Arquitectura: Escuela de Chicago y Modernismo

49,504 views
49,082 views

Published on

Un acercamiento a la arquitectura de fin de siglo (XIX) y comienzos del XX con obras de la PAU en Asturias.
Algunos ejemplos de las calles de Oviedo y de Gijón.

Published in: Education, Business
11 Comments
31 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
49,504
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
5,046
Actions
Shares
0
Downloads
979
Comments
11
Likes
31
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Arquitectura: Escuela de Chicago y Modernismo

  1. 1. Una Introducción: La Escuela de Chicago El Modernismo en arquitectura Higinio Rodríguez Lorenzo
  2. 2. Introducción <ul><li>La arquitectura en el mundo occidental durante la primera mitad del XIX se debate entre </li></ul><ul><ul><li>la reinterpretación de estilos pasados (historicismo) </li></ul></ul><ul><ul><li>y las investigaciones de los ingenieros para las nuevas necesidades constructivas. </li></ul></ul><ul><li>Ingenieros y arquitectos -de formación diferente- parecen competir en la nueva ciudad, aunque los primeros se aplican a edificios singulares como estaciones de tren… y los segundos a la “reordenación” urbanística. </li></ul>
  3. 3. Introducción <ul><li>En la segunda siguen sin clarificarse las cosas pero los arquitectos incorporan ya </li></ul><ul><ul><li>los nuevos materiales (hierro, cemento, vidrio, hormigón armado…); </li></ul></ul><ul><ul><li>y el diseño urbanístico en la “nueva ciudad” lo que incluye espacios y “vista” de esos espacios: la fachada y la articulación de las fachadas hacia la vía pública; </li></ul></ul><ul><ul><li>el diseño del interior para la nueva casa burguesa. </li></ul></ul><ul><li>El resultado será una superación del historicismo y el desarrollo del “modernismo” </li></ul>
  4. 4. Introducción <ul><li>El contexto político, social y económico nos da: </li></ul><ul><ul><ul><li>Los regímenes liberal-parlamentarios aunque no democráticos hasta muy finales de siglo. El estado-nación … y los nacionalismos. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>El triunfo de la burguesía como clase y la aparición como clase dominada del proletariado industrial . Una pequeña burguesía que pugna por un espacio propio en la ciudad. Las tensiones sociales tienen un reflejo político continuo: revoluciones y desplazamientos masivos de población del campo a la ciudad o a países nuevos. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>El capitalismo como forma económica y que todo lo traduce a un precio en dinero. La R.I . es el fenómeno que transforma la realidad velozmente. </li></ul></ul></ul>
  5. 5. Introducción <ul><li>El contexto cultural nos sitúa en la “ modernidad ”: </li></ul><ul><ul><li>El racionalismo ilustrado se combina con el sentimentalismo romántico que introduce la subjetividad “burguesa” como valor fundamental. </li></ul></ul><ul><ul><li>El inconformismo burgués conlleva también la mirada realista y naturalista al entorno, natural y social: el realismo será una forma de crítica incorporada a la cultura burguesa. </li></ul></ul><ul><ul><li>El positivismo filosófico es una de las corrientes derivadas del triunfo de la idea de progreso y del uso de la ciencia. </li></ul></ul><ul><ul><li>El socialismo es otra ajustada al reformismo social. </li></ul></ul>
  6. 6. Introducción: el urbanismo <ul><li>La ciudad burguesa que se crea ahora es el fenómeno arquitectónico más relevante y el que supone una reflexión más profunda de los arquitectos. </li></ul><ul><ul><ul><li>Con anterioridad, la “planificación urbanística” se había dado con los griegos (Hipodamo de Mileto), los romanos (sus “campamentos”; el Foro…) y nada más hasta la ciudad ideal del Renacimiento (Filarete). </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>En el Barroco se planifica el “lugar” de la Corte en la ciudad o alrededores y las “plazas” que articulan espacio privado señorial y público o común. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>El Londres del XVIII es donde primero se ensaya la nueva ciudad. Pero hubo fuertes resistencias a la planificación en la orilla izquierda del Támesis. </li></ul></ul></ul>
  7. 7. Introducción: el urbanismo <ul><ul><ul><li>Las tensiones sociales que aparecen ya en la avanzada Inglaterra en la segunda década del XIX llevaron a algunos “socialistas utópicos” a plantear un urbanismo racional, de tinte ilustrado, para relajar esas tensiones: R. Owen y su New Lanark; Fourier y los falansterios; Godin y su “familisterio”; Cabet y su ciudad Icara… Siempre tratando de llevar los beneficios de la industrialización a toda la sociedad. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Desde los años 40 en todas las grandes ciudades europeas se comienza a planificar teniendo en cuenta </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><ul><li>La higiene; </li></ul></ul></ul></ul><ul><ul><ul><ul><li>El abastecimiento; </li></ul></ul></ul></ul><ul><ul><ul><ul><li>El desplazamiento; </li></ul></ul></ul></ul><ul><ul><ul><ul><li>La seguridad. </li></ul></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Son los ensanches… </li></ul></ul></ul>
  8. 8. Introducción: el urbanismo <ul><ul><li>En Parí s el barón Haussmann (1809-1891), prefecto de París, lleva a cabo la reforma del centro de la ciudad entre 1853 y 1870 y por encargo del emperador Napoleón III: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>Impone el trazado en cuadrícula, racional, para facilitar el tráfico, pero tiene también otras preocupaciones: sofocar rápidamente cualquier lucha callejera de tipo revolucionario tras la experiencia de “julio de 1830”… o facilitar los desfiles militares tan queridos al emperador. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Pretende también evitar los focos de epidemias y crear amplias zonas de paseo -los bulevares- además de introducir el jardín al estilo inglés dentro de la ciudad (anhelo de Napoleón) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Aunque el emperador no se preocupaba de las fachadas de los edificios, Haussmann sí lo tuvo en cuenta, lo que le permitió tener apoyos, pues muchos criticaron la obra de Haussmann por lo que supone de destrucción de la ciudad medieval. Quienes lo alaban es por mantener la visión barroca de las grandes perspectivas. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Influyó decisivamente en las ampliaciones de otras ciudades como Florencia, Viena, Bruselas, etc.   </li></ul></ul></ul>
