Ergonomía participativa en el trabajo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Ergonomía participativa en el trabajo

on

  • 3,053 views

Ponencias_...

Ponencias_
2a. La ergonomía participativa 63
2b. Ergonomía participativa y productividad 69
2c. Experiencias empresariales en la aplicación de la ergonomía participativa: UNISAN XXI 75
2d. Experiencias empresariales en la aplicación de la ergonomía participativa: BERIOSKA

Statistics

Views

Total Views
3,053
Views on SlideShare
3,046
Embed Views
7

Actions

Likes
1
Downloads
52
Comments
0

1 Embed 7

http://www.linkedin.com 7

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Ergonomía participativa en el trabajo Ergonomía participativa en el trabajo Document Transcript

    • Segunda Sesión Ergonomíaparticipativaen el trabajo
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 59Segunda SesiónIntroducción_Ergonomía participativaen el trabajo Concepción Pascual, Directora del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo -INSHT-, Ministerio de Trabajo e Inmigración.La superación de las dificultades que la actual crisis económica plantea al sectorproductivo español requiere estrategias innovadoras que hagan más eficientes a lasempresas, abarcando tanto la mejora de los bienes y servicios que producen y lospropios procesos productivos que utilizan, como el fomento de la capacidad de sustrabajadores.Este punto es especialmente importante si tenemos en cuenta que la mayor causa deaccidentes de trabajo y de días perdidos por causa de una baja laboral está relacionadacon la falta de ergonomía en el diseño de los puestos de trabajo. Es decir, que lostrabajadores no pueden trabajar en las condiciones adecuadas y, por tanto, no puedenproducir. Por este motivo, en el terreno de la salud y la seguridad en el trabajo, se hacenecesario implementar medidas innovadoras que hagan cada vez más eficiente la ges-tión preventiva y que optimicen los resultados al tiempo que racionalizan los costes.Cumplir con los procedimientos formales mínimos es imprescindible pero no sufi-ciente, ya que en la esencia de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (31/1995)está el fomentar las actuaciones dirigidas a la promoción de la mejora de las condi-ciones de trabajo para elevar el nivel de protección de la salud y la seguridad de lostrabajadores. De esta forma, las empresas deben planificar la prevención desde elmomento mismo del diseño del proyecto empresarial. Pero el éxito en esta gestión pasapor la cooperación de todos los implicados en la búsqueda de esas iniciativas innova-doras, ya que requiere enfocar los problemas desde distintas perspectivas.Los representantes de la empresa y los trabajadores deben apoyar las tareas de lostécnicos de prevención y las soluciones deben ser entendidas como inversiones para lasempresas tanto desde el punto de vista económico como social.
    • 60Un reciente informe promovido por la Agencia Europea para la Salud y la Seguridaden el Trabajo concluye que los programas de intervención participativa representanuna buena opción preventiva con un coste limitado que permite obtener resultadospositivos en reducción de accidentes y bajas por enfermedad, y que este tipo de inter-venciones son especialmente importantes para las pymes dado que presentan unabuena relación coste-eficiencia y coste-efectividad, al permitir abordar el tratamiento yla solución de muchos problemas sin necesidad de complicados protocolos técnicos.Por este motivo, desde el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo seanima a las empresas a que promuevan la participación de todos los integrantes de lasempresas en la búsqueda de soluciones innovadoras para el aumento de la producti-vidad basada en la mejora de las condiciones del trabajo.
    • Segunda SesiónPonencias_2a. La ergonomía participativa2b. Ergonomía participativa y productividad2c. Experiencias empresariales en la aplicación de la ergonomía participativa: UNISAN XXI2d. Experiencias empresariales en la aplicación de la ergonomía participativa: BERIOSKA
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 63 2a. La ergonomía participativa Pere Boix, Investigador del Centro de Investigación en Salud Laboral -CISAL- y del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud -ISTAS-.Dos factores clave en la resolución efectiva de los problemas de gestión empre-sarial son, por un lado, la capacidad de elaborar conocimiento sobre alternativasinnovadoras y, por otro, la transferencia de dicho conocimiento al ámbito de latoma de decisiones.Ambas condiciones se dan en este momento en la Comunidad Valenciana parapromover estrategias basadas en la Ergonomía Participativa y orientadas a lamejora del bienestar laboral mediante el control de los riesgos ergonómicos enel trabajo.Disponemos en este momento de una propuesta metodológica sistemática(Método ErgoPar) que permite estructurar ordenadamente programas de Ergo-nomía Participativa y que está demostrando su operatividad y su capacidad degenerar buenos resultados en un programa experimental que se viene desarro-llando desde hace poco más de un año, tal como relatarán las propias empresasimplicadas.El problema. Sin necesidad de sobrecargar con cifras estadísticas, podemos con-venir que las lesiones musculoesqueléticas representan hoy en día una de laspatologías emergentes con un mayor impacto en la salud de los trabajadores y,por ende, en la productividad de las empresas. Son, por tanto, un problema desalud muy importante pero también un problema que pone a prueba la capa-cidad de integración de la prevención en la gestión empresarial.Según reconoce un informe de la OMS (2006)11 una parte importante de la pato-logía osteomuscular en las sociedades industrializadas tienen un origen laboral:concretamente un 37% de los dolores de espalda de la población activa puedenatribuirse al trabajo (un 41% en los hombres) así como un 20% de los procesos deosteoartritis, un 17% de los de artritis reumatoide y un 15% del resto de lesionesmusculoesqueléticas.11 Prüs-Üstun, A., Corvalán, C. (2006) Preventing diseases through healthy environments: toward estimation of the environmental burden of disease. World Health Organization.
