Soluciones para la Triple Crisis

2,362 views

Published on

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Emilio Botín repite como el empresario más influyente de España: http://www.eleconomista.es/flash/noticias/1831930/01/10/Emilio-Botin-repite-como-el-empresario-mas-influyente-de-Espana.html
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
2,362
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
9
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Soluciones para la Triple Crisis

  1. 1. Cuadernos deSostenibilidad yPatrimonio Natural19 / 2010Soluciones para la triple crisis
  2. 2. Cuadernos deSostenibilidad yPatrimonio Natural19 / 2010Soluciones para la triple crisis
  3. 3. Este libro está impreso con papeles reciclados y ecológicos, altamentesostenibles; cubierta en papel estucado mate Ikonorex Silk;páginas interiores en papel Cyclus Offset recicladoLa Fundación Banco Santander no se haceresponsable de las opiniones vertidas por los autoresde este Cuaderno.Prohibida la reproducción total o parcial de estapublicación sin autorización de la empresa editora.© 2010. Fundación Banco Santander.Todos los derechos reservados.Depósito Legal: M-50453-2010ISBN: 978-84-92543-18-2Impreso en España / Printed in SpainDiseño editorial: Investigación Gráfica, S.A. / Alberto CorazónImprime: Brizzolis, arte en gráficas
  4. 4. Con el ambicioso título «Soluciones para la triple crisis: agua, alimentos y energía», la Fundación Banco Santander dedicó el SextoForo de Economía y Sostenibilidad a tratar de forma integral esta triple faceta de una misma situación con dificultades. La intenciónera abordar conjuntamente aspectos de la realidad que, habitualmente, se suelen contemplar por separado.Desde el convencimiento de que la coincidencia en el tiempo de las crisis alimentaria, energética e hídrica no es casual ni inconexa,así como de que la extensión y profundización global de sus impactos no será algo pasajero ni inocuo, el objetivo del Foro era reu-nir a expertos en diversos campos de la actividad humana para que reflexionaran superando la parcelación de la realidad y propusie-ran posibles horizontes de futuro.Futuro que, dicho queda reiteradamente a lo largo de las páginas de este Cuaderno, pasa inexorablemente, entre otras cuestiones,por que las personas tanto a título individual como en conjunto, tomen conciencia de los riesgos, retos y oportunidades a los que seenfrentan.En este punto, el concepto de coevolución armoniosa y justa de los seres humanos entre sí, y de éstos con los demás seres vivos, esla base de toda acción sostenible que lleve a la Tierra a un equilibrio habitable y duradero.Por tanto, la publicación de este nuevo número de la colección Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimonio Natural quiere ser una llama-da a la sensibilización y la acción ciudadana en favor de la sostenibilidad global –ambiental, económica, social y cultural– en el espa-cio (atañe a todo el planeta) y en el tiempo (concierne también a las generaciones futuras).Presentado y coordinado de forma excelente por el profesor Alberto Garrido, el Foro contó con la participación de destacados es-pecialistas que, desde enfoques y perspectivas diversas, aportaron su trabajo y experiencia en temas tan arduos como los aquí reco-gidos. A todos ellos, coordinador y ponentes, les reiteramos el agradecimiento de la Fundación Banco Santander por haber podidocontar con ellos.Ante la nueva época en que nos vamos adentrando, donde la globalización será un elemento determinante, quizás sólo haya una for-ma de ver las cosas: en su totalidad. Eso es lo que con la celebración de este Foro se ha pretendido; si ha ayudado a que el emergen-te paradigma de la sostenibilidad se vaya consolidando como configuración del futuro nuestro trabajo lo damos por más que recom-pensado. Fundación Banco Santander
  5. 5. Apertura del Foro Antonio Escámez Presidente de la Fundación Banco Santander . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6¿Cómo avanzar consumiendo menos recursos? Buscando respuestas para la triple crisisdel agua, alimentos y energía Alberto Garrido Profesor de Economía Agraria y Recursos Naturales, Universidad Politécnica de Madrid ................................................. 8Sostenibilidad, energía y sociedad Marcel Coderch Miembro del Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible, Generalitat de Catalunya .................................................... 19Causas de la triple crisis Elías Fereres Catedrático de la Universidad de Córdoba. Director del Instituto de Agricultura Sostenible, CSIC ........................................ 26Los límites de la racionalidad estratégica ante los problemas ecológicos Fernando Arribas Profesor del Departamento de Historia e Instituciones Económicas, Universidad Rey Juan Carlos ....................................... 32Soluciones factibles Ariane Arpa Licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales. Directora de Intermón Oxfam ............................................ 39En el mundo de las muchas crisis Jorge Riechmann Profesor Titular de Filosofía Moral, Universidad Autónoma de Madrid ...................................................................... 44Crisis alimentaria: sus causas, consecuencias y posibles soluciones José T. Esquinas Director de la Cátedra de Estudios sobre Hambre y Pobreza, Universidad de Córdoba .................................................. 53 AVISO IMPORTANTEComo parte de nuestro compromiso con el medio ambiente, desde enero de 2011 los Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimo-nio Natural y los Manuales de Desarrollo Sostenible estarán disponibles únicamente en la página web de la Fundación BancoSantander (www.fundacionbancosantander.com).
  6. 6. Apertura del ForoAntonio EscámezPresidenteFundación Banco SantanderHace ya más de ocho años que nuestra Fundación viene dedicando considerables esfuerzos al tema de la sostenibilidad y seis quecelebramos este Foro, cuyo objetivo es el debate entre expertos sobre la manera de armonizar «lo económico» y «lo sostenible».Desde sus comienzos, nuestro Foro ha pretendido prestar su atención a aquellos temas que resultaban de mayor interés o actuali-dad para la convergencia del desarrollo económico hacia la sostenibilidad, tratando de plantear soluciones sostenibles a los desafíosde cada momento.Siguiendo esta línea, hemos elegido como materia argumental de este año la triple crisis –coincidente, global e interactiva– del agua,de los alimentos y de la energía. Y lo hemos hecho por dos razones fundamentales.Primero porque, probablemente, sean éstos los tres factores cuya inadecuada gestión más amenaza el futuro de la sociedad humanay de nuestro planeta. Y, segundo, porque su actualidad es evidente: acabamos de conocer que son cerca de mil millones las personasque padecen hambre o alimentación deficiente, contemplamos a diario cómo la sequía se ceba con grandes regiones de la Tierra, he-mos padecido en 2008 un abrupto y exacerbado encarecimiento del petróleo y de los alimentos y, finalmente, cada vez somos másconscientes de la negativa incidencia de las fuentes energéticas que más utilizamos sobre el calentamiento global.Es cierto que se ha debatido mucho ya sobre el agua, sobre la crisis alimentaria o sobre los problemas energéticos. Y mucho se se-guirá debatiendo, dada la trascendencia de estos tres elementos, todos indispensables para el desarrollo normal de nuestra vida enla Tierra.Sin embargo, creemos que todavía es poca la atención que se ha prestado al estudio en común de todos ellos y ahí reside el énfasisy la novedad de nuestro Foro: queremos reflexionar sobre estas tres crisis de manera conjunta, analizar sus múltiples relaciones oprocesos de realimentación y poner de relieve su influjo sobre los seres humanos y sobre el entorno natural. Este es, por tanto, elobjetivo del Foro: una visión integral de esta triple crisis, que afecta a un mundo como el nuestro cada vez más global, interdepen-diente e incierto.
