Your SlideShare is downloading. ×
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Informe putumayo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Informe putumayo

3,405

Published on

Este informe está dedicado a la memoria de las víctimas de desapari- ción forzada del Putumayo, de las mujeres, niñas, y hombres indíge- nas, afrodescendientes víctimas de este crimen de lesa …

Este informe está dedicado a la memoria de las víctimas de desapari- ción forzada del Putumayo, de las mujeres, niñas, y hombres indíge- nas, afrodescendientes víctimas de este crimen de lesa humanidad, y es un reconocimiento a la lucha humilde y digna de sus familiares y de las organizaciones de mujeres y sociales de la región que apor- taron su valiente testimonio para que esta historia de impunidad conmueva las conciencias y no se quede en el olvido.

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
3,405
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
25
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Este informe está dedicado a la memoria de las víctimas de desapari-ción forzada del Putumayo, de las mujeres, niñas, y hombres indíge-nas, afrodescendientes víctimas de este crimen de lesa humanidad,y es un reconocimiento a la lucha humilde y digna de sus familiaresy de las organizaciones de mujeres y sociales de la región que apor-taron su valiente testimonio para que esta historia de impunidadconmueva las conciencias y no se quede en el olvido.
  • 2. Fundación Nydia Erika Bautista para los Derechos Humanos y Asociación para la Promoción Alternativa– MINGA – 2012 Diseño y diagramación Gilma Rodríguez y Erik Arellana Fotografía Erik Arellana Impresión Arfo Editores e Impresores Foto portada Marcha por las mujeres desaparecidas, Homenaje a las jóvenes Galárraga, Putumayo, octubre 2010 Esta publicación se ha realizado con la ayuda finaciera de FOS - COLOMBIA,Fondo para la Sociedad Civil Colombiana por la Paz los Derechos Humanos y la Democracia Iniciado por Asdi, administrado por Forum Syd, en el marco delproyecto Empoderamiento de los familiares de desaparecidos, acceso a la verdad y a la justicia e incidencia en la política pública contra la desaparición forzada. Los textos que se publican son de exclusiva responsabilidad de la Fundación Nydia Erika Bautista para los Derechos Humanos y la Asociación para la Promoción Alternativa– MINGA sus autores y no expresan ni comprometen necesariamente el pensamiento de FOS- Colombia. Bogotá – Colombia - Febrero de 2012. FUNDACION NYDIA ERIKA BAUTISTA PARA LOS DERECHOS HUMANOS ASOCIACION PARA LA PROMOCION ALTERNATIVA - MINGA
  • 3. Índice Pag.Presentación 5Capítulo 1: Radiografía de las desapariciones forzadas 6 Cifras de las desapariciones forzadas en Putumayo 7según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas (RND) 8 Las circunstancias de los crímenes 13La calidad de las víctimas 15El rol del Estado 24Capítulo 2: Mujeres desaparecidas 36Mujeres indígenas desaparecidas 37El caso de cinco jovencitas del Resguardo San Marcelino: 37 Mujeres desaparecidas y violencia sexual 39El caso de CRUZ CREOTILDE CUARAN NARVAEZ 39El caso de Orfilia Guisao Pérez y esposo 39El caso de Melba Alicia Erazo García 40El caso de las cuatro jóvenes Galárraga 40La búsqueda de las desaparecidas: negligencia oficial y amenazas 43La injusticia 45Violencia sexual y Tortura 45Entrega de los restos 46Impunidad vergonzosa 48Preocupaciones y recomendaciones internacionales y de la CorteConstitucional sobre la violencia contra la mujer en el conflicto armado 50El Putumayo indígena 53 - La comunidad indígena kichwa 54 - Desaparición forzada y cosmovisión indígena 57 Nuevos grupos paramilitares 59 Conclusiones: Impunidad y grave estado de indefensión de las víctimas 60Recomendaciones 64Anexo 1 66Pobreza vs. intereses geoestratégicos y económicos 66Petróleo y comunidades/resguardos indígenas 68Anexo 2actores armados 69
  • 4. PresentaciónLas desapariciones forzadas se registran en el Pu- Este informe es también un esfuerzo inicial detumayo desde finales de los años ochenta, per- documentación de una grave realidad olvidadapetradas por grupos paramilitares y agentes del cuales son las violaciones de los derechos huma-Estado aún son una práctica extendida bajo el nos y del derecho internacional humanitario de laconflicto armado. Los hechos y situaciones que Comunidad Indígena San Marcelino sufridas ense describen en el presente informe dan cuenta las últimas décadas y donde la desaparición for-esta realidad, inédita para la verdad histórica en zada ha jugado su papel fragmentando el tejidoColombia, que permanece en total impunidad, social y todos los órdenes espirituales y organi-invisibilizada en medio de múltiples violaciones a zativos de la comunidad Kichwa: Los principioslos derechos humanos y al derecho internacional de equilibrio, respeto, armonía y reciprocidad conhumanitario que afectan especialmente a las mu- la comunidad y con los seres sobrenaturales pier-jeres, a comunidades indígenas y a la población de den su vigencia como referentes culturales en laorigen social pobre. comprensión causal de la enfermedad y la muerte y tienen como consecuencia inmediata el despla-Los casos recogidos ocurrieron durante los años zamiento, la pérdida de la unidad familiar y el de-1997 a 2009 en los municipios de La Hormiga, bilitamiento de la comunidad.La Dorada, El Tigre, Puerto Caicedo y PuertoAsís, años cuando se consolidó un círculo vicio- Este documento se divide en tres partes, en laso de grave impunidad y reiteradas violaciones a primera se expone el entorno, las cifras y las ca-los derechos humanos y al derecho internacional racterísticas de las desapariciones forzadas en lahumanitario perpetradas por parte de grupos pa- región, en la segunda se presentan las desapari-ramilitares, miembros del ejército, de la policía, e ciones forzadas de mujeres mestizas, indígenas,infracciones al derecho internacional humanita- niñas y jóvenes, en la tercera parte se abordan lasrio cometidas por la guerrilla. desapariciones forzadas en la comunidad Kichwa resguardo de San Marcelino y un bosquejo de con-Estos crímenes atroces se dieron en el marco de la sideraciones sobre las desapariciones forzadas ydisputa por el control territorial de los actores ar- la cosmovisión indígena, la cuarta es un Corolariomados y de la lucha gubernamental antisubversiva sobre el estado de indefensión jurídica de las víc-y antidrogas en la región. Las desapariciones for- timas, la ausencia de verdad y la impunidad quezadas que se relatan se han dado en un entorno de rodea el 99% de los casos conocidos.exclusión, pobreza y discriminación que afecta agran parte de la población Putumayense a pesar/o El informe cierra con un aparte de conclusiones yprecisamente por las grandes riquezas petroleras, recomendaciones al Estado colombiano y a la co-en recursos naturales y su posición geoestratégica munidad internacional, las cuales se derivan delen la zona fronteriza con Ecuador causa de diver- análisis de testimonios, del seguimiento a proce-sos intereses económicos y políticos. sos judiciales y del intercambio con las víctimas, las organizaciones de mujeres de la región y la co-El presente informe está escrito desde la perspec- munidad San Marcelino, en un esfuerzo de apren-tiva de las víctimas y basado en sus testimonios. dizaje mutuo respecto de la desaparición forzada,Es un primer esfuerzo de documentación y ca- un drama poco documentado, investigado y aten-racterización de la desaparición forzada en varios dido en la región a pesar de los graves daños quemunicipios del Bajo y Medio Putumayo, Valle del ha producido y de sus impactos devastadores. LaGuamuez - La Hormiga y El Tigre; San Miguel - acción de la justicia y el esclarecimiento de la ver-La Dorada; Puerto Caicedo y Puerto Asís, de las dad de lo ocurrido con las víctimas de la desapa-formas en que se implementó, de la calidad de las rición forzada en general y de las mujeres desapa-víctimas, de los mecanismos de terror, de la di- recidas, y población indígena afrodescendiente ymensión de la impunidad que quedó instalada y campesina en particular, es una deuda pendienteque heredaron los familiares de las víctimas en su del Estado en su conjunto incluidos el poder eje-mayoría mujeres y niños, en medio de una cotidia- cutivo, legislativo y judicial, con las madres, pa-nidad de amenazas por razón de sus denuncias, dres, hijos, esposas y comunidades que todavíamiedo, analfabetismo y abandono humanitario. esperan el regreso de sus seres queridos. 5
  • 5. Capítulo 1: Radiografía de las desapariciones forzadas Cifras de las desapariciones forzadas en Putumayo, según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas (RND) 11 Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas, Estadísticas, Putumayo, 3 de enero de 2011 6
  • 6. Según el Registro Nacional de Personas Desapa- Las cifras de la desaparición forzada en Colombiarecidas (RND) a cargo del Instituto Nacional de aún no son definitivas y el Estado colombiano si-Medicina Legal y la Comisión de Búsqueda de gue en deuda de establecer el verdadero universoPersonas Desaparecidas, de 1990 a enero de 2011 se de estas víctimas en el país. Dos grandes falenciasregistraron en el Putumayo 1.130 personas desapa- en la política estatal es que a seis años de la Leyrecidas, de las cuales 841 casos son desapariciones 975/05 a la base de datos del Estado sobre victimasforzadas –es decir el 80% del total del registro, de desaparición forzada –el Registro Nacional deuno de los más altos del país- y el resto no tie- Desaparecidos (RND)- aún no han sido incorpo-ne información. Del total de las víctimas el 16%, rados todos los casos que las víctimas denuncia-102 son mujeres desaparecidas y 731 hombres. Las ron ante la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalíaestadísticas oficiales públicas no incluyen cifras General, pues no ha terminado el proceso de de-desagregadas por edad que informen cuantos puración que inició hace dos años.son niños y adolescentes y tampoco consideran ladesaparición forzada como categoría de violencia Es importante resaltar que el subregistro de ca-contra ellos/as. sos tiene serias causas y consecuencias. Sobre las causas, precisamente, el Grupo de Trabajo sobreSegún esta fuente, los municipios más afecta- desaparición forzada de Naciones Unidas expresódos son en su orden Puerto Asís con 256 casos, su preocupación en el Informe de su visita a Co-Orito con 194, San Miguel con 134 y el Valle del lombia de 2005, al considerar muy negativo el su-Guamuez con 73 casos. Sin embargo, la gente en bregistro de los casos de desaparición forzada enla región considera que los casos pueden ser mu- el país y diagnosticar muy acertadamente que estáchos más pero que no han sido denunciados por motivado en la persistencia del conflicto armado,miedo pues en su entorno continúan actuando los en el clima de intimidación y miedo que impide avictimarios, o por haber recibido amenazas, o por las familias denunciar, en la indefensión social yel desplazamiento forzado de las familias, o por jurídica de las víctimas y en una grave herencia depérdida de credibilidad en las instituciones. impunidad. Desapariciones forzadas en Putumayo desagregadas por género según el RND 7
  • 7. Desapariciones forzadas en Putumayo por municipios según el RND2 Ciudad Total aparecidos Total continúan desaparecidos Total registros Vivos Muertos Cruzados Sin Cruzar MOCOA 2 0 2 12 16 COLÓN 0 0 0 2 2 ORITO 0 0 3 161 164 LA HORMIGA 0 3 14 228 245 PUERTO ASÍS 1 1 9 186 197 PUERTO CAICEDO 0 0 2 27 29 PUERTO GUZMÁN 0 0 0 20 20 LEGUÍZAMO 0 0 0 10 10 SAN MIGUEL 0 2 1 86 89 SANTIAGO 0 0 0 1 1 VALLE DEL 0 0 1 50 51 GUAMUEZ VILLAGARZÓN 0 0 1 16 17 Gran Total 841 Gráfico total desapariciones en el Putumayo según el RNDDesapariciones forzadas en Putumayo, según la Unidad de Justicia y PazPor su parte, a octubre de 2009 la Unidad de Justi-cia y Paz registraba 1.080 víctimas de desapariciónforzada en el Putumayo en casos cometidos porgrupos paramilitares, ocupando el octavo lugar anivel nacional respecto de 21 departamentos en elpaís.2 Comisión Búsqueda de Personas Desaparecidas, enero de 2011. 8
  • 8. Cifras a Octubre de 20093 Según las estadísticas oficiales de la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía General de la Nación Departamento Víctimas el Putumayo ocupa el tercer lugar en cadáveres Antioquia 6950 exhumados no identificados (N.N.) en el país, re- feridas a los restos exhumados desde el año 2006 Cesar 2118 bajo la ley 975 de 2005. Según esta Unidad, hasta Magdalena 2009 diciembre de 2010 se exhumaron 394 cuerpos y de Meta 1563 ellos se entregaron 76 a sus familias, quedando el Córdoba 1281 80% de restos sin identificar, ni entregar a sus fa- Norte de Santander 1271 miliares. Bolívar 1192 De hecho, muchas de las fosas exhumadas y los res- Putumayo 1080 tos entregados hasta hoy por la Fiscalía General en Casanare 591 realidad han sido identificadas gracias a que fueron Guaviare 571 señaladas por la comunidad como lugares donde Valle del Cauca 555 fueron inhumados sus parientes. Le queda a las au- Cundinamarca 537 toridades judiciales la tarea de responder por el resto de casos, pues si hay 394 cuerpos y son 1.100 los de- Chocó 492 saparecidos, dónde están las restantes 700 víctimas? Sucre 380 Arauca 324 Cifras de fosas exhumadas por la Unidad de Boyacá 286 Justicia y Paz4 Cauca 218 El número de fosas exhumadas por la Unidad de Atlántico 154 Justicia y Paz en la región hasta octubre de 2009 Huila 95 ascendía a 236 entre fosas múltiples e individuales, Vichada 57 el tercer lugar después de Antioquia y Magdalena Vaupés 3 con 315 cuerpos encontrados para ese entonces. Total: 24.105Como se explicó atrás, no es claro si estas estadís-ticas son acumulativas o no, en caso de serlo lasdesapariciones forzadas en Putumayo ascende-rían a un total de 2.180 víctimas.Cifras de personas sin identificar (N.N.)En el Putumayo las cifras de personas sin identifi-car (mal llamadas N.N.) son alarmantes. Las ve-redas, los campos y las fincas fueron convertidasen cementerios ilegales que guardan gran partede la historia de las desapariciones forzadas y delconflicto armado en la región, las cuales son testi-monio del silencio impuesto a los familiares de lasvíctimas y a los habitantes en general.Aunque no se puede asegurar que todos los N.N.registrados corresponden a víctimas de desapari-ción forzada, pues entre ellos puede haber muer-tos en combate, víctimas de secuestro, masacresó ejecución extrajudicial, seguramente una par-te importante de ellos corresponde a víctimas dedesaparición forzada de casos denunciados. Una médica forense exhumando restos. Foto: FNEB3 Verdad Abierta, Semana, exhumaciones.pdf, octubre de 2009. 4. Verdad Abierta, Exhumaciones.pdf, octubre de 2009. 9
  • 9. 10
  • 10. Mapa de exhumaciones de la Unidad de Justicia y Paz - Fiscalía General de la NaciónFosas Exhumadas por la Fiscalía Unidad de Justicia y Paz en Colombia 11
  • 11. 12