    • 64Las soluciones. Existen sólidas evidencias científicas que avalan que las estrate-gias basadas en la ergonomía participativa representan una de las formas másefectivas para el control del riesgo de alteraciones musculoesqueléticas y lareducción de las lesiones por sobreesfuerzo en el trabajo.El creciente interés investigador por la ergonomía participativa de las últimasdécadas nos permite disponer ya de sólidas revisiones, que recopilan centenaresde artículos científicos publicados sobre el tema, y que han servido de base paraque instituciones como el Nacional Institute of Safety and Health (NIOSH) o laAgencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo hayan tomado posición alrespecto afirmando que la ergonomía participativa es una estrategia eficaz parala prevención de los trastornos musculoesqueléticos de origen laboral.La transferencia. Una de las revisiones más recientes, publicada en octubre de201012 en la revista Ergonomics, señala a Estados Unidos y Canadá como el espaciogeográfico con un mayor desarrollo de programas basados en la ergonomía par-ticipativa, seguido de un grupo de países del ámbito de la Unión Europea, espe-cialmente nórdicos y centroeuropeos, entre los que no se incluye España.Esta aparente falta de interés por una estrategia de eficacia contrastada carecede toda lógica, si tenemos en cuenta que las lesiones musculoesqueléticas son,con diferencia, la patología laboral más prevalente en nuestro país y las querepresentan un mayor impacto proporcional en el volumen de jornadas de tra-bajo perdidas debidas a bajas por enfermedad. Según la revisión citada, un 48%de las intervenciones llevadas a cabo tienen motivaciones relacionadas con lareducción de la siniestralidad y las bajas laborales, así como con sus costes aso-ciados.Buscar soluciones prácticas a los problemas contando con los actores necesa-rios. De una manera así de clara y directa define Kuorinka (1997)13 la ergonomíaparticipativa. Destacaremos tres aspectos relacionados con esta definición. Enprimer lugar, su apuesta por la operatividad que, aunque podría parecer unaobviedad, representa hoy en día una opción auténticamente innovadora, dadoel patrón formalista dominante en nuestro sistema preventivo, más atento alcumplimiento de las normas que a diseñar y aplicar estrategias de solución a losproblemas. En segundo lugar, la estrategia que se propone se basa en movilizarlos conocimientos y experiencias que ya existen en la empresa para encontrarsoluciones operativas a determinadas disfunciones del sistema, racionalizandoel recurso a un asesoramiento externo no siempre necesario desde el punto devista operativo. Por último, se promueve un marco de colaboración entre la direc-ción y los trabajadores como la forma más productiva de generar alternativas eimplementar mejoras y de evaluar su efectividad a corto y medio plazo.12 Van Eerd, D. et al. (2010) Report on process and implementation of participatory ergonomic interventions: a systematic review. Ergonomics, 33(5): 1153-1156.13 Kuorinka, I. (1997) Tools and means of implementing participatory ergonomics. Int J Ind Ergon 15, 365–370.
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 65La ergonomía participativa se inscribe en una corriente de innovación más ampliaque recorre todo el campo de la salud y seguridad en el trabajo (control banding),cuya filosofía se basa en “no reinventar la pólvora” en cada momento, sino enaplicar directamente a determinados problemas las soluciones que ya son cono-cidas por haber sido desarrolladas previamente en situaciones similares. A partirde estos presupuestos, la estrategia consiste en reducir, en lo posible, los reque-rimientos formales y racionalizar el recurso a un apoyo especializado para evaluarlos riesgos, sustituyendo ambas cuestiones por una utilización más directa y ope-rativa de la información existente en la empresa y de los recursos propios de lamisma para una solución efectiva de los problemas.Herramienta clave: Grupos Ergo. La estrategia de la ergonomía participativabascula sobre los denominados Grupos Ergo como espacio de trabajo conjuntoentre la dirección de la empresa y los trabajadores y auténtico motor de todo elproceso. Dichos grupos son capaces de llevar a cabo, con un mínimo apoyo téc-nico, las tareas de detectar problemas, buscar soluciones y formular propuestasde mejora que traten de optimizar de forma equilibrada los criterios de salud yde productividad, para trasladarlas finalmente a la dirección de la empresa quedecide sobre su implementación.En la experiencia internacional, en los Grupos Ergo suelen participar una granvariedad de actores en función de cada contexto. Estos posibles actores vandesde directivos superiores a simples trabajadores, pasando por supervisores,personal técnico o delegados sindicales. Generalmente los participantes en losGrupos Ergo suelen ser trabajadores y supervisores con un cierto apoyo por partede ergónomos, los cuales juegan un rol de dinamización del proceso, además desuministrar apoyo especializado cuando es necesario.Factores de éxito. Entre los factores de éxito de una intervención basada enestrategias de ergonomía participativa podemos destacar los siguientes:• Clima preventivo favorable: se entiende por clima preventivo la percepción general en toda la organización de que la dirección tiene un compromiso firme y claro a favor de la prevención.• Apoyo a la intervención: todos los estamentos de la empresa (dirección, mandos intermedios, representantes sindicales, trabajadores) deben estar implicados de alguna manera en el programa, bien participando directamente o bien facilitando su desarrollo.• Constitución de un grupo de trabajo: el Grupo Ergo debe contar con una com- posición adecuada, con funciones claramente definidas y sus miembros deben tener las habilidades necesarias que permitan un funcionamiento racional, dinámico y colaborativo.• Transparencia comunicativa: la transparencia informativa es, en primer lugar, una precondición para construir un marco de colaboración basado en la con-
