Comunicado: Ahora, veamos el futuro

805 views

Published on

El pasado 9 de marzo fue una fecha histórica para El Salvador. Un día memorable que tuvo como protagonistas principales no a los partidos políticos, sino a la sociedad civil. Independientemente del candidato que haya obtenido la mínima diferencia de votos, el gran ganador fue el ciudadano, el salvadoreño que valoró su participación y activamente se incorporó al proceso en cualquiera de sus diferentes espacios. Este día dejó una gran lección de patriotismo, y retos a las autoridades en materia de equidad y justicia electoral, que no pueden ni deben ser ignorados.

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • FUSADES ayudo mucho, si es cierto que motivo a la ciudadanía a votar, pero prestandose a la campaña sucia de ARENA, incitaron a la población a votar por ARENA, inducieron al voto, eso es lo que hicieron...
    Pero bueno ya paso!! Y en lo que si tienen razón es que ahora lo que el país necesita es un acuerdo de nación, una reconciliación de partes políticas, no significa que algunos cambiaran de ideología, pero si cada uno desde su ideología trabajara por el desarrollo de El Salvador.
    Necesitamos una derecha que no se oponga a los buenos cambios, solo por intereses u orgullo político, queremos ubna derecha que proponga, ayude y critique contructivamente al gobierno, queremos una derecha que sea eso, 'la mano derecha' del gobierno.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
805
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Comunicado: Ahora, veamos el futuro

  1. 1. El pasado 9 de marzo fue una fecha histórica para El Salvador. Un día memorable que tuvo como protagonistas principales no a los partidos políticos, sino a la sociedad civil. Independientemente del candidato que haya obtenido la mínima diferencia de votos, el gran ganador fue el ciudadano, el salvadoreño que valoró su participación y activamente se incorporó al proceso en cualquiera de sus diferentes espacios. Este día dejó una gran lección de patriotismo, y retos a las autoridades en materia de equidad y justicia electoral, que no pueden ni deben ser ignorados. El llamado a votar de instituciones, medios de comunicación, movimientos e iniciativas de la sociedad civil, fue atendido por más de 275,000 personas que no habían participado en las votaciones del 2 de febrero, un logro que nos debe llenar de mucha satisfacción. FUSADES impulsó un esfuerzo para motivar e inspirar a otros ciudadanos a que cumplieran con este derecho y deber, por medio de un voto informado, razonado y decidido. La Fundación felicita efusivamente a la sociedad salvadoreña por su compromiso con la democracia y con el futuro de sus familias. Avocándonos a este gran espíritu democrático, instamos a que una vez agotadas todas las instancias legales, y con la mayor transparencia, se respete por parte de todos los partidos políticos, la voluntad del pueblo expresada en las urnas. Es importante ahora fijar la mirada hacia al futuro. El país que recibirá el próximo Presidente de la República atraviesa momentos críticos y grandes desafíos sociales, una deuda pública insostenible, una economía con bajo crecimiento, pocas oportunidades de empleo y una sociedad sitiada por el crimen. FUSADES ha trabajado durante más de 30 años con todos los gobiernos, incluyendo el actual, y con todos los actores políticos y sociales, y siempre estará en la total disposición de continuar apoyándolos con su capacidad y recursos para contribuir revertir esta realidad. El Salvador necesita que su próximo gobernante sea una figura conciliadora, que logre con su ejemplo inspirar a una sociedad dividida para que deje a un lado lo que la separa y fortalezca todo aquello que la une. Exhortamos a la sociedad civil a dirigir su mirada hacia el futuro, aceptando el presente con responsabilidad, abriendo sus mentes a la pluralidad de pensamiento, pues todos somos igualmente importantes y necesarios para alcanzar esa Nación Posible, unida, próspera y en paz. Antiguo Cuscatlán, 15 de marzo de 2014 Ahora, veamos el futuro

×