“Evaluación de dos niveles de energia digestible en base a los estandares nutricionales del nrc(1995) en dietas de crecimiento para cuyes (cavia porcellus l.)”
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

“Evaluación de dos niveles de energia digestible en base a los estandares nutricionales del nrc(1995) en dietas de crecimiento para cuyes (cavia porcellus l.)”

on

  • 266 views

 

Statistics

Views

Total Views
266
Views on SlideShare
266
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
6
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

“Evaluación de dos niveles de energia digestible en base a los estandares nutricionales del nrc(1995) en dietas de crecimiento para cuyes (cavia porcellus l.)” “Evaluación de dos niveles de energia digestible en base a los estandares nutricionales del nrc(1995) en dietas de crecimiento para cuyes (cavia porcellus l.)” Document Transcript

  • UNIVERSIDAD NACIONAL AGRARIA LA MOLINA. ESCUELA DE POST-GRADO ESPECIALIDAD DE NUTRICION. “EVALUACIÓN DE DOS NIVELES DE ENERGIA DIGESTIBLE EN BASE A LOS ESTANDARES NUTRICIONALES DEL NRC(1995) EN DIETAS DE CRECIMIENTO PARA CUYES (Cavia porcellus L.)” Tesis para optar el titulo de: MAGISTER SCIENTIAE FELIX ESTEBAN AIRAHUACHO BAUTISTA. LIMA – PERU 2007.
  • INDICE I II 2.1. 2.2. 2.2.1 2.2.2 2.2.3 2.2.4 2.2.5. 2.2.6. 2.2.7. 2.3. III 3.1. 3.1.1. 3.1.2. 3.1.3. 3.1.4. 3.1.5. 3.1.6. 3.2. 3.2.1 3.2.2. 3.2.3 3.2.4. 3.2.4.1. 3.2.4.2. 3.2.4.3. 3.2.4.4. 3.2.4.5. 3.2.4.6. 3.3. IV 4.1. 4.2. 4.3. 4.4. 4.5. Introducción Revisión de literatura Aspectos de la digestión sobre el cuy Necesidades Nutritivas del Cuy Energia Proteína y Aminoácidos Carbohidratos y Fibra Grasa Minerales Vitaminas Agua Comportamiento Productivo Materiales y Métodos Materiales Lugar de Ejecución Instalaciones Animales Experimentales Densidad de nutrientes Tratamientos Dietas Experimentales Métodos Alimentación de los animales Análisis químico Sanidad Parámetros de Evaluación Peso Corporal y Ganancia de Peso Consumo de Alimento Conversión Alimenticia Rendimiento de Carcasa Peso de Órganos Nobles Retribución Económica Diseño Experimental Resultados y Discusión Peso Corporal y Ganancia de Peso Consumo de Alimento Conversión Alimenticia Rendimiento de Carcasa Peso de Órganos Rojos 2 Pag. 7 9 9 11 11 13 18 19 20 22 23 24 27 27 27 27 28 28 28 29 32 32 32 32 32 31 32 32 32 32 33 34 35 35 39 42 45 48
  • 4.6. V VI VII VIII IX Retribución Económica Conclusiones Recomendaciones Resumen Bibliografía Anexos 3 50 53 54 55 56 63
  • INDICE DE CUADROS 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Requerimientos nutricionales del cuy Composición porcentual y valor nutritivo estimado de las dietas experimentales (tal como ofrecido) Análisis proximal porcentual de las dietas experimentales (Tal como ofrecido) Efecto de los niveles de energía digestible y la densidad de nutrientes sobre el peso final y la ganancia de peso en cuyes en crecimiento (g) Pág. 13 30 31 36 Ingestión de energía digestible, proteína, fibra y extracto etéreo durante el periodo experimental (calculado a partir del análisis proximal) 38 Efecto de los niveles de energía digestible y la densidad de nutrientes sobre el consumo de alimento en cuyes en crecimiento (g) 40 Efecto de los niveles de energía digestible y la densidad de nutrientes sobre la conversión alimenticia en cuyes en crecimiento (g) 43 Efecto de los niveles de energía digestible y la densidad de nutrientes sobre el rendimiento de carcasa y peso de órganos en cuyes en crecimiento 47 Efecto de los niveles de energía digestible y la densidad de nutrientes sobre la retribución económica (S/. / cuy) 52 4
  • INDICE DE ANEXOS Pàg. I II III IV V VI VII Pesos semanales de los cuyes por grupo experimental (g/cuy) Ganancias de peso acumulado por grupo experimental (g/cuy) Ganancias de pesos diarios por grupo experimental (g/cuy) Consumo acumulado de alimento balanceado (g/cuy) Consumo acumulado de materia seca del alimento balanceado (g/cuy) Consumo diario de alimento balanceado (g/cuy) Consumo diario de materia seca del alimento balanceado (g/cuy) 64 65 66 67 68 69 70 VIII Conversión alimenticia semanal por tratamiento 71 IX Conversión alimenticia acumulada por tratamientos Rendimiento de carcasa y peso de órganos rojos (hígado, corazón y riñones) Analisis de variancia de peso vivo final (DCA) Analisis de variancia de la ganancia de peso acumulado 72 X XI XII XIII Analisis de variancia de la ganancia de peso diario Analisis de variancia del consumo acumulado de XIV alimento XV Analisis de variancia del consumo de materia seca acumulado Analisis de variancia del consumo semanal de materia XVI seca Analisis de variancia de la conversion alimenticia XVII semanal Analisis de variancia de la conversion alimenticia XVIII acumulada XIX Analisis de variancia del rendimiento de carcasa 73 74 74 74 74 75 75 75 75 76 XX Analisis de variancia del peso de los organos rojos 76 XXI Analisis de variancia de peso final (factorial) Analisis de variancia de la ganancia de peso 77 77 XXII XXIII Analisis de variancia del consumo TCO XIV Analisis de variancia del consumo acumulado MS 5 77 78
  • XV Analisis de variancia de la conversion alimenticia XVI Analisis de variancia del rendimiento de carcasa XVII Ingestión de energía digestible y nutrientes (calculado a partir del análisis proximal) XVIII Resultados promedios de los diferentes parámetros evaluados durante el periodo experimental 6 78 78 79 80
  • I. INTRODUCCION En nuestro país, como resultado del mejoramiento genético al que ha sido sometido el cuy, se cuenta con líneas mejoradas de elevados rendimientos productivos; sin embargo dicho comportamiento productivo no ha sido acompañado con suficientes estudios relacionados con las necesidades de nutrientes y programas de alimentación. Por ello, en la formulación de raciones se toman como base los requerimientos establecidos por la National Research Council, (NRC, 1995), establecidos en animales criados bajo condiciones de laboratorio, con un genotipo y medio ambiente muy diferentes y con una tasa de crecimiento inferior con relación a las líneas mejoradas. La satisfacción de las necesidades energéticas con un adecuado nivel de nutrientes, especialmente aminoácidos, es el principal propósito y debido a los pequeños márgenes de ganancia con que se trabaja, se hace necesario la búsqueda de niveles nutricionales mínimos que promuevan la máxima producción. Por ello, debido a que el nivel energético del alimento afecta sustancialmente en los resultados del comportamiento productivo, sumado a los mayores incrementos de peso y rendimiento de carcasa de las líneas mejoradas se hace necesario evaluar densidades de nutrientes mayores a los recomendados por el NRC (1995) en relación a diferentes niveles de energía digestible. Una de las investigaciones realizadas con esta finalidad fue evaluar niveles de energía y proteína (Torres, 2006), así como la evaluación de niveles de lisina y 7
  • aminoácidos azufrados con dietas isoenergéticas e isoproteícas en la etapa de crecimiento (Remigio, 2005). El objetivo de la presente investigación, es evaluar el efecto de los niveles de 2.7 y 2.9 Mcal. de energía digestible por kg de alimento y densidades de nutrientes de 110 y 120 % en relación a los estandares nutricionales del NRC (1995) en dietas comerciales para cuyes de líneas mejoradas, en la fase de crecimiento, mediante los parámetros de ganancia de peso, consumo de alimento, conversión alimenticia, peso de órganos nobles, rendimiento de carcasa y retribución económica del alimento. 8
  • II. 2.1 REVISIÓN DE LITERATURA ASPECTOS DE LA DIGESTIÓN SOBRE EL CUY El cuy domestico, está clasificado zoológicamente dentro Orden: Rodentia, Suborden: Hystricomorpha, Familia: Caviidae, Genero: Cavia, Especie: porcellus (Orr, 1966, citado por Moreno, 1989). Según su anatomía gastrointestinal el cuy es un fermentador post-gástrico, debido a los microorganismos que posee a nivel del ciego. Posee un estómago totalmente glandular donde se realiza la digestión enzimática y un colon y ciego donde se realiza la digestión microbiana que representa una capacidad fermentativa del 60 a 66 % del total (Maynard et al., 1981; Pagan; 1991; NRC, 1995; Chauca, 1997 y Caycedo, 2000). El ciego es un órgano grande que constituye cerca del 15 por ciento del peso total. El movimiento de la ingesta a través del estómago e intestino delgado es rápido, no demora más de dos horas en llegar la mayor parte de la ingesta al ciego y su pasaje por este es más lento pudiendo permanecer en él parcialmente por 48 horas (Hagan y Robison, 1953, Reid, 1948; citado por Gómez y Vergara, 1993). En el intestino grueso no solo se produce la digestión de la celulosa sino también la acción bacteriana y la absorción de pocos nutrientes (Dukes, 1967). El ciego del cuy es menos eficiente que el rumen debido a que los microorganismos se multiplican en un punto que sobrepasa al de la acción de las enzimas proteolíticas. A pesar que el tiempo de multiplicación de los microorganismos del ciego es mayor que la retención del alimento, esta especie lo 9
  • resuelve por mecanismos que aumentan su permanencia y en consecuencia la utilización de la digesta (Gómez y Vergara, 1993). Henning y Hird (1970) encontraron que el ciego del cuy contiene concentraciones similares de ácidos grasos de cadena corta que el rumen del vacuno y tienen la capacidad fermentativa similar al del colon y recto del caballo. Se ha demostrado que en el ciego de los cuyes, al contrario de lo que ocurre en los conejos, en el que el butirato es más importante que el propionato, el butirato es un ácido graso volátil de poca importancia en la fermentación cecal. El cuy es más eficiente que el conejo en la digestión de la fibra (Cheeke, 1995). Estos AGV pueden satisfacer parte de los requerimientos de energia de esta especie (Aliaga, 1993). El cuy es un herbívoro y cecótrofo; mediante la práctica de la cecotrofia ingiere heces blandas provenientes del ciego, luego del proceso digestivo, los cuales contienen proteínas y vitaminas. En su hábitat natural consume grandes cantidades de vegetación y realiza cecotrofia como un mecanismo de compensación biológica que le permite el máximo aprovechamiento de sus productos metabólicos provenientes de las porciones posteriores del tracto gastrointestinal; de esta manera retornan al cuerpo sustancias no asimiladas del alimento, que solo en el ciego y colon proximal fueron atacados por microorganismos, junto con las enzimas de la digestión y productos de síntesis de la microflora (Bustamante, 1993). La absorción de ácidos grasos volátiles tiene lugar en el ciego y en el colon proximal, pero una parte considerable de estos ácidos se elimina cuando se expulsan las heces blandas. Las heces cecótrofas tomados del ano e ingeridas sin 10
  • masticar permanecen intactas en la región fúndica durante un periodo de 6 a 8 horas, resistiendo las acciones mecánicas y químicas, gracias a su envoltura mucosa, que actúan como pequeños fermentadores, continuando la acción metabólica, en la que parte de las bacterias producen amilasas que se difunden al estomago y que junto con las amilasas de la saliva y alimentos, degradan el almidón a maltosa y glucosa. Parece ser que las amilasas bacterianas mantienen su actividad a pH más bajos que las amilasas de la saliva. Algunos productos de esta degradación se difunden al interior de las heces en donde fermentan con producción de ácido láctico, AGV y CO2. Estos ácidos grasos se difunden a través del contenido estomacal o se liberan cuando se deshacen las heces blandas y se absorben en el propio estomago o en el intestino delgado (Hornicke y Bhornhag, 1979, Hornicke y Mackiewicz, 1975, citado por De Blas, 1984). 2.2 NECESIDADES NUTRITIVAS DEL CUY 2.2.1 ENERGIA Las necesidades de energía está influenciado por la edad, la actividad del animal, estado fisiológico, nivel de producción y temperatura ambiental. Una vez que estos requerimientos han sido satisfechos, el exceso de energía se almacena como grasa en el cuerpo. El contenido de energía de la dieta afecta el consumo de alimento; los animales tienden a un mayor consumo de alimentos a medida que se reduce el nivel de energía en la dieta (Gómez y Vergara, 1994). Castro y Chirinos (1992) afirman que a mayor nivel energético la respuesta en el comportamiento productivo del animal mejora. Caicedo (1985) citado por 11
  • Correa (1988), afirma que los requerimientos de ED son; 2.90, 2.86 y 2.86 Mcal para las etapas de crecimiento-engorde, gestación y lactación respectivamente. El NRC (1978) sugiere un nivel de ED de 3.00 Mcal/ Kg de alimento (Cuadro No 1). En cuyes destetados de 2 semanas de edad alimentados a voluntad con un concentrado (20% de proteína y 3.45 Mcal de ED /kg de alimento) y restringiendo el forraje (pasto elefante) en cantidad equivalente al 20% del peso vivo del animal, se logró a la quinta semana de evaluación un peso final promedio de 778g (15.2g/cuy día), un consumo de MS promedio de 45g /día y una conversión alimenticia de 3.0 (Saravia et al., 1994). Mientras que Rivas (1995) evaluando el suministro de forraje diario e interdiario según el peso vivo del cuy (10 y 20%) y utilizando un concentrado comercial con 3.32 Mcal de ED /kg de alimento y 18 % de proteína logró incrementos diarios de 10.9 y 12.3g y conversiones alimenticias de 3.81 y 4.12 en 6 semanas de evaluación. Evaluando la inclusión de diferentes niveles de residuo de cervecería seco en el concentrado con 2.97 Mcal de ED /kg de alimento y 18.5% de proteína se alcanzaron ganancias diarias de 15 a 17g y conversiones alimenticias de 3.03 y 3.26 (Cerna, 1997). Torres (2006) evaluó 2 niveles de energía (2.8 y 3.0 Mcal de ED/ kg) y 2 niveles de proteína (15 y 18%), en dietas en base a la densidad de nutrientes durante 7 semanas y obtuvo ganancias diarias de peso de 14.18 y 13.19g (2.8 Mcal ED: 18% proteína y 3.0 Mcal ED: 18 % proteína, respectivamente) bajo un sistema de alimentación forraje mas concentrado. 12
