11111Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
Espacio Arte Sociedad > Facultad de Arquitectura > Universidad d...
22222 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
Revista de la Facultad de Arquitectura
de la Universidad de Valparaíso.
...
33333Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
Espacio Arte Sociedad > Facultad de Arquitectura > Universidad d...
44444 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
Presentación
En línea con el Plan de Desarrollo 2010 - 2014 de la Facult...
55555Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
Pino V., Investigadora Conicyt Chile y Doctorante del Laboratori...
66666 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
Editorial
Los ¿dos? temas de esta edición:
representaciones y outsiders
...
77777Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
Supongamos una situación similar, pero referida no a un cuadro, ...
88888 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
99999Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
Commerce ambulant et son espace social
LIDA GUAN
> Lida GUANLida...
1 01 01 01 01 0 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
maisons résidentielles sont
disposées mécaniquement rang par
r...
1 11 11 11 11 1Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
se reconvertir en sociétés
compétitives internationale...
1 21 21 21 21 2 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
arrondissements de Nankin. La mairie
de l’arrondissement assig...
1 31 31 31 31 3Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
fois, le commerce ambulant est
aussi abrité par les ch...
1 41 41 41 41 4 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
D’une part, en Chine, la propriété
foncière n’appartient qu’à ...
1 51 51 51 51 5Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
La Tirana: bailar y cantar1
BERNARDO GUERRERO JIMÉNEZ
...
1 61 61 61 61 6 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
seguida por Jesús de Nazareno,San
Antonio de Padua y San José....
1 71 71 71 71 7Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
La historia de cada baile es un
continuo rastrear por ...
1 81 81 81 81 8 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
LA MÚSICA: ADAPTAR ES LA CLAVE
La música interpretada por las ...
1 91 91 91 91 9Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
otorgan sentido a la vida; enlazan el
pasado, presente...
2 02 02 02 02 0 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
cura y expiación de sus males (la
enfermedad en su más amplio
...
2 12 12 12 12 1Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
por voluntad divina. La vida cotidiana,
se percibe com...
2 22 22 22 22 2 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
EL AÑO DESPUÉS DEL GOLPE DE
ESTADO
La celebración de la fiesta...
2 32 32 32 32 3Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
22222 Se refiere a la expresión “Iquique,
tierra de ca...
2 42 42 42 42 4 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
> Christophe LECLERCQChristophe LECLERCQChristophe LECLERCQChr...
2 52 52 52 52 5Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso
Mots-cléMots-cléMots-cléMots-cléMots-clé
venustas, arc...
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Revista Márgenes nº 8 y 9
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Revista Márgenes nº 8 y 9

2,118
-1

Published on

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Nous avons apprécié cette publication. A quand la prochaine parution?
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,118
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Revista Márgenes nº 8 y 9

  1. 1. 11111Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso Espacio Arte Sociedad > Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso Representaciones | Outsiders Márgenes 8 | 9
  2. 2. 22222 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad Revista de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Valparaíso. Autorizada por Decreto Exento Nº 01176, del 24 de septiembre de 1996. Número 8 | 9 2010 / 2011Número 8 | 9 2010 / 2011Número 8 | 9 2010 / 2011Número 8 | 9 2010 / 2011Número 8 | 9 2010 / 2011 ISSN: 0718-4034 Avenida Gran Bretaña 570, Playa Ancha, Valparaíso. CP 236 0066 Teléfonos 56-32 2508206 / 2508437 Fax 56-32 2508213 Chile Contacto con la Dirección lautaro.ojeda@uv.cl La revista MárgenesMárgenesMárgenesMárgenesMárgenes es una publicación editada por la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Valparaíso, Chile. Es una revista internacional arbitrada por pares académicos. Su principal objetivo es difundir, promover y discutir la investigación en las disciplinas que centren su interés en la ciudad, el espacio, la sociedad, privilegiando enfoques creativos, inéditos y diálogos interdisciplinarios. Recoge aportes y preocupaciones que ponen en el centro de sus investigaciones la condición humana y la calidad de vida, los procesos sociales, cultura- les, ambientales, históricos y políticos que atraviesan la sociabili- dad, cuyo fin es de comprender y observar los múltiples aspectos del espacio y sus realidades sociales y culturales en Latino América, el Caribe y Europa. Los artículos publicados expresan el pensamiento de sus autores y no necesariamente el de la comunidad académica de la Facultad de Arquitec- tura. Se autoriza la reproducción del material citando debidamente la fuente. > Márgenes Espacio Arte Sociedad MárgenesMárgenesMárgenesMárgenesMárgenes Espacio Arte SociedadEspacio Arte SociedadEspacio Arte SociedadEspacio Arte SociedadEspacio Arte Sociedad DIRECTORDIRECTORDIRECTORDIRECTORDIRECTOR DIRECTEUR Dr. Pablo Ortúzar Silva Universidad de Valparaíso SUBDIRECTORSUBDIRECTORSUBDIRECTORSUBDIRECTORSUBDIRECTOR SOUS-DIRECTEUR Lautaro Ojeda Ledesma Universidad de Valparaíso COMITÉ EDITORIALCOMITÉ EDITORIALCOMITÉ EDITORIALCOMITÉ EDITORIALCOMITÉ EDITORIAL COMITÉ ÉDITORIAL Dr. Juan Carlos Rodríguez Torrent Dr. Carlos Lara Aspée Dr. Pablo Ortúzar Silva Juan Luis Moraga Lacoste Lautaro Ojeda Ledesma Universidad de Valparaíso COMITÉ CIENTÍFICOCOMITÉ CIENTÍFICOCOMITÉ CIENTÍFICOCOMITÉ CIENTÍFICOCOMITÉ CIENTÍFICO COMITÉ SCIENTIFIQUE Dr. Daniel Le Couédic Université de Bretagne Occidentale Dr. Frédérique Ducharme Université de Bretagne Sud Dr. Franck Dorso Institut d’Urbanisme de Paris Dr. Laurent Devisme ENSA Nantes Dr. Guy Mercier Université Laval Dr. Lucie K. Morisset Université du Québec à Montréal Dr. Richard Klein Université de Paris I, ENSA Lille Dr. Daniel Pinson Université Paul Cézanne Aix-Marseille 3 Dr. Héctor Dupuy Universidad de La Plata Argentina Dr. Claudia Lira Latuz Pontificia Universidad Católica de Chile Dr. Hernán Salas Quintanal Universidad Nacional Autónoma de México Dr. Francisca Márquez Belloni Universidad Alberto Hurtado > IMAIMAIMAIMAIMAGEN PORGEN PORGEN PORGEN PORGEN PORTTTTTADADADADADAAAAA Transformaciones del cubo. Omar Cañete y Catalina Bahamondes MárgenesMárgenesMárgenesMárgenesMárgenes est publiée par la Faculté d’Architecture de l’Université de Valparaiso. Revue internationale, ses articles sont soumis à l’avis d’un comité de lecture. Elle vise la diffusion, la promotion et la discussion de recherches concernant la ville, l’espace et la société, tout en priviligéant le dialogue interdisciplinaire et les points de vue originaux et créatifs. Centrée sur la condition humaine, la qualité de vie et les processus sociaux, culturels, environementaux, historiques et politiques qui traversent la société, elle cherche à comprendre l’espace et la réalité sociale en Amérique Latine et en Europe. > AUTORIDADESAUTORIDADESAUTORIDADESAUTORIDADESAUTORIDADES Rector Universidad de ValparaísoRector Universidad de ValparaísoRector Universidad de ValparaísoRector Universidad de ValparaísoRector Universidad de Valparaíso Prof. Aldo Valle Acevedo Decano Facultad de ArquitecturaDecano Facultad de ArquitecturaDecano Facultad de ArquitecturaDecano Facultad de ArquitecturaDecano Facultad de Arquitectura Prof. Juan Luis Moraga Lacoste Directores de EscuelasDirectores de EscuelasDirectores de EscuelasDirectores de EscuelasDirectores de Escuelas Escuela de Arquitectura Prof. Luis Varas Arriaza Escuela de Diseño Prof. Rodrigo Vargas Calegari Escuela de Ingeniería en Construcción Prof. David Jamet Aguilar Directores de CarrerasDirectores de CarrerasDirectores de CarrerasDirectores de CarrerasDirectores de Carreras Carrera de Actuación Teatral Prof. Cristián Figueroa Acevedo Carrera de Cine Prof. Sergio Navarro Mayorga Carrera de Gestión en Turismo y Cultura Prof. Ernesto Gómez Flores DISEÑODISEÑODISEÑODISEÑODISEÑO Centro de Estudios Editoriales Escuela de Diseño, Universidad de Valparaíso CORRECTOR DE TEXTOS ESPAÑOLCORRECTOR DE TEXTOS ESPAÑOLCORRECTOR DE TEXTOS ESPAÑOLCORRECTOR DE TEXTOS ESPAÑOLCORRECTOR DE TEXTOS ESPAÑOL Hernán Arancibia Donoso IMPRESIÓNIMPRESIÓNIMPRESIÓNIMPRESIÓNIMPRESIÓN Gráfica LOM Miguel de Atero 2888 Quinta Normal, Santiago, Chile
  3. 3. 33333Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso Espacio Arte Sociedad > Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso Contenidos 9 Commerce ambulant et son espace social Lida Guan > 15 La tirana: bailar y cantar Bernardo Guerrero > 24 Ni périphérie ni centre ou la beauté en extension de la ville contemporaine Christophe Leclercq, Philippe Louguet > 31 Transformaciones político- culturales en el espacio mundial. Generalización global y particularismos regionales Héctor Dupuy > 37 Aportes desde lo físico-ambiental para la definición de criterios de delimitación del área de estudio de urbanizaciones acuáticas en la cuenca inferior del Río Luján, Argentina Andrea A. Pérez Ballari, María I. Botana > 50 Experiencia y experimentación de morfologías digitales. Modos de pensamiento y alcances para una reflexión sobre lo inmaterial y esencial en arquitectura Omar Cañete Islas, colaboradora Catalina Bahamondes > 63 El figurar, el figurarse, las figuras de la geometría y la configuration de mon pays Pablo Ortúzar > 72 Contra-mercantilizar, aguzar los sentidos y conversar con los árboles: indicaciones mapuche cordilleranas para una frágil emancipaciónJuan Carlos Skewes V., Debbie E. Guerra M. > 82 L’architecture et l’identité, un paradoxe Jean-Claude Vigato
