La regla de las 4 E

428 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
428
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La regla de las 4 E

  1. 1. 26 OPINIÓN Jueves 21.08.14 CARTAS AL DIRECTOR Peces muertos El jueves 14 de agosto, cientos de peces han aparecido muer-tos en la ría de Nueva Montaña. Las causas no han sido de-terminadas, pero muy posiblemente se deban a un vertido incontrolado que ha envenenado las aguas y eliminado el oxígeno necesario para la respiración de los peces. No es la primera vez que sucede. Es una verdadera pena que este tra-mo de ría se encuentre bloqueado a la altura de Marino de la Fuente, de no ser así se podría evitar que esta contamina-ción llegue a la bahía. Los peces no han podido escapar, aun-que en el mismo entorno viven patos, otros ánades, cormo-ranes y garzas reales que se han salvado de esta catástofre ecológica registrada al lado de la Estación de Bombeo de Aguas de Santiago el Mayor y el parque infantil donde ha aparecido la fauna muerta. Creo que hay falta de ética por parte de los responsables públicos en abordar este tema, ya repetitivo. Espero que este problema sea estudiado y arre-glado, Los originales que se envíen a esta sec-ción no deberán sobrepasar las 200 pala-bras. Estarán firmados y se hará constar el número del D.N.I. junto con el domici-lio y el número de teléfono de sus auto-res. El Diario Montañés se reserva el dere-cho de resumirlos y extractarlos si fuera necesario. E-mail: cartas.dm@eldiario-montanes. es. Correo: El Diario Monta-ñés. Sección Cartas al Director. C/ La Pren-sa, s/n. 39012 Santander Niños pequeños en los conciertos El 11 de agosto asistí junto a mi familia, en el Palacio de Festivales, al concierto del gran violinista AraMalikian y la Orquesta en el Tejado. Ya me sorprendió ver en la entrada cantidad de papás con niños pequeñísimos cuando la organización re-comienda una edad mínima de siete años. Nos acomoda-mos en nuestros asientos no sin antes contemplar estu-pefactos a unos querubines sentados detrás merendan-do tranquilamente sus boca-dillos y un bebé justo delan-te que daba cuenta de un tro-zo de pan que su mamá le ofrecía cada poco para que se estuviera quieto. Aun así in-tentamos disfrutar del con-cierto. A pesar de la poca atención que pudimos prestarle, Ma-likian estuvo soberbio como siempre, derrochando vir-tuosismo y genialidad, amén de simpatía y vitalidad, pero pronto comenzó la pesadilla infantil: éramos como una nave a la deriva en medio de un ataque de pequeños pira-tas. Llantos por la proa, pa-tadas en el respaldo por la popa, pequeñas escaramu-zas a chaquetazo limpio por babor y estribor... mientras la mamá acomodada unas fi-las más abajo ignoraba el ja-leo montado por sus niños. En fin, así era imposible concentrarse en la música y terminamos con un humor de perros. Pido al Palacio que haga algo al respecto pues nosotros y otras personas a las que oí quejarse nos pen-saremos volver: en cuanto a los papás... que la música, sus intérpretes y también el pú-blico se merecen un respe-to, nos harían a todos un fa-vor quedándose en casa, cui-dando de sus retoños y ya, cuando tengan la edad sufi-ciente, que los lleven a los conciertos y a cualquier otra parte sabiendo que han de estar atentos y respetuosos. :: ELOÍSA PELAYO VELASCO SARÓN Ciudadanos indignados Soy uno de esos ciudadanos indignados a los que se refie-re Eva Díaz Tezanos. Estamuy bien como plantea su artícu-lo, así piensan todos los polí-ticos cuando están en la opo-sición, pero cuando cogen el cargo se olvidan de todo. El poder les hace superiores, les hace perder la sensatez, no res-petan ni las leyes, solo están para sus amigos, viven en otro mundo que no es el real, da igual del partido que sean, PSOE, PP, PRC. Señora Díaz Tezanos: no se puede limpiar la casa de los demás sin haber limpiado la de uno; como dice usted, ‘basta de palabras, quie-ro hechos’. Tiene usted un ejemplo bien reciente, su al-caldesa de Torrelavega, que ha roto la tradición de la