  • En un sistema de alimentacion de solo alimento balanceado, se evaluó dietas isoenergéticas (2.75 Mcal de ED /kg de alimento) con tres niveles de lisina y aminoacidos azufrados, y se obtuvo ganancias diarias de peso de 11.8 y 14.8g y consumos diarios de materia seca de 49.82 y 53.67g. 2.2.2 PROTEINA Y AMINOÁCIDOS La proteína, luego del agua, es el principal componente de la mayoría de los tejidos del animal. La formación de cada uno de los tejidos del cuerpo requiere del aporte de proteínas, por lo que el suministro inadecuado de esta, da lugar a un menor peso al nacimiento, retardo en el crecimiento, descenso en la producción de leche, infertilidad y menor eficiencia de utilización del alimento (Gómez y Vergara, 1994). Se ha demostrado que el cuy responde en forma eficiente a raciones con 20 % de proteínas y que niveles mayores no tienen ningún efecto benéfico sobre el crecimiento. Evaluando niveles de proteína (15 y 18%) se obtuvo el mejor rendimiento con los animales que consumieron dietas con 18 % de proteína y 2.8 Mcal ED/ kg de alimento (Torres, 2006). Según el NRC (1978), el requerimiento de proteína es de 18 % para cuyes manejados en bioterio, siempre que esté compuesto por más de dos fuentes proteicas; este valor se incrementa a 30 o 35 % , si se suministra proteína simple tales como caseína o soya, fuentes proteicas que pueden mejorarse con la adición de aminoácidos. 13
  • CUADRO 1: REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES DEL CUY NUTRIENTE NRC (1978) NRC (1995) Energía Digestible(Kcal/Kg) 3000 Proteína (%) 18,0 18,0 Fibra Cruda (%) 10,0 15,0 AMINOACIDOS Arginina (%) 1,20 Histidina (%) 0.36 Isoleucina (%) 0,60 Leucina (%) 1,08 Lisina (%) 0,84 Metionina (%) 0,36 Metionina + Cistina (%) 0,60 Fenilalanina (%) 1,08 Treonina (%) 0,60 Triptofano (%) 0,18 Valina (%) 0,84 MINERALES Calcio (%) 0,8 a 1 0,80 Fósforo (%) 0,4 a 0,7 0,40 Magnesio (%) 0,1 a 0,3 0,10 Potasio (%) 0,5 a 1,4 0,50 Sodio (%) 0,20 Cobre (mg) 6,0 6,0 Hierro (mg) 50,0 50,0 Manganeso (mg) 40,0 40,0 Zinc (mg) 20,0 20,0 Yodo (mg) 1,0 150,0 Selenio (mg) 0,1 150,0 VITAMINAS A (retinol) (mg) 7,0 6,6 D (mg) 0,175 0,025 E(α-tocoferol) (mg) 50,0 26,7 K (mg) 5,0 5,0 Ácido ascórbico (mg) 200 200 Colina (mg) 1000 1800 Niacina (mg) 10,0 10 Piridoxina (mg) 3,0 2,0 - 3,0 Riboflavina (mg) 3,0 3,0 Tiamina (mg) 2,0 2,0 * En porcentaje o cantidades por kg de alimento ofrecido. Fuente: Nacional Research Council (1978,1995) 14
  • El requerimiento de proteínas, es en realidad el requerimiento de los diferentes aminoácidos, ya que son sus unidades estructurales. Algunos aminoácidos son sintetizados en los tejidos del animal, denominándose dispensables o no esenciales mientras que otros aminoácidos no se sintetizan en absoluto, denominándose indispensables o esenciales; entre ellos se encuentran la arginina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, triptofano, treonina y valina (Gómez y Vergara, 1994; Maynard et al., 1981). La contribución de la cecotrofia a las necesidades totales de proteína se ha estimado como media en un 15 %. La cantidad de proteína microbiana reciclada está más determinada por el tipo que por el nivel de fibra, aumentando principalmente con la proporción de partículas finas y la concentración de fibra soluble en el alimento (Nicodemus et al., 1999; García et al., 2000). En conejos adultos, se demostró que son capaces de mantener un balance positivo de nitrógeno cuando se alimentan con una proteína de baja calidad (gelatina) como fuente nitrogenada, mientras que el balance se hace negativo con la misma dieta, si se les impide practicar la cecotrofia (Kennedy y Hershberger, 1974, citado por De Blas, 1984). La calidad de la proteína mejora con las fermentaciones del ciego, ya que los porcentajes de aminoácidos esenciales en las heces coprófagas son más elevados que en la dieta. El aporte de aminoácidos a través de las heces blandas oscila entre el 13 y 23% del total, según el tipo de alimento siendo mayor para ciertos aminoácidos (lisina, metionina, tirosina, treonina y triptofano) y menor para otros (Proto, 1976, citado por De Blas, 1984). 15
  • Sin embargo, Spreadbury (1978), citado por De Blas, (1984), menciona que el aporte de aminoácidos a través de las heces blandas apenas llega al 10% del total, mientras que según Colin (1981), citado por De Blas, (1984), para conejos de 8 semanas, nunca sobrepasa el 16% de cada aminoácido, y toma valores mucho más bajos en el caso de isoleucina, aminoácidos azufrados, arginina e histidina. Se ha establecido tentativamente que los requerimientos para la etapa de crecimiento (21 a 49 días) de lisina son de 0.68 % (2.97 g. de lisina / Mcal) y de metionina más cistina de 0.43 % (1.88 g de met + cist / Mcal) y para la etapa de acabado (49 a 91 días) de 0.58 % (2.37 g lisina / Mcal) y 0.32% (1.31 g de met + cist / Mcal) respectivamente (Vargas, 1988); siendo estos valores inferiores a los recomendados por el NRC (1995). Typpo et al. (1985) evaluaron niveles de lisina desde 0.4 hasta 2.0 % y reportan que la lisina era el aminoácido limitante en los niveles de 0.4 % y 0.5 % de la ración, siendo el nivel de 0.6 % marginal y de 0.7 % proporcionó el óptimo crecimiento y retención de nitrógeno, de tal manera que las necesidades de lisina para cuyes en crecimiento de 3 a 6 semanas de edad lo establecen en 0.7 %. El nivel de 8.4 g / Kg de alimento fue el requerimiento encontrado. Existe antagonismo entre los aminoácidos lisina - arginina, en la cual la lisina de la dieta aumenta los requerimientos de arginina. La lisina compite con la arginina por la reabsorción a nivel de los tubulos renales. Además niveles elevados de lisina deprimen la ingesta de alimento (Maynard et al. 1981). Al utilizar dietas con 19% de proteína que proporcionó 5.7 g de aminoácidos azufrados (2.7 g de metionina y 3 g de cistina / kg de alimento) en 16
  • cuyes en crecimiento se alcanzó un buen rendimiento (Hasdai et al., 1989). Utilizando aminoácidos purificados se reporta que el requerimiento mínimo total de aminoácidos azufrados es 5 g / Kg de alimento con 3 g / Kg de alimento del Lmetionina y 2 g / Kg de alimento de L-cistina, siendo el 40 % de metionina utilizado para producir cistina (Typpo et al., 1990). Evaluando diferentes niveles de lisina y aminoácidos azufrados con dietas isoenergéticas se obtuvo los mejores rendimientos al utilizar niveles de lisina de 0.78% a 0.84% con niveles de aminoácidos azufrados de 0.71 a 0.79, respectivamente (Remigio, 2006). La cistina se produce a partir de la metionina y puede reemplazar la mitad de la metionina dietética. La metionina suministra los grupos metilo para la creatina y la colina y es un precursor de la homocisteina, cistina y cisteina (Church, 1977). La metionina y lisina, casi siempre son los aminoácidos limitantes cuando el aporte no está ajustado a las exigencias del animal y los aminoácidos existentes determinan en su mínimo nivel el grado de aprovechamiento de los aminoácidos restantes o de proteínas ingeridos y con ello el rendimiento del animal (Jeroch y Flachowski, 1978). Los requerimientos de triptofano para prevenir lesiones de los ojos es mayor que el requerimiento para un máximo crecimiento. Los requerimientos para prevenir el desarrollo de cataratas y alcanzar un máximo crecimiento se han establecido entre 1.6 y 2.0 g de triptofano / Kg de alimento para cuyes en crecimiento (Reid y Von Sallmann, 1960). Una concentración de 8 g de arginina / kg de alimento resulta en un máximo crecimiento y retención de nitrógeno, mientras que 9 g. / kg de alimento 17
  • fue el requerimiento para la excreción mínima de ácido úrico en orina, y un requerimiento de 10 g. arginina / kg de alimento fue requerido para el mantenimiento de arginina en plasma (Yoon, 1977). 2.2.3 CARBOHIDRATOS Y FIBRA Los carbohidratos, que forman el 75 % de la materia seca en la mayoría de las plantas, son los principales nutrientes y los más abundantes en todos los alimentos comunes y se hallan en gran proporción en los granos, cereales y subproductos. Bajo condiciones normales, el cuy consume gran variedad de hidratos de carbono, pero las necesidades cualitativas y cuantitativas para los diferentes carbohidratos no han sido determinados. La mezcla de los carbohidratos de los forrajes contiene una combinación de azúcar, dextrina, almidón hemicelulosa , celulosa y lignina. El contenido de carbohidratos en una ración balanceada debe encontrarse entre 38 a 55 % (Zaldivar, 1975; Borja, 1979). La actividad celulolitica de las bacterias del ciego es responsable de que la digestibilidad de la fibra oscile entre el 12 y el 30 %. Sin embargo, esta capacidad para digerir la fibra es notablemente inferior a la de los rumiantes e incluso menor que la de otros herbívoros de fermentación cecal como el caballo. La formación de ácidos grasos volátiles como resultado de esta actividad, y su posterior absorción, contribuyen a satisfacer las necesidades energéticas, en conejos, en una proporción variable según el contenido en fibra de la dieta (De Blas, 1984). Según Hoover y Heitmann (1972), citado por De Blas (1984) pueden llegar a cubrir el 10 % de las necesidades de mantenimiento. Parker (1976), citado por De Blas (1984) reporta hasta en un 30% de la energía metabolizable ingerida. 18
  • En estudios realizados sobre las necesidades de fibra en las raciones para cuyes se afirma que esto puede variar entre 9 % y 18 % (Moreno, 1989). Cairampoma et al., (1994), demostraron que cuando se elevan los niveles de fibra las ganancias disminuyen, resultando eficiente un 10 % de fibra cruda respecto a 15 % y 20 %. Villafranca (2003) evaluando diferentes niveles de fibra (10, 12 y 14%) en el concentrado con un sistema de alimentación forraje mas concentrado obtuvo los mejores rendimientos con dietas de 10 y 12 % de fibra, mientras que Ciprian (2005) al evaluar tamaño de partícula (0.25, 0.31 y 0.35 mm) y niveles de fibra (8 y 12%) en cuyes en crecimiento bajo un sistema de alimentación mixta recomienda un tamaño de partícula de 0.31mm, conteniendo 8% de fibra y un mínimo de 33% de partículas mayores de 0.35mm en el concentrado. El NRC (1995) sugiere un nivel de 15 % de fibra en el alimento balanceado. Sin embargo, evaluando diferentes niveles de lisina y aminoácidos azufrados, se han alcanzado ganancias diarias de 13.9 g/día con 10 % de fibra en el alimento balanceado peletizado (Remigio, 2006) 2.2.4 GRASA La concentración óptima de grasa en la dieta para cuyes no se ha establecido. Reid et al. (1964) alimentando cuyes machos de 2 a 5 días de edad con dietas purificadas que contenían 0, 10, 30, 75, 150, y 250 g. de aceite de maíz / Kg de alimento por 6 semanas, encontraron un incremento en ganancia de peso en los grupos alimentados con niveles de 0 a 150 g de aceite de maíz pero una leve disminución del peso con 250 g de aceite de maíz / Kg. de alimento. 19
  • El cuy tiene un requerimiento definido de ácidos grasos no saturados en su alimentación. La omisión de este componente en la dieta produce un retardo en el crecimiento y gradualmente se desarrolla un síndrome que es caracterizado por dermatitis, úlceras en la piel, crecimiento pobre del pelo y pérdida del mismo, úlceras en la piel y anemia de tipo microcítico (glóbulos rojos de menor tamaño). La presencia de estos signos de deficiencia, si no son muy avanzados, pueden corregirse con la inclusión en la dieta de grasas que contengan ácidos grasos insaturados. Se afirma que un nivel de 3 % de ácidos grasos insaturados es suficiente para lograr un buen crecimiento así como para prevenir la dermatitis (Wagner y Manning, 1976) además de mejorar la palatabilidad del alimento, aunque disminuye la dureza del peletizado (De Blas, 1984). La grasa, por ser un nutriente con una concentración energética alta, es utilizado para incrementar el contenido de energia del alimento; además de su aporte energético, supone un suplemento de ácidos grasos y vitaminas liposolubles. Su inclusión, al elevar el contenido energético del alimento tiende a disminuir el consumo, por lo que, dependiendo del porcentaje en que se encuentran los otros nutrientes, se cubrirán o no las distintas necesidades (De Blas, 1984). 2.2.5. MINERALES En cuyes alimentados con dietas purificadas que contenían 8.4 g de Ca, 7.7 g de P y 1.0 g de Mg / kg de alimento se observó una mayor retención de calcio, que aquellos alimentados con las mismas concentraciones de calcio pero con menos fósforo (4.4 g de P / kg) y más magnesio (1.9 g. de Mg / kg). Así 8 g 20
  • de Ca y 4 g de P / kg de alimento fueron los requerimientos encontrados para estos minerales (Van Hellemond et al., 1988) El requerimiento de magnesio es de 1 a 3 g / Kg de dieta; 1 g / Kg en la dieta es el requerimiento mínimo. Su deficiencia incluye un pobre crecimiento, pérdida del pelo, pobre coordinación muscular y tiesura de miembros traseros; además de fósforo elevado en suero, y anemia (O'Dell et al., 1960; Morris y O'Dell, 1963). El requerimiento de potasio, con concentraciones moderadas de calcio, fósforo y magnesio, es de 5 g / Kg en la dieta y se le debe considerar libre. Grace y O'Dell (1968) reportan una mortalidad de 100 % en un plazo de 4 semanas en cuyes en crecimiento alimentados con una dieta purificada (30 % caseína) que suministro un exceso de cationes pero solo 1 g de K / Kg en la dieta. Bajo estas circunstancias, el requerimiento fue de 4 a 5 g de K / Kg en la dieta suministrada como acetato de potasio. Se han reportado dietas conteniendo 6 mg de Cu / Kg como adecuados para el desarrollo y crecimiento normal de los cuyes. Las dietas que contenían menos de 1 mg de Cu / Kg durante la preñez y el desarrollo postnatal temprano, presentaron signos clínicos caracterizados por un retraso en el crecimiento, defectos cardiovasculares y severas anormalidades del sistema nervioso central (Everson et al., 1967, 1968). Basado sobre la evaluación de dietas anteriores comunes utilizadas para cuyes, se estima que una dieta que contiene 50 mg. de Fe / Kg cubre los requerimientos del hierro para la reproducción, crecimiento y desarrollo (NRC, 1995). 21