  9. 9. Introducción: el urbanismo <ul><li>En Barcelona se sigue el plan de Ildefonso Cerdá (1816-1876) , realizado en 1858. </li></ul><ul><ul><li>Se marcó como principal objetivo facilitar el desplazamiento por lo que a un plano ortogonal paralelo al puerto y extramuros de la vieja ciudad, lo “atravesó” con una diagonal facilitando con esta intersección la comunicación de todas las otras calles rectas. </li></ul></ul><ul><ul><li>La casa que piensa en su “ensanche” es de manzana cuadrada con patio interior y fachada cuidada al exterior. </li></ul></ul><ul><li>En Madrid se levantará el barrio de Salamanca en 1860, llamado así por su promotor, el financiero y político José de Salamanca, que sacó gran provecho a la “desamortización”. Lo realizará el urbanista Carlos Mª de Castro . </li></ul><ul><li>Todas las ciudades españolas realizarán su ensanche en razón de su “peso económico” y sus necesidades de crecimiento: San Sebastián, Bilbao, Gijón, Oviedo, etc. </li></ul>
  10. 10. Introducción: el urbanismo <ul><li>Pero el Proyecto de Ciudad-Lineal de Arturo Soria y Mata (1844-1920), para Madrid será la aportación española más relevante al nuevo urbanismo: </li></ul><ul><ul><li>pretende conciliar las ventajas de la vida en el campo (abundantes espacios verdes) con las de una gran ciudad. </li></ul></ul><ul><ul><li>Su proyecto también atiende a las nuevas necesidades de desplazamiento frecuente pues se basa en el trazado de una gran vía de circulación bordeada por una estrecha banda urbanizada, y cuyo crecimiento fuese sólo longitudinal. Daba especial importancia a los transportes colectivos. </li></ul></ul><ul><ul><li>Se puso en práctica en 1882 en Madrid pero no se finalizó y se desvirtuó poco a poco. </li></ul></ul><ul><li>Sin embargo el plano ortogonal del ensanche de Barcelona de Cerdá sí se llevó a cabo y es uno de los más logrados de toda Europa. </li></ul>
  11. 11. Introducción: el urbanismo <ul><li>Otras fórmulas urbanísticas se ensayarán ya muy a finales de siglo o en el XX. </li></ul><ul><li>Son ejemplos de ello la ciudad-jardín de Howard , quien publicó en 1898 un libro titulado &quot; Tomorrow &quot; donde exponía sus ideas sobre un nuevo tipo de ciudad planificada. Estaba influenciado por los diseños del socialismo utópico. </li></ul><ul><ul><li>Su objetivo era construir pequeñas ciudades, rodeadas de terrenos para cultivo y enlazadas entre sí por rápidas vías de comunicación. </li></ul></ul><ul><ul><li>Tenían que ser de pequeño tamaño (no más de 3.000 personas) y autosuficientes, lo cual les daba una fuerte identidad, pero también da la medida de la irrealidad con la que se piensa esta ciudad. </li></ul></ul><ul><ul><li>Basaba su proyecto en la defensa de la propiedad colectiva del suelo como medio de evitar la especulación y el crecimiento exagerado de las ciudades. Es, por tanto, algo alejado de la ciudad-jardín que hoy conocemos: las colonias de chalets en las afueras que, en realidad, son muy clasistas y con un alto coste social. </li></ul></ul>
  12. 12. Introducción: el urbanismo <ul><li>El Proyecto de ciudad industrial de Tony Garnier (1869-1948) que da a conocer en 1917 </li></ul><ul><ul><li>concibe una ciudad funcional en barrios: trabajo, residencia, zonas de recreo, vías de transporte, etc. </li></ul></ul><ul><ul><li>La zona industrial se sitúa en el exterior y el núcleo de la ciudad era donde se situaban los edificios públicos, hospitales, bibliotecas, etc. Debería hacerse en forma lineal para permitir su expansión. </li></ul></ul><ul><ul><li>Anticipa el urbanismo racionalista del siglo XX: casas sobre pilotes, terrazas-jardín, ordenación rectangular, etc. </li></ul></ul><ul><li>La ciudad futurista de Antonio Sant’Elia (1888-1916) se construiría a base de torres de cristal e interconexiones del transporte a distintos niveles. Sus planes nunca llegaron a materializarse, pero influirá decisivamente en los arquitectos y urbanistas del siglo XX… y en la imaginación del cine, la historieta y la ciencia ficción. </li></ul>
  13. 13. Introducción: el urbanismo <ul><li>La ciudad burguesa que se crea ahora </li></ul><ul><ul><li>recibe un aluvión de población de escasos o nulos recursos … </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>que es explotada también en su alojamiento (alquiler…) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Que “ debe ser controlada ” ante la posibilidad de una explosión revolucionaria (calles anchas, vigilancia estrecha, eliminación de espacios públicos de contubernio o de “perdición”…) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Que debe aislarse y mejorar en su higiene para evitar epidemias devastadoras (colonias o barriadas obreras; fuentes públicas, alcantarillado…) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Que debe desplazarse al trabajo economizando el tiempo pues éste es “renta capitalista” (transporte: tranvía o, a finales de siglo, “suburbano” –Londres 1863) </li></ul></ul></ul>