Patrona. Creo que no tiene razón la al-caldesa, estos actos están den-tro de su sueldo, rango y acti-vidad, y eso lo sabe ella, es de sentido común. Solo pido que en las próximas elecciones no repita ninguno del PP, PSOE o PRC que estén o hayan es-tado en Medio Cudeyo; si así fuese, que Dios nos coja con-fesados. :: JAVIER ESCALANTE CUEVAS SOLARES pero tengo mis dudas. :: NOBEL LADO SANTANDER La regla de las cuatro ‘E’ NÉSTOR Durante mucho tiempo se pensó que la prosperidad económica en un territo-rio solo podría llegar a tra-vés de una gran intervención: una inversión mastodóntica, la llegada de unamultinacional, la organiza-ción de un gran evento internacio-nal, incluso mediante la promulga-ción de una nueva ley o un cambio de gobierno. La realidad es tozuda y la experiencia de territorios dinámi-cos comoCorea, Dinamarca o Cana-dá demuestra que los cambiosno vie-nen de arriba sino de muchas peque-ñas actuaciones sistémicas,. Los an-glosajones lo llaman ‘BottomUp’. Hace unas semanas se fallaron los premios del programa Nansa Em-prende que, por cuarto año consecu-tivo, ha promovido la Fundación Bo-tín en los valles cántabros más aleja-dos de Santander, con epicentro en el Valle del Nansa, dentro del pro-grama Patrimonio y Territorio, con objeto de potenciar el tejido econó-mico local y, por ende, empleo sos-tenible. Los proyectos emprendedo-res ganadores orientados a tres ni-chos de futuro: la alimentación salu-dable, la asistencia social y el turis-modeportivo, ponen de manifiesto que los cambios empiezan desde aba-jo y que los emprendedores no han dejado de ser, como afirmó el siglo pasado el economista austriaco Schumpeter, los protagonistas de la actividad económica por su capaci-dad para prever el futuro. Por suerte para nuestro país, el apo-yo a los emprendedores es hoy una de las prioridades de las institucio-nes públicas y privadas; sin duda hay que reconocer en este hecho el pa-pel desempeñado por el actual pre-sidente del Gobierno de España y su determinación para que España con-tase con una Ley de Emprendedores, comola que se aprobó el año pasado. Pero apoyar a las nuevas empresas no significa que todo lo que se haga enmateria de emprendimiento esté bien hecho. La positiva experiencia del programa Nansa Emprende, el estudio de los ecosistemas empren-dedores más exitosos de todo elmun-do y el riesgo de una cierta burbuja en este terreno por la inflación de ac-tuaciones, nos lleva a recomendar el seguimiento de la regla de las cuatro E para todos aquellos que quieran ayudar a los nuevos empresarios. Primera E. Estorbos. Jovellanos dejo escrito en su reforma agraria que la más importante tarea de las leyes era levantar los estorbos que impedían que la actividad económi-ca fluyese. Más de dos siglos después de su cita, eliminar obstáculos a los emprendedores ha de ser la princi-pal tarea de cualquier programa en la materia. Por ello, la primera pre-gunta que se debe hacer a los em-prendedores es cómo puedo hacer-les la vida más fácil, eliminando un IÑAKI ORTEGA DIRECTOR DE PROGRAMAS DE DEUSTO BUSINESS SCHOOL JOSÉ MARÍA BALLESTER DIRECTOR DEL PROGRAMA PATRIMONIO Y TERRITORIO DE LA FUNDACIÓN BOTÍN estorbo que depende de mí y que les impide crecer. Segunda E. Emprender ligero. La multinacional japonesa Toyota apli-có los principios de ‘lean manufac-turing’ para, a través de su produc-tividad, convertirse en la empresa líder en automoción. Las más exi-tosas empresas en Estados Unidos han adaptado esos principios de Ja-pón para hacer viables sus compa-ñías, lo han llamado ‘lean startup’. Podríamos traducirlo al castellano como ‘emprender ligero’ puesto que la clave para estos visionarios es no malgastar recursos en proyectos que no se sabe si tendrán respuesta po-sitiva por parte del mercado. Em-prender ligero permite cambiar el rumbo del proyecto sin grandes tras-tornos. Ellos lo llaman iterar o pi-votar el plan de negocio. Esa cohe-rencia ha de aplicarse también a los recursos dedicados a los emprende-dores por las instituciones: progra-mas ligeros, que solo crecen si son exitosos, es decir si tienen respues-ta positiva de los beneficiarios. Tercera E. Ecosistema.Al igual que los ecosistemas de la naturaleza son una serie de cadenas de interdepen-dencia entre los organismos vivos y el medio físico, en economía los eco-sistemas emprendedores son la cla-ve para que las nuevas empresas sur-jan y finalmente generen empleo. Cualquier programa de intervención ha de fortalecer ese ecosistema y no romper el equilibrio entre sus agen-tes, a saber instituciones del conoci-miento, administraciones públicas, grandes empresas y los propios em-prendedores. Buscar el rédito a cor-to plazo y el protagonismo unilate-ral es síntoma de que no se está res-petando la tercera E. Cuarta E. Evaluar resultados. De poco servirá nada de lo anterior si no disponemos de métricas objeti-vas que nos permitan saber si las ac-tuaciones de apoyo a emprendedo-res están eliminando obstáculos, re-forzando los agentes del ecosiste-ma y lomás importante si están lo-grando retorno social en términos de empleo o bienestar social. Mo-netizar los resultados de los progra-mas de apoyo a emprendedores tam-bién es una garantía para seguir ob-teniendo la confianza de los que fi-nalmente asumen los desembolsos, que no son otros que los contribu-yentes, patronos, accionistas y los propios emprendedores. Al igual que los principios de la fí-sica nos dicen que el agua siempre empieza a hervir por abajo, en eco-nomía los emprendedores, cuyos pla-nes examinamos en la Fundación Botín, con su capacidad innovadora, perseverancia, ilusión y conciencia social, son el motor que desde aba-jo puede promover el cambio hacia una sociedad más sostenible. «Los emprendedores y su capacidad de innovación, perseverancia, ilusión y conciencia social son elmotor del cambio hacia una sociedad sostenible» EL DIARIO MONTAÑES 3 / 4
  2. 2. 24 OPINIÓN Jueves 21.08.14 Elección directa, indirecta o circunstancial RAFAEL DE LA SIERRA PORTAVOZ DEL PRC EN EL PARLAMENTO DE CANTABRIA «La estrategia del PP para defender la designación de alcalde al cabeza de la lista más votada es una maniobra tramposa sin otra razón ideológica que la ventaja electoral» La ley española establece, para designar a los alcaldes, un sistema de elección indi-recta. Los concejales, elegidos por los ciu-dadanos, son los que a su vez eligen al al-calde por mayoría absoluta; y si no se consigue esa mayoría en una primera votación, resulta elegido el candidato de la lista más votada. Es un procedi-miento democrático, coherente con la democracia representativa que caracteriza, fundamentalmen-te, el sistema de nuestra Constitución. Otros países han optado por sistemas distintos y se inclinan, por ejemplo, por la designación de los alcaldes directamente por los ciudadanos: la elección directa. Es también una alternativa de-mocrática que, para evitar situaciones indeseadas, normalmente se produce a dos vueltas, garanti-zando una confianza significa-tiva para el candidato elegido. Se trata de evitar que resulte designado el cabeza de una lis-ta que, a pesar de ser la más vo-tada, no alcance unamayoría significativa, lo que haría alcal-de a alguien a quien la mayor parte de los electores, en prin-cipio, no considera el más ade-cuado. La segunda vuelta, ya con sólo dos candidatos, aclara mucho más la voluntad de los vecinos. Ambas alternativas son de-mocráticas y las dos tienen sus ventajas y sus inconvenientes, sobre todo si las analizamos des-de la perspectiva de la estabili-dad del gobiernomunicipal y de su capacidad para desarro-llar su programa y atender las necesidades del municipio. Por ello hay defensores de ambas, con buenos argumentos; y por ello también, en ocasiones, la solución adoptada tiene más que ver con la tradición o con la costumbre y menos con la teoría política. Lo que sí está claro es que ninguna de las dos es más ‘de-mocrática’ que la otra; y,mu-cho menos, que optar por una cualquiera de las dos suponga un gran paso de re-generación