Aproximación al Impresionismo en España
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Aproximación al Impresionismo en España

on

  • 7,800 views

Una introducción rápida al impresionismo en España y obras de algunos de los impresionistas más destacados. Comentario de una obra de Darío de Regoyos para PAU en Asturias.

Una introducción rápida al impresionismo en España y obras de algunos de los impresionistas más destacados. Comentario de una obra de Darío de Regoyos para PAU en Asturias.

Statistics

Views

Total Views
7,800
Views on SlideShare
7,756
Embed Views
44

Actions

Likes
5
Downloads
15
Comments
0

2 Embeds 44

http://www.slideshare.net 40
http://ratacana.blogspot.com 4

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

CC Attribution-NonCommercial LicenseCC Attribution-NonCommercial License

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Aproximación al Impresionismo en España Aproximación al Impresionismo en España Presentation Transcript

  • Higinio Rodríguez Lorenzo
  • • El impresionismo nace en Francia, en París, y desde ahí se extenderá por Europa y América, desde Rusia hasta California o Buenos Aires. • Será a través de jóvenes pintores que se fueron a formar a París, o también a través de exposiciones y debido a que el gusto de las burguesías nacionales copió del gusto burgués parisino de la III República. • Al haber un ligero desfase temporal entre el impresionismo francés y el que se dará en otros países, en éstos se dará un impresionismo “contaminado” por tradiciones locales pero, sobre todo, por nuevas aventuras estilísticas: puntillismo, simbolismo, modernismo, expresionismo…
  • • El impresionismo tuvo también cultivadores interesantes entre los pintores españoles del último cuarto del siglo XIX y comienzos del siglo XX. • España recibió el impresionismo tardíamente: el romanticismo (Fortuny, por ejemplo) se mantuvo largamente en el tiempo y en la época de la Restauración comienza a ser superado por el realismo… en paralelo a lo que ocurre con la Literatura: a Bécquer (muere en 1870) le sucederá un P. Antonio de Alarcón coetáneo y, enseguida, el más joven Pérez Galdós. • Las conexiones con la cultura exterior son escasas y se reducen a una élite reducida que sólo se irá ampliando durante la Restauración, en los años 80. Francia será la gran referencia en la pintura.
  • • El paisajismo que se había iniciado en España durante el romanticismo con figuras como Villaamil, derivó hacia el paisaje costumbrista que el “regionalismo” de final de siglo prolonga. Pero el realismo de Carlos de Haes impondrá una corrección al “tipismo”. • El gran paisajista belga Carlos de Haes desde la Academia de San Fernando sostiene un realismo a lo Escuela de Barbizón que influirá largamente: la belleza está en imitar a la Naturaleza. Si bien utiliza la pincelada impresionista, para él la luz no es la protagonista del cuadro. • El regionalismo es el reflejo en la pintura del surgimiento de los nacionalismos al tiempo que un españolismo castellanista también se afianza como se ve en el grupo conocido como generación (literaria) del 98.
  • • Concursos, mecenas diversos y obra pública (Ayuntamientos, favorecen este regionalismo que se explaya Diputaciones…) en el paisaje. También los museos “de bellas artes” que se fueron montando en las capitales de provincia. • Cataluña y el País Vasco, con una floreciente burguesía ambas, favorecerán la entrada del gusto artístico francés tanto en la música como en las artes plásticas y la arquitectura. Madrid, durante este tiempo aún irá a remolque, instalada en el “casticismo” tradicional. • También otras capitales de provincia atraerán artistas autóctonos que irán creando un pequeño pero respetable mercado del arte en colecciones particulares, superando el tradicional mecenazgo eclesiástico.
