Adams poder y ritual en creta

646
-1

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
646
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
27
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Adams poder y ritual en creta

  1. 1. 1 UNLP ~ FBA Historia del Arte I - Prehistoria y Antigüedad Clásica Cátedra de Daniel Sánchez Mayo de 2010 ADAMS, Ellen: (2004) “Power and ritual in Neopalatial Crete: a regional comparison”, [pdf], en: World Archaeology, volumen 36, número 1; pp. 26-42, <http://www.ffzg.hr/arheo/ska/tekstovi/power_ritual.pdf>, [mayo de 2010]. Traducción: Marcela Andruchow y Laura H. Molina. Poder y ritual en la Creta neopalacial: una comparación regional Ellen Adams Introducción Este artículo tiene dos objetivos principales. Primero, explora la relación entre el poder y la religión en la Creta neopalacial: siempre se asumió que existía una cercana relación entre los centros regionales y sitios rituales, pero esto no ha sido apoyado por una concisa comparación de los artefactos registrados de ambos tipos de sitios. Segundo, este artículo investiga la variación regional en esta relación, al comparar las dos regiones del norte centro de Creta. La homogeneidad en la cultura material de la Creta neopalacial ha sido reconocida hace mucho y una identidad colectiva, probablemente cultural, fue expresada claramente a lo largo de las partes central y este de la isla. Sin embargo, una mirada más cercana a los objetos depositados y dedicados debería echar luz sobre las estrategias sociales de las elites regionales. La cultura de la Creta Minoica se distingue más claramente por sus palacios, complejos enigmáticos que rodean un patio central. Los primeros palacios fueron construidos en el período protopalacial (c. 1900- 1700 aC.) pero el período neopalacial (c. 1700-1450 aC.) es la “Edad de Oro” de esta cultura, cuando la consumación conspicua llegó a su ápice. Muchos más palacios y villas fueron construidos, y los sitios rituales fueron más suntuosos y monumentales de lo que habían sido hasta entonces. Este artículo se enfoca en la región norte centro, ya que muchos sitios rituales fueron encontrados en el área alrededor de Knossos, mientras que la región de Malia carece sorprendentemente de ellos (fig. 1). Figura 1 Sitios rituales en la Creta minoica: Asentamientos Santuarios de colina Cuevas Ver tabla 1 para los nombres de los sitios rituales numerados.
  2. 2. 2 Este artículo está dividido en cuatro partes. La primera parte se dedica a los acercamientos pasados a la religión minoica e introduce el estudio del caso. Una visión general sobre los sitios rituales minoicos será presentada, seguida de una discusión de los problemas metodológicos encontrados para definir a los rituales en los asentamientos. La segunda parte de este artículo analiza los sitios rituales, mientras que la tercera examina la distribución de ciertos objetos rituales en los varios tipos de asentamientos. En ambas partes las diferencias regionales en los sitios rituales y en los objetos encontrados en los asentamientos serán amplias. La parte final concluye el artículo. Antecedentes historiográficos Desde el trabajo de Arthur Evans a principios del siglo pasado, el rol cultural de lo ritual y la religión ha tomado una posición prominente en los estudios minoicos. El punto de vista de Evans sobre la religión se basaba grandemente en información iconográfica recogida a “lo largo y lo ancho de Creta” y más allá. Él se movió fácilmente de un ejemplo particular para generalizar interpretaciones, presentando a la Creta minoica como una entidad ideológica coherente, y desdibujando las variaciones regionales y contextuales. Evans creía que las esferas seculares y religiosas estaban tan profundamente entrelazadas que eran tomadas como inseparables, un punto de vista que ha sido seguido por muchos eruditos desde entonces. Durante los pasados 25 años ha habido un interés creciente en el rol social de la religión para legitimar la posición de la elite. Éste es un acercamiento muy sonado, pero hay un peligro de producir una interpretación funcionalista y tendenciosa del rol del ritual. Recientemente, los acercamientos post- procesualistas fueron aplicados en la Creta minoica y reconocen este desdibujamiento