Trastornos del Sueño

1,077 views
1,012 views

Published on

Psicopatología del sueño.

Published in: Health & Medicine
0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,077
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Trastornos del Sueño

  1. 1. Franklin Sierra OrtizUniversidad de Cartagena
  2. 2. Estado fisiológico, activo y rítmico, que aparece cada 24 h en alternancia con el otro estado de conciencia básico que es la vigilia. Durante siglos, tanto el sueño normal como los ensueños, disomnias y parasomnias fueron explicados sobre la base de especulaciones derivadas de la gran capacidad de observación de los clínicos clásicos y de extrapolaciones de resultados de la experimentación animal.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  3. 3. • Berger (1929) - registró por primera vez la actividad eléctrica cortical humana. • Davis y cols. (1938) - demuestran la existencia de diferentes estadios en el sueño nocturno. • Moruzzi y Magonu (1947) - sobre el sistema reticular ascendente. • Aserinski y Kleitman (1953) - distinguen el sueño paradójico del sueño de ondas lentas. • Dement y Kleitman (1957) - profundizan en el estudio del sueño paradójico y los movimientos oculares que en él se producen. • Jouvet (1962) - dualidad del sueño (REM y no REM), y el desarrollo de su teoría monoaminérgica. • Hobson (1989) - con su modelo de balance recíproco.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  4. 4. Son síndromes o entidades nosológicas bien definidas, con una prevalencia muy alta en la población general, y cuyas manifestaciones clínicas pueden repercutir en todos los ámbitos de la vida del sujeto que los presenta.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  5. 5. La clasificación clásica de los trastornos del sueño en tres subgrupos (primarios, secundarios y parasomnias) dio paso a la clasificación propuesta por la American Sleep Disorders Association (ASDA) en 1979: 1. Trastornos del inicio y mantenimiento del sueño (TIMS). 2. Trastornos por somnolencia excesiva. 3. Trastornos del ritmo sueño-vigilia. 4. Disfunciones asociadas al sueño, las fases del sueño o la vigilia parcial.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  6. 6. Las disomnias son los trastornos que se expresan como una dificultad en la iniciación o el mantenimiento del sueño, o aquellos trastornos que se manifiestan por exceso de sueño. En contraste, las parasomnias raramente dan lugar a quejas referidas a insuficiente o excesiva cantidad de sueño.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  7. 7. Experiencia de inadecuación o de baja calidad del sueño, que se caracteriza por una o más de las siguientes características: • Dificultad para conciliar el sueño. • Dificultad para mantener el sueño. • Despertar precoz y sueño no reparador. El insomnio también tiene repercusiones durante el día, como cansancio, falta de energía, dificultades de concentración e irritabilidad.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  8. 8. La ausencia total de sueño es excepcional y los raros casos descritos lo han sido en el contexto de síndromes neurológicos complejos (Lugaressi y cols., 1986). • Es extraordinariamente frecuente. • 30-35% de la población adulta aqueja dificultades en el sueño. • Más del 15% consideran importante dicha alteración. (Mellinger y cols., 1985; Balter y cols., 1992) • 10% de la población atendida presenta insomnio. • Mayor prevalencia en mujeres, ancianos, personas de nivel socioeconómico alto y pacientes con patología psiquiátrica.(Simon y Von Korff en 1997)Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  9. 9. Múltiples causas que actúan de forma aislada o conjunta. 1. Insomnio predormicional o de conciliación, que se corresponde con una latencia de sueño alargada, superior a los 30 min. 2. Insomnio por dificultad de mantenimiento del sueño. 3. Insomnio matutino, que se caracteriza por un despertar precoz sin que el paciente pueda volver a conciliar el sueño. El concepto más importante es que el insomnio es una queja o un síntoma, pero nunca es el diagnóstico definitivo.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  10. 10. Grupo de trastornos muy heterogéneo, que suelen afectar a personas sanas, que suelen dormir bien. Por lo general, las causas de este tipo de insomnio pueden ser fácilmente identificables; destacan como agentes causales más frecuentes • Las situaciones estresantes agudas. • Los cambios ambientales desfavorables. • Los tratamientos farmacológicos. • El consumo de sustancias con acción estimulante.