Una aproximación a la vinculación universidad-sociedad en Perú

1,528 views
1,411 views

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,528
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
30
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Una aproximación a la vinculación universidad-sociedad en Perú

  1. 1. Una aproximación a la vinculación Universidad-Sociedad en PerúUNA APROXIMACIÓN A LA VINCULACIÓN UNIVERSIDAD-SOCIEDAD EN PERÚ jpduran.com Grazia M. Fiore Última actualización: Septiembre de 2010 Este documento ha sido realizado con la colaboración de José Alberto More López a través del servicio de voluntariado en línea OnlineVolunteering.org 1
  2. 2. Una aproximación a la vinculación Universidad-Sociedad en Perú Nota: El trabajo aquí presentado se propone como un primer esfuerzo para sintetizar información acerca de la vinculación universidad-sociedad en los países de la región latinoamericana. Su objetivo es brindar a las personas interesadas un primer núcleo de informaciones acerca de las etapas que han marcado la historia de la educación superior en cada País, y sobre las leyes y políticas públicas que regulan algunas formas de participación social de las universidades. No se trata de un trabajo definitivo ni exhaustivo, sino de una primera “aproximación” a la comprensión de la acción social universitaria. Sobre la base de lo anterior, esperamos poder pronto enriquecer esta primera síntesis con sus aportaciones y comentarios, a través de un proceso de construcción colectiva del conocimiento que fortalezca, contextualice y visibilice la contribución de las universidades al logro de un desarrollo inclusivo y sustentable en la Región. Agradeceremos enviar todo comentario relativo a la información recopilada al correo graziafiore@hotmail.com INDICE DE CONTENIDOS p. 3Los orígenes de la educación superior en PerúLa Reforma Universitaria Peruana p. 6 p. 11La Educación Superior Peruana desde 1950 hasta 1980La Educación Superior desde 1980 p. 15La búsqueda de la calidad en la Educación Superior p. 21Algunos datos sobre el Compromiso Social de las Universidades Peruanas p. 25Normativa reciente sobre las políticas juveniles p. 30El marco legal y político del Voluntariado en Perú p. 34Algunos datos sobre el Voluntariado Universitario p. 39Enlaces y documentos de interés p. 41Resumen p. 49 OBSERVATORIO IBEROAMERICANO DE COMPROMISO SOCIAL Y VOLUNTARIADO UNIVERSITARIO REDIVU 2
  3. 3. Los orígenes de la educación superior en Perú La educación superior peruana encuentra sus orígenes en la fundación, por parte de los Dominicos, del Estudio General o Universidad, en la Ciudad de Los Reyes en 1548. En 1551, por Real Cédula de Carlos V, se crea la Universidad de San Marcos, que devendrá Pontificia en 1571 para recibir el nombre de Universidad Nacional Mayor de San Marcos en 1574. José Francisco de San Martin A comienzos del 1800, el 28 de julio de 1821 el General José Francisco de San Martin proclama la independencia de Perú y conforma un Congreso Constituyente. Según la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), “A comienzos de la era republicano en el Perú, el interés por la educación pública se hace patente a través de las Constituciones del Estado y de la Organización Ministerial. La Constitución de 1823 señala que, el Congreso dictará «todo lo necesario para la instrucción pública por medio de planes fijos, e instituciones convenientes a la conservación y progreso de la fuerza intelectual y estímulo de los que se dedicaren a la carrera de las letras»; asimismo, agrega que «la instrucción es una necesidad común, y la República la debe igualmente a todos sus individuos». A 1 partir de entonces, las normas educativas tomaron una clara orientación democrática” . En efecto, la Constitución Peruana de 1823 señala, en su Artículo 181, que “La instrucción es una necesidad común y la República la debe igualmente a todos sus individuos”, mientras que el Artículo 184 recita: “Todas las poblaciones de la República tienen derecho a los establecimientos de instrucción que sean adaptables a sus circunstancias. No puede dejar de haber Universidades en las capitales de departamento, ni escuelas de instrucción primaria en los lugares más pequeños; la que comprenderá también el catecismo de la Religión Católica y una breve exposición de las obligaciones morales y civiles”. Bajo el liderazgo de Simón Bolívar empieza la conformación del sistema educativo nacional. Éste ordena, en 1825, el establecimiento de una escuela normal en cada capital de Departamento y de la Dirección General de Estudios, primer organismo rector de la educación republicana. Durante el mismo año se funda, de la fusión de los Colegios de San Carlos y del Príncipe, el Convictorio de Bolívar. El año sucesivo, el Consejo de Gobierno delegatorio de Bolívar dispone el establecimiento de la Escuela Lancasteriana de Lima.1 Organización de Estados Iberoamericanos, Sistemas Educativos Nacionales – Perú, Capítulo 2, Breve evolución histórica delsistema educativo, p. 2. Consultado el 18 de octubre de 2010 en http://www.oei.es/quipu/peru/per02.pdf 3
  4. 4. La Constitución de 1828, además de garantizar la instrucción primaria gratuita a todos losciudadanos, atribuye al Congreso (Art. 48) la tarea de “Formar planes generales de educación einstrucción pública y promover el adelantamiento de las artes y ciencias” y a las JuntasDepartamentales la de “Promover la educación e instrucción pública, conforme a los planesaprobados por el Congreso” (Art. 75).Como explicitado en la Constitución de 1823, desde su conformación como Estado independiente, lajoven nación peruana reconoce la importancia de la educación superior universitaria para eldesarrollo, aunque en ese entonces las mujeres fueran todavía excluidas del sistema. En esa época,funcionaban en el País cinco universidades: la de San Marcos de Lima, la de San Cristóbal deHuamanga en Ayacucho, la de San Antonio de Abad en Cusco, la de Santo Tomás y Santa Rosa deTrujillo, y la de San Agustín de Arequipa, fundada en 1828 por el Presidente Mariscal José de La MarCortázar. Tres años más tarde el Mariscal Agustín Gamarra ordena la enseñanza gratuita en loscolegios y en 1833 crea el Departamento de Instrucción.En 1837, durante el gobierno del Mariscal Don Andrés de Santa Cruz, se funda el Ministerio deInstrucción Pública, Beneficencia y Negocios Eclesiásticos, suprimido el año sucesivo por razones deorden económico.En 1939, habiéndose aprobado una nueva Constitución, que reitera las mismas disposiciones entema de educación que la de 1828, Gamarra pone nuevamente en funciones el Ministerio deInstrucción Pública.Bajo la presidencia de Ramón Castilla y Marquesado, en 1850 se promulga la Primera Ley deInstrucción Pública, conteniente el Reglamento de Instrucción Pública para las Escuelas y Colegiosde la República, que divide la enseñanza en pública y privada y la instrucción pública en tres grados,distinguidos según los centros que la proporcionan: las escuelas, los colegios menores y los colegiosmayores y universidades. Además, el Artículo 17 establece que “En la Capital de la República y enlas de los Departamentos y Provincias en que sea posible, habrá un colegio mayor de primera clase”.El Reglamento ordena la agrupación de todas las universidades existentes en la Universidad de SanMarcos de Lima, debiendo ésta proveer cursos en las siguientes disciplinas: Ciencias Eclesiásticas,Derecho, Medicina, Matemáticas, Ciencias Naturales y Filosofía y Humanidades. Con respecto a laeducación privada, se dispone que “Cualquiera puede abrir establecimientos de instrucción en sustres grados, con tal que enseñe las materias prefijadas y dé pruebas bastantes de moralidad ycapacidad ante las Juntas de instrucción. También es condición indispensable que publique por laprensa su programa de enseñanza, especificando los textos, métodos y autores que sigue, y laaprobación de dichas Juntas” (Art. 39). 4
  5. 5. Durante la presidencia de Mariano Ignacio Prado, en 1866 se reglamenta la Instrucción Superior, mientras se da gran impulso a la educación primaria, con la creación de escuelas gratuitas en las capitales de Distritos. Según el Informe sobre Educación Superior en Perú de 2003, hasta 1875 había seis universidades públicas en el País2. En 1895, durante el gobierno de Nicolás de Piérola, se conforma una Comisión de la cual resultará en 1901 la Ley Orgánica de Instrucción que divide la enseñanza en Primera, Segunda y Superior.2 Informe sobre Educación Superior en Perú, 2003. UNESCO. Consultado el 28 de octubre de 2010 enhttp://unesdoc.unesco.org/images/0013/001316/131677s.pdf 5
  6. 6. La Reforma Universitaria Peruana En setiembre de 1903, durante el gobierno de Eduardo López de Romaña, se establece el curso de Educación Moral y Cívica en la Instrucción Media. El primer período de gobierno de don José Pardo y Barreda (1904-1908) se enfoca a la reforma del entero sistema de educación, en particular de la primaria. En un discurso de clausura universitaria, Pardo afirma: “la prosperidad, la fuerza, el porvenir en suma de la República, requieren que el Estado desarrolle totalmente la educación 3 nacional” . En diciembre de 1905, mediante Ley Nº 162, se confía la Instrucción Pública, antes encomendada a las Municipalidades, al Gobierno. Augusto B. Leguía El 22 de enero de 1910, durante el Gobierno de Augusto Bernardino Leguía, se divide el territorio nacional en distritos escolares y en 1917 inaugura sus actividades académicas la Pontificia Universidad Católica del Perú, primera institución privada de educación superior establecida en el País. Los años sucesivos se caracterizan por un gran movimiento de ideas enfocado a otorgar a las universidades un papel transformador que, sustentado por la alianza continental de los estudiantes universitarios, provocara los cambios necesarios para conformar en las sociedades latinoamericanas un verdadero régimen democrático y participativo. En 1912, se lleva a cabo en Lima un congreso internacional de universidades americanas, durante el cual, según nos cuenta Hugo E. Biagini, “Recrudecieron *…+ las objeciones a los gobiernos latinoamericanos, no sólo por descuidar la modernización de la enseñanza y la cultura sino también por su obsesión en combatir a los oprimidos. De allí que se haya redefinido el concepto de los jóvenes, como los que protestan contra la injusticia y, más precisamente, «los que sufren con el dolor anónimo de todos los desgraciados de la tierra». Una impronta general de los congresos aludidos acentuó el papel de América como la tierra de los grandes sueños y heroicidades, como síntesis suprema y universal. Una profesión de americanismo que, en el Perú, se reflejó, v. gr., con las siguientes palabras: El continente es el vínculo natural: es la solidaridad humana adaptándose a las grandes coordinaciones del planeta. Vosotros sois mejicanos o brasileros, peruanos o argentinos, por un accidente de la historia; pero sois americanos por la naturaleza. Y esa patria natural es inalterable,3 Organización de Estados Iberoamericanos, Sistemas Educativos Nacionales – Perú, Capítulo 2, Breve evolución histórica delsistema educativo, p. 4. Consultado el 18 de octubre de 2010 en http://www.oei.es/quipu/peru/per02.pdf 6
