Lección 3 pp sufrimiento

1,785 views

Published on

Sufrimiento - Clase del Seminario Teológico Bautista, Lima, Perú

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,785
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,049
Actions
Shares
0
Downloads
24
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Lección 3 pp sufrimiento

  1. 1. EL SUFRIMIENTO Lección 3 Evelyn Stone
  2. 2. 1 Pedro 5:6-10 6 Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo. 7 Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes. 8 Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. 9 Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos. 10 Y después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables.
  3. 3. El sufrimiento experimentado en la vida cristiana no responde a un despropósito o al abandono por parte de Dios, sino todo lo contrario. Dios tiene un propósito divino de hacerte más fuerte, paciente y maduro ante la dificultad, y por ende conformarte a la imagen de su Hijo (Romanos 8:28, 29). Además, te pone en una posición de confraternidad con los sufrimientos que Cristo experimentó por ti. Dios permite y a veces diseña el sufrimiento en tu vida por varias razones: para alertarte, dirigirte, moldearte, madurarte, corregirte, librarte del pecado y del yo, unirte a otros, y finalmente para traer gloria a Dios. Nadie es inmune al sufrimiento y a la adversidad. En Job 5:7, Elifaz declara que el hombre nace para la aflicción. A veces, resultado de un enfoque en el yo, se sienten las presiones de los deseos, la necesidad, la tristeza, la persecución, la falta de popularidad o la soledad. Algunos sufren innecesariamente porque no ven las circunstancias desde la perspectiva de Dios. Algunos sufren por lo que han hecho, otros por lo que la gente les hace a ellos (Salmo 37:1, 12-17; I Pedro 2:18-21). PROPÓSITOSY BOSQUEJO DE LA LECCIÓN: EL SUFRIMIENTO
  4. 4. 1 Pedro 2:18-21 18 Criados, sométanse con todo respeto a sus amos, no sólo a los buenos y comprensivos sino también a los insoportables. 19 Porque es digno de elogio que, por sentido de responsabilidad delante de Dios, se soporten las penalidades, aun sufriendo injustamente. 20 Pero ¿cómo pueden ustedes atribuirse mérito alguno si soportan que los maltraten por hacer el mal? En cambio, si sufren por hacer el bien, eso merece elogio delante de Dios. 21 Para esto fueron llamados, porque Cristo sufrió por ustedes, dándoles ejemplo para que sigan sus pasos.
  5. 5. La forma en que manejas el sufrimiento parece reducirse a una cuestión de actitud. En vez de preguntar,“¿Cuándo voy a salir de este sufrimiento?” pregúntate,“¿Qué debo hacer frente al sufrimiento para aprender de él y utilizarlo en provecho mío y para la gloria de Dios, de acuerdo a Sus propósitos eternos?” Puedes observar que la razón de que Dios no haya evitado el sufrimiento y la angustia humana sobre la tierra no es por causa de falta de control sobre el acontecer del hombre (2 Crónicas 20:6). Dios tiene un plan, un gran propósito que está trabajando (Romanos 8:28, 29). El sufrimiento es simplemente parte de Su gran diseño (Colosenses 1:9-23). p. 2
  6. 6. Romanos 8:28-29 28 Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. 29 Porque a los que Dios conoció de antemano, también los predestinó a ser transfor- mados según la imagen de su Hijo.
  7. 7. Colosenses 1:9-23 10 para que vivan de manera digna del Señor, agradándole en todo. Esto implica dar fruto en toda buena obra, crecer en el conocimiento de Dios 11 y ser fortalecidos en todo sentido con su glorioso poder. Así perseverarán con paciencia en toda situación. 22 Pero ahora Dios, a fin de presentarlos santos, intachables e irreprochables delante de él, los ha reconciliado en el cuerpo mortal de Cristo mediante su muerte, 23 con tal de que se mantengan firmes en la fe, bien cimentados y estables, sin abandonar la esperanza que ofrece el evangelio.