entre las esferas social, económica, política y ritual. Los sitios rituales son generalmente analizados aislados de los estudios minoicos. Además los eruditos tienden a poner el foco o en las cuevas o en los santuarios de las colinas. Otos eruditos se concentraron en el espacio ritual entre asentamientos. Hay razonas pragmáticas para que esto sea así pero, como se dice más arriba un análisis más cercano de ambos contextos es necesario para un entendimiento matizado de la relación entre poder y ritual. Sitios rituales: los antecedentes protopalaciales y la imagen de toda la isla neopalacial Esta sección apunta a resaltar dos fenómenos característicos de la Creta minoica: la expresión de una identidad colectiva amplia en los depósitos de los rituales a lo largo del centro y este de Creta y la concentración de la actividad ritual en la región de Knossos. Durante el período protopalacial, se establecieron alrededor de veinticinco “santuarios de colina” (fig. 1 y tabla 1 a). El uso ritual de los santuarios de colina cayó dramáticamente en l período neopalacial. El área estudiada Kastelli-Liliano estaba en uso durante comienzos del período neopalacial, pero el único santuario de colina en la Creta central norte que permaneció en uso a lo largo del período neopalacial (y más aún) fue Juktas. Los santuarios de colina parecieron ser populares como lugares sagrados para las comunidades locales, pero su amplia adopción indica la aspiración hacia una identidad pancretense. Esto continuó en el Tabla 1 período neopalatino, como lo Sitios rituales: uso protopalacial y neopalacial // a) Santuarios de colina // b) Cuevas // Área indica la “fórmula de libación” sombreada: sitios en el área de estudio // Marcas con X: uso // Signos de pregunta: uso ritual escrita en Lineal A. Esta fórmula cuestionado. fue encontrada en sitios rituales y de asentamiento: en el último caso no están confinadas a sitios palaciales o a los palacios dentro de sitios palaciales. Sin embargo,
  3. 3. 3 había algunas tendencias específicas en el área de Knossos. Algunas cuevas fueron usadas ritualmente en el período protopalacial, pero ésto cambió en la región de Knossos en el período neopalacial (fig. 1 y tabla 1b). El cambio en el ritual en esta región es resaltado por el cambio en Pyrgos (cerca de Tylissos) del uso de un santuario de colina, al uso de una cueva. En contraste al área de Knossos, los sitios rituales se sucedieron solamente al margen de la región de Malia. Había cinco cuevas rituales (y cuatro cuevas posiblemente usadas ritualmente) y un santuario de colina en uso a lo largo del período neopalacial en el área estudiada (más específicamente, la región de Knossos). Yo propongo que la mejor forma de comparar estos sitios rituales es analizar la diversidad, calidad y naturaleza general del conjunto. Yo me concentré mayormente en la diversidad de los artefactos, después en la calidad y por último en la cantidad. Además, las variaciones en la ubicación de sitios rituales (altitud y proximidad de los asentamientos) serán tomadas en cuenta. Identificación de los artefactos rituales y el espacio en los asentamientos He presentado una mirada general de los sitios rituales en la Creta minoica, donde las locaciones pueden proveer un criterio clave para las prácticas de identificación ritual. Ahora me gustaría considerar cómo los artefactos rituales y el espacio en los asentamientos pueden ser identificados. Hay dos puntos que necesitan ser considerados: la distinción entre los objetos rituales y de prestigio, y la relación entre los artefactos rituales, las actividades y el espacio. Lo primero es de menor importancia aquí, debido a que los tipos de artefactos considerados consisten principalmente en aquellos hallados en sitios rituales. Mientras que alguna circulación de los objetos es evidente (por ejemplo las hachas dobles tenían una función tanto ritual como mundana), creo con precaución que en este acercamiento ésto puede ser viable como una metodología de trabajo. El segundo punto es más problemático, debido principalmente a las dificultades para distinguir entre los rituales “religiosos” y “no religiosos”, donde el primero puede que involucre dioses y otros mundos y el último puede que tenga consideraciones socio