Cuaresma 2014
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Cuaresma 2014

on

  • 901 views

Folleto de oraciones y testimonios para la Cuaresma. Franciscanos Conventuales de España

Folleto de oraciones y testimonios para la Cuaresma. Franciscanos Conventuales de España

Statistics

Views

Total Views
901
Views on SlideShare
412
Embed Views
489

Actions

Likes
0
Downloads
6
Comments
0

16 Embeds 489

http://www.vocacionesfranciscanas.blogspot.com.es 173
http://vocacionesfranciscanas.blogspot.com.es 135
http://vocacionesfranciscanas.blogspot.com 56
http://www.vocacionesfranciscanas.blogspot.com 37
http://vocacionesfranciscanas.blogspot.com.ar 17
http://vocacionesfranciscanas.blogspot.mx 15
http://www.vocacionesfranciscanas.blogspot.mx 15
http://www.vocacionesfranciscanas.blogspot.com.ar 11
http://vocacionesfranciscanas.blogspot.it 10
http://www.vocacionesfranciscanas.blogspot.it 5
http://vocacionesfranciscanas.blogspot.com.br 4
http://vocacionesfranciscanas.blogspot.hu 4
http://vocacionesfranciscanas.blogspot.de 3
http://www.vocacionesfranciscanas.blogspot.com.br 2
http://www.vocacionesfranciscanas.blogspot.ca 1
http://www.vocacionesfranciscanas.blogspot.se 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Cuaresma 2014 Cuaresma 2014 Document Transcript

  • Habrá en el cielo alegría Cuaresma 2014TCon igo hay alegría >18 >16>16 Camino vocacional San Damián II Encuentro Tau Pascua juvenil urbana 6-8 Diciembre 25 Enero 29 Marzo 18 Mayo 21-23 Febrero Rivotorto 16-20 Abril Madrid Propuestasparajóvenes Síguenos en: www.facebook.com/franciscanosconventuales.deespana www.vocacionesfranciscanas.org www.pazybien.org >16 >18>16 Experiencia Huellas Campamento urbano Taller bíblico Porciúncula 26 Julio-3 Agosto 16-23 Julio Madrid 18-23 Julio Palencia
  • Pistas para dirigir la oración Este cuadernillo quiere ser una mediación para vivir la experiencia de la oración. No te limites solo a leer los textos, prepara las condiciones necesarias para que los jóvenes a los que va dirigido vivan un encuentro con el Señor. Acompáñales en esa experiencia cuidando cada momento de la oración. Para comenzar la oración • Crea un clima de silencio exterior, de tranquilidad, de serenidad; cuida tu voz, los ruidos, invítales a dejar todo lo que tengan entre manos; puede ayudar cerrar los ojos, escuchar el silencio… • Comienza la oración con un gesto que les haga caer en la cuenta que vamos a rezar. Por ejemplo: Comenzamos nuestra oración en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… • Invítales a que se hagan conscientes de cómo están en ese momento: de sus sentimientos, de sus preocupaciones, de sus ilusiones, de sus miedos. Y pídeles que le hablen de ello a Dios. Orar con el texto de cada día • Para cada día de la Cuaresma encontrarás una oración distinta: orar con la vida, orar con el papa, orar otros creyentes,…. Cada día lleva su propio ritmo; por eso prepara antes la oración para ver qué dinámica sigue. • No te limites simplemente a leer los textos. Invita y ayuda a los chicos para que vayan haciendo suya la oración, despacio, sin prisas. Para terminar la oración • Acaba siempre con una oración dirigida al Padre, a Jesús o a María. Cada día encontrarás una distinta. • No cortes bruscamente la experiencia; igual que hacemos silencio para empezar, dejamos unos momentos para reposar la oración final y acabar. • Haz un gesto que les ayude a terminar el momento de oración. Por ejemplo, un padrenuestro, un avemaría o la señal de la cruz. Si sigues todos estos pasos, entendemos que tu oración nunca debe durar menos de cinco minutos. scanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 05.03 A modo de pregón Toma mi mano, guíame al desierto, y que nos encontremos a solas, tú y yo. Necesito contemplar tu rostro, me hace falta la calidez de tu voz, caminar juntos...y callar para que hables tú. Me pongo en tus manos, quiero revisar mi vida, descubrir qué tengo que cambiar, afianzar lo que anda bien, y sorprenderme con lo nuevo que me pides. Ayúdame a dejar a un lado las preocupaciones que llenan mi cabeza. Barre las dudas e inseguridades que me distraen y acomodan. Ayúdame a archivar las respuestas hechas, quiero compartir mi vida y revisarla a tu lado. Ver dónde “aprieta el zapato” para apurar el cambio. Me tienta querer ser “el centro del mundo”. Que los demás “giren” a mi alrededor. Que me sirvan en lugar de servir. Me tienta la falta de compromiso. Es más fácil pasar de largo que bajarse del caballo y hacer de samaritano. ¡Hay tantos caídos a mi lado, y yo me hago el distraído! Me tienta creer que te escucho cuando escucho mi voz. ¡Enséñame a discernir! Dame luz para distinguir tu rostro. Llévame al desierto, Señor, despójame de lo que me ata, sacude mis certezas y pon a prueba mi amor. Para empezar de nuevo, humilde, sencillo, con fuerza y Espíritu para vivir fiel a Ti. –Aquí estoy Señor–. Orar en un Miércoles de Ceniza Miércoles de ceniza:     es hora de volver a casa,     desde este país donde ya no hay alimento      que pueda saciar mi hambre. Miércoles de ceniza:     hora de hacer una hoguera     con todo mi egoísmo y mi estupidez.     Hora de reducir a cenizas mi absurda torre de Babel     y bajarme a la tierra y comenzar a dar manos.     Hora de quitar estorbos de mis oídos,      y hacer silencio para volver a escucharte y a escucharme. Miércoles de ceniza:     como ella, debo entrar en el horno de tu Espíritu     y dejarme transformar en el cántaro que tú quieras.     Aunque mi sí quedó hecho cenizas,      sé que puedo renovarlo. Y quiero hacerlo, con tu ayuda. Miércoles de ceniza:     cuarenta días para dejarme encontrar por Ti,     para darme cuenta de que me esperas a la puerta de casa.     Cuarenta días para pedirte perdón     y ayunar de tantas cosas que me sobran y otros necesitan.     Cuarenta días para escuchar más atento tu Palabra,     y dejar que sea tu Pan quien me sacie      y tu perdón quien me restaure. Un poco de ceniza en el rostro me puede poner en camino de verdad: NO HAY CAMINO FUERA DE DIOS. Y hoy mismo comienzo el camino de retorno a Tu casa. © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • oración oración 2014 2014 07.0306.03 Mario Joseph, de imán a predicador católico El de Mario Joseph es un caso único en el mundo: es el primer clérigo musulmán que abraza públicamente el cristianismo, lo que le supone la condena a muerte. Él lo sabe bien porque fue imán y aprendió el Corán desde los ocho años. Pero siempre se interpelaba; le faltaba algo que no le dejaba tener paz interior; algo que encontró en la figura de Cristo. Por eso ha abrazado la fe católica. Por eso ha sido perseguido y torturado por su propia familia. Por eso recibe a diario amenazas de muerte, intensificadas tras escribir el libro ‘Encontré a Cristo en el Corán’, del que se han vendido más de un millón de ejemplares. Él perdona y anuncia: “Estoy dispuesto a dar mi sangre por Jesús. Él ya lo hizo por mi”. Rasga tu corazón Poco a poco nos acostumbramos a oír y a ver la crónica negra de la sociedad, presentada casi con un perverso regocijo, y también nos acostumbramos a tocarla y a sentirla a nuestro alrededor y en nuestra propia carne. La trampa de la impotencia nos lleva a pensar: ¿Tiene sentido tratar de cambiar todo esto? ¿Vale la pena intentarlo si el mundo sigue su danza carnavalesca disfrazando todo por un rato? La cuaresma se nos presenta como grito de verdad y de esperanza cierta que nos viene a responder que sí, que es posible no maquillarnos y dibujar sonrisas de plástico como si nada pasara. Sí, es posible que todo sea nuevo y distinto porque Dios sigue siendo “rico en bondad y misericordia, siempre dispuesto a perdonar” y nos anima a empezar una y otra vez. Hoy nuevamente somos invitados a emprender el camino hacia la Vida, camino de cruz y renuncia, incómodo pero no estéril; invitados a dar un viraje, a convertirnos.  Papa Francisco Señor, hoy me dices mirándome a los ojos: rasga tu corazón, no los vestidos de una penitencia de temporada,   de un ayuno formal, de una oración egoísta que no llega a las entrañas de tu propia vida; rasga tu corazón, para que por esa hendidura puedas mirarte de verdad; rasga tu corazón, y junto a la oración y a la penitencia, vive solidariamente. Rasga tu corazón, porque sólo en un corazón rasgado y abierto puede entrar el amor misericordioso del Padre que ama y sana.  