Your SlideShare is downloading. ×
Ganaderia sostenible manual_2
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Ganaderia sostenible manual_2

1,253
views

Published on

El presente documento tiene como propósito enseñar al ganadero a conocer y a manejar los artrópodos y los parásitos asociados al ganado en los SSPi. Para esto, se presenta una descripción de los …

El presente documento tiene como propósito enseñar al ganadero a conocer y a manejar los artrópodos y los parásitos asociados al ganado en los SSPi. Para esto, se presenta una descripción de los organismos potencialmente plaga, sus hábitos, biología y estrategias de manejo integrado que pueden ser aplicadas en los sistemas de ganadería sostenible.


0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
1,253
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
118
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible Manejo integrado de artrópodos y parásitos en Sistemas Silvopastoriles Intensivos Manual 2
  • 2. 2 Autores Carolina Giraldo E. Luz Karen Reyes G. Juan José Molina E. CIPAV Fotografías Fotografía Portada: Hacienda Pozo Verde, Jamundí (Valle del Cauca). Foto. David Fajardo. Archivo Fotográfico de CIPAV Para citar este libro: Giraldo C., Reyes L.K., Molina J. 2011. Manejo integrado de artrópodos y parásitos en siste- mas silvopastoriles intensivos. Manual 2, Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible. GEF, BANCO MUNDIAL, FEDEGAN, CIPAV, FONDO ACCION, TNC. Bogotá, Colombia. 51 p. ISBN 978-958-8498-33-1 2011
  • 3. 3 TABLA DE CONTENIDO ÍNDICE DE TABLAS ......................................................................................................................................................................... 4 ÍNDICE DE FIGURAS ...................................................................................................................................................................... 5 GLOSARIO ......................................................................................................................................................................................... 6 INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................................................................. 8 ¿Qué es un insecto? ....................................................................................................................................................................... 8 ¿Qué son insectos benéficos? .................................................................................................................................................... 9 ¿Qué son insectos plaga? ............................................................................................................................................................ 9 1. ARTRÓPODOS HERBÍVOROS ASOCIADOS AL SISTEMA SILVOPASTORIL INTENSIVO ................................. 11 1.1 Artrópodos herbívoros asociados a pasturas en los SSPi .................................................................................. 11 1.1.1. Salivazos ................................................................................................................................................................... 12 1.1.2. Chinches ................................................................................................................................................................... 13 1.1.3. Gusanos trozadores ............................................................................................................................................. 15 1.1.4. Chizas ........................................................................................................................................................................ 17 1.1.5. Insectos cortadores ............................................................................................................................................... 17 1.1.6. Chupadores o saltahojas .................................................................................................................................... 19 1.2 Artrópodos herbívoros asociados a arbustos en el SSPi .................................................................................... 20 1.2.1. Defoliadores ............................................................................................................................................................. 20 1.3 Controladores biológicos recomendados ............................................................................................................... 28 1.3.1. Enemigos naturales (parásitoides y depredadores) ................................................................................. 28 1.3.2. Microorganismos patógenos (hongos y bacterias) .................................................................................. 29 1.3.3. Insecticidas biológicos ........................................................................................................................................ 30 2. PARÁSITOS ASOCIADOS AL GANADO BOVINO EN LOS SSPi ................................................................................. 31 2.1 Ectoparásitos del ganado bovino en los SSPi ........................................................................................................ 31 2.1.1. Moscas (diptera) ................................................................................................................................................... 31 2.1.2. Garrapatas (ixodidae) .......................................................................................................................................... 36 2.2 Principales endoparásitos del ganado ..................................................................................................................... 39 2.2.1. Parásitos gastrointestinales ............................................................................................................................... 40 2.2.2. Hemoparásitos ....................................................................................................................................................... 44 2.2.3. Manejo integrado de endoparásitos en SSPi .............................................................................................. 46 LECTURAS RECOMENDADAS ................................................................................................................................................... 49 Anexo 1. Listado de verificación de buenas prácticas ganaderas en el manejo integrado de artrópodos y parásitos.. 51
  • 4. 4 ÍNDICE DE TABLAS Tabla 1. Parásitos internos más comunes en los bovinos ............................................................................................... 41 Tabla 2. Medicamentos más utilizados en el control de los parásitos internos ............................. ......................... 43 Tabla 3. Hemoparásitos de mayor impacto económico en la ganadería ................................................................. 44
  • 5. 5 ÍNDICE DE FIGURAS Figura 1. Factores que determinan el grado de parasitismo y la intensidad del mismo .................................... 39 Figura 2. Clasificación de los parásitos internos del ganado ......................................................................................... 40 Figura 3. Procedimiento para la toma de muestras de materia fecal para el diagnóstico de parásitos internos .......................................................................................................................................................................... 42 Figura 4. Recomendaciones para la toma de muestras de sangre para el diagnóstico de hemoparásitos ................................................................................................................................................................................ 44 Figura 5. Toma y preparación de la muestra de sangre para el diagnóstico de hemoparásitos ...................... 45 Figura 6. Frotís sanguíneo para diagnóstico de hemoparásitos..................................................................................... 46
  • 6. 6 Artrópodo: Animales invertebrados de simetría bilateral, dotados de un esqueleto externo y apéndices articulados, tales como los crustáceos, insectos y las arañas. Ciclo de vida: Está representado por el tiempo que transcurre desde que un organismo nace hasta que se reproduce y origina un nuevo individuo. Control biológico: Método de control de plagas o enfermedades que consiste en utilizar organismos vivos (de- predadores, descomponedores, parasitoides o patógenos) con el fin de controlar las pobla- ciones de otro organismo. Control cultural: Uso de prácticas determinadas prácticas agrícolas que están relacionadas con el manejo de los sistemas productivos, con el propósito de crear condiciones menos favorables para el de- sarrollo de organismos plaga y/o enfermedades. Control físico: Se fundamenta en la utilización de algún agente físico como la temperatura, humedad, in- solación, fotoperiodismo y/o radiaciones electromagnéticas para regular las poblaciones de organismos indeseados. Descomponedores: Organismos que durante su proceso de alimentación, anidamiento o reproducción, participan directa o indirectamente en la degradación de la materia orgánica. Eclosión: Ruptura de la envoltura de una crisálida o de un huevo, para permitir el nacimiento de un organismo. Ecosistema: Comunidad de los seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre sí y se desarrollan en función de los factores físicos de un mismo ambiente. Ectoparásito: Es un parásito que vive en la superficie de un huésped. Edáfico: Relativo al suelo. Endoparásito: Parásito que se encuentra localizado en el interior del animal (rumen, abomaso, intestinos, pulmones, hígado, etc). Entomopatógenos: Bacterias, hongos, virus, nemátodos y protozoos, que se caracterizan por su capacidad para causar enfermedades letales a los insectos y por lo tanto, tienen un alto potencial para ser utilizados como controladores biológicos. Hematófago: Animal que tiene como hábito alimentarse de la sangre de otros organismos. GLOSARIO
  • 7. 7 Interacción ecológica: Es una acción recíproca que se da entre seres vivos y puede ser: Depredación y parasitismo: beneficia a uno y daña al otro. Competencia y territorialidad: beneficia a uno y daña a otro o daña a ambos. Comensalismo: Beneficia a uno, pero no afecta al otro. Mutualismo: beneficia a ambos individuos. Macrofauna: La macrofauna del suelo incluye a los invertebrados visibles a simple vista que viven, total o parcialmente, dentro del suelo o inmediatamente sobre él, tales como las lombrices de tierra, termitas, hormigas, escarabajos, entre otros. Necrosis: Degeneración de un tejido por muerte de sus células. Ovipositar: Acción de poner huevos. Patógeno: Es un agente biológico capaz de producir enfermedad, daño o muerte a otro organismo.
  • 8. 8 Actualmente en Colombia, la mayoría de los sistemas ganaderos utilizan monocultivos de pasto con baja o mínima diversidad vegetal y tienen una alta dependencia de insumos ex- ternos (fertilizantes e insecticidas químicos), provocando un impacto ambiental negativo y pérdidas económicas para los productores ganaderos. En los potreros a libre exposición, se presenta un desbalance en la regulación de artrópodos plaga y parásitos asociados al gana- do, debido a que las interacciones ecológicas se ven afectadas por la simplificación de los sistemas productivos, haciendo que los procesos naturales deban ser suplidos con productos químicos que son contaminantes y nocivos para la salud humana y animal. Por el contrario, los sistemas silvopastoriles intensivos (SSPi) son arreglos agroforestales que integran pastos, arbustos y árboles en los potreros, tienen un alto valor para la conser- vación de la fauna y flora nativa, la protección de las fuentes de agua y la rehabilitación de suelos en las fincas ganaderas. En estos sistemas, la diversidad de organismos benéficos contribuye a la regulación de organismos indeseados, a través de la recuperación de procesos ecológicos (competencia, depredación, parasitismo, descomposición, entre otros), esenciales para el funcionamiento de los ecosistemas. Así mismo, en los SSP, animales en pastoreo se observan sanos, libres de parásitos externos e internos y con buenos indicadores productivos. El presente documento tiene como propósito enseñar al ganadero a conocer y a manejar los artrópodos y los parásitos asociados al ganado en los SSPi. Para esto, se presenta una descripción de los organismos potencialmente plaga, sus hábitos, biología y estrategias de manejo integrado que pueden ser aplicadas en los sistemas de ganadería sostenible. Además, se describen los principales endo y ectoparásitos del ganado bovino, los pasos para hacer un diagnóstico adecuado y las principales estrategias y productos recomendados que permiten regular los parásitos, proteger la fauna benéfica y mejorar la salud y bienestar de los animales. INTRODUCCIÓN Los insectos son organismos que tienen las patas articuladas. Su denominación como insec- tos se refiere a que tienen el cuerpo dividido en tres partes: cabeza, tórax y abdomen. Ade- más, tienen tres pares de patas, dos pares de alas y un par de antenas. ¿Qué es un insecto? Abdomen Patas Antenas Alas Tórax Cabeza
  • 9. 9 Son aquellos que le aportan algún beneficio a los sistemas productivos, ayudan a aumentar la producción y a controlar organismos plaga. Pueden ser: Son organismos que al aumentar sus poblaciones de manera descontrolada, pueden llegar a causar daños económicos al cultivo o a los animales al afectar su normal desarrollo. Los insectos herbívoros causan daños directos e indirectos a las plantas, al alimentarse direc- tamente de ellas y reducir la producción. Pueden ser: Masticadores. Consumen directamente el follaje y reducen la biomasa de las plantas. Las buenas prácticas de manejo son fundamentales para garantizar la presencia de diferentes grupos de insectos que contribuyen al adecuado funcionamiento de los sistemas de producción ganadera. ¿Qué son insectos benéficos? ¿Qué son insectos plaga? Polinizadores Contribuyen a aumentar la produc- tividad de los cultivos al favorecer el intercambio de polen entre las especies vegetales. Descomponedores Son los encargados de degradar la materia orgánica, fa- vorecen la aireación y descompac- tación del suelo y contribuyen a la sanidad de los sistemas ganaderos. Parasitoides Cumplen parte de su ciclo de vida dentro de otros insectos hasta causarles la muerte. Depredadores Se alimentan de otros insectos causándoles la muerte rápidamente. Son muy eficientes en reducir las pobla- ciones de insectos plaga.
  • 10. 10 La presencia de insectos en el cultivo no significa que estén causando daño. Por esta razón, primero se deben identificar, determinar la densidad poblacional, nivel de daño y conocer su comportamiento en el sistema productivo. Cortadores. Cortan las hojas y las transportan hacia otro lugar para utilizarlas posteriormente. Chupadores. Insertan estructuras especializa- das para succionar la savia de las plantas cultivadas. En los sistemas silvopastoriles intensivos, los insectos pueden asociarse a las pasturas, los arbustos para ramoneo, los árboles del estrato superior y directamente a los animales.