democrática. Otra cosa es que el ejer-cicio de cualquiera de ellas pueda estar adultera-do, manipulado o viciado y que lleve a resultados indeseados; pero ese es otro problema, que tiene que ver con la diferencia entre la forma y el fondo de las cosas, como en tantas otras propuestas po-líticas, económicas o sociales. Pero en estos tiempos de zozobra y manipula-ción ha surgido un nuevo y original sistema de de-signación de alcaldes y, por extensión, de otros car-gos públicos: es el sistema de elección circunstan-cial. Tendríamos así el sistema de elección direc-ta, el de elección indirecta y el circunstancial. Un sistema este último que se caracteriza, no sólo por carecer de cualquier fundamento ideológico, sino por aprovecharse de todas las teorías para defen-der, en cada momento, la alternativa más prove-chosa desde el único punto de vista que interesa al proponente: el resultado electoral inmediato. Por eso este sistema puede variar sin ningún repa-ro en cada elección prevista, pasando por toda la gama, desde el directo puro al indirecto más ela-borado, sin ningún rubor ético ni mucho menos ideológico. Es el planteamiento electoral circuns-tancial, el que se decide atendiendo a la ‘circuns-tancia’ electoral más próxima. Esta forma de entender la democracia en bene-ficio propio caracteriza a buena parte de las pro-puestas demagógicas que inundan estos días las tertulias y los discursos políticos, y también es la base de la estrategia del Partido Popular que le hace defender la designación de alcalde al cabeza de la lista más votada; le favo-rece en estas circunstancias, no hay otra razón. Por eso hay que denunciar el intento de revestir esta propuesta de cual-quier otra intención ni otro motivo que no sea la ventaja electoral. No hay razón ideo-lógica que lo justifique, no hay razón democrática de peso, no hay ningún argumento que demuestre que estamedida fa-vorecerá la representación de los ciudadanos y, lo que es más importante, la estabilidad de los ayuntamientos y la capa-cidad real de gobernar de los alcaldes. Por eso, cuando el Partido Popular intenta justificar esta medida en un plan de regene-ración democrática, cayendo la que está cayendo especial-mente en su patio particular, hay que denunciarlo como lo que es en realidad: una manio-bra tramposa, lógicamente bur-da, que tiene como objetivo mejorar sus expectativas elec-torales y desviar la atención sobre la auténtica necesidad de regeneración, que está re-lacionada, no con la forma de elegir los cargos públicos sino :: JESÚS FERRERO con la forma en que los cargos públicos utilizan la representación, sobre el modo en que los cargos públicos gestionan los asuntos de todos. Y ahí está, en primer lugar, la corrupción y su auxiliar indispensable, el transfuguismo; la incom-petencia y su mejor aliado, el enchufismo; la de-sorganización y su causa más certera, la dejadez; y la prepotencia, el desapego o la arrogancia. Ahí sí hay campo para la regeneración democrática, ahí sí tendría oportunidades el PP de proponer ideas, teorías o alternativas. Pero, precisamente para evitarlo, nos propone un señuelo, el de la lis-ta más votada, tras el que desgraciadamente ha co-menzado a correr más de uno y sobre el que han empezado a perder el tiempo debatiendo más de dos; incluido yo, lamentablemente. Objetivo cum-plido, están diciendo en Génova. EDITORIALES La estrategia Pujol La hoja de ruta del expresidente parece encaminada a no colaborar con la justicia ni a querer dar explicaciones ante el Parlament CiU, la organización fundada por Pujol que actualmente gobiernaCa-taluña, ha tenido que desmarcarse de quien ha reconocido pública-mente, al parecer anticipándose a la revelaciones que se hubieran pro-ducido de todosmodos, haber defraudado aHacienda durante más de treinta años. En un ámbito todavía no oficial se ha insinuado la con-veniencia de que el expresidente devuelva el carné y ayer mismo se confirmaba a través del coordinador general de CDC, Josep Rull, que un dirigente comunicó