Rasga tu corazón, despierta y déjate reconciliar con Dios. Danos Señor un corazón despierto, que nunca se case de buscarte, aún cuando parezca que la lógica nos orienta hacia otros rumbos. Concédenos Señor conocerte y experimentar la alegría de sabernos salvados por tu sacrificio en la Cruz. Tú, que te entregaste por nosotros, haznos sensibles al sufrimiento de nuestros hermanos. ¡Qué esta Cuaresma sea un auténtico camino de conversión hacia una vida más radical en la que reine la Verdad! Padre nuestro... JUEVES Oramos con otros creyentes Viernes Oramos con el papa © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • oración oración 2014 2014 09.0308.03 Diario de María Yo tuve una vez 15 años. Mi cabeza y mi corazón estaban llenos de sueños, de ganas de vivir y llevar una vida buena al lado de mi novio José. Hacía poco que nos habíamos prometido y ya habíamos imaginado nuestra vida juntos: una casita humilde en Nazaret (su oficio no nos permitiría grandes lujos), varios hijos que crecieran felices y fieles a la Alianza de Dios con nuestro pueblo. Pero aquel día algo me hizo cambiar. Fue una visita inesperada, una visita que me despertó y me ayudó a descubrir que nuestro proyecto juntos no había tenido en cuenta los planes de Dios. José y yo habíamos diseñado nuestra vida sin preguntarnos qué esperaba Él de nosotros. Aquello nos cambió la vida. Desde entonces, he guardado todo en mi corazón y poco a poco he ido comprendiendo que, incluso en el dolor (y te aseguro que en mi vida ha habido bastante), con Dios siempre hay alegría. ¿Y yo? ¿Cuáles son mis sueños? ¿Coinciden con los de Dios? La Cuaresma es un buen momento para parar y detectar lo que hay en mí poco acorde con el Evangelio. Pienso en aquello que me quita la paz y la alegría y que no produce bien a mi alrededor. Le pido al Señor que me ayude a cambiar. Gracias, Señor, porque me llamas a ser feliz a Tu lado. Gracias porque me ofreces un tiempo para desechar lo que me aleja de Ti. Que, cuando imagine mi futuro, me pregunte qué quieres Tú y acoja con valentía Tu proyecto. “Entonces Jesús, movido por el Espíritu, se retiró al desierto y allí fue tentado por el Diablo” Mt 4, 1 Jesús se retira al desierto a orar, a pensar qué hacer con su vida, a preguntar al Padre ¿qué quieres de mí? Podía haber vivido de forma diferente, ahí estaba la tentación de escoger la vida fácil, sin riesgo, sin esfuerzo, pero descubrió que la grandeza de corazón no se demuestra en el poder y en el dominio, sino en la capacidad de entregar la vida por los demás y de ayudar al otro a ser él mismo. Piensa • ¿Cuáles son las tentaciones que descubro en mi vida? ¿Cómo voy respondiendo ante ellas? ¿Me dejo vencer? ¿Lucho contra ellas? • ¿Qué opciones he ido tomando? ¿Estoy contento con ellas? Señor Jesús, para ti la vida no es algo que se atrapa o se consigue. La vida brota desde dentro y es algo que se acoge y se regala. Tú eres el Dios de la Vida, llénanos de tu presencia y haz brotar en nosotros tu vida. Amén. Pide a Dios Padre, que te de fuerzas para no dejarte vencer por las malas tentaciones y que te ayude a optar siempre por aquello que esté bien. Por aquello que te haga sentir bien a ti y a los demás. Jesús optó por vivir según la voluntad de su Padre: no pensando en él, sino en los demás y su respuesta ante el tentador fue: • “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” • “No pondrás a prueba al Señor, tu Dios.” • “Al Señor tu Dios adorarás, a él sólo darás culto”. SÁBADO Oramos con MARÍA DOMINGO Oramos con la Biblia © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • oración oración 2014 2014 11.0310.03 ¿Demasiado pronto? Hace muchos siglos, un joven llamado Jeremías vivía en Anatot, un pueblecito cercano a Jerusalén, en la casa de sus padres, cuando fue llamado por Dios. El chico se resistía aduciendo que era demasiado joven e incapaz de llevar adelante la misión que Dios quería confiarle, ¡ser profeta, mensajero suyo! Pero Dios le respondió: No digas que eres demasiado joven o demasiado débil, porque Yo iré contigo y te ayudaré. Todos hemos escuchado alguna vez (o quizás también lo pensamos) la socorrida excusa de que «es demasiado joven para entregarse a Dios», o que «tiene que esperar a saber más de la vida», o que «es mejor que pruebe antes otras cosas». Sin embargo, la vocación no es programable: ¡Dios llama cómo y cuándo quiere! Es cierto que somos nosotros los que libremente respondemos a su invitación, pero no es bueno imponer a Dios nuestro propio calendario. Además, su llamada no es una “desgracia”, no nos hace perder nada, absolutamente nada de lo que hace nuestra vida libre, bella y grande. Entonces, ¿por qué tener miedo? ¿Por qué pensar que Dios quiere “estropear” los mejores años de nuestra vida? Davos es la reunión de líderes más importante de un mundo cada vez más interconectado y globalizado. El tema de esta edición, La remodelación del mundo: consecuencias para la sociedad, la política y los negocios, tiene como objetivo: analizar el modo en que todo está cambiando, identificar las causas y agentes para predecir y prevenir lo que se avecina en un momento en que la desigualdad crece y la economía domina la política. (El País: 23/01/14) Señor, haz que descubra que notengo que temer tu llamada.Ayúdame a vencer las dudas ylos miedos, que tantas veces me llevan aescuchar otras voces y a seguir otros caminos que mealejan de ti. Que no me esconda detrás deexcusas y justificaciones.Ayúdame a pronunciar un “sí”fuerte, alegre, irrevocable. Señor Jesús, para cambiar el mundo no basta una reunión, hace falta que cada uno de nosotros cambiemos el corazón. Esto supone examinar valores, redefinir preferencias, desterrar el egoísmo y optar por una vida más sencilla y austera, en la que quepan los demás, más solidaria con el necesitado, el de lejos y el de cerca. Danos, Señor, el querer cambiar el corazón. Pistas para orar con y desde la vida: • ¿Hay algo por lo que dar gracias en el hecho escogido o por el contrario hay cosas de esa realidad que deben cambiar? • La Palabra de Dios ilumina esta realidad. ¿Qué resuena en tu interior? “Tratad a los demás como queráis que ellos os traten” (Mt 7,12). • Dialoga con el Señor como un amigo habla con otro amigo. Exprésale tus inquietudes, deseos y súplicas, para ir en su compañía en el camino de la vida, y pasar por ella como él. • ¿Qué puedes hacer y a qué te compromete esta realidad? ¿Una reunión para remodelar el mundo? Lunes Oramos por las vocaciones Martes Oramos con la vida © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • oración oración 2014 2014 13.0312.03 “Jesús crucificado moraba siempre de continuo en la mente y el corazón de Francisco. Impulsado por su singular devoción a Cristo, en tiempo de Cuaresma, Francisco se apartaba a lugares solitarios durante cuarenta días continuos, en recuerdo del tiempo que Cristo estuvo retirado en el desierto y, encerrado en una pequeña habitación, observaba la mayor estrechez que le permitían las fuerzas en el comer y beber, entregándose al ayuno, a la oración y a las alabanzas a Dios”. (Leyenda Mayor de San Buenaventura 9,2) Comentario Los miércoles de esta Cuaresma nos acercaremos a Francisco. Nuestro santo quería, como cualquier cristiano, parecerse cada vez más a Jesús y aprovechaba el tiempo de Cuaresma para ese propósito a partir de opciones concretas: la soledad, el ayuno y la oración. La vida de toda persona se construye a partir de los propósitos que nos hacemos y las decisiones que tomamos. El ayuno cristiano sirve para no poner el corazón en nada que no sea Jesús. ¿Qué ocurriría si nos propusiéramos en esta Cuaresma ayunar del uso del móvil y del whatsapp…? Santiago, Joaquín y Bosco, fundadores de May feelings En un mundo en el que se nos obliga a optar constantemente hoy nosotros queremos optar por ti Señor. Nos unimos a todos los hombres y mujeres que a lo largo y ancho del planeta recorren este camino de la Cuaresma preparando su corazón para acoger el misterio de la entrega incondicional que nos regalas. Recibe nuestra oración en la que te presentamos las necesidades de todo el mundo. Te pedimos especialmente por todos aquellos hermanos que se sienten más solos y por aquellos que no te conocen. Padre Nuestro... “En el mundo hay mucha gente que reza, sin embargo hay mucha más que necesitan que recen por ellos”. El que habla es Joaquín de los Ríos, fundador junto a sus amigos Santiago Requejo y Bosco Ybarra de ‘May feelings’ (www.mayfeelings.com), la red social que cree en la oración como motor para cambiar el mundo. “La pregunta que nos hicimos cuando empezamos este proyecto fue ‘¿Cómo es posible que en un mundo hipercomunicado haya gente que se sienta sola?’, explican estos jóvenes. Hace pocos días fueron recibidos por el Papa Francisco que bendijo su iniciativa. Como ellos, cientos de miles de personas que ya tienen su perfil lo tienen claro: “No hay nada más humano que rezar”. El camino de la Cuaresma en Francisco Jesús, quiero parecerme a ti en esta Cuaresma, quiero tener la humildad necesaria parareconocer que me siento tentado por buscar el camino más fácil y cómodo. Dame la capacidad de ayunar para centrarme en seguirte a Ti. Amén. JUEVES Oramos con otros creyentes Miércoles Oramos con san Francisco © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • oración oración 2014 2014 15.0314.03 La tentación aparece frecuentemente bajo