• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Lecciones de Escuela Sabática 2013 - I: Conociendo Mejor a Jesús
 

Lecciones de Escuela Sabática 2013 - I: Conociendo Mejor a Jesús

on

  • 2,988 views

Lecciones de Escuela Sabática 2013 - I: Conociendo Mejor a Jesús

Lecciones de Escuela Sabática 2013 - I: Conociendo Mejor a Jesús

Statistics

Views

Total Views
2,988
Views on SlideShare
2,988
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
26
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Lecciones de Escuela Sabática 2013 - I: Conociendo Mejor a Jesús Lecciones de Escuela Sabática 2013 - I: Conociendo Mejor a Jesús Document Transcript

    • LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA para el primer semestre 2013Conociendomejor a Jesús
    • Autor del Semestre: AnónimoRevisión y edición de contenidosa cargo del Departamento Ministerial de la Asociación GeneralTraducción, edición y diseñoa cargo del Departamento de Publicaciones de la Asociación General
    • LECCIONES DEESCUELA SABÁTICA para el primer semestre 2013Conociendo Mejor a Jesús Publicadas por la Asociación General Sociedad Misionera Internacional Iglesia Adventista del Séptimo Día Movimiento de Reforma 625 West Avenue Cedartown, GA 30125 Tel. (1) 770-748-0077 Fax (1) 770-748-0095 eMail : info@sda1844.org Internet : www.ims1914.org
    • ContenidoConociendo Mejor a JesúsIntroducción.........................................................................................................5  1. El Hijo de Dios.............................................................................................6  2. El Hijo del Hombre......................................................................................9  3. El Rey de Gloria.........................................................................................14  4. Mesías y Salvador......................................................................................17  5. El Príncipe de Paz......................................................................................21  6. Nuestro Hermano.......................................................................................24  7. El Buen Pastor............................................................................................27  8. El Cordero de Dios.....................................................................................30  9. Nuestro gran Sumo Sacerdote....................................................................3310. Intercesor y Sustituto.................................................................................3711. Testigo, Juez y Abogado............................................................................4112. Cristo nuestra Justicia................................................................................4413. El Novio.....................................................................................................48 Informe Misionero de los Países Árabes...................................................5214. El Sol de Justicia........................................................................................5715. El Camino, la Verdad y la Vida..................................................................6016. El Pan de Vida............................................................................................6317. El Agua de Vida.........................................................................................6718. La Luz del Mundo......................................................................................7019. El Gran Médico..........................................................................................7320. El Maestro Divino......................................................................................7621. El Amigo de Niños y Madres.....................................................................8022. La Escalera Vinculante..............................................................................8423. La Vid Fructífera........................................................................................8724. Refugio y Fortaleza....................................................................................9025. La Roca de las Edades...............................................................................9326. Primero y Último, Principio y Fin.............................................................97 Informe Misionero de África Occidental.................................................1024 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • INTRODUCCIÓN Jesús le preguntó a un hombre que había sanado una o dos horas antes, después de añosde ceguera: “¿Crees en el Hijo de Dios?” Como esta era la primera oportunidad del hombre deverle, su respuesta fue: “¿Quién es Señor, para creer en Él?” Juan 9:35, 36. Las personas están interesadas en investigar muchas cosas en el mundo; quieren saberqué hay en las entrañas de la tierra, explorar las profundidades del mar y descubrir y examinarcuerpos celestiales en la gran expansión del universo. Les gusta estudiar acerca de la mecánicade la naturaleza y las leyes y principios de la obra de Dios, pero dedican muy poco esfuerzo aconocer a Aquel que ha creado tantas cosas maravillosas. Si las investigaciones de las realidades en la tierra, mar y cielo proveen tanto cono-cimiento científico, cuánto más podrían alcanzar las personas si obtuvieran conocimiento desu Creador. Con buenas razones el sabio pensador escribió: “…el conocimiento del Santo escomprensión” Proverbios 9:10. En realidad es el conocimiento principal y más importante quedeberíamos buscar, así como declaró Jesús, es la vida eterna: “Y es vida eterna, que te conozcana Ti, el único Dios verdadero y a Jesucristo, a quien as enviado” Juan 17:3. Nuestro conocimiento del Hijo de Dios es limitado, y nuestra experiencia es, a menudo,superficial. Necesitamos conocer mejor su completa y verdadera identidad, sus atributos y suobra en nuestro favor. Esta será una gran experiencia y bendición para cada cual. “Cuando preguntan: ‘¿Quién es Éste?’ los discípulos, llenos de inspiración, contestan enelocuentes acordes repitiendo las profecías concernientes a Cristo: “Adán os dirá: Es la simiente de la mujer, que herirá la cabeza de la serpiente. “Preguntadle a Abrahán, quien os dirá: Es ‘Melquisedec, rey de Salem,’ rey de paz. “Jacob os dirá: Es Shiloh, de la tribu de Judá. “Isaías os dirá: ‘Emmanuel, Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.’ “Jeremías os dirá: La rama de David, ‘Jehová, justicia nuestra.’ “Daniel os dirá: Es el Mesías. “Oseas os dirá: Es ‘Jehová’ ‘Dios de los ejércitos: Jehová es su memorial.’ “Juan el Bautista os dirá: Es ‘el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.’ “El gran Jehová ha proclamado desde su trono: ‘Este es mi Hijo amado.’ “Nosotros, sus discípulos, declaramos: Este es Jesús, el Mesías, el Príncipe de la vida, el Redentor del mundo. “Y el príncipe de los poderes de las tinieblas lo reconoce, diciendo: ‘Sé quien eres, el Santo de Dios’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 532). El objetivo de estas lecciones es identificarnos de tal modo con el Hijo de Dios y el Hijodel hombre que podamos revelarle de forma más completa en nuestras vidas, de modo queotros glorifiquen a nuestro Padre en el cielo. Esto solo puede cumplirse si nos acercamos a Él.Por tal razón el título de las lecciones para este primer semestre es “Conocer mejor a Jesús”. Hay grandes bendiciones para el estudiante aplicado. Así pues, estudiemos las leccionescada día, por lo menos una hora diariamente, como el Espíritu de Profecía recomienda–no en elúltimo momento–pues al contemplar santidad y amor seremos transformados. “El mundo celestial abriría sus cámaras de gracia y de gloria a la exploración,” declarael Espíritu de profecía. “Los seres humanos serían totalmente diferentes de lo que son ahora;porque al explorar las minas de la verdad, los hombres quedarían ennoblecidos. El misterio dePRIMER SEMESTRE 2013 5
    • la redención, la encarnación de Cristo, su sacrificio expiatorio, no serían, como ahora, vagosen nuestra mente. Serían no solamente mejor comprendidos, sino del todo más altamente apre-ciados. “En la oración que Cristo dirigió al Padre, dio al mundo una lección que debe ser grabadaen la mente y el alma. ‘Esta empero es la vida eterna –dijo–: que te conozcan el solo Diosverdadero, y a Jesucristo, al cual has enviado’. Esta es la verdadera educación. Imparte poder.El conocimiento experimental de Dios y de Cristo Jesús, a quien Él ha enviado, transforma alhombre a la imagen de Dios. Le da dominio propio, sujetando cada impulso y pasión de la bajanaturaleza al gobierno de las facultades superiores de la mente. Convierte a su poseedor en hijode Dios y heredero del cielo. Lo pone en comunión con la mente del Infinito, y le abre los ricostesoros del universo. “Este es el conocimiento que se obtiene al escudriñar la Palabra de Dios. Y este tesoropuede ser encontrado por toda alma que desea dar todo lo que posee por obtenerlo” (Palabrasde Vida del Gran Maestro, págs. 85, 86). Sea la adquisición de un conocimiento tal una experiencia maravillosa para todos los queestudian estas lecciones. –Los hermanos y hermanas de la Asociación General6 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • La Ofrenda Especial de Escuela Sabática está dedicada al Departamento de Colportaje de la Asociación General Sea tu ofrenda una expresión de amor y gratitud1Sábado, 5 de Enero 2013 El Hijo de Dios “Dios es el Padre de Cristo; Cristo es el Hijo de Dios. A Cristo ha sido dada una posiciónexaltada. Ha sido hecho igual al Padre. Todos los consejos de Dios están abiertos para su Hijo”(Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 266).Su preexistencia1. ¿Dónde encontramos testimonios en las Escrituras relacionados con la pre- existencia del Hijo de Dios? Juan 1:1, 2; Miqueas 5:2; Colosenses 1:16. “Cristo es el Hijo de Dios preexistente y existente por sí mismo... Al hablar de esta preexistencia, Cristo hace retroceder la mente hacia las edades sin fin. Nos asegura que nunca hubo un tiempo cuando Él no haya estado en estrecha relación con el Dios eterno. Aquel cuya voz los judíos escuchaban en ese momento había estado junto a Dios” (El Evangelismo, pág. 446). “Cristo, el Verbo, el Unigénito de Dios, era uno solo con el Padre eterno, uno solo en naturaleza, en carácter y en propósitos; era el único ser que podía penetrar en todos los designios y fines de Dios. ‘Y llamaráse su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz’ ‘sus salidas son desde el principio, desde los días del siglo’ (Isa. 9:6; Miq. 5:2)” (Patriarcas y Profetas, pág. 12).2. ¿Qué declaraciones confirman que Jesús es Hijo de Dios? Lucas 3:22; Salmo 2:7; Hebreos 1:5. “Las Escrituras indican claramente la relación que hay entre Dios y Cristo, y hacen resaltar muy claramente la personalidad individual de cada uno. “‘Dios, habiendo hablado muchas veces y en muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, ... el cual siendo el resplandor de su gloria, y la misma imagen de su sustancia, y sustentando todas las cosas con la palabra de su potencia, habiendo hecho la purgación de nuestros pecados porPRIMER SEMESTRE 2013 7
    • sí mismo, se sentó a la diestra de la majestad en las alturas, hecho tanto más excelente que los ángeles, cuanto alcanzó por herencia más excelente nombre que ellos. Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi hijo eres tú, hoy yo te he engendrado? Y otra vez: Yo seré a Él Padre, y Él me será a mí hijo?’ (Hebreos 1:1-5)” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 266).Un don incalculable3. ¿Cómo expresó Dios su amor supremo por la raza humana caída? Juan 3:16; 1 Juan 4:9, 10, 14. “Tenemos todo lo que pudiéramos pedir para inspirarnos fe y confianza en Dios. En las cortes terrenales, cuando un rey quiere dar la máxima garantía que asegure su veraci- dad, da a su hijo como rehén, para ser rescatado cuando se cumpla la promesa del rey. Y he aquí, qué prenda de la fidelidad del Padre, porque cuando quiso asegurar a los hombres de la inmutabilidad de su consejo, dio a su unigénito Hijo para que viniera a la tierra y tomara la naturaleza humana, no sólo por los cortos años de vida, sino para retener esa naturaleza en las cortes celestiales como garantía eterna de la fidelidad de Dios. ¡Oh, la profundidad de las riquezas tanto de la sabiduría como del amor de Dios! ‘Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios’ (1 Juan 3:1)” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 302).El enemigo del Hijo de Dios4. Así como Satanás no aceptó la autoridad del Hijo de Dios en el cielo, ¿cómo continuó su lucha contra Cristo en la tierra y por qué? Mateo 4:3, 6. “Pero luego se llenó del orgullo de su propia gloria. Volvió a su deseo de supremacía, y nuevamente dio cabida a su envidia hacia Cristo.… ¿Por qué –se preguntaba el poderoso ángel– debe Cristo tener la supremacía? ¿Por qué se le honra más que a mí?” (Patriarcas y Profetas, pág. 16). “Si la confianza de Cristo en Dios podía ser quebrantada, Satanás sabía que obtendría la victoria en todo el conflicto. Vencería a Jesús. Esperaba que bajo el imperio de la deses- peración y el hambre extrema, Cristo perdería la fe en su Padre, y obraría un milagro en su propio favor. Si lo hubiera hecho habría malogrado el plan de salvación” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 94).El Hijo de Dios en la tierra5. ¿En qué ocasiones reveló Dios su parentesco con Cristo? Mateo 3:16, 17; 17:5. “En ocasión del bautismo y de la transfiguración, se había oído la voz de Dios procla- mar a Cristo como su Hijo…8 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Entre la vasta muchedumbre que estaba congregada a orillas del Jordán, pocos, además de Juan, discernieron la visión celestial. Sin embargo, la solemnidad de la pre- sencia divina embargó la asamblea. El pueblo se quedó mirando silenciosamente a Cristo. Su persona estaba bañada de la luz que rodea siempre el trono de Dios. Su rostro dirigido hacia arriba estaba glorificado como nunca antes habían visto ningún rostro humano. De los cielos abiertos, se oyó una voz que decía: ‘Este es mi Hijo amado, en el cual tengo contentamiento.’ “Estas palabras de confirmación fueron dadas para inspirar fe a aquellos que presen- ciaban la escena, y fortalecer al Salvador para su misión. A pesar de que los pecados de un mundo culpable pesaban sobre Cristo, a pesar de la humillación que implicaba el tomar sobre sí nuestra naturaleza caída, la voz del cielo lo declaró Hijo del Eterno” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 696, 86, 87).6. ¿A quién le fue dado conocer y creer que Jesús era el Hijo de Dios? Juan 1:49; Mateo 16:15-17; 14:33. “Jesús hizo entonces una segunda pregunta relacionada con los discípulos mismos: ‘Y vosotros, ¿quién decís que soy?’ Pedro respondió: ‘Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.’ “Desde el principio, Pedro había creído que Jesús era el Mesías.… Él no esperó que los honores regios coronasen a su Señor, sino que le aceptó en su humillación.… “La verdad que Pedro había confesado es el fundamento de la fe del creyente. Es lo que Cristo mismo ha declarado ser, vida eterna” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 379, 380).Condenado a muerte7. Habiéndose declarado a sí mismo Hijo de Dios, ¿qué le esperaba a Jesús? Mateo 26:63, 64; Juan 10:36; 19:7. “Cristo no podía callar ante esta demanda. Había tiempo en que debía callar, y tiempo en que debía hablar. No habló hasta que se le interrogó directamente. Sabía que el contes- tar ahora aseguraría su muerte” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 653). “Y así, por la tercera condena de las autoridades judías, Jesús había de morir” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 661). “El enemigo esperaba que tanta burla y violencia arrancara del Hijo de Dios alguna queja o murmuración; o que manifestara su poder divino y se librara de la multitud y que de esa manera fracasara el plan de salvación” (La Historia de la Redención, pág. 220).Meditación “Los que con irrisión dijeron: ‘Confió en Dios: líbrele ahora si le quiere: porque ha dicho: Soy Hijo de Dios,’ no pensaron que su testimonio repercutiría a través de los siglos. Pero aunque fueron dichas en son de burla, estas palabras indujeron a los hombres a escudriñar las Escrituras como nunca lo habían hecho antes. Hombres sabios oyeron,PRIMER SEMESTRE 2013 9
    • escudriñaron, reflexionaron y oraron. Hubo quienes no descansaron hasta que, por la com- paración de un pasaje de la Escritura con otro, vieron el significado de la misión de Cristo. Nunca antes hubo un conocimiento tan general de Jesús como una vez que fue colgado de la cruz. En el corazón de muchos de aquellos que presenciaron la crucifixión y oyeron las palabras de Cristo resplandeció la luz de la verdad” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 696, 697).Estudio personal • 2 Pedro 1:16-18 • Juan 12:28-30; 11:27; 5:36, 37 “Era igual a Dios, infinito y omnipotente… Es el Hijo eterno y existente por sí mismo” (El Evangelismo, pág. 446). “El Padre obró por medio de su Hijo en la creación de todos los seres celestiales. ‘Porque por Él fueron criadas todas las cosas,… sean tronos, sean dominios, sean principa- dos, sean potestades; todo fue criado por Él y para Él’(Col. 1:16)” (Patriarcas y Profetas, pág. 12). ***2Sábado, 12 de Enero 2013 El Hijo del Hombre “La doctrina de la encarnación de Cristo en carne humana es un misterio, ‘el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades’ (Col. 1:26). Es el grande y profundo misterio de la piedad. ‘Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros’ (Juan 1:14). Cristo tomó sobre sí la naturaleza humana, una naturaleza inferior a su naturaleza celestial. No hay nada que demuestre tanto como esto la maravillosa condescendencia de Dios. ‘De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito’ (Juan 3:16)” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 289).Encarnación del Hijo de Dios1. ¿Cómo se convirtió el Hijo de Dios en Hijo del hombre? Juan 1:14; Hebreos 2:14; 10:5-7. “Hace casi dos mil años, se oyó en el cielo una voz de significado misterioso que, par- tiendo del trono de Dios, decía: ‘He aquí yo vengo.’ ‘Sacrificio y ofrenda, no los quisiste; empero un cuerpo me has preparado... He aquí yo vengo (en el rollo del libro está escrito de mí), para hacer, oh Dios, tu voluntad.’ En estas palabras se anunció el cumplimiento del propósito que había estado oculto desde las edades eternas. Cristo estaba por visitar nuestro mundo, y encarnarse. Él dice: ‘Un cuerpo me has preparado.’ Si hubiese apare-10 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • cido con la gloria que tenía con el Padre antes que el mundo fuese, no podríamos haber soportado la luz de su presencia. A fin de que pudiésemos contemplarla y no ser destrui- dos, la manifestación de su gloria fue velada. Su divinidad fue cubierta de humanidad, la gloria invisible tomó forma humana visible” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 14).2. ¿Cómo se anunció la encarnación del Hijo de Dios? Mateo 1:21-23; Lucas 1:30-35. “Cristo no tomó la naturaleza humana en forma aparente. La tomó de verdad. En reali- dad, poseyó la naturaleza humana. ‘Por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, Él también participó de lo mismo’ (Heb. 2:14). Era el hijo de María; era de la simiente de David de acuerdo con la ascendencia humana. Se declara de Él que era hombre, el hombre Cristo Jesús.…” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 290). “Cristo trajo a los hombres y a las mujeres poder para vencer. Vino a este mundo en forma humana para vivir como un hombre entre los hombres. Tomó las flaquezas de la naturaleza humana para ser probado y examinado. En su humanidad, era participante de la naturaleza divina. En su encarnación, ganó un nuevo sentido el título de Hijo de Dios. Dijo el ángel a María: ‘El poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios’ (Luc. 1:35). Si bien era el Hijo de un ser humano, llegó a ser en un nuevo sentido el Hijo de Dios. Así estuvo en nuestro mundo: el Hijo de Dios, y sin embargo unido a la raza humana por su nacimiento” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 265).Su filiación3. Durante su infancia, ¿a quién reconoció Jesús como su Padre? Lucas 2:49. “Con profundo interés, la madre de Jesús miraba el desarrollo de sus facultades, y contemplaba la perfección de su carácter. Con deleite trataba de estimular esa mentalidad inteligente y receptiva. Mediante el Espíritu Santo recibió sabiduría para cooperar con los agentes celestiales en el desarrollo de este niño que no tenía otro padre que Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 49). “En la escuela de los rabinos, encontraron a Jesús. Aunque llenos de regocijo, no podían olvidar su pesar y ansiedad. Cuando estuvo otra vez reunido con ellos, la madre le dijo, con palabras que implicaban un reproche: ‘Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con dolor.’ “‘¿Por qué me buscabais?’ –contestó Jesús– ‘¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me conviene estar?’ Y como no parecían comprender sus palabras, Él señaló hacia arriba. En su rostro había una luz que los admiraba. La divinidad fulguraba a través de la humanidad.… pero [María] sabía que había negado que fuera hijo de José y se había declarado Hijo de Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 60).PRIMER SEMESTRE 2013 11
    • 4. Como Hijo del hombre, ¿cómo reveló Jesús ser Hijo de Dios? Mateo 11:27; Juan 15:9, 10; 20:17. “El Hijo de Dios descendió del cielo para manifestar al Padre. ‘A Dios nadie jamás le ha visto: el Hijo unigénito, que está en el seno del Padre, Él le ha dado a conocer’ (S. Juan 1:18). ‘Ni al Padre conoce nadie, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quisiere revelar’ (S. Mateo 11:27). Cuando uno de sus discípulos le dijo: ‘Muéstranos al Padre’, Jesús respondió: ‘Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, ¿y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre: ¿Cómo pues dices tú: Muéstranos al Padre?’ (S. Juan 14:8, 9)” (El Camino a Cristo, pág. 9). “Por su humanidad, Cristo tocaba a la humanidad; por su divinidad, se asía del trono de Dios. Como Hijo del hombre, nos dio un ejemplo de obediencia; como Hijo de Dios, nos imparte poder para obedecer” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 16).El Hijo del hombre, Señor del sábado5. ¿Cómo se menciona el día de reposo en las Sagradas Escrituras? ¿Cómo confirmó Jesús que el sábado le pertenecía? Isaías 58:13, primera parte; Mateo 12:8. “‘El Hijo del hombre es Señor aun del sábado.’ Estas palabras rebosan instrucción y consuelo. Por haber sido hecho el sábado para el hombre, es el día del Señor. Pertenece a Cristo. Porque ‘todas las cosas por Él fueron hechas; y sin Él nada de lo que es hecho, fue hecho.’ y como lo hizo todo, creó también el sábado. Por Él fue apartado como un monu- mento recordativo de la obra de la creación. Nos presenta a Cristo como Santificador tanto como Creador. Declara que el que creó todas las cosas en el cielo y en la tierra, y mediante quien todas las cosas existen, es cabeza de la iglesia, y que por su poder somos reconci- liados con Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 255).El Hijo del hombre perdona y sana6. ¿Cómo podría afirmar el Hijo del hombre su poder para perdonar pecados y sanar enfermos? Marcos 2:10-12. “Jesús vino para ‘deshacer las obras del diablo.’ ‘En Él estaba la vida,’ y Él dice: ‘Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.’ Él es un ‘espíritu vivificante.’ Y tiene todavía el mismo poder vivificante que, mientras estaba en la tierra, sanaba a los enfermos y perdonaba al pecador. Él ‘perdona todas tus iniquidades,’ Él ‘sana todas tus dolencias’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 236). “Los ángeles de Dios pasan siempre de la tierra al cielo, y del cielo a la tierra. Los milagros de Cristo, en favor de los afligidos y dolientes, fueron realizados por el poder de Dios mediante el ministerio de los ángeles. Y es por medio de Cristo, por el ministerio de sus mensajeros celestiales, como nos llega toda bendición de Dios. Al revestirse de la humanidad, nuestro Salvador une sus intereses con los de los caídos hijos e hijas de12 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Adán, mientras que por su divinidad se aferra al trono de Dios. Y así es Cristo el medio de comunicación de los hombres con Dios y de Dios con los hombres” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 177).El Hijo del hombre realiza milagros7. Como Hijo del hombre, ¿cómo realizó Jesús el milagro de calmar la tempes- tad? ¿Cómo le reconocieron los discípulos al verle caminando sobre el mar y calmando los vientos? Mateo 8:27; 14:32, 33; Juan 5:30, primera parte. “Pero Él no confiaba en la posesión de la omnipotencia. No era en calidad de ‘dueño de la tierra, del mar y del cielo’ cómo descansaba en paz. Había depuesto ese poder, y aseveraba: ‘No puedo yo de mí mismo hacer nada.’ Jesús confiaba en el poder del Padre; descansaba en la fe– la fe en el amor y cuidado de Dios,–y el poder de aquella palabra que calmó la tempestad era el poder de Dios. “Así como Jesús reposaba por la fe en el cuidado del Padre, así también hemos de confiar nosotros en el cuidado de nuestro Salvador” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 302).Meditación “‘Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito’. Lo dio no solamente para que viviese entre los hombres, no sólo para que llevase los pecados de ellos y muriese como su sacrificio; lo dio a la raza caída. Cristo debía identificarse con los intereses y necesidades de la humanidad. Él que era uno con Dios se ha unido con los hijos de los hombres con lazos que jamás serán quebrantados. Jesús ‘no se avergüenza de llamarlos hermanos’ (Hebreos 2:11). Es nuestro Sacrificio, nuestro Abogado, nuestro Hermano, lleva nuestra forma humana delante del trono del Padre, y por las edades eter- nas será uno con la raza que ha redimido: es el Hijo del hombre. Y todo esto para que el hombre fuese levantado de la ruina y degradación del pecado, para que reflejase el amor de Dios y participase del gozo de la santidad” (El Camino a Cristo, pág. 12).Estudio personal • Marcos 2:28 • Mateo 9:6 ***PRIMER SEMESTRE 2013 13
    • 3Sábado, 19 de Enero 2013 El Rey de Gloria “‘Mi reino no es de este mundo –dijo:– si de este mundo fuera mi reino, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos: ahora, pues, mi reino no es de aquí. Díjole entonces Pilato: ¿Luego rey eres tú? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 675).El Rey de gloria se revestió de humanidad y se convierte en siervo1. ¿Cómo reveló el Rey de gloria su amor por la humanidad caída? Filipenses 2:5-8. “Desde su elevada posición, Cristo, el Rey de gloria, la Majestad de los cielos, vio la condición de los hombres. Tuvo compasión de los seres humanos, débiles y pecado- res, y vino a la tierra para mostrar lo que Dios es para el hombre. Dejando su corte real, revistiendo su divinidad con los velos de la humanidad, vino personalmente al mundo para labrar en nuestro favor un carácter perfecto. No eligió morada entre los ricos de la tierra” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 383). “El Rey de gloria se rebajó a revestirse de humanidad. Tosco y repelente fue el am- biente que le rodeó en la tierra. Su gloria se veló para que la majestad de su persona no fuese objeto de atracción. Rehuyó toda ostentación externa. Las riquezas, la honra mun- danal y la grandeza humana no pueden salvar a una sola alma de la muerte; Jesús se pro- puso que ningún halago de índole terrenal atrajera a los hombres a su lado” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 29).2. Como hombre, ¿en qué se convirtió el Rey de gloria? Mateo 20:28; Lucas 22:27; Juan 13:4, 5. “‘El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. Porque el que se ensalzare, será humillado; y el que se humillare, será ensalzado.’ Repetidas veces Cristo había enseñado que la verdadera grandeza se mide por el valor moral. En la estima del cielo, la grandeza de carácter consiste en vivir para el bienestar de nuestros semejantes, en hacer obras de amor y misericordia. Cristo, el Rey de gloria, fue siervo del hombre caído.… “Poniendo a un lado el manto exterior que habría impedido sus movimientos, tomó una toalla y se ciñó. Con sorprendido interés, los discípulos miraban, y en silencio espe- raban para ver lo que iba a seguir. ‘Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a limpiarlos con la toalla con que estaba ceñido.’…14 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Tenía plena conciencia de su divinidad; pero había puesto a un lado su corona y vestiduras reales, y había tomado forma de siervo. Uno de los últimos actos de su vida en la tierra consistió en ceñirse como siervo y cumplir la tarea de un siervo” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 565, 600, 601).Reconocido por algunos y despreciado por otros3. ¿En qué ocasión fue Jesús reconocido como Rey de gloria y por quién? Lucas 19:37, 38; Mateo 21:5; Marcos 11:9, 10. “El que siempre había rechazado los honores reales iba a entrar en Jerusalén como el prometido heredero del trono… “Nunca antes había visto el mundo tal escena de triunfo.… “Los ciegos a quienes había restaurado la vista abrían la marcha. Los mudos cuya lengua Él había desatado voceaban las más sonoras alabanzas. Los cojos a quienes había sanado saltaban de gozo y eran los más activos en arrancar palmas para hacerlas ondear delante del Salvador. Las viudas y los huérfanos ensalzaban el nombre de Jesús por sus misericordiosas obras para con ellos. Los leprosos a quienes había limpiado extendían a su paso sus inmaculados vestidos y le saludaban Rey de gloria. Aquellos a quienes su voz había despertado del sueño de la muerte estaban en la multitud. Lázaro, cuyo cuerpo se había corrompido en el sepulcro, pero que ahora se gozaba en la fuerza de una gloriosa virilidad, guiaba a la bestia en la cual cabalgaba el Salvador” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 523, 526).4. ¿Qué contestó Jesús cuando Pilato le preguntó si era un rey? Juan 18:33, 36, 37. “Jesús no respondió directamente a esta pregunta.… “Aunque no contestó directamente la pregunta de Pilato, expuso claramente su propia misión. Le dio a entender que no estaba buscando un trono terrenal.… “‘Díjole entonces Pilato: ¿Luego rey eres tú? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.’ “Cristo afirmó que su palabra era en si misma una llave que abriría el misterio para aquellos que estuviesen preparados para recibirlo. Esta palabra tenía un poder que la reco- mendaba, y en ello estribaba el secreto de la difusión de su reino de verdad” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 674, 675).El Rey de gloria regresa al cielo5. Después de su ascensión al cielo, ¿cómo fue recibido Jesús como Rey de gloria? Juan 16:28; Salmo 24:7-10.PRIMER SEMESTRE 2013 15
