Fuente Review: LevelUp

GAMES

CIUDAD SERDÁN QUE HEMOS VISTO
UNO DE LOS MEJORES FPS

Primeras impresiones

H

ace un par
d...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Metro Last Light cover

120 views
50 views

Published on

Published in: Design
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
120
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Metro Last Light cover

  1. 1. Fuente Review: LevelUp GAMES CIUDAD SERDÁN QUE HEMOS VISTO UNO DE LOS MEJORES FPS Primeras impresiones H ace un par de años, el estudio ucraniano 4A Games tomó a la industria por asalto con un juego postapocalíptico, guiado por una historia de gran profundidad y apuntalado con una presentación visual sorprendente; nos referimos claro a Metro 2033. Pues bien, en E3 tuvimos el privilegio de que Ben Reese y Mark Madsen, desarrolladores, nos dieran una probada de Metro Last Light, la próxima entrega en esta sorpresiva serie, que sin temor a equivocarnos constituye una de las propuestas más llamativas, impactantes y mejor acabadas en el evento este año. Reese pidió que pusiéramos especial atención en tres aspectos: el mundo, el clima dinámico y el enfoque survival horror, y eso hicimos. La demostración comenzó con Artyom –protagonista del juego anterior– y un camarada que deambula por la desolada superficie de Moscú en un intento por alcanzar la entrada del Metro más cercana. Lo primero que llamó nuestra atención fue el deslumbrante tratamiento gráfico que 4A imprimió a esta entrega. Ha transcurrido tiempo dentro del argumento y ahora el mundo exterior comienza a dar muestras de recuperación, con follaje que crece por aquí y por allá e incluso rayos de sol que se filtran entre las antes densas nubes que cubrían el paisaje urbano. Estas condiciones atmosféricas se prestan para un aspecto sencillamente impresionante. La iluminación, las superficies, las sombras y los efectos se ubican genuinamente entre lo mejor que hemos atestiguado este E3. “Todo es tridimensional,” subrayó Ben Reese, y se nota. Como siempre, el HUD se muestra absolutamente limpio. Cada detalle que el jugador necesita saber se manifiesta de una u otra forma en la indumentaria de Artyom. Por citar un ejemplo, los filtros de aire siguen jugando un rol primordial, y para tener una idea exacta de cuánto tiempo resta para tener que cambiarlos, es necesario consultar el reloj con cronómetro que el protagonista porta en la muñeca izquierda y así evitar intoxicarnos con el venenoso aire. Una muestra más de esto siguen siendo los cargado- res; para saber cuánto falta para que se termine el cartucho de un arma hay que verlo directamente y calcular el número de balas que quedan. De tal suerte que permanece lo intuitivo de la mecánica de juego. Ahora bien, retomando el asunto del estado del tiempo, Reese recalcó la introducción de un sistema de clima dinámico e impredecible que afectará la jugabilidad cuando se esté en el exterior. Como consecuencia, será importante limpiar el visor de nuestra máscara de gas con la mano, en un ejercicio que además de realista, refrenda la calidad indiscutible de los gráficos en Metro Last Light y es que cuando llueve, hay una explosión, hay fuego o sencillamente suciedad en el aire, la mica empieza a verse bloqueada con escombros. Pero al margen de estos detalles minúsculos que demuestran un estándar de producción muy elevado, está el tono de la experiencia, mismo que ahora profundizará en el suspenso, en lo paranormal de vivir en un universo derruido como este. Sí, Last Light es un FPS, pero no se apegará a la fórmula occidental del género, sino que hará una mezcla única entre acción y terror en un intento por “aliviar la fatiga de la cual sufren los shooters,” declaró Reese. Dicho lo anterior, mientras Artyom y su acompañante exploran sus alrededores, un espectacular rayo cae sobre un árbol encendiéndolo en llamas y alimentando el clima de tensión. “Mantén tu lámpara cargada,” grita el compañero de Artyom, obligándolo a sacar de su mochila una especie de generador al cual hay que dar vueltas constantemente para mantener la linterna funcionando. Son esta clase de pequeños aspectos mecánicos los que hacen único a Metro, y Last Light le dará continuidad a esta dinámica, donde además seguirá siendo vital saquear cuerpos en busca de balas y otros objetos útiles para sobrevivir. De hecho, habrá que extraer balas de las entrañas de algunos cadáveres, así de intenso pretende 4A que sea jugar esta nueva entrega. Eventualmente, la pareja de exploradores da con un avión caído en cuyo interior yacen los cuerpos de decenas de pasajeros. Artyom comienza a tener alucinaciones de lo que aconteció durante los últimos instantes dentro de la aeronave y también su acompañante en un momento de tensión francamente perturbador. Tal parece que a lo largo de la experiencia, el protagonista tendrá regresiones y visiones que atormentarán su aventura. Una vez afuera de la nave caída y poco antes de alcanzar la entrada del metro, aparece un demonio alado, detonando una intensa secuencia de acción que nos recuerda que, si bien Last Light es un FPS con mucha sustancia, sigue siendo en última instancia una experiencia de disparos. Esta presentación se enfocó casi por completo en la parte técnica y de suspenso, pero Mark Madsen aclaró que la lucha por el control del metro entre las diversas facciones también continuará. Metro Last Light promete muchísimo y fue uno de nuestros favoritos en el E3.

×