Cartilla modulo sistemas_silvopastoriles

5,532 views
5,275 views

Published on

Los sistemas silvopastoriles están generando un creciente interés entre ganaderos, asistentes técnicos, autoridades regionales e investigadores debido a sus contribuciones a la modernización ganadera, la producción, la ompetitividad y los aportes al medio ambiente. Recientemente se ha demostrado que es viable la agregación de valores económicos y sociales al reconvertir la ganadería hacia sistemas silvopastoriles y combinar otras prácticas, tecnologías y manejo de tierras, aguas y ganados.

Published in: Education
0 Comments
4 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
5,532
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
332
Comments
0
Likes
4
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cartilla modulo sistemas_silvopastoriles

  1. 1. Módulo Sistemas Silvopastoriles Enrique Murgueitio R. Director Ejecutivo Fundación Cipav César Augusto Cuartas María Mercedes Murgueitio M. Investigadores Fundación Cipav Miguel Fernando Caro Gamboa Escritor y especialista en pedagogía de la escritura y lectura Núcleos Municipales de Extensión y Mejoramiento para Pequeños Ganaderos, Asistegán FEDEGÁN–FNG se encuentra certificado en los procesos de: Programación, coordinación y gestión en la ejecución de programas nacionales de Salud Animal. Recaudo y Administración de la Cuota de Fomento Ganadero y Lechero. Y los servicios de: Monitoreo en la gestión productiva en las empresas ganaderas, Asistencia técnica y gestión crediticia. FEDEGÁN–FNG se encuentra certificado en los procesos de: Programación, coordinación y gestión en la ejecución de programas nacionales de Salud Animal. Recaudo y Administración de la Cuota de Fomento Ganadero y Lechero. Y los servicios de: Monitoreo en la gestión productiva en las empresas ganaderas, Asistencia técnica y gestión crediticia.
  2. 2. Módulo Sistemas Silvopastoriles © 2009 Federación Colombiana de Ganaderos – FEDEGAN - FNG Calle 37 No. 14-31 PBX: 578 2020 Bogotá D.C., Colombia www.fedegan.org.co fedegan@fedegan.org.co Autor: Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria (Cipav) ISBN COLECCIÓN: ISBN OBRA: Todos los derechos reservados Prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación, por cualquier medio, sin permiso escrito del editor. Foto portada Hacienda El Chaco, Piedras, Tolima Foto: Carlos Pineda, 2005. Archivo CIPAV Diseño editorial e impresión Sanmartín Obregón & Cía. Bogotá D.C., Septiembre de 2009 Impreso en Colombia
  3. 3. Contenido Presentación................................................................................ 5 Introducción................................................................................. 7 Objetivo general ....................................................................... 8 Competencias generales ......................................................... 8 Primer mensaje Conceptos y tipos de Sistemas Silvopastoriles ............ 9 Objetivo...................................................................................... 9 Competencia específica............................................................ 9 Definición de Sistemas Silvopastoriles..................................11 Resumen del mensaje............................................................15 Glosario de términos..............................................................15 Bibliografía..............................................................................15 Webgrafía................................................................................16 Segundo mensaje Componentes de los Sistemas Silvopastoriles y formas para determinar la rentabilidad económica y social...............................................................19 Objetivo....................................................................................19 Competencias específicas......................................................19 Componentes de Bancos Mixtos de Forraje ........................21 Componentes de silvopastoriles intensivos para trópico bajo (Caribe, valles interandinos) y clima medio (andina)........28 Rentabilidad económica y social del SSPi para el pequeño productor ganadero................................................. 51 Resumen del mensaje............................................................56 Glosario de términos.............................................................. 57 Bibliografía..............................................................................59 Webgrafía................................................................................60
  4. 4. Fedegán - Asistegán Tercer mensaje Establecimiento de bancos mixtos de forrajes y Sistemas Silvopatoriles Intesivos.................................61 Objetivo....................................................................................61 Competencias específicas............................................................61 Establecimiento de Bancos Forrajeros Mixtos............................63 Establecimiento del SSPi para trópico bajo (Caribe, valles interandinos) y clima medio (andina)..............67 Resumen del mensaje............................................................77 Glosario de términos..............................................................79 Bibliografía..............................................................................79 Webgrafía................................................................................82 Cuarto mensaje Manejo de bancos mixtos de forrajes y Sistemas Silvopastoriles Intensivos............................83 Objetivo....................................................................................83 Competencias específicas......................................................83 Manejo de Bancos Mixtos de Forraje....................................85 Manejo del silvopastoril intensivo para trópico bajo (Caribe, valles interandinos) y clima medio (andina)..............86 Resumen del mensaje............................................................92 Glosario de términos..............................................................92 Bibliografía..............................................................................93 Webgrafía................................................................................95
  5. 5. Módulo - Sistemas Silvopastoriles Presentación Unos de los soportes del Plan Estratégico de la Ganadería Colombiana 2019, es nuestra convicción sobre la importancia del conocimiento, y de su transmisión sistemática y generalizada, como factor de desarrollo con equidad, es decir, no simplemente de generación de riqueza y bienestar para quienes ya los tienen, sino para quienes no los han alcanzado y más los necesitan, para nuestro caso, los más de 400.000 pequeños ganaderos del país. Los Núcleos Municipales de Extensión y Mejoramiento para Pequeños Ganade- ros, Asistegán, se proyectan más allá de su nombre, en el sentido de que se trata de núcleos, es decir, de grupos pequeños de personas que reunidos alrededor de un interés común; además, son municipales y de pequeños ganaderos, con todo lo que representan esas dos connotaciones en cuanto a base productiva, a equidad y a democracia en la gestión del conocimiento; y, finalmente, buscan el mejoramiento continuo a partir de la extensión, como una práctica para transferir nuevas tecnologías a los productores que están en esa base amplia de nuestra ganadería. Pero decía que los Asistegán son más que un instrumento de transferencia tec- nológica. A través de esta nueva experiencia no se busca transmitir solamente conocimientos, sino principios más importantes: los valores. Asistegán, por definición, es un ejercicio de esfuerzo institucional compartido, en el que se unen los recursos del Gobierno Nacional a través del Incentivo a la Asistencia Técnica (IAT); de las entidades territoriales, ya sean municipios o departamentos; de Fedegán y del propio ganadero, que con su modesto aporte le apuesta no sólo a la dignidad sino a la pertenencia y al compromiso. A su interior, el Asistegán fomenta los valores del trabajo en equipo, de la solidari- dad entre los miembros del grupo, de la buena vecindad, del amor por aprender como una forma de superación en sí misma, a pesar de las dificultades, para librarse de las trampas de la pobreza y la exclusión.
  6. 6. Fedegán - Asistegán Por eso, los Asistegán, además de ser un proyecto en el que creemos como he- rramienta de transferencia de tecnología, es también un ejercicio de convivencia y un canto a la esperanza para los pequeños ganaderos colombianos, a quienes dedicamos este gran esfuerzo, e invitamos a caminar juntos para crecer como personas y construir la nueva ganadería colombiana, moderna, competitiva, res- ponsable y solidaria. José Félix Lafaurie Rivera Presidente Ejecutivo Fedegán
  7. 7. Módulo - Sistemas Silvopastoriles Introducción Los sistemas silvopastoriles están generando un creciente interés entre gana- deros, asistentes técnicos, autoridades regionales e investigadores debido a sus contribuciones a la modernización ganadera, la producción, la competitividad y los aportes al medio ambiente. Recientemente se ha demostrado que es viable la agregación de valores económicos y sociales al reconvertir la ganadería hacia sistemas silvopastoriles y combinar otras prácticas, tecnologías y manejo de tie- rras, aguas y ganados. Los principales sistemas silvopastoriles investigados o implementados en forma empírica por los productores en Colombia son: • Árboles dispersos en potreros • Cercas vivas • Barreras rompevientos en áreas ganaderas • Silvopastoriles intensivos o de alta densidad arbórea • Bancos mixtos de forraje para corte y acarreo • Plantaciones forestales con pastoreo En los últimos años, la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) en alian- za con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR) y el Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria (Cipav) (con aportes de Colciencias, el Banco Mundial y Catie) han logrado importantes avan- ces en la consolidación de modelos silvopastoriles de alta densidad de árboles asociados con pasturas de buena calidad para productores medianos y peque- ños, cercas vivas para diferentes regiones ganaderas y bancos mixtos de forraje empleados en la cadena láctea, especialmente en fincas pequeñas o en áreas con restricciones para el pastoreo. La aplicación de los modelos silvopastoriles logra elevadas producciones de biomasa forrajera, tanto en épocas de sequía como de lluvias, reduce los daños en el suelo y contribuye al manejo respetuoso del agua y la biodiversidad.
  8. 8. Fedegán - Asistegán Objetivo del módulo Determinar los principales tipos de Sistemas Silvopastoriles, sus componen- tes, la rentabilidad económica y social, con base en el establecimiento téc- nico y de manejo, para fortalecer la capacidad empresarial de los ganaderos en Asistegán. Competencias del módulo Al finalizar el módulo, los ganaderos participantes estarán en condiciones de: Establecer Sistemas Silvopastoriles en sus fincas, mediante una selección apropiada de tecnologías de manejo. Diferenciar los componentes de los Bancos Mixtos de Forrajes y los Sistemas Silvopastoriles Intensivos para su adecuación en fincas. Combinar las prácticas de las tecnologías en el manejo de tierras, aguas y ga- nados para agregar valores económicos y sociales propios de la modernización de la ganadería. • • •
  9. 9. Conceptos y tipos de Sistemas Silvopastoriles Primer mensaje Objetivo Competencia específica El desarrollo del primer mensaje permitirá a los ganaderos: Identificar y diferenciar los árboles dispersos, cercas vivas, barreras rompe- vientos, bancos mixtos de forrajes y plantaciones forestales con pastoreo para su adopción en la finca ganadera. • Proponer los conceptos, procesos y prácticas de los Sistemas Silvopastoriles que combinen, en el mismo espacio, plantas forrajeras, leguminosas, arbus- tos y árboles destinados a la alimentación animal.
  10. 10. 11 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Árboles dispersos en potreros en predio ganaderos, proveen entre otros productos: leña, madera, frutos y semillas para el gana- do y la fauna local; beneficios que se suman al embellecimiento paisajístico. Finca Bolivia, Alcalá, Valle del Cauca. Definición de Sistemas Silvopastoriles Los Sistemas Silvopastoriles (SSP) son una modalidad de agroforestería ganadera que combina en el mismo espacio plantas forrajeras como pastos y leguminosas rastreras, con arbustos y árboles destinados a la alimentación animal y usos complementarios. Deben coexistir uno o más estratos de vegetación destinados a la alimentación animal (pastoreo, ramoneo o corte y acarreo) y, por lo menos, otro más para usos maderables, frutales, ornamentales u otros. Principales tipos de Sistemas Silvopastoriles Árboles dispersos en potreros Este tipo de SSP es una asociación de arbustos, árboles y palmas con múltiples usos en el espacio de los potreros ganaderos. El origen de los árboles puede ser la siembra en diferentes densidades con cuidado deliberado del productor o la aparición espontánea en los potreros ligada a su manejo y conservación. Por ejemplo, se puede arborizar un potrero si se tiene precaución con las plántulas de árboles en el momento de realizar la eliminación de malezas. Cuando se amplían el número y la variedad de árboles en toda la finca ganadera y se maneja adecuadamente el balance de luz para los pastos, se puede hablar de un Sistema Silvopastoril con manejo de la sucesión vegetal, que se caracteriza por ser el más económico, pues no requiere la siembra de árboles ni demanda una gran inversión en sus cuidados. Fotos:DavidFajardo,archivoCipav.
  11. 11. 12 Fedegán - Asistegán Cercas vivas Este tipo de SSP se caracteriza por sus líneas de árboles y arbustos separados por distancias cortas que sostienen alambres eléctricos, de espina o púa o lisos que se utilizan para marcar los linderos de las fincas y para la separación y sub- división de potreros. Facilitan la conectividad de los bosques en el paisaje rural y contribuyen al control de la erosión. Pueden ser de una sola o de varias especies, nativas o introducidas. Cerca de postes de madera, conocida también como “cer- ca muerta”, su desarrollo y amplia aceptación se deben, principalmente, a una relativa simplificación de cercado, lo que a futuro cercano genera un mayor costo en precio que la cerca viva. Llanos orientales colombianos, depar- tamento del Casanare. Barreras rompevientos de eucalipto Eucalyptus grandis árboles muy apreciados por su rápido crecimiento, adaptación y facilidad en la consecución de la semilla y manejo. Barreras rompevientos en paisajes ganaderos Similares a las cercas vivas pero las filas de árboles son dobles o triples, de por lo menos dos alturas o estratos (pisos), a veces tres o cuatro, y se disponen en forma perpendicular a la dirección de los vientos que desecan los pastos. Cuando se utili- zan masivamente en varias fincas pueden lograr un cambio en el microclima local. Foto:EnriqueMurgueitioR.,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipavFoto:CésarCuartas,archivoCipav Foto:CarlosPineda,archivoCipav Departamento de Boyacá Finca La Britania, Salento (Quindío). Cerca viva con árboles de tamarindo de gran porte. Valle de Apatzingán, Michoacán, México.
