Junio2012NÚMERO6REVISTA DE CIENCIAS Y HUMANIDADESDE LA FUNDACIÓN RAMÓN ARECESDIÁLOGOS WANG FENG. CONFERENCIAS JOSÉ MARÍA S...
VVVVVVVViiiiiiiissssssssíííííííítttttttaaaaaaaannnnnnnoooooossss eeennnfufufuufundndnddddddacacacaacaa ioioioioioiooionana...
41288121116DIÁLOGOSWang FengDirector del Centro Brookings-Tsinghuapara Políticas Públicas de PekínCONFERENCIASLos retos de...
4FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6AF_Num6.indd 4AF_Num6.indd 4 1/6/12 19:22:181/6/12 19:22:18
5¿Cómo describiría la evolución de lapoblación china durante la segundamitad del siglo XX?China es el país más poblado del...
6FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6en tan solo diez años, en 1980, el número dehijos por mujer se había reducido a menos dela mitad...
7CHINAAF_Num6.indd 7AF_Num6.indd 7 1/6/12 19:23:501/6/12 19:23:50
8FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6tar. La política del hijo único, lanzada oficial-mente en 1980, fue la forma de intervenciónpolít...
9CHINAAge Structure, China(1982, 2010, 2040)Declining Support Ratio(Number of working persons per 60+,China and other BRIC...
10FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6En China, las tasas de fertilidad y mortalidadhan descendido sumamente rápido, por loque en el ...
11BIOWang FengWang Feng es fellow de la Brookings Institution y Director del Centro Brookings-Tsinghuapara Políticas Públi...
FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6AF_Num6.indd 12AF_Num6.indd 12 1/6/12 19:24:161/6/12 19:24:16
13C O N F E R E N C I A SPOR JOSÉ MARÍA SUMPSICatedrático de Política Agraria de la UPMEx subdirector general del Departam...
14FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6Ejemplos de esa revolución son los paísesmiembros de la Comunidad Económica Eu-ropea, que en lo...
15provocará que la su-perficie agraria porhabitante disminuyade 4.3 ha en 1960a 2.6 ha en 2010 y1.5 ha en 2050. Portanto, y...
16FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6TecnologíasLa primera conclusión es que el uso de tec-nologías agrarias respetuosas con el medi...
17a la mitigación del cambio, pues la agricul-tura de conservación reduce las necesidadesde energía de la agricultura, esp...
18FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6feros y cursos de los ríos por el lavadode los nitratos y reduce las emisionesde gases efecto i...
19conservación y uso sostenible de los recursosgenéticos a través de la mejora genética vege-tal y animal, puede ayudar a ...
20FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6mación y procesamiento de productos agra-rios), la investigación y desarrollo (I+D), laextensió...
21tuita de semillas, fertilizante y otros mediosde producción. Pero las lecciones aprendidasde la crisis de 2008 muestran ...
22FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6por parte de los agricultores pequeños de lospaíses en desarrollo.InversionesSegún estimaciones...
23desde las previas a la explotación agrícola queincluyen la producción y distribución de se-millas y fertilizantes, hasta...
24FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6y la estabilidad de la regulación de lasinversiones extranjeras, incluida la com-pra de tierras...
25La agricultura y la alimentación entraronde nuevo en la agenda internacional comotemas estratégicos a raíz de la crisis ...
26FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6ducción mundial de alimentos, degradacióny escasez de los recursos naturales, aumen-to de la de...
27miento general de la utilidad y las ventajasde este sistema de órganos internacionales deinvestigación y organizaciones ...
28FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6las ganancias de exportación, los incremen-tos asociados de la producción alimentariase destina...
29ConclusiónDespués de todo lo expuesto hasta aquí, tra-taremos ahora, para terminar, de responder ala pregunta ¿se cumpli...
FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6AF_Num6.indd 30AF_Num6.indd 30 1/6/12 19:30:531/6/12 19:30:53
31C O N F E R E N C I A SPOR ROBERT SKIDELSKYCatedrático emérito de Economía Políticade la Universidad de Warwick, Reino U...
32FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6Since its collapse in the autumn of 2008, theworld economy has gone through three pha-ses: a ye...
33Applied to the 2000s, the Hayekianargument is that the slump is thatlax monetary policy made it possiblefor commercial b...
34FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6The Hayekian story sees it as a self-regula-ting mechanism, in which the ‘invisible hand’smooth...
35of bleeding a sick personto purge the rottennessfrom his blood –a spe-cies of cure which fre-quently led to the deathof ...
36FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6the developed world has $20 trillion in debtover and above the sustainable thresholdby the defin...
37on the continuing increase in Americanand European demand. If China’s voraciousappetite for commodities slows, growth in...
38FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6There are two alternative hypotheseswhich may be called Disintegration andCoordination.The first...
39need for banks to hold more capital againstliabilities. Countries have also begun to beefup their regulatory systems. In...
40FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6earthly chance of it happening in presentcircumstances. Secondly, we should not besignaling tha...
41they import– then the rest of the world willstart protecting itself against them. Germany’spolicy will lead to the break...
FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6AF_Num6.indd 42AF_Num6.indd 42 1/6/12 19:32:511/6/12 19:32:51
43C O N F E R E N C I A SPOR ADELA CORTINACatedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valenciay Directo...
44FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6La pregunta que preside las sesiones de esteseminario es la pregunta por el lugar de losvalores...
45dad atractiva, pero además formanparte de hacer que algo pase, tie-nen una influencia real en que suce-dan unas cosas u o...
46FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6temente. Desde nuestro más elementalmecanismo biológico tratamos de aten-der a nuestros impulso...
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012

429 views
362 views

Published on

En este número Wang Feng examina el papel cambiante de la población en el crecimiento económico chino y se plantea las implicaciones económicas y sociales de las nuevas realidades demográficas; José María Sumpsi analiza los retos de la agricultura para alimentar al mundo en 2050; Robert Skidelsky ofrece una perspectiva keynesiana del periodo 2007-2008; Adela Cortina escribe sobre el lugar que deben ocupar los valores morales en la economía; Brahma Chellaney explica el papel de la India en el mundo actual y Leonardo Padura hace un recorrido literario por la Habana nuestra de cada día.

Published in: Economy & Finance
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
429
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Revista Fundación Ramón Areces. Número 6: Junio 2012

  1. 1. Junio2012NÚMERO6REVISTA DE CIENCIAS Y HUMANIDADESDE LA FUNDACIÓN RAMÓN ARECESDIÁLOGOS WANG FENG. CONFERENCIAS JOSÉ MARÍA SUMPSI,ROBERT SKIDELSKY, ADELA CORTINA, BRAHMA CHELLANEY YLEONARDO PADURA FUENTESREVISTADECIENCIASYHUMANIDADESDELAFUNDACIÓNRAMÓNARECESwww.fundacionareces.eswww.fundacionareces.tvVitruvio, 528006 MadridEspañaAF_Cubiertas.indd 1AF_Cubiertas.indd 1 31/5/12 15:00:0531/5/12 15:00:05
  2. 2. VVVVVVVViiiiiiiissssssssíííííííítttttttaaaaaaaannnnnnnoooooossss eeennnfufufuufundndnddddddacacacaacaa ioioioioioiooionanananananananarerererererererececececececececes.s.s.s.s.s.s.s.esesesesesesfufundndaccioionanananaarerererereecececececececees.s.s.s.s.s.s.s tvtvtvtvtvtvtvtvyy síígguueennoosss eeennnnnnnnCompartimos el ConocimientoDescárgalo enfundacionareces.esAF_Cubiertas.indd 2AF_Cubiertas.indd 2 31/5/12 15:00:4831/5/12 15:00:48
  3. 3. 41288121116DIÁLOGOSWang FengDirector del Centro Brookings-Tsinghuapara Políticas Públicas de PekínCONFERENCIASLos retos de la agricultura para alimentar al mundoen 2050. Por José María SumpsiA Keynesian Perspective on the Slump of 2007-8 andHow to Recover from It. Por Robert SkidelskyEl lugar de los valores morales en la economía.Por Adela CortinaBridge-Builder: India in a Rapidly Changing GlobalOrder. Por Brahma ChellaneyLa Habana nuestra de cada día.Por Leonardo Padura FuentesFRAGMENTOSLIBROSLuis Ángel Rojo. Recuerdo y homenaje.Historia Militar de España.VITRUVIO, 5Noticias institucionales.ÍNDICE / Núm. 6Junio 2012EDITAFundación Ramón ArecesDIRECTORRaimundo Pérez-Hernández y TorraCONSEJO ASESORFederico Mayor Zaragoza, Jaime Terceiro Lomba,Julio R. Villanueva, Juan Velarde Fuertes, AvelinoCorma Canós, Alfonso Novales Cinca, JuanGonzález-Palomino Jiménez.DIRECTORManuel AzconaSERVICIO DE PUBLICACIONESConsuelo Moreno HervásDISEÑO Y MAQUETACIÓNOmnívoros Marketing y ComunicaciónADMINISTRACIÓN Y REDACCIÓNCalle Vitruvio 5. 28006 Madrid.Teléfono: 91 515 89 80. Fax: 91 564 52 43WEBwww.fundacionareces.esWEB TVwww.fundacionareces.tvILUSTRACIÓN DE PORTADANati BuitragoFOTOGRAFÍAAlejandro Amador y Antonio MarcosFOTOMECÁNICA:Gamacolor S.G.I.IMPRESIÓN:Impresos Izquierdo S.A.Queda prohibida la reproducción total o parcialde las informaciones de esta publicación,cualquiera que sea el medio de reproduccióna utilizar, sin autorización previa o expresa deFundación Ramón Areces. La Revista no se hace,necesariamente, responsable de las opiniones desus colaboradores.Depósito Legal: M-51664-2009© 2012 Fundación Ramón Areces Síguenos enAF_Num6.indd 3AF_Num6.indd 3 5/6/12 11:28:355/6/12 11:28:35
  4. 4. 4FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6AF_Num6.indd 4AF_Num6.indd 4 1/6/12 19:22:181/6/12 19:22:18
  5. 5. 5¿Cómo describiría la evolución de lapoblación china durante la segundamitad del siglo XX?China es el país más poblado del pla-neta, y al igual que ha sucedido en mu-chos otros lugares, se pueden diferen-ciar claramente dos fases de cambiosdemográficos sin precedentes. En laprimera fase, la población china se du-plicó con creces, coincidiendo con undescenso sumamente rápido de la tasade mortalidad. Posteriormente, a co-mienzos de la década de los setenta, latasa de fertilidad descendió en todo elpaís con la misma rapidez, si no más, yEL RÁPIDO AUMENTO DE LAPOBLACIÓNEN CHINAHA LLEGADO PRÁCTICAMENTE A SU FIND I Á L O G O SWang FengDirector del Centro Brookings-Tsinghuapara Políticas Públicas de PekínEn colaboración con el Grupo de Estudios Población y So-ciedad, la Fundación Ramón Areces acogió el pasado mesde marzo una reunión científica titulada “El baby boom:nuevas perspectivas y nuevos retos. Una iniciativa de inves-tigación”. En ella participó como ponente el profesor WangFeng, Director del Centro Brookings-Tsinghua para PolíticasPúblicas de Pekín, quien disertó sobre el cambio de rumboen la fortuna demográfica de China. En esta entrevista el profesor Feng examina el papelcambiante de la población en el crecimiento económico chino y se plantea las implica-ciones económicas y sociales de las nuevas realidades demográficas.AF_Num6.indd 5AF_Num6.indd 5 1/6/12 19:22:401/6/12 19:22:40
