Your SlideShare is downloading. ×
Tesis doctoral Iñaki Ortega Cachón. 2012
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Tesis doctoral Iñaki Ortega Cachón. 2012

5,312

Published on

Tesis Doctoral de Iñaki Ortega Cachón: “Medición de impacto socio-económico y evaluación de las políticas públicas de apoyo a emprendedores e impulso a la creación de empresas”. Madrid, 2012.

Tesis Doctoral de Iñaki Ortega Cachón: “Medición de impacto socio-económico y evaluación de las políticas públicas de apoyo a emprendedores e impulso a la creación de empresas”. Madrid, 2012.

Published in: Business
1 Comment
3 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
5,312
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
220
Comments
1
Likes
3
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES DEPARTAMENTO DE ECONOMÍA APLICADA I MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS DE APOYO AEMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESAS. TESIS DOCTORAL IÑAKI ORTEGA CACHÓN MADRID, 2012
  • 2. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 1DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 3. Madrid, 26 de marzo de 2012 Informe del director de la Tesis Doctoral: Dr. D. Francisco José Blanco Jiménez Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales Universidad Rey Juan Carlos La Tesis Doctoral de D. Iñaki Ortega Cachón se desarrolla dentro del estudio del impacto y la evaluación de las políticas públicas de apoyo a los emprendedores. Presenta una nueva herramienta de evaluación para una de las políticas más extendidas en este terreno como son las incubadoras de empresas. Adaptando un método coste-beneficio en auge como es el ROI (return on investment) se consigue poner en contraste gastos públicos y su retorno a través de los ingresos fiscales generados por los emprendedores. Entre los resultados obtenidos, se destaca la aplicación de esta herramienta a la red de incubadoras de empresas de la Ciudad de Madrid que permite demostrar empíricamente la eficiencia y sostenibilidad de esta actuación de política pública a favor de los emprendedores. Además con esta Tesis Doctoral se abre el camino para el desarrollo de un método de evaluación de las políticas económicas a través de la monetización de los retornos del gasto público que podrá ser aplicado no solo a otros programas de incubación empresarial sino en general a cualquier actuación pública de promoción económica. Estas cuestiones no habían sido abordadas con anterioridad utilizando la metodología propuesta, proporcionando la Tesis un enfoque nuevo sobre la materia. Este trabajo de investigación se valora positivamente y se propone como Tesis Doctoral ante el tribunal correspondiente. Y para que así conste firmo la presente: Dr. D. Francisco José Blanco JiménezMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 2DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 4. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 3DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 5. Por la presente autorizo a que el Gerente de Madrid Emprende, a los efectos de este escrito el Doctorando José Ignacio Ortega Cachón, pueda usar los datos de los gastos anuales de gestión y facturación de las diferentes incubadoras de la Red de Viveros de Empresa en los ejercicios 2007-2012 de Madrid Emprende exclusivamente para fines académicos de cara a su investigación titulada MEDICION DE IMPACTO SOCIO- ECONOMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLITICAS PUBLICAS DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESAS. En Madrid, a 22 febrero de 2012 Juan del Álamo Jiménez Coordinador de Empleo, Desarrollo Empresarial y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid. Vicepresidente de “Madrid Emprende”. Agencia de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Madrid.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 4DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 6. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 5DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 7. A Miguel Ángel Blanco (1968-1997)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 6DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 8. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 7DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 9. “No nos hace falta valor para emprender ciertas cosas porque sean difíciles, sino que son difíciles porque nos falta valor para emprenderlas” Atribuida a Lucio Anneo SénecaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 8DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 10. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 9DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 11. ÍNDICE GENERAL ÍNDICE GENERALÍNDICE GENERAL .................................................................................................................... 10CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓN ................................................................................................ 12CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN ........................................................................ 20 2.1 Estructuración ...................................................................................................................................... 22 2.2 Definición del problema ....................................................................................................................... 29 2.3 Objetivos generales y específicos ......................................................................................................... 31 2.4 Justificación: relevancia, originalidad y contribución ........................................................................... 32CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO .............................................................................................. 36 3.1 El campo del entrepreneurship ............................................................................................................. 39 3.2 Los emprendedores: su definición ....................................................................................................... 42 3.3 Los efectos en la economía de la actividad emprendedora ................................................................. 49CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA ............................................................................ 52 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurship .................................................................. 55 4.1.1 Aparición y definición del término emprendedor ........................................................................ 56 4.1.2 Los emprendedores como elementos de desarrollo económico ................................................. 58 4.1.3 Medición de las consecuencias económicas de la actividad emprendedora ............................... 62 4.1.4 La economía emprendedora ........................................................................................................ 63 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedores ............................................................................... 72 4.2.1 Impacto de los emprendedores sobre el empleo ........................................................................ 74 4.2.2 Impacto de los emprendedores sobre el crecimiento económico............................................... 79 4.2.3 Impacto de los emprendedores sobre la productividad .............................................................. 85 4.2.4 Impacto de los emprendedores sobre la innovación ................................................................... 89 4.2.5 Impacto de los emprendedores sobre la cohesión social ............................................................ 94 4.2.6 Externalidades negativas de la actividad emprendedora ............................................................ 97 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores ........................................................................ 106 4.3.1 Origen, evolución e hitos ........................................................................................................... 106 4.3.2 La nueva política pública a favor de los emprendedores ........................................................... 132 4.3.2.1 Modelo GEM .........................................................................................................................................135 4.3.2.2 Modelo ecléctico ..................................................................................................................................138 4.3.2.3 Modelo holístico ...................................................................................................................................144 4.3.3 Benchmarking de políticas de apoyo a emprendedores............................................................. 151 4.3.3.1 Actuaciones eficaces en las políticas de apoyo a emprendedores .......................................................152 4.3.3.1.1 Promoción del espíritu emprendedor y sus valores ....................................................................152 4.3.3.1.2 Reducción de las barreras de entrada y salida ............................................................................154 4.3.3.1.3 Programas de formación en emprendimiento en los currículos educativos ...............................156 4.3.3.1.4 Financiación para startups mediante préstamos blandos y capital semilla.................................158 4.3.3.1.5 Medidas dirigidas a colectivos concretos ....................................................................................161 4.3.3.1.6 Infraestructuras de apoyo a los nuevos negocios........................................................................163 4.3.3.2 Actuaciones ineficaces en las políticas de apoyo a emprendedores ....................................................167 4.3.3.3 Consideraciones finales del benchmarking ...........................................................................................168CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES .......................................................................................... 170 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedores.................................. 174 5.1.1 Concepto de incubadora ............................................................................................................ 176 5.1.2 Objetivos y características de las incubadoras........................................................................... 180 5.1.3 Clasificación de las incubadoras ................................................................................................. 181 5.1.4 Origen, antecedentes y situación actual de las incubadoras ..................................................... 186 5.1.5 Impacto económico de las incubadoras..................................................................................... 197MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 10DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 12. ÍNDICE GENERAL 5.2 La ciudad de Madrid como ámbito espacial de estudio ..................................................................... 202 5.3 2006-2016 como ámbito temporal de estudio ................................................................................... 209 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras ........................................................................ 211 5.4.1 El origen del ROI ......................................................................................................................... 211 5.4.2 La evaluación de las incubadoras ............................................................................................... 214 5.4.3 El ROI y las incubadoras ............................................................................................................. 217 5.4.4 Formulación del modelo de ROI................................................................................................. 223 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación ............................................................ 249CAPÍTULO 6. CONCLUSIONES .............................................................................................. 266ANEXOS ………………………………………………………………………………………………………………………..276ÍNDICES ………………………………………………………………………………………………………………………..284 ÍNDICE DE ACRÓNIMOS ............................................................................................................................. 286 ÍNDICE DE CUADROS ................................................................................................................................. 288 ÍNDICE DE TABLAS ..................................................................................................................................... 290BIBLIOGRAFÍA ...................................................................................................................... 292MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 11DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 13. CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓNMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 12DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 14. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 13DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 15. CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓNLos emprendedores son el vehículo en que las ideas se implementan(Schumpeter, 1911) y por ello, los agentes más importantes en la creación denuevos empleos (Baumol, 1993), lo que les ha convertido en el motor deldesarrollo económico-social y del progreso en la nueva economía (Audretsch yThurik, 2004; Holcombe, 2003).Existen pocas dudas en el ámbito académico, político e incluso en la opiniónpública1, pero para llegar a esta afirmación se ha hecho necesaria toda una nuevaárea de investigación en la ciencia económica que ha tomado por nombre suvocablo en inglés: entrepreneurship2.Esta nueva disciplina es absolutamente transdisciplinar3, como puso de manifiestola obra schumpeteriana, al abarcar los niveles más importantes del análisiseconómico: el individuo, la empresa y la nación4.Para conocer y entender mejor esta realidad han sido numerosos los intentos dedefinir la actividad emprendedora y por lo tanto, los emprendedores. Losprincipales autores del entrepreneurship han aportado su visión particular a lasdefiniciones y ha cobrado tal importancia este ejercicio que los economistas sehan agrupado en escuelas en función de que pese más un elemento u otro en ladefinición. La tradición alemana, liderada por Schumpeter (1911), poniendo elacento en la innovación como elemento indisoluble del emprendimiento; laamericana de Chicago, con Knight (1921), con la propensión al riesgo de losemprendedores y finalmente la austriaca, con la continua búsqueda deoportunidades que exigen permanecer alerta al emprendedor (Kirzner, 1973).Una de las formas en las que se materializa la actividad emprendedora escreando una empresa, aunque otras veces el emprendimiento es sinónimo de1 Para los españoles la medida más importante para asegurar el desarrollo económico del país es “apoyar a las empresas ya los emprendedores”( CIS, 2011).2 El vocablo inglés entrepreneurship a su vez proviene de la palabra francesa entreprende, emprender. En economía seha traducido de numerosas formas al castellano entre ellas emprendimiento, iniciativa emprendedora , función empresarialo espíritu empresarial. La falta de consenso en su traducción ha llevado a que la literatura en castellano haya mantenido eluso del término en inglés.3 Para Blanco (1997) “lo económico se ha extendido a la mayoría de los ámbitos del ser humano. Por tanto, el análisis desus efectos debe ser transdisciplinar”. Este término es utilizado por Passet (1996) y en opinión del autor francés es mejorque el de “multidisciplinar” puesto que el prefijo “trans” le concede el sentido de “a través, de conjunto y más allá”.4 Schumpeter (1934) vinculó la iniciativa emprendedora de los individuos a la creación y destrucción de industrias ademásde al desarrollo económico.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 14DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 16. CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓNinnovación y creatividad ya sea desde una empresa nueva o desde una creada(Salas, 2010).Para Reynolds (2004), aunque no existe una definición generalmente aceptada deemprendimiento, las diversas tendencias tienen al menos en común querelacionan emprendedor con la creación de algo nuevo.Este trabajo de investigación opta por la definición de la OCDE (2009), queaglutina parte de lo anterior, refiriéndose a los emprendedores como aquellaspersonas (propietarias de empresas) que buscan generar valor, a través de lacreación o expansión de actividad económica, identificando y explotando nuevosproductos, procesos o mercados.Pero el entrepreneurship no solo ha explorado la teoría, sino que ha usadoprofusamente los análisis empíricos para demostrar la vinculación entre losemprendedores y el desarrollo económico y social. Porque en esta nuevadisciplina, además de estudiarse el comportamiento del individuo-empresario, unade las partes más importantes es conocer los efectos de la iniciativaemprendedora en la economía, enfoque por el cual opta esta tesis doctoral.Para ello ha sido necesario encontrar formas de medir el número e importancia delos emprendedores en la economía y se ha logrado asociando a losemprendedores con alguno de los siguientes conceptos: autónomo, pequeñaempresa o nueva empresa (Van Praag y Versloot, 2007).Gracias a estas simplificaciones se ha podido demostrar la positiva relación de laactividad emprendedora con el empleo, el crecimiento, la productividad, lainnovación y la cohesión social. Aunque también han puesto de manifiesto lasnegativas consecuencias que en ocasiones puede llegar a causar.Esas externalidades positivas de la iniciativa empresarial están detrás del hechode que las administraciones públicas hayan querido apoyar al colectivoemprendedor durante los últimos más de cien años, bien luchando contra losfallos de mercado que les impiden crecer, bien con apoyos directos para facilitarsu supervivencia.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 15DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 17. CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓNEn un principio ese apoyo fue tímido, con las leyes anti-trust del siglo XIX, paraposteriormente ensombrecerse en la posguerra de la segunda guerra mundial porla “gran escala”. Será a partir de los años 80 cuando las políticas a favor de losemprendedores retomen fuerza, con las teorías evolucionistas de telón de fondo yconforme los hallazgos empíricos demostraban su valor. Finalmente se alcanza elpunto máximo coincidiendo con nuestros días y la permanencia de la crisis.5Pero el uso indistinto de pymes, autónomos o nueva empresa como sinónimo deltérmino emprendedor por la literatura económica ha llevado a que los gestorespúblicos, a la hora de implementar acciones, hayan diversificado en exceso elfoco de actuación, con lo que se ha actuado en muchas ocasiones conincoherencia, cuando no con pura ineficacia.Además, las sucesivas crisis globales han impulsado estas políticas, pero tambiénhan acentuado la necesidad de resultados visibles en un no largo plazo6, lo queha hecho que lo público haya desdeñado las actuaciones de ecosistema o deambiente7 (cuyo objeto no son las empresas directamente, sino el clima en el queestas y los individuos operan, como por ejemplo la introducción de contenidoscurriculares de legitimación del empresario en la enseñanza reglada o lareducción de la burocracia y la fiscalidad en las nuevas empresas) a favor de losprogramas concretos de impulso a determinados colectivos o sectores (como lafinanciación preferencial a empresas de base tecnológica o las subvencionesdirectas).En el auge actual de estas políticas, los gobiernos se aferran a la promoción delos emprendedores con la desesperación que lo hace el náufrago al barcohundido. Pero a su vez, por primera vez en muchos años, los ajustes5 Para Audrestch y Thurik (2001) la gran escala o managed economy domina gran parte de las políticas del siglo XX consus intervenciones dirigidas principalmente a empresas con gran capacidad de arrastre cuyo desarrollo y crecimiento sejuzga positivo para la economía. Bajo esta premisa, los programas públicos pretenden estimular la producción o hacerlamás eficiente, procurando que las unidades económicas ganen tamaño. Por el contrario, a partir de los años 80 lasactuaciones, más propias de la entrepreneurial economy o economía emprendedora, han trasladado el foco de atencióndesde la estructura productiva al proceso empresarial, en particular a la creación y comercialización de conocimiento.6 Carree et al. (2007) demuestran que se necesitan ocho o más años para que sean visibles estas políticas públicas en loque respecta a la reducción del desempleo.7 Montes (2010) explica que si los emprendedores son el motor de desarrollo, el catalizador es un entorno favorable para lacreación de empresas en el que la prioridad debe ser la libertad económica.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 16DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 18. CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓNpresupuestarios exigen a las administraciones tener que tomar duras decisiones yelegir entre las actuaciones a realizar.Por ello se hace necesario no solo ganar coherencia y foco en la acción públicaen este terreno sino, además, promover mecanismos de evaluación (como ya enotras disciplinas se está haciendo8) que nos permitan conocer la eficiencia de lasacciones de apoyo a los emprendedores.Esta tesis doctoral pretende, por tanto, dar respuesta a la cuestión de si en estacoyuntura podemos permitirnos mantener las políticas de apoyo a losemprendedores. Para ello se pondrán en valor las importantes consecuencias enla actividad económica de los emprendedores, entre las que no solo se incluyennuevas empresas y empleos sino también nuevos ingresos fiscales para lasadministraciones públicas que puedan garantizar la sostenibilidad de estaspolíticas e incluso enjugar el déficit público.Será este último aspecto el objeto de estudio de este trabajo de investigacióndebido al escaso tratamiento que ha tenido en nuestro país y la imperiosanecesidad que tiene la economía española de actuaciones de estímulo que seaneficaces y no comprometan la estabilidad presupuestaria de las administracionespúblicas.Para conseguir lo anterior se formulará un modelo de análisis ex-novo quepermita evaluar una de las políticas públicas más extendidas en este campo comoson las incubadoras o viveros de empresas. Después de conocer los orígenes,objetivos y modalidades de estas infraestructuras de apoyo a la creación deempresas se procederá a evaluarla a través de un método de coste-beneficio enauge como es el return on investment (ROI).Esta investigación sigue las teorías que propugnan políticas integrales yperseverantes de apoyo a los emprendedores y se han incluido en el modelomediante la elección del ámbito y duración del estudio. Madrid es una ciudad con8 En los Estados Unidos Washington State Institute for Public Policy (www.wsipp.wa.gov) lleva años elaborando yrecopilando informes de coste-beneficio de las políticas sociales estatales. En el Reino Unido el Ministro de Empleoanunció en 2011 un cambio en la subvenciones en política social hacia un sistema que financie gastos una vez evaluadoslos retornos (The Guardian, 2011).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 17DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 19. CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓNun incipiente ecosistema o marco emprendedor9 que garantiza el buen destino delas acciones públicas que se desarrollan en este campo. A su vez la obsesión porla inmediatez de la que pecan algunas actuaciones se elimina con el amplioámbito temporal en el modelo de 10 años.Los retornos de las inversiones públicas, medidos por el ROI, a través de losingresos fiscales, permitirán un homogéneo análisis comparativo de ingresos ygastos públicos en el que se incorporan cientos de empresas y agentesparticipantes en la red de incubadoras de la ciudad de Madrid durante los añosdel estudio. De ese modo se demostrará que este tipo de políticas públicas soneficaces, eficientes y sostenibles.No obstante, no se han podido incluir en el análisis los efectos indirectos einducidos de la actividad emprendedora que hubieran permitido multiplicar losresultados obtenidos. Además solo se ha monetizado una de las grandespreocupaciones del momento, la necesidad de cuadrar las cuentas públicas (através de los ingresos fiscales que pagan los nuevos emprendedores de lasincubadoras) dejándose para futuras investigaciones la otra gran lacra de nuestraeconomía: la necesidad de reducir el desempleo (y por tanto la conversión enunidades monetarias de los nuevos trabajos generados por los incubados).Los resultados obtenidos en este trabajo de investigación demuestran que en estaactuación pública se está en el buen camino de la eficiencia y por ello deberáseguir siendo sufragada por lo público, pero se alerta de la necesidad de seguiravanzando en políticas integrales alineadas entre los diferentes agentes públicosy privados para ganar rentabilidad y en último término sostenibilidad.Únicamente uniendo fuerzas y coordinando estrategias por parte de los diferentesagentes implicados (gobiernos, empresas, emprendedores e institucioneseducativas) podrá conseguirse un auténtico capital emprendedor10 que garantice9 Kelley et al. (2012) lo definen como las condiciones del entorno para emprender entre las que se incluyen los programasgubernamentales, la burocracia, la fiscalidad, el acceso a la financiación, el sistema educativo o las normas sociales oculturales.10 Audrestch y Keilbach (2004) lo definen como la capacidad estructural que tienen los países, regiones y ciudades,industrias o sectores para promover nuevas empresas.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 18DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 20. CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓNuna economía basada en el conocimiento, que crezca, cree empleo y además seasostenible.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 19DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 21. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓNMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 20DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 22. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 21DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 23. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.2 Definición del problema2.1 EstructuraciónSiguiendo la recomendación de Cuervo et al. (2006) la estructura de este trabajode investigación se ha basado en las seis decisiones claves que para Low yMacMillan (1988) deben plantearse para elaborar un estudio en el área delentrepreneurship. Esas dimensiones de la investigación han de ser: propósito,perspectiva teórica, enfoque, nivel de análisis, marco temporal y metodología.En las conclusiones del artículo de Low y MacMillan se resumen algunascuestiones claves de cada dimensión:Propósito. “Ha de incluirse una declaración clara de su propósito” y apelan a losinvestigadores para que adapten el propósito específico de su estudio a uno másfundamental que para ellos ha de ser: explicar y facilitar el papel de la nuevaempresa a la hora de impulsar el progreso económico. “Se espera que alvincularlo a este propósito general, se pueda traer una gran variedad deactividades de investigación hacia un escenario amplio pero unificador.”Perspectiva Teórica. Sugieren que las investigaciones en el futuro deberíanexaminar y hacer constar claramente las premisas teóricas y las perspectivasteóricas adicionales.Enfoque. “Las futuras investigaciones deberían continuar la tendencia hacia lainvestigación más contextual y orientada hacia los procesos. Este es un avanceimportante porque mueve el campo más cerca de una posición donde se puedaexplicar, en vez de simplemente documentar, el fenómeno del entrepreneurship”.Nivel de análisis. “Ha habido una tendencia positiva en la realización de estudiosque examinan más de uno de los niveles de análisis individual, grupal,organizativo, industrial y social. Tales estudios a varios niveles de análisisproporcionan una comprensión mucho más rica del fenómeno emprendedor ydebe aconsejarse para futuros programas de investigación.”Marco temporal. “Pueden obtenerse mejores observaciones de los estudios queemplean un marco temporal más amplio que de los estudios que utilizanMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 22DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 24. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.2 Definición del problemainstantáneas cross-seccionales. Un empuje hacia los estudios de marco temporalmás largo es deseable, sobre todo teniendo en cuenta que se hace cada vez máspatente que los distintos temas de la estrategia se hacen más importantes con laevolución de la empresa y la industria”.Metodología. “Es preciso seguir progresando en la investigación que abordetemas de causalidad”. Para Rodríguez Coma (2012) el tema de la causalidad esla esencia de la evaluación de programas pero, alerta esta autora, “tiene enfoquespoliédricos en la literatura y de gran complejidad”.11Los autores en la siguiente tabla resumen sus principales recomendaciones y lasdebilidades detectadas para las investigaciones en entrepreneurship. Cuadro 1: Recomendaciones de Low y MacMillan Decisiones sobre el Investigación Modelo Diseño de Investigación del Pasado y Retos del Futuro Investigación Claramente constatado, Especificación del Poca claridad, descriptivo, falta explicativo, ayuda al progreso propósito de unidad económico Impulsado por la teoría, Desarrollo teórico débil, Especificación de la hipótesis claramente presupone implícitamente la perspectiva teórica constatadas, variedad de elección estratégica perspectivas teóricas Enfoque sobre el proceso Especificación del Enfoque sobre los determinantes emprendedor en el contexto enfoque culturales o sobre la personalidad social Especificación del nivel Mayoritariamente un uso de un Varios niveles de análisis de análisis único nivel de análisis Especificación del Marco temporal reducido Marco temporal amplio marco temporal Estudios de casos, Impulsado por la teoría, incluye Especificación de la investigaciones cross- hipótesis a priori, múltiples metodología seccionales, método único, métodos, explicativo descriptivo Fuente: Low y MacMillan (1988)Se ha seguido esta estructura por varias razones. La primera por el hecho de seruno de los estudios en entrepreneurship que mayor impacto han tenido en las11 Sobre el asunto de la causalidad y más concretamente sobre la inferencia causal en las ciencias sociales pueden resultarde interés los trabajos de Holland (1986). Pearl (2009) presenta una revisión de los más recientes avances en la inferenciacausal. Glymour (1986) desarrolla la importancia filosófica del tema (Rodriguez Coma, 2012).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 23DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 25. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.2 Definición del problemainvestigaciones en este terreno (Cuervo et al., 2006). Por otra parte, los seisrequisitos propuestos por Low y MacMillan han sido aplicados de formasatisfactoria en numerosas investigaciones a partir de su publicación (Davidsson yJohan Wiklund, 2001) que han permitido, como los autores pronosticaron,“resultados significativos y novedosos”.Aunque a lo largo del trabajo se encuentran las respuestas a las preguntas deLow y MacMillan es recomendable anticiparlas y siquiera someramenteconocerlas, para entender la investigación propuesta.PropósitoComo acabamos de ver en Entrepreneurship: investigación en el pasado y retosen el futuro (Low y MacMillan, 1988), se propone que en cualquier trabajo deinvestigación en este campo se especifique en primer lugar el propósito. Ademáslos autores sugieren que este se vincule específicamente a un propósitogeneralmente aceptado, ellos en concreto proponen que sea “explicar y facilitar elpapel de las nuevas empresas para desarrollar el progreso económico”. Esa“explicación” del papel de las nuevas empresas supondrá, por tanto, centrarse enlas causas e ir más allá de los estudios meramente descriptivos tan abundantesen la literatura del entrepreneurship. A su vez, permitirá superar el multienfoquede esta disciplina que para los autores es una de las causas que ha ralentizado elestudio del entrepreneurship.Por ello, el propósito general que se ha definido para este trabajo de investigaciónes evaluar mediante su impacto económico las políticas públicas de apoyo a lacreación de empresas al objeto de poder decidir sobre su continuidad.El propósito específico será evaluar una acción concreta de política pública comoson las incubadoras de empresas a través de la comparación de gastos eingresos. Las nuevas empresas que nacen y sobreviven gracias a lasincubadoras, generan unos ingresos fiscales al sector público que se puedenponer en contraste con las cifras de inversión pública en esas infraestructuras.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 24DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 26. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.2 Definición del problemaPerspectivaSiguiendo también el consejo de Low y MacMillan de que “se servirá mejor alcampo en el futuro si el tema de la perspectiva teórica se aborda de maneradirecta y si se evitan supuestos no relacionados”, como se acaba de ver en laformulación de la propuesta, se ha elegido en el presente estudio la perspectivaque tiene que ver con las consecuencias en la economía de la creación de nuevasempresas.EnfoqueEl enfoque del trabajo se enmarca en las teorías de la “nueva economía” deJovanovic (1982) y “la economía emprendedora” (Audretsch y Thurik, 2004), enlas cuales la conjunción de elementos culturales12, institucionales y económicoshacen posible que el éxito de las economías sea protagonizado por losemprendedores.Además, no puede dejar de mencionarse que a causa de varios fallos de mercado(Salas, 2010), entre otras razones, las empresas mueren de un modo importanteen los primeros años o ni siquiera llegan a nacer, lo que ha provocado laactuación durante los últimos cien años de los poderes públicos a través depolíticas específicas (García Tabuenca et al., 2004) con un resurgir, “re-emergencia”, del valor de los emprendedores y por tanto de las políticas en suapoyo a partir de los años 80 (Audresch, 2002).Nivel de análisis y marco temporalLa recomendación de Low y MacMillan de utilizar enfoques que combinenunidades a niveles de análisis micro y agregado ha sido tenida en cuenta paraevaluar una extendida política pública de apoyo a la creación de empresas, comoson las incubadoras. Se ha partido de los datos de facturación de cada una de loscientos de empresas incubadas en la red de viveros de empresas de Madrid,todas ellas nuevas empresas conforme a la convocatoria municipal. A su vez, se12 En línea con el pensamiento de Weber (1930) según el cual el comportamiento del empresario capitalista ha estadoaltamente condicionado por sus creencias religiosas; de ahí que la actividad empresarial tuviera mayor auge en aquellasáreas geográficas en las que predominaba la ética protestante.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 25DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 27. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.2 Definición del problemaha escogido un amplio periodo de tiempo de 10 años para el análisis, lo quesupone no solo agregar los datos de facturación de todas las empresas de cadauno de los viveros de empresas de la ciudad de Madrid, sino también de lasdiferentes promociones de empresas que han ido pasando por ellos (puesto quesolo se puede estar tres años alojado en los centros) permitiéndose un efectoacumulado en la cifra total de facturación que tras los correspondientes ajustes(método Return On Investment -ROI-), pueda ser contrastada, con garantías, conla inversión realizada.MetodologíaEl método elegido en este trabajo de investigación es el ROI, que se obtendrá dela comparación de flujos negativos con positivos a lo largo de 10 años; siendo losnegativos, la inversión pública necesaria para implementar una red de seisincubadoras de empresa en la ciudad de Madrid. Los flujos positivos serán laparte de la facturación de las nuevas empresas, que han ayudado a que nocierren los viveros, que vuelve a lo público vía ingresos fiscales (los diferentesimpuestos que pagan los emprendedores).Este ROI adaptado a la particularidad de las incubadoras de empresa dará lugar auna nueva herramienta de evaluación de estas políticas, así la cifra resultante nospermitirá conocer si las incubadoras son rentables socialmente y sostenibles parael sector público.Esto último encaja con las propuestas de Low y MacMillan que abogabanexplícitamente por más diseños a niveles múltiples, pero también con las deDavidson y Wiklund (2001) que se centran en la necesidad de vincular losresultados a nivel social. En su opinión, en línea con Venkataraman (1997), eldescubrimiento y la explotación de oportunidades rentables para la riquezaprivada, por ejemplo la nueva empresa, se traducen en riqueza social.Davidson y Wiklund recomiendan encarecidamente que el entrepreneurship,como campo académico, se centre en el interés a nivel social: “para retener lacredibilidad en el entrepreneurship como disciplina y como medida de políticaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 26DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 28. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.2 Definición del problemaeconómica, más allá de las modas pasajeras, los investigadores necesitan probar,más que suponer, los efectos positivos sociales de la nueva empresa.”Incluso Davidson y Wiklund llegan a afirmar que sería relevante investigar si eldinero que se gasta en determinadas políticas regionales de fomento de lacreación de nuevas empresas tiene un efecto positivo sobre el bienestareconómico.Aunque también, los autores advierten de la necesidad de tener una actitud demente abierta hacia la posibilidad, como dice Baumol (1990), de que “bajo ciertascircunstancias, la nueva empresa a nivel micro no introduce beneficios a lasociedad”.Por ello con la herramienta que surge del presente estudio, sin duda, se puededemostrar que determinadas políticas públicas mal planteadas y peor gestionadasno solo no aportan beneficio social, sino que solo suponen una cargapresupuestaria. La clave será identificarlas para que no continúen pero sípermitan que las bien planteadas y gestionadas y con retornos socio-económicospuedan seguir aportando todo su potencial.Por otro lado este trabajo, en un ámbito más general, sigue las recomendacionesde Rivera-Camino (2011) sobre cómo escribir y publicar una tesis doctoral. Paraeste doctor en Economía y en Psicología la estructura de una tesis podría ser: 1. Introducción al proyecto. 2. Definición del problema. 3. Objetivos generales y específicos. 4. Justificación: relevancia, originalidad, contribución científica y práctica. 5. Cuadro teórico: revisión de la literatura, formulación de hipótesis y modelo conceptual. 6. Metodología de la investigación y análisis de resultados.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 27DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 29. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.2 Definición del problemaLa constatación de que las seis preguntas de Low y MacMillan para el ámbito delentrepreneurship tenían perfecto encaje en la estructura generalista de Rivera-Camino ha permitido una guía para elaborar este trabajo.La fusión de ambas metodologías de investigación, o mejor dicho, laincorporación literal de las recomendaciones de Low y MacMillan, en el guiónanterior ha dado lugar a una estructura que permite una organización del trabajoque ha facilitado enormemente la elaboración de esta tesis doctoral y que seresumen en el siguiente gráfico: Cuadro 2: Estructura de la Tesis Fuente: Elaboración propiaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 28DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 30. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.2 Definición del problemaA continuación se pasa a profundizar en los objetivos avanzados anteriormente yse justifican en base a criterios de relevancia, originalidad y contribución práctica.2.2 Definición del problemaPara definir ese propósito o propuesta de la investigación se hace necesario demanera previa poner de manifiesto la existencia de un vacío en el contextoespecífico del estudio.En nuestro caso el campo es el entrepreneurship, que como luego definiremos,abarca muchas realidades del comportamiento económico de los individuos peroespecialmente estudia la creación de empresas. Dentro del entrepreneurship nosinteresa, más allá de otras consideraciones que han recibido atención en estecampo, las consecuencias en la economía de la actividad emprendedora. Por ellootros enfoques que ponen el acento en las características psicológicas delemprendedor o en la capacitación del mismo no serán el hilo conductor de estetrabajo de investigación.Esas externalidades estarán mediatizadas por el entorno en el que se crean lasnuevas empresas, para Montes (2010) la “Nueva Economía Institucional”considera el surgimiento de las instituciones como una respuesta de los individuosque, insatisfechos con la actuación de los mercados imperfectos, tratan de llegara situaciones de mayor eficiencia mediante la creación de institucionescorrectoras de los fallos del mercado.A su vez, como afirma Reynolds (1991), “no existe duda de que la políticagubernamental puede generar un efecto en la generación de oportunidades parael comportamiento emprendedor”. Como se verá más adelante, son ya deprincipios del siglo pasado los primeros ejemplos de políticas en este terreno quea partir de los años 80 han ocupado un lugar destacado en las intervencionespúblicas (Velasco y Saiz, 2007). Estas actuaciones se insertan en las políticas deoferta y surgen para compensar el fallo de mercado que provoca que no nazcansuficientes empresas o que mueran antes de que generen los importantesbeneficios sociales que como se verá tiene la actividad emprendedora.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 29DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 31. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.2 Definición del problemaEl estudio de las consecuencias de estas políticas es para Velasco y Saiz,después de estudiar a otros autores como Belso (2002), Nolan (2003) y Parker(2005), una de las áreas más descuidadas. Se conocen experiencias devaloración y evaluación pero apenas existe literatura que evalúe específicamenteel efecto directo en la economía de las políticas de creación de empresas, através de un análisis coste-beneficio (honrosas excepciones son los estudios deCowling y Hayward, 2000 y Almus, 2004). Profundizando un poco más, Douhan yHenrekson (2007) destacan que no existen estudios que contabilicen los efectosde las políticas pro-emprendedores en las cuentas públicas, no por el lado de losgastos, sino por el de los ingresos que ayudan a generar. Y haciéndose eco delestudio de Holtz-Eakin (2000) recomiendan buscar la eficiencia en lasintervenciones públicas.Para terminar, como indica el centro de innovación social del sector público de laFundación PwC e IE Business School (PwC e IE, 2011), en el momento en el quenos encontramos realizar una evaluación sobre eficacia y eficiencia de laspolíticas públicas permite establecer prioridades y focalizar los esfuerzos enaquellas que ofrecen mayores garantías de éxito de impacto en las necesidadesmás perentorias.Teniendo en cuenta todo lo anterior, esta tesis doctoral pretende contribuir a llenarun vacío, constatado en la producción científica, del estudio de las consecuenciasen la economía de las políticas de apoyo a emprendedores.La hipótesis principal, por tanto, será:Es posible el mantenimiento, desde el erario público, en una coyuntura derecesión y restricciones presupuestarias, de las políticas públicas de apoyo aemprendedores y a la creación de empresas, a causa de sus externalidadespositivas.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 30DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 32. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.3 Objetivos generales y específicos2.3 Objetivos generales y específicosEl objetivo general del trabajo de investigación será demostrar la eficiencia dealgunas políticas públicas de apoyo a emprendedores, en concreto de una de lasmás extendidas en el ámbito público: las incubadoras de empresas. Para ello nobastará con demostrar que esta actuación pública ayuda de verdad a crearnuevas empresas y que genera empleo o actividad económica, sino que lo hacede un modo no gravoso para los presupuestos gubernamentales, más al contrario,que contribuye al sostenimiento del erario público.Para ello se define como objetivo específico el desarrollo de una herramienta quepermita evaluar las incubadoras mediante la medición y contraste entre el gastopúblico invertido y los retornos logrados vía generación de nuevos ingresosfiscales.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 31DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 33. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.4 Justificación: relevancia, originalidad y contribución2.4 Justificación: relevancia, originalidad y contribuciónA la hora de justificar este trabajo de investigación sobre la evaluación de unaconcreta política pública de apoyo a emprendedores y siguiendo lasrecomendaciones de Rivera-Camino (2011) se procede a describir los siguientestres elementos: relevancia, originalidad y contribución.RelevanciaPocas acciones de política económica generan tanta unanimidad entre losagentes privados, sector público, instituciones y el mundo académico como elapoyo a los emprendedores (Ortega et al., 2011). Para Callejón (2009) es difícilencontrar alguna otra idea económica que en tan poco tiempo haya logrado unaimplantación tan extensa y arraigada en la sociedad y en la academia.Alemany et al. (2011) justifica la relevancia del emprendimiento en la actualidadpor su importancia en la sociedad como motor de desarrollo económico y social.Los autores destacan el papel de la iniciativa emprendedora tanto en lageneración de empleo como en el crecimiento económico y la innovación.13Velasco y Saiz (2007), tras demostrar la utilidad de las políticas para la creaciónde nuevas empresas, concluyen que la tarea esencial de las administracionespúblicas es la de crear y consolidar un marco institucional que propicie y facilite laacción de los nuevos emprendedores.Para Kelley et al. (2012) la academia y lo público comparten que la iniciativaemprendedora es clave para el desarrollo y bienestar de las sociedades. Losemprendedores crean trabajo, son agentes de innovación y provocan cambiosestructurales en la economía, además de promover indirectamente laproductividad al introducir nueva competencia en los mercados. Son catalizadoresde crecimiento económico y competitividad. Por tanto los actores públicos estánobligados a examinar cómo pueden mejorar las condiciones del ecosistemaemprendedor mediante sus políticas.13 En línea con las teorías de Audrestch (2002) que sitúa al emprendedor como el agente de cambio en una economíabasada en el conocimiento. Para este autor “solo será posible un positivo desarrollo económico si está vinculado a laactividad emprendedora”.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 32DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 34. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.4 Justificación: relevancia, originalidad y contribuciónEn el plano político transnacional las más importantes organizaciones einstituciones internacionales han destacado en los últimos tiempos la importanciade los emprendedores en la economía y la necesidad de incentivar y mejorar lasactuaciones de lo público en este terreno (OCDE, 1998; UNCTAD, 2004; BancoMundial a través de Khalil y Olafsen, 2010)En nuestro entorno, la Comisión Europea ha protagonizado en este terreno unaintensa actividad de Comunicaciones en la última década (Carta Europea de laPequeña Empresa, 2000; Libro Verde, 2003; Small Business Act, 2008).Finalmente en España y recogiendo el testigo de la iniciativa europea de 2008, seinicia en 2010 una intensa actividad legislativa para promover la mejora de lascondiciones de la actividad emprendedora. De modo pionero, el País Vasco(Parlamento Vasco, 2010) y a su rebufo la práctica totalidad de comunidadesautónomas se embarcan en la redacción de leyes para mejorar el entornoinstitucional de los emprendedores y por ende de los autónomos, pymes yempresas recién creadas. En 2012 está previsto, a su vez, que el reciénconstituido Gobierno de España apruebe un nuevo marco legal con nuevaspolíticas público-privadas de apoyo a los emprendedores.OriginalidadComo se ha puesto de manifiesto anteriormente, existe un vacío en la literaturasobre la evaluación de las políticas en este campo que es mayor, si cabe, en losestudios que usan como herramienta de retorno los ingresos fiscales (Velasco ySaiz, 2007). Esto permite un campo de cultivo sobre el que construir estudios yherramientas absolutamente originales.Para Núñez (2011), la evaluación será la pieza clave de la legitimación de unnuevo sistema público y propone una cuenta de resultados objetivables de cadauna de las acciones públicas.Es prácticamente inédita la evaluación de una acción muy común de políticaeconómica como son las incubadoras de empresa. Como afirma Callejón (2009),a pesar de haberse iniciado en los años 80, han continuado con su vigencia sinMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 33DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 35. CAPÍTULO 2. PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN 2.4 Justificación: relevancia, originalidad y contribuciónapenas cambios de diseño, lo que ha incluido la ausencia de herramientas deevaluación de estas incubadoras especialmente en el continente europeo, a pesarde las continuas recomendaciones de la Unión Europea.Con esta tesis doctoral se pretende desarrollar con el rigor de un trabajo científicouna herramienta que, en línea con la sugerencia de Velasco y Saiz (2007), seconvierta a su vez, en un indicador de gestión de la propia actuación pública.ContribuciónLa contribución práctica es iniciar la apertura de un nuevo camino que a través dela evaluación permitirá que persistan las políticas públicas de apoyo aemprendedores que funcionen y además contribuyan al sostenimiento de lasarcas públicas, bien mediante la generación de ingresos o bien por la reducciónde gastos sociales (vinculados a la creación de nuevos empleos).Todo ello guiado por una apuesta sin ambages por el mantenimiento de lasactuaciones públicas eficientes que permitan salvar el fallo de mercado queimpide el nacimiento y crecimiento de las nuevas empresas de losemprendedores y así hacer posible la generación de bienestar.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 34DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 36. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 35DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 37. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICOMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 36DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 38. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 37DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 39. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICOPara Salas (2010) y Velasco y Saiz (2007) algunos de los principales problemasque se encuentran los gestores públicos a la hora de aplicar políticas públicas deapoyo a los emprendedores son: 1. La ausencia de herramientas universales y de una teoría que aglutine todas las perspectivas del fenómeno emprendedor (Veciana, 2006) al ser el entrepreneurship una disciplina novísima. 2. La ausencia de consenso en la definición del término emprendedor. 3. La desconexión entre las políticas públicas y los fallos de mercado que las causan.Estas tres cuestiones pueden ser atacadas desde la investigación académica, porlo tanto veámoslas en detalle, lo que además permitirá ofrecer al lector el marcoteórico sobre el que se basa este trabajo de investigación.En primer lugar nos aproximaremos a la disciplina del entrepreneurship paraconocer mejor esta nueva área de conocimiento de las ciencias sociales.A continuación se intentará poner luz en la definición de emprendedor abundandoen los aspectos que permiten medir la actividad de los emprendedores.Por último se optará por aquella perspectiva teórica dentro del entrepreneurshipque pone en valor los efectos en la economía de la actividad emprendedora parapoder enfocarse el resto del trabajo en los efectos de las políticas públicas en estamateria.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 38DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 40. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.1 El campo del entrepreneurship3.1 El campo del entrepreneurshipEl presente trabajo se ubica en el área científica del entrepreneurship, un área deinvestigación enmarcada en las ciencias sociales que puede considerarserelativamente joven o que por lo menos no ha alcanzado su plenitud (Ireland etal., 2005), con importantes avances muy recientes (Strom, 2011).El entrepreneurship es un fenómeno transdisciplinar que abarca muchas fronterasdisciplinarias. Los estudios que caen dentro de la rúbrica del entrepreneurship hanperseguido una amplia variedad de propósitos y objetivos, han planteadocuestiones diferentes y han adoptado distintas unidades de análisis, perspectivasteóricas y metodologías (Low y MacMillan, 1988).Por ello entre las múltiples facetas de las que se ha ocupado está el diseño,aplicación y evaluación de las políticas de apoyo a los emprendedores (Velasco ySaiz 2007), objetivo de este trabajo de investigación.Este carácter transdisciplinar ha llevado a una falta de consenso acerca de lo querealmente es entrepreneurship según Audretsch (2002). En cambio para otroscomo Davidsson y Wiklund (2001) las razones del estudio del entrepreneurship enmúltiples niveles de análisis se encuentran en las propias características delfenómeno emprendedor. El entrepreneurship tiene lugar y tiene efectos sobredistintos niveles sociales de manera simultánea. Schumpeter (1911) ya vinculó lasiniciativas emprendedoras de los individuos a la creación y a la destrucción deindustrias además del desarrollo económico. Otros muchos académicos hancontribuido a esta visión multidisciplinar con distintos niveles de análisis desde elindividuo hasta la economía en general.Todo lo anterior ha llevado a que sea muy difícil encontrar una traducción deltérmino al castellano comúnmente aceptada y que sea habitual el uso dedenominaciones tan dispares como factor empresarial, función empresarial,iniciativa emprendedora e incluso se hable de “espíritu” emprendedor. Latendencia de la literatura en habla hispana es el mantenimiento del vocablo eninglés entrepreneurship encontrándose una traducción, en textos menosMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 39DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 41. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.1 El campo del entrepreneurshipacadémicos, en el término, aceptado por la Real Academia de la LenguaEspañola: emprendimiento (aunque es muy extendido el uso de los no admitidoscomo emprendeduría y emprendizaje).A pesar de que, como se ha dicho, aún no existe un consenso sobre la definiciónde este campo de estudio, un gran número de investigadores coinciden en que lacreación de nuevas empresas es una de las principales manifestaciones delentrepreneurship (Morales y Roig, 2005).Para Alemany et al. (2011) el entrepreneurship en términos generales incluye elestudio de las fuentes de oportunidades, los procesos de descubrimiento,evaluación y explotación de las mismas, y de las personas que las descubren,evalúan y explotan. Además, en línea con el párrafo anterior, se puede incluir lacreación de nuevas organizaciones.Audretsch (2002) destaca como rasgo clave del entrepreneurship que su estudioabarca los niveles más importantes de análisis económico, puesto que en unprimer nivel afecta a las decisiones de los individuos, que pueden actuar solos oen grupo. Y en un segundo nivel tiene consecuencias en el campo de la industriay los mercados pero también a nivel espacial como las ciudades, regiones ypaíses.En el desarrollo de la literatura, en este campo, se han identificado trestradiciones intelectuales diferentes que serán estudiadas en detalle más adelantepero que ahora se mencionan siguiendo el estudio de Hebert y Link (1989): latradición alemana con Schumpeter como máximo exponente, la tradición deChicago con Knight y finalmente en Kirzner la tradición austriaca.Para Audretsch (2002) es la teoría de la destrucción creativa schumpeteriana laque mayor impacto ha tenido en el desarrollo posterior de la literatura en estecampo: en la obra de Schumpeter (1911) las nuevas empresas de losemprendedoras desplazan a las existentes a través de la innovación provocandoen último término un mayor grado de desarrollo económico.