Las 36 razas de perros más adecuadas para vivir en la ciudad
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Las 36 razas de perros más adecuadas para vivir en la ciudad

on

  • 1,399 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,399
Views on SlideShare
1,399
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
20
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Las 36 razas de perros más adecuadas para vivir en la ciudad Las 36 razas de perros más adecuadas para vivir en la ciudad Presentation Transcript

    • www.FreeLibros.me
    • Dr. Michel Bolzinger GUÍA DE LOS PERROS DE APARTAMENTO www.FreeLibros.me
    • A pesar de haber puesto el máximo cuidado en la redacción de esta obra, el autor o el editor no pueden en modo alguno responsabilizarse por las informaciones (fórmulas, recetas, técni­ cas, etc.) vertidas en el texto. Se aconseja, en el caso de problemas específicos —a menudo únicos— de cada lector en particular, que se consulte con una persona cualificada para obte­ ner las informaciones más completas, más exactas y lo más actualizadas posible. EDITORIAL DE VECCHI, S. A. U. ADVERTENCIA Este libro es sólo una guía introductoria de la raza. Rara criar un perro es necesario conocer a fondo su temperamento y tener nociones generales de psicología y comportamiento animal, que no están contenidas en la presente obra. Se advierte que si se orienta mal a un perro, este puede ser peligroso. Por otra parte se recuerda que, lógicamente, sólo un profesional acreditado puede adiestrar a un perro y que cualquier intento de hacerlo por cuenta propia constituye un grave error. Es obvio que bajo ningún concepto debe permitirse que los niños jueguen con un perro si el propietario no está presente. Colección dirigida por Florence Desachy. Traducción de Custau Raluy Bruguera. Fotografías de cubierta: © Labat/Rouquette. © Editorial De Vecchi, S. A. U. 2007 Barcelona Editorial De Vecchi, S. A. de C. V. Delegación Cuautemoc México Introducción: a modo de advertencia ¿Qué es un perro de apartamento? ¿Existen razas destinadas específicamente a vivir en un piso? El autor las define como razas pequeñas, por su peso y su talla. En efecto, dado que un piso implica casi siempre poco espacio disponible y pocas salidas, el peso y la talla son dos criterios importantes. Pero es evidente que las condiciones de vida del dueño también son primordiales: un perro de raza pequeña no sería adecuado para unos propietarios jóvenes y deportistas que tuvieran la inten­ ción de hacer con él largas excursiones. El carácter de la raza también es muy importante. Algunos perros pequeños son muy nerviosos y a veces más movidos que otro perro grande, como, sin ir más lejos, un lebrel, que es un animal de físico imponente pero tranquilo. Nunca insistiremos demasiado en la necesidad de que los futuros dueños se docu­ menten sobre las particularidades del carácter de la raza elegida y sobre su educa­ ción. Por desgracia, se suele ser demasiado indulgente con los perros pequeños cuando se cree que la severidad es exclusiva de los animales grandes. Esto es una gran trampa, porque es igual de difícil convivir con una bola de 1 kg de peso mal educada que con un perro grande mal educado. Las personas mayores suelen tener tendencia a las razas pequeñas. Pero en realidad se trata de elegir una raza que sea fácil de llevar a pasear. Por ejemplo, es fácil lle­ var un bichón de la correa, pero otros «pesos pluma» son muy fuertes, como el bull- dog francés, que es difícil de contener sobre todo cuando se enzarza con sus congé­ neres. Y en este caso, el paseo se acaba convirtiendo en un motivo de sufrimiento. Saber con quién se va a tener que relacionar un perro es otro punto que se debe tener en cuenta, ya que en muchas ocasiones la compra del perro se realiza en función de un niño. Algunas razas son muy pacientes y juguetonas, a diferencia de otras a las que les gusta la tranquilidad, y los juegos muy movidos las excitan rápidamente. Otro punto importante es la fragilidad de ciertos animales. En esta obra expondre­ mos una tabla de las patologías específicas. Esto no significa en modo alguno que los perros tengan que sufrir por fuerza todos los males de la raza; simplemente serán más sensibles a ellos. Los problemas locomotores, como las luxaciones de la rótula, son muy frecuentes. Por último, el propietario deberá ocuparse de que el perro reciba los cuidados nece­ sarios. Los animales de pelo largo deben ser cepillados a menudo; por esto se les www.FreeLibros.me
    • deberá acostumbrar desde muy jóvenes a dejarse manipular para que la sesión de peluquería no se convierta en un calvario. Y hasta aquí el capítulo de advertencias. Ahora dejamos ya que el lector descubra las satisfacciones que procura un perro de apartamento: son muchas y compatibles con el bienestar del animal. Doctora Florence Desachy Qué se entiende por perro de compañía Decir que es un perro cuya función es hacer compañía sería una definición dema­ siado simplista para ser correcta. La mayor parte de los perros son perros de compa­ ñía, incluso el más grande o el más agresivo puede realizar dicha función. Los perros de caza acompañan a sus dueños a cazar, pero después de la salida pueden tum­ barse junto a sus pies en el salón. Los perros de rescate reciben un entrenamiento para buscar personas desaparecidas y los perros policía para inmovilizar a los mal­ hechores. Sin embargo, después de su jornada de trabajo, acompañan a sus dueños a sus hogares y juegan con los niños. Todos los perros pueden ser muy buenos perros de compañía. En este libro tratare­ mos sobre los perros de compañía que pueden vivir en un piso. Son perros de peque­ ña talla, algunos de los cuales no llegan al kilo de peso. Este último es un aspecto importante para las personas que tienen que bajarlos en brazos por las escaleras o por el ascensor de su casa, por ejemplo. Los perros de compañía tienen un carácter cariñoso. Les gusta recibir las atenciones de su dueño, aunque algunos también necesitan correr porque tienen una energía desbordante. A los perros pequeños de compañía les gusta jugar con los niños. Ahora bien, perro y niño deben aprender a respetarse para evitar accidentes. Son perros que nunca deben ser peligrosos para los miembros de la familia, ya que, de hecho, están seleccionados por su buen carácter. Son perros que se pueden llevar a todas partes: a pasear, al restaurante e incluso los más diminutos se pueden colar en algún espectáculo, camuflados en el bolsillo del abrigo. Pese a que en algunos casos el mantenimiento es exigente, suelen conten­ tarse con muy poco espacio en un rincón del piso, si bien casi siempre se adueñan del mejor sofá. No necesitan una caseta grande para ser felices. En contrapartida, son animales que necesitan la presencia de su dueño y de los que hay que ocuparse constantemente. Pueden acompañarnos de vacaciones, y por su tamaño y buena educación serán aceptados en casi todas partes. Por lo general son perros caros, pero el mantenimiento no exige un gran presupuesto, salvo cuando participan en exposi­ ciones. www.FreeLibros.me
    • Criterios de elección de un perro de compañía para un piso Esta cuestión no es nada fácil. Habría que tener la oportunidad de poner a prueba cada raza en una situación normal durante unos días o unas semanas, y pedir consejo a diferentes propietarios de cada una de estas razas. Es evidente que todo esto no es factible. Entonces, ¿cómo realizaremos la elección? El tema es importante porque un perro no se compra de la misma manera que un objeto. La adquisición de un animal comporta un compromiso y una responsabilidad que durará unos quince años, aproxidamente, que es la esperanza de vida media de un perro. Siempre es útil aprovechar la visita al criadero para tener una conversación con el criador, con el fin de plantearle nuestras dudas o preocupaciones, y observar a los El yorkshire terrier es un perro muy afectuoso y cariñoso con su amo J (© Labat Rouquette). 9www.FreeLibros.me
    • perros adultos del criadero. Él sabrá aconsejarnos y, en función de nuestro estilo de vida, nos orientará hacia unas razas o hacia unas camadas determinadas. A continuación, estableceremos una serie de criterios muy simples que nos orienta­ rán al elegir al perro. E l t a m a ñ o y el p eso Todas las razas que describiremos en el libro son pequeñas. El más pesado podría ser el bulldog francés, puesto que los ejemplares más gruesos de la raza pueden alcanzar los 14 kg. Los más ligeros son el chihuahua y el yorkshire, que a veces no llegan a 1 kg. Este primer punto es importante, ya que si vivimos en un quinto piso y tenemos que llevar al perro en brazos para bajar por las escaleras o por el ascensor varias veces al día, habrá que decantarse por un perro muy pequeño. El tamaño es igualmente importante según el modelo de automóvil del que dispongamos. E l c a r á c t e r El lector puede hojear el capítulo siguiente, dedicado a los inconvenien­ tes que genera un perro en un piso, para tener una visión de los distintos caracteres de los perros. Según la personalidad del propietario, habrá que escoger un perro tranquilo o uno con más energía, un perro más fácil o difícil de educar, un animal rui­ doso o silencioso. Siempre es interesante ver a los padres del cachorro que estemos a punto de comprar, porque son una indicación muy valiosa sobre la personalidad que tendrá la descendencia: ¿son animales agresivos o dóciles? ¿Calmados y silen­ ciosos? ¿O juguetones y llenos de vida? L a r e l a c ió n c o n l o s n iñ o s A los niños les gusta mucho jugar con los perros. A algunas razas les encan­ tan los juegos y la algarabía de los niños, pero otras no soportan la brus­ quedad propia del trato infantil. Una vez más, el mejor consejo es hablar con el criador al que vamos a comprar el perro. Se puede incluso lle­ var a los niños al criadero, para ver cómo reaccionan con ellos los ejem­ plares adultos que haya allí. En cualquier caso, aunque encontre­ mos el perro que será el compañero ideal para nuestros hijos, habrá que hacerles aceptar a todos las reglas del juego desde el principio. Cada uno debe respetar al otro y cada uno ha de poder estar tranquilo en su rincón cuando desee descansar o estar solo. L a r e l a c ió n CON OTROS ANIMALES Cuando ya se tiene otro perro, un gato, un hámster, un pájaro o unos peces de acuario, habrá que elegir un perro que acepte a los otros animales y sepa [ El Epagneul papillón necesita muchos cuidados (© Labat Rouquette). www.FreeLibros.me
    • hacerse aceptar. Los terrier son el pro­ ducto de generaciones de perros de caza, y todo hace pensar que si en casa hubiera una chinchilla, su vida peligraría ante una máquina de cazar roedores como es, por ejemplo, un scottish terrier. E l p e r r o g u a r d iá n Aparte de ser el mejor perro de com­ pañía, nuestro perro también puede ser un buen perro guardián y ladrar para avisarnos cada vez que perciba la presencia de terceros no deseados. Los perros susceptibles de vivir en un piso se pueden dividir en varias cate­ gorías: los perros que no tienen nin­ guna función de protección o guardia —por ejemplo los lebreles— y los avi­ sadores, es decir, los perros que ladran para avisar de la presencia de intrusos, que son los más numerosos. La mayor parte de los perros de la lista tienen capacidad para ser bue­ nos avisadores: tienen un oído muy desarrollado y duermen con un ojo abierto. Asimismo hay perros pequeños que pasan a la acción y muerden al intruso, causando a veces alguna situa­ ción de peligro. En esta categoría se pueden incluir todos los terrier. Naturalmente existen grandes varia­ ciones individuales. En general, los cachorros adoptarán el mismo com­ portamiento que los padres; sin embargo, existen buenos guardianes o buenos avisadores, y perros que no muestran interés alguno por la guardia o la defensa. En este caso también es aconsejable pedir al criador su parecer y observar el comportamiento de los padres de la camada. E l p e r r o d e p o r t is t a Puede darse la circunstancia de que queramos un perro pequeño, pero que nos acompañe en largos paseos cada día o cada semana, o que nos acom­ pañe cuando salgamos a correr. Actualmente se organizan concursos de agiHtyen distintas categorías; todos los perros pueden participar en alguna de ellas y medirse con sus congéneres en circuitos donde se pone a prueba la velocidad, se realizan saltos, se tra­ baja la obediencia... No nos dejemos engañar por el tamaño de los perros. Por lo general, salvo las razas minúsculas, los perros de compañía que realizan un entrena­ miento constante pueden ser buenos perros deportistas. Lógicamente los esfuerzos deben ser apropiados a la talla y capacidad de resistencia. Si nuestras ambiciones deportivas son modestas, basta con que el perro salga con nosotros desde que tiene la edad para acompañarnos, y podrá convertirse en un excelente compañero de juegos y en un gran deportista. Recordemos siempre que los esfuerzos deben ser progresivos y que nunca hay que forzar a un perro por encima de sus posibilidades. I 12 El Shih-Tzu es un perro que necesita frecuentes cuidados de aseo (© Labat Rouquette). El e s p a c io d is p o n ib l e Es un aspecto que se debe tener en cuenta a la hora de adquirir un perro que va a vivir en un piso. Como ya se ha dicho, los perros más pequeños no llegan a l kg de peso, mientras que los más grandes pueden llegar a los 10 kg. El perro ha de dis­ poner de un espacio donde pueda estar sin que se le moleste. Esto signi­ fica que habrá que prever un lugar reservado para él en el piso, y, en fun­ ción del tamaño, dicho lugar será mayor o menor. E l t ie m p o q u e h a y QUE DEDICAR AL PERRO Cuando se tiene un perro, hay que ocu­ parse de él. Se le tiene que dar de comer, pasearlo, lavarlo, cepillarlo, etc. No siempre será necesario dedicarle el día entero, pero puede haber días en que la cosa se complique un poco. Debemos saber cuánto tiempo del día y de la semana estamos dispuestos a dedicarle. Muy probablemente al lado de casa haya un parque al que podre­ mos llevar al perro. Esto es importante porque el paseo también será benefi- www.FreeLibros.me
    • El caniche es sin duda el perro con más capacidad para aprender todos los deportes caninos existentes. En efecto, es un animal con muchas cualidades y que entiende muy rápidamente lo que se espera de él. No se utiliza más a causa del pelo, que requiere un manteni­ miento frecuente, y también por culpa del tópico según el cual el caniche es un perro para estar en un piso. Esta idea preconcebida hará que en todas las dis­ ciplinas que nos iniciemos encontremos a alguien que nos dedique una sonrisa condescendiente. Pero a medida que avance la preparación y comparemos los resultados del caniche con los de otros perros, los únicos que tendremos moti­ vos para sonreír seremos nosotros... (M. P. Daniels Moulin, El caniche) cioso para nosotros, pero no olvidemos que, cuando llueva o haga mucho frío, habrá que llevar al perro igualmente para que dé su paseo diario. Si no estamos en casa en todo el día, el perro llevará mal la soledad. L im p ie z a e h ig ie n e Las razas con pelo abundante requie­ ren cuidados frecuentes, a los que hay que dedicar un buen rato. En este punto también es necesario saber si estamos dispuestos a entregar todo ese tiempo para acicalar al perro. Un yorkshire o un Ihasa apso necesitan más tiempo para el cepillado, el baño y el peinado que un chihuahua, que tiene el pelo muy corto. L a s v a c a c io n e s Cuando llega el periodo vacacional tenemos diferentes opciones. La mayor parte de los propietarios de perros prefieren llevarse al animal con ellos. Las razas pequeñas plantean menos problemas que las grandes, tanto en lo que se refiere al transporte como al alojamiento. Sólo se debe tener la precaución de informarse previamente, ya que no todos los hoteles o los campings acep­ tan animales de compañía. La otra opción consiste en dejar al perro en una residencia canina, o pedir a un amigo que se ocupe de él en nuestra ausencia. Hay mil soluciones, pero es necesario pensar en ellas con la suficiente ante­ lación. El presup uesto Los perros de talla pequeña no gastan mucho en comida, pero ocasionan gastos en concepto de peluquería, cuidados veterinarios, productos para el mantenimiento, accesorios, resi­ dencia canina, etc. Estos gastos suelen ser constantes y se deben tener en cuenta. Lo normal es efectuar una previsión del gasto correspondiente al perro e incluirla en el presupuesto familiar. En cualquier caso, el coste de un perro por lo general nunca es muy elevado y no es comparable a otros gastos de la casa. I 14 Los inconvenientes que causa un perro en un piso: test de idoneidad Para valorar el carácter de un perro, para saber si una raza determinada se ajusta a nuestras expectativas, podemos basarnos en trece rasgos característicos del compor­ tamiento canino, que definieron Lynette y Benjamín Hart, etóloga y veterinario respectivamente. Ante todo debemos estar seguros de que deseamos tener un perro. El nuevo compa­ ñero nos proporcionará muchas alegrías, pero también creará algunos problemas nuevos. ¿Cuánto tiempo estamos dispuestos a dedicar al perro para sacarlo a pasear, darle de comer, para los cuidados higiénicos? ¿Unas horas por semana o una hora al día? ¿Cuánto dinero queremos destinar a la compra y al mantenimiento del perro? Lynette y Benjamín Hart han definido trece rasgos de comportamiento, que se agru­ pan en tres categorías: los rasgos de gran valor predictivo, los de valor predictivo medio y los de poco valor predictivo. R a s g o s d e c o m p o r t a m ie n t o DE GRAN VALOR PREDICTIVO ■ La EXCITABILIDAD Es la capacidad de reaccionar más o menos rápidamente a un estímulo. Esta característica se encuentra en la mayor parte de las razas pequeñas y minia­ tura. Los perros que viven en pisos generalmente son muy excitables. El grupo de perros en los que esta facul­ tad está más desarrollada es el de los terrier. En el lado opuesto, el pequeño lebrel italiano y el whippet son los menos excitables. Los perros que muestran una fuerte excitabilidad sue­ len ser ladradores inoportunos. No todas las personas soportan a un perro demasiado excitable o ruidoso, sobre todo las personas de edad. ■ LA ACTIVIDAD GENERAL Es la actividad espontánea del perro en ausencia de estímulo. Algunos pe­ rros pueden permanecer horas sin moverse, tranquilos, en compañía de su dueño, mientras que otros incitan al dueño a jugar y están constante­ mente en movimiento, buscando algo que hacer, algo con que jugar... Los terrier, conocidos por su personalidad fuerte y su energía desbordante, son de nuevo los primeros en el ranking de actividad general. El norwich terrier, www.FreeLibros.me
    • por ejemplo, es incapaz de estar tran­ quilo ni siquiera mientras duerme. Por su temperamento, es un animal de compañía idóneo para personas jóvenes. R a s g o s d e c o m p o r t a m ie n t o DE VALOR PREDICTIVO MEDIO ■ La to lera n cia A LA MIRADA DE LOS NIÑOS Los niños no siempre dispensan un trato amable a los animales de la casa. Con frecuencia les tiran de las orejas o la cola y los convierten en víctimas de sus travesuras. No todos los perros aceptan estoicamente tanto zarandeo y algunos hasta pueden reaccionar con más o menos violencia. En el mejor de los casos se alejan sin reac­ cionar, pero a veces pueden marcar o morder al niño que los está moles­ tando. En el bando de los perros menos tolerantes están, una vez más, los terrier, y en particular el yorkshire y el scottish. Los caniches tampoco destacan por su tolerancia, por eso no es aconsejable dejarlos solos con niños turbulentos. También se ha com­ probado que, independientemente de la raza, las hembras tienen más paciencia con los niños que los machos. ■ LOS LADRIDOS INOPORTUNOS Se puede dar el caso de que busque­ mos un perro de apartamento que tam­ bién sea un buen perro guardián, o, por lo menos, un buen perro avisador. En este caso se debe elegir una raza que ladre en el momento en que oiga algo poco habitual. En otras circunstancias, los ladridos inoportunos pueden molestar no sólo a los propietarios, sino también a los vecinos. Si existe esta posibilidad, optaremos por una raza silenciosa. Entre los ladradores encontramos los terrier, los pinscher, los schnauzer, los spitz... Los lebreles son sin duda los más silen­ ciosos. ■ Las gan as de ju g a r Se puede buscar un perro muy tran­ quilo o al contrario, un perro juguetón que divierta a los niños y dé alegría a toda la familia. Lo que para algunos es un defecto insoportable, para otros puede representar una cualidad muy buscada. El shetland, el boston terrier, todos los terrier, los spaniel y el welsh corgi son perros muy juguetones. Los teckel son más tranquilos. ■ La capacidad de apren dizaje Para vivir correctamente en sociedad, en familia y en la ciudad, el perro tiene que aprender unas normas mínimas. Hay animales muy inteligentes que son fáciles de educar. Otros, a pesar de que puedan ser muy astutos, son obsti­ nados y es difícil enseñarles cualquier ejercicio. Los shetland y los caniches son razas bastante fáciles de educar. Los terrier, en cambio, tienen fama de tozudos. ■ La capacidad de alarm a Aunque a veces se quiera tener un perro pequeño, también se desea que —a falta de un perro de guardia y defensa de verdad— el animal sepa dar la alarma en caso de percibir la presencia de un extraño. Los terrier y los schnauzer son muy buenos avisa­ dores. Al más mínimo ruido anormal, saltan y ladran, hasta el punto de que a veces molestan al vecindario. ■ La a g resivid ad c o n tra o tro s PERROS Puede darse la circunstancia de que la persona que quiere comprar un perro ya tenga otro perro o gatos, o que haya perros en casa de los vecinos. Entonces, al comprar el perro nuevo, habrá que valorar qué comporta­ miento tendrá con los demás animales. La mayor parte de los perros que viven en un piso se llevan bien con sus congéneres y con los animales de otras especies que viven en la casa. Los te­ rrier son los únicos que requieren alguna vigilancia cuando entran en contacto con un animal al que no conocen. ■ El d o m in io sobre el d u eñ o Existen varias categorías de dueño: desde los que quieren un perro total­ mente sumiso y obediente, a los que son incapaces de dominarlo y dejan que el perro imponga su voluntad, pasando por aquellos que quieren un perro que represente su propio álter ego. Algunas razas tienen más personalidad y carácter que otras y, dentro de una misma raza, hay ejemplares más o menos sumisos. El shih tzu se considera un compañero y exige un trato de igual a igual con las personas que le rodean. Le gusta ser dueño de la situación y por esta razón le gusta instalarse en los lugares elevados de la casa. Los scot­ tish terrier también son difíciles de dominar. En cambio, los caniches y también los welsh corgi son animales fáciles de dominar y educar. ■ La defensa territo rial Esta capacidad no siempre se busca en un perro de apartamento. Normal­ mente se prefiere que sean avisadores a que tengan la capacidad de ahuyen­ tar ellos solos a un agresor. R a s g o s d e c o m p o r t a m ie n t o DE POCO VALOR PREDICTIVO ■ La bú sq u ed a de afecto La regla podría ser sencilla: cuanto más pequeño es el perro, más afecto busca. Todos los perros pequeños que viven en pisos buscan siempre mucho cariño y el contacto de sus dueños. www.FreeLibros.me
    • ■ E l in s t in t o d e d e s t r u c c ió n Hay perros que tienen la tendencia a destruir los objetos de la casa a causa de su nerviosismo. A otros les gusta cavar hoyos y galerías en el suelo, y desentierran las magníficas flores que su dueño había cultivado amorosa­ mente. En este apartado también des­ tacan los terrier, que conservan la ten­ dencia a morder y a cavar, heredada de su pasado de cazadores de ali­ mañas. ■ El a p r e n d iz a je DE LAS NORMAS DE HIGIENE Esto depende ante todo de las capaci­ dades pedagógicas de los dueños. Es aconsejable pedir consejo al veterina­ rio para enseñar estas normas de edu­ cación canina. Los diferentes rasgos de comporta­ miento que hemos visto deben ser considerados a título indicativo. Es evi­ dente que en cada raza puede haber ejemplares muy diferentes. Por ejem­ plo, hay terrier muy tranquilos y fáciles de educar. Naturalmente el comportamiento de un perro depende de su carácter, pero sobre todo depende de cómo es la vida a su alrededor y de las relaciones entre hombre y perro que sepamos establecer entre él y cada uno de los miembros de la familia. El interés del dueño por la psicología canina es un aspecto determinante a la hora de obtener mejores o peores resultados. I '8 Las treinta y seis razas más buscadas • Bichón de pelo rizado y maltés • Boston terrier • Bulldog francés • Cairn terrier • Caniche pequeño y caniche miniatura • Carlino • Cavalier king • Chihuahua • Coton de Tuléar • Grifón de Bruselas, grifón belga y pequeño brabanzón • King spaniel • Lhasa apso • Norfolk terrier y norwich terrier • Pequeño lebrel italiano • Pequeño perro león • Pequinés • Pinscher • Schipperke • Schnauzer miniatura • Scottish terrier • Sealyham terrier • Shetland • Shih tzu • Silky terrier • Skye terrier • Spaniel continental enano • Spaniel japonés • Spitz alemán pequeño y miniatura • Spitz italiano •Teckel •Terrier tibetano •Toy terrier •Welsh corgi cardigan •West highland white terrier •Whippet •Yorkshire terrier El bulldog francés es muy apreciado como perro de apartamento (© Labat Rocher). www.FreeLibros.me
    • El b ic h ó n d e p e lo r i z a d o y e l m a lté s Bichón de pelo rizado (© Labat Rouquette). A ltura en la cruz Peso Color C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del manto Salud Coste del m antenim iento E l b i c h ó n d e p e l o r i z a d o y m a l t é s 30 cm 4 kg blanco perro muy afectuoso muy buena bastante buena se adapta bien a la vida en un piso, pero necesita hacer ejercicio exige mucho tiempo atención a los dientes, los ojos y el aparato urinario bajo El bichón se conoce desde hace mucho tiempo en los países mediterrá­ neos y siempre ha sido muy apreciado por su apariencia sofisticada, e igual­ mente por su carácter y dinamismo. En la tumba del faraón Ramsés II se halla­ ron unas estatuillas con su imagen. Asimismo, se cuenta que el bichón era el perro preferido de Enrique III, rey de Francia de 1574 a 1589. El bichón pertenece al grupo noveno. Es un perro de talla pequeña, cuyo peso medio se sitúa alrededor de los 3 o 4 kg, y tiene una altura en la cruz de 25 a 30 cm. El pelaje es siempre blanco. En el caso del bichón de pelo rizado, este es sedoso, ensortijado y muy blando, y puede llegar a medir 10 cm. El bichón maltés tiene el pelo liso, bri­ llante y tan largo que en el cuerpo puede alcanzar los 22 cm. Es un perro que emana una elegancia natural. Es muy inteligente y establece una relación de fuerte apego con sus dueños. Su blancura y su aspecto majestuoso lo convierten en uno de los perros de compañía más apreciados y buscados. El blanco del manto ha de ser intenso y muy brillante. Su textura 21 |www.FreeLibros.me
    • sedosa requiere un mantenimiento continuo y exigente. Se le debe dedicar un poco de tiempo cada día, para que el pelo conserve todo su esplendor porque, de hecho, la reputación de este perro está muy liga­ da a su manto majestuoso e inma­ culado. Las largas y necesarias sesiones de peinado diario sirven para que el pelo conserve su brillo y para evitar la formación de lanilla y de nudos, siempre difíciles de deshacer. Para la conservación de este pelaje raro y precioso es necesario utilizar diferen­ tes productos protectores y embelle­ cedores. El bichón de exposición requiere una preparación del manto muy particu­ lar, y para ello es importante contar con la guía de un criador de la raza o un peluquero especializado en con­ cursos. El bichón es un perro de compañía al cien por cien y no puede prescindir de la presencia de su amo. Es un perro que acompaña a sus due­ ños a lo largo de todo el día sin apar­ tarse de ellos ni un solo metro. Es fácil deducir pues que no podrá estar mucho tiempo solo sin depri­ mirse. Es importante saberlo antes de deci­ dirse por este perro tan cariñoso. Esto implica que nos lo tendremos que llevar de vacaciones con nosotros, porque difícilmente soportaría estar con otra persona y se ofendería tanto que sería capaz de fugarse, aunque sólo fuera unos días. | 22 El bichón es un magnífico animal, y su pequeña talla permite llevarlo a todas partes. Es adecuado también para las personas mayores, de quienes no se separa, y cuya soledad rompe con mucha ternura. Su dinamismo le convierte en un com­ pañero de juegos apreciado por los niños. Es capaz de correr y de caminar mucho rato en la medida en la que está acostumbrado a este tipo de ejer­ cicios. No es un perro guardián, pero sabe anunciar la llegada de un desco­ nocido, aunque sin mostrar nunca agresividad hacia nadie. Es un animal sano. Esto no quita que se le tenga que controlar el peso y darle una alimen­ tación equilibrada y no demasiado calórica, porque tiene predisposición a la obesidad. Todas las golosinas deberán estar prohibidas. Asimismo se le tiene que controlar el pelo, y el aseo de las orejas y de los ojos, que habrá que limpiar cada día con una loción oftalmológica. Estas normas higiénicas bastan para que el bichón esté en plena forma. Este perro es el típico que puede saltar a los brazos de su dueño para que este lo acaricie. Antiguamente se adiestra­ ba para espectáculos circenses. El bichón reparte felicidad y alegría de vivir a quienes están a su alrededor. De él se valora el dinamismo y el carácter cariñoso y dulce. Es un perro de compañía que ha sabido adaptarse perfectamente a la vida moderna y hacerse un lugar en la gran familia de los perros pequeños de compañía ele­ gantes. BostonTerrier (© Labat . X^á LxklD Rouquette) E l BOSTON TERRIER El boston terrier está incluido en el grupo tercero. Es un perro de 6 ó 7 kg, con una altura en la cruz de 30 cm. Es la primera raza creada en Norte­ américa. Es descendiente de varios perros de pelea. Cuando las peleas entre perros dejaron paso a las peleas de perros contra toros se seleccionaron Perros más pequeños y más vivos, que consiguieron atraer a multitud de apos­ tantes. De estos perros de pelea provie­ ne el boston terrier, que hoy en día se conoce como perro de compañía. Es un perro vivaz e inteligente. Tiene el pelo corto y suave, con color mancha­ do. Su cuerpo compacto da una impresión de fuerza, determinación y resistencia. La cabeza se inscribe en un cuadrado. El hocico es corto y ancho. 23 www.FreeLibros.me
    • Color C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del m anto Salud Coste del m antenim iento Altura en la cruz Peso E l BO STO N TER RIER 30 cm 6 a 7 kg atigrado y blanco, o negro con marcas blancas perro juguetón media bastante buena se adapta bien a la vida en un piso, pero necesita hacer ejercicio mantenimiento fácil revisiones periódicas de dientes, ojos y aparato urinario bajo Pese a su pasado de perro de pelea, es sorprendente constatar que se lleva muy bien con los otros perros. Pero si es atacado, aunque sea por un perro más corpulento, se enfrentará a él sin dudarlo. Le encanta jugar y hacer ton­ terías. Es un perro capaz de demostrar mucho afecto a sus dueños, por quie­ nes siente devoción y que son para él lo más querido de este mundo. Sin embargo, al revés de muchos perros de compañía, sabe estar en su lugar y nunca resulta agobiante. Como ya hemos dicho, le encanta jugar, y a los niños les gusta por su simpatía. Sólo muestra los dientes en una situa­ ción: que alguien toque a su dueño. No es campeón en educación, pero es un animal inteligente, capaz de apren­ der muchas cosas y que a buen seguro sabrá encontrar los puntos débiles de su dueño y sacar provecho de ellos. Gracias al pelo corto, el boston terrier es un animal que necesita poco man­ tenimiento, lo cual es apreciado por los compradores que no están dispues­ tos a dedicar mucho tiempo a cuidar el pelo del perro. El boston terrier es pro­ penso a las afecciones de la vista y, por tanto, se deberá hacer hincapié en la higiene de este órgano. Al igual que todas las razas que tienen la caña nasal corta, es sensible a las afeccio­ nes respiratorias y sufre con las tempe­ raturas altas. Hay que tener cuidado con los golpes de calor dentro del automóvil en verano. E l b u l l d o g f r a n c é s Los orígenes de este pequeño bulldog de 12 kg y de una talla de 30 cm son poco conocidos y causan perplejidad A ltura en la cruz Peso Color C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del m anto Salud Coste del m antenim iento E l b u l l d o g f r a n c é s 30 cm 8 a 14 kg atigrado, blanco-atigrado y arena perro juguetón muy buena bastante buena se adapta bien a la vida en un piso, pero necesita hacer ejercicio ninguno control de los ojos, la piel y el peso bajo 25 I www.FreeLibros.me
    • a los cinólogos. Desciende del bulldog inglés. Después de la ¡legalización de las peleas de perros, la talla de los perros ingleses resultó excesiva para un perro de compañía y de guardia. Todo parece indicar que cruzando a este perro grande con otras razas de terrier se seleccionó un perro más pequeño, que fue el origen del bulldog francés. Esta raza cosechó un gran éxito en el París de la Belle Époque. Se sabe que Colette adoraba a los gatos —a los que dedicó parte importante de su obra—, pero no es tan conocido que también le gustaba la compañía de los perros y en particular del bulldog francés. El bulldog francés es un perro fuerte, pese a su pequeña talla. Tiene el pelo corto, las orejas erguidas y la cola na­ turalmente pequeña. Posee una osamenta sólida y una mus­ culatura impresionante para su talla. La cabeza es muy fuerte y cuadrada, y la piel presenta muchos pliegues. Los ojos, muy activos, demuestran su inte­ ligencia y atención por todo lo que le rodea. El manto es raso y suave. Existen tres variedades diferentes: atigrado (bringé o brindle), blanco-atigrado (caille o pied) y arena (fawn). El peso debe ser siempre superior a 8 kg y no rebasar los 14. La cría del bulldog francés es muy difí­ cil. Las camadas suelen ser de pocos cachorros en comparación con otras razas, y, por lo general, el parto es por cesárea, porque la cabeza, al ser tan voluminosa, no pasa por el canal pél­ vico. A estos problemas en el parto se añaden otros referidos a la lactancia, ya que las madres no son grandes pro­ ductoras de leche. Por todo ello, su cría es exclusiva de criadores expertos. De todos modos, si se superan los obs­ táculos citados, esta raza da muchas satisfacciones a los aficionados que la conocen y la aprecian. A pesar de que sus antepasados fueran feroces perros de pelea, el bulldog francés se ha convertido en un perro de compañía muy afectuoso y sensi­ ble al cariño que recibe. Su expresión de boxeador refleja todo lo contrario de su carácter extraordinariamente mimoso. Es un animal agradable que necesita vivir junto a sus dueños y no soporta estar solo. Es muy sensible y puede ofenderse si no se le presta la atención que él busca. Tanto si vive con niños como con personas ancia­ nas sabrá comportarse adecuada­ mente. EL CAIRN TERRIER Este animal, que sin duda se encuentra en el origen de todos los terrier de Escocia, es un perro con diferente pro­ tagonismo en función de los países. Cairn significa «montículo de tierra» o «montículo de piedras». Estos montí­ culos constituyen el paisaje de la región de origen de esta raza. Es muy ágil y está bien protegido por su pela­ je áspero. Puede cazar en madrigue­ ras, cavadas en los montículos, donde se refugian los zorros y otros animales. Cairn terrier (© Labat Rouquette). A ltura en la cruz Peso Color C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del manto Salud Coste del m antenim iento E l c a i r n t e r r i e r 30 cm de 6 a 7 kg todos los colores salvo el blanco puro, el negro y fuego, el negro puro perro juguetón y muy activo muy buena bastante buena se adapta bien a la vida en un piso, pero necesita hacer ejercicio muy pocos control de los ojos, la piel y el peso bajo 27 www.FreeLibros.me
    • Mide unos 30 cm en la cruz y pesa de 6 a 7 kg; es, por tanto, un perro peque­ ño. Están admitidos casi todos los colores, salvo el negro puro, el blanco puro y el negro y fuego. Todo ello cuadra perfectamente con su aspecto rústico, que debe conser­ var en todas las circunstancias y que le sienta perfectamente. En el cairn se encuentran todas las cualidades apre­ ciadas de los terrier. Es un perro muy activo, muy alegre, lleno de energía y entusiasmo, buen caminador. Constantemente invita al dueño a jugar, sin mostrar nunca sig­ nos de fatiga. Es muy resistente y, de su pasado de perro de trabajo, ha conservado el ánimo y la fuerza que le han valido su reputación. Desde su llegada a casa debe saber quién es el dueño. Nunca es malvado, pero intentará escapar a su autoridad para decidir por sí mismo qué debe hacer. El cairn terrier tiene un sentido del espectáculo que le lleva a hacer tonterías sin cansarse; aprende con enorme rapidez y le gusta divertirse. En cambio, no es un animal adecuado para recibir una educación muy rígida. Salta a la vista que este perro es un concentrado de energía, dinamismo y alegría de vivir, si bien su capaci­ dad de adaptación lo convertirá tam­ bién en un buen compañero para las personas solas o ancianas, ya que su felicidad se sustenta en pocas cosas: él es feliz cuando vive con sus due­ ños y cuando les puede demostrar su estima. | 28 Los CANICHES PEQUEÑO Y MINIATURA ¿Quién no conoce al caniche? Es sin duda alguna el perro de compañía por excelencia. Es una raza que existe desde hace mucho tiempo, lo cual no significa que el caniche de antaño se pareciera al caniche tal como lo conocemos hoy. Al principio el caniche y el barbet for­ maban una única raza. En algunos tex­ tos de la Edad Media se pueden leer descripciones de «perros león»; sin embargo, de ahí a decir que se trataba del ancestro de nuestro caniche, hay un gran trecho que sería imprudente saltarse, porque muchas razas pueden ser esquiladas como un león. Esta raza —a la que podríamos llamar «barbet- caniche»— se utilizaba para llevar rebaños y para cazar. ¿Cómo estos perros rústicos se han convertido en los perros de compañía que conoce­ mos hoy en día? Con el paso del tiem­ po los criadores empezaron a separar el barbet y el caniche. El barbet continuó siendo un perro guardián de rebaños y de caza, mien­ tras que el caniche fue cruzado con spaniels para suavizar la textura del pelo y posteriormente para seleccio­ nar mantos de diferentes colores hasta obtener el blanco. Este perro de com­ pañía triunfó en el ambiente cortesano de la época. Se continuó pelándolo como el león, pero con una finalidad estética, y no para facilitarle el nado en los pantanos. Después de una selección centrada en la textura y el ‘ El caniche miniatura se adapta perfectamente a la vida urbana (© Labat Rouquette). L O S C A N IC H E S P EQ U EÑ O Y M INIATURA Altura en la cruz de 28 a 35 cm los Pe9ueños; hasta 28 cm los miniatura Peso Color C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del m anto Salud C oste del m antenim iento 4 kg los más pequeños blanco, negro, marrón, gris o albaricoque perro juguetón y muy activo muy buena bastante buena se adapta bien a la vida en un piso, pero necesita hacer ejercicio bastante exigente control de los ojos y los dientes bajo 29 www.FreeLibros.me
    • color del pelo, los criadores fijaron sus objetivos en la talla con el propó­ sito de obtener perros de menor tama­ ño hasta la talla del caniche pequeño. Poco a poco, el perro exclusivo de los cortesanos europeos se fue democrati­ zando, lo que supuso una gran alegría para los peluqueros de perros, prime­ ro en París y luego en otras ciudades; de hecho, en Francia se desarrollaron distintos tipos de peinado para esta raza. A lo largo del siglo xx, el caniche se extendió por todo el mundo, con particular éxito en Estados Unidos, donde es una de las tres razas más difundidas. A pesar de la variedad de tallas y colo­ res, el caniche se reconoce rápida­ mente, incluso por parte de un profa­ no. Y, no obstante, la oferta es muy amplia, hecho que corrobora el éxito fenomenal de esta raza entre el gran público. Los caniches grandes miden de 45 a 58 cm en la cruz. La talla de los medianos va de 38 a 45 cm. Los que nos interesan en esta obra son los pequeños —de 28 a 35 cm en la cruz— y los miniaturas, cuya talla no supera los 28 cm, pero que no deben presentar ningún signo de enanismo. Se considera que el caniche es perro de un solo dueño. Es muy fiel, hasta el punto de resultar a veces invasor. El caniche es muy observador y aprende rápidamente cuál es el programa de un día cualquiera, de modo que sabe por adelantado lo que su dueño va a hacer, y se le adelantará. Su alegría natural y su capacidad de comunica­ ción contagian a todas las personas que forman parte de su entorno. El caniche ha conservado de sus ances­ tros la disposición para la guardia, y no se puede decir que sea el más silencioso de los perros: ladra mucho, a veces más de la cuenta. Pero, en honor a la verdad, se adapta muy bien a la vida en la ciudad, especialmente el pequeño y el miniatura, que necesi­ tan poco espacio para ser felices, siempre, claro está, con la condición de llevarlo a pasear con frecuencia. El caniche es —y tiene que continuar siendo— un perro y no el sustituto de un niño, como ocurre en ciertos casos. Y si se le trata como a un perro, sin mimarlo ni sobrealimentarlo, el caniche es uno de los perros de com­ pañía más formidables que se cono­ cen. E l CARLINO El carlino es un dogo pequeño de compañía, muy conocido en todos los medios cortesanos de Europa desde el siglo xvi. Su nombre se debe a un actor llamado Carlino, que encarnaba el papel de Arlequín, cuya máscara recordaba a la de nuestro perro. El carlino, un perro de 35 cm en la cruz y 7 u 8 kg de peso, encaja perfectamente dentro de nuestro grupo de perros pequeños de piso. Es un ani­ mal muy diferente del caniche, el bichón o los pequeños spaniels, y esta diferencia fue la clave de su éxito en el cerrado mundo de los perros de com­ pañía. Las damas, para resaltar su I 30 El carlino es un dogo pequeño de compañía (© Labat Rouquette). belleza a través del contraste, se exhi­ bían acompañadas de un carlino. Y así fue cómo se puso de moda y se convir­ tió en un signo externo de riqueza. Más tarde, el pequinés, otro perro de rostro similar, pero con un manto sun­ tuoso, le robó poco a poco el protago­ nismo, igual que hicieron otras razas de perro de compañía seleccionados a partir de perros de trabajo, como los terrier. El duque y la duquesa de Windsor, que se fotografiaban en com­ pañía de sus carlinos, volvieron a Poner de moda la raza. Sin quererlo se convirtieron en los promotores de la raza, porque el caso es que gracias a ellos este pequeño y simpático dogo recuperó el interés del gran público. Tiempo atrás, el carlino tenía fama de ser un perro difícil, caprichoso y estú­ pido. Nada más lejos de la realidad. Es un perro muy inteligente y cariñoso. Sin embargo, si está muy mimado puede ser insufrible, como de hecho ocurre con cualquier perro. Es un ani­ mal muy sociable, aunque no muestra siempre sus sentimientos. Como todos los perros de nariz corta, sufre mucho con el calor. Tiene una especial tendencia a las afecciones 31 Iwww.FreeLibros.me
    • E l c a r l i n o 35 cm 8 kg A ltu ra en la cruz Peso C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del m anto Salud C oste del m antenim iento beis, con máscara y orejas negras perro tranquilo, sociable y muy juguetón media bastante buena se adapta bien a la vida en un piso, pero necesita hacer ejercicio ninguno control de los ojos y la piel bajo oculares. Sus ojos globulosos están muy expuestos a las partículas exter­ nas, y un golpe puede causar la enu­ cleación; es decir, la expulsión del ojo de su órbita, con la consiguiente pérdida de visión y la atrofia del ojo. Por otro lado, conviene estar atento a la dieta, porque tiene tendencia a engordar. El carlino no es un perro deportista. Un paseo le basta para satisfacer sus necesidades en cuanto a ejercicio se refiere. Le gustan los niños, pero no soporta los juegos que comportan un ingre­ diente de brutalidad. Es un animal de compañía para las personas que bus­ can una presencia que no resulte ago­ biante. I 32 E l c a v a l ie r k in c El cavalier king forma parte de la familia de los spaniels. Junto con los bichón y los spaniel, eran los perros de compañía más buscados. El cavalier debe su nombre al rey de Inglaterra Carlos II (que reinó de 1660 a 1685). El monarca era propietario de un gran número de estos pequeños spaniels, que gozaban de la consideración de huéspedes privilegiados del palacio, por donde circulaban libremente. Y no sólo esto: al rey se le reprochaba que por culpa de dedicar demasiado tiem­ po a sus perros desatendía los asuntos del reino. Los perros acompañaban al monarca en todos sus desplazamien­ tos. Las perras daban a luz en su dor- E l c a v a l i e r k i n g A ltura en la cruz Peso C olor C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del m anto Salud C oste del m antenim iento de 32 a 34 cm de 5 a 9 kg rojo vivo y blanco unicolor, rojo tricolor (negro, fuego y blanco), negro y fuego temperamento juguetón y fácil muy buena muy buena se adapta bien a la vida en un piso o en el campo fácil y rápido control de los dientes y las orejas bajo 33 I www.FreeLibros.me
