O estado dos direitos humanos no mundo

436 views
351 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
436
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
10
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

O estado dos direitos humanos no mundo

  1. 1. INFORME 2013 AMNISTÍA INTERNACIONALEL ESTADO DE LOS DERECHOS HUMANOS EN EL MUNDOINFORME2013AMNISTÍAINTERNACIONALELESTADODELOSDERECHOSHUMANOSENELMUNDO2013El Informe 2013 de Amnistía Internacional documenta el estado de los derechoshumanos en 159 países y territorios durante 2012.Mientras los gobiernos cumplían de boquilla sus compromisos sobre derechoshumanos, siguieron utilizando los intereses nacionales, la seguridad nacional y lapreocupación por la seguridad pública para justificar las violaciones de esosderechos.En respuesta a todo ello, personas de todo el mundo se echaron a la calle, y las redessociales sirvieron como detonante para sacar a la luz la represión, la violencia y lainjusticia. Algunas personas pagaron un alto precio. En muchos países fuerondenigradas, encarceladas o agredidas. Los actos individuales y colectivos de corajey resistencia siguieron impulsando la lucha por los derechos humanos y logrando quelas acciones de gobiernos y de poderosos intereses creados quedaran al descubierto.Este informe da testimonio del valor y la determinación de los hombres y las mujeresde todas las regiones del mundo que se alzaron para exigir el respeto de sus derechosy para proclamar su solidaridad con quienes veían sus derechos burlados.Muestra que, pese a todos los obstáculos en su camino, el movimiento de derechoshumanos es cada vez más fuerte, que sus raíces son cada vez más firmes, y que laesperanza que inspira en millones de personas sigue siendo un poderoso motorde cambio.Únete a nosotros en amnesty.org13INFORME 2013 AMNISTÍA INTERNACIONALEL ESTADO DE LOS DERECHOS HUMANOS EN EL MUNDO
  2. 2. © Edición y traducciónal español:Editorial AmnistíaInternacional (EDAI)Valderribas, 1328007 MadridEspañaCentro de Recursos de Lenguasde Amnistía InternacionalPublicado en 2013originalmente en inglés por:© Amnesty InternationalPeter Benenson House1 Easton StreetLondres WC1X ODWReino Unidoamnesty.orgISBN: 978 - 84 - 96462 - 39 - 7Depósito legal: M-10595-2013Índice: POL 10/001/2013Impreso por:Artes Gráficas ENCOMadrid (España)Impreso en papel reciclado.Reservados todos losderechos.Queda prohibida lareproducción total o parcial deesta publicación, así como sualmacenamiento en sistemasde recuperación deinformación y su transmisiónen cualquier forma o porcualquier medio, ya seaelectrónico, mecánico,fotocopia, grabación o decualquier otro tipo, sin previaautorización de la editorial.amnesty.org/esEste informe documentalas cuestiones de derechoshumanos que motivaronel trabajo y la preocupaciónde Amnistía Internacionaldurante el año 2012 en todoel mundo.La ausencia de un apartadodentro de determinado paíso territorio no debe entendersecomo una declaración de queen ese país no se produjeronviolaciones de los derechoshumanos de esa categoría quefueran motivo de preocupaciónpara Amnistía Internacional.De la misma manera, laextensión dedicada a cadapaís no debe fundamentarcomparación alguna sobre elgrado de preocupación deAmnistía Internacional.AMNISTÍA INTERNACIONALAmnistía Internacional es un movimiento global integrado por más de 3 millones de simpatizantes, miembros y activistas que trabajan en favordel respeto y la protección de los principios de derechos humanos internacionalmente reconocidos. La visión de Amnistía Internacional es la deun mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de DerechosHumanos y en otras normas internacionales de derechos humanos.La misión de Amnistía Internacional consiste en realizar labores de investigación y acción centradas en impedir y poner fin a los abusos gravescontra todos los derechos humanos –civiles, políticos, sociales, culturales y económicos–. Tanto la libertad de expresión y asociación como laintegridad física y mental, tanto la protección frente a la discriminación como el derecho a la vivienda: todos son derechos indivisibles.Amnistía Internacional se financia en gran medida con las contribuciones de su membresía y con donativos. No solicita ni aceptacontribuciones de gobiernos para realizar su labor de investigación y campaña en torno a los abusos contra los derechos humanos. Esindependiente de todo gobierno, ideología política, interés económico y credo religioso.Amnistía Internacional es un movimiento democrático cuyas decisiones fundamentales sobre políticas las toma en sus reuniones bienales elConsejo Internacional, compuesto por representantes de todas las Secciones de la organización. El Consejo designa a un Comité EjecutivoInternacional que lleva a la práctica sus decisiones. Las personas que componen el actual Comité Ejecutivo Internacional son: Bernard Sintobin(Bélgica, habla flamenca, tesorero internacional), Guadalupe Rivas (México, vicepresidenta), Julio Torales (Paraguay), Mwikali Nzioka Muthiani(Kenia), Nicole Bieske (Australia), Pietro Antonioli (Italia, presidente), Rune Arctander (Noruega), Sandra S. Lutchman (Países Bajos) y ZuzannaKulinska (Polonia).Unidos contra la injusticia, trabajamos juntos por los derechos humanos.NOTA SOBRE LA EDICIÓN EN ESPAÑOL DEL INFORME 2013Por lo general, las citas de organizaciones internacionales que aparecen en el texto son la versión oficial en español. En los casos enque existe la posibilidad de que la fuente pueda darse oficialmente en español, no siempre ha sido posible localizar la versión oficialespañola de algunas de las citas, como ocurre en ocasiones con el Comité de Derechos Humanos de la ONU o el Tribunal Europeo.Asimismo, hay casos en que de ningún modo hay versión oficial en español, como sucede con la Comisión Africana o el Consejo deEuropa, que no tienen el español como idioma de trabajo. En ambos casos, EDAI ha traducido al español, entrecomilladas, sus citas.2
  3. 3. Este informe abarca el periodo comprendidoentre enero y diciembre de 2012.13INFORME 2013 AMNISTÍA INTERNACIONALEL ESTADO DE LOS DERECHOS HUMANOS EN EL MUNDO
  4. 4. Informe 2013 Amnistía InternacionalAAbbrreevviiaattuurraass // 66PPrreeffaacciioo // 77PRIMERA PARTEPPrróóllooggoo // 1111SEGUNDA PARTEPaísesAfganistán / 29Albania / 32Alemania / 34Angola / 35Arabia Saudí / 38Argelia / 41Argentina / 43Armenia / 45Australia / 46Austria / 47Autoridad Palestina / 48Azerbaiyán / 51Bahamas / 53Bahréin / 54Bangladesh / 57Bélgica / 59Benín / 60Bielorrusia / 61Bolivia / 63Bosnia y Herzegovina / 65Brasil / 68Bulgaria / 72Burkina Faso / 73Burundi / 74Camboya / 75Camerún / 78Canadá / 80Chad / 82Chile / 84China / 86Chipre / 90Colombia / 91Corea del Norte / 95Corea del Sur / 97Costa de Marfil / 99Croacia / 102Cuba / 103Dinamarca / 105Ecuador / 106Egipto / 108El Salvador / 113Emiratos Árabes Unidos / 114Eritrea / 115Eslovaquia / 117Eslovenia / 119España / 119Estados Unidos de América / 122Estonia / 127Etiopía / 127Federación Rusa / 131Filipinas / 136Finlandia / 138Fiyi / 139Francia / 140Gambia / 142Georgia / 144Ghana / 146Grecia / 147Guatemala / 150Guinea / 151Guinea-Bissau / 153Guinea Ecuatorial / 154Guyana / 156Haití / 157Honduras / 159Hungría / 161India / 163Indonesia / 167Irak / 170Irán / 173Irlanda / 178Israel y los Territorios Palestinos Ocupados / 179Italia / 183Jamaica / 187Japón / 188Jordania / 190Kazajistán / 192Kenia / 194Kirguistán / 197Kuwait / 200Laos / 201Letonia / 2024
  5. 5. Informe 2013 Amnistía InternacionalLíbano / 203Liberia / 205Libia / 207Lituania / 212Macedonia / 213Madagascar / 215Malaisia / 216Malawi / 218Maldivas / 219Malí / 220Malta / 223Marruecos y el Sáhara Occidental / 224Mauritania / 226México / 228Moldavia / 233Mongolia / 234Montenegro / 235Mozambique / 236Myanmar / 238Namibia / 241Nepal / 242Nicaragua / 244Níger / 245Nigeria / 246Noruega / 250Nueva Zelanda / 251Omán / 252Países Bajos / 253Pakistán / 254Panamá / 257Papúa Nueva Guinea / 258Paraguay / 259Perú / 260Polonia / 262Portugal / 263Puerto Rico / 264Qatar / 265Reino Unido / 266República Centroafricana / 270República Checa / 271República del Congo / 273República Democrática del Congo / 274República Dominicana / 278Ruanda / 280Rumania / 283Senegal / 284Serbia / 286Sierra Leona / 290Singapur / 292Siria / 293Somalia / 298Sri Lanka / 302Suazilandia / 304Sudáfrica / 306Sudán / 310Sudán del Sur / 314Suecia / 317Suiza / 318Surinam / 319Tailandia / 320Taiwán / 322Tanzania / 323Tayikistán / 324Timor Oriental / 326Togo / 327Trinidad y Tobago / 329Túnez / 330Turkmenistán / 333Turquía / 334Ucrania / 338Uganda / 341Uruguay / 343Uzbekistán / 344Venezuela / 346Vietnam / 348Yemen / 350Zimbabue / 354TERCERA PARTEContactar con Amnistía Internacional / 360ÍNDICEINFORME 20135
  6. 6. 6 Informe 2013 Amnistía InternacionalACNUR Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los RefugiadosASEAN Asociación de Naciones del Sudeste AsiáticoCEDEAO Comunidad Económica de Estados del África OccidentalCIA Agencia Central de InteligenciaCICR Comité Internacional de la Cruz RojaComité Europeo para la Comité Europeo para la Prevención de la TorturaPrevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos o DegradantesConvención de la ONU Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles,contra la Tortura Inhumanos o DegradantesConvenio Europeo de Convenio Europeo para la Protección de los Derechos HumanosDerechos Humanos y de las Libertades FundamentalesFAO Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la AlimentaciónLGBTI lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexualesOIT Organización Internacional del TrabajoOMS Organización Mundial de la SaludONG Organización No GubernamentalONU Naciones UnidasOSCE Organización para la Seguridad y la Cooperación en EuropaOTAN Organización del Tratado del Atlántico NortePMA Programa Mundial de AlimentosPNUD Programa de las Naciones Unidas para el DesarrolloRelator especial sobre Relator especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrariasejecuciones extrajudicialesRelator especial sobre el racismo Relator especial sobre las formas contemporáneas de racismo,discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intoleranciaRelator especial sobre Relator especial sobre la cuestión de la tortura y otros tratosla tortura o penas crueles, inhumanos o degradantesRelatora especial sobre Relatora especial sobre la violencia contra la mujer, con inclusiónla violencia contra la mujer de sus causas y consecuenciasUE Unión EuropeaUNICEF Fondo de las Naciones Unidas para la InfanciaABREVIATURAS
  7. 7. Informe 2013 Amnistía InternacionalEl Informe 2013 de Amnistía Internacional documenta el estado de los derechos humanos durante2012. El prólogo y el análisis individual de cada uno de los 159 países y territorios trazan unaperspectiva global de los abusos y las violaciones de derechos humanos que quienes ocupan elpoder infligen a quienes se interponen en el camino de sus intereses creados.Los defensores y defensoras de los derechos humanos, aun viviendo a menudo en situacionesprecarias, lucharon por derribar los muros de silencio y hermetismo y hacer frente a quienescometían abusos. En los tribunales, en la calle y en Internet batallaron por su derecho a la libertadde expresión, a no sufrir discriminación y a la justicia. Algunos pagaron un alto precio. En muchospaíses fueron denigrados, encarcelados o agredidos. Los gobiernos, mientras cumplían deboquilla sus compromisos sobre derechos humanos, siguieron utilizando la seguridad nacionaly la preocupación por la seguridad pública para justificar las violaciones de esos derechos.Este informe da testimonio del firme y creciente clamor por la justicia. Sin importar las fronterasy desafiando a las formidables fuerzas alineadas en su contra, hombres y mujeres de todas lasregiones del mundo se alzaron para exigir el respeto de sus derechos y para proclamar susolidaridad con sus prójimos, con quienes sufrían represión, discriminación, violencia e injusticia.Sus acciones y sus palabras demuestran que el movimiento de derechos humanos es cada vezmás fuerte, que sus raíces son cada vez más firmes y que la esperanza que inspira en millones depersonas es un poderoso motor de cambio.7PREFACIO“SI CALLO, GANA LA IMPUNIDAD. […]NUNCA ME IMAGINÉ QUE HABLAR, ESCRIBIR Y CONTARLA VERDAD DE LO QUE PASA PODRÍA SIGNIFICARESTAR EN LA LÍNEA ENTRE LA VIDA Y LA MUERTE.[...] NO CREAN QUE NO SIENTO MIEDO; EN MUCHOSMOMENTOS HE SENTIDO QUE CALA MIS HUESOS,PERO PUEDE MÁS LA RESPONSABILIDAD”.Dina Meza, periodista hondureña, defensora de los derechos humanos, e integrante del Comité de Familiares de DetenidosDesaparecidos en Honduras (COFADEH)