  • 11. 11 Salivazos Gusanos trozadores Chupadores o saltahojasInsectos cortadoresChizas Diversos artrópodos se encuentran asociados a las pasturas tropicales en los sistemas de producción ganadera. En los monocultivos de pasto con manejo convencional (baja cobertura arbórea, fertilización química y pastoreo extensivo), se tienen bien identificados algunos in- sectos que pueden llegar a ocasionar una pérdida considerable en la producción de biomasa y disminuir su valor nutricional. La presencia de insectos en las pasturas está determinada por el tipo de pasto, la altitud, la región, el manejo y aunque algunos de ellos son generalistas, es común encontrarlos en diversos sistemas productivos. Por lo general, las plagas de las pasturas son controladas con insecticidas químicos de amplio espectro (solos o en mezclas), aplicados, en la mayoría de casos, de manera equivocada. Por esta razón, en la actualidad, los miones, chinches, trozadores asociados a las pasturas, presentan altos niveles de tolerancia, lo cual dificulta su manejo y genera serios problemas de contaminación y residualidad. En Colombia no se tiene un diagnóstico preciso sobre los insectos y ácaros que causan daño a las pasturas de los SSPi debido a que en éstos se presenta una interesante regulación, posiblemente por la alta diversidad de enemigos naturales que se asocian al sistema como consecuencia del aumento en la cobertura vegetal y la reducción de insumos químicos. Por esta razón, el presente documento hace referencia a algunos insectos que han sido cataloga- dos como plagas de pasturas y que tienen un impacto potencial en la reducción de biomasa forrajera, aunque hasta el momento ninguno de ellos haya alcanzado el estatus de plaga en los SSPi. Además, se mencionan las estrategias de manejo integrado que permiten regular sus poblaciones en caso de presentarse en los sistemas de reconversión ganadera. Los principales insectos asociados a las pasturas, pueden clasificarse en los siguientes grupos: 1. ARTRÓPODOS HERBÍVOROS ASOCIADOS AL SISTEMA SILVOPASTORIL INTENSIVO 1.1. Artrópodos herbívoros asociados a pasturas en los SSPi Chinches
  • 12. 12 a. Nombre científico: Aeneolamia y Zulia Nombre común: Salivazos, mosca pinta, cochinillas, candelillas, chinches, salivosos o miones. Orden: Homóptera familia: Cercopidae Hospedero: Pasto Brachiaria (Brachiaria plantaginea), Pangola (Digitaria decumbens), Kikuyo (Pennisetum clandestinum), Guinea (Pannicum maximum), Pasto estrella (Cy- nodon plectostachyus). Las especies más importantes son A. varia en los Llanos Orientales, A. reducta en la costa norte y en el Magdalena medio, Z. carbonaria y Z. pubescens en el piedemonte de la Amazo- nia y de la Orinoquia, valle geográfico del río Cauca y Magdalena medio. Los salivazos son insectos de desarrollo incompleto y las ninfas son fáciles de ubi- car debido a que secretan una espuma blanca similar a la saliva para protegerse y aislarse del medio. Las ninfas normal- mente se encuentran sobre raíces secun- darias y tallos al nivel de suelo, aunque también penetran a través de grietas subterráneas que alcanzan hasta 2 cm de profundidad. 1.1.1. Salivazos El daño que los saliveros ocasionan a las plantas, está dado por la succión de la savia, tanto de ninfas como de adultos, ocasionando debilitamiento de las plan- tas, disminución en el rendimiento, pérdi- das en la calidad del follaje, reducción en la palatabilidad y disminución en el con- tenido de nitrógeno y azufre en las hojas atacadas. Además, los adultos también inyectan saliva tóxica a las plantas, pro- vocando la muerte de la hoja. • Las medidas de control de esta plaga están dirigidas al control de ninfas y adultos. Se co- noce, que la ubicación de las ninfas debajo de la masa de forraje y su espuma protectora impide la acción eficiente de los insecticidas, a menos que se utilice un producto sistémico, por lo tanto, no se recomienda la aplicación de productos químicos. 1.1.1.1. Control cultural Control de salivazos
  • 13. 13 • Durante los meses de mayor precipitación, se deben revisar constantemente los potreros para detectar los focos de afectación del insecto, aplicar medidas de control oportunas y de esta manera, evitar su propagación. • Se recomienda hacer un pastoreo intensivo de los lotes infestados de manera que se re- duzcan los sitios de refugio de ninfas y adultos. Así mismo, al reducir el pasto, los rayos del sol inciden directamente y deshidratan la saliva que utilizan como protección. • Se recomienda seleccionar las gramíneas apropiadas a las condiciones climáticas de cada región y diversificar los pastos de los sistemas productivos mediante el establecimiento de pasturas mixtas. Se sugiere evitar el uso indiscriminado de fertilizantes químicos para evitar que las plantas sean atractivas para éstos insectos. • Es posible utilizar hongos entomopatógenos de los géneros Entomophora y Metarhizium anisopliae después del pastoreo intensivo. Para esto, se recomienda aplicar el producto en las dosis recomendadas por el proveedor en horas de la mañana o al finalizar la tarde para evitar la desecación de las esporas y aumentar la efectividad del hongo. • Promover la diversidad de aves en las pasturas es una buena estrategia de control de saliveros. La garza del ganado Bubulcus ibis, puede consumir de 400 a 500 adultos de salivazo en 6 horas. 1.1.1.2. Control biológico a. Nombre científico: Blissius leucopterus, B. insularis Nombre común: Chinche de los pastos o chinche de las raíces Orden: Homóptera Familia: Lygaeidae Hospedero: Pasto Brachiaria (Brachiaria plantaginea) y pastoTanner (Brachiaria radi- cans). También se han reportado daños en praderas de Pangola (Digitaria decumbens), Angleton (Dichanthium aristatum), Colosuana (Bothriochloa pertusa) y otras braquiarias (B. decumbens, B. brizantha, B.dictyoneura) Los adultos son muy pequeños (0.4-0.5 cm de longitud), de color negro y alas de color blanco con dos manchas negras en forma de “X”. Las hembras son más grandes que los machos y colocan sus huevos debajo de la superficie del suelo, cerca de las raíces y cuello de las plan- tas, los cuales eclosionan a los 10 días aproximadamente. El ciclo de vida es de 90 días. Blissus produce lesiones en raíces y bases de los tallos, provocando marchitez, amarillamien- to, desecación del follaje, achaparramiento y en ocasiones muerte de la planta. Los primeros instares de la ninfa se localizan en el suelo y atacan el sistema radicular, mientras que los últi- mos instares ninfales y los adultos, se localizan en la superficie del suelo o en la base del tallo y utilizan la savia para su alimentación. Además, cuando las poblaciones de Blissus son muy altas, se percibe un olor desagradable en el follaje y el pasto es rechazado por los animales durante el pastoreo. El daño es similar al ocasionado por los saliveros, pero es más severo porque además de re- sultar afectado el follaje, también se afectan las raíces y esto compromete la supervivencia de las plantas. El mayor ataque de este insecto se presenta durante la época de sequía. En los SSPi se han registrado ataques importantes de Blissus durante la fase de establecimiento. 1.1.2. Chinches
  • 14. 14 b. Nombre científico: Collaria oleosa y C. columbiensis Nombre común: Chinche de los pastos, secador y saltador Orden: Hemíptera Familia: Miridae Hospedero: Principalmente pasto kikuyo (Pennisetum clandestinum) Los adultos son de tamaño variable (6-8mm de longitud) dependiendo de las zonas donde se encuentre el insecto y la planta hospedera de la que se alimenta. Son de color castaño claro, con cabeza y pronoto más oscuro. Las hembras ovipositan dentro de la vaina de la primera hoja y la base del tallo de los pastos, insertando a lado y lado de la planta grupos de 2 a 14 huevos. El principal daño de estos insec- tos a las pasturas es debido a que las larvas y adultos se alimentan de la savia de la base del tallo y las raíces de las plantas, provocando daños considerables en la producción de forraje. Las diferentes especies de Collaria producen, retraso en el crecimiento de los pastos y redu- ce la calidad y palatabilidad del forraje. En algunos casos puede generar necrosis y muerte de las plantas. El impacto de los chinches en las pasturas se observa como puntos blancos en el follaje y a gran escala, se aprecian parches amarillos a lo largo de todo el lote de pastoreo. Collaria no es un problema en los sistemas de reconversión ganadera que involucran árboles en potreros, debido a que éstos tienen un impacto positivo sobre la biodiversidad asociada que permite regular de manera natural las poblaciones del insecto en los potreros. Algunas investigaciones han demostrado una reducción del 75% de Collaria en los potreros con árbo- les, sin embargo, no se tiene claro el mecanismo por el cual sucede la reducción de las pobla- ciones del insecto y cuáles factores biológicos o ambientales podrían estar involucrados en el control natural del chinche de los pastos en sistemas sostenibles de producción ganadera. Los ganaderos Colombianos utilizan insecticidas químicos para el control de chinches en las pasturas, sin embargo, su uso se ha catalogado como indiscriminado debido a las altas dosis, aplicaciones frecuentes y preventivas, mezclas de productos y formulaciones. Por esta razón, en algunos casos, los chinches han desarrollado tolerancia a los productos químicos, haciendo más difícil su control y manejo en pasturas convencionales. En los SSPi se recomienda el uso e integración de métodos alternativos de control, entre los cuales se incluyen: Manejo convencional Control de chinches • Se recomienda hacer un pastoreo intensivo al momento de detectar los parches de infes- tación y posteriormente, aplicar riego para reducir la carga del insecto. • Los productos biológicos son eficientes para controlar los chinches en las pasturas. El uso de productos biológicos a base de Bacillus thuringiensis, hongos entomopatógenos Beauveria bassiana, Paecilomyces sp. y Metarhizium anisopliae resultan eficientes para controlar estos insectos. Se recomienda aplicar en las dosis sugeridas por el proveedor y repetir la aplicación a los 8 días para aumentar la efectividad del control. • Una gran diversidad de depredadores pueden ser exitosos en la depredación de chinches de los géneros Blissus y Collaria. Se recomienda liberar Chrysoperla entre 20.000-60.000 larvas por hectárea, dependiendo del nivel de infestación. 1.1.2.1. Control cultural 1.1.2.2. Control biológico
  • 15. 15 Son insectos de hábitos masticadores que en su etapa larval se alimentan de los pastos y pueden causar problemas en la producción. Los más conocidos como plagas de pas- turas, son: Mocis latipes, Spodoptera frugiperda y Agrotis sp. a. Nombre científico: Mocis latipes Nombre común: Falso medidor Orden: Lepidóptera Familia: Noctuidae Hospedero: Alfalfa (Medicago sativa), Pasto Estrella (Pannicum máximum), Braquiaria (Brachiaria sp.) Las hembras colocan huevos en forma aislada en el envés de las hojas cerca a la nervadura central y pueden ovipositar entre 150-400 huevos. Las larvas comen desde el borde de la hoja hasta la nervadura central y tiene 7 ínstares y mide hasta 5 cm de longitud. La pupa es café, tipo obtecta y está protegida por un capullo construido con follaje. Se reproduce en pastos nativos y mejorados y es exitoso en sitios con alta humedad y abun- dancia de recursos alimenticios. Las hembras ovipositan sobre el pasto y allí cumplen toda su metamorfosis. El ataque se presenta en forma de focos y se observan las gramíneas defolia- das completamente alrededor de la nervadura central. 1.1.3. Gusanos trozadores La larva une el pasto mediante una seda y construye un capullo para empupar. b. Nombre científico: Spodoptera frugiperda Nombre común: Gusano ejército, gusano cogollero Orden: Lepidóptera Familia: Noctuidae Hospedero: Alfalfa (Medicago sativa), Pasto Estrella (Pannicum maximum), Braquiaria (Brachiaria sp.) Las hembras ponen masas o grupos de huevos en el envés de las hojas más próximas al suelo. Las larvas son de color variable, pueden ser verdes, pardas o negras con bandas longitudina- les de color claro en ambos lados. En la cabeza tiene una marca de coloración blanca en forma de “V” invertida. Su ciclo biológico dura 27 días en promedio. La larva es la causante del daño en las pasturas debido a que se alimenta de los brotes tiernos y cogollos, aunque en una infestación severa puede llegar a consumir toda la planta. Mocis latipes y Spodoptera frugiperda suelen atacar juntos y no compiten entre ellos por el recurso. Sus poblaciones se incrementan durante la época de sequía. Los parásitos de esta larva son el Chelonus antillarum (Hymenóptera: Braconidae) y Lespesia sp (Díptera: Tachinidae), los cuales provocan una alta mortalidad de las larvas.
