometido “con labanca acreedora, con el Departamento de Estado norteamericano y con el FondoMonetario Internacional”25. A pesar de que el discurso del diputado Rico sea uno de losmas agresivos en cuanto a las cuestiones que critica del proyecto, el MODIN ha votadoafirmativamente en la votación nominal. Desde el espacio del bloque Demócrata Progresista el diputado Natale expresa cuales la postura de la fuerza que integra y nos invita a pensar la autonomía de la universidaddesde una postura bastante particular: “el Bloque DP votará negativamente el proyecto de23 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995.24 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995.25 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995. 15
  17. 17. ley en tratamiento (…) El proyecto de ley adolece de un exceso enunciativo, que realmentedesnaturaliza muchos de los objetos buscados (…) Los reformistas de 1918 aspiraban a unauniversidad que fuese un culto al saber y al conocimiento (…) Este es el sentido deautonomía universitaria concebido en 1918, pocas veces entendido por aquellos que creenque la autonomía significa tener en la universidad un bastión de lucha electoral (…) Aspiroa que las universidades argentinas sean auténticamente autónomas, y no cotos de caza deningún sector partidista de la política argentina…”26.Este tipo de discursos evocanconfrontaciones de antaño que se han ido dando en la historia de la universidad nacional,una vez más se vuelve al mismo circulo si la universidad tiene que ser un espacio dediscusión y participación política o simplemente un espacio donde se discuta pero no sepractica. Creemos que esta discusión tanto en la actualidad como en los años noventaperdió mucha vigencia, ya que es necesario entender que la universidad siempre va a serun espacio de lucha política, porque nunca va a dejar de ser una institución más delestado. Institución que cristaliza en parte la relación que existe entre Estado-Sociedad yEstado-Universidad. Por lo tanto la universidad no puede estar ajena a la práctica de lapolítica que es la herramienta que posibilita el cambio y el progreso de la misma.Entendemos que el discurso del diputado Natale es propio del pensamiento conservador,pensamiento que en parte está reflejado en el texto de la ley. El diputado Balter por el partido Demócrata Mendocino expresa su apoyo alproyecto en general. Sin embargo queremos rescatar una parte de su discurso que nosresulta interesante para la discusión del arancelamiento de la universidad: “hoy en día launiversidad se ha transformado en una elite económica, porque contrariamente a lo quedicen los jóvenes que se manifiestan en contra de esta ley, argumentando que ella va aimpedir el acceso a la universidad a quienes no tienen posibilidades económicas, larealidad de nuestros días indica que solamente un grupo de privilegiados puede llegar a laeducación.”27. Desde la postura contraria el diputado Solanas se expresa sobre el mismotema: “En las calles esta el estudiantado (…) las encuestas señalan que entre el 70 y 75 porciento de los estudiantes pertenecen a hogares de capas medias y capas pobres (…) seintenta arancelar la universidad y en realidad es otra gran mentira, porque ningunauniversidad de excelencia del mundo logra recuperar más del 7 por ciento de supresupuesto con el arancel. El problema del financiamiento de las universidades serelaciona directamente con la concepción del modelo socioeconómico.”28. Por otro lado, ladiputada Guzmán expresa: “No quiero renunciar al principio de la gratuidad de laenseñanza pública (…) tenemos que volver al principio de que la educación no es un gastosino una inversión (…) en el artículo 75 de la Constitución, los constituyentes establecimos26 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995.27 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995.28 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995. 16
  18. 18. el principio de gratuidad de la enseñanza universitaria y también el de la equidad. Aquí sehan olvidado el principio de equidad que pedimos que se aplique”29. Los tres discursos sonricos para pensar una vez más el tema de la gratuidad de la enseñanza pública superior, sinos regiríamos solamente por lo que dice la Constitución Nacional cualquier proyecto deley que intente autorizar el cobro de un arancel tendría que ser declaradoinmediatamente como inconstitucional. Sin embargo las interpretaciones de los textosconstitucionales son hechas a medida de quien las necesita, nos resulta más interesantediscutir otro plano del tema del arancelamiento que esta expresado en los discursos deBalter y Solanas que es el tema de justificar o no el arancelamiento en base al sujeto oestudiante que participa de la vida universitaria. Creemos que ambas posturas parten dela misma concepción, si el sujeto es pobre no corresponde arancelar, si el sujeto es ricoconviene arancelar, posturas que dejan de lado el sentido universal de la educaciónpública y el sentido universal de las políticas públicas. Nos parece interesante remarcar uno de los discurso más profundos de la sesión,que es el del diputado Pellín, perteneciente al bloque parlamentarista del GrupoProvincial: “Estamos debatiendo sobre este tema trascendental, sobre la verdadera leyestratégica hacia el futuro, y cuando los historiadores, los antropólogos y los cronistasrevisen el Diario de Sesiones se encontrarán con una serie de discursos que no se han vistoacompañados por el marco que necesariamente debía tener este debate. Nuestro votoserá negativo (…) A mi juicio hay dos temas centrales que deberían estar presentes en ladiscusión de una ley universitaria: la renovación pedagógica que necesita nuestrauniversidad y la reivindicación de su rol (…) Esta universidad de modelo profesionalista alservicio de las demandas del mercado es una universidad que cercena todo lo que tiene derol rector la universidad…”.30 Con respecto al arancelamiento de las casas de estudio eldiputado hace una apuesta interesante: “Hay suficientes técnicos en el país y experienciainternacional para que tributaristas de nota puedan resolver este problema y no imponerun arancel a la capacitación”31. Nos resulta profundamente interesante lo que se desprende de las últimaspalabras, dos ideas importantes para discutir de donde provienen los recursos y como sonasignados. En un primer lugar para el diputado la cuestión del arancelamiento se reduciríaa un problema técnico de redistribución de los recursos, lo cual nos parece erróneo, yaque la distribución de todo recurso proveniente del Estado, está hecha en una lógicapolítica y no meramente técnica. La otra idea interesante para discutir y que nos resultapositiva es que los recursos que necesita la universidad para su funcionamiento público y29 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995.30 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995.31 Diario de Sesiones. Cámara de Diputados de la Nación 18° Reunión. Junio 7 de 1995. 17
