Cardiopatias congenitas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Cardiopatias congenitas

on

  • 3,671 views

Cardiopatias congenitas

Cardiopatias congenitas
-Cianoticas
-Acianoticas

Statistics

Views

Total Views
3,671
Views on SlideShare
3,670
Embed Views
1

Actions

Likes
2
Downloads
150
Comments
0

1 Embed 1

http://www.docshut.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Cardiopatias congenitas Cardiopatias congenitas Document Transcript

  • CARDIOPATIAS CONGÉNITASDEFINICIÓN: Son malformaciones cardiacas que están presentes al momento de nacimiento como consecuenciade alteraciones producidas durante la organogénesis del corazón.EPIDEMIOLOGIA: • 8-10 de 1000 nacidos vivos padecen de este problema. • Con mayor frecuencia en varones. • El 10 % mortinatos, del 15-58% en abortosCAUSAS:Se desconoce la causa de la mayoría de cardiopatías congénitas pero se está haciendo grandes progresos paraidentificar las bases genéticas de muchas de ellas. Se pensaba que la mayoría de los casos de cardiopatíacongénita tenía un origen multifactorial y se debía a la combinación de la predisposición genética y los estímulosexternos. Un pequeño porcentaje están relacionadas a anomalías cromosómicas en especial la trisomia de loscromosomas 21, 13, 18 y el síndrome de Turner, se encuentran cardiopatías en el 90 % de los pacientes contrisomia 18, en el 50 % e de los pacientes de trisomia 21, y el el 40% de los pacientes con síndrome de Turner. • FACTORES GENÉTICOS PRIMARIOS: Tales como anomalías cromosómicas, anomalía de genes únicos, 10 %. • FACTORES MEDIOAMBIENTALES: Sustancias químicas, fármacos como isotretinoina, virus como el de la rubeola, enfermedad materna; estos son del 3-5%. • INTERACCIONES ENTRE FACTORES GENÉTICOS Y MEDIOAMBIENTALES: 85% de los casos. CARDIOPATIA FRECUENCIA CIV 25-30% CIA 10% DUCTUS PERSISTENTE 10% TRETRALOGIA DE FALOT 6-7% ESTENOSIS PULMONAR 6-7% COARTACION AORTICA 6% TRASPOSICION DE GRANDES ARTERIAS 5%PREVALENCIALas cardiopatías congénitas aparecen en el 0.5-0.8% de los nacidos vivos, la incidencia es mayor en los mortinatos,abortos espontáneos y los lactantes prematuros.La gravedad de las cardiopatías congénitas varía mucho en los lactantes: 2 a 3 de cada 1000 lactantes reciénnacidos presentan una cardiopatíasintomática en el primer año de vida.
  • I. CARDIOPATIAS CONGENITAS ACIANOTICAS 1. COMUNICACIÓN INTERAURICULAR (CIA)La Comunicación Interauricular (CIA) es una deficiencia del septum que resulta en una libre comunicación entre ellado derecho e izquierdo de las aurículas. Las CIA ocurren cuando el proceso de división no se produce porcompleto y queda una abertura en el tabique auricular.Algunos defectos cardíacos congénitos pueden tener un vínculo genético, produciéndose debido a un defecto enun gen (una anomalía cromosómica) o a una exposición al medio ambiente, que provoque que los problemascardíacos se presenten con mayor frecuencia en ciertas familias. La mayoría de las CIA ocurre esporádicamente(por casualidad) sin ninguna razón evidente para que se desarrolle.La CIA está presente en el 15 % de todas las cardiopatías congénitas.Puede estar situada en cualquier parte del mismo, siendo su localización más frecuente en la región de la fosaoval, se denomina a este tipo de CIA tipo ostium secundum.La CIA tipo osteum secundum, corresponde al 60 % de las CIA, o sea es la más frecuente, se localiza en parteinferior del tabique interauricular, es un defecto de los cojines endocárdicos En segundo lugar tenemos la de tipo seno venoso que puede localizarse cerca de la desembocadura de la venacava superior o cerca de la desembocadura de la vena cava inferior, corresponden alrededor de 5 a 10% de losdefectos del complejo septal interauricular.Y por último las CIA tipo osteum primum o posteroinferior cuyo origen embriológico es diferente, Es el menosfrecuente de los defectos interatriales, constituyendo alrededor del 2%Este defecto es más frecuente en el sexo femenino, con una proporción de 2:1, también se asocia conantecedentes familiaresLas anomalías cardíacas pueden coexistir con otras alteraciones extracardíacas. CIAFISIOPATOLOGÍA
  • Normalmente, la sangre pobre en oxígeno regresa a la aurícula derecha desde el cuerpo, avanza al ventrículoderecho y luego es bombeada a los pulmones donde recibe oxígeno. La sangre rica en oxígeno regresa a la aurículaizquierda desde los pulmones, ingresa al ventrículo izquierdo y luego es bombeada al cuerpo a través de la aorta.Las comunicaciones interauriculares originan un cortocircuito de izquierda a derecha cuyo establecimientodepende de la capacidad de distensión del ventrículo derecho en relación con la del izquierdo y, por lo tanto, delgrado y velocidad de la disminución de las resistencias pulmonares. Por ello podemos decir que es un“cortocircuito dependiente”Una vez bajan las resistencias pulmonares, y dependiendo de la capacidad de distensión del ventrículo derecho,comienza a establecerse el cortocircuito, esta es la razón por la cual la comunicación interatrial no se manifiestasino después de la lactancia, y es excepcional que se produzca una insuficiencia cardíaca congestiva en los dosprimeros años de vida, aunque puede ocurrir cuando el defecto es muy grande. Al establecerse el cortocircuito deizquierda derecha, dependiendo además del tamaño del defecto, se originará una sobrecarga de volumen decavidades derechas y un aumento del flujo a los pulmones, con la consiguiente dilatación del tronco y las ramas dela pulmonar. Al estar el tronco de la pulmonar y el ventrículo derecho dilatados, resultará una estenosis relativa dela válvula pulmonar, donde se producirán turbulencias sanguíneas, las cuales originan el soplo característico de laCIA, que es un soplo eyectivo originado en la válvula pulmonar. Por otra parte, el escape de flujo a través de CIA alas cavidades derechas disminuye el flujo al ventrículo izquierdo y a la aorta, lo cual puede dar origen a una ligeradisminución del tamaño de estas dos estructuras. La sobrecarga de volumen de las cavidades derechas da origen aun retraso de la eyección del ventrículo derecho y, por lo tanto, al cierre retrasado de la válvula pulmonar, lo quese manifiesta en el desdoblamiento permanente del segundo ruido.De acuerdo con el tamaño de la CIA y, por lo tanto de la cantidad de flujo que pase a los pulmones, se instaura uncuadro de hipertensión pulmonar con cambios vasculares arteriolares, lo cual es mucho más lento que lo queocurre con la CIV y el ductus, pues es excepcional verlo antes de la segunda o tercera décadas de vidaHISTORIA NATURALLa historia natural de este tipo de CIA es ser asintomática durante la infancia, apareciendo los síntomas en laadultez.En un 30% de los casos puede ocurrir cierre espontáneo de CIA, siendo mayor dentro del año de vida y quealgunas que inicialmente originan una importante repercusión hemodinámica pueden llegar a compensarseposteriormente al disminuir de tamaño.Según el estudio de Radzik en niños menores de tres meses, cuando los defectos medían entre 3 y 5 mm dediámetro, se cerraban en 87% de los pacientes; cuando estaban entre 5 y 8 mm, se cerraban en 80%, y cuandomedían más de 8 mm de diámetro, no se cerraban.