    • 66 fianza mutua y, además, una forma de ampliar el campo de la participación al conjunto de la empresa.Resultados. Los efectos positivos de la ergonomía participativa se miden tantoen términos de salud, es decir, de reducción de los daños por lesiones musculoes-queléticas, como de resultados en el ámbito económico en cuanto a mejora delclima laboral y de la productividad.Dichos resultados, según diversas revisiones, han sido valorados globalmente deuna forma favorable en un 84,6% de los casos14 con efectos positivos concreta-mente en la reducción de accidentes de trabajo, de síntomas musculoesquelé-ticos, del número de bajas por enfermedad y del tiempo de trabajo perdido15.La motivación fundamental de las empresas para emprender programas deErgonomía Participativa es, según la experiencia internacional16, la reducción delesiones musculoesqueléticas, así como el absentismo y los costes asociados.El método ErgoPar. Como hemos dicho, disponemos de un procedimiento sis-temático para llevar a cabo programas de Ergonomía Participativa. Se trata deuna propuesta metodológica que ha sido elaborada por ISTAS (Instituto Sindicalde Trabajo, Ambiente y Salud), adaptando a nuestro contexto las herramientasutilizadas en experiencias de otros países.El Método ErgoPar consiste básicamente en constituir un Grupo Ergo, de entre 4y 8 personas, que incluya a representantes de la dirección y de los trabajadores,cuya función será la de realizar un diagnóstico del problema para a continua-ción analizar sus causas y proponer soluciones de mejora. Dichas propuestas sesometen a discusión en un Círculo de Prevención en el que participan trabaja-dores y mandos directamente implicados en el proceso a mejorar, recurriéndoseen caso necesario a un asesoramiento técnico. Finalmente las soluciones pro-puestas se elevan a la dirección para su implementación, con lo que el Grupo Ergoreorienta su trabajo hacia el seguimiento y evaluación de los resultados.A lo largo del proceso, los miembros del Grupo Ergo reciben en cada momentola formación necesaria para abordar los problemas y sus soluciones, y disponen,además, de herramientas de diagnóstico, análisis y evaluación en forma de cues-tionarios y guías.Ergonomía Participativa en la gestión de bajas por enfermedad. Mayoritaria-mente los programas de Ergonomía Participativa se han orientado a la preven-ción de la patología osteomuscular. Algunas propuestas actuales, no obstante,proponen un nuevo campo de aplicación, el de facilitar la reincorporación al tra-bajo de los trabajadores de baja por lesiones musculoesqueléticas. Este nuevo14 Van Eerd, D. et al. (2008) op. cit.15 Rivilis, I. et al. (2008 ) Effectiveness of participatory ergonomic interventions on health outcomes: a systematic review. Appl Ergon, 39: 342-58.16 Eerd, D. et al. (2011) Process and implementation of participatory ergonomic interventions: a systematic review. Ergonomics, 53(10): 1153-166.
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 67marco de intervención, más propiamente rehabilitadora que preventiva, se basaen conectar la asistencia médica con la ergonomía para promover en paralelouna doble acción, sobre el trabajador y sobre el puesto de trabajo, siendo unelemento clave la constitución de un grupo de trabajo en el que participa la direc-ción de la empresa, la representación sindical y un asesor en ergonomía junto conel trabajador afectado y su supervisor. Este grupo de trabajo es equivalente alGrupo Ergo y sus funciones son las de definir el problema, averiguar los factoresque lo determinan y proponer soluciones, integrando la aportación de conoci-mientos de todas las partes implicadas y realizando propuestas operativas demejora en un marco de cooperación.La propuesta ha sido testada en Canadá17, de donde proviene originariamente, yen Holanda18 con resultados positivos, tanto desde el punto de vista de la satis-facción de los empresarios y trabajadores participantes, como del impacto sobrela duración de las bajas por enfermedad que se ha cifrado en 1,9 veces menorentre quienes han sido objeto del programa respecto a un grupo de control.Estos resultados positivos han animado a extender el ámbito de aplicación a lasbajas por procesos relacionados con la salud mental19.Transcribimos, como reflexión final, una consideración extraída de uno de lospocos artículos sobre Ergonomía Participativa publicados en español20:…las experiencias ya disponibles de ergonomía participativa deberían animar adesarrollar programas de este tipo en España, donde los trastornos musculoesque-léticos constituyen uno de los principales problemas de salud relacionados con eltrabajo y donde, según nuestro conocimiento, no existe ninguna experiencia prác-tica de implementación de programas participativos en el ámbito de la ergonomíalaboral. Resultaría también especialmente interesante incorporar los principios dela ergonomía participativa como parte de la formación de los futuros especialistasen ergonomía, cuyo papel podría resultar determinante para el desarrollo efectivode estos programas en las empresas tal y como ya ha sucedido en otros países.Esto se decía en 2009. Afortunadamente algo ha cambiado, puesto que pocomás de un año después podemos estar aquí presentando resultados positivosde experiencias desarrolladas en nuestro entorno a partir de la aplicación delMétodo ErgoPar. Con ello estamos en el camino de incorporarnos a esa corrientede innovación que, como decíamos al principio, se plantea hacer del bienestar17 Loisel, P. et al. (2001) Implementation of a participatory ergonomics program in the rehabilitation of workers suffering from subacute low back pain. Applied Ergonomics, 31: 53-60.18 Anema, J.R. et al. (2003) Participatory ergonomics as return-to-work intervention: a future challenge? Am J Ind Med, 44(3): 273-281.19 Briand, C. et al. Work and mental health: learning from return-to-work rehabilitation programs designed for workers with musculoskeletal disorders.20 García, A.M. et al. (2009) Ergonomía Participativa: empoderamieno de los trabajadores para la prevención de trastornos músculo esqueléticos. Rev Esp Salud Publica, 83: 509-518.
    • 68laboral un elemento estratégico para la mejora de la productividad y del diálogo yla colaboración entre las partes, la forma más operativa de alcanzarlo.Retomando nuestro planteamiento inicial, podemos decir que hoy disponemosdel conocimiento necesario para abordar de forma innovadora la solución delos problemas musculoesqueléticos en el trabajo y que hemos trasladado dichoconocimiento a una propuesta metodológica que se ha demostrado operativaen la práctica para la prevención de riesgos laborales. Nos queda desarrollar unplan de difusión y transferencia que promocione la aplicación de programas deergonomía participativa y remueva las barreras que la dificultan. La alianza ges-tada durante la experiencia piloto desarrollada en la Comunidad Valenciana entreempresas, entidades sindicales, instituciones públicas, centros tecnológicos yservicios de prevención, nos permite presagiar buenos augurios.