  7. 7. 7La multitud de disciplinas desde las que se pueden contemplar estas crisis y los distintos aspectos a los que afecta exigen contar conun panel de expertos de amplio espectro, como el que hoy va a intervenir, compuesto por catedráticos y profesores, ingenieros y so-ciólogos, filósofos y personas comprometidas con la ética o la marginación social. A todos ellos, especialistas en sus respectivas ma-terias y de brillante trayectoria profesional, quiero agradecerles su generosa participación y, de forma muy especial, al profesor Ga-rrido que ha preparado y coordinado el Foro y actuó como moderador y relator.Soy consciente de que el tema elegido para esta edición es de gran complejidad y que es ambicioso nuestro objetivo. Pero el empe-ño merece la pena si con él podemos contribuir a enriquecer el debate sobre esta triple crisis y aportar soluciones equitativas y du-raderas. Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimonio Natural Nº 19
  8. 8. ¿Cómo avanzar consumiendo menos recursos?Buscando respuestas para la triple crisis del agua,alimentos y energíaAlberto GarridoProfesor de Economía Agraria y Recursos NaturalesCentro de Estudios e Investigación para la Gestión de Riesgos Agrarios y MedioambientalesUniversidad Politécnica de MadridIntroducción Mi hipótesis es que los especialistas y más destacados expertos no están prestando la atención debida a lo que resulta más fun-El mundo se enfrenta al terrible dilema de tener que asegurar damental para encaminar al mundo en una senda más justa yuna mejor vida material para miles de millones de personas re- sostenible: el individuo, la persona. Uno puede sostener que sonduciendo el impacto ambiental en todo el planeta, y de mane- los gobiernos los culpables del estado actual del mundo, las em-ra prioritaria, las emisiones de gases de efecto invernadero. La presas y el mercado los catalizadores del letal proceso destruc-penuria material de más de un tercio de la población, que su- tivo del medio ambiente y los causantes de la desigual distribu-fre la escasez de alimentos y la enfermedad y carece de espe- ción de la riqueza e incluso puede llegar a pensar que lasranza por un futuro mejor, es la manifestación más dramática creencias religiosas son la raíz última de la intolerancia y el ger-de que el mundo debe transformar su senda de progreso y men de los conflictos entre culturas y etnias. No le faltará razón,desarrollo muy rápidamente. No es preciso aportar más datos pero en muchos países las personas elegimos a los gobiernos, ena la panoplia de sombrías noticias que diariamente inundan los casi todos las empresas nos venden lo que les compramos y elmedios sobre el estado ambiental del globo, el recrudecimien- mercado estimula la eficiencia de este proceso, y la religión esto del hambre y la escasez de agua. algo tan presente en la historia de la humanidad que apenas exis- te experimentación suficiente para configurar un escenario glo-Lo que resulta insoslayable es preguntarnos dónde están las bal sin ella. Más bien al contrario, pues en Estados que persiguie-claves de la solución, de qué forma conseguiremos recondu- ron la religión como la antigua Unión Soviética, ahora viven elcir el rumbo que siguen los parámetros básicos del estado renacer de las confesiones pre-revolucionarias.global del planeta y su población, y, por último, qué hemos dehacer cada uno de nosotros para contribuir a un mundo mu- El artículo se compone de cuatro secciones, además de esta in-cho mejor. troducción. En la segunda, se resumen los resultados más re-
  9. 9. 9cientes e importantes sobre la economía de la felicidad. Nos alcance de la mayoría. En general, ello conlleva de manera casipreguntamos qué hace más infeliz a las personas, y en qué re- generalizada el aumento de la base física de nuestro bienestar:side su bienestar y satisfacción, y nos nutrimos de investigacio- casas y coches más grandes, mayor consumo y más movilidad.nes muy recientes y rigurosas para sustentar debidamente esta Suprimir el estímulo a mejorar sería tanto como eliminar cual-primera visión del individuo. Posteriormente, nos preguntamos quier recompensa al esfuerzo, y como veremos más adelante,sobre las razones últimas de la creación de riqueza real, acep- el mundo necesita personas esforzadas. Estamos ante un dile-tando una definición de la misma que contiene aquel progreso ma de difícil salida.material e inmaterial que hace a las personas más felices. Encontra también del excesivo papel otorgado a las estructuras Autores como Layard (ibid) sostienen que no hay razón parade poder y a los elevados centros de decisión, vuelvo a insistir el pesimismo. Muchos estudios muestran que el nivel mate-en que la clave son las personas y la forma en que interactúan. rial de vida, con toda la importancia que tiene, es menos im-Al final, me ocupo de aspectos prácticos, pero que pueden portante que otros factores como: (a) tener o no tener tra-constituirse en potentes motores de cambio y están a nuestro bajo; (b) estar o no estar separado o divorciado; (c) viviralcance. entre personas en las que se puede confiar o donde tene- mos la percepción de que nadie es de fiar; (d) vivir en un lu- gar en el que existe libertad; (e) tener creencias religiosasLas causas de la (in)felicidad (ver Cuadro). En su análisis sobre los ciudadanos suizos, Frei y Stutzer lleganVivir una vida plena y feliz en libertad es el objetivo de cual- a muy similares conclusiones. En este caso, por ejemplo, se de-quier persona. El nivel de vida material de una persona es muestra que la edad no es un factor negativo en las valoracio-apreciado por las personas de forma relativa. Por tanto, los nes sobre felicidad, y que la duplicación del salario mensualmínimos materiales que precisa una persona para ser feliz se desde el nivel más bajo eleva la felicidad en menor medida dearticulan y se construyen por comparación con respecto al lo que se resta por perder el trabajo. Comparando personasgrupo que cada una tiene como referencia. Cuando una per- residentes en los diferentes cantones de Suiza, se demuestrasona mejora su posición relativa en la sociedad se produce un igualmente que la participación política de la ciudadanía esefecto en principio positivo y otro posiblemente negativo. El también un factor que aumenta la felicidad, siendo significativa-positivo tiene como origen aspectos evolutivos y se ha detec- mente más felices los ciudadanos de cantones en los que eltado en comunidades de primates: quien gana en rango social proceso político es más participativo.tiene mejor salud, tiene más probabilidades de procrear y vivecon menos riesgos (Dawkins, 2006; Layard, 2005). Por fortuna, El deterioro en los factores que se reconocen como favorablesexisten supresores que reducen este estímulo a mejorar la a la declaración de sentimientos de felicidad son, en conse-posición, porque de lo contrario, como la posición de las per- cuencia, causas de infelicidad. Stiglitz et al. (2009) es sin dudasonas es una medida relativa en la sociedad, el avance de uno una reciente referencia en la que se profundiza en las raícesimplica necesariamente el descenso de otro, que es el aspec- económicas del progreso social, incidiendo también en aspec-to negativo. tos que van más allá de la producción de bienes y servicios ad- quiribles en los mercados y proponiendo un buen número deEl estímulo a mejorar se manifiesta en el deseo de tener bienes medidas del bienestar que trascienden las de la economía neo-posicionales: posiciones profesionales de responsabilidad, acce- clásica.so a una educación exclusiva o la posesión de bienes fuera del Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimonio Natural Nº 19
  10. 10. ¿CÓMO AVANZAR CONSUMIENDO MENOS RECURSOS? ciertas y muchos las suscribimos, pero que no explican por qué Pérdidas de puntos de la felicidad (de 0 a 100) no las hemos creado, ni las dificultades que hemos de superar debidas a diversas situaciones para ponerlas en práctica. Situación económica Pérdida de renta de 1/3 2 En síntesis, podemos afirmar que el hombre no es más feliz por Relaciones familiares mejorar su riqueza material, superando unos mínimos que en Divorciado (frente a casado) 5 modo alguno se pueden definir de manera absoluta sino rela- Separado (frente a casado) 8 tiva, y que según la mayoría de estudios puede situarse en tor- Enviudado (frente a casado) 4 no a los 15-20.000 dólares de renta per cápita. Operan en el balance de felicidad que hacemos cada uno aspectos emocio- Soltero (frente a casado) 4.5 nales, relacionales, espirituales y sociales, la mayoría de los cua- Trabajo les no son potenciados con riqueza material. Esta es la gran pa- Parado (frente a empleado) 8 radoja a la que se enfrentan las sociedades industrializadas, que Trabajo inseguro (frente a seguro) 3 son las responsables del cambio climático en términos de emi- Desempleo (hasta el 10%) 3 Comunidad y amigos siones per cápita. En general se puede confiar en la gente Disminución del 50% de la gente que dice sí 1.5 Me interesa resaltar aquí que, por desgracia, las sociedades que Libertad personal ahora se enriquecen aspiran a un nivel material equivalente al Calidad del gobierno del mundo rico (Friedman, 2009, lo ejemplifica de manera cla- Bielurrusia 1995, frente Hungría 1995 5 ra y elocuente con el caso de China, pero Brasil, India, Indone- Valores personales «Dios en importante en mi vida» sia o Méjico no son sustancialmente diferentes en esas aspira- Se contesta que negativamente 3.5 ciones). Ello quiere decir que no hay una razón de origen Fuente: Layard (2007) occidental o judeo-cristiana en desear vivir con mayor riqueza material y, por ende, no es el capitalismo el origen de esa aspi- ración tan general. Además en términos per cápita las econo- mías de mayor base física y energética de la historia de la hu-De todos estos trabajos se derivan prescripciones políticas so- manidad han sido sin ninguna duda las que se desarrollaron albre aspectos de redistribución de la riqueza, la penalización de amparo de la órbita soviética y el orden creado por el Come-las largas jornadas de trabajo, la democracia participativa o in- com (Judt, 2005)1. Tampoco se pueden considerar como lascluso el empleo de medicamentos o la preservación de la vida más eficientes en cuanto a su potencial para favorecer la felici-en pareja, al abrigo de los vaivenes emocionales que propor- dad de la ciudadanía.ciona una vida más excitante.Estas reflexiones penetran sólo las capas superficiales de unproblema mucho más complejo, como bien se han encargadode estudiar Riechmann (2008) y los autores que participan ensu interesante obra ¿En qué estamos fallando? Y, a pesar de ello,uno se encuentra con afirmaciones como «reinventar lo colec- 1 Ver El País: «Cuba ya no puede repartir comida. El Gobierno pretende acabar con la distribucióntivo» con «instituciones alternativas en una sociedad donde la subsidiada de alimentos. Los bajos salarios y la precariedad dificultan la aplicación de la medida» www.elpais.com/articulo/internacional/Cuba/puede/repartir/comida/elpepiint/20091017elpe-cooperación prime sobre la competición» (p. 318), que son piint_13/Tes