  7. 7. levanta sobre el cielo como las pasiones, no la pueden suprimir ni desmembrar las menguadas ambiciones humanas”4. El Movimiento de Reforma Universitaria llevado a cabo a partir de este momento parte en Córdoba, en 1918, cuando los estudiantes argentinos convocan, con el Manifiesto Liminar, a los demás estudiantes latinoamericanos a movilizarse para pedir un sistema de educación superior abierto a la participación de la sociedad y de las clases menos favorecidas, auténticamente vinculado a las necesidades de su entorno y fundamentado en los principio de la autonomía, la libertad de cátedra y el co-gobierno estudiantil. Perú es el primer País en responder decisivamente al denominado “grito de Córdoba”. En 1907 se había fundado en Lima el Centro Universitario, en el cual los estudiantes compartían sus inquietudes respecto al sistema educativo existente. En 1916, se funda la Federación de Estudiantes del Perú (FEP), conformada por los hijos de los más connotados políticos del Partido Civilista. Según nos cuenta Carlos Tünnermann Bernheim, en Noventa años de la Reforma Universitaria de Córdoba: 1918-2008, “Corrían los años de la dictadura de Leguía. Los estudiantes pedían el establecimiento de cátedras libres pagadas por el Estado, la legalización del derecho de tacha, asistencia libre y representación en el Consejo Universitario. La perennidad de las cátedras había creado un sistema feudal universitario, dándose el caso de Facultades que no eran sino la prolongación de determinadas familias. Dirigía el reclamo estudiantil el presidente de la Federación 5 de Estudiantes, Víctor Raúl Haya de la Torre” . La Reforma Universitaria peruana se inicia en la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. En 1920, tras el paso por Lima el año precedente de Alfredo Palacios, inspirador del movimiento argentino, se organiza en Cuzco el primer Congreso Nacional de Estudiantes, durante el cual se decide la creación inmediata de la Universidad Popular, bajo la dirección de la Federación de 6 Estudiantes del Perú , lo que se concretará con la creación de las Universidades Populares Gonzáles Prada, en las cuales participaron, junto con los estudiantes, intelectuales y obreros. Como relata Roberto Rodríguez Gómez en El significado de la extensión universitaria en el Presente, “De las tareas de extensión realizadas por estudiantes y profesores en las fábricas, talleres y sedes4 Hugo E. Biagini, Universidad e integración latinoamericana, en CUYO, Anuario de Filosofía Argentina y Americana, Nº 13, Año1996, ISSN Nº 0590-4595, p.119-131. Consultado el 4 de noviembre de 2010 enhttp://bdigital.uncu.edu.ar/objetos_digitales/1733/biaginicuyo13.pdf5 Carlos Tünnermann Bernheim, Noventa años de la Reforma Universitaria de Córdoba: 1918-2008, Buenos Aires, 2008, pp. 70 –71. Consultado el 28 de octubre de 2010 enhttp://www.redivu.org/docs/publicaciones/Tunnermann_Bernheim_Carlos_noventa.pdf6 Weinberg Gregorio, Sarmiento, Bello, Mariátegui y otros ensayos, La Reforma Universitaria, Academia Nacional de Educación, p.11. Consultado el 28 de octubre de 2010 en http://www.educ.ar/educar/lm/1187969346223/kbee:/educar/content/portal-content/taxonomia-recursos/recurso/00beefd9-c290-4032-81eb-85bd9c50f6a5.recurso/1ae79816-e718-4338-9dee-2ddb23fe790b/la_reforma_universitaria.pdf 7
  8. 8. sindicales, surgieron las llamadas Universidades Populares; responden también a éste modelo, las Universidades Populares Gonzáles Prada, creadas por el Movimiento Reformista Peruano”7. Según el estudio de Andrés Antonio Ongaro Estrada La Legislación Sobre Educación Superior en el Perú: Antecedentes, Evolución y Tendencias, “El programa de la reforma universitaria del movimiento estudiantil, aprobado en el Primer Congreso Nacional de Estudiantes del Cuzco en marzo de 1920 contiene los siguientes puntos: 1. La intervención de los estudiantes en la proporción de un tercio en el gobierno de las universidades, como vía de la democracia interna. 2. El funcionamiento de las cátedras libres al lado de las oficiales; con idénticos derechos a cargo de educadores de acreditada capacidad en la materia. 3. La autonomía de la universidad en lo académico y administrativo, como institución que agrupa a alumnos, profesores y diplomados. 4. Revisión de los métodos y del contenido de los estudios que conduzca a una verdadera renovación pedagógica y científica. Al lado de la cátedra se establezca el seminario, se abran cursos especiales, creación de revistas. 5. Socialización de la cultura mediante la creación de las Universidades Populares González Prada como una vía de proyección social de los profesores y estudiantes hacia el proletariado y el campesinado”8. Víctor Raúl Haya de la Torre, presidente de la Federación de Estudiantes y representante máximo del reformismo peruano, se encarga de llevar las aspiraciones estudiantiles sobre el plan político, con la fundación de la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA). Otro intelectual que abrazó el movimiento es José Carlos Mariátegui quien en sus Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana escribía: “es un hecho uniformemente observado la formación, al calor de la Reforma, de núcleos de estudiantes que, en estrecha solidaridad con el proletariado, se han entregado a la difusión de avanzadas ideas sociales”. En la publicación La Reforma Universitaria (Weinberg Gregorio, Sarmiento, Bello, Mariátegui y otros ensayos, Academia Nacional de Educación), se describe así el clima que existía en este momento en los ambientes universitarios latinoamericanos: “por doquier se respiraba un nuevo estilo de vida; el modernismo había modificado los gustos y las formas expresivas, surgía una inédita retorica como lo prueba el análisis de los discursos y proclamas, y como surge rotundamente de la letra (de José Gálvez, peruano) y música (de Enrique Soro, chileno) del Himno de los Estudiantes Americanos, si7 Roberto Rodríguez Gómez, El significado de la extensión universitaria en el Presente, p. 11. Consultado el 298 de octubre de 2010en http://www.redivu.org/docs/publicaciones/Rodriguez_Gomez_Roberto_significado.pdf8 Andrés Antonio Ongaro Estrada La Legislación Sobre Educación Superior en el Perú: Antecedentes, Evolución y Tendencias, Estudioelaborado para el Proyecto “Observatorio de la Educación Superior en América Latina y el Caribe” IESALC/UNESCO, Setiembre de2002, P. 8. Consultado el 4 de noviembre de 2010 enhttp://proyecto.unlam.edu.ar/espec/htdocs1/%5Cprogramas%5Clegislacion%5Cnacionales%5Cperu%5Cleg_pe.pdf 8
  9. 9. bien es cierto que este himno fue aprobado en 1912, durante el Congreso de Estudiantes Americanos reunidos a la sazón en Lima, es decir pocos años antes de la Reforma, el hecho mismo que la juventud argentina lo haya cantado durante las jornadas más combativas demuestra que estaba, de algún modo, identificado con el estilo y su espíritu. Hoy, en cambio, nos hace sonreír con melancolía *….+”9. Algunos de los principios de la reforma (representación estudiantil en el Consejo Universitario, cátedras libres y paralelas, asistencia libre, etc.) fueron reconocidos en el Decreto del 20 de septiembre de 1919, que establecía la representación estudiantil en el Consejo Universitario y la libertad de cátedra, y se incorporaron en la Ley de Instrucción Pública Nº 4004 de 1920, que reconoce la autonomía universitaria. La Ley de 1920 indicaba como instituciones de educación superior a la Universidad Mayor de San Marcos, a las Menores de Trujillo, Cusco y Arequipa, a la Universidad Particular Católica del Perú y a la Universidad de Escuelas Técnicas. Las primeras conquistas obtenidas fueron pero bien pronto opacadas por la dictadura de Leguía, cuya represión del movimiento juvenil y popular originaría mártires como los caídos el 23 de mayo de 1923. La autonomía universitaria será sucesivamente restablecida a nivel constitucional solo en 1979. Según Darcy Ribeiro, “El ideario de la reforma expresado admirablemente en el Manifiesto de Córdoba, correspondía, como era inevitable, al momento histórico en que ella se desencadenó y al contexto social latinoamericano, cuyas élites intelectuales empezaban a tomar conciencia del carácter autoperpetuante de su atraso en relación a las otras naciones y de las responsabilidades sociales de la Universidad, para reclamar una modernización que las volviese más democráticas, más eficaces y más actuantes hacia la sociedad”10. Esta idea de unidad latinoamericana sienta las bases para la implementación de numerosos congresos con alcance continental y regional durante la primera mitad del siglo pasado y hasta la actualidad. En 1928, se emite el Estatuto Universitario, que reconoce la autonomía universitaria estableciendo la inspección de las universidades por parte del Ministerio de Instrucción. Con Leguía, este Estatuto es privado de validez, restableciéndose la Ley Orgánica de Enseñanza de 1920, y nombrando al mismo tiempo una Comisión de Reforma Universitaria que produciría, en 1931, un Estatuto Provisorio en el cual se preveía representación estudiantil en el Consejo Universitario.9 Weinberg Gregorio, Sarmiento, Bello, Mariátegui y otros ensayos, La Reforma Universitaria, Academia Nacional de Educación, p.6. Consultado el 28 de octubre de 2010 en http://www.educ.ar/educar/lm/1187969346223/kbee:/educar/content/portal-content/taxonomia-recursos/recurso/00beefd9-c290-4032-81eb-85bd9c50f6a5.recurso/1ae79816-e718-4338-9dee-2ddb23fe790b/la_reforma_universitaria.pdf10 Darcy Ribeiro, citado por Carlos Tünnermann Bernheim en Noventa años de la Reforma Universitaria de Córdoba: 1918-2008,Buenos Aires, 2008, p. 53. Consultado el 28 de octubre de 2010 enhttp://www.redivu.org/docs/publicaciones/Tunnermann_Bernheim_Carlos_noventa.pdf 9