  12. 12. 13 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Bancos Mixtos de Forraje (BMF) Este tipo de SSP se compone de varias especies arbóreas y arbustivas sembra- das y manejadas en alta densidad (más de 10.000 por hectárea) cuyo propósito es obtener follajes (hojas y ramas verdes) para la alimentación de los animales. Normalmente, comparten áreas vecinas con pastos de corte, caña forrajera y cultivos similares que son utilizados en corte, acarreo y picado, para uso fresco o conservación mediante secado (harinas) o ensilaje. Se caracterizan por generar elevados contenidos de proteína, vitaminas y algunos minerales, que complementan la dieta ganadera básica, rica en fibras (energía). En lo posible, deben estar constituidos por varias especies y asociarse con culti- vos de consumo humano, árboles frutales, maderables y palmas. No requieren áreas muy grandes ya que demandan un manejo permanente con mano de obra y fertilización orgánica, y se deben localizar cerca de los corrales e instalaciones del ganado para evitar altos costos y esfuerzos y por el acarreo cotidiano. Bancos mixtos de forraje en la reserva natural Pozo Verde. A la izquierda, predomina el bore Xanthosoma sagittifolium, utilizado para la alimentación de ganado, gallinas, pollos, cerdos y especies menores, en general; se utilizan todas las partes de la planta. A la derecha, una mayor proporción del arbusto botón de oro Tithonia diversifolia. Jamundí, Valle del Cauca. Fotos:CésarCuartas,archivoCipav.
  13. 13. 14 Fedegán - Asistegán Sistemas Silvopastoriles Intensivos con leucaena Leucaena leucocephala y pastos mejorados. Finca El Porvenir, San Diego, Cesar. Sistema Silvopastoril Intensivo (SSPi) o de alta densidad arbórea El Sistema Silvopastoril Intensivo (SSPi) es un arreglo agroforestal pecuario donde se cultivan arbustos forrajeros en alta densidad (mayor a 7.000 por hectárea) para ramoneo directo del ganado, asociados siempre con pastos mejorados y cantida- des variables de árboles maderables, frutales o de otro tipo (25 a 500 ha-1 ). Se caracteriza por la muy alta producción natural de biomasa forrajera, que, a su vez, logra mantener elevadas cargas de ganado bovino de carne, leche, doble propósito o cría especializada, así como de búfalos, ovinos y cabras. Pastoreo de ganado en una plantación forestal de roble morado o guayacán rosado Tabebuia rosea en un ecosis- tema de bosque húmedo tropical (bh-T) en Panamá. Plantaciones forestales con pastoreo Las plantaciones forestales con pas- toreo son cultivos de árboles con fines maderables o leña que utilizan al gana- do para consumir las hierbas, gramas y otras plantas que tienden a invadir la plantación. Las innovaciones recientes en este sistema combinan las ventajas de una mayor producción ganadera y una alta producción de madera al opti- mizar los arreglos espaciales de árboles en filas y pastos mejorados en franjas. Fotos:VíctorRiascos,archivoCipav. Foto:VíctorGalindo,archivoCipav.
  14. 14. 15 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Resumen del mensaje Los sistemas silvopastoriles hacen parte de la agroforestería ganadera que combina en el mismo espacio plantas forrajeras como pastos y leguminosas rastreras, con arbustos y árboles destinados a la alimentación animal, la pro- ducción de madera o el manejo ecológico. Los principales sistemas silvopastoriles investigados o desarrollados en for- ma empírica por los productores en Colombia son los árboles dispersos en potreros, las cercas vivas, las barreras rompevientos en áreas ganaderas, los intensivos o de alta densidad arbórea, los bancos forrajeros mixtos para corte y las plantaciones forestales con pastoreo. Glosario de términos Agroforestería. Ciencia que estudia las interrelaciones entre árboles, arbustos, plantas cultivadas y animales en un mismo espacio. Banco forrajero. Área de terreno destinada al cultivo de plantas para alimenta- ción animal, caracterizada por alta densidad y productividad. Biomasa. Cantidad de materia viva producida en un área determinada de la su- perficie terrestre. Sistema Silvopastoril. Modalidad agroforestal en la que se combinan en el mismo espacio árboles, arbustos, plantas forrajeras como pastos, legumino- sas y otras arvenses con animales domésticos como ganado bovino, ovino o caprino. Bibliografía Benavides, Jorge E. (1994). “La investigación en árboles forrajeros”, en Árboles y arbustos forrajeros en América Central. Catie, Serie Técnica, Informe Técnico N.° 236, Vol. 1, Costa Rica. Botero, Ricardo y Ricardo Russo (1999). “Utilización de árboles y arbustos fijadores de nitrógeno en sistemas sostenibles de producción animal en suelos ácidos tropicales”, en Agroforestería para la producción animal en
  15. 15. 16 Fedegán - Asistegán Latinoamérica. Estudio FAO sobre producción y sanidad animal 143, M. Sánchez y M. Rosales (editores), Roma, Italia, págs. 171-195. Calle Z. (2003). “Sistemas Silvopastoriles con árboles de guayaba”, en: Restauración de suelos y vegetación nativa: ideas para una ganadería andina sostenible. Cipav, Cali, Colombia, pág. 61-66. Camargo, Juan Carlos, J. Gaviria y H. Cardona (2004). “La regeneración natural de árboles maderables en pasturas como estrategia para el establecimiento de Sistemas Silvopastoriles en la Zona Cafetera de Colombia”, en Seminario Ganadería Sostenible Avances Ambientales y Socioeconómicos. Cipav, Documento en medio electrónico, Armenia, Colombia. Clavero, Tyrone (1998). Leucaena leucocephala. Alternativa para la alimentación animal. Fundación Polar, Universidad del Zulia - Centro de Transferencia de Tecnología en Pastos y Forrajes, Caracas, Venezuela, 78 págs. Galindo W. E. Murgueitio (2003). “Herramientas de manejo sostenible para la ganadería andina”, en Manejo sostenible de los sistemas ganaderos andinos. Cipav, Cali, Colombia, págs. 19-88. Molina C. H., Molina C. H., Molina E. y J. P. Molina (2004). “Carne leche y mejor ambiente en el Sistema Silvopastoril con Leucaena Leucocephala”, en Seminario Ganadería Sostenible Avances Ambientales y Socioeconómicos. Cipav, Documento en medio electrónico. Murgueitio, Enrique y M. Ibrahim (2001). Agroforestería pecuaria para la reconversión de la ganadería en Latinoamérica. Livestock Research for Rural Development. (13)3: http://www.cipav.org.co/lrrd/lrrd13/3/ly133.htm Cipav, Cali, Colombia. Murgueitio Enrique (2000). “Sistemas agroforestales para la producción ganadera en Colombia”, en Intensificación de la ganadería en Centroamérica - Beneficios económicos y ambientales. C. Pomareda y H. Steinfeld (editores), Catie, FAO y SIDE, San José, Costa Rica, págs. 219-242. Sánchez, Manuel (1999). “Sistemas agroforestales para intensificar de manera sostenible la producción animal en Latinoamérica tropical”, en Agroforestería para la producción animal en Latinoamérica. Estudio FAO sobre producción y sanidad animal 143, M. Sánchez y M. Rosales (editores), Roma, págs. 1-36. Webgrafía www.conabio.gob.mx/conocimiento/info_especies/arboles/doctos/44-legum26m.pdf www.condesan.org/memoria/COL0600.PDF www.corpoica.org.co/Archivos/Foros/DOCUMENTO.pdf
  16. 16. 17 Módulo - Sistemas Silvopastoriles www.corpoica.org.co/Archivos/Revista/6_efectoDobleInocul_pp52-59_v6n2.PDF www.echotech.org/mambo/images/DocMan/Leucaena.pdf www.elmaisanco.com.ve/articulos/45cef4445068f.pdf www.fao.org/Ag/aga/AGAP/FRG/AGROFOR1/arias22.pdf www.fao.org/ag/AGA/AGAP/frg/AGROFOR1/Mahech20.PDF www.mag.go.cr/bibioteca_virtual_ciencia/manual_b_forrajeros_03.pdf www.nitlapan.org.ni/files/documento/1175545309_Los%20bancos%20forrajeros.pdf
  17. 17. Segundo mensaje Componentes de los Sistemas Silvopastoriles y formas para determinar la rentabilidad económica y social Objetivo Competencias específicas El segundo mensaje permitirá a los ganaderos: Combinar, en el mismo espacio y tiempo, Sistemas Silvopastoriles con análi- sis de rentabilidad económica y social que permitan incrementar la produc- tividad por hectárea al año en la finca. • Analizar y determinar la disponibilidad de suelos, clima y densidades de siem- bras, de acuerdo con las características de las especies de árboles, arbustos forrajeros y gramíneas utilizadas en los bancos mixtos de forrajes.
  18. 18. 21 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Componentes de Bancos Mixtos de Forraje Análisis de suelos Se requiere un análisis completo de suelos (físico y químico) para conocer la disponibilidad de nutrientes, las posibles restricciones del terreno y corregir las deficiencias o excesos en el lote. De igual forma, se recomienda la evaluación del perfil del suelo por parte de un especialista, por medio de calicatas, que consisten en cavar hoyos de 1,0 metro de ancho x 1,0 metro largo x 1,0 metro de profundi- dad, lo que permite evaluar la penetración de las raíces de los cultivos, la compac- tación, la presencia de piedras o capas impermeables, la circulación del agua, la actividad de la fauna benéfica del suelo y otras variables físicas y biológicas. En terrenos con pendientes moderadas a fuertes, los Bancos Mixtos de Forraje (BMF) deben ser sembrados en curvas a nivel y a tresbolillo o en triángulos entre arbustos. Variables climáticas Algunas características de los principales árboles y arbustos forrajeros utilizados en bancos mixtos de forraje, se presentan en el cuadro 1: Cuadro 1. Características de árboles y arbustos forrajeros Nombre común, nombre científico y familia botánica Tipo Propagación Rango altitudinal (msnm) Rango de precipitación (mm) año-1 Adaptación a suelos Requerimientos de luminosidad Botón de oro Tithonia diversifolia (Hemsl.) A. Gray Asteraceae Arbusto Asexual, por estacas y esquejes De 0 a 2.400 De 800 a 5.000 Amplia variedad de suelos: neutros a ácidos, fértiles a muy pobres. No soporta suelos mal drenado ni inundaciones. Requiere plena exposición al sol pero tolera sombra media. Bore Xanthosoma sagit- tifolium (L.) Schott Araceae Herbácea Asexual por yemas del tallo, porciones circu- lares de tallo y raíz con yema De 500 a 2.200 1.200* Se adapta bien en suelos húmedos y pesados, especialmen- te en zonas aledañas a cursos de agua, resiste inundaciones. Tolera suelos ácidos. Crece a libre exposición al sol, pero alcanza un mayor desarrollo bajo sombra de media a densa.