    • mitorio y los cachorros crecían en los aposentos reales. Es fácil imaginar en qué estado higiénico debía estar la corte, invadida por aquellos simpáti­ cos perritos, que no estaban en su sitio. Más tarde los cavalier fueron des­ tronados de la corte inglesa, sustitui­ dos por los cari inos y posteriormente por los pequineses. El cavalier king es un perro activo, armonioso y lleno de gracia. Es alegre y movido. El manto está for­ mado por pelo largo y sedoso sin for­ mar rizos. El estándar acepta varios colores: - el negro y fuego, negro ala de cuer­ vo con manchas fuego en los ojos, las mejillas, en el interior de las orejas, en el pecho, las patas y bajo la cola; el color fuego tiene que ser vivo. - el rubí, unicolor de un rojo intenso. - el blenheim, marcas de color casta­ ño vivo bien repartidas sobre fondo blanco perla; las marcas deben dividir de forma igual la cabeza, dejando espacio entre las orejas para la man­ cha, o pastilla, muy apreciada y carac­ terística única de la raza; - el tricolor: negro y blanco espacia­ dos y bien repartidos, con manchas fuego en los ojos, las mejillas, el inte­ rior de las orejas, partes internas de las patas y bajo la cola; - el negro y blanco está admitido, pero no está buscado. El cavalier king es una de las razas más populares de Inglaterra. Ha tenido un gran éxito en países como Suiza, I 34 Holanda, Suecia, Finlandia y en la vecina Francia. En nuestro país, el número de animales de esta raza va en aumento año tras año. El cavalier tiene el carácter simpático y cariñoso típico de los spaniels. Es un perro pequeño, pero no llega a ser miniatura, y puede acompañar sin pro­ blemas a sus amos en paseos no muy largos. Es un perro de compañía, sin ser un perro de salón. Es todo menos una estatuilla muda e inmóvil. Es el perro de la familia, tanto de los adultos como de los niños. Se relaciona bien con los demás perros y también con los gatos, con los que juega gustosa­ mente. Es un perro inteligente, bien predispuesto para el aprendizaje y que se educa sin problemas porque tiene muy buena memoria. Su manteni­ miento se limita a pasarle el cepillo y el peine de vez en cuando. Es un ani­ mal robusto y no se le conoce ninguna sensibilidad particular, salvo una ligera tendencia a las otitis. El cavalier king es un perro de compañía equilibrado, que carece de taras ligadas a la miniaturización extrema, como ocurre en otras razas. Se trata de un perro adecuado para quienes buscan el equilibrio entre el perro de compañía y de talla pequeña, y el perro para estar al aire libre, de inteligencia y cualidades físicas equili­ bradas. E l c h ih u a h u a La fama de perro más pequeño del mundo es el motivo principal de su popularidad. Sus orígenes son mexica­ nos. El chihuahua es el perro de los aztecas. Era un perro de utilidad, tam­ bién con un papel importante en los ritos, ya que era un perro sagrado. En la cultura azteca, el chihuahua debía guiar el alma humana después de la muerte. Sin un perro que la guiara, el alma estaba condenada a errar sin fin en el mundo de las tinieblas. El Estado de Chihuahua, donde los arqueólogos han hallado representa­ ciones de este perro, es el que ha dado el nombre al perro más peque­ ño del mundo. El debate sobre si es el perro de los aztecas o bien era origi­ nario de otras tierras todavía no está cerrado y sigue enfrentando a los teó­ ricos. El estándar actual es obra de los cria­ dores norteamericanos. En esta raza se distingue una variedad de pelo largo y una variedad de pelo corto, que en las exposiciones se juzgan por separado. La variedad de pelo corto ha tenido más éxito, a pesar de que, según pare­ ce, la variedad de pelo largo es la ori­ ginal. El chihuahua no se conoció en chihuahua se lleva bien con sus congéneres (© Labat Rocher). www.FreeLibros.me
    • C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del m anto Salud C oste del m antenim iento A ltu ra en la cruz Peso E l c h i h u a h u a de 16 a 20 cm de I a 2 kg leonado o marrón; chocolate; leonado o marrón atigrado; blanco; crema; leonado plateado; gris plateado; crema; negro y fuego; negro perro muy afectuoso media muy buena vive en un piso ninguno control de los dientes y las orejas bajo Europa hasta bastante después de la segunda guerra mundial. Pese a que la miniaturización de razas caninas no siempre ha sido exitosa, en el chihuahua es un éxito incuestiona­ ble, en la medida en que no supera un límite mínimo razonable. En efecto, todos los intentos de miniaturización exagerada, es decir, por debajo de 900 g, han fracasado y tienen que ser censurados. El peso razonable se sitúa entre 1 y 2 kg. Dentro de estos límites, el perro es robusto y sólido, en contra de lo que se pudiera pensar viendo la finura de sus extremidades. En cuanto a la salud, destacaremos solamente que, como la mayor parte de las razas enanas, es propenso a las enfermedades de la dentición y en particular al sarro. En algunas ocasio­ nes se observan implantaciones anó­ malas de los dientes, y conviene que I 36 el veterinario revise con frecuencia la dentadura, especialmente en el perio­ do de crecimiento. Los partos no plan­ tean problemas particulares, si se ha elegido correctamente al semental. El cruce entre un macho demasiado grande para la hembra implica el ries­ go de que el parto acabe siendo por cesárea, si bien esto ocurre en pocos casos. Las camadas son poco numero­ sas, de dos a tres cachorros, como máximo. Normalmente el chihuahua calca el carácter de sus dueños. En una familia tranquila, será un animal calmado y silencioso. Si vive en un entorno agita­ do, será un animal difícil, ladrador e inestable. Es un animal que se lleva bien con sus congéneres y también con los animales de otras especies, como gatos y conejos enanos. Es muy inteligente, y, a menudo, su astucia lo convertirá en el jefe de la banda, pese a ser el más pequeño. Gracias a su talla, es un perro que puede acompañar sin hacerse notar a su dueño de viaje, al cine o al restau­ rante, naturalmente si sabe estar en silencio. E l COTON DE T u l é a r El coton de Tuléar, que a veces se suele confundir con un bichón, es originario de la isla de Madagascar. Tuléar es el nombre de una ciudad conocida por su producción de un algodón típico de aquella región. En el siglo xvi el coton de Tuléar no tenía el aspecto actual. Sus antepasados, utili­ zados para la caza y posteriormente para la vigilancia de rebaños, eran más grandes. El coton de Tuléar no se cono­ ció en Europa hasta los años setenta. De él se aprecia su alegría, pero no nos engañemos: bajo esta bola de pelo blanco se oculta un carácter fuerte, sobre todo para un perro de compañía. Es un perro robusto que en nuestras latitudes puede vivir en el exterior. Necesita que se ocupen de él constan­ temente. Le encanta hacerse ver y El coton de Tuléar es un perro robusto, capaz de vivir en el exterior (© BIOS/Klein J.-L. & Hubert M.-L.). www.FreeLibros.me
    • Colo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del m anto Salud C oste del m antenim iento A ltura en la cruz Peso E l c o t o n d e T u l é a r de 28 a 32 cm de 3,5 a 4 kg blanco perro muy vivo muy buena muy buena se adapta a la vida en un piso necesita ser cepillado a diario buena; se debe vigilar la dieta bajo dedica su tiempo a inventar trucos nuevos para llamar la atención. Necesita ser el centro del mundo y se le tiene que recordar que él está ahí y que se cuenta con él para todas las actividades. Su fuerte personalidad exige una edu­ cación firme. Se lleva bien con los otros animales: perros, gatos, coneji­ llos. Dada su necesidad de dar salida a su extraordinaria vitalidad, si no se tiene jardín se le debe llevar a pasear por lo menos dos veces al día. Su rela­ ción con los niños es buena, si bien es importante sentar las bases de dicha relación desde el comienzo: tanto al animal como a los niños se les debe explicar que el coton no es un pelu- che, sino un animal vivo. No presenta problemas particulares de salud. Recordemos solamente que tiene ten­ dencia a engordar y que, por tanto, ten­ dremos que controlar su alimentación. I 38 E l s p a n ie l ja p o n é s La historia del spaniel japonés está ligada estrechamente a la historia del budismo. Cuenta la leyenda que este perro salió del cruce de un león y una mona. Esta leyenda aparece en la historia de otras razas parecidas, por ejemplo el pequi­ nés. Gracias a un trabajo de selección, los criadores lograron reducir el tama­ ño de este perro, cuyo precio empezó a aumentar a partir de entonces. Según textos antiguos, estos perros habían llegado a ser tan diminutos que se guardaban en jaulas colgadas del techo, como si fueran pajaritos. Estos perros tenían tanto valor que robar o matar uno estaba castigado con la pena de muerte. El spaniel japonés fue uno de los pri­ meros perros asiáticos que se dieron a conocer en occidente. Es un animal simpático, pero que conserva una dig- Spaniel japonés (© V. Grossemy/Cogis). O r H I ^ I C L J M r U t N t a Altura en la cruz Peso C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del m anto Salud C oste del m antenim iento 25 cm 3 kg blanco y negro, blanco y rojo perro muy vivo muy buena muy buena vive en piso necesita ser cepillado una o dos veces por semana buena; se debe vigilar la dieta bajo 39 www.FreeLibros.me
    • Spaniel papillon (© Labat Rouquette). nidad natural de su antigua vida en los palacios reales. Es bastante movido, pero se puede controlar. Le encanta jugar con niños y no es conflictivo con sus semejantes. Su pequeña talla le permite acompañar a su dueño a todas partes. Puede vivir con muy poco espacio, ya que en realidad lo único que necesita para ser feliz es estar junto a su amo. Su manto sedoso exige menos dedica­ ción de lo que cabría suponer. Los par­ tos normalmente transcurren sin pro­ blemas, y las perras son muy buenas madres. El sp a n ie l c o n t in e n t a l ENANO O «PAPILLON» Es un pequeño spaniel de estructura normal, pelo largo, aspecto vivaz y gracioso, con el cuerpo un poco más largo que alto. La banda blanca que desde el mentón llega hasta el occipu­ cio recuerda el cuerpo de la mariposa (en francés papillon, de ahí el apelativo), y sus grandes orejas repre­ sentan las alas. Según el estándar, «el manto es abun­ dante, carece de subpelo, es brillante y ondulado». Están admitidos todos los E l s p a n i e l c o n t i n e n t a l e n a n o o p a p i l l o n A ltura en la cruz Peso Color C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Modo de vida Cuidados del m anto Salud Coste del m antenim iento 28 cm de 1,5 a 4,5 kg están admitidos todos los colores perro alegre y juguetón muy buena muy buena vive en piso se cepilla una o dos veces por semana buena; se debe vigilar la dieta bajo colores sobre fondo blanco. En el cuerpo y las patas el blanco ha de ser dominante en relación con el color. Se aprecia el blanco en la cabeza, con prolongación en forma de lista más o menos larga. La cabeza es proporcionalmente más ligera y más corta que en el spaniel de talla grande. Las orejas están altas, con el pabellón auditivo bien abierto y orientado late­ ralmente; el margen interno del pabe­ llón forma un ángulo que se aproxima a los 45° con respecto a la horizontal. La oreja en ningún caso debe apuntar hacia arriba, porque recordaría la oreja de un spitz y debe rechazarse drásticamente. El interior del pabellón está cubierto de pelos finos, también ondulados. Los más largos superan en poco el margen de la oreja; la cara externa, por el con- trario, está recubierta de pelos largos que forman mechas caídas que supe­ ran en mucho el borde de la oreja. El pequinés Según la leyenda, el pequinés nació de la unión de un león y una mona. Hace mucho, mucho tiempo, un león se enamoró de una mónita. El león estaba triste porque su amor por la mona era contra natura. Se dirigió a Dios, y este le respondió que si sacri­ ficaba su talla y su fuerza por el amor que sentía por la mona, Él estaría dis­ puesto a bendecir la unión. Así nació el pequinés, que ha conservado de su padre la nobleza, la valentía y el orgu­ llo, y de su madre el tamaño y la inte­ ligencia. Esta leyenda ¡lustra muy bien el carác­ ter y la personalidad de este perro. El pequinés se conoce desde tiempos inmemoriales en China: es el león de Buda, es decir, su guardián. Bajo el rei­ nado de Daoguang (1820-1850), había miles de pequineses sólo en la ciudad de Pequín. Al parecer, el aspecto de los pequineses no ha cambiado mucho www.FreeLibros.me
    • C o lo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud A ltu ra en la cruz Peso E l p e q u i n é s de 15 a 25 cm de 2 a 8 kg están admitidos todos los colores, salvo el color hígado y albino bastante independiente bastante buena normalmente no se lleva bien con los animales a los que no conoce perro de compañía vive en piso se debe cepillar todos los días se deben vigilar los ojos, los dientes, las orejas y el peso con el tiempo. Los primeros pequine­ ses que llegaron a Gran Bretaña lo hicieron acompañando en el viaje a una princesa china. Sin embargo, la cría de esta raza en Europa y su reco­ nocimiento en los circuitos oficiales de la cinofilia se inició a partir de otras importaciones. Desde la primera vez en que fueron presentados en una exposición en 1894, los pequineses han cosechado éxito tras éxito. Las claves de la fama de este perro son la cabeza muy plana y muy ancha, y el manto abundante. Su dignidad natural, su orgullo desmesurado y un desprecio manifiesto por todo lo que no le con­ cierne son los rasgos que definen su carácter. El pequinés es un perro muy independiente, y lo menos que se puede decir de él es que sus deseos pasan por delante de las órdenes de su I 42 amo. Tiene un espíritu aristócrata, como testimonia su amor por el lujo. Pero detrás de esta indiferencia por los extraños, hay un corazón lleno de afecto, ternura y atención para sus dueños. Es todo lo contrario de un animal deportista, de modo que se le tendrán que imponer los paseos en beneficio de su salud. Es propenso a las afecciones oculares y el sarro. También se le debe contro­ lar el peso. Al igual que los teckel, tiene tendencia a padecer hernias dis­ cales. Se le deben lavar las orejas y los ojos a diario. Su abundante pelo requiere un cepillado intenso que nos obligará a dedicar algún tiempo a esta tarea. Igualmente habrá que cortarle las uñas, porque, al ser un perro muy sedentario, el desgaste es insuficiente. Grifón de Bruselas (© Labat Rouquette). El pequinés es como quien dice un «perro-gato», un poco esnob, pero tan afectuoso, que resulta muy apropiado para personas que lleven una vida cal­ mada y que sepan ocuparse de este pequeño león con cara de mono y pelo de rey de los animales. «La gran consideración que tuvieron sus antepasados durante siglos ha ido mode­ lando en el pequinés un carácter lleno de dignidad, un supremo orgullo, un despre­ cio por todo lo que no le concierne y un punto de condescendencia hacia los hom­ bres en general. Pero es afectuoso y respeta a las personas a las que ama». P. Scanziani G r if ó n d e B r u s e l a s Y GRIFÓN BELGA, PEQUEÑO BRABANZÓN Estas tres razas belgas tienen un origen en común: provienen de los cruces entre pequeños perros rateros, que estaban muy difundidos en Europa. Se utilizaban para alejar a las ratas de los establos, vigilar las casas y, si la ocasión lo requería, eran buenos perros de compañía, poco costosos y muy apreciados. Bajo su aspecto rudo hay un carácter muy afectuoso. Son animales curiosos, vivaces, que constantemente escuchan a su amo. Son muy observadores y les encanta jugar. No les gusta estar solos. www.FreeLibros.me
    • G r i f ó n d e b r u s e l a s y g r i f ó n b e l g a , p e q u e ñ o b r a b a n z ó n A ltu ra en la cruz Peso Color C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud el estándar no da ninguna indicación en referencia a ia altura existen dos categorías de peso: hasta 3 kg y hasta 5 kg rojo; se tolera un poco de negro en el bigote y en el mentón muy vivaz muy buena muy buena perro de compañía vive en piso necesita stripping muy buena Por su vitalidad son buenos guardia­ nes, aunque a veces se les reprocha ser demasiado ruidosos. Muestran disposiciones reales para aprender muchos trucos, porque son muy inteligentes y tienen mucha memoria. Les gusta jugar con los niños. Sin embargo, se les debe expli­ car bien a estos últimos que no son peluches sino animales y que tienen su propia personalidad. Los grifones se adaptan perfectamente a la vida en un piso, pero también les gustan los lar­ gos paseos por el bosque. Son muy robustos y no presentan ninguna sensi­ bilidad a las enfermedades si se respe­ tan mínimamente las normas básicas de higiene: limpieza de ojos, orejas y dientes. Estos perritos belgas darán grandes satisfacciones a quienes bus­ can un animal pequeño, rústico y vivaz, ajenos a las modas. | 44 E l k in g s p a n ie l El king spaniel es un perro de compañía pequeño pero no miniaturi- zado, raro y apreciado. Es elegante y a la vez sólido y compacto. Es otro perro de compañía perteneciente a la familia de los spaniel. Tiene un cráneo volu­ minoso en comparación con la talla. En la parte superior, este forma una cúpula que dan ganas de acariciar. Las orejas están muy abajo y cuelgan pegadas a las mejillas. La boca es prognata, es decir, el maxilar inferior supera en longitud el maxilar superior. Sin embargo, esta peculiaridad no debe ser excesiva, ya que si fuera así constituiría un defecto eliminatorio para la confirmación. El pecho es bas­ tante ancho y desciende bien entre las extremidades anteriores. Las posterio­ res son musculosas. El pelo es largo, E l A ltu ra en la cruz Peso Color C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud KIN G SPA N IEL de 25 a 30 cm de 3,5 a 6,3 kg negro y fuego, tricolor, blenheim, rubí discreto y tranquilo muy buena muy buena perro de compañía perro de piso se debe cepillar y peinar todas las semanas muy buena sedoso y recto, aunque se admite una ligera ondulación. Este perrito está repleto de cualidades. Es muy inteli­ gente, afable con los dueños y sabe ser discreto. Es pequeño pero tiene una gran personalidad. Tiene una salud de hierro. Es un perro que da muchas satisfacciones gracias a la relación de complicidad que establece con su dueño. El lh a s a ap so El lhasa apso es el perro tibetano más conocido. Su nombre viene de Lhasa, la capital del Tíbet, y apso, que signifi­ ca «cabra», término adoptado por el Pelo largo que le ha dado la fama. Es una de las razas de perro más conoci­ das. Los primeros occidentales que lograron obtener ejemplares de esta raza tuvieron que recurrir a la astucia, ya que el comercio de este perro sagra­ do estaba prohibido. Tiene un temperamento vivaz y da impresión de robustez pese a su pequeña talla. El pelo es abundante y le cae sobre los ojos. Las orejas pen­ den. El prognatismo es normal y está admitido si no es excesivo. Las patas traseras son musculosas y están bien anguladas. La cola, alta, se lleva sobre el lomo. El pelo de cobertura es largo y abundante. Es recto, duro y áspero; no es lanoso ni sedoso. Posee un oído y un olfato muy finos. Tiene la fama de prever las catástrofes, las avalanchas y los temblores de tie­ rra, gracias a su sexto sentido. Su opu­ lento manto esconde una personalidad fuerte. Las personas que lo conocen sostienen muchas veces que su carác­ ter es más próximo al de un gato que al de cualquier otro perro. Al igual que el gato, es independiente, aprecia el www.FreeLibros.me
    • t» El Ihasa apso es el perro de piso por excelencia (© Labat Rouquette). A ltura en la cruz Peso Color C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud E l l h a s a a p s o 25 cm de 5 a 7 kg se admiten muchos colores: dorado, arena, miel, gris oscuro, pizarra, humo, negro, blanco, castaño calmado bastante buena bastante buena perro de compañía perro de piso se debe cepillar y peinar todos los días se deben vigilar los ojos y los dientes, así como el sobrepeso 46 confort y tiene un carácter reservado. Se relaciona bien con los niños, pero no aprecia totalmente sus juegos y sus ruidos. Necesita la presencia de su dueño, al que manifiesta un gran afec­ to, aunque sin mostrarse agobiante. Es el perro de piso por excelencia. Los paseos le resultan beneficiosos, pero habrá que evitar el barro y los charcos. Resiste muy bien el frío y la intempe­ rie. El manto exige cuidados diarios y concienzudos. El lhasa apso es un perro encantador que aconsejamos sin ningún tipo de dudas a quienes estén dispuestos a sacrificar una parte importante de su tiempo para el cuidado del pelo del animal. EL NORFOLK Y EL NORWICH TERRIER Estos dos terrier no son escoceses como se podría pensar, sino ingleses. Sus morfologías son bastante pareci­ das, con la diferencia de las orejas, erguidas en el norwich y caídas en el norfolk, y un manto diferente. Ambos son perros pequeños, con patas cortas, enérgicos, de estructura sólida y reco­ gida. Como hemos dicho, el norfolk tiene las orejas de tamaño mediano, en forma de V, que caen hacia delante contra las mejillas. El pelo de este perro es duro, recto y pegado al cuerpo. Es más largo y más El norwich terrier es un perro con chispa, muy vivo y juguetón (© Labat Rouquette). www.FreeLibros.me
    • E l N O R FO LK y E L N O R W IC H TER R IER C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud A ltu ra en la cruz Peso de 23 a 25 cm de 4,1a 4,5 kg rojo, trigo, negro y fuego, gris vivaz muy buena bastante buena perro de compañía perro de piso, pero necesita ejercicio se cepilla de vez en cuando muy buena enmarañado en el cuello y los hom­ bros. El norwich tiene las orejas ergui­ das, separadas, en la parte alta de la cabeza y puntiagudas. Estas dos razas tienen muchas cuali­ dades para seducir. Los criadores que han seleccionado estos perros busca­ ban perros de caza valientes y muy eficaces, dentro de un tamaño lo más contenido posible. Los otros criterios —en particular los criterios estéti­ cos— no contaban en absoluto. Su talla pequeña y su carácter les han dado la fama, aunque rápidamente se han convertido en perros de compa­ ñía. Son perros con chispa y muy vivos. Siempre están dispuestos a jugar, por lo tanto son compañeros de juegos excepcionales para los niños. Si bien algunos terrier no se adaptan totalmen­ te a la vida en la ciudad, estas dos razas pueden vivir de maravilla en un piso, aunque no por ello deja de gus­ tarles pasear por el monte. Su mantenimiento se limita a un sim­ ple cepillado de vez en cuando, porque son perros muy rústicos, que deben mantenerse «al natural» aunque sean ejemplares de exposición. Estas dos razas sólo muestran cualida­ des y no se encuentran fácilmente. El PEQUEÑO PERRO LEÓN Viendo un pequeño perro león se tiene la impresión de ver un bichón al que hubieran esquilado como un caniche al estilo león. Es otra raza de compañía muy antigua, cuya historia se confun­ de con la del hombre. Es un perrito inteligente, afectuoso y vivaz. El cuerpo y la cola se esquilan como en el caniche, lo que le da el aspecto de un león. Las orejas son caí­ das, largas y con mechas. El pelo es bastante largo y ondulado, pero no rizado. Es un perro muy sofisticado, pero con una extraordinaria salud. Se 48 A ltu ra en la cruz Peso C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud E l p e q u e ñ o p e r r o l e ó n 35 cm de 4 a 6 kg se admiten todos los colores: unicolor, manchado; los colores más buscados son el blanco, el negro y el limón fácil y simpático muy buena bastante buena perro de compañía perro de piso se esquila como un león; se cepilla la crin muy buena ha encuadrado en la categoría de los parientes del bichón. Es un animal ale­ gre, juguetón, simpático y afectuoso. Detrás de su aspecto sofisticado hay un perro sencillo, en absoluto «finolis» sino todo lo contrario. Se debe cepillar cada día, pero sin que esto represente una dificultad especial. Este perro pequeño con salud de hie­ rro merece ser más conocido por parte del público, ya que sus muchas cuali­ dades lo convierten en un perro de piso muy bien adaptado a la vida moderna. El p eq u eñ o le b re l it a lia n o Este perro es el más pequeño de los ábreles. Esta raza existe desde hace eiás de cinco mil años. Los egipcios, ^ e eran grandes aficionados a los lebreles de caza y de carreras, se dieron cuenta rápidamente de que podían convertir esta raza en un ani­ mal de compañía afectuoso y refina­ do, seleccionando los ejemplares de talla más pequeña a partir de los ejemplares de trabajo. Las formas del pequeño lebrel italiano son muy pare­ cidas a las del greyhound, pero en miniatura. Este perro es un modelo de gracia y distinción. Es ágil, inteligente y afec­ tuoso. Tiene las orejas pequeñas con cartílagos finos, en la zona alta de la cabeza hacia la nuca y dobladas sobre sí mismas. La cola está baja; es fina desde la raíz y está cubierta de pelo raso. La piel es delgada y está bien adherida en todas las partes del cuerpo, salvo en los codos, donde es laxa. Los colores admitidos son el negro, gris pizarra y perla en todos sus tonos. El blanco se tolera en el pecho www.FreeLibros.me
    • 50 E l p e q u e ñ o l e b r e l i t a l i a n o A lt u r a e n la c r u z de 32 a 38 cm P e s o 4 kg C o l o r color unido: negro, gris pizarra, perla C a r á c t e r sumiso, afectuoso y sensible R e la c ió n c o n lo s n iñ o s bastante buena R e la c ió n c o n lo s o t r o s p e r r o s buena A p t it u d e s perro de compañía y deportista E s p a c io v it a l perro de piso, pero necesita ejercicio C u id a d o s d e l m a n t o ninguno S a lu d muy buena y los pies. El caminar es saltarín y ele­ gante. No se sabe cómo la raza pasó de Egipto a Roma, pero el caso es que el desarrollo de la raza tuvo lugar en la península itálica. Este perro, modelo de elegancia y dis­ tinción, es a la vez un deportista lleno de vitalidad y energía. Le gusta correr por placer, pero tam­ bién hacerlo en carrera como los lebreles grandes. Posee unos reflejos impresionantes. Tiene muy buena salud y no se le conocen enfermedades particulares. Los lebreles raramente son obedientes; es más, son independientes. Sin embargo, el pequeño lebrel italiano es muy cariñoso con sus dueños. Es un Perro discreto y silencioso por natura­ leza. Es muy sensible, por lo que no se debe alzar la voz para hacer que obe­ dezca. Puede jugar con niños de cier­ ta edad, pero no es un buen compañe- r° para los muy pequeños. E l p in s c h e r e n a n o El pinscher enano es cien por cien ger­ mánico. Es un perro pequeño, de cali­ dad, capaz de hacer muchas cosas. El pinscher enano y mediano comparten los orígenes. En los lugares donde había caballos, y por consiguiente establos y ratas, había un pinscher. Su pequeña talla los hizo compañeros de carretera para los conductores de diligencia. El pinscher enano es una reducción del pinscher. El hecho de que sea un perro de com­ pañía excelente no quita que también desempeñe las funciones de perro de guardia, advirtiendo a sus dueños de la presencia de intrusos. Lleva las orejas altas, amputadas rectas o sin amputar en forma de V y dobladas. La cola está alta y su porte es erguido. Se amputa a la altura de la tercera vértebra. El pelo es corto pero grueso, adherido a la piel, lustroso y sin áreas desnudas. 51'www.FreeLibros.me
    • El pinscher enano muestra una auténtica disposición para ser adiestrado (© Labat Rouquette). A ltu ra en la cruz Peso C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud E l p i n s c h e r e n a n o de 25 a 30 cm 2 kg leonado, negro y fuego obediente y vivaz media buena perro de compañía y de guardia perro de piso ninguno buena; se deben vigilar los ojos I 5 2 g| pinscher enano es un pequeño deportista capaz de seguir a su dueño en todos ios desplazamientos. No es necesario llevarlo en brazos cuando paseamos, como ocurre con perros de otras razas. Le gusta jugar con niños, pero también puede ser un buen com­ pañero para una persona anciana que viva sola. Es un perro de compañía que posee una gran disposición para ser adiestrado. Requiere un mantenimiento mínimo y su salud es buena. Se han observado casos de queratoconjuntivitis seca, es decir, insuficiencia en la secreción de lágrimas, así como alguna predisposi­ ción a las cataratas. Por esta razón se deben controlar periódicamente los ojos del pinscher enano. Se podría decir que el pinscher enano es un atle­ ta entre la población de perros de compañía. E l s c h ip p e r k e Su aspecto recuerda un poco a la silueta de un zorro. El schipperke es un animal activo y está siempre atento a lo que ocurre a su alrededor. www.FreeLibros.me
    • A ltura en la cruz Peso C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud E l s c h i p p e r k e de 30 a 34 cm de 3 a 8 kg negro zaino vivaz, constantemente despierto, valeroso media muy buena perro de compañía y de guardia perro de piso, pero necesita un poco de espacio y pasear para estar tranquilo ninguno se le deben controlar los ojos, el peso y la piel Es un buen perro de compañía, pero también un buen perro guardián. Nunca se cansa y todo lo que pueda ocurrir donde él se encuentra es moti­ vo de interés. Este pequeño demonio es originario de la región de Louvain, en Bélgica. Su cabeza tiene cierto parecido con la del zorro, con la fren­ te ancha y las orejas erguidas y altas. El cuerpo es corto y robusto. La cola se amputa. Tiene un pelo abundante y duro al tacto, raso en las orejas y corto en la cabeza, la parte anterior de las patas y los corvejones. Es un perro pequeño pero sólido y fuerte, que posee muchos recursos y mucha energía. No teme los paseos largos, ya que sabe que muy probable­ mente sus dueños se fatigarán antes que él. Es un perro que necesita hacer ejerci­ cio. Le gustan los niños, pero también puede ser un compañero muy agrada­ ble y cariñoso para las personas ancia­ nas, siempre y cuando estas lo lleven a pasear cada día para que pueda que­ mar energías y realizar la actividad que necesita para su equilibrio. La silueta del schipperke guarda un gran parecido con la del groenendael o la del malinois. Da la impresión de que ha conservado de esas razas todas las cualidades de un perro de guardia magnífico; todos los expertos coinciden en ello. Si no se le controla, puede resultar un ladrador fastidioso con las consiguien tes molestias a la familia y al vecinda­ rio. Con un poco de disciplina no habrá problemas para atajar esta ten­ dencia no deseada. Es un perro que se puede adiestrar con facilidad, de la misma manera que se adiestraría a un malinois o a un pastor alemán. Es muy inteligente y destaca en agility. I EI schnauzer miniatura es un perro muy fiel y muy cariñoso para con sus amos (© Labat Rouquette). Es un gran deportista necesitado de acción y con una salud de hierro. Sólo tiene alguna tendencia a engordar. Se deberán controlar igualmente los ojos y la piel. Es un animal muy longevo. El s c h n a u z e r m in ia tu ra Es un perro pequeño con un corazón grande, un animal valiente y bondadoso. El schnauzer miniatura es Ur,a raza alemana, pero sus orígenes Se pierden en la noche de los tiem- P°s- Es un perro que ha pasado por duchas épocas de la historia, modas, conflictos, hasta que hoy en día se ha convertido en una raza conocida en todo el mundo. Sus cualidades físicas y su gran corazón son la clave de su éxito. El schnauzer miniatura es una reduc­ ción del mediano y del gigante. Es inteligente y tiene un comportamien­ to bastante seguro. Es un animal des­ pierto, lo cual le convierte en un buen perro de compañía y a la vez perro guardián «avisador», que advertirá a su dueño cuando algo lo inquiete. Puede llevar las orejas amputadas o enteras, dobladas en forma de V. La 55www.FreeLibros.me
    • C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud A ltu ra en la cruz Peso E l s c h n a u z e r m i n i a t u r a de 30 a 35 cm de 4 a 8 kg negro, sal y pimienta, negro y plata cariñoso e impetuoso bastante buena bastante buena perro de compañía y de guardia perro de piso, pero necesita un poco de espacio y pasear stripping y rasurado necesarios se le deben controlar el corazón, los ojos y la piel cola está alta y se amputa por la ter­ cera vértebra. Tiene el típico pelo duro: áspero, de alambre, tupido. Tiene un denso subpelo y el pelo de cobertura rígido, áspero, ni erizado ni ondulado. La barba y las cejas, que tapan ligeramente los ojos, son carac­ terísticas de la raza. El schnauzer es inteligente y valiente. Se dice que el schnauzer miniatura es un perro eléc­ trico por su temperamento enérgico. Es un animal fiel que establece una relación muy afectuosa con sus due­ ños. Es un compañero de juegos para los niños, siempre que estos sepan tratarlo con un mínimo de corrección. El schnauzer se depila (con la técnica del stripping) y se pela periódicamen­ te para que conserve su aspecto impe­ cable. No presenta problemas parti­ culares de salud, aunque no está de más llevar cierto control de la piel, el corazón y los ojos. Es un perro franco y natural, adecuado para todas aque­ llas personas que buscan un buen perro de compañía al que, además, le agrade el juego y la actividad depor­ tiva. E l s c o t t is h t e r r ie r Esta raza, todavía poco conocida, tiene una silueta muy característica, formada por el rectángulo del cuerpo y el rectángulo de la cabeza. El mundo de la publicidad no lo ha olvidado, ya que una célebre marca de whisky escocés lo ha representado en la eti­ queta, en compañía del westie, su inmaculado primo. Es un perro compacto, con un tamaño adecuado para el trabajo bajo tierra, con extremidades cortas, movimientos vivos y que da la impresión de mucha potencia y mucha actividad en un pequeño volumen. La cabeza parece I 5 6 Scottish terrier (© Labat Rouquette). larga para un perro de esta talla. Es muy ágil, activo y posee un tempera­ mento osado, pero nunca agresivo. Tiene las orejas bien dibujadas, finas y rectas, en la parte alta de la cabeza, pero no demasiado pegadas una a la otra. La cola es de mediana longitud, Para dar al perro un equilibrio general, y el porte es recto o ligeramente curva­ do- El pelo es doble y se halla pegado al cuerpo. Posee subpelo corto, denso y suave. El pelo de cobertura es áspe- r°< denso y duro (alambre). El conjun­ to forma una protección contra el frío y la lluvia. El scottish es conocido por su fuerte personalidad. Es un perro muy digno, que sabe lo que quiere hasta la obsti­ nación. Muestra una indiferencia total hacia los extraños. Por el contrario, en privado con sus dueños es un animal juguetón y simpático. El amo de este perro tiene la tarea de imponerse y demostrarle que puede dominar una personalidad tan fuerte como la de esta raza, cuya silueta es tan caracte­ rística que queda grabada en todas las retinas. Tiene una salud de hierro, como se intuye por su aspecto fuerte y sólido. www.FreeLibros.me
    • A ltu ra en la cruz Peso C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud E l s c o t t i s h t e r r i e r de 25,4 a 28 cm de 8,6 a 10,4 kg negro, trigo, atigrado de varias tonalidades digno y orgulloso bastante buena bastante buena perro de compañía perro de piso stripping, rasurado; se cepilla con frecuencia muy buena El se a ly h a m t e r r ie r Este perro fue seleccionado para cazar la nutria a partir de terrier británicos. El capitán John Owen Tucker Edwards, militar retirado, que vivía en la pobla­ ción de Sealyham, junto al río Seal, en País de Gales, fue el creador de la raza, a la que dio nombre. El militar se dedicó a seleccionar un perro de caza pequeño, blanco, vivaz, temerario, inteligente y fácil de domi­ nar. Empezaba entrenando a sus perros para cazar ratas, luego hurones y, por último, la nutria, que es un animal con buenas defensas que puede medir 1 m de largo y pesar 10 kg. Este perro era capaz de seguir a la nutria hasta den­ tro de su madriguera. Como la mayor parte de los terrier que conocemos, el sealyham terrier se fue convirtiendo poco a poco en un perro Sealyham terrier (© BIOS/J.-L. Klein & M.-L. Hubert). a l t u r a e n la c r u z P e s o C o lo r C a r á c t e r R e la c ió n c o n lo s n iñ o s R e la c ió n c o n lo s o t r o s p e r r o s A p t it u d e s E s p a c io v it a l C u id a d o s d e l m a n t o S a lu d E l s e a l y h a m t e r r i e r hasta 31cm de 8,2 a 9 kg blanco o blanco con marcas de color limón, castaño, azul o tejón en la cabeza y las orejas tranquilo y sociable buena bastante buena perro de compañía y de caza perro de piso, pero que debe hacer ejercicio stripping, rasurado; se cepilla con frecuencia se deben controlar los dientes, las orejas y el peso de compañía, sobre todo a partir del momento en que los peluqueros cani­ nos se interesaron por él y le dieron un look agradable. Es un perro que da la impresión de tener mucha sustancia en un volumen pequeño. Es muy impetuoso, posee un tempera­ mento vivo e intrépido, pero con un talante amistoso. Las orejas son medianamente largas, con las puntas ligeramente redondea­ das, y penden contra las mejillas. La cola se encuentra al nivel de la línea dorsal y su porte es recto. Las nalgas sobresalen en relación con el punto de inserción de la cola. El pelo de cobertura es largo, duro y «de alambre». El subpelo es resistente a la intemperie. Pese a haber conservado unas innega­ bles cualidades para la caza, hoy en día se le aprecia como perro de com­ pañía. Es un aristócrata de la clase canina. A diferencia de otras razas del grupo de los terrier, es muy sociable, tranqui­ lo, ponderado y muy poco ladrador. Para aumentar su valor, deberemos dedicarle algún tiempo a la prepara­ ción del manto. La peluquería de exposición exige un gran conocimien­ to del estándar y de las técnicas que se aplican a esta raza en particular. El sealyham terrier merece ser mucho más conocido, porque posee muchas cualidades para ser un perro de com­ pañía agradable. El s h e tla n d Como su nombre sugiere, este perro es originario de las islas Shetland. Igual que ocurre con los ponis shetland, los perros shetland dan la impresión de www.FreeLibros.me
    • El tupidísimo manto del shetland no requiere sino un par de cepillados por semana (© Labat Rouquette). ser una raza de perros miniaturas sali­ da de razas de perros de pastor más grandes. Todo hace pensar que los pas­ tores seleccionaron perros más peque­ ños para que no hirieran a las ovejas. De hecho, se cree que el shetland que actualmente conocemos proviene del cruce de razas autóctonas con pastores escoceses. Hoy en día esta raza tiene mucho éxito y se conoce en todo el mundo. El shetland es un perro pequeño de pelo largo y de una gran belleza; su silueta no es pesada ni tosca. Exhibe formas armoniosas, de modo que no hay una sola parte del cuerpo que parezca desproporcionada en rela­ ción con el conjunto. La crin y la 60 pechera tienen pelo muy abundante. La cabeza bien esculpida y la expre­ sión dulce son características del shetland ideal. Es un perro afable, despierto, inteligente y activo. Es cari­ ñoso y receptivo con sus dueños, reservado con los extraños, pero nunca temeroso. Tiene las orejas pequeñas y moderadamente anchas en la base, bastante juntas en la parte alta del cráneo. Cuando el perro está en reposo, las echa hacia atrás, pero cuando está atento las gira hacia delante y las lleva semierguidas, con las puntas caídas hacia delante. La cola se encuentra baja y forma una ligera curva hacia arriba; tiene abun dante pelo. Puede alzarse un poco A l t u r a e n la c r u z Peso C o l o r C a r á c t e r R e la c ió n c o n lo s n iñ o s R e la c ió n c o n lo s o t r o s p e r r o s A p t it u d e s E s p a c io v it a l C u id a d o s d e l m a n t o S a lu d E l s h e t l a n d de 35 a 39 cm de 7 a 8 kg tricolor, arena o azul mirlo muy apegado al dueño y muy afectuoso muy buena bastante buena perro de compañía y de pastor perro de piso, pero que debe hacer ejercicio se cepilla semanalmente se deben controlar los dientes y el peso cuando el perro está en acción, aun­ que nunca por encima del nivel de la espalda. El pelo del cuerpo es doble. El subpelo es corto y denso. Las extre­ midades anteriores tienen abundantes mechas. Las traseras están cubiertas de mucho pelo por encima de los cor­ vejones; hacia abajo el pelo es corto. El pelo de la cara también es corto. Es un perro de pastor «de bolsillo», es decir, todo lo contrario de un jarrón de porcelana, ya que es muy imponente. Es inteligente y entiende muy rápida­ mente qué se espera de él. Siente un gran apego por sus dueños y es muy distante con los desconocidos; y preci­ samente «este es su talón de Aquiles. Tiene tanto apego por su humano pre­ ferido que se siente un poco desampa­ rado cuando este se ausenta. Con su amo al lado, en cambio, se siente tran­ quilo y dispuesto a hacer lo que haga falta para darle satisfacción». (Claire Dupuis, El shetland). Su tupido manto sólo requiere uno o dos cepillados por semana. Es un ani­ mal muy vivaz, que necesita hacer ejercicio. Es capaz de seguir a su dueño sin dar muestras de fatiga durante largos paseos, porque tiene mucha resistencia. En casa es calma­ do, discreto y silencioso. No debemos fiarnos de su apariencia: este perrito en el fondo es un gran perro y está dotado de mucha personalidad. El s h ih t z u En chino, shih tzu significa «perro- león». Es otra raza canina china sagra­ da, que regalaban los emperadores a sus vasallos para vigilar los templos. Es un perro robusto, de pelo abundan­ te, porte altivo y con una cara que recuerda un crisantemo; es inteligente, vivaz y despierto. Su temperamento es amigable e independiente. Tiene la cabeza ancha y redonda, con los ojos www.FreeLibros.me
    • ( El shih tzu es un perro cariñoso y afectuoso (© Labat Rouquette). bien separados. El bigote y la barba son muy abundantes. Los ojos son grandes, anchos y oscuros, pero no prominentes. Las orejas son grandes, con pabellón auricular largo y su porte es caído. La oreja tiene tanto pelo que se unifica con el pelo del cuello. La cola forma un penacho abundante. El porte es ale­ gre, por encima de la espalda y con la inserción alta. En altura llega al nivel del cráneo, lo que le da una silueta equilibrada. El pelo es largo y denso, pero nunca forma tirabuzones. Se recomienda sujetarle el pelo en la cabeza. Sus 62 movimientos son armoniosos y el caminar elegante. El manto del shih tzu da menos traba jo de lo que parece. La mejor solución es cepillar al perro todos los días, ya que de no hacerlo resultará difícil des hacer los nudos y el fieltro que se for­ maría en este esplendido pelaje. Este perro tiene la silueta de un peque­ ño león, la independencia de un gato y la astucia y la inteligencia de un mono. A primera vista da la impresión de ser desagradable y orgulloso, pero con sus dueños es juguetón, simpático y lo suficientemente astuto como para moldear lo que le rodea a su modo. Es A l t u r a e n la c r u z p e s o C o l o r C a r á c t e r R e la c ió n c o n lo s n iñ o s R e la c ió n c o n lo s o t r o s p e r r o s A p t it u d e s E s p a c io v it a l Cuidados del m anto Salud E l s h i h t z u no debe superar los 26,7 cm de 4,5 a 8,1 kg se admiten todos los colores perro muy Independiente muy discreta muy buena perro de compañía perro de piso, pero que debe hacer ejercicio se cepilla a diario y se debe bañar con frecuencia se deben controlar los dientes, los ojos y el peso aconsejable imponerle una mínima disciplina desde joven. Es un animal muy sociable con los otros perros. Y también con los gatos. Por el contrario, no es el compañero de juego idóneo para niños, porque no le gusta que lo molesten, y, en concreto, detesta que le tiren del pelo. Es un perro simpático y cariñoso que dará muchas satisfac­ ciones. E l s il k y t e r r ie r Como todos los terrier, el silky es sóli­ do, rústico, lleno de vitalidad y ener­ gía. Esta raza es originaria de Australia. Deriva del cruce del célebre yorkshire terrier y el australian terrier. De hecho, se le confunde muchas veces con el yorkshire. Es un perro compacto, bas- Altura en la cruz Peso Color C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud E l s i l k y t e r r i e r 23 cm de 3,5 a 4,5 kg gris y fuego, o gris-azul y fuego enérgico y alegre bastante buena bastante discreta perro de compañía perro de piso, pero que debe hacer ejercicio cepillados y baños frecuentes se deben controlar los dientes, los ojos y el peso 63www.FreeLibros.me
    • Al silky terrier no le gusta quedarse solo (© Labat Rouquette). tante bajo, con una estructura refina­ da, pero con capacidad suficiente para perseguir y cazar roedores. Reúne todas las características de los terrier, es decir, la vitalidad y la solidez. Las orejas son pequeñas, finas, altas, rectas y presentan forma de V; carecen total­ mente de pelos largos. La cola se amputa y el animal la lleva recta. El pelo es fino, brillante y de textura sedosa. El movimiento es libre y derecho sin debilidad en los hombros y en los codos. No debe tener ninguna curva­ tura en el pie ni en la cuartilla. El silky es un perro completo, de man­ tenimiento sencillo. Tiene el pelo sedoso, y, si se cepilla dos veces por semana, el manto conserva su espíen dor natural. Al igual que todos los terrier, el silky tiene carácter y fama de ser afectuoso sólo con sus dueños. Le gusta jugar, pero no soporta la brutalidad de los juegos de niños. Es un perro inteligente y con iniciativa, es decir, lo contrario de un perro sumí so. Puede acompañar a su dueño en todos los desplazamientos, porque sabe ser discreto, siempre que le sepa­ mos dar una educación básica desde pequeño. Tanto en la ciudad como en el campo, sabrá encontrar el equilibrio y la alegría, en la medida en que sus dueños estén con él, porque no le gusta quedarse solo. Es un animal 64 equilibrado, alegre, con un gran cora- z¿n, dotado de una personalidad fuer­ te, Pero caPaz de adaptarse a todos los medios. El s k y e t e r r ie r El nombre le viene de la isla de Skye. Cuenta la leyenda que estos perritos fueron los únicos supervivientes que se refugiaron en esta isla después del naufragio de un barco español. Se cree que esta raza proviene del cruce entre un bichón de la época y el terrier local. Es un perro largo, bajo, de pelo abun­ dante. Su longitud es el doble de la altura. Dentro de sus límites, se mueve aparentemente sin esfuerzo. Es un perro elegante y cargado de dignidad. Es fiel a su dueño, desconfiado con los desconocidos, pero no es malvado. Conserva de sus orígenes de cazador unas mandíbulas bastante fuertes. Las orejas pueden estar caídas o erguidas. Cuando están erguidas, levantan gra­ ciosamente las mechas de pelo; no son grandes. Cuando están caídas, son más grandes y penden rectas. Cuando la cola pende, la parte superior cae y la mitad inferior es curvada. Cuando está alzada, se encuentra en la prolonga­ ción de la línea de la espalda; no supe­ ra dicha línea y no presenta curvatura hacia arriba. Lleva unas mechas gra­ ciosas. El pelo del cuerpo es doble. El subpelo es corto, apretado y lanoso. El pelo de cobertura es largo, duro, recto, plano y sin tirabuzón. En la cabeza el pelo es más corto, más suave, y puede ocultar la cara y los ojos. Se mezcla con las mechas de los lados y rodea las orejas como un mechón, dejando que aparezca su forma. En acción, las A ltura en la cruz Peso Color C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud E l s k y e t e r r i e r de 25 a 26 cm unos I I kg negro, gris claro u oscuro, leonado, crema; en todos los casos con las puntas negras calmado, con mucho apego a los dueños bastante buena bastante buena perro de compañía perro de piso, pero que ha de poder hacer ejercicio cepillados y baños frecuentes se deben controlar los dientes, los ojos y el peso 65www.FreeLibros.me