  • 16. 16 c. Nombre científico: Agrotis ipsilon Nombre común: Gusano cortador, trozador o tierrero Orden: Lepidóptera Familia: Noctuidae Hospedero: Alfalfa (Medicago sativa) La hembra oviposita en la raíz de las plantas y los huevos son puestos en grupos. La larva es de color gris verdoso con puntos negros, tiene aspecto grasoso, robusta y se enrosca rápida- mente al tocarla. El daño en las pasturas es debido a que la larva se alimenta de tallos tiernos y raíces. Es de hábitos nocturnos y en el día se observa enroscado entre la tierra o entre las hojas. Su mayor impacto se presenta durante la etapa de establecimiento de pasturas. • Hacer una adecuada preparación del suelo y no excederse en el uso de fertilizantes nitro- genados. • Al detectar focos de infestación, se sugiere realizar un pastoreo intensivo con el propósito de aprovechar la biomasa disponible y reducir las poblaciones del insecto por pisoteo di- recto del ganado. • Aplicar riego a los sistemas con mayor afectación, debido a que muchos de estos insectos aumentan sus poblaciones en las épocas de mayor sequía. • Aumentar la cobertura vegetal en los SSPi para favorecer el ingreso de las aves. Control de gusanos trozadores 1.1.3.1. Control cultural Se sugiere liberar enemigos naturales y patógenos que se distribuyen de manera comercial, teniendo en cuenta las siguientes dosis recomendadas: • Trichogramma: Liberar 50-70 pulgadas por hectárea. • Chrysoperla: Liberar entre 20.000-60.000 larvas por hectárea, dependiendo del nivel de infestación. • Metarhizium anisopliae: Aplicar 2g del producto, disuelto en 1 litro de agua. Utilizar bomba de espalda y aplicar directamente sobre las pasturas afectadas • Bacillus thuringiensis: Aplicar 250 g/ha disueltos en 250 litros de agua. Las aves insectívoras son excelentes depredadores de los gusanos trozadores por lo tanto, se recomienda aumentar la diversidad vegetal para ofrecer recursos de alimentación y anida- miento a estos organismos y favorecer su ingreso a los potreros ganaderos. 1.1.3.2. Control biológico Conservar y mantener una alta diversidad de enemigos naturales en los SSPi, constituye la estrategia más segura y confiable para mantener reguladas las poblaciones de gusanos trozadores.
  • 17. 17 Son insectos de hábitos masticadores que en su etapa larval se alimentan de los pastos y pueden causar problemas en la producción. Los más conocidos como plagas de pas- turas, son: Mocis latipes, Spodoptera frugiperda y Agrotis sp. a. Nombre científico: Ancognatha y Ciclocephala Nombre común: Chizas Orden: Coleóptera Familia: Melolonthidae Las chizas son larvas de escarabajos que se alimentan de las raíces de los pastos, afectando considerablemente la producción de biomasa. Las hembras ovipositan en el suelo a 15-20 cm de profundidad. Las larvas se alimentan de materia orgánica en descomposición y raíces, son blancas, de cabeza café y tienen forma de C. Los adultos son cucarrones grandes de color variable, algunos de ellos se alimentan de follaje durante la noche. El daño lo ocasionan las larvas al alimentarse de raíces y producir clorosis y marchitamiento de la plantas. La presencia de chizas se diagnostica por el ataque en parches que se hace evidente por el aspecto clorótico del pasto o por la mortalidad debido a la alteración en el funcionamiento de las raíces y su incapacidad para absorber alimentos. Conocer los enemigos naturales y los mecanismos de regulación que facilitan la regulación de poblaciones en los SSPi permitiría entender el por qué no se presentan ataques de chizas en los SSPi. Sin embargo, en caso de observarse un foco de infestación, se recomiendan algunos métodos alternativos de control. 1.1.4. Chizas • Las trampas de luz dispuestas en los potreros son un método eficiente para atrapar los es- carabajos adultos. Las trampas contienen una fuente de luz negra o blanca que es atracti- va para algunos insectos voladores, los cuales vuelan directamente hacia ellas y se quedan atrapados en un recipiente especial de colecta. Control de chizas 1.1.4.1. Control cultural • Hongos entomopatógenos: Aplicar Metarhizium anisopliae o Beauveria bassiana de acuerdo con las dosis sugeridas por el proveedor. 1.1.4.2. Control biológico Los principales insectos cortadores son las hormigas cortadoras de hojas de los géneros Atta y Acromyrmex. Sin embargo, la que causa directamente un impacto negativo sobre las pasturas es Acromyrmex. 1.1.5. Insectos cortadores
  • 18. 18 a. Nombre científico: Acromyrmex sp Nombre común: Hormiga arriera, hormigas cortadoras Orden: Hymenóptera Familia: Myrmicinae Hospedero: Pasto estrella Cynodon plectostachyus Las hormigas cortadoras utilizan el pasto como sustrato para cultivar el hongo simbionte del cual se alimentan. Habitan en colonias subterráneas de tamaño pequeño a mediano. Las colo- nias están formadas por una reina fértil y millones de obreras que se dedican a las labores de corte y acarreo de mate- rial vegetal, cuidado de la cría, cultivo del hongo simbionte, limpieza de la co- lonia, entre otras. Acromyrmex Atta Las hormigas utilizan las mandíbulas para cortar las partes aéreas del pasto, por lo tanto, reducen la biomasa y disminuyen la productividad. La actividad de forrajeo de las hormigas cortadoras se incrementa durante la época de invierno debido a la producción de rebrotes, los cuales son bastante atractivos para las hormigas, al igual que las plantas jóvenes, por lo tanto, su mayor impacto está dado durante la fase de establecimiento de las pasturas. Nido Pupas
  • 19. 19 Las colonias de Acromyrmex son pequeñas pero fáciles de detectar en el campo por los montí- culos de tierra dispuestos sobre la superficie del suelo. La estrategia más económica y eficien- te para la regulación de las colonias, consiste en excavar la colonia y extraer la hormiga reina. Con este tipo de cortadoras, es sencillo llevar a cabo este procedimiento debido a que sus colonias son bastante superficiales y tienen pocas cámaras de cultivo. Control de cortadoras 1.1.5.1. Control físico • Evitar el exceso de fertilizantes nitrogenados, los cuales hacen más atractivos los pastos para las hormigas. • Diversificar las cercas vivas y los árboles en los potreros para favorecer el establecimiento de enemigos naturales, principalmente aves. 1.1.5.2. Control cultural a. Nombre científico: Empoasca y Draeculacephala Nombre común: Salta hojas, loritos verdes o mosquitos de los pastos Orden: Homenóptera Familia: Cicadellidae Hospedero: Pasto estrella Cynodon plectostachyus Es un grupo de especial interés porque tienen un gran impacto en las pasturas y son trans- misores de virus a las plantas. Los diferentes géneros de saltahojas tienen un ciclo de vida similar. Las hembras insertan los huevos en el tejido del envés de las hojas, nervaduras, pe- cíolos o tallos de los pastos. Los huevos tienen un período de incubación de 1 ó 2 semanas. Las ninfas tienen cinco estadíos, no tienen alas y pueden vivir entre 8-20 días. Los adultos presentan colores variados y pintas sobre los élitros, viven 2-3 meses. 1.1.6. Chupadores o saltahojas Los insectos chupadores (ninfas y adultos) entierran su estilete para extraer los jugos ve- getales de las hojas y partes tiernas de las plantas, provocando puntos o manchas blancas alrededor de los sitios de succión y decoloración de la hoja en ataques más severos. Las altas poblaciones de saltahojas disminuyen la calidad y rendimiento de las pasturas y retrasan su crecimiento. En el caso de Empoasca la penetración del estilete ocasiona desorganización y granulación de los plastidios celulares y taponamiento de los haces conductores, lo que se traduce en malformación de las hojas y cuando los ataques son severos, en una necrosis mo- derada. Los daños de los saltahojas deterioran severamente la calidad del forraje, disminuyen el rendimiento y causan retraso en el desarrollo de las plantas. Los chupadores o saltahojas no representan un riesgo para las pasturas de los SSPi. Sin em- bargo, deben observarse para conocer sus enemigos naturales y los mecanismos que operan en su regulación.
  • 20. 20 Control de chupadores • Establecer un adecuado programa de rotación para evitar el sobrepastoreo. • Evitar el uso indiscriminado de fertilizantes nitrogenados que hacen más atractivos los pastos para el ataque de chupadores. • Aplicar riego en épocas de sequía intensa. • Aumentar la cobertura vegetal en los potreros para favorecer el establecimiento de ene- migos naturales. 1.1.6.1. Control cultural 1.2. Artrópodos herbívoros asociados a arbustos en el SSPI a. Nombre científico: Prosarthia teretrirostris Nombre común: María pirata o falso insecto palo Orden: Orthoptera Familia: Proscopidae Hospedero: Leucaena (Leucaena leucocephala) Se asemeja en forma y comportamiento al verdadero insecto palo, pero es capaz de saltar y agitar las patas con rapidez y fuerza como un grillo, por lo cual está estrechamente relaciona- do con estos insectos y se ubica dentro de su mismo orden. La hembra mide 12 cm de longitud y es más grande que el macho que sólo alcanza los 9 cm. El ciclo de vida de este insecto incluye tres etapas: huevo, ninfa y adulto. 1.2.1. Defoliadores Recientemente, María pirata ha sido reportada causando daño en los SSPi con Leucaena en el Cesar. Cuando la población del insecto es alta, consume lotes enteros, disminuyendo la cantidad de biomasa disponible para el ganado.
  • 21. 21 María pirata tiene una gran habilidad para camuflarse en la vegetación y evadir los depreda- dores. Presentan una mayor actividad al finalizar la tarde y en la noche y sus poblaciones se incrementan en los períodos de intensa sequía. En el caso de presentarse altas poblaciones de P. teretri- rostris, puede recurrirse a un control manual. Una manera consiste en extender costales o plásticos a ras de suelo, sacudir con fuerza cada planta hasta hacer caer la mayor cantidad de insectos adultos sobre el costal y rápidamente pasarlos a un balde con agua para ahogarlos. De esta ma- nera, se logra bajar poblaciones y evitar la proliferación en las épocas de mayor sequía. Se sugiere realizar el control mecánico en los lotes con mayor cantidad de adultos y pre- feriblemente en horas de la noche cuando el insecto exhibe su mayor actividad. 1.2.1.1 Control de María pirata Control físico Se sugiere la aplicación de: • Insecticida biológico: Utilizar productos que contengan como principio activo extractos vegetales de plantas con propiedades insecticidas y aceite vegetales en las dosis sugeri- das por el proveedor. La aplicación debe hacerse en la madrugada o en horas de la noche directamente sobre el follaje de la planta. • Hongos entomopatógenos: 4g/lt de la cepa de Beauveria bassiana encapsulada. En los potreros ganaderos con cobertura vegetal, el hongo logra establecerse en campo y sigue actuando sin ser necesarias nuevas aplicaciones. Control biológico
  • 22. 22 Y la liberación de: • Chrysoperla: dos semanas posteriores a la aplicación del insecticida biológico y el hongo entomopatógeno. Se sugiere liberar entre 10.000-20.000 larvas de crisopas por hectárea. b. Nombre científico: Melipotis famelica Nombre común: Falso gusano medidor Orden: Lepidóptera Familia: Noctuidae Hospedero: Leucaena (Leucaena leucocephala) M. famelica se encuentra asociado a los arbustos de L. leucocephala en el SSPi. Las larvas se pueden observar en campo por debajo de los tallos primarios y secundarios de las hojas y son de color gris. En la naturaleza, las aves son los principales depredadores de María pirata, por lo tanto, aumentar la diversidad de árboles asociados a los SSPi, es una práctica recomendable para mantener en equilibrio sus poblaciones. Este insecto es en su mayoría de hábitos nocturnos, ataca preferiblemente el cogollo en las hojas nuevas y su aparición se incrementa en las épocas de verano. Huevo Larva Adulto • Trichogramma: Liberar 50-70 pulgadas por hectárea. • Chrysoperla: Liberar entre 20.000-60.000 larvas por hectárea, dependiendo del nivel de infestación. • Bacillus thuringiensis: Aplicar 250 g/ha disueltos en 250 litros de agua. 1.2.1.2. Control del gusano defoliador de Leucaena Control biológico c. Nombre científico: Heteropsylla cubana Nombre común: Cigarrilla Orden: Homóptera Familia: Psyllidae Hospedero: Leucaena (Leucaena leucocephala) Es un insecto que se asocia a la leucaena en los SSPi. Los huevos miden aproximadamente 0,6 mm de largo y 0.3 de ancho, parecen pequeñas gotas de color amarillo, las ninfas pasan por cinco estadios y el adulto mide aproximadamente de 1.3 a 2 mm de longitud corporal, de color amarillo, con las alas transparentes.