  • CUADRO CLÍNICOInicialmente cursa asintomático. Algunos niños más grandes pueden presentar cierta intolerancia al ejercicio quehabitualmente no reviste importancia y no es percibida por la familia.Un número significativo de ellos permanece asintomático hasta la adolescencia, edad en que empiezan a tenerdisnea de esfuerzo, pero ello depende del tamaño de la CIA. Cuando esta es grande, la sintomatología empiezaantes, y los pacientes pueden presentar problemas pulmonares repetidos.Muchas veces el diagnóstico se hace porque en la valoración pediátrica se encuentra un soplo y el niño es enviadoa estudio cardiológico.Esta patología generalmente se descubre después de los dos años de vida por medio de los siguientes hallazgos.a) Observación: Como toda cardiopatía con cortocircuito de izquierda a derecha, inicialmente no hay cianosis; encambio, estos pacientes tienen como antecedente importante el padecer problemas pulmonares a repetición;además, se encuentran con algún grado de hipodesarrollo, de acuerdo con el tamaño de la CIA, tomando unaspecto grácil.b) Palpación: Hay hiperactividad del ventrículo derecho tanto en el tercio inferior como en el superior yexcepcionalmente puede encontrarse frémito en el segundo espacio intercostal izquierdo con línea paraesternal,pero en estos casos debe descartarse una estenosis pulmonar leve asociada.c) Auscultación: En el primer año de vida puede auscultarse un soplo al que no se le dé ninguna importancia, perosi encontramos soplo eyectivo en el segundo espacio intercostal izquierdo, junto con el desdoblamientopermanente del segundo ruido, puede pensarse que el paciente padece una CIA.DIAGNOSTICOElectrocardiogramaEl ECG es uno de los exámenes que ayuda en el diagnóstico clínico, encontrándose generalmente un eje del QRSnormal o desviado hacia la derecha.La desviación del eje a la derecha es variable de acuerdo con el tamaño de la CIA y el grado de hipertensiónpulmonar existente, y es más derecho cuanto más hipertensión pulmonar haya. Algo característico en la CIA es lapresencia de un bloqueo incompleto de rama derecha, signo electrocardiográfico que nos indica la presencia desobrecarga diastólica o de volumen del ventrículo derecho, aunque este hallazgo es menos notorio en los primerosaños de vida.El estudio ecocardiográfico de las comunicaciones interauriculares debe precisar:1. La localización y el tamaño del defecto;2. La conexión de las venas pulmonares y sistémicas;3. Anomalías asociadas;4. La repercusión hemodinámica;5. El cálculo de la magnitud del cortocircuito, y6. La presión pulmonarRadiologíaLa comunicación interauricular se caracteriza por un crecimiento variable del ventrículo derecho y de aurículaderecha dependiente del tamaño del defecto; abombamiento del tronco de la pulmonar y prominencia de susramas, siendo más notoria la dilatación de la derecha, aorta ascendente y cayado aórtico poco aparentes y flujopulmonar aumentado.EcocardiografíaEl ecocardiograma es el principal método diagnóstico, el cual revela características anatómicas específicas.
  • Comunicación interauricular tipo ostium primumDesde el punto de vista ecocardiográfico, las manifestaciones de repercusión hemodinámica son la dilatación decavidades derechas y del tronco de la pulmonar y el movimiento plano y, principalmente, el movimientoparadójico del tabique interventricular, sin perder de vista que estos hallazgos no son exclusivos de los defectosinterauriculares.Estudio con DopplerEl estudio modo-M y el bidimensional son importantes para el detalle de la anatomía de las estructuras cardíacas,pero tienen limitaciones para detectar las condiciones del flujo sanguíneo, por lo que el Doppler pulsado y elcontinuo han ofrecido una información importante sobre la hemodinámica, incluida la valoración de la presiónpulmonarPor otra parte, el color ha sido una gran ventaja en el diagnóstico, pues permite valorar la orientación delcortocircuito, así como la amplitud y el tamaño del defecto. Tambien permite observar otros defectos como lacoexistencia de defectos secundum y primum.Cateterismo cardíacoUn estudio ecocardiográfico completo hace innecesario el cateterismo, el cual debe hacerse solo cuando persistaalguna duda o exista alguna cardiopatía asociada.El cateterismo, debe hacerse en forma completa con el fin de valorar las presiones y cuantificar el cortocircuito,debe hacerse por punción de vena femoral derecha, debido a la facilidad que ofrece de pasar a cavidadesizquierdas através de la CIA. Una vez hecho el abordaje con el catéter, se toman presiones y oximetrías pararealizar los cálculos correspondientes (resistencias y magnitud del cortocircuito) y posteriormente se pasa a laaurícula izquierda y de aquí a la vena pulmonar superior derecha donde se hace una inyección de material decontraste en proyección hepatoclavicular89, con el fin de ver el tipo de defecto y su tamañoTRATAMIENTOIndicacionesEl cierre de la CIA está indicado cuando hay evidencia de sobrecarga de volumen del ventrículo derecho.En general, la edad aceptada para hacer el cierre de la CIA está entre tres y cinco años, pero podría hacerse a mástemprana edad, teniendo en cuenta los avances actuales.Los defectos tipo ostium secundum amplios, y tipos seno venoso y seno coronario tienen muy pocasprobabilidades de cerrarse espontáneamente después del primer año de vida. Retardar la corrección en estegrupo de pacientes hasta los tres o cinco años no ofrece ventajas y por esta razón pueden operarse al final delprimer año de vida.En el momento actual existen dos formas reconocidas de tratamiento de la CIA: el cierre quirúrgico y el cierrepercutáneo con dispositivos. 2. COMUNICACIÓN INTERVENTRICULAR
  • El conocimiento anatómico de la comunicación interventricular fue realizado muy tempranamente. Rogerdescribió el primer caso clínico en 1879; Einsenmenger describió en 1898 el defecto del septum interventricularasociado a cianosis e hipertensión pulmonar; Abbot en 1933 correlacionó el cuadro clínico con la anomalíaanatómica y Taussig en 1947 atribuyó la presencia o ausencia de síntomas a la localización de los defectos en elseptum. Estudios posteriores relacionan las alteraciones fisiológicas con el tamaño y la localización del defecto enel septum.La nomenclatura del defecto interventricular ha cambiado en las dos últimas décadas, por la habilidad clínica y lafacilidad de localizar los defectos por medio de métodos diagnósticos como la ecocardiografía y la cineangiografíaaxial. El precisar la localización del defecto, el tamaño y la relación con las estructuras, así como el conocimientode la terminología, facilitan la comunicación entre el cardiólogo pediatra, el ecocardiografista, el cirujano, elembriólogo y el patólogo.El septum interventricular es una estructura no planar que vista por el lado del ventrículo derecho e izquierdopuede ser dividida en cuatro porciones.Las cuales son:1. Septum membranoso2. Septum muscularQue, a su vez, se divide en porción de entrada, trabeculada y salida. Cuando hay compromiso de las dos zonas, sedenominan defectos de la porción perimembranosa entrada, trabeculada y salida de acuerdo a la porción delseptum muscular comprometidoEl septum interventricular es una estructura muscular en toda su extensión, exceptuando la parte membranosa de5 mm y la subarterial (aórtica y pulmonar) que es fibromuscular. Por ello, se consideraron las cuatro zonas oporciones que conforman el septum así: porción membranosa, porción de entrada, porción trabeculada y porciónsalida.
  • • La porción de entrada se extiende desde el anillo de las válvulas atrioventriculares hasta la unión del aparato tensor de las valvas. • La porción trabeculada está localizada en la porción apical; en el lado derecho tiene trabéculas gruesas y en el lado izquierdo las trabéculas son finas. • La porción salida o infundibular se extiende desde el borde anterior de la trabécula septomarginalis (TSM) hasta el anillo de las válvulas semilunares en el lado derecho. Todas estas zonas se irradian hacia el septum membranoso; esta porción membranosa se localiza en la que esadyacente a la comisura anteroseptal de la válvula tricúspide en el lado derecho y a la comisura aórtica posteriorderecha y a la valva anterior de la mitral en el lado izquierdo.El término supracristal (pliegue infundíbulo ventricular) designa a la zona muscular que separa la válvula pulmonarde la válvula tricúspide; la porción del septum que separa la válvula pulmonar de la aorta se designa septuminfundibular.En 1989, la terminología propuesta por el doctor Benigno Soto et al, en la clasificación de los defectos septalesinterventriculares se basó en la porción del septum comprometida y los dividió en cuatro tipos anatómicos:defecto del tracto de salida (cono ventricular), defecto septal del tracto de entrada y defectos de la porcióntrabeculada. Estos tipos fueron modificados con los términos yuxta para indicar las estructuras adyacentes(yuxtamitral, yuxta-pulmonar, etc.); perimembranosa, cuando compromete la porción membranosa y otra partede la porción muscular del septum (denominándoselas perimembranosa extensión entrada, trabeculada o salida),y subvalvulares, cuando informa la válvula adyacente al defecto.FISIOPATOLOGIAEl defecto del septum interventricular permite la comunicación entre la circulación sistémica y la pulmonar ypuede causar dos efectos adversos: la alteración hemodinámica por el cortocircuito de izquierda a derecha y laalteración del lecho vascular pulmonar.El cortocircuito de izquierda a derecha implica la recirculación de la sangre oxigenada a través del lecho vascularpulmonar y la magnitud de este dependerá no solo del tamaño del defecto, sino de la resistencia vascular
  • pulmonar y de la localización del defecto. El tamaño del defecto se divide en tres categorías: grande, moderada ypequeña, basadas no solo en el tamaño físico, sino en la dinámica circulatoria, o en una correlación entre los dos.Se han propuesto criterios y son en los defectos pequeños aquellos restrictivos que limitan el flujo del cortocircuito y restringen se igualen las presiones entre los ventrículos; la presión del ventrículo derecho es normal oligeramente aumentadaLos defectos mayores ejercen mínima resistencia al flujo y los ventrículos tienen presiones iguales; la magnitud delcorto circuito dependerá enteramente de la relación entre la resistencia vascular pulmonar y la sistémica.Anatómicamente, el tamaño es igual o mayor al área de corte seccional de la raíz aórtica.Los defectos de tamaño moderado ofrecen resistencia a la presión pero usualmente poca resistencia al flujo.La presión del ventrículo derecho es menor que la del ventrículo izquierdo, la magnitud del cortocircuitodependerá del tamaño del defecto y de la resistencia vascular pulmonar.La influencia de la localización del defecto se ha discutido y se ha considerado de importancia su relación con losefectos fisiológicos, en ocasiones no relacionados con el tamaño, como ocurre en los defectos de las porciones desalida subvalvular pulmonar y aórtica, en donde la relación entre las resistencias sistémicas y pulmonares juega unpapel importante en las alteraciones hemodinámicas y las manifestaciones clínicas y radiológicas. Los defectosseptales en las porciones perimembranosa y trabeculada de igual tamaño, tienen diferentes efectoshemodinámicos, con diferencias clínicas y evolutivas.Las consecuencias adversas hemodinámicas por el cortocircuito de izquierda a derecha son:a) sobrecarga de volumen;b) hiperflujo pulmonarc) compromiso del gasto cardíaco sistémico.La sobrecarga de volumen en las cavidades ventriculares produce dilatación y aumenta la presión diastólica finalen virtud de la relación longitud tensión; minimiza el aumento de la tensión de pared, pero altera la distensibilidadmiocárdica y agrava el aumento de la presión diastólica final del ventrículo izquierdo, lo que se refleja en elaumento de la presión auricular izquierda y de la presión venosa pulmonar.El hiperflujo pulmonar tiende a aumentar la presión en el lecho vascular pulmonar, alterando la relación de estapresión con la del espacio intersticial pulmonar. Así mismo, se establece un equilibrio anormal y se produce unaumento del líquido intersticial pulmonar, lo que altera la distensibilidad pulmonar y el intercambio gaseoso. Enlos casos severos, se manifiesta como edema pulmonar y en los menores, como edema intersticial, lo cual tieneinfluencia adversa en la función pulmonar. El aumento de la presión vascular pulmonar es consecuencia delhiperflujo pulmonar y el aumento de la presión diastólica final del ventrículo izquierdo por la sobrecarga devolumen.La recirculación pulmonar se realiza a expensas del flujo del ventrículo izquierdo o del gasto cardíaco. Losmecanismos compensatorios mantienen la perfusión de los órganos y la presión sanguínea e incluyen el aumentoen la circulación de las catecolaminas y aumentan la actividad del sistema nervioso simpático; ambos aumentanlas resistencias vasculares sistémicas.