    • “Cristo vino a la tierra como Dios en forma humana. Ascendió a los cielos como Rey de los santos. Su ascensión fue digna de su exaltado carácter. Fue como alguien poderoso en batalla, vencedor, que llevaba cautiva la cautividad. Fue acompañado por la hueste angélica, entre aclamaciones de alabanza e himnos celestiales” (La Maravillosa Gracia, pág. 49). “Cuando Cristo entró por los portales celestiales, fue entronizado en medio de la adoración de los ángeles. Tan pronto como esta ceremonia hubo terminado, el Espíritu Santo descendió sobre los discípulos en abundantes raudales, y Cristo fue de veras glori- ficado con la misma gloria que había tenido con el Padre, desde toda la eternidad” (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 32).El Rey de gloria regresará6. ¿Cómo regresará a la tierra por segunda vez el Rey de gloria? Apocalipsis 19:11, 16. “Entonces vi que Jesús se despojaba de sus vestiduras sacerdotales y se revestía de sus más regias galas. Llevaba en la cabeza muchas coronas, una corona dentro de otra. Rodeado de la hueste angélica, dejó el cielo.… “Su corona era gloriosa y resplandeciente. Estaba formada por una corona dentro de otra corona, hasta un total de siete” (Primeros Escritos, págs. 280, 281, 53). “Cuando Cristo vuelva a la tierra, los hombres no le verán como preso rodeado por una turba. Le verán como Rey del cielo. Cristo volverá en su gloria, en la gloria de su Padre y en la gloria de los santos ángeles. Miríadas y miríadas, y miles de miles de ánge- les, hermosos y triunfantes hijos de Dios que poseen una belleza y gloria superiores a todo lo que conocemos, le escoltarán en su regreso. Entonces se sentará sobre el trono de su gloria y delante de Él se congregarán todas las naciones. Entonces todo ojo le verá y también los que le traspasaron. En lugar de una corona de espinas, llevará una corona de gloria, una corona dentro de otra corona. En lugar de aquel viejo manto de grana, llevará un vestido del blanco más puro, ‘tanto que ningún lavador en la tierra los puede hacer tan blancos.’ Y en su vestidura y en su muslo estará escrito un nombre: ‘Rey de reyes y Señor de señores’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 688).7. ¿Cuál será el privilegio de los redimidos en ocasión de la segunda venida del Rey de gloria? Mateo 25:31-34; 16:27; Apocalipsis 22:12. “Pero cuando venga Jesús, concederá la inmortalidad a su pueblo; y luego los llamará a poseer el reino, del que hasta aquí sólo han sido presuntos herederos.… “‘El reino, y el señorío y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo’ van a ser dados a los herederos de la salvación y Jesús va a reinar como Rey de reyes y Señor de señores.… “Dicha indecible estremece todos los corazones, y cada voz se eleva en alabanzas de agradecimiento. ‘Al que nos amó, y nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre, y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y su Padre; a Él sea gloria e imperio para siem- pre jamás.’ (Apocalipsis 1:5, 6.)16 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Luego se oye aquella voz, más armoniosa que cualquier música que haya acariciado jamás el oído de los hombres, y que dice: ‘Vuestro conflicto ha terminado.’ ‘Venid, bendi- tos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo’” (El Conflicto de los Siglos, págs. 369, 671, 704).Meditación “En aquel día los redimidos resplandecerán en la gloria del Padre y del Hijo. Tocando sus arpas de oro, los ángeles darán la bienvenida al Rey y a los trofeos de su victoria: los que fueron lavados y emblanquecidos en la sangre del Cordero. Se elevará un canto de triunfo que llenará todo el cielo. Cristo habrá vencido. Entrará en los atrios celestiales acompañado por sus redimidos, testimonios de que su misión de sufrimiento y sacrificio no fue en vano” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 432).Estudio personal “Allí estaba el Hijo de Dios, llevando el manto de burla y la corona de espinas. Des- nudo hasta la cintura, su espalda revelaba los largos, y crueles azotes, de los cuales la sangre fluía copiosamente. Su rostro manchado de sangre llevaba las marcas del agota- miento y el dolor; pero nunca había parecido más hermoso que en ese momento.… Cada rasgo expresaba bondad y resignación y la más tierna compasión por sus crueles verdugos. Su porte no expresaba debilidad cobarde, sino la fuerza y dignidad de la longanimidad” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 684). “Pronto presenciaremos la coronación de nuestro Rey. Aquellos cuya vida quedó escondida con Cristo, aquellos que en esta tierra pelearon la buena batalla de la fe, res- plandecerán con la gloria del Redentor en el reino de Dios” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 434). ***4Sábado, 26 de Enero 2013 Mesías y Salvador “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos” Hechos 4:12.En el Antiguo Testamento1. ¿Cómo presenta el Antiguo Testamento al Redentor? Job 19:25; Isaías 59:20. ¿Cómo sabían los patriarcas acerca de su venida? Génesis 3:15.PRIMER SEMESTRE 2013 17
    • “Entonces informó a la hueste angélica que se había encontrado una vía de escape para el hombre perdido. Les dijo que había suplicado a su Padre, y que había ofrecido su vida en rescate, para que la sentencia de muerte recayera sobre Él, para que por su intermedio el hombre pudiera encontrar perdón; para que por los méritos de su sangre, y como resultado de su obediencia a la ley de Dios, el hombre pudiera gozar del favor del Señor, volver al hermoso jardín y comer del fruto del árbol de la vida” (La Historia de la Redención, pág. 43).En el Nuevo Testamento2. ¿Quiénes fueron los primeros informados acerca de la venida a la tierra del Salvador? Lucas 2:8-11. “En los campos donde el joven David apacentara sus rebaños, había todavía pastores que velaban. Durante las silenciosas horas de la noche, hablaban del Salvador prometido, y oraban por la venida del Rey al trono de David. ‘Y he aquí el ángel del Señor vino sobre ellos, y la claridad de Dios los cercó de resplandor; y tuvieron gran temor. Mas el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.’ “Al oír estas palabras, las mentes de los atentos pastores se llenaron de visiones glo- riosas. ¡El Libertador había nacido en Israel!” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 31).3. ¿Quién reconoció a Jesús como el Salvador del mundo y el Mesías? Lucas 1:67-69; Juan 1:41; 4:42. “Andrés trató de impartir el gozo que llenaba su corazón. Yendo en busca de su her- mano Simón, exclamó: ‘Hemos hallado al Mesías.’… “En su nuevo gozo, decían a la mujer: ‘Ya no creemos por tu dicho; porque nosotros mismos hemos oído, y sabemos que verdaderamente Éste es el Salvador del mundo, el Cristo.’ “Los samaritanos creían que el Mesías había de venir como Redentor, no sólo de los judíos, sino del mundo” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 113, 163).Salvador de la raza humana4. ¿Para quién es Jesús, el Salvador? 1 Timoteo 1:15; Hebreos 7:25; Mateo 18:11. “Como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así ‘también fue el Hijo del hombre… levantado, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna’ (Juan 3:14, 15). Si estáis conscientes de vuestros pecados, no dediquéis todas vuestras facultades a lamentaros por ellos, sino mirad y vivid. Jesús es nuestro único Sal- vador, y aunque millones que necesitan ser curados rechacen su misericordia ofrecida, nadie que confía en sus méritos será abandonado para perecer. Al paso que reconozcamos18 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • nuestra condición impotente sin Cristo, no debemos desanimarnos. Debemos confiar en un Salvador crucificado y resucitado. Pobre alma, enferma de pecado y desanimada, mira y vive. Jesús ha empeñado su palabra; salvará a todos los que acuden a Él” (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 413, 414).5. ¿Qué gran labor realizó Jesús como Redentor del mundo? 1 Pedro 2:24; Efesios 1:5-7; Romanos 3:24. “Jesús se convirtió en el Redentor del mundo prestando perfecta obediencia a cada palabra que procede de la boca de Dios. Redimió la desdichada caída de Adán, uniendo la tierra –que había quedado divorciada de Dios por el pecado– con el continente del cielo” (Comentario Biblico Adventista, tomo 1, pág. 1099). “El Señor vio nuestra condición caída. Vio nuestra necesidad de gracia, y porque amaba nuestras almas, nos ha dado gracia y paz. La gracia significa un favor para alguien que no lo merece, para alguien que está perdido. El hecho de que seamos pecadores, en vez de rechazarnos apartándonos de la misericordia y del amor de Dios, hace que la prác- tica del amor de Dios sea para nosotros una necesidad positiva a fin de que seamos salva- dos” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 407).Salvar de sus pecados6. Cristo vino a salvar pecadores, pero ¿qué nos pide que hagamos con nuestros pecados? Mateo 1:21; 1 Juan 1:9; Proverbios 28:13. “Y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo; y ‘Él es la propiciación por nuestros pecados: y no solamente por los nuestros, sino tam- bién por los de todo el mundo.’ ‘Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para que nos perdone nuestros pecados y nos limpie de toda maldad.’ Las condiciones para obtener la misericordia de Dios son sencillas y razonables. El Señor no requiere que hagamos algo doloroso a fin de obtener el perdón. No necesitamos hacer largas y cansadoras peregrina- ciones o ejecutar penitencias penosas para encomendar nuestras almas a Él o para expiar nuestra transgresión. El que ‘confiesa y se aparta’ de su pecado ‘alcanzará misericordia’ (Prov. 28:13)” (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 441). “Ha [Satanás] declarado que… los hombres pueden acudir a Cristo, no para ser salva- dos de sus pecados sino en sus pecados” (Fe y Obras, pág. 93).7. Así como los fieles esperaban la primera venida del Salvador y lo comuni- caron a sus semejantes, ¿qué harán los fieles que le esperan por segunda vez? Filipenses 3:20; 2 Corintios 5:20; 2 Pedro 2:9. “Hay que amonestar al mundo. Velad, esperad, orad, trabajad, y no permitáis que nada se haga con rivalidad y vanagloria.… Hay que llevar a cabo una gran obra aún, y hay que realizar todo esfuerzo posible para revelar a Cristo como el Salvador que perdona los pecados, a Cristo como el portador del pecado, a Cristo como la brillante estrella matutina, y el Señor nos dará su apoyo frente al mundo hasta que hayamos hecho nuestra obra” (El Evangelismo, pág. 53).PRIMER SEMESTRE 2013 19
    • Meditación “Jesús dijo de las Escrituras del Antiguo Testamento – y ¡cuánto más cierto es esto acerca del Nuevo! –: ‘Ellas son las que dan testimonio de mí’ (S. Juan 5:39), el Redentor, Aquel en quien vuestras esperanzas de vida eterna se concentran. Sí, la Biblia entera nos habla de Cristo. Desde el primer relato de la creación, de la cual se dice: ‘Sin Él nada de lo que es hecho, fue hecho’ (S. Juan 1:3), hasta la última promesa: ‘¡He aquí, yo vengo presto!’ (Apocalipsis 22:12) leemos acerca de sus obras y escuchamos su voz. Si deseáis conocer al Salvador, estudiad las Santas Escrituras” (El Camino a Cristo, pág. 87).Estudio personal • 1 Timoteo 4:10 “Sólo Jesús puede limpiarnos de todo pecado. Él no nos salva mediante la ley, pero tampoco nos salvará en desobediencia a la ley” (Fe y Obras, pág. 99). “La santa ley de Dios es la única cosa por la cual podemos determinar si estamos caminando de acuerdo con Él, o no. Si somos desobedientes, nuestros caracteres no están en armonía con la norma de gobierno moral de Dios, y es una falsedad que digamos: ‘Estoy salvado’. No está salvado ningún transgresor de la ley de Dios, la cual es el funda- mento del gobierno divino en el cielo y en la tierra” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 369). ***5Sábado, 2 de Febrero 2013 El Príncipe de Paz “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos… Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” Isaías 9:2, 6.El Evangelio de paz1. ¿Cuáles son las buenas nuevas que Jesús proclamó y qué debemos dar a conocer? Siguiendo su mensaje, ¿qué experiencia hacen los creyentes? Efe- sios 2:17; 6:15. “‘Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con gran esfuerzo; y gran gracia era en todos ellos’ (Hech. 4:33). Gracias a sus labores se añadieron a la igle- sia hombres elegidos, quienes, recibiendo la Palabra de vida, consagraron su existencia a la obra de comunicar a otros la esperanza que había llenado su corazón de paz y gozo” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 210).20 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “El evangelio de Cristo es la buena nueva de su gracia, por medio de la cual el hombre puede ser liberado de la condenación del pecado y capacitado para obedecer la ley de Dios. El evangelio señala hacia el código moral como regla de vida. Esa ley, mediante sus demandas de una obediencia sin desviaciones, le muestra continuamente al pecador el evangelio del perdón y la paz” (Mente, Carácter y Personalidad, tomo 2, pág. 584).2. Sin embargo, ¿qué declaró Jesús mismo? ¿Cómo se entiende? Mateo 10:34; Lucas 12:52, 53. “Jesús declaró: ‘No he venido para traer paz, sino espada’. ¿Por qué? Porque los hom- bres no recibirían la palabra de vida; porque combatirían contra el mensaje que les era enviado para proporcionarles gozo, esperanza y vida. “Consideramos que los judíos no tienen excusa porque rechazaron y crucificaron a Cristo. Pero los mensajes que el Señor envía hoy con frecuencia son recibidos de una manera similar a la forma en que los judíos recibieron el mensaje de Cristo. Si la ense- ñanza del Señor no armoniza con las opiniones de los hombres, la ira domina a la razón y los hombres le facilitan el juego al enemigo oponiéndose a los mensajes que envía el Señor. Satanás los usa como afilados instrumentos para oponerse al progreso de la verdad” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, págs. 1064, 1065). “De una manera más amplia, estaba entrando en el conflicto de su vida. Aunque era el Príncipe de Paz, su venida iba a ser como el acto de desenvainar una espada” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 85).El Evangelio como una “espada”3. Si el evangelio es un mensaje de paz, ¿por qué no es recibido por todas las naciones que anhelan paz? Juan 3:19; 10:25-27. “‘Gloria en las alturas a Dios, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hom- bres.’ (S. Lucas 2:14.) Hay contradicción aparente entre estas declaraciones proféticas y las palabras de Cristo: ‘No vine a traer paz, sino espada’ (S. Mateo 10:34. V.M.). Pero si se las entiende correctamente, se nota armonía perfecta entre ellas. El Evangelio es un mensaje de paz. El cristianismo es un sistema que, de ser recibido y practicado, derramaría paz, armonía y dicha por toda la tierra. La religión de Cristo unirá en estrecha fraternidad a todos los que acepten sus enseñanzas. La misión de Jesús consistió en reconciliar a los hombres con Dios, y así a unos con otros; pero el mundo en su mayoría se halla bajo el dominio de Satanás, el enemigo más encarnizado de Cristo. El Evangelio presenta a los hombres principios de vida que contrastan por completo con sus hábitos y deseos, y por esto se rebelan contra Él. Aborrecen la pureza que pone de manifiesto y condena sus pecados, y persiguen y dan muerte a quienes los instan a reconocer sus sagrados y justos requerimientos. Por esto, es decir, por los odios y disensiones que despiertan las verdades que trae consigo, el Evangelio se llama una espada” (El Conflicto de los Siglos, págs. 50, 51).PRIMER SEMESTRE 2013 21
    • Paz perfecta4. ¿Qué herencia confió Jesús a sus discípulos antes de irse? Juan 14:27. “La paz que Cristo denomina su paz y la que Él legó a sus discípulos no es la que evita todas las divisiones, sino es la paz que se brinda y se disfruta en medio de las disen- siones. La paz que siente el fiel defensor de la causa de Cristo es el conocimiento de que está haciendo la voluntad de Dios y reflejando su gloria por medio de las buenas obras. Es una paz interna, más bien que externa. Afuera hay guerras y luchas por la oposición de enemigos declarados, y aun la frialdad y desconfianza de los que afirman ser amigos” (Alza tus Ojos, pág. 218). “Los que aceptan la palabra de Cristo al pie de la letra, y entregan su alma a su cus- todia, y su vida para que Él la ordene, hallarán paz y quietud. Ninguna cosa del mundo puede entristecerlos cuando Jesús los alegra con su presencia. En la perfecta aquiescencia hay descanso perfecto. El Señor dice: ‘Tú le guardarás en completa paz, cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti se ha confiado’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 298).5. Si deseamos esta paz, ¿qué debemos hacer? Mateo 11:28, 29; Isaías 26:3; Salmo 119:165. “Quien consienta en renunciar al pecado y abra el corazón al amor de Cristo partici- pará de esta paz celestial. “No hay otro fundamento para la paz. La gracia de Cristo, aceptada en el corazón, vence la enemistad, apacigua la lucha y llena el alma de amor. El que está en armonía con Dios y con su prójimo no sabrá lo que es la desdicha. No habrá envidia en su corazón ni su imaginación albergará el mal; allí no podrá existir el odio. El corazón que está de acuerdo con Dios participa de la paz del cielo y esparcirá a su alrededor una influencia bendita. El espíritu de paz se asentará como rocío sobre los corazones cansados y turbados por la lucha del mundo (El Discurso Maestro de Jesucristo, págs. 27, 28).6. ¿Es posible perder esta paz celestial? ¿Cómo? En un caso tal, ¿cómo se puede encontrar de nuevo? Isaías 59:1, 2; 1 Juan 2:1; Romanos 5:1. “La vida de cada hombre testifica acerca de la verdad de las palabras de la Escritura: ‘Los impíos son como la mar en tempestad, que no puede estarse quieta.... No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos.’ El pecado ha destruido nuestra paz. Mientras el yo no está subyugado, no podemos hallar descanso” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 302). “El sentimiento del pecado ha envenenado las fuentes de la vida; pero Cristo dice: ‘Yo llevaré vuestros pecados; yo os daré paz. Os compré con mi sangre. Sois míos. Mi gracia fortalecerá vuestra voluntad debilitada; os libraré del remordimiento de vuestro pecado.’ Cuando os asalten las tentaciones, cuando os veáis envueltos en perplejidad y cuidados, cuando, deprimidos y desalentados, estéis a punto de ceder a la desesperación, mirad a Jesús y las tinieblas que os rodeen se desvanecerán ante el resplandor de su presencia. Cuando el pecado contiende por dominar vuestra alma y agobia vuestra conciencia, mirad22 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • al Salvador. Su gracia basta para vencer el pecado. Vuélvase hacia Él vuestro agradecido corazón que tiembla de incertidumbre. Echad mano de la esperanza que os es propuesta. Cristo aguarda para adoptarnos en su familia. Su fuerza auxiliará vuestra flaqueza; os guiará paso a paso. Poned vuestra mano en la suya, y dejaos guiar por Él” (El Ministerio de Curación, págs. 56, 57).Bienaventurados los pacificadores7. ¿Nos encontramos entre los pacificadores? Si lo estamos, ¿cuál será nuestra experiencia? Mateo 5:9. “Los seguidores de Cristo son enviados al mundo con el mensaje de paz. Quienquiera que revele el amor de Cristo por la influencia inconsciente y silenciosa de una vida santa; quienquiera que incite a los demás, por palabra o por hechos, a renunciar al pecado y entregarse a Dios, es un pacificador. “‘Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios’. El espíritu de paz es prueba de su relación con el cielo. El dulce sabor de Cristo los envuelve. La fragancia de la vida y la belleza del carácter revelan al mundo que son hijos de Dios. Sus semejantes reconocen que han estado con Jesús” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 28).Meditación “‘Bienaventurados los pacificadores.’ La paz de Cristo nace de la verdad. Está en armonía con Dios. El mundo está en enemistad con la ley de Dios; los pecadores están en enemistad con su Hacedor; y como resultado, están en enemistad unos con otros. Pero el salmista declara: ‘Mucha paz tienen los que aman tu ley; y no hay para ellos tropiezo.’ Los hombres no pueden fabricar la paz. Los planes humanos, para la purificación y elevación de los individuos o de la sociedad, no lograrán la paz, porque no alcanzan al corazón. El único poder que puede crear o perpetuar la paz verdadera es la gracia de Cristo. Cuando ésta esté implantada en el corazón, desalojará las malas pasiones que causan luchas y disensiones” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 270).Estudio personal • Isaías 32:17 “Han de seguir ‘lo que hace a la paz,’ pero la verdadera paz no puede obtenerse traicio- nando los buenos principios. Y ningún hombre puede ser fiel a estos principios sin excitar oposición. Un cristianismo espiritual recibirá la oposición de los hijos de la desobediencia. Pero Jesús dijo a sus discípulos: ‘No temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar.’ Los que son fieles a Dios no necesitan temer el poder de los hombres ni la enemistad de Satanás” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 322, 323). ***PRIMER SEMESTRE 2013 23
    • 6Sábado, 9 de Febrero 2013 Nuestro Hermano “El que es ‘santo, inocente, limpio, apartado de los pecadores,’ no se avergüenza de llamarnos hermanos. En Cristo, la familia de la tierra y la familia del cielo están ligadas. Cristo glorificado es nuestro hermano. El cielo está incorporado en la humanidad, y la humanidad, envuelta en el seno del Amor Infinito” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 17).Los hermanos de Jesús1. ¿Quiénes, de acuerdo a las enseñanzas de Jesús, son sus hermanos? Marcos 3:31-35; Mateo 7:21; Gálatas 3:26. “Mientras Jesús estaba todavía enseñando a la gente, sus discípulos trajeron la noticia de que su madre y sus hermanos estaban afuera y deseaban verle. Él sabía lo que sentían ellos en su corazón, y ‘respondiendo Él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ese es mi hermano, y hermana, y madre.’ “Todos los que quisieran recibir a Cristo por la fe iban a estar unidos con Él por un vínculo más íntimo que el del parentesco humano. Iban a ser uno con Él, como Él era uno con el Padre. Al creer y hacer sus palabras, su madre se relacionaba en forma salvadora con Jesús y más estrechamente que por su vínculo natural con Él. Sus hermanos no se beneficiarían de su relación con Él a menos que le aceptasen como su Salvador personal” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 292).El amor de nuestro Hermano mayor2. Siendo nuestro Hermano mayor, ¿cómo expresó Jesús su maravilloso amor por nosotros? Filipenses 2:7, 8; Hebreos 2:17. “Si nuestra salvación dependiera de nuestros propios esfuerzos, no podríamos ser salvos; pero ella depende de Uno que endosa todas las promesas. Nuestro asimiento de Él puede parecer débil, pero su amor es como el de un hermano mayor; mientras man- tengamos nuestra unión con Él, nadie podrá arrancarnos de su mano” (Los Hechos de los Apóstoles, pág. 441).24 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Su Padre, nuestro Padre3. ¿Qué seguridad tenemos de ser aceptados por el Padre a través de Jesús? Hebreos 2:11, 12. “Jesús nos enseña a llamar a su Padre, nuestro Padre. No se avergüenza de llamarnos hermanos. Tan dispuesto, y ansioso, está el corazón del Salvador a recibirnos como miem- bros de la familia de Dios, que desde las primeras palabras que debemos emplear para acercarnos a Dios Él expresa la seguridad de nuestra relación divina: ‘Padre nuestro’” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 89). “En la apostasía, el hombre se separa de Dios, la separación es amplia y terrible; pero Cristo ha hecho provisión de nuevo para relacionarnos consigo. El poder del mal está tan identificado con la naturaleza humana que ningún hombre puede vencerlo excepto por su unión con Cristo. Por medio de esta unión recibimos poder moral y espiritual. Si tenemos el espíritu de Cristo llevaremos el fruto de justicia, fruto que honrará y bendecirá a los hombres, y glorificará a Dios” (Reavivamientos Modernos, pág. 43).4. ¿En qué ocasión se refirió Jesús a esta relación especial con sus discípulos? Mateo 28:10; Marcos 16:7. “Pero ahora, con su propia voz familiar, Jesús le dijo: ‘¡María!’ Entonces supo que no era un extraño el que se dirigía a ella y, volviéndose, vio delante de sí al Cristo vivo. En su gozo, se olvidó que había sido crucificado. Precipitándose hacia Él, como para abrazar sus pies, dijo: ‘¡Rabboni!’ Pero Cristo alzó la mano diciendo: No me detengas; ‘porque aun no he subido a mi Padre: mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.’ Y María se fue a los discípulos con el gozoso mensaje.… “La primera obra que hizo Cristo en la tierra después de su resurrección consistió en convencer a sus discípulos de su no disminuido amor y tierna consideración por ellos. Para probarles que era su Salvador vivo, que había roto las ligaduras de la tumba y no podía ya ser retenido por el enemigo de la muerte, para revelarles que tenía el mismo corazón lleno de amor que cuando estaba con ellos como su amado Maestro, les apareció vez tras vez. Quería estrechar aun más en derredor de ellos los vínculos de su amor. Id, decid a mis hermanos –dijo,– que se encuentren conmigo en Galilea” (El Deseado de Todas las Gentes, págs 734, 736).Ser miembros de la familia celestial5. ¿Cómo podemos ser hijos de Dios y hermanos de Jesús? Juan 1:12:13; 1 Juan 5:1, 2; Romanos 8:14. “Si llamáis a Dios vuestro Padre os reconocéis hijos suyos, para ser guiados por su sabiduría y para darle obediencia en todas las cosas, sabiendo que su amor es inmutable. Aceptaréis su plan para vuestra vida. Como hijos de Dios, consideraréis como objeto de vuestro mayor interés, su honor, su carácter, su familia y su obra. Vuestro gozo consistiráPRIMER SEMESTRE 2013 25
    • en reconocer y honrar vuestra relación con vuestro Padre y con todo miembro de su familia. Os gozaréis en realizar cualquier acción, por humilde que sea, que contribuya a su gloria o al bienestar de vuestros semejantes” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 91). “Todos los que han nacido en la familia celestial son en un sentido especial los herma- nos de nuestro Señor. El amor de Cristo liga a los miembros de su familia, y dondequiera que se hace manifiesto este amor se revela la filiación divina” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 593).6. ¿Qué deseo expresó Jesús en su oración intercesora dirigida a su Padre en nuestro favor? Juan 17:21, 24. “El Señor desea que sus siervos escogidos aprendan cómo unirse en un esfuerzo armonioso. Puede parecerles a algunos que el contraste entre sus dones y los dones de sus colaboradores es demasiado grande para permitirles unirse en un esfuerzo armonioso; pero cuando recuerden que hay variedad de mentes que alcanzar, y que algunos rechaza- rán la verdad como la presenta algún obrero, sólo para abrir sus corazones a la verdad de Dios como la presenta de diferente manera otro obrero, se esforzarán llenos de esperanza por trabajar juntamente en unidad. Sus talentos, aunque diversos, pueden estar bajo el con- trol del mismo Espíritu. En toda palabra y acto, se revelarán bondad y amor; y a medida que todo obrero ocupe fielmente el lugar que le ha sido señalado, la oración de Cristo por la unidad de sus seguidores será contestada, y el mundo sabrá que éstos son sus discípulos” (El Evangelismo, pág. 77).Coherederos con Cristo7. Sí somos hermanos de Jesús, ¿cuál será nuestra herencia? Gálatas 3:29; Romanos 8:17; Mateo 25:34. “‘Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios’ (Sal. 103:13; 1 Juan 3:1). ¡Cuán precioso privilegio es éste, que seamos hijos e hijas del Altísimo, herederos de Dios y coherederos con Jesucristo!” (Joyas de los Testimonios, tomo 2, págs. 108, 109). “Dios ama a sus hijos obedientes. Tiene un reino preparado, no para súbditos des- leales, sino para sus hijos que Él ha probado y purificado en un mundo maleado y co- rrompido por el pecado. Como hijos obedientes tenemos el privilegio de tener relación con Dios. ‘Si hijos –dice Él– también herederos’ de una herencia inmortal... Cristo y su pueblo son uno” (Comentario Bíblico Adventista, pág. 1077).Meditación “Los que aceptan a Cristo como su Salvador personal no son dejados huérfanos, para sobrellevar solos las pruebas de la vida. Él los recibe como miembros de la familia celes- tial, los invita a llamar a su Padre, Padre de ellos también. Son sus ‘pequeñitos,’ caros al corazón de Dios, vinculados con Él por los vínculos más tiernos y permanentes.…26 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Y si sostenemos un vínculo de parentesco con Él, ¡con qué ternura debemos conside- rar a los que son hermanos y hermanas de nuestro Señor! ¿No debiéramos estar listos para reconocer los derechos de nuestra relación divina? Adoptados en la familia de Dios, ¿no honraremos a nuestro Padre y a nuestra parentela?” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 294).Estudio personal “A los que le reciben les da potestad de ser hechos hijos de Dios, para que al fin Dios los reciba como suyos, a fin de que vivan con Él por toda la eternidad. Si durante esta vida permanecen leales a Dios, al fin ‘verán su cara; y su nombre estará en sus frentes.’(Apocalipsis 22:4.) ¿Y en qué consiste la felicidad del cielo sino en ver a Dios? ¿Qué gozo mayor puede haber para el pecador salvado por la gracia de Cristo que el de contemplar la faz de Dios y conocerle como Padre?” (El Ministerio de Curación, pág. 328). “Dios nos ama como ama a su Hijo. Es lo que dijo Jesús en su postrera oración en favor de sus discípulos: ‘Los has amado a ellos como también a mí me has amado’” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 89). • Hebreos 1:2 ***7Sábado, 16 de Febrero 2013 El Buen Pastor “‘El que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es.’ Cristo es la puerta y también el pastor. Él entra por sí mismo. Es por su propio sacrificio como llega a ser pastor de las ovejas. ‘A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz: y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. Y como ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 444).Profecías concernientes al Pastor divino1. ¿Cómo se presenta Jesús a sí mismo? ¿Cuál es su misión? Juan 10:11. “Cristo, el gran ejemplo para todos los predicadores, se compara a un pastor. ‘YO SOY el buen pastor: Declara Él – el buen pastor su vida da por las ovejas. Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen. Como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.’ Como un pastor terreno conoce sus ovejas, así conoce el Pastor divino su grey que está dispersa por todo el mundo. ‘Vosotras,PRIMER SEMESTRE 2013 27
    • ovejas mías, ovejas de mi pasto, hombres sois, y yo vuestro Dios, dice el Señor Jehová’” (Obreros Evangélicos, pág. 189). “‘Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.’ Es decir, mi Padre os ama tanto, que me ama aun más porque doy mi vida para redimiros. Al ha- cerme vuestro substituto y fiador, mediante la entrega de mi vida, tomando vuestras obli- gaciones, vuestras transgresiones, se encarece el amor de mi Padre hacia mí” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 447, 448).2. ¿Quién profetizó en el Antiguo Testamento acerca del Pastor divino? Isaías 40:11; Salmo 23:1. “El profeta Isaías había aplicado esta figura a la misión del Mesías, en las alentadoras palabras: ‘Súbete sobre un monte alto, anunciadora de Sión; levanta fuertemente tu voz, anunciadora en Jerusalem; levántala, no temas; di a las ciudades de Judá: ¡Veis aquí el Dios vuestro!... Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo cogerá los corderos, y en su seno los llevará.’ David había cantado: ‘Jehová es mi pastor; nada me faltará.’ El Espíritu Santo había declarado por Ezequiel: ‘Y despertaré sobre ellas un pastor, y Él las apacentará.’ ‘Yo buscaré la perdida, y tornaré la amontada, y ligaré la perniquebrada, y corroboraré la enferma.’ ‘Y estableceré con ellos pacto de paz.’ ‘Y no serán más presa de las gentes, … sino que habitarán seguramente, y no habrá quien espante’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 442).El Pastor y la puerta del redil3. ¿Cómo explica Jesús, el Pastor divino, que también es la puerta del redil? Juan 10:9. “Cristo es la puerta del redil de Dios. Por esta puerta todos sus hijos, desde los más remotos tiempos, han hallado entrada. En Jesús, como estaba presentado en los tipos, prefigurado en los símbolos, manifestado en la revelación de los profetas, revelado en las lecciones dadas a sus discípulos, y en los milagros obrados en favor de los hijos de los hombres, ellos han contemplado al ‘Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo,’ y por Él son introducidos en el redil de su gracia. Se han presentado muchos otros obje- tos de fe en el mundo; se han ideado ceremonias y sistemas por los cuales los hombres esperan recibir justificación y paz para con Dios, y hallar así entrada en su redil. Pero la única puerta es Cristo, y todos los que han interpuesto alguna otra cosa para que ocupe el lugar de Cristo, todos los que han procurado entrar en el redil de alguna otra manera, son ladrones y robadores” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 443).4. ¿Es animador saber que Jesucristo conoce su rebaño? Ezequiel 34:31; Isaías 43:1; 49:16, primera parte. “Como un pastor terrenal conoce sus ovejas, así el divino Pastor conoce su rebaño, esparcido por el mundo. ‘Y vosotras, ovejas mías, ovejas de mi pasto, hombres sois, y yo28 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • vuestro Dios, dice el Señor Jehová.’ Jesús dice: ‘Te puse nombre, mío eres tú.’ ‘He aquí que en las palmas te tengo esculpida.’ “Jesús nos conoce individualmente, y se conmueve por el sentimiento de nuestras flaquezas. Nos conoce a todos por nombre. Conoce la casa en que vivimos, y el nombre de cada ocupante. Dio a veces instrucciones a sus siervos para que fueran a cierta calle en cierta ciudad, a tal casa, para hallar a una de sus ovejas” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 444).La preocupación del Pastor5. Sí nos decarriamos, ¿qué hará el Pastor divino? Lucas 15:4; 19:10. “Pero en la parábola de la oveja perdida, Cristo enseña que la salvación no se debe a nuestra búsqueda de Dios, sino a su búsqueda de nosotros. ‘No hay quien entienda, no hay quien busque a Dios; todos se apartaron’. No nos arrepentimos para que Dios nos ame, sino que Él nos revela su amor para que nos arrepintamos.… “La oveja que se ha descarriado del redil es la más impotente de todas las criaturas. El pastor debe buscarla, pues ella no puede encontrar el camino de regreso. Así también el alma que se ha apartado de Dios, es tan impotente como la oveja perdida, y si el amor divino no hubiera ido en su rescate, nunca habría encontrado su camino hacia Dios.… Hace todos los esfuerzos posibles por encontrar esa sola oveja perdida.… Al fin es re- compensado su esfuerzo; encuentra la perdida.…” (Palabras de Vida del Gran Maestro, págs. 148, 146, 147).6. Así como bala alegremente la oveja perdida al ser encontrada por el pastor, ¿qué ocurre en el cielo cuando un alma perdida es encontrada? Lucas 15:7. “‘Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido’ (Luc. 15:6). Así también, cuando un extraviado es encontrado por el gran Pastor de las ovejas, los ángeles celestiales responden a la nota de gozo del Pastor. Cuando el perdido es encon- trado, el cielo y la tierra se unen en agradecimiento y regocijo. ‘Habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento’ (Luc. 15:7)” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 398).Buscando la oveja perdida7. El propósito de Jesús es reunir su rebaño. ¿Estamos dispuestos a trabajar con Él para buscar, también otras ovejas–perdidas y descarriadas? ¿Qué mensaje podemos darles? Juan 10:16; Isaías 56:8. “¿A cuántos de los errantes, tú, lector, has buscado y llevado de vuelta al redil? Cuando te apartas de los que no parecen promisorios ni atractivos, ¿te das cuenta de que estás descuidando las almas que está buscando Cristo? En el preciso momento en que te apartas de ellos, quizá es cuando necesiten más de tu compasión. En cada reunión de culto,PRIMER SEMESTRE 2013 29
