INTEGRACION INDUSTRIAL MEXICO- ESTADOS UNIDOS: el reto de libre                     comercio    editado por Sidney Weintra...
IndicePresentaciónAgradecimientos1        Perfil económico en los noventas         México, Rogelio Ramírez de la O.       ...
Presentación       La capacidad de competir para la industria mexicana es un tema central,sobre todo en la medida en que a...
economistas analizan la situación macroeconómica en anticipación al Tratado ydos analistas del problema ecológico presenta...
El libro es resultado de la labor combinada de varias instituciones, tanto enMéxico como en Estados Unidos. CIDAC publica ...
Agradecimientos      Agradecemos la inestimable colaboración que brindaron todas las personasy organizaciones que particip...
permitieran a las dos naciones competir eficazmente con Japón, otros paísesasiáticos y Europa.      Además del apoyo brind...
UNO         __________Perfil económico en los noventa               7
Perfil económico en los noventa:                                          México1                                Rogelio R...
Distorsiones y crisis       Después de la Revolución, durante los años veinte y treinta, Méxicoatravesó por un periodo de ...
infraestructura. Se utilizó una noción de complementariedad entre la inversiónpública y la privada, sin fijar límites a la...
industrial también mostraba síntomas de la decadencia típica de la etapa de la ISI,en que el progreso es obstaculizado por...
La política macroeconómica generalmente reflejaba el interés del gobiernode lograr tanto una alta tasa de crecimiento como...
Se utilizó un sistema de licencias de importación para otorgar protección alos productores nacionales contra la competenci...
La retórica nacionalista del gobierno cobró mayor fuerza durante los añossetenta, acarreando cuantiosos déficits de cuenta...
CUADRO 1.1 Indicadores de crecimiento y estabilidad, 1955-1970(porcentajes)_______________________________________________...
Ajuste y reforma económica (1983-1988)      No está claro si el nuevo gobierno del presidente Miguel de la Madridentendía ...
Algunos grupos dentro del gobierno y en el sector privado presionaron paraque se realizaran cambios estructurales, y algun...
CUADRO 1.3 Desempeño macroeconómico 1972-1988(millones de dólares estadounidenses, excepto donde se indica)_______________...
cambio era endógeno en cuanto era resultado del desencanto de las propiasfuerzas nacionales respecto al antiguo modelo de ...
Desempeño macroeconómico      La pieza clave del programa macroeconómico iniciado en 1983 fue larecuperación del equilibri...
Un peso sumamente débil coincidió con la rápida recuperación económicade Estados Unidos. Las empresas mexicanas, la mayorí...
CUADRO 1.4 Objetivos y resultados reales del programa del FMI, 1983-1985__________________________________________________...
Las altas tasas de interés, aunadas a los volátiles precios del petróleo,ejercieron tal presión sobre las finanzas pública...
CUADRO 1.6 Ingresos y gastos reales del sector público, 1983, 1988(porcentaje del PIB)____________________________________...
máximos, y para 1986 la tasa máxima sobre importaciones era del 20 por ciento,mientras que muchos artículos restringidos p...
CUADRO 1.7 Estructura de aranceles de importación (número de artículos)___________________________________________________...
durante la parte ascendente del ciclo incluyeron a las de automóviles, cemento ypapel.         En contraste, las industria...
CUADRO 1.8 Indicadores del sector real, 1983-1989(cambios porcentuales anuales)___________________________________________...
automotrices redujeron su tamaño y la variedad de productos que fabricaban,posibilitando corridas de producción más largos...
CUADRO 1.9 Crecimiento acumulado de industrias seleccionadas, 1983-1988___________________________________________________...
la apertura a las importaciones y la erosión de la subvaluación cambiaria, estasempresas enfrentaron el reto de volverse m...
CUADRO 1.10 Productividad de la industria manufacturera 1983-1988(1983=100)_______________________________________________...
confiado y optimista informe anual al Congreso. Sólo un año después, el Banco deMéxico reconoció en su informe anual sobre...
Esto parece suficiente para calificar la política fiscal como incapaz dereducir o contribuir a reducir la inflación durant...
también pequeños aumentos a los salarios mínimos y a los de precios del sectorprivado. Durante 1988 se otorgó un aumento a...
los mismos aumentos generosos que se habían presupuestado para 1988. Así,para 1989 el presupuesto sólo contenía un aumento...
enfoque central de la política se apartara del balance externo y se dirigiera a lainflación, y asignó el papel principal a...
De acuerdo con el nuevo modelo, la paridad recupera su calidad de objetivointermedio de la política monetaria. En la medid...
favorecerá más importaciones y podría desalentar el crecimiento de lasexportaciones. El cuadro 1.12 muestra el alza contin...
LM=10.26**+1.04LY**-1.04LTC**+0.39LTCt-1 -1.01LTCt-2*+0.8LTCt-3 (5.8)    (3.6)   (3.4)     (0.9)     (-2-2)        (0.3)  ...
Como cabría esperar en teoría económica, el crecimiento del PIB (Y) elevalas importaciones, en este caso, por un factor de...
1986 y julio de 1987, en el cual las condiciones económicas internas empezaron acambiar y la economía se volvió menos capa...
Los resultados de este estimado son los siguientes (los valores "t" figuranentre paréntesis):(2) LXN =-44.4** + 5.78LUSY**...
mexicanas a los aumentos de la demanda externa. Esto significa que, de agostode 1987 en adelante, el aumento en la exporta...
Durante el segundo periodo, las exportaciones seguían apoyadas por lademanda externa, pero aumentaron a un ritmo mucho más...
recuperará de igual manera en los distintos sectores dadas sus diversassituaciones. El desempeño variable de las industria...
CUADRO 1.12 Producción, demanda y cuenta corriente por trimestre 1986-1989 (1985=100)_____________________________________...
Debido a que carecemos de herramientas analíticas y empíricas para medirlos efectos finales sobre el comercio y la activid...
Los planes de medios tiempos y empleos compartidos, especialmente en losservicios, serían una manera de aumentar el empleo...
CUADRO 1.13 Índices de crecimiento anual del PIB y la inversión, 1980-1989(porcentajes)___________________________________...
incorporar esta mano de obra a las industrias globales de rápido crecimiento y, portanto, el potencial de producción se in...
CUADRO 1.14 Crecimiento de la población y de la fuerza de trabajo (millonesde habitantes)_________________________________...
El diferencial entre los índices de crecimiento de importaciones yexportaciones no fue tan grande en los 15 años anteriore...
CUADRO 1.16 Comercio bilateral entre México y loe Estados Unidos: 1960, 1975, 1983, 1987 (millones de dólaresestadounidens...
El bajo crecimiento de las exportaciones estadounidenses en el periodocomprendido entre 1975 a 1983, del 7.1 por ciento an...
Esto significa que el núcleo de crecimiento del comercio mexicano-estadounidense radica actualmente en los bienes manufact...
componentes (56.7 por ciento anual), como se muestra en el cuadro 1.17. Lamaquinaria industrial, el equipo de procesamient...
Las exportaciones estadounidenses a México registraron los índices másaltos de crecimiento en vehículos de caminos, equipo...
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Integracion ind mexico-usa
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Integracion ind mexico-usa

1,512

Published on

Relaciones económicas México_USA

Published in: Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,512
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Integracion ind mexico-usa"

  1. 1. INTEGRACION INDUSTRIAL MEXICO- ESTADOS UNIDOS: el reto de libre comercio editado por Sidney Weintraub, Luis Rubio F. y Alan D. Jones México: Diana, Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. Serie Alternativas para el Futuro, julio1992.
  2. 2. IndicePresentaciónAgradecimientos1 Perfil económico en los noventas México, Rogelio Ramírez de la O. Estados Unidos, Clark W. Reynolds2 Política de integración industrial Perspectiva estadounidense, Sidney Weintraub Perspectiva mexicana, Luis Rubio F.3 Automóviles Perspectiva estadounidense, Marc E. Maartens Perspectiva mexicana, Florencio López-de-Silanes4 Petroquímica Perspectiva mexicana, Benito Bucay F. Perspectiva estadounidense, Rina Quijada5 Productos farmacéuticos Perspectiva estadounidense, Robert M. Sherwood Perspectiva mexicana, Enrique Gruner Kronheim6 Textiles Perspectiva mexicana, Ovidio Botella C., Enrique García C. y José Giral B. Perspectiva estadounidense, Stephen L. Lande7 Computadoras Relación México-E.U., Donald R. Lyman8 Alimentos Perspectiva estadounidense, Lloyd E. Slater Perspectiva mexicana, José Carlos Alvarez Rivero y Herbert Weinstein Medio ambiente Perspectiva mexicana, Roberto A. Sánchez Perspectiva estadounidense, C. Richard BathSobre los colaboradores 1
  3. 3. Presentación La capacidad de competir para la industria mexicana es un tema central,sobre todo en la medida en que avanza el proceso de interacción económica en elsubcontinente norteamericano. Cada vez hay más empresas mexicanas queexportan y cada vez son más profundos los vínculos industriales a través de lafrontera México-Estados Unidos. La interacción, como la palabra lo indica, ocurreen ambas direcciones: muchas empresas norteamericanas requieren hoy deproductos, partes y componentes clave que se exportan desde México para susprocesos de producción, así como muchas empresas mexicanas requieren deimportaciones para poder funcionar. Estos vínculos se han convertido en partesindispensables del proceso de manufactura en ambas naciones; no seríaexagerado afirmar que los dos países sufrirían severamente de cortarse estosvínculos. Este libro persigue entender el tamaño del reto que enfrenta la industriamexicana ante el Tratado de Libre Comercio. Para eso, nada más útil quepreguntarles a los propios empresarios: ellos conocen su industria y saben laspeculiaridades de su competencia. Es por ello que identificamos seis sectoresindustriales de primera importancia para ambas naciones -automóviles,petroquímica, farmacéutica, textiles, computación y alimentos- y solicitamos aindustriales prominentes y reconocidos de cada país que preparan un análisis dela problemática y perspectivas de su sector a la luz de las negociaciones enmateria de libre comercio. En adición a los industriales, dos prominentes 2