  14. 14. Introducción: el urbanismo <ul><li>La ciudad burguesa </li></ul><ul><ul><ul><li>es una ciudad clasista y eso se refleja en los usos del suelo y, por consiguiente, en su valorización; </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Que sitúa en zonas específicas la industria contaminante, cercana a la residencia obrera pero alejada de la residencia burguesa. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>De servicios administrativos, comerciales… y de residencia del poder político y económico </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Que se comunica con otras ciudades para intercambiar bienes, personas, ideas… y privilegia la vía pública . </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Al principio no hay “planificación” sino un caos que incluye aberraciones en la instalación de la industria o la ubicación de los nuevos inquilinos. A mediados de siglo se impone la planificación urbanística. </li></ul></ul></ul>
  15. 15. Barcelona: la ciudad antigua y el “ensanche” de Ildefonso Cerdá, 1860 <ul><li>http://www.geographos.com/BLOGRAPHOS/articulos/Catalun%CC%83a%2011.jpg </li></ul>Introducción: el urbanismo
  16. 16. Introducción: el urbanismo
  17. 17. Introducción <ul><li>El ingeniero construye porque… </li></ul><ul><ul><ul><li>… se necesitan nuevos tipos de edificios que cubran superficies amplias… </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>… que se levanten rápidamente… </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>… con un costo reducido… </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>… donde la utilidad prima sobre cualquier otra función. </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>A comienzos del siglo XIX, con Napoleón, se creó en Francia la Escuela Politécnica, que incorpora los estudios de ingeniería… y donde parece que se reserva al arquitecto “lo estético” y al ingeniero “lo práctico”. </li></ul></ul><ul><ul><li>Será algo que copiarán en otros países. </li></ul></ul>
  18. 18. Introducción <ul><li>El ingeniero será quien primero utilice los nuevos materiales que la Revolución Industrial pone a disposición para la construcción: </li></ul><ul><ul><li>El hierro que permite la obra a partir de “prefabricados”, pero también cubrir amplias superficies al ser un material moldeable y rígido. </li></ul></ul><ul><ul><li>El cemento , que permite tanto el concreto (hormigón) como el mortero, lo que facilita la tabicación de muro débil pero firme. </li></ul></ul><ul><ul><li>El vidrio para cubrir superficies amplias (de varios metros cuadrados) e inundar de luz los espacios. </li></ul></ul><ul><ul><li>El hormigón armado , que permite una solidez inusitada, durabilidad y construir por módulos. </li></ul></ul>
  19. 19. Introducción <ul><li>El hierro se ensayará en puentes, estaciones de ferrocarril, mercados de abastos… además de incorporarse luego como material decorativo en la rejería exterior. </li></ul>
  20. 20. Introducción <ul><li>El hierro como elemento sustentante permite espacios diáfanos pues los apoyos son mucho más delgados. </li></ul><ul><li>Ensambla bien con el vidrio. </li></ul><ul><li>Su problema es la dilatación pero al utilizar remaches se salva el problema </li></ul>
  21. 21. Introducción <ul><li>El cemento “portland ” es el aglomerante inventado a comienzos del XIX en Inglaterra. </li></ul><ul><ul><li>Es un compuesto preparado de minerales diversos entre los que la cal y la sílice suponen más del 50% </li></ul></ul><ul><ul><li>Debe pasar por una fase de “fabricación”: mezcla, horno, trituración… antes de su uso. </li></ul></ul><ul><ul><li>Reacciona al contacto con el agua y endurece rápidamente. Necesita “áridos” para ganar en consistencia, mejorando enormemente otros aglomerantes más antiguos: yeso, barro… </li></ul></ul><ul><ul><li>El material final, según el árido que se utilice será mortero (finos) u hormigón (gravas). </li></ul></ul>
  22. 22. Introducción <ul><li>El hormigón armado es la aplicación de varillas de acero corrugado al concreto, con lo que se </li></ul><ul><ul><li>aumenta la resistencia a la tracción, </li></ul></ul><ul><ul><li>aumenta la resistencia y dinámica de pilares, </li></ul></ul><ul><ul><li>permite tanto el arco como la viga reduciendo apoyos o alejando éstos para crear espacios cubiertos amplios. </li></ul></ul><ul><ul><li>En muros la resistencia lograda es incomparable a cualquier otro sistema constructivo anterior. </li></ul></ul><ul><ul><li>En la cimentación permite gran estabilidad a la edificación luego en altura al aumentar la resistencia a la presión y a la tracción. </li></ul></ul>
  23. 23. Introducción <ul><li>El hormigón armado permite crear una estructura a modo de esqueleto para tabicar luego. </li></ul><ul><li>Facilita el trabajo simultáneo en tareas diversas y acelera los tiempos de construcción. </li></ul><ul><li>También facilitará que el “muro” pase a ser “pantalla” y sin función sustentante alguna. </li></ul>
  24. 24. Introducción <ul><li>El vidrio es un producto ya conocido desde el primer milenio antes de nuestra era… </li></ul><ul><ul><li>Resulta de un proceso en el que sílice, sosa y cal se solidifican tras fundirse en horno. Es una pasta que es maleable y que al solidificar queda rígida y es -si el proceso se efectuó correctamente- trasparente. </li></ul></ul><ul><ul><li>El vidrio industrial se empieza a desarrollar en el XIX y se consiguen vidrios de varios metros cuadrados tanto planos como curvos. La adicción de otros componentes mejora las cualidades del mismo así como la coloración o la resistencia. </li></ul></ul>
  25. 25. Introducción <ul><li>El uso del vidrio en la construcción permite </li></ul><ul><ul><li>iluminar interiores </li></ul></ul><ul><ul><li>pero también aligerar la construcción, </li></ul></ul><ul><ul><li>acelerarla con el ensamblaje de vidrio y metal, </li></ul></ul><ul><ul><li>y crear efectos particulares en fachadas. </li></ul></ul>
  26. 27. La escuela de Chicago <ul><li>En 1871 un incendio devastó la ciudad de Chicago. Era la ciudad más dinámica de EEUU y la industria su motor. </li></ul><ul><li>El planteamiento de las autoridades fue hacer una “ciudad nueva” que fuese agradable para los vecinos y un emblema del poderío norteamericano. </li></ul><ul><ul><li>Así, aparecerán en los años 80 los primeros rascacielos (de unos 15 pisos) en el “centro financiero” </li></ul></ul><ul><ul><li>Las teorías más novedosas sobre el urbanismo y la sociología urbana se desarrollarán aquí, en Chicago. </li></ul></ul><ul><ul><li>En 1893 se celebra aquí la Exposición Universal por lo que fue un escaparate impresionante… pero las clases dirigentes, inmediatamente, se pusieron a copiar el modernismo europeo. </li></ul></ul>