  19. 19. 22 Fedegán - Asistegán Cuadro 1. Características de árboles y arbustos forrajeros Cratilia, cultivar veranera Cratylia argentea (Desv.) Kuntze Fabaceae Arbusto Semilla sexual, preferiblemente germinada en vivero 1.200 De 900 a 4.000 Requiere suelos pro- fundos, bien drenados y de fertilidad media pero se adapta bien a suelos ácidos, pobres y de alto contenido de aluminio; no crece bien en suelos mal drenados. Requiere plena exposición al sol pero tolera sombra ligera.  Gamboa Smallanthus ripa- rius (Kunth) H. Rob. Arastaceae Arbusto Sexual, estacas o esquejes De 1.000 a 1.850 De 1.000 a 2.000 Se adapta a suelos ligeramente ácidos y pobres. No tolera encharcamiento.  Requiere plena exposición al sol pero tolera sombra ligera. Morera Morus alba L. Moraceae Arbusto, puede cre- cer como árbol Asexual: estaca, esquejes y micro estacas De 0 a 2.500 De 1.000 a 3.000 Exige suelos fértiles y bien drenados, alta materia orgánica. Demanda fertilización continua. Requiere plena exposición solar pero tolera som- bra ligera. Nacedero, madre de agua, quiebra- barrigo, aro, cajeto, yátago, cuchiyuyo Trichanthera gigan- tea (Bonpl.) Nees Acanthaceae Arbusto, puede cre- cer como árbol Asexual: estaca, ramas, acodos, postes De 0 a 2.300 De 500 a 8.000 Crece bien en suelos profundos aireados y bien drenados pero tolera suelos ácidos y con bajos niveles de fósforo, también sitios húmedos. Tolera niveles medios de sombra. Pinocho, resucita- do, San Joaquín Hibiscus rosa-si- nencis L. Malvaceae Arbusto Asexual: esta- cas y esquejes De 0 a 2.000 De 1.000 a 3.000 Amplia adaptación desde fértiles a pobres y ácidos. No tolera inundación. Tolera niveles medios de sombra. Pringamoza, ortiga Urera caracasana (Jacq.) Gaudich. ex Griseb. Urticaceae Arbusto Asexual: estaca; sexual en germi- nador De 0 a 2.000 De 1.000 a 4.000 Se adapta a suelos ligeramente ácidos y pobres. No tolera encharcamiento. Tolera niveles medios de sombra. Ramio Boehmeria nivea (L.) Gaudich. Urti- caceae Herbácea Asexual: esto- lón, fracciones de raíz; sexual: en germinador De 0 a 2.500 De 1.000 a 3.000 Exige suelos fértiles y bien drenados, alta materia orgánica. Demanda fertilización continua. Requiere plena exposición al sol pero tolera sombra ligera. Guandul, gandul, fríjol de año Cajanus cajan (L.) Huth Fabaceae Arbusto Sexual: siembra directa De 0 a 1.500 De 600 a 2.500 Amplia adaptación desde fértiles a pobres. Tolera acidez modera- da y estrés hídrico. No soporta inundaciones. Exige plena expo- sición al sol.
  20. 20. 23 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Cuadro 1. Características de árboles y arbustos forrajeros Cachimbo, cám- bulo, poro, anaco, barbatusco Erythrina poeppi- giana (Walp.) O.F. Cook Faba- ceae Árbol Sexual: por se- milla etapa de vivero; asexual: ramas o estaco- nes gruesos De 600 a 1.400 De 1.000 a 3.000 Prefiere suelos profun- dos y medianamente fértiles, pero tolera suelos ácidos. Requiere plena exposición al sol pero tolera sombra ligera. Chachafruto, balú Erythrina edulis Triana ex Micheli Fabaceae Árbol Sexual: por se- milla etapa de vivero; asexual: ramas o estaco- nes gruesos De 1.400 a 2.500 De 1.800 a 2.500 Prefiere suelos profun- dos y medianamente fértiles, pero tolera suelos ácidos. No soporta sitios con alto nivel freático. Requiere plena exposición al sol pero tolera sombra ligera. Matarratón, prima- vera Gliricidia sepium (Jacq.) Kunth ex Walp. Fabaceae Árbol culti- vado como arbusto Sexual: por se- milla etapa de vivero; asexual: ramas, postes, estacas. De 0 a 1.600 De 600 a 3.000 Se desarrolla bien en suelos livianos y profundos, tolera aci- dez moderada y sitos erosionados; no crece bien en suelos pesados y húmedos. No soporta inundaciones. Exige plena expo- sición al sol. Especies de arbustos forrajeros y densidades de siembra Independientemente de las condiciones climáticas y la pendiente, los arbustos forrajeros se establecen en altas densidades. Como máximo se debe dejar un (1) metro entre surcos y un (1) metro entre plantas (son comunes las distancias a 50 o 40 centímetros o menos), y así se obtienen densidades superiores a las 15.000 plantas por hectárea para optimizar el uso de la tierra. Las especies arbustivas más conocidas en Colombia para manejo en bancos forrajeros son: Matarratón Gliricidia sepium. Hacienda El Chaco, Tolima. Nacedero, aro, cajeto o quiebrabarrigo, Trichanthera gi- gantea. Región cafetera. Foto:CésarCuartas,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipav.
  21. 21. 24 Fedegán - Asistegán Hay otras especies menos difundidas como: Pinocho o resucitado Hibiscus rosa-sinensis Ortiga o pringamoza Urera caracasana Gamboa Smallanthus riparius Tilo Sambucus peruviana • • • • Botón de oro, girasol de monte o margaritón Tithonia di- versifolia. Guandul o gandul Cajanus cajan. Morera Morus alba. Ramio Boehmeria nivea. Cratilia o veranera Cratylia argentea. Bore Xanthosoma sagittifolium. Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:CésarCuartas,archivoCipav. ArchivoCipav. Foto:CésarCuartas,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipav.
  22. 22. 25 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Especies de árboles y densidades de siembra Los árboles del segundo estrato o nivel (segundo piso) en el BMF deben sembrar- se a distancias de por lo menos dos o tres metros entre ellos y entre surcos, con el fin de lograr los efectos deseados, generalmente asociados con la fertilización de los potreros, los cultivos o de los mismos arbustos forrajeros. También es co- mún utilizarlos para la producción de semillas para viveros o como sombrío. Las especies más difundidas en Colombia para manejo en BMF son: Matarratón Gliricidia sepium. Písamo, cantagallo o búcaro Erythrina fusca. Cachimbo, poró, cámbulo o barbatusco Erythrina poeppigiana. Papayuelo o árbol de Panamá Cnidoscolus acotinifolius. Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:CésarCuartas,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:CésarCuartas,archivoCipav.
  23. 23. 26 Fedegán - Asistegán Caña de azúcar y otras gramíneas para el BMF El uso de la caña de azúcar para la alimentación del ganado está amplia- mente difundido en América Latina, especialmente durante la época seca cuando este cultivo cumple la función de banco energético. Para esto se pue- den utilizar el cogollo (puntas o palma), las hojas verdes y los tallos molidos o picados. También es posible usar el jugo fresco de la caña (guarapo). Se siembra “a chorrillo” a partir de fracciones de tallos con yemas en fila sobre el surco. En una hectárea de caña de azúcar para alimentación animal se necesitan ocho toneladas de semilla que debe ser tomada de un lote de primer corte o del lote más joven de la finca (siete a nueve meses de edad). El primer corte se puede llevar a cabo a los 10 meses del estableci- miento. Aunque existen variedades forrajeras, también se emplean las varie- dades conocidas en la agroindustria azucarera y en la producción de panela. En cada región se deben seleccionar las variedades más ricas en azúcares totales, más suaves, con menor contenido de fibra y menos exigentes en fer- tilizantes y riego. Jobo, hobo o ciruela calentana Spondias purpurea. Chachafruto o balú Erythrina edulis. Caña de azúcar Saccharum officinarum, hacienda El Chaco. Piedras, Tolima. Foto:VíctorGalindo,archivoCipav. Foto:CésarCuartas,archivoCipav.
  24. 24. 27 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Otras gramíneas utilizadas en BMF son los pastos de corte como: Elefante Pennisetum purpureum Guatemala Tripsacum laxum King grass Pennisetum hybridum • • • Pasto imperial Axonopus scoparius asociado a arbustos de botón de oro Tithonia diversifolia. Hacienda Pekín, La Montañita, Caquetá. Pasto guatemala Tripsacum laxum. Departamento del Ca- quetá. India o guinea Panicum maximum Imperial Axonopus scoparius Maralfalfa Pennisetum sp. • • • Por la calidad de su forraje rico en energía, el maíz Zea mays es un cultivo forrajero por excelencia, que se siembra puro o asociado y se le suministra a los animales fresco o ensilado. En zonas planas y secas, el sorgo común Sorghum vulgare y los sorgos forrajeros o dulces sustituyen al maíz que es más exigente en agua y fertilizantes. Todos pueden hacer parte de arreglos con árboles y arbustos forrajeros en los BMF. En general, los bancos forrajeros de gramíneas son bastante exigentes en nu- trientes y humedad, por lo que se recomienda la utilización de abonos orgá- nicos y asociaciones con leguminosas como la rastrera maní forrajero Arachis pintoi y la ubicación cercana a fuentes de agua y corrales. • Fotos:EnriqueMurgeitioR.,archivoCipav
  25. 25. 28 Fedegán - Asistegán Componentes de silvopastoriles intensivos para trópico bajo (Caribe, valles interandinos) y clima medio (andina) Análisis de suelos Para seleccionar el lote de cultivo se debe tomar una muestra para el análi- sis de suelos (análisis de fertilidad con variables químicas). De igual forma, se recomienda la evaluación del perfil del suelo realizado por especialistas, por medio de calicatas, que consisten en cavar hoyos de un metro de ancho por un metro largo por un metro de profun- didad. Este procedimiento, permitirá explorar si existen o no capas endureci- das de suelo, cómo se encuentra la pro- fundidad de penetración de las raíces, cómo circula el agua y qué actividad de la fauna benéfica del suelo se detecta. Para el establecimiento de SSPi, la leucaena prefiere suelos neutros o alcalinos, se adapta a terrenos pedregosos y no tolera encharcamientos, ni suelos muy ácidos con altos contenidos de aluminio (Al) y hierro (Fe). En algunos casos, es posible la siembra, a partir de enmiendas (encalamientos y adición de fósforo y otros elementos) si sólo se presentan problemas de acidez moderada. Los mejo- res resultados se obtienen en suelos con pH de 6,5 a 7,5. No se recomienda su establecimiento en suelos con pH inferiores a 5,0 y altos niveles de saturación de aluminio sin la corrección previa de esta situación. Variables climáticas El rango de lluvias (precipitación pluvial) para los SSPi con leucaena oscila entre los 500 y 3.000 milímetros anuales. Crece bien en alturas desde el nivel del mar hasta los 1.600 msnm, con tolerancia a la sequía y una temperatura media anual entre 22 a 30 °C. No responde bien al sombrío, pero en zonas de alta luminosidad (brillo solar con más de 1.500 horas al año), soporta un poco de sombra. Algunos ejem- plos de ello son: la región Caribe centro - oriental o Caribe seco (departamentos de La Guajira, Cesar, Magdalena, Bolívar y Sucre), el alto Magdalena (departamentos de Tolima, Cundinamarca y Huila) y valle del Patía (Cauca y Nariño). Elaboración de calicatas para el estudio de suelos previo a la siembra de los SSP intensivos.
  26. 26. 29 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Especies de arbustos forrajeros y densidades de siembra La leucaena es un árbol que crece de siete a 18 metros, tiene hojas bipinnadas de seis a nueve pares, raquis pinular de cinco a 10 centímetros de largo, con foliolos de nueve a 16 milímetros de largo, 13 a 21 pares de pinnas ligeramente asimétricas, agudas en la punta y redondeadas a obtusas en la base. Presenta flores blancas o blanco-crema pálido de forma globular de 12 a 21 milímetros de diámetro. La raíz es profunda y extendida. Detalle de la inflorescencia, botones florales y hojas de leucaena Leucaena leucocephala. La leucaena se cultiva en diferentes distancias dependiendo de la región; sin em- bargo, todas las siembras deben garantizar una población final superior a 7.000 arbustos por hectárea. Especies de árboles y densidades de siembra Algunos árboles se pueden asociar a la leucaena en los SSPi, ya sea como cercos vivos, árboles dispersos en potreros o cultivos forestales. Actualmente, en Co- lombia existe un estímulo del Gobierno Nacional para el establecimiento del SSPi de, bien sea con 7.000 arbustos por hectárea sin árboles, la misma cantidad con árboles nativos dispersos o 5.000 arbustos asociados 500 árboles maderables. En todos los casos se establecen con pastos mejorados. Este apoyo es parte del Incentivo a la Capitalización Rural (ICR). Existen varias propuestas para asociar estas especies que se pueden sembrar a distancias de tres metros o menos, generalmente utilizando franjas de diferente Fotos:CésarCuartas,archivoCipav.
  27. 27. 30 Fedegán - Asistegán longitud protegidas con cuerdas o cintas eléctricas lo que permite un mejor ma- nejo del sistema. En todo caso, es recomendable la utilización de cercas vivas y barreras rompe- vientos en las zonas perimetrales de los potreros, divisiones y subdivisiones. De igual forma, se deben dejar o incluir algunos árboles dispersos en los potreros a distancias de ocho o más metros, con densidades que pueden alcanzar los 100 árboles por hectárea. En la actualidad, las especies de árboles más difundidas en SSPi en Colombia son: Maderables Nombre común, científico y familia: Algarrobo, trupillo cují, Prosopis juliflora; (Sw.), DC. Fabaceae Propagación: Semilla sexual Foto:EnriqueMurgueitioR.,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:LorenaPiedrahita,archivoCipav.