  • • Aureliano de Beruete, 1845-1912 • Ignacio Pinazo, 1849-1916 • Darío de Regoyos, 1857-1913 • Santiago Rusiñol, 1861-1931 • Joaquín Sorolla, 1863-1923 • Ramón Casas, 1866-1932 • Ignacio Zuloaga, 1870-1945 • Isidro Nonell, 1872-1911 • Joaquim Mir i Trinxet, 1873-1940 – Y muchos más pues todo pintor español entre 1870 y 1936 se iba a formar a París. Hasta 1920 era la técnica que asumían en sus inicios. Lo puedes comprobar, por ejemplo, en los museos de Nicanor Piñole o de Evaristo Valle…
  • • Aureliano de Beruete y Moret estuvo a punto de realizar una carrera política durante la época de la Monarquía de Amadeo I si no fuese porque Carlos de Haes le orientó hacia la pintura. • Con él se formó en la Academia de San Fernando. Fue amigo de otros pintores impresionistas más jóvenes como Regoyos, R. Casas y J. Sorolla. • Viajó a París y tomó contacto con los trabajos paisajísticos que habían realizado los pintores de la Escuela de Barbizón. De ellos y del ambiente impresionista de París tomará la técnica del “plein air”: pintar al aire libre, lo que su maestro no aceptaba ni había practicado. • Su impresionismo está en la pincelada suelta y fluida y en la importancia que concede a la luz. Empezó en el realismo. Pasó por una etapa impresionista y luego evolucionó hacia el modernismo y otras corrientes de moda. • Como los otros impresionistas españoles, pinta tanto paisaje urbano como natural y en todos los casos el regionalismo que se imponía a finales del siglo XIX se palpa en su obra.
  • Madrid nevado desde la Moncloa 1900. Óleo sobre lienzo. 29.5 x 48.5 cm. Colección particular
  • A orillas del Manzanares 1908-1910. Óleo sobre lienzo. 67 x 100 cm. Museo de San Telmo. Donostia-Kultura
  • Los Lavaderos del Manzanares. 1904. Óleo. 57,5 x 87 cm. Museo Sorolla. Madrid
  • • Ignacio Pinazo i Camarlench huérfano de muy niño, tuvo una educación muy limitada y trabajó pronto pero ahí desarrolló su talento de dibujante: decorando azulejos, pintando abanicos… • Con veintipocos años pudo hacer un viaje a Roma y ahí adquirir rápidamente conocimientos como para luego volver ya becado a afianzar sus estudios de pintura. • Su primera etapa estuvo marcada por la pintura histórica de aire romántico: Las hijas del Cid, Jaime I expirando, Desembarco de Francisco I en Valencia… y pasó rápidamente por otra etapa realista –El guardavía- hasta desembocar en el impresionismo que mantendrá hasta el final de su vida. • Su impresionismo se verá empujado por el éxito entre la burguesía valenciana tanto con retratos como con los temas paisajísticos. • Antecesor de Sorolla, evolucionó desde una paleta muy oscura (de la tradición goyesca y que Fortuny mantuvo) a la brillantez impresionista posterior de los años 80 y 90.
  • Domingo de Ramos en la plaza de la Virgen. 1875. Óleo. 10,5 × 18,2 cm. Colección privada.
  • Interior de alquería valenciana. 1899. Óleo. 44 × 62 cm. Museo Bellas Artes. Valencia
  • Rincón del jardín. 1911. Óleo. 81 × 65.2 cm. Museo de Bellas Artes. Valencia
  • Emparrado. 1912. Óleo. 50 × 65,3 cm. Museo Bellas Artes. Valencia
  • • Darío de Regoyos nació en Ribadesella, Asturias, hijo de un arquitecto. Pronto se trasladó a Madrid por lo que su obra se realizará fuera de Asturias casi toda. Y será en el País Vasco donde desarrolle la mayor parte de su trabajo (hasta 1910). • Alumno de Carlos de Haes, tomó gusto por el paisajismo y, por recomendación suya viajó a Bélgica, donde tomará contacto con las corrientes dominantes, por entonces el impresionismo y, en viajes posteriores, el simbolismo • Es el pintor español que encarna el impresionismo de una forma más plena dado que es el estilo que adoptó en su madurez. También el que más pronto y mayor contacto mantuvo con el exterior, al tiempo que es tal vez el más internacional de los pintores españoles del siglo XIX.
