Unidad 4 psicologia de la adultez y vejez
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Unidad 4 psicologia de la adultez y vejez

on

  • 625 views

 

Statistics

Views

Total Views
625
Views on SlideShare
625
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
30
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Unidad 4 psicologia de la adultez y vejez Unidad 4 psicologia de la adultez y vejez Presentation Transcript

  • Unidad 4 Psicología de la Adultez y Vejez Algunos conceptos básicos para entender situaciones que ocurren en la vejez. Guillermo Laurentín Torres Lcdo. en Psicología (MSc.) Abril 2014.
  • Psicología de la Adultez y Vejez La vejez es una fase normal en el ciclo de la vida. El deterioro y la demencia, en cambio, son patologías del cerebro, no exclusivas, pero sí características de la edad avanzada. El envejecimiento no sólo forma parte del desarrollo evolutivo natural del hombre sino que es, además, una etapa necesaria, ya que en una existencia plena se requiere también haber transitado la experiencia de la vejez.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Con demasiada frecuencia se confunde la senescencia o envejecimiento mental normal, con la senilidad, que es un envejecimiento patológico; es decir, que excede a la involución propia de la edad y que –por razones genéticas, y aun hereditarias– lleva al deterioro intelectual y a la demencia. View slide
  • Psicología de la Adultez y Vejez Desde lo psicológico, no cabe duda que el envejecimiento cerebral se traduce en una paulatina disminución de las funciones instrumentales de la inteligencia, particularmente de la memoria y de la capacidad de aprendizaje. Sin embargo, esta merma de los rendimientos cognitivos se compensa con ese conocimiento más profundo y totalizador que sólo puede provenir de la experiencia vivida y de la madurez plena de la personalidad. View slide
  • Psicología de la Adultez y Vejez Lo que en realidad ocurre en el envejecimiento normal es que éste implica una doble vertiente: deficitaria y madurativa. En otras palabras, existiría una curva descendente, por el inevitable menoscabo psicobiológico, y una curva ascendente, por la mayor serenidad reflexiva y una percepción más profunda de la realidad. Estas dos curvas se entrecruzan de tal modo que las pérdidas se equilibran con las ganancias, originando lo que se ha denominado la “Metamorfosis de la Sabiduría”.
  • Psicología de la Adultez y Vejez El “Síndrome de Deterioro” se refiere a un déficit significativo de los rendimientos intelectuales, mayor que el esperado para la edad y que –por lo mismo– es sintomático de una patología cerebral. Pero el elemento central del síndrome es la conservación de la autocrítica y el hecho de que el compromiso psicoorgánico no altera ni la normalidad del juicio ni la comprensión de la realidad.
  • Psicología de la Adultez y Vejez El “Síndrome Demencial”, se caracteriza por la pérdida de la autocrítica, apareciendo –sin conciencia de enfermedad– ideas y comportamientos insensatos que revelan el profundo compromiso del juicio y de la comprensión de la realidad. En ambos síndromes se pueden observar estados de agitación y cuadros funcionales delirantes, pero sólo en las demencias aparecen las ideas y las conductas absurdas con claridad de la conciencia (ideas y actos demenciales).
  • Psicología de la Adultez y Vejez La “demencia” es un síndrome debido a una enfermedad del cerebro, generalmente de naturaleza crónica o progresiva, en la que hay déficits de múltiples funciones corticales superiores, entre ellas la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. La conciencia permanece clara. El déficit cognoscitivo se acompaña por lo general, y ocasionalmente es precedido, de un deterioro en el control emocional, del comportamiento social o de la motivación.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Pautas para el diagnóstico Deterioro de la memoria que afecta a la capacidad para registrar, almacenar y recuperar información nueva. En estadios avanzados pueden también perderse contenidos familiares y material aprendido en el pasado. Hay además un deterioro del pensamiento y de la capacidad de razonamiento, una reducción en el flujo de las ideas y un deterioro del proceso de almacenar información.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Pautas para el diagnóstico Por lo que al individuo afectado le resulta cada vez más difícil prestar atención a más de un estímulo a la vez, como, por ejemplo, tomar parte en una conversación con varias personas. También hay una dificultad en cambiar el foco de atención de un tema a otro. Para poder hacer un diagnóstico claro de demencia, los síntomas y el deterioro deben haber estado presentes por lo menos durante seis meses.
