Your SlideShare is downloading. ×
Desarrollo de habitos docentes a traves de comunidades para la institucionalizacion de la práctica educativa
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Desarrollo de habitos docentes a traves de comunidades para la institucionalizacion de la práctica educativa

720
views

Published on

Comunicación presentada por Escalae en el II Congreso Internacional EDO 2012, en Barcelona. …

Comunicación presentada por Escalae en el II Congreso Internacional EDO 2012, en Barcelona.
Más información en: http://www.escalae.org/es/noticias/escalae-en-el-ii-congreso-internacional-edo-2012.html

Published in: Education

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Enhorabuena por la Escuela Melchor Ocampo y su trabajo de mejora pedagógica, la cual ha obtenido el Premio Nacional CLASE 2012 por Innovación Educativa:
    http://www.escalae.org/experiencia/mejora-pedagogica-en-melchor-ocampo/
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
720
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
15
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativaResumen: Enseñar no es fácil; el que sabe, no por ello sabe enseñar. Nuestra profesión es una delas más complejas que existen. Contar con referentes comunes y protocolos fundamentados sobrecómo realizar nuestra actividad docente, es necesario para poder navegar en la complejidad con laque convivimos a diario. Con un horizonte común, es más fácil tomar decisiones acertadas acercade los proyectos de mejora en las aulas, explicar los procesos que realizamos y los resultados deaprendizaje que estamos obteniendo, así como desarrollar comunidades de mejora docente bienfundamentadas, que nos sirvan de apoyo a nuestra labor.Documento soporte de la presentación realizada por el Dr. Federico Malpica en el II CongresoInternacional EDO 2012, en Barcelona, titulada: "DESARROLLO DE HÁBITOS DOCENTES A TRAVÉSDE COMUNIDADES PARA LA INSTITUCIONALIZACIÓN DE LA PRÁCTICA EDUCATIVA: CLAVE DE LACALIDADContenido1. ¿Por qué no se producen mejoras significativas en la mayoría de nuestras aulas? ........ 22. 2. Mejora continua de la práctica educativa en Comunidades de Prácticas entre iguales 53. Método de trabajo en Comunidades para la Institucionalización de la PrácticaEducativa (CIPE) ................................................................................................................................................... 84. Ejemplo del trabajo en Comunidad para la Institucionalización de la PrácticaEducativa ................................................................................................................................................................14Tabla de ilustracionesIlustración 1: Señas características y debilidades intrínsecas de las instituciones educativas ...............4Ilustración 2: Evolución de la cultura de colegialidad participativa. ...................................................................7Ilustración 3: Método de trabajo de las CIPE............................................................................................................... 11Autor: Dr. Federico Malpica BasurtoCopyright: Todos los derechos reservados © Instituto Escalae. España 2012Se puede citar o reproducir siempre que se cite la fuente original y el enlace web: www.escalae.orgMás información: info@escalae.org
  • 2. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativa 1. ¿Por qué no se producen mejoras significativas en la mayoría de nuestras aulas?"Los padres siempre se han preocupado por la escuela a la que envían a sus hijos; pero la escuela,estadísticamente hablando, no le ha importado tanto quién se pone delante de sus hijos en el aula. Lacalidad de los profesores tiende a variar más dentro de las escuelas—incluso en las escuelaspresuntamente buenas—que entre escuelas”. (Steven Farr, Teaching as Leadership, 2010).Mucho se ha escrito sobre la calidad educativa. Existen diversos sistemas, modelos y sellos decalidad educativa a nivel nacional e internacional a los cuales se someten cada día más institucioneseducativas. Por otro lado hay una presión creciente por parte de la sociedad para que dichasorganizaciones cambien y arrojen cada vez mejores resultados de su quehacer educativo yformativo. ¿Por qué entonces no se producen mejoras significativas en la mayoría de nuestrasaulas?Por otro lado, cada año en prácticamente todas las instituciones educativas del mundo, se inviertenrecursos en la formación de docentes, que al hacer un recuento por país, puede representar unaingente cantidad de dinero, recursos humanos, logística para movilizar a los profesionales y a losformadores, etc.En el mundo empresarial (donde se dan gran parte de los procesos de enseñanza-aprendizaje anivel mundial), ya hace tiempo hay quien afirma que “la formación es la mayor pérdida de tiempoen cualquier empresa. Simplemente no funciona” (Lambert, 1999:19)1. Esto lo demuestra unainvestigación llevada a cabo por Bruce Joyce, quien demostró que el asistente medio a un seminariode formación bien diseñado ponía en práctica ¡entre el 5 y el 11% de lo que se le había enseñado!¿Qué porcentaje de toda la formación permanente del profesorado que se desarrolla en esos cursos,seminarios, talleres y congresos acaba como hábitos docentes en nuestras aulas? Si habláramos deun 20% (y sería en muchos casos generoso) estaríamos afirmando que ¡el 80% de la inversión totalen formación docente se desperdicia cada curso escolar! ¿Qué gasto de recursos significa eso? Estotalmente decepcionante. Tenemos que ser claros y afirmar que en general, la formaciónpermanente del profesorado no está funcionando, lo que afecta claramente a la mejora continua dela práctica educativa.Según se evidencia, nos encontramos con dos problemas que aún no se han resuelto y que impidenque se produzcan mejoras significativas en las aulas. El primero es de carácter técnico y el segundode carácter cultural.Problema técnicoEn primer lugar, para generar un cambio educativo es imprescindible que existan dos condiciones:  La primera es una relativa presión social, suficiente para impulsar el cambio, lo que Wagner y Kegan denominan “urgencia por el cambio” (2006)2.  La segunda es que haya indicadores claros que no puedan ser entendidos como arbitrarios, que sean estables, estén consensuados y que los profesionales puedan utilizar para evaluarse y para avanzar (Malpica, 2011)3.1 Lambert, T. (1999). Manual de Consultoría. Ed. Gestión 2000. Barcelona.2 Wagner, T. y Kegan, R. (2006). Change Leadership. A Practical Guide to Transforming Our Schools. Jossey-Bass. San Francisco, CA. 3Malpica, F. (2011). ¿Qué impide a la calidad llegar al aula? Carencias de los sistemas de gestión de la calidad y la excelencia en su aplicación al sector educativo y formativo. Aula de Innovación Educativa, vol. 198, págs. 17-20. 2