  27. 28. La escuela de Chicago <ul><li>El pragmatismo norteamericano está presente en la mente de los arquitectos a la hora de acometer las necesidades de la nueva urbe. </li></ul><ul><li>También el sentido de la “economía” por lo que </li></ul><ul><ul><li>los nuevos materiales (ignífugos, además), y el enorme avance técnico de la Revolución Industrial; </li></ul></ul><ul><ul><li>el acortamiento de los tiempos en la construcción; </li></ul></ul><ul><ul><li>y la construcción en vertical para exprimir el precio del suelo, … estarán presentes en el planeamiento y en la construcción. </li></ul></ul><ul><li>Y como no hay una tradición artística propia, la ruptura está servida. </li></ul><ul><li>Después de 1900 será Nueva York el nuevo centro. </li></ul>
  28. 29. La escuela de Chicago <ul><li>Las características de esta arquitectura son: </li></ul><ul><ul><ul><li>Uso masivo de los nuevos materiales: hormigón armado, hierro, vidrio y cerámica vidriada en la fachada. La estructura metálica de los edificios permite levantar pisos de forma modular y repetitiva. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>El espacio se subordina a la función y ésa se impone sobre la forma del edificio por lo que desaparece la decoración. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>La construcción en altura, a la que se incorpora el ascensor, la electricidad y el teléfono. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Las habitaciones se piensan “polivalentes” para que puedan cumplir diversas y cambiantes funciones. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Arquitectos e ingenieros trabajan de la mano y asociados en equipos de despacho (estudios) sin ningún problema. </li></ul></ul></ul><ul><li>En el siglo XX será trasladada al resto del mundo al asumirla el movimiento moderno y la arquitectura funcionalista y racionalista. </li></ul>
  29. 30. La escuela de Chicago <ul><li>Los principales arquitectos de la “escuela de Chicago” son: </li></ul><ul><ul><ul><li>W. LeBaron Jenney (1832-1907) . Iniciador de la escuela y primer constructor de rascacielos. También fue el primero en sustituir los muros exteriores por estructuras metálicas, con lo que pudo abrir grandes ventanales. Su preocupación fundamental será la funcionalidad, más que la estética. Sin embargo intenta equilibrar las líneas horizontales y verticales. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>H.H. Richardson (1838-1886) . Es discípulo del francés Labrouste y eso se nota en que “pesa” el historicismo europeo. También es menos atrevido en el uso de los nuevos materiales. </li></ul></ul></ul>
  30. 31. La escuela de Chicago <ul><ul><ul><li>Daniel Burnham (1846-1912) . Bajo su dirección se construyeron famosos edificios entre los cuales la Union Station es uno de los más conocidos. Burham participó en diversos planes urbanísticos en especial el de la ciudad de Chicago. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Louis Henri Sullivan (1856-1924) bostoniano, formado en arquitectura en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (el MIT). Entre 1874 y 1876 estudia en la Escuela de Bellas Artes de Paris y de regreso a Chicago es contratado en el estudio de Dankmar Adler (otro famoso arquitecto de Chicago) con el que se asociará en 1881 para formar el estudio Adler & Sullivan. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><ul><li>Es el que realizó una obra más intensa y quien más y mejor estudió la forma del rascacielos inicial: planta baja alta para uso comercial; resto de plantas para oficinas: predominio de lo horizontal abajo, y lo vertical arriba. </li></ul></ul></ul></ul>
  31. 32. La escuela de Chicago Louis H. Sullivan Almacenes –Carson, Pirie & Scott. Chicago 1899-1904
  32. 33. La escuela de Chicago Louis H. Sullivan Almacenes –Carson, Pirie & Scott. Chicago 1899-1904
  33. 34. La escuela de Chicago <ul><ul><li>Los Almacenes Carson, Pirie y Scott son una de las creaciones más logradas de L.Sullivan . Es de su etapa “madura” y cuando ya deja de recibir encargos. El estudio que compartía con Adler se había disuelto ya. </li></ul></ul><ul><ul><li>El exterior del edificio es de acero y cristal. </li></ul></ul><ul><ul><li>Siguiendo lo que fue su “marca personal”, se notan claramente dos partes: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>la planta baja donde se acentúa el carácter “horizontal”, y que funciona como un zócalo proporcional al resto del edificio; </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>y los pisos superiores donde se realza la “verticalidad”. </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Esta verticalidad es lo que dará el tono a los posteriores rascacielos que inundarán Nueva York y en los años 20 y el propio Chicago. </li></ul></ul>
  34. 35. La escuela de Chicago <ul><ul><li>Se le añadieron luego otras tres plantas más a las siete que proyectó. Eso da idea de este tipo de arquitectura “modular”. </li></ul></ul><ul><ul><li>Sin embargo, para evitar la monotonía y dentro de la tónica de primar la función, le dio un tratamiento unitario a todos los pisos con unas molduras verticales y otras horizontales que enmarcan las ventanas “hundidas” en el paramento. </li></ul></ul><ul><ul><li>Así, pues, la geometría de líneas rectas es la que armoniza todo el edificio. Y los ventanales (la mayor parte de la superficie exterior) el “ritmo”. Sólo aparece la curva en las esquinas redondeadas. También se permite cierta decoración en la puerta de entrada, donde se aplica el hierro forjado con trabajo gotizante. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las ventanas apaisadas aparecen aquí por primera vez. </li></ul></ul>