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 69 2b. Ergonomía participativa y productividad Alfonso Oltra Pastor, Director del ámbito de Salud Laboral del IBV.Una definición de productividad es la que ofrece la Organización Internacional delTrabajo (OIT), que la refiere como la relación entre la producción y los recursosempleados para obtenerla: Producción Productividad = Recursos empleadosAtendiendo a ésta y otras definiciones del mismo concepto, y sobre todo al usoque suele hacerse en las empresas, se consideran como recursos empleados losrecursos económicos, los materiales, el tiempo, el número de trabajadores traba-jando, etc. Es decir, los factores de capital y trabajo únicamente.Probablemente esto se debe a que el uso del concepto productividad se remontaa una época en la que no se consideraba la limitación de los recursos o la forma enque se hacía uso de ellos, pero este tipo de planteamientos está evolucionandoen la actualidad, y al hablar del uso que se hace de los recursos para producir unbien, se incluyen los conceptos de huella ecológica e impacto social.Esta nueva perspectiva introduce aspectos referidos, por ejemplo, a que lascondiciones en las que se trabaja en las empresas ya no deben considerarseúnicamente desde un plano preventivo, para evitar accidentes o enfermedadesprofesionales; sino que, tal y como se destaca en los objetivos de la EstrategiaComunitaria para el periodo 2007-2012 de la Agencia Europea de Seguridad ySalud en el Trabajo, se debe fomentar un cambio en la actitud de los trabajadoresy empresarios que conduzca a adoptar enfoques que promuevan la salud de lostrabajadores, desarrollando lugares de trabajo más sanos y seguros, que incre-menten el capital salud.Esta diferencia de enfoques puede provocar que el análisis sobre la relación entreproductividad y prevención (en sentido amplio) ofrezca resultados dispares. Sinembargo, cuando se trata la relación de la Ergonomía y la Productividad, da igual
    • 70cómo definamos la productividad, ya que multitud de estudios demuestran quelas mejoras de las condiciones ergonómicas tienen una repercusión positiva enlos resultados empresariales, así como en la reducción del impacto social del tra-bajo.En esta línea, desde el Instituto de Biomecánica hemos realizado recientementeuna revisión acerca de las evidencias publicadas sobre el análisis coste-efectividadde intervenciones ergonómicas en empresas.En esta revisión, se han localizado centenares de artículos explicando los benefi-cios empresariales de llevar a cabo intervenciones ergonómicas, pero cabe des-tacar el estudio realizado por Tompa et al. 201021, en el Instituto de Trabajo y Saludde Toronto, en el que se analizaron 35 casos de intervenciones ergonómicas y suimpacto en la productividad, concluyendo que existe una evidencia fuerte sobrelos beneficios económicos de las intervenciones ergonómicas en el sector de lamanufactura-almacenamiento.Sin embargo, la integración de los conceptos ergonómicos en las empresas tieneun obstáculo añadido, ya que suele dejarse en manos de los Departamentos dePrevención que con frecuencia tienen únicamente capacidades de actuaciónbasadas en la corrección de los errores que se han originado en el diseño del pro-ceso productivo.Esta forma de trabajar, en la que todos los agentes de la empresa no están invo-lucrados en la búsqueda de soluciones para el bienestar laboral, es incompatiblecon las exigencias de un mundo globalizado.Las empresas han de ser capaces de enfrentarse a un entorno altamente cam-biante, que cada vez demanda nuevos y mejores productos en menores inter-valos de tiempo. Además, deben dar respuesta a estos retos sin una merma dela calidad y sin aumentos del coste de producción. Con todo, la nueva situaciónexige un trabajo más eficiente y, a la vez, más flexible, ante el que el factorhumano es una pieza fundamental por su capacidad para adaptarse.En definitiva, tendemos a un modelo de mercado que necesita, ahora más quenunca, que las empresas cuiden la salud y el bienestar de sus trabajadores siquieren basar su capacidad de competir en su flexibilidad y eficiencia ante loscambios del entorno. Y este enfoque debe ser asumido desde la concepciónmisma de los productos y los procesos productivos que desarrollan, ofreciendouna visión integrada de la ergonomía desde todos los estamentos de la empresa,no sólo desde el departamento de prevención.Absolutamente en línea con esta tendencia, nos encontramos las intervencionesde la ergonomía participativa, que permiten involucrar a los actores que influyenen la definición de un diseño, un proceso o de las condiciones de trabajo en labúsqueda de soluciones ergonómicas.21 Tompa, E., Dolinschi, R., de Oliverira, C., Amick III, B.C., Irvin, E. (2010) A systematic review of workplace ergonomic intervention with economic analyses. J. Occup. Rehabili. 20:220-234.
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 71Tal y como ha destacado la ponencia anterior, las intervenciones participativas secaracterizan por los siguientes aspectos fundamentales:1. Tienen un enfoque marcadamente operativo ya que su objetivo es la búsqueda de soluciones prácticas a problemas de condiciones de trabajo en la empresa.2. Las intervenciones se centran en la mejora ergonómica del trabajo. Por tanto, se dirigen a la mayor causa de absentismo en las empresas, los trastornos musculoesqueléticos.3. Moviliza conocimientos y experiencias de miembros de la propia empresa, lo que permite que la responsabilidad de promover la ergonomía y la salud de los trabajadores se comparta entre distintos departamentos, y no sea sólo objetivo del de prevención.4. Se promueve en un marco de colaboración entre la dirección de la empresa y los trabajadores, lo que fomenta que la búsqueda de soluciones sea eficiente y rápida, algo necesario en un entorno tan cambiante como el mencionado.Además, pese a que en la mayoría de las ocasiones los programas de ergonomíaparticipativa se promueven en las empresas para mejorar procesos ya existentes,desde el IBV recomendamos aplicar el concepto de Prevención a Través delDiseño; es decir, identificar y eliminar los factores que no adecuan la demanda dela tarea a las capacidades de quien las va a realizar en el momento en que se estádefiniendo la tarea.Por tanto, antes de crear el puesto de trabajo, e incluso el producto que se va adesarrollar en él, resulta preciso hacer participar a diseñadores, prevencionistas,responsables de planta y trabajadores en la definición del producto, ya que éstetendrá posteriormente implicaciones en la productividad de la empresa.Por último, es importante destacar que la voluntad de colaborar no siempre es sufi-ciente, ya que organizar grupos de trabajo para que sean eficientes requiere unascapacidades de coordinación y dinamización muy exigentes. Por este motivo, esconveniente utilizar metodologías que permitan protocolizar la forma en que losprogramas de ergonomía participativa se llevan a cabo en las empresas, de igualforma que es importante asegurar ciertas capacidades de dirección de equipos alos promotores de estos grupos.Con todo ello, las experiencias en las que ha colaborado el Instituto de Biome-cánica en la implantación de programas de ergonomía participativa han demos-trado que se logran distintos beneficios para la empresa y los trabajadores másallá de los citados con anterioridad:• Suelen aparecer ideas para la mejora de forma rápida y con un coste bajo.• Los motivos para la incorporación o el descarte de medidas propuestas se argumentan en un entorno colaborativo, con lo que se crea un clima de con- fianza y compromiso.