  • 3. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativaActualmente, la primera condición se está dando cada vez con mayor fuerza. La presión social escada día mayor y las evaluaciones estandarizadas internacionales en combinación con los mediosde comunicación están fiscalizando los sistemas educativos de una manera creciente y, parece ser,esta es una tendencia que ya no se detendrá, sino que irá a más, madurará y será una manifestaciónde la sociedad que exige a la escuela cumplir su función mediadora.El problema radica en el segundo componente, pues en estos momentos no existen indicadoresclaros que puedan utilizar los profesionales de la educación para medir y mejorar su práctica. Esnecesario elaborar protocolos y metodologías que permitan centrar los esfuerzos de lasinstituciones educativas en la mejora de lo que realmente puede incidir en los resultados deaprendizaje de su alumnado. Ello requiere la recopilación de los únicos dos referentes que losdocentes pueden entender como estables: las finalidades del aprendizaje que sostiene un centroescolar, así como todo el conocimiento científico que tenemos sobre cómo aprendemos.Desde un punto de vista de la calidad educativa, parece que en muchos casos, los sistemas decalidad implantados por los centros educativos y formativos se han quedado en la superficie y sólogarantizan que la gestión y todo el que hace referencia a la administración sea registrado, evaluadoy mejorado constantemente (documentación, incidencias organizativas, planes, programas,entregas a tiempo, etc.). Pero desgraciadamente se han dejado de lado los procesos clave de todaorganización dedicada a la formación de personas: los proceso de enseñanza-aprendizaje.El problema es que los sistemas de calidad organizativos no cuentan generalmente con protocolosclaros, exigibles por el equipo directivo, que todos los docentes puedan seguir con seguridad en sucentro, estudiarlos, reflexionar de manera compartida sobre ellos y mejorarlos continuamente.Si una entidad no cuenta con indicadores para velar por la concordancia entre sus finalidadeseducativas, la realidad de lo que realiza en sus aulas y los resultados de aprendizaje obtenidos, ¿quécalidad puede ofrecer?En este punto, es bueno afirmar la mayoría de profesores, responsables de instituciones educativas,consultores, asesores y auditores que han trabajado y creen en el calidad educativa, parten de lapremisa que los procesos educativos y los resultados de aprendizaje son importantes, por eso hanhecho esfuerzos para trabajar la calidad en este sentido, ya que han observado (y vivido) laaplicación de los sistemas de gestión y las normas de calidad que se han venido implantando en lasorganizaciones educativas, haciendo un esfuerzo para adecuarlas a este tipo de organizaciones. Elproblema es que dichos modelos enfocados sobre todo en procesos administrativos o de apoyo, nologran profundizar suficiente en los procesos sustantivos, es decir, en aquellos directamentevinculados con la enseñanza y el aprendizaje; es una debilidad consciente que aún está porresolverse en el ámbito educativo y formativo, a la que se podría dar respuesta a partir deldesarrollo de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa, objeto de estacomunicación.Problema culturalEl segundo problema tiene que ver con ciertos aspectos de nuestra profesión docente que hemosvenido heredando.Cuando analizamos nuestras prácticas educativas, normalmente lo hacemos a partir de los trescomponentes básicos del hecho educativo: el que enseña, el que aprende y los contenidos. Puesbien, parece que la mayoría de análisis que se realizan, desde charlas entre colegas, y de artículosque aparecen en las publicaciones especializadas, hasta las opiniones vertidas en los medios decomunicación, tienen que ver más con el comportamiento del que aprende, es decir, de la cultura yforma de comportarse de los alumnos y alumnas, de sus familias (y la poca ayuda que otorgan a laescuela), la sociedad en la que viven, lo poco que trabajan en la escuela, las lagunas con las quellegan al nivel correspondiente en ciertos contenidos y habilidades, e incluso se habla de formaanecdótica sobre algunos de ellos. En este sentido, también se escuchan muchos comentarios sobre 3
  • 4. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativalos contenidos, un lugar común donde los profesores nos sentimos cómodos pues hablamos de loque enseñamos, lo cual normalmente dominamos bien. Trabajamos las materias, decidimos loscontenidos, los materiales, los recursos, etc.La pregunta es, ¿tenemos realmente control sobre los contenidos y podemos escoger a los alumnosque los aprenden, en el hecho educativo? Es decir, los contenidos podemos tocarlos, adaptarlos,pero difícilmente omitirlos o cambiarlos completamente. ¿Y el alumnado? Tampoco podemosecharlos o cambiarlos. Tal vez a veces nos asalte la tentación, pero la realidad es la que es.Por tanto, la única conversación que lleva al cambio es hablar del que enseña, es decir, de lapráctica educativa, que es de lo único que realmente tenemos control en el hecho educativo. Nopodemos controlar del todo los contenidos ni los alumnos que tenemos, pero sí cómo estimulamossu aprendizaje, que actividades realizamos, cómo nos organizamos, cómo evaluamos, etc. Sinembargo, la cultura docente no es la de hablar de nuestra práctica educativa y por ello, es más fácilcentrar el discurso en aquello que no controlamos directamente. Así, siempre habrá un