  6. 6. 6FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6en tan solo diez años, en 1980, el número dehijos por mujer se había reducido a menos dela mitad. Durante la última década del sigloXX, la tasa de fertilidad descendió en Chinapor debajo del nivel de reemplazo, lo que setradujo en un rápido envejecimiento y unposterior descenso de la población.¿Cómo explicarse el descenso de la tasa demortalidad en China, que se produjo conuna rapidez impresionante?Durante la segunda mitad del siglo XX, laesperanza de vida de la población china au-mentó de apenas 40 años a más de 70, algoque occidente tardó más de medio siglo enconseguir. El rápido descenso del índice demortalidad se debió en parte a la introduc-ción y expansión de los avances sanitarios,tanto en conocimientos como en medios,sobre todo los de la medicina preventiva y laatención primaria. Los beneficios de la me-dicina moderna se pudieron hacer repercu-tir en la esperanza de vida de la poblaciónmediante la creación de un nuevo sistema desanidad pública y la mejora en las condicio-nes de vida.¿Qué ha hecho que China lograra reducirsu tasa de mortalidad más que otros paísesde la zona como la India?Además de las diferencias culturales y socia-les entre un país y otro en la medicina y elcuidado de la salud, uno de los factores másdestacados de la mejora de las cifras de mor-talidad en China fue el propio sistema políti-co del país, con una organización claramentecentralizada y una orientación igualitaria,que permitió reducir drásticamente la po-breza extrema, organizó a la población paraque realizara actividades productivas y pusoen marcha un sistema de sanidad público yuniversal, aunque en su momento resultarabastante primitivo.Al hablar de fertilidad y control de lanatalidad en China, predomina la idea deintervención y control por parte del Estado.¿Cómo funcionaba en el pasado la políticadel hijo único? ¿Sigue aún vigente?El descenso de la tasa de natalidad en Chinapresentó una serie de similitudes con otrospaíses en vías de desarrollo que atravesaronprocesos políticos similares, como Tailandia,Corea del Sur e Indonesia, todos en Asia. Unavez que la mortalidad se redujo, los objetivosy comportamientos reproductivos de la po-blación se adecuaron en consonancia. Dadoel drástico descenso de la mortalidad infantil,hacían falta muchos menos nacimientos paracontar con el mismo número de niños queantes. La industrialización y la urbanizaciónfueron también factores que cambiaron laforma de vida de las personas, y en conse-cuencia su deseo de tener hijos. El programade control de la natalidad promovido por elEstado chino facilitó medios anticonceptivosy ofreció a las mujeres la posibilidad de abor-“China no tendrá eltiempo ni los recursosnecesarios para construiruna infraestructura socialbásica, como un sistema depensiones y sanitario queresponda a las necesidadesde una sociedad envejecida”AF_Num6.indd 6AF_Num6.indd 6 31/5/12 15:48:4731/5/12 15:48:47
  7. 7. 7CHINAAF_Num6.indd 7AF_Num6.indd 7 1/6/12 19:23:501/6/12 19:23:50
  8. 8. 8FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6tar. La política del hijo único, lanzada oficial-mente en 1980, fue la forma de intervenciónpolítica más drástica. Sin embargo, la políticaentró en vigor cuando el ciclo de descenso dela fertilidad prácticamente se había comple-tado, porque no es del todo correcto atribuir-le el descenso de la fertilidad. La política, quelleva más de tres décadas en vigor, no permitetener más de un hijo a prácticamente dos ter-cios de las parejas chinas.¿Cómo afectó el cambio demográfico a lavida familiar en China?El descenso de la mortalidad y la natalidadhan tenido un efecto muy acusado en la vidafamiliar del país. El aumento de la esperanzade vida se traduce en que los jóvenes com-parten más años con sus padres y sus abue-los, lo cual refuerza el ideal de las familiasextensas presente en la cultura china. Porotra parte, el rápido descenso de la fertilidadha reducido sustancialmente el número deniños, y por lo tanto la red familiar. Lo másdestacado es que la imposición de la políticadel hijo único ha hecho que, por primera vezen la historia del país, desaparezcan de lasfamilias chinas una serie de relaciones y con-ceptos clave de parentesco: los de hermanosy, en el futuro, los de tíos y tías.En Occidente tendemos a considerar queChina presenta una gran diversidad y seconsidera un país heterogéneo. Desde elpunto de vista demográfico, ¿existe muchadiferencia entre unas regiones y otras?Las diferencias demográficas que existenentre las distintas regiones chinas son aúnenormes. En los grandes núcleos urbanos,los índices de fertilidad se acercan a los másbajos del mundo, mientras que en determi-nadas zonas rurales, y en especial en las queresiden las minorías étnicas, se encuentran enel nivel de reemplazo, o incluso lo superan.Las diferencias en la tasa de mortalidad sonaún mayores, y las zonas más avanzadas delpaís presentan cifras similares a las de Japón,mientras que las de zonas menos desarrolla-das se asemejan a Nigeria.¿Considera que la superpoblación es unproblema para la sociedad china? ¿Y parael planeta? ¿Resulta sostenible la tasa decrecimiento demográfico actual en China?El rápido aumento de la población en Chinaha llegado prácticamente a su fin. El creci-miento actual es de alrededor del 0,5% anual,una cuarta parte de su máximo histórico.Incluso si el crecimiento de la población seacelera debido a la distribución por edades,cabe prever que en quince años la poblaciónchina comenzará a reducirse y la tendencia seprolongará en el tiempo.¿Cómo ve el futuro de la población china?¿Los retos demográficos y problemas alos que se enfrenta son similares a los queexisten en la mayoría de países ricos?“Más de 150 millones defamilias chinas que tienenun solo hijo, deberán hacerfrente a una situación muycomplicada y a numerososproblemas relacionados conel cuidado de los mayores”AF_Num6.indd 8AF_Num6.indd 8 31/5/12 15:49:2931/5/12 15:49:29
  9. 9. 9CHINAAge Structure, China(1982, 2010, 2040)Declining Support Ratio(Number of working persons per 60+,China and other BRIC economies)Fragile Families(Share of women aged 35-49 with oneor no child, urban China, 2005)AF_Num6.indd 9AF_Num6.indd 9 31/5/12 15:49:3631/5/12 15:49:36
  10. 10. 10FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6En China, las tasas de fertilidad y mortalidadhan descendido sumamente rápido, por loque en el futuro, cabe esperar un rápido en-vejecimiento de la población. Los retos quese presentan al país serán mucho mayoresque los de los países más ricos, en parte porel rápido envejecimiento de la población, yen parte porque China no tendrá el tiemponi los recursos necesarios para construir unainfraestructura social básica, como un siste-ma de pensiones y sanitario que responda alas necesidades de una sociedad envejecida.En vista del significativo envejecimiento dela población china, ¿qué dificultades socia-les cree que encontrarán las familias chinasa corto plazo?Numerosas familias chinas, sobre todo lasmás de 150 millones que tienen un solo hijo,deberán hacer frente a una situación muycomplicada y a numerosos problemas rela-cionados con el cuidado de los mayores. Lasdificultades que tanto estas familias como lasdemás deberán afrontar afectarán también aotros aspectos de la sociedad china.¿Se muestra el Gobierno o las autoridadeschinas preocupados por la evolución demo-gráfica del país?El Gobierno chino ha reconocido y expre-sado una cierta preocupación por el rápi-do envejecimiento de la población, si bienha hecho oídos sordos a las peticiones quese han hecho desde el entorno académico yde sectores sociales muy amplios de retirargradualmente la política del hijo único, queactualmente resulta desfasada e innecesaria.La lentitud de los poderes públicos en daruna respuesta al bajo índice de natalidad y alrápido envejecimiento de la sociedad se debeen parte a la preocupación por la explosióndemográfica que existía hace una década y enparte a un exceso de cautela por parte de laAdministración a la hora de establecer unanueva política, así como a un sistema polí-tico sumamente lento a la hora de adoptardecisiones.“Incluso si el crecimiento dela población se acelera, cabeprever que en quince años lapoblación china comenzaráa reducirse y la tendencia seprolongará en el tiempo”AF_Num6.indd 10AF_Num6.indd 10 31/5/12 15:50:4731/5/12 15:50:47
  11. 11. 11BIOWang FengWang Feng es fellow de la Brookings Institution y Director del Centro Brookings-Tsinghuapara Políticas Públicas en Pekín. También es profesor en la Universidad Fundan en Shanghai(China). Antes de su nombramiento en la Brookings Institution, ha sido profesor en la Universi-dad de California en Irvine (de momento se encuentra en situación de excedencia especial),donde ha sido director del Departamento de Sociología. El Profesor Wang es un expertoreconocido en los cambios sociales y demográficos en China, así como en la historia demo-gráfica y social comparada. Es coautor (junto con James Lee) del libro One Quarter of Hu-manity: Malthusian Mythology and Chinese Realities, 1700-2000 (Harvard University Press,1999) que ganó varios premios académicos. Sus trabajos recientes sobre la desigualdaden China incluyen Boundaries and Categories, Rising Inequality in Post-Socialist Urban China(Stanford University Press, 2008), Creating Wealth and Poverty in Post-Socialist China (edita-do junto con Deborah Davis, Stanford University Press, 2009). Sus trabajos sobre el cambiodemográfico en China incluyen “The Demographic Factor in China’s Transitions” (con AndrewMason, publicado en Loren Brant y Thomas Rawski, eds., China’s Great Economic Transfor-mations. Cambridge University Press, 2008). Wang Feng es licenciado en Economía por laUniversidad de Hebei en China y doctor en Sociología por la Universidad de Michigan enlos Estados Unidos de América.AF_Num6.indd 11AF_Num6.indd 11 31/5/12 15:50:5631/5/12 15:50:56
  12. 12. FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6AF_Num6.indd 12AF_Num6.indd 12 1/6/12 19:24:161/6/12 19:24:16
  13. 13. 13C O N F E R E N C I A SPOR JOSÉ MARÍA SUMPSICatedrático de Política Agraria de la UPMEx subdirector general del Departamentode Cooperación Técnica de la FAOFUNDACIÓN RAMÓN ARECES, 27 DE OCTUBRE DE 2011LOS RETOS DE LAAGRICULTURAPARA ALIMENTAR AL MUNDOEN 2050La humanidad ha vivido siempre bajo la amenaza de la profecíamaltusiana, que predecía que la población iba a crecer exponencialmentemientras que los alimentos iban a hacerlo linealmente y que llegaría un momentoen el que no habría suficientes recursos naturales en el planeta para alimentaral mundo. Hasta la fecha esa profecía no se ha cumplido fundamentalmentepor dos razones. La primera es que las políticas demográficas de los paísesmás poblados de la Tierra y en concreto el control de natalidad, han reducidoel crecimiento demográfico explosivo de la primera mitad del siglo XX. Lasegunda es que la revolución tecnológica agraria ha permitido aumentarmás que linealmente los rendimientos de los cultivos y ganado en lasegunda mitad del siglo.José María SumpsiAF_Num6.indd 13AF_Num6.indd 13 1/6/12 19:24:341/6/12 19:24:34
  14. 14. 14FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6Ejemplos de esa revolución son los paísesmiembros de la Comunidad Económica Eu-ropea, que en los años 60 era deficitaria encasi todos los productos agrarios, y tan soloen 20 años de una política agraria muy pro-teccionista que hizo rentable la aplicacióngeneralizada de las nuevas tecnologías agra-rias, se pasó a una situación de excedentes detodos los productos básicos como cereales,leche, carne, aceites, vino y otros productos,a los que había que dar salida mediante laexportación subvencionada a un coste eleva-dísimo. Pero también hay ejemplos de éxitosproductivos en países en desarrollo, y quizássea el caso de la India el que mejor ilustrael éxito de la revolución verde que permitiómultiplicar por tres o cuatro veces el rendi-miento de las cosechas y aumentar el rendi-miento de la producción de leche y carne, loque fue decisivo para el desarrollo del país ypara eliminar el hambre extrema de un paíscon mil millones de habitantes.A pesar de que la explosión demográfica se hafrenado por la intervención de las políticas decontrol de natalidad de los países más pobla-dos del mundo, en 2050 la población mun-dial alcanzará los 9.200 millones de habitan-tes, lo que representa un aumento del 35%respecto a la actual, y la mayor parte de esteaumento de población ocurrirá en los paísesen desarrollo. La población urbana represen-tará el 70% del total, frente al 49% actual, yla renta por habitante aumentará fuertemen-te en los países en desarrollo. Para satisfacer elaumento de la demanda de alimentos de unapoblación cada vez más numerosa, más urba-na y con más renta, se estima que la produc-ción mundial de alimentos debe aumentar deaquí a 2050 un 70%, y duplicarse en los paí-ses en desarrollo, y este es el gran reto al quese enfrenta la humanidad en el futuro.Los retos a los que se enfrentala agriculturaLa presión de la demanda de alimentos deuna población mundial creciente se veráagudizada en las próximas décadas por losimpactos del cambio climático sobre la pro-ductividad agraria, especialmente en los paí-ses del África subsahariana, la degradación delos recursos naturales, suelo, agua, bosques ypesca, y el aumento de la utilización de ma-terias primas agrarias para la producción debiocombustibles. Según las conclusiones deuna reunión de expertos celebrada en la sedede la FAO en octubre de 2009, el 90% (80%en los países en desarrollo) del incrementode la producción de alimentos procederá delaumento de los rendimientos de los cultivos,y solo un 10% (20% en los países en desarro-llo) procederá del aumento de la superficiecultivada. La dispar evolución de la pobla-ción mundial y de la superficie agraria totalA pesar de que la explosión demográfica se ha frenado porla intervención de las políticas de control de natalidad delos países más poblados del mundo, en 2050 la poblaciónmundial alcanzará los 9.200 millones de habitantes, lo querepresenta un aumento del 35% respecto a la actual, y lamayor parte de este aumento de población ocurrirá en lospaíses en desarrolloAF_Num6.indd 14AF_Num6.indd 14 31/5/12 15:52:3231/5/12 15:52:32