  11. 11. 11Soluciones razón de su debilidad como camino efectivo para reconducir el estado del mundo es que las pocas experiencias en las que sus postulados han sido puestos en práctica –los kibutz, porAntes de indagar en las soluciones y plasmarlas del modo más ejemplo2– exigen un grado de homogeneidad cultural que noconciso que el rigor y la honestidad permita, voy a enunciar las está presente en casi ningún contexto de las sociedades occi-razones por las que las llamadas a la ética personal, las exhor- dentales. Es posible crear comunidades alternativas, pueblos,taciones a formar sociedades alternativas o las consignas para asociaciones, barrios, etc., pero a la postre esa sociedad va acambiar el sistema capitalista no son suficientes. requerir tecnologías IT para estar conectadas, edificación sos- tenible, tecnologías de generación de energía sostenibles y, lo que es más importante, hospitales con los mejores médicos yLlamada a una (nueva) ética personal avances tecnológicos. Se puede hacer una sociedad alternativa, se pueden crear instituciones alternativas y eso es bueno por-Reclamar una nueva ética personal no es suficiente, aunque ne- que demuestra que existen oportunidades para vivir de mane-cesario, porque esa nueva ética necesariamente secular, pues ra diferente. Pero nadie asume voluntariamente vivir al margenen modo alguno puede provenir para los fines que el mundo del progreso técnico, especialmente en casos de gravedad ex-necesita de una religión, no cuenta con el estímulo económico trema3.suficiente. Es una ética que incide en la conciencia del indivi-duo, lo cual es, como digo necesario, pero que lucha con una Nadie puede afirmar que es bueno detener la investigaciónconstelación de valores bien omnipresentes en la sociedad que médica, energética o ambiental, pero ¿qué instituciones o so-opera contra esa ética necesaria para la autocontención, deci- ciedades alternativas pueden desarrollarlas al margen de undidamente, libremente, no impuesta. Superada la influencia de sistema de capital riesgo, de bolsas de valores, de estímulosla religión en las democracias que se precian de serlo, esa éti- económicos, de posibilidad de endeudamiento, de patentes,ca secular es demasiado plural, diversa y, por tanto, de difícil etc.? ¿Alguien puede afirmar que los retos tecnológicos, am-configuración para ser integrada en nuestra conciencia de ma- bientales y médicos a los que se enfrenta la humanidad, por ci-nera eficaz. Algunos autores creen que pese a la herencia de tar tres importantes, se pueden abordar al margen del sistemaKant, esa ética secular no es definible hasta el punto de poder capitalista y de mercados de capital eficientes y avanzados?configurar un programa político, ni siquiera un marco constitu-cional (Gray, 2008). Pero, en mi opinión, el motivo por el que En mi opinión, estos son los que deben orientarse, ni siquierala llamada a la nueva ética no surte muchos efectos en la me- digo transformarse pues ya lo hacen de manera continua y sindida necesaria es que la sociedad no la recompensa de mane- mandato alguno, para la resolución de los problemas. Pensarra suficiente. Volveremos sobre esta cuestión. que una ruptura para crear sociedades alternativas, refundan- do desde cero el sistema capitalista y creando formas alterna- tivas de vida, producción y metabolismo eco-social es un buenLas exhortaciones a formar sociedades alternativas y sano ejercicio intelectual e incluso práctico. Pero si todos losAún más débil que la necesidad de una nueva ética personal, 2 Si damos crédito a Garton Ash (2009) el kibuzt más antiguo de Israel decidió recientemente in- troducir pagos o emolumentos diferenciados por la contribución de cada kibutzim.que al menos se origina en Kant y cuenta con un bagaje filosó-fico de profundas raíces, es toda exhortación a formar socie- 3 Sin ánimo de cuestionar su derecho, ni valorar moralmente su decisión, un escritor tan crítico con el sistema capitalista de las sociedades occidentales como José Luis Sampedro, se operó deldades o instituciones alternativas. Nuevamente, no es que no corazón en el prestigioso hospital neoyorquino Mount Sinaí, en cuya ‘Misión fundacional’ no apa- rece palabra alguna referida a una institución pública, gobierno, constitución. (www.mountsinai.org/sea necesario o que no esté bien situado el punto de mira, la Who%20We%20Are/Mission) Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimonio Natural Nº 19
  12. 12. ¿CÓMO AVANZAR CONSUMIENDO MENOS RECURSOS?hiciéramos, y el mundo global y sus interconexiones se torna- marco de comercio, el cambio climático, la inmigración o la se-sen en una federación de millones de sociedades autónomas, guridad.autosuficientes, autárquicas, alternativas, inconexas, apartadasdel orden capitalista (que dejaría lógicamente de existir), esta- El marco de libertades que ofrecen las democracias occidenta-ríamos en un escenario mucho más inseguro, incierto y posi- les, la posibilidad de que bajo su abrigo surjan los canales deblemente menos democrático globalmente. Por tanto, si la vía conocimiento, información y formación de ideas es una condi-alternativa no vale para todos, no tiene una configuración es- ción necesaria para conocer el estado del mundo y su evolu-table y definible para todos, y sólo vale para los «alternativos» ción eco-social. Las soluciones globales sólo pueden surgir deque no pueden prescindir de los servicios de todo orden que un mundo libre en el que haya libertad empresarial y una eco-proporciona el mundo no alternativo, entonces esto no es so- nomía liberal. Son precisos contrapoderes fuertes y libres quelución para los problemas globales. limiten el monopolio de información y acción de los gobiernos, y estimulen la creatividad productiva.Refundar el sistema capitalista En conclusión: (a) la solución de los problemas globales no pueden eludir el aprovechamiento de las ventajas del capitalis-Es cierto que el sistema capitalista promueve la generación de mo; (b) cualquier mejora, modificación o enmienda al sistemariqueza y material, y es causante del insostenible metabolismo que funcione es eficazmente transmitido por el propio capita-de nuestra forma de vida y consumo material. Se pide una re- lismo; (c) la solución está dentro del propio sistema de liber-fundación del sistema capitalista para evitar estos males que tades en los que descansa el capitalismo.causa, y refrenar su constante apetito por el uso de recursos,su dependencia del consumo masivo y sus procesos de retro-alimentación en los que siempre más es mejor, y lo que es El camino para la creación de riqueza sosteniblepeor, menos es siempre malo y una derrota segura. Primero, voy a sentar algunas premisas y hechos demostrados enSin embargo, no hay una alternativa, y no la hay porque si la hu- la historia que ayudarán a comprender mejor mi argumentación.biera el propio capitalismo la fagocitaría y la haría suya: si algofunciona es porque a alguien se le ha ocurrido, sólo el capita- a) Cuanta más riqueza crea una sociedad, más tolerante y jus-lismo en un ámbito de libertad es capaz de ponerlo en valor ta puede ser (Friedman, 2006).de una forma masiva y eficiente. La clave del capitalismo no es b) Los períodos de mayores avances en las ciencias han coin-en modo alguno la propiedad privada y la generación de plus- cidido en la historia con regímenes más liberales y abiertosvalías, obtenidas ilegítimamente del esfuerzo de los trabajado- al comercio (Friedman, 2006).res y las clases humildes y desposeídas, factores ambos que son c) Antes de la Revolución Industrial, la principal fuente de ri-ciertos o al menos lo han sido en la historia. No, la clave del queza fue el comercio de especies, seda y metales precio-capitalismo es la libertad y el estímulo creativo. En ellos está su sos, ninguno de los cuales es necesario para la vida materialéxito, pero de ellos también proceden sus males. (Berstein, 2008). Grandes imperios se construyeron a par- tir de bienes superfluos.Podemos afirmar que refundar el capitalismo es casi equivalen- d) Los conflictos bélicos son una de las causas principales delte a refundar el concepto mismo de libertad. De ahí que no sea retraso económico del África Subsahariana, otras son lanada fácil acordar un marco de regulación global, regular los existencia abundante de materias primas y la corrupciónmercados o abordar los problemas globales fundamentales: un (Collier, 2007).