culpableque no es el docente si las cosas no salen como esperan todos.Mientras no logremos resolver estos dos problemas, será difícil que la calidad llegue a las aulas. Elproblema técnico se puede resolver aplicando los referentes estables (las finalidades delaprendizaje y el conocimiento sobre cómo aprendemos) en el desarrollo de planes de mejora de lapráctica educativa que se puedan llevar a cabo en comunidades de aprendizaje entre colegas.En cuanto al problema cultural, es más complejo y requiere entender qué está detrás de estefenómeno por el cual a un docente le cuesta tanto hablar de su propia práctica y compartirla conotros colegas. Sin embargo, el remedio también se encuentra en el consenso y desarrollo decomunidades donde se pueda aprender entre iguales, donde se pueda compartir la prácticaprofesional docente de forma segura y así, poder avanzar.Una de las causas tiene que ver con las señas características de las instituciones educativas yalgunas debilidades comunes dada su idiosincrasia y cultura organizativa. Debilidades que explicanen parte la incapacidad de los docentes para compartir criterios comunes sobre su prácticaprofesional (Gairín, 1996)4: Ilustración 1: Señas características y debilidades intrínsecas de las instituciones educativasPodemos constatar que uno de los problemas centrales de las instituciones educativas es que amenudo son débiles en el carácter organizativo y esto puede causar comportamientos docentes que4 Gairín, J. (1996). Organización de instituciones educativas. Naturaleza y enfoques. En Fernández, G. D. Manual de organización de instituciones educativas. (pp. 15-62). Madrid: Escuela Española. 4
  • 5. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativatienden al aislamiento, a la actividad por su cuenta y a la poca capacidad para actuar de maneracoordinada de puertas adentro en el aula. Si a esto añadimos una fuerte creencia y percepción delos docentes con respecto a sus espacios propios tanto dentro como fuera del aula, que son como susancta santorum donde existe libertad absoluta, encontramos explicaciones a los resultadosactuales de la práctica educativa y a la forma en que los sistemas de calidad están siendoimplantados. Podemos identificar una especie de acuerdo tácito, entre docentes, responsables de lainstitución y agentes de apoyo externo. Los docentes dicen: “Yo relleno tus papeles, mientras tú noentres en mi clase”. Así, dichos sistemas han avanzado en lo organizativo pero no así en loeducativo.Si queremos acceder a mayores cuotas de calidad educativa, sólo es posible hacerlo a partir de unosprocesos de enseñanza y aprendizaje más eficientes. Y ¿quiénes son la clave para que esto suceda?Los docentes. Desde el punto de vista educativo, es la práctica educativa donde más podemosincidir para mejorar los resultados de aprendizaje, y esto pasa por generar una cultura docente máscolaborativa.¿Es posible hacer algo al respecto? ¿Cómo hacer para desarrollar una cultura docente más abierta,compartida y colegiada? 2. 2. Mejora continua de la práctica educativa en Comunidades de Prácticas entre igualesNo sólo en educación, sino en cualquier otra profesión, la razón para organizarse de manera colegiadano es otra que dichos grupos de profesionales son más proclives a generar resultados de lo quepueden hacerlo los individuos trabajando cada uno por su cuenta. Dichas comunidades se utilizancada vez más en diversos campos del mundo laboral porque permiten a sus personas yorganizaciones aprender nuevas habilidades y procesos, así como identificar y enfocarse en losproblemas actuales de la práctica. Las comunidades que ven la conveniencia de coordinar losaprendizajes de los alumnos para conseguir mayor coherencia entre las clases, obtienen ventajascomo las que apunta Ana López Hernández (2007)5:  Multiplica la eficacia del profesorado al incidir todos en los mismos objetivos, actitudes e ideas.  Permite señalar lo importante y dejar lo que no lo es, sin que se produzcan incoherencias ni contradicciones.  Ayuda a eliminar omisiones en aspectos importantes o repeticiones innecesarias.  Aumenta la coherencia del equipo docente al actuar en la línea colaborativa que propone al alumnado.  Permite desarrollar actitudes que no se podrían alcanzar desde el trabajo aislado de los profesores.El trabajo en comunidades de aprendizaje permite a los docentes trabajar transversalmente paramejorar los procesos de enseñanza y de aprendizaje, adquiriendo una cultura profesional de revisióny mejora constantes bajo criterios científicos enmarcados en la investigación-acción y lo quepodríamos denominar como una práctica reflexiva fundamentada. Esto requiere de la institucióneducativa, una evolución en su capacidad de colegialidad participativa, es decir, en la capacidad paracompartir la práctica, reflexionar sobre ella y construir nuevo conocimiento pedagógico que sea útilpara mejorar aquello que se realiza en las aulas.Evolución de la cultura de colegialidad participativa5 López Hernández, A. (2007). 14 Ideas Clave. El Trabajo en Equipo del Profesorado. Editorial Graó, Barcelona. 5
  • 6. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativaHoy en día se ha generalizado el trabajo en equipo en prácticamente todos los ámbitos profesionales.La mayoría de profesiones no se pueden entender sin comunidades de aprendizaje donde sedesarrolle un trabajo colegiado, altamente supervisado, que permita a los profesionales ser buenosaplicadores y sentirse seguros para comportarse también como estrategas, intentar prácticas nuevasy ser reconocidos por ellas.Ahora bien, el trabajo en comunidades de aprendizaje no se da por añadidura ni por defecto en lasinstituciones educativas, sobre todo porque no es la cultura que hemos heredado ni estamosacostumbrados a trabajar así. En realidad, lo común es que cada profesor(a) tenga su espacio dedesarrollo, sus propias herramientas didácticas y forma de enseñar o mochila docente (Gelpí yMalpica, 2010)6, y cada uno ejerza la docencia según sus propios referentes y herramientas didácticas.Por tanto, el trabajo en comunidades de aprendizaje es una conquista a la cual debería aspirar todainstitución que