  19. 19. gratuito deben provenir de un sistema tributario mas distributivo y igualitario que aquelque imperaba en la sociedad de los noventa y que prácticamente sigue intacto hoy en día Este discurso además nos interesa en demasía porque como bien dice el diputadoal volver sobre las sesiones tanto del día de la votación de la ley, como en sesionesprevias, pocas veces nos encontramos con discusiones con profundo contenido político.Cuando decimos “contenido político” hacemos referencia a las razones y fundamentosque esgrimen los partidos para estar a favor o encontrar de una ley. En este sentido, esdificultoso encontrar fundamentos concretos que expliquen las posturas de los partidos,solo en el discurso de algunos diputados se puede encontrar una defensa o criticaprofunda al proyecto de ley oficialista. Desde otro punto de vista las discusionesanalizadas tendrán riqueza informativa para aquel que busque explicar o desentramarcuales fueron las diferentes estrategias, en un sentido práctico, de los partidos a la horade tener la palabra. Sería erróneo decir que este tipo de discusiones por no tener razoneso fundamentos fuertes no implica una discusión política, por el contrario es tan políticacomo cualquier otra discusión, sin embargo no se nos puede escapar el contexto. Es unadiscusión política en un momento en el cual la política no transitaba por los caminos de laconfrontación abierta de ideas e intereses. La política irónicamente transitaba más loscaminos privados que los públicos. 18
  20. 20. Tratamiento y aprobación en la Cámara de Senadores.32El contexto. Una vez ingresado a la cámara de Senadores el proyecto de reforma de laeducación superior universitaria y no universitaria, con media sanción de la cámara dediputados, los legisladores oficialistas y sus aliados tardaron aproximadamente un mes enaprobar la normativa. Recordemos que la iniciativa tardo casi un año en conseguir el votoafirmativo en la cámara baja, hecho que posteriormente será analizado en detalle. Si bienel oficialismo poseía una clara mayoría en la cámara de senadores y una disciplinapartidaria más alta que entres los diputados, el menemismo tuvo que sortear algunosobstáculos externos e internos. Estos últimos pueden entenderse como tensiones entrealgunos senadores y el poder ejecutivo a la hora de generar consensos. Problemasinternos que estuvieron estrechamente relacionados con la imagen que se tendría delgobierno en el caso de aprobar la ley sin ningún tipo de dialogo con la oposición. Imagenque ha sido consecuencia de la forma autoritaria que le ha dado media sanción en lacámara baja. Desde el oficialismo dos posiciones se constituyeron como hegemónicas. Por unlado la mayoría de los legisladores y funcionarios abogaban por la idea de que el momentode dialogo, disenso-consenso con otras fuerzas políticas opositoras, se había terminado.Dar concesiones a la oposición en este caso sería interpretado como una lectura errónea oinútil de las últimas elecciones legislativas. A la vez que se alimentaria la estrategiaobstruccionista o aquella “maquina de impedir” de la oposición. Por último se intentabainstalar una sensación de urgencia y necesidad inmediata, si la ley no era aprobada antesde que termine las sesiones ordinarias del año, el caos de las universidades terminaríaimperando. Por lo tanto el proyecto aprobado en diputados no tenía que ser modificado. 33 Por otro lado algunos pocos legisladores oficiales entendían que la posibilidad degenerar más consenso para aprobar la ley, brindaría una imagen política más favorable ydemocrática al gobierno menemista. Esto se traducía en la posibilidad de introducircambios concretos al proyecto de ley con media sanción. Lo cual buscaba llevar adelante32 El siguiente apartado se realizó a partir de la consulta de los diarios Clarín, La Nación y Página 12 delperiodo del 10 de Junio de 1995 hasta el 25 de Julio de 1995, consultados en la Hemeroteca de la BibliotecaNacional.33 En este punto nos resulta interesante profundizar la idea de que si bien el oficialismo legalmente no podíautilizar la herramienta ejecutiva del DNU, es llamativo dar cuenta de que todas aquellas leyes o reformas defondo el menemismo las ha presentado a la opinión pública como necesariamente urgentes. El objetivo y elresultado de esto creemos que mas allá de conseguir lo que se buscaba es que durante el proceso deaprobación de dichas reformas, o sea el curso normativo necesario para que dichas reformas sean legales,esta vaciado de discusión política. Lo cual le daba una ventaja al oficialismo, mientras menos se discutían lasreformas, mas posibilidad tenían las mismas de que se aprueben y se apliquen. 19
  21. 21. un tratamiento parlamentario mas armónico tratando de que no se repita el contexto demovilizaciones masivas estudiantiles y los actos de violencia que se desarrollaron en elcongreso y en las universidades. Además buscaba aprovechar la postura de ciertos actoresparlamentarios opositores que compartían con el gobierno la necesidad de reglamentar lavida universitaria nacional con un sentido más moderno que el actual. En cambio en la oposición parlamentaria, que tenía un grado de dispersión menorque en diputados se pueden catalogar dos posturas o estrategias diferentes: un sector delos senadores opositores fue mas reaccionario y su oposición a la ley era concreta ytajante. Se tendría que resistir a la aprobación de la misma por ser una ley mal paridadesde el comienzo del proceso y mediante la movilización y la denuncia pública intentarevitar que la misma sea tratada y posteriormente aprobada. Para ellos el proyecto eraextremadamente reglamentista insertaba una lógica de mercado en uno de los últimosbastiones de las instituciones públicas. Además denunciaban que la mayoría del proyectoestaba pensado en base a las directivas y recomendaciones del Banco Mundial a los paísescon problemas para afrontar los cumplimientos de la deuda externa34. El otro sector de los legisladores opositores le abrían una puerta a la posibilidad dela negociación y al dialogo con el oficialismo. Su posición era mas pragmática en