  28. 28. 31 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Maderables Nombre común, científico y familia: Acacia mangium, Acacia mangium, Willd. Fabaceae (Sw.) Propagación: Sexual por semilla Nombre común, científico y familia: Cedro, cedro blanco, cedro del Caquetá, Cedrela odorata, L. Meliaceae Propagación: Semilla sexual Foto:VíctorRiascos,archivoCipav. Foto:AntonioSolarte,archivoCipav. Fotos:CésarCuartas,archivoCipav.
  29. 29. 32 Fedegán - Asistegán Maderables Nombre común, científico y familia: Eucaliptos, Eucalyptus grandis W. Hill ex Maiden, Eucalyptus tereticornis Sm., Eucalyptus camaldulensis, Dehnh. Myrtaceae Propagación: Sexual, asexual y clones seleccionados Eucalipto Eucalyptus tereticornis, Codazzi, Cesar. Eucalipto Eucalyptus grandis. Nombre común, científico y familia: Guayacán rosado, roble morado, Tabebuia rosea (Bertol.), A. DC. Bignoniaceae Propagación: Semilla sexual Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:MaríaM.Murgueitio,archivoCipav. Foto:VíctorGalindo,archivoCipav.
  30. 30. 33 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Maderables Nombre común, científico y familia: Guayacán amarillo, cañahuate, Tabebuia chrysantha (Jacq.) G. Nicholson; Bignoniaceae Propagación: Semilla sexual Nombre común, científico y familia: Chingalé; Jacaranda copaia (Aubl.) D. Don; Bignoniaceae Propagación: Semilla sexuaL Fuente: Árboles, Arbustos y Palmas de Panamá http://www.ctfs.si.edu/webatlas/findinfo.php?specid=3995. http://www.vinv.ucr.ac.cr/herbario/Jacaranda_97_1.html Foto:DavidFajardo,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipav.
  31. 31. 34 Fedegán - Asistegán Maderables Nombre común, científico y familia: Melina; Gmelina arborea Roxb. ex Sm; Verbenaceae Propagación: Semilla sexual Foto:VíctorRiascos,archivoCipav. Nombre común, científico y familia: Nogal cafetero; Cordia alliodora (Ruiz Pav.) Oken; Boraginaceae Propagación: Semilla sexual, asexual y pseudoestacas Foto:CarlosPineda,archivoCipav.
  32. 32. 35 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Maderables Nombre común, científico y familia: Teca; Tectona grandis L.f.; Verbenaceae Propagación: Semilla sexual, asexual y clones seleccionados Foto:CésarCuartas,archivoCipav. Foto:EnriqueMurgueitioR.,archivoCipav. Nombre común, científico y familia: Yopo; Anadenanthera peregrina (L.) Speg.; Fabaceae Propagación: Semilla sexual Sistema Silvopastoril intensivo con cinco me- ses de establecido, para el piedemonte lla- nero basado en yopo, botón de oro y acacia mangium. Finca Andorra, Cubarral (Meta). Foto:EnriqueMurgueitioR.,archivoCipav.
  33. 33. 36 Fedegán - Asistegán Maderables Nombre común, científico y familia: Caoba Swietenia macrophylla King Nombre común, científico y familia: Iguá, guachapele; Albizia guachapele (Kunth) Dugand; Fabaceae Propagación: Semilla sexual Foto:VíctorGalindo,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:EnriqueMurgueitioR.,archivoCipav. Foto:CésarCuartas,archivoCipav.
  34. 34. 37 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Maderables Nombre común, científico y familia: Neem; Azadirachta indica A. Juss.; Meliaceae Propagación: Semilla sexual Foto:VíctorRiascos,archivoCipav. Árboles multipropósito (forrajeras, leña, cercos) Nombre común, científico y familia: Matarratón; Gliricidia sepium (Jacq.) Kunth ex Walp.; Fabaceae Propagación: Semilla sexual - asexual y estacas y postes Fotos:CésarCuartas,archivoCipav.
  35. 35. 38 Fedegán - Asistegán Árboles multipropósito (forrajeras, leña, cercos) Nombre común, científico y familia: Guácimo; Guazuma ulmifolia Lam.; Sterculiaceae Propagación: Sexual semilla - asexual y postes y estacas gruesas Nombre común, científico y familia: Písamo, cantagallo, búcaro, bucare; Erythrina fusca Lour.; Fabaceae Propagación: Sexual semilla - asexual y estacas gruesas y postes Fotos:DavidFajardo,archivoCipav.Fotos:CésarCuartas,archivoCipav.
  36. 36. 39 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Árboles multipropósito (forrajeras, leña, cercos) Nombre común, científico y familia: Cachimbo, cámbulo, poró, anaco, barbatusco; Erythrina poeppigiana (Walp.) O.F. Cook; Fabaceae Propagación: Semilla sexual - asexual y estacas gruesas y postes Nombre común, científico y familia: Indio desnudo, caratero, resbalamico, resbalamono; Bursera simaruba (L.) Sarg.; Burseraceae Propagación: Semilla sexual - asexual y estacones Foto:DavidFajardo,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Fotos:CarlosPineda,archivoCipav.
  37. 37. 40 Fedegán - Asistegán Árboles multipropósito (forrajeras, leña, cercos) Nombre común, científico y familia: Vainillo, flor amarillo; Senna spectabilis (DC.) H.S. Irwin Barneby; Fabaceae Propagación: Sexual semilla - asexual y estacas Nombre común, científico y familia: Tambor o pachaco; Schizolobium parahyba (Vell.) S.F. Blake; Fabaceae Propagación: Semilla sexual Fotos:CarlosPineda,archivoCipav. Fotos:CarlosPineda,archivoCipav.
  38. 38. 41 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Árboles multipropósito (forrajeras, leña, cercos) Nombre común, científico y familia: Cañafistula rosada, pecueco; Cassia grandis L.f. Cañafístolo Cassia moshata Kunth; Fabaceae Propagación: Semilla sexual Nombre común, científico y familia: Guamo macheto; Inga densiflora Benth; Fabaceae Propagación: Semilla sexual Fotos:EnriqueMurgueitioR.,archivoCipav.Fotos:LuisEnriqueMéndez,archivoCipav.
  39. 39. 42 Fedegán - Asistegán Árboles multipropósito (forrajeras, leña, cercos) Nombre común, científico y familia: Guamo churimo o guamo serindo; Inga marginata Willd.; Fabaceae Propagación: Semilla sexual Palmas Nombre común, científico y familia: Palma zancona; Syagrus sancona H. Karst.; Arecaceae Propagación: Semilla sexual Fotos:LuisEnriqueMéndez,archivoCipav.Fotos:CarlosPineda,archivoCipav.
  40. 40. 43 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Palmas Nombre común, científico y familia: Palma de coco; Cocos nucifera L.; Arecaceae Propagación: Semilla sexual Nombre común, científico y familia: Palma real, palma de vino, corozo de puerco, coyol; Attalea butyracea (Mutis ex L. f.) Wess. Boer; Arecaceae Propagación: Semilla sexual Foto:EnriqueMurgueitioR.,archivoCipav.Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:ZoraidaCalle,archivoCipav.Foto:CarlosPineda,archivoCipav.
  41. 41. 44 Fedegán - Asistegán Palmas Nombre común, científico y familia: Palma almendra, corozo real; Acrocomia aculeata (Jaq.) Lodd. Ex Mart.; Arecaceae Propagación: Semilla sexual Frutales Nombre común, científico y familia: Guamo cajeto; Inga sapindoides Willd Propagación: Semilla sexual Fuente: The New York Botanical Garden Ethnobotany and Floristics of Belize http://www.nybg.org/bsci/belize/gallery.html Fotos:LuisEnriqueMéndez,archivoCipav.
  42. 42. 45 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Frutales Nombre común, científico y familia: Totumo, jícaro, tapacho, cirián, guaje; Crescentia cujete L. Crescentia alata Kunth.; Bignoniaceae Propagación: Semilla sexual y asexual y esqueje Nombre común, científico y familia: Cítricos (naranja, limón, mandarina); Citrus aurantium L. Citrus medica L. Citrus nobilis Lour.; Rutaceae Propagación: Asexual e injertos Foto:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:EnriqueMurgueitioR.,archivoCipav.Foto:CarlosPineda,archivoCipav.
  43. 43. 46 Fedegán - Asistegán Frutales Nombre común, científico y familia: Guayaba; Psidium guajava L. Radd.; Myrtaceae Propagación: Semilla sexual Nombre común, científico y familia: Mango; Mangifera indica L.; Anacardiaceae Propagación: Semilla sexual y asexual (injertos) Foto:CésarCuartas,archivoCipav.Fotos:CarlosPineda,archivoCipav. Foto:CarlosPineda,archivoCipav.
  44. 44. 47 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Gramíneas elegibles para el SSPi El SSPi ideal combina, en el mismo tiempo y espacio, gramíneas estoloníferas que forman una cobertura total del suelo y gramíneas cespitosas o con crecimiento en forma de macollas que alcanzan una altura mayor. Al incluir a los arbustos sobre los dos estratos de gramíneas se crean tres capas o “pisos” productivos a los que accede el ganado para su alimentación directa. Los arbustos favorecen a las gramíneas porque crean un ambiente de sombra tenue, aportan nitrógeno y otros nutrientes, las protegen del viento y mantienen la humedad del suelo. Pastos estoloníferos Pasto estrella africana morada Cynodon plectostachyus (K. Schum.) Pilg. Ventajas Limitantes Gramínea originaria de África que se encuentra en forma natural. Rápido establecimiento a partir de estolones (cinco toneladas por hectárea en manejo normal y 20 toneladas por hectárea con riego y fertilización). Es un pasto persistente cuando se maneja apropiadamente. Es tolerante a la sequía. Bien aceptada por el ganado. Proporciona un forraje de alta calidad cuando es cosechado, fertilizado y pastoreado o cortado regularmente. Permite el manejo de elevadas cargas animales. Genera un heno de buena calidad. Es resistente a la sombra densa y acepta bien la luz presente en los SSPi. Eleva su producción y calidad en el SSPi. • • • • • • • • • • No hay semilla sexual disponible. Baja calidad durante periodos de sequía. Requieren un nivel medio a alto de fertilidad. No se adapta a suelos muy ácidos. Puede llegar a ser invasora si se encuentra junto a cultivos. Pasto estrella africana o morada Cynodon plectos- tachyus. • • • • • Foto:CésarCuartas,archivoCipav.
  45. 45. 48 Fedegán - Asistegán Pastos estoloníferos Pasto estrella africana blanca Cynodon nlemfuensis Vandersyst Ventajas Limitantes Rápido establecimiento a partir de estolones. Tolerante a la sequía. Bien aceptada por el ganado. Proporciona un forraje de alta calidad cuando es cosechado, fertilizado y pastoreado o cortado regularmente. Permite el manejo de elevadas cargas animales. Genera un heno de buena calidad. Es resistente a la sombra densa y acepta bien la luz presente en los SSPi. Eleva su producción y calidad en el SSPi. • • • • • • • • No hay disponibilidad de semilla sexual. Baja calidad durante periodos largos de sequía. Requieren un nivel medio a alto de fertilidad. No se adapta a suelos muy ácidos. Producción inferior a la estrella africana morada en los SSPi especialmente en zonas donde la radiación solar no es muy alta. • • • • • Pasto estrella africana Cynodon nlenfuensis. Pasto angleton Dichantium annulatum (Forssk.) Stapf. Var. Climacuna Ventajas Limitantes Crece sobre suelos mal drenados e inundados periódicamente. Bien aceptada por el ganado. Es tolerante a la sequía en regiones de alta luminosidad. Se adapta a la sombra del SSPi en regiones de alta luminosidad. Buena carga animal. Suprime las arvenses invasoras. Se reproduce por vía sexual y asexual. • • • • • • • Sufre ataques esporádicos de mión de los pastos y otros insectos. La semilla es demasiado liviana, lo que dificulta su siembra. Es difícil conseguir semilla libre de otras gramíneas no deseadas. En regiones donde la luminosidad no es elevada no se adapta bien al SSPi ni al sombrío denso de árboles. • • • • Fotos:VíctorRiascos,archivoCipav.