  • 23. 23 H. cubana causa daños directos e indirectos a las plantas. Los primeros son causados por las ninfas, las cuales se ubican en las hojas jóvenes y rebrotes, succionan la savia, causan marchi- tamiento y muerte. El daño indirecto ocurre debido a que las heridas que ocasiona la cigarrilla en la leucaena, favorecen la entrada de hongos fitopatógenos, especialmente fumagina. H. cubana aparece en los lotes que han sido sobrepastoreados, en las épocas de mayor es- trés hídrico. Huevo Ninfa Adulto • Hacer un adecuado ajuste de carga animal para evitar el sobrepastoreo. • Aplicar riego en la época de mayor sequía cuando se presente síntomas del ataque. • Aplicar agua con jabón de barra azul directamente sobre el follaje para disminuir las ninfas presentes en los foliolos. 1.2.1.3. Control de cigarrilla Control cultural
  • 24. 24 d. Nombre científico: Apotoforma sp Nombre común: Pega-pega, polilla enrolladora Orden: Lepidóptera Familia: Tortricidae Hospedero: Leucaena (Leucaena leucocephala) La polilla pega-pega es un microlepidótero que ha sido observado recientemente atacando Leucaena. Tiene un ciclo de vida de desarrollo completo, es decir, pasa por cuatro fases: hue- vo, larva, pupa y adulto. Las larvas son de color amarillo – verdoso, pequeñas y de cabeza parda amarilla. Los adultos son de color marrón claro con escamas de color ocre, de 8 mm de longitud. El daño que produce la polilla pega-pega a la leucaena es ocasionado, básicamente, por las larvas al enrollar y pegar con seda las ho- jas para alimentarse, protegerse y empupar, reduciendo el área fotosintética. Las larvas pequeñas raspan la superficie de la hoja y las más grandes logran perforarlas con las man- díbulas. También hay pérdida de rebrotes ya que las larvas producen daños en las hojas jóvenes. Cuando hay daños intensos se ob- servan hojas secas que resaltan ante el color verde de las sanas. La polilla pega-pega se incrementa durante el invierno y puede llegar a afectar todos los lotes en pastoreo. Daño que produce pega-pega a la Leucaena Las larvas enrollan las hojas ocasionan huecos en las hojas 1. 2.
  • 25. 25 consumen y enrollan los rebrotes con seda secan las hojas totalmente cuando el daño es severo • Evitar el sobrepastoreo, hacer un adecuado ajuste de la carga animal y diseñar un buen programa de rotación de potreros. 1.2.1.4. Control de pega pega Control cultural 4.3. e. Nombre científico: Atta cephalotes, A. colombica, A. sexdens, A. laevigata Nombre común: Hormiga arriera Orden: Hymenóptera Familia: Myrmicinae Hospedero: Leucaena (Leucaena leucocephala) La hormiga arriera es un insecto herbívoro que forrajea una gran cantidad de plantas silvestres y cultivadas en ambientes naturales, productivos y urbanos. Las colo- nias de hormiga arriera están formadas por una reina fér- til y millones de obreras hembras polimórficas (nodrizas, jardineras, colectoras, cargadoras y soldados), quienes realizan diversas labores al interior de las colonias. • No se recomienda aplicar ningún producto biológico en los lotes donde se encuentra pas- toreando el ganado. • Chrysoperla: Liberar entre 20.000-60.000 larvas por hectárea, en los lotes que tienen 2-16 días de descanso para reducir las larvas que han sobrevivido al ramoneo del ganado. • Trichogramma: Liberar 50-70 pulgadas por hectárea en los que tienen 16-21 días de des- canso donde se concentra la mayor cantidad de adultos ovipositando. • Bacillus thuringiensis: Aplicar 250 g/ha disueltos en 250 litros de agua en los lotes que tienen 21-40 días de descanso. Control biológico
  • 26. 26 Generalmente los grupos de obreras forrajeras cosechan el material vegetal durante la noche y transportan los frag- mentos al hormiguero, dentro del cual son utilizados como sustrato para cul- tivar el hongo simbionte Leucoagaricus gongylophorus (Basidiomycete), el cual constituye la única fuente de alimenta- ción para las larvas. En fincas ganaderas, la hormiga arriera constituye uno de los principales problemas en el es- tablecimiento inicial de sistemas silvopastoriles intensivos, arborización de potreros y cercos vivos, por la defoliación de plántulas de árboles y arbustos tanto en la etapa de vivero como recién sembradas en los potreros. Para evitar pérdidas económicas causadas por la hormiga arriera durante el establecimiento de los SSPi, es necesario desarrollar estrategias para la regulación de sus poblaciones antes de comenzar las labores de siembra. Captura de reinas • Capturar la reina para evitar la formación de una nueva colonia. Durante los períodos de mayor precipitación, las reinas aladas salen en el vuelo nupcial para reproducirse con machos fértiles, quienes mueren pocas horas después del apareamiento. En forma individual, cada reina fecundada comienza la formación de una nueva colonia al cons- truir una pequeña cámara subterránea en donde inicia el cultivo, crecimiento y cuidado del hongo el cual servirá de alimento a sus primeras crías. La cámara construida por la reina se observa externamente como un pequeño agujero en la tierra y posteriormente aparece en la superficie del suelo un montículo de tierra en forma cónica. En esta etapa de formación de la colonia, la reina recién establecida se encuentra enterrada a 10 – 30 cm de la superficie, por lo tanto, capturarla y evitar la formación de una nueva colonia, se convierte en una estrategia efectiva, práctica y económica para los productores. La siembra de botón de oro Tithonia diversifolia disminuye el forrajeo de hormiga arriera por las sustancias químicas que contiene la planta y que actúan como insecticidas y antimicóticos, afectando las hormigas y el hongo simbionte. Por lo tanto se recomienda: • Sembrar el botón de oro intercalado plantas alimenticias, forrajeras y árboles propios de cada región. En estas asociaciones las flores del botón de oro atraen, además, insectos polinizadores y controladores biológicos, por lo cual se considera un buen controlador de plagas. • Utilizar el follaje de botón de oro en forma de compostaje sobre la superficie de las co- lonias de hormiga arriera de mayor tamaño (mayores a 50m2). En colonias medianas y pequeñas, se recomienda sembrar botón de oro sobre la superficie de las colonias para reducir la actividad de las hormigas. 1.2.1.5. Control de hormiga arriera Control físico Control cultural
  • 27. 27 • Permitir el desarrollo de leucaenas emergentes (a libre crecimiento) en los SSPi para que actúen como plantas trampa y se reduzca la herbivoría sobre los arbustos de ramoneo. • Evitar el exceso de fertilizantes nitrogenados que hacen las plantas más atractivas para las hormigas. Compostaje • Elaborar un compostaje sobre la superficie del nido para afectar el desempeño de las hor- migas y alterar el crecimiento del hongo simbionte. Los pasos para la elaboración del compostaje son los siguientes: Picar la tierra de la parte superficial del nido, adicionar un bulto de estiércol animal fresco (cerdo, caballo, gallina o vaca) y un bulto de hojarasca fresca. Mezclar y distribuir sobre la superficie, posteriormente adicionar 1 Kg. de melaza de caña de azúcar, 1 Kg. de cal agrícola y 125 g. de levadura de pan (Saccharomyces cerevisiae), mezclar y esparcir, uniformemente, sobre el nido, cubrir con un plástico negro y dejar actuar durante 30 días facilitando el proceso de compostaje. La producción de metabolitos, la contaminación del hongo y las altas temperaturas que se alcanzan en el proceso, son algunos de los elementos que causan alteración en la colonia. Microorganismos antagonistas y entomopatógenos • Utilizar una mezcla de levadura de pan, Saccharomyces cerevisiae, y 500 g de boñiga fresca en 10 Lt. de agua e incorporarla al hormiguero por las bocas externas. Repetir la aplicación cada semana durante un mes. • Aplicar el hongo antagonista Trichodema sp. y los entomopatógenos Beauveria bassiana y Metarhizium anisopliae en las dosis recomendadas en los productos comerciales. Control biológico
  • 28. 28 1.3. Controladores biológicos recomendados A lo largo del documento, se han sugerido diversas estrategias de control biológico como la principal herramienta para la regulación de artrópodos potencialmente plagas de pastos y arbustos en los SSPi. Sin embargo, es importante mencionar que este método de regulación que se basa en el uso de organismos parasitoides, depredadores, microorganismos y meta- bolitos secundarios de plantas, con el propósito de establecer un sistema sostenible, donde los enemigos naturales mantengan los organismos nocivos reducidos a un nivel en el que no produzcan daños económicos ni causen perjuicios al sistema productivo. Los productos biológicos actúan de manera lenta y la mortalidad de los artrópodos no se hace tan evidente como ocurre al aplicar un producto químico. Sin embargo, los controladores biológicos pueden llegar a establecerse en campo y seguir actuando constantemente sobre los organismos indeseados. Estas estrategias de control biológico son fáciles de aplicar en los SSPi diversificados, debido a que las condiciones de estos sistemas, permiten recuperar y mantener las interacciones bióticas de los organismos benéficos y por lo tanto, contribuyen a la reducción o eliminación del uso de productos sintéticos contaminantes y nocivos para la salud humana y animal. Los principales controladores biológicos recomendados en esta cartilla se describen a continuación: a. Nombre científico: Crisopa (Chrysoperla externa) Nombre común: Crisopa Orden: Neuróptera Familia: Crisopidae 1.3.1. Enemigos naturales (parásitoides y depredadores) Las crisopas son insectos depredadores de una gran cantidad de insectos plaga. Tienen un alto grado de adaptabilidad, pues se encuentran en climas fríos, templados y tropicales. Presenta una alta voracidad tanto en larva como en estado adulto y son más activas durante la noche. Los huevos de crisopa se venden comercialmente empacados en bolsas de papel y mezclados con cascarilla de arroz. En este estado se transportan hasta las fincas y una vez eclosionan, se procede a la liberación. Para esto, se deben adherir las bolsas, con un chinche o tachuela, a 2m de altura en los árboles y arbustos del sistema productivo y posteriormente, se rompe el empaque para permitir la salida de los insectos. Por ser caníbales, las crisopas deben liberarse cuando aún están en su primera fase larvaria, es decir de 24 a 48 horas después de su eclosión. En los SSPi, las bolsas de papel se disponen cada dos de leucaena formando una diagonal en el potrero. Las crisopas se convierten en fauna asociada de los SSPi y es común observar posturas y adultos en el pasto y arbustos del sistema.
  • 29. 29 b. Nombre científico: Spalangia cameronii Nombre común: Spalangia Orden: Hymenóptera Familia: Pteromalidae Es una pequeña avispa parasitoide que mide 3mm de longitud y tiene la capacidad de colocar sus huevos dentro de las pupas de algunos insectos, principalmente moscas. Cuando los hue- vos eclosionan, las larvas de la avispa se alimentan de la hemolinfa de la mosca, causándole la muerte. Spalangia se distribuye de manera comercial en bolsas de tela que contienen pupas de mos- cas parasitadas por la avispa. Las bolsas se reparten en los potreros, establos o casas, 48 horas antes de la eclosión de los adultos. Estos insectos se establecen fácilmente en los po- treros ganaderos que tienen un uso moderado de productos químicos. c. Nombre científico: Trichogramma pretiosum, T. exiguum, T. atopovirilia Nombre común: Tricograma Orden: Hymenóptera Familia: Trichogramatidae Son microavispas parasitoides de 0.3 mm de longitud que ponen sus huevos dentro de los huevos de otros insectos, principalmente de polillas y mariposas, causándoles la muerte. De esta manera, las avispas evitan que eclosione el insecto plaga y disminuyen las poblaciones de herbívoros nocivos en el sistema productivo. Las microavispas se distribuyen comercialmente en cartulinas que contienen huevos de poli- llas parasitados, las cuales son dispuestas en los árboles y arbustos de los SSPi antes de su eclosión. Los árboles y arvenses dispersos en los SSPi, sirven como alimento y refugio para las avispas parasitoides, las cuales logran establecerse y regular de manera natural las poblaciones de moscas en los sistemas de ganadería sostenible, permitiendo la reducción o eliminación de los mosquicidas químicos. La liberación de parasitoides es una alternativa biológica que resulta económica y viable para los productores ganaderos. Además los parasitoides son inofensivos para los humanos, los animales silvestres, domésticos y acuáticos. a. Nombre científico: Bacillus thuringiensis Bacteria Familia: Bacillaceae Es una bacteria que se distribuye comercialmente en forma de polvo mojable, la cual controla efectivamente las plagas de lepidópteros (mariposas y polillas) en sus estadíos inmaduros. El producto se aplica directamente sobre el follaje y el pasto, donde es ingerido por los insectos. Este microorganismo produce un cristal de proteína tóxico, conocido como endotoxina. Las larvas de los insectos consumen los cristales y éstos se depositan en el intestino medio. A partir de determinadas reacciones químicas, provocan un desbalance en el tracto digestivo de las larvas del hospedero, provocándoles una deshidratación severa por diarrea y vómito, hasta causarles la muerte. 1.3.2. Microorganismos patógenos (hongos y bacterias)
  • 30. 30 b. Nombre científico: Metarhizium anisopliae y Beauveria bassiana Hongo Clase: Deuteromycetes (Anamórficos) Estos hongos crecen de forma natural en el suelo y tienen la capacidad de parasitar artrópo- dos (insectos y ácaros), hasta causarles la muerte. Las esporas de los hongos se distribuyen de manera comercial en polvos mojables que son aplicados directamente en el suelo, el pasto y el follaje de los sistemas productivos. Las esporas de los hongos se adhieren a la cutícula de los insectos, germinan e ingresan al inte- rior de los insectos. Cuando están dentro, las hifas del hongo crecen y destruyen las estructuras internas de los organismos plaga hasta causarles la muerte. En algunas ocasiones, es posible observar el hongo saliendo por las articulaciones y rodeando los cadáveres de los artrópodos. En los silvopastoriles, la diversificación de estratos vegetales, permite conservar la hume- dad y mantener una menor temperatura al interior de los sistemas, propiciando un ambiente favorable para el establecimiento de los hongos patógenos y su acción sobre los artrópodos nocivos. Son productos cuyo principio activo son aceites vegetales, principalmente de girasol, jabón y extractos vegetales (citronella, ruda, swinglia, botón de oro, entre otros). Actúa como di- suasores de la alimentación y de la oviposición y los aceites vegetales ocasionan el cierre de espiráculos, alterando la respiración del insecto hasta causarle la muerte. 1.3.3. Insecticidas biológicos Este producto es inofensivo para los humanos, insectos benéficos, animales silvestres, acuá- ticos y domésticos y se establece exitosamente en los sistemas de ganadería sostenible que tienen buena cobertura vegetal y humedad.