  • La disminución del flujo renal tiende a retener sodio y agua por la vía del sistema renina angiotensina. La magnitudde estos efectos depende del tamaño del defecto y de la resistencia vascular pulmonar.Los términos hipertensión arterial pulmonar, resistencia pulmonar alta o enfermedad vascular pulmonar se hanusado indistintamente, pero no deben ser confundidos. La presión es determinada por el flujo y la resistencia: si lapresión pulmonar es elevada (hipertensión pulmonar), puede ser la resultante de un aumento predominante delflujo o de un aumento predominante de la resistencia. En el defecto interventricular, la hipertensión pulmonarpuede deberse a un aumento del flujo pulmonar o, más tardíamente, a un aumento de la resistencia vascularpulmonar y la evidencia es la disminución del cortocircuito de izquierda a derecha y la disminución del flujo hacialos pulmones.La resistencia pulmonar es una función de numerosos factores, dentro de los que se incluye la edad, la altitud, elhematocrito, los niveles de actividad y la integridad del lecho vascular pulmonar. La resistencia vascular pulmonaren el recién nacido está aumentada y disminuye a los tres meses de vida, con aumento en el flujo pulmonar, esteproceso es inhibido cuando hay cortocircuitos de izquierda a derecha, enfermedad pulmonar o grandes alturas.MANIFESTACIONES CLÍNICASEs común en todos los niños después de las 2 a 6 semanas, etapa en la que disminuyen las resistenciaspulmonares, que se ausculte el soplo cardíaco que precede a las manifestaciones de la falla cardíaca; los signos ysíntomas pueden o no estar presentes.En cada localización de defecto del septum interventricular, pueden existir los diferentes tamaños, es decir,tamaño grande, moderado o restrictivo según la zona analizada; porque hay zonas —como las porcionesmembranosas, porción de salida subpulmonar o subaórtica— en donde las lesiones suelen ser menores de 5 mmpero el compromiso hemodinámico es mayor, debido al aumento de volumen pulmonar y la transmisión depresión por causa de la proximidad de la aorta; lo que puede llevar a hipertensión pulmonar más temprana que enotros tipos de lesión, caso que también puede ocurrir en defectos de la porción perimembranosa con extensión
  • salida o trabeculada, por la proximidad de la aorta. En defectos de la porción membranosa puede haber prolapsocon lesión de una de las valvas aórticas y causar insuficiencia con mayor compromiso de la función7.Por todo lo anterior, se debe tener en cuenta la edad del niño, pues en el neonato a término está presente lahipertensión arterial pulmonar, a diferencia del neonato prematuro cuyas presiones pulmonares estándisminuidas.Si la hipertensión arterial pulmonar es debida a la presencia de hiperflujo pulmonar (por la presencia decortocircuitos) o a la alteración vascular pulmonar, nos permitirá inferir, por las manifestaciones clínicas, cuáles yen qué localización podría estar el defecto septal.En común, al examen físico se palpa cardiomegalia, se puede o no palpar frémito, presencia o no de soplo cardíaco(generalmente holosistólico) y el componente pulmonar del segundo ruido puede estar reforzado o aumentado.La presencia de sonidos pulmonares como estertores, sibilancias por el compromiso de los alvéolos o bronquiosde pequeño calibre es común en lactantes debido al aumento del flujo pulmonar, o podemos sospechar procesospulmonares que podrían estar asociados. La obstrucción del bronquio izquierdo por la compresión debido a ladilatación de la arteria pulmonar izquierda, produce atelectasia y suele asociarse a procesos infecciosos.Los signos y síntomas de falla cardíaca, como diaforesis, fatiga para alimentarse en los neonatos y lactantes, asícomo cansancio con el ejercicio en niños mayores, la poca ganancia de peso y los procesos pulmonares repetidos,son manifestaciones de defecto intrerventriculares grandes con repercusión hemodinámica.El electrocardiograma mostrará en todos los casos crecimiento de las cavidades izquierdas con sobrecarga devolumen. En aquellos defectos de la porción de entrada por el aumento de volumen hacia el ventrículo derecho,permite observar el crecimiento biventricular con sobrecarga de volumen biventricular y es común observardesviación del eje del QRS hacia la izquierda y arriba, principalmente en aquellos casos de defecto septalatrioventricular.En defectos de la porción de salida subpulmonar, por la cercanía a la aorta y la transmisión de presión hacia lapulmonar, se puede observar la sobrecarga de presión en las cavidades derechas.El cuadro radiológico varía según el tipo de defecto y la repercusión que esté causando y siempre se debecorrelacionar con el cuadro clínico.DIAGNOSTICOEn la toma posteroanterior del tórax, el índice cardiotorácico estará aumentado para la edad a expensas de lascavidades izquierdas o biventricular, si hay repercusión hemodinámica. El pedículo vascular es angosto, debido albajo gasto sistémico, y el abombamiento del tronco pulmonar se observará cuando el cortocircuito sea importantey más frecuente, si hay transmisión de presión sistémica como en las lesiones subvalvulares de la porción salida. lflujo pulmonar arterial es aumentado y en casos de falla importante se observará la congestión venosa pulmonar.
  • La ecocardiografía modo M, bidimensional y con Doppler color, pulsado y continuo, confirma el diagnósticosospechado clínicamente, ya que permite no solo hacer el diagnóstico anatómico y su clasificación, sino también laevaluación funcional de si existe o no la repercusión hemodinámicaTRATAMIENTO:Dependerán del tipo de lesión, la localización, el tamaño del defecto interventricular, la repercusiónhemodinámica o el compromiso de la resistencia vascular pulmonarEn los defectos del septum interventricular se requiere una evaluación adecuada y control constante conforme acada caso en particular, así como la prevención de endocarditis infecciosa 3. DUCTUS ARTERIOSO PERSISTENTEEl ductus arterioso persistente (DAP) es una estructura vascular que comunica la porción distal del arco aórticocon la región proximal de la arteria pulmonar izquierda. Su presencia es necesaria en la vida fetal para desviar lasangre del tronco pulmonar hacia la aorta descendente; durante este período se denomina ductus arteriosopermeable, se localiza justo entre las arterias pulmonares, tiene morfología tubular y su diámetro puede sermayor que el de cada arteria pulmonar, ya que por su luz circula el 70% del gasto cardíaco fetal.