  15. 15. 15provocará que la su-perficie agraria porhabitante disminuyade 4.3 ha en 1960a 2.6 ha en 2010 y1.5 ha en 2050. Portanto, y dado quehay límites clarospara la expansión dela frontera agrícola yaumentar la super-ficie cultivada, paraalimentar a la pobla-ción mundial cadahectárea deberá pro-ducir más alimentosque en la actualidaden un contexto deescasez de recursos,especialmente agua ytierra, y cambio cli-mático, lo que cons-tituye un gran retopara la agricultura.La mala noticia esque las tasas mediasde crecimiento de laproductividad agrí-cola mundial hanpasado del 3% en losaños 1960 a tan soloel 1,4% en la prime-ra década del sigloXXI y se estima queestarán por debajo del 1% en la década de los2050. Pero además, y después de lo aprendi-do con la revolución tecnológica de la segun-da mitad del siglo XX y en particular de larevolución verde y de sus impactos negativossobre el medio ambiente y los recursos natu-rales, el aumento de la productividad agrariadebe lograrse mediante sistemas y prácticasagrarias que hagan compatible el aumentode la producción de alimentos con la con-servación de los recursos naturales, la mitiga-ción del cambio climático y la sostenibilidadeconómica y ambiental. Y la única forma decompatibilizar estos objetivos es mediante laadopción de tecnologías agrarias sostenibleseconómica y ambientalmente que ya exis-ten, y por supuesto mediante la generación yadopción de nuevas tecnologías agrarias pro-ductivas, rentables, sostenibles y adaptadas alcambio climático.AF_Num6.indd 15AF_Num6.indd 15 1/6/12 19:24:481/6/12 19:24:48
  16. 16. 16FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6TecnologíasLa primera conclusión es que el uso de tec-nologías agrarias respetuosas con el medioambiente, los recursos naturales y el cambioclimático, y bien adaptadas a las particularescondiciones ecológicas, económicas y socialesde los países en desarrollo, será un factor cla-ve para aumentar la productividad agraria deforma sostenible y alimentar a la humanidaden 2050. Esto es así porque el gran potencialde aumento de la producción de alimentosno está en los países desarrollados, que estánya cerca de los límites biológicos, sino en lospaíses en desarrollo y emergentes, donde elmargen de incremento de la productividadagraria es todavía muy importante, pues separte de niveles muy bajos. En África porejemplo la superficie de riego no supera el5% y la dosis media de uso de fertilizanteses de 7 kilos por hectárea. La buena noticiaes que ya existen algunas tecnologías agra-rias bien probadas que permiten aumentar laproductividad agraria sin deteriorar el medioambiente, los recursos naturales y que pue-den contribuir a mitigar el cambio climático.Estas tecnologías se agrupan en lo que FAOdenomina el enfoque de ecosistemas para laintensificación productiva sostenible, queconstituye la base de la segunda revoluciónverde, que deberá adoptarse en los países endesarrollo y especialmente en África. Algunasde estas tecnologías se presentan someramen-te a continuación.a) Agricultura de conservaciónLa agricultura de conservación es una tec-nología que se basa en el laboreo mínimoo incluso no laboreo, y en la que el sueloestá siempre con un cubierta vegetal, biensean cultivos, pastos naturales o siembras deforrajes. En la agricultura de conservaciónse siguen rotaciones equilibradas con cul-tivos diversificados que siempre incluye unporcentaje apropiado de leguminosa parala fijación de nitrógeno, lo que permite lareducción del uso de fertilizantes químicosnitrogenados. Esta tecnología puede contri-buir de forma sensible tanto a la adaptacióncomo a la mitigación del cambio climático.La agricultura de conservación reduce las ne-cesidades de agua de las plantas en un 30%y por tanto ayuda a adaptarse a las sequíascada vez más recurrentes como consecuen-cia del cambio climático. Además, contri-buye a reducir la temperatura del suelo enun grado, lo que ayuda a que las plantassufran menos incluso cuando la temperaturade la atmósfera es elevada. La agricultura deconservación supone pues una valiosa con-tribución de la agricultura a la adaptaciónal cambio climático, pero también suponeuna valiosa contribución de la agriculturaAF_Num6.indd 16AF_Num6.indd 16 1/6/12 19:28:491/6/12 19:28:49
  17. 17. 17a la mitigación del cambio, pues la agricul-tura de conservación reduce las necesidadesde energía de la agricultura, especialmentecombustibles, en un 75%, lo que reduce lasemisiones de carbono y secuestra 200 kg/ha/año de carbono en el suelo. Este tipode agricultura se practica en unos 100 mi-llones de hectáreas, especialmente en paísesdesarrollados y algunos países emergentes deAmérica Latina como México, Brasil o Ar-gentina, pero desgraciadamente todavía noes popular en la mayoría de países en desa-rrollo. La agricultura de conservación puedeaplicarse a muchos sistemas de cultivo en elmundo entero.b) Uso eficiente de fertilizantesNo hay alternativa al uso de fertilizantes si sequiere aumentar la producción agraria paraalimentar a la población mundial hoy o en2050, pero no hay excusa para usar un excesode fertilizantes, o para aplicar dosis demasia-do bajas de fertilizantes o para hacer un usono correcto de los mismos en los países endesarrollo. El método de ecosistemas parala intensificación productiva sostenible pro-mueve el uso inteligente de los fertilizantespara aumentar la productividad y reducir losimpactos ambientales. Ello significa que hayque analizar, en cada caso, qué fertilizanteaplicar, cuándo, cuánto y cómo. Tecnologíascomo la agricultura de precisión que aplicaen cada parcela dosis distintas de fertilizantesen función de las necesidades de los suelos, ola aplicación de urea en los estratos profun-dos del suelo, son nuevas tecnologías intere-santes, pues reducen el uso de fertilizantesy su coste, aumenta los rendimientos de loscultivos, evita la contaminación de los acuí-AF_Num6.indd 17AF_Num6.indd 17 1/6/12 19:28:591/6/12 19:28:59
  18. 18. 18FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6feros y cursos de los ríos por el lavadode los nitratos y reduce las emisionesde gases efecto invernadero (en especialde óxido de nitrato) en los campos dearroz intensivos. Se ha comprobado endiversos ensayos con campos de arrozintensivos que estas tecnologías ahorranentre un 50 y 60% del uso de fertilizan-tes, y aumentan el rendimiento en unatonelada por hectárea.c) Gestión integrada de plagasLa gestión integrada de plagas combinael uso de variedades resistentes a ciertasplagas y enfermedades, control biológi-co de plagas, prácticas culturales espe-ciales y un uso razonable de pesticidas.La gestión integrada de plagas permiteaumentar la producción, reducir loscostes y disminuir la contaminación desuelos y aguas por el uso excesivo de pes-ticidas. Esta tecnología ha sido aplicadacon éxito en Bangladesh, Indonesia,India, Filipinas, Vietnam, Kenia, Mali,Benin, Zambia, Ecuador y otros países parareducir las pérdidas de cosechas por ataquede insectos.d) Gestión del agua de riegoHoy en día la agricultura de regadío produceel 40% de la producción agraria mundial. EnAsia cerca del 40% de la superficie agraria seriega y se despilfarra mucha agua. En Áfricasolo el 4% de la superficie agraria es de rega-dío. Existen sistemas de gestión del agua deriego que permiten ahorrar agua y un uso máseficiente y sostenible del agua para la agricul-tura. Estos sistemas se basan en la creaciónde asociaciones de regantes, la mejora de lasinfraestructuras y sistemas de riego, el uso detecnologías de riego más eficientes y cosechade agua. Otras opciones son la agricultura deconservación y el uso de variedades que sonmás tolerantes a la sequía y el estrés hídrico.Se ha comprobado que sistemas de riego mo-dernos, con comunidades de regantes bienorganizadas, empleando las técnicas de riegoadecuadas y con los incentivos adecuados através de un sistema de tarifas para el aguade riego, permite ahorro de agua de riego dehasta el 50%, lo que significa una mejor con-servación del agua, que es un recurso escaso,y un ahorro de costes de energía.e) Conservación y uso sostenible de losrecursos genéticos de plantas y animalesEl patrimonio genético de plantas y animaleses uno de los recursos más importantes conlos que cuenta la humanidad para enfrentarel reto de alimentar al mundo en 2050. LaAF_Num6.indd 18AF_Num6.indd 18 31/5/12 15:54:2131/5/12 15:54:21
  19. 19. 19conservación y uso sostenible de los recursosgenéticos a través de la mejora genética vege-tal y animal, puede ayudar a desarrollar va-riedades de plantas que son mejores en ren-dimientos y calidad, más eficientes en el usode los nutrientes y del agua, y más tolerantesa estreses bióticos y abióticos. Solo el 30% dela superficie agraria de los países en desarro-llo es plantada con semillas de buena calidadde cultivares mejorados y adaptados. Pero eldesarrollo de variedades mejoradas requierecapacidades técnicas en mejora genética ve-getal y animal y disciplinas relacionadas enlos países en desarrollo. Desgraciadamente,estas capacidades se han visto reducidas enaños recientes en la mayoría de los países endesarrollo, como consecuencia de la falta derecursos e instituciones adecuadas. Por tan-to es necesario invertir en la recuperación delas capacidades técnicas de los países endesarrollo para recolectar, preservar yusar los recursos genéticos de plantas yanimales. La mejora genética de plantasy animales es sin duda uno de los ins-trumentos más valiosos para aumentarla producción de alimentos, produciralimentos de mayor valor nutricional yadaptarse al cambio climático.Pero alimentar a la población mundialen 2050 no es solo un reto tecnológico,entre otras razones porque como acaba-mos de ver ya existen diversas tecnolo-gías probadas con éxito, que permitenaumentar la productividad de formasostenible; es decir, sin deteriorar el me-dio ambiente y los recursos naturales.Pero de nada sirve que estas tecnolo-gías estén ya disponibles, si siguen sinadoptarse en los países en desarrollo ypor los pequeños agricultores que pro-ducen más de la mitad de los alimentosdel mundo. Para que estas tecnologíasya probadas y disponibles, y otras quese puedan generar en el futuro, se adopten,se necesitan instituciones fuertes y políticasadecuadas, tanto a nivel global como nacio-nal, así como un fuerte aumento de la inver-sión pública y privada en la agricultura de lospaíses en desarrollo.PolíticasLa Cumbre Mundial de Seguridad Alimen-taria de 2009 consagró el modelo de dos víasque consiste en combinar medidas de emer-gencia como la ayuda alimentaria o las redesde protección social para las poblaciones másvulnerables, con medidas de medio y largoplazo destinadas a mejorar las infraestruc-turas productivas rurales (electrificación, al-macenamiento, regadíos, caminos, transfor-AF_Num6.indd 19AF_Num6.indd 19 31/5/12 15:54:3031/5/12 15:54:30