  4. 4. 44444 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad Presentación En línea con el Plan de Desarrollo 2010 - 2014 de la Facultad de Arquitectura, que en las directrices del acápite de Vinculación con el Medio consulta, como iniciativa, la indexación de la revista MárgenesMárgenesMárgenesMárgenesMárgenes, hemos desarrollado una serie de cambios a los contenidos de nuestra publicación para acercarnos al objetivo de indexar la revista en la Biblioteca Científica Electrónica SciELO Chile en un plazo de dos años y posteriormente a Thomson Reuters. En la historia reciente de la que fuera Revista de la Facultad podemos consignar, desde su edición número 5 en el año 2006, el cambio de nombre a Márgenes y, a partir de los números actuales, a Márgenes, Espacio Arte Sociedad. A propósito del primer cambio, conviene recordar lo que en ese momento el director de la revista, profesor Luis Varas reflexionó: …llegó el momento entonces de buscar un nombre que reflejara aquello que percibíamos como la fuerza latente en el trasfondo de nuestro trabajo académico… la idea de margen nos plantea un enorme desafío. Nosotros no estamos acostumbrados a movernos en terrenos de esa complejidad. El investigador de centro, el académico “de hoja en blanco” está protegido por la seguridad que da lo que se conoce… el otro, el de la orilla, el pliegue, el margen, está obligado a descubrir su propia originalidad y eso es lo que lo hace profundamente universitario. Indudablemente que el cambio que hoy anunciamos, deja abierta la invitación a seguir la idea que originalmente el nombre Márgenes desea expresar, señalado en el párrafo anterior. Este trabajo ha sido compartido por aquellos profesores que han representado a su respectiva unidad académica en el comité editorial primigenio de la revista y por aquellos que se integraron posteriormente para implementar el cambio. Sin embargo, en esta nueva etapa de la revista es destacable la participación del novel profesor de la Escuela de Arquitectura, Lautaro Ojeda, quien realiza su doctorado en Francia y que ha logrado motivarnos en el cambio de enfoque de la revista, coordinando un intercambio con conspicuos profesores franceses, de modo que contamos con la participación y apoyo de: Daniel Le Couédic, director del Laboratorio Doctoral EA2219 del Institut de Géoarchitecture de la Université de Bretagne Occidentale, y Franck Dorso, profesor en el Institut d’Urbanisme de Paris e investigador en el Lab’Urba, EA 3482. Destacable también es la colabora- ción de una ex alumna de nuestra Escuela de Arquitectura, arquitecta Andrea
  5. 5. 55555Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso Pino V., Investigadora Conicyt Chile y Doctorante del Laboratorio Doctoral dirigido por el profesor Le Couédic. En el esfuerzo de replantear MárgenesMárgenesMárgenesMárgenesMárgenes, ha tenido participación relevante el profesor de la Escuela de Diseño, Doctor antropólogo, Juan Carlos Rodríguez, quien con su experiencia como investigador ha sido en las reuniones de trabajo un importante aportador de precisiones con el fin de elevar el nivel de la publica- ción. En el mismo espíritu generoso y genuina preocupación por el nivel acadé- mico colaboraron: profesor Alberto Moya, de la Escuela de Ingeniería en Cons- trucción, candidato a Doctor Universidad Politécnica de Madrid; profesor Luis Varas, Director de la Escuela de Arquitectura; profesor Carlos Lara, Doctor por la Universidad Politécnica de Madrid y profesor Pablo Ortúzar, Doctor por la Univer- sidad Politécnica de Catalunya, quien ha asumido la dirección de la publicación. Hemos optado por mantener el formato de la revista, sin embargo, las exigencias señaladas precedentemente conllevan un cambio en el diseño que se materiali- zará gradualmente. Para estos efectos, hemos contado por segunda vez con la participación de la profesora Luz Nuñez de la Escuela de Diseño, cuyo trabajo en el número anterior significó un aporte a la calidad de la revista. Con entusiasmo esta publicación invita y abre un espacio; un espacio, en primer lugar, a los miembros de nuestra Facultad; un espacio que se ha trazado el objetivo de publicación científica y, por tanto, se ha optado por los criterios de normaliza- ción exigidos por SciELO. Esto significa, entre otras medidas, la implementación de políticas editoriales (6ta versión formato A.P.A), sumisión de los artículos a un doble arbitraje ciego, publicación de todos los artículos en su idioma original con un resumen bilingüe (francés-español, español-francés, español-inglés) y publi- car anualmente 12 artículos provenientes de investigaciones científicas en curso o con un máximo de 5 años de antigüedad. Por supuesto, el conjunto de las medidas implica asegurar la periodicidad semestral de la revista. Creo firmemente que el empeño en esta publicación, realizada a partir de nuestras distintas disciplinas y experiencias, augura en primer lugar una integración cada vez más fecunda en las disciplinas que aquí se practican, impulsándonos a crear desde los márgenes, nuevas soluciones a nuevos problemas. Por otra parte, la revista Márgenes,Márgenes,Márgenes,Márgenes,Márgenes, EEEEEspaciospaciospaciospaciospacio AAAAArterterterterte SSSSSociedadociedadociedadociedadociedad, será un elemento importante para, paulatinamente, ir definiendo el destino y carácter de nuestra Facultad. JUAN LUIS MORAGA LACOSTE DECANO FACULTAD DE ARQUITECTURA
  6. 6. 66666 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad Editorial Los ¿dos? temas de esta edición: representaciones y outsiders Es representación algo que —en inglés— stands for otra cosa. Comprendidas de ese modo, son representaciones los retratos y los símbolos. También los son los ritos y actuaciones: por ejemplo, las teatrales. Y también lo son las imágenes mentales —interiores— de las cosas exteriores. Es lo que parece afirmar Aristóteles, cuando dice que pathémata tes psykés ton pragmáton homoiómata (De interpretatione, 1, 16a6). La traducción de Heidegger es la siguiente: die «Erlebnisse» der Seele, die noémata («Vorstellungen»), sind Angleichungen an die Dinge. (Heidegger 1993, 214). Rivera la traduce de este modo: las “vivencias” del alma, los noémata (“representaciones”), son adecuacio- nes de las cosas. (Heidegger 2003, 235). Que los noémata sean adecuaciones a las cosas —Heidegger no dice “de las cosas”, sino “a las cosas”: an die Dinge— obliga a comparar las representacio- nes con lo que ellas representan, a fin de verificar la adaequatio intellectus et rei: la concordancia del conocimiento con su objeto. A propósito de dicha concordancia, supone Heidegger que alguien, de espaldas a la pared, formula el siguiente juicio verdadero: “El cuadro que cuelga en la pared está torcido”. Este enunciado se evidencia cuando el que lo enuncia se vuelve hacia la pared y percibe en ella el cuadro torcido. ¿Qué es lo evidenciado en esta evidenciación? ¿Se constata acaso una concordancia del “conocimiento” o de “lo conocido” con la cosa que está en la pared? Sí y no; ello depende de si se interpreta en forma fenoménicamente adecuada la expresión “lo conocido”. ¿A qué está referido el enunciante cuando hace su juicio sin percibir el cuadro, sino “tan sólo representándoselo”? ¿A “representaciones” acaso? Ciertamente que no, si representación significa aquí el acto de representarse algo, en cuanto proceso psíquico. Tampoco está referido a representaciones en el sentido de lo representado, si por ello se entiende una “imagen” de la cosa real que está en la pared. Por el contrario, el enunciado “meramente representativo” está referido —en virtud de su sentido más propio— al cuadro real en la pared. Éste y no otra cosa es lo mentado. (Heidegger 2003, 238). 11111 El bretón no distingue el verde del azul. 22222 Mi traducción: No es posible ver el mundo lenguaraz desde arriba. Pues no hay un lugar exterior a la experiencia lenguaraz del mundo, a partir del cual se pudiera tomarla a ella misma como objeto. La física no ofrece semejante lugar.
  7. 7. 77777Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso Supongamos una situación similar, pero referida no a un cuadro, sino a los colores que un haz de luz solar, que pasa por un prisma, proyecta en la pared. Supongamos además que sean dos personas —y no una— las que enuncian y comprueban enseguida lo enunciado: la primera —Newton— habla inglés, y la segunda habla bretón. Newton dice que hay allí siete colores: cuando se vuelve hacia la pared, comprueba la verdad de su enunciado. La segunda dice que hay allí seis: cuando se vuelve hacia la pared, comprueba la verdad de su enunciado1 . No se trata de meras convenciones: por ejemplo, de que Newton mida en pies y en metros el bretón. Se trata de lo que los geógrafos ingleses denominan entitation, la cual hace que haya —por ejemplo— bahías y montañas: no las habría, si —en la continuidad del mar y de la tierra— una lengua no las distinguie- ra como tales. En Language, thought and reality, dice Whorf que [w]e cut up and organize the flow of events as we do, largely because, through our mother tongue, we are parties to an agreement to do so (…). Languages differ not only in how they build their sentences but also in how they break down nature to secure the elements to put in those sentences. (Whorf 1995, 240). Las bahía y montañas que se figura ver la geografía figuran solamente en lo que Gadamer llama Sprachliche Welt, y que —en mi tesis doctoral— propuse llamar dogma: según Liddell y Scott, proviene dogma de dokeo: “videor mihi, to think, suppose, imagine, expect; to be thought or reputed so and so”. Para salir del mundo de las representaciones y saber cómo es —realmente— el mundo, habría que poder mirarlo desde afuera. Pero on en peut pas voir d’en haut le monde langagier. Car il n’y a pas de lieu extérieur à l’expérience langagière du monde, à partir duquel on pourrait la prendre elle-même pour objet. La physique en fournit pas ce lieu2 . (Gadamer 1966, 477). PABLO ORTÚZAR SILVA DIRECTOR REFERENCIAS [Heidegger 1993] HEIDEGGERHEIDEGGERHEIDEGGERHEIDEGGERHEIDEGGER, Martin,, Martin,, Martin,, Martin,, Martin, Sein un Zeit. 1993 Tübingen: Niemeyer. [Heidegger 2003] HEIDEGGERHEIDEGGERHEIDEGGERHEIDEGGERHEIDEGGER, Martin:, Martin:, Martin:, Martin:, Martin: Ser y Tiempo, 2003 Madrid: Trotta. [Whorf 1995] CARROLLCARROLLCARROLLCARROLLCARROLL, John B,, John B,, John B,, John B,, John B, Language, thought and reality:selected writings of Benjamin Lee Whorf, 1995, Cambridge, Massachussets: The MIT Press. [Gadamer 1996] GADAMERGADAMERGADAMERGADAMERGADAMER, Hans Georg,, Hans Georg,, Hans Georg,, Hans Georg,, Hans Georg, Verité et méthode, 1996, Paris: Le Seuil.
