• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Evangelizando como JESÚS lo hizo
 

Evangelizando como JESÚS lo hizo

on

  • 836 views

 

Statistics

Views

Total Views
836
Views on SlideShare
219
Embed Views
617

Actions

Likes
0
Downloads
7
Comments
0

16 Embeds 617

http://mensajerodeesperanzaadventista.blogspot.com 266
http://pastoresdegrupospequenhos.blogspot.com 213
http://mensajerodeesperanzaadventista.blogspot.mx 40
http://pastoresdegrupospequenhos.blogspot.mx 24
http://mensajerodeesperanzaadventista.blogspot.com.ar 15
http://pastoresdegrupospequenhos.blogspot.com.es 12
http://pastoresdegrupospequenhos.blogspot.com.ar 11
http://mensajerodeesperanzaadventista.blogspot.com.es 8
http://www.pastoresdegrupospequenhos.blogspot.com 7
http://pastoresdegrupospequenhos.blogspot.com.br 6
http://mensajerodeesperanzaadventista.blogspot.ru 5
http://mensajerodeesperanzaadventista.blogspot.com.br 3
http://pastoresdegrupospequenhos.blogspot.hu 3
http://mensajerodeesperanzaadventista.blogspot.ca 2
http://pastoresdegrupospequenhos.blogspot.be 1
http://mensajerodeesperanzaadventista.blogspot.de 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Evangelizando como JESÚS lo hizo Evangelizando como JESÚS lo hizo Document Transcript