  • Everson et al. (1968) reporta como adecuado para el crecimiento y desarrollo normal del cuy una concentración de 40 mg de Mn / Kg de la dieta. Su deficiencia en la etapa de preñez y postnatal temprana incluye peso de camada reducida, abortos o partos con crías muertas, ataxia congénita, anormalidades esqueléticas, y patología pancreática que resulta como síndrome de la diabetes. Alberts et al. (1977) reporto que dietas basadas en caseína que contenían 12 mg de Zn / Kg y dietas en base a proteínas de soya que contenían 20 mg de Zn / Kg fueron adecuadas para un optimo crecimiento sin evidencia de signos de deficiencia en el cuy.1 2.2.6. VITAMINAS Se ha observado que dietas que contienen 6.6 mg. de retinol / kg parecen mantener una salud optima y un ligero balance positivo de vitamina A. Si la fuente de vitamina A es el β-caroteno se requiere 28 mg. de β-caroteno / kg de dieta para mantener un ligero balance positivo de vitamina A. La primera evidencia de la deficiencia de la vitamina A es un crecimiento pobre, pérdida de peso seguido por una severa dermatitis resultado de una infección bacteriana (Bentley y Morgan, 1945). Los requerimientos para vitamina D no están bien establecidos pero las dietas en base a ingredientes naturales y dietas purificadas contienen entre 0.008 y 0.069 mg de vitamina D/kg de dieta. El requerimiento de vitamina D para cuyes en crecimiento se fija en 0.025 mg. de Vitamina D/Kg de la dieta. Dietas con una relación normal de calcio y fósforo, no desarrollan síntomas evidentes de su deficiencia (NRC, 1995). 22
  • La vitamina C es esencial para el cuy, que al igual que el hombre, carece por deficiencia genética, de la enzima gulunolactona oxidasa, por lo que no sintetiza esta vitamina a partir de la glucosa. La vitamina C interviene en la formación de colágeno al regular la hidroxilación de la prolina y lisina ligado a la cadena de polipéptidos y por su propiedad química para oxidarse es muy posible que actúe en la respiración celular como transportador de hidrógeno, además de participar en el metabolismo de la tirosina, triptofano y del hierro (Lloyd, 1982). Ante su deficiencia hay una reducción brusca en el contenido de hidroxiprolina específicamente, que va acompañado de cambios estructurales del colágeno, produciéndose la enfermedad del escorbuto, que se caracteriza por una fragilidad capilar que da lugar a hemorragias, desprendimiento de los dientes, debilidad de los huesos y anemia (Bondi, 1989). El requerimiento diario para evitar los síntomas de deficiencia varia de 0.4 a 25 mg de ácido ascórbico /día. Los valores divulgados para el crecimiento fueron de 0.4 a 2 mg de ácido ascórbico /día en cuyes de 250 a 350g de peso; indicándose también un requerimiento mínimo, sin margen de seguridad, de 200mg de ácido ascórbico por Kg. de dieta (NRC, 1995). 2.2.7. AGUA La necesidad de agua de bebida en los cuyes depende del tipo de alimentación que reciben. Si se suministra un forraje suculento en cantidades altas (más de 200 g) la necesidad de agua se cubre con la humedad del forraje, razón por la cual no es necesario suministrar agua de bebida. Si se suministra forraje restringido 30 g/ animal/ día, requiere 85 ml de agua, siendo su requerimiento diario de 105 ml / Kg de peso vivo (Zaldívar y Chauca, 1975). Los cuyes de recría requieren entre 50 y 100 ml. de agua por día pudiendo 23
  • incrementarse hasta más de 250 ml si no recibe forraje verde y el clima supera temperaturas de 30°C. Bajo estas condiciones los cuyes que tienen acceso al agua de bebida se ven más vigorosos que aquellos que no tienen acceso al agua. En climas templados, en los meses de verano, el consumo de agua en cuyes de 7 semanas es de 51 ml. y a las 13 semanas es de 89 ml. esto con suministro de forraje verde (chala de maíz: 100 g/ animal/ día). 2.3. COMPORTAMIENTO PRODUCTIVO. El periodo de engorde en cuyes es variable; en promedio son 8 semanas para alcanzar el peso adecuado de comercialización (> 800g), obteniéndose el menor tiempo de engorde a la 6º y 7º semana. Así, Cerna (1997) reporta pesos adecuados de comercialización a las 8 semanas de edad (1000g); Torres (2006) alcanzó pesos similares (950g) recién a las 9 semanas de edad. Sin embargo, Remigio (2005) reporta pesos de 1050 g a la décima semana de edad. La ganancia de peso es muy variable, ya que está en función del tipo de alimentación, de la calidad del alimento, de los ingredientes que la constituyen, cantidad, textura; además del factor genético (Moreno, 1989). En trabajos realizados; Cerna (1997) obtiene ganancias diarias de 17 g/ animal/día utilizando un concentrado con 15% de orujo de cervecería. Yamasaki (2000), evaluando niveles de gluten de maiz en el concentrado, reporta ganancias diarias de 10.45g; mientras que Ciprian (2005) evaluando tamaño de partícula y niveles de fibra en el concentrado en forma de harina reporta ganancias diarias de 13.45 g./día. Torres (2006) al evaluar dos niveles de energía (2.8 y 3.0 Mcal/kg) y proteína (15 y 18%) en el concentrado peletizado reporta las mejores ganancias 24
  • de peso diarios (13.2g) con los mayores niveles de energía y proteína. Remigio (2006) reporta ganancias promedio de 13.9g /día evaluando diferentes niveles de lisina y aminoácidos azufrados en alimento balanceado peletizado. El consumo de materia seca en promedio se encuentra entre 40 y 45g /cuy/día. El consumo de materia seca total esta en relación al peso vivo, teniendo como valor promedio de 6.5 % de peso vivo. Este porcentaje esta influenciado por el valor energético de la dieta (Cerna, 1997). El consumo de materia seca total influye positivamente en los ritmos de crecimiento, encontrando una relación directa entre el consumo de materia seca y ganancia de peso (Yamasaki, 2000). El consumo de materia seca que reportó Remigio (2006) con un alimento balanceado paletizado fue de 52g/día, mientras que el consumo de materia seca en un sistema de alimentación mixta (forraje + concentrado pelet) fue de 45g/día (Torres, 2006). Utilizando un concentrado en forma de harina en un sistema de alimentación mixta, Ciprian (2005) reportó consumos diarios promedios 56g de materia seca. Bajo un sistema de alimentación mixta, Cerna (1997) evaluando niveles de orujo de cervecería en el concentrado; reporta las mejores conversiones alimenticias (3.03) con un nivel de fibra de 9.2% en la dieta y la peor conversión (3.26) con un nivel de fibra de 11.93%. Villafranca (2003) evaluando 3 niveles de fibra (10, 12 y 14%) en el alimento balanceado en forma de harina obtuvo conversiones alimenticias de 2.27, 2.48 y 4.06, respectivamente; mientras que Ciprian (2005) utilizando un concentrado en forma de harina evaluó 2 niveles de fibra (8 y 12%) reportando conversiones alimenticias de 4.5 y 4.8, respectivamente. Remigio (2006) empleando un alimento balanceado peletizado 25
  • con 10% de fibra reporta conversiones promedio de 3.85 en 8 semanas de evaluación. En cuanto al rendimiento de carcasa, Remigio (2006) con una alimentación balanceada reporta rendimientos de carcasa de 67.5 %. Otros estudios utilizando una alimentación mixta (concentrado + forraje) obtuvieron rendimientos de 72 % (Cerna, 1997) y 67.75% (Ciprian, 2005). Chauca (1997) reporta que el peso de órganos rojos de cuyes de tres meses de edad en promedio son: hígado 23.29  6.03g. corazón 2.79  0.76g. y riñón 6.06  1.43g. Cerna (1997) registró pesos promedios de Hígado 38.5g., corazón 3.4g., y riñón 12.8g. Remigio (2006) reporta pesos promedios de hígado 12.14 corazón 0.79g y riñón 1.93g. En un estudio realizado para evaluar el tamaño de partícula en el concentrado para cuyes, reportó pesos de hígado de 39.6 y 38.7g para 8% y 12% de fibra cruda (Ciprian, 2005). 26
  • III. 3.1. MATERIALES Y METODOS MATERIALES 3.1.1. Lugar de ejecución. La presente investigación se realizó en las instalaciones de la granja de cuyes de Cieneguilla del Programa de Investigación y Proyección Social en carnes, Facultad de Zootecnia, Universidad Nacional Agraria de La Molina. El alimento fue preparado en la Planta de Alimentos del Programa de Investigación y Proyección Social de Alimentos, Facultad de Zootecnia, Universidad Nacional Agraria de La Molina. Los análisis químicos se realizaron en el Laboratorio de Evaluación Nutricional de Alimentos (LENA) del Departamento Académico de Nutrición de la Universidad Nacional Agraria de La Molina. La investigación tuvo una duración de 7 semanas, del 12 de julio al 23 de agosto del 2005. 3.1.2. Instalaciones. Los animales fueron criados dentro de un galpón de material noble, de buena ventilación, protegido de las corrientes de aire y con una temperatura media de 19ºC con variaciones de 14ºC y 24ºC. Las dimensiones de las pozas de crianza fueron de 0.45 m de ancho, 0.4 m de largo y 0.4 m de altura. 27
  • 3.1.3. Animales Experimentales. Se emplearon 84 animales machos destetados de 14  2 días, distribuidos en 7 tratamientos con tres repeticiones (bloques), cada repetición formado por cuatro animales (Anexo I). El periodo experimental tuvo una duración de 7 semanas, del destete hasta las 9 semanas de edad. 3.1.4. Densidad de Nutrientes La densidad de nutrientes se utiliza para comparar la cantidad de micronutrientes esenciales aportados por un alimento o dieta con la energía provista por ese alimento o dieta; es decir mide la relación entre cada nutriente y las calorias aportado por los alimentos. 3.1.5. Tratamientos Se evaluaron dos niveles de energía digestible (2.7 y 2.9 Mcal/kg) y tres densidades de nutrientes (100, 110 y 120%) en relación a los estándares nutricionales del NRC (1995) de 3.0 Mcal/kg, dando lugar a 7 tratamientos, que se indican a continuación: Tratamientos I II III IV V VI VII Nivel de Energia (Mcal/kg alimento) 3.0 2.7 2.7 2.7 2.9 2.9 2.9 Densidad de Nutrientes % NRC (1995) 100 100 110 120 100 110 120 Las cantidades de proteínas y aminoácidos (g/Mcal de ED) para cada tratamiento se presenta a continuación: 28
  • TRATAMIENTOS I II III IV V VI VII 3.00 2.70 2.70 2.70 2.90 2.90 2.90 100 100 110 120 100 110 120 Proteína (g/Mcal) 60.00 60.00 66.00 72.00 60.00 66.00 72.00 Lisina (g/Mcal) 2.80 2.80 3.10 3.40 2.80 3.10 3.40 Met + Cist (g/Mcal) 2.00 2.00 2.20 2.40 2.00 2.20 2.40 Metionina (g/Mcal) 1.20 1.20 1.32 1.44 1.20 1.32 1.44 Arginina (g/Mcal) 4.00 4.00 4.40 4.80 4.00 4.40 4.80 Treonina (g/Mcal) 2.00 2.00 2.20 2.40 2.00 2.20 2.40 Triptofano (g/Mcal) 0.60 0.60 0.66 0.72 0.60 0.66 0.72 Energía Digestible, Mcal/kg Densidad Nutrientes, % 3.1.6. Dietas Experimentales. Las dietas se formularon siguiendo las recomendaciones del NRC (1995), utilizando la programación lineal (Mixit-2). Se utilizó vitamina C con un aporte de 35mg de esta vitamina por 100g de alimento, con la finalidad de prevenir la enfermedad carencial, debido a que no se utilizó forraje verde. La forma física del alimento fue en pelets de 4.5mm de diámetro por 10mm de longitud. La composición porcentual y valor nutritivo estimado de las dietas se muestra en el cuadro 2. El análisis proximal de las dietas experimentales se muestra en el cuadro 3. 29
  • CUADRO 2: COMPOSICION PORCENTUAL Y VALOR NUTRITIVO ESTIMADO DE LAS DIETAS EXPERIMENTALES (tal como ofrecido) TRATAMIENTOS Energía Digestible, Mcal/kg Densidad Nutrientes, % NRC 3.0 2.7 2.7 2.7 2.9 2.9 2.9 100 100 110 120 100 110 120 I II III IV V VI VII 83.64 7.45 5.86 0.00 0.00 1.59 0.58 0.40 0.38 0.10 100 83.51 10.82 2.44 0.00 0.00 1.58 0.78 0.40 0.37 0.10 100 82.24 14.49 0.00 0.00 0.00 1.55 0.87 0.40 0.35 0.10 100 19.96 16.00 42.52 5.17 12.00 1.32 2.13 0.44 0.36 0.10 100 9.48 20.35 41.64 8.22 16.00 1.19 2.23 0.44 0.35 0.10 100 9.40 23.18 38.83 7.66 16.50 1.21 2.30 0.44 0.38 0.10 100 87.65 2.70 16.20 9.50 3.50 0.76 0.23 0.54 1.13 0.29 0.59 0.85 0.80 0.20 87.39 2.70 17.82 9.50 3.60 0.84 0.26 0.59 1.23 0.31 0.64 0.86 0.80 0.20 87.6 2.70 19.40 9.50 3.58 0.92 0.31 0.65 1.33 0.33 0.69 0.87 0.80 0.20 88.02 2.90 17.40 9.50 4.50 0.81 0.29 0.58 1.16 0.26 0.70 0.40 0.80 0.20 87.18 2.90 19.14 9.50 4.50 0.89 0.31 0.64 1.37 0.29 0.79 0.40 0.80 0.20 87.89 2.90 20.88 9.50 4.50 0.97 0.36 0.70 1.40 0.31 0.84 0.40 0.80 0.20 INGREDIENTES Subproducto de Trigo 4.97 Torta de Soya 47 17.56 Maíz 44.78 Pasta de Algodón 5.61 Harina de alfalfa 22.40 Carbonato de Calcio 0.98 Aceite Vegetal 2.50 Sal 0.43 Premezcla vit. y min 0.67 Vitamina C 0.10 Total 100 NUTRIENTE ESTIMADO Materia seca, % ED, Mcal/kg Proteína, % Fibra Cruda, % Grasa, % Lisina, % Metionina, % Met – Cist, % Arginina, % Triptofano, % Treonina, % Fósforo total, % Calcio, % Sodio, % 87.95 3.00 18.00 9.50 5.00 0.84 0.30 0.60 1.20 0.28 0.74 0.40 0.80 0.20 30
  • CUADRO 3: ANALISIS PROXIMAL PORCENTUAL DE LAS DIETAS EXPERIMENTALES (tal como ofrecido) TRATAMIENTOS Energía Digestible, Mcal/kg Densidad Nutrientes, % NRC 3.0 2.7 2.7 2.7 2.9 2.9 2.9 100 100 110 120 100 110 120 I II III IV V VI VII Humedad 12.05 12.35 12.61 12.40 11.98 12.82 12.11 Materia Seca Proteína Fibra Cruda 87.95 19.23 8.46 87.65 16.63 9.48 87.39 16.60 9.50 87.60 17.86 9.24 88.02 17.56 8.75 87.18 19.45 8.64 87.89 20.25 8.69 Ext. Etéreo Cenizas Extracto Libre Nitrógeno 5.45 5.64 49.17 4.08 5.97 51.49 3.71 5.74 51.84 3.75 5.85 50.90 4.68 5.53 51.50 5.04 5.47 48.58 5.00 5.71 48.24 Fuente : Análisis realizado en el Laboratorio de Evaluación Nutricional de Alimentos (LENA) UNALM 31
  • 3.2. METODOS 3.2.1. Alimentación de los animales. El alimento en la forma física de pelets y el agua fresca y limpia fue suministrado a voluntad (ad libitum). No se utilizó forraje verde. 3.2.2. Análisis Químico. Se realizaron los análisis químicos proximal para todas las dietas experimentales, utilizando el método AOAC (1990) como criterio para determinar el contenido nutricional de las dietas (proteína, grasa, fibra, nifex y cenizas). 3.2.3. Sanidad Se tomaron medidas preventivas tales como ingreso restringido de personas, desinfección de las pozas, así como limpieza constante de los comederos, bebederos, corrales y remoción de la cama. 3.2.4. Parámetros de Evaluación. 3.2.4.1. Peso corporal y Ganancia de peso. El control de peso de los animales se realizó al inicio del experimento, luego semanalmente, en forma individual, para obtener los pesos promedios semanales por tratamiento. La ganancia de peso se determinó por diferencia entre el peso inicial y el peso vivo ganado en cada período de tiempo (semana).