  4. 4. economistas analizan la situación macroeconómica en anticipación al Tratado ydos analistas del problema ecológico presentan su visión de la problemáticaambiental que caracteriza a los dos países y a la relación bilateral. CIDAC, Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. es una instituciónindependiente, sin fines de lucro, dedicada a la investigación en las áreas dedesarrollo, economía y política. Su objetivo es el de contribuir a la toma dedecisiones de políticas públicas y a la formulación de programas de desarrollo, asícomo al fortalecimiento de la economía del país mediante la presentación deestudios, investigaciones y recomendaciones producto de su actividad académica. La Junta de Gobierno del Centro es responsable de la supervisión delCentro y de la aprobación de áreas generales de estudio. Sin embargo, lasconclusiones de los diversos estudios, así como su publicación, esresponsabilidad exclusiva de los profesionales de la institución. Los estatutos delCentro establecen que "La Junta de Gobierno tiene por función primordial la dehacer posible la consecución del objeto social, bajo las condiciones másfavorables, salvaguardando en todo momento la independencia de criterio de losprofesionales y de sus actividades de investigación y docencia, así como las desus publicaciones. La Junta de Gobierno conocerá y opinará sobre los proyectosde investigación que hayan concluido los profesionales del Centro, pero en ningúncaso será su función la de determinar, controlar o influenciar el desarrollo ni elcontenido de los proyectos de investigación o de las conclusiones a que éstoslleguen". 3
  5. 5. El libro es resultado de la labor combinada de varias instituciones, tanto enMéxico como en Estados Unidos. CIDAC publica la versión en castellano con elpropósito de contribuir a informar al público sobre los retos que enfrenta laindustria mexicana, ofreciendo una visión de la propia industria. Luis Rubio F. 4
  6. 6. Agradecimientos Agradecemos la inestimable colaboración que brindaron todas las personasy organizaciones que participaron en este proyecto. Sin la asistencia del Center for Growth Studies del Houston AdvancedResearch Center, la edición de este libro no habría sido posible. El HARC,consorcio de investigación de Texas, patrocinó en diciembre de 1989 unaconferencia sobre los lazos industriales entre México y Estados Unidos, en la cualparticiparon funcionarios del gobierno, líderes empresariales y diversos estudiososde Estados Unidos y México. Esta conferencia binacional, que condujo a laproducción de este libro, fue la primera en evaluar la cooperación económica y laintegración industrial entre las dos naciones desde el punto de vista de seisindustrias específicas: automotriz, de computadoras, alimentaria, petroquímica,farmacéutica, y textil y del vestido. La mayoría de los autores provienen de lasmismas industrias. Se ha añadido al libro una séptima sección que analiza lasrepercusiones ambientales de la integración industrial. La conferencia no podía ser más oportuna, al celebrarse poco antes delanuncio conjunto de los presidentes Carlos Salinas de Gortari y George Bush desu intención no sólo de negociar un tratado de libre comercio, sino de dar lamáxima prioridad a tales negociaciones. La conferencia tuvo lugar, además, en unmomento en que los forjadores de las políticas abordaban la relación comercialMéxico-E.U. en el contexto de lograr estrategias de producción redituables que 5
  7. 7. permitieran a las dos naciones competir eficazmente con Japón, otros paísesasiáticos y Europa. Además del apoyo brindado por el HARC, recibimos la valiosa ayuda delCentro de Investigación para el Desarrollo, así como del Consejo Nacional dePoblación, ambos de la Ciudad de México. También expresamos nuestro agradecimiento a la Hewlett Foundation, laCommission for the Study of International Migration and Cooperative EconomicDevelopment, la National Science Foundation, la Economic DevelopmentAdministration del Departamento Estadounidense de Comercio, la Alfred P. SloanFoundation, el Program for U.S.-Mexico Policy Studies de la Lyndon B. JohnsonSchool of Public Affairs de la Universidad de Texas en Austin, la Arthur Andersen& Co., la asociación jurídica Vinson & Elkins, el Harris and Eliza Kempner Fund yel Council of the Americas, que brindaron apoyo financiero, e invaluablesconsejos. Este libro nunca se habría terminado sin la colaboración de Jan Rich, de laLyndon B. Johnson School of Public Affairs de la Universidad de Texas en Austin.Su principal contribución consistió en dar forma legible a gran parte del texto,además de mantener un contacto frecuente con los autores para conseguir suvisto bueno en los cambios por edición, una tarea a veces frustrante. Obtuvo lospermisos para utilizar textos protegidos por derechos de autor cuando fuenecesario. En suma, fue la perfecta colaboradora de investigación. Sidney Weintraub 6
  8. 8. UNO __________Perfil económico en los noventa 7
  9. 9. Perfil económico en los noventa: México1 Rogelio Ramírez de la O México atraviesa por un momento decisivo en su estrategia de desarrollo,después de décadas de intervención sustancial del gobierno en el sistemaeconómico, la cual, algo que no es de extrañar, culminó con la crisis de 1982.Durante la administración del presidente Miguel de la Madrid (1983-1988), elgobierno realizó diversas reformas económicas que llevaron a un cambio en laestrategia de desarrollo. No obstante, la nueva estrategia no está exenta decontradicciones, tales como la generación de déficits de cuenta corriente junto conel mantenimiento de restricciones y una compleja reglamentación de la inversiónextranjera directa, o bien, la liberalización del comercio exterior junto con la faltade una nueva legislación laboral que permita a la industria mexicana competirinternacionalmente. La reforma económica, una vez puesta en marcha, exige unareforma en constante expansión, sobre todo cuando la economía necesita captarrecursos del extranjero; las leyes e instituciones mexicanas aún no están lobastante abiertas al capital de participación extranjera. Pero aun cuando Méxicoestableciera un régimen abierto de comercio e inversión, los retos que implica lasuperación de la crisis de los ochenta son enormes.1 Reconozco y agradezco los comentarios del profesor Sidney Weintraub y de Alan Jones, que meayudaron a mejorar este ensayo. Cualquier error que subsistiera será de mi enteraresponsabilidad. Una fuente fundamental para este capítulo fue la obra de Lorenzo Moreno yLeopoldo Núñez, México: Proyecciones de población urbana y rural 1989-2000, México: AcademiaMexicana de Investigación en Demografía Médica, 1986. 8
  10. 10. Distorsiones y crisis Después de la Revolución, durante los años veinte y treinta, Méxicoatravesó por un periodo de reconstrucción. Este periodo brindó al gobierno laoportunidad de forjar una nueva alianza política entre las diversas faccionesrevolucionarias. Característica del nuevo régimen fue la marcada presencia delEstado en la economía y la búsqueda del interés público, según lo definía elArtículo 27 de la nueva Constitución. La década de 1930 presenció la primera ola de nacionalismo económico eintervención estatal centrados en torno al nuevo régimen. Esto fue precedido porla fundación del Partido Nacional Revolucionario (PNR), que más tarde setransformaría en el Partido Revolucionario Institucional (PRI). El PRI fueorganizado según modelos corporativistas y se erigió en el herederoautonombrado de la Revolución. Desde ese momento, la administración de laeconomía y la promoción del desarrollo económico estarían ligadas al gobierno deun solo partido político. Tal sistema monolítico creó su propio equilibrio informal. La administraciónde Alemán (1946-1952) interpretó correctamente la necesidad de conformar unsector privado fuerte para impulsar la industrialización de la posguerra. Esto sebasó en la industrialización por sustitución de importaciones (ISI) y a lasexternalidades positivas que la industria obtuvo gracias a la inversión pública en 9
  11. 11. infraestructura. Se utilizó una noción de complementariedad entre la inversiónpública y la privada, sin fijar límites a la participación extranjera en la empresaprivada, excepto aquellos casos especificados en la Constitución. No obstante, el poderoso gobierno presidencial monopartidista y lasestructuras corporativistas llegarían a ser un problema más adelante. Se demostróque la Constitución podía ser fácilmente reformada por instrucciones del Ejecutivo.Los grupos de interés dentro del sistema hacían gestiones en busca de una nuevalegislación que invariablemente era presentada por el presidente en turno en laforma de cambios revolucionarios justificados por el sentimiento nacionalistapopular. Las reformas a la Constitución y las nuevas leyes introducidas durante lascuatro décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial tenían ciertos propósitosrelacionados: proteger a los grupos capitalistas nacionales de la competenciaextranjera; asegurar mayor control del gobierno sobre las actividades económicas;justificar la creación de nuevas empresas estatales; otorgar mayores beneficios altrabajo organizado (es decir, sindicatos, que eran parte del sistema) y, finalmente,consolidar el control político y económico del país mediante los intereses quecontrolaban al PRI. El resultado de esto fue la asfixia gradual de las fuerzas productivas delpaís. El sistema agrario se convirtió en feudo de grupos políticos, y para mediadosde los sesenta, era evidente la disminución de la producción agrícola. El sector 10
  12. 12. industrial también mostraba síntomas de la decadencia típica de la etapa de la ISI,en que el progreso es obstaculizado por economías de escala inapropiadas, faltade competitividad y tecnología y enormes déficits de capital. En 1973, Méxicopromulgó una legislación que restringía el uso libre de tecnología extranjera ylimitaba la inversión extranjera a un máximo de 49 por ciento en cada compañía. Por otra parte, los sindicatos obtenían cada vez más beneficios y unaumento constante en los salarios reales, gracias a la justificación de unaproductividad creciente durante los cincuenta y los sesenta, pero ya no pudojustificarse en los setenta y principios de los ochenta. El poder sindical eraconsiderable en la mayoría de los sectores en las que situaciones demonopolio, tanto públicos como privados, permitían a la administración negociarcon la dirigencia de un sindicato único para toda una industria, como era el casodel petróleo y la electricidad. Los sindicatos llegaron a ser copropietarios ycoadministradores de hecho, junto con el gobierno, en muchas de estas empresasestatales de rápido crecimiento.Política económica La política económica desde los años cincuenta hasta principios de lossetenta se fue volviendo cada vez más refinada con el crecimiento de losmercados financieros. Este crecimiento se veía influido por una economía mundialque atravesaba por uno de sus periodos más largos de estabilidad y crecimientodesde la Segunda Guerra Mundial. 11