  • 31. 31 Los ectoparásitos de importancia veterinaria se tienen bien identificados, se conocen sus ciclos de vida, niveles de infestación e importancia en la transmisión de enfermedades. En los sistemas ganaderos convencionales, los ectoparásitos se manejan a partir de baños quincenales o mensuales con productos mosquicidas y acaricidas, los cuales se aplican de forma mecánica sobre el animal, por aspersión o aplicación localizada, así como mediante orejeras de liberación lenta, o por medio de tanques de inmersión. Los insecticidas utilizados son de diversas categorías toxicológicas, incluyendo algunos prohibidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En muchos casos la aplicación de los productos se lleva a cabo de manera irracional sin tener en cuenta las normas básicas de seguridad recomendadas por los fabricantes ni los ciclos de las plagas o los niveles de infestación. El uso de estos productos genera contaminación de las fuentes de agua, tolerancia por parte de los insectos y pone en riesgo la salud humana y animal. Los principales ectoparásitos asociados al ganado son: • Moscas • Garrapatas 2. PARÁSITOS ASOCIADOS AL GANADO BOVINO EN LOS SSPi 2.1. Ectoparásitos del ganado bovino en los SSPi Diversas especies de moscas son de importancia médica y veterinaria debido a que transpor- tan o transmiten diversos agentes infecciosos, entre ellos, bacterias, protozoos y helmintos. Los patógenos se asocian a las moscas durante la exploración que ellas hacen al material orgánico, principalmente heces y residuos vegetales. Las moscas pertenecen al grupo de los dípteros que se caracteriza por presentar un par único de alas ya que las posteriores se encuentran reducidas. Pueden ser de dos tipos: chupadoras y picadoras. Las primeras se alimentan de secreciones que se encuentran en boca, nariz y pezones para obtener proteínas, carbohidratos y agua que necesitan para su supervivencia. Las moscas picadoras tienen piezas bucales muy desarrolladas para penetrar la piel de los animales y consumir sangre que requieren para ovipositar. El ciclo de vida de las moscas (picadoras y chupadoras) tiene cuatro fases morfológicamen- te bien diferenciadas: huevo, larva, pupa y adulto y su duración varía según la especie y las condiciones climáticas. Las más reconocidas en los sistemas ganaderos son: a. Nombre científico: Musca domestica Nombre común: Mosca doméstica Orden: Díptera Familia: Muscidae Es la mosca más representativa y común del grupo de dípteros, se encuentra tanto en instala- ciones ganaderas como también en las casas, causando molestias al hombre. Los adultos se reconocen porque tienen cuatro bandas longitudinales negras sobre el tórax de color gris. Las hembras son un poco más grandes que los machos y son muy prolíficas (hasta 8000 huevos/ hembra). Se reproducen en cualquier tipo de materia orgánica en descomposición, estiércol fresco de caballo, cerdo y ganado vacuno, excretas humanas y basuras. Tiene un ciclo de vida entre 12 y 14 días en época seca. 2.1.1. Moscas (diptera)
  • 32. 32 Las moscas son excelentes transmisoras mecánicas de enfermedades virales y bacterianas al ganado por ejemplo salmonelosis, ántrax, mastitis, conjuntivitis, cólera y botulismo. b. Nombre científico: Haematobia irritans Nombre común: Mosca de los cuernos, paleta o paletera Orden: Díptera Familia: Muscidae Entre las moscas picadoras ésta es la más pequeña (3-5mm de longitud). La mayor parte del tiempo la pasa sobre el lomo, flancos, panza y cuernos de su hospedero y se dispone cabeza hacia abajo. Es de hábitos diurnos y sólo se aleja del ganado para ir a ovipositar. Las hembras pueden depositar, sobre excremento fresco, hasta 400 huevos. El ciclo de vida puede durar entre 12-14 días. Las larvas pasan por tres estadios y la pupa eclosiona bajo condiciones favorables. Las altas temperaturas climáticas son un factor importante para incrementar o disminuir sus poblaciones. La mosca de los cuernos representa uno de los principales problemas en los sistemas gana- deros por ser vector de enfermedades, producir estrés y reducir la producción. c. Nombre científico: Stomoxys calcitrans Nombre común: Mosca del establo Orden: Díptera Familia: Muscidae Se encuentra principalmente sobre las patas y el lomo de las reses. Las moscas adultas pue- den alcanzar un tamaño aproximado de 5 a 7 mm de largo, son de color gris y cuando se posan sobre el animal permanecen con la cabeza hacia arriba. El ciclo de vida es de aproximadamen- te 25 a 45 días y es favorecido por el calor y la humedad. Cada hembra pone en promedio 600 huevos, anidan en la materia orgánica en descomposición (composteras, residuos de cosecha, estiércol con orina, entre otros) rara vez en excremento puro. Tienen una alta tasa reproduc- tiva, son vectores de parásitos y microorganismos patógenos y pueden transmitir agentes infecciosos como el de la fiebre aftosa. La mosca de los establos es la más perjudicial para los sistemas ganaderos ya que puede dis- minuir el rendimiento en la producción de leche hasta en un 60% cuando se encuentran más de 25 moscas por animal. La picadura de esta mosca es muy dolorosa y puede causar ampollas intradérmicas en las patas de los bovinos. d. Nombre científico: Dermatobia hominis Nombre común: Nuche Orden: Díptera Familia: Muscidae Se caracteriza por su gran tamaño, 12 a 15 mm de longitud y por el intenso azul metálico de su abdomen. Se presenta en zonas ganaderas boscosas y húmedas. El nuche es un parásito que ataca a los bovinos, ovinos, caprinos, animales domésticos y al humano. La mosca adulta utiliza a un mosquito hematófago, como intermediario, para que lleve y ponga sus huevos sobre un potencial hospedero. Los huevos de la mosca penetran
  • 33. 33 la piel donde, posteriormente, se alojan. Allí, las larvas se alimentan durante 39 a 50 días aproximadamente y respiran por el agujero de penetración. Una vez terminan su ciclo caen y se entierran en el suelo y, a los 60 días, emergen los adultos. Ataca preferiblemente ganado de pelaje oscuro. La larva, causante del problema, produce una reacción inflamatoria local, sobre todo en las paletas, costillas y partes anteriores del cuerpo que, con el tiempo, se necrosa y sirve de alimento a las larvas. La presencia de 20 a 40 nuches puede ocasionar disminución y pérdida de peso. e. Nombre científico: Tabanus nebulosus, T. importunus, T. alborcirculus, Tabanus sp., Lepiselaga crassipes, Cryptotylus unicolor Nombre común: Tábano Orden: Díptera Familia: Tabanidae Los tábanos son dípteros de cuerpo grande y robusto, miden aproximadamente 2,5 cm de longitud corporal, son de cabeza corta y ancha ocupada en gran parte, por los ojos brillantes. Requieren hábitats húmedos ya que necesitan fuentes de agua para realizar parte de su ciclo. Las hembras a diferencia de los machos, son hematófagas (se alimentan de sangre que nece- sitan para el desarrollo de sus huevos) y causan dolorosas picaduras. Ovipositan en lugares húmedos sobre partes aéreas de plantas acuáticas. Las larvas tienen un desarrollo lento y son de vida acuática. Cuando terminan su ciclo se acercan a las orillas de los charcos para transformarse en pupa. El ganado es el vertebrado favorito de los tábanos, si son recurrentes los ataques, pueden llegar a causar disminución en la producción de leche y en el peso de los animales. La mayoría de productores ganaderos utiliza insecticidas de síntesis química para la regula- ción de las moscas, principalmente cipermetrinas. El uso continuo e indiscriminado de com- puestos químicos para el control de ectoparásitos, estimula el desarrollo de mecanismos de tolerancia y/o resistencia en los artrópodos, por lo cual con el tiempo, son ineficientes para su control y el productor debe incurrir en altos costos al aumentar dosis y reducir frecuencias de aplicación. Los insecticidas químicos son generalmente de amplio espectro y acción residual, por lo tan- to, sus residuos se acumulan en el animal, con residualidad en los productos (carne y leche), permanecen en heces, suelo y cuerpos de agua y afectan la biodiversidad asociada al sistema productivo, pues no solo se elimina la plaga sino también las especies benéficas. Manejo integrado en SSPi El Manejo Integrado de moscas en los SSPi es una alternativa eficiente y económica, permite mantener bajas las poblaciones, e incluye prácticas de control físico, biológico y cultural. • Emplear trampas atrapamoscas, con cebos atrayentes de acuerdo con las dosis sugeridas por el proveedor. Esta estrategia es útil para reducir las poblaciones de moscas adultas y evitar su propagación. Las trampas deben ser dispuestas en establos, sitios de ordeño, corrales y residencias. Control de moscas 2.1.1.1. Manejo convencional 2.1.1.2. Control físico
  • 34. 34 Los escarabajos ovipositan dentro de las bolas de estiércol, las entierran hasta 35 cm de profundidad en el suelo y las dejan como recurso alimenticio para sus larvas. Una rápida de- gradación del estiércol por parte de los escarabajos, contribuye a la sanidad de los potreros. • Eliminar los desechos orgánicos (materia fecal, residuos de podas, forrajes, entre otros), mediante el manejo adecuado en composteras y biodigestores. En los SSPi, la diversidad de plantas asociadas al sistema en diferentes estratos verticales, permite el establecimiento de enemigos naturales de las moscas hematófagas, por lo tanto, la regulación comienza a darse de manera natural en la medida en que se adoptan buenas prácticas de manejo y se diversifica el sistema productivo. Enemigos naturales En los SSPi, las moscas tienen una gran diversidad de enemigos naturales, los cuales actúan de tres maneras diferentes: • Parasitismo: existen microavispas parasitoides que ovipositan en las pupas de las moscas y una vez dentro de ellas cumplen parte de su ciclo de vida, evitando su eclosión. Spa- langia cameroni es un reconocido parasitoide de la mosca de los cuernos y es bastante utilizada para su control. • Depredación: organismos como aves y ranas, sapos, lagartos, son depredadores de mos- cas adultas y contribuyen a regular eficientemente sus poblaciones. • Competencia: Los organismos descomponedores de materia orgánica compiten con la mosca de los cuernos por espacio y recurso. Los escarabajos estercoleros, durante su proceso de apareamiento, entierran rápidamente el estiércol en el suelo, evitando que las moscas se reproduzcan en la superficie. 2.1.1.3. Control cultural 2.1.1.4. Control biológico Depredación Parasitismo Competencia
  • 35. 35 Los escarabajos son muy sensibles a los productos químicos de acción residual (insecticidas y antiparasitarios), por lo tanto, es necesario adoptar buenas prácticas de manejo en el uso de endoparásitos para evitar la pérdida de estos organismos. La mejor estrategia para el control de H. irritans, en fincas ganaderas, es aumentar la cobertura vegetal para mantener una alta diversidad de escarabajos estercoleros para disminuir los sitios de anidamiento de las moscas. Liberación de parasitoides En el caso de presentarse altas poblaciones de moscas debido a cambios en las condiciones climáticas, es posible establecer estrategias de manejo a partir de controladores biológicos. Para esto, es común y eficiente el uso de Spalagnia cameronii, distribuido comercialmente. Dosis recomendada: 2000 avispas/animal/mes, dispersas en los lotes de pastoreo. Aplicación de extractos vegetales Diversas plantas tienen propiedades mosquicidas y pueden ser utilizadas como métodos de control complementarios. El follaje de ruda Ruta graveolens, swinglia Swinglia glutinosa,
  • 36. 36 a. Nombre científico: Boophilus microplus y Amblyomma cajennense Nombre común: Garrapatas Orden: Acari Familia: : Ixodidae Las garrapatas no son insectos, son artrópodos de gran importancia veterinaria por su ca- pacidad de transmisión de agentes patógenos. Las infestaciones por garrapatas dependen de la densidad poblacional, la cual varía de acuerdo con la región, la época del año, el tipo de explotación, la raza de los animales y su estado nutricional y fisiológico. El control químico es el método más utilizado para el control de garrapatas en los países tro- picales y representa un gasto alto en los sistemas ganaderos convencionales. Sin embargo, no es efectivo para la regulación de las poblaciones, debido a que el uso continuo e indiscri- minado de productos sintéticos, ha desencadenado mecanismos de resistencia en algunas especies, por lo cual, cada vez se hace necesario aumentar las dosis y disminuir la frecuencia de aplicación de los garrapaticidas. Los patógenos transmitidos al ganado vacuno por moscas y garrapatas ocasionan enferme- dades como anaplasmosis y babesiosis que tienen un alto costo económico de manejo, al afectar a varios animales del hato y al llegar, incluso, a causarles la muerte. Las garrapatas causan estrés e impiden que el ganado se alimente bien, por lo tanto, pierden peso, disminu- yen la producción de leche, sufren lesiones en la piel y alteran su sistema inmunológico. En los SSPi, las garrapatas no representan un problema para el ganado debido a que se fo- menta la regulación natural de sus poblaciones. En varias regiones del país, se han adoptado prácticas de manejo que permiten aplicar métodos estratégicos de control, para regular el grado de infestación por las garrapatas, Boophilus microplus y Amblyomma cajennense, de acuerdo a la región, sin recurrir a la aplicación de productos de síntesis química. 2.1.2. Garrapatas (ixodidae) neem Azadirachta indica y botón de oro Tithonia diversifolia tiene propiedades insecticidas que pueden ser aprovechadas por los productores ganaderos. Con extracto de la ruda, Ruta graveolens, se logra un buen control de la mosca al aplicarlo directamente sobre el ganado como baño repelente. La planta contiene rutin, rutarin, un- decanona y limoneno, sustancias con propiedades insecticidas. El botón de oro contiene un grupo de compuestos químicos llamados lactonas sesquiterpénicas que afectan el desarrollo de los insectos y por lo tanto, también puede ser utilizado como base para la elaboración de insecticidas biológicos. De manera artesanal, en una caneca plástica, mezclando 10Kg de follaje seco en 10 litros de agua se puede producir extractos crudos de botón de oro, Tithonia diversifolia, para bañar el ganado en las épocas de mayor pre- sencia de moscas. La mezcla se deja reposar durante 24-48 horas y se aplica por asper- sión directa con una bomba de espalda. Se recomienda colectar el follaje de botón de oro antes de la floración para aumentar su acción mosquicida.