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  11. 11. TIMS que dura al menos 3 semanas. • Trastornos del inicio y mantenimiento del sueño en patología psiquiátrica. • Alcoholismo y/o drogodependencia. • Causas médicas. • Trastornos respiratorios hípnicos. • Mioclonus nocturno y síndrome de piernas inquietas. • Insomnio primario o psicofisiológico.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  12. 12. Presencia de somnolencia inapropiada e indeseada durante la fase de vigilia. Caracteristicas: Aparición inmotivada, su intensidad, su frecuencia, interferencias en las actividades habituales del sujeto y presencia de otros síntomas característicamente acompañantes. Prevalencia del 0,3%, (muchos casos de intensidad moderada no se detectan porque el paciente menosprecia la sintomatología, o adopta un estilo de vida socioprofesional que limita las consecuencias adversas.)Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  13. 13. Síndrome de Gélineau: Síndrome de origen desconocido que se caracteriza por tendencias anormales en el sueño, en las que se incluyen: a) una excesiva somnolencia diurna. b) alteraciones del sueño nocturno. c) manifestaciones patológicas del sueño REM.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  14. 14. Entre las anormalidades del sueño REM se incluyen: • Inicio del sueño en fase REM. • Disociación de los procesos inhibidores de esta etapa del sueño; somnolencia diurna, cataplejía, y con menos frecuencia, parálisis del sueño y alucinaciones hipnagógicas, son los síntomas principales de la enfermedad, denominada tétrada narcoléptica.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  15. 15. Etiología: Esencial y Sintomática. Clínica: Monosintomática o Polisintomática, en función de que se presente con uno o más de los síntomas de la tétrada: 1. Hipersomnia crítica. 2. Cataplejía. 3. Parálisis del sueño. 4. Alucinaciones hipnagógicas e hipnopómpicas.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  16. 16. Aparece como consecuencia de un proceso patológico conocido (neoplasia cerebral, enfermedades infecciosas, traumatismos craneoencefálicos, encefalopatías metabólicas, procesos tóxicos, vasculopatías, trastornos respiratorios, etc.). Episodios de sueño diurno de intensidad, duración y frecuencia variables en función de la condición clínica causal, sin las características de incoercibilidad propias de la narcolepsia.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  17. 17. • Somnolencia diurna no imperativa, pero muy difícil de resistir, sin cataplejía asociada. • El sueño nocturno de estos pacientes puede durar de 12 a 20 h, y el despertar con frecuencia es complicado, y en muchos casos en forma de cuadro confusional discreto.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  18. 18. • Trastornos afectivos. • Depresiones atípicas. • Distimias reactivas. • Bulimia nerviosa (hipersomnia postatracón). • Períodos de abstinencia en drogodependientes de sustancias estimulantes.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  19. 19. Hipersomnia intermitente, de incidencia característicamente masculina, y muy infrecuente, caracterizada por: • Episodios de hipersomnia de hasta 18 h diarias, durante varios días o incluso semanas, alternando con períodos de sueño normal. • Megafagia (presente en la mitad de los casos). • Conducta sexual anómala y alteraciones psicopatológicas diversas (desde trastornos afectivos hasta despersonalización e ideación delirante).Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  20. 20. De etiopatogenia desconocida (se ha atribuido a una disfunción hipotalámica), tiende a desaparecer espontáneamente a partir de la tercera década. Hipersomnia periódica ligada a la menstruación ha sido considerada como una variante femenina del síndrome de Kleine-Levin (Papy y cols., 1982), con sintomatología centrada en hipersomnia diurna, megafagia y alteraciones psicopatológicas, y una buena respuesta al tratamiento estrogénico.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  21. 21. Grupo de condiciones clínicas que tienen en común un desajuste o desorganización de los ritmos circadianos que regulan los ciclos sueño- vigilia. Pueden deberse a factores externos socioambientales que alteran el ritmo, o bien a alteraciones intrínsecas del marcapasos circadiano.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  22. 