  • EPIDEMIOLOGÍAEl DAP tiene una incidencia que varía entre 1/2.500 y 1/5.000 recién nacidos vivos, siendo su frecuenciainversamente proporcional al peso y a la edad gestacional del paciente.Se ha observado que afecta con mayor frecuencia el sexo femenino en una proporción de 2 a 1 hasta 3 a 1.Como factores predisponentes se mencionan: antecedente de rubéola materna en el primer trimestre,nacimiento por cesárea, o en ciudades con altitud mayor a 2.500 msnm, la prematurez, la administración desurfactante y la ventilación mecánica.ANATOMÍA Y PATOLOGÍAEl ductus arterioso se origina a partir del sexto arco aórtico y en la vida fetal es un vaso corto y ancho situado entrelas arterias pulmonares, que permite el paso del 70% del gasto ventricular derecho hacia la aorta descendente.En la gran mayoría de pacientes se localiza a la izquierda, puede estar localizado a la derecha y, excepcionalmente,puede ser bilateral.Después del nacimiento, como respuesta al incremento en la presión arterial de oxígeno, incremento en laresistencia sistémica y caída en la resistencia pulmonar, este conducto debe cerrarse funcional y anatómicamente.Cuando esto no sucede se mantiene un cortocircuito de izquierda a derecha que, según su tamaño, puede induciro no un incremento del retorno venoso pulmonar y, consecuentemente, a unas alteraciones hemodinámicas yclínicas específicas.Desde su aparición en el embrión hasta su cierre definitivo, el ductus y sus características histológicas se modificansiguiendo 4 etapas.Durante los primeros 5 meses de vida intrauterina la estructura de sus paredes es muy semejante a la de lasdemás arterias; posteriormente, las células de la lámina elástica invaden el subendotelio y proliferan formandouna especie de cojinetes que sobresalen en su luz, igualmente, van apareciendo fibras musculares espiralesexternas en la capa muscular que facilitarán su constricción.En la tercera etapa, inducida por el nacimiento, la contracción de las fibras espirales reduce la luz y la longitud delductus haciendo que los cojinetes se adosen, formando lagos de sustancia mucoide y necrosis citolítica.Finalmente, en la cuarta etapa se desarrolla fibrosis progresiva que lleva al cierre anatómico del ductus y en lamayor parte de los individuos se establece como el ligamento arterioso.Cuando se presentan inmadurez, alteraciones congénitas en la estructura de sus paredes o circunstanciasperinatales facilitadoras, el proceso natural de cierre espontáneo del ductus arterioso se interrumpe ocasionandosu persistencia.El DAP se localiza, en la mayor parte de los casos, entre la región distal del arco aórtico y la región proximal de laarteria pulmonar izquierda, aunque puede localizarse en el lado derecho o ser bilateral.Es importante recordar que en la región anteroizquierda se relaciona con el vago; en la región inferior con elrecurrente laríngeo y en la posterior con el bronquio fuente izquierdo.FISIOPATOLOGÍALa presencia del DAP permite un cortocircuito de izquierda a derecha entre la aorta descendente y la arteriapulmonar izquierda, incrementando el flujo sanguíneo pulmonar y, por consiguiente, el retorno venoso hacia laaurícula izquierda. Lo anterior incrementa la precarga del ventrículo izquierdo en grado variable según el tamañodel ductus y la resistencia vascular pulmonar. La sobrecarga volumétrica induce dilatación progresiva de la paredventricular y activa los mecanismos neurohumorales del eje reninaangiotensina aldosterona.En los pacientes portadores de ductus pequeños, el incremento del flujo sanguíneo pulmonar es mínimo oimperceptible, por lo tanto, ellos son asintomáticos. A medida que aumenta el tamaño aparecen los signos desobrecarga volumétrica de la aurícula y el ventrículo izquierdo y, por consiguiente, los signos de insuficienciacardíaca congestiva compensada, inicialmente, y descompensada si el paciente no recibe tratamiento.El hiperflujo pulmonar crónico induce cambios histológicos sucesivos en el lecho vascular pulmonar: hipertrofia dela capa media, infiltración celular y posterior fibrosis de la íntima, lesiones plexiformes, arteritis necrotizante y,finalmente, necrosis fibrinoide, llevando a hipertensión pulmonar en forma progresiva.
  • Es necesario realizar el cierre del ductus oportunamente para evitar que dichos cambios se hagan irreversibles y elpaciente desarrolle un síndrome de Eisenmenger.PRESENTACIÓN CLÍNICAEl cuadro clínico de DAP depende del tamaño y de la resistencia vascular pulmonar. En los pacientes con ductuspequeños (tamaño inferior a 1,5 mm), generalmente, no se presentan síntomas y el único hallazgo es la presenciade un soplo sistólico eyectivo en el foco pulmonar o en la región infraclavicular izquierda que se irradia a la regiónparavertebral izquierda.En los pacientes con ductus de moderado calibre (2 mm en la lactancia hasta 3,5 mm en la edad escolar) sepresentan signos de congestión venosa pulmonar como disnea con actividad física leve, infecciones respiratoriasrecurrentes y disminución de la velocidad de crecimiento. En el examen físico se encuentra un soplosistodiastólico continuo o en maquinaria a nivel del foco pulmonar o de la región infraclavicular izquierda; elsegundo ruido está ligeramente reforzado y los pulsos son hiperdinámicos en forma difusa.Los portadores de ductus arterioso persistente grande (mayores de 4 mm), en la infancia presentan disnea ytaquicardia en reposo, a su vez, tienen historia de infecciones respiratorias recurrentes y complicadas ydesnutrición crónica. Al examinarlos muestran hiperdinamia precordial a expensas del ventrículo izquierdo, puntode máximo impulso hacia la línea axilar anterior izquierda; soplo sistólico eyectivo en el foco pulmonar y soplodiastólico en foco mitral con segundo ruido reforzado.En los adolescentes y adultos no tratados se puede presentar cianosis con el ejercicio o, incluso, en reposo ysíncope secundario al desarrollo de hipertensión pulmonar. En un pequeño porcentaje de pacientes con ductus arterioso, se puede presentar un cuadro febril subagudosecundario a la presencia de endarteritis infecciosa.TÉCNICAS DIAGNÓSTICASRadiografía de tóraxSegún el tamaño del DAP, los hallazgos radiológicos pueden variar desde una placa normal en los pacientes conductus pequeños hasta una francamente anormal en los pacientes con ductus grandes.En los portadores de un defecto de moderado calibre es evidente el incremento en el flujo sanguíneo pulmonar,con cardiomegalia a expensas de la aurícula y el ventrículo izquierdo, dilatación del arco pulmonar y el botónaórtico.Cuando el ductus es grande el incremento del flujo pulmonar es importante y con frecuencia es posible encontraredema pulmonar; existe cardiomegalia importante a expensas de aurícula y ventrículo izquierdo, el bronquiofuente izquierdo se horizontaliza, en ocasiones, se encuentra un arco entre el botón aórtico y el arco pulmonarque corresponde al infundíbulo aórtico del ductusElectrocardiogramaPermite establecer la existencia de signos de sobrecarga volumétrica o presórica en cada caso. Sus alteracionesdependen del tamaño y repercusión del ductus arterioso persistente.En pacientes con ductus pequeños el ECG es generalmente normal. En aquellos con ductus de moderado calibre esposible encontrar onda P bifásica en V1con componente negativo mayor que el positivo y signos de sobrecargavolumétrica del VI con eje de qRS izquierdo; y R de gran voltaje en aVL,V5 y V6.Los pacientes con ductus grandes presentan complejos QRS isobifásicos y de gran voltaje desde V2 a V6 indicandosobrecarga biventricular.EcocardiogramaPermite el diagnóstico definitivo del ductus arterioso persistente mediante su demostración en las proyeccionesparaesternal eje corto y supraesternal. En todo paciente es deseable obtener los siguientes detalles: - Diámetro en el extremo pulmonar y aórtico, morfología (cónica, tubular, diverticular, en reloj de arena) (FIGURA 136.4)