  • 12. Las circunstancias de los crímenes ses y le dijeron a mi esposo que había sido la gue- rrilla; un día se llevaron 3 reses y mi esposo se lesLas circunstancias en que fueron detenidas las puso firme porque eso era para la familia, ellos lovíctimas y perpetradas las desapariciones forza- amenazaron que no dijera nada y un negro le diodas en el Putumayo particularmente de los años un culatazo en la cabeza, (…) el niño gritó pero no1999 a 2008 se caracterizaron por su extrema vio- lo mataron en ese momento. Después un día milencia, las víctimas fueron detenidas en retenes esposo salió a fumigar a la finca (…) había pedidomilitares o paramilitares, en la calle o en vías pú- permiso a “Blanco”, pero no regresó. “Asprilla” noblicas, delante de la población en general o en me dejó buscarlo, yo sé que él no alcanzó a llegarsus lugares de trabajo y trasladados a la fuerza a a fumigar en un retén en “la marranera” lo cogie-cautiverio a campamentos paramilitares o bases ron y lo desaparecieron. (Desaparición de Onivomilitares plenamente identificados en la región. Muñoz Ruano, 3 de marzo de 2001, La Hormiga, Vereda Los Mangos)También las víctimas fueron sacadas de sus ca-sas a altas horas de la noche o en la madrugada, Las víctimas también fueron detenidas en retenesen piyama, delante de sus hijos, ultrajados y pre- militares y trasladadas a Batallones militares delguntados por su supuesta colaboración con gru- ejército en algunos casos sin que se supiera nuncapos guerrilleros y obligados a “acompañar” a los más de ellas, o posteriormente presentadas comoautores de los crímenes para “responder a unas “dadas de baja en combate”, despojadas de suspreguntas”. Después de llevarse a las víctimas las vestiduras civiles y en su lugar uniformes milita-casas de familia fueron objeto de actos de van- res, en casos donde sus familiares y vecinos los ha-dalismo, destrucción, robo de dinero, de bienes bían denunciado como desaparecidos.muebles, elementos de trabajo, productos agrí-colas cosechados, animales y alimentos. En las principales vías y pequeñas carreteras en las zonas rurales los transportadores de la zonaAlgunas de las víctimas fueron desaparecidas sufrieron las desapariciones forzadas de maneramientras paramilitares ocuparon sus fincas o ca- particular, siendo testigos directos, ó víctimas, ósas de habitación y las convirtieron en sus cam- instrumentos de los victimarios obligados a trans-pamentos de operación. Las desapariciones portar hombres o armas, o conminados a seguirforzadas fueron la respuesta a quienes se resis- de largo y no prestar ayuda a mujeres, niños, o atieron a esa ocupación, los métodos para lograrlo personas heridas o moribundas. De este modo, laincluyeron ataques con materiales bélicos como población civil fue conminada a deshumanizarseexplosivos para obligar a desalojar a los ocupan- so pena de atentados contra su propia vida e inte-tes siendo después desaparecidos sus miembros: gridad.Como nos negamos a desocupar la casa, lanza-ron una bomba, entonces mi esposo me preguntóqué hacíamos, aguantamos 20 días más y volvie-ron a hostigar que desocupáramos la casa, quenos daban 48 horas. No queríamos salir, pero yano teníamos qué comer. No nos dejaron salir ala carretera, sino por el monte, nos refugiamosen la Escuela de La Dorada, ahí estuvimos 2 me-ses. Ya nos sacaron de la Escuela y otros vecinosvolvieron a sus casas, nosotros íbamos a la nues-tra, pero sólo a sacar comida. Tuvo que pedirle“permiso” al comandante “Asprilla” para trabajaren su propia finca y el hombre lo autorizó pero leprohibió quedarse a dormir en ella.“Como no teníamos para la comida, mi esposoregresaba cada día a la finca a buscar plátano ó Fabiola Lalinde, homenaje mujeres en Puerto Caicedo. FNEByuca y tenía que humillárseles. Se llevaron 9 re- 13
  • 13. Los campamentos paramilitares arbitrariamente en campamentos de entrena- miento y centrales de operaciones paramilitares.En la mayor parte de los casos, las víctimas fueron Así, permanecieron durante varios años a la vis-detenidas en retenes paramilitares instalados en ta pública, de las autoridades y de todo visitantevías y parques públicos, de día y de noche y lleva- nacional e internacional, en el Putumayo todosdas a campamentos instalados en fincas, escuelas, estos lugares funcionaron muy cerca o pasandoveredas, casas de pobladores de la zona, para “ren- por bases militares antiguerrilla ó antinarcóticos,dir cuentas ante los comandantes” paramilitares. retenes del ejército y Estaciones de Policía. Así fue denunciado desde hace 10 años (2001) por la Aso-Estos sitios que sirvieron de lugares de cautiverio ciación MINGA y organizaciones internacionalesy muerte para las víctimas estuvieron permanen- de derechos humanos como Human Rights Watchtemente resguardados por hombres y guardas de sobre Villa Sandra, la Vereda El Placer, La Marra-seguridad fuertemente armados, dotados de ra- nera, La Ladrillera y otros lugares donde se supodios de comunicación y de uniformes militares, que llevaron a los desaparecido/as.encargados de vigilar la entrada y salida a los mis-mos e impedir el ingreso de terceros como a fa- “Según los testimonios (…) los paramilitares saca-miliares de las víctimas, vecinos y pobladores de ban a las victimas de sus residencias y se las lleva-la región que se movilizaron en distintas ocasio- ban para asesinarlas. Los sitios donde se acostum-nes a reclamar la devolución de las víctimas. Los braba a ultimar a las víctimas eran las zonas de lavictimarios contaron con todo tipo de logística e vía Puerto Amor, la Grada, vía Los Angeles, Brisasinfraestructura como automotores, camionetas, del Palmar en la Inspección de El Placer”. En lamotocicletas para su movilización en general hur- Inspección de La Dorada en El Tanque, La Balas-tadas a sus víctimas. trera, Inspección de El Tigre, La Marranera y La Virgen funcionaban centros de tortura y muerteEn el Putumayo, como en otros lugares del país, los de los paramilitares”. (Caracol Radio, 6 de mayoterrenos y propiedades civiles en campos, caseríos de 2007)y pueblos pequeños o grandes fueron convertidas Foto: FNEB - Homenaje a las mujeres desaparecidas, Putumayo, octubre 2010 14
  • 14. Irrespeto a los símbolos religiosos sieron furiosos los amenazaron disparar si inten- taban entrar al campamento paramilitar a buscarEl irrespeto al derecho a la vida y a la integridad a la víctima, alias “Blanco comandaba entonces elde las personas se consumó en todo lugar público, grupo paramilitar. Desde entonces no se tieneprivado, seglar o religioso, conocido por los habi- noticia de ninguno de los dos jóvenes. (Caso Gil-tantes de la región. En una parada en el camino berto José Romo Romo, La Hormiga, 7 de diciem-que de La Dorada conduce a en la Vereda Nueva bre de 2000)Risaralda, la población había colocado de tiempoatrás una escultura de la Virgen María por lo cual Por estos hechos, la familia del joven Romo se des-el lugar era conocido con el nombre de La Virgen. plazó forzadamente a Pasto, Nariño, y allí al añoCon la llegada de los paramilitares la virgen fue siguiente de los hechos murió la madre por cáncerdestruida a bala por miembros del Bloque Sur Pu- en el estómago (5 de diciembre de 2001).tumayo en varias ocasiones y la imagen destruidaabaleada fue dejada a la vista pública mucho tiem- La calidad de las víctimaspo. En el marco de la implementación de las políticasEntre 1999 y hasta 2005 fue instalado en el lugar contrainsurgentes primero, y de guerra contra lasun retén paramilitar itinerante, para detener per- drogas posteriormente, desde los años noventasonas, controlar vehículos, el paso de mercados, ocurrieron en el medio y bajo Putumayo múltiplesmercancías, insumos agrícolas y controlar habi- desapariciones forzadas. En su gran mayoría lostantes que se movilizaban a pie, pidiendo su iden- casos documentados muestran que estos se per-tificación y realizando interrogatorios sobre la petraron bajo distintos “motivos” como la sospe-profesión y el domicilio de las victimas. Muchas cha de los victimarios, de que las víctimas perte-personas fueron desaparecidas en el lugar. necían o auxiliaban a la guerrilla, ó por ser testigos de graves violaciones de derechos humanos, ó porEl caso de Gilberto Romo en el monumento a ser mujeres por razones de género la desaparición“La Virgen” forzada y delitos conexos fueron usados como for- ma de castigo. Las desapariciones forzadas de jó-El 7 de diciembre de 2000 a las 3 p.m., GILBERTO venes lo fueron por razones relacionadas con suJOSE ROMO ROMO, de 22 años de edad, solte- edad, especialmente en casos donde las víctimasro, padre de una niña, comerciante de carros, salió fueron escogidas para reclutarlas forzadamentede La Dorada por la vía a San Carlos a visitar a su antes de ser desaparecidas.mamá. Salió con el papá porque había vendido sumotocicleta. En el sitio denominado “La Virgen” En el 80% de todos los casos de desaparición for-en la Vereda San Carlos, había un retén paramili- zada recopilados para este informe, las víctimastar donde los hombres tenían un amigo del joven tenían entre 14 y 35 años de edad, en su mayoríade nombre ABRAHAM de la misma edad, rete- eran de profesión agricultores, campesinos/as, lí-nido con su moto. GILBERTO ROMO le dijo a su deres de la acción comunal, líderes y miembros depadre que siguiera para la casa, que él se quedaba pueblos indígenas, estudiantes de secundaria, car-ahí para hablar con los hombres para que dejaran niceros, obreros de construcción, trabajadores delibre a su amigo. Así, efectivamente el padre si- oficios varios, jornaleros, vendedores ambulantes,guió su camino. comerciantes, aserradores. En la mayor parte de los casos documentados, tanto las víctimas, comoA las 6 p.m. en vista que el muchacho no llegaba sus parientes, eran de extracción social humilde.a la casa el padre regresó a preguntar por su hijoGilberto José Romo a los paramilitares, quienes le Se resaltan los casos de niñas y mujeres adolescen-dijeron que ya lo habían soltado y no sabían nada tes de 13 a 18-20 años, de jóvencitas en estado dede él. embarazo, ó indígenas quichwas y Cofanes, afro- descendientes, amas de casa, profesores, esposasEl padre se reunió con habitantes de la Vereda San de víctimas que no quisieron dejar a sus espososCarlos y fueron en grupo a preguntar por el mu- solos al momento de los hechos y fueron desapa-chacho al retén, entonces los paramilitares se pu- recidas forzadamente junto con ellos. 15
  • 15. Cronológicamente, los años de inicio del Plan seguramente. Esa noche mataron un muchacho enColombia en su primera y segunda fase de fumi- La Guablera.”gaciones en noviembre del año 2000 y de 2001,coincidieron territorial y temporalmente con la “Lo desaparecieron y después apareció uniforma-ocurrencia de flagrantes violaciones contra los de- do como “muerto en combate” con un alias y losrechos humanos y desapariciones forzadas de la papeles. Allá salen con otro nombre y el acta depoblación civil en el Valle del Guamuez y su ca- defunción, no con su nombre. Lo reconocimos, fuebecera municipal La Hormiga, La Dorada, San en la Vereda Los Llanos. El caso fue llevado a laMiguel, El Tigre y Puerto Caicedo Es decir, que justicia penal militar y ya no supimos nada más.”mientras se fumigaban 30.000 hectáreas de culti- (La Hormiga, Vereda Los Llanos)vos de hoja de coca, en las veredas y pueblos cam-pesinos y habitantes eran desaparecidos a la luz Las detenciones arbitrarias jugaron un rol decisi-pública, ya por militares ó paramilitares, estando vo para garantizar la comisión de las desaparicio-la población en total estado de desprotección. nes forzadas, permitiendo las circunstancias idea- les de aislamiento de las víctimas de su ámbito deVíctimas señaladas de pertenecer a la guerrilla protección familiar y social. Así, campesinos, tra- bajadores agrícolas y jóvenes fueron sacados vivosLas desapariciones forzadas fueron justificadas de sus casas a la fuerza, o tomados de las callesbajo el señalamiento de los victimarios a las víc- y después encontrados asesinados, de la mayoríatimas de pertenecer, ser auxiliadores, o tener rela- nunca se ha sabido su suerte ni su paradero.ciones afectivas con miembros de la guerrilla -en el caso de las mujeres y niñas-. Este, se convirtió “Lo sacaron a las 4 a.m. de la casa, fue el ejército,en el argumento más recurrente alegado por agen- preguntaron dónde están las armas? Nosotros lestes del Estado, ejército, unidades antinarcóticos y contestamos ustedes están locos. Cogieron a migrupos paramilitares al momento de secuestrar a hijo y se lo fueron llevando, por qué? les pregun-las víctimas según los testimonios. De 50 casos té. Me contestaron: Vaya a la Base Luis Obando.reportados, este motivo figura en al menos 40 de Quise irme con él pero otro militar me detuvo. Aellos develando un clima de prejuicio y estigmati- los 17 días lo encontré muerto tenía la sangre fres-zación generalizada contra la población civil. De ca, nos avisó el hombre de vigilancia que recorríaeste modo se justificaron los crímenes. los pozos de Ecopetrol, estaba en los huesitos. Fue enterrado en el cementerio de La Dorada, pero noAsí, en el marco de la estrategia contrainsurgente estamos seguros que sea él. Tenemos dudas, lay antinarcóticos, muchos casos que comenzaron ropa se parecía, fue enterrado en tierra, fui y pedícomo detenciones arbitrarias sin orden judicial que recogieran el cadáver.” (La Hormiga, Señora deculminaron en desapariciones forzadas. En varios rosado)casos denunciados para este informe, las víctimasfueron detenidas por el ejército en sus casas de ha- “A mi hermano lo detuvieron primero, lo soltaronbitación y llevadas a bases militares, otros apare- a las 5 p.m., se metió a la base, lo mataron, no locieron como “muertos en combate” con uniforme soltaron.” (La Hormiga, Señora negrita)militar, días o semanas después de los hechos desu desaparición. Según los casos denunciados, las detenciones ar- bitrarias fueron y siguieron siendo una prácticaEl 11 de octubre de 1999 fue desaparecido Luis Al- constante y reiterada en algunos municipios, queberto Rosales Vallejo, de 22 años de edad, agricul- afecta principalmente a los jóvenes, como una he-tor y estudiante. “De noche lo sacaron de la casa, rencia de la discriminación heredada de los mileslo tuvieron en la Base del Ejército Luis Obando, a de violaciones de derechos humanos no resueltaslas 4 a.m. salimos a buscarlo, a las 8 a.m. lo sa- con verdad y justicia en el reciente pasado en elcaron amarrado. Lo traían unos soldados me dijo Putumayo. Los jóvenes familiares de desapareci-“mamá, gracias a Dios no me han hecho nada”. dos además, han sufrido otras vulneraciones comoLos profesores movieron cielo y tierra para recla- detenciones arbitrarias de parte de miembros demarlo y recuperarlo. Nos dijeron que los iban a lle- Estaciones de Policía que los han judicializado porvar a Cali, pero luego lo soltaron. Después, a los delitos de los que alegan ser inocentes.2 o 3 años ya lo desaparecieron, el mismo ejercito Señora de morado: 16
  • 16. “Pocos días antes de la desaparición llegaron los Víctimas “dados de baja en combate”soldados de narcóticos, allanaron, vaciaron la co- (ó “falsos positivos”)secha, la ropa, las gallinas, le dieron golpes con laculata.” “Llegaron a las casas, sacaron las cosas, La práctica de desaparecer personas civiles y lue-dañaron los enseres, los animales. A mi hermano go presentarlas como “dados de baja en combate”lo sacaron a culatazos, y para justificar dijeron que como guerrilleros, ha sido una constante desde laeran guerrilleros.” (Testimonio, La Hormiga) década de los ochenta y noventa en la región y ha permanecido incólumne. En el Putumayo esteEn julio de 2002, José David Ruales Rojas, de 20 tipo de casos se registraron en el entorno de unaaños de edad, soltero. El trabajaba en Orito, lo alta militarización representada en tropas, nuevosseñalaron de ser guerrillero y por eso se tuvo que ir batallones, recursos económicos y tecnológicosa Samaniego, Nariño, durante un año. para la región. Las víctimas fueron campesinos e indígenas en su mayoría:Cuando regresó al Putumayo, varios hombres lle-garon por la noche, él estaba en piyama durmien- “El 20 de enero de 2008 tropas de la Brigada Mó-do, lo sacaron y se lo llevaron. Me dijeron que al vil 13 desaparecieron y posteriormente ejecuta-otro día me lo entregaban y que iban a hacerle unas ron a HUGO ARMANDO TORRES y a HEYNARpreguntas. Pertenecía a la Junta de Acción Comu- ALEXANDER GUERRERO en la vereda Nuevanal, era callado. Me amenazaron que “si seguía jo- Unión del corregimiento de Teteyé de Puerto Asís,diendo, me iban a llenar la barriga de plomo”. Putumayo, presentándolos luego a través de la emisora del Ejército como “alias Turbino” y aliasSegún los testimonios, “paramilitares y soldados “Celeño” supuestos “guerrilleros muertos en com-eran lo mismo, cuando había enfrentamientos los bate”, lo que la comunidad desmintió. Las vícti-dos participaban.” mas fueron sepultadas como N.N. y recuperadas gracias a la denuncia de sus familias. (Comisión Intereclesial Justicia y Paz, enero de 2008 ) 17