  35. 36. La escuela de Chicago Louis H. Sullivan Almacenes –Carson, Pirie & Scott. Chicago 1899-1904
  36. 37. La escuela de Chicago Sullivan . Auditorium . Chicago, 1887-89
  37. 38. La escuela de Chicago Sullivan : Wainwright Building . Saint Louis, 1890-91. Guaranty Building Buffalo, 1894-95
  38. 39. La escuela de Chicago Richardson Almacenes Marshall 1885-1889 Chicago
  39. 40. La escuela de Chicago LeBaron Home Insurance Building - Chicago 1884-1931 Burham Reliance Building Chicago 1890-95
  40. 42. La arquitectura modernista <ul><li>El modernismo se desarrolla a finales del XIX e inicios del XX en Europa (en paralelo a la Escuela de Chicago) </li></ul><ul><ul><li>como una reacción estética contra el historicismo, aspirando a algo “nuevo”. </li></ul></ul><ul><ul><li>Precisamente se conocerá como Art Nouveau en Francia y Bélgica. [En Alemania Jugenstiil ; Sezession en Austria; Modern Style o Liberty en el Reino Unido; Modernismo en España…] </li></ul></ul><ul><ul><li>Es una arquitectura que busca integrar todas las artes , incluyendo las “artes menores” como el mueble o los objetos decorativos. </li></ul></ul><ul><ul><li>Aunque reacciona contra la estética “simplista” de la industrialización, acepta plenamente los nuevos materiales y técnicas constructivas . </li></ul></ul><ul><li>Aunque es un estilo europeo, tiene variantes nacionales o, más claramente: personales, de autor. </li></ul>
  41. 43. La arquitectura modernista <ul><li>Busca explotar todas las posibilidades del hierro forjado tanto en funciones estructurales como en la decoración. </li></ul><ul><li>El uso masivo de la línea curva busca recrear en la arquitectura el movimiento, tal y como se está viviendo en la cambiante e inquieta ciudad: es un arte eminente urbano. </li></ul><ul><li>Es un arte burgués y para la burguesía aunque ocasionalmente aparezca en ambientes obreros. Pero es en los ensanches burgueses donde se va a apreciar, en edificios de viviendas “con personalidad” que se ocupan en alquiler. También habrá edificios de carácter público o para fundaciones. </li></ul><ul><li>Las revistas ilustradas popularizarán este arte. </li></ul>
  42. 44. La arquitectura modernista http://www.essential-architecture.com/ARCHITECT/arch-guimard-EdiculePorteDauphine.jpg
  43. 45. La arquitectura modernista
  44. 46. La arquitectura modernista <ul><li>Y en la arquitectura, concretamente: </li></ul><ul><ul><li>Los edificios son concebidos como un ser vivo : las superficies sinuosas, la asimetría en la distribución de las ventanas y puertas y hasta se busca recrear la imagen de un ser vivo, vegetal o animal. </li></ul></ul><ul><ul><li>El cromatismo es otra de las características del modernismo. La pintura y, más frecuentemente, el uso de la cerámica vidriada pero también el color de los mismos materiales usados. </li></ul></ul><ul><ul><li>El modernismo -como la misma Escuela de Chicago- busca que los elementos estructurales queden a la vista y sean parte de la decoración. La arquitectura del siglo XX asumirá esa característica. </li></ul></ul>
  45. 47. La arquitectura modernista Gaudí. Pabellón de entrada al Parque Güell. Arriba, chimeneas y salida a la terraza del tejado en la Casa Milá. Son claros ejemplos de esa idea de “ser vivo” que aplica a sus construcciones.
  46. 48. La arquitectura modernista Patio interior (el pequeño) de la Casa Milá. Cariátide en el parque Güell Son ejemplos de su afán por integrar los elementos decorativos con función estructural también.
  47. 49. La arquitectura modernista <ul><li>Hay resabios “románticos” en este estilo: </li></ul><ul><ul><li>La integración de las artes que pedían críticos de arte como Ruskin o Morris , en un recuerdo de la época gremial y artesana. El movimiento “Artes y Oficios” inglés es un antecedente claro. </li></ul></ul><ul><ul><li>La apuesta por la fantasía creativa, acercándose a formas orgánicas que recuerdan la misma naturaleza: motivos florales o, incluso, reproducción de formas naturales en la forma de los edificios. </li></ul></ul><ul><ul><li>La visión romántica del arte por el arte , del placer estético y el disfrute de la obra de arte. </li></ul></ul><ul><ul><li>La individualidad creadora: el arquitecto es un artista. </li></ul></ul>
  48. 50. La arquitectura modernista <ul><li>Las figuras clave de este movimiento son: </li></ul><ul><ul><li>Los belgas Víctor Horta (1861-1947) y H. Van der Velde (1863-1957); </li></ul></ul><ul><ul><li>el francés Héctor Guimard (1867-1947); </li></ul></ul><ul><ul><li>El escocés Charles R. Mackintosh (1868-1928) un auténtico diseñador de mobiliario y de interiores ; </li></ul></ul><ul><ul><li>El austriaco Otto Wagner (1841-1918) … </li></ul></ul><ul><ul><li>y el catalán Antonio Gaudí (1853-1926) . Pero en Cataluña destacarán también otros como Puig y Cadafalch (1867-1956) o Lluís Domenech (1850-1923) . </li></ul></ul><ul><li>Casi todos empezaron en la arquitectura historicista pero hacia finales de siglo adoptaron las nuevas corrientes “modernistas”. </li></ul>
  49. 51. La arquitectura modernista Victor Horta , Casa Tassel 1893 , en Bruselas. Las líneas “onduladas” están presentes en el exterior y en el interior. La fachada, que tiene líneas rectas, aparece rota y “curva” por el saliente. Además incorpora materiales clásicos y nuevos: el hierro forjado y el vidrio. El interior se inspira en la vegetación para la decoración. Y los objetos decorativos tienen, además, una función.
  50. 52. La arquitectura modernista Hector Guimard , Castel Béranger 1898 , París. Fue su gran triunfo recién salido del “historicismo” inicial. También aprovecha los nuevos materiales en fachada e interior. El interior se caracteriza también por un alto decorativismo.
  51. 53. La arquitectura modernista Ch. R. Mackintosh Scotland Street School . Edimburgo. 1906 Otto Wagner. Majolikahaus (Casa de Mayólica) , Viena (1898-1900).