  • - Relación aorta/aurícula izquierda - Diámetro diastólico del ventrículo izquierdo y función sistólica del mismo. - Además, es posible cuantificar el gradiente aortopulmonar e inferir indirectamente la presión pulmonar.Se aconseja una valoración minuciosa para descartar defectos estructurales asociados como CIV, CIA o estenosisvalvular pulmonar.En los pacientes con ductus arterioso pequeño, las dimensiones de la aurícula y el ventrículo izquierdo sonnormales, no existen signos de hipertensión pulmonar y el único hallazgo es la presencia del conducto entre laporción proximal de la arteria pulmonar izquierda y la región distal del arco aórtico con un cortocircuito deizquierda a derecha, flujo sistodiastólico continuo con gradiente aortopulmonar mayor que el 75% de la presiónsistémica.En los casos de ductus de moderado calibre, hay dilatación de la aurícula y el ventrículo izquierdo, signos dehipertensión pulmonar leve a moderada, cortocircuito de izquierda a derecha en la región ductal y gradienteaortopulmonar aproximado al 50% de la presión sistémica.Cuando el ductus es grande, la dilatación de la aurícula y el ventrículo izquierdos es importante; existen signos dehipertensión pulmonar moderada a importante y el gradiente aortopulmonar es menor al 30% de la presiónsistémica.Cateterismo cardíacoAunque la demostración angiográfica es el examen de mayor sensibilidad y especificidad, hoy en día se restringesu uso para aquellos pacientes con signos clínicos y ecocardiográficos de hipertensión pulmonar importante en losque se desea determinar la reactividad del lecho vascular pulmonar para definir la conducta a seguir. La segunda ymás frecuente indicación de cateterismo cardíaco en los pacientes portadores de ductus arterioso persistente es elcierre percutáneo con dispositivos (FIGURA 136.5).Diagnóstico diferencialEl diagnóstico diferencial del ductus arterioso persistente debe hacerse con otros cortocircuitos de izquierda aderecha que producen soplo sistodiastólico como la ventana aortopulmonar, la comunicación interventricularasociada a insuficiencia aórtica, las fístulas arteriovenosas sistémicas, las fístulas coro-nario cavitarias; además,con lesiones como estenosis valvular o supravalvular pulmonar, agenesia de la válvula pulmonar, el tronco arterialcomún, las fístulas arteriovenosas pulmonares y las colaterales sistémico pulmonares.TRATAMIENTOEl tratamiento del ductus arterioso persistente depende de dos factores fundamentales: la edad del paciente y eldiámetro del ductus.Recién nacido pretérmino menor de 28 semanas con ductus mayor o igual a 1,6 mm de diámetro: indometacina0,2 mg/kg dosis inicial, seguida de 0,1 mg/kg cada 12 horas hasta completar 3 dosis. Recientemente se ha utilizadoel ibuprofeno a dosis de 10 mg/kg/IV dosis inicial, seguido de dos dosis de 5 mg/kg/IV cada 24 horas. Se debehacer control ecocardiográfico al terminar el ciclo; encaso de reapertura se puede repetir y si es fallido el cierre farmacológico y hay repercusión hemodinámica se debellevar a cirugía.Recién nacido pretérmino entre 29 y 35 semanas con ductus mayor o igual a 2 mm de diámetro: indometacina oibuprofeno en las dosis antes mencionadas; también se puede repetir el ciclo si hay reapertura y se lleva a cirugía.Recién nacido a término con ductus mayor o igual a 3 mm: medidas anticongestivas inicialmente y si no haymejoría cierre quirúrgico.Recién nacido a término con ductus menor de 2 mm: observación clínica, si hay signos clínicos o radiológicos dehiperflujo pulmonar se inician diuréticos e inhibidor de enzima convertidora de angiotensina; si hay control de lossíntomas, entonces, vigilancia clínica, pues existe tendencia natural al cierre espontáneo.Lactante menor de 6 meses con ductus mayor de 3 mm: cierre quirúrgico
  • En niños mayores de 6 meses con ductus menores de 3 mm: cierre percutáneo con dispositivo tipo resortemetálico (coil de Gianturco) y cierre quirúrgico si no hay esta posibilidad.Escolares y adolescentes con ductus mayores de 4 mm: cierre percutáneo con dispositivos tipo resorte metálico(coil megatornado) o Amplatzer vs. cierre quirúrgico.En los últimos años se han reportado algunos casos de cierre exitoso con Amplatzer en ductus gigantes (de 10 mmen niños y hasta 22 mm en adultos) utilizando dispositivos para cierre de comunicaciones interventriculares einterauriculares.Es importante recordar, que el DAP es un defecto considerado de riesgo intermedio alto para el desarrollo deendocarditis infecciosa, debido a la lesión endotelial que produce la turbulencia sanguínea en la pared de lasarterias pulmonares, por lo anterior, todo paciente portador del defecto debe recibir profilaxis antiendocarditisinfecciosa mientras exista cortocircuito a través del mismo y posterior al cierre percutáneo dando tiempo a que seendotelizen las superficies del dispositivo.PRONÓSTICOEl ductus arterioso persistente diagnosticado y tratado a tiempo, tiene un excelente pronóstico y no deja secuelasde ningún tipo. En casos no tratados, el pronóstico depende del diámetro del DAP y del desarrollo de enfermedadvascular pulmonar. Los defectos pequeños no producen alteraciones hemodinámicas ni respiratorias y su únicoriesgo es el desarrollo de endarteritis infecciosa. En los pacientes portadores de DAP moderados o grandes, sedesarrolla ICC y compromiso del desarrollo pondoestatural con desnutrición crónica progresiva; si el individuo norecibe tratamiento, se establece hipertensión pulmonar en forma gradual y al alcanzarse valores suprasistémicos,el cortocircuito a través de la luz ductal se hace de derecha a izquierda, produciéndose una sobrecarga presóricaintensa para el ventrículo derecho, el cual, finalmente, entra en disfunción deteriorando en forma importante lacapacidad funcional del paciente haciéndolo de alto riesgo de muerte súbita. II. CARDIOPATIAS CONGENITAS CIANOTICA 1. TETRALOGIA DE FALLOTEs una cardiopatía congénita cianótica que se caracteriza por la combinación de cuatro defectos cardíacos: • Comunicación interventricular • Estenosis de la arteria pulmonar. • Cabalgamiento o dextraposición de la aorta • Hipertrofia ventricular derecha.En la práctica clínica son 2 los elementos anatómicos esenciales del Fallot clásico: EP y CIV. La CIV es grande y enposición subaortica y la EP puede localizarse a nivel infundibular,valvular o supravalvular, siendo lo mas frecuenteque mas de un nivel este estenotico.FISIOPATOLOGIA:Consiste en el paso de sangre desaturada del ventrículo derecho al ventrículo izquierdo y aorta a través de la CIV,causando cianosis.El paso de sangre desaturada a la circulación sistémica y por tanto la cianosis es mayor y masacusada cuanto mas severa sea la estenosis pulmonar. El grado de estenosis pulmonar es el factor determinantede la clínica(precocidad e intensidad de la cianosis y crisis hipoxemicas).Incidencia: se presente en una frecuencia del 6-7 % de todas las cardiopatías congénitas cianóticas.
  • CUADRO CLÍNICO:Hoy en día el diagnostico suele realizarse en el periodo neonatal, siendo el soplo sistólico rudo precordial el signoque con más frecuencia motiva la valoración cardiológica. Este soplo es provocado por la EP y característicamenteaparece ya en la en la primera exploración del recién nacido.Ocasionalmente el cierre del ductus provoca a la aparición de cianosis en los primeros días de vida, si la EP essevera algunos casos de EP cursan sin cianosis.las crisis hipoxemicas (aparición o aumento brusco de cianosis opalidez con disnea o perdida de conciencia) pueden aparecer en niños con o sin cianosis. Es un signo de gravedadya que indica la presencia de una EP severa y dinámica ( aparece tras llanto o maniobra de valsalva). El Fallot conagenesia de la válvula pulmonar puede presentarse con un cuadro severo de distres respiratorio neonatal conobstrucción bronquial y necesidad de asistencia mecánica respiratoria.El examen físico, el ECG y la Rx de tórax AP, son rutinas obligadas. En estos podemos encontrar: • Cianosis. • Frémito y soplo rudo sistólico precordial en base (borde esternal izquierdo superior), en barra (de intensidad homogénea durante toda la sístole) con segundo tono único. • Hipertrofia de ventrículo derecho (ECG) • Corazón en zueco.El ecocardiograma doppler color es el método diagnostico de elección. Se objetiva y define la CIV, el grado decabalgamiento aórtico, el grado y localización de la EP y el tamaño del anillo pulmonar.TRATAMIENTO:La mayoría no requiere tratamiento en el periodo neonatal y pueden darse de alta al domicilio con revisionescardiológicas frecuentes.El uso de prostaglandinas es obligado en aquellos casos con EP severa que presentan cianosis al cerrarse el ductus.El tratamiento de las crisis hipoxemicas consiste en oxigenoterapia, posición genupectoral, administración demorfina, bicarbonato (si hay acidosis metabólica) y vasopresores.Tratamiento quirúrgico: Es el tratamiento de elección, consiste en cerrar la CIV con un parche y en corregir la EPcon diversas técnicas. Se recomienda en cualquier edad.Pronóstico: es bueno la inmensa mayoría de los niños con Fallot sobreviven al tratamiento quirúrgico con unabuena calidad de vida, la mortalidad hopspitalaria es actualmente <2%. 2. TRANSPOSICION DE GRANDES VASOSDESCRIPCIÓN DE LA CARDIOPATÍALa Transposición Completa de las Grandes Arterias (TGA) es una anomalía cardiaca congénita en la que la AORTASALE ENTERAMENTE o en su MAYOR PARTE del ventrículo derecho y la ARTERIA PULMONAR SALE ENTERAMENTEo en su MAYOR PARTE del ventrículo izquierdo. (Discordancia ventrículo arterial). La primera descripciónmorfológica de una TGA es atribuida a Baillie en 1797 y su nombre fue acuñado por Farre cuando describió eltercer caso conocido de esta anomalía. El reconocimiento de la TGA en pacientes fueron el resultado de lasobservaciones de Fanconi en 1932 y Taussig en 1938.FISIOPATOLOGÍA.La sangre desaturada que llega por las cavas a la aurícula derecha (AD), pasa al ventrículo derecho (VD) y en vezde salir por la arteria pulmonar (AP) hacia los pulmones, sale por la aorta otra vez hacia la circulación sistémica yvuelve a regresar por las venas cavas a la aurícula derecha.La sangre oxigenada que llega por las venas pulmonares a la aurícula izquierda (AI), pasa al ventrículo izquierdo(VI) y en vez de salir por la aorta hacia la circulación sistémica, sale por la arteria pulmonar otra vez hacialos pulmones, volviendo otra vez a la aurícula izquierda por las venas pulmonares.