  • 17. La Asociación Para la Promoción Social Alternati- 5. El 7 de agosto de 2006, el cadáver del indíge-va Minga, denuncia ante la comunidad nacional e na Douglas Antonio Pérez Sivaja fue hallado porinternacional, nuevas VIOLACIONES A LOS DE- miembros del resguardo Kiwnas Chxab en la mor-RECHOS HUMANOS cometidas por grupos para- gue del municipio de Puerto Asís, donde fue lleva-militares contra pobladores del Putumayo. do por miembros del ejército, quienes lo reporta- ron “como guerrillero dado de baja en combate”. ElDesaparición forzada y ejecución sumaria del lí- cadáver de Douglas Antonio Pérez Sivaja estabader indígena Douglas Antonio Pérez Sivaja vestido con uniforme camuflado. 7. De las otras dos personas retenidas por los supuestos parami-“1. El 5 de agosto de 2006, cerca de las nueve de la litares, no se conoce la suerte que hayan podidonoche (…) 50 hombres, armados con fusiles, vesti- correr, encontrándose a la fecha desaparecidas”.dos algunos con uniformes y otros con pantalones (MINGA, Crímenes de paramilitares y militares encamuflados y camisetas negras, quienes cubrían Puerto Asís, Putumayo, 8 de agosto de 2006)sus rostros con pañoletas o capuchas y portabanbrazaletes que tenían inscritas las letras AUC, in- Por este caso, siete militares adscritos al ejércitogresaron a la gallera Las Heliconias, vereda Villa en la región fueron investigados y juzgados, aco-de Leiva, corregimiento La Carmelita, municipio giéndose a Sentencia anticipada, habiendo acep-de Puerto Asís, departamento de Putumayo, lugar tado que se trató de una ejecución extrajudicial.donde se celebraba una fiesta comunal. La primera demana de febrero de 2012 el Juzgado único Administrativo de Mocoa condeno a la Na-2. Los hombres armados, con insultos, golpes y ción por la responsabilidad directa de miembrosamenazas de muerte obligaron a las personas de la fuerza en estas graves violaciones a los dere-que se encontraban en la gallera a tenderse boca chos humanos.bajo, para luego someter a las mujeres que se ha-llaban presentes a procedimientos humillantes y Desde el 15 de septiembre de 2006, según testimo-abusivos, que incluyeron actos sexuales distintos nios de pobladores, aproximadamente 10 hom-al acceso carnal. Los agresores hurtaron las per- bres, con armas cortas y largas, que visten de civil,tenencias personales de los retenidos, y el dinero se establecieron en el caserío de Puerto Vega. Es-recaudado en la actividad comunal y la comida, tas personas fueron reconocidas por la poblaciónprofirieron amenazas contra los pobladores, ad- como antiguos paramilitares del comando urbanovirtiéndoles que debían abstener de denunciar los de Puerto Asís y actualmente se presentan comohechos y permanecer concentrados en la gallera integrantes de “Los Rastrojos”. Estos hombres te-hasta después de las siete de la mañana del 6 de nían residencia en una casa ubicada a 3 kilómetrosagosto. Los supuestos paramilitares secuestraron del caserío de Puerto Vega, permanecen armados,a tres personas de las que se hallaban en la gallera, patrullan la zona y obligan bajo amenaza a losentre ellas el indígena nasa Douglas Antonio Pérez transportadores públicos para que los movilicenSilvaja del resguardo Kiwnas Chxab. en la región. Estos hechos se suman a una serie de asesinatos y desapariciones ocurridas en medio del proceso de negociación del gobierno con los paramilitares y con posterioridad a su desmovili- zación. Resaltamos que estos crímenes han ocurri- do en la región Puerto Vega-Teteyé, la cual se en- cuentra fuertemente militarizada por miembros del Batallón para la Protección de Infraestructura Vial y Energética No 11 y batallones contraguerri- lla, quienes hacen presencia a lo largo de la vía con dos bases ubicadas, una en Quillacinga (Teteyé), y la otra en El Porvenir-AltoCuembí. Asimismo los militares mantienen retenes permanentes en el muelle de Puerto Vega y en el caserío Campo Alegre. Estos militares han estado involucrados repetidamente en una serie de VIOLACIONES AJueces de la Corte Interamericana, en 2009. Foto: LOSDERECHOS HUMANOS de las comunida-CIDH. des, habiéndose denunciado casos de ejecución 18
  • 18. extrajudicial, abusos sexuales a mujeres, hurtos bros de la Policía Nacional llevar a cabo una op-de bienes de campesinos e indígenas, continuos eración armada en la localidad de Las Palmeras,maltratos a la población, toma de las escuelas y en Municipio de Mocoa (…). La Policía Nacional fueespecial del Colegio Ecológico El Cuembí, en el apoyada por efectivos del Ejército. En la mañanaque han instalado un campamento militar, cons- de ese mismo día, se encontraban en la escuelatruyendo trincheras dentro del instituto educati- rural de Las Palmeras unos niños que esperabanvo. Estos militares como práctica rutinaria hosti- el comienzo de las clases y dos trabajadores quegan a los pobladores y señalan a las comunidades reparaban un tanque séptico. Estos eran Julio Mil-campesinas e indígenas de ser “auxiliadoras de la ciades Cerón Gómez y Artemio Pantoja.guerrilla” y estigmatizan como terroristas y per-secución a líderes de la comunidad, representan- “En un terreno lindero se hallaban los hermanostes de Juntas de Acción Comunal, autoridades de William Hamilton y Edebraes Norverto, ambosresguardos indígenas y dirigentes de Acsomayo, Cerón Rojas, ordeñando una vaca. El maestro Her-organización campesina e indígena que tiene la nán Javier Cuarán Muchavisoy estaba por llegar arepresentación representación y vocería de las 72 la escuela. Las fuerzas del Ejército abrieron fuegoveredas, 2 resguardos y 5 cabildos en el proceso desde un helicóptero e hirieron al niño Enio Quina-de negociación con el Consorcio Colombia Ener- yas Molina, en ese entonces de seis años, quien segy. En esta área se encuentran ubicados 8 pozos dirigía a la escuela.de petróleo que vienen siendo explotados por el La Policía detuvo en la escuela y en sus alrededoresConsorcio Colombia Energy, empresa que, con al maestro Cuarán Muchavisoy, a los trabajadoresla complicidad del Estado, no realizó la consulta Cerón Gómez y Pantoja, a los hermanos Wilianprevia ordenada por el convenio 169 de la OIT a las Hamilton y Edebraes Cerón y a otra persona nocomunidades indígenas que habitan esa región, identificada que podría ser Moisés Ojeda o Hernánha desconocido los intereses de los campesinos y Lizcano Jacanamejoy. La Policía Nacional ejecu-colonos de la zona y ha sido señalada deprácticas tó extrajudicialmente por lo menos a seis de estasde extracción del crudo nocivas y depredadoras personas. Los miembros de la Policía Nacional ydel medio ambiente. (MINGA, Crímenes de para- del Ejército realizaron numerosos esfuerzos paramilitares y militares en Puerto Asís, Putumayo, 8 justificar su conducta. (…) vistieron con uniformesde agosto de 2006) militares los cadáveres de algunas de las personas ejecutadas, quemaron sus ropas y amedrentaron a varios testigos del caso. Igualmente, la PolicíaLos mal llamados “falsos positivos” - Nacional presentó siete cadáveres como pertene-El caso “Las Palmeras” en Mocoa, - cientes a subversivos muertos en un presunto en-Pronunciamiento de la Corte Interamericana frentamiento. Entre esos cadáveres se encontra-de Derechos Humanos en 2001 ban seis cuerpos de las personas detenidas por laMucho antes del reciente “boom” de los llamados Policía (…).“falsos positivos”, los casos de campesinos pre-sentados como “dados de baja en combate” en el Como consecuencia de los hechos descritos, se ini-Putumayo ya eran una práctica extendida en la ciaron procesos de carácter disciplinario, adminis-región, y habían llamado la atención del máximo trativo y penal. (…) Estos procesos permitieronórgano de vigilancia de los derechos humanos en comprobar que la Policía Nacional ejecutó extraju-América cual es la Corte Interamericana de Dere- dicialmente a las víctimas cuando se encontraban enchos Humanos. Precisamente, el Estado colom- estado de indefensión.” (Corte Interamericana debiano fue condenado por la desaparición forzada Derechos Humanos, Las Palmeras Vs. Colombia -,de seis campesinos, ocurrida en Mocoa, en 1991 en Sentencia de Fondo, 6 de diciembre de 2001, Serie Cel caso denominado “Las Palmeras” sobre el cual No. 90)encontró responsabilidad de miembros de la Poli-cía y el Ejército. En otro caso similar, denunciado por Human Rights Watch (2001):Sin embargo, la repetición de estos crímenes hasta “El 17 de enero de 1998, tropas destinadas en lafechas de reciente data, hablan de la ausencia de XXIVa Brigada detuvieron al parecer a ocho perso-medidas serias para erradicar esta atroz práctica: nas en un control de carreteras a las afueras de San“El 23 de enero de 1991 el Comandante Departa- Miguel, Putumayo. A cinco de ellas se les permitiómental de la Policía de Putumayo ordenó a miem- continuar; los soldados retuvieron a Pablo Emilio 19
  • 19. Maya, Jorge Florencio Portilla y Aldemar Velasco víctima pocos días atrás se había emborrachadoRuiz. Vecinos de la zona oyeron disparos y, más en la Vereda Albania y había comentado pública-tarde, los militares transportaron tres cuerpos al mente la experiencia vivida en su cautiverio de lahospital de Puerto Asís, dónde los presentaron a primera vez que fue llevado al campamento para-la prensa como guerrilleros muertos en combate. militar. Para la familia afectada, esta fue la causaLos tres retenidos eran muy conocidos en la región de su desaparición forzada.y sus familiares los declararon rápidamente des-aparecidos. La posterior exhumación de los cadá- Niños y jóvenes víctimasveres confirmó que los tres supuestos guerrilleroseran Maya, Portillo y Velasco. Los cuerpos mostra- Los niños y jóvenes desaparecidos en el Putuma-ban señales de tortura 5. yo y sus familiares han sufrido de múltiples for- mas las desapariciones forzadas: Como víctimasVíctimas por ser testigos de crímenes directas, niños y jóvenes fueron reclutados forza- damente antes ó después de ser desaparecidos/Otra parte importante de las víctimas fueron des- as, pero también han sido testigos directos de laaparecidas por ser testigos de violaciones de dere- muerte o desaparición de sus padres, familiareschos humanos. De los testimonios escuchados se o conocidos y hoy son expuestos a presiones pararevelan casos dramáticos en que habitantes de la ingresar a los grupos armados, o están amenaza-región fueron secuestrados por los paramilitares y dos, o desplazados forzadamente, o figuran en lis-llevados a los campamentos a realizar las labores tas negras de campañas de “limpieza social” quesucias de matar o rematar a otras víctimas, o para hoy hacen los grupos paramilitares que continúanabrir fosas y/o enterrar a víctimas para ocultar su azotando la región. En todos estos casos la justi-rastro, de este modo estas víctimas-testigos fueron cia ha sido irrisoria.obligados a enterrar a sus propios parientes o veci-nos en fosas colectivas para borrar todo rastro de Como testigos, niños y niñas desde tempranaellos y sus victimarios. Después de cumplir su ta- edad presenciaron hechos de desaparición forza-rea estas personas también fueron desaparecidas da, tortura y ejecución sumaria y se vieron enfren-y sus familiares no tienen conocimiento de ellos. tados al maltrato violento y extremo a sus padres o madres. En un caso en La Dorada, los pequeños “Mi tío también fue desaparecido, días después de hijos de la víctima vieron como los paramilitaresmi esposo. Se lo llevaron dos veces, la primera lo colgaban de un árbol a su padre “para que dijeradejaron libre y cuando salió me dijo “vos perdé la donde estaban las armas” antes de llevárselo juntoesperanza de ver a tu marido, a mí me llevaron y con su madre. Como ellos, con frecuencia, losme pusieron los paramilitares a abrir huecos para niños/as quedaron solo/as, abandonados en losenterrarlo a él y a otros 25 cuerpos. Yo lo ví, eran escenarios del crimen después de los hechos.unas fosas hondas, habían 8 mujeres y los demáshombres. Ese mismo día, tenían a otros 10 jóvenes “Los hombres empezaron a buscar en la casa yy a ellos también los obligaron a abrir huecos.”(…) preguntaron a CARLOS ALBEIRO donde estaban(Caso Juan Manuel Jamioy Agreda, 7 de septiem- las armas de la guerrilla, la esposa se puso a llorarbre de 2002, La Dorada) junto a los niños y entonces los hombres le dijeron que a ella también se la iban a llevar. Los paramili-A los 15 días de dar su testimonio a la esposa de tares colgaron de un árbol vivo a CARLOS ALBEI-su sobrino, el Sr. Juan Manuel Jamioy Agreda fue RO para que hablara y después lo soltaron desde lotambién desaparecido, salió de su casa y no re- alto, por eso se lastimó y se alambró, luego lo sa-gresó. Una testigo declaró a la familia que “a él lo caron hasta la carretera amarrado.” (Caso Carloshabían bajado en el Retén de La Virgen”, después Albeiro Velasco Cajas y su esposa Orfilia Guisaode esto no se volvió a saber nada de su paradero. Pérez, La Dorada, 24 de abril de 2001)Vecinos del lugar comentaron a la familia que la5 Verdad Abierta: “En breve: Los días jueves 15 y viernes 16 de Los impactos psicológicos y en la salud mentaloctubre (2009), John Jairo Rentería Zúñiga, alías de ‘Betún’, causados a niños y niñas por la percepción directafue versionado por fiscales de la Unidad de Justicia y Paz en de escenas de violencia y por los efectos prolon-Medellín. En sus dos días de audiencia, detalló la maneracómo los paramilitares ingresaron al Putumayo, la manera gados de la incertidumbre ocasionada por la des-cómo asesinaban a sus víctimas, los lugares dónde las ente- aparición forzada de sus padres ó familiares, norraron y los nexos con la fuerza pública.”20