  • Psicología de la Adultez y Vejez En la “Depresión” el enfermo que la padece sufre un humor depresivo, una pérdida de la capacidad de interesarse y disfrutar de las cosas, una disminución de su vitalidad que lleva a una reducción de su nivel de actividad y a un cansancio exagerado, que aparece incluso tras un esfuerzo mínimo. También son manifestaciones de los episodios depresivos: a) La disminución de la atención y concentración. b)La pérdida de la confianza en sí mismo y sentimientos de inferioridad.
  • Psicología de la Adultez y Vejez c) Las ideas de culpa y de ser inútil (incluso en las episodios leves). d) Una perspectiva sombría del futuro. e) Los pensamientos y actos suicidas o de autoagresiones. f) Los trastornos del sueño. g) La pérdida del apetito. h)La depresión del estado de ánimo varía escasamente de un día para otro y no suele responder a cambios ambientales. i) Se requiere una duración de al menos dos semanas
  • Psicología de la Adultez y Vejez El “Duelo normal” es un sentimiento subjetivo provocado por la muerte o pérdida de un ser querido, sus signos y síntomas típicos son: tristezas, recuerdos reiterativos de la persona perdida, llanto, irritabilidad, insomnio y dificultad subjetiva para concentrarse y llevar a cabo actividades cotidianas. Es un proceso natural que permite asumir lentamente la realidad de la pérdida definitiva de un ser querido; conlleva una respuesta fisiológica que va a provocar cambios de los ritmos biológicos, el sistema inmune y las respuestas celulares del organismo
  • Psicología de la Adultez y Vejez Etapas del Duelo normal: Según Nancy O’Connor: Etapa I: ruptura de loa antiguos hábitos (desde el día del fallecimiento hasta la octava semana). Etapa II: inicio de reconstrucción de la vida (de la octava semana hasta el año). Etapa III: búsqueda de nuevos objetos de amor o amigos (a partir del primer año hasta dos años). Etapa IV: terminación del reajuste (después de los primeros dos años).
  • Psicología de la Adultez y Vejez Etapas del Duelo normal: Según Elizabeth Kubler-Ross: Fase I: negación. Fase II: negociación. Fase III: rabia. Fase IV: depresión. Fase V: aceptación.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Duelo patológico: El proceso de duelo patológico puede adoptar formas que van desde el retraso en su aparición hasta su ausencia y, por el otro extremo, un duelo excesivamente intenso, doloroso y prolongado. Un grupo especial lo conforman personas que a partir de una pérdida presentan ideas y actos suicidas o síntomas claramente psicóticos. Por lo tanto, la manera como se presente el duelo va a estar directamente relacionado con la forma en que murió el ser querido, cuando el duelo se debe realizar frente a una muerte repentina, en circunstancias catastróficas.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Las señales que se deben tener en cuenta para definir el duelo patológico son las siguientes: 1) Ideas o intentos de suicidio. 2) Presencia de síntomas depresivos (llanto, tristeza, anergia, perdida de interés en las cosas, insomnio, perdida de apetito) presentes de manera sostenida por mas de dos semanas seguidas. 3) Antecedentes de trastornos afectivos. 4) Reacciones disociatívas graves. 5) Presencia de síntomas psicóticos (ideas delirantes, alucinaciones, conductas extrañas). 6) Antecedentes de abuso de alcohol o drogas.
  • Psicología de la Adultez y Vejez El Duelo en el anciano: La primera etapa se denomina de “Impacto y Perplejidad o Shock”. Esta etapa se inicia cuando se enfrenta a la noticia de la muerte. Puede prolongarse desde minutos, días y hasta seis meses. Se intenta defender del impacto de la noticia. El anciano se enfrenta a una realidad que no logra comprender y que capta toda su atención, por lo que el consuelo no será bien recibido. Es el mismo quien debe verificar y confrontar la realidad. Tampoco hay que sobreprotegerlo y no forzarlo a realizar actividades que no quiere, ni tampoco hay que dejarlo en un reposo absoluto por un tiempo prolongado.