  20. 20. 20FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6mación y procesamiento de productos agra-rios), la investigación y desarrollo (I+D), laextensión agraria, el acceso a los mercados demedios de producción y de productos agra-rios, el establecimiento y fortalecimiento decrédito agrario y de sistemas de gestión deriesgo, la creación de sistemas de reservas dealimentos, al menos para hacer frente a situa-ciones de emergencia, el desmantelamientode ayudas agrarias de los países desarrolladosque distorsionen el comercio agrario inter-nacional, y el apoyo a los agricultores de lospaíses en desarrollo con ayudas públicas a lainversión privada y a la provisión de bienespúblicos, como la sanidad vegetal y animal.Por ejemplo, es muy difícil que los agriculto-res de África aumenten el uso de fertilizantes,lo que es fundamental, si no se mejoran lascarreteras y se reducen los costes de transpor-te. En India la revolución verde de los 60 fueun éxito porque tenía muy buenas institu-ciones de educación, investigación y exten-sión agraria, y porque había infraestructurasen carreteras, lo que permitía el acceso a losmedios de producción y a los mercados deproductos de los pequeños agricultores. EnIndia en los años 70 había 388 kilómetros decarreteras por 1.000 kilómetros cuadrados,mientras que en 2010, Etiopía tiene 39 km ySenegal 71 km por 1.000 kilómetros cuadra-dos. Otro ejemplo es cómo una política ade-cuada de titulación y acceso a la propiedadde la tierra puede promover el desarrollo dela producción agraria. Vietnam, durante losaños 80, tenía períodos recurrentes de escasezde alimentos y graves problemas de inseguri-dad alimentaria y eraun gran importadorde arroz. En 1989el Gobierno cambióla política agraria yotorgó a los pequeñosagricultores la propie-dad de las tierras quecultivaban, y en tresaños el país pasó a serel tercer exportadormundial de arroz, loque ilustra la impor-tancia de aplicar polí-ticas adecuadas para aumentar la producciónde alimentos para la población del país y parael resto del mundo.En el primer semestre de 2008 y ante la cri-sis provocada por las fuertes subidas de losprecios de los alimentos, muchos gobiernosadoptaron medidas proteccionistas para tra-tar de contener las revueltas sociales, peromuchas de estas políticas tuvieron efectos ne-gativos que agravaron la crisis en esos países.Por ejemplo, la fijación de precios máximospara los productos agrarios y para las semillasy fertilizantes, provocó una mayor escasezporque los operadores retuvieron la produc-ción agraria y los medios de producción a laespera de la relajación de estas medidas ex-traordinarias o bien se creó un mercado ne-gro. La mayoría de gobiernos de los países endesarrollo afectados por la crisis y tambiénorganismos internacionales se centraron enmedidas de emergencia para lograr el aumen-to de la producción a corto plazo, mediantela distribución subvencionada o incluso gra-En el ámbito global, uno de los principaleslogros de la comunidad internacional yen particular de la Cumbre Mundial deAlimentación 2009, ha sido el avanceen la creación de una nueva arquitecturainstitucional y un sistema mundial degobernanza para la agricultura y laalimentaciónAF_Num6.indd 20AF_Num6.indd 20 31/5/12 15:54:3931/5/12 15:54:39
  21. 21. 21tuita de semillas, fertilizante y otros mediosde producción. Pero las lecciones aprendidasde la crisis de 2008 muestran que aunquehay que poner en marcha medidas de emer-gencia y ayuda alimentaria, lo fundamentales aplicar las políticas más adecuadas y no darprioridad solo a las medidas de corto plazo,sino también a las medidas de largo plazopara sentar las bases de un desarrollo agra-rio sostenible. La Conferencia internacionalde alto nivel celebrada en junio de 2008 yla Cumbre Mundial de Alimentación de no-viembre de 2009, organizadas ambas por laFAO en Roma, no alcanzaron compromisospara desbloquear las negociaciones comer-ciales internacionales, o para limitar las res-tricciones a las exportaciones de productosagrarios y tampoco para recomendar ciertasreservas y límites a las políticas de fomentode la producción de biocombustibles si se de-muestra que pueden perjudicar la seguridadalimentaria mundial.InstitucionesEn el ámbito global, uno de los principaleslogros de la comunidad internacional y enparticular de la Cumbre Mundial de Alimen-tación 2009, ha sido el avance en la creaciónde una nueva arquitectura institucional y unsistema mundial de gobernanza para la agri-cultura y la alimentación. La crisis desatadaa principios de 2008 con la fuerte subida delos precios de los alimentos evidenció queuna de las causas de dicha crisis fue la falta deun sistema de gobernanza global de la agri-cultura y la alimentación que garantizase laregulación, convergencia y coordinación depolíticas nacionales que afectaron negativa-mente a la seguridad alimentaria mundial.Desde principios de 2009 se ha estado traba-jando en la reforma del Comité Mundial deSeguridad Alimentaria, creado en 1996 consede en la FAO, pero que desde hace añosno cumplía funciones relevantes. La reforma,que ha sido discutida y aprobada por todoslos actores y grupos de interés involucrados,ha consistido en hacerlo más incluyente, demodo que no solo participen los gobiernos,sino también el sector privado, las organiza-ciones de la sociedad civil, las fundacionesprivadas, agencias de Naciones Unidas y elBanco Mundial, reforzar sus atribuciones,especialmente en la coordinación y conver-gencia de políticas, aumentar sus recursos ydotarlo de un grupo de expertos de alto nivelpara analizar los impactos de las políticas yrecomendar posibles medidas a adoptar paramejorar la seguridad alimentaria mundial. LaCumbre aprobó la reforma del Comité Mun-dial de Seguridad Alimentaria, que se cons-tituye así en un elemento central del nuevosistema de gobernanza mundial de la agricul-tura y la alimentación.En el ámbito nacional, es fundamental lareorganización y fortalecimiento de los mi-nisterios de agricultura y de institucionespúblicas clave como las de sanidad animal yvegetal o las de inocuidad de los alimentos,pues se trata de bienes públicos que debenser provistos por el sector público o al menosmediante formulas mixtas, no puramenteprivadas, porque ello ya se intentó y ha sidoun fracaso, con el resultado de una provisiónsubóptima de tales bienes públicos. Tambiénes fundamental la reconstrucción y fortaleci-miento de las instituciones de investigación yexperimentación agraria, porque muchas delas nuevas tecnologías no se pueden transferirsin más de un país a otro, pues deben adap-tarse previamente a las condiciones locales yesa es tarea de los centros de experimenta-ción agraria. Los servicios de extensión agra-ria, usando metodologías como las FarmerField Schools, son el instrumento esencialpara asegurar la adopción de las tecnologíasAF_Num6.indd 21AF_Num6.indd 21 31/5/12 15:54:4531/5/12 15:54:45
  22. 22. 22FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6por parte de los agricultores pequeños de lospaíses en desarrollo.InversionesSegún estimaciones de la FAO, la inversiónagraria bruta anual para lograr el aumento deproducción agraria necesaria para alimentara la población mundial en 2050 deberá pasarde 142.000 millones a 209.000 millones deUSD (dólares de 2009), lo que supone un au-mento del 50%. Aumentar el 50% la inver-sión en agricultura y alimentación requeriríaaumentar tanto la inversión privada, como elgasto público de los países en desarrollo y laayuda de los países desarrollados destinada ala agricultura y la alimentación. Muchos paí-ses en desarrollo destinan menos del 10% delgasto público a la agricultura, aun siendo enmuchos casos un sector clave en el saldo de labalanza comercial, en la aportación al PIB ymás aún al empleo de dichos países. Por otrolado, la proporción de la ayuda al desarrollode los países desarrollados que se destina a laagricultura ha pasado del 17% en los años80 al 3% en el período 2005-2008, y ade-más la cuantía total de la ayuda al desarrollose está reduciendo desde 2008 como conse-cuencia de la crisis económica y financiera delos países más desarrollados, lo que agrava lasituación.El mismo estudio de la FAO calcula que lasinversiones necesarias en los países en desarro-llo para apoyar esta expansión de la produc-ción agrícola ascienden a un promedio anualneto de 83.000 millones de USD (dólares de2009). Este total incluye las inversiones enla actividad agrícola primaria y servicios postcosecha, por ejemplo el almacenamiento yprocesamiento, pero no comprende bienespúblicos como carreteras, proyectos de riegoa gran escala, la electrificación y otros quetambién son necesarios. Otro reto es el deaumentar las existencias de capital en zonasque se encuentran atrasadas tanto en lo queatañe a la reducción del hambre como a laproductividad de la agricultura. Un estudioque examinó los resultados a largo plazo dela inversión en agricultura desde el deceniode 1970 mostró que, en general, los paísesque tenían más logros en lo relativo a la re-ducción del hambre presentaban también losíndices más elevados de inversión neta portrabajador agrícola. Durante todo el deceniode 1990, el valor añadido por trabajador enel grupo de países con menos del 2,5% depoblación subnutrida fue aproximadamente20 veces más alto que en el grupo que teníamás del 35% de población subnutrida.Para mejorar el funcionamiento del sistemaagrícola y aumentar la seguridad alimentariase requieren tres tipos de inversión pública:inversiones directas en investigación y desa-rrollo agrícola; inversiones en sectores ínti-mamente ligados al incremento de la produc-tividad de la agricultura como institucionesagrícolas, servicios de extensión, caminos,puertos, energía, almacenamiento y sistemasde riego; e inversiones no agrícolas destinadasa lograr efectos positivos en el bienestar de laspersonas, como la reducción del hambre y lamalnutrición. En el último grupo se incluyenlas inversiones en educación (en particularpara las mujeres), saneamiento y suministrode agua potable, así como en atención médi-ca. Quienes se dedican o podrían dedicarse ala agricultura sólo invertirán recursos en estaactividad si sus inversiones resultan renta-bles. Muchos tipos de bienes públicos comolos mencionados más arriba, que hacen quelas inversiones privadas resulten viables desdeel punto de vista financiero, sólo pueden serproporcionados por el sector público. Es ne-cesario fomentar la inversión en el sector pri-vado en todas las etapas de la cadena de valor,AF_Num6.indd 22AF_Num6.indd 22 31/5/12 15:54:5431/5/12 15:54:54
  23. 23. 23desde las previas a la explotación agrícola queincluyen la producción y distribución de se-millas y fertilizantes, hasta las sucesivas a lacosecha que comprenden la elaboración, lacomercialización y la distribución. Los paí-ses necesitan crear un clima propicio a la in-versión y abordar cuestiones tales como laspolíticas en materia de préstamos a la agri-cultura, los riesgos y los factores que limitanla capacidad de los sistemas de microfinanzaspara imprimir una modificación progresiva ala producción y la productividad. La pro-yección de 83.000 millones de USD netosen concepto de inversiones netas anuales enla agricultura hasta 2050 comprende unos20.000 millones de USD destinados a la pro-ducción de cultivos y 13.000 millones parala producción ganadera, mientras que otros50.000 millones de USD se destinarían aservicios de apoyo a actividades secundariascomo el almacenamiento en frío y en seco,las instalaciones de mercados rurales y mayo-ristas y la primera fase de elaboración.Las perspectivas hasta 2050 indican que esprobable que se acrecienten las diferenciasinterregionales en cuanto a las existenciasde capital por trabajador, las cuales llegaránaproximadamente a duplicarse en las regionesde Asia oriental y meridional así como en elCercano Oriente y África del norte, y a tripli-carse en América Latina, pero se mantendránsin variaciones en el África subsahariana. Estosignifica que para 2050 un trabajador agrícolalatinoamericano dispondrá de un capital 28veces superior en comparación con el cam-pesino del África subsahariana. Las enormesdiferencias en la intensidad de capital son elmotivo clave de las diferencias en la produc-ción por trabajador. Un elemento crítico de laevolución divergente de la productividad de lamano de obra entre las distintas regiones refle-ja en gran parte las diferencias en la evoluciónde la mano de obra agrícola. Por ejemplo, enAmérica Latina la mano de obra empleadaen la agricultura se reducirá casi a la mitadmientras que en el África subsahariana llegarácasi a duplicarse. De los 83.000 millones deUSD en concepto de inversiones anuales quese necesitan en la agricultura, solamente endos países, India y China, se requeriría gastarla elevada cifra de 29.000 millones de USD.De la cifra total mencionada, 11.000 millo-nes de USD se necesitarían en el África subsa-hariana, 20.000 millones en América Latina yel Caribe, 10.000 millones enCercano Oriente y África delnorte, 20.000 millones en elsur de Asia y 24.000 millonesen Asia oriental.Pero la agricultura no es unaactividad pública, sino que esuna actividad privada, aunquepueda generar externalidadespúblicas que benefician a todala sociedad y que deben ser re-muneradas (conservación delos recursos naturales, suelo y agua especial-mente, secuestro de carbono y otros), y porello buena parte de la inversión en agriculturadebe ser privada. Pero para que la inversiónprivada en la agricultura aumente se necesitaun entorno legal y económico favorable. Encuanto a lo primero, la seguridad de los dere-chos de propiedad, incluidos los intelectuales,De los 83.000 millones de USD enconcepto de inversiones anualesque se necesitan en la agricultura,solamente en dos países, India yChina, se requeriría gastar la elevadacifra de 29.000 millones de USDAF_Num6.indd 23AF_Num6.indd 23 31/5/12 15:54:5931/5/12 15:54:59