    • hay almas que anhelan descanso y paz. Quizá parezca que viven vidas descuidadas, pero no son insensibles a la influencia del Espíritu Santo. Muchas de ellas pueden ser ganadas para Cristo” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 150). “Si Cristo dejó las noventa y nueve para buscar y salvar a la oveja perdida, ¿podremos quedar justificados haciendo menos? ¿No es la omisión de trabajar como Cristo trabajó, de sacrificarse como Él se sacrificó, una traición hecha a los cometidos sagrados, un insulto a Dios?” (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 375).Meditación “¿Estáis vosotros, los que veis este ejemplo, cooperando con el que está tratando de salvar a los perdidos? ¿Sois colaboradores con Cristo? ¿No podéis soportar por su causa sacrificios, padecimientos y pruebas? Hay oportunidad de hacer bien a las almas de los jóvenes y de los que yerran. Si veis a alguno cuyas palabras o actitud demuestran que está separado de Dios, no le culpéis. No es obra vuestra condenarle, sino acercaros a su lado para darle ayuda. Considerad la humildad de Cristo, su mansedumbre y sumisión, obrad como Él obró, con el corazón lleno de ternura santificada” (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 408).Estudio personal “Recordemos que Jesús nos conoce individualmente, y se compadece de nuestras flaquezas. Conoce las necesidades de cada una de sus criaturas, y la pena oculta e inex- presada de cada corazón. Si se perjudica a uno de los pequeñuelos por los cuales murió, lo ve y pedirá cuenta al ofensor. Jesús es el buen Pastor. Él se interesa por sus ovejas débiles, enfermizas y errabundas. Las conoce a todas por nombre. La angustia de cada oveja y de cada cordero de su rebaño conmueve su corazón de amor y simpatía; y llega a su oído el clamor que pide ayuda” (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 115). “Gracias a Dios, Él no ha presentado a nuestra imaginación el cuadro de un pastor que regresa dolorido sin la oveja. La parábola no habla de fracaso, sino de éxito y gozo en la recuperación. Aquí está la garantía divina de que no es descuidada o dejada al desamparo ni aun una de las ovejas descarriadas del aprisco de Dios. Cristo rescatará del hoyo de la corrupción y de las zarzas del pecado a todo el que tenga el deseo de ser redimido” (Pala- bras de Vida del Gran Maestro, pág. 147). ***30 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • 8Sábado, 23 de Febrero 2013 El Cordero de Dios “Juan había quedado profundamente conmovido al ver a Jesús postrarse como supli- cante para pedir con lágrimas la aprobación del Padre. Al rodearle la gloria de Dios y oírse la voz del cielo, Juan reconoció la señal que Dios le había prometido. Sabía que era al Redentor del mundo a quien había bautizado. El Espíritu Santo descendió sobre Él, y extendiendo la mano, señaló a Jesús y exclamó: ‘He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 87).Símbolo del Cordero de Dios1. ¿Cuándo fue anunciado por primera vez el Cordero de Dios y por medio de qué tipo? Génesis 3:15; 4:4; Éxodo 29:38, 39. “El sacrificio de animales fue ordenado por Dios para que fuese para el hombre un recuerdo perpetuo, un penitente reconocimiento de su pecado y una confesión de su fe en el Redentor prometido. Tenía por objeto manifestar a la raza caída la solemne verdad de que el pecado era lo que causaba la muerte. Para Adán el ofrecimiento del primer sacrificio fue una ceremonia muy dolorosa. Tuvo que alzar la mano para quitar una vida que sólo Dios podía dar. Por primera vez iba a presenciar la muerte, y sabía que si hubiese sido obediente a Dios no la habrían conocido el hombre ni las bestias. Mientras mataba a la inocente víctima temblaba al pensar que su pecado haría derramar la sangre del Cordero inmaculado de Dios. Esta escena le dio un sentido más profundo y vívido de la enormidad de su transgresión, que nada sino la muerte del querido Hijo de Dios podía expiar.… “Trajo la víctima inmolada, la vida sacrificada, y así reconoció las demandas de la ley que había sido quebrantada. En la sangre derramada contempló el futuro sacrificio, a Cristo muriendo en la cruz del Calvario; y al confiar en la expiación que iba a realizarse allí, obtuvo testimonio de que era justo, y de que su ofrenda había sido aceptada” (Patriar- cas y Profetas, págs. 54, 55, 59, 60).2. ¿Qué paralelo se puede establecer entre el sacrificio pedido a Abrahán y el Cordero de Dios? Génesis 22:7-16. “Y en el carnero divinamente provisto en lugar de Isaac, Abrahán vio un símbolo de Aquel que había de morir por los pecados de los hombres.… “Abrahán aprendió de Dios la mayor lección que haya sido dada a los mortales. Su oración porque pudiera ver a Cristo antes de morir fue contestada. Vio a Cristo; vio todo lo que el mortal puede ver y vivir. Mediante una entrega completa, pudo comprender esaPRIMER SEMESTRE 2013 31
    • visión referente a Cristo. Se le mostró que al dar a su Hijo unigénito para salvar a los peca- dores de la ruina eterna, Dios hacía un sacrificio mayor y más asombroso que el que jamás pudiera hacer el hombre” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 87, 435).El Cordero pascual3. En el tiempo adecuado, ¿quién sería el Cordero pascual? Éxodo 12:5, 6, 11; 1 Corintios 5:7. “En el aposento alto de una morada de Jerusalén, Cristo estaba sentado a la mesa con sus discípulos. Se habían reunido para celebrar la Pascua. El Salvador deseaba observar esta fiesta a solas con los doce. Sabía que había llegado su hora; Él mismo era el verdadero cordero pascual, y en el día en que se comiera la pascua, iba a ser sacrificado. Estaba por beber la copa de la ira; pronto iba a recibir el bautismo final de sufrimiento” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 598). “La pascua había de ser tanto conmemorativa como simbólica. No sólo recordaría la liberación de Israel, sino que también señalaría la liberación más grande que Cristo habría de realizar para libertar a su pueblo de la servidumbre del pecado. El cordero del sacrificio representa al ‘Cordero de Dios,’ en quien reside nuestra única esperanza de salvación. Dice el apóstol: ‘Nuestra pascua, que es Cristo, fue sacrificada por nosotros’ (1 Cor. 5:7)” (Patriarcas y Profetas, pág. 281).4. ¿Qué cambios introduciría el sacrificio del verdadero Cordero pascual? ¿Cuándo finalizaron todos los sacrificios ceremoniales? Lucas 22:13-20; 23:45, 46. “Cristo se hallaba en el punto de transición entre dos sistemas y sus dos grandes fiestas respectivas. Él, el Cordero inmaculado de Dios, estaba por presentarse como ofrenda por el pecado, y así acabaría con el sistema de figuras y ceremonias que durante cuatro mil años había anunciado su muerte. Mientras comía la pascua con sus discípulos, instituyó en su lugar el rito que había de conmemorar su gran sacrificio. La fiesta nacional de los judíos iba a desaparecer para siempre. El servicio que Cristo establecía había de ser observado por sus discípulos en todos los países y a través de todos los siglos” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 608). “Las ceremonias relacionadas con los servicios del templo, que prefiguraban a Cristo en símbolos y sombras, fueron quitadas en el tiempo de la crucifixión, porque en la cruz el símbolo se encontró con la realidad simbolizada [‘tipo’ y ‘antitipo’] en la muerte de la verdadera y perfecta ofrenda, el Cordero de Dios” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 6, pág. 1115).El Cordero de Dios se ofrece a sí mismo5. ¿Cómo se cumplieron las palabras del profeta Isaías? Isaías 53:4-7.32 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Caifás se desesperaba. Quedaba un último recurso; había que obligar a Cristo a con- denarse a sí mismo. El sumo sacerdote se levantó del sitial del juez, con el rostro descom- puesto por la pasión, e indicando claramente por su voz y su porte que, si estuviese en su poder, heriría al preso que estaba delante de él. ‘¿No respondes nada? –exclamó,– ¿qué testifican éstos contra ti?’ “Jesús guardó silencio. ‘Angustiado Él, y afligido, no abrió su boca: como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.…’ “Una mancha sobre su vida humana, un desfallecimiento de su humanidad para soportar la prueba terrible, y el Cordero de Dios habría sido una ofrenda imperfecta y la redención del hombre habría fracasado. Pero Aquel que con una orden podría haber hecho acudir en su auxilio a la hueste celestial, el que por la manifestación de su majestad divina podría haber ahuyentado de su vista e infundido terror a esa muchedumbre, se sometió con perfecta calma a los más groseros insultos y ultrajes” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 653, 683).6. ¿Qué caracterizaba a ambos, al cordero ceremonial y al Cordero de Dios? Levítico 22:20; 1 Pedro 1:19. “Dios les indicó expresamente que toda ofrenda presentada para el servicio del santua- rio debía ser ‘sin defecto’ (Éxo. 12:5). Los sacerdotes debían examinar todos los animales que se traían como sacrificio, y rechazar los defectuosos. Sólo una ofrenda ‘sin defecto’ podía simbolizar la perfecta pureza de Aquel que había de ofrecerse como ‘cordero sin mancha y sin contaminación’ (1 Ped. 1:19)” (Patriarcas y Profetas, pág. 363). “Las ofrendas presentadas al Señor debían ser sin mácula. Estas ofrendas represen- taban a Cristo, y por ello es evidente que Jesús mismo estaba exento de toda deformidad física. Era el ‘cordero sin mancha y sin contaminación.’ Su organismo físico no era afeado por defecto alguno; su cuerpo era sano y fuerte. Y durante toda su vida vivió en conformi- dad con las leyes de la naturaleza. Tanto física como espiritualmente, era un ejemplo de lo que Dios quería que fuese toda la humanidad mediante la obediencia a sus leyes” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 34).El Cordero de Dios en el Monte de Sión7. ¿Dónde encontramos de nuevo al Cordero de Dios? ¿Qué hará posible que alguien se encuentre entre los elegidos a su lado? Apocalipsis 14:1-5. “Juan vio un Cordero sobre el monte de Sión, y con Él 144.000 que tenían el nombre de su Padre escrito en sus frentes. Llevaban el sello del cielo. Reflejaban la imagen de Dios. Estaban llenos de la luz y de la gloria del que es Santo. Si queremos tener la imagen y la inscripción de Dios en nosotros, debemos apartarnos de toda iniquidad. Debemos abandonar cada mala práctica, y entonces colocar nuestro caso en las manos de Cristo. Mientras estemos ocupados en nuestra salvación con temor y temblor, Dios producirá en nosotros así el querer como el hacer por su buena voluntad” (Comentario Bíblico Adven- tista, tomo 7, pág. 988).PRIMER SEMESTRE 2013 33
    • “Para seguir a Cristo no necesitamos esperar hasta que seamos trasladados. El pueblo de Dios puede hacer eso en esta tierra. Sólo, podremos seguir al Cordero de Dios en los atrios celestiales, si lo seguimos aquí. Que lo sigamos en el cielo depende de que guar- demos ahora sus mandamientos. No debemos seguir a Cristo esporádica o caprichosa- mente, sólo cuando nos conviene” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 989).Meditación “Fije el pecador arrepentido sus ojos en ‘el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo;’ y contemplándolo, se transformará. Su temor se trueca en gozo, sus dudas en esperanza. Brota la gratitud. El corazón de piedra se quebranta. Una oleada de amor inunda el alma. Cristo es en él una fuente de agua que brota para vida eterna. Cuando vemos a Jesús, Varón de dolores y experimentado en quebrantos, trabajando para salvar a los perdidos, despreciado, escarnecido, echado de una ciudad a la otra hasta que su misión fue cumplida; cuando le contemplamos en Getsemaní, sudando gruesas gotas de sangre, y muriendo en agonía sobre la cruz; cuando vemos eso, no podemos ya reconocer el clamor del yo. Mirando a Jesús, nos avergonzaremos de nuestra frialdad, de nuestro letargo, de nuestro egoísmo. Estaremos dispuestos a ser cualquier cosa o nada, para servir de todo corazón al Maestro. Nos regocijará el llevar la cruz en pos de Jesús, el sufrir pruebas, vergüenza o persecución por su amada causa” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 407).Estudio personal “En el templo, el sacrificio matutino y el vespertino señalaban diariamente al Cordero de Dios; sin embargo, ni aun allí se habían hecho los preparativos para recibirle. Los sa- cerdotes y maestros de la nación no sabían que estaba por acontecer el mayor suceso de los siglos” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 30). “El carnero ofrecido en lugar de Isaac representaba al Hijo de Dios, que había de ser sacrificado en nuestro lugar. Cuando el hombre estaba condenado a la muerte por su trans- gresión de la ley de Dios, el Padre, mirando a su Hijo, dijo al pecador: ‘Vive, he hallado un rescate’” (Patriarcas y Profetas, pág. 150). “Mientras el pueblo estaba reunido en Jerusalén para celebrar la Pascua, Él, el ver- dadero Cordero de Dios representado por los sacrificios simbólicos, se puso aparte como una oblación. Iba a ser necesario que su iglesia, en todos los siglos subsiguientes, hiciese de su muerte por los pecados del mundo un asunto de profunda meditación y estudio.… “Habían traído para matarlo el cordero que representaba a Cristo.… Todo era terror y confusión. El sacerdote estaba por matar la víctima; pero el cuchillo cayó de su mano enervada y el cordero escapó. El símbolo había encontrado en la muerte del Hijo de Dios la realidad que prefiguraba. El gran sacrificio había sido hecho. Estaba abierto el camino que llevaba al santísimo. Había sido preparado para todos un camino nuevo y viviente.… Ahora terminan todos los sacrificios y ofrendas por el pecado” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 525, 705). “El cordero había de prepararse entero, sin quebrar ninguno de sus huesos. De igual manera, ni un solo hueso había de quebrarse del Cordero de Dios, que iba a morir por nosotros (Éxo. 12:46; Juan 19:36). En esa forma también se representaba la plenitud del sacrificio de Cristo” (Patriarcas y Profetas, pág. 282). ***34 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • 9Sábado, 2 de Marzo 2013 Nuestro Gran Sumo Sacerdote “Nuestro gran Sumo Sacerdote completó la ofrenda expiatorio de sí mismo cuando sufrió fuera de la puerta. Entonces se hizo una perfecta expiación por los pecados de la gente. Jesús es nuestro Abogado, nuestro Sumo Sacerdote, nuestro Intercesor; por lo tanto, nuestra situación actual es como la de los israelitas que estaban en el atrio exterior, espe- rando y buscando esa bendita esperanza, el glorioso aparecimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.… El símbolo se encontró con la realidad simbolizada en la muerte de Cristo, el Cordero muerto por los pecados del mundo. El gran Sumo Sacerdote ha hecho el único sacrificio que es de valor” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 924).Designado para el sacerdocio1. ¿Quién designó a Jesús como el gran Sumo Sacerdote? Hebreos 5:5, 6, 9, 10. “Cristo no se glorificó a sí mismo al ser hecho Sumo Sacerdote. Dios lo designó para el sacerdocio. Debía ser un ejemplo para toda la familia humana. Él se calificó para ser no sólo el representante de la raza humana, sino su Abogado, de modo que cada alma, si así lo desea, pudiera decir: Tengo un Amigo en el tribunal. Es un Sumo Sacerdote que puede conmoverse con el sentimiento de nuestras flaquezas” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 942).El nuevo pacto2. ¿Sobre que base se estableció el nuevo pacto por medio del cual Jesús se convirtió en el mayor Sumo Sacerdote para el ser humano? Hebreos 8:5, 6; 7:21, 22. “Aunque este pacto fue hecho con Adán, y más tarde se le renovó a Abrahán, no pudo ratificarse sino hasta la muerte de Cristo. Existió en virtud de la promesa de Dios desde que se indicó por primera vez la posibilidad de redención. Fue aceptado por fe no obstante, cuando Cristo lo ratificó fue llamado el pacto nuevo. La ley de Dios fue la base de este pacto, que era sencillamente un arreglo para restituir al hombre a la armonía con la volun- tad divina, colocándolo en situación de poder obedecer la ley de Dios.… “El nuevo pacto se estableció sobre ‘mejores promesas’, la promesa del perdón de los pecados, y de la gracia de Dios para renovar el corazón” (La Maravillosa Gracia, págs. 133, 136).PRIMER SEMESTRE 2013 35
    • 3. Aunque tentado como nosotros, ¿cómo resurguió nuestro Sumo Sacerdote de su conflicto con el pecado? Habiendo realizado experiencias, ¿qué es capaz de hacer? Hebreos 4:15; 2:18; 7:26. “Jesús se interesa en cada uno como si no hubiese otra persona en toda la tierra. Como Dios, ejerce gran poder en nuestro favor, mientras que como Hermano mayor nuestro, siente todas nuestras desgracias. La Majestad del cielo no se mantuvo alejada de la huma- nidad degradada y pecaminosa. No tenemos un Sumo Sacerdote tan ensalzado y encum- brado, que no pueda fijarse en nosotros o simpatizar con nosotros, sino que fue tentado en todas las cosas como nosotros, aunque sin pecar” (Joyas de los Testimonios, tomo 2, págs. 115, 116). “Así también Cristo, el gran Sumo Sacerdote, al ofrecer su sangre ante el Padre en favor de los pecadores, lleva sobre el corazón el nombre de toda alma arrepentida y creyente. El salmista dice: ‘Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí’ (Sal. 40:17)” (Patriarcas y Profetas, pág 363).En el santuario celestial4. ¿Cuándo entró Jesús en el santuario celestial para desarrollar su cargo como Sumo Sacerdote? Marcos 16:19; Hebreos 8:1, 2. “Después de su ascensión, nuestro Salvador iba a principiar su obra como nuestro Sumo Sacerdote. El apóstol Pablo dice: ‘No entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el mismo cielo para presentarse ahora por nosotros en la presencia de Dios’ (Heb. 9:24)… Como Cristo, después de su ascensión, compareció ante la presencia de Dios para ofrecer su sangre en beneficio de los creyentes arrepentidos… “Aunque la sangre de Cristo habría de librar al pecador arrepentido de la condenación de la ley, no había de anular el pecado; éste queda registrado en el santuario hasta la expia- ción final;… “En el gran día del juicio final…, en virtud de la sangre expiatoria de Cristo, los peca- dos de todos los que se hayan arrepentido sinceramente serán borrados de los libros celes- tiales” (Patriarcas y Profetas, pág 372).5. Después de su ascensión, nuestro gran Sumo Sacerdote inició su ministerio en el lugar santo y después se transfirió al lugar santísimo en 1844. Además de presentar los méritos de su sangre en favor de los pecadores arrepentidos, ¿qué otra labor inició pronta a finalizar? 2 Timoteo 4:1; 1 Pedro 4:17. “Estamos en el gran día de la expiación, cuando mediante la confesión y el arrepen- timiento nuestros pecados han de ir de antemano al juicio.… “En 1844, nuestro gran Sumo Sacerdote entró en el lugar santísimo del santuario celestial para comenzar la obra del juicio investigador. Han estado siendo examinados de- lante de Dios los casos de los muertos justos. Cuando se complete esa obra, se pronunciará juicio sobre los vivientes. ¡Cuán preciosos, cuán importantes son estos solemnes momen-36 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • tos! Cada uno de nosotros tiene un caso pendiente en el tribunal celestial. Individualmente hemos de ser juzgados de acuerdo con lo que hicimos en el cuerpo” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 145).El ministerio de nuestro gran Sumo Sacerdote6. ¿Por qué es tan importante que Jesús sea nuestro gran Sumo Sacerdote? Apocalipsis 8:3, 4. “Los servicios religiosos, las oraciones, la alabanza, la confesión arrepentida del pecado ascienden desde los verdaderos creyentes como incienso ante el santuario celes- tial, pero al pasar por los canales corruptos de la humanidad, se contaminan de tal manera que, a menos que sean purificados por sangre, nunca pueden ser de valor ante Dios. No ascienden en pureza inmaculada, y a menos que el Intercesor, que está a la diestra de Dios, presente y purifique todo por su justicia, no son aceptables ante Dios. Todo el incienso de los tabernáculos terrenales debe ser humedecido con las purificadoras gotas de la sangre de Cristo. Él sostiene delante del Padre el incensario de sus propios méritos, en los cuales no hay mancha de corrupción terrenal. Recoge en ese incensario las oraciones, la alabanza y las confesiones de su pueblo, y a ellas les añade su propia justicia inmaculada. Luego, perfumado con los méritos de la propiciación de Cristo, asciende el incienso delante de Dios plena y enteramente aceptable. Así se obtienen respuestas benignas” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 404).7. ¿Durante cuánto tiempo intercederá Jesús en el santuario a favor de los pecadores? ¿Qué sucederá cuando cese de interceder por su pueblo? Apoca- lipsis 16:7; 22:11; 6:17. “Cuando termine el mensaje del tercer ángel la misericordia divina no intercederá más por los habitantes culpables de la tierra.… Entonces Jesús dejará de interceder en el san- tuario celestial. Levantará sus manos y con gran voz dirá ‘Hecho es,’… Cristo ha hecho propiciación por su pueblo y borrado sus pecados.… “Ahora, mientras que nuestro gran Sumo Sacerdote está haciendo propiciación por nosotros, debemos tratar de llegar a la perfección en Cristo.… “Cuando Cristo deje de interceder en el santuario, se derramará sin mezcla la ira de Dios de la que son amenazados los que adoran a la bestia y a su imagen y reciben su marca (Apocalipsis 14:9, 10)” (El Conflicto de los Siglos, págs. 671, 680, 685).Meditación “Los que vivan en la tierra cuando cese la intercesión de Cristo en el santuario celestial deberán estar en pie en la presencia del Dios santo sin mediador. Sus vestiduras deberán estar sin mácula; sus caracteres, purificados de todo pecado por la sangre de la aspersión. Por la gracia de Dios y sus propios y diligentes esfuerzos deberán ser vencedores en la lucha con el mal. Mientras se prosigue el juicio investigador en el cielo, mientras que losPRIMER SEMESTRE 2013 37
    • pecados de los creyentes arrepentidos son quitados del santuario, debe llevarse a cabo una obra especial de purificación, de liberación del pecado, entre el pueblo de Dios en la tierra” (El Conflicto de los Siglos, pág. 478).Estudio personal • Hebreos 5:9 • Efesios 1:20 “Así como el sumo sacerdote ponía a un lado sus magníficas ropas pontificias, y oficiaba en la ropa blanca de lino del sacerdote común, así también Cristo tomó forma de siervo, y ofreció sacrificio, siendo Él mismo a la vez el sacerdote y la víctima” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 16). “Los sacrificios y las ofrendas del ritual mosaico señalaban siempre hacia adelante, hacia un servicio mejor, el celestial. El santuario terrenal ‘era figura de aquel tiempo pre- sente, en el cual se ofrecían presentes y sacrificios’ (Heb. 9:9) y sus dos lugares santos eran ‘figuras de las cosas celestiales’ (Heb. 9:23) pues Cristo, nuestro gran Sumo Sacerdote, es hoy ‘ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que el Señor asentó, y no hombre’ (Heb. 8:2)” (Profetas y Reyes, pág. 505). “Todos pueden acercarse a Dios ahora por medio de los méritos de Cristo. Debido a que el velo ha sido rasgado, los hombres pueden acercarse a Dios. No necesitan depender ni de sacerdote ni de sacrificio ceremonial. Se da libertad a todos para ir directamente a Dios por medio de un Salvador personal” (La Maravillosa Gracia, pág. 155). “Ojalá comprendieran todos que toda obediencia, todo arrepentimiento, toda alabanza y todo agradecimiento deben ser colocados sobre el fuego ardiente de la justicia de Cristo. La fragancia de esa justicia asciende como una nube en torno del propiciatorio” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 404). “Cristo es la fragancia, el incienso santo que hace aceptables nuestras peticiones ante el Padre” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 390). ***10Sábado, 9 de Marzo 2013 Intercesor y Sustituto “El Redentor del mundo poseía el poder de atraer a los hombres hacia Él, de aquietar sus temores, de disipar su lobreguez, de inspirarlos con esperanza y valor, de capacitarlos para creer en la buena voluntad de Dios de recibirlos mediante los méritos del Sustituto divino. Como objetos del amor de Dios, siempre debiéramos estar agradecidos porque tenemos un mediador, un abogado, un intercesor en las cortes celestiales, que suplica por nosotros ante el Padre” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 302).38 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Mediador entre el ser humano y Dios1. ¿En qué momento se convirtió Jesús en el Mediador entre Dios y el ser humano? 1 Timoteo 2:5. “Cristo fue designado como Mediador desde la creación de Dios, designado desde la eternidad para ser nuestro sustituto y garantía. Antes de que fuera hecho el mundo, se dispuso que la divinidad de Cristo estuviera revestida de humanidad” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 293). “Desde que pecaron nuestros primeros padres, no ha habido comunicación directa entre Dios y el hombre. El Padre puso el mundo en manos de Cristo para que por su obra mediadora redimiera al hombre y vindicara la autoridad y santidad de la ley divina. Toda comunicación entre el cielo y la raza caída se ha hecho por medio de Cristo” (La Maravi- llosa Gracia, pág. 43).Nuestro Intercesor2. ¿Qué hace posible que las oraciones sean contestadas? Juan 16:26, 27; 15:16. “Orar en nombre de Jesús es más que una mera mención de su nombre al principio y al fin de la oración. Es orar con los sentimientos y el espíritu de Jesús, creyendo en sus promesas, confiando en su gracia y haciendo sus obras” (El Camino a Cristo, pág. 100). “Cristo es el vínculo de unión entre Dios y el hombre. Él prometió su intercesión per- sonal. Coloca toda la virtud de su justicia de parte del suplicante. Intercede por el hombre, y el hombre, que necesita ayuda divina, intercede por sí mismo en presencia de Dios, usando la influencia de Aquel que dio su vida por la vida del mundo. Mientras recono- cemos delante de Dios nuestro aprecio por los méritos de Cristo, nuestras intercesiones cobran fragancia. Mientras nos acercamos a Dios por la virtud de los méritos del Redentor, Cristo nos atrae cerca de sí, rodeándonos con su brazo humano, mientras que con su brazo divino traba del trono del Infinito. Pone sus méritos, como suave incienso, en el incensario que tenemos en la mano, a fin de alentar nuestras peticiones. Él promete oír y contestar nuestras súplicas” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, págs. 93, 94).3. ¿Qué oración incluye una de las más hermosas intercesiones de Jesús a favor de sus seguidores? Juan 17:7-9, 17, 20, 24. “Este capítulo contiene la oración intercesora que Cristo ofreció a su Padre poco antes de su enjuiciamiento y crucifixión. Esta oración es una lección acerca de la intercesión que el Salvador llevaría a cabo dentro del velo, cuando se hubiera completado su gran sacrifi- cio a favor de los hombres: la ofrecida de sí mismo. Nuestro Mediador dio a sus discípulos esta instrucción de su ministerio en el santuario celestial en favor de todos los que vengan a Él con mansedumbre y humildad, despojados de todo egoísmo y creyendo en el poder de Cristo para salvar” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, pág. 1119).PRIMER SEMESTRE 2013 39
    • 4. Sabiendo que Él vive para interceder por nosotros y siempre está dispuesto a cumplir sus promesas, ¿cómo nos podemos apropiar de las bendiciones con- tenidas en la oración de Jesús por medio de la fe? Hebreos 7:25; Romanos 8:34. “… está en el cielo como nuestro abogado, para interceder por nosotros. Siempre hemos de cobrar consuelo y esperanza al pensar en esto. Él está pensando en los que están sujetos a las tentaciones de este mundo. Piensa en nosotros individualmente, y conoce cada una de nuestras necesidades. Cuando seáis tentados, decid: Él cuida de mí, Él hace interce- sión en mi favor, Él me ama, Él ha muerto por mí. Miraré sin reservas a Él. Entristecemos el corazón de Cristo cuando vamos condoliéndonos de nosotros mismos como si fuéramos nuestro propio salvador. No; debemos encomendar la guarda de nuestras almas a Dios como a un Creador fiel. Él siempre vive para interceder por los probados y tentados” (Testimonios para los Ministros, pág. 397).Substituto y Seguridad5. ¿Cómo, en beneficio del ser humano, Dios encara las exigencias de su santa ley? Romanos 8:3, 4. “Dios no podía alterar una jota ni una tilde de su santa ley a fin de ir al encuentro del hombre en su condición caída; porque esto habría producido descrédito sobre la sabiduría de Dios al hacer una ley por la cual habían de gobernarse el cielo y la tierra. Pero Dios podía dar a su Hijo unigénito para que llegará a ser el Sustituto y Garante del hombre, para que sufriera la penalidad que merecía el transgresor y para que impartiera al alma peni- tente su perfecta justicia. Cristo vino a ser el sacrificio inmaculado en favor de una raza caída, convirtiendo a los hombres en prisioneros de esperanza, de manera que, mediante el arrepentimiento ante Dios por haber quebrantado su santa ley, y por medio de la fe en Cristo como su Sustituto, Garante y Justicia, pudieran ser traídos de vuelta a la lealtad a Dios y a la obediencia a su santa ley” (Fe y Obras, pág. 121).6. ¿Qué fue necesario para Jesús a fin de convertirse en el perfecto Sustituto y Garantía del ser humano? ¿Cómo se pueden obtener los beneficios de su servicio intercesor? Juan 15:10; 6:38, 39; Hebreos 5:9. “El sustituto y garantía del hombre debía tener la naturaleza del hombre, un entronque con la familia humana a quien había de representar, y, como embajador de Dios, debía participar de la naturaleza divina, debía tener una unión con el Infinito a fin de manifestar a Dios ante el mundo y ser un mediador entre Dios y el hombre” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 301). “En la oración intercesora que Jesús elevó a su Padre, afirmó que había cumplido con las condiciones que el Padre había dispuesto como obligatorias, respecto al hombre caído, para que Cristo las cumpliera conforme al contrato hecho en el cielo. Él oró: ‘He acabado la obra que me diste que hiciese’. [Es decir, había forjado en la tierra un carácter justo40 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • como un ejemplo para que lo siguieran los hombres.] Ahora, pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, pág. 1119).El tiempo de gracia terminará7. ¿Continuará indefinidamente la intercesión de Cristo? ¿Por qué es tan importante arrepentirse, abandonar nuestros pecados ahora y recibir el perdón y curación de Cristo? Hebreos 3:14, 15; 2 Corintios 6:2. “Pronto será vindicada la justicia de Dios delante del Universo. Su justicia requiere que el pecado sea castigado; pero su misericordia hace posible que éste sea perdonado mediante el arrepentimiento y la confesión. El perdón puede obtenerse solamente por medio de su Hijo unigénito; sólo Cristo puede expiar el pecado, y únicamente cuando el pecador se arrepiente y lo abandona. El hombre cortó su conexión con Dios y su alma quedó paralizada y débil por el veneno mortal del pecado. Pero hubo un tiempo cuando se proclamó en las cortes celestiales: ¡He encontrado la redención! Se dio una vida divina como rescate por el hombre; Uno igual al Padre llegó a ser el sustituto del ser humano” (Alza tus Ojos, pág. 47).Meditación “Todo el que desee librarse de la esclavitud y del servicio de Satanás y quiera estar bajo la bandera ensangrentada del Príncipe Emanuel, será protegido por las intercesiones de Cristo. Cristo, como nuestro Mediador a la diestra del Padre, siempre nos tiene en cuenta, pues es tan necesario que nos guarde mediante su intercesión como que nos haya redimido con su sangre. Si Él deja de sostenernos por sólo un momento, Satanás está listo para destruirnos. A los que han sido comprados con su sangre los guarda ahora mediante su intercesión” (Comentario Bíblico, tomo 6, pág. 1078).Estudio personal • Juan 17:1-3, 14-16 “En cuanto existió el pecado, hubo un Salvador. Cristo sabía que tendría que sufrir y, sin embargo, se ofreció como sustituto del hombre. En cuanto Adán pecó, el Hijo de Dios se ofreció como garantía de la raza humana, con tanto poder para evitar la sentencia pronunciada sobre el culpable, como cuando murió en la cruz del Calvario” (La Fe por la Cual Vivo, pág. 77). “Al salir Jesús del lugar santísimo, oí el tintineo de las campanillas de su túnica. Una tenebrosa nube cubrió entonces a los habitantes de la tierra. Ya no había mediador entre el hombre culpable y un Dios ofendido. Mientras Jesús estuvo interpuesto entre Dios y el pecador, tuvo la gente un freno; pero cuando dejó de estar entre el hombre y el Padre, desapareció el freno y Satanás tuvo completo dominio sobre los finalmente impenitentes. Era imposible que fuesen derramadas las plagas mientras Jesús oficiase en el santuario; pero al terminar su obra allí y cesar su intercesión, nada detiene ya la ira de Dios que caePRIMER SEMESTRE 2013 41