    • p»" A diferencia de otros terriers, el skye es un perro muy tranquilo (© Labat Rouquette). extremidades se extienden rectas hacia delante. El movimiento en su conjunto es suelto, activo y fácil, términos que sugieren una relativa fluidez de los dis­ tintos ritmos. Es un perro valeroso, que no se deja impresionar. Es digno y sensible. De él se dice que es un perro de un solo dueño, hasta el punto de que a veces se establece una relación casi de exclusividad. Le gusta pasear por el campo y le encanta jugar con niños. A diferencia de los otros terrier, es un perro muy calmado. Tiene una perso­ nalidad segura y es capaz de adaptar­ se al estilo de vida de sus dueños. Se tiene que cepillar con frecuencia para evitar la formación de nudos y las 66 enfermedades de la piel. Tiene fama de ser un perro de lujo, pero también puede vivir perfectamente en el campo. Su salud es buena, sólo se le deben inspeccionar periódicamente los dientes y los ojos. Un ejercicio mínimo le será muy beneficioso. E l s p it z a l e m á n PEQUEÑO Y ENANO Son animales que no pasan desaperci­ bidos, por su cabeza de zorro y su manto tupido característicos. Son muy inteligentes y afectuosos con su dueño. Los spitz son, al parecer, los descen­ dientes directos de los primeros perros que el hombre domesticó. Representan ■ 'Wi|i yjf t | Los ojos vivos y con chispa del spitz revelan su inteligencia (© Labat Rouquette). E l s p i t z a l e m á n p e q u e ñ o y e n a n o A ltura en la cruz Peso Color C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud pequeño: de 23 a 28 cm; enano: hasta 22 cm el estándar no lo concreta negro, blanco, castaño, naranja, gris lobo vivaz e inteligente muy buena bastante buena perro de compañía perro de piso, pero que ha de poder hacer ejercicio cepillados frecuentes muy buena 67 I www.FreeLibros.me
    • también el origen de todas las razas de perros lupoides, es decir, las razas cuyo aspecto recuerda el del lobo. En las dis­ tintas zonas de Europa ha habido varie­ dades de colores y de tallas diferentes. Los spitz más grandes llegan a 60 cm en la cruz y son verdaderos perros guardianes. En este libro nos interesa el spitz pequeño y el enano. Los spitz seducen por la belleza del manto, con los pelos que se mantienen erguidos debido al abundante subpelo. El cuello está provisto de un collar opulento. La cabeza de zorro con ojos vivos e inteligentes, orejas pequeñas y puntiagudas, erguidas y juntas, y la cola peluda, apoyada con orgullo, dan al spitz un aspecto osado e imperti­ nente muy característico. La desconfianza constante por todo lo desconocido, la fidelidad a toda prue­ ba, la ausencia de interés por el vaga­ bundeo o por la caza, así como sus cualidades proverbiales de guardián son argumentos para elegir al spitz antes que cualquier otro perro para la casa, la granja o la vivienda. El pelo del rostro, las orejas, las partes anterio­ res de las patas y los pies es corto y tupido. En el resto del cuerpo es largo y vistoso, con la particularidad de que en el cuello y los hombros se yergue y queda aireado. No es ondulado, ni rizado ni tampoco se agrupa en mechas. No se parte en el lomo for­ mando una raya, sino que se extiende, bien aireado en todos los sentidos. Alcanza su máxima longitud debajo del cuello y de la cola. Esta última es de mediana longitud y alta; se alza desde la raíz y cae otra vez hacia delante sobre el lomo, de lado y enro­ llada. El físico del spitz da ¡dea de su carác­ ter. La chispa de sus ojos denota astu­ cia, inteligencia y malicia. Es un perro que demuestra seguridad y dignidad. Está atento al menor ruido. Le encanta jugar con niños. Alcanza la madurez bastante tarde y conserva las ganas de jugar durante mucho tiempo. No tiene problemas de salud, y el manto sólo requiere ser cepillado semanalmente. En definitiva, es un perro pequeño lleno de cualidades, cuya difusión, sin duda alguna, irá cada día a más. EL SPITZ ITALIANO Se trata de un perro poco conocido en nuestro país. Como ya hemos dicho en referencia a los spitz alemanes, este grupo incluye las razas más antiguas de perros domesticados. La idea de crear una raza miniatura viene de Italia, donde recibe el nom bre de volpino (pequeño zorro). Se parece mucho al spitz alemán peque­ ño. La conformación general del spitz italiano es la de un perro de pequeño tamaño, cuyo tronco se inscribe en un cuadrado. Es armonioso, muy com pacto, con pelos muy largos en el cue­ llo, el cuerpo y la cola. Es un animal inteligente y activo, que profesa un gran apego por su dueño y por las cosas que considera que le pertene­ cen, de las que también se convierte en guardián. Las orejas son triangula- 68 / a lt u r a e n la c r u z p e s o C o lo r C a r á c t e r R e la c ió n c o n lo s n iñ o s R e la c ió n c o n lo s o t r o s p e r r o s Aptitudes E s p a c io v it a l C u id a d o s d e l m a n t o S a lu d E l s p i t z i t a l i a n o de 25 a 30 cm unos 4 kg negro, blanco, castaño, naranja, gris lobo vivaz e inteligente muy buena bastante buena perro de compañía perro de piso cepillados frecuentes muy buena; se deben controlar la piel, los ojos y el peso res, cortas, erguidas, con la abertura del pabellón orientada hacia delante y con el cartílago rígido. Se presentan altas y muy juntas. La cola se inserta en la línea de la grupa. Está bien pro­ vista de pelos largos y el animal la lleva siempre enrollada sobre el lomo: mejor cuanto más cerca del cuello llega el penacho. El pelo del cuerpo es muy espeso, muy largo y principal­ mente erguido, una cualidad que depende de la textura «de hilo de cris­ tal». Incluso en los lugares donde es menos abundante, el pelo debe aguan­ tarse erguido y no aplastado. Los lar­ gos pelos del cuello y del tronco dan la impresión de un collar de pelo. El spitz italiano se diferencia del ale­ mán por tener el cráneo más redondo V las orejas y los ojos más grandes. Es un animal activo, atento a todo lo que ocurre alrededor de él. Es muy alegre y contagia su alegría de vivir. Tiene fama de ser bastante ladrador. Es afectuoso con todos los miembros de la familia y es buen guardián porque desconfía de los extraños. No es muy exigente en cuanto a cuida­ dos y no presenta problemas de salud. Este perro es muy poco conocido, pero merece recuperar el corazón y las casas del gran público. Teckel de pelo largo (© Labat Rocher). www.FreeLibros.me
    • Teckel de pelo raso (© Labat Rocher). El te c k e l Además de ser muy apreciado por sus cualidades para la caza, se destina desde hace ya mucho tiempo a com­ pañía. Existen tres variedades de teckel, según el tipo de pelo: el teckel de pelo raso, el de pelo duro y el de pelo largo. Existen a su vez tres tallas de teckel en cada variedad de pelo: el teckel están dar, de 7 kg; el teckel enano, de 4 kg; y el kanichenteckel, que no supera los 3,5 kg. El teckel es un perro de patas cortas y cuerpo largo, pero sin dejar de ser compacto. La cabeza denota inteligen­ cia y altivez. Pese a las patas cortas en proporción con la longitud del cuerpo, el perro no debe parecer ni desfigurado ni pesado ni falto de gracilidad en los movimien tos. Tampoco se debe ver excesiva­ mente afinado. En el teckel de pelo corto, el pelo es áspero, brillante y liso, y cubre bien todo el cuerpo sin que ninguna zona quede desprovista. El teckel de pelo duro ha de tener la apariencia del teckel de pelo raso en su conjunto, de modo que, visto desde lejos, la silueta sea la misma. A ltura en la cruz Peso Color C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud E l T E C K E L de 17 a 25 cm de 3,5 a 9 kg unicolor, bicolor, arlequín o atigrado vivaz, inteligente y valeroso bastante buena bastante buena perro de compañía y de caza perro de piso, pero pide hacer ejercicio cepillado frecuente y stripping en el caso del pelo duro se deben controlar los dientes y el peso 70 El teckel de pelo largo difiere del de pelo raso sólo en el hecho de tener el pelo largo y sedoso. Este pelo, que se parece al del setter irlandés, tiene que ser suave, liso, brillante, ligeramente ondulado, más largo en la garganta, bajo el tronco, en las orejas y especial­ mente en la parte superior de las patas y en el rabo, donde debe formar un acusado mechón. El teckel es un perro rústico. Sin embargo, se le debe controlar estricta­ mente el régimen alimentario, ya que tiene una marcada tendencia a la obe­ sidad. También tiene predisposición a sufrir hernia discal, por culpa de su morfología típica con las patas cortas. Esta lesión es muy seria y puede cau­ sar la parálisis del tren posterior. Una buena higiene de vida, basada en una alimentación equilibrada y en el ejer­ cicio diario, servirá para prevenir estos problemas. Este perro puede adaptarse a diferentes modos de vida familiar. En una familia de cazadores o de deportistas será feliz acompañando a sus dueños en largas salidas. Con personas ancianas o sedentarias también vivirá bien, siem­ pre con la condición de que diariamen­ te pueda hacer un poco de ejercicio. Conviene saber que el teckel no será nunca un perro sumiso y que su dueño deberá imponerse para lograr la obe­ diencia. Es un perro astuto, malicioso y comediante. Es muy inteligente y se da cuenta rápidamente de lo que su dueño espera de él. El t e r r ie r tib e ta n o El terrier tibetano fue criado por mon­ jes tibetanos que buscaron un perro polivalente, capaz de guiar rebaños como el mejor perro de pastor, y que a la vez fuera un animal de compañía agradable. Al principio fue bautizado como «grifón» y posteriormente sus orígenes lo convirtieron en el terrier tibetano, a pesar de que no tenga nada de terrier. Se trata de un raza muy pura, porque no ha recibido ninguna aportación de sangre de otra raza desde hace veinte siglos. Es un perro robusto, de talla media y pelo largo. Su silueta se inscribe en un cuadrado. Tiene una expresión deter­ minada. Es un animal vigoroso y www.FreeLibros.me
    • Terrier tibetano (© Labat Rouquette). E l t e r r i e r t i b e t a n o máximo 40,6 cm no está precisado en el estándar están admitidos todos los colores, excepto el chocolate y el hígado vivaz, inteligente bastante buena bastante buena perro de compañía perro de piso, pero necesita hacer ejercicio cepillado frecuente se deben controlar los dientes y el peso A ltu ra en la cruz Peso C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud bondadoso. Es sociable, vivaz, inteli­ gente y activo. Las orejas, que penden contra la cabeza, tienen forma de V y están adornadas con pesadas mechas. La cola es de longitud media y alta, y el animal la lleva formando un aro por encima del lomo. Tiene mucho pelo. Se observa a menudo la presencia de un nudo en la punta, característica que está admitida por el estándar. El pelo es doble. El subpelo es fino y lanoso. El pelo de cobertura es abun­ dante y fino, pero no sedoso ni lanoso. Es largo, liso u ondulado, pero nunca rizado. Los tibetanos le han apodado «peque­ ña persona», porque es un animal con mucha personalidad. No hay que dejarse engañar por su aspecto de peluche. Este perro puede vivir en un piso, pero necesita quemar energías, y la única forma de hacerlo es corriendo cada día. Adora a sus dueños y le gusta jugar con niños. Pero cuidado, tal como hemos dicho, es un animal que no se deja llevar si no está de acuerdo y puede morder si se sobrepasan sus límites. Tener en condiciones el manto del terrier tibetano exige un poco de tiempo. Necesita un dueño que sepa dominarlo, porque es un perro enérgi­ co y vivaz que requiere ser educado con firmeza. terrier (© Fran^ais/Cogis). www.FreeLibros.me
    • A ltura en la cruz Peso C olo r C arácter Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud E l t o y t e r r i e r de 25 a 30 cm de 2,7 a 3,6 kg negro y fuego vivaz y afectuoso bastante buena bastante buena perro de compañía perro de piso ninguno se deben controlar los dientes y el peso E l t o y t e r r ie r Es un perro bien proporcionado, ele­ gante y compacto, de pelo brillante y líneas puras. Es decir, reúne las carac­ terísticas del perro de compañía y las del terrier. Su temperamento vivaz recuerda que antiguamente su misión era cazar ratas. Nunca es miedoso. Las orejas tienen forma de llama de vela: son erguidas, largas y un poco torneadas. El pelo es denso, tupido y brillante. Posee el temperamento de los terrier: muy vivo, muy activo, muy juguetón. Tiene mucho apego por los dueños y muestra una gran descon­ fianza hacia los extraños. Su pequeña talla permite que su dueño lo lleve a todas partes, porque sabe ser discreto y silencioso. A diferencia de otros perros de su mismo tamaño, su pelo raso no exige mantenimiento y goza de una salud de hierro. Es muy afec­ tuoso y le encanta acurrucarse en los brazos de su dueño. Es un perro con muchos puntos a favor y que debería tener mucho éxito en el cerrado mundo de los perros miniatura. E l w e l s h c o r g i Es el perro de la reina de Inglaterra, lo cual como tarjeta de presentación no está nada mal. Además de su vínculo con la familia real británica, es un perro con muchas cualidades. Es robusto, rústico, extraordinariamente inteligen­ te, capaz de aprender todo lo que ten gamos la paciencia de enseñarle. En esta raza se distinguen dos varieda des: el pembroke y el cardigan. El cardigan es el más antiguo de los dos, pero también el menos conocido. Es vigoroso, trabajador, siempre activo y muy resistente. Su longitud es pro­ porcional a la talla. El cuerpo termina con una cola en cepillo, que se inserta a la altura de la línea superior. Es muy vivo, activo, dócil; no es miedoso ni agresivo. El pelo es corto o mediano, 74 Welsh corgi (© Labat Rouquetce). A ltura en la cruz Peso C olor C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud E l w e l s h c o r g i máximo 30 cm unos 10 kg en la variedad cardigan están admitidos todos los colores; en la variedad pembroke, unicolor o bicolor inteligente, muy fácil de educar muy buena muy buena perro de compañía perro de piso, pero necesita ejercicio muy pocos, se cepilla de vez en cuando se deben controlar los dientes y el peso www.FreeLibros.me
    • de textura dura. Es resistente al frío y la intemperie, gracias al subpelo. Están admitidos todos los colores, con o sin pechera blanca, si bien el blanco no debe dominar. El aspecto general del pembroke es muy parecido al de su primo cardigan. El perro tiene las patas cortas; es fuer­ te, de constitución robusta, vivo y acti­ vo, da la impresión de concentrar gran resistencia en poco volumen. Expresa osadía y aptitud para el trabajo. La cola es corta. El pelo es de longitud mediana, recto, nunca suave, ni ondu­ lado ni muy duro. El subpelo es denso. El manto es rojo, leonado carbonado, leonado, negro y fuego, con o sin manchas blancas en patas, pecho y cuello. Se admite un poco de blanco en la cabeza y en la caña nasal. Es un perro rústico y sólido, pero que ha sabido adaptarse perfectamente a la vida en la ciudad, siempre y cuando tenga posibilidad de quemar suficien­ tes energías. Es un perro muy equili­ brado que se lleva muy bien con sus congéneres y soporta estoicamente los juegos movidos y ruidosos de los niños pequeños. Es un animal polivalente, que requiere pocos cuidados y posee una salud excelente. _____________________ 4 , ItfB West highland white terrier (© Labat Rouquette). * «L 76 E l w e s t A lt u r a e n la c r u z P e s o C o lo r C a r á c t e r R e la c ió n c o n lo s n iñ o s R e la c ió n c o n lo s o t r o s p e r r o s A p t it u d e s Espacio vital Cuidados del m anto Salud H IG H LA N D W H IT E TER R IER unos 28 cm de 7 a 10 kg blanco afectuoso, muy independiente buena bastante buena perro de compañía perro de piso, pero necesita ejercicio cepillado y stripping se deben controlar los dientes y el peso EL WEST HIGHLAND WHITE TERRIER Es otro perro de la familia de los terrier escoceses con una personali­ dad fuerte. Al lado de su primo el scottish terrier, se ha convertido en una estrella publicitaria prestando su imagen a una famosa marca de whisky escocés. Inicialmente se cria­ ba para cazar roedores bajo tierra, antes de que fuera el perro de compa­ ñía que conocemos hoy. Es un animal de construcción sólida, pequeño pero muy activo, rústico, con un gran amor propio y una expresión de pillo. Es vivo, alegre, valiente, inde­ pendiente, pero afectuoso. Tiene el pelo doble. El pelo de cobertura está formado por pelos duros de unos 5 cm de longitud, sin formar rizo. El subpe­ lo, que es parecido al pelo de cobertu­ ra, es corto, suave y tupido. El color siempre es blanco. El movimiento es suelto. Este perro de dimensiones pequeñas esconde una estructura fuerte y una gran personalidad. Es muy valiente, hasta el punto de que puede enfrentar­ se a ejemplares mucho más corpulen­ to que él, lo cual no siempre es signo de sabiduría, pues a veces puede salir- le muy caro. Su dueño tendrá que estar a la altura para dominar este carácter tan fuerte de la especie. Le encanta exhibirse y posee mucha imaginación para inventar nuevos trucos que nos harán reír... o rechinar los dientes. Pese a su carácter independiente, es muy afectuoso con sus dueños. Es fácil deducir que le encanta jugar con niños, ya que rebosa de energía. Le gustan los largos paseos por el bosque. Para conservar su imagen típica hacen falta unos cuidados un poco especia­ les, de los que —en nuestra opinión— es preferible que se encargue un pelu­ quero especializado en la raza. Necesita que le hagan un stripping, sobre todo si tenemos un ejemplar de www.FreeLibros.me
    • El whippet es un perro muy tranquilo (© Labat Rocher). exposición. Este animal goza de una salud de hierro. Es un perro que tiene un éxito plena­ mente justificado desde hace unos años. Su carácter afectuoso, su imagen original y el formato «de bolsillo» han hecho de él un perro de compañía muy apreciado. E l w h ip p e t Como ocurre a menudo en las histo­ rias de las razas caninas, los orígenes del whippet no están claros: ¿se trata de una raza muy antigua? ¿O es mucho más reciente, de finales del siglo pasado? Es un perro que reúne el equilibrio de la potencia muscular, la fuerza, la ele­ gancia y la gracia de sus líneas. Está construido para la velocidad y el traba­ jo. Es un perro que se adapta perfectamente a la vida familiar y al estilo de vida deportivo. Es calmado, afectuoso y constante. El pelo es fino, corto y denso. Todos los colores y las combinaciones de colo­ res están admitidos en el estándar. Algunos colores están muy buscados en las exposiciones, especialmente los bicolores. Es un perro muy tranquilo que puede permanecer muchas horas tumbado en el salón sin manifestar signo alguno de nerviosismo o impa­ ciencia. Es un animal muy distinguido, A lt u r a e n la c r u z p e s o C o lo r C a r á c t e r R e la c ió n c o n lo s n iñ o s R e la c ió n c o n lo s o t r o s p e r r o s A p t it u d e s E s p a c io v it a l C u id a d o s d e l m a n t o S a lu d E l W H IP P ET los machos más grandes llegan a 5 1cm de unos 10 a 15 kg están admitidos todos los colores afectuoso, tranquilo, calmado bastante buena buena perro de compañía y de carreras perro de piso, pero necesita ejercicio muy pocos se deben controlar el peso y la piel pero bajo su apariencia refinada hay un perro sólido y rústico. Requiere pocos cuidados, debido al pelo corto, y su salud es muy buena. Tiene un carácter parecido al del gato, lo cual aporta un ingrediente más de misterio. Se relaciona sin problemas con los otros perros, pero pueden surgir difi­ cultades si se le obliga a convivir con gatos u otras especies. Su instinto de cazador se despierta, y el gato se con­ vierte en un señuelo vivo... «El whippet fue creado hace un siglo para cazar el conejo y fue reconocido por el Kennel Club en 1902. Es un atleta capaz de realizar aceleraciones fulgurantes, seguidas de una carrera muy rápida cubriendo una distancia mediana. Tiene una necesidad vital de quemar energía, cada día, aunque sólo sea un rato. Después de haber corrido, estará de nuevo en condiciones de ocupar su lugar favorito en el sofá del salón...» M.-P. Daniels-Moulin, Le Whippet EL YORKSHIRE TERRIER Es uno de los perros de compañía más conocidos en el mundo. Antes de lle­ gar a ser el perro tan sofisticado que conocemos, fue criado para cazar ratas en las galerías subterráneas. ¡Quién lo hubiera dicho! De este pasa­ do de perro de caza, ha conservado la rusticidad y un temperamento bastante fuerte. Sin embargo, actualmente es un perro muy cariñoso con sus dueños, de quie­ nes espera siempre recibir caricias. Es un animal muy compacto y de lí­ neas limpias. Tiene una posición muy erguida, hecho que le da un aire muy importante. El conjunto de sus formas da la impresión de un cuerpo vigoroso y bien proporcionado. Es un terrier de compañía, activo, inteligente y vigoro­ so. El pelo tiene una longitud modera­ da en el cuerpo, es perfectamente recto, brillante, de textura fina y sedo­ sa, y no lanoso. El pelo de la cabeza es www.FreeLibros.me
    • Los cuidados de aseo del yorkshire requieren mucho tiempo (© Labat Rouquette). E L YO RKSH IRE TER R IER no está precisada en el estándar menos de 3,2 kg gris acero y leonado afectuoso y mimoso mediana buena perro de compañía perro de piso, pero necesita ejercicio se cepilla, se peina y se baña frecuentemente se deben controlar los dientes y los ojos A ltu ra en la cruz Peso C olo r C ará cte r Relación con los niños Relación con los otros perros Aptitudes Espacio vital Cuidados del m anto Salud 80 largo, de color leonado dorado Inten­ so, más subido en los lados de la cabe­ za, la base de las orejas y el hocico, ¿onde el pelo es muy largo. El color es azul acero oscuro, y se extiende desde |a nuca hasta el nacimiento de la cola. En el pecho, el pelo es leonado inten­ so y brillante. La preparación del manto y los cuida­ dos en general requieren mucho tiem­ po, sobre todo para el perro de exposi­ ción. El manto del yorkshire es uno de los argumentos más importantes de su encanto. Los magníficos perros que vemos en las revistas exigen unos cuidados dia­ rios muy laboriosos y requieren paciencia por parte de todos, por lo que sólo están al alcance de una persona suficientemente experimenta­ da. Es un perro muy vivaz, como todos los terrier. Se lleva bien con los otros perros y con los niños, siempre que haya una relación de respeto mutuo. De no ser así, puede escaparse alguna dentellada... Le gusta acurrucarse con­ tra su dueño en los confortables coji­ nes del salón. La duración de los pa­ seos no es un problema para él, ya que es un animal con mucha energía. No es lo que se entiende por un perro dócil, y debemos reconocer que no resulta fácil educarlo, pese a su inteli­ gencia y su astucia. Tiene una salud magnífica, pero es aconsejable seguir de cerca su higiene dental, porque es muy propenso al sarro. Los cuidados de aseo del yorkshire requieren mucho tiempo (© Labat Rocher). www.FreeLibros.me
    • Anatom ía y fisiología La anatomía y la fisiología del perro incluyen el estudio de su esqueleto, de su piel y de su pelo, de su aparato cardiovascular, de su dentadura, de sus aparatos diges­ tivo, urinario, genital y respiratorio, así como de su sistema nervioso. E s q u e l e t o d e l p e r r o 82 En las exposiciones, el juez examina los aplomos de cara, de perfil y por detrás (© Labat Rouquette). E l e s q u e l e t o El esqueleto es el armazón del cuerpo. En él se insertan los músculos por medio de los tendones. El esqueleto protege el cerebro y la médula espinal, así como los pulmo­ nes, en el interior de la caja torácica. Dentro del cráneo se encuentra el cere­ bro, los órganos de los sentidos y otros órganos como la hipófisis, una glándu­ la que rige todo el sistema endocrino. La columna vertebral está formada por vértebras, que se diferencian por su Aplazamiento en cervicales, dorsales, ámbares, sacras y coccígeas. Los trece pares de costillas se insertan en las vértebras dorsales por la parte superior y en el esternón por la base, a excepción del último par, que recibe el nombre de «costillas flotantes», que queda libre en el tejido blando. La extremidad anterior está formada por el omóplato, el húmero, el radio, el cúbito, el carpo, el metacarpo y las falanges. La extremidad posterior empieza en la cadera, que está soldada a los huesos del sacro. Está formada por el fémur, la tibia y el peroné; estos dos últimos están separa­ dos del fémur por la compleja articula- www.FreeLibros.me
    • ción de la rodilla, con la rótula y los meniscos. La pierna termina con el tarso, el meta- tarso y la falange. El perro macho posee el «hueso pe- neano», el hueso en el pene. LOS APLOMOS Los aplomos designan la disposición de las extremidades en relación con las líneas verticales imaginarias. En las exposiciones, el juez examina los aplomos, de cara, de perfil y por detrás. De perfil, si la vertical pasa por detrás de la extremidad se dice que el perro está delante de sí; y, por el contrario, si la vertical pasa por delante de la extre­ midad, se dice que el perro está deba­ jo de sí. Visto de cara o por detrás, si las rodillas están abiertas y las patas están desviadas hacia el interior res­ pecto a las verticales se dice que el perro es estevado. Se dice que un perro es patizambo si tiene los pies separados y las rodillas. L a p ie l y el p e l o La piel cubre el cuerpo y actúa como protección contra los cambios de tem­ peratura, las pérdidas de agua, los traumatismos y los microbios. La piel contiene numerosos nervios que trans­ miten al cerebro informaciones tácti­ les. El sentido del tacto, no obstante, está menos desarrollado en el perro que en el hombre. La piel está formada por la hipodermis, la dermis y la epidermis. 84 • La hipodermis es el estrato más pro­ fundo de la piel. Es un tejido muy rico en grasa, que da a la piel del perro una extraordinaria elasticidad. No tiene el mismo grosor en las distintas partes del cuerpo. La hipodermis es muy espesa en la cruz, por ejemplo, que es la zona donde el veterinario suele ponerle las inyecciones. • La dermis está situada encima de la hipodermis. Es un estrato de tejido con­ juntivo que protege el cuerpo de los golpes gracias a su elasticidad. • La epidermis es el estrato superior de la piel. Las células que están en con- S e c c i ó n d e l a p i e l El pelo de cobertura del terrier tlbetano es muy abundante (© Labat Rouquette). tacto con el aire son células muertas que se descaman y se van renovando siguiendo el proceso de descamación. Las películas están provocadas por una descamación demasiado fuerte. Los pelos nacen en la dermis. Su longi­ tud y consistencia son diferentes según la zona del cuerpo donde están implantados. Cada pelo tiene una glándula sebácea que secreta sebo, una sustancia grasa que protege el pelaje. El pelo se eriza mediante la acción de un músculo diminuto. Cuando el perro reacciona con agresividad, yergue el pelo para aparentar más corpulencia. El pelo está formado esencialmente por proteínas; por ello es muy importante que la dieta del animal sea rica en estas sustancias, para mantener el pelo en buen estado y evitar que se caiga, se reseque, se debilite o se quiebre. Para enfriar el cuerpo el hombre trans­ pira y el perro, en cambio, jadea. De hecho el perro sólo transpira por las almohadillas plantares y la trufa, donde hay algunas glándulas sudorí­ paras. E l a p a r a t o c a r d io v a s c u l a r El corazón funciona como una bomba que distribuye la sangre por todo el cuerpo, por las arterias y las venas. El corazón tiene dos aurículas y dos ven­ trículos. El corazón izquierdo y el cora­ www.FreeLibros.me
    • zón derecho no se comunican, salvo en ciertos casos patológicos. La sangre cargada de oxígeno llega por vía arterial a los órganos del cuerpo. Las células de dichos órganos utilizan el oxígeno como fuente de energía. La sangre lleva oxígeno y recoge anhídri­ do carbónico. Por la vía venosa la san­ gre vuelve a los pulmones para elimi­ nar el gas carbónico y tomar oxígeno nuevamente, y así durante toda la vida, sin detenerse, desde el nacimiento hasta la muerte. ¡Qué maravilla esta máquina llamada corazón, que late regularmente adap­ tándose a las necesidades del organis­ mo durante toda la vida del perro! Cuando el perro realiza un esfuerzo, aumenta la necesidad de oxígeno de los músculos, y el corazón se adapta a ella aumentando la frecuencia cardia­ ca. En reposo la necesidad de oxígeno disminuye y el corazón reduce la can­ tidad de latidos gracias a un complejo sistema de regulación. La frecuencia cardiaca también sufre cambios según la edad del perro, el estado psicológico y la talla. Se ha observado que los perros de talla pequeña tienen una frecuencia cardia­ ca superior a la media. Los cachorros pueden presentar ano­ malías cardiacas de nacimiento. En la primera visita al veterinario pueden ser Cuando el perro realiza un esfuerzo, su corazón se adapta aumentando la frecuencia de sus latidos (© Labat Rouquette). 86 I m p l a n t a c i ó n d e l o s d i e n t e s e n l o s m a x i l a r e s molares premolares premolares molares detectadas, por ejemplo, cuando se les pone la primera vacuna. Rara examinar el corazón, el veterinario utiliza un estetoscopio, cuya finalidad es detectar algún ruido anormal, o soplo cardiaco. Pára dar un diagnóstico más preciso se recurre a la radiografía, la ecografía y el electrocardiograma. La b o c a y lo s d ie n te s La boca está recubierta por la mucosa bucal. Diez glándulas secretan su con­ tenido: dos glándulas prótidas, dos glándulas maxilares, dos glándulas submaxilares, dos glándulas sublingua­ les y dos glándulas molares. La saliva contiene numerosas enzimas que dan inicio a la digestión. Los dientes están insertados profundamente en el hueso maxilar. Se pueden contar treinta y dos dientes de leche, y cuarenta y dos dientes en la dentadura definitiva. En primer lugar aparecen los dientes de leche, luego estos caen y son sustitui­ dos por los dientes definitivos. El examen de la dentadura permite determinar la edad del perro, puesto que los dientes se desgastan de mane­ ra proporcional a la edad, excepto en algunos casos particulares, como los perros que tienen el vicio de roer pie­ dras, en cuyo caso se puede apreciar un desgaste prematuro. Erupción de los dientes de leche: www.FreeLibros.me
    • F ó r m u l a s d e n t a r i a s Dientes de leche: incisivos 3/3; caninos I/1; molares 4/4. Dientes de adulto: incisivos 3/3; caninos I/1; premolares 4/4; molares 3/4. -A l nacer: el cachorro no tiene dientes. - Del día 15 al 21: aparición de los incisivos y de los caninos superiores. - Del día 21 al 30: aparición de los incisivos y caninos inferiores. - De la semana tercera a la quinta: aparición de los molares de leche. Erupción de los dientes definitivos: - A los 4 meses: sustitución de los inci­ sivos de leche. - A los 4 ó 5 meses: sustitución de los dientes intermedios de leche. - A los 5 meses: sustitución de las pie­ zas de los extremos. Determinación de la edad de un perro adulto según las características de la dentadura: Un cachorro tiene 32 dientes de leche y un perro adulto 42 dientes (© Labat Rouquette). 88 - Al año y medio: el lóbulo principal de los primeros incisivos de la mandí­ bula inferior está nivelado. - A los 2,5 años: el lóbulo principal de los segundos incisivos de la mandíbula inferior está nivelado. - A los 3,5 años: el lóbulo principal de los primeros incisivos de la mandíbula superior está nivelado. El patrón de desgaste de los primeros y segundos incisivos de la mandíbula inferior es cuadrado. - A los 4,5 años: el lóbulo principal de los segundos incisivos de la mandíbula superior está nivelado. - A los 5,5 años: el tercer incisivo de la mandíbula inferior está nivelado. Sobre el patrón de desgaste de los pri­ meros y los segundos incisivos de la mandíbula inferior puede aparecer una estrella amarillenta; los caninos están redondeados. - A los 6 años: el lóbulo principal de los segundos incisivos de la mandíbula superior está casi nivelado y los cani­ nos inferiores llevan la señal de los segundos incisivos superiores. El encaje incorrecto de la mandíbula inferior con la superior constituye un defecto grave y el perro queda exclui­ do de la confirmación. Se dice que el perro tiene prognatismo si el arco dental inferior queda por fuera del superior y, viceversa, si el arco dental ¡nferior es corto, se dice que tiene denognatismo. EL APARATO DIGESTIVO El aparato digestivo incluye todos los órganos que intervienen en la diges­ tión, desde la boca hasta el ano, ade­ más de las glándulas digestivas, como el hígado y el páncreas. Los alimentos son triturados en la boca con los dientes y son impregna­ dos de saliva antes de ser tragados. El perro traga muy rápidamente trozos bastante grandes sin tener que masti­ car demasiado. Las numerosas glándulas salivares secretan saliva, que actúa humedecien­ do y lubrificando los alimentos. Las enzimas que contiene inician el proce­ so digestivo de determinados consti­ tuyentes de los alimentos. A continuación, el bolo alimenticio pasa por la faringe, que constituye el punto de desviación de las vías respi­ ratoria y digestiva, y llega al estómago después de haber pasado por el esó- fago. El estómago del perro es relativamente pequeño, puesto que tiene una capaci­ dad de 1 a 2 I. Sin embargo, el estóma­ go es un órgano con una gran capaci­ dad de dilatación. El perro puede engullir grandes cantidades de alimen­ to, y su estómago se dilata y su vientre se hincha. Las glándulas del estómago secretan unas enzimas muy potentes, junto a Unos ácidos capaces de digerir lo que el perro ha tragado. La musculatura del estómago ayuda en la digestión y en el avance de los alimentos por el tubo digestivo hasta el intestino delgado. Este último mide aproximadamente seis veces la longitud del perro, o sea, más de 3 m... El intestino delgado recibe la bilis secretada por el hígado y los jugos pancreáticos. En el intestino delgado se encuentran unas glándulas que partici­ pan en el proceso de digestión. La digestión finaliza en el intestino grueso, donde se forma la materia fecal. En el intestino grueso se sinteti­ zan numerosas vitaminas esenciales para el organismo. El recto es el último segmento del tubo digestivo. Allí se almacenan las heces hasta ser expulsadas. A ambos lados del recto están las glándulas anales, que secretan un líquido graso y mal­ oliente que sirve para lubricar el paso de las materias fecales. El hígado del perro está compuesto por cuatro lóbulos hepáticos. Las funciones del hígado son varias: síntesis de lípi- dos, de las albúminas, síntesis de la urea, del ácido úrico, síntesis de los agentes de la coagulación sanguínea. El hígado sirve como reserva de sangre y de vitaminas. También es el órgano que destruye las toxinas. Las células del hígado secretan la bilis, que se almacena en la vesícula biliar, antes de ser vertida al intestino delga­ do. La bilis sirve esencialmente para digerir las grasas. El páncreas secreta el jugo pancreático, que permite la degradación de los ali­ mentos, gracias a las numerosas enzi- www.FreeLibros.me
    • A p a r a t o g e n i ■e r r o riñón uretra colon próstata vejiga conducto deferente testículo escroto prepucio o funda mas que contiene. Asimismo el pán­ creas secreta la insulina y el glucagon, las hormonas que regulan la glucemia. E l a p a r a t o u r in a r io El aparato urinario está formado por los riñones y las vías urinarias, el uréter, la vejiga y la uretra. A consecuencia de su propio funciona­ miento, el cuerpo genera unos produc­ tos de desecho que son eliminados por los riñones mediante la orina. Los riño­ nes también se encargan de controlar la cantidad de agua contenida en el 90 cuerpo, poniendo en marcha mecanis­ mos para la eliminación del excedente de agua o disminuyendo las pérdidas en caso de carencia. Los riñones están situados en la cavidad abdominal, debajo de la bóveda lumbar. El riñón derecho está situado un poco por delante del izquierdo. La orina se acumula en la pelvis renal y llega hasta la vejiga a través del uréter, donde se almacena. Esta última ha de poder dilatarse razonablemente, hasta el momento en que la orina es expulsada por la uretra. El mecanismo de la micción está regido por un complejo mecanismo nervioso. A p a r a t o g e n i t a l d e l a p e r r a LOS GENITALES ■ LOS ÓRGANOS GENITALES MASCULINOS Los testículos son las glándulas sexua­ les masculinas. En ellos se forman los espermatozoides. Los testículos secre­ tan la hormona masculina, la testoste- rona. Los testículos están situados en el exte­ rior de la cavidad abdominal para que la temperatura se mantenga inferior a la del cuerpo. Un perro cuyos testículos están situa­ dos dentro del abdomen (testículos ectópicos) es estéril, puesto que los espermatozoides no se pueden formar. Los espermatozoides se juntan en el epidídimo y luego van por el conducto deferente hasta la uretra. El conducto deferente se abre en la uretra a la altu­ ra de la próstata. La próstata secreta un líquido que completa el esperma. La verga, terminada por el glande, está protegida por un repliegue de piel, lla­ mado vaina. Está formada por el cuerpo cavernoso, que se llena de sangre cuan­ do se produce la erección, y por el hueso del pene. En el momento del coito se produce un abultamiento en la derecho izquierdo vulva colon útero uretra www.FreeLibros.me
    • verga que impide la retracción del pene fuera de la vagina. El coito dura de quince a treinta minu­ tos, o en algunos casos más, y hace posible el paso del esperma a las vías genitales femeninas. ■ L a c r ip t o r q u id ia Durante el desarrollo del feto, los tes­ tículos se desplazan de la posición ¡ntraabdominal hacia el escroto por el trayecto inguinal. A veces los testículos no se encuentran en el escroto porque se han quedado detenidos, ya sea den­ tro del abdomen o bien en el curso del trayecto inguinal. Si faltan los dos tes­ tículos se dice que el perro sufre crip­ torquidia. Si sólo falta uno, se dice que el perro sufre monorquidia. Los perros con criptorquidia son estéri­ les, pero no los que tienen monorqui­ dia. Si la anomalía se detecta a tiempo, cuando el cachorro todavía es joven, se puede realizar un tratamiento médico que en algunas ocasiones puede corre­ gir la posición de las glándulas sexua­ les. Cuando los testículos no se hallan en su lugar es aconsejable practicar su extirpación, porque el animal corre el riesgo de desarrollar tumores genitales. Los perros con criptorquidia o monorqui­ dia no superan el examen de confirma­ ción y se descartan para la reproducción. ■ E l a p a r a t o r e p r o d u c t o r FEMENINO Los ovarios son las glándulas genitales femeninas. Están situadas en el interior del abdomen a la altura de la tercera y la cuarta vértebras lumbares. Los óvulos, que son las células sexua­ les, se forman en los ovarios. Después de la ovulación, los óvulos llegan al útero pasando por los oviductos. Los oviductos son unos conductos muy finos que, gracias a sus contracciones, llevan los óvulos hasta el útero. El útero o matriz está formado por un endotelio, una membrana musculosa y una membrana serosa. En el endotelio es donde se implanta el embrión. La membrana musculosa es muy elástica. El volumen del útero en periodo de gestación se multiplica por cien, en relación con el volumen del útero no gestante. Los músculos lisos de la matriz ayudan, con sus contracciones, a la expulsión de los cachorros en el momento del parto. La membrana sero­ sa, que es la prolongación del peritoneo, envuelve la parte muscular del útero. El útero está formado por dos trompas uterinas y por un cuerpo terminado por el cuello del útero y prolongado por la vagina. La vagina de la perra está situada en la cavidad de la pelvis, con una inclina­ ción de 45°, y representa el final del aparato genital de la hembra. La perra posee cinco pares de mamas: un par de mamas inguinales, dos pares de mamas abdominales y dos pares de mamas torácicas. Los cachorros se disputan a menudo las mamas inguinales, donde se produ­ ce la mayor parte de la leche. La leche sale por unos pequeños orificios (de cinco a ocho) que tiene cada pezón. LAS GLÁNDULAS ENDOCRINAS y EL SISTEMA ENDOCRINO El sistema endocrino es extraordinaria­ mente complejo. En medicina humana existen especialistas sobre esta materia, los endocrinólogos. En este apartado pos limitaremos a dar algunas nociones sobre las principales glándulas del sis­ tema endocrino. Las glándulas endocrinas no poseen conducto excretor. Los productos que secretan van a parar directamente a la sangre y actúan sobre los receptores del organismo. Son los vectores de infor­ mación interna. Las glándulas exocri- nas vierten su contenido al medio exte­ rior por medio de un conducto excretor. Las glándulas salivares, por ejemplo, son glándulas exocrinas. Las hormonas activan las reacciones quími­ cas naturales del organismo y permiten mantener estable el medio interno. La hipófisis, que es del tamaño de un garbanzo, está localizada debajo del encéfalo y, a su vez, está regida por el hipotálamo. La hipófisis es la responsa­ ble de todo el sistema endocrino, y de ella dependen las secreciones del con­ junto de las glándulas endocrinas. Las glándulas tiroideas, dos glándulas situadas detrás de la laringe, juegan un papel importante en el metabolismo del agua. Las paratiroides, que en total son cuatro glándulas, anexas a la tiroi­ des, regulan el índice de calcio y el metabolismo de los huesos. Las suprarrenales están situadas delante de los riñones. Su función es secretar la adrenalina y regular el metabolismo de los glúcidos y las proteínas. El páncreas está formado por una parte exocrina y otra endocrina. El páncreas endocrino secreta la insulina, una hormona que regula el azúcar de la sangre. Los testículos y los ovarios secretan las hormonas sexuales, cuyas funciones son muchas: libido, caracteres sexuales secundarios, desarrollo del embarazo... E l a p a r a t o r e s p ir a t o r io El aparato respiratorio empieza en la nariz, que a la vez es el órgano del olfato, un sentido muy desarrollado e imprescindible para la vida del perro. De la nariz, el aire pasa a los senos, que están recubiertos por una mucosa que protege las vías respiratorias poste­ riores y que también interviene en el sentido del olfato. Las numerosas cir­ cunvoluciones de la cavidad nasal per­ miten aumentar la superficie de con­ tacto de la mucosa con el aire, de manera que este último puede ser calentado, con lo que se multiplican las capacidades olfativas del perro. La laringe, donde se encuentran las cuerdas vocales, es el enlace con la trá­ quea. La tráquea, que se mantiene abierta gracias a unos anillos cartilagi­ nosos, va desde la laringe hasta los pul­ mones. Los dos pulmones están envuel­ tos por la pleura. La tráquea se ramifica en dos bronquios, que a su vez se divi­ den en numerosos bronquiolos. Pára examinar el aparato respiratorio, el veterinario utiliza el estetoscopio y la radiografía. También puede efectuar otro tipo de análisis enviando al labora- www.FreeLibros.me
    • U n a b o n i t a t r u f a p a r a u n a b u e n a s a l u d En muchas ocasiones oímos decir: «Mi perro está enfermo, tiene la trufa seca...» o «No tiene fiebre porque tiene la trufa fría...». En efecto, la trufa del perro es un indicador que puede alertar al propietario, pero que por sí solo no significa gran cosa, ya que hace falta una obser­ vación más completa para determinar el estado del perro. Hay perros muy enfermos cuya trufa presenta un aspecto normal. La trufa normal está fría, húmeda y brillante. Cuando el animal duerme está más caliente y más seca. En ciertas enfermedades, la trufa presenta síntomas de distintos tipos. Las mucosidades de la nariz pueden ser claras como el agua o espesas, amarillas o verdosas. En tal caso es reco­ mendable acudir al veterinario. Si la mucosidad es secretada únicamente por uno de los ori­ ficios nasales, suele tratarse de una lesión local, que afecta al seno nasal o a los dientes, o bien de un cuerpo extraño. En otros casos se aprecia una desecación de la trufa. Puede ser síntoma de alteraciones orgá­ nicas graves, pero también puede ser simplemente un signo de fatiga, por ejemplo, después de una enfermedad o después de un periodo de lactancia. La desecación de la trufa puede ser provocada igualmente por una insuficiencia renal o hepática. Uno de los síntomas del moquillo es precisamente el endurecimiento de las almohadillas plantares y de la trufa. Tal como el lector habrá podido imaginar, las modificaciones del estado de la trufa pueden indicar una gran variedad de problemas, que requieren una exploración más profunda antes de realizar un diagnóstico. La trufa puede presentar agrietamientos, que resultan dolorosos y son difíciles de curar. Generalmente indican un desequilibrio alimentario y se agravan con el frío y las sales para fundir la nieve. El tratamiento consiste en aplicaciones locales y en una corrección de la dieta. En determinadas enfermedades de origen alérgico, la trufa presenta excoriaciones. Los tratamientos en este tipo de enfermedades suelen ser largos y en algu­ nas ocasiones los resultados son decepcionantes. Los perros con manchas de color claro en la trufa suelen tener problemas de fotosensibilidad.es decir.de exposición excesiva al sol. En estos casos hay que proteger al perro mediante cremas solares, e incluso puede plantearse la posibilidad de hacer tatuar las zonas claras. En resumen, el estado de la trufa revela el estado de salud general del perro, pero no es más que un síntoma que forma parte de una exploración global completa con vistas a identificar un problema de más o menos gravedad. torio muestras del contenido de las vías ■■espiratorias. Recordemos que los cáni­ dos, grupo dentro del cual se incluyen los perros, no disminuyen la temperatu­ ra de su cuerpo mediante la transpira­ ron, sino por la polipnea, es decir, la aceleración de la frecuencia respira­ toria. Para enfriar la temperatura del cuerpo el perro jadea, de modo que aumenta la entrada de aire en las vías respiratorias. Esto explica por qué los perros jadean con la lengua colgando. 95 |www.FreeLibros.me