forma de excusas y reclamos, como si debieran darse innumerables condiciones para que sea posible la alegría. Esto suele suceder porque la sociedad tecnológica ha logrado multiplicar las ocasiones de placer pero encuentra muy difícil engendrar la alegría. Puedo decir que los gozos más bellos y espontáneos que he visto en mis años de vida son los de personas muy pobres que tienen poco a qué aferrarse. A veces sentimos la tentación de ser cristianos manteniendo una prudente distancia de las llagas del Señor. Pero Jesús quiere que toquemos la miseria humana, que toquemos la carne sufriente de los demás. Espera que renunciemos a buscar esos cobertizos que nos permiten mantenernos a distancia del nudo de la tormenta humana, para que entremos en contacto con la existencia concreta de los otros y conozcamos la fuerza de la ternura. Cuando lo hacemos, la vida siempre se nos complica maravillosamente y vivimos la intensa experiencia de ser pueblo, la experiencia de pertenecer a un pueblo. Papa Francisco Diario de María Ahí me tenías: 15 años, prometida con José y a Jesús en mis entrañas. Jamás lo habría imaginado. Pero ya ves, Dios no deja de sorprendernos. Me preguntaba: “¿Quién soy yo para que Dios se fije en mí? ¿Deberán cuidarme ahora que llevo a Su Hijo en mi vientre?” Pero pronto descubrí que no podía mirar solo mi ombligo. Sentir a Dios cerca me llevaba, necesariamente, a optar por Él y sus preferidos, a vivir en clave de servicio. Por eso decidí marcharme a Ain Karem. Mi prima Isabel, ya mayor y embarazada, necesitaba mi ayuda. Recuerdo con cariño aquellos días. No fueron fáciles (mi vida no lo ha sido, la verdad), pero sí había una alegría profunda que lo impregnaba todo: Dios acompañaba mis pasos. Complícate la vida Señor, conociendo mis fuerzas y limitaciones ante las tentaciones, hoy me dices con ternura:complícate la vida por los otros,complícate la vida por los últimos,complícate la vida aunque lo fácil sea acomodarte, ser indiferente, preservar tu bienestar y el de los tuyos, complícate la vida y opta por la alegría contagiosa y verdadera, complícate la vida, no tengas miedo, déjate hacer por Dios. ¿Y YO? • La tentación me sitúa en la tesitura de tener que optar entre dos cosas en apariencia buenas. Para elegir lo bueno, tengo que tener claro lo que quiero de verdad. • ¿Soy consciente de que, a menudo, tengo que optar por cosas que me quitan bienestar? • ¿Qué cambios me pide Dios en esta Cuaresma? ¿Estoy dispuesto? Señor, quiero vivir contigo y como Tú. A veces me tienta la comodidad, me vence la desgana y me frena la apatía, pero sé que Tu Espíritu me da la fuerza para hacerle frente. Quiero estar al servicio del necesitado, llevar Tu consuelo al afligido y luchar contra las injusticias. Por medio de María, nuestra Madre, te presento mi deseo de cambio. Viernes Oramos con el papa SÁBADO Oramos con MARÍA © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • oración oración 2014 2014 Pedro Santiago y Juan tuvieron la suerte de descubrir realmente quién era Jesús, el Hijo de Dios, a partir de ese momento, su deseo de estar con Jesús y de parecerse a Él se intensificó. 17.0316.03 Dudar no es malo, pero… Cuentan que Maximiliano Kolbe (franciscano conventual polaco) vivió una fuerte crisis en 1910 que casi le empuja a abandonar el seminario. Fue una visita imprevista de su madre la que le ayudó a superar aquella situación. El joven estaba decidido a explicar a su madre sus dudas y su deseo de dejar el seminario para seguir la carrera militar, pero antes de que lo hiciera, ella le habló con tanta ilusión de la vocación, que éste se sintió fortalecido por el entusiasmo de su madre. ¡Dios se “sirvió” de aquella mujer para que Maximiliano disipara sus dudas y recobrara la ilusión! Años más tarde, Maximiliano ofreció un impresionante testimonio heroico de santidad en Auschwitz, dando su vida por un joven padre de familia. El miedo al fracaso, al futuro, a las dificultades… puede frenar incluso los proyectos más grandes y bellos. Las dudas pueden paralizarnos y persuadirnos de que lo que sentimos es solamente un deseo juvenil. No es malo tener dudas, pero no hay que dejarse “enredar” por ellas. Dios nos regala siempre luz y confianza para disiparlas y poder dar el siguiente paso. “Llamó a Pedro, a Santiago y a Juan y se los llevó aparte a una montaña elevada. Ante ellos se transfiguró: su rostro resplandeció como el sol, sus vestidos se volvieron blancos como la luz… una nube luminosa les hizo sombra y se oyó una voz que decía: Éste es mi Hijo amado, mi predilecto, escuchadle”. Mt 17, 1-9 Ayúdame Señor a acogerte en mi vida. A descubrirte como Alguien especial que me acompaña cada día. Que te escuche en la Palabra, que te encuentre en los sacramentos, que te busque en mi vida, entre mis amigos, entre mi familia y te ponga en el centro de todo. Piensa • ¿Quién es para ti Jesús? ¿Lo has descubierto como Alguien esencial en tu vida? ¿Le tienes presente en el día a día? • Todos tenemos la tentación de ponernos en el centro, de sentirnos el centro del universo, de creer que nosotros solos construimos nuestra vida, o que tener es lo que da la felicidad. • ¿En quién pones tu fe? ¿En ti mismo, en las cosas, o en Jesús? Dice el papa Francisco: Pon a Cristo en tu vida y encontrarás un amigo del que fiarte siempre; pon a Cristo y vas a ver crecer las alas de la esperanza para recorrer con alegría el camino del futuro; pon a Cristo y tu vida estará llena de su amor, será una vida fecunda. Porque todos nosotros queremos tener una vida fecunda. Espíritu Santo,eres tú quien abre elcorazón y la mente a lallamada de Jesús;eres tú quien hace eficazcada impulso al bien, a laverdad, al servicio;eres tú quien puedevencer miedos yresistencias, dudas ytemores; eres tú quien puedetransformarlos enconfianza y valentía.¡Llénanos de ti, EspírituSanto!  DOMINGO Oramos con la Biblia Lunes Oramos por las vocaciones © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 19.0318.03 Cuaresma: evitar el pecado de envidia “Todo aquella persona que envidia a su hermano por el bien que el Señor dice o hace en él, comete pecado de blasfemia, porque envidia a Dios mismo, que es quien dice y hace todo bien” (Admonición 8, 3). El Papa pide «compromiso» para una sociedad más justa Estamos llamados a darnos cuenta de la violencia y de la injusticia presente en tantas partes del mundo, que no nos pueden “dejar indiferentes e inmóviles” porque “es necesario un compromiso de todos para construir una sociedad más justa y solidaria”…”formamos parte de la misma familia y compartimos un destino común”. (La Razón 1/01/14) oración oraciónSeñor Jesús, abre mi corazón y espabila missentidos para descubrir la realidad que me rodea. Que en ella reconozca tu llamada a trabajar por la paz y la justicia. Que no pase de largo ni eluda el compromiso de hacerte presente y manifestar que solo contigo hay vida verdadera y alegría, que solo en ti podemos mirarnos como hermanos hijos de un mismo Padre. Restituyamos al Señor Dios altísimo y sumo todos los bienes y reconozcamos que son todos suyos y démosle gracias a todos por él, de quien proceden todos los bienes. Y el mismo altísimo y sumo, el solo Dios verdadero, tenga y a él se le tributen todas las alabanzas y bendiciones, todas las gracias y la gloria, porque suyo es todo bien y sólo él es bueno. Amén (de la 1ª Regla de San Francisco –Rnb 17– ). Pistas para orar con y desde la vida: • ¿Hay algo por lo que dar gracias en el hecho escogido o por el contrario hay cosas de esa realidad que deben cambiar? • La Palabra de Dios ilumina esta realidad. ¿Qué resuena en tu interior? “Daos cuenta del momento en que vivís” (Rm 13,11) • Dialoga con el Señor como un amigo habla con otro amigo. Exprésale tus inquietudes, deseos y súplicas, para ir en su compañía en el camino de la vida, y pasar por ella como él. • ¿Qué puedes hacer y a qué te compromete esta realidad? ComentarioLas Admoniciones son consejos con sentido espiritual que da Francisco a los hermanos que viven con él y que transmite también a la gente cuando va predicando por los pueblos. El santo de Asís nos recuerda que todo el bien que vemos en otra persona procede únicamente de Dios, el solo Bueno. A nadie le pertenece el bien, solo a Dios. ¿Qué envidias de los demás? ¿Sacar buenas notas? ¿Jugar bien al fútbol? ¿Saber hablar en público y dar la opinión? ¡Cómo nos cuesta reconocer las cosas buenas que hace quien tengo al lado! Francisco nos dice que todo lo bueno que descubrimos en los demás refleja la bondad de Dios, que es Bueno. En esta Cuaresma podemos pedir tener una mirada de bondad hacia los dones que poseen los demás. Martes Oramos con la vida Miércoles Oramos con san Francisco © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 21.0320.03 Dawidhs, los raperos católicos Fresh Sánchez, Simply Marta, Blanca White y Smdani dan vida al grupo musical Dawidhs. “Nos