el sentidode que eran consientes que el gobierno tenía los votos y las voluntades para llevaradelante la aprobación sin ningún tipo de cambio. Si bien su posición era frágil, ya quedependía de la voluntad oficial de negociar, aspiraban con conseguir una ley un poco masconsensuada, menos reglamentista y menos violenta contra las costumbres y demandashistóricas de la universidad (autonomía y gratuidad). La estrategia era opuesta a la delotro grupo opositor, ya que aquellos buscaban en el factor “espacio” la forma de lucha(desplazar del congreso el debate y llevarlo a la calle y a otras instituciones donde se veareflejada la opinión e intereses de todos los actores). En cambio el sector dialoguistaentendería que es una necesidad de “tiempo” (retrasar lo máximo posible el tratamiento ala espera de que el contexto y las necesidades del oficialismo cambien y posibiliten lanegociación de cambios concretos en el texto). Tanto en el debate en diputados como enel del senado, la primera postura opositora no pudo lograr triunfos contundentes quesignifiquen una derrota al oficialismo y una revisión del proceso del tratamiento de la ley.Muchas de las movilizaciones que se han hecho han quedado registradas en las crónicasde aquellos tiempos pero en ningún momento llegaron a significar un problema o unatraba para que la Ley de Educación Superior 24.521 sea aprobada y puesta en marcha. Endicha acción política se puede reflejar el accionar de un movimiento estudiantilprácticamente solo en las calles, sin mucho apoyo de la sociedad. Los pocos triunfos34 Recordemos que la crisis del tequila se inicio en diciembre de 1994 y trajo altas consecuencias negativaspara la economía argentina. 20
  22. 22. opositores en a lo largo del debate y proceso han sido conseguidos por la actitud masdialoguista, aunque no fueron muy significativos.Los cien metros libres se convirtieron en cien metros con vallas: Problemas internos parael oficialismo.Una semana después de la aprobación en la cámara baja, el 14 de Junio, se hacía presenteuno de los primeros obstáculos que debía sortear el oficialismo: la imposibilidad deobtener un rápido dictamen de mayoría en la Comisión de Educación. Por diferentesrazones la mayoría que el menemismo contaba en el recinto no se veía reflejada en ladistribución o asignación de bancas dentro de la comisión. El oficialismo necesitaba eldictamen de mayoría para permitir el ingreso del proyecto al tratamiento en el recinto. Enun principio la idea original del oficialismo mas reacio a dialogar era pasarse por alto eldictamen de comisión y directamente votar nominalmente el proyecto en el recinto. Paralo cual necesitaba mas de dos tercios del total de miembros, por lo cual la iniciativa noprosperó y el oficialismo se vio obligado a desplegar toda su ingeniería política parasortear este obstáculo. El senador justicialista Guillermo Snopek fue el encargado de presentar lapropuesta de modificación del número total de legisladores en la comisión. La cual teníaun total de nueve, entre los cuales cinco eran opositores y cuatro oficialistas. La propuestaconsistía en aumentar a un total de once legisladores y garantizar así el ingreso de dossenadores justicialistas para respetar la mayoría que tenía el gobierno en el recinto. Estapropuesta fue llevada a cabo a pesar de que el reglamento del senado, articulo 225 estaxativo: “no se puede modificarse la integración de una comisión mediante un trámitesobre tablas, se requiere el dictamen de la comisión de Asuntos Constitucionales”35. Bajoesta normativa se ampararon los senadores opositores José Genouf, por el radicalismo yJosé Antonio Romero Feris del Pacto Autonomista Liberal. Para ellos la propuesta consistíaen un nuevo avasallamiento y demostración de autoritarismo del gobierno menemista.Otros legisladores denunciaron que la propuesta echar por el oficialismo, y sumetodología, era totalmente ignorada y no comunicada a los presidentes de los bloquesparlamentarios, los cuales habían tenido una reunión un día antes y dicho tema no sehabía mencionado. En cambio el oficialismo justificaba la necesidad de dicha reforma en lanecesidad y urgencia, nuevamente, de acelerar los procesos parlamentarios para poderdar respuesta al conflicto presente en el mundo universitario. Ese mismo día, después de varias horas de debate entre la mayoría de lossenadores oficialistas y los pocos senadores opositores, ya que el radicalismo se había35 Reglamento de la Honorable Cámara de Senadores de la Nación 1995. 21
  23. 23. retirado del recinto, la propuesta de modificación de la comisión fue aprobada. Así lacomisión quedo integrada por una mayoría de seis senadores justicialistas, tres radicales,un frepasista y otro del pacto autónomo liberal. Ahora si el menemismo se hacía de unamayoría en término de números, sin embargo los obstáculos no terminaron ahí. Dentro de la comisión, dentro de los senadores oficialistas exactamente, existíandos posturas disímiles, como las que fueron anunciadas en la introducción a esteapartado. El poder ejecutivo nacional no podría ejercer una disciplina total al interior desus fuerzas, terminaba el día y el oficialismo no podía constituir un dictamen de mayoríaque posibilitara el tratamiento sobre tablas. El sector mas proclive al dialogo con laoposición era constituido por el senador Antonio Cafiero y la senadora Olijela del ValleRivas, que impulsaban una prolongación de los tiempos parlamentarios para que la ley seaaprobada con un consenso aun mayor, además un acuerdo previo con la oposición dentrode la comisión, facilitaría el proceso en el recinto. A su vez posibilitaría que otros actoresque no fueron escuchados o fueron explícitamente silenciados en la discusión endiputados sean tenidos ahora en cuenta. El 20 de junio, tres días después del primer intento oficialista por dar dictamen demayoría en la comisión, el ministro de Educación Jorge Rodríguez, se reunió en el senadocon todo el bloque justicialista para transmitir la preocupación del Poder Ejecutivo por eldilatamiento del proceso y la necesidad de aprobar cuando antes el proyecto de ley. Lapostura del poder ejecutivo era simple, el proyecto se había debatido ampliamente ydurante mucho tiempo en la cámara de diputados, como prueba de esto se tenían las 43modificaciones realizadas y aprobadas por el oficialismo a la hora de votar los artículos enparticular. Por lo tanto la ley tenía que ser aprobada tal cual como salió de la cámara baja,ya que la misma gozaba de un consenso político y en menos de atacar la autonomía y lagratitud, la reforzaba. Un día después de la visita del ministro al senado, la Federación UniversitariaArgentina realizaba una nueva marcha en contra de la ley. Por su parte el oficialismoseguía sin conseguir el dictamen de mayoría. El sector duro del gobierno bregaba una vezmás por la posibilidad de discutir el proyecto directamente en el recinto, a lo cual lamayoría de los senadores oficialistas no acepto. Así el apriete del ministro a loslegisladores no sugirió el objetivo buscado, la cámara de senadores no parecería ser lomismo que la diputados. Los disensos dentro del oficialismo eran varios, en el periódicopagina 12 de aquel día se publicaron declaraciones del senador Cafiero que buscaba llevaradelante un proyecto de referéndum para resolver el problema del arancelamiento de lasuniversidades, lo cual no prospero entre oficialistas y opositores. 22