quiera ofrecer una verdadera calidad educativa.No puede haber calidad en instituciones departamentalizadas, fraccionadas, que no sean capaces degenerar conocimiento pedagógico, ya que esta es una condición indispensable de la mejora continua:no podemos mejorar aquello de lo que no somos conscientes. No es lo mismo un docente con diezaños de experiencia que un docente con un año de experiencia repetido diez veces.Por tanto, para conquistar el trabajo docente en una comunidad profesional de aprendizaje y mejora,debemos comenzar por aprender a trabajar de forma co-laborativa (es decir laborar entre todos),respetando las ideas de los demás, ejerciendo la tolerancia profesional, es decir, aceptando a losdemás con sus defectos y virtudes, para poder trabajar en pos de un objetivo común. Una vez que nosaceptamos y que definimos claramente un horizonte, que contamos con objetivos claros sobre lo quedeseamos mejorar, entonces podemos formar equipos de mejora, que ya no son sólo grupos dondenos reunimos por afinidades, sino que se convierten en un conjunto de profesionales que se reúnenpara resolver un problema, para generar nuevo conocimiento pedagógico y para llegar a un objetivoen concreto. Normalmente, en las instituciones o comunidades educativas podemos encontrardiversos grupos de mejora e incluso también equipos, sin embargo, normalmente mantienen pocasinterrelaciones entre ellos. Forma cada uno su espacio de trabajo, pero no están necesariamentealineados con un propósito más grande que los pueda abarcar a todos. Ésta es la diferencia entregrupos nacidos a partir de iniciativas personales que no necesariamente persiguen un objetivo, losequipos de trabajo con un objetivo en común pero que es sólo de ese equipo y la comunidad demejora que se compone de equipos que comparten una misma visión y unas mismas finalidades delaprendizaje, por lo que todos sus objetivos contribuyen a la visión compartida.Si se pretende desarrollar a los profesionales de la educación como estrategas y al mismo tiempoextrapolar al aula los principios de la calidad organizativa que han servido a las institucioneseducativas y formativas para estandarizar el registro de las experiencias, la entrega puntual dedocumentación, la observación y comunicación de incidencias, la colaboración para realizar accionescorrectivas, preventivas o proyectos de mejora, así como el reconocimiento a las prácticas exitosas,etc., no es suficiente con la utilización y promoción de grupos o equipos de mejora que normalmentenacen de una iniciativa personal o de un pequeño grupo de docentes, con base en el voluntarismo(siempre loable, por otro lado), las relaciones de poder o la espontaneidad.Es la institución la que debe establecer qué debe (y puede) mejorar en su práctica educativa yencargar a los docentes miembros más adecuados que diseñen o construyan una propuestaque será implementada en todas las aulas.Este es el objetivo de las Comunidades para la Institucionalización de la Práctica Educativa(CIPE7) y de ahí su carácter permanente (o de largo plazo) e integrador, a diferencia de los citadosgrupos o equipos de mejora.6Gelpí, A. y Malpica, F. (2010). ¿La calidad educativa depende de nuestra «mochila» como docentes? Aula de Innovación Educativa, vol.192, págs. 59-647 Término acuñado como parte de la metodología del Sistema de la Calidad Pedagógica ESCALAE: www.escalae.org 6
  • 7. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativa Ilustración 2: Evolución de la cultura de colegialidad participativa.Como puede observarse en el diagrama, la comunidad de mejora es el último escalón en la evoluciónde la cultura de colegialidad participativa. En este estadio, los diferentes equipos de mejora estáninterrelacionados por un referente común, que es transversal a todos ellos, y que permite que cadauno de estos equipos de mejora contribuya a dicho referente, que no es otro que la consecución de lasfinalidades del aprendizaje, es decir, mantener y mejorar la coherencia entre aquello que esperamosdel alumnado cuando acabe su formación y lo que hacemos en todas las aulas para que cadaestudiante alcance este perfil de salida.Una comunidad de mejora consagra cada uno de los equipos que la integran a estudiar nuevas formasde cumplir cada vez mejor con las finalidades del aprendizaje. Impulsa a los docentes a pensarcreativamente sobre su práctica, y a cómo hacer para compartirla con el resto de colegas. Cuando seencuentra una nueva práctica, se prueba y si la evidencia comprueba su utilidad, se extiende al restode colegas a través de redes de aprendizaje entre iguales. Cada equipo de mejora y los grupos que loconforman, están pensando constantemente en diferentes aspectos de la práctica educativa, de unamanera sistemática, organizada y alineada con un propósito común. 7
  • 8. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativa 3. Método de trabajo en Comunidades para la Institucionalización de la Práctica Educativa (CIPE)La forma de conquistar una cultura de máxima colegialidad participativa, pasa por la adopción deun método de trabajo en la institución, que sea seguido por todos sus miembros docentes. Elmétodo de trabajo en Comunidades para la Institucionalización de la Práctica Educativa (CIPE)consiste en establecer un soporte continuo y cercano a comunidades de profesores con el objetivode diseñar e implementar proyectos para mejorar su práctica educativa fundamentados en el PlanEstratégico Pedagógico previamente elaborado, a través de criterios de gestión de la calidad,fundamentación pedagógica y trabajo colaborativo del profesorado.El desarrollo de una CIPE exige de la iniciativa y compromiso de los miembros de la institución y deun acompañamiento externo o interno que garantice los procedimientos a llevar a cabo para lamejora continua.La implementación de una CIPE en una institución educativa o formativa comprenderá:1) Contar previamente con un Plan Estratégico Pedagógico, en el que se ha consensuado:  La identificación de las finalidades de aprendizaje y la situación de la práctica docente actual en la institución en función de dichas finalidades.  