  • • Regoyos alcanzó su madurez como pintor en Bélgica, adonde había llegado ya con 22 años, en 1879. • Allí permaneció largos períodos hasta la década de 1890 y tomó contacto con otros españoles y, especialmente, con un grupo de artistas belgas que estaban por romper la monotonía artística belga. • En 1881 pasó a formar parte del círculo L'Essor, del que se salió en 1883, para fundar el singular y hoy muy valorado círculo de Les XX. Fue el único miembro fundador que no tenía nacionalidad belga. El grupo se proponía modernizar el arte belga, muy apegado al realismo y refractario a las corrientes “modernas”, por lo que diez años después, en 1893, tras considerar el objetivo alcanzado, se disuelven.
  • • Algunos miembros del grupo de Los XX realizaron un viaje por España con Regoyos como anfitrión, lo que dio a conocer la realidad artística española del momento en el ámbito internacional, al tiempo que se tomaron nuevos motivos españoles para el arte europeo ya no en la línea del tipismo romántico. • De ese viaje surgió una publicación, La España negra. • Debe tenerse en cuenta la efervescencia que en los años 90 hay en la pintura europea. Una inquietud fruto de la ruptura que protagonizaron los impresionistas pero que continúan los “postimpresionistas” y algunos “independientes” que quieren actualizar algunas tendencias subterráneas de la pintura occidental: el realismo, el “simbolismo” y hasta el naturalismo de corte renacentista.
  • • La inquietud artística por romper con el academicismo tradicional en España estaba aún más sometida que en otros lugares de Europa: el historicismo casticista negaba cualquier posibilidad a los nuevos pintores que querían ir más allá del tipismo paisajista o enlazar con las corrientes europeas. • El valor de Regoyos (como de Pinazo) es el haberse enfrentado y salir triunfantes en esta batalla. Pero costó casi una generación de retraso. • En Cataluña y en Valencia, por el contrario, la burguesía autóctona conectó con esas corrientes una década antes al menos y eso permitió que apareciese un grupo de artistas en cada una de las capitales que elevó el nivel de la cultura pictórica.
  • Es un autorretrato realizado con gran realismo: demacrado, quot;feoquot; y con una mirada que dialoga con el espectador. Los cuadros del fondo indican que es pintor. Por detrás de este autorretrato pintó el Paisaje de Balmaseda, si bien en la posición apaisada u horizontal. En el Museo de Bellas Artes de Asturias es este autorretrato el que normalmente está a la vista del público. Autorretrato. 1901. Óleo. Museo Bellas Artes de Asturias. Oviedo
  • • El estilo pictórico de Regoyos fue completándose por la continua comunicación con sus amigos artistas, entre los que se hallaban los pintores: Camille Pissarro, Whistler, Seurat, Signac, Ensor, Van Rysselberghe, etc.; el escultor Rodin y el poeta Émile Verhaeren. Con este último realizó el viaje por España que culminó en La España negra. • Se consideran tres etapas: una inicial en la línea del realismo y donde se centra especialmente en retratos y paisaje. Una segunda etapa en los años 90 muy cercana al simbolismo; y una tercera etapa ya en el siglo XX y en plena madurez donde el impresionismo tamizado por la experiencia puntillista se impone, aclarando su paleta y fijando lo que será más demandado por su público, los paisajes vascos y castellanos.
  • Una muestra de su obra bajo el efecto de su viaje por esa “España Negra”. Para la publicación que se hizo en 1899 realizó decenas de dibujos y grabados. Pero cuando realizó esta pintura no la presentó en España pues temía su rechazo. Víctimas de la fiesta. 1894. Óleo. Museo Bellas Artes de Asturias. Oviedo