  24. 24. Ese mismo día se efectivizo el pase a comisión de la ley, o sea una semana mastarde de que la iniciativa había llegado al senado. Las posiciones y estrategias se ibanaclarando, había un mínimo de consenso en el hecho de que se respeten los tiemposparlamentarios y no se llevase al recinto hasta que no haya un dictamen de mayoría. Sinembargo la postura del oficialismo no cambiaba, expresada a través del senador PedroMolina y Luis Rubeo, el gobierno insistía en la no medicación del texto aprobado endiputados. A la vez el senador Cafiero se constituía como el legislador que funcionaba deintermediario entre la oposición y el oficialismo. Por otro lado algunos actores opositoresbuscaban otros medios de dialogo para acercar posiciones, es el caso del rector de launiversidad de Buenos Aires Shuberoff que se reunió en los días próximos con elpresidente del senado Carlos Ruckauf, para trasmitirle la preocupación por la actitudoficialista y acercarle los resultados que habían acordado la Asamblea NacionalUniversitaria. En dicha reunión también se manifestó la necesidad de desarrollar unamplio debate que incluyera a más actores involucrados en el tema a tratar. De la reuniónel rector salió conforme y con la promesa de que el oficialismo no realizaría untratamiento liviano a la cuestión, sin embargo horas más tarde el ministro de educaciónexpresaba que se respetarían los tiempos del senado pero que no se podía desconocer ydescartar el trabajo realizado en la cámara de diputados.Truco!... Envido primero!El 27 de junio, casi una semana mas tarde de que se haga efectivo el pase a comisión y sinrepercusiones en los medios de alcance nacional, el justicialista Cafiero jugo sus cartas y seanticipo a sus compañeros de bloque. La presidente de la comisión, del Valle Rivas, estuvoausente ese día en el senado, y Cafiero, en calidad de secretario adjunto convocó sin avisoa la reunión de comisión. A la misma solo acudieron dos senadores justicialistas, ademásde Cafiero y dos senadores radicales y frepasistas. De la reunión se llegó a un acuerdo para organizar una serie de entrevistas con losdiferentes actores involucrados y así poder ampliar y profundizar el debate antes de quese pase el proyecto al recinto. La jugada de Cafiero la hizo en el momento oportuno, yaque era una de las pocas posibilidades que tenía el sector mas dialoguista de abrir el juegoa otros actores. Y a la vez se posibilitaba, aunque sea mínimamente, la introducción decambios a la ley o algún tipo de apoyo y que el justicialismo no se viera solo en el recintoaprobando la ley, a pesar de contar con la mayoría necesaria. Esto significaba para laoposición un respiro en la escalada del conflicto. Según lo acordado los días siguientes a la reunión estaban organizados de lasiguiente manera: el 29 del mismo mes se citará al ministro de Educación y al Secretariode Políticas Universitaria. El día 30 de junio asistirán los dirigentes estudiantiles de la FUA, 23
  25. 25. el CRUP y el rector de la UBA y por último el 3 de Julio serán citados los representantes dela CONADU, los dirigente de la Federación Argentina del Trabajado de UniversidadesNacionales (FATUN) y la JUP. Según algunos medios de comunicación este acto seinterpreto desde la casa rosada como una desobediencia y un retraso innecesario a losplanes oficiales de sancionar lo más rápido posible la ley.36 Al día siguiente de la reunión Cafiero junto a los senadores opositores asistieron auna reunión realizada en la Universidad de Buenos Aires, con el propósito de discutir elescenario parlamentaria y realizar un comunicado en conjunto entre todos los rectorespara expresar sus demandas. Los cuales puntualizaron e hicieron hincapié en laconcepción de autonomía y gratuidad que desplegaba la ley sobre la universidad. Por suparte Cafiero se comprometió a garantizar la posibilidad de introducir modificaciones,siempre y cuando la ley una vez devuelta a diputados sea aprobada sin discusión. Un díadespués en la comisión de Educación eran recibidos el ministro del Educación y elsecretario de políticas universitarias. De esta reunión se pudo extraer cuales eran lasposturas enfrentadas. Los funcionarios oficialistas insistían en la idea de sancionar la leyasí como estaba. Cafiero junto a otros senadores buscaban llegar a un acuerdo. Y porúltimo los senadores opositores que intentaban retrasar el pase al recinto o en todo casoposibilitar un nuevo debate en diputados. Una vez finalizada la reunión poco fructífera con los funcionarios tuvo suoportunidad del Consejo Interuniversitario Nacional. Del mismo asistieron los titulares dela universidad de Quilmes, lomas de Zamora, misiones, matanza y los rectores de la UBA,de la Universidad de La Plata, de Rio Cuarto, de Mar del Plata y el rector de la UTN. Deesta reunión también se puede extraer dos posiciones bien definidas, hacia dentro delCIN, una la de los rectores y titulares peronistas que apoyaban la normativa sinmodificaciones y por el otro lado, los rectores radicales que se oponían a la aprobación talcual había sido hecha en diputados. Sin embargo estos últimos eran consientes de que laúnica posibilidad de salir con una imagen positiva para su gestión era promover algún tipode cambio a la normativa y no verse vulnerados por una ley que en su totalidad y en suspartes no les favorecía. Antes de que terminara la reunión los legisladores presentes ymiembros del CIN llegaron a un acuerdo por el cual, estos últimos relazarían un proyectoque corrija la ley y los primeros se comprometían a tratarlo en la próxima reunión decomisión.36 Esta forma de actuar del senador Cafiero es posible entenderla si nos retrotraemos a los últimos años dela década del ochenta. Momento en el cual Cafiero y Menem se disputaban la embestidura del próximocandidato a presidente por el justicialismo. Esto ayuda a entender que si bien Cafiero fue parte del gobiernomenemista, es necesario aclarar que dentro del mismo había diferentes posturas frente a determinadostemas y cuestiones problematizadas. 24