  13. 13. La política macroeconómica generalmente reflejaba el interés del gobiernode lograr tanto una alta tasa de crecimiento como la estabilidad de precios.Durante las décadas de 1930 y 1940, los objetivos macroeconómicos intermediosno eran muy claros; las ganancias en divisas por exportaciones fueron muy altasdurante la guerra, pero la expansión excesiva que siguió causó una crisis externaen 1954. A raíz de la devaluación del peso en ese año, y con la economía mundialbajo un sistema de paridad cambiaria fija, el gobierno adoptó la tasa nominal decambio como su objetivo macroeconómico intermedio. Entre 1955 y 1970, México pudo mantener invariable la tasa nominal decambio mientras la economía crecía a la impresionante tasa del 6.7 por cientoanual. Esto fue posible gracias a las ganancias en productividad surgidas de lainversión pública en infraestructura, a la temprana etapa de la ISI y a un favorableambiente externo de baja inflación. El gobierno utilizó con éxito las tasas deinterés y la contracción del crédito para poner en práctica su política monetaria,pero este éxito dependía también de un riguroso control de las finanzas públicas.La política fiscal fue dictada así por el objetivo a mediano plazo de la estabilidadfinanciera, y por consiguiente fue utilizada en el corto plazo para detener cualquierexpansión excesiva de la demanda agregada. También contribuyó al éxito de estemodelo la capacidad de México para atraer el capital empresarial extranjero -quedebe diferenciarse de la deuda externa-, el cual, en aquel tiempo, financió lamayor parte del déficit de la cuenta corriente de 2.5 por ciento del producto internobruto (PIB). 12
  14. 14. Se utilizó un sistema de licencias de importación para otorgar protección alos productores nacionales contra la competencia extranjera, pero también paraevitar el rápido deterioro de la balanza comercial. La restricción de lasimportaciones también afectó la producción, ya que México seguía dependiendodel suministro externo de bienes intermedios y de capital. Con frecuencia seusaron controles de precios en compensación por la protección al comercio y paragarantizar la disponibilidad de bienes básicos de bajo precio para una crecientemano de obra urbana. En suma, la política contenía muchos instrumentos ymedidas de control directo adecuados, pero aun así la política fiscal era la baseprincipal de la estabilidad financiera. Una política fiscal sana facilitaba la tarea dela política monetaria, que se enfocaba en un objetivo de tasa nominal de cambio.Siempre que la política fiscal siguiera siendo sana y la balanza de pagos no sedeteriorara demasiado, la mezcla de política fiscal y monetaria ofrecía un buenrespaldo macroeconómico. El cuadro 1.1 resume algunas de las características deeste periodo de crecimiento estable. Es difícil identificar las causas específicas que desencadenaron el colapsode este modelo. Las primeras señales de deterioro se hicieron evidentes amediados de los años sesenta, especialmente en la agricultura, pero unacondición previa que afectó la estabilidad fue el apartarse de la reglamacroeconómica de mantener el equilibrio en las finanzas públicas. Esto nosucedió sino hasta la década de 1970, y fue acompañado de una mayorintervención estatal en la economía y un deterioro en la confianza empresarial. 13
  15. 15. La retórica nacionalista del gobierno cobró mayor fuerza durante los añossetenta, acarreando cuantiosos déficits de cuenta corriente y un crecienteendeudamiento externo. Las inversiones estatales ya no creaban lasexternalidades positivas que se esperaba, debido en gran parte a su mayordiversificación en bienes y servicios, así como a errores en la planeación de lasgrandes empresas estatales. El entendimiento entre el gobierno y el sectorempresarial, que había sido una característica del régimen hasta 1970, fuesacrificado en favor de los intentos del gobierno por recuperar el apoyo políticourbano, en particular entre los jóvenes, atacando los intereses de gruposprivilegiados. Cuando este proceso se desbarató, en 1976, y México tuvo que buscar laayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI), el problema se diagnosticabacomo la recuperación del equilibrio macroeconómico, que para resolverse requeríade una breve recesión y un ajuste de precios relativos. Tal ajuste fue iniciado en1977 y estaba a punto de completarse cuando México se encontró de prontonuevamente rico, gracias al descubrimiento y la rápida explotación de vastasreservas de petróleo en un "feliz" momento de escasez mundial. El petróleo y ladeuda externa fueron las herramientas que permitieron el alto índice decrecimiento alcanzado de 1978 a 1981, pero este crecimiento tenía bases aúnmenos saludables que el de principios de los setenta. Cuando los precios delpetróleo se desplomaron, en 1981, y el crédito externo se terminó, la economía sevino abajo otra vez. 14
  16. 16. CUADRO 1.1 Indicadores de crecimiento y estabilidad, 1955-1970(porcentajes)__________________________________________________________________ Indicador Porcentaje__________________________________________________________________ Crecimiento anual real del PIB 6.9 Tasa de crecimiento de la población 3.3 Crecimiento real del ingreso per cápita 3.6 Inflación anual 4.5 Crecimiento anual de las importaciones 7.4 Crecimiento anual de las exportaciones 5.0 Balance de cuenta corriente/porcentaje del PIB -2.5 Crecimiento anual real de salarios mínimos 5.5__________________________________________________________________Fuente: Recopilación del autor. La crisis a que tanto se hace referencia es el periodo de bajo crecimiento yfalta de oportunidades materiales para el grueso de la población que siguió a1982. También fue un periodo de reflexión colectiva y una oportunidad paraabordar algunos problemas en sus raíces. Los cuadros 1.2 y 1.3 muestranindicadores macroeconómicos relevantes acerca del periodo que condujo a lacrisis. El anterior crecimiento del PIB de 5.8 por ciento anual se volvió nulo, y elingreso per cápita descendió 14.8 por ciento durante todo el periodo. El contrasteentre los pagos anuales de la deuda externa de 482 millones de dólares (11.3 porciento de las exportaciones de bienes y servicios en 1972) y 11,300 millones (38.9por ciento en 1982) también resulta significativo, pues refleja los esfuerzos que laeconomía tendría que hacer para lograr su propio ajuste, al tiempo que atendíauna enorme deuda externa. 15
  17. 17. Ajuste y reforma económica (1983-1988) No está claro si el nuevo gobierno del presidente Miguel de la Madridentendía la profundidad de la reforma económica que se requería. La mayoría delas declaraciones públicas hechas en aquel momento indicaban que no, sino quemás bien se creía que un ajuste macroeconómico convencional de tres añosbastaría para corregir los desequilibrios. El gobierno llevó a cabo una campaña derenovación moral y algunas reformas constitucionales, pero no había indicio clarode ningún intento por cambiar la estructura de poder político y económico, o larelación entre el Estado y los diversos intereses. La mezcla resultante de esteprograma fue un fuerte ajuste macroeconómico encaminado a corregir viejosdesequilibrios, realizado en el marco de un vacío político y, por consiguiente,carente del apoyo popular. Esta pobre mezcla podría explicarse con la tesis de que en 1983 elgobierno mexicano no estaba preparado para emprender grandes reformas,debido a las divisiones internas del PRI respecto a la dirección de dichas reformas.Es probable que tales divisiones reflejaran lo que sucedía en el país en general,donde habían surgido fuertes grupos de izquierda y de derecha. Como el gobiernono estaba preparado para delinear un programa de reforma, el ajustemacroeconómico carecería de los cambios estructurales necesarios y acabaría porperder credibilidad y apoyo públicos. 16
  18. 18. Algunos grupos dentro del gobierno y en el sector privado presionaron paraque se realizaran cambios estructurales, y algunos de ellos se iniciaron despuésde ciertas dilaciones por parte de las autoridades, tales como recortes de personalburocrático y la venta de algunas empresas estatales. Estos cambios, junto con laliberalización del comercio, apoyaban los planes del gobierno de lograr un cambiogradual, pero, vistos en perspectiva, representaban la semilla de una reformaestructural que sólo más tarde tomaría una forma concreta. Esta reforma estabaorientada a la apertura de la economía y, por implicación, a la transformación de laestructura política del país.CUADRO 1.2 Desempeño macroeconómico 1972-1988(Porcentaje anual excepto donde se indica)__________________________________________________________________ Periodo de crecimiento Periodo de y distorsiones ajuste Indicador 1972-1982 1983-1988__________________________________________________________________Crecimiento real del PIB 5.8 0.1Crecimiento real del ingreso per cápita 2.8 -2.4Inflación anual de precios al consumidor 22.7 92.9Deflactor del PIB (promedio anual) 23.6 88.1Variación cambiaria anual real 3.1 1.2Crecimiento corriente de importaciones 18.2 19.6Crecimiento corriente de exportaciones 29.0 -0.7__________________________________________________________________Fuente: Banco de México, informes diversos. 17
  19. 19. CUADRO 1.3 Desempeño macroeconómico 1972-1988(millones de dólares estadounidenses, excepto donde se indica)__________________________________________________________________Indicador 1972 1982 1983 1988__________________________________________________________________Déficit en cuenta corriente -1,006 -6,221 5,418 -2,901Egresos por pago a acreedores 626 11,405 10,714 10,403Utilidades remitidas de inversión extranjera 144 526 184 512Interés sobre deuda externa 482 10,879 10,103 8,800Ingresos por inversión extranjera directa 156 1,657 461 2,590Ingresos por crédito externo al sector público 149 5,259 4,291 946Ingresos por crédito externo al sector privado 460 2,223 -2,309 -3,428Capital de la deuda externa (miles de millones) 5.5 87.6 93.8 103Déficit fiscal como porcentaje del PIB -3.5 -16.9 -8.6 -12.3Flujo de obligaciones del sistema bancario como porcentaje del PIB, excluyendo pasivo externo 5.7 16.1 13.2 6.9__________________________________________________________________Fuente: Banco de México, informes diversos. Este cambio de dirección tuvo lugar en medio de un confuso programaeconómico en el que las metas de la política casi nunca se alcanzaban, en tantoque el gobierno seguía proclamándolas como máximas prioridades. Los ejemplosmás obvios fueron la inflación y el déficit del sector público. Pero más que uncambio de dirección impuesto por un nuevo gobierno, nosotros argüimos que este 18
  20. 20. cambio era endógeno en cuanto era resultado del desencanto de las propiasfuerzas nacionales respecto al antiguo modelo de intervención estatal y proteccióncontra la competencia y el capital extranjeros. El gobierno se encontró en mediode un conflicto entre los viejos intereses establecidos del sistema y los nuevosgrupos conscientes de la creciente internacionalización de las fuerzaseconómicas, y la consiguiente necesidad de llegar a ser un país competitivointernacionalmente. Aun cuando la administración de Miguel de la Madridmostraba cierto entendimiento en estos asuntos, creo que le faltaba coherencia yconsenso interno para imponer las necesarias reformas radicales. La administración se refería con frecuencia a cambios graduales en vez dea reformas radicales, y proclamaba que el cambio de dirección en su política sóloconstituía un cambio de táctica. Así pues, se perdió la oportunidad de llevar a cabouna reforma radical en el momento de la crisis, pero al final el gobierno no pudoevitar la transformación de la economía y del sector privado, que sufrió un ajustesignificativo, reorientó sus operaciones para ser más competitivo. Al cabo de cincoaños de programas económicos y cambios graduales en parte fracasados, elgobierno aún enfrentaba el problema de un alto índice de inflación y estaba másdispuesto a efectuar reformas radicales. Pero esta nueva actitud no sematerializaría sino hasta la siguiente administración, la del presidente CarlosSalinas de Gortari. 19