hemos sentido llamados por Dios. De distintas maneras seguimos a Jesús muy de cerca. Compartimos y cultivamos con Él una profunda amistad. Nos gusta el rap y hemos hecho de ello un vehículo para testimoniar el amor que Dios nos tiene” explican estos jóvenes. Fieles al mandato del Maestro: “Dad gratis lo que gratis recibisteis” (Mt 10, 8), su disco se puede descargar en su web: http://dawidhs.org/. “Animamos a la gente a que se empape de las letras y a compartirlas y difundirlas entre los amigos. Es muy posible que, al escucharnos, otros jóvenes se sientan llamados a anunciar el Evangelio de esta manera”. Transfórmalo todo Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo actual más que para la autopreservación. La reforma de estructuras que exige la conversión pastoral sólo puede entenderse en este sentido: procurar que todas ellas se vuelvan más misioneras, que la pastoral ordinaria en todas sus instancias sea más expansiva y abierta, que coloque a los agentes pastorales en constante actitud de salida y favorezca así la respuesta positiva de todos aquellos a quienes Jesús convoca a su amistad. Como decía Juan Pablo II a los Obispos de Oceanía, «toda renovación en el seno de la Iglesia debe tender a la misión como objetivo para no caer presa de una especie de introversión eclesial». Papa Francisco oración oración Hoy Señor queremos descubrirte en todo lo que nos rodea, en los hermanos, en la naturaleza... en la música. Porque todas las cosas bellas son reflejo de tu mano creadora. Hoy Señor queremos que los demás te descubran a ti también en nosotros. Haz que pongamos siempre nuestros talentos al servicio de tu misión y que testimoniemos con valentía tu Palabra con nuestra vida. Padre nuestro... Señor, tú que sabes mis deseos más profundos, hoy me dices: busca sin descanso lo bueno, lo justo y lo bello; busca transformar todo lo que necesite ser transfigurado, todo aquello que grite paz y bien, justicia y fraternidad; busca siempre sabiéndote hijo, enviado y parte de una comunidad; busca con discernimiento, esperanzado y firme en la fe; busca a pesar de tus debilidades, sin olvidar que el pecado no es más que la sombra de la luz; busca donde la caridad libere y dignifique… … y descubre en todo y en todos que estoy contigo cada día, todos los días, hasta el final. Viernes Oramos con el papa JUEVES Oramos con otros creyentes © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • oración oración 2014 2014 23.0322.03 Diario de María Ser la madre de Jesús no fue fácil. Tuve que descubrir poco a poco quién era mi hijo. Justo porque lo tenía tan cerca, me costaba ver en Él al Mesías. Y el ángel me lo había dicho, pero verlo crecer como uno más me lo impedía. Creo que, por eso, Dios me regaló situaciones que me recordaban que mi hijo era distinto. ¡Qué osadía la suya cuando lo encontramos enseñando en el Templo a los 12 años! “Le dice la mujer: Señor, dame de esa agua, para que no tenga sed y no tenga que venir aquí a sacarla”. Jn 4, 5-42 Jesús, a veces me cuesta encontrarte. Soy tan pragmático que necesito signos que me ayuden a descubrirte cerca. Me he hecho tan insensible ante el mal, que pienso que no necesito un Salvador. A veces dudo incluso que seas el Hijo de Dios. Que María, Madre nuestra, me ayude a descubrir Tu verdadera identidad y a percibir Tu Presencia en mi vida. Señor dame de “esa agua” para que nunca más tenga sed. Ayúdame a calmar mi sed de felicidad en Ti.Que no busque la felicidad donde no se encuentra, que no me deje engañar por las falsas promesas de felicidad, que me hablan de dinero, de poder, de éxito fácil. Concédeme encontrarme contigo y descubrir como la Samaritana que eres el agua que sacia. Sin embargo, lo que más me costó aceptar fue que Su vida estuviera marcada por el dolor y yo no pudiera evitarlo. Fue duro comprender que Su vida no era suya, era de todos. Aún recuerdo al anciano Simeón diciéndome: “Este niño será signo de contradicción y a ti misma una espada te atravesará el alma”. No me importaba tener que sufrir yo, pero, ¿por qué Él? Poco a poco lo fui descubriendo: Su vida nos daría la VIDA. ¿Y YO? • Descubrir a Dios a mi lado no es fácil. Tengo que estar atento para percibirlo cerca. ¿Qué cosas me hablan de Dios? • En Cuaresma Dios sale a mi encuentro. Le hablo y le cuento mis dificultades. La Samaritana era una mujer que buscaba la felicidad. Como ella, buscamos y deseamos ser felices y, por ello, nos esforzamos por conseguir todo aquello que nos puede ayudar, aunque a veces nos equivoquemos. • ¿Dónde buscas tú la felicidad? ¿Qué crees que te dará la felicidad realmente? Pero por más que la buscaba, no la encontraba La samaritana buscaba agua con que saciar su sed, pero su sed no se podía saciar con el agua del pozo, lo que realmente quería ella era ser feliz, lleva mucho tiempo con ese deseo sin conseguirlo. Y un día en el pozo se encontró con Jesús, y le invitó a beber un agua distinta, le invitó a vivir de otra manera y le animó a buscar la felicidad donde realmente se encuentra. “quien beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás” le dijo Jesús, y ella entonces descubrió la verdadera felicidad y se dio cuenta de que donde ella buscaba no estaba. • ¿Qué le pedirías tú a Jesús? ¿Qué deseos te gustaría que Él saciara? SÁBADO Oramos con MARÍA DOMINGO Oramos con la Biblia © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 25.0324.03 ¿Qué quieres que haga? Esta fue la pregunta que el joven Francisco de Asís hizo al Señor, que desde la cruz de la ermita de San Damián le invitaba a empezar una “nueva vida”. También en nuestros días, en que la Vida Religiosa para muchos es algo pasado de moda, desfasado… sigue habiendo jóvenes que buscan algo más, que sienten que les falta algo importante a pesar de tenerlo aparentemente todo. ¿Eres tú uno de ellos? Son jóvenes que buscan un amor incondicional, un amor fiel que no defraude, que lo de todo y no quite nada. Pero, ¿existe ese Amor? Sí, existe. Y no está confinado en el pasado ni es un espejismo o una ilusión sacada de una novela romántica… ¡Ese amor está en Cristo! Sabes, en el fondo es su amor el que buscamos cuando no nos llena nada de lo que encontramos y nos lanzamos en busca de fugaces alegrías que poco a poco nos van robando el corazón, dejándonos tristes y vacíos. Por tanto, no tengas miedo de su llamada. Haz una opción valiente, respóndele como san Francisco: ¿qué quieres que haga? Última estación Tánger Cientos de inmigrantes desfilan con el cadáver del camerunés de 16 años que acaba de caer de un cuarto piso en medio de una redada. Su muerte violenta e inexplicable ha encendido los ánimos. La manifestación improvisada se dirige hacia un numeroso grupo de agentes antidisturbios. Los manifestantes lanzan al muerto sobre los agentes. Es una respuesta brutal. Es el lenguaje de la frontera: más violento cuanto más se acerca a Europa. (El País: 17/01/14) oraciónoraciónSeñor Jesús, hoy sigues llamando a muchos jóvenes para que estén contigo y lleven la luz de tu palabra, que ilumina y da calor.Dales fortaleza para que se liberen de todas las ataduras que aprisionan su corazón.Que atraídos por ti se animen a venderlo todo, a darlo a los pobres y llenen con tu alegría cada rincón del mundo. Pistas para orar con y desde la vida: • ¿Hay algo por lo que dar gracias en el hecho escogido o por el contrario hay cosas de esa realidad que deben cambiar? • La Palabra de Dios ilumina esta realidad. ¿Qué resuena en tu interior? Y un pobre, llamado Lázaro, que echado junto a su portal cubierto de llagas, deseaba hartarse de lo que caía de la mesa del rico (Lc 16,20-21). • Dialoga con el Señor como un amigo habla con otro amigo. Exprésale tus inquietudes, deseos y súplicas, para ir en su compañía en el camino de la vida, y pasar por ella como él. • ¿Qué puedes hacer y a qué te compromete esta realidad? Señor Jesús, cuántas personas en el mundo tienen sed de una vida distinta. ¡Cuántos son privados de lo más básico! A los que vivimos en la abundancia haznos sensibles para compartir lo que tenemos con el que nada tiene. Colma el hambre y la sed de justicia de tantos, y a nosotros danos sed de ti. Lunes Oramos por las vocaciones Martes Oramos con la vida © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 27.0326.03 Era invierno y Francisco y otro hermano volvían caminando de la ciudad de Siena envueltos en un manto, cuando se encontraron con un pobre. Francisco dijo al hermano: «Es necesario que demos este manto a ese pobre, porque le pertenece. Lo hemos recibido prestado hasta encontrarnos con otro más pobre que nosotros». El otro hermano se resistía pues advertía cómo Francisco necesitaba el manto debido a sus enfermedades. Y continuó Francisco: «Yo no quiero ser un ladrón. Sería robar no dar este manto a uno más necesitado que nosotros». Y le regaló el manto (Segunda Vida de Celano, 87). Vivienne, la niña de la limonada Vivienne Harr es una niña estadounidense de 8 años llena de vida y alegría. Un día, viendo con su madre una fotografía de dos hermanos nepalíes que, obligados a trabajar como esclavos, transportaban piedras, se dijo a sí misma: “Quiero ayudarles y el único modo que conozco para recoger dinero es vender limonada”. Dicho y hecho, montó su puesto en un parque de su ciudad. Al conocer esta historia, un periodista del New York Times difundió por las redes sociales su causa y se hizo tan popular que acabó recogiendo... ¡más de un millón de dólares! Cuando le preguntaron si después de ese logro iba a dejar ya su iniciativa contestó tajante: “¡No! ¿Acaso la esclavitud infantil ha terminado?”