    • EVANGELIZANDO COMO JESÚS LO HIZO por Pr. Heyssen J. Cordero Maraví Asociación Peruana Central “Después llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos; y les dio autoridad...” (Marcos 6:7). INTRODUCCIÓN 1. Saludo: ¡Un feliz sábado apreciados hermanos y hermanas! ¡Qué bueno es saber que Dios sigue teniendo un plan para ti y para mí! Es realmente emocionante saber que cada latido de nuestros corazones indican que Dios nos ama y nos dice: “Hay algo más que tienes que hacer”. Y si hoy por cosas de la vida sientes que no puedes más, que sería mejor alejarte de la iglesia, o abandonar todo y sentarte como muchos lo hacen, déjame decirte que el mensaje de Dios es especial. Hoy Dios hablará claro y directo a tu vida. 2. Frase alusiva: Hemos titulado el mensaje de ésta mañana: “No es bueno que el hombre y la mujer estén solos”. 3. Frase interrogativa: ¿Alguna vez escuchaste la declaración: “Es mejor solo que mal acompañado”? 4. Texto: Leamos la Biblia en el libro de Éxodo 3:1-22 (Leer un verso y la iglesia otro de manera sucesiva en voz alta). 5. Preposición: Dios me llamó para cumplir una misión sublime y para ello tiene preparado una ayuda a fin de que la obra sea hecha con éxito. 6. Pregunta de transición: ¿Cuál es la misión que Dios nos ha encomendado y cuál es la ayuda que nos ha provisto? 7. Frase de transición: En ésta mañana veremos cómo a través del llamado de Moisés cuál es nuestra misión y cómo lo debemos hacer. I. LA MISIÓN DE MOISÉS, NUESTRA MISIÓN 1. Dios llama porque tiene un plan para ti. “¡Moisés, Moisés!” Y él respondió: “Aquí estoy Señor” (v. 4). Dios llamó a Moisés. Moisés tenía aproximadamente ochenta años. Allí en Madián mientras pastaba ovejas Dios lo llamó a emprender una obra magna. Y lo llamó porque Dios siempre tuvo un plan para él. Aplicación: Dios tuvo un plan para Moisés así como tiene un maravilloso y extraordinario para para cada uno de sus hijos. No importa la edad, el sexo, la talla ni la condición social. Si estás vivo alégrate porque Dios te dice que sigue teniendo ese plan sublime. En la Biblia encontramos que Dios llamó nos solo a hombres como Moisés de ochenta años sino a jóvenes como David, niños como Joas y Josías, Mujeres como Rahab, Pequeños como Zaqueo, etc.
    • 2. Dios llama porque hay una gran necesidad en Egipto. “El Señor dijo: “He visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, he oído el clamor que les arrancan sus opresores, pues conozco sus angustias y he descendido a liberarlos de mano de los egipcios, y a sacarlos de este país para llevarlos a una tierra buena y espaciosa, que mana leche y miel…”” (v.7, 8). El pueblo de Dios vivía como esclavo en Egipto. Habían llegado como invitados, como turistas, pero se quedaron en Egipto y más tarde, un faraón al ver la prosperidad de ellos los oprimió a más. Aplicación: ¿Cómo está la sociedad actual? ¿Cómo bien hoy las personas en el mundo? Solo basta con ver las noticias para darnos cuenta que viven en una completa angustia. Hambruna, guerras, delincuencia, estafas, corrupción… Ya nada sorprende quizás para muchos. Pero es triste la vida de las personas en el Egipto moderno, siguiendo la voz del faraón de los del mundo, del enemigo de Dios. Dios sabe del dolor del niño abandonado, de la mujer golpeada, del abuso y del maltrato. De las lágrimas de los padres al ver a sus hijos sumergidos en el mundo de las drogas y del alcohol. Hay gran necesidad en el mundo. Dios nos llamó por que el mundo, el Egipto de hoy masacra a personas que le pertenecen a Dios. 3. Dios llama porque quiere que vayamos a libertar. “Por tanto, ve, yo te envío a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, a los israelitas” (v.10). Para libertar a los israelitas Moisés debía IR. Dios lo envía como libertador, tenía que enfrentarse a Faraón, tenía que IR a Egipto. Aplicación: ¡Qué preciosa tarea! Un plan maravilloso y extraordinario sin duda, una misión emocionante, un plan sin igual que ángeles quisieran hacer. Y ese plan supremo que tiene para ti y para mí es el mismo que tuvo para con Moisés: LIBERTAR PERSONAS DE EGIPTO. No obstante, así como Dios anhela que tú seas un libertador, también existe alguien muy interesado, locamente obsesionado en que tú te alejes del plan sublime, ese es el faraón de los siglos, el enemigo de Dios. Él hará todo lo que esté a su alcance para que tú no cumplas ese plan, inclusive querrá quitarte la vida, perseguirte, quitarte privilegios, etc., así como lo hizo con Moisés. Sin embargo jamás debes olvidar que Dios estará contigo TODOS LOS DÍAS HASTA EL FIN DEL MUNDO (Mt. 28:20). 