22. Por factores socioambientales: • jet lag. • Disomnia por cambios en el turno de trabajo. Por alteraciones intrínsecas: • síndromes de fase retrasada del sueño. • Síndromes de fase avanzada del sueño.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  23. 23. Trastornos del sueño en forma de fenómenos físicos indeseables, pero que no suponen alteraciones en los procesos fisiológicos del sueño y el despertar. Se caracterizan por los cambios en el sistema nervioso autónomo y en la actividad del sistema musculoesquelético.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  24. 24. Aparece en la fase d del sueño NREM, con carácter frecuentemente familiar e incidencia discretamente superior en el sexo masculino. El sonambulismo infantil no suele ir acompañado de alteraciones psicopatológicas valorables ni ser consecuencia de ellas, y tiende a autolimitarse. El inicio en la adolescencia y que persiste en la edad adulta no tiende a disminuir con el paso del tiempo y suele presentarse asociada con trastornos de personalidad (Kales et al., 1980a).Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  25. 25. Clínica: episodios recurrentes en que el paciente realiza conductas automáticas durante el primer tercio de la noche, en etapas del sueño profundo. En forma de conductas automáticas simples o más complejas que el sujeto no recuerda al día siguiente.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  26. 26. Aparece en el sueño lento NREM y que incide sobre todo en niños entre los 4-5 y los 12 años. Los que aparecen en la primera infancia tienden a desaparecer durante la adolescencia. Los de inicio tardío presentan mayor cronicidad y frecuente asociación a diversas alteraciones psicopatológicas.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  27. 27. Clínica: inquietud-agitación, con tormenta vegetativa y pánico, durante el sueño del primer tercio de la noche. Característicamente, el paciente se sienta en la cama taquicárdico, taquipneico, sudoroso, midriásico, con facies aterrorizada y generalmente llorando o gritando. El episodio suele durar unos pocos minutos, y si se incorpora al niño ocasionalmente, continúa en forma de sonambulismo.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  28. 28. Aunque pueden presentarse durante el sueño superficial, en la mayoría de ocasiones aparecen durante la fase REM, y sobre todo en la segunda mitad de la noche. El recuerdo posterior del contenido onírico puede ser vívido, y si el fenómeno se presenta repetidamente, puede desarrollarse un temor fóbico a la conciliación del sueño.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  29. 29. Las pesadillas se presentan con frecuencia en reacciones situacionales con psicopatología ansiosa o depresiva, y se han descrito característicamente asociadas al trastorno por estrés postraumático.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  30. 30. anormal a partir de los 4 o 5 años de edad. Se presenta con mayor frecuencia en los niños que en las niñas y tiende a desaparecer en la pubertad. • Primaria: El individuo nunca ha presentado un período de control miccional nocturno. • Secundaria: Aparece después de un período más o menos largo de adecuado control miccional.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  31. 31. • Primaria: más ligada a una inmadurez del SNC, con mayor incidencia de antecedentes familiares de ésta o de sonambulismo o terrores nocturnos. • Secundaria: sin negar una predisposición, se relaciona de forma más característica con situaciones desencadenantes puede ser la única manifestación clínica de una crisis epiléptica nocturna.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  32. 32. • Fase II. • Movimientos mandibulares laterales que determinan intensa fricción entre las arcadas dentarias superior e inferior. • De carácter episódico y corta duración (habitualmente pocos segundos). • Puede determinar serias lesiones dentales, en la articulación temporomandibular, y dolor facial.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760
  33. 33. Predominio masculino e inicio progresivo a partir de la sexta década de la vida. Clínica: Conductas anormales durante la segunda mitad de la noche. Suelen ser la escenificación del contenido del sueño, que suele ser violento. El paciente habla, grita y tiene conductas agresivas, por lo que puede lesionarse a sí mismo o a su acompañante.Sánchez-Planell L, Lorán M E. Trastornos del sueño. En: Introducción a lapsicopatología y la psiquiatría. 7ª Edición. Barcelona: Masson; 2011. P. 738-760

×