  8. 8. 13INFORME 2013 AMNISTÍA INTERNACIONALPRIMERA PARTE: PRÓLOGO
  9. 9. 11Informe 2013 Amnistía InternacionalLOS DERECHOSHUMANOS NOCONOCEN FRONTERASSalil Shetty, secretario generalDondequiera que se cometa, una injusticia supone una amenaza para la justicia en todo elmundo. Estamos atrapados en una red ineludible de reciprocidad, ligados en el tejido únicodel destino. Cuando algo afecta a una persona de forma directa, afecta indirectamentea todas.Martin Luther King, “Carta desde la cárcel de Birmingham”, 16 de abril de 1963, EE. UU.El 9 de octubre de 2012, unos talibanes armados dispararon en Pakistán contra MalalaYousafzai, de 15 años. Malala recibió un tiro en la cabeza; su delito había sido defendera través de un blog el derecho de las niñas a la educación. Al igual que había sucedido en2010 con Mohamed Bouazizi, cuyo gesto fue el detonante de protestas generalizadasen todo Oriente Medio y el Norte de África, la determinación de Malala traspasó lasfronteras de Pakistán. El sufrimiento y el valor del ser humano, sumados al poder de lasredes sociales, que no entienden de fronteras, han transformado nuestra idea de la luchapor los derechos humanos, la igualdad y la justicia y, a la vez, han generado un cambioperceptible en el discurso en torno a la soberanía y los derechos humanos.Corriendo un gran riesgo, personas de todo el mundo se han lanzado a la calle y al mediodigital para denunciar la represión y la violencia ejercidas por gobiernos y otros agentespoderosos. Mediante blogs, otras redes sociales y los medios de comunicacióntradicionales, han creado un sentido de solidaridad internacional que mantiene vivos elrecuerdo de Mohamed y los sueños de Malala.PRÓLOGOINFORME 2013
  10. 10. Esta valentía, sumada a la capacidad de comunicar nuestra profunda ansia de libertad,justicia y derechos, ha alarmado a quienes están en el poder. Las declaracionesefectistas de apoyo a quienes protestan contra la opresión y la discriminación contrastanllamativamente con la actuación de muchos gobiernos, que reprimen las protestaspacíficas e intentan a toda costa controlar el medio digital, especialmente reproduciendoen él sus fronteras nacionales.Porque, ¿qué ocurre cuando quienes están en el poder, que se aferran al concepto de“soberanía” y abusan de él, se dan cuenta del potencial de la gente para desmantelarestructuras de gobierno y llamar la atención sobre los instrumentos de represióny desinformación que ellos utilizan para mantenerse en el poder? El sistema político,económico y comercial creado por quienes están en el poder genera a menudo abusoscontra los derechos humanos. Por ejemplo, el comercio de armas destruye vidas, pero lodefienden gobiernos que utilizan las armas para reprimir a su propio pueblo o sebenefician de comerciar con ellas. Y se justifican escudándose en la soberanía.Soberanía y solidaridadEn nuestra lucha por las libertades, los derechos y la igualdad tenemos quereplantearnos el concepto de la soberanía. El poder de la soberanía debe –y puede–generarse al tomar las riendas del propio destino, como ha ocurrido con los Estados quehan salido del colonialismo o del dominio de países vecinos o resurgido de las cenizas demovimientos que han acabado con regímenes corruptos y represivos. Éste es elpoder positivo de la soberanía. Para mantenerlo vivo, y para contener su facetaabusiva, hemos de redefinir la soberanía y reconocer la solidaridad y laresponsabilidad globales. Somos ciudadanos y ciudadanas del mundo. Nospreocupamos de lo que pasa porque tenemos acceso a la información ypodemos optar por no tener límites.Los Estados suelen ampararse en la soberanía –equiparándola al control de losasuntos internos sin injerencias externas– para hacer lo que quieren. Porengañoso que sea, se han valido de ella para ocultar o negar matanzas,genocidios, opresión, corrupción, hambrunas o persecución por motivos degénero.Sin embargo, a quienes abusan del poder y sus privilegios ya no les resulta fácil ocultartal abuso. Las personas utilizan sus teléfonos móviles para grabar y subir a Internetvídeos que muestran en directo la existencia de abusos contra los derechos humanos y12 Informe 2013 Amnistía InternacionalLos Estadossuelen ampararseen la soberanía [...]para ocultar o negarmatanzas, genocidios,opresión, corrupción,hambrunaso persecuciónpor motivos de género.
  11. 11. sacan a la luz la verdad oculta tras la retórica hipócrita y las justificaciones interesadas.También resulta más fácil vigilar a empresas y otros agentes no estatales poderosos,porque, cuando su actuación es turbia o delictiva, cada vez les cuesta más ocultar lasconsecuencias.Trabajamos en un marco de derechos humanos que acepta la soberanía pero no ladefiende por sí misma, y menos aún tras el establecimiento de la doctrina de laresponsabilidad de proteger, acordada en la Cumbre Mundial 2005 de la ONUy reafirmada una y otra vez desde entonces. Resulta fácil entender el motivo: sólo el año2012 ya nos ofrece abundantes pruebas de gobiernos que violan los derechos humanosde las personas a quienes gobiernan.Un componente fundamental de la protección de los derechos humanos es el derechode todas las personas a no sufrir violencia. Otro elemento clave son los estrictos límitesa la capacidad del Estado de inmiscuirse en nuestra vida personal y familiar, lo cualincluye proteger nuestra libertad de expresión, asociación y conciencia. También suponeno entrometerse en lo que respecta a nuestro cuerpo y el modo en que lo usamos, a lasdecisiones sobre la reproducción que tomamos, a la identidad sexual y de género queadoptamos o a la vestimenta por la que optamos.En los primeros días de 2012 se quedaron sin hogar 300 familias en la capital deCamboya, Phnom Penh, tras ser desalojadas violentamente de su barrio. Semanasdespués, en Brasil, 600 personas corrieron la misma suerte en el asentamiento precariode Pinheirinho, en el estado de São Paulo. En marzo, 21 personas murieron en Jamaicapor disparos de la policía; unos músicos azerbaiyanos fueron golpeados, detenidosy torturados bajo custodia, y Malí se sumió en una crisis tras producirse un golpe deEstado en la capital del país, Bamako.Y así continuó el año: más desalojos forzosos en Nigeria; asesinatos de periodistas enSomalia, México y otros lugares; mujeres violadas o víctimas de agresión sexual en sucasa, en la calle o mientras ejercían su derecho a protestar; comunidades de lesbianas,gays, bisexuales, transgénero e intersexuales a quienes se prohibió festejar el Orgulloy cuyos integrantes fueron golpeados, y activistas de derechos humanos asesinadoso enviados a la cárcel por cargos falsos. En septiembre, Japón ejecutó a una mujer porprimera vez en más de 15 años. En noviembre se intensificó de nuevo el conflicto enIsrael y Gaza, y en la República Democrática del Congo decenas de miles de civileshuyeron de sus hogares cuando el grupo armado 23 de Marzo (M23), respaldado porRuanda, marchó sobre la capital de la provincia de Kivu Septentrional.13Informe 2013 Amnistía Internacional
  12. 12. El caso de Siria merece mención aparte. Según la ONU, la cifra de muertes al finalizar elaño ascendía a 60.000, y seguía subiendo.Ausencia de protecciónEn los últimos decenios se ha recurrido con demasiada frecuencia a la soberanía delEstado –cada vez más estrechamente ligada al concepto de seguridad nacional– parajustificar actuaciones contrarias a los derechos humanos. Dentro de las fronterasnacionales, quienes tienen el poder afirman que sólo a ellos les corresponde tomardecisiones sobre la vida de las personas bajo su gobierno.Al igual que su padre, el presidente Bachar al Assad se ha mantenido en el poderenfrentando a las fuerzas de seguridad y al ejército sirio con quienes piden sudimisión. Sin embargo, hay una diferencia fundamental. Cuando se produjo lamatanza de Hama, en 1982, Amnistía Internacional y otras organizaciones pusieronde manifiesto lo que estaba ocurriendo y trabajaron sin descanso para intentardetenerlo. Pero la masacre se cometió prácticamente a espaldas del resto del mundo.En cambio, en los últimos dos años, valerosos activistas y blogueros sirios han podidocontar directamente al mundo lo que estaba pasando en su país, incluso en el mismomomento en que sucedía.A pesar del creciente número de víctimas –y de la gran cantidad de pruebas de loscrímenes cometidos–, el Consejo de Seguridad de la ONU ha vuelto a abstenerse deactuar para proteger a la población civil. Las fuerzas de seguridad y el ejército sirios llevancasi dos años lanzando ataques indiscriminados y deteniendo, torturando y matando aquienes consideran partidarios de los rebeldes. Un informe de Amnistía Internacionaldocumentó 31 formas distintas de tortura y otros malos tratos. Los grupos armados deoposición también han sido responsables de torturas y ejecuciones sumarias, si bien auna escala mucho menor. Quienes defienden la inacción del Consejo de Seguridad de laONU, especialmente Rusia y China, alegan que con ella se está respetando la soberaníadel Estado.La idea de que ni los Estados ni la comunidad internacional deben actuar concontundencia para proteger a la población civil cuando los gobiernos y sus fuerzas deseguridad persiguen a su propio pueblo –a menos que puedan obtener algún beneficio–es inaceptable. La inacción en nombre del respeto a la soberanía del Estado esinjustificable, tanto si hablamos del genocidio de 1994 en Ruanda o de la muerte dedecenas de miles de civiles tamiles acorralados en la letal “zona libre de combates” del14 Informe 2013 Amnistía Internacional
  13. 13. norte de Sri Lanka en 2009, como si nos referimos a las personas que siguen muriendode hambre en Corea del Norte o al conflicto sirio.En última instancia, los Estados son responsables de respetar y defender los derechos delas personas que viven en su territorio. Pero quien crea en la justicia y los derechoshumanos no podrá sino decir que, hoy en día, la soberanía sólo se ocupa de estosconceptos para incumplirlos.No hay duda de que ha llegado el momento de cuestionar esta mezcla tóxica que forjanlos Estados cuando exigen soberanía absoluta y dan prioridad a laseguridad nacional y no a los derechos humanos y la seguridad humana.Basta de excusas. Ha llegado la hora de que la comunidad internacional déun paso adelante y redefina su obligación de proteger a la ciudadanía detodo el planeta.Nuestros países tienen la obligación de respetar, proteger y hacer realidadnuestros derechos. Y son muchos los que no lo han hecho o, en el mejor de los casos,lo han hecho a medias. A pesar de todos los éxitos logrados por el movimiento de derechoshumanos durante los últimos decenios –desde la liberación de presos de conciencia hastala prohibición global de la tortura y la creación de la Corte Penal Internacional–, estadistorsión de la soberanía supone que miles de millones de personas siguen olvidadas.Custodia frente a explotaciónUno de los ejemplos más crudos de esta situación en los últimos decenios ha sido el tratoque se ha dispensado a los pueblos indígenas del mundo. Un valor fundamental quecomparten las comunidades indígenas de todo el planeta es su rechazo a la idea de“posesión” de la tierra. Y sin embargo, tradicionalmente se han considerado guardianesde las tierras que habitan. Pero han pagado muy caro este rechazo del concepto depropiedad. Muchas de las tierras donde viven comunidades indígenas han resultado serricas en recursos, de manera que el gobierno que supuestamente tiene que proteger susderechos se apropia de la tierra para el ”Estado soberano” y luego la vende, la arriendao permite que otros la saqueen.En vez de respetar el valor de las comunidades como guardianes de la tierra y susrecursos, Estados y empresas se han trasladado a esas zonas, provocando el desalojoforzoso de las comunidades indígenas y apropiándose de la tierra o de los derechos deexplotación minera vinculados a ella.15Informe 2013 Amnistía InternacionalLos gobiernos deberíanaprender de los pueblosindígenas y replantearsesu relación con losrecursos naturales.
