Your SlideShare is downloading. ×
Reportandose(tinci)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Reportandose(tinci)

101
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
101
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1.  
  • 2. “ REPORTANDOSE”
  • 3. Una vez un Sacerdote estaba dando un recorrido por la Iglesia al mediodía… al pasar por el altar decidió quedarse cerca para ver quién había venido a orar.
  • 4. En ese momento se abrió la puerta; el sacerdote frunció el entrecejo al ver a un hombre acercándose por el pasillo; el hombre estaba sin afeitarse desde hace varios días, vestía una camisa rasgada, tenía el abrigo gastado cuyos bordes se habían comenzado a deshilachar.
  • 5. El hombre se arrodilló, inclinó la cabeza, luego se levantó y se fue. Durante los siguientes días el mismo hombre, siempre al mediodía, estaba en la Iglesia cargando una maleta… se arrodillaba brevemente y luego volvía a salir.
  • 6. El Sacerdote un poco temeroso, empezó a sospechar que se tratase de un ladrón, por lo que un día se puso en la puerta de la Iglesia y cuando el hombre se disponía a salir le preguntó: “¿Qué haces aquí?”
  • 7. El hombre dijo que trabajaba cerca y tenía media hora libre para el almuerzo y aprovechaba ese momento para orar: “ Sólo me quedo unos instantes, sabe, porque la fábrica queda un poco lejos, así que sólo me arrodillo y digo: “Señor, solo vine nuevamente para contarte cuán feliz me haces cuando me liberas de mis pecados… no sé bien orar , pero pienso en Ti todos los días… así que Jesús, este es Jim reportándose”
  • 8. El Sacerdote sintiéndose mal, dijo que estaba bien, que era bienvenido a la Iglesia cuando quisiera, se arrodilló ante el altar, mientras lágrimas corrían por sus mejillas, en su corazón repetía la plegaría de Jim:
  • 9. “ SÓLO VINE A DECIRTE, SEÑOR, CUÁN FELIZ FUI DESDE QUE TE ENCONTRÉ A TRAVÉS DE MIS SEMEJANTES Y ME LIBERASTE DE MIS PECADOS… NO SÉ MUY BIEN COMO ORAR, PERO PIENSO EN TI TODOS LOS DÍAS… ASÍ QUE, JESÚS, SOY YO REPORTÁNDOME”.
  • 10. Cierto día el Sacerdote notó que Jim no había venido. Los días pasaron sin que Jim volviese para orar. Continuaba ausente, por lo que el Sacerdote comenzó a preocuparse; fue a la fábrica a preguntar por él, allí le dijeron que estaba enfermo, que pese a que los médicos estaban preocupados por su estado, todavía creían que tenía oportunidad de sobrevivir.
  • 11. La semana que Jim estuvo en el hospital trajo muchos cambios, él sonreía todo el tiempo y su alegría era contagiosa. La enfermera jefe no podia entender porqué Jim estaba tan feliz, ya que nunca había recibido ni flores, ni tarjetas, ni visitas…
  • 12. El sacerdote se acercó al lecho de Jim con la enfermera y ésta le dijo, mientras Jim escuchaba: “Ningún amigo ha venido a visitarlo, no tiene a dónde recurrir”. Sorprendido el viejo Jim dijo con una sonrisa: “ La enfermera está equivocada… pero ella no puede saber que…
  • 13. TODOS LOS DÍAS, desde que llegué aquí, a MEDIODÍA, UN QUERIDO AMIGO MÍO VIENE, SE SIENTA AQUÍ EN LA CAMA, ME AGARRA DE LAS MANOS, SE INCLINA SOBRE MI Y ME DICE: “ SÓLO VINE PARA DECIRTE, JIM, CUÁN FELIZ FUI DESDE QUE ENCONTRÉ TU AMISTAD Y TE LIBERÉ DE TUS PECADOS. SIEMPRE ME GUSTÓ OIR TUS ORACIONES, PIENSO EN TI CADA DÍA… ASÍ QUE JIM, ESTE ES JESÚS REPORTÁNDOSE”
  • 14. P.D. Ahora, cada día, no podemos perder la oportunidad de decirle a Jesús: Aquí estoy REPORTÁNDOME…
  • 15. Es curioso cómo podemos enviar cuentos y “bromas” a través del correo electrónico que se esparcen como fuego voraz, pero cuando envías mensajes de Dios, lo pensamos dos veces antes de compartirlos con otros.
  • 16. Hoy puedes cambiar la forma de orar de muchas personas que conoces...
  • 17. Es curioso que cuando termines de leer este mensaje, no lo vas a enviar a muchos de los que están en tu lista de direcciones, porque no estás seguro de lo que ellos piensan al respecto...
  • 18. ¿De lo que piensan al respecto? ¿De lo que vayan a pensar de TI? No te detengas: envíaselos.
  • 19. Hoy es el momento… tal vez mañana sea demasiado tarde...
  • 20.  
  • 21. HOLA, AQUÍ UNA DE LAS PERSONAS QUE TE QUIEREN MUCHO… ¡¡¡REPORTÁNDOSE!!!