políticas. Renfrew presenta una lista de rasgos arqueológicos que pueden demostrar cuándo un espacio es de un ritual religioso bajo la (moderna) asunción de que tales rituales eran llevados a cabo en contextos espacialmente definidos en todas las sociedades del pasado. La lista no distingue entre los rituales religiosos y seculares. Las ofrendas, la adoración y los “puntos focales” (para nombrar alguno de los criterios de la lista) pueden apuntar a una divinidad o a un humano; en otras palabras, pueden ser parte de prácticas políticas y/o religiosas. Renfrew reconoce este problema, pero no lo resuelve. Yo he preferido emplear el término “ceremonial” o “ritual” de una manera más general, evitando deliberadamente el problema de si los rituales eran religiosos o no. De hecho, yo sugiero que el ritual yace en el centro de la tensión entre el simbolismo cultural, la identidad colectiva y las estrategias de diferenciación social, y que el estudio del ritual es el principal punto de partida para examinar qué tan diferentes afinidades de identidad y status pueden estar articulados y darse simultáneamente. La religión y los rituales sirven a un rol importante y a veces contradictorio para aunar a un grupo social extendido y afirmar (como “real” o tendiente a) la diferenciación social. Algunas cuestiones metodológicas surgen del nivel más básico de identificación del espacio ritual, antes de considerar cómo interpretarlo. ¿Cuántos artefactos rituales se necesitan para indicar un espacio ritual? Los artefactos pueden estar depositados para su uso y dedicación en otro lado. La relación entre las áreas de actividad y los artefactos de esa actividad no es solamente específica históricamente, sino que puede variar dentro de las sociedades. Los procesos naturales y culturales post-deposicionales necesitan ser contemplados en la investigación y uno no debería caer como un tonto en la “premisa de Pompeya”. Por otro lado la presencia de ciertos artefactos puede indicar la participación en ciertos rituales, aún si no fueron usados en el mismo espacio. Sitios rituales en la Creta central- norte neopalacial El primer punto para remarcar es que estos sitios yacen principalmente dentro o en las fronteras de la región de Knossos. Segundo, que las cuevas tendían a ser usadas en esta área, en contraste al uso de santuarios de colina más frecuente en el resto de la isla. De las doce cuevas de la fig. 1, diez están en el área de estudio. En términos de objetos de devoción depositados dentro de los sitios rituales en esta región, las figurillas (de arcilla y bronce, humanas y animales) son los indicadores más comunes de que un sitio sea ritual, y todos los sitios rituales seguros los tienen. Las mesas de libación y/o altares son los siguientes hallazgos más comunes, seguidos por las herramientas de bronce. Las mesas de libación con inscripciones en Lineal A fueron encontradas en Juktas y Psychro, mientras que hachas dobles con inscripciones fueron encontradas en Arkalochori. Las figurillas y las mesas de libación están en sitios rituales distribuidos ampliamente a lo largo de Creta, pero las hachas dobles se encuentran solamente en la región central. Algunos sitios fuera de la región central produjeron fórmulas de libación (como Vrysinas hacia el oeste y Petsophas hacia el este), pero no las hachas dobles del período neopalacial. Finalmente, muchos de los sitios ricos y más elaborados tenían también pithoi1, cenizas y huesos de animales, lo que indicaría el sacrificio de animales y posible banquete. El santuario de colina de Juktas Juktas es un sitio de estudio único en la región. Es el único santuario de colina en uso en la Creta central norte a lo largo del período neopalacial. Es el sitio más monumental, con una vía procesional, plataforma y altar escalonado. Un edificio fue construido cerca, con evidencia de banquetes. La tabla 2 indica el amplio rango y alta calidad de los hallazgos de ese sitio; Juktas es el único 1 Tinaja grande de forma ovoidal y panzuda que se utilizaba para conservar virtualmente cualquier cosa pero, sobre todo, cereales y aceite. Fabricados la gran mayoría de cerámica, con una decoración tosca, podían ser de gran tamaño, incluso de una altura superior a la humana. Wikipedia, mayo de 2010.