  10. 10. Según el relato de Ernesto Antonio Elguera Ríos en Historia de la Educación Universitaria en el Perú, “En estas circunstancias, el 20 de marzo de 1930, José Antonio Encinas, asumió el rectorado de San Marcos al derrotar en la elección a Víctor Andrés Belaunde. El pensamiento reformista penetró plenamente en San Marcos. La Universidad empezó a trabajar como una verdadera comunidad de docente y discentes, la vida académica y cultural se desarrolló enormemente. Pero como un desenvolvimiento de la Universidad de este tipo no convenía a los intereses políticos existentes, San Marcos fue clausurada y su rector deportado. De 1932 a 1935 San Marcos cumplió únicamente labor administrativa. Se reabrió casi paralelamente con la dación el Estatuto Universitario, promulgado por Oscar R. Benavides”. En 1935, la Ley de Educación de 1920 es derogada en sentido autoritario, suprimiendo la mayor 11 parte de las conquistas logradas con la Reforma de 1931 . Mientras tanto, bajo el mandado del General Oscar R. Benavides, se desliga Justicia y Culto del Ministerio de Educación Pública. Durante el gobierno del Presidente Manuel Prado Ugarteche, la necesidad de establecer reformas en el sector educativo impulsa la conformación de una Comisión Reformadora de la Educación, la cual produce en 1941 una nueva Ley Orgánica de Educación Pública N° 9359, que regula la Educación Primaria, Secundaria, Técnica y Normal, y la Enseñanza Superior. Se mantiene el carácter de Universidad Mayor de la Universidad de San Marcos y se quita el calificativo de Menores a las demás. La Ley, cuyo texto pone énfasis en la alfabetización y la educación infantil, establece la responsabilidad plena del Estado sobre el sistema educativo, manteniéndose, tras varias modificaciones, substancialmente en vigencia hasta la Reforma Educativa emprendida por el gobierno militar en la década de los setenta. Desde 1945 hasta 1948, durante el incompleto período del Gobierno de José Luis Bustamante y Rivero, se implanta la enseñanza Técnico Industrial, mientras se intenta aumentar la cobertura educativa declarando la gratuidad de la educación en todos los niveles. En 1946, el Congreso aprueba la Ley Nº 10.550 de Reforma Universitaria, elaborada por Luis Alberto Sánchez, uno de los intelectuales del Movimiento de reforma universitaria peruano. La Ley establece la defensa de la autonomía universitaria, la participación estudiantil en el diseño e implementación de las políticas universitarias y la socialización de la cultura, entre otros principio modernizadores. Este esfuerzo es interrumpido en octubre 1948 por el golpe de Estado del General Manuel Odría, lo que significó la intervención en las universidades y la represión de los dirigentes estudiantiles.11 Organización de Estados Iberoamericanos, Sistemas Educativos Nacionales – Perú, Capítulo 2, Breve evolución histórica delsistema educativo, p. 5. Consultado el 18 de octubre de 2010 en http://www.oei.es/quipu/peru/per02.pdf 10
  11. 11. La Educación Superior Peruana desde 1950 hasta 1980 Durante el periodo presidencial del General Manuel Arturo Odría, (1948 y 1956), el 13 de enero de 1950, se da el nuevo Plan de Educación Nacional, el cual prevé la construcción de numerosas escuelas y colegios. El 12 de julio de 1956, bajo el Ministerio de Juan Mendoza Rodríguez, se inaugura el edificio del Ministerio de Educación. Durante el segundo Gobierno de Manuel Prado, se empieza en 1956 una gran reforma de la educación nacional, sustentada por la aplicación de una encuesta a nivel nacional. El año sucesivo, se realiza en la ciudad de La Plata, Argentina, el Segundo Congreso Latinoamericano de Estudiantes, con la participación de representantes de la Federación de Estudiantes de Perú, como delegados plenos, con voz y voto. En 1958, el Ministro de Educación de Perú, Dr. Jorge Basadre, participa al Seminario Interamericano sobre Planeamiento Integral de la Educación organizado en la ciudad de Washington, con el auspicio de la Organización de los Estados Americanos y la UNESCO. El Seminario representa la semilla de la cual nace el concepto de planeamiento integral de la educación en América Latina, el cual está a raíz de la creación, en 1959, de la Dirección de Estudios y Planeamiento en Perú. Empieza así un proceso de reorganización y restructuración del sistema educativo nacional que caracterizará el siglo XX hasta la década de los Ochenta y, en parte, de los Noventa. Según el informe de la OEI sobre mencionado, “el sistema educativo en este periodo tuvo una expansión vertiginosa. Las cifras estadísticas muestran que en 10 años (1958 - 1968) la población escolar matriculada aumentó en casi 100%; en este lapso la primaria se incrementó en 78.12%, la secundaria en 165.8% y la universitaria en 280.9%. Sin embargo, aún cuando las cifras relativas muestran una explosión de matriculados hacia arriba, las cifras absolutas revelan lo siguiente: en la década del 50 al 60 de 380,425 alumnos matriculados en transición concluyeron la secundaria 15,577; en la década del 57 al 67 de 400,845 alumnos matriculados en transición culminaron sus estudios secundarios 43,226, habiendo desertado en diversas etapas de su escolaridad 366,619 niños y jóvenes”12. En 1960, se promulga la Ley Universitaria Nº 13417, la cual define a la universidad como “una Corporación integrada por maestros, alumnos y graduados dedicada al estudio, a la docencia y a la investigación científica. Es misión de la Universidad servir a la Comunidad Nacional” (Art. 1). Con la nueva normativa, se crea el Consejo Interuniversitario, como el organismo encargado de realizar tareas de coordinación. Se reconoce la condición de Universidad a la Escuela Nacional de Agricultura de Lima, con el nombre de "Universidad Agraria", mientras que el Artículo 92 establece12 Extracto de Organización de Estados Iberoamericanos, Sistemas Educativos Nacionales – Perú, Capítulo 2, Breve evoluciónhistórica del sistema educativo, p. 6. Consultado el 18 de octubre de 2010 en http://www.oei.es/quipu/peru/per02.pdf 11
  12. 12. que “El Estado creará becas en las Universidades Nacionales, consistentes en subvencionesperiódicas que sean suficientes para atender las necesidades vitales de los estudiantes de modestacondición económica. La distribución de las becas entre las Universidades se hará por el ConsejoInter-Universitario, teniendo en cuenta las características y necesidades regionales, sociales,económicas y los méritos de los postulantes”. El mismo Artículo añade: “Los estudiantes que hayanobtenido este tipo de becas están obligados a prestar sus servicios al Estado, por lo menos dos añosen la forma y condiciones que éste o el Consejo Inter-Universitario señale en cada caso”.La decidida vinculación del sistema de enseñanza superior con los demás sectores del País sededuce también del Artículo 90: “Los organismos del Estado, corporaciones e institucionesfiscalizadas, y los graduados de las Universidades están obligados a prestar la colaboración que lessoliciten las autoridades universitarias para el estudio y práctica de los alumnos”.La Ley Nº 13417 tiene una inspiración claramente democrática, que permitió durante la década delos Sesenta la reapertura de la Universidad de San Cristóbal en Huamanga en 1957, el desarrollo dela Universidad Comunal del Centro y la creación de nuevas instituciones de enseñanza superior (desiete universidades en 1960, en 1968 habían en Perú 33). La Ley Universitaria de 1960 essucesivamente modificada por el Decreto Ley Nº 17437 del 18 de febrero de 1969 “Ley Orgánica dela Universidad Peruana”.Mientras tanto, durante la presidencia de Fernando Belaunde Terry (1963-68), se conforma conDecreto Supremo Nº 002-INP, la Dirección de Estudios y Planeamiento, con el fin de definir laspolíticas a ser implementadas durante los años siguientes por el Ministerio de Educación y susinstancias administrativas. Durante el periodo, empieza un proceso de descentralizaciónadministrativa del sistema educativo, creándose regiones educativas que permitieran aprovecharlos recursos disponibles según las prioridades locales. En 1967, se constituye la Oficina Sectorial dePlanificación Educativa, con el objetivo de orientar las políticas educativas de manera permanente.Desde 1968 se instala en Perú el Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada, que empieza unproceso de reforma enfocado a edificar «Una social democracia de plena participación», el cualabarca los sectores agrario, minero, bancario y, por supuesto, el sector educativo. En ese orden deideas, la reforma educativa se insertaba en un proceso de cambio político, ideológico y social, en elcual la educación debería ejercer una función creadora y de desenvolvimiento de laspotencialidades del ser humano, a través de la preparación al trabajo, la creación de capacidadesútiles al desarrollo nacional y la apropiación de los principios de la República independiente.Según nos cuenta el estudio de la OEI sobre el sistema educativo peruano, “Es así que desde susinicios en un mensaje dirigido a la Nación (28 de julio de 1970), el General Juan Velasco Alvarado, 12
  13. 13. presidente de la Junta de Gobierno puso de relieve que: «Sin una transformación efectiva, profunda y permanente de la Educación Peruana, es imposible garantizar el éxito y la continuidad de otras Reformas Estructurales de la Revolución». «De ahí que la Reforma Educativa más compleja pero acaso la más importante de todas, constituya necesidad esencial del desarrollo peruano y objetivo central de nuestra Revolución»”13. En 1969, se expide el Decreto Ley N° 17437 que promulga la "Ley Orgánica de la Universidad Peruana". El Artículo 1° define a la Universidad Peruana como el conjunto de todas las Universidades del País, integradas en un sistema unitario; el Artículo 11° crea el Consejo Nacional de la Universidad Peruana (CONUP) como "Organismo Máximo" representativo y de dirección del Sistema Universitario. Los Considerando a la Ley afirman, entre otras cosas, que “la Universidad es parte integrante de la organización institucional del país”, “que las actividades que en el campo de la Educación Superior realizan las universidades son fundamentales para el desarrollo nacional”, y que es por ende “conveniente y urgente asegurar el desarrollo de las universidades de manera orgánica, coordinada y en función del desarrollo nacional, evitando duplicaciones innecesarias y dispersión de esfuerzos y recursos”. En 1971 se crea con Decreto Ley Nº 18799, “Ley Orgánica del Sector Educación”, el Instituto Nacional de Cultura, organismo público descentralizado para el desarrollo de la política cultural. El año, sucesivo, con Decreto Ley Nº 19602, se reorganiza administrativamente el Sector Educación, viabilizando la Reforma Educativa, y se funda el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Educativo Augusto Salazar Bondy (INIDE), con el objetivo de promover la investigación científica y tecnológica de la educación. La reforma educativa, orientada hacia la participación, la profesionalización y la descentralización administrativa, se cristaliza en el Decreto Ley Nº 19326 de 1972, conteniente la Ley General de Educación que va finalmente a sustituir la normativa de 1920. La nueva ley prefigura la implantación de la educación bilingüe, al establecer en su Artículo 12 que “La educación considerará en todas sus acciones la existencia en el país de diversas lenguas que son medios de comunicación y expresión de cultura, y velará por su preservación y desarrollo. La castellanización de toda la población se hará respetando la personalidad cultural de los diversos grupos que conforman la sociedad nacional y utilizando sus lenguas como vehículo de educación”. Sucesivamente, la Política Nacional de Educación Bilingüe (PNEB) de 1972 y el Decreto Ley Nº 21156 de 1975 con el cual se oficializa la lengua quechua, colocaron al Perú en la vanguardia de la legislación para la promoción de la educación bilingüe en América Latina.13 Extracto de Organización de Estados Iberoamericanos, Sistemas Educativos Nacionales – Perú, Capítulo 16, Investigación,planificación y evaluación del sistema, p. 4. Consultado el 18 de octubre de 2010 en http://www.oei.es/quipu/peru/per16.pdf 13
  14. 14. En el mismo año, el gobierno militar convoca a una Comisión Estatutaria Nacional para lasUniversidades y forma el Consejo Nacional de la Universidad Peruana (CONUP). En abril de 1976 elCONUP organiza en Lima un Simposium sobre la Universidad Peruana y la Reforma de la Educación,durante el cual las universidades expresan su honda preocupación con respecto a la inestabilidaddel sistema. 14
