Last deco en catal

507 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
507
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
30
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Last deco en catal

  1. 1. 1 UNLP ~ FBA Historia del Arte I - Prehistoria y Antigüedad Clásica Cátedra de Daniel Sánchez Mayo de 2010 LAST, Jonathan: (1996) “More than just a pretty face: the place of decoration at Çatalhöyük”, [en línea], <http://www.catalhoyuk.com/TAG_papers/jon.htm>, [febrero de 2009]. Selección de la cátedra. Traducción: Laura H. Molina y Marcela Andruchow. Más que una cara bonita: El lugar de la decoración en Çatalhöyük Jonathan Last - Universidad de Cambridge Hoy quiero desarrollar algunas ideas sobre el contexto, el contraste y las relaciones, atendiendo cuestiones como: Las ubicaciones apropiadas para el arte o la decoración, las relaciones entre arquitectura y equipamiento interior [de las casas] por una parte y los objetos muebles [portables] por otra; la dinámica del cambio en el tiempo dentro de los edificios; las implicaciones de todo eso para entender las prácticas humanas dentro de las household1, aunque con el reconocimiento de que en un análisis contextual todos esos temas están interrelacionados. Dos cuestiones podemos preguntarnos: ¿pudo el sitio haber alcanzado tal tamaño o adquirido regularmente suficiente obsidiana sin la presencia de esas imágenes? Mellaart informó que hay una tendencia a que diferentes motivos aparezcan en diferentes partes del edificio. Por ejemplo; cabezas de toros son más frecuentes sobre las paredes norte, de cara a los montes Taurus. Siguiendo eso, y aceptando que el arte es más que decorativo, la famosa pintura de un volcán, por ejemplo, también implica una conciencia de significado cosmológico del paisaje y el asentamiento. De hecho, haciendo el paisaje activo y cambiante, tensiona la relación entre los mundos cultural y natural; y en otro sentido, la presencia de la obsidiana trae el volcán dentro de la casa. Otras interpretaciones son posibles, por supuesto, pero las analogías simbólicas de este tipo no deberían sorprendernos. Hay numerosos ejemplos etnográficos del significado cosmológico de la orientación y el diseño de la casa desde el Amazonas al Este de África, hasta el Sudeste de Asia. Muy seguido, sin embargo, tal etnografía es presentada como un modelo formalizado de la casa ideal, negando la variabilidad que inevitablemente ocurre en la práctica. El número de cuartos excavados por Mellaart provee un sorprendente sentido de la dialéctica estructura/agencia. El edificio 1 en el área nueva, por ejemplo, parece muy cercano en su diseño al santuario VI en el área de Mellaart, pero el modo en que el edificio fue alterado y aumentado a lo largo del tiempo es muy diferente. Entonces la estructura cósmica de la casa define también posiciones apropiadas para acciones particulares. ¿Y qué rol juegan las imágenes de la pared en la creación o mantenimiento de esos significados? La casa, con su aspecto subterráneo, también representa un microcosmos independientemente de sus relaciones con el paisaje extendido. La falta de aberturas hacia otros edificios y de paredes internas, define a la casa como una unidad independiente. Dentro de este microcosmos es la lógica interna de las relaciones entre las imágenes y otros elementos partícipes la que cuenta, por ejemplo, la obra de Mellaart sugiere que las imágenes no son generalmente encontradas en la escalera u horno al final de la casa, el cual es usualmente el lado sur. ¿A qué se debe esto? ¿Es porque las llamaradas del fuego aquí pudieron hacer peligrar u obscurecer el arte? Esto parece improbable dado que las pinturas fueron de cualquier modo frecuentemente cubiertas o repintadas, su longevidad o preservación no fue necesariamente una consideración. ¿O es porque las imágenes enfatizan significados o valoraciones diferenciales del espacio? Mucho mejor esto. Pero hay varios atributos con los cuales podría correlacionar la decoración arquitectónica, además de escaleras y hornos; por ejemplo, los enterratorios: algunas pinturas se extienden para ser concentradas donde hay entierros. Ciertamente, la elaborada decoración dentro del edificio 1, se corresponde en algún punto con la presencia de entierros: la plataforma NO, que tiene la mayoría de los enterratorios, fue periódicamente pintada de rojo y también estaban cerca del equipamiento fijo de la casa, subsecuentemente removidos de la pared oeste de este