  • 3.2.4.2. Consumo de alimento. El consumo de alimento se determinó semanalmente, por cada repetición mediante la diferencia entre lo ofrecido en la semana y el residuo de cada semana, para luego obtener el consumo semanal promedio. 3.2.4.3. Conversión alimenticia. La conversión alimenticia semanal, se determinó a través del consumo semanal entre la ganancia de peso semanal. La conversión alimenticia acumulada, se determinó a través del consumo de alimento acumulado entre el peso vivo del cuy. 3.2.4.4. Rendimiento de carcasa. Los animales beneficiados fueron sometidos a ayuno 24 horas antes del beneficio y la carcasa incluyó piel, patitas, órganos rojos (corazón, pulmón, hígado, bazo y riñón); tomando al azar 3 animales por tratamiento. Se registró el peso vivo, desangrado, pelado, eviscerado y peso de carcasa. 3.2.4.5. Peso de órganos nobles Se evaluó el peso de los órganos nobles (corazón, hígado y riñón) de tres animales por tratamiento. 3.2.4.6. Retribución económica del alimento. Fue estimada por la diferencia entre el ingreso bruto por cuy y el costo de alimentación por cuy. 33
  • 3.3. DISEÑO EXPERIMENTAL. El diseño estadístico empleado fue el Completamente al azar (DCA), con 7 tratamientos (dietas experimentales) y 3 repeticiones. Con la finalidad de determinar las diferencias estadísticas por efecto del nivel de energía y la densidad de nutrientes, se realizó un análisis factorial 2 x 3 (2 niveles de energía x 3 densidades de nutrientes), sin considerar el tratamiento control. Se realizó el análisis de variancia, para determinar las diferencias significativas entre los tratamientos y la prueba de Tukey para determinar la diferencia entre los promedios de los parámetros evaluados. Para los parámetros de rendimiento de carcasa y peso de organos nobles se hizo la transformación de datos arcoseno, que es lo más recomendable especialmente cuando los porcentajes cubren un intervalo amplio de valores ((Calzada, 1982). 34
  • VI. 4.1. RESULTADOS Y DISCUSIÓN PESO CORPORAL Y GANANCIA DE PESO Los resultados de los pesos iniciales y finales, así como de la ganancia de peso total, semanal y diario por tratamiento durante las 7 semanas de evaluación, se muestran en el cuadro 4. En el anexo I, II y III se muestran mayores detalles sobre pesos semanales e incrementos acumulativos. En los pesos iniciales, peso vivo final y ganancia de peso total no se encontró diferencias estadísticas significativas entre los tratamientos (anexo XI, XII, XIII); sin embargo se observa una tendencia positiva para la ganancia de peso en los animales de los tratamientos que consumieron las dietas con mayores niveles de energía (3.0 y 2.9 vs 2.7 Mcal de ED/kg de alimento). Se encontró diferencias estadísticas significativas para el peso vivo final y ganancia de peso total por efecto de la energía pero no por efecto de la densidad de nutrientes (Anexo XXII y XXIII). Los pesos a la sétima semana de evaluación, demuestran una tendencia a mejor crecimiento en dietas con mayor nivel de energía digestible (2.9 y 3.0 35
  • CUADRO 4: EFECTO DE LOS NIVELES DE ENERGIA DIGESTIBLE Y LA DENSIDAD DE NUTRIENTES SOBRE EL PESO FINAL Y LA GANANCIA DE PESO EN CUYES EN CRECIMIENTO (g) TRATAMIENTOS PARAMETROS PESO GANANCIA INICIAL FINAL TOTAL SEMANAL ED Mcal/kg DN % NRC I 3.00 100 357 a 1149 a 792 a 113.1 16.2 a II 2.70 100 354 a 1023 b 670 b 95.7 13.7 b III 2.70 110 354 a 1076 b 722 b 103.1 14.7 b IV 2.70 120 355 a 1060 b 705 b 100.7 14.6 b V 2.90 100 355 a 1106 a 752 a 107.4 15.3 a VI 2.90 110 356 a 1106 a 751 a 107.3 15.3 a VII 2.90 120 360 a 1122 a 762 a 108.8 15.5 a a,b : letras diferentes indican diferencias estadísticas (P<0.05) 36 DIARIA
  • Mcal de ED/kg de alimento). El incrementar en 20% más la densidad de nutrientes con respecto al NRC (1995) en dietas con 2.9 Mcal de ED/kg de alimento, se observa la misma tendencia; sin embargo, no ocurre lo mismo con dietas de 2.7 Mcal de ED /kg de alimento. El menor crecimiento mostrado por estas dietas se debe principalmente a la menor cantidad de energía digestible ingerida que fue deficiente para los procesos de síntesis carnica. Asi, los cuyes que consumieron dietas de 2.7 Mcal de ED /kg de alimento muestran una ingestión de energía promedio inferior en 1 Mcal con relación al tratamiento control (NRC, 1995) y de 0.4 Mcal con relación a las dietas con 2.9 Mcal de ED /kg de alimento. Estos resultados se relacionan con una mayor ingestión de fibra; los animales que consumieron dietas con 2.7 mcal de ED /kg de alimento muestran una ingestión de fibra promedio de 283g mientras que en dietas con 2.9 Mcal de ED se observa una ingestión de 255g (Cuadro 5). Los animales que consumieron la dieta con, 0.92% de lisina, 0.65% de met. + cist. y 2.7 Mcal de ED/kg de alimento, alcanzaron un peso vivo final de 1072g en 7 semanas de evaluación; estos resultados son superiores a los reportados por Remigio (2006), quien evaluando tres niveles de lisina y aminoácidos azufrados obtuvo un peso vivo de 907g con una dieta similar (0.90% lisina y 0.63% met.+ cist. y 2.75 Mcal de ED/kg) bajo un mismo sistema de alimentación. 37
  • CUADRO 5: INGESTIÓN TOTAL DE ENERGÍA DIGESTIBLE, PROTEÍNA, FIBRA Y EXTRACTO ETÉREO DURANTE EL PERIODO EXPERIMENTAL (CALCULADO A PARTIR DEL ANÁLISIS PROXIMAL) I Energía Digestible, Mcal/kg Densidad Nutrientes, % TRATAMIENTOS II III IV V VI VII 3.0 2.7 2.7 2.7 2.9 2.9 2.9 100 100 110 120 100 110 120 3040 2912 3084 3030 2961 2960 2870 9.12 7.86 8.33 8.18 8.59 8.58 8.32 Ingestión de proteína, g. 585 484 512 541 520 576 582 Ingestión de Lisina, g.* 0.18 0.13 0.14 0.15 0.15 0.17 0.17 Ingestión aminoácidos Azufrados, g.* 0.53 0.38 0.39 0.37 0.45 0.45 0.40 Ingestión de fibra, g. 257 276 293 280 259 256 249 Ingestión de extracto etéreo, g. 166 119 114 114 139 149 144 Consumo de Alimento Balanceado, g. Ingestión de energía digestible, Mcal * Valores tomados del contenido nutricional teórico (Mixit -2) 38
  • Al comparar en la presente investigación el tratamiento testigo (100% NRC: 0.84% lisina, 0.6% azufrados) con el tratamiento de perfil similar en aminoácidos (110% NRC: 0.84% lisina, 0.59% azufrados) pero diferentes en energía (3.0 Mcal vs 2.7 Mcal ED/kg de alimento, respectivamente) se observa una ligera superioridad numérica del peso vivo, que sería debido a una mayor ingestión de energía digestible (cuadro 5). Evaluando diferentes niveles de lisina y aminoácidos azufrados en dietas isoenergéticas (2.75 Mcal/kg), Remigio (2006) reporta ganancias diarias de 14.1g; similares a los de la presente investigación (2.70 Mcal/kg = 14.4g); ambos con una alimentación de solo balanceado; Mientras que Torres (2006) y Cerna (1997) reportan pesos de 13.19 g/día (0.89% de lisina, 0.64% de aminoácidos azufrados y 3.0 Mcal de ED/kg) y 12.70 g/día (0.93% de lisina, 0.66% aminoácidos azufrados y 2.9 Mcal de ED/kg), respectivamente, bajo un sistema de alimentación mixta. 4.2. CONSUMO DE ALIMENTO Los consumos de alimentos tal como ofrecido y en base a materia seca se muestran en el cuadro 6. Mayores detalles sobre consumos se muestran en los anexos IV, V, VI y VII . Para el consumo de alimento acumulado tal como ofrecido y en base a materia seca no se encontró diferencias estadísticas significativas entre 39
  • CUADRO 6: EFECTO DE LOS NIVELES DE ENERGIA DIGESTIBLE Y LA DENSIDAD DE NUTRIENTES SOBRE EL CONSUMO DE ALIMENTO EN CUYES EN CRECIMIENTO (g) TRATAMIENTOS ED Mcal/kg DN % CONSUMO DE ALIMENTO TAL COMO OFRECIDO MATERIA SECA TOTAL SEMANAL DIARIO TOTAL SEMANAL DIARIO I 3.00 100 3040 a 434 62.0 2673 a 382 54.6 II 2.70 100 2912 a 416 59.4 2552 a 365 52.1 III 2.70 110 3084 a 441 62.9 2695 a 385 55.0 IV 2.70 120 3030 a 433 61.8 2654 a 379 54.2 V 2.90 100 2961 a 423 60.4 2606 a 372 53.2 VI 2.90 110 2960 a 423 60.4 2580 a 369 52.7 VII 2.90 120 2870a 410 58.6 2523 a 360 51.5 a,b : letras diferentes indican diferencias estadísticas (P<0.05) 40
  • tratamientos (anexo XIV, XV, XVII, XXIV, XXV). Los animales que consumieron dietas con 2.7 Mcal de ED/kg de alimento muestran una tendencia a un mayor consumo en comparación de aquellos que consumieron las dietas con 2.9 Mcal de ED /kg (3009 g vs 2931 g, respectivamente). Estos resultados apoyan lo encontrado en varias investigaciones; donde el consumo de alimento está regulado por el contenido energético de la dieta, observándose que los animales tienden a un mayor consumo a medida que se reduce el nivel de energía en la dieta (Torres, 2006). Los cuyes pertenecientes a los tratamientos con 2.7 y 2.9 Mcal de ED/kg de alimento, manteniendo el 100% de la densidad de nutrientes recomendado por el NRC (1995) consumieron la misma cantidad de gramos de nutriente por Mcal de ED (8.4g de lisina / 3.0Mcal, 7.6g de lisina / 2.7Mcal de ED y 8.2g de lisina / 2.9 Mcal de ED = 0.28g de lisina / Mcal ED ingerida) (Anexo XXIII) Se observa una tendencia a menor consumo cuando se incrementa los niveles de lisina y aminoácidos azufrados sobre los niveles recomendados por el NRC (1995). El menor consumo es de la dieta de 2.7 Mcal de ED/kg de alimento (DN: 100% NRC) por mostrar deficiencia de varios aminoácidos. El incremento en 20% de aminoácidos con respecto al NRC (1995) disminuye el consumo de alimento a pesar del bajo nivel de energía dietaria (2.7 y 2.9 Mcal de ED/kg) en relación a lo que se observa con el 41
  • consumo de alimento de la dieta control. El exceso de aminoácidos pasa rápidamente a la sangre y el patrón de aminoácidos del plasma sanguíneo es alterado, a lo que el animal responde rápidamente reduciendo el consumo de alimento (Harper et al.,1970). El consumo promedio total de materia seca fue de 53.3 g/animal/día, superior a lo obtenido por Remigio (2006) con 51.68 g/animal/día con una alimentación de solo alimento balanceado. Torres (2006) bajo un sistema de alimentación mixta y con un concentrado de 3.0 Mcal de ED/kg y 0.89 % de lisina y 0.64 % de aminoácidos azufrados reporta consumos de 43g de MS/animal/día. 4.3. CONVERSION ALIMENTICIA En el cuadro 7 se muestran las conversiones alimenticias semanal y acumulada logradas en las 7 semanas de evaluación referidas al consumo de materia seca total. Mayores detalles se muestran en los anexos VIII y IX. Se encontró diferencias estadísticas altamente significativas para la conversión alimenticia acumulada (anexo XVIII, XIX) entre los tratamientos. También hay diferencias altamente significativas por efecto de la energía (anexo XVIII y XIX), pero no por efecto de la densidad de nutrientes. Las conversiones alimenticias obtenidas con las dietas de 2.9 Mcal de ED/kg de 42