    • C a v i d a d n a s a l d e l p e r r o velo del paladar E l o l f a t o y la n a r iz El perro tiene un olfato muy desarro­ llado. El hombre lo sabe desde hace mucho tiempo y utiliza este don en muchas actividades: caza, búsqueda de personas desaparecidas, búsqueda de explosivos, drogas, etc. Del mismo modo que el mundo de los hombres es un mundo de imágenes, el mundo de los perros es un mundo de olores. En las fosas nasales hay unas volutas cubiertas por la mucosa olfativa. Cuanto mayor es la superficie de con­ tacto con el aire, más capacidad olfati­ va tiene el perro. Los perros de nariz larga, como por ejemplo el pastor alemán, tienen mejor olfato que nuestros amigos los perros de compañía. La información captada por la mucosa olfativa es transmitida al cerebro por el os frontales cojinetes óseos aire inspira nervio olfativo. El perro diferencia mejor los olores que el hombre, en particular los ácidos grasos volátiles, emanados por las grasas de animales y también por las secreciones de las glándulas sudoríparas. Por esto se dice a menudo que los perros notan que una persona les tiene miedo. Toda la vida social del perro gira en torno a los olores. Ya al nacer reconoce a la madre y encuentra el pezón donde mamar gra­ cias a los olores. Los machos son capaces de oler a una hembra en celo a varios kilómetros de distancia. E l s is t e m a n e r v io s o El sistema nervioso es el centro de control del funcionamiento del cuer­ po. A él llegan las informaciones y, a 96 5lJ vez, emite órdenes que, siguiendo |aS vías nerviosas, llegan hasta los órganos y hasta la célula. c| sistema nervioso está dividido en ¿os partes: el sistema nervioso central y el sistema nervioso vegetativo. El cerebro, la médula espinal y los nervios forman el sistema nervioso central. Los nervios sensitivos transmi­ ten las informaciones al cerebro refe­ rentes a las sensaciones, el calor y el frío, el dolor, el olor, etc. El cerebro analiza estas informaciones y da la orden de actuar. Las informa­ ciones descienden por los nervios motores. Este fenómeno es extraordi­ nariamente complejo y en él intervie­ ne un gran número de reacciones en cadena. Si a ello le añadimos que el funcionamiento del sistema nervioso está directamente relacionado con los otros órganos, podremos hacernos una idea de la multiplicidad de vías de transmisión de las informaciones por todo el cuerpo. El sistema nervioso vegetativo regula aspectos de la vida, como la respiración, los latidos del corazón o la digestión, independiente­ mente de nuestra conciencia. El o jo y la v is ta ¿Los perros ven el mundo de la misma manera que su dueño? He aquí una buena pregunta. De hecho, el ojo del perro no es muy dis­ tinto al ojo humano. Los ojos están Protegidos por los párpados inferior y superior. El perro tiene, además, un ter­ cer párpado situado en el ángulo inter­ no del ojo, que en condiciones norma­ les no se llega a ver. El globo ocular, en su parte no transparente, y los párpa­ dos están recubiertos por tejido con­ juntivo. Las glándulas lagrimales están situadas encima del ojo. Las lágrimas protegen el ojo contra las agresiones e impiden la desecación de la córnea. En el perro se dan enfermedades relacio­ nadas con el exceso o la falta de lágri­ mas. La córnea tiene que ser transpa­ rente para dejar pasar la luz. Cuando sufre alguna complicación se pueden apreciar los vasos sanguíneos, cuya presencia facilita la curación. Estos La córnea ha de permanecer transparente para dejar pasar la luz (© Labat Rouquette). 97www.FreeLibros.me
    • Al nacer los cachorros son sordos durante unos quince días (© Labat Rouquette) vasos desaparecen más tarde. La retina es la zona sensible a la luz. Las infor­ maciones luminosas que recibe van al cerebro por medio del nervio óptico. El cristalino funciona como una lente, que permite enfocar la luz en la retina. La visión del perro no es muy precisa. Es un sentido muy poco desarrollado, en comparación con el hombre. El análisis histológico del corte de la retina hace suponer que el perro distin­ gue los colores bastante mal. Se supo­ ne que es más sensible a ciertos colo­ res que a otros, aunque de todos modos, su visión de los colores es sin duda muy distinta de la del hombre. En cambio, se sabe que los perros ven con mucha nitidez los movimientos y tienen problemas cuando su presa se inmoviliza. L a o r e ja y el o íd o ■ Las tres partes de la oreja La oreja está dividida en tres partes: el oído externo, el oído medio y el oído interno. • El oído externo está formado por el conducto auditivo externo, profundo, y el pabellón de la oreja, que es muy móvil gracias a los numerosos múscu­ los que posee. El pabellón auditivo puede orientarse en todas las direccio­ nes para captar el menor ruido. El con­ ducto auditivo externo termina en el tímpano. • El oído medio contiene tres hueseci- Ilos —martillo, yunque y estribo— que transmiten a las células auditivas las vibraciones recibidas por el tímpano. Está comunicado con la faringe p0r medio de las trompas de Eustaquio. • El oído interno es un órgano muy complejo. Contiene las células auditi. vas, que están conectadas con el ner­ vio auditivo. Por otro lado, es el órgano del equilibrio que informa al cerebro sobre la posición del cuerpo en el espacio. Una lesión en el oído interno conlleva problemas de equilibrio. El oído del perro está bien desarrollado y es capaz de percibir los ultrasonidos. ■ La so rd era Se dice que hay sordera cuando hay una disminución parcial o total de la audición. La gran mayoría de la gente sabe que la otitis es muy frecuente en los perros. Las otitis pueden afectar al oído externo, al medio o al interno. Una otitis mal curada o un objeto extraño que perfore el tímpano pueden provocar la sordera. También puede ocurrir que se formen tumores en la oreja, que disminuyan la audición. Existen medicamentos perjudiciales para la oreja que, utilizados sin con­ trol, pueden provocar sordera. Sin embargo, la causa más frecuente de sordera es el envejecimiento. Con la edad, el perro oye peor, y esto afecta a todas las razas. También hay sorderas hereditarias y congénitas. Al nacer, los cachorros son sordos durante unos quince días. Luego, durante las semanas siguientes, empie­ zan a reconocer los ruidos que encuentran agradables y los ruidos que les dan miedo. Los cachorros se orien­ tan perfectamente gracias al olfato, especialmente para encontrar a su madre, y hace falta observarlos muy detenidamente para detectar un caso de sordera. Con frecuencia el cachorro sordo gime más fuerte que los demás, porque no se oye a sí mismo, o quizá porque duerme más rato y se despierta el último. Los perros ancianos, con problemas de audición, deben ser vigilados porque tienen dificultades de orientación y pueden ser víctimas de un accidente, porque no oyen los coches. Si el veterinario diagnostica una otitis o un tumor, hay que tratar inmediata­ mente el problema. Pero en caso de sordera, los veterinarios pueden hacer poca cosa, puesto que disponen de pocos medios y es difícil que un ani­ mal pueda llevar los aparatos amplifi­ cadores que utilizan los humanos. En tal caso, el perro tendrá que aprender a obedecer a su dueño por los gestos. Por otra parte, los perros sordos son más 98 99www.FreeLibros.me
    • atentos que los otros y compensan su incapacidad desarrollando los otros sentidos. E l s e x t o s e n t id o Todo el mundo conoce alguna historia de un perro que ha recorrido varios centenares de kilómetros para encon­ trar a sus dueños. Olfato muy desarro­ llado, recuerdo de los olores, telepatía, sexto sentido, todavía no ha habido ninguna explicación científica que haya aclarado el misterio de estos fenó­ menos. Los perros perciben antes que el hom­ bre las catástrofes naturales. Huelen el peligro. Se dan cuenta de que su dueño tiene problemas. El autor vivió una experiencia curiosa. De adolescente se le escapó un perro por culpa de un acci­ dente. A pesar del alejamiento, notó de forma muy clara cómo su perro, con el cual pasaba mucho tiempo, se moría y él lo perdía definitivamente. La mayoría de los propietarios de perros han desarrollado con su animal una complicidad en la vida cotidiana, hasta el punto de que la palabra acaba siendo inútil. Los perros guardan sus secretos y sus misterios (© Labat Rouquette). 100 puchos perros ejecutan órdenes sin que sus dueños hayan llegado a pro- punciar una sola palabra, y es que la relación entre los animales de compa­ ñía y el hombre es tal que comprenden puestras emociones y estados de ánimo. El animal que convive con nosotros piuestra un sentimiento de empatia muy desarrollado: nosotros somos sus cuidadores, los que le alimentamos, le damos cariño y comprensión, etc. Aun así, no dejan de sorprendernos casos de personas cuyos perros mueren de tristeza ante el fallecimiento de su cuidador o que son capaces de avisar­ nos minutos antes de que cualquier catástrofe ocurra. Excepcionalmente, hay algunos perros que desean morir, como los humanos, ante un sentimien­ to profundo de tristeza. Los perros están a nuestro lado cada día. Pero, como todo el mundo animal, guardan sus secretos y sus misterios. www.FreeLibros.me
    • La alimentación Este es un tema que ha sido tratado en muy pocas obras. Es más fácil encontrar infor­ maciones sobre la historia de la medicina o de la cirugía de los perros que sobre su alimentación. A pesar de que el perro vive con el hombre desde la prehistoria, hay más datos sobre la alimentación de los caballos o de las vacas en los libros que rela­ tan la vida cotidiana de los seres humanos en las distintas épocas de la historia. La alimentación de los perros de antaño estaba constituida, tal como es fácil supo­ ner, por los restos de la mesa, naturalmente sin ningún tipo de preocupación por el equilibrio alimentario. La alimentación del perro de la casa dependía del nivel de vida de sus dueños y, a veces, se completaba con la caza. Mucho más tarde, hasta no hace más de unas décadas, las necesidades nutritivas de los perros han sido objeto de estudios serios, gracias al desarrollo de empresas multinacionales con enormes medios dedicados a la investigación. En tiempos antiguos se recomendaba no alimentar a los perros de pastor con carne de cordero para que no le tomaran el gusto. A lo largo de los siglos, el pan fue la ración de base de los perros, y poco a poco se le fue añadiendo carne. Más tarde, los progresos de la tecnología, junto a un mejor conocimiento de las necesidades de los perros, dieron lugar a la fabricación industrial de alimento para perros. Hoy en día este mercado tiene una importancia económica considerable. Pa u t a s g e n e r a l e s Los perros tienen necesidades de ali­ mentación distintas a las del hombre. Estas necesidades dependen de la talla del animal, de su estadio fisiológico (crecimiento, gestación, lactancia) y de su actividad física (caza, agility, compañía, etc.). En general, después del destete, se aconseja darles de comer tres veces al día hasta los seis meses, luego dos comidas por día hasta el año. Como es natural, se trata de repartir la cantidad diaria de alimento nece­ sario en función del número de comidas. El perro ha de tener siempre agua fres­ ca a disposición. La comida se le colo­ cará siempre en el mismo lugar, en un rincón donde él pueda comer tranqui­ lamente sin ser molestado. 102 LOS DISTINTOS TIPOS DE ALIMENTOS ■ La c o m id a casera La alimentación del perro puede estar constituida por alimentos que encon­ traremos en la cocina. La comida deberá estar compuesta por un tercio de arroz o pasta, un ter­ cio de verdura y un tercio de carne, además de un complemento mineral vitaminado (vitaminas A, D, calcio, fósforo...). Obtener una ración equilibrada par­ tiendo de estos elementos no es fácil y epende de cada caso en particular. El mejor consejo es consultar con el veterinario para que nos ayude a cal­ cular con precisión las proporciones necesarias para que nuestro perro goce de buena salud. En cualquier caso, es recomendable no dar al animal los restos de la mesa, ya que a menudo son excesivamente ricos en grasas. ■ LOS ALIMENTOS INDUSTRIALES Los alimentos industriales se dividen en tres categorías: - Los alimentos húmedos, comerciali­ zados en latas de conserva, contienen del 70 al 80 % de agua. 103www.FreeLibros.me
    • Pesar con regularidad al perro permite corregir su dieta si se comprueba una variación del peso (© Labat Rouquette). - Los alimentos semihúmedos, presen­ tados por lo general en bolsas de car­ tón, contienen una proporción del 30 al 60 % de agua. - Los alimentos secos, como las cro­ quetas y las galletas, contienen menos del 14 % de agua. Cada vez son más numerosos los pro­ pietarios de perros que recurren a los alimentos industriales, que ofrecen la ventaja de ser prácticos y menos costo­ sos que una alimentación casera, y, al mismo tiempo, son completos, equili­ brados y están garantizados por el fabricante. Estos alimentos son completos o tienen que ser completados (con arroz, por ejemplo). En todos los casos es aconsejable res­ petar las indicaciones del fabricante y leer atentamente la etiqueta. Estos alimentos tienen un uso cómodo y, por regla general, son de buena cali­ dad. Algunos productos están enriquecidos con ingredientes y aromas que los hacen más apetitosos, sin que haya una justificación exclusivamente nutricional- Si la alimentación nos crea problemas, el veterinario nos aconsejará y nos 10-4 sugerirá las posibles modificaciones de |a dieta del perro. Los fabricantes de pienso para perros tienen productos con formulaciones específicas para el crecimiento, la ges­ tación, los anim ales ancianos, los perros obesos, etc. LA ALIMENTACIÓN DEL PERRO EN FASE DE CRECIMIENTO Durante el periodo de crecimiento, la ración tiene que estar enriquecida con proteínas y sales minerales para que el cachorro pueda desarrollar una mus­ culatura y un esqueleto robustos y armoniosos. Los alim entos industriales para el periodo de crecim iento no siempre están adaptados a la talla del perro: no es difícil entender que un perro de 50 kg no sigue el mismo proceso de desarrollo que un perro de compañía que, llegado a la edad adulta, alcanza un peso de 10 kg aproximadamente. Un desequilibrio en la alimentación durante este importante periodo de la vida puede tener consecuencias irre­ versibles para la salud de nuestro perro. Los perros jóvenes deben ir a menudo al veterinario, aunque sólo sea para los recordatorios de las vacunas y para efectuar una revisión general. Asimismo es necesario pepr periódica­ mente al perro, por ejemplo una vez Por semana, y anotar siémpre el peso Para llevar el control de la curva de ere- oimiento. L a a l im e n t a c ió n d e l p e r r o ADULTO El perro adulto necesita una ración menos rica en proteínas y minerales, y en proporción menos abundante. Por higiene se evitará el azúcar, que provoca obesidad, y los huesos, que producen estreñimiento o, en casos más graves, perforaciones del aparato digestivo, exceptuando los huesos grandes que no puedan ser tragados. Los perros se acomodan perfectamen­ te a una comida monótona. De todos modos, si se desea cambiar de alimen­ tación, aconsejamos hacerlo progresi­ vamente durante un periodo de diez días. Un cambio de alimentación brus­ co puede causar problemas digestivos. El control periódico del peso también es útil para el perro adulto. Debemos pesarlo una o dos veces al mes y tomar nota de los valores para estar en con­ diciones de corregir su dieta con rapi­ dez tan pronto como apreciemos algún cambio. Proporcionalmente, un incremento de peso de 1 kg para un perro de 10 kg equivale a un aumento de 14 kg en una persona de 70 kg. L a a l im e n t a c ió n d e l p e r r o ANCIANO Pasada la edad de diez años, el perro de compañía puede sufrir problemas cardiacos y renales, al igual que la mayor parte de razas de perros. En este caso, la dieta también se elaborará teniendo en cuenta esta sensibilidad particular ligada a la edad. A grandes www.FreeLibros.me
    • rasgos, las pautas son las siguientes: ración más rica en proteínas de alta digestibilidad, como los huevos, el queso blanco y la carne blanca; la fibra estimulará el tránsito intestinal. En los comercios se vende alimento especial para perros ancianos. Estos ali­ mentos son de fácil dosificación y mejoran la calidad de vida del animal anciano, en la medida en que le pro­ porcionan una mejor higiene alimen­ taria. LOS ALIMENTOS DIETÉTICOS Determinadas situaciones requieren una dieta particular. Del mismo modo que, si nosotros tenemos un problema de peso o de diabetes, el médico nos ordenará seguir un régimen; el veteri­ nario prescribirá una alimentación die­ tética para corregir un posible proble­ ma de peso del perro o bien para com­ pletar un tratamiento médico. La obesidad, por ejemplo, será corregi­ da por una dieta hipocalórica pero equilibrada. Veamos los casos más corrientes: la insuficiencia cardiaca o renal, la dia­ betes, patologías hepáticas, algunas enfermedades de la piel o los cálculos necesitan una dieta apropiada. En todas las patologías citadas, los ali­ mentos dietéticos completan el trata­ miento médico. Estos alimentos no son medicamen­ tos, pero se utilizan en circunstancias excepcionales y, en todos los casos, se administrarán bajo control veteri­ nario. 106 Higiene y cuidados la higiene de su perro es importantísima: los cepillados y baños son imprescindibles, pero también es preciso cortarle las uñas a menudo, limpiarle las orejas y los ojos, controlar sus dientes y aprender a suministrarle los cuidados elementales. E l b a ñ o y l o s c u id a d o s d e l m a n t o El baño y el cepillado son indispensa­ bles por higiene, porque permiten eli­ minar el pelo muerto y la suciedad, y, por otra parte, porque estimulan la cir­ culación sanguínea en la piel. Hay que acostumbrar al perro a dejarse bañar y cepillar desde muy joven. Por regla general basta cepillarlo de dos a tres veces por semana. Los perros pier­ den pelo todo el año, especialmente durante los periodos de muda. Para cepillar al perro se necesita un cepillo adecuado para el tipo de pelo de la raza. En las tiendas especializadas encontraremos diferentes modelos, sobre los cuales nos podrán aconsejar en la peluquería canina. En verano, después de cada paseo, miraremos las orejas y las patas de nuestro perro, en especial entre los dedos. Las espigas quedan fijadas entre el pelo y pe­ netran en la piel y en las orejas, hecho que causa dolor y la posibilidad de infecciones, y por esta razón hay que Extraerlas lo más rápidamente posible. El baño es necesario únicamente cuan­ do el perro está sucio. Lavar demasia­ das veces al perro deteriora el estrato de grasa protectora secretada por la piel y hace que el perro sea más sensi­ ble a las enfermedades. Lo ideal es dis­ poner de una bañera o una ducha. Las orejas se protegen con una bola de algodón. Después de haber enjabona­ do al animal con un champú especial para su tipo de pelo, se enjuaga y se seca con un secador de pelo, sin olvi­ dar sacarle el algodón de las orejas. Si mientras efectuamos estas operaciones de mantenimiento observamos man­ chas rojas o costras sobre la piel, con­ viene que las vea el veterinario. E l c o r t e d e u ñ a s Las uñas de los cuatro dedos que están en contacto con el suelo se desgastan permanentemente al andar. En cambio, en los perros que viven en un piso muchas veces es necesario cortarles las uñas de los dedos princi­ pales, porque estas no se desgastan suficientemente. 107www.FreeLibros.me
    • Unas uñas descuidadas pueden molestar al perro en sus movimientos: es preciso, pues, cortárselas (© Labat Rouquette). Esto ocurre también a los perros enfer­ mos o muy ancianos que realizan poco ejercicio. En tal caso, lo único que se puede aconsejar al propietario del perro es que mire periódicamente el estado de las uñas de su perro. Además, los espo­ lones pueden crecer desmesurada­ mente y acabar clavándose en la carne, provocando abscesos, dolores y cojera. Existen dos tipos de cortaúñas: el cor- taúñas clásico y el de guillotina. La técnica para cortarlas es muy simple. Si las uñas son negras es menos fácil de ver que si se trata de un ejemplar blanco, cuyas uñas transparentes dejan ver los vasos sanguíneos. Para las uñas negras se toma como referen­ cia la tangente que pasa por la base de la almohadilla plantar. Si, pese a todas estas precauciones, la uña sangra, habría que cortar rápida­ mente la hemorragia con un algodón empapado de agua oxigenada. Tal como el lector ya habrá adivinado, muy pocos perros precisan esta opera­ ción. De todos modos, no hay por qué alarmarse, ya que, aprovechando una visita al veterinario o al peluquero, estos se encargarán de cortarle las uñas. 108 www.FreeLibros.me
    • El acicalado es uno de los cuidados regulares que un perro necesita (© Labat Rouquette). L im p ie z a d e la s o r e ja s La forma particular de la oreja del perro, con el conducto auditivo pro­ fundo, acodado y mal aireado, le pre­ dispone a numerosas patologías. Las orejas sufren irritaciones con una gran facilidad. Las otitis más frecuentes están provo­ cadas por parásitos, bacterias, micosis y también por la penetración de cuer­ pos extraños en el conducto auditivo externo. Las otitis causan prurito y dolores, y, a consecuencia de ello, el perro se rasca la oreja sin cesar. La prevención contra todos estos problemas se evita con una higiene correcta de la oreja. Nuestro HQ consejo es simplemente que se mire regularmente el exterior y el orificio de la oreja. El pabellón y el conducto auditivo tienen que estar bien limpios y deben verse de color rosado sin ema­ nar ningún olor desagradable. La mejor solución para limpiar la oreja consiste en instilar en el interior del conducto auditivo unas gotas de un producto especial para su higiene, siempre después de haberlo calentado ligeramente con las manos. A conti­ nuación, daremos un suave masaje en la base de la oreja para facilitar que se despeguen las costras. Luego dejamos que el animal sacuda la cabeza para eliminar la suciedad disuelta por el producto. Naturalmente, utilizaremos www.FreeLibros.me
    • solamente un producto especial para la higiene de la oreja. El empleo de los bastoncillos de algodón queda restrin­ gido a la limpieza de las circunvolu­ ciones del pabellón, para no empujar la suciedad hacia el fondo de la oreja. L im p ie z a d e l o s o jo s Los perros tienen a veces los ojos llo­ rosos y entonces se forma una peque­ ña légaña en el ángulo del ojo. Esta secreción se elimina con un algodón empapado con suero fisiológico. En algunos casos hay que realizar esta operación todos los días. Si el ojo está irritado o si el perro se frota, más vale llevarlo al veterinario. L a s g l á n d u l a s a n a l e s Las glándulas anales están situadas a ambos lados del recto y desembocan en el esfínter anal por un orificio del tamaño de la cabeza de una aguja. Sus secreciones producen un fuerte olor que resulta muy desagradable para las personas, pero que tiene un gran significado social para el perro. Las glándulas anales pueden sufrir infla­ maciones que provocan un fuerte pru­ rito. A causa de ello el perro intenta lamerse o arrastra las nalgas por el suelo. Muchas veces este comporta­ miento se atribuye a la presencia de lombrices intestinales. Y es muy posi­ ble que así sea, y se vean parásitos en las nalgas o en los pelos del ano. Entonces hay que desparasitar al perro. Sin embargo, en la mayoría de casos se trata de una inflamación de las glándu­ las anales. Su contenido se hace exce­ sivamente espeso y, al no poder ser expulsado, provoca el hinchamiento y el dolor de las glándulas. Estas últimas pueden ser vaciadas mediante presión manual. A veces, se aprecian fístulas alrededor del ano, es decir, glándulas que acaban perforándose hacia el exterior a través de la piel. La interven­ ción quirúrgica es delicada, ya que la región anal está muy irrigada, y, natu­ ralmente, no se puede dañar el esfínter anal, que es muy sensible. Una lesión del esfínter anal provocaría una incon­ tinencia fecal grave. La intervención no es complicada, pero hay que tener la precaución de cortar todas las pequeñas hemorragias, que podrían causar complicaciones en el postope­ ratorio. Puede ocurrir que salten los puntos de sutura y que la herida quede abierta. Entonces el perro tendrá ten­ dencia a lamerse y a frotarse, y ello dificulta la cicatrización. El perro deberá llevar un collar protector, y su dueño deberá controlar con frecuencia el aspecto de la herida. Si la interven­ ción es necesaria, tiene que realizarse en buenas condiciones y con un con­ trol postoperatorio adecuado. LOS CUIDADOS DENTALES Las caries dentales son muy raras en el perro. El enemigo más temible de los dientes del perro es el sarro. El sarro es de color amarillento y está formado por los residuos de comida y las sales de I 112 calcio que se adhieren a la cara exter­ na de los dientes. Levantando los labios al perro se puede ver la placa amarillenta que forma el sarro. Dicha placa aparece primero en la punta de los dientes y luego se extiende hasta la base, despega la encía y puede causar la caída de la pieza. El sarro puede originar, además de mal alien­ to, abscesos dentales. Pese a que los perros ancianos son los más afectados por el sarro, no son raros los casos de perros jóvenes que tienen los dientes amarillos. Para prevenir la deposición de sarro, hay que mirar periódicamente la den­ tadura del perro, simplemente levan­ tándole de vez en cuando los labios. Es aconsejable acostumbrarlo al cepi­ llo dental y a dejarse cepillar los dien­ tes ya desde cachorro. Para ello utiliza­ remos un dentífrico contra el sarro especial para perros, que aplicaremos con la ayuda de un dedal o directa­ mente con el cepillo. Si la placa de sarro es demasiado importante, el veterinario efectuará una limpieza dental, operación que requerirá sedar al perro. Desde hace unos años, la estomatología veterinaria ha realizado enormes progresos: puen­ tes, prótesis, ortodoncia... Práctica­ mente todas las técnicas de cirugía dental humana son aplicables a los perros. Tan pronto como detectemos la menor anomalía, no dudemos en con­ sultar a nuestro veterinario, que nos sabrá aconsejar o indicarnos un colega 1 nriás especializado que él en materia de ortodoncia. A d m in is t r a c ió n DE MEDICAMENTOS ■ Po r v ía o ral Hacer engullir un comprimido o una píldora a un perro bullicioso no siem­ pre resulta fácil. Hay que abrir bien la boca del animal y colocar el comprimido en el fondo de la garganta. Si no lo colocamos pro­ fundamente, el perro lo puede escupir. En cuanto a los jarabes, utilizaremos una cuchara o una jeringa, natural­ mente sin aguja. ■ Po r v ía rectal Los supositorios se utilizan poco en medicina veterinaria. En cualquier caso es preferible ponérselos por la noche, después de que el perro haya hecho sus necesidades fisiológicas, de modo que no lo expulse rápidamente junto a la materia fecal. El supositorio debe ser introducido en el recto lo más profundo que sea posible. También se administran por vía rectal los medica­ mentos destinados a combatir las infla­ maciones locales, por ejemplo de las glándulas anales. Estos tratamientos pueden ser doloro­ sos, y habrá que derrochar cariño, paciencia y prudencia si el perro tien­ de a morder. ■ Las INYECCIONES Las inyecciones pueden ser subcutá­ neas (debajo de la piel), ¡ntramuscu- www.FreeLibros.me
    • lares (en los músculos) o intravenosas (en las venas). Las inyecciones intramusculares e intravenosas requieren experiencia. Las subcutáneas, por el contrario, pueden ponerlas sin peligro incluso las personas inexpertas. En primer lugar se desinfecta con un algodón y alcohol el área donde va a ponerse la inyección. La zona donde habitualmente se ponen las subcutáneas es la piel del lomo, en particular en la cruz, donde la piel es muy laxa. Se levanta la piel con los dedos, se hace penetrar la aguja y se inyecta el medica­ mento. Finalmente se retira la aguja. ■ G o tas para los o jo s Las conjuntivitis son muy frecuentes en los perros y se tratan con colirio. Para ponerlo se levanta la cabeza del animal y se deja caer una o dos gotas de colirio en el ojo. Normalmente la operación se repite entre cuatro y seis veces al día, porque los colirios se eli­ minan con bastante rapidez por las vías lagrimales del ojo, lo cual dismi­ nuye el tiempo de eficacia del medica­ mento. No existe un colirio que sirva para todo y no es aconsejable poner gotas al perro sin que el veterinario haya realizado un diagnóstico y haya prescrito el tratamiento. „4 La salud y las enfermedades No hay nada tan importante, para el amo de un perro, como velar por la salud de su animal. Por fortuna, la vacunación permite evitar numerosas enfermedades infecciosas, asi como algunos parásitos internos. En cuanto a los parásitos externos, estos pueden eliminarse mediante tratamientos regulares L a s e n f e r m e d a d e s INFECCIOSAS ■ El m o q u illo El moquillo canino —o enfermedad de Carré— es una infección vírica que 1 afecta a los cánidos (perros, zorros, ; lobos, chacales, etc.). Se manifiesta a través de síntomas digestivos, bronco- neumonía, y a veces un endureci­ miento (hiperqueratosis) de las almo­ hadillas plantares, así como por alteraciones nerviosas graves. El virus del moquillo no afecta al hombre y, en la actualidad, los casos conocidos de perros son raros, gracias a una vacuna­ ción muy segura y eficaz, cuya recep­ tividad es máxima en los ejemplares de edades comprendidas entre tres «tneses y un año. Las carencias de alimentación, los Parásitos y la mala higiene son facto­ res que aumentan el riesgo. El conta­ gio se produce por el contacto con ; perros enfermos, y a través de alimen­ tos y bebida contaminados. El virus que se han de cumplir con toda seriedad. cursa por las vías respiratoria y diges­ tiva, y también por vía transplacenta- ria; es decir, que el feto puede ser con­ tagiado durante la gestación si su madre está enferma. El cuadro clínico es muy variable. Inicialmente el perro presenta fiebre acompañada de emisión de flujo nasal y lagrimal. No come y comienza a vomitar. La fiebre baja y, a continua­ ción, se manifiesta otro incremento de la temperatura con tos y diarrea. Asimismo se observan síntomas cutá­ neos: aparecen costras en el vientre y en la cara interna de los muslos. Al cabo de dos semanas empieza el endurecimiento de la piel, la trufa y las almohadillas plantares. El perro tiene un andar inseguro y ruidoso. A veces se observan contracciones espasmódicas de la mandíbula, los labios y la nariz. El perro puede pre­ sentar crisis parecidas a ataques de epilepsia. Todos estos síntomas pue­ den sugerir que padezca la rabia y, por lo tanto, habrá que cerciorarse de que se trata efectivamente de moquillo, www.FreeLibros.me
    • I Un perro con buena salud (© Labat Rouquette). I 16 especialmente si el animal ha mordido a alguien. Los análisis en el laboratorio servirán para despejar cualquier duda que pueda subsistir. La evolución es muy variable. Algunos S casos casi no son perceptibles y se curan en pocos días. Otros perros, por el contrario, mueren después de haber padecido todos los síntomas descritos. El pronóstico es siempre reservado, ya que la evolución de la enfermedad es imprevisible. Para proteger al perro es necesario vacunarlo y evitar el contac­ to con animales enfermos. ■ La hepatitis in feccio sa La hepatitis infecciosa canina, también llamada enfermedad de Rubarth, se caracteriza por trastornos de las fun­ ciones hepáticas, vómitos y diarrea. Los cachorros de dos a tres meses son los más propensos a contraer la enfer­ medad. La propensión disminuye cla­ ramente a partir del año de edad. El virus es muy resistente al calor, la desecación y la congelación. La infección se produce a veces por contacto indirecto, a través de alimen­ tos o bebidas contaminados por la orina y las excreciones de perros enfermos. Al principio se observa un estado febril, seguido de una remisión, y de una nueva subida de la fiebre, igual que ocurre con el moquillo. En la forma más aguda, el cachorro puede friorir en pocas horas. La forma aguda, ta más frecuente, se caracteriza por la diarrea, en algunas ocasiones hemo- rrágica, y vómitos. El cachorro reacciona con mucho dolor a la palpa­ ción del vientre. La muerte puede sobrevenir en pocos días. El pronóstico es siempre muy grave, ya que la mor­ talidad es muy elevada. La única forma de establecer la diferencia con otras enfermedades de origen vírico que presentan síntomas casi idénticos es mediante los análisis de laboratorio. La gran resistencia del virus hace inefi­ caz la desinfección de los locales. Se debe vacunar a los animales tan pron­ to como sea posible. ■ La parvo viro sis La parvovirosis se caracteriza en los cachorros por una gastroenteritis hemorrágica grave y una miocarditis (que afecta los músculos del corazón). Esta enfermedad no se transmite al hombre. El virus es muy resistente en el ambiente exterior, hecho que lo convierte en más peligroso. Por esta razón es necesario desinfectar los locales donde ha habido perros conta­ minados. El contagio se produce a través de la materia fecal, los vómitos y la saliva. También puede producirse el contagio indirecto, por ejemplo, a través de los platos de la comida, de los alimentos o incluso de las manos del criador, que pueden contagiar a toda la camada si un cachorro cae enfermo. Los cachorros son más vulnerables que los adultos. Los ataques cardiacos se registran en los perros infectados antes de la edad de ocho semanas. El estrés aumenta la vulnerabilidad de los ani- 117 |www.FreeLibros.me
    • males al parvovirus. Cinco o seis días después de la infección se produce la reacción febril. A continuación, dismi­ nuye el apetito y aparece una diarrea mucohemorrágica. El perro se deshi­ drata rápidamente y puede morir. Las perras gestantes infectadas pueden abortar o dar a luz cachorros con enfermedades congénitas. Natural­ mente hay que vacunar a las hembras reproductoras y a los cachorros. Los tratamientos son aleatorios, sobre todo en los animales jóvenes. ■ La lepto spiro sis La leptospirosis es una enfermedad común al perro y al hombre. De hecho existen dos tipos de leptospirosis cani­ nas diferentes: la leptospirosis ¡cterohe- morrágica y la leptospirosis canícola. La leptospirosis icterohemorrágica afecta a los perros de todas las edades. El principal portador de la enfermedad es la rata, animal que sufre frecuente­ mente la infección, pero en el cual la enfermedad no evoluciona. Las leptos- piras se encuentran en los riñones, la orina y la saliva de las ratas. La infec­ ción se propaga por contacto directo con las ratas, por su mordedura, bañándose en aguas contaminadas por la orina de ratas infectadas y, en oca­ siones, ingiriendo alimentos contami­ nados. El germen atraviesa la piel, incluso sin que haya heridas, las mucosas digestivas, oculares y nasales. Después de una incubación de unos días, el perro presenta una fuerte hipertermia, no come y vomita. Hacia 118 el décimo día la situación se agrava bruscamente y se puede apreciar una ictericia, junto a una disminución anormal de la temperatura (hipoter­ mia). La orina es de un color café muy fácil de ver. La mayor parte de los perros afectados por la leptospirosis acaban muriendo. El pronóstico es siempre muy grave, habida cuenta del alto índice de mortalidad. Natural­ mente, hay que evitar el contacto con las aguas contaminadas por las ratas y es necesario aislar a los enfermos y a los portadores de gérmenes. La leptospirosis canícola se contagia al perro y al hombre. En este caso, el perro es el portador de la enfermedad. La transmisión se produce al lamer, oler o ingerir orina contagiosa o ali­ mentos y bebidas contagiados por la orina. Los síntomas clínicos son raros y poco característicos. En muchas oca­ siones no hay ictericia. Los síntomas están dominados por la disfunción renal, úlcera oral, gastroenteritis, etc. La evolución es muy lenta y, por lo general, termina con complicaciones renales graves. La vacuna protege, pero el periodo en el que se conserva la eficacia es bastan­ te corto, de modo que una vacuna anual resulta insuficiente, sobre todo si el perro vive en zona de riesgo. En este último caso, el veterinario se encargará de establecer un programa de vacunas. ■ La rabia Las primeras descripciones de la enfer­ medad son muy antiguas. Pasteur ela- www.FreeLibros.me
    • L a s v a c u n a s p o l i v a l e n t e s La mayor parte de las vacunas pueden administrarse juntas en la misma jeringuilla, sin peligro y con la máxima eficacia, salvo la vacuna contra la piroplasmosis. Dicha vacuna sólo puede combinarse con la de la rabia y la de la leptospirosis. Este grupo de vacunas se aplica con una ligera distancia en el tiempo con relación a las otras. boro la primera vacuna, después del contagio del joven Meister, el 6 de julio de 1885. La rabia es una enfermedad vírica mor­ tal. Se transmite por mordedura o lami­ da de una herida. Por regla general, los perros son contaminados por los zorros y pueden contagiar al hombre. Los síntomas de la rabia son muy variados, lo cual se explica por los dis­ tintos puntos del sistema nervioso cen­ tral donde puede localizarse el virus. En las regiones de alto riesgo, se debe sospechar de todos los animales que presentan síntomas nerviosos y que no están vacunados. Se observa también un cambio de carácter y de humor, incluso indiferen­ cia. El perro deja de obedecer a su dueño. Está inquieto y muestra agresi­ vidad hacia las personas, los animales e incluso contra los objetos. No es capaz de deglutir y manifiesta hidrofo­ bia. Luego presenta convulsiones y, poco a poco, aparece la parálisis. Se conocen casos de curación, pero por lo general el perro muere y en la actualidad no existe ningún tratamien­ to. Pero, por desgracia, sólo se puede efectuar un diagnóstico totalmente fia­ ble después de la muerte del animal, I20 mediante el examen al microscópico del cerebro. La vacuna antirrábica es la única pro­ tección contra la enfermedad. La vacu­ na antirrábica es obligatoria: - En todas la regiones en las que haya infección declarada. - Para inscribir el perro en un concur­ so, o una exposición celebrada en una zona infestada o no, si nuestra región de origen está declarada infestada. - Para viajar al extranjero. - Para los lebreles que participan en carreras públicas. Aunque nuestro perro no cumpla las condiciones mencionadas, también es aconsejable vacunarlo. La vacuna antirrábica tan sólo requie­ re una inyección. El cachorro puede ser vacunado a par­ tir de los tres meses. La protección contra la enfermedad se produce un mes después de la inyec­ ción. Todos los años es necesario efec­ tuar una revacunación. Si nuestro perro ha mordido a una per­ sona, esta última tiene que consultar a un médico. Nosotros tendremos que contactar con un veterinario y con el agente de seguros que nos certifique la responsabilidad civil. Durante las primeras semanas de maternos (© Labat Rouquette). su vida los cachorros están protegidos por los anticuerpos ■ La en ferm ed ad de A ujesky Es una enfermedad vírica general caracterizada por una encefalomielitis, acompañada de prurito muy fuerte. En el perro la enfermedad de Aujesky es mortal. El contagio se realiza sobre todo por la ingestión de despojos de cerdos enfermos o portadores de virus. La enfermedad de Aujesky a menudo se confunde con la rabia. El perro enfer­ mo se muestra apático, deja de comer Vse aísla. El prurito es tan intenso que Puede ocurrir que el animal se auto- mutile al morderse las extremidades y rascarse con frecuencia. El psiquismo no sufre alteraciones —el perro es capaz en todo momento de reconocer a su dueño— y nunca se dan síntomas de agresividad, contrariamente a lo que ocurre con la rabia. Finalmente, la parálisis general precede a la muer­ te. Puede suceder que el perro muera estando en una posición natural. El pronóstico es siempre grave. Por lo tanto, habrá que evitar dar despojos a nuestro perro si no estamos seguros de la calidad de los productos y de su ori­ gen. Eloy en día no se conoce ningún trata­ miento. www.FreeLibros.me
    • ■ La to s de las perreras En la tos de las perreras interviene un gran número de microorganismos: bacterias, micoplasmas y virus. Se dis­ tinguen dos formas de enfermedad: - La forma benigna se caracteriza por una traqueobronquitis, que provoca ataques de tos seca, sin complicacio­ nes generales. El animal tose especial­ mente cuando está excitado. - Una forma mucho más grave, carac­ terizada por una tos espesa, acompa­ ñada de emisión de flujo nasal y lagri­ mal. El perro deja de comer, tiene fiebre y abatimiento general. La tos de las perreras se declara prefe­ rentemente en las aglomeraciones de perros (exposiciones, perreras, criade­ ros). El tratamiento es poco satisfactorio. El perro conserva una sensibilidad par­ ticular del aparato respiratorio y tose a partir del momento en que se excita un poco. L a v a c u n a c ió n : UN ACTO MÉDICO La vacuna ha de ser eficaz, segura y no debe comportar ningún peligro al ani­ mal. Las vacunas son medicamentos obtenidos después de muchos años de investigación. Para que puedan ser puestas a la venta tienen que cumplir unos requisitos muy estrictos y muy completos, a fin de probar su eficacia y la inocuidad para el perro. Entonces obtienen la AMM (autorización de puesta a la venta). Los fabricantes toman unas precauciones que rebasan las normas impuestas para la obtención de la AMM, ya que un producto tóxico podría tener consecuencias dramáticas para la salud de miles de perros. Antes de la vacunación, el veterinario se asegura de que el perro se encuentra en buen estado de salud, mediante una exploración clínica rápida pero com­ pleta. Para que la vacuna sea eficaz, el perro tiene que haber sido desparasita- do unos días antes. La presencia de parásitos puede debilitar al perro e impedir una correcta inmunidad. Después de la vacuna se forman los anticuerpos. Se debe esperar entre tres y diez días a partir de la fecha de vacu­ nación o del recordatorio —según el tipo de vacuna— antes de alcanzar la cantidad de anticuerpos necesaria para que el perro quede protegido. Por esta razón un perro acabado de vacunar todavía puede contraer la enfermedad. La eficacia de la vacuna será nula si se vacuna al perro durante el periodo de incubación de la enfermedad, es decir, entre el momento en que el perro se contagia y el momento en el que se manifiestan los primeros síntomas. Es más, durante este periodo crítico, que resulta imposible de determinar, la vacuna no hace sino empeorar la salud del animal. Esto podría interpretarse erróneamente como un signo de inefi­ cacia de la vacuna. Existen casos imprevisibles de alergia a las vacunas, aunque afortunadamente son raros. En caso de producirse reac­ ciones, estas aparecen durante los minutos o las horas posteriores a la inyección. En tal caso es conveniente (ponerse en contacto con el veterinario. Después de esto habrá que tomar pre­ cauciones cuando se efectúen los recordatorios posteriores. Las deficiencias inmunitarias perma­ nentes o transitorias impiden el desa­ rrollo de la inmunidad por vacuna. Existen perros inmunodeficientes, es decir, que a pesar de repetir las vacu­ nas no forman anticuerpos contra la enfermedad y permanecen en estado de vulnerabilidad. Esto es imposible de descubrir de manera sistemática. Algunas enferme­ dades disminuyen temporalmente la inmunidad natural del perro, como la parvovirosis y la sarna demodéctica. La administración de corticoides, un medicamento utilizado a menudo en problemas de pruritos o de artrosis, por ejemplo, también provoca la disminu­ ción de los mecanismos de defensa y merma la eficacia de la vacuna. Durante las primeras semanas de vida, los cachorros están protegidos por los anticuerpos maternos que se transmi­ ten durante la gestación o a través del calostro. Los anticuerpos maternos pueden bloquear el desarrollo de una Inmunidad de la vacuna. Dicho de otra manera, si se vacuna al cachorro demasiado pronto y si el índice de anticuerpos maternos es excesivamen­ te elevado, la vacuna será ineficaz. Por esto se practican varios recordatorios con algunas semanas de intervalo, uno de ellos a los tres meses o más. A esta edad se puede tener la certeza de que l°s anticuerpos maternos han desapa- tecido. Existen dos tipos de vacunas: las vacu­ nas vivas y las vacunas muertas. Las vacunas vivas contienen un virus casi idéntico al virus de la enfermedad, pero transformado para hacerlo inofen­ sivo. Estas vacunas son muy eficaces y, por lo general, una sola inyección basta para proteger al perro. Las vacu­ nas muertas son más inocuas, pero sue­ len ser menos eficaces y requieren dos inyecciones. Con el fin de aumentar su eficacia, muchas veces se les añaden sustancias de refuerzo que aumentan la reacción inmunitaria. Esto puede pro­ vocar una reacción inflamatoria en el punto donde se ha practicado la inyec­ ción. Las razas pequeñas son más sen­ sibles a este fenómeno que las razas grandes. La inflamación desaparece rápidamente y no quedan indicios de la inyección. Las reacciones locales a las vacunas se producen en contadas ocasiones. La eficacia de las vacunas mejora día a día gracias a la investiga­ ción, que permite mejorar constante­ mente los procesos de elaboración de los productos y avanza en el estudio de los mecanismos de la inmunidad. El uso de vacunas está muy extendido, y no sólo ha permitido salvar muchos perros de la enfermedad y de la muer­ te, sino que además ha significado la desaparición de la mayor parte de patologías graves. Hoy en día nuestra sociedad está muy familiarizada con las vacunas, pero no por ello es menos importante seguir un programa correc­ to que tenga en cuenta a cada indivi­ duo, su tipo de vida y la intensidad de la infección. 123www.FreeLibros.me
    • Los scottish terrier suelen ser sensibles a las dermatitis por alergia a las picaduras de pulga (DAPP) (© Labat Rouquette). En un medio ambiente infectado, sobre todo en algunos criaderos, el programa de vacunación tiene que ser reforzado según crea conveniente el veterinario. LOS PARÁSITOS EXTERNOS ■ Las p u lg a s La pulga, el principal parásito del perro, es un insecto que se nutre de sangre. Al picar al animal, produce alergias. El perro se rasca o se mordisquea, a veces hasta el punto de causarse él mismo una herida. Las lesiones que se causa el propio animal al rascarse se infectan y pueden evolucionar hasta la piodernii- tis (infección de la piel), que puede revestir mayor o menor gravedad. No todos los perros tienen la misma sensibilidad a las picaduras de las pul­ gas. En un mismo grupo de perros, puede haber algunos que se rasquen y otros que, a pesar de tener pulgas, no presenten ninguna lesión en la piel- por ejemplo, los scottish terrier son bastante sensibles a las DAPP (der­ matitis por alergia a las picaduras de pulga). Básicamente la pulga vive en el suelo, en el exterior, y se instala en el perro de manera temporal. Pese al carácter estacional, desde fina­ les de primavera hasta otoño, no es raro ver animales con alergia a las pul­ gas durante todo el año, cuando el lugar donde viven está contaminado. Es muy fácil distinguir las pulgas y sus excrementos en el pelaje del perro. El tratamiento se aplica tanto al perro como al entorno. Los laboratorios veterinarios comercializan productos muy eficaces para tratar animales y estancias, pero, cuidado, porque algu­ nos de estos productos son tóxicos, sobre todo para los cachorros. La tera­ pia antiparasitaria se completa con un tratamiento de desensibilización. No se debe bajar la guardia, ya que las recaídas son muy frecuentes cuando llega la temporada de las pulgas. Es importante saber que las pulgas, si son ingeridas por el perro, pueden trans­ mitirle una tenia; si esto ocurriera, se le debería administrar un antiparasitario. Actuación contra las pulgas: - Desparasitar al perro: collares anti­ parasitarios, aerosoles, polvos, etc. (atención: estos medicamentos pueden ser tóxicos, sobre todo para los cacho­ rros); antiparasitario contra las tenias (Dipylidium canlnum); desensibiliza­ ción, en ciertos casos, conducida bajo control veterinario. ~ Tratamiento del entorno: litera, cama, sofás, sillones, etc. ■ La sarna El causante de la sarna es un ácaro. Hay dos tipos de sarna: la sarna demo- décica (o demodicosis o sarna auricu­ lar) y la sarna sarcóptica. La sarna demodécica provoca una irri­ tación del conducto externo de la oreja. Se pueden apreciar unas forma­ ciones de costras oscuras. El perro se rasca mucho las orejas. Esta enferme­ dad afecta especialmente a los anima­ les jóvenes. Es muy contagiosa, pero no es transmisible al hombre. La pre­ sencia del ácaro se detecta mediante análisis de las costras con el microsco­ pio. El tratamiento consiste en aplicar en la oreja un medicamento antipara- P r o t o c o l o d e D E V A C U N A C IÓ N R E C O M E N D A D O Para un cachorro que vive en un medio ambiente sano y nacido de una madre vacunada, se puede seguir el programa de vacunación siguiente: 8 semanas -> CHP 12 semanas -> CHPLR 16 semanas -» L 1año -* CHPLR 2 años -* PLR 3 años -* CHPLR luego, cada año -* PLR cada dos años -> CHPLR C: moquillo (enfermedad de Carré) H: hepatitis vírica P: parvovirosis L: leptospirosis R: rabia www.FreeLibros.me