  46. 46. 49 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Pastos estoloníferos Pasto buffel Cenchrus ciliaris L. Ventajas Limitantes Crece en forma de césped y genera también tallos semierectos. Resiste pisoteo fuerte. Adaptado a suelos neutros y alcalinos. Tolera presencia de sales de sodio y calcio en los suelos. Tolera muy bien la sequía y las zonas muy secas. Apropiado para la producción de heno. Alta calidad de forraje en comparación con otras opciones para el Caribe seco. Buena adaptación al SSPi en condiciones de alta radiación solar. Buena producción de semilla sexual. • • • • • • • • • No tolera suelos ácidos. Hay variedades de baja producción. Exigente en suelos de alta fertilidad. No tolera suelos arcillosos. Hay procedencias de baja productividad, por lo que se debe seleccionar bien el tipo de semilla. Es difícil conseguir semilla libre de otras gramíneas no deseadas. En regiones donde la luminosidad no es elevada no se adapta bien al SSPi ni al sombrío denso de árboles. • • • • • • • Foto:Photo©PedroTenorioLezama2001. Aspecto general de las macoyas del pas- to buffel Cenchrus ciliaris L. Brachiaria humidicola (Rendle) Schweick Ventajas Limitantes Bien adaptado a suelos de baja fertilidad y alta saturación de aluminio. Reducidos requerimientos de fertilización. Tolera suelos arcillosos y con inundaciones cortas. De fácil establecimiento y rápida cobertura del suelo. Tolera encharcamientos y altos niveles freáticos. Suprime fácilmente la vegetación indeseada. Resiste el pastoreo frecuente y altas cargas animales. • • • • • • • Escasa producción de semilla sexual. Presenta dificultades para el asocio con ciertas leguminosas y con árboles. Necesita ser pastoreado con frecuencia para mantener la calidad. Baja calidad comparada con otras braquiarias. Es tolerante pero no resistente al mión de los pastos. No responde bien a la fertilización ni eleva la producción en el SSPi. No se produce bien en ambientes de sombrío denso. • • • • • • •
  47. 47. 50 Fedegán - Asistegán Pastos estoloníferos Brachiaria dictyoneura (Fig. De Not.) Stapf. Ventajas Limitantes Bien adaptado a suelos de baja fertilidad y alta saturación de aluminio. Suprime fácilmente la vegetación indeseada. Crecimiento estolonífero y rizomatoso de alta resistencia a la sequía y al pisoteo. Se adapta bien a suelos de poca fertilidad, arcillosos o franco-arcillosos. Tolera suelos ácidos. Suprime fácilmente la vegetación indeseada. Es más tolerante al mión de los pastos que otras braquiarias. • • • • • • • Semilla sexual costosa por la baja producción de la misma. Exige terrenos bien drenados. Presenta dificultades para el asocio con ciertas leguminosas y con árboles. Calidad nutricional moderada. Menor producción de biomasa y carga animal que otras braquiarias. Es tolerante pero no resistente al ataque del mión de los pastos. No se produce bien en zonas con sombrío denso. • • • • • • • Pastos cespitosos Pasto guinea o india Panicum maximum Jacq. Cultivares Tanzania y Mombasa. Ventajas Limitantes Buena relación hoja: tallo. Crecimiento erecto que permite asociación con otras gramíneas. Forraje de buena calidad. Alto potencial productivo. Puede ser utilizado en pastoreo o para corte. Resistente a la sequía. Por su crecimiento cespitoso, permite el asocio con gramíneas de crecimiento estolonífero. Se produce bien en zonas con alta densidad de árboles. Eleva su producción en el SSPi. • • • • • • • • • Requiere suelos fértiles a moderadamente fértiles. No tolera inundaciones. No tolera sobrepastoreo. Se lignifica con facilidad si no se pastorea durante su periodo vegetativo. Tiene crecimiento en macollas (cespitoso), por lo que no cubre completamente el suelo y puede favorecer la erosión en terrenos pendientes si se siembra en monocultivo. No se adapta a suelos muy ácidos y con baja materia orgánica, bajo fósforo y alta saturación de aluminio. • • • • • • Brachiaria brizantha (Hochst. ex A. Rich.) Staff, cultivar Toledo CIAT 26110 Ventajas Limitantes Alta productividad bajo manejo intensivo. Buen consumo por parte del ganado. Se adapta a condiciones húmedas y subhúmedas. Tolera aceptablemente el sombrío de los árboles. Buena producción de semillas. El crecimiento macollado permite la asociación con otras gramíneas y leguminosas en el SSPi. Buena adaptación a suelos con mal drenaje. • • • • • • • Susceptible al mión o salivazo aunque los ataques son de menor intensidad. Baja persistencia en suelos ácidos y de baja fertilidad. • •
  48. 48. 51 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Pastos cespitosos Brachiaria brizantha (Hochst. ex A. Rich.) Stapf, cultivar Marandú (Diamantes 1) Ventajas Limitantes Alta producción de biomasa comparada con otras opciones para suelos ácidos. Buen consumo por parte del ganado. Valor nutritivo similar a Brachiaria decumbens o algo superior según los suelos. Tolera aceptablemente el sombrío de los árboles. Tolerante a la sequía • • • • • Lenta recuperación después del pastoreo. Susceptible al salivazo o mión de los pastos. No tolera mal drenaje, encharcamientos o inundaciones. Baja persistencia en suelos muy ácidos y con baja materia orgánica, bajo fósforo y alta saturación de aluminio. Inhibe el crecimiento de arvenses y leguminosas. Mediana adaptación a ambientes de sombrío denso. • • • • • • Brachiaria decumbens Stapf. Ventajas Limitantes Semilla sexual de buena germinación. Crece en un amplio rango de suelos, incluyendo suelos ácidos y de baja fertilidad. Buena persistencia después del pastoreo. Producción de biomasa relativamente alta. Parámetros de producción de ganado superiores a otras gramíneas en suelos ácidos. Es más compatible con leguminosas que otras especies de braquiarias. Resiste inundaciones temporales. Baja persistencia en suelos muy ácidos y con baja materia orgánica, bajo fósforo y alta saturación de aluminio. Buena producción de semillas. • • • • • • • • • Muy susceptible a los ataques del mión o salivazo. Pierde el vigor y se degrada en pocos años en suelos muy ácidos y con baja materia orgánica, bajo fósforo y elevado aluminio. Ha sido asociado a casos de fotosensibilización en el ganado con daños hepáticos y en la piel. No responde bien a la fertilización ni eleva la producción en el SSPi. • • • • Brachiaria híbrido cv. Mulato Ventajas Limitantes Crece bien en terrenos con altas precipitaciones y periodos secos cortos. Tolera suelos ácidos (pH 4,2) y se adapta a neutros. Mayor tolerancia al mión de los pastos. Mayor producción de biomasa y mejor calidad comparada con otras braquiarias. • • • • Se conoce poco sobre su comportamiento en asociación con árboles. No tolera suelos con pobre drenaje interno o con inundaciones periódicas. Semilla costosa y escasa. • • •
  49. 49. 52 Fedegán - Asistegán Rentabilidad económica y social del SSPi para el pequeño productor ganadero Gracias a la alta carga animal, la calidad de los forrajes asociados y el bajo costo de mantenimiento (cero fertilizantes nitrogenados), el SSPi puede apo- yar los esfuerzos por superar los niveles de pobreza, el empleo rural, la equi- dad social y mejorar la conservación de los recursos naturales con amplia participación social. Los ingresos por ventas de leche constituyen un flujo permanente de ingresos, que mantienen la producción y sostienen al productor y a su familia. La capitali- zación del trabajo familiar a través del incremento del hato representa gran parte del ahorro familiar a largo plazo. Con el objetivo de incrementar el ingreso familiar –ingresos por venta de leche y animales y el tamaño del hato– se establecen las siguientes metas en el manejo del sistema finca: El tamaño del hato se incrementa hasta tres veces en fincas con SSPi con Leu- caena, con respecto a fincas sin el proyecto, lo cual se muestra a continuación para fincas de 10 ó 20 hectáreas. Cuadro 2 Productividad ha-1 año-1 Línea base Finca de 10 hectáreas Área de SSPi con leucaena (hectáreas) 5,0 6,0 7,0 Línea base Finca de 20 hectáreas Área de SSPi con leucaena (hectáreas) 10,0 12,5 15,0 Litros de leche 675 2.882 3.175 3.603 751 2.870 3.375 3.187 Litros finca día 18 79 87 99 41 157 185 207 Terneros machos destetos, toneladas peso vivo 0,033 0,213 0,234 0,266 0,036 0,188 0,221 0,248 Novillas para cría, toneladas peso vivo 0,006 0,147 0,162 0,184 0,003 0,147 0,173 0,195 Pie de cría descarte, toneladas peso vivo 0,151 0,217 0,239 0,271 0,060 0,192 0,225 0,253 El nivel de productividad por hectárea al año respecto a producción de leche, venta de terneros machos destetos, venta de novillas para vientre y del descar-
  50. 50. 53 Módulo - Sistemas Silvopastoriles te del pie de cría se muestra tanto para fincas con tamaño de 10 hectáreas y de 20 hectáreas, de acuerdo al área establecida en SSPi con Leucaena. Las gráficas 1 y 2 muestran la producción de leche (litros ha-1 año-1 ) en los diferen- tes escenarios. Litros leche hectáreas/año en fincas sin proyecto (línea base): 675 Litros leche hectáreas/año en fincas sin proyecto (línea base): 751 Ingreso neto y valoración de la mano de obra familiar El establecimiento de los SSP en fincas de campesinos ganaderos, representa un alto impacto en la valoración de la mano de obra familiar, determinada por el número de jornales año que podrían ser cubiertos por los ingresos totales del sistema finca. El valor del jornal se establece como un jornal mínimo legal con todas sus prestaciones para el año 2008 en Colombia. Horizonte del proyecto, años 675 1.175 1.675 2.175 2.675 3.175 3.675 0 5 10 15 5 ha SSPi 6 ha SSPi 7 ha SSPi Gráfica 1. Litros de leche ha-1 año-1 -Fincas de 10ha 3.750 2.750 1.750 750 0 2 4 6 8 10 12 10 ha SSPi 12.5 ha SSPi 15 ha SSPi Gráfica 2. Litros de leche ha-1 año-1 -Fincas de 20ha
  51. 51. 54 Fedegán - Asistegán El incremento en el ingreso neto por familia se muestra en las gráficas 3 y 4 para predios de 10 y 20 hectáreas, respectivamente. Ingreso neto finca/año estimado para la línea base: $3.478.521 Ingreso neto finca/año estimado para la línea base: $6.569.494 El empleo local es una de las variables más destacadas del proyecto y su efecto social tiene enorme repercusión en el bienestar porque incluye muchas activida- des de jóvenes y mujeres. Gráfica 4. Incremento del ingreso familiar Finca-1 año-1 Línea base 10 ha SSPi 12,5 ha SSPi 15 ha SSPi Tamaño de la unidad campesina ganadera 20 ha Unidadesdeincremento 1,0 4,7 5,5 6,1 Gráfica 3. Incremento del ingreso familiar Finca-1 año-1 Tamaño de la unidad campesina ganadera 10 ha Unidadesdeincremento Línea base 5 ha SSPi 6 ha SSPi 7 ha SSPi 1,0 5,3 5,8 6,6
  52. 52. 55 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Cuadro 3. Número de jornales año-1 retribuidos por el sistema finca (beneficio familiar) Tamaño de la unidad ganadera Escenarios Nº. de jornales finca año-1 Mano de obra familiar 10 hectárea Línea base 94 5,0 hectárea en SSPi 281 6,0 hectárea en SSPi 301 7,0 hectárea en SSPi 331 20 hectárea Línea base 203 10,0 hectárea en SSPi 520 12,5 hectárea en SSPi 591 15,0 hectárea en SSPi 648 Rentabilidad financiera del SSPi para el empresario ganadero El SSPi es rentable para el empresario ganadero de doble propósito, lechería tropi- cal, cría especializada y engorde de novillos de alta calidad. Para los tres primeros sistemas de producción, la Tasa Interna de Retorno (TIR) y el Valor Presente Neto (VPN) están en función del éxito reproductivo (fertilidad) al cual el SSPi contribuye significativamente por la oferta nutricional constante. En el caso del doble propósito, la variable más importante después de la fertilidad del ganado, es la cantidad de vacas en ordeño con lo que se logran los paráme- tros que se presentan en el cuadro 4. Cuadro 4 Modelo TIR (%) VPN $ ha-1 0% producción de leche 1. 75 % natalidad 14,0 260.619 2. 80 % natalidad 15,9 481.287 3. 85% natalidad 17,2 637.309 30% vacas en producción 4. 75 % natalidad 21,0 1.110.420 5. 80 % natalidad 22,7 1.364.962 6. 85 % natalidad 24,1 1.541.084
  53. 53. 56 Fedegán - Asistegán Para la producción especializada de cría de alta calidad genética como la oferta de novillas preñadas con embriones de carne, la rentabilidad depende de la ferti- lidad y un buen precio del kilo en pie de las novillas. Sensibilidad a fertilidad en el ganado puro Con precio de venta de novilla equivalente al triple del comercial ($12.900 kg-1 o $5.160.000/animal) Con el precio de venta de novilla equivalente al doble del comercial ($8.600 kg-1 ) o $3.440.000/animal % natalidad TIR (%) VPN $ ha-1 TIR (%) VPN $ ha-1 70% 14,6 $205.947 - Negativo 75% 17,9 $1.049.979 3,4 Negativo 80% 20,6 $1.750.156 6,3 Negativo 85% 21,7 $2.113.320 7,3 Negativo 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Ingresoneto$-1ha-1 -$ 2.000.000 -$ 1.500.000 -$ 1.000.000 -$ 500.000 $ 0 $ 500.000 $ 1.000.000 $ 1.500.000 $ 2.000.000 Horizonte de la inversión, años Pasturas Sistemas Silvopastoriles Gráfica 5. Comportamiento del modelo de DP con la mejor fertilidad Horizonte de la inversión, años Pasturas Sistemas Silvopastoriles + Ensilaje matarratón maíz -$ 3.000.000 -$ 2.000.000 -$ 1.000.000 $ 0 $ 1.000.000 $ 2.000.000 $ 3.000.000 $ 4.000.000 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Ingresoneto$-1ha-1 Gráfica 6.