  14. 14. Para los sawhoyamaxa de Paraguay, 2012 transcurrió igual que los 20 años anteriores:siguieron desplazados de sus tierras ancestrales a pesar de que se había reconocido suderecho a ellas en una sentencia dictada por la Corte Interamericana de DerechosHumanos en 2006. Más al norte, decenas de comunidades indígenas de Canadácontinuaron oponiéndose a la construcción de un oleoducto que atravesaría sus tierrasancestrales para conectar las arenas petrolíferas de Alberta con la costa de la ColumbiaBritánica.En un momento en el que los gobiernos deberían aprender de los pueblos indígenasy replantearse su relación con los recursos naturales, comunidades indígenas de todo elmundo viven asediadas.Lo que hace que esta devastación sea especialmente alarmante es la inobservancia –porparte de los Estados y las empresas– de la Declaración de la ONU sobre los Derechos delos Pueblos Indígenas, que exige expresamente a los Estados que garanticen laparticipación plena y efectiva de los pueblos indígenas en todos los asuntos que lesafecten. Los activistas de los derechos de los pueblos indígenas son víctimas deviolencia, e incluso asesinato, cuando intentan defender sus tierras y comunidades.Esta discriminación, marginación y violencia no se han limitado al continente americano,sino que se han producido en todo el planeta, desde Filipinas hasta Namibia, en dondeen 2012 los niños y niñas de los pueblos san, ovahimba y otras minorías étnicasencontraron numerosas barreras que les impedían acceder a la educación. Tal fue lo queocurrió en concreto con los niños y las niñas ovahimba de Opuwo, que se vieronobligados a cortarse el pelo y dejar de utilizar su vestimenta tradicional para poder asistira la escuela pública.Circulación de capitales y personasLa carrera por los recursos no es más que un aspecto de nuestro mundo globalizado.Otro es la circulación de capitales, que cruzan fronteras y atraviesan océanos para llegara los bolsillos de los poderosos. Sí, la globalización ha conllevado prosperidady crecimiento económico para algunas personas, pero la experiencia de los pueblosindígenas se está repitiendo en otras comunidades que ven cómo los gobiernos y lasempresas se benefician de las tierras en donde viven y pasan hambre.En el África subsahariana, por ejemplo, a pesar del considerable crecimiento registradoen muchos países, millones de personas siguen viviendo en unas condiciones de16 Informe 2013 Amnistía Internacional
  15. 15. pobreza que ponen su vida en peligro. La corrupción y el flujo de capitales hacia paraísosfiscales establecidos fuera de África siguen siendo dos de las principales causas de ello.La riqueza minera de la región continúa fomentando acuerdos entre empresas y políticosen los que ambas partes se benefician, pero a un elevado coste. La falta de transparencia entorno a los acuerdos de concesión y la ausencia total de rendición de cuentas suponenque tanto los accionistas de las empresas como los políticos se enriquecen de formainjusta gracias a las personas que sufren explotación laboral, degradación de sus tierras yviolación de sus derechos. Para estas personas, la justicia es prácticamenteinalcanzable.Otro ejemplo de la libre circulación de capitales son las remesas de dineroque los trabajadores migrantes de todo el mundo envían a casa. Según elBanco Mundial, el dinero enviado por los trabajadores migrantes a lospaíses en vías de desarrollo es el triple de la ayuda internacional oficial aldesarrollo. Sin embargo, en 2012, esos mismos trabajadores migrantes seencontraron a menudo con que ni sus Estados de origen ni los de acogidaprotegieron adecuadamente sus derechos.Por ejemplo, en Nepal, las agencias de contratación continuaron en 2012con la trata de trabajadores migrantes con fines de explotación y trabajoforzoso, y cobraron tarifas superiores a los límites impuestos por elgobierno, lo que obligaba a los trabajadores a solicitar cuantiosos préstamos a tipos deinterés muy elevados. Los encargados de las contrataciones engañaron a muchosmigrantes con respecto a las condiciones laborales. Rara vez se sancionó a las agenciasde contratación que infringieron la legislación nepalí. Claro ejemplo de ley que se quedaen poco más que simple palabrería en lo que respecta a los derechos de las mujeres fuela decisión que el gobierno nepalí tomó en agosto, cuando prohibió que las mujeresmenores de 30 años migrasen para realizar trabajo doméstico en Arabia Saudí, EmiratosÁrabes Unidos, Kuwait y Qatar, debido a las denuncias de abusos sexuales y otros malostratos físicos registradas en esos países. La prohibición supuso un potencial aumento delriesgo para las mujeres, que desde entonces se ven obligadas a buscar trabajo por víasinformales. Lo que el gobierno debía haber hecho era luchar por conseguir un entornolaboral seguro para las mujeres.Una vez que las personas se han marchado, los Estados de origen afirman que, dado quesus trabajadores migrantes ya no se encuentran en su territorio, no tienen obligacionespara con ellos, a la vez que los Estados de recepción sostienen que, al no ser ciudadanos,carecen de derechos. Mientras tanto, la Convención Internacional de la ONU sobre la17Informe 2013 Amnistía InternacionalLos más vulnerables sonlos 12 millones deapátridas que hay en elmundo, cifra equivalentea la población degrandes aglomeracionesurbanas como Londres,Lagos o Río. En tornoal 80 por ciento de esaspersonas son mujeres.
  16. 16. Informe 2013 Amnistía Internacional18Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares,adoptada en 1990, sigue siendo uno de los convenios de derechos humanos con menosratificaciones. Ninguno de los Estados de acogida de migrantes de Europa Occidental laha ratificado, y tampoco lo han hecho otros países con gran poblaciónmigrante, como Australia, Canadá, EE. UU., los países del Golfo, India ySudáfrica.Esta situación de vulnerabilidad es aún más grave en el caso de las personasrefugiadas. Los más vulnerables son los 12 millones de apátridas que hay en elmundo, cifra equivalente a la población de grandes aglomeraciones urbanascomo Londres, Lagoso Río. Además, en torno al 80 por ciento de esas personasson mujeres. Sin la protección de su Estado “soberano”, estas personas sonauténticos ciudadanos del mundo. Y su protección nos corresponde a todos.Constituyen la razón más incuestionable para cumplir el deber de proteger.Porque las garantías de protección de los derechos humanos deben aplicarse atodos los seres humanos, sin importar si se encuentran o no en su país.Actualmente se considera que la protección de los derechos humanos estásubordinada a la soberanía del Estado. Las mujeres son violadas en camposde acogida de Sudán del Sur; desde Australia hasta Kenia, se encierra asolicitantes de asilo en centros de detención o en contenedores metálicos, ycentenares de personas mueren en barcos que hacen agua mientras intentandenodadamente llegar a un puerto seguro.En 2012 una vez más se obligó a embarcaciones de africanos que luchaban pormantenerse a flote en la costa italiana a alejarse de la seguridad del litoral europeo ennombre del sacrosanto control de las fronteras de los Estados. El gobierno australianocontinuó interceptando embarcaciones con refugiados y migrantes en alta mar. LaGuarda Costera estadounidense defendió esta práctica: “Al interceptar a migrantes enalta mar se les puede devolver rápidamente a sus países de origen sin los costososprocesos necesarios si consiguen llegar a Estados Unidos”. En todos los casos se dio másimportancia a la soberanía que al derecho de las personas a solicitar asilo.Cada año, unas 200 personas mueren intentando cruzar el desierto para llegar a EstadosUnidos, una consecuencia directa de las medidas adoptadas por el gobiernoestadounidense para que los pasos más seguros sean infranqueables para los migrantes.Estas cifras se han mantenido constantes a pesar de la disminución de la inmigración.El comercio de armasestá directamenterelacionado conla discriminacióny la violencia de género,que afectan a lasmujeres de mododesproporcionado.Las consecuenciasson enormes para lasiniciativas destinadasa consolidar la paz,la seguridady la igualdad de género ya garantizarel desarrollo.