  4. 4. 4 santuario de colina en la Creta neopalacial que produjo sellos e impresiones de sellos. Evans sugirió que había una relación especial entre Juktas y Knossos, y Karetsou argumentó que “el perfil y calidad de los hallazgos tienen carácter palacial”. Este reclamo es justificado por la conexión visual entre Juktas y el patio central del palacio de Knossos: la orientación norte-sur del patio central de Knossos apunta directamente hacia Juktas. El macizo de Juktas no tiene asentamientos, y pudo haber sido sagrado. A nivel regional, este santuario de colina yace en el centro del área donde las cuevas fueron usadas ritualmente. Quizás se volvió tabú la utilización ritual de colinas en el área circundante al monumental Juktas, por lo que las prácticas en este paisaje ritual difieren a tal punto. La cueva Idaean y Psychro Estas son las únicas cuevas en el área de estudio que fueron usadas en el período protopalacial, así que un sentido de tradición pudo haber sido adscrito a los sitios para el período neopalacial. Rutkowski nota ciertas similitudes físicas entre las dos cuevas. Ambas están ubicadas en lugares elevados, lejos del mar y ninguna cueva se ubica cerca de un asentamiento grande. Sin embargo, pequeños asentamientos fueron encontrados en la planicie Lasithi, cerca de Psychro, donde la cueva Idaean está mucho más aislada; incluso el caravasar en Zominthos se ubica a cierta distancia de la cueva. La tabla 2 indica la diversidad de artefactos encontrados en estos sitios, pero también los muchos paralelismos encontrados en el rango de artefactos descubiertos (incluyendo sellos como los de Juktas). La riqueza de los hallazgos en Psychro en particular, indica el grado de consumación conspicua que se llevaba a cabo en el sitio, mientras que en la cueva Idaean el uso posminoico ha confundido la evidencia neopalatina. Hay muchas advertencias que deberían tenerse en cuenta al diseñar analogías entre las sociedades prehistóricas y los casos mejor conocidos de la historia. Sin embargo, hay algunas similitudes llamativas entre estas dos cuevas y los santuarios tardo griegos panhelénicos. Ambas se ubican lejos de los centros regionales en áreas que, políticamente podrían haber sido tierra “de nadie”. Los pequeños asentamientos cercanos debieron haber sido esenciales para la actividad del día a día de los sitios rituales, pero políticamente no tenían importancia. Estos sitios neopalaciales también se ubican en los extremos oeste y este de la parte central de Creta, donde hemos visto prácticas culturales, tales como el uso de cuevas para ritual y el depósito de hachas dobles. No sólo estos sitios parecen haber funcionado como marcadores culturales para la región centro norte, sino que también la riqueza de los depósitos sugiere que funcionaban como loci2 de competencia sociopolítica entre individuos y/o grupos. Las cuevas de Skotino y Ayia Phaneromeni Ninguna de estas cuevas parece haber sido usada ritualmente en el período protopalacial, aunque se encontró alfarería protopalacial en Skotino. Rutkowski nota ciertas similitudes físicas entre las dos cuevas. La tabla 2 indica las similitudes en los tipos de hallazgos descubiertos en este sitio, ninguno de los cuales se ubica cerca de la región central, sin embargo ambos se ubican 2 De locus: lugar, paraje, posición, familia.