  • • La etapa impresionista cuaja ya a comienzos del siglo XX, si bien hay “rasgos impresionistas” en la segunda etapa ya. • En 1905 declaraba a la prensa francesa que “si volviera a comenzar mi vida, volvería a utilizar una paleta clara, sin tierras, sin negros, y sólo haría paisajes, entregándome por completo a las impresiones que recibiera de la naturaleza” . • En ese impresionismo no hay sólo un estudio de la luz (cantábrica en especial) sino mucha “poesía” que él sitúa en el color como los modernistas lo hacían en el verso florido. • Es posible también que tras “ver” y “denunciar” la España negra anterior a 1898, quisiese ayudar a regenerarla a través de la luz y el color que el impresionismo le ofrecía.
  • Paisaje de Balmaseda. 1895 Óleo Museo de Bellas Artes de Asturias
  • • En El paisaje de Balmaseda (o Valmaseda, en castellano) utiliza la luz natural para matizar el color aplicado en pincelada muy pequeña, puntillista. • No estamos ante una obra que anule la perspectiva: – Hay un primer plano donde el puente y las maderas apiladas nos alejan del pueblo, protagonista de la obra y, sin embargo, forma unidad con el pueblo: un desequilibrio de los volúmenes y la falta de perspectiva que englobe a ambos elementos “humanos”. – Detrás, y en dos planos también pero “desagregados”, están las montañas. Las más alejadas van difuminando su forma hasta perderse en una bruma oscura. Apenas hay cielo y éste no es la fuente de luz. • Y no hay, tampoco, un encuadre que ofrezca una vista completa del objeto representado: la fotografía, como para los impresionistas, irrumpe en esta obra.
  • Paisaje de Balmaseda. 1895 Óleo cm Museo de Bellas Artes de Asturias
  • • La ruptura con la línea, la perspectiva integradora y el tratamiento de los volúmenes de manera que aparecen o disformes o planos, son características impresionistas presentes en este cuadro. • Pero también los pequeños aunque significativos cambios debidos a una luz que suponemos filtrada por las nubes pues cubren de sombra parte de la montaña de atrás. • La dominancia de los colores cálidos (amarillos, ocres claros y rojos) dan alegría y vida a una obra que, por lo demás, sólo introduce una figura solitaria en el puente y la ropa tendida en las galerías de las casas. • El punto de vista adoptado, elevado, es también una característica de Regoyos que en los paisajes vascos se repite constantemente.
  • • Para algunos estudiosos, esta forma de presentar los paisajes que tiene Regoyos: punto de vista, pocas o ninguna figura humana, la luz como única “integradora” de todo lo representado… y la montaña o montañas como telón de fondo, suponen una forma de crear un “microcosmos” que va más allá de esa “mirada impresionista” que capta el momento. • Así, estaríamos en el umbral de otro tipo de pintura ya más del siglo XX: el pintor recrea con su interpretación algo para “inquietar” -más que para conmover (como hacían los románticos)- al espectador. • Desde luego, esta característica de su pintura estaría ya presente desde sus inicios y la reforzaría al contacto con otros artistas extranjeros, como Ensor…
  • Viaducto de Orzmaitegui. 1896. Óleo 60 x 98 cm. Colección particular.
  • Paisaje de Hernani. 1900. Óleo. 50 x 61 cm Museo Thyssen-Bornemisza
  • El Urumea. 1904 Óleo 61 x 50 Museo de Bellas Artes de Bilbao
  • Luces eléctricas en La Concha. 1906 Óleo 54 x 65 cm Museo Thyssen-Bornemisza
  • La iglesia de Lezo. 1907. Óleo. 61 x 50,5 cm. Museo de Bellas Artes de Bilbao Yurreta. 1907 Óleo 65 x 55 cm Colección particular
  • El gallinero. 1912. Óleo. 65 x 55 cm. Museo de Arte Reina Sofía. Madrid Playa (Sol de invierno en costa vasca). óleo. 46 x 61 cm. Museo Reina Sofía. Madrid