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 40DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 42. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.1 El campo del entrepreneurshipPor último siguiendo a Cuervo et al. (2006) y a Stevenson y Jarillo (1990) puededecirse que el estudio del entrepreneurship lleva a responder a una serie depreguntas como: ¿qué ocurre cuando el empresario actúa?, ¿por qué actúa elempresario? o ¿cómo actúa el empresario?Para Shane y Venkataraman (2000) esas preguntas serían ¿cómo, por quién ycon qué efectos las oportunidades de negocio son descubiertas, evaluadas yexplotadas?. ¿Por qué, cuándo y cómo surgen las oportunidades?, ¿por qué,cuándo y cómo determinadas personas y no otras las descubren y explotan? yfinalmente, ¿por qué, cuándo y cómo diferentes modos de acción son utilizadospara explotar las oportunidades empresariales?Pero en ambos casos las incógnitas planteadas llevan a respuestas que acabandefiniendo tres diferentes líneas de investigación en el campo delentrepreneurship: 1. El estudio de las consecuencias de la actividad emprendedora. 2. El estudio psicológico del individuo emprendedor. 3. El estudio de la acción empresarial del emprendedor.Por último hay que destacar que durante las últimas décadas el entrepreneurshipha cobrado una importancia sin precedentes a nivel mundial (Busenitz et al.,2003; Morales y Roig, 2005) acumulándose un amplio cuerpo de literatura que hallevado también a un auge de la enseñanza en este terreno con numerosasnuevas cátedras y cursos de grado y posgrado al respecto en todo el mundo(Cuervo et al., 2006; Callejon, 2009).Como dice Baumol (1989) esta emergencia ha llevado a hacer tan incomprensibleel estudio de la empresa sin tener en cuenta el entrepreneurship como “estudiarShakespeare tras haber excluido al Príncipe de Dinamarca de la discusión sobreHamlet”.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 41DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 43. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.2 Los emprendedores: su definición3.2 Los emprendedores: su definición14Existe una abundante literatura económica al respecto de la definición delemprendedor. En un posterior apartado se estudiarán sus primeras apariciones enla literatura especializada y los rasgos más importantes del término conforme seavanza en el tiempo.Pero precisamente por la profusa producción académica en la definición delvocablo emprendedor, este trabajo no profundizará en ello sino que simplementese expondrán las dos principales tendencias y se toma partido por una definiciónque se aplicará en la presente investigación.“La actividad emprendedora no es un concepto unitario o estático, ni tampoco unfenómeno que exista independientemente del contexto y el lugar que surge”(Steyaert y Katz, 2004). Ese carácter multidisciplinar explica las controversiasalrededor de su definición y la abundante literatura al respecto.Con el propósito de aclarar el concepto Sternberg y Wennekers (2005) identificandos vertientes en la actividad emprendedora que nos permiten aproximarnos deun modo más claro a las diferentes definiciones de emprendedor.Por un lado, se encuentra la vertiente ocupacional que “se refiere a la propiedad yadministración de un negocio que corre por cuenta propia y del que se asumentodos los riesgos”. Por otro se encuentra la acepción conductual de la actividademprendedora.La perspectiva conductualPara Wennekers y Thurik (1999) la iniciativa emprendedora no son más quehabilidades que poseen determinadas personas. Cuando esos rasgos depersonalidad guían la actividad mercantil de los individuos se asume un rolpredominante de emprendedor.14 La Real Academía de la Lengua define el adjetivo emprendedor “que emprende con resolución acciones dificultosas oazarosas”. Y el verbo emprender. “(Del lat. in, en, y prendĕre, coger) cometer y comenzar una obra, un negocio, unempeño, especialmente si encierran dificultad o peligro”.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 42DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 44. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.2 Los emprendedores: su definiciónEl estudio de esos roles ha ocupado a los más importantes investigadores desdeque esta especialidad existe y la UNCTAD (2004) ha resumido en tres losprincipales rasgos de la conducta del individuo que permiten definir alemprendedor, a su vez propuestos por tres destacados economistas de las tresescuelas que hemos citado: Cantillon, Schumpeter y Kizner. 1. Propenso al riesgo: el emprendedor de Knight (1921), por tanto, ha de saber gestionar la incertidumbre. 2. Innovador: en la teoría de Schumpeter (1911) este rasgo es indisoluble al de emprendedor y se logra mediante “la destrucción creativa”. 3. Buscador de oportunidades: lo que exige al emprendedor de Kirzner (1973) “estar continuamente en alerta”.Wennekers y Thurik sintetizan estos roles del emprendedor en su definición de1999 “…la manifiesta capacidad y voluntad de los individuos, para con suspropios medios o en equipo, dentro o fuera de organizaciones existentes, percibiry crear nuevas oportunidades económicas e introducir esas ideas en el mercado,encarando la incertidumbre y otros obstáculos, mediante la toma de decisionessobre la localización, forma y uso de los recursos y de las instituciones”.La iniciativa emprendedora es por tanto esencialmente un rasgo delcomportamiento de los individuos. Pero ha de tenerse en cuenta que losemprendedores pueden llegar a aplicarlo únicamente durante algunas épocasconcretas de su carrera o exclusivamente en determinadas actividades (Carree yThurik, 2002).Además este emprendedor lo puede ser sin crear una empresa ni ser el dueño deella. Son numerosos los autores que lo explican siguiendo a Schumpeter: elemprendedor no ha de ser necesariamente el empresario, basta con que sea lapersona que introduce las innovaciones en la empresa.Todo lo anterior nos conduce a constatar la profunda dificultad de trasladar esteconcepto conductual de emprendedor al terreno de las cifras concretas. Medirrasgos discontinuos de la personalidad emprendedora de las poblaciones oactitudes emprendedoras de los individuos en las empresas se antoja imposibleMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 43DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 45. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.2 Los emprendedores: su definiciónpara la estadística. Por ello los estudios empíricos en entrepreneurship han usadopara sus trabajos la visión ocupacional de la definición de emprendedor.La perspectiva ocupacionalPara Caree y Thurik (2002) esta perspectiva ocupacional ha llevado a identificaremprendedores con autoempleados (autónomos) y con propietarios de pequeñasempresas.En aras de lograr una mejor y más fácil medición del concepto de emprendedor sesimplifica y por tanto se identifica emprendedor con figuras jurídicas mercantiles.Las identificaciones más frecuentes en los trabajos empíricos son: 1. Autoempleado o empresario individual 2. Pequeña empresa 3. Joven empresaAutoempleadoConsiderando a los emprendedores como autoempleados se incluye no solo a losconocidos como trabajadores autónomos o empresarios individuales sino tambiéna los dueños de empresas que han de estar en ese régimen jurídico para poderejercer su actividad empresarial. Para algunos autores como Moehling y Steckel(2004) aunque débil es la forma más usada en los análisis empíricos.La debilidad radica en que se vincula actividad emprendedora con el trabajoautónomo dejando fuera las pymes, y por tanto circunscribiendo el fenómenoemprendedor al autoempleo.En España esta identificación permitiría conocer el número de emprendedores através de la Encuesta de Población Activa (EPA) con la suma de todos losindividuos cuya situación profesional esté en los grupos de autónomos,empleadores o cooperativistas.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 44DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 46. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.2 Los emprendedores: su definiciónPequeña empresaEn otras ocasiones la pequeña empresa es usada para medir la actividademprendedora. Para Wennekers y Thurik (1999) no son sinónimos, pero laempresa de reducida dimensión, es uno de los vehículos mediante los cuales lainiciativa emprendedora se concreta y además facilita enormemente su medición.Esta tendencia ha ganado peso de un modo paralelo al auge de las teorías delcambio de escala en el ámbito económico. La transición de un sistema económico“gestionado”, dominado por las grandes empresas en el que las pymes eran unlujo, a una “economía emprendedora”, donde las pequeñas empresas son lasprotagonistas, ha suscitado numerosos estudios que miden la actividademprendedora, a través de las pequeñas empresas.15Son conocidos los inconvenientes de esta identificación, Carland et al. (1984)destaca que no todas las pequeñas empresas asumen comportamientosemprendedores y no solo en las empresas de reducida dimensión están losemprendedores. No puede dejar de mencionarse que para Reynolds (2004) suprincipal inconveniente es la limitada armonización de los registros oficiales de losdiferentes países que ha disminuido la utilidad y los beneficios de disponer de uncenso completo de la actividad empresarial.Pero pocos dudan de que la asociación de propiedad e iniciativa emprendedoraes más factible en la pequeña que en la gran escala. En cualquier caso ladisponibilidad a nivel mundial de fuentes estadísticas oficiales ha llevado a un usointensivo de la identificación pequeña empresa y emprendedores.En España el Instituto Nacional de la Seguridad Social, en su boletín deestadísticas laborales desagrega esa información periódicamente actualizada.Además, la Contabilidad Nacional permite conocer el valor añadido bruto de lasempresas por su tamaño.15 Que se inician con Birch (1979) y llegan a nuestros días con un reciente informe de la Comisión Europea (2012).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 45DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 47. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.2 Los emprendedores: su definiciónJoven empresaPara Reynolds (2004) aunque no existe una definición generalmente aceptada deemprendimiento, las diversas tendencias tienen al menos en común querelacionan emprendedor con la creación de algo nuevo. Lo que nos permiteintroducir a la joven empresa, empresa recién creada o startup como el tercer yúltimo concepto identificado con emprendimiento a la hora de facilitar su medición.La creación de empresas es para muchos investigadores como Low y MacMillan(1988) o Gartner (1990) el foco más adecuado para aproximarse alentrepreneurship. Veciana (1999) reclama incluso la creación de empresas comoárea de conocimiento al nivel de la contabilidad, organización de empresas yeconomía financiera.Esta identificación ha triunfado hasta el extremo de aparecer en la mayoría de losdiscursos institucionales el concepto de emprendedor asociado inexorablementeal adjetivo joven. Pero si hay un hecho que ha ayudado al triunfo de esta opciónes el surgimiento del Global Entrepreneurship Monitor (GEM). Este estudiopromovido por London School of Economics y Babson College permite conocer elnúmero de personas involucradas en la actividad emprendedora en cada país oregión. A través del índice TEA (Total Entrepreneurial Activity) o índice total deactividad emprendedora, se conoce el ratio por cien de personas emprendedoras,entendiendo como emprendedor aquel individuo adulto, propietario ocopropietario, fundador de una empresa de nueva creación que haya persistido enel mercado por un periodo comprendido entre los 0 y 42 meses (3.5 años). Laextensión del GEM a un número superior a los 50 países que suponen casi el85% del PIB mundial y su conversión, por tanto, en la herramienta de mediciónglobal, nos lleva a concluir que joven empresa es la opción con más éxito en laactualidad.Peña (2011) aporta un factor más al respecto de la fiabilidad de los datos GEM alcruzarlo en el ámbito de la Comunidad Autónoma del País Vasco con los datos dela EPA y llegar a un idéntico ratio de emprendedores por la vía de las nuevasempresas (TEA) y por la de los autoempleados (EPA).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 46DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 48. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.2 Los emprendedores: su definiciónEn otro orden de cosas Van Praag y Versloot (2007) aportan una definición quepermite fusionar las tres anteriores simplificaciones (autónomos, pymes y jovenempresa) al objeto precisamente de facilitar su uso empírico. Para estosinvestigadores que usan indistintamente los términos emprendedor o empresaemprendedora lo serán “aquellas empresas que cumplen una de las trescondiciones siguientes: (i) tener menos de 100 trabajadores; (ii) tener menos de 7años de vida; (iii) ser una empresa recién creada”. E incluyen una nuevadefinición cuando se trata de analizar la utilidad de la actividad emprendedora: “loserán los autoempleados y los dueños de las empresas con independencia deltamaño”. El análisis de Van Praag y Versloot sobre una muestra de 57 estudiosdurante 12 años les permite concluir definiendo a los emprendedores como“pequeñas empresas, jóvenes empresas, recién creadas empresas oautoempleados”.Por aglutinar los rasgos más importantes de las diferentes definiciones deemprendedor que acabamos de ver: novedad, creación de valor económico,innovación y medición finalizamos este apartado con la definición elegida porSalas (2010) y propuesta por la OCDE (2009) “emprendedores son aquellaspersonas (propietarias de empresas) que buscan generar valor a través de lacreación o expansión de actividad económica, identificando y explotando nuevosproductos, procesos o mercados”.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 47DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 49. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.2 Los emprendedores: su definición Cuadro 3: Definición gráfica de emprendedor Fuente: Salas (2010)Finalmente el éxito de la denominación emprendedor frente a otros términos comopequeño empresario o joven empresario para Velasco y Saiz (2007) indica en símismo una victoria de las tesis que propugnan una legitimación de esa figura.Esto es así porque el triunfo de la palabra emprendedor facilita que se rompa conlos estereotipos negativos del término empresario y se ponga en valor su nuevopapel en la actividad económica.La reciente y profusa actividad legislativa en este campo ha provocado tambiéntoda una cascada de definiciones que permiten situar el sujeto activo de esterelevante ejercicio normativo a favor de los emprendedores. Ortega et al. (2011)destacan por pioneras las normas vasca y española.1616 La proposición de ley vasca de apoyo a emprendedores en su artículo dos define al emprendedor del siguiente modo:“son emprendedores, a los efectos de esta ley, aquellas personas físicas que, dentro de la Comunidad Autónoma del PaísVasco, están realizando los trámites previos para poder desarrollar una actividad económica con independencia de suforma jurídica o bien ejerzan alguna actividad como autónomos, cooperativistas, socios de microempresas, pymes,sociedades laborales o a través de cualquiera otra fórmula mercantil y tienen su domicilio fiscal en la Comunidad Autónomadel País Vasco” (Parlamento Vasco, 2010). La Proposición de Ley de apoyo a los emprendedores presentada en 2011 enCortes Generales en su artículo dos dice: “a los efectos de esta Ley, se considerarán emprendedores aquellas personasfísicas que se encuentren realizando los trámites previos para poder desarrollar una actividad económica bien sea comotrabajador autónomo, cooperativista, socio de una pequeña y mediana empresa, sociedad laboral, o a través de cualquierfórmula mercantil. admitida a derecho, que tenga domicilio fiscal dentro de España y siempre que el número de socios nosea superior a cinco. Se podrán incluir dentro del concepto de emprendedor a las sociedades mercantiles, trabajadoresautónomos y otras formas societarias que lleven constituidas o dados de alta en la seguridad social, según corresponda,menos de veinticuatro meses, siempre que no sea continuación o ampliación de una actividad anterior” (Partido Popular,2011).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 48DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 50. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.3 Los efectos en la economía de la actividad emprendedora3.3 Los efectos en la economía de la actividad emprendedoraPara Salas y Sánchez-Asín (2008) hay tres formas de aproximarse al estudio delemprendimiento: la gestión empresarial, la historia empresarial y la políticaeconómica. En la primera, el estudio es desde la perspectiva de la dirección deempresas y se pone el acento en la formación de los futuros emprendedores. Lasegunda analiza los casos de éxito de emprendedores desde la psicologíahumana. Por último la opción escogida en este trabajo y sugerida en la obra deSalas estudia la relación entre las decisiones individuales y resultados colectivos,los fallos de mercado y las políticas públicas, en definitiva el emprendimientocomo factor de desarrollo económico.Stevenson y Jarillo (1990) explican en detalle los anteriores argumentos de Salas.Para ellos también existen esas mismas tres líneas principales de investigación.Por tanto se puede dividir la plétora de estudios sobre entrepreneurship en trescategorías principales: qué ocurre cuando actúan los emprendedores, por quéactúan y cómo actúan.En la primera categoría el investigador se dirige a los resultados de las accionesdel emprendedor, no al emprendedor ni a sus acciones. Generalmente, este es elpunto de vista adoptado por los economistas (por ejemplo Schumpeter o Kirzner).La segunda línea es el enfoque psicológico, creado por McClelland (1961) yCollins et al. (1964) al principio de los años sesenta. Sus trabajos ponen el énfasissobre el emprendedor como individuo, y sobre la idea de que los seres humanosindividuales (con su formación, entorno, metas, valores y motivaciones ) son losverdaderos objetos del análisis. Las causas de la acción emprendedora individualconstituyen el principal interés del investigador. El por qué de las acciones delemprendedor se convierte en el centro de atención.Finalmente, cómo actúan los emprendedores. En este caso los investigadoresanalizan las características de la dirección emprendedora, cómo losemprendedores son capaces de lograr sus objetivos, sin tener en cuenta losmotivos personales que motivan la búsqueda de esos objetivos, ajenos a losMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 49DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 51. CAPÍTULO 3. MARCO TEÓRICO 3.3 Los efectos en la economía de la actividad emprendedoraincentivos ambientales y a los efectos de tales acciones (Stevenson y Jarillo,1990).Nuestra opción, en este trabajo, es la del área de la literatura que aborda lacuestión de lo que ocurre cuando actúan los emprendedores. Esta línea deinvestigación, a diferencia de las otras según Stevenson y Jarillo, está dominadapor los economistas. Lo que importa aquí es el efecto neto sobre el sistemaeconómico general de las acciones del emprendedor y el papel que desempeñanen el desarrollo del sistema mercantil.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 50DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 52. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 51DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 53. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURAMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 52DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 54. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 53DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 55. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURASiguiendo a Veciana (1999) podemos afirmar que aunque el entrepreneurshipcomo programa de investigación científica es un campo de estudio relativamentejoven, tiene ya su propio recorrido histórico con origen datado en el siglo XVIII através de los escritos de algunos economistas clásicos.Sin embargo para Salas (2010) aunque el fenómeno del emprendimientodespierta profundo interés entre numerosos agentes académicos y políticosmantiene todavía importantes lagunas de conocimiento intelectual quizás por sujuventud académica.En opinión de García Tabuenca et al. (2004) estas lagunas se están ayudando acubrir en los últimos tiempos gracias a un reciente y renovado interés por la figuradel empresario como uno de los principales agentes del desarrollo económico alintroducir ideas innovadoras y generar empleo, lo que está provocando unaintensa actividad investigadora.Por ello, a la hora de conocer el estado del arte, se hará una triple revisión de laliteratura. En primer lugar un análisis en el tiempo de los más importantes autorespara a continuación, centrarnos en el enfoque elegido, las externalidades de laactividad emprendedora. Se finalizará con un exhaustivo estudio de las políticaspúblicas de impulso a pymes y emprendedores.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 54DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 56. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurship4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipConviene recopilar los más importantes autores y sus principales conclusiones yaunque gran parte de la producción es reciente se pueden distribuir en coherentesetapas que abarcan desde principios del siglo XVIII a nuestros días.Para ello, se han tenido en cuenta las investigaciones en el terreno de la historiadel entrepreneurship de los recién citados economistas españoles Veciana, Salasy García Tabuenca además de sus respectivas fuentes y discípulos. El resultadoes una nueva clasificación de elaboración propia.Es reseñable que los autores que se destacan en la inmediata clasificación lo sonno solo por el consenso de la academia que los sitúa entre los autores másrespetados en este campo sino también por ser los más citados en diferentesbases de datos especializadas.Esta revisión pivota sobre el área de la literatura dentro del entrepreneurship queaborda la cuestión de lo que ocurre cuando actúan los emprendedores y que,como se ha comentado anteriormente, es la escogida en este trabajo.Sobre ella se ha construido una clasificación temporal de los diferentes autoresque se resume en el siguiente cuadro:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 55DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 57. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurship Cuadro 4: Etapas en la literatura académica sobre el emprendimiento Etapas Marco temporal Descripción de la etapa Autores Cantillon Aparición y definición del Antecedentes Siglos XVIII y XIX. Say término Mill Marshall De finales del siglo XIX Los emprendedores como Knight Inicios a la posguerra de la II elementos de desarrollo Guerra Mundial económico Schumpeter Kirzner La medición de las Baumol consecuencias Madurez Años 80 y 90 Birch económicas de la actividad emprendedora Reynolds Jovanovic Acs Del fin de siglo a La economía Audretsch Auge nuestros días emprendedora Thurik Weenekeers Carree Fuente: Elaboración propia4.1.1 Aparición y definición del término emprendedorPara Veciana (1999) esta primera etapa se inicia con la obra de Cantillon (1680-1734) y abarca desde el siglo XVIII hasta finales del siglo XIX. Se caracterizaporque los autores que se ocupan del tema pretenden definir quién es unempresario y qué hace, es decir, cuál es la función que desempeña el empresarioen el proceso económico. Los principales economistas que escriben sobre el temason Cantillon, Say (1767-1832) y Mill (1806-1873)17.17 Veciana en dicha lista no incorpora ni a Adam Smith ni a David Ricardo, porque según afirma, para ellos no existe lafigura del empresario, sino sólo la del capitalista. No obstante Holcombe (1998) sintetiza las ideas que se han venido endenominar crecimiento smithsoniano. “Este enfoque sobre el crecimiento se centra menos en las cantidades de losinsumos de producción y más en los procesos que son utilizados para combinarlos en el producto agregado. En la visiónsmithsoniana la innovación que favorece la división del trabajo es la llave del crecimiento económico La esencia de dichainnovación es la acción emprendedora en respuesta a la percepción de beneficio” (Montes, 2010).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 56DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 58. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipEn opinión de Moscoso (2008) es Say quien popularizó el termino emprendedor(entrepreneur) aunque es Cantillon (1755) quien lo utiliza por primera vez.Moscoso coincide con Velasco y Saiz (2007) en mencionar como pioneros aCantillon y Say pero ambos destacan los diferentes enfoques de la definición deemprendedor de estos autores. Velasco y Saiz consideran que en la definición deRichard Cantillon, es empresario quien asume riesgos en su intento de crearriqueza en un entorno de incertidumbre, mientras Jean-Baptiste Say lo definiócomo un ser capaz de coordinar y combinar factores de producción.Salas (2010) y Weenekers y Thurik (1999) sitúan también en los escritos deCantillon el origen histórico del término emprendedor. Estos últimos autoresinterpretan que para Cantillon el emprendedor es alguien que contraecompromisos enfrentando la incertidumbre, proponiendo que el origen de laactividad emprendedora reside en la falta de una previsión perfecta de losmercados. García Tabuenca et al. (2004) concede gran importancia al papel degestor del riesgo que otorga Cantillon al emprendedor aunque considera que lavision cantillana es limitada porque lo considera un mero “ventajista”.Stevenson y Jarillo (1990) consideran también que la primera indicación delinterés por el entrepreneurship la expresó Richard Cantillon cuando trataba elpapel económico del emprendedor más que el individuo que desempeña estepapel. Cantillon, que también para estos autores es quien introdujo la palabraemprendedor, dijo que la iniciativa emprendedora implica soportar el riesgo decomprar a precios ciertos y vender a precios inciertos. Para Stevenson y Jarillo,Jean Baptiste Say amplió la definición para incluir el concepto de la combinaciónde factores de la producción y es entonces cuando el emprendedor se convierteen el protagonista de la actividad económica en general. Say es para GarcíaTabuenca et al. (2004) quien introduce el papel clave del emprendedor comolíder, gestor y coordinador tanto de su propia empresa y del mercado, es decir, elempresario tiene una posición preponderante dentro del sistema económico.Finalmente John Stuart Mill (1848) en su libro Principios de Política Económica esquien generalizó el uso del término emprendedor en la literatura económica segúnMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 57DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 59. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipSchumpeter (1911), tesis a la que se apuntan Moscoso (2008) y Carland et al.(1984) entre otros. Mill en ese libro usa el término emprendedor para referirse aaquella persona que asume tanto el riesgo como la gestión en una empresa. Portanto coincide en considerar que el factor clave para distinguir un director de unemprendedor es que este asuma el riesgo. Pero difiere con Cantillon porque nobasta con que el emprendedor asuma un riesgo financiero sino que es necesarioque participe en el día a día de la gestión de la empresa.Es tal el valor que Mill (1848) otorga al emprendedor en la actividad económicaque llega a afirmar “como fuerza social un individuo con una idea vale por noventay nueve con un solo interés”.4.1.2 Los emprendedores como elementos de desarrollo económicoAunque los economistas neoclásicos de finales del siglo XIX otorgaron alempresario una considerable atención para García Tabuenca et al. (2004) esAlfred Marshall (1842-1924) el que atribuye al emprendedor una mayorimportancia. El trabajo de Marshall (1890) Principles of Economics destaca laactividad del empresario como proveedor de bienes para la sociedad, perotambién de innovación y progreso. En su esquema conceptual de la economía demercado, el empresario desempeña un rol central, es él quien maneja losprocesos de producción y distribución coordinando la oferta y la demanda en elmercado y los factores productivos en la empresa. García Tabuenca atribuyetambién a Marshall la característica de que son los empresarios los que asumenlos riesgos y quienes lideran la gestión de las empresas.Para Masson (2007) la importancia de los trabajos de Marshall reside en que sonlos antecedentes del concepto de “capital empresarial” definido años más tardepor Audretsch y Keilbach (2004) como la capacidad estructural que tienen lospaíses, regiones y ciudades, industrias o sectores para promover nuevasempresas. Marshall (1890) afirmó que la capacidad organizativa “era el cuartofactor productivo” detrás de los factores tierra, capital físico y mano de obra. Elsignificado de este factor productivo ha evolucionado y hoy lo representa, en unMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 58DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 60. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipsentido más amplio, el capital empresarial, es decir un factor que enfatiza más lacapacidad empresarial que la organizacional.Para Marshall precisamente por buscar la maximización de los beneficios losemprendedores son innovadores y parte indispensable en el proceso dedesarrollo. Es en este asunto en el que según García Tabuenca et al. (2004) yMoscoso (2008) se diferencia Marshall de sus discípulos neoclásicos. Eso explicaen parte que tengan que pasar varias décadas para que recuperen protagonismoen la literatura los valores del emprendedor de Marshall.Será con la aparición de los escritos de Knight (1885-1972) cuando se sitúa lagestión de la incertidumbre como tarea clave del empresario. Knight (1921) centrala actividad o misión del empresario en la obtención de rentas o beneficios comocontrapartida por la asunción de los costes derivados de la incertidumbre. Estasideas han sido conocidas como modelos de elección de rentas, según Moscoso,los individuos deben decidir si obtienen ingresos o su renta empleándose porcuenta ajena a través de un salario en una empresa ya existente o si, por elcontrario, optan por obtener beneficios creando una nueva empresa.Pero cuando fundamentalmente se recupera el espíritu de la obra de Marshall escon la obra de Schumpeter.Joseph Alois Schumpeter (1883-1950) es sin duda, para García Tabuenca et al.,uno de los autores que más ha enriquecido el entrepreneurship al centrar suanálisis en la innovación en lugar de en la gestión como era habitual hasta lapublicación de su obra en 1911 The Theory of Economic Development. Elemprendedor, para el autor austriaco, es el factor clave del desarrollo económicoporque en su búsqueda de beneficios introduce cambios e innovaciones querompen el equilibrio y mueven el flujo circular de la economía hacia un estadiosuperior.Para Schumpeter (1911) el emprendedor no ha de ser necesariamente elempresario sino es aquella persona que en la empresa, no acomodándose a lasituación establecida, introduce las innovaciones que finalmente a través delMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 59DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 61. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipproceso que denomina “destrucción creativa” provoca desarrollo económico.Estas innovaciones pueden ser de cinco tipos: de producto, de método deproducción, de apertura de mercados, a través de una nueva fuente de materiasprimas o con una nueva organización industrial.La obra de Schumpeter marca una época y, en palabras de Velasco y Saiz(2007), con su revolucionario concepto de empresario-innovador sienta las basesteóricas para hacer posible toda una obra posterior en las que los autores seelevarán por encima del individuo para estudiar las rupturas tecnológicas yproductivas provocadas por los emprendedores que modifican el equilibrioeconómico.En palabras de Veciana (2006) la creación de nuevas empresas como factor dedesarrollo económico depende, según Schumpeter, del comportamiento delempresario que hace una nueva combinación de factores. Esto supone una nuevafunción de producción. Las oportunidades para nuevas combinaciones de factoresde producción resultan, sobre todo, del cambio tecnológico. Este modeloschumpeteriano de la creación de empresas se representa en el siguiente cuadro:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 60DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 62. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurship Cuadro 5: El modelo schumpeteriano de la función empresarial Fuente: Veciana (2006)Pero lo relevante de la obra de Schumpeter no puede ocultar que las décadas dela posguerra de la segunda guerra mundial son un campo baldío para elentrepreneurship. En parte debido a la aparición en la escena económica del augede las grandes empresas y las multinacionales al mismo tiempo que la divulgaciónde las tesis de Galbraith (1967) anunciando las excelencias de la gran empresa,la era de la tecnoestructura y la desaparición del empresario lo que llevó a centraren la gran empresa la docencia e investigación universitaria (Veciana, 2006).La excepción que confirma la regla del párrafo anterior son los trabajos de Kirzner(1973) en los que el empresario desempeña un papel importante en la economía.Para este autor, empresario es aquel que está alerta a las oportunidades denegocio que no han sido identificadas por otros. Este emprendedor en la obra deMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 61DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 63. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipKirzner, según Veciana, con su actuación “de estar en alerta” mueve al mercadodel desequilibrio a un nuevo estado de equilibrio.4.1.3 Medición de las consecuencias económicas de la actividad emprendedoraComo se verá en detalle más adelante, durante la década de los 80 y los 90 losgobiernos empiezan a abandonar, especialmente en los Estados Unidos, laestrategia de atracción y fidelización de grandes empresas en sus territorios enfavor de la promoción de los emprendedores. Para Wennekers y Thurik (1999) enel año 1980 la situación de estancamiento y el alto desempleo provocó una“reevaluación” del rol de las pymes y una novedosa atención hacia la actividademprendedora.Es, en ese mismo periodo, cuando se produce una ingente cantidad de estudiosempíricos que exploran los efectos de la actividad emprendedora para demostrarlo que los autores de la anterior etapa habían concluido: los emprendedores sonbeneficiosos para la economía.Es esta la etapa en la que el entrepreneurship emerge como un área reconocidade investigación precisamente por los esfuerzos de los investigadores enidentificar patrones de causalidad (Low y MacMillan, 1988).Pero no puede dejar de mencionarse que es Baumol (1968), unos años antes,quien pone el acento en medir el fenómeno emprendedor en relación con eldesarrollo. Baumol ilustra la importancia que concede al marco institucional comofactor clave de la capacidad de emprender de una economía con estudios deperiodos históricos y geográficos muy variados: la Roma clásica, China antigua yla Edad Media y Renacimiento europeo.La principal conclusión de Baumol (1993) es que el marco institucional esfundamental para la actividad empresarial y determinante para que el carácter dela misma sea compatible con el progreso y el crecimiento económico.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 62DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 64. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipPero quien inicia, según Veciana (2006), la consolidación y explosión de lainvestigación científica en este terreno en su configuración actual es Birch (1979)con la publicación de su informe “The job generation process”. La presentación deeste informe en el Congreso de los Estados Unidos en el que se ponía demanifiesto que la mitad de los nuevos puestos de trabajo en ese país entre 1969 y1976 fueron creados por nuevas empresas, tuvo un enorme eco en los ambientespolíticos y académicos. Es a partir de esas reveladoras cifras cuando, como diceVeciana, políticos de todos los colores descubren al empresario y la necesidad defomentar nuevas empresas. La investigación científica en este campo recibe,lógicamente, un impulso notable.Son muchos los estudios posteriores que siguen la estela abierta por Birch y nopocos también los que pretenden y en muchos casos consiguen perfeccionar lospioneros trabajos de Birch.Pero merece la pena destacar el trabajo de Reynolds (1987, 1997 y 2000) por suesfuerzo en evaluar la aportación del entrepreneurship al progreso económico ypor su búsqueda de indicadores de calidad que midan la iniciativa emprendedora(Coduras, 2004) y sobre todo porque sin su obra no hubiese podido nacer en1997 el Global Entrepreneurhip Monitor. El GEM ha permitido desde entoncesdisponer de una herramienta solvente no solo de medición del emprendimientosino también de la interacción entre este fenómeno y el crecimiento económico delas naciones (UNCTAD, 2004).4.1.4 La economía emprendedoraEn la frontera del cambio de siglo se inicia el periodo más prolífico de producciónliteraria en el campo de la iniciativa emprendedora (Cuervo et al., 2006; Alemanyet al., 2011).Los autores destacados en esta clasificación son los americanos Audretsch, Acs yel holandés Thurik además de los discípulos de este último, Carre y Weenekers.La razón es que todos ellos son coautores de numerosos artículos que sonMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 63DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 65. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipcitados a lo largo de esta tesis doctoral y que han sido publicados en las másimportantes revistas académicas sobre entrepreneurship (Journal of BusinessVenturing, Small Business Economics y Entrepreneurship Theory and Practice) ymencionados en informes de reputadas instituciones internacionales (ONU,OCDE y Union Europea).Además de todo lo anterior Audretsch, Acs y Thurik ostentan el privilegio de sereditores de una de esas revistas académicas: Small Business Economics,fundada en el año 1989, por los dos primeros.Todos ellos basan sus investigaciones en los escritos de Marshall y Schumpeter ydesarrollan un cuerpo teórico al respecto de la iniciativa emprendedora como unasuerte de cuarto factor productivo que les lleva a hablar de entrepreneurialeconomy.Al mismo tiempo continúan también con la tendencia marcada en el periodoanterior respecto a las investigaciones empíricas que demuestren la relación entrelos emprendedores y el desarrollo económico.El marco teórico: los evolucionistasLa base teórica que permite establecer la relación entre entrepreneurship ycrecimiento económico es provista según Audretsch (2002) por las nuevas teoríasde la evolución de la industria expuestas por primera vez por Jovanovic (1982).Mientras que las tradicionales teorías sugerían que los emprendedoresretardaban la actividad económica (eran menos eficientes y estaban fuera de laactividad innovadora), Jovanovic sugiere exactamente lo contrario: elemprendimiento estimula y genera crecimiento. La causa de esta discrepanciareside en la base de esta nueva teoría que es el carácter dinámico de laeconomía y el papel fundamental del conocimiento. Dado que el conocimiento espor definición incierto, asimétrico y asociado con altos costes de transacción, losagentes económicos tienen un incentivo para abandonar sus antiguas empresas yfundar nuevas que les permitan comercializar el valor de su nuevo conocimiento.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 64DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 66. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipLa iniciativa emprendedora se convierte, por tanto, en el vehículo por el cual lasideas, en muchas ocasiones, son implementadas (Audretsch, 2002).Jovanovic (2001) lo resume así: “la nueva economía es aquella en la que latecnología y los productos se vuelven obsoletos mucho más rápido que décadasatrás (…) Está claro que estamos entrando en la era de las jóvenes empresas. Laimportancia y el rol que jugará la pequeña empresa en esta economía será mayorque el que nunca antes ha tenido en los últimos setenta años”.“La nueva teoría del conocimiento pone énfasis en el rol endógeno de lainnovación y de la formación del capital humano para explicar el crecimientoeconómico. Los efectos externos de la actividad emprendedora, una formaespecial de capital humano, pueden ser una variable adicional de esta nuevateoría” (Wennekers y Thurik, 1999).Las evidencias empíricas: la “re-emergencia” de las pymesEstas teorías demuestran sus afirmaciones continuando con los estudios de laanterior etapa, lo que para Audretsch supone “la re-emergencia de las pymes enEstados Unidos y Europa”.Un importante hallazgo emerge de estudios como los realizados por Acs yAudretsch (1990 y 1993): “la importancia de las pymes en la economía europea ynorteamericana medida por aportación al PIB comienza a incrementarse a partirde mediados de la década de los setenta”.A su vez Thurik (1999) estudiando los países de la OCDE concluye que mayorestasas de emprendedores provocan mayores crecimientos del empleo en el país.Audretsch y Thurik (2002) obtienen consistentes resultados sobre como elincremento de la actividad emprendedora da lugar a mayores tasas decrecimiento y a disminuciones del desempleo, esta vez para una muestra un pocomenor de países de la OCDE.Caree y Thurik (1998) examinan una muestra de industrias en trece paíseseuropeos para concluir que los sectores con mayor número de empresas (pymes)obtienen mejores resultados en términos de crecimiento de su producción en losMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 65DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 67. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipsiguientes tres o cuatro años. Finalmente Reynolds (2000) a través del GEMencuentra similares resultados a nivel de país.Conforme a los estudios anteriores, en opinión de Audretsch, se pone demanifiesto que no solo hay argumentos teóricos sino también empíricos queevidencian que el crecimiento de las economías nacionales está asociadopositivamente con la ventaja en emprendimiento.Wennnekers y Thurik (1999) nos dan algunas pautas de las razones que llevan ausar el término re-emergencia: “se puede afirmar que la actividad emprendedoraha jugado un rol vital, tanto en el despegue de la economía europea como durantela revolución industrial (…) más aún, los declives experimentados fuera de esosperiodos se vieron agravados debido a un marco cultural e institucional que hacíamenos posible la actividad emprendedora”. Holcombe (2003) se une a esta tesisafirmando que el emprendimiento es la causa que explica el continuo progresoeconómico desde la Revolución Industrial.La explicación que Audretsch y Thurik (2001) dan a este auge delentrepreneurship tiene su base en la globalización que ha hecho migrar la ventajacompetitiva hacia actividades basadas en el conocimiento. Los cambiostecnológicos han reducido el papel de las economías de escala, aumentado lacompetencia en los mercados y mejorado la capacitación de los agenteseconómicos lo que ha beneficiado a las pymes.Todo lo anterior evidencia un incremento en la importancia de la iniciativaempresarial como factor de la economía, concepto que ha sido explicado porautores como Thurik y Wennekers (2001) como la evolución desde una managedeconomy a una entrepreneurial economy.El concepto entrepreneurial economyPara Audretsch y Thrurik (2004) el emprendimiento ha emergido como el motordel desarrollo económico y social del mundo. El papel de los emprendedores hacambiado radicalmente el modelo hacia una economía emprendedora. El modelode economía gestionada o managed economy fue la respuesta política, social yMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 66DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 68. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipeconómica a un sistema dominado por las fuerzas de la producción a gran escala,fruto del predominio de factores de producción como el capital y la mano de obrano cualificada como fuente de ventaja competitiva. Por el contrario el modelo deeconomía emprendedora es la respuesta política, social y económica a unsistema basado no solo en el factor de producción del conocimiento sino tambiénen otro muy diferente pero complementario: el capital emprendedor o la capacidadpara atraer y generar actividad emprendedora. Aunque los autores alertan,conforme a los hallazgos de Audretsch y Keilbach (2003), que eso no quiere decirque el conocimiento y la I+D se expanda debido a la mera existencia del capitalemprendedor.Audretsch y Keilbach (2004) sostienen que este capital empresarial refleja unnúmero de factores legales, institucionales y sociales, que ayudan a generaractividad emprendedora para una región o un país. Para Masson (2007) es unconcepto análogo al capital social y es aprovechado por parte de los empresariosen el instante de la gestación empresarial, al capitalizar relaciones, redes,contactos, conocimiento de mercado, confianza, compromisos o la propiaestructura relacional.Estos autores ven evidente la relación positiva entre el capital empresarial y lapropensión a crear empresas en un sector o en una región, ya que disemina elconocimiento económicamente explotable y finalmente provoca mejoras decompetitividad a través de una mayor competencia.El modelo de managed economy caracterizó muchas de las economías durantelos primeros tres cuartos del siglo pasado según Audretsch y Thurik (2004).Estaba basado en una relativa certeza de ouputs (principalmente productosmanufacturados) e inputs (tierra, trabajo y capital). Lo que los autores bautizancomo “fuerzas gemelas de la globalización” han reducido la capacidad de las“economías gestionadas” en Europa Occidental y Norte América para crecer ycrear empleo. “Por un lado se está produciendo la llegada de una nuevacompetencia de bajo coste pero intensiva en conocimiento y alta cualificaciónprocedente de la Europa del Este y Asia. Por otro lado la revolución de lastelecomunicaciones y las computadoras ha reducido drásticamente los costes deMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 67DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 69. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipmover capitales e información desde las caras localizaciones europeas haciaotras más baratas en el resto del mundo. Cuando actúan juntas esas dos fuerzasde la globalización el resultado es que el mantenimiento de la actividadeconómica en localizaciones occidentales ya no es compatible con seguirhaciendo las cosas del mismo modo. Es por ello que la globalización ha hechocambiar la ventaja comparativa hacia actividades basadas en el conocimiento.”Audretsch y Thurik lo explican así: “estas actividades no pueden ser transferidassin coste por el mundo. El conocimiento como input de la actividad económica esinherentemente diferente de la tierra, el trabajo y el capital. Se caracteriza por laalta incertidumbre, alta asimetría entre las personas y altos costes de transacción.Una economía donde el conocimiento es la principal fuente de ventajacomparativa es más consistente con el modelo de economía emprendedora.”Estos economistas identifican catorce dimensiones que permiten diferenciar elmodelo de economía emprendedora frente al de economía gestionada que sepueden ver en el siguiente cuadro:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 68DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 70. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurship Cuadro 6: Diferencias entre modelo economía emprendedora y gestionada Categoría Economía emprendedora Economía gestionada Localización Globalización Fuerzas Cambio Continuidad subyacentes Empleos y altos salarios Empleos o altos salarios Turbulencias Estabilidad Fuerzas externas Diversidad Especialización Heterogeneidad Homogeneidad Motivación Control Bases del Intercambio en el mercado Negociación entre empresas funcionamiento Competencia y cooperación Competencia o cooperación de las empresas Flexibilidad Escala Apoyo Restricciones Enfoque en los inputs Enfoque en los outputs Políticas públicas Ámbito local Ámbito nacional Emprendedores Empresas establecidas Fuente: Audrestch y Thurik (2004)Construido sobre las tesis de un trabajo anterior de estos mismos autores en 2001este modelo de contraste “ofrece unas lentes a través de las cuales los sucesoseconómicos pueden ser interpretados y las políticas formuladas. Usando laslentes equivocadas se llega a elecciones de políticas inadecuadas. Por ejemplo,bajo el modelo de economía gestionada el fracaso de las empresas es vistonegativamente puesto que representa una pérdida de recursos para la sociedad.En este modelo los recursos no son invertidos en empresas de alto riesgo”.“En la economía emprendedora el fracaso empresarial se ve de otro modo, comoun experimento, como un intento de ir en una nueva dirección en un ecosistemadonde el riesgo es inherente” (Wennekers y Thurik, 1999). “Una externalidad delfracaso es el aprendizaje. En el modelo de economía emprendedora el procesode búsqueda de nuevas ideas está acompañado por el fracaso. De un modosimilar las virtudes de las relaciones a largo plazo, estabilidad y continuidad bajoel modelo de managed economy se convierten en flexibilidad, cambio yturbulencia en el modelo de economía emprendedora. Lo que es una desventajaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 69DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 71. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurshipen el modelo de managed ecomomy es en muchos casos una virtud en el otro”(Audretsch y Thurik, 2004).Algunos autores van aún más allá con las implicaciones del concepto deeconomía emprendedora y como Holcombe (2003) lo califican como el motor delprogreso económico. Para este autor, que se basa en los escritos de Baumol yKirzner, es incompatible la supervivencia de la economía capitalista con no seremprendedora.En este sentido para Salas (2010) la complejidad que adquieren las sociedadesavanzadas, dependiendo cada vez más de un progreso técnico sostenido,compatible con la solidaridad y la sostenibilidad, permiten augurar un futuro conprotagonismo creciente del emprendimiento de alto contenido tecnológico y delemprendimiento social.Para este autor el emprendimiento adquiere una dimensión singular en entornossujetos a importantes fallos de mercado, algunos positivos como la creación,transmisión y aprovechamiento comercial del conocimiento y otros negativos:desigual distribución de la riqueza, insuficiente dotación de bienes públicos oexclusión social. En este modelo de nueva economía de Salas los emprendedoresacceden a importantes recursos externos de los fallos de mercado positivos y encambio los negativos los compensan con sus propios recursos.En línea con el anterior cuadro de Audretsch y Thurik, Salas propone ochodimensiones que diferencian lo que él llama el capitalismo dirigido frente alcapitalismo emprendedor.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 70DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 72. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.1 Etapas en la literatura académica sobre entrepreneurship Cuadro 7: Emprendimiento en diferentes modelos de capitalismo Capitalismo dirigido Capitalismo emprendedor Macroeconomía: Keynes Macroeconomía: Schumpeter Micro: personas de la organización Micro: genios individuales Grandes corporaciones Pymes Economías de escala Nuevos productos y procesos (eficiencia productiva, planificación y (innovación y creatividad) estandarización) Oligopolio Competencia Barreras a la entrada Alta rotación empresarial (baja rotación empresarial) Empleo de por vida Cambios frecuentes de empleo Seguridad prima sobre flexibilidad Flexibilidad prima sobre seguridad Fuente: Salas (2010)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 71DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 73. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedores4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresEl impacto de la actividad emprendedora en la realidad económica ha sido objetode estudio del entrepreneurship desde que existe como tal esta especialidad de laciencia económica, de hecho como acabamos de ver es una de sus tres grandescampos de estudio (Stevenson y Jarillo, 1990).Es abundante la literatura al respecto y los más citados expertos delentrepeneurship han investigado la vinculación entre emprendedores y actividadeconómica en prácticamente cada una de sus expresiones: empleo, innovación,productividad, competitividad,... y en último término crecimiento, desarrollo yprogreso económico.GEM Global Report (2011) lo expresa en una suerte de flujo circular de la renta enel que las nuevas empresas tienen un efecto en la economía a través delcrecimiento económico, el empleo y la innovación.Las investigaciones sobre el particular encuentran un resumen en el cuadroadjunto que aglutina, por una parte las principales variables usadas para estudiarla vinculación de los emprendedores al hecho económico y por otra, los autoresescogidos en esta tesis para cada de una de esas expresiones.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 72DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 74. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedores Cuadro 8: Externalidades de la actividad emprendedora Externalidad Variable Autor Empleo Nuevos empleos Birch Crecimiento Aumento del PIB Audrestch Productividad Producción / persona / hora Disney Innovación Nueva función de producción Schumpeter Cohesión Social Empresarios de éxito Kirchhoff Ineficiencia Autoempleo Kuznets Fuente: Elaboración propiaSiguiendo a Montes (2010) la clave del desarrollo económico y de la mejora de laproductividad de una economía se encuentra en su capacidad emprendedora, esdecir, en su idoneidad para favorecer los fenómenos de surgimiento y desarrollode nuevos emprendedores y empresas determinantes de su desempeñoeconómico y social. Acs y Armington (2004) demostraron que las diferenciasregistradas en las tasas de actividad emprendedora ayudan a explicar ladivergencia en el desempeño económico entre regiones. Durante la década de losaños noventa, los países de la OCDE con mayores tasas de creación empresarialfueron los que mostraron un mayor crecimiento económico (OCDE, 2001).“El emprendedor es un agente económico innovador que podrá materializar susiniciativas bajo la forma de una empresa si dispone de las capacidades yoportunidades para ello. Los emprendedores detectan oportunidades de negocio,invierten, asumen riesgos y son los agentes principales de la creación y aplicaciónde nuevas ideas que contribuyen a transformar los procesos de producción ydistribución en beneficio de la competitividad empresarial y del bienestar social.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 73DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 75. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresEn las economías de mercado, cualquiera que sea su nivel de desarrollo, el motordel crecimiento económico se encuentra en el espíritu emprendedor, y sucatalizador, en la consolidación de un entorno favorable para la creación deempresas en el que la prioridad debe ser la libertad económica. Se trata de activarla rica dinámica empresarial, de crear empresas viables y crecer a partir de ellas.Esta afirmación es válida para las economías desarrolladas y también para lasmenos avanzadas. Los emprendedores encontrarán caminos distintos en unas yotras economías, pero en ambos casos fraguará en crecimiento económico ydesarrollo” (Montes, 2010).A continuación se procederá a revisar la literatura de las externalidades de laactividad emprendedora en aspectos como el empleo, el crecimiento, laproductividad, la innovación y la cohesión social. Sin olvidar el impacto negativoque pueden llegar a provocar los emprendedores.4.2.1 Impacto de los emprendedores sobre el empleoComenzaremos la revisión de la literatura por el empleo puesto que esta variablees la más perentoria en la radiografía económica de España en las últimasdécadas. Pero además este inicio es coherente con el objetivo de este trabajo deinvestigación que busca poner en valor más allá del papel de los emprendedoresla utilidad para las economías nacionales de las políticas públicas de apoyo a loscreadores de empresas.Además, las actuales tasas de desempleo (en España pero también en otrospaíses del entorno) que tienen su reflejo en las preocupaciones de los ciudadanos(Eurobarómetro 76, 2011) nos exigen situar al empleo como uno de los outputscon más valor a la hora de evaluar políticas públicas en este ámbito.Más adelante se profundizará en la evaluación de las políticas públicas. Ahoratoca recordar los hallazgos más relevantes sobre el impacto que tienen losemprendedores en la creación de empleo.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 74DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 76. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresPara ello, no podría realizarse este análisis, sin citar por un lado, la importanciaque el investigador de Harvard, David L. Birch tiene en este campo y por otro lalabor de divulgación que la Fundación Kauffman con sede en Kansas City(EE.UU.) ha realizado para capilarizar entre muy variados stakeholders a lo largoy ancho del planeta la relación positiva entre emprendedores y empleo.Las aportaciones de BirchVeciana (2006) considera que la presentación del informe de Birch (1979) The jobgeneration process, supone un hito en lo que se refiere a la madurez de lainvestigación científica en entrepeneurship. En ese informe se demostraba quedos tercios de los nuevos empleos creados en USA de 1969 a 1976 tenían suorigen en las pequeñas empresas. Para Stevenson y Jarillo (1990) lasinvestigaciones de Birch abren el camino para el estudio empírico de los efectosen la economía real. Son la causa también del inicio del interés público por elentrepreneurship según Davidsson y Wiklund (2001) y del significativo entusiasmopopular (Low y Macmillan, 1988) por el rol de los emprendedores en la economía.Audretsch (2002) establece como un hito un paper posterior de Birch (1981) porsu hallazgo de que el 80% de los nuevos empleos en EE.UU. emanan de lasempresas de menos de cuatro años de vida. Pero la aportación de Birch va másallá puesto que es el primero en enfatizar la importancia de las empresas de altocrecimiento, al extremo de que la terminología usada por Birch (1987),refiriéndose como “gacelas” a esos emprendedores, se mantiene hasta nuestrosdías y es usada habitualmente por los expertos y gestores públicos para referirsea aquellas pequeñas empresas con mayor capacidad para crear empleo (Acs etal., 2008).Como hemos adelantado, Birch demostró, desde su responsabilidad comodirector en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), que el sector de lapequeña empresa es responsable de un alto porcentaje de los nuevos empleosnetos creados. La presentación de estos datos en el congreso de los EstadosUnidos de América provocó, no solo un impulso definitivo a la investigación enMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 75DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 77. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresentrepreneurship (Veciana, 2006), sino lo que es más importante, un cambio deescala en las políticas públicas de desarrollo económico en EE.UU. que sematerializó en una ingente producción legislativa, con sus correspondientesacciones (Neumark et al., 2008) que se extendió por todo el mundo, en especial aEuropa (García Tabuenca et al., 2008).Gracias a sus conclusiones se sitúa a las pequeñas empresas de losemprendedores en la prioridad de la agenda de los policymakers, políticos einvestigadores (García Tabuenca et al., 2004) y se asienta la consideración socialde que son los principales agentes de generación de desarrollo y empleo (GarcíaTabuenca et al., 2004; OCDE, 2000).El testigo de Birch fue recogido por Gallagher y Steward (1986) y otros autoresque encontraron también cómo en Gran Bretaña las pequeñas empresas son lasque crean la mayor parte de los nuevos empleos. Y a partir de entonces se iniciaun goteo constante de estudios empíricos recopilados por Neumark et al. (2008)con similares conclusiones en EE.UU. y también para diferentes territorioseuropeos como Alemania o para el conjunto de la UE con el EuropeanObservatory for SME (EIM, 2002) que sitúa en las microempresas el origen de lamayoría de los empleos creados entre 1988 y 2001. Más allá de nuestrocontinente el caso de Canadá también es estudiado por Baldwin (1998) que tienesu corolario en el estudio de los prestigiosos investigadores Carree y Thurik(2006) en el que se analizan 21 países de la OCDE concluyéndose el efectopositivo en el corto y largo plazo de los nuevos empresarios sobre el empleo.El camino que inicia Birch da lugar a una nueva línea de estudio en el terreno delentrepreneurship con muchos investigadores que han ido corrigiendo,perfeccionando y actualizando los datos del pionero profesor. Kirchhoff (1994),Carlson (1999) o Bednarzik (2000) sobre la base de los censos oficialesamericanos concluyen que los emprendedores contribuyen significativamente a laeconomía mediante nuevos empleos. Es muy citado también el informe de Daviset al. (1996) así como la recopilación de Sutton (1997) revisando todos losestudios publicados al respecto con anterioridad a esa fecha. Pero todos ellos, sinduda, coadyuvan, con sus luces y sus sombras, a la vinculación de las nuevasMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 76DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 78. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresempresas como creadoras de empleo. Casi en el mismo espacio temporal Baumol(1993) y Acs (1992) afirman en sus respectivas investigaciones que la propianaturaleza de la actividad emprendedora como fuente de actividad innovadoratiene efectos profundos y “preponderantes” en la generación de los nuevosempleos.Esta estela llega al siglo actual con Thurik (1999) y Audrestch et al. (2002),quienes estudiando los países de la OCDE, concluyen que altas tasas deemprendimiento tienen como consecuencia altas tasas de crecimiento del empleo.Audretsch y Thurik (2000) también presentan una evidencia empírica de que elincremento del número de emprendedores reduce la tasa de desempleo.Finalmente Carree et al. (2007) tras analizar las dos corrientes que discrepansobre si el autoempleo reduce el desempleo, llega a la conclusión de que elemprendimiento ayuda a reducir el paro, pero no por la vía de que losdesempleados se conviertan en empresarios, sino porque pueden llegar a sercontratados por las startups creadas por los emprendedores.Aportando validez a este argumento, la Comisión Europea (2012) ha constatado,analizando el empleo neto entre el 2002 y 2010, que el 85% de los nuevosempleos fueron creados por las pymes. En España entre 1997 y 2010 el 80% delas ocupaciones fueron creadas por empresas de menos de tres años (IE, 2012).Fundación Kauffman, la fundación del entrepreneurship.Si desde la década de los 80 el profesor del MIT David L. Birch es el pionero en lainvestigación y demostración empírica de la vinculación entre los emprendedoresy la creación de empleo, es la estadounidense Fundación Ewing MarionKauffman18 “the foundation of entrepeneurship” la entidad que ha permitidodivulgar entre los gobiernos de multitud de países la importancia que tienen lasempresas recién constituidas en la generación de empleo.18 www.kauffman.orgMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 77DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 79. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresEwing Kauffman (1916 -1993) fue el prototipo de emprendedor que fundó sucompañía farmaceútica con apenas recursos convirtiéndola en una empresa deéxito mundial. Su iniciativa emprendedora le llevó a disfrutar de una alta posición,razón por la cual, creó la Fundación Kauffman en 1966 para que otros mejorasensus vidas a través de la educación y el emprendimiento.Algunos ejemplos de las actuaciones de esta Fundación durante estos años sonel Kauffman Center for Entrepreneurial Leadership que ofrece formación a losemprendedores y promueve la inclusión de esos contenidos en los currículoseducativos. FastTrack como programa de capacitación para emprendedores oKauffman Fellows que busca inversión en las nuevas empresas.La importancia de la actuación de esta Fundación reside en su labor de lobby delentrepreneurship ante lo público con su patrocinio de programas concretos deapoyo a las nuevas empresas y desde el rigor científico de sus estudios. En elprimer aspecto han sido ya mencionados su centro de apoyo a startups; en sutarea investigadora son destacables sus estudios periódicos para poner en valoren la economía americana el papel de los emprendedores especialmente en elámbito de la creación de empleo. Recientemente Stangler y Litan (2009) en“Where will the jobs come from?” demostraron, sobre la base de los datos de2007, que del total de doce millones nuevos empleos creados ese año en EE.UU.,las empresas jóvenes fueron responsables de ocho millones de esos puestos detrabajo, lo que les llevó a concluir que las nuevas y jóvenes empresas son losmotores de la creación de empleo y de la eventual recuperación económica.Pero más allá de estos dos aspectos de la Fundación Kauffman, no puede dejarde hacerse mención de su tarea tractora de las decisiones públicas impulsandocon sus propios fondos programas que de otro modo no hubieran sido realizados.En este sentido, para el entrepeneurship como campo de investigación ha tenidouna importancia capital el papel que desempeñó la Fundación en la creación deBusiness Dynamics Statistics (BDS). Esta serie estadística fundada encolaboración con U.S. Census Bureaus Center permite monitorizar anualmentelos empleos creados y destruidos por las empresas, discriminando por la edad deMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 78DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 80. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresestas. Dichas estadísticas han sido cruciales para entender la evolución históricade la actividad emprendedora americana.Por ejemplo BDS permitió conclusiones como las que aparecen en el informe deHaltiwanger et al. (2009) “Jobs Created from Business Startups in the UnitedStates” en el que, bajo el patrocinio de la Fundación, se demuestra con los datosde BDS que entre 1980 y 2005 todo el empleo creado en los Estados Unidosproviene de las empresas de menos de cinco años de antigüedad.A su vez, Kane (2010) usando también datos BDS en EE.UU. revela que entre1977 y 2005 las empresas existentes son destructoras netas de empleo,perdiendo 1 millón de empleos netos por año. Por el contrario en su primer añolas startups crean un promedio de 3 millones de empleos. Finalmente Horrell yLitan (2010) refuerzan la misma tesis poniendo de manifiesto que esos empleosgenerados por las startups son muy duraderos, en concreto, un 80% de esosempleos superan los 5 años.Aunque, como Strom (2011) alerta, “los académicos siguen necesitando (a pesarde los oficios de la Fundación Kauffman) buenas fuentes de datos estadísticosque permitan dar respuesta a los numerosos retos que se plantean en relacióncon los emprendedores de alto crecimiento.”4.2.2 Impacto de los emprendedores sobre el crecimiento económicoRecientemente la Fundación Príncipes de Girona en su estudio “El libro blanco dela iniciativa emprendedora” (Alemany et al., 2011) consideró a los emprendedorescomo factor clave para el desarrollo económico y social, afirmación esta quebasan en los estudios de Carree y Thurik (2003) y Wennekers et al. (2005).En nuestro país esta asociación no siempre ha sido tan feliz pero, como afirmaronGarcía Tabuenca et al. (2004), la situación ha cambiado sustancialmente y losempresarios son considerados por la mayor parte de la sociedad como losprincipales agentes de desarrollo económico.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 79DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 81. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresEfectivamente, fuera de nuestras fronteras y ya en el ámbito económico, estavinculación, aunque muy actual, no es nueva y desde Cantillon (1755) queconsidera que son los emprendedores los que hacen que el mercado funcione,pasando por Schumpeter (1911) o Kuznets (1966) se tiene al emprendedor comoesencial para el desarrollo económico, incluso más recientemente Porter (1990)llegó a afirmar “invention and entrepeneurship are at the heart of nationaladvantage”.El marco teórico que liga ambos conceptos aparece explicitado en las nuevasteorías de la evolución de la industria (Jovanovic, 1982; Ericson y Pakes, 1995;Klepper, 1996). Para estos autores, en oposición a la teoría tradicional, elemprendimiento estimula y genera crecimiento y lo explican enfatizando el papelque juega el conocimiento en la actividad económica. De modo y manera que losagentes económicos tienen un incentivo para abandonar sus antiguas empresas ycrear nuevas para comercializar y obtener beneficios de los nuevosconocimientos. Por tanto el emprendimiento se convierte en el vehículo en que lasideas son implementadas.Siguiendo las tesis del economista Schumpeter los intentos de desarrollarmétodos formales de evaluación de la contribución de la iniciativa emprendedoraal progreso económico han sido varios. Baumol (1968) considera estos intentosimportantes puesto que “el estímulo del emprendedor es la clave para que sepropicie el crecimiento” y en sus investigaciones (1982; 1990) encuentra unacorrelación entre actividad emprendedora de carácter productivo y desarrolloeconómico.Para el economista americano Audretsch (1995) la creación de empresas puedeser estimulada para generar crecimiento económico puesto que las pequeñasempresas de los emprendedores son las que más contribuyen al crecimientoeconómico porque son más competitivas e innovadoras (Audretsch y Thurik,2000; Audretsch y Keilbach 2004).Salas y Sánchez-Asín (2008) explican que los estudios de Audretsch toman comohipótesis de partida que las economías tienen una dotación determinada de factorMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 80DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 82. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresemprendedor que contribuye a la producción, en combinación con los factoresproductivos tradicionales de capital y trabajo, de manera que más dotación delrecurso emprendedor implica una mayor producción y bienestar.Argumento este último que nos recuerda a Marshall (1890) cuando considerabaque son cuatro los factores necesarios para la producción: tierra, trabajo, capital yorganización. Según este autor, el emprendedor es quien, al organizarcreativamente los otros tres factores, tierra, trabajo y capital, crea nuevosproductos o mejora los planes de producción de los actuales. El emprendedor,añade, “tiene un profundo conocimiento de la industria en que se desenvuelve, esun líder natural y posee la habilidad de prever los cambios futuros en la oferta y lademanda. También gusta de tomar acciones riesgosas, aun con total ausencia deinformación.”En las últimas décadas, coincidiendo con la puesta en valor de los pequeñosempresarios frente a las multinacionales, es habitual encontrar en discursos yescritos de responsables institucionales y economistas la identificación deemprendedores como agentes de desarrollo económico.Son de gran valor en España los informes “El espíritu emprendedor: elementoesencial para afrontar la crisis” (Círculo de Empresarios, 2009) y “Prioridad: másempresarios” (Círculo de Empresarios, 2010).Pero, en clara sintonía con Audretsch, los profesores Wennekers y Thurik (1999)advierten que mas allá de que sea una intuición hay que demostrarlo.Por ello, ellos mismos arguyen que la vinculación con el crecimiento económicose explica a través de la conexión del nivel individual o personal con el de laempresa y, a su vez, con el nivel macroeconómico. Así plantean un marcoconceptual desde el que se puede explicar la relación entre la actividademprendedora y el crecimiento representada en el siguiente cuadro.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 81DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 83. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedores Cuadro 9: Crecimiento y actividad emprendedora Fuente: Carree y Thurik (2000)Su hallazgo tiene una evidente conexión con otra parte de este trabajo como es lareferida a la eficacia de las políticas públicas de fomento del emprendimiento yaque inspira el surgimiento de actuaciones de carácter integral más allá deprogramas parciales de apoyo a emprendedores de carácter sectorial. Estosupone situar entre las grandes políticas económicas reformistas a las políticaspro-emprendedores y tiene su perfecto encaje en el concepto de ecosistema oambiente emprendedor y que Peña (2011) resume como “una combinaciónexitosa de las condiciones del entorno originará un incremento en el nivel deinnovación y competencia en el mercado que debería generar un efecto positivoen el crecimiento económico”.Carree y Thurik (2002) insisten en ese nexo entre actividad económica yemprendedores pero apalancándose en dos factores, el surgimiento de nuevasempresas y la innovación que este hecho trae consigo. Para ellos, la aparición deMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 82DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 84. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresnuevas empresas genera más competencia en los mercados, lo que conduceinevitablemente a la innovación como salida para ganar competitividad.Conforme el enfoque tradicional sobre el crecimiento económico, centrado en lasgrandes corporaciones, se va resquebrajando, coincidiendo en el tiempo con laaparición de la teoría evolucionista de Jovanovic (1982), surgen toda una serie deestudios que intentan demostrar en el ámbito nacional la afirmación central dedicha nueva teoría: el emprendimiento estimula la economía y genera crecimientoeconómico. Mediante el análisis de diferentes indicadores, economistas comoAudretsch y Fritsch (2002) o Audretsch y Thurik (2002) inician toda una nueva unaliteratura económico-geográfica para colegir que el desarrollo económico endeterminadas regiones del mundo tiene su causa en altos ratios deemprendimiento. Así los casos de Alemania, Estados Unidos, Suecia o, en unámbito mayor, los países miembros de la OCDE (Kantis et al. 2002) ejemplificanesta positiva relación entre crecimiento y tasas de emprendimiento. Cuadro 10: Esquema causa-efecto de la actividad emprendedora Fuente: OCDE (2009)Esta nueva literatura económica aporta argumentos empíricos más allá de losteóricos pero encontró numerosos obstáculos tales como la ausencia deMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 83DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 85. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresindicadores de calidad que midiesen la actividad emprendedora y la inexistenciade datos homogéneos que permitiesen la comparación internacional entreregiones (Strom, 2011). En esta línea, Reynolds (2004) consideró que lainteracción entre la creación empresarial y el crecimiento económico está lejos decompletarse, fundamentalmente por la falta de datos armonizados entre naciones.Los esfuerzos de este economista de Babson College elaborando muestrasrepresentativas de emprendedores (Reynolds et al., 1992 y 1997; Reynolds,2000) o actualizando en 1987 el estudio de Birch (1979) con una mayor precisióne incidiendo en 1991 en el carácter multidisciplinar de la actividad emprendedoracasi “como un fenómeno social en vez de una realidad puramente económica”permitieron el caldo de cultivo en el cual surge el Global Entrepreneurship Monitor(GEM).Global Entrepreneurship MonitorEl proyecto GEM se concibe por tanto en 1997, por investigadores americanos ybritánicos. GEM proporciona las herramientas básicas para alcanzar elconocimiento sobre la interacción entre la creación empresarial y el crecimientoeconómico de las naciones. GEM confecciona datos relevantes armonizados concarácter anual. Los datos se agregan de forma eficiente para facilitar lascomparaciones entre naciones a nivel de actividad emprendedora. El objetivo espoder estimar el papel de dicha actividad en el crecimiento económico ydeterminar los factores que inciden en las diferencias nacionales en creaciónempresarial, facilitando recomendaciones para el diseño de las políticas públicasque sean efectivas en este campo.Iniciado como un partenariado entre London School of Economics y BabsonCollege comenzó en 1999 con Paul Reynolds como investigador principal con 10países, expandiéndose a 21 en el año 2000, 29 Estados en 2001 y 37 en 2002.GEM 2011 ha contado con 54 economías de todo el mundo.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 84DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 86. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresEl GEM con sus series de datos confirma los tres siguientes hallazgos: 1. La economía depende de un dinámico sector emprendedor. 2. Una economía emprendedora requiere individuos que lo sean y por tanto una cultura que lo facilite. 3. Los emprendedores de alto potencial de crecimiento son clave para las dos conclusiones anteriores.Para terminar este apartado y siguiendo a Holcombe (2003) la contribución de losemprendedores al desarrollo económico encuentra más y mejor acomodo en lasteorías que distinguen entre crecimiento y progreso puesto que frente al meroaumento de los ingresos que mide el crecimiento, el progreso que han generadolos emprendedores, por ejemplo, con nuevos métodos de producción o connuevos productos, es lo verdaderamente importante.Por último merece la pena mencionar la literatura que relaciona emprendimiento yprogreso para los países en vías de desarrollo.194.2.3 Impacto de los emprendedores sobre la productividadComo Salas y Sánchez-Asín (2008) recuerdan, “la teoría económica delcrecimiento indaga acerca de los factores del marco institucional, de los mercadosy del interior de las empresas que explican las diferencias de bienestar entrepaíses en un momento en el tiempo. Desde los trabajos de Solow, en los añoscincuenta, la teoría del crecimiento distingue entre el crecimiento en la producciónque se explica por el aumento en los recursos de capital y trabajo empleados enla misma, y el crecimiento en la producción que no se explica por el aumento enlos recursos productivos empleados, conocido como crecimiento en laproductividad total de los factores”.19 Esas evidencias han sido recapituladas por Montes (2010). Además justificaron que la organización de la ONU para losasuntos relacionados con el comercio y el desarrollo en los países en vías de desarrollo, conocida por sus siglas en inglésUNCTAD, haya incorporado el entrepreneurship como una de las palancas más importantes de avance económico paraesos países y que haya promovido varios estudios y planes al respecto.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 85DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 87. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresEs por ello que merezca la pena dedicar un apartado a la productividad en estetema de externalidades de la actividad emprendedora.Tal y como estamos recapitulando, el estudio económico del emprendimientotiene una literatura propia que se interesa por descubrir los factores que influyenen la dinámica de creación de empresas y las consecuencias de esta dinámicasobre el crecimiento económico (Acs y Armington, 2006; Audretsch y Keilbach,2004; Audretsch, Keilbach y Lehmann, 2006; Carree y Thurik, 2006; Van Stel,2006).Para Salas y Sánchez-Asín (2008) la hipótesis de partida en esta literatura es quelas economías tienen una dotación determinada de factor emprendedor quecontribuye a la producción en combinación con los factores productivostradicionales de capital y trabajo, de manera que más dotación del recursoemprendedor implica una mayor producción y bienestar.La dotación de este recurso acostumbra a considerarse exógena al modelo, laclave está, por tanto, en identificar los aspectos singulares de la contribución delrecurso emprendedor al crecimiento económico, en comparación con la de otrosfactores productivos.Si estamos de acuerdo en que aporta valor a la economía el que una empresanueva comercialice tecnología o que una persona desempleada deje de serlomediante el autoempleo, lo interesante será conocer si ese valor creado es mayorque si la tecnología la comercializase una empresa ya existente o que eldesempleado encontrase trabajo por cuenta ajena. Es decir si el emprendimientoes un vehículo de productividad o no lo es (Salas y Sánchez-Asín, 2008).La literatura al respecto no es abundante, lo que por otra parte no sorprende enuna disciplina nueva como el entrepeneurship, pero además es contradictoriacomo demuestran Van Praag y Versloot (2007) en su recopilación de estudiosrecientes al respecto.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 86DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 88. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedores Cuadro 11: Entrepreneurship y productividad País de Definición Estudio Variable Principal hallazgo Evidencia muestra emprendedor Productividad del trabajo Relación positiva de Brouwer et al. Valor añadido/coste Pyme (medido por tamaño con Holanda - (2005) salarial coste salarial) productividad Relación negativa de Disney et al. Reino Producción/persona Empresas de edad y productividad + (2003) Unido hora menos de 1 año Relación positiva de Jensen et al. Valor añadido/horas Antigüedad de la EE.UU. edad y productividad -/0 (2001) trabajadas planta Productividad similar Foster et al. Producción/horas para nuevas EE.UU. Nuevas empresas -/0 (2006) trabajadas empresas e instaladas Productividad total de los factores (PTF) Relación negativa de Disney et al. Reino PTF a nivel de Empresas de edad y PTF + (2003) Unido empresa menos de 1 año Las pymes y nuevas Castany et al. PTF a nivel de Pyme (medido por empresas tienen España - (2005) empresa empleados) menores PTF Relación positiva de Brouwer et al. Valor añadido/coste Pyme (medido por Holanda tamaño con valor 0 (2005) de los factores coste salarial) Elasticidad de la Tamaño de la Nguyen y Lee producción en No existe relación EE.UU. planta (medido por -/0 (2002) relación con los con el tamaño los trabajadores) factores (0) significa que el estudio no aporta significativas diferencias entre la contribución de los emprendedores y el resto de empresas Fuente: Van Praag y Versloot (2007)Es en el marco europeo donde se han encontrado evidencias empíricas de larelación positiva. Disney et al. (2003) demuestran que la productividad laboral delsector manufacturero británico es mayor en la empresas nuevas que en las yaexistentes, en concreto una diferencia superior al 2.4%.Los investigadores españoles Salas y Sánchez-Asín (2008) encuentran elcarácter “endógeno” del entrepreneurship del siguiente modo: elaboran unaexplicación formal de la división del trabajo entre empresarios y trabajadoresdirectos basada en las ventajas de emplear a las personas con habilidadesMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 87DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 89. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoressuperiores en aquellas tareas que tienen un mayor impacto en la productividad dela empresa, como por ejemplo las funciones de dirección. El modelo propuestoexplica la especialización entre empresarios y trabajadores directos en términosde arbitraje entre las rentas esperadas en una u otra actividad, lo cual convierte elnúmero de empresarios existentes en la economía en un elemento endógeno quedepende de las habilidades relativas y de la tecnología de producción quecombina los servicios de trabajo directo y los servicios de dirección. Ademásdemuestran mediante el contraste empírico de datos sobre crecimiento y tasas deemprendedores para las diferentes comunidades españolas entre los años 1987 y2004 que la tasa de emprendedores existentes en la economía actúa comopalanca de crecimiento convergente en la productividad. Los resultados obtenidosconfirman que el crecimiento de la productividad es mayor en comunidades conmayor tasa de emprendedores.Muy vinculado a todo lo anterior se encuentra el dinamismo empresarial queprovocan los emprendedores por dos vías: con sus nuevas empresas y por otrolado con el cierre por su causa de otras pre-existentes (en línea esto último con elschumpeteriano concepto de la destrucción creativa).Una mayor tasa de entrada de nuevas empresas en un mercado provoca cierres osalidas de otras, sin duda, pero genera mercados más competitivos. Diferentesautores han refrendado esta externalidad positiva del dinamismo empresarial queprovocan los emprendedores:Nickell (1996) estudia en los años 70 y 80 la industria manufacturera británicaconcluyendo que un incremento de los competidores tiene impacto positivo en laproductividad. Feldman y Audretsch (1999) encuentran que un alto grado decompetencia genera nuevas ideas dando como resultado mejoras sectoriales ymayores niveles de productividad laboral en las regiones. Para Callejón y Segarra(1999) -mediante el estudio de la industria manufacturera española de 1980 a1992- el mayor dinamismo empresarial contribuye positivamente al crecimiento dela productividad regional puesto que, como demuestra Callejón (2003), sectorescon un elevado número de nuevas empresas experimentan mayores niveles deproductividad que se extienden al conjunto de la economía. Conclusión esta a laMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 88DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 90. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresque también se apuntan los estudios posteriores de Holtz-Eakin y Kao (2003);Fritsch y Mueller (2004).Masson (2007) también confirma que un mayor nivel de capital empresarialgenera un mayor número de empresas nuevas y, a su vez, estas contribuyen a laproductividad laboral a través de la diversidad, competencia y aprovechamientode las oportunidades. Para Carree y Thurik (2003) la clave está en que losemprendedores tienen una inclinación a trabajar más horas y más eficientementepuesto que sus ingresos están directamente vinculados a su trabajo.Sin duda las nuevas empresas, a través de la mayor competencia en susmercados, ayudan a la productividad, como acabamos de ver, pero también esacompetencia hace que los precios bajen (Porter, 1990), o que se generen más“empresas gacela” (Fundación Kauffman, Diciembre 2010) o incluso a que hayamás empresas pequeñas que crecen mas y mas rápido que las grandes(Audretsch, 2002).4.2.4 Impacto de los emprendedores sobre la innovaciónPara Schumpeter (1911) la esencia del emprendedor es la innovación "Everyoneis an entrepreneur when he actually carries out new combinations".Es por ello que no puede iniciarse esta parte de la revisión de la literatura sinrepasar los escritos del autor austríaco-americano. En ellos se considera alentrepreneurship como el proceso a través del cual la economía en general puedeavanzar. Y sólo puede hacerlo a través de innovadores que en su obra essinónimo de emprendedores y que no han de coincidir exactamente con la figuradel empresario porque también pueden serlo directivos de las empresas e inclusofinancieros que invierten en ellas.Para Schumpeter, encontrar nuevas combinaciones de factores de producción esparte del proceso de descubrimiento del emprendedor que le convierte en elmotor del desarrollo económico. Estas nuevas combinaciones constituyen lamejor forma de responder a la demanda existente o de crear nuevas demandasMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 89DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 91. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedorespero por otro lado provocan obsolescencia en los productos y tecnologías (lollamó “proceso de destrucción creativa”). Schumpeter formula su teoría de las olaslargas de los ciclos y el crecimiento económico: estos ciclos son el resultado de lainnovación que consiste en la generación de una nueva idea y su implementaciónen un nuevo producto, proceso o servicio. La innovación de los emprendedorespor tanto no solo crea valor para ellos mismos sino que hace posible elcrecimiento económico e incrementa el empleo (Schumpeter, 1942; Thurik andWennekers, 2001).La creación de nuevas empresas como factor de desarrollo depende segúnSchumpeter del comportamiento del empresario que hace una nueva combinaciónde factores. Esta actuación supone una nueva función de producción. Lasoportunidades para nuevas combinaciones de factores de producción resultanfundamentalmente de la innovación y del cambio tecnológico.No cabe duda de que las teorías evolucionistas beben de la identificación deinnovación y emprendimiento de los escritos schumpeterianos. Jovanovic (2001)define la nueva economía como aquella en la que la tecnología y los productos sevuelven obsoletos más rápido que nunca antes; para los evolucionistas estamosen la era de las startups y el rol en la economía de las pequeñas empresas serámás importante que nunca.A la hora de estudiar los efectos externos de la actividad emprendedora especialmención merece el llamado “efecto desbordamiento” del conocimiento20(knowledge spillover) que tiene lugar con la creación de una empresa si esta esinnovadora (Acs et al., 2009).Acs y Armington (2006) descubrieron para la economía americana que lasstartups son un importante vehículo mediante el cual el efecto desbordamientocontribuye al crecimiento económico. Los resultados de Sutter (2010) muestranque la comercialización del conocimiento a través de los emprendedores tiene unmayor efecto económico que la mera creación de conocimiento. En Alemania losestudios de Audretsch y Fritsch (2002) y Audretsch y Keilbach (2004) confirmaron20 Se usa también la expresión efecto derrame o efecto difusor.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 90DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 92. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresque las nuevas empresas tienen un positivo impacto en las cifras de crecimiento.En un ámbito más general Fischer et al. (2009) concluyeron que el cambioregional es el resultado de la actividad emprendedora siempre y cuando lainnovación desarrolle su papel clave.Ese papel para Salas y Sánchez-Asín (2008) es el siguiente: la puesta en marchade una empresa que explota comercialmente una innovación desvela informaciónnovedosa que se expande por el tejido productivo y que es aprovechada por otrosagentes sin costes adicionales importantes. Por tanto, los beneficios de lainnovación trascienden a los agentes que la promueven ya que el acto de innovargenera información pública de la que se benefician terceras personas.Pero este efecto solo se produce si se crea conocimiento nuevo por parte delemprendedor que se difunde por el tejido social, es decir solo hay spillover effectsi hay innovación en la actividad emprendedora. El mero hecho de la creación deuna empresa no aporta ese efecto a la actividad económica. Por tanto el hecho decrear una empresa no es siempre sinónimo de innovación.En la pasada década y gracias a los estudios de Acs et al. (2004), se haconfirmado el papel del emprendedor como difusor del conocimiento puesto queen la sociedad del conocimiento las nuevas empresas son la correa de trasmisiónde los avances científicos generados en los departamentos de investigación delas grandes empresas y las universidades. Para Veciana (2006) el efecto derrameen un territorio se produce a través de los siguientes factores: capital humano,movilidad social, redes sociales y el capital emprendedor siendo este último elelemento central de su teoría.La obra de Schumpeter es clave a la hora de situar a los emprendedores comocorrea de la innovación pero si hay otro autor al cual el entrepreneurship debeestar agradecido muy en particular es David Audretsch, por su formulación ysucesivo desarrollo del concepto de economía emprendedora (Callejón, 2009).Audretsch ha construido una versión actualizada del papel del emprendedorinnovador schumpeteriano. Este ya no es un “visionario” aislado con un talentoMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 91DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 93. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresespecial, sino un agente dispuesto a explotar conocimientos que las empresasestablecidas consideran alejados de su negocio central.Para Callejón la obra Innovation and Industry Evolution de Audretsch (1995)planteó la idea fundamental de cómo una parte significativa de las innovacionesque se comercializan en el mercado no se realiza directamente por las empresasya establecidas que generan el conocimiento relevante para tal innovación, sinopor nuevas empresas que muchas veces constituyen spin-offs21 de esasempresas establecidas.La profesora española María Callejón resalta como Audretsch pone nombre juntoa otros autores (Acs et al., 2004) al “filtro del conocimiento” (knowledge filter) yexplica cómo el conocimiento científico o técnico no se convierte automáticamenteen innovaciones comercializadas en los mercados. Hace falta que existan agentesespecíficos capaces de transformar el conocimiento en innovaciones.22Para Audretsch et al. (2006) la única forma de superar el filtro que impide eltrasvase de conocimiento desde el laboratorio al mercado es que el propioinvestigador se implique en la actividad comercial creando una empresa yayudando a traducir y difundir las potencialidades prácticas de los hallazgoscientíficos. En ocasiones ese papel no ha de recaer en los propios investigadorespor falta de habilidades para ello y solamente emprendedores algo familiarizadoscon el negocio, dispuestos a crear una nueva empresa, pueden lograr que unnúmero mayor de innovaciones se materialice y tenga lugar un mayor crecimientobasado en la innovación y la productividad.Audretsch añade al modelo del filtro del conocimiento un factor productivoespecífico denominado “capital emprendedor”. Para el autor cuanto mayor sea laproporción de emprendedores en una sociedad, mayor será la tasa de innovacióny crecimiento (Audretsch y Keilbach, 2004). Callejón (2009) lo explica asi: “en unafunción de producción tradicional se incorpora una variable representativa del21 Spin-off es un término anglosajón que expresa la idea de la creación de nuevas empresas en el seno de otras empresasu organizaciones ya existentes, sean públicas o privadas, que actúan de incubadoras. Con el tiempo acaban adquiriendoindependencia jurídica, técnica y comercial (www.universia.com).22 Sala i Martin (2012) va más allá aportando el siguiente dato: “no solo innovan los cientiíficos sino especialmente losciudadanos, el 8% de las ideas empresariales provienen de científicos a través de la I+D formal, el resto el 92% , detrabajadores en activo”MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 92DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 94. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedores“capital emprendedor”, donde se supone que la producción depende de lacantidad de capital, de la cantidad de trabajo, del esfuerzo en I+D y de la tasa deemprendedores”.Finalmente Sala i Martin et al. (2007) definen un vínculo indisoluble entreemprendimiento e innovación cuyo nexo en común es el desarrollo económico.Para el Catedrático de Columbia mientras que en las economías en vías dedesarrollo el factor innovación representa un porcentaje pequeño de la actividadeconómica, en las economías basadas en el conocimiento este porcentaje seeleva hasta un 30%. Cuadro 12: Entrepreneurship y estadios de desarrollo económico Fuente: Sala i Martín et al. (2007)Estos datos son contrastados también por Wennekers et al. (2005); Acs y Varga(2005) mediante el estudio de las economías de más de 40 países que confirmanla positiva relación entre actividad emprendedora y cambio tecnológico; enMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 93DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 95. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresconcreto para los países desarrollados (EE.UU. y Europa) más actividademprendedora nacional supone más capacidad (del país) para generarinnovaciones susceptibles de ser comercializadas.Lo que sin duda influyó unos años más tarde en la afirmación de Drucker (2008)“La innovación es el medio por el cual el empresario crea nuevos recursosgeneradores de riqueza o incrementa los existentes con un potencial mejoradopara producir riqueza”.4.2.5 Impacto de los emprendedores sobre la cohesión socialSon muchas las razones por las que los emprendedores han provocado tantointerés académico, algunas de esas externalidades las hemos visto ya. Pero larelevancia no solo científica sino mediática y por tanto social del emprendimientotiene que ver en gran parte con los casos de éxito de emprendedores queprovienen de extractos sociales muy bajos.Para Moscoso (2008) las sociedades en las que los empresarios triunfan seconsideran abiertas y libres, en especial si se dan ejemplos de éxito enemprendedores que parten de una situación económicamente desventajosa. Laactividad empresarial es, en opinión del economista y político navarro, junto a laeducación, el más poderoso instrumento de ascenso social.Son numerosos los autores que han incidido en esta cuestión. Para Glazer yMoynihan (1970) el emprendimiento en América es la más efectiva forma demovilidad social y abre una serie de estudios en los años 70 y 80 en los EstadosUnidos que demuestran que el éxito económico de los inmigrantes chinos,japoneses, italianos, griegos y coreanos se debe a ser propietarios de sus propiosnegocios. Los hispanos y la población negra en los Estados Unidos tambiéntienen su propio análisis en Fairlie (2004) concluyéndose que los autoempleadosde esas etnias tienen mayores ingresos que sus pares empleados.Lofstrom (2002) en su estudio sobre población inmigrante aporta la evidencia deque la actividad emprendedora es un medio eficaz para la asimilaciónMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 94DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 96. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoressocioeconómica, de manera que reduce la diferencia de rentas entre poblaciónnativa y de origen externo. Y el Consejo Europeo (2001) en su informe conjuntosobre integración social concluye que la iniciativa empresarial contribuye afomentar la cohesión social mediante la integración en el trabajo de personasdesfavorecidas.Esta línea de estudio ha llegado hasta nuestros días: la Fundación Kauffman(2011) en su “Index of Entrepreneurial Activity 1996-2010” encuentra en EE.UU.una tasa emprendedora substancialmente mayor en la población inmigrante, enconcreto la propensión a emprender de los residentes no nacidos en los EstadosUnidos multiplica por dos la de los norteamericanos.Saxenian (2001) ratifica esos datos y encuentra un porcentaje de inmigrantesentre los emprendedores mayor que en otras actividades. En este mismo sentidose sitúan los datos de Madrid Emprende del Ayuntamiento de Madrid que atendióen sus oficinas en 2011 más de 4.000 planes de empresa siendo inmigrantes másde un 20% de los asesorados, sensiblemente por encima del ratio de nonacionales residentes en la capital de España que se sitúa en un 17%.Estos datos toman un mayor valor si se tienen en cuenta que los emprendedoresacumulan gran parte de la riqueza muy por encima de su peso en la población. EnGentry y Hubbard (2000) y para la economía americana se tasa del siguientemodo: los emprendedores suponen un 8.7 % de la población pero poseen el37,7% de la riqueza nacional.Por tanto más inmigrantes entre los emprendedores supone más posibilidades deinserción social a través de una mejor posición económica.En esta misma línea Quadrini (2000) mediante análisis empíricos concluye quelos individuos promotores de empresas emprendedoras gozan de un mayor gradode movilidad social, especialmente, según Holtz-Eakin (2000), para aquellaspersonas que provienen de extractos sociales de bajos ingresos debido a quetienen más posibilidades que sus pares para ascender en la escala social.Kirchhoff (1989), estudiando los 500 más importantes empresarios americanos deMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 95DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 97. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedores1961 a 1980, llega a la conclusión de que las empresas de los emprendedorestienen un efecto redistribuidor de la riqueza (siguiendo el argumentoschumpeteriano de la destrucción creativa).Estas evidencias han motivado la fuerte propensión a emprender de losinmigrantes. La Fundación Kauffman ha estudiado también el fenómeno de lainmigración con los siguientes hallazgos: en primer lugar los investigadoresextranjeros residentes en los Estados Unidos están involucrados en el 25.6% delas patentes registradas en 2006 (Fundación Kauffman Agosto 2007) y ensegundo lugar el 25% de las empresas de tecnología creadas en Estados Unidosde 1995 a 2005 tienen al menos un fundador extranjero (Fundación KauffmanJunio 2007). Con eso podemos concluir que más allá de los beneficios personaleso comunitarios que provocan los emprendedores inmigrantes hay una evidenteaportación al desarrollo económico y tecnológico, en coherencia con lo estudiadoen anteriores apartados.Los hallazgos de la Fundación Kauffman encuentran acomodo en las tesis delprofesor austriaco Karl Popper (1945) que en su afamado libro “La SociedadAbierta y sus enemigos”, define la sociedad abierta como aquella en la que losindividuos tienen la necesidad de tomar decisiones individuales y el sistemapolítico no solo se lo permite sino que lo promueve.A su vez la aportación de esos emprendedores inmigrantes también pone en valorlas conclusiones de Florida (2002) sobre la importancia en el desarrollo de losterritorios de las “clases creativas”, al ser estos ciudadanos los que atraen, con sualta formación y capacidad innovadora, a las más importantes empresas. Estoscreadores que son científicos, emprendedores, investigadores o artistas fijan suresidencia en aquellos lugares donde se dan las mejores condiciones para sucreación y su propio bienestar personal. Por ello los países que ofrezcan esasmejores condiciones atraerán los mejores talentos con las consecuencias queacabamos de ver en los estudios de la Fundación Kauffman.Kirchhoff et al. (2002) suscribe esta tesis a través del argumento del empleo. Elautor arguye que el efecto de los emprendedores supera el mercado local puestoMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 96DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 98. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresque pueden generar un efecto reclamo de otros emprendedores y trabajadorestalentosos.Por último, ha de mencionarse que otra vía de análisis del rol de losemprendedores en la redistribución de la riqueza es aquella que ha incidido en la“utilidad personal” de su actividad. Se analiza en el plano individual la utilidad deser emprendedor frente a ser un trabajador contratado. Agregando esas utilidadesindividuales podría obtenerse el efecto que el emprendimiento supone en laactividad económica en comparación con la actividad por cuenta ajena. En estesentido Van Praag y Versloot (2007) en su recopilación de los estudios de estetenor han puesto de manifiesto que son numerosos pero contradictorios lospapers que analizan esa “utilidad” para los emprendedores a través de diferentesindicadores tales como niveles de remuneración, estabilidad de sus ingresos osatisfacción en el trabajo frente a los que no lo son.El análisis que acabamos de realizar en este apartado nos lleva a concluir comoPetitbó en García Tabuenca et al. (2008) que la creciente atención a losemprendedores precisamente se atribuye por su efecto en la cohesión social,porque, como Dias y Macdermont (2006) afirman, los emprendedores son uninstrumento esencial para la trasformación estructural, ya que disminuyen ladivergencia en la distribución de la renta.4.2.6 Externalidades negativas de la actividad emprendedoraLa doctrina económica dominante durante mucho tiempo, balanceada a favor delas grandes empresas, tuvo como consecuencia una percepción negativa de lapequeña empresa.Es la década de los cincuenta y los sesenta el momento álgido de la divulgaciónde las tesis de John Kenneth Galbraith sobre las excelencias de las gran empresay las multinacionales, la era de la tecnoestructura y la desaparición de la figura delempresario (Veciana, 2006).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 97DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 99. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresEn una visión reduccionista, se asociaba emprendedores con autoempleocontraponiendo su aportación económica con los “arraigados” beneficios de lagran escala.Audretsch (2002) recopila algunos estudios de esa época con sus autores en losque se llegaba a las siguientes conclusiones: 1. Las pymes son menos eficientes. 2. Las pymes aportan menores niveles de empleo. 3. Las pymes están menos involucradas en la innovación. 4. La importancia relativa de las pymes irá declinando.Tuvieron que llegar los años 80 para que se produjera un cambio de escala en lospilares de la política económica, tras la constatación de la pérdida decompetitividad de la gran empresa en los países desarrollados. Esto “supuso laquiebra de la idea dominante - en línea con Chandler (1977) y Galbraith (1967) -durante las décadas que siguieron a la segunda guerra mundial por la cual seconsideraba a las pymes como unidades productivas condenadas a la ineficienciaen razón de su reducida dimensión” (Audretsch, 2006).En este apartado, se han recapitulado algunas de las más importantesexternalidades negativas asociadas al fenómeno emprendedor que han de seranalizadas teniendo en cuenta el contexto explicado en los párrafos anteriores.Para García Tabuenca et al. (2004) es quizá Kuznets (1966) quien mejor haexplicado ese efecto negativo, al señalar que existe una relación negativa entrelos procesos de crecimiento económico y la participación relativa del autoempleoen la economía, es decir, que a más crecimiento y desarrollo económico menospresencia de trabajadores autónomos.La causa de este hecho, como explican Guzmán y Romero (2005), es quizás denaturaleza más social que económica porque hace referencia a lo que se conocecomo «emprendimiento de necesidad». La existencia de dificultades graves paraobtener recursos necesarios para la mera supervivencia económica en un sistemade mercado lleva a las personas a salir de la economía formal y acudir alMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 98DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 100. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresautoempleo. Emprender, en este sentido, se convierte en una vía de escape parasalir del desempleo o de una situación de marginación social. Por ello el profesorde Harvard Kuznets vincula trabajo autónomo y economía informal. Es obvio queen cualquier economía existe un determinado porcentaje de la población que,ante las dificultades económicas y buscando vías de subsistencia, creanpequeños negocios que en algunos casos no se encuentran legalizados,perteneciendo por tanto, al denominado sector informal. Frecuentemente, eltamaño del sector informal es proporcionalmente mayor en las economíassubdesarrolladas que en las desarrolladas, de ahí que la hipótesis de Kuznetshaya encontrado bastante eco en la literatura económica, e incluso en algunoscasos, esa relación subdesarrollo-trabajo autónomo ha alcanzado ciertacontrastación empírica (Pietrobelli et al, 2004) puesta de manifiesto por el GEM enel siguiente cuadro que mide el emprendimiento de necesidad por países: Cuadro 13: Emprendimiento de necesidad y de oportunidad Países TEA necesidad (%) TEA oportunidad (%) EGIPTO 53 25 UGANDA 50 34 BOSNIA 47 30 COLOMBIA 40 41 CHINA 42 34 FRANCIA 25 56 ESPAÑA 25 42 DINAMARCA 8 54 Fuente: GEM Global Report (2011)No obstante con el avance del siglo desde que fechó su análisis el economistaruso Kuznets (1966), las razones de «necesidad» para los autoempleadosrebasan ampliamente el sector informal en los países subdesarrollados.2323 Véanse los datos respectivamente de la UNCTAD y GEM de cómo está bajando la importancia de la economía informalen Iberoamérica por primera vez en 30 años y a la vez subiendo la tasa de emprendedores. Incluso en muchos de lospaíses económicamente avanzados se detecta en los últimos años un notable resurgimiento por diferentes razones de losMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 99DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 101. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresAdemás detrás de los grandes grupos empresariales o de las pymes innovadorasde los países de la OCDE se encuentra siempre un emprendedor, una personaque en línea con Jovanovic y los evolucionistas, crea su propio empleo, no poruna razón de necesidad económica, sino por lo que se denomina técnicamente«oportunidad». En este sentido, el trabajo autónomo, como “emprendimiento deoportunidad” adquiere una extraordinaria importancia desde el punto de vistaeconómico, puesto que representa en gran medida el germen fundamental para lageneración de una clase de tejido empresarial que se considera factorindispensable para el desarrollo de cualquier sistema de economía de mercado.El nuevo emprendimiento de necesidad insertado en la economía formal y elcarácter virtuoso –como hemos ya estudiado- del “de oportunidad” nos permitensuperar las prevenciones del economista ruso-estadounidense.No obstante las advertencias de Kuznets encontraron eco en numerosos autores,Baumol (1968) y Reynolds (1991) resaltan la importancia de segregar el estudiode la actividad emprendedora por nivel de desarrollo regional. Posteriores análisisdel fenómeno emprendedor por parte del GEM insisten en ello. Este informeconsidera necesario analizar el papel de los emprendedores en la economía deun modo diferente según el grado de desarrollo de las regiones (GEM GlobalReport, 2011). En concreto y siguiendo la clasificación del World Economic Forum(Schwab, 2010) divide en tres niveles los países conforme a sus cifras de PIB percápita y exportaciones: las economías de los factores (factor-driven), las de laeficiencia (efficiency-driven) y las de la innovación (innovation-driven).Las primeras son las dominadas aún por la agricultura de subsistencia yempresas de extracción, con una alta relación entre mano de obra y recursosnaturales. En la fase de la eficiencia están aquellas en el que el desarrollo se halogrado a través de la industria y las economías de escala con grandes empresasintensivas en capital. Y en las últimas, las empresas son intensivas enconocimiento y el sector servicios sigue creciendo.trabajadores autónomos por esta causa de «necesidad», en concreto en España ha aumentado en 2010 este motivaciónen 10 puntos pasando a ser ya la causa de un 25% de las nuevas empresas (GEM España, 2011).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 100DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 102. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresEsta clasificación permite contextualizar los datos que aporta el GEM para cadapaís. De ese modo el Total Early-Stage Entrepreneurship Activity (TEA) de Boliviaha de compararse con el de Pakistán porque ambos pertenecen al primer grupode economías pero nunca con el de Rusia o Israel que pertenecen al segundo ytercer grupo respectivamente. Es decir, que la capacidad de emprender tienediferente lectura en función del grado de desarrollo del territorio. Angola con unTEA en 2010 del 32 superaría a Chile con un 16 y a Estados Unidos con un 7pero nadie duda que eso no quiere decir que el fenómeno emprendedor sea másimportante en el país africano que en el norteamericano.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 101DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 103. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedores Cuadro 14: TEA por grupos de países Fuente: GEM Global Report (2011)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 102DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 104. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresPor otra parte pueden encontrarse externalidades negativas del fenómenoemprendedor en muchas de las investigaciones que hemos ido citando al estudiarlos beneficios del entrepreneurship. No obstante estas son compensadas en unagran mayoría de veces por las positivas pero no por ello han de dejar de citarsecomo a continuación se hace con una muestra de ellas.Schumpeter (1942) con su conocida teoría de la destrucción creativa, enfatizó elpapel del emprendedor como un innovador que implementa cambios en laeconomía mediante la introducción de nuevos bienes y métodos de producción.Para el autor el emprendedor se convierte en una fuerza disruptiva en laeconomía que provoca positivos cambios pero también obsolescencia, pérdida demercado y cierres a muchas empresas. Las empresas emprendedoras crecen ycrean empleo pero también provocan problemas y cierres para las que no lo son.De ese modo, por ejemplo, la introducción del compact disc, supuso unainnovación pero también provocó la ruina de las empresas que fabricaban vinilo.Carree et al. (2007) citando a Parker (2004) y a Grilo y Thurik (2005) explica elllamado “efecto refugio” que provoca el emprendimiento. Conforme a ese efectono solo los emprendedores no bajan el desempleo sino que justo al contrario, amás paro más emprendedores. Esta teoría sugiere que altos niveles de parollevan a una mayor propensión a emprender puesto que los costes de oportunidadde crear una empresa decrecen. Carree et al. en su paper lo contraponen con el“efecto emprendedor” según el cual a mayor número de empresarios menor paroy que hemos estudiado en el capítulo de empleo, para finalmente concluir quepesa más este último sobre el efecto refugio.No puede dejar de citarse en este apartado la controvertida Ley de Gibrat (1931),que toma el nombre del estudio del autor francés y conforme a la cual elcrecimiento de las empresas no tiene relación con el tamaño de las mismas. Siseguimos la ley de Gibrat, reestructurar la economía hacia la pequeña empresa ylos emprendedores en perjuicio de la gran empresa sería una pérdida de tiempo yrecursos porque no tendría efecto en la tasa de desempleo. Carree et al. (2007)recopila varias investigaciones de la última década del siglo pasado quedesmontan empíricamente la ley de Gibrat.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 103DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 105. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresPara Salas y Sánchez-Asín (2008) no es suficiente la promoción del autoempleo,lo importante es ver la productividad que generan esas nuevas empresas encomparación con las antiguas puesto que en muchas ocasiones el fenómenoemprendedor es improductivo y en otras solo lleva a la economía informal, comoacabamos de ver.El economista español introduce otra externalidad negativa vinculada a lainnovación. Alerta del caso en el que la entrada de nuevas empresas ocurre comoconsecuencia de la imitación de innovaciones desarrolladas por las establecidas,en un contexto de baja protección de la propiedad intelectual, el efecto final puedeser un exceso de competencia que actúa en contra de incentivos a innovar.Argumento en línea con Baumol (2001) que formula la cuestión de cuál es elefecto neto del entrepreneurship sobre el crecimiento partiendo de la base de quela innovación está asociada tanto a externalidades positivas como negativas.Siendo las negativas las que surgen a causa de los emprendedores innovadoresdando lugar a la obsolescencia de las tecnologías precedentes lo que actúa endetrimento de las empresas participantes.Finalmente para Baumol (1990 y 1993) existen tres tipos de funcionesempresariales o de emprendedores: los productivos, los improductivos y losdestructivos. La primera función es aquella en las que los emprendedores realizanactividades estrictamente productivas basadas en la innovación frente al resto queno aportan valor a la economía puesto que solo buscan la obtención del beneficioo de rentas. Además pueden llegar a ser destructivas, por ejemplo, conactividades especulativas o con aquellas que se sitúan fuera de la ley como laevasión de impuestos, el crimen organizado o los perjuicios a la naturaleza.Como conclusión, podemos decir que son muchos los economistas que en elcampo del entrepreneurship han estudiado los efectos negativos que puedenprovocar en la economía los emprendedores. En un primer momento, coincidentecon el auge de las teorías defensoras de la gran empresa. Posteriormente con elcambio de tendencia, se instaura un nuevo perfil de estudios que llegan a lasexternalidades negativas desde el análisis de los positivos beneficios de laspequeñas empresas. Son firmes defensores del papel de los emprendedores enMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 104DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 106. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.2 Impacto socio-económico de los emprendedoresla economía pero encuentran expresiones no tan positivas cuando esa actividadempresarial se aleja de la innovación y la “oportunidad” y se acerca a la economíainformal y a la “necesidad”.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 105DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 107. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores4.3.1 Origen, evolución e hitosEl momento en que se puede considerar que nacieron las políticas públicas depromoción del emprendimiento varía según la propia noción de política públicaque se adopte. Si se opta por una definición estricta sólo en tiempos muyrecientes puede hablarse de una verdadera actividad administrativa de estanaturaleza. Lundström y Stevenson (2005, 2002) identifican la política de fomentodel emprendimiento con aquellas actuaciones específicamente encaminadas apropiciar la aparición de emprendedores y la creación de nuevas empresas.No obstante, si se utiliza una noción más laxa, no excluyente de las medidasgubernamentales dirigidas a beneficiar a la generalidad de los pequeñosempresarios, con independencia de la antigüedad o grado de desarrollo de sunegocios, se comprobará que las primeras manifestaciones de esta política seremontan en el tiempo al menos hasta los años 50, cuando se introdujeron enpaíses como Estados Unidos, Canadá y Holanda medidas tendentes a dotar defacilidades financieras a las pymes (Lundström y Stevenson, 2005); e inclusoantes, pues algunos autores ven en las leyes anti-trust estadounidenses de finalesdel siglo XIX una forma de intervención del poder público destinada a proteger alos pequeños negocios de la posición dominante de las grandes empresas(Audretsch et al., 2006; Blackford, 2003; Bean, 1996).La calificación de estas tempranas actuaciones públicas como política deemprendedores es discutible y no faltan estudiosos que critican enconadamenteesta postura por considerar que perpetúa la confusión -aún existente hoy día,tanto en el mundo académico como en el de la administración pública- entre lapolítica de fomento del emprendimiento y la política de apoyo a las pymes(Dennis, 2005; Lundström y Stevenson, 2005).Como defienden Lundström y Stevenson (2005), ambas políticas estáninterrelacionadas, pero al mismo tiempo son muy distintas en cuanto a objetivos yjustificación. El objetivo de la intervención dirigida a las pymes es fortalecer elMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 106DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 108. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedorestejido productivo compuesto por unidades de hasta cierto tamaño, a fin de ponerloen disposición de competir con las grandes empresas. La legitimidad de lainjerencia pública se hallaría en la existencia de fallos de mercado que hacenconveniente una acción correctora. En la política de promoción delemprendimiento, el propósito es potenciar la actividad empresarial, estimulando laaparición de nuevos proyectos. Aunque esta actuación administrativa sefundamenta en ocasiones en el funcionamiento defectuoso del mercado(principalmente en la financiación de nuevas empresas debido a la marcadaasimetría de la información entre demanda y oferta), la justificación normalmentehace referencia a factores de índole cultural así como a fallos sistémicos y delEstado.Del análisis comparado de las actuaciones públicas en beneficio de losemprendedores en los países desarrollados se pueden identificar tres formas deconcebir la política de emprendedores (Dennis, 2005; Lundström y Stevenson,2001):En primer lugar como mera extensión del ámbito de las iniciativas públicasdirigidas a apoyar a la pequeña empresa. Los programas de fomento delemprendimiento tienden a tener una importancia residual dentro de la política defomento empresarial y apuntan principalmente a la creación de puestos de trabajoen microempresas de nuevo cuño. Las actuaciones se circunscriben asubvenciones, microcréditos, servicios de asesoramiento y otros instrumentos dealcance limitado, siendo sus destinatarios en muchos casos emprendedores yempresarios consolidados indistintamente.En segundo lugar como intervención que busca promover las condiciones de vidade determinados colectivos presentes en la sociedad, por medio del autoempleo yla creación de pequeños negocios. Esta política, que Lundström y Stevensondenominan “nicho”, presenta otra modalidad en la que el fin no solo es la inclusiónsocial de grupos desfavorecidos, sino estimular el nacimiento de empresas de altatecnología, dirigiendo la acción pública hacia estratos de la poblaciónespecialmente cualificados tales como científicos, ingenieros o estudiantes deciertas carreras. En ambas vertientes, este tipo de política sigue un patrón similarMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 107DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 109. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresal de las actuaciones públicas tendentes a favorecer a industrias y empresaspertenecientes a sectores en declive o estratégicos. Los instrumentos sontambién muy concretos: subsidios, facilidades para acceder a ciertas licitacionespúblicas, restricciones a la libre competencia, en la primera modalidad;incubadoras empresariales o fondos de capital semilla, incentivos a la I+D en lasegunda.En tercer lugar como un enfoque estratégico y específico de la actividadadministrativa, de forma que el alcance de las actuaciones públicas a favor delemprendimiento van mucho más allá de la órbita directa de los interesados,abarcando ámbitos como el sistema educativo, la cultura empresarial o los valoresde la sociedad. El propósito de esta estrategia es promover el desarrolloeconómico en sus diferentes dimensiones. El papel de los gobiernos y laadministración consiste en auspiciar entornos que incrementen el flujo de nuevosemprendedores junto con las condiciones que permitan a estos crear y desarrollarsu empresa con éxito (Lundström y Stevenson, 2005). Las actuaciones que seinscriben en esta política comprenden las previstas en las anterioresconcepciones y otras que inciden en el carácter emprendedor de la población:adaptación de currículos educativos para familiarizar a los alumnos con el espírituempresarial, eliminación de barreras de entrada y salida de nuevos negocios ypromover la presencia en los media de la cultura emprendedora, entre otras.Esta última noción de política pública hunde sus raíces en los de trabajos deKirchoff de los años 80 y 90 , pero no es hasta el cambio de siglo cuandorealmente toma cuerpo con las investigaciones de Reynolds et al. (1999),Wennekers y Thurik (1999), Lundström y Stevenson (2001) y Verheul et al.(2001). Quienes se adscriben a esta postura normalmente consideran que solo sepuede hablar de verdadera política de emprendedores cuando la acción delgobierno o de la administración tiende explícitamente a favorecer elemprendimiento mediante la generación de las “condiciones ambientales”adecuadas, como complemento de las actuaciones que se impulsan a nivelindividual y de organización.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 108DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 110. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresEstos estudiosos, no obtante ven en los programas públicos tradicionales depromoción empresarial un antecedente de aquella política. Dennis (2005)comparte esta idea y se muestra muy crítico con la actuación de los gobiernos eneste terreno por desconocer el enfoque específico y global a la hora apoyar lacreación de empresas. Audretsch et al. (2007) denuncian que toda unageneración de policy-makers ha diseñado las políticas en este ámbito de espaldasa las fuertes conexiones que el plano empresarial tiene con el plano individual ymacroeconómico.Lundström y Stevenson (2001), después de estudiar este ámbito en varios paísesdesarrollados, concluyen que los gobiernos todavía no diferencian claramente lapolítica de pymes de la política de emprendedores y recuerdan que queda muchopor avanzar en el diseño e implementación de esta última. Concretamente, estosautores sostienen que en términos generales, la intervención pro emprendedoresde los Estados debe seguir evolucionando en la siguiente dirección: • Poner más énfasis en los individuos y menos en la empresa como organización. • Prestar más atención a las fases tempranas del proceso empresarial, incluyendo las que preceden a la constitución de la empresa. • Primar los instrumentos que impulsen la entrada de nuevos emprendedores frente a los que se centran en las “empresas ganadoras” que integran el tejido productivo existente. • Apostar por la transmisión de conocimientos y la divulgación de los valores del emprendimiento, manteniendo los esfuerzos por mejorar el clima empresarial.Evolución de la política de apoyo a los emprendedoresComo se ha expuesto en el apartado anterior, la política de promoción delemprendimiento puede ser entendida como una escisión -todavía hoy en ciernes-de la política de apoyo a la pyme. Su emancipación respecto de aquella ha sidoun proceso gradual que comenzó tímidamente en los años 80, coincidiendo con elredescubrimiento del valor de la pequeña iniciativa empresarial en la economía, yMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 109DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 111. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresno llegó a ser evidente hasta finales de los años 90 y principios de los 2000(Dahlstrand y Stevenson, 2007).Es durante ese período, jalonado por crisis importantes, cuando se produce uncambio de escala en los pilares de la política económica, tras constatarse lapérdida de competitividad de la gran empresa en los países desarrollados. Estosupuso la quiebra de la estrategia de crecimiento que los gobiernos de estospaíses, influidos por las ideas de Chandler y Galbraith, mantuvieron durante lasdécadas que siguieron a la segunda guerra mundial, la cual se caracterizaba porconcebir a las pymes como unidades productivas condenadas la ineficiencia enrazón de su reducida dimensión (Audretsch, 2006).Ha habido, por consiguiente, una importante evolución en el ámbito de laspolíticas públicas de fomento empresarial hasta su configuración actual. El caminoseguido en cada país -e incluso dentro de estos, en cada región o ciudad- poreste tipo de intervención gubernamental se caracteriza, como se verá másadelante, por presentar importantes particularidades. Sin embargo, en términosgenerales se puede afirmar que el desplazamiento del foco de interés desde lagran escala a la pequeña y, dentro de esta, la creciente atención que se ha venidoprestando a los emprendedores ha sido un proceso que ha corrido paralelo enambas orillas del Atlántico (Lundström y Stevenson, 2002), lo que no es óbicepara reconocer que este enfoque haya alcanzado una cota de desarrollo mayoren unas economías que en otras. Estados Unidos suele ser tomado como elprincipal referente en este campo, tanto por la comunidad académica como porgobiernos de todo el mundo (Dennis, 2005; Audretsch y Thurik, 2001).Las diferencias entre las primeras expresiones de las políticas de fomento de lainiciativa empresarial y las actuales se basan, siguiendo parcialmente el esquemapropuesto por Audretsch y Thurik (2001), en los siguientes elementos: laorientación de la política empresarial, el destinatario de la actuación de fomento,el contenido de la misma, su motivación y el nivel administrativo responsable.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 110DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 112. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresOrientaciónAudretsch y Thurik (2001) consideran que la política gubernamental hacia el tejidoproductivo ha pasado de tener un enfoque eminentemente restrictivo, que dominóclaramente hasta el último tercio del siglo XX, a adoptar, tras las crisis de los años70 y 90, uno orientado hacia el impulso y el fomento de la actividad empresarial.El primero responde a la idea de que son las grandes empresas las quedinamizan la economía e impulsan de manera eficiente el empleo y la innovación,de forma que la acción política no debe frustrar el proceso de concentraciónempresarial, aunque sí es preciso que lo controle para que no anule el libremercado y pueda beneficiar al conjunto de la sociedad. En este sentido, desdefinales del siglo XIX hasta las recesiones del último tercio del siglo XX, la políticaempresarial buscaba encontrar un equilibrio entre eficiencia y democracia(Audretsch y Thurik 2001). Los instrumentos para ello fueron, tanto en Europacomo en Estados Unidos, la creación de empresas públicas, la regulación delmercado y la política de competencia. Se trata de una orientación de laintervención pública propia de lo que estos y otros investigadores (Murdock, 2009)han denominado managed economy.Durante las últimas décadas, en los antiguos países industrializados de lamanaged economy se ha ido abriendo paso paulatinamente la entrepreneurialeconomy por efecto de la creciente interdependencia económica y el espectaculardesarrollo tecnológico. Esta constituye un tipo de estructura económica en la quese reconoce un papel mucho más destacado en el crecimiento y el desarrollo deun territorio a pymes y emprendedores. Bajo esta nueva realidad productiva, elconocimiento sustituye al capital como principal fuente de competitividad para lasempresas de los países desarrollados, lo que revaloriza la pequeña escala ysupone una amenaza a la hegemonía de la gran corporación. En consecuencia,esta última se ha visto obligada a adelgazar su estructura, destruyendo puestosde trabajo y deslocalizando parte de la función productiva. Ante esto, la principalpreocupación de los gobiernos ya no es evitar abusos sobre el consumidor o loscompetidores por parte del tejido empresarial, sino establecer mecanismos quefavorezcan el empleo, el crecimiento y la competitividad. La actuación pública, porconsiguiente, va encaminada a favorecer la actividad empresarial incipiente, loMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 111DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 113. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedorescual se concreta en procesos de liberalización, desregulación y privatización quehan afectado, en mayor o menor medida, a estas economías, socavando el marcojurídico y administrativo que venía amparando a la gran empresa.DestinatarioMuy vinculado a lo anterior, se encuentra el segundo aspecto. En la managedeconomy, la atención de las políticas empresariales se centra en determinadossectores o empresas que son consideradas clave. Como afirma Murdock (2009),partiendo de las ideas de Audretsch y Thurik, la intervención va dirigidaprincipalmente a empresas con gran capacidad de arrastre, cuyo desarrollo ycrecimiento se juzga positivo para la economía. Bajo esta premisa, los programaspúblicos pretenden estimular la producción o hacerla más eficiente, procurandoque las unidades económicas ganen tamaño. Por el contrario, las políticas de lasúltimas décadas, más propias de la entrepreneurial economy, han trasladado elfoco de atención desde la estructura productiva al proceso empresarial, enparticular a la creación y comercialización de conocimiento. Lo que se hatraducido en la implementación de actuaciones, cuyo objeto no son las empresasdirectamente, sino el clima en el que estas y los individuos operan.ContenidoLas primeras medidas fueron de orden normativo y estaban destinadas a protegera los pequeños empresarios ante posibles abusos procedentes de la grancorporación. Algunos investigadores ponen como paradigma de este tipo deacciones legislativas la Sherman Antitrust Act de 1890 (Blackford, 2003; Hart,2003). En los años 50, diferentes gobiernos empezarán a asumir un papel másactivo en el fomento de la pequeña empresa, especialmente en el terrenofinanciero, ya sea con entidades de crédito propias o concediendo incentivos alsector privado. A partir de los años 80 y 90, el alcance de la acción pública serámucho más amplio, generalizándose los programas de formación y asesoramientoa empresarios, de promoción de la I+D+i o de incubación y alojamientoempresarial; sin olvidar, aquellas acciones que ponen el foco en la generación decondiciones que estimulen la iniciativa empresarial como la introducción deasignaturas en los currículos académicos, la simplificación del marco regulatorio,MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 112DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 114. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresla adaptación de la política fiscal o las iniciativas destinadas a impulsar un nuevomodelo de financiación24.MotivaciónEl cuarto elemento hace referencia a la razón por la que el gobierno y laadministración deciden interferir en la economía. Las primeras actuaciones veníanmotivadas por razones sociales o políticas (Murdock, 2009; Audretsch et al., 2006;Audretsch y Thurik, 2001). Tras la Segunda Guerra Mundial, la pequeña empresaera vista como esencialmente ineficiente, aunque necesaria para asegurar laactividad empresarial y la seguridad en los cascos urbanos, absorber a lostrabajadores poco cualificados o ayudar a las familias que viven de un negocio(Audretsch, 2006). A esta forma de ver la actuación a favor de las pymes,Audretsch la denomina “preservacionista” por partir de la idea de que en ausenciade intervención por parte de la administración estas empresas acabaríandesapareciendo, ante la presión de las grandes corporaciones. Por otra parte, elpeso político de los pequeños empresarios y la sensibilidad hacia las minorías enla opinión pública también ha jugado un papel relevante - sobre todo en EstadosUnidos- en la introducción de las primeras acciones de apoyo a los pequeñosempresarios (Dennis, 2005; Blackford, 2003). El nuevo panorama económico queabrieron las crisis del 73 y del 79, y la subsiguiente pérdida de dinamismo de lagran empresa, unidos a la publicación de las primeras investigaciones sobre elpapel de las pymes en la creación de empleo, hicieron que las políticas de apoyoal pequeño empresario - y por extensión al emprendedor - dejaran de ser merosinstrumentos de promoción de capas desfavorecidas de la población paraconvertirse en estrategias de estímulo de la competitividad, el empleo o lainnovación. No obstante, ello no ha significado la renuncia a la función social de laactuación pública a favor del emprendimiento, hecho que resta eficiencia a laactuación gubernamental para algunos autores (Wennberg y Delmar, 2011).24 Audretsch y Thurik (2001) destacan la importancia de esta medida de cara a que la relación entre inversores yempresas sea mucho más estrecha, proporcionando los primeros no solo capital a las segundas, sino tambiénasesoramiento y contactos.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 113DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 115. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresNivel administrativo responsableFinalmente, Audretsch y Thurik (2001) han observado una descentralización de laactividad pública de promoción empresarial a favor de la administración regional olocal, a medida que se ha ido introduciendo la economía del entrepreneurship.Dicho proceso ha sido motivado, en primer lugar, por la tendencia a laconcentración del conocimiento en áreas concretas y a la necesidad de que lasinstancias administrativas estén familiarizadas con su realidad; y en segundolugar, por el hecho de que las nuevas empresas no suponen una amenaza para laeconomía nacional en forma de prácticas oligopolistas. La extensión a nivelregional y local de la actividad de promoción empresarial tanto en Estados Unidoscomo en Europa ha sido tildada por Audretsch y Thurik (2001), como parte de la“revolución silenciosa” que ha vivido la intervención pública dirigida a losemprendedores en tiempos recientes.Hitos en la evolución de las políticas públicas de apoyo a losemprendedoresSe han identificado seis hitos-etapas históricas con sus correspondientesacciones y programas en la génesis de las políticas de emprendedores que seexplican a continuación:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 114DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 116. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores Cuadro 15: Resumen de los hitos de la política de emprendedores Hito Descripción Actuaciones/programas I. Finales del siglo XIX – Aunque se fundamentan en la Sherman Antitrust Act (1890; EEUU) Leyes anti-trust protección de los consumidores, los intereses de la pequeña empresa también se tienen en cuenta. II. Años 30 y 40– Creación de las primeras políticas Reconstruction Finance Corporation (1932;EEUU) Agencias temporales activas de promoción empresarial de promoción de para ayudar a los pequeños Smaller War Plants Corporation (1942;EEUU) pymes propietarios a afrontar la crisis económica o a participar de las Office of Small Business (1946;EEUU) licitaciones del Ejército. III. Años 50 y 60– La política de fomento empresarial Small Business Act (1953, EEUU) Actuaciones adquiere carácter permanente en permanentes a favor Estados Unidos y se refuerza. Libro Blanco sobre la PYME (1954, Holanda) de la PYME Se extiende a otros países industrializados la preocupación Small Business Loan Act (1961, Canadá) por la pequeña empresa. Oficina de Orientación para PYMEs (1966, Taiwán) IV. Años 70 y 80- Cambio de escala en las palancas Banco de la PYME (1976, Taiwan) Generalización y de la competitividad y el empleo. consolidación de las Los gobiernos de los países National Small Business Bureau (1973, Australia) políticas de apoyo a la industrializados renuevan su PYME interés por las PYMEs ante la Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa pérdida de dinamismo de la gran Industrial (1976, España) empresa. La política dirigida a los pequeños empresarios deja de Small Firms Service (1979, Reino Unido) tener una finalidad eminentemente social. Entrepreneurship and Small Business Agency(1982, Canadá) Small Business Innovation Research (1982, Estados Unidos) Deregulation Unit (1985, Reino Unido) V. Finales de los 80, La política de promoción del años 90 y 2000- emprendimiento comienza en esta National Policy on Entrepreneurship (1989, Nacimiento de la etapa a independizarse de la Canadá) política de política de PYMEs: el destinatario emprendedores stricto es el emprendedor y el ámbito de Enterprise Initiative (1987, Reino Unido) sensu actuación se amplía para abarcar la cultura empresarial, la Programa Nacional de Incubación Empresarial asistencia en la definición del plan (1996, Taiwan) de negocio, la puesta a disposición de espacios Programa Yozma (1993, Israel) adecuados, etc. Programas a favor de la nueva empresa de la DGPYME (1996, España) Global Entrepreneurs Programme (2001, Reino Unido) VI. Políticas de apoyo a A raíz de la crisis subprime, emprendedores algunos países han lanzado Small Business Act for Europe (2008, Unión desde 2007 programas de fomento del talento Europea) emprendedor de carácter novedoso, como parte de su Ley del autoemprendedor (2008, Francia) estrategia de estímulo y reactivación. Startup Chile (2010, Chile) Startup America (2011, Estados Unidos) Startup Britain (2011, Reino Unido) Fuente: Elaboración propiaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 115DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 117. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores I- Las leyes anti-trust en Estados Unidos (desde finales del siglo XIX)Las leyes anti-trust que se aprobaron en Estados Unidos no estuvieron motivadasúnicamente por la preocupación del gobierno federal de evitar comportamientosilícitos o abusivos de la gran empresa sobre los consumidores, sino también sobrelos pequeños negocios. En este sentido, la ley Sherman de 1890, que prohibía laconcentración empresarial bajo la forma de trust, es para algunos un claroantecedente de la política de fomento de la pyme (Blackford, 2003; Bean, 1996).La aparición temprana de este tipo de actuaciones en Estados Unidos no debeextrañar, ya que el espíritu emprendedor puede ser entendido como unaextensión de aquel que impulsó a los primeros colonos de la emergente nación,concibiendo, bajo la óptica jeffersoniana, a los pequeños empresarios como unelemento clave para la consolidación de la clase media y, por ende, del sistemademocrático (Audretsch, 2006; Balckford, 2003; Bean 1996).No obstante, desde el primer momento la puesta en marcha de actuaciones que,aunque solo de un modo indirecto, favorecieran a los pequeños empresarios fuefuertemente criticada por algunos influyentes sectores de la sociedadestadounidense por considerarlo un atentado contra la libertad económica. Estedebate político acerca de la legitimidad de la intervención pública acompañará a lapolítica empresarial de este país a lo largo de toda su historia (Bean, 1996). II- Las agencias temporales de apoyo a la pequeña empresa en Estados Unidos de América (años 30 y 40)A raíz de la Gran Depresión de los años 30 y, posteriormente, del estallido de laSegunda Guerra Mundial, se produce un giro importante en la actitud del gobiernode Estados Unidos hacia el tejido productivo. Surgen en este momento lasprimeras políticas activas de apoyo a la pequeña empresa, cuya implementaciónserá encomendada a agencias de carácter temporal como las tres siguientes:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 116DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 118. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresReconstruction Finance Corporation (1932)Para ayudar a las empresas seriamente afectadas por la contracción del créditoque produjo la Gran Depresión, el presidente Hoover decidió crear en 1932 unaentidad pública que se encargara de brindarles apoyo financiero, a través de unprograma de préstamos blandos que se nutrían de los fondos federales (Mason,2000). La Reconstruction Finance Corporation (RFC) no constituía una agencia deapoyo a emprendedores, pues dirigía su actividad a grandes y pequeñosempresarios, pero supuso un hito debido a que, hasta entonces, la intervenciónfederal hacia el tejido empresarial se circunscribía a la configuración del marcoregulatorio (Blackford, 2003; Prechel, 2000). Esta nueva iniciativa suponía elcomienzo de las actuaciones directas de apoyo a los empresarios, constituyendo,además, el germen que daría lugar a la Small Business Administration (SBA) dosdécadas después.Smaller War Plants Corporation (1942)En 1942 se introdujo la primera iniciativa federal específicamente dirigida a lapequeña empresa. En pleno esfuerzo bélico, muchos congresistas mostraronpreocupación por el hecho de que los empresarios de reducida dimensiónquedaran excluidos de los cuantiosos contratos del Departamento de Defensa. LaSmaller War Plants Corporation (SWPC) nació para facilitar la participación deestas empresas en las licitaciones bélicas combinando dos estrategias: la mejoradel acceso a la financiación, mediante la concesión de préstamos directos ofórmulas de colaboración con el sector financiero privado y la defensa de losintereses de los pequeños empresarios ante los órganos licitadores.Esta agencia se disolvió tras la guerra y sus funciones serían absorbidas por laRFC. Su modelo, no obstante inspiró el de otra agencia posterior: la SmallDefense Plants Administration (SDPA), entidad de vida efímera que se creó conocasión de la guerra de Corea.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 117DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 119. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresOffice of Small Business (1946)Casi coincidiendo con la desaparición de la SWPC, el Departamento de Comerciocreó en 1946 el primer órgano federal dedicado a proporcionar asesoramiento yformación a los pequeños empresarios. La Office of Small Business (OSB) partíade la base que la falta de preparación del empresario era una de las principalescausas de fracaso. Este órgano acabaría formando parte de la SBA, tras laconstitución de esta última agencia. III- Primeras actuaciones permanentes a favor de la pequeña empresa (años 50 y 60)Estas décadas constituyen la edad de oro de la gran empresa: por un lado,aparecen y se consolidan buen número de multinacionales a ambos lados delAtlántico; por otro, se divulgan las tesis de Galbraith sobre las excelencias de lascorporaciones, la era de la tecno-estructura y la desaparición de la figura delempresario (Veciana, 2006). No obstante, impulsada por la crecientepreocupación de la clase política por el pequeño empresario ante el auge de lagran empresa, es en esta época cuando nace una verdadera política de fomentode la pyme en Estados Unidos, Canadá, Holanda y Taiwan (Lundström yStevenson, 2002). Muchas de las medidas adoptadas por estos gobiernos secentrarán en la prestación de apoyo financiero a las empresas.En Estados Unidos las agencias temporales que acabamos de explicar seránreemplazadas por la SBA en 1953; Canada aprobará la Small Business Loan Acten 1961 para proporcionar avales a los pequeños empresarios con vistas afacilitar su acceso al crédito; Holanda publicará el primer Libro Blanco sobre lapyme en 1954, que contendrá numerosas propuestas para promover este sectorempresarial y que será actualizado en varias ocasiones a lo largo de las décadassiguientes; el gobierno taiwanés adoptará en 1954 las primeras medidasencaminadas a facilitar financiación a las pymes, creando doce años más tarde laOficina de Orientación para pequeños empresarios.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 118DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 120. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresLa política estadounidense hacia la pequeña empresa es una de las que más hainfluido en el resto del mundo (Dennis, 2005), por lo que merece una especialatención el caso de la Small Business Administration (SBA):Small Business Act y Small Business Administration25 (1953)Tras la disolución de la RFC y la SDPA en 1952, el presidente Eisenhower recibiófuertes presiones de amplios sectores del Congreso para que los programasfederales de apoyo a la pequeña empresa tuvieran continuidad con objeto de, porun lado, seguir compensando la situación de desventaja en que se hallabaaquella, frente a la gran corporación (Aoyama, 1998; Blackford, 2003), y por otro,crear oportunidades de autoempleo para determinados colectivos (Bean, 1996). Elresultado de esta actividad de lobbying se materializó en la aprobación de laSmall Business Act en 1953.Como señala Bean (1996), la adopción de esta ley supuso un triunfo para quienesdefendían la siempre controvertida intervención del gobierno federal en laeconomía para favorecer al tejido productivo más modesto, al disponer la creaciónde la Small Business Administration (SBA): una agencia federal de carácterpermanente dedicada a “ayudar, asesorar, apoyar y proteger, en todo lo posible,los intereses de los pequeños empresarios” (Small Business Act, 1953).Para ello, como la RFC y las entidades de contratación con la Administraciónmilitar, la nueva agencia impulsaría programas financieros específicamentedirigidos a los pequeños empresarios y se haría cargo de la representación de losintereses de este colectivo ante órganos licitadores del gobierno federal de cara apromover su participación en contratos públicos. Pero el enfoque sería más globalque el de aquellas, en gran medida por su integración en un área del gobiernofederal tan transversal como es el Departamento de Comercio -asumiría, dehecho, las funciones que venía desempeñando la OSB-. Además, aunqueEisenhower previó un mandato inicial de cinco años para esta Agencia, desde el25 www.sba.govMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 119DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 121. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresprincipio los grandes valedores de su creación abogaron por su carácterpermanente (Bean, 2001).El concepto de pequeña empresa variaba según el sector, pero en general eramuy amplio; de hecho esto es una de las críticas que con más frecuencia se handirigido contra la SBA (Blackford, 2003). Así, por ejemplo, se considerabapequeña empresa a los minoristas que facturasen 3,5 millones de dólares o a lasindustrias con menos de 500 empleados, siempre que -y esto era común acualquier actividad- no tuviera una posición dominante en el mercado- (SmallBusiness Act, 1953). Tal como expone Bean (2001), la confluencia de interesesprocedentes de pequeños negocios y medianas empresas, al amparo de estadefinición, hacía que el juego político entre el Congreso y la administración porestablecer la agenda de prioridades de la SBA casi siempre se saldara a favor delas segundas. Se puede afirmar, por tanto, que esta agencia, en sus orígenes, eraclaramente una organización volcada hacia empresas ya existentes y con ciertadimensión, y no tanto una agencia de apoyo a la iniciativa empresarial de nuevocuño.En los años 60, la SBA se convirtió en una de las herramientas de las que sesirvió la nueva administración demócrata para llevar a cabo su política depromoción social entre determinadas minorías, introduciendo para ello medidasencaminadas a favorecer el autoempleo en dichos colectivos. IV- Generalización y consolidación de las políticas de apoyo a la pyme tras las crisis del petróleo (años 70 y 80)Hasta las crisis del petróleo, el paradigma de la gran empresa apenas si se habíacuestionado y la defensa de las pymes estaba todavía más ligada a la protecciónde elementos sociales que a la eficiencia económica (García Tabuenca et al.,2004). Sin embargo, a partir de entonces y, sobre todo, ya en los años 80 seproduce un cambio en esta tendencia, cobrando la pequeña empresa undestacado protagonismo y, por extensión, el emprendedor.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 120DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 122. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresLos gobiernos, acuciados por el aumento del paro y la caída de la actividadrenuevan su interés en la pyme, tomando en consideración los primeros estudiosque acreditan la pérdida de tamaño de las grandes empresas y el abandono deciertas actividades a favor de las organizaciones más pequeñas, así como lasinvestigaciones sobre el efecto de la pequeña iniciativa en el empleo y lacompetitividad (Wennekers y Thurik, 1999).Lundström y Stevenson (2002) hacen un seguimiento de las principaleseconomías industrializadas, las cuales se dotan en esta etapa de organismos y/oprogramas de promoción especializados: el gobierno taiwanés creó un bancodirigido a la pequeña empresa a mediados de los años 70; algo similar hizoCanadá, país que en 1982 decidió crear la Entrepreneurship and Small BusinessAgency; unos años antes, se crearon en Australia la National Small BusinessBureau y las Small Business Development Corporations, que no solo aportaríanrecursos financieros, sino también asesoramiento y tutelaje a los empresarios; afinales de los 70 en el Reino Unido se estableció el Small Firms Service, dentrodel Departamento de Industria; Suecia creó también en los años 80 una unidad depymes dentro de la estructura ministerial y a partir de la década siguienteempezaría a poner en marcha una política más activa; Irlanda intensificó yreorientó su Small Industry Programme; en España se creó en 1976 el Instituto dela Pequeña y Mediana Empresa Industrial con la misión de apoyar, a través deprogramas financieros, proyectos de inversión promovidos por pymes.En esta etapa, los instrumentos públicos de promoción también se diversifican notratándose ya meramente de facilidades financieras, sino también de servicios deasesoramiento y consultoría, junto a actuaciones de simplificación administrativa yadecuación del marco jurídico. Lundström y Stevenson (2002) citan algunosejemplos en el terreno de la eliminación de trabas legales: la aprobación en 1980de la Regulatory Flexibility Act en Estados Unidos; la creación en 1985 de laDeregulation Unit y la Deregulation Task Force en el Reino Unido y la constituciónde un grupo de trabajo en el seno de la administración sueca especializado en ladesregulación y reducción de cargas administrativas en los 80.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 121DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 123. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresEs también en este periodo cuando empiezan a proliferar en todos estos paíseslas incubadoras empresariales y las agencias de desarrollo económico, tanto anivel local como regional.Volviendo al caso norteamericano, Audretsch (2003) considera que en esteperiodo tiene lugar un hito en la política pública de estímulo empresarial al crearseun nuevo instrumento que facilitaría específicamente el surgimiento de empresastecnológicas: Small Business Innovation Research Program (SBIR)26.Small Business Innovation Research Program (1982)El Congreso de Estados Unidos aprobó este programa con la intención de frenarla progresiva pérdida de competitividad del tejido empresarial del país en losmercados globales. El SBIR parte de la constatación de que muchos proyectosempresariales de naturaleza tecnológica -y de manera especial, los promovidospor startups de reciente constitución- no salían adelante por falta de financiaciónante el elevado riesgo que implican. Este nuevo programa obliga a las principalesagencias federales de I+D a destinar una parte de su presupuesto deinvestigación a la financiación de pequeñas empresas innovadoras. El apoyofinanciero cubre, a través de un itinerario compuesto de tres fases, desde laconcepción de la idea hasta la comercialización del nuevo producto o servicio. LaSBA es el organismo encargado de coordinar el programa entre todos los centrosfederales que participan en él.Merece la pena señalar que ya se había puesto en marcha un programa definanciación de la innovación en la pequeña empresa a finales de los años 50,mediante la concesión de fondos federales a la entonces naciente industria delcapital riesgo, pero su funcionamiento no cumplió las expectativas. El SBIR, encambio, sí ha tenido un gran éxito en la financiación de proyecto innovadorescomo han revelado algunas investigaciones (Wessner, 2000; Lerner, 1999),estando detrás del surgimiento de empresas como Intel, Apple o Compaq.26 www.sbir.govMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 122DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 124. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores V- Nacimiento de las políticas de apoyo al emprendimiento stricto sensu (finales de los 80, hasta mediados de la primera década del siglo)La política de promoción del emprendimiento se independiza de la política depymes en algunos países desde finales de los años 80, lo que se reflejará,además de en el destinatario de las actuaciones, en la naturaleza de estas; engeneral, más amplias y variadas al abordar también aspectos distintos de losfinancieros como la cultura empresarial, la asistencia en la definición del plan denegocio o la puesta a disposición de espacios adecuados, por citar algunos.Lundström y Stevenson (2002) consideran que fueron Canadá, Holanda y ReinoUnido los primeros países en dotarse de una estrategia de fomento de la iniciativaemprendedora diferenciada claramente de la de apoyo a la pyme. En particular,estos académicos estiman que fue el gobierno canadiense el que abrió el caminocreando la National Policy on Entrepreneurship en 1989. Esta estrategia tuvo porobjeto la promoción del espíritu emprendedor entre la población, el fomento de lacreación de nuevas empresas y la remoción de obstáculos a la iniciativaempresarial. En Holanda, se publicarán varios estudios sobre cómo promover elemprendimiento durante los 80 que acabarán inspirando una década más tarde lareforma de la ley reguladora de los procesos de quiebra y motivando la adopciónde medidas destinadas a reducir las barreras a la creación de nuevos negocios,mejorar la financiación a startups tecnológicas y potenciar la cultura empresarialmediante acciones formativas. En el Reino Unido, se lanzó la Enterprise Initiativeen 1987 como estrategia para impulsar el empleo gracias a la aparición de nuevasempresas y que se vería reforzada en el año 2000. Taiwan, país que ya contabacon una larga tradición de apoyo a las pymes, finalmente puso en marcha en1996 su primera iniciativa dirigida a los emprendedores: un programa nacional deincubación empresarial, basado en la cesión de espacios para empresas dereciente creación en campus universitarios o parques científicos.Será también a partir de mediados de los 90 cuando la OCDE (1995) y la UniónEuropea (Comisión Europea, 1998, 2000) empiecen a reconocer el papel queMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 123DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 125. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedorestienen los emprendedores en el logro de una economía próspera y a estudiar víaspara promover la creación de empresas. Sin embargo, los trabajos que seelaboraron en el seno de estos organismos todavía no trazaban con nitidez lafrontera con la política de apoyo a las pymes, prescribiendo fórmulas propias deesta intervención para fomentar el emprendimiento (Lundström y Stevenson,2001). La Unión Europea, no obstante, ha empezado a preconizar la adopción deun enfoque específico a raíz del Libro Verde del Espíritu Empresarial (ComisiónEuropea, 2003) y la Revisión de la Estrategia de Lisboa (Comisión Europea,2005).Con respecto a España, se crea en 1996 la Dirección General de la Pyme en elseno del Ministerio de Industria. Este órgano nace con vocación de apoyo a lospequeños empresarios y progresivamente irá prestando cada vez más atención alfenómeno del emprendimiento. Lundström y Stevenson (2002) señalan el año1998 como el punto de partida de la política española de emprendedores. A partirde entonces, y sobre todo desde la aprobación y desarrollo de la Estrategia deLisboa (Consejo Europeo, 2000), las distintas administraciones públicas denuestro país promoverían actuaciones en los siguientes ámbitos: eliminación debarreras administrativas (Ventanillas Únicas Empresariales y puntos PAIT27 parala constitución telemática de sociedades limitadas); acceso a la financiación(líneas ICO28; préstamos participativos de ENISA29; iniciativa Neotec del CDTI30;apoyo de CERSA31 a las sociedades de garantía recíproca); divulgación delespíritu emprendedor (Día del Emprendedor en todas las ComunidadesAutónomas o experiencias piloto con asignaturas específicas en la enseñanzareglada).27 Los Puntos de Asesoramiento e Inicio de Tramitación (PAIT) son oficinas dependientes de las Administraciones Públicasy entidades públicas y privadas, (Ley 30/2005 de 29 de diciembre) así como de colegios profesionales, organizacionesempresariales y cámaras de comercio (Real Decreto 682/2003, de 7 de junio). El PAIT tiene una doble misión, por un ladoprestar servicios presenciales de información y asesoramiento a los emprendedores en la definición y tramitacióntelemática de sus iniciativas empresariales, así como durante los primeros años de actividad de la Sociedad deResponsabilidad Limitada, por otro iniciar el trámite administrativo de constitución de la sociedad a través del DocumentoÚnico Electrónico (DUE)28 www.ico.es29 www.enisa.es30 www.cdti.es31 www.reafianzamiento.esMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 124DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 126. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresEntre las actuaciones públicas introducidas en este periodo, merecen sermencionados con un poco más de detalle la iniciativa Yozma de Israel y el GlobalEntrepreneur Programme del Reino Unido.Programa Yozma (1993)Introducida en 1993 por el gobierno israelí, esta iniciativa tenía por objetivodesarrollar un sector del capital riesgo orientado hacia startups de altocomponente tecnológico. A tal efecto, la administración destinó 100 millones dedólares para la constitución de 10 fondos de capital riesgo en los que participaríantambién inversores privados, ascendiendo su aportación hasta el 60% de lacuantía total. El programa logró atraer a importantes vehículos financierosinternacionales, atraídos no solo por la posibilidad de invertir en proyectos de granpotencial, sino también por la opción de adquirir, al término de cinco años, laparticipación pública en los mismos a un precio fijado de antemano.Yozma tuvo un gran éxito: pese a invertir en proyectos de alto riesgo, en 9 decada 15 casos se produjo una desinversión con retornos positivos, ya fuesemediante salida a bolsa o compra por terceras empresas. También es prueba dela buena marcha de la iniciativa el que en 9 de los 10 fondos constituidos losinversores acabaran ejerciendo la opción de compra para adquirir la participacióndel gobierno.A partir del germen de Yozma, la industria del capital riesgo israelí ha florecidoenormemente contando en la actualidad con cerca de 80 fondos que gestionan uncapital superior a los 10.000 millones de dólares.Global Entrepreneur Programme (2001)Global Entrepreneur Programme (GEP) es un servicio vinculado a la agencia depromoción de la inversión extranjera del gobierno británico que tiene por objetoMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 125DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 127. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresincentivar la instalación de emprendedores y startups foráneos de alto potencialen el Reino Unido.Esta iniciativa ofrece información de interés sobre el Reino Unido, realizaactuaciones de promoción y captación en otros países, actúa de intermediarioentre las empresas y las sociedades de capital riesgo colaboradoras, y avala alemprendedor en el proceso de concesión de visados. Cada año cerca de 40startups acaban creándose en el Reino Unido con el apoyo del GEP. VI- Políticas de apoyo a emprendedores desde 2007Una nueva crisis económica, la desencadenada en 2007 por las hipotecassubprime, ha marcado el último hito en la intervención pública dirigida a losemprendedores. Acuciados por la necesidad de reactivar el empleo y la actividadempresarial sin desequilibrar las cuentas públicas, los gobiernos de algunosEstados han visto en la creación de empresas una eficaz estrategia de estímuloen los últimos años.Las políticas salidas de este planteamiento se caracterizan por tener en cuenta lamovilidad internacional del capital emprendedor, estar dirigidas a proyectosempresariales de fuerte componente tecnológico o innovador y tender puentes decolaboración con el sector privado. Los casos de Estados Unidos, Reino Unido yChile son los más paradigmáticos de esta reinvención de las actuaciones deapoyo a los emprendedores. En el campo de la eliminación de trabas fiscales yadministrativas, destaca la Ley del Autoemprendedor de Francia de 2008, la cualha creado una nueva forma mercantil con un régimen de IVA y de seguridadsocial específicos para las nuevas empresas.La Unión Europea, por su parte, también ha dado un paso importante para que elprincipio “pensar primero en pequeña escala” oriente todas las políticaseconómicas de los Estados miembros mediante la aprobación de una resolución,cuya denominación -Small Business Act for Europe (SBAE)- evidencia la fuenteMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 126DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 128. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresde inspiración que la Comisión encuentra en las políticas norteamericanas depromoción empresarial.En cuanto a España, desde el cambio de coyuntura económica se haincrementado notablemente la sensibilidad de la administración pública y la clasepolítica hacia el emprendimiento en su vertiente de fuente de autoempleo,generador de actividad y motor de competitividad. Fruto de ello, se hanmultiplicado las iniciativas del estado, las comunidades autónomas y lascorporaciones locales, que se dirigen a los nuevos empresarios.Las actuaciones son muy variadas y, en general, ya venían desarrollándose antesde la crisis, yendo desde la creación de viveros de empresas hasta la dotación delíneas de avales para facilitar el acceso al crédito, pasando por la organización deeventos de divulgación de la cultura emprendedora, la impartición de seminariosde formación en gestión empresarial, la extensión de la red de puntos detramitación telemática para la constitución de sociedades o la potenciación deinstrumentos como los préstamos participativos o las subvenciones reintegrables.Entre las medidas impulsadas ex novo, merece ser mencionada la Ley deEconomía Sostenible, que fue aprobada en marzo de 2011 y que estipula elacortamiento del plazo para la constitución de sociedades de reducida dimensióna 24 horas y la limitación de los gastos derivados del proceso a no más de 100euros. Se trata de una iniciativa que trata de dar respuesta a uno de losprincipales obstáculos que existen en España para el emprendimiento, tal y comoseñala recurrentemente el informe Ease of doing business (Banco Mundial, 2011).No obstante, no ha dado los resultados previstos ante la resistencia de algunos delos agentes públicos implicados en ese proceso (Expansión, 2011).En el ámbito autonómico destacan los proyectos de ley de emprendedores que sehan promovido en el País Vasco y otras comunidades autónomas que tienen porobjeto marcar como una prioridad para sus respectivos gobiernos el fomento de laactividad empresarial de nuevo cuño. Son iniciativas legislativas que hansuscitado el interés de otras comunidades autónomas y del recién constituidoMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 127DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 129. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresGobierno de la Nación, por lo que es plausible que en los próximos años acabeninspirando normas similares en otros ámbitos geográficos.En la administración municipal, destaca la actividad de determinadas agencias dedesarrollo económico, las cuales no solo han mantenido las actuaciones querealizaban, sino que han incorporado otras de carácter novedoso: la creación dezonas francas urbanas en las que los emprendedores están exentos de tributosmunicipales -medida que empezará a aplicarse en la capital a través de MadridEmprende en 2012-, la creación de fondos de capital semilla -el Ayuntamiento deGijón en 2010 creó el primero de titularidad municipal y Madrid Emprende hará lopropio en 2012-, y el desarrollo de programas de atracción de talento extranjero -programa do it in Barcelona en 2011 y la incubadora Madrid International Lab en2012-.Son notas características de toda esta intervención pública a favor de la creaciónde empresas la dispersión institucional, la falta de coordinación administrativa y laescasez de puentes de colaboración con el sector privado (Ortega, 2011). En estesentido el Consejo Económico y Social en un informe llamó la atención sobre lanecesidad de elaborar una estrategia coordinada que unificara, integrara yvertebrara todas las actuaciones (CES, 2005). Cinco años después, la DGPYMEha identificado en España más 2.500 plataformas públicas de apoyo a losemprendedores y sus responsables admiten los graves inconvenientes quecomporta esta complejidad institucional; en primer lugar para el emprendedor, porgenerar confusión en él a la hora de elegir a cuál acudir; y en segundo lugar parala propia actividad de promoción, pues la dispersión, las duplicidades y la falta desinergias van en detrimento de su eficiencia (DGPYME, 2010; FAE, 2011). Todoello refuerza los argumentos que llevan a Velasco a asegurar que nuestro paíscarece de una verdadera política de emprendedores, pues “la simple acumulaciónde programas no basta para configurar una política y, de hecho, podríamos llegara la conclusión de que la convivencia de un número tan elevado de éstos esprecisamente el síntoma más inequívoco de su ausencia” (Velasco, 2003).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 128DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 130. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresSmall Business Act for Europe (2008)En 2008, con una economía en rápido declive en la mayor parte de los Estadosmiembros, la Unión Europea decidió dar un impulso a la Estrategia de Lisboa parael Crecimiento y el Empleo (Consejo Europeo, 2000; Comision Europea, 2005)aprobando la Small Business Act for Europe (SBAE), bajo la forma de unaresolución de la Comisión dirigida al Consejo y al Parlamento Europeo.La SBAE, tal y como recoge en su texto, “aspira a mejorar el enfoque políticoglobal con respecto al espíritu empresarial, a fin de fijar irreversiblemente elprincipio de pensar primero a pequeña escala en la formulación de políticas,desde la elaboración de normas hasta los servicios públicos, y promover elcrecimiento de las pymes ayudándolas a afrontar los problemas que siguenobstaculizando su desarrollo”.Aunque la resolución indica que su objetivo es el impulso de la competitividad y elcrecimiento de las pymes, buena parte de sus recomendaciones inciden en elemprendimiento: la promoción del espíritu empresarial, especialmente entre lapoblación femenina y los jóvenes, la mejora del acceso al crédito y a lafinanciación de capital, la simplificación de los trámites administrativos a los queestá sometida la actividad empresarial y la preservación de la capacidademprendedora del empresario tras la quiebra. De hecho, la DGPYME ha utilizadola SBAE como guía para desarrollar sus actuaciones de apoyo a losemprendedores, además de en aquellas que tienen a la empresa consolidadacomo destinataria (DGPYME, 2011).Startup Chile32 (2010)Creado por el Gobierno de Chile y ejecutado por la principal patronal del país,Startup Chile es un programa que busca atraer emprendedores de alto-potencialcuyas startups se encuentren en etapas tempranas para que se instalen en Chiley utilicen al país como plataforma desde la que internacionalizarse. La meta final32 www.startupchile.orgMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 129DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 131. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresdel programa es convertir a Chile en el polo de innovación y emprendimiento deAmérica Latina.Este programa pretende captar talento emprendedor extranjero mediante lapuesta a disposición de capital semilla, la concesión de un visado de trabajo y laconexión con entidades clave del país. Esta carta de servicios ha sido posiblegracias a la coordinación de los Ministerios de Economía, Relaciones Exteriores eInterior.Tras una experiencia piloto concluida con éxito el año anterior, en 2011 StartupChile propició la constitución de 300 empresas y se espera alcanzar laparticipación de 1000 startups para el año 2014.Startup America33 (2011)Es una iniciativa que ha introducido el gobierno de Obama en enero de 2011 paraestimular el emprendimiento innovador, con vistas a reactivar la creación deempleo de calidad y fomentar la innovación en Estados Unidos. Su puesta enmarcha vino motivada por los pobres resultados de las medidas de cortemacroeconómico adoptadas para paliar las consecuencias de la crisis (Strom,2011).Se trata de un programa que pretende establecer un gran pacto nacional queimplique a la administración, las universidades, las grandes empresas y lasociedad civil en el apoyo a los emprendedores de alto potencial.Las cinco líneas maestras de Startup America son: la mejora del acceso alcrédito, incrementando en 2.000 millones de dólares los fondos que la SBAdestina a las nuevas empresas a través de la SBIC, el establecimiento de nuevosprogramas de formación específica en institutos y universidades así como deservicios de tutelaje a los emprendedores para promover la cultura empresarial, elapoyo a la comercialización de la I+D desarrollada con fondos federales a través33 www.startupamericapartnership.orgMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 130DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 132. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresde startups, especialmente en el sector de las energías limpias y la sostenibilidad,identificar y eliminar barreras administrativas innecesarias con el fin de que “elgobierno trabaje para los emprendedores” y el establecimiento de fórmulas decolaboración entre emprendedores y grandes empresas a través de lacoinversión, la innovación abierta o el patrocinio de actividades de interés.Startup America se complementa con otras medidas fiscales dirigidas a lospequeños empresarios y el emprendimiento, en particular: Small Business JobsAct y Tax Relief and Job Creation Act. Dichas medidas dan libertad para amortizardeterminadas inversiones, hacen deducibles los gastos de constitución deempresas y eliminan los impuestos sobre las ganancias de capital de algunaspymes.Startup Britain34 (2011)El primer ministro británico, David Cameron, hizo en marzo de 2011 unllamamiento al tejido empresarial para que contribuyese al logro de unarecuperación mediante la promoción de la iniciativa privada, al tiempo queanimaba a los ciudadanos a hacer realidad sus ideas de negocio.A diferencia de los programas anteriores, en Startup Britain es el sector privado elque dota de contenido a esta iniciativa, con el respaldo de la administraciónbritánica. Hasta la fecha, son cerca de sesenta grandes empresas las queparticipan en el programa.El apoyo a los emprendedores se concreta en la difusión de información onlinesobre eventos de networking y recursos web para el emprendimiento; ladistribución de guías para la creación de empresas, y la oferta de servicios de lasempresas patrocinadoras gratuitamente o a precios reducidos: formación ennuevas tecnologías, seguros de empresa, publicidad en Internet y la contrataciónde líneas telefónicas, entre otros.34 www.startupbritain.orgMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 131DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 133. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresPor otra parte, el gobierno británico ha adoptado de manera paralela algunasmedidas fiscales para pymes y ha relajado los requisitos que deben cumplir losinversores y los emprendedores extranjeros para obtener el permiso deresidencia.4.3.2 La nueva política pública a favor de los emprendedoresEn el punto anterior se ha examinado la evolución de las políticas de apoyo a losemprendedores hacia un nuevo concepto que ha recibido denominacionesvariadas tales como entrepreneurial economy, ecosistema o marco emprendedor,economía entrepreneur friendly o economía emprendedora, entre otras.Se ha estudiado, por ejemplo, cómo Reynolds, Hay y Camp (1999, 2002)elaboraron para la creación del proyecto GEM un modelo en el que, además defijar los elementos que determinan y caracterizan la dinámica emprendedora deuna economía, vinculan directamente la natalidad empresarial al crecimientoeconómico y el empleo.A su vez se ha destacado como, debido a la introducción paulatina de laentrepreneurial economy desde el último tercio del siglo XX, la intervenciónpública en el sector empresarial ha cambiado profundamente para acomodarse ala nueva realidad. Así, las investigaciones de Audretsch y Thurik (2001) hanpuesto de relieve la transición desde una política de naturaleza eminentementerestrictiva, que tenía por principal destinatario a las grandes empresas, a otradirigida principalmente a la actividad empresarial incipiente, que tiene comoobjetivo el impulso de la misma. Estos autores, en colaboración con Wennekers,Verheul y Grilo (Wennekers y Thurik, 1999; Verheul et al., 2001; Audretsch et al.,2007), han establecido en sucesivos trabajos un modelo que identifica e integralas variables que condicionan los niveles de actividad emprendedora de unaeconomía.En tercer lugar Lundström y Stevenson (2005, 2002, 2001), por su parte, norefutan la tesis de la economía emprendedora, pero llaman la atención sobre elMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 132DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 134. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoreshecho de que el desarrollo de una verdadera política de apoyo a losemprendedores, diferenciada de la política de pymes, está todavía en ciernes.Estos investigadores acabarán creando su propio marco explicativo de la creaciónde empresas basado en la combinación de oportunidades, destrezas ymotivaciones.Todos estos especialistas en economía emprendedora han contribuido a dotar ala función pública de fomento de la natalidad empresarial de un robusto marcoteórico con vistas a servirle de fundamento y guía en su desarrollo. Su granaportación en este sentido es el estudio de la política de emprendimiento desdeun enfoque integral, destinado a orientar todos aquellos ámbitos de actuaciónadministrativa susceptibles de afectar a la actividad emprendedora (Hoffman yMorten, 2006), en sustitución de la tradicional visión que identificaba estaintervención con una serie de servicios específicos encaminados a facilitar elarranque y expansión de las nuevas empresas.En este apartado se estudian tres enfoques del mismo concepto desarrollados porestos teóricos del entrepreneurship. Los tres comparten una visión integral de lasacciones a desarrollar a favor de los emprendedores poniendo cada uno de ellosel acento en diferentes aspectos: unos en la conexión con el crecimientoeconómico, otros en la parte social y cultural y el último en las políticas públicaspara conseguirlo.El contenido de la naciente política de emprendedores, de acuerdo con estos tresplanteamientos, es el resultado de un concepto del emprendimiento quetrasciende la tradicional concepción economicista: el fenómeno emprendedor esuna realidad multidimensional que solo puede comprenderse plenamente a travésde un enfoque ecléctico, que incorpore aspectos de distintas disciplinas -psicología, sociología, o la economía- y atienda a los diferentes ámbitos en losque se produce -individuo, sector/empresa, entorno, país- (Grilo y Thurik, 2005;Verheul et al. 2001; Wennekers y Thurik, 1999).Por otra parte, estos académicos defienden que la Ciencia Económica, en elestudio de los procesos empresariales de nuevo cuño, ha de superar losMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 133DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 135. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedorespostulados de la teoría neoclásica, ya que esta se interesa por el fenómenoemprendedor casi exclusivamente desde el punto de vista de la eficiencia de losmercados, obviando el papel que desempeñan las nuevas empresas en lapenetración de la economía del conocimiento (Audretsch y Link, 2011). En estesentido, la noción de emprendimiento estaría mucho más próxima a la tradiciónschumpeteriana, que considera al emprendedor como un agente de innovacióncon un papel clave en el crecimiento económico.Su postura entronca en cierta medida con los postulados de la Nueva EconomíaInstitucional, la cual estudia cómo el entorno, que se identifica con lasinstituciones formales e informales de una sociedad, conforma el comportamientode los individuos en la actividad empresarial (North, 1990). La creación deempresas, a la luz de este enfoque, vendría determinada por las institucionespresentes en un territorio, pues fijan la estructura de incentivos óptima para lainiciativa emprendedora al incidir en las percepciones empresariales quecondicionan la acumulación de conocimientos, las actitudes hacia lamodernización de la estructura productiva y distributiva, así como en laacumulación de capital físico y humano (Montes, 2010).A continuación se exponen tres modelos que del nuevo enfoque de la política defomento del emprendimiento, habida cuenta de la frecuencia con la que soncitados en la literatura académica. Cuadro 16: Modelos de la nueva política de apoyo a emprendedores GEM Ecléctico Holístico Wennekers y Thurik (1999) Lundström y Reynolds et al. Verheul et al. (2001) Stevenson (1999,2002) (2001, 2002, 2005) Audretsch et al. (2007) Fuente: Elaboración propiaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 134DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 136. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores4.3.2.1 Modelo GEMReynolds et al. (2002, 1999) elaboraron a finales de los 90 para el lanzamiento delGlobal Entrepreneurship Monitor un modelo conceptual que sirviera defundamento teórico a este proyecto de investigación, relacionando elemprendimiento con el crecimiento económico.Para estos autores, la evolución de una economía viene determinada por unadoble dinámica empresarial: la relativa a las empresas consolidadas –grandes ypymes- y la relativa a las empresas incipientes. Cuadro 17: Modelo GEM Fuente: Reynolds et al. (1999)La primera dinámica correspondería al enfoque tradicional con el que estadistas yeconomistas han abordado el diseño e implementación de las políticaseconómicas y tendría por objeto de atención preferente las grandes empresas,mientras que atribuiría a las pymes un papel secundario y subsidiario de aquellas.La segunda dinámica, por el contrario, se centra en los emprendedores, lascondiciones que les afectan y su influencia económica. Reynolds et al. estudianMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 135DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 137. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresfundamentalmente esta última, aunque admiten que debe ser combinada con larelativa al tejido empresarial existente, de cara a ofrecer una explicación completadel crecimiento de la economía.De acuerdo con el modelo propuesto, la actividad emprendedora vienecondicionada por el contexto social, cultural y político. El cual, además de jugar unpapel importante en el establecimiento de las condiciones del entorno en el queoperan las empresas consolidadas (General National Framework Conditions),configura las condiciones específicas que influyen en la creación de empresas(Entrepreneurial Framework Conditions).La actividad emprendedora se originará, dadas las condiciones del entorno, por lacombinación de oportunidades para el emprendimiento (EntrepreneurialOpportunities) y la capacidad de la población para explotarlas (EntrepreneurialCapacity). Las oportunidades para el emprendimiento se refieren a la existencia ypercepción de oportunidades para iniciar nuevos negocios mientras que lacapacidad se relaciona con la motivación de los individuos para aprovecharlas ylas habilidades requeridas para ello.Junto a las oportunidades y la capacidad emprendedoras, que serían losprincipales determinantes de la tasa de actividad emprendedora, Reynols et al.señalan cuatro factores más a tener en cuenta: 1. La infraestructura, entendida en sentido muy amplio puesto que englobaría todo aquello que facilita el desarrollo de un negocio, desde el acceso al crédito hasta la disponibilidad de locales o suelo, pasando por el precio de la energía o las ventajas fiscales. 2. La demografía, incluyendo la tasa de crecimiento, la estructura de edad de la población y la participación de las mujeres en el sector empresarial. 3. El sistema educativo, debido a que la formación determina el grado de aprovechamiento de las oportunidades y el carácter más o menos sofisticado de los nuevos negocios. 4. La cultura, referida principalmente al reconocimiento social que reciben los emprendedores y las actitudes prevalentes hacia su éxito o fracaso.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 136DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 138. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresEn resumen, la concurrencia de condiciones favorables, oportunidades eindividuos capaces y motivados conduce a la creación de un mayor número deempresas, las cuales a su vez generan puestos de trabajo y contribuyen a laexpansión de la economía.Papel de las políticas públicas en el modelo GEMReynolds et al. consideran que las políticas públicas pueden tener unarepercusión muy significativa en los niveles de emprendimiento de una economíaen la medida en que, bien constituyen por sí mismas las condiciones específicaspara el emprendimiento, bien influyen de forma decisiva en ellas.Por otra parte, para estos autores, fomentar la actividad emprendedora requiereun enfoque diferenciado respecto del de la actividad empresarial general, si bienlas políticas que afectan al entorno en que dicha actividad se desarrollaindirectamente conforman el marco de referencia de las nuevas empresas. Cuadro 18: Modelo GEM (detalle) Fuente: Reynolds et al. (1999)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 137DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 139. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresLos elementos que integran las condiciones específicas para el emprendimientosobre los que los gobiernos pueden influir son los siguientes: - Disponibilidad de financiación crediticia y de capital - Legislación dirigida a favorecer el emprendimiento - Políticas de apoyo a los emprendedores - Inclusión de materias relacionadas con el emprendimiento en el sistema educativo - Transferencia de I+D - Legislación mercantil - Barreras de entrada al mercado interno - Acceso a infraestructura física - Penetración de la cultura emprendedora4.3.2.2 Modelo eclécticoEste modelo es propuesto por los profesores Verheul, Wennekers, Audretsch yThurik en su obra An eclectic theory of entrepreneurship: policies, institutions andcultura (Verheul et al., 2001), basándose en los trabajos previos de Wennekers yThurik (1999). Posteriormente sería revisado con la colaboración de Grilo en lainfluyente obra Handbook of Research on Entrepreneurship Policy (Audretsch etal., 2007).Para estos autores, la política de fomento del emprendimiento no debeidentificarse con un determinado elenco de actuaciones, dirigidas a colectivos osectores concretos e implementadas por agencias especializadas. En su lugar,debe entenderse como un nuevo enfoque de toda intervención del sector públicoen la entrepreneurial economy. Esta política se define así por su fin, que es lacreación de una sociedad más emprendedora y no tanto por sus medios(Audretsch et al., 2007).La teoría ecléctica pretende abordar el marco en el que se debe desarrollar laactividad pública desde una perspectiva pluridisciplinar en la que tengan cabida,MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 138DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 140. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresademás de la economía, la geografía, la psicología, la sociología, la cienciapolítica o las ciencias empresariales.Asimismo Verheul et al. (2001) proponen la observación del fenómeno desde tresniveles de análisis, coincidentes en gran medida con los utilizados previamentepor Wennekers y Thurik (1999):En el nivel micro se encontraría el proceso de toma de decisiones por parte de losindividuos acerca de su futuro profesional, ya sea como trabajadores por cuentaajena o autoempleados. Este proceso se ve influido por factores tales como elperfil psicológico, el nivel de formación, las aptitudes, el contexto familiar, laexperiencia laboral y la situación familiar. Por encima del análisis micro, estaría elanálisis sectorial que se centra en el estudio de los condicionantes asociados almercado, en particular, las expectativas de beneficios y las barreras de entrada ysalida. Finalmente, en la perspectiva macro el foco de atención se dirige aaspectos ambientales: la cultura, las variables tecnológicas, los indicadoresmacroeconómicos y el marco regulatorio.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 139DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 141. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores Cuadro 19: Modelo ecléctico G1 G6 G7 Desarrollo Oportunidades de Cambios en la negocio demanda Empresas existentes Disponibilidad de Empresas potenciales recursos (emprendimiento latente) Actividad emprendedora Filtro de opciones ∆E G2 (discrepancia) Opción Entrada E* emprendedora E-E* Otras opciones Salida E Capacidad profesionales s Demografía Habilidades Recursos Cultura Preferencias/actitudes hacia el riesgo G3 G4 G5 Fuente: Elaboración propia sobre Audretsch et al. (2007)Para estos autores, los avances tecnológicos son, junto a los cambios en loshábitos de consumo, los principales elementos que brindan oportunidades paralos emprendedores. El grado en que estas serán aprovechadas por nuevasempresas y no por el tejido productivo ya existente dependerá de elementossobre los que los que los gobiernos pueden influir: política de competencia,legislación en materia de propiedad industrial e intelectual y la regulaciónsectorial. Para que las oportunidades tengan correspondencia con la entrada deemprendedores estos deben tener confianza en su capacidad y preferir la salidaempresarial frente al trabajo asalariado o la ociosidad.Así pues, la decisión de ser emprendedor será el producto de un proceso mentalen el que las oportunidades empresariales al alcance del individuo, según suformación y competencias, se sopesarán teniendo en cuenta los posiblesMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 140DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 142. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresbeneficios y costes, económicos y no económicos, de las opciones alternativas.En este punto, la actitud hacia el riesgo que esté generalizada en la sociedad serátan determinante como lo puede ser la propia dinámica demográfica.En términos generales, se puede afirmar que las oportunidades de negocio secorresponderían con la demanda de actividad emprendedora y las capacidadescon la oferta. Es, en lo que estos autores llaman “filtro de opciones”, donde seproduciría el cruce de ambas curvas agregadas. El resultado de esta interacciónse traduce en el incremento o descenso del número de emprendedores. Se tratade un proceso dinámico que se retroalimentará parcialmente debido al “efectodemostración” que tendrán los nuevos empresarios sobre el resto de individuos yque hasta cierto punto se producirá al margen de las capacidades, lasoportunidades y las posibles salidas profesionales.Audretsch et al. (siguiendo el cuadro 19) denominan E al punto de equilibrio alargo plazo entre oferta y demanda de actividad emprendedora, que coincidirá conel nivel óptimo desde el punto de vista del crecimiento económico, y E* al puntoen el que a corto plazo se sitúa dicha actividad. La discrepancia (E-E*) significaque bien hay un excedente o un déficit de emprendedores en el sistema, dadoslos determinantes que se han analizado. El reajuste entre E y E* puede hacersevía políticas públicas o a través de las propias fuerzas del mercado. De estoúltimo se deriva que se enlace el último elemento del modelo ecléctico con lasoportunidades: el excedente de emprendedores empuja a la baja los beneficios delas nuevas startups, lo que acaba aumentando el flujo de salidas deemprendedores y la tasa de fracaso empresarial; por el contrario, un E* pordebajo del punto de equilibrio óptimo puede ser síntoma de un alto desempleo ode unos bajos niveles de emprendimiento que, con el tiempo, acabarían dandoincentivos para que más personas se decantasen por el autoempleo.Papel de las políticas públicas en el modelo eclécticoDesde este enfoque, se considera que la intervención de la administración públicaen la economía influye de forma notable en los niveles de actividadMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 141DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 143. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresemprendedora, pudiendo ser al mismo tiempo un agente de impulso o contracciónde dicha actividad.La actuación de los poderes públicos a favor de los emprendedores encuentra surazón de ser en las distorsiones y los fallos del mercado. Además del desajusteentre oferta y demanda en los mercados financieros en los que concurren losemprendedores -que ha sido ampliamente estudiado por la Ciencia Económica-estos autores justifican la acción gubernamental en las distorsiones que generaun marco regulatorio indiferenciado para las empresas de reciente constitución yen la falta de una cultura emprendedora arraigada, así como en la existencia deexternalidades ligadas al efecto positivo que tienen los emprendedores sobre eltejido empresarial local, al desarrollo de conocimiento no susceptible de serprotegido de manera efectiva y a la imposibilidad de que el emprendedorcapitalice lo que aprenden u obtienen los demás agentes económicos de sufracaso.Las políticas de apoyo a los emprendedores, por tanto, buscan hacer coincidir E*con E cuando los mecanismos de autorregulación del mercado fallan. Los ámbitosen los que se desenvolverán estas políticas serán tan variados como lasdisfuncionalidades.Las líneas de intervención gubernamental que identifican Audretsch et al. sonsiete y actúan en diferentes niveles del modelo arriba expuesto: - Intervención en el lado de la demanda (G1): incide sobre el número, diversidad y accesibilidad de oportunidades para los emprendedores. Las políticas encaminadas a promover el desarrollo tecnológico mediante subvenciones o deducciones fiscales y las tendentes a incrementar el poder adquisitivo de los consumidores entrarían en esta categoría. - Intervención en el lado de la oferta (G2): incide sobre el número de emprendedores potenciales y futuros con relación a una población determinada. Esta línea incluye la política inmigratoria, la política deMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 142DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 144. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores desarrollo regional y reequilibrio territorial, y aquellas políticas sociales que más influyen sobre la natalidad. - Intervención a nivel de instrumentos de apoyo a emprendedores y nuevas empresas (G3): abarcan todas las acciones destinadas a dotar de recursos y conocimientos específicos a los emprendedores. Audretsch et al. (2007) consideran que forman parte de esta línea las medidas tendentes a desarrollar el sector del capital riesgo y a facilitar el acceso a la financiación bancaria, las subvenciones para la creación de empresas, y los programas de asesoramiento y formación a emprendedores. - Intervención a nivel de preferencias individuales (G4): tiene que ver con los valores y actitudes relacionados con el fenómeno emprendedor. Estos elementos se instalan en la mente de los individuos como resultado de la cultura en la que viven y, aunque es una tarea difícil (OCDE,2000), los gobiernos pueden intentar mejorar la predisposición de la sociedad hacia el emprendimiento mediante el sistema educativo y los medios de comunicación. - Intervención a nivel de toma de decisiones (G5): pretende influir en el proceso por el cual los individuos sopesan la opción de emprender frente a otras posibles. Las medidas que pueden hacer más atractivo el autoempleo tienen que ver con el tratamiento fiscal de los beneficios empresariales, las cargas de la seguridad social que soportan los empresarios, el nivel de protección del trabajador que dispensa la legislación laboral y el régimen jurídico de la insolvencia del emprendedor. - Intervención a nivel de barreras de entrada y salida (G6): se trata de una actuación pública en el lado de la demanda centrada en la facilidad de acceder y salir del mercado. La política de competencia destinada a impedir comportamientos abusivos por parte de las grandes empresas y a proteger a las startups, las leyes reguladoras de los procesos de quiebra y la legislación laboral son claros ejemplos de ámbitos comprendidos en esta línea.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 143DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 145. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores - Intervención correctiva (G7): vinculada a los factores económicos y políticos que motivan la actuación pública, en particular, los fallos y distorsiones que se producen en el mercado y que son responsables de que E y E* no coincidan.Llevar a cabo todas estas líneas de actuación requiere el concurso de lasdiferentes administraciones públicas, instituciones y entidades no necesariamentepúblicas. Audretsch et al. ven en este enfoque pluralista uno de los elementos quediferencia la política de emprendedores frente a la política de la pequeñaempresa, pues la implementación de esta última suele ser competencia de unaserie de agencias especializadas.4.3.2.3 Modelo holísticoLundström y Stevenson conciben entrepreneurship no solo como la actividad delos emprendedores, sino “como un fenómeno que surge de un contexto socialmás amplio y que implica a muchos actores” (Lundström y Stevenson, 2005). Dehecho, el énfasis en los “aspectos ambientales” que afectan a las decisiones delos individuos es una de las diferencias que estos autores establecen entre lapolítica de fomento del emprendimiento y la política de apoyo a la PYME.Lundström y Stevenson hablan de tres elementos determinantes del espírituemprendedor en el individuo: - La motivación: se relaciona con la percepción social del emprendimiento como alternativa profesional viable y atractiva. - Las destrezas: son los conocimientos y las habilidades necesarios para acometer dicha motivación con ciertas garantías. - La oportunidad: se identifica con el marco regulatorio y todas aquellas medidas que faciliten la puesta en marcha y desarrollo de su proyecto.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 144DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 146. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresEs decir, una sociedad tendrá más posibilidades de ser emprendedora cuando: 1. sus miembros conciben el autoempleo o el emprendimiento como una salida atractiva 2. detectan las oportunidades y tienen o pueden conseguir cierto respaldo para tratar de explotarlas 3. tienen confianza en su capacidad para acometer con éxito tal propósito.Este enfoque, que sus creadores han llamado holístico, considera que la acciónde emprender es una sucesión de etapas: 1. toma de conciencia 2. puesta en marcha (pre-startup) 3. creación de la empresa (startup) 4. desarrollo de la actividad empresarial (early post startup) 5. mantenimiento y expansión.Con estos elementos, Lundström y Stevenson definen la política de fomento delemprendimiento como aquella que interviene en el proceso emprendedor, tantoen el lanzamiento de la nueva empresa como en las fases anteriores yposteriores, incidiendo sobre las oportunidades, motivaciones y destrezas con elobjetivo prioritario de sensibilizar a la población hacia la opción emprendedora yapoyar a los que están preparándose a dar el paso de convertirse enempresarios, así como a los que ya han constituido la empresa.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 145DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 147. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores Cuadro 20: Modelo holístico • Facilidades de entrada y de salida • Concienciación Sensibilización para el • Pocos obstáculos para el • Información emprendimiento crecimiento empresarial • Exposición • Libertad económica • Modelos a seguir • Flexibilidad del mercado laboral Motivación Oportunidad • Valor • Sensibilización • Ideas de negocio Motivación para Destrezas • Información Oportunidad aprender • Asesoramiento para aprender • Financiación • Apoyo al I+D • Networking • Educación emprendedora y formación • Expertos • Ejemplos de emprendimiento • Redes de emprendedores Fuente: Lundström y Stevenson (2005)Los determinantes de la actividad emprendedora identificados por Lundström yStevenson a partir de la revisión de la literatura se agrupan en cinco categorías: • Demográficos: crecimiento de la población, afluencia de inmigrantes, forma de la pirámide demográfica, rentas familiares y nivel educativo de la población. • Macroeconómicos y estructurales: crecimiento económico, desarrollo económico, economía descentralizada, terciarización de la estructura productiva, tamaño del sector público, flexibilidad del mercado laboral, tasa de paro, sistema de la seguridad social, presión fiscal, sistema político y papel de los sindicatos.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 146DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 148. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores • Culturales: actitud hacia la desigualdades sociales, normas sociales y culturales que favorecen el emprendimiento o el tratamiento del fenómeno emprendedor por los medios de comunicación. • Psicológicos: actitudes hacia la iniciativa empresarial, percepción de oportunidades, autoestima y confianza, temor al fracaso, inconformismo y existencia de modelos a seguir. • Empresariales: densidad de empresarios y pymes, barreras de entrada, participación de las mujeres en la actividad empresarial, acceso a fuentes de financiación y barreras de salida. • Políticos: fomento del autoempleo entre colectivos desfavorecidos, ecosistema e infraestructuras favorables a nivel regional y órganos de representación de intereses dentro del gobierno.Papel de las políticas públicas en el modelo holísticoLa política de fomento emprendedor debe incidir en los tres elementos(motivación, destrezas y oportunidades) con vistas a propiciar la incorporación denuevas empresas al sistema y favorecer su desarrollo. Los gobiernos deben tratarde que la combinación sea óptima, ya que los desequilibrios pueden generarfrustración en los emprendedores e incrementar innecesariamente el fracasoempresarial. Por otra parte, el mix de motivación, destrezas y oportunidad debeser el adecuado en cada una de las fases del proceso emprendedor, siendofundamental la motivación en las fases más incipientes y menos en las deconsolidación de las empresas de nueva creación, todo lo contrario que laoportunidad que va cobrando relevancia a medida que maduran los proyectos.En sus investigaciones sobre la política de fomento del emprendimiento enEuropa y Estados Unidos, Lundström y Stevenson identifican seis áreas en lasque los gobiernos ponen en marcha sus actuaciones:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 147DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 149. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores 1. Promoción del espíritu emprendedor y compensación de valores como la aversión al riesgo o la estigmatización del fracaso. 2. Reducción de las barreras de entrada y salida que se identifican con obstáculos administrativos, fiscalidad inadecuada o legislación laboral. 3. Incorporación de programas de formación en emprendimiento en los currículos educativos. 4. Financiación para startups mediante programas de préstamos blandos y el fomento del capital semilla. 5. Medidas dirigidas a colectivos concretos, ya sea por tener menores tasas de participación en la iniciativa empresarial (mujeres, inmigrantes, minorías étnicas…) o por presentar características específicas que justifican un tratamiento diferenciado (emprendedores tecnológicos) 6. Infraestructuras de apoyo a los nuevos negocios: viveros de empresas, programas de asesoramiento y formación o webs de referencia.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 148DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 150. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores Cuadro 21: Modelo holístico (interacción de políticas) Reducción de barreras de entrada y eliminación de obstáculos, ventajas fiscales MOTIVACIÓN OPORTUNIDAD Financiación de startups: préstamos Objetivos para nuevos negocios; capitalEducación para el emprendimiento •Desarrollar un ecosistema semilla emprendedor •Fomentar el espíritu empresarial •Fomentar actitudes favorables hacia el emprendimiento •Incrementar la natalidad Apoyo a la creación de empresas Promoción cultura emprendedora; (viveros de empresas, fomento empresarial; empresarial asesoramiento, ventanillas únicas, desestigmación del fracaso •Incrementar el dinamismo en la fomento de networking, webs especializadas Foco en colectivos desfavorecidos y emprendedores tecnológicos DESTREZAS Fuente: Lundström y Stevenson (2005)La tendencia que Lundström y Stevenson (2001) identifican en las políticas deemprendimiento de los países desarrollados es hacia la cobertura de todos estosaspectos en mayor o menor medida, tratándose de un tipo de política generalista,que abarcaría otras formas de intervención predominantes en la corta historia dela actuación pública a favor de los emprendedores: la intervención indiferenciadabasada en un enfoque coincidente con el de la política de fomento de la pequeñaempresa y la intervención “nicho” tendente a favorecer únicamente aemprendedores pertenecientes a colectivos desfavorecidos o que operan enámbitos estratégicos.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 149DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 151. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores Cuadro 22: Tipología de políticas públicas de emprendedores Política Indiferenciada Política Holística/-generalista PYMEs-Emprendedores Política Nicho Características Características Características Características Fomento del empleo Inclusión social e Fomento del valor añadido Crecimiento económico a mediante la pequeña integración laboral; y la innovación; dirigida a través del emprendimiento iniciativa empresarial; focalización en colectivos emprendedores Facilidades para la entrada información a empresas; desfavorecidos: centros de tecnológicos; graduados y salida de empresas; micropréstamos; servicios desarrollo empresarial; universitarios; educación emprendedora; de asesoramiento etc. programas de investigadores ventanillas únicas; cierta Extensión de las microcréditos; difusión de Capital riesgo; viveros de segmentación de actuaciones dirigidas a prácticas entre empresas; networking colectivos. PYMEs. emprendedores Transversalidad ministerial Fuente: Lundström y Stevenson (2001)En cuanto a la estructura gubernamental idónea para llevar a cabo esta política,Lundström y Stevenson proponen un esquema horizontal debido al gran númerode áreas relevantes en la política de fomento emprendedor: fiscalidad, legislaciónlaboral, educación, sistema financiero, sistema de I+D+i, política de inclusiónsocial o extranjería. Asimismo llaman la atención sobre la necesidad de que en laacción de apoyo a los emprendedores se impliquen todos los nivelesadministrativos (federal/central, regional/estatal y local), si bien apuntan que esdeseable que el conjunto de agentes públicos se someta a la coordinación de unsolo departamento ministerial.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 150DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 152. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores4.3.3 Benchmarking de políticas de apoyo a emprendedoresLos modelos expuestos anteriormente aportan un marco teórico de referenciapara la intervención pública e identifican los determinantes de la actividadempresarial de nuevo cuño en cada una de las dimensiones y niveles delfenómeno emprendedor. Su formulación no cuestiona a priori el enfoque clásicoque los países industrializados han adoptado para apoyar a los emprendedores,es decir, el que concibe este ámbito como una vertiente más de la actividaddirigida a las pymes. Lundström y Stevenson (2005) defienden que lasmanifestaciones de esta política tradicional, que se caracteriza por operarfundamentalmente a nivel de empresa, tienen cabida en la nueva política deemprendedores, si bien tienen que verse complementadas con actuaciones enotros ámbitos de la actividad gubernamental. En consecuencia, el aumentocuantitativo y cualitativo del fenómeno emprendedor debe ser incorporado a losobjetivos de políticas públicas como la educativa o la reguladora de la actividadeconómica a fin de poder incidir en los factores relevantes que existen en lossustratos individual y macroeconómico.Sin embargo, tanto en los programas públicos consolidados como en los nacidosdel enfoque holístico, la evaluación de los resultados es uno de los campos másolvidados (Velasco y Saiz, 2007; Parker 2005). La propia naturaleza de losservicios de apoyo, la escasez de informes estadísticos que midan la actividademprendedora y la ausencia de cultura emprendedora son, en opinión de Velascoy Saiz (2007), las causas de que la evaluación no forme parte del ciclo de gestiónde esta política. Esto significa que los gobiernos carecen de indicadores acercadel impacto de su intervención, pudiendo mantenerse en el tiempo actuaciones denulo efecto o dañinas para el sector empresarial. A este respecto, cabe recordarque el informe Employment Outlook (OCDE, 2000) alertaba a los gobiernos de laescasa correlación entre los recursos públicos que destinaban a la promoción delemprendimiento y la evolución del trabajo por cuenta propia.Las razones por las que la intervención pública a favor de la creación deempresas puede no funcionar, como se verá más adelante, son de índole muydiversa: la falta de rigor técnico a la hora de diseñar las actuaciones, la rigidez delMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 151DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 153. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresfuncionamiento de la administración, el uso de una estrategia indiferenciada paraapoyar a los distintos tipos de emprendedor o la incidencia de la accióngubernamental en una sola dimensión del fenómeno emprendedor obviando susconexiones con el resto.En cualquier caso, uno de los errores más comunes es impulsar estrategiascortoplacistas, cuando los efectos positivos de estas políticas suelen tardar enmanifestarse. Es por esto que se recomienda a los policymakers paciencia ytenacidad en este campo (Wennekers et al, 2005)”. En esta línea, Velasco y Saiz(2007) denuncian la falta de realismo de los gobiernos que tratan de alcanzar enun lapso de tiempo muy reducido las cifras y tipología de nuevas empresassurgidas en Estados Unidos simplemente emulando las políticas de este país,obviando el hecho de que su desarrollo fue el resultado de un proceso que duródécadas, como se ha explicado en esta tesis doctoral.4.3.3.1 Actuaciones eficaces en las políticas de apoyo a emprendedoresA continuación, se hará una breve revisión de la literatura acerca de la eficienciade los distintos ámbitos de actuación de la política pública de emprendedores,para seguidamente exponer en cada uno de ellos una iniciativa de contrastadaeficacia que sirva para ilustrar el impacto que esta política puede tener. Aunquelos enfoques holístico, ecléctico y GEM presentan pequeñas diferencias en cuantoal número y descripción de campos de acción de las administraciones, sus líneasmaestras y principios son coincidentes, por lo que se podría abordar esta cuestióndesde cualquiera de ellos. No obstante, por su carácter más sistemático se hapreferido aquí el desarrollado por Lundström y Stevenson (2005) y por ello seseguirán las seis áreas de actuaciones de las políticas holísticas:4.3.3.1.1 Promoción del espíritu emprendedor y sus valoresSe trata de un ámbito fundamental ya que “para que existan emprendedores enuna sociedad, lo primero que tiene que haber es conciencia de que tal opciónMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 152DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 154. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresexiste” (Vesalainen y Pihkala, 1999). Distintos estudios (Verheul et al, 2001;Reynolds et al, 1999, 2002) revelan que las sociedades en las que los valores dela autosuficiencia, la independencia y la autonomía están más arraigados son mássusceptibles de producir una alta actividad emprendedora. Estos mismos trabajosatribuyen el mismo efecto a la existencia de una percepción positiva de losempresarios. En este terreno, la intervención pública debe ir encaminada acompensar los valores que lastran la creación de empresas y a actuar sobre lamotivación de los individuos para predisponerlos a favor de la opciónemprendedora (Lundström y Stevenson, 2005).Entrepreneurship Development Program (EDP)- CanadáEntrepreneurship Development Program es una iniciativa promovida por laAtlantic Canada Opportunities Agency (ACOA35), organismo de desarrolloeconómico que comparten las cuatro provincias de la región atlántica de Canadá.Puesto en marcha a mediados de los 90, el objetivo es sensibilizar a la poblaciónhacia el emprendimiento y difundir la cultura empresarial.Los contenidos de EDP son los siguientes: - La emisión de un programa semanal de televisión en inglés y otro en francés en los que presentan a emprendedores y empresarios. - Secciones especializadas en radio y en prensa - Campañas de sensibilización en televisión - La edición de una publicación centrada en la presentación de casos de éxito, con especial énfasis en colectivos desfavorecidos - Producción de vídeos y CDs con material didáctico para escuelas e institutos35 www.acoa.caMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 153DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 155. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores - Celebración de grandes eventos para emprendedoresLundström y Stevenson (2001) ven en EDP uno de los mejores exponentes deestrategia integral de promoción del espíritu empresarial. Su impacto es difícil demedir dado que las actuaciones en el terreno de la cultura se manifiestan a largoplazo, aunque una encuesta llevada a cabo en 2005 puso de manifiesto un altogrado de conocimiento y aceptación de EDP entre estudiantes universitarios dedeterminadas carreras. Por otra parte, el 57% de las personas expuestas aalgunos de los contenidos citados en el periodo 2008-2009 manifestaron queestos habían reforzado su intención de emprender un negocio.4.3.3.1.2 Reducción de las barreras de entrada y salidaEstas barreras consisten en procedimientos administrativos y normativoscomplejos y dilatados, que actúan como obstáculos para la puesta en marcha,desarrollo y cese de actividades empresariales. Su existencia supone un lastrepara el emprendimiento (Banco Mundial, 2011; OCDE, 2001; Comisión Europea,2003; Djankov et al., 2002). En este campo, según la clasificación de Lundström yStevenson (2001), que es compartida por el Banco Mundial también se incluiríanla política fiscal, de seguridad social y la legislación laboral. La rigidez de dichalegislación y unos costes no salariales sobre el empleo y el autoempleodesincentivan la creación y crecimiento de nuevas empresas (Reynolds et al,1999).El Estatuto del Autoemprendedor (EA)- FranciaEl EA es una ley dirigida a reducir obstáculos administrativos, fiscales y deseguridad social con vistas a incrementar el número de empresas que se crean ydar facilidades a los negocios ya existentes que facturan hasta cierto umbral.En vigor desde 2009, el EA ha creado una nueva forma jurídica mercantil conimportantes ventajas fiscales y administrativas para pequeñas empresas delMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 154DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 156. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoressector terciario cuya facturación anual no supere los 81.500 euros, si se dedicanal comercio, o los 32.600 en los demás casos.El régimen jurídico especial de las empresas constituidas al amparo del EA secaracteriza por prever: - La posibilidad de realizar los trámites de constitución de manera simplificada y telemática. - Exoneración de la obligación de inscribir la empresa en el registro mercantil. - Sistema de cálculo de cuotas a la seguridad social ligado a la cifra de negocios y proporcional a esta. - Posibilidad de llevar una contabilidad simplificada. - Exoneración de la obligación de la liquidación del IVA, estando sometido el empresario al mismo régimen que los consumidores.Los resultados del EA en términos de creación de nuevos negocios han sidoespectaculares; 580.193 empresas constituidas en su primer año de vigencia,esto es, un 75% más que en 2008. En 2010, la natalidad empresarial siguióaumentando, alcanzándose la cifra récord de 622.039 nuevas empresas. Más del50% de los negocios creados en Francia desde su entrada en vigor han adoptadola forma jurídica introducida por el EA (Marini, 2010; Minefe).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 155DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 157. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores olíticas Cuadro 23: Natalidad empresarial en Francia 2000 2010 (miles de nuevas empresas) 2000-2010 Fuente: INSEE4.3.3.1.3 Programas de formación en emprendimiento en los currículos rogramas educativosLa educación puede contribuir enormemente a la creación de una culturaemprendedora que debe empezar por los más jóvenes y en la escuela (Cámarasde Comercio y MEC, 2006; Comisión Europea, 2003; OCDE, 2001). Losestudiantes que han realizado algún tipo de programa de formación enemprendimiento, pertenezca o no a la educación reglada, muestra una muestranpropensión mayor a emprender (Coduras et al, 2010; Peterman y Kennedy, 2003). 2010;El proyecto GEM muestra que es en los países de Europa occidental donde conmás eficacia se ha promovido la creación de empresas a través de l educación la(Coduras et al, 2010). .Programa de Educación en Emprendimiento - FinlandiaEl sistema educativo finlandés es uno de los más desarrollados y completos encuanto a educación emprendedora; de hecho, el informe especial GEM queanaliza la formación para la creación de empresas en 38 países sitúa a Finlandiaen el primer puesto del ranking en este tipo de programas (Alemany et al., 2011; rankingCoduras et al, 2010).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-EC ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 156DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 158. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresLa promoción de la cultura empresarial en el sistema educativo finlandés seremonta a los años 50 y 60, aunque no fue hasta la década de 1990 cuando seabordó de manera específica la formación en emprendimiento. Inicialmente elcontenido de la educación en emprendimiento estaba basado en la políticaindustrial y laboral, que tenía como principal objetivo preparar a los estudiantespara su entrada en un mercado laboral poco dinámico en aquella época. Así pues,el papel de esta formación era educar a los jóvenes para que consideraran elautoempleo como una posible opción, en lugar de limitarse a buscar trabajo porcuenta ajena.Para Alemany et al. (2011), que incluyen la acción educativa finlandesa comobuena práctica, el desarrollo curricular, iniciado a principios de los años 90 por laComisión Nacional de Educación dio lugar a una incorporación sistemática de lainiciativa emprendedora en los planes de educación de la educación básica,secundaria y profesional de 1994-199536.Para el Consejo Nacional de Educación de Finlandia la educación emprendedoratiene unas implicaciones muy amplias en el contexto de los jóvenes estudiantes,por lo que la introduce en el sistema no solo como una opción profesional, sinotambién como una forma de ver y hacer las cosas, y como una forma deenseñanza y aprendizaje. El objetivo es desarrollar en los jóvenes habilidadespara la participación social, el aprendizaje, el pensamiento, el trabajo y laresolución de problemas y la participación activa. Así pues, se pretende que losjóvenes, cuando estén en edad de trabajar, tomen el control de su propia vida yse atrevan a buscar y encontrar por sí mismos formas para lograr su bienestar y elde las personas cercanas. Por lo tanto, se puede establecer como objetivoprincipal de la educación en emprendimiento que las personas desarrollenactitudes positivas hacia la iniciativa emprendedora.36 En ellos, la iniciativa emprendedora está vinculada a la ciudadanía participativa y activa y constituye uno de los sietetemas interdisciplinarios en la educación básica y uno de los seis temas en las escuelas secundarias. Además, se hicieronplanes para formar a profesores en iniciativa emprendedora, mejorar la cualificación de los empresarios y tener materialesadecuados para las diferentes formas de educación.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 157DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 159. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresAlgunas universidades locales han elaborado estrategias de iniciativaemprendedora siguiendo este ejemplo. Las escuelas de ingeniería por su parte,adoptaron una estrategia conjunta en 2006 que incluía el objetivo de que uno decada siete graduados politécnicos pusiera en marcha una empresa dentro de unplazo de diez años después de su graduación. El nivel de cualificación eniniciativa emprendedora de Finlandia no tiene parangón, con más de 8.800 títulosy grados otorgados en los últimos diez años (Alemany et al., 2011). Por otro lado,el proyecto GEM muestra año tras año que la tasa de actividad emprendedoraentre la población con estudios universitarios y de postsecundaria es alta si secompara con la de otros países del entorno europeo.4.3.3.1.4 Financiación para startups mediante préstamos blandos y capital semillaLa financiación es el ámbito en el que más se suele justificar la intervenciónpública a favor de los nuevos empresarios a través de la teoría de los fallos demercado; en particular, son las asimetrías de información -especialmente en elcaso de las empresas innovadoras- la principal fuente de disfunciones que impideuna correcta adecuación entre oferta y demanda (Lerner, 2004; Ortega, 2011).Reynolds et al. (1999, 2002) califican la falta de acceso a recursos financieroscomo uno de los principales obstáculos a la creación de empresas. Los fallos sedan tanto en los mercados de deuda como en los de capital, siendo común quelos gobiernos impulsen iniciativas en ambos, ya sea por sí solos o en colaboracióncon el sector privado. Existen evidencias empíricas de la efectividad de laspolíticas que apuntan a establecer mecanismos de préstamos a nuevosempresarios, así como a proporcionar recursos que tienen la consideración defondos propios, si bien se reconoce que su impacto es muy limitado si se pone enrelación con el volumen de financiación que mueve el conjunto de las empresasen una economía (Lerner, 2004; Storey, 2003).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 158DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 160. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresSmall Business Innovation Research (SBIR) – Estados Unidos de AméricaEl SBIR fue creado en 1982 con el propósito de promover la innovación dentro delas pequeñas y medianas empresas, y actualmente es el mayor programa públicopara la financiación de startups tecnológicas de este país, así como uno de losmayores logros en el terreno de la colaboración pública-privada para apoyar la alos emprendedores y pymes (NAP, 2008).Cada año, el SBIR abre una serie de convocatorias para otorgar estímuloseconómicos a empresas privadas de menos de 500 trabajadores con objeto deque desarrollen proyectos de innovación tecnológica, y apoyen a determinadasagencias gubernamentales a cubrir sus necesidades de investigación y desarrolloen áreas como salud, medio ambiente y defensa nacional. Estas convocatoriasson organizadas por 11 departamentos y agencias federales que otorgan losapoyos directamente a las empresas. Dichas entidades están obligadas a invertiren este programa el 2,5% de su presupuesto anual en I+D.El SBA es el organismo encargado de coordinar y supervisar a estas entidades,siendo además responsable de difundir entre las empresas interesadas lainformación concerniente al programa. En 2010, los fondos repartidos por el SBIRsuperaron los 2.000 millones de dólares.El programa SBIR consta de tres fases: Fase 1: El objetivo es analizar la calidad de la tecnología del proyecto empresarial propuesto así como su viabilidad y potencial comercial. En esta etapa, el importe total que puede conceder el SBIR a una empresa no suele exceder de los 150.000 dólares en seis meses. Fase 2: el propósito es dotar de recursos a la empresa beneficiaria de la fase 1 a fin de que pueda mantener el esfuerzo en I+D necesario para poner a punto la tecnología. La cuantía a conceder en esta fase normalmente se encuentra por debajo del millón de dólares durante dos años.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 159DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 161. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores Fase 3: en esta etapa se persigue ayudar a la empresa a comercializar la tecnología desarrollada en las fases previas. Aquí la financiación no procede del programa SBIR, sino del sector privado, si bien es posible que algunas agencias gubernamentales aporten recursos si el proyecto es de interés para la administración federal.Audretsch (2005) considera que la iniciativa SBIR es un ejemplo del giro acaecidoen la política hacia las empresas del gobierno estadounidense, viendo en ellaclaramente un instrumento destinado a fomentar la economía del conocimiento através de los emprendedores. Los resultados del programa han sido confirmadospor algunos estudios empíricos (NAP, 2008; Wessner, 2000; Lerner, 1999),pudiendo sintetizarse en los siguientes: • Las tasas de supervivencia y crecimiento de las empresas beneficiarias de fondos SBIR son superiores a la media. • Facilita la orientación de los científicos, particularmente los que trabajan en biotecnología, desde la investigación básica hacia el emprendimiento. • Proporciona a los investigadores una fuente de financiación para crear su startup que, de otro modo, les resultaría difícil obtener en el mercado. • Ejerce un fuerte efecto demostración, lo que significa que el éxito empresarial de los investigadores beneficiarios anima al resto buscar vías para la comercialización de sus trabajos. • Las empresas que llegan a la fase III tienen más posibilidades de conseguir financiación de fondos de capital riesgo.Los fondos SBIR representan el 60% de toda la financiación pública a proyectosempresariales. La cuantía concedida desde su creación hasta 2009 ascendía a26.900 millones de dólares, siendo más de 110.000 los proyectos respaldados.Algunas de las empresas de Estados Unidos más innovadoras de los últimos 30años -Apple, Compaq e Intel- recibieron capital semilla de SBIR.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 160DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 162. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores4.3.3.1.5 Medidas dirigidas a colectivos concretosEn los países avanzados, es frecuente que determinados colectivos sean objetode atención preferente de la política de emprendedores, de manera que algunasactuaciones tienen por misión incidir, en términos cuantitativos y/o cualitativos, enla actividad empresarial que estos protagonizan. Lundström y Stevenson (2005)engloban dentro de esta categoría tanto a grupos sociales con menosoportunidades como a grupos de alto potencial. En el primer caso, la políticapública tendría una finalidad eminentemente social, mientras que en el segundose estaría ante un instrumento de fomento de la innovación y la competitividad.Existen varios trabajos que demuestran que se puede estimular de manera eficazel autoempleo entre colectivos desfavorecidos mediante actuaciones específicas,aunque estos mismos también revelan que el coste relativo de estos programases elevado (Storey, 2003; Zacharakis et al., 2000). Respecto a las medidasencaminadas a apoyar el emprendimiento femenino, se reconoce que puedentener un efecto sensible en el crecimiento económico (GEM Global Report, 2011;Comisión Europea, 2003; OCDE, 2001; APEC, 1999).Programa de apoyo a las mujeres emprendedoras 2007-2009 - SueciaSuecia es uno de los países del mundo en el que hay mayor igualdad entrehombres y mujeres. Sin embargo, en 2006 las estadísticas del gobierno suecomostraban que el porcentaje de participación de las mujeres en la actividadempresarial era del 25% (Berozashvili, 2011); una cifra muy baja si se comparacon la de los países de su entorno y que era congruente con los resultados quereflejaba el GEM nacional.El gobierno nacional encargó a la Agencia para el Desarrollo Económico yRegional –NUTEK37- el diseño y puesta en marcha de un programa trienaldestinado a incrementar el número de emprendedoras y favorecer el crecimientode las empresas fundadas por mujeres.37 www.nutek.esMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 161DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 163. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresLos públicos a los que irían dirigidas las actuaciones serían: - Emprendedoras, empresarias y mujeres potencialmente interesadas en iniciar una actividad empresarial. - Actores que desempeñan un papel importante en el apoyo a los emprendedores. - Medios de comunicación, organismos públicos y mandatarios.Los seis niveles de intervención de este programa fueron: 1. Información y desarrollo empresarial: concienciación de las administraciones cuyas funciones afectan al proceso empresarial para que informen mejor acerca de su funcionamiento y trámites; colaboración con asociaciones de mujeres empresarias para que impartan seminarios y presten asesoramiento a las emprendedoras; formación de asesores especializados. 2. Reorientación y adaptación de los programas nacionales de promoción empresarial para potenciar su incidencia sobre el público femenino: programa nacional de emprendimiento, programa de aprendizaje de las TICs, programa de transmisiones empresariales, programa para el desarrollo de clusters regionales y programa para el desarrollo de nuevos bienes y servicios. 3. Financiación de empresas: dotar de más recursos a la agencia financiera para la promoción de la iniciativa empresarial entre las mujeres; establecer acuerdos de colaboración con el sector privado para facilitar la financiación a las mujeres empresarias. 4. Reducción de cargas fiscales y administrativas en aquellos sectores en los que las mujeres empresarias tengan mayor presencia; mejorar la neutralidad de género del sistema fiscal.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 162DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 164. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores 5. Mejora de la visibilidad en los medios de comunicación de las mujeres empresarias; difusión de casos de éxito; apoyo a la creación de redes de networking. 6. Respaldo a la investigación y el estudio del fenómeno emprendedor en la población femenina implicando a consultoras, universidades e instituciones públicas.Con un presupuesto de 30 millones de euros, el programa ha sido la mayorintervención a favor del emprendimiento femenino que ha hecho la administraciónpública en Suecia (NUTEK, 2009).A pesar de su complejidad, la implementación de la mayoría de actuaciones hasido satisfactoria; se ha incrementado la sensibilidad hacia el emprendimientoentre la población femenina; ha aumentado el número de operaciones definanciación a mujeres empresarias y ha mejorado la tasa de supervivencia de losnuevos negocios impulsados por mujeres. El porcentaje de participación de lamujer en la actividad empresarial, el principal objetivo del programa, ha pasado ensus tres años de vigencia del 25% al 33% (Berozashvili, 2011).4.3.3.1.6 Infraestructuras de apoyo a los nuevos negociosLundström y Stevenson (2005, 2001) hablan de “infraestructura” para referirse alconjunto de actuaciones públicas que constituyen una provisión de bienes oservicios destinada a las empresas de reciente constitución. Se encontraríancomprendidas iniciativas como las ventanillas únicas empresariales, portales webcon información y servicios online, oficinas de asesoramiento, viveros deempresas, patrocinios de redes de emprendedores así como órganosadministrativos encargados de la representación de intereses empresariales,entre otros.Dada la variedad de programas y de estrategias de implementación los resultadosson bastante desiguales en función del país y del tipo de actuación. Storey (2003),la Comisión Europea (2003), la OCDE (2001, 1997) y Birch et al. (1999) se hacenMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 163DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 165. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoreseco de algunas de las iniciativas gubernamentales englobadas en esta categoríaque se han implementado con éxito.Programas de la Economic Development Administration (EDA) para laconstrucción de infraestructuras – Estados Unidos de AméricaEl Departamento de Comercio de Estados Unidos promueve, a través de laEconomic Development Administration –EDA-, la construcción de infraestructurasen todo el territorio nacional, a fin de establecer las bases para la retención ygeneración de empleo, así como para fortalecer la competitividad de laseconomías locales. EDA actúa normalmente en régimen de coinversión conmunicipalidades, órganos estatales o entidades privadas.En los años 60, la EDA empezó su andadura financiando la construcción de obraspúblicas de transporte, comunicaciones y saneamiento en zonas ruralesdeprimidas o con necesidades de reconversión. No obstante, en los años 80 esteórgano federal comenzó a operar en ciudades y se abrió a otro tipo de proyectosde inversión, más orientados hacia la promoción de la iniciativa empresarial y lainnovación. Fue entonces cuando empezó a financiar sistemáticamente laconstrucción de viveros de empresas, habiendo desempeñado según la NBIA(asociación americana de incubadoras de empresa) un papel significativo en eldesarrollo de la industria de la incubación empresarial en Estados Unidos.Los socios locales solicitan apoyo a esta agencia federal, presentando unproyecto de inversión y comprometiéndose a aportar un porcentaje de este, asícomo el know-how necesario para poner en marcha la nueva infraestructura. LaEDA estudia la operación en base a los criterios marcados por el Departamentode Comercio y, en su caso, facilita la financiación requerida.Dos estudios ponen de relieve los resultados que ha tenido este programa deconstrucción de infraestructuras empresariales. El primero, realizado por unequipo de economistas de las universidades de Michigan y Ohio (EDA, 1997),concluyó que la tasa de supervivencia de las empresas graduadas de los viverosMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 164DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 166. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedorescreados siete años antes con apoyo financiero de la EDA superaba con creces lade los negocios ordinarios, ascendiendo a un 87%, y que la mayoría permanecíaen las regiones en que fueron fundados. El segundo evaluó el impacto que sobreel empleo han tenido los distintos programas de financiación de infraestructurasde la EDA en el periodo 1990-2005, reflejando que los viveros de empresas son,con diferencia, la inversión que más empleo genera (EDA Grant Thornton, 2008). Cuadro 24: Impacto sobre el empleo de programas de financiación de infraestructuras de EDA Puestos de trabajo creados Coste por puesto de Tipo de infraestructura por cada 10.000$ invertidos trabajo ($) Viveros de empresas 46,3-69,4 144-216 Infraestructuras comerciales 9,6-13,4 744-1.008 Redes de transporte 4,4-7,8 1.291-2.293 Parque industriales 5,0-7,3 1.377-1.999 Infraestructuras de saneamiento 1,5-3,4 2.920-6.872 y dotacionales Fuente: EDA - Grant Thornton (2008)En concreto, este último trabajo señaló que el número de nuevos puestos detrabajo creados por cada 10.000 dólares de inversión federal en incubadorasempresariales se encontraba en un rango comprendido entre los 46,3 y los 69,4,cuando el conjunto de programas de construcción de infraestructuras de la EDAse movía en una horquilla de entre 2,2 y 5,0.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 165DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 167. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores Cuadro 25: Cuadro resumen de actuaciones eficaces Ámbito de Programa Descripción Resultados actuación (país) Promoción del Entrepreneurship -Sensibilización hacia el -Alto nivel de conocimiento de espíritu Development Program emprendimiento a través de EDP entre alumnos emprendedor medios de comunicación, universitarios (Canadá) acciones en centros educativos y la organización de eventos -57% de los asistentes a eventos consideran que les ayuda a decidirse a emprender Reducción de Estatuto del -Exoneración de obligación de -La natalidad empresarial se ha barreras de autoemprendedor inscripción en registro y trámites incrementado más de un 75% entrada y salida simplificados en su primer año (Francia) -Cuotas a la seguridad social en -Cifra record de nuevos función de la cifra de negocios negocios en 2009 y 2010 -Exoneración de la obligación de no repercutir el IVA, estando sometido el empresario al mismo régimen que los consumidores. Incorporación de -Incorporación sistemática de la -8.800 títulos y grados en programas de Programa de educación iniciativa emprendedora en los emprendimiento otorgados en emprendimiento a en emprendimiento planes de educación de la 10 años. currículos educación básica, secundaria y académicos (Finlancia) profesional de 1994-1995. -Alta tasa de actividad emprendedora en personas -Formación intensiva de docentes con estudios universitarios y de en emprendimiento postsecundaria Financiación Small Business -11 importantes agencias -Tasas de supervivencia y pública para Research Program federales están obligadas a crecimiento empresarial startups destinar el 2,5% de su superiores a la media. (Estados Unidos) presupuesto en I+D a la contratación de PYMEs y startups. -Orientación de los científicos desde la investigación básica -Programa de financiación en 3 hacia el emprendimiento. fases: las dos primeras con fondos públicos y la tercera con fondos -Las empresas que llegan a la privados. fase III tienen más posibilidades de conseguir financiación de fondos de capital riesgo. Medidas dirigidas Programa de apoyo a -Destinatarios: emprendedoras, -Mayor sensibilidad hacia el a colectivos mujeres emprendedores administraciones, medios de emprendimiento entre la concretos 2007-2009 comunicación y otras entidades. población femenina. (Suecia) -6 niveles de actuación: estudio, -Aumento de operaciones de financiación, cargas fiscales y financiación a mujeres administrativas, visibilidad, empresarias. información y desarrollo empresarial, readaptación de -8% más de participación de programas nacionales. las mujeres en la actividad empresarial. Infraestructuras Programas de la Coinversión con entidades locales 87% de las empresas de apoyo Economic Development para la construcción de viveros de graduadas sobreviven al Administration (EDA) empresas séptimo año para la construcción de infraestructuras Entre 36,3 y 44,9 empleos por cada 10.000$ invertidos (Estados Unidos) Fuente: Elaboración propiaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 166DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 168. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores4.3.3.2 Actuaciones ineficaces en las políticas de apoyo a emprendedoresUna parte importante de la doctrina se muestra muy crítica con las políticas defomento de la iniciativa empresarial que se han llevado hasta la fecha porconsiderarlas inocuas, ineficientes o, incluso, contraproducentes.Los estudiosos han identificado un buen número de factores que pueden frustrarlos objetivos de la intervención pública. A título ilustrativo, cabe mencionar lossiguientes: - La actuación exclusivamente sobre los determinantes de la demanda de la actividad empresarial sin mejorar las condiciones de los mercados para absorber esta (García Tabuenca et al, 2004). La consecuencia es un aumento de la tasa de fracaso y una disminución de los beneficios empresariales. - La utilización de los mismos instrumentos para tipos de emprendimiento muy diferentes (Douhan y Henrekson, 2008) y contextos regionales dispares (Wagner y Sternberg, 2004). - Las ineficiencias burocráticas y el ciclo político. Los intereses políticos pesan más en las decisiones relacionadas con la prestación de servicios que los criterios puramente de eficiencia (Urbano y Veciana, 2001). Este factor limita la racionalidad del sector público e impide que pueda corregir los fallos de mercado (Auerswald, 2007). - La excesiva complejidad de los trámites para acceder a determinadas prestaciones e instrumentos de apoyo (Landabaso y Mouton, 2005). - El carácter cortoplacista de la intervención (Velasco y Saiz, 2007). - La falta de rigor técnico en el diseño de programas y la elección de actuaciones de cuya eficiencia no existe base empírica alguna (Callejón, 2009). Respecto a este último factor, Callejón cita expresamente a Parker (2007) el cual es uno de los economistas que más ha investigado acerca de la eficiencia de los programas de apoyo a nuevos empresarios: ParkerMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 167DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 169. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedores denuncia la ausencia de resultados de algunos de los más frecuentes programas y alerta acerca de su impacto negativo sobre la economía.Son varios los autores que se han pronunciado en contra de una de las medidas alas que más han recurrido gobiernos de todo el mundo para apoyar a losemprendedores: las subvenciones. Los argumentos que dan son variados: la faltade eficacia para propiciar la creación de nuevas empresas (Parker, 2007); laposibilidad de producir externalidades negativas que perjudiquen al tejidoempresarial existente (Lotti et al, 2001); la dificultad para dirigirlas a las empresasadecuadas (Dennis, 2005) y el efecto incentivador que ejercen sobreemprendedores con propensión a tomar decisiones imprudentes o por encima desus capacidades (Parker, 2007). 38Por último no faltan los trabajos que ponen de manifiesto el carácter fallido denumerosas iniciativas de fomento de la actividad emprendedora, En“Policymakers beware!” Parker (2007) se hace eco de muchas de ellas. Sinembargo, los gobiernos siguen recurriendo a ellas de manera generalizada(Dennis, 2005). La explicación que dan Perren y Jannings (2005) para laexistencia de actuaciones de probada ineficiencia en la gran mayoría de paísesindustrializados es que “la política gubernamental de apoyo a emprendedores seha convertido en una pieza más de la retórica política y que por eso no secuestiona la filosofía generalmente aceptada de la bondad de este tipo deintervenciones”.4.3.3.3 Consideraciones finales del benchmarkingLa política de emprendedores es todavía un ámbito poco estudiado, siendorelativamente escasas a día de hoy las investigaciones que analizan susresultados.38 Aunque todavía no se han publicado estudios que midan con rigor el impacto del II Plan E de subvenciones quepromovió el Gobierno de España en 2009 con el objetivo de elevar el empleo y la innovación en España, a la luz de laderiva del mercado de trabajo y la natalidad empresarial desde entonces queda claro que es un ejemplo de actuaciónfallida.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 168DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 170. CAPÍTULO 4. REVISIÓN DE LA LITERATURA 4.3 Las políticas públicas de apoyo a los emprendedoresDe las investigaciones que se han hecho hasta la fecha en el entorno académico,se puede concluir que, aunque existen estudios que han demostrado laineficiencia de algunas actuaciones de promoción de la iniciativa emprendedora,pocas son las voces contrarias a la intervención pública en el terreno de lacreación de empresas, pues los argumentos a favor de esta son poderosos, aligual que las evidencias empíricas que los sustentan.Buena parte de las críticas se centran, como se ha visto, no en la decisióngubernamental de beneficiar a emprendedores o nuevas empresas frente al resto,sino en la forma en que dicha decisión se materializa, lo cual tiene que ver concuestiones propias de la teoría del Public Choice. Por otra parte, la ineficiencia deestas políticas a menudo no es achacable a la dinámica político-administrativa o ala naturaleza del instrumento concreto elegido, sino a la falta de un enfoque globaly coherente en la acción dirigida a los emprendedores.En todo caso, el creciente interés de los gestores públicos por medir losresultados de las políticas públicas en un contexto de restricción presupuestariaen que la máxima es “hacer más con menos” será muy útil de cara a mejorar laeficiencia de los programas de apoyo a la creación de empresas. Tal y como lohan expresado Velasco y Saiz (2007): “La escasez de estudios y de argumentos,tanto a favor como en contra de la intervención pública en la promociónempresarial, avalan la necesidad de mejores y más evaluaciones generalizadasde estos programas. Evaluaciones que, apoyen o no las intervenciones públicaspara la creación de empresas, al menos aportarían un aprendizaje para la mejoracontinua en la aplicación de programas, la priorización de intervenciones enalgunos sectores o colectivos y la optimización de los recursos públicos”.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 169DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 171. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORESMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 170DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 172. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 171DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 173. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORESEn el contexto recesivo actual con altas tasas de desempleo y exigida austeridadcabe preguntarse si los resultados obtenidos por las políticas de gasto públicopara apoyar a los emprendedores son los deseados a la vez que plantearnos susostenibilidad.Para poder dar respuesta a esa pregunta se ha diseñado un modelo quesimplifica el ámbito de estudio y que se asienta en los siguientes pilares: 1. Las incubadoras empresariales como ejemplo concreto de políticas públicas de apoyo a emprendedores. En el anterior capítulo se ha puesto de manifiesto como una de las medidas más extendidas son los viveros de empresas. En España más de 200 incubadoras dan apoyo a emprendedores (Blanco et al., 2011). 2. La ciudad de Madrid como ámbito espacial de estudio. 3. Un periodo de análisis de diez años, lo suficientemente amplio, siguiendo las recomendaciones de Low y MacMillan (1988). 4. El ROI (return on investment) como método de medición de la rentabilidad del gasto público. Usándose como inputs por un lado los ingresos fiscales que generan las empresas que las incubadoras ayudan a crear y por otro el gasto público asociado a los programas públicos de incubación. Si los retornos vía ingresos públicos superan a los gastos podremos afirmar con ese output positivo que esas políticas son rentables socialmente puesto que suponen una contribución neta al saneamiento del déficit público.El primer apartado de este capítulo dedica una parte importante a explicar lapolítica pública que se va a evaluar: las incubadoras empresariales. A su vez enese mismo apartado se detallan los positivos efectos que sobre el desarrolloeconómico regional tienen estas herramientas en términos de empleo y actividadpero sin ponerlas aún en comparación con su coste.La justificación de la elección de Madrid para el estudio tiene su correspondienteexplicación, al igual que el ámbito temporal, como previo a la parte másMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 172DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 174. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORESimportante que es el cálculo del ROI de las incubadoras madrileñas. Este índicese consigue sobre la base de una serie de supuestos pero utilizando siempredatos reales ofrecidos por el Ayuntamiento de Madrid a través de sus informespúblicos de la Red de Viveros de Madrid Emprende.Finalmente se formulan las conclusiones del modelo de investigaciónconfirmándose la senda de sostenibilidad de estas políticas por su contribución alas cuentas públicas lo que coadyuva a su efecto positivo en el desarrolloeconómico y social del territorio.En último lugar se sugieren futuras vías de estudio para perfeccionar la medicióndel impacto socio-económico de las incubadoras, por ejemplo, monetizando losempleos que crean los emprendedores que pasan por los viveros de empresas.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 173DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 175. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedores5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresLas externalidades positivas que provocan las nuevas empresas, estudiadas endetalle en este trabajo de investigación, han llevado a las administracionespúblicas, desde los años 80 y coincidiendo con diferentes periodos recesivos de laeconomía, a dedicar importantes recursos al impulso de la creación de empresas.No solo porque más empresas en una economía ayudará al desarrollo (Carree yThurik, 2002), sino porque para lograr más y mejor tejido empresarial también hayque luchar contra las elevadas tasas de mortandad de las empresas jóvenes. Lamayoría, no alcanzan a cumplir el lustro de vida, en España (INE, 2011) o enotras partes del mundo como en Estados Unidos donde la mitad mueren antes delos cinco años (datos SBA en Monkman, 2010).Las causas de esta elevada mortalidad no solo recaen en fallos de mercado:García Tabuenca y Maroto (2004) creen que es la falta de recursos para contarcon asistencia especializada, para Ortega (2011) son las asimetrías de lainformación y para otros es el hecho de que gran parte del esfuerzo inicial seconcentra en la comercialización minusvalorando, por ejemplo, aspectosfinancieros (Iniciador, 2011). Para el profesor Lewis (2010) en su discurso en lacomisión especial del Congreso americano, la causa reside en tres carencias quesufren los emprendedores: el acceso al mercado de capitales, la falta decapacitación y la experiencia en el mercado.En este contexto, políticas como las incubadoras de empresas impulsadas en sugran mayoría por la administración o las universidades han demostrado ser unmecanismo eficiente para aumentar tanto la velocidad de nacimiento y dedesarrollo de nuevas empresas como su tasa de éxito a medio plazo (ComisiónEuropea, 2002). Para el propio Lewis son la única herramienta de políticaeconómica que actúa en los tres frentes que el citaba.Como se ha mencionado más de la mitad de las empresas que se crean, terminanen fracaso. Sin embargo, si se trata de empresas que han sido adecuadamenteincubadas el porcentaje de supervivencia supera el 80% en los viverosMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 174DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 176. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresamericanos, en concreto un 87% (EDA, 1997), en los europeos un 89% (EBN,2008), supera el 90% en el caso de las incubadoras madrileñas (MadridEmprende, 2012) y en los semilleros de países en desarrollo un meritorio 75%(Khalil y Olafsen, 2010).Pero la incubación de empresas debe entenderse como una herramienta másdentro del conjunto de políticas e instrumentos de que dispone una economíapara el desarrollo de una economía emprendedora.Es por ello que en aquellos lugares con adecuados ecosistemas emprendedorese innovadores (OCDE, 1999; IESE, 2009; Khalil y Olafsen, 2010) las incubadorasse insertan perfectamente para convertirse en un motor del desarrollo regional,generando nuevas empresas de alto valor innovador, rápido crecimiento ycreando más y mejores empleos (Dubó et al., 2004). Cuadro 26: Ecosistema de innovación y emprendimiento Fuente: Khalil y Olafsen (2010)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 175DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 177. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresLa elección de las incubadoras como la política pública a analizar en este trabajoreside precisamente en los contrastados efectos que causa y en que es una delas actuaciones más extendidas a lo largo del mundo, más de 7000 viveros,contabilizados por la asociación americana de incubadoras (NBIA, 2010). Ademásha sido de gran ayuda que esta herramienta de política económica está siendoexaminada en la literatura económica.395.1.1 Concepto de incubadoraNo existe una definición de incubadora universalmente aceptada. Incluso no hayconsenso sobre la propia denominación y son muchos los lugares donde lasincubadoras son llamadas viveros, semilleros de empresas, centros de desarrolloempresarial o business innovation centres (BICs).Esto se explica por la dificultad de abarcar en el concepto de incubadora lasincontables prácticas de asistencia a los emprendedores para la puesta enmarcha de sus negocios y la diversidad de instituciones promotoras.En Estados Unidos la NBIA (2010) quizás el agente que más ha estudiado elfenómeno de las incubadoras en el mundo, define la incubación de empresascomo “un programa que selecciona emprendedores, les ofrece serviciosempresariales integrales y cuenta con una gestión profesional que garantiza queesos servicios sean de calidad y hagan un seguimiento a las empresasgraduadas“. Y explica las claves de esta definición del siguiente modo: ”laincubación es un proceso de apoyo a las empresas que acelera el desarrolloexitoso de las startups40 y empresas de reciente creación proporcionando a losempresarios una serie de recursos específicos y servicios. Estos servicios suelenser desarrollados u organizados por la administración de la incubadora y seofrecen tanto en viveros de empresas como a través de su red de contactos. Unobjetivo principal de las incubadoras de empresas es producir empresas de éxitoque hagan el programa financieramente viable y autónomo. Estas empresas39 Con ejemplos como los estudios mencionados de García Tabuenca y Maroto (2004) o Lewis et al. (2011).40 Una startup es una empresa que acaba de nacer, generalmente del ámbito tecnológico y que posee un desarrollopotencial grande y rápido (www.todostartups.com). Se suele usar como sinónimo de las empresas de los emprendedores.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 176DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 178. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresgraduadas en las incubadoras tienen el potencial de crear empleos, revitalizar losbarrios, comercializar nuevas tecnologías, y fortalecer las economías locales ynacionales.”En el Reino Unido, según la Asociación UKBI,41 “una incubadora aporta a laspymes y startups la ubicación ideal para hacer crecer su negocio, ofreciéndole unamplio rango de servicios, desde el apoyo virtual al alquiler de espacios o delaboratorios específicos y todo tipo de posibilidades entre ambos extremos.Facilitan el acceso directo a asesoramiento de negocio, financiación, y contactocon otros emprendedores y proveedores para realmente favorecer un crecimientomás rápido de las pymes”. 42También en el Reino Unido, la incubadora The Creation Factory de Londres usala siguiente definición “algo que hace a las pymes y startups, lo que las gallinashacen a sus huevos: crean un entorno seguro de incubación, favoreciendo elmejor comienzo posible a esta nueva vida”.En Israel se las denomina incubadoras tecnológicas43 y se crearon en 1991. Son“compañías de apoyo que ofrecen a los emprendedores noveles la oportunidad dedesarrollar sus innovadoras ideas tecnológicas y de crear nuevas empresas conel fin de comercializar dichas ideas”.En Alemania, su primera incubadora data de 1983 y definen incubadoras como“centros que ofrecen apoyo para la creación y el establecimiento de compañíasglobales, que alcanzan su potencial gracias a la cooperación económica. En lasincubadoras se brinda apoyo especialmente en cuanto a permisos y registros,asegurando mercados y facilitando la transferencia de tecnología” (BerlinAdlershof)La Corporación de Investigación Tecnológica44 de Chile (INTEC), por su parte,define incubadora como “aquella entidad que pone a disposición de empresas,normalmente en formación o recién creadas, un ambiente protegido en el que41 Es el acrónimo de United Kingdom Business Incubator, la asociación que aglutina a los viveros del Reino Unido(www.ukbi.co.uk).42 www.thecreationfactory.co.uk43 www.israelbusiness.org.44 www.chileclic.gobMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 177DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 179. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedorespuedan desarrollarse con más seguridad que estando directamente en elmercado, constituyendo una estructura de acogida temporal que ofrece espacios,ayuda y servicios adaptados a las necesidades específicas de las empresas enfase de creación o en formación”.Como último ejemplo fuera de nuestras fronteras, la Asociación de Incubadorasde Empresas, Parques y Polos Tecnológicos45 de Argentina determina que “unaincubadora de empresas es una herramienta central en el proceso de generacióny consolidación de micro y pequeñas empresas ya que otorga una serie deapoyos (formación, entrenamiento, asesoramiento, financiación, vinculacióntecnológica, entre otros) a las nuevas empresas, especialmente las másinnovadoras, cuando estas son más vulnerables. Promueve además la cultura dela innovación y el emprendizaje y la formación de emprendedores tanto en losaspectos técnicos como en los gerenciales. También es un agente facilitador de lainnovación tecnológica en pequeñas empresas. Finalmente, es un mecanismo decreación de trabajo económicamente sustentable y de desarrollo regional, talcomo lo demuestran experiencias en todo el mundo”.En España la Agencia de Desarrollo Económico “Madrid Emprende” delAyuntamiento de Madrid ha definido los Viveros de Empresa como “un entorno deestabilidad y especial protección que permite a las empresas recién creadasalcanzar una situación que posibilite su posterior desarrollo independiente (...)Aportan soporte para los emprendedores que inician su andadura a través deunas instalaciones que ofrecen: despachos, mobiliario, salas de juntas, espaciosde exposición, salón de actos (...) servicios como formación y asesoramientointegral cubriendo todas las fases y aspectos relativos al proyecto empresarial, yotros servicios asociados a las infraestructuras (seguridad, limpieza, luz,mantenimiento) o auxiliares de la actividad empresarial como reprografía. (...)Jurídicamente el título que permite a un emprendedor estar en un Vivero es unaautorización de uso temporal (3 años máximo) mediante el pago de un preciopúblico46, establecido para 2011 en 11,75 euros/m2 IVA incluido (por debajo del45 www.aipypt.org46 Tendrán la consideración de precios públicos las contraprestaciones pecuniarias que se satisfagan por la prestación deservicios o la realización de actividades efectuadas en régimen de Derecho público cuando, prestándose también talesMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 178DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 180. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresprecio de mercado). Su abono se realizará por periodos mensuales anticipados.(...) Los requisitos de acceso son: • Empresas de nueva o reciente creación, con una antigüedad máxima del negocio de 5 años • Proyectos empresariales no constituidos como empresas, pero que en el plazo de un mes, presenten justificación de inicio de actividad. • Plan de Empresa que garantice la viabilidad económico-financiera del proyecto y la generación de empleo “Por último ha de tenerse en cuenta que con el avance de las nuevas tecnologíasaplicadas al mundo de la empresa han surgido iniciativas de incubación dónde lofísico ha cedido paso a los intangibles, son las llamadas incubadoras virtuales(Comisión Europea, 2002) y se pueden definir como aquellas que “prestanservicios de incubación solamente a través de medios telemáticos (..) también seutiliza el término para definir los programas que ofrecen servicios a clientes noalojados en una incubadora”Teniendo en cuenta todo lo anterior puede afirmarse, siguiendo la definición de laasociación de incubadoras europea EBN, que una incubadora de empresasofrece un espacio para alojar física o virtualmente pero siempre temporalmente aemprendedores y pequeñas empresas, con una estructura de servicios deconsultoría, acceso a redes de colaboradores y un seguimiento y apoyo constantetendiendo a construir un ambiente creativo y favorecedor de intercambiossinérgicos con otras empresas, instituciones financieras y centros de formación einvestigación del entorno, al objeto de garantizar la sostenibilidad y crecimiento delos proyectos incubados (Comisión Europea, 2010).servicios o actividades por el sector privado, sean de solicitud voluntaria por parte de los administrados (art. 24, Ley 8/1989,de 13 de abril, de Tasas y Precios Públicos).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 179DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 181. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedores5.1.2 Objetivos y características de las incubadorasPara García Tabuenca y Maroto (2004) una de las principales características essu versatilidad, lo que provoca que las incubadoras sean herramientas de políticaeconómica con muy variados objetivos.Para Monkman (2010), los objetivos generales de un vivero de empresas son: 1. Crear empleo en el territorio. 2. Mejorar el ecosistema emprendedor. 3. Retener las empresas en el territorio. 4. Contribuir al crecimiento y diversificación de la economía local.La OCDE (1999) incorpora los siguientes objetivos a la lista anterior: 5. Reducir la tasa de fracaso de las nuevas empresas. 6. Aumentar la tasa de crecimiento de las nuevas empresas.García Tabuenca y Maroto coinciden con los anteriores pero añaden otrosobjetivos específicos como: 1. Prestar apoyo a las empresas a través de consultoría especializada. 2. Acelerar la consolidación de empresas. 3. Generación de redes de cooperación interempresarial e interinstitucional. 4. Optimizar y reducir costes a las empresas.La NBIA (2007) ha identificado las principales características de un programa deincubación para que pueda cumplir los objetivos que acabamos de mencionar: 1. ha de tener como misión asistir a las empresas recién creadas mediante asesoramiento empresarial, 2. ha de disponer de un equipo especializado que realice esa tarea,MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 180DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 182. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedores 3. ha de orientar a los emprendedores hacia la autosuficiencia una vez se supere el periodo de incubación, 4. ha de evaluar el impacto de sus actuaciones.Los más importantes benchmarkings realizados (EDA, 1997; Comisión Europea,2002; Lewis et al., 2011) otorgan un nivel de cumplimiento de objetivos para losdiferentes programas de incubación si se satisfacen los cuatro aspectos reciénmencionados.5.1.3 Clasificación de las incubadorasDependiendo del peso que tomen en la actividad de incubación los factores que acontinuación se estudian pueden establecerse diferentes clasificaciones deincubadoras que no son excluyentes:Tipología de los servicios prestadosPara Lalkaka (2001) el paso del tiempo ha llevado a una evolución del papel adesarrollar por estas herramientas, por lo que podría hablarse de tres tipos deincubadoras:Incubadoras de primera generación: coincidiendo con los años 80 en las queesencialmente se ofrecía espacio físico y facilidades compartidas, a un preciorazonableIncubadoras de segunda generación: en la década de los 90 nacen comorespuesta a la necesidad de complementar el mero espacio de trabajo conasesoramiento, potenciación de las habilidades y provisión de contactosadecuados (esto último para poder dar a los emprendedores acceso a apoyoprofesional y capital semilla)Incubadoras de tercera generación: que surgen ya más cerca del nuevo siglo yque tienen como objetivo “movilizar” las tecnologías de la información y lascomunicaciones.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 181DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 183. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresNaturaleza jurídica de los promotoresSegún sea el carácter jurídico de los patrocinadores de las incubadoras podríahablarse de Privadas, Gubernamentales, Universitarias o Híbridas. Para Khalily Olafsen (2010) esta clasificación puede subdividir las incubadoras privadas endos grupos: las que no tienen ánimo de lucro y las incubadoras que se creancomo negocio.Para entender cada uno de estos casos puede ser interesante citar someramenteejemplos de cada una de ellas en la ciudad que protagoniza este trabajo, Madrid.Incubadora privada non-profit sería la experiencia del HUB Madrid47 que es unaestructura de apoyo al emprendimiento social insertada en una red mundial.Como ejemplo de incubadora privada con ánimo de lucro cabe citar a TetuanValley48 (que se explicará como buena práctica más adelante). En lasgubernamentales, se situaría la red de viveros del Ayuntamiento de Madrid y enlas universitarias, el Vivero de la Carlos III49. Por último la incubadora del ParqueCientífico de Madrid50 sería un alojamiento híbrido por formar parte de supatronato diferentes administraciones, universidades y empresas privadas.Objetivo social del clienteLas incubadoras pueden ayudar a muy diferentes tipos de emprendedores y, portanto, gradúan a empresas de diferente naturaleza. El estudio de las incubadorasexistentes en el mundo (Lewis et al., 2011) lleva a agrupar esos clientes en trestipos de emprendedores: empresas con un fuerte componente tecnológico,empresas sin ánimo de lucro y el resto, es decir, pymes convencionales. Por lotanto podría hablarse de:Incubadoras tradicionales porque buscan agregar valor por medio del tutelaje yperfeccionamiento de los planes de empresa a los emprendedores en general sin47 www.hubmadrid.com48 www.tetuanvalley.com49 www.uc3m.es50 www.fpcm.esMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 182DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 184. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresdistingos. Un ejemplo de éxito en nuestro país sería el programa de incubación deBarcelona Activa.51Las incubadoras de base tecnológica, desarrollan productos y serviciosoriginados en la investigación científica y con alto valor agregado, en áreas de altopotencial de crecimiento como la biotecnología, informática, química y nuevosmateriales, entre otros. En este caso los BICs han sido muy activos, por ejemploen nuesto país BIC-Euronova de Málaga.52Las incubadoras de base social tienen como objetivo la creación de empleo y lamejora de las condiciones de vida de la comunidad en que se desenvuelven,apoyan a emprendedores cuya “motivación es la de generar un cambio socialprofundo y duradero y no el beneficio económico” según explica la FundaciónAshoka 53.Por último existen algunas otras clasificaciones en la literatura (ComisiónEuropea, 2002; Dubó et al., 2004; Comisión Europea 2010) que incorporan otrosfactores como el lugar de la ubicación de la incubadora (en parques científicos ono), la edad de las empresas clientes (preincubadoras, incubadoras y deconsolidación) y la orientación sectorial o generalista de los viveros.En los últimos tiempos el concepto de incubación está evolucionando y hansurgido experiencias que dan lugar a otras nuevas clasificaciones como: 1. Incubadoras virtuales versus los viveros físicos: donde el avance de las tecnologías ha permitido que se provean los más importantes servicios de una incubadora de modo on-line y por tanto no presencial. La incubadora DAD54 en España utiliza los servicios de incubación virtual para acelerar el crecimiento de las empresas en las que participa en su capital. 2. El coworking frente a la convencional distribución en despachos de los semilleros. en el que diferentes emprendedores comparten espacio y51 www.barcelonactiva.com52 www.bic.es53 www.ashoka.es54 www.dad.esMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 183DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 185. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedores servicios y logran sinergias provechosas para sus negocios como en el exitoso caso de la madrileña Utopic_us.55 3. Aceleradoras o bootcamps, en el que sobre la pionera experiencia de Y Combinator56 se ha ido perfeccionando un sistema de maduración de emprendedores basado en un intensivo programa de 90 días que incluye financiación y entrenamiento en oratoria del cual saldrán los más preparados para recibir inversión semilla.Por último conviene no confundir incubadoras con parques tecnológicos y centrosde negocios.Las incubadoras se diferencian de los parques científicos y tecnológicos en sudedicación a la puesta en marcha y en fase temprana de las empresas frente alos parques en los que no existen limitaciones temporales de estancia, sino que loque influye es el sector y la importancia de la innovación en la actividadempresarial. Lo anterior no obsta para que en numerosos parques tecnológicos sesitúen incubadoras de negocios o que el origen de muchos parques se encuentreen exitosas iniciativas de incubación de emprendedores (APTE57).Los centros de negocios en cambio son iniciativas puramente mercantiles, nodiscriminan a sus clientes por su juventud o plan de negocio, además la estanciaes ilimitada y el valor que aportan está vinculado exclusivamente al espacio físicoofreciendo importantes ahorros a las empresas a través la externalización dedespachos y salas de reuniones equipadas (ACN58).55 www.utopicus.es56 www.ycombinator.com57 Es la asociación española de parques tecnológicos (www.apte.org)58 Es la asociación española de centros de negocios (www.acnspain.com)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 184DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 186. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedores Cuadro 27: Clasificación de viveros (I) Criterio de clasificación Clasificación de la Incubadora De primera generación Tipología de servicios prestados De segunda generación De tercera generación Non profit Privadas For profit Naturaleza de los promotores Gubernamentales Universitarias Híbridas Tradicionales Objetivo de empresas clientes Base tecnológica Base social Preincubadoras Edad de empresas clientes Incubadoras Consolidación Fuente: Elaboración propiaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 185DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 187. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedores Cuadro 28: Clasificación de viveros (II) Atributo del método de incubación Clasificación de la Incubadora si Viveros con despachos Alquiler de despachos no Coworking si Sectoriales Cluster no Generalistas si Viveros Incubación física no Viveros virtuales si Viveros tradicionales Periodo de incubación de varios años no Aceleradoras Fuente: Elaboración propia5.1.4 Origen, antecedentes y situación actual de las incubadorasOrigen de las incubadorasCon el objetivo de estimular a los estudiantes a transformar su conocimientoacadémico en productos innovadores a través de fórmulas mercantiles surgieronlo que algunos consideran (Team Blue Sky, 2010) como la primera incubadora deempresas en la Universidad de Stanford (Estados Unidos) en 1951. Aunque esindicativo que no recibiera el nombre de Stanford Business Incubator, sinoStanford Research Park, lo que lo acerca más al concepto actual de parquetecnológico.En la década de los años 50 la Universidad de Stanford tomó la iniciativa deformar ingenieros electrónicos, que luego tuvieron la oportunidad de obteneralgunos contratos de desarrollo con el Gobierno; de ese modo fueron generandoMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 186DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 188. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresempresas que finalmente originaron un parque industrial y posteriormente elparque tecnológico. Estas iniciativas dieron lugar a gigantes empresariales comoHP, CISCO o SUN Microsystem (Stanford University).La Universidad de Stanford creó el Research Park en un intento de atraer a lasempresas que invertían en investigación y buscaban para ello los mejoresprofesionales. Con la ayuda de la universidad estas compañías podían ofrecerbecas y oportunidades para que los estudiantes desarrollaran sus habilidadesprofesionales, de ese modo también Stanford lograba estimular el desarrolloeconómico de la zona. Compañías como General Electric o Lockheed Martinacudieron a Palo Alto con el fin de aprovechar la base de los estudiantes de élitede Stanford y el óptimo estado de las instalaciones que había preparado launiversidad. El Research Park no sólo ayudó a la rentabilidad económica de estasempresas innovadoras, sino que la universidad encontró la forma de dar salida enel mercado laboral a sus estudiantes en el ámbito de la investigación. Estarelación entre la empresa y la Universidad de Stanford la llevó a ser consideradauna de las mejores universidades del país, y también permitió prosperar al valleque la acoge, Silicon Valley, hasta lo que es hoy en día: la sede de las másexitosas compañías del momento como Apple, Facebook, Google (Alemany et al.,2011) o de las de mayor potencial de crecimiento (Forbes, 2011) y sobre todo elmejor lugar del mundo para poder hacer crecer la empresa de un emprendedor(Kenney, 2000).García Tabuenca y Maroto (2004) ven un origen similar pero en la otra costa delos Estados Unidos. Para estos autores, es el MIT, con la creación después de laII Guerra Mundial del American Research Department, un centro que pretendíavincular a la universidad con la empresa, el germen de los viveros.Otras fuentes muy extendidas (Monkman, 2010; Lewis et al., 2011) sugieren queel verdadero origen de las incubadoras de empresa data de 1959 en la ciudad deBatavia, también en Estados Unidos, donde el empresario José Mancusorehabilitó una antigua fábrica ofreciendo espacios de trabajo a pequeñasempresas manufactureras para que comenzaran allí su actividad ahorrando encostes de infraestructura y compartiendo gastos comunes. Uno de los primerosMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 187DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 189. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresclientes de la nueva infraestructura fue una empresa de pollos, de ahí sepopularizó el nombre de incubadora.El origen de este centro arranca el 6 de junio de 1958 cuando la Cámara deComercio de Batavia comenzó a buscar una empresa para que se instalara en laantigua fábrica de la empresa Massey-Harris. Al no encontrar un inquilino que sehiciese cargo del edificio, José Mancuso de la empresa Carlos Mancuso & Sonscompró la propiedad. Tuvo la idea de alquilar las partes del edificio que él nonecesitaba a pequeñas empresas manufactureras, hasta que fueran losuficientemente grandes como para poder operar por su cuenta. Este tipo decontrato de puesta en marcha permitía a las empresas ahorrar dinero y recursoshasta que crecieran lo suficiente como para operar en el mercado por cuentapropia.Uno de los primeros inquilinos del centro fue una compañía de pollos. Mancusoestaba viajando por los EE.UU. en busca de otros posibles inquilinos y corriendola voz sobre las bondades del condado de Genesee para los negocios. Él utilizó elejemplo de la empresa de pollo y comenzó a llamar incubadora al centro denegocios. Mancuso utilizó así en primer lugar el término incubadora de negocios.Antecedentes recientes de las incubadorasEstados Unidos de AméricaEl funcionamiento de las incubadoras tal y como las conocemos, es decirinfraestructuras con servicios de apoyo a emprendedores, no se configura hastafinales de la década de los setenta, nuevamente en los Estados Unidos y es por elimpulso del Gobierno federal a través de la entidad pública Small BusinessAdministration con el objetivo de reactivar zonas en un claro declive industrial yaque las políticas gubernamentales para creación de empleo no estabanfuncionando (Team Blue Sky, 2010).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 188DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 190. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresEn 1980, alrededor de 12 incubadoras de empresas operaban en los EstadosUnidos, todas ellas en el noreste industrial, que había sido gravemente afectadopor los cierres de plantas en la década anterior.A lo largo de la década de 1980, el crecimiento de la industria de la incubación denegocios fue rápido. Las entidades públicas comenzaron a reconocer el valor dela creación y expansión de nuevas empresas para sostener las economías localesy las comunidades más desarrolladas apoyaron la creación de incubadoras deempresas para apoyar estas nuevas empresas.EuropaEn Europa las primeras incubadoras aparecen en Inglaterra a principios de los 80a partir del cierre de una subsidiaria de la British Steel, que estimuló la creaciónde pequeñas empresas en áreas relacionadas con la producción de acero, condos ideas básicas: la terciarización y el uso de edificios subutilizados (Aernoudt,2004).En 1984, convocados por la Comisión Europea, los gobiernos locales, lasuniversidades e instituciones financieras se reunieron para evaluar el proceso deindustrialización de las regiones poco desarrolladas o en fase de declive debido ala recesión de los años setenta y ochenta. La motivación era de naturalezaeconómica y social, vislumbrando la creación de puestos de trabajo, generaciónde renta y desarrollo económico. Las incubadoras europeas (llamadas por elprograma europeo que las impulsó Business Innovation Centres –BICs-) fueronconcebidas, por tanto, dentro de un contexto de políticas gubernamentales quetenían el objetivo de promover el desarrollo regional por lo que, además deempresas orientadas a nuevas tecnologías, incorporaron empresas de áreastradicionales de la economía (Comisión Europea, 2010).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 189DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 191. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedores Cuadro 29: Evolución de las Incubadoras Fuente: Dubó et al. (2004)Situación actual de las incubadorasActualmente hay alrededor de 7.000 incubadoras de empresa en el mundo.(Monkman, 2010). Hoy en día muchos países en desarrollo están utilizandoincubadoras de empresas, por ejemplo China, India, México, Turquía y Polonia,entre otros.El Banco Mundial y la ONU con sus programas en países de Africa y Asia defomento de la incubación InfoDev59 y UNIDO60 respectivamente, han hechoposible que estas áreas geográficas empiecen a aparecer en el mapa de la59 www.infodev.org60 www.unido.orgMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 190DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 192. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresincubación mundial con más de 500 iniciativas en marcha (Monkann, 2010;Comisión Europea, 2002).Pero a medida que la industria de la incubación se ha ido consolidando, sepueden observar ciertas características que diferencian unos países de otros.En este sentido para Dubó et al. (2004) Estados Unidos, Australia, Israel, Brasil yChile presentan cualidades que merecen una especial atención:Estados Unidos: Los programas de incubación han asistido a más de 30.000empresas convirtiéndose en el país de mayor desarrollo y organización en esteámbito. El concepto de incubadora ha sido exitosamente aplicado en todo elmundo, pero Estados Unidos es claramente la nación más avanzada en lacreación y gestión de incubadoras de empresas. Según estimaciones de la NBIAa finales de los años 80 existían unas 80 incubadoras en todo el país, cifra queaumentó a cerca de 500 el año 1994, actualmente existen cerca de 1200incubadoras.Australia: Su programa de incubación se distingue por otorgar subsidios estatalesúnicamente orientados a la puesta en marcha de las incubadoras, por lo cualestas han desarrollado excelentes prácticas que les han permitido lograr sersostenibles.Israel: Este país se caracteriza por la activa participación del Gobierno en lasostenibilidad financiera de las incubadoras y por invertir en los propiosemprendedores incubados. Constituye uno de los ejemplos más claros del éxitoen la industria de la incubación, presentando un alto desarrollo tecnológico el paísfruto de estas políticas (Senor y Singer, 2009).Brasil: Surge como la más antigua y fecunda experiencia en el área de laincubación en América Latina. Ha sido reconocido mundialmente al serseleccionado para administrar el programa de incubación de empresas del BancoMundial. Comenzó a trabajar con los viveros en 1984, cuando se crearon cincofundaciones para realizar transferencia de tecnología de las universidades alMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 191DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 193. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoressector productivo. Actualmente Brasil cuenta con más de 200 incubadoras deempresas.Chile: Con el liderazgo del gobierno de esa nación se ha implementado en losúltimos años un programa de referencia mundial para atraer emprendedores aesa región: Startup Chile. Se ofrece no solo infraestructura de soporte sino uncompleto plan de incentivos para atraer el mejor talento emprendedor a Chile eincubarlo en ese país.Por nuestra parte incorporamos también a este análisis territorial el caso españoly madrileño:España:En nuestro país, el apoyo a la creación de negocios específicamente, se havenido realizando a través de diferentes tipos de instituciones: los CentrosEuropeos de Empresas e Innovación (CEEI) también llamados BusinessInnovation Centres (BIC) y los viveros de empresas (incubadoras de negocios)siendo más numerosos los viveros pero careciendo de una única organizaciónque represente a las diferentes tipologías existentes; frente a los CEEIs quetienen a ANCES61.En lo que se refiere a las incubadoras de negocios, se distribuyen por lasdiferentes regiones y ciudades españolas y el factor clave es el papel promotorprácticamente en exclusiva de lo público62, ya sean ayuntamientos, comunidadesautónomas, universidades o consorcios con la presencia de las cámaras decomercio.La implicación de las administraciones públicas en materia de incubación denegocios en España comienza a mediados de la década de los ochenta con lacreación por el Ayuntamiento de Barcelona de la empresa municipal BarcelonaActiva en el año 1986. Hoy, Barcelona Activa es un referente local e internacionalen el soporte a las personas emprendedoras, la innovación, la mejora profesional61 www.ances.com62 Recientemente se está produciendo un movimiento de impulso privado en las más importantes capitales españolas.Algunos ejemplos de incubadoras privadas son Cink Emprende en Madrid o Seedrocket en Barcelona.