  13. 13. 13e) La riqueza generada a partir de la Revolución Industrial se alternativa (un meme), que cobre suficiente fuerza, se replique ha basado en el empleo de combustibles fósiles, cuya utili- y alcance dimensión suficiente. Al igual que un gen, un meme es zación es hoy masiva y mayoritaria en el mundo, con serias exitoso sólo si tiene capacidad de replicación, y lo hace de ma- consecuencias para la estabilidad del clima de la Tierra. nera eficiente. Para que una idea se replique y se propague debe tener unas características especiales: debe ser aplicable,Teniendo esto en mente, voy a enunciar la principal hipótesis flexible, resiliente, comprensible…de este ensayo: las soluciones a la triple crisis de la energía, elagua y la alimentación sólo pueden provenir de la acumulación El dinámico campo de la energía muestra lo imposible de pla-desorganizada y descoordinado de conocimiento y de experi- nificar una política energética en el largo plazo. Surgen y surgi-mentación por parte de personas que actúan en régimen de rán nuevas formas de crear energía o de mitigar los efectos ne-cooperación o individualmente, guiados por el ánimo de lucro gativos de las que existen. Para ello es preciso que haya muchasy la satisfacción moral. Antes de desarrollarla, es conveniente personas investigando y experimentando, y mecanismos efi-dejar sentada la fuente fundamental en la que me inspiro: se cientes de transmisión y replicación de esas ideas. La posibili-trata del concepto de meme. Este concepto, acuñado por Daw- dad de que un meme mute (siguiendo la analogía del gen pro-kins en 1976 (en The Selfish Gene), tiene el correlato del gen en puesta por Dawkins) y prospere es muy alta si el potencial dela biología, y consiste en aquél rasgo cultural que es transmiti- replicación del meme original es poderoso.do por las personas y que compite con otros en el caldo deideas, teorías y costumbres de la humanidad. Su aplicación a la El desafío del cambio climático es tan reciente en la historia deteoría económica y los orígenes de la riqueza tiene su elabo- la humanidad que es poco el tiempo transcurrido para que nu-ración más desarrollada en Beinhocker (2006). merosos memes compitan entre sí en un proceso dinámico, como el que venimos contando. Esto es parte del problema.La idea fundamental que se pretende desarrollar es que las Pero sólo parte.soluciones a la triple crisis son de tal grado de complejidad ycontienen tantas interrelaciones que no hay algoritmo o cri- La realidad es que un cambio del modelo energético del cali-terio definible o enunciable que nos acerque a la solución. bre que el mundo necesita exige mucho más de lo que se haceDel mismo modo que no hay un algoritmo que establezca el en la realidad, pero no es esperable que una transformación ra-proceso genético evolutivo que da lugar a una especie con- dical ocurra en el corto plazo. Los memes que tienen mayorcreta y su forma de adaptación, si bien hay teorías parciales, poder de replicación en la realidad no son precisamente lossólo una aproximación general en la que la evolución surge que necesita el mundo: llevamos 200 años viviendo de los com-como consecuencia de infinitos procesos de competencia y bustibles fósiles y prácticamente todo de lo que vivimos y locooperación entre genes, entre individuos o entre especies que comemos es absolutamente dependiente de ellos. Ningún(Dawkins, 2006a). meme mutante puede tener fortaleza suficiente para que recu- pere el terreno ocupado por una economía, una agricultura yEs, por tanto, necesario que muchas personas, empresas, go- un tipo de movilidad tan dependiente de la combustión de gas,biernos e instituciones trabajen en las soluciones tecnológicas carbón y petróleo. Muchos autores han reproducido este ar-e institucionales, fruto de cuyo esfuerzo surjan soluciones y al- gumento con otros términos (Friedman, 2008a), periodística-ternativas que compitan entre sí. mente entre otros. Un ejemplo en la historia ilustra dramática- mente este hecho. El primero se refiere al largo períodoInnumerables ejemplos ilustran la idea de que es mejor que transcurrido entre la invención y el uso generalizado de los nú-haya muchos trabajando en las soluciones hasta que surja una meros arábigos en detrimento de la numeración romana. Se Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimonio Natural Nº 19
  14. 14. ¿CÓMO AVANZAR CONSUMIENDO MENOS RECURSOS?sabe que los números arábigos fueron inventados por Al-Kho- te, e interaccione con los genes evolutivos que favorecen losrazimi en 742, sin embargo, en 1425, de acuerdo con Berstein bienes posicionales en la manada y el poderío material. Ello me(2008), todavía se emitían edictos en Italia prohibiendo su uso. lleva al punto de arranque de este ensayo: el individuo. Las per-Imaginen la dificultad que supone el empleo de los números sonas estamos fuertemente influidas por nuestros genes y porromanos para cualquier cálculo complejo, pero son siete siglos los memes: podemos decir que no somos otra cosa, salvo esolos que mediaron entre una invención y la completa erradica- y nuestra conciencia. De resultas de ambos, tenemos muyción del sistema ineficiente. Algo parecido le sucede al mundo, poco estímulo externo e interno para contribuir con nuestracon el agravante de que los impactos del cambio climático pue- conducta a lo que es bueno para la sostenibilidad del planeta.den ser catastróficos para centenares de millones de personas Los memes que hemos heredado desde el descubrimiento dey hay muy pocas décadas para actuar. la máquina de vapor han estimulado un aumento de la riqueza material, lo cual es y ha sido siempre necesario para mejorarLa aparición de los nuevos memes que deben reemplazar a los las expectativas de vida. Pero el poder de esos memes tieneantiguos, basados en ideas, artefactos, costumbres e inventos una fuerte inercia, porque la riqueza material es signo de po-que exigen el uso de combustibles fósiles, ya sea mediante mu- der y capacidad, y por tanto sus memes se replican poderosa-taciones de los anteriores o simple evolución, no llegará a mente en países ricos, y posiblemente más en los que aspirantiempo si no se dan otros cambios que paso a explicar. a serlo.Hemos dicho que un meme es una idea, una costumbre, tecno- De un lado, hay poco estímulo para trabajar en los problemaslogía y un rasgo cultural que podría asemejarse a un gen. Las técnicos y científicos. Muy pocos desean esa actividad por loideas que prosperan y se abren paso en la humanidad logran dura, desagradecida, mal retribuida y poco considerada social-replicarse no tanto porque aisladamente sean exitosas, que lo mente. Encierra riesgos y exige largos años de trabajo sin ga-deben ser, sino porque interaccionan con otras potenciándose rantías de tener resultados. La ausencia de estímulos para tra-mutuamente. La idea del motor de combustión ha crecido in- bajar en cuestiones científico-técnicas entre los jóvenes guardadisociablemente con la ciencia geológica, mediante la cual se relación con el desánimo de una juventud poco proclive a sa-han encontrado yacimientos de petróleo, y con la idea de in- crificarse y a trabajar duramente. Los jóvenes han visto en losdependencia personal y la búsqueda de la movilidad de mane- últimos años que uno se hacía más rico trabajando en el mun-ra libre y autónoma. De ahí se ha derivado en el automóvil, no do de las finanzas, que en la ingeniería o en la biología.sólo como un medio de transporte sino como un medio de al-canzar estatus social y de señal de poderío, inteligencia y capa- Por otro lado, en nuestra vida social y privada tampoco exis-cidad de trabajo. Se combina así un aspecto genético, el que ten memes de suficiente capacidad de replicación o reproduc-persigue la notoriedad social para encontrar la posibilidad de ción que, combinados con nuestros genes, nos fuercen a cam-apareamiento y respeto en la manada, con un meme que pro- biar la conducta. No hay arquetipos que imitar o admirar queporciona además movilidad y libertad, con los memes que se destaquen por sus ideas o conducta a favor de la sostenibilidadconfiguran en todas la tecnologías presentes en un automóvil del mundo, y que a través de sus contribuciones hayan logradoy con el meme del modelo urbanístico predominante. Este es bienes posicionales o éxito material. Ha sido justo al contrario:el éxito del automóvil, y en parte la dificultad para que haya Gandhi o Martin Luther-King llevaron vidas sacrificadas y fue-una mutación de meme que prospere y lo reemplace. ron asesinados; los ministros de Medio Ambiente no cuentan en los gabinetes; no hay imperios financieros y fortunas hechasLa forma más probable de que esto suceda es que se produz- con descubrimientos fundamentales para resolver el problemacan memes fruto de una mutación que se replique eficazmen- del cambio climático; no hay personas mediáticas que logren la
  15. 15. 15fama a partir de ello. Son otros los modelos de éxito, recono- gastando su renta bien ganada en bienes que generan hue-cimiento y culminación de una vida extraordinaria. llas ambientales crecientes. Estaríamos en idéntica situa- ción. Por ello, y esto es lo más complicado y difícil de lograr,En conclusión y por establecer concretamente los puntos a los es preciso que vivir con una huella ambiental moderada oque quiero llegar: reducida –pese a que uno tenga éxito profesional incluso en su tarea de lograr mejoras en la sostenibilidad– sea un ve-a) Hay que crear estímulos, no sólo económicos, sino mediá- hículo de progreso social. Ello equivale a que la moderación, ticos, culturales y psicosociológicos para que el trabajo de real y exhibida, sea un signo de inteligencia social, éxito, ingenieros, científicos y especialistas dedicados a la resolu- fama, admiración, un modelo, en definitiva, y el mejor cami- ción de los problemas de la energía, el cambio climático, la no para la satisfacción emocional. Antes y ahora, el poderío alimentación, la ecología y demás ciencias sea un camino material, ganado a pulso o adquirido mediante el endeuda- para el progreso social, la fama, la reputación y el éxito. No miento, es y ha sido un signo de éxito social; en el futuro, es basta la conciencia, no bastan las subvenciones, no basta la necesario que se sepa que una persona que puede tenerlo religión, hacen falta potentes generadores de memes con decide vivir por debajo de sus posibilidades, lo hace en ra- capacidad de replicación para que el ser humano los integre zón a su fortaleza mental y sus convicciones, y debido a ello y opere con arreglo a ellos. precisamente despliega unas plumas (como evolutivamenteb) Aunque el trabajo de los más capacitados intelectualmente ha logrado hacerlo el pavo, pero en este caso de fortaleza es imprescindible también lo es el de las personas con tra- moral y generosidad) con las que le es más fácil encontrar bajos menos cualificados. Esos memes deben permear to- una mejor pareja, tiene mayor