espacio. Sin embargo, esto no cierra del todo; hay también elementos simbólicos (elementos fijos de la pared) en el SO y en el espacio 70, pero no en el N y E donde los entierros se hallan. Otra posibilidad concierne a la valoración de los espacios en términos de suciedad, limpieza y desechos. Las distinciones dentro/fuera son particularmente claras en Catal, como con mucha de la cerámica de Mellaart, por ejemplo, que provienen de los llamados “patios” fuera de las casas. Y alrededor del edificio 1 hay muchos más huesos de animales que dentro de los muros de las 1 N. de T.: El concepto de familia nuclear es nuevo. Antes de la Segunda Guerra Mundial, una familia incluía a todos los parientes vivos, hasta los políticos... Cuando la Biblia habla de familias, en realidad está hablando de household, pero está traducido 'familia' para que el concepto sea más accesible... Un household bíblico combinaba los rasgos de una familia moderna y de una empresa moderna. Los miembros de la familia, los empleados, y los esclavos, todos vivían juntos en la misma casa, que funcionaba como casa y como lugar de negocios. En el Imperio romano del primer siglo, la esclavitud no era un estatus para nada envidiable. Sin embargo, los esclavos eran miembros de las familias, y bajo algunas circunstancias, tenían derechos de herencia (ver Lucas 20:9-16). El dueño tenía la obligación legal de proveerlos con techo y comida, razón por la cual a veces se vendían a sí mismos como esclavos. COLLINS, Ken: “Cultural Differences: Household”, [en línea], copyright 1995-2008, <http://www.kencollins.com/why-10.htm>, [mayo de 2010]. // Una unidad social compuesta por aquellos que viven juntos en la misma vivienda. Diccionario Merriam Webster [en línea], <http://www.merriam-webster.com/dictionary/household>, [mayo de 2010].
  2. 2. 2 casas. En una escala de rangos, dentro del edificio 1 hay -lejos- más artefactos y huesos que en el espacio 70 y en las partes S y NE del espacio 71 que en otro sitio en el edificio. ¿Fueron algunas áreas guardadas más limpias que otras porque eran especiales, o al menos diferentes? De hecho, la distribución de artefactos se corresponde mucho más cercanamente con la ausencia de enterratorios, que de imágenes. Numerosos fragmentos de cerámica, en particular, provinieron del área SO del espacio 71 y del N del espacio 70 donde partes de animales fueron deliberadamente introducidos en las paredes. (...) Pero la dimensión vertical ha desaparecido. Por un lado, no sabemos qué ha sucedido en las partes altas del muro. El posible arco o nicho colapsado pudo haber enmarcado algo en la parte Sur del edificio 1. Además, muchos de los artefactos vienen de contextos de relleno, quizás, en algunos casos, caídos con el colapso de los techos y entonces pueden estar sólo vagamente relacionados a lo mejor, con el desarrollo de cualquier otra actividad que el desecho. Mi impresión general es que los pisos se mantuvieron remarcablemente limpios. Entonces, podría ser más provechoso preguntar cómo los procedimientos de mantenimiento o abandono que conservaron los pisos de las casas limpios se relacionan con la extracción o “decomisado” de algunos rasgos decorativos en el edificio 1; específicamente el hoyo excavado para recuperar la escultura de la pared O. Mientras la limpieza parece haber estado cerca de los dioses (o quizás diosas) algunas cosas pueden haber sido dejadas en edificios abandonados (artefactos muebles como vasijas y piedras de afilar; alimentos quemados -encontramos depósitos de bellotas y lentejas) pero otras no y tenían que ser recuperadas (algunas imágenes murales). Nuevamente, nosotros no debemos exagerar ésto sobre la base de una casa. Después de todo, muchas de las habitaciones de Mellaart tenían bastante intactos sus rasgos. Pero quizás estamos viendo algunas cosas aquí del poder de esos rasgos. En este caso, la vida de la imagen parece haber estado vinculada más con la vida de la casa, que con la vida de la gente -no parecía importar, por ejemplo, que el hoyo cavado para la escultura de la pared perturbe los enterratorios debajo de la plataforma pintada. Entonces, quizás las imágenes son parte de la fábrica de la casa, y un edificio sin una “decoración” particular podría servir a la función de casa, tanto como un edificio sin techo. Nosotros no podemos separar las imágenes de sus paredes sin descontextualizarlas y violentarlas tanto como lo hicieron los excavadores del pozo 17. Si volvemos al trabajo de