La definición de proyectos de mejora a implementar en la organización a corto, medio y largo plazo, con el objetivo de alcanzar la práctica educativa docente más adecuada.  Orientaciones sobre qué acciones llevar a cabo y de qué manera realizarlas para la correcta implementación de los proyectos de mejora. Con la información obtenida del Plan Estratégico Pedagógico los responsables de la institución y el profesorado diseñan e implementan proyectos de mejora en las aulas a partir de criterios fundamentados con soporte científico y a partir de las finalidades de aprendizaje que se pretende que adquieran sus alumnos al acabar la formación. Todo esto, permite a la organización desarrollar en el tiempo una cultura de trabajo colaborativo, mejora continua y fundamentación de su práctica educativa.2) Establecer un plan operativo en la que se determine qué proyectos de mejora de la práctica educativa se van a implementar y de qué manera (decisión sobre la metodología y los recursos a emplear, sobre los tiempos, el calendario y si es el caso, sobre el tipo de agente interno o externo –formador, asesor, facilitador- que dará apoyo a la comunidad).Fases, Etapas y dinámica de trabajo en CIPEEl proceso para implementar la mejora continua en Comunidades para la Institucionalización de laPráctica Educativa (CIPE) comprenderá las siguientes etapas, que la institución deberá abordar demodo progresivo. 8
  • 9. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativaA) FASE DE DISEÑO: ETAPA DESCRIPCIÓN TOMA DE DECISIONES1ª ETAPA: Durante esta fase, la institución debe El índice personalizado del proyecto reflexionar y elaborar un programa escogido.Configuración personalizado en función del proyecto La plataforma informática de escogido, con un objetivo claro a conseguir. apoyo que sirva como base para la Además configura el programa en una gestión y desarrollo del proyecto. plataforma informática que permite añadir los La planificación de las diferentes contenidos generados durante el desarrollo del fases del proyecto según el proceso y gestionar íntegramente todo el programa definido. proyecto.2ª ETAPA: En esta fase, los miembros de la CIPE El nivel de participación del (profesorado propuesto por la institución) así profesorado de la institución y delCompromiso como de los responsables de la institución equipo directivo o responsables. deben adquirir un compromiso con la mejora Un acta de constitución o continua que impulse la cultura de calidad compromiso en la que se refleje el pedagógica de la institución así como con el objetivo del proyecto de mejora en diseño e implementación del proyecto de el aula y en la que se asegure la mejora según lo determinado en la etapa de asignación de recursos para el configuración. desarrollo de este. Para esto, es fundamental que todo el personal La estructura interna de la CIPE implicado conozca y comparta el objetivo así (los principales implicados y sus como el programa elaborado para el proyecto responsabilidades). de mejora del aula. El agente externo o interno (formador, asesor o facilitador) que será responsable de orientar el proceso de diseño e implementación del proyecto de mejora.3ª ETAPA: En esta etapa, la CIPE debe poner en marcha y Ofrecer material formativo e dar seguimiento a las distintas fases del informativo para ayudar en elDiseño y proyecto, mediante el desarrollo de sesiones y trabajo de la CIPE, en función delelaboración bajo la orientación del agente de apoyo interno contenido de cada sesión. o externo (formador, asesor o facilitador) que Desarrollar un foro de preguntas dé soporte al proyecto. con el agente de apoyo (formador, Los proyectos que se desarrollan en las CIPE se asesor o facilitador) para resolver estructuran en sesiones donde se alternan las dudas o cuestiones puntuales que coordinadas por un agente y otras en las que puedan surgir, antes o después de la comunidad trabaja autónomamente. En las cada sesión. sesiones con el agente de apoyo se preparan Incluir el material trabajado en las tareas que se pondrán en marcha durante una plataforma de gestión que las sesiones de trabajo autónomo. permita compartir la información y No hay un número concreto de sesiones, ya mantener actualizado y controlado que éstas se pactan en función de la tipología el proceso. de proyecto y las características de la comunidad.4ª ETAPA: En esta última etapa se evalúa todo el proceso Editar del documento final con las y se presentan los resultados de la mejora de mejoras realizadas y sus resultadosEdición y la práctica educativa al equipo directivo y al en función del programa seguido porevaluación profesorado. la CIPE. Presentar el documento final resultante de la CIPE a todo el profesorado de la institución. Una vez aprobado, dicho documento deberá integrarse en el proyecto educativo o curricular de la institución según convenga. Evaluar el proyecto realizado con 9
  • 10. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativa los miembros de la CIPE y los responsables de la institución.B) FASE DE IMPLEMENTACIÓN: ETAPA DESCRIPCIÓN TOMA DE DECISIONES1ª ETAPA: Una vez bien definidos, consensuados y Durante esta fase, la institución debe aprobados todos los aspectos de la mejora reflexionar y decidir sobre losConfiguración a realizar en el documento final resultante recursos que serán necesarios para de la CIPE de diseño llega el momento de la correcta puesta en práctica de la pasar a la acción, llevando a cabo su mejora. Además configura el implementación en todas las aulas, programa en una plataforma asegurando las actividades necesarias informática que permite gestionar y para que se cumpla con efectividad y llevar el seguimiento de los puntos llevando un control de su eficacia. del documento desarrollados durante el proceso de implementación.2ª ETAPA: En esta fase se debe consolidar un En esta etapa se deciden los compromiso con la implementación del aspectos organizativos, es decir, deCompromiso programa desarrollado en el documento qué manera se va a llevar a cabo la final. Para esto, es fundamental que todo implementación (todo el el profesorado de la institución conozca y profesorado de una sección a la vez, comparta el documento final del proyecto primero