liderazgo moral con sus hijos dos los ámbitos de la vida laboral de las personas: el emplea- y compañeros de trabajo y a la postre mayor satisfacción do de correos que reduce el tiempo de entrega y gasto de personal. Gráficamente, y al igual que en el caso de las plu- gasolina en su moto, la secretaria que descubre cómo apro- mas del pavo4, un estorbo para la movilidad en el bosque, el vechar el papel, la energía y la tinta, el operario que encuen- músculo que exhibiría la persona sería: «pudiendo comprár- tra la forma de levantar un muro con menos riesgos y más melo todo decido no hacerlo, por tanto, ello demuestra una eficiencia. Si pensar en términos de sostenibilidad tiene un capacidad de voluntad, autocontrol y autonomía que resul- reconocimiento en todas las organizaciones, se crea el estí- taría atractiva en mi búsqueda de pareja, compañeros de mulo para que todos piensen en ello, y algunos de ellos al- trabajo y en el ejercicio de la maternidad/paternidad». cancen soluciones inteligentes. d) Ahora bien, si el estímulo al trabajo no se traduce en elc) Pero, incluso contando con el estímulo para pensar en so- consumo de bienes, entonces no se crea riqueza. La clave luciones a todos los niveles, el problema no se va a resol- está entonces en los bienes que se pueden consumir, y en ver porque los memes que estimulan el aumento de rique- mi opinión esta es la crítica más débil a la causa ecologista. za material (coches, casas, viajes, barcos de recreo…) como Porque los bienes pueden ser públicos o pueden ser inma- mecanismo de progreso social, emocional y reproductivo teriales, o al menos muy desmaterializados o descarboniza- operan con tanta fuerza como operarían los estímulos a dos. Ese es el mantra que debe situarse en las vanguardias buscar soluciones técnicas. Es decir, la idea de que todos los y en los paradigmas a imitar. que trabajan en los problemas del cambio climático y de la energía luego gastan el salario justamente ganado en bar- cos, viajes, casas y coches de lujo planea como una pesadi- 4 Los ecólogos, si Dawkins no estaba equivocado en 1976, establecerían la siguiente conclusión con respecto al gen que favorece en los pavos la prominente cola como un signo de fortaleza y lla. Pero tampoco podemos esperar que no lo hagan si los capacidad porque, siendo tan difícil moverse en bosque con ese plumaje y difícil ocultarse de los predadores, aquel macho que sobreviviera con semejantes trabas debía ser muy fuerte y, por tan- que no trabajan en los problemas de la sostenibilidad siguen to, un buen ejemplar con el que aparearse. Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimonio Natural Nº 19
  16. 16. ¿CÓMO AVANZAR CONSUMIENDO MENOS RECURSOS?e) Estos estímulos al trabajo creativo a favor de la sostenibi- Aspectos específicos de la triple lidad y a la moderación no pueden surgir en ausencia de un marco competitivo. De ningún modo un Estado puede crisis: agua, energía y alimentación ser el origen y razón en el que se fundamenten. Hace fal- ta un mercado de ideas y un proceso descoordinado, pero Hemos argumentado que hacen falta mercados competitivos de fuertemente estimulado moral y económicamente, de ideas, ideas y soluciones y un marco de estímulos personales que com- conductas y soluciones. El Estado puede crear las condi- binen el premio al esfuerzo (en todos los niveles profesionales), ciones, el entorno, la seguridad, la igualdad de oportunida- la cooperación y las mutaciones de memes que favorezcan con- des, pero hacen falta mercados competitivos para crear ductas y formación de signos que favorecen el éxito social y la los incentivos y favorecer las mutaciones de los memes satisfacción emocional eludiendo el empleo de la riqueza mate- que son socialmente más beneficiosos. Ningún Estado rial o, al menos, estimulando la moderación. Hemos dicho que el creó Google, Wikipedia, Firefox, Java ni Apache que es el Estado debe estar bastante al margen de intervenir en este mer- programa que permite que podamos ver las webs en cado, pero debe crear el entorno, la seguridad y la igualdad de nuestro ordenador, y sin el cual el boom de Internet no oportunidades para la búsqueda de soluciones sea lo más efi- hubiera ocurrido. ciente y ágil posible. Pero el papel del Estado contiene dos com-f) La cooperación entre memes, al igual que la de genes o petencias que son ineludibles para enfrentar la triple crisis. individuos, demuestra que en supuestos de juegos repe- tidos del «dilema del prisionero» la estrategia ganadora La primera competencia es gravar los males económicos y las suele ser cooperar hasta que el otro no coopera, e in- externalidades, poniendo un precio a los bienes que contami- cluso dar una segunda oportunidad a aquel adversario nan, equivalente en lo posible, al daño ambiental que generan. que en algún momento traiciona (Axelrod, 2006), y de- La fiscalidad ambiental es tan necesaria como lo es, por ejem- muestra que los «buenos siempre ganan» (nice guys finish plo, eliminar el exceso de subvenciones a las fuentes alternati- first). La ecología (Dawkins, 2006a ) y el análisis de las vas renovables de energía que sobrepriman su uso. Cualquier sociedades artificiales (Beincocker) demuestra que la reticencia a poner impuestos a la emisión de gases de efecto cooperación se suele abrir paso en las sociedades inclu- invernadero es el mejor síntoma de debilidad, populismo y fal- so cuando lo que predomina es no cooperar, simplemen- ta de liderazgo (ver la exhortación de Friedman, 2008, al pre- te porque la no cooperación es el marco más ineficien- sidente de los Estados Unidos). Sólo un Estado puede poner te y los que se hacen fuertes cooperando pueden impuestos, pero lo debe hacer de manera concertada con sus recuperar el terreno de los que no cooperan. Por otro socios comerciales para que el terreno de juego esté nivelado lado, y sumando potencial a estos resultados, los estu- para todas las empresas de todos los países. Hace falta una re- dios sobre las causas de la felicidad que ya hemos citado volución fiscal, y conocimientos sobre cómo diseñarla abundan (Frey y Stutzer; Layard) muestran que en los índices sub- en la literatura (ver el Cuaderno 12 de la Fundación del Ban- jetivos de felicidad de las personas aparece una variable, co Santander, 2007). Por tanto, una fiscalización profunda am- que se define como el porcentaje de personas que con- biciosa y bien planteada es un fuerte catalizador para recondu- viven en su país de las que se puede uno fiar. Cuanto más cir la senda de crecimiento y potenciar la investigación y el alto es este indicador, más felicidad se tiene. Mientras desarrollo de nuevas tecnologías. que en los resultados de Dawkins y de Axelrod lo único que opera es el incentivo económico a cooperar, en los La segunda competencia se ejerce en el contexto global y en estudios sobre felicidad es el emocional el que empuja a las organizaciones internacionales, especialmente en Naciones la cooperación. Unidas, si bien la ejecutoria de algunas de sus organizaciones
  17. 17. 17deje mucho que desear. En todo caso, hay problemas globales El papel de los Estados y de los principales organismos inter-que un país solo, ni siquiera un grupo de ellos, puede resolver. nacionales se ha mostrado a veces demasiado limitado por suResolver la injusticia que hay en el mundo requiere la acción excesiva burocratización y el peso de los intereses nacionalesconcertada de los países, como también ocurre con los retos o incluso particulares de algunos sectores estratégicos. Es pre-ambientales del planeta. Sin embargo, no hay acuerdo de cómo ciso el papel de las ONG, y la multiplicación de esfuerzos parahacerlo, ni quién o quiénes deben asumir la carga. Tampoco encontrar las fórmulas con más éxito para la reducción delestá claro que se puedan conseguir logros sin un crecimiento hambre y la pobreza. Nadie conoce las fórmulas, y hay pocoeconómico global fuerte y sostenido. Sólo se puede redistri- acuerdo entre los especialistas (ver Easterly, 2006; Sachs, 2008;buir cuando se crea excedente. En este sentido, es preciso que Collier, 2007).el mundo desarrollado estimule y recompense mucho más labúsqueda de soluciones imaginativas para resolver los proble-mas más acuciantes de la población más desfavorecida. ConclusionesNo obstante, hay algunos elementos sobre los que existe ma-yor nivel de acuerdo (cito los autores que mejor han argumen- La principal conclusión de este ensayo es que la clave para afron-tado cada uno de ellos): tar la triple crisis de la agricultura, la energía y el agua radica en una comprensión más integral del individuo. Para el problema1. Lograr un marco de comercio más justo, seguro y equitati- que nos ocupa, ello comporta por un lado comprender mejor vo (Stiglitz y Chartlon, 2005). en qué radica su felicidad, entendiendo las causas y los factores2. Adoptar acuerdos de carácter deontológico sobre el modo que la potencian.Y, por otro, potenciar una conducta más propi- en que los países desarrollados y sus empresas se relacionan cia para desarrollar acciones y conductas que favorecen un con- comercialmente con los países en desarrollo (Collier, 2007). sumo responsable y asumir una mayor responsabilidad eco-3. Habilitar una fuerza militar más eficaz y ágil que actúe en social, lo que se aplica a todos los niveles y ámbitos de defensa de las personas que sufren hambrunas, guerras, responsabilidad, incluyendo lo laboral y lo privado. Se ha argu- opresión, emigración masiva o desastres naturales (Collier, mentado que las llamadas a la concienciación, sean religiosas o 2007; Judt, 2009). no, no bastan para que el individuo cambie su forma de enten-4. Adoptar un acuerdo de largo plazo sobre la emisión de gases der su papel en la sociedad y como votante. En síntesis, es pre- de efecto invernadero, y los mecanismos de desarrollo limpio ciso que el marco de incentivos y estímulos que hemos hereda- (Cuaderno 16 de la Fundación del Banco Santander, 2009). do evolutivamente y culturalmente se transforme de manera5. Crear stocks alimentarios estratégicos en lugares específi- radical. Hay que estimular mucha creatividad, esfuerzo y dedica- cos que permitan una acción rápida y eficaz ante casos de ción para encontrar soluciones a los problemas del mundo ur- emergencia. Parte del riesgo de las hambrunas causadas por gentemente, pero también hay que crear un marco de estímu- sequías y desastres naturales se puede cubrir en el merca- los, económicos y morales, que no realimente el estímulo al do de reaseguros (IFPRI, diversos estudios). consumo de bienes con fuerte carga energética y contaminante.6. Adoptar un marco de pagos de los Estados a las empresas farmacéuticas para que inviertan más en I+D en las enferme- Al igual que hay competencia entre genes (y también coope- dades que asolan a los países desarrollados (Sachs, 2005). ración entre ellos), la hay entre las ideas o las teorías, los me-7. Potenciar la inversión en África en regadíos, extensión mes de Dawkins (más desarrollados por Beinhocker para el agraria y capacitación, y abrir los mercados de los países análisis de la creación de riqueza). Sólo mediante un proceso desarrollados a las producciones de los países más pobres. evolutivo, descoordinado, se logrará encontrar los memes que Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimonio Natural Nº 19