  26. 26. De las reuniones con los dirigentes estudiantiles no se pudo llegar a buenostérminos, ya que la postura de la FUA era simplemente oponerse a la ley en su totalidad,no había espacio para negociar. A la vez los principales dirigentes radicales de la FUAempezaron a ser cuestionados dentro del amplio movimiento estudiantil y se empezarona notar fracturas que dejaron en una posición de mayor debilidad a la única federaciónestudiantil reconocida a nivel nacional. Una vez finalizadas las rondas de reuniones se esperaba que una vez reunida laComisión de Educación se discutiera la información aportada por los actoresentrevistados. Si bien la Comisión debía reunirse al día siguiente que terminaron lasentrevistas, Cafiero, ante la falta de quórum para sesionar, pospuso una semana lareunión, lo cual se puede entender como una posibilidad al CIN para que pueda elaborarun documento consensuado entre peronistas y radicales que flexibilice la postura delgobierno y posibilite la introducción de cambios a la normativa. En este sentido eloficialismo seguía sin poder realizar un dictamen de mayoría de la comisión y evitar tenerque discutir el proyecto del CIN.Proyecto Alternativo y esperanza. El martes 11 del mes de julio, como había sido dispuesto una semana atrás, sevolvió a reunir la comisión de Educación, en la cual se presento el proyecto realizado porel CIN, el mismo fue recibido por la presidenta de la Comisión nuevamente en su función,la cual se comprometió con el rector de la UBA a discutir lo máximo posible el proyecto deley alternativa. En palabras de Shuberoff, el proyecto significaba una salida al intento deloficialismo de avanzar sobre la autonomía universitaria. En el mismo sentido, el secretariode política universitaria, Del Bello, entendía que el proyecto alternativo significaba unencuentro positivo entre oficialismo y oposición y además afirmaba que la estructuraesencial de la ley propuesta por el poder ejecutivo no se veía trastocada por el nuevoproyecto. Pareciera que se estaba llegando a buen puerto y la posibilidad de introducir loscambios finalmente se lograría. Sin embargo el proyecto elaborado por el CIN no tuvobuenas respuestas en los demás sectores opositores. Tres rectores no firmaron y sealejaron del mismo por considerarlo como un disfraz o un poco de maquillaje al proyectooficial. Las voces críticas se hicieron escuchar mas allá y tanto las organizacionesestudiantiles y docentes universitarias (FUA y CONADU) se opusieron a la ley alternativa ya cualquier tipo de ley parecida. A pesar de las voces opositoras, en la reunión de comisión se comenzó a avanzaren las negociaciones y algunos senadores opositores entendían que el proyectoalternativo era, aunque sea un poco, mejor que el original. No obstante, varios senadoresoficialistas advirtieron la imposibilidad de que los radicales garanticen que los demás 25
  27. 27. legisladores de su bloque voten las modificaciones acordadas. Una vez más lasnegociaciones se empantanaban y la presidenta de la Comisión de Educación, buscandoprolongar el debate, propuso la reunión para una semana más tarde.De la alternativa al fracaso… Al día siguiente de la presentación del proyecto alternativo del CIN, los senadoresdel justicialismo se reunieron por la noche a puertas cerradas con el ministro de educacióny el sector de política universitaria. Si bien las opiniones dentro del bloque seguían siendodiferentes, la opresión ejercida desde el poder ejecutivo obtuvo el objetivo buscado. Sinmucha discusión se constituyo un dictamen de mayoría acompañado en su totalidad porcuatro senadores y en disidencia parcial dos senadores, lo cual daba por finalizada ladiscusión en comisión y la posibilidad de llegar a un acuerdo con la oposición. El proyectofue presentado sin modificaciones en el recinto. Simultáneamente el oficialismodesestimaba el proyecto alternativo del CIN y la oposición se quedaba sin una estrategiafrente a la determinación del oficialismo de aprobar la ley tal cual salió de diputados. La oposición estaba cada vez más dividida por la no materialización de triunfosfrente al oficialismo y este solo debía esperar a que pase el tiempo reglamentario parapoder aprobar la ley. La única esperanza de los opositores podía encontrarse en laposición dialoguista de los senadores Cafiero y Del Valle, que habían sido presionadospara impulsar el dictamen de mayoría en la Comisión. Hasta el 20 de junio, día en que sevotaría el proyecto, el amplio espectro opositor convoco a movimientos y marchas endefensa de la educación pública a pronunciarse contra el arancelamiento y el avance deloficialismo en la autonomía universitaria. El día esperado por el oficialismo llego y desde temprano se incorporo a la lista deórdenes del día el proyecto de ley n° 24.521. El recinto, con pocos senadores en susbancas y muchos dirigentes en los pasillos y palcos, fue el contexto de un debate sinmucha atención, los pocos oradores que se manifestaban se oponían a la aprobación de laley, pero ningún argumento contundente, ni el de la propia senadora justicialista, Del ValleRivas, pudo parar la determinación menemista. El senador radical, Cendoya, recordó quehabía sido Perón el que quito el arancelamiento a la universidad nacional y ponía en juegola ironía de que ese gobierno se convertiría en el que restituiría una lucha histórica delperonismo. Diez horas mas tarde que empezó el debate, llego el momento de votar y,como se esperaba, el oficialismo no tuvo inconvenientes para aprobar la ley. Con 26 votosconstituidos por los senadores justicialistas, el Movimiento Popular Neuquino y elMovimiento Popular Fueguino, el proyecto quedo definitivamente aprobado sin ningunamodificación. El recinto poco a poco se iba vaciando, afuera varios militantes estudiantilesinsultaban a los senadores oficialistas, mientras estos cantaban la marcha peronista. 26
