Internacionalización, empleo y
modernización de la economía
                     española


            Resumen Ejecutivo
...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                     de la ec...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                            de la economía es...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                   de la econ...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                              de la economía ...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                           de la economía esp...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                            d...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                de la economí...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                             de la economía e...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                             ...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                             de la economía e...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                            d...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                          de ...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                     de la ec...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                    de la eco...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                 de la econom...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                             ...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                            de la economía es...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                            de la economía es...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                                 de la econom...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                            de la economía es...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                             de la economía e...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                            de la economía es...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                            de la economía es...
Internacionalización, empleo y modernización
                                                     de la economía española
...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

ICEX - AFI - Internacionalizacion, empleo y modernizacion de la economia española

5,818

Published on

Resumen Ejecutivo del estudio "Internacionalización, empleo y modernización de la economía española", elaborado por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) y Analistas Financieros Internacionales (AFI) y presentado en marzo de 2010.

Published in: Business, Technology

ICEX - AFI - Internacionalizacion, empleo y modernizacion de la economia española

  1. 1. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen Ejecutivo Marzo de 2010 c/ Españoleto, 19 28010 Madrid Tlf.: 34-91-520 01 00 Fax: 34-91-520 01 43 e-mail: afi@afi.es www.afi.es
  2. 2. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 Índice 1. Motivación ................................................................................................ 2 2. La internacionalización en la globalidad................................................ 4 3. Internacionalización de la economía y de las empresas españolas. Un proceso en curso ............................................................................... 5 4. Modalidades de internacionalización y empleo .................................... 7 5. Internacionalización y empleo. Los datos agregados ........................ 10 6. Empresas internacionalizadas y no internacionalizadas y su impacto sobre el empleo...................................................................................... 11 7. Escuchando a las empresas internacionalizadas ............................... 17 8. Las empresas del IBEX y la internacionalización ............................... 18 9. La captación de inversiones en España: la otra cara de la internacionalización............................................................................... 19 10. Conclusiones y recomendaciones ....................................................... 22 1
  3. 3. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 1. Motivación La economía española ha sufrido una profunda recesión que ha tenido una derivada especialmente problemática en el mercado de trabajo. La naturaleza de nuestro ordenamiento laboral y su materialización en un mercado fuertemente segmentado, impulsado por del hundimiento del sector inmobiliario y la restricción crediticia, han acabado provocando este resultado y se plantean muchas cuestiones relativas a la senda de recuperación que nos espera en el futuro. Al mismo tiempo, esta crisis, que se gestó en el sector financiero estadounidense contagiándose rápida e intensamente a los mercados globales y provocando una contracción severa del comercio mundial, ha dejado relativamente incólumes a muchas economías emergentes. La recesión comercial y de inversiones ha sido intensa pero breve y, de hecho, los principales exportadores ya están fuera de la recesión gracias a la recuperación del comercio mundial. Muchas empresas internacionalizadas, dentro y fuera de España, han podido afrontar sin graves daños la caída de la demanda doméstica y la restricción crediticia gracias a su diversificación geográfica y se encuentran en estos momentos liderando la recuperación habiendo preservado el empleo en buena medida. El empleo. Esta es la cuestión que nos preocupa en este estudio que, sin embargo, fundamentalmente, habla de internacionalización. Habiendo observado repetidamente que la evidencia anecdótica y sistemática sobre desempeño de las empresas y economías internacionalizadas apunta a resultados que contrastan vivamente con los de las empresas no internacionalizadas, y que estos resultados, referidos al empleo, se traducen en más empleo, más estable y de más calidad en las primeras que en las segundas, nos ha parecido que había que construir un argumento sólido acerca de esta asociación sobre la base de (i) las conclusiones de la literatura académica centrada en este tema, (ii), la evidencia procedente de las estadísticas disponibles (iii) el contraste con las empresas protagonistas de procesos singulares de internacionalización y, por último, pero no menos importante, (iv) la sensibilización de los agentes institucionales capaces de impulsar los temas de internacionalización y empleo en las agendas política, económica y del diálogo social en nuestro país. El objetivo perseguido en la realización del estudio sobre “Internacionalización, empleo y modernización de la economía española” se centra en el análisis del impacto de los procesos de internacionalización empresarial sobre el empleo doméstico, en sus distintas 2