  18. 18. ¿CÓMO AVANZAR CONSUMIENDO MENOS RECURSOS?reconduzcan el actual estado del mundo. Hay que probar mi- Dawkins, R. (2006b): The God Delusion. Houghton Mifflin Company, Boston.llones de ideas y alternativas para que surjan soluciones váli- Easterly, W. (2006): The White Man’s Burden. Oxford University Press, Nuevadas, pero estas han de ser fácilmente replicables. Sólo median- York.te un estímulo económico y adecuadas recompensas sociales Frei, B.S. y A. Stutzer (2002): Happiness and Economics. Princeton Universitypodemos hacer que la creación de riqueza no acarree aumen- Press, Princeton.tos en el metabolismo económico individual. El reto es colo- Friedman, B.M. (2006): The Moral Consequences of Economic Growth. Alfredsal, y la base más fundamental, una educación universal en va- Knopf, Nueva York.lores y en la responsabilidad, está muy lejos de haberse Friedman, T. (2008): Hot, Flat and Crowded. Why the World Needs a Green Re-logrado. Sin embargo, creo que la humanidad no ha explorado volution and How We Can Renew our Global Future. Penguin Books,más que una pequeña fracción de su potencial intelectual y de Londres.su fortaleza moral para emprender una búsqueda de las solu- Fundación Banco Santander (2007): Tributación ambiental en España. Cuader-ciones. Por ello, no se debe caer en un pesimismo que anule no 12 de Sostenibilidad y Patrimonio Natural, Madrid.nuestra voluntad, bloquee nuestros resortes y nos lleve a pro- Fundación Banco Santander (2009): La era post Kioto. Cuaderno 16 de Sos-teger sólo nuestros intereses más inmediatos. tenibilidad y Patrimonio Natural, Madrid. Gray, J. (2008): Gray’s Anatomy: Selected Writings. Allen Lane, Penguin, Londres. Judt. T. (2007): Postwar. A History of Europe Since 1945. Pimlico, Londres.Bibliografía Judt, T. (2008): Reappraisals: Reflections on the Forgotten Twentieth Century. Layard, R. (2005): Happiness. Lessons from a New Science. Penguni Books,Axelrod, R. (2006): The Evolution of Cooperation. Perseos Book Group, Nue- Londres. va York. Riechmann, J. (Coord.) (2008): ¿En qué estamos fallando? Icaria, Barcelona.Beinchocker, E.D. (2006): The Origin of Wealth. Evolution, Complexity and the Ra- Sachs, J. (2008): The End of Poverty: How We Can Make It Happen in Our Life- dical Remaking of Economics. Ramdon House Business Books, Londres. time. Penguin, Londres.Berstein, W. (2008): A Splendid Exchange. How Trade Shaped the World. Atlan- Stiglitz, J., Sen, A. y J. P. Fitoussi (2009): Report by the Commission on the Mea- tic Books, Londres. surement of Economic Performance and Social Progress. Gobierno deCollier, P. (2007): The Bottom Billion. Oxford University Press, Nueva York. Francia. www.stiglitz-sen-fitoussi.fr/en/index.htm.Dawkins, R. (2006a): The Selfish Gene. 30th Aniversary Edition. Oxford Univer- Stiglitz, J. y A. Charlton (2005): Fair Trade for All: How Trade Can Promote Deve- sity Press, Oxford. lopment. Oxford University Press, New York.
  19. 19. 19Sostenibilidad, energía y sociedadMarcel CoderchDoctor Ingeniero de TelecomunicacionesMiembro del Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible de la Generalitat de Catalunya «Cualquier idiota inteligente puede hacer que las cosas sean más grandes, más complejas y más violentas. Pero hace falta una chispa de genialidad –y mucho coraje y atrevimiento– para ir en la dirección contraria.» Albert EinsteinIntroducción tar mantener mientras podamos el rumbo actual y continuar acelerando, como hemos hecho en el pasado, con una gran do- sis de fe y de esperanza en que el ingenio humano acabe por en-No han trascurrido siquiera dos siglos desde el nacimiento de la contrar soluciones que hoy no se vislumbran; o bien, frenar ysociedad industrial en la que vivimos, y nos encontramos ya cambiar de dirección, apuntando a un futuro distinto, un futurofrente a una encrucijada trascendental y de difícil elección. La en el que el aumento continuado de los consumos materialesbase energética y material sobre la que hemos construido un –muy especialmente en las sociedades avanzadas– no sea el úni-desarrollo tecnológico y un crecimiento demográfico y econó- co, y ni siquiera el principal objetivo social ni la única forma demico sin precedentes cruje bajo el peso de 6.700 millones de se- buscar el bienestar y la felicidad. Un futuro más sostenible en elres humanos, que en el transcurso del siglo que ahora comien- que muchas generaciones venideras puedan seguir disfrutandoza pueden pasar a ser más de 9.000 millones, y que, lógicamente, de una vida digna y satisfactoria dentro de los límites que nosaspiran y aspirarán a acercarse al nivel de bienestar de que hoy marca la naturaleza que nos hizo nacer.gozamos una quinta parte de la humanidad, que es la que consu-me el 80% de los recursos del planeta. La estructura física que La decisión, obviamente, no es sencilla, por muchas razones,sustenta el sistema económico global amenaza con hundirse pero quizás, y sobre todo, porque obliga a cuestionar, o por loporque el crecimiento exponencial de los consumos energéticos menos a replantear, algo que tenemos muy arraigado en nues-que requiere no es sostenible, y mucho menos puede generali- tras conciencias: la noción del progreso y la visión antropocén-zarse a aquella parte de la humanidad no industrializada o en vías trica del mundo que nos rodea. Desde el mito de la creaciónde industrialización. Pero es que, incluso en el hipotético caso de del Génesis, con el hombre como objetivo último de esta crea-que ello fuera posible, no sería aconsejable, ya que aceleraríamos ción y con el mandato de «creced y multiplicaos» dominandola desestabilización del sistema climático del planeta que ya he- todas las criaturas del planeta, hasta el concepto de progresomos iniciado, con consecuencias imprevisibles pero a buen segu- concebido y difundido por la Ilustración, la cultura occidentalro que catastróficas para nuestra civilización. Todo lo cual nos se ha construido suponiendo que la especie humana es algo se-plantea un grave dilema sobre el futuro de nuestras sociedades, parado del mundo que nos rodea, y que tenemos este mundotanto a nivel global como local, con dos opciones básicas: inten- a nuestra disposición para hacer con él lo que nos venga en Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimonio Natural Nº 19
  20. 20. SOSTENIBILIDAD, ENERGÍA Y SOCIEDADgana. La demostración de nuestro éxito sería precisamente un ¿Qué es el desarrollo sostenible?progreso continuado que se concreta en un dominio absolutoy excluyente de la naturaleza. Cuanto mayor es este dominio,aparentemente más progresamos. Creo que no nos equivocamos si pensamos que una mayoría de la población acepta que se implanten políticas genéricas deQuizás porque no nos resulta nada fácil enfrentarnos a una sosteniblidad, y que está dispuesta a contribuir con las iniciati-realidad que no coincide con esta visión y que por eso no nos vas que despliegan los gobiernos al respecto, pero creo tam-gusta, y también porque vemos que el problema que se nos bién que todos tenemos un cierto grado de confusión sobreplantea es de una dimensión que abruma, preferimos ir tiran- lo que realmente significa el concepto de desarrollo sostenible.do, procurando, eso sí, añadir el adjetivo «sostenible» a todo Esta confusión es consecuencia de la propia definición que leun conjunto de actuaciones y políticas económicas y sociales. dio su introductora, Gro Harlem Brundtland, en su informe deAsí, hablamos de «desarrollo sostenible», de «progreso soste- 1987, Nuestro futuro común:nible», de «economía sostenible», de «movilidad sostenible»,de «edificación sostenible», de «turismo sostenible», o incluso «El desarrollo sostenible es un desarrollo que permite sa-de «crecimiento sostenible» –una verdadera contradictio in ter- tisfacer las necesidades del presente sin comprometer laminis– como si por el mero hecho de adjetivar las cosas ya capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus pro-cambiásemos su sustancia. pias necesidades».Todas estas políticas de sostenibilidad que podamos adoptar Lo cual parece reconfortante, porque da por hecho que espara mitigar las consecuencias negativas de un modelo de cre- posible un modelo de desarrollo con el que todos podremoscimiento caótico, descontrolado y despilfarrador deben ser satisfacer nuestras necesidades, tanto ahora como en el futu-bienvenidas y apoyadas, porque nos ayudan a ganar tiempo, pero ro, y sean cuales sean estas necesidades. La verdad, sin embar-hemos de ser conscientes de que no eliminarán las causas últi- go, es que esta definición no nos ayuda demasiado, ni a sabermas del dilema que se nos plantea. La superación consciente de cuáles son estas necesidades presentes sobre las que tenemosesta disyuntiva requerirá un cambio sistémico, que sólo será el derecho de creación y a satisfacción, ni cuáles son las nece-posible si somos capaces, en primer lugar, de entender cuál es sidades futuras que no podemos poner en riesgo. Si acaso, po-la situación actual y qué es lo que nos ha llevado hasta aquí, y dría interpretarse en el sentido de que sólo tenemos derechodespués, de convencer a nuestros conciudadanos de que el fu- a satisfacer determinadas necesidades si esta satisfacción pre-turo no puede ser una simple extrapolación del pasado, con sente no pone en riesgo el que las generaciones futuras pue-más abundancia material y más de todo, sino que habrá que ir dan también satisfacerlas. Pero no es esa la interpretación ha-buscando nuevas formas de vivir y de gozar que no nos lleven bitual, ya que, por ejemplo, querría decir que no tenemosmás allá de los límites del único planeta que tenemos para vivir. derecho a seguir consumiendo recursos energéticos no reno- vables en tanto en cuanto no podamos asegurar que las gene-Lo que sigue no pretende ser más que una pequeña contribu- raciones futuras tendrán a su alcance fuentes energéticas al-ción a un cambio cultural que es del todo imprescindible para ternativas con las que cubrir sus respectivas necesidades. Laevitar una alternativa que sólo de pensarla horroriza: una lucha confusión, sin embargo, no termina aquí, porque cuando el in-fratricida y despiadada entre individuos, naciones y Estados por forme Brundtland intenta concretar las implicaciones del prin-apropiarse de unos recursos naturales cada vez más insuficien- cipio del desarrollo sostenible, acaba por relativizarlo y entur-tes para mantener el rumbo y el ritmo que las sociedades oc- biarlo un poco más:cidentales marcamos hace poco más de ciento cincuenta años.