    • furiosamente sobre la desamparada cabeza del culpable pecador que descuidó la salvación y aborreció las reprensiones. En aquel terrible momento, después de cesar la mediación de Jesús, a los santos les toca vivir sin intercesor en presencia del Dios santo. Había sido decidido todo caso y numerada cada joya” (Primeros Escritos, pág. 280). ***11Sábado, 16 de Marzo 2013 Testigo, Juez y Abogado “El mundo ha sido confiado a Cristo, y por Él ha fluido toda bendición de Dios a la especie caída. Era Redentor antes de su encarnación tanto como después. Tan pronto como hubo pecado, hubo un Salvador. Ha dado luz y vida a todos, y según la medida de la luz dada, cada uno será juzgado. Y el que dio la luz, el que siguió al alma con las más tiernas súplicas, tratando de ganarla del pecado a la santidad, es a la vez su Abogado y Juez. Desde el principio de la gran controversia en el cielo, Satanás ha sostenido su causa por medio del engaño; y Cristo ha estado obrando para desenmascarar sus planes y quebrantar su poder. El que hizo frente al engañador, y a través de todos los siglos procuró arrebatar cautivos de su dominio, es quien pronunciará el juicio sobre cada alma” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 181).Jesús como el Testigo Fiel1. ¿Qué nombre, muy significativo, se encuentra en Apocalipsis 1:5 y 3:14? “Una cosa se comprenderá con certeza por el estudio del Apocalipsis: que la relación entre Dios y su pueblo es estrecha y decidida. Juan escribe: ‘Gracia sea con vosotros, y paz del que es y que era y que ha de venir, y de los siete Espíritus que están delante de su trono; y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y príncipe de los reyes de la tierra’” (Testimonios para los Ministros, pág. 111).2. ¿De qué modo se dirige el Testigo fiel a la iglesia de Laodicea? Apocalipsis 3:15, 17. “El mensaje para la iglesia laodicense es aplicable para todos los que han tenido gran luz y muchas oportunidades, y sin embargo no las han apreciado” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 972). “El Testigo fiel dice de una iglesia fría, sin vida y sin Cristo: ‘Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío42 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • ni caliente, te vomitaré de mi boca’ (Apoc. 3:15, 16). Tomad buena nota de las siguientes palabras: ‘Porque tú dices: Yo soy rico y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo nece- sidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo’ (Apoc. 3:17). Aquí se representa a aquellos que se enorgullecen de sí mismos por su posesión de conocimiento y ventajas espirituales. Pero no han respondido a las bendiciones inmereci- das que Dios les ha conferido” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 418).3. ¿Qué consejo imparte el Testigo fiel? Apocalipsis 3:18. “Oíd el consejo del Testigo fiel: Comprad oro afinado en el fuego, a fin de que seáis ricos, ropas blancas para que estéis vestidos, y colirio a fin de que veáis. Haced algún esfuerzo. Estos tesoros preciosos no descenderán sobre nosotros sin esfuerzo alguno de nuestra parte. Debemos comprar, ser celosos y arrepentirnos de nuestro estado de tibieza. Debemos despertarnos para ver nuestros males, buscar nuestros pecados y arrepentirnos celosamente de ellos” (Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 42). “Hagamos caso del consejo del Testigo fiel. Ninguno de nosotros esté lleno de prejuicios como estuvieron los judíos, de modo que la luz no entre en nuestro corazón. Que no sea necesario que Cristo diga de nosotros como dijo de ellos: ‘No queréis venir a mí para que tengáis vida’ (Juan 5:40)” (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 419, 420).Jesús como Juez4. ¿Cómo se convirtió Cristo en juez de toda la raza humana? Juan 5:22, 26, 27, 30. “Y Dios ‘le ha dado potestad de ejecutar juicio, por cuanto Él es Hijo del hombre.’ Porque gustó las mismas heces de la aflicción y tentación humanas, y comprende las debi- lidades y los pecados de los hombres; porque en nuestro favor resistió victoriosamente las tentaciones de Satanás y tratará justa y tiernamente con las almas por cuya salvación fue derramada su sangre, por todo esto, el Hijo del hombre ha sido designado para ejecutar el juicio” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 181). “Cristo se humilló para encabezar a la humanidad, para afrontar las tentaciones y sobrellevar las pruebas que los hombres deben arrostrar y soportar. Debía conocer lo que la humanidad debe arrostrar de parte del enemigo caído, a fin de saber cómo socorrer a los que son tentados. “Y Cristo ha sido hecho nuestro Juez. No es el Padre el Juez. Tampoco lo son los ánge- les. Nos juzgará Aquel que se revistió de nuestra humanidad y vivió una vida perfecta en este mundo. Él solo puede ser nuestro juez” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 383).5. En primer lugar, ¿cuál era el propósito de Jesús para la raza humana? En realidad, ¿cómo se juzga cada individuo a sí mismo? Juan 3:17, 18; 12:47. “Pero la misión de Cristo no era juzgar, sino salvar. ‘No envió Dios a su Hijo al mundo para que condene al mundo, mas para que el mundo sea salvo por Él.’ Y delante del Sane- drín, Jesús declaró: ‘El que oye mi palabra, y cree al que me ha enviado, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas pasó de muerte a vida.’…PRIMER SEMESTRE 2013 43
    • “En su actitud hacia Cristo, todos iban a demostrar en que lado estaban. Y así cada uno pronuncia juicio sobre sí mismo.… “‘Desde ahora –dijo Jesús,– habéis de ver al Hijo del hombre sentado a la diestra de la potencia de Dios, y que viene en las nubes del cielo.’ Con estas palabras, Cristo presentó el reverso de la escena que ocurría entonces. Él, el Señor de la vida y la gloria, estaría sentado a la diestra de Dios. Sería el juez de toda la tierra, y su decisión sería inapelable. Entonces toda cosa secreta estaría expuesta a la luz del rostro de Dios, y se pronunciaría el juicio sobre todo hombre, según sus hechos” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 181, 40, 654).Jesús nuestro abogado6. Como pecadores acusados por Satanás ante Dios, ¿a quién podemos elegir para defendernos? 1 Juan 2:1; Romanos 8:34. “Satanás está a nuestra diestra para acusarnos, y nuestro Abogado está a la diestra de Dios para rogar por nosotros. Él nunca ha perdido un caso que le ha sido entregado. Podemos confiar en nuestro Abogado porque presenta sus propios méritos en favor de nosotros” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 960). “En todos nuestros actos de verdadera devoción fijamos los ojos de nuestra fe en nuestro Abogado, que intercede entre el hombre y el trono eterno, y quien espera para tomar nota de todo esfuerzo nuestro y para ayudarnos por su Espíritu a lograr un cono- cimiento más perfecto de Dios” (Testimonios para los Ministros, pág. 121).7. ¿Cómo puede acercarse al trono de gracia el pecador arrepentido? Hebreos 4:16. “Habéis de venir a Dios como un pecador arrepentido, mediante el nombre de Jesús, el divino Abogado, a un Padre misericordioso y perdonador, creyendo que cumplirá lo que ha prometido. Todos los que deseen la bendición de Dios, llamen al trono de la miseri- cordia y esperen con firme seguridad diciendo: ‘Tú, oh Señor, has dicho: Todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá’. El Señor anhela que los que buscan a Dios crean en Aquel que puede hacer todas las cosas.… “Sólo mediante Jesús, a quien el Padre dio por la vida del mundo, puede encontrar acceso a Dios el pecador. Sólo Jesús es nuestro Redentor, nuestro Abogado y Mediador. Nuestra única esperanza de perdón, paz y justicia está en Él. En virtud de la sangre de Cristo, el alma herida de pecado puede ser restaurada a la salud. Cristo es la fragancia, el incienso santo que hace aceptables nuestras peticiones ante el Padre” (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 386, 391).Meditación “Cristo intercede por la raza perdida mediante su vida inmaculada, su obediencia y su muerte en la cruz del Calvario. Y ahora, no como un mero suplicante, intercede por nosotros el Capitán de nuestra salvación, sino como un Conquistador que reclama su vic-44 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • toria. Su ofrenda es completa, y como Intercesor nuestro ejecuta la obra que Él mismo señaló, sosteniendo delante de Dios el incensario que contiene sus méritos inmaculados y las oraciones, las confesiones y las ofrendas de agradecimiento de su pueblo. La ofrenda se hace completamente aceptable, y el perdón cubre toda transgresión” (La Maravillosa Gracia, pág. 174).Estudio personal “El mensaje a la iglesia de Laodicea es una denuncia sorprendente y se aplica al actual pueblo de Dios. “… Aunque aquellos a quienes se dirige el mensaje del Testigo Fiel se lisonjean de que se encuentran en una exaltada condición espiritual, dicho mensaje quebranta su seguridad con la sorprendente denuncia de su verdadera condición de ceguera, pobreza y miseria espirituales. Este testimonio tan penetrante y severo no puede ser un error porque es el Testigo Fiel el que habla y su testimonio debe ser correcto” (Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 327, 328). ***12Sábado, 23 de Marzo 2013 Cristo nuestra Justicia “La justicia es obediencia a la ley. La ley demanda justicia, y ante la ley, el pecador debe ser justo. Pero es incapaz de serlo. La única forma en que puede obtener la justicia es mediante la fe. Por fe puede presentar a Dios los méritos de Cristo, y el Señor coloca la obediencia de su Hijo en la cuenta del pecador. La justicia de Cristo es aceptada en lugar del fracaso del hombre, y Dios recibe, perdona y justifica al alma creyente y arrepentida, la trata como si fuera justa, y la ama como ama a su Hijo. De esta manera, la fe es imputada a justicia y el alma perdonada avanza de gracia en gracia, de la luz a una luz mayor” (Men- sajes Selectos, tomo 1, pág 430).La ley lleva al pecador a Cristo1. Sabiendo que nuestra justicia es un trapo de inmundicia, ¿qué nos lleva a Cristo y su justicia? Isaías 64:6; Gálatas 3:24-26; Tito 3:5-7. “Cuando el pecador contempla la ley, le resulta clara su culpabilidad, y queda ex- puesta ante su conciencia, y es condenado. Su único consuelo y esperanza se encuentran en acudir a la cruz del Calvario. Al confiar en las promesas, aceptando lo que dice Dios, recibe alivio y paz en su alma. Clama: ‘Señor, tú has prometido salvar al que acude a ti en el nombre de tu Hijo. Soy un alma perdida, impotente y sin esperanza. Señor, sálvame, oPRIMER SEMESTRE 2013 45
    • perezco’. Su fe se aferra de Cristo, y es justificado delante de Dios” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 429). “La ley condena, pero no puede perdonar al transgresor. El penitente, el alma creyente no mira la ley por justificación, sino a Cristo, el sacrificio expiatorio, quien es capaz de impartir su justicia al pecador, y hacer sus esfuerzos aceptables ante Dios” (Signs of the Times, August 5, 1889).Fe vital2. ¿Qué es necesario para el pecador a fin de apropiarse de la justicia de Cristo? Romanos 4:3-5; 3:24-26; Efesios 2:8. “La fe es la condición por la cual Dios ha visto conveniente prometer perdón a los pecadores; no porque haya virtud alguna en la fe que haga merecer la salvación, sino porque la fe puede aferrarse a los méritos de Cristo, el remedio provisto para el pecado. La fe puede presentar la perfecta obediencia de Cristo en lugar de la transgresión y la apostasía del pecador. Cuando el pecador cree que Cristo es su Salvador personal, enton- ces, de acuerdo con la promesa infalible de Jesús, Dios le perdona su pecado y lo justifica gratuitamente. El alma arrepentida comprende que su justificación viene de Cristo que, como su Sustituto y Garante, ha muerto por ella, y es su expiación y justificación” (Fe y Obras, pág. 104).3. ¿Quién debe obrar en nosotros para ser transformados y poder encon- trarnos delante de Dios en la ropas inmaculadas de la justicia imputada de Cristo? Salmo 15:1, 2; Romanos 12:2; Juan 16:7, 8. “Para poder hacer frente a los requerimientos de la ley, nuestra fe debe aferrarse de la justicia de Cristo, aceptándola como su justicia. Mediante la unión con Cristo, mediante la aceptación de su justicia por la fe, podemos ser hechos idóneos para realizar las obras de Dios, para ser colaboradores con Cristo. Si estáis dispuestos a ser llevados a la deriva con la corriente del mal y a no cooperar con los instrumentos celestiales para restringir la transgresión en vuestras familias y en la iglesia, a fin de que pueda enseñorearse la justicia eterna, no tenéis fe. La fe obra por el amor y purifica el alma. Mediante la fe, el Espíritu Santo obra en el corazón para producir allí la santidad. Pero esto no puede hacerse, a menos que el instrumento humano colabore con Cristo. Sólo podremos ser hechos idó- neos para el cielo mediante la obra del Espíritu Santo en el corazón, pues debemos tener la justicia de Cristo como nuestro salvoconducto si hemos de tener acceso al Padre. A fin de que tengamos la justicia de Cristo, necesitamos ser transformados diariamente por la influencia del Espíritu para ser participantes de la naturaleza divina. La obra del Espíritu Santo es elevar los gustos, santificar el corazón, ennoblecer a todo el hombre” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 438).Justicia, fe y obras4. ¿Qué producirá la fe en el creyente justificado? Santiago 2:24, 17; Colo- senses 1:10.46 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “La gracia es un favor inmerecido y el creyente es justificado sin ningún mérito de su parte, sin ningún derecho que presentar ante Dios. Es justificado mediante la redención que es en Cristo Jesús, quien está en las cortes del cielo como el sustituto y la garantía del pecador. Pero si bien es cierto que es justificado por los méritos de Cristo, no está en libertad de proceder injustamente. La fe obra por el amor y purifica el alma. La fe brota, florece y da una cosecha de precioso fruto. Donde está la fe, aparecen las buenas obras. Los enfermos son visitados, se cuida de los pobres, no se descuida a los huérfanos ni a las viudas, se viste a los desnudos, se alimenta a los desheredados. Cristo anduvo haciendo bienes, y cuando los hombres se unen con Él, aman a los hijos de Dios, y la humildad y la verdad guían sus pasos. La expresión del rostro revela su experiencia y los hombres ad- vierten que han estado con Jesús y que han aprendido de Él. Cristo y el creyente se hacen uno, y la belleza del carácter de Cristo se revela en los que están vitalmente relacionados con la Fuente de poder y de amor. Cristo es el gran depositario de la rectitud que justifica y de la gracia santificante” (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 465, 466).5. ¿Qué tipo de fe produce justificación? Romanos 6:16-18; 1 Pedro 2:16. “Pero al paso que Dios puede ser justo y sin embargo justificar al pecador por los méritos de Cristo, nadie puede cubrir su alma con el manto de la justicia de Cristo mientras practique pecados conocidos, o descuide deberes conocidos. Dios requiere la entrega com- pleta del corazón antes de que pueda efectuarse la justificación. Y a fin de que el hombre retenga la justificación, debe haber una obediencia continua mediante una fe activa y vi- viente que obre por el amor y purifique el alma.… “A fin de que el hombre sea justificado por la fe, la fe debe alcanzar un punto donde domine los afectos e impulsos del corazón; y mediante la obediencia, la fe misma es hecha perfecta.… “El apóstol dice: ‘Con el corazón se cree para justicia’ (Rom. 10:10). Nadie puede creer con el corazón para justicia y obtener así la justificación por la fe mientras continúe en la práctica de aquellas cosas que prohibe la Palabra de Dios, o mientras descuide cual- quier deber conocido” (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 428, 464).Arrepentimiento6. ¿Qué se encuentra vinculado a la fe al recibir la justicia de Cristo? Hechos 20:21; 13:38, 39; Ezequiel 18:31. “El arrepentimiento, tanto como el perdón, es el don de Dios por medio de Cristo. Mediante la influencia del Espíritu Santo somos convencidos de pecado y sentimos nues- tra necesidad de perdón. Sólo los contritos son perdonados, pero es la gracia de Dios la que hace que se arrepienta el corazón. Él conoce todas nuestras debilidades y flaquezas, y nos ayudará” (Fe y Obras, págs. 37, 38). “Ningún arrepentimiento que no obre una reforma es genuino. La justicia de Cristo no es un manto para cubrir pecados que no han sido confesados ni abandonados; es un principio de vida que transforma el carácter y rige la conducta. La santidad es integridad para con Dios: es la entrega total del corazón y la vida para que revelen los principios del cielo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 507).PRIMER SEMESTRE 2013 47
    • Paz con Dios7. ¿Qué experimenta el pecador cuando es justificado por los méritos de Jesús? Romanos 5:1, 2; Isaías 32:17. “Tenemos un Salvador viviente. No se halla en el sepulcro nuevo de José; resucitó y ascendió al cielo como Sustituto y Garante de cada alma creyente. ‘Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo’ (Rom. 5:1). El pecador es justificado por los méritos de Jesús, y esto es el reconocimiento de Dios de la perfección del rescate pagado en favor del hombre. El hecho de que Cristo fue obediente hasta la muerte, y muerte de cruz, es prenda de la aceptación del pecador arrepentido por parte del Padre. Entonces, ¿nos permitiremos tener una experiencia vacilante de dudar y creer, creer y dudar? Jesús es la prenda de nuestra aceptación por parte de Dios. Tenemos el favor de Dios, no porque haya mérito alguno en nosotros, sino por nuestra fe en ‘el Señor, nuestra justicia’” (Fe y Obras, pág. 111).Meditación “Vivió sobre la tierra en medio de pruebas y tentaciones tales como las que nosotros tenemos que arrostrar. Sin embargo, su vida fue impecable. Murió por nosotros y ahora ofrece quitarnos nuestros pecados y vestirnos de su justicia. Si os entregáis a Él y lo acep- táis como vuestro Salvador, por pecaminosa que haya sido vuestra vida, seréis contados entre los justos por consideración a Él. El carácter de Cristo toma el lugar del vuestro, y vosotros sois aceptados por Dios como si no hubierais pecado.… “Así pues no hay nada en nosotros mismos de que jactarnos. No tenemos motivo para ensalzarnos. El único fundamento de nuestra esperanza es la justicia de Cristo imputada a nosotros y la que produce su Espíritu obrando en nosotros y por nosotros” (El Camino a Cristo, págs. 62, 63).Estudio personal • Apocalipsis 19:8 • Efesios 2:10 “Era imposible que el pecador guardara la ley de Dios, que era santa, justa y buena; pero esta imposibilidad fue eliminada por la imputación de la justicia de Cristo al alma arrepentida y creyente. La vida y muerte de Cristo en beneficio del hombre pecador tuvie- ron el propósito de restaurarlo al favor de Dios, impartiéndole la justicia que satisfacía los requerimientos de la ley y hallaría aceptación ante el Padre” (Fe y Obras, págs. 121, 122). “La justificación es el perdón total y completo del pecado. En el momento en que el pecador acepta a Cristo por la fe, es perdonado. La justicia de Cristo le es imputada, y ya no ha de dudar de la gracia perdonadora de Dios. “No hay nada en la fe que la convierta en nuestro salvador. La fe no puede eliminar nuestra culpa. Cristo es el poder de Dios para salvación a todos los que creen. La justi- ficación nos alcanza por los méritos de Jesucristo. Él pagó el precio de la redención del pecador. Pero sólo mediante la fe en su sangre puede Jesús justificar al creyente” (Dios nos Cuida, pág. 320). ***48 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Léase el Informe Misionero de los Países Árabes en la página 53.13Sábado, 30 de Marzo 2013 El Novio “En vista del acontecimiento de la pronta venida de Cristo, debemos trabajar con vigilancia para preparar nuestras propias almas, para mantener nuestras lámparas bien acondicionadas y brillando, y para presentar a otros la necesidad de prepararse para la venida del Esposo. Velar y actuar deben ir juntos. La fe y las obras deben estar unidas, o nuestro carácter no será simétrico y bien equilibrado, perfecto en Cristo Jesús” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 161).Juan el Bautista, amigo del novio1. ¿Quién presentó al novio y de qué modo? Juan 1:29; 3:27-29. “Juan había quedado profundamente conmovido al ver a Jesús postrarse como supli- cante para pedir con lágrimas la aprobación del Padre. Al rodearle la gloria de Dios y oírse la voz del cielo, Juan reconoció la señal que Dios le había prometido. Sabía que era al Redentor del mundo a quien había bautizado. El Espíritu Santo descendió sobre él, y extendiendo la mano, señaló a Jesús y exclamó: ‘He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo’… “Juan se representó a sí mismo como el amigo que actuaba como mensajero entre las partes comprometidas, preparando el matrimonio. Cuando el esposo había recibido a la esposa, la misión del amigo había terminado. Se regocijaba en la felicidad de aquellos cuya unión había facilitado” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 87, 151).El novio es quitado2. ¿Permanecería el novio con sus discípulos? Mateo 9:15; Lucas 9:51; Juan 14:2, 3. “‘Vendrán días –les dijo,– cuando el esposo les será quitado: entonces ayunarán en aquellos días.’ Cuando viesen a su Señor traicionado y crucificado, los discípulos llora- rían y ayunarían. En las últimas palabras que les dirigiera en el aposento alto, dijo: ‘Un poquito, y no me veréis, y otra vez un poquito, y me veréis. De cierto, de cierto os digo, que vosotros lloraréis y lamentaréis, y el mundo se alegrará: empero aunque vosotros estaréis tristes, vuestra tristeza se tornará en gozo’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 243).PRIMER SEMESTRE 2013 49
    • 3. ¿Cuándo fue tomado el novio? ¿A dónde se fue? Marcos 16:19; Hechos 7:55, 56; Hebreos 9:12. “Había llegado el tiempo en que Cristo había de ascender al trono de su Padre. Como conquistador divino, había de volver con los trofeos de la victoria a los atrios celestiales” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 768). “El servicio del sacerdote durante el año en el primer departamento del santuario, ‘adentro del velo’ que formaba la entrada y separaba el lugar santo del atrio exterior, re- presenta la obra y el servicio a que dio principio Cristo al ascender al cielo.… Así es como Cristo ofrece su sangre ante el Padre en beneficio de los pecadores, y así es como presenta ante Él, además, junto con el precioso perfume de su propia justicia, las oraciones de los creyentes arrepentidos.… “Hasta allí siguieron los discípulos a Cristo por la fe cuando se elevó de la presencia de ellos.… Este ministerio siguió efectuándose durante dieciocho siglos en el primer departa- mento del santuario. La sangre de Cristo, ofrecida en beneficio de los creyentes arrepenti- dos, les aseguraba perdón y aceptación cerca del Padre” (El Conflicto de los Siglos, págs. 473, 474).La parábola de la boda4. ¿Qué ocurrió al inicio del Movimiento Adventista cuando el séptimo ángel empezó a sonar la trompeta? ¿Cómo se representa la boda? ¿Qué parábola se refiere a este evento? Apocalipsis 11:15; Mateo 25:1-13. “Así también Cristo sólo había terminado una parte de su obra como intercesor nuestro para empezar otra, y sigue aún ofreciendo su sangre ante el Padre en favor de los pecadores.… “Cristo había venido, no a la tierra, como ellos lo esperaban, sino, como estaba sim- bolizado en el símbolo, al lugar santísimo del templo de Dios en el cielo.… “La proclamación: ‘¡He aquí que viene el Esposo!’ en el verano de 1844, indujo a miles de personas a esperar el advenimiento inmediato del Señor. En el tiempo señalado, vino el Esposo, no a la tierra, como el pueblo lo esperaba, sino hasta donde estaba el Anciano de días en el cielo, a las bodas; es decir, a recibir su reino. ‘Las que estaban pre- paradas entraron con Él a las bodas; y fue cerrada la puerta.’ No iban a asistir en persona a las bodas, ya que éstas se verifican en el cielo mientras que ellas están en la tierra. Los discípulos de Cristo han de esperar ‘a su Señor, cuando haya de volver de las bodas’ (S. Lucas 12:36, V.M.). Pero deben comprender su obra, y seguirle por fe mientras entra en la presencia de Dios. En este sentido es en el que se dice que ellos van con Él a las bodas” (El Conflicto de los Siglos, págs. 482, 477, 480).La novia y los invitados5. ¿Qué se dice acerca de la novia y los invitados? Apocalipsis 21:9, 10; 19:9.50 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “En la parábola, cuando vino el Esposo, ‘las que estaban preparadas entraron con Él a las bodas.’ La venida del Esposo, presentada aquí, se verifica antes de la boda. La boda representa el acto de ser investido Cristo de la dignidad de Rey. La ciudad santa, la nueva Jerusalén, que es la capital del reino y lo representa, se llama ‘la novia, la esposa del Cordero.’ El ángel dijo a San Juan: ‘Ven acá; te mostraré la novia, la esposa del cordero.’ ‘Me llevó en el Espíritu,’ agrega el profeta, ‘y me mostró la santa ciudad de Jerusalem, descendiendo del cielo, desde Dios.’ (Apocalipsis 21:9, 10, V.M.) Salta pues a la vista que la Esposa representa la ciudad santa, y las vírgenes que van al encuentro del Esposo representan a la iglesia. En el Apocalipsis, el pueblo de Dios lo constituyen los invitados a la cena de las bodas. (Apocalipsis 19:9.) Si son los invitados, no pueden representar también a la esposa. Cristo, según el profeta Daniel, recibirá del Anciano de días en el cielo ‘el dominio, y la gloria, y el reino,’ recibirá la nueva Jerusalén, la capital de su reino, ‘preparada como una novia engalanada para su esposo’ (Daniel 7:14; Apocalipsis 21:2, V.M.)” (El Conflicto de los Siglos, págs. 479, 480).La fiesta de boda6. ¿Cuándo vendrá el novio para llevar a los santos con Él a la cena de las bodas del Cordero? ¿Cómo se engalanará? Apocalipsis 19:16; Mateo 24:44. “Vi entonces que Jesús, quién había estado oficiando ante el arca de los diez man- damientos, dejó caer el incensario, y alzando las manos exclamó en alta voz: ‘Consumado es.’ “Todos los casos habían sido fallados para vida o para muerte. Mientras Jesús ofi- ciaba en el santuario, había proseguido el juicio de los justos muertos y luego el de los justos vivientes. Cristo, habiendo hecho expiación por su pueblo y habiendo borrado sus pecados, había recibido su reino. Estaba completo el número de los súbditos del reino, y consumado el matrimonio del Cordero. El reino y el poderío fueron dados a Jesús y a los herederos de la salvación y Jesús iba a reinar como Rey de reyes y Señor de señores” (Primeros Escritos, pág. 280). “La venida del esposo ocurrió a medianoche, es decir en la hora más oscura. De la misma manera la venida de Cristo ha de acontecer en el período más oscura de la historia de esta tierra” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 340).7. ¿Qué se dice de aquellos a quienes se les concederá participar de la cena de boda del Cordero? Apocalipsis 19:9; Efesios 5:27. “El examen que de los convidados a la fiesta hace el rey, representa una obra de juicio. Los convidados a la fiesta del Evangelio son aquellos que profesan servir a Dios, aquellos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida.… “El vestido de boda de la parábola representa el carácter puro y sin mancha que poseerán los verdaderos seguidores de Cristo. A la iglesia ‘le fue dado que se vista de lino fino, limpio y brillante’, ‘que no tuviese mancha, ni arruga, ni cosa semejante’. El lino fino, dice la Escritura, ‘son las justificaciones de los santos’. Es la justicia de Cristo, su propio carácter sin mancha, que por la fe se imparte a todos los que lo reciben como Salvador personal.…PRIMER SEMESTRE 2013 51