  54. 54. 57 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Resumen del mensaje Los Bancos Mixtos Forrajeros (BMF) y los Sistemas Silvopastoriles Intensi- vos (SSPi) para trópico bajo tienen diferentes componentes que ayudan a su establecimiento. Para cada uno de los sistemas es importante tener en cuenta los análisis de suelos y las variables climáticas con el fin de seleccionar adecuadamente las especies de árboles y arbustos forrajeros y sus densidades de siembra. Los arbustos forrajeros se siembran en altas densidades. En zonas de lade- ra deben ser sembrados en curvas a nivel y a tresbolillo. Las especies más usadas en BMF son el matarratón Gliricidia sepium, nace- dero Trichanthera gigantea, botón de oro Tithonia diversifolia, morera Morus alba, ramio Boehmeria nivea, cratilia o veranera Cratylia argentea y bore Xanthosoma sagittifolium. Por su parte, los árboles de mayor porte o sin podas son sembrados con el fin de ayudar a la fertilización de los potreros o de los arbustos forrajeros. Algunos árboles utilizados son el písamo, cantagallo o búcaro Erythrina fusca, cachim- bo, poró o anaco Erythrina poeppigiana y chachafruto Erythrina edulis. Para complementar la oferta de energía de los BMF, se utiliza la caña de azúcar para forraje y otras gramíneas como los pastos elefante Pennisetum purpu- reum, king grass Pennisetum hybridum, india o guinea Panicum maximum, el maíz Zea mays, el sorgo Sorghum vulgare y los sorgos dulces o forrajeros. Para los SSPi para trópico bajo y clima medio, además de las variables climáti- cas y análisis de suelos que se deben realizar antes de su establecimiento, se debe tener en cuenta que la densidad de la leucaena debe ser mayor de 7.000 árboles por hectárea, y que el sistema puede incluir diferentes árboles madera- bles, ya sea como cerco vivo, árboles dispersos en potreros o cultivos foresta- les. Algunas especies de árboles que se asocian comúnmente con la leucaena son: acacia mangium Acacia mangium; algarrobo, trupillo o mezquite Prosopis juliflora; eucaliptos Eucalyptus grandis, Eucalyptus tereticornis, Eucalyptus camaldulensis; guayacán rosado o roble morado Tabebuia rosea; guayacán amarillo o cañahuate Tabebuia chrysantha; melina Gmelina arbórea; teca
  55. 55. 58 Fedegán - Asistegán Tectona grandis; matarratón Gliricidia sepium; guácimo Guazuma ulmifolia; písamo o cantagallo Erythrina fusca; cañafistula rosada, Cassia grandis y Cassia moschata; palma real, de vino o corozo de puerco Attalea butyracea; guamos Inga spp.; totumo Crescentia cuje- te; guayaba Psidium guajava y mango Mangifera indica, entre otros. Idealmente, los SSPi combinan en el mismo tiempo y espacio gramí- neas estoloníferas que hacen una cobertura total del suelo (estrella africana o morada Cynodon plectostachyus, estrella blanca Cynodon nlemfuensis y Brachiaria humidicola, entre otras) y gramíneas cespi- tosas o con crecimiento en forma de macollas, que crecen a mayor altura (Guinea o india Panicum maximum Jacq. variedades tanzania y mombaza, y Brachiaria brizantha y Brachiaria decumbens). Glosario de términos Arbusto o planta arbustiva. Se llama arbusto a una planta leñosa de cierto porte cuando, a diferencia de lo que es propio de un árbol, se ramifica desde la misma base. Los arbustos pueden tener entre uno y cuatro metros de altura. Algunas especies que crecen normalmente como arbustos lo pueden hacer también como árboles en condiciones ecológicas distintas. 1. Análisis de suelos Físico Químico Evaluaciones del perfíl de suelos Calicatas Arbustivas Arbóreas Como segundo estrato Densidades con distancias entre dos a tres metros 2. Selección de especies Establecimiento Altas densidades 15.000 arbustos / ha Mataratón Nacedero Botón de oro Morera Ramio Bore Guandul Cratilia Establecimiento Mataratón Písamo Cachimbo Papayuelo Jobo cachafruto Especies Según variables climáticas Especies Según variables climáticas BancosMixtosdeForraje-BMF
  56. 56. 59 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Cespitoso (referido al crecimiento de algunos pastos). Tipo de crecimiento de al- gunas gramíneas y otras plantas que se desarrollan principalmente en matojos o macollas como por ejemplo el pasto guinea o india Panicum maximum. Esqueje. Fragmentos de plantas relativamente pequeños separados con una fi- nalidad reproductiva. Se pueden cortar fragmentos de tallo e introducirlos en la tierra, para producir raíces. Estolonífero(referidoalcrecimientodealgunospastos).Tipodecrecimientodealgunas gramíneas en forma de brotes laterales, normalmente delgados, que nacen en la base del tallo y que crecen horizontalmente con respecto al nivel del suelo, en forma epigea o subterránea como por ejemplo el pasto estrella africana Cynodon plectostachyus. Gramíneas. Plantas herbáceas de la familia botánica Poaceae que tienen tallos cilíndricos, comúnmente huecos, interrumpidos de trecho en trecho por nudos, de donde nacen las hojas; sus flores están dispuestas en espigas. Como ejem- plos están los pastos (guinea, estrella, braquiarias, entre muchos otros), cereales como el trigo, el arroz, el maíz; el sorgo; plantas forrajeras como la caña de azúcar y especies maderables como la guadua o los bambúes. Injerto. Método de propagación vegetativa artificial de los vegetales en el que una porción de tejido procedente de una planta se une sobre otra en crecimiento de tal modo que el conjunto de ambos crezca como un sólo organismo. El injerto se emplea sobre todo para propagar especies leñosas y frutales. Leguminosas. Plantas pertenecientes a la gran familia botánica del mismo nom- bre (superfamilia en la actualidad), cuyos frutos son en forma de vaina o legum- bre. Por ejemplo: la leucaena Leucaena leucocephala, el fríjol Phaseolus vulgaris y el matarratón Gliricidia sepium. Planta forrajera. Alimento herbáceo, arbustivo o arbóreo que es consumido por los animales domésticos, para este caso el ganado bovino. Tresbolillo. Sistema de siembra que consiste en poner en el campo las plantas formando un triángulo equilátero. Se utiliza en suelos de ladera y el objetivo fun- damental es disminuir los efectos erosivos del agua. Sin embargo, esta práctica se debe acompañar de otras como la labranza mínima, el control racional de arvenses y barreras vivas, en función de la pendiente del terreno.
  57. 57. 60 Fedegán - Asistegán Bibliografía Argel J. P., Hidalgo C. A. y D. P. Lobo (2000). Pasto Toledo (Brachiaria brizantha CIAT 26110). Gramínea de crecimiento vigoroso con amplio rango de adaptación a condiciones de trópico húmedo y subhúmedo. Consorcio Tropileche Costa Rica, CIAT, MAG, Boletín Técnico, San José, Costa Rica, 14 p. Bernal E. Javier (2003). Pastos y forrajes tropicales. Producción y manejo. Ángel Agro-Ganadería intensiva-Ideagro, Cuarta edición, Bogotá, Colombia, 700 p. Escobar A, Romero E y Ojeda A. (1996). Gliricidia sepium. El matarratón, árbol multipropósito. Fundación Polar, Universidad Central de Venezuela, Caracas, Venezuela, 78 p. Fornos S. (2004). “Establecimiento y desarrollo de sistemas agroforestales y silvopastoriles en el departamento de Rivas, Nicaragua”, en Seminario Ganadería Sostenible Avances Ambientales y Socioeconómicos. Cipav. Documento en medio electrónico, Armenia, Colombia. Gasca G. (1996). “Especies promisorias para sistemas silvopastoriles en los Llanos Orientales”, en Silvopastoreo: alternativa para mejorar la sostenibilidad y competitividad de la ganadería colombiana. Compilación de las memorias de dos seminarios internacionales sobre sistemas silvopastoriles. Á. Uribe (compilador) Corpoica, Bogotá, Colombia, págs. 265-276. Gómez M. E., Rodríguez L., y otros (1997). Árboles y arbustos forrajeros utilizados en alimentación animal como fuente proteica. Segunda edición aumentada, Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria (Cipav), Cali, Colombia, 147 p. Londoño G. (1996). “El proyecto La Gloria”, en Sistemas silvopastoriles: alternativa para una ganadería moderna y competitiva. Memorias II Seminario Internacional, Ministerio de Agricultura – Conif, Bogotá, Colombia, págs 93-96. Mahecha L., Rosales M. y C. H. Molina (1999). “Experiencias de un sistema silvopastoril de Leucaena leucocephala, Cynodon plectostachyus y Prosopis juliflora en el Valle del Cauca”, en Agroforestería para la producción animal en Latinoamérica. Estudio FAO sobre producción y sanidad animal 143 (Ed. M. Sánchez M. Rosales), Roma, págs. 407-420. Martín G., Milera M., Iglesias J., Simón L. y H. Hernández (2000). “Sistemas silvopastoriles para la producción ganadera en Cuba”, en Intensificación de la ganadería en Centroamérica - beneficios económicos y ambientales C. Pomareda y H. Steinfeld (editores), Catie, FAO y SIDE, San José, Costa Rica, págs. 247-266. Molina C. H. y F. Uribe (2002). “Experiencias en producción limpia de ganaderías en pastoreo”, en Competitividad en carne y leche. Memorias del III Seminario
  58. 58. 61 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Internacional. Cooperativa Lechera de Antioquia, Colanta, Medellín, Colombia, págs. 333-354. Moreno V. M. y S. Latorre (1999). “Evaluación del sistema silvopastoril guayaba- grama natural en la hoya del río Suárez”, en Memorias del VI Seminario Internacional sobre Sistemas Agropecuarios Sostenibles Cipav. Documento en medio electrónico y en internet www.cipav.org.co. Cali, Colombia. Peters M., L. H. Franco, A. Schmid y B. Hincapié (2002). Especies forrajeras multipropósito: opciones para productores de Centroamérica. Cali, Colombia, Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT); Bundesministerium für Wirtshchaftliche Zusammenarbeit und Entwicklun (BMZ); Deutsche Gesellschaft für Technische Zusammenarbeit (GTZ), 114 p. Ilus (Publicación CIAT N.° 333). Ríos C. I. (1999). “El botón de oro Tithonia diversifolia Hemsl. Gray, otra especie forrajera para sistemas sostenibles”, en Agroforestería para la producción animal en Latinoamérica. Estudio FAO sobre producción y sanidad animal 143, M. Sánchez y M. Rosales (editores), Roma, págs. 311-326. Webgrafía ut.edu.co/investigacion/grupos/biodiversidad/proy/pro_claudia.pdf virtualcentre.org/es/res/gef_proy/BANCOSFORRA.pdf web.catie.ac.cr/silvopastoril/folletos/BFL_banco%20forrajeroCR.pdf www.agro.unalmed.edu.co/publicaciones/revista/docs/ARTICULO5.pdf www.agrocadenas.gov.co/Website%20OTR/04_experiencias/Docs/62.pdf www.agronet.gov.co/www/docs_si2/20061127104537_Gliricida%20leucaena%20guazuma% 20banco%20proteinas.pdf www.ceniap.gov.ve/pbd/Congresos/agroforesteria/articulos%20pdf/garcia_mercedes.pdf www.ceniap.gov.ve/pbd/RevistasCientificas/ZootecniaTropical/zt2504/pdf/faria_j.pdf www.ciat.cgiar.org/tropileche/articulos.pdf/leucaen.pdf www.ciat.cgiar.org/tropileche/hoja_informati/Tropileche-7.pdf www.serbi.luz.edu.ve/pdf/fagro/v23n3/art_01.pdf www.serbi.luz.edu.ve/pdf/fagro/v23n3/art_08.pdf
  59. 59. Tercer mensaje Establecimiento de bancos mixtos de forrajes y Sistemas Silvopatoriles Intesivos Objetivo Competencias específicas Los contenidos del tercer mensaje orientarán a los ganaderos para poner en práctica: Pasos en la preparación del terreno, enmiendas al suelo, trazado, siembra, asociación de cultivos transitorios y viveros. Selección y siembra de las semillas de leucaena, manejo integrado de contro- les biológicos de insectos dañinos y las labores en el control de arvenses. • • Diferenciar los procesos relacionados con la preparación del suelo, selección de semillas, tipos de siembras, prevención y control de insectos dañinos, ar- venses para establecer Bancos Mixtos de Forrajes y los Sistemas Silvopasto- riles Intensivos en las fincas ganaderas.