  • 20. ha sido considerada en las políticas públicas para La desaparición de los cuerpos de las víctimasatender a los familiares de víctimas de desapari-ción forzada ni en la administración de justicia La desaparición de los cuerpos de las víctimas escomo derecho, ni como tema de reparación. una conducta sistemática alrededor de las desapa- riciones forzadas y ejecuciones sumarias en el Pu-“Me dijeron llámeme al patrón, entonces la nieta tumayo. Al igual que en el caso de las masacres,se dio cuenta que querían llevárselo y se le prendió vecinos de los lugares donde ocurrieron los críme-de la pierna a su abuelo José Adriano, ellos la qui- nes, fueron obligados a enterrar a las víctimas entaron de un empujón y le dispararon a quemarropa sus propias casas o en sus alrededores y a guardarenfrente de todos los niños. Después empezaron silencio:a revolcar todo en la casa, diciendo que buscabanarmas porque mi marido era guerrillero. Yo gri- “Tenía 40 años de edad, fue desaparecido el 10 deté, en un momento que cogieron a mi niña y me la febrero de 2000, trabajaba como maestro de obraquerían violar, yo me enloquecí y los niños se me en la Alcaldía, tuvimos 3 hijos y llevábamos 15 añospegaron y gracias a Dios no la violaron. Se cansa- de casados, vendía quesos de vereda en vereda. Eseron de buscar y no encontraron nada.” (Caso José día, cuando regresaba de trabajar a las 4 p.m. fueAdriano Cerda Ajón, indígena kichwa, Resguardo interceptado y le quitaron la motocicleta que con-San Marcelino, 2002) ducía. Se lo llevaron con otros 4 vendedores de pescado. Lo trajeron a La Hormiga y en la noche“Otro día llegaron 8 tipos y nos amenazaron, mi lo tuvieron en el Colegio de la Vereda El Placer don-esposo tenía el niño en los brazos, le pusieron los de había una fosa. En ese lugar era costumbre quefusiles en la cabeza y a la niña también. Un para- los vecinos escucharan cuando gente gritaba y en-militar que iba con ellos les dijo que no le hicieran contraron restos de seres humanos dedos, pies. Lanada o sino los denunciaba, y llegó un paramilitar fosa olía y se rebotó, entonces despacharon a losnegro y le dio 3 tiros y lo mató al paramilitar que se estudiantes una semana. Sacaron los cadáveres en bolsas negras, no se sabe si los tiraron al río o losopuso. Y dijo que si eso lo hacían con un compañe- volvieron a enterrar en otra fosa.ro igual lo hacían con un viejo, Cuando salimos loestaban enterrando”. (Caso Onivo Muñoz Ruano) “La gente del pueblo se reunió, buscamos a mi esposo vereda por vereda .Con el Inspector de ElEn los hechos de las desapariciones, muchos ni- Placer sacaron 20 muertos. Un estudiante paracoños resultaron heridos o lastimados físicamente, vino una tarde y me dijo “nunca supimos que erao vieron morir a sus padres que los cargaban en su hermano”. El había botado los papeles, mejor lesus brazos, o sus padres fueron asesinados en su aconsejo que se vayan y no busquen”. Al otro día elpresencia. Los casos estudiados revelan que niños Comandante paramilitar nos dijo “si siguen jodien-heridos fueron obligados a huir por el monte con do, no respondemos.las mujeres de las familias, sin permitírseles nin-guna atención médica u hospitalaria. A los 5 meses denuncié ante la Fiscalía de La Hor- miga y después en Bogotá. Hace 1 año y medio pedí“Estábamos trabajando y decidimos desayunar to- la reparación administrativa pero hace 2 meses medos los adultos, los niños, los abuelos, entonces contestaron que no reparan por delincuencia co-llegaron los paramilitares, rodearon la casa unos mún, que no fueron paramilitares aunque tenemospor delante otros por detrás, mi esposo era miem- testigos que fueron a buscar.” (Caso Oscar Edgar-bro de la Junta de Acción Comunal, comenzaron a do Herrera Ortega, La Hormiga, 10 de febrero dedispararnos, mi esposo tenía la niña en los brazos 2000, Teresita)y fue herida en el hombro, vio todo como matarona su padre, entonces la rescaté y salimos huyendo En casos en que las familias activaron denunciaspor detrás de la casa hacia el monte, duramos va- para notificar el delito y pedir la identificación orios días caminando y yo con la pequeña herida, exhumación de las víctimas fueron amenazadas ylos niños y los ancianos huyendo, nos fuimos para obligadas a desplazarse forzadamente fuera de laEcuador pero no llevábamos papeles de identifica- región y los cuerpos de sus seres queridos hurta-ción.” (Caso masacre familia Yela, La Dorada, 2001) dos de sus lugares primarios de enterramiento y trasladados por los victimarios a lugares secunda- rios donde fueron inhumados secretamente que- dando en calidad de desaparecidos. 21
  • 21. Los restos de las víctimas desaparecidas tocó andar por chuquias hasta una vereda Santa Marta y al otro día nos sacaron a la carretera y nosEl 27 de diciembre del año 2000, la familia de fuimos al Lago Agrio y allá estuvimos hasta el 16JUAN RODRIGUEZ se encontraba en su finca en la de marzo cuando nos repatriaron” a Nariño.”Vereda El Vergel, en el Municipio de San Miguel. “Los sobrevivientes salimos corriendo por el mon-Se encontraban en el lugar, trece (13) personas de te, descalzos, llegamos a una casita y pedimosuna misma familia, entre ellos cinco menores de agua pero no nos dieron creyendo que éramos de-edad, cuatro mujeres, dos ancianos/as y dos hom- lincuentes, llegamos a otra casa, íbamos sin pape-bres adultos. Siendo las 8 a.m., cuando la familia les de identificación (…)”se disponía a desayunar, un grupo paramilitar, in-cursionó alrededor de la casa en pequeños grupos, Quince días después de los hechos, algunos dela familia oyó disparos y una explosión. El grupo los familiares regresaron a su casa a la Vereda Elparamilitar rodeó la casa, entre ellos un individuo Vergel, donde sucedieron los hechos, pero ya noconocido como alias ÑOÑO. La familia salió al encontraron cadáveres dentro de la casa donde lascorredor de la casa y un paramilitar les advirtió “si víctimas habían sido asesinadas, sino sólo rastrosse salen a la carretera, los matamos”. Interrogaron de sangre. Recogieron los papeles de identifica-a la familia: Dónde están la guerrilla? a lo cual el ción que no habían podido llevar en su huída –porpadre de familia y miembro de la Acción comunal lo cual fueron repatriados- y volvieron a despla-les respondió que no sabía. Sin más espera, se- zarse a Pasto.gún el testimonio 6, los paramilitares dispararon a El 21 de mayo de 2001, la abuela de la familia colo-toda la familia a mansalva hiriendo y rematando a có la denuncia formal por los hechos ante la Per-cinco (5) de sus miembros. En los días previos un sonería de Pasto y el Cuerpo Técnico de Investiga-clima de intimidación rodeaba la vereda. ción (CTI). En consecuencia, la Fiscalía General acudió a la zona para realizar una exhumación.“De una vez empezaron a disparar primero con una Sin embargo, el grupo paramilitar advertido depistola y los hirieron a todos y después con un fusil que la Fiscalía iba pñor los cuerpos, entró al lu-los remataron. (…) Ellos no dieron explicación ni gar antes que ella y robó los cadáveres de dondenada, es de pura maldad, simplemente pregunta- los había inhumado. Según el testimonio de laron dónde estaban los guerros y nada más, porque familia: “encontramos las huellas de un carro enyo estuve allí, de pura maldad . (…) En esos días el lugar donde se encontraban los cadáveres atráshabía muchos entrenamientos y balaceras, y como de la casa y en el hueco donde los habían enterradoellos (la familia Rodríguez Yela) decían que el que estaba lleno de piedras y alambres viejos.”nada debe nada teme por eso no quisieron salir de Desde entonces, la familia desconoce el paraderoallí, por no perder la finquita, porque los guerros de sus familiares asesinados, cuyos cuerpos fueronhabían dicho que el que se vaya perdía la finca.” desaparecidos por los autores.De este modo, resultaron asesinados 4 adultos y 1niño. El grupo paramilitar salió de allí y al parecer El ocultamiento de los cuerpos de las víctimas dese dirigió a otra casa donde al parecer asesinaron ejecución extrajudicial ha colocado a estas fami-a otra persona y luego regresaron nuevamente a la lias en la misma situación que las víctimas de des-casa de la familia. Según el testimonio: aparición forzada al no conocerse el destino de los“fueron a donde un vecino y lo habían obligado a restos, sin haberles darles cristiana sepultura porsepultarlos en el patio, al lado de un árbol de cacao sus familias y sin haberles permitido la vivenciay del servicio (…)” del duelo.Los demás miembros de la familia sobrevivientes En muchas ocasiones al robo de los cuerpos y la–en su mayoría mujeres y niños- que se habían es- imposibilidad de recuperarlos se sumó el despla-condido en la cocina mientras sucedieron los he- zamiento forzado de las familias, perdiendo conchos, huyeron al oír las ráfagas del fusil. Por estos ello las familias todo contacto con sus lugares dehechos, se vieron obligados a desplazarse forzada- origen, con sus conocidos, vecinos y testigos y lamente, primero hacia Ecuador y posteriormente posibilidad real de hacerle seguimiento a la bús-hacia Pasto, Nariño: queda de su paradero de sus seres queridos desde“apenas sentimos que ya no estaban los hice salir a el terreno. (Caso Juan Rodríguez, 27 de diciembrelos que estaban en la cocina, salimos de rastra, nos de 2000, La Dorada).6 Al Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de Pasto Radi-cado 1065 del 21 de mayo de 200122
  • 22. Familias levantando los cadáveres y enterran- “Fuimos a la Alcaldía y al Personero, igual, todosdo a sus propios seres queridos calladitos y encerrados. El Personero me dijo “yo también tengo una vida que cuidar”. (Testimonio,“Vivíamos en La Hormiga, tenía 3 niños, en total La Hormiga)quedaron 5 niños huérfanos. Se fue para El Empla-me a trabajar de Siberia para arriba. La llamaron Las amenazas se dirigieron fundamentalmente apara avisarle que lo habían desaparecido. Cuando impedir la búsqueda de las víctimas, esta adver-llegué a la vereda la familia no lo había encontra- tencia fue reiterada expresamente por los victi-do. Finalmente, lo encontraron a la orilla de la ca- marios como condición a las familias para seguirrretera en El Empalme, asesinado a bala, y lo lle- viviendo.varon al cementerio. No pusieron la denuncia por La petición más insistente de las familias del Putu-miedo. La misma familia levantó el cadáver y lo se- mayo a los autores de los hechos fue la devoluciónpultó. En El Empalme estaba el ejército. No había de las víctimas a sus parientes y la información so-recibido amenazas previas”. (Caso Yeison Valverde bre su paradero, alrededor de esta reivindicaciónObando, 29 años de edad, afrodescendiente) realizaron muchos intentos de recuperación de las víctimas poniendo en mayor riesgo sus vidas alAmenazas a los familiares de desaparecidos buscarlos en los mismos retenes y campamentosSin excepción, en todos los casos recopilados, los paramilitares y batallones militares insistiendo enfamiliares de los desaparecidos recibieron ame- saber de su suerte. En varios casos las familias siguieron a los captoresnazas en el momento de los hechos y/o poste- en motos o a pie, hasta los sitios donde las vícti-riormente, y conminadas a guardar silencio, a no mas fueron llevadas a cautiverio, mujeres con susdenunciar y a no buscar a sus seres queridos para niños en brazos, madres ancianas, a altas horas derecuperar sus cadáveres. Las amenazas tuvieron la noche para no perder el rastro de sus seres que-por objeto amedrentar los sobrevivientes, ocultar ridos. En otros casos, quienes salieron en búsque-la verdad y garantizar la evasión de la justicia a los da de sus parientes también fueron desaparecidosautores de los hechos. por los mismos autores. En otros más, las familias buscaron hablar directamente con los comandan-Las amenazas de represalias contra otros miem- tes paramilitares para insistir en la devolución debros de las familias afectadas actuaron como una sus seres queridos, sin embargo sus gestiones nomordaza para las víctimas, porque paralizaron sus dieron resultados, fueron infructuosas y culmina-denuncias, más aún cuando los intentos de hacer- ron muchas veces con desplazamientos forzadoslo ante Estaciones de Policía alcaldes, o Persone- bajo amenazas de muerte.rías, no tuvieron eco y fueron denegadas por losresponsables para “cuidar su vida” y al contrario De este modo, en la etapa de la búsqueda de lassu consejo a las familias fue de abstenerse de ini- víctimas fue el período cuando mayormente seciar cualquier investigación penal. Aunque mu- conjugaron la inactividad judicial del Estado ychos hechos fueron puestos en conocimiento de las intimidaciones contra las familias para que nolas autoridades, estas no iniciaron indagaciones reclamaran y dejaran los casos en la impunidadni sobre la suerte de las víctimas desaparecidas, “para evitarse problemas”, las consecuencias a me-ni sobre la responsabilidad de los autores. Los diano y largo plazo sobre los derechos de las vícti-testimonios de las víctimas hablan por sí mismas mas han sido que la administración de justicia node la no actuación de las autoridades encargadas hizo lo suyo y por tanto no abrió investigacionesde proteger a la población cuando ésta acudió a en tantos casos como desapariciones conocidas.poner sus denuncias: En el marco del conflicto armado, la protección de“Fui a la Policía y no hicieron nada. Entonces nos la seguridad de las víctimas y sus familias no fueamenazaron “Te desaparecés o vamos a matar a puesta de presente por las autoridades responsa-tu cuñado”. “Me dijeron: acabó de salir, me min- bles como un derecho y una necesidad urgente, nitieron. Yo fui a la Policía a hablar y me dijeron: si en el momento de los hechos ni posteriormente.quiere vivir quédese callada la jeta.”(Caso Alexan- En medio de un clima de discriminación, las de-der Bastidas Cuarán, 24 años, La Hormiga) nuncias y preguntas de los familiares fueron total- mente silenciados por los mismos autores de las desapariciones forzadas de sus seres queridos: 23
  • 23. “Me amenazaron que “si seguía jodiendo, me iban El rol del Estadoa llenar la barriga de plomo”. (Caso José DavidRuales Rojas, La Hormiga, julio de 2002). El Estado ha sido el mayor ausente en la protec- ción de los derechos de las víctimas de desapari-“Un estudiante paraco vino una tarde y me dijo ción forzada en Putumayo. No se hizo presente“nunca supimos que era su hermano”. “ Mejor le en los momentos de los hechos para proteger oaconsejo que se vayan y no busquen. Al otro día liberar a las víctimas de las propias acciones deel Comandante paramilitar nos dijo “si siguen jo- agentes del Estado que las toleraron, ampararon odiendo, no respondemos”. Caso Oscar Edgardo He- cometieron. Al contrario, permitió y fue partíci-rrera Ortega, La Hormiga, 10 de febrero de 2000, pe por acción, aquiescencia y omisión y posterior-Teresita). mente por dejar a las familias de los desaparecidos en total estado de indefensión y por haber permi-“h.p. si no te querés morir, andáte, le dijeron que el tido la instalación de los grupos paramilitares y noasunto no era con él”. perseguirlos.“Me quitaron la cédula, y fui donde ellos a recla- Estado de indefensión de hecho de la pobla-márselos y le dije: Comandante, ahora me he que- ción civildado sola con los niños, mi esposo era buen padre,mátenos ya no me importa, y el insistió en que ha- La instalación y consolidación de los grupos para-bía sido una equivocación y me dijo más vale que militares en el Medio y Bajo Putumayo, -primerose vaya del pueblo. Al domingo siguiente volvió en 1990 y luego en el año 1999-, en condiciones to-y me dijo, vete del pueblo, vos no tenés papeles.” tal impunidad y de ausencia del Estado en los pro-(Caso Pinta Legarda, La Dorada) blemas sociales y una presencia militar permisiva con estos grupos, constituyeron las condiciones“Me dijo: por su bien, váyase de aquí y no moles- que hicieron posibles, las desapariciones forzadaste más, arrancó en la moto y nosotras detrás de recogidas en este informe.ellos.” (Caso Rosembert Quintero Jiménez, PuertoCaicedo, 30 de abril de 2002) Esas condiciones, colocaron -de facto- en las dos“Hablé con ellos, que me lo entreguen, me respon- ocasiones, en total estado de indefensión a la po-dieron “por donde vino váyase, fue la guerrilla, no blación civil, es decir: primero en 1990 con la lle-había paracos”. (Puerto Caicedo) gada a la región de “Los Masetos y Los Combos y después en 1999 con la incursión del Bloque Sur“(…) él nos dijo que lo habían matado porque era del Putumayo del Bloque Central Bolívar (B.C.B.)auxiliador de la guerrilla y que si queríamos lo fué-ramos a buscar al río y que no fuéramos a colocar de las Autodefensas Unidas de Colombia y actual-denuncias de ninguna clase porque sabían donde mente con la consolidación de las denominadasvivían los hijos y acababan con toda la familia.” “bandas emergentes” o grupos paramilitares re-(Caso José Edelmiro Gómez, 11 de marzo de 2001, ciclados v.gr. “Los Rastrojos y Aguilas Negras queVereda La Balastrera, Puerto Caicedo) han infiltrado distintos niveles de la vida política, económica y de control social en la región.“(…) me amenazaron, que no me metiera, me dije-ron: o quiere que le pegue un tiro?. Ese día fue la Según Verdad Abierta, de Revista Semana, “Desdeúltima vez que la ví.” (Caso Franca Alina Vargas finales de 1987 a mediados de 1991 el Putumayo seproaños, La Dorada, Resguardo San Marcelino, convirtió en uno de los primeros laboratorios deoctubre de 2005) expansión del paramilitarismo en Colombia., bajo el dominio de los llamados “Combos’ y ‘Masetos’.Las consecuencias de la imposibilidad de activardenuncias por razón de las amenazas, se sienten En un comienzo, la jefatura de este grupo estuvo ahoy en toda su dimensión, pocas familias han re-cuperado a sus seres queridos y no se ha sanciona- cargo de alias ‘Gustavo Gómez’, luego pasó a aliasdo a los autores. ‘Camilo’ – un ex teniente de la Policía - y en 1999 fue asumida por ‘Rafa Putumayo’ aliado de ‘Maca- co’ y estuvo en Ralito quien fue asesinado en Me- dellín en diciembre de 2004. Luego de su muerte el mando es asumido por William Danilo Carvajal24