4. Dios llama a pesar de lo que somos. La Biblia no es un libro de cuentos. La Biblia es un libro de verdad. Es por ello que es la Palabra de Dios. Y hoy esa maravillosa Palabra nos dice que Moisés también tenía deficiencias, también era humano. Sí apreciado hermano, hermana y amigos, fue un hombre como tú y como yo. Moisés le presenta a Dios cinco excusas por las que él no podía cumplir la misión. Yo creo que fueron excusas pero con lógica o argumentos. Y les mostraré por qué en líneas más adelante. Las razones del porqué, según Moisés, no podía cumplir la misión de libertar personas de Egipto fueron: a. Primera excusa: ¿Quién soy yo? (v.11). b. Segunda excusa: ¿Qué les diré? (v. 13). c. Tercera excusa: No me creerán (4:1).
    • d. Cuarta excusa: No tengo facilidad de palabra (4:10). e. Quinta excusa: Envía a otro (4:13). Moisés no estaba mintiendo. Las excusas son caprichos, las razones tienen lógica, tienen base. Y es por eso que Dios escoge a Moisés. Dios escoge a Moisés porque lo conocía. Dios sabía que, hace cuarenta años Moisés era un hombre muy preparado, “estaba capacitado para destacarse entre los grandes de la tierra, brillar en las cortes del reino más glorioso, y para empuñar el centro de su poder. Su grandeza intelectual lo distingue por encima de los grandes de todas las edades. No tiene par como historiador, poeta, filósofo, general y legislador. Con el mundo a su alcance, tuvo fuerza moral para rehusar las halagüeñas perspectivas de riqueza, grandeza y fama… No obstante, no estaba preparado para su gran obra. Aún tenía que aprender la misma lección de fe que se les había enseñado a Abraham y a Jacob: a no depender, para el cumplimiento de las promesas de Dios, de la fuerza y sabiduría humana, sino del poder divino. Había otras lecciones que Moisés debía recibir en medio de la soledad de las montañas. En la escuela de la abnegación y la penalidad debía aprender a ser paciente y a temperar sus pasiones. Antes de gobernar sabiamente, debía ser entrenado para obedecer. Antes de poder enseñar el conocimiento de la voluntad divina a Israel, su propio corazón debía estar en plena armonía con Dios. Mediante su propia experiencia debía prepararse para ejercer un cuidado paternal sobre todos los que necesiten ayuda.” (Patriarcas y profetas, pp. 251, 253, 254). Moisés se negaba cumplir la misión que Dios estaba llamándolo a realizar y presentaba sus razones o excusas porque estaba impresionado de cómo Dios lo escogía a él para una obra tan magna. Por eso Moisés insistió en que se escogiera a otro a una persona más competente. “Esta excusas procedían en un principio de su humildad y timidez; pero una vez que el Señor le hubo prometido quitar todas las dificultades y darle éxito, toda evasiva o queja referente a su falta de preparación demostraba falta de confianza en Dios. Implicaba un temor de que Dios fuera incapaz de prepararlo para la gran obra a la cual había llamado, o que había cometido un error en la selección del hombre” (Patriarcas y profetas, pp. 259). Aplicación: No importa quiénes seamos, el pasado que hayamos tenido, nuestra procedencia no significa mucho si nos ponemos en las manos de Dios. En necesario para cumplir la misión solo la humildad y la confianza en Dios. Dios sabía las limitaciones de Moisés así como sabe las nuestras. Pero es necesario que reconozcamos nuestras deficiencias, nuestras limitaciones. Y es allí cuando Dios nos da respuestas claras y objetivas. ¿Cuáles son tus limitaciones? ¿Crees que no eres capaz? ¿Qué crees que Dios te dice hoy? ¿Puedes tú tener la certeza de que Dios suplirá lo que te falta? II. LA AYUDA DE MOISÉS, NUESTRA AYUDA
    • 1. Dios llama y tiene una ayuda preparada. “¿No conozco yo a tu hermano Aarón, levita que habla bien?” (4:14). Después de que Moisés le presenta cinco excusas a Dios, motivos por las cuáles según él, no podía cumplir la misión; y después que Dios le respondiera cada una de sus excusas y viendo que Moisés estaba mostrando humildad, timidez, pero también duda. Dios le presenta a su “ayuda”, a su pareja misionera, a su dupla en el cumplimiento de la misión. Dios que lo conoce todo sabe que Moisés hará una gran labor si asocia a Moisés con un complemento idóneo. Aplicación. “Es mejor estar solo que mal acompañado” dice un refrán conocido. Déjame decirte que esa declaración no es bíblica. Y en gran manera, aunque signifique que es preferible permanecer solo a tener una compañía negativa, en la Biblia encontramos que desde el inicio, desde Génesis que Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo” (Gn.2:18), y