  17. 17. Estos ejemplos son una muestra del más abyecto abandono de la responsabilidad depromover los derechos humanos –incluido el derecho a la vida–, y contrastanpoderosamente con la libre circulación de capitales mencionada previamente.Las medidas de control de la inmigración también contrastan notablemente con lasescasas trabas puestas a la circulación transfronteriza de armas convencionales, enespecial de armas pequeñas y ligeras. Como consecuencia de este comercio, cientos demiles de personas han muerto, han resultado heridas, han sido violadas o se han vistoobligadas a huir de sus hogares. Además, el comercio de armas está directamenterelacionado con la discriminación y la violencia de género, que afectan a las mujeres demodo desproporcionado. Las consecuencias son enormes para las iniciativas destinadasa consolidar la paz, la seguridad y la igualdad de género y a garantizar el desarrollo. Enparte, los abusos se fomentan gracias a que en todo el mundo resulta fácil comprar,vender, trocar y transportar armas, que a menudo acaban en manos de gobiernosabusivos y sus fuerzas de seguridad, señores de la guerra y bandas delictivas. Es unnegocio lucrativo –70.000 millones de dólares estadounidenses anuales–, de modo quequienes tienen intereses creados intentan proteger este comercio frente a la regulación.Cuando se imprima este informe, los principales gobiernos responsables del corretaje dearmas estarán listos para las negociaciones en torno a un tratado sobre el comercio dearmas. Nuestra petición es que se prohíban las transferencias de armas cuando existaun riesgo sustancial de que esas armas se utilicen para cometer violaciones del derechointernacional humanitario o graves violaciones del derecho internacional de los derechoshumanos.Circulación de la informaciónAsí y todo, en estos ejemplos podemos encontrar un importante aspecto positivo: nosenteramos de ellos. Amnistía Internacional lleva medio siglo documentando violacionesde derechos humanos en todo el mundo y utilizando todos sus recursos para intentardetener y prevenir los abusos y proteger nuestros derechos. Quienes fundaron elmovimiento moderno de defensa de los derechos humanos nunca hubieran imaginadolas oportunidades que ofrece la globalización de las comunicaciones. Gobiernos yempresas tienen cada vez menos posibilidades de ocultarse tras las fronteras de la“soberanía”.Las nuevas formas de comunicación han arraigado en nuestras vidas con una rapidezimpresionante. Desde la creación del dominio .com en 1985 hasta ahora,cuando 2.500 millones de personas pueden acceder a Internet, el engranaje del cambio19Informe 2013 Amnistía Internacional
  18. 18. ha girado a una velocidad extraordinaria. En 1989, Tim Berners Lee propuso que larecuperación de documentos se convirtiese en parte integrante de Internet, en 1996nació Hotmail, en 1999 aparecieron los blogs y en 2001 se presentó Wikipedia. En 2004nació Facebook, y un año después le siguió YouTube; al mismo tiempo, Internet registrósu usuario número 1.000 millones, alguien que, según se dijo, “desde el punto de vistaestadístico, probablemente sea una mujer de 24 años que vive en Shanghái”. Twitterllegó en 2006, al igual que Gu Ge, el sitio censurado de Google en chino. En 2008 yahabía más personas conectadas a Internet en China que en Estados Unidos. Y esemismo año, activistas que trabajaban con kenianos dedicados al periodismo ciudadanocrearon un sitio web denominado Ushahidi –“testimonio” en swahili–, que en un primermomento pretendía elaborar un mapa de las denuncias de violencia postelectoral enKenia, pero que desde entonces ha evolucionado hasta convertirse en una plataformautilizada en todo el mundo con la misión de “democratizar la información”.Vivimos en un mundo lleno de información. Los activistas disponen deherramientas con que asegurarse de que no se ocultan las violaciones dederechos humanos. La información crea la imperiosa necesidad de actuar. Noshallamos en un momento crucial: ¿seguiremos teniendo acceso a estainformación o se encargarán los Estados, en connivencia con otros agentespoderosos, de bloquearlo? Amnistía Internacional quiere asegurarse de quetodas las personas disponen de las herramientas necesarias para acceder a lainformación y compartirla y para cuestionar el poder y la soberanía cuando seabusa de ellos. Con Internet podemos crear un modelo de ciudadanía global; la redsupone el contrapunto al concepto de soberanía y derechos basados en el lugar deresidencia.Lo que Martin Luther King expresó con tanta elocuencia al hablar de “una red ineludiblede reciprocidad” y del “tejido único del destino” ha sido propugnado e impulsado antesy después de él por muchos grandes pensadores y defensores de los derechoshumanos. Pero ahora ha llegado el momento de integrarlo en el propio “tejido” denuestro modelo internacional de ciudadanía. El concepto africano de “Ubuntu” loexpresa con gran claridad: “Soy porque somos”.Se trata de conectarnos todos, de no permitir que las fronteras, los muros, los océanoso la representación del enemigo como “el otro” contaminen nuestro sentido natural de lajusticia y la humanidad. El medio digital ya nos ha conectado realmente con lainformación.20 Informe 2013 Amnistía InternacionalPodemos exigir que losEstados garanticen quetodas las personas bajosu gobierno tenganacceso provechoso almedio digital.
  19. 19. Empoderamiento y participaciónEs sencillo: el carácter abierto del medio digital permite la participación en condicionesde igualdad y facilita que muchas más personas accedan a la información que necesitanpara cuestionar a gobiernos y empresas. Es una herramienta que fomenta latransparencia y la rendición de cuentas. La información es poder. Internet ofrece laposibilidad de un empoderamiento significativo de los 7.000 millones de personas queviven hoy en el mundo. Es una herramienta que nos permite ver, documentary cuestionar los abusos contra los derechos humanos dondequiera que se cometan.Nos permite compartir información, para trabajar conjuntamente y solucionarproblemas, promover la seguridad y el desarrollo humanos y cumplir la promesa de losderechos humanos.El abuso de la soberanía del Estado es todo lo contrario. Se expresa mediante barreras ycontrol de la información y la comunicación en virtud de leyes sobre el secreto de Estadoy otros privilegios. El discurso subyacente al recurso a la soberanía es que la actuacióndel gobierno sólo le compete a él y, mientras se mantenga dentro de sus fronteras, nopuede cuestionarse. Los poderosos deciden sobre los indefensos.El poder y las posibilidades del medio digital son inmensos. Y como la tecnología es neutral,estas posibilidades pueden facilitar actuaciones coherentes con la creación de sociedadesque respetan los derechos humanos o actuaciones opuestas a estos derechos.A Amnistía Internacional, con una historia cimentada en la defensa de la libertad deexpresión, le resulta interesante revivir lo que hacen los gobiernos cuando no puedencontrolarla y deciden manipular el acceso a la información. Donde resulta más evidentees en el procesamiento y acoso de blogueros en numerosos países, desde Azerbaiyánhasta Túnez y desde Cuba hasta la Autoridad Palestina. En Vietnam, por ejemplo, lospopulares blogueros Nguyen Van Hai, conocido como Dieu Cay; Ta Phong Tan, autora delblog Justicia y verdad, y Phan Thanh Hai, conocido como AnhBaSaiGon, fueronjuzgados en septiembre por “propaganda” contra el Estado y condenadosa 12, 10 y 4 años de cárcel, respectivamente, y a entre 3 y 5 años de arresto domiciliariotras la excarcelación. El juicio duró solamente unas horas, y sus familiares fueronhostigados y detenidos para impedirles asistir. Se había aplazado en tres ocasiones, laúltima debido a la muerte de la madre de Ta Phong Tan, que se prendió fuego ante unedificio oficial para protestar por el trato que recibía su hija.Pero el encarcelamiento de las personas que utilizan la tecnología para ejercer suderecho a la libertad de expresión y cuestionar a quienes ostentan el poder es sólo la21Informe 2013 Amnistía Internacional
  20. 20. primera línea defensiva de los gobiernos. Cada vez son más los Estados que intentancrear cortafuegos en torno a las comunicaciones digitales o los sistemas de información.Irán, China y Vietnam han intentado desarrollar un sistema que les permita recuperar elcontrol de las comunicaciones y el acceso a la información disponible en el medio digital.Lo que puede ser aún más inquietante es la cantidad de países que están explorandomedios de control menos evidentes en esta área a través de la vigilancia a gran escala yde formas más ingeniosas de manipular el acceso a la información. Estados Unidos, quesigue mostrando una notable falta de respeto a la hora de aceptar los límites establecidos–como demuestran los ataques que lleva a cabo en todo el mundo con aeronaves notripuladas–, ha proclamado recientemente su derecho a vigilar toda la informaciónguardada en sistemas de almacenamiento en la nube de Internet, archivadores digitalesque no están vinculados a los límites territoriales. Para que quede claro: esto incluye lainformación propiedad de personas y empresas que no son estadounidenses ni estánradicadas en ese país.Esta lucha en torno al acceso a la información y el control de los medios decomunicación no ha hecho más que empezar. Así pues, ¿qué puede hacer lacomunidad internacional para mostrar su respeto por quienes tuvieron elenorme coraje de arriesgar su vida y libertades para movilizarse durante loslevantamientos de Oriente Medio y el Norte de África? ¿Qué podemos hacertodos nosotros para mostrar solidaridad con Malala Yousafzai y todas las demáspersonas que se atreven a levantarse y decir: “ya basta”?Podemos exigir que los Estados garanticen que todas las personas bajo su gobiernotengan acceso provechoso al medio digital, preferiblemente mediante un accesoa Internet de alta velocidad realmente asequible, y a través de un dispositivo portátil debolsillo, tipo teléfono celular, o de un ordenador de escritorio. Al hacerlo cumplirían unode los principios de derechos humanos expresado en el artículo 15 del PactoInternacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales: “Gozar de los beneficiosdel progreso científico y de sus aplicaciones”. Además, el artículo 27 de la DeclaraciónUniversal de Derechos Humanos afirma: “Toda persona tiene derecho a tomar partelibremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en elprogreso científico y en los beneficios que de él resulten”.No cabe duda de que un acceso provechoso a Internet supone disfrutar de los beneficiosdel progreso científico.22 Informe 2013 Amnistía InternacionalEl conocimientoes poder, como tambiénlo son la informacióny la posibilidad de hablar.Los Estados que respetanlos derechos no tienenmiedo de ese poder.
  21. 21. 23Informe 2013 Amnistía InternacionalHace muchos años, los Estados crearon un servicio postal internacional que –aunque organizado a nivel nacional– estaba interconectado con todos los demásservicios postales, creando así un sistema de correo mundial. Todo el mundo podíaescribir una carta, comprar un sello y enviarla a otra persona, prácticamente acualquier lugar del mundo. Si no había entrega a domicilio, existía el sistema de listade correos o entrega general, en el que se designaba un lugar al que se podía acudirpara recoger el correo.Y ese correo se consideraba privado, sin importar el número de fronteras quehubiera cruzado. Esta forma de comunicación e intercambio de información,que puede parecer bastante curiosa en el mundo actual, cambió nuestra formade comunicarnos y se creó dando por sentado el derecho a la privacidad deesas comunicaciones. Y lo que es aún más importante: los Estados secomprometieron a garantizar el acceso de todas las personas a este servicio. Yaunque no cabe duda de que muchos gobiernos utilizaron su acceso al correopara leer comunicaciones que eran privadas, no cuestionaron el principio delderecho a esa privacidad. En innumerables países, este sistema ofreció a laspersonas la posibilidad de intercambiar información y tener una vida familiar ycomunitaria.Hoy en día, el acceso a Internet es fundamental para garantizar que las personas sepueden comunicar, además de para garantizar que tienen acceso a la información.La transparencia, el acceso a la información y la capacidad de participar en debatesy decisiones políticas son cruciales para crear una sociedad en la que se respetenlos derechos.Pocas actuaciones de los gobiernos pueden tener consecuencias tan inmediatas,poderosas y trascendentales para los derechos humanos.Cada uno de los gobiernos del mundo tiene que tomar una decisión. ¿Utilizará estatecnología neutral para reclamar su poder sobre otros, o para potenciar y promoverla libertad de las personas?La llegada de Internet y su introducción en todo el mundo –a través de teléfonosmóviles, cibercafés y ordenadores accesibles en escuelas, bibliotecas públicas,lugares de trabajo y hogares– ha creado una enorme posibilidad de empoderar a laspersonas para que reivindiquen sus derechos.