  • CUADRO 7: EFECTO DE LOS NIVELES DE ENERGIA DIGESTIBLE Y LA DENSIDAD DE NUTRIENTES SOBRE LA CONVERSION ALIMENTICIA EN CUYES EN CRECIMIENTO (g) TRATAMIENTOS ED Mcal/kg DN % PARAMETROS CONSUMO GANANCIA DE MATERIA SECA (g) PESO (g) CONVERSION ALIMENTICIA I 3.00 100 2673 792 3.38 a II 2.70 100 2552 670 3.82 d III 2.70 110 2695 722 3.74 bc IV 2.70 120 2654 705 3.76 bc V 2.90 100 2606 752 3.47 abc VI 2.90 110 2580 751 3.44 ab VII 2.90 120 2523 762 3.31 a a , b , c, d : letras diferentes indican diferencias estadísticas altamente significativas (P<0.01) 43
  • alimento son significativamente más eficientes que las obtenidas en las dietas de 2.7 Mcal de ED/kg (3.41 vs 3.76, respectivamente). Estas diferencias se deberían a que los animales alimentados con un menor nivel de energía incrementaron el consumo de alimento para cubrir su requerimiento energético pero ese incremento en el consumo no se ve reflejado en un incremento de la ganancia de peso, alcanzando una pobre conversión alimenticia en comparación a los tratamientos con mayores niveles de energía. Sin embargo no se encuentran diferencias significativas para las conversiones alimenticias entre las dietas de 2.9 Mcal de ED/kg y la dieta control (3.0 Mcal de ED/kg). La densidad de nutrientes no tuvo un efecto estadistico significativo sobre la conversión alimenticia; sin embargo a una mayor densidad de nutrientes (10 y 20% más con relación al NRC) se obtuvieron las mejores conversiones alimenticias. Asi, la mejor conversion alimenticia fue logrado con el tratamiento (2.9 Mcal de ED y 120% DN) que obtuvo 3.31; superando incluso al tratamiento control (NRC, 1995) que tuvo una conversion alimenticia de 3.38; mientras que el tratamiento (2.7 Mcal de ED y 100% DN) alcanzó una conversión alimenticia de 3.82 que es la menos eficiente debido, posiblemente, a que los aminoacidos estan por debajo a lo recomendado por el NRC (1995). Estos resultados se ajustan a lo dicho por Remigio (2006) quien menciona que menor nivel de aminoacidos azufrados y la relación que existe entre el nivel nivel de lisina y los aminoacidos azufrados, afecta la conversión alimenticia, haciendolos menos eficiente. 44
  • Evaluando tres niveles de lisina y aminoácidos azufrados, Remigio (2006), reporta conversiones alimenticias de 3.84 con una dieta de 2.75 Mcal de ED/kg, 0.90% de lisina y 0.63% de metionina + cistina; en la presente investigación con una dieta similar (2.7 Mcal de ED/kg, 0.92% de lisina y 0.65% de metionina + cistina) se obtuvo una mejor conversión alimenticia de 3.71. Torres (2006) bajo un sistema de alimentación mixta y con un concentrado de 3.0 Mcal de ED/kg, 0.89 % de lisina y 0.64 % de aminoácidos azufrados, reporta conversiones alimenticias de 3.3; que son muy cercanos a los encontrados en la presente investigación con la dieta control (NRC, 1995) en la que se obtuvo una conversión alimenticia de 3.38. La conversión alimenticia promedio de la presente investigación fue de 3.56 (3.31 – 3.82), que son más eficientes a lo que reporta Remigio (2006) que obtuvo conversiones alimenticias promedio de 3.85 (3.63 – 4.02) bajo un mismo sistema de alimentación. Esta mejor eficiencia se relaciona con el mayor nivel de energía (2.7, 2.9 y 3.0 Mcal de ED/kg de alimento) mientras que Remigio (2006) utilizó dietas isoenergéticas de 2.7 Mcal de ED/kg de alimento. 4.4. RENDIMIENTO DE CARCASA En el cuadro 8 se muestra el rendimiento de carcasa evaluados en animales con 24 horas de ayuno. Los cálculos sobre rendimiento de carcasa se muestran en el anexo X. 45
  • No se encontraron diferencias estadísticas significativas para el rendimiento de carcasa. Los rendimientos de carcasa obtenidos en el presente estudio varían entre 66.7 y 71.3%. Se observan mayores rendimientos de carcasa en animales que consumieron dietas con mayor nivel de energia (3.0 Mcal = 71.3% y 2.9 Mcal = 69.9% vs 2.7 Mcal = 68.0%). La obtención de dietas balanceadas con 2.7 Mcal de ED /kg y 9.5 % de fibra cruda implicó la utilización de ingredientes de naturaleza voluminosa (83% de subproducto de trigo). Los animales que consumieron este tipo de dietas reflejaron un mayor consumo de alimento debido a que el aporte de energía digestible de la dieta es deficiente; éste mayor consumo se relaciona con una mayor ingestión de fibra cruda que estimularían un mayor desarrollo del tracto gastrointestinal (cuadro 3). Al incrementar los niveles de aminoácidos en un 10 y 20% con relación a lo recomendado por el NRC con un nivel de energía de 2.9 Mcal de ED/kg (0.89% de lisina, 0.64% de metionina + cistina y 0.97% de lisina, 0.70% de metionina + cistina) se alcanzan rendimientos de carcasa que no superan al tratamiento control (69.7% y 71.0% vs 71.3%, respectivamente). El 10 y 20% más de aminoácidos en relación a su contenido de energía no se estaría utilizando en los procesos de síntesis de tejido carnico por una deficiencia en la ingestión de energía, considerando que el .89 y 0.97 % de lisina están por encima de lo recomendado por el NRC (1995) y que este aminoácido esta ligado casi específicamente con la síntesis de tejidos (fuente). 46
  • CUADRO 8: EFECTO DE LOS NIVELES DE ENERGIA DIGESTIBLE Y LA DENSIDAD DE NUTRIENTES SOBRE EL RENDIMIENTO DE CARCASA Y PESO DE ORGANOS ROJOS EN CRECIMIENTO (g) TRATAMIENTOS II III IV I Parámetro Energía Digestible, Mcal/kg Densidad Nutrientes, % V VI VII 3.00 2.70 2.70 2.70 2.90 2.90 2.90 100 100 110 120 100 110 120 1161 925 1065 1109 1081 1207 1007 829 641 712 753 745 841 715 RENDIMIENTO DE CARCASA Peso vivo con ayuno, g Peso de carcasa, g Rendimiento de carcasa, % 71.3 a 69.3 a 66.7 a 67.9 a 68.9 a 69.7 a 71.0 a PESO DE ORGANOS NOBLES (base fresca) Corazón, g % 0.72 Hígado, g % 4.0 a 42.7 5.15 Riñones, g % 6.0 a 12.0 a 0.62 5.3 a 41.3 6.44 a 11.3 a 0.75 6.0 a 44.0 6.18 a 12.7 a 0.80 6.0 a 50.7 6.73 a 14.0 a 0.81 6.7 a 46.7 6.26 a 12.0 a 0.79 a 48.0 5.71 a 16.7 1.45 1.77 1.78 1.86 1.61 1.98 a,b : letras diferentes indican diferencias estadísticas (P<0.05) 47 4.7 a 0.65 a 38.7 5.41 a 12.0 1.68 a
  • Evaluando dos niveles de energía y proteína en el concentrado se alcanzó el mayor rendimiento de carcasa con 2.8 Mcal de ED /kg que fue muy similar a la obtenida con 3.0 Mcal de ED /kg; ambos contenían 18% de proteína (71.8 y 71.4 %, respectivamente) (Torres, 2006). Mientras que Ciprian (2005) evaluando el tamaño de partícula (0.25, 0.31 y 0.35 mm) y el nivel de fibra (8 y 12%) encuentra diferencias estadísticas significativas para el rendimiento de carcasa por efecto de la fibra (68.6 y 66.9% respectivamente) bajo un sistema de alimentación forraje más concentrado Los reportes de rendimiento de carcasa evaluando diferentes niveles de lisina y aminoácidos azufrados con dietas isoenergéticas (2.75 Mcal de Ed /kg) bajo una alimentación de solo alimento balanceado variaron entre 65.07 y 69.94% (Remigio, 2006), resultados que son similares a los obtenidos en la presente investigación. 4.5. PESO DE ORGANOS NOBLES En el cuadro 8 se muestra el peso de los órganos nobles. Mayores detalles se muestran en el anexo X. Para los pesos del hígado, riñón y corazón, no se encontró diferencias estadísticas significativas (anexo XX); pero puede observarse que los valores más bajos de peso de los órganos nobles corresponde al tratamiento con 2.7 Mcal de ED/kg de alimento y 100% de la densidad de nutrientes con respecto al NRC (1995), cuyo aporte de nutrientes está por 48
  • debajo de lo recomendado. Los mayores valores de peso para el hígado y riñones corresponde a los tratamientos con una densidad de nutrientes que superan lo recomendado por el NRC (1995) (0.92% de lisina - 0.65% de met. + cist. y 0.89% de lisina - 0.64% de met. + cist. vs 0.84% de lisina 0.60% de met. + cist., respectivamente) con excepción del tratamiento con 0.97% de lisina – 0.70 % de met. + cist., lo cual indica que pudo haber un efecto en el hígado ocasionado por los niveles de aminoácidos. En tratamientos que tuvieron niveles altos de lisina (0.90 y 0.84%) y un nivel de aminoácidos azufrados de 0.71% se presento un mayor peso del corazón, debido a que los niveles de lisina permitieron su mayor desarrollo (Remigio, 2006). En el presente estudio el peso más alto relacionado al corazón se obtuvo con 0.89% de lisina y 0.64% de met. + cist., a comparación con la dieta control (6.7g vs 6.0g., respectivamente); También, en los experimentos de Remigio (2006) se observa una tendencia a mayor peso de los riñones y a un menor peso del hígado y corazón ante mayores niveles de aminoácidos (0.9 % lisina y 0.79% de met. + cist.), efectos que se observan en el presente estudio con el tratamiento de mayor densidad de nutrientes (0.97% de lisina y 0.70% de met. + cist.). Según Typpo et al. (1985) los cambios en el peso de los órganos son el mejor criterio para las determinaciones del efecto del uso de niveles de aminoácidos. 49
  • Al evaluar el efecto del tamaño de partícula y el nivel de fibra en el concentrado para cuyes se reporta pesos de hígado de 39.6 y 38.7g para 8% y 12 % de fibra (Ciprian, 2005). 4.6. RETRIBUCION ECONOMICA DEL ALIMENTO En el cuadro 9 se muestra la retribución económica de las dietas experimentales. Para determinar el la retribución económica del alimento se considero el precio de S/. 10.00 por kg de peso vivo y el costo de los alimentos que se considera es de un alimento peletizado. El costo total del cuy fue determinado en base al costo de la alimentación del cuy en la fase experimental. El beneficio por cuy para cada uno de los tratamientos se obtuvo de la diferencia del ingreso bruto por cuy menos el costo total por cuy. El aprovechamiento de la fibra por la microflora cecal y el consumo de cecotrofos, que es de una ventaja considerable cuando el alimento es escaso o de baja calidad (De Blas, 1984), aunado al bajo coste de las dietas con 2.7 Mcal de ED /kg en la que se tiene una mayor participación insumos voluminosos como el subproducto de molienda de trigo ha contribuido a que se obtengan retribuciones económicas superiores con este tipo de dietas, a comparación de aquellas en las que se utilizó ingredientes de mayor calidad y precio (maíz, aceite vegetal, etc.) para 50