  • 24. Gómez, alias ‘Daniel’ quien se desmovilizó en el mentos del país los paramilitares fueron enviadosnordeste de Antioquia para evadir la justicia y por de otras regiones, esta vez del Bloque Bananero deArnoldo Santamaría Galindo, ‘Pipa’. El mando fi- las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Ura-nanciero era ‘Mario Ramírez’, la dirección política bá (Accu) e instalaron bases paramilitares. en elde alias ‘Juan José’ y alias ‘Tomate’ como supervi- Valle del Guamues, La Dorada (Vereda El Mai-sor urbano.” zal, San Carlos), La Hormiga (Vereda El Placer e Inspección El Tigre) San Miguel, Orito, y Puerto Caicedo (Vereda La Pedregosa) y Puerto Asís en laCarlos Mario Ospina Bedoya, alias ‘Tomate’ ó ‘To- finca villa Sandra, ubicados en la región del mediomás”, En las Auc fue comandante urbano de Puer- y bajo Putumayo. Esta acción fue ordenada porto Asís y jefe financiero, para ser al final supervisor el jefe paramilitar a nivel nacional Carlos Castañogeneral de las estructuras urbanas de todo el blo- Gil y comandada por los alias “Rafa Putumayo”,que hasta cuando se desmovilizaron el 1 de marzo William Danilo Carvajal Gómez alias “Daniel” yde 2006, en el corregimiento Santa Ana, munici- alias “Blanco” entre otros.pio de Puerto Asís. “En la noche del 9 de enero de 1999 un grupo de pa-La principal fuente de financiamiento del parami- ramilitares entró a sangre y fuego a la inspecciónlitarismo en esta zona fue el narcotráfico, en espe- de policía de El Tigre, jurisdicción de La Hormigacial algunos miembros del cartel de Medellin con (Putumayo), y ordenó al administrador de la plan-el apoyo de los grupos de autodefensa que, desde ta eléctrica apagar la luz. A partir de ese momentomediados de los ochenta, hacían presencia en el fue el horror. Los 30 ‘paras’ fueron sacando violen-Magdalena Medio. (Fundación Ideas para la Paz tamente a sus víctimas de las casas, fusilando a unas en la calle y a otras degollándolas para luegopara Verdad Abierta, Revista Semana, 14 de No- echarlas a las aguas sobre el río Guamuez. El resul-viembre de 2008). tado (…) fue 26 civiles muerte y 14 desaparecidos. No contentos con la masacre, se acercaron a unaSegún este medio, la decisión de incursionar en bomba de gasolina para incendiarla y de paso que-el 2000 en el bajo putumayo fue adoptada en la mar el pueblo. No pudieron, pero en la memoria3ª. Cumbre de las Autodefensas Unidas de Colom- colectiva quedó grabado ese día de horror y muer-bia (Accu) en 1996 “es urgente desplazar hom- te. Recuerdo amargo de una masacre…bres y recursos para esta misión. Es allí donde lasubversión ha logrado crear un gobierno paralelo Como consecuencia de esta acción se produjo unaltamente peligroso para la Nación”7 . (Revista Se- desplazamiento de pobladores hacia la cabeceramana, Verdad Abierta, Investigan posible fosa con del municipio, La Hormiga, y hacia otros munici-800 cadáveres en Puerto Asís, Versiones ante la pios. El 18 de marzo se produjo la desaparición deUnidad de Justicia y Paz, 21 de Octubre de 2009) alrededor de 25 personas de la inspección de policía El Placer en el mismo municipio por parte de lasParadójicamente, la presencia pública del Bloque autodefensas. Siete personas fueron asesinadas enSur del Putumayo contrasta con la fuerte presen- cercanías del balneario Canacas del municipio decia militar de la región incrementada a raíz del Puerto Asís el 9 de mayo, ocho más fueron asesi-inicio en la época del Plan Colombia en el año nadas en el casco urbano de La Hormiga el 21 del2000, el cual aumentó el pie de fuerza militar, el mismo mes y tanto las autodefensas como las Farcnúmero de bases antinarcóticos, la infraestructura asesinaron a varios civiles en zona rural de Oritoy estableció un plan exhaustivo de fumigación de en el curso de junio. En noviembre de 1999 se pro-cultivos de coca. Esta segunda incursión de los dujo una incursión de las autodefensas en la ins-paramilitares del Bloque Sur del Putumayo se ini- pección de El Placer, Valle del Guamuez, en la ca-ció con masacres, desapariciones forzadas y eje- becera de La Hormiga y en algunas veredas rurales de San Miguel (La Dorada, Las Brisas, El Empalmecuciones sumarias perpetradas en La Dorada y El y El Vergel) que causó la muerte a 29 personas.”Tigre y La Hormiga entre otros. (Vicepresidencia de la República, Panorama de Derechos Humanos del Putumayo, ObservatorioDe este modo, en 1998 este grupo paramilitar de Derechos Humanos, septiembre, 2000)tomó el control militar, político y territorial de lavida de sus habitantes. Como en otros departa-7 Camioneta con espacio libre atrás para carga. 25
  • 25. Qué masacres? Nosotros conocemos que lasAUC cometen masacres en otras areas delpaís, en el norte. Han ocurrido masacres en elPutumayo?. No puedo recordar ninguna ma-sacre en Putumayo. James Mack, coordinadorde la Agencia Interangencial de Fuerza de TareaConjunta del Plan Colombia. ( Entrevista dada aWinifred Tate en 1999)8 Procesado MH a partir de: CINEP, Base de datos de Derechos Humanos. La Masacre del Tigre Putumayo. Grupo Memoria Historica CNR. En agosto de 2002, Estados Unidos aprobó unaEsta declaración sorprendió en su momento no legislación para usar fondos antidrogas para unasolo por el desconocimiento de la violencia ocu- “campaña unificada” contra las drogas, contra el te-rrida en ese periodo en el Putumayo, y porque rrorismo y otras amenazas a la seguridad nacionalsucedía abierta y públicamente en unas zona del colombiana, incidiendo direcamente en aspectosmayor interés para Estados Unidos en Colombia, del conflicto armado interno colombiano con bajoel departamento del Putumayo. el argumento que las guerrillas y los paramilita- res utilizan el narcotráfico como mecanismo paraPutumayo, desde el año 2000, fue el epicentro del cometer acciones terroristas en el país poniendoPlan Colombia y de la ofensiva militar “Push into en peligro también los intereses y la seguridad dethe South” que comprendió la creación, entrena- los Estados Unidos y de los países fronterizos conmiento y dotación de la primera Brigada Militar Colombia. Se permitía así a las fuerzas armadasAntinarcóticos en Colombia, la compra de heli- colombianas usar la ayuda recibida en los últimoscópteros y armamento, destinados a las operacio- años – fusiles, helicópteros, inteligencia, entrena-nes necesarias para la erradicación aérea de los miento y otros– para la estrategia contrainsurgen-cultivos de coca. Según fuentes especializadas, al te y contra los grupos paramilitares.2007, Estados Unidos había invertido 6.3 mil mi-llones de dólares, lo que lo convertió en el princi- Sobre el terreno, esta guerra tuvo otra versión; sipal receptor de ayuda militar en las Américas y el bien esta gran ofensiva militar produjo fuertes ba-tercer receptor en el mundo luego de Israel y Egip- jas y un repliegue hacia zonas rurales y selváticasto. El 20% de esta cifra fue destinado a programas de la guerrilla de las Farc, no se realizó ningunade ayuda económica y social (desarrollo alternati- ofensiva militar contra el grupo paramilitar AUC,vo, atención a desplazados, reforma judicial, pro- ampliamente conocido por sus actividades de nar-tección a los derechos humanos, fortalecimiento cotráfico, al contrario, se presentó una peligrosadel Estado de Derecho y paz). alianza, anuencia, silencio e impunidad.8 Ver versión de alias Pipa y alias Betún 26
  • 26. La manera como los grupos paramilitares cometie- Batallón 25 y la sede de la Brigada (XXIV), por loron miles de asesinatos y desapariciones forzadas, que esta información llego a conocimiento de lossegún la Fiscalía Nacional, con la participación paramilitares , quienes me amenazaron (…)10”activa o anuencia de la Fuerza Pública, es hoy re-conocida en las versiones libres de algunos de los El alcalde municipal Néstor Hernández Iglesias,principales líderes de Bloque Central Bolivar9 . Sin denunció los asesinatos cometidos por los gruposembargo, para la época de la ocurrencia de estas paramilitares en el casco urbano. En menos de unviolaciones, las mismas fueron públicamente de- mes, según su relato, 45 personas habían sido ase-nunciadas y documentadas tanto en los medios de sinadas en ejecuciones selectivas. La Iglesia Cató-comunicación nacionales e internacionales como lica y la Defensoría del Pueblo de entonces confir-por la Iglesia Católica, ONG de Derechos Huma- maron estas informaciones, sin embargo oficialesnos, organismos del Sistema de Naciones Unidas, de alto nivel se negaban a aceptar la veracidad dela Defensoría del Pueblo y la Organización de la información y de paso no tomaban medidasEstados Americanos (OEA) que dieron cuenta lo para proteger la población.que sucedía allí. Según los medios de comunicación, John JairoLos paramilitares en el Putumayo Rentería Zúñiga, “alías Betún”, exparamilitar delLuego de la tercera cumbre de las Autodefensas frente Sur de las AUC, en versión entregada a fis-Campesinas de Córdoba y Uraba ( AUC), los gru- cales de la Unidad de Justicia y Paz en Medellín,pos paramilitares anunciaron su presencia en el en Octubre de 2009, relata como la finca –ubica-sur del país. A Puerto Asís, ingresaron en ene- da a escasos kilómetros de la Brigada XXIV y delro de 1998. Fuertemente armados, movilizados centro de operaciones de Plan Colombia- fue laen camionetas doble cabina, se tomaron el pue-blo, controlando el movimiento de la población base central de operaciones y de exterminio concon retenes permanentes en las entradas y salidas la aquiescencia del Ejército y la Policía acantonadaprincipales, ubicaron su base principal en la finca en el lugar: “ En esa finca había un grupo per-Villa Sandra propiedad de un reconocido narco- manente de nosotros y allí los urbanos llevaban latraficante que cedió este lugar a los paramilitares. gente que iban a matar, se la entregaban a ellos, las“En las conclusiones de esta cumbre parami- ejecutaban y las enterraban por allá. Hay muchísi-litar, se estableció como primordial la incur- ma gente en fosas, yo creo que unas 800 personas.11sión en el departamento del Putumayo: “es ur- Cientos de personas fueron desaparecidas en estegente desplazar hombres y recursos para esta lugar, en el lenguaje popular del terror era comúnmisión. Es allí donde la subversión ha logrado la referencia a las babillas (pequeños cocodrilos)crear un gobierno paralelo altamente peligro- en las grandes piscinas dedicadas a la pisciculturaso para la Nación”. –inversión del narcotraficante-. Según alias Be- tún, sin discusión debían cumplir la orden de des-La finca Villa Sandra ubicada a escasos kilóme- cuartizar a a sus víctimas.. “Había que desmem-tros de la base Militar del Batallón 25 (actual Bata- brar a la gente. Primero se mochaban las manos,llon para la Protección de la Infraestructura Vial y luego los pies y por último la cabeza. Muchas verseEnergética) acantonada en la salida de Puerto Asis se hizo eso con gente viva. No se podía enterrar ay la inspección Santana, base principal de la XXIV nadie entero”.Brigada y de Batallón Antinarcóticos, fue el centroprincipal de operaciones y de exterminio por mu- Por su parte, la Alta Comisionada para los Dere-chos años. La abierta complicidad y coordinación chos Humanos de la época, Mary Robinson, des-entre estas dos fuerzas, fue denunciada en su mo- cribió ampliamente la notoria existencia de lamento por el personero municipal, Germán Mar- hacienda Villa Sandra, donde los paramilitares setínez: “El coronel Gabriel Díaz, Comandante de mantenían operando a pocos minutos de las insta-la Vigésimo Cuarta Brigada del Ejército Nacional laciones de la Brigada XXIV, sede para esta épocadecía desconocer la presencia de grupos paramili- (2001) del primer batallón antinarcóticos finan-tares en este sector y no tener información al res- ciado y entrenado por Estados Unidos, al man-pecto, le informé como personero municipal queestos grupos actuaban con suficiente libertad en 10 “la sexta división”. Pag. 22el casco urbano de Puerto Asis y que se encontra- 11 Investigan posible fosa con 800 cadáveres en Puer-ba ubicados en la hacienda Villa Sandra, cerca al to Asis. En Verdad Abierta. http://www.verdadabierta.com/ rearmados/1864-investigan-posible-fosa-con-800-cadave-9 Incluir las notas res-en-puerto-asis. 27
  • 27. do del entonces Coronel Mario Montoya así: “la Luego de los asesinatos selectivos en Puerto Asís,hacienda Villa Sandra, entre Puerto Asis y Santa Carlos Castaño anunció a la prensa local su inten-Ana, del mismo departamento, los paramilitares ción de liberar de la influencia guerrillera la víase mantenían operando a pocos minutos de las principal que conecta todo el departamento a tra-instalaciones de la Brigada XXIV del Ejército (…) vés de la toma y control de los poblados asentadosla existencia y mantenimiento de dicha posición al lado y lado. Su interés se refería al control de losparamilitar es de pleno conocimiento público, principales centros de producción, compra y ventatanto así que fue visitada en repetidas oportuni- de pasta de coca cuyo dominio estaba bajo las mi-dades por periodistas internacionales quienes pu- licias de las Farc de los frentes 32 y 48. Puerto Cai-blicaron sus entrevistas (…)”. (International po- cedo, El Tigre, El Placer, La Dorada, la Hormigalicy Report, El “Punto Cero” del Plan Colombia, eran puntos estratégicos fundamentales para lasReporte del viaje de CIP al Putumayo, Colombia, finanzas de este grupo guerrillero.Marzo 9-12, 2001, Adam Isacson e Ingrid Vaicius,junio de 2001) Cumpliendo su anuncio, a finales de 1998 las AUC ingresó a Puerto Caicedo, según miembros de laSegún el informe de Human Rights Wacth, los Iglesia Católica, en un lapso de un mes habrían asesinado a 15 personas.13lazos de los grupos paramilitares con la Fuerza El 9 de enero de 1999, los paramilitares ejecutanPública se sellaron con altas sumas de dinero pa- a áas de 29 personas en la inspección del Tigre,gadas a oficiales del Ejército y la Policía local., los municipio de Valle de Guamuez, masacre cuyapagos dependían del rango y su poder, “Cada ca- noticia llamó la atención nacional e internacionalpitán recibía entre 2.000 y 3.000 dólares al mes, sobre lo que sucedía en el bajo Putumayo.los mayores percibían 2.500 dólares, y un teniente1.500 dólares. También se pagaba a los coroneles, El informe de la Comisión Nacional de Repara-pero no directamente”. Estos sobornos crearon ción (CNRR), confirmó el plan de terror desa-el clima ideal que permitió a los grupos parami- rrollado por las AUC en este departamento: “conlitares actuar con total libertad e impunidad, en esta acción (masacre del Tigre), los paramilitaresespecial cubrirse de los investigadores enviados dieron cumplimiento a los lineamientos que se ha-desde Bogotá, que en dos oportunidades visitaron bían propuesto en la Tercera Cumbre Nacional dela finca sin encontrar evidencia. (Human Rights las Autodefensas Campesinas de Córdoba y UrabáWatch, La “Sexta División”, relaciones militares- —ACCU— (Noviembre de 1996): confrontar a laparamilitares y la política Estadounidense en Co- guerrilla y “recuperar” territorios donde estas ha-lombia, 2001) bían conformado gobiernos paralelos. Asesinatos y desaparición forzada de exclusivamente hombres;“ Tenían la misma causa” quema de casas, motocicletas y vehículos; mal-La increíble expansión paramilitar en el Putuma- tratos físicos y verbales a mujeres, fueron hechosyo de 1998 al 2005, no pudo lograrse aisladamen- emprendidos por esta avanzada paramilitar y conte. El control social y territorial total de los cascos los cuales se dio inicio a una dinámica de controlurbanos del bajo Putumayo (La Hormiga-Valle de territorial en las zonas urbanas de la subregión delGuamuez, La Dorada-San Miguel; Puerto Caicedo Valle del Guamuéz” 14.y Villagarzón) se desarrolló a partir de una estrate-gia planificada y coordinada desde diferentes ni- Ese mismo año, el 7 de noviembre de 1999, losveles oficiales e ilegales que involucró, el silencio, paramilitares asesinaron 29 personas en El Placerla anuencia, aquiescencia y participación de fun- (inspección del Valle del Guamuez ) y La Dora-cionarios de gobierno local, departamental y de la da (capital del municipio de San Miguel). SegúnFuerza Pública. versiones de Carlos Mario Ospina alias “Tomate” yDel 3 al 7 de noviembre de 1999, 70 paramilitares Jorge Iván Betancourt, postulados a la ley de Jus-fueron concentrados en dos fincas, donde ‘Rafa Pu-tumayo’ les dijo que “ya era hora de salir de Puerto Placer y la Dorada. http://www.verdadabierta.com/nunca-Asís, que nos estábamos estancando y debíamos mas/40-masacres/2864-desmovilizado-relato-como-fue-extendernos hacia La Hormiga y El Placer, que ron-las-masacres-de-el-placer-y-la-doradaeran santuarios de la guerrilla”. ‘Tomate’ dijo que 13 “La sexta División”. Pag. 39. 14 La masacre del Tigre Putumayo. 9 de enero de 1999.el comandante no les dio el día ni la hora exacta de Reconstrucción de la memoria histórica. Valle del Guamuez.salida, por problemas de seguridad 12. Putumayo.12 Desmovilizado narró como fueron las masacres del 28