  22. 22. Una opción de futuroLos Estados tienen la oportunidad de aprovechar este momento para garantizar quetoda su ciudadanía cuenta con acceso provechoso y asequible a Internet. Además,pueden respaldar la creación de muchos más lugares, como bibliotecas y cafés, endonde las personas puedan acceder a Internet de forma gratuita o a preciosasequibles.Un aspecto fundamental es que los Estados pueden garantizar la participación activa delas mujeres –actualmente sólo el 37 por ciento de ellas tiene algún tipo de accesoa Internet– en este sistema de información y, por tanto, en las actuaciones y decisionesque se adopten en el mundo en que viven. Tal y como explica un nuevo informe de ONUMujeres, Intel y el Departamento de Estado de EE. UU., en países como India, México yUganda existe una enorme desigualdad de género en el acceso a Internet. Esto significaque los Estados tienen que crear sistemas que faciliten el acceso en los hogares, lasescuelas y los centros de trabajo, ya que lugares como los cibercafés son poco prácticospara las mujeres que no pueden salir de casa por razones religiosas y culturales.Los Estados también pueden trabajar para erradicar la discriminación social de lasmujeres y los estereotipos negativos. Una mujer india licenciada en ingeniería contó a losautores de este informe que se le había prohibido utilizar el ordenador porque “temíanque si lo tocaba se fuera a estropear”. En otros casos, los maridos prohibían a susesposas utilizar el ordenador familiar por si veían contenidos de carácter sexualinapropiados. Ésa es una de las razones, según el informe, de que sólo el 14 por cientode las mujeres de Azerbaiyán haya tenido acceso alguna vez a Internet, a pesar de que el70 por ciento de los hombres sí lo tienen.Al reconocer el derecho de las personas a acceder a Internet, los Estados cumplirán consu obligación de respetar la libertad de expresión y el derecho a la información. Perodeben hacerlo respetando también el derecho a la intimidad.En caso contrario, se arriesgan a crear dos niveles de personas en el ámbito nacionaly mundial: unas con acceso a las herramientas que necesitan para reivindicar susderechos y otras que se quedarán atrás.El conocimiento es poder, como también lo son la información y la posibilidad de hablar.Los Estados que respetan los derechos no tienen miedo de ese poder. Los Estados querespetan los derechos promueven el empoderamiento. Y el hecho de que el medio digitalno tenga fronteras supone que todos podemos participar en un ejercicio de ciudadaníaglobal utilizando estas herramientas para promover el respeto por los derechos humanosen lugares pequeños y cercanos, y también en solidaridad con personas que viven lejos.24 Informe 2013 Amnistía Internacional
  23. 23. Las formas tradicionales de solidaridad pueden tener ahora un impacto aún mayor alhacerse “virales”. Tomemos como ejemplo los 12 casos sobre los que miles de activistashicieron campaña en la décima edición de la maratón global de envío de cartas deAmnistía Internacional “Escribe por los derechos”, celebrada en diciembre de 2012.Esta maratón es el mayor evento mundial de defensa de los derechos humanos, y en losúltimos años ha incluido mensajes de correo electrónico, peticiones digitales, mensajesSMS, tuits y faxes, hasta llegar a 2 millones de acciones emprendidas, expresandosolidaridad, proporcionando apoyoy contribuyendo a la liberación de personas encarceladas a causa de sus creencias.En Amnistía Internacional vemos en Internet las posibilidades y la promesa radical quenuestro fundador, Peter Benenson, vio hace más de 50 años: la posibilidadde que las personas colaboren traspasando las fronteras para exigir libertady derechos para todos los seres humanos. El sueño de Benenson se consideróuna de las mayores locuras de nuestro tiempo, pero muchos presos de conciencia debensu vida y su libertad a ese sueño. Nos encontramos en un momento decisivo para crear yhacer realidad otro sueño que algunos calificarán de locura. Sin embargo, hoy AmnistíaInternacional acepta el reto y exhorta a los Estados a que reconozcan que nuestro mundoha cambiado y creen las herramientas necesarias para el empoderamiento de todas laspersonas.25Informe 2013 Amnistía Internacional
  24. 24. 13INFORME 2013 AMNISTÍA INTERNACIONALSEGUNDA PARTE: PAÍSES
  25. 25. AFGANISTÁNREPÚBLICA ISLÁMICA DE AFGANISTÁNJefe del Estado y del gobierno: Hamid KarzaiMiles de civiles seguían sufriendo ataques tantoselectivos como indiscriminados de grupos armadosde oposición. Las fuerzas de seguridadinternacionales y nacionales también causaronmuertos y heridos en la población civil. Según laMisión de Asistencia de la ONU en Afganistán(UNAMA), más de 2.700 civiles perdieron la vida y4.805 resultaron heridos, la gran mayoría –el 81 porciento– a manos de grupos armados. La tortura yotros malos tratos eran habituales en los centros dedetención de todo el país, pese a algunos esfuerzosdel gobierno para reducir su incidencia. La violenciay la discriminación contra mujeres y niñas seguíansiendo generalizadas, tanto en el ámbitoinstitucional como en la sociedad en general. Elgobierno trató de imponer controles más estrictos alos medios de comunicación, lo que provocó laindignación de quienes trabajaban en ellos, queseguían sufriendo detención y amenazas de lasautoridades y de los grupos armados. La persistenciadel conflicto armado obligó a huir de sus hogares amás familias. Seguía habiendo 459.200 personasinternamente desplazadas a causa del conflicto;muchas vivían en asentamientos informales, dondeel alojamiento, el acceso al agua, la asistenciamédica y la educación eran insuficientes. Seguíahabiendo alrededor de 2,7 millones de personasrefugiadas fuera del país.Información generalEn enero, los talibanes accedieron a abrir una oficinapolítica en Qatar que permitiera unas negociacionesde paz directas; sin embargo, los esfuerzos llegaron aun punto muerto en marzo al abordar las solicitudesde intercambio de prisioneros. A principios denoviembre, las negociaciones entre Pakistán y el AltoConsejo de la Paz de Afganistán desembocaron en laliberación por Pakistán de varios líderes talibanesdetenidos. El 17 de noviembre, el director del AltoConsejo de la Paz, Salahuddin Rabbani, declaró quelos mandos talibanes que se unieran al proceso depaz recibirían inmunidad frente al enjuiciamiento,pese a que algunos de los detenidos eran presuntosautores de crímenes de guerra. Las mujerespertenecientes al Alto Consejo de la Paz seguíanestando marginadas de las principales consultassobre la paz.En la cumbre bienal de la OTAN, celebrada enmayo, los Estados subrayaron la importancia de laparticipación de la mujer en los procesos de paz,políticos, de reconciliación y de reconstrucción deAfganistán, así como la necesidad de respetar losacuerdos institucionales que protegían sus derechos.Al mismo tiempo, los grupos de mujeres expresaronpreocupación por su exclusión –en la práctica– delas consultas nacionales sobre la transferenciade las responsabilidades en materia de seguridad delas fuerzas internacionales a las nacionales. Lasactivistas condenaron el “código de conducta” delpresidente Karzai, propuesto el 2 de marzo y según elcual las mujeres debían viajar con un tutor varón y nomezclarse con los hombres en el trabajo ni en laeducación.En julio, los donantes internacionales se reunieronen Tokio (Japón), donde prometieron 16.000 millonesde dólares estadounidenses en concepto de ayudacivil a Afganistán hasta 2015, con un apoyo sostenidohasta 2017. Sin embargo, la ONU informó endiciembre de que en 2012 los fondos humanitarios–484 millones de dólares estadounidenses– habíandisminuido casi un 50 por ciento en relacióncon 2011. Según la Oficina para la Seguridadde las ONG en Afganistán, las ONG y el personalhumanitario recibieron amenazas en grado similara 2011, y los grupos armados y las fuerzasde seguridad progubernamentales causaron 111incidentes de seguridad, incluidos homicidios,lesiones y secuestros.En septiembre, el Parlamento confirmó sin debatea Assadulah Khalid como nuevo director de laDirección Nacional de Seguridad (los servicios deinteligencia de Afganistán), pese a habersedenunciado su presunta implicación en actos detortura cuando era gobernador de las provincias deGhazni y Kandahar.La Comisión Independiente de Derechos Humanosde Afganistán continuó sin tener recursos suficientespara realizar su labor tras la polémica destitución porel presidente de tres de sus nueve miembros endiciembre de 2011. El puesto de la integrante de laComisión que había muerto junto con su familia en29Informe 2013 Amnistía InternacionalA
  26. 26. un atentado con explosivos en enero de 2011 seguíavacante.En febrero, el hallazgo de unos ejemplarescarbonizados del Corán en una base militar cerca deKabul desencadenó protestas violentas, que sesaldaron con la muerte de 30 personas.Abusos cometidos por grupos armadosPese a que un código de conducta (Layeha) talibánde 2010 ordenaba a los combatientes que evitaranatacar a la población civil, los talibanes y otros gruposarmados continuaron infringiendo las leyes de laguerra con atentados suicidas, en los que mataron ymutilaron indiscriminadamente a civiles. La mayoría delas víctimas civiles se produjeron por la detonaciónde artefactos explosivos improvisados. Los gruposarmados dirigieron sus ataques contra civiles a losque consideraban partidarios del gobierno –incluidasautoridades–, personal de organizacionesinternacionales y lugares públicos.El 6 de abril, un atentado suicida con explosivosmató al presidente del Consejo Provincial de Paz deKunar, Mohammad Hashim Munib, y a su hijo, cuandoregresaban a casa después de la oración del viernes.El 6 de junio, un atentado suicida con explosivos,perpetrado por dos individuos, mató al menosa 22 civiles e hirió a otros 24 en un abarrotado mercadoen la provincia de Kandahar. Los talibanesreivindicaron la autoría.El 21 de junio, las fuerzas talibanes atacaron el HotelSpozhmay, popular centro turístico para la poblaciónlocal, y mataron a 12 civiles e hirieron a otros 9 en unasedio que duró 12 horas.Según la información recibida, en agosto lostalibanes secuestraron y decapitaron a un niño en eldistrito de Zherai porque su hermano pertenecía a laPolicía Local Afgana; los talibanes negaron, noobstante, su responsabilidad.Según informes, el 19 de octubre murieron18 mujeres en la provincia de Balkh cuando unminibús hizo estallar una bomba colocadaen la cuneta.Los grupos armados siguieron reclutando a niñosy niñas.El 26 de octubre, un atentado suicida conexplosivos, perpetrado según la información recibidapor un niño de 15 años, mató a 40 civiles, 6 niños entreellos, en una mezquita de la ciudad de Mainmana,provincia de Faryab, durante la oración del Eid.Violaciones de derechos humanoscometidas por las fuerzas afganase internacionalesLas fuerzas de seguridad progubernamentalessiguieron causando muertos y heridos en la poblacióncivil, sobre todo con ataques aéreos. Según laUNAMA, el 8 por ciento de las muertes de civilesfueron obra de las fuerzas nacionales einternacionales.El 8 de febrero, los ataques aéreos de la OTAN en laprovincia de Kapisa causaron la muerte de ocho niños;el presidente Karzai condenó lo ocurrido. La OTANexpresó su pesar, pero según se supo declaró quehabía considerado que los jóvenes eran una amenaza.El 11 de marzo, un soldado estadounidenseincontrolado mató a varios civiles, nueve niños y niñasentre ellos, e hirió a otros en una matanza nocturnacometida en dos pueblos del distrito de Panjwai,provincia de Kandahar. En diciembre el soldado fuesometido a un consejo de guerra por 16 delitos deasesinato y 6 de tentativa de asesinato.Según informes, el 6 de junio, 18 civiles, entre losque había varios niños, murieron en un ataque aéreode la OTAN contra combatientes talibanes que sehabían refugiado en una vivienda durante una boda enla provincia de Logar.En septiembre, las autoridades afganas asumieronel control nominal del centro de detenciónestadounidense de Bagram, al norte de Kabul. Sinembargo, seguía sin saberse con exactitud el grado deinfluencia de Estados Unidos sobre los casos dealgunas de las personas recluidas en el centro. Segúnlos informes, las autoridades afganas asumieron lacustodia de aproximadamente 3.100 ciudadanosafganos que estaban recluidos en el centro el 9 demarzo, cuando se concluyó el acuerdo detransferencia. Más de 600 detenidos que, según losinformes recibidos, habían sido trasladados a la base apartir de marzo, siguieron aparentemente bajojurisdicción militar estadounidense, al igual que almenos 50 personas no afganas recluidas en la base,muchas de las cuales habían sido trasladadas aAfganistán desde terceros países y llevaban 10 añosbajo custodia estadounidense. Tampoco se transfirió alas autoridades afganas la custodia de un número sindeterminar de afganos capturados antes del acuerdo.Según datos de la UNAMA de octubre, hubo unligero descenso de los casos de tortura y otros malostratos bajo custodia de la Dirección Nacional de30 Informe 2013 Amnistía InternacionalA