  • poder lograr mayores niveles de energía en el alimento balanceado (2.9 y 3.0 Mcal de ED/kg de alimento). La mayor retribución económica con las dietas de 2.7 Mcal de ED/kg de alimento (14% más con respecto al control), es debido a los componentes que conforman la dieta (subproductos de molienda de trigo) que generan un menor precio del alimento. A mayor densidad de nutrientes se incrementa el costo del alimento y de alimentación. Sin embargo, los cuyes que consumen este tipo de dieta (2.7 Mcal de ED/kg;100% Densidad nutrientes) necesitarian de 7 días más para alcanzar el peso obtenido por aquellos que consumieron la dieta con 2.9 Mcal de ED/kg de alimento y 100% la densidad de nutrientes (NRC, 1995); incrementando los costos de producción. Evaluando 2 niveles de energía y proteína; Torres (2006) reporta un 7% más de retribución económica con la dieta de 2.8 Mcal de ED/kg de alimento a comparación de la dieta con 3.0 Mcal de ED/kg de alimento, con un mismo nivel de proteína (18%) y bajo un sistema de alimentación mixta. Remigio (2006) reporta retribuciones en un 26% más con 0.84% de lisina;0.79% de met + cist. y 0.78% de lisina; 0.71% de met.+ cist. con relación al tratamiento control (0.84% de lisina; 0.63% met. + cist.) con una alimentación de solo alimento balanceado. 51
  • CUADRO 9: EFECTO DE LOS NIVELES DE ENERGÍA DIGESTIBLE Y LA DENSIDAD DE NUTRIENTES SOBRE LA RETRIBUCIÓN ECONOMICA DEL ALIMENTO (S/. / CUY) I Rubro Energía TRATAMIENTOS II III IV V VI VII 3.0 2.7 2.7 2.7 2.9 2.9 2.9 100 100 110 120 100 110 120 1.149 1.023 1.076 1.06 1.106 1.106 1.122 Precio peso vivo, S/. /kg 10 10 10 10 10 10 10 Ingreso bruto por cuy, S/. 11.49 10.23 10.76 10.6 11.06 11.06 11.22 Consumo alimento, kg 3.04 2.91 3.08 3.03 2.96 2.96 2.87 Precio alimento, S/. / kg 1.13 0.70 0.73 0.75 1.01 1.09 1.12 Costo de alimentación, S/. /cuy 3.44 2.04 2.24 2.28 3.00 3.23 3.21 8.05 7.01 100 8.19 8.00 114 8.52 7.92 113 8.32 7.84 112 8.06 7.29 104 7.83 7.08 101 8.01 7.14 102 Digestible, Mcal/kg Densidad Nutrientes, % Peso vivo promedio cuy, kg Retribución Económica Ingresos por cuy, S/. Por kg. de peso vivo, S/. PORCENTAJE 52
  • V. CONCLUSIONES Bajo las condiciones en las que se realizo el presente estudio, se llegó a las siguientes conclusiones: 1. No se encontro diferencias estadísticas para la ganancia de peso, consumo de alimento, rendimiento de carcasa y peso de órganos nobles entre los tratamientos pero si una diferencia altamente significativa para la conversión alimenticia. 2. Hay un efecto significativo de la energía sobre la ganancia de peso y conversión alimenticia, no siendo así para la conversión alimenticia. Por efecto de la densidad de nutrientes no se encontro diferencias estadísticas para ninguno de los parámetros, pero a un nivel de significancia de 1 (P<0.1%) se encuentra diferencias estadísticas para la conversión alimenticia y rendimiento de carcasa. 3. Se observa una tendencia a mayor peso de órganos rojos con la densidad de nutrientes incrementado en 10% y con 2.9 Mcal de ED/kg de alimento. Observándose lo contrario al incrementar en 20% la densidad de nutrientes con el mismo nivel de energía. 4. La mejor retribución económica (hasta 14% más con relación al control) fue con las dietas de 2.7 Mcal de ED/kg que contienen altos niveles de ingredientes voluminosos que se relacionan con un menor costo de alimentación. 53
  • VI. RECOMENDACIONES De acuerdo a las conclusiones del presente estudio se recomienda: 1. Se recomienda el uso de 2.7 Mcal de ED/kg de alimento con 100% la densidad de nutrientes recomendado por el NRC (1995); teniendo en cuenta que se necesitan de más días para alcanzar el peso obtenido por aquellos que consumieron la dieta con 2.9 Mcal de ED/kg de alimento y 100% la densidad de nutrientes (NRC, 1995). 2. Se recomienda realizar estudios con un mayor tamaño muestral (4 repeticiones por tratamiento como minimo) y evaluar el efecto de las diferentes densidad de aminoácidos sobre la grasa de cobertura. 3. Se recomienda evaluar el experimento en animales en reproducción. 54
  • VII. RESUMEN La presente investigación se realizo se realizo en las instalaciones de la granja de cuyes de Cieneguilla del Programa de Investigación y Proyección Social en Carne, Universidad Agraria La Molina con el objetivo de evaluar dos niveles de energía digestible (2.7 y 2.9 Mcal/kg) y tres densidades de nutrientes (100, 110 y 120%) en relación a los estándares nutricionales del NRC (1995) de 3.0 Mcal/kg, dando lugar a 7 tratamientos en las etapas de crecimiento. Para tal fin se emplearon 84 animales machos destetados de 14  2 días, agrupados según su peso inicial en 3 bloques y distribuidos en 21 unidades experimentales de 4 cuyes cada uno. La evaluación tuvo una duración de 7 semanas y el alimento suministrado fue en forma de pelets al que se adicionó el requerimiento de vitamina C, ya que no se suministro forraje. Los resultados indican diferencias estadísticas para la ganancia de peso entre tratamientos por efecto de la energía pero no por la densidad de nutrientes. Sin embargo no se encontró diferencias estadísticas significativas para el consumo de materia seca total. Se obtuvieron diferencias altamente significativas entre tratamientos para la conversión alimenticia por el efecto de la energía (3.0 Mcal/kg dieta 3.38; 2.9 Mcal/kg dieta = 3.41 vs 2.7 Mcal/kg dieta = 3.76). Los rendimientos de carcasa alcanzados fueron de 66.73 % y 71.31 %. La mayor retribución económica se obtuvo con las dietas de 2.7 Mcal de ED /kg de alimento. 55
  • VIII. BIBLIOGRAFÍA. ALBERTS, J. C., J. A. LANG, P. A. REYES, and G. M. BRIGGS. 1977. Zinc requirement of the young guinea pig. J. Nutr. 107:1517–1527. ALIAGA, R. 1993. Producción de cuyes. INIA. CIID-INIA. Lima, Perú. ALIAGA, L. 1995. Importancia de la Crianza de Cuyes en el Ecosistema Andino. INIA. Crianza de Cuyes. Serie guía didáctica. N R1-95. p 1 – 25. BENTLEY, L. S., and A. F. MORGAN. 1945. Vitamin A and carotene in the nutrition of the guinea pig. J. Nutr. 30:159–168. BONDI, A. 1989. Nutrición Animal. Editorial Acribia S.A. Zaragoza, España. BORJA, A. 1979. Nutrición en cuyes y producción de cuyes. Universidad Nacional del Centro. P. 145 – 191. Huancayo – Perú. BUSTAMANTE, J. 1993. Producción de Cuyes. Lima. Universidad Nacional Mayor de San Marcos – Facultad de Medicina Veterinaria. p. 5 – 10. CAIRAMPOMA, A., CASTRO, J., CHIRINOS, D. 1994. Uso de diferentes niveles de fibra dietaria y el efecto de la suplementación con enzimas digestivas en el engorde de cuyes. En: Serie guía didáctica: Crianza de Cuyes. INIA – CIID. Lima – Perú. 140-141. CALZADA, J. 1982. Métodos Estadísticos para la Investigación. 5º edición. Lima – Perú. CASTRO, J., CHIRINOS, D. 1992. Uso de tres niveles energéticos en suplementos para cuyes destetados y el efecto de la adición de la tiroproteina. En sistemas de producción animal. Vol. 4. IICA. CIID. INIA, 1994. 56
  • CAYCEDO, V. A. 2000. Experiencias Investigativas en la Producción de Cuyes. Universidad de Nariño. Pasto – Colombia. 323p. CERNA, A. 1997. Evaluación de Niveles de Residuos de Cervecería Seco en el Crecimiento – Engorde en Cuyes. Tesis. UNALM. Perú. CHAUCA, L. 1995. Experiencia del Perú en la Producción de cuyes (Cavia porcellus) IV Simposium de especies animales subutilizadas. Libro de conferencia UNELLEZ-AVPA. Barinas, Venezuela. CHAUCA, L. 1997. Producción de cuyes (Cavia porcellus). Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación. FAO. Roma, Italia. 77p. CHEEKE, P. 1995. Alimentación y nutrición del conejo. Editorial Acribia. Zaragoza. España. CHURCH, D. 1977. Bases Científicas para la Nutrición y Alimentación de los Animales Domésticos. Zaragoza – España. CIPRIAN, R. 2005. Evaluación del tamaño de partícula y el nivel de fibra en el concentrado para cuyes (Cavia porcellus) en crecimiento. Tesis Maestría. UNALM. Perú. CORREA, R. 1988. La crianza del cuy. Instituto colombiano agropecuario, Pasto. 47p. DE BLAS, C. 1984. Alimentación del Conejo. Ediciones Mundi Prensa. Madrid. España. DUKES, H. 1967. Fisiología de los Animales Domésticos. 3ª edición. Aguilar S.A. México. DUKES, H; SWENSON, M. 1981. Fisiología de los Animales Domésticos. 4º Edición. México. 57
  • ESQUERRE, J; VALENZUELA, A.; CANDELA, E., 1974. Digestión Microbiana en Cuyes Criollos de la Altura. En Rev. Inv. Pec. (IVITA), Universidad Nacional Mayor de San Marcos – Facultad de Medicina Veterinaria. Lima – Perú. EVERSON, G. J., H. C. TSAI, and T. WANG. 1967. Copper deficiency in the guinea pig. J. Nutr. 93:533–540. EVERSON, G. J., and R. E. SHRADER. 1968. Abnormal glucose tolerance in manganese-deficient guinea pigs. J. Nutr. 94:89–94. EVERSON, G. J., R. E. SHRADER, and T. WANG. 1968. Chemical and morphological changes in the brains of copper-deficient guinea pigs. J. Nutr. 96:115–125. GARCIA, J., CARABAÑO, R., PEREZ, L. Y DE BLAS, C. 2000. Necesidades de Treonina en animales monogastricos. J. Anim. Sci. 78, 638. GOMEZ B. C. y VERGARA, V. 1993. Fundamentos de nutrición y alimentación. I Curso nacional de capacitación en crianzas familiares, págs. 38-50, INIAEELM-EEBI. GOMEZ, C.; VERGARA, V. 1994. Fundamentos de la Nutrición y Alimentación. Serie guía didáctica sobre crianza de cuyes. INIA-CIID. Lima – Perú. GRACE, N. D., and B. L. O'DELL. 1970. Interrelationship of dietary magnesium and potassium in the guinea pig. J. Nutr. 100:37–44. HARPER, A.E., N.J. BENEVENGA y R.M. WOHLHUETER. 1970. Effects of ingestion of disproportionate amounts of aminoacids physiol. Rev.50:428. U.S.A. 58
  • HASDAI, A., Z. NITSAN, and R. VOLCANI. 1989. Growth, digestibility, and enzyme activities in the pancreas and intestines of guinea pigs fed on raw and heated soya-bean flour. Br. J. Nutr. 62:529–537. HENNING, S., and F. HIRD. 1970. Concentrations and metabolism of volatile fatty acids in the fermentative organs of two species of kangaroo and guinea pig. Br. J. Nutr. 24:145–155. HIDALGO, V.; MONTES, T. CABRERA, P. y MORENO, A. 1999. Crianza de Cuyes. Programa de Investigación en Carnes. UNALM. Perú. JEROCH, H. Y FLACHOWSKY, G. 1978. Nutrición de Aves. Zaragoza. Acribia. 174p. LLOYD, L. E. 1982. Fundamentos de Nutrición. Zaragoza. España. 640p. Mc DONALD, 1981. Nutrición Animal. 3ª edición. Editorial ACRIBIA S.A. Zaragoza, España. 518p. MAYNARD, L. A., BOGGS, D., FISK, G. y SEQUIN, D. 1958. Dietary Mineral Interrelations as a Cause of Soft Tissue Calcification in Guinea Pigs. J. Nutr. 64:85-97. MAYNARD, L. 1981. Nutrición Animal. 7ª edición. México. Mc Graw-Hill. MORENO, A. 1989. Producción de Cuyes. 2º edición. Departamento de Producción Animal de la Universidad Nacional Agraria La Molina. Lima – Perú. MORRIS, E. R., and B. L. O'DELL. 1963. Relationship of excess calcium and phosphorus to magnesium requirement and toxicity in guinea pigs. J. Nutr. 81:175–181. 59