  60. 60. 65 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Establecimiento de Bancos Forrajeros Mixtos Preparación del terreno La preparación del terreno es fundamental para el éxito y sostenibilidad del BMF a través del tiempo y requiere de las siguientes labores culturales: Eliminación de especies vegetales no deseadas. En terrenos planos y ligeramente ondulados con pendientes menores de 15%, subsolar el suelo con arado de cincel hasta 20 centímetros de profundidad. En terrenos de ladera, efectuar las labores manuales requeridas y si hay dis- ponibilidad de animales de trabajo (bueyes, caballos, mulas o búfalos) realizar dos pases de arado de vertedera o de “chuzo” (tradicional) a través de la pen- diente para descompactar el suelo adecuadamente solo en los surcos, evitan- do labrar toda el área para prevenir la erosión. En ausencia de maquinaria o animales de trabajo, se puede hacer la siembra en forma manual removiendo muy bien la vegetación y los surcos con palines, palas o azadones. Las prácticas de labranza de conservación de suelos son aplicables en todos los casos. El selector de arvenses (azadón químico o trapero) es una herramienta útil para atacar selectivamente las plantas no deseadas. Enmiendas al suelo Durante la preparación del terreno se aplican los correctivos o enmiendas al sue- lo 25 a 30 días antes de la siembra en caso de ser necesario, según el análisis de suelo. Pueden ser orgánicos como la gallinaza o el compost de estiércol bovino madurado y aplicado a chorro dentro del surco (250 gramos a 500 gramos por cada planta). Selección de las semillas y material asexual La revisión de la semilla sexual comprada se realiza tomando una muestra de un kilogramo aproximadamente y se cuentan 100 semillas al azar para determinar la cantidad de semillas en mal estado, es decir, ataque de gorgojos u otros insectos. En esta evaluación, el porcentaje de semilla en mal estado no debe sobrepasar el 3%. Igualmente, se determina el porcentaje de materiales extraños (impurezas) que no deben ser mayor del 3%. Esta prueba se hace pesando un kilogramo de semi- lla y, luego, separando y pesando las impurezas. • • • • • •
  61. 61. 66 Fedegán - Asistegán Finalmente, de cada lote se toma una muestra de 100 semillas al azar para ha- cer una prueba de germinación. Para esto se colocan 100 semillas sobre papel periódico humedecido y se cubren con periódico también humedecido. El papel y las semillas se ponen sobre un ladrillo de barro bien mojado, sumergido hasta la mitad de la altura en un recipiente con agua (el procedimiento garantiza que las semillas siempre estén húmedas). Se revisa todos los días durante dos semanas y, al final, se cuenta el número germinado por lote de procedencia y se calcula el porcentaje del mismo, que debe oscilar entre el 70% y el 90% según la especie y cultivar. La semilla debe estar en un empaque seco, en bolsa de papel recubierta con una bolsa plástica y evitar que quede aire dentro. Para la siembra directa a partir de material asexual, se emplean estacas o es- quejes cosechados de plantas sanas, cortados en bisel en ambos extremos, con cuidado de no causar heridas ni daños en las yemas o botones de germinación. La siembra se debe realizar lo antes posible después de cortado el material para evitar la deshidratación y daño en los puntos de crecimiento. Trazado del lote Hacer el trazado del área de acuerdo a las distancias de siembra deseadas, por ejemplo 1,0 x 1,0, 1,5 x 1,5 ó 2,0 x 2,0 metros. En laderas se recomienda trazar en curvas de nivel y sembrar en tresbolillo. Siembra directa a mano Cuando se usan estacas largas para la siembra de los BMF, se recomienda hacer un corte en “V” en el extre- mo que va en el suelo para estimular el desarrollo de las raíces. Cuando se utilizan plántulas de vivero, éstas deben ser sembradas antes de que la raíz se enrosque o se salga de la bolsa. Igualmente, la profundidad del hoyo debe ser mayor que la longitud de la raíz de la plántula. Las siembras se deben hacer preferiblemente en la mañana o al final de la tarde para evitar la deshidra- tación de los arbolitos. Antes de realizar el transplante es necesario podar las raíces que crecen por fuera de la bolsa. • • • Corte.en.Bisel Corte en “V”
  62. 62. 67 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Es deseable incorporar mezclas de micorrizas al suelo al momento de siembra y después de las enmiendas (encalado y aplicación de minerales) cuando és- tas sean requeridas. Asociación con cultivos transitorios Teniendo en cuenta el prolongado periodo (8 a 10 meses) que se requiere para tener listo un BMF, es importante buscar alternativas que permiten retribuir eco- nómicamente el periodo de retiro de la producción (lucro cesante) requerido por el nuevo arreglo y los gastos de establecimiento. Una de las formas más interesan- tes es combinar la siembra de árboles y pastos con cultivos agrícolas transitorios para autoconsumo o comercio. Esta estrategia puede ser aplicada a otros sistemas silvopastoriles, si se tienen en cuenta las condiciones agroclimáticas y las especies vegetales aptas para la zona donde se desea trabajar. El aprovechamiento de los cultivos, al igual que la siembra intercalada de árboles y arbustos forrajeros y nuevas pasturas, permite a los ganaderos: Obtener utilidad de sus cosechas para cubrir los costos de establecimiento de los árboles y de las gramíneas. Maximizar el uso del espacio en las áreas para sistemas silvopastoriles mien- tras éstos se establecen. Obtener cosechas para autoconsumo y mercadeo antes de utilizar el BMF. Evitar el lucro cesante de la tierra mientras crecen los arbolitos. Generar empleos transitorios. Algunos de estos cultivos (como las leguminosas arveja y fríjol) aportan nitró- geno al suelo que es aprovechado por las especies del BMF. Viveros Hacerlo dos meses antes, para que plantas estén listas a los tres meses y de 20 a 25 centímetros de altura. Ubicar una fuente de agua alternativa. Techado con palma o polisombra o sarán. Conseguir materiales para el medio. Preparación del medio o sustrato de suelo con mezclas de tierra, arena, mate- ria orgánica, micorrizas y compost. Embolsar el medio. • • • • • • • • • • • • •
  63. 63. 68 Fedegán - Asistegán Siembra de semillas en bolsas. El tamaño de las bolsas varía con la especie a utilizar. Deben ser más largas que las empleadas tradicionalmente para el cultivo del café. Riego y control de malezas diario. Prevención y control de insectos dañinos Hay épocas en que se producen fuertes ataques de insectos en las semillas sem- bradas; por lo tanto, es necesario hacer un tratamiento preventivo al material que se va a sembrar, mediante la aplicación de insecticidas convencionales. Existen productos biológicos de efectividad comprobada para el control de in- sectos plaga de diferentes cultivos que pueden ser aplicados en las fincas y se consiguen en forma comercial. A continuación se enumeran algunos insectos plagas y el medio de control espe- cífico disponible en el mercado. Tipo Insecto Tipo de Control Lepidópteros Larvas del gusano esqueletizador del matarra- tón Azeta versicolor. Podas de los árboles. Liberaciones de Trichogramma spp. (50 a 100 pulgadas por hectárea) Gusano esqueletizador Azeta versicolor. Gusano esqueletizador Azeta versicolor. Bacillus thurigiensisGusano canasta Omiodes martinalis Micro lepidópteros Phylonoricter sp. Áfidos Se aplica un riego por aspersión. Solución jabonosa con un detergente común (18 cucharadas por bomba de 20 litros) • • Foto:CésarCuartas,archivoCipav.
  64. 64. 69 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Tipo Insecto Tipo de Control Homópteros (chupadores) Empoasca sp. o Bladinia sp. Beauveria bassiana, Metarhizium anisopliae o Verticellium lecanii, son tres hongos entomopatógenos que se pueden aplicar en forma individual o en mezcla para mejor efecto. Estos hongos atacan huevos, larvas, ninfas y adultos de insectos tipo chinches, chupadores, cu- carrones, larvas de polillas (homópteros, hemípteros, coleópteros y lepidópteros) y mariposas. Defoliadores Chrysomelidae como Chalepus sp. o Dysoni- cha sp. Prevención y control de arvenses Los controles de plantas no deseadas pueden ser realizados mediante ovinos de pelo (africanos o camuros), gansos y también gallinas que pastoreen los lotes inmediatamente después de realizado el corte. Establecimiento del SSPi para trópico bajo (Caribe, valles interandinos) y clima medio (andina) Preparación del terreno La siembra directa es un método que aprovecha la buena germinación de la se- milla de algunos árboles y arbustos y evita la etapa de vivero, con lo cual se ahorra tiempo y dinero. Exige una adecuada preparación del terreno y, para ello, se deben realizar las siguientes labores culturales: Sobrepastoreo del lote. Esta labor se realiza con el fin de debilitar las gramí- neas y las arvenses asociadas. Descepado del lote. Se realiza solamente en terrenos que tienen muy compac- tada su capa superficial, a fin de facilitar las labores posteriores. Preparación del terreno con tractor. Una o dos semanas después, a finales de la época seca, se prepara el terreno con tractor y cinceles vibratorios (dos pases cruzados). Si el terreno está muy compactado, se recomienda realizar dos pases de cincel rígido (subsolador profundo) y luego un pase de cincel vibratorio para desterronar y terminar de roturar. Finalmente, se utiliza un rastrillo pulidor. No se recomienda el uso del arado convencional de discos por su efecto erosivo. Pasos para la preparación del terreno con tractor Conocer el terreno a preparar: la topografía debe tener pendientes ≤ 12%. Un pase de rastra pesada (descepar). Dos pases de subsolador profundo o cincel rígido [en forma de rombo (pa- ses cruzados)] a favor de la pendiente a finales de la época seca. • • • • 1. 2. 3.
  65. 65. 70 Fedegán - Asistegán Un pase de cincel vibratorio, a favor de la pendiente. Pase de rastra liviana para pulir y nivelar el terreno y evitar el encharca- miento de las semillas de leucaena. Formar los caballones o surcos elevados. 4. 5. 6. Los caballones son útiles en regiones donde las lluvias son torrenciales porque evitan el hundimiento de la semilla de leucaena, facilitan el control de arvenses y ayudan a dirigir la escorrentía o el riego. Hacienda Rancho Alegre, San Diego, Cesar. Enmiendas al suelo Aplicación de enmiendas si el terreno es ácido (cal agrícola, cal dolomítica, calfos) y deficiente en fósforo y otros elementos (magnesio, azufre, zinc y boro) según el análisis de suelo. Selección de las semillas de leucaena Para revisar la semilla comprada, se toma una muestra de un kilogramo aproxi- madamente. Se cuentan 100 semillas al azar para determinar la cantidad de semillas en mal estado, es decir, con ataque de gorgojo u otros insectos. En esta evaluación, el porcentaje de semilla en mal estado no debe sobrepasar el 3%. Igualmente, se determina el porcentaje de materiales extraños (impurezas) que no deben ser mayores del 3%. Esta prueba se hace pesando un kilogramo de semilla y para luego separar y pesar las impurezas. Finalmente, de cada lote se toma una muestra de 100 semillas al azar para ha- cer una prueba de germinación. Para esto se colocan 100 semillas sobre papel periódico humedecido y se cubren con periódico también humedecido. El papel y las semillas se ponen sobre un ladrillo de barro bien mojado, sumergido hasta la mitad de la altura en un recipiente con agua (el procedimiento garantiza que las semillas siempre estén húmedas). Durante dos semanas se revisan las semillas cada día y, al final, se cuentan las que germinan. Fotos:EnriqueMurgueitioR.,archivoCipav.