    • sitario, en forma de gotas o de poma­ da. El pronóstico es bueno. La sarna sarcóptica es mucho más grave, pero afortunadamente mucho más rara que la sarna de oreja. Es una zoonosls, es decir, es transmisible al hombre, y su diagnóstico es más difícil. El tratamien­ to es largo y pesado. Los pruritos son muy intensos. Si no se aplica ningún tratamiento, pueden surgir complica­ ciones hasta el punto de sobrevenir la muerte del animal. Se deben aplicar cuanto antes baños antiparasitarios y champú antiseborreico. El animal afectado debe ser aislado para evitar el contagio a los otros perros, y los loca­ les desinfectados cuidadosamente. La sarna demodécica es una enferme­ dad provocada por un parásito, el Demodex canis. La contaminación se produce a una edad temprana, por el contacto de los cachorros con su madre durante la lactancia. De hecho, la mayoría de perros son portadores de Demodex canis, pero pocos perros desarrollan la enfermedad. Se observan áreas rojas y los pelos caen. Dichas áreas se localizan predo­ minantemente en la cara, contornos de las cejas y la comisura de los labios. Las extremidades y el tronco también pueden verse afectados. Si no se toma ninguna medida, puede extenderse a la totalidad del cuerpo y causar una infección de la piel que empeora el estado del perro. Ciertas formas gene­ ralizadas son muy graves y pueden conllevar la muerte del animal. El diagnóstico se realiza mediante un raspado de la piel y análisis al micros­ copio. Los perros de pelo raso (boxer) son más sensibles que los perros de pelo largo (scottish terrier). El tratamien­ to consiste en bañar el perro con acari- cidas y tratar las infecciones. También existen medicamentos eficaces que se administran por medio de inyecciones subcutáneas, pero estos medicamentos tienen que ser administrados con precaución, ya que son tóxicos para ciertas razas de perro. Desgraciada­ mente, en los casos graves puede ocu­ rrir que ningún tratamiento sea eficaz. ■ Las garrapatas Las garrapatas son ácaros que miden unos milímetros. Viven en las hierbas altas y en los setos, y se adhieren a la piel del perro gracias a su espolón. Pican al perro para alimentarse de su sangre y pueden inocularle diferentes agentes patógenos. El más conocido es el Babesia canis, que provoca la piro- plasmosis. Cuando se descubre una garrapata, se debe eliminar. Para ello hay que apli­ car éter sobre la garrapata, alcohol o, todavía mejor, un lápiz antigarrapatas, antes de arrancar con cuidado el pará­ sito. La pequeña lesión que queda tiene que ser desinfectada con un poco de alcohol. Hay distintos productos insecticidas (collares, aerosoles, polvos, etc.) que protegen a nuestros perros contra las garrapatas. Conviene saber, sin embar­ go, que estos productos nunca son efi­ caces al 100%. Es aconsejable reali­ zar una revisión del pelaje del animal I26 » después de cada paseo, a fin de locaIi- zar los parásitos antes de que penetren en la piel. ■ LOS PIOJOS Los piojos son insectos sin alas que viven en la piel del perro y originan pruritos intensos. Las enfermedades causadas por los piojos se llaman pti- riasis. El diagnóstico no siempre es fácil. En los perros portadores de piojos, los huevos o liendres se pueden ver en los pelos donde se han adherido. Los piojos del perro no se transmiten al hombre. Las ptiriasis no son graves y, por regla general, basta con aplicar un champú i específico para eliminar el parásito. Naturalmente, hay que tratar a todos los perros que viven conjuntamente y desinfectar los cepillos y los peines que pueden ser el vector de la conta­ minación de un perro a otro. ■ El Aca ro de la c o sec h a Estos ácaros (trombicula autumnalis) se fijan en la piel del perro en las zonas donde la piel es más fina, prin­ cipalmente en los espacios interdigita­ les y las orejas. Estos pequeños parási­ tos son muy fáciles de ver a causa de su característico color anaranjado. Siempre parasitan a los perros al final del verano. La actividad del ácaro de la cosecha es estacional y los perros suelen tenerlos entre el final del vera­ no y principio de otoño. Provocan prurito intenso en todo el cuerpo. El tratamiento no siempre es fácil, ya que el perro puede ser parasitado nue­ vamente durante toda la temporada de riesgo. ■ Las m ico sis Las micosis son enfermedades parasi­ tarias de la piel, muy frecuentes y cau­ sadas por hongos. Hay diferentes tipos de hongos que pueden provocar mico­ sis en el perro. Clínicamente, se pueden apreciar man­ chas sin pelo más o menos redondas, puesto que el hongo se adhiere a un pelo y se multiplica de forma excéntri­ ca, formando un círculo. Por esta razón, las lesiones producidas por las micosis son bastante fáciles de recono­ cer. Algunos perros pueden ser porta­ dores de micosis sin mostrar ningún síntoma cutáneo. Sin embargo, pueden contaminar a otros perros sanos. El parásito se identifica gracias al micros­ copio. Si es necesario, el cultivo en laboratorio de pelos del perro acaba con las dudas sobre el diagnóstico. Los perros parasitados por micosis tie­ nen que ser aislados porque esta enfer­ medad es contagiosa, no sólo para los otros perros, sino también para el hombre. El tratamiento consiste en bañar al perro con champú específico contra los hongos y en administrar medica­ mentos por vía oral. Los resultados son buenos, pero el tratamiento tiene que mantenerse para evitar una recaída. www.FreeLibros.me
    • LOS PARÁSITOS INTERNOS DEL APARATO DIGESTIVO Y LOS ANTI PARASITA RIOS ■ G en era lid a d es Los parásitos del aparato digestivo, que suelen recibir el nombre de «lom­ brices», son frecuentísimos en los perros, especialmente en los cacho­ rros. Los ascaris (Ascaris lumbricoides) son unas lombrices redondas que tie­ nen casi todos los cachorros. Miden aproximadamente 8 cm y viven en el intestino. La hembra pone unos hue­ vos, que son expulsados al exterior con las materias fecales. Luego los huevos se desarrollan y son ingeridos de nuevo por otros perros. Las larvas atraviesan la pared del intestino y pasan por la tráquea hasta los pulmo­ nes. Luego se desplazan otra vez al intestino, donde alcanzan el estadio adulto y se reproducen. De esta manera el círculo queda cerrado. Los cachorros son contami­ nados durante la gestación, ya que las larvas llegan a los fetos a través de los vasos sanguíneos. La contaminación de los cachorros también se produce por la absorción de calostro, es decir, la primera leche materna. Los síntomas predominantes son diarrea y vómitos. En caso de con­ taminaciones masivas, los ascaris localizados en las vías respiratorias provocan tos. Puede darse el caso de que los parásitos se encuentren en gran número y obstruyan los intesti­ nos. Los antiparasitarios son eficaces 128 contra los ascaris. Es necesario sumí- nistrarlos a las perras antes y durante la gestación, y los cachorros desde el octavo día. La tenia del perro (Dipylidium cani- num) consiste en unas lombrices pla­ nas, cuyo portador intermediario es la pulga. Los segmentos de la lombriz que contienen los huevos se desprenden y se eliminan por vía rectal. Dichos seg­ mentos pueden verse adheridos a los pelos de la región anal, o en las mate­ rias fecales, y tienen el aspecto de gra­ nos de arroz. Los huevos son ingeridos por las pulgas, que a su vez son engu­ llidas por el perro al lamerse, y libera­ dos en el intestino, donde se desarrolla el adulto. El tratamiento consiste en la adminis­ tración de un antiparasitario. Los anquilostomas se nutren de sangre y, en los casos de fuerte presencia de parásitos, provocan anemia. El perro adelgaza y puede sufrir diarrea hemo- rrágica. El perro se contamina al lamer los objetos, aunque el parásito puede igualmente atravesar la piel. Los tricuros (Tdchuris vulpis) son pará­ sitos que a menudo aparecen junta­ mente con los anquilostomas y que provocan los mismos síntomas. Los anquilostomas y los tricuros están presentes en las perreras donde la higiene es deficiente. Existen muchos otros parásitos digesti­ vos de los perros. Sin embargo, a par­ tir del momento en que los animales dejaron de ser alimentados con visce­ ras (hígado, pulmones, etc.) se han hecho más raros. Se han de dar antiparasitarios vermífugos a los cachorros con ocho días de vida (© Labat Rouquette). 129www.FreeLibros.me
    • ■ La lu c h a c o n tr a LOS PARÁSITOS En primer lugar hay que procurar evi­ tar la contaminación de los perros. Para ello hay que controlar la calidad de la alimentación (evitar las visceras). Los alimentos industriales, croquetas o alimentos en lata, no presentan ningún riesgo de contaminación parasitaria. Se debe tratar al perro contra las pulgas para protegerlo de la tenia del perro (Dipylidium caninum). Naturalmente hay que limpiar a fondo y desinfectar la caseta donde vive y eliminar los excre­ mentos para evitar la coprofagia. Los antiparasitarios elaborados en los laboratorios veterinarios son eficaces contra la mayor parte de lombrices, pero tienen que administrase respetan­ do un calendario riguroso: - Cachorros: 8 días, 2, 4, 8 y 12 sema- ñas, y después cada 3 meses hasta el año de edad. - Perras: durante los periodos de celo. - Perras gestantes: 10 días antes y 10 días después del parto. -Adultos: 2 veces al año. En algunos casos particulares se modi­ fica la frecuencia de administración, por ejemplo en casos de los animales que viven en grupo o en una perrera. ■ LOS RIEGOS PARA EL HOMBRE Las enfermedades de los animales que pueden ser transmitidas al hombre reci­ ben el nombre de zoonosis. El grupo que corre más riesgo son los niños que juegan con perros y que pueden tragar huevos de parásitos al manipular tierra o arena contaminadas. Esto debe tener­ se en cuenta sobre todo en relación con los cuadriláteros de arena de los jardines públicos a los que los perros tienen acceso. Los otros parásitos tam­ bién son peligrosos para el hombre. Por lo tanto, lo más aconsejable es elabo­ rar, en colaboración con el veterinario, un programa de protección antiparasi­ taria adecuada a nuestro perro. LOS PARÁSITOS DE LA SANGRE ■ La piro plasm o sis La piroplasmosis es una enfermedad transmitida por las garrapatas. El Babesia canis (el agente causante de la piroplasmosis o babesiosis) es un pro- tozoo que parasita los glóbulos rojos del perro y produce su explosión. El perro presenta fiebre alta, ictericia y orina de color oscuro (color coñac). El diagnóstico clínico se confirma con un análisis de sangre. Tratada a tiempo, esta enfermedad se cura bien, pero hay que ir con cuidado porque puede ser mortal si el dueño acude al veterinario con demora. Hay regiones de riesgo elevado y regiones de menor riesgo, pero la ten­ dencia es que la enfermedad tiende a extenderse por todas las regiones. Para proteger al perro se debe luchar contra las garrapatas, que son los vec­ tores de la enfermedad, y se debe vacu­ nar al animal. La vacunación se realiza a partir de la edad de cinco meses, generalmente durante el mes de abril, a !f¡n de evitar la punta epidemiológica de la enfermedad. , Se han observado casos de ineficacia de las vacunas en perros vacunados en I septiembre o en octubre, es decir, durante la época más virulenta de piro­ plasmosis. ■ La leish m an io sis La leishmaniosis es una enfermedad jj parasitaria grave. Se transmite por un f mosquito que vive en los climas cáli­ dos. Cada vez se diagnostica más a menudo en las regiones del sur. La leishmaniosis también afecta al hom­ bre, sobre todo en los países tropicales, donde representa una plaga grave. Se considera que muchos perros son por­ tadores sanos, es decir, que están para- sitados, pero no se manifiesta en ellos ningún síntoma de la enfermedad. Se Idebe prestar especial atención a aque- *líos perros que han realizado alguna Íestancia en las regiones mediterráneas. Los perros sufren el contagio a través de picaduras de mosquitos. El mosqui­ to es el vector de la transmisión de un perro portador a uno sano. Los parási­ tos se multiplican en los glóbulos blan- jcos (macrófagos) de la sangre del perro. Los macrófagos protegen el organismo fagocitando las partículas nocivas de la sangre. Los macrófagos se encuentran en varios órganos. Ello explica la variedad de síntomas que pueden presentar los perros parasita- dos por la leishmania. El periodo de incubación, o sea, el tiempo transcurrido entre la contami­ nación y la aparición de los primeros síntomas, puede durar varios meses. A menudo se observa fatiga, enflaqueci­ miento de los músculos de la cara, falta de apetito y síntomas cutáneos. Asimismo se aprecia caída del pelo, sobre todo de la cabeza, y formación de una película de caspa fina y muy abundante. En efecto, los síntomas son muy varia­ dos y muy numerosos, y al principio puede pasar por un enfermedad de la piel o por una debilitación debida a un envejecimiento prematuro, hecho que se ve favorecido por una evolución a menudo muy larga e insidiosa. En la fase terminal, una insuficiencia renal acelera el proceso de debilita­ miento, el estado físico decae muy rápi­ damente y el perro muere. Los indicios de caspa, sin prurito, en un perro que ha estado en una zona de alto riesgo deben alertar al propietario y al veterinario. Mediante los análisis en el laboratorio se podrán despejar las dudas. El tratamiento es siempre largo y labo­ rioso. La salud del perro puede experi­ mentar una mejoría, pero nunca queda­ rá excluida la posibilidad de una recaída, por lo cual deberá ser objeto de una atención particular. La prevención consiste en proteger al perro de los mos­ quitos, aplicando repelentes con pre­ caución y utilizando mosquiteras durante la noche. En la actualidad varios estudios científi­ cos contemplan con optimismo la crea­ ción de una vacuna para proteger al hombre y al perro. 13 1www.FreeLibros.me
    • ■ La d iro fila rio sis o LA «ENFERMEDAD DEL GUSANO DEL CORAZÓN» La dirofilariosis es una enfermedad parasitaria del sistema vascular cuya incidencia en nuestras latitudes va en aumento. El parásito es una lombriz redonda (nematodo) que se instala en el ventrículo derecho del corazón y en la arteria pulmonar. Puede alcanzar los 30 cm de longitud, y en el corazón puede haber varios de ellos. Los adul­ tos ponen microfilarias directamente en la sangre. Las larvas son absorbidas por los mosquitos, que pican al perro para alimentarse con su sangre. Después de haber pasado unos quince días en el interior de los mosquitos, las larvas alcanzan el estadio parasitario, y son reinyectadas a otro perro a través de la picadura. Luego el parásito alcanza el estadio adulto y empieza a poner huevos; de este modo, el ciclo queda cerrado. FHace falta un clima propicio, que es precisamente el que se da en nuestras latitudes. Los síntomas de la enfermedad depen­ den de la cantidad de parásitos del perro. Se observa una mayor fatiga, luego aparece la tos, y los problemas cardiacos pueden provocar síncopes secundarios. Las filarías adultas pue­ den desengancharse de las paredes del corazón y, transportadas por la sangre, pueden lesionar otros órganos. El diagnóstico requiere análisis de san­ gre y una ecografía del corazón. Luego hay que saber si se decide tratar o no al perro. No es posible destruir varias decenas de lombrices, algunas de ellas de 30 cm, situadas en el corazón del perro, sin efectos secundarios peligro­ sos. Existen técnicas quirúrgicas y medicaciones, aunque estas últimas son tóxicas para los riñones y el híga­ do. Es fácil deducir que el veterinario se encuentra bastante desamparado ante la aparición de estos parásitos. Sin embargo, hay un medio de prote­ ger al perro contra este parásito, que consiste en administrar un comprimi­ do al mes durante toda la vida, a los perros que viven en las zonas de ries­ go, y durante sólo dos meses a los perros que simplemente pasan los periodos de vacaciones en dichas zonas. Este medicamento tiene que ser prescrito por el veterinario, después de las comprobaciones y test oportunos. LAS ENFERMEDADES DE LA PIEL ■ La CAÍDA DEL PELO La caída del pelo es normal si tiene lugar durante el periodo de muda. Sin embargo, también puede ser provoca­ da por una enfermedad o un desequi­ librio. Los pelos del cuerpo no son todos idénticos. Unos son más largos que otros y, al tacto, se nota que no tie­ nen la misma estructura. El pelaje en su conjunto se encarga de proteger efi­ cazmente al perro contra la acció n agresiva del medio ambiente. La muda normalmente se produce dos veces al año, en primavera y en otoño. Aunque no se sabe con total certeza. 32 El cepillado diario permite eliminar los pelos muertos y facilitar el crecimiento de nuevos pelos (© Labat Rouquette). parece ser que las horas de insolación I — días largos en primavera y más cortos en otoño— es el factor que condiciona la caída fisiológica de los pelos. I La duración de la muda es diferente en ■cada ejemplar. Los hay a los que bas­ tan unas semanas, mientras que otros parece que pierdan pelo durante todo el año. Las condiciones de vida (cale­ facción, vida en piso, etc.) influyen, sin lugar a dudas, en la duración de la rnuda. Ll cepillado diario permite eliminar los i pelos muertos, estimula la irrigación de la piel y facilita el crecimiento de nuevos pelos. Aparte de la caída normal del pelo, que se produce como una consecuen­ cia normal del periodo de muda, los perros pierden pelo localmente o en todo el cuerpo a causa de ciertas enfermedades. En primer lugar, los parásitos externos, como las pulgas, la tiña, la sarna, las garrapatas, los ácaros, provocan direc­ ta o indirectamente, al rascarse el ani­ mal, la caída de pelos. En estos casos se puede observar la presencia en la www.FreeLibros.me
    • piel de zonas irritadas o de costras, en algunos casos con infección en curso. La caída de pelos también puede estar causada por desequilibrios hormona­ les. En este último caso no siempre es fácil efectuar el diagnóstico. ■ El pru rito El prurito o picor y el hecho de que el perro se rasque son motivos muy fre­ cuentes de consulta al veterinario. «Mi perro se rasca: debe de tener pulgas». El veterinario oye a menudo esta frase, pero de hecho las causas del prurito son muchas y el problema no es fácil de resolver. Todos los perros se rascan en mayor o menor medida. Este com­ portamiento es normal si no se detecta ninguna lesión de la piel (irritación, costra, infección, etc.). En estos casos el perro se rasca con las patas, pero también puede ocurrir que se revuel­ que por el suelo o que se frote contra los objetos para calmar el picor. Conviene saber que las reacciones son distintas según los animales. En la misma situación, hay perros que no dan muestras de tener prurito y los hay que se rascan frenéticamente. Los terrier, a causa de su temperamento nervioso, están incluidos en la segun­ da categoría. A partir del momento en que el perro se rasca, se crea el círcu­ lo vicioso del prurito. Rascándose, el perro se produce lesiones en la piel que le aumentan el picor, lo cual le da todavía más ganas de rascarse, y así sucesivamente. Las causas del prurito son numerosas y variadas. En primer lugar están los parásitos de la piel. Si se puede suprimir la causa, el problema quedará solucionado, mientras que en caso contrario habrá que pensar en un tratamiento antialér­ gico. Estos tratamientos son pesados y tienen que repetirse para que sean efi­ caces, ya que el prurito y la alergia son generalmente fenómenos estacionales. La seborrea está provocada por una secreción excesiva de las glándulas sebáceas. El sebo recubre la piel y el pelo, e impermeabiliza el manto. El aumento de la secreción de las glán­ dulas sebáceas está provocado por dis­ tintos factores. El sebo sobrante se vuelve rancio y favorece el desarrollo de microbios en la piel del perro. La seborrea seca se caracteriza por la for­ mación de caspa. El pelaje pierde bri­ llo. La seborrea grasa, como su nom­ bre indica, se caracteriza por un pelo graso al tacto. El sebo rancio produce un olor fuerte. La mayor parte de las enfermedades de la piel originan sebo­ rrea. De hecho, la seborrea es una reacción de la piel contra una agre­ sión. Las alergias y las enfermedades parasitarias de la piel producen sebo­ rrea. Existen casos de seborrea locali­ zada. El tratamiento consiste en supri­ mir la causa y restablecer una higiene de la piel adecuada. Las lesiones cutáneas pueden infectar­ se y generar la piodermitis, que tam­ bién es muy pruriginosa. También hay picores provocados por el contacto con diferentes productos, como cham­ pús, productos de limpieza del suelo, collares antiparásitos, cuencos de 134 plástico, productos para el tratamiento I del césped, etc. Al igual que el hom- I bre, el perro no está exento de las aler- ' gias. A veces estas se deben a los ali- I mentos, a la leche o al polen. Todos [ estos factores pueden provocar picores [ y que el perro se rasque. El problema i no es fácil de resolver. En primer lugar habrá que intentar identificar la causa I del prurito. I ■ Las ENFERMEDADES HEREDITARIAS DE LA PIEL i La selección de perros con el objetivo í de obtener una raza dentro del tipo da lugar a una propensión a ciertas enfer- ■ medades, algunas de las cuales son i enfermedades de la piel. En los terrier, por ejemplo, se ha cons­ tatado su propensión a las alergias. Estas alergias están provocadas por distintas sustancias que se encuentran en el aire y que son inhaladas por el animal. Como consecuencia se dan las crisis de asma, muy estudiadas en el caso del hombre, y las alergias, con repercusiones cutáneas importantes, ya que el perro se rasca mucho. No se Itrata de una enfermedad grave. Sin embargo, el tratamiento no siempre es eficaz y tiene que ser repetido en determinados periodos durante toda la vida del perro. | También se ha observado una propen­ sión de los terrier a los melanomas cutáneos. Los melanomas son tumores malignos de la piel que son mortales. , Por regla general, estos tumores apare- — Afortunadamente, a pesar de la predis­ posición de las razas del citado grupo, esta enfermedad tiene muy poca inci­ dencia. ■ LAS INFECCIONES DE LA PIEL O PIODERMITIS Las piodermitis son infecciones de la piel causadas por diferentes microor­ ganismos. Estas enfermedades pueden ser superficiales o profundas. Existe una propensión por parte de algunas razas, pero en general los perros no presentan una sensibilidad particular a esta enfermedad de la piel. Una mala higiene del pelaje o una enfermedad parasitaria (pulgas, sarna) tratada tarde son factores que favorecen la apari­ ción de la piodermitis. Normalmente el tratamiento es eficaz, aunque tam­ bién existen casos incurables. Reciben el nombre de piodermitis de los plie­ gues las infecciones localizadas en los pliegues de la piel. Los pliegues de grasa («michelines») de los perros obe­ sos favorecen este tipo de patología. Localmente se aplican antisépticos. Los tratamientos externos se comple­ tan con antibióticos. ■ LAS ENFERMEDADES DE LA PIEL DEBIDAS A PROBLEMAS HORMONALES El sistema endocrino agrupa las glán­ dulas del organismo que secretan su contenido a la sangre. El funciona­ miento de las glándulas es muy com­ www.FreeLibros.me
    • piejo, y cada glándula depende de las otras glándulas del cuerpo. Cuando se altera el mecanismo de regulación interna se producen complicaciones en distintos órganos o tejidos, como es el caso de la piel. Todas las glándulas del sistema endocrino dependen de la hipófisis, una pequeña glándula situa­ da en el cerebro. La hipófisis, a su vez, está regida por las secreciones del hipotálamo. El funcionamiento del sistema endocri­ no no es nada sencillo. En muchas ocasiones el dueño del perro consulta al veterinario porque su animal pierde pelo. Las lesiones externas de la piel son fáciles de ver, pero a menudo ocultan problemas localizados en órganos internos. Las mediciones del índice de secre­ ción de las hormonas sanguíneas y las biopsias cutáneas (análisis de una pequeña muestra de piel), realizadas en laboratorios especializados, permi­ ten identificar el problema hormonal. Hipotiroidismo: disminución de la secreción de la hormona producida por la tiroides, con pérdida de pelo, aumento del grosor de la piel y ten­ dencia a la obesidad. Hipercorticismo: aumento de la secre­ ción de cortisona producida por las glándulas suprarrenales, con pérdida de pelo, disminución del grosor de la piel, aumento de la sed y de la micción. Feminización de los machos: debida a menudo por un tumor en los testícu­ los, se manifiesta por una atracción del perro por los machos, desarrollo de las mamas y caída de pelos. 136 Hiposexualidad de la hembra: caída de pelos. Falta de hormona del crecimiento en el joven: pérdida de pelo, piel seca, enanismo. L a s e n f e r m e d a d e s DE LOS HUESOS, LOS MÚSCULOS Y LAS PATAS ■ Las lesio n es de las patas El perro tiene cinco dedos en las patas anteriores y cuatro en las posteriores. En las delanteras cuatro dedos están en contacto con el suelo, y el quinto es el espolón. En las traseras a veces se aprecia un doble espolón, que corres­ ponde a vestigios de los dedos n.° 5 y n.° 6. Los dedos terminan en uñas que no se retraen. El dedo está protegido por una almohadilla, que realiza la misma función que las suelas de los zapatos. Naturalmente, las almohadillas planta­ res están expuestas a los cortes, provo­ cados por piedras, cristales o cualquier otro objeto cortante. Estas heridas san­ gran mucho, son dolorosas y hacen cojear al perro. Después de haber desinfectado la heri­ da y haber extraído el cuerpo extraño que hubiera podido quedar en el inte­ rior, el veterinario se encargará de coser la herida y de protegerla con el apósito adecuado. Existen también unos apósitos transparentes que se uti­ lizan para cerrar las heridas de poca consideración. S i el perro sangra mucho, le podremos aplicar provisionalmente un torniquete o un vendaje compresivo. Normalmente las uñas se gastan en contacto con el suelo, pero en los perros muy sedentarios puede ocurrir que crezcan desmesuradamente, y hasta se doblen y se claven en el dedo. En este caso hay que cortarlas con cui­ dado y desinfectar el dedo. Si la herida produce dolor al animal, corremos el riesgo de que nos muerda durante la cura. Para evitar esta posibilidad tendremos que colocarle el bozal o improvisar uno con un trozo de cuerda si carece­ mos de este accesorio. Habrá que controlar el crecimiento de las uñas para que el problema no se repita. También puede ocurrir que una de las uñas haya sido arrancada o se haya roto y el dedo sangre. Es preferi­ ble que sea el veterinario quien se ocupe de la curación, puesto que la pequeña intervención es simple pero delicada, y hay que tomar una serie de precauciones para que la herida no empeore. Las almohadillas plantares pueden ser protegidas con unos pequeños botines de caucho para perro. Es más, esto últi­ mo es indispensable si las lesiones son profundas, durante los primeros días de cicatrización. Puede darse que en Es importante controlar el crecimiento de las uñas del perro (© Labat Rouquette). ,37 |www.FreeLibros.me
    • invierno pequeños trozos de hielo se adhieran a los pelos de los espacios interdigitales y dañen la piel. La solu­ ción a este problema es cortar los pelos entre los dedos, procurando no causarle cortes. La sal utilizada para fundir la nieve de las aceras y de la calzada es irritante. En invierno, des­ pués de cada paseo, es aconsejable lavarle los pies con agua tibia y secar­ los para eliminar la sal. Existen lociones y aerosoles para endurecer las almohadillas plantares. Son útiles al final del invierno si el ani­ mal ha salido poco al exterior y las almohadillas se le han ablandado. Normalmente, para que las almohadi­ llas queden suficientemente duras, la loción se aplica dos veces al día por espacio de quince días. ■ La artro sis La artrosis es una degeneración del cartílago de una articulación. Puede afectar a todas las articulaciones del cuerpo, las extremidades o la colum­ na vertebral. Las causas de la artrosis son poco conocidas. La artrosis del perro anciano está provocada por un desgaste normal del cartílago de la articulación. En el perro joven la artrosis es conse­ cuencia de una inflamación de la arti­ culación, por ejemplo después de un traumatismo o de una infección. La artrosis aparece igualmente cuando existe una malformación de la articu­ lación, por ejemplo en animales con displasia de la cadera. Estas malforma­ ciones provocan unas tensiones anor­ males en el periostio de los huesos y crean presiones sobre el cartílago arti­ cular, provocando con el tiempo un desgaste prematuro. La artrosis dificulta el movimiento nor­ mal de una articulación y causa dolor. El perro cojea en frío, es decir, en el momento de levantarse, y experimenta una mejoría cuando se calienta la arti­ culación. La obesidad favorece el desarrollo de la artrosis, porque aumenta las fuerzas que se ejercen en las articulaciones. Por regla general, la artrosis afecta a varias articulaciones al mismo tiempo. Las lesiones de artrosis se aprecian cla­ ramente en las radiografías. El tratamiento para la artrosis consiste en administrar antiinflamatorios bajo control médico, ya que estas medica­ ciones entrañan algún riesgo. En ciertos casos, los tratamientos a base de inyecciones locales procuran buenos resultados. ■ Pa to lo g ía s de la ca d era La cadera, al igual que el resto del esqueleto, puede sufrir fracturas, artritis, artrosis o inflamaciones. Sin embargo, lo que aquí nos interesa es una patolo­ gía que tiene bastante incidencia en los terrier más que en otras razas: la necro­ sis aséptica de la cabeza del fémur. El origen de esta enfermedad, también lla­ mada «enfermedad de Legg-Pertes», es desconocido. Afecta sobre todo a los perros de talla pequeña, en particular a los terrier, desde temprana edad. 138 En la mayoría de ocasiones la lesión sólo afecta un lado y produce cojera. La exploración manual de la cadera en el lado de la lesión es dolorosa, y en las radiografías se aprecian perfecta­ mente las anomalías de la cabeza del fémur. Si los síntomas persisten pasado un año, hay que contemplar una solución quirúrgica, que da buenos resultados. Dicha intervención consis­ te en practicar la exéresis de la cabeza del fémur. ■ La o steo d istr o fia CRÁNEOMANDIBULAR Es una enfermedad poco frecuente y de origen desconocido. Afecta en par­ ticular a los terrier. Se observa una hipertrofia de la parte ascendente de la mandíbula. El movimiento de la man­ díbula y la abertura de la mandíbula son difíciles o incluso imposibles. Normalmente los primeros síntomas aparecen entre los cuatro y los diez meses. El propietario acude al veterina­ rio, porque el perro rechaza la comida o porque el perro se queja cuando se le toca la mandíbula. Por lo general se aprecia fácilmente una tumefacción bilateral de la mandíbula. En los casos más avanzados, al animal le resulta imposible abrir la mandíbula. De hecho todos los huesos del cráneo pueden verse afectados, así como algunos huesos de las extremidades. La radiografía confirma el diagnóstico clínico. El tratamiento consiste en cal­ mar el dolor mediante corticoides, que son los únicos antiinflamatorios real­ mente eficaces. La recuperación funcional es posible aproximadamente en uno de cada dos casos, siempre que haya sido diagnosticada a tiempo. ■ Pa to lo g ía s m u scu la res Los perros de razas pequeñas suelen tener mucha vitalidad y energía. Su fogosidad les predispone a inflamacio­ nes musculares. Las inflamaciones musculares (o miositis) pueden tener varios orígenes, pero por regla general están causadas por un traumatismo. Las miositis son dolorosas. El músculo afectado está caliente. El reposo y los antiinflamatorios harán olvidar el dolor y la cojera. En los casos más gra­ ves, la extremidad se inmoviliza con un vendaje o con escayola. ■ Las fra ctu ra s Una fractura es la rotura de un hueso. Hay fracturas causadas por un impac­ to, pero también hay otras espontá­ neas debidas a la fragilidad anormal del hueso. El hueso puede fracturarse y permane­ cer en su lugar, o bien los fragmentos óseos pueden desplazarse, hecho que lógicamente complica la curación. Los huesos pueden lesionar los órganos o tejidos próximos, e, incluso, pueden atravesar la piel, en cuyo caso se con­ vierte en una fractura abierta. La fractu­ ra abierta es grave, porque los gérmenes aprovechan esta puerta de entrada para contaminar las lesiones. Las infecciones en los huesos son difíciles de tratar. www.FreeLibros.me
    • Rebosantes de vitalidad, las razas pequeñas suelen ser propensas a inflamaciones musculares después de un traumatismo (© Labat Rouquette). 140 Una extremidad fracturada produce : dolor, se inflama y presenta una movi­ lidad anormal. Al moverse ligeramente se aprecia una crepitación. La radiografía proporciona información sobre las características y la localización exacta de la fractura. El pronóstico de una fractura depende de la forma en que se haya producido, del punto donde esté localizada, de la edad del perro y de su estado general de salud. La fractura tiene que ser reducida y la parte afectada inmovilizada durante un periodo que va de unas semanas a varios meses. Í^ L a s técnicas de inmovilización externa consisten en colocar una escayola o una tablilla. Si el desplazamiento de los fragmentos óseos es considerable habrá que recurrir a la cirugía, que ofrece una serie de técnicas para reconstruir y fijar los fragmentos óseos de la forma más ! parecida a su posición natural median­ te placas, tornillos, aros, etc. La inmovi- ' lización por osteosíntesis se completa I con una inmovilización externa y un '■tratamiento médico basado en antibió­ ticos y antiinflamatorios. L a s e n f e r m e d a d e s d e LA SANGRE Y DEL APARATO ; CARDIORRESPIRATORIO I ■ La en ferm ed ad DE WlLLEBRAND Es una enfermedad rara que se caracte­ riza por hemorragias de las mucosas. El perro sangra por la nariz y también se observa sangre en los excrementos, en el útero y equimosis en la piel. Para el diagnóstico se requiere un análisis de sangre. Es una enfermedad hereditaria descubierta en varias razas de perro. Los perros que sufren esta enfermedad tienen que ser descartados para la reproducción. Habrá que evitar las inyecciones intramusculares, así como los tratamientos antiinflamatorios, pues­ to que favorecen las hemorragias. Es necesario administrar al perro un anti­ parasitario de forma sistemática, a fin de eliminar tricuros y anquilostomas, parásitos que provocan lesiones hemo- rrágicas de la mucosa digestiva. Los huesos quedarán excluidos de la dieta. ■ Las en ferm ed ades de las vías RESPIRATORIAS En lo que concierne al estudio de estas enfermedades, dividiremos el aparato respiratorio en cuatro regiones: las cavidades nasales, la tráquea, los bronquios y los pulmones. L a s c a v i d a d e s n a s a l e s El perro posee un olfato muy desarro­ llado y tiene tendencia a meter la nariz en todas partes para encontrar algo de comer. Este comportamiento en muchas ocasiones es la causa de que penetren cuerpos extraños en las vías nasales, como una aguja, una astilla, etc. Una lesión en la nariz provoca el derrame de sangre por uno o los dos orificios nasales. Los abscesos dentales crean una infección de las fosas nasa- www.FreeLibros.me
    • les y complicaciones localizadas en el tramo anterior del aparato respiratorio. Las cavidades nasales que sangran fre­ cuentemente pueden indicar la pre­ sencia de un tumor (la trufa está man­ chada de sangre). En los cachorros, las anomalías congénitas de las fosas nasales dificultan la respiración y representan un impedimento para el perro. Mediante las radiografías se obtienen informaciones de gran utili­ dad para emitir el diagnóstico. L a t r á q u e a Las inflamaciones de la tráquea, o tra- queítis, son muy corrientes. Provocan una tos ruidosa y repetitiva. Al aumen­ tar la sensibilidad de la tráquea, la pal pación suave de la región inferior del cuello provoca la tos. En algunas razas enanas se ha aprecia­ do un estrechamiento dorsoventral del diámetro de la tráquea. Este colapso puede provocar una tos crónica. La obesidad empeora los síntomas. Se debe administrar broncodilatadores a los animales afectados por estos tras­ tornos. Los tratamientos quirúrgicos actuales no dan buenos resultados. L O S B R O N Q U IO S Las inflamaciones de los bronquios —llamadas bronquitis— son bastante frecuentes en el perro. En los cacho- I rros se conoce perfectamente la tos de I las perreras, una enfermedad provoca- f da por virus y bacterias, y que se da I sobre todo en las perreras donde se I concentra una gran cantidad de I perros. Esta enfermedad provoca una í tos difícil de tratar, y a veces deja I secuelas respiratorias para toda la vida. Los ascaris, parásitos del tubo digestivo, cierran su ciclo parasitario en el organismo del perro, pasando por las vías respiratorias. Naturalmente esto también produce tos. Los perros que viven en compañía de personas fumadoras sufren irritaciones de las i vías respiratorias, causadas por el humo del tabaco, y son más sensibles a las infecciones. Los antibióticos, los antiinflamatorios, los medicamentos contra la tos, los aerosoles o los muco- líticos para fluidificar la mucosa respi­ ratoria forman parte del arsenal tera­ péutico del veterinario, pero siempre tienen que adaptarse al tipo de patolo­ gía encontrada. Los PULMONES Las lesiones pulmonares suelen estar relacionadas con las lesiones de los bronquios. El perro está abatido, tiene fiebre y dificultades para respirar. En este caso, las radiografías aportan, una vez más, informaciones muy valiosas. En el perro se practica cada vez más la fibroscopia de los bronquios. Además de permitir explorar las vías respirato- | das, también permite tener acceso a una muestra de líquido traqueal para poder analizarlo. Una patología pul­ monar crónica favorece el desarrollo de una insuficiencia cardiaca, que con­ lleva una propensión del animal a los edemas pulmonares. El edema pulmo­ nar hace que la respiración sea difícil y ruidosa. En caso de edema pulmonar agudo, el perro puede morir en poco tiempo. En los pulmones también puede desarrollarse un tumor. En la mayoría de las ocasiones son metásta­ sis; es decir, tumores secundarios deri­ vados de un tumor primitivo localizado en otro órgano. La presencia de metás­ tasis pulmonares sirve para confirmar un diagnóstico de cáncer generalizado. ■ EL PERRO CARDIACO En el momento en que la bomba car­ diaca ya no es capaz de satisfacer las necesidades del organismo se dice que hay insuficiencia cardiaca (IC). La IC aparece progresivamente, y al princi­ pio no genera ningún síntoma. Los sín­ tomas son diferentes si se trata de una IC del hemisferio izquierdo o bien de una IC del hemisferio derecho. En el primer caso, los síntomas respira­ torios dominan el cuadro clínico. El perro tose, presenta dificultades respira­ torias, a veces incluso hasta el edema pulmonar mortal. En el segundo caso, en las radiografías se aprecia la ascitis; es decir, una acumulación de líquido en el abdomen y una segmentación del surco del hígado. Muchas veces la IC derecha es consecuencia de una IC izquierda. El estetoscopio sirve para detectar los soplos cardiacos. El examen clínico se completa con una radiografía www.FreeLibros.me
    • del corazón, una ecografía y un electro­ cardiograma, a fin de detectar posibles anomalías en el ritmo cardiaco. Exceptuando los casos de IC global, el tratamiento médico, acompañado de una dieta adecuada, da buenos resul­ tados y permite al perro llevar una vida normal, a pesar de sus problemas car­ diacos. L a s e n f e r m e d a d e s DEL APARATO UROGENITAL ■ La in su fic ien cia renal La insuficiencia renal es muy frecuente en los perros. La mayoría de perros de más de diez años de edad la padecen. La insuficiencia renal aguda está pro­ vocada por un estado de shock, por ciertos productos tóxicos o por la lep­ tospirosis. El perro sufre vómitos, deja de comer y orina mucho. Por regla general, el pronóstico es reservado. La insuficiencia renal aguda se caracteriza por una destrucción progresiva de las nefronas, que son las unidades funcio­ nales del riñón. Los riñones pierden su capacidad de filtración y de concentra­ ción de la urea. El tratamiento consiste, ante todo, en una dieta adecuada. No existe ningún tratamiento propiamente dicho. La solución sería efectuar un trasplante del riñón de otro animal. ■ LOS CÁLCULOS URINARIOS Los cálculos que se encuentran en la vejiga de la orina a veces alcanzan unas dimensiones impresionantes. Aparte del dolor que originan, la san­ gre producida por las heridas se mez­ cla con la orina. Un fragmento de cál­ culo puede obstruir la vejiga e impedir la micción. En tal caso hay que aplicar una sonda al perro para vaciar el uréter. La naturaleza y las dimensiones de los cálculos determinan que la curación sea posible a través de un tratamiento completado por una dieta, o bien que sea necesario efectuar una operación quirúrgica para extraer el cálculo. ■ Las cistitis Las cistitis provocan dolor, sangre en la orina y micciones más frecuentes de lo normal. Los cálculos irritan la pared de la vejiga y favorecen la aparición de infecciones urinarias. Las bacterias de la vejiga pueden provocar una cistitis infecciosa. Las cistitis son más frecuen­ tes en las hembras que en los machos, ya que estos últimos tienen un uréter más largo. Las infecciones de próstata del macho muchas veces originan cis­ titis recidivantes. ■ La CESÁREA La cesárea se practica cuando los fetos no pueden ser expulsados por las vías naturales. Los nacimientos por cesárea son muy frecuentes en los scottish terrier. La salida por vías naturales puede estar obstaculizada, ya sea por causas determinadas por la madre, como un paso demasiado estrecho o la atonía del útero, ya sea por causas 144 relativas a los cachorros (talla superior a la normal, mala presentación, etc.). La decisión de practicar la cesárea puede tomarse incluso antes de que el parto haya dado comienzo, por ejem­ plo en el caso de que las radiografías muestren que la talla de los cachorros es excesiva para su paso por la pelvis. Si no se lleva a cabo la expulsión de los cachorros, y la asistencia manual y médica no basta para ayudar a la perra a dar a luz, hay que tomar rápidamen­ te la decisión de practicar la cesárea. Si se espera demasiado, aumenta el riesgo tanto para la madre como para los cachorros. La cesárea se practica con anestesia general. A veces ocurre que la perra, después de una cesárea, rechaza a sus cachorros, o bien la producción de leche no se produce inmediatamente. En tal caso hay que encontrar una madre adoptiva o alimentar a los cachorros con biberón. Se pueden practicar varias cesáreas a la misma perra, pero las repetidas intervenciones quirúrgicas en el útero conllevan la disminución de su elasti­ cidad y pueden tener repercusiones en la capacidad reproductora de la perra. Para evitar este tipo de intervenciones suplementarias habrá que elegir un semental de talla razonable. ■ La in fec c ió n del ú tero La infección del útero —o piometri- tis— se caracteriza por la presencia de pus en ese órgano en mayor o menor cantidad. El riesgo aumenta con la edad de la perra. Las inyecciones des­ tinadas a suprimir los periodos de celo aumentan el riesgo de que se produz­ ca una infección, al igual que ocurre con algunos tratamientos para la inte­ rrupción de la gestación. Los síntomas aparecen al cabo de unas semanas después del periodo de celo. Si el cuello del útero está abierto, se puede apreciar cómo la vulva se llena de un pus de color marrón que irrita la mucosa vaginal. La perra se lame para aliviar la irritación. Muchas veces deja de comer; en cambio, bebe mucho, tiene fiebre y abatimiento general. Los tratamientos médicos no son eficaces y hay que proceder a la extirpación del útero. No son raros los casos en que se descubre un útero enorme lleno de pus. El pronóstico depende del estado general de la perra y de la precocidad del diagnóstico. Tengamos en cuenta que todas las perras, cuyo último periodo de celo date de menos de dos meses y cuyo estado general se esté degradando, tienen que ponernos en guardia. ■ Las h em o rra g ia s del ú ter o Son pérdidas de sangre independientes del ciclo normal, que no tienen nada que ver con las pérdidas previas al periodo de estro. Por lo general, estas pérdidas de sangre están provocadas por el mal funcionamiento de los ova­ rios y, más concretamente, por tumores que sangran o alteran la secreción hor­ monal normal. Nos encontramos nue­ vamente ante otro caso que sólo puede www.FreeLibros.me