  28. 28. Discusión y debate en el Senado. Como se pudo reflejar en la descripción de los hechos sucedidos en el proceso detratamiento de la ley en la cámara de senadores, dicho proceso si bien fue corte entiempo no ha significado para el gobierno un mero trámite parlamentario. Las diferenciashacia adentro del oficialismo fueron notorias y se reflejan en el diario de sesiones del 20de julio de 1995, pero no se puede dejar de reconocer que el proceso estuvo atravesadopor la necesidad y la urgencia que le imprimió el gobierno el requerimiento de una ley queregule la situación legal del sistema universitario argentino. Esto mismo lo expresa deforma clara la senadora justicialista Del Valle Rivas: “estamos por primera vez ante untexto legal que abarca todo el nivel superior, esto solo ya configura un avance, un pasoadelante en el tratamiento del problema (…) En primer lugar, estoy convencida de que unproyecto de ley de tamaña envergadura, significación y repercusión, no debe sentirsesometido a un tratamiento signado por la urgencia y el apresuramiento (…) Debo señalarque puede ser mejorado, precisado y enriquecido sin desvirtuar su estructura eintencionalidad”37. El discurso de la senadora nos refleja una parte de los obstáculos quetuvo que atravesar el gobierno en el tratamiento de la ley, dicha opinión nos interesa aunmas considerando que la senadora tucumana fue la presidenta de la Comisión deEducación de aquel momento, esto nos demuestra en parte el nivel de conflicto quegeneró la aprobación de la ley que priorizó los intereses del gobierno por sobre lasdemandas de otros actores involucrados en el conflicto. Otro punto a destacar del discurso de la senadora es lo referido a cuáles son lostemas específicos que reglamenta la ley: “… un excesivo avance de las funciones delministerio de educación nacional, tal como cabe observar en los artículos 42, 43, 50”38. Losdos primeros artículos nombrados hacen referencia al reconocimiento de los títulosoficiales, los planes de estudio y las carreras, que, a partir de esta ley, tendrán unaexcesiva injerencia el Ministerio de Educación, el Consejo de Universidades y la CONEAU.Esto a nuestro entender posibilito que el poder político, en este caso, el poder ejecutivo,se atribuya funciones que hasta ese momento eras llevadas a cabo dentro del sistemauniversitario formal e informal, lo cual históricamente fue consecuencia de la autonomíaque gozaron las casas de estudio en el país: “es ahí donde juega la autonomía que debeser preservada inequívocamente de acuerdo con los lineamientos de la tradición de launiversidad argentina y del precepto constitucional”39.37 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199538 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199539 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 1995 27
  29. 29. En cuanto al tema de la autonomía el senador Cendoya recuerda la reformauniversitaria de 1918: “se trato de una reforma que cuestiono con absoluta severidad elfuncionamiento de la universidad como centro cerrado, excluyente de la participaciónpopular… como consecuencia de esa experiencia histórica incontrastable, la convenciónreformadora de Santa Fe decidió que garantizar la autonomía es un registro ineludiblepara la validez de la legislación que se dicta en la materia… no se pueden delegarfacultades de tipo legislativo, ni institucional al Ministerio de Cultura y Educación, como lohace insistentemente el proyecto de referencia”40. Como pudimos ver en la discusión dediputados ciertas responsabilidades y funciones asignadas al poder ejecutivo son dedudable constitucionalidad, ya que las mismas están estipuladas en la constituciónnacional. A la vez, para el senador Cendoya y para Del Valle Rivas, la autonomía de lasuniversidades se ve aún mas vulnerada cuando la ley determina la composición de losclaustros, las condiciones que debe tener un alumno para conservar la posición de regulary el tan discutido régimen económico financiero puntualizado en la asignación derecursos, generación de bienes adicionales y el sistema de becas. En cuanto al problema de los claustros, en especial el de docentes, el senadorAguirre Lanari hace una fuerte crítica: “cuando se habla de la integración del claustrodocente, no se diferencia entre los profesores titulares, adjuntos o asociados, por unaparte, y los auxiliares docentes, por la otra (…) Podría darse el caso de que larepresentación docente fuera mayoritariamente de auxiliares docentes”41. Este ha sidouno de los artículos (art. n°53 inciso a) que fue modificado en el transcurso de debate enla cámara de diputados, ya que el proyecto original del poder ejecutivo se utilizaba eltermino claustro de profesores. Este artículo se puede entender como una embestida algobierno de las facultades ya que en su mayoría estaban integrados por radicales. Si nos referimos al tema del sostenimiento y régimen económico financiero la leyestablece en su primer capítulo que la distribución de los recursos del estado estará enfunción de la eficacia. A lo cual el senador Fadel se pregunta: “quién va a medir laeficiencia y cómo lo hará (…) presumo que esto va a significar un avance sobre lasautonomías de las universidades, este proyecto de ley se entromete en cosas en que nodebería entrometerse y delega cosas que no debería delegar, ampliando de esta manera laautarquía”42. Otro tema que es interesante discutir es el referido a los conceptos de calidad yevaluación, como fueron nombrados a principio del trabajo. Estos conceptos se plasman,40 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199541 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199542 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 1995 28
  30. 30. en parte, a través de la ley, en la CONEAU. Si bien la creación de la misma y la aceptaciónde dichos conceptos pareciera estar apoyada por mas fuerzas políticas que el oficialismo,la implementación de la comisión es por lo menos discutible; el senador Romero Ferisopina: “es excesivamente reglamentarista (la ley) y también burocrática cuando se creauna superestructura de organismos tales como el consejo universitario, los consejosregionales de planificación universitaria y la CONEAU (…) en este aspecto no estoy deacuerdo con la implementación, ya que ella, tal como esta propuesta, significa un avancedel estado nacional, expuesta a cambios periódicos de orientación política sobre laconducción académica, restándole legitimidad al sistema de evaluación en su conjunto” 43.La ley deja un vacío legislativo en cuanto a que la composición de la misma debe estarintegrada por tres legisladores de cada cámara sin explicitar como deben ser elegidos losmismos y a que fuerza parlamentaria corresponden. A la vez podría suceder que laComisión sea compuesta por siete miembros del mismo color político, lo cual dotaría algobierno de un poder decisorio altamente