  8. 8. 88888 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad
  9. 9. 99999Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso Commerce ambulant et son espace social LIDA GUAN > Lida GUANLida GUANLida GUANLida GUANLida GUAN, architecte, est chercheur-doctorante de Lab Urba à l’école doctorale «Ville, transport, territoire» de l’Université Paris-Est, et reporter en France pour la revue chinoise «Urban Planning International». Parmi mes derniers articles publiés, on peut citer: Réflexion sur la logique de la forme d’architecture, Architecture du Sud, 02/2006, Chine; Architecture de l’urgence, un nouveau sujet de recherche, Urban Planning International, 03/2008, Chine; Interprétation des 10 mots- clefs du «Grand Paris», Urban Planning International, 08/2010, Chine. Je suis aussi traducteur chinois du livre Paris rive gauche: l’îlot ouvert Christian de Portzamparc, Paris: SEMAPA-ANTE- AAM Editions, 2010. guanlida@gmail.com Lab Urba, Ecole doctorale «Ville, transport, territoire» de l’Université Paris-Est. RÉSUMÉ Depuis la fin des années 1970, les mesures visant à renouveler l’image de la ville ont pris de plus en plus d’importance dans l’aménagement des villes chinoises. Or, dans le même temps la poursuite du renforcement du pouvoir régulateur de l’espace urbain a accéléré davantage l’hiérarchisation du territoire urbain, la modification des modes de vie, et la marginalisation des groupes vulnérables de la société. Cet article, concernant le conflit entre le pouvoir régulateur chargeant de l’ordre public et les vendeurs ambulants, cherche à tracer la piste d’urbanisation des villes chinoises et à interroger, a travers des entretiens avec les différents acteurs sociaux à la ville de Nankin, l’ambition gouvernementale locale pour créer une ville «moderne» vis-à-vis des besoins réels des citadins. Mot-clésMot-clésMot-clésMot-clésMot-clés urbanisation, flux migratoire, régulation de l’espace urbain, commerce ambulant, modes de vie ABSTRACT Since the late 1970s, the measures aimed at renewing the image of the city have become increasingly important in the development of the Chinese cities. Yet, at the same time, further strengthening of regulatory power of the urban space has accelerated the prioritization of urban land, the changing life styles, and the marginalization of vulnerable groups of the society. This article concerns about the conflict between the government regulators for public order and the street vendors, seeks to trace the path of urbanization of the Chinese cities and intend to examine, through the interviews with different so- cial actors in the city of Nanjing, the ambition of local government for creating a «modern» city vis-à-vis the real needs of urban residents. Key wordsKey wordsKey wordsKey wordsKey words urbanization, migrants, urban planning, street vendors, lifestyles > L’URBANISATION DES VILLES CHINOISESETSESMODÈLES (1980s-) La réforme économique de la Chine, datée dès la fin des années 1970, n’annonce pas seulement un changement majeur dans le système économique, mais aussi une transformation radicale dans l’ensemble de la société chinoise. C’était un heurt des différentes notions, une mutation des modes de vie, une succession des «anciens» par les «nouveaux»… Au niveau de l’urbanisation, la Chine avait besoin extrêmement de transformer son image urbaine pour qu’elle soit cohérente à sa politique d’ouverture sur l’extérieur. Mais, dans un pays dont le but du développement était de se dégager de la pauvreté, l’aménagement urbain, depuis la fondation de la République populaire de Chine, était considéré au service de la productivité. A l’époque, la plupart des villes se sont développées en suivant la logique du développement industriel: les
  10. 10. 1 01 01 01 01 0 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad maisons résidentielles sont disposées mécaniquement rang par rang, cernant une grande zone industrielle. Peu de divertissement dans la vie quotidienne des citadins, la mobilité urbaine restait relativement faible. Le réseau de communication était peu développé. Qu’un seul axe principal pourrait desservir tous les grands équipements publics. Après une centaine d’année de guerre et de pénurie, il y avait une envie, cachée dans l’esprit des chinois, de sortir de la douleur d’hier, de couper avec le passé. Considérant en plus l’idéologie du Parti communiste chinois de créer une nouvelle Chine, on a cru à l’époque qu’il n’était plus convenable d’emprunter la modèle de ville chinoise traditionnelle comme l’héritage. C’est alors la modèle de « ville moderne » qui manquait pour ce pays, une modèle représentative de l’esprit de cette nouvelle Chine. Pour se distinguer de son passé, il faillait emprunter ceux qui sont à l’envers. Ce sont alors les villes de gratte-ciels, comme New York, Hong Kong, et la ville de Singapour, qui sont à admirer. Cependant, pour un pays en développement, cette modèle de «ville moderne» était très coûteuse. Il est irréalisable de la réaliser dans toutes les villes chinoises. Pour améliorer l’environnement d’investissement et attirer l’intérêt des investisseurs étrangers, Deng Xiaoping, le dirigeant de facto du pays de l’époque, a lancé l’hypothèse de créer les «zones économiques spéciales», les lieux d’expérimentation de la politique d’ouverture aux investissements étrangers. Pour Deng, ces zones fonctionneraient comme les «vitrines» de la Chine, à travers desquelles l’on ferait connaître une nouvelle Chine en train de se moderniser. C’est dans ces zones économiques spéciales où se dressaient les premiers gratte-ciels, les symboles de la modernisation. Shenzhen, un petit village situé en bordure de Hong Kong, est la première ville chinoise acquise le statut de «zone économique spéciale». Bénéficiant des investissements étrangers et délocalisations hongkongaises, elle a connu un spectaculaire essor économique et démographique qui en a fait une ville de douze millions d’habitants pendant 30 ans. Sur le territoire de la ville qui était largement rural dans les années 1970s, de nombreux gratte-ciels poussent comme les champignons après la pluie. S’instruisant auprès de sa voisine Hong Kong, la ville de Shenzhen a réussi enfin à ressembler apparemment à cette modèle de «ville moderne». Elle devient désormais une autre modèle à recopier pour les autres villes chinoises. L’un des effets les plus profonds de Shenzhen est qu’elle a montré un mauvais exemple d’urbanisation pour les autres, un exemple de s’urbaniser de la «table rase». Une fois un petit village dont le territoire était très peu urbanisé, Shenzhen doit son efficacité en termes de production de l’espace urbain à de nombreux terrains vierges qu’elle a à sa disposition. Mais pour les autres villes dont le tissu urbain a été façonné par l’histoire, cette manière de développement est particulièrement problématique. Pour obtenir les terrains constructibles, on n’a pas hésité à démolir les anciens quartiers, même ceux au cœur du centre historique. Parce que, tenant en compte le goût de construction des infrastructures et des équipements publiques, libérer le terrain des anciens quartiers est beaucoup moins coûteux que construire les villes nouvelles autour du centre historique. Si en Europe, «construire la ville sur la ville» signifie une notion de reconquérir les espaces oublies, de les relier avec la trame urbaine pour créer entre eux une continuité. En Chine, dans la plupart des cas, c’est au contraire. C’est de raser l’histoire d’un lieu pour y imposer brutalement un quartier moderne dont ni le tissu ni la morphologie urbaine ne représenteront le moindre respect au contexte urbain existant. Ainsi, l’expression de «vitrine» de Deng s’est employée partout. Elle devient le synonyme des zones nouvellement construites où de nombreuses grandes tours se dressent, donnant une image urbaine moderne. Chaque ville a ses «vitrines» emblématiques. Se distinguant par leurs enjeux politiques, ces lieux de «vitrine» sont souvent les zones dont la régulation de l’espace urbain est plus sévère qu’ailleurs. LA COHORTE DESMINGONGÀ NANKIN Nankin, la capitale de la province chinoise du Jiangsu, est située dans une des plus grandes zones économiques de Chine, le delta du Yangzi Jiang. L’une des plus anciennes villes de la Chine du sud, Nankin était la capitale de six dynasties et la capitale de la République de Chine (1912-1949). Couvrant une surface totale de 6598 km², la ville compte aujourd’hui plus de treize million d’habitants dont sept million de population résidente, six million de résidents inscrits. Etant située à 300 kilomètres de Shanghai, Nankin est un majeur pôle économique de la région du delta du Yangzi Jiang. Au courant des années 1990, la politique d’ouverture sur l’extérieur s’est généralisée dans les grandes villes de la Chine de l’est, de nombreux investisseurs, tels que Fiat, IVECO, et Sharp, sont venus à Nankin. Cela a donné de l’énergie au développement local. Cependant, il implique aussi une réforme radicale au sein des entreprises d’Etat qui sont habituées à l’égalitarisme de l’économie planifiée. Certaines grandes entreprises, telles que Nanjing Steel, Panda Electronics, Jincheng Motors subsistent. Certaines autres, n’ayant pas arrivé à
  11. 11. 1 11 11 11 11 1Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso se reconvertir en sociétés compétitives internationales, ont été faillis. Cela a pour conséquence conduit un nombre important de chômeurs. L’autre effet radical de la politique d’ouverture est que l’Etat encourage certaines régions, surtout celles côtières, à s’enrichir plus tôt. Cela n’a pas simplement élargi la disparité entre les villes littorales et les villes de l’intérieur, mais aussi la disparité entre la ville et la compagne. Depuis le milieu des années 1990, plus de deux cents millions de paysans sont partis aux grandes métropoles pour y devenir manœuvre. Ils composent une énorme cohorte des mingong, les ouvriers migrants qui forment une population flottante. Sans jamais réussir à préciser le nombre des mingong travaillant à Nankin, le gouvernement municipal estime qu’il y a plus de quatre cents milles d’ouvriers paysans dans le secteur du bâtiment (statistiques 2010). Tenant en compte ceux qui font les autres métiers et les nouveaux arrivants qui cherchent le boulot dans le marché du travail, on estime avec modération que le nombre total des ouvriers paysans pourrait atteindre un million, soit un treizième de la population totale de Nankin. En Chine, le salaire minimum interprofessionnel de croissance (SMIC) n’existe pas. Avec l’excès de l’offre sur la demande au marché du travail, le niveau de salaire des mingong reste très bas, souvent au- dessous du niveau moyen social. Beaucoup de migrants paysans, ayant abandonné l’idée de travailler dans le secteur formel, sont arrivés pour faire les petits commerces dans la rue. Sans exploitation du patron ni les arriérés de salaire, les revenus des vendeurs ambulants sont substantiels en général, soient de quelques milliers de yuans aux dizaines de milliers de yuans par mois, largement au-dessus du niveau moyen social. Cependant, la présence des vendeurs ambulants dans l’espace public est contre le gré du gouvernement local de Nankin qui voudrait montrer une image moderne de la ville. Considérant le commerce ambulant comme le résidu marginal de la modernisation, il commence à renforcer son pouvoir régulateur de l’ordre public, comme ce qui s’est passé dans toutes les autres villes chinoises, pour expulser les vendeurs sans permis de travail de la rue. LA GESTION DE L’ORDRE PUBLIC À NANKIN Avec l’accélération d’urbanisation, de nouveaux conflits spatiaux surgissent. Le gouvernement de Nankin s’est interposé de plus en plus dans le différend entre les différents acteurs sociaux. Quant aux vendeurs ambulants, selon la déclaration officielle, leur présence bloque la rue dont la priorité soit réservée à la circulation des flux. D’ailleurs, il est vrai que certains vendeurs de rue qui ne respectent pas la propreté du quartier, ou qui dérangent la vie des autres sont détestés par les habitants et risquent d’être exclus. A l’époque, il n’existait pas d’un département officiel spécialisé en régulation de l’espace urbain. Les vendeurs ambulants, étant considérés à la fois bloquer la circulation de la rue et travailler illégalement sans permis, seraient mis soit sous la garde de la police de la circulation, soit sous la compétence du Chambre de commerce et d’industrie. Cependant, s’étant ennuyé par l’ambiguïté, ni l’un ni l’autre a voulu se charger de cette affaire. Pendant que les deux départements se rejetaient la responsabilité, la gouvernance du commerce ambulant restait toujours un problème insoluble. Dans cette condition, le gouvernement de Nankin a établi le Bureau de gestion urbaine en 1990, dix ans plus tôt que la fondation d’une pareille institution de l’Etat. Sa tâche est de balayer tous ceux qui sont au détriment de l’image de la ville, tels que les constructions illégales et les vendeurs de rue. Pour cela, le bureau municipal a délégué le pouvoir régulateur de l’espace urbain aux 8 Image 1Image 1Image 1Image 1Image 1 Les Mingong qui viennent arriver à Nankin. Sans avoir trouvé le travail, ils se couchent dans la rue devant un marché du travail en espérant d’être recrutés bientôt. (Photographiée par l’auteur)