  • Se establecen así dos circuitos independientes y paralelos, donde la sangre oxigenada pasa una y otra vez por lospulmones sin llegar nunca a la circulación sistémica y la no oxigenada pasa una y otra vez por la circulaciónsistémica sin llegar nunca a los pulmones. La cianosis es intensa y esta situación es incompatible con la vida.Para que el niño sobreviva, es necesario que exista una comunicación (ductus, CIA y en ocasiones CIV) entre losdos circuitos, de forma que sea posible que cierta cantidad de sangre oxigenada pase a la circulación sistémica ycierta cantidad de sangre no oxigenada alcance los pulmones. En la CIA pasa la sangre no oxigenada de la aurículaderecha a la izquierda y sangre oxigenada desde la aurícula izquierda a la derecha; en el ductus pasa sangre nooxigenada desde la aorta a la arteria pulmonar y pulmones. No es infrecuente que sea necesario agrandar la CIA siesta es pequeña mediante un cateterismo terapéutico urgente (Procedimiento de Rashkind) y mantener el ductusabierto o agrandarlo si es pequeño mediante la administración de prostaglandinas.Por otro lado si no se realiza corrección quirúrgica anatómica (ver más adelante), el ventrículo derecho tiene quesoportar la circulación sistémica, que requiere un trabajo 6 veces mayor que el exigido para soportar la circulaciónpulmonar. Esta situación podría desembocar en un cuadro tardío de insuficiencia cardíaca ya que el ventrículoderecho no fue diseñado para soportar este nivel de trabajo.En los casos con CIV asociada hay un paso masivo de sangre desaturada del ventrículo anatómicamente izquierdohacia los pulmones. Hay poca cianosis, pero hay hiperaflujo pulmonar que puede desembocar en insuficienciacardiaca precoz e hipertensión pulmonar posterior. En los casos con estenosis pulmonar (EP) pasa poca sangre alpulmón pudiendo ser la cianosis severa.CLÍNICA.Los recién nacidos con TGA presentan cianosis intensa, que puede aparecer en el momento del nacimiento o a laspocas horas o días, dependiendo del tamaño del ductus (tiende a cerrarse en las horas o días siguientes alnacimiento) y de la CIA. En los casos con CIV la cianosis es leve. Frecuentemente la cianosis se hace muy intensa yse acompaña de saturaciones de O2 cutaneas <60-70% que de persistir conducen a la muerte del recién nacido. ElRashkind y la administración de prostaglandinas es obligado y urgente para la supervivencia de estos niños.Los niños con TGA y CIV grande o ductus grande asociado cursan con escasa cianosis y un cuadro de insuficienciacardíaca precoz (aparece a las pocas semanas o meses). Posteriormente y si no se realiza cirugía precozpresentan hipertensión pulmonarirreversible a los pocos meses o años de edad. En los casos con TGA y EPasociada si esta es severa, hay cianosis intensa que requiere cirugía precoz para aumentar la cantidad de sangreque va al pulmón. Hay casos de TGA+CIV+EP con flujo pulmonar equilibrado que pueden mantener una situaciónhemodinámica muy estable durante años, con cianosis leve y ausencia de insuficiencia cardiaca. Se debe a que laEP si es moderada, regula el flujo pulmonar, frenando el paso de sangre desde el ventrículo anatómicamentederecho al izquierdo a través de la CIV, y de este a los pulmones.Suele haber disnea y respiraciones superficiales rápidas motivadas por la cianosis. El peso en el momento de nacersuele ser normal o incluso alto.ANÁLISIS MORFOLÓGICO DE LAS ESTRUCTURAS CARDIACAS EN ESTA CARDIOPATÍAEl ventrículo derecho(VD), esta normalmente posicionado, es hipertrófico y grande y estructuralmente consta delas tres partes de un VD normal en el 90% de los casos (cámara de llenado, cámara trabeculada y un infundíbulo),del que sale la aorta, situada a la derecha de la arteria pulmonar.(D-TGA). El ventrículo izquierdo (VI) tienecontinuidad mitro-pulmonar, similar a la continuidad mitroaórtica de un corazón normal. En la TGA, al nacer el VDes considerablemente de mayor grosor que el VI, al contrario de lo que ocurre en un corazón normal. El VI que
  • tiene un grosor normal, comienza a disminuir el tamaño de su pared a las pocas semanas vida y entre los 2 a 4meses del nacimiento tiene una pared relativamente delgada. Esta evolución anatómica será la que condicione enparte el procedimiento quirúrgico que se podrá aplicar. Cuando existe una comunicación interventricular (CIV)asociada y esta es grande, la situación fisiopatológica complica la enfermedad con una Insuficiencia CardiacaCongestiva (ICC), añadiéndole una mayor mortalidad pre y post operatoria y un mayor riesgo de un rápidodesarrollo de enfermedad vascular pulmonar. Las CIV´s se definen como cono-ventriculares (perimembranosas),yuxtaaorticas (subpulmonares), del septo de entrada (tipo canal a-V), y musculares. Se puede asociar además aobstrucción ventricular izquierda, la cual puede ser dinámica o anatómica. La obstrucción dinámica se ve enpacientes con TGA con septo íntegro (SI) y es el resultado de un abultamiento en el lado izquierdo del tabiquemuscular interventricular secundario a una presión ventricular derecha alta, que junto a un anormalfuncionamiento por movimiento sistólico anterior de la mitral reproduce un mecanismo similar a la miocardiopatiahipertrófica obstructiva. La obstrucción anatómica por membrana fibrosa subvalvular, raramente produceobstrucción al VI en pacientes con TGA y tabique interventricular integro. La estenosis valvular pulmonar y el anillovalvular hipoplásico son muy raros. Cuando los pacientes presentan TGA con CIV la estenosis del VI es subvalvular,ya sea del tipo de estenosis subvalvular por anillo fibroso o una estenosis tipo túnel fibro-muscular o estenosis porprotrusión de el septo infundibular en la parte medial y anterior del tracto de salida del VI. Vemos por lo tanto quela TGA se presenta de las siguientes formas: 1. TGA con SI del neonato. Trasposición de los grandes vasos con septo íntegro, incluyendo las asociadas con CIV mínima y en algunos casos asociados estenosis subpulmonar dinámica. 2. TGA con SI en niños mayores de un mes. 3. TGA asociada a CIV grande. 4. TGA con CIV y estenosis subpulmonar fija. 5. TGA con SI y estenosis pulmonar.Otras anomalías asociadas a esta enfermedad pueden ocurrir en la válvula tricúspide en un 4%, en la válvula mitralen un 20% sobre todo en los que tienen CIV aunque en la mayoría de los casos no son funcionalmentesignificativas. Obstrucción aórtica por coartación o interrupción del arco aórtico es raro en la TGA con septoíntegro, pero ocurre en un 7% al 10% de las TGA con CIV.INCIDENCIA. La TGA es una forma común de cardiopatía congénita y supone una incidencia de 19,3 a 33,8 por100.000 nacidos vivos y presenta una incidencia del 7% al 8% de las cardiopatías congénitas. Es más frecuente envarones en la relación 2:1 y no se relaciona con cromosomopatías.FORMAS DE PRESENTACIÓNTGA con SI. Se presenta como una cardiopatía cianosante severa, debido a que al no existir mezcla entre lascirculaciones sistémicas y pulmonares, no es posible la oxigenación a nivel sistémico. La presencia de conexionesentre los dos circuitos, principalmente a nivel auricular (natural o secundaria a atriseptostomía con balón)aportará a la cardiopatía una excelente paliación en los primeros días de la vida.MANEJO MEDICO-QUIRURGICO