  24. 24. 24FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6y la estabilidad de la regulación de lasinversiones extranjeras, incluida la com-pra de tierras, y la repatriación de bene-ficios, son fundamentales. En cuanto alentorno económico, la variable esencialson los precios agrarios. En este sentido,la situación de precios elevados de losproductos agrarios que se vivió en 2007y 2008 y que se está viviendo de nuevodesde agosto de 2010, supone un serioimpacto negativo para la seguridad ali-mentaria mundial y la alimentación delos consumidores más pobres, y tambiénpara las cuentas públicas de los paísesde baja renta e importadores netos dealimentos, que deben utilizar sus reser-vas estratégicas y/o aumentar el gasto enimportación de alimentos, pero repre-senta una oportunidad para aumentar lainversión y la productividad agrarias yla renta de los agricultores. Pero la expe-riencia de la crisis alimentaria de 2007-2008 demostró que solo los agricultoresde los países desarrollados son capacesde responder a las señales del merca-do y aprovechar los precios elevados yaumentar la producción agraria. De hecho,en 2008 la producción agraria mundial degranos aumentó en un 11% como respues-ta a los elevados precios agrarios, pero soloun 1% procedía de los países en desarrollo,mientras que el 10% procedía de los paísesdesarrollados. La falta de instituciones fuer-tes, de políticas adecuadas, y las dificultadesde los agricultores pobres para acceder a losinputs esenciales, semillas, fertilizantes, her-bicidas y otros medios de producción, por lafalta de recursos económicos y de acceso alcrédito agrario, impidieron que los pequeñosagricultores de los países en desarrollo reac-cionaran ante los precios elevados y aprove-charon esta oportunidad. El análisis de pers-pectivas de los precios y mercados agrarios amedio y largo plazo de OCDE y FAO con-cluye que los precios agrarios seguirán altosbastante tiempo, como consecuencia del au-mento de los fenómenos climáticos extremospor el cambio climático y de la presión de lademanda, y por ello es fundamental mejorarlas instituciones y las políticas, y aumentar lainversión pública y privada agraria y la ayudaal desarrollo destinada a la agricultura, paraque los pequeños agricultores de los países endesarrollo puedan aprovechar la oportunidadque suponen unos precios agrarios elevados.El futuro de la seguridad alimentariamundialLa nueva gobernanza global parala agricultura y la alimentaciónAF_Num6.indd 24AF_Num6.indd 24 1/6/12 19:30:181/6/12 19:30:18
  25. 25. 25La agricultura y la alimentación entraronde nuevo en la agenda internacional comotemas estratégicos a raíz de la crisis de se-guridad alimentaria provocada por el alzavertiginosa de los precios de los alimentos definales de 2007 y primeros meses de 2008.Desde entonces todas las cumbres del G-8 yluego del G-20 han incorporado a su agendael tema de la seguridad alimentaria mundial.La convicción de que es imposible un mun-do seguro y en paz con casi 1.000 millonesde personas que pasan hambre, ha contri-buido a la vuelta a la agenda internacionaldel tema agricultura y alimentación, despuésde muchos años de olvido. En la últimacumbre del G-20 celebrada en Seúl en no-viembre de 2010, se aprobó un plan de tra-bajo plurianual para promover el desarrollomundial que comprendía 7 capítulos, yuno de ellos es “Agricultura y seguridadalimentaria”. Los temas que se abordanen este capítulo son: la necesidad demejorar e invertir en investigación ydesarrollo; el seguimiento del compro-miso de la iniciativa de la cumbre deL´Aquila del G-8 ampliada, para apor-tar por parte de los países ricos 22.000millones de dólares para inversión enagricultura y seguridad alimentaria enlos países en desarrollo, especialmenteÁfrica; el estudio de posibles medidaspara atenuar la fuerte volatilidad de losprecios y mercados agrarios y un có-digo de conducta para las inversionesextranjeras. La presidencia francesa delG-20 durante 2011 ha elegido comotema central la volatilidad de los pre-cios y mercados agrarios. También cabedestacar la reforma del CFS, que ya haelaborado su plan de trabajo para 2011y ha constituido un panel de expertosde alto nivel para el análisis de proble-mas y políticas que afectan a la seguri-dad alimentaria y las recomendacionesde medidas a adoptar para la coordinación yconvergencia de políticas.Reforzar el sistema internacionaly nacional de I+DEl papel de la innovación tecnológica seráfundamental, pues además de las tecnologíasque ya existen, el potencial de la innovacióntecnológica en agricultura es enorme, paraaumentar la productividad agraria pero contecnologías limpias y bajas en carbono paramitigar y adaptarse al cambio climático. Eneste sentido hay que destacar la importanciade la biotecnología y de la ingeniería gené-tica. Dados los complejos retos a los que laagricultura se enfrenta para aumentar la pro-AF_Num6.indd 25AF_Num6.indd 25 1/6/12 19:30:321/6/12 19:30:32
  26. 26. 26FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6ducción mundial de alimentos, degradacióny escasez de los recursos naturales, aumen-to de la demanda de alimentos en cantidady calidad y cambio climático, renunciar ala biotecnología y la ingeniería genética esalgo que no podemos permitirnos. Habráque establecer todas las cautelas necesarias,promulgando legislaciones de bioseguridadque minimicen los riesgos de los organis-mos genéticamente modificados, pero labiotecnología tiene tanto potencial para lainnovación tecnológica que no podremosprescindir de ella si queremos alimentar a lapoblación en 2050, en un contexto de cam-bio climático. Buena parte de la adaptaciónde la agricultura al cambio climático vendrápor la biotecnología. Pero, para que ese po-tencial se desarrolle, es esencial aumentar losrecursos públicos y privados destinados a lainvestigación agraria, reformar y fortalecerel Grupo Consultivo de Centros Internacio-nales de Investigación Agraria y reconstruirlos Sistemas Nacionales de InvestigaciónAgraria, que son esenciales para aumentarlas capacidades de los países en generación yadaptación de nuevas tecnologías, pero quefueron desmantelados en muchos países endesarrollo debido a las reformas liberales delos años 80.También será necesario diseñar y poner enpráctica nuevas e imaginativas fórmulas parapromover el I+D en agricultura y alimen-tación en los países en desarrollo. Un retoimportante es el de colmar la brecha entreinvestigación y desarrollo en relación con loscereales principales y los alimentos básicosque son de más importancia para los peque-ños agricultores en regiones con alta preva-lencia de hambre, por ejemplo, cereales se-cundarios como el sorgo y el mijo. Los datosrelativos a las inversiones del sector privadoen la investigación y el desarrollo de la agri-cultura son aún limitados. Se estima que enel año 2000 el sector privado en su conjun-to gastó 16.000 millones de USD, es decir,alrededor del 41% del gasto total mundial(público y privado). Sin embargo, la mayoríade las inversiones del sector privado fueronrealizadas por empresas privadas en paísesde altos ingresos. El papel del sector priva-do en la mayoría de los países en desarrollo–que debería fomentarse– es, en cambio,limitado por la falta de oportunidades definanciación e incentivos a la investigaciónprivada, así como por la incertidumbre delas ganancias. Esto es particularmente ciertoen el caso de la biotecnología y la ingenieríagenética, donde unas pocas multinacionalesinvestigan para lanzar nuevas variedades decultivos comerciales como soja, maíz, colzay algodón, que permiten a dichas compa-ñías recuperar la fuerte inversión necesariapara poner en el mercado nuevas variedadestransgénicas. La aplicación de la biotecno-logía a cultivos menos comerciales pero degran interés para la seguridad alimentariade algunas regiones, requeriría de acuerdospúblico-privados para aprovechar el granpotencial científico y de investigación de lasgrandes multinacionales, pero cofinanciandoel sector público parte de la investigación ydesarrollo, para evitar pérdidas a tales com-pañías, que venderían las nuevas variedadesa los agricultores pobres de los países en de-sarrollo a precios bajos, siguiendo un esque-ma similar al de la industria farmacéutica ylos medicamentos genéricos.Las inversiones en investigación y desarrollode la agricultura han demostrado producirtasas de rendimiento muy elevadas y tienen,potencialmente, un importante papel quedesempeñar. En la actualidad, gran parte dela investigación pública es realizada por loscentros internacionales del Grupo Consulti-vo sobre Investigación Agrícola Internacio-nal (GCIAR). Aunque existe un reconoci-AF_Num6.indd 26AF_Num6.indd 26 31/5/12 15:56:2031/5/12 15:56:20
  27. 27. 27miento general de la utilidad y las ventajasde este sistema de órganos internacionales deinvestigación y organizaciones afiliadas –queha dado una enorme contribución al acervomundial de tecnología y conocimientos agrí-colas–, sigue siendo objeto de debate la cues-tión de cómo financiar estos órganos, ya quea menudo los gobiernos no consideran queesté entre sus intereses aportar donacionessustanciales a una entidad cuyos beneficios sedistribuirán mucho más allá de sus compo-nentes o fronteras.Aumentar la inversión públicay privada agrariaLos países en desarrollo más pobres tienenuna capacidad limitada para colmar el déficitde inversión. La proporción del gasto públicocorrespondiente a la agricultura ha descendi-do aproximadamente a un 7% en los paísesen desarrollo y a un nivel incluso más bajo enÁfrica, mientras que el porcentaje de la AyudaOficial al Desarrollo que se destina al sectorha pasado del 17% en los años 80 al 3,8% enla actualidad. La proporción de los préstamosbancarios que se otorga a la agricultura en lospaíses en desarrollo también es muy reducida;en el África subsahariana es inferior al 10%.Aunque los fondos de inversión privados des-tinados a la agricultura africana constituyenuna interesante novedad de los últimos tiem-pos, el volumen efectivo de estas inversioneses aún reducido. Dadas las limitaciones de lasfuentes alternativas de financiación de la in-versión, la inversión extranjera directa en laagricultura podría ser una contribución im-portante para colmar el déficit de inversiónagraria en los países en desarrollo. Esta inver-sión se ha dirigido cada vez más a la comprade tierras, con motivaciones que van de laproducción de biocombustibles, a la diversi-ficación de la cartera de los inversores y a laseguridad alimentaria general. Aunque estetipo de inversiones tienen posibilidades deaportar beneficios para el desarrollo en térmi-nos de transferencia de tecnología, creaciónde empleo y fomento de la infraestructura yAF_Num6.indd 27AF_Num6.indd 27 31/5/12 15:56:2731/5/12 15:56:27
  28. 28. 28FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6las ganancias de exportación, los incremen-tos asociados de la producción alimentariase destinan a menudo a ser exportados a laempresa inversora, lo que suscita diversas pre-ocupaciones de índole política y económicacuando las inversiones se realizan en un paísaquejado por la inseguridad alimentaria. Lacuestión fundamental que se plantea es si lasperspectivas para la seguridad alimentaria y lareducción de la pobreza en los países en desa-rrollo son mejores con estas inversiones o enausencia de ellas, y cómo pueden potenciar-se al máximo sus beneficios y evitar las con-secuencias negativas. En ese sentido se estátrabajando en un código de buenas prácticaspara la regulación de la inversión extranjeraen agricultura y alimentación.El papel de los pequeños agricultoresTres mil millones de personas viven en elmedio rural y 2.5 mil millones se dedicana la agricultura en 400-500 millones de ex-plotaciones agrarias de 2 hectáreas o menos.Aproximadamente el 75% de los pobres yhambrientos del mundo vive y trabaja en esasexplotaciones. Diversos estudios y en concre-to el del Banco Mundial han demostradoque el desarrollo agrario es más efectivo paraaliviar la pobreza y el hambre que otros ti-pos de desarrollo. La experiencia de muchospaíses demuestra también que un agricultordel mundo en desarrollo con dos hectáreas omenos puede ser viable, cuando las políticasy los incentivos son correctos, y que cuandoeso ocurre los pequeños agricultores de lospaíses en desarrollo responden a las señalesde precios.La agricultura campesina y la familiar de pe-queña dimensión han experimentado desdehace años grandes dificultades, que las nue-vas tecnologías pueden contribuir a resolver.En muchos países la calidad del suelo y delagua se está deteriorando, y la tasa de cre-cimiento de la productividad agraria estádisminuyendo e incluso los rendimientos dealgunos cultivos están reduciéndose. Otrosservicios de algunos ecosistemas se están de-teriorando también, como por ejemplo lossistemas forestales y los pastorales. Los pe-queños agricultores y campesinos han sidoignorados por sus gobiernos, científicos, do-nantes, sector privado y prácticamente portodo el mundo, pero todavía producen hoymás de la producción mundial de alimentos,y ellos pueden hacer más para alimentarse ypara alimentar a otros con un poco de ayuda.FAO está promoviendo el método de ecosis-temas para la intensificación sostenible de laproducción agrícola como la mejor vía parasuperar la inseguridad alimentaria, la pobre-za y la degradación de los recursos naturalesen un contexto de cambio climático. Estemétodo se basa en tecnologías, políticas, co-nocimientos, informaciones y desarrollo decapacidades, para que los países en desarro-llo puedan aumentar de forma sostenible laproductividad y rentabilidad agraria de suspequeños agricultores.La cuestión fundamental que se plantea es si las perspectivaspara la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza enlos países en desarrollo son mejores con estas inversiones o enausencia de ellas, y cómo pueden potenciarse al máximo susbeneficios y evitar las consecuencias negativasAF_Num6.indd 28AF_Num6.indd 28 31/5/12 15:56:4431/5/12 15:56:44