  27. 27. Seguridad, aunque aumentó el uso de estas prácticaspor parte de la policía nacional y de la policía defronteras.Fueron numerosas las denuncias de violaciones dederechos humanos cometidas por miembros de laPolicía Local Afgana, y los grupos de derechoshumanos expresaron preocupación por que no seinvestigara a quienes aspiraban a ingresar en estecuerpo. Según informes, más de 100 de susmiembros fueron encarcelados por asesinato,violación, atentados con explosivos, palizas y robo.En noviembre, cuatro miembros de la unidad de laPolicía Local Afgana de Kunduz fueron condenados a16 años de prisión cada uno por secuestrar, violar ygolpear a la joven de 18 años Lal Bibi durante cincodías en mayo.Libertad de expresiónSe presentó un anteproyecto de ley que proponía unmayor control del gobierno sobre los medios decomunicación, así como la creación de un organismo,el Consejo Superior de Medios de Comunicación,cuyos miembros –15 autoridades presididas por elministro de Información– se encargarían de mantenerbajo observación y controlar la prensa y los medios deradiodifusión.Durante el año se sucedieron las amenazas,detenciones arbitrarias, palizas y homicidios deperiodistas. Nai, organización afgana que velaba porla independencia de los medios de comunicación,registró 69 ataques de las fuerzas de seguridad,grupos armados y particulares contra periodistas, loque representaba un 14 por ciento menos queen 2011. A instancias del Consejo de Ulemas, elfiscal general amenazó con emprender accionespenales contra organizaciones de medios decomunicación por escribir o hablar de asuntosconsiderados inmorales o contrarios al islam.El 21 de abril fue detenido el periodista de latelevisión afgana Nasto Naderi, que permaneció variosdías bajo custodia sin cargos ni acceso a un abogado.Violencia contra mujeres y niñasA pesar de la aprobación de la Ley sobre laEliminación de la Violencia Contra las Mujeres en2009, ni las autoridades encargadas de hacercumplir la ley ni las judiciales investigabandebidamente los actos de violencia contra mujeresy niñas, ni se enjuiciaba a los responsables.Las mujeres y las niñas continuaban sufriendopalizas, violaciones y homicidios, ataques de losgrupos armados, discriminación de las autoridadesy amenazas dentro de sus propias comunidades yfamilias. La Comisión Independiente de DerechosHumanos de Afganistán documentó másde 4.000 casos de violencia contra las mujeres entreel 21 de marzo y el 21 de octubre, lo querepresentaba un incremento del 28 por ciento encomparación con el mismo periodo en 2011. Segúnla información disponible, el aumento del número decasos documentados se debía a una mayorsensibilización de la opinión pública, aunque, dado elestigma y el riesgo de sufrir represalias que seguíanasociados a las denuncias de este tipo de violencia, lacifra real probablemente fuera aún mayor.En mayo, un tribunal de apelación de Kabulconfirmó las penas de 10 años de prisión impuestas alos parientes políticos de una joven afgana a la quehabían sometido a graves abusos tras obligarla acontraer matrimonio a los 13 años.Según informes, en julio un insurgente talibán matóa tiros a una mujer afgana de 22 años –llamada Najibaen los medios de comunicación– por haber “cometido”adulterio.El 16 de septiembre, una joven de 16 años fueflagelada en público en la provincia septentrional deGhazni por mantener una “relación ilícita”. La jovenhabía sido condenada a 100 latigazos por tres mulásdel distrito de Jaghori.El 10 de diciembre, Nadia Sidiqi, directora enfunciones del Departamento de Asuntos de la Mujer dela provincia de Laghman, murió a manos de unoshombres armados cuando se dirigía al trabajo. Suantecesora, Hanifa Safi, había perdido la vida el 13 dejulio en un atentado cometido con un artefactoexplosivo de control remoto, que hirió también amiembros de su familia. Nadie reivindicó ninguno delos dos incidentes.Personas refugiadasy desplazadas internamenteAl concluir octubre seguía habiendo casi mediomillón de personas internamente desplazadas comoconsecuencia del conflicto y los desastres naturales.Muchas continuaban buscando refugio en barriosmarginales de las ciudades y otros asentamientosinformales, donde construían alojamientosimprovisados con plásticos y vivían bajo la amenaza31Informe 2013 Amnistía InternacionalA
  28. 28. constante de los desalojos forzosos, a veces violentos.Los deficientes servicios de saneamiento y la falta deacceso a la educación y a la asistencia médica,unidos a las malas condiciones meteorológicasde 2011 y 2012, propiciaron la muerte de decenas depersonas debido a las enfermedades y el frío. Segúninformes, más de 100 personas, en su mayoría niñosy niñas, murieron durante este periodo, en medio decríticas por no haberse entregado a tiempo ayudahumanitaria. En marzo, el gobierno había respondidoa la situación con el anuncio de que estabaelaborando una política nacional integral sobre eldesplazamiento interno.En septiembre, el gobierno paquistaní acordó quelos refugiados afganos podían quedarse tres añosmás en Pakistán, y rescindió una orden de lasautoridades de la provincia de Jyber Pajtunjwa por laque los inmigrantes afganos ilegales debían salir delpaís antes del 25 de mayo so pena deencarcelamiento y expulsión.Pena de muerteLos días 20 y 21 de noviembre se llevaron acabo 14 ejecuciones –las primeras desde juniode 2011–, pese a la gran preocupación que suscitabala falta de garantías procesales en el país. El TribunalSupremo confirmó las condenas a muertede 30 personas. Se conmutaron por largas penas deprisión 10 condenas a muerte. Al finalizar noviembrehabía más de 250 personas pendientes de ejecución.Informes y visitasde Amnistía InternacionalAmnistía Internacional visitó Afganistán en febrero, marzo, mayo,junio, octubre y diciembre.Fleeing war, finding misery: The plight of the internally displaced inAfghanistan (ASA 11/001/2012)Strengthening the rule of law and protection of human rights, includingwomen’s rights, is key to any development plan for Afghanistan(ASA 11/012/2012)Open letter to the Government of Afghanistan, the United Nations, otherhumanitarian organizations and international donors (ASA 11/019/2012)ALBANIAREPÚBLICA DE ALBANIAJefe del Estado: Bujar Nishani(sustituyó a Bamir Topi en julio)Jefe del gobierno: Sali BerishaA raíz de acusaciones de fraude, el gobierno aprobóreformas que restringían la inmunidad deparlamentarios y otros funcionarios públicos frenteal procesamiento y revisó el Código Electoral.El Consejo Europeo aplazó en diciembre elreconocimiento de la candidatura de Albania alingreso en la Unión Europea, supeditado a laadopción de más reformas.Desapariciones forzadasLas actuaciones ante el Tribunal de Delitos Gravesrelativas a la desaparición forzada del macedonio deetnia albanesa Remzi Hoxha en 1995 y a la tortura deotros dos hombres albaneses concluyeron ennoviembre con un fallo condenatorio contra tresex agentes de la seguridad del Estado. Uno de éstos,Ilir Kumbaro, que en 2011 había eludidoprocedimientos de extradición en Reino Unido, fuecondenado in absentia a 15 años de cárcel. A losotros dos no se les impuso ninguna condena, porqueel tribunal cambió los cargos en su contra por delitosincluidos en una amnistía de 1997. Los tresrecurrieron contra la sentencia en diciembre.Homicidios ilegítimosEn mayo comenzó el juicio de Ndrea Prendi y AgimLlupo, ex jefe y ex agente, respectivamente,de la Guardia Republicana, acusados de matara 4 manifestantes, herir a 2 más y ocultar pruebas.Los cargos estaban relacionados con enfrentamientosviolentos entre policías y manifestantes ocurridosdurante protestas contra el gobierno en Tirana enenero de 2011.Tortura y otros malos tratosEl Comité de la ONU contra la Tortura expresó enjunio su preocupación por la falta de investigacionesefectivas e imparciales del Ministerio del Interiorsobre presuntos malos tratos infligidos por agentesencargados de hacer cumplir la ley. Además, el32 Informe 2013 Amnistía InternacionalA
  29. 29. Comité señaló que no se estaban respetando lasgarantías básicas contra la tortura bajo custodia,como el acceso oportuno a abogados y médicos, ypuso de relieve la excesiva duración de la detenciónen espera de juicio.En julio, el Tribunal de Distrito de Tirana impusosendas multas de 3.100 leks (22 euros) a cuatroguardias de prisiones por golpear a Sehat Doci en laPrisión 313 en agosto de 2011.En septiembre, un grupo de ex presos políticos sedeclaró en huelga de hambre en el marco de unaprotesta por la tardanza del gobierno enproporcionarles reparación por su encarcelamientoentre 1944 y 1991, bajo el régimen comunista. Milesde personas habían sido encarceladas o enviadas acampos de trabajo en ese periodo y sometidas a tratodegradante y, con frecuencia, a tortura. Durante laprotesta, que duró 31 días, dos hombres se prendieronfuego; uno de ellos, Lirak Bejko, murió en noviembre acausa de las heridas. El defensor del Pueblo consideróque la policía de Tirana había cometido tortura al negarmedicamentos y líquidos a los que estaban en huelgade hambre.Violencia en el ámbito familiarSe registraron 2.526 casos de violencia intrafamiliar,345 más que el año anterior, y también aumentaronlas solicitudes de órdenes judiciales de proteccióncursadas por las víctimas, que en su mayoría eranmujeres. En abril entró en vigor una enmienda alCódigo Penal que tipificaba los actos de violencia enel ámbito familiar como delitos, punibles con hastacinco años de prisión. Pero no existía una penamínima para estos delitos, salvo si se cometían demanera reiterada, y sólo era posible iniciar un procesojudicial si la víctima ponía una denuncia.En mayo fue destituido el director del CentroNacional para Víctimas de la Violencia en el ÁmbitoFamiliar tras una investigación del defensor delPueblo sobre denuncias de mujeres del Centro queafirmaban haber sufrido castigos y restriccionesarbitrarios.DiscriminaciónRomaníesSe siguió privando a muchos romaníes de su derechoa una vivienda adecuada.Se desalojó de las tiendas de campaña en las quevivían temporalmente a algunos