  • 37. 37 Hospederos desfavorables: Las ovejas de pelo o camuros son hospederos indesea- bles de las garrapatas y se utilizan para interrumpir su ciclo de vida. Estos animales se introducen en los po- treros después del pastoreo del ganado para atraer las garrapatas inmaduras. Una vez las garrapatas suben al animal, se encuentran con una grasa propia de ellos lla- mada lanolina, que actúa como repelente natural. Al poco tiempo, las ovejas son llevadas a un sitio donde el ganado no pastoree y allí ocurre el rápido descenso de las garra- patas por acción de la lanolina. De esta manera, los ovi- nos se utilizan como “medio de transporte” para retirar una alta carga de garrapatas del sistema productivo. Manejo integrado de garrapatas 2.1.2.1. Control físico Eliminación de animales susceptibles: El 20% de los animales portan entre el 50 y 60 % de la población total de las garrapatas del hato. Por esta razón, es importante identificarlos y eliminarlos del sistema productivo. Los animales susceptibles permanecen con una alta infestación de garrapatas, tienen bajos pará- metros productivos y son propensos a contraer anaplasmosis y babesiosis. La remoción y vigilancia de estos animales, reduce las poblaciones de garrapatas, disminuye el riesgo de infección y mejoran los parámetros productivos en las fincas. Razas tolerantes: Algunas razas de ganado bovino son más tolerantes al ataque de garrapatas que otras; los cebuínos resisten más el ataque parasitario que las razas de origen europeo. Es importante también tener la raza adecuada para cada tipo de explotación y para las con- diciones de cada predio. Los animales estresados, poco adaptados al medio, mal nutridos y que no reciben un manejo adecuado, son más susceptibles a los ataques de ectoparásitos y en general a presentar diferentes enfermedades. Dinámica poblacional de la garrapata: Conocer el ciclo de vida de las garrapatas y los momentos críticos en los cuales aumentan las poblaciones, es fundamental para desarrollar una buena estrategia de manejo. Estos datos son individuales, dependen de las condiciones de cada predio, se obtienen con la observación por parte del productor y del técnico que lo asesora, de tal forma que cuando aumente la infestación se hace el control estratégico. 2.1.2.2. Control cultural En el control de garrapatas se han diseñado estrategias de manejo integrado que permiten regular eficientemente las poblaciones a partir de métodos de control que favorecen la recu- peración de la biodiversidad funcional en los sistemas ganaderos. Hongos acaropatógenos: El control biológico con hongos acaropatógenos es de alta efectividad, pues no solo afecta a las garrapatas que en el momento de la aplicación se encuentran sobre el animal, sino que permanecen en el medio colonizando el ambiente en el cual se encuentra el ganado. 2.1.2.3. Control biológico
  • 38. 38 Los hongos actúan sobre la garrapata como inhibidores de la quitina (cubierta externa del parásito) y colonizan su cavidad interior ocasionando la muerte o disminuyendo su potencial reproductivo. Algunos hongos usados para este fin son: Beauveria bassiana, Metarhizium anisopliae, Leca- nicillium lecani, Paecilomyces fumosoroseus y P. farinosus. En el mercado se encuentran en diferentes productos comerciales a base de estos hongos. La aplicación se realiza de acuer- do con las recomendaciones dadas por las casas comerciales que los producen, se aplican por aspersión con manga o con bomba de espalda. El animal debe quedar completamente empapado, teniendo cuidado que el producto llegue bien a la papada, detrás de los brazos, la entrepierna y debajo de la cola. Se sugiere aplicar el producto en las primeras horas de la mañana o al finalizar la tarde. Es importante tener en cuenta que el efecto del hongo sobre las garrapatas se manifiesta entre los 10 y 15 días luego de la aplicación y que los resultados no se ven inmediatamente. Enemigos naturales: La biodiversidad asociada a los sistemas (aves, anfibios, reptiles, mamíferos, insectos, entre otros), favorecen la regulación natural de poblaciones de las garrapatas. Plantas para el control: Los extractos artesanales de plantas como el mamey, Mamea americana, el neem Azadira- chta indica, el tabaco Nicotiana tabacum y la ruda Ruta graveolens se han empleado en el control garrapatas. La producción de insecticidas biológicos artesanales mencionados en la sección anterior, pueden ser útiles para manejar las garrapatas en los SSPi. Neem Azadirachta indica Tabaco Nicotiana tabacum Ruda Ruta graveolens Mamey Mamea americana
  • 39. 39 Colombia cuenta con gran variedad de ecosistemas y diversos pisos térmicos, con variación en la precipitación, humedad relativa, temperatura y radiación solar, condiciones que favore- cen la biodiversidad haciendo de la región una zona que se caracteriza por su gran riqueza en fauna y flora. La situación anterior favorece también la presentación diversa de parasitismos que afectan a los animales domésticos y silvestres generando grandes pérdidas económicas a la producción ganadera nacional. Sumado a estas condiciones, por desconocimiento en el manejo y en los mecanismos de control de las infestaciones parasitarias, se generan pérdidas económicas aún mayores. 2.2. Principales endoparásitos del ganado Figura 1. Factores que determinan el grado de parasitismo y la intensidad del mismo. Edad Los animales jóvenes son más susceptibles a las infestaciones para- sitarias, pues su sistema inmunológico aún no ha alcanzado su total desarrollo. Sin embargo los animales de todas las edades pueden ser afectados. Parásito involucrado No todos los parásitos son igualmente patógenos; aquellos que se alimentan de sangre y tienen ciclos de migración a través de diversos tejidos, causan mayor efecto sobre la salud del animal. Exposición previa a los parásitos e intensidad del desafío La diferencia entre enfermedad parasitaria o la presencia de un porta- dor sano, generalmente radica en cómo fue el primer contacto con el parásito; si este ocurre de manera gradual, los animales adquieren una sólida inmunidad; pero si no hubo contacto previo y súbitamente ocu- rre un desafío intenso, se presentará una infestación parasitaria grave. Nutrición y estado de salud Una buena nutrición es imprescindible para que pueda existir una ade- cuada respuesta inmune ante cualquier agresión. Los animales mal nutridos son más propensos a sufrir mayores pérdidas ante una infes- tación parasitaria. Raza Algunas razas presentan mayor tolerancia a los efectos negativos oca- sionados por la infestación parasitaria. En Colombia se cuenta con ocho razas criollas y dos colombianas que han sido el fruto de una selección natural por más de 500 años que las hace más tolerantes a la influencia de los agentes externos. Tipo de explotación El mejoramiento de las praderas ha creado la posibilidad de incremen- tar el número de animales pastoreando por unidad de área, en conse- cuencia hay mayor contaminación de los pastos con materia fecal. Por lo tanto, es de gran importancia favorecer la macrofauna del suelo para mejorar la degradación de la materia fecal entre uno y otro pastoreo. Los parásitos viven a expensas de un animal llamado huésped. El parásito perjudica la salud del huésped y la magnitud de ese perjuicio varía de acuerdo a la capacidad parasitaria y al número de parásitos presentes (grado de infestación). Los factores determinantes del grado de parasitismo y su intensidad se describen en la Figura 1. ¿Qué es un parásito?
  • 40. 40 Endoparásitos del ganado en SSPi Los endoparásitos del ganado bovino se encuentran localizados en el interior del animal (ru- men, abomaso, intestinos, pulmones, hígado, etc.). Los principales endoparásitos del ganado bovino se dividen en: • Helmintos. • Protozoarios intestinales. Helmintos Habitan en los sistemas digestivo, renal, genital, cardiovascular, pulmonar, muscular y nervioso. Céstodos Tremátodos Parásitos largos en forma de cinta. Gusanos planos y cortos como la fasciola hepática. Nemátodos Tremátodos Parásitos redondos del sistema gastrointestinal. Parásitos redondos del interior hueco. Platelmintos Nematelmintos Gusanos planos cortos o largos en forma de cintas Gusanos redondos que van desde 1 mm hasta 30 cm. Figura 2. Clasificación de los parásitos internos del ganado. Protozoarios intestinales Son microscópicos, se replican dentro de las células epiteliales o en la luz del intestino. Coccidias Gusanos planos cortos o largos en forma de cintas Eimerias Isospora Afectan a bovinos, ovinos, caprinos, conejos y aves. Afectan a perros, gatos y porcinos. Cryptosporidium Afecta tanto a animales como al hombre. Gyardias Afectan al perro a nivel intestinal. Los parásitos gastrointestinales se alojan a lo largo del tracto digestivo, ocasionando parasi- tosis en los bovinos. Esta enfermedad, tiene un gran impacto económico para los productores ganaderos debido a que retarda el crecimiento, reduce la ganancia de peso y produce una alta morbilidad y mortalidad en los rumiantes jóvenes. La enfermedad es causada por un grupo de nemátodos que se alojan a lo largo del tracto gastrointestinal, siendo los de localización abomasal los más patógenos. Su ciclo de vida es directo, no necesitan de un huésped intermediario para su desarrollo, cum- pliendo una fase de vida libre y una fase sobre el animal. 2.2.1. Parásitos gastrointestinales
  • 41. 41 La fase de vida libre se inicia cuando los nematodos son eliminados a través de la materia fecal al medio ambiente. En las heces los huevos eclosionan a larvas de primer estadio, pasan a segundo y tercer estadío, que es la fase infectante. Esta larva es ingerida por el bovino a través del pasto y dentro de él mudan y pasan al cuarto y quinto estadío hasta llegar finalmen- te a adulto (machos o hembras). Allí se produce la cópula, apareciendo las hembras grávidas alrededor de 15 días, mientras que los huevos podrán ser hallados alrededor de los 20 días post-infección. Los parásitos internos más frecuentes y de mayor impacto económico en los bovinos de Colombia, se relacionan en la Tabla 1. Tipo Género y especie Localización Síntomas Nemátodos Haemonchus contortus Abomaso Poca o ninguna diarrea, periodos intermitentes de estreñimiento, anemia de grado variable.Mecistocirrus digitatus Abomaso Ostertagia ostertagi Abomaso Gastritis, hiperemia y diarrea profusa.Trichostrongylus Abomaso Cooperia sp. Intestino delgado Diarrea profusa, anorexia, emaciación, no hay anemia. Nematodirus Intestino delgado Diarrea y anorexia. Oesophagostomum sp. Intestino delgado Diarrea oscura y fétida. Dictyocaulus viviparus Pulmones Tos, taquipnea, cabeza estirada hacia adelante, boca abierta y babeante. Fasciola hepática Hígado Abdomen distendido, edema submandibular. Tremátodos Paramphistomum Rúmen (adultos) Anorexia, polidipsia, caquexia y diarrea severa. Intestino delgado (larvas) Enteritis. Céstodos Moniezia sp. Intestino delgado Parálisis intestinal. Cisticercus bovis Músculo Puede ser asintomático o producir anemia y anorexia. Protozoarios Eimeria sp. Intestino grueso Diarrea con descarga de sangre o de tejidos, tenesmo, fiebre, ema- ciación, anorexia. Cryptosporidium Intestino delgado Anorexia, pérdida de peso, diarrea y tenesmo. Tabla 1. Parásitos internos más comunes en los bovinos.