    • 72• Las medidas puestas en valor tienen un alto impacto en la mejora del bienestar de los trabajadores, ya que han sido priorizadas considerando las necesidades de la empresa desde distintas perspectivas.• Mejora el clima social y la implicación.Podrían citarse muchos casos prácticos de aplicación de estos programas en todoel mundo. De hecho, las siguientes ponencias van a presentar dos experienciasen empresas de la Comunidad Valenciana, pero, a modo de muestra, destaca unejemplo presentado en el parlamento europeo durante un seminario coordinadopor el Consorcio para la Investigación Europea en Seguridad y Salud Laboral22.El caso detalla cómo una empresa fabricante de dispositivos de luces de emer-gencia ante una demanda creciente de producción, decidió montar una segundaplanta de producción de las mismas piezas. La diferencia entre la primera y lasegunda planta de fabricación radicaba en que en este caso aplicaron un pro-grama participativo, que analizó cuáles eran los elementos clave del procesode fabricación desde distintas perspectivas, entre las que se contaba con ergó-nomos, operarios, mandos intermedios, ingenieros de procesos, etc.Esta experiencia supuso la reconfiguración del proceso productivo, el diseño delas estaciones de trabajo y los flujos de trabajo.La comparación de los resultados referidos a la productividad de ambas plantasno se realizó hasta que un grupo de trabajadores estuvo adecuadamente entre-nado en las tareas necesarias en cada proceso. Las variables que se analizaron enla comparación fueron:• Piezas diarias por trabajador.• Tiempo de proceso (lead-time).• Superficie de planta necesaria para la producción.• Porcentaje de tiempo dedicado por el trabajador en tareas de alto valor aña- dido.• Incidencias provocadas por posturas forzadas o manipulación de cargas.• Percepción de carga física y mental.Como resultados, los autores refieren un aumento del 44% en la productividad yuna reducción del 46% del tiempo de proceso. Además, el porcentaje de tiempodedicado a tareas de alto valor añadido aumentó del 74% al 92%, sin un incrementode las incidencias de trastornos musculoesqueléticos ni de percepción de carga.El éxito de casos concretos como el descrito se hace patente también en unarevisión publicada por Van Eerd et al. (2008)23, donde se valora que los cambios22 Van Rhijn, G. (2010) Improvement of both productivity and working conditions, with special focus on MSD. Proceedings PEROSH Seminar Research in Action.23 Van Eerd, D., Cole D.C., Irvin E., Mahood Q., Keown K., Theberge N., Village J., St-Vincent M., Cullen, K., Widdrington, H. (2008) Report on process and implementation of participatory ergonomic interventions: a systematic review. Vol 2. Toronto: Institute for Work & Health.
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 73implementados en 52 programas de ergonomía participativa tuvieron efectospositivos en el 84,6% de los casos.Sin embargo, a la hora de aplicar este tipo de iniciativas, también hay que teneren cuenta que su éxito pasa por cumplir con unos requisitos básicos:• El tamaño de la misma debe permitir organizar grupos de trabajo con las características adecuadas. En caso contrario, también hay metodologías par- ticipativas, pero simplificadas.• Se debe alcanzar el compromiso de trabajo y recursos que requiere llevar este tipo de iniciativas hasta los resultados finales.• Han de establecerse mecanismos de comunicación adecuados en la organiza- ción, ya que éste es probablemente el elemento más importante en este tipo de programas.• La presencia de un dinamizador del grupo.Por este motivo, es necesario impulsar programas de formación y difusión queden a conocer las ventajas de los planteamientos participativos en la búsquedade soluciones empresariales, así como preparar a los participantes para adquirirlas habilidades de dinamización y coordinación para dirigir los programas deergonomía participativa.