    • “Unicamente el manto que Cristo mismo ha provisto puede hacernos dignos de apa- recer ante la presencia de Dios. Cristo colocará este manto, esta ropa de su propia justicia sobre cada alma arrepentida y creyente. ‘Yo te amonesto –dice Él– que de mí compres... vestiduras blancas, para que no se descubra la vergüenza de tu desnudez’” (Palabras de Vida del Gran Maestro, págs. 251, 253, 254).Meditación “Hemos de dar a los hombres la última invitación a la fiesta del Evangelio, la última invitación a la cena de bodas del Cordero” (Obreros Evangélicos, pág. 65). “Aquellos que esperan la venida del Esposo han de decir al pueblo: ‘¡Veis aquí el Dios vuestro!’ Los últimos rayos de luz misericordiosa, el último mensaje de clemencia que ha de darse al mundo, es una revelación de su carácter de amor. Los hijos de Dios han de manifestar su gloria. En su vida y carácter han de revelar lo que la gracia de Dios ha hecho por ellos” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 342).Estudio personal “Después de recibir el reino, vendrá en su gloria, como Rey de reyes y Señor de señores, para redimir a los suyos, que ‘se sentarán con Abraham, e Isaac, y Jacob,’ en su reino (S. Mateo 8:11; S. Lucas 22:30), para participar de la cena de las bodas del Cordero” (El Conflicto de los Siglos, pág. 480). ***52 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Informe Misionero de los Países Árabes Para ser leído el Sábado, 30 de Marzo de 2013 La Ofrenda Especial de Escuela Sabática se recogerá el Sábado, 6 de Abril de 2013 Los países árabes tuvieron el gran privilegio de poder ver la mano de Dios dirigiendoa su pueblo durante los tiempos bíblicos. El pueblo de Israel salio de Egipto y entro en latierra prometida bajo la poderosa mano de Dios. Dentro de las menciones bíblicas de los paísesárabes encontramos en 2 Crónicas 9:14 que los reyes de Arabia reconocieron la sabiduría deSalomón y el poder de Dios llevando presentes a Jerusalén “ … y también todos los reyes deArabia y los príncipes de la tierra traían oro y plata a Salomón.” Con el correr de los años, especialmente a partir del siglo VII, la luz de la verdad deDios fue oscurecida por fuerzas musulmanas que persiguieron cruelmente al cristianismo exter-minándolo casi por completo. Hoy muy pocos cristianos son tolerados en algunos de los paísesárabes. Los países árabes cubren un extenso territorio que va desde el océano Atlántico en eloeste hasta el mar Arábigo en el Este, desde el Mediterraneo en el norte hasta el cuerno deÁfrica y el océano Indico en el sur. Este extenso territorio tiene una población aproximada de340 millones de habitantes en unos 22 países cubriendo el norte de África y Oriente Medio.Gran parte de estos países reconocen el árabe como una de sus lenguas oficiales. Por obra de Dios el mensaje de la Reforma ha logrado establecer las primeras almas eneste territorio que es un gran desafio para alcanzar al mundo árabe. En el año 2010 se abrió la primera puerta a través de la obra de la pagina web de la Aso-ciación General alcanzando Sudán. Después de establecer contactos por correo electrónico y decontar con visitas de alumnos de la Escuela Misionera de Kenia a Sudán bajo el asesoramientode los pastores P. Shirima y S. Moyo se lograron los primeros bautismos y el establecimientode la iglesia en dicho país. En el mes de Febrero 2012 Dios abrió otra puerta a través de la pagina web de la Aso-ciación General en Yemen. Un nuevo interesado en la verdad presente, Ahmed solicito mate-riales y ayuda para desarrollar el cristianismo en Yemen. Se enviaron materiales de estudio ytambién se coordinó para que visitara el seminario para obreros organizado en Etiopía en elmes de Abril 2012 considerando las limitaciones del cristianismo en Yemen. El Señor obrógrandemente en la vida de Ahmed tomando la decisión por la verdad. Inmediatamente decidiódedicar sus talentos a traducir los Principios de Fe, Manual para Estudios Bíblicos y Leccionesde Escuela Sabática para distribuir entre otros contactos cristianos en Yemen. Ahmend no soloestá colaborando para extender el mensaje de la verdad en Yemen sino también con sus amigosy conocidos en Egipto, Jordania, Arabia Saudita, Katar y otros países árabes. También el Señor ha permitido que por medio de la pagina web se pueda contactar conotra persona en Somalia que ha solicitado ayuda espiritual. Dios está obrando con su espíritu y abriendo puertas ante las limitaciones del hombre.Pero todo es un llamado para que su pueblo pueda unirse en alcanzar a tantos que se encuentranen densas tinieblas espirituales y apoyar con nuestras ofrendas a aquellos que están dispuestosa arriesgar sus vidas para que Cristo y su verdad sea proclamada.PRIMER SEMESTRE 2013 53
    • Se necesita apoyar economicamente para producir más materiales en árabe y desarrollarcentros de salud pues a través del brazo derecho del triple mensaje angélico, la reforma prosalud puede alcanzar a las almas que de otra manera seria muy difícil por las limitaciones im-puestas en estos países al cristianismo. Se está coordinando un nuevo seminario para alcanzarcon la verdad a más cristianos árabes que están en busca de la verdad de Dios. Quiera Dios tocar cada corazón para contribuir dadivosamente y así ser un apoyo en laobra de alcanzar los países árabes con la verdad presente como también recordar en vuestrasoraciones a aquellos siervos de Dios que arriesgan cada día su vida de modo que la verdad deDios sea proclamada. Sinceramente, vuestro hermano en Cristo Pablo Hunger –Secretario de la Asociación General54 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • LECCIONES DEESCUELA SABÁTICA para el primer semestre 2013Conociendo Mejor a Jesús 2 Parte
    • La Ofrenda Especial de Escuela Sabática está dedicada a los Países Árabes Sea tu ofrenda una expresión de amor y gratitud14Sábado, 6 de Abril 2013 El Sol de Justicia “Aquel cuyo corazón ha respondido al toque divino, buscará lo que aumente su cono- cimiento de Dios, y refine y eleve su carácter. Como una flor se torna al sol para que sus brillantes rayos le den bellos colores, así se tornará el alma al Sol de justicia, para que la luz del cielo embellezca el carácter con las gracias del carácter de Cristo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 433).El Sol de justicia alumbra al ser humano progresivamente1. ¿Cómo se revela el Sol de justicia? ¿Cuál es su objetivo? 2 Corintios 4:6; Lucas 1:78, 79. “El Sol de justicia no apareció a la vista del mundo para deslumbrar los sentidos con su gloria. Escrito está de Cristo: ‘Como el alba está aparejada su salida’ (Oseas 6:3). Suave y gradualmente raya el alba, disipando las tinieblas y despertando el mundo a la vida. Así también nacía el Sol de justicia, trayendo ‘en sus alas ... salud’ (Malaquías 4:2).” (El Ministerio de Curación, pág. 21). “Como los rayos del sol penetran hasta los remotos rincones de la tierra, así la luz del Sol de justicia brilla sobre toda alma” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 429).2. ¿Qué harán aquellos que reciben los rayos del Sol de justicia? Filipenses 2:15; Daniel 12:3. “Quien se acerca a Cristo no necesita esforzarse por brillar. Al contemplar al Salvador, capta los divinos rayos del Sol de Justicia y no puede evitar el brillar. La luz que está en él brilla con rayos claros, relucientes, por medio de las palabras y obras de justicia. La gracia de Cristo mora en él abundantemente y la luz del cielo brilla a través de él. Mediante la obediencia completa honra a Cristo y es estimulado en una acción más vigorosa en la56 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • causa de Dios al impartir lo que el Señor le da. Es un portador de luz para el mundo espar- ciéndola sobre aquellos que están en la oscuridad del error” (Alza Tus Ojos, pág. 320). “Mientras Cristo more en el corazón, será imposible esconder la luz de su presencia, u obscurecerla. Por el contrario, brillará cada vez más a medida que día tras día las nieblas del egoísmo y del pecado que envuelven el alma sean disipadas por los brillantes rayos del Sol de justicia” (Patriarcas y Profetas, pág. 127).Los rayos brillantes del Sol de justicia3. ¿Cómo nos ayudará el Sol de justicia en el estudio de las Sagradas Escritu- ras? Juan 14:26; 16:13. “Necesitamos la iluminación del Espíritu Santo para discernir las verdades de la Pala- bra de Dios. Las cosas hermosas del mundo natural no se ven hasta que el sol, disipando las tinieblas, las inunda con su luz. Así los tesoros de la Palabra de Dios no son apreciados hasta que no sean revelados por los brillantes rayos del Sol de Justicia. “El Espíritu Santo, enviado desde los cielos por la benevolencia del amor infinito toma las cosas de Dios y las revela a cada alma que tiene una fe implícita en Cristo. Por su poder, las verdades vitales de las cuales depende la salvación del alma son impresas en la mente, y el camino de la vida es hecho tan claro que nadie necesita errar en él. Mientras estudiamos las Escrituras, debemos orar para que la luz del Espíritu Santo brille sobre la Palabra, a fin de que veamos y apreciemos sus tesoros” (Palabras de Vida del Gran Maestro, págs.84, 85).4. ¿Por qué debemos abrir nuestra alma al Sol de Justicia? Salmo 51:12; 2 Corintios 7:1. “Cada sala del templo de su alma ha llegado a estar más o menos contaminada, y necesita limpieza. Ha de entrarse al aposento de la conciencia lleno de telarañas. Las ven- tanas del alma han de ser cerradas hacia la tierra y abiertas de par en par hacia el cielo a fin de que los brillantes rayos del Sol de justicia tengan libre acceso a ella. La memoria ha de ser refrescada por los principios bíblicos. La mente ha de ser mantenida limpia y pura a fin de que pueda distinguir entre el bien y el mal. Al repetir la oración que Cristo enseñó a sus discípulos, y luego procurar contestarla en la vida diaria, el Espíritu Santo renovará la mente y el corazón y le dará fuerzas para llevar a cabo propósitos elevados y santos” (Mente, Carácter y Personalidad, tomo 1, pág. 335). “Benditos y benéficos son los rayos de luz del Sol de Justicia que están ahora de- rramándose –luminosos y curativos– sobre todo el que abre las ventanas del alma hacia el Cielo” (Alza Tus Ojos, pág. 255).5. ¿Cómo afecta el Sol de justicia la formación del carácter? 2 Corintios 3:18. “A medida que la mente se espacia en Cristo, el carácter es modelado a la semejanza divina. Los pensamientos son saturados de un sentido de su bondad, de su amor. Contem-PRIMER SEMESTRE 2013 57
    • plamos su carácter y así Él está en todos nuestros pensamientos. Su amor nos abarca. Aun al observar un momento el sol en su gloria meridiana, cuando apartamos nuestros ojos, su imagen aparecerá en todo cuanto veamos. “Así ocurre cuando contemplamos a Jesús; todo lo que miramos refleja su imagen, la imagen del Sol de justicia. No podemos ver ninguna otra cosa, ni hablar de ninguna otra cosa. Su imagen está impresa en los ojos del alma, y afecta toda porción de nues- tra vida diaria, suavizando y subyugando toda nuestra naturaleza. Al contemplar, somos conformados a la semejanza divina, a la semejanza de Cristo. Ante todos aquellos con quienes nos asociamos reflejamos los brillantes y alegres rayos de su justicia. Hemos sido transformados en carácter; pues el corazón, el alma, la mente, han sido irradiados por el reflejo de Aquel que nos amó y dio su vida por nosotros. Aquí de nuevo se manifiesta una influencia viva y personal que mora en nuestros corazones por la fe” (Mensajes para los Jóvenes, pág. 158).Curación por los beneficos rayos del Sol de justicia6. ¿Qué se puede decir del Sol de justicia, además de sus propiedades curati- vas? Malaquias 4:2, primera parte; Salmo 103:2-4. “Cuando se recibe el Evangelio en su pureza y con todo su poder, es un remedio para las enfermedades originadas por el pecado. Sale el Sol de justicia, ‘trayendo salud eterna en sus alas’ (Malaquías 4:2, V.M.). Todo lo que el mundo proporciona no puede sanar al corazón quebrantado, ni dar la paz al espíritu, ni disipar las inquietudes, ni desterrar la enfermedad. La fama, el genio y el talento son impotentes para alegrar el corazón entris- tecido o restaurar la vida malgastada. La vida de Dios en el alma es la única esperanza del hombre. “El amor que Cristo infunde en todo nuestro ser es un poder vivificante. Da salud a cada una de las partes vitales: el cerebro, el corazón y los nervios. Por su medio las energías más potentes de nuestro ser despiertan y entran en actividad. Libra al alma de culpa y tristeza, de la ansiedad y congoja que agotan las fuerzas de la vida. Con Él vienen la serenidad y la calma. Implanta en el alma un gozo que nada en la tierra puede destruir: el gozo que hay en el Espíritu Santo, un gozo que da salud y vida” (El Ministerio de Curación, pág. 78).7. Así como el sol tras las nubes, ¿podemos ver siempre la luz del Sol de justi- cia? Salmos 102:1, 2; 27:9; 6:2, 3. “Nunca llegará el tiempo en que la sombra de Satanás no atraviese nuestra senda. Porque con ello el enemigo trata de ocultar la luz del Sol de justicia. Pero nuestra fe debe atravesar esta sombra” (Obreros Evangélicos, págs. 280, 281). “Cuando nos encontramos profundamente ensombrecidos es porque Satanás se ha interpuesto entre nosotros y los brillantes rayos del Sol de Justicia. En los momentos de tribulación este resplandor se eclipsa y no entendemos por qué nos da la impresión de que la seguridad desaparece. Se nos induce a mirar al yo, y eso nos impide recibir el consuelo que hay en la cruz ­ o en su sombra­ para nosotros. Nos quejamos del camino, y apartamos n nuestra mano de la de Cristo. Pero a veces el favor de Dios irrumpe repentinamente en58 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • el alma, y las sombras se disipan. Vivamos a la luz de la cruz del Calvario. No moremos más en las sombras, quejándonos de nuestros dolores, porque eso sólo aumenta nuestra tribulación” (Mente, Carácter y Personalidad, tomo 2, pág. 843).Meditación “Los que siguen a Jesús le agradan cuando muestran que, aunque humanos, son partícipes de la naturaleza divina. No son estatuas, sino hombres y mujeres vivientes. Su corazón, refrigerado por los rocíos de la gracia divina, se abre y expande bajo la influencia del Sol de justicia. Reflejan sobre otros, en obras iluminadas por el amor de Cristo, la luz que resplandece sobre ellos mismos” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 127). “Los cristianos son las gemas de Cristo, compradas a un precio infinito. Deben res- plandecer brillantemente para Él, reflejando la luz de su hermosura. Y han de recordar siempre que todo el lustre que posee el carácter cristiano proviene del Sol de Justicia” (Alza Tus Ojos, pág. 370). ***15Sábado, 13 de Abril 2013 El Camino, la Verdad y la Vida “Existe sólo una verdadera religión, sólo un camino al cielo, sólo una luz para ilu- minar la senda a medida que los peregrinos avanzan de prisa. En tanto prosigamos en el conocimiento del Señor, reconoceremos a cada paso que Cristo es la ‘Luz del mundo’, que Él es ‘el Camino, la Verdad, y la Vida’; y veremos que la senda por la que nos pide que transitemos es ‘como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto’ (Prov. 4:18)” (Alza tus Ojos, pág. 231).El Camino1. ¿Cómo se rifirió Jesús acerca de sí mismo en respuesta a una pregunta de sus discípulos? Juan 14:6. “No hay muchos caminos que llevan al cielo. No puede cada uno escoger el suyo. Cristo dice: ‘Yo soy el camino.... Nadie viene al Padre, sino por mí.’ Desde que fue predicado el primer sermón evangélico, cuando en el Edén se declaró que la simiente de la mujer aplastaría la cabeza de la serpiente, Cristo ha sido enaltecido como el camino, la verdad y la vida. Él era el camino cuando Adán vivía, cuando Abel ofreció a Dios la sangre del cordero muerto, que representaba la sangre del Redentor. Cristo fue el camino por el cual los patriarcas y los profetas fueron salvos. Él es el único camino por el cual podemos tener acceso a Dios” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 618).PRIMER SEMESTRE 2013 59
    • 2. ¿Por qué es importante seguir este sendero único? Hechos 4:12; 1 Timoteo 2:5, 6. “Dios se acerca al hombre por medio de Jesucristo, el mediador, único medio por el cual perdona los pecados. Dios no puede perdonar los pecados en menoscabo de su justicia, su santidad y su verdad. Pero, perdona los pecados y lo hace plenamente. No hay pecados que no perdonará por medio del Señor Jesucristo. Esta es la única esperanza del pecador, y si descansa en ella con fe sincera, puede estar seguro del perdón pleno y gratuito. Hay sólo un canal y éste es accesible a todos y por medio de este canal el alma penitente y contrita recibe abundante perdón y hasta los pecados más negros son lavados” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 912).La Verdad3. ¿Quién es el fundamento de toda verdad? Juan 14:6; 18:37; 1:14. “Los que pretenden ser amantes de la verdad tienen los medios para ser mansos y humildes de corazón, como fue el gran Maestro. Los que han estado trabajando diligente- mente en las minas de la Palabra de Dios y han descubierto el precioso mineral en las ricas vetas de verdad, en los divinos misterios que han estado ocultos durante siglos, ensalzarán al Señor Jesús, la Fuente de toda verdad, revelando en sus caracteres el poder santificador de lo que creen. Jesús y su gracia deben ser entronizados en el santuario más íntimo del alma. Entonces Él será revelado en palabras, en oración, en exhortación, en la presentación de la sagrada verdad, pues éste es el gran secreto del éxito espiritual” (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 473, 474).4. ¿Quién nos puede instruir y guiar para permanecer en la verdad? Juan 15:26; 16:13; 1 Juan 5:6. “El Espíritu Santo exalta y glorifica al Salvador. Es su oficio presentar a Cristo, la pureza de su justicia y la gran salvación que tenemos por Él. Jesús dice: Él ‘tomará de lo mío, y os lo anunciará’ (S. Juan 16:14). El Espíritu de verdad es el único maestro eficaz de la verdad divina. ¡Cuánto no estimará Dios a la raza humana, siendo que dio a su Hijo para que muriese por ella y manda su Espíritu para que sea el maestro y continuo guía del hombre!” (El Camino a Cristo, pág. 91). “‘Cuando Él [el Espíritu de verdad] viniere redargüirá al mundo de pecado, y de justi- cia, y de juicio.’ La predicación de la palabra sería inútil sin la continua presencia y ayuda del Espíritu Santo. Este es el único maestro eficaz de la verdad divina. Únicamente cuando la verdad vaya al corazón acompañada por el Espíritu vivificará la conciencia o transfor- mará la vida” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 625).5. Cuando Jesús, la Verdad, mora en el cristiano, ¿cómo se revela? Efesios 5:9; 1 Juan 3:18, 19.60 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Cuando la verdad de Dios sea un principio permanente en el corazón, se asemejará a una fuente viva. Pueden hacerse tentativas para reprimirla, pero brotará en otro lugar; si está allí no puede ser reprimida. Cuando la verdad está en el corazón es un manantial de vida” (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 242).La Vida6. ¿En quién se encuentra, también, la preciosa energía de la vida? Juan 1:1-4; 5:26; 1 Juan 5:11. “‘En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres’ (Juan 1:4). No se especifica aquí la vida física, sino la inmortalidad, la vida que es exclusivamente la propiedad de Dios. El Verbo, que estaba con Dios y que era Dios, tenía esta vida. La vida física es algo que recibe cada individuo. No es eterna ni inmortal, pues la toma de nuevo Dios, el Dador de la vida. El hombre no tiene dominio sobre su vida. Pero la vida de Cristo no era prestada. Nadie podía quitársela. ‘Yo de mí mismo la pongo’ (Juan 10:18), dijo Él. En Él estaba la vida, original, no prestada, no derivada. Esa vida no es inherente en el hombre. Puede poseerla sólo mediante Cristo. No puede ganarla; le es dada como un don gratuito si cree en Cristo como su Salvador personal. ‘Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado’ (Juan 17:3). Esta es la fuente de vida abierta para el mundo” (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 348, 349). “Jesús declaró: ‘Yo soy la resurrección y la vida.’ En Cristo hay vida original, que no proviene ni deriva de otra. ‘El que tiene al Hijo tiene la vida.’ La divinidad de Cristo es la garantía que el creyente tiene de la vida eterna” (La Fe por la Cual Vivo, pág. 189).7. Cuando el Príncipe celestial entregó su vida por los pecadores, ¿la iba a perder? ¿Cuál es el don gratuito de Dios para el pecador arrepentido? Juan 10:17, 18; 20:31; Romanos 6:23. “Cuando la voz del poderoso ángel fue oída junto a la tumba de Cristo, diciendo: ‘Tu Padre te llama,’ el Salvador salió de la tumba por la vida que había en Él. Quedó probada la verdad de sus palabras: ‘Yo pongo mi vida, para volverla a tomar.... Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar.’… “Para el creyente, Cristo es la resurrección y la vida. En nuestro Salvador, la vida que se había perdido por el pecado es restaurada; porque Él tiene vida en sí mismo para vivifi- car a quienes Él quiera. Está investido con el derecho de dar la inmortalidad. La vida que Él depuso en la humanidad, la vuelve a tomar y la da a la humanidad.… “La vida está oculta con Cristo en Dios y ‘cuando Cristo, vuestra vida, se manifestare, entonces vosotros también seréis manifestados con Él en gloria’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 729-731).Meditación “Mas vanos son los sueños de progreso de los hombres, vanos todos sus esfuerzos por elevar a la humanidad, si menosprecian la única fuente de esperanza y amparo para laPRIMER SEMESTRE 2013 61
    • raza caída. ‘Toda dádiva buena y todo don perfecto’ (Santiago 1:17) es de Dios. No hay verdadera excelencia de carácter fuera de Él. Y el único camino para ir a Dios es Cristo, quien dice: ‘Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre sino por mí’ (S. Juan 14:6)” (El Camino a Cristo, pág. 19).Estudio personal “El Consolador es llamado el ‘Espíritu de verdad.’ Su obra consiste en definir y man- tener la verdad. Primero mora en el corazón como el Espíritu de verdad, y así llega a ser el Consolador. Hay consuelo y paz en la verdad, pero no se puede hallar verdadera paz ni consuelo en la mentira. Por medio de falsas teorías y tradiciones es como Satanás obtiene su poder sobre la mente. Induciendo a los hombres a adoptar normas falsas, tuerce el carácter. Por medio de las Escrituras, el Espíritu Santo habla a la mente y graba la verdad en el corazón. Así expone el error, y lo expulsa del alma. Por el Espíritu de verdad, obrando por la Palabra de Dios, es como Cristo subyuga a sí mismo a sus escogidos” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 624, 625). ***16Sábado, 20 de Abril 2013 El Pan de Vida “La sabiduría que proviene de Dios es el pan de vida. Son las hojas del árbol de la vida las que se usan para la sanidad de las naciones. La corriente de vida espiritual estremece al alma cuando las palabras de Cristo se creen y se ponen en práctica. Así es como somos hechos uno con Cristo. La experiencia débil y enfermiza se vuelve fuerte. Significa la vida eterna para nosotros, si mantenemos nuestra confianza firme desde el comienzo hasta el final. “Toda verdad ha de recibirse como la vida de Jesús. Ella nos purifica de toda impureza y prepara el alma para la presencia de Jesús. Cristo, la esperanza de gloria, se forma en el interior” (Alza tus Ojos, pág. 222).El pan de la presencia1. ¿Qué simbolizaba el pan de la presencia en los servicios del santuario? Éxodo 25:30. “El pan de la proposición se conservaba siempre ante la presencia del Señor como una ofrenda perpetua. De manera que formaba parte del sacrificio diario, y se llamaba ‘el pan de la proposición’ o el pan de la presencia, porque estaba siempre ante el rostro del Señor62 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • (Éxo. 25:30). Era un reconocimiento de que el hombre depende de Dios tanto para su alimento temporal como para el espiritual, y de que se lo recibe únicamente en virtud de la mediación de Cristo. En el desierto Dios había alimentado a Israel con el pan del cielo, y el pueblo seguía dependiendo de su generosidad, tanto en lo referente a las bendiciones tem- porales como a las espirituales. El maná, así como el pan de la proposición, simbolizaba a Cristo, el pan viviente, quien está siempre en la presencia de Dios para interceder por nosotros” (Patriarcas y Profetas, pág. 366).El Pan vivo2. ¿Cómo se llamó Cristo a sí mismo cuando las personas estaban interesadas en seguirle para obtener alimento temporal? Juan 6:35, 51. “El que había dado el maná estaba entre ellos. Era Cristo mismo quien había condu- cido a los hebreos a través del desierto, y los había alimentado diariamente con el pan del cielo. Este alimento era una figura del verdadero pan del cielo. El Espíritu que fluye de la infinita plenitud de Dios y da vida es el verdadero maná. Jesús dijo: ‘El pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.’ “Pensando todavía que Jesús se refería al alimento temporal, algunos de sus oyentes exclamaron: ‘Señor, danos siempre este pan.’ Jesús habló entonces claramente: ‘Yo soy el pan de vida’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 349).3. Después de pasar cuarenta años en el desierto, ¿qué respuesta dio Jesús a la tentación de Satanás? Mateo 4:4. “Toda promesa de la Palabra de Dios nos pertenece. Hemos de vivir de ‘toda palabra que sale de la boca de Dios.’ Cuando nos veamos asaltados por las tentaciones, no mire- mos las circunstancias o nuestra debilidad, sino el poder de la Palabra. Toda su fuerza es nuestra.… “La vida de Cristo, que da vida al mundo, está en su palabra. Fue por su palabra como Jesús sanó la enfermedad y echó los demonios; por su palabra calmó el mar y resucitó los muertos; y la gente dio testimonio de que su palabra era con autoridad. Él hablaba la palabra de Dios, como había hablado por medio de todos los profetas y los maestros del Antiguo Testamento. Toda la Biblia es una manifestación de Cristo, y el Salvador deseaba fijar la fe de sus seguidores en la Palabra. Cuando su presencia visible se hubiese retirado, la Palabra sería fuente de poder para ellos. Como su Maestro, habían de vivir ‘con toda palabra que sale de la boca de Dios’” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 99, 354).4. Así como el pan sostiene la existencia terrena, ¿cuál es la nutrición espiritual para la vida eterna? Juan 6:47-50. “El Salvador dijo: ‘Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y son muertos. Este es el pan que desciende del cielo, para que el que de el co- miere, no muera. Yo soy el pan vivo que he descendido del cielo: si alguno comiere dePRIMER SEMESTRE 2013 63
    • este pan, vivirá para siempre.’ Cristo añadió luego otra figura a ésta. Únicamente muriendo podía impartir vida a los hombres, y en las palabras que siguen señala su muerte como el medio de salvación. Dice: ‘El pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 352). “Así como necesitamos alimentos para sostener nuestras fuerzas físicas, también necesitamos a Cristo, el pan del cielo, para mantener la vida espiritual y para obtener energía con que hacer las obras de Dios. Y de la misma manera como el cuerpo recibe constantemente el alimento que sostiene la vida y el vigor, así el alma debe comunicarse sin cesar con Cristo, sometiéndose a ‘Él y dependiendo enteramente de Él” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 21).Santa comunión5. ¿En qué ocasión invitó Jesús a sus discípulos a comer pan? ¿Qué represen- taba el pan de la cena del Señor? 1 Corintios 11:23, 24. “¡Y cuánto más ciertas son las palabras de Cristo en cuanto a nuestra naturaleza espiri- tual! Él declara: ‘El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna.’ Es recibiendo la vida derramada por nosotros en la cruz del Calvario como podemos vivir la vida santa. Y esta vida la recibimos recibiendo su Palabra, haciendo aquellas cosas que Él ordenó. Así llegamos a ser uno con Él. ‘El que come mi carne –dice Él,–y bebe mi sangre, en mí permanece, y yo en él. Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.’ Este pasaje se aplica en un sentido especial a la santa comunión. Mientras la fe contempla el gran sacrificio de nuestro Señor, el alma asimila la vida espiritual de Cristo. Y esa alma recibirá fuerza espiritual de cada comunión. El rito forma un eslabón viviente por el cual el creyente está ligado con Cristo, y así con el Padre. En un sentido especial, forma un vínculo entre Dios y los seres humanos que dependen de Él” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 615, 616).6. ¿Qué significa comer la carne y beber sangre de Jesús? Juan 6:52-54, 40, 47; 1 Corintios 11:26. “Comer la carne y beber la sangre de Cristo es recibirle como Salvador personal, creyendo que perdona nuestros pecados, y que somos completos en Él. Contemplando su amor, y espaciándonos en Él, absorbiéndolo, es como llegamos a participar de su natura- leza. Lo que es el alimento para el cuerpo, debe serlo Cristo para el alma. El alimento no puede beneficiarnos a menos que lo comamos; a menos que llegue a ser parte de nuestro ser. Así también Cristo no tiene valor para nosotros si no le conocemos como Salvador personal. Un conocimiento teórico no nos beneficiará. Debemos alimentarnos de Él, reci- birle en el corazón, de tal manera que su vida llegue a ser nuestra vida. Debemos asimilar- nos su amor y su gracia” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 353). “Si practicamos las enseñanzas que nos dejó en su Palabra, estos principios se hacen carne en nuestra vida. Esto es lo que significa comer la carne de Cristo y beber su sangre. Diariamente hemos de prepararnos para la vida gloriosa, y cuando nos unamos con la familia de lo alto, no se nos darán lecciones nuevas, sino la continuación de las que Cristo dio a sus discípulos cuando estuvo aquí” (Alza tus Ojos, pág. 244).64 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Compartamos nuestro pan7. ¿Es suficiente pedir a nuestro Padre celestial el pan de cada día? Cuando recibimos nuestro pan diario, ¿qué debemos hacer? Mateo 6:11, 33; Ecle- siastes 11:1, 2. “La oración por el pan cotidiano incluye no solamente el alimento para sostener el cuerpo, sino también el pan espiritual que nutrirá el alma para vida eterna. Nos dice Jesús: ‘Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece’. ‘Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre’. “Hemos de orar día tras día para que, mientras leemos su Palabra, Dios nos envíe su Espíritu con el fin de revelarnos la verdad que fortalecerá nuestras almas para las necesi- dades del día. “Al enseñarnos a pedir cada día lo que necesitamos, tanto las bendiciones temporales como las espirituales, Dios desea alcanzar un propósito para beneficio nuestro. Quiere que sintamos cuánto dependemos de su cuidado constante, porque procura atraernos a una comunión íntima con Él” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 96). “El acto de Cristo al suplir las necesidades temporales de una muchedumbre ham- brienta, entraña una profunda lección espiritual para todos los que trabajan para Él. Cristo recibía del Padre; Él impartía a los discípulos; ellos impartían a la multitud; y las personas unas a otras. Así, todos los que están unidos a Cristo, recibirán de Él el pan de vida, el alimento celestial, y lo impartirán a otros” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 337).Meditación “Así como nuestra vida física es sostenida por el alimento, nuestra vida espiritual es sostenida por la palabra de Dios. Y cada alma ha de recibir vida de la Palabra de Dios para sí. Como debemos comer por nosotros mismos a fin de recibir alimento, así hemos de recibir la Palabra por nosotros mismos. No hemos de obtenerla simplemente por medio de otra mente. Debemos estudiar cuidadosamente la Biblia, pidiendo a Dios la ayuda del Espíritu Santo a fin de comprender su Palabra. Debemos tomar un versículo, y concen- trar el intelecto en la tarea de discernir el pensamiento que Dios puso en ese versículo para nosotros. Debemos espaciarnos en el pensamiento hasta que venga a ser nuestro y sepamos ‘lo que dice Jehová’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 354).Estudio personal “No hay agente humano que pueda proporcionar lo que satisfaga el hambre y la sed del alma. Pero dice Jesús: ‘He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo’. ‘Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás’. “Así como necesitamos alimentos para sostener nuestras fuerzas físicas, también necesitamos a Cristo, el pan del cielo, para mantener la vida espiritual y para obtener energía con que hacer las obras de Dios. Y de la misma manera como el cuerpo recibe constantemente el alimento que sostiene la vida y el vigor, así el alma debe comunicarsePRIMER SEMESTRE 2013 65