  • 42. 42 Algunos términos usados en la tabla se especifican a continuación: Estreñimiento: Evacuación infrecuente o difícil de las heces. Hiperemia: Aumento en la irrigación a un órgano o tejido. Anorexia: Pérdida del apetito. Emaciación: Desnutrición aguda. Taquipnea: Aumento de la frecuencia respiratoria por encima de los valores normales (>40 respiraciones por minuto). Polidipsia: Necesidad de beber agua en abundancia y con frecuencia. Caquexia: Estado de extrema desnutrición, atrofia muscular. Tenesmo: Dolor y dificultad en el acto de la defecación. De manera general los parásitos internos producen pérdida del apetito, obligando al animal a usar sus reservas de grasa, lo cual se ve reflejado en una pérdida significativa de la condi- ción corporal. En los animales jóvenes se reduce el desarrollo y en los adultos la producción tanto de carne como de leche. En ambos casos acompañado de pelo erizado, largo y opaco generando una apariencia desagradable y diarrea hasta alcanzar estados severos de deshi- dratación. Además se reduce la fertilidad y las crías que nacen son pequeñas y débiles. La exposición a una infestación puede desencadenar enfermedades secundarias. Para el diagnóstico de parasitismo gastrointestinal en rumiantes hay que tener en cuenta que los signos clínicos son compartidos por muchas enfermedades y afecciones, pero frecuente- mente se justifica el diagnóstico presuntivo basado en los síntomas, historia del pastoreo y la época del año. La infestación puede confirmarse demostrando la presencia de huevos en los exámenes de materias fecales. Para realizar la extracción de muestras de materia fecal es necesario tener en cuenta: 2.2.1.1. Diagnóstico de parásitos gastrointestinales Tomar materia fecal del 10 al 15% de los animales del lote en muestreo. Las muestras deben mezclarse para dejar una de 300 a 400 gramos. Se deben sacar las muestras directamente del recto. Es práctico llenar el brete con animales e ir sacando las muestras sin soltarlos porque así se inmovilizan entre ellos. En el muestreo hacer énfasis en los animales que demues- tren signos de parasitismo descritos anteriormente. La cantidad de materia fecal debe ser entre 80-100 gramos por animal. El tiempo desde que se tome la muestra hasta su análisis no debe superar 24 horas. Las muestras deben mantenerse en refrigeración después de haber sido tomadas hasta llevarlas al laboratorio. Figura 3. Procedimiento para la toma de muestras de materia fecal para el diagnóstico de parásitos internos. 1. 4. 2. 5. 3. 6.
  • 43. 43 Antes de definir un plan de control de parásitos internos, es importante definir qué se quiere controlar. Es importante tener en cuenta que se deben disminuir las pérdidas en la producción causadas por los parásitos y no a los parásitos en sí, ya que existe una serie de situaciones en las cuales los parásitos y su huésped conviven bajo cierto equilibrio. Los principales fármacos utilizados para el control de endoparásitos en la ganadería se resu- men en la Tabla 2. 2.2.1.2. Control de parásitos gastrointestinales Productos veterinarios Tipo Género Producto Síntomas Vía Nemátodos Haemonchus contortus Tiabendazol 50 – 100 mg/Kg VO Mecistocirrus digitatus Ostertagia ostertagi Fenbendazol 50 – 100 mg/Kg VO Trichostrongylus Albendazol 50 – 100 mg/Kg VO, SC, IM Cooperia sp. Febantel 50 – 100 mg/Kg VO Nematodirus Dictyocaulus viviparus Levamisol 5-10 mg/Kg VO 3-8 mg/Kg SC, IM Albendazol 5-10 mg/Kg VO, SC, IM Fenbendazol 5-10 mg/Kg VO Tremátodos Fasciola hepática Triclabendazol 10 mg/Kg VO Paramphistomum Albendazol 5-10 mg/Kg VO, SC, IM Levamisol 5-10 mg/Kg VO 3-8 mg/Kg SC, IM Cisticercus bovis Fenbendazol 5-10 mg/Kg VO Protozoarios Eimeria sp. Sulfaguanidina 260-300 mg/kg c 24 horas durante 5 días VO Cryptosporidium Amprolio 50 mg/kg VO Babesia Dipropionato de imidocarb 2 mg/kg IM Aceturato de diminaceno 3-3.5 mg/kg IM Anaplasma Oxitetraciclina 20 mg/kg x 4 dosis con intervalo de 3 días IM Dipropionato de imidocarb 3 mg/kg IM Tripanosoma Aceturato de diminaceno 7 mg/kg IM Tabla 2. Medicamentos más utilizados en el control de los parásitos internos. VO: vía oral. SC: subcutáneo. IM: intramuscular.
  • 44. 44 Hemoparásito Enfermedad Síntomas Babesia B. bigemina y B. bovis Microorganismo del género Babesia. Parasita glóbulos rojos en diferentes especies y causa anemia por ruptura de estas células. (Piroplasmosis o babesiosis, ranilla roja o fiebre de garrapata). Fiebre (42°C), decaimiento, inapetencia, he- moglobinuria (presencia de hemoglobina en la orina), congestión vascular, puede afectar el sistema nervioso central generando incoordi- nación. Anaplasma A.marginale A. centrale Microorganismo del género Rickettsiae. Parasita glóbulos rojos, causando anemia por ruptura dentro del bazo. (Anaplas- mosis = ranilla blanca). La anaplasmosis bovina es causada normalmente por A. marginale. El ganado vacuno también se infecta con A. centrale, que generalmente da como resultado una enfermedad leve. Depresión, inapetencia, indolencia, fiebre (40-41°C), anemia notable, pérdida de peso, deshidratación e ictericia notable. El animal afectado puede morir por hipoxia (suministro insuficiente de oxígeno). Tripanosoma T. congolense, T. vivax T. brucei Protozoo del género Tripanosoma, afecta todos los animales domésticos. El ganado vacuno se ve afectado por T. congolense, T. vivax y T. brucei. Fiebre intermitente, anemia y pérdida de peso. Tabla 3. Hemoparásitos de mayor impacto económico en la ganadería. Son parásitos microscópicos que viven y se reproducen a nivel de vasos sanguíneos, por fuera o dentro de glóbulos rojos. En la Tabla 3 se describen los hemoparásitos de mayor impacto económico en la ganadería. La muestra destinada para realizar el diagnóstico de hemoparásitos debe ser tomada de sangre capilar en la punta de la cola o en la vena marginal de la oreja. Las recomendaciones generales se describen en la Figura 4. En los hemoparásitos descritos anteriormente, transmitidos especialmente agujas, garrapa- tas y moscas, se tiene el mayor problema de enfermedades y disminución de rendimiento de los bovinos a nivel tropical. Se recomienda por lo tanto, desde muy temprana edad someter a los animales al contacto con estos ectoparásitos para que rápidamente los animales generen resistencia mediante el fortalecimiento del sistema inmune contra los hematozoarios y sus manifestaciones clínicas. 2.2.2. Hemoparásitos 2.2.2.1. Diagnóstico de hemoparásitos Figura 4. Recomendaciones para la toma de muestras de sangre para el diagnóstico de hemoparásitos. Toma de muestras para el diagnóstico de hemoparásitos Sangre venosa Cuadro hemático Frotis Gota gruesa Prueba de Woo Tubo de ensayo con anticoagulante Tubo tapa lila Sangre capilar Tomar la muestra con un capilar heparinizado Enviarla al laboratorio refrigerada Pruebas Dejar secar y enviar al laboratorio protegido en papel absorvente Gota gruesa Extendido Dejar secar y enviar al laboratorio protegido en papel absorvente
  • 45. 45 Con la muestras se solicita al laboratorio la identificación del agente causal de la enfermedad y un cuadro hemático completo. Se debe poner especial atención al hematocrito y la hemo- globina que definirán la gravedad del cuadro clínico y en consecuencia el tratamiento más indicado. Para ciertos parásitos que generan lesiones sobre tejido y producen pérdidas de sangre (Ej: Eimeria) o aquellos que alteran las características de las células hemáticas (Ej: hemoparási- tos), se recomienda realizar exámenes hematológicos para valorar hematocrito, hemoglobina y realizar recuentos celulares. En la Figura 5 se describe el procedimiento para la preparación de la muestra que se envía al laboratorio de diagnóstico. Para este procedimiento es preferible utilizar tubos al vacío (tipo Vacutainner), que por estar cerrados dan mayor garantía en cuanto a asepsia y preservación de las muestras, o usar tubos limpios estériles y secos. Las muestras enviadas sin anticoagulante no podrán ser procesadas. Un buen frotis se reconoce por la formación de una lengüeta y por ser lo suficientemente fino como para dejar pasar la luz. Ver Figura 6. Figura 5. Toma y preparación de la muestra de sangre para el diagnóstico de hemoparásitos. Procedimiento para extraer la muestra de sangre Frotis sanguineo Extraer 5 ml. de sangre con un tubo que contenga una solución anticoagulante de EDTA (Vacu- tainner tapa lila) Mezclar invirtiendo el tubo de 5 a 7 veces. Mezclar la sangre hasta homoge- nizarla, invirtiendo el tubo de 5 a 7 veces. Colocar una pequeña gota de san- gre, en un extremo de la placa por- taobjetos. Realizar frotis por duplicado para estudio diferencial de células (Ver procedimiento para frotis). Con otra placa portaobjetos de bordes lisos (esmerilada) y for- mando un ángulo de 35° extender la gota en su borde y con un mo- vimiento continuo hacia adelante realizar la extensión (frotis) Identificar y enviar la muestra re- frigerada. Dejar secar al medio ambiente (2 minutos) y guardar evitando que la superficie del frotis se deteriore. Identificar las placas portaobjetos, con el número de la muestra utili- zando lápiz. 1. 1. 4. 4. 2. 2. 5. 3. 3.