el profesorado específico de de mejora. una materia concreta, etc.) así como la fecha de inicio de ésta.3ª ETAPA: En esta fase se realizan las primeras El agente de apoyo interno o externo actividades en las aulas por parte del (formador, asesor o facilitador)Implementación y profesorado participante, a partir de unas interviene para resolver dichasrevisión reglas claras que son establecidas incidencias, practicar con el previamente en una sesión. Una vez profesorado y darle seguridad, así implementada la práctica educativa (sea como nuevas instrucciones para una programación, actividad de volver a la práctica educativa, impartición de clase o la evaluación de avanzando de esta manera en aprendizajes), se revisa el trabajo pequeños pasos, que permitan ir realizado en una sesión posterior donde dominando la práctica educativa se ponen en común las experiencias y deseada. Una vez que se ha posibles incidencias. dominado, la CIPE se va extendiendo a otros profesores que pueden ser apoyados por sus colegas que ya han dominado la metodología.4ª ETAPA: En esta última etapa se debe evaluar todo Finalmente, se trata de que todo el el proceso de implementación. Cualquier profesorado domine la nuevaEvaluación e desajuste entre lo diseñado en las etapas práctica educativa y la reviseinstitucionalización anteriores y lo implementado finalmente periódicamente, actualizando el debe conducir a la reflexión, documento final mencionado. diferenciando entre los factores Entonces dicha práctica se habrá incontrolables, los condicionantes de la institucionalizado y formará parte práctica educativa y tomando decisiones de la práctica educativo común en la sobre acciones correctivas y preventivas institución, entre su profesorado, lo 10
  • 11. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativa en todo aquello que pueda mejorar el que asegurará en su ámbito de diseño del programa, volviendo en este influencia, la calidad del proceso de último caso a reformular aquellos enseñanza y los resultados en el aspectos que se valoren necesarios en el aprendizaje del alumnado. documento final del proyecto educativo o curricular. Ilustración 3: Método de trabajo de las CIPEA diferencia de otras comunidades y asociaciones de profesores (cursos, talleres, seminarios, escuelasde verano, portales en Internet), estas comunidades de aprendizaje identifican medidas deimplementación para una práctica docente coherente con los planteamientos institucionales ygeneran una fuerte cultura profesional de calidad pedagógica en la institución a través de proyectosprácticos de mejora de las aulas.Las Comunidades para la Institucionalización de la Práctica Educativa (CIPE) son, por lo tanto, gruposde profesionales de la educación que se desarrollan conjuntamente, compartiendo sus experienciassobre el desempeño y su pasión por un objetivo común.Por tanto, no son grupos de voluntarios por iniciativa propia, ni están enfocados en su propioaprendizaje como resultado en sí mismo. Estas comunidades existen para transformar un sistemasuperior a ellas mismas, que es la institución educativa. Pueden requerir aprendizaje individual ycambio, pero estará siempre relacionado con su encargo de hacer que algo valioso pase en la escueladonde son concebidas. 11
  • 12. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativaEstas comunidades deben reflejar los componentes de los equipos de alto rendimiento en cuanto alcambio transformacional -que tiene que ver con una mejora continua de la ejecución-, así como loscomponentes del ciclo de la investigación-acción (Lewin (1946), Carr y Kemmis, (1988), y otros)logrando altos estándares de rigor en la reflexión y efectividad en las acciones realizadas para mejorarla práctica educativa.Wilfred Carr y Stephen Kemmis (1988:176)8 describen estas comunidades de aprendizajes como“comunidades de estudiosos comprometidos a aprender de los problemas y efectos de su propia acciónestratégica y entenderlos, así como a mejorar tal acción en la práctica”.Ana López Hernández (2007:44)9 describe esta forma de trabajar como “Comunidades Críticas deProfesores” enmarcándolas en la investigación-acción colaborativa, modelo en el cual los profesores“trabajan juntos, generalmente en grupos, para mejorar la práctica, desarrollar teorías sobre laenseñanza y el aprendizaje y contribuir al desarrollo profesional. Esta concepción colectiva de la tareaeducativa conduce a la formación de comunidades críticas de profesores cuya finalidad es la mejora de laeducación”.Hablando de las características de dichas comunidades, la autora nos explica que: “Las comunidadescríticas de profesores constituyen un medio para practicar una colegialidad extendida con carácter total,crítico y reflexivo, en el que se dé un trabajo conjunto basado en el diálogo profesional. Estascomunidades de investigación poseen características propias: los miembros del grupo se interrogan unosa otros, se cuestionan mutuamente las razones de sus creencias, construyen sus ideas sobre las de losdemás y deliberan juntos. Estas comunidades adquieren un fuerte compromiso con el desarrollo de fineseducativos comunes sobre los que se construyen”.Es interesante resaltar el hecho de que se apunta a un diálogo profesional, que no es sobre aspectosinterpersonales, sino más bien técnicos. Lo cual requiere que todos aquellos profesionales hablen unmismo lenguaje y convengan, en la medida de lo posible, ciertos criterios sobre los cuales basar susapreciaciones de lo que es una buena práctica educativa. Por otro lado, se describen estos gruposcomo comunidades de investigación por lo cual, se entiende que siguen ciertos métodos más o menosrigurosos, que permiten extraer conclusiones que pueden ser traducidas en buenas prácticas y cadavez mejores protocolos de actuación docente.Los docentes, como en cualquier otra profesión compleja, podemos y debemos aprender unos deotros. Thiessen (1992:94)10 nos indica que: “Los profesores aprenden mucho de los otros. Estos citan asus iguales como la fuente más valiosa del desarrollo profesional. En los últimos años, las tentativas dedesarrollo profesional que se basan en el trabajo colegial y