  15. 15. La Educación Superior desde 1980El quinquenio 1980-1985, que corresponde al segundo gobierno de Fernando Belaunde Terry, hasido denominado el “Quinquenio de la Educación”. Durante este periodo, en 1979 se promulga unanueva Constitución Política del País, cuyo Artículo 21 establece: “El derecho a la adecuan y a lacultura es inherente a la persona humana. La educación tiene como fin el desarrollo integral de lapersonalidad. Se inspira en los principios de la democracia social. El Estado reconoce y garantiza lalibertad de enseñanza”. El Artículo 31 regula el régimen de la educación universitaria, la cual “tieneentre sus fines la creación intelectual y artística, la investigación científica y tecnológica y laformación profesional y cultural. Cada universidad es autónoma en lo académico, normativo yadministrativo dentro de la ley. El Estado garantiza la libertad de cátedra y rechaza la intolerancia.Las universidades nacen por ley. Son públicas o privadas, según se creen por iniciativa del Estado oparticulares. Se rigen por la ley y por sus estatutos. Las universidades están constituidas por susprofesores, graduados y estudiantes. La comunidad y las universidades se coordinan en la forma quela ley señala. Las universidades otorgan grados académicos y títulos profesionales a nombre de laNación”.De esta manera, la Universidad recupera la autonomía que le había sido negada durante décadas,autonomía que es igualmente otorgada a los Colegios Profesionales.Con base en los principios humanistas y nacionalistas de los cuales está empapada estaConstitución, la educación peruana se enmarca en la idea del desarrollo integral de las personas.Con Decreto Legislativo Nº 135 “Ley Orgánica del Ministerio de Educación” y Decreto Supremo Nº015 “Organización del Ministerio de Educación” de 1981, se modifican la estructura y las funcionesdel Sector Educación y se introducen cambios en la planificación educativa.El 18 de mayo de 1982, con Ley Nº 23384, se promulga otra Ley General de Educación, cuyo Artículo1 recita: “La educación es un proceso permanente que tiene por objeto el pleno desarrollo de lapersonalidad. Se inspira en los principios de la democracia social”. La Ley divide la educación encuatro niveles: educación inicial, educación primaria, educación secundaria y educación superior.Con respecto a esta última, ella comprende “la educación profesional y el cultivo de las más altasmanifestaciones del arte, la ciencia, la técnica y en general la cultura *…+” (Art. 56). El Artículo 58establece que “Las universidades y centro superiores de post-grado se rigen por la Ley especialrespectiva”.El Capitulo XVI es dedicado a la promoción educativa comunal, la cual “es una modalidad no formaldel sistema educativo, dirigida a mejorar la educación de la comunidad de modo permanente,conforme con los fines de la presente ley. Todo centro educativo obligatoriamente elaborará unprograma anual de esta modalidad, para cumplirse en el campo de su influencia en función de losprogramas de desarrollo comunal que se cumplen en la jurisdicción” (Art. 95). 15
  16. 16. La Ley General de Educación es seguida en 1983 por la Ley Universitaria Nº 23733, cuyo Artículo 1reitera el principio de autonomía universitaria, al establecer que “Las Universidades estánintegradas por profesores, estudiantes y graduados. Se dedican al estudio, la investigación, laeducación y la difusión del saber y la cultura, y a su extensión y proyección sociales. Tienenautonomía académica, normativa y administrativa dentro de la Ley”. Tal autonomía “se ejerce deconformidad con la Constitución y las leyes de la república e implica los derechos siguientes:a) Aprobar su propio Estatuto y gobernarse de acuerdo con él:b) Organizar su sistema académico, económico y administrativo;c) Administrar sus bienes y rentas, elaborar su presupuesto y aplicar sus fondos con laresponsabilidad que impone la ley.La violación de la autonomía de la Universidad es sancionable conforme a ley” (Art. 4).Entre los fines de la Universidad, destaca el de “Extender su acción y sus servicios a la comunidad ypromover su desarrollo integral” (Art. 2 d). De hecho, la Ley incluye un Capítulo, el IX,específicamente dedicado a la “Expresión y Proyección Universitaria”, en el cual se dice que “LasUniversidades extienden su acción educativa en favor de quienes no son estudiantes regulares; en talsentido, organizan actividades de promoción y difusión de cultura general y estudios de carácterprofesional, que pueden ser gratuitos o no, y que pueden conducir a una certificación.Establecen relación con las instituciones culturales, sociales y económicas con fines de cooperación,asistencia y conocimientos recíprocos.Participan en la actividad educativa y cultural de los medios de la comunicación social del Estado.Prestan servicios profesionales en beneficio de la sociedad y regulan estas acciones en su Estatuto deacuerdo con sus posibilidades y las necesidades del país con preferencia por las regiones quecorrespondan a su zona de influencia” (Art. 68).El Artículo 90 crea la Asamblea Nacional de Rectores, integrada por los Rectores de lasUniversidades públicas y privadas, “cuyos fines son el estudio, la coordinación y la orientacióngeneral de las actividades universitarias en el país, así como de su fortalecimiento económico y de suresponsabilidad con la comunidad nacional. En el ámbito regional los Rectores constituyen ConsejosRegionales”.Con la llegada al poder, en 1985, de Alan García Pérez, se elabora el «Proyecto Educativo Nacional»,enfocado a delinear una política educativa de carácter popular.Para esta época, el sistema de educación superior parecía dominado por el sector privado. Según losdatos del Informe sobre Educación Superior en Perú, 2003, si entre 1902 y 1969 el sistema estabaintegrado por 24 universidades (14 públicas y 10 privadas), en el periodo entre 1970 y 1979, las 16
  17. 17. universidades públicas eran tan solo cinco, mientras que entre 1983 y 1990 éstas eran reducidas al número de tres, contra 13 universidades privadas14. La década de los Ochenta coincide también con una dura crisis económica para el País y con la aparición de dos grupos de lucha armada, Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac-Amaru. Frente a la crisis económica, la hiperinflación y en el medio de la violencia desencadenada por los grupos armados, el Presidente aprista Alan García, electo en 1985, decide emprender la estatización de los bancos y rompe con los organismos internacionales, provocando una amplia protesta de la sociedad civil encabezada por el escritor Mario Vargas Llosa. La situación de inestabilidad económica y política provoca un conflicto interno que podrá resolverse solo en años recientes. Según el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación sobre esa época, “La Universidad en el Perú es una de las instituciones nacionales más importantes cuya contribución al desarrollo nacional es necesaria e indispensable. Una de sus características ha sido su preocupación por la política nacional y su sensibilidad por los problemas de la sociedad. Estas características la han ubicado a lo largo del siglo XX en medio de situaciones críticas y, particularmente entre 1980 y 1995, en un contexto de extrema violencia. En este sentido, la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) juzgó conveniente prestar atención al sistema universitario como un espacio fundamental para comprender el desarrollo del conflicto armado interno, pues ha sido una institución referencial en el surgimiento de proyectos subversivos —en especial del Partido Comunista del Perú Sendero Luminoso (PCP-SL)— y porque significó un espacio de interés estratégico tanto para la difusión de su ideología como para la captación y reclutamiento de militantes entre sus estudiantes y docentes. Esto provocó que estas instituciones fueran estigmatizadas y, en cierto sentido, violentadas tanto por aquellos como por el Estado”. En efecto, la violencia política involucra desde sus inicios a las universidades públicas, pronto tachadas por el Estado de ser vinculadas a los movimientos terroristas En 1991, las Fuerzas Armadas violan el recinto de las universidades estatales para establecer ahí bases militares, al amparo de una modificación a la Ley Universitaria efectuada por el gobierno del presidente Alberto Fujimori. El 8 de noviembre de 1991, éste promulga el Decreto Legislativo Nº 726, que “Modifica el Artículo 8º de la Ley 23733 - Ley Universitaria”. La Ley de 1983 establecía en su Artículo 8: “El recinto de las Universidades es inviolable. Las Fuerzas Policiales sólo pueden ingresar en él por mandato judicial, y a petición expresa del Rector de la que dará cuenta inmediata al Consejo Universitario, salvo el caso de flagrante delito o peligro inminente de su perpetración. Los locales universitarios sólo son utilizados para el cumplimiento de sus fines propios y dependen exclusivamente de la respectiva autoridad universitaria. Incurren en las responsabilidades de la ley quienes causan daño a los locales14 UNESCO, Informe sobre Educación Superior en Perú, 2003. Consultado el 28 de octubre de 2010 enhttp://unesdoc.unesco.org/images/0013/001316/131677s.pdf 17
  18. 18. o instalaciones universitarias, perturben o impidan su uso normal o los que ocupen ilícitamente, de manera parcial o total”. En 1991, el Artículo 8, es reformulado de la manera siguiente: “El recinto y los locales universitarios sólo son utilizados para el cumplimiento de sus fines propios y dependen exclusivamente de la respectiva autoridad universitaria. Previa autorización el Ministro de Defensa, o del Interior o de los Comandos Militares o Policiales en su caso, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú, podrán ingresar a los locales universitarios, cuando tomen conocimiento que elementos o grupos terroristas perturben la paz y el orden interno; respetando la autonomía Académica y Administrativa de dichos Centros de Estudios". En ese contexto de intervención, se producen varias y graves violaciones a los derechos humanos en perjuicio de centenares de universitarios. Según nos cuenta el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación en la parte dedicada a las universidades: “Las conclusión a la que ha llegado la CVR plantea que la masificación del reclutamiento universitario y la caída de la inversión estatal (que se acelera con la crisis económica de 1975) fueron dos tendencias que desde fuera condicionaron a las universidades públicas y, en más de un caso, crearon escenarios idóneos para la expansión del conflicto armado interno. Asimismo, existieron procesos que fueron promovidos desde su interior como la radicalización ideológica y la tendencia a la confrontación practicada por diversos sectores universitarios (estudiantes, docentes, trabajadores), la burocratización y el corporativismo gremial, que fueron determinantes para acelerar o retraer estos procesos. Esto produjo que los claustros se convirtieran en espacios altamente precarios y politizados, propicios para el clientelismo y la violencia, en desmedro de su desarrollo y capacidad de generar proyectos 15 democráticos” . Entre los factores que favorecieron la politización de la educación superior en Perú se encuentran: la creciente urbanización de la población joven, por ende más sensible a las influencias ideológicas que venían desde afuera y a las problemáticas nacionales en general; el incremento exponencial en 16 el número de estudiantes universitarios entre 1950 (15,919) y 1980 (327,908) , o más bien la democratización del acceso a la educación, lo que cambió la composición social de las universidades; la proliferación de los centros de enseñanza superior; la disminución del gasto social en las universidades, que provocó un decremento en los sueldos de los profesores y en la calidad académica. En fin, “Cuando se inició el conflicto armado interno en el país en 1980, el sistema de universidades públicas se encontraba en un proceso de franca crisis económica y académica. En este sentido, recae sobre el Estado una alta cuota de responsabilidad, pues, precisamente en los años de15 Comisión de la Verdad y Reconciliación, Informe Final, Tomo III, Capítulo 3: Las organizaciones sociales, Las Universidades, pp.603-4. Consultado el 4 de noviembre de 2010 en http://www.cverdad.org.pe/ifinal/pdf/TOMO%20III/CAPITULO%203%20-%20Org%20Sociales%20frente%20al%20conflicto/3.6.