concentrado. Este poder concentrado esexpresado de otra manera por el senador Cendoya: “considero que este enclaveburocrático, que está mas allá de la permanecía política de los funcionarios, marca ungrave problema, que es la burocratización de la enseñanza en muchos aspectos, enespecial en lo referido al delicado y novedoso tema de la evaluación universitaria”44. Desde otro punto de vista el senador Aguirre Lanari expresa en cuanto a laCONEAU que: “disponer como norma legal que deben asegurarse instancias externas deevaluación institucional resulta ser un tema muy delicado, puesto que implicaría un avancesobre los estatutos, las formas especificas de cada universidad y las funciones de susórganos de gobierno”45. Sin embargo el texto deja aún mas dudas en cuanto a laindefinición de las pautas y funciones que será responsable la Comisión una vez creada. Eneste punto también nos resulta interesante rescatar la opinión del justicialista Cafiero:“este nuevo instituto de la acreditación y evaluación de la calidad necesita ser mirado conmucha escrupulosidad, no vaya a suceder que la universidad de Buenos Aires tenga queser evaluada por la universidad de Harvard para tener patente de calidad”. A pesar de quela creación de la comisión fue públicamente rechazada por varios de los actoresinvolucrados en el sistema universitario, resulta llamativo que en el dictamen de minoríaopositor, en la sección de evaluación y acreditación, el texto sea casi idéntico al dictamende mayoría. Lo que nos da a entender que tanto oficialistas y la mayoría de los opositoresaceptaron en la práctica las recomendaciones del banco mundial. Siguiendo esta idea elsenador Avelín expresa: “es por ello que creía que el primer debate debía ser el delconocimiento, luego el del financiamiento y, finalmente, el de la reglamentación, sin43 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199544 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199545 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 1995 29
  31. 31. abrevar en el tema de que todo lo que ocurre es que un banco internacional nos dijera quehiciéramos eso, pero si en la lógica interpretación de que análisis parciales, colocadoscomo verdades absolutas, luego pueden provocar errores.”46. En el mismo sentido, en undocumento UNESCO, donde se analiza la evaluación de la calidad y de la jerarquización dela oferta académica, la calidad de la educación superior es un concepto multidimensionalque depende en gran medida de un marco conceptual de un sistema determinado, comodice el senador Bordón: “es importante no confundir la liberalización de las relacioneseconómicas y la necesidad de promover un espíritu empresarial, con la ausencia depolíticas sociales públicas, en particular en relación con el financiamiento de la educaciónsuperior”47 Por último queremos puntualizar sobre el tan controvertido tema delfinanciamiento y la decisión del gobierno de posibilitar el arancelamiento de los estudiosde grado. En este punto queremos darle importancia a la opinión del senador Bordón:“muchos de nosotros fuimos sometidos al examen comunicacional en los siguientestérminos: ¿arancel si? moderno: pase, aprobado. ¿Arancel no? antiguo: universidadineficiente, alumnos vagos, país retrasado, país cerrado y proteccionista”48. Si bienestamos de acuerdo con que la discusión arancel si, arancel no, está mal planteada desdesu base, como expresamos anteriormente en el debate en diputados, no coincidimos conla justificación que hace el senador. Este, en realidad, deja de lado dicho debate paracriticar al menemismo en su política socioeconómica, justificando la concepción que elgobierno tiene del conocimiento y el futuro del país. Creemos que la cuestión delarancelamiento es dañina para el sistema educativo universitario y nos apoyamos enpalabras de la UNESCO: “la introducción de pagos de matrícula, por ejemplo, es un puntosensible en la educación superior y, en consecuencia, debe abordarse con la debidacautela, ya que toca a muchos aspectos de la justicia y movilidad social, equidad educativay políticas sociales y fiscales del estado en general…”49. El tema del arancelamiento, como también se dijo anteriormente, rosa lainconstitucionalidad, sin embargo, la misma ley es contradictoria entre sus artículos, yaque en el articulo n°58 se especifica que el estado nacional es el responsable de asegurarel aporte financiero para el sostenimiento de las instituciones universitarias nacionalesque garantice su normal funcionamiento, desarrollo y cumplimiento de sus fines. Entoncesnos preguntamos, ¿si el estado es aquel que tiene que garantizar financieramente a lascasas de estudio, porqué el gobierno insiste con la necesidad de arancelar las mismas? El46 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199547 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199548 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199549 UNESCO (1995) ”políticas para el cambio y el desarrollo de la educación superior”. París. 30
  32. 32. senador Lafferriere decía: “el ministerio de economía de la nación tiene dos veces y mediamas presupuesto que la totalidad de las universidades nacionales y no forma técnicos, nicientíficos, ni profesionales, etc. (…) Si alguno tiene recursos para pagar, pues no anulemosla filosofía de la gratuidad. Avancemos en el reclamo de la progresividad impositiva.”50. Elsenador Fadel entiende en el mismo sentido que: “si tenemos que hablar de justicia yequidad en este tema deberíamos comenzar por analizar y reformular de raíz nuestraestructura impositiva”51. La senadora Del Valle Rivas expresa: “hay que dar muestraspatentes de la voluntad de sostener la gratuidad de la enseñanza, aun cuando pudieranexistir algunos procedimientos de obtención de ingresos complementarios por serviciosque las universidades brindan y que consideran según su criterio, que deben serretribuidas”52. Nosotros entendemos que la discusión del arancelamiento fue unaestrategia del gobierno para desregular el sistema universitario tal cual como se hizo conel sistema educativo en general y el sistema general de administración del estado. Comodice el senador Fadel: “quizás se trata de obtener una desregulación de la educación parasometerla a la lógica del mercado”53. Una universidad pública que cobra un arancel porsus estudios esta al mismo nivel que una universidad privada: entonces, ¿qué diferenciahay entre una universidad privada y una pública arancelada? Una de las pocas justificaciones desde el oficialismo a este tema tan controvertidoes la que hacia el senador Menem: “en la discusión de la convención reformadora habíados posiciones: el radicalismo quería consignar únicamente lo de gratuito, mientras que eljusticialismo, además, deseaba incluir lo de equitativo, para dar lugar precisamente a quepudiera establecerse una taza de servicios. (…) No se dice que tiene que ser gratuito, sinoque se habla de los principios de gratuidad y equidad.