. oración oración Jesús, mi hermano, dame la capacidad detransformar mi corazón y hacerlo como el tuyo. Que sea capaz de compartir lo más valiosoque tenga con el otro por amor a Dios, enseguimiento de Cristo. Amén. En este día te pedimos Señor que nos concedas un corazón puro e inocente y unos ojos limpios como los de los más pequeños. Sólo así, sin malicia alguna, sabremos mirar la vida tal como es. Tú, que te entregaste por nosotros en la Cruz, infunde en nuestras vidas el anhelo de entregarnos también nosotros por los demás... Desde lo sencillo... Porque un solo gesto puede cambiar el mundo. Padre nuestro... Comentario Dar limosna es otra vía que la Iglesia propone para transformar nuestro corazón en Cuaresma. Pero Francisco va más allá de dar de forma caritativa: Francisco da de lo que necesita para colmar la necesidad del otro. • ¿De cuántas cosas voy cargado y las considero mías en exclusividad y no soy capaz de compartirlas con nadie? ¿Qué ocurre con mi tiempo, mis talentos, los dones que poseo?… ¿Los mantengo solo para mí? Si quieres ser radical en esta vida, escucha las palabras de Francisco: “sería robar no dar de lo mío a otro que lo necesita más que yo”. Cuaresma: tiempo de compartir JUEVES Oramos con otros creyentes Miércoles Oramos con san Francisco © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 29.0328.03 Diario de María Aquel día teníamos una boda en Caná. Jesús estaba entusiasmado y yo, al verlo, también. Aún no era muy conocido, aunque ya empezaba a tener algunos discípulos. Pronto se acabó el vino. Era una tragedia, pues simbolizaba el fin de la fiesta, la alegría y el amor, y aquellos jóvenes acababan de casarse. Si los invitados se enteraban, la celebración terminaría. No pude evitar sentir compasión por los novios. Estaban radiantes. ¿Cómo permitir que su vida juntos empezara tan mal? No, algo tenía que hacer. Me pareció el momento idóneo para comenzar a saciar la sed de amor, alegría, libertad y justicia que todos llevamos dentro. Y sabía que si alguien podía hacer algo, ese era mi hijo. Por eso le dije al maestresala: “Haced lo que Él os diga”. Sé que puse en un aprieto a Jesús, pero, ¿qué podía hacer? oración oración Señor, tú que sabes de mi sed y de mis anhelos, hoy me dices:sáciate con mi Palabra, con mi proyecto, con mi verdad; sáciate con mi perdón, con mi misericordia, con mi ternura; sáciate con tu comunidad, con los encuentros, con el servicio a los últimos, sáciate y ayuda a otros a calmar su sed. ¿Y YO? • María tiene claro que tenía que hacer algo por los demás. ¿Y yo? • Dios me pide que siembre justicia, verdad y libertad. ¿Cómo lo hago? • María dice: “Haced lo que Él os diga”. ¿Escucho a Jesús, hablo con Él, le doy gracias? Gracias, Señor, porque cuentas conmigo para construir tu Reino. Gracias por todas las personas que te hacen presente y transmiten la ternura y la misericordia del Padre. Te pido por quienes tienen sed de justicia y consuelo. Quiero, a Tu modo, saciar su necesidad. Que María, nuestra Madre, me enseñe a hacer lo que Tú me dices. ¡Sáciate! La samaritana, como los hombres y las mujeres de este mundo, está tirada cerca del pozo. Debemos ir al pozo a buscar a nuestros hermanos. Pienso que en nuestra Iglesia y en nuestros corazones Jesús no golpea para entrar, sino para salir. Lo tenemos muy atado y estamos muy contentos con nuestra Iglesia, ¡pero tenemos que llevar a Jesús afuera, a la calle! Cuando una persona tiene una experiencia de encuentro, todo lo que supo hasta ese momento entra en crisis, y entonces se plantea una nueva inseguridad hasta lograr revertirla. Después viene la ola expansiva de ese encuentro. La samaritana modificó inmediatamente su conducta al salir corriendo y contar a todos su experiencia de encuentro. Y es que el bien siempre tiende a comunicarse. Toda experiencia auténtica de verdad y de belleza busca por sí misma su expansión, y cualquier persona que viva una profunda liberación adquiere mayor sensibilidad ante las necesidades de los demás. Comunicándolo, el bien se arraiga y se desarrolla. Por eso, quien quiera vivir con dignidad y plenitud no tiene otro camino más que reconocer al otro y buscar su bien. Papa Francisco Viernes Oramos con el papa SÁBADO Oramos con MARÍA © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • oración oración 2014 2014 31.0330.03 “Mientras estoy en el mundo, soy la luz del mundo. Dicho esto, escupió en el suelo, hizo barro con la saliva, se lo puso en los ojos y le dijo: Ve a lavarte en la piscina de Siloé -que significa enviado-. Fue, se lavó y volvió con vista”. Jn 9, 1-4 Se trata de alegría «No hemos de tener miedo –decía la Madre Teresa de Calcuta–, de decir sí a Dios, porque no hay mayor amor que su amor, ni mayor alegría que su alegría. Mi oración por vosotros es que lleguéis a comprender y a tener el valor de responder a la llamada de Dios con la sencilla palabra “sí”». La vocación o llamada de Dios puede generar en nosotros dudas e incertidumbres; ser negada y desmentida, o también sofocada por otras expectativas y proyectos. Todo eso es verdad, pero Madre Teresa nos recuerda que el “sentimiento” más fuerte que llenará nuestro corazón si acogemos esa llamada es el de la alegría, inmensa alegría. Dios no es nuestro rival o alguien celoso de nuestra felicidad, ¡al contrario! Su llamada es ante todo un encuentro que nos abre a “algo nuevo”, mucho más grande y bello de lo que hubiéramos podido imaginar: ¡Él nunca nos dejará caer en el vacío o nos engañará con su propuesta! Sí, su llamada puede despertar en nosotros una alegría hasta entonces desconocida… Jesús cura a un ciego de nacimiento, imagina qué pudo sentir aquel ciego cuando empezó a ver y pasó de ser un marginado de su pueblo a poder vivir de otra manera. El ciego se fía de Jesús, sabe que es el único que le puede curar de su ceguera. Se fía tanto que hace lo que le dice porque su gran deseo es ver, no quiere seguir viviendo en la oscuridad, aislado sin participar en nada de lo que viven los demás. • ¿Te has parado a pensar que a veces eres como el ciego del Evangelio? • Estás aislado, parece que no te enteras de lo que pasa a tu alrededor, vives en tu mundo, te sientes distinto, extraño para los demás, sólo ves lo que te interesa… ¿Qué no quieres ver? ¿De qué ante quien apartas la vista? ¿Qué te diría hoy a ti Jesús? Hoy pedimos a Jesús que nos devuelva la vista. Que nos devuelva la capacidad de vivir viendo a nuestro alrededor, que no nos permita vivir al margen de la vida de los demás. Devuélvenos la vista Señor.Concédenos vivir atentos a lo que ocurre anuestro alrededor. Permítenos ver las injusticias, lasnecesidades que reclaman nuestra ayuda.Concédenos ver todo lo que de bueno hayen nuestra vida, para darte gracias. Señor, tu Iglesia y el mundo tienen hoy una particular necesidad de sacerdotes, testigos fieles de tu evangelio y de tu ternura; tienen necesidad de consagrados y consagradas que manifiesten la profunda alegría de quien vive sólo para Ti, de quien hace propia la misión y el ofrecimiento de Cristo, de quien construye con el amor y la esperanza un mundo nuevo. ¡Bendícenos con nuevas vocaciones consagradas! DOMINGO Oramos con la Biblia Lunes Oramos por las vocaciones © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 02.0401.04 La ceguera en Francisco Aconsejaban los médicos a Francisco que se sometiera a una operación de cauterización con la que curar la enfermedad de los ojos. Accedió Francisco, y al notar el instrumento de hierro incandescente cerca de su piel, comenzó a hablar al fuego como a un hermano suyo, mandándole en nombre de Dios, que atemperara su ardor, para que quemando suavemente la carne fuera él capaz de soportar la quemadura en el estado de debilidad que estaba. El médico le cauterizó con el hierro incandescente desde el oído hasta las cejas. Francisco al terminar, contento exclamó: “Alabad a Dios pues el ardor del fuego no me ha producido ningún dolor” (Leyenda Menor de San Buenaventura 5,1). Emergencia en Sudán del Sur oración oración Señor Jesús, cuántas cosas pasan en el mundo y qué poco me detengo a mirar las realidades de dolor y muerte. Mi mundo está lleno decosas bonitas, con brillo. Tu mirada se fijaba en los pobres, los necesitados, los aquejados por enfermedades o males de cualquier tipo, y tu amor los salvaba. Abre mis ojos, Señor, para contemplar la realidad como tú la ves, y mueve mi corazón para que pueda socorrer al que sufre. Jesús, quiero pedirte en esta Cuaresma que me des serenidad cuando pase por momentos de dolor, enfermedad o sufrimiento. Que pueda vivir este tiempo unido a Ti como camino de maduración y crecimiento. Amén. ComentarioFrancisco se fue quedandociego. Lo aquí narrado estádatado entre finales de 1225e inicios de 1226, año de sumuerte. La ceguera en Franciscoes ocasión para seguir alabandoa Dios en el hermano fuego, enlas criaturas y en las personas.Es válido hoy también paranosotros. ¿Cómo me acerco ala adversidad? La vida no esun camino de rosas. ¿Cómo mecomporto cuando suspendo?