    • sin cesar con Cristo, sometiéndose a Él y dependiendo enteramente de Él” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 21). “Ajustarse a principios correctos significa poner en práctica fielmente los primeros cuatro y los últimos seis mandamientos. En obediencia a estos mandatos divinos comemos la carne y bebemos la sangre de Cristo, apropiándonos de todo lo que incluye la expiación llevada a cabo en el Calvario. Cristo permanecerá al lado de todos los que lo reciban como Salvador. A ellos les dará poder para convertirse en hijos de Dios” (Alza tus Ojos, pág. 194). ***17Sábado, 27 de Abril 2013 El Agua de Vida “Se extiende la invitación ‘a todos los sedientos: Venid a las aguas.’ Y esta invitación se repite en las últimas páginas de la santa Palabra. El río del agua de vida, ‘resplandecien- te como cristal,’ emana del trono de Dios y del Cordero; y la misericordioso invitación repercute a través de los siglos: ‘El que tiene sed, venga: y el que quiere, tome del agua de la vida de balde’ (Isa. 26:4, V.M.; 32:2; 41: 17; 44:3; 35:6; 55:1; Apoc. 22:17)” (Patriarcas y Profetas, pág. 438).El manantial de agua pura1. ¿Qué invitación extendió el Señor, hace muchos años, a los sedientos? ¿Quién es el verdadero manantial de agua pura? Isaías 55:1, primera parte. “Al modo como el viajero fatigado que, hallando en el desierto la buscada fuente, apaga su sed abrasadora, el cristiano buscará y obtendrá el agua pura de la vida, cuyo manantial es Cristo.… “Las palabras de Dios son las fuentes de la vida. Mientras buscamos estas fuentes vivas, el Espíritu Santo nos pondrá en comunión con Cristo. Verdades ya conocidas se presentarán a nuestra mente con nuevo aspecto; ciertos pasajes de las Escrituras revestirán nuevo significado, como iluminados por un relámpago; comprenderemos la relación entre otras verdades y la obra de redención, y sabremos que Cristo nos está guiando, que un Instructor divino está a nuestro lado” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 22).2. ¿Qué será esta agua para todo aquel que la beba, creyendo en el Señor? Juan 4:13, 14.66 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Jesús no quiso dar a entender que un solo sorbo del agua de vida bastaba para el que la recibiera. El que prueba el amor de Cristo, lo deseará en mayor medida de con- tinuo; pero no buscará otra cosa. Las riquezas, los honores y los placeres del mundo no le atraen más. El constante clamor de su corazón es: ‘Más de ti.’ Y el que revela al alma su necesidad, aguarda para satisfacer su hambre y sed. Todo recurso en que confíen los seres humanos, fracasará. Las cisternas se vaciarán, los estanques se secarán; pero nuestro Redentor es el manantial inagotable. Podemos beber y volver a beber, y siempre hallar una provisión de agua fresca. Aquel en quien Cristo mora, tiene en sí la fuente de bendición, ‘una fuente de agua que salte para vida eterna.’ De este manantial puede sacar fuerza y gracia suficientes para todas sus necesidades” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 157).Una fuente abierta y limpia3. ¿Qué otro profeta presenta la gran promesa del agua purificadora y sana- dora y qué propiedades contiene? Zacarias 13:1. “Cristo vino como el Gran Médico para sanar las heridas que el pecado había hecho en la familia humana, y su Espíritu, trabajando por medio de sus siervos, imparte al ser humano enfermo por el pecado y doliente, un gran poder sanador que es eficaz para el cuerpo y el alma. ‘En aquel tiempo habrá un manantial abierto para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, para la purificación del pecado y de la inmundicia’ (Zacarías 13:1). Las aguas de esta fuente contienen propiedades medicinales que sanarán las enfer- medades físicas y espirituales” (Consejos sobre la Salud, pág. 206).4. ¿En qué ocasión Jesús reiteró este simbolo del agua viva? Juan 7:37-39. “El Salvador utilizó este servicio simbólico para dirigir la atención del pueblo a las bendiciones que Él había venido a traerles. ‘En el postrer día grande de la fiesta’ se oyó su voz en tono que resonó por todos los ámbitos del templo, diciendo: ‘Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, ríos de agua viva correrán de su vientre.’ ‘Y esto –dice Juan– dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en Él’ (Juan 7:37-39). El agua refrescante que brota en tierra seca y estéril, hace florecer el desierto y fluye para dar vida a los que perecen, es un emblema de la gracia divina que sólo Cristo puede conceder, y que, como agua viva, purifica, refrigera y fortalece el alma. Aquel en quien mora Cristo tiene dentro de sí una fuente eterna de gracia y fortaleza. Jesús alegra la vida y alumbra el sendero de todos aquellos que le buscan de todo corazón. Su amor, recibido en el corazón, se manifestará en buenas obras para la vida eterna. Y no sólo bendice al alma de la cual brota, sino que la corriente viva fluirá en palabras y acciones justas, para refrescar a los sedientos que la rodean” (Patriarcas y Profetas, págs. 437, 438).El agua contaminada del mundo5. ¿Qué puede atraer, a veces, al pueblo de Dios? ¿Se nos recomienda beber de las fuentes mundanales? Jeremías 2:13.PRIMER SEMESTRE 2013 67
    • “El que trate de aplacar su sed en las fuentes de este mundo, bebe tan sólo para tener sed otra vez. Por todas partes, hay hombres que no están satisfechos. Anhelan algo que supla la necesidad del alma. Un solo Ser puede satisfacer esta necesidad. Lo que el mundo necesita, ‘el Deseado de todas las gentes,’ es Cristo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 157). “Aquellos que beben de los canales contaminados no ansian el agua de vida, pues están satisfechos con las cisternas rotas del mundo. Piensan que tienen los tesoros del conocimiento, cuando están acumulando madera, paja y hojarasca que no aporta ganancia ni es digna de retener” (Fundamentals of Christian Education, pág. 168).Llamada al alma sedienta6. ¿Qué invitación extiende Jesús a todos los sedientos? ¿Qué riesgo existe para aquellos que no responden al llamado? Apocalipsis 22:17; Juan 6:35, primera parte; Amos 8:11, 12. “El clamor que Cristo dirige al alma sedienta sigue repercutiendo, y llega a nosotros con más fuerza que a aquellos que lo oyeron en el templo en aquel último día de la fiesta. El manantial está abierto para todos. A los cansados y exhaustos se ofrece la refrigerante bebida de la vida eterna. Jesús sigue clamando: ‘Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.’ ‘Y el que tiene sed, venga: y el que quiere, tome del agua de la vida de balde.’ ‘Mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed: mas el agua que yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 418).Compartamos el agua recibida7. De modo que esta Agua fluya abundantemente en nosotros, ¿qué debemos hacer? Isaías 58:10, 11; Juan 7:38; Proverbios 11:25. “‘Dad, y se os dará’, porque la Palabra de Dios es una ‘fuente de huertos, pozo de aguas vivas, que corren del Líbano’. El corazón que probó el amor de Cristo, anhela ince- santemente beber de él con más abundancia, y mientras lo impartimos a otros, lo recibire- mos en medida más rica y copiosa. Cada revelación de Dios al alma aumenta la capacidad de saber y de amar. El clamor continuo del corazón es: ‘Más de ti’” (El Discurso Maestro de Jesuscristo, pág. 22). “Cada verdadero discípulo nace en el reino de Dios como misionero. El que bebe del agua viva, llega a ser una fuente de vida. El que recibe llega a ser un dador. La gracia de Cristo en el alma es como un manantial en el desierto, cuyas aguas surgen para refrescar a todos, y da a quienes están por perecer avidez de beber el agua de la vida” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 167).68 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Meditación “El corazón que recibe la palabra de Dios no es un estanque que se evapora ni es una cisterna rota que pierda su tesoro. Es como el arroyo de las montañas, alimentado por manantiales inagotables, cuyas aguas frescas y chispeantes saltan de roca en roca, refrigerando a los cansados, sedientos y cargados. Es como un río que fluye constante- mente, y a medida que avanza se va haciendo más hondo y más ancho, hasta que sus aguas vivificantes se extienden por toda la tierra. El arroyo que prosigue su curso cantando, deja detrás de sí sus dones de verdor y copiosos frutos. La hierba de sus orillas es de un verde más fresco; los árboles son más frondosos y las flores más abundantes. Mientras la tierra se desnuda y se obscurece bajo el calor que la afecta durante el verano, el curso del río es una raya de verdor en el panorama. “Así también sucede con el verdadero hijo de Dios. La religión de Cristo se revela como principio vivificante, como una energía espiritual viva y activa que lo compenetra todo. Cuando el corazón se abre a la influencia celestial de la verdad y del amor, estos prin- cipios vuelven a fluir como arroyos en el desierto, y hacen fructificar lo que antes parecía árido y sin vida” (Profetas y Reyes, págs. 175, 176).Estudio personal “El sacerdote había cumplido esa mañana la ceremonia que conmemoraba la acción de golpear la roca en el desierto. Esa roca era un símbolo de Aquel que por su muerte haría fluir raudales de salvación a todos los sedientos. Las palabras de Cristo eran el agua de vida. Allí en presencia de la congregada muchedumbre se puso aparte para ser herido, a fin de que el agua de la vida pudiese fluir al mundo. Al herir a Cristo, Satanás pensaba destruir al Príncipe de la vida; pero de la roca herida fluía agua viva. Mientras Jesús hablaba al pueblo, los corazones se conmovían con una extraña reverencia y muchos estaban dis- puestos a exclamar, como la mujer de Samaria: ‘Dame esta agua, para que no tenga sed’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 417). ***18Sábado, 4 de Mayo 2013 La Luz del Mundo “Podemos remontar la línea de los grandes maestros del mundo hasta donde alcanzan los anales humanos; pero la Luz estaba antes que ellos. Así como el brillo de la luna y las estrellas del sistema solar es reflejo de la luz del sol, también, en cuanta verdad contenga su enseñanza, reflejan los grandes pensadores del mundo los rayos del Sol de Justicia. Cada gema de pensamiento, cada destello del Intelecto, proviene de la Luz del mundo” (Obreros Evangélicos, pág. 51).PRIMER SEMESTRE 2013 69
    • La verdadera Luz1. ¿De qué modo se presenta Jesús a sí mismo? Juan 8:12. “Dios es luz; y en las palabras: ‘Yo soy la luz del mundo,’ Cristo declaró su unidad con Dios, y su relación con toda la familia humana. Era Él quien al principio había hecho ‘que de las tinieblas resplandeciese la luz.’ Él es la luz del sol, la luna y las estrellas. Él era la luz espiritual que mediante símbolos, figuras y profecías, había resplandecido sobre Israel. Pero la luz no era dada solamente para los judíos. Como los rayos del sol penetran hasta los remotos rincones de la tierra, así la luz del Sol de justicia brilla sobre toda alma” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 429). “‘Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús’. Si os esforzáis con toda humildad por comprender cuál es el sentir de Cristo, no seréis dejados en oscuri- dad. Jesús dice: ‘El que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida’” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 915).2. ¿Aceptan la luz todos los que son iluminados? ¿Cuál es la consecuencia? Juan 1:9-13; 3:19-21. “Debemos andar en la luz que resplandece sobre nosotros. De otra manera esa luz se trocará en tinieblas. Dios exige que manifestemos al mundo, por medio; de nuestro carácter y nuestras obras, una medida del espíritu de unión que esté de acuerdo con las ver- dades sagradas que profesamos, y con el espíritu de las profecías que se están cumpliendo en estos postreros días. La verdad que hemos comprendido y la luz que ha resplandecido sobre nuestra alma nos juzgarán y condenarán si nos apartamos de ellas y nos negamos a ser guiados por ellas” (Joyas de los Testimonios, tomo 1, pág. 91). “No es Dios quien ciega los ojos de los hombres y endurece su corazón. Él les manda luz para corregir sus errores, y conducirlos por sendas seguras; es por el rechazamiento de esta luz como los ojos se ciegan y el corazón se endurece. Con frecuencia, esto se realiza gradual y casi imperceptiblemente. Viene luz al alma por la Palabra de Dios, por sus sier- vos, o por la intervención directa de su Espíritu; pero cuando un rayo de luz es despre- ciado, se produce un embotamiento parcial de las percepciones espirituales, y se discierne menos claramente la segunda revelación de la luz. Así aumentan las tinieblas, hasta que anochece en el alma” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 289).La única luz que ilumina el sendero3. ¿De dónde procede esta preciosa luz? ¿Qué es especifico acerca de la autén- tica luz? Salmo 119:105; Proverbios 4:18. “Existe sólo una verdadera religión, sólo un camino al cielo, sólo una luz para ilu- minar la senda a medida que los peregrinos avanzan de prisa. En tanto prosigamos en el conocimiento del Señor, reconoceremos a cada paso que Cristo es la ‘Luz del mundo’, que Él es ‘el Camino, la Verdad, y la Vida’; y veremos que la senda por la que nos pide que transitemos es ‘como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto’ (Prov. 4:18)” (Alza tus Ojos, pág. 231).70 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Para llegar al conocimiento de la verdad, debemos tener un deseo sincero de conocer la verdad y buena voluntad en el corazón para obedecerla.… “En vez de discutir y cavilar tocante a aquello que no entendáis, aprovechad la luz que ya brilla sobre vosotros y recibiréis mayor luz. Mediante la gracia de Cristo, cumplid todos los deberes que hayáis llegado a entender y seréis capaces de entender y cumplir aquellos de los cuales todavía dudáis” (El Camino a Cristo, pág. 113).4. ¿Es importante cómo caminamos en la Luz? 1 Juan 1:7; Colosenses 2:6. “Se necesitan vigilancia constante y ferviente y amante devoción. Pero ellas se presen- tarán naturalmente cuando el alma es preservada por el poder de Dios, mediante la fe. No podemos hacer nada, absolutamente nada para ganar el favor divino. No debemos confiar absolutamente en nosotros mismos ni en nuestras buenas obras. Sin embargo, cuando vamos a Cristo como seres falibles y pecaminosos, podemos hallar descanso en su amor. Dios aceptará a cada uno que acude a Él confiando plenamente en los méritos de un Sal- vador crucificado. El amor surge del corazón. Puede no haber un éxtasis de sentimientos, pero hay una confianza pacífica permanente. Toda carga se hace liviana, pues es fácil el yugo que impone Cristo. El deber se convierte en una delicia, y el sacrificio en un placer. La senda que antes parecía envuelta en tinieblas se hace brillante con los rayos del Sol de Justicia. Esto es caminar en la luz como Cristo está en la luz” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 415).Una misión mundial5. ¿Qué solicita Jesús de sus discípulos? Mateo 5:16. “Los seguidores de Cristo han de ser más que una luz entre los hombres. Son la luz del mundo.… Como Cristo era el medio de revelar al Padre, hemos de ser los medios de revelar a Cristo. Aunque el Salvador es la gran fuente de luz, no olvidéis, cristianos, que se revela mediante la humanidad. Las bendiciones de Dios se otorgan por medio de instru- mentos humanos. Cristo mismo vino a la tierra como Hijo del hombre. La humanidad, unida con la naturaleza divina, debe relacionarse con la humanidad. La iglesia de Cristo, cada individuo que sea discípulo del Maestro, es un conducto designado por el cielo para que Dios sea revelado a los hombres.… “De igual manera han sido puestos los discípulos de Cristo como portaluces en el camino al cielo. Por su medio, la misericordia y la bondad del Padre se manifiestan a un mundo sumido en la oscuridad de una concepción errónea de Dios. Al ver sus obras buenas, otros se sienten inducidos a dar gloria al Padre celestial; porque resulta manifiesto que hay en el trono del universo un Dios cuyo carácter es digno de alabanza e imitación” (El Discurso Maestro de Jesucristo, págs. 37, 38).Portadores de luz en el mundo6. ¿Con qué compara el Señor a sus discípulos, que proclaman fielmente el triple mensaje angélico? Filipenses 2:14, 15; Efesios 5:8; 1 Timoteo 4:15.PRIMER SEMESTRE 2013 71
    • “Dios exige que sus hijos brillen como luminarias en el mundo. No se exige que lo hagan solamente los ministros, sino todo discípulo de Cristo. Su conversación debe ser celestial. Y mientras disfrutan de la comunión con Dios, querrán tener un intercambio con sus semejantes, a fin de expresar por medio de sus palabras y hechos el amor de Dios que anima sus corazones. De esta manera serán luces en el mundo, y la luz transmitida por su intermedio no se apagará” (Servicio Cristiano, pág. 27). “En un sentido muy especial, los adventistas del séptimo día han sido colocados en el mundo como centinelas y transmisores de luz. A ellos ha sido confiada la tarea de dirigir la última amonestación a un mundo que perece. La Palabra de Dios proyecta sobre ellos una luz maravillosa. Una obra de la mayor importancia les ha sido confiada: proclamar los mensajes del primero, segundo y tercer ángeles. Ninguna otra obra puede ser comparada con ésta y nada debe desviar nuestra atención de ella” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 288).7. Al extenderse las tinieblas, ¿cómo brillarán los verdaderos cristianos en este mundo considerando la segunda venida de Cristo? Isaías 60:1; Daniel 12:3. “… Y en la hora de la más profunda apostasía, cuando se esté realizando el supremo esfuerzo de Satanás para que ‘todos, . . . pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y siervos’ (Apoc. 13:16), reciban, so pena de muerte, la señal de lealtad a un falso día de reposo, estos fieles, ‘irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin culpa,’ resplandecerán ‘como luminares en el mundo.’ (Filip. 2:15.) Cuanto más obscura sea la noche, mayor será el esplendor con que brillarán” (Profetas y Reyes, pág. 141). “‘Levántate, resplandece; que ha venido tu lumbre, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti’(Isa. 60:1) Cristo viene con poder y grande gloria. Viene con su propia gloria, y con la del Padre. Y le acompañarán los santos ángeles. Mientras todo el mundo esté sumido en tinieblas, habrá luz en toda morada de los santos. Percibirán la primera vis- lumbre de su segunda aparición. Una luz sin sombra brillará de su resplandor, y Cristo el Redentor será admirado por todos los que le sirvieron. Mientras huyan los impíos, los que siguieron a Cristo se regocijarán en su presencia” (Profetas y Reyes, págs. 531, 532).Meditación “¿Qué es la luz? Es piedad, bondad, verdad, amor; es la revelación de la verdad en el carácter y en la vida. El Evangelio depende de la piedad personal de los creyentes para su poder agresivo, y Dios ha hecho provisión por medio de la muerte de su Hijo amado, para que toda alma fuera ampliamente equipada para toda buena obra. Toda alma ha de ser una luz brillante, que muestre las alabanzas de Aquel que nos ha llamado de las tinieblas a su luz maravillosa. ‘Porque nosotros coadjutores somos de Dios.’ Sí, colaboradores; esto significa realizar ferviente servicio en la viña del Señor. Hay almas que deben ser salvadas, almas en nuestras iglesias, en nuestras escuelas sabáticas y en nuestro vecindario” (Servi- cio Cristiano, pág. 27).72 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Estudio personal “Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: ‘Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto…’ (Hebreos 3:7). “Las pruebas soportadas con paciencia, las bendiciones recibidas con gratitud, las ten- taciones resistidas valerosamente, la mansedumbre, la bondad, la compasión y el amor revelados constantemente son las luces que brillan en el carácter, en contraste con la oscu- ridad del corazón egoísta, en el cual jamás penetró la luz de la vida” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 41). ***19Sábado, 11 de Mayo 2013 El Gran Médico “Dios es el único que puede sanar. Aquellos cuyas mentes y cuerpos están enfermos han de ver en Cristo al restaurador. ‘Porque yo vivo –dice,–y vosotros también viviréis’ (S. Juan 14:19). Esta es la vida que debemos ofrecer a los enfermos, diciéndoles que si creen en Cristo como el restaurador, si cooperan con Él, obedeciendo las leyes de la salud y pro- curando perfeccionar la santidad en el temor de Él, les impartirá su vida. Al presentarles así al Cristo, les comunicamos un poder, una fuerza valiosa, procedente de lo alto. Esta es la verdadera ciencia de curar el cuerpo y el alma” (El Ministerio de Curación, pág. 187).Esperanza para el enfermo1. ¿En qué condición se encuentran hoy la mayoría de las personas? ¿Hay alguna esperanza de curación? Isaías 1:5, última parte, 6. “Este mundo es un vasto lazareto, pero Cristo vino para sanar a los enfermos y procla- mar liberación a los cautivos de Satanás. Él era en sí mismo la salud y la fuerza. Impartía vida a los enfermos, a los afligidos, a los poseídos de los demonios. No rechazaba a nin- guno que viniese para recibir su poder sanador. Sabía que aquellos que le pedían ayuda habían atraído la enfermedad sobre sí mismos; sin embargo no se negaba a sanarlos. Y cuando la virtud de Cristo penetraba en estas pobres almas, quedaban convencidas de pecado, y muchos eran sanados de su enfermedad espiritual tanto como de sus dolencias físicas. El Evangelio posee todavía el mismo poder, y ¿por qué no habríamos de presenciar hoy los mismos resultados?” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 763).2. ¿Por qué vino Jesus a la tierra? Mateo 9:12; 4:23.PRIMER SEMESTRE 2013 73
    • “Cristo vino a este mundo y vivió conforme a la ley de Dios para que el hombre pudiera dominar perfectamente las inclinaciones naturales que corrompen el alma. Él es el Médico del alma y del cuerpo y da la victoria sobre las pasiones guerreantes. Ha provisto todo medio para que el hombre pueda poseer un carácter perfecto.… “Cristo es el mismo médico compasivo que cuando desempeñaba su ministerio terre- nal. En Él hay bálsamo curativo para toda enfermedad, poder restaurador para toda dolen- cia” (El Ministerio de Curación, págs. 92, 172).Poder sanador de Jesús3. ¿A través de que poder curaba Jesús? Salmo 107:19, 20; 2 Reyes 20:4, 5; Mateo 8:8. “El mismo poder que Cristo ejerció cuando andaba entre los hombres se encuentra en su Palabra. Con ella curaba las enfermedades y echaba fuera demonios; con ella sosegaba el mar y resucitaba a los muertos; y el pueblo atestiguó que su palabra iba revestida de poder. El predicaba la Palabra de Dios, la misma que había dado a conocer a todos los profetas y maestros del Antiguo Testamento. La Biblia entera es una manifestación de Cristo.… “En sus milagros, el Salvador manifestaba el poder que actúa siempre en favor del hombre, para sostenerle y sanarle. Por medio de los agentes naturales, Dios obra día tras día, hora tras hora y en todo momento, para conservarnos la vida, fortalecernos y restau- rarnos. Cuando alguna parte del cuerpo sufre perjuicio, empieza el proceso de curación; los agentes naturales actúan para restablecer la salud. Pero lo que obra por medio de estos agentes es el poder de Dios. Todo poder capaz de dar vida procede de Él. Cuando alguien se repone de una enfermedad, es Dios quien lo sana” (El Ministerio de Curación, págs. 84, 75, 76).4. ¿Cuál es la invitación aún hoy? Mateo 11:28-30. “El amor que Cristo infunde en todo nuestro ser es un poder vivificante. Da salud a cada una de las partes vitales: el cerebro, el corazón y los nervios. Por su medio las energías más potentes de nuestro ser despiertan y entran en actividad. Libra al alma de culpa y tristeza, de la ansiedad y congoja que agotan las fuerzas de la vida. Con Él vienen la serenidad y la calma. Implanta en el alma un gozo que nada en la tierra puede destruir: el gozo que hay en el Espíritu Santo, un gozo que da salud y vida. “Las palabras de nuestro Salvador: ‘Venid a mí,… que yo os haré descansar’ (S. Mateo 11:28), son una receta para curar las enfermedades físicas, mentales y espirituales. A pesar de que por su mal proceder los hombres han atraído el dolor sobre sí mismos, Cristo se compadece de ellos. En Él pueden encontrar ayuda. Hará cosas grandes en beneficio de quienes en Él confíen” (El Ministerio de Curación, págs. 78, 79).Médico del alma5. ¿Es Jesús sólo Médico del cuerpo? ¿Cuáles son sus palabras a los enfermos? Salmo 103:3, 4; Mateo 9:2.74 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Muchos de los que acudían a Cristo en busca de ayuda habían atraído la enfermedad sobre sí, y sin embargo Él no rehusaba sanarlos. Y cuando estas almas recibían la virtud de Cristo, reconocían su pecado, y muchos se curaban de su enfermedad espiritual al par que de sus males físicos”(El Ministerio de Curación, pág. 49). “Hay remedio para el alma enferma de pecado. Ese remedio es Jesús. ¡Precioso Salva- dor! Su gracia es suficiente para el más débil; y el más fuerte también debe tener su gracia o perecerá” (La Maravillosa Gracia, pág. 87).6. ¿Cuál es la prescripción del Médico divino para la salud del cuerpo, mente y alma? ¿Qué motivará a otros a buscar este Médico? Juan 6:51; Jeremías 15:16; Romanos 10:14. “A fin de tener salud y vitalidad en el alma, el Médico divino prescribe comunión con Él. Debemos sentamos a sus pies y aprender de Él cómo ser mansos y humildes de corazón. La salud espiritual depende del alimento que se da a la mente y del aire que se respira. “El alma necesita alimento, y a fin de conseguirlo, debe estudiarse la Palabra de Dios. Para curar la enfermedad es esencial inspirar aire puro. Y no es menos esencial que la atmósfera que respiramos en la vida espiritual sea pura. Esto es imprescindible para el crecimiento saludable en la gracia. Respiren la atmósfera pura que produce pensamientos puros y palabras nobles. Escojan asociarse con los cristianos. El cristiano no tendrá salud espiritual a menos que sea cuidadoso con respecto a sus compañías” (Alza tus Ojos, pág. 172).7. ¿Qué intrucción impartía Jesús a aquellos que había sanado o perdonado? Juan 5:14; 8:11. “Al curar las enfermedades, Cristo decía muchas veces a los enfermos: ‘No peques más, porque no te venga alguna cosa peor’ (S. Juan 5:14). Así les enseñaba que habían atraído su dolencia sobre si al transgredir las leyes de Dios, y que la salud no puede con- servarse sino por medio de la obediencia. “El médico debe enseñar a sus pacientes que han de cooperar con Dios en la obra de restauración. El médico echa cada vez más de ver que la enfermedad resulta del pecado. Sabe que las leyes de la naturaleza son tan ciertamente divinas como los preceptos del Decálogo, y que sólo por la obediencia a ellas puede recuperarse o conservarse la salud. Él ve que muchos sufren los resultados de sus hábitos perjudiciales cuando podrían recobrar la salud si hiciesen lo que está a su alcance para su restablecimiento. Es necesario ense- ñarles que todo hábito que destruye las energías físicas, mentales o espirituales, es pecado, y que la salud se consigue por la obediencia a las leyes que Dios estableció para bien del género humano” (El Ministerio de Curación, págs. 76, 77).Meditación “El único remedio para los pecados y dolores de los hombres es Cristo. Unicamente el Evangelio de su gracia puede curar los males que azotan a la sociedad… Solamente ÉlPRIMER SEMESTRE 2013 75
    • da un nuevo corazón de amor en lugar del corazón egoísta de pecado” (La Maravillosa Gracia, pág. 25). “La curación física va enlazada con la misión de predicar el Evangelio. En la obra del Evangelio, jamás deben ir separadas la enseñanza y la curación.… “La proclamación del Evangelio a todo el mundo es la obra que Dios ha encomendado a los que llevan su nombre. El Evangelio es el único antídoto para el pecado y la miseria de la tierra. El dar a conocer a toda la humanidad el mensaje de la gracia de Dios es la primera tarea de los que conocen su poder curativo” (El Ministerio de Curación, pág. 100).Estudio personal “El Salvador asistía tanto al alma como al cuerpo. El Evangelio que enseñó fue un mensaje de vida espiritual y de restauración física. La salvación del pecado y la curación de la enfermedad iban enlazadas” (El Ministerio de Curación, pág. 75). • Mateo 20:32 • Lucas 18:41 “Así sucede con la lepra del pecado, tan profundamente arraigada, tan mortífera, tan imposible de curar por el poder humano. ‘Toda cabeza está enferma, y todo corazón doliente. Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa ilesa, sino herida, hinchazón y podrida llaga’ (Isaías 1:5, 6.) Pero Jesús, al humanarse, no se contamina. Su presencia es virtud curativa para el pecador. Cualquiera que se postre a sus pies, diciéndole con fe: ‘Señor, si quisieras, puedes limpiarme,’ oirá esta respuesta: ‘Quiero: sé limpio’ … “El renunciar a la satisfacción dañina de los apetitos impone sacrificios. Pero al fin se verá que, si no se le pone trabas, la naturaleza desempeña su obra con acierto y los que perseveren en la obediencia a sus leyes encontrarán recompensa en la salud del cuerpo y del espíritu” (El Ministerio de Curación, págs. 45, 89). ***20Sábado, 18 de Mayo 2013 El Maestro Divino “Cristo fue el mayor Maestro que el mundo conoció jamás. Vino a esta tierra para difundir los brillantes rayos de la verdad, a fin de que los hombres pudiesen adquirir ido- neidad para el cielo. ‘Para esto he venido al mundo –declaró–, para dar testimonio a la verdad’ (Juan 18:37). Vino para revelar el carácter del Padre, a fin de que los hombres pudiesen ser inducidos a adorarle en espíritu y en verdad” (Consejos para los Maestros, Padres y Alumnos, pág. 246).76 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • La niñez del Maestro divino1. ¿De quién recibió Jesús, el Maestro divino, su educación? Lucas 2:51, 52. “El niño Jesús no recibió instrucción en las escuelas de las sinagogas. Su madre fue su primera maestra humana. De labios de ella y de los rollos de los profetas, aprendió las cosas celestiales. Las mismas palabras que Él había hablado a Israel por medio de Moisés, le fueron enseñadas sobre las rodillas de su madre. Y al pasar de la niñez a la adolescencia, no frecuentó las escuelas de los rabinos. No necesitaba la instrucción que podía obtenerse de tales fuentes, porque Dios era su instructor.… “Puesto que Él adquirió saber como nosotros podemos adquirirlo, su conocimiento íntimo de las Escrituras nos demuestra cuán diligentemente dedicó sus primeros años al estudio de la Palabra de Dios. Delante de Él se extendía la gran biblioteca de las obras de Dios. El que había hecho todas las cosas, estudió las lecciones que su propia mano había escrito en la tierra, el mar y el cielo. Apartado de los caminos profanos del mundo, adquiría conocimiento científico de la naturaleza” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 50, 51).Sus enseñanzas2. ¿A qué libro se refirió Jesús como auténtico y con autoridad? ¿Qué usaba, a menudo, en sus enseñanzas? Lucas 24:27; 10:26; Mateo 13:34, 35. “Empezando con Moisés, alfa de la historia bíblica, Cristo expuso en todas las Escritu- ras las cosas concernientes a Él.… “Así el mensaje evangélico, tal como lo daba el Salvador mismo, se basaba en las profecías” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 739, 200). “El gran Maestro puso a sus oyentes en contacto con la naturaleza, para que oyeran la voz que habla en todas las cosas creadas, y a medida que sus corazones se hacían más sensibles y sus mentes más receptivas, les ayudaba a interpretar la enseñanza espiritual de las escenas que contemplaban sus ojos. Las parábolas, por medio de las cuales le gustaba enseñar lecciones de verdad, muestran cuán abierto estaba su espíritu a las influencias de la naturaleza y cómo le agradaba extraer la enseñanza espiritual del ambiente en que transcurría la vida diaria” (La Educación, pág. 102).3. ¿Enseñaba Jesús solo durante las reuniones o aprovechaba muchas opor- tunidades diferentes? ¿Cuál era el objetivo del Maestro divino? Marcos 2:15; Juan 4:7; Lucas 10:38, 39; Mateo 18:11. “Jesús veía en toda alma un ser que debía ser llamado a su reino. Alcanzaba el corazón de la gente yendo entre ella como quien desea su bien. La buscaba en las calles, en las casas privadas, en los barcos, en la sinagoga, a orillas del lago, en la fiesta de bodas. Se encontraba con ella en sus ocupaciones diarias y manifestaba interés en sus asuntos secu- lares. Llevaba sus instrucciones hasta la familia, poniéndola, en el hogar, bajo la influencia de su presencia divina. Su intensa simpatía personal le ayudaba a ganar los corazones” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 125, 126).PRIMER SEMESTRE 2013 77