  5. 5. 5 igualmente lejos de Kastelli (en términos de distancia a pie, no distancia física), en rutas de comunicación. Ayia Phaneromeni se ubica en una remota área montañosa que asoma sobre la ruta entre Malia y la planicie de Pediada, y aproximadamente a mitad de esa ruta. Skotino se ubica en el límite de la ruta que corre a lo largo de la costa norte. Es posible que estos sitios rituales fueran cierto tipo de hitos de fronteras (pero no necesariamente políticas). Un argumento similar se ha hecho en lo concerniente a los santuarios extramuros y al surgimiento de la polis. Estas similitudes en los depósitos y el hecho de que ambas cuevas fueron establecimientos neopalaciales pueden indicar un fenómeno similar aquí. Las cuevas Pyrgos Tylissos y Chosto Nero Estas cuevas fueron ciertamente usadas ritualmente en el período neopalacial, pero los depósitos fueron menos diversos y más pobres que aquellos sobre los que se discutió arriba. También se ubicaban cerca de centros regionales (Tylissos y Archanes respectivamente). Las figurillas de bronce fueron encontradas en Pyrgos Tylissos y en el asentamiento de Tylissos, mientras que Chosto Nero y Archanes produjeron figurillas de animales de arcilla. La proximidad entre estos sitios rituales y los asentamientos sugieren localizadas y convenientes prácticas rituales que involucran el depósito de artefactos que no tiene evidencia de sacrificios o banquetes. Además, Pyrgos Tylissos está por sobre Tylissos: el contraste de la tierra de arriba (altitud) y la tierra de abajo (cueva) remarca la naturaleza liminar de los sitios rituales neopalaciales. Arkalochori, Stravomyti, Amnissos y Aphendis Christi Arkalochori yace sólo a tres kilómetros del sitio palacial Galatas. La falta de figurillas presenta al uso ritual de este sitio como dudoso, aunque un pequeño altar fue aparentemente encontrado aquí. El depósito parece una acumulación de depósitos de una sola ocasión, en lugar de los restos de una práctica ritual repetida. Rethemiotakis asoció el conjunto con el palacio de Galatas, porque él sugiere que estaba involucrado en la circulación de metales y objetos votivos. Ésta es por cierto, una interpretación mucho más convincente. El excavador de Stravomyti creía que era un sitio ritual, pero los restos reportados consisten solamente en pithoi y un posible altar, así que la evidencia para una actividad ritual no es clara. El material en Amnissos (la cueva de Eileithyia) fue reexaminada recientemente, y pareciera que el material neopalacial fue previamente subestimado. Sin embargo, si era un sitio ritual neopalacial permanece incierto. Fragmentos de vasijas de libación fueron encontrados con alfarería neopalacial en Aphendis Christos, pero la falta de figurillas deja al uso ritual de este sitio en duda. Objetos de dedicación en asentamientos Habiendo establecido los tipos de artefactos que se encuentran en los altares de colina y cuevas, es pertinente ahora comparar la distribución de estos artefactos en los asentamientos (tabla 3). Además, se incluyen vasos de piedra, ya que son el artefacto hallado en asentamientos más ampliamente distribuido, pero raramente son registrados en sitios rituales. Sin embargo, esta es una categoría de muy amplio rango y deben ser tomados en cuenta los grados de calidad más que la simple aparición. La presencia de materiales de prestigio (oro, plata, marfil, cristal de roca, etc.) también se anotan. Como uno podría esperar, los materiales de prestigio se encuentran en los sitios más elaborados, y en el pueblo manufacturero de Poros. En los sitios rituales, se encuentran en los sitios regionales de Juktas, Psychro, la cueva Idaean, y en el conjunto de Arkalochori. La adquisición de estos materiales importados parece haber sido controlada por centros regionales, y fueron ocasionalmente depositados en los sitios rituales regionales más importantes. Hay dos objetivos principales para este análisis: discernir la distribución de estos artefactos entre los dos principales sitios palaciales de Knossos y Malia y determinar la distribución de estos tipos a lo largo del paisaje. Los otros asentamientos forman dos categorías principales en términos de elaboración arquitectónica, arquitectura ceremonial y evidencia de administración. Los edificios principales de Archanes, Tylissos, Galatas, Kastelli, Nirou Chani y Vathypetro poseen un alto grado de elaboración, mientras que Poros, Prasa y Sklavokampos, Zominthos, Voni y Kroussonas son menos elaborados. Dos puntos deberían ser calificados aquí. Primero: la relación entre los elaborados edificios en la primera categoría y el resto de los asentamientos que los rodea ha sido pobremente entendida. Segundo: sitios que no han revelado ninguno de los artefactos