Mellaart perdemos la oportunidad de ver la pauta de los artefactos dentro de las habitaciones pero ganamos en un aspecto cuantitativo. Una de las principales conclusiones de un reciente reanálisis del área Mellaart es que no hay dualidad entre habitaciones y santuarios, sino más bien un continuun de complejidad, sin embargo moderado. Hay diferentes modos de interpretar este gradiente complejidad: Uno es que vemos a las habitaciones abandonadas en escenarios de un ciclo que va entre sencillo y elaborado. Otro es que los elementos de la complejidad como las imágenes de las paredes pueden solamente ser adquiridas cuando el household ha conseguido un estatus seguro, sin embargo nosotros definimos eso (y no quiero decir con esto rango social). Rissa da el ejemplo de los “rasgos de mérito” indio, por los cuales se gana para el household el derecho a mostrar cabezas de ganado para embellecer sus santuarios domésticos. Ambos modelos expresan una dinámica temporal bastante bien, pero el segundo implica algunas cosas sobre las relaciones sociales entre households o grandes grupos. Si la adquisición de imágenes depende de actos comunitarios, entonces la presencia de imágenes en Catal podría contribuir a la cohesión de la comunidad y mayor supervivencia de un asentamiento grande. Esta es una respuesta a mi primera pregunta. Como corolario de ello está el depósito de ítems inusuales, tales como huesos completos o articulados, en las áreas de basura, las cuales eran presumiblemente usadas por numerosos edificios. Quizás la producción de imágenes dentro de la casa puede ser relacionada con un consumo especializado. Si podemos acercarnos a las imágenes en términos de significado espacial discursivo o prácticas rituales, ¿cómo podemos integrar esta mirada ceremonial del household con uno basado en rutinas no-discursivas de lo cotidiano, vida doméstica, prácticas y estrategias diarias ejercidas alrededor de los rituales? En este contexto tenemos que ir desde una consideración sobre la posición apropiada de las imágenes a aquella sobre el medio apropiado para las imágenes. Quiero brevemente considerar la obsidiana y la cerámica de Catal en este contexto. Pero en algún lugar entre las imágenes y las vasijas están las figurillas portables, hechas de cerámica. Ellas obviamente son significativas como las pinturas, pero la iconografía de los animales nos fascinan más que lo que nos asustan, y suelen ser arrojadas junto con la basura. Algunas (agradables) vienen de depósitos de desecho del área Mellaart, por ejemplo. Las figurillas en los edificios de Mellaart, a diferencia de las imágenes de las paredes, frecuentemente parecen haber estado asociadas con áreas de almacenaje y hogares. Similarmente en el edificio 1 las figurillas y piedras seleccionadas fueron encontradas en el área FI en el sur del espacio 70. Pero estos objetos no están asociados con poder ritual -los hallazgos encontrados en contextos debajo del suelo y en tarros de grano, sugieren que fueron contemplados como fundación eficaz o depósitos de fertilidad. Las figurillas pueden ser uno de los significados de la conexión entre los rituales discursivos de las imágenes de las paredes y las prácticas rutinizadas de otros elementos de la cultura material portable. Otra idea podría ser considerar los artefactos desde el punto de vista de la producción más que del consumo. Jim sugiere que las habitaciones más complejas mencionadas arriba estuvieron asociadas con la producción especializada de obsidiana. Las conexiones de significado que podemos desarrollarlas aquí, pueden incluir las habilidades específicas de la talla, hay ciertamente una estética en las largas hojas, pero es una estética de la forma completamente distinta de la recargada de las imágenes de la pared. Nunca se destacó el sentido de misterio de la producción de obsidiana, la cual tiene conexiones a través de la sangre (estas hojas fueron usadas para cortar, raspar, etc., pero al tallar pudo también correr sangre) con el ocre rojo de los entierros y las pinturas murales. ¿Podría la manufactura de obsidiana ser aún una práctica shamánica? Quizás el medio por el cual la obsidiana llegó al sitio no fue a través de una temprana tarjeta de crédito -la cual más bien satisfizo a nuestros auspiciantes-, sino un intercambio basado en el control mágico de la naturaleza, que el pueblo de Catal pudo haber trocado por sus imágenes de docilidad y domesticación. Entonces ahora tengo respondida mi segunda pregunta.