  21. 21. Desempeño macroeconómico La pieza clave del programa macroeconómico iniciado en 1983 fue larecuperación del equilibrio externo para corregir un déficit en cuenta corriente de12,500 millones de dólares en 1981 y de 4,900 millones en 1982. El programa fueapoyado por el FMI a través de un préstamo a largo plazo de 3,800 millones y depréstamos bancarios frescos por 3,000 millones que el gobierno no utilizótotalmente. Tanto el gobierno mexicano como el FMI creían que México podríaempezar a crecer nuevamente para 1985, pues no previeron que el problemaeconómico fuera tan profundo. Tanto el gobierno como el FMI subestimaban la depreciación cambiaria quese requería para detener la fuga de capital y revertir el cuantioso déficit en lacuenta corriente de la balanza de pagos. Entre 1981 y 1983 el tipo de cambio real,según la definición del Banco de México, se depreció en 48.9 por ciento: muchomás que lo previsto en el programa de ajuste del FMI y más de lo que implicaba eldeterioro en los términos de intercambio durante esos años (-20.5 por ciento). Esto explica la razón por la que México comenzó su programa económicode 1983 con un énfasis excesivo en el objetivo de la cuenta corriente y en elaumento programado de reservas internacionales, pero con mayor inflación ymayor contracción económica que lo previsto, como se muestra en el cuadro 1.4. 20
  22. 22. Un peso sumamente débil coincidió con la rápida recuperación económicade Estados Unidos. Las empresas mexicanas, la mayoría de las cualesexportaban anteriormente como complemento de las ventas internas, cambiaronrápidamente a la exportación y produjeron una balanza corriente que hacíainnecesario para el país utilizar el monto total del crédito de bancos comercialesantes negociado. Esto promovió la confianza externa en México, pero quedaba sinresolver la cuestión decisiva de recuperar la credibilidad interna y poner enpráctica la reforma económica por tanto tiempo requerida. Los agenteseconómicos seguían escépticos respecto al eventual éxito del programaeconómico del gobierno y, por tanto, pospusieron la repatriación de su capital delextranjero pese a las altas tasas de interés para el activo en pesos. El déficit en lacuenta de capital reflejaba así el superávit en la cuenta corriente de la balanza depagos, pero en la medida en que este último se logró sin crecimiento económicoalguno, las salidas de capital reflejaban falta de confianza e insuficiente inversióninterna más que mayor competitividad en exportaciones. Los flujos de capital hacia el exterior aumentaron cuando cayeron losprecios del petróleo, en 1985 y 1986. Estos, también fueron elevados a finales de1987, cuando la bolsa mexicana de valores se desplomó. El déficit en la cuenta decapital no se corrigió sino hasta 1988, cuando se fijó el tipo de cambio y sedespejaron dudas mediante los anuncios de política, pero esto aún necesitaba unatasa real de interés sumamente alta, como se muestra en el cuadro 1.5 21
  23. 23. CUADRO 1.4 Objetivos y resultados reales del programa del FMI, 1983-1985__________________________________________________________________ 1983 1984 1985 - Obj. Real Obj. Real Obj. Real__________________________________________________________________Inflación (porcentaje anual a diciembre) 55.0 101.9 35.0 65.5 20.0 57.7Déficit del sector público (porcentaje del PIB) 8.5 8.6 5.5 8.5 3.5 9.6Cambio en reservas internacionales (miles de millones de dólares) 2.0 3.1 2.0 3.2 2.0 -2.6__________________________________________________________________Fuente: Fondo Monetario Internacional, informes diversos.CUADRO 1.5 Tasas de interés retroactivo real de Certificados de la Tesoreríaa 28 días y préstamos netos de cuenta de capital al gobierno y a los bancos,1983-1988 (millones de dólares estadounidenses)__________________________________________________________________ Tasa de interés Año (meses) (porcentaje) Cuenta de capitala__________________________________________________________________1983 (enero-junio) -189.3 -2481983 (julio-diciembre) -34.7 -4,0691984 (enero-junio) 45.0 -1,5621984 (julio-diciembre) 30.7 -1,1591985 (enero-junio) 38.4 -2611985 (julio-diciembre) -8.7 -1,4221986 (enero-junio) -12.7 8741986 (julio-diciembre) 57.4 -2221987 (enero-junio) 26.1 -1,2131987 (julio-diciembre) 36.4 -4,9061988 (enero-junio) 42.8 -1,4351988 (julio-diciembre) 19.3 -3,3591989 (enero-junio) 57.1 -1,183__________________________________________________________________a Los signos negativos indican flujo de capital negativo.Fuente: Banco de México, informes diversos. 22
  24. 24. Las altas tasas de interés, aunadas a los volátiles precios del petróleo,ejercieron tal presión sobre las finanzas públicas que el gobierno nunca pudorealizar las reducciones del déficit fiscal que había prometido. No obstante, tratóde reducir al mínimo las repercusiones inflacionarias de estas dos variablesreduciendo el gasto público exento de interés, con un efecto sobre la inversiónpública en particular. Aunque no hubo despidos masivos de empleados públicos,sus salarios reales promedio cayeron junto con los salarios del resto de laeconomía, como se muestra en el cuadro 1.6. De este modo, pese a la significativa reducción del gasto público, la políticafiscal careció de credibilidad hasta que el gobierno cambió su estrategia. En 1987adoptó como objetivo de su política fiscal crear un excedente del presupuestoprimario, que excluía todos los pagos de intereses y transferencias a los gobiernosde los estados. Después, en diciembre de 1987, el gobierno redujo el presupuesto para1988, que había sido aprobado apenas unas semanas antes, y anunció políticasque de haber sido implantadas hubieran permitido una reducción gradual de lastasas de interés. Pero aun entonces, la credibilidad en la política fiscal no serecuperó fácilmente, ya que la deuda externa seguía siendo alta y muchos de losrecortes en el gasto público se consideraban temporales. 23
  25. 25. CUADRO 1.6 Ingresos y gastos reales del sector público, 1983, 1988(porcentaje del PIB)__________________________________________________________________ Cambio reala 1983-1989 1983 1988 (porcentaje)__________________________________________________________________Déficit del sector públicob -8.6 -11.7 31.1Ingresos públicos 32.9 28.7 -16.5Petróleo 14.2 9.8 51.4Gasto público 41.0 39.0 -12.3Gasto de programas 25.7 18.0 -30.8 Corriente 17.7 11.8 -19.9 Salarios 6.7 5.1 -17.6 Inversión 7.5 3.7 -45.9 Interés 12.4 16.6 23.4 Externo 4.6 3.6 -27.9 Interno 7.7 13.1 56.8__________________________________________________________________a Deflactados con el índice de precios al consumidorb El déficit del sector público se obtiene de los flujos de financiamiento otorgados al sector público.Esto generalmente no coincide con el déficit que resulta de la diferencia entre ingresos y egresos.Además de esta diferencia, el déficit aumenta por el costo de la intermediación financiera, es decir,el costo del crédito subsidiado. El déficit del sector público aquí mostrado es la cifra oficial que seemplea en todos los casos.Fuente: Banco de México, informes diversos. Quizá la señal más clara que daba el gobierno se refería a la política decomercio, para la que se anunció una amplia liberalización de las importaciones en1985, seguida de la firma del protocolo para adherirse al Acuerdo General sobreAranceles y Comercio (GATT, por sus siglas en inglés) en 1986. El cuadro 1.7muestra la rápida caída en el número de artículos cuya importación estaba sujetaa permiso previo. Además, se redujeron las diferencias entre aranceles mínimos y 24
  26. 26. máximos, y para 1986 la tasa máxima sobre importaciones era del 20 por ciento,mientras que muchos artículos restringidos poco antes, ya podían importarselibremente. No es una coincidencia que la liberalización del comercio haya adquiridoprioridad en la reforma macroeconómica, y no debe exagerarse su importanciacomo señal de un cambio de régimen. Ante todo, la recesión de 1983 y el colapsode la inversión pública y privada hacían evidente que las exportaciones serían laúnica manera de mantener el empleo, y esto hacía imperativa una liberalización delas importaciones. La depreciación cambiaria real apoyaba esta política y tambiéndaba protección adicional contra las importaciones. El éxito de los exportadoresmás grandes al mantener fuertes flujos de efectivo y pagar su deuda externa fuemotivo de alabanza. En primer lugar, los exportadores que se encontraban en unaposición privilegiada requerían suministros competitivos. En segundo lugar,Estados Unidos absorbía las crecientes importaciones de prácticamente todos lospaíses en desarrollo. En tercer lugar, con una recesión en el mercado interno ycon un peso subvaluado, la liberalización de las importaciones no afectaría elbalance de la cuenta corriente, permitiendo al gobierno afirmar el éxito de supolítica. En realidad, las importaciones empezaron a aumentar sólo en 1988,cuando el tipo de cambio perdió su margen de subvaluación y el abatimiento de lainflación favoreció un mayor gasto privado. 25
  27. 27. CUADRO 1.7 Estructura de aranceles de importación (número de artículos)__________________________________________________________________ Tipo 1982 1985 1987__________________________________________________________________ Total 8,008 8,091 8,446 Sujetos a licencia previa 8,008 839 329 Sujetos a tarifa arancelaria -- 7,252 8,117__________________________________________________________________Fuente: Sexto informe presidencial al Congreso, 1988.El sector real Pese a la prosperidad del sector de comercio exterior, el PIB apenasregistró crecimiento, y fueron notorias las fluctuaciones de la actividad. El cuadro1.8 muestra los cambios anuales del PIB, la producción industrial y manufacturera,el empleo manufacturero y las importaciones y exportaciones del periodo. Así, mientras que las exportaciones de bienes manufacturados registrarontasas de crecimiento anual del 28.6 por ciento en promedio, el sector exportadorfue demasiado pequeño como para elevar la tasa de crecimiento del PIB osiquiera la de la producción industrial. No obstante, hubo actividades queregistraron una expansión significativa, incluyendo las de maquinaria, electrónica,petroquímica y metales. Otras industrias que mostraron un crecimiento rápido 26