    • resolver la cirugía. Naturalmente, no hay que esperar a que la salud de la perra degenere excesivamente para practicar la intervención quirúrgica. ■ La p r o d u c c ió n de lec h e V SUS PATOLOGÍAS Desde el momento del nacimiento, los cachorros son alimentados por la leche materna, secretada por las glán­ dulas mamarias. Recordemos que la perra tiene diez mamas. Generalmente las mamas inguinales son las que están más desarrolladas. En la perra las mamas se desarrollan a partir de la pubertad. Las modificaciones de la glándula mamaria continúan en el momento de la primera gestación y durante las lactancias posteriores. La primera leche, que recibe el nombre de calostro, es indispensable para la supervivencia del cachorro, porque contiene los anticuerpos que el intesti­ no del cachorro puede asimilar duran­ te veinticuatro horas. Al mamar los cachorros estimulan la secreción láctea y la expulsión de la leche. Cuando llega la hora del destete, la producción de leche se agota. Con la edad, la mama se ve invadida de tejido fibroso y la secreción de leche se hace imposible. Puede ocurrir que la secre­ ción de leche sea insuficiente o incluso inexistente, en cuyo caso se debe ali­ mentar artificialmente a los cachorros. Las perras de raza pequeña tienen pre­ disposición a la «tetania de lactancia». Durante la lactancia la perra presenta crisis convulsivas y un comportamien­ to anormalmente nervioso y ansioso. Dichas crisis recuerdan un poco las crisis de epilepsia. Estos trastornos des­ aparecen con una inyección de calcio por vía intravenosa o comprimidos por vía oral. Para concluir con la mama, añadiremos unas líneas sobre la falsa gestación (o gestación nerviosa). En el curso de los dos o tres meses siguien­ tes al celo, la perra presenta un com­ portamiento maternal que le hace bus­ car juguetes y construir un nido. A menudo se aprecia, presionando los pezones, un proceso de lactancia. Las perras pueden desempeñar el papel de madre nodriza si su secreción láctea es suficiente y de buena calidad. Una dieta de cuarenta y ocho horas, un tra­ tamiento oral y local aplicado en los pezones es suficiente para detener la producción de leche y hacer desapare­ cer el comportamiento anormal. L a m a s t i t i s La mastitis es una infección de la mama. Una mastitis es peligrosa para la perra, pero también para los cacho­ rros a los que alimenta, ya que en muchas ocasiones la leche es tóxica. La mastitis se produce casi siempre durante la lactancia, después del parto. Sólo se da en casos excepciona­ les durante una gestación nerviosa. La perra tiene fiebre, los pezones están calientes y duelen al tacto. La leche se vuelve de un color oscuro y sucio. A veces aparecen otros síntomas (dia­ rreas, vómitos, etc.). También pueden 146 formarse grandes abscesos que dan lugar a grandes orificios en las mamas. En otros casos la gangrena invade el tejido mamario y provoca la muerte en cuestión de días. Pero, afortunadamente, este es un caso extremadamente raro. Si los cachorros se nutren de leche infectada, se debilitan y pierden peso rápidamente. Esto significa que, en caso de que los cachorros pierdan peso, hay que examinar la mama para detectar una posible mastitis. Si la hubiera, habría que alimentar a los cachorros con el biberón con leche maternizada. ■ La in c o n tin en c ia u rin a ria La incontinencia es la pérdida del con­ trol de la micción. En el cachorro, la incontinencia urina­ ria está provocada por una malforma­ ción congènita del aparato urinario. El uréter se abre por debajo del esfínter de la vejiga y la orina pasa sin cesar. Esta anomalía puede ser unilateral o bilateral, y puede ser corregida quirúr­ gicamente. En el perro adulto se diagnostican otras causas de incontinencia urinaria. La extirpación de los ovarios o de los tes­ tículos detiene la secreción de las hor­ monas sexuales y provoca muy a menudo incontinencia urinaria. El tra­ tamiento deberá ser de tipo médico. La micción está controlada por un con­ junto de nervios. Las lesiones nervio­ sas pueden causar incontinencia uri­ naria, transitoria o permanente. ■ Las en ferm ed ades DE LA PRÓSTATA La próstata es una glándula de los machos que secreta el líquido que constituye el esperma. Este líquido hace posible la vitalidad de los esper­ matozoides. La próstata, que está com­ puesta de dos lóbulos, está situada en la base de la vejiga. En algunos perros, como el scottish terrier, la próstata per­ manece en el interior del abdomen durante toda la vida, contrariamente a los demás perros, en los cuales adopta una localización abdominal o pelvia­ na, en función de la edad. Las enfermedades de la próstata afec­ tan tanto a perros adultos como a perros ancianos. A menudo, el perro que sufre trastornos en esta glándula sangra ligeramente al principio de la micción. Los abscesos de la próstata pasan a la orina, donde se detecta fácil­ mente el pus. La hipertrofia de la prós­ tata comprime los flancos, en los que se puede apreciar una protuberancia plana. El dolor en esta glándula puede molestar al animal para defecar. A través del recto se puede palpar la próstata, apreciar sus dimensiones, forma y sensibilidad. La radiografía tam­ bién aporta informaciones útiles sobre la talla y la forma de esta glándula. Los tumores benignos en la próstata son muy frecuentes en el perro ancia­ no. El tratamiento médico, basado generalmente en la prescripción de antiandrógenos, suele ser suficiente para solucionar los problemas de hipertrofia. Si los medicamentos resul­ www.FreeLibros.me
    • tan ineficaces, hay que proceder a la extirpación de la glándula. Sin embar­ go, la estrecha relación anatómica entre la próstata y el uréter hace que sea una intervención quirúrgica difícil. ■ La ca stra c ió n del perro Esta intervención se practica para este­ rilizar al perro o con un objetivo tera­ péutico. Normalmente los testículos están situados en el exterior del cuerpo. En estas glándulas se produce la forma­ ción de los espermatozoides —esper­ matogénesis— y la secreción de la hor­ mona sexual masculina, la testosterona. La testosterona desarrolla en el perro los caracteres sexuales secundarios (por ejemplo, levantar la pata para orinar). La castración implica lógicamente la esterilidad del animal y le anula la libi­ do. En consecuencia dejará de tener comportamiento sexual, incluso ante una hembra en celo. También habrá que castrar al perro si se descubre un tumor en los testículos. Los tumores en el testículo son mucho más frecuentes en el perro que en otras especies. Ciertas patologías están rela­ cionadas con la secreción de testoste­ rona, por ejemplo los tumores en la próstata o en unas glándulas situadas en torno al ano, cuyo funcionamiento también depende de ella. En estos casos también es conveniente proce­ der a la castración. El aumento de peso motivado por la castración puede evitarse modificando el régimen y controlando el peso del perro. Generalmente el perro castrado es más tranquilo. La agresividad puede desaparecer con la castración, aunque siempre hay excepciones. En el caso de un perro agresivo la castración puede ser la solución, sobre todo si orienta la agresividad hacia sus congéneres. LOS TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO SEXUAL Desde tiempos remotos, los comporta­ mientos sexuales de los animales han alimentado fantasmas en los hombres. Las desviaciones en el comportamiento sexual de los perros son muy raras. A diferencia del gato, que da muestras de cierto «pudor» cuando copula, el acto sexual tiene para el perro un significa­ do jerárquico. Esto explica por qué los perros pueden aparearse «en público». Tal como queda explicado en otros capítulos, la duración de la monta, que podría parecer muy larga, es necesaria para permitir fisiológicamente la fecun­ dación. La simulación de un coito con una almohada o contra la pierna de una persona no puede ser considerada, en términos generales, como un com­ portamiento patológico. Es más, el simulacro de monta sobre otro macho es un ritual canino en el que el macho montado acepta la dominación del otro macho, sin que ello tenga nada que ver con la homosexualidad. Sin embargo, aunque raros, existen trastornos reales del comportamiento sexual, debidos casi siempre a un defecto de aprendizaje durante las pri­ meras semanas de vida. Los tratamien­ tos son difíciles y aleatorios. 148 LAS ENFERMEDADES DEL APARATO DIGESTIVO 0 En ferm ed ades de la bo ca Las diferentes partes de la boca (labios, lengua, dientes, glándulas salivares) pueden ser sede de lesiones. Los atro­ pellos de automóviles suelen producir­ se de cara al animal. Los labios se abren y sangran, y a veces hay dientes rotos. Si no se detecta rotura de la mandíbula, el pronóstico suele ser muy bueno. En algunas ocasiones, en perros ancia­ nos, pueden formarse tumores en los labios, las encías o el paladar. | Independientemente de si son benig­ nos o malignos, el hecho de estar I localizados en la boca hace que sean siempre lesiones muy molestas, cuya extirpación no es simple. A los perros jóvenes les encanta jugar ! con piedras, trozos de madera o de hueso. Estos cuerpos extraños tienen la desagradable tendencia de meterse . entre los dientes, y el dolor impide comer al perro. En la encía también se producen infla­ maciones dolorosas, muchas veces provocadas por el sarro, tal como ya hemos indicado. Algunas enfermeda­ des de otros órganos, por ejemplo la insuficiencia renal crónica, tienen repercusiones en la encía y pueden provocar úlceras. El conducto excretor de las glándulas salivares puede obstruirse. Entonces la saliva se acumula y forma una gran bolsa que recibe el nombre de ránula. P r o b l e m a s r e l a c i o n a d o s c o n l a o d o n t o l o g í a En el pasado la cirugía dental veterina­ ria se limitaba a la extracción de las pie­ zas enfermas, pero hoy en día los perros se benefician de los formidables progre­ sos realizados en estomatología huma­ na. El diente está dividido en dos partes: una parte visible, la corona, y una parte que queda dentro de la encía, la raíz. Los vasos sanguíneos y los nervios del diente están situados en la pulpa. La dentina es la parte dura del diente, que está recubierta de esmalte en la corona y de cemento en la raíz. Los dientes tie­ nen una o varias raíces que están fijadas sólidamente en el alvéolo dentario, la cavidad ósea de los maxilares. Las anomalías más corrientes son las desviaciones dentales. Normalmente están provocadas por la persistencia de dientes de leche que obstaculizan el crecimiento normal de los dientes de adulto. Los dientes de leche que no se caen tienen que ser extraídos. Las des­ viaciones dentarias predisponen a pato­ logías de los dientes y de las encías. Estas desviaciones se pueden rectificar con un aparato corrector. Rara ello hay que realizar un molde del maxilar con resina sintética. Luego se confecciona la prótesis dentaria; es decir, el aparato corrector para los dientes, a partir de un molde de yeso. El sarro está constituido por los restos de alimentos y sales de calcio que se adhieren a los dientes, especialmente en su cara externa. Es de color amarillento, se deposita en la base del diente, abre las encías, provo­ ca inflamaciones y abscesos dentarios 149www.FreeLibros.me
    • y, finalmente, la caída del diente. Las razas pequeñas tienen propensión a las formaciones de sarro. Para eliminarlo se le tiene que practicar una limpieza dental con anestesia general, que el veterinario lleva a cabo con un instru­ mento de ultrasonidos parecido al que utilizan los dentistas. Las fracturas dentales se producen en animales que tienen el hábito de jugar con piedras. La fractura del diente pro­ voca un fuerte dolor. Ante esta even­ tualidad existen dos posibilidades, la extracción o la desvitalización de la pieza. De todos modos, la mejor medi­ da es prohibir al perro que juegue con objetos duros. En el perro son raras las caries, ya que el perro, a diferencia del hombre, tiene el pH de la boca bastante alcalino. La caries ataca primero el esmalte y des­ pués la dentina. El tratamiento consis­ te en abrasar la zona afectada para aplicar luego un relleno. Tal como se puede apreciar, la mayoría de las téc­ nicas que se aplican en estomatología para el hombre se utilizan también para los perros. ■ T rasto rn o s d el a petito La anorexia es la pérdida del apetito. Las causas de la anorexia son numero­ sas y variadas. Las anorexias se divi­ den, en función de su origen, en pri­ marias y secundarias. El centro del hambre y de la saciedad se encuentra en el cerebro. En la ano­ rexia primaria el centro del hambre está inhibido, el centro de la saciedad está estimulado y el perro deja de comer. La anorexia primaria está rela­ cionada directamente con una disfun­ ción del sistema nervioso central. Esta alteración está provocada, por ejem­ plo, por un tumor en el cerebro o por un traumatismo craneal. La anorexia primaria también puede estar causada por el estrés, la ansiedad o un trastorno en el comportamiento alimentario. La anorexia secundaria, caracterizada por la ausencia de lesiones del sistema nervioso central, es mucho más fre­ cuente que la anorexia primaria. Las causas pueden ser tan numerosas como enfermedades existen, puesto que de hecho cada patología puede provocar una disminución del apetito: el dolor, un tumor, el cáncer, una gastroenteritis, la diabetes juvenil, la insuficiencia renal o, simplemente, la fiebre. Recibe el nombre de pseudoanorexia la imposibilidad por parte del perro de alimentarse cuando tiene hambre. Por ejemplo, las lesiones localizadas en la boca y que provocan dolor, como las úlceras o las inflamaciones de las encías, o también el sarro, impiden comer al perro. El aumento del apetito recibe el nom­ bre de polifagia. La polifagia primaria está relacionada con una disfunción del centro de la saciedad o del centro del hambre (tumores, traumatismos craneales, etc.). La polifagia secundaria es una reac­ ción del organismo ante un déficit de calorías, resultante de enfermedades crónicas o de tratamientos médicos. La 150 ¿¡abetes juvenil, para poner un ejem­ plo, conlleva un fuerte aumento del apetito. La cortisona, usada a menudo en los perros para tratar los pruritos, también aumenta el apetito. Al igual que el hombre, el perro también padece tras­ tornos del comportamiento alimenta­ rio que conducen a la bulimia. ■ D iarreas Las diarreas son muy frecuentes en el perro, independientemente de la edad. En el cachorro las diarreas suelen ser de origen infeccioso, parasitario o ali­ mentario. Un cambio de alimentación demasiado brusco provoca la diarrea en el cachorro. Esto ocurre muy a menudo cuando el nuevo propietario da al cachorro un alimento que nunca había comido en el criadero. En el perro adulto las diarreas están provo­ cadas por enfermedades del aparato digestivo y también por enfermedades generales, como la insuficiencia renal o la diabetes juvenil. De hecho, las causas de diarreas son muy numerosas y el diagnóstico no siempre es fácil. Según sea su origen, las diarreas son más o menos líquidas, claras como el agua, de color sangre o incluso de color negro. El diagnóstico clínico se completará con un análisis del excremento si se considera necesario. Un examen radiológico permitirá [detectar la presencia de algún cuerpo extraño o de lesiones, por ejemplo los tumores del aparato digestivo. La endoscopia aporta informaciones suplementarias acerca del estado de la mucosa del aparato digestivo y permite tomar una muestra de la pared digestiva a fin de solicitar un examen histológico. Lo primero que debe hacerse es poner el perro a dieta hídrica de uno a dos días y aplicarle un tratamiento intesti­ nal. Si los síntomas persisten más de cuarenta y ocho horas, si el estado general del perro se degrada o si la diarrea contiene sangre, llevaremos el perro al veterinario. Las diarreas son más graves en el ani­ mal joven, que puede sufrir una deshi- dratación importante. No hay que administrar ningún medicamento sin haber consultado previamente al veterinario. ■ O bstr u c c ió n del t u b o DIGESTIVO POR UN CUERPO EXTRAÑO No es raro que un perro, sobre todo cuando es joven, se trague algún obje­ to. Los perros engullen piedras, trozos de cuerda, agujas, lana, envoltorios de plástico, trozos de zapato, etc. Si todo va bien, el cuerpo engullido es expulsado por un reflejo de vómito o prosigue su camino hasta ser elimina­ do por las vías naturales. Hay ocasio­ nes en las que el cuerpo extraño se queda atrancado en el tubo digestivo y provoca una obstrucción que no pode­ mos ignorar, porque puede llegar a ser muy grave. www.FreeLibros.me
    • Si el cuerpo extraño se encuentra en la parte anterior del tubo digestivo el perro rechaza todos los alimentos. Su estado general se complica muy rápi­ damente. La lentitud de movimientos y el lomo encorvado son signos de un fuerte dolor. El examen clínico, la palpación, que a menudo resulta muy dolorosa, y las radiografías constituyen las diferentes etapas para emitir un diagnóstico exacto. Si el cuerpo extraño se encuentra atascado en el esófago y se ha identifi­ cado con claridad, se puede intentar retirarlo por la boca con la ayuda de un endoscopio. En el estómago la endoscopia puede ser la solución menos traumática para el perro; de lo contrario, tiene que ser intervenido. En la parte posterior del aparato diges­ tivo no se puede practicar la endosco­ pia y, por consiguiente, la intervención quirúrgica es inevitable. Si la intervención se realiza tarde, el pronóstico se agrava, ya que el intesti­ no ha sufrido mucho y la recuperación postoperatoria es muy difícil. El cairn terrier es un perro muy activo (© Labat Rouquette). 152 La mejor solución es la prevención: no dejar al alcance del perro objetos que puedan ser tragados, especialmente si tenemos un animal joven. 0 LA INSUFICIENCIA HEPÁTICA El hígado es un órgano que desempe­ ña muchas y variadas funciones. Una patología del hígado puede provocar síntomas digestivos, como vómitos, aunque ciertamente no se puede I decir que el perro sufre una «crisis ■hepática» cada vez que vomita. Para que aparezcan los síntomas de insufi­ ciencia hepática, tienen que estar afectados dos tercios del hígado. La insuficiencia hepática puede presen­ tar dos formas, una forma aguda y otra crónica. La hepatitis vírica prácticamente ha ■desaparecido gracias a la vacunación. ¡Las hepatitis agudas más frecuentes íson casos debidos a intoxicaciones. ¡ Las mucosas adquieren el color amari­ llento de la ictericia. Si la ictericia es fácil de ver, el veterinario puede solici­ tar un análisis de sangre con el fin de confirmar su diagnóstico. La insuficiencia hepática crónica puede ser consecuencia de una insufi­ ciencia hepática aguda o puede desa­ rrollarse por sí sola. El pronóstico reviste mayor o menor gravedad en función de la causa de la insuficiencia hepática, pero conviene saber que hay muy pocos medicamen­ tos realmente eficaces para curar el hígado y que lo importante es ayudar al organismo a curarse por sí mismo. LAS ENFERMEDADES DEL SISTEMA ENDOCRINO ■ En ferm ed ad es de la tir o id es La tiroides es una glándula del sistema endocrino formada por dos lóbulos, situados a un lado y otro de la trá­ quea, cuyas funciones son múltiples: regulación del metabolismo del cal­ cio y del fósforo, de las grasas, de los azúcares y de las proteínas. Las hor­ monas tiroideas aceleran el ritmo car­ diaco. La secreción de la glándula está gobernada por un sistema de autocontrol, basado en la concentra­ ción sanguínea de tiroxina (hormona tiroidea). Su disfunción consiste en una disminución de la secreción, o hipotiroidismo, o bien en un aumento de la secreción de tiroxina, o hiperti- roidismo. El hipotiroidismo, más frecuente que el hipertiroidismo, afecta especialmente a los perros adultos, aunque también se han observado formas congénitas. El cuadro clínico está dominado por los síntomas cutáneos. El perro pierde pelo, sobre todo en el vientre, en los flancos y en el cuello. En ocasiones la piel adopta una coloración negruzca. Al mismo tiempo se constata un aumento de peso, una fatiga anormal y trastornos digestivos. En las perras se espacian los ciclos sexuales, en tanto que en los machos disminuye la libido. Si el diagnóstico se confirma mediante pruebas realizadas en clínica veterina­ ria, se prescribirá un tratamiento basado en la administración de hor­ www.FreeLibros.me
    • monas tiroideas. La mejora del estado del pelaje requiere unos meses. A par­ tir de entonces habrá que seguir un tratamiento de mantenimiento durante toda la vida del perro para evitar recaídas. El hipertiroidismo, fenómeno mucho más raro en el perro, es consecuencia del desarrollo de un tumor en la glán­ dula tiroides. En tal caso se observa que el perro está excitado, adelgaza y sufre diarreas y vómitos. La única solución consiste en la extir­ pación de la mencionada glándula tiroides, intervención muy compleja y que conlleva muchos riesgos. ■ La d ia betes ju v en il d el perro La diabetes juvenil es muy frecuente en los perros. El perro diabético pre­ senta poliuria polidipsia, es decir, bebe y orina más de lo normal. Pese al aumento del apetito, el animal pierde peso. Con el tiempo presenta síntomas de cataratas bilaterales: los ojos se vuelven azules y pierden la transpa­ rencia. El perro ve cada vez peor. El diagnóstico de la diabetes juvenil se confirma mediante un análisis de la glucemia, en el que se mide la canti­ dad de azúcar contenida en la sangre. El veterinario prescribe una inyección diaria con la dosis correspondiente de insulina. La dieta tendrá en cuenta las horas de las comidas en relación con el horario de las inyecciones de insu­ lina. ■ El sín d ro m e de C u sh in g Detrás de este singular nombre se esconde una enfermedad canina provo. cada por el desajuste en la secreción de las glándulas suprarrenales. Los sínto­ mas son muy variados, aunque los que a menudo alertan al propietario son la pérdida de pelo y los trastornos cutá­ neos. El pelo cae sobre todo en la zona del vientre y de los ¡jares. La caída de pelo es simétrica. La piel adquiere un color oscuro y parece menos espesa. En ciertas zonas, a través de la palpación se distinguen una especie de piedreci- tas en la epidermis, que no son otra cosa que precipitaciones de calcio. El animal sube de peso y la grasa se con­ centra especialmente en el vientre. A estos síntomas hay que añadir la poliu­ ria polidipsia, que, como ya hemos dicho, consiste en un aumento anormal de la sed y de las micciones. La secreción de las glándulas suprarre­ nales está regida por la hipófisis, que a su vez recibe órdenes del hipotálamo. El síndrome de Cushing está provoca­ do por un desequilibrio de este com­ plejo sistema de regulación y control. Un tumor en la hipófisis, por ejemplo, puede tener como consecuencia el síndrome de Cushing. Los análisis en el laboratorio confirmarán el diagnós­ tico clínico. El tratamiento depende de la causa de la enfermedad. En caso de tumor, la solu­ ción pasa por la vía quirúrgica. E x is te n medicaciones eficaces para los perros. La desaparición de los síntomas requie­ re de varias semanas a varios meses. LOS TUMORES Y EL CÁNCER Los animales, al igual que los hom­ bres, pueden desarrollar tumores y cánceres. Cada vez se curan más cán­ ceres en el hombre y en los animales, pero hay que detectarlos lo más pron­ to posible para que los tratamientos sean eficaces. Un tumor está provoca­ do por el desarrollo anárquico e incontrolado de determinadas células del cuerpo. Al principio afecta a un órgano concreto y más tarde las célu­ las sufren una metástasis y se extien­ den por todo el cuerpo. Pese a que los Iperros de edad avanzada son los más afectados, también afecta a los perros de mediana edad. Los primeros signos que alertan al propietario del animal son unos bultos que se aprecian en la piel al acariciarlo. Esto tiene que lla­ marle la atención rápidamente y debe llevarlo al veterinario sin dilación. Afortunadamente no todos los bultos son cancerosos. Puede tratarse de un quiste o de un tumor benigno, es decir, un tumor que permanece localizado y que el organismo no desarrolla en lotras regiones del cuerpo. Sin embar­ go, pese a ser benignos, es preferible eliminar dichos tumores. A veces las iHembras presentan tumores de mamas, mientras que los machos pueden padecer tumores en los testículos. Las razas de talla grande son propensas a [los tumores en los huesos largos. Puede haber algún perro al que apa­ rezca un tumor en la boca, que le rriolesta para comer, sangra y le produce mal aliento. Conviene revisar periódicamente la cavidad bucal. Según su naturaleza, localización y dimensiones, así como tras un examen completo, el veterinario estará en con­ diciones de formarse una opinión sobre el tumor. Incluso puede intuir qué tumor es benigno y cuál maligno. Las radiografías son de gran utilidad a la hora de efectuar un diagnóstico. De todos modos, sólo se obtiene un resul­ tado seguro sobre la naturaleza del tumor mediante el análisis histológico de una muestra obtenida por una biop- sia. Conocidos los resultados del aná­ lisis, el veterinario está en condiciones de emitir un diagnóstico y un pronósti­ co, y podrá decidir, de acuerdo con el propietario, si se practica al animal una operación quirúrgica, si se le apli­ ca quimioterapia o radioterapia. Sepamos que determinados tumores cancerosos tienen un pronóstico muy poco alentador y que los posibles tratamientos no dejan lugar a muchas esperanzas. Cualquier bulto anormal que se palpe o se aprecie en la boca, por ejemplo, deberá ser motivo para llevar el perro al veterinario. El pronós­ tico siempre será mejor cuanto antes haya sido detectado el tumor. L a s p a t o l o g ía s c o m u n e s A LAS RAZAS PEQUEÑAS Y MINIATURA ■ La h ip o g lu c em ia d el jo ven Las razas pequeñas y miniatura mues­ tran a menudo fases de hipoglucemia (falta de azúcar en la sangre) antes de www.FreeLibros.me
    • Las razas pequeñas y miniatura suelen mostrar fases de hipoglucemia antes de los 6 meses de edad (© Labat Rouquette). 156 |a edad de seis meses. Estas razas sue­ len ser muy sensibles al estrés, hecho que puede causar hipoglucemias por Íconsumo de las reservas de azúcar. El perro sufre debilidad y depresión. A J veces hasta es incapaz de sostenerse Isobre las patas. A veces padece con­ vulsiones e hipotermia. Se deberá poner al perro bajo perfusión para aportarle la glucosa que necesita. Si el animal se hace adulto y subsisten los I trastornos, habrá que buscar otra causa de estos síntomas. ■ LOS ÓRGANOS GENITALES Y LA REPRODUCCIÓN La c r i p t o r q u i d i a La criptorquidia no es un fenómeno raro en las razas pequeñas. Es una anomalía de la posición de los testículos, que no llegan al escroto. Las gónadas deben estar en la ubicación definitiva antes de cumplir las ocho semanas; transcurrido [este tiempo, hay indicios suficientes de la existencia de criptorquidia. En este ■caso, los testículos pueden encontrarse ■bajo la piel, en el trayecto inguinal o IIdentro del abdomen. Los perros con criptorquidia de ambos testículos son [estériles. La criptorquidia predispone al perro a los tumores testiculares y a tor- isiones del testículo ectópico. Existen ¡¡ algunos medicamentos que favorecen el ■descenso testicular. En cualquier caso, Ies una anomalía que debe ser tratada siempre. Si los resultados no son positi- Ivos, se deberá extirpar el o los testículos afectados. L a p t o s i s v a g i n a l La ptosis vaginal consiste en una hiper­ trofia de la mucosa de la vagina. El fenómeno es tan importante que la mucosa realiza una protrusión y apare­ ce a nivel de los labios de la vulva. Está causado por el exceso de secreción de estrógenos en el momento del celo. Es una afección que se observa sobre todo en las perras de razas braquicéfa- las. Se cree que es una patología here­ ditaria. Los primeros síntomas de pto­ sis vaginal aparecen a partir del primer celo y tienden a agravarse en el segun­ do. Cuando la ptosis es muy importan­ te, la mucosa puede presentar heridas o incluso zonas de necrosis graves. Los casos más benignos pueden solu­ cionarse con un tratamiento médico. En los casos más graves se aconseja practicar una ovariectomía para evitar el celo y las manifestaciones de hiper- plasia vaginal que de él se derivan. E L P R O L A P S O V A G IN A L El prolapso vaginal tiene varias causas, la principal de las cuales es la separa­ ción forzada durante el coito. También puede ocurrir cuando una hembra copula con un macho de tamaño mucho mayor que ella o a consecuen­ cia de un parto difícil. El prolapso vagi­ nal es mucho más importante que la ptosis vaginal, hasta el punto de que se ve el meato urinario en el exterior. L a D IS T O C IA M A T E R N A Las perras gestantes de talla pequeña son muy nerviosas y propensas a las distocias, es decir, a las dificultades www.FreeLibros.me
    • provocadas por la atonía del útero — la perra no «empuja» suficientemente—, o por un tamaño demasiado grande de los cachorros. En este caso se debe practicar una cesárea. L a d i s t o c i a f e t a l Las razas braquicéfalas a menudo tie­ nen la pelvis estrecha, lo cual da lugar a distocia fetal. En el momento de nacer los cachorros no pueden pasar por la pelvis y se debe practicar una cesárea. ■ LOS HUESOS Y LAS ARTICULACIONES Se designa con el término de necrosis aséptica de la cabeza del fémur una enfermedad que se manifiesta entre los cuatro y los once meses en las razas pequeñas y que da origen a cojera del tren posterior. El diagnóstico es muy claro con un estudio radiográfico. Hay varias técnicas quirúrgicas que permi­ ten remediar esta anomalía de la cabe­ za del fémur. La luxación de la rótula en las razas pequeñas es bastante frecuente (© Labat Rouquette). 158 L A A R T IC U L A C IÓ N E S C A P U L O H U M E R A L Las razas pequeñas y miniatura mues­ tran una inestabilidad congènita de la articulación del hombro o articulación escapulohumeral. Esta debilidad favo­ rece la luxación, espontánea o debida a un ligero traumatismo de la articula­ ción. Normalmente los primeros sínto­ mas de cojera aparecen entre los tres y los ocho*meses. La reducción manual de la luxación es imposible y se debe administrar un tratamiento antiinfla­ matorio. L a s d i f e r e n t e s l u x a c i o n e s La luxación de la rótula en las razas pequeñas es bastante frecuente. En este caso el perro cojea de una pata posterior. A menudo esta cojera es intermitente. Si los problemas son importantes, se debe intervenir quirúr­ gicamente. Una alteración ligamentosa de la arti­ culación del codo favorece la luxa­ ción. Los problemas aparecen entre las tres y las seis semanas después de nacer. La articulación atlantoaxial, es decir, la articulación entre las dos primeras vér­ tebras del cuello, donde se sostiene el cráneo, es inestable en algunos ejem­ plares de razas pequeñas. Los perros muestran signos de dolor o una ligera parálisis que puede llegar incluso a convertirse en parálisis de las cuatro extremidades. L a s h e m i v e r t e b r a s Esta anomalía tiene que ver con la forma de las vértebras. Los perros bra- quicéfalos, y en particular los perros que con la cola en forma de sacacor­ chos, tienen predisposición a esta ano­ malía congènita. Se cree que este de­ fecto está provocado por una falta de osificación ligada a una anomalía de la vascularización de las vértebras. Las hemivértebras pueden causar deformaciones de la columna verte­ bral, pero no siempre dan síntomas, y en muchos casos no se descubren hasta que se realiza un examen radio­ lógico de rutina. Pero también puede ocurrir que las hemivértebras sean res­ ponsables de la compresión de la médula espinal. Esto produce una serie de síntomas que van del dolor leve hasta la parálisis del tren posterior. De ahí que estas anomalías tengan que ser tomadas siempre en serio. ■ LOS PULMONES Y LAS VÍAS RESPIRATORIAS La anatomía típica del cráneo de las razas braquicéfalas las predispone a un conjunto de patologías del aparato respiratorio. L a s f o s a s n a s a l e s Los cartílagos pueden ser anormal­ mente laxos y obstruir las vías respira­ torias al inspirar, hasta el punto de que el perro se ve obligado a respirar por la boca. La cirugía puede corregir este defecto congènito y hereditario. Estas razas pueden tener el velo del paladar exce­ sivamente largo, lo cual también difi­ culta la respiración y la hace ruidosa. www.FreeLibros.me
    • Cuando se tiene que anestesiar a un perro de raza braquicéfala se deben tomar precauciones en este sentido. ■ LOS OIOS L a e x o f t a l m i a El ojo tiene un tamaño normal, pero la profundidad de la órbita es insuficien­ te. Los párpados no llegan a cubrir toda la córnea y los ojos son promi­ nentes. Se observa una queratitis per­ manente de ambos ojos. Un choque puede provocar una luxación del globo ocular. En tal caso se debe inter­ venir en cuanto antes para reducir la luxación y salvar el ojo. E l e s t r a b i s m o El estrabismo se define por la conver­ gencia o la divergencia de uno o de los dos ejes oculares. En las razas braqui- céfalas, el estrabismo es divergente y hereditario. La visión no parece estar afectada, pero se puede corregir este defecto quirúrgicamente con propósito estético. L a t r i q u i a s i s Este término designa la presencia de dejas o de pelos, en contacto anormal con la córnea. Esto implica una quera­ titis crónica. Una intervención quirúr­ gica permite corregir la inserción molesta de las cejas. En caso de ciru­ gía estética, habrá que tener en cuenta el estándar de la raza, e informar al propietario de las consecuencias de la cirugía plástica. E l e n t r o p i ó n y e l e c t r o p i ó n Recibe el nombre de entropión el giro del párpado hacia el interior del ojo, y de ectropión el giro hacia el exterior del ojo. Estas anomalías predisponen al perro a las queratitis y a las conjun­ tivitis crónicas. La cirugía permite corregir estos defectos cuando no son demasiado importantes. La h i p e r t r o f i a y l a l u x a c i ó n D E L A G L Á N D U L A N IC T IT A N T E En los braquicéfalos, la glándula nicti- tante, situada en la cara interna del ter­ cer párpado, tiende a hipertrofiarse y a luxarse. Se debe practicar la exéresis quirúrgica de la glándula luxada. ■ La PIEL Y EL PELO La piel arrugada de la cara de las razas braquicéfalas predispone a infecciones de los pliegues de piel y a piodermitis de los pliegues faciales. Se observa entre los pliegues una acumulación de escamas que emana mal olor. El ani­ mal se rasca mucho la zona de las lesiones. Se debe aplicar un tratamien­ to local, pero si los pliegues son muy pronunciados, se requiere interven­ ción quirúrgica. L a s MEDICINAS ALTERNATIVAS ■ Fito tera pia , o m ed ic in a MEDIANTE PLANTAS Las plantas han sido siempre la base de la elaboración de numerosos medi­ camentos, y en ello hay una gran tradi­ C h ih u a h u a s ( © L a b a t R o u q u e tte ). ción popular. A partir del siglo xix, la farmacia moderna ha intentado extraer los principios activos de las plantas, a fin de obtener medicamentos más efi­ caces. Sin embargo, se constató que, en cier­ tos casos, la planta entera tenía efectos diferentes de los agentes activos de esta misma planta. Este es precisamen­ te el principio de la fitoterapia. La fito­ terapia complementa a las otras medi­ cinas, pero no siempre es posible Irecurrir a ella. Las plantas son eficaces, pero también pueden causar intoxicaciones graves. La elección del tratamiento correspon­ de siempre al veterinario. Las plantas pueden ser administradas por vía oral, rectal, por inhalación o mediante apli­ cación externa. ■ H o m eo patía y m ed ic in a VETERINARIA La homeopatía puede ser aplicada tanto al hombre como a los animales. 161www.FreeLibros.me
    • Hoy en día, los laboratorios veterina­ rios proponen a los profesionales una gama cada vez más extensa de pro­ ductos homeopáticos para animales. Todas las enfermedades pueden ser tratadas con la homeopatía. Sin embargo, la homeopatía no es sufi­ ciente en todos los casos. El veterinario homeopático realiza un profundo estu­ dio en el que recopila una gran canti­ dad de datos que describen al perro enfermo. En algunas ocasiones, las preguntas pueden resultar sorprenden­ tes a las personas que no están familia­ rizadas con esta disciplina médica. ■ A c u p u n tu r a y m ed icin a VETERINARIA La acupuntura consiste en curar al enfermo actuando sobre los puntos de acupuntura situados en la piel. Esta técnica aporta muchas soluciones a los problemas de salud del perro. Se utilizan unas agujas muy finas de acero, plata u oro, así como otros ins­ trumentos como el láser, las ventosas o los electrodos de superficie. Las agujas, colocadas por el veterinario en determinados puntos, permiten restablecer la circulación de energía a lo largo de los meridianos, que son las líneas transversales y longitudina­ les que unen los puntos de acupuntu­ ra de la piel. La acupuntura puede aplicarse en numerosos casos, aun­ que naturalmente no sirve para todos. El tratamiento debe correr a cargo de un veterinario especializado y con experiencia. Podemos pedir la opi­ nión de nuestro veterinario habitual quien podrá recomendarnos a un especialista. ■ M eso terapia VETERINARIA La mesoterapia consiste en inyectar localmente medicamentos en la piel. Es una técnica fácil de aplicar, que en algunos casos ofrece resultados espec­ taculares. Está indicada para numero­ sas afecciones: artrosis, cólicos, pió- dermitis, etc. Para llevar a cabo las inyecciones se utilizan distintos tipos de instrumentos. Las sesiones de meso- terapia se repiten generalmente cada cuatro o cinco días. R e c u r s o s t é c n i c o s D E LA M E D IC IN A V E T E R IN A R IA Hoy día los veterinarios disponen de los mismos medios que los médicos. Gracias a ellos pueden examinar, explorar y visualizar mejor el cuerpo, los huesos y los órganos de sus pacien­ tes, los perros. ■ La r a d io g r a fía La calidad de las imágenes ha mejora­ do continuamente desde que se reali­ zan radiografías a los animales. Los veterinarios pueden ver e interpretar los más mínimos detalles. Para opaciti- car el tubo digestivo, se administra un contraste al perro. Las lesiones de los riñones, de la vejiga, del corazón y de los vasos sanguíneos aparecen en la radiografía gracias a unas técnicas de 162 contraste cada vez más sofisticadas. Las manipulaciones no siempre son del agrado del perro, que tiene que permanecer inmóvil, y en algunas oca­ siones es necesario darle anestesia ■ La ec o g r a fía La ecografía es complementaria de la radiografía. Cada día hay más veterina­ rios que disponen de ecógrafo. Este aparato ofrece la posibilidad de emitir un diagnóstico rápido de gestación, mucho más rápido que la radiografía. Asimismo es muy útil para el examen de las cavidades cardiacas y de los órganos del abdomen, como el hígado y los riñones. La ecografía presenta la ventaja de poder ser realizada sin anestesia general y sin una particular molestia para el perro. ■ El ESCÁNER El escáner es indispensable para explo­ rar el cerebro. Gracias al escáner se puede detectar un tumor, una anomalía congènita o determinadas lesiones que no pueden ser diagnosticadas median­ te la radiografía o la ecografía. Debido a su alto precio, el escáner se utiliza todavía poco en medicina veterinaria, pero su uso tiende a extenderse. L a s p a t o l o g í a s e s p e c í f i c a s p o r r a z a s Bichón de pelo rizado y m altés Boston te rrier Bulldog francés C airn te rrier Caniches pequeño y toy C arlino Luxación de la rótula, criptorquídia, entropión, catarata, glaucoma, sordera. Obstrucción de las vías respiratorias, luxación de la rótula, catarata, hernia perianal, sordera. Hernia discal, fisura del paladar, obstrucción de las vías respiratorias. Hemofilia, obesidad, problemas de la mandíbula. Luxación de la rótula, luxación del hombro, criptorquidia, diabetes juvenil, estrechamiento de los canales lacrimales, queratitis, glaucoma, catarata, atrofia progresiva de la retina, epilepsia. Piodermitis facial, entropión, queratitis pigmentaria, encefalitis del carlino. 163www.FreeLibros.me
    • Cavalier king Chihuahua L a s p a t o l o g í a s e s p e c í f i c a s p o r r a z a s ( c o n t i n u a c i ó n ) Diabetes juvenil, luxación de la rótula. Coton deTuléar, spaniel japonés Spaniel continental enano, spaniel pequinés Grifones King spaniel Lhassa apso Norfolk y norw ich terrier, pequeño perro león, pequeño lebrel italiano, pinscher enano Schipperke Schnauzer m iniatura Scottish te rrie r Sealyham terrier, shetland, shih tzu Silky terrier, skye terrier, spitz alem anes, spitz italiano Teckel T errier tibetano Toy te rrier W elsh corgi W est highland w hite te rrie r W hippet, yorkshire te rrie r Luxación de la rótula, criptorquidia, hipoglucemia, insuficiencia cardiaca. Luxación de la rótula, criptorquidia, entropión, queratitis. Luxación de la rótula, criptorquidia, hernia discal, queratitis, tumores varios. Luxación del hombro, luxación del codo, catarata. Luxación de la rótula, catarata, atrofia de la retina. Luxación de la rótula, catarata, problemas de piel. Entropión, queratitis seca, catarata, atrofia de la retina. Entropión, atrofia de la retina. Luxación de la rótula, gastroenteritis, síncope, diabetes catarata, atrofia de la retina, síndrome de los comedones, dermatitis. Obesidad, calambre del scottish, problema de mandíbula. Fisura de paladar, queratitis. Luxación de la rótula, criptorquidia. Parálisis, obesidad. Luxación del cristalino, atrofia de la retina. Glaucoma. Atrofia de la retina. Obesidad, problemas de mandíbula. Luxación de la rótula, luxación del codo y del hombro, queratitis seca, sordera. 164 Doctor, mi perro está enfermo El propietario de un perro debe tener un veterinario de confianza al que dirigirse para que le aconseje y que podrá intervenir en caso de problemas de salud. La rela­ ción de confianza y la constante colaboración entre propietario y veterinario es indispensable para un diagnóstico correcto y una terapia apropiada. La v is ita a l v e t e r in a r io Para que el veterinario pueda efectuar un diagnóstico rápido, la colaboración del dueño es indispensable. La anam­ nesis, es decir, la información aportada por el dueño del perro y por otros tes­ timonios para confeccionar el historial médico, constituye la primera etapa de la visita. Esto permite al veterinario orientar su diagnóstico y proponer análisis complementarios. Los datos tienen que ser, en la medida de lo posible, precisos y en orden cronoló­ gico: - ¿Cuanto tiempo hace que el perro vomitó por primera vez? - ¿De qué color es la diarrea? - ¿La perra orina con más frecuencia de lo normal? ¿En que fecha tuvo el último celo? Todos estos datos pueden ser útiles para emitir un primer diagnóstico. Antes de acudir al veterinario, evitare­ mos dar ningún medicamento al perro. Durante la visita hay que transmitir confianza al perro, tranquilizándolo con caricias y hablándole en tono cariñoso. Pese a que el veterinario, en tanto que profesional, sabe tratar a los animales, es aconsejable llevar el bozal por si el animal muerde. La fieb re La temperatura normal de un perro se sitúa entre 38,5 y 39 °C. La temperatura corporal se mantiene constante gracias a un sistema de regulación controlado por una especie de termostato. Si la temperatura aumenta, se ponen en marcha una serie de mecanismos para enfriar el cuerpo, como el jadeo. Si la temperatura disminuye, ocurre lo contrario: el pelo se eriza para aumen­ tar el espesor del manto y proteger mejor el organismo contra el frío. La fiebre es un síntoma que se observa en un gran número de enfermedades. En general, las causas de la fiebre son www.FreeLibros.me
    • fáciles de identificar, aunque hay casos más raros y más complejos de hiperter- mia difíciles de diagnosticar. E l p e r r o t ie n e m a l a l ie n t o Recordemos que el perro nace sin dientes. Los primeros dientes de leche apare­ cen hacia el vigésimo primer día, más tarde caen y son sustituidos por los dientes de adulto. La principal causa del mal aliento del perro es el sarro. Es aconsejable exa­ minar periódicamente los dientes del perro y acostumbrarlo al cepillo dental ya desde joven. Para cepillarle los dientes utilizaremos una pasta anti­ sarro para perro. Si el depósito de sarro es abundante, el veterinario tendrá que efectuar una limpieza de boca. El p e rro to se La tos está provocada por un reflejo y sirve para expulsar los cuerpos irritan­ tes de las vías respiratorias. Las causas de la tos pueden ser diversas: virus, parásitos, bacterias, insuficiencia car­ diaca, tumores, etc. Para descartar la posibilidad de que la tos sea de origen vírico tomaremos la temperatura al perro. En todos los casos la tos tendrá que ser eliminada rápidamente para evitar lesiones cróni­ cas irreversibles. El diagnóstico se completará con otras pruebas: auscultación, percusión, radiografía. 166 El p e rro e stá r e s fr ia d o El animal tiene congestión nasal y estornuda. En general, los catarros son benignos y se curan rápidamente. El catarro del perro no se contagia al hombre, ya que los virus no son los mismos. La enfermedad se manifiesta cuando hace frío, momento en que las defensas del organismo pierden efica­ cia. Los virus, transportados por ei viento, contaminan muy fácilmente a otros perros. Pero si se mezclan con bacterias y causan una infección, la salud del animal puede desembocar en una bronquitis o una neumonía. Los cachorros y los perros ancianos son más vulnerables, razón por la cual tienen que recibir unos cuidados parti­ culares durante los periodos de mayor riesgo. La congestión nasal del perro puede deberse a otras razones, por ejemplo a la entrada de un cuerpo extraño en las fosas nasales. El p e rro o r in a s a n g re La sangre en la orina puede proceder de las vías genitales o de las vías urina­ rias (riñones, vejiga, conductos urina­ rios). Antes de efectuar un diagnóstico y de plantear un tratamiento, hay que determinar el origen de la sangre. La orina puede ser de color café debido a la presencia de hemoglobina, producto de la rotura de glóbulos rojos, parasitados por el piroplasma. Las observaciones del dueño del ani­ mal son muy útiles para que el veten- La poliuria (aumento de la emisión de orina) suele acompañarse de polidipsia (aumento de la sed) (© Labat Rouquette). nano pueda efectuar el diagnóstico: color de la orina, frecuencia de las micciones, signos de dolor, etc. El p e rro o r in a c o n MUCHA FRECUENCIA O MUCHA CANTIDAD La poliuria —aumento de la emisión de orina— está relacionada a menudo con la polidipsia, es decir, aumento de la sed. Estos síntomas están provoca­ dos por varias patologías. Para efectuar un diagnóstico hace' falta un análisis de orina. Antes de pensar en una enfermedad, hay que intentar medir la cantidad de agua consumida, ya que, en algunas ocasiones, el propietario del perro se equivoca en su valoración. Para un perro de compañía sano, que no rea­ liza esfuerzos, alimentado con una dieta casera, la necesidad diaria de agua es del orden de 20 ml/kg. Esto significa que un perro de 12 kg consu­ mirá aproximadamente un cuarto de litro de agua al día. Los perros que toman alimento seco beben más que los que comen alimento enlatado, mucho más rico en agua. Asimismo, se debe tener en cuenta si el perro se encuentra bajo tratamiento médico. Algunos medicamentos, como los corticoides o los diuréticos, aumen­ tan la diuresis y la sed. Entre las causas 167www.FreeLibros.me