aun cuando lo dijo en el contexto del matrimonio, hoy, a través de la Biblia y del Espíritu de Profecía vemos que no solo es el plan de Dios para la familia sino para la iglesia en el trabajo misionero: libertar personas de Egipto. No obstante es interesante entender que la pareja misionera se creó por la necesidad de trabajar con ayuda complementaria. Moisés no tenía facilidad de palabra, y Dios le dio un compañero que “habla bien”. Así también Dios tiene preparado una pareja misionera, un compañero para cumplir la misión. Pero eso solo se dará cuando tú le presentes a Dios tus dificultades, tus necesidades. Eso es humildad. Reconocer que eres insuficiente, no puedes solo. Recordemos que Dios creó primero a Adán y después a Eva por una sencilla razón: Dios quería que Adán entendiera que no es bueno estar solo. Y entonces, la ayuda viene en respuesta a una necesidad. Así también debe ser en las parejas misioneras. 2. Dios llama para ir a Egipto de dos en dos. “Después Aarón y Moisés se presentaron ante Faraón, y le dijeron: “El Señor, el Dio de Israel, dice así: “Deja ir a mi pueblo a celebrarme fiesta en el desierto”” (5:1). Dios asoció a Moisés y Aarón para ir a Egipto con la firme y clara misión de liberar al pueblo de la esclavitud. No fueron solos. Fueron los dos porque ambos se complementaron. Aplicación: Para una gran obra es necesaria un gran plan, ese plan maravilloso y extraordinario, sencillo pero divino el de ir “de dos en dos”, en parejas misioneras. ¿Ya tienes a alguien que te acompaña en el cumplimiento de la misión? ¿Tienes tu pareja misionera para rescatar personas de Egipto? ¿Es tu pareja misionera en respuesta a tus oraciones? ¿Es tu pareja misionera tu ayuda? Dios le dio a Moisés a Aarón y Dios le dio a Aarón a Moisés. Así como le dio a Adán una esposa para su familia, así también Dios tiene preparado una pareja misionera para ti, que también puede ser tu esposa o esposo, aunque no necesariamente, pero si no lo es, a un hermano o amigo del mismo sexo para acompañarte en la magna misión de libertar a personas de Egipto. III. EL MINISTERIO DE JESÚS, MI MEJOR Y MAYOR EJEMPLO
    • 1. El ministerio de Jesús. “Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.” (Mt.9:35). El ministerio de Jesús era sin duda un ministerio completo, integral, holístico. Un ministerio así debe ser nuestro objetivo mayor. Jesús no se preocupaba solo por lo que sus ojos veían sino por todo el ser de la persona. Y ese maravilloso ministerio debe ser nuestro mayor y mejor ejemplo. 2. La gran comisión de Jesús. “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lc. 19:10). Jesús vino a evangelizar al mundo, a rescatar a la humanidad de los lazos del mal, del enemigo de Dios. Dejó toda su gloria, su honor y los privilegios por una humanidad caída, rebelde y desobediente a sus designios. Aplicación: Jesús nos dejó una gran comisión, esto es HACER DISCÍPULOS: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.” (Mt. 28:19,20). La misión que Dios le encomendó a la iglesia, que me la encomendó a mí y a ti es la de HACER DISCÍPULOS. No es bautizar, nos predicar solamente, es todo eso, pero haciendo discípulos. La pregunta que naturalmente surge es: “¿cómo lo hizo Jesús?” 3. La gran estrategia de Jesús. “Y estableció a doce, para que estuviesen con él, y para enviarlos a predicar” (Mr. 3:14). Para evangelizar al mundo y “buscar y salvar lo que se había perdido” el gran maestro y evangelista de todos los tiempos, Jesús, utilizó la estrategia, un grupo familiar o grupo pequeño. Pudo haberlo hecho de otro modo, pero escogió la de un grupo pequeño porque allí los tuvo como una familia. No obstante, no solo los organizó como una familia o como un grupo pequeño sino que dentro del grupo los formó en PAREJAS MISIONERAS. La Biblia dice: “Después llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos; y les dio autoridad...” (Mr. 6:7).  Aplicación: Si Cristo discipuló a los doce apóstoles en un grupo familiar o grupo pequeño, ¿quién soy yo para hacerlo de otro modo? Sucede que con frecuencia queremos innovar, soñar, crear estrategias a través de estudios, maestrías, etc. Ignorando muchas veces que Jesús ya nos demostró cómo debe hacerse. La mensajera del Señor destaca: “Es necesario que dos personas trabajen juntas, pues la una puede animar a la otra y juntas pueden aconsejarse, orar y escudriñar la Biblia”(El Evangelismo, Pág. 59). Pero la cita más clara y explícita menciona: “Llamando a los doce en derredor de sí, Jesús les ordenó que fueran de dos en dos por los pueblos y aldeas. Ninguno fue enviado solo, sino que el hermano iba asociado con el hermano, el amigo con el amigo. Así podían ayudarse y animarse mutuamente, consultando y orando juntos, supliendo cada uno la debilidad del otro. De la misma manera, envió más tarde a setenta. Era el propósito del Salvador que los mensajeros del Evangelio se asociaran de esta manera. En nuestro propio tiempo la obra de evangelización tendría mucho más éxito si se siguiera fielmente este ejemplo” (El Deseado de todas las gentes, Pág. 316). Los consejos proféticos son