¿Qué pasa cuando mis padres ymis amigos no me comprenden?¿Y cuando surgen problemas? Los intensos combates que sufre Sudán del Sur desde el mes de diciembre han deteriorado gravemente la situación humanitaria del país, han elevado hasta casi 200.000 el número de desplazados y están dificultando el trabajo de las ONGs en la zona. La cifra de muertos podría ya rondar las 10.000 personas debido a la intensificación de los combates en el país. (El Mundo 10/01/14) Pistas para orar con y desde la vida: • ¿Hay algo por lo que dar gracias en el hecho escogido o por el contrario hay cosas de esa realidad que deben cambiar? • La Palabra de Dios ilumina esta realidad. ¿Qué resuena en tu interior? “Te aconsejo un colirio para que te des en los ojos y recobres la vista” (Ap 2,18) • Dialoga con el Señor como un amigo habla con otro amigo. Exprésale tus inquietudes, deseos y súplicas, para ir en su compañía en el camino de la vida, y pasar por ella como él. • ¿Qué puedes hacer y a qué te compromete esta realidad? Martes Oramos con la vida Miércoles Oramos con san Francisco © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 04.0403.04 Marc Aillet, el obispo que va a más sentadas Tradicional en liturgia, moderno en evangelización, Marc Aillet combina perfectamente ambas realidades. En 2008 fue nombrado obispo de Bayona, la diócesis del lado francés de los Pirineos vascos. Además de por otras cualidades cristianas, Aillet es reconocido por su activismo provida y profamilia y la formación de evangelizadores callejeros. Es frecuente verle en manifestaciones y sentadas. Ante todo habla con libertad: “No suelo morderme la lengua habitualmente. Intento decir lo que pienso, en conformidad con el Evangelio”. Su twitter también echa humo: “Las redes sociales permiten atender a personas que no conocen nuestra Palabra (...) Este medio de comunicación tiene sus defectos y sus cualidades, pero es un buen instrumento para difundir y comunicarse de manera auténtica”. ¡Ilumina! Se impone una evangelización que ilumine los nuevos modos de relación con Dios, con los otros y con el espacio, y que suscite los valores fundamentales. Es necesario llegar allí donde se gestan los nuevos relatos y paradigmas, alcanzar con la Palabra de Jesús los núcleos más profundos del alma de las ciudades. En ellas, aunque hay ciudadanos que consiguen los medios adecuados para el desarrollo de la vida personal y familiar, son muchísimos los «no ciudadanos», los «ciudadanos a medias» o los «sobrantes urbanos». Lo que podría ser un precioso espacio de encuentro y solidaridad, frecuentemente se convierte en el lugar de la huida y de la desconfianza mutua. Las casas y los barrios se construyen más para aislar y proteger que para conectar e integrar. La proclamación del Evangelio será una base para restaurar la dignidad de la vida humana en esos contextos, porque Jesús quiere derramar en las ciudades vida en abundancia. Papa Francisco oración oración Concédenos Señor valentía para no callar ante lasinjusticias; para no avergonzarnos de nuestras creencias;para anunciar que acogemos libremente tu Palabraporque Tú has muerto por nosotros; para gritar a todala humanidad la grandeza de tu Amor. ¡Qué este caminode la Cuaresma que seguimos recorriendo sea un tiempopropicio para despertarnos del letargo en el que vivimosy prepararnos para celebrar la alegría que nos regalascon tu Pascua! Padre nuestro... Señor, tú que conoces bien mis luces y mis sombras, hoy me dices: ilumina cuanto esté creciendo; ilumina cuanto necesite más razones para seguir esperando; ilumina cuantos desafíos te encuentres; ilumina con tu testimonio las sombras de lo humano; ilumina con tu fe la falta de fe y de compromiso; ilumina con tu compromiso por la justicia la vida de tus hermanos; ilumina sin condiciones, sin concesiones y sin miedo al qué dirán; ilumina con mi luz toda falta de esperanza y de alegría. Viernes Oramos con el papa JUEVES Oramos con otros creyentes © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 06.0405.04 Diario de María Jesús era desconcertante. Llegué a pensar que le gustaba meterse en líos. Pero lo que ocurría era que tenía el corazón tan grande que prefería estar en problemas a permitir que otros vivieran mal y alejados de Dios. Por eso estaba asustada. Hablar de un Dios Padre que denuncia la injusticia y la opresión, que busca la igualdad y la libertad del hombre, que se pone del lado del débil y del rechazado llegó a ser entendido como una provocación por las autoridades religiosas. Aun así, Jesús sentía que, en conciencia, debía predicarlo. Porque así es Dios y así teníamos que conocerlo. Mi hijo me abrió los ojos. Me ayudó a ver la vida de otra manera. Me enseñó a mirar con ojos de madre, pero de madre de todos aquellos que acogen la palabra de Dios. De Su mano aprendí una nueva forma de ser familia que iba más allá de la sangre. Con Él, empecé a ver signos del Reino de Dios entre nosotros. “Te doy gracias, Padre, porque me has escuchado. Yo sé que siempre me escuchas pero lo he dicho por la gente que me rodea para que crean que tú me enviaste. Dicho esto, gritó con fuerte voz: Lázaro, sal fuera. Salió el muerto con los pies y las manos sujetos con vendas y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadlo y dejadlo ir. Muchos judíos que habían ido a visitar a María y vieron lo que hizo creyeron en él” Jn 11, 1-45 oración oración ¿Y YO? • ¿Dejo que los valores del Evangelio vayan calando en mí? • La Cuaresma me invita a mirar con los ojos de Jesús. Le pido que me enseñe a mirar y a mirarme desde Él. Quiero mirar el mundo con Tus ojos. Cuando lo hagocon mi mirada humana, mi perspectiva es limitada.Cuando lo hago desde Ti, los horizontes se amplían.Quiero, como María, sentirme familia de quienestengo cerca y de quienes están lejos. Sé que asítransmitiré la alegría de sentirme hermano tuyo. Jesús se acerca a su amigo Lázaro y le da una nueva oportunidad. Parece que Jesús le dice, no ha llegado tu hora, “es tiempo de vivir”. Quizás a nosotros nos pase como a Lázaro. Que “estemos muertos” y no seamos capaces de disfrutar de la vida. Una persona viva es quien deja que la vida entre en ella, y se conmueve como Jesús con el sufrimiento de sus amigos, se alegra y disfruta de los suyos; a una persona viva se le mueve el interior con lo que ocurre a su alrededor. Piensa • ¿Dejo entrar la vida de los demás dentro de mí? ¿Cómo reacciono ante el sufrimiento de los demás? ¿Cómo reacciono ante las alegrías de los demás? Pide • Ser capaz de compadecerte por lo que viven los demás y estar a su lado cuando te necesiten como lo hizo Jesús con María, Marta y Lázaro. Señor concédeme vivir disfrutando de lo que soy y tengo. Quiero vivir a tu estilo, dando mi vida y estando al lado de quien me necesita. Que descubra mi vida como una oportunidad para vivir y se feliz ayudando a vivir y haciendo felices a los demás. SÁBADO Oramos con MARÍA DOMINGO Oramos con la Biblia © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 08.0407.04 ¿Nada de excesos? C. S. Lewis, escritor británico conocido por sus novelas de ficción como “Las crónicas de Narnia”, en otra famosa obra suya, “Cartas del diablo a su sobrino”, describe la tentación que puede llevar a los cristianos a “pactar” con Dios para que no nos exija más de la cuenta. «Háblale –aconseja el diablo veterano a su inexperto sobrino– sobre la moderación en todas las cosas. Una vez que consigas hacerle pensar que la religión está muy bien, pero hasta cierto punto, podrás sentirte satisfecho. Una religión moderada es tan buena para nosotros como la falta absoluta de religión, y más divertida». La vocación no es el camino de los que sopesan y regatean sin cesar en su relación con Dios, sobre todo si comienzan a descubrir que quizás les puede llamar a algo más... Ni es camino de quienes hacen cálculos con su fe. Ni de los que no se atreven a hacer ningún exceso de amor (verdadero) y de entrega desinteresada, dejando por un momento de ser el ombligo del mundo... Es camino de valentía, de aventura, de apostar