  • 28. Madre de desaparecidos, Puerto Caicedo. foto FNEBticia y Paz ,15 70 hombres fueron despedidos con quisaron. Hasta pasamos por un lado de la baseasado en la vereda la Danta de Puerto Asís, lugar militar Santa Ana. Tampoco nos requisaron en undonde el jefe Rafael Antonio Londoño alias “Rafa” retén obligado que había en Orito, en el cruce del(comandante del Bloque Sur del Putumayo del Yarumo”. En El Placer, vereda Los Ángeles, los pa-BCB) planificaron las dos sangrientas incursio- ramilitares instalaron su segunda base principalnes. “Tomate” narra cómo esta acción fue coordi- en el bajo Putumayo. Construyeron instalacionesnada por alias Rafa con las fuerzas militares para notorias a cientos de metros, con areas de reclu-evitar “inconvenientes”, durante el trayecto Puerto tamiento, entrenamiento, detención, tortura yAsís-El Placer, pasaron por dos retenes militares donde cientos de personas fueron desaparecidas ydonde todas las personas que transitan sin excep- enterradas en fosas comunes.ción son requisadas y solicitados sus documentosde identificación. Según sus propias palabras “en La Alta Comisionada de Naciones Unidas parael trayecto de Puerto Asís a El Placer no nos re- los Derechos Humanos en su informe de febrero de 2001, describió la presencia notoria y perma-15 El 21 de julio de 2011 se conoció que el Juzgado Penal nente de la base en El Placer, a solo 15 minutos deldel Circuito Especializado de Puerto Asís (Putumayo) con-denó a “Carlos Mario Ospina Bedoya, alias ‘Tomate’, y Jorge Batallón Antiguerrilla Sebastian de Belalcázar, ad-Iván Betancourt … (a) 20 años de prisión, pena rebajada a la scrito a la Brigada XXIV. El informe reporta: “A lamitad por sentencia anticipada, por su participación en la entrada de la vereda El Placer es notoria la existen-masacre de El Placer, Putumayo. Luego de aceptar ante un cia de un retén paramilitar apenas a quince minu-fiscal de Derechos Humanos y DIH su responsabilidad en la tos de la Hormiga, donde se asienta un Batallónmasacre de El Placer, Putumayo, los exparamilitares Ospi- del Ejército perteneciente a la Brigada XXIV. Ochona Bedoya y Betancourt fueron condenados por los delitosde homicidio agravado y concierto para delinquir. Verdad meses después de que la oficina reportara su obser-Abierta, Nuevas condenas pormasacre de El Placer, Putu- vación directa del mismo, el retén seguía operando.mayo. 29
  • 29. Las autoridades militares negaron por escrito que desaparecidos, no denunciaron ni lo harán, porqueesa posición paramilitar existiera.”16 la gente prefiere callar antes de que lo maten, 10Según los medios, en declaración a Justicia y Paz años después aun existe este temor.“alias Pipa”, segundo comandante operativo de ElPlacer, en esta base funcionaron las compañías Alias “el Ganado” un vendedor de rifas del pueb-Escorpión, Depredador y Rumania, las unidades lo vendía por $. 400.000 pesos, a muchos de susmóviles que delinquieron y cometieron las masa- amigos, muchas de las veces dando informacionescres en El Tigre, El Placer, La Dorada y Puerto falsas, con el objeto de ganarse el mencionado din-Caicedo17. ero, (…) el vendedor de rifas se daba cuenta quienla Dorada ingresaron por segunda vez y se instal- tenía plata y quien no y al que tenía le mandaba losaron definitivamente el 19 de septiembre de 2000, paramilitares, y ellos le montaban la película quese ubicaron en varios puntos estratégicos al rede- era colaborador de la guerrilla, para solo quitarledor del pueblo, usaron como trincheras los surcos el dinero y para no matarlo le pedían una fuerteque se excavaban para el acueducto y alcantaril- suma de dinero, dándole horas para que la consiga,lado del pueblo. Ubicaron su base principal en si no era persona desaparecida.cerro Cilindro y retenes permanentes en las en- Saquearon casas, negocios, amenazaron grantradas y salidas del pueblo, especialmente en la cantidad de personas los hicieron ir o desplazarsesalida a La Balastrera (puerto fronterizo con Ec- para quedarse con las habitaciones, se hacíanuador). La Dorada se encuentra a pocos minutos novios, para luego convertirlas en informantes,del Batallón de La Hormiga y a pocos metros de muchas de ellas también murieron. Mataron a hu-una base permanente del Ejército en el sitio cono- mildes campesinos por quitarles cualquier 3, 4 o 5cido como “La Batería” de Puerto Colón. A pesar kilos de coca que aun quedaba de los arruinadosestos puestos militares, los paramilitares entraron cultivos (..). 18en camionetas, sacaron a todos sus habitantes alparque, y con lista en mano llamaban a las per- Entre los años 2001 y 2002, los escándalos y lasonas, aquellas que no fueran reconocidas por su presión de organismos de derechos humanos antepoblación, quienes fueron amarrados, llevados estas impresionantes masacres presionaron unaparte y desaparecidos. cambio en la modalidad de violencia de los gru- pos paramilitares, la desaparición forzada se con-El periódico local Mi Putumayo relata así estos vierte así en la forma común de utilización de lacrudos sucesos: “ los paramilitares salían a la calle violencia por parte de estos grupos, el terror quea exhibirse con un collar de orejas humanas de los produce, silencia e impacta y domina a las comu-que mataban a diario, para ellos eso era valentía nidades bajo su control.y ser héroes, sus habitantes no tuvieron ni policíani ejercito que los favoreciera, tampoco personero A finales del año 2001, los paramilitares ingresa-que defendiera a el pueblo masacrado, tampoco ron al municipio de Villagarzón, según denunciashubo alcalde que sirviera y favoreciera a mucha públicas de líderes locales y de la Iglesia Católicagente nada tuvo que ver con la guerrilla, por el en el 2002 al 2003 este grupo cometió mas de 170solo hecho de ser líderes y les decían de frente y en muertes selectivas y decenas de desaparicionespúblico de las alianzas de Policía, Ejercito y admin- forzadas. Oficialmente las entidades de salud re-istración Municipal. portaron 126 homicidios, ninguna desaparición forzada fue denunciada por miedo. La mayoría deLos paramilitares mataban a cualquier persona que las víctimas fueron campesinos que llegaban alle miraban dinero, o una moto buena o vehículo que pueblo a comprar los víveres “la remesa” semanal yles sirviera, mataron gente que pedía protección al eran asesinados a plena luz del día en el centro delejercito o a la policía, o ingenuamente denunciaba poblado, otros pobladores urbanos y comerciant-algún atropello de los terroristas paramilitares que es fueron acusados de colaborar con la guerrilla.hacían a la gente civil, a los pocos minutos lo desa- Los grupos paramilitares ejercieron total controlparecían, así callaron a mucha gente, familiares de del casco urbano donde viven aproximadamente 316 Human Rights Wath, La Sexta División, Relaciones mil habitantes, sobre las vías de acceso realizabanmilitares-paramilitares y la política Estadounidense en Co- retenes personas encapuchados y vigilaban per-lombia, 2001 manentemente la ciudad con hombres en moto o17 “Pipa, el eslabón perdido del paramilitarismo en Putuma-yo”. Lunes 21 de febrero de 2011- http://miputumayo.com. en taxi.co/2011/04/12/uno-de-los-verdugos-de-san-miguel-putu-mayo/ 18 http://miputumayo.com.co/2011/04/12/uno-de- los-verdugos-de-san-miguel-putumayo/30
  • 30. “Cuando llegaron los paramilitares , daban miedo, misma familia quienes fueron retenidas por losandaban en motos libremente, iban por la calle y paramilitares a principios de noviembre del 2003,paraban a las personas sin razón y ..si se ponían gracias a su oportuna intervención toda la familiafuriosas lo mataban. Cuando llegaron se presen- fue liberada. Sin embargo, no pudo salvar a otrataron ante el alcalde, y le anunciaron que iban a familia conformada por el señor Carlos Mena, suhacer limpieza que iban a actuar en el casco ur- esposa y una niña de dos años, quienes el día 20bano, ante el padre de la época también, le dijeron: de noviembre fueron retenidos en su casa en Villamire lo que mire en la calle debe callarse, que iban Amazónica, los paramilitares los condujeron ala hacer limpieza en Villagarzón”. (Testimonio de barrio El Dorado y el Obrero; a pesar de las llama-un comerciante de Villagarzón, desplazado por das de los habitantes de este sector a la Policia Na-amenazas a MINGA. 2003). cional alertando estos movimientos y solicitando su apoyo, los paramilitares actuaron libremente yEn ese contexto Villagarzón fue posiblemente asesinaron a Carlos Mena y la niña de dos años, suel municipio del Putumayo, donde se hizo más esposa quedó gravemente herida”.evidente la anuencia y colaboración de la FuerzaPública con los grupos paramilitares. A solo 15 A cualquier hora la mañana o en jornada normal,minutos de Mocoa la capital del departamento, Luz María era llamada por las personas que solici-el pequeño casco urbano está rodeado por la sede taban su ayuda, ella, convocaba un grupo de per-principal del Batallón Domingo Rico y posterior- sonas entre ellas al padre de la parroquia y con élmente de la Brigada XXVI, (actualmente Brigada se dirigían a abogar por las personas que teníanXXVII), también hay una base permanente de en su poder, generalmente jóvenes, comerciantesla Policía Antinarcóticos en el aeropuerto civil de conocidos o campesinos acusados de ser auxili-la ciudad, desde allí se desarrollan operativos de adores de los grupos guerrilleros.fumigación aérea a los cultivos de coca en el marcodel Plan Colombia. Además, la Policía Antinarcóti- Los crímenes que se cometían a diario fueron de-cos hace diariamente fuertes controles al trans- nunciados por Luz María Benavides a la Brigadaporte público y extensas requisas a transeúntes XXIV, cuyo comandante durante la inauguraciónde la vía principal. Es normal que las diversas del pelotón de Soldados Campesinos en Villagar-unidades militares y de policía hagan controles zón, realizada en el parque central del pueblo ensimultáneos, de tal forma que un vehículo puede el año 2002-, se comprometió a que los soldadosser requisado tres veces en menos de 3 kilómetros. campesinos ejercerían vigilancia y protección a los habitantes tanto de acciones de la guerrilla comoPara el año 2004, los grupos paramilitares aún de los grupos paramilitares. Después de un año,permanecían en el pueblo, siendo señalados de durante un Consejo de Seguridad convocado pormúltiples crímenes, tal como lo denunció la líder la alcaldía en 2003 ante la situación de incrementoasesinada Luz María Benavides, el 25 de noviem- de la violencia, Luz María Benavides encaró públi-bre del 2004. El siguiente es el relato de un líder camente al comandante le recordó su compromi-de la comunidad que resalta la valentía de esta ex- so anterior de liberar a Villagarzón de los grupostraordinaria lideresa: paramilitares, según testigos presenciales ella le“Luz Maria Benavides, ante la grave situación de dijo :“ Usted hace un año nos prometió que en suviolencia causada por este grupo, que actuaba con período no iba a haber más paramilitares en Vil-total impunidad, se convirtió en la principal defen- lagarzón y en dos meses ya llevamos más 30 muer-sora de los derechos humanos de cientos de camp- tos, si le quedó grande esto, a mí me va a tocar hab-esinos y personas que los grupos paramilitares lar con el presidente de la República”. (Archivos dequisieron asesinar. Son innumerables los casos entrevistas Asociación MINGA, 2004).donde ella, por solicitud de familiares, intermedióy enfrentó duramente a los grupos paramilitares El 25 de noviembre del mismo año, Día Internac-para que no asesinaran o desaparecieran a per- ional de la no discriminación contra las Mujeres,sonas conocidas. Generalmente las víctimas eran fue asesinada Luz María Benavides, en frente deforzadas a abordar a un taxi , luego se lo llevaban su pequeña niña de 7 años. Según testigos el as-a la vereda La Cofania, vía al Guineo, por la vía esino le disparó fríamente y salió caminando, lavieja a Puerto. Limón o por la vía corta entre Vil- gente congregada en la plaza de mercado le gritólagarzón y Mocoa en el basurero, los asesinaban a la Policía que lo detuvieran, sin embargo a pesary los tiraban al río. El último caso en el cual Luz del escándalo no reaccionaron.María logró salvar fue el de seis personas de una 31