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 192DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 194. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresy la creación de empleo. Sin embargo, la primera incubadora de empresas enEspaña es el BEAZ63 (Bizkaiko Enpresa eta Aurrerapen Zentrua) de Vizcaya, elcual fue impulsado por la Comisión Europea y la Diputación Foral de Vizcaya enjunio de 1987 y adoptó el formato conocido como BIC (Business and InnovationCentre) con la finalidad de promocionar proyectos innovadores en el ámbitoempresarial. BEAZ dispone actualmente de un vivero de empresas ubicado en elmunicipio vasco de Sondika que da servicio a nuevas actividades empresariales.Otros relevantes BICs se han ido creando en España, de entre los que cabedestacar por importancia y tradición el BIC Berrilan Guipuzkoa, BIC-CEIN enNavarra , BIC Euronova en Málaga o el CEEI de Valencia.Madrid:La comunidad madrileña es una región que dispone de un elevado inventario derecursos relativos al conocimiento: universidades, institutos de investigación,escuelas de negocios y centros de investigación de empresas además derecursos humanos cualificados para la gestión de proyectos complejos.En la Comunidad de Madrid son tres las referencias en la cultura delemprendimiento por su capilaridad y visibilidad internacional: la red de viveros deempresa de Madrid Emprende, el Venture Lab del Instituto de Empresa-BusinessSchool y la aceleradora Tetuan Valley.Madrid EmprendeEl 1 de enero de 2005 el Ayuntamiento de Madrid creó la Agencia de DesarrolloEconómico Madrid Emprende, adscrita al Área de Economía, Empleo yParticipación Ciudadana, con el objetivo de impulsar la competitividad del tejidoempresarial de la ciudad.63 www.beaz.bizkaia.netMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 193DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 195. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresDesde entonces, la Agencia ha desplegado su actividad en cuatro direcciones:fomento del talento emprendedor, mejora de las infraestructuras empresariales,apoyo a la innovación en la pyme y promoción de la inversión extranjera.A lo largo de su corta pero intensa andadura, el trabajo realizado por la Agenciaha tenido siempre como directrices la necesidad de acelerar la transición haciauna nueva orientación productiva en la que primen las actividades de mayor valorañadido, el establecimiento de canales de colaboración con los agentes sociales ylas demás entidades de promoción económica, y la consecución de un desarrolloeconómico equilibrado entre los diferentes distritos que componen la ciudad deMadrid.El instrumento más potente y con más visibilidad de la Agencia en su apoyo a losemprendedores ha sido la Red de Viveros de Empresa; su objetivo es prestar elapoyo necesario a los emprendedores y empresarios en la puesta en marcha yconsolidación de su proyecto empresarial, teniendo en cuenta que al inicio de laactividad empresarial uno de los capítulos de inversión más importante y costosoes la adquisición del local donde esta se desarrollará. Esta motivación ha idoevolucionando con la incorporación de intangibles a la cadena de valor de losviveros como asesoramiento en plan de negocio, búsqueda de financiación,clientes y proveedores y en general actividades de networking.En apenas cuatro años Madrid Emprende ha puesto en funcionamiento sieteviveros de empresas en la corona sur-este de la ciudad de Madrid con unainversión municipal superior a los 23 millones de euros y con un capacidad paraincubar a mas de 300 empresas en sus 14.494 metros cuadrados y que yaatienden a más de 20.000 planes de empresa anualmente. En 2010 la agencia hasido reconocida como BIC por la asociación europea EBN.6464 www.ebn.beMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 194DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 196. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresVenture Lab del Instituto de Empresa- IE Business School.Es un programa de fomento de emprendedores de la prestigiosa escuelamadrileña de negocios Instituto de Empresa. En sus más de dos décadas de vidacientos de estudiantes de todo el mundo han puesto en marcha sus empresasgracias a la ayuda del departamento de gestión emprendedora del IE BusinessSchool.En concreto el Venture Lab proporciona una oportunidad única para que losalumnos y antiguos alumnos emprendedores puedan acelerar sus proyectos ypresentarlos a una red global de inversores.A principios de cada semestre, un comité de selección elige 40 proyectos paraacelerar entre 80-100 solicitudes. Los proyectos seleccionados reciben diezsesiones académicas y se reúnen dos o tres veces al mes con un mentor (unemprendedor de éxito del sector en cuestión) para identificar, analizar y mitigar losriesgos principales relacionados con el proyectoLa culminación del Venture Lab se da en el Venture Day, un evento bianual en elque los cinco proyectos más prometedores se presentan a 35 inversores deFrancia, Alemania, el Reino Unido, Israel, los Estados Unidos y España, entreotros países. Finalistas de las últimas ediciones han provenido de países comoIsrael, Irán, Alemania, Austria, el Reino Unido, Egipto, Brasil o Nigeria en líneacon el carácter internacional de los alumnos del IE Business School que tienen suorigen en 90 países distintos. Los datos de las últimas ediciones indican queaproximadamente el 60% de los finalistas consiguen financiación. De hecho elfinalista del Venture Day de 2010 cerró una ronda de tres millones de euros tresmeses después de su participación en dicha edición.Startupbootcamp de Tetuan Valley65Startupbootcamp es un programa de aceleración europeo fundado en 2010 consede en varias ciudades europeas entre ellas Madrid, Copenhague, Dublín y65 www.tetuanvalley.comMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 195DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 197. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresÁmsterdam. Son miembros de la red internacional de la exitosa aceleradoranorteamericana Tech Stars66.El objetivo de Startupbootcamp es crear un ecosistema internacional para ayudara las startups europeas a crecer más rápido. Este ecosistema emprendedoreuropeo no está solo formado por mentores, patrocinadores e inversores sinotambién embajadores que promocionan la marca Startupbootcamp por el resto delmundo.El acceso a cualquiera de los programas se realiza a través de una convocatoriainternacional; tras hacer un filtrado riguroso se escogen a los diez proyectos conmás potencial y a los que se les exigen unos hitos a cumplimentar durante elprograma con el fin de poder llegar a ser invertibles a la finalización del mismo.Con algunas particularidades, cada programa ofrece esencialmente los siguientesservicios a los proyectos seleccionados: - Espacio conjunto en el que se ubican los equipos durante los meses que dure el programa. - 2-3 horas de tutorización diaria por los mentores locales y asesoramiento permanente en temas legales, fiscales, laborales, de marketing o de negocio. - Seguimiento continuado de los responsables locales de la correcta consecución de los hitos de los diferentes equipos. - Training para presentar los proyectos a los inversores y una ayuda económica variable, entre 4.000€ y 18.000€ por equipo y programa.A cambio los equipos le ceden a Startupbootcamp un porcentaje en capital social,variable también, en torno al 8-15%.66 www.techstars.comMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 196DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 198. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresEl programa español de Startupbootcamp tiene lugar en Madrid y está lideradopor Okuri Ventures67, quienes gestionan la conocida startup school Tetuan Valley,en el madrileño barrio de Tetuán, del que han cogido el nombre.5.1.5 Impacto económico de las incubadorasComo ya se ha manifestado, la incubación empresarial por sí misma tiene efectosmuy limitados si no va alineada con otra serie de acciones que conforman lo quese ha venido a llamar ecosistema emprendedor (Fundación Bankinter, 2011), enconcreto los viveros se engloban en ese sistema dentro de la categoría de“infraestructuras de apoyo a la creación de empresas”. Cuadro 30: El ecosistema emprendedor Fuente: Fundación Bankinter (2011)67 www.okuriventures.comMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 197DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 199. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresPor ello el impacto de estas herramientas de la política emprendedora ha decontextualizarse en el seno de una actuación “holística” (Lundström y Stevenson,2005) de fomento de un marco que favorezca la actividad emprendedora.El economista Schumpeter (1911) consideró a los emprendedores vehículos deinnovación puesto que generan nuevos productos, nuevos métodos deproducción, nuevos mercados y nuevas formas de organización.La propia Comisión Europea (1998) en su comunicación de “Fomento del espírituempresarial y la competitividad” defendía “una política de promoción del espírituempresarial como instrumento fundamental para mejorar la competitividad,generar crecimiento y crear empleo”.Y no solo hacen más competitiva la economía sino como se ha demostrado porAudrestsch (2002), los países que presentan un mayor aumento en los índices deiniciativa empresarial tienden a mayores reducciones de las tasas de desempleo.Innovación, competitividad, crecimiento y empleo son algunos de los efectos deun buen sistema de apoyo a emprendedores y las incubadoras de éxito en elmundo han demostrado que también se pueden lograr esos mismos objetivos consu concurso.Para Monkman (2010) son tres las externalidades de un buen sistema deincubación: disminuyen las tasas de mortalidad de los emprendedores, ayudan acrear nuevos empleos e incentivan el crecimiento de la actividad económica. 1. Reducen el riesgo de mortandad de las empresasConforme a los datos de un informe del gobierno americano encargado a lasuniversidades de Michigan y Ohio (EDA, 1997) los semilleros crean empresasmás duraderas (un ratio de supervivencia del 87%, prácticamente el doble de lasno incubadas). Estos datos han sido contrastados por Shermann (1999) ytambién, como hemos visto anteriormente, por los datos de Madrid, el casoeuropeo y el programa del Banco Mundial.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 198DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 200. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedores 2. Generan nuevos empleosTodas las buenas prácticas de incubación incluyen las cifras de empleos creadospor los emprendedores incubados gracias a los servicios prestados por lainfraestructura (Comisión Europea, 2002; ANCES, 2011; Comisión Europea,2010).Las incubadoras crean nuevos puestos de trabajo directos por dos vías: losautoempleos de los emprendedores y los trabajadores que a su vez éstoscontratan. A ello podría añadirse los empleos indirectos que con su cifra denegocio están ayudando a generar las nuevas empresas de los viveros. Markley yMcNamara (1995) lo demuestran en el ámbito local y además ponen el acento enque esos nuevos empleos se logran de un modo eficiente.El Gobierno de los Estados Unidos puso de manifiesto en su informe ConstructionGrants Program Impact Assessment (EDA - Grant Thornton, 2008) que laincubación empresarial crea empleo y además, según sus datos, lo hace de unmodo más eficiente que cualquier otro programa público. En concreto, se llega ala conclusión de que 20.000 dólares invertidos en incubadoras generan 80puestos de trabajo, frente a una cifra 20 veces inferior de empleos que se generancon infraestructruras convencionales como autopistas o puentes.En España este análisis realizado para el “plan E” promovido por el Gobierno deEspaña del 2010 daría como resultado un único empleo por cada 20.000 euros desubvención en infraestructuras convencionales como parques o vías públicas(Ayuntamiento de Madrid, 2010). 3. Incentivan el crecimiento económicoSi estamos de acuerdo en que las incubadoras permiten crear más empresas ymás duraderas, la inmediata consecuencia es que todo ese dinamismo generaráun efecto positivo en la economía: más empleos, más ingresos fiscales, másventas y, como alertó Schumpeter, nuevos productos.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 199DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 201. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresPara el lobby de incubadoras americanas, los viveros de empresas también creanredes de negocios, desarrollan la cultura de gestión, planeamiento y buenasprácticas, reducen los costos de innovación y facilitan la transferencia detecnología (EDA, 1997; NBIA, 2006).El caso de Silicon Valley (Alemany et al., 2011) o Israel (Senor y Singer, 2009)como territorios-incubadora, siguiendo la teoría de red de Birley (1985) y Cooper(1986), donde se proveen las mejores condiciones para que nazcan y crezcan losmejores emprendedores innovadores, son una clara demostración de este efectosobre la economía.Ya hemos adelantado que además las incubadoras no incurren en excesivoscostes “los viveros de empresas funcionan con eficacia en la prestación de apoyoa los nuevos empresarios. Las empresas de los viveros tienen más oportunidadesde sobrevivir y los viveros constituyen un instrumento rentable de promoción delos objetivos de política pública” (Comisión Europea, 2003).Ontiveros et al. (2005) afirman que los viveros aseguran las condiciones de éxitode las empresas de nueva creación. Veciana (2006) considera de sumaimportancia el papel de las incubadoras ayudando a los nuevos y futurosempresarios a establecer contactos y relaciones.La Comisión Europea (2002) afirma que, precisamente por ser eficientes, sontambién rentables las incubadoras europeas en su promoción de actividadesbasadas en las nuevas tecnologías y el conocimiento.Por lo tanto y conforme a los estudios anteriores, puede afirmarse que las buenasprácticas de las incubadoras provocan más dinamismo mercantil, crean empleos,generan actividad económica y son vehículo de innovación.Pero es necesario comprobar esos indudables beneficios sociales y económicosde la actividad de las incubadoras en el caso concreto de Madrid y ademásconfrontarlos con los recursos públicos dedicados a su puesta en marcha ysostenimiento.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 200DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 202. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.1 El caso de las incubadoras como política pública de apoyo a emprendedoresEl sentido último de este trabajo de investigación es la realización de esecontraste que permita la evaluación, tan poco común en España, de las políticaspúblicas y finalmente la toma de decisiones sobre su continuidad.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 201DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 203. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.2 La ciudad de Madrid como ámbito espacial de estudio5.2 La ciudad de Madrid como ámbito espacial de estudioPara garantizar la fiabilidad de los resultados obtenidos a través de este modelose hace necesario también justificar la elección de Madrid como ámbito espacialdel estudio.A la hora de escoger a Madrid se han tenido en cuenta los factores que para laComisión Europea (2010) suponen precondiciones que aseguren el éxito de unprograma de incubación, a saber: desarrollo regional endógeno con una potentedemanda local abierta al mundo, un solvente sistema de ciencia y tecnología,ecosistema emprendedor y fallo de mercado que justifique la intervención enapoyo a emprendedores.Estas cuestiones junto a otras más específicas del sistema de incubaciónmadrileño y la propia disponibilidad de fuentes se analizan a continuación comodemostración de la elección correcta de la ciudad de Madrid.Desarrollo económico metropolitano avanzado.Para el estudio Cities of Opportunity (PwC, 2011) Madrid se encuentra entre lascinco ciudades con mayor influencia económica del mundo. El trabajo indica quela capital española se encuentra por primera vez también entre las 26 ciudadescon mayor proyección de futuro del mundo desde el punto de vista económico,cultural y social.Por otra parte en la Comunidad de Madrid existen en la actualidad quinceuniversidades, de las cuales siete son universidades públicas y ocho sonuniversidades privadas. En Madrid trabajan el 25% de los investigadoresespañoles; está la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas(CSIC), el mayor organismo público de investigación español; y cuenta con másde 4,5 millones de metros cuadrados dedicados a parques tecnológicos y aclusters de ciencia y tecnología (Ayuntamiento de Madrid, 2011).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 202DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 204. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.2 La ciudad de Madrid como ámbito espacial de estudioFortaleza de la actividad emprendedora.Madrid se sitúa como la ciudad más emprendedora de España por ser la quemayor número de empresas crea (INE, 2011), estar en la comunidad autónomaque acoge al 28% de las startups españolas (Iniciador, 2011) y poseer una tasade actividad emprendedora –TEA- superior a la media española (GEM City ofMadrid, 2011)Incipiente ecosistema emprendedorMadrid es la mejor ciudad española para emprender (Merco, 2011) y como dice elInstituto de Empresa en su “Caso Madrid” (IE Business School, 2011), la capitalde España se ha convertido a lo largo de los últimos años en un ecosistemaidóneo para la captación de talento, la creatividad y el emprendimiento porquecuenta con grandes empresas que favorecen la creación, atracción y desarrollode spin-offs y una administración madrileña muy activa en la puesta en marcha deiniciativas de apoyo al talento emprendedor que provee de un marco, tanto fiscalcomo normativo, favorable para la creación de nuevas empresas. Además,continua el “Caso Madrid”, existen numerosas iniciativas y eventos, tanto públicoscomo privados, especialmente diseñados para los emprendedores.Fallo de mercado que justifica la intervención a través de las incubadorasEn Madrid más de la mitad de las empresas mueren a los tres años de sunacimiento (INE, 2011). Además la debilidad de la “nueva economía” en elterritorio, sumada a la falta de dinamismo empresarial, ha llevado a tasas dedesempleo entre los potenciales emprendedores68 en torno al 50% (EPA, 2012).Estas circunstancias junto a los desequilibrios territoriales urbanos, aconsejabanacometer actuaciones de generación, atracción y retención del talentoemprendedor a través de la puesta en marcha de una potente red municipal deincubadoras de empresas.68 En el total de la tasa de actividad emprendedora (TEA), el grupo que presenta un mayor porcentaje de participación encuanto a edad es el de 25-34 años (GEM, 2011).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 203DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 205. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.2 La ciudad de Madrid como ámbito espacial de estudioPrestigio de las incubadoras municipales madrileñas.La red de viveros de Madrid Emprende ha sido seleccionada recientemente comobuena práctica europea. Es full member de EBN desde finales de 2011 y harecibido el premio International Economic Development Council 2009 como mejoriniciativa mundial de apoyo a emprendedores.Tal y como reza el último informe disponible, sus siete centros tienen unaocupación del 100%, con más de 230 empresas incubadas y una facturación en2011 de cerca de 17 millones, que en términos acumulados desde 2008 suponemás de 45 millones. Se han creado en 2011 más de 550 nuevos empleos y porencima de 1100 nuevas empresas.Por último en 2011 se atendieron más de 20.000 planes de empresa en susdiferentes oficinas de información. Cuadro 31: Número de empleos creados por los viveros madrileños 600 500 400 300 empleos creados 200 100 0 2008 2009 2010 2011 Fuente: Madrid Emprende (2012)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 204DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 206. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.2 La ciudad de Madrid como ámbito espacial de estudio Cuadro 32: Emprendedores atendidos por el Ayuntamiento de Madrid 25000 20000 15000 10000 emprendedores atendidos 5000 0 2008 2009 2010 2011 Fuente: Madrid Emprende (2012)Modelo de incubación parangonable a los de más éxito.Las incubadoras madrileñas han sido auditadas en 2010 por EBN obteniendo lacategoría de Centro Europeo de Innovación-BIC y forman parte de la NBIA porcompartir un mismo sistema de gestión de apoyo a los emprendedores. En 2012además Madrid Emprende ha sido seleccionada por la NBIA en sus buenasprácticas de soft-landing.69Alineado en el perfil de cliente con el emprendedor tipo.Los emprendedores incubados en Madrid poseen rasgos muy similares a losnuevos empresarios españoles como atestigua el cruce de los últimos informes dela red de viveros madrileña (Madrid Emprende, 2011) y GEM España (2011).69 Programa específico de incubación para facilitar la llegada de empresas extranjeras a nuevos mercados. (www.nbia.org)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 205DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 207. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.2 La ciudad de Madrid como ámbito espacial de estudioEl perfil típico del emprendedor en Madrid Emprende corresponde a un varón(67%) de nacionalidad española (62%), entre 30 y 45 años.Además los proyectos empresariales dentro de la Red de Viveros de la ciudad deMadrid exhiben una amplia diversidad en cuanto a áreas de actividad, destacandolos servicios a empresas (25%), las TiCs y servicios tecnológicos (17%), lacomunicación y relaciones públicas (11%), los servicios de proximidad (9%) y laarquitectura e ingeniería civil (7%).Respecto a la forma jurídica de las empresas constituidas, prevalece la sociedadlimitada (73%) seguida del empresario individual (23%),la sociedad laboral (3%) yla cooperativa (1%).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 206DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 208. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.2 La ciudad de Madrid como ámbito espacial de estudio Cuadro 33: Perfil de emprendedores en la Ciudad de Madrid Fuente: Madrid Emprende (2011)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 207DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 209. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.2 La ciudad de Madrid como ámbito espacial de estudioTransparencia en la gestión públicaLa política de transparencia en la información del Ayuntamiento de Madrid hapermitido que los datos de las incubadoras municipales en lo que se refiere aempresas, empleos, facturación y gastos estén a disposición pública en la páginaweb de Madrid Emprende70 lo que ha facilitado enormemente la explotación, sintrabas de ningún tipo, de esas fuentes de información.70 www.madridemprende.comMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 208DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 210. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.3 2006-2016 como ámbito temporal de estudio5.3 2006-2016 como ámbito temporal de estudioEn línea con las prescripciones de Low y MacMillan (1988) se ha elegido unperiodo amplio de tiempo para el estudio de las externalidades de lasincubadoras. Diez años permiten eliminar el riesgo de estar mediatizado porfactores coyunturales como sucede con periodos más cortos o con los análisis de“fotografías del momento”.Por otra parte estudios con este marco temporal nos permiten responder a lapetición de los mencionados autores de atender los problemas de desarrollo queafrontan las nuevas empresas.En cualquier caso, merece la pena responder a las dos siguientes cuestiones:¿Por qué se ha elegido el periodo 2006-2016? y ¿por qué 10 años de análisis?En primer lugar se ha aprovechado la existencia desde 2006 a 2011 de datosreales de facturación de las empresas de los viveros y de inversiones ejecutadasen estas infraestructuras.La serie da comienzo en 2006 cuando surgen los primeros gastos en laimplementación de la red de viveros y finaliza en 2016 (a pesar de no disponer dedatos reales desde 2012) porque con este ínterin se consigue que finalice elperiodo de rodaje mínimo (graduar una promoción, es decir tres años) de cadauno de los viveros que se han ido poniendo en funcionamiento en diferentesmomentos (el primero en 2008 y el último en 2011).La respuesta a la segunda pregunta entronca con la necesidad de conseguir unode los importantes efectos que una infraestructura, como una incubadora, tiene através del paso de diferentes clientes cada tres años71. Diez años de estudiopermiten que varias promociones de emprendedores disfruten de todos losviveros del estudio.71 Conforme a la convocatoria municipal y en línea con las buenas prácticas internacionales ya mencionadasMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 209DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 211. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.3 2006-2016 como ámbito temporal de estudioSe ha tenido en cuenta también que para Audretsch y Fritsch (2002) el impacto dela contribución de la creación de empresas en el empleo puede demorarse 10años.Por último el análisis de una década hace posible que se compensen años siningresos en el modelo (los primeros años solo hubo inversiones) con los últimosaños donde los ingresos son mucho mayores que los gastos ya que lasinversiones ya se han ejecutado en los primeros momentos.Finalmente este ámbito temporal de 2006 a 2016 permite seguir lasrecomendaciones de Carree et al. (2007) y hacer un análisis a largo plazo quepermite ser “perseverante” (Velasco y Saiz, 2007) a la hora de estudiar los efectosde las políticas de apoyo a la creación de empresas y los emprendedores.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 210DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 212. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras5.4.1 El origen del ROIEl ROI (return on investment) surge en la literatura económica en el contexto delanálisis de la actividad empresarial. En concreto como uno de los indicadores dela rentabilidad.Siguiendo a Cuervo y Rivero (1986) los límites económicos de toda actividadempresarial son la rentabilidad y la seguridad/riesgo y por tanto en esos dosconceptos está la base del análisis económico-financiero de la empresa.Pero la rentabilidad es un concepto que se aplica a toda acción económica, nosolo a la empresa, en la que se movilizan unos medios, materiales, humanos yfinancieros con el fin de obtener unos resultados. En la literatura económica,aunque el término rentabilidad se utiliza de forma muy variada y son muchas lasaproximaciones doctrinales que inciden en una u otra faceta de la misma, ensentido general se denomina rentabilidad a la medida del rendimiento que en undeterminado periodo de tiempo producen los capitales utilizados en el mismo.Esto supone la comparación entre la renta generada y los medios utilizados paraobtenerla con el fin de permitir la elección entre alternativas o juzgar la eficienciade las acciones realizadas (Sánchez Ballesta, 2002).Aunque cualquier forma de entender los conceptos de resultado e inversióndeterminaría un indicador de rentabilidad, el estudio de la rentabilidad en laempresa para Sánchez Ballesta se puede realizar en dos niveles, en eleconómico y en el financiero.La rentabilidad económica o del activo, relaciona un concepto de resultadoconocido o previsto con la totalidad de los capitales económicos empleados en suobtención. Y la financiera, enfrenta un concepto de resultado con los fondospropios de la empresa, y por tanto representa el rendimiento que corresponde alos mismos.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 211DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 213. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasLa rentabilidad económica va a venir expresada como cociente entre un conceptode resultado y un concepto de capital invertido para obtener ese resultado. Es unamedida, referida a un determinado periodo de tiempo, de la capacidad de losactivos para generar valor y por eso mismo se ha convertido en indicador básicopara juzgar la eficiencia en la gestión empresarial (Sánchez Ballesta, 2002).Por ello esa rentabilidad económica o retorno de la inversión puede expresarsetambién con sus siglas en ingles: ROI y se asocia con la siguiente fórmula: RO I ( t , t + 1 ) = Resultado ( t , t + 1) Inversión ( t , t + 1 )Un proyecto de inversión con un ROI de 2 nos indica que el proyecto restituye dosunidades monetarias (u.m.) por cada unidad invertida. Evidentemente para que unproyecto sea elegido el ratio deberá ser superior a la unidad (Bueno et al., 1994).El ROI también se puede expresar en tanto por cierto con esta formulación: Resultado ( t , t + 1) ROI ( t , t + 1) = × 100 Inversión ( t , t + 1)De modo y manera que una inversión que tiene un ROI del 133% supone unarentabilidad de ese tenor o en otras palabras, la empresa recibe 1,33 u.m. enretornos por cada u.m. que invierte.Como se ha dicho a este cociente también se le ha denominado ROI e inclusoROA (return on assets). Su origen para Sánchez Ballesta se sitúa en los primerosaños del siglo XX, cuando la multinacional Du Pont Company comenzó a utilizarun sistema triangular de ratios para evaluar sus resultados. En la cima del mismose encontraba la rentabilidad económica o ROI y la base estaba compuesta por elmargen sobre ventas y la rotación de los activos.Pero el conocimiento popular del término ROI tiene que ver con su uso ydesarrollo en la última década del siglo pasado en el campo de la evaluación delas acciones de recursos humanos en la empresa. Kirkpatrick (1975) yMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 212DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 214. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasespecialmente Philips (2003) elaboraron una teoría de evaluación de losprogramas de formación corporativa que bautizaron con el término ROI y quetiene aplicación también en los programas públicos de todo tipo.Para Medina (2011) aproximadamente al año se realizan 5.000 estudios del ROIen ese campo, lo que supone más de 2.000 empresas en todo el mundoaplicando el cálculo del ROI para evaluar la rentabilidad de sus programas deformación. La causa radica precisamente en la tendencia global a llevar unseguimiento exhaustivo del valor añadido que proporciona a la empresa cadafunción. La investigadora Medina pone como ejemplo el ROI de 125,11% queobtiene una pyme por implantar un determinado plan de formación, es decir quecada euro que gasta en esa formación le supone un beneficio de más de 25céntimos.En nuestros días el término está disfrutando de otro importante auge debido a sumuy extendida utilización para medir las inversiones publicitarias de las empresasde internet. Por ejemplo el ROI del 400% de la inversión en publicidad de unaconocida empresa española supone obtener retornos que multiplican por cuatro lainversión.72Ha de destacarse también el uso del ROI en el campo de las políticas públicas apesar de la falta de su conocimiento público. Además de las experiencias con lasincubadoras, que se verán más adelante, merece la pena destacar su aplicaciónpara medir la eficiencia de las políticas públicas sociales. En este aspecto esparadigmática la actividad del Estado de Washington en EE.UU. que tiene desde2009 el mandato de su Parlamento de “calcular el return on investment de losgastos públicos dedicados a los programas de prevención e intervención social”(Aos et al., 2011). Pero su trabajo con este ratio viene de mucho antes, comodemuestra que desde 1982 se calcule el ROI del fondo de pensiones del Estadode Washington.72 Dónde los inputs son los gastos de publicidad y los outputs la monetización del número de personas interesadas en losproductos ofertados fruto de esas campañas.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 213DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 215. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasEstos ROI, como veremos en las conclusiones de este capítulo, pretenden mediraspectos que superan lo puramente económico incorporando aspectos sociales,lo que ha llevado a rebautizar el término con expresiones como social return oninvestment (SROI) utilizado en el Reino Unido y promovido por London School ofEconomics o Public ROI en Alemania, puesto en marcha por la multinacionalgermana SAP.5.4.2 La evaluación de las incubadorasLa evaluación de los resultados logrados por las incubadoras es una cuestiónimprescindible. En primer lugar porque son herramientas sufragadasfundamentalmente desde lo público (Comisión Europea, 2002) en un momento derestricciones presupuestarias. Por otro lado, esa misma naturaleza de políticapública, obliga, conforme a una imparable corriente, a contrastar su eficiencia(Nuñez, 2011).García Tabuenca y Maroto (2004) en su recopilación de buenas prácticas deincubación europeas recomiendan precisamente mejorar los mecanismos deevaluación existentes y la Comisión Europea (2010) apuesta por monitorizar ycomparar constantemente los procesos y resultados de los viveros. EDA (1997)propone como prioridad el desarrollo de métodos homologables de medición de laacción de las incubadoras.Para Khalil y Olafsen (2010) sorprende que sean tan escasas estas prácticas yque la gran mayoría de incubadoras no recopilen datos sobre sus resultados, másallá del número de empresas que gradúan. En este sentido Salas (2010)encuentra en esa ausencia de indicadores medibles una de las principaleslimitaciones, como ya se ha visto, del estudio de esta materia.Para Velasco y Saiz (2007) la tarea de evaluación es compleja y eso ha hechoque las metodologías usadas para medir el impacto real de las políticas decreación de empresas hayan sido “difusas, caras y poco fiables”.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 214DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 216. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasEn cualquier caso en la literatura específica sobre el fenómeno de la incubaciónde empresas se han identificado diferentes formas de medir el impacto quepueden agruparse en tres grandes grupos: métodos cuantitativos, cualitativos y decomparación o benchmarking.Cuantitativos: la recopilación de muy diferentes datos vinculados al desarrollo delas incubadoras aparece en las principales guías de gestión de estos centros(EDA, 1997; Comisión Europea, 2002; NBIA, 2007; Comisión Europea 2010).Para Lewis et al. (2011), las incubadoras con inversión pública deberían estarobligadas a coleccionar datos de su gestión para poder monitorizar el impacto delas inversiones públicas. Este autor recomienda los siguientes ratios: puestos detrabajo creados por incubados y graduados73, facturación de incubados ygraduados, número de graduados por año, ratio de supervivencia de graduados oretención de graduados en el territorio. En Europa (Comisión Europea, 2002) seincluyen también otra serie de datos más concretos y vinculados a los procesosde gestión del vivero como el número de planes de negocios atendidos, laspersonas que han participado en los eventos promovidos o los ingresos obtenidosy el coste anual de mantenimiento de la incubadora.Estas tareas han sido definidas por la UNCTAD (2004) como “programas deinformación” y no solo permiten la evaluación sino que ayudan a la legitimación deestas políticas y del valor socio-económico de los emprendedores.Por otro lado, conforme se ha intensificado la comunicación de los resultados delos viveros y paralelamente las demandas de eficiencia en el uso de fondospúblicos cobraban importancia, ha aparecido una nueva tendencia que es elanálisis coste-beneficio en la cual se entronca el ROI como veremos másadelante.Comparativos o de benchmarking: la difusión de esa información cuantitativa porlas más importantes incubadoras ha permitido que numerosos centros hayanadaptado de modo homogéneo esas prácticas de manera que se ha facilitadoenormemente la comparación entre ellos. En Estados Unidos y Europa se han73 Para conocer la definición de graduado y otros términos vinculados a las incubadoras véase apartado 5.4.4.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 215DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 217. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasgeneralizado estas comparaciones. Por ejemplo entre incubadoras financiadaspor el Gobierno Federal y las que no (EDA, 1997) o entre viveros americanos yeuropeos (Comisión Europea, 2002) o entre los BICs europeos (ComisiónEuropea, 2010) y entre los propios españoles (ANCES, 2011).Cualitativos: el uso de encuestas que valoren la actuación de los viveros deempresas es también una tendencia en crecimiento a la hora de evaluar suactividad. El GEM ha usado esta práctica precisamente para conocer el grado desatisfacción de los emprendedores con las más importantes políticas públicas deimpulso (GEM España, 2011). En España recientemente García Tabuenca et al.(2008) en su análisis de determinantes de la actividad emprendedora tambiénpreguntan por la valoración de estas políticas públicas.Por último, Madrid Emprende (2010) evaluó todos sus viveros de empresamediante una encuesta cualitativa y cuantitativa en la que se puso de manifiestola satisfación de los emprendedores con los servicios de los viveros, dándoseimportancia especialmente a los “intangibles” frente a las facilidades físicas queofrecen las incubadoras. Los alojados en estos centros pusieron en valor ladisminución de las “dudas e incertidumbres” asociadas al inicio de una carreraempresarial.Tanto en Europa como en Estados Unidos se ha usado esta técnica paraencuestar a los alojados, graduados y otros agentes involucrados en las tareas dela incubación sobre muy diferentes cuestiones como las razones para instalarseen un vivero o los servicios y personal más valorados del centro así como lapercepción externa de la incubadora.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 216DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 218. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras5.4.3 El ROI y las incubadorasEl análisis coste-beneficio, como se ha visto, es una de las técnicas para evaluarlas externalidades de las incubadoras y además nos permite aproximarnos al ROI.La clave en estos estudios es monetizar los resultados (beneficio) de lasincubadoras para poder ponerlos en contraste con los gastos de su puesta enfuncionamiento (coste).Marckley y McNamara (1995) usan los ingresos fiscales locales comoconsecuencia monetizada de la actividad de incubación.Otras evaluaciones como la de la EDA (1997) o la Comisión Europea (2002)obtienen ese valor monetario mediante el cociente entre los gastos incurridos porla incubadora y los puestos de trabajo creados para así conocer el coste de cadanuevo empleo.Comisión Europea (2010) propone toda una serie de ratios coste-beneficio entrelos que, además del que acabamos de citar, incorpora el número de empresascreadas por cada 100.000 euros de inversión pública recibida por el vivero. Cuadro 34: Ratios coste-beneficio de evaluación de viveros Fuente: Comisión Europea (2010)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 217DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 219. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasA su vez, la NBIA (2007), entre los diez índices de evaluación que sugiere, incluyeel ratio resultante de comparar las subvenciones recibidas por el vivero y elnumero de incubados y graduados, es decir cuánto le cuesta al presupuestopúblico cada usuario. Monkman (2010) lo explica así “para comprobar si lasincubadoras con financiación pública están alcanzando sus objetivos hay queimplementar formas de monitorizar el retorno de la inversión pública por ejemplo através del coste público de los puestos de trabajo creados gracias a laincubadora”. Pero el presidente de la NBIA también añade “o mediante losimpuestos pagados por los empresas incubadas y sus empleados”.Ese último argumento es nuestra opción en este trabajo de investigación, elcálculo de un ratio que compare ingresos fiscales y gastos públicos de lasincubadoras. Esta herramienta ya ha sido usada en otros estudios como el citadode Marckley y MacNamara (1995) o Battelle (1995) o el conocido de EDA (1997).Estos trabajos ofrecen para incubadoras norteamericanas ratios de retorno de susgastos públicos a través de ingresos fiscales. Los autores denominan al cálculoROI (return on investement) que es, como ya se ha visto, el acrónimo en inglés deun método muy conocido de valoración de la rentabilidad en el análisiseconómico-financiero.Las cifras resultantes de estos estudios son dispares, desde un retorno de apenasun poco más de un dólar (1.21 USD) por dólar invertido, pasando por un 7 a 1 yllegando incluso a mas de 150 dólares de retorno por dólar invertido, como sepone de manifiesto en el siguiente cuadro:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 218DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 220. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Cuadro 35: Comparación de ROIs en incubadoras americanas Fuente: Lewis et al. (2011)En el estudio que Molnar et al. realizan para EDA (1997), se usa una muestra decuatro incubadoras de diferentes localidades de los Estados Unidos y 23empresas, estimándose un ROI de 5 dólares de retorno en ingresos fiscaleslocales por cada uno invertido en el mantenimiento de esos centros en el año1996.NBIA (2007) propone como buena práctica un vivero de Georgia (EE.UU.) con unretorno de más de 6 veces la inversión recibida por el Estado.Además Monkman (2010), para demostrar el impacto económico de lasincubadoras de la NBIA, descubrió que cada dólar público invertido enincubadoras genera aproximadamente 30 dólares en impuestos locales.En cambio, la Comisión Europea (2002) no incluye el ROI en su selección deindicadores aunque su socio malagueño BIC Euronova calcula el ROI desde sufundación en 1993 con la sorprendente cifra de 143 euros por cada uno de dineropúblico invertido.74 El resto de BICs agrupados en ANCES no calculan esteindicador y finalmente ninguna de las dos redes españolas de viveros de74 El CEEI de Valencia en 2012 con motivo de su 25 aniversario ha comunicado un retorno para las administracionespúblicas de 14 euros por cada euro invertido.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 219DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 221. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasempresas: AVIE75 o INCYDE76, usan medición de retorno en términos fiscales dela inversión pública.Los resultados tan diferentes tienen su causa en la ausencia de un criterio únicosobre cómo calcular el ROI de un vivero. Por ejemplo en los ROI que acabamosde conocer se contabilizan solo los ingresos fiscales generados por los incubadosen algunos casos y en otros sí se incluyen también los de los graduados. A su vezalgunos ROI como los americanos solo incluyen ingresos fiscales a nivel localfrente a los que incorporan todos los impuestos pagados por los emprendedores ypor el propio vivero. Otros solo incorporan como gastos la inversión (en términosde contabilidad) y desprecian los gastos de mantenimiento anuales. Muchos usanmultiplicadores de los inputs que permiten obtener sorprendentes resultados. Y enla mayoría se desconoce el periodo de cálculo total de ese ROI.Por otra parte ha de recordarse que el ROI frente a otros criterios de valoración deinversiones como el VAN77 o el TIR78 no considera el valor del tiempo ni tampocola inflación. Este método agrega los fondos sin tener en cuenta el momento enque se obtuvieron (Bueno et al., 1994).Estas debilidades y la disparidad de cifras que acabamos de ver exigenhomologar un modelo de cálculo del ROI pero también explicar las razones porlas cuales este trabajo de investigación opta por esta herramienta de evaluación apesar de lo anterior.Conviene, para ello, recordar que el propósito de esta tesis doctoral es darrespuesta a la cuestión de si es posible mantener, desde el erario público, en unacoyuntura de ajustes presupuestarios, las políticas públicas de apoyo aemprendedores, a causa de sus externalidades positivas.Sobre dos elementos de este propósito: erario público y los impactos positivos delemprendimiento, se formulan las ventajas del uso del ROI:75 AVIE es la asociación española de viveros e incubadoras de empresa.76 INCYDE (www.incyde.org) es el instituto cameral para la creación y desarrollo de empresas, bajo su tutela hay más de80 viveros de empresas en el conjunto de España.77 Es el acrónimo de valor actual neto y es un método de valoración de inversiones que actualiza todos los flujos de cajaesperados (Bueno et al., 1994).78 Es el acrónimo de la tasa interna de rendimiento y es aquel tipo de actualización que hace igual a 0 el VAN (Bueno et al.,1994).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 220DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 222. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasErario público. El impacto en la hacienda de estas políticas tradicionalmente hasido estudiado únicamente por el lado del gasto obviándose la parte de losingresos. El ROI permite incorporar ambas caras de la misma moneda en sufórmula: los costes públicos de las incubadoras y los ingresos, vía impuestos, quegeneran. La consecuencia es el uso de datos homogéneos y fácilmentecoleccionables para el sector público y para los gestores de incubadorasExternalidad positiva. Los efectos causados en la economía por losemprendedores han sido ya estudiados en este trabajo. Innovación, nuevosempleos o cohesión social son conceptos difíciles de monetizar. Sin embargoalgunos otros como la generación de actividad económica por las nuevasempresas tienen una conversión inmediata en el ROI. Por ejemplo una forma demedir en términos monetarios ese crecimiento de la producción causado por lasnuevas empresas es mediante los ingresos fiscales que se generan fruto de losimpuestos indirectos, directos u otros que con su actividad provocan. Este efectoen los ingresos fiscales ha sido demostrado en President´s Commission Report(1984) y por Perry y Rosen (2004). El ROI incorpora por tanto las externalidadesde la actividad emprendedora de un modo sencillo y veraz.Para Bueno et al. (1994) ratios como el ROI son muy usados por las empresaspor su sencillez y el profesor Sánchez Ballesta (2002) considera que es un“indicador básico para juzgar la eficiencia en la gestión empresarial, pues esprecisamente el comportamiento de los activos, con independencia de sufinanciación, el que determina con carácter general que una empresa sea o norentable en términos económicos”.Además, el ROI cumple tres condiciones que Sánchez Ballesta (2002) establecepara que un ratio de este tipo tenga significado, a saber: 1. Las magnitudes del indicador han de ser susceptibles de expresarse en forma monetaria. 2. Debe existir, en la medida de lo posible, una relación causal entre los recursos o inversión considerados como denominador y el excedente o resultado al que han de ser enfrentados.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 221DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 223. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras 3. Por otra parte, también es necesario definir un periodo de tiempo suficientemente amplio para la medición pues en el caso de breves espacios se suele incurrir en errores debido a una periodificación incorrecta.El uso del ROI también da respuesta a la queja ya mencionada de Velasco y Saiz(2007) respecto de las metodologías usadas en las evaluaciones de las políticasde creación de empresas. Los autores, después de analizar las escasasexperiencias conocidas, las desestiman por “difusas, caras y poco fiables”. Encambio el ROI es un método que usa datos homogéneos en su cálculo: ingresos ygastos públicos generados por una incubadora y sus empresas; es muy barato deobtener y con un alto grado de fiabilidad, puesto que sus fuentes son lasestadísticas del propio vivero.Por último podemos resaltar la motivación de rellenar el vacío que existe enEuropa y en nuestro país respecto al escaso uso de ratios de rentabilidad en laevaluación de las incubadoras. Las escasas experiencias de este tipo handespreciado el contraste de inversión pública y su retorno en favor de otrosoutputs mucho más “pobres” como los beneficios o pérdidas anuales en lascuentas del vivero que no tienen en cuenta las inversiones públicas previas sinosimplemente los ingresos y gastos anuales.En Estados Unidos Marckley y McNamara (1995), después de revisar la literaturade la evaluación de incubadoras, destacan que todas ellas olvidan el efecto queesa infraestructura induce en la comunidad en la que se ubica. Razón por la cualen su análisis introducen los ingresos fiscales como input.Por todo lo anterior, el mero hecho de que el ROI mida el impacto de losdesembolsos públicos supone un avance respecto a la tendencia de estos añosen el que era obviado en los informes de resultados de la actuación del vivero.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 222DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 224. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras5.4.4 Formulación del modelo de ROIPara formular el método de cálculo del ROI de las incubadoras madrileñas espreciso previamente conocer cierta información respecto a la red de viveros deempresas de la ciudad de Madrid y definir algunos conceptos que se utilizaránposteriormente.Red de viveros de empresa de la ciudad de Madrid:Está red ha sido promovida y sufragada por el Ayuntamiento de Madrid a travésde su organismo autónomo “Madrid Emprende. Agencia de DesarrolloEconómico”.Está compuesta por siete incubadoras situadas en distritos periféricos de laciudad de Madrid. Los viveros se fueron poniendo en marcha en diferentesmomentos, el primero en 2008 y el último en 2011. Los centros de los distritos deSan Blas, Vicálvaro, Villaverde, Vallecas, Carabanchel y Moratalaz sonincubadoras en las que los clientes pagan un precio público y el del distrito deLatina funciona en régimen de coworking, sin pago alguno por losemprendedores. Este último no se ha incluido en el modelo subsiguiente por susespeciales características que desvirtuarían los resultados.79Los viveros no cuentan entre su personal con trabajadores municipales sino queson gestionados por entidades independientes fruto de un concurso público. Cadavivero cuenta con un director y un número de asesores variable en función deltamaño del vivero pero en línea con las buenas prácticas nacionales (ANCES,2011).El método de gestión del conocimiento en los viveros de empresas sigue lasbuenas prácticas de la NBIA, asociación de la que es miembro Madrid Emprende.Madrid Emprende cuenta con 57 trabajadores que permiten cumplir con losdiferentes objetivos de la agencia en cuatro frentes: emprendedores, innovación,industria e internacionalización.79 Recientemente se han implementado en todos los viveros salas de coworking y preincubación para emprendedores enlas cuales como se ha dicho para Latina no se cobra por su usoMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 223DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 225. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Cuadro 36: Mapa de la Red de Viveros de Madrid Fuente: Madrid Emprende (2011)Gastos de inversión: son aquellos desembolsos realizados por el Ayuntamiento enla construcción de los edificios de las incubadoras (proyecto, dirección facultativay obra) y su equipamiento (mobiliario fundamentalmente). En los casos en los queel edificio ya estaba construido se ha considerado el valor neto contable. No se haincluido en el cálculo el valor del suelo al no haberse satisfecho cantidad algunapor él, puesto que formaba parte del patrimonio municipal.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 224DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 226. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasGastos de mantenimiento: es el importe resultante de los diferentes contratosanuales de limpieza, seguridad, suministros varios y gestión de cada una de lasincubadoras.Empresas incubadas: son las empresas que están alojadas en los despachos delos viveros durante un máximo de tres años y pagan un precio público por ello. Enningún caso puede superarse la estancia de tres años en el vivero pero en cambiolos incubados pueden abandonar en cualquier momento el despacho.Empresas graduadas: aquellas empresas que han concluido satisfactoriamente elperiodo de incubación de tres años en el vivero y continúan su actividad fuera deeste.Ingresos públicos: comprenden los ingresos fiscales y de seguridad socialderivados de la actividad de las empresas incubadas y graduadas de la red deviveros. También los ingresos fiscales y de seguridad social del personal quetrabaja en o para los viveros de empresa, es decir los técnicos de los propiosviveros y el personal del Ayuntamiento que da servicio a estos centros. Por últimose incluyen los precios públicos recaudados cada año.Facturación de las empresas: cifra de ventas anuales comunicada por lasempresas a los gestores de los viveros.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 225DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 227. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasCALCULO DEL ROIEl ROI como acabamos de comprobar surge de esta fórmula general: Resultados ROI = × 100 InversiónAl aplicarse, en sentido estricto, esta fórmula a las incubadoras de empresa losresultados pasan a ser una de las externalidades de la actividad emprendedora:los ingresos fiscales, que se pondrán en contraste con la inversión efectuada porel sector público. Esto permite obtener una nueva expresión: Ingresos Fiscales ROI stricto sensu = × 100 Inversión PúblicaPor ejemplo el ROI de 1.21 dólares de la incubadora de Milltown estudiada porMarkley y McNamara (1995) significaría que por cada dólar público en los últimossiete años se han obtenido 1.21 dólares de impuestos. La inversión estatal hatenido por tanto una rentabilidad del 121%.No obstante y teniendo en cuenta el uso del ROI como herramienta evaluadora delas ayudas públicas y dado que el propio sentido del ROI, como hemos visto,“relaciona un concepto de resultado con la totalidad de los capitales económicosempleados en su obtención” calcularemos también un ROI denominado ampliadofrente al ROI stricto sensu en el que solo se incluyen las inversiones. En estenuevo ratio se incluirán en el denominador no solo las inversiones sino tambiénlos gastos de mantenimiento de las incubadoras, es decir todos los desembolsospúblicos que sufragan las incubadoras. Ingresos Fiscales 08 ROI ampliado = × 100 Gastos PúblicosSobre esta última fórmula pasemos a explicar los diferentes componentes ennuestro modelo de ROI para las incubadoras, por un lado en el numerador, los80 En el resto del trabajo al referirnos a este indicador se usará solo el término ROI en lugar de ROI ampliado.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 226DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 228. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasingresos fiscales que inducen los seis viveros en esos diez años y por otro eldenominador, con los gastos públicos totales del periodo en la red: Ingresos Fiscales = Ingresos Totales ROI = × 100 Gastos Públicos = Gastos Totales Ingresos Totales ( IT ( t , t ) + 10 ) ROI ( t , t + 10 ) = × 100 Gastos Totales ( GT ( t , t + 10 ) )• Donde t = 2006 Es el primer año del modelo i = 1, 2, 3, 4, 5, y 6 Son el número de viveros del modelo• Donde IT ( t , t + 10) = Sumatorio de los Ingresos para cada uno de los 6 viveros durante los años 2006 a 2016.IT ( t , t + 10) = I1( t , t + 10) + I 2 ( t , t + 10) + I 3 ( t , t + 10) + I 4 ( t , t + 10 ) + I 5 ( t , t + 10) + I 6 ( t, t + 10)IT ( t , t + 10 ) = ∑ I i ( t , t + 10 )• Donde GT ( t , t + 10 ) = Sumatorio de los Gastos para cada uno de los 6 viveros durante los años 2006 a 20106GT ( t , t + 10) = G1( t, t + 10) + G2 ( t, t + 10) + G3( t , t + 10) + G4 ( t, t + 10) + G5 ( t, t + 10) + G6 ( t , t + 10)GT ( t , t + 10 ) = ∑ G i ( t , t + 10 )MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 227DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 229. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasIngresos TotalesLos Ingresos de cada vivero a su vez proceden de la suma de los precios públicosque el Ayuntamiento cobra cada ejercicio a cada incubado por disfrutar durantetres años de un despacho en un vivero más los ingresos fiscales quefundamentalmente sufragan las empresas de la incubadora. IT ( t , t + 10 ) = ∑ I i ( t , t + 10 )• Donde t = 2006 Es el primer año del modelo i = 1, 2, 3, 4, 5, y 6 Son el número de viveros del modelo I i ( t , t + 10 ) = ∑ PreciosPúblicos ( PP i ( t , t + 10 ) ) + ∑ IngresosFiscales ( IF i ( t, t + 10 ) )Los precios públicos ingresados en la hacienda municipal por cada uno de lasempresas incubadas son conocidos hasta 2012 a través de los estados deejecución de los presupuestos anuales. A partir de esa fecha se han incluido lasprevisiones presupuestarias de Madrid Emprende para este concepto.Los ingresos fiscales provienen de dos vías en este modelo. Aquellos queproceden de los impuestos y seguros sociales pagados por los técnicos de losviveros y los del personal de Madrid Emprende que trabaja para las incubadoras.Y por otro lado los ingresos fiscales que los emprendedores de los viverosgeneran directamente con su actividad.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 228DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 230. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras IT ( t, t + 10) = ∑ I i ( t, t + 10)Donde t = 2006 Es el primer año del modelo i = 1, 2, 3, 4, 5, y 6 Son el número de viveros del modelo I i ( t , t + 10 ) = ∑ PreciosPúblicos ( PP i ( t , t + 10) ) + ∑ IngresosFiscales ( IF i ( t, t + 10))• Donde IF i ( t , t + 10 ) = ∑ IngresosFiscalesTécnicos ( IFT i ( t , t + 10 ) ) + ∑ IngresosFiscalesEmprendedores ( IFE i ( t , t + 10) )• Donde IFT i ( t , t + 10 ) = ∑ IngresosFiscalesDeTécnicosDeViveros i ( t , t + 10 ) + ∑ IngresosFiscalesDeTécnicosDeMadridEmprende i ( t , t + 10)Empezaremos por el cálculo de los ingresos fiscales de los emprendedores delvivero que incluyen los que provienen no solo de las empresas que estánincubadas sino, siguiendo las recomendaciones de NBIA (2007), también de lasempresas graduadas.Para calcular los impuestos que pagan esas empresas se toma como base sufacturación. Únicamente se imputarán al modelo la facturación que ha sidopropiciada por la actuación de la red de viveros, esto es, excluyendo aquella queMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 229DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 231. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoraspodría haberse desarrollado al margen de la misma81. Dicho de otro modo solo seincorporan al modelo los datos de las empresas que sobreviven por la ayuda delos viveros dejando fuera a aquellas que hubiesen sobrevivido con o sin ayudapública. Para ello si tenemos en cuenta que según el INE (2011) el 56 % de lasempresas mueren a los 3 años de vida y en los viveros de Madrid Emprende trasesos tres años sobreviven un 95% de empresas podemos colegir que un 39% delas empresas de la red viven gracias a estas incubadoras. Por ello soloimputaremos un 39% de la facturación como mérito de los viveros madrileños. IT ( t, t +10) = ∑ I i ( t, t +10)• Donde t = 2006 Es el primer año del modelo i = 1, 2, 3, 4, 5, y 6 Son el número de viveros del modelo• Donde I i ( t , t + 10 ) = ∑ PreciosPúblicos ( PP i ( t , t + 10 ) ) + ∑ IngresosFiscales ( IF i ( t , t + 10))• Donde IF i ( t , t + 10 ) = ∑ IngresosFiscalesTécnicos ( IFT i ( t , t + 10 ) ) + ∑ IngresosFiscalesEmprendedores ( IFE i ( t , t + 10 ) )• Donde IFT i ( t, t + 10) = ∑ IngresosFiscalesDeTécnicosDeViveros i ( t , t + 10) + ∑ IngresosFiscalesDeTécnicosDeMadridEmprende i ( t, t + 10)81 Este argumento es coincidente con una de las tres metodologías que usa RESI (2001) para evaluar el impacto de seisincubadoras de Maryland (USA).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 230DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 232. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras• Donde IFE i ( t , t + 10 ) = 0.39 x∑ IngresosImputados ( II i ( t , t + 10) )• Donde 0.39 es el índice de imputación de éxito de las incubadorasA su vez de la facturación de cada empresa una importante parte vuelve al sectorpúblico puesto que los emprendedores pagan seguridad social e impuestosvariados. Para conocer esa cifra exacta se ha usado el dato de presión fiscal enEspaña (Instituto Juan de Mariana, 2010) sobre el conjunto de los bienes yservicios finales que es un 30%. Además mediante los datos ofrecidos por laAgencia Tributaria (AEAT), la Seguridad Social (INSS) y la propia informacióndisponible de las cuentas de los emprendedores incubados se ha contrastado eseporcentaje llegando a una cifra muy similar, como se pone de manifiesto en lasiguiente tabla82: Tabla 1: Estimación de la facturación de los emprendedores que retorna en ingresos fiscales Tributación directa - Impuesto de Sociedades 2,6% - IRPF Empresarios autónomos Seguridad Social - RETA - Cuota patronal 7,8% - Cuota obrera Tributación indirecta - IVA 18,0% TOTAL % sobre facturación 28,4% Fuente: Elaboración propia82 El detalle de los calculos concretos está explicado en Anexo 1MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 231DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 233. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasContrastada la congruencia de la cifra del 30% de carga fiscal sobre la producciónde bienes y servicios que aporta el Instituto Juan de Mariana con la estimaciónrealizada en la Red de Viveros, se utilizará aquella como tasa de retorno para elerario público en relación con la facturación de las empresas incubadas ygraduadas. IT ( t, t +10) = ∑ I i ( t, t +10)• Donde t = 2006 i = 1, 2, 3, 4, 5, y 6• Donde I i ( t , t + 10 ) = ∑ PreciosPúblicos ( PP i ( t , t + 10 ) ) + ∑ IngresosFiscales ( IF i ( t, t + 10) )• Donde IF i ( t , t + 10 ) = ∑ IngresosFiscalesTécnicos ( IFT i ( t , t + 10 ) ) + ∑ IngresosFiscalesEmprendedores ( IFE i ( t , t + 10 ) )• Donde IFT i ( t , t + 10 ) = ∑ IngresosFiscalesDeTécnicosDeViveros i ( t , t + 10 ) + ∑ IngresosFiscalesDeTécnicosDeMadridEmprende i ( t , t + 10)• Donde IFE i ( t , t + 10 ) = 0.39 x∑ IngresosImputados ( II i ( t , t + 10 ) )• Donde 0.39 es el índice de imputación de éxito de las incubadoras• Donde II i ( t , t + 10 ) = 0.3 x ∑ Facturación ( F i ( t , t + 10 ) )• Donde 0.3 es la parte de la facturación que va a ingresos fiscalesMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 232DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 234. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasLlegados a este punto surge un problema porque solo se conoce la facturación delas empresas incubadas y graduadas hasta 2011 y habrá que estimar eseconcepto hasta 2016. Debido a las diferentes particularidades de los incubados ygraduados se han usado dos diferentes métodos de estimación para cadacolectivo.Los datos reales de facturación de las empresas incubadas de los que se disponeson los siguientes: Tabla 2: Facturación real incubados red de viveros de Madrid Emprende (FR) PTE. SAN BLAS VICÁLVARO VILLAVERDE CARABAN. MORATALAZ TOTAL VALLECAS 2008 751.854 € 2.495.316 € - - - - 3.247.170 € 2009 1.240.440 € 2.796.622 € 93.366 € 3.398.000 € - - 7.621.607 € 2010 1.329.134 € 4.042.210 € 344.922 € 3.643.031 € 4.050.350 € - 13.409.647 € 2011 1.310.130 € 4.821.303 € 452.605 € 5.411.979 € 4.536.075€ 258.553 € 16.790.644 € Fuente: Madrid Emprende (2012)Para conocer la facturación futura de las empresas incubadas se han usadoestimaciones conforme a tendencias de crecimiento contrastadas en la propia redde viveros madrileña en años anteriores. Es decir, la evaluación de la facturaciónde las sucesivas promociones de empresas incubadas en cada vivero será igual ala que tuvo la primera promoción, esto es, las cifras de negocio registradas encada uno de los centros durante los tres primeros años se repetirán en el futuroen series de tres.No obstante, se han de hacer dos precisiones:1. Los viveros de Carabanchel y Moratalaz entraron en servicio en 2010 y 2011respectivamente, por lo que no existen datos reales correspondientes a la seriecompleta de 3 años. Para estimar la evolución de la facturación de sus empresasse ha usado el crecimiento medio de la facturación de las de aquellos viverossobre los que sí existen datos:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 233DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 235. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras - Crecimiento medio año 1-2: 16,4% (San Blas, Vicálvaro, Villaverde, Puente de Vallecas y Carabanchel) - Crecimiento medio año 2-3: 40.0% (San Blas, Vicálvaro, Villaverde y Puente de Vallecas)2. En el caso de los viveros de San Blas y Vicálvaro, centros para los que ya sedispone de datos reales del año 1 de la segunda promoción, se ha actualizado enbase a dichos datos la evolución de la facturación de las empresas a partir de2011, utilizando para ello el crecimiento medio de la facturación de la red. Esdecir, la facturación del cuarto año de actividad no se corresponderá con lafacturación del primer año, sino que será la facturación efectiva obtenida por lasempresas durante ese ejercicio, procediéndose a utilizar esta como base paracalcular la evolución de los dos años siguientes de la segunda y sucesivaspromociones.Por consiguiente, el esquema utilizado para estimar la evolución de la facturaciónprevista de las empresas incubadas se correspondería con esta tabla: Tabla 3: Evolución prevista de la facturación SAN BLAS VICÁLVARO VILLAVERDE PTE. VALLECAS CARABAN. MORATALAZ 2008 Año 1 Año 1 - - - - 2009 Año 2 Año 2 Año 1 Año 1 - - 2010 Año 3 Año 3 Año 2 Año 2 Año 1 - 2011 Año 1’ Año 1’ Año 3 Año 3 Año 2 Año 1 2012p Año 2’ Año 2’ Año 1 Año 1 Año 3 Año 2 2013p Año 3’ Año 3’ Año 2 Año 2 Año 1 Año 3 2014p Año 1’ Año 1’ Año 3 Año 3 Año 2 Año 1 2015p Año 2’ Año 2’ Año 1 Año 1 Año 3 Año 2 2016p Año 3’ Año 3’ Año 2 Año 2 Año 1 Año 3 Fuente: Elaboración propiaAplicándose el esquema anterior a los datos reales, el resultado sería daría lugara una facturación de las empresas incubadas en todo el periodo de estudioconforme a la siguiente tabla:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 234DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 236. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Tabla 4: Facturación empresas incubadas PTE. SAN BLAS VICÁLVARO VILLAVERDE CARABAN. MORATALAZ TOTAL VALLECAS 2008 751.854 € 2.495.316 € - - - - 3.247.170 € 2009 1.240.440 € 2.796.622 € 93.366 € 3.398.000 € - 7.621.607 € 2010 1.329.134 € 4.042.210 € 344.922 € 3.643.031 € 4.050.350 € - 13.409.647 € 2011 1.310.130 € 4.821.303 € 452.605 € 5.411.979 € 4.536.075 € 258.553 € 16.790.644 € 2012p 1.525.335 € 5.613.260 € 93.366 € 3.398.000 € 5.281.179 € 301.023 € 16.212.162 € 2013p 2.135.641 € 7.859.198 € 344.922 € 3.643.031 € 4.050.350 € 421.466 € 18.454.607 € 2014p 1.310.130 € 4.821.303 € 452.605 € 5.411.979 € 4.536.075 € 258.553 € 16.790.644 € 2015p 1.525.335 € 5.613.260 € 93.366 € 3.398.000 € 5.281.179 € 301.023 € 16.212.162 € 2016p 2.135.641 € 7.859.198 € 344.922 € 3.643.031 € 4.050.350 € 421.466 € 18.454.607 € TOTAL 11.127.999 € 38.062.471 € 1.875.152 € 28.304.020 € 27.735.208 € 1.540.617 € 127.100.074 € Fuente: Elaboración propiaEn cambio, para conocer la facturación de las empresas graduadas a partir de2011, que es cuando salen las primeras promociones, se ha usado otro método alser consideradas ya “empresas consolidadas” en la terminología de GEM83. Portanto, después de su paso por el vivero al ser ya “empresas normales” se les haaplicado al último año conocido, el crecimiento de facturación que aporta laAgencia Estatal Tributaria (AEAT). Así las empresas graduadas registran en estemodelo un crecimiento anual en su facturación del 5,4% (crecimiento medio anualde la producción de las empresas de reducida dimensión con base imponiblepositiva en el impuesto de sociedades en el periodo 2006-2007 conforme a datosde la AEAT).Bajo esas premisas, la evolución de la facturación prevista de las empresasgraduadas se correspondería con esta tabla:83 GEM las considera así cuando superan los 3.5 años de vida, en el caso de las empresas gradudadas de los viveros deMadrid Emprende se supone que lo serán puesto que el periodo de incubación es de tres años.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 235DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 237. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Tabla 5: Facturación empresas graduadas PTE. SAN BLAS VICÁLVARO VILLAVERDE CARABAN. MORATALAZ TOTAL VALLECAS 2008 - - - - - - - 2009 - - - - - - - 2010 - - - - - - - 2011 1.400.907 € 4.260.489 € - - - - 5.661.397 € 2012p 1.476.556 € 4.490.556 € 477.046 € 5.704.226 € - - 12.148.384 € 2013p 1.556.290 € 4.733.046 € 502.806 € 6.012.254 € 5.566.363 € - 18.370.759 € 2014p 3.891.295 € 13.272.225 € 529.958 € 6.336.916 € 5.866.947 € 444.225 € 30.341.565 € 2015p 4.101.425 € 13.988.925 € 1.035.621 € 12.383.335 € 6.183.762 € 468.213 € 38.161.281 € 2016p 4.322.902 € 14.744.327 € 1.091.544 € 19.064.290 € 12.084.048 € 493.497 € 51.800.608 € TOTAL 16.749.376 € 55.489.567 € 3.636.974 € 49.501.021 € 29.701.119 € 1.405.936 € 156.483.993 € Fuente: Elaboración propiaLo que aplicado a nuestras fórmulas da el siguiente proceso: IT ( t , t + 10) = ∑ I i ( t , t + 10)• Donde t = 2006 Es el primer año del modelo i = 1, 2, 3, 4, 5, y 6 Son el número de viveros del modelo• Donde I i ( t , t + 10 ) = ∑ PreciosPúblicos ( PP i ( t , t + 10 ) ) + ∑ IngresosFiscales ( IF i ( t, t + 10 ) )• Donde IF i ( t , t + 10 ) = ∑ IngresosFiscalesTécnicos ( IFT i ( t , t + 10 ) ) + ∑ IngresosFiscalesEmprendedores ( IFE i ( t , t + 10 ) )MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 236DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 238. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras• Donde IFT i ( t , t + 10 ) = ∑ IngresosFiscalesDeTécnicosDeViveros i ( t , t + 10 ) + ∑ IngresosFiscalesDeTécnicosDeMadridEmprende i ( t , t + 10)• Donde IFE i ( t, t +10) = 0.39x∑ IngresosImputados ( II i ( t, t +10) )• Donde 0.39 es el índice de imputación de éxito de las incubadoras• Donde II i ( t, t + 10) = 0.3x∑ Facturación ( F i ( t, t + 10) )• Donde 0.3 es la parte de la facturación que va a ingresos fiscales• Donde F i ( t , t + 10 ) = ∑ FacturaciónReal ( FR i ( t , t + 5) ) + ∑ FacturaciónEstimada ( FE i ( t + 6, t + 10) )• Donde FE i ( t + 6, t + 10 ) = ∑ FEincubados i ( t + 6, t + 10 ) + ∑ FEgraduados i ( t + 6, t + 10)Dando lugar a los siguientes datos acumulado de la facturación de las empresasgraduadas e incubadas:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 237DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 239. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Tabla 6: Facturación empresas incubadas y graduadas (F i) SAN BLAS VICÁLVARO VILLAVERDE PTE. VALLECAS CARABAN. MORATALAZ TOTAL 2008 751.854 € 2.495.316 € - - - - 3.247.170 € 2009 1.240.440 € 2.796.622 € 93.366 € 3.398.000 € - - 7.621.607 € 2010 1.329.134 € 4.042.210 € 344.922 € 3.643.031 € 4.050.350 € - 13.409.647 € 2011 2.711.037 € 9.081.792 € 452.605 € 5.411.979 € 4.536.075 € 258.553 € 22.452.041 € 2012p 3.001.891 € 10.103.815 € 570.412 € 9.102.226 € 5.281.179 € 301.023 € 28.360.546 € 2013p 3.691.931 € 12.592.243 € 847.728 € 9.655.285 € 9.616.713 € 421.466 € 36.825.367 € 2014p 5.201.425 € 18.093.527 € 982.562 € 11.748.895 € 10.403.021 € 702.778 € 47.132.210 € 2015p 5.626.760 € 19.602.184 € 1.128.987 € 15.781.335 € 11.464.941 € 769.236 € 54.373.444 € 2016p 6.458.543 € 22.603.524 € 1.436.466 € 22.707.321 € 16.134.398 € 914.963 € 70.255.215 € TOTAL 27.877.375 € 93.552.037 € 5.512.126 € 77.805.042 € 57.436.327 € 2.946.553 € 283.584.068 € Fuente: Elaboración propiaEsa facturación atribuida al éxito de Madrid Emprende (después de aplicar elcoeficiente 0.39) como hemos visto sería: Tabla 7: Facturación de las empresas atribuida al efecto de las incubadoras PTE. SAN BLAS VICÁLVARO VILLAVERDE CARABAN. MORATALAZ TOTAL VALLECAS 2008 225.556 € 748.595 € 0 0 0 0 974.151 € 2009 372.132 € 838.987 € 28.010 € 1.019.400 € 27.954 € 0 2.286.482 € 2010 398.740 € 1.212.663 € 103.477 € 1.092.909 € 1.215.105 € 0 4.022.894 € 2011 813.311 € 2.724.538 € 135.781 € 1.623.594 € 1.360.822 € 77.566 € 6.735.612 € 2012p 900.567 € 3.031.145 € 171.123 € 2.730.668 € 1.584.354 € 90.307 € 8.508.164 € 2013p 1.107.579 € 3.777.673 € 254.318 € 2.896.586 € 2.885.014 € 126.440 € 11.047.610 € 2014p 1.560.428 € 5.428.058 € 294.769 € 3.524.669 € 3.120.906 € 210.833 € 14.139.663 € 2015p 1.688.028 € 5.880.655 € 338.696 € 4.734.401 € 3.439.482 € 230.771 € 16.312.033 € 2016p 1.937.563 € 6.781.057 € 430.940 € 5.008.520 € 4.840.319 € 274.489 € 19.272.888 € TOTAL 8.363.213 € 28.065.611 € 1.653.638 € 21.537.836 € 17.230.898 € 883.966 € 77.735.162€ Fuente: Elaboración propiaLa tabla anterior es el resultado de la suma de las dos siguientes que secorresponden al retorno de las empresas incubadas y graduadasrespectivamente:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 238DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 240. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Tabla 8: Facturación de las empresas incubadas atribuida al efecto de las incubadoras PTE. SAN BLAS VICÁLVARO VILLAVERDE CARABAN. MORATALAZ TOTAL VALLECAS 2008 225.556 € 748.595 € 0 0 0 0 974.151 € 2009 372.132 € 838.987 € 28.010 € 1.019.400 € 0 0 2.286.482 € 2010 398.740 € 1.212.663 € 103.477 € 1.092.909 € 1.215.105 € 0 4.022.894 € 2011 393.039 € 1.446.391 € 135.781 € 1.623.594 € 1.360.822 € 77.566 € 5.037.193 € 2012p 457.600 € 1.683.978 € 28.010 € 1.019.400 € 1.584.354 € 90.307 € 4.863.649 € 2013p 640.692 € 2.357.759 € 103.477 € 1.092.909 € 1.215.105 € 126.440 € 5.536.382 € 2014p 393.039 € 1.446.391 € 135.781 € 1.623.594 € 1.360.822 € 77.566 € 5.037.193 € 2015p 457.600 € 1.683.978 € 28.010 € 1.019.400 € 1.584.354 € 90.307 € 4.863.649 € 2016p 640.692 € 2.357.759 € 103.477 € 1.092.909 € 1.215.105 € 126.440 € 5.536.382 € TOTAL 3.338.400 € 11.418.741 € 562.546 € 8.491.206 € 8.320.562€ 462.185 € 32.593.640€ Fuente: Elaboración propia Tabla 9: Facturación de las empresas graduadas atribuida al efecto de las incubadoras PTE. SAN BLAS VICÁLVARO VILLAVERDE CARABAN. MORATALAZ TOTAL VALLECAS 2008 0 2009 0 2010 0 2011 420.272 € 1.278.147 € 1.698.419 € 2012p 442.967 € 1.347.167 € 143.114 € 1.711.268 € 3.644.515 € 2013p 466.887 € 1.419.914 € 150.842 € 1.803.676 € 1.669.909 € 5.511.228 € 2014p 1.167.389 € 3.981.667 € 158.987 € 1.901.075 € 1.760.084 € 133.268 € 9.102.470 € 2015p 1.230.428 € 4.196.677 € 310.686 € 3.715.001 € 1.855.129 € 140.464 € 11.448.384 € 2016p 1.296.871 € 4.423.298 € 327.463 € 3.915.611 € 3.625.214 € 148.049 € 13.736.506 € TOTAL 5.024.813 € 16.646.870 € 1.091.092 € 13.046.630 € 8.910.336 € 421.781 € 45.141.522 € Fuente: Elaboración propiaDando lugar esa facturación de los viveros a unos ingresos fiscales de la red deviveros después de aplicar el coeficiente ya explicado del 30% que se recoge enla siguiente tabla:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 239DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 241. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Tabla 10: Ingresos Fiscales de las empresas graduadas e incubadas (IFE) SAN BLAS VICÁLVARO VILLAVERDE PTE. VALLECAS CARABAN. MORATALAZ TOTAL 2008 87.967 € 291.952 € 0 0 0 0 379.919 € 2009 145.132 € 327.205 € 10.924 € 397.566 € 0 0 891.728 € 2010 155.509 € 472.939 € 40.356 € 426.235 € 473.891 € 0 1.568.929 € 2011 317.191 € 1.062.570 € 52.955 € 633.202 € 530.721 € 30.251 € 2.626.889 € 2012p 351.221 € 1.182.146 € 66.738 € 1.064.960 € 617.898 € 35.220 € 3.318.184 € 2013p 431.956 € 1.473.292 € 99.184 € 1.129.668 € 1.125.155 € 49.312 € 4.308.568 € 2014p 608.567 € 2.116.943 € 114.960 € 1.374.621 € 1.217.154 € 82.225 € 5.514.469 € 2015p 658.331 € 2.293.456 € 132.091 € 1.846.416 € 1.341.398 € 90.001 € 6.361.693 € 2016p 755.650 € 2.644.612 € 168.067 € 1.953.323 € 1.887.725 € 107.051 € 7.516.426 € TOTAL 3.511.523 € 11.865.114 € 685.275 € 8.825.991 € 7.193.941€ 394.058 € 32.475.902€ Fuente: Elaboración propiaA estos ingresos, como reza el modelo que acabamos de definir, hay queincorporarles dos conceptos más: el precio público y los ingresos fiscalesaportados por los trabajadores de los viveros.Respecto a los ingresos fiscales provenientes de las rentas de trabajo de lostécnicos de los viveros y del personal municipal que da servicio a las incubadorasel primer dato es muy sencillo de obtener al ser la gestión del vivero fruto de uncontrato público. Pero para conocer qué número exacto del personal de MadridEmprende trabaja para los viveros se ha usado el ratio que el Ayuntamiento deMadrid aportó a EBN en 2011 para obtener la calificación europea de BIC fullmember, es decir 18 personas de las 57 que trabajan en la Agencia.Los ingresos por los precios públicos según la información de Madrid Emprendeson:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 240DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 242. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Tabla 11: Ingresos anuales procedentes del Precio Público (PP) INGRESOS PRECIO AÑO PÚBLICO 2008 68.331 € 2009 180.333 € 2010 365.629 € 2011 397.604 € 2012p 410.000 € 2013p 415.000 € 2014p 423.000 € 2015p 430.000 € 2016p 437.000 € TOTAL 3.126.897 € Fuente: Elaboración propiaLos ingresos a incorporar al modelo procedentes del personal de la Red deViveros (IFT) corresponden a la suma de las retenciones de IRPF y cuotas a laseguridad social del personal de Madrid Emprende adscrito a la Red de Viverosasí como de los técnicos de las entidades gestoras de cada uno de los Viveros deEmpresas.Hasta 2011 inclusive, los datos son reales y a partir de esa fecha se ha realizadouna proyección teniendo en cuenta que no está previsto ampliar personal ysuponiendo que tanto los niveles salariales como los tipos impositivos y decotizaciones permanecerán invariables.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 241DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 243. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Tabla 12: Ingresos fiscales procedentes de personal (IFT) I. FISCALES I. FISCALES TOTAL AÑO TECNICOS MADRID TÉCNICOS DE (IFT) EMPRENDE VIVEROS 2006 110.471 € - 110.471 € 2007 165.706 € - 165.706 € 2008 331.412 € 58.008 € 389.420 € 2009 338.539 € 131.472 € 470.011 € 2010 345.666 € 193.303 € 538.969 € 2011 356.357 € 209.181 € 565.538 € 2012p 356.357 € 230.058 € 586.415 € 2013p 356.357 € 230.058 € 586.415 € 2014p 356.357 € 230.058 € 586.415 € 2015p 356.357 € 230.058 € 586.415 € 2016p 356.357 € 230.058 € 586.415 € TOTAL 3.429.935 € 1.742.255 € 5.172.191 € Fuente: Elaboración propiaDando lugar a una tabla final que incluye los diferentes conceptos de ingresosfiscales que hemos ido conociendo: Tabla 13: Ingresos fiscales totales (IT) I. FISCALES I. FISCALES DE PRECIO TOTAL EMPRENDEDORES TECNICOS PÚBLICO (IT) (IFE) (IFT) (PP) 2006 110.471 € - 110.471 € 2007 165.706 € - 165.706 € 2008 379.919 € 389.420 € 68.331 € 837.670 € 2009 880.826 € 470.011 € 180.333 € 1.542.072 € 2010 1.568.929 € 538.969 € 365.629 € 2.473.527 € 2011 2.626.889 € 565.538 € 397.604 € 3.590.030 € 2012p 3.318.184 € 586.415 € 410.000 € 4.314.599 € 2013p 4.308.568 € 586.415 € 415.000 € 5.309.983 € 2014p 5.514.469 € 586.415 € 423.000 € 6.523.884 € 2015p 6.361.693 € 586.415 € 430.000 € 7.378.108 € 2016p 7.516.426 € 586.415 € 437.000 € 8.539.842 € TOTAL 32.475.902 € 5.172.191 € 3.126.897 € 40.774.990 € Fuente: Elaboración propiaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 242DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 244. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasGastos TotalesComo ya hemos adelantado la cifra surgirá de sumar para cada vivero los gastosde inversión y los de mantenimiento. Estos gastos son reales desde el 2006 hastael 2011 y a partir de entonces serán simplemente previsiones presupuestarias“muy reales” porque una gran mayoría de los contratos de mantenimiento de lared de viveros son plurianuales. Por otra parte como la red de incubadoras sefinalizó en 2011 se ha considerado que a partir del siguiente ejercicio no haygasto alguno en las partidas de inversión puesto que los gastos de hipotéticasreparaciones están incluidos en los gastos de mantenimiento. GT ( t, t + 10) = ∑G i ( t, t + 10)• Donde t = 2006 Es el primer año del modelo i = 1, 2, 3, 4, 5, y 6 Son el número de viveros del modelo• Donde G i ( t , t + 10 ) = ∑ GastosDeInversión ( GI i ( t , t + 5 ) ) + ∑ GastosDeMantenimiento ( GM i ( t , t + 10 ) )• Donde GM i = GM reales ( GMR i ( t , t + 5 ) ) + GM presupuestados ( GMP i ( t + 6, t + 10 ) )Obsérvese el importante monto que suponen los gastos de mantenimiento de lared de viveros de empresas conforme a la tabla adjunta:MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 243DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 245. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Tabla 14: Gastos totales de la red de viveros (GT) Gastos de Gastos Inversion Gastos Totales AÑO mantenimiento (GI) (GT) (GM) 2006 2.953.190 € - 2.953.190 € 2007 6.055.769 € 113.993 € 6.169.763 € 2008 7.614.801 € 824.724 € 8.439.525 € 2009 4.327.854 € 1.267.223 € 5.959.077 € 2010 2.349.419 € 1.607.334 € 3.956.753 € 2011 584.649 € 1.541.873 € 2.126.523 € 2012p - 1.940.697 € 1.940.697 € 2013p - 1.979.511 € 1.979.510 € 2014p - 2.019.101 € 2.019.101 € 2015p - 2.059.483 € 2.059.483 € 2016p - 2.099.865 € 2.099.865 € TOTAL 23.885.684 € 15.453.805 € 39.339.489 € Fuente: Elaboración propiaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 244DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 246. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadorasEL ROIEl cálculo del ROI una vez obtenidos todos los datos anteriores será ya solocuestión de agregar la cifra total de ingresos para los seis viveros y los diez añosdel modelo (IT) y dividirla entre los gastos totales de la red en el periodo queanalizamos (GT).Nótese que en todo el análisis hemos estado incluyendo gastos además de lainversión. Este ROI ampliado es el que se calcula a continuación pero puedeverse también en el ANEXO 3 el cálculo y cifra final del ROI stricto sensu. Ingresos Totales ( IT ( t , t )+ 10 ) ROI ( t , t + 10 ) = × 100 Gastos Totales ( GT ( t , t + 10 ) )• Donde t = 2006 Es el primer año del modelo i = 1, 2, 3, 4, 5, y 6 Son el número de viveros del modelo IT ( t , t + 10 ) = ∑ I i ( t , t + 10 )• Donde i= 1, 2, 3, 4, 5, y 6• Donde I i ( t , t + 10 ) = ∑ PreciosPúblicos ( PP i ( t , t + 10 ) ) + ∑ IngresosFiscales ( IF i ( t, t + 10 ) )• Donde IF i ( t , t + 10 ) = ∑ IngresosFiscalesTécnicos ( IFT i ( t , t + 10 ) ) + ∑ IngresosFiscalesEmprendedores ( IFE i ( t , t + 10 ) )MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 245DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 247. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras• Donde IFT i ( t , t + 10 ) = ∑ IngresosFiscalesDeTécnicosDeViveros i ( t , t + 10 ) + ∑ IngresosFiscalesDeTécnicosDeMadridEmprende i ( t, t + 10)• Donde IFE i ( t , t + 10) = 0.39 x∑ IngresosImputados ( II i ( t , t + 10) )• Donde 0.39 es el índice de imputación de éxito de las incubadoras• Donde II i ( t , t + 10 ) = 0.3x∑ Facturación ( F i ( t , t + 10 ) )• Donde 0.3 son la parte de la facturación que va a ingresos fiscales• Donde F i ( t , t + 10 ) = ∑ FacturaciónReal ( FR i ( t , t + 5 ) ) + ∑ FacturaciónEstimada ( FE i ( t + 6, t + 10 ) )• Donde FE i ( t + 6, t + 10 ) = ∑ FEincubados i ( t + 6, t + 10) + ∑ FEgraduados i ( t + 6, t + 10) GT ( t , t + 10 ) = ∑ G i ( t , t + 10 )• Donde t = 2006 i = 1, 2, 3, 4, 5, y 6MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 246DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 248. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras• Donde G i ( t , t + 10 ) = ∑ GastosDeInversión ( GI i ( t , t + 5 ) ) + ∑ GastosDeMantenimiento ( GM i ( t , t + 10 ) )• Donde GM i = GM reales ( GMR i ( t , t + 5) ) + GM presupuestados ( GMP i ( t + 6, t + 10 ) )MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 247DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 249. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.4 ROI como método de evaluación de las incubadoras Tabla 15: El ROI 2006-2016 de la red de viveros Fuente : Elaboración propiaMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 248DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 250. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigaciónA la hora de mostrar los resultados del modelo de ROI para los viveros madrileñosconviene previamente recordar los objetivos generales y específicos planteadospara este trabajo de investigación:El objetivo general era demostrar la eficiencia de algunas políticas de apoyo aemprendedores, en concreto de una de las más extendidas en el ámbito públicoque son las incubadoras de empresas. Para ello había que confirmar que estaactuación pública ayuda en verdad a crear nuevas empresas y que generaempleo o actividad económica y además lo hace de un modo no gravoso para lospresupuestos gubernamentales, más al contrario, que contribuye al sostenimientodel erario público.Para ello se definió como objetivo específico el desarrollo de una herramienta quepermitiese evaluar las incubadoras mediante la medición y contraste entre elgasto público invertido y los retornos logrados vía generación de ingresos fiscalesexnovoLa formulación y ejecución de un modelo concreto de evaluación nos ha permitidocumplir los siguientes hitos de esos objetivos: 1. Se ha conseguido desarrollar y adaptar a las particularidades españolas una herramienta como el ROI para medir el impacto de un ejemplo de política pública de apoyo a los emprendedores, las incubadoras de empresas. 2. Se ha desarrollado un método de cálculo y estimación de los ingresos fiscales que generan los emprendedores que pasan por los viveros que ayudará a la labor de monitorizar las externalidades de la actividad emprendedora. 3. Se ha demostrado uno de los efectos multiplicadores de las inversiones públicas en las incubadoras, sobre la base de que cada tres años prestan servicios a nuevos emprendedores. El resultado es que los ingresos que elMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 249DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 251. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación vivero ayuda a generar provienen de dos vías: los actuales clientes y los pasados que ya son “empresas consolidadas”. En el modelo desarrollado se han incorporado ambas fuentes de recursos, en línea con las recomendaciones de la NBIA. 4. Se ha demostrado la eficacia de los viveros madrileños puesto que , conforme a datos reales del periodo 2006-2011, generan un importante número de empleos anualmente (más de 550), ayudan a que nazcan nuevas empresas (1107) y frenan la mortalidad de las empresas jóvenes (95% de ratio de supervivencia a los 3 años frente al del INE del 56%) además de propiciar la actividad económica a través de la facturación de los emprendedores (más de 4584 millones de euros para el conjunto de los incubados desde que se abrió el primer centro). Y por último generan importantes ingresos fiscales para las administraciones públicas (un total cercano a los 985 millones de euros en el periodo analizado). 5. Con el cálculo final del ROI se demuestra que las incubadoras de la ciudad de Madrid poseen un alto grado de eficiencia. Sobre una externalidad de los viveros: los ingresos fiscales que generan, se ha comparado con los gastos de poner en marcha los viveros. Los resultados finales suponen unos retornos superiores a la inversión realizada, llegándose a conseguir en 2016 que cada euro gastado en la red de viveros de la ciudad de Madrid será recuperado a través de ingresos públicos para el territorio, previsiblemente, con un retorno del 103,65% (ver Tabla 15). 6. El cálculo agregado de los impuestos que pagan los nuevos empresarios de los viveros permite a su vez demostrar la sostenibilidad de esta medida de política económica. Al superar los ingresos las inversiones públicas las incubadoras se convierten en una acción sostenible para el84 Este importe surge de sumar los totales de facturación de los años 2008, 2009, 2010 y 2011 de la Tabla 6.85 Este importe surge de sumar los totales de ingresos fiscales de los años 2006, 2007, 2008, 2009, 2010 y 2011 de laTabla 13.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 250DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 252. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación erario público. Este “milagro de los panes y los peces” garantiza ingresos públicos no solo para sufragar sus costes sino incluso puede financiar, por ejemplo, otras actuaciones públicas de apoyo a emprendedores. 7. El periodo de maduración de los viveros se ha demostrado que se encuentra en el entorno de los 7 años o a lo sumo un año después de graduar dos promociones conforme a la información que aporta el ROI del vivero de Vicálvaro (ver ANEXO 2). Para esta incubadora el retorno comienza a superar las inversiones públicas a partir del año número siete de vida del vivero (contando desde que la infraestructura aloja a los primeros emprendedores). 8. Con los datos conseguidos el Ayuntamiento de Madrid tendrá una importante información para poder tomar la decisión política en 2015 (año en el que termina el mandato del actual equipo de gobierno), sobre bases científicas, de continuar con el proyecto de la red de viveros empresariales dado que a los esperados resultados de empleo creado, empresas ayudadas a nacer y facturación aportada a la economía metropolitana se une los beneficios sociales y de financiación del presupuesto que se consiguen por la obtención de importantes ingresos fiscales. Estas bases científicas son el ROI de toda la red de viveros muy cercano al 100% en el 2015 pero sobre todo el ROI, en ese año electoral, del vivero de Vicálvaro que al ser uno de los primeros puestos en marcha ya obtiene importantes resultados superando en 2015 el 153% .En nuestro continente existen más de 1800 viveros (Monkmann, 2010) y recibende media más subsidios públicos que los norteamericanos (Comisión Europea,2002) pero en cambio no son conocidas apenas experiencias de cálculo deretorno de las inversiones públicas mediante el ROI. Esto otorga mayor virtualidadal desarrollo de esta herramienta pero también incapacita la comparación conotros ROIs en Europa.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 251DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 253. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigaciónLa comparación con los ROIs conocidos, especialmente en viveros de los EstadosUnidos, tampoco es sencilla puesto que no hay un método estandarizado decálculo del retorno. Algunos solo incluyen como gasto las inversiones y otrosúnicamente tienen en cuenta los ingresos fiscales locales.En todo caso el ROI obtenido es coherente con algunas experiencias conocidas yrecapituladas por Lewis et al. (2011) como puede verse en el cuadro 35. El ROIde Madrid Emprende, como esos, es positivo, de un dígito (si usamos la fórmulaen tanto por uno), se calcula analizando varios años de vida de los viveros,incluye los graduados y no tiene en cuenta el diferente valor del dinero en eltiempo.Este buen resultado obtenido con el ROI no debe llevar a concluir la bondad urbiet urbi de las incubadoras como medida de política pública de apoyo a la creaciónde empresas. La clave, conforme a esta investigación, no está en implementarincubadoras de empresas con financiación pública a lo largo y ancho del territoriosino hacerlas funcionar bien y en el lugar adecuado. El ROI permite demostrar labondad de las incubadoras cuando tienen óptimos sistemas de gestión y a su vezmuestra lo pernicioso de poner en marcha viveros en lugares inadecuados y condeficiente personal y peor funcionamiento.Por ello conviene destacar que el éxito de la evaluación de los viveros de Madridtiene como protagonista a su modelo de funcionamiento. El particular modo degestionar los viveros municipales de Madrid Emprende surge de la adaptación delas buenas prácticas de la NBIA al caso español. Merece la pena destacarsomeramente algunos aspectos de este modelo: 1. En Madrid los viveros incuban a sus emprendedores dando importancia a los “intangibles” frente a lo inmobiliario, prueba de ello es que el precio de alquiler de los despachos en los viveros está muy cercano al precio de mercado y los servicios que reciben los incubados como asesoramiento oMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 252DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 254. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación formación son prestados por profesionales y emprendedores consagrados y además son altamente valorados.86 2. El personal de los viveros no pertenece al Ayuntamiento sino que fruto de un concurso público son empresas o instituciones con experiencia contrastada en apoyo a emprendedores los que seleccionan a estos profesionales en función de su capacitación. 3. Una solvente oferta de servicios e instalaciones ha llevado a un grado de ocupación del 100% de los despachos de los viveros que unido a una óptima gestión de esos cobros con apenas fallidos, ha permitido alimentar anualmente los ingresos de los viveros. 4. También hay que recordar, en línea con Florida (2002) y Ditcher et al. en Comisión Europea (2010) que el “lugar sí importa” y la implementación de estas infraestructuras en una metrópoli como Madrid era el principio del éxito.A pesar de que el ROI permite ayudar a que se lleguen a las anterioresconclusiones es necesario mencionar que posee algunas debilidades: 1. Está calculado usando algunos datos estimados y no reales por carecerse de series históricas lo suficientemente largas debido a la juventud de la red de viveros del Ayuntamiento de Madrid. 2. Las cifras del modelo incluidas en el ROI están expresadas en valores nominales y en precios corrientes sin tener en cuenta el efecto de la inflación y el diferente valor del dinero en el tiempo. 3. Como se ha visto, la comparación entre diferentes ROIs no será sencilla, además también sería necesario conocer la antigüedad del vivero puesto que es evidente la relación positiva entre rentabilidad y edad del vivero debido al efecto multiplicador de la rotación de incubados.86 Véase el informe de valoración de la red de viveros de empresas de Madrid. (Madrid Emprende, 2010)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 253DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 255. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación 4. El resultado se obtiene a pesar de algunas particularidades incluidas en el modelo que hacen que el ROI tenga una presión bajista. Aplicando un criterio de prudencia contable se decidió seguir adelante sabiendo que el modelo formulado suponía contabilizar menores ingresos. Algunos factores que explican esta contabilización a la baja de los ingresos del modelo son: a. Los gastos de puesta en marcha de las incubadoras son previos a la incorporación de emprendedores a los viveros con lo que ello supone de periodos sin ingresos en el modelo. En concreto los primeros gastos son en 2006 y los primeros incubados y por tanto ingresos son de 2008. b. Las seis incubadoras no comienzan a funcionar todas en el mismo momento: la primera en 2008 y la última en 2011. Por lo tanto el primer ejercicio completo con ingresos provenientes de los seis viveros no se alcanza hasta 2012. c. Todas las incubadoras incluidas en el estudio son nuevas. Este hecho ha influido en un menor nivel de ingresos generados por estas. Expertos en la materia aseguran que el servicio de incubar proyectos es poco rentable en la etapa de creación de las incubadoras, y que solamente cuando se logra generar una importante masa crítica de posibles incubados esta puede llegar a ser sostenible por el efecto multiplicador que tiene la estancia temporal de emprendedores (Dubó et al., 2004). Los datos recolectados por Madrid Emprende demuestran que la facturación de las empresas de los viveros aumenta conforme los viveros ganan en experiencia. El estudio de un vivero como el de Vicálvaro lo demuestra con su ROI positivo tres años antes que el conjunto de la red (ver ANEXO 2). d. Los cálculos de la facturación de las empresas incubadas y egresadas en la red de viveros están calculados sobre la base de los datos reales de facturación de empresas incubadas en 2008-MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 254DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 256. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación 2011 en pleno auge de la coyuntura recesiva de la economía española e. No se han usado “multiplicadores”87 de ningún tipo en el cálculo de los ingresos. A pesar de las recomendaciones de NBIA (2007) y de su aplicación en Marckley y McNamara88 (1995) y RESI89 (2001), no se han incorporado multiplicadores de los ingresos que elevarían la cifra de los ingresos totales en el modelo estimado. f. No se han excluido del modelo los emprendedores de sectores de alto valor tecnológico a pesar de que padecen altos periodos de maduración. Esto ha llevado a que se incorporen en el modelo un menor importe de ingresos por parte de estas empresas puesto que están más años sin apenas ingresos en comparación con actividades convencionales (Garicano y Rossi-Mainberg, 2008). g. Tampoco se han incorporado al modelo los ingresos fiscales de otros emprendedores que usan instalaciones y servicios pero no están incubados y por tanto no pagan precio público. Estos emprendedores que disfrutan del asesoramiento del vivero o de los espacios de coworking o preincubación del vivero se benefician de la actuación pública pero no son tenidos en cuenta en el cálculo porque no aportan ingresos.La decisión de continuar con el cálculo a pesar de lo anterior estuvo influidatambién por la importancia de desarrollar un método de evaluación conindependencia de su metodología y perfección. El mero hecho de su intento siguelas recomendaciones de EBN y NBIA para conseguir buenas prácticas deincubación, en concreto para la Comisión Europea (2010) “los accionistas ygrupos de interés de las incubadoras exigen tener un ROI y conocer si se estánconsiguiendo resultados conforme a lo esperado”.87 En terminos de contabilidad nacional de las tablas input-output.88 Los multiplicadores de los ingresos oscilan en función del sector de actividad de la empresa entre 1.29 y 1.43.89 Los multiplicadores de los ingresos usados son de 1.6 para los incubados y 1.66 para graduados.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 255DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 257. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigaciónA su vez el trabajo desarrollado con los matices mencionados no puede ocultar laimportancia de iniciar un proceso de estandarización de las herramientas deevaluación de las políticas públicas de apoyo a la creación de empresas. Por ello,en cualquier caso y para las incubadoras, se aportan algunos elementos quehabrán de medirse en el futuro en los cálculos de retorno de los recursos públicos.A saber: los gastos totales de los proyectos, los ingresos fiscales generados porlas empresas ayudadas sin olvidar un numero de años lo suficientemente amplioasí como los ingresos de los incubados y graduados que hagan posible laincorporación del efecto multiplicador o acumulado en la facturación.Recomendaciones para la gestión de los viveros de empresaA la vista de los resultados obtenidos en el cálculo del ROI pueden obtenersealgunas pautas a seguir por los gestores de los viveros para conseguir mejorar losretornos de los recursos públicos invertidos.Se resumen en aumentar los ingresos y reducir los gastos a través de una mejorgestión pero pueden concretarse en las siguientes recomendaciones: 1. Aumentar la participación de fondos privados en la financiación de los gastos de la incubadora lo que permitirá mantener los servicios ofertados por el vivero pero aumentar el ROI. 2. Incorporar el copago en determinados servicios de las incubadoras que se están ofreciendo de modo gratuito. Por pequeños que sean los importes no solo permitirá que los clientes valoren esa prestación sino que incorporarán nuevos ingresos en el modelo, lo que aumentará la rentabilidad. 3. El ROI stricto sensu con un guarismo del 1.70 frente al de 1.03 del ROI ampliado alerta de la necesidad de reducir los gastos recurrentes de las incubadoras. Una vía puede ser la gestión en red de varios viveros que permita beneficiarse de economías de escala (en los contratos de mantenimiento) e importantes sinergias (en los servicios prestados por los centros).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 256DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 258. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación 4. El estudio de los retornos en la actividad de las incubadoras abre la puerta a la posibilidad de que las administraciones públicas subvencionen estas infraestructuras mediante la modalidad de “pago por retorno” de modo y manera que en función de los resultados del vivero se reciba una cantidad u otra de ayuda pública lo que incentivaría la eficiencia de los centros90.Futuras líneas de investigaciónFruto del trabajo desarrollado en esta tesis han surgido nuevos campos deinvestigación en relación con la evaluación de las políticas públicas en materia deemprendedores.En primer lugar y en línea con las debilidades del modelo ROI anteriormentemencionadas, se hace necesario continuar perfeccionando la herramientapropuesta en este trabajo. Así mismo la mejora del método ROI también debebuscar la estandarización de las fuentes de información y metodología de cálculode cara a facilitar su implantación masiva por otros viveros de empresas.Un aspecto relevante, en este sentido, sería la introducción de “multiplicadores”que permitan incorporar a la medición del impacto los efectos, no solo directos,sino indirectos e incluso inducidos91.Con una mejor y homologada herramienta se conseguiría además un método deevaluación de la gestión de semillero. De modo y manera que si el ROI superasedeterminado porcentaje, podría colegirse que una incubadora está biengestionada.Además con ello se facilitaría la comparación pública entre las diferentesincubadoras de cara a conseguir la excelencia y eliminar las prácticas deincubación ineficientes.En segundo lugar, el ROI mide el retorno fiscal pero no valora aspectos como lacreación de empleo que se antojan fundamentales en un país como España y en90 El Reino Unido lo está aplicando ya en sus programas de intervención social (Innovación Social, 2012)91 Los efectos indirectos no tenidos en cuenta en el modelo serían, por citar alguno, los impuestos pagados por losempleados de los emprendedores alojados y graduados. Los efectos inducidos no contabilizados son aquellos impuestospagados fruto del incremento de actividad que provoca el vivero, por ejemplo, los que generan las empresas de hosteleríao formación que son proveedoras de la red madrileña de incubadoras o de los propios emprendedores.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 257DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 259. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigaciónuna coyuntura de crisis como la actual con altas tasas de desempleo. Laincorporación del empleo en el ROI mediante la monetización de los puestos detrabajo creados por las empresas incubadas o graduadas en los viveros permitiríadisponer de una herramienta de evaluación de mayor calado.Este nuevo ROI supondría asumir el reto de poner valor monetario a las másimportantes externalidades del emprendimiento, no solo los empleos sino tambiénlas nuevas empresas, la innovación o la cohesión social que estas provocan. Esteejercicio nos acercaría a la medición de una rentabilidad de las incubadoras y delos emprendedores donde lo social se incorpora a lo económico o, siguiendo aMarckley y McNamara (1995), a “los efectos que induce en la comunidad”.La dificultad de encontrar el valor monetario de cuestiones de índole social sebalancea con la abundancia de fuentes de información en estas externalidadespuesto que la mayoría de los viveros ya publican sus datos de supervivenciaempresarial o de nuevos empleos.Este nuevo ROI estaría muy cercano a las investigaciones ya mencionadas dePhilips monetizando los beneficios de la formación corporativa. Pero ademásclaramente se vincula con la experiencia del Reino Unido de medición de impactosocial de las subvenciones públicas en programas sociales, bautizado comoSocial Return on Investment - SROI (Nicholls y Olsen, 2009). Este indicador esusado para incorporar aspectos no estrictamente económicos en los retornos delas inversiones, como por ejemplo aspectos culturales o medioambientales. Laclave en este nuevo ratio es conseguir de un modo defendible la monetización deesos intangibles (conforme se explica en los cuadros 37, 38 y 39).MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 258DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 260. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación Cuadro 37: El social return on investment (I) Fuente: SROI Primer (2004)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 259DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 261. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación Cuadro 38: El social return on investment (II) Impactos para los 17 Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5 clientes Beneficio por cliente Para el cliente: conseguir un £3,670 £3,830 £3,990 £4,150 £4,320 empleo Para el Estado: conseguir un £8,940 £9,050 £9,150 £9,270 £9,380 empleo Reducción de la reincidencia £12,400 £12,400 £12,400 £12,400 £12,400 Beneficio social total £419,740 £390,990 £356,820 £334,580 £311,840 Beneficio responsabilidad del programa social (33% del £138,510 £129,030 £117,750 £110,410 £102,910 total) Valor Actualizado (usando un £133,826 £120,451 £106,204 £96,216 £86,647 r= 3.5) Valor actualizado total de los 5 años del programa social £543,000 El SROI del programa social Valor monetario del impacto Valor actualizado total de los 5 años £543,000 del programa social Inversión £51,000 SROI 10.5 : 1 SROI=valor monetario de los impactos/valor de los inputs Por cada libra invertida, 10.5 libras se generan en beneficios sociales SROI= Valor actualizado total de los 5 años del programa social / Inversión Fuente: SROI Primer (2004)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 260DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 262. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigaciónEl SROI engarza con la tradición en el mundo anglosajón del uso de los análisiscoste-beneficio en la evaluación de programas públicos, especialmente en elámbito de la intervención social (Aos et al. 2011). Desde este punto de vista, seconsidera imprescindible que las políticas de protección social y de intervenciónpreventiva estén compuestas por programas de los cuales se conoce el impactoprevisto (Karoly, 2008). Esto implicaría que cada programa que se pusiera enmarcha desde la administración cumpliera, entre otras, dos condiciones. Laprimera, que se apoye en las aportaciones de programas que hayan demostradoeficacia e impacto positivo y la segunda, que se implante siguiendo fielmente lasdirectrices del programa original y sometido, en sus primeras aplicaciones, a unaevaluación metodológicamente rigurosa que permita demostrar si alcanza o no losresultados previstos (Axford y Little, 2010). Sólo de esta manera, los resultadospodrían ser traducidos en términos del beneficio económico que la sociedadobtiene o recupera a partir de dicha inversión. Esta monetización de losresultados vendrá por dos vías, los ahorros de no tener que poner en marcha másprogramas de atención para los usuarios y las aportaciones a la comunidad quehacen las personas con las que se obtienen resultados positivos (Kilburn y Karoly,2008).Con un ejemplo, se puede aclarar lo que pretenden estos nuevos programassociales: “cada menor con el que un programa preventivo ha alcanzado el éxitoperseguido, no desarrollaría un problema de consumo de sustancias y seríacapaz de integrarse de manera adecuada en el mundo laboral. Es evidente queesto supone un claro ahorro en gastos sociales y aporta ingresos a la comunidada través de su integración laboral. Probablemente, si el programa consiguebuenos resultados con un número razonable de personas, estos beneficioseconómicos son superiores a la inversión que se hizo en el programa” (De Paúl,2011).Incluso hay países en los que la financiación de los programas de intervenciónsocial se lleva a cabo con una política de “pago por retorno” especialmente si sonorganizaciones privadas o fundaciones que pueden afrontar la inversión inicial.Estos programas se financiarían en un principio por este tipo de organizaciones yMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 261DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 263. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigacióna partir de la evaluación de resultados y de su traducción en beneficioseconómicos (en términos de reducción de gastos o de los ingresos que le suponeal Estado) se comprometería la administración a devolver un parte del coste delprograma. Exactamente la que se ha demostrado que se ha ahorrado elcontribuyente.En nuestro país en los últimos tiempos y sin duda impulsados por las restriccionespresupuestarias se han empezado a dar pasos en esa dirección. La incorporacióndel concepto de “retorno” en los discursos de los gestores públicos para defendersus políticas empieza a ser habitual92. Por el lado académico a los citadosintentos del profesor De Paúl se han incorporado Martínez Martín et al. (2011) quehan medido el impacto socio-económico de la las empresas de economía socialen España. Por encargo de la asociación española de cooperativas y sociedadeslaborales (CEPES93) se aborda el análisis del impacto superando el marco de lacontabilidad para entrar en el de la utilidad social, en línea con Van Praag yVerlstoot (2007). Este enfoque permite la consideración también de efectosindirectos (el ahorro por el gasto público no realizado en subsidios de desempleo)e intangibles (la disponibilidad de servicios sociales y educativos disfrutados porlos trabajadores de las empresas de economía social) que en nuestro modelo nose incorporan.92 Como muestras se pueden señalar las intervenciones del Alcalde Ruiz-Gallardón (Ayuntamiento de Madrid, 2010) o laMinistra Garmedia (Garmendia, 2011).93 www.cepes.esMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 262DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 264. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigación Cuadro 39: Impacto económico y social de las empresas de economía social Fuente: Martínez Martín et al. (2011)MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 263DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 265. CAPÍTULO 5. MODELO DE CÁLCULO DEL RETORNO DE LA INVERSIÓN PÚBLICA EN EMPRENDEDORES 5.5 Presentación de resultados y futuras líneas de investigaciónTodas las experiencias anteriores son coherentes con las recomendaciones delos académicos Low y MacMillan (1998) citados al principio de este trabajo, en loconcerniente a tener en cuenta y cuantificar especialmente el valor social delentrepreneurship.Porque a la vista de lo anterior incorporar el valor social al ROI nos permitiría unamejor herramienta para medir la eficiencia y además un más perfecto método deselección de inversiones públicas que redundaría en la gobernanza. A su vez estenuevo ROI mejoraría la comunicación de la actividad de las incubadoras y portanto las posibilidades de recibir fondos privados.MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 264DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 266. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 265DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 267. CAPÍTULO 6. CONCLUSIONESMEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 266DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 268. MEDICIÓN DE IMPACTO SOCIO-ECONÓMICO Y EVALUACIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS 267DE APOYO A EMPRENDEDORES E IMPULSO A LA CREACIÓN DE EMPRESASIñaki Ortega Cachón
  • 269. CAPÍTULO 6. CONCLUSIONESEste trabajo de investigación ha permitido medir el impacto socio-económico delas políticas de apoyo a la actividad emprendedora a través de una de lasactuaciones públicas con más prestigio: las incubadoras de empresas. Se hanelegido los viveros de empresas por ser una fórmula muy extendida, con más de7000 centros en todo el mundo y unos 200 en España; se ha tenido en cuenta,también, que en este momento disfrutan de un auge entre los gestores públicosespañoles, con multitud de nuevos proyectos en fase de lanzamiento.Como variables de medición del impacto de las incubadoras se han usado lasmás importantes externalidades de la actividad emprendedora (estudiadasprofusamente por la literatura y