  52. 54. La arquitectura modernista <ul><li>Pero tal vez el arquitecto más genial de esta época (aunque sobrepase ampliamente el modernismo, como genio que era) es el catalán Antonio Gaudí (1853-1926) . </li></ul><ul><li>Cataluña vive en ese último cuarto del siglo XIX un momento de esplendor: </li></ul><ul><ul><li>Un acelerado desarrollo económico muy por encima del resto de España (salvando Vizcaya) a la que identifica como un todo pero por debajo de “ Catalunya ”. </li></ul></ul><ul><ul><li>Una clase social burguesa con una autoestima elevada y que ha apostado decididamente por un nacionalismo (catalanismo) que ve a “ Espanya ” como su mercado. </li></ul></ul><ul><ul><li>Esa clase que quiere hacer de Barcelona una ciudad europea que emule a París, Viena o Milán, pero diferente y por encima de “ Madrit”. </li></ul></ul>
  53. 55. La arquitectura modernista <ul><li>Barcelona es, una ciudad realmente europea con una actividad industrial, comercial y cultural de primerísimo orden. </li></ul><ul><li>Y pretende demostrarlo en el arte: edificios, monumentos públicos… y mucha pintura. </li></ul><ul><li>Las familias burguesas encargan obra, compran arte, patrocinan la cultura en sentido amplio y atraen artistas al tiempo que fomentan la creación artística propia y “catalanista”. </li></ul><ul><li>En 1889 tuvo lugar en Barcelona una Exposición Universal que, si bien fue un fracaso económico, espoleó la actividad constructiva y sirvió para catalizar en determinadas organizaciones el quehacer cultural. </li></ul>
  54. 56. La arquitectura modernista <ul><li>Gaudí , a pesar de ser un “inclasificable” realizó obra que podemos considerar modernista, si bien otros edificios van más allá… </li></ul><ul><li>Empezó en el neogótico, algo querido en los historicistas catalanes dado su importante esplendor en la Baja Edad Media. </li></ul><ul><li>Pero los encargos que recibe en los años 90 y sus investigaciones le ponen en contacto con el nuevo gusto burgués al que se rinde y deja magnífica obra construida… aunque algunos edificios no fuesen bien recibidos entonces. </li></ul><ul><li>Tiene una querencia especial por las formas naturales, anticipando el organicismo del XX. </li></ul>
  55. 57. La arquitectura modernista <ul><li>Y, desde luego, incorpora sin ningún miedo los nuevos materiales así como el gusto decorativista por la curva en todas sus posibilidades… pues la curva es Naturaleza, vida. </li></ul><ul><li>También integra la escultura, el color (la pintura, el azulejo…) y las artes aplicadas (rejería, mobiliario…), lo que es característica del modernismo. </li></ul><ul><li>Y, sobre todo, la investigación sobre estructuras: nuevos tipos de cúpulas, de arcos, de soportes… y las posibilidades de los nuevos materiales: el hormigón armado, el hierro y el acero, o el vidrio. </li></ul><ul><li>Además, todo elemento estructural del edificio es, al tiempo, elemento decorativo: su forma ha de cumplir con ambas misiones, constructiva y decorativa. </li></ul>
  56. 58. La arquitectura modernista <ul><li>En el Parc Güell (1900-14) , conjunto de actuaciones para crear una colonia residencial y por encargo de la familia que más obra le pidió, tenemos una muestra amplia de todas estas características. </li></ul><ul><ul><li>Pretendía ser una “ ciudad jardín ” al estilo inglés: naturaleza, equipamientos, vías y edificios. Éstos no se llegaron a construir. </li></ul></ul><ul><ul><li>Se inspira o pretendía ser una polis: en la falda de la montaña, más allá del Eixample (Ensanche, de Cerdá) y consta de escalinata, galerías porticadas, plaza pública… </li></ul></ul><ul><ul><li>Aprovecha la pendiente del terreno sin hacer modificaciones… y hasta “integrando” la obra en la misma naturaleza. </li></ul></ul>
  57. 59. La arquitectura modernista <ul><li>El parque, cerrado al exterior, consta de una escalinata que da acceso a un “ ágora ”, bajo la cual hay una “ sala hipóstila de orden dórico” (reinterpretado) y que se convierte en ágora en caso de lluvia. </li></ul><ul><ul><li>La escalinata se desdobla en torno a tres fuentes como isletas a diferente altura: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>Una más baja que simula una fuente natural en la roca; otra que semeja una cabeza animal que vierte el agua y, detrás, el conocido dragón. </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Utiliza sólo utiliza la línea recta en los escalones pues los bordes tanto interiores como exteriores son sinuosos. </li></ul></ul><ul><ul><li>En la escalinata pero sobre todo en los animales-fuente utiliza el “ trencadís ”, una forma de mosaico catalán en la que se utiliza azulejo troceado, vidrio, piedra mate y argamasa. </li></ul></ul>
  58. 60. La arquitectura modernista
  59. 61. La arquitectura modernista <ul><li>La sala hipóstila que quiere recordar un templo griego aunque semeja más bien el “pórtico” del templo. </li></ul><ul><ul><li>Las columnas, de factura dórica, están reinterpretadas pues aunque son columnas de piedra tallada, sin basa y con un capitel sencillo y circular, no siguen el “orden dórico”. </li></ul></ul><ul><ul><li>Son columnas huecas y por su interior discurre el agua de lluvia que alimenta luego las fuentes de la escalinata. </li></ul></ul><ul><ul><li>Acentúan la solidez, firmeza y rotundidad del espacio porticado que crea el autor. </li></ul></ul><ul><ul><li>Unas falsas bóvedas intercolumnas sirven para reforzar la sonoridad interior y que las columnas no absorban el sonido. En esas bóvedas utiliza también el trencadís y toda la techumbre es de mosaico. </li></ul></ul>
  60. 62. La arquitectura modernista