  28. 28. durante la parte ascendente del ciclo incluyeron a las de automóviles, cemento ypapel. En contraste, las industrias que sufrieron caídas o estancamiento incluyenlas de fibras tejidas, plásticos, productos metálicos estructurales, aparatoselectrodomésticos y bienes de consumo no duradero. No es de extrañar esta distribución tan dispareja del crecimiento, dados losfuertes incentivos a la exportación y el colapso del mercado interno. Al evaluar eldesempeño de la exportación, debemos tomar en cuenta que su principal impulsose origina en industrias que presentan una relación con la propiedad extranjera ocon rápidos cambios tecnológicos, tales como las de maquinaria y electrónica. Lasempresas con capital o tecnología extranjeras fueron las mayores exportadorasentre las manufactureras, y algunas de ellas planearon expansiones incluso enmedio de la incertidumbre general. 27
  29. 29. CUADRO 1.8 Indicadores del sector real, 1983-1989(cambios porcentuales anuales)__________________________________________________________________ Producción Empleo PIB Producción manufac- manufac- Importación Exportación Año real industrial turera turero de bienesa de bienesa__________________________________________________________________1983 -4.2 -8.9 -7.5 -9.6 -40.7 6.21984 3.6 6.5 5.3 -1.1 31.6 8.41985 2.6 5.2 7.0 2.3 19.6 -9.61986 -4.0 -4.8 -3.4 -4.0 -15.1 -26.71987 1.5 4.1 3.9 1.7 6.9 28.91988 1.1 1.3 2.3 2.1 54.7 0.0 c de d1989 2.9b 5.9 8.3 n 31.1 8.1d__________________________________________________________________a Importaciones y exportaciones en dólares estadounidenses al tipo corriente.b Hasta el tercer trimestre.c Hasta junio.d Hasta julio.e No disponible.Fuente: Banco de México, informes diversos. Inicialmente, la regla general de los exportadores fue someterse a grandesreducciones en el tamaño de la planta industrial y en el empleo, así como en labase de productos. Las empresas tendían a concentrarse en menos productos,más estandarizados, una vez que se liberalizaron las importaciones. Surgió unpatrón de especialización que en el futuro permitiría una expansión de la plantaindustrial. La industria automotriz es la que más claramente presentó este patrón,ya que, debido a sus lazos internacionales, se adaptó rápidamente al ambientecambiante, sobre todo cuando los cambios correspondían a su patrón mundial dediseño y especialización (véase el cuadro 1.9). La mayoría de las empresas 28
  30. 30. automotrices redujeron su tamaño y la variedad de productos que fabricaban,posibilitando corridas de producción más largos. También exportaban más y, almismo tiempo, importaban más. Sin embargo, las grandes expansiones seaplazaron, y actualmente esta industria no puede mantener las exportaciones si elmercado interno crece con demasiada rapidez. La culminación de este proceso deespecialización consistiría en hacer nuevas inversiones para abastecer laexportación y la especialización crecientes, al tiempo que se atiende el crecientemercado interno, que comenzó a recuperarse en 1988. Sólo la nueva inversiónpuede dar validez a las reformas económicas y a la política de liberalización de lasimportaciones, y en el moderno sector exportador eso significa inversión extranjeradirecta. 29
  31. 31. CUADRO 1.9 Crecimiento acumulado de industrias seleccionadas, 1983-1988__________________________________________________________________ Sector Porcentaje__________________________________________________________________Crecimiento alto Motores, partes y carrocerías de automóvil 47.6 Maquinaria 42.9 Electrónica 9.4 Petroquímica 83.7 Metales 60.4 Alimentos elaborados para el mercado interno 122.5 Textiles para el mercado interno 138.7Crecimiento negativo o nulo Fibras tejidas -28.4 Plásticos -26.2 Productos metálicos estructurales -33.9 Aparatos electrodomésticos -40.0 Bienes de consumo no duradero 3.2 Carne y productos lácteos 0.9 Calzado -19.9 Jabones y detergentes -1.9__________________________________________________________________Fuente: Banco de México, informes diversos. Otras empresas, incapaces de exportar, trataron de conservar suparticipación en el débil mercado interno. Los controles de precios se eliminaronen 1983, permitiendo a muchas de ellas reconstruir sus tasas de utilidad, pero lacreciente competencia y los bajos salarios reales constituyeron un obstáculo. Con 30
  32. 32. la apertura a las importaciones y la erosión de la subvaluación cambiaria, estasempresas enfrentaron el reto de volverse más eficientes y mejorar el servicio y lacalidad. En algunos casos perdieron participación en el mercado en beneficio de lacompetencia. El patrón final de ajuste en el sector no comercial no está claro, peroseguramente se requerirá mayor eficiencia y sacrificar los márgenes de utilidadcomo condiciones previas para la supervivencia en un ambiente más competitivo.Las fusiones y adquisiciones de empresas débiles por parte de otras más fuertesson frecuentes en estos sectores. El cuadro 1.10 muestra una medición a grandes rasgos del índice deproductividad promedio de mano de obra en el sector manufacturero, que se haestimado dividiendo el índice de producción entre el índice de empleo. Esto indicaun notable aumento en la productividad que, no obstante, debe interpretarse concautela, ya que la suma puede ser resultado de cambios opuestos entre unaindustria y otra, y ser así engañoso respecto al grado de cambio en dos industriasque registren cambios positivos y negativos. También puede estar influido por elhecho de que las rígidas leyes laborales impidieron a muchas industrias despedirtrabajadores, lo que debilitó su capacidad de ajustarse a la nueva realidad. 31
  33. 33. CUADRO 1.10 Productividad de la industria manufacturera 1983-1988(1983=100)__________________________________________________________________Indicador 1983 1984 1985 1986 1987 1988__________________________________________________________________Indice de producción de manufacturas 100 105.3 112.7 108.9 113.1 116.5Personal empleado en manufacturas 100 98.9 101.3 97.2 98.8 100.9Indice de productividad 100 106.4 111.3 112.0 114.4 115.4__________________________________________________________________Fuente: Banco de México, informes diversos.La nueva política económica: perfil y riesgos En 1987, México obtuvo un nuevo paquete de financiamiento externo defuentes oficiales y bancos comerciales con motivo de la brusca caída de losprecios del petróleo el año anterior. Gran parte de esos recursos se desembolsóen 1987 y esto, aunado a la persistente inflación elevada, produjo una indebidaexpansión del circulante y finalmente una crisis en octubre de 1987. Esta crisis fue peculiar porque no parecía existir ningún problemasubyacente que justificara el pánico en los mercados financieros y la fuga decapital que obligó al Banco de México a retirarse del mercado de cambio dedivisas. Apenas dos meses antes, el presidente De la Madrid había rendido un 32
  34. 34. confiado y optimista informe anual al Congreso. Sólo un año después, el Banco deMéxico reconoció en su informe anual sobre la economía que esa crisis había sidoprovocada por un cambio en las expectativas, en tanto que la fuga de capital seatribuyó en un principio a los acelerados pagos anticipados de la deuda externadel sector privado. No obstante, el hecho era que la inflación seguía siendo alta, habiendoascendido de la tasa anual de 105.7 por ciento en diciembre de 1986 a 133.9 porciento en agosto de 1987. Aunque el sector público registraba un excedente delpresupuesto primario de 6.9 por ciento del PIB, éste era insuficiente para inspirarconfianza en la política del gobierno. Por otra parte, el gobierno y su política fiscal no convencían a los agenteseconómicos de que la inflación se detendría. El presupuesto para 1988, terminadodurante el otoño de 1987, disponía un aumento del 121.8 por ciento en el gasto deprogramas, más del doble de la cifra de 1987, que contenía un exceso de 17.7billones de pesos por encima del presupuesto original de 86.2 billones de pesos.Esto ascendía al 4.5 por ciento del PIB nominal y al 3.7 por ciento del PIB real. Elaumento en los pagos de intereses del presupuesto para 1988 era 128.3 porciento mayor que los pagos de 1987 y el requerimiento de préstamo del sectorpúblico (RPSP) se presupuestó en 18.5 por ciento del PIB, en comparación con el17.4 por ciento del PIB en 1987. 33
  35. 35. Esto parece suficiente para calificar la política fiscal como incapaz dereducir o contribuir a reducir la inflación durante el último año de la administración.La crisis de octubre de 1987, pues, sacudió la indulgencia del gobierno hacia lainflación, obligándolo a hacer reformas significativas que resultarían en un nuevopresupuesto, aun cuando el original acababa de ser aprobado por un Congresoindulgente. Las reformas incluían una reducción del 6.8 por ciento en el gasto deprogramas respecto al presupuesto original; del 23.8 por ciento en los pagos deintereses y del 10.9 por ciento en transferencias a las entidades federativas. ElRPSP se fijó en 10 por ciento del PIB. Estos porcentajes, aunque significativos,representaban muy poco para los agentes económicos bien informados, a la luzde los presupuestos sistemáticamente excesivos del pasado; representaban pocoincluso después de que el gobierno anunciara varias medidas para cumplir ciertosobjetivos, tales como reducir el número de líneas telefónicas de la burocracia yrestringir las fotocopias en las oficinas del gobierno. Las reformas al presupuestode ingresos incluían aumentos de entre el 50 y el 85 por ciento en los bienes yservicios del sector público. Estos aumentos, aunados al congelamiento generalde precios y salarios, produjeron una fuerte posición presupuestaria. Si la política fiscal carecía de credibilidad y las correcciones anunciadas algasto y los ingresos públicos no se percibían como drásticas, lo opuesto seaplicaba a la política monetaria. El gobierno anunció un tipo de cambio fijo parados meses e introdujo salvajes recortes de crédito en los préstamos bancariospendientes. La regla de la paridad fija se renovó mediante sucesivos acuerdosentre el gobierno, los empresarios y los trabajadores. Estos acuerdos incluían 34
  36. 36. también pequeños aumentos a los salarios mínimos y a los de precios del sectorprivado. Durante 1988 se otorgó un aumento a los salarios mínimos de sólo 3 porciento sobre el aumento general de enero. La cooperación del movimiento obrerofue asegurada mediante la regla de la paridad fija, que parecía dar garantías a lostrabajadores contra la inflación inesperada, y mediante el compromiso del sectorprivado de mantener precios nominales (controlados). De este modo, las expectativas inflacionarias empezaron a cambiar comoresultado de la nueva regla, reforzada por el muy difundido acuerdo entre elgobierno, los trabajadores y los empresarios. Los aumentos de precios sedesaceleraron marcadamente con ayuda de reducciones adicionales en losaranceles y, más importante, por la eliminación de requisitos de permiso. Eldescenso de la inflación esperada permitió a las autoridades efectuar recortesmasivos en el gasto público presupuestado sin afectar el gasto real. El resultadofue que por primera vez durante la administración de la Madrid, el gasto realquedó por debajo de lo presupuestado. El gasto en programas, por ejemplo,quedó 11.7 billones de pesos por debajo de la asignación revisada de 83.4billones de pesos, y el RPSP se redujo al 11.7 por ciento del PIB, pese a que lospagos nominales y reales de intereses de la deuda interna fueron mayores que lopresupuestado. La desinflación monetariamente dirigida de 1988 brindó así a la políticafiscal una oportunidad de recuperar credibilidad. Sin embargo, se trató en granparte de un efecto momentáneo, ya que el presupuesto para 1989 no podía repetir 35