colaborativo entre profesores se hanconvertido en prominentes en el discurso de mejora de la escuela y cambio en la educación”.Por último, podemos afirmar como conclusión que la única forma de tener calidad educativa en un centroeducativo o formativo es que todos los docentes funcionen como un equipo bien coordinado, donde lasacciones que realiza cada docente en el aula tienen un porqué más amplio que su propia práctica educativaindividual, ya que dichas acciones contribuyen a lograr que cada uno de los estudiantes alcance esas finalidadesde aprendizaje que se ha propuesto la institución en su conjunto.Para funcionar como equipo el profesorado debe acordar primero las reglas del juego de lo que realizarán en lasaulas. Dicho proceso debe ser colectivo, donde tengan la oportunidad de diseñar y plasmar en papel lo quedeben trabajar en las aulas y luego darse un tiempo para implementarlo, llegando a dominar esas nuevas prácticaseducativas, a integrarlas cada uno en su mochila docente. La forma natural de hacer este proceso es en comunidadesde aprendizaje entre iguales, con el fin de institucionalizar una práctica educativa determinada, que no esexactamente la que lleva cada profesor en su mochila, sino aquella que responde fielmente a las finalidades deaprendizaje pretendidas por el centro.La dignidad de nuestra profesión pasa por el valor que le damos nosotros mismos, por quitarnos loscomplejos y trabajar de manera realmente colegiada, compartiendo y aprendiendo unos de otros.8 Citado por López Hernández, A. (2007). El trabajo en Equipo del Profesorado. Graó. Barcelona.9 López Hernández, A. (2007). El trabajo en Equipo del Profesorado. Graó. Barcelona.10 Citado por López Hernández, A. (2007:44). El trabajo en Equipo del Profesorado. Graó. Barcelona. 12
  • 13. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativa¿Será que por fin se ha de reconocer que la clave de la mejora profunda en el sistema educativo y de lacalidad educativa pasa por sus docentes y la forma en la que trabajan de manera colegiada?Si queremos sistemas de calidad que respondan a las necesidades y expectativas de los docentes, los estudiantes yla sociedad, y como está claro que de manera individual no saldremos adelante en las instituciones educativas, esimportante que vayamos generando espacios para el trabajo en comunidad, compartir buenas prácticaseducativas, consensuar el registro y la profesionalización del equipo docente como órgano colegiado, enresumen, desarrollar un espacio para la calidad compartida de la gestión pedagógica en el aula, con unametodología que permita ir avanzando poco a poco, transformando la cultura interna a todos los niveles en lasinstituciones y comunidades educativas, sentar las bases para hacer de la profesión docente uno de los pilares delas sociedades en este siglo XXI. 13
  • 14. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativa 4. Ejemplo del trabajo en Comunidad para la Institucionalización de la Práctica EducativaA continuación se presentan la experiencia de un centro escolar público de carácter indígena que seencuentra en una comunidad de la Sierra Gorda del Estado de Querétaro, México, en el que seanaliza la puesta en marcha del autodiagnóstico pedagógico, desarrollo de una comunidad para lainstitucionalización de la práctica educativa y los resultados obtenidos:Centro: Escuela Indígena pública Melchor OcampoPoblación: Comunidad de Santiago Mezquititlán Barrio 3°. Amealco, Querétaro. México.Etapa Educativa: PrimariaTrabajo desarrollado: Autodiagnóstico Pedagógico y Comunidad para la Institucionalización de laPráctica EducativaTítulo/Objetivo: Determinar cual es el perfil pedagógico ideal del centro y su realidad respecto aeste ideal y elaborar un Plan Estratégico Pedagógico (PEP)que permita acercar su realidad al perfilpedagógico ideal.Período: octubre 2010 a septiembre 2011Descripción de la situación inicial del centroLa Escuela Melchor Ocampo cuenta con una población de 186 alumnos 102 padres de familia, 8docentes, 1 Director Técnico, 1 personal de Apoyo, y a tiende a nivel primaria de 1º a 6º grados.La escuela tiene como misión desarrollar en los alumnos capacidades, actitudes y valores para suformación integral, garantizando un aprendizaje para la vida, que les permita integrarse en lasociedad como individuo competente al término de su Educación Primaria.De acuerdo a su visión, los maestros y director de la escuela desean que: “para el ciclo escolar 2010-2012 en nuestra escuela exista un ambiente de trabajo agradable y de participación, que nospermita fortalecer el trabajo pedagógico a través del empleo de diferentes estrategias y estilos deenseñanza que promueva en los alumnos las habilidades de la lectura (comprensión), conceptos yactitudes y que al concluir su educación primaria sean analíticos, críticos y reflexivos. La problemática principal que tenía esta escuela era, en palabras de sus propios responsables:“Prácticas docentes tradicionales, por la falta de conocimiento y dominio contenidos de los planes yprogramas actuales, reflejándose en la planeación didáctica para el desarrollo de pensamientomatemático. competencias comunicativas y lingüísticas.”Por tanto, se estableció como propósito general: Analizar para conocer el plan y programa actual ainstrumentalizar la planeación didáctica que oriente la intervención educativa para favorecer condiferentes estrategias el pensamiento matemático comunicativas y lingüísticas. Así mismo, como propósito específico: Lograr la calidad educativa a través de vinculación yarticulación de las líneas(Recreación y desarrollo físico, fortalecimiento curricular, arte y cultura,lengua adicional, tics, vida saludable.) con la finalidad de avanzar en el logro académico eimplementar el trabajo colaborativo en beneficio de la comunidad infantil.A partir de aquí, se establecieron metas muy concretas para trabajar durante el ciclo escolar, enfunción de aquello que arrojara el autodiagnóstico pedagógico y que serviría de insumo parapreparar el Plan Estratégico Pedagógico. 14