  • 31. La Impunidad militares se transportaban en los camiones de los militares y coordinaban numerosas acciones. JoséLa Comisión Interamericana de Derechos Hu- Hurtado, personalmente, se ofreció para señalarmanos en su informe de año 1999 sobre la Sit- las casas donde habitaban los paramilitares e iden-uación de derechos humanos en Colombia y el tificarlos, de esta forma, cooperó en la captura deinforme de la Alta Comisionada de Naciones Uni- 13 paramilitares quienes fueron detenidos y proc-das para los derechos humanos de febrero de 2001, esados.resaltan “la débil e inconsistente reacción del go-bierno nacional (Presidencia de Pastrana) lo que Sin embargo, una semana después, los paramili-contrasta con la gran cantidad de información dis- tares retornaron, amenazaron a toda la poblaciónponible sobre quién comete atrocidades y por qué. y con nombre propio llamaron y convocaron a unoMencionan que a veces esta información se revela por uno de las personas que fueron a testificar a lacon gran detalle mucho antes de cualquier ataque. Fiscalía. Jose Hurtado y varios amenazados solici-Sin embargo, los intentos del Gobierno por iden- taron protección reiteradamente a las autoridadestificar y castigar a los responsables son débiles y nacionales, sin ninguna respuesta. Finalmente, elen ocasiones totalmente ficticios, y se toman pocas día miércoles 16 de febrero, a la una de la tarde,medidas para neutralizar la violencia planeada an- dos hombres lo asesinaron en su casa delante detes de que haya víctimas que lamentar”.19 su esposa e hijos. Los demás líderes y sus familias amenazados tuvieron que salir en éxodo fuera de laLas pocas y valientes acciones de autoridades judi- región, en coordinación con el Ministerio del Inte-ciales para investigar los casos de violaciones a los rior. MINGA, apoyó la protección de por lo menosderechos humanos en la región fueron obstaculi- 60 personas (los denunciantes y sus familias) quezados con amenazas a los investigadores. Posteri- se vieron obligadas a salir del casco urbano. (MIN-or a la masacre del Tigre, varios investigadores de GA, 2005)la Fiscalía General de la Nación que adelantaban A lo largo de estos seis años, se hicieron reitera-pesquisas fueron amenazados, les dieron 48 horas das denuncias por parte de organizaciones de de-de plazo para abandonar el pueblo bajo amenaza rechos humanos, sobre los múltiples asesinatos,de muerte. En el año 2000, funcionarios delega- desapariciones y violaciones cometidas contra lados de la Procuraduría General que investigaban población civil del bajo y medio Putumayo porla masacre en la inspección de El Placer también parte de los grupos paramilitares AUC .20fueron objeto de persecución y amenazas obligán-dolos a salir antes de lo previsto. En numerosas oportunidades, líderes, párrocos deEl 28 de enero de 2005, el secuestro de un comerci- la Iglesia y la propia comunidad local denuncia-ante por los paramilitares en La Dorada fue la gota ron públicamente esta situación, incluso a travésque rebosó a esta población cansada de la violencia de movilizaciones masivas como sucedió en Lay silencio. Liderados por el ciudadano ecuatoriano Dorada el 25 de enero de 2005. Un 99% de estasJosé Hurtado, presidente de la Asociación de Com- denuncias se encuentran en la impunidad, fueronerciantes de La Dorada, cientos de personas sali- archivadas o filtradas por los paramilitares para sueron en protesta a las calles principales, cerraron posterior venganza, la amenaza y asesinato de in-las vías principales y toda la actividad comercial. vestigadores de la rama judicial (asesinato de laSe concentraron en el parque principal y durante Fiscal de la Hormiga), fomentaron el terror entredos días realizaron jornadas públicas de denun- los pobladores. Es reiterativo de muchos deman-cia, actos que fueron transmitidos a los medios de dantes que la identidad de los miembros de loscomunicación locales y nacionales, la población grupos paramilitares es bien conocida. Sin em-exigía al Gobierno Nacional y a la Policía Local bargo, las autoridades estatales no proceden a susu protección y justicia frente a los paramilitares. arresto.El señor José Hurtado con cuarenta personas másrompen el miedo y denuncian oficialmente los vín-culos paramilitares y militares ante la Fiscalía del 20 A lo largo de estos seis años, se hicieron reiteradasValle del Guamuez. Según sus versiones, los para- denuncias por parte de organizaciones de derechos huma- nos, sobre los múltiples asesinatos, desapariciones y viola-19 Informe de la Comisión Interamericana de Dere- ciones cometidas contra la población civil del bajo y mediochos Humanos, 1999 Putumayo por parte de los grupos paramilitares AUC .32
  • 32. PRESENCIA DE ACTORES ARMADOS EN PUTUMAYO 2000-2006 Fuente: Asociación MINGA 2006.La ley del silencio ha sido la norma durante todos Según lo denunció MINGA entonces “Las (…) AUCestos años, la permanente presencia de los grupos fueron responsables de tres masacres y múltiplesparamilitares y su capacidad para debilitar el siste- asesinatos, entre ellos el del líder y comerciantema judicial e influir en algunas administraciones José Hurtado quien movilizó a toda la poblaciónlocales, no dejó espacio para la protección para las para denunciar los asesinatos, secuestros y abu-víctimas y la defensa de sus derechos conculcados. sos de los paramilitares en la Dorada,también fue asesinada la Fiscal de la Hormiga, Susana CastroSeis años después, en el año 2005, coincidien- Luna y el Capitán de la Policía Fabio Aya Navarro,do en el tiempo con la implementación del Plan comandante del Quinto Distrito de Policía, los an-Patriota –continuación del Plan Colombia-, los teriores hechos, merecieron la condena del delega-grupos paramilitares cometieron serios atropellos do de la OEA, Sergio Caramagna, por la violacióncontra la población civil a través de varias masa- al cese de hostilidades, así:cres, desapariciones forzadas y ejecuciones su-marias, duplicando en consecuencia las cifras de “15 al 20 de agosto de 2004. Masacre de Guadalito,desplazamientos forzados. Ese año, los paramili- municipio del Valle del Guamues, 9 personas asesi-tares de la región se adhirieron al llamado Bloque nadas; Masacre en la Iglesia Pentecostal de PuertoCentral Bolívar de las AUC-Autodefensas Unidas Asís.de Colombia “bajo el mando de alias “Macaco”narcotraficante de Puerto Asis, CON 800 hom- 4 de septiembre de 2004 Masacre de la Balastrera,bres, divididos en 5 frentes que operan en ELTigre, municipio de San Miguel-La Dorada, 15 personasLa Dorada, Puerto Caicedo, Orito y El Placer”14. heridas, 3 asesinadas.(MINGA, Informe de Derechos Humanos, 2005). 33
  • 33. 7 al 24 de noviembre del 2004. La Balastrera, mu- sión de población, que no permitió que la asesi-nicipio de San Miguel, 6 personas asesinadas naran y luego fue liberada según testimonio de suparamilitares 28 de enero del 2005. Muerte selecti- esposo. (MINGA, PARAMILITARES MASACRANva de un líder, La Dorada-San Miguel, amenaza y COMUNIDADES DEL PUTUMAYO, martes 9 dedesplazamiento forzoso a 40 comerciantes y fami- agosto de 2005).liares que participaron en la movilización contra lapresencia de los grupos paramilitares. Declaraciones del paramilitar desmovilizado alias “Betún” a la Unidad de Justicia y Paz de laAsesinato del Fiscal de la Hormiga, Susana Castro Fiscalía General de la Nación 21:Luna y el Capitán Fabio Aya Navarro, Comandantedel V Distrito de Policía. “La expansión del frente Sur del Putumayo, de acuerdo con la versión de Rentería Zúñiga, contó28 de abril de 2005. Masacre de la Balastrera 2,, se con la ayuda de la fuerza pública acantonada enencontraron 3 cuerpos. el departamento. Según el desmovilizado, policía, ejército y armada se involucraron durante varios18 de Octubre de 2005. Incursión al resguardo in- años con los paramilitares con el argumento dedígenas de San Marcelino, maltrato al gobernador que “tenían la misma causa”.indígena y desaparición de seis personas y despla-zamiento forzado a Ecuador. Para demostrar su afirmación, narró que días des- pués de que él y un grupo de por lo menos 75 hom-27 de julio de 2005. Siguieron a la Vereda El Sá- bres incursionaran en la Inspección de El Placer,balo, ubicada a 40 minutos del casco urbano de la cerca de La Hormiga en el sur del departamento,Dorada o San Miguel, asesinaron a dos personas. y en algunas veredas como La Dorada, Las Brisas,Traían amarradas a seis personas, cuatro de las El Empalme y El Vergel, en la que asesinaron a 29cuales fueron encontradas después asesinadas en personas, el grupo que perpetró la masacre regresóel camino. No se conoce aún su identificación. En al caserío de El Placer y se ubicaron en una casa enSan Carlos, se denunció igualmente la desapari- las afueras del pueblo. “Eso lo empezamos el 7 deción de 11 personas; sin embargo, no se ha podido noviembre de 1999.confirmar el hecho, por razones de comunicación. Cuando entramos a matar la gente, allá no había29 de julio de 2005, habrían sido asesinadas al me- ni policía, pero cuando regresamos, como a losnos 29 campesinos del área rural del municipio de diez días, había tropa del Ejército”, agregó ‘Betún’.San Miguel, de las veredas San Carlos, la Balastre- Nosotros entonces decidimos coordinar con ellos, Inicialmente, nos dijeron que nos quedáramos al-ra, El Sábalo, la Cristalina y Puerto Colón. Igual- rededor del pueblo, luego nos dijeron que nos po-mente se denunció la desaparición de 13 familias de díamos quedar en el pueblo y llegábamos unifor-otras veredas vecinas, como la Cabaña y Tres Islas. mados. Además, ellos subían a la base de nosotros(…) hasta el momento se conoce sólo del levanta- y andaban en los carros de nosotros y nosotros enmiento de dos cuerpos y de una fosa en la vereda los de ellos, y así”, explicó el versionado, quien sos-La Cristalina. tuvo durante la diligencia que no recordaba nom- bres de oficiales o de suboficiales, así como tampo-La masacre, lleva varios días y al parecer se ini- co de batallones o unidades militares.ció el sábado 23 de julio, cuando asesinaron a sietepersonas que viajaban en una canoa, en La Balas- “Durante sus movilizaciones, aseguró, los rete- nes del Ejército eran levantados para que transi-trera. Los paramilitares los bajaron de la lancha y taran sin problemas y “cuando necesitábamos al-los asesinaron en el lugar, solo se recuperaron tres gún apoyo ellos estaban ahí y si ellos necesitabancuerpos, dos colombianos, GERMAN OBANDO apoyo nos lo pedían. Se hacían reuniones con losRECALDE Y JULIAN EDUARDO CANTICUS y un comandantes de ellos y los comandantes de noso-ecuatoriano aún no identificado, muy conocido de tros, y teníamos coordinadas las frecuencia de ra-San Miguel, poblado fronterizo con Ecuador. dio”. (Semana, Verdad Abierta, 2009)Posteriormente los paramilitares pasaron por laVereda la Cabaña, donde retuvieron a una señora,la amarraron y la torturaron pero ante la pre- 21 Revista Semana, Verdad Abierta.34
  • 34. Uno de los hechos relatados por este desmovili- “Pero las acciones conjuntas, siguiendo el relato dezado involucró a dos helicópteros, al parecer del ‘Betún’, involucraba a la Armada, que patrullabaEjército, que varias veces los abasteció de armas, los afluentes cercanos a Puerto Asís, y a la Poli-municiones y uniformes a cambio de cocaína: “Eso cía Antinarcóticos, que adelantaba operaciones enocurrió en La Hormiga. Llegaron dos helicópteros la zona. Eran constantes los retenes conjuntos dey yo fui a prestarles seguridad. Bajaron fusiles, mu- paramilitares y fuerza pública no sólo en las carre-nición y uniformes camuflados y se los entregaron teras, sino en los ríos.al comandante Bacalao, quien era el jefe financierodel frente y el encargado de comprar todo eso. Lue- “Una vez nos atacó la Armada. Teníamos unifor-go llegaron dos camionetas y entregaron la droga”. mes nuevos y estábamos en el río Guamuez y pasóAdemás, agregó, que en esas aeronaves, sobre las una lancha de ellos y nos cogió a tiros. Nosotroscuales se ratificó que eran del Ejército, transpor- nos protegimos de las balas, pero nos alcanzarontaban paramilitares heridos y enfermos, así como a retener y a quitarnos los fusiles porque pensaronaquellos que tenían algún tipo de permiso. que éramos de la guerrilla, pero luego que se acla- ró el asunto y nos devolvieron las armas”, indicó el versionado. Será tarea de la justicia investigar la veracidad de la confesión de este y otros desmo- vilizados. (Revista Semana, Verdad Abierta, 2009) Encuentro de Mujeres Mocoa Putumayo 2010- FNEB 35
  • 35. Capítulo 2: Mujeres desaparecidas36
  • 36. Bajo el conflicto armado, mujeres y niñas del Pu- San Marcelino con rumbo al Hospital de La Dora-tumayo fueron desaparecidas forzadamente y en da, junto a su esposo HENRY PASCAL BECERRA desu cautiverio objeto de torturas y tratos crueles e 39 años de edad, también una autoridad indígena exinhumanos y atentados contra su integridad física gobernador del cabildo y miembro de la Mesa Perma-y sexual como una forma de castigo, especialmen- nente de Trabajo por el Pueblo Cofán. Viajando ente cuando fueron señaladas de pertenecer o sim- una camioneta NISSAN de color verde. Según lospatizar con la guerrilla. testimonios, pobladores vieron cuando los paramili- tares los detuvieron en la vía principal, los bajaron delLa violencia sexual y la violencia contra la mujer vehículo donde se transportaban y los subieron a otroen general, ocurrieron y continúan ocurriendo en vehículo. El carro fue robado y posteriormente vistoel Putumayo en un entorno de discriminación y en la Vereda El Placer, donde los paramilitares teníanpobreza. En este marco, las mujeres desapareci- su base y posteriormente el paramilitar comandantedas lo fueron y siguen siendo porque su estado de alias “Blanco” reconoció en el pueblo haberla asesi-indefensión lo ha facilitado, la extracción pobre, nado.viviendo en lugares apartados y en condicionesmuy precarias como madres cabeza de familia, El caso de cinco jovencitas del Resguardo San Mar-o adolescentes sin oportunidades de progreso, o celino: reclutamiento forzado y desaparición forza-siendo madres precoces sin empleo, vivienda o daacceso a salud y con la responsabilidad de sacaradelante a sus hijos. Los reclutamientos forzados de menores que cul- minaron en desapariciones forzadas fueron deli-Bajo las políticas de lucha contrainsurgente, el do- tos frecuentes de los grupos paramilitares contraminio paramilitar y la impunidad rampante que jóvenes y jovencitas de la población indígena en elno impidió la actuación libre de estos grupos sin medio y bajo Putumayo. Esos crímenes involucra-ser detenidos por ninguna autoridad militar, po- ron deliberadamente a menores de la poblaciónlicial o judicial por sus crímenes, en este entorno, civil en tareas militares, y burlaron la cosmovisiónlas mujeres vivieron, fueron hechas cautivas y mu- indígena kichwa que había enseñado a esos ado-rieron rodeadas de hombres armados en pueblos lescentes el respeto de la vida humana como partedonde ellos estaban en todas partes y ejercían la esencial de la naturaleza y el rechazo al uso de lasautoridad real y el control de la vida, integridad, armas por atentar contra la convivencia pacífica,los bienes y la cotidianidad de la población. La parte vital de su cultura. El Plan de vida, de losconducta de las mujeres fue objeto de especial Quichwa se basa en el principio básico del debercontrol alrededor de la cual los estigmas en su de todos de respetar la vida y libertad de los serescontra cobraron mayor fuerza en medio del con- humanos.flicto armado. El 18 de oct de 2005, en La Dorada, Municipio deMujeres indígenas desaparecidas San Miguel, fueron desaparecidas/o forzadamen- te por el Bloque Sur del Putumayo cinco jovenci-Las desapariciones forzadas de mujeres in- tas de 14, 15 y 16 años y un joven de 18 años de ladígenas recogidos para este informe, resaltan etnia quichwa del Resguardo Yarinal San Marceli-los vejámenes específicos que estas sufrieron por no FLORALBA INES GREFA PROAÑOS, 15 años,razón de su etnia y su género, reveladores de des- FRANCA ALINA VARGAS PROAÑOS, 16 años,humanización y que afectaron mujeres indígenas CLARA ELENA CERDA GREFA, 17 años, ARTU-embarazadas, en trabajo de parto, madres con ni- RO GREFA de 18 años, CLEVAR CERDA VARGASños, estigmatización contra bebés indígenas, re- y LIDUVINA PROAÑOS de 14 años de edad. Losclutamiento forzado y probable esclavitud sexual autores de los hechos fueron paramilitares dely/o doméstica de jovencitas quinceañeras. Bloque Sur del Putumayo. Cuatro de las víctimas permanecen aún desaparecidas.El 26 de diciembre de 2001, fue desaparecida LI-DIA QUETA CRIOLLO, de 23 años de edad, indí- Todas las víctimas fueron llevadas a la escuela,gena quichwa, con 9 meses de embarazo. Ese día, amarradas y obligadas a ir con los paramilitares.la joven tenía los dolores de parto y por ello salió Durante los hechos, las casas fueron allanadas ya las 9:00 de la mañana del Resguardo Indígena saqueadas, entre la población había estudiantes, 37