  • NATIONAL RESEARCH COUNCIL. 1978. Nutrient Requeriments of Laboratory Animals; Guinea Pig. Washington, DC. National Academy Press. NATIONAL RESEARCH COUNCIL. 1995. Nutrient Requeriments of Laboratory Animals; Guinea Pig. Third Revised Edition. Washington, DC. National Academy Press. NICODEMUS, N., MATEOS, J., DE BLAS, C., CARABAÑO, R. Y FRAGA, M. J. 1999. Necesidades de fibra en conejos. Universidad Politécnica de Madrid. España. O'DELL, B. L., E. R. MORRIS, and W. O. HOGAN. 1960. Magnesium requirements of guinea pigs and rats. Effect of calcium and phosphorus and symptoms of magnesium deficiency. J. Nutr. 70:103–110. PAGAN, J. 1991. Comparative microbial digestion in various species: a case study for improving animal health and performance. En: Biotechnology in the feed industry. Alltech technical publications. Kentucky. P. 21 –31. REID, M. E., and L. VON SALLMANN. 1960. Nutritional studies with the guinea pig. VI. Tryptophan (with ample dietary niacin). J. Nutr. 70:329–336. REID, M. E., J. G. BIERI, P. A. PLACK, and E. L. ANDREWS. 1964. Nutritional studies with the guinea pig. X. Determination of the linoleic acid requirement. J. Nutr. 82:401–408. REMIGIO, R. 2006. Evaluación de tres niveles de Lisina y Aminoácidos Azufrados en dietas de crecimiento para Cuyes (Cavia porcellus L.) mejorados. Tesis Maestría. UNALM. Perú. RIVAS, D. 1995. Prueba de crecimiento en cuyes (Cavia porcellus) con restricción en el suministro de forraje. Tesis. UNALM. Perú. 60
  • SARAVIA, J., GOMEZ, C., RAMIREZ, S. y CHAUCA, L. 1994. Evaluación de 4 raciones para cuyes en crecimiento. Resumenes XVII Reunión Cientifica Anual de la Asociación Peruana de Producción Animal (APPA). Lima, Perú. TORRES, A. 2006. Evaluación de dos niveles de Energia y Proteína en el concentrado de crecimiento Cuyes machos. Tesis. UNALM. Perú. TYPPO, J., ANDERSON, H., KRAUSE, F., YU, D. 1985. The lysine requirement of young growing male guinea pigs. J. Nutrition 115: 579-587. TYPPO, J.,CURTIS, D., AYERS, L., MOKROS, S., LINK, J., and KRAUSE, G.. 1990. Amino acid requirements of guinea pigs using chemically defined diets. Amino Acids 2:1132–1140. VAN HELLEMOND, M. J., A. G. LEMMENS, and A. C. BEYNEN. 1988. Dietary phosphorus and calcuium excretion in guinea pigs. Nutr. Rep. Intl. 37:909–912. VARGAS, V. 1988. Estimación de los Requerimientos de Lisina, Aminoácidos Azufrados y Energía en Cuyes de 3 a 13 Semanas de Edad. Tesis. UNALM. Perú. VILLAFRANCA, Y. 2003. Evaluación de diferentes niveles de fibra en cuyes en crecimiento. Tesis. UNALM. Perú. WAGNER, J., and J. Manning, P. 1976. The Biology of the Guinea Pig. New York: Academic Press. YAMASAKI, L. 2000. Evaluación de 4 Niveles de Gluten de Maíz en Cuyes en Crecimiento y Engorde. Tesis. Universidad Nacional Agraria La Molina. Perú. 61
  • YOON, S. H. 1977. Amino Acid Requirements of Guinea Pigs. VII. The arginine requirement. M.S. thesis. University of Missouri, Columbia, Mo. ZALDIVAR, M. y CHAUCA, L. 1975. Crianza de Cuyes. Boletín técnico No 81. Ministerio de agricultura. 43p. 62
  • IX. ANEXOS 63
  • ANEXO I: PESOS SEMANALES DE LOS CUYES POR GRUPO EXPERIMENTAL (g/cuy) Trat. Bloque I II III IV V VI VII 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. Peso Inicial 349 359 363 357 350 352 359 353 348 356 358 354 347 358 360 355 349 358 357 354 349 357 361 355 351 357 373 360 1ra 448 450 444 447 425 425 444 431 428 425 463 438 420 440 442 434 416 444 409 423 438 438 452 443 433 431 452 438 2da 568 558 549 558 515 515 523 517 523 508 558 530 514 532 539 528 520 553 498 523 532 553 552 545 533 543 564 546 3ra 695 690 659 681 598 600 641 613 635 611 671 639 609 629 662 633 639 660 590 629 628 666 672 655 659 660 667 662 64 SEMANAS 4ta 5ta 824 952 823 940 778 881 808 924 675 780 688 796 724 848 696 808 715 822 723 827 771 887 736 845 718 820 744 844 773 873 745 846 769 887 769 894 714 825 750 869 736 848 765 879 815 930 772 886 781 907 775 888 770 895 775 896 6ta 1076 1061 1007 1048 875 904 917 899 939 946 1005 963 948 953 981 961 1027 1013 947 995 950 998 1066 1004 1013 1008 961 994 7ma 1192 1163 1093 1149 976 1027 1066 1023 1056 1052 1120 1076 1085 1045 1085 1072 1139 1127 1053 1106 1043 1104 1172 1106 1138 1114 1114 1122
  • ANEXO II: Trat. Bloque I II III IV V VI VII 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. GANANCIAS DE PESO ACUMULADO POR GRUPO EXPERIMENTAL (g/cuy) Peso inicial 349 359 363 357 350 352 359 353 348 356 358 354 347 358 360 355 349 358 357 354 349 357 361 355 351 357 373 360 1ra 99 91 81 90 75 73 86 78 80 69 105 84 73 82 82 79 67 86 52 68 89 82 92 87 82 74 80 78 2da 219 199 186 201 165 163 165 164 175 152 200 176 167 174 179 173 171 195 142 169 183 196 191 190 183 186 191 186 Semanas de Evaluación 3ra 4ta 5ta 346 475 603 331 464 581 296 415 518 324 451 567 248 326 430 248 336 444 282 366 489 259 342 454 287 367 474 255 367 471 313 413 529 285 382 491 262 371 473 271 386 486 302 413 513 278 390 491 291 421 539 302 411 536 233 357 469 275 396 514 279 387 499 310 408 523 312 454 570 300 416 530 308 431 556 303 418 531 295 397 522 302 415 536 65 6ta 727 702 644 691 526 552 559 545 591 590 647 609 601 595 621 606 678 655 591 641 601 641 706 649 663 651 589 634 7ma 843 804 730 792 626 675 708 669 708 696 762 722 738 687 725 717 791 769 696 752 694 747 812 751 787 757 741 762
  • ANEXO III: Trat. Bloque I II III IV V VI VII 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. GANANCIAS DE PESOS DIARIOS POR GRUPO EXPERIMENTAL (g/cuy) Semanas de Evaluación 3ra 4ta 5ta 18.1 18.4 18.4 18.8 19.0 16.7 15.7 16.9 14.7 1ra 14.1 12.9 11.6 2da 17.1 15.5 15.0 6ta 17.6 17.4 18.0 7ma 16.6 14.6 12.3 10.7 10.4 12.2 12.9 12.8 11.3 11.9 12.2 16.8 11.1 12.6 11.9 14.9 15.4 17.6 13.6 15.4 9.9 14.4 17.6 21.3 11.4 9.8 15.0 13.6 11.9 13.6 16.0 14.7 16.2 11.4 15.9 14.2 15.3 14.9 16.6 16.6 17.0 16.9 16.8 15.1 16.4 10.3 11.9 11.6 13.4 13.1 14.0 13.6 13.9 17.6 14.6 15.5 12.6 14.7 14.2 14.2 18.2 15.6 15.4 19.6 13.1 14.9 9.6 12.2 7.4 14.9 15.6 12.8 17.1 15.3 13.1 18.6 15.6 17.7 16.9 17.9 15.9 19.9 17.0 17.4 16.1 16.3 15.1 12.6 11.6 13.1 13.5 16.4 14.2 13.6 16.2 17.2 15.5 14.1 20.4 15.9 16.4 16.5 14.6 16.9 19.4 13.4 15.1 15.1 11.7 10.5 11.4 14.4 16.0 15.9 17.9 16.8 14.8 17.5 16.4 14.6 17.9 16.2 17.9 15.2 17.1 9.5 17.8 15.1 21.8 66 Prom. 17.2 16.4 14.9 16.2 12.8 13.8 14.4 13.7 14.4 14.2 15.6 14.7 14.9 13.9 14.3 14.4 16.1 15.7 14.2 15.3 14.2 15.2 16.6 15.3 16.1 15.4 15.1 15.5
  • ANEXO IV: Trat. Bloque I II III IV V VI VII 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. CONSUMO ACUMULADO DE ALIMENTO BALANCEADO (g/cuy) 1ra 265 259 250 258 261 261 268 263 266 240 236 247 248 251 254 251 229 254 227 237 251 257 258 255 241 230 238 236 2da 592 587 584 588 590 589 606 595 610 553 564 575 594 598 600 597 541 579 546 555 571 598 591 586 552 554 552 553 Semanas de Evaluación 3ra 4ta 5ta 976 1447 1961 974 1413 1922 975 1404 1874 975 1421 1919 967 1360 1813 939 1314 1785 993 1407 1909 966 1360 1836 1019 1435 1917 969 1392 1895 989 1491 2016 992 1439 1942 979 1407 1890 989 1420 1904 988 1421 1901 985 1416 1898 931 1384 1891 949 1370 1849 909 1338 1802 930 1364 1847 956 1392 1866 992 1390 1879 988 1433 1924 978 1405 1890 907 1321 1805 921 1332 1801 920 1315 1794 916 1323 1800 67 6ta 2537 2471 2408 2472 2302 2361 2382 2348 2475 2430 2565 2490 2442 2455 2454 2450 2437 2382 2308 2376 2368 2414 2467 2416 2338 2326 2280 2315 7ma 3135 3037 2947 3040 2833 2909 2993 2912 3085 3004 3162 3084 3022 3011 3058 3030 3036 2956 2891 2961 2871 2967 3041 2960 2907 2865 2839 2870
  • ANEXO V: Trat. Bloque I II III IV V VI VII 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. CONSUMO ACUMULADO DE MATERIA SECA DEL ALIMENTO BALANCEADO (g/cuy) 1ra 233 227 220 227 228 229 235 231 232 209 206 216 217 220 223 220 202 224 200 208 219 224 224 222 212 202 209 208 2da 521 516 514 517 517 516 531 522 533 483 493 503 521 524 525 523 476 510 481 489 497 521 515 511 485 487 485 486 Semanas de Evaluación 3ra 4ta 5ta 858 1273 1725 857 1243 1690 858 1235 1648 858 1250 1688 848 1192 1589 823 1152 1565 870 1233 1673 847 1192 1609 890 1254 1675 847 1216 1656 864 1303 1762 867 1258 1697 858 1233 1655 866 1243 1667 865 1244 1665 863 1240 1663 819 1218 1664 835 1206 1627 800 1178 1586 818 1201 1626 833 1214 1627 864 1212 1638 861 1249 1677 853 1225 1647 797 1161 1586 809 1171 1583 809 1156 1577 805 1162 1582 68 6ta 2231 2173 2118 2174 2018 2069 2088 2058 2163 2123 2241 2176 2139 2151 2149 2146 2145 2097 2032 2091 2064 2105 2151 2107 2055 2044 2004 2034 7ma 2757 2671 2592 2673 2483 2550 2623 2552 2696 2625 2763 2695 2647 2638 2678 2654 2672 2602 2545 2606 2503 2586 2651 2580 2555 2518 2495 2523
  • ANEXO VI: Trat. Bloque 1 2 I 3 Prom. 1 2 II 3 Prom. 1 2 III 3 Prom. 1 2 IV 3 Prom. 1 2 V 3 Prom. 1 2 VI 3 Prom. 1 2 VII 3 Prom. CONSUMO DIARIO DE ALIMENTO BALANCEADO (g/cuy) 1ra 37.9 36.9 35.7 36.8 37.2 37.3 38.3 37.6 38.0 34.2 33.7 35.3 35.4 35.9 36.3 35.9 32.7 36.3 32.4 33.8 35.9 36.7 36.8 36.5 34.4 32.8 34.0 33.7 2da 46.7 46.9 47.7 47.1 47.1 46.9 48.3 47.4 49.1 44.7 46.9 46.9 49.5 49.6 49.4 49.5 44.6 46.4 45.6 45.5 45.6 48.6 47.6 47.3 44.4 46.4 44.9 45.2 Semanas de Evaluación 3ra 4ta 5ta 54.9 67.3 73.4 55.3 62.7 72.7 55.9 61.3 67.1 55.3 63.8 71.1 53.9 56.1 64.7 50.0 53.6 67.3 55.3 59.1 71.7 53.0 56.3 67.9 58.4 59.5 68.8 59.5 60.4 71.9 60.6 71.8 74.9 59.5 63.9 71.9 55.0 61.1 68.9 55.9 61.5 69.1 55.4 61.9 68.6 55.4 61.5 68.9 55.7 64.7 72.4 52.9 60.1 68.4 51.9 61.3 66.3 53.5 62.0 69.0 55.1 62.3 67.7 56.3 56.9 69.8 56.7 63.6 70.1 56.0 61.0 69.2 50.7 59.1 69.1 52.4 58.7 67.0 52.6 56.4 68.4 51.9 58.1 68.2 69 6ta 82.3 78.4 76.3 79.0 69.9 82.3 67.6 73.2 79.8 76.4 78.4 78.2 78.9 78.8 78.9 78.9 78.0 76.1 72.3 75.5 71.7 76.5 77.6 75.3 76.1 75.0 69.4 73.5 7ma 85.4 80.9 77.0 81.1 75.9 78.3 87.3 80.5 87.1 82.1 85.3 84.8 82.9 79.4 86.3 82.9 85.6 82.0 83.3 83.6 71.9 78.9 82.0 77.6 81.3 77.0 79.9 79.4 Prom. 62.0 59.4 62.9 61.8 60.4 60.4 58.6