  37. 37. los mismos aumentos generosos que se habían presupuestado para 1988. Así,para 1989 el presupuesto sólo contenía un aumento del 16.6 por ciento en el gastode programas, una reducción del 19.5 por ciento en pagos de intereses de deuda(interna y externa) y un aumento del 29.2 por ciento en impuestos. El RPSPprogramado era el 6.4 por ciento del PIB, lo que significaba que la política fiscalpronto volvería a ocupar el centro de la escena. El resultado de este presupuestofue un aumento del 3.2 por ciento en el gasto y del 8.1 por ciento en impuestos,así como una reducción de intereses del 17.8 por ciento y un RPSP del 6.3 porciento. En términos generales, fue un muy buen resultado. Sin embargo, elgobierno no pudo mantener una paridad fija, y ésta tuvo que depreciarse a partirdel 1º de enero de 1989 en un peso diariamente, o en 16 por ciento anualmente. El potencial de la política monetaria no se ha agotado, pero la ausencia dela regla de la paridad fija impidió una reducción en las tasas de interés nominales.Después de las severas restricciones al crédito a principios de 1988, lasautoridades monetarias relajaron un poco sus controles, y el crédito bancario alsector privado empezó a elevarse en términos reales. Esto dificultó más el papelregulador de la política monetaria. Ahora, si bien la instrumentación de la políticamonetaria sigue siendo preferible a corto plazo, cualquier cambio en lascondiciones económicas o en las expectativas se reflejará en las tasas de interés. Para resumir la idea central de mi argumento: hubo un cambio de régimenen 1988 que obligó al gobierno a combatir la inflación incluso a costa de lasreservas internacionales ganadas con tanto trabajo. Este cambio hizo que el 36
  38. 38. enfoque central de la política se apartara del balance externo y se dirigiera a lainflación, y asignó el papel principal a la política monetaria a corto plazo. Tambiénestableció un fuerte excedente presupuestario primario como objetivo intermedioen la política fiscal. Dada la insuficiente credibilidad de la política fiscal, las tasasde interés en pesos han permanecido altas en términos reales, dominadas por lasexpectativas en los mercados financieros. Actualmente, la credibilidad en el tipo decambio, la austera política fiscal y las potenciales conmociones externas son losque determinan las expectativas.Estrategias macroeconómicas y riesgos de la nueva política Cuando hablamos del perfil de la política macroeconómica y sus posiblesresultados de crecimiento e inflación, suponemos que el cambio en la política, queadoptó como máxima prioridad el combate a la inflación, seguirá siendo válido amediano plazo. Esta parece una suposición acertada no sólo en vista de losanuncios de política del gobierno, sino también porque las expectativas internasevolucionan de una manera que hace políticamente peligroso para el gobiernocualquier alejamiento de la política establecida. Además, una tasa inflacionariabaja es condición indispensable para cualquier consolidación del nuevo modeloeconómico que prevé a la economía mexicana cada vez más abierta al comercio ya la inversión. Ahora se hablará de las otras razones que hacen necesaria unabaja inflación según este modelo. 37
  39. 39. De acuerdo con el nuevo modelo, la paridad recupera su calidad de objetivointermedio de la política monetaria. En la medida en que la tasa de inflación enMéxico exceda a la de sus socios comerciales y la paridad nominal permanezcafija, el peso se apreciará en términos reales, ayudando a su vez a reducir laspresiones inflacionarias. La apreciación real de la moneda tendrá dos efectos más:el balance de la cuenta corriente se deteriorará, y los rendimientos reales de losactivos financieros en pesos, medidos en dólares, mostrarán una revaloraciónsimilar, aumentando la oportunidad de ingreso de capital. Así pues, en el nuevo régimen, la economía deberá sobrellevar una vezmás, como en los años cincuenta y sesenta, un déficit en cuenta corriente yrecuperar el acceso al capital extranjero. Como el crédito bancario voluntario noestará abierto a México durante los próximos años, el único capital con que sepuede contar es la inversión extranjera directa (IED) y el capital mexicanorepatriado. Ambos ingresos dependerán de que el gobierno muestre elcompromiso inequívoco de mantener políticas abiertas de comercio e inversión yde integrar a México a la economía mundial. Un riesgo sumamente probable delnuevo programa económico es un deterioro en la cuenta corriente de la balanzade pagos. El cuadro 1.11 muestra el deterioro que tuvo lugar en 1988 y 1989. Esto ocurrió pese al bajo crecimiento económico de 1.1 por ciento en el PIBen 1988, el cual se recuperó a cerca del 3 por ciento en 1989, de tal modo que laspredicciones de un déficit aún mayor en el futuro se relacionan con la recuperaciónpermanente de la actividad económica, dado que una demanda interna más alta 38
  40. 40. favorecerá más importaciones y podría desalentar el crecimiento de lasexportaciones. El cuadro 1.12 muestra el alza continua en las importaciones ycómo su crecimiento ha sobrepasado el crecimiento del PIB y de las exportacionesdesde finales de 1987. Para considerar la posibilidad de que la paridad real (del peso con respectoal dólar estadounidense) ejerza una influencia independiente sobre el volumen delcomercio exterior, hemos estimado una ecuación de importaciones y otra deexportaciones de manufacturas en el periodo de enero de 1986 a julio de 1989. Enla ecuación de importaciones, la demanda interna, representada en niveles del PIB(Y), y la paridad real (TC) explican las variaciones en las importaciones totales.Las importaciones totales son valores mensuales deflactados por el índice deprecios de importación del Banco de México, en tanto que la paridad real se midepor la razón entre el índice de precios al consumidor de Estados Unidos y el deMéxico, multiplicada por la razón entre la paridad nominal y la paridad del periodobase. Dada la lenta respuesta del volumen del comercio a los cambios en laparidad real, hemos incluido en la ecuación los valores de la paridad en curso y losde uno, dos y tres meses antes. Todos los valores se expresan en logaritmosnaturales (L). Los resultados de esta estimación son los siguientes (los valores "t" figuranentre paréntesis): 39
  41. 41. LM=10.26**+1.04LY**-1.04LTC**+0.39LTCt-1 -1.01LTCt-2*+0.8LTCt-3 (5.8) (3.6) (3.4) (0.9) (-2-2) (0.3) R = .94 F = 117.6 D.W. = 1.57* significativo al nivel de confianza de 95 por ciento; ** a 99 por cientoCUADRO 1.11 Cuenta corriente y balanzas comerciales 1986-1989(millones de dólares estadounidenses) Cuenta corrientePromedio Cuenta Exportaciones Importaciones excluyendomensual corriente de bienes de bienes petróleo Bienes Bienes No Bienes Petroleras de de petroleras intermedios consumo capital1986 -139.4 525.6 810.3 70.5 636.0 246.2 -665.01987 330.5 719.2 1002.2 64.0 735.4 219.2 -388.71988 -241.8 559.1 1162.4 160.1 1079.2 335.9 800.81989 -333.7 647.8 1274.1 260.3 1252.4 350.9Ene. 612.9 1154.3 187.1 1663.0 325.5Feb. 560.7 1167.6 212.8 1155.4 330.5Mar. 679.6 1300.4 260.9 1239.3 319.8 -2655.3aAbr. 692.5 1242.6 258.1 1285.5 381.2May. 681.6 1340.7 300.0 1309.8 347.7Jun. 659.3 1438.9 343.0 1361.6 400.8 -3233.3a__________________________________________________________________a Total de cada trimestre.Fuente: Banco de México, Indicadores económicos, octubre de 1989. 40
  42. 42. Como cabría esperar en teoría económica, el crecimiento del PIB (Y) elevalas importaciones, en este caso, por un factor de multiplicación de 1.04. Existe unarelación negativa entre la paridad real y las importaciones, especialmente con elvalor en curso de TC, así como con su valor con retraso de dos meses, quedenota una respuesta de importaciones relativamente rápida o incluso anticipacióndel mercado respecto a la paridad y la consiguiente decisión de hacer pedidos deimportación. Resulta bastante claro que las importaciones descienden con ladepreciación del peso y ascienden con su apreciación. No obstante, la mayor determinante del crecimiento de las importacionesparece ser el crecimiento del PIB. Aunque el crecimiento de las importaciones enel periodo analizado también debe atribuirse al hecho de que la liberalización delcomercio ocurrió en varias etapas, los efectos de dicha liberalización ya estabanpresentes en 1986. Aun cuando la liberalización del comercio se aceleró endiciembre de 1987 en apoyo al programa antinflacionario, su efecto sobre elvolumen del comercio básicamente es de naturaleza momentánea. Las exportaciones de productos manufacturados se expresan en valores dedólares en curso, deflactados por el índice de precios de exportaciones nopetroleras del Banco de México. La paridad real es la misma que se estimó en laecuación de importaciones (así, el signo de su coeficiente debe ser positivo en laecuación de exportaciones), y el PIB de Estados Unidos (USY) se aproxima a lademanda externa en términos constantes. En esta ecuación tuvimos que incluiruna variable binaria (D) para distinguir el periodo comprendido entre enero de 41
  43. 43. 1986 y julio de 1987, en el cual las condiciones económicas internas empezaron acambiar y la economía se volvió menos capaz de generar excedentes corrientesdebido al rápido crecimiento interno y a una paridad más fuerte del peso. Así,durante ese periodo, la política económica se encaminó a responder, medianteuna paridad en rápida depreciación, a los disminuidos ingresos por exportaciónque siguieron a la caída de los precios del petróleo. Después de julio de 1987, noobstante, el efecto de los precios del petróleo ya se había transmitido a laeconomía, se habían acumulado reservas internacionales, y la demanda internaempezó a elevarse, acompañada del fortalecimiento de la paridad del peso. Elcoeficiente de las variables binarias de la ecuación que aparece abajo representaasí la diferencia entre los coeficientes de dos ecuaciones que corresponden a dosgrupos de observaciones: las que llegan hasta julio de 1987 y las que van deagosto de 1987 en adelante. El hecho de que los coeficientes binarios seansignificativos quiere decir que la diferencia del desempeño de las exportacionesentre los dos periodos es significativa. La ecuación de exportaciones contiene, además del USY y el TC, unavariable que denota el nivel de uso de la capacidad industrial (CU); éste sedetermina como la razón entre el nivel actual del índice de producción industrial yel nivel de julio de 1985, que es un periodo base en el que la producción industrialalcanzó un punto máximo. Si las exportaciones de manufacturas quedaranlimitadas por una insuficiente capacidad industrial interna, el CU tendría un signonegativo en la ecuación. 42