  21. 21. 21 «La satisfacción de las necesidades esenciales depende en cursos naturales no renovables y, por tanto, cuando sea posible parte de que seamos capaces de aprovechar todas las po- multiplicar por dos la eficiencia en su uso, deberíamos aprove- tencialidades del crecimiento, y el desarrollo sostenible cla- charlo para reducir en valores absolutos el consumo total de ramente requiere de crecimiento económico allí donde es- este recurso, y no para seguir incrementando su consumo por tas necesidades no están cubiertas.Y si lo están, puede ser el hecho de que haya disminuido su coste unitario. coherente con el crecimiento económico si este creci- miento responde a los principios generales de sostenibili- La verdadera sostenibilidad debe tener pues en cuenta nues- dad y de no explotación de los demás». tros límites y los del planeta; límites que en cada momento de- penderán de nuestra capacidad para aprovechar los recursosAñade, pues, que hay unas necesidades esenciales que no están naturales renovables, y por la capacidad del medioambiente detodavía cubiertas en buena parte del mundo, y que, por tanto, su absorber los residuos que toda actividad económica genera. Elsatisfacción requiere todavía de crecimiento económico, lo cual desarrollo sólo puede ser sostenible si respeta estos límites.es bastante obvio. Pero a continuación hace extensiva esta posi-bilidad de crecimiento económico también al resto del mundo Hemos de tener en cuenta, sin embargo, que el concepto deen donde estas necesidades esenciales están del todo cubiertas sostenibilidad es relativo, ya que no parece lógico que una so-y con creces. Es decir, el desarrollo sostenible no es incompati- ciedad o civilización aspire a mantenerse para siempre. De he-ble en ningún lugar del mundo con el crecimiento económico y cho, sabemos, por ejemplo, que en unos miles de millones decomo para mucha gente «desarrollo» y «crecimiento» son sinó- años el Sol se apagará y que muchísimo antes habrá hecho her-nimos, acabamos por creernos que «desarrollo sostenible» es lo vir todos los océanos y que por tanto la vida ya no será posi-mismo que «crecimiento sostenible». Pero no es así, ya que por ble en la Tierra. Por ello, cuando hablamos de sostenibilidad nocrecimiento sostenible no se entiende un incremento de rique- nos estamos refiriendo a un período de tiempo ilimitado, sinoza o de bienestar que una vez alcanzado se pueda mantener, sino a un horizonte parecido a la duración que han tenido otras ci-un proceso de crecimiento continuado, con incrementos que se vilizaciones anteriores, unos cuantos siglos o quizás unos po-mantienen años tras año. De esta forma, la idea de sostenibilidad cos milenios. Una sociedad sostenible sería pues aquella quequeda ligada en la mente del público a algo que es del todo in- parece capaz de mantenerse unos cuantos siglos más.sostenible: un crecimiento económico exponencial continuadocomo el que hemos vivido en el siglo anterior. Desde este punto de vista, ¿es sostenible la actual civilización industrial y su modelo de desarrollo y progreso por medio delEl error básico del informe Brundtland es ignorar que hay lími- crecimiento económico?tes físicos al crecimiento económico y que es probable que lahumanidad, en su conjunto, los haya ya superado en algunos as-pectos, y con respecto a su viabilidad a medio y largo plazo. Si El Club de Roma y los límitesBrundtland hubiera tenido en cuenta la existencia de límites, nopodía haber escrito la última frase que hemos citado, ya que si del crecimientoes posible un crecimiento económico que responda a los prin-cipios generales de sostenibilidad, éste no debería tener lugar A finales de los años 60, en una época en que después de másen los países ricos, que son insostenibles en muchos aspectos, de dos décadas de fuerte crecimiento económico la fe y el op-sino en todo caso sólo en los países más atrasados.Y eso es así timismo en el progreso tecnológico eran más fuertes que nun-porque el crecimiento económico, por lo menos tal y como lo ca, un grupo de empresarios, científicos, humanistas y econo-concebimos hoy, necesariamente comporta la utilización de re- mistas crearon el Club de Roma para analizar los retos que Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimonio Natural Nº 19
  22. 22. SOSTENIBILIDAD, ENERGÍA Y SOCIEDADtenía la humanidad por delante. Su primer proyecto, encargado primer lugar, del mundo empresarial e industrial que lo consi-a un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Mas- deraba un atentado en contra de sus intereses económicos.sachussetts (MIT), tenía por objeto entender las interrelacio- También en el ámbito de los economistas académicos hubones entre los factores que hacían posible el crecimiento eco- muchas críticas porque introducía en el análisis elementos delnómico, así como cuáles de estos factores –población, todo ajenos a los modelos y al discurso económico clásico, yproducción agrícola, energía y recursos minerales, producción sobre todo porque debilitaba el predominio que tenían (y tie-industrial, polución, etc.– pudieran llegar a limitar un creci- nen) sus consejos en el mundo de la política gubernamental. Lamiento que en aquellos momentos parecía ilimitado. Iglesia católica encontraba inaceptable que la sobrepoblación pudiera ser una de las causas del problema, y la izquierda polí-El resultado fue un pequeño libro, publicado a comienzos de tica del mundo occidental lo consideraba una maniobra de lalos años 70 y titulado Los límites del crecimiento1, que en un mo- clase dominante para convencer a los trabajadores de que elmento de euforia por el desarrollo masivo de la energía nuclear, paraíso proletario que prometía el comunismo de la abundan-sin nada que hiciera pensar en la escasez de los recursos ener- cia no era un objetivo realista.géticos y minerales, y con un importante crecimiento de la po-blación mundial y de la esperanza de vida, supuso todo un re- Con una coalición de intereses como esta no es de extrañar quevulsivo por cuanto los modelos matemáticos utilizados por los hubiera una fuerte reacción en contra de los autores, que even-científicos del MIT llevaban a unos escenarios de futuro que tualmente consiguió desprestigiar el estudio a los ojos de la ma-provocaban el colapso del sistema económico mundial en al- yoría del público y de los especialistas, hasta el punto de que hoygún momento de la segunda mitad del siglo XXI, a menos que se sigue considerando políticamente incorrecto citar este infor-se adoptaran medidas para limitar las tasas de crecimiento en me. Este desprestigio se vio facilitado por un factor que inicial-aquel momento vigentes. El colapso se producía por la combi- mente parecía jugar a su favor: la crisis del petróleo de 1973, quenación de un progresivo agotamiento de los recursos natura- sin tener una relación directa con el informe parecía confirmarles, por sobrepoblación y por un incremento desmesurado de algunos de los escenarios de los modelos del MIT. La crisis dellos residuos y la polución. petróleo, sin embargo, terminó en 1980 y en las décadas poste- riores el crudo volvió a fluir abundantemente de Arabia SauditaEl estudio fue recibido con una gran expectación y se llegaron a y del Mar del Norte; los precios descendieron considerablemen-vender más de treinta millones de copias en todo el mundo. Fue te, y todos creyeron que eso era señal de que el petróleo eramuy leído, debatido y criticado, seguramente porque a pesar del muy abundante y que siempre seguiría siéndolo. Con el colapsooptimismo reinante en aquella época, todavía quedaban recuer- de la Unión Soviética y los inicios de la burbuja de la «nueva eco-dos de la Gran Depresión anterior a la Segunda Guerra Mun- nomía», todos los problemas parecían quedarse atrás. La Histo-dial, y mucha gente se preguntaba si sería posible mantener la ria, según Fukuyama, había terminado, y podíamos relajarnos yetapa de bonaza que siguió a esta guerra, y hasta cuándo. El in- disfrutar de los frutos del desarrollo tecnológico y de la globali-forme del Club de Roma proporcionaba respuestas a estas pre- zación sin mayores preocupaciones.guntas, no muy reconfortantes, pero respuestas al fin y al cabo. Tres décadas después de su publicación, sólo queda el tímidoEn los años posteriores a su publicación, el estudio fue objeto recuerdo de un libro que había pronosticado una catástrofe yde una crítica feroz, proveniente de al menos cuatro frentes. En que se había equivocado de arriba abajo, ya que, supuestamen- te, los hechos le habían desmentido. Esta es seguramente la1 La edición original de esta obra todavía puede encontrarse en muchas bibliotecas españolas y opinión mayoritaria entre aquellos que todavía se acuerdan de existe también una actualización reciente que han publicado sus mismos autores: Los límites del crecimiento 30 años después, Meadows et al., Galaxia Gutemberg, 2006. su existencia. Fue Ronald Bailey, editor de la sección de ciencia