  12. 12. 1 21 21 21 21 2 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad arrondissements de Nankin. La mairie de l’arrondissement assigne ensuite cette tâche aux bureaux administratifs des quartiers locaux. Au centre ville de Nankin, il y a au totale 46 quartiers dont les bureaux administratifs sont les unités essentielles du système de gestion de l’ordre public. Outre ces 46 quartiers, Nankin a 5 zones représentatives fonctionnant comme les «vitrines» de la ville. Fort de leur statut stratégique, elles sont gouvernées strictement par les bureaux administratifs locaux. Aucun commerce ambulant ne doit paraître dans ces zones. Pour examiner le travail des bureaux de quartiers, le bureau municipal a employé un système de surveillance et de punition (Figure 1). Il installe dans chaque arrondissement un bureau subalterne pour patrouiller dans les quartiers d’arrondissement. Il a recruté d’ailleurs cinquante personnes pour inspecter la condition réelle dans tous les 46 quartiers de la ville. Leur mission est d’infiltrer secrètement dans les quartiers et photographier tous ceux qu’ils trouvent «problématiques». Une fois qu’un problème est découvert, la photo sera publiée sur internet, et le bureau administratif du quartier concernant sera décompté un point. Ayant demandé à chaque arrondissement, au début de l’année, une caution de trois cents milles yuans qui sont cotisés effectivement par les bureaux administratifs des quartiers subalternes, le bureau municipal évalue le travail des 46 quartiers en fin de l’année. Ceux qui ont la note la plus basse, par rapport aux autres quartiers d’un même arrondissement, seront décomptés la caution qu’ils ont remise au bureau municipal. TOUT LE MONDE SE CROIT FAIRE PARTIE DES GROUPES VULNÉRABLES Les employés des bureaux de gestion urbaine de tous les échelons, appelés chengguan, sont recrutés directement du marché du travail. N’ayant pas passé de concours municipal comme les fonctionnaires, ni d’éducation professionnelle comme les policiers, ils ne peuvent pas bénéficier du traitement des fonctionnaires. Leurs salaires restent donc très bas, à peu près mille yuans par mois. De plus, Leur statut social est aussi à discuter. Sans avoir promulgué de la loi à propos de gouvernance de l’espace public, l’application des lois sans «loi» leur a fait la cible de toutes les attaques publiques. Accusés souvent par l’abus de pouvoir et la violence envers les vendeurs ambulants, les chengguan sont considérés, à part le mauvais temps, comme l’un des deux principaux «ennemis naturels» pour les vendeurs de rue. En réalité, la relation entre eux n’est pas si simple comme celle entre les ennemis. L’inspection et l’évaluation du bureau municipal de gestion urbaine a poussé les chengguan de base dans une situation souffrante. Une fois d’être exposé par les inspecteurs, ils seront décomptés deux cents yuans d’amende par le responsable du bureau administratif de quartier. Pour un petit officier qui ne gagne que mille yuans par mois, c’est un montant considérable. Cela a pour conséquence posé les chengguan et les inspecteurs en positions antagonistes. Par rapport aux vendeurs de rue, les chengguan de base sont plus hostiles aux inspecteurs municipaux. L’autre effet secondaire du système de surveillance, c’est qu’il a formé une alliance délicate entre les chengguan et les vendeurs ambulants. En ayant battu avec les vendeurs depuis longtemps, sans jamais réussir à les balayer définitivement de la rue, les chengguan ont bien compris que le problème du commerce informel ne serait pas résolu sans que le gouvernement puisse répondre aux questions de chômage, de disparité économique entre la ville et la compagne, etc. Par la corruption et/ ou la relation renforcée dans le temps, une sorte de tolérance et compréhension s’établie entre les chengguan de base et les vendeurs ambulants. Selon mes entretiens avec les chengguan travaillants dans les quartiers de Nankin, ils m’ont tous avoué qu’ils laissaient faire les vendeurs de rue s’il n’y avait pas de grand événement urbain ni d’inspection du bureau municipal. Non seulement d’être toléré, des Figure 1Figure 1Figure 1Figure 1Figure 1 Système de gouvernance de l’ordre public de Nankin. (Dessinée par l’auteur) Inspecteurdu Bureau municipal de gestion urbaine, Nankin Chengguande Bureau de gestion urbaine, d`arrondissement Chengguande Bureau administratif de quartier Vendeur ambulant Inspecteur Chasser/pénaliser Chasser
  13. 13. 1 31 31 31 31 3Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso fois, le commerce ambulant est aussi abrité par les chengguan locaux. Pour éviter d’être photographié par les inspecteurs, dans certains quartiers que j’ai observés, les chengguan se chargent de prévenir les vendeurs de l’arrivée des inspecteurs. Un des chengguan m’a même dit que leur mission était d’expulser les pauvres de la rue pour laisser l’espace aux voitures des riches. Se jugeant autant vulnérable que les vendeurs de rue, il s’est plaint que c’était le Parti communiste chinois qui faisait contrôler les pauvres par les pauvres. Pourtant, les inspecteurs, l’ennemie commun des chengguan de base et des vendeurs ambulants, se croient aussi faire partie des groupes vulnérables de la société. Sans droit d’application des lois, ni de respectabilité comme celle des policiers, ils deviennent souvent victime de la violence indignée des vendeurs se rue. De plus, gagnant le même niveau de salaire que les chengguan, leur poste est beaucoup moins stable. Parce qu’ils sont demandés inspecter au moins 5 quartiers par jour parmi les 46, soit deux fois par mois pour un même quartier. Malgré toutes les ruses déguisées pour cacher l’identité d’inspecteur, ils seront reconnus enfin par les vendeurs et les chengguan de quartier. Le bureau municipal de gestion urbaine Chaque ville se met à développer les «vitrines» emblématiques qui sont destinées à exposer les meilleurs de la ville. Ces zones de «vitrine» sont alors politiquement plus importantes que les autres (Image 2). De ce fait, la gestion de l’ordre public dans ces zones est plus stricte. Tous ceux qui sont considérés au détriment de l’image de la ville seront à expulser. Au contraire, dans les espaces non stratégiques, la régulation de l’espace urbain est moins renforcée sauf pendant les grands événements urbains, tels que l’inspection municipale de la propreté urbaine qui a lieu une fois par deux mois selon le cas de Nankin. LAMARGINALISATIONDU COMMERCEAMBULANT Non seulement le paysage urbain qui est modifié fondamentalement dans cette folie d’urbanisation, mais aussi les modes de vie des citadins qui ont eu des changements radicaux. Le commerce ambulant, ayant fait une partie importante dans la vie quotidienne de quartier, est considéré aujourd’hui comme le résidu marginal de la modernisation à être balayé. Les vendeurs de rue, composés souvent des chômeurs et des immigrants paysans, sont en train d’être marginalisés pendant que l’espace urbain s’hiérarchise. A Nankin, les endroits dans lesquels on pourrait trouver le commerce ambulant dans la journée sont souvent les quartiers relativement pauvres. souhaite donc renouveler ses inspecteurs le plus fréquent possible, pour garder suffisant de visages étrangers. Il ne leur offre qu’un contrat d’une durée de deux ans. Les personnes recrutées seront rejetées au marché du travail à l’issue du contrat. CONCLUSION Accélérée par la politique d’ouverture sur l’extérieur, l’urbanisation des villes chinoises des années 1980 jusqu’à aujourd’hui et le renforcement du pouvoir régulateur de l’espace urbain qui s’en accompagne ont entraîné de nombreux changements majeurs dans la morphologie urbaine et les modes de vie. L’HIÉRARCHISATIONDUTERRITOIRE URBAIN En aménagement urbain, les villes ont été beaucoup influencées par Hongkong, Taipei, et la ville de Singapour. Prenant ces villes comme les modèles «modernes», les villes chinoises commencent à renouveler l’image urbaine en démolissant les anciens quartiers, qui possèdent des fois d’une éminente valeur historique, pour y construire les nouveaux quartiers. Cela a pour conséquence entraîné une hiérarchisation du territoire urbain. Image 2Image 2Image 2Image 2Image 2 Place de Gulou à Nankin, nommé par le monument historique qui est à côté. Le panneau indique que la place interdit l’entrée des voitures, des vendeurs ambulants, et des animaux. C’est un espace public très peu fréquenté et qui reste simplement un symbole. (Photographiée par l’auteur)
  14. 14. 1 41 41 41 41 4 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad D’une part, en Chine, la propriété foncière n’appartient qu’à l’état. Cela a beaucoup simplifié le processus de réalisation des projets urbains. Les projets d’exploitation au centre ville s’accompagnent souvent de la démolition des anciens quartiers et du déplacement des habitants locaux. Les personnes les plus pauvres sont envoyées habiter de plus en plus éloigné du centre ville. Etant écarté des zones de «vitrine» emblématiques, on se croit avoir moins d’importance à l’image de la ville, la gestion de l’ordre public est moins renforcé. D’autre part, le pouvoir régulateur local a bien compris que dans les quartiers pauvres dont les habitants font souvent des groupes vulnérables de la société, les conflits sociaux sont plus aigus. Il vaut mieux de prendre les mesures tolérantes en affaire du commerce ambulant. UN SYSTÈME RÉGULATEUR DE L’ESPACEURBAIN AUDÉTRIMENT DE L’INTÉRÊT DE TOUS Selon mes expériences à Nankin, tous les trois groupes d’acteur social concernant dans le commerce ambulant, les vendeurs de rue, les chengguan, et les inspecteurs du bureau municipal de gestion urbaine, me paraient en colère contre le système régulateur de l’espace urbain qui les a mis en situation les uns contre les autres. Chacun d’entre eux se croit en plus faire partie des groupes vulnérables de la société. Du côté des vendeurs ambulants, ils se fâchent que le gouvernement qui les a fait soit en chômeur, soit en migrant paysan, ne veut que les marginaliser, au lieu de les aider sortir de la misère. Pour les chengguan, sans avoir obtenu de légitimité en application des lois, ils deviennent la cible la plus attaquée par l’opinion publique. Ils sont en effet le bouc émissaire d’un système défectif. D’un côté des inspecteurs, le système les a fait confronter avec les problèmes les plus épineux sans avoir leur garantit ni de stabilité de poste ni de sûreté individuelle. En fin, l’évacuation du commerce ambulant ne touche pas seulement l’intérêt des vendeurs de rue, mais aussi celui des habitants et des commerçants formels. Selon mes entretiens avec les habitants, la plupart d’entre eux avouent que le commerce de rue multiplie leurs choix en apprivoisement quotidien. Cela leur permet de comparer la qualité, le prix, et la proximité des biens chez les commerçants formels et les vendeurs ambulants. Quant aux commerçants formels qui sont considérés en concurrence avec les vendeurs de rue, ils souhaitent toutefois que le commerce ambulant ne soit pas chassé par les chengguan. Parce que les vendeurs de rue jouent un rôle très important pour animer l’ambiance de rue. Certains commerçants m’ont précisé qu’ils ont eu une chute importante des flux piétons après l’évacuation du commerce ambulant. La perte de leurs revenues est entre 50% et 70%. > BIBLIOGRAPHIE BOURDIN A.BOURDIN A.BOURDIN A.BOURDIN A.BOURDIN A. [2005], La métropole des individus, La Tour d’Aigues: Édition de l’Aube. CROSS J. C. & KARIDES M.CROSS J. C. & KARIDES M.CROSS J. C. & KARIDES M.CROSS J. C. & KARIDES M.CROSS J. C. & KARIDES M. [2007], «Capitalism, modernity, and the ‘appropriate’ use of space», In CROSS J. C. & MORALES A. (ed.), Street Entrepreneur, Oxon: Routledge, p.19-35. DAVIS D.S., KRAUS R, NAUGHTON B. &DAVIS D.S., KRAUS R, NAUGHTON B. &DAVIS D.S., KRAUS R, NAUGHTON B. &DAVIS D.S., KRAUS R, NAUGHTON B. &DAVIS D.S., KRAUS R, NAUGHTON B. & PERRY E.J.PERRY E.J.PERRY E.J.PERRY E.J.PERRY E.J. [1995], Urban space in contemporary China, the potential for autonomy and community in post-Mao China, Cambridge: Wilson. INABA J. & KOOLHAAS R.INABA J. & KOOLHAAS R.INABA J. & KOOLHAAS R.INABA J. & KOOLHAAS R.INABA J. & KOOLHAAS R. [2001], Great leap forward, Köln: Taschen. MONNET J.MONNET J.MONNET J.MONNET J.MONNET J. [2006], «Le commerce de rue, ambulant ou informel et ses rapports avec la métropolisation», Autrepart : Revue de sciences sociales au Sud, nº 39, p. 93-109. Image 3Image 3Image 3Image 3Image 3 Quartier résidentiel de Jiangjiayuan est un quartier modeste à Nankin. Les vendeurs informels de nourriture installent les tables et les bancs sous les arbres. C’est un lieu non dessiné mais présentant l’ambiance d’un vrai espace public. (Photographiée par l’auteur)