  4. 4. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 dimensiones: cantidad, calidad y estabilidad; así como sobre la competitividad de las empresas y la modernización económica. Y el presente resumen ejecutivo sintetiza las principales conclusiones. El estudio realizado para el ICEX por Analistas Financieros Internacionales ha consistido, en realidad, en un proceso en el que se combinan, en primer lugar, el análisis de la relación internacionalización-empleo mediante la revisión de la literatura nacional e internacional y la explotación de los datos de la Encuesta de Estrategias Empresariales (ESEE) de la Fundación SEPI y de los datos de la Central de Balances del Banco de España. En segundo lugar, el contraste de las experiencias de un grupo de empresas internacionalizadas, incluidas grandes multinacionales y Pymes, de diferentes sectores de actividad y el análisis de los perfiles de las principales empresas españolas cotizadas, integrantes del IBEX35. Por último, el proceso aludido ha culminado con una fase de difusión de las conclusiones obtenidas previamente entre los principales agentes políticos, institucionales y sociales de nuestro país con vistas a su sensibilización para que la materia que nos ocupa ascienda puestos en las principales agendas en curso en nuestro país de cara a la salida de la crisis y la modernización del tejido empresarial y productivo español, con los consiguientes efectos beneficiosos sobre el empleo. La motivación para la realización de un estudio de estas características se centra en el hecho de que el empleo y la modernización de la economía son los vértices críticos de la delicada situación que atraviesa nuestra economía. Ante este panorama, la internacionalización de las empresas y, en general, de la economía española, se muestra como una vía de salida de la crisis, de recuperación del mercado laboral y de transición sin solución de continuidad (es mucha la experiencia que acumulamos en materia de internacionalización) hacia una economía más avanzada. El Diagrama 1 anticipa los principales elementos que manejaremos una y otra vez a lo largo de este resumen ejecutivo. Diagrama 1 De la internacionalización al empleo y la modernización de la economía Procesos de Mayores niveles de empleo Modernización Internacionalización: Empleos más cualificados, mejor retribuidos Fortalecimiento Empresas Mayor esfuerzo en formación de los trabajadores Sostenibilidad exportadoras e Menor temporalidad laboral Competitividad inversoras en el Mayores recursos para I+D+i …. exterior, Niveles de productividad más elevados de las empresas empresas globales Menor vulnerabilidad al ciclo económico y de la economía Mayor competitividad 3
  5. 5. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 2. La internacionalización en la globalidad La internacionalización hoy no tiene nada que ver con la que se practicaba hace un par de décadas. Y crecientemente adquirirá una dimensión global en la que se difuminarán los conceptos convencionales de mercados exteriores, sedes y filiales para dar pleno paso a lo que ya hoy se dibujan como mercados globales (la automoción, el turismo, la logística, la fabricación avanzada, los servicios financieros, la salud, los servicios colectivos, la agroalimentación, etc.) y cadenas de valor distribuidas por todo el globo, sistemas modulares de producción de bienes y servicios, nodos de decisión estratégica, financiera, de innovación, de marketing. Nodos cambiantes, decisiones optimizadas. En una palabra, industrias y negocios globales atendidos por empresas igualmente globales de escala proporcionada a los mercados en los que actúan y cadenas de suministro considerablemente exigentes nutridas por empresas de todos los tamaños y especializaciones, eficientes y comprometidas con los objetivos de cada negocio global por valiosos lazos de cooperación y competencia. En este contexto, ¿qué fue de la “empresa exportadora” de los inicios?, o ¿qué será de la multinacional de última hora? Claramente, cuando las políticas y agencias españolas de apoyo a la internacionalización, con plena vigencia de sus enfoques, siguen peleando para hacer comprender a la empresa española la conveniencia de iniciar esta senda con objeto de aumentar significativamente el número de empresas exportadoras o inversoras en el exterior, el mundo se configura a pasos agigantados de forma que los fundamentos de la internacionalización están cambiando una vez más en la historia. Todavía en España se practica la “internacionalización oportunística”, aquélla que se produce ante el estrechamiento de las oportunidades domésticas y que se acaba cuando dichas condiciones domésticas retornan a la normalidad. Las dificultades que este tipo de internacionalización conlleva son vistas por el empresario como un fastidio ineludible pero transitorio que se olvidará al calor de la bonanza doméstica cuando ésta retorne. Pero, afortunadamente, cada vez más, las empresas españolas entienden que la internacionalización debe ser estratégica, planificada, por objetivos y adquiriendo en el proceso las competencias necesarias para perdurar en el proceso y hacer de la presencia global de la empresa su característica principal. Este avance se ha acelerado de la mano de los formidables éxitos de las grandes empresas españolas internacionalizadas, que ha servido como espejo para las demás. Pero no se ha alcanzad la masa crítica necesaria para que la economía española, de resultas de una orientación decidida, pueda exhibir la sofisticación en sus sectores productivos que otros países avanzados exhiben. 4
  6. 6. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 Aunque habitualmente asociamos el concepto y las políticas de internacionalización a la presencia comercial y productiva de las empresas españolas en el resto del mundo, lo cierto es que estas actividades no podrían existir, menos aún en el mundo global del que hablamos, sin su contrapartida, es decir, la presencia comercial y productiva de las empresas del resto del mundo en nuestra economía. Esta presencia es tan masiva o más, que la de nuestras empresas en exterior tal y como se mide por las diferentes balanzas como la de mercancías, servicios y rentas especialmente, y por la balanza de inversiones directas. De la misma forma que la actividad internacional de las empresas españolas produce innumerables efectos beneficiosos sobre nuestra economía y el empleo, las importaciones de bienes y servicios y la llegada de inversiones directas producen importantísimos efectos sobre nuestras empresas domésticas, a las que nutren de inputs y equipos fundamentales para sus procesos productivos, el empleo, que aseguran en las filiales de la multinacionales asentadas en España o en los sectores que integran y comercializan dichas importaciones en el mercado doméstico, la innovación y la tecnología, que a menudo llega incorporada en los bienes y servicios importados o en los modelos de negocio de las mencionadas filiales. No quedaría completo el cuadro sin que al hablar de internacionalización se aludiese en pie de igualdad, a todos los efectos, a estas dos caras de la moneda. Aunque, en este estudio nos hemos centrado en los efectos sobre el empleo derivados de la internacionalización de las empresas españolas en el sentido de sus actividades comerciales y productivas en el exterior, lo que llamamos normalmente las empresas exportadoras y las multinacionales españolas, debería quedar claro que tan importantes como éstos son los efectos sobre el empleo derivados de las actividades importadoras de las empresas españolas y las filiales de multinacionales extranjeras. En realidad, habría que ver todos estos fenómenos como expresión del mismo fenómeno, incluso exacerbada esta expresión por la globalidad. 3. Internacionalización de la economía y de las empresas españolas. Un proceso en curso La economía española tiene un grado de internacionalización que en lo comercial (grado de apertura) no es de los más elevados de la OCDE, siendo por otra parte su PIB por habitante igualmente algo inferior a la media de la región (Gráfico 1). Aunque cuenta con un peso reducido en el comercio mundial (en torno al 2% en el caso de bienes y el 4% en el de servicios), ha logrado mantenerlo en los últimos años. Por el contrario, la cuota mundial de la IED en el exterior ha registrado un comportamiento espectacular en la última década, 5