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Por otro lado, experimenta sentimientos de pena y dolor, incredulidad y confusión. También presenta trastornos del apetito por defecto o por exceso, así como también nauseas e insomnio. La segunda etapa se denomina de “Rabia y Culpa”; hay una angustia intensa, acompañado de un desorden emocional. La muerte ya ha sido aceptada como un hecho real. El anciano comienza un proceso de búsqueda de quien ya no está y empieza a expresar los sentimientos por éste.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Una tercera etapa seria la de “Desorganización del Mundo, Desesperación y Retraimiento”. Esta etapa puede durar hasta dos años. Se intensifica la pena y llanto. Surgen los sentimientos de culpabilidad, resentimientos, soledad, añoranza y auto reproche. El anciano siente rabia lo cual lo mantiene resentido y le impide su readaptación a la nueva realidad y tienen comportamientos o conductas no meditadas. Sueña con el fallecido, se retira socialmente, suspiros constantes, hiperactividad y frecuenta los mismos lugares del fallecido. Presenta sensaciones físicas, como el estómago vacío, tirantes en tórax o garganta.
  • Psicología de la Adultez y Vejez La última etapa se denomina de “Reestructuración del mundo, Reorganización y Sanación”. La reestructuración puede durar hasta dos años. El anciano toma conciencia de la pérdida, acepta el vacío y lo incorpora como una ausencia presente. Reaparece la paz y el sentido de vivir, y se atenúa las emociones y sentimientos. Vuelve a sentir la calidez de quienes lo rodean. Comienza a tener una visión más realista del ser perdido.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Se habla de elaboración del duelo cuando ya se ha aceptado la pérdida y el recordar no causa dolor. El expresar abiertamente la pena que se siente es algo natural y deseable, y supone una buena salida psicológica en términos de la elaboración del duelo recientemente vivido. Se debe aceptar la realidad de la pérdida, luego sufrir pena y dolor emocional, para después ajustarse al medio sin la persona desaparecida en el sentido de construir una nueva vida estable y satisfactoria, y finalmente quitar la energía emocional del fallecido reduciéndola hacia otras relaciones en el sentido de recuperar la capacidad de amar en un sentido mas amplio.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Viudez: La viudez en está etapa esta acompañada de la soledad, entendida como la crisis que se produce por la pérdida de personas queridas. Esta es una de las experiencias más duras a las cuales se ve enfrentado el senescente, el hecho de perder al ser con quien ha compartido una larga etapa de su vida. Es importante el papel que juegan los hijos en esta situación, ya que son ellos quienes deben tratar de aliviar esta soledad.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Las mujeres son las que cuentan con mejores recursos que los hombres para sobrellevar esta circunstancia. La atención de la casa, el cuidado de los nietos, su habilidad para las artes, las amistades, el cine, el teatro y otras expresiones culturales, pueden conectarla nuevamente a la realidad para intentar una nueva vida sola. Los hombres, por el contrario, a una edad avanzada, ya jubilados, dependen demasiado de una mujer y muchas veces carecen de intereses que no sea un trabajo, por lo tanto la soledad suele sumirlos en una profunda depresión.
  • Psicología de la Adultez y Vejez El nuevo rol de persona sola, exige una adecuación a la nueva identidad, el abandono del antiguo rol y la búsqueda de pertenencia a un nuevo status social. Por otra parte, es frecuente que algunas parejas amigas se distancien cuando queda uno solo y se haga necesario iniciar nuevas amistades en la misma condición. Lo cierto es que en algún momento de la vida alguno de los dos de una pareja, deberá enfrentarse a esta experiencia con los recursos que tenga, ayudados tal vez por sus familiares o por medios terapéuticos. Aceptar lo inevitable es salud mental. “Hoy es el primer día del resto de la vida”.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Abuelidad La noción de "abuelidad" y principalmente, la precisión del vínculo y la importancia social de las relaciones entre abuelos y nietos, constituye un fenómeno relativamente reciente, ligado al desarrollo de la gerontología y los derechos de los ancianos, así como al fenómeno de prolongación de la vida humana.