  15. 15. 1 51 51 51 51 5Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso La Tirana: bailar y cantar1 BERNARDO GUERRERO JIMÉNEZ RESUMEN Análisis de los aspectos principales de la fiesta de La Tirana, centrándose en el bailar y el cantar como los ejes fundamentales de la pregrinación, además de destacar elementos como la historia del pueblo, la iglesia y otros factores de primer orden para entender esta manifestación religiosa y popular del norte grande de Chile. Palabras clavesPalabras clavesPalabras clavesPalabras clavesPalabras claves religión popular, bailes religiosos, La Tirana, peregrinación ABSTRACT An analysis of the main aspects of La Tirana Festivity, focusing in the dance and singing as fundamental themes of the pilgrimage, besides outstanding historical elements such as the history of the village, the church and other important facts, allowing for the understanding of this religious and popular feast in the Northern Chile. Key wordsKey wordsKey wordsKey wordsKey words popular religion, religious dances, La Tirana, pilgrimage > BernardoBernardoBernardoBernardoBernardo GUERRERO JIMÉNEZGUERRERO JIMÉNEZGUERRERO JIMÉNEZGUERRERO JIMÉNEZGUERRERO JIMÉNEZ, Sociólogo. Universidad Arturo Prat. Iquique. bernardo.guerrero@gmail.com > INTRODUCCIÓN Cada 16 de julio, y desde fines del siglo XIX, cientos y ahora miles de peregrinos se desplazan al pueblo de La Tirana en la pampa del Tamarugal. Ubicado en la comuna de Pozo Almonte y a 70 kilómetros al sur de Iquique, el pueblo de La Tirana, recibe a los peregrinos, ya sea organizados en sus bailes religiosos o bien en forma individual. Un desplazamiento que sobrepasa con largeza a las 60 familias que habitualente viven en ese apacible pueblo. Esta masiva peregrinación, sólo ha sido suspendida en tres ocasiones. Y las tres por motivos de salud. En el 1932, el 1991 y el 2009 (Guerrero, 2008). El año 1970, estuvo a punto de no realizarse, por la instalación de un kiosko en medio de la plaza por parte de un particular. El 1974, la fiesta, por efecto del golpe de Estado del año anterior, se realizó bajo condiciones excepcionales caracteri- zado por la represión y el control. Este artículo entrega información acerca de esta festividad, en base a dos de las actividades que definen a esta práctica religiosa: bailar y cantar. Recalcamos además, en algunos elementos, las relaciones de conflictos que se pueden observar entre los peregrinos y la jerarquía de la iglesia Católica. EL PUEBLO DE LA TIRANA El pueblo de La Tirana al igual que los otros del norte grande de Chile, se fue haciendo a medida que el tiempo pasaba. La ocupación y diseño urbanístico nunca fue ordenado de forma racional ni mucho menos. No hubo una elite que pensara cómo humanizar ese espacio. Los datos de este poblado, indican que en el siglo XVIII ya se habían asentado algunas familias (Núñez 1989:28). Se afirma que este pueblo fue fundado en 1567. La Tirana siempre se estructuró en torno a las tareas mineras. Primero como surtidora de agua, luego por la
  16. 16. 1 61 61 61 61 6 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad seguida por Jesús de Nazareno,San Antonio de Padua y San José. El eje estructurante de su constitu- ción urbana lo constituye la iglesia. Y frente a ella una gran explanada que funciona como plaza, pero que en el mes de julio se llena de bailes religiosos. La iglesia mira hacia el norte, y a diferencia de las iglesias andinas no hacia el oriente, lugar donde nace el sol. Es una estructura de madera y de planchas de zinc que con el tiempo se ha ido habilitando mejor para acoger a los miles de fieles que llegan hasta allí. En los años 70 del siglo pasado, un comerciante trató de instalar en medio de la plaza un inmenso kiosko. La reacción de los bailes religiosos y del obispado fue de protesta (Guerrero, 2010c). Bien se podría decir que el pueblo de La Tirana es la iglesia. En ésta se concentra e irradia toda la vida social de este pueblo de 2000 personas que el día 16 llegar a tener los 200 mil habitantes. Las calles que la circun- dan están constituidas por edificacio- nes de un solo piso mayormente de madera. La superficie urbana no ha de sobrepasar los 1000 metros. En sus márgenes, sobre todo hacia el oriente, y en los días de fiesta, se llena de carpas. En éstas, los que no tienen dinero para arrendar piezas, se instalan para pasar la festividad. La aspiración de la curia es que el templo sea nombrado Basílica menor. Este es un título que el Estado del Vaticano designa. Se espera que el 2012 se ofialice esa nominación. En el año 90, la Municipalidad instaló un camping para dotar de mejores servicios sanitarios a los que allí alojaban. Hay baños públicos. En la década de los 50, las necesida- des del cuerpo había que realizarla en los montes. Así se le llamaba a la planicie donde los tamarugos crecen. En los años 60 le llegó el bautizo a sus calles. Y ese bautizo siguió la lógica chilenizante que invadió a todas las ciudades y poblados de esta zona. La religión y el nacionalismo se dan la mano. Nombramos algunas: calle Santa Teresita de los Andes, 16 de julio, Algarrobo, Obispado, 21 de Mayo, General Ibáñez, Eleuterio Ramírez, Bonilla, Arturo Prat, entre otras. Las calles que circundan directamen- te a la iglesia como 16 de julio, Obispado, son ocupadas preferente- mente como negocios, ya sea comida o de expendios de víveres, carnice- rías, bazares, etc. Los habitantes del pueblo, sin embargo, tienen en la fiesta de la Pascua de los Negros su motivación religiosa fundamental. Es en la primera semana de enero, donde los bailes de pastores tanto del pueblo como de la ciudad de Iquique, se reunen en la iglesia y en la explanada. LEYENDA Y PEREGRINAJE La leyenda de La Tirana no tiene fecha exacta. Se le ubica en el siglo XVII y en la pampa del Tamarugal. Una princesa india, cruel y despiadada, toma prisionero a un portugués que había trabajado en Huantajaya. Se enamora y se convierte al cristianismo. Ambos son ajusticiados. Tiempo después un fraile encuentra un montículo y sobre él, una cruz. Así nace la peregrinación a la “China”. Por más de cien años, los bailes religiosos le han peregrinado. Organi- zados del modo tradicional, en torno a un jefe carismático, o bien del modo moderno, alrededor de un Presidente y con personalidad jurídica, los hombres y mujeres, han coloreado la pampa del Tamarugal con sus trajes, sus mudanzas y sus canciones. Los bailes religiosos son en definitiva una estructura oral. Su historia al igual que las de los barrios, transcu- rre por el territorio de las palabras que no se escriben. A diferencia del club deportivo que tiene su acta de fundación y sus actas de cada reunión, el baile pareció no necesitarlo. Sólo dos cosas la tienen escritas: sus cantos y la fecha de fundación en sus estandartes. presencia de tamurugos para la leña y después para la crianza de ganado. Al parecer y siguiendo a Núñez (1989: 28) el poblamiento de La Tirana data de 1780. Es en el siglo XVIII, que la pampa del Tamarugal se empieza a poblar, siguiendo el patrón rural andino. La economía se sustentaba en la crianza de animales, en la elaboración de carbón de leña y en el procesamiento de la plata. Para Núñez, el origen del culto a la virgen del Carmen hay que buscarlo a fines del siglo XVIII. A lo largo del siglo XVIII: se desarrolló una pobla- ción minera bajo condiciones de explotación bastantes deplorables. Todos habían recibido una intensa formación católica, puesto que en su mayoría provenían de valles y oasis donde los señores españoles, junto a sus magníficas iglesias, habían impuesto una rigurosa catequesis. Tanto los mineros de Huantajaya como los buhoneros del Tamarugal eran profunda e intensamente devotos (Núñez, 1989: 32). LA IGLESIA DE LA TIRANA La antigua iglesia de La Tirana estaba ubicada a unos 1.500 metros al este de la actual Tirana. Se habría construi- do alrededor del año 1765 y funcionó hasta mediados del siglo XVIII. La actual iglesia, la que está en uso data del 1886 (Núñez, 1989: 45). De 1881 data la iglesia que se levantó sobre otra que fue destruida por un terremoto. El primer templo es de 1638 cuando fray Antonio Sarmiento Rendón encuentra la cruz que da origen a la leyenda. El templo actual tiene 120 años y desde hace una década viene sometiéndose a mejoras. En 1898, el Vicario Apostólico Guillermo Carter, entrega informes sobre el templo. Dice que tiene 45 metros de largo por 12 de ancho (Barrios, 1988: 2). El año 1900 Carter y una numerosa delegación visitan la fiesta. Dicen que la procesión está encabezada por la Virgen del Carmen,
  17. 17. 1 71 71 71 71 7Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso La historia de cada baile es un continuo rastrear por la memoria de sus integrantes, sobre todo de los más antiguos. La prensa no registra su dinámica. El bailar constituye el núcleo central de la narrativa de los peregrinos del norte grande de Chile. Sus mudanzas, complejas y altamente estructuradas, responden a una forma de comunicar- se con la Virgen del Carmen. A ella, a quien le llaman “la China” le ofrecen su sacrificio a cambio de un favor. Trabajo y salud constituyen las demandas más frecuentes. Los peregrinos no asociados a los bailes realizan mandas exponiendo el cuerpo a los rigores del desierto. La narrativa de la manda, tiene su dramatismo extremo en el castigo. No cumplir es ofender a la “China”. Y ésta castiga. ELBAILAR Bailar es la máxima expresión del cuerpo religioso y popular. Es su liturgia y su forma de decir “aquí estamos”. La palabra escrita, el raciocino teológico no cabe en este discurso corporal. A la “China” hay que bailarle harto y bonito dicen los peregrinos. Es un baile cuyo destina- tario final es la virgen del Carmen. No hay lugar para el exhibicionismo. La delicadeza de las mudanzas, contras- ta, a veces con el carácter masculino y popular de quien la ejecuta. Ser Moreno o Piel Roja, Chuncho o Gitano, requiere habilidades especiales. En otro texto hemos hecho notar las tres características del hombre popular nortino, que se expresan en la triada bailar, jugar y desfilar (Guerrero 2005). Tres instancias masculinas y populares. Sobre esos tres ejes se levanta buena parte de la identidad del norte grande de Chile. JUNTARSE EN LA SEDE SOCIAL A comienzos del siglo XX, los peregri- nos se juntaban casi de un modo espontáneo. El baile Chino, por ejemplo, días antes de la fiesta se organizaban para estar el día 16 frente a su “China”. Hoy las cosas han cambiado. Muchos bailes tienen su sede social y en ella, a lo largo del año, se organizan para hacer frente a los gastos que implica ir a la fiesta por siete o diez días. La sede social es el espacio profano y sagrado a la vez. Es lo último, porque en ella habita la virgen que cada baile tiene. Al entrar cada peregrino se persigna respetuosamente frente a la imagen. Lo demás tiene que ver con la discusión de temas cotidianos: desde la elección de la directiva, pasando por el pago de la luz y del agua, hasta ver los modos de cómo conseguir dinero, mediante la realización de platos únicos o de completadas, el clásico hot-dog con bebidas. La sede social brinda además asistencia al barrio. Es frecuente que sus instalaciones sean ocupadas para velar al vecino que murió con lo puesto. O bien para celebrar los triunfos del equipo del barrio. ELESTANDARTE El baile también se simboliza en el estandarte. En éste encontramos en una estética especial la fecha de fundación del baile. Es con frecuencia, el estandarte el único dato objetivo de la organización. En su estética podemos observar una fuerte y clara herencia andina. Colores fuertes, letras doradas y una composición atiborrada de elementos de la naturaleza como flores, por ejemplo (Guerrero, 2011a). La Virgen del Carmen ocupa un lugar central en ese espacio. Producto de la chilenización, y de los ataques de la prensa, —los tratan como indios—, le han agregado al lado del estandarte, una o dos banderas chilenas. El baile chino, llegado desde Andacollo, fue el primer baile chileno que arribó al desierto. Sus fundadores traían dos emblemas tricolores. LOS CANTOS Y SU ESPESOR MITOLÓGICO Estar en sintonía con el mundo, sentirse bien no sólo en términos corporales, sino que también en forma psíquica, social y espiritual constituye una meta preciada por todos los hombres y las mujeres. Ha sido Van Kessel quien le ha prestado la atención más sistemática al estudio de los cantos religiosos de los centros de peregrinación (1976; 1992) como La Tirana, Las Peñas y Ayquina. Destaca en su análisis la pervivencia de connotaciones míticas andinas que se expresan en el tema del largo camino —el peregrinaje— y el del Centro del Mundo —el Santuario—. El primer tema se expresa en cantos como: Venimos llegando dulcísima Madre/ de tierras lejanas. Dadnos tu entrada (Van Kessel 1992: 153) o Desde lejos, Madre mía, vemos aquel campanario/ Muy contentos, muy alegres. Tierra santa hemos pisado (Van Kessel 1992: 153). Interpreta de igual modo la figura siempre presente de la Pachamama, bajo el ropaje de la Virgen y que se expresa, de modo inconsciente en versos. Explícitas 19 estrofas en la que el tema de la Pachamama aparece en forma reiterada. En un análisis de las frecuencia de los temas se concluye: Virgen del Carmelo (9 veces) oh madre querida (8 veces) guarda tu corona (16 veces) y logra la(s) flor(es) (8 veces) Para Van Kessel la Pachamama es la personificación mítica del misterio universal de la vida en el mundo (1992: 165). Y agrega Ella es, para el aymara y aún para el mestizo popular- urbano, la fuente de vida y salud, de riqueza y bienestar (1992: 165). En el análisis de la vida y la salud encuentra este autor, 135 alusiones a María como “la que da la vida”; 131 veces “la que concede salud” y 26 veces: “la que cuida, guarda, conserva la vida”. El tema de la vida para el año que viene aparece en 275 veces, etc.