  29. 29. 29ConclusiónDespués de todo lo expuesto hasta aquí, tra-taremos ahora, para terminar, de responder ala pregunta ¿se cumplirá la profecía maltusia-na en 2050? La respuesta es: depende de laspautas de alimentación en cantidad y calidadde la población mundial de aquí a 2050. Sien 2050 los 9.000 millones de habitantes delplaneta comieran como hoy comemos en elmundo desarrollado, la respuesta es que nohabría suficientes alimentos en el mundo.Pero eso no va a ocurrir, entre otras cosas por-que desde el punto de vista de la salud públi-ca no es aconsejable comer como lo hace unabuena parte de la población de los países de-sarrollados, donde uno de los problemas es laobesidad. Así, nos encontramos ante un pro-blema no solo de producción sino de distri-bución, en este caso no de la riqueza sino delos alimentos, porque mientras una parte dela población mundial come poco y está des-nutrida, otra parte come demasiado y padeceobesidad. Si partimos de unos niveles de ali-mentación suficientes y sanos, podemos con-cluir que la adopción masiva de tecnologíassostenibles ya existentes, más la generación yadaptación de nuevas tecnologías, permitiríaalimentar a la población mundial en 2050 yno se cumpliría la profecía maltusiana. Peropara ello es necesario que se trabaje sin des-canso en fortalecer las instituciones agrarias,diseñar y aplicar las políticas agrarias adecua-das y aumentar la inversión pública y privadaen la agricultura. Y eso es tarea de todos, delos gobiernos de los países en desarrollo, queson los primeros responsables de erradicar elhambre en sus países, de los gobiernos de lospaíses desarrollados, que deben aportar másayuda al desarrollo para la agricultura y evitarpolíticas que perjudiquen el desarrollo agra-rio de los países en desarrollo, de las organi-zaciones internacionales, de la sociedad civily del sector privado.José María SumpsiEl profesor José María Sumpsi es catedráticode Política Agraria de la UPM y ex subdi-rector general del Departamento de Coope-ración Técnica de la FAO. Es un experto enpolítica agraria, desarrollo rural y economíade los recursos naturales. Ha ejercido activi-dad docente investigadora desde el depar-tamento de Economía y Ciencias SocialesAgrarias de la Universidad Politécnica deMadrid, adscrita a la Escuela Técnica Supe-rior de Ingenieros Agrónomos.Presidió el Instituto Andaluz de la ReformaAgraria entre 1983 y 1986 y ha prestadosus servicios en el Banco Interamericano deDesarrollo, del que fue experto principal enDesarrollo Rural. Ha pertenecido a innumera-bles grupos de trabajo y comités de expertossobre la reforma de la Política Agrícola Co-mún en la Unión Europea y, en el cargo queocupa actualmente, se responsabiliza de dos-siers tan relevantes como la biotecnología,biocombustibles, código de buenas prácticasagrarias, prevención y gestión de enfermeda-des vegetales, tratados internacionales sobrepesticidas y tantas otras cosas.BIOAF_Num6.indd 29AF_Num6.indd 29 31/5/12 15:56:5131/5/12 15:56:51
  30. 30. FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6AF_Num6.indd 30AF_Num6.indd 30 1/6/12 19:30:531/6/12 19:30:53
  31. 31. 31C O N F E R E N C I A SPOR ROBERT SKIDELSKYCatedrático emérito de Economía Políticade la Universidad de Warwick, Reino UnidoFUNDACIÓN RAMÓN ARECES, 4 DE OCTUBRE DE 2011A KEYNESIAN PERSPECTIVEON THE SLUMPOF 2007-8AND HOW TO RECOVER FROM ITEn octubre de 2011, la Fundación Ramón Areces y la Residenciade Estudiantes organizaron un ciclo de conferencias y una mesa redondasobre la figura del economista más influyente del siglo XX, John MaynardKeynes, cuya obra y pensamiento están hoy de gran actualidad. Estudioso dela crisis financiera de 1929 y de la Gran Depresión que vino a continuación,Keynes defendió, frente al pesimismo generalizado que imperó durante esosaños, que la humanidad sería capaz de crear un futuro mejor, resolviendo elproblema económico de la escasez con el apoyo del trabajo, la tecnología yla firme decisión de evitar las guerras. Robert Skidelsky, autor de la biografíade Keynes, abrió el ciclo con la conferencia “A Keynesian Perspective on theSlump of 2007-8 and How to Recover from It”.Robert SkidelskyerRobAF_Num6.indd 31AF_Num6.indd 31 31/5/12 15:57:1731/5/12 15:57:17
  32. 32. 32FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6Since its collapse in the autumn of 2008, theworld economy has gone through three pha-ses: a year or more of rapid decline; a bounceback in 2009-10, which nevertheless did notamount to a full recovery; and a second,though so far much shallower, downturnthis year (Chart 1).Spain’s economic recovery has been slowerthan the Eurozone average; after a large con-traction in 2009, the economy remained inrecession in 2010, shrinking by 0.1%. TheIMF does not predict a return to growth abo-ve 2% in the next five years (Chart 2).Over the four years the damage has beenhuge. The world economy contracted by 6%between 2007 and 2009, and recovered 4%.It is 10% poorer than it would have beenhad growth continued at the rate of 2007,and the pain is not over. Spain’s output gapis around 3% of GDP, slightly higher thanthe Eurozone average. However, its unem-ployment rate, already above average beforethe crisis at 8.3%, has more than doubled,peaking at 21% in 2011, against a Eurozoneaverage of 10%. Youth unemployment is stillhigher at around 40%.Global growth estimates are all backward-looking. Today we are in the first stages of asecond banking crisis. It may already be toolate to avoid a ‘double-dip’. But it may stillbe possible to avoid a triple dip. For this weneed a robust intellectual analysis of what isrequired for durable recovery and the collec-tive political will to implement it.Analysis of the CrisisEconomics is in a mess. With the shatteringof the dominant Chicago School paradigm,whose rational expectations hypothesis ruledout, by assumption, the kind of collapse wehave just experienced, two Old Masters, Ha-yek and Keynes, have risen from the dead torenew their battles of the 1930s, equippedwith explanations of what has gone wrongthis time. We can label these ‘money glut’and ‘saving glut’.As a recent paper explains:Drawing on Mises’ business cycle theory, Ha-yek propagated the thesis of inflation as theorigin of crisis and depression. Accordingly,the excessive creation of money and credit isresponsible for generating an unsustainablecapital structure of the economy… that mustbe scrapped in the crisis’.11Hansjoerg Klausinger, “The Austrian School of Enonomics and its Global Impact”, in Bischof et al (eds) GlobalAustria: Austria´s Place in Europe and the World, 2001, p. 104.Spain’s economic recovery has been slower than the Eurozoneaverage; after a large contraction in 2009, the economyremained in recession in 2010, shrinking by 0.1%. The IMFdoes not predict a return to growth above 2% in the next fiveyearsAF_Num6.indd 32AF_Num6.indd 32 31/5/12 15:57:2831/5/12 15:57:28
  33. 33. 33Applied to the 2000s, the Hayekianargument is that the slump is thatlax monetary policy made it possiblefor commercial banks to lend moremoney to businesses than the publicwanted to save out of its current in-come. Hence a whole tranche of in-vestments – ‘malinvestments’ Hayekcalled them– was being financed bycredit creation, not genuine saving.This led to a bubble in real estateand financial sectors which powereda consumption boom. When themoney tap was (belatedly) turnedoff, the bubble collapsed and theAmerican economy slumped. Theslump is simply the liquidation ofthe unsound investments –‘capitalconsumption’.By contrast, the problem for a Ke-ynesian was not insufficient saving,but insufficient investment. Invest-ment is governed by uncertainty,while saving is a stable fraction ofincome. Keynes’s economy tips overinto recession when, for some reason or other,profit expectations decline relative to theamount of saving being done. ‘Animal spirits’dim; businessmen start to prefer liquidity toinvestment. This pushes up the rate of inte-rest, or cost of money, just when you wantit to come down. Saving and investment arethen brought back into balance not by a fall ininterest rates, but by a fall in incomes. Accor-ding to Keynesians, the recession of 2008-9was caused by a collapse in investment, notby over-indebtedness: over-indebtedness wasa consequence, not a cause.Both explanations have an international di-mension. The Hayekian story starts with theover-issue of dollars by the US Federal Re-serve, made possible by the role of the do-llar as the world’s leading reserve currency.This enabled Americans to live beyond theirmeans –to spend more than they produced.The Keynesian story starts with Chineseover-saving. The Chinese save a much higherproportion of their incomes than their eco-nomy, as organized, can absorb. It was thevoluntary recycling of excess Chinese savingsinto the American economy via the Chine-se Central Bank’s purchase of US Treasurybills which allowed America to become theworld’s ‘consumer of last resort’. The ‘moneyglut’ in the USA was a consequence, not acause, of the more fundamental ‘saving glut’in China.The two stories are derived from contrastingtheories about how a market economy works.12%Developing AsiaAfricaLatin AmericaMiddle EastWorldAdvanced economies10%8%6%4%2%-2%2007 2008 2009 2010 2011-4%0%Regional growth since the crisis43210-1-3-4-5-2EurozoneSpain2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016Chart 1Chart 2AF_Num6.indd 33AF_Num6.indd 33 31/5/12 15:57:3331/5/12 15:57:33
  34. 34. 34FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6The Hayekian story sees it as a self-regula-ting mechanism, in which the ‘invisible hand’smoothly channels the self-interested actionsof individuals towards a social optimum inthe absence of monetary disturbances. TheKeynesians accept the social value of themarket system, but deny that, in the presen-ce of irreduceable uncertainty, it is optimallyself-regulating. The ‘invisible’ hand guideseconomies not to a social optimum but to‘under-employment’ equilibrium. Hence go-vernment intervention is needed to ensurefull use of potential resources.On a cool view, there are elements of truthin both explanations of the recession. We donot have to choose between American profli-gacy and Chinese frugality. Policies for reco-very have to deal with both contributions tothe unraveling of prosperity.Austerity vs StimulusThe differences just described on the originof the crisis underlie the current debate bet-ween austerity and stimulus. According toLord Desai, writing in the Financial Times of15 September, ‘if the long western recession isHayekian, not Keynesian, the need is to de-leverage, not to spend’. Both the private sec-tor and the public sector need to increase theirsaving, even though this will reduce aggregatedemand in the short-run. Letting assets findtheir proper value will bring genuine demandat realistic prices and punish those who havetaken wrong decisions. There will be morepain in the short term, but the Keynesian al-ternative of stimulus delays the adjustment,unfairly forcing taxpayers to pay the price ofrescuing those who took too much risk. Theboom was the illu-sion; the slump is thereality.To this Keynesianshave two objections.First, they deny thatthere was ‘too much’spending in the USeconomy before thecollapse. There were no signs of general over-heating: inflation was low, and there was noshortage of labour. What they would concedeto the Hayekians is that cheap money madepossible a lot of misdirected, or speculativeinvestment, which fuelled a wealth-drivenconsumption boom. But this is not the sameas saying that there was over-investment inthe strict sense that further investment wouldhave yielded a zero rate of return, or that therewas too much consumption in general. It isabsurd to believe that the demand for goodsand services of those 46 million Americanswho live below the poverty line had reachedthe point of saturation. Moreover, the capitalstock created in the boom –the houses andconstruction facilities– are still there. Afterthe sub-prime mortgage crisis, there weremore than a million newly completed homesleft unsold in Spain.They do not require tobe liquidated: incomes –in Spain and Euro-pe– have to grow to make them ‘affordable’.But more fundamentally, Keynesians arguethat even if the Hayekian diagnosis is right,the remedy of austerity is wrong. It comes,they say, out of the medieval medical practiceThe Keynesians accept the social value ofthe market system, but deny that, in thepresence of irreduceable uncertainty, it isoptimally self-regulatingAF_Num6.indd 34AF_Num6.indd 34 31/5/12 15:57:4331/5/12 15:57:43