  8. 8. Comprendiendo el sufrimiento La Biblia coloca tu sufrimiento en la perspectiva adecuada, dentro del marco de Su soberanía. Dios sabe que vas a experimentar tiempos de tristeza en tu vida. A menudo, el corazón está dolido por la pérdida de algo o de alguien. Los tiempos de lamento, aflicción o duelo en situaciones dolorosas son partes normales de la vida y no deben sorprender al creyente (Job 5:7; Juan 16:33). A veces el sufrimiento es un resultado de la disciplina que mereces por tu pecado (Salmo 119:67, 71; Hebreos 12:5- 11). En otras ocasiones se sufre por ser discípulo fiel de Jesucristo, es un resultado de no pecar (Mateo 5:11; Juan 15:20; Romanos 8:17; IITimoteo 3:12; Santiago 1:2,3; I Pedro 2:21). Tu esperanza como creyente está en el Señor. Dios hace que todas las cosas en tu vida, incluyendo el sufrimiento, te ayuden a bien al responder bíblicamente en amor y obediencia. Entender y responder bíblicamente glorifica a Dios mientras Él te conforma más a la imagen de Jesucristo (Romanos 8:28, 29). Dios permite y a veces diseña pruebas en tu vida por varias otras razones.
  9. 9. El sufrimiento debe ser entendido dentro del marco de Su soberanía. ¿Qué es la soberanía de Dios? “La soberanía significa que nuestro omnisciente y omnisapiente Dios reina en esferas más allá de nuestra comprensión, para originar un plan más allá de nuestra capacidad de alterarlo, impedirlo o detenerlo.” (Romanos 8:28; 11:33-36). Swindoll, Charles, (2001) El Misterio de laVoluntad de Dios, (EEUU: Caribe), p. 106.
  10. 10. EL SUFRIMIENTO Parte 2 Evelyn Stone
  11. 11. El sufrimiento debe ser entendido dentro del marco de Su soberanía. ¿Qué es la soberanía de Dios? “La soberanía significa que nuestro omnisciente y omnisapiente Dios reina en esferas más allá de nuestra comprensión, para originar un plan más allá de nuestra capacidad de alterarlo, impedirlo o detenerlo.”
  12. 12. ¿Cómo afecta la soberanía de Dios a tu vida? Daniel 4:24-32 “…hasta que reconozcas que el Altísimo es el soberano de todos los reinos del mundo, y que se los entrega a quien él quiere”.
  13. 13. 1. La soberanía de Dios te quita toda ansiedad. I Pedro 5:7 Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.
  14. 14. 2. La soberanía de Dios te libra de buscar toda explicación. Romanos 11:33-36 33 ¡Qué profundas son las riquezas de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Qué indescifrables sus juiciose impenetrables sus caminos! 34 «¿Quién ha conocido la mente del Señor, o quién ha sido su consejero?» 35 ¿Quién le ha dado primero a Dios, para que luego Dios le pague? 36 Porque todas las cosas proceden de él y existen por él y para él. ¡A él sea la gloria por siempre! Amén.
  15. 15. 3. La soberanía de Dios te libra del orgullo. Salmo 115:1-3 1 La gloria, Señor, no es para nosotros; no es para nosotros sino para tu nombre, por causa de tu amor y tu verdad. 2 ¿Por qué tienen que decirnos las naciones: «¿Dónde está su Dios?» 3 Nuestro Dios está en los cielos y puede hacer lo que le parezca.
  16. 16. II. El sufrimiento debe ser entendido dentro del marco de los propósitos de Dios.  Para alertarte: Por más que aborrezcas el dolor, tienes que admitir que muchas veces tiene un propósito bueno.Te advierte cuando algo no anda bien. El verdadero problema es la causa de la desgracia, no la agonía en sí. El dolor es simplemente una sirena o campana de alerta que suena cuando una parte del cuerpo está en peligro o se halla bajo ataque (Salmo 119:67, 71).