%20LAS%20UNIVERSIDADES.pdf16 Fuente: Comisión de la Verdad y Reconciliación, Informe Final, Tomo III, Capítulo 3: Las organizaciones sociales, LasUniversidades, p. 606. Consultado el 4 de noviembre de 2010 enhttp://www.cverdad.org.pe/ifinal/pdf/TOMO%20III/CAPITULO%203%20-%20Org%20Sociales%20frente%20al%20conflicto/3.6.%20LAS%20UNIVERSIDADES.pdf 18
  19. 19. acelerada ampliación de la cobertura educativa, abandona a las universidades no sólo en el plano presupuestal, sino también como espacio crucial de lucha ideológica y poder simbólico”17. Siguiendo el relato de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, “En La Cantuta, el grupo paramilitar Colina incursiona la madrugada del 18 de julio de 1992 en la Residencia Universitaria, donde asesinaron extrajudicialmente a nueve estudiantes y un profesor. El argumento fue que pertenecían a las filas del PCP-SL y que serían los autores de varios atentados en Lima Metropolitana. Sin embargo, esta filiación nunca fue demostrada. Por el contrario, la denuncia de estas muertes por parte de sus familiares y organismos de derechos humanos obligó en un primer momento al Estado y a las FFAA a negar todo vínculo con estos hechos. Las investigaciones de la Fiscalía, el periodismo y de una Comisión Especial del Congreso, forzaron a la Justicia Militar a reconocer que algunos miembros del Servicio de Inteligencia fueron responsables de la matanza y les impusieron penas que fluctuaban entre los dos y los veinte años de prisión. En junio de 1995, una Ley de Amnistía aprobada por la mayoría fujimorista en el Congreso les devolvió la libertad a los autores de estos asesinatos”. En 1992, el gobierno peruano empieza una reforma enfocada a sustituir el Ministerio de Educación en la gestión y administración financiera de la educación pública con unos Consejos Municipales de Educación (Comuned). Esta reforma fue pero percibida como un intento de privatizar la educación, sobre todo por parte de aquellos que beneficiaban de la educación pública. En este clima, se promulga en 1993 una nueva Constitución Política del Perú, que, con algunas modificaciones, permanece vigente hasta la actualidad. La nueva Carta reconoce la autonomía universitaria, al establecer que “La educación universitaria tiene como fines la formación profesional, la difusión cultural, la creación intelectual y artística y la investigación científica y tecnológica. El Estado garantiza la libertad de cátedra y rechaza la intolerancia. Las universidades son promovidas por entidades privadas o públicas. La ley fija las condiciones para autorizar su funcionamiento. La universidad es la comunidad de profesores, alumnos y graduados. Participan en ella los representantes de los promotores, de acuerdo a ley. Cada universidad es autónoma en su régimen normativo, de gobierno, académico, administrativo y económico. Las universidades se rigen por sus propios estatutos en el marco de la Constitución y de las leyes” (Art. 18). El Artículo 17 recita: “La educación inicial, primaria y secundaria son obligatorias. En las instituciones del Estado, la educación es gratuita. En las universidades públicas el Estado garantiza el derecho a educarse gratuitamente a los alumnos que mantengan un rendimiento satisfactorio y no cuenten con los recursos económicos necesarios para cubrir los costos de educación *…+. Con el fin de17 Comisión de la Verdad y Reconciliación, Informe Final, Tomo III, Capítulo 3: Las organizaciones sociales, Las Universidades, p.609. Consultado el 4 de noviembre de 2010 en http://www.cverdad.org.pe/ifinal/pdf/TOMO%20III/CAPITULO%203%20-%20Org%20Sociales%20frente%20al%20conflicto/3.6.%20LAS%20UNIVERSIDADES.pdf 19
  20. 20. garantizar la mayor pluralidad de la oferta educativa, y a favor de quienes no puedan sufragar sueducación, la ley fija el modo de subvencionar la educación privada en cualquiera de susmodalidades, incluyendo la comunal y la cooperativa. El Estado promueve la creación de centros deeducación donde la población los requiera *…+”.La última modificación a esta Constitución se efectuó con Ley N° 28.607 del 4 de octubre de 2005. 20
  21. 21. La búsqueda de la calidad en la Educación Superior En 1995, con Ley Nº 26439, se crea el Consejo Nacional para la autorización de Funcionamiento de las Universidades (CONAFU), como órgano autónomo de la Asamblea Nacional de Rectores, con el compito de autorizar el funcionamiento de las nuevas universidades públicas y privadas, cualquiera que sea su régimen legal. El CONAFU, antes de autorizar el funcionamiento provisional de una nueva Universidad, evalúa rigurosamente la conveniencia regional y nacional del proyecto, sustentada en un estudio de mercado de las carreras que se propone ofrecer, así como la calidad de pertenencia de los objetivos académicos, grados y títulos a otorgar, planes de estudios, disponibilidad de personal docente calificado, una adecuada infraestructura física y de servicios académicos imprescindibles (bibliotecas, laboratorios y afines) y servicios educacionales, como: medico, social, psicopedagógico y deportivo, y respaldados por un exigente plan económico y financiero, sustentado en un estudio de mercado de las carreras profesionales que propone ofrecer. Todas las universidades con autorización de Funcionamiento Provisional están sometidas a un proceso de evaluación permanente que ejerce directamente el CONAFU, el que concluye cada año con una calificación, la que de ser positiva podrá garantizar que la educación y el proyecto universitario que se está 18 ejecutando sean de calidad y que los estudiantes no sean defraudados en sus aspiraciones. Años después, en 1999, se crea con Ley Nº 27154 la Comisión para la Acreditación de Facultades o Escuelas de Medicina (CAFME), que será seguida por otras comisiones enfocadas a las distintas carreras. A nivel internacional, el Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC) y la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) del Perú, convocan en agosto de 2002 una Reunión Regional sobre “Legislación en Educación Superior Universitaria en América Latina” en Lima. Las discusiones del evento sirven de base para la compilación del Capítulo 6 del libro “La legislación de la educación superior en América Latina”, Informe IESALC sobre la Educación Superior en América Latina y el Caribe 2000-2005. A comienzo del nuevo siglo, en 2003, el sistema se reorganiza con la promulgación de la Ley General de Educación Nº 28044. El Artículo 2 de esta Ley define a la educación en los siguientes términos: “La educación es un proceso de aprendizaje y enseñanza que se desarrolla a lo largo de toda la vida y que contribuye a la formación integral de las personas, al pleno desarrollo de sus potencialidades,18 Extracto del sitio web del Consejo Nacional para la autorización de Funcionamiento de las Universidades (CONAFU), Resultados.Consultado el 4 de noviembre de 2010 en http://www.anr.edu.pe/conafu/nuestros_res.html 21
  22. 22. a la creación de cultura, y al desarrollo de la familia y de la comunidad nacional, latinoamericana ymundial. Se desarrolla en instituciones educativas y en diferentes ámbitos de la sociedad”.Se identifican como principios guía de la educación peruana (Art. 8): la ética, “que fortalece laconciencia moral individual y hace posible una sociedad basada en el ejercicio permanente de laresponsabilidad ciudadana”; la equidad; la inclusión; la calidad “que asegura condiciones adecuadaspara una educación integral, pertinente, abierta, flexible y permanente”; la democracia; lainterculturalidad; la conciencia ambiental, y la creatividad y la innovación.Con respecto a la calidad, el Artículo 14 recita: “El Estado garantiza el funcionamiento de un SistemaNacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa, que abarca todo elterritorio nacional y responde con flexibilidad a las características y especificidades de cada regióndel país. El Sistema opera a través de organismos autónomos, dotados de un régimen legal yadministrativo que garantiza su independencia”.La Ley prevé una contribución activa y substancial de la sociedad en el proceso educativo. El Artículo22 sintetiza la función de la sociedad en los siguientes términos:“La sociedad tiene el derecho y el deber de contribuir a la calidad y equidad de la educación. Ejerceplenamente este derecho y se convierte en sociedad educadora al desarrollar la cultura y los valoresdemocráticos. A la sociedad, le corresponde:a) Participar en la definición y desarrollo de políticas educativas en el ámbito nacional, regional ylocal.b) Colaborar en la prestación del servicio educativo y en el desarrollo de programas y proyectos quecontribuyan al logro de los fines de la educación peruana.c) Promover la creación de un entorno social favorable al aprendizaje y cuidado de sus miembros,desarrollando una cultura de responsabilidad y vigilancia ciudadana que garantice la calidadeducativa y la ética pública”.Con respecto a la educación superior, ésta “está destinada a la investigación, creación y difusión deconocimientos; a la proyección a la comunidad; al logro de competencias profesionales de alto nivel,de acuerdo con la demanda y la necesidad del desarrollo sostenible del país” (Art. 29 b).La Ley es reglamentada en 2003 a través de la Reglamentación de la Ley General de Educación Nº28044.La búsqueda de sistemas que garanticen el nivel de calidad de la enseñanza universitaria en el Perúse conforma también de otros organismos, entre los cuales cabe destacar el Sistema Nacional deEvaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (SINEACE), creado con Ley Nº28740 del 19 de mayo del 2006. Según el Artículo 2 de esta Ley, “El Sistema Nacional de Evaluación, 22