  35. 35. 35of bleeding a sick personto purge the rottennessfrom his blood –a spe-cies of cure which fre-quently led to the deathof the patient. LionelRobbins, retracting hisopposition to Keynesianstimulus policies in the1930s, wrote: ‘Assumingthat the original diagno-sis of the excessive finan-cial ease and mistakenreal investment was co-rrect –which is certainlynot a settled matter– totreat what developedsubsequently [by aus-terity policies] was as unsuitable as denyingblankets and stimulants to a drunk who hasfallen into an icy pond on the ground that hisoriginal trouble was overheating’.2(Compa-re this with German finance minister Wolf-gang Schäuble: ‘You can’t cure an alcoholicby giving him alcohol’.) Schauble’s logic hasovercome Robbins’. Most of the major statesare busily withdrawing stimulants appliedearly in the crisis.Although the Spanish deficit reduction pro-grammes did not start in until May 2010,it has been the most ferocious among thelargest European economies. In 2010-11 go-vernment spending was reduced by 7.9%; a3.7% cut is planned for this financial year.The point I have been making is this: if thegovernment and the private sector are bothtrying to increase their saving at the sametime, you don’t just liquidate the bad invest-ments, you kill the economy as well, by re-ducing national income until everyone is toopoor to save.That is why I have been arguing in the UKthat when private enterprise is asleep, for lackof effective demand, the state must step in tostimulate the moribund investment machineback to lively activity.The truth is that the policy of all round ‘cutt-ing down’ increases rather than reduces theproblem of indebtedness. The bond marketshave accurately diagnosed that, in the absen-ce of growth policies, one lot of debts afteranother will become ‘unsustainable’.I’ve just been reading the latest report froma US-based Boston Consulting Group ‘BackTo Mesopotamia’. It’s pretty stark –‘betweenhousehold, corporate and government debt2Robbins, Memoirs of an Economist, p. 154.Isidoro Álvarez, presidente de la Fundación Ramón Areces y RobertSkidelskyAF_Num6.indd 35AF_Num6.indd 35 1/6/12 19:31:141/6/12 19:31:14
  36. 36. 36FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6the developed world has $20 trillion in debtover and above the sustainable thresholdby the definition of ‘stable’ debt to GDP of180%... $21 trillion needs to be eliminated’.The numbers don’t surprise me. But as alwaysthe experts see only one side of the problem.Assuming the ‘stable debt to GDP ratio’ is180% (an entirely fictional number it seemsto me) one can reduce the present excess inone of two ways: either by bankrupting thebanks or by growing GDP! Both the Natio-nal Debt and the debts of private institutionswill shrink automatically as a fraction of na-tional income if national income itself grows,and will grow if it shrinks. Growth, not debtreduction, should be the chief aim of econo-mic policy today. If there are too many debtcollectors, they end up ruining themselves.The Eurozone today is awful witness to thistruth.Looking to the FutureWith austerity in the ascendant, the worldrecovery is petering out. Europe is on theedge of a precipice, in a feedback loop frombank insolvency to an explosion of sovereigndebt to a second round of bank insolvency.In Spain, rules against off-balance sheet vehi-cles protected the big banks from America’ssubprime bust, while the system of “dynamicprovisioning” –having more capital reservesin boom times to pay for losses in down ti-mes– allowed them to put money aside foranticipated losses. But in Spain, too, the sta-te has had to step in to bail out the smallerbanks, the cajas.The United States is inlittle better shape, withfiscal policy paralyzed,and the markets, despitea timid third round ofQE, expecting a Japane-se-style stagnation. LatinAmerica, the Middle Eastand Russia are benefitting from a commodi-ty boom. But of their main markets, the USand Europe are hardly growing and China isslowing down, as its authorities try to reinin an inflationary bubble in real estateand because its export-led growth dependsThe plain fact is that there is too littleaggregate demand in the world, and thenet effect of all the policies now beingpursued is to reduce it further. So whatwill the future bring?AF_Num6.indd 36AF_Num6.indd 36 1/6/12 19:46:161/6/12 19:46:16
  37. 37. 37on the continuing increase in Americanand European demand. If China’s voraciousappetite for commodities slows, growth inLatin America, the Middle East, and Russiawill grind to a halt, which will limit theirdemand for Chinese goods. So the circle ofpain widens, as each misfortune feeds backon itself.The plain fact is that there is too little aggre-gate demand in the world, and the net effectof all the policies now being pursued is toreduce it further. So what will the futurebring?We know what happened in the 1930s: theworld economy broke up. The conventionalwisdom is that this is impossible today un-der any circumstances. The cliché has it thateconomic integration is irreversible, that therevolution in information and communica-tions is ineluctably turning the world into a‘global village’. However, this benign pros-pect leaves out the possibility of great crisesand collapses. People were saying exactly thesame thing in 1914. Historically, globaliza-tion has come in waves, which then recedeunder the impact of crisis and catastrophe,as economic life retreats to the relatively safehaven of national jurisdictions.We have reached the end of that phase ofglobalization in which we dealt with theproblem of permanently mispriced curren-cies by recycling mechanisms which pumpedup speculative booms. But what follows it?AF_Num6.indd 37AF_Num6.indd 37 1/6/12 19:46:291/6/12 19:46:29
  38. 38. 38FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6There are two alternative hypotheseswhich may be called Disintegration andCoordination.The first hypothesis is that, failing tosolve our problems globally, the glo-bal economy will start fragmenting. Atpresent domestic demand is being su-ppressed both by countries which relyon export-led growth and by countrieswhich are trying to reduce their currentaccount deficits. What this means is thatthe global authorities are engaged in asimultaneous effort, for different rea-sons, to reduce aggregate demand. Thisis completely the wrong policy. ChristineLagarde, the new managing director ofthe IMF, is right when she says that fis-cal retrenchment in teeth of a recessionis suicide. The break will come whenthe deficit countries, unable to endureany further ‘bleeding’, will resort to cu-rrency depreciation and protectionism.If the Eurozone fails to organize growthpolicies, Greece and possibly other Euro-zone countries will resume their monetaryand trade independence. Currency and tra-de wars will erupt across the globe: indeed,both have already started.The second hypothesis, Coordination, iswhat Gordon Brown calls a ‘G20 growthcompact’, essentially he is calling for a re-vival of the spirit of international coopera-tion, which produced the stimulus of 2009,which halted the slide into another GreatDepression.Elements of such a compact would include areform of the world’smonetary system, ai-ming to end the eraof current accountimbalances; a reformof the financial sys-tem, aiming to avoidthe excesses of banklending which trig-gered the crisis; andmacroeconomic policies aiming to boostworld demand in the short-run.At present the only progress has been onbanking reform. Basel III has accepted theAt present the only progress has been onbanking reform. Basel III has accepted theneed for banks to hold more capital againstliabilities. Countries have also begun to beefup their regulatory systemsAF_Num6.indd 38AF_Num6.indd 38 31/5/12 16:00:0531/5/12 16:00:05
  39. 39. 39need for banks to hold more capital againstliabilities. Countries have also begun to beefup their regulatory systems. In the UK theVickers Report has proposed splitting theretail and investment functions of banks.Hayek would have approved of these mea-sures as reducing the propensity to credit-creation. These are modest steps. But theyfail to address the problems of uncontrolla-ble financial innovation and regulatory ar-bitrage. The more fundamental problem isthe political power of the big banks. Financenot only has to be reformed, it has to be ta-med. Churchill put it well in 1925: ‘I wouldrather see Finance less proud and Industrymore content’. So far no governments havehad the guts to stand up to the banks.This suggests that financial re-regulationwill be emasculated.On the other two items, there is no pro-gress to report at all. Reform of the worldmonetary system needs be based on agrand bargain, mainly between Chinaand the United States, on reserves andexchange rates. But there is no sign yet ofany serious attempt to achieve this.As for the third item, the only macroeco-nomic coordination is in the directionof cutting down, not building up, theworld economy. There is no investmentin growth. Yet the world economy can-not cut its way out recession, it has togrow it way out. If the bond marketsforce deficit reduction programmes onhighly indebted governments, then sta-tes must look to alternative instruments–like national or regional investment orinfrastructure banks– to mobilize privatesavings going to waste for want of pro-fitable investment opportunities. Sovereignwealth funds and pension funds would in-vest in growth if there was any growth goingon. As it is they invest in government debtwhich carries low yields, but is at least rela-tively safe. Roger Altman, former US deputyTreasury secretary, has made the point thathistorically low yields on long term govern-ment debt in the USA, the UK, and Ger-many can only be explained by anticipationof ‘negligible demand for capital’.3Some would argue that part of any globalcompact should be completion of the DohaTrade round. It should certainly not be apriority, for two reasons. First, there is no3Financial Times, Op Ed page, 22ndSeptember 2011.AF_Num6.indd 39AF_Num6.indd 39 31/5/12 16:00:1931/5/12 16:00:19