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 75 2c. Experiencias empresariales en la aplicación de la ergonomía participativa: UNISAN XXI Irene Molina Alberó, Responsable RRHH, PRL y SGC en UNISÁN XXI.UNISÁN XXI es una empresa del Grupo SANIDUSA cuya actividad fundamentales la producción de porcelana sanitaria. Fundada en 1996, tiene sus instalacionesen Manises (Valencia). Actualmente cuenta con una plantilla de 42 trabajadores,de los cuales el 80% desarrolla labores de producción en las que los operariosestán sometidos a riesgos ergonómicos, fundamentalmente relacionados con elmanejo manual de cargas.Dado que los tipos de piezas para sanitarios que fabrica UNISAN XXI son degrandes dimensiones, los trabajadores manipulan cargas de peso elevado que,a día de hoy, han provocado que el índice de incidencia de la siniestralidad deesta empresa, respecto a las clasificadas en su mismo sector, sea muy alto. Dehecho, en la siguiente figura se puede observar cómo el índice de incidencia en laempresa supera el doble del índice de incidencia de otras empresas clasificadasen el mismo sector. Índice de incidencia 140 120 100 80 Empresa 60 Sector 40 20 0 2008 2009 2010
    • 76 Si consideramos cuántos de los accidentes ocurridos en los tres últimos años han producido baja y cuántos no, se observa un efecto muy curioso, ya que, a pesar que el número total de accidentes es aproximadamente el mismo en cada año, en 2010 se ha reducido significativamente el número de casos en que ha sido necesaria la baja laboral. Accidentes 16 14 12 Accidentes con bajanº de accidentes 10 8 Accidentes sin baja 6 4 Total 2 0 2008 2009 2010 Sin embargo, en cualquiera de los años que analicemos, el peso de los accidentes relacionados con el sobreesfuerzo físico y, por tanto, con la falta de adecuación ergonómica de los puestos de trabajo, es aproximadamente del 75% de los casos. Con este tipo de datos, resulta evidente que el objetivo prioritario de la empresa en los años 2010-2011 es la reducción de accidentes, con o sin baja, por motivos de sobreesfuerzo físico. Además, desde UNISAN XXI se quiere aprovechar la necesidad de adaptar el pro- ceso productivo, por la mala situación de las ventas durante la actual crisis eco- nómica, para rediseñar los puestos de trabajo. Pero un plan por la mejora de las condiciones ergonómicas de los puestos de trabajo, tan ambicioso como el que se plantea UNISAN XXI, no se puede llevar a cabo confiando en que el Departamento de Prevención de Riesgos Laborales sea capaz de corregir todas las situaciones de riesgo que han aparecido al diseñar el proceso productivo de la empresa. La prevención y sus técnicas tradicionales son, en ocasiones, poco eficaces y están escasamente integradas en el conjunto de las actividades y decisiones empresariales. Y esto todavía se hace más patente en los casos en que algunas de las especialidades de la prevención están subcontratadas a un servicio de pre- vención ajeno. Es imprescindible, en consecuencia, que tanto los responsables de producción, que definen el lay-out de la empresa, como los propios trabajadores, que ejecutan las tareas diariamente, definan cuáles son las claves para trabajar adecuada- mente, ya sea desde el punto de vista de la productividad o desde la perspectiva del bienestar y la seguridad del operario.
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 77Esta colaboración se hace especialmente importante en empresas de tamañopequeño, como UNISAN XXI, en las que, como norma general, la persona desig-nada para tareas preventivas también suele dedicarse a otras especialidades(RRHH, Calidad, Comunicación, etc.).En este sentido, los programas de ergonomía participativa permiten afrontartodos estos hándicaps, ya que tienen como objetivo buscar soluciones prácticasa los problemas de ergonomía contando con los actores clave.Según la experiencia de UNISAN XXI, la aplicación de programas de ergonomíaparticipativa, concretamente a través de la metodología ErgoPar, está permi-tiendo mejorar no sólo la ergonomía de los puestos de trabajo, sino implementartambién unos principios sistémicos que se relacionan con otros procesos de laorganización: Mejora de las Aumento de la participación relaciones de los trabajadores en las laborales acciones ergonómicas Mejora del SGC Mejora de la comunicación con los representantes de los trabajadores Mejora de los procesos de Incremento de la UNISAN XXI colaboración y la participaciónLa puesta en marcha de los programas de ergonomía participativa se basó, tal ycomo propone la metodología ErgoPar, en los siguientes pasos:• La definición del acuerdo entre la Dirección y el Comité de Seguridad y Salud.• La constitución del Grupo Ergo.• La identificación de daños y riesgos y sus causas.• El desarrollo de círculos de prevención para la propuesta de medidas preven- tivas y su planificación.• El control y evaluación de las medidas implementadas.El Grupo Ergo se formó con:• Dos delegados de prevención.• Un delegado de personal.
    • 78• La responsable de prevención.• Un responsable de producción.En concreto, los ámbitos de aplicación que se trabajaron en reuniones de losGrupos Ergo fueron:• La posible eliminación de un trasportador aéreo.• La nueva configuración de una vagoneta de transporte.El problema asociado al uso del transportador consistía en que las piezas, unavez esmaltadas, se recogían en un transportador aéreo fijo, muy útil para evitardesplazamientos en situaciones de grandes producciones. Sin embargo, con labajada de la producción, muchas cabinas del transportador iban vacías por lo queel trabajador tenía que desplazarse igualmente a por ciertas piezas. Esto provo-caba manipulaciones de carga y pérdidas de eficiencia no justificadas.Gracias a las propuestas del Grupo Ergo, actualmente se ha apostado por eliminarel transportador aéreo, que ha sido sustituido por unos carros con ruedas. Al des-plazarse el carro, en lugar del trabajador, se consigue una reducción del tiempode desplazamiento del operario y de las cargas que éste tiene que manejar, pro-duciendo un claro incremento de la productividad y una evidente mejora de laergonomía del puesto de trabajo.En el caso de la vagoneta, las piezas más pesadas (inodoros, bidés, lavabos o lava-deros) se depositaban en la parte superior de la misma, obligando al trabajadora levantar los brazos por encima del hombro, tanto en la fase de carga como dedescarga.En la actualidad, tras las conclusiones del programa participativo, se ha modifi-cado el diseño de las vagonetas, permitiendo colocar las piezas más pesadas enla parte intermedia de la vagoneta. Antes Después
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 79Además, para evitar que, aún así, el trabajador deba cargar las piezas pequeñaspor encima de los hombros, se ha introducido una modificación sobre el carro decarga de la plataforma superior de la vagoneta.A partir de las conclusiones del Grupo Ergo, para la carga de la parte superior dela misma, el trabajador deposita ahora las piezas en un carro diseñado para laoperación, y posteriormente se sube a la plataforma desde donde, acercándoseal carro, las recoge y sitúa en la vagoneta. Para implementar esta mejora, se harediseñado también el carro, de forma que la carga de la vagoneta no deba rea-lizarse en dos etapas, sino que se pueda cargar en una única maniobra, con lasconsecuentes mejoras tanto ergonómicas, como de tiempos de ciclo.La implantación de la ergonomía participativa ha ayudado, junto con otras acti-vidades preventivas, a cambiar la percepción de los trabajadores de UNISAN XXIsobre la manera en la que se gestiona la prevención, yendo más allá del planoestético y legalista, únicamente dirigida a cumplir con la Ley de Prevención deRiesgos Laborales.Con ello se ha logrado una actitud más activa y receptiva ante propuestas decambio a todos los niveles de la empresa.Asimismo, la participación del técnico designado del SPA en las reuniones delGrupo Ergo ha significado una mejora de sus conocimientos en relación con losprocesos de la empresa, así como un nuevo canal para la proposición de solu-ciones.No hay que olvidar tampoco que se ha logrado una clara mejora del clima socialy, por supuesto, pese a que no ha habido tiempo suficiente para cuantificar lasmejoras, resulta patente que se han implementado soluciones eficaces tantodesde el punto de vista ergonómico como productivo.