  • Psicología de la Adultez y Vejez El rol de la abuelidad se vincula con la transmisión del conocimiento generacional del pasado y de los orígenes, a la vez que, al mantener una relación con los nietos menos tensada por las relaciones de autoridad que éstos mantienen con sus padres, los abuelos se hallan en excelentes condiciones para atender a sus nietos ante la ausencia de los padres. Juegan de este modo una función esencial en el proceso de transmisión intergeneracional; proceso ligado estrechamente al de la construcción de la identidad.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Abuso de sustancias y alcohol: La dependencia a sustancias psicoactivas es un síndrome de síntomas y signos cognoscitivos, motivacionales, fisiológicos y principalmente comportamentales que indican que la persona ha perdido el control sobre la sustancia que consume y continúa su uso a pesar de sus consecuencias adversas. El componente motivacional se explica como el deseo consciente y la intencionalidad de usar o abusar de una sustancia en busca de la saciedad de un deseo o la realización de un comportamiento que conlleva a un efecto placentero deseado.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Abuso de sustancias y alcohol: El componente cognoscitivo se relaciona con la forma como la sustancia altera las emociones y pensamiento del individuo y la forma en la cual éste aprecia el mundo, pues logra, incluso, producir cambios evidentes en el comportamiento y personalidad del adicto. El componente biológico se refiere a la vulnerabilidad genética, fisiológica y biológica inducida o previamente existente según el caso.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Enfermedades físicas Las personas en la vejez son un grupo de riesgo en el punto de mira de algunas enfermedades y afecciones. Algunas de las más comunes: Arterioesclerosis de las Extremidades: es un síndrome caracterizado por el depósito e infiltración de sustancias lipídicas, en las paredes de las arterias de mediano y grueso calibre. Esto provoca una disminución en el flujo sanguíneo que puede causar daño a los nervios y otros tejidos.
  • Psicología de la Adultez y Vejez La persona afectada empieza a notar dolor de piernas, hormigueo en los pies estando en reposo, úlceras e incluso gangrena en los pies. Artrosis: a partir de los 75 años, prácticamente todas las personas tienen artrosis en alguna articulación. La edad, la obesidad, la falta de ejercicio, son sólo algunos de los factores que predisponen a sufrirla. Consiste en una degeneración del cartílago articular por el paso de los años, que se traduce en dificultades de movilidad y dolor articular con los movimientos.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Artritis: es la inflamación de una articulación, caracterizada por dolor, limitación de movimientos, tumefacción y calor local. Puede estar causada por numerosas enfermedades y síndromes; por microcristales (afectos de gota), neuropática (lesiones del sistema nervioso), reumatoide (origen multifactorial), infecciosa (de origen bacteriano, vírico, micótico o parasitario), sistémica (de origen cutáneo, digestivo, neuropático...), reactiva (múltiples factores), etc.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Hipertrofia benigna de Próstata: Consiste en un crecimiento excesivo en el tamaño de la próstata a expensas del tamaño celular. Es muy común en los hombres a partir de los 60 años. Para su diagnóstico, es frecuente la "biopsia prostática" y el tacto rectal, que además puede detectar síntomas de cáncer. Suele provocar un síndrome micciones: mayor frecuencia de orinar, irritación y obstrucción; que pueden complicarse con infecciones urinarias, cálculos renales. Para su tratamiento, los pacientes deben disminuir la ingesta de líquidos antes de acostarse y moderar el consumo de alcohol y cafeína.
  • Psicología de la Adultez y Vejez Malnutrición: A menudo, se pasan por alto los problemas de nutrición en la vejez, lo que puede traer complicaciones muy serias tales como deshidratación, anemia, déficit de vitaminas (B12, C, tiamina) desequilibrio de potasio, anorexia, gastritis atrófica. Osteoporosis: La osteoporosis es una enfermedad en la cual disminuye la cantidad de minerales en el hueso, perdiendo fuerza la parte de hueso trabecular y reduciéndose la zona cortical por un defecto en la absorción del calcio, volviéndose quebradizos y susceptibles de fracturas.
  • Psicología de la Adultez y Vejez