  61. 63. La arquitectura modernista <ul><li>El espacio privilegiado es, sin embargo, la plaza descubierta o “plaza” que está sobre la sala hipóstila. </li></ul><ul><li>Sería una especie de ágora o teatro (si tomamos como referencia el espacio sagrado de Delfos que inspiró a Gaudí) bordeado por una serpenteante baranda con banco corrido. </li></ul><ul><li>Esta originalísima bancada está toda ella realizada en trencadís que al sol multiplica los reflejos (aunque también se vuelve imposible de servir como asiento). </li></ul><ul><li>Su forma que multiplica las curvas cumple la función de asiento individual, en pequeño grupo o en gran grupo (según se elija la parte cóncava o convexa) </li></ul><ul><li>Además, se tuvo en cuenta la “ergonomía” para acomodar el asiento al cuerpo humano. </li></ul>
  62. 64. La arquitectura modernista
  63. 65. La arquitectura modernista <ul><li>Singular es también los casi tres km. de camino y viaducto que realizó para paseo. </li></ul><ul><li>Como se negó a realizar ninguna explanación, se adaptó al terreno: sigue las curvas de nivel e integra toda la obra en la naturaleza, adelantándose al “organicismo” del siglo XX. </li></ul><ul><ul><li>Excava columnas en la misma roca cuando el paseo se vuelve porticado y realiza formas caprichosas: columnas helicoidales, cariátides… </li></ul></ul><ul><ul><li>Estos paseos porticados tenían también otra función bien real y estudiada: al ser de la misma roca al darles forma procuró que absorbiesen el ruido de los carruajes para minimizar el impacto ambiental, en este caso el acústico. </li></ul></ul>
  64. 66. La arquitectura modernista
  65. 67. La arquitectura modernista <ul><li>La casa Milá o “ La Pedrera ” (1906-12) , situada en el Paseo de Gracia, de Barcelona, se construyó poco después de cumplir Gaudí otro encargo 150 metros más abajo (la casa Batlló). </li></ul><ul><li>El Paseig de Gràcia era (y es) acaso el espacio más señorial de Barcelona, en el Ensanche y cercano a la plaza de Cataluña. </li></ul><ul><li>El cliente es un personaje rico y lo quiere como vivienda familiar y también para alquilar. </li></ul><ul><li>Consta de dos bloques de pisos, de cinco plantas, integrados en la misma construcción aunque con entradas independientes. </li></ul>
  66. 68. La arquitectura modernista <ul><li>La entrada que da al Paseo se plantea como la continuación de la calle hacia dentro del edificio: </li></ul><ul><ul><li>una rampa descendente va hacia un sótano que es una cochera… algo enormemente novedoso en la época y sin precedentes. </li></ul></ul><ul><ul><li>Mientras, las “aceras” de esa calle simulada, llevan a las escaleras y ascensores de acceso a los pisos. </li></ul></ul><ul><ul><li>Además, ese patio interior, ya sin ruido está pensado como una “fachada” también. Más clásica que la exterior. </li></ul></ul><ul><ul><li>En esa fachada interior se utiliza ampliamente el color y funciona también como patio de luz que alimenta plantas de exterior al tiempo que facilita la ventilación de los cuartos interiores. </li></ul></ul>
  67. 69. La arquitectura modernista
  68. 70. La arquitectura modernista <ul><li>Los pisos se construyen utilizando un esqueleto de hierro por lo que adelanta lo que en el siglo XX será la “planta libre”, tabicada luego a gusto del inquilino. </li></ul><ul><li>Todos ellos tienen una distribución habitacional que refleja los usos burgueses de la misma: </li></ul><ul><ul><li>Separación entre señores y servicio </li></ul></ul><ul><ul><li>Separación entre usos diversos: salón, comedor, cocina, habitaciones, biblioteca, despacho… </li></ul></ul><ul><ul><li>Separación entre sexos y por edad. </li></ul></ul><ul><ul><li>Todos los servicios y novedades del momento: cocina económica, luz eléctrica, teléfono… </li></ul></ul><ul><li>La escalera interior es uniforme en todos los pisos, incluyendo la portería, de formas claramente “art nouveau” . </li></ul>
  69. 71. La arquitectura modernista
  70. 72. La arquitectura modernista <ul><li>Pero es la fachada exterior la que refleja todo el potencial creador de Gaudí. </li></ul><ul><ul><li>Es de una originalidad impresionante en la que apenas se encuentra una simetría que no sea el continuo ondular de las líneas curvas y en horizontal. </li></ul></ul><ul><ul><li>Es un muro “pantalla” unido al edificio por un sistema de anclajes metálicos. </li></ul></ul><ul><ul><li>La piedra y el hierro están perfectamente fusionados. </li></ul></ul><ul><ul><li>La forma global es de una rotundidad escultórica, como si estuviese “esculpida” en una roca: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>Se ha interpretado como una montaña erosionada… </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Como el oleaje de la playa (algas incluidas: las rejas forjadas) </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>… hasta como un manto: el de la Virgen que al parecer debía coronar el edificio (Gaudí era profundamente católico). </li></ul></ul></ul>
  71. 73. La arquitectura modernista
  72. 74. La arquitectura modernista
  73. 75. La arquitectura modernista
  74. 76. La arquitectura modernista <ul><li>Sin embargo, lo que corona todo el edificio es una terraza en la que Gaudí dispuso un “ejército de guerreros” que son, en realidad, chimeneas y respiraderos. </li></ul>
  75. 77. La arquitectura modernista <ul><li>En este edificio puso en práctica algunas de las novedosas soluciones que había ideado: uso generalizado de la bóveda catalana , de los arcos catenarios …. en el desván, donde crea pasillos que “refrigeran” el edificio. </li></ul>