  17. 17. Salmo 119:67 Antes de sufrir anduve descarriado, pero ahora obedezco tu palabra. Salmo 119:71 Me hizo bien haber sido afligido, porque así llegué a conocer tus decretos.
  18. 18.  Para dirigirte: A veces, el sufrimiento te da una nueva dirección, te ayuda a ver la vida más claramente, y hace que tu relación con Dios sea más estrecha (II Corintios 12:9).  IITimoteo 2:10 - Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.
  19. 19.  Para hacerte crecer y moldearte: El sufrimiento te obliga dramáticamente a lidiar con los asuntos más profundos de la vida. Si respondes a la manera de Dios, desarrollarás fuerza y madurez, paciencia (Romanos 5:3-4; Santiago 1:2-4), gozo (Juan 16:20-22; I Pedro 1:6-7), y estar conforme a la imagen de Cristo (Romanos 8:29).
  20. 20. Romanos 5 2 Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. 3 Y no sólo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; 4 la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza. 5 Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.
  21. 21.  Para librarte del pecado y delYO: “Estas angustias del cuerpo y del alma diseño yo: para liberarte del pecado y delYO; para quebrantar tus propios diseños para alcanzar el gozo terrenal; y para que encuentres todo sólo en mí” – por Juan Newton (Romanos 8:2, 18).  Cuando pecas siembras, y como consecuencia natural cosecharás sufrimiento (Proverbios 22:8).  Dios corrige al hijo que persiste continuamente en el pecado con una disciplina firme y amorosa (Salmo 119:67, 71; Jonás 1:4, 17; 2:7-3:3; Hebreos 12:5-11).  Responder a la disciplina del Señor resulta en paz (Isaías 48:17, 18); seguir en el pecado tiene como resultado más sufrimiento (Jeremías 7:23, 24).  Morir al yo implica la cruz; siempre involucra sufrimiento (Lucas 9:23; Juan 12:24-26; Gálatas 2:20).
  22. 22.  Para unirte a otros: El dolor y sufrimiento parecen tener la habilidad especial de mostrarte cuánto necesitas a otras personas. Te acercas más a ellas y te fortaleces al enfrentar las luchas de la vida en conjunto. 1. El sufrimiento te ayuda a ver que necesitas a otros creyentes. 2. El sufrimiento te ayuda a satisfacer las necesidades de los demás a medida que dejas que Cristo viva a través de ti. 3. Puedes llevar a tu amigo a encontrar consuelo en Dios.
  23. 23.  Para traer gloria a Dios: Dios desea que Su gloria se manifieste en tu vida. Es tan importante para Dios que Él puede alterar tu salud y felicidad para que se cumpla su propósito.  Dios permite que haya personas que nazcan con una incapacidad, que sufren un impedimento debido a un accidente, o se enfermen de algo serio, todo ello para que Su obra y Su gloria se manifiesten (Juan 9:1-3; Éxodo 4:11; Isaías 45:9-11;).  Dios se glorifica y muestra Su poder a los ángeles, a los hombres y a los demonios, cuando infunde fuerza en hombres débiles (Job 1:1-22; 42:2; Isaías 40:31; II Corintios 12:9).  Si tú te sometes al sufrimiento que Dios ha diseñado para tu bien con una actitud de gozo, resultará en bien para tu vida y será para la alabanza y gloria de Dios (Santiago 1:2-4; I Pedro 1:6,7).