romaníes queen 2011 habían sido obligados a abandonar sushogares, situados cerca de la estación de tren deTirana, tras un incendio provocado. En febrero, alcarecer de vivienda alternativa adecuada, ocho familiasfueron alojadas brevemente en dependencias de laOficina del Defensor del Pueblo y posteriormentetrasladadas a un cuartel militar abandonado. Pero sevieron obligadas a marcharse de allí debido a laspenosas condiciones de alojamiento, sumadas a lafalta de protección policial frente a las amenazas y losataques del vecindario. Al final del año no se habíaencontrado una solución permanente a su alojamiento.En julio, los medios de subsistencia de unas 800familias romaníes resultaron afectados al confiscarlesla policía de Tirana sus vehículos y otros bienes enaplicación de una orden administrativa que prohibía larecogida de chatarra y otros materiales reciclables. Eldefensor del Pueblo abrió una investigación sobre losmalos tratos y el uso excesivo de la fuerza por parte dela policía durante la operación.Lesbianas, gays, bisexuales, transgéneroe intersexualesEn mayo se celebró la primera marcha del Orgullo enTirana. En julio, la fiscalía de Tirana desestimó unaquerella presentada por organizaciones de lesbianas,gays, bisexuales, transgénero e intersexuales contra elviceministro de Defensa, Ekrem Spahiu, por suscomentarios homófobos en relación con el Orgullo.Derecho a la vivienda:personas huérfanasLos jóvenes que salían de los centros de asistenciasocial seguían sin tener asegurado un hogar, a pesarde la legislación que garantizaba prioridad de accesoa una vivienda social a las personas sin hogar dehasta 30 años de edad registradas como huérfanas.Muchos continuaban viviendo en decrépitasresidencias estudiantiles abandonadas o se pagaban,con mucho esfuerzo, un alquiler en infraviviendasprivadas.33Informe 2013 Amnistía InternacionalA
  30. 30. ALEMANIAREPÚBLICA FEDERAL DE ALEMANIAJefe del Estado: Joachim Gauck(sustituyó a Christian Wulff en marzo)Jefa del gobierno: Angela MerkelLas autoridades no establecieron un mecanismoindependiente de denuncias contra la policía nigarantizaron que todos los agentes de policía deservicio portaran placas identificativas. La AgenciaNacional para la Prevención de la Tortura seguíaadoleciendo de una grave falta de recursos. Lasautoridades continuaron con las devoluciones deromaníes, ashkalíes y egipcianos a Kosovo, y con lasdevoluciones de solicitantes de asilo a Hungría apesar del peligro que corrían allí de sufrir violacionesde derechos humanos. Las autoridades nodescartaron pedir garantías diplomáticas parafacilitar la devolución de personas a países dondeestaban expuestas a sufrir tortura y otros malos tratos.Tortura y otros malos tratosLas autoridades siguieron sin abordar los obstáculosque impedían la investigación efectiva de lasdenuncias de malos tratos policiales. Ningún estadofederado creó un mecanismo independientede denuncias contra la policía que investigaralas denuncias de graves violaciones de derechoshumanos cometidas por la policía. Salvo en losestados de Berlín y Brandeburgo, los agentes depolicía seguían sin tener la obligación jurídicade llevar chapas identificativas. En el caso deBrandeburgo estaba previsto que empezaran allevarlas en enero de 2013.La Agencia Nacional para la Prevención de laTortura –el mecanismo nacional de prevención deAlemania creado en virtud del Protocolo Facultativode la Convención de la ONU contra la Tortura– seguíaadoleciendo de una grave falta de recursos y no podíadesempeñar sus funciones, como realizar visitasperiódicas a los lugares de detención. Su presidente yotro miembro dimitieron en agosto por la falta derecursos.Continuaron las investigaciones sobre el uso defuerza excesiva por parte de la policía en septiembre de2010, en una manifestación celebrada en Stuttgart. Enoctubre, el Tribunal Municipal de Stuttgart declaró a unagente de policía culpable de agresión física por habergolpeado a un manifestante con una porra y le impusouna condena condicional de ocho meses de prisión.El 10 de octubre, el Tribunal Regional Superior deFráncfort confirmó la sentencia dictada por el TribunalRegional de Fráncfort el 4 de agosto de 2011, por laque se había concedido a Markus Gäfgen unaindemnización de 3.000 euros por daños morales. Dosagentes lo habían amenazado con hacerle sufrirdolores insoportables en 2002, cuando fueaprehendido como sospechoso del secuestro de unniño de 11 años. El tribunal de primera instancia habíacalificado la amenaza de “trato inhumano” según elConvenio Europeo de Derechos Humanos.El 13 de diciembre, el Tribunal Regional deMagdeburgo declaró a un agente de policía culpable dehomicidio imprudente por la muerte del solicitantede asilo Oury Jalloh, que había muerto quemado enuna celda de la comisaría de policía de Dessauen 2005. A pesar de las prolongadas actuacionesjudiciales, siguieron sin esclarecerse las circunstanciasde la muerte de Oury Jalloh y el grado de implicación dela policía en ella.Personas refugiadasy solicitantes de asiloEn septiembre y octubre llegaron 195 refugiados deChoucha (Túnez) y 105 iraquíes que vivían refugiadosen Turquía, en aplicación de un nuevo programa dereasentamiento establecido en diciembre de 2011.Estaba prevista su estancia permanente en Alemania,pero no se les reconoció la misma condición jurídicaque a los refugiados en cuyos casos era aplicable laConvención de la ONU sobre el Estatuto de losRefugiados, y quedaron excluidos de ciertosderechos, especialmente los relacionados con lareunificación familiar.El 14 de diciembre, el Ministerio Federal delInterior prorrogó la suspensión de las transferenciasde solicitantes de asilo a Grecia en aplicación delReglamento Dublín (véase el apartado sobre Grecia)hasta el 12 de enero de 2014.Se transfirió a solicitantes de asilo a Hungría apesar de los riesgos que corrían allí (véase el apartadosobre Hungría), incluido el peligro de traslado aterceros países poco seguros debido aprocedimientos inadecuados de acceso a laprotección internacional. Los solicitantes de asilo34 Informe 2013 Amnistía InternacionalA
  31. 31. devueltos a Hungría desde Alemania tras habertransitado por Serbia corrieron peligro de devoluciónhasta noviembre, cuando Hungría dejó de considerarque Serbia era un “tercer país seguro”. Serbia nohabía reconocido la condición de refugiado a ningunapersona en los últimos cinco años.Varios estados federados continuaron con lasdevoluciones de romaníes, ashkalíes y egipcianos aKosovo a pesar de que allí se enfrentaban a múltiplesformas de discriminación. En abril, el estado alemánde Baden-Wurtemberg emitió un decreto que exigíallevar a cabo evaluaciones individuales de riesgosantes de proceder a devolver romaníes, ashkalíes yegipcianos a Kosovo.El 18 de julio, el Tribunal Constitucional Federalresolvió que las prestaciones que recibían lossolicitantes de asilo eran insuficientes para permitirlesvivir con dignidad y que esto constituía una violacióndel derecho a una existencia mínima dignaproclamado en el artículo 1 de la Constituciónalemana. El tribunal ordenó al poder legislativo quepromulgara de inmediato nuevas disposiciones comoparte de la Ley de Prestaciones para Solicitantes deAsilo.Seguridad y medidas antiterroristasEn septiembre, el Parlamento Europeo pidió aAlemania y otros Estados miembros de la UniónEuropea que revelaran toda la información necesariasobre todos los aviones sospechosos de haberparticipado en los programas de entrega y detenciónsecreta dirigidos por la CIA y que investigaraneficazmente el papel de los Estados afectados en lasoperaciones de la CIA.El gobierno continuó sin revelar si todavía solicitaba“garantías diplomáticas” para devolver a personassospechosas de participar en actividadesrelacionadas con el terrorismo a Estados dondecorrían peligro real de sufrir tortura y otros malostratos. El reglamento de la Ley de Residencia seguíapermitiendo el uso de “garantías diplomáticas”.Justicia internacionalContinuó la celebración del primer juicio basado en elCódigo Alemán de Delitos contra el DerechoInternacional (de junio de 2002) contra losciudadanos ruandeses Ignace Murwanashyaka yStraton Musoni ante el Tribunal Regional Superior deStuttgart. Pesaban sobre los acusados 26 cargos porcrímenes de lesa humanidad y 39 cargospor crímenes de guerra cometidos en la RepúblicaDemocrática del Congo entre enero de 2008 ynoviembre de 2009.Alemania no tipificó como delito la desapariciónforzada, tal como exigía la Convención Internacionalcontra las Desapariciones Forzadas.DiscriminaciónEl 29 de octubre, el Tribunal Administrativo Superiorde Renania-Palatinado resolvió que varios agentes dela policía federal habían violado el principioconstitucional de no discriminación al someter a unhombre a un control de identidad basándoseexclusivamente en el color de su piel.Informes y visitasde Amnistía InternacionalGermany: Legal provisions and political practices put persons at risk ofhuman rights violations (EUR 23/002/2012)Submission to the European Commission against Racism andIntolerance on Germany (EUR 23/003/2012)ANGOLAREPÚBLICA DE ANGOLAJefe del Estado y del gobierno: José Eduardo dos SantosLa policía y las fuerzas de seguridad continuaronusando fuerza excesiva, incluso contramanifestantes pacíficos, y llevando a cabodetenciones y reclusiones arbitrarias. La libertad dereunión fue reprimida en todo el país. Se temió quedos personas hubieran sido víctimas de desapariciónforzada. La libertad de expresión fue objeto derestricciones y la prensa fue censurada. Hubonoticias de desalojos forzosos.Información generalEn abril, Angola presentó su informe sobre derechoshumanos a la Comisión Africana de DerechosHumanos y de los Pueblos.También en abril, el Tribunal Constitucional aprobóla inscripción de un nuevo partido político,35Informe 2013 Amnistía InternacionalA