  18. 18. 1 81 81 81 81 8 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad LA MÚSICA: ADAPTAR ES LA CLAVE La música interpretada por las bandas en La Tirana revela la extraordinaria capacidad de adaptación que los bailes tienen. La música del mundo, llámese como se llame, y del género que sea, puede inmediatamente ser objeto de adaptación para que los hombres y las mujeres bailan a su son. En los años 60, un baile reacondicionó el éxito de Roberto Carlos, “Jesus Cristo”. Un tema que no podía ser más ad hoc. Los bronces interpretados por músicos de la escuela andina, le pusieron un sello religioso díficil de imitar. Luego, en los 80, la canción “Vuelvo” de Illapu, que relata la maravilla del regreso desde el exilio, es puesto en escena para que bailen aquellos que cada 16 de julio vuelven a La Tirana. El año 2006, un baile, el Sambo Caporal, adapta un reggeton. Todo vale, siempre y cuando tenga ritmo y sea popular, para bailarle a la virgen. La chilenización, sin embargo ha dejado sus huellas en la música. El “Himno a Yungay” y el “Adiós al Séptimo de Línea”, son interpretadas por los músicos de La Tirana, mientras que el Obispo al lado de sus iguales de Perú y Bolivia, clama por la integración andina. La mezcla, el territorio contaminado, los cruces de matrices musicales, el lugar de la fe, el diccionario de la devoción, converge en esa tierra que el resto del año se prepara para esperar el nuevo ciclo mariano. VESTIDOSPARABAILAR La elegancia, la distinción, el brillo, la humildad, el recato, constituyen las piezas fundamentales de los trajes. Un piel roja, un gitano, una cuyaca, un moreno, un sioux, un sambo caporal, una diablada, un chuncho, un huaso, un chino de la China, y obviamente un chino de Iquique, forman el mosaico de colores que llenan de colores al árido pueblo de La Tirana. Todo ellos tienen en común la fe. Los más clásicos y nortinos, los chunchos, los morenos, las cuyacas, nos remiten a los originarios habitan- tes de esta zona. Son anteriores a la constitución de los estados. Los chinos, arriban con la dinamización de la economía del salitre. Vienen con sus flautas, sus tambores, sus trajes de cuero de color café y portan, además, a falta de una, dos banderas chilenas. Los gitanos, y los indios del oeste, le son apropiados de la industria del cine, que por los años 40 inundan las salas de cines. Los obreros, demostrando una gran sensibilidad social y acaso solidari- dad, se visten como los indios perseguidos y asesinados, encerra- dos en reservas y pintados en el cine como los malos de la película. No hay bailes de vaqueros. No hay bailes de los vencedores. En los 60, cuando en Iquique se “redescrube” Oruro, cuando no hay trabajo, pero sí muchos “campeones”2 , como forma de integración, llegan y van las caravanas de la integración, aparecen las diabladas, con todo el boato que se puede exigir. Luces en las máscaras, botas rojas con pinceladas de color blanco. Capas multicoles se elevan más allá del porte del tamarugo. Es el fin de los diablos sueltos que en forma individual acompañaban a los bailes, a cualquiera. En los 70, cuando la prensa ilustrada ataca a los bailes por “ruidos molestos”, y tratándolos de indios y paganos, aparecen diciendo “somos tan chilenos como el más nacionalista”, el baile huaso. Sombre- ro, espuelas, mantas de tres colores, arreos. ¿Quién dirá ahora que no son chilenos? Aparecerá después un baile de marinos. Prat devocionando a la “China”. El santo secular arrodillado frente a la virgen. En los 90, irrumpen los sambos caporales, representado la dinámica de la esclavitud. Otra vez la influencia de Bolivia (Guerrero, 2010b). Pero volvamos a la prensa ilustrada. Lafourcade escribe acerca de la fiesta de Ayquina usando la expre- sión “kitsch teológico”. Lo mismo hubiera dicho la crítica aristocrática de la escuela de Frankfurt, por boca de Adorno (Bourdieu 2005). Cada cierto tiempo, la prensa local, cubre este tipo de críticas. Van Kessel (1991) ha estudiado con especial detenimiento este proceso. ¿QUIÉNESSONLOSPEREGRINOS? Eres madre poderosa refulgente como estrella la más pura y la más bella doy toda alabanza, la más santa y milagrosa MORENOS DE SAN LORENZO El tema de la identidad cultural ha animado en estas últimas décadas un interesante debate. En América Latina el aporte de pensadores como García Canclini, Octavio Paz, Jorge Larraín y Pedro Morandé entre otros, han puesto de relieve las relaciones entre desarrollo, cultura y religión. Las identidades culturales son procesos de construcción en base a materiales dado por la historia de cada comuni- dad. Se elaboran a partir de eventos que cada comunidad considera significativos –no necesariamente positivos o agradables— concientes o no-concientes. Enfatizamos el componente dinámico y constructivista de la identidad para evitar caer en posturas esencialistas. La identidad habita en el imaginario donde es constantemente recreada. Para Renato Ortiz, la identidad es una construcción simbólica que se hace en relación con un referente. Este puede ser la nación, la clase, el género, la etnia (2005, 77). ¿Qué rol juega la religión en esta discusión en torno a la identidad cultural? Sabemos que la religión es por definición dadora de sentido. Peter Berger en el Dosel Sagrado (1971), especifica esta propuesta, aludiendo a la capacidad que tienen los universos religiosos para situar a los hombres en una relación signifi- cativa con los dioses. Los dioses
  19. 19. 1 91 91 91 91 9Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso otorgan sentido a la vida; enlazan el pasado, presente y futuro y los conectan a una dimensión trascen- dental de la vida. En otras cuando el tiempo transcurre de un modo cíclico, de igual forma, cumple el mismo objetivo. El hombre religioso, como es el caso que aquí nos ocupa se percibe en una relación de dependencia con esas deidades; es un ser que sabe que su destino no está en sus manos; está consciente que es dependiente de la voluntad divina. A su vez, este hombre religioso, construye una imagen de esa divinidad que se nutre de los elemen- tos de su propia realidad cultural. De este modo, la construcción cultural que se hace de la Virgen del Carmen corresponde a una lectura en la que se cruzan la Pachamama con el símbolo católico. Un signo distintivo de la construcción de esta identidad religiosa como son el caso de los peregrinos, es que se reproducen y recrean un sentido de comunidad, que es la que le permite establecer fronteras y diseñar una conciencia del dentro y del fuera. La Tirana, comparsa. Foto del autor. El concepto de comunidad que aquí utilizamos es una variante del concepto de barrio. Más preciso aún se trata de una comunidad religiosa. Esto quiere decir que se alinean sus miembros en torno a la pertenencia y adhesión a una idea religiosa. Los peregrinos se homologan entre sí por su práctica ritual común; toda vez que se diferencian de los otros por su forma de practicar y de concebir su universo religioso. Esta idea de comunidad a pesar de estar en muchas de las veces, estructurada en su funcionamiento con arreglos a reglamentos y estatu- tos, su basamento es primero que nada religioso. El desarrollo histórico del baile religioso, por ejemplo, así lo demuestra. Sostenido en un comien- zo por una estructura familiar ha dado paso, por las exigencia de la vida moderna, a un tipo de organización más formal tal como lo demuestra Van Kessel. Sin embargo, el tema de la religión, la observancia de los ritos y el apego al ceremonial, siguen jugando un rol central. LA IDENTIDAD DEL PEREGRINO Hay dos modos de encarar el tema de la identidad cultural de los peregri- nos. Ambas complementarias. Una, dice relación con algo que ya hemos afirmado y que tiene que ver con el modo en que se conciben frente a la divinidad. Esta información la obtenemos al analizar los cantos religiosos que se expresan en los santuarios del norte grande. Dos, a través de la ética social que éstos manifiestan en su vida cotidiana, y que se puede construir a través de observaciones. En un primer análisis notamos una serie de adjetivos que sirven para lograr obtener una descripción de sí mismos. Pecadores, sanos y deudo- res. Esta trilogía existencial de su vida se explica del siguiente modo. Son pecadores por su misma condición humana, incompletos y falibles. El pecado resulta una práctica cotidiana producto de la naturaleza inacabada del hombre. De allí que el peregrinaje —el largo camino hacia el Centro del Mundo, otro tema recurrente en los cantos religiosos—, tenga como misión la
  20. 20. 2 02 02 02 02 0 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad cura y expiación de sus males (la enfermedad en su más amplio sentido de la palabra). De este modo: De lejanas tierras venimos cruzando pampas y cerros venimos a ver nuestra madre que nos da salud y vida. En el santuario le claman por salud. La resolución de sus males los convierten en deudores. De a pie pagando sus mandas cruzando grandes salares por caminos polvorientos vienen de lejos lugares PRIMERA DIABLADA DE CHILE. SERVIDORES DE LA VIRGEN DEL CARMEN. IQUIQUE. El pago de la manda o del favor concebido en el circuito de la economía religiosa los ubica como eternos agradecidos. Saben además que el no pago de la manda le podría significar la recaída en el mal superado en el Templo. Así cantan: Yo a este templo llegué para una manda cumplir cuando tenga que partir como yo voy a sufrir PRIMERA DIABLADA DE CHILE. SERVIDORES DE LA VIRGEN DEL CARMEN. IQUIQUE. Hay muchos testimonios sobre el particular. Este es uno de ellos: Cinco días con sus noches, con hambre y mojados, montados en la quilla de la embarcación que volcó de campana y salvaron ilesos, sin el más mínimo resfrío, es atribuible sólo a un milagro de la virgen de La Tirana (Danilla, 1988: 2). PECADORES E IDENTIDAD RELIGIOSA Es posible, madre mía, que me vaya con dolor consérvame tú la vida a este humilde pecador CANTO DE LA TIRANA Los peregrinos del norte grande obtienen su identidad al asumirse como pecadores. Esta condición propia del ser humano los lleva a plantearse el tema de cómo superar- la. El concepto de salvación —en su más amplia acepción: vida, salud, etc.— sirve para ello. En los cantos la autodenominación de pecadores es frecuente. En el caso de los peregrinos el tema y la presencia del pecado no es tan frecuente como en los pentecostales. Cuando aparece está relacionado con hechos puntua- les como la de aquellos que han infringido la norma y se encuentra castigado. Por ejemplo: Oh dulce Virgen María dales de tu bendición a tus hijos pecadores que se encuentran en prisión. PRIMERA DIABLADA DE CHILE. SERVIDORES DE LA VIRGEN DEL CARMEN. IQUIQUE. Quizás la palabra que más se parezca al de pecador sea la de humillación. Y cantan: Humillados estamos a tus pies Carmelita del corazón para que nos des tu gracia y tu santa bendición PRIMERA DIABLADA DE CHILE. SERVIDORES DE LA VIRGEN DEL CARMEN. IQUIQUE. La experiencia de la angustia —que no necesariamente significa peca- do— es también expresada: ¡Oh! virgen del Carmelo clama el angustiado y entre sus angustias siempre se ha aliviado El drama del amor no correspendido y otras penurias caben bajo el concep- to de angustia, incluso al que consume pasta de base de cocaína, algo frecuente en el mundo popular. ÉTICA SOCIAL DEL PEREGRINO Su concepción y relación con el mundo va a determinar en muchos de los aspectos, el tema de la identidad cultural de éstos. El mundo un concepto más amplio que el de sociedad, ya que incorpora elementos como la naturaleza, sirve para reflexionar sobre el modo en cómo se construye esta identidad. Para los peregrinos el mundo es un escenario en la que la vida transcurre La Tirana, Chunchos. Foto del autor.