  7. 7. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 situándose en el 4,16% en 2008. En torno al 25% de la producción final española es exportada y el stock de IED en el exterior representaba ese mismo año el 37,5% del PIB. Gráfico 1 Apertura comercial y PIB por habitante en la OCDE - 2007 250% 200% Tasa de apertura 150% 100% 50% España 0% 10.000 15.000 20.000 25.000 30.000 35.000 40.000 45.000 PIB pc Fuente: Afi a partir de OCDE La estructura actual de la balanza por cuenta corriente española es claramente representativa de una economía abierta, si bien, también refleja la existencia de importantes desequilibrios en casi todas sus sub-balanzas, excepto en la de servicios (superavitaria, gracias al todavía significativo peso del sector turístico) que, sin embargo, no logra compensar el déficit comercial, existiendo además una limitada diversificación de las exportaciones. Mientras, la inversión directa en el exterior presenta una estructura más saneada, habiendo compensado desde hace años el tradicional saldo deficitario propio de una economía receptora neta de inversiones como lo había sido hasta finales de los años noventa. Son muchas las empresas españolas que han querido aprovechar las oportunidades de negocio (comerciales y productivas) en los mercados exteriores. La globalización ha contribuido positivamente a impulsar los procesos de internacionalización empresarial, en muchas ocasiones, por necesidad, como vía para hacer frente a la creciente competencia extranjera en el mercado doméstico. Todos los mercados domésticos están expuestos a la competencia exterior a medida que los nuevos modelos de negocio (franquicias, presencia local de multinacionales de servicios, etc.) se van extendiendo. No obstante, aunque España cuenta con diversas empresas líderes a nivel internacional en sus respectivas áreas de 6
  8. 8. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 actividad (más de 150 marcas internacionales), el censo de empresas exportadoras, superior a las cien mil compañías, representa tan sólo el 3% del tejido empresarial español. Y si se consideran sólo aquellas que venden al exterior de forma regular, dicha cifra no alcanza las cuarenta mil empresas. Además, las ventas exteriores de muchas de estas empresas son reducidas (el 64% de las empresas exportadoras, facturaron al exterior menos de cincuenta mil euros en 2007), existiendo una notable concentración de las exportaciones españolas en pocas empresas, las de mayor dimensión (las quinientas mayores exportadoras, responden por más de la mitad del volumen total anual de exportaciones). El tamaño de la empresa se configura como una variable relevante para la propensión e intensidad exportadoras (incluso se extrae una correlación positiva entre la condición de ser empresa cotizada y la decisión de exportar). Si bien, una reducida dimensión no supone una barrera infranqueable para el ejercicio de la actividad internacional, ya que no es difícil encontrar muchos casos de Pymes que han puesto en marcha estrategias de internacionalización exitosas, identificado nichos de mercado en los que centrar su actividad obteniendo una adecuada rentabilidad. Además, dado que dentro del tejido empresarial español existe una clara predominancia de las micro, pequeñas y medianas empresas, es esencial ofrecer apoyo a la salida exterior de estas empresas de tamaño más reducido. Desde una óptica sectorial y geográfica, también se aprecia una concentración de la actividad internacional. No todos los sectores muestran el mismo grado de internacionalización y todavía existe una limitada (aunque creciente) diversificación geográfica de las exportaciones e inversiones directas en el exterior (IED). Respecto a estas últimas, conviene indicar que son sobre todo las empresas de servicios, las responsables de un mayor volumen de IED emitida por nuestro país. El censo de empresas españolas inversoras en el exterior se sitúa en torno a las dos mil firmas (Subdirección General de Inversiones Exteriores, 2007). 4. Modalidades de internacionalización y empleo Las motivaciones y estrategias seguidas por las empresas en sus procesos de internacionalización son diversas y dichos procesos incidirán directamente sobre el empleo de tales empresas. Para una mayor simplicidad expositiva, a continuación se indican las principales repercusiones que tienen en el empleo la actividad exportadora, por un lado, y, por otro, la inversión en el exterior. 7
  9. 9. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 Las exportaciones, en tanto que suponen un incremento de las ventas, también exigirán una mayor actividad productiva y comercial, además de capacidad específica de gestión de las ventas exteriores, que se traducirá asimismo, en general, en un mayor empleo. La demanda procedente del exterior favorecerá el crecimiento de la empresa y con él la creación de puestos de trabajo. Las empresas exportadoras, como se constata una y otra vez, en media, poseen un mayor volumen de empleados. Asimismo, estas empresas han de contar con recursos humanos cualificados, que les permitan ser competitivas, favoreciendo a su vez la generación de empleo de calidad. Por otra parte, la diversificación de riesgos derivada de una menor fluctuación de las ventas al compensarse los riesgos domésticos y exteriores, favorecerá la estabilidad del empleo. Respecto a la modalidad de implantación en el exterior, esta podría generar más reticencias en cuanto a los efectos positivos en el empleo, sobre todo, cuando obedece a procesos de deslocalización. No obstante, es importante puntualizar que serán el tipo de operación realizada y el mercado de destino implicado los que condicionen tales efectos. En este sentido, si la inversión responde al traslado al exterior de la misma actividad productiva que la realizada en el ámbito doméstico, el empleo generado fuera sí podría ser sustitutivo del empleo doméstico; sin embargo, si la actividad corresponde a una etapa diferente de la cadena de valor, los efectos cuantitativos en el empleo doméstico serían poco significativos. Incluso, si la producción nacional se orienta hacia actividades de mayor valor añadido, favorecería la creación de empleo doméstico de calidad. Por su parte, el mercado de destino también condicionaría el impacto en el empleo, en tanto que si se trata de un país de renta elevada, debe existir una correlación positiva con el empleo en origen, y viceversa. Incluso en el caso de que la inversión en el exterior implique la reubicación de una parte de la cadena de valor de las empresas, con efectos negativos sobre el empleo local, estas operaciones acaban salvando la viabilidad de la empresa en su conjunto y, por lo tanto, evitando males mayores al tejido laboral y productivo local dependiente de la empresa. El Diagrama 2 sintetiza los principales efectos de la internacionalización de uno u otro tipo sobre el empleo. 8