    • categóricos. No dan lugar a dudas, a ambigüedades, de manera clara y precisa señala que no alcanzamos éxito en el cumplimiento de la misión porque no seguimos el ejemplo de Cristo, no nos organizamos como quiere que lo hagamos, es decir en GRUPOS PEQUEÑOS con PAREJAS MISIONERAS. 4. Los grandes resultados de Jesús. “Sólo el método de Cristo será el que dará éxito para llegar a la gente. El Salvador trataba con los hombres como quien deseaba hacerles bien. Les mostraba simpatía, atendía a sus necesidades y se ganaba su confianza. Entonces les decía: "Seguidme"” (El Ministerio de Curación, pág. 102). Para hacer discípulos y cumplir su misión Jesús empleó la mejor estrategia: GRUPOS PEQUEÑOS con PAREJAS MISIONERAS, esto es “estar con Él e ir a predicar” (Mr.3:14). No obstante, para llegar a las personas, para evangelizar al mundo debemos emplear el evangelismo por amistad, éste es método que no falla. Todos de acuerdo a nuestros dones, organizados en GRUPOS PEQUEÑOS con PAREJAS MISIONERAS evangelizando por amistad. Y fue así que Pablo dijo: “Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo” (Ro. 1:8). ¡Impresionante! La fe que los discípulos predicaban ya era una fe que estaba siendo divulgada por “todo el mundo”. Doce personas entrenadas y capacitadas evangelizaron todo el mundo conocido. Alabado sea Dios. Aplicación: En nuestros tiempos alcanzaríamos más éxito si tan solo seríamos obedientes a los conejos inspirados. Y es que el ministerio de Jesús claramente nos enseñó cómo hacer discípulos para transformar el mundo. Nos enseñó todo lo que debemos y necesitamos saber para evangelizar al mundo en nuestra generación: GRUPOS PEQUEÑOS con PAREJAS MISIONERAS empleando el método de Cristo, el evangelismo por amistad de acuerdo con nuestros dones. CONCLUSIÓN 1. Recapitulación: Hay una misión que cumplir, la misión de rescatar personas de Egipto, y para ello Dios nos enseñó que ésta obra no se hace solo, se hace de dos en dos, con una PAREJA MISIONERA. Del mismo modo, Jesús, nuestro mayor y mejor ejemplo nos enseñó que para evangelizar y rescatar personas de Egipto es necesario discipular y para ello debemos organizarnos en GRUPOS PEQUEÑOS con PAREJAS MISIONERAS que empleen el método de Cristo, a decir, el evangelismo por amistad. ¿Simple? ¿Sencillo? ¡Claro! Debe ser así, el evangelio así como el evangelismo no es complicado. 2. Apelación: Bíblicamente y a través del Espíritu de Profecía vimos que trabajar de dos en dos no es un plan de la asociación, de la división. No es una estrategia más, no es un plan nuevo que lo promueve el ministerio personal, o el evangelista. ¡No! Es un plan divino. Jesús nos lo dijo. Jesús nos lo enseñó. Y si Él lo hizo, ¿quién soy yo para no seguir su ejemplo?
    • 3. Llamado: Las parejas misioneras dentro de los grupos pequeños no son una opción, son una necesidad. ¿Por qué no decides hoy seguir el ejemplo de tu mejor y mayor líder? ¿Por qué no dejar que nuestro ministerio sea guiado por la Palabra de Dios y el Espíritu de Profecía? Hoy es el día en que tu ministerio revoluciones la iglesia, el GP que Dios te ha encomendado. Los resultados probablemente no serán rápidos, pero después verás las maravillas de seguir los pasos de Jesús. 4. Desafío: Vayamos a nuestros grupos, a donde vayas, ve con fe, con la seguridad de que Dios ha hablado y te bendecirá porque haces su voluntad. No hay nada más hermoso que seguir el modelo y ejemplo de Cristo. Hoy es el tiempo. Ven querido líder, querido hermano, pasa al frente en señal de compromiso y aceptación de hacer la voluntad de Dios en la tarea encomendada. 5. Oración: Gracias amado Dios por las decisiones de hoy. Gracias Dios poderoso porque hoy tus hijos aceptaron el desafío de organizarse como tú quieres, quieren seguir el ejemplo de Cristo. Quieren hacer tu voluntad. Bendiga sus ministerios. Ayúdales a cumplir con la decisión de hoy. Dios les bendiga Pr. Heyssen J. Cordero Maraví DISTRITO MISIONERO DE CIENEGUILLA ASOCIACIÓN PERUANA CENTRAL UNIÓN PERUANA DEL SUR