  3. 3. 3 Las secuencias cerámicas hacen explícitas las elecciones ejercidas en la comunicación de discursos particulares, en tanto la cerámica es un medio apropiado para la decoración pintada y fue ciertamente muy usado en períodos tardíos. Pero en Catal Este, las cerámicas casi nunca son decoradas de este modo y claramente cualquier significado que las cerámicas pueden haber expresado fue completamente diferente de aquél de las imágenes murales. Pero esto no implica que la cerámica no tenga significado: dado que el medio de elaboración primordial de la cerámica no es la pintura sino el bruñido. Éste puede ser un tratamiento funcional pero el alto bruñido de muchas vasijas y la sensibilidad de un número de casos sugiere que también tuvo un propósito decorativo -no una decoración afectada con imágenes concretas, sin embargo, pero sí con la calidad de la luz. Y lo mismo puede decirse de los altamente reflectantes núcleos de obsidiana, por ejemplo, los cuales fueron a veces usados para hacer espejos. La reconstrucción VR obviamente considera las condiciones en la cuales las imágenes murales fueron representadas para ser vistas, pero quizás nosotros debemos pensar más sobre los contextos en los cuales las vasijas fueron representadas para ser vistas: el brillo de su bruñido sugiere un interés en la luz reflejada, la luz solar, si las cerámicas fueron ubicadas fuera, o a la luz del fuego si ellas permanecieron dentro, alrededor de los hogares. Puede ser que debamos ver estos objetos cotidianos como reflectantes del juego de luz y color que se da en la decoración, a la luz del fuego de la casa. De mismo modo, las rutinas diarias en las cuales ellos estuvieron empleados son los desconocidos reflejos de las estrategias del household que desplegadas más abiertamente en cualesquiera rituales o significados fueron asociadas a las pinturas murales. El libro de Danny Miller “Artefactos como categorías” enfatiza el uso de vasijas como marco para la acción ritual en sus casos de estudio Indios. Ellas carecen de un significado discursivo en sí mismas pero las perfomances en las cuales participan, sin embargo, pasivamente, pueden estar incompletas sin ellas. Mellaart sugiere que la mayoría de la cerámica dentro de los muros puede provenir de los hogares y hornos, aunque hay poca evidencia publicada que respalde lo de arriba; él también encontró de manera ocasional vasijas dentro de las habitaciones (se pueden ver reconstruidas en Ankara, o si pregunta amablemente, en la tienda del Museo de Konya -desafortunadamente la exacta procedencia ha sido perdida en algún lugar a lo largo del camino) y tenemos una cerámica casi intacta del edificio 1 -aunque me asombra que su distribución en tres grandes piezas a través de una distancia de más de 1 metro y su falta de significado completo me genera dudas. No es una vasija altamente bruñida y por lo tanto plantea la cuestión de si la cerámica con diferente grado de inversión fue usada para diferentes propósitos en diferentes áreas. Quizás esta vasija fue una cerámica para fuera de la casa. Necesitamos más hallazgos in situ para responder esto, pero si la distribución de los fragmentos cerámicos en el relleno basal y las unidades de piso son rasgos garantizados, entonces las vasijas más bellas estaban en las áreas más periféricas del espacio 70 y 110. Hay diferentes discursos aquí, aunque no podemos leerlos aún. Sin embargo, en algún lugar del espacio doméstico que contiene las imágenes y los objetos pueden darse juntos. Es interesante que el contraste entre las imágenes murales y las cerámicas esté girando alrededor del subsiguiente Calcolítico Temprano. Investigaciones en sitios del Calcolítico Temprano como Catal Oeste y Can Hasan han encontrado que la cerámica fue por lejos mucho más común y también más elaborada, mientras que las pinturas murales desaparecen. Esto podría reflejar un declive en la significancia de las casas individuales como opuestas a estructuras más comunales -los entierros ya no ocurren dentro de las casas. Es notable además, que el número de sitios del Calcolítico Temprano en la planicie de Konya es mucho más grande. En una situación donde las relaciones entre sitios de estatus similar son importantes, entonces los ítems muebles decorados como la cerámica alcanzan una significancia en términos de intercambio y de identidad de grupo (este aspecto del estilo de la cultura material ha sido bien cubierto en la literatura). Por otra parte, el paisaje del Neolítico fue dominado por Catal el cual por su tamaño y complejidad interna fue un nuevo desarrollo para las comunidades de Anatolia. En este caso las relaciones entre los household dentro del asentamiento fueron más significativas y el fuerte sentido de significado comunitario que las imágenes murales proyectan, no menor dentro de la unidad household, podría haber sido un aspecto esencial en el Neolítico temprano para hacer de la vida comunitaria una empresa posible. Por lo tanto hay diferentes modos de seguir la cuestión de la decoración o de la falta de ella en artefactos de cerámica u obsidiana -el argumento espacial (por ejemplo, donde está la cerámica en relación con las imágenes murales), el experimental, (por ejemplo, bajo las condiciones de luminosidad en que fueron vistas y usadas las cerámicas) y el social (por ejemplo, que rol tuvo la decoración en la red de relaciones personales dentro del household y en la comunidad).

×