  21. 21. 2 12 12 12 12 1Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso por voluntad divina. La vida cotidiana, se percibe como un lapso de tiempo finito, en la que hay que desarrollar actividades económicas, de reproduc- ción de la familia, albergue, seguridad, etc. El trabajo, al parecer la actividad más emblemática de la vida, implica en muchos de los casos un especie de castigo o de mal necesario que hay que desarrollar. Esta actividad se contrapone al espíritu festivo y bullanguero que anima a la cultura popular. De hecho algunos autores hablan de un “hombre festivo” (Neira 1997: 218) al observar el extendido calendario de fiestas que existen en nuestro continente. Hay también una valoración positiva del azar, sobre todo si se “trata de doblarle la mano al destino” ya sea como millonario premio en los juegos de apuestas, etc. Se construye además una noción de futuro que depende del lugar que ocupa el destino en el corpus valórico de la sociedad. El futuro es incierto, por lo mismo, hay que vivir el momen- to. Esta idea es también discutida por Maffesoli cuando habla del carácter iluminista del trabajo, que hace que el llamado homo faber sea el centro del mundo. El dominio y el control del entorno son las claves de este tipo de forma de estar en el mundo (2006:394). LA ÉTICA DEL TRABAJO Para los peregrinos el mundo del trabajo es hostil y poco deseado. Esta actividad no tiene la legitimidad que otras sí la tienen, como por ejemplo, el ocio, las fiestas, etc. El trabajo así visto, es realizado como una actividad de enajenación que no tiene nada que ver con la realización de los individuos. Se trabaja por la supervivencia, por la superación personal, por la exigencia de la vida moderna, que lo introduce en un ritmo cada vez más asociado al consumo, que a menudo, se les presenta como “progreso”. El trabajo hay que verlo en el marco de una sociedad como la nuestra, subdesarrollada y pobre, en la que las condiciones a las que pueden optar los pobres son bastante mínimas, deshumanizantes y a menudo esclavizante. Sin previsión, sobre todo los trabajos ligados al mundo de la llamada economía informal, esta actividad no contribuye en nada a la realización del ser humano. Para los peregrinos el trabajo tiene sentido inmediato, ya que le permite cada año, realizar la práctica de la peregri- nación. Su estadía con la Virgen, en el Santuario, lo recompensa de los sinsabores del mundo. ELMUNDO El peregrino participa activamente de la vida cotidiana. Puede ser miembro del club deportivo, del sindicato, de la junta de vecinos, y pertenecer al baile religioso. Lo que debe procurar es no mezclar las cosas del baile y de la Virgen con la política. Este último es un tema sensible, pero no tabú. El baile tiene una existencia superior, pero sus fronteras están bien trazadas con respecto a las otras organizacio- nes. Podemos decir aquí, que la identidad del peregrino es múltiple, en términos de lo que él valora: ser dirigente, ser deportista, ser peregrino. Su inserción en el mundo es más integral. Así ven, al mundo tal como lo anticipan en estos versos: Nos enseñaste la alegría de servir a los demás te rogamos Madre Mía por la pobre humanidad No le es ajeno el destino del mundo terrenal. VIRGENMADRENUESTRA El machismo es parte integrante de la cultura en América Latina. Aunque algunos lo asocian a la cultura popular, también es posible encon- trarla en otros estratos de la socie- dad, asumiendo tal vez un carácter más sutil. Esta práctica social y cultural permite que el hombre se ubique por sobre la mujer, desarrollando con ello procesos de dominación, en la que la mujer debe aceptar lo que el hombre propone. La mujer es vista como un ser pasivo e inferior. No obstante, se le reconoce a la mujer cierta superioridad en lo moral y en lo espiritual. Y esta idea está relacionada ciertamente con el culto mariano. La Virgen es una mujer a quien se le respeta. Como Madre merece todo el respeto. A nivel de la vida cotidiana, y en términos parecidos la mujer-madre tiene una connotación diferente. Baste ver la relación entre Madre e Hijo para darse cuenta del peso que tiene la madre. La Virgen —el centro del culto mariano— reproduce ese esquema. Es la madre que sana, perdona y protege. Da auxilio al hijo descarriado y lo pone a prueba. La manda es el indicador de una promesa contraída hacia la Virgen. El no cumpli- miento, será causal de castigo. El análisis de los cantos religiosos de Las Peñas, La Tirana y Ayquina revela la profunda relación entre Madre e hijos. Uno de los sinónimos más frecuente para referirse a la Virgen es, precisamente llamarle Madre. De todo esto se deduce que la Virgen es el centro del culto. Como dice Parker ella no sólo es la madre de Dios, sino que es además la madre de todos los hombres y vela por ellos (Parker 1993: 176). La Virgen es, como ya anotamos más arriba, una figura mestiza que fue vista por los indígenas como una diosa de la fertilidad. María es la versión católica de la Pachamama, que dispensa ahora el cuidado de sus hijos que viven en el campo y en la ciudad. Para los peregrinos, y tal como lo anota Parker María sigue siendo la Madre de Jesús que tuvo a su hijo en un pesebre, que huyó a Egipto y estuvo con él en el momento de su muerte en la cruz. Ella es percibida como una imagen próxima a los pobres, una madre muy humana que está ahora en la gloria de Dios y desde el cielo sigue siendo sencilla y muy cercana (Parker 1993: 176).
  22. 22. 2 22 22 22 22 2 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad EL AÑO DESPUÉS DEL GOLPE DE ESTADO La celebración de la fiesta de La Tirana el año 1974, un año después del golpe de estado del 11 de septiembre de 1973, se realizó bajo Estado de Sitio. Llegaron no más de treinta mil personas. Hubo un estricto control. Se prohibió la llegada de comerciantes peruanos y bolivia- nos. Setenta y ocho bailes se presentaron. Todos de Iquique. Sin embargo, nos dice un entrevistado Muchos llegaron de otras partes en forma individual, con sus trajes y bailaron con nosotros (Oscar Cáceres, 16 de julio de 2006). “El Tarapacá” subraya las ideas de orden y tranquilidad que se advirtió en la fiesta. Dice: Carabineros que adoptó las medidas del caso para prevenir todo tipo de accidentes, y tanto éstos como la policía civil se encargaron también de frenar todo intento de acción de la delincuencia, procediendo a detener a decenas de sospechosos, que si tenían intención de actuar no lograron su objetivo. Esto significó que no se produjera ningún hecho delictuoso. Los robos, hurtos y otra clase de incidentes estuvieron totalmente ausentes en estas festividades, como igualmente los ebrios, ya que se ejerció un estricto control en el cumplimiento de la Zona Seca. (El Tarapacá, 17 de julio de 1974, páginas 1-4). Una lectura de contexto y con perspectiva histórica, indica el intenso ambiente de miedo y de control que se vivía en ese tiempo en el país. No hubo delito, el ideal de una sociedad controlada hasta lo más mínimo, se expresa en esa ocasión. Muchos bailes sufrieron la persecu- ción de sus bailarines y de sus dirigentes. Muchos de ellos, en la elección del año 70, votaron por Salvador Allende (Van Kessel 1987). El miedo era la constante de la vida cotiadiana en esos años. Con el golpe de estado, las restriccio- nes de las libertades individuales fueron evidentes, las comunicacio- nes fueron suspendidadas y operó en consecuencia la desinformación. Hay que recordar que los desplazamien- tos individuales fueron restringidos. Para ir de un lugar a otro había que pedir salvoconducto. La autoridad de la época emitió un bando que regulaba la fiesta. Se destaca: La autorización para los actos y festivida- des en el pueblo del Santuario, deberán realizarse entre los días 13 al 17 del presente mes, podrán participar en ellas sólo los bailes religiosos de Iquique y rige para La Tirana hasta el 20 de Julio la zona seca, lo que impide el consumo de bebidas alcohólicas. También se indica en el referido Bando que en aquella localidad y mientras dure la celebración no habrá toque de queda. Por otra parte, los devotos de la Virgen del Carmen que deseen llegar a pie al pueblo, podrán hacer la marcha sólo desde Pozo Almonte y transitarán por una vía que no sea la carretera, destinada a los vehículos motorizados para evitar accidentes. (El Tarapacá, 10 de Julio de 1974: 2). Este último hecho marcó definitiva- mente el fin de las mandas que consistían en caminar desde Iquique al pueblo de La Tirana. ¿Qué dicen los bailes o los bailarines de esta fecha? Muchos lo recuerdan con tristeza. Había mucho miedo, pero la fe en la virgen ayudó mucho, así nos dice un viejo peregrino. Muchos bailes se presentaron con menos gentes. Algunos estaban confinados en el campo de concentración de Pisagua, otros estaban escondidos. PALABRASFINALES Bailar y cantar constituyen dos elementos sustanciales de la peregrinacion mariana a la fiesta de La Tirana. Hay que sumar además, que los peregrinos en forma indivi- dual realizan mandas arrastrándose, ya sea de rodillas o bien con el cuerpo entero, desde el calvario al templo. La iglesia ha tratado de prohibir este acto, aduciendo que la oración es mejor instrumento para comunicarse con la virgen. El uso del cuerpo por parte de los peregrinos es un punto de conflicto con el catoli- cismo oficial. Para el entonces obispo Enrique Troncoso, en síntesis la Madre María quiere ver a sus hijos con buen espíritu de conversión, pero no arrastrándose por el suelo sino caminando a encontrarse con su hijo Jesucristo. (Estrella de Iquique, 12 de julio de 1990: 8). Hay por cierto, otros conflictos entre los bailes y la jerarquía de la iglesia católica. Los primeros se quejan de que cada vez tienen menos espacio para bailar, debido a la cantidad de misas que se programan tanto el día 15 como el 16 y los siguientes. El 16 de julio de 2010, un bailarín hacía la siguiente observación, respecto al número de misas que se hace ese día, por parte de la Iglesia Católica: Yo vengo a la fiesta como bailarín no como laico. Como laico, puedo asistir a todas las misas, pero como bailarín, lo único que deseo es bailarle a mi “china”. Era una queja. Hay otros elementos de conflicto como, por ejemplo, la transformación en los cantos religiosos. Se pasa de un marianismo a un cristocentrismo. La figura de la “China” ya no es lo central (Escobar, 2011). La fiesta de La Tirana, pese ha haber sido invisibilizada por las autoridades religiosas y polìticas durante casi todo el siglo XX, ha impuesto su presencia y sobre todo su fe a la Virgen de Carmen, a través de sus dos actos esencialmente constituti- vos del peregrinaje marianos: bailar y cantar. > NOTAS 11111 Trabajo escrito bajo el proyecto “Bailes Religiosos, Iglesia Católica y Estado: La fiesta de La Tirana en el Bicentenario”. Proyecto Fondecyt Nº 1100807.
  23. 23. 2 32 32 32 32 3Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso 22222 Se refiere a la expresión “Iquique, tierra de campeones”. Del año 30 al 60, en época de crisis esta ciudad produce grandes campeones de Chile y continentales. El Tani Loayza y Arturo Godoy, ambos boxeadores, son las mayores expresiones. Luego se le suma Raúl Choque, campeón del mundo en pesca y caza submari- na (Guerrero, 1992). BIBLIOGRAFÍA BARRIOS, T.BARRIOS, T.BARRIOS, T.BARRIOS, T.BARRIOS, T. (1988) Creación del santuario de La Tirana. La Estrella de Iquique, 16 de julio de 1988, p. 2. BERBERBERBERBERGER, PGER, PGER, PGER, PGER, P..... (1971) El Dosel Sagrado. Elementos para una sociología de la religión. Buenos Aires: Amorrortu. DANILLA, R.DANILLA, R.DANILLA, R.DANILLA, R.DANILLA, R. (1988) Milagros de la Virgen de La Tirana. En: La Estrella de Iquique. 17 de julio de 1988, p. 2. ELIADE, M.ELIADE, M.ELIADE, M.ELIADE, M.ELIADE, M. (1968) El Mito del Eterno Retorno. Buenos Aires: Editores Emece. ESCOBAR, K.ESCOBAR, K.ESCOBAR, K.ESCOBAR, K.ESCOBAR, K. (2010) Conflictos y alianzas entre la Iglesia Católica y los bailes religiosos: La lucha por la hegemonía y el protagonismo de la fiesta de La Tirana. “El caso de los cantos religiosos”. Tesis para el grado de Licenciatura en Sociología y título profesional de Sociólogo. Universidad Arturo Prat. Iquique, Chile. GUERRERO, B.GUERRERO, B.GUERRERO, B.GUERRERO, B.GUERRERO, B. (1975) Tres partes integrantes de los cantos religiosos en la fiesta de La Tirana. En: Cuaderno de Investigación Social Nº 1. Antofagasta, Chile. pp. 35-46. —— (1992) El Libro de los Campeones. Deporte e Identidad cultural. Universidad Arturo Prat. Centro de Investigación de la Realidad del Norte. Iquique, Chile. —— (2007) Economía, Sociedad y Cultura en la fiesta de La Tirana. Quito: Convenio Andrés Bello, Idap. —— (2004) “Bailar, jugar y desfilar: La identidad cultural de los nortinos”. En: Revista de Ciencias Sociales Nº 14. Departamento de Ciencias Sociales. Universidad Arturo Prat de Iquique. pp 89-104. —— (2005) “Pero alguien trajo el fútbol...” Historia del fútbol en el norte grande de Chile. En: Revista de Ciencias Sociales Nº 15. Departamento de Ciencias Sociales. Universi- dad Arturo Prat de Iquique. pp 125-141. —— (2006) Fútbol en el norte grande de Chile: Identidad Nacional e Identidad Regional. En: Revista de Ciencias Sociales Nº 16. Departa- mento de Ciencias Sociales. Universidad Arturo Prat de Iquique. pp 7-19. —— (2008) Religión y Salud: Prohibido asistir a la fiesta de La Tirana. En: Revista de Ciencias Sociales. Nº 20. Departamento de Ciencias Sociales. Universidad Arturo Prat de Iquique. pp 81-94. —— (2011) Historia, identidad y estéticas andinas y populares en los estandartes de los bailes religiosos en la fiesta de La Tirana. Sin publicar. —— (2011)b Bailes nacionales y bailes andinos en la fiesta de Ayquina. Sin publicar. —— (2011)c La Tirana: el año en que la fiesta estuvo en peligro. Sin publicar. KESSEL, J. V.KESSEL, J. V.KESSEL, J. V.KESSEL, J. V.KESSEL, J. V. (1981) Danzas y estructuras sociales de los Andes. Cusco: IPA. —— (1971) El Desierto canta a María. Bailes Chinos de los Santuarios Marianos del Norte Grande, Serie La Fe de un Pueblo, Tomo I, Santiago: Ediciones Mundo. —— (1971) El Desierto canta a María. Bailes Chinos de los Santuarios Marianos del Norte Grande, Serie La Fe de un Pueblo, Tomo II, Santiago: Ediciones Mundo. —— (1987) Lucero del Desierto. Iquique: Universidad Libre de Amsterdam y Centro de Investigación de la Realidad del Norte. —— (1991) La Prensa y los Mitos frente a los santuarios marianos. En: Revista de Ciencias Sociales Nº 1. Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Arturo Prat. pp 25-34. MAFFESOLI, M.MAFFESOLI, M.MAFFESOLI, M.MAFFESOLI, M.MAFFESOLI, M. (1997) Elogio de la razón sensible. Una visión intuitiva del mundo contemporáneo. Buenos Aires: Editorial Paidós. NEIRA, H.NEIRA, H.NEIRA, H.NEIRA, H.NEIRA, H. (1997) Hacia la tercera mitad. Perú XVI-XX. Ensayos de Relectura Herética. Lima: Fondo Editorial Sidea. NÚÑEZ, L.NÚÑEZ, L.NÚÑEZ, L.NÚÑEZ, L.NÚÑEZ, L. (1988) La Tirana del Tamarugal del misterio al sacramento. Antofagasta: Universidad Católica del Norte. ORTIZ, R.ORTIZ, R.ORTIZ, R.ORTIZ, R.ORTIZ, R. (2005) Otro territorio. Ensayos sobre el mundo contemporáneo. Buenos Aires: Universidad Nacional de Quilmes Editorial. OSSA, MOSSA, MOSSA, MOSSA, MOSSA, M..... (1991) Lo Ajeno y lo Propio. Identidad Pentecostal y Trabajo. Santiago: Centro Ecuménico Diego de Medellín. PARKER, C.PARKER, C.PARKER, C.PARKER, C.PARKER, C. (1993) Otra Lógica en América Latina. Religión Popular y Modernización Capitalista. México: Fondo de Cultura Económica. TENNEKES, H.;TENNEKES, H.;TENNEKES, H.;TENNEKES, H.;TENNEKES, H.; K.OSK.OSK.OSK.OSK.OSTERTERTERTERTER, P, P, P, P, P..... (1986) “Iglesia y Peregrinos en el Norte de Chile: Reajustes en el Balance de Poderes”. En: Cuaderno de Investigación Social Nº 18. Centro de Investigación de la Realidad del Norte. Iquique. pp. 57-86.