enlistados aquí no han sido incluidos en este análisis. Las figurillas, que son los artefactos claves para identificar sitios rituales fueron encontradas en asentamientos a lo largo del paisaje, pero tienden a ser escasos en todos los casos. La tabla 3 indica que las figurillas en Knossos estaban concentradas en el palacio (el edificio del Camino Real del Norte era un taller probablemente muy íntimamente asociado con el palacio). Sin embargo, las figurillas recuperadas del palacio, incluyen “diosas serpentinas” de cerámica que imita la loza y otras figurillas femeninas, masculinas y animales, y rizos de bronce dorado, no siendo por ejemplo, los tipos de figurillas estándares encontradas en sitios rituales. La figurilla masculina de bronce encontrada en la parte sudoeste del palacio es probablemente postpalacial. La situación en Knossos contrasta con la evidencia de Malia, donde en el palacio y en otros tres edificios yacían típicas figurillas de sitios rituales. Su presencia en Malia puede ser porque los artefactos fueron depositados en los edificios de Malia para ser ubicados en otro lugar. O, podrían haber sido ubicadas en edificios en memoria de peregrinajes previos. Una tercera posibilidad es que los habitantes de Malia preferían llevar a cabo rituales con estos objetos dentro del contexto urbano. Los santuarios urbanos protopalaciales fueron descubiertos en Malia, conteniendo figurillas de animales de terracota, mesas de libación y una cornamenta de consagración. Esto sugiere que la
  6. 6. 6 dedicación, o al menos la ubicación de las figurillas en un contexto urbano era una práctica tradicional. El contraste entre Knossos y Malia ilustra como los valores culturales compartidos pueden existir sobre una cierta área geográfica, pero que los artefactos y símbolos involucrados eran usados en diferentes prácticas rituales. Tabla 3 (en dos partes) Distribución de objetos de dedicación en asentamientos y sitios rituales. La evidencia de los otros asentamientos en la Creta central norte complica más aún la imagen. Las típicas figurillas son halladas en los más grandes asentamientos (Archanes, Tylissos, Vathypetro y Kastelli) y también en asentamientos menos elaborados y más pequeños (Poros, Sklavokampos, Zominthos y Kroussonas). Estos asentamientos han tendido a producir ejemplos aislados, siendo la excepción Archanes, que floreció en la última parte del período neopalacial. La amplia distribución de figurillas a lo largo del edificio central de Archanes sugiere que fueron regularmente usadas en actividad ritual en el mismo sitio. Archanes es el sitio grande más cercano a Juktas. Mientras que la sola proximidad no implica una relación cercana, la posible naturaleza sagrada del
  7. 7. 7 macizo de Juktas ya fue mencionada arriba, así que el asentamiento de Archanes puede haber sido percibido como una zona de transición, marcando la frontera entre lo sagrado y lo profano. Para concluir en este análisis: la práctica cultural de depositar figurillas humanas y animales sigue siendo observada por una amplia sección de la sociedad, y no fue absorbida ni monopolizada por elites en los grandes asentamientos. Las mesas de libación son los artefactos más encontrados en segundo lugar en sitios rituales. En los asentamientos están hechas de piedra y son hallazgos aislados. En Knossos fueron encontradas en el palacio, en una variedad de edificios elaborados en el edificio del Camino Real del Norte. En Malia, se encuentran en mansiones elaboradas y edificios de menor calidad constructiva. Este contraste sugiere que, si es verdad que el ritual asociado a ellas llevaba un cierto grado de prestigio, entonces ésto estaba más cercanamente controlado en Knossos que en Malia. Por otro lado las mesas de libación fueron encontradas en edificios elaborados de grandes asentamientos ( Archanes, Tylissos, Nirou Chani y Galatas) con dos excepciones pobremente entendidas (Prasa y Voni). Para concluir: la tabla 3 revela que las mesas de libación estaban más ampliamente distribuidas en los sitios palaciales que las figurillas, pero menos ampliamente distribuidas a lo largo del paisaje. Las hachas dobles encarnan una categoría problemática, ya que tienen un propósito doble, funcional y simbólico. Por ejemplo, las hachas dobles halladas en Zeta Beta y Zeta Gamma -en Malia- parecen haber tenido un propósito práctico. Fue mencionado arriba que las hachas dobles ceremoniales fueron halladas en sitios rituales ubicados en Creta central. En Knossos se encuentran solamente en edificios elaborados, mientras que en Malia su hallazgo es más aleatorio: los palacios no han revelado ninguna evidencia, y los edificios de la periferia las empleaban para propósitos funcionales. Por lo demás, sólo han sido encontradas