    • “En Él se hallaba el ideal perfecto. “Cristo vino al mundo para revelar este ideal como el único y verdadero blanco de nuestros esfuerzos; para mostrar lo que todo ser humano debiera ser; lo que llegarían a ser por medio de la morada de la divinidad en la humanidad todos los que lo recibieran. Vino a mostrar de qué manera deben ser educados los hombres como conviene a hijos de Dios; cómo deben practicar en la tierra los principios, y vivir la vida del cielo” (La Educación, págs. 73, 74).4. ¿Qué se puede decir acerca de su enseñanza? ¿Cuál era su doble clave para tener éxito como Maestro? Juan 5:39; 15:10, última parte, 13:15. “Su enseñanza abarcaba las cosas del tiempo y la eternidad, las cosas visibles en su relación con las invisibles, los incidentes pasajeros de la vida común, y los solemnes sucesos de la vida futura. “Establecía la verdadera relación que existe entre las cosas de esta vida, como subor- dinadas a las de interés eterno, pero no ignoraba su importancia. Enseñaba que el cielo y la tierra están ligados, y que el conocimiento de la verdad divina prepara mejor al hombre para desempeñar los deberes de la vida diaria.… “El que trata de transformar a la humanidad, debe comprender a la humanidad. Solo por la simpatía, la fe y el amor, pueden ser alcanzados y elevados los hombres. En esto Cristo se revela como el Maestro de los maestros: De todos los que alguna vez vivieran en la tierra, Él sólo posee una perfecta comprensión del alma humana. “Practicaba lo que enseñaba.… Así, las palabras de Cristo tuvieron en su vida una ilustración y un apoyo perfectas. Y más aún, Él era lo que enseñaba. Sus palabras no sólo eran la expresión de la experiencia de su propia vida, sino de su propio carácter. No sólo enseñó la verdad; Él era la verdad. Eso fue lo que dio poder a su enseñanza” (La Edu- cación, págs. 82, 78).El verdadero Rabino5. ¿Qué enseñó Jesús a evitar a sus seguidores con el fin de no atraer la aten- ción a sí mismos? Mateo 23:7, 8. “Antes, todas sus obras hacen para ser mirados de los hombres; porque ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas; y las salutaciones en las plazas, y ser llamados de los hombres Rabbí, Rabbí. Mas vosotros, no queráis ser llamados Rabbí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo; … “También reprendió la vanidad manifestada al codiciar el título de rabino o maestro. Declaró que este título no pertenecía a los hombres, sino a Cristo. Los sacerdotes, escribas, gobernantes, expositores y administradores de la ley, eran todos hermanos, hijos de un mismo Padre. Jesús enseñó enfáticamente a la gente que no debía dar a ningún hombre un título de honor que indicase su dominio de la conciencia y la fe” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 564, 565).78 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Los oyentes de Jesús6. ¿Quién se encontraba a menudo entre la audencia de Jesús? ¿Cómo re- accionaban a menudo los oyentes? Marcos 12:37, última parte; Juan 7:46; Mateo 7:28, 29. “No sólo hablaba para toda la humanidad, sino a ella misma. Su mensaje alcanzaba al niñito en la alegría de la mañana de su vida; al corazón ansioso e inquieto de la juventud; a los hombres, que en la plenitud de sus años llevaban la carga de la responsabilidad, a los ancianos en su debilidad y cansancio. Su mensaje era para todos; para todo ser humano, de todo país y toda época” (La Educación, pág. 82). “Acerca de la enseñanza de Cristo se dice: ‘Y gran multitud del pueblo le oía de buena gana’ (Mar. 12:37). ‘¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre!’ (Juan 7:46), declararon los alguaciles enviados a apresarlo. Sus palabras reconfortaban y bendecían a los que anhelaban la paz que Él solo podía dar. Había en sus palabras algo que elevaba a sus oyentes a un nivel más alto de pensamiento y acción” (Consejos para los Maestros, Padres y Alumnos, pág. 246).7. Aunque las personas se admiraban de la enseñanza de Jesús, ¿cómo re- accionaban algunos y por qué? Juan 7:14-17. “Nunca llegará el tiempo en que la sombra de Satanás no atraviese nuestra senda. Porque con ello el enemigo trata de ocultar la luz del Sol de justicia. Pero nuestra fe debe atravesar esta sombra” (Obreros Evangélicos, págs. 280, 281). “Cuando nos encontramos profundamente ensombrecidos es porque Satanás se ha interpuesto entre nosotros y los brillantes rayos del Sol de Justicia. En los momentos de tribulación este resplandor se eclipsa y no entendemos por qué nos da la impresión de que la seguridad desaparece. Se nos induce a mirar al yo, y eso nos impide recibir el consuelo que hay en la cruz no en su sombra­ para nosotros. Nos quejamos del camino, y apartamos ­ nuestra mano de la de Cristo. Pero a veces el favor de Dios irrumpe repentinamente en el alma, y las sombras se disipan. Vivamos a la luz de la cruz del Calvario. No moremos más en las sombras, quejándonos de nuestros dolores, porque eso sólo aumenta nuestra tribulación” (Mente, Carácter y Personalidad, tomo 2, pág. 843).Meditación “Los que siguen a Jesús le agradan cuando muestran que, aunque humanos, son partícipes de la naturaleza divina. No son estatuas, sino hombres y mujeres vivientes. Su corazón, refrigerado por los rocíos de la gracia divina, se abre y expande bajo la influencia del Sol de justicia. Reflejan sobre otros, en obras iluminadas por el amor de Cristo, la luz que resplandece sobre ellos mismos” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 127). “Los cristianos son las gemas de Cristo, compradas a un precio infinito. Deben res- plandecer brillantemente para Él, reflejando la luz de su hermosura. Y han de recordar siempre que todo el lustre que posee el carácter cristiano proviene del Sol de Justicia” (Alza Tus Ojos, pág. 370). ***PRIMER SEMESTRE 2013 79
    • 21Sábado, 25 de Mayo 2013 El Amigo de Niños y Madres “El Salvador mira con infinita ternura las almas que compró con su sangre. Pertenecen a su amor. Las mira con indecible cariño. Su corazón anhela alcanzar, no sólo a los mejor educados y atractivos, sino también a los que por herencia y descuido presentan rasgos de carácter poco lisonjeros” (El Ministerio de Curación, pág. 28).La niñez de Jesús1. ¿Qué se conoce acerca de la niñez y juventud de Jesús? ¿Por qué puede ser el Amigo de niños y jóvenes? Lucas 2:40. “Había algunos que buscaban su sociedad, sintiéndose en paz en su presencia; pero muchos le evitaban, porque su vida inmaculada los reprendía. Sus jóvenes compañeros le instaban a hacer como ellos. Era de carácter alegre; les gustaba su presencia, y daban la bienvenida a sus prontas sugestiones; pero sus escrúpulos los impacientaban, y le declara- ban estrecho de miras. Jesús contestaba: Escrito está: ‘¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.’ ‘En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti.’ “… Cuando le preguntaban por qué no participaba en las diversiones de la juventud de Nazaret, decía: Escrito está: ‘Heme gozado en el camino de tus testimonios, como sobre toda riqueza. En tus mandamientos meditaré, consideraré tus caminos. Recrearéme en tus estatutos: no me olvidaré de tus palabras’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 69).2. ¿Qué revela su cercano contacto con la naturaleza? Habiendo siendo un niño, ¿cómo se regocijaba con los niños pequeños? Lucas 12:27. “Cuando los niños recogían las flores silvestres que crecían tan abundantemente a su alrededor y se apiñaban para presentárselas como pequeñas ofrendas, las recibía alegre- mente, les sonreía y expresaba su gozo al ver tanta variedad de flores. “Estos niños eran su herencia. Sabemos que vino para rescatarlos del enemigo me- diante su muerte sobre la cruz del Calvario. Les habló palabras que guardaron en sus corazones. Se sintieron gozosos al pensar que apreciaba sus dones y les hablaba en forma tan amorosa. “Cristo observaba a los niños en sus juegos, y a menudo expresaba su aprobación cuando obtenían una victoria inocente en alguna cosa que estaban decididos a hacer. Entonó cantos para esos niños utilizando palabras dulces y benditas. Ellos sabían que los amaba. Nunca les frunció el ceño. Compartió sus gozos y tristezas infantiles. A menudo recogía flores y después de señalarles su belleza, se las dejaba como regalo. Él había hecho las flores y se deleitaba en señalar su hermosura.80 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Se ha dicho que Jesús nunca sonrió. Esto no es exacto. Un niño en su inocencia y pureza hacía brotar de sus labios un cántico de gozo” (Alza tus Ojos, pág. 55).Jesús curó y bendijo a los niños pequeños3. ¿Qué episodio se describe cuando niños pequeños fueron llevados ante Él para ser bendecidos? Mateo 19:13-15. “Cuando venían las madres a Él con sus pequeñuelos, los discípulos las miraban con desagrado. Pensaban que esos niños eran demasiado tiernos para recibir beneficio de una visita a Jesús, y concluían que su presencia le desagradaba. Pero los discípulos eran quienes incurrían en su desagrado. El Salvador comprendía los cuidados y la carga de las madres que estaban tratando de educar a sus hijos de acuerdo con la Palabra de Dios. Había oído sus oraciones. Él mismo las había atraído a su presencia.… “Así se reunieron varias madres, con sus pequeñuelos. Algunos de los niños ya habían pasado de la infancia a la niñez y a la adolescencia. Cuando las madres expresaron su deseo, Jesús oyó con simpatía la tímida petición.… “Tomó a los niños en sus brazos, puso las manos sobre ellos y les dio la bendición que habían venido a buscar” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 472).4. ¿De qué otro modo demostró Jesús cuidado especial por los niños? Mateo 17:18; 15:28; Juan 4:51, 52. “Permita que el ojo de la fe se posesione de la escena. Observe a las madres tratando de llegar a Él, pálidas, cansadas, casi desesperadas, pero determinadas y perseverantes, sosteniendo en sus brazos su carga de sufrimiento. “Mientras estas personas anhelantes, son empujadas hacia atrás, Cristo avanza hacia ellas paso a paso, hasta llegar a su lado. Lágrimas de alegría y esperanza fluyen libremente porque la atención de Jesús se dirige hacia ellas, y en sus ojos ven expresada la más tierna compasión y amor tanto por las debilitadas madres como por los dolientes niños. Las invita a tener confianza, diciendo: ‘¿Qué puedo hacer por ti?’ La madre entre sollozos expresa su gran anhelo: ‘Señor, sana a mi hijo’. Había manifestado su fe abriéndose paso hacia Él, aunque no sabia que Él se estaba dirigiendo hacia ella. Cristo toma al niño en sus brazos. Pronuncia la palabra, y la enfermedad huye ante su toque. La palidez de muerte desaparece. La corriente de vida fluye a través de sus venas. Los músculos reciben vigor” (Alza tus Ojos, pág. 24).5. ¿Cuándo y de qué modo especial los niños sanados alabaron a Jesús, más tarde? Mateo 21:9, 15, 16. “Los niños eran los primeros en regocijarse. Jesús había sanado sus enfermedades; los había estrechado en sus brazos, había recibido sus besos de agradecido afecto, y algunos de ellos se habían dormido sobre su pecho mientras Él enseñaba a la gente. Ahora con alegres voces los niños pregonaban sus alabanzas. Repetían los hosannas del día anterior y agitaban triunfalmente palmas ante el Salvador” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 542).PRIMER SEMESTRE 2013 81
    • Incluso hoy6. ¿Pueden las madres llevar a Jesús a sus hijos hoy del mismo modo? Explica tu experiencia personal. Salmo 115:13, 14. “Las madres de hoy han de recibir sus palabras con la misma fe. Cristo es tan cierta- mente un Salvador personal hoy como cuando vivió como hombre entre los hombres. Es tan ciertamente el ayudador de las madres hoy como cuando reunía a los pequeñuelos en sus brazos en Judea. Los hijos de nuestros hogares son tanto la adquisición de su sangre como lo eran los niños de entonces. “Jesús conoce la preocupación del corazón de cada madre. Él que tuvo una madre que luchó con la pobreza y la privación, simpatiza con cada madre en sus trabajos.… En todo pesar y en toda necesidad, dará consuelo y ayuda” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 473).7. ¿Qué pueden hacer los niños y jóvenes, sabiendo que su mejor Amigo está listo para escucharles y contestar sus oraciones? 1 Juan 5:14, 15; Efesios 3:20. “Los niños y jóvenes pueden acudir a Jesús con sus cargas y perplejidades y saber que Él respetará sus súplicas y les dará precisamente lo que necesiten. Sed fervientes; sed resueltos. Presentad la promesa a Dios, y luego creed, sin una duda. No esperéis sentir emociones especiales antes que os parezca que el Señor contesta. No indiquéis ningún modo particular en que el Señor deba obrar por vosotros antes de creer que recibiréis las cosas que le pedís, sino confiad en su palabra y dejad todo el asunto en manos del Señor, con la plena fe de que vuestra oración será honrada y recibiréis la respuesta en el momento exacto y en la forma precisa en que vuestro Padre celestial crea que es para bien vuestro; luego poned en práctica vuestras oraciones. Andad humildemente, y seguid avanzando” (Mensajes para los Jóvenes, pág. 121).Meditación “En los niños allegados a Él, veía el Salvador a hombres y mujeres que serían un día herederos de su gracia y súbditos de su reino, algunos, mártires por su causa. Sabía que aquellos niños le escucharían y le aceptarían por Redentor con mejor voluntad que los adultos, muchos de los cuales eran sabios según el mundo, y duros de corazón. Al enseñar- les, se colocaba al nivel de ellos. Él, la Majestad de los cielos, respondía a sus preguntas y simplificaba sus importantes lecciones para que las comprendiera su inteligencia infantil. Plantaba en la mente de ellos la semilla de la verdad, que años después brotaría y llevaría fruto para vida eterna” (El Evangelismo, pág. 422).Estudio personal “‘Díceles: Apartaos, que la muchacha no es muerta, mas duerme. Y se burlaban de Él. Y como la gente fué echada fuera, entró, y tomóla de la mano, y se levantó la muchacha’ (S. Mateo 9:24, 25).82 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Dirige a la madre palabras de consuelo y paz, y entonces otro caso tan urgente como el anterior se presenta ante Él. La madre pide ayuda para ella y su hijo, porque los dos están padeciendo. Con prontitud y gozo Cristo ejerce su poder vivificante, y ellos alaban y dan honor y gloria a su nombre que hace cosas maravillosas” (Alza tus Ojos, pág. 24). “Acudan las madres a Jesús con sus perplejidades. Hallarán gracia suficiente para ayudarles en la dirección de sus hijos. Las puertas están abiertas para toda madre que quiera poner sus cargas a los pies del Salvador. El que dijo: ‘Dejad los niños venir a mí, y no los impidáis,’ sigue invitando a las madres a conducir a sus pequeñuelos para que sean bendecidos por Él. Aun el lactante en los brazos de su madre, puede morar bajo la sombra del Todopoderoso por la fe de su madre que ora” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 472). • Mateo 7:7, 8 ***22Sábado, 1 de Junio 2013 La Escalera Vinculante “Jesús es la escalera hacia el cielo… y Dios nos invita a subir por ella. Pero no podemos hacerlo mientras estemos cargados de los tesoros terrenales” (Signs of the Times, 1 de febrero, 1899).Visión de la escalera1. ¿En qué visión encontramos la escalera conectando la tierra al cielo? Géne- sis 28:10-13. “Aquí está el hombre que había perdido toda relación con Dios, y el Dios del cielo lo contempla y consiente en que Cristo salve el abismo abierto por el pecado. Podríamos haber mirado y dicho: Anhelo el cielo, ¿pero cómo puedo alcanzarlo? No veo ningún camino. Eso es lo que pensó Jacob, y por eso Dios le mostró la visión de la escalera, y esa escalera conecta la tierra con el cielo, con Jesucristo. Un hombre puede subir por ella, pues la base descansa sobre la tierra y el peldaño superior llega hasta el cielo...” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 1, pág. 1109). “Cristo es la escalera que Jacob vio, cuya base descansaba en la tierra y cuya cima llegaba a la puerta del cielo, hasta el mismo umbral de la gloria. Si esa escalera no hubiese llegado a la tierra, y le hubiese faltado un solo peldaño, habríamos estado perdidos. Pero Cristo nos alcanza donde estamos. Tomó nuestra naturaleza y venció, a fin de que nosotros, tomando su naturaleza, pudiésemos vencer” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 278).PRIMER SEMESTRE 2013 83
    • 2. ¿En qué ocasión, en el Nuevo Testamento, se refirió Jesús a la mística esca- lera? Juan 1:51. “La escalera mística que se le mostró en su sueño, fue la misma a la cual se refirió Cristo en su conversación con Natanael. Dijo el Señor: ‘De aquí adelante veréis el cielo abierto, y los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del hombre’ (Juan 1:51). Hasta el tiempo de la rebelión del hombre contra el gobierno divino, había existido libre comunión entre Dios y el hombre. Pero el pecado de Adán y Eva separó la tierra del cielo, de manera que el hombre no podía ya comunicarse con su Hacedor. Sin embargo, no se dejó al mundo en solitaria desesperación. La escalera representa a Jesús, el medio señalado para comunicarnos con el cielo. Si no hubiese salvado por sus méritos el abismo producido por el pecado, los ángeles ministradores no habrían podido tratar con el hombre caído. Cristo une el hombre débil y desamparado con la fuente del poder infinito” (Pa- triarcas y Profetas, págs. 183, 184).Los ángeles ascendiendo y descendiendo3. ¿Cuál es la misión de los ángeles ascendiendo y descendiendo la escalera? Hebreos 1:14; Salmo 91:11. “Los ángeles de Dios que ascienden y descienden por la escalera que Jacob vio en visión, ayudarán a toda alma que quiera ascender hasta el más elevado cielo. Ellos están guardando al pueblo de Dios y observando cómo da cada paso. Los que ascienden por el camino iluminado serán recompensados; entrarán en el gozo de su Señor” (Mensajes para los Jóvenes, pág. 36). “Los ángeles de Dios están ascendiendo, y llevando las oraciones de los menesterosos y angustiados al Padre celestial, y al descender, traen bendición y esperanza, valor, ayuda y vida a los hijos de los hombres” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 116, 117).La escalera de Pedro4. ¿Qué ilustración presenta el apóstol Pedro acerca del progreso cristiano al ascender la escalera peldaño tras peldaño? 2 Pedro 1:5-11. “Estas palabras están llenas de instrucción, y dan la nota tónica de la victoria. El após- tol presenta a los creyentes la escalera del progreso cristiano, en la cual cada peldaño re- presenta un avance en el conocimiento de Dios, y en cuya ascensión no debe haber deten- ciones. Fe, virtud, ciencia, temperancia, paciencia, piedad, fraternidad y amor representan los peldaños de la escalera. Somos salvados subiendo escalón tras escalón, ascendiendo paso tras paso hasta el más alto ideal que Cristo tiene para nosotros. De esta manera, Él es hecho para nosotros sabiduría y justificación, santificación y redención” (Los Hechos de los Apóstoles, págs. 422, 423). “El cristiano que progresa tiene gracia y amor que sobrepasa el conocimiento, porque la contemplación del carácter de Cristo transforma profundamente sus afectos. La gloria84 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • de Dios, revelada por encima de la escalera, puede ser apreciada únicamente por el que progresa en la ascensión, quien siempre es atraído más alto, hacia los blancos más nobles que Cristo revela” (La Maravillosa Gracia, pág. 351).Cómo ascender la escalera5. ¿Cómo puede ascenderse en la escalera con seguridad y progresivamente? 1 Corintios 9:24, 25; 1 Timoteo 6:12. “Al empezar no se tendrán presentes todos estos pasos sucesivos, ni se los contará; pero fijando la mirada en Jesús, y teniendo sólo en vista la gloria de Dios, progresaréis. No podéis alcanzar en un día la plenitud de la medida de la estatura de Cristo, y os sumiríais en la desesperación si pudieseis contemplar todas las dificultades que hay que afrontar y vencer. Tenéis que contender con Satanás, quien tratará por toda estratagema posible, de apartar vuestra mente de Cristo. “Dando un paso después de otro se puede subir la más elevada cuesta y llegar al fin a la cima del monte. No os sintáis abrumados por la gran cantidad de trabajo que tenéis que hacer en el espacio de vuestra vida, pues no se requiere de vosotros que lo hagáis todo a la vez. Aplicad toda facultad de vuestro ser a la tarea del día, aprovechad toda preciosa oportunidad, apreciad las ayudas que Dios os da y avanzad paso a paso por la escalera del progreso. Recordad que habéis de vivir sólo un día a la vez, que Dios os ha dado un día, y los registros celestiales mostrarán cómo habéis valorado sus privilegios y oportunidades. Ojalá aprovechéis cada día que Dios os ha dado de modo tal, que al fin hagáis decir al Maestro: ‘Bien, buen siervo y fiel’” (Mensajes para los Jóvenes, pág. 43).6. ¿Hay algun riesgo que impedirá nuestro ascenso en la escalera? ¿Qué con- suelo se da para prevenir el retroceso o la caída? Filipenses 3:13, 14; Mateo 26:41; 1 Pedro 5:8. “Nuestro Salvador es la escalera que Jacob vio, cuya base descansaba en la tierra, y cuya cúspide alcanzaba a los altos cielos. Esto revela el señalado método de salvación. Si alguno de nosotros se ha de salvar finalmente, será por haberse aferrado a Jesús como a los peldaños de una escalera. Para el creyente, Jesús es hecho sabiduría y justificación, santificación y redención. Nadie se imagine que es una cosa fácil vencer al enemigo, que puede ser llevado a una herencia incorruptible sin esfuerzo de su parte. Mirar atrás es sentir vértigo; soltarse es perecer. Pocos aprecian la importancia de luchar constantemente para vencer. Cesan en su diligencia, y como resultado se vuelven egoístas y sensuales. No creen esencial la vigilancia espiritual. No dedican a la vida cristiana el fervor de los esfuerzos humanos” (Joyas de los Testimonios, tomo 2, págs. 211, 212).7. ¿Por qué es tan importante alcanzar la cima de la escalera y ser victorioso? Mateo 24:13; Hebreos 12:1, 2.PRIMER SEMESTRE 2013 85
    • “Jamás podréis lograr un buen carácter por el mero hecho de desearlo. Sólo podrá ser obtenido con esfuerzo. Vuestros deseos a este respecto deben ser expresados mediante esfuerzos fervientes y sinceros y trabajo duro y paciente. Dando cada día pasos hacia adelante en la escalera del progreso, os hallaréis al fin en la cúspide como vencedores, sí, y más que vencedores, por medio de Aquel que os amó.… “Recordad que nunca alcanzaréis una norma más elevada que la que vosotros mismos os fijéis. Fijaos, pues, un blanco alto y ascended todo el largo de la escalera del progreso paso a paso, aunque represente penoso esfuerzo, abnegación y sacrificio. Que nada os estorbe. El destino no ha tejido sus redes alrededor de ningún ser humano tan firmemente que éste tenga que permanecer impotente y en la incertidumbre. Las circunstancias adver- sas deberían crear una firme determinación de vencerlas. El quebrantar una barrera dará mayor habilidad y valor para seguir adelante. Avanzad con determinación en la debida dirección, y las circunstancias serán vuestros ayudadores, no vuestros obstáculos” (Men- sajes para los Jóvenes, págs. 346, 98).Meditación “Cristo puede salvar hasta lo último a todos los que vienen a Él. El que viene a Jesús, coloca los pies en una escalera que va de la tierra al cielo. Enseñe con la pluma y la voz que Dios está encima de la escalera. Los brillantes rayos de su gloria brillan en cada peldaño. Está mirando con bondad a todos los que ascienden penosamente, dispuesto a enviarles ayuda, ayuda divina, cuando la mano parece aflojar y tiemblan los pies. Sí, diga esto, dígalo con palabras que ablanden el corazón, que nadie que persevere subiendo por la escalera fracasará en su entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Los que creen en Cristo, nunca perecerán, ni nadie los arrebatará de su mano” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 213). “Debemos poner en tensión todo nervio y músculo espirituales... Dios... no desea que sigan siendo novicios. El desea que usted alcance peldaño más alto de la escalera, y después pase de allí al reino de nuestro Señor y Salvador Jesucristo” (Mente, Carácter y Personalidad, tomo 2, pág. 837).Estudio personal “Dios nos exhorta a subir por ella. Pero no podemos hacerlo mientras nos cargamos con tesoros terrenales. Nos perjudicamos cuando preferimos nuestra conveniencia y ven- tajas personales a las cosas de Dios. No hay salvación en las posesiones o recursos te- rrenales. Un hombre no es exaltado a la vista de Dios ni considerado bueno por él, porque posee riquezas terrenales. Si nos hacemos expertos en el arte de subir, aprenderemos que a medida que ascendemos debemos abandonar todo estorbo. Los que suben deben afirmar bien los pies en cada peldaño de la escalera” (Signs of the Times, 1 de febrero, 1899). “Con cada peldaño que suben, se están aproximando paso a paso al compañerismo con los sufrimientos de Cristo y se están moldeando a la semejanza divina. Los ángeles de Dios están constantemente ascendiendo y descendiendo por esta gloriosa escalera. Ellos no les permitirán caer si mantienen su vista fija en la gloria de Dios, que está en el extremo de la misma” (Alza tus Ojos, pág. 254). ***86 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • 23Sábado, 8 de Junio 2013 La Vid Fructífera “Cristo señaló la vid y sus pámpanos: les doy esta lección para que puedan compren- der mi relación con ustedes y la de ustedes conmigo. Sus oyentes no tenían la más mínima excusa para tergiversar sus palabras. La ilustración que usó fue como un espejo sostenido delante de ellos, para que pudieran comprender su conexión con ellos” (Alza tus Ojos, pág. 180).Vida en Cristo1. ¿Por qué es esencial estar conectados a Cristo? 1 Juan 5:11, 12. “Esta lección se repetirá hasta los confines de la tierra. Todos los que reciben a Cristo por la fe llegan a ser uno con Él. Los pámpanos no están ligados a la vid por medio de un proceso mecánico o artificial. Están unidos por las raíces de la vid. De la misma manera, quienes reciben a Cristo por la fe llegan a ser uno con Él en principio y en acción. Están unidos a Él, y la vida que viven es la vida del Hijo de Dios. Deben su vida a Aquel que es vida.… “El corazón debe estar unido con el corazón de Cristo, la voluntad debe estar su- mergida en su voluntad. La mente debe llegar a ser una con su mente, los pensamientos deben sujetarse a Él. Un hombre puede bautizarse y su nombre ser escrito en los registros de la iglesia, pero con todo, puede ser que el corazón no haya cambiado. Las tendencias heredadas y cultivadas pueden estar todavía obrando mal en el carácter” (Alza tus Ojos, pág. 180).Conexión de la vida con los pámpanos2. ¿Cómo intercedió Jesús con su Padre con el fin de preservar la conexión entre la viña y los pámpanos? Juan 17:20-23. “La unidad cristiana consiste en que las ramas estén en el mismo tronco materno: el poder vitalizador central que sostiene los injertos que se han unido a la Vid. Debe haber una identidad con Cristo, una constante participación de su vida espiritual, en pensamien- tos y deseos, en palabras y hechos. La fe debe aumentar con el ejercicio. Todos los que viven cerca de Dios comprenderán lo que Jesús es para ellos y ellos para Jesús. A medida que la comunión con Dios vaya dejando su impresión en el alma y vaya brillando en el rostro como una luz resplandeciente, los inmutables principios del santo carácter de Cristo se reflejarán en la humanidad” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, pág. 1117).PRIMER SEMESTRE 2013 87
    • 3. ¿Qué sucederá a la viña del Señor, la iglesia, cuando los verdaderos discípu- los de Cristo lleven a cabo las instrucciones incluidas en su oración interce- sora? Efesios 4:1-6. “La armonía y unión existente entre hombres de diversas tendencias es el testimonio más poderoso que pueda darse de que Dios envió a su Hijo al mundo para salvar a los pecadores. A nosotros nos toca dar este testimonio; pero para hacerlo, debemos colocarnos bajo las órdenes de Cristo; nuestro carácter debe armonizar con el suyo, nuestra voluntad debe rendirse a la suya. Entonces trabajaremos juntos sin contrariarnos. “Deben estar unidos en Él, aunque se hallen dispersos en el mundo.… “Cuando el pueblo de Dios crea sin reservas en la oración de Cristo y ponga sus instrucciones en práctica en la vida diaria, habrá unidad de acción en nuestras filas” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, págs. 246, 247).4. ¿Por qué es imposible tener una relación intermitente con Cristo? ¿Qué peligro existe para aquel que desvia su atención de caminar continuamente con Él? Juan 15:2, primera parte, 6. “‘Estad en mi, y yo en vosotros.’ El estar en Cristo significa recibir constantemente de su Espíritu, una vida de entrega sin reservas a su servicio. El conducto de comunicación debe mantenerse continuamente abierto entre el hombre y su Dios. “Como el sarmiento de la vid recibe constantemente de la savia de la vid viviente, así hemos de aferrarnos a Jesús y recibir de Él por la fe la fuerza y la perfección de su propio carácter. La raíz envía su nutrición por el sarmiento a la ramificación más lejana. Así comunica Cristo la corriente de su fuerza vital a todo creyente. Mientras el alma esté unida con Cristo, no hay peligro de que se marchite o decaiga” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 630).La rama con frutos5. ¿Cómo verá el mundo que estamos unidos a la Vid divina? Juan 15:4, 5; Mateo 7:16, 17. “El hombre regenerado tiene una unión vital con Cristo. Como el pámpano obtiene su sustento del tronco paterno y por esto puede llevar mucho fruto, de la misma manera el verdadero creyente está unido con Cristo y revela en su vida los frutos del Espíritu. El pámpano llega a ser uno con la vid. La tormenta no puede arrancarlo. Las heladas no pueden destruir sus propiedades vitales. Ninguna cosa es capaz de separarlo de la vid. Es un pámpano viviente, y lleva los frutos de la vid. Así ocurre con el creyente. Mediante su conversación y buenas obras revela el carácter de Cristo. Como el pámpano extrae su nutrimento de la vid, así también todos los que están verdaderamente convertidos extraen vitalidad espiritual de Cristo” (Alza tus Ojos, pág. 180).88 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Ahora que somos ramas de la Vid viviente seremos nutridos por la savia que fluye de la Vid. Fluye a todas las ramas todo el tiempo, y cada rama llevará fruto para la gloria de Dios. ‘A vuestro Padre le ha placido’ ‘que llevéis mucho fruto’” (Fe y Obras, págs. 64, 65).6. ¿Qué fruto se producirá en aquellos unidos a la Vid viva? Gálatas 5:22, 23. “El que está unido con Cristo y participa de la savia y la nutrición de la vid, realizará las obras de Cristo. Debe estar en él el amor de Cristo, o no puede estar en la Vid. El amor supremo hacia Dios, y el amor hacia nuestro prójimo, igual al que tenemos para con nosotros mismos, es la base de la verdadera religión.… “Así como el pámpano debe permanecer en la vid para obtener la savia vital que lo hace florecer, los que aman a Dios y guardan todos sus dichos deben permanecer en su amor. Sin Cristo no podemos subyugar un solo pecado ni vencer la menor tentación.… Todos los que están realmente en Cristo experimentarán el beneficio de esta unión. El Padre los acepta en el Amado, y se transforman en el objeto de su solicitud y tierno y amante cuidado. Esta relación con Cristo resultará en la purificación del corazón, y en una vida circunspecta y un carácter sin tacha. El fruto que llevará el árbol cristiano es ‘caridad, gozo, paz, tolerancia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza’” (Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 514, 516).7. ¿Qué hará el Viñador divino a cada rama para dar más fruto? Juan 15:2, última parte. “Con solemne ternura, Jesús explicó el propósito del labrador. La poda causará dolor, pero es el Padre quien la realiza. Él no trabaja con mano despiadada y corazón indiferente. Hay ramas que se arrastran por el suelo; y tienen que ser separadas de los apoyos terrenales en que sus zarcillos se han enredado. Han de dirigirse hacia el cielo y hallar su apoyo en Dios. El follaje excesivo que desvía de la fruta la corriente vital, debe ser suprimido. El exceso de crecimiento debe ser cortado, para que puedan penetrar los sanadores rayos del Sol de justicia. El labrador poda lo que perjudica, a fin de que la fruta pueda ser más rica y abundante” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 631).Meditación “El Espíritu Santo, que procede del unigénito Hijo de Dios, une al ser humano, cuerpo, alma y espíritu, con la perfecta naturaleza de Cristo divino - humana. Esta unión está representada por la unión de la vid y los sarmientos. El hombre finito está unido con la fortaleza de Cristo. Mediante la fe, la naturaleza humana queda asimilada con la naturaleza de Cristo. En Cristo, somos hechos uno con Dios” (Mensajes Selectos, tomo 1, pág. 294).Estudio personal “Las ramas de la vid no pueden mezclarse unas con otras, están separadas individual- mente; y sin embargo cada rama debe estar unida en compañerismo con todas las otras si están unidas en el mismo tronco matero.Todas ellas obtienen su alimento de la mismaPRIMER SEMESTRE 2013 89