  10. 10. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 Diagrama 2 Modalidades de internacionalización y efectos sobre el empleo Incorporación / Necesidad de Diversificación de incremento de ventas responder a clima riesgos, menor exteriores: mayor competitivo: dependencia de producción adaptación constante a la evolución de EXPORTACIÓN Necesidad de RR. HH. cambios en los las ventas en el que gestionen mercados, búsqueda mercado adecuadamente los de nuevas fórmulas doméstico clientes y el negocio para asegurar la exterior (dpto. de capacidad competitiva: exportación) formación de personal, Mantenimiento / mejora reclutamiento y capacidad competitiva: retención de talento captación talento, (incentivos sociales) refuerzo de la I+D+i Empleo doméstico: > Cantidad > Calidad > Estabilidad Ampliación de servicios Necesidades de mano Diversificación centrales (efecto sede) de obra cualificada: para de riesgos, Intensificación actividad labores de gestión de la menor INVERSIÓN EXTERIOR área internacional actividad exterior, para el dependencia Mayor esfuerzo en aprovisionamiento de de la evolución términos de RR. HH., servicios corporativos o de las ventas para asegurar una para tareas ligadas a las en el mercado capacidad competitiva áreas de desarrollo de doméstico sostenible negocios e I+D+i Envío de personal (reforzadas con procesos técnico / comercial / de internacionalización gestor a filiales en el para velar por exterior (expatriados) competitividad) Implantación en nuevos mercados [efecto + en el empleo doméstico] Establecimiento en mercado conocido: sustitución de exportaciones [efecto - ] Deslocalización parte cadena productiva: actividades de menos valor añadido (efecto complementariedad) [medio plazo: efecto + ] Deslocalización cadena producción completa, con importación de la producción al mercado español (efecto sustitución) [efecto - ] Empleo doméstico: > Cantidad > Calidad > Estabilidad Asimismo, la experiencia de las empresas españolas implantadas en el exterior apunta a que la reducción de costes no está detrás de los principales determinantes de las decisiones de inversión. Por otra parte, un muy elevado porcentaje de la IED española corresponde al sector servicios (en torno al 90%, según los flujos de IED emitida) y las estrategias seguidas por las empresas de este sector, normalmente, conllevan una implantación en destino para poder prestar sus servicios allí (debido a la propia naturaleza de los mismos), sin que ello 9
  11. 11. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 perjudique la actividad desarrollada en las bases domésticas. Al contrario, dicha actividad doméstica se vería intensificada como consecuencia de los denominados “efectos sede directos” (fortalecimiento de los servicios centrales prestados desde el país de origen de la empresa) e “indirectos” (el reclutamiento de personal cualificado conlleva, indirectamente, un crecimiento y especialización del mercado laboral en origen); también existentes en el caso de inversiones de empresas industriales. En última instancia, la implantación exterior puede responder a una cuestión de supervivencia, en cuyo caso, habría que hablar de un balance neto positivo para el empleo, ya que un posible recorte de plantilla, que generalmente afectará en mayor medida a los perfiles de menor cualificación, representa una solución menos desfavorable, en términos de fuerza laboral, que el cierre de la empresa. Aunque a corto plazo la internacionalización por la vía implantación en el exterior, pueda tener un efecto negativo en ciertos segmentos de trabajadores, en el medio y largo plazo se verá compensado por la tendencia a mantener los puestos más cualificados y por las ganancias en competitividad (derivadas de la necesidad de hacer frente a un ardua competencia internacional) y productividad, resultando un efecto neto global positivo para el empleo doméstico. 5. Internacionalización y empleo. Los datos agregados En términos de empleo, el proceso de liberalización de la economía española y una mayor tasa de apertura comercial (una media del 57% del PIB en el periodo 2000-2009) han de generar efectos positivos en el mercado laboral doméstico, pues, sobre la base de datos históricos, por cada diez puntos porcentuales de incremento de la tasa de apertura exterior, la tasa de empleo se incrementaría en cuatro puntos porcentuales (Gráfico 2). 10
  12. 12. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 Gráfico 2 Apertura Exterior y Tasa de Empleo - España 1981-2009 60% y = 0,3964x + 0,2573 55% 2 R = 0,6162 Tasa de empleo 50% 45% 40% 35% 30% 35% 40% 45% 50% 55% 60% 65% Tasa de apertura Fuente: Afi a partir de INE De hecho, el “sector exportador” de la economía española, en el que confluyen todas las actividades sectoriales orientadas la satisfacción de la demanda exterior (en destino o en origen –por ejemplo, el turismo), genera unos 26 empleos por cada millón de euros de demanda final exterior, lo que teniendo en cuenta el volumen de exportaciones de 2009, por ejemplo, (unos 250 millardos de euros, el 23,7% del PIB) representa 6,5 millones de empleos directos (en las actividades internacionalizadas) e indirectos (asociados por relaciones intersectoriales a las actividades internacionalizadas). Una fuerte intensidad de empleo que se debe a la predominancia del turismo, las exportaciones agroalimentarias y las manufacturas de gama media en la cesta exportadora española. La evidencia de la OCDE, por su parte, muestra que cuando se controla por el tamaño de una economía (las economías más grandes tienden a ser menos abiertas en términos relativos), la tasa de apertura explica convenientemente el nivel de renta por habitante hasta el punto de que puede establecerse una asociación entre el grado de apertura y la renta por habitante tal que por cada diez puntos adicionales de tasa de apertura el PIB por habitante sería, en un país OCDE, 1.275 dólares mayor. 6. Empresas internacionalizadas y no internacionalizadas y su impacto sobre el empleo La cuantificación del impacto que ejerce la internacionalización sobre el empleo en sus tres dimensiones (cantidad, calidad y estabilidad) se ha realizado, principalmente, a partir de la 11