por un ideal de vida o, mejor, por una persona, Jesucristo, vivo y realmente presente en el mundo. Un pequeño corazón con ganas de vivir Sherezade nació en Murcia con una cardiopatía congénita, se le sometió a una operación pionera en España que le ha salvado la vida. El pequeño corazón de Sherezade, a pesar de padecer una cardiopatía, quiso sobrevivir. Ayudada por la ciencia y el buen trabajo de los especialistas del hospital la niña crecerá junto a su familia. (La Opinión de Murcia: 16/01/14) oración oraciónPadre, ayúdame a arriesgar por ti, a tener el valor de experimentar qué ocurre cuando me decido arecorrer el camino que abrió tuHijo Jesús, aún corriendo el riesgo de hacer alguna pequeña locuraque me saque de mi comodidad y me haga experimentar el “sano exceso” del Evangelio. Señor Jesús, gracias por todas las personas que trabajan para cuidar, proteger y salvar la vida de otros. Gracias por los avances de la ciencia que permiten mejorar la vida de las personas, muchas veces de manera sorprendente. Te pedimos que la ciencia sea siempre amiga de la vida y contribuya al bien de todos los seres humanos sin excepción. Solo así nos pareceremos a ti, que eres la Vida y has venido para entregárnosla. Pistas para orar con y desde la vida: • ¿Hay algo por lo que dar gracias en el hecho escogido o por el contrario hay cosas de esa realidad que deben cambiar? • La Palabra de Dios ilumina esta realidad. ¿Qué resuena en tu interior? Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida (Jn 14,6). • Dialoga con el Señor como un amigo habla con otro amigo. Exprésale tus inquietudes, deseos y súplicas, para ir en su compañía en el camino de la vida, y pasar por ella como él. • ¿Qué puedes hacer y a qué te compromete esta realidad? Lunes Oramos por las vocaciones Martes Oramos con la vida © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 10.0409.04 Cuaresma: tiempo de vivir Pilar Soto, una actriz que encontró en la Iglesia su hogar Los Ángeles, Mexico... Pilar Soto ha recorrido el mundo buscando éxito pero Dios “y el pobre Francisco” le esperaban en una parroquia de Madrid. Triunfó en televisión en programas como ‘El Grand Prix’ o ‘La isla de los famosos’. Reconocida por su belleza, llegó a convertirse en un ‘juguete roto’, enfrentándose a la muerte por la bulimia que padecía. Cuando el médico le dijo que no se podía hacer nada comenzó a rezar después de muchos años: “Supliqué a Dios que no me dejara marchar con tanto pecado”. Sobrevivió, pero experimentó también el completo abandono, llegando a dormir en un palomar. Olvidada por todos menos por Dios, un día entró en una iglesia de Madrid, se confesó y se sintió llamada a una nueva vida. Viajó a Asís y desde entonces es seguidora incondicional de la espiritualidad de San Francisco aunque, sobre todo, “estoy enamorada hasta los tuétanos de Cristo que ha hecho en mi una mujer nueva”. oración oración Señor, auméntanos la fe para que nunca dudemos de las maravillas que eres capaz de obrar a nuestras vidas. En esta recta final de la Cuaresma, haz que sepamos experimentar la gracia de tu perdón que nos devuelve a la vida después del pecado. ¡Qué como San Francisco, sepamos extasiarnos ante el misterio que guardas en la sencillez y la humanidad del pesebre y de la Cruz. Padre nuestro... Jesús, quiero que transformes mi corazón y le pongas una mirada limpia, que pueda ayudar a los demás en sus dificultades, que sepa aceptar la fragilidad –la propia y la ajena– sin escandalizarme. Así repartiré a los demás la vida que viene de ti. Amén. Comentario Qué importante es reconocer en la propia necesidad un cauce por el que crear fraternidad. Esto lo vivió Francisco y nos lo sigue transmitiendo hoy. El reconocimiento de la propia fragilidad y el pedir ayuda son base para el crecimiento. La vida real crea los cauces fraternos si somos capaces de aceptar y pedir ayuda, de ofrecer y pedir perdón. ¡Cuánto me cuesta pedir ayuda en esta sociedad tecnológica y pragmática donde el valor supremo es la autonomía personal y donde es políticamente incorrecto mostrar la propia fragilidad! • ¿Te es posible aceptar las propias debilidades y las de los demás que viven junto a ti? ¿Etiqueto a las personas por un hecho concreto ocurrido en el pasado? ¿Por qué no dejo a los otros libertad para crecer y ser ellos mismos? “Y dondequiera que estén y se encuentren los hermanos, muéstrense familiares entre sí. Y manifieste confiadamente uno a otro su propia necesidad, para que le encuentre lo necesario y se lo proporcione. Y cada uno ame y nutra a su hermano, como la madre ama y nutre a su hijo, en las cosas para las que Dios le diere gracia” (1ª Regla 9, 10-11). JUEVES Oramos con otros creyentes Miércoles Oramos con san Francisco © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 12.0411.04 La Iglesia es la comunidad de discípulos que primerean, se involucran, acompañan, fructifican y festejan. «Primerear»: la Iglesia experimenta que el Señor tomó la iniciativa, la ha primereado en el amor y por eso sabe adelantarse, tomar la iniciativa sin miedo, salir al encuentro, buscar a los lejanos e invitar a los excluidos. Como consecuencia, la Iglesia sabe «involucrarse», se mete con obras y gestos en la vida cotidiana de los demás, achica distancias, se abaja hasta la humillación si es necesario y asume la vida humana, tocando la carne sufriente de Cristo en el pueblo. Luego, la Iglesia se dispone a «acompañar» a la humanidad en todos sus procesos, por duros y prolongados que sean. Fiel al don del Señor, también sabe «fructificar»: siempre está atenta a los frutos, porque el Señor la quiere fecunda. Por último, la Iglesia gozosa siempre sabe «festejar»: celebra y festeja cada paso adelante en la evangelización gozosa. Ésta se vuelve belleza en la liturgia en medio de la exigencia diaria de extender el bien. Papa Francisco Diario de María Aquella noche no pude dormir. Temía por la vida de Jesús. Lo habían apresado y no sabía cómo acabaría todo. Al amanecer, me avisaron que Jesús iba camino del Gólgota. Salí corriendo al encuentro de mi hijo. No quería dejarlo solo. Pude verlo varias veces en el ascenso al Calvario, pero solo estuve realmente cerca cuando lo clavaron en la Cruz. No podía creerlo. Allí, colgando del madero, estaba mi hijo, ¡mi hijo! Apenas podía articular palabra. Estaba rota por dentro, pero debía mantenerme firme por fuera para que Él no sufriera también por mí. Algunas de sus palabras se agolpaban en mi mente: “He venido a dar mi vida por todos. No hay amor más grande que el que da la vida por sus amigos”. Y, cuando parecía que ya no le quedaba nada, siguió dándose. A mí me dio un hijo al que cuidar, y a Juan una madre a la que atender. Con Su muerte no terminaba nada, empezaba todo. Con Su muerte, nos abría la puerta a una nueva vida, la vida de Dios. oración oración Señor de la VIDA y de mi vida, hoy me dices:toma la iniciativa, busca, invita, acoge;involúcrate, comprométete, trabaja por el reino;acompaña personas, procesos, inicios y finales,encuentros y discernimientos; fructifica, sé fecundo, cuídate, vive con hondura;festeja, cree en mí con verdadera alegría,celebra tu fe en la sencilla liturgia de la vida cotidiana. Señor Jesús, graciaspor tu vida entregada.¿Tanto me amas?¿Tan importante soyque diste tu vida pormí? ¿Cómo puedoresponder a ese amor?Como María, quierosalir al encuentrodel necesitado ydescubrirte en el rostrode quien sufre. Que mivida transmita la Vidaque recibo de Ti. ¡Primerea, involúcrate, acompaña, fructifica y festeja! ¿Y YO? • ¿Dejo que la lucha por la justicia me complique la vida? • ¿Por quién estoy dispuesto a dar mi vida? ¿Por quién no? • ¿Genero vida o la destruyo? Viernes Oramos con el papa SÁBADO Oramos con MARÍA © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 14.0413.04 “La multitud aclamaba: ¡Hosanna al Hijo de David! Bendito el que viene en nombre del Señor. ¡Hosanna al Altísimo! Cuando entró en Jerusalén, toda la población conmovida preguntaba: ¿Quién es éste?… Es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea”. Mt 21, 1-11 oración oración Señor Jesús ayúdame a ser coherente.Que no me deje llevar por lo que diceno hacen los demás,Que nunca reniegue de mi fe ni de mirelación contigo.Que siempre bendiga a Dios por todolo bueno que he recibido en mi viday que en los malos momentos no teabandone ni te deje de lado. • ¿Por qué puedes bendecir hoy tú a Jesús? • ¿Qué supone en tu vida? Pero muchos de los que allí estaban, unos días más tarde también gritaban, pero su grito no era de alabanza sino de condena: ¡Crucifícale, crucifícale! • ¿Cómo los mismos que le daban las gracias poco después quieren que muera? La incoherencia, el miedo, el dejarse llevar, hicieron que muchos olvidaran todo lo recibido. • ¿Cómo andas de coherencia? ¿Te dejas llevar por los demás? • ¿Olvidas pronto todo lo bueno que has recibido? Toda la multitud llena de alegría comenzó a alabar a Dios por todos los milagros que habían visto: Bendito el que viene en nombre del Señor. Hosanna. Muchos de ellos le habían escuchado y le seguían porque creían que sólo Él podía traer la felicidad al pueblo. Las bienaventuranzas eran para ellos la esperanza de vivir de otra manera. ¿Cómo no iban a alabar a Dios por todo lo que había supuesto Jesús en sus vidas? Señor Jesús, tu sufrimiento, tu amor hasta el extremo, fueron verdad, ¡no una parodia!, y fueron por mí. Tú me invitas a seguirte por este camino, abrazando mi cruz, “compartiendo” tu amor salvador por cada ser humano. San Francisco llamó a este “privilegio”: VERDADERA ALEGRÍA. Me da miedo, lo reconozco, pero me fío de ti. De mi corazón solo brota agradecimiento: “¿Por qué me has amado tanto, Señor? ¿Por qué?”