  23. 23. Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa es el conjunto de organismos, normas yprocedimientos estructurados e integrados funcionalmente, destinados a definir y establecer loscriterios, estándares y procesos de evaluación, acreditación y certificación a fin de asegurar losniveles básicos de calidad que deben brindar las instituciones a las que se refiere la Ley General deEducación N° 28044, y promover su desarrollo cualitativo.Con este propósito, el sistema está conformado por órganos operadores que garantizan laindependencia, imparcialidad e idoneidad de los procesos de evaluación, acreditación y certificación.La evaluación está a cargo de las entidades especializadas nacionales o internacionales, reconocidasy registradas para realizar las evaluaciones con fines de acreditación y por instituciones públicascuando corresponda”.El ente rector del SINEACE es el Consejo Superior, organismo público descentralizado adscrito alMinisterio de Educación. El Titulo V de la Ley es dedicado al Consejo de Evaluación, Acreditación yCertificación de la Calidad de la Educación Universitaria (CONEAU). Éste “es el órgano operadorencargado de definir los criterios, indicadores y estándares de medición para garantizar en lasuniversidades públicas y privadas los niveles aceptables de calidad, así como alentar la aplicación delas medidas requeridas para su mejoramiento”(Art. 29).Con tal fin, le Ley prevé que en cada universidad se constituya una instancia de evaluacióninstitucional “con el propósito de analizar los logros y dificultades en el cumplimiento de susfunciones y metas” (Art.30).La Ley será sucesivamente reglamentada con el Decreto Supremo Nº 018-2007-ED.Para acompañar las universidades en su proceso de acreditación, el CONEAU ha producido una Guíapara la Acreditación de Carreras Profesionales Universitarias.Entre los entes creados para apoyar y fomentar la calidad de la educación superior, cabe tambiénmencionar la Dirección General de Investigación y Calidad Universitaria (DGICU), que apoya a laComisión Nacional de Rectores para la Acreditación Universitaria, en cuanto órgano responsable delos asuntos relacionados con la investigación, la autoevaluación y calidad universitaria. La DGICUpromueve la investigación con enfoque a la dimensión multidisciplinaria y a la proyección social.En noviembre de 2006, el Consejo Nacional de Educación pública el documento Proyecto EducativoNacional al 2021 “La educación que queremos para el Perú”. El Proyecto identifica como objetivoestratégico nº 5 el siguiente: “Educación Superior de calidad se convierte en factor favorable para eldesarrollo y la competitividad nacional”. Con este fin, el documento recita: “Nos proponemosasegurar una educación superior de calidad que brinde aportes efectivos al desarrollosocioeconómico y cultural del país a partir de una adecuada fijación de prioridades y teniendo comohorizonte la inserción competitiva del Perú en el mundo”. 23
  24. 24. En la parte dedicada al diagnostico d la educación superior peruana, el documento considera que “Elproblema de la educación superior es que representa una extensión de los once años de malacalidad e inequidad de la educación básica. Desde hace ya muchos años la excelencia académica enlas universidades es un déficit recurrente y la investigación e innovación ya casi han desaparecidodel imaginario de miles estudiantes en todo el país. Por un lado, la Ley Universitaria 23733 de 1983está prácticamente desactualizada y requiere una nueva propuesta, con voluntad política. De otrolado, existen decenas de universidades e institutos públicos, incluso privados, que brindanformación técnica y profesional en condiciones muy cuestionables. En sólo medio siglo, el númerode universidades en el Perú ha crecido de 6 a 80. En 1955, había sólo 6 universidades, incluyendouna privada. En junio del 2004, existen 33 universidades públicas y 47 privadas. En el año 2002ingresaron a las universidades públicas 118 044 estudiantes, que representan el doble con respectoa 1985. Crece la población y crecen las universidades pero sin criterios de calidad y sin una entidadque acredite un buen servicio educativo”. Para poner remedio a esta situación, el Plan auspicia quepara el 2021: el sistema de educación superior universitaria y técnico-profesional responda a losretos del desarrollo y de las políticas de desarrollo; el sistema de educación superior produzca demanera permanente y acumulativa conocimiento relevante para el desarrollo económico y culturaldel País; y los centros universitarios y técnicos formen profesionales éticos, competentes yproductivos.En 2008, la Dirección de Evaluación y Acreditación (DEAC) del Consejo de Evaluación, Acreditación yCertificación de la Calidad de la Educación Superior Universitaria (CONEAU) pública el documento“Modelo de Calidad para la Acreditación de Carreras Universitarias y Estándares para la Carrerade Educación”. El Modelo se compone de tres dimensiones, nueve factores, 18 criterios, 109indicadores y 151 fuentes de verificación referenciales. La definición que la DEAC da de la calidad esla siguiente: “Es la condición en que se encuentra la institución superior y sus carreras pararesponder a las exigencias que demanda una sociedad que busca la mejora continua de su bienestary que está definida por el grado de cumplimiento de tales exigencias”. 24
  25. 25. Algunos datos sobre el Compromiso Social de las Universidades PeruanasCon respecto a la vinculación entre Universidad y sociedad, con la excepción de algunas carrerastécnicas como la de Medicina, no se prevé en Perú la obligación de prestar un servicio a la sociedadcomo requisito para la obtención del título. Como en otros Países de la región, la vinculación delestudiante con el mercado laboral se realiza a menudo a través de prácticas pre-profesionales,reguladas por Ley Nº 26.272 “Ley del Servicio Nacional de Adiestramiento en Trabajo Industrial”de 1994.Además de las practicas, las universidades peruanas se vinculan con su entorno inmediato a travésde la realización de numerosas e importantes acciones de compromiso social, en virtud delreconocimiento de su función de agentes de transformación social y promotoras del desarrollo y asícomo establecido por el Artículo 68 de la Ley Universitaria, donde se indican las políticas deextensión y proyección social que rigen a las Universidades del Perú en los siguientes términos: “LasUniversidades extienden su acción educativa en favor de quienes no son estudiantes regulares; en talsentido, organizan actividades de promoción y difusión de cultura general y estudios de carácterprofesional, que pueden ser gratuitos o no, y que pueden conducir a una certificación. Establecenrelación con las instituciones culturales, sociales y económicas con fines de cooperación, asistencia yconocimientos recíprocos. Participan en la actividad educativa y cultural de los medios de lacomunicación social del Estado. Prestan servicios profesionales en beneficio de la sociedad y regulanestas acciones en su Estatuto de acuerdo con sus posibilidades y las necesidades del país conpreferencia por las regiones que correspondan a su zona de influencia”. François VallaeysEn el marco de la Declaración de laConferencia Mundial sobre laEducación Superior (CMES),convocada por la UNESCO en 1998,han surgido en el continentelatinoamericano varias iniciativasnacionales enfocadas a concretizar lafunción social de la Universidad. Entreellas, cabe destacar la RED por laResponsabilidad Social Universitariade la Pontificia Universidad Católicadel Perú, cuyo sitio web aloja también un blog dedicado a la Responsabilidad Social Universitaria(RSU) tenido por François Vallaeys, uno de los teóricos de la Responsabilidad Social Universitariamás reconocidos en América Latina. Otra experiencia que ha contribuido a la difusión delcompromiso social universitario en Perú es la organización desde el año 2002 del curso PROSODE(Proyección Social de Derecho) de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del 25
  26. 26. Perú. Tal como lo relatan el Prof. Iván Ortiz Sánchez y la Prof. Erika Zuta Vidal en las Actas del 11mo. Seminario Internacional “Aprendizaje y Servicio Solidario”, organizado en 2008 en Buenos Aires, Argentina, “Este curso se circunscribe dentro de la metodología del ‘aprendizaje-servicio’ puesto que se promueve la solidaridad como pedagogía, buscando desencadenar en nuestros estudiantes, un conjunto de actitudes y habilidades así como el aprendizaje de determinados contenidos temáticos a través del contacto con la realidad. En ese sentido, el alumno no sólo asume un rol protagónico en su proceso de aprendizaje sino se genera un impacto positivo en la calidad de sus aprendizajes, tal como se desprende de la opinión de los alumnos que llevaron el curso entre los 19 años 2002–2008, resultados obtenidos a través de encuestas y talleres de evaluación *…+” . La Pontificia Universidad Católica del Perú ha sumido la perspectiva de la RSU como una de sus políticas institucionales desde el año 2004, creando además una Dirección Académica de Responsabilidad Social (DARS) para sustituir a la antigua Dirección Académica de Proyección Social y Extensión Universitaria. Según el estudio “Fines de la educación superior en la legislación de algunos países miembros del ACLA” del Dr. Hernando Gutiérrez, “Un modelo interesante de articulación de prácticas profesionales en comunidad es el que está desarrollando la Universidad Señor de Sipán (Chiclayo, Perú). La Universidad ha instalado seis “Centros de Desarrollo Comunal” (CEDECOM), en zonas periféricas de la ciudad de Chiclayo y en Lambayeque. Cada uno de estos centros cuenta con docentes que coordinan y supervisan las prácticas profesionales de todas las escuelas de la USS. En contextos de extrema pobreza, los CEDECOM ofrecen servicios de consultoría jurídica, programas de acompañamiento psicológico y educativo, especialmente en escuelas locales; y desarrollan asesorías para el desarrollo de pequeñas y medianas empresas locales, y para contribuir al desarrollo local, especialmente en torno a los emergentes centros de atracción turística que posee la región en torno a su rico patrimonio arqueológico. Los CEDECOM ofrecen un espacio integrador multidisciplinar 20 para las prácticas profesionales” . Otra iniciativa significativa de la Universidad Señor de Sipán es el Programa de Apoyo al Desarrollo Local - PADEL, que se desarrolla en 13 distritos y dos provincias de la Región Lambayeque implementando diversas iniciativas en las cuales participan la comunidad universitaria, la sociedad civil y las municipalidades. Tales actividades son impulsadas por docentes y alumnos, surgiendo en el contexto de cursos, practicas pre-profesionales, trabajos de investigación y tesis. De esta manera, la experiencia de servicio se vincula con el proceso de aprendizaje y se articula con el currículo, resultando además en un beneficio para el entorno social.19 Prof. Iván Ortiz Sánchez y la Prof. Erika Zuta Vidal, Participación protagónica de los estudiantes de la Facultad de Derecho y elimpacto del aprendizaje-servicio en la calidad de sus aprendizajes, en Actas del 11mo. Seminario Internacional “Aprendizaje yServicio Solidario”, agosto 2008, Buenos Aires, p. 135. Consultado el 4 de noviembre de 2010 enhttp://www.redivu.org/docs/publicaciones/Ministerio_de_Educacion_excelencia.pdf20Hernando Gutiérrez, Fines de la educación superior en la legislación de algunos países miembros del ACLA, PontificiaUniversidad Javeriana, Facultad de Ciencias Jurídicas, Abril 2004, p.9. Consultado el 4 de noviembre de 2010 enhttp://www.javeriana.edu.co/biblos/tesis/derecho/dere6/DEFINITIVA/TESIS08.pdf 26