  32. 32. Convergencia Amplia para la Salvación deAngola-Coalición Electoral (CASA-CE). Este partidoparticipó en las elecciones generales del 31 de agosto,las segundas que se celebraban desde 1992 y lasterceras desde la independencia en 1975. Antes de loscomicios se tuvo noticia de violencia política esporádicapor parte de miembros del partido gobernante,Movimiento Popular para la Liberación de Angola(MPLA), contra la Unión Nacional para laIndependencia Total de Angola (UNITA), CASA-CE yotros partidos políticos, así como por parte de UNITAcontra el MPLA. El MPLA obtuvo casi el 72 por cientode los votos, y la abstención fue del 40 por ciento,aproximadamente. Aunque antes de los comicios setuvo constancia de algunas irregularidades, a juicio delos observadores las elecciones fueron libres y limpias.UNITA, CASA-CE y el Partido de Renovación Social(PRS) impugnaron oficialmente los resultados, pero lasimpugnaciones fueron desestimadas por infundadaspor la Comisión Nacional Electoral angoleña.El 27 de octubre, Media Investe, empresapropietaria del Semanário Angolense, censuró unnúmero de esta publicación periódica porque, segúnlos informes, contenía un discurso sobre el estado dela nación del líder de UNITA Isaías Samakuva en elque se criticaba al gobierno. Aunque se quemaron lasversiones impresas del semanario, circuló una versiónonline.Policía y fuerzas de seguridadSe tuvo noticia de uso excesivo de la fuerza y dedetenciones y reclusiones arbitrarias por parte de lapolicía, incluso de manifestantes pacíficos. Segúntrascendió, la policía usó también fuerza excesivacontra personas detenidas, y a consecuencia de ellose produjo al menos una muerte. También hubocasos de presuntas ejecuciones extrajudiciales amanos de la policía, entre ellas las de siete jóvenes alos que se encontró esposados y con impactos debala en el municipio de Cacuaco, Luanda. No se hizopública información adicional alguna en relación conlas investigaciones sobre presuntos casos deviolaciones de derechos humanos cometidas por lapolicía en el pasado.El 3 de octubre, Manuel “Laranjinha” Francisco fuedetenido por agentes de policía que, según lainformación recibida, lo golpearon en el momento de ladetención y lo llevaron a la Decimoséptima Comisaría dela Policía, división de Cazenga, en el barrio de Luandaconocido con el nombre de Antenove. Según testigos,la policía lo golpeó en la comisaría. Al día siguiente lapolicía comunicó a su familia que había sido trasladadoal mando policial de Cazenga. La familia no pudoencontrarlo en ese lugar, pero ese mismo día recibióuna llamada en la que se le comunicó que el cuerpo deManuel Francisco estaba en el depósito de cadáveresde un hospital de Luanda tras haber sido encontrado enel municipio de Cacuaco. Según los informes, elcadáver presentaba signos de haber sufrido palizas:entre otras cosas, le faltaban un diente y una uña de undedo de una mano, y tenía una pierna fracturada.Aunque la familia presentó una queja en la división depolicía de Cazenga, las autoridades policiales nohicieron comentario alguno sobre las denuncias segúnlas cuales a Manuel Francisco lo habían matadomientras estaba bajo custodia, ni manifestaron si seestaba llevando a cabo una investigación sobre lascircunstancias en torno a su muerte. Al terminar el añono se disponía de más información.Libertad de reunión y de asociaciónLas autoridades continuaron reprimiendo la libertadde reunión en todo el país. Las manifestacionescontra el gobierno que comenzaron en marzode 2011 continuaron en 2012 y tuvieron lugar sobretodo en Luanda, Benguela y Cabinda. Al igual queen 2011, la policía no sólo no intervino para impedirla violencia contra quienes se manifestabanpacíficamente, sino que también, según se tuvonoticia, usó fuerza excesiva contra los manifestantes,algunos de los cuales fueron detenidos y recluidosarbitrariamente. La policía también usó fuerzaexcesiva durante huelgas, entre ellas la del Sindicatode Trabajadores de la Salud de Cabinda, y en unamanifestación de veteranos de guerra de las FuerzasArmadas Populares de Liberación de Angola (FAPLA)en Luanda. Nadie rindió cuentas por el uso excesivode la fuerza y las detenciones arbitrarias ocurridasdurante las manifestaciones de 2011.En marzo, los medios de comunicación estatalesdifundieron las amenazas proferidas contra losmanifestantes antigubernamentales por un individuoque dijo hablar en representación de un grupoanónimo cuyos integrantes se autodenominabandefensores de la paz, la seguridad y la democracianacionales. Durante todo el año, algunos hombres noidentificados, sospechosos de estar alineados con lapolicía, se infiltraron en manifestaciones pacíficas y36 Informe 2013 Amnistía InternacionalA
  33. 33. atacaron a manifestantes. El 22 de mayo, un grupo depersonas que se habían reunido para organizar unamanifestación fueron atacadas y golpeadas poragresores no identificados en el barrio de Nelito Soares,Luanda. También en mayo, los organizadores de unasmanifestaciones identificaron a cuatro individuosvinculados con la policía que, según aseguraban,habían participado en ataques contra manifestantespacíficos. Aunque las autoridades policiales afirmaronque se estaban llevando a cabo investigaciones sobrelas amenazas difundidas por televisión y los ataques, alterminar el año nadie había rendido cuentas.En Cabinda, la policía usó porras y un cañón de aguacontra miembros del Sindicato de Trabajadores de laSalud que habían montado un piquete ante el hospitalprovincial entre el 30 de enero y el 3 de febrero. El 3 defebrero, la policía bloqueó el acceso al hospital de loshuelguistas, que el 4 de febrero se trasladaron a lasoficinas de la Unión de Sindicatos. La policía golpeó alos huelguistas y usó un cañón de agua para dispersara la multitud, a la que dijo que era ilegal manifestarseen las inmediaciones de un edificio oficial. Un totalde 17 mujeres y 5 hombres fueron detenidos yliberados el mismo día.La libertad de asociación fue objeto derestricciones.El 15 de septiembre comenzó en el Tribunal Militarde la Región de Luanda el juicio de 15 guardiaspresidenciales de la Unidad Central de Protección ySeguridad de la Casa Militar de la Presidencia deAngola. Los guardias fueron acusados formalmente dehacer “reivindicaciones colectivas” por haber firmadouna petición el 11 de septiembre en la que sesolicitaban unos salarios más justos, se cuestionaba elproceso de solicitud de puestos de oficiales de bajorango y se pedía la mejora de la asistencia social encaso de fallecimiento de familiar inmediato. Al terminarel año el juicio no había concluido.Libertad de expresión: periodistasContinuó la represión de la libertad de expresión,especialmente la de la prensa. Se intentó impedir lapublicación de periódicos o artículos que seconsideraban potencialmente antigubernamentales.No hubo novedades en los recursos presentados porArmando Chicoca y William Tonet, declaradosculpables de difamación en 2011.El 12 de marzo, unos 15 agentes de policía adscritosa la Dirección Nacional de Investigación Criminal(DNIC) entraron en las oficinas del periódico Folha-8y confiscaron 20 ordenadores en el marco de unainvestigación sobre la publicación el 30 de diciembrede 2011 de un fotomontaje satírico del presidente, elvicepresidente y el jefe de la Casa Militar. En junio, laDNIC interrogó a siete trabajadores del periódico.Desapariciones forzadasDurante el año se tuvo noticia de al menos dos casosde presunta desaparición forzada.António Alves Kamulingue e Isaías SebastiãoCassule desaparecieron los días 27 y 29 de mayo,respectivamente. Participaban en la organización deuna manifestación prevista para el 27 de mayo porveteranos de guerra y ex guardias presidenciales paraexigir el pago de pensiones y salarios que se lesadeudaban.Derecho a la vivienda: desalojos forzososA pesar de las conversaciones del gobierno paramejorar el acceso a la vivienda, continuaron losdesalojos forzosos en pequeña escala y miles depersonas seguían en situación de riesgo. Milesde familias que habían sido objeto de desalojo forzosoen el pasado seguían sin recibir indemnización. Elgobierno se comprometió en junio de 2011 a realojarantes de abril de 2012 a más de 450 familias deLuanda cuyos hogares habían sido demolidosentre 2004 y 2006, pero al terminar el año ningunade ellas había sido realojada. En septiembre,ONU-HABITAT anunció que se disponía a firmar unacuerdo de cooperación con Angola para enviar a unrepresentante al país con la misión de prestarservicios de asesoramiento técnico en materia devivienda en Luanda a partir de 2013.Presos de concienciay posibles presos de concienciaEl 17 de enero de 2012 fueron excarcelados MárioMuamuene y Domingos Capenda, dos miembros dela Comisión del Manifiesto Jurídico Sociológico delProtectorado de Lunda Tchokwe que continuaban enla prisión de Kakanda pese a haber terminado decumplir sus condenas el 9 de octubre de 2011.A pesar de la conclusión del Grupo de Trabajo dela ONU sobre la Detención Arbitraria, hecha públicaen noviembre de 2011, en la que se pedía laliberación de los miembros de la Comisión recluidosentre 2009 y 2011, cinco de ellos –Sérgio Augusto,37Informe 2013 Amnistía InternacionalA
  34. 34. Sebastião Lumani, José Muteba, António Malendecay Domingos Henrique Samujaia– continuaban enprisión. Durante el año se recibieron informes denuevas detenciones de miembros de la Comisión.El 12 de febrero, Eugénio Mateus Sangoma Lopes yAlberto Mulozeno fueron detenidos y acusadosformalmente de delitos contra la seguridad del Estadotras presentarse, según los informes, la policía deLucapa en sus respectivos domicilios y ordenarles quese personasen en la comisaría de policía para hablar dela Comisión. Según la orden emitida por el tribunal, enjunio fueron declarados culpables y condenadosa 18 meses de prisión por rebelión.Informes y visitasde Amnistía InternacionalAmnistía Internacional visitó Angola en abril.Angola: Submission to the African Commission on Human and Peoples’Rights, 51st Ordinary Session, April 2012 (AFR 12/001/2012)Angola: Open letter to Presidential candidates, candidates to theNational Assembly and political party leaders. A human rights agenda forpolitical parties and candidates in the general elections (AFR 12/002/2012)ARABIA SAUDÍREINO DE ARABIA SAUDÍJefe del Estado y del gobierno: rey Abdulá bin Abdulazizal SaudLas autoridades restringían con severidad la libertadde expresión, asociación y reunión, y reprimían ladisidencia. Se recluía sin juicio o se condenaba enjuicios manifiestamente injustos a quienescriticaban al gobierno o llevaban a cabo labores deactivismo político. Las mujeres estabandiscriminadas en la ley y en la práctica, y carecían deprotección adecuada contra la violencia intrafamiliary otras formas de violencia. Los trabajadores ytrabajadoras migrantes sufrían explotación y abusos.Se impusieron y aplicaron condenas de flagelación.Al terminar el año había cientos de personascondenadas a muerte. Se llevaron a cabo al menos79 ejecuciones.Información generalEn enero, el director de la policía religiosa comunicósu intención de publicar unas directrices en las quenotificaría a sus fuerzas que no estaban facultadaspara detener o interrogar a ciudadanos saudíesni para asistir a juicios.Tras la muerte de Naif bin Abdulaziz al Saud enjunio, Salman bin Abdulaziz al Saud ocupó su lugarcomo príncipe heredero.Ese mismo mes, la semioficial Sociedad Nacionalpara los Derechos Humanos publicó su tercer informesobre derechos humanos e instó al gobierno a: ponerfin a la discriminación, fortalecer las atribucionesreguladoras del Consejo Consultivo, y exigir a lasautoridades encargadas de hacer cumplir la ley ypenitenciarias que se ajustaran al Código deProcedimiento Penal y pedir responsabilidades a lasque no lo hicieran.Represión de la disidenciaLas autoridades siguieron reprimiendo a quienespedían reformas políticas o de otra índole, así como alos activistas y defensores de los derechos humanos.Algunas de estas personas eran recluidas sin cargosni juicio, mientras que otras se enfrentaban aprocesos judiciales por cargos imprecisos, como“desobedecer al gobernante”.Se presentaron cargos contra Abdullah bin Hamidbin Ali al Hamid y Mohammad bin Fahad bin Muflih alQahtani, cofundadores de la Asociación Saudí deDerechos Civiles y Políticos (ONG no registrada), poramenazar la seguridad del Estado, incitar al desorden ysocavar la unidad nacional, desobedecer al gobernantey quebrantar la lealtad a él, y cuestionar la integridadde las autoridades. Al parecer, estas acusaciones sederivaban de su participación en el establecimiento dela Asociación, sus llamamientos a la protesta y suscríticas al poder judicial por aceptar como prueba“confesiones” presuntamente obtenidas bajo tortura ocoacción. Su juicio comenzó en junio, pero al terminarel año aún no había concluido.Mohammed Saleh al Bajady, cofundador tambiénde la Asociación Saudí de Derechos Civiles y Políticos,fue condenado en abril a cuatro años de prisión, con laprohibición por cinco años de viajar al extranjero. Habíasido declarado culpable de comunicarse conorganismos extranjeros para “socavar la seguridad” yde otros delitos, como perjudicar la imagen del Estadoa través de los medios de comunicación, convocar38 Informe 2013 Amnistía InternacionalA

×