  • 1. NIÑO CON TGA+SI O ASOCIADA A CIV MUY PEQUEÑAS, MENORES DE 1 MES Clínicamente al nacer presentancianosis severa. a) DIAGNOSTICO. TGA+SI con cianosis severa, no CIA o poco flujo por foramen oval, y ductus cerrandose. b) TRATAMIENTO:1. PGE1: 1º Dosis de choque 0,05 microgramos x Kg. 2º Dosis de mantenimiento. 0,01-0,02 microgramos x Kg.2. Realización con carácter urgente: 2.1. Con cateterismo. Atrioseptostomia de Raskind.(en gabinete hemodinámica). Se pueden valorarcoronarias. Presiones en cavidades. Angiocardiografía. 2.2. Con ecocardiografía. Atrioseptostomia de Raskind ( con ecocardiografía en planta)3. En evolución post Raskind quitar PGE1 si existe buena CIA y no existe hipertensión pulmonar.(HTP).4. Programar Cirugía mediante C.E.C. con hipotermia moderada o profunda.4.1. TÉCNICA: Corrección anatómica de la TGA según técnica Jatene.4.2. Maniobra de Lecompte.2. NIÑO CON TGA+SI O ASOCIADO A CIV PEQUEÑA. MAYOR DE UN MESEn este grupo de pacientes la pérdida de la masa muscular del V.I. es secundaria a la caída de presión en el sistemapulmonar en respuesta al descenso de las resistencias pulmonares fisiológicas después del nacimiento. Si porecocardiografía o angiocardiografia se detecta, desviación del tabique interventricular hacia la izquierda,reducción de la masa del V.I., medida mediante el grosor de la pared del V.I. y reducción de la presión del V.I.menor de un 50% de la presión del V.D. en cateterismo, estos pacientes deberán ser tratados quirúrgicamentemediante los siguientes procedimientos:1. Corrección anatómica de la TGA+SI en un solo estadio. En la actualidad muchos autores a pesar desobrepasarse la edad de dos meses, realizan la corrección en un solo tiempo, con buenos resultados, preparandoen el postoperatorio inmediato una asistencia ventricular izquierda.2. Corrección anatómica rápida de la TGA+SI en DOS ESTADIOS.2.1. Banding al 75% de la presión sistémica y fístula sistémico-pulmonar. A través de toracotomia derecha oesternotomia media.2.2. Corrección anatómica definitiva de la TGA a partir del 7º día.ResultadosSin tratamiento mas del 50% de los pacientes con D-TGA con SI mueren en el primer de vida, y una minoríasobreviven después de los seis meses. Con tratamiento medico-quirúrgico se obtienen unos resultados desupervivencia a largo plazo entre un 90 a 95% de los pacientes.3. TGA CON CIV GRANDE Clínicamente se presentan al nacer con menor cianosis y van apareciendo signos deinsuficiencia cardíaca congestiva (ICC) a medida que van pasando los días. Esta última situación es debida a ladisminución de las resistencias pulmonares y al incrementarse el shunt izquierda-derecha a través de la CIV.Forma de presentaciónTGA CON CIV. TRANSPOSICIÓN DE LOS GRANDES CON COMUNICACIÓN INTERVENTRICULAR GRANDE.TGA+CIV. Perimembranosas o musculares altas. Fácilmente abordables quirúrgicamenteEl momento y el tipo de la intervención quirúrgica necesaria en estos pacientes debe de ser individualizadobasado:1. Severidad de la ICC:2. Tipo de la CIV:Corrección Anatómica de la TGA y cierre de la CIV con parche.
  • TGA CON CIV Y ESTENOSIS SUBPULMONAR FIJA Forma anatómica. Es el grupo menos frecuente. En este complejo grupo de pacientes se asocian la presencia deuna CIV grande y una lesión VI en forma de estenosis subpulmonar ya sea en forma de anillo fibroso localizado, oen forma de tunel fibroso o estenosis fibromuscular o estenosis muscular por protrusión del septo infundibulardentro de la parte medial y anterior del tracto de salida del V.I.. Existe otras formas de obstrucción como inserciónde cuerdas o tejido fibroso de la válvula anterior de la mitral al septo muscular. Se asocia a otras anomalíasmitrales como cleft anterior mitral, o acabalgamiento de la misma, válvulas mitral en paracaídas o aneurismas delsepto membranoso.Forma de presentación clínica y tratamiento medico o intervensionista.Presenta una sintomatología típica de la Tetralogía de Fallot con cianosis severa desde el nacimiento.Tratamiento quirúrgicoCorrección mediante técnica de Rastelli. Es la técnica definitiva de corrección de este tipo de cardiopatía, tantopara los que tienen una fístula previa, como para la corrección de neonatos, o niños mayores sin intervenciónpaliativa, ya que al nacer tenían una anatomía mas favorable y no precisaron de paliación previa.La técnica de Rastelli consiste en que a través de una ventriculotomia derecha se coloca un amplio parche desde elborde derecho de la CIV hasta el anillo de la aorta, reconstruyendo la salida desde el VD hasta la arteria pulmonarcon un homoinjerto pulmonar crioconservado.TGA CON SEPTO ÍNTEGRO Y ESTENOSIS PULMONAR.Corresponde a un grupo muy pequeño de pacientes con TGA con SI , las cuales se encuentran asociadas a unaestenosis subpulmonar del V.I. y en las que debido a esta patología asociada es imposible la realización de unacorrección anatómica de la TGA.Es rara la presentación de la estenosis subpulmonar como un rodete fibroso, y esta forma de presentación es muyparecida a la estenosis subvalvular discreta de los corazones con concordancia ventrículo-arterial, la cual eslocalizada pero puede ser del tipo tuneliforme.Se presenta también la estenosis subpulmonar como una forma de estenosis dinámica, la cual puede originarpresiones en VI menores que en VD, no siendo necesario, en este caso, actuación ninguna sobre este gradiente,pero en los casos en que las presiones del VI sean altas, será necesario la realización de resección muscular y encasos extremos un conducto valvulado desde el VI hasta la arteria pulmonar.Tratamiento quirúrgicoEn caso de TGA con SI y estenosis subpulmonar con presiones pulmonares en VI menores que en VD. Se haráindicación de corrección fisiológica a nivel auricular (Sening) exclusivamente.Cuando la TGA+SI con estenosis subpulmonar se asocia a presiones altas en VI con gradientes severos, se trataráde resecar la estenosis subpulmonar a través de la arteria pulmonar, previo a la realización de una correcciónfisiológica (Sening).PRONÓSTICO.Dejados a su evolución natural la mayoría de los niños con TGA simple fallecen en los tres primeros meses de viday 90% en el primer año de vida. La asociación de CIV mejora algo más el pronóstico precoz, pero terminan tambiénfalleciendo en su mayoría en los primeros meses o años de vida. El pronóstico es mejor si se asocia una CIA o CIV +EP.
  • Con corrección quirúrgica anatómica precoz el pronóstico es excelente para los casos con TGA simple y TGA+CIV.Es algo peor para los que tienen asociada EP significativa. RETORNO VENOSO PULMONAR ANOMALO TOTAL Y PARCIALEl desarrollo anormal de las venas pulmonares puede dar lugar a un drenaje anómalo parcial o completo en lacirculación venosa sistémica. El retorno venoso anómalo parcial suele constituir una cardiopatía no cianótica. Elretorno venoso pulmonar anómalo completo permite la mezcla completa del retorno venoso sistémico ypulmonar en el interior del corazón, por lo que se produce cianosis. • Es una cardiopatía poco frecuente, representa el 1 - 2% de todas las cardiopatías congénitas. La incidencia en general es la misma en ambos sexos o ligeramente más frecuente en los varones. RETERNO VENOSO PULMONAR ANOMALO TOTALEsta cardiopatía se caracteriza por la ausencia de comunicación directa entre las venas pulmonares y la aurículaizquierda, es decir todas las venas pulmonares en lugar de drenar a la aurícula izquierda lo hacen en la aurículaderecha directamente o en venas sistémicas a través de un tronco colector de venas pulmonares. CLASIFICACIÓNAunque varios sistemas de clasificación han sido propuestos la mayoría usa extensamente a la Craig la cual se basaen la localización anatómica de la conexión anómala. Se divide en 4 categorias: • Tipo I: supracardíaco • Tipo II: cardíaco • Tipo III: infracardíaco • Tipo IV: conexiones anómalas mixtasTipo I (supracardíaco)La mayoría de los casos corresponden a la categoría de supracardíaco. Muycomúnmente, las cuatro venas pulmonares (dos de cada pulmón) forman unaconfluencia posterior al atrio izquierdo. Una vena vertical anómala se originadesde la parte izquierda de la confluencia y cursa cefálica y anteriormente albronquio principal izquierdo y a la arteria pulmonar izquierda, para unirse a lavena innominada izquierda, que, sucesivamente, entra en la vena cava superiorderecha (VCS). La obstrucción es rara con este tipo de conexión supracardíaca; sin embargo, puedeocurrir cuando la vena vertical izquierda se comprime entre la raíz del bronquio principalizquierdo y la arteria pulmonar o cuando hay una conexión restrictiva hacia la VCS.Tipo II (cardíaco) En el tipo cardíaco, las venas anómalas vacían en el seno coronario (más común), o en el atrio derecho posterior directamente(menos común). Aunque varios estudios han sugerido que la obstrucción es rara con la conexión cardíaca directa, algunas seriessubsecuentes encontraron obstrucción hacia el seno coronario en el 22% de los pacientes.