  24. 24. 2 42 42 42 42 4 Márgenes > Revista de Espacio Arte Sociedad > Christophe LECLERCQChristophe LECLERCQChristophe LECLERCQChristophe LECLERCQChristophe LECLERCQ, Diplômé de l’Ecole Nationale des Beaux-Arts, architecte, enseignant à l’Institut d’aménagement et d’urbanisme de Lille1. Laboratoire Territoires, Villes, Environnement et société (TVES EA 4477) c.leclercq@cegetel.net > Philippe LPhilippe LPhilippe LPhilippe LPhilippe LOUGUETOUGUETOUGUETOUGUETOUGUET,,,,, Architecte. Professeur à l’Ecole Nationale Supérieure d’architecture et de paysage de Lille (ENSAPL). Directeur du Laboratoire : conception, territoire, histoire (LACTH) louguet@lille.archi.fr > MarMarMarMarMaryvyvyvyvyvonne PREVonne PREVonne PREVonne PREVonne PREVOOOOOTTTTT,,,,, Agrégée d’histoire, docteur en histoire contemporaine, maître de conférences en aménagement et urbanisme à Lille1, Laboratoire TVES EA 4477, chercheur associé au LACHT maryvonne.prevot@univ-lille1.fr Ni périphérie ni centre ou la beauté en extension de la ville contemporaine CHRISTOPHE LECLERCQ PHILIPPE LOUGUET MARYVONNE PREVOT RÉSUMÉ Cette contribution pluridisciplinaire est issue d’interrogations qui ont rassemblé – Philippe Louguet, Christophe Leclercq – architectes – et Maryvonne Prévot, historienne de la ville, à l’occasion du colloque EURAU’10 de Naples en juin 2010, qui avait pour thème «La Venustas: architecture, marché, démocratie»1 . Notre contribution s’intéressait à la fécondation du centre par les valeurs de la périphérie, à partir de l’extension du concept d’architecture et à sa relation actuelle à l’art contemporain. Opposer le centre à la périphérie suggère la reconnaissance implicite des concepts d’unité, d’origine, de commencement, dont on s’aperçoit, par un examen historique, qu’ils sont mythiques voire mythologiques, renvoyant à la Cité idéale et à son concepteur unique. La métropole elle-même, par son étymologie renvoie ainsi à la centralité de la ville-mère. De même, le concept de ville intense2 continue-t-il aujourd’hui à renvoyer à cette centralité idéale. Dans cette approche, tout ce qui s’y oppose, s’éloigne, tout ce qui est centrifuge est perçu comme déqualifiant et déqualifié. Pourtant, toute l’expérience du Vingtième siècle ne plaide-t-elle pas en faveur de l’extension constante, du renouvellement, du débordement des pratiques et des esthétiques? Nous aborderons donc la dialectique centre/périphérie sous l’angle de l’extension, de la diffusion, de la dilution continues non seulement du concept d’architecture et d’art contemporain mais aussi des acteurs et donc des auteurs de la ville. A partir de ce constat, nous réfléchirons à la manière dont l’architecture –entendue comme un art appliqué et (socialement) impliqué (Souriau, 1990, p. 146-147)3 à travers le corps des architectes subit elle-même cette extensibilité, cette diffusion, cette fragmentation des pratiques, des usages et des perceptions. L’extensibilité se pose en termes d’espace, de valeur, de pratiques professionnelles enfin, selon une médaille à deux faces dont l’une est esthétique et l’autre éthique. Celui qui constitua le monde (...) lui donna comme figure celle qui lui convenait et qui lui était apparentée. Au vivant qui doit envelopper en lui- même tous les vivants, la figure qui pouvait convenir, c’était celle où s’inscrivent toutes les autres figures. Aussi est-ce la figure d’une sphère, dont le centre est équidistant de tous les points de la périphérie, une figure circulaire, qu’il lui donna comme s’il travaillait sur un tour -figure qui entre toutes est la plus parfaite et la plus semblable à elle-même - convaincu qu’il y a mille fois plus de beauté dans le semblable que dans le dissemblable. PLATON, TIMÉE, 33 B
  25. 25. 2 52 52 52 52 5Facultad de Arquitectura > Universidad de Valparaíso Mots-cléMots-cléMots-cléMots-cléMots-clé venustas, architecture, art contemporain, ville, extension RESUMEN Esta contribución pluridisciplinar es resultado de los interrogantes que reunie- ron Philippe Louguet, Christophe Leclercq —arquitectos— y Maryvonne Prévot — historiadora urbana— con motivo del coloquio EURAU’ 10 que tuvo lugar en Nápoles en junio de 2010 y que tuvo por tema “La Venustas: arquitectura, mercado, democracia”. Oponer el centro a la periferia sugiere el reconocimiento implícito de conceptos de unidad, origen, comienzo, en los que se percibe, mediante un examen histórico, que son conceptos míticos incluso mitológicos, remitiendo a la Ciudad Ideal y a su diseñador único. La propia metrópolis, por su etimología, remite también a la centralidad de la ciudad-madre. Así mismo, el concepto de Ciudad intensa continua hoy en día refiriéndose a esta centralidad ideal. Desde este punto de vista, todo lo que se opone, se aleja, todo lo que es centrífugo se percibe como descualificante y descualificado. Por tanto, ¿toda la experiencia del siglo XX no apoya la expansión constante, la renovación, el desbordamiento de las prácticas y de las estéticas urbanas? Nosotros abordaremos por tanto la dialéctica centro/periferia desde el punto de vista de la expansión, de la difusión, de la dilución continua no solamente del concepto de la arquitectura y el arte contemporáneo, sino también de los actores y productores de la ciudad. A partir de este planteamiento, nosotros reflexionaremos sobre la manera en que la arquitectura —entendida como arte aplicada y (socialmente) implicada a través de los profesionales de la arquitectura— experimenta ella misma esta extensibilidad, esta difusión, esta fragmentación de prácticas, de usos y de percepciones. La extensibilidad se plantea en términos de espacio, de valor, y de prácticas profesionales, como una moneda de dos caras en la que una es esté- tica y la otra ética. Palabras clavesPalabras clavesPalabras clavesPalabras clavesPalabras claves venustas, arquitectura, arte contemporáneo, ciudad, extensión > L’EXTENSION CONTINUE DU CONCEPT D’ARCHITECTURE ET DES LIMITESDELAVILLE:LORSQUELA PÉRIPHÉRIE FÉCONDE LE CENTRE Le système de valeur des architectes s’est considérablement étendu depuis au moins deux siècles. Cette extension qui coïncide avec l’extension continue du concept d’architecture a connu plusieurs étapes remarquables. De ce point de vue, historiquement, l’architecture est une source de beauté en extension continue, mais au regard de l’Histoire, on peut penser que c’est la ville qui met constamment en crise l’architecture (la ville était d’ailleurs le véritable enjeu des écrits de Vitruve). Déjà chez l’abbé Laugier, en 1753, on assiste à un paradoxe significatif. Au moment où celui-ci tente de redéfinir le bon usage des ordres architecturaux, en s’appuyant sur la nature, et où il essaie même de donner les principes d’une architecture française (principes qui sont à l’origine du néoclassicisme), il réclame dans la ville de la bizarrerie: «(...) qu’on y trouve tout à la fois de l’ordre et de la bizarrerie» (LAUGIER, 1753, p.260). Si l’on ajoute à cela un éloge constant de l’architecture gothique: «… ces hommes que nous plaignons d’avoir vécu dans des siècles de barbarie, auront construit des voûtes que nous sommes forcés d’admirer» (LAUGIER, 1765, p.284)… et du pittoresque, on doit considérer qu’il a réellement mis en place les concepts qui ont régi l’architecture éclectique au XIXème et XXème siècles, jusqu’à sa remise en cause par le mouvement moderne. Il faut noter qu’en s’appuyant sans cesse sur la nature, l’argumentaire de l’abbé Laugier se définit comme approche rationnelle de l’architecture (en phase en cela avec la définition que donne Diderot de l’éclectisme)4 . C’est cette approche rationnelle, qui intègre le chaos: «(…) il en résulte en total une certaine idée d’irrégularité & de cahos qui sied si bien aux grandes villes (...)» (LAUGIER, 1753, p.263) qui sera contestée par le mouvement moderne, au nom d’une autre rationalité. C’est que l’abbé Laugier se situe dans la ville enserrée par des remparts et limitée par des portes. Sa référence générale reste le plan de Rome de Sixte Quint, référence qui, malgré l’émergence évidente de l’urbanisme moderne au XIXème siècle, régit en France la ville jusqu’à y compris les plans d’extension et d’embellissement initiés par la loi Cornudet en 1919. En réalité, cette référence se révèle obsolète du fait de l’arasement des remparts, qui transfor- me la ville en espace illimité malgré les tentatives de préservation de limites par des vides (les parcs de ceinture dans les zones non-aedificandi des remparts, comme l’a préconisé pour Paris Jean Claude Nicolas Forestier). Le mouvement moderne, et en particulier le Corbusier va, à la suite des urbanistes du XIXème siècle (en particulier Idelfonso Cerda et Arturo Soria y Mata) tirer les conséquences du changement d’espace des villes. Si l’on compare le plan d’Une ville contemporaine de trois millions d’habitants de 1923 au plan de La ville radieuse de 1930, on voit nettement le passage d’une ville limitée, qui comprend même encore des portes symboliques, à une ville linéaire illimitée. Si l’on prend l’exemple lillois (Louguet, 2001)5 , en 1846, au moment où la Compagnie du chemin de fer du Nord a relié Lille à Paris, la gare gênée par la présence des remparts s’était installée extra-muros. Au Conseil municipal de Lille, les débats ont alors porté sur la nécessité de faire profiter la ville de l’animation extraordinaire qui s’était spontanément développée à proximité. Le percement des remparts et la

×