en grandes asentamientos (Archanes, Tylissos y Nirou Chani), con la excepción de Poros (un pueblo manufacturero y portuario). La asociación implícita de poder con el símbolo de hacha doble tiene connotaciones similares a las del toro, y ahora vamos a hablar de los cuernos de consagración. Hay fuertes similitudes entre la distribución de hachas dobles y cuernos de consagración en las regiones de Knossos y Malia. Los monumentales cuernos de consagración fueron encontrados solamente en Knossos y en Juktas, y el toro era un símbolo particular del palacio de Knossos. En Knossos se encuentran en el palacio y en edificios asociados al palacio. En Malia, un cuerno de consagración sólo se encuentra en el palacio lejos del edificio principal Maison de la Façade en Redan (con figurillas que incluyen una de un toro). En los otros lugares sólo se encuentran en los edificios elaborados de los grandes asentamientos (Archanes, Tylissos y Nirou Chani). Estos símbolos no parecen haber sido de un gran grupo colectivo sino de una altamente prestigiosa elite. Como en Knossos, en Nirou Chani yacían muchos ejemplos de hachas dobles y cuernos de consagración, pero no de figurillas ordinarias. Este sitio se encuentra a cierta distancia de los sitios rituales, probablemente mirando hacia el exterior, hacia el mar, más que hacia el interior, y jugando un rol importante en el intercambio y el comercio. Esto puede explicar en parte porqué conservar artefactos asociados al ritual de un cierto estatus social, y no figurillas que estaban asociados a una tradición más igualitaria y abarcativa. Mientras hay muchos casos de hachas dobles depositadas en sitios rituales, el único caso reportado de cuernos de consagración está en Juktas. Este está en conflicto con la evidencia iconográfica para los sitios rituales, más notablemente el ritón de piedra de Zakros. Sin embargo, éste es un artefacto ritual encontrado dentro del contexto palacial (neopalacial tardío), y puede, de hecho, indicar un intento por dominar el loci de la cultura tradicional, al asociarlos con los símbolos de prestigio (y poder). En cualquier caso, esto refuerza la importancia del sitio en Juktas. El artefacto final encontrado en sitios rituales que se discutirá aquí es el altar. En los asentamientos, están fuertemente centralizados. En Knossos se encuentran solamente en asociación con el palacio, lejos de los posibles ejemplos en los “Chancel Screen Halls3”, y el patrón es similar al de Malia. Su frecuencia en otros asentamientos es limitada a los más grandes y elaborados. Para concluir: los objetos más distintivos de dedicación hallados en sitios rituales, figurillas de arcilla y bronce, tienden a ser encontrados en todo tipo de asentamientos y son generalmente ejemplos aislados. Las dos excepciones son Knossos (que carecía de ellas) y Archanes (que tenía un gran número). La distribución de mesas de libación parece haber sido más controlada aunque un amplio rango de edificios en Knossos y Malia las poseen, así como también asentamientos a lo largo del paisaje. Las hachas dobles y los cuernos de consagración eran símbolos que parecen haber estado fuertemente controlados, encontrándose en los edificios centrales de los asentamientos más elaborados. Ambos símbolos fueron usados desde el período prepalacial en adelante, pero ejemplos reales de cuernos de consagración son sorprendentemente poco comunes en sitios rituales. Finalmente, los altares son las piezas de equipamiento ritual más restringidas, siendo identificadas solamente en palacios en los edificios centrales en Archanes y Nirou Chani. Conclusión Los principales objetivos de este artículo fueron comparar los objetos de dedicación en sitios rituales y asentamientos dentro de un área geográfica limitada, mientras que presentamos las variaciones regionales de tales piezas rituales. Mi punto de apoyo teorético no fue enfocarme solamente en los sitios rituales, sino apreciar el rol central del rito como escenario para expresiones de un amplio rango de identidades y para la comunicación de varias aspiraciones sociopolíticas y articulaciones de poder. La distinción puede no parecer grandiosa, pero es importante: el ritual no es un tema para ser analizado aisladamente, precisamente porque es la esfera en la que todo lo concerniente a lo cultural y social es creado, reproducido y negociado. 3 Partición que separa la nave de una iglesia del coro. COLLINS, Ken: “Architecture and Furnishings”, [en línea], copyright 1995-2008, <http://www.kencollins.com/glossary/architecture.htm#roodscreen>, [mayo de 2010]. // Presbiterio: Área del altar mayor hasta el pie de las gradas por donde se sube a él, que regularmente suele estar cercada con una reja o barandilla. DRAE [mayo de 2010].