  • ANEXO VII: CONSUMO DIARIO DE MATERIA SECA DEL ALIMENTO BALANCEADO (g/cuy) Trat. Bloque I II III IV V VI VII 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1ra 33 32 31 32 33 33 34 33 33 30 29 31 31 31 32 31 29 32 29 30 31 32 32 32 30 29 30 30 2da 41 41 42 41 41 41 42 42 43 39 41 41 43 43 43 43 39 41 40 40 40 42 41 41 39 41 39 40 Semanas de Evaluación 3ra 4ta 5ta 48 59 65 49 55 64 49 54 59 49 56 63 47 49 57 44 47 59 48 52 63 46 49 60 51 52 60 52 53 63 53 63 65 52 56 63 48 54 60 49 54 61 49 54 60 49 54 60 49 57 64 47 53 60 46 54 58 47 55 61 48 54 59 49 50 61 49 55 61 49 53 60 45 52 61 46 52 59 46 50 60 46 51 60 70 6ta 72 69 67 69 61 72 59 64 70 67 69 68 69 69 69 69 69 67 64 66 63 67 68 66 67 66 61 65 7ma 75 71 68 71 66 69 77 71 76 72 75 74 73 70 76 73 75 72 73 74 63 69 71 68 71 68 70 70 Prom. 55 52 55 54 53 53 51
  • ANEXO VIII: CONVERSION ALIMENTICIA SEMANAL POR TRATAMIENTO Trat. Bloque 1 2 I 3 Prom. 1 2 II 3 Prom. 1 2 III 3 Prom. 1 2 IV 3 Prom. 1 2 V 3 Prom. 1 2 VI 3 Prom. 1 2 VII 3 Prom. 1ra 2.35 2.50 2.71 2.52 3.04 3.13 2.73 2.96 2.91 3.03 1.96 2.57 2.98 2.68 2.71 2.78 3.01 2.60 3.84 3.06 2.46 2.73 2.44 2.56 2.58 2.73 2.61 2.66 2da 2.40 2.68 2.80 2.61 3.21 3.19 3.75 3.38 3.16 3.30 3.02 3.12 3.23 3.30 3.12 3.23 2.64 2.62 3.12 2.78 2.96 2.60 2.93 2.80 2.71 2.55 2.49 2.58 Semanas de Evaluación 3ra 4ta 5ta 2.66 3.21 3.53 2.58 2.90 3.83 3.13 3.17 4.01 2.77 3.09 3.77 3.98 4.42 3.82 3.61 3.74 3.82 2.90 4.32 3.58 3.43 4.16 3.72 3.19 4.55 3.93 3.54 3.30 4.23 3.28 4.39 3.95 3.34 4.03 4.03 3.55 3.44 4.14 3.53 3.28 4.24 2.76 3.42 4.21 3.24 3.37 4.18 2.86 3.07 3.78 3.04 3.40 3.37 3.51 3.05 3.65 3.11 3.16 3.61 3.50 3.52 3.69 3.01 3.55 3.70 2.86 2.74 3.69 3.11 3.21 3.71 2.50 2.96 3.40 2.76 3.14 3.65 3.11 3.40 3.37 2.75 3.16 3.47 71 6ta 4.09 3.99 3.73 3.92 4.46 4.67 5.92 4.94 4.17 3.93 4.06 4.05 3.78 4.43 4.48 4.20 3.46 3.94 3.65 3.66 4.29 3.96 3.48 3.86 4.38 3.85 6.38 4.62 7ma 4.53 4.88 5.51 4.94 4.65 3.91 3.59 3.98 4.56 4.74 4.54 4.59 3.71 5.29 5.09 4.58 4.67 4.43 4.89 4.64 4.72 4.54 4.72 4.64 4.03 4.47 3.23 3.82
  • ANEXO VIX: CONVERSIÓN ALIMENTICIA ACUMULADA POR TRATAMIENTO Trat. Bloque 1 2 I 3 Prom. 1 2 II 3 Prom. 1 2 III 3 Prom. 1 2 IV 3 Prom. 1 2 V 3 Prom. 1 2 VI 3 Prom. 1 2 VII 3 Prom. 1ra 2.35 2.50 2.71 2.52 3.04 3.13 2.73 2.96 2.91 3.03 1.96 2.57 2.98 2.68 2.71 2.78 3.01 2.60 3.84 3.06 2.46 2.73 2.44 2.56 2.58 2.73 2.61 2.66 2da 2.38 2.59 2.76 2.57 3.13 3.17 3.22 3.18 3.04 3.18 2.47 2.86 3.12 3.01 2.93 3.02 2.78 2.61 3.38 2.89 2.72 2.66 2.70 2.69 2.65 2.62 2.54 2.61 Semanas de Evaluación 3ra 4ta 5ta 2.48 2.68 2.86 2.59 2.68 2.91 2.90 2.98 3.18 2.65 2.77 2.98 3.42 3.66 3.70 3.32 3.43 3.52 3.09 3.37 3.42 3.27 3.49 3.54 3.10 3.42 3.53 3.32 3.31 3.52 2.76 3.16 3.33 3.04 3.29 3.46 3.27 3.32 3.50 3.20 3.22 3.43 2.86 3.01 3.25 3.10 3.18 3.39 2.82 2.89 3.09 2.77 2.93 3.04 3.43 3.30 3.38 2.98 3.03 3.16 2.99 3.14 3.26 2.79 2.97 3.13 2.76 2.75 2.94 2.84 2.94 3.11 2.59 2.69 2.85 2.67 2.80 2.98 2.74 2.91 3.02 2.67 2.80 2.95 72 6ta 3.07 3.10 3.29 3.15 3.84 3.75 3.73 3.78 3.66 3.60 3.46 3.57 3.56 3.61 3.46 3.54 3.16 3.20 3.44 3.26 3.43 3.28 3.05 3.25 3.10 3.14 3.40 3.21 7ma 3.27 3.32 3.55 3.38 3.97 3.78 3.71 3.81 3.81 3.77 3.63 3.73 3.59 3.84 3.69 3.70 3.38 3.38 3.66 3.47 3.61 3.46 3.26 3.44 3.25 3.33 3.37 3.31
  • ANEXO X: Trat 1 2 3 4 5 6 7 RENDIMIENTO DE CARCASA Y PESO DE ORGANOS ROJOS (hígado, corazón y riñones) No animal Peso Peso Vivo Desang. Peso Pelado Con órganos rojos 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1 2 3 Prom. 1094 1106 1284 1161 906 990 880 925 982 1060 1152 1065 1192 1144 992 1109 1272 960 1012 1081 1246 1215 1160 1207 1062 1004 956 1007 984 994 1192 1057 802 908 802 837 884 964 1070 973 1082 1034 892 1003 1152 862 902 972 1124 1098 1036 1086 968 914 860 914 814 742 930 829 608 696 620 641 620 726 790 712 820 774 666 753 880 662 694 745 868 830 826 841 780 698 668 715 1024 1054 1242 1107 846 946 844 879 922 1008 1118 1016 1128 1082 934 1048 1206 912 950 1023 1174 1148 1084 1135 1016 964 906 962 73 Rend. Peso Hígado carcasa Vísceras 74.41 67.09 72.43 71.31 67.11 70.30 70.45 69.29 63.14 68.49 68.58 66.73 68.79 67.66 67.14 67.86 69.18 68.96 68.58 68.91 69.66 68.31 71.21 69.73 73.45 69.52 69.87 70.95 110 112 92 105 105 104 82 97 78 88 98 88 96 82 92 90 110 110 100 107 107 120 98 108 110 109 122 114 48 38 42 43 42 40 42 41 44 34 54 44 58 52 42 51 60 36 44 47 46 46 52 48 34 40 42 39 Corazón Riñones 6 6 6 6 6 4 2 4 6 4 6 5 6 6 6 6 8 4 6 6 6 8 6 7 6 4 4 5 8 12 16 12 12 14 8 11 10 12 16 13 18 14 10 14 14 10 12 12 18 16 16 17 10 10 16 12
  • ANVAS PARA DCA XI. ANÁLISIS DE VARIANCIA DEL PESO VIVO TOTAL FV Tratamiento Error Total CM 5257.428 1840.286 Fcal 2.86 Nivel Sig. * ANÁLISIS DE VARIANCIA DE LA GANANCIA DE PESO ACUMULADA FV Tratamiento Error Total GL 6 14 20 SC 29609.810 26744.000 56353.810 CM 4934.968 1910.286 Fcal 2.58 Nivel Sig. ns R2 : 0.52 CV : 5.94 XIII. SC 31544.571 25764.000 57308.571 R2 : 0.55 CV : 3.93 XII. GL 6 14 20 ANÁLISIS DE VARIANCIA DE LA GANANCIA DE PESO DIARIA FV Tratamiento Error Total CV : 16.04 XIV. SC 38.476 93.333 131.810 CM 6.413 6.667 Fcal 0.96 Nivel Sig. ns R2 : 0.29 ANALISIS DE VARIANCIA DE CONSUMO ACUMULADO DE ALIMENTO FV Tratamiento Error Total CV : 2.72 GL 6 14 20 GL 6 14 20 SC 93900.571 92182.000 186082.571 CM 15650.095 6584.428 R2 : 0.50 74 Fcal 2.38 Nivel Sig. ns
  • XV: ANALISIS DE VARIANCIA DE CONSUMO DE MATERIA SECA ACUMULADO FV Tratamiento Error Total CV : 2.72 XVI. GL 6 14 20 SC 70422.476 70603.333 141025.810 CM 11737.079 5043.0.95 Fcal 2.33 Nivel Sig. ns R2 : 0.50 ANÁLISIS DE VARIANCIA DEL CONSUMO SEMANAL DE MATERIA SECA FV Tratamiento Error Total CV : 5.28 GL 6 14 20 SC 2960.476 9728.667 12689.143 CM 493.413 694.905 Fcal 0.71 Nivel Sig. ns R2 : 0.23 XVII. ANÁLISIS DE VARIANCIA DE LA CONVERSION ALIMENTICIA SEMANAL FV Tratamiento Error Total CV : 9.20 GL 6 14 20 CV : 3.54 CM 0.087 0.193 0.521 2.699 3.220 Fcal 0.45 Nivel Sig. ns R2 : 0.16 XVIII: ANÁLISIS DE ACUMULADA FV Tratamiento Error Total SC GL 6 14 20 VARIANCIA DE SC 0.74330 0.22320 0.96650 LA CONVERSION CM 0.12388 0.01594 R2 : 0.77 75 Fcal 7.77 ALIMENTICIA Nivel Sig. **
  • XIX: ANÁLISIS DE VARIANCIA DEL RENDIMIENTO DE CARCASA FV Tratamiento Error Total CV : 1.62 XX: GL 6 14 20 SC 0.1695 0.2561 0.4256 CM 0.0282 0.0183 Fcal 1.54 Nivel Sig. ns R2 : 0.40 ANÁLISIS DE VARIANCIA DEL PESO DE LOS ORGANOS ROJOS (PESO FRESCO) HIGADO FV Tratamiento Error Total CV : 8.10 CORAZON FV Tratamiento Error Total CV : 12.86 RIÑON FV Tratamiento Error Total CV : 12.40 GL 6 14 20 SC 1.6869 4.0634 5.7503 CM 0.2812 0.2902 Fcal 0.97 Nivel Sig. ns SC 0.8225 1.2556 2.0781 CM 0.1371 0.090 Fcal 1.53 Nivel Sig. ns SC 1.1491 2.7440 3.8931 CM 0.1915 0.1960 Fcal 0.98 Nivel Sig. ns R2 : 0.29 GL 6 14 20 R2 : 0.40 GL 6 14 20 R2 : 0.30 76
  • CUADROS ANVA ARREGLO FACTORIAL ANEXO XXI. ANALISIS DE VARIANCIA DE PESO FINAL FV Repeticiones Energía Densidad Energía*Densidad Error Total C.V.: 4.12% ANEXO XXII. FV Repeticiones Energía Densidad Energía*Densidad Error Total C.V.: 6.14 % ANEXO XXIII. FV Repeticiones Energía Densidad Energía*Densidad Error Total C.V.: 4.04% GL 2 1 2 2 10 17 SC CM 1994.25 997.13 13502.72 13502.72 3513.00 1756.50 2124.78 1062.39 20047.25 2004.73 41182.00 R2 : 0.51 Fcal 0.5 6.74 0.88 0.53 Nivel Sig. 0.6224 ns 0.0267 * 0.446 ns 0.6043 ns ANALISIS DE VARIANCIA DE GANANCIA DE PESO GL 2 1 2 2 10 17 SC 703.36 12220.06 2973.44 2247.11 20042.81 38186.78 2 R : 0.475 CM 351.68 12220.06 1486.72 1123.56 2004.28 Fcal 0.18 6.10 0.74 0.56 Nivel Sig. 0.8416 ns 0.0331 * 0.5007 ns 0.5878 ns ANALISIS DE VARIANCIA DE CONSUMO TCO GL 2 1 2 2 10 17 SC 4645.33 26757.56 24761.33 36773.78 144174.00 237112.00 2 R : 0.39 77 CM 2322.67 26757.56 12380.67 18386.89 14417.40 Fcal 0.16 1.86 0.86 1.28 Nivel Sig. 0.8534 ns 0.203 ns 0.4527 ns 0.3211 ns
  • ANEXO XXIV. FV Repeticiones Energía Densidad Energía*Densidad Error Total C.V.: 4.03% ANEXO XXV. FV Repeticiones Energía Densidad Energía*Densidad Error Total C.V.: 2.59 % ANEXO XXVI. FV Repeticiones Energía Densidad Energía*Densidad Error Total C.V.: 2.91 % ANALISIS DE VARIANCIA DE CONSUMO MS ACUMULADO GL 2 1 2 2 10 17 SC 3608.33 18240.50 11556.33 30256.33 110211.00 173872.50 2 R : 0.36 CM 1804.17 18240.50 5778.17 15128.17 11021.10 Fcal 0.16 1.66 0.52 1.37 Nivel Sig. 0.8512 ns 0.2273 ns 0.6074 ns 0.2973 ns ANALISIS DE VARIANCIA DE CONVERSION ALIMENTICIA GL 2 1 2 2 10 17 SC 0.030530 0.544300 0.051600 0.007510 0.086130 0.720000 R2 : 0.88 CM 0.015300 0.544300 0.025800 0.003800 0.008610 Fcal 1.77 63.19 3.00 0.44 Nivel Sig. 0.2193 ns <0.0001 ** 0.0956 ns 0.6583 ns ANALISIS DE VARIANCIA DE RENDIMIENTO DE CARCASA GL 2 1 2 2 10 17 SC 1.7003 16.2070 4.4400 11.6800 40.1062 74.1340 R2 : 0.459 78 CM 0.8501 16.2070 2.2200 5.8400 4.0106 Fcal 0.21 4.04 0.55 1.46 Nivel Sig. 0.8125 ns 0.0721 ns 0.5916 ns 0.2786 ns
  • ANEXO XXVII : INGESTIÓN DE ENERGÍA DIGESTIBLE Y NUTRIENTES (CALCULADO A PARTIR DEL ANÁLISIS PROXIMAL) NUTRIENTE TRATAMIENTOS I II III IV V VI VII Energía Digestible, Mcal/kg 3.0 2.7 2.7 2.7 2.9 2.9 2.9 Densidad Nutrientes, % 100 100 110 120 100 110 120 3040 2912 3084 3030 2961 2960 2870 3.0 2.7 2.7 2.7 2.9 2.9 2.9 9.12 7.86 8.33 8.18 8.59 8.58 8.32 19.23 16.63 16.6 17.86 17.56 19.45 20.25 585 484 512 541 520 576 582 0.84 0.76 0.84 0.92 0.81 0.89 0.97 2.56 2.21 2.59 2.79 2.40 2.64 2.79 0.6 0.54 0.59 0.65 0.58 0.64 0.7 1.83 1.57 1.82 1.97 1.72 1.90 2.01 8.46 257 9.48 276 9.5 293 9.24 280 8.75 259 8.64 256 8.69 249 Contenido de extracto etéreo (%) 5.45 4.08 3.71 3.75 4.68 5.04 5 Ingestión de extracto etéreo 166 119 114 114 139 149 144 Consumo de Alimento Balanceado (g) Energía Digestible Contenido energía digestible (Mcal/Kg) Ingestión de energía digestible (Mcal) Proteína Contenido proteína (%) Ingestión de proteína (g) Contenido Lisina (%)* Ingestión de Lisina (g) Contenido Aminoácidos Azufrados (%)* Ingestión aminoácidos Azufrados (g) Fibra Contenido de fibra (%) Ingestión de fibra (g) Extracto Etéreo 79
  • ANEXO XXIII: RESULTADOS PROMEDIOS PARAMETROS EVALUADOS DE LOS DURANTE DIFERENTES EL PERIODO EXPERIMENTAL Tratamientos II III IV V VI VII Energía Digestible, Mcal/kg 3.0 2.7 2.7 2.7 2.9 2.9 2.9 Densidad Nutrientes, % 100 100 110 120 100 110 120 3040 2912 3084 3030 2961 2960 2870 0.84 0.76 0.84 0.92 0.82 0.89 0.97 0.6 0.54 0.59 0.65 0.58 0.64 0.7 3.0 2.7 2.7 2.7 2.9 2.9 2.9 2.55 2.21 2.59 2.79 2.40 2.63 2.78 1.82 NUTRIENTE I 1.57 1.82 1.97 1.72 1.89 2.01 9.12 7.86 8.33 8.18 8.59 8.58 8.32 792 670 722 705 752 751 762 11.6 11.42 11.43 10.93 Consumo de alimento(g) % lisina en la ración % Met + Cist en la ración E.D./ Kg. de alimento Consumo de lisina (g/ M cal) Consumo de Met + Cist (g) M cal consumidos Ganancia de peso (g) M cal / kg. de ganancia de peso 11.51 11.74 11.53 80