    • fuente, beben de las mismas propiedades vivificantes. Así también cada rama de la Vid Verdadera es separada y distinta, y sin embargo están todas unidas en el tronco materno. No puede haber división. Están todas vinculadas por la voluntad de Cristo para dar fruto dondequiera que puedan hallar lugar y oportunidad. Pero para hacer esto, el obrero [el hijo de Dios] debe ocultar el yo. No debe expresar sus propios pensamientos y su propia voluntad. Debe expresar el pensamiento y la voluntad de Cristo” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 5, pág. 1117). • Colosenses 3:12-15 “Cuando los hombres no están vinculados por la fuerza o los intereses propios, sino por el amor, manifiestan la obra de una influencia que está por encima de toda influencia humana. Donde existe esta unidad, constituye una evidencia de que la imagen de Dios se está restaurando en la humanidad, que ha sido implantado un nuevo principio de vida. Muestra que hay poder en la naturaleza divina para resistir a los agentes sobrenaturales del mal, y que la gracia de Dios subyuga el egoísmo inherente en el corazón natural” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 631). “Un hermano se sentirá unido al otro por las cadenas del amor de Cristo. Sólo el Espíritu de Dios puede realizar esta unidad. El que se santificó a sí mismo puede santificar a sus discípulos. Unidos con Él, estarán unidos unos a otros en la fe más santa. Cuando luchemos para obtener esta unidad como Dios desea que luchemos, nos será concedida” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 247). “Hay condiciones que cumplir si es que vamos a ser bendecidos y honrados por Dios. Debemos separarnos del mundo y negarnos a tocar aquellas cosas que desviarán nuestros sentimientos de Dios. Dios tiene el primero y el supremo derecho sobre su pueblo. Amadlo y amad las cosas celestiales. Vuestros zarcillos deben ser cortados de todo lo terrenal” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 6, pág. 1102). ***24Sábado, 15 de Junio 2013 Refugio y Fortaleza “Vivamos en contacto con el Cristo vivo, y Él nos asirá firmemente con una mano que nos guardará para siempre. Creamos en el amor con que Dios nos ama, y estaremos seguros; este amor es una fortaleza inexpugnable contra todos los engaños y ataques de Satanás. ‘Torre fuerte es el nombre de Jehová; a Él correrá el justo, y será levantado’” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 101).Ciudades de Refugio1. ¿Qué simbolizaban las ciudades de refugio establecidas durante la distribu- ción de Canaán? Salmo 46:1; 9:9.90 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Las ciudades de refugio destinadas al antiguo pueblo de Dios eran un símbolo del refugio proporcionado por Cristo. El mismo Salvador misericordioso que designó esas ciudades temporales de refugio proveyó por el derramamiento de su propia sangre un asilo verdadero para los transgresores de la ley de Dios, al cual pueden huir de la segunda muerte y hallar seguridad. No hay poder que pueda arrebatar de sus manos las almas que acuden a Él en busca de perdón. ‘Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús.’ ‘¿Quien es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, quien además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros,’ ‘para que . . . tengamos un fortísimo consuelo, los que nos acogemos a trabarnos de la esperanza propuesta’ (Rom. 8:1, 34; Heb. 6:18)” (Patriarcas y Profetas, pág. 553).2. ¿Por qué es tan peligroso posponer a Jesús como nuestro refugio? Hebreos 3:14, 15; 3:6. “El que huía a la ciudad de refugio no podía demorarse.… No tenía tiempo para des- pedirse de los seres amados. Su vida estaba en juego y debía sacrificar todos los intereses para lograr un solo fin: llegar al lugar seguro.… “El pecador está expuesto a la muerte eterna hasta que encuentre un escondite en Cristo; y así como la demora y la negligencia podían privar al fugitivo de su única opor- tunidad de vivir, también pueden las tardanzas y la indiferencia resultar en ruina del alma. Satanás, el gran adversario, sigue los pasos de todo transgresor de la santa ley de Dios, y el que no se percata del peligro en que se halla y no busca fervorosamente abrigo en el refugio eterno, será víctima del destructor” (Patriarcas y Profetas, págs. 553, 554).3. Cuando hemos encontrado refugio en Jesús, ¿qué peligro nos espera si no permanecemos en Él? 1 Pedro 5:8; 1 Corintios 10:12. “El prisionero que en cualquier momento salía de la ciudad de refugio era abando- nado a la voluntad del vengador de la sangre. En esa forma se le enseñaba al pueblo a seguir celosamente los métodos que la sabiduría infinita había designado para su seguri- dad. Asimismo no basta que el pecador crea en Cristo para el perdón de sus pecados; debe, mediante la fe y la obediencia, permanecer en Él. ‘Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio por el pecado, sino una horrenda esperanza de juicio, y hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.’ (Heb. 10: 26, 27)” (Patriarcas y Profetas, pág. 554). “Por el plan de salvación, Jesús está quebrantando el dominio de Satanás sobre la familia humana, y rescatando almas de su poder. Todo el odio y la malicia del jefe de los rebeldes se encienden cuando contempla la evidencia de la supremacía de Cristo, y con poder y astucia infernales trabaja para arrebatarle el residuo de los hijos de los hombres que han aceptado su salvación” (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 173).Protegido por Dios4. ¿Cómo reacciona Satanás cuando se elige a Jesús como refugio? Santiago 4:7, 8; Proverbios 18:10.PRIMER SEMESTRE 2013 91
    • “Así podemos nosotros resistir la tentación y obligar a Satanás a alejarse. Jesús venció por la sumisión a Dios y la fe en Él, y mediante el apóstol nos dice: ‘Someteos pues a Dios; resistid al diablo, y de vosotros huirá. Allegaos a Dios, y Él se allegará a vosotros.’ No podemos salvarnos a nosotros mismos del poder del tentador; Él venció a la humanidad, y cuando nosotros tratamos de resistirle con nuestra propia fuerza caemos víctimas de sus designios; pero ‘torre fuerte es el nombre de Jehová: a Él correrá el justo, y será levan- tado.’ Satanás tiembla y huye delante del alma más débil que busca refugio en ese nombre poderoso” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 104, 105).5. ¿Qué invitación extiende Jesús a cada cual? ¿Cómo se puede permanecer en Él? Juan 15:9, 10. “Preguntaréis, tal vez: ‘¿Cómo permaneceremos en Cristo?’ Del mismo modo en que lo recibisteis al principio. ‘De la manera, pues que recibisteis a Cristo Jesús el Señor, así andad en Él’. ‘El justo... vivirá por la fe’ (Colosenses 2:6; Hebreos 10:38). Habéis profe- sado daros a Dios, con el fin de ser enteramente suyos, para servirle y obedecerle, y habéis aceptado a Cristo como vuestro Salvador. No podéis por vosotros mismos expiar vuestros pecados o cambiar vuestro corazón; mas habiéndoos entregado a Dios, creísteis que por causa de Cristo Él hizo todo esto por vosotros. Por la fe llegasteis a ser de Cristo, y por la fe tenéis que crecer en Él dando y tomando a la vez. Tenéis que darle todo: el corazón, la voluntad, la vida, daros a Él para obedecer todos sus requerimientos; y debéis tomar todo: a Cristo, la plenitud de toda bendición, para que habite en vuestro corazón y para que sea vuestra fuerza, vuestra justicia, vuestra eterna ayuda, a fin de que os dé poder para obede- cerle” (El Camino a Cristo, pág. 69).6. ¿Qué alentadoras palabras de Jesús puede escuchar el alma tentada y pro- bada? Juan 6:37-39. “El poder omnipotente del Espíritu Santo es la defensa de toda alma contrita. Cristo no permitirá que pase bajo el dominio del enemigo quien haya pedido su protección con fe y arrepentimiento. El Salvador está junto a los suyos que son tentados y probados. Con Él no puede haber fracaso, pérdida, imposibilidad o derrota; podemos hacer todas las cosas mediante Aquel que nos fortalece. Cuando vengan las tentaciones y las pruebas, no espe- réis arreglar todas las dificultades, sino mirad a Jesús, vuestro ayudador” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 455).7. En el día del Señor, ¿qué clamarán aquellos que no hicieron de Jesús su refugio? Pero, ¿qué exclamarán los redimidos? Apocalipsis 6:15-17; Isaías 25:9. “… ‘¡Pasóse la siega, acabóse el verano; y mi alma no se salvó!’ ¿Por qué no busqué un refugio en la Fortaleza? ¿Por qué juzgué con la salvación de mi alma y desprecié al Espíritu de gracia?” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 310). “Si subsistimos en el gran día del Señor, con Cristo como nuestro refugio y nuestra fortaleza, debemos abandonar toda envidia y toda contienda por la supremacía. Debemos destruir completamente la raíz de estas cosas impías para que no puedan surgir de nuevo a la vida. Debemos ponernos plenamente del lado del Señor” (Eventos de los Últimos Días, pág. 195).92 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Meditación “Los cristianos deben prepararse para lo que pronto ha de estallar sobre el mundo como sorpresa abrumadora, y deben hacerlo estudiando diligentemente la Palabra de Dios y esforzándose por conformar su vida con sus preceptos. Los tremendos y eternos resulta- dos que están en juego exigen de nosotros algo más que una religión imaginaria, de pala- bras y formas, que mantenga a la verdad en el atrio exterior. Dios pide un reavivamiento y una reforma” (Profetas y Reyes, pág. 461).Estudio personal • Salmos 7:1; 34:8, 22 ***25Sábado, 22 de Junio 2013 La Roca de las Edades “En la edificación de nuestro carácter, debemos construir sobre Cristo. Él es nuestro seguro fundamento, un fundamento que es inconmovible. La tempestad de la tentación y las pruebas no pueden mover el edificio que está fundado en la Roca Eterna” (La Con- ducción del Niño, pág. 152).La Roca en profecía1. ¿En qué sentido se refiere el Antiguo Testamento a Jesús como la Roca de protección y refugio? De acuerdo al Espíritu de Profecía, ¿Quién es representado por las expresiones “Roca de Israel” y “Roca de mi for- taleza”? 2 Samuel 23:3; Salmo 94:22; Deuteronomio 32:4. “Siglos antes del advenimiento del Salvador, Moisés había señalado la roca de la salvación de Israel. El salmista había cantado acerca de ‘la roca de mi fortaleza’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 381). “Las mismas figuras, bellas y expresivas, se conservan en toda la Biblia. Muchos siglos antes que viniera Cristo, Moisés le señaló como la roca de la salvación de Israel (Deut. 32:15); el salmista cantó sus loores, y le llamó ‘roca mía y redentor mío,’ ‘la roca de mi fortaleza,’ ‘peña más alta que yo,’ ‘mi roca y mi fortaleza,’ ‘roca de mi corazón y mi porción,’ la ‘roca de mi confianza.…’ Isaías lo describe como ‘la Roca de la eternidad,’ como ‘sombra de gran peñasco en tierra calurosa’ (Isa. 26:4, V.M.; 32: 2)” (Patriarcas y Profetas, pág. 438).PRIMER SEMESTRE 2013 93
    • Un fundamento seguro2. ¿Por qué otra razón la Roca espiritual es considerada importante en pro- fecía? Isaías 28:16; 1 Pedro 2:6. “En su sabiduría infinita, Dios escogió la piedra fundamental, y la colocó Él mismo. La llamó ‘cimiento estable.’ El mundo entero puede colocar sobre Él sus cargas y pesares; puede soportarlos todos. Con perfecta seguridad, pueden todos edificar sobre Él” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 549).3. ¿Por qué es tan importante el fundamento elegido para nuestra fe? ¿Quién es el único elegido por el Señor? 1 Corintios 3:11; Hechos 4:12. “Cristo es una ‘piedra probada.’ Nunca chasquea a los que confían en Él. Él ha soportado la carga de la culpa de Adán y de su posteridad, y ha salido más que vencedor de los poderes del mal. Ha llevado las cargas arrojadas sobre Él por cada pecador arrepen- tido. En Cristo ha hallado alivio el corazón culpable. Él es el fundamento estable. Todo el que deposita en Él su confianza, descansa perfectamente seguro. “En la profecía de Isaías se declara que Cristo es un fundamento seguro y a la vez una piedra de tropiezo. El apóstol Pedro, escribiendo bajo la inspiración del Espíritu Santo, muestra claramente para quiénes es Cristo una piedra fundamental, y para quiénes una roca de escándalo” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 549). “Los grandes principios de la ley, que participan de la misma naturaleza de Dios, están entretejidos en las palabras que Cristo pronunció sobre el monte. Quienquiera que edi- fique sobre esos principios edifica sobre Cristo, la Roca de la eternidad. Al recibir la Pala- bra, recibimos a Cristo, y únicamente los que reciben así sus palabras edifican sobre Él. ‘Porque nadie puede poner otro fundamento, que el que está puesto, el cual es Jesucristo’. ‘No hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos’. Cristo, el Verbo, revelación de Dios y manifestación de su carácter, su ley, su amor y su vida, es el único fundamento sobre el cual podemos edificar un carácter que permanecerá” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 125).4. Además de lo presentado en el Antiguo Testamento, ¿qué se reveló al apóstol Pedro en relación a la Roca? 1 Pedro 2:3-5. “Cristo, el verdadero fundamento, es una piedra viva, su vida se imparte a todos los que son edificados sobre Él. ‘Vosotros también como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual’. Y ‘todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor’” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 126). “Pedro mismo, escribiendo por inspiración, aplica esta profecía a Jesús. Dice: ‘Si habéis gustado y probado que es bueno el Señor. Allegándoos a Él, como a piedra viva, rechazada en verdad de los hombres, mas para con Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sois edificados en un templo espiritual’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 381).94 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • La Roca espiritual y viva5. De acuerdo a la proclamación divina, ¿de quién procedía el agua que saciaba la sed del pueblo? ¿Era común algo así? Números 20:7, 8, 11. “De la roca que Moisés hirió, brotó primeramente el arroyo de agua viva que refrescó a Israel en el desierto. Durante todas sus peregrinaciones, doquiera fuese necesario, un milagro de la misericordia de Dios les proporcionó agua. Pero las aguas no siguieron fluyendo de Horeb. Dondequiera que les hacía falta agua en su peregrinaje, fluía de las hendiduras de las rocas y corría al lado de su campamento. “Cristo era quien, por el poder de su palabra, hacía fluir el arroyo refrescante para Israel” (Patriarcas y Profetas, pág. 436).6. ¿Quién era la Roca espiritual a la que se refiere el apóstol Pablo? 1 Corintios 10:4. “Esa roca era un símbolo de Aquel que por su muerte haría fluir raudales de salvación a todos los sedientos. Las palabras de Cristo eran el agua de vida. Allí en presencia de la congregada muchedumbre se puso aparte para ser herido, a fin de que el agua de la vida pudiese fluir al mundo. Al herir a Cristo, Satanás pensaba destruir al Príncipe de la vida; pero de la roca herida fluía agua viva. Mientras Jesús hablaba al pueblo, los corazones se conmovían con una extraña reverencia y muchos estaban dispuestos a exclamar, como la mujer de Samaria: ‘Dame esta agua, para que no tenga sed’” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 417). “La roca herida era una figura de Cristo, y mediante este símbolo se enseñan las más preciosas verdades espirituales. Así como las aguas vivificadoras fluían de la roca herida, de Cristo, ‘herido de Dios y abatido,’ ‘herido...por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados,’ fluye la corriente de la salvación para una raza perdida. Como la roca fue herida una vez, así también Cristo había de ser ‘ofrecido una vez para agotar los pecados de muchos’” (Patriarcas y Profetas, pág. 436).Quebrantado en la Roca7. Así como las olas rompen en las rocas, ¿qué debe hacerse con el “yo”? Encontrandonos al borde de la segunda venida de Cristo, ¿por qué es tan importante quebrantarnos en la Roca? Mateo 21:42, 44; Gálatas 2:20. “‘He aquí –había dicho Simeón,– Éste es puesto para caída y para levantamiento de muchos en Israel; y para señal a la que será contradicho.’ Deben caer los que quieren volverse a levantar. Debemos caer sobre la Roca y ser quebrantados, antes que podamos ser levantados en Cristo. El yo debe ser destronado, el orgullo debe ser humillado, si que- remos conocer la gloria del reino espiritual” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 39). “Para todos los que creen, Cristo es el fundamento seguro. Estos son los que caen sobre la Roca y son quebrantados. Así se representan la sumisión a Cristo y la fe en Él.PRIMER SEMESTRE 2013 95
    • Caer sobre la Roca y ser quebrantado es abandonar nuestra justicia propia e ir a Cristo con la humildad de un niño, arrepentidos de nuestras transgresiones y creyendo en su amor perdonador. Y es asimismo por la fe y la obediencia cómo edificamos sobre Cristo como nuestro fundamento” (El Deseado de Todas las Gentes, pág. 551).Meditación “La pregunta que debe preocuparnos a cada uno de nosotros es: ¿Sobre qué funda- mento estoy edificando? Tenemos el privilegio de luchar por la vida inmortal; y es de la mayor importancia que cavemos hondo, eliminemos todos los escombros, y edifiquemos sobre la roca sólida, Cristo Jesús. Él es el fundamento seguro. ‘Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo’ (1 Cor. 3:11). Solamente en Él se halla nuestra salvación. ‘No hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos’ (Hech. 4:12)” (Consejos para los Maestros, Padres y Alumnos, págs. 60, 61).Estudio personal • Isaías 26:4 • Salmo 31:3 “Todos los días estamos edificando el carácter. Edifiquemos sobre la Roca, Cristo Jesús. Este fundamento seguro permanecerá para cada uno de nosotros” (Alza tus Ojos, pág. 245). “‘Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesu- cristo.’ ‘Sobre esta piedra –dijo Jesús,– edificaré mi iglesia.’ En la presencia de Dios y de todos los seres celestiales, en la presencia del invisible ejército del infierno, Cristo fundó su iglesia sobre la Roca viva.… “Durante seis mil años, la fe ha edificado sobre Cristo. Durante seis mil años, las tem- pestades y los embates de la ira satánica han azotado la Roca de nuestra salvación; pero ella sigue inconmovible” (El Deseado de Todas las Gentes, págs. 381, 382). “La clase representada por las vírgenes fatuas no está formada de hipócritas. Sus com- ponentes manifiestan respeto por la verdad, la han defendido, y son atraídos hacia aquellos que la creen; pero no se han rendido a si mismos a la obra del Espíritu Santo. No han caído sobre la Roca, Cristo Jesús, y permitido que su vieja naturaleza fuera quebrantada. Esta clase se halla simbolizada también por los oyentes representados por el terreno rocoso. Reciben la palabra con prontitud, pero no asimilan sus principios. La influencia de la pala- bra no es permanente. El Espíritu obra en el corazón del hombre de acuerdo con su deseo y consentimiento, implantando en él una nueva naturaleza. Pero las personas representadas por las vírgenes fatuas se han contentado con una obra superficial. No conocen a Dios. No han estudiado su carácter; no han mantenido comunión con Él; por lo tanto no saben cómo confiar en Él, cómo mirarlo y cómo vivir” (Palabras de Vida del Gran Maestro, pág. 338). ***96 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Léase el Informe Misionero de África Occidental en la página 53.26Sábado, 29 de Junio 2013 Primero y Último, Principio y Fin “Jesús era ya la luz de su pueblo, la luz del Mundo, antes de venir a la tierra en forma humana. El primer rayo de luz que penetró la lobreguez en que el pecado había envuelto al mundo, provino de Cristo. Y de Él ha emanado todo rayo de resplandor celestial que ha caído sobre los habitantes de la tierra. En el plan de la redención, Cristo es el Alfa y la Omega, el Primero y el Ultimo” (La Maravillosa Gracia, pág. 43).Cristo para salvación de cada alma1. ¿Qué significa la Palabra que presenta a Jesús como “el principio y el fin” de nuestra salvación? Romanos 10:9-11; 1 Pedro 1:9; Apocalipsis 22:13. “No presente nadie la idea de que el hombre tiene poco o nada que hacer en la gran obra de vencer, pues Dios no hace nada para el hombre sin su cooperación. Tampoco se diga que después de que habéis hecho todo lo que podéis de vuestra parte, Jesús os ayudará. Cristo ha dicho: ‘Separados de mí nada podéis hacer’ (Juan 15: 5). Desde el prin- cipio hasta el fin, el hombre ha de ser colaborador con Dios. A menos que el Espíritu Santo actúe sobre el corazón humano, tropezaremos y caeremos a cada paso. Los esfuerzos del hombre solo no son nada sino inutilidad, pero la cooperación con Cristo significa victo- ria. Por nosotros mismos, no tenemos poder para arrepentirnos del pecado. A menos que aceptemos la ayuda divina, no podemos dar el primer paso hacia el Salvador. Él dice: ‘Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin’ (Apoc. 21:6) en la salvación de cada alma” (Mensajes Selectos, tomo 1, págs. 446, 447).Cristo en nuestras iglesias2. ¿Glorificamos a nuestro Salvador en la congregación y le concedemos el primer lugar en los servicios religiosos? Salmo 111:1; Malaquías 3:16, 17. “Por consiguiente, jamás digamos que podemos arrepentirnos por nosotros mismos, y entonces Cristo perdonará. No, por cierto. Es la gracia de Dios la que perdona. Es el favor de Dios lo que nos conduce mediante su poder al arrepentimiento. Por lo tanto, todo proviene de Jesucristo, todo pertenece a Él, y uno quiere simplemente dar gloria a Dios. ¿Por qué no responden más cuando se encuentran los unos con los otros en las reuniones.PRIMER SEMESTRE 2013 97
    • ¿Por qué no manifiestan la influencia vivificante del Espíritu de Dios cuando el amor de Jesús y su salvación les son presentados? Es porque no perciben que Cristo es primero y postrero y supremo, el Alfa y la Omega, principio y fin, el mismísimo Autor y Consuma- dor de nuestra fe. No comprenden esto, y por ende permanecen en sus pecados. ¿Por qué sucede esto? Porque Satanás está aquí luchando y batallando por las almas de los hombres. El arroja su sombra diabólica precisamente a través de nuestro camino, y lo único que uno puede ver es al enemigo y su poder” (Fe y Obras, págs. 73, 74).Cristo en nuestras vidas3. ¿Qué experiencia del apóstol Pablo harán todo aquellos que heredarán el reino eterno? Gálatas 2:20. “Cuando sus palabras de instrucción han sido recibidas y han tomado posesión de nosotros, Jesús es para nosotros una presencia permanente que gobierna nuestros pensa- mientos, ideas y acciones. Somos imbuidos de la instrucción del mayor Maestro que el mundo conoció jamás. Un sentido de responsabilidad humana y de influencia humana da carácter a nuestros puntos de vista con respecto a la vida y a los deberes diarios. “Cristo Jesús lo es todo para nosotros; el primero, el último, el mejor en todas las cosas. Jesucristo, su espíritu, su carácter, da color a todas las cosas; es la trama y la urdim- bre, la misma textura de nuestro ser entero. Las palabras de Cristo son espíritu y son vida. No podemos, pues, concentrar nuestros pensamientos en el yo; no somos ya nosotros los que vivimos, sino que Cristo vive en nosotros, y Él es la esperanza de gloria. El yo está muerto y Cristo es un Salvador vivo. Al continuar mirando a Jesús reflejamos su imagen hacia todos los que nos rodean. No podemos detenernos a considerar nuestros desalientos, o aun a hablar de ellos, pues un cuadro más agradable atrae nuestra vista: el precioso amor de Jesús. Él vive en nosotros por la palabra de verdad” (Testimonios para los Ministros, págs. 395, 396).4. ¿Por qué es tan importante contar con la aprobación del Señor en todo lo que hacemos? Colosenses 3:23, 24; Efesios 6:6-8. “Cristo no nos exime de la necesidad de esforzarnos, pero nos enseña que en todo le hemos de dar a Él el primer lugar, el último y el mejor. No debemos ocuparnos en ningún negocio ni buscar placer alguno que pueda impedir el desarrollo de su justicia en nuestro carácter y en nuestra vida. Cuanto hagamos debe hacerse sinceramente, como para el Señor” (El Discurso Maestro de Jesucristo, pág. 84).Cristo en el hogar5. ¿Qué lugar debemos conceder a Jesús, sí deseamos su bendición en nuestro hogar? Efesios 5:2, 22, 25; 6:1; 1 Timoteo 5:8.98 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • “Vuestro afecto podrá ser tan claro como el cristal, arrobador en su pureza, y sin embargo, podría ser superficial por no haber sido probado. Dad a Cristo, en todas las cosas, el lugar primero, el último y el mejor. Contempladle constantemente, y vuestro amor por Él, en la medida en que sea probado, se hará cada día más profundo y más fuerte. Y a medida que crezca vuestro amor por Él, vuestro amor mutuo aumentará también en fuerza y profundidad” (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág. 96).Cristo en la educación6. ¿Quién, solamente, debe ser nuestro Maestro como fuente de toda sabi- duría? Apocalipsis 1:11, primera parte, 17; 1 Corintios 1:24. “En el Maestro enviado de Dios halla su centro toda verdadera obra educativa. De la obra de hoy, lo mismo que de la que estableció hace mil ochocientos años, el Salvador dice: ‘Yo soy el primero y el último’. ‘Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin’ (Apoc. 1:17; 21:6). “En presencia de semejante Maestro, de semejante oportunidad para obtener edu- cación divina, es una necedad buscar una educación fuera de Él, esforzarse por ser sabio, aparte de la Sabiduría; ser sincero, mientras se rechaza la Verdad; buscar iluminación aparte de la Luz, y existencia sin la Vida; apartarse del Manantial de aguas vivas, y cavar cisternas rotas que no pueden contener agua” (Consejos para los Maestros, Padres y Alumnos, pág. 18).Cristo en la obra misionera7. ¿Cuál debe ser el tema de toda enseñanza y evangelismo en pro de la sal- vación de las almas? Romanos 10:13-15; 1 Corintios 2:2; 1:23. “Cristo crucificado, Cristo resucitado, Cristo ascendido al cielo, Cristo que va a volver, debe enternecer, alegrar y llenar de tal manera la mente del predicador, que sea capaz de presentar estas verdades a la gente con amor y profundo fervor. Entonces el predicador se perderá de vista. y Jesús quedará manifiesto” (El Evangelismo, pág. 139). “Todas las grandes verdades de las Escrituras se centralizan en Cristo; debidamente comprendidas todas conducen a Él. Preséntese a Cristo como el alfa y la omega, el prin- cipio y el fin del gran plan de redención. Presentad a la gente temas tales que fortalezcan su confianza en Dios y en su Palabra y la induzcan a investigar sus enseñanzas por sí misma. Y a medida que los hombres avancen paso a paso en el estudio de la Biblia, estarán mejor preparados para apreciar la hermosura y la armonía de estas preciosas verdades” (El Evangelismo, pág. 354).Meditación “Cuando los estudiantes de la profecía se dediquen de corazón a conocer las verdades del Apocalipsis, se darán cuenta de cuánta importancia tiene esa búsqueda. Cristo Jesús es el Alfa y la Omega, el Génesis del Antiguo Testamento y el Apocalipsis del Nuevo Testa- mento. Ambos se reúnen en Cristo. Adán y Dios son reconciliados por la obediencia delPRIMER SEMESTRE 2013 99
    • segundo Adán, quien cumplió la obra de vencer las tentaciones de Satanás y de reparar el vergonzoso fracaso y caída de Adán” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 6, pág. 1092).Estudio personal “Cada mensajero debería sentir la preocupación de exponer la perfección de Cristo. Cuando no se incluye el don gratuito de la justicia de Cristo, los discursos resaltan secos e insípidos; y como resultado las ovejas y los corderos no son alimentados. Pablo dijo: ‘Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder’ (1 Cor. 2: 4). En el Evangelio hay sustancia y fecundidad. Jesús es el centro viviente de todas las cosas. Poned a Cristo en cada sermón. Espacios en las excelencias, la misericordia y la gloria de Jesucristo hasta que Cristo se forme interiormente como la esperanza de la gloria” (El Evangelismo, pág. 140). “El que quiera transformarse en un hermoso edificio para el Señor, debe cultivar cada actitud de su ser. Unicamente empleando debidamente los talentos es posible desarrollar armoniosamente el carácter. Así ponemos como fundamento lo que en la Palabra se re- presenta como oro, plata, piedras preciosas: material que resistirá la prueba de los fuegos purificadores de Dios. Cristo es nuestro ejemplo en nuestra edificación del carácter” (La Conducción del Niño, pág. 152). ***100 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA
    • Informe Misionero de África Occidental Para ser leído el Sábado, 29 de Junio de 2013 La Ofrenda Especial de Escuela Sabática se recogerá el Sábado, 6 de Julio de 2013 Al considerar África occidental, mis queridos hermanos y hermanas en todo elmundo, deseo dirigir vuestra atención a la mayor comisión jamas confiada a los seres huma-nos: “Id, y adoctrinad a todas las naciones, bautizandoles en el nombre del Padre, del Hijo ydel Espíritu Santo. Enseñandoles a guardar todas las cosas que os he mandado y yo estoy convosotros siempre, hasta el fin del mundo. Amén” (Mateo 28:19, 20). También, de acuerdo a lapalabra de nuestro Señor Jesucristo, el día de su venida vendrá unicamente cuando el evangeliodel reino haya alcanzado cada nación y pueblo (Mateo 24:14). Esta gran comisión se ha exten-dido a África occidental. África occidental incluye diversos países,a saber: Benín, Burquina Faso, Camerún, Chad,Costa de Marfil, Ghana, Guinea, Guinea-Bisáu,Liberia, Malí, Mauritania, Niger, Nigeria, Senegal,Sierra Leona, Gambia y Togo. Por varios años el mensaje de la Reformase encontraba en esta región, pero era muy lento elalcance a las áreas vecinas. Pero ahora parece queDios ha abierto el camino para su iglesia y paraavanzar con la verdad presente y así se ha dado aconocer que la Sociedad Misionera Internacionalcuenta con la sana doctrina y la verdad. Comoresultado, muchas denominaciones han solicitadoayuda. Esta región (África occidental) está domi-nada por diversas denominaciones, pero la mayoría son pentecostales en su modo de adoracióny creencias. Muchos de ellos guardan el sábado como día de adoración, pero desconocen elmensaje adventista y el Espíritu de Profecía. Al haberse dado a conocer el Movimiento deReforma, atrajó la curiosidad de los observadores del sábado, y expresaron su deseo de serparte de la Sociedad Misionera Internacional. Actualmente se ha introducido el mensaje dela Reforma en diversos países de África occidental como Gambia, Burquina Faso, Guineay Senegal, y hay llamados urgentes de Costa de Marfil. Mientras me encontraba en Nige-ria, la Sociedad Misionera se acercó a dos de estas iglesias y fue aceptada. En Sierra Leona,dos grupos de observadores del sábado se unieron a la Sociedad Misionera Internacional y unnúmero respetable de pastores y miembros han sido bautizados. Pero hay diversos desafiospara extender la obra. Por una parte, la mayoría de los países de África occidental cuentan conel francés como idioma oficial aunque el inglés es hablado por muchos. Otro desafio es la faltade obreros con experiencia y pastores para ayudar en nuevas áreas donde se ha introducidoel mensaje recientemente. Hay una gran necesidad de obreros en esta región, por esta razónel Departamento de Evangelismo propone que obreros con experiencia que han estado en laPRIMER SEMESTRE 2013 101
    • verdad por años sean enviado de otros Campos y Uniones. También hay una gran necesidad deentrenar más obreros para esta región, pues hay muchas lenguas locales, lo cual hace necesarioa los nativos para alcanzar a los del lugar. Escuelas primarias, centros médicos (clínicas demedicina natural), y escuelas de salud serían de gran ayuda, si pudieran establecerse en cadapaís donde el mensaje ha llegado. Una Escuela Misionera para preparar obreros sería de ayuda, pues puede enseñarseinglés y francés. En 2011, la Asociación General intentó ayudar a esta región llevando a caboseminarios evangelisticos y de liderazgo en países como Ghana y Liberia. A estos seminariosasistieron personas de todos los países de África occidental en los que se conoce el mensaje.Como resultado, la obra se ha extendido a otros nuevos Campos, incluyendo Guinea, Gambia,Burkina Faso y Senegal; pero ahora necesitamos realizar esfuerzos bien concentrados con el finde establecer el plan de asistir a esta región, como un cuerpo, a fin de producir un crecimientomás rápido que el experimentado hasta ahora. Las palabras ‘Id por todo el mundo y predicadel evangelio a toda criatura’ (Marcos 16:15) se dirigen a cada uno de los seguidores de Cristo. Como asistente del Departamento de Evangelismo, apelo a todos los miembros, Campos,Uniones e instituciones de la Sociedad Misionera Internacional a obsequiar, donar y contribuirde modo que por la gracia de Dios el mensaje celestial pueda extenderse desde África occiden-tal al norte, que tiene una gran necesidad del evangelio del reino. Es ahora cuando colocamosnuestras riquezas en la tesorería de Dios, donde ni ladrones ni la muerte misma nos puedeimpedir nuestras posesiones, ya que están custodiadas por la mano eterna. Vuestro hermano y colaborador, –Alfred Ngwenya Asistente del Departamento de Evangelismo de la Asociación General102 LECCIONES DE ESCUELA SABÁTICA