  8. 8. 8 Para lograr esto se requiere una nueva metodología. Se hipotetizó que al comparar la distribución de ciertos artefactos rituales en sitios rituales y asentamientos, se puede aclarar la relación entre religión y poder. Primero, los sitios rituales fueron analizados para discernir las tipologías y los roles cultural y social que ellos pueden haber llevado a cabo. La primera observación fue que los sitios rituales abundaban en la región de Knossos, mientras que el área de Malia parece ser un lienzo en blanco. Segundo, los sitios rituales alrededor de Knossos tienden a ser cuevas, aunque la práctica tradicional y usual neopalacial es usar santuarios de colina. Aunque pocos ejemplos de cada tipo se pueden identificar, se pueden distinguir ciertos patrones en estas cuevas. Yo sugiero que había tres categorías de cuevas rituales en las región de Knossos: Las cuevas que atraían a los peregrinos desde el exterior a la región (sitios “pancretenses”) ; cuevas que marcaban fronteras; y cuevas que estaban adyacentes a asentamientos importantes. La siguiente parte de este artículo fue reexaminar los objetos rituales encontrados en asentamientos a la luz de los análisis previos. Las figurillas (arcilla y bronce, animales y humanas) forman el objeto cultural más común de dedicación en sitios rituales, lo que puede explicar porqué en Knossos y en Nirou Chani no aparecen. Por otro lado, ciertos símbolos, en particular los cuernos de consagración, se restringían a las elites de grandes asentamientos. La evidencia para la presencia en sitios rituales es sorpresivamente rara, aunque las imágenes iconográficas (halladas mayoritariamente en sitios palaciales) dan la impresión de que constituían un elemento clave en los sitios rituales. Tales interpretaciones erróneas y confusiones en el registro material acentúan la tensión encarnada en el ritual entre las prácticas culturales y los símbolos necesarios para la construcción y negociación de identidades sociales, y su rol en la creación y reclamo de preeminencia social y poder. Otra conclusión presentada en este estudio es la afirmación de las marcadas diferencias regionales entre Knossos y Malia. El santuario de colina en el macizo de Juktas asomaba por sobre el área de Knossos, donde los únicos otros sitios rituales fueron cuevas. Además, el uso ritual de las cuevas se concentraba en esta área, como así también el depósito de hachas dobles en sitios rituales. Yo sugerí que las cuevas en Ida y Psychro servían como santuarios pancretenses: podrían haber tenido también el rol de marcar los límites extremos de la esfera de influencia de Knossos. En contraste, los artefactos rituales se encuentran fuertemente concentrados en Malia en esta región, donde los tipos tradicionales de figurillas fueron también encontradas (a diferencia de Knossos). Esta falta de interés o inhabilidad para adaptar símbolos tradicionales en artefactos de prestigio usados para negociar poder a través del paisaje, se debe probablemente principalmente al rol menor que Malia tenía en las relaciones extranjeras y comercio exterior, en relación a Knossos. El desafío para el trabajo futuro sería expandir este enfoque al resto de Creta y más allá. [Ver bibliografía en el pdf original].

×