  13. 13. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 Encuesta Sobre Estrategias Empresariales (ESEE) que elabora la Fundación SEPI y que toma como muestra a unas 2.000 empresas del sector manufacturero español. Adicionalmente, se ha utilizado la Central de Balances del Banco de España para completar el panorama empresarial con los servicios y para que los resultados obtenidos por esta vía sirviesen de contraste de los anteriores. Como ya se ha comentado, este análisis cuantitativo se ha completado con las referencias de la literatura sobre el particular, entrevistas a las empresas internacionalizadas y con el análisis de las memorias de las empresas del IBEX. Respecto a la cantidad de empleo, las empresas que cuentan con actividad internacional, independientemente del sector al que pertenezcan, tienen, en general, un mayor tamaño que las que no tienen esa dimensión global. Por lo tanto, la internacionalización de la empresa, en la medida en que contribuye a incrementar el volumen de ventas y el de producción, debe suponer asimismo un aumento del número de empleados de la misma. A esta conclusión también muchos de los estudios sobre las características de la empresa exportadora española consultados, a lo que cabe añadir que a medida que aumenta el tamaño de la empresa también lo hace su actividad exterior. Por su parte, las empresas con mayor número de empleados son más proclives a invertir en el extranjero. En la Tabla 1 se muestra la evidencia obtenida de la ESEE. Las empresas que invierten en el exterior son más de cinco veces mayores (en términos de empleo total en todos sus establecimientos) que las que no lo hacen (sean exportadoras o no), dos veces mayores que las que exportan y estas últimas son casi cinco veces mayores que las que no exportan. Auque los órdenes de magnitud varían mucho por sectores, el patrón general se da sin excepciones. Tabla 1 Tamaño medio de la empresa manufacturera española por tipo de estrategia de internacionalización y sector, 2007 Número de empleados medios en el NO NO EXPORTA INVIERTE sector manufacturero español EXPORTA INVIERTE Agroalimentación 446 92 1.062 143 Textil y calzado 190 78 434 104 Industria de madera y papel 277 70 543 130 Edición y artes gráficas 264 238 482 226 Productos químicos, caucho y plástico 419 86 852 198 Productos minerales no metálicos 485 136 860 116 Metales y productos metálicos 373 63 899 147 Maquinaria 347 35 634 117 Vehículos a motor y otro material de tte. 1.191 126 2.584 636 Industria del mueble 201 34 702 57 Otras industrias manufactureras 117 50 205 78 Total 434 91 933 173 Fuente: elaboración propia a partir de la ESEE 12
  14. 14. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 Es importante destacar que la creación de empleo no sólo se ciñe al mercado de destino de la inversión, sino también al del mercado de origen de la empresa internacionalizada. Así, ciertos servicios ofrecidos desde la empresa matriz (I+D, logística, gastos indirectos o servicios de marketing) se ven reforzados significativamente con objeto de atender un mercado global más complejo y competitivo. Respecto de la calidad del empleo, varios son los estudios que ponen de manifiesto que el capital humano cualificado es un factor determinante y sustentador de la competitividad, así como crucial para impulsar una adecuada gestión empresarial y favorecer su expansión exterior. En contraste con la empresa no internacionalizada, la cualificación laboral media de los trabajadores de una empresa que sí lo está es superior, de nuevo, con ventaja de las empresas inversoras respecto a las exportadoras y de éstas respecto a las que no lo son (Gráfico 3). Gráfico 3 Cualificación laboral (% de empleados cualificados, licenciados+titulados medios) EXPORTA NO EXPORTA INVIERTE NO INVIERTE 25 25 20,2 19,5 20 20 14,0 14,8 15 15 11,1 11,7 8,4 9,3 10 10 5 5 0 0 2002 2006 2002 2006 Fuente: elaboración propia a partir de la ESEE Los factores que explican estas diferencias de cualificación entre una empresa internacionalizada y la que no lo es, son el gasto en formación de empleados ya que las empresas con actividad exterior dedican más recursos a la formación de sus empleados que las que no tienen presencia en el extranjero (Gráfico 4). 13
  15. 15. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 Gráfico 4 Gasto externo medio anual en formación de los trabajadores (euros por empleado) EXPORTA NO EXPORTA INVIERTE NO INVIERTE 300 300 200 200 100 100 0 0 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 Fuente: elaboración propia a partir de la ESEE El esfuerzo en I+D+i que desarrollan las empresas internacionalizadas es mayor que el que dedican las que no lo son (Gráfico 5), por lo que también incorporan puestos de trabajo en gran medida cualificado. Además, es preciso apuntar que la mayor parte de los gastos de I+D de las empresas multinacionales se concentran en el país donde se sitúa la sede, algo que también ocurre en el caso español. Gráfico 5 Gasto en I+D por modalidad de internacionalización (% s/ Ventas) EXPORTA NO EXPORTA INVIERTE NO INVIERTE 2,0% 2,0% 1,5% 1,5% 1,0% 1,0% 0,5% 0,5% 0,0% 0,0% 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 Fuente: elaboración propia a partir de la ESEE Otra dimensión del empleo es el grado de estabilidad, que puede medirse bien mediante la tasa de temporalidad de las empresas bien a través del mantenimiento de la plantilla. Respecto al primer indicador, en la medida en que los proyectos internacionales sean por un determinado periodo de ejecución, la empresa puede optar por contratar empleados con carácter temporal. Sin embargo, en general, se observa que la temporalidad de las empresas internacionalizadas es inferior a la de aquellas que no lo son, lo que pone de manifiesto, por un lado, el grado de regularidad de la inversión en el exterior y, por otro, la estabilidad en el empleo generado (Gráfico 6). 14
  16. 16. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 Gráfico 6 Tasa de temporalidad por tamaño de empresa (% empleados temporales s/ total) PEQUEÑA PEQUEÑA Exportadora No Exportadora Inversora No Inversora 30% 30% 25% 20% 20% 15% 10% 10% 5% 0% 0% 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 MEDIANA MEDIANA Exportadora No Exportadora Inversora No Inversora 30% 30% 25% 25% 20% 20% 15% 15% 10% 10% 5% 5% 0% 0% 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 GRANDE GRANDE Exportadora No Exportadora Inversora No Inversora 30% 30% 20% 20% 10% 10% 0% 0% 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 Fuente: elaboración propia a partir de la ESEE Respecto del segundo, varios estudios confirman que la empresa internacionalizada tiene una plantilla más estable porque es menos vulnerable a los vaivenes que pueda registrar la economía doméstica, como ocurre en la actualidad. Por lo tanto, la internacionalización ha permitido compensar la menor demanda nacional con la procedente del exterior y, por consiguiente, mantener el número de empleados. Finalmente, la internacionalización de las empresas también debe servir para adquirir una mayor productividad y competitividad, siendo estos los principales motores de la modernización de la economía. Con el análisis realizado y en línea con los resultados obtenidos de otros estudios, se puede afirmar que los empleados de una empresa internacionalizada son claramente más productivos que los que trabajan en una empresa 15