  27. 27. Otro ejemplo de programas conducidos por jóvenes universitarios es Voluntades, una asociación civil sin fines de lucro que involucra desde 1997 a chicos y chicas entre los 18 y 32 años de edad provenientes de distintas universidades e institutos de Lima en actividades de alfabetización y de otras áreas de servicio. Desde sus comienzos, el programa ha desplegado más de 1400 voluntarios en todo el País21. En virtud del éxito de sus actividades, Voluntades ha ganado tres veces el Concurso Anual de Proyectos de Responsabilidad Social entre jóvenes universitarios y el Premio BID Juventud en 2004, entre otros reconocimientos. A nivel regional, numerosas universidades peruanas forman parte de la Asociación de Universidades Amazónicas - UNAMAZ, una asociación de instituciones de educación superior de los Países de la subregión amazónica (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela) fundada en 1987. La Asociación se propone de promover la cooperación entre las universidades amazónicas para el desarrollo de proyectos comunes en los dominios cultural, académico, científico y tecnológico. Entre las iniciativas emprendidas a nivel interinstitucional para fomentar la extensión universitaria en el continente, cabe destacar también la participación de universidades peruanas en el VI Taller Científico sobre Extensión Universitaria, desarrollado en la Ciudad de Pinar del Río, Cuba, en 2001, con la participación de Universidades de Argentina, Bolivia, Cuba, EE.UU., Perú y Venezuela y durante el cual se han presentado más de 50 trabajos representativos de las contribuciones de las universidades al desarrollo de la extensión en la región latinoamericana. Durante la última década, las universidades peruanas han organizado una serie de encuentros con enfoque nacional para promover las actividades de compromiso social universitario e intercambiar experiencias y buenas prácticas. Bajo este enfoque, se han desarrollado numerosos Encuentros Nacionales de Extensión Universitaria y Proyección Social. En 2005, el VI Encuentro Nacional es organizado por la Universidad Nacional Agraria La Molina, con la asistencia de 23 universidades de todo el País. Durante el encuentro, se acuerda la creación de una Red de Oficinas de Extensión y Proyección Social y se auspicia la inserción de la proyección social en la currícula universitaria de estudios de cada carrera profesional en todas las universidades del Perú. El último encuentro nacional, el decimo de esta naturaleza, ha sido organizado en noviembre de 2010 por la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo en Huaraz, prosiguiendo el dialogo ya empezado sobre proyectos y programas implementados con miras a concretizar la responsabilidad social universitaria.21 Perold, H. y Tapia, M.N. (editoras) (2007) Servicio Cívico y Voluntariado en Latinoamérica y el Caribe. Service Enquiry/Servi cioCívico y Voluntariado Volumen 2. Buenos Aires, Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario; Johannesburg,Volunteer and Service Enquiry Southern Africa; St. Louis, Washington University, The Center for Social Development; WashingtonDC, Innovations in Civic Participation. Consultado el 4 de noviembre de 2010 en: http://www.service-enquiry.org.za/downloads/spanish_service_enquiry_07.pdf 27
  28. 28. El discurso en torno a la importancia del compromiso social de las universidades peruanas se avale también de la colaboración de universidades de otros Países, con el fin de analizar las características de las experiencias exitosas de vinculación sociedad - Universidad en el continente, y evaluar su replicabilidad. En el marco de estas iniciativas, los días 17 y 18 de noviembre de 2009 se lleva a cabo en la sede de la Asamblea Nacional de Rectores, el "Seminario sobre Experiencias y Metodologías del Proyecto Rondon", para dar a conocer la experiencia brasileña de vinculación de universitarios con las comunidades más pobres de Brasil. El evento ha sido organizado por la Agencia Brasileña de Cooperación - ABC, el Proyecto Rondon de Brasil, y la Dirección General de Relaciones Internacionales y Cooperación de la Asamblea Nacional de Rectores, con la participación de la Subsecretaría para Asuntos Multilaterales de Relaciones Exteriores y el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social y contó con la presencia de los Vicerrectores, Decanos y Directores de Proyección Social y Extensión Universitaria de las universidades del País. Los días desde el 24 hasta el 26 de noviembre de 2010 se lleva a cabo el I Congreso Nacional de Extensión y Proyección Universitaria – I CONEPU 2010. El evento es organizado por la Universidad Nacional Agraria de la Selva y la Oficina de Proyección Universitaria e Imagen Institucional en la Ciudad de Tingo María, Huánuco, con el auspicio de DEVIDA, el Ministerio de Agricultura, el Instituto de Cultivos Tropicales y la Asamblea Nacional de Rectores. El Congreso es abierto a la participación de investigadores, profesionales, estudiantes, empresarios, autoridades Regionales y Municipales y personas afines. Con el objetivo general de “Concertar vías a través de las cuales se desarrolle el proceso de comunicaciones y socialización de la producción cultural en las diversas ramas del que hacer universitario facilitando el vinculo Universidad – Sociedad”, el congreso se propone alcanzar las siguientes finalidades especificas: - Evaluar de los alcances del sistema de extensión y proyección universitaria del Perú. - Formular las políticas para la elaboración de un Plan estratégico de Extensión y Proyección Universitaria sostenible en el País - Fortalecer la articulación de la gestión del conocimiento entre Docencia, Investigación, extensión, y proyección universitaria - Abordar el análisis de la crisis que atraviesa la sociedad peruana y fundamentalmente la región amazónica, generando alternativas y propuestas viables con base en las experiencias significativas presentadas. 22 - Plantear una red nacional de Extensión y Proyección Universitaria .22 I Congreso Nacional de Extensión y Proyección Universitaria 2010, Objetivos. Consultado el 8 de noviembre de 2010 enhttp://www.conepu2010.com/objetivos.html 28
  29. 29. Como parte de las iniciativas enfocadas a fomentar la participación juvenil en el desarrollo local, el21 de agosto de 2009 se publica el Decreto Supremo Nº 011-2009-ED, mediante el cual se crea elPrograma “Juventud Profesional”, con el fin de apoyar los bachilleres de universidades públicas conel financiamiento total o parcial, y por única vez, del costo para obtener su título profesional en lascarreras de ingenierías civil, agrícola y medicina humana. El programa se dirige a bachilleres entre18 y 29 años, y prevé que los jóvenes que benefician del programa trabajen durante por lo menosseis meses en “núcleos ejecutores” conformados por las comunidades más pobres del País, en larealización de obras de infraestructura urgentes. De acuerdo con el Decreto Supremo de 2009, losestudiantes recibirán un estipendio mensual de 300 nuevos soles. El programa, que podrá ampliarsea la participación de estudiantes de otras carreras, es administrado por la Secretaría Nacional de laJuventud del Pliego Nº 10 del Ministerio de Educación. Para el mejor cumplimiento de los objetivosdel programa, el Ministerio podrá suscribir convenios o generar alianzas estratégicas con losgobiernos regionales y locales, universidades y entidades públicas y privadas.Un año más tarde, tramite Resolución Ministerial Nº 0205-2010-ED (Art. 1), se amplían losbeneficiarios del Programa Juventud Profesional a las carreras profesionales de Arquitectura,Economía, Contabilidad, Administración, Psicología, Sociología y Educación. 29
  30. 30. Normativa reciente sobre las políticas juvenilesEn 2002 el Perú crea con Ley Nº 27.802 el Consejo Nacional de laJuventud (CONAJU), como órgano gubernamental con representaciónel en Consejo Peruano de Ministros y con la Coordinadora Nacionalde la Juventud (CNJ) como ente rector. La CNJ tiene como objetivo “lapromoción, coordinación y articulación de políticas de estado orientadas al desarrollo integral de losjóvenes, con énfasis en el cultivo de valores éticos y morales; basados en los principios desolidaridad, respeto y responsabilidad, mediante la participación efectiva en el proceso de desarrollolocal, regional y nacional” (Art.9). Según la Ley, “Se considera joven a la etapa del ser humano dondese inicia la madurez física, psicológica y social con una valoración y reconocimiento; con un modo depensar, sentir y actuar; con una propia expresión de vida, valores y creencias, base de la definitivaconstrucción de su identidad y personalidad hacia un proyecto de vida” (Art. I). Los beneficiarios dela Ley son los adolescentes y los jóvenes entre los 12 y los 29 años de edad.El Artículo 1 formula el objeto de la Ley en los siguientes términos: “La presente ley tiene por objetoestablecer el marco normativo e institucional que oriente las acciones del Estado y de la sociedad enmateria de política juvenil, que permita impulsar las condiciones de participación y representacióndemocrática de los jóvenes, orientados a la promoción y desarrollo integral de la juventud”.El Articulo V recita: “El Estado promueve la participación de los jóvenes en la vida política,económica, cultural y social de la Nación. Promueve la participación organizada de la juventud comoórgano de consulta y coordinación en materia de juventud, a nivel del Gobierno Local, Regional yNacional”. A este respecto, el Artículo 5 del Capítulo III (Participación y Coordinación) establece que“*…+ La participación es un derecho y condición fundamental de los jóvenes para su integración enlos procesos de desarrollo social, impulsando su reconocimiento como actores del quehacer nacional.Para el diseño e implementación de las políticas en materia de juventud, el Estado, la sociedad, conla participación de la juventud organizada, coordinará los lineamientos, planes y programas quecontribuyan a la promoción socioeconómica, cultural y política de la juventud”.La Ley crea además el Consejo de Participación de la Juventud (CPJ), como un “organismo derepresentación, concertación y participación de la juventud. Recepciona, evalúa, formula y proponepolíticas e iniciativas orientadas a la promoción y desarrollo integral de la juventud” (Art. 17). En elCPJ “están representados los jóvenes hasta los 29 años de edad, de los partidos políticos, de lasasociaciones u organizaciones juveniles constituidas, de las universidades públicas y privadas, de losinstitutos superiores tecnológicos y pedagógicos públicos y privados, de los centros educativossecundarios, de las comunidades campesinas, de las comunidades nativas, de la población condiscapacidad, de las organizaciones deportivas, entre otros” (Art. 18). 30