  • • Rusiñol fue un gran animador de la cultura modernista catalana desde Sitges y, antes, en la tertulia de Els Quatre Gats barcelonesa. Fue también un notable poeta en catalán. • Su formación como pintor es bastante autodidacta y hubo de ocultar la afición ante su abuelo y tutor hasta que rompió con la tradición empresarial familiar. Trabajó como ilustrador para La Vanguardia. • En París a finales de los 80, frecuentó a los españoles que allí residían (desde el músico I. Albéniz a R. Casas o Zuloaga) y las grandes figuras del arte y la literatura franceses de finales de siglo y habituales de “Montmartre”. También ahí recibe la influencia del “simbolismo” de Puvis de Chavannes. • Si bien se inscribe en el Modernismo, la influencia modernista que recibió en París la mantendrá largo tiempo: la luz y a pincelada las mantendrá aún cuando entre en contacto con las vanguardias años después.
  • Nota de puerto. 1889. Óleo. 15 x 21.5 cm. Museu d'Art Modern. Barcelona
  • Paisaje rural. 1889-90. Óleo sobre tela. 30 x 74 cm
  • Isla de S. Luis en París. 1890. Óleo. 50 x 60 cm. Abadía de Montserrat
  • • Sorolla también realizó su viaje a París (mediados los 80 y luego otra vez en los 90) y a Italia. También viajó por España y realizó así numerosos cuadros donde la luz juega un papel importante: “realismo de luz”. • El paisajismo ocupa buena parte de sus más de 2.200 producciones, pero también cultivó el retrato. Y la pintura social: aunque es más optimista y vitalista que Zuloaga (con quien lo compararon siempre para resaltar el colorido en Sorolla y la oscuridad en Zuloaga) no deja de ser duro en las representaciones que realiza de tema social (Trata de blancas , o Aún dicen que el pescado es caro). • Ya en la primera década del siglo XX su éxito en París le hizo ser conocido hasta en Norteamérica lo que le reportará dinero en abundancia y contratos para trabajar allí, en la Hispanic Society.
  • Mar y Rocas de San Esteban, Asturias. 1903. Óleo. 67 x 96 cm. Museo Sorolla. Madrid.
  • Paisaje asturiano. 1904. 62 x 94.5 cm. Brooklyn Museum. Nueva York. USA.
  • El niño de la barquita 1904. Paseo a orillas del mar. 1909. 205 cm × 200 cm Museo Sorolla, Madrid.
  • Valencia, dos niños en una playa. 1904. 75.5 x 105.5 cm. Colección W. P.Wilstach. Philadelphia Museum of Art. Pensilvania
  • Niños en la playa. Valencia. 1916. 70 x 100 cm. Colección particular
  • Niños corriendo en la playa. Museo de Bellas Artes de Asturias
  • Remolcando la barca. Museo de Bellas Artes de Asturias
  • • Casas procede de una familia catalana acomodada por lo que pronto pudo acceder a una educación artística razonable lo que incluyó viajes y formación en París. Militó tempranamente en el catalanismo en torno al L’Avenc y Els Quatre Gats. • Su éxito en París y entre la burguesía catalana le promocionó hasta hacerlo conocido en América. También le permitió tratar temas “sociales” pero cuyo contenido político se desviaba hacia el anticentralismo catalanista: La carga, La ejecución… Para estas obras reserva una factura clásica, realista. También ejerció como caricaturista para la prensa y como cartelista. • Su estilo es más “modernista” que impresionista, pero alguna parte de su obra recoge un uso de la luz excelente, en la línea de los impresionistas.
  • Paisaje con figuras. 1890. Óleo. 87 x 133 cm. Museo de Pontevedra
  • Interior al aire libre. 1892. 160,5 x 121 cm. Col. Carmen Thyssen-Bornemisza Antes del baño. 1894. 72,5 × 60 cm. Museo de Montserrat
  • Estudio de luz. Museo de Bellas Artes de Asturias
  • Baile de tarde. 1896. 170 x 230 cm. Círculo del Liceu. Barcelona
  • Madeleine. 1892. 117x90 cm Museu de Montserrat La Sargantain. h.1907. Óleo. 91x63 cm Colección Cercle del Liceu. Barcelona
  • • Zuloaga enlaza con la generación del 98 (es, digamos, el como la mayoría de los pintor de lo que es la generación literaria), impresionistas que tratamos aquí. Y se verá afectado por el “regionalismos” si bien Castilla será su referencia: está muy vinculado a Segovia • Su pintura, en general, tiende al realismo y la crudeza. Reconoce como sus maestros al Greco, Velázquez, Zurbarán, Ribera… y Goya. • Conoció también el renacimiento italiano en Roma y, claro está, la modernidad en París después de 1890 y allí hará amistad con el postimpresionista Gauguin. • En realidad no fue un impresionista. Aunque conocía perfectamente la técnica del impresionismo, estuvo más cercano al modernismo y las vanguardias que a lo que ya era un estilo “corriente”.