personalmente a Pujol en su residencia vera-niega de Queralts la convicción de su partido de que debe compare-cer ante el Parlamento de Cataluña, que ha reclamado su presencia para conocer de primera mano un escándalo del que, por ahora, Pujol sólo ha explicado los escuetos términos del comunicado del 25 de ju-lio. Pero si el partido se ha visto obligado a romper los vínculos con su fundador y referente, lo que le aboca a un proceso de refundación, el propio Pujol ha optado por confinarse en una estrategia de defensa que le divorcia definitivamente de sus antiguos seguidores. En efec-to, en lugar de afrontar con gallardía sus responsabilidades y cumplir, aunque sea tardíamente, con su obligación de transparencia, la fami-lia Pujol ha optado por querellarse enAndorra contra los autores de la filtración de su propia deshonestidad y por recurrir las comisiones ro-gatorias urgidas por la justicia española para indagar lo sucedido. No se puede alardear de disponibilidad primero y tratar de eliminar prue-bas poco después sin incurrir en flagrante contradicción. Tampoco es digno confundir los términos del asunto y tratar de enmascararlo bajo una pátina de respetabilidad. Porque después de conocerse lo que ya es público y de abrirse todo el universo de sospechas que actualmen-te envuelve a la familia Pujol, animado por las ingentes cantidades de dinero trajinadas por los hijos del expresidente, no es de recibo insi-nuar que tras lasmedidas judiciales y fiscales existe una animosidad política, precisamente vinculada al proceso soberanista. Cuando uno delinque y lo reconoce, no puede decir que quien le acusa le tiene mal-querencia. Y por esta vía pusilánime, Jordi Pujol acabará arruinando, además de su imagen y su presente histórico, los residuos de una me-moria que todavía la historia podría recuperar en parte. Cerrar heridas Seis años después del accidente de Spanair que costó la vida a 154 per-sonas, cuyo acto conmemorativo se celebró ayer conpresencia de lami-nistra deFomentoAnaPastor, quedó de manifiesto que, además de per-vivir el dolor por aquel luctuoso suceso, el caso sigue vivo porque ni se han dado por válidas las conclusiones oficiales sobre las causas del si-niestroni ha concluido todavía el proceso de negociación de las corres-pondientes indemnizaciones. Enefecto, la presidenta de laAsociación de Afectados delVuelo JK5022, Pilar Vera, incidió en su desconfianza hacia los miembros de la Comisión de Investigación deAccidentes e In-cidentes deAviación Civil y arremetió contra la aseguradora que ape-nas ha indemnizado todavía al 43% de las víctimas. Transcurridos ya seis años, parecería lógico que el suceso se pacificara definitivamente. Notiene sentido, en concreto, que se alarguen indefinidamente los pa-gos de indemnizaciones. Y si hay zonas de sombra en las investigacio-nes técnicas, convendría aclararlas. Fomento, que ha conducido el dra-maconsentido de responsabilidad, debería presionar enesta dirección para que cesen cuanto antes los ruidos ulteriores a la gran tragedia. Edita: Editorial Cantabria, S. A. Presidente: Mariano Linares Argüelles Director General: Manuel Campillo Álvarez Director: José Miguel Santamaría Alday DirectorAdjunto: José Emilio Pelayo Valdeolivas Subdirectores: Jesús María Serrera y Teresa Cobo Redactores jefes: José Luis Ramos, Alberto Santamaría, José Luis Pérez, Miguel Ángel Pérez Jorrín, Nieves Bolado, Guillermo Balbona yMiguel de las Cuevas. Jefes de sección: Marc González, Irma Cuesta, Diego Ruiz y David Remartínez. Secciones: Francisco Fernández-Cueto (Región), Mario Cerro (Torrelavega) y Susana Echevarría (Deportes). eldiariomontanes.es: Leticia Mena (jefa de Edición). Director de Operaciones: Juan Manuel Higuera. Director Financiero: Gonzalo Martínez-Hombre. Director Comercial (CM Cantabria): Carlos Angulo. Director de Acciones Especiales y R. S. C.: Julián Pelayo. Directora de Marketing y Ventas: Lorena Díaz. Director de Innovación e Internet: Emilio Martínez. EL DIARIO MONTAÑES 4 / 4

×