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 81 2d. Experiencias empresariales en la aplicación de la ergonomía participativa: BERIOSKA Luis Campos, Coordinador de Prevención de Riesgos Laborales en BERIOSKA, S.L.BERIOSKA es una empresa familiar situada en Cheste (Valencia) que posee unamarca propia, BABARIA, pero también realiza fabricaciones para terceros comopueden ser grandes superficies o multinacionales.Con una fuerte presencia de sus productos en distintos mercados, basa su expan-sión en la potenciación de la marca propia, las buenas prácticas de fabricación yen la constante reinversión de los recursos generados.BERIOSKA cuenta con más de 230 trabajadores, estando la mayor parte de ellosen la sección de envasado de productos cosméticos y el resto en otras seccionescomo fabricación, mantenimiento, almacenes, control de calidad, etc.La política de calidad de BERIOSKA incluye cuatro áreas, que son CALIDAD,SEGURIDAD LABORAL, MEDIO AMBIENTE y SEGURIDAD DE PRODUCTO, enfo-cadas a elaborar productos seguros para los clientes mediante el desarrollo deactividades que producen repercusiones positivas entre los trabajadores y en elmedioambiente.Dentro de esta idea de promover el bienestar de los empleados, se desarrolla unaintensa actividad preventiva dirigida a eliminar o controlar los riesgos laboralesde los mismos.Dado que una parte del proceso productivo es manual, fundamentalmente en laslíneas de envasado, los trabajadores que están en estas líneas están sometidos adistintos factores de riesgos ergonómicos.Parte de la actividad preventiva de la empresa ha ido dirigida a eliminar o controlardichos factores mediante distintas actuaciones, estudios específicos, mejoras o
    • 82modificaciones de los puestos con equipamiento, formación o rotaciones entrepuestos.Estas actuaciones se han realizado por igual en los campos de seguridad y ergo-nomía. Sin embargo, mientras que en seguridad el esfuerzo realizado se ha vistorecompensado tanto en número absoluto de accidentes e incidentes como enporcentajes de los mismos, en ergonomía la disminución del número absolutode accidentes e incidentes ha seguido un ritmo mucho más lento y, por lo tanto,en comparación con el resto de causas, su porcentaje crece hasta situarse en un78% en 2010. Evolución de los accidentes e incidentes relacionados con los sobreesfuerzos 90,00% 80,00% 70,00% 60,00% 50,00% 40,00% 30,00% 20,00% 10,00% 0,00% 2007 2008 2009 2010 % Accidentes % Incidentes II (Índice de D.M. SE (Duración incidencia) media de baja por sobreesfuerzos)Llegado a este punto y siguiendo con la política de mejora continua, la empresaha optado por establecer procedimientos en los que se incluyan las opinionesde los agentes que verdaderamente conocen las necesidades de los puestos detrabajo: los trabajadores, los responsables de producción y el responsable de pre-vención.De esta forma, se ha decidido crear un programa de ergonomía participativa en laempresa siguiendo el procedimiento marcado por la metodología ErgoPar.La puesta en marcha del programa partió del acuerdo con la empresa sobre elalcance esperado de la iniciativa: El rediseño de todos los puestos de las líneas deenvasado 8 y 13.En la línea 8 trabajan tres trabajadores y en la línea 13 seis trabajadores; en amboscasos fijos a turnos de mañana y tarde.En ambas líneas existen los puestos de:• Alimentación de la línea: Consistente en coger botellas vacías de cajas y situarlas en una cinta transportadora que las llevará hasta la llenadora.• Encajado: Consistente en coger las botellas una vez están llenas, cerradas, etiquetadas, etc., e introducirlas en una caja que deben empujar hasta una precintadora.• Paletizado: Cogen las cajas una vez cerradas y las sitúan sobre un palé.
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 83La línea 8 tiene automatizados los procesos de colocar los elementos de cierre(obturador y tapón). Sin embargo, en la línea 13 existían puestos adicionales paracolocar estos elementos:• Colocación de válvulas dispensadoras: Introducen el tubo de pesca de la vál- vula dispensadora en el envase.• Iniciado del roscado de las válvulas: Inician el hilo de la rosca para que una roscadora termine de apretar.• Colocación del tapón.Taponera automática y llenadora de la línea 8.La elección de estas líneas de producción se realizó por consenso entre los miem-bros del Comité de Seguridad y Salud (CSS), basándose en el análisis de la sinies-tralidad por sobreesfuerzos de estas líneas con respecto al resto de la empresa,la proximidad en el tiempo de los incidentes registrados, carga de trabajo y en elimpacto que podrían tener respecto al resto de puestos de la empresa. Línea de 15 10 8 11 7 13 4 3 2 6 14 12 1 5 9 16 trabajo% Accidentes 18,5 18,5 7,4 22,2 3,7 3,7 7,4 11,1 3,7 0 0 3,7 0 0 0 0% Incidentes 33,3 11,9 11,9 0 9,5 9,5 4,8 2,4 4,8 4,8 4,8 2,4 0 0 0 0% Global 27,6 14,5 10,1 8,7 7,2 7,2 5,8 5,8 4,4 2,9 2,9 2,9 0 0 0 0También en esta etapa inicial del proceso se definió la configuración del GrupoErgo, que estaba formado por:• Tres Delegados de Prevención, que representan a los trabajadores.• El Director de Producción, con capacidad de toma de decisiones operativas.• Un Encargado.• El Coordinador de Prevención.