  44. 44. Los resultados de este estimado son los siguientes (los valores "t" figuranentre paréntesis):(2) LXN =-44.4** + 5.78LUSY**+1.68LCU* + 1.98LTC* + 1.01LTCt-3* + (-5.5) (3.2) (2.5) (2.5) (1.7) +44.OD** - 4.49DLUSY* - 1.31DLCU* - 2.30DLTC** - 0.86DLTCt-3* (4.0) (-1.9) (-1.4) (-2.7) (-1.3)R = 0.84 F = 16.9 D.W. = 1.50* significativo al nivel de confianza de 95 por ciento; ** a 99 por ciento. Esta ecuación explica satisfactoriamente los cambios en el nivel deexportación de manufacturas durante un periodo en que los cambios en la políticay la actividad económica fueron bastante significativos. El coeficiente del CU(aunque menos significativo que los de las otras dos variables) es positivo en laecuación y por consiguiente indica que no existía limitación alguna en la capacidadindustrial durante el periodo, pero en el caso de la variable binaria DLCU, elcoeficiente indica que existía una diferencia significativa entre la limitaciónrepresentada por la capacidad industrial existente y la del segundo grupo deobservaciones. De agosto de 1987 en adelante, el mayor uso de la capacidadinterna ya no está asociado con el crecimiento de las exportaciones. La misma diferencia se aplica al coeficiente de la variable que denota lademanda externa (USY) y su variable binaria (DUSY), lo que indica una reducciónsignificativa, en el segundo periodo, en la respuesta de las exportaciones 43
  45. 45. mexicanas a los aumentos de la demanda externa. Esto significa que, de agostode 1987 en adelante, el aumento en la exportación de manufacturas mexicanassólo fue 1.29 veces mayor que el aumento del PIB de Estados Unidos, en tantoque en el primer periodo había sido 5.78 veces mayor. La diferencia es tansignificativa que no deja duda de que estamos observando dos curvas deexportación distintas. Esto se confirma aún más dado que las variables binarias de la paridad encurso (DTC) y de la paridad con tres meses de retraso (DTCt-3) son significativas.Las ecuaciones de los dos grupos de observaciones pueden obtenersesustrayendo los valores de los coeficientes binarios de los valores del grupo dereferencia. Dichas ecuaciones son las siguientes:(3) Exportaciones del primer periodo, de enero de 1986 a julio de 1987:X1=-44.4 + 5.78LUSY + 1.68LCU + 1.98LTC + 1.01LTCt-3(4) Exportaciones del segundo periodo, de agosto de 1987 a julio de 1989:X2=-0.4 + 1.29LUSY + 0.37LCU - 0.32LTC + 0.15LTCt-3 La diferencia establecida indica que, durante el primer periodo, lasexportaciones de manufacturas estaban apoyadas por el crecimiento de lademanda externa, un mayor uso de la capacidad industrial interna (que era muybajo a principios de 1986), y la depreciación de la paridad real del peso. 44
  46. 46. Durante el segundo periodo, las exportaciones seguían apoyadas por lademanda externa, pero aumentaron a un ritmo mucho más lento en proporción alaumento de la demanda; no estuvieron apoyadas por el mayor uso de lacapacidad industrial, y sólo en pequeña medida estuvieron apoyadas por laparidad. Queda bastante claro que el crecimiento de las exportaciones durante elsegundo periodo se desaceleró significativamente. De hecho, el crecimiento de lasexportaciones durante el primer periodo de 18 meses fue del 65.7 por ciento endólares en curso (2.4 por ciento mensual en términos constantes), mientras que enel segundo periodo de 24 meses fue del 30.1 por ciento en dólares (0.6 por cientomensual en términos constantes). Los cambios en la producción y en la cuenta corriente de los años recientesse pueden observar en el cuadro 1.12. La apreciación real de la moneda también afecta el ingreso y la demandanacionales mediante los términos de intercambio. Y aquí el aumento del gastointerno, más rápido que el de la producción durante 1988 y 1989, otorga mayorapoyo a la tesis de que en México la desinflación de precios está asociada conuna recuperación de los niveles de demanda debido a una paridad más fuerte.Actividad económica interna Es probable que la producción aumente, con cierto retraso, a medida quese recuperan los inventarios agotados por la demanda. Pero la producción no se 45
  47. 47. recuperará de igual manera en los distintos sectores dadas sus diversassituaciones. El desempeño variable de las industrias en los seis últimos añosindica que sus niveles de capacidad excedente difieren. Muchas empresas que sedesempeñaban mal, no invirtieron al ritmo necesario para renovar el equipogastado o para mantener el paso del cambio tecnológico. Con una paridad fuerte y aranceles razonables, las importacionessustituirán la producción interna en algunas industrias que tienen dificultades parasatisfacer la demanda por capacidad insuficiente o por falta de competitividad enprecio y calidad. Al mismo tiempo, las exportaciones deben seguir creciendo enlas industrias que han demostrado su capacidad de penetrar en los mercadosextranjeros. El patrón del comercio cambiará y los bienes de consumo registrarántemporalmente su crecimiento más alto, hasta que la demanda interna encuentresu nuevo nivel y el proceso de selección entre bienes nacionales e importados secomplete para el mercado en su totalidad. A partir de ese momento, los niveles deimportaciones pueden estabilizarse un poco, pero la nueva mezcla en la canastade consumo típica y en el vector de la demanda intermedia será distinta de laactual. Esto entrañaría un proceso de sustitución de importaciones negativo, loinverso de lo que observamos durante los años cuarenta y cincuenta, pero norepresentará en sí mismo ninguna debilidad del nuevo modelo de crecimiento; sóloreflejará la redistribución del gasto entre importaciones y bienes producidosinternamente bajo una paridad y un régimen de comercio nuevos. 46
  48. 48. CUADRO 1.12 Producción, demanda y cuenta corriente por trimestre 1986-1989 (1985=100)_________________________________________________________________________________________________Indicador 1986 1987 1988 1989 - 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2 3 4 1 2_________________________________________________________________________________________________Indice de volumen PIB 97.3 98.1 93.6 98.6 96.4 97.8 97.8 104.8 99.2 98.9 98.6 105.3 1,101. 1,102.7Importaciones de bienes 86.6 91.1 80.5 80.7 74.0 84.5 94.8 99.5 106.0 127.8 142.1 148.3 137.9 157.0Exportaciones de manufacturas 115.8 134.3 133.6 170.3 162.1 187.2 180.2 195.0 181.7 205.4 206.5 199.4 192.7 220.3Gasto interno 92.7 106.4 104.2 115.8 115.2 115.7 112.1 117.8 123.3 118.1 112.9 115.8 119.8 121.1Cuenta corriente (miles de millones de U.S.$ presentes) -0.5 -0.9 0.7 0.4 1.4 1.4 0.5 0.6 -0.3 -1.5 -1.8 -0.8 -0.8 -1.2Cuenta corriente no depetróleo (miles de millonesde U.S.$ presentes) -2.1 -2.2 -2.2 -1.3 -0.6 -0.8 -1.0 -1.4 -1.1 -2.1 -3.1 -3.3 -2.7 -3.2____________________________________Fuente: Banco de México, Indicadores económicos, octubre de 1989, y nuestro propio estimado sobre importaciones y exportaciones de precioconstante. 47
  49. 49. Debido a que carecemos de herramientas analíticas y empíricas para medirlos efectos finales sobre el comercio y la actividad económica, es imposiblepredecir el efecto que tendrán estos cambios sobre el índice del empleo industrial.La implicación es que toda predicción sobre el empleo debe considerarse consuspicacia, lo mismo que en el caso de las predicciones sobre importaciones, ydeberán abandonarse, por tanto, los planes macroeconómicos basados en nivelesde empleo. La reciente experiencia estadounidense de rápido crecimiento delempleo durante la recuperación, principalmente en los servicios, contrasta con lade Europa Occidental, donde el desempleo ha permanecido alto pese a unarecuperación más ligera. Debe esperarse a corto plazo cierto aumento deldesempleo, motivado por la reestructuración de muchas industrias en respuesta alnuevo régimen comercial. Es posible, dada la fuerza de la economía en el sector de servicios, quecierta recuperación inicial atraiga trabajadores a los servicios, donde es probableque la productividad promedio sea más baja que en el sector industrial. Estocorrespondería a la deteriorada formación educativa de la fuerza de trabajo,consecuencia de una reducción del 22 por ciento en el gasto público real porestudiante entre 1980 y 1988. El gobierno mexicano haría bien en revisar susleyes laborales para facilitar el crecimiento de los servicios, sobre todo en lasempresas pequeñas, a las que puede atribuirse gran parte del aumento delempleo en estos sectores. Además, el gobierno debería pensar en planes deadiestramiento para trabajadores jóvenes en las actividades industriales, puesesto remediaría algunos efectos negativos de la deficiente calidad de la educación. 48
  50. 50. Los planes de medios tiempos y empleos compartidos, especialmente en losservicios, serían una manera de aumentar el empleo. Una política comercialabierta requerirá una oferta de trabajadores bien adiestrados para aquellasindustrias que participan con éxito en la economía global. Como estas industriasestán ubicadas en regiones específicas, una política de empleo exitosa requeriríaun respaldo financiero especial para escuelas técnicas en zonas de crecimientoidentificadas.Crecimiento potencial El cuadro 1.13 muestra el pobre desempeño del PIB y la inversión fija brutadurante los seis últimos años, así como la recuperación observada en 1989. Dadoeste desempeño, dudo que el crecimiento pueda mantenerse con índices altos enel mediano plazo (1990-1992), a menos que haya suficientes recursos externosdisponibles para México. Aun así, ignoramos la fuerza probable de la recuperaciónen la demanda interna, surgida de las nuevas oportunidades creadas por lasreformas económicas y la mayor interacción que se espera entre México y laeconomía mundial. Un fuerte aumento de la demanda podría hacer que elcrecimiento excediera todo índice moderado en la gama del 4 por ciento estimadapor el gobierno. Pero dudo que pudieran sostenerse índices a largo plazosuperiores al 5 por ciento sin producir inflación o altos déficits externos,suponiendo que los precios del petróleo se recuperen sólo gradualmente en eltranscurso de la década. 49
  51. 51. CUADRO 1.13 Índices de crecimiento anual del PIB y la inversión, 1980-1989(porcentajes)__________________________________________________________________ Periodo PIB Inversión fija bruta__________________________________________________________________ 1950s 6.1 12.8 1960s 7.2 16.4 1970s 6.5 10.0 1980-1982 5.5 4.1 1983-1988 0.1 -2.6 1989 2.9a 8.0a__________________________________________________________________a Hasta el tercer trimestreFuente: Banco de México, informes diversos. Veo dos limitaciones principales para alcanzar un mayor crecimiento. Unaes la insuficiente infraestructura, que tardará años en recuperar un estado similaral que tenía antes de la crisis de la deuda. De hecho, el país necesitará unaexpansión constante de dicha infraestructura, lo que requiere altos índices deinversión que serán difíciles de lograr. Y aun si las inversiones en esta área fuesensustanciales, el retraso para generar el crecimiento de la producción seríaconsiderable. La segunda limitación es la calidad de la futura fuerza de trabajo, que estarámenos instruida y habrá padecido desnutrición en la infancia a causa del descensoen los salarios reales. Quienes se integren a la fuerza de trabajo en 1998 habránnacido en 1980 y se habrán criado durante los años de crisis. Será difícil 50