  • 46. 46 Frotis de sangre en ángulo de 45 grados. Esta muestra permite estimar el porcentaje de pa- rasitemia y hacer el recuento diferencial leucocitario. Figura 6. Frotis sanguíneo para diagnóstico de hemoparásitos. Establecer grupos por edades: Los animales menores de 12 meses requieren de un plan de desparasitación más frecuente y dependerá del resultado del examen coprológico y del manejo al cual estén sometidos. Sistema de producción: No es lo mismo la carga parasitaria a la cual está sometido un ternero en una cría abierta en potrero con rotación sistemática, que un ternero sometido a un sistema de cría en confina- miento o semi confinamiento, donde está en contacto con alta concentración de estiércol. En los sistemas silvopastoriles intensivos con ganado de carne para ceba se realiza la ver- mifugación de los animales en el momento de su ingreso, generalmente no se requieren más tratamientos para controlar los parásitos gastrointestinales. En esquemas de ganadería doble propósito, se recomienda realizar exámenes coprológicos para determinar la carga parasitaria y definir el momento en el que se deben aplicar los ver- mífugos. Estos coprológicos se hacen con una frecuencia mensual en terneros menores de seis mese de edad, trimestralmente para los menores de un año y semestralmente para los mayores de un año. En adultos se recomienda cada año. Rotación de potreros: Establecer rotaciones de potrero donde los períodos de ocupación sean lo más cortos posible y los períodos de descanso se acomoden a los ciclos vegetativos de las gramíneas, arbustos forrajeros y leguminosas (se elimina porque el período de descanso depende la zona en la que se trabaje), logrando que en este tiempo no solo se recuperen las especies vegetales para el nuevo pastoreo, sino que también se permita que los macro invertebrados y los mi- croorganismos del suelo hayan tenido tiempo de degradar y descomponer las excretas de tal forma que los ciclos de reproducción de los parásitos presentes en ellas no tengan opción de multiplicarse. Manejo del agua para bebida: El agua para abrevadero debe ser permanente de buena calidad y en cantidad suficiente. Se debe construir la infraestructura básica para el manejo y conducción del agua hasta cada una de las franjas de pastoreo, con sistemas para cosecha de agua, almacenamiento y acueducto ganadero, asegurándose que llegue con la presión necesaria para el manejo de las válvulas flotadoras en cada bebedero. 2.2.3. Manejo integrado de endoparásitos en SSPi 2.2.3.1. Control cultural
  • 47. 47 Hay que evitar que los animales tengan a disposición aguas encharcadas o retenidas. En el caso de reservorios de agua en tierra, se deberá contar con planes de desparasitación más frecuentes. Regulación de temperatura ambiental: En los SSPi se presenta una regulación de la temperatura en los potreros debido al incremen- to de la cobertura vegetal. De esta manera, se incrementa el bienestar animal y se reduce el estrés térmico, permitiendo mayor tiempo de consumo de alimento, mejor nutrición y condi- ción corporal, lo cual de manera directa, contribuye a mantener un adecuado sistema inmune y a reducir la adquisición de enfermedades. Enemigos naturales Los diferentes estratos vegetales de los SSPi promueven el establecimiento de enemigos naturales en los sistemas ganaderos, favoreciendo la regulación de los endoparásitos y sus artrópodos vectores, principalmente moscas y garrapatas. Los escarabajos estercoleros son los encargados de degradar el estiércol en los sistemas ganaderos. Durante el proceso de reproducción y anidamiento, los escarabajos entierran la materia fecal y reducen los huevos y larvas de endo y ectoparásitos, cortando su ciclo de vida y evitando su proliferación. De esta manera, cuando el ganado regresa a un lote después de completar el ciclo de pastoreo, encontrará el sistema libre de estiércol y con una baja carga de parásitos gastrointestinales. Por esta razón, en los sistemas de ganadería sostenible no se recomienda el uso de productos derivados de avermectinas (Ivermectinas), debido a que una gran parte de la dosis suminis- trada al ganado se expulsa en las heces en donde el compuesto permanece durante varios días, causando efectos negativos sobre la fauna benéfica. Las avermectinas, además de ser potentes compuestos antihelmínticos, también son insecticidas y acaricidas, por lo tanto, afectan drásticamente la macrofauna edáfica que se asocia a las boñigas en los potreros, lo cual las convierte en compuestos potencialmente ecotóxicos. Los escarabajos estercoleros son bastante sensibles a este tipo de fármacos y en caso de resultar afectados, se alteraría la descomposición del estiércol en los potreros y se favorecería la proliferación de moscas y parásitos gastrointestinales. Además, los productos derivados de avermectinas y moxidectinas también son expulsados en la leche, lo cual deteriora la calidad y sanidad del producto y afecta la salud de los consu- midores. Metabolitos secundarios de forrajes Dentro de estas nuevas estrategias de control de las parasitosis gastrointestinales, se han comenzado a evaluar las potencialidades de algunas sustancias presentes en los forrajes, de- nominadas como metabolitos secundarios, las cuales, según los investigadores, constituyen una excelente alternativa para disminuir los niveles de enfermedades en los animales. Una gran variedad de plantas perennes, entre ellas las leguminosas han sido señaladas con propiedades antihelmínticas en algunos momentos de su crecimiento. Se ha comprobado que las leguminosas, no solo las arbóreas, sino también algunas forrajeras tradicionales, presen- tan altos niveles de taninos condensados. 2.2.3.2. Control biológico El mal uso del agua para bebida se convierte en el principal vehículo de transmisión de parasitismos gastrointestinales.
  • 48. 48 Los forrajes provenientes de las especies arbóreas no solo son más ricos en contenido de proteína, sino que también contienen sustancias fenoles, taninos que tienen efecto de control de parasitismo gastrointestinal. También se reportan efectos de control de parasitismo por parte de frutos de árboles como el del guácimo Guazuma ulmifolia. Por lo tanto, la inclusión de plantas con estas características en la dieta de los animales contribuye a la restauración del apetito y la reducción de la frecuencia de diarreas, lo cual está relacionado con una dismi- nución de los parásitos adultos y de las excreciones de huevos en las heces fecales. La utilización de las plantas arbóreas en los sistemas productivos para rumiantes no solo constituirá un excelente potencial para la alimentación de los mismos sino una alternativa para la disminución de las parasitosis gastrointestinales en el trópico.
  • 49. 49 LECTURAS RECOMENDADAS Castro, U., Morales, A. & Peck, D. 2005. Dinámica poblacional y fenología del salivazo de los pastos Zulia carbonaria (Lallemand) (Homoptera: Cercopidae) en el Valle Geográfico del Río Cauca, Colombia. Neotropical Entomology 34(3): 459-470. Carrasco, A., Escudero, E. & Cárceles, C. M. 1997-1998. Farmacología de los endectoci- das: Aplicaciones terapéuticas. An. Vet (Murcia), 13: 3-22. Carrasco, A., Escudero, E. & Cárceles, C. M. 2000. Farmacología de los endectocidas: Aplicaciones terapéuticas (II). An. Vet (Murcia), 16: 15-40. FAO Red de helmintología para América Latina y el Caribe. 2003. Resistencia a los antipa- rasitarios. Estado actual con énfasis en América latina. Estudio FAO, producción y sanidad animal N° 157, Roma, 51 p. http://cnia.inta.gov.ar/helminto/Fasciola/Boray/boray39.htm Giraldo, C. 2007. Manejo integrado de la hormiga arriera Atta cephalotes en fincas ganade- ras. Revista Carta Fedegán No. 99. Giraldo, C. 2007. Escarabajos estercoleros amigos de la ganadería. Revista Carta Fedegán, 100:74-76 Giraldo, C. & Uribe, F. 2007. Manejo integrado de garrapatas en sistemas sostenibles de producción ganadera. Revista Carta Fedegán, 101: 66-74. Giraldo, C. & Galindo, W. 2008. Cercas vivas: beneficios económicos y ambientales. Revista Carta Fedegán, 109: 84-87 Madrigal, A. 2003. Insectos Forestales en Colombia. Biología, Hábitos, Ecología y Mane- jo. Editor: Luis Fernando Calderón Álvarez. Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Ciencias. Medellín.848 p. Martínez, I. & Lumaret, J. P. 2006. Las prácticas agropecuarias y sus consecuencias en la entomofauna y el entorno ambiental; Folia entomológica Mexicana 45 (1): 57-68. Mateus, H. Manejo integrado de plagas en explotaciones ganaderas. Revista Carta Fedegán, 4: 35-39. Merk, 1993. El Manual Merck de Veterinaria. Cuarta edición en español. Merck & CO.,Inc. Oceano/Centrum. Barcelona, España. Murgueitio, E. & Giraldo, C. 2009. Sistemas silvopastoriles y control de parásitos. Revista Carta Fedegán, 115: 60-63. Murgueitio, E. & Calle, Z. 1999. Diversidad biológica en sistemas de ganadería bovina en Colombia. En: Sanchez, M y Rosales M (editores). Agroforestería para la producción animal en América Latina. Estudio FAO de Producción y Sanidad Animal 143. FAO, Roma. Pp 53-72. Murgueitio, E., Cuartas, C. & Naranjo, J.F. (Eds) 2008. Ganadería del futuro: investigación para el desarrollo. Fundación CIPAV, Cali, Colombia. 489p. Peck, D., Pérez, A.M. & Medina, J.W. 2002. Biología y hábitos de Aeneolamia reducta y A. lepidior en la Costa Caribe de Colombia. Pasturas Tropicales, 24 (1): 16-26
  • 50. 50 Rodriguez, J., Peck, D. & Canal, N. 2002. Biología comparada de tres especies de salivazo de los pastos del género Zulia (Homoptera: Cercopidae). Revista Colombiana de Entomolo- gía, 28(1): 17-25 Socca, M., Leonel, S., Sánchez, S. & Gómez, E. 2002. Dinámica parasitológica en bostas de bovinos bajo condiciones silvopastoriles. Agroforestería en las Américas, 9:33-34. Sotelo, G., Cardona, C., Miles, J. 2003.Desarrollo de híbridos de Brachiaria resistentes a cuatro especies de salivazo (Homoptera: Cercopidae). Revista Colombiana de Entomología, 29 (2). Sotelo, G. & Cardona, C. Manejo integrado del salivazo de los pastos con énfasis en resis- tencia varietal. Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT). Cali, Colombia. Vademécum Veterinario. 2006. Grupo Latino Ltda. . Bogotá, Colombia. Vélez, A. 1995. Guías en Parasitología Veterinaria. Segunda edición. Exitodinámica editores. Medellín, Colombia. Vergara, R. VERGARA, R. 2010. http://www.agro.unalmed.edu.co/departamentos/agro- nomía/docs/PROP.MIPPASTURAS_vergara.pdf
  • 51. 51 Requisito Descripción Si No Proveedores ¿La semilla de pastos, arbustos y árboles proviene de un proveedor certificado? ¿Los insumos biológicos y químicos tienen registro del ICA? Tipo de insumos y diagnóstico ¿Los insecticidas químicos son de categorías toxicológicas III o IV y su principio activo está permitido por el ICA? ¿Los productos químicos y/o biológicos han sido recomendados por un profesional a partir de un diagnóstico del problema de plagas en campo? ¿Existe un programa de desparasitación del ganado diseñado por un profesional? ¿Los fertilizantes químicos se aplican en las dosis y frecuencias reco- mendadas por profesionales idóneos y capacitados? Almacenamiento ¿Los medicamentos veterinarios, alimentos y sustancias de limpieza están almacenados en áreas cerradas y separadas físicamente de otros insumos? ¿Los plaguicidas y fertilizantes utilizados en la producción, y los equipos e implementos utilizados en su aplicación se almacenan en áreas sepa- radas, ventiladas, seguras, fuera del alcance de niños y separados de alimentos, forrajes o ropa? ¿Los plaguicidas o químicos tóxicos se almacenan ordenados y con sus envases y etiquetas originales, y debidamente identificados? ¿Los plaguicidas químicos están al día con su fecha de vencimiento o expiración? Descarte ¿Dispone en forma adecuada de envases de medicamentos veterinarios y plaguicidas vacíos, conforme a lo establecido por el ICA y el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial? Prevención ¿Se tiene un manejo adecuado del estiércol fresco, residuos de cosecha y basura a fin de evitar la reproducción de moscas? ¿Se promueve la biodiversidad en los potreros ganaderos (árboles dis- persos, cercas vivas, arreglos multiestrato)? Monitoreo ¿La población de insectos plaga se registra en forma permanente en una planilla diseñada para tal fin? ¿Las poblaciones de ectoparásitos se registran en forma permanente en una planilla diseñada para tal fin? ¿Se diagnostican los parásitos gastrointestinales a partir de muestras de heces enviadas al laboratorio? Registro ¿Se llevan registros de la aplicación de insecticidas o acaricidas? Seguimiento ¿Se realiza un monitoreo después de la aplicación de los productos para evaluar su efectividad en campo? Aplicación ¿El personal destinado a la aplicación de productos químicos, biológicos es idóneo y capacitado para tal fin? ¿El personal utiliza ropa adecuada y protección (gafas, mascarilla, guantes, delantal) para manipular y aplicar los productos químicos? Promoción ¿Se observan boñigas del pastoreo anterior en los lotes de ingreso del ganado? ¿Se observa suelo removido y escarabajos estercoleros en las boñigas? ¿Se observan aves dentro de los lotes de pastoreo? ¿El ganado se observa sano y tranquilo, libre de parásitos externos (moscas y garrapatas)? Listado de verificación de buenas prácticas ganaderas en el manejo integrado de artrópodos y parásitos. Anexo 1.

×