    • de poliuria polidipsia, hay que consi­ derar en primer lugar la insuficiencia renal crónica (IRC). Para compensar la disminución de la capacidad de concentración normal de los riñones, el perro aumenta la cantidad de orina expulsada. La IRC es muy frecuente en los perros de más de diez años. La infección del útero —piometritis— también puede originar poliuria poli- dipsia. Además, en este caso es el único síntoma que puede alertar al dueño. También se tendrá en cuenta la diabe­ tes juvenil (disfunción del páncreas), la diabetes insípida (disfunción de la hipófisis) y el síndrome de Cushing, que está causado por problemas de las glándulas suprarrenales. El síndrome de Cushing se caracteriza por las lesio­ nes cutáneas. El diagnóstico diferencial requiere pruebas complementarias. Las analíti­ cas permitirán dosificar el azúcar de la sangre o glucemia, además de otros parámetros para detectar una infec­ ción. El análisis de orina aporta infor­ maciones sobre la cantidad de azúcar en la orina, la densidad de la orina, etc. Estas pruebas son relativamente simples y fáciles de analizar, son poco costosas y permiten orientar rápida­ mente el diagnóstico. A veces es nece­ sario efectuar pruebas más complejas, o en algún caso la biopsia del riñón. Lógicamente, el tratamiento depende del diagnóstico. Las IRC se compensan 168 con una dieta. Actualmente, la histerec- tomía o extirpación del útero es la única solución para tratar con eficacia la piometritis. Los tratamientos médicos son muy aleatorios. La diabetes juvenil requiere casi siem­ pre una inyección cotidiana de insu­ lina. Las dosis se calculan en función de la evolución de la glucemia. El trata­ miento médico se completa con un régimen adecuado. La poliuria polidipsia es un síndrome complejo que puede tener causas muy variadas y no forzosamente relaciona­ das, que sólo pueden ser identificadas mediante un examen clínico y un aná­ lisis de laboratorio. El PERRO COJEA La cojera es un síntoma provocado por el dolor. Las causas son múltiples y no siempre son fáciles de identificar. En primera instancia habrá que hacer reposar al animal. Luego podemos observar cada una de las extremidades, manipulán­ dolas suavemente. Puede darse la posibilidad de que descubramos una herida, un cuerpo extraño entre los dedos o una hinchazón anormal que podría ser una inflamación o un abs­ ceso. En los casos benignos, bastará con un reposo de algunos días para que todo vuelva a la normalidad. Si la cojera persiste, se requerirá un examen médico, completado por una radiografía para detectar la existencia de una posible patología de más gra­ vedad. En verano las espigas representan un peligro para el perro. La espiga se engancha en los pelos del perro en la zona de la oreja y avanza de forma mecánica, simplemente por los movi­ mientos del perro, hasta el interior del conducto auditivo. Puede llegar a penetrar a mucha profundidad, hasta el tímpano, y provocar un fuerte dolor. En algunos casos puede llegar a perfo­ rar el tímpano, entonces el dolor es muy agudo. El perro ladea la cabeza e intenta por todos los medios hacer salir el cuerpo extraño de la oreja. Si se da esta circunstancia, hay que lle­ var rápidamente el perro al veterinario para que proceda a la extracción de la espiga con unas pinzas especiales. A veces se hará necesaria una pequeña intervención sedando al animal, puesto que el dolor es muy fuerte y el perro no deja actuar al veterinario. Puede ocurrir que se encuentren espi­ gas debajo de la piel, especialmente entre los dedos, que provoquen cojera y abscesos. Por regla general, para la extracción del cuerpo extraño de la pata hace falta la intervención del veterinario. Las espigas también pue­ den introducirse en las cavidades nasales y dar origen a una sinusitis purulenta. Para evitar todos estos problemas, lo más aconsejable es revisar de forma rápida el pelo del perro después de cada paseo. La depilación de la oreja también evita que penetren espigas en el conducto auditivo. E l p e l ig r o d e l a s e s p ig a s www.FreeLibros.me
    • Los perros son curiosos y rebosan vita­ lidad, y por esta razón no es raro que sufran lesiones de carácter muy leve. Las alambradas, los cristales rotos, las piedras cortantes o las espinas provo­ can contusiones, cortes y heridas. Se dice que hay contusión cuando el golpe no produce herida. Como consecuencia de ello, la sangre se fil­ tra por los tejidos y forma una equimo­ sis. En el perro, las equimosis no son visibles a causa del pelaje. Luego la sangre forma una bolsa, que no es más que el hematoma. Los impactos de pequeña intensidad se tra­ tan simplemente aplicando hielo o una compresa fría sobre la zona afectada. Los hematomas en la oreja aparecen cuando el perro, al sacudir la cabeza, golpea algún objeto con las orejas. Los vasos capilares se rompen y la sangre forma un hematoma en la oreja —oto- hematoma— que tendrá que ser elimi­ nado quirúrgicamente. Las heridas están expuestas a las infec­ ciones, ya que la barrera protectora cutánea está abierta a los microbios. Las heridas deben ser desinfectadas y los cuerpos extraños tienen que ser extraídos. La herida se lava con jabón. Luego, después de haberla enjuagado, se des­ infecta con tintura de yodo y agua oxi­ genada. Si la herida es de más de 1 cm, es preferible llevar el animal al veterinario. La cicatrización será mejor si la herida está limpia, desinfectada y si los bordes de la herida están en E l p e r r o t ie n e u n a h e r id a 170 contacto el uno con el otro. En algunos casos es necesario poner grapas o pun­ tos de sutura. Se llama cicatrización de primera intención a la curación obtenida cuando los márgenes de la herida están en contacto. La herida queda perfectamente cerrada y la cicatriz será discreta o incluso invisible. Si los márgenes de la herida no están en contacto, la curación será más larga. En este caso se forma un tejido de cicatrización que, por lo general, deja una cicatriz muy visible. Esto se pro­ duce cuando la herida es demasiado ancha para que los dos márgenes estén en contacto o cuando la herida no ha sido desinfectada correctamente. Habrá que controlar el estado general del perro, ya que los gérmenes pueden multiplicarse y provocar una infec­ ción. A veces, la solución más segura es administrar antibióticos al perro durante algunos días. Los apósitos tie­ nen que ser cambiados todos los días. E l p e r r o se f r o t a l o s o jo s Examinando de cerca el ojo, observa­ mos que está más enrojecido de lo habitual. Los ojos producen un líquido transparente o amarillento que se pega a los pelos del rostro, formando una raya sucia en cada lado. El perro se frota los ojos con las patas. Puede tra­ tarse de una conjuntivitis, de una que­ ratitis, de una úlcera de córnea... En un principio, limpiaremos el ojo con una solución oftalmológica. Evitaremos el uso de un colirio cualquiera, que en algunos casos podría resultar peligroso. Si el lagrimeo persiste, llevaremos el perro al veterinario. El p e rro se r a s c a la s o re ja s El animal sacude la cabeza y se rasca las orejas con las patas posteriores. Observándolas de cerca, veremos que están sucias e inflamadas y, a menudo, desprenden un olor desagradable. La prevención contra este tipo de pato­ logía consiste en limpiar periódica­ mente las orejas con un producto ade­ cuado. Los parásitos, hongos, bacterias y cuer­ pos extraños se alojan fácilmente en los conductos auditivos profundos y peludos del perro. Si el dolor es fuerte o agudo, y el olor muy desagradable, el tratamiento higiénico no será suficiente, y tendrá que ser completado por un tratamiento médico o, en los casos más graves, quirúrgico. El p e rro h a in g e rid o VENENO Los perros suelen engullir todo lo que encuentran que les parezca apetitoso. Por este motivo, a menudo pueden sufrir intoxicaciones. Los síntomas son diferentes según la naturaleza del producto tóxico. Los insecticidas utilizados en los jardines son tóxicos para los perros. Su inges­ tión afecta al sistema nervioso. El ani­ mal puede sufrir convulsiones y, a veces, incluso caer en coma. El metaldehido, utilizado para eliminar las babosas, puede ser tragado por el perro. Este producto es peligroso y provoca una intoxicación grave con complicaciones renal y hepática en algunos casos irreversibles. Contrariamente a lo que se oye frecuen­ temente, los raticidas son nocivos para los perros. Los perros pueden ingerir «matarratas». Estos productos impiden la coagulación normal de la sangre y el animal pre­ senta signos de hemorragia. El trata­ miento consiste en practicar transfusio­ nes sanguíneas y administrar un antídoto. En ciertos casos, si el animal acaba de tragarse el veneno, se le puede provocar el vómito. Actualmente las intoxicaciones causa­ das por la estricnina son muy raras porque este producto ya no se utiliza. El perro intoxicado presenta convul­ siones y una excitación anormal. El animal muere de asfixia por parálisis de los músculos respiratorios. El anticongelante para automóviles atrae a los perros a causa de su sabor dulzón. Provoca una intoxicación grave, de pronóstico incierto. La intoxicación también puede ser provocada por la ingestión de ciertos medicamentos. Por este motivo se insiste en no dejar nunca ningún medi­ camento al alcance del perro. Algunas plantas de interior pueden resultar tóxicas e incluso mortales. Las víctimas suelen ser los perros que se quedan todo el día solos en casa y adquieren el hábito de masticar hojas para combatir el aburrimiento. www.FreeLibros.me
    • Las mordeduras de serpientes son bastante frecuentes para los perros que viven en el campo (© Labat Rouquette). 172 Por esto se deben vigilar todos los pro­ ductos que el perro podría tragar por curiosidad, por glotonería o por aburri­ miento. Si tenemos la sospecha de que nuestro perro ha engullido un producto tóxico, habrá que avisar al veterinario, intentar identificar el producto y no hacer nada más sin la indicación explícita del vete­ rinario. Es especialmente desaconseja­ ble hacer tragar cualquier cosa al perro. La leche, por ejemplo, puede acelerar la absorción de un veneno. L a s c r is is d e e p il e p s ia Las crisis de epilepsia causan una fuerte impresión al propietario, que normalmente no sabe qué hacer. El ataque dura de unos segundos a varios minutos. A veces, está precedido por un periodo de tiempo durante el cual el perro parece estar perdido y se esconde o deambula sin ningún obje­ tivo preciso. Luego pierde el conoci­ miento, cae al suelo y, por efecto de las convulsiones, se retuerce y mueve las patas; a menudo orina y defeca. Los músculos de la mandíbula sufren contracciones violentas y la saliva se derrama. Poco a poco disminuye la intensidad de las convulsiones hasta que cesa por completo, y el perro recupera el estado normal casi como si nada hubiera ocurrido. A veces tiene una expresión ligeramente alelada. La crisis se origina por un estimulo anormal de una zona del cerebro. Las causas son numerosas. Las inflamacio­ nes del encéfalo o encefalitis pueden ser el origen de las crisis de epilepsia, así como también los tumores cerebra­ les. Ciertas enfermedades di' carácter general estimulan el cerebro y pueden desencadenar un ataque. Cuando no se puede deterni¡nar una causa conocida, se dice que se trata de una epilepsia esencial. La epilepsia esencial se rnanifiesta siempre antes de los tres años y en algunas razas que tienen predisposi­ ción hacia esta enfermedad. Los síntomas de la crisis son siempre idénticos y se producen a intervalos precisos. El virus de la rabia y el moquillo ata­ can al sistema nervioso central y pue­ den originar crisis. Los ascaris pueden llegar al cerebro y provocarlas tam­ bién. El perro puede presentar crisis como consecuencia de un trauma­ tismo craneal, puesto que las zonas de cicatrización pueden convertirse en el punto donde se desencadenan. Un factor generador de estrés, por ejemplo la visita al veterinario o la llegada de un nuevo animal, favorece el desenca­ denamiento de la crisis. Otras causas de este proceso pueden ser los problemas metabólicos, como una hipocalcemia (disminución del calcio en la sangre) —frecuente en las perras en periodo de lactancia— o una hipoglucemia (disminución del nivel de azúcar en la sangre). No hay que olvidar tampoco la insuficiencia renal o una patología del hígado (encefalo­ patía hepática). En el momento en que el veterinario atiende al perro la crisis ya ha termi- www.FreeLibros.me
    • nado y, por lo tanto, el propietario ten­ drá que aportar toda la información posible sobre la crisis y su desarrollo. ¿Sufre ataques a menudo? ¿A qué edad tuvo el primero? ¿Cuánto tiempo trans­ curre entre dos crisis? El veterinario efectuará un examen completo del sistema nervioso, pedirá un análisis de sangre, una radiografía del cráneo y, en algunos casos, un escáner. Salta a la vista que los ataques de epilepsia no tienen un diagnóstico fácil y sus causas son numerosas. En algunas ocasiones son banales y no revisten ningún tipo de gravedad, y en otras son serias y graves. El tratamiento consiste en suprimir la causa previa­ mente identificada. Si se trata de epi­ lepsia esencial, sólo se aplicará un tra­ tamiento si la frecuencia de las crisis es considerable (a partir de un ataque por mes o más). El tratamiento es bas­ tante pesado, porque se deben admi­ nistrar medicamentos al perro cada día durante toda su vida. Es posible aprender a detectar la inmi­ nencia de un ataque epiléptico. Cuando se da el caso, hay que hablar al perro y tranquilizarlo. Para ello lo instalaremos en un lugar tranquilo y oscuro, donde no haya objetos contra los que pueda hacerse daño. En el transcurso de una crisis se puede inter­ venir inyectando al animal un anticon­ vulsivo por vía intramuscular, intrave­ nosa o rectal. Habrá que aprender, sobre todo, a convivir con el perro, que podrá llevar una vida normal siguiendo un trata­ miento. 174 U n a a v is p a h a p ic a d o AL PERRO Las picaduras de avispa siempre tienen que tomarse en consideración. En verano es frecuente que el perro intente atrapar una avispa con la boca, y esta a menudo responde con una picadura en el labio o en el interior de la boca. Esta picadura le provoca dolor y después un edema. En algunas oca­ siones el perro puede acabar con toda la cara hinchada. Intentaremos extraer el aguijón y des­ infectaremos la herida. Si el edema es importante tendrá que recibir trata­ miento médico. U n a s e r p ie n t e h a m o r d id o AL PERRO Cada año, las mordeduras de serpientes ocasionan más de cincuenta mil muer­ tes en el mundo. En medicina veterina­ ria no existe ninguna estadística al res­ pecto, pero las mordeduras de serpientes no son raras en los perros que viven en el campo. Las víboras, cuyo veneno es tóxico, son las causan­ tes de las peores mordeduras. El perro siente atracción por la serpiente para jugar, y el reptil acaba mordiéndole en la cara. En el hombre, los síntomas de las mor­ deduras de víbora suelen ser locales, en la zona donde se ha producido la mordedura. En el perro, en cambio, los signos clínicos evolucionan muy rápi­ damente y en los casos más graves puede sobrevenir la muerte. Sin embargo, en la mayoría de casos se observa un edema local doloroso que se extiende por la cara y puede alcan­ zar incluso las patas. Asimismo aparecen los síntomas gene­ rales: aceleración del ritmo cardiaco, aumento de la temperatura, vómitos, diarreas, agitación, aceleración de la respiración. Si nuestro perro ha sido mordido, hay que llevarlo al veterinario sin perder tiempo. Durante la espera habrá que desinfectar la herida y dejar el perro en reposo. Los antídotos se conservan a -4 °C, y, por lo tanto, es difícil tenerlos siempre a mano durante los paseos. Como los perros pequeños suelen ser bulliciosos, llega el día que se engan­ chan en algún sitio por culpa de una uña demasiado larga y esta se rompe. Algunas veces el trozo roto queda par­ cialmente unido a la uña y provoca un fuerte dolor que hace cojear al animal. El dolor es tan fuerte que el perro puede mordernos si intentamos curarlo. El fragmento roto tiene que ser seccionado y la hemorragia cortada mediante un vendaje compresivo. Si realmente el dolor es insoportable, será necesario sedar al perro para curarlo. E l p e r r o se h a r o t o u n a u ñ a E l b o t i q u í n d e l p e r r o Siempre hay que tener a disposición los productos usados para la higiene corriente y otros medicamentos necesarios para las curas de emergencia: - champú adecuado para el pelo de la raza - un cortaúñas - una solución limpiadora para los ojos - una solución limpiadora para las orejas - una solución para la limpieza del escroto de los machos - un cepillo dental y una pasta dentífrica - un antiparasitario (comprimido o jarabe) - insecticidas contra pulgas, garrapatas, ácaros, etc. (collares, bombas, polvos...) - un aplicador para extraer garrapatas - un termómetro exclusivo para el perro (recordemos que la temperatura normal del perro oscila entre 38,5 y 39 °C) - jabón, yodo, agua oxigenada para desinfectar las heridas - gasas y esparadrapo para los apósitos 175www.FreeLibros.me
    • E l p e r r o e s t á PERMANENTEMENTE EXCITADO L a p e r r a t ie n e b u l t o s EN LAS MAMAS Los simulacros de apareamiento con cojines o con las piernas de las perso­ nas se dan en los perros que se encuen­ tran en excitación sexual constante. Si este comportamiento está motivado por la presencia de una perra en celo en las proximidades, habrá que tener paciencia y esperar a que todo vuelva a la normalidad. Por el contrario, si este comporta­ miento es espontáneo, se le deberá administrar un calmante. Los medicamentos no siempre son efi­ caces y, en los casos realmente moles­ tos, el veterinario propondrá la castra­ ción del macho demasiado fogoso. L a PERRA TIENE p é r d id a s Aparte de las pérdidas de sangre y de las emisiones vaginales propias de los periodos de celo, todas las otras pérdi­ das vaginales son sospechosas. Recordemos que las pérdidas debidas al celo se producen normalmente dos veces al año. Las pérdidas anormales están causadas por patologías del aparato reproductor o del aparato urinario. Siempre es útil saber la fecha del último celo. Un diagnóstico precoz evitará el desa­ rrollo de enfermedades graves, en par­ ticular de la metritis, cuyo pronóstico es siempre reservado y cuya única solución muchas veces es la histerec- tomía (extirpación del útero). Al acariciar a la perra notamos unas protuberancias en las mamas. Tanto si se trata de un quiste o de un tumor tie­ nen que ser objeto de un examen rigu­ roso. Los tumores de mama son frecuentes en las perras de más de ocho años. Los tumores benignos y los tumores malig­ nos tienen que ser extirpados antes de que alcancen un gran tamaño o pue­ dan provocar un cáncer generalizado. Los tumores malignos causan una fuer­ te impresión. El análisis histológico de laboratorio permitirá definir con precisión la natu­ raleza del tumor y, por consiguiente, el diagnóstico. A l g u n o s d a t o s ú t i l e s • Edad media de la pubertad: - macho: de los 7 a los 10 meses - hembra: de los 6 a los 12 meses • Duración de la gestación: 60 días • Número medio de cachorros por camada: de 4 a 6 • Frecuencia cardiaca por minuto: 100 p/m • Frecuencia respiratoria por minuto: de 35 a 40 • Temperatura rectal: de 38,5 a 39 °C 176 El celo y la reproducción El fenómeno del nacimiento, que parece tan simple y natural, es un acontecimiento extraordinario. Es el final de un encadenamiento de mecanismos muy complejos, cuyos secretos la naturaleza todavía no nosha confiado en su totalidad. El c ic lo s e x u a l de la hem bra Normalmente la hembra tiene el pri­ mer celo a los seis meses de edad. La actividad sexual de la perra es cíclica y está marcada por los periodos de celo. Naturalmente, hay que saber en qué momento del ciclo se encuentra el animal para hacer que se reproduz­ ca o, al contrario, para evitar una ges­ tación. El ciclo sexual de la perra se divide en cuatro partes, cada una de ellas carac­ terizada por determinados comporta­ mientos: • El preestro (de 7 a 10 días) está caracterizado por las pérdidas de sangre de la vulva, que está hinchada. Estas pérdidas no tienen nada que ver con las pérdidas de sangre que se pro­ ducen durante los periodos de mens­ truación (reglas) de la mujer. En este periodo la perra atrae a los machos, pero no se deja montar. • El estro (de 5 a 15 días) es el perio­ do durante el que es posible la fecun­ dación. La vulva sigue estando hin­ chada. La perra atrae a los machos y acepta la monta. Las pérdidas de sangre desaparecen y son reemplaza­ das por una secreción transparente. • El mesoestro (de 110 a 140 días) viene inmediatamente después del estro. La perra rechaza la monta. Rara las perras que han sido montadas y fecundadas es el periodo de gestación y de desarrollo de las mamas hasta el momento del parto. En las perras que no han sido fecundadas, puede produ­ cirse una falsa gestación. • El anoestro (aproximadamente 4 meses) corresponde al periodo de reposo sexual. La c ó p u l a o m o n t a El estro es el periodo de fecundación. Durante este periodo la hembra acep­ ta al macho y la monta generalmente es fecunda. El momento ideal para la monta se sitúa del primer al cuarto día a partir del principio del estro, o sea, entre el décimo y el decimoquinto día a partir de las primeras pérdidas de sangre. Ya hemos dicho que la perra puede presentar el primer celo a la edad de seis meses. Este puede pasar desaper- 177www.FreeLibros.me
    • cibido para el propietario inexperto. Es conveniente esperar de dieciocho meses a dos años antes de hacer mon­ tar a la perra. Una gestación excesiva­ mente precoz puede alterar su creci­ miento o incluso deformar para siem­ pre el esqueleto de la joven perra. Evidentemente, también se evitará elegir un momento en que la perra o el semen­ tal estén visiblemente cansados, debili­ tados o enfermos. Por otro lado, nuestro consejo es asegurarse antes de la monta de que la perra está correctamente vacu­ nada y desparasitada. Asimismo pode­ mos solicitar un certificado de buena salud, en el que se precise que el semental no es portador de ninguna enfermedad sexual transmisible. La cópula de los perros dura por regla general de quince a treinta minutos. El hinchamiento del pene del macho durante la erección impide cualquier separación forzada. Lo más adecuado es esperar a que la monta termine y que el macho y la hembra se separen de forma natural. Si los pelos de la zona genital de la hembra son excesi­ vamente largos habrá que cortarlos. El rechazo del macho por parte de la perra puede estar causado por el estrés, por la incompatibilidad entre los dos animales o simplemente porque no sea el momento adecuado. En tal caso hay que dejar que ambos estén juntos tran­ quilamente, vigilándolos para evitar la posibilidad de que se muerdan. El análisis microscópico de un frotis vaginal permite determinar con preci­ sión el mejor momento para la monta. A fin de aumentar el número de cachorros de la camada, es preferible hacer montar a la perra varias veces durante el mismo periodo de celo. Dos son las causas principales de las montas difíciles: - El rechazo de la monta. - La imposibilidad del coito. ■ EL RECHAZO DE LA MONTA El apetito sexual puede haber dismi­ nuido o puede ser nulo. La disminu­ ción del apetito sexual puede estar provocada por la hiperactividad sexual, por el cambio de medio ambiente, o por trastornos debidos a la aclimatación al nuevo medio. Ciertos sementales rechazan la monta si hay demasiada expectación. Evidentemente, habrá que hacer lo necesario para paliar la situación. Los desequilibrios hormonales prima­ rios o secundarios pueden provocar hiposexualismo. En tal caso la libido del macho es débil o nula, y los celos de la perra son discretos o inexistentes. ■ La im po sibilid a d del c o ito En este caso el macho y la hembra tie­ nen una libido normal, pero el coito presenta dificultades causadas por: - La torpeza de la pareja. - La desproporción entre el macho y la hembra. - La introducción de pelos en el inte­ rior de la vagina durante el coito. - El dolor debido a una infección de la columna vertebral, de la cadera, de las extremidades posteriores, de los órga- 178 www.FreeLibros.me
    • L a s u p e r f e c u n d a c i ó n Actualmente se sabe con certeza que si, en el transcurso del mismo celo, una perra es montada por machos diferentes, esta puede dar a luz perros de la misma camada que tendrán padres dis­ tintos. Este fenómeno recibe el nombre de superfecundación. (Véanse los trabajos de Mialot). nos genitales o a cualquier otra infec­ ción que pueda producir impedimentos en el momento del acto de la monta. El método para remediar la imposibili­ dad del coito o el rechazo de la monta es la inseminación artificial. Se toma una muestra de semen del macho y se introduce artificialmente en las vías genitales de la hembra. Para elegir el momento adecuado se realiza un frotis vaginal. El porcentaje de éxito es menor que con la fecundación natural. Si la libido es insuficiente, el veterina­ rio puede aumentarla empleando hor­ monas. Sin embargo, las dosis excesi­ vas de estrógenos en la hembra produ­ cen periodos de celo sin ovulación y los andrógenos administrados a los machos hacen aumentar la libido, aunque disminuyen la espermatogéne­ sis y, en consecuencia, la fertilidad. Por esta razón, las hormonas se admi­ nistran con gran prudencia y con total conocimiento de la materia. LA INSEMINACIÓN ARTIFICIAL La inseminación artificial se practica desde hace tiempo en la cría de ganado vacuno y porcino. En las perras la utilización de esta técnica es más reciente. La inseminación artificial se practica con esperma de un macho, que se introduce directamente en las vías genitales femeninas (asistencia para la monta) o con esperma congelado. La asistencia para la monta se practica si el macho o la hembra rechazan el apareamiento, sea cual sea el motivo. El esperma se recoge en una vagina arti­ ficial de caucho, que se habrá tenido la precaución de calentar. La presencia de una perra en celo facilita la eyacula- ción. A continuación, se introduce el esperma directamente en las vías geni­ tales de la hembra con la ayuda de una sonda, o bien se congela en un medio protegido a -196 °C. A esta temperatu­ ra y en nitrógeno líquido, se puede con­ servar indefinidamente. Se practican dos inseminaciones sepa­ radas con un intervalo de cuarenta y ocho horas, después de haber confir­ mado que el momento es el óptimo gracias al análisis microscópico de un frotis vaginal. Antes de proceder a la inseminación, hay que examinar el esperma, para comprobar que tenga la densidad sufi­ ciente de espermatozoides y que estos últimos sean normales. 180 La perra puede tener el primer celo con seis meses de edad (© Labat Rouquette). ' L a g e s t a c ió n La gestación oscila entre 59 y 63 días, I con una media de 60 días. Durante el primer mes las modificaciones anató­ micas no son visibles. A partir de la quinta semana el abdo­ men empieza a desarrollarse y la perra sube de peso. Las mamas se hinchan hasta el final de la gestación, momen- I to en el que se empieza a secretar la I leche. El diagnóstico de gestación mediante radiografía es posible a partir del cua­ dragésimo quinto día de gestación. Durante la gestación la alimentación debe ser más rica y suplementada con vitaminas y minerales, aunque sin caer en excesos. Así, por ejemplo, un exceso de calcio durante la gestación puede alterar la producción de leche y el exceso de vitamina D también resulta perju­ dicial. I8Iwww.FreeLibros.me
    • Q u é h a c e r d u r a n t e e l p a r t o • Avisar al veterinario unos días antes de la fecha prevista para el parto. • Preparar con un poco de antelación un lugar tranquilo, cálido, fácil de limpiar, que la perra conozca bien y donde no sufra molestias en el momento de nacer los cachorros. • Es importante controlar el tiempo transcurrido a partir de la expulsión del primer cachorro, el tiempo transcurrido entre dos nacimientos y la forma en que la perra está lle­ vando a cabo los esfuerzos. Todas estas informaciones serán útiles para el veterinario en caso de que su intervención sea necesaria. • Se puede ayudar a la perra manualmente si el cachorro es bien visible y palpable en la región perianal, y si la perra tiene dificultades para su expulsión. • Naturalmente cualquier manipulación se realizará con la mayor suavidad posible y tomando las oportunas medidas higiénicas. ■ T rasto rn o s rela c io n a d o s- c o n la g esta c ió n : LA FALSA GESTACIÓN Dos meses después del celo la perra muestra un comportamiento anor­ mal. Está nerviosa, gime y adopta un comportamiento maternal con los juguetes. Las mamas presentan hiper­ trofia y se llega a constatar una secre­ ción láctea. Esta circunstancia no tiene nada que ver con una gestación. Pero en deter­ minados casos, una perra en estado de una falsa gestación —también lla­ mada pseudogestación— puede des­ empeñar el papel de madre adoptiva para otros cachorros. E l p a r t o El parto tiene lugar entre el quincuagé­ simo noveno y el sexagésimo tercer día después de la monta, cuya fecha debemos anotar con precisión. 182 El periodo de gestación, más corto en las razas pequeñas que en las grandes, suele tener una duración media de 60 días. Una serie de modificaciones anatómi­ cas y de comportamiento anuncian la inminencia del parto. El abdomen de la perra ha aumentado de volumen y tiene las mamas hinchadas. En algunas ocasiones la perra está más calmada, huye del ruido y de la agitación y busca la presencia de su dueño. Durante los días que preceden al parto, se puede apreciar el movimien­ to de los cachorros colocando con suavidad la mano sobre el vientre de la futura mamá.. De igual modo, hay que tomar la tem­ peratura de la perra diariamente, pues­ to que una disminución de un grado en relación con la media de los últi­ mos días anuncia el parto en cuarenta y ocho horas. La perra intenta aislarse y empiezan las primeras contracciones del útero. En la vulva aparece un saco transparente que se rompe para dar salida a un líquido que la perra ingiere con avi­ dez. El primer cachorro no debe tardar en aparecer. Al lamer al recién nacido la perra lo libera de las membranas que lo envuelven y al mismo tiempo le estimula la respiración. Los otros cachorros tienen que ser expulsados en poco tiempo. A pesar de que no existe ninguna regla precisa, se considera que el intervalo entre dos nacimientos no debe ser superior a una hora. En caso contrario aumentan los riesgos para los cachorros. Naturalmente tendremos que comuni­ car al veterinario la fecha prevista para el parto, de modo que nos podrá acon­ sejar por teléfono y podrá intervenir si es necesario. Los cachorros se secan con una servi­ lleta y se colocan cerca de uno de los pezones de la madre, para que ingie­ ran cuanto antes el calostro (la prime­ ra leche). En caso de que surja algún problema —cachorros no expulsados o bloquea­ dos, cansancio de la perra, cachorros que no maman—, habrá que avisar al veterinario. Durante los días siguientes vigilaremos a los cachorros y a la madre. Todos tienen que dar muestras de apetito y vitalidad. En algunas ocasiones, la ingestión de los envoltorios fetales Cachorros teckel (© Labat Rocher). www.FreeLibros.me
    • hace que los excrementos sean negros durante unos días, pero ello no deberá alarmarnos. Se dice que el parto es «distócico» cuando no se desarrolla de manera normal. ■ Las d isto cia s de o rig en MATERNO Puede haber una desproporción entre el diámetro de la cadera de la hembra gestante y el volumen del feto. Esto es lo que generalmente ocurre en los casos de monta prematura en los que la hembra todavía no ha alcanzado su talla adulta. A veces también se observa un estre­ chamiento del diámetro de la cadera, ya de nacimiento o como consecuen­ cia de una fractura. El feto puede encontrar dificultades para ser expulsado si el útero está gira­ do sobre su eje o si el cuello del útero no se ha dilatado suficientemente. La vagina y la vulva a veces presentan un estrechamiento o reacciones cica­ trizantes que disminuyen la elasticidad de los tejidos y dificultan la expulsión de los cachorros. La inercia uterina es la incapacidad de los músculos del útero de contraerse para expulsar los fetos. La hipocalcemia, la hipoglucemia, la obesidad y la edad son causas de iner­ cia uterina primaria. Si el parto se prolonga, el útero se fati­ ga y también se produce una inercia uterina. En este caso, habrá que reali­ zar una cesárea. ■ Las d isto cias de o r ig en fetal El volumen excesivo de los fetos se observa normalmente cuando la camada es poco numerosa o cuando la gestación se ha prolongado. Las presentaciones anterior y posterior de los fetos se consideran normales. Las otras presentaciones conllevan problemas y atonía uterina secundaria. LOS ABORTOS ■ LOS ABORTOS «NATURALES» Durante la gestación se pueden produ­ cir abortos a causa de alteraciones en el feto o de problemas de la madre. En relación con el feto, considerare­ mos los siguientes casos: - La torsión del cordón umbilical puede provocar la muerte del feto y el consiguiente aborto. - Un traumatismo puede provocar el desprendimiento de la placenta y cau­ sar también la muerte del feto. - Todas las anomalías de desarrollo fetal pueden provocar abortos. - El herpesvirus y la brucelosis son causas de interrupción de la gestación. La madre es sensible a los traumatis­ mos. Ciertos medicamentos son aborti­ vos, por ejemplo los corticoides. De hecho, todas las causas que alteran la salud de la madre pueden repercutir en la gestación. Si en un criadero se repiten los abor­ tos, habrá que realizar los correspon­ dientes análisis para identificar la causa y poder aislar el germen conta­ 1 84 gioso que podría poner en peligro a todos los animales. ■ LOS ABORTOS TERAPÉUTICOS Si nuestra perra ha huido durante el celo y no hemos podido evitar que se aparee, existen métodos de interrup­ ción de la gestación. El veterinario puede provocar el aborto con la ayuda de varios medicamentos. L O S E S T R Ó C E N O S Se utilizan inmediatamente después de la monta sin perder tiempo. Generalmente se practican dos inyec­ ciones, con un intervalo de cuarenta y ocho horas, entre los ocho y los quin­ ce días siguientes a la monta. Los estrógenos impiden la anidación del óvulo fecundado. Este medicamento tiene el inconve­ niente de provocar artificialmente nue­ vos periodos de celo, pero en los cua­ les no puede producirse la fecun­ dación. En ciertos casos, afortunadamente raros, los estrógenos pueden provocar algunas complicaciones, como hemo­ rragias uterinas y metritis. L a s p r o s t a g l a n d i n a s Este medicamento puede ser utilizado después del trigésimo día de gestación, hecho que permite asegurarse de que la perra está efectivamente encinta antes de provocar el aborto. Las prostaglandinas provocan la expul­ sión de los fetos y no conllevan los mismos peligros que los estrógenos. Controlar la reproducción de nuestra perra presenta la ventaja de poder ele­ gir el momento para una posible monta. Existen métodos de contracep- ción médicos y quirúrgicos. ■ La c o n tr a c epc ió n m éd ica La contracepción médica consiste en administrar a la hembra hormonas por vía oral (píldora) o por inyección sub­ cutánea. Estos medicamentos blo­ quean la ovulación y, en consecuen­ cia, impiden el celo. Al interrumpir el tratamiento todo vuelve a la normali­ dad y la hembra vuelve a tener perio­ dos de celo. Este método tiene que ser interrumpido cada cierto tiempo para evitar posibles complicaciones. Los medicamentos contraceptivos no son inocuos y siempre se tienen que administrar previa consulta con el veterinario. A veces se puede observar una infección del útero o metritis, o una esterilidad definitiva. ■ La co n tracepció n q u ir ú r g ic a La técnica quirúrgica es irreversible y la perra queda definitivamente estéril. Existen varios métodos: - La ovariectomía consiste en la extir­ pación de las glándulas femeninas u ovarios. Los efectos secundarios que puede conllevar son el aumento de peso y la incontinencia. - La ligadura de trompas también convierte la perra en estéril, pero sin LO S M ÉT O D O S C O N TR A C EP TIV O S 185www.FreeLibros.me
    • efectos secundarios. Sin embargo, la perra conserva el comportamiento sexual normal. La perra sigue entrando en celo, puede ser montada sin fecun­ dación; no obstante, puede desarrollar una patología del aparato genital. - La histerectomía o extirpación de la matriz permite el mantenimiento de la actividad hormonal de la perra. En cualquier caso, no es aconsejable que una perra a la que se haya practicado una histerectomía sea montada. I Controlar la reproducción de nuestra perra presenta la ventaja de poder elegir el momento para una posible monta (© Labat Rouquette). 186 El perro anciano La medicina veterinaria cada día realiza progresos, la higiene de vida de los perros I mejora y la longevidad de los perros aumenta. Hoy en día, los perros viven más años y tienen una vejez mejor. Todo el mundo I sabe que la vida de un perro anciano no es la misma que la de un animal más joven. I El envejecimiento es la disminución de la capacidad por parte del organismo de hacer frente a las agresiones externas. Los órganos del cuerpo funcionan con menos precisión y, por consiguiente, aumentan las posibilidades de contraer enfermedades, aunque sean benignas. www.FreeLibros.me
    • Es aconsejable solicitar al veterinario que realice un chequeo minucioso del perro a partir de los ocho años. Este chequeo consiste en una revisión general y en un aná­ lisis de sangre para detectar una posible insuficiencia renal o una diabetes, o quizá una insuficiencia hepática. E n v e je c im ie n t o d e l s is t e m a INMUNITARIO El sistema inmunitario o de defensa natural del perro anciano es cada vez más deficiente y se hace cada vez más vulnerable a todas las enfermedades. En el organismo debilitado de un perro anciano los virus y las bacterias pue­ den desarrollarse más fácilmente. Por este motivo es aconsejable respetar el calendario de vacunación de nuestro perro, e incluso aumentar la frecuen­ cia de los recordatorios. Contraria­ mente a lo que a menudo se oye decir, la vacuna siempre es útil, incluso a una edad avanzada, y, debido a esta mayor facilidad de contraer enferme­ dades, deberemos estar atentos a que las fechas de las vacunas no se nos pasen. E n v e je c im ie n t o d e la p ie l Las enfermedades de la piel en los perros ancianos suelen ser el reflejo de trastornos metabólicos. La mejor pre­ vención consiste en diagnosticar rápi­ damente una dermatitis. Las causas de las irritaciones o de los pruritos tienen que identificarse a partir del momento en que se manifiesta la lesión. En nin­ gún caso hay que dejar que la enfer­ medad se extienda. La calidad de la piel y del pelaje mejora aumentando el aporte de vitaminas, oligoelementos, etc. L a d e n t a d u r a DEL PERRO ANCIANO Las afecciones dentales son particular­ mente serias en los perros ancianos, ya que generan lesiones en otros órganos y repercuten gravemente en el estado global del perro. La disminución de apetito provocada por las lesiones localizadas en la boca acentúa la gra­ vedad de las lesiones primarias. Un cepillado dental practicado una o dos veces por semana basta para una buena higiene dental. Si se aprecia la formación de sarro, el veterinario ten­ drá que efectuar una limpieza dental con anestesia general. No esperemos a que el sarro se extienda mucho y las encías presenten inflamaciones. L a s e n f e r m e d a d e s CARDIORRESPIRATORIAS Igual que ocurre en el ser humano, la incidencia de las enfermedades car­ diovasculares aumenta con la edad. En los perros ancianos se observan más bronquitis crónicas, tumores pulmona­ res, soplos cardiacos... Los medica­ mentos utilizados habitualmente para 188 tratar estas afecciones resultan menos eficaces en los perros ancianos, por­ que se absorben y se eliminan de manera distinta. L a s a f e c c io n e s d e l a p a r a t o URINARIO La mayor parte de los perros de más de diez años padecen insuficiencia renal crónica, hecho que obliga a seguir un régimen dietético. Los machos tienen a menudo problemas de próstata. Insistimos una vez más en que el pro­ nóstico depende de la precocidad del diagnóstico. Si el trastorno se descubre tarde, el tratamiento muchas veces es ineficaz. LOS TUMORES Y EL CÁNCER La existencia de cualquier bulto anó­ malo tiene que ser tomada en serio y debe comunicarse al veterinario. Desgraciadamente, los riesgos de cán­ cer aumentan si se deja crecer un tumor. Los tumores mamarios de la perra son muy frecuentes, hasta el punto de que a menudo se tiene que extirpar toda la cadena mamaria para evitar recidivas. Los perros pueden pre­ sentar tumores en los testículos o en la próstata. El tratamiento suele ser quirúr­ gico y el pronóstico a medio plazo no siempre es alentador. Tendremos que reflexionar sobre este aspecto antes de hacer operar al perro. El veterinario nos explicará los beneficios que podemos esperar de una operación y también los riesgos que correrá nuestro perro. La o s te o p o ro s is La osteoporosis, una enfermedad muy típica de las personas ancianas, es muy poco frecuente en el perro. En cambio, no son raros los trastornos que conlle­ van una debilidad del hueso y que pre­ disponen al perro anciano a sufrir frac­ turas óseas, que resultan difíciles de soldar a pesar de los progresos enormes realizados por la cirugía veterinaria. La d e p re sió n n e rv io s a DEL PERRO ANCIANO La actividad del perro anciano dismi­ nuye. A veces también se observan comportamientos infantiles y una tris­ teza inhabitual. Detrás de ello puede haber una forma de depresión, que tiene que ser diagnosticada y tratada. El tratamiento médico se completa con un tratamiento de los hábitos de com­ portamiento. Para ello el dueño debe animar al perro a jugar y dedicarle más tiempo, con el fin de demostrarle que forma parte de la familia. C ó m o se d a n LOS MEDICAMENTOS Las modificaciones fisiológicas y bio­ lógicas que acompañan la vejez cam­ bian la capacidad de absorción, de difusión en el organismo y de elimina­ ción de los medicamentos por parte del organismo. El veterinario debe tener en cuenta este factor a la hora de determinar la posología. Los riesgos de sobredosis no son despreciables. 189www.FreeLibros.me
    • Educación y adiestramiento La educación y el adiestramiento de un perro requieren método y paciencia. El cas­ tigo y la recompensa ayudan a corregir los eventuales defectos del animal y facilitan el aprendizaje de normas elementales de obediencia y del comportamiento que se espera de él. E l c a s t ig o y la r e c o m p e n s a El castigo y la recompensa son las bases de la educación del perro. Evidentemente el castigo tiene que ser desagradable para el perro y la recom­ pensa le debe animar a repetir el com­ portamiento. Para que el perro asocie el castigo con el comportamiento que nosotros de­ seamos evitar, se le debe castigar inmediatamente después de que haya cometido la falta. Un perro de talla pequeña se castiga sujetándolo por la piel del cuello y sacudiéndolo suavemente. El gesto deberá acompañarse con la voz seca de enfado. La intensidad del castigo dependerá de la personalidad de nuestro perro. Hay perros muy sumisos, que se aga­ chan a la menor alteración del tono de voz; otros son más difíciles y requie­ ren mano dura. En todos los casos, castigar al animal minutos después de haber cometido la falta no tiene ningún efecto en su edu­ cación, puesto que el animal no entenderá la causa de nuestro enfado. La recompensa tiene que ser dada de manera repetitiva, cada vez que el perro adopte el comportamiento que nosotros esperamos de él. Pára pre­ miarlo, lo acariciaremos mostrándole que estamos contentos con él y felici­ tándolo. Las golosinas siempre son una gran ayuda, especialmente al principio de la educación. C a m in a r c o r r e c t a m e n t e CON LA CORREA El perro nunca camina correctamente con la correa la primera vez que le ponemos un collar. Hará falta un tiempo para enseñárselo. Al principio el cachorro se quedará un poco sorprendido e intentará quitarse de encima el molesto collar. Empeza­ remos por ponerle el collar unos minutos al día y aprovecharemos para jugar con él para que se olvide de que lo lleva puesto. Es preferible utilizar una correa de cuero a una cadena, porque si el perro tira no nos pillaremos los dedos. Si tira de la correa durante los paseos, simplemente tenemos que efectuar una 190 El aprendizaje de la limpieza requiere mucha paciencia (© Labat Rocher). ligera tracción cuando quiera ir por delante y, al mismo tiempo, le daremos la orden con alguna palabra como «¡Aquí!» o «¡Al lado!», u otra que prefi­ ramos, eso sí, usando siempre la misma. El animal entenderá rápidamente que esta orden significa que tiene que andar a nuestro lado sin tirar de la correa. EL APRENDIZAJE DE LAS NORMAS DE LIMPIEZA Al igual que cualquier otro ámbito de la educación, la limpieza requiere método y paciencia. El cachorro hace sus necesidades en la media hora que sigue a la comida o al sueño; durante este rato le tendremos que vigilar y ayudarle a hacer las nece­ sidades encima de un papel de perió­ dico, que habremos preparado con antelación para este fin. Cuando el animal lo haga en el lugar adecuado, lo tendremos que felicitar. Por el contrario, lo castigaremos si hace sus necesidades en otro sitio, siempre a condición de que lo pille­ mos en el momento de la infracción. Toda punición aplicada fuera de tiempo es ineficaz. Meterle la nariz en sus propios excrementos es cruel y no sirve absolutamente para nada. Más adelante, el perro aprenderá a retenerse y hacer sus necesidades durante los paseos. De todos modos, habrá que reforzar su comportamiento mostrando nuestra satisfacción cuando lo haga en el sitio correcto. Siguiendo www.FreeLibros.me