  76. 78. La arquitectura modernista <ul><li>Gaudí realizó mucha más obra, incluso fuera de Cataluña: “El Capricho” en Comillas (Cantabria), palacio arzobispal de Astorga, Casa de los Botines en León… pero su obra fundamental está en Barcelona. En especial el “Templo Expiatorio de la Sagrada Familia”, una interpretación libre e irrepetible del gótico que tan bien conocía. </li></ul><ul><li>En Cataluña hubo también otros destacados “modernistas” contemporáneos: LLuis Doménech i Montaner (1850-1924) o J. Puig i Cadafalch (1867-1957 </li></ul><ul><li>Y en el resto de España se copió también el estilo con asiduidad y por la misma clase social burguesa. No obstante, el encargo publico siguió adoleciendo de la inclinación “historicista” hasta que enlaza con las nuevas corrientes del siglo XX. </li></ul>
  77. 79. El modernismo en España <ul><li>En Cataluña hubo también otros destacados “modernistas” contemporáneos: LLuis Doménech i Montaner (1850-1924). </li></ul><ul><li>Una de sus obras más señeras es el Palau de la Musica de Cataluña (1905), en Barcelona </li></ul><ul><li>En este edificio se integran perfectamente tanto los nuevos materiales como todos los “oficios”: la escultura, la pintura, la forja… y hace un uso amplio del vidrio. </li></ul><ul><li>De fundación privada, a cargo de una selecta clientela burguesa, quería ser la sede del Orfeón catalán fundado una quincena de años antes. Tendría un aire más “nacionalista” que el más antiguo Teatro del Liceu en las Ramblas a pesar de incorporar en esculturas a figuras universales de la música europea. </li></ul>
  78. 80. El modernismo en España
  79. 81. <ul><li>J. Puig i Cadafalch (1867-1957). </li></ul><ul><li>Un ejemplo es la Casa Terrades (1905) en Barcelona, en la misma avda. Diagonal. Es más conocida como la casa “de les Punxes” o pinchos, en catalán. Se debe a las agujas de sus torres. Está concebida como un edificio gótico al que se le aplicó decoración con “plafones de mosaico” en la fachada. En alguno deja claramente su ideología nacionalista: el Sant Jordi con la leyenda del “danos la libertad” </li></ul>El modernismo en España
  80. 82. <ul><li>José Graner Prat en 1901. Se trata del edificio esquina de la Calle Jovellanos con Merced, en la llamada “Plaza del Parchís”. </li></ul><ul><li>Se trata de un edificio de cuatro plantas y bajo comercial. </li></ul><ul><li>Presenta también una esquina redondeada rematada en una cresta. En cada fachada tiene dos cuerpos salientes redondeados también rematados en cresta y con ventanales. </li></ul><ul><li>Entre esos salientes, otros ventanales también insisten en la verticalidad que se quiere dar a todo el edificio. </li></ul>El modernismo en Asturias
  81. 83. <ul><li>Miguel García de la Cruz (1874-1935). </li></ul><ul><li>El edificio Sarri , de 1911. En la calle Corrida esquina a Calle San Antonio. </li></ul><ul><li>Un edificio de tres pisos con esquina redondeada y grandes ventanales al exterior. En el proyecto original remataba en torre. </li></ul><ul><li>Abundante uso de rejería en los balcones y ventanales. </li></ul><ul><li>Decoración de azulejo y terminación en una cresta almenada. </li></ul><ul><li>Recuerda obra modernista catalana, donde se había formado el arquitecto. </li></ul>El modernismo en Asturias
  82. 84. <ul><li>Miguel García de la Cruz (1874-1935). </li></ul><ul><li>El edificio del nº 8 Calle Corrida. Cuatro pisos y para viviendas, aunque tuvo uso comercial también en alguna de sus plantas. </li></ul><ul><li>Ofrece una fachada compleja que combina curva y línea recta; azulejo y cemento visto. </li></ul><ul><li>Utiliza decoración jugando con el azulejo pero también con ménsulas y cabezas de mujer entre hojarasca. </li></ul><ul><li>La rejería es notable también. </li></ul>El modernismo en Asturias
  83. 85. <ul><li>Manuel del Busto (1874-1948). </li></ul><ul><li>El edificio del (pub) “Varsovia”, de 1903, frente a la playa de S. Lorenzo, es un edificio de viviendas de cuatro plantas y con un remate en torre de cúpula singular en la esquina de las dos calles. </li></ul><ul><li>Busca una verticalidad alargando los vanos en altura a pesar de utilizar voladizos en da piso que equilibran esa tendencia en un edificio, por lo demás, de planta no muy grande. </li></ul><ul><li>El azulejo tiene relevancia en la decoración de las fachadas. </li></ul>El modernismo en Asturias
  84. 86. El modernismo en Asturias Marqués de Santa Cruz, Oviedo. Casa Dulce, Gijón Casas del Cuitu, Oviedo Calle Marqués de S. Esteban 9, Gijón
  85. 87. Fuentes y Créditos <ul><li>Miguel A. Torremocha López. Arquitectura y Escultura. Los grandes estilos. [Col . ¿Qué es? ] Ediciones Granada. Madrid 1991. </li></ul><ul><li>T. Llacay Pintat et al. Arterama, Historia del Arte. Ed. Vivens Vives. Barcelona 2003 </li></ul><ul><li>Joaquin Yarza et al. Historia del Arte COU . Editorial Noguer. Madrid 1978. </li></ul><ul><li>J. María de Azcárate et al. Historia del Arte COU. Ed. Anaya. Madrid 1982 </li></ul><ul><li>De la Internet. </li></ul><ul><li>http://www.sitographics.com/menu.html </li></ul><ul><li>http://www.aseicua.uniandes.edu.co/congreso2002/uribe.doc </li></ul><ul><li>http://www.wikilearning.com/curso_gratis/arte_del_siglo_xix-caracteres_generales/1058-2 </li></ul><ul><li>http://clio.rediris.es/n33/n33/arte/23Arquicon.pdf </li></ul><ul><li>http://arq.unne.edu.ar/catdep/arq/hyc2/cls_flash/cl_hie08.swf </li></ul><ul><li>http://www.oposinet.com/historia/temas/oposiciones_historia_T64.php </li></ul><ul><li>http://www.hispago.com/arquitectura/primeros-arquitectos </li></ul><ul><li>http://www.gijon.info/index.asp?MP=1&MS=100&MN=3&TR=C&IDR=223 </li></ul><ul><li>http://www.docomomoiberico.com/main.htm </li></ul><ul><li>Higinio Rodríguez Lorenzo. 2009 </li></ul>
  86. 88. Créditos <ul><li>Idea, textos y realización del autor. </li></ul><ul><li>El autor, </li></ul><ul><li>Higinio Rodríguez Lorenzo , profesor en el IES Mata Jove, de Gijón (Asturias. España) la ofrece bajo licencia </li></ul><ul><li>[ Registrada en Safe Creative Código: 1105109183063 Fecha 10-may-2011 20:12 UTC ] </li></ul><ul><li>Abril de 2009. </li></ul><ul><li>[email_address] </li></ul>

×