• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content

Loading…

Flash Player 9 (or above) is needed to view presentations.
We have detected that you do not have it on your computer. To install it, go here.

Like this presentation? Why not share!

GLORIA AL ESPÍRITU SANTO, MOTOR PARA LA LIBERACIÓN INTEGRAL. Cap. 11

on

  • 2,752 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,752
Views on SlideShare
2,667
Embed Views
85

Actions

Likes
1
Downloads
43
Comments
0

5 Embeds 85

http://isabell-misteriodedios.blogspot.com 76
http://isabell-misteriodedios.blogspot.com.es 4
http://isabell-misteriodedios.blogspot.mx 3
http://isabell-misteriodedios.blogspot.kr 1
http://isabell-misteriodedios.blogspot.com.ar 1

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    GLORIA AL ESPÍRITU SANTO, MOTOR PARA LA LIBERACIÓN INTEGRAL. Cap. 11 GLORIA AL ESPÍRITU SANTO, MOTOR PARA LA LIBERACIÓN INTEGRAL. Cap. 11 Presentation Transcript

    •  
    • Del Espíritu Santo no poseemos imágenes. Es representado por símbolos infrahumanos como el viento, el fuego, la unción, el agua o la paloma
    • ESPÍRITU RUAH (Hebreo) PNEUMA (Griego) Ambos términos ligados a procesos vitales Inicialmente el Espíritu Santo no es concebido como persona, sino como una fuerza divina y original que actúa en la creación, moviéndose en los seres vivos y actuando en los hombres. - Se hace presente en los profetas (1 Sam. 10:1; Núm. 11:24-30) - Está presente en algunos líderes políticos (Jue.3:10; 6;33) - Está presente en la figura del rey (1 Sam; 16:13) - Está presente en la vida de Jesús (Lc. 4;17-21) - Se le promete a cada persona, para que tenga un corazón nuevo y pueda inaugurar una nueva humanidad (Ez. 36: 26-27)
      • El Espíritu Santo surge como la fuerza de lo nuevo y como una renovación de todas las cosas. Él está presente en la primera creación (Gén.1:2) y en la creación definitiva que se inauguró con Jesús. La actuación del Espíritu Santo es eminentemente creadora, vuelta hacia el futuro. Él nos mueve hacia la tierra prometida y hacia el destino que ha de construirse y revelarse en el mañana.
      • El Espíritu Santo es la memoria de la práctica y del mensaje de Jesús, esto no contradice lo anteriormente dicho, sino que por el contrario lo complementa.
      • El gran hecho nuevo establecido por el Padre es la presencia de su Hijo en la carne para que seamos hijos e hijas en el Hijo (Rom.8:29). Esta encarnación es obra del Espíritu.
    • El Espíritu nos hace vivir filialmente en el seguimiento del Hijo encarnado, recordándonos su sencillez, su coraje profético, su humildad, su mentalidad de servicio y su relación intima con el Padre. La misión del Espíritu consiste en actualizar permanentemente el significado de la encarnación como proceso mediante el cual Dios-Hijo asume la historia con sus transformaciones y la hace historia santa, historia de la Santísima Trinidad. El Espíritu conserva la continuidad entre aquel tiempo en que irrumpió el Hijo en la carne y el hoy de la historia.
      • El Espíritu Santo nos libera de las opresiones del pecado y nos trae a libertad “ donde está el espíritu del Señor, allí hay libertad ” (1 Cor. 3:17). Es el Espíritu el que rompe los horizontes que encarcelan el espíritu, rompe las cadenas mediante las prácticas de liberación de los oprimidos, mantiene viva la esperanza y encendido el espíritu utópico de un mundo sin dominaciones y dirigido por la justicia y por la fraternidad.
      • El espíritu Santo es principio creador de diferencias y de comunión, él es creatividad e irrupción de lo nuevo en medio del grupo, pero nunca en sentido individualista, sino siempre para el refuerzo de la comunidad. “ Hemos sido bautizados en un solo Espíritu para ser solo un cuerpo “ (1 Cor. 12.13). Por muy diferentes que seamos, “ judíos o griegos; esclavos o libres, bebemos del mismo Espíritu ” (1 Cor. 12.13). Nadie queda reducido a una misma categoría, ni ve suprimida sus diferencias, por el contrario, ellas enriquecen la comunidad.
    • La historia de la teología está llena de polémicas sobre la procesión del Espíritu Santo, llegando en 1054 a separar a las dos iglesias hermanas, las ortodoxa y la romana. EL ESPÍRITU SANTO, ETERNAMENTE CON EL PADRE Y EL HIJO
    • “ El me glorificará: porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. Todo lo que tiene el Padre, mío es: por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber ” (Jn:16:14-15) “ Pero cuando venga el Consolador, el cual yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio de mí ” (Jn.15:26) “ como me envió el Padre, así también yo os envío. Después de estas palabras sopló sobre ellos diciendo: Recibid el Espíritu Santo ” (Jn. 20:22) Base bíblica para la procesión del Espíritu Santo
    • ¿Cómo entran el Padre y el Hijo en la procesión o espiración del Espíritu Santo? Posición Griega El Padre es por excelencia Dios, principio y fuente de toda divinidad, Él es el principio de la generación del Hijo y de la procesión del Espíritu Santo. Aunque son un solo Dios, se distinguen por poseer propiedades distintas Los griegos querían garantizar la divinidad del Hijo y del Espíritu Santo por el hecho de que ambos proceden del Padre, que es la única fuente y el principio último de toda la divinidad, ya que él es por excelencia Dios. Intencionalidad de esta vertiente teológica
    • Posición Latina Dios no es principalmente el Padre, sino la Trinidad. El Padre al engendrar al Hijo se lo entrega todo (Jn. 16:15), así el Hijo recibe del Padre la capacidad de dar procedencia al Espíritu Santo juntamente con el Padre. Por eso, al proceder del Padre, el Espíritu Santo procede también del Hijo, no como de dos principios, sino de un principio solo. Intencionalidad de esta vertiente teológica Querían garantizar la divinidad de las tres personas mostrando que son consubstanciales ; el Espíritu Santo posee la misma naturaleza que el Hijo recibió del Padre; como la recibió el Hijo, él la entrega junto con el Padre al Espíritu Santo.
    • El Espíritu es expansión y unión, diversidad y comunión, es amor que revela a los otros y se revela por los otros. El Espíritu es acción y transformación. El Padre representa siempre el carácter de misterio y de profundidad inaccesible. El Hijo, en su economía, significa el arraigo de la Trinidad en la historia humana. El Espíritu actúa universalmente en los hombres. Por la acción, es como el Espíritu realiza su obra en el mundo. Su acción penetra en la acción humana, potenciándola y haciéndola verdaderamente creadora. El espíritu no actúa sólo en la multiplicidad de los hombres y de sus procesos sociales, sino que ha hecho de la comunidad de los seguidores de Jesús su sacramento privilegiado. De igual manera actúa en los sacramentos, particularmente en la eucaristía; en este momento (eucaristía) él manifiesta la presencia viva de Cristo bajo la forma del pan y del vino. LA ECONOMÍA DEL ESPÍRITU SANTO: La transformación y la nueva creación