  • Retrato del Marqués de Villamarciel 1893. Museo de Bellas Artes de Bilbao Mi padre y mi hermana en París 1891. Museo Zuloaga. Zumaia y Pedraza
  • El amanecer 1894.
  • • Nonell, como los anteriores y por edad, tiene más que ver con el postimpresionismo que con el estilo impresionista en sí, al que conocía y en el que se inició. • También, por edad, enlaza con esa generación del 98 al menos en el deseo de mostrar la realidad y el tic regionalista (no sólo catalán). • Frecuentó la tertulia de Els Quatre Gats y mostró su compromiso antiburgués a menudo y casi siempre en su pintura. Se le suele enclavar en la tradición de la “pintura negra” con Solana o el último Regoyos por la crítica que hace desde un realismo feroz. • La pincelada suelta más que el uso del color o la luz es lo que le vincula al modernismo. También la temática urbana y la forma de realizar los retratos.
  • Al atardecer. Sant Martí de Provençals. 1896. Óleo. 96 x 145,5. Colección particular
  • Estudio para un retrato. 1906. Óleo sobre lienzo. 66 x 53,5 Colección particular
  • Estudio para un retrato. 1908. 54 x 66cms. Museo de Arte Moderno. Barcelona
  • • Como los otros catalanes que hemos mencionado, la relación con Rusiñol es muy estrecha: también estuvo en Els Quatre Gats. • En sus inicios también utilizó los colores azafranados como Nonell y Rusiñol, lo que les valió ser conocidos como “la colla del safrá”. • Aunque domina la técnica del impresionismo y la utiliza reiteradamente en el paisajismo, su preferencia por el realismo “tremendista” de los inicios en el grupo de Nonell y Rusiñol le hace más bien “realista”, aunque el espíritu del Modernismo es el que imbuye a todo el grupo catalán que aquí reseñamos.
  • Afueras de Vilanova Óleo. 82 x 117 cm. Abadía de Montserrat .
  • Almendros floridos Óleo. 93 x 103 cm. Colección Particular Bonet Fargas. Barcelona.
  • Cala de Sant Vicenç. Mallorca 1902. Óleo. 280 x 400 cm. Abadía de Montserrat.
  • Patricia Fride R. Carrassat. Maestros de la pintura. Editorial Larousse. Barcelona 2005 T. Llacay Pintat , et al. Arterama, Historia del Arte. Ed. Vivens Vives. Barcelona 2003 Joaquin Yarza et al. Historia del Arte COU. Editorial Noguer. Madrid 1978. J. María de Azcárate et al. Historia del Arte COU. Ed. Anaya. Madrid 1982 Gabriele Cripaldi. Los siglos del Arte. El siglo XIX. Ed. Mondadori–Electa Madrid 2005 VV.AA. Historia del Arte. El Realismo. El Impresionismo. Ed. Salvat-El País. Madrid 2005 Arnold Hauser. Historia social de la Literatura y el Arte. Vol 3 Ed. Omega. Madrid 1978
  • http://pintura.aut.org/ http://www.impresionismoespanol.com/ http://es.wikipedia.org/wiki/Impresionismo http://www.spanisharts.com/history/del_impres_s.XX/impresionismo/i_impresionismo.html http://www.cult.gva.es/mbav/data/es06103.htm http://www.gaudiallgaudi.com/EP002.htm http://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=1421622&orden=83116 http://www.diariovasco.com/20080803/bidasoa/regoyos-cuatro-trazos-20080803.html http://www.elcultural.es/version_papel/ARTE/5753/Dario_de_Regoyos_Microcosmos_de_irrealidad/ http://www.desdeasturias.com/paginas/articulos.asp?id=29 http://www.museothyssen.org/thyssen/coleccion/obras_ficha_biografia649.html http://www.aloj.us.es/galba/MONOGRAFICOS/LAUTREC/Rusinol_pagina2.htm http://usuarios.lycos.es/ramoncasas/biograf/biograf_es.htm http://www.xtec.es/~aguiu1/calaix/044ramoncasas.htm http://www.aloj.us.es/galba/MONOGRAFICOS/LAUTREC/Casas_pagina2.htm http://www.arteespana.com/ignaciozuloaga.htm http://www.isidrenonell.cat/ http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=6016