  66. 66. 71 Módulo - Sistemas Silvopastoriles El mínimo porcentaje de germinación para aceptar un lote de semilla para leucae- na debe ser del 90%. La semilla debe estar seca, empacada en una bolsa de papel recubierta con una bolsa plástica y sin aire adentro. Escarificación de la semilla de leucaena Como sucede con muchas leguminosas arbóreas, las semillas de leucaena son de lenta germinación debido a la composición su capa externa. Para lograr una germinación más rápida y homogénea, se precisa un tratamiento de calor o cho- que térmico que consiste en sumergir las semillas en agua a 80 °C, lo cual en la práctica se consigue al hacer hervir el agua y luego retirar el recipiente del fuego o la fuente de calor. Las semillas se dejan tres minutos y luego se retiran. Esto se debe hacer el día anterior a la siembra (24 horas). Por ningún motivo la semilla debe guardarse húmeda pues será atacada por hongos o hará germinación. Inoculación con Rhizobium La inoculación de las semillas de leucaena con Rhizobium, permite la nodulación temprana y fijación de nitrógeno atmosférico por parte de la planta, que luego beneficia a los pastos. El rápido desarrollo de las plantas noduladas, permite acortar el tiempo que se ne- cesita para el primer pastoreo, de ocho (sin inóculo) a cinco meses (con inóculo). Trazado del lote Al establecer el cultivo, los surcos se orientan siempre de oriente a occidente para disminuir la sombra sobre los pastos y facilitar su rebrote. Siembra directa a mano Para este tipo de siembra, se necesitan cuatro kilogramos de semilla por hectá- rea con un mínimo de tres semillas por sitio. Según la luminosidad de la región se emplean distancias de 1,30 a 1,50 metros entre calles y 1,0 metros entre plantas. Las semillas se entierran entre 1,5 y 2,5 centímetros para facilitar la absorción de agua y evitar las pérdidas causadas por la hormiga arriera Atta spp., las termitas o comejenes.
  67. 67. 72 Fedegán - Asistegán Siembra directa mecanizada Para la siembra mecánica se requieren siete kilogramos de semilla por hec- tárea. La distancia entre surcos oscila entre 1,50 y 1,60 metros según los equipos (sem- bradoras) para facilitar las labores de mecanización y 30 a 50 centímetros entre plantas. Siembra de material de vivero Los arbolitos deben ser sembrados antes de que la raíz se enrosque o se salga de la bolsa. La profundidad del hoyo debe ser mayor que la longitud de la raíz. Se sugiere hacer hoyos de 15 centímetros x 15 centímetros de lado y un mínimo de 35 cm de profundidad. Las siembras se deben hacer preferiblemente en horas de la mañana o al final de la tarde para evitar la deshidratación de los arbolitos. En lo posible, aplicar fertilización orgánica (gallinaza, estiércol bovino compos- tado) en forma manual en cantidad de 250 gramos en cada hoyo. Antes de realizar el transplante es necesario podar las raíces que crecen por fuera de la bolsa. En muchos suelos que han sufrido degradación, es deseable aplicar mezclas de micorrizas con el suelo del hueco para favorecer el sistema radicular y la captura de fósforo y otros nutrientes. En cada hoyo se debe plantar un árbol. Al realizar la siembra se debe asegurar el retiro de la bolsa plástica de cada arbolito; de lo contrario, el árbol no podrá crecer bien. Hacer plateo manual por árbol para controlar la competencia por luz y nutrien- tes con especies vegetales no deseadas. El diámetro del plateo alrededor de cada árbol debe ser de 60 a 80 centímetros. No dejar las bolsas plásticas en el suelo pues son peligrosas para los animales y contaminan el ambiente ya que este material no es biodegra- dable. Al momento de la siembra de arbolitos o estacas, se debe apretar el suelo alrededor, eliminando los espacios de aire. Las plantas sembradas no deben quedar por debajo del nivel del suelo para evitar el encharcamiento. Hacer una segunda fertilización aplicando abono orgánico (250 gramos por arbusto), cuatro meses después de la siembra. • • • • • • • • • • • •
  68. 68. 73 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Proceso en el establecimiento del Sistema Silvopastoril y primer pastoreo 11..PRIMER.PASTOREO 2. Preparación.del.terreno con.tractor 4. Aplicación.de.herbicidas.y. materia.orgánica. 6. Control.selectivo.de.plantas. invasoras 8. Siembra.de.los.pastos esto.loníferos (Por.ejemplo:.estrella) 10. Se.establecen.las.divisiones. con.cerca.eléctrica.y.los. bebederos 1. .Sobrepastoreo.del.lote 3. Establecimiento.de.surcos 5. Siembra.de.semillas.de. leucaena.inoculadas.sobre. el.terreno.húmedo. 7. Siembra.de.los.pastos cespitosos (Por.ejemplo:.guinea) 9. Se.realiza.un.riego.de. germinación
  69. 69. 74 Fedegán - Asistegán Prevención y control de insectos dañinos Manejo integrado de la hormiga arriera Atta cephalotes En Colombia, las hormigas cortadoras de hojas se conocen como arrieras o culo- nas e incluyen dos géneros: Atta y Acromyrmex. En fincas ganaderas, la arriera es uno de los principales problemas en el esta- blecimiento de los SSPi por la defoliación de las plántulas de árboles y arbustos. Estas hormigas pueden reducir la capacidad de carga de los pastizales al remover cantidades de biomasa que oscilan entre 50 y 150 kilogramos por día, más que cualquier otro insecto plaga. Control físico Captura de reinas Durante la transición del periodo seco a las lluvias se presenta el vuelo nupcial de las arrieras. Las nuevas reinas aladas salen de las colonias a reproducirse y cada reina fecundada intenta formar una nueva colonia. El proceso se inicia con la construcción de una pequeña cámara subterránea y el cultivo, el crecimiento y el cuidado del hongo que servirá de alimento a sus primeras crías. Durante la etapa de construcción de la cámara, el nido se observa como un montículo en forma de volcán y es fácil capturar a la reina, que se encuentra enterrada a una profundidad de 10 a 30 centímetros de la superficie. En los hormigueros antiguos la búsqueda de la reina se lleva a cabo generalmente en el tercio superior. Si no se encuentra la reina, el impacto de la destrucción del nido es solo temporal, debido a que las obreras se dedican a la recons- trucción de la colonia; una vez concluida esta tarea reanudan su actividad de forrajeo. Compostaje en los propios hormigueros El compostaje es una forma sencilla de contrarrestar el ataque de la hormiga arriera y, a la vez, mejorar la fertilidad del suelo. La descomposición de materia- les orgánicos sobre la superficie del nido genera calor al interior de la colonia y contamina el hongo simbionte, con lo cual la población de hormigas se reduce con el tiempo. El compost se prepara con estiércoles, hojarasca, melaza y fuentes microbianas o levaduras directamente encima del nido.
  70. 70. 75 Módulo - Sistemas Silvopastoriles Control biológico Algunos microorganismos son capaces de alterar el funcionamiento de la colonia al contaminar al hongo simbionte y las hormigas. Esto obliga a las obreras a de- dicarse a la limpieza, aislamiento y purificación interna de la colonia, limitando la actividad de forrajeo. Si la contaminación es irreversible, la reina muere y la colonia desaparece. Para este fin son útiles las mezclas de levadura, estiércol fresco de vaca, hongos como Trichoderma sp. y entomopatógenos como Beauve- ria bassiana y Metarhizium anisopliae. En el mercado existen algunos productos comerciales con cepas de estos hongos. Control cultural El follaje de botón de oro Tithonia diversifolia aplicado como abono verde sobre los nidos, ayuda a controlar la arriera por su fácil degradación. Estudios recientes indican que las plantas que son abonadas con botón de oro son menos suscepti- bles al ataque de las arrieras que aquellas fertilizadas con productos químicos. Cultivos trampa En los sistemas silvopastoriles con leucaena, la arriera concentra su herbivoría en los árboles emergentes y cercas vivas, que actúan como trampa (atraen los enemigos de otros cultivos) para las hormigas. Gusanos cogolleros Spodoptera frugiperda y Spodoptera spp. Spodoptera o “gusano cogollero del maíz”, actúa como gusano tierrero, trozador o gusano ejército. Foto:EnriqueMurgueitioR.,archivoCipav. Foto:VíctorRiascos,archivoCipav.
  71. 71. 76 Fedegán - Asistegán Spodoptera o “gusano cogollero del maíz”, actúa como gusano tierrero, trozador o gusano ejército y como cogollero, que es su hábito más característico en los cultivos de maíz. En la leucaena se presenta cuando el sistema se establece so- bre terrenos que fueron utilizados en cultivos intensivos de algodón o maíz. Esta plaga puede afectar los meristemas de las plántulas entre 10 y 20 centímetros de altura por lo que es recomendable su control antes de presentarse pérdidas por invasión en el sistema, especialmente en los pastos mejorados cuando se presentan cambios de estación de sequía a la de lluvias. Control Se utilizan para el control biológico, un chinche predador, la crisopa Chrysoperla carnea (200.000 larvas por hectárea) y una avispa parasitoide Trichograma sp. (50 pulgadas por hectárea). Trichograma spp Es una avispa parasitoide de huevos de lepidópteros y ataca a más de 250 espe- cies de plagas. Para Trichograma sp. se requiere la construcción de soportes o “nichos” que pro- tegen a las avispas de las lluvias y evitan la predación por otros insectos, por lo menos durante las 48 siguientes a la liberación. Crisopa Chrysoperla carnea Gran depredador de insectos plaga como áfidos, trips, ácaros, escamas blandas, cochinillas, huevos y larvas de lepidópteros. En estado larval, la crisopa es tan voraz que un solo individuo puede consumir hasta 600 áfidos en una hora. Se realizan recorridos en el campo con una liberación de 100 gramos de crisopas cada ocho pasos. Se utiliza cascarilla de arroz como sustrato para la estabilidad de las larvas. Plaga: Coleópteros, dípteros y lepidópteros Control biológico Beauveria bassiana Es un hongo cosmopolita que infecta a más de 700 especies de insectos; se uti- liza para el control de la broca del café, plagas del suelo, picudo del algodonero,
  72. 72. 77 Módulo - Sistemas Silvopastoriles moscas blancas, trips, chinches y larvas de lepidópteros. Se recomienda hacer una o dos aplicaciones de 200 gramos por hectárea. Bacillus thurigiensis Controla coleópteros, dípteros y lepidópteros, y es activo contra nemátodos, hime- nópteros y ácaros, entre otros órdenes. Estas bacterias deben ser ingeridas por un insecto susceptible en estadio larvario para que se lleve a cabo su efecto tóxico. Metarhizium anisopliae Es un hongo entomopatógeno que controla chinches, lepidópteros, homópteros y plagas del suelo. Este hongo se adhiere a la cutícula de los insectos y en el interior después de germinar las esporas. El micelio produce toxinas que matan al huésped en tres a cuatro días. Otras plagas Áfidos Son chupadores de cogollos tiernos y se presentan principalmente en las épocas de sequía. Para su control, si es posible se aplica un riego por aspersión o se aplica una solución jabonosa con detergente común (18 cucharadas por bomba de 20 litros). Colonias de termitas o comején. Orden Isoptera, familia Termitidae Son insectos sociales muy importantes para el ciclaje de nutrientes y formación de los suelos tropicales. A veces pueden afectar el SSPi cuando las plántulas de leucaena están emergiendo. Los postes que tengan las colonias de comején deben retirarse de los potreros, ya que éstos son el principal foco en áreas ganaderas. Las altas precipitaciones ayu- dan al control y la utilización de hongos como Beauveria y Metarhizium. También se puede utilizar riego por gravedad o por aspersión antes de emplear controles químicos. Prevención y control de arvenses El sitio de plantación debe quedar libre de plantas invasoras. Se debe evitar la emergencia de arvenses durante los primeros cuatro meses de establecimiento del sistema, mediante el manejo integrado de arvenses que incluye limpieza ma- nual y mecánica y herbicidas pre y posemergentes.
  73. 73. 78 Fedegán - Asistegán Algunas recomendaciones importantes a tener en cuenta para el control efectivo de arvenses: Limpieza con desmalezadora (cortadora, guadaña de tractor o escardillo). Se deben buscar operarios con experiencia para no afectar el surco de leucaena. Con este control mecánico se eliminan plantas con tallos fibrosos y gramíneas altas como la guinea. Esta labor se complementa con un control manual para terminar de despejar el surco. Limpieza manual para arrancar arvenses de hoja ancha y suaves como los bledos Amarantus caudatus L., Amarantus dubius las cuales resurgen cuando el suelo está suelto. Aplicación de algunos herbicidas posemergentes, que no afecten la leucaena. • • •

×