. Sin cruz no hay vocación Suena fatal hablar de la “cruz” en nuestros días, pero no podemos ni debemos ocultarla. La vocación consagrada es un camino precioso de confianza, alegría y servicio, pero es también una invitación del Señor a estar dispuesto a cargar con la cruz, cada día, para seguir a nuestro Maestro que dio su vida en la cruz por la salvación del mundo. ¡Cargar con mi cruz! En lo que soy y en mi historia, en los diversos acontecimientos que han supuesto para mí errores, pecado, debilidades. Mi cruz puede ser mi cuerpo, mi naturaleza, mis limitaciones, mi carácter… y hasta cabe que también sea mis destrezas, mi nombre, mi fama, la expectación que otros tienen sobre mí… La invitación que me hace el Señor es a abrazarla, y si acierto a comprender este gesto solidario del Señor para conmigo, descubriré que la cruz es el “privilegio” de compartir con Jesús el amor capaz de vencer el mal y la muerte, inaugurando un “mundo nuevo”, un “tiempo nuevo”. ¡Y Dios cuenta conmigo para hacerlo! DOMINGO Oramos con la Biblia Lunes Oramos por las vocaciones © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 16.0415.04 El momento de la entrega Era el año 1226 y probado con múltiples y numerosas enfermedades durante su vida, Francisco pidió ser trasladado a Santa María de los Ángeles cerca de Asís, al presentir cercano el momento de su muerte. Allí, en la Iglesia de la Porciúncula, se postró desnudo -cubierto únicamente por un hábito que le prestó un hermano- sobre la desnuda tierra. Elevó sus ojos a lo alto, y con el rostro puesto en el cielo, dijo a sus hermanos: “Por mi parte, he cumplido mi tarea; que Cristo os enseñe la vuestra” (Leyenda Mayor de San Buenaventura 14,3). Comentario • Sorprende la serenidad de Francisco a la hora de afrontar su muerte. En 1224 había recibido los estigmas en el Monte Alverna durante la Cuaresma. Dos años después moría, estando en paz con la creación, con los hermanos, consigo mismo y con Dios. Había cumplido lo que tenía que realizar. ¿Tengo paz en mi vida? ¿Cómo debo afrontarla? • Más sorprende aún la libertad que da a los hermanos a la hora de seguir a Cristo. En cualquier circunstancia es posible hacer lo que Jesús quiere. La vida se acaba, pero en Francisco hay serenidad: confía en Dios y en los hermanos. ¿Tengo yo la misma confianza ante el futuro? La organización gestiona seis hospitales y cuatro centros de salud en Siria. Colabora en el programa de los países vecinos con medicamentos, equipos médicos, así como asesoramiento técnico y apoyo. Proporciona asistencia a cientos de miles de refugiados sirios en Líbano, Irak, Jordania y Turquía. Los secuestros de personal extranjero durante el conflicto sirio es un recurso en alza. (ABC: 04/01/14) oración oración Pistas para orar cony desde la vida: • ¿Hay algo por lo que dar gracias enel hecho escogido o por el contrariohay cosas de esa realidad quedeben cambiar? • La Palabra de Dios ilumina estarealidad. ¿Qué resuena en tuinterior? He hecho ante vosotros muchasobras buenas por encargo delPadre: ¿Por cuál de ellas queréisapedrearme? (Jn 10,31).• Dialoga con el Señor como un amigohabla con otro amigo. Exprésale tusinquietudes, deseos y súplicas, parair en su compañía en el camino dela vida, y pasar por ella como él.• ¿Qué puedes hacer y a qué tecompromete esta realidad? Señor Jesús, hay muchas personas en el mundoque gastan su vida en favor de los demás, que sepreocupan de los más necesitados y se entregana ellos a riesgo de sus propias vidas. Tú queentregaste tu vida por nosotros, alienta su tarea,hazlos firmes en su entrega, fortalécelos en lasdificultades y consuélalos en la adversidad. Jesús, al finalizar esta Cuaresma que mi corazón se sienta libre para entregarse a Ti, para hacer realidad tus opciones en mi vida. Gracias, Jesús, por el camino de esta Cuaresma. Amén. Cinco miembros de Médicos sin Fronteras secuestrados en Siria Martes Oramos con la vida Miércoles Oramos con san Francisco © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 2014 18.0417.04 Cenar con los amigos, abrirles el corazón sin miedo, lavarles los pies con mimo y respeto, hacerse pan tierno compartido y vino nuevo bebido. Embriagarse de Dios, e invitar a todos a hacer lo mismo. Visitar a los enfermos, cuidar a ancianos y niños, dar de comer a los hambrientos y de beber a los sedientos; acoger a emigrantes y perdidos, e invitar a todos a hacer lo mismo. Enseñar al que no sabe, dar buen consejo al que lo necesita, corregir al que se equivoca. Consolar al triste, tener paciencia con las flaquezas del prójimo. Pedir a Dios por amigos y enemigos, e invitar a todos a hacer lo mismo. Trabajar por la justicia, desvivirse en proyectos solidarios, superar las limosnas. Amar hasta el extremo, e invitar a todos a hacer lo mismo. Ofrecer un vaso de agua, brindar una palabra de consuelo, abrazar con todas nuestras fuerzas, denunciar leyes injustas, salir de mi casa y círculo. Construir una ciudad para todos, e invitar a todos a hacer lo mismo. Un gesto solo, uno solo, desborda tu amor, que se nos ofrece como manantial de vida. Si nos dejamos alcanzar y lavar, todos quedamos limpios, como niños recién bañados, para descansar en su regazo, ¡Lávame, Señor! ¡Lávanos, Señor! Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María la mujer de Cleofás, y María Magdalena. Jesús, al ver a su madre y, junto a ella, al discípulo que él tanto quería, dijo a su madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Después dijo al discípulo: “Ahí tienes a tu madre”. Y desde aquel momento, el discípulo la acogió como suya. ( Jn 19, 25–27). Dame, Señor, la alegría de descubrir a tu madre y tomarla como mía. Dame, Señor, la alegría de estar a la espera de tu Palabra. como lo estuvo ella. Dame, Señor, la finura de acoger y hacer vida tu Palabra como tu madre la acogió y vivió. Dame, Señor, ojos de sorpresa para contemplar y descubrir tu presencia en la debilidad de la vida. Dame, Señor, fe para conocerte y servirte en la gente que me rodea. Dame, Señor, manos para acogerte y tratarte en mis amigos y amigas como María te acogió y te abrazó a Ti. Amén. Orar en un viernes santo Orar en un jueves santo © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales
  • 2014 20.04 Queridos hermanos y hermanas: ¡Feliz Pascua! ¡Feliz Pascua! Es una gran alegría para mí poderos dar este anuncio: ¡Cristo ha resucitado! Quisiera que llegara a todas las casas, a todas las familias, especialmente allí donde hay más sufrimiento, en los hospitales, en las cárceles... Quisiera que llegara sobre todo al corazón de cada uno, porque es allí donde Dios quiere sembrar esta Buena Nueva: Jesús ha resucitado, hay la esperanza para ti, ya no estás bajo el dominio del pecado, del mal. Ha vencido el amor, ha triunfado la misericordia. La misericordia de Dios siempre vence. Acoge a Jesús resucitado en tu vida. Aunque te hayas alejado, da un pequeño paso hacia él: te está esperando con los brazos abiertos. A todos os dirijo la invitación del Salmo: «Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia. Diga la casa de Israel: “Eterna es su misericordia”» (Sal 117,1-2). Papa Francisco Orar el domingo de pascua © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscanos Conventuales © www.pazybien.org © Franciscano
  • © Franciscanos Conventuales, 2014 c/ El Greco, 16 (Batán) 28011 Madrid Ejemplar gratuito. Prohibida la venta. Colaboran: Amaya Galarza Conchi Ruiz Eva Mª Palop Javier Ortega Óscar Alonso Sor Cristina Murru Fr. Abel García-Cezón Fr. Miguel Ángel Marcos Fr. Juan Cormenzana José Luis Silván (diseño y maquetación)
  • Habrá en el cielo alegría Cuaresma 2014TCon igo hay alegría >18 >16>16 Camino vocacional San Damián II Encuentro Tau Pascua juvenil urbana 6-8 Diciembre 25 Enero 29 Marzo 18 Mayo 21-23 Febrero Rivotorto 16-20 Abril Madrid Propuestasparajóvenes Síguenos en: www.facebook.com/franciscanosconventuales.deespana www.vocacionesfranciscanas.org www.pazybien.org >16 >18>16 Experiencia Huellas Campamento urbano Taller bíblico Porciúncula 26 Julio-3 Agosto 16-23 Julio Madrid 18-23 Julio Palencia