  52. 52. incorporar esta mano de obra a las industrias globales de rápido crecimiento y, portanto, el potencial de producción se inhibirá. Las proyecciones de crecimiento de la población y de la fuerza de trabajohechas por Moreno y Núñez (1986) indican el crecimiento que se esboza en elcuadro 1.14. Es muy probable que el número de empleos creados sea insuficiente parasatisfacer la nueva demanda de empleo, incluso suponiendo altos índices decrecimiento económico. También es probable que la política del gobierno puedacontrarrestar sólo parcialmente los niveles resultantes de desempleo y subempleo.Al parecer, pues, México seguirá siendo exportador de mano de obra durantemuchos años por venir, y el nuevo empleo tenderá hacia los servicios de bajaproductividad. 51
  53. 53. CUADRO 1.14 Crecimiento de la población y de la fuerza de trabajo (millonesde habitantes)__________________________________________________________________ Nueva demanda de Población en empleo sobreAño Población edad de trabajar periodo anterior__________________________________________________________________1980 69.6 27.71990 84.5 38.3 11.61995 92.2 45.5 7.22000 100.1 52.2 6.72010 114.5 62.5 10.3__________________________________________________________________Fuente: Lorenzo Moreno y Leopoldo Núñez, México: Proyecciones de población urbana y rural1980-2000, Academia Mexicana de Investigación en Demografía Médica, México, 1986. Reimpresocon autorización.El potencial del comercio México-E.U. El cuadro 1.15 muestra la participación de México en las importaciones yexportaciones estadounidenses, y el cuadro 1.16 presenta el valor del comerciomexicano-estadounidense en cuatro años que rompieron marcas, según lasestadísticas comerciales estadounidenses. Las importaciones de Méxicoaumentaron 19.5 veces en valores nominales entre 1960 y 1987, en tanto que susexportaciones se elevaron con mucha más rapidez: 45.6 veces. Sin contar lascategorías arancelarias de la 2 a la 4, en las que está incluido el petróleo, lasexportaciones mexicanas sólo aumentaron 37.3 veces, lo que aun así constituyeun índice mayor que el registrado por las exportaciones estadounidenses aMéxico. 52
  54. 54. El diferencial entre los índices de crecimiento de importaciones yexportaciones no fue tan grande en los 15 años anteriores a 1975. Después deesa fecha, las exportaciones estadounidenses crecieron 178 por ciento, mientrasque las exportaciones mexicanas dieron un salto de 463 por ciento. Si se eliminanlas categorías 2 a 4, el salto habría sido de 441 por ciento. Como porcentaje delcomercio estadounidense total, la participación mexicana creció en 1987 a 5 porciento de las importaciones totales y a 5.7 por ciento de las exportaciones totales,como se muestra en el cuadro 1.15.CUADRO 1.15 Participación de México en el comercio estadounidense deimportaciones y exportaciones, 1960-1987 (porcentajes)__________________________________________________________________Participación 1960 1975 1983 1987__________________________________________________________________Participación en importaciones 1.9 3.4 6.6 5.0Participación en exportaciones 2.6 4.7 4.5 5.7__________________________________________________________________Fuente: Departamento de Comercio de Estados Unidos, informes diversos 53
  55. 55. CUADRO 1.16 Comercio bilateral entre México y loe Estados Unidos: 1960, 1975, 1983, 1987 (millones de dólaresestadounidenses)_________________________________________________________________________________________________SITC Descripción 1960 1975 1983 1987 Porcentaje del comercio totalSecc. Imp. Exp. Imp. Exp. Imp. Exp. Imp. Exp. 1960 1975 1983 1987_________________________________________________________________________________________________0,1 Alimentos y bebidas 35 245 513 893 1,425 1,652 673 2,343 24.0 16.2 12.1 13.72-4 Materias primas animales, vegetales y minerales 32 12 578 617 1,143 8,827 1,642 4,137 3.8 13.8 39.0 44.25 Sustancias químicas 103 9 503 92 1,068 352 1,439 507 9.6 6.9 5.6 6.36 Bienes manufacturados (textiles, madera, corcho, papel, minerales, metales) 152 153 521 435 910 1,183 1,509 2,007 26.1 11.0 8.2 9.37 Maquinaria y equipo de transporte 347 1 2,430 1,005 3,516 3,574 6,928 8,727 29.8 39.7 27.8 18.28 Misceláneos 53 25 329 393 575 760 1,292 1,777 6.7 8.3 5.2 5.99 No clasificados nd nd 186 163 118 428 562 773 nd 4.0 2.1 2.4 Total 722 445 5,060 3,598 8,758 16,776 14,058 20,271 100.0 100.0 100.0 100.0Nota: Las importaciones son a México de Estados Unidos y las exportaciones son las de México destinadas a Estados Unidos.Fuente: Departamento de Comercio de Estados Unidos, U.S. General Imports, World Area by Commodity Grouping, y U.S. Exports, World Areaby Commodity Grouping, 1970-1987. 55
  56. 56. El bajo crecimiento de las exportaciones estadounidenses en el periodocomprendido entre 1975 a 1983, del 7.1 por ciento anual, puede atribuirse alcolapso de la economía mexicana en 1982. Durante el siguiente periodo, de 1983a 1987, el crecimiento de las exportaciones estadounidenses se elevó a un ritmoanual de 12.6 por ciento, que también se explica por la recesión de 1983. Elcrecimiento de las exportaciones mexicanas muestra una disparidad semejante:21.2 por ciento anual en el periodo de 1975 a 1983, y 4.8 por ciento de 1983 a1987, lo que se explica por los debilitados precios del petróleo desde 1985. Otra explicación para los cambios en las tasas relativas de crecimiento delcomercio es la cambiante composición del comercio, como lo indica el cuadro1.16. Hasta 1960, el grueso de las exportaciones mexicanas consistía enalimentos y manufacturas ligeras de la sección 6 de la Standard InternationalTrade Classification (SITC), clasificadas por el material principal utilizado en suproducción, a diferencia de la maquinaria y otras manufacturas. En 1987, encambio, las categorías importantes fueron materias primas (petróleo) ymaquinaria. Para las exportaciones mexicanas, el crecimiento real más alto antesde 1983 se dio en materias primas, pero después de 1983 fue en maquinaria yotras manufacturas. Dentro de las exportaciones estadounidenses a México, lamaquinaria siempre ha sido la categoría más importante. Antes de 1983, elcrecimiento más alto se dió en las sustancias químicas, y después de ese año, enotras manufacturas y la maquinaria.
  57. 57. Esto significa que el núcleo de crecimiento del comercio mexicano-estadounidense radica actualmente en los bienes manufacturados, precisamenteen las categorías de maquinaria y otras manufacturas, en que lainternacionalización de la producción ha sido la más fuerte en el curso de lasúltimas décadas. Las exportaciones de maquinaria en 1987 representaron el 43por ciento de las exportaciones mexicanas a Estados Unidos y el 49.3 por cientode las exportaciones estadounidenses a México. Estas cifras contrastan con unaparticipación nula de las exportaciones mexicanas en 1960 y de un 28 por cientoen 1975. En el periodo más reciente, de 1983 a 1987, cuando México atravesó porun severo ajuste económico, las exportaciones estadounidenses a este paísascendieron 53.9 por ciento en términos reales (11.4 por ciento anualmente),mientras que las exportaciones mexicanas tan sólo crecieron 4 por cientoanualmente, si bien algunas industrias rebasaron este índice. En las exportacionesestadounidenses a México, el renglón de otras manufacturas ascendió 21.1 porciento anualmente en términos reales, seguido del de maquinaria, 17.2 por cientomás alto. En las exportaciones mexicanas a Estados Unidos, el renglón demaquinaria ascendió 24 por ciento anualmente, seguido del de otrasmanufacturas, 22.7 más alto. Un análisis más desgregado del comercio muestra que las secciones 7 y 8de la SITC registran el mayor aumento de actividad. En la sección 7, el mayorcrecimiento de las exportaciones mexicanas es el de vehículos de caminos y 1
  58. 58. componentes (56.7 por ciento anual), como se muestra en el cuadro 1.17. Lamaquinaria industrial, el equipo de procesamiento de datos para oficina y lamaquinaria metalúrgica también registraron un crecimiento alto. La industriaautomotriz, la maquinaria eléctrica, las telecomunicaciones y la maquinariageneradora de electricidad son las mayores categorías de exportacionesmexicanas a Estados Unidos, correspondientes a la sección 7, por un total de7,700 millones de dólares.CUADRO 1.17 Comercio México-E.U. en maquinaria y equipo(Sección 7 de la SITC)__________________________________________________________________ Crecimiento real 1987 (millones 1983-1987 de U.S.$) (por ciento)Partida Descripción Exp. Imp. Exp. Imp.__________________________________________________________________71 Maquinaria generadora de electricidad 1213.7 621.1 99.7 72.672 Maquinaria especializada 64.0 478.0 -20.8 62.473 Maquinaria metalúrgica 6.7 176.1 150.0 80.574 Maquinaria industrial 425.4 767.7 381.4 82.675 Maquinaria de oficina y procesamiento de datos 489.1 506.0 166.4 113.176 Equipo de telecomunicaciones 1774.1 642.4 59.8 72.077 Maquinaria eléctrica 2816.8 2180.6 123.3 111.478 Vehículos de caminos 1938.3 1359.6 502.8 137.379 Equipo de transporte 29.0 197.0 -5.9 -29.6__________________________________________________________________Nota: Las importaciones son a México de Estados Unidos y las exportaciones son de Méxicodestinadas a Estados Unidos.Fuente: Departamento de Comercio de Estados Unidos, FT 455 y FT 155, Exports and Imports byCountry and Commodity. 2
  59. 59. Las exportaciones estadounidenses a México registraron los índices másaltos de crecimiento en vehículos de caminos, equipo de procesamiento de datospara oficina y maquinaria eléctrica, como indica el cuadro 1.17. Dicho comerciointraindustrial, es decir, dentro de las mismas secciones de la SITC, indica queMéxico se está especializando en ciertas clases de equipo, y esta especializaciónle permite corridas más largas de producción y mayores exportaciones, aunque almismo tiempo se ve obligado a importar otras clases de equipo. En la sección 8 de la SITC, el mayor crecimiento de las exportacionesmexicanas se dió en mobiliario (33 por ciento anual), seguido del equipoprofesional y científico (28.9 por ciento), aunque los montos de estasexportaciones, en términos comparativos, son menores que los de maquinaria(véase el cuadro 1.18). Este breve análisis del crecimiento y la composición del comerciomexicano-estadounidense y de los sectores de crecimiento más dinámico,especialmente en las exportaciones mexicanas, subraya el hecho de que la mayorparte de la expansión del comercio bilateral se relaciona con las industrias queparticipan en el proceso de internacionalización de la producción. Así pues, elcomercio ha estado ligado a la operación de corporaciones multinacionales y a laespecialización industrial. 3

×