  17. 17. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 que opera solamente en el ámbito doméstico (Gráfico 7). De hecho, la productividad por empleado en las empresas que invierten en el exterior es un 25% superior a la de las que sólo exportan y un 77% superior a la de las empresas que ni invierten ni exportan. Gráfico 7 Productividad laboral por tipo de estrategia de internacionalización (VAB / empleados medios totales) EXPORTA NO EXPORTA INVIERTE NO INVIERTE 100 100 78,6 80 80 62,7 63,6 60 50,8 60 51,1 44,4 42,0 37,3 40 40 20 20 0 0 2002 2007 2002 2007 Fuente: elaboración propia a partir de la ESEE Una mayor productividad, por otra parte, permite pagar mayores salarios a los trabajadores más cualificados que se encuentran en la base de la productividad (Gráfico 8). El salario promedio pagado por las empresas exportadoras se encuentra muy por encima del promedio industrial hasta el punto de que el salario medio en las empresas manufactureras que invierten en el exterior es similar a la productividad media de las empresas que ni exportan ni invierten. Gráfico 8 Coste salarial por ocupado (miles de euros) EXPORTA NO EXPORTA INVIERTE NO INVIERTE 50 50 44,1 37,5 36,8 40 31,1 40 32,0 28,2 26,4 30 23,4 30 20 20 10 10 0 0 2002 2007 2002 2007 Fuente: elaboración propia a partir de la ESEE En conclusión, una empresa con actividad internacional se caracteriza por ser más grande, tener trabajadores más cualificados, empleo más estable y ser más productiva. Variables todas ellas que redundan en un mayor potencial, competitividad y, en un momento de crisis como el actual, capacidad de supervivencia. 16
  18. 18. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 7. Escuchando a las empresas internacionalizadas De las entrevistas realizadas a un grupo de empresas españolas representativas de los procesos de internacionalización anteriormente descritos, tanto Pymes como grandes empresas, pertenecientes a diversos sectores de actividad (industriales y de servicios), con la finalidad de conocer su experiencia internacional y establecer un patrón común del comportamiento del empleo en las mismas se pueden extraer numerosas lecciones para las restantes. El inicio de su proceso de internacionalización se ha producido en diferentes instantes, no precisamente desde el inicio de las operaciones de la empresa. La mayoría lo han hecho en los últimos años, coincidiendo con el avance del fenómeno de la globalización. La estrategia de internacionalización se ha desarrollado, en general, por la vía de la exportación, desempeñando un papel importante los agentes comerciales en destino. Si bien, en una fase posterior las empresas han realizado inversiones directas en el exterior mediante la adquisición de empresas locales o la instalación parcial de la actividad productiva en otros países, fundamentalmente para satisfacer in situ la demanda de esos mercados. Los principales destinos de la actividad internacional de las empresas españolas han sido Europa y Latinoamérica. En el caso de las Pymes, la mayoría se ha internacionalizado (vía exportación e importación) hacia los mercados más próximos (tanto europeos como norteafricanos). No obstante, actualmente existe un alto interés por los grandes mercados y países emergentes, como los de Europa del Este, China e India. Los principales objetivos del proceso de internacionalización serían el crecimiento de la empresa (y, en algunos casos, la mera supervivencia) a través del acceso a nuevos mercados y el desarrollo de nuevos negocios. La diversificación de riesgos bien geográficamente o por líneas de negocio. A su vez, los principales efectos de la internacionalización han sido un relevante aumento de la facturación exterior que alcanza a menudo el 30% del total; un patente aumento del liderazgo, en la mayoría de los casos, en el mercado nacional e incluso europeo y latinoamericano (buen posicionamiento); la ampliación de su oferta y líneas de negocio; la descentralización de las unidades de negocio y el acceso a destacados proveedores extranjeros. En términos de empleo, las empresas consultadas revelan que han incrementado o mantenido sus plantillas. En la coyuntura actual, la menor actividad doméstica se ve 17
  19. 19. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 claramente compensada con el negocio internacional. Salvo excepciones, el empleo de estas empresas es más estable (menor tasa de temporalidad), la rotación de empleados es reducida, revelándose como fundamental, y una importante fuente de ventaja competitiva, la adecuada gestión de los trabajadores expatriados de una u otra procedencia y la mezcla valiosa de perfiles profesionales y personales en las plantillas. Las empresas han precisado de trabajadores más cualificados, muchos de ellos en el área de servicios centrales. Algunas, incluso, han creado su propio centro de formación y, gracias a la internacionalización, han desarrollado programas de intercambio de personal. Las empresas internacionalizadas, por lo general, consideran que sus trabajadores son más productivos, no sólo por la mayor capitalización de los procesos productivos que conlleva la mayor escala de las empresas, sino también por la propia exigencia de la actividad internacional. Las relaciones con los representantes sindicales de los trabajadores en estas empresas son satisfactorias salvo episodios complicados de ajustes en las plantillas domésticas como consecuencia de decisiones de deslocalización. La internacionalización también ha favorecido el desarrollo de actividades de I+D+i, con la finalidad de mejorar la calidad y el diseño de los productos y servicios, desarrollar nuevas líneas de negocio, etc. Estas actividades generalmente están localizadas en España, lo que favorece la creación de puestos de trabajo cualificados. La internacionalización también conlleva una mayor capacidad de supervivencia y competitividad. En definitiva, nos han respondido sistemáticamente los responsables de todas las empresas entrevistadas, de no haber optado por la internacionalización de uno u otro tipo, estas empresas serían en la actualidad más pequeñas, habrían sido adquiridas por una multinacional extranjera o, incluso, habrían desaparecido. 8. Las empresas del IBEX y la internacionalización Como se comentaba anteriormente, la actividad internacional de las empresas españolas está concentrada en un reducido número de grandes empresas, muchas de ellas son sociedades cotizadas, no en vano este hecho está correlacionado positivamente con la decisión de exportar. En este sentido las empresas del IBEX 35 presentan las siguientes características generales. Su tamaño medio se sitúa en torno a los 49.000 empleados, si bien existen empresas como Telefónica, ACS, BSCH o Ferrovial, que cuentan con más de 100.000 trabajadores (según datos de 2008). Dos terceras partes de los empleados de estas empresas trabajan en el extranjero. La mayoría de las empresas, en términos agregados, han incrementado su plantilla en el ejercicio 2009. Cuentan con una creciente presencia 18