  31. 31. El 7 de agosto de 2005, con Decreto Supremo Nº061, se aprueban los Lineamentos de Política Nacional de Juventudes, cuya Presentación recita: “*…+ en las últimas décadas, la mayoría de los programas públicos orientados a la juventud se caracterizan por ser centralistas, con escasa participación de los jóvenes en su diseño e implementación, y con poca apertura hacia la sociedad civil. Ante esta situación de subordinación asignada a los jóvenes en su relación con el estado, la Comisión Nacional de la Juventud vio necesario asumir una relación más horizontal, abierta y 23 participativa” . Entre otras cosas, los Lineamentos declaran la urgencia de reformular las políticas estatales de juventud en sentido participativo y democrático. Con respecto a la educación, se lamenta la escasa coordinación entre escuelas y universidades y de las universidades entre sí y la falta de adecuación de contenidos y metodología del aprendizaje a las diversas realidades regionales, culturales y locales. Se evidencia además que solo el 21.5% de los jóvenes peruanos logra alcanzar el nivel de educación superior. “La educación juega un papel definitivo para que los jóvenes aprendan a ser actores sociales, políticos, éticos y económicos, para que entiendan como jugar un papel estratégico en la sociedad y para que estén en capacidad de dar a los discursos sobre desarrollo – incluso al llamado ‘desarrollo humano’ – un toque propio que los diferencie de discursos de instituciones internacionales que están al origen de procesos de globalización excluyentes. La educación ligada a las demandas de trabajo digno constituye, asimismo, un componente insoslayable de la condición estratégica de los jóvenes, 24 tanto de los que pueblan las ciudades como de los jóvenes rurales” . En el año 2007, se emite el Decreto Supremo Nº 027 de la Presidencia del Consejo de Ministros que “Define y establece las Políticas Nacionales de obligatorio cumplimento para las entidades del Gobierno Nacional”. En materia de juventud, constituyen Políticas Nacionales de obligatorio cumplimento para todos los Ministerios y entidades del Gobierno Nacional: “3.1 Formular planes, programas y proyectos que atiendan las demandas y aspiraciones de la juventud en los asuntos que conciernan a cada uno de los ministerios y las diferentes instituciones del Estado. 3.2 Fortalecer y fomentar la participación juvenil en los distintos espacios políticos y sociales, así como en los ministerios y las diferentes instituciones del Estado, para la promoción de planes, proyectos y programas en materia de juventud.23 CONAJU Consejo nacional de la Juventud, Lineamentos de Política Nacional de Juventudes: Una apuesta para transformar elfuturo Perú, Presentación, p. 7. Consultado el 8 de noviembre de 2010 enhttp://www.encuentroscj.org/facipub/upload/cont/813/cont/file/lineamientos-de-politica-nacional-de-juventudes-2005.pdf24 CONAJU Consejo nacional de la Juventud, Lineamentos de Política Nacional de Juventudes: Una apuesta para transformar elfuturo Perú, p. 48. Consultado el 8 de noviembre de 2010 enhttp://www.encuentroscj.org/facipub/upload/cont/813/cont/file/lineamientos-de-politica-nacional-de-juventudes-2005.pdf 31
  32. 32. 3.3 Promover planes, programas y proyectos de capacitación para el trabajo, liderazgo, actitudessolidarias y emprendedoras, que contribuyan a la empleabilidad de la juventud.3.4 Fomentar el acceso universal a la educación con estándares adecuados de calidad, quepromuevan capacidades críticas, la formación profesional y técnica descentralizada vinculada a laspotencialidades económicas regionales y locales, así como al acceso y promoción del uso de nuevastecnologías y comunicación.3.5 Desarrollar planes, programas y proyectos de salud orientados específicamente a la poblaciónjuvenil, garantizando un clima de confianza, respeto y confidencialidad en su atención, eliminandolas barreras culturales, sociales, legales y económicas que impidan el acceso de los jóvenes a losservicios de salud.3.6 Desarrollar planes, programas y proyectos que garanticen la prevención y rehabilitación dejóvenes que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, atendiendo su heterogeneidad, en elmarco de una cultura de paz, tolerancia y seguridad ciudadana.3.7 Fortalecer las capacidades de los jóvenes rurales e indígenas en sus espacios sociales y políticoslocales, así como su proyección hacia los ámbitos regional y nacional, reconociendo y promoviendosus culturas e identidades.3.8 Gestionar la asistencia técnica y económica ante las instituciones públicas y privadas nacionalese internacionales, para la ejecución de planes, programas y proyectos dirigidos al desarrollo integralde la juventud.La supervisión del cumplimiento de estas políticas corresponde al Ministerio de Educación, a travésde la Dirección Nacional de la Juventud” (Art. 2/3).En el año 2009, mediante Decreto de Urgencia Nº 085, se autorizan entidades públicas a ejecutarproyectos de inversión pública y mantenimiento de infraestructura bajo la modalidad de NúcleosEjecutores. Éstos son “órganos representativos de no menos de cien (100) personas de lascomunidades campesinas y nativas, asentamientos humanos rurales y urbanos; así como rondascampesinas, comités de autodefensa, comités de gestión local y organizaciones de licenciados de lasFuerzas Armadas y Policiales, entre otros, que habiten en una determinada localidad rural o urbanaen condición de pobreza” (Art. 3.1). Los Núcleos Ejecutores pueden conformarse para implementar“proyectos de inversión pública o mantenimiento de infraestructura, según sea el caso, ensaneamiento, agua potable, minipresas, pequeños sistemas de riego, reparación o apertura detrochas carrozables, puentes, muros de contención, energía eléctrica, educación, salud, entre otros,siempre que el monto no supere las cien (100) Unidades Impositivas Tributarias, por cada proyecto omantenimiento” (Art. 6.1).El Artículo 4 de la norma prevé la conformación también de Núcleos Ejecutores Juveniles, alestablecer que “Los jóvenes de 18 a 29 años de edad podrán constituir Núcleos Ejecutores Juvenilespara la ejecución de un proyecto de inversión pública o mantenimiento de infraestructura, cuya 32
  33. 33. constitución, reconocimiento y funcionamiento se sujetará a lo establecido en el presente Decreto deUrgencia”.La segunda disposición complementaria y final del Decreto establece “Dispóngase que para el añofiscal 2010, los Gobiernos Regionales y los Gobiernos Locales, destinarán el 6% de los recursosprevistos para la ejecución de proyectos de inversión pública en su presupuesto institucional, a fin dedestinarlos a la ejecución de proyectos de inversión pública y mantenimiento de infraestructura, através de Núcleos Ejecutores, para lo cual realizarán las modificaciones presupuestarias en el nivelfuncional programático que sean necesarias, quedando exceptuadas para tal fin de las normas queimpidan la aplicación de la presente disposición. Los recursos que destinen los citados Gobiernos nocomprenden las Fuentes de Financiamiento Donaciones y Transferencias, y Operaciones Oficiales deCrédito”. 33
  34. 34. El marco legal y político del Voluntariado en Perú Cuando se crea el Consejo Nacional de Juventud, en 2002, Perú no contaba con una normativa que regulara el voluntariado o el servicio juvenil. Desde el año 2001, operaba en el País el Centro Nacional del Voluntariado (CENAVOL), asociación civil sin fines de lucro que busca contribuir al desarrollo del país, a través de la integración del voluntariado nacional. En 2004, luego de un proceso de discusión al interior del Congreso en el cual participó activamente laOrganización Iberoamericana de la Juventud (OIJ), se llega a la aprobación de la Ley General delVoluntariado Nº 28238, con la cual Perú se suma a los Países latinoamericanos que cuentan con unalegislación que regula el voluntariado.Según su Artículo 1, la Ley “tiene por objeto reconocer, facilitar y promover la acción de losciudadanos en servicios voluntarios y señalar las condiciones jurídicas bajo las cuales talesactividades se realizan dentro del territorio nacional. Declarase de interés nacional la labor querealizan los voluntarios en el territorio nacional, en lo referido al servicio social que brindan a lacomunidad, en forma altruista y solidaria”.La normativa define al Voluntariado como la “Labor o actividad realizada sin fines de lucro, en formagratuita y sin vínculos ni responsabilidad contractual. El Voluntariado comprende actividades deinterés general para la población, como: actividades asistenciales, de servicios sociales, cívicas, decapacitación, culturales, científicas, deportivas, sanitarias, de cooperación al desarrollo, de defensadel medio ambiente, de defensa de la economía o de la investigación, de desarrollo de la vidaasociativa, de promoción del voluntariado y otras de naturaleza análoga, tendientes al bien común.El voluntariado lo podrá prestar a los beneficiarios una persona natural, independientemente, o unaorganización de voluntarios agrupados bajo la forma de una asociación sin fines de lucro, ambosdebidamente registrados en el registro de Voluntarios”.El Artículo 4 establece la edad mínima de 14 años para poder prestar voluntariado. El 9 prevé laobligación de capacitar a los voluntarios por parte de la organización en la cual se presta el servicio.“Para tal efecto, las organizaciones de voluntarios y los voluntarios independientes, pueden firmarconvenios con instituciones públicas o privadas”. Se prevé que los voluntarios reciban un certificadopor los servicios prestados por parte de las organizaciones donde realicen el voluntariado.El Artículo 13 crea la Comisión Nacional del Voluntariado (CONVOL), dependiente del Ministerio dela Mujer y Desarrollo Social, y con las siguientes funciones:“a) Apoyar, fomentar y coadyuvar con la organización del servicio de voluntariado a nivel nacional. 34
  35. 35. b) Coordinar con los Gobiernos Regionales y Locales, así como, con las Instituciones Públicas yPrivadas, para promover su participación en el desarrollo del servicio de voluntariado.c) Proponer mecanismos de supervisión sobre aquellas organizaciones de voluntarios que recibanfondos de instituciones públicas en coordinación con la Contraloría General de la República.d) Otros, de acuerdo a Ley y establecidos en el Reglamento”.Según el Artículo 17, “las acciones de la CONVOL se efectuarán en las áreas de la salud, educación,trabajo, cultura, deportes, protección y conservación ambiental, entre otras, *…+ y enfatizará suaccionar en el apoyo a la niñez desvalida, a la madre, a los adultos mayores en abandono, personasindigentes y a las personas con discapacidad”.Durante el mismo año de 2004, con Decreto Supremo Nº 008 del MIMDES, se aprueba elReglamento de la Ley General de Voluntariado. En éste, se indican como principios rectores de laactividad voluntaria la no discriminación, la solidaridad, el compromiso social, la participación, lalibertad y la permanencia.El Artículo 4 indica como características del Voluntariado: no tener fines de lucro; ejercitarse enforma libre; no constituir vÀޱy

×