  23. 23. 23de la revista de negocios Forbes, quien más contribuyó a difun- • Que para tener éxito en esta segunda opción, cuanto antesdir esta opinión al publicar en 1989 que el estudio del MIT ha- empezaran los esfuerzos para limitar el crecimiento, mejor, ybía pronosticado que «el petróleo se agotaría en el año 1992, al contrario, cuanto más se tardara en hacerlo, más difícil yel mercurio en 1985, el estaño en 1987, y el cobre, el plomo y más traumática sería la transición.el gas natural en 1993». En un libro posterior, publicado el año1993, Bailey reiteró esta acusación y la amplió, afirmando que El libro, por tanto, no vaticinaba ninguna catástrofe, sólo decíatodas las predicciones del Club de Roma hechas en 1972 habían que la catástrofe era prácticamente inevitable si no se hacíaresultado erróneas. nada por evitarla, y apuntaba además qué es lo que había que hacer para que no se dieran los peores escenarios. Desgracia-Las afirmaciones de Bailey son simplemente falsas. Se sirvió de damente, han pasado treinta años y por mucho que las tasas dealgunas cifras sobre reservas y producción anual de recursos crecimiento son ahora bastante inferiores a las de los añosminerales que salían en el libro, citándolas fuera de contexto e 1970 (que se redujeron como consecuencia de la primera cri-interpretándolas a su conveniencia, atribuyendo a los autores sis del petróleo), se están confirmando algunas de las peoreslo que estos no decían. Posiblemente ni siquiera había leído tendencias, precisamente porque no hemos empezado todavíatodo el libro, puesto que los distintos escenarios contempla- a hacer nada al respecto.dos planteaban posibles colapsos económicos hacia la segundamitad del siglo XXI y por tanto difícilmente podían considerar-se desmentidas unas proyecciones que se referían a hechos La crisis energética y el cambioque pueden o no suceder en las próximas décadas. A pesar deello, y ayudado por la dinámica de Internet, se popularizó la climáticoidea de que el Club de Roma se había equivocado del todo ylo hizo de tal forma que ya ni siquiera era necesario decir cuá- Hoy, cuando nos acercamos al fin de la primera década del nue-les habían sido los errores. Bastaba (y basta) con repetir que vo siglo, parece que empieza a cambiar la actitud frente al infor-habían pronosticado una catástrofe que no se había dado, y que me del Club de Roma2 y especialmente ante la idea de que pue-por tanto la idea de que hay límites al crecimiento económico de haber límites al crecimiento económico, seguramente comoes errónea. consecuencia de dos circunstancias que de una forma u otra apuntan a lo que los autores del informe entrevieron: la másLa realidad, sin embargo, era muy distinta, como puede com- que probable llegada al máximo de la producción mundial deprobarse fácilmente leyendo el libro. Las conclusiones de los petróleo (el conocido como peak oil) en las próximas décadas3,autores eran básicamente tres: y el cambio climático provocado por las emisiones de gases de efecto invernadero, consecuencia de un consumo desmesurado• Que si continuaban las tendencias de crecimiento económi- de combustibles fósiles. Estas circunstancias pueden considerar- co exponencial de los años 70, se llegaría a los límites del pla- se expresiones concretas del agotamiento progresivo de los re- neta en algún momento de los próximos cien años, y que cursos minerales y energéticos, y de la incapacidad del medio esto provocaría un acentuado declive de la capacidad de ambiente de absorber los residuos industriales, que el informe producción agrícola e industrial, y de la población.• Que estas tendencias se podían alterar y que, si se hacía a 2 Incluso el Wall Street Journal, la biblia del mundo económico y financiero, publicó recientemente tiempo, el mundo podría alcanzar una condición de «estabi- en primera página un largo artículo recordando el informe del Club de Roma: New Limits to Growth Revive Malthusian Fears, WSJ, 24 de marzo de 2008. lidad ecológica» que sería sostenible para un futuro mucho 3 Sobre el fenómeno del peak oil ver Se acabó la fiesta, de Richard Heinberg, Barrabés editorial, más lejano. 2006. Cuadernos de Sostenibilidad y Patrimonio Natural Nº 19
  24. 24. SOSTENIBILIDAD, ENERGÍA Y SOCIEDADdel MIT señalaba como mecanismos que progresivamente difi- las próximas décadas es el de hoy, y si no hay cambios imprevisi-cultarían el proceso de crecimiento económico a lo largo de la bles, todo lo que está hoy en fase de investigación y desarrollo di-segunda mitad del siglo XXI. Los hechos, por tanto, lejos de ha- fícilmente podrá desplegarse antes de 2040. Las soluciones queber desmentido el informe del Club de Roma parece que van actualmente prevén los responsables políticos y económicos, y lasdándole la razón. agencias internacionales, se centran en la mejora de la eficiencia energética, el desarrollo voluntarista de las energías renovables, yLos problemas ligados al futuro energético empiezan a ser co- en algunos casos también de la energía nuclear4, y en la capturanocidos por el gran público: la progresiva dificultad de descu- y almacenamiento del CO2. Pero difícilmente estas políticas po-brir y extraer los combustibles fósiles, y muy especialmente el drán compensar por sí solas el declive del petróleo reduciendo alpetróleo (pero también el gas y el carbón), que hoy suponen mismo tiempo, suficientemente, las emisiones.más del 85% del consumo energético mundial –con su consi-guiente encarecimiento– y el aumento de temperaturas debi-do a las emisiones de CO2 y de otros gases de efecto inverna- Un escenario tendencialmentedero. Contrariamente a lo que puede en principio parecer, laprevisible reducción de la disponibilidad de petróleo podría ha- virtuosocer aumentar las emisiones porque la única solución industrialque tenemos a nuestro alcance para substituir el petróleo en El departamento de I+D de la eléctrica francesa EDF ha publi-cantidades significativas –las arenas asfálticas y la licuefacción cado un estudio5 en el que, incluso suponiendo unas tasas dedel carbón– más que triplican las emisiones del petróleo al que crecimiento de los consumos energéticos muy modestas (desubstituyen. un 0,4% anual en la OCDE y la ex URSS, y del 0,7% en los paí- ses emergentes), claramente por debajo de las históricas yFrente a esta problemática se proponen o se propondrán algu- también de las que prevén los organismos internacionales, senas soluciones tecnológicas que pasarían por dividir por dos llega a la conclusión de que incluso en el mejor de los casoslos consumos sin reducir la calidad de los servicios energéti- –lo que ellos denominan como escenario «tendencialmentecos que de ellos se derivan, por ejemplo, aislando mejor las vi- virtuoso»– no se logra cuadrar las necesidades energéticasviendas, reduciendo el consumo de los vehículos hasta los con la reducción de las emisiones.3,5 l/100 Km, equipando los hogares con colectores solares yfotovoltaicos, etc.; produciendo electricidad sin generar CO2 a Este escenario virtuoso supondría la electrificación progresivabase de fuentes renovables y nucleares, o capturando y secues- del transporte hasta cubrir el 15% de todos los medios detrando las emisiones de las centrales térmicas fósiles; y, final- transporte para el año 2050; multiplicar por cuatro la producciónmente, substituyendo a largo plazo el petróleo por biocarbu- de calor y de electricidad de fuentes renovables y por veinte elrantes o, eventualmente, por vehículos eléctricos o propulsados consumo de biocarburantes; y triplicar el número de centralespor hidrógeno. nucleares a nivel mundial. Aún así, y utilizando las estimaciones más optimistas de las reservas de carbón y petróleo, los combus-Estas soluciones hipotéticas tienen sin embargo dos dificultadesfundamentales: hoy no son económicamente competitivas con los 4 La opinión del autor sobre las posibilidades de la energía nuclear es globalmente negativa. Ver Elcombustibles fósiles y por tanto no se desarrollarán por los me- espejismo nuclear: Por qué la energía nuclear no es la solución sino parte del problema, de Marcel Co-canismos de mercado y, lo que es más grave, en caso de que fue- derch y Núria Almiron, Ed. Los Libros del Lince, 2008.ran técnica y económicamente viables, no podrían desplegarse sig- 5 Quelles solutions des industriels peuvent-ils apporter aux problèmes énergétiques?, Ives Bamberger y Bernard Rogeaux, Revue de l’Énergie, n.º 575, enero-febrero 2007. www.e-scio.net/energie/nificativamente antes de 25 ó 30 años. El sistema energético de Baumberger.pdf

×