  • Tipo III (infracardíaco)En la infracardíaca, las cuatro venas pulmonares se unen generalmente paraformar una confluencia posterior al atrio izquierdo. Una vena descendente anó-mala se extiende desde la confluencia hacia abajo, exactamente anterior alesófago y acompañando al esófago a través del diafragma por el hiato esofágico.En aproximadamente el 80% de los casos, la vena anómala drena en el sistemavenoso portal (generalmente en la confluencia portal o en la vena esplénica).La infracardíaca, a diferencia de la supracardíaca, se asocia casi siempre a uncierto grado de obstrucción. Esta obstrucción al retorno venoso frecuentementees severa y puede ocurrir a cualquier nivel, incluyendo el hiato del esófago, laconexión de la vena portal al vaso anómalo o el conducto venoso (particu-larmente después de la obliteración normal de este vaso). En todos los casos, uncierto grado de obstrucción generalizada ocurre a nivel sinusoidal hepáticocuando el gran volumen de sangre venosa pulmonar que entra al sistema venosoportal es forzado a través del hígado.Tipo IV (conexiones anómalas mixtas)La conexión anómala mixta es el tipo menos común. Una gran variedad de patrones de drenaje veno so pulmonarpueden ocurrir en este subgrupo. Muy comúnmente, las venas pulmonares izquierdas drenan en la venainnominada izquierda a través de una vena vertical anómala y las venas pulmonares derechas drenan en el senocoronario o directamente en el atrio derecho. La obstrucción puede ocurrir en uno o más niveles. FISIOPATOLOGIAAntes de llegar a la aurícula derecha o en la propia aurícula (cardiopatíacon mezcla completa) se produce una mezcla entre retorno venososistémico y retorno venoso pulmonar. Se establece una corto circuitoobligatorio de derecha a izquierda a nivel auricular (CIA), para que lasangre pueda acceder al territorio sistémico, la cantidad de sangre quellega a la aurícula izquierda depende, entonces, de la magnitud de laobstrucción de las venas pulmonares y del tamaño de la comunicacióninterauricular (puede ser pequeña en caso de un foramen ovalpermeable). La saturación arterial de oxigeno es variable y depende dela relación entre el flujo pulmonar y el sistémico, lo que a su vez va adepender del grado de obstrucción de las venas pulmonares.En caso de las formas cardiacas y supracardiacas, por lo general lamagnitud de obstrucción venosa pulmonar es leve o incluso puede serinexistente. Estos pacientes por lo general tienen hiperflujo pulmonarcon resistencia vascular pulmonar baja y muy poca desaturacionarterial de oxigeno. Pueden sobrevivir durante varias semanas o mesespresentando eventualmente evidencias de insuficiencia cardiacacongestiva.En la forma infracardiaca y mixtas y un tercio de las supracardiacas, hay obstrucción venosa pulmonar severa, conhipertensión arterial pulmonar severa, bajo flujo pulmonar y edema pulmonar intersticial. Estos pacientes sepresentan precozmente y en forma muy grave, y de no ser tratados fallecen en la primera semana de vida.
  • MANIFESTACIONES CLÍNICASEn ausencia de obstrucción venosa pulmonar hay taquipnea e insuficiencia cardiaca congestiva, con cianosisminima.los pulsos periféricos son normales y el precordio es activo, por lo general con ritmo de galope. En laauscultación se encuentra un soplo sistólico eyectivo en la base.Cuando hay obstrucción venosa pulmonar aparece temprano un síndrome de distres respiratorio, con disneaimportante, cianosis edema pulmonar, insuficiencia cardiaca derecha. En el examen cardiaco se detecta un ritmode galope, un segundo ruido prominente y desdoblado. DIAGNOSTICOEn cualquiera de las formas de drenaje venoso anómalo pulmonar total el ecocardiograma con Doppler permitediagnosticar el tipo de lesión, incluso el subtipo anatómico con un grado muy alto de precisión.El estudio ecocardiografico permite evaluar la anatomía intracardiaca (normal en 2/3 de los casos), identificar laconfluencia venosa pulmonar y cada una de las venas pulmonares, la presencia de la obstrucción venosapulmonar. Tal es el grado de información obtenida por ecocardiografia y el Doppler que hoy en día no es habitualtener que realizar cateterismo cardiaco y estudio angiografico.En ausencia de obstrucción venosa pulmonar la radiografía de tórax muestra por lo general cardiomegalia concirculación pulmonar aumentada. En ocasiones y solo después del periodo neonatal aparece la imagen en“MUÑECO DE NIEVE” que está dada por las venas verticales, innominada izquierda y la cava superior derechadilatadas. Cuando hay obstrucción venosa pulmonar muestra un corazón de tamaño normal y la imagen de edemapulmonar bilateral con reticulado difuso de tipo intersticial, similar al aspecto en “vidrio esmerilado” característicode la enfermedad por membrana hialina. TRATAMIENTOLa corrección quirúrgica está indicada en la lactancia, antes de la cirugía los lactantes deben ser estabilizados conprostaglandina E1 para dilatar los conductos venos y arterioso aunque cuando la obstrucción es significativa estopor lo general no es eficaz
  • En el paciente con obstrucción venosa pulmonar se debe optimizar las condiciones clínicas en forma inmediata yagresiva antes de la cirugía, mediante la estabilización respiratoria y metabólica, lo que por lo general significaventilación mecánica uso de drogas inotrópicas y corrección de la acidosis metabólica.La cirugía es correctora y se efectúa con circulación extracorpórea. A través de esta se reincorpora la venapulmonar común a la aurícula izquierda. Esto requiere anatomosis amplia entre la pared posterior de la aurícula yal pared anterior de la vena pulmonar común, la conexión anormal se liga y divide, puede ser necesario tener quemovilizar el septum interauricular para agrandar la aurícula izquierda.El manejo post-operatorio de estos pacientes por lo común se complica por hipertensión pulmonar.Algunos pacientes sobretodo en los que se retrasa el diagnostico o la obstruccion era importante puededesarrollar una estenosis. Se ha intentado trata la estenosis recurrente mediante cirugía , angioplastia con balón,endoprotesis. Hasta la fecha el pronóstico a largo plazo de estos pacientes es malo y la única opción podría sertrasplante cardiopulmonar DRENAJE VENOSO PULMONAR ANOMALO PARCIALCorresponde a la llegada de una o más venas pulmonares a la aurícula derecha o a alguna vena que drene a ella,por lo que constituye un corto circuito de izquierda a derecha a nivel auricular. Es una cardiopatía infrecuente. Lasvenas pulmonares pueden drenar a la vena cava superior, aurícula derecha, seno coronario, o vena cava inferior amenudo el drenaje venoso pulmonar anómalo parcial se asocia a CIA. Cuando todas las venas pulmonares drenana la vena cava inferior en su unión con la aurícula derecha, constituyen el síndrome de la Cimitarra, al que seasocia hipoplasia pulmonar derecha y secuestro lobular pulmonar. Los drenajes venosos anómalos pulmonaresparciales se presentan clínicamente como una CIA, con dilatación de las cavidades derechas e hiperflujo pulmonar.De acuerdo con la cuantía del corto circuito izquierda derecho, numero de venas y territorio pulmonar involucradoy la patología se decide la necesidad y el momento del tratamiento quirúrgico.
  • BIBLIOGRAFIA • NELSON, tratado de Pediatria 17va. Edicion Año 2008 Harcourt, USA • MENEGHELLO, Julio, Tratado de Pediatria 6º Edicion. Editorial Medica Panamericana, Buenos Aires, 2006 • http://www.scc.org.co/libros/libro%20cardiologia/libro%20cardiologia/capitulo15.pdf • http://med.unne.edu.ar/revista/revista146/1_146.pdf • TRATADO DE PEDIATRIA CARDIOPATIAS DE LA INFANCIA, EDUARDO A KREUTZER • http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/13_trasposicion.pdf. • http://www.cardiopatiascongenitas.net/index.php?p=pinta_htmlbd&arg=ccest_tga • http://media.axon.es/pdf/84253_2.pdf • http://www.scc.org.co/libros/libro%20cardiologia/libro%20cardiologia/capitulo15.pdf