    • 84 Comparativa de accidentes e incidentes por línea0,60,50,40,30,20,10,0 15 10 8 11 7 13 4 3 2 6 14 12 1 5 9 16 Líneas de producción % Accidentes % IncidentesOtro aspecto clave de la puesta en marcha de las intervenciones participativasfue dar a conocer a los trabajadores de la empresa, qué se iba a hacer y cuáleseran los objetivos. De esta forma se pretendió crear un clima de colaboración enla búsqueda de soluciones, así como comunicar que ésta era una iniciativa quehabía de durar en el tiempo, con lo que en los sucesivos programas de trabajotodos los puestos problemáticos serían objeto de mejora.Las vías de comunicación elegidas en BERIOSKA fueron:• Entrega de una hoja informativa junto a la nómina a todos los trabajadores de la empresa.• Uso del tablón de anuncios para dar a conocer el acta de reunión del CSS y el acuerdo de aplicación del método.• Comunicación verbal de los delegados de prevención informando del motivo por el que se había optado por estos puestos.El siguiente paso consistió en la identificación de los daños y los riesgos de esospuestos de trabajo a través de cuestionarios de percepción de los trabajadores.Dado que este proceso se realizó a partir de la cumplimentación de cuestionariospor parte de los trabajadores, se consideró muy importante asegurar la homoge-neidad en la interpretación de las preguntas del cuestionario.Este aspecto destaca como uno de los riesgos a los que se pueden enfrentar losdesarrollos promovidos por grupos de personas, ya que si no todas ellas inter-pretan de la misma forma cuáles son las claves de los requisitos de diseño de loque se está planteando, pueden ofrecer respuestas no coherentes. Para evitareste riesgo, los delegados de prevención que entregaron el cuestionario a lostrabajadores de las líneas explicaron aquellos conceptos que pudieran dar lugara interpretaciones personales.
    • 2º FORO SOBRE INNOVACIÓN, ECONOMÍA Y CALIDAD DE VIDA / 85Tras el análisis de los cuestionarios se obtuvo los siguientes datos de daños yriesgos:LÍNEAS DE ENVASADO Línea 8 Línea 13DAÑOSCUELLO, HOMBROS Y ESPALDA DORSAL% que sufre molestia/dolor 86 60% de los anteriores que les ha impedido alguna vez realizar su trabajo. 29 33LUMBAR% que sufre molestia/dolor y que les ha impedido alguna vez realizar su 29 20trabajo.MANOS/MUÑECAS% que sufre molestia/dolor. 0 60% de los anteriores que les ha impedido alguna vez realizar su trabajo. 0 27RIESGOSPOSTURAS FORZADASCuerpo entero: sin andar apenas. 43 0Cuerpo entero: caminando. 43 0Cuerpo entero: manos por encima de cabeza/ hombros. 43 33Cuerpo entero: sentado. 0 73MOVIMIENTOS REPETITIVOSCuello/cabeza – hacia delante. 29 87Cuello/cabeza – giro. 57 53Espalda adelante/atrás. 29 73Espalda giro. 43 60Mano – muñecas. 43 80Mano – pinza pulgar índice. 57 60MANEJO MANUAL DE CARGASPor encima de hombros. 86 100Por debajo de rodillas. 71 73Brazos extendidos. 43 0Mal agarre. 43 80Una vez conocidos los daños y los riesgos, en distintas reuniones del Grupo Ergose determinó las subtareas de la línea con las que se relacionaban, así como lasposibles causas y soluciones.Con posterioridad se creó los Círculos de Prevención en los que participaron tra-bajadores de las líneas. En este caso concreto sólo se realizó el Círculo de Preven-ción correspondiente a la línea 8 ya que la línea 13 fue totalmente reestructuradapor lo que los datos obtenidos en los cuestionarios ya no eran válidos.
    • 86Esta etapa permitió proponer hasta 16 opciones de mejora, todas ellas promo-vidas por los actores que realmente estaban en contacto con los puestos detrabajo. Algunas de estas opciones de mejora fueron:• Rediseñar la línea para ganar espacio tanto a la entrada como a la salida y poder adoptar otras medidas.• Colocar una mesa regulable en altura e inclinación frente a la entrada de envases.• Adquisición de traspaletas pantógrafo, banquetas, cintas transportadoras que eleven las cajas de producto terminado a nivel de la cintura, etc.Así mismo, desde el Circulo de Prevención se priorizó el orden de importancia delas medidas a implantar.El Grupo Ergo realizó un informe con todos estos datos que se presentó ante elCSS para el estudio de la ejecución de las propuestas y se elevó directamente a ladirección de la empresa tal como recoge el método ErgoPar.Además, desde BERIOSKA se pretende dar continuidad al programa de ergonomíaparticipativa, empezando de nuevo el proceso en un ámbito distinto. Actualmentese están realizando reuniones del Grupo Ergo para analizar de nuevo la incidenciade la siniestralidad en el conjunto de la empresa.Por último, entre las fortalezas de desarrollar programas de ergonomía participa-tiva en BERIOSKA, cabe destacar que, gracias a la colaboración entre el usuariofinal y los responsables de implementar el diseño de los puestos de trabajo, lageneración e implementación de propuestas innovadoras para la mejora de lascondiciones de trabajo es rápida, eficiente y, por lo tanto, económica y rentable.Además, involucrar en la toma de decisiones al usuario final permite comprome-terlo con la cultura de la prevención, comprendiendo el origen de los riesgos a losque se enfrenta en su trabajo, a la vez que hace posible que los responsables dediseño y producción comprendan los motivos de la falta de bienestar de los tra-bajadores, entrando en lo que podría denominarse un círculo virtuoso respecto ala integración de la prevención en la empresa.En cuanto al procedimiento para aplicar este tipo de programas, resulta evidenteque cada empresa debe ajustar el protocolo a sus posibilidades y capacidades,relacionadas a trámites, horarios, personal, etc. Además, hay que destacar laimportancia de contar con un dinamizador de estos grupos, con capacidad decoordinar y dar valor al trabajo en equipo. Sin embargo, seguir un procedimientocomo el método ErgoPar permite ser riguroso y ordenado en la búsqueda eimplementación de soluciones.