    • La recompensa se ha de dar repetidas veces, siempre que el perro adopta el comportamiento que se espera de él (© Labat Rouquette). estas pautas, evitaremos en poco tiempo que el cachorro haga sus nece­ sidades fisiológicas en cualquier parte. L a l l a m a d a Cuando el perro haya aprendido las normas de limpieza y camine con la correa sin tirar, podemos empezar a enseñarle a que acuda cuando lo lla­ memos. Comenzaremos por repetir su nombre cuando le demos la comida. De este modo lo aprenderá con mucha rapidez. La fase siguiente consiste en llamarlo durante el paseo. Si el animal no acude, fingiremos que nos vamos en la dirección opuesta. Si esto no es suficiente, nos tendremos que procurar una correa. Si no viene cuando lo llamamos, tiraremos de la correa hacia nosotros y lo acariciare­ mos cuando lo tengamos al lado. Es muy importante dar siempre la misma orden al perro, utilizando las mismas palabras, para que memorice fácil­ mente las órdenes. P o r t a r s e b ie n en e l in t e r io r DEL AUTOMÓVIL El perro tiene que portarse bien en el interior del automóvil y no debe moles­ tar al conductor. El primer viaje en automóvil es muy importante y determina los que vendrán a continuación. El cachorro debe poder viajar confortablemente y ha de dispo­ ner de espacio para moverse. Rara el primer viaje, que será muy corto, nos llevaremos objetos que le sean familia­ res, como algún juguete y su manta. El perro siempre viajará en la parte trasera del automóvil. Hay cinturones de seguridad para perro que lo protegen en caso de acci­ dente, pero que también sirven para que se esté quieto durante el viaje. Si nuestro perro se marea durante el viaje, preguntaremos al veterinario qué medicamento le puede ir bien contra el mareo. N o r m a s e l e m e n t a l e s d e o b e d ie n c ia : « ¡S e n t a d o !» , « ¡E c h a d o !» , « ¡E s p e r a !» Sabiendo obedecer las órdenes ele­ mentales, el perro tendrá un comporta­ miento correcto. Estas posiciones son totalmente naturales en el perro. La educación puede empezar a la edad de cinco a seis meses. Rara aprender a obedecer estas órdenes, aprovecharemos un momento en que nuestro perro esté tranquilo para repe­ tirle con voz pausada y acariciándole: «¡Sentado!, muy bien... ¡Sentado!». También podemos forzarlo con suavi­ dad presionando sobre la grupa para obligarlo a sentarse, al tiempo que repetimos: «¡Sentado, así, muy bien!». Habrá que repetir el ejercicio con fre­ cuencia, siempre de forma agradable y sin forzar al animal. El perro no tiene que adoptar la posición por obliga­ ción, sino para agradar a su dueño. La posición «echado» se logra de la misma forma, mostrando al perro al prin­ cipio del ejercicio cómo debe tumbarse www.FreeLibros.me
    • 194 y repitiendo siempre la misma orden: «¡Echado!, así, muy bien... ¡Echado!». Una vez que el perro haya aprendido a obedecer las órdenes «sentado» y «echado», podemos enseñarle a que­ darse en su sitio sin que nos siga cuando nos marchamos. Le damos la orden «echado» y a conti­ nuación la de «espera». Y nos separa­ mos de él sin dejar de mirarlo. Si el animal hace el ademán de levan­ tarse, le ordenaremos enérgicamente «¡Espera!» y lo volveremos a colocar en el mismo lugar. Al cabo de algunas sesiones, el perro habrá comprendido que no debe moverse y nosotros inten­ taremos escondernos durante algunos segundos. Si el perro se levanta, tendre­ mos que repetir el ejercicio. Todos estos ejercicios exigen paciencia y cariño. La brutalidad y la fuerza nunca dan bue­ nos resultados. La a g re s iv id a d Los cachorros suelen tener tendencia a mordisquear las manos de su amo. Este juego debe ser tomado en serio y pro­ hibido. Si a un cachorro se le deja mor­ der, puede ser que no aprenda a inhibir su comportamiento de mordedor y que, al llegar a la edad adulta, pueda ser peligroso. En muchos casos los perros mordedores no han tenido una buena educación en las primeras semanas de vida y han adoptado un comporta­ miento social inadaptado y peligroso. Por lo tanto, hay que prohibir al cachorro que nos muerda, a pesar de que sólo tenga cinco o seis semanas. Los mordiscos también pueden ser pro­ vocados por reacciones de agresividad, que hoy día están muy bien explicadas por los especialistas del comporta­ miento animal. Hay un diagnóstico y un correspondiente tratamiento para cada tipo de comportamiento. Los vete­ rinarios poseen cada vez más informa­ ciones sobre el comportamiento animal y en última instancia siempre pueden recomendarnos un especialista. En muchas ocasiones, los problemas de agresividad se pueden detectar en edades jóvenes, de modo que pueden ser analizados y tratados sin demora. La c o p r o fa g ia El perro que come excrementos de vaca o heces de sus congéneres —coprofagia intraespecífica— muestra un comportamiento completamente normal, a pesar de que a los humanos nos parezca repugnante. Los produc­ tos contenidos en las heces pueden parecer apetitosos para los perros, en particular cuando dichos excrementos provienen de otro perro con un régi­ men alimentario caracterizado por un exceso de proteínas. En ciertos casos, los excrementos contienen elementos nutritivos que los perros aprecian. Por el contrario, la autocoprofagia, es decir, el caso del perro que come sus propios excrementos, es un comporta­ miento anormal que suele ser sintomá­ tico de un trastorno más grave. Si esto se produce habrá que consultar con un etólogo, un especialista en comporta­ miento animal. www.FreeLibros.me
    • Cairn terrier (© Labat Rouquette). 196 Consejos prácticos ¿Qué hay que hacer para viajar con un perro?¿Qué solución podemos adoptar si no podemos llevarlo con nosotros? ¿Qué parte de responsabilidad tenemos si nuestro perro muerde a alguien? ¿O si, en nuestra ausencia, ladra todo el día? Son pregun­ tas cuyas respuestas hay que conocer para vivir tranquilamente con este animal de compañía. LOS SEGUROS ■ El seg u ro DE RESPONSABILIDAD CIVIL Si nuestro perro causa lesiones a alguien, haciéndolo caer o mordién­ dole, nosotros seremos los responsa­ bles de los daños que haya podido generar. Normalmente, nuestro seguro de res­ ponsabilidad civil ya prevé está even­ tualidad, pero es aconsejable obtener confirmación de ello consultando al agente de seguros o leyendo atenta­ mente las condiciones de la póliza. Recordemos que si nuestro perro muerde a alguien deberemos llevar el animal al veterinario para realizar las tres visitas obligatorias de vigilancia de un perro mordedor. Por lo general, los gastos ocasionados por estas visitas al veterinario están cubiertos por el seguro. ■ LOS SEGUROS DE ENFERMEDAD V CIRUGÍA Las compañías de seguros proponen distintas coberturas de enfermedad o accidente del perro. Las pólizas com­ pletas cubren los honorarios del vete­ rinario, los gastos de hospitalización y los medicamentos, así como los gastos de transporte en ambulancia para ani­ males. También podemos optar por una fórmula menos costosa, que cubra solamente los casos graves, por ejem­ plo las intervenciones quirúrgicas más costosas. En definitiva, según el tipo de vida de nuestro perro y los riesgos que consideremos que corre, le abrire­ mos un tipo de contrato adecuado. ■ El seg u r o de vida Si deseamos proteger a nuestro perro en caso de que fallezcamos antes que él, las compañías de seguros ofrecen distintos tipos de contratos para que la 197www.FreeLibros.me
    • persona que pase a ocuparse de nues­ tro amigo pueda beneficiarse de un capital o una renta mensual. LOS TRANSPORTES Los perros pagan media tarifa en los trenes de segunda clase. Está prohibi­ do que ocupen asiento y en ningún caso pueden molestar a los demás via­ jeros. En avión los perros viajan en jaulas preparadas especialmente para ellos, en el compartimento del equipaje. Por regla general, las propias compañías aéreas facilitan las jaulas. La presencia en la cabina de perros de talla peque­ ña está tolerada, con la condición de que se porten bien y no molesten al resto del pasaje. De todos modos, lo mejor es informarse en las oficinas de la compañía aérea. Los perros casi siempre están admiti­ dos en los barcos, aunque en este caso también depende de cada compañía de transporte. Los perros lazarillos están admitidos en todas partes, sea cual sea el tipo de transporte. L a s v a c a c io n e s La libertad de uno termina allí donde comienza la de los demás. Todo el mundo entiende y acepta esta norma. El acceso de perro en los hoteles, cam­ pings, playas, restaurantes, etc., está reglamentado y, en muchos casos, pro­ hibido. Es indispensable informarse antes de emprender el viaje y prever las paradas en lugares donde sean aceptados los perros. Si nuestro perro está bien educado, siempre será más fácil encontrar un alojamiento donde toleren su presen­ cia. Algunos hoteles aceptan perros a cambio de un suplemento en el precio. Para viajar al extranjero, el perro debe llevar microchip y ha de estar al día de vacunas. Asimismo se nos exigirá un certificado de buena salud con fecha de menos de diez días. E l g o l p e d e c a l o r EN EL AUTOMÓVIL Los perros son muy vulnerables a este fenómeno. Nunca hay que dejar a un perro encerrado en un automóvil a pleno sol. El golpe de calor es muy grave y puede causar la muerte muy rápidamente. Al contrario que el hombre, que transpira para enfriar su organismo, el perro jadea. Al jadear crea una corriente de aire fresco que está en contacto con los vasos sanguíneos del árbol respiratorio. Si el perro está encerrado en el interior de un automóvil, el aire recalentado que respira no sólo no es capaz de enfriar su cuerpo, sino que produce el efecto inverso. Entonces la temperatu­ ra del cuerpo puede sobrepasar los 42 °C. El perro empieza a babear y se le irritan las mucosas. La congestión cerebral y el edema pul­ monar que siguen causan la muerte. En caso de golpe de calor se debe enfriar inmediatamente al perro, por 198 Nunca se ha de dejar un perro encerrado en un coche bajo el sol (© Labat Rouquette). ejemplo con trapos mojados, y llevar­ lo al veterinario. El shock provocado por el golpe de calor puede llegar hasta el estado de coma. Las lesiones cerebrales pueden ser irreversibles. Después de haber sufrido un golpe de calor, pueden que­ dar secuelas graves que afectan a los riñones. En definitiva, el golpe de calor es real­ mente grave. Por lo tanto, cuando via­ jemos en tiempo de calor tendremos que vigilar periódicamente al perro y nos detendremos tan pronto como observemos un comportamiento anor­ mal. LA ELECCIÓN DE UNA RESIDENCIA CANINA No siempre tendremos la posibilidad de llevar al perro con nosotros y puede darse la circunstancia de que tampoco podamos dejárselo a un amigo: enton­ ces tendremos que buscarle una pen­ sión para animales. Ante todo, no nos cansaremos de repe­ tir que el animal tiene que estar al día de las vacunas. Los agolpamientos de animales favorecen el desarrollo de enfermedades, incluso en lugares cui­ dados. De todas formas, el responsable de la pensión solicitará el libro de 199www.FreeLibros.me
    • I Un pelo sano y bien cuidado constituye una buena protección para el perro (© Labat Rocher). vacunas de nuestro perro antes de aceptar su ingreso. Es aconsejable visitar la pensión antes de inscribir a nuestro perro. Obser­ varemos la limpieza del lugar. El ambiente tiene que ser sano y sin olo­ res desagradables. Las jaulas tienen que estar bien aireadas e iluminadas. Los perros tienen que mostrar vitali­ dad. El suelo tiene que estar limpio y debe ser fácil de limpiar. Igualmente habrá que controlar las comidas que se dan a los perros. No olvidemos que hay que llevar la cesta particular de nuestro perro, su manta o un juguete para que la separa­ ción sea menos traumática. 200 También es aconsejable pedir recibo de los importes satisfechos por cada concepto. Lógicamente, podemos pedir consejo al veterinario, que a buen seguro conocerá las residencias de la zona. Pa s a r b ie n el in v ie r n o Los perros están protegidos del frío por la piel y, naturalmente, por el pelaje. En efecto, el aire aprisionado en el interior del pelo crea un aislante contra el frío. El pelo tiene que estar bien cuidado para que desempeñe su papel de ais­ lante en las mejores condiciones. Los nudos, que se forman cuando el perro se rasca, dejan de proteger contra el frío. Una buena protección se obtiene con un pelo sano y bien cuidado. Los perros están protegidos del frío por la piel y, naturalmente, por el pelaje. En efecto, el aire aprisionado en el interior del pelo crea un aislante contra el frío. El pelo tiene que estar bien cuidado para que desempeñe su papel de ais­ lante en las mejores condiciones. Los nudos, que se forman cuando el perro se rasca, dejan de proteger contra el frío. Una buena protección se obtiene con un pelo sano y bien cuidado. El perro es capaz de soportar una varia­ ción de temperatura muy importante gracias a diferentes reacciones de su organismo. El frío le provoca una vaso­ constricción, es decir, un estrecha­ miento del diámetro de los vasos san­ guíneos de la piel, con lo cual disminu­ ye la pérdida calórica. El temblor es otra reacción originada por el frío que produce calor. En los perros que están acostumbrados al frío el temblor se produce antes que en los otros perros. Otra fuente de calor muy importante es la energía obtenida por la combustión de los alimentos. En invierno el perro debe disponer de una dieta más rica, sobre todo si vive ai aire libre. Las bac­ terias y los virus aumentan su capaci­ dad patógena, ya que el frío disminuye las defensas naturales del organismo. Esto tiene una particular incidencia en los cachorros, con los que hay que tomar algunas precauciones. Las enfermedades del aparato respira­ torio y las gastroenteritis víricas pue­ den desarrollarse aprovechando la debilitación del organismo causada por el frío. A los perros ancianos les ocurre lo mismo que a los cachorros. Su organismo no siempre está en con­ diciones de reaccionar ante una dismi­ nución de la temperatura y se vuelven más vulnerables. Las enfermedades crónicas aumentan de magnitud y, por consiguiente, la mortalidad de los perros es más alta en invierno. Los perros no se protegen contra el reflejo del sol en la nieve y pueden sufrir conjuntivitis. Las almohadillas plantares se endurecen con la aplica­ ción de una loción o un spray durante los quince días previos a las vaca­ ciones. Los perros, jugando, suelen tragar nieve y esto puede provocarles gastri­ tis, generalmente benigna. Los abrigos son útiles para los perros ancianos, ya que estos no realizan demasiado ejercicio y corren el peligro de resfriarse. Para los perros jóvenes, si corren, tie­ nen buena salud y están bien alimen­ tados, el abrigo es inútil, porque su gasto energético es muy elevado. Está claro que no debe atarse a un perro en el exterior durante el invier­ no. Independientemente de su edad y estado de salud, con el frío puede tener problemas graves. En conclusión, si un perro está sano, bien aseado y alimentado correcta­ mente soportará el invierno, por rigu­ roso que este sea. Los cachorros y los perros ancianos, por su parte, deberán ser objeto de atenciones particulares. 201 |www.FreeLibros.me
    • El p e r r o y l a le y ■ El peritaje A veces es necesario determinar el valor de un perro. El perro tiene un valor «afectivo», pero a veces el acuer­ do para una posible venta o la valora­ ción en caso de siniestro pueden ser causa de conflicto, porque los tribuna­ les piden a los expertos la valoración del animal, independientemente de su valor afectivo. Rara ello, hay que tener en cuenta el precio de compra. Este precio debe constar en el certificado de venta, pero el club de la raza también puede faci­ litar una estimación de los precios que se suelen pagar. Al precio de compra habrá que añadir los gastos de alimen­ tación del perro, de educación, mante­ nimiento, etc. Los orígenes del perro también inter­ vienen en la estimación de su valor, al igual que los premios que haya obteni­ do en exposiciones. La calidad del perro como semental, es decir, su apti­ tud para transmitir sus características a la descendencia, puede modificar el valor del perro para un determinado criador. Si bien el valor del perro es relativamente fácil de calcular, el per­ juicio moral es mucho más difícil de estimar. ■ LOS PERROS QUE ANDAN SUELTOS Un perro que vagabundea puede cau­ sar accidentes. Sin ir más lejos, puede morder a alguien o provocar un acci­ dente de tráfico. Los propietarios de estos perros están considerados los res­ ponsables de los daños causados por el animal y, por lo tanto, deben res­ ponder ante la ley, además de indem­ nizar a las víctimas por los problemas causados por su perro. Un perro se considera que vagabundea cuando está fuera del control de su dueño. Los jueces no consideran como vagabun­ do un perro que esté suelto dentro del radio de acción de la voz o el silbido de su dueño. El perro que pasea sin correa en com­ pañía de su dueño no se considera vagabundo, si se encuentra bajo la vigilancia y el control de este último. Según la ley, un perro suelto, cuyo pro­ pietario no se haya dado a conocer, se considera un animal vagabundo y debe ser conducido a la perrera muni­ cipal donde, después de un plazo de cincuenta días si está tatuado, podrá ser sacrificado. Los alcaldes pueden adoptar medidas para que sea obliga­ torio llevar a los animales de la correa e incluso con bozal en algunos barrios. ■ M o lestias al vecin d ario Ocurre a menudo que los ladridos de los perros molestan a algunas perso­ nas. Un perro que ladra de vez en cuando no puede ser considerado una gran molestia por los vecinos. Es dis­ tinto el caso del perro que ladra sin cesar durante todo el día o durante la noche. En el interior de los inmuebles, 202 los inquilinos pueden sentirse incomo­ dados por los olores causados por la presencia de uno o varios perros. Si se demuestra que tales molestias son ciertas y se considera culpable al pro­ pietario, este deberá hacer todo lo que esté en su mano para dejar de impor­ tunar a los vecinos. En algunos casos, la decisión del juez puede obligarlo a pagar daños y perjuicios a la víctima. El hecho de tener un perro implica el respeto de ciertas reglas para que todo vaya bien (© Labat Rouquette). www.FreeLibros.me
    • Clasificación de las razas LOS GRUPOS ■ G r u p o 1: per r o s d e pasto r Y PERROS BOYEROS (EXCEPTO PERROS BOYEROS SUIZOS) - Schipperke - Shetland - Welsh corgi cardigan ■ G r u p o 2 : per r o s tip o PINSCHER Y SCHNAUZER, MOLOSOIDES, PERROS TIPO DE MONTAÑA Y BOYEROS SUIZOS - Pinscher - Schnauzer ■ G r u p o 3 : ter r ier - Cairn terrier - Norfolk y norwich terrier - Scottish terrier - Sealyham terrier - Silky terrier - Skye terrier - Terrier tibetano - Toy terrier - West highland white terrier - Yorkshire terrier ■ G r u p o 4 : tec k els - Teckel ■ G r u p o 5: perro s tip o spitz Y TIPO PRIMITIVO - Spitz alemán enano - Spitz alemán pequeño - Spitz italiano ■ G ru po 6: perros tipo SABUESO Y PERROS DE RASTRO ■ G r u p o 7: per ro s de m u estr a ■ G r u p o 8 : per ro s c o b r a d o r e s DE CAZA, PERROS LEVANTADORES DE CAZA, PERROS DE AGUA En estos grupos no hemos encontrado ningún perro susceptible de vivir en un piso. ■ G r u p o 9 : perro s de c o m pa ñ ía - Bichón de pelo rizado y bichón maltés - Boston terrier - Bulldog francés - Caniche pequeño y caniche miniatura - Carlino - Cavalier king charles - Chihuahua - Coton deTuléar - Grifón de Bruselas y grifón belga, pequeño brabanzón 205www.FreeLibros.me
    • - King charles spaniel - Lhasa apso - Pequeño perro león - Pequinés - Shih tzu - Spaniel continental enano - Spaniel japonés ■ G r u p o 10: lebreles Y RAZAS AFINES - Pequeño lebrel italiano - Whippet I n d ic a c io n e s s o b r e LA ELECCIÓN ■ En f u n c ió n d el c a r á c ter R a z a s f á c il e s d e e d u c a r - Bichón - Cavalier king charles - Coton de Tuléar - Grifones - Pequeño lebrel italiano - Shetland - Spaniel japonés R a z a s q u e n e c e s i t a n u n a e d u c a c i ó n E S TR IC T A Estos perros que necesitan una educación firme al principio tienen tendencia a poner a prueba a sus dueños y algunos ceden fácilmente, porque el perro es tan pequeño y tan mono...: - Boston terrier - Bulldog francés - Cairn terrier - Caniche: es encantador cuando está bien educado desde el principio pero, cuidado, a veces puede ser agresivo y destructor - Carlino - Lhasa apso - Norfolk terrier y norwich terrier - Pequinés - Schnauzer miniatura: muy dominante, difícil de adiestrar - Scottish terrier - Shih tzu - Terrier tibetano - Yorkshire terrier: a veces es difícil de adiestrar y de hacer que obedezca R a z a s « d i f í c i l e s » Estos perros a veces son agresivos y pueden morder. Por tanto, necesitan un dueño muy firme: - Chihuahua - Pinscher - Spitz - Teckel de pelo raso ■ En fu n c ió n de los niños L O S P R E F E R ID O S D E LO S N IÑ O S - Bichons - Cairn terrier - Cavalier king charles - King charles spaniel - West highland white terrier («westie») R a z a s a g r a d a b l e s c o n l o s n i ñ o s - Bichón - Bulldog francés - Cairn terrier - Cavalier king charles - Coton de Tuléar - King charles spaniel 206 - Norfolk terrier y norwich terrier - Spiz - Welsh corgi - West highland white terrier («westie») R a z a s n o a d e c u a d a s e n c a s o d e h a b e r n i ñ o s Algunas razas son poco adecuadas para jugar con niños. - Boston terrier - Carlino - Chihuahua - Lhasa apso - Pequinés - Pinscher - Schipperke - Schnauzer miniatura - Scottish terrier - Shih tzu - Skye terrier - Teckel - Terrier tibetano - West highland white terrier («westie») - Yorkshire terrier ■ SEGÚN EL MANTENIMIENTO R a z a s d e m a n t e n i m i e n t o f á c i l - Boston terrier - Bulldog francés - Cairn terrier - Carlino - Cavalier king charles - Chihuahua - King charles spaniel - Norfolk terrier y norwich terrier - Pequeño lebrel italiano - Pinscher miniatura - Teckel - Toy terrier - Welsh corgi R a z a s d e m a n t e n i m i e n t o i m p o r t a n t e - Bichón - Caniche - Coton de Tuléar - Grifones - Lhasa apso - Pequeño perro león - Pequinés - Schipperke - Scottish terrier - Sealyham terrier - Shetland - Shih tzu - Silky terrier - Skye terrier - Spaniel continental enano - Spaniel japonés - Spitz - Terrier tibetano - Westie - Yorkshire ¡P e r r o s p e q u e ñ o s y l a d r a d o r e s ! - Boston terrier - Caniche - Carlino - Chihuahua - Lhasa apso - Pequinés - Schnauzer miniatura - Shih tzu - Spitz - Yorkshire terrier 207www.FreeLibros.me
    • Direcciones útiles R e a l S o c ie d a d C a n in a d e Es p a ñ a C/ Lagasca, 16, bajo derecha - 28001 Madrid Tel.: 91 426 49 60 Fax: 91 435 11 13/91 435 28 95 Correo electrónico: administracion@rsce.es Página web: www.rsce.es F e d e r a c ió n C in o l ó g ic a I n t e r n a c io n a l (F C I) Place Albert 1er, 13 - 6530Thuin (Bélgica) Tel.: 00 32 71 59 12 38 Fax: 00 32 71 59 22 29 Página web: www.fci.be 209www.FreeLibros.me
    • r Indice analítico A Abortos, 184, 185 Acupuntura, 162 Alimentación, 22, 38, 71, 102, 103, 104, 105, 106, 115, 130, 151, 181, 202 AMM, 122 Anorexia, 150 Anquilostomas, 128, 141 Aparato digestivo, 89, 105, 128, 149, 151,152 Aparato genital, 90, 91, 92, 186 Aparato respiratorio, 93, 122, 141, 142, 159, 201 Aparato urinario, 20, 24, 90, 147, 176, 189 Apareamiento, 176, 180 Aplomos, 83, 84 Artrosis, 123, 138, 162 Aujesky (enfermedad de), 121 Azúcar, 93, 105, 154, 155, 157, 168, 173 B Babesia canis, 126, 130 Baño, 14, 107, 126 Bichón maltés, 21 Bichón de pelo rizado, 20, 21, 163 Boca, 44, 87, 89, 113, 149, 150, 152, 155, 159, 166, 174, 188 Boston terrier, 16, 19, 23, 24, 163 Brabanzón, 43, 44 Bulldog francés, 10, 24, 25, 26, 163 c Cachorro, 10, 12, 26, 34, 36, 86, 88, 92, 98, 99, 105, 113, 117, 118, 120, 121, 123, 125, 126,128, 129, 130, 142,145, 146, 147, 151, 158, 166, 176,178, 182, 183, 184, 190, 191, 193,195, 201 Cadera, 83, 138, 139, 178, 184 Cairn terrier, 19, 26, 27, 28, 152, 163, 196 Cálculos urinarios, 144 Calor, 24, 31, 97, 117, 198, 199, 201 Cáncer, 143, 150, 155, 176, 189 Canícola (leptospirosis), 118, Caniche miniatura, 19, 29 Caniche pequeño, 30 Cardiaco, 87, 105, 117, 132, 143, 144, 153, 175, 188 Cardiovascular, 82, 85 Caries, 112, 150 Carlino, 19, 30, 31, 32, 34, 163 Carré (enfermedad de), 115 Casera (alimentación), 104 Castigo, 190 Castración, 148, 176 Cavalier king, 19, 32, 33, 34, 164 Celo, 96, 130, 145, 146, 148, 157, 165, 176, 177, 178, 180, 181, 182, 185, 186 Cepillado dental, 188 Cesárea, 26, 36, 144, 145, 158, 184 Cistitis, 144 www.FreeLibros.me
    • Coche, 99, 199 Colirio, 114, 170 Comportamiento, 12, 15, 16, 17, 18, 55, 112, 134, 141, 146, 148, 150, 151, 176, 177, 182, 186, 189, 190, 191, 192, 193, 195, 199 Conjuntivitis, 114, 160, 170, 201 Contaminación, 126, 127, 128, 130 Contracepción, 185 Contusión, 170 Coprofagia, 130, 195 Córneo, 84 Correa, 190, 191, 193, 202 Corte de uñas, 107 Coton deTuléar, 37, 164 Crecimiento, 36, 84, 102, 103, 105, 133, 137, 149, 178 Criptorquidia, 92, 157, 163, 164 Croquetas, 104, 130 Cuerpo extraño, 95, 136, 151, 152, 166, 169 Cushing (síndrome de), 154, 168 Chihuahua, 10, 14, 19, 34, 35, 36, 161, 164 D Depilación, 169 Dermis, 84, 85 Destete, 102, 146 Diarreas, 146, 151, 154, 175 Dientes, 20, 24, 29, 33, 36, 42, 44, 46, 59, 61, 63, 65, 66, 70, 72, 74, 75, 77, 80, 87, 88, 89, 95, 107, 112, 113, 149, 166 Dietéticos (alimentos), 106 Dirofilariosis, 132 Distocia, 157, 158, 184 E Echado, 193, 195 Ecografía, 87, 132, 144, 163 Ectropión, 160 Encía, 113, 149, 150, 188 Epidermis, 84, 154 Epilepsia, 115, 146, 163, 173, 174 Escáner, 163, 174 Esperma, 91, 92, 147, 180 Esqueleto, 82, 83, 105, 138, 178 Estómago, 89, 152 Estrabismo, 160 F Fiebre, 95, 115, 117, 122, 130, 143, 145, 146, 150, 165 Fitoterapia, 160, 161 Fracturas, 138, 139, 150, 189 G Gales, 58 Gestación, 92, 102, 105, 115, 123, 128, 145, 146, 163, 177, 178, 181, 182, 184, 185 Glándulas anales, 89, 112, 113 Gotas, 110, 114, 126 Grifón belga, 43, 44 Grifón de Bruselas, 43, 44 H Hematoma, 170 Hemorragias, 112, 141, 145, 185 Herida, 112, 118, 120, 124, 136, 137, 144, 157, 169, 170, 174, 175 Hígado, 89, 128, 132, 143, 153, 163, 173 Higiene, 14, 18, 24, 44, 71, 81, 105, 106, 107, 110, 112, 115, 128, 134, 135, 175, 188 Hipercorticismo, 136 Hipodermis, 84 Hiposexualidad, 136 Hipotiroidismo, 136, 153 Histerectomía, 169, 176, 186 Hormonas, 90, 93, 136, 147, 153, 180, 185 Hoteles, 14, 198 Húmedos (alimentos), 103 I Incontinencia, 112, 147, 185 Industriales (alimentos), 103, 104, 105, 130 Insuficiencia cardiaca, 106, 143, 164, 166 Insuficiencia hepática, 153 K King spaniel, 19, 44, 45, 164 L Legg-Pertes (enfermedad de), 138 Leishmaniosis, 131 Leptospirosis, 118, 120, 125, 144 Lhassa apso, 164 Ligadura de trompas, 185 Limpieza, 14, 44, 110, 112, 113, 134, 150, 166, 175, 188, 191, 193, 200 Luxaciones, 159 M Mastitis, 146, 147 Medicamentos, 98, 106, 113, 122, 125, 126, 127, 143, 147, 153, 157, 160, 161, 162, 167, 171, 174, 175, 176, 184, 185, 188, 189, 197 Micosis, 110, 127 Monorquidia, 92 Monta, 148, 177, 178, 180, 182, 184, 185, 186 Muda, 34, 107, 132, 133 Músculos, 83, 86, 92, 98, 114, 117, 131, 136, 171, 173, 184 N Nariz, 31, 93, 95, 96, 115, 141, 191 Nasales (cavidades), 141, 142, 169 Norfolk, 19, 47, 48, 164 Norwich terrier, 15, 19, 47, 48, 164 O Obediencia, 12, 71, 190, 193 Obesidad, 22, 71, 105, 106, 136, 138, 142, 163, 164, 184 Oído externo, 98 Oído interno, 98 Oído medio, 98 Ojo, 12, 20, 22, 24, 25, 26, 27, 29, 32, 34, 42, 44,45, 46, 52, 53, 54, 55, 56, 61, 62,63, 65, 66, 67, 68, 69, 80, 97, 107, 112, 114, 154, 160, 170, 175 Olfato, 45, 93, 96, 99, 100, 141 Oral (vía), 113, 127, 146, 161, 185 Orejas, 16, 22, 26, 32, 33, 34, 36, 40, 41, 42, 44,45, 47, 48, 49, 51, 54, 55, 57, 59,60, 62, 64, 65, 68, 69, 71, 73, 74, 81, 107, 110, 125, 127, 170, 171, 175 Ovariectomia, 157, 185 Ovarios, 92, 93, 145, 147, 185 P Parásitos, 110, 112, 115, 122, 124, 127, 128, 130, 131, 132, 133, 134, 141, 143, 166, 171 Parvovirosis, 117, 123, 125 Patizambo, 84 Pelo, 14, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 26, 28, 30, 34, 35, 37, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 47, 48, 49, 51, 54, 56, 57, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 68, 69, www.FreeLibros.me
    • 70, 71, 73, 74, 76, 77, 78, 79, 81, 82, 84, 85, 107, 112, 126, 127, 128, 131, 132, 133, 134, 136, 138, 153, 154, 160, 163, 165, 168, 169, 170, 175, 178, 200, 201 Pelo corto, 23, 24, 26, 35, 70, 79 Pelo largo, 34, 35, 40, 45, 60, 69, 70, 71, 126 Pensión, 199, 200 Pequeño lebrel italiano, 15, 49, 51, 164 Pequeño perro león, 48, 49, 164 Pequinés, 31, 38, 41, 42, 43, 164 Pérdidas, 84, 90, 145, 176, 177 Picadura, 124, 125, 131, 132, 174 Piel, 25, 26, 27, 32, 49, 51, 54, 55, 56, 66, 69, 79, 84, 91, 106, 107, 112, 113,114, 115, 118, 124, 126, 127,128, 131, 132, 133, 134, 135,136, 138, 139, 141, 153, 154,155, 157, 160, 162, 164, 169,188, 190, 200, 201 Pinscher enano, 51, 52, 53, 164 Piojos, 127 Piroplasmosis, 120, 126, 130, 131 Polidipsia, 154, 167, 168, 169 Polifagia, 150 Polipnea, 95 Poliuria, 154, 167, 168, 169 Prolapso vaginal, 157 Próstata, 90, 91, 144, 147, 148, 189 Prurito, 110, 112, 121, 123, 126, 127, 131, 134, 135, 151, 188 Ptiriasis, 127 Ptosis vaginal, 157 Pulgas, 124, 125, 128, 130, 133, 134, 135, 175 Pulmones, 83, 86, 93, 128, 141, 143, 159 Q Queratitis, 160, 163, 164, 170 R Rabia, 115, 118, 120, 121, 125, 173 Radiografía, 87, 93, 138, 139, 141, 142, 143, 145, 147, 152, 155, 162, 163, 166, 169, 174, 181 Rata, 43, 51, 58, 74, 79, 118 Rectal (vía), 113, 128 Rubarth (enfermedad de), 117 s Sarro, 36, 42, 81, 112, 113, 149, 150, 166, 188 Scottish terrier, 12, 17, 19, 56, 57, 58, 77, 109, 124, 125, 126, 144, 147, 164 Schipperke, 19, 53, 54, 164 Schnauzer miniatura, 19, 55, 56, 164 Secos (alimentos), 104 Seguro de vida, 197 Semihúmedos (alimentos), 104 Sentado, 193, 195 Sexto sentido, 45, 100 Shetland, 16, 19, 59, 60, 61, 164 Shih tzu, 17, 19, 61, 62, 63, 164 Silky terrier, 19, 63, 64, 164 Sistema endocrino, 83, 93, 135, 136, 153 Sistema nervioso, 82, 96, 97, 120, 150, 171, 173, 174 Skye terrier, 19, 65, 164 Sordera, 98, 99, 163, 164 Spaniel continental enano, 19, 40, 41, 164 Spaniel japonés, 38, 39, 164 Spaniel «papillon», 40, 41 Spitz alemán, 66, 67, 68 Spaniel italiano, 19, 68, 69, 164 Superfecundación, 180 T Teckel, 16, 19, 42, 69, 70, 71, 164, 183 Tenia, 125, 128, 130 Terrier tibetano, 19, 71, 72, 73, 85, 164 Testículos, 91, 92, 93, 136, 147, 148, 155, 157, 189 Tos de las perreras, 122, 142, 143 Toy terrier, 19, 73, 74, 164 Transporte, 14, 197, 198 Tráquea, 93, 128, 141, 142, 153 Trufa, 85, 95, 115, 142 Tumores, 92, 98, 135, 143, 145, 147, 148, 149, 150, 151, 155, 157, 164, 166, 173, 176, 188, 189 u Úlcera, 118, 149, 150, 170 Uñas, 42, 107, 108, 136, 137 Útero, 91, 92, 141, 144, 145, 158, 168, 169, 176, 182, 184, 185 V Vacunación, 115, 122, 124, 125, 130, 153, 188 Veneno, 171, 173, 174 Vermífugo, 129 Veterinario, 14, 15, 36, 84, 86, 87, 93, 95, 99, 103, 104, 105, 106, 107, 108, 112, 113, 114, 118, 120, 122, 123, 124, 125, 130, 131, 132, 134, 136, 137, 139, 143, 150, 151, 153, 154, 155, 161, 162, 163, 165, 166, 169, 170, 171, 173, 174, 175, 176, 180, 182, 183, 185, 187, 188, 189, 193, 195, 197, 199, 200 Vista, 24, 28, 62, 95, 97, 174 W Welsh corgi, 16, 17, 19, 74, 75, 164 West highland white terrier, 19, 76, 77, 164 Whippet, 15, 19, 78, 79, 164 Willebrand (enfermedad de), 141 Yorkshire terrier, 9, 19, 63, 79, 80, 164 Z Zoonosis, 126, 130 215www.FreeLibros.me
    • Indice Introducción: a modo de advertencia ........................................................................... 5 Q ué se entiende por perro de compañía.......................................................................... C riterios de elección de un perro de compañía para un p iso .............................. 9 El tamaño y el peso............................................................................................................... 10 El carácter................................................................................................................................... 10 La relación con los niños.................................................................................................... 10 La relación con otros animales ...................................................................................... 10 El perro guardián..................................................................................................................... 12 El perro deportista.................................................................................................................. 12 El espacio disponible............................................................................................................ 13 El tiempo que hay que dedicar al perro..................................................................... 13 Limpieza e higiene ............................................................................................................... 14 Las vacaciones.......................................................................................................................... 14 El presupuesto.......................................................................................................................... 14 LOS INCONVENIENTES QUE CAUSA UN PERRO EN UN PISO: TEST DE IDONEIDAD 15 Rasgos de comportamiento de gran valor predictivo......................................... 15 Rasgos de comportamiento de valor predictivo medio...................................... 16 Rasgos de comportamiento de poco valor predictivo......................................... 17 Las TREINTA Y SEIS RAZAS MÁS BUSCADAS ................................................................................ 19 Anatomía y fisiología ............................................................................................................... 82 El esqueleto................................................................................................................................ 83 Los aplomos ............................................................................................................................. 84 La piel y el pelo....................................................................................................................... 84 El aparato cardiovascular.................................................................................................... 85 La boca y los dientes............................................................................................................ 87 El aparato digestivo............................................................................................................... 89 El aparato urinario.................................................................................................................. 90 Los genitales ............................................................................................................................. 91 Las glándulas endocrinas y el sistema endocrino................................................. 93 El aparato respiratorio......................................................................................................... 93 El olfato y la n ariz.................................................................................................................. 96 www.FreeLibros.me
    • El sistema nervioso ................................................................................................................. 96 El ojo y la vista ......................................................................................................................... 97 La oreja y el oído .................................................................................................................... 98 El sexto sentido......................................................................................................................... 100 La alimentación............................................................................................................................... 102 Rautas generales................................................................................................................................ 102 Los distintos tipos de alimentos....................................................................................... 103 La alimentación del perro en fasede crecimiento................................................ 105 La alimentación del perro adulto.............................. 105 La alimentación del perro anciano ............................................................................. 105 Los alimentos dietéticos........................................................................................................ 106 Higiene y cuidados ...................................................................................................................... 107 El baño y los cuidados del m anto........................................................................................ 107 El corte de uñas ...................................................................................................................... 107 Limpieza de las orejas........................................................................................................... 110 Limpieza de los o jo s.............................................................................................................. 112 Las glándulas anales .............................................................................................................. 112 Los cuidados dentales........................................................................................................... 112 Administración de medicamentos................................................................................. 113 La salud y las enfermedades .................................................................................................. 115 Las enfermedades infecciosas ................................................................................................. 115 La vacunación: un acto médico.............................................................................................. 122 Los parásitos externos ........................................................................................................... 124 Los parásitos internos del aparato digestivo y los antiparasitarios ............. 128 Los parásitos de la sangre .................................................................................................. 130 Las enfermedades de la piel...................................................................................................... 132 Las enfermedades de los huesos, los músculosy las patas.............................. 136 Las enfermedades de la sangre y del aparatocardiorrespiratorio................. 141 Las enfermedades del aparato urogenital.................................................................. 144 Los trastornos del comportamiento sexual................................................................ 148 Las enfermedades del aparato digestivo.................................................................... 149 Las enfermedades del sistema endocrino.................................................................. 153 Los tumores y el cáncer........................................................................................................ 155 Las patologías comunes a las razas pequeñas y miniatura.............................. 155 Las medicinas alternativas.................................................................................................. 160 Recursos técnicos de la medicina veterinaria ............................................................... 162 Doctor, mi perro está enfermo............................................................................................. 165 La visita al veterinario.................................................................................................................. 165 2I8 La fiebre ................................................................................................................................. 165 El perro tiene mal aliento............................................................................................... 166 El perro tose.......................................................................................................................... 166 El perro está resfriado .................................................................................................... 166 El perro orina sangre....................................................................................................... 166 El perro orina con mucha frecuencia o mucha cantidad.............................. 167 El perro cojea .................................................................................................................... 169 El peligro de las espigas................................................................................................... 169 El perro tiene una herida.............................................................................................. 170 El perro se frota los ojos ............................................................................................... 170 El perro se rasca las orejas............................................................................................ 171 El perro ha ingerido veneno......................................................................................... 171 Las crisis de epilepsia ..................................................................................................... 173 Una avispa ha picado al perro..................................................................................... 174 Una serpiente ha mordido al perro........................................................................... 174 El perro se ha roto una uña......................................................................................... 175 El perro está permanentementeexcitado................................................................ 176 La perra tiene pérdidas .................................................................................................. 176 La perra tiene bultos en las mamas.......................................................................... 176 E l c e l o y l a r e p r o d u c c i ó n ................................................................................................... 177 El ciclo sexual de la hembra........................................................................................ 177 La cópula o monta.............................................................................................................. 177 La inseminación artificial................................................................................................ 180 La gestación........................................................................................................................... 181 El parto ................................................................................................................................... 182 Los abortos ........................................................................................................................... 184 Los métodos contraceptivos........................................................................................... 185 E l p e r r o a n c i a n o ...................................................................................................................... 187 Envejecimiento del sistema inmunitario.................................................................. 188 Envejecimiento de la piel .............................................................................................. 188 La dentadura del perro anciano........................................................j......................... 188 Las enfermedades cardiorrespiratorias..................................................................... 188 Las afecciones del aparato urinario........................................................................... 189 Los tumores y el cáncer................................................................................................... 189 La osteoporosis ................................................................................................................... 189 La depresión nerviosa del perro anciano................................................................ 189 Cómo se dan los medicamentos ................................................................................ 189 2I9www.FreeLibros.me
    • Educación y adiestramiento.................................................................................................... 190 El castigo y la recompensa.................................................................................................. 190 Caminar correctamente con la correa........................................................................ 190 El aprendizaje de las normas de lim pieza................................................................ 191 La llamada................................................................................................................................... 193 Portarse bien en el interior del automóvil ................................................................ 193 Normas elementales de obediencia: «¡Sentado!», «¡Echado!», «¡Espera!» 193 La agresividad........................................................................................................................... 195 La coprofagia.............................................................................................................................. 195 Consejos prácticos..................................................................................................................... 197 Los seguros ................................................................................................................................ 197 Los transportes........................................................................................................................... 198 Las vacaciones........................................................................................................................... 198 El golpe de calor en el automóvil ................................................................................. 198 La elección de una residencia can in a........................................................................ 199 Rasar bien el invierno .......................................................................................................... 200 El perro y la le y........................................................................................................................ 202 C lasificación de las razas....................................................................................................... 205 Los grupos................................................................................................................................... 205 Indicaciones sobre la elección......................................................................................... 206 ¡Perros pequeños y ladradores! ...................................................................................... 207 D irecciones ú tiles........................................................................................................................ 209 Índice analítico.............................................................................................................................. 211 Ín d ic e................................................................................................................................................. 217 220 www.FreeLibros.me