  40. 40. 40FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6earthly chance of it happening in presentcircumstances. Secondly, we should not besignaling that export-led growth is the royalroad to prosperity, when what the world eco-nomy requires is a rebalancing in favour ofdomestic sources of growth.Of the two scenarios, Disintegration is themore likely. This is not just because politicalleadership is not up to the job of forging aglobal compact, but because the adjustmentsrequired of current national economic mo-dels are too great to be voluntarily under-taken. America will need to consume lessand export more; China and Germany willhave to consume more and export less. Thisrequires a fundamental rethinking of ways ofliving into which both countries are locked.In the US case, adjustment requires a breakwith a credit-fuelled economy which is theonly way American capitalism has of dealingwith the vast inequalities of wealth and in-come it has created by outsourcing most ofits manufacturing to low wage countries. Butthere is little sign of the US being willing tore-think its version of capitalism.In the Chinese case, the low consumption ra-tio, as Beijing-based economist Michael Pettispoints out, is ‘fundamental to the [Chinese]growth model, and the suppression of con-sumption is a consequence of the very poli-cies –low wage growth relative to producti-vity growth, an undervalued currency and,above all, artificially low interest rates– thathave generated the furious GDP growth’.4Germany, too, is locked into export-ledgrowth, and does not seem to fully unders-tand that if it beggars its European neigh-bours by running a permanent export surplusit will end up by beggaring itself.If China and Germany insist on being 21stcentury mercantilists –exporting more than4Michael Pettis, China Financial Markets, 28th August 2011, http://mpettis.com/2011/08/some-predictions-for-the-rest-of-the-decade/AF_Num6.indd 40AF_Num6.indd 40 31/5/12 16:00:3431/5/12 16:00:34
  41. 41. 41they import– then the rest of the world willstart protecting itself against them. Germany’spolicy will lead to the breakdown of the euro-zone; China’s to the breakdown of the worldtrading and payments system.Both scenarios –Disintegration and Coor-dination– have in common that they presu-ppose more reliance by countries or groups ofcountries on domestic sources of growth, lesson foreign trade. That is what we mean whenwe talk of a more balanced world economy.The sole question is whether the retreat fromthe wilder shores of globalization will be or-derly or disorderly: whether we drift into thebloc economics of the 1930s, or whether wehave the wisdom to build a managed, mo-dified form of globalization, free from theillusion that everything can be safely left tothe markets.And here’s the point: a disorderly, acrimo-nious retreat from globalization is bound toovershoot its mark, reviving the economicsand the politics of the 1930s; but leading, inan era of nuclear proliferation, to consequen-ces even more terrifying.So we must resolutely work for the best, with-out illusion, and with only modest hope.Robert SkidelskyLord Skidelsky is Emeritus Professor of PoliticalEconomy at the University of Warwick. Histhree volume biography of the economistJohn Maynard Keynes (1983, 1992, 2000)received numerous prizes, including the LionelGelber Prize for International Relations andthe Council on Foreign Relations Prize forInternational Relations. He is the author of theThe World After Communism (1995) (Ameri-can edition called The Road from Serfdom).He was made a life peer in 1991, and waselected Fellow of the British Academy in1994. He is chairman of the Govenors ofBrighton College. He writes a monthly columnfor Project Syndicate, “Against the Current”,which is syndicated in newspapers all overthe world. His account of the current econo-mic crisis, Keynes: The Return of the Master,was published by Penguin Allen Lane in Sept-ember 2009. A short history of twentieth-cen-tury Britain was published by Random Housein the volume A World by Itself: A History ofthe British Isles edited by Jonathan Clark inJanuary 2010. He is now in the process ofwriting How Much is Enough? The Economicsof the Good Life jointly with his son EdwardSkidelsky.BIOAmerica will need toconsume less and exportmore; China and Germanywill have to consumemore and export less. Thisrequires a fundamentalrethinking of ways of livinginto which both countriesare lockedAF_Num6.indd 41AF_Num6.indd 41 31/5/12 16:00:4431/5/12 16:00:44
  42. 42. FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6AF_Num6.indd 42AF_Num6.indd 42 1/6/12 19:32:511/6/12 19:32:51
  43. 43. 43C O N F E R E N C I A SPOR ADELA CORTINACatedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valenciay Directora de la Fundación ÉTNOR. Académica de la Real Academiade Ciencias Morales y PolíticasFUNDACIÓN RAMÓN ARECES, 28 DE JUNIO DE 2011EL LUGAR DELOS VALORESMORALESEN LA ECONOMÍALa Fundación Ramón Areces acogió un seminario organizadoconjuntamente con la Secretaría General Iberoamericana (Segib) sobre éticaen tiempos de crisis desde una perspectiva política, empresarial e internacional.Los ponentes, entre los que figuraba la autora de este artículo, debatieron sobreel lugar que ocupan actualmente los valores éticos en una sociedad multipolar,con creciente presencia de actores no estatales (empresas, organizacionesinternacionales, esquemas de integración supranacional, universidades, entessubestatales, sindicatos, fundaciones) y de unas redes sociales que, como yaestamos viendo en ambas orillas del Mediterráneo, influirán decisivamente enla configuración del mundo del futuro.Adela CortinaAF_Num6.indd 43AF_Num6.indd 43 1/6/12 19:33:051/6/12 19:33:05
  44. 44. 44FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6La pregunta que preside las sesiones de esteseminario es la pregunta por el lugar de losvalores morales en este mundo nuestro, aque-jado por una profunda crisis, que en realidades al menos cuádruple, porque es económico-financiera, alimentaria, energética y medio-ambiental1. Los resultados de las crisis estánsiendo sin duda devastadores para una granparte de la humanidad. Basta con leer la pren-sa o escuchar las noticias diarias en radio, te-levisión, o acceder a ellas a través de internet,para tomar conciencia de que el sufrimientohumano es inmenso en distintos lugares de laTierra, desde las hambrunas de África, queacaban con cientos de miles de vidas de niñosy adultos, pasando por las guerras ligadas alas fuentes de energía, el endeudamiento depaíses supuestamente desarrollados, el cre-cimiento del paro en esos mismos países, elaumento de una inmigración dispuesta a per-der la vida en su intento por mejorarla y elimparable expolio del planeta.En la llegada de este mundo dolorido y com-plejo ¿han tenido algún papel los valores mo-rales y podrían tenerlo en su deseable trans-formación hacia sociedades más justas?La respuesta a estas cuestiones no puede sersino afirmativa sin ningún género de dudas.Evidentemente, tratar de encarnar los valoresmorales en la vida cotidiana no es suficientepara construir una sociedad mejor, porquehay muchos factores que se encuentran fueradel alcance del hacer humano, pero que nosea suficiente no significa que no sea nece-sario, porque resulta ser que asumir valoresy encarnarlos en la vida personal, pero tam-bién en las costumbres, las organizacionesy las instituciones, es efectivo, tiene efectosen la realidad. Como tiene también efectosprescindir de ellos, pero en este caso nega-tivos2.Como bien dice John R. Searle, aunque re-firiéndose a las normas, una norma no des-cribe lo que pasa, pero tampoco se limita aordenar lo que debe pasar, sino que ademásforma parte de hacer que algo pase: algo tie-ne que ver con que las gentes realicen unasacciones u otras, y no es indiferente que enuna sociedad estén vigentes unas normas uotras3. Lo mismo les sucede a los valores, queno describen lo que pasa, sino que orientanlo que debe de pasar valiéndose de su capaci-1Este estudio se inserta en el Proyecto de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico FFI2010-21639-C02-01, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación con Fondos FEDER de la Unión Europea, y enlas actividades del grupo de investigación de excelencia PROMETEO/2009/085 de la Generalitat Valenciana.2A. Cortina, 2007, cap. 6.3J.R. Searle, 2002, 35; S. Morse, 2008, 6.Es, pues, una necesidad vital reflexionar sobre qué valores oqué falta de valores han incrementado el nivel de injusticiay sufrimiento y sobre cuáles queremos encarnar en lavida personal, pero también en las actividades políticas,económicas o sociales y en las organizaciones e institucionesque les sirven de plataformaAF_Num6.indd 44AF_Num6.indd 44 31/5/12 16:01:5631/5/12 16:01:56
  45. 45. 45dad atractiva, pero además formanparte de hacer que algo pase, tie-nen una influencia real en que suce-dan unas cosas u otras, son creado-res de realidad. Como decía Hegelrefiriéndose a la realidad racionalcon la expresión alemana “Wirkli-chkeit”, de los valores tambiénpodemos decir que tienen efecti-vidad en la vida humana, personaly compartida, tienen wirkung, ge-neran realidad.Es, pues, una necesidad vital re-flexionar sobre qué valores o quéfalta de valores han incrementadoel nivel de injusticia y sufrimientoy sobre cuáles queremos encarnaren la vida personal, pero tambiénen las actividades políticas, econó-micas o sociales y en las organiza-ciones e instituciones que les sir-ven de plataforma. En principio,por la efectividad de los valores a la que noshemos venido refiriendo, que ya es cuestiónsuficientemente sustancial, pero también poruna razón todavía más indeclinable, si cabe:vivimos valorando, los valores son una parteimprescindible de la vida humana, lo que-ramos o no, siempre estamos optando porunos valores u otros, consciente o incons-cientemente. Y más vale que tratemos dehacerlo conscientemente, desde la capacidadde reflexionar, que es un distintivo de la vidahumana, optando por aquellos valores queconsideramos preferibles a otros.No hay actividades humanasneutrales. El lugar de los valores enla economíaLos valores son un componente ineludiblede la existencia humana y, en lo que hace alos valores morales, que son los que aquí nosocupan en mayor medida, puede decirse sintemor a equivocación que acompañan a nues-tra existencia de forma ineludible. De igualmodo que las personas pueden ser altas o ba-jas, pero no hay personas sin estatura; de igualmodo que pueden ser gruesas o delgadas,pero no carecer de peso; y de la misma formaque las gentes pueden ser rubias, morenas opelirrojas, pero no ser incoloras, no hay vidahumana sin valoración, sea personal o social.En efecto, la vida humana es un entramado detomas de decisión, de mayor o menor enver-gadura, en las que resulta inevitable tener quepreferir unos cursos de acción a otros, unascosmovisiones a otras. Y preferir exige valo-rar las cosmovisiones por su posible valor deverdad, valorar los cursos de acción y sus po-sibles consecuencias, y optar por unos u otroscomo mejores, sea consciente, sea inconscien-AF_Num6.indd 45AF_Num6.indd 45 1/6/12 19:33:171/6/12 19:33:17
  46. 46. 46FUNDACIÓNRAMÓNARECESNÚM.6temente. Desde nuestro más elementalmecanismo biológico tratamos de aten-der a nuestros impulsos vitales valoran-do nuestro bien y el de los que nos soncercanos, y desde esos elementos básicoshemos ido generando culturalmenteesos valores que impregnan todas las ac-tividades humanas dándoles sentido y,en ocasiones, legitimidad4.De donde se sigue que no existe la neu-tralidad axiológica en el quehacer huma-no, porque siempre estamos prefiriendodesde valores. Y no existe en la vida per-sonal, pero tampoco en las distintas ac-tividades sociales, incluidas la actividadeconómica, la política y la científica, pormucho que en demasiadas ocasionesquieran entenderse a sí mismas comoexentas de valores, como tipos de saberque se cuidan únicamente de esa ficcióna la que ha venido llamándose “los pu-ros hechos”. Así ha ocurrido también en laeducación con el nocivo mito de la “escuelaneutra”, que en realidad transmitía valores alos alumnos sigilosamente, porque es impo-sible no hacerlo.En esta intervención nos ocuparemos sólo dela actividad económica y muy brevemente,porque es imposible tratarlas todas, y tene-mos que decir que con respecto a ella se pro-duce una situación bien curiosa. Por una par-te, los primeros valores de los que habló sinempacho el mundo moderno fueron los eco-nómicos; por el contrario, la ética prefería ha-blar del bien que del valor, por parecerle estesegundo excesivamente lábil y escurridizo5.Sin embargo, con el tiempo los economistashan preferido dar a sus valores un carácterfáctico, un carácter de hechos para hacer dela economía una ciencia objetiva, medibley cuantificable, siguiendo el ejemplo de lasciencias mecanicistas6. El célebre principioweberiano de la Wertfreiheit que exigía a lasciencias sociales liberarse de los valores, si esque querían ser objetivas, introdujo la ficciónde la neutralidad axiológica de la ciencia econó-mica, la ficción de que la actividad económi-ca se teje desde un conjunto de mecanismos,que el profesional debe conocer y manejar sinintroducir valoraciones subjetivas7.4P.S. Churchland, 2011; A. Cortina, 2011.5J. Ortega y Gasset, 1973.6J. Conill, 2004.7M. Weber, 1967.AF_Num6.indd 46AF_Num6.indd 46 1/6/12 19:33:301/6/12 19:33:30

×