  24. 24. La perspectiva de Dios (Principio 1) Cada persona en el mundo enfrenta pruebas y dificultades, de esta manera dios cumple su propósito, prueba la fe de su hijo, y se glorifica a sí mismo (Deuteronomio 8:2,3; 1 Pedro 1:6-7). A veces la aflicción tiene como razón el obrar en tu vida para conformarte más a la imagen de Cristo (Romanos 8:28-29). A veces es fruto de los problemas que tu mismo te acarreas. Puede ser respuesta a la tentación o al ataque de Satanás, quien busca derrotarte (I Pedro 5:8). Como todos los seres humanos, de manera indefectible necesitas la ayuda de Dios en cada caso de sufrimiento (1 Pedro 2:19-21).
  25. 25. Tu esperanza (Principio 2) El tener una clara perspectiva sobre el futuro, y un amplio conocimiento del propósito que Dios tiene para ti, y plena confianza en su soberanía es primordial para encarar las dificultades que se presentan durante la vida. (Romanos 8:18; 2 Corintios 12:7-9). Sólo cuando enfocas tu vida hacia las glorias del reino de Dios puedes ver las aflicciones desde una adecuada perspectiva (Romanos 5:2-4; Colosenses 3:1, 2; Filipenses 3:8, 11-14; Hebreos 12:1-3).
  26. 26. (Principio 3) En tiempos de dolor y sufrimiento, el conocimiento profundo de la Palabra de Dios provee paciencia, consolación y esperanza (Romanos 15:4), paz (Salmo 119:165), poder para resistir y soportar (I Corintios 10:13) y muchas virtudes (I Pedro 1:3-6).
  27. 27. La práctica  Formar parejas y practica aconsejando uno al otro.  Página 6
  28. 28. Los recursos de Dios para enfrentar el sufrimiento  La oración  Las Escrituras  El Espíritu Santo  La iglesia  El sufrimiento debe ser entendido dentro del marco de los recursos de Dios. ◦ Los límites para el sufrimiento en tu vida están establecidos por Dios. (De AC Lección 6, página 3) ◦ Los recursos de Dios traen coraje y valor. ◦ La habilidad de controlar los pensamientos y preocupaciones que Cristo da disminuyen el dolor emocional.
  29. 29. ¿Cómo puedes ayudar a otro que sufre?  A medida que recibas el consuelo de Dios estarás preparado para consolar (II Corintios 1:4). De hecho, acercarte a otros para ayudarlos puede ser una parte importante del proceso de tu propia crecimiento espiritual por quitar el enfoque de ti mismo (Mateo 22:37-40).  Ayuda a otros es arriesgado.Tu ayuda puede no siempre ser bienvenida. Es posible que a veces digas cosas erradas, pero debes tratar de ayudar. La parábola de Jesús del buen samaritano (Lucas 1:25-37) te recuerda que eres responsable de ayudar a las personas que sufren que encuentras en tu camino.
  30. 30. Sugerencias para la consejería  No esperes a que la otra persona actúe primero.  Está presente físicamente con el que sufre, si es posible, y tócale la mano o abrázalo propiamente.  Comunícale esperanza y plena confianza en Dios aún cuándo no pueden entender.  Concéntrate en las necesidades de el que sufre y no en tu propia incomodidad por no tener las respuestas adecuadas (II Cor. 3:5,6).  Permítele expresar sus sentimientos. No censures sus emociones.  Entérate del problema.Ayúdale verlo desde la perspectiva de Dios.  No finges que tú nunca sufres.  Seas breve.  Evita decir cosas como:“No deberías sentirte así” o “Ya sabes lo que tienes que hacer”.  Asegúrale que vas a orar por él.  ¡Ore! Pídele a Dios que te ayude a ti y a él que sufre.  Mantente en contacto.  Ayúdale a deshacerse de una falsa culpa asegurándole que el sufrimiento y el pecado no son gemelos inseparables.  Ayúdale a encontrar perdón en Cristo si sufre a causa de un pecado.  Exhórtalo a que recuerde la fidelidad de Dios en el pasado.  Concéntrate en el ejemplo de Cristo y en Su ayuda.
  31. 31. La práctica  Formar parejas y practica aconsejando uno al otro.  Página 6

×