  20. 20. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 exterior: en 2008 el negocio internacional para el conjunto de empresas presentaba un mayor peso que el doméstico en la cifra de negocios total, incrementándose dicho peso durante el ejercicio de 2009. Como puede apreciarse en la Tabla 3, las ventas exteriores se han dirigido en 2009 hacia los mercados latinoamericano (24,2% de las ventas totales de las empresas), de la UE (18,7%, ídem) y de otros países de la OCDE (9,9%, ídem). Tabla 3 Facturación exterior sobre total de ventas de las empresas del IBEX-35, 2009 Exterior EMPRESAS España del que en: Total UE OCDE Resto Abengoa SA 31,3% 68,7% 14,4% 19,0% 35,3% Abertis 50,2% 49,8% 42,6% 0,4% 6,7% Acerinox SA 11,4% 88,6% 29,5% 32,6% 26,5% Acs Activid. De Constru S. 73,7% 26,3% 7,8% 8,3% 10,2% ArcelorMittal SA n.d. n.d. n.d. n.d. n.d. Banco Espanol Credito (Banesto) 98,0% 2,0% 0,0% 2,0% 0,0% Banco Popular Espanol 92,2% 7,8% 6,5% 1,3% 0,0% Banco Sabadell 97,5% 2,5% 0,8% 1,1% 0,6% Banco Santander SA 28,1% 71,9% 26,3% 12,5% 33,2% Bankinter SA 99,5% 0,5% 0,5% 0,0% 0,0% BBVA (Banco Bilbao) 47,2% 52,8% 4,6% 30,1% 18,1% Bolsas y Mercados Espanoles SA 100,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% Criteria CaixaCorp SA 99,9% 0,1% 0,1% 0,0% 0,0% Ebro Puleva SA 25,0% 75,0% 42,1% 30,5% 2,4% Enagas 100,0% 0,0% 0,0% 0,0% 0,0% Endesa (Empresa Nacional) 60,0% 40,0% 7,3% 0,0% 32,7% Ferrovial S.A. 35,0% 65,0% 55,3% 7,2% 2,5% Fomento Const y Contr(Fcc 55,7% 44,3% 35,5% 3,6% 5,2% Gamesa Corp Technologica SA 31,1% 68,9% 32,8% 17,8% 18,3% Gas Natural SDG SA 63,0% 37,0% 5,0% 8,2% 23,7% Gestevision Telecinco 96,3% 3,7% 3,5% 0,2% 0,0% Grifols SA 24,7% 75,3% 21,8% 39,0% 14,5% Grupo Acciona 75,7% 24,3% 14,5% 7,3% 2,5% Iberdrola Renovables SA 41,9% 58,1% 17,5% 39,9% 0,7% Iberdrola SA 41,4% 58,6% 32,0% 21,6% 4,9% Iberia 36,6% 63,4% 16,7% 11,5% 35,2% Inditex n.d. n.d. n.d. n.d. n.d. Indra Sistemas SA 64,2% 35,8% 17,1% 4,7% 14,1% Mapfre SA 54,6% 45,4% 4,8% 15,3% 25,3% Obrascon Huarte Lain 40,9% 59,1% 12,3% 15,9% 30,9% Red Electrica Corp. S.A. 97,7% 2,3% 0,0% 0,0% 2,3% Repsol 51,2% 48,8% 9,4% 4,8% 34,6% Sacyr Y Vallehermoso 78,9% 21,1% 15,4% 0,3% 5,5% Tecnicas Reunidas SA 21,7% 78,3% 20,1% 2,3% 55,9% Telefonica 35,1% 64,9% 23,9% 3,2% 37,7% TOTAL 48,3% 51,7% 18,2% 9,7% 23,8% Fuente: elaboración propia a partir de CNMV 9. La captación de inversiones en España: la otra cara de la internacionalización La Inversión Extranjera Directa es un elemento clave de dinamización económica en el país de destino. Y es parte consustancial del proceso de internacionalización de una economía. Las dos terceras partes de la IED mundial tienen lugar entre países avanzados y desde hace años también los países emergentes participan de este proceso invirtiendo relevantes 19
  21. 21. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 sumas en países avanzados. La IED, de una u otra vía, es un poderoso vector de difusión de la tecnología, la innovación y la generalización de buenas prácticas y buenos modelos de negocio, al tiempo que arrastra a toda la cadena de suministros local de la economía beneficiaria. En el análisis de la internacionalización de la economía española también debe abordarse la inversión directa de empresas extranjeras en España, pues creando el clima adecuado para la captación de esta inversión y el mantenimiento de la existente, se refuerza el proceso de internacionalización de nuestra economía. En este sentido, es importante señalar que alrededor del 40% del total de las ventas exteriores españolas son realizadas por empresas extranjeras implantadas en España, observándose, a su vez, que dentro del tejido empresarial español las empresas exportadoras estables cuentan con una participación de capital extranjero del 17,4% frente al 2,9% de aquellas que no tienen actividad internacional. No hay que olvidar que diversas empresas extranjeras se sienten atraídas por el mercado español por las ventajas que éste entraña en relación con la accesibilidad a otros mercados próximos geográfica y culturalmente, y con los que España ha firmado acuerdos, como los Convenios para Evitar la Doble Imposición y los Acuerdos de Protección y Promoción Recíproca de Inversiones, que facilitan la implantaciones en los mismos Europa, Norte de África o América Latina. De esta manera, al utilizarse el mercado español como puente de acceso a otros países, se está contribuyendo positivamente a una mayor globalización de nuestra economía. Es cierto que, en las décadas pasadas, los bajos costes salariales y la inserción en el mercado comunitario constituían poderosas ventajas competitivas que atraían a la inversión extranjera. Hoy, con el avance económico del país y la ampliación de la Unión Europea, tales ventajas han dejado de serlo y ello explica los casos de desinversión registrados en el pasado a medida que el ciclo de dichas inversiones finalizaba. Por ello, la captación de IED más noble en la actualidad pasa por una renovación fundamental de las ventajas competitivas a la altura de las que se encuentran en las economías más avanzadas. Esta “transición de la IED” de llegada en España es delicada, pero debe hacerse, de la misma forma que se ha producido la explosión de la IED de salida en nuestro país, como prueba definitiva de la modernización de la economía española. Los flujos de entrada de inversión extranjera directa en España han llegado regularmente a España a los largos de las últimas décadas provocando un crecimiento sostenido del stock de IED. En 1990, dicho stock, representaba el 12,7% del PIB español y diez años más tarde ese porcentaje se elevaba hasta el 26,9% del PIB, continuando una senda creciente para 20
  22. 22. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 alcanzar el 39,6% de nuestro producto interior bruto en 2008; año en el que el número de filiales españolas de empresas extranjeras se situaba en 14.767. Estas entradas de inversión no sólo han ayudado a financiar el déficit por cuenta corriente y a impulsar la visibilidad e imagen de España en el exterior, sino que el impacto positivo en el mercado laboral español es incuestionable. A finales de 2007 la inversión extranjera directa era generadora de 1.371.082 puestos de trabajo en España (un 17% más que en 2003). Predominan los empleos generados en la industria, suponiendo un 14,5% del empleo total de ese sector en España, mientras que los servicios y la construcción registraban un 5,9% y 3,2%, respectivamente. Además, toda vez que la ventaja comparativa de implantarse en el mercado español ya no se sustenta en unos menores costes de la mano de obra, sino que la inversión entrante se mueve por otra serie de variables más sofisticadas, se puede prever una contribución positiva de dicha inversión extranjera en la generación de empleo de calidad. Las empresas extranjeras están siendo atraídas por las oportunidades de negocio existentes en el mercado español en sectores de alto contenido tecnológico (aeroespacial, automoción, biotecnológico, de energías renovables, TIC’s, etc.) en algunos de los que España es líder y también se benefician del hecho de que el régimen fiscal español que afecta a las actividades de I+D+i es el más ventajoso dentro de los países de la OCDE y de la dotación, en España, de capital humano especializado en áreas tecnológicas y con un coste muy competitivo. Dichos sectores tecnológicamente intensivos serán a priori generadores de puestos de trabajo cualificados. No pueden negarse las ventajas de este tipo de actividades de internacionalización de la economía española (Diagrama 3). Diagrama 3 Las ventajas de la internacionalización por la vía de la captación de IED Creación de empleo de calidad en el país de la inversión Efectos de arrastre en toda la cadena local de suministro Captación de Imagen favorable de clima de negocios Inversión Fomento de la innovación y la tecnología en destino Extranjera Impulso a la internacionalización de la economía Directa receptora Nuevos modelos de negocio Mayor dinamismo económico del país 21