  • 15. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativaSe definió como meta general: Conocer el plan y programa actual en 70% para mejorar las practicaseducativas y desarrollar competencia docentes que impacten en el desarrollo integral de losalumnos, sitematizando el proceso durante el ciclo escolar.Así mismo, se trazaron metas específicas en diferentes dimensiones de la escuela, que tenían porvirtud ser ambiciosas pero realizables y sobre todo, muy concretas, lo que permitiría fácilmente suposterior evaluación.Como metas específicas se definieron las siguientes: PEDAGOGICA Incrementar en los alumnos de 1° a 6° grado la comprensión de la lectura y escritura CURRICULAR de un 70% a un 75% durante el ciclo escolar 2010-2011. -Incrementar la habilidad en los alumnos para la solución de problemas matemáticos de 1° a 6° grado de un 70% a un 80% durante el ciclo escolar 2010-2011. Aumentar el liderazgo que el director ejercerá en las actividades pedagógicas e incrementar la participación de los docentes para disminuir el índice de reprobación y deserción de un 80% a un 85% durante el ciclo escolar 2010-2011. ORGANIZATIVA promover la participación de los docentes de 5 a 6 reuniones del Consejo Técnico Pedagógico para analizar los programas de Español y Matemáticas e intercambiar estrategias de trabajo de un 75% a un 80% durante el ciclo escolar 2010-2011. ADMINISTRATIVA Sistematizar, gestionar las acciones en 80% para contar con los recursos materiales, humanos que se requieren para el logro del propósito. Considerar en un 100% la planeación estratégica como punto de partida de las acciones realizadas. COMUNITARIA Y DE Aumentar la participación de los padres de familia en todas las tareas PARTICIPACION SOCIAL escolares, eventos socio-culturales y en la infraestructura de la escuela de un 75% a un 80% durante el ciclo escolar 2010-20011.Proceso de trabajo y desarrollo de la metodología seguida:Los pasos a seguir fueron los siguientes:1. La escuela proporcionó sus finalidades educativas a un equipo técnico rellenando el informe inicial de finalidades educativas.2. El equipo técnico definió, en función de estas finalidades, y las evidencias sobre cómo aprendemos las personas, un instrumento de análisis para el profesorado que abarcaba los diferentes aspectos de la práctica educativa y su relación con los ámbitos de la organización escolar y el desarrollo profesional.3. Una vez obtenida la información del Autodiagnóstico Pedagógico se comparó con la situación real de la institución haciendo una devolución del análisis de la realidad encontrado, en función de aquello que contestaron cada uno de los profesores de esta institución educativa.4. A continuación, se aplicó el instrumento con los directores de la escuela priorizando los aspectos en qué se podía trabajar con más efectividad y posibilidades de éxito con relación al proceso de enseñanza-aprendizaje.5. El equipo técnico elaboró el Plan Estratégico Pedagógico y las facilitadora lo presento al equipo directivo y al profesorado de la institución para su aprobación.6. A partir de aquí, se construyo una estrategia de mejora que se decidió poner en marcha bajo un método de trabajo en comunidad para la institucionalización de la práctica educativa. 15
  • 16. Desarrollo de hábitos docentes a través de comunidades para la institucionalización de la práctica educativa: clave de la calidad educativa7. En cuanto al trabajo en CIPE, se integraron Consejos Técnicos como espacios de construcción y el personal docente trabajó como un equipo integrado, con intereses afines y metas comunes.Resultados conseguidos con el trabajo en Comunidades de Aprendizaje docentesLa institución elaboró su Plan Estratégico Pedagógico11 en el cual se identifican actividades paramejorar lo que sucede en el aula, y su relación con la organización del centro y el desarrolloprofesional docente, a corto, mediano y largo plazos. Además, la institución obtuvo el modelo deintervención educativa ideal (Perfil Pedagógico) para su práctica educativa, con el objetivo deconocer la meta a la cual hace falta llegar para conseguir la máxima calidad pedagógica, según suspropias finalidades educativas.A partir de aquí, se realizaron diferentes actividades en el marco de la CIPE: 1. El personal docente y directivo realizó un diplomado de la Reforma Educativa y además, el profesorado recibió formación específica en talleres sobre competencias y planeación didáctica, así como de estrategias para favorecer el pensamiento matemático. 2. Por otro lado, se comenzaron a diseñar y llevar a la práctica estrategias para el rescate de la lengua indígena (materna) a través de narraciones, canciones, cuentos y leyendas. Por otra parte, de realizó una evaluación de los docentes para conocer el uso y conocimiento de la lengua indígena, se impulsaron proyectos didácticos para el rescate de tradiciones indígenas, se impulso un concurso del Himno Nacional en la lengua indígena y por último, se implementó una hora más de clase de inglés a la semana por grupo. 3. Se realizó un curso-taller para maestros sobre la actividad física y se puso en marcha un proyecto para activar la actividad física en el colegio. 4. La escuela mejoró las condiciones de su infraestructura material, para llevar a cabo eficazmente sus labores: aulas en buen estado, mobiliario y equipo. 5. Se desarrollaron actividades por el cuidado de la salud, el aprecio por el arte y la preservación del medio ambiente. La comunidad escolar, participo en la toma de decisiones y en la ejecución de las acciones en beneficio de la escuela.Todo ello se tradujo en un aumento de los resultados de aprendizaje de los alumnos. En la últimaprueba estandarizada nacional (ENLACE) esta escuela, que en los últimos 5 años no habíaaumentado prácticamente su puntuación, obtuvo por fin un aumento de 11 puntos en dicha prueba,lo que ha sido un gran aliciente para el equipo directivo, el profesorado, los alumnos y toda lacomunidad educativa.Copyright: Todos los derechos reservados © Instituto Escalae. España 2012Se puede citar o reproducir siempre que se cite la fuente original y el enlace web: www.escalae.orgMás información: info@escalae.org11 Término acuñado como parte de la metodología del Sistema de la Calidad Pedagógica ESCALAE: www.escalae.org 16