(…) Nosotros entendemos que no haypeor desigualdad que tratar de la misma manera a los desiguales, entonces, no se le puededar el mismo trato a quienes pueden pagar por sus estudios que a quien no puedehacerlo.”54. A lo cual el senador Cendoya responde: “entonces, valdría lo mismo decirgratuita y equitativa, que onerosa y equitativa, en función de que vamos a disminuir laonerosidad sobre la base del funcionamiento de la equidad” 55. A esto es interesanteagregar que a partir de la reforma constitucional del ´94, los tratados internacionales dederecho tienen jerarquía constitucional y en el pacto de derechos sociales de Nueva Yorkse establece que la educación pública, toda, debe tender hacia la gratuidad, lo que choca50 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199551 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199552 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199553 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199554 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199555 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 1995 31
  33. 33. con las recomendaciones del banco mundial que proponen que los gastos de educaciónsean compartidos entre las familias y el estado. Volviendo al texto constitucional el senador Avelín dice: “cuando se dice que lagratuidad es un principio, no puede haber lugar a dudas, ni a dobles interpretaciones, pormas que se acompañe el principio de gratuidad con el de equidad. (…) En consecuencia, lagratuidad mas la equidad es lo que hace operativo el cumplimiento del verdadero principioque es el de la igualdad de oportunidades, lo cual significa que a nadie debe quedarvedada la posibilidad del ingreso a cualquier nivel de la educación por razoneseconómicas”56 y es el mismo senador el que hace una de las criticas mas interesantes yprofundas del debate citando a un constitucionalista participe de la reforma constitucionaly del mismo color político que el gobierno nacional: “la eliminación de la gratuidad para laenseñanza universitaria dejaría abierta la puerta para su eliminación en la enseñanza denivel primario y secundario, en cualquier momento se puede eliminar esa palabra.”57. Conesto último queremos cerrar el debate realizado en la cámara de senadores, ya que anuestro entender, la aprobación de la ley vulnero una de las políticas sociales universalesque duro medio siglo en la historia de nuestro país. Fue en momentos del primer gobiernode Juan Domingo Perón, cuando se eliminaron los aranceles que se cobraban paraestudiar en la universidad, lo cual se hizo con un sentido político explicito y en base a uncambio de la matriz social y económica que buscaba incluir a todos aquellos que habíansido excluidos. Fue el gobierno menemista, neoliberal, el que termino de destruir aquellamatriz socioeconómica con sus leyes de reforma del estado y destruyo, en parte, losconceptos de autonomía y gratuidad universitaria en pos de un país dependiente delsistema económico internacional.56 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 199557 Diario de Sesiones. Cámara de senadores de la nación. 31° reunión, 20 de julio de 1995 32
  34. 34. Conclusión. Profundizando la política “modernizadora” en cuestiones relativas a la relaciónEstado-Sociedad el gobierno menemista intento, a través de una ley, modificar la relaciónentre el Estado y la Universidad y esta última con la sociedad. Si bien en un principiointento generar un proyecto marco, la ley termino buscando modificar profundamente laeducación superior en la Argentina. Los objetivos de la ley pueden ser caracterizados entres conjuntos diferenciados: el primer conjunto engloba a todos los artículos queplasmaron las ideas y “recomendaciones” extranjeras sobre la educación superior. Esto serefleja en la incorporación de la evaluación de calidad y eficacia por parte del gobierno y laCONEAU. En el segundo conjunto podemos incluir aquellas normativas que vulneraron laautonomía de la universidad y traspasaron funciones a otras instituciones burocráticaspara poder reconfigurar un escenario de poder diferente dentro de las facultades. Enparte la normativa se convierte en un ataque directo al gobierno radical de las facultades.En el último grupo podemos agrupar algunos artículos generales en los cuales había unamplio consenso en la comunidad educativa que cualquier ley de educación superiorpensada en aquellos tiempos debía contener. Sin embargo hay ciertos temas y demandaspor parte de la comunidad educativa que la ley no responde, uno de ellos, es el tema de lainterdisciplinariedad de las universidades. A partir de lo analizado entendemos que el gobierno menemista busco modificar larelación Universidad-Estado a partir de una ley, pero la aprobación y sanción de la mismano significaron para la fuerza política que le dio origen a la ley, una concreta posibilidad detransformar dicha relación. El menemismo, el justicialismo, no pudo quebrantar el poderque tenían cristalizado el radicalismo dentro de la estructura universitaria. Sin embargoesto no es lo único que nos interesa, ya que la ley no logro desregularizar en un sentidoconcreto la realidad cotidiana de las universidades. La universidad nacional siguió siendoel lugar de preferencia del estudiantado argentino, y en donde el nivel de los estudios noha decaído. Lo cual no se logro a partir de la creación de la CONEAU, sino que es necesarioentenderlo como parte de la relación entre la universidad y la sociedad. Antes y despuésdel menemismo la sociedad siguió prefiriendo la universidad pública antes que lasuniversidades privadas a pesar de que estas últimas hayan experimentado un enormecrecimiento en la década de los noventa. Sin embargo estas cuestiones requerirán unanálisis mas profundo para pensar una nueva ley de Educación Superior que destierremucho del lenguaje que instalo el menemismo en la legislación de la universidad. Por último y mas abocado a lo que el trabajo se propuso, pudimos ver que elproceso y aprobación de la ley no significó una simple cuestión de mayoría parlamentaria.Como en toda política pública toda acción desde el Estado produce consecuencias, las 33

×