  23. 23. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 10. Conclusiones y recomendaciones Para finalizar este resumen del estudio realizado sobre las relaciones entre la internacionalización y el empleo, se extraen las principales conclusiones del mismo y se expresan algunas recomendaciones con el objetivo de lograr que el imperativo de la internacionalización, por sus formidables derivadas sobre el empleo, impregne de manera transversal todas las políticas y acciones orientadas hacia la salida de la crisis y la modernización de la economía española. La internacionalización ha de entenderse en sentido amplio, tanto como acceso a mercados exteriores para la comercialización como para la producción in situ de los bienes y servicios ofertados por las empresas. Las exportaciones, los acuerdos de cooperación u otras alianzas empresariales, la creación o adquisición de empresas en otros países son otras tantas modalidades de internacionalización y todas ellas tienen efectos netos positivos sobre el empleo doméstico. Las empresas internacionalizadas tienden a convertirse en empresas globales, capaces de posicionarse en sectores globales y responder a las exigencias de clientes de todo el mundo. El panorama internacional muestra que a cada diez puntos de apertura comercial, controlando por el tamaño de las economías, se asocian 1.250 dólares de PIB por habitante. En el caso español, a cada diez puntos de apertura comercial pueden asociarse cuatro puntos la tasa de empleo pudiéndose establecer en 6,5 millones de empleos directos (las empresas con actividad exportadora) e indirectos (las empresas que suministran a las anteriores) los que dependen del “sector exterior” (exportaciones) de la economía española, unos 26 trabajadores por millón de euros de PIB exportable. Los aumentos de producción para abastecer los mercados exteriores por la vía de las exportaciones están claramente asociados a incrementos en el empleo, pero también las implantaciones empresariales en el exterior refuerzan el capital humano doméstico dedicado a la gestión del negocio internacional y del asociado a los servicios centrales de las empresas. Las empresas españolas con actividad internacional, sea exportadora o inversora, en media, son generadoras de un mayor volumen de puestos de trabajo, crean empleo de calidad con alta cualificación y mayor retribución y más estable. Asimismo, dichas empresas son más innovadoras, invierten más en I+D y en la formación de sus recursos humanos, siendo más productivas y competitivas. Las empresas internacionalizadas son menos vulnerables al ciclo económico doméstico y disponen de más opciones de supervivencia en condiciones críticas. 22
  24. 24. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 No debe olvidarse que la internacionalización también se expresa por la vía de las importaciones y, más interesante aún, la de la captación de IED, Una buena parte de los efectos aludidos sobre el empleo en las empresas exportadoras españolas se debe a la presencia de filiales de multinacionales extranjeras en nuestro país que activan una larga cadena de suministro local e introducen buenas prácticas de innovación, gestión empresarial, de mercado, etc. En suma, la internacionalización de las empresas y la economía española debe desempeñar un papel relevante como vía para la recuperación del mercado laboral español, impulsando la creación de puestos de trabajo de mayor calidad y más estables. Al mismo tiempo, la internacionalización debe favorecer también la modernización de la economía española, a través de ganancias en competitividad, la apuesta por la innovación para mantener dicha competitividad y el cambio de modelo hacia sectores de alto valor añadido, intensivos en conocimiento e innovación. Las agendas políticas (alianza para la salida de la crisis), sociales (diálogo social) y económicas (economía sostenible) en curso no pueden desatender los compromisos con la internacionalización desde los puntos de vista que se han analizado en este estudio. Sobre la base de estas conclusiones pueden elaborarse las siguientes recomendaciones sobre la base de que el concepto de internacionalización que se maneja debería cubrir tanto las actividades comerciales (exportaciones e importaciones) como inversoras (IED de salida y de llegada) en un contexto global: Sería conveniente realizar una detallada evaluación de las políticas públicas de apoyo a la internacionalización empresarial realizadas por las instituciones españolas involucradas en esta tarea en los distintos ámbitos central, autonómico e institucional (Organizaciones Empresariales) con objeto de multiplicar su eficacia. Se ha de potenciar y dar a conocer la labor coordinadora del Consejo Interterritorial de la Internacionalización (CII), en aras de un uso más eficiente de los recursos destinados a la promoción de la actividad exterior. Dentro de la oferta de apoyos institucionales a la internacionalización empresarial, sería conveniente que se generalizasen, entre los criterios para la concesión de las ayudas, indicadores ligados a la creación de puestos de trabajo domésticos derivados de las actuaciones en el área internacional. De esta forma se conseguiría conocer el impacto de empleo de las ayudas, afianzar el compromiso de las empresas con su actividad internacional, asegurar un apoyo eficaz a la internacionalización e identificar posibles nuevas líneas de apoyo que refuercen la 23
  25. 25. Internacionalización, empleo y modernización de la economía española Resumen ejecutivo – Marzo de 2010 calidad de los recursos humanos implicados en los procesos de internacionalización de las empresas españolas. Estudiar la posibilidad de crear un grupo de trabajo sobre “sensibilización en materia de internacionalización económica y empresarial” en el que también participen representantes de organizaciones sindicales y de las Comisiones Parlamentarias ligadas al área. Dicho grupo de trabajo podría analizar el grado de visibilidad que la internacionalización tiene en la sociedad española y las medidas de mejora más efectivas, así como diseñar acciones para impulsar “la cultura de la internacionalización” dentro de los sistemas de apoyo al emprendimiento (empresarial), en las Universidades y en el conjunto de la sociedad. Buscar la mejor coordinación interministerial en este ámbito involucrando en las labores de apoyo a la internacionalización a todos los agentes públicos directa o indirectamente ligados a la actividad internacional empezando, obviamente, por el Mº de Industria, Comercio y Turismo y desde la cooperación al desarrollo (Mº de Asuntos Exteriores) hasta los asuntos laborales o de inmigración (Mº de Trabajo e Inmigración), pasando por las carteras de, Economía, Fomento, etc. 24

×