  • 37. profesores, madres de familia, padres, agriculto- “Yo venía a trabajar y me detuvieron en el puente.res todos fueron amenazados, el Gobernador del Mientras tanto, del Resguardo se estaban llevando másCabildo Indígena HOMERO VARGAS fue agredi- gente, a mí me soltaron pero a otros se los llevaron.” Tu-do al intentar reclamar los atropellos. vimos que desplazarnos forzadamente a Ecuador, por miedo.” (Testimonio, La Dorada)Durante los secuestros de las víctimas, de distintosmodos, los victimarios manifestaron su desprecio En esas fechas ACNUR de Ecuador, reportó el des-por la vida y dignidad de bebés, niños y jóvenes y plazamiento forzado masivo de decenas de indígenaspor los valores de los indígenas. De este modo, se causado por los hechos relatados:llevaron forzadamente a las mujeres indígenas porser mujeres, jóvenes, bonitas, vulnerables, como “(…) 269 indígenas quichua del resguardo de Sanbotín de guerra y vehículo para demostrar la di- Marcelino, departamento del Putumayo, han cruzadomensión de su poder. la frontera llegando a Lago Agrio, de los cuales solo 48 personas solicitaron formalmente asilo.” (Acnur, 2005).“Mi hija salió de estudiar y se fue a visitar a la tía.Llegaron los paramilitares y se la llevaron. La en- Los familiares de las victimas recibieron informacióncontré en la Escuela, amarradas las manos, estaba según la cual las jóvenes y el joven fueron conducidosella y dos muchachas más, tenía las manos muy a la Vereda El Placer y algunas de ellas golpeadas ohinchadas. Hablé con los paramilitares para que torturadas. En las semanas siguientes a su secuestro,le soltaran los amarres y se negaron. Como yo iba algunas de ellas fueron exhibidas en el pueblo. Floral-con mi bebé de brazos me contestaron: “váyase a ba Inés, Arturo, Franca y Arturo fueron vistos unifor-cuidar a su bebé, no vaya a ser que se vuelva gue- mados rodeados de paramilitares de diferentes sitios,rrillero.” “Ella lloraba, me hablaba en kitchwa, me entre ellos en el puente de La Hormiga.dijo: “adiós mamá, yo creo que no voy a volver”“Los paramilitares dijeron que no la iban a matar, “No pude hacer nada, a los 9 días de habérsela llevadoque la iban a dejar con ellos porque estaba muy bo- la trajeron (al resguardo el 18 de octubre) llegaron aquínita.” Aún continúa desaparecida. (Caso Floral- y cuando la ví le dije Franca qué le pasa?. Entonces, elba Inés Grefa Proaños, La Dorada, Resguardo San comandante paramilitar contestó: “Nada, ella está enMarcelino, octubre de 2005). nuestras manos”. La tenían vestida de AUC.” (Caso Franca Alina Vargas Proaños, La Dorada, ResguardoNo valieron los esfuerzos de los padres “le corté con San Marcelino, octubre de 2005).mi machete la soga con la que le habían amarrado lasmanos y solté a mi hijo, pero lo volvieron a coger y Pobladores del lugar también vieron a la joven Francame lo quitaron” (Caso Arturo Grefa, La Dorada, Res- 9 días después de su secuestro en La Dorada, estabaguardo San Marcelino, octubre de 2005). con vida, la llevaban los paramilitares uniformada y en una camioneta. después de desaparecidas, y más“Mi hermana no quería ir, entonces le amarraron las tarde no se volvió a saber de ellas, desde entonces, susmanos y la subieron a una camioneta y echaron tiros familiares no tienen noticias de su suerte y su para-de sus armas al aire. “ (Caso Clara Elena Cerda Grefa, dero. La causa judicial iniciada fue archivada y las fa-Resguardo San Marcelino, La Dorada, 18 de octubre milias afectadas se encuentran en un serio abandonode 2005) humanitario de parte del Estado.Días más tarde, los paramilitares incursionaron nue- El ingreso bajo la violencia física y de las armas, a lasvamente en el Resguardo Indígena de San Marcelino, comunidades indígenas como lugares sagrados, ely arrasaron con el lugar incluidas, tiendas y casas: irrespeto verbal y los ataques físicos a las autorida- des ancestrales, la humillación a los padres y madres“Llegaron a los días, camuflados y con armas, entraron de las víctimas que intervinieron para tratar salvar lasal resguardo sin ningún respeto, arrasando con tiendas vidas de sus hijos, constituyeron cada uno por apartey todo, borrachos y drogados.” y en conjunto atentados contra las costumbres y va- lores culturales indígenas y contra su dignidad comoEse mismo día, varios jóvenes fueron detenidos y al- pueblo.gunos permanecen desaparecidos:38
  • 38. La desaparición forzada de niñas de 15 y 16 años, su En noviembre de 2000 en la Inspección de El Ti-reclutamiento forzado, el temor de esclavitud sexual gre fue desaparecido otro sobrino de Cruz Creo-o doméstica en su cautiverio, su exhibición en el pue- lilde, el joven Rubiel Heraldo Hernandez Cuaran,blo vestidas de traje paramilitar y armadas semanas de profesión conductor particular por parte de ladespués de su desaparición en días domingo cuando guerrilla:el pueblo era más concurrido constituyó un mensajede poder físico, militar y de todo tipo, dirigido a todas “ella se enfrentó a la guerrilla para reclamarlo. Ellalas mujeres de la comunidad indígena y al pueblo en se fue a averiguar, porque querían hablar y pedíangeneral. plata y la retuvieron a mi hijo y a mi hermana, a los 8 dias de secuestrados yo fui a buscarlos conEstos delitos atentaron contra la concepción cultural el niño de ella de 7 meses para que tuvieran com-de respeto al ser de las mujeres y las niñas en la cos- pasión pero nada. Me dijeron que le entregara losmovisión Quichua por lo que ellas representan por su carros y sino no los entregaban. Un lunes a los 10género para la comunidad, y un atentado a la práctica dias, 1 de nov , la gente de la concordia nos avisode no violencia arraigada en el pueblo Quichua y en que había una mujer asesinada, la habían matadosus formas pacíficas de resolver los conflictos. en la carretera y la habían tirado, a mi hijo lo hirie- ron pero trato de escapar. El pueblo marchó contraMujeres desaparecidas y violencia esa muerte. Narran que a ella la encontraron ama-sexual rrada, hubo violencia sexual, estaba sin interiores, desgarrada, con el ano roto. El pueblo se movilizo frente a este asesinato de las FARC”. (Caso Cruz Creotilde Cuarán Narvaez, El Tigre, noviembre de 2000) El caso de Orfilia Guisao Pérez y esposo El 24 de abril de 2001, llegaron a la Vereda Nueva Risaralda, La Dorada, Putumayo más de 20 hom- bres armados, encapuchados, que se identificaron como paramilitares, ingresaron a la casa de CAR- LOS ALBEIRO VELASCO CAJAS, de 28 años de edad, donde se encontraban su esposa ORFILIA GUISAO PEREZ y sus 3 niños pequeños en La Do- rada, Vereda Nueva Risaralda, Putumayo. Junto con ellos llevaban otro hombre encapuchado que cumplía la misión de “entregar” al Sr. Velasco Ca-El caso de CRUZ CREOTILDE CUARAN NARVAEZ jas:El 1 de noviembre de 2000, fue desaparecida y ase-sinada la lideresa de El Tigre CRUZ CREOTILDE “Los hombres empezaron a buscar en la casa yCUARAN NARVAEZ, de 39 años de edad. preguntaban a CARLOS ALBEIRO donde estaban las armas de la guerrilla, la esposa se puso a llorarAntecedentes. el 6 de enero de 2000 fue asesinado junto a los niños y entonces los hombres le dijeronel joven Orlando Cuarán, sobrino de Cruz Creotil- que a ella también se la iban a llevar. Los paramili-de en su casa de habitación, enfrente de su esposa tares colgaron de un árbol vivo a CARLOS ALBEI-y cuatro hijos. Desde entonces, ella se dedicó a in- RO para que hablara y después lo soltaron desdevestigar el crimen con todos los actores armados lo alto, por eso se lastimó y se alambró, luego loque operaban en la región. Ella era líder y traba- sacaron hasta la carretera amarrado.”jaba con la Cruz Roja, “casi la matan por andarpeleando por la gente. Había un enfermo ó un he- “Estando en la carretera Carlos Albeiro le dijo arido y ella se ponía su uniforme, cogía su carro y lo una vecina testigo de los hechos que los niños serecogía y lo llevaba al hospital. Una vez recogió un habían quedado solos llorando que le hiciera elsoldado que lo habían matado los paramilitares. favor de ir a la casa a cuidarlos y los hombres loEra muy querida por la población.” golpearon exigiéndole que se callara. Al ver que 39
  • 39. la esposa lloraba porque le estaban haciendo daño gritos desesperados cuando paramilitares la lleva-a Carlos Albeiro, la amarraron y se la llevaron a ron al puente sobre el río. Uno de sus sandalias yempujones. Al siguiente día fuimos a preguntar una gran cantidad de sangre fueron hallados en elpor ellos a los paramilitares, pero negaron tenerlos lugar. Cinco días después de ser llevada, su cuerpoen su poder. Ese día de la desaparición había paro fue encontrado en las orillas del Río Caquetá y ay no había transporte. Nos tuvimos que despla- pocos metros el cuerpo de su marido.zar forzadamente por amenazas dejando la casaabandonada. Durante los hechos los paramilitares El mismo día, June 10, 2001, otras 15 personas fue-robaron el dinero, el aparato de televisión, una mo- ron asesinadas por los paramilitares. Testigos in-tosierra, una planta eléctrica, y objetos de valor.” dican que “los paramilitares detuvieron al menos(Caso ORFILIA GUISAO PEREZ (desaparecida- diez campesinos que habían viajado a la ciudad,asesinada) y ALBEIRO VELASCO CAJAS (desapa- junto con una vendedora callejera llamado Joa-recido), Vereda Nueva risaralda, La Dorada) quina Hernández y su joven hijo Yernir Chanchi, un joven conocido como “Banda”, un relojero, yEl 28 de agosto de 2006 y el 16 de junio de 2006, una mujer conocida como “La Mona”. Los infor-le fue tomada una muestra de ADN a los hijos de mes indicaron que sus cadáveres fueron arrojadoslas víctimas. El 29 de agosto de 2006, la Unidad al río de la Mocoa Puente sobre el río. Días másde Justicia y Paz, Fiscal de Exhumaciones Juan tarde los cuerpos de Banda, el relojero y Joaqui-Carlos Goyeneche, realizó varias exhumaciones na Hernández fueron encontrados. El resto estánen el Putumayo, encontrando en la Vereda El Ver- aún desaparecidos. (Caso MELBA ALICIA ERAZOgel los restos de ORFILIA GUISAO PEREZ, quien GARCIA y su esposo, Villagarzón, 10 de junio defue enterrada en el Cementerio de La Dorada. La 2001)víctima fue hallada con las piernas partidas y se-ñales de violencia sexual, golpes reflejados en loshuesos, sin bragas o pantalón-ropa interior y sinbrassier.El 24 de noviembre de 2007 fueron entregados losrestos de ORFILIA GUISAO PEREZ a la madre dela víctima. Sin embargo, CARLOS ALBEIRO VE-LASCO CAJAS continúa desaparecido. Ningúnautor se encuentra detenido.El caso de Melba Alicia Erazo GarcíaEl 10 de junio de 2001, MELBA ALICIA ERAZOGARCIA, lideresa comunitaria de Villa Garzón,fue sacada de su casa junto con su esposo por pa-ramilitares frente a su hijo de 9 años. Sus restosfueron encontrados con signos de tortura a orillasdel Río Caquetá días después. Yenny Patricia Galarraga, 22 añosMelba Alicia Erazo era una líder comunitaria y de- El caso de las cuatro jóvenes Galárragafensora de derechos sociales y económicos en Vi-llagarzón miembro del Concejo Municipal (1998- La desaparición forzada de Yenny Patricia, Nelsy2001) se había postulado a la alcaldía, luchó contra Milena, Mónica Liliana y María Nelly Galárragala corrupción y a favor de los derechos de la mujer. Meneses, son un ejemplo significativo de los mu-Fue una de las primeras víctimas de los paramilita- chos casos de niñas y mujeres víctimas de des-res cuando ingresaron a Villagarzón en 2001. Jun- aparición forzada bajo el conflicto armado, queto a su esposo fueron violentamente expulsados en su cautiverio sufren tortura y violencia sexualde su domicilio delante de sus hijos, torturados. que muestra la gravedad y realidad de las mujeresAunque su familia inició inmediatamente su bús- desaparecidas –totalmente invisibilizadas- y enqueda no la encontraron. Pobladores escucharon alarmante impunidad.40
  • 40. Familia Galárraga Meneses, puente entrada Puerto Caicedo. Foto FNEBAntecedentes. A fines de septiembre del año paramilitar Bloque Sur del Putumayo, el hombre2000, Jenny Patricia Galárraga Meneses de 19 años la citó junto con sus hijas: “La necesito a ustedde edad, Nelsy Milena Galárraga Meneses y Mó- y a sus hijas, esta tarde paso a las 6:30 p.m. a re-nica Liliana Galárraga gemelas de 18 años de edad cogerlas”, era alto, moreno, de rasgos indígenas,huyeron de su pueblo en La Dorada, Departamen- fornido y corte de pelo de recluta. Efectivamente,to de Putumayo atemorizadas porque habían sido los hombres se presentaron a la casa de la familiaseñaladas de tener relaciones afectivas con mu- Galárraga a las 6 p.m. en una camioneta roja dechachos simpatizantes de la guerrilla y el grupo “estacas”22 . A Jenny Patricia le ordenaron subir aparamilitar Bloque Sur del Putumayo que contro- una moto y a las otras tres niñas a una camionetalaba el pueblo las estaba buscando para matarlas. blanca con su madre y los 5 nietos.El desplazamiento forzado de las jóvenes, cada “La camioneta tomó rumbo por la carretera haciauna a distinta parte del país, provocó gran sufri- el sitio El Arco y El Pozo ubicado 5 minutos de Lamiento a la familia. Por ello, la madre intercedió Dorada. En la Y apareció otra camioneta, habíapor ellas ante los paramilitares que hacían presen- por lo menos treinta (30) hombres paramilitares.cia pública armada en la dorada argumentándoles Me obligaron a bajarme de la camioneta con losque ellas “no debían nada”, que eran niñas dignas, niños. Los hombres hablaron entre ellos a travésrecién egresadas del colegio y no guerrilleras y les de unos radios y arrancaron en la camioneta consolicitó “permiso” para llevarlas de regreso al pue- las jóvenes llevándoselas con rumbo desconocido.”blo a lo cual el grupo paramilitar dio su “consen- (Testimonio, madre jóvenes Galárraga)timiento”. Las jóvenes regresaron y cuatro mesesdespués fueron desaparecidas forzadamente y en Una vez fue conducida de nuevo al pueblo, la ma-su cautiverio objeto de violencia sexual, tortura y dre avisó inmediatamente a la hermana de las víc-tratos inhumanos y degradantes, permaneciendo timas Nancy Galárraga y acudió donde el ex Alcal-durante diez años desaparecidas. de del Municipio:El 1 de enero de 2001 primer día de Año Nuevo, “El ex Alcalde joven Oscar me dijo que no me po-a las 2 p.m. se presentó ante la madre de las jó- día ayudar porque por favorecer a la gente sin sa-venes Galárraga, un hombre armado con un fusil ber qué problemas tenía, lo iban a matar”.conocido como alias “Raúl” comandante del grupo 22 CIDH, Informe No. 5/96, Caso 10.970, Raquel Mar- tín de Mejía, Perú, 1 de marzo de 1996 41
  • 41. Al ver que las horas transcurrían y ante la inacción Igualmente, acudió a denunciar ante la Inspectorade las autoridades, la hermana, la madre y dos tíos de Policía Socorro Acosta, quien tampoco aceptóde las víctimas acudieron directamente a los jefes recibirle la denuncia por los hechos ocurridos, porparamilitares pero recibieron como respuesta una miedo. Según el testimonio, uno de los jefes pa-amenaza: ramilitares bajó al pueblo mientras la comunidad“Mi madre llegó como a las 8 de la noche a mi estaba congregada en el parque:casa, las habían cogido a las seis de la tarde.Empezamos a buscar a mis hermanas y hablamos “El 2 de enero la gente del pueblo se reunió en elcon el comandante “RAUL”-ellos tenían casa donde Parque preocupados por la suerte de mis herma-Solarte Villacorte, arrendaban ahí-, le dijimos que nas, estuvimos con Doña Edilma y muchas perso-nos las entregara que ellas no debían nada, y el nos nas en el Parque del pueblo.dijo que tranquilas que las llevaban a una reunióny que la soltaban a las 11 de la mañana del otro día,y yo le reclamaba que ellas no tienen nada que ver,entonces, nos dijo: “desaparézcanse si no quierenque las maten”, “usted no las reclame a ellas, ya lasmatamos”, me dijo a mí y yo le dije a mamá y ellase desmayo de la impresión. Nadie nos ayudaba,a la gente le daba miedo, en ese tiempo matabanpor nada.”Estuvimos ahí hasta las 12 de la noche reclamando,entonces salió el Comandante “Alacrán” y le dijo ami madre “vieja h.p. deje de andar llorando, maña-na no la quiero ver en el pueblo”.El 2 de enero de 2001, en vista de la amenaza re-cibida la madre de las victimas se vio obligada a Mónica, 18 añosabandonar la región y partió de madrugada, des-plazada forzadamente junto con sus 4 nietos y Entonces alias “Blanco” llegó al parque y le pre-su hijo pequeño hacia Sandoná, Nariño. guntamos por ellas, nos dijo que no las buscára- mos más que ya las habían matado por ser gue-Ese mismo día, la familia acudió al Personero de rrilleras. Con el tiempo supimos que era mentirala Dorada de nombre David, quien se negó a re- que todavía estaban vivas y que hasta por la nochecibirle la denuncia de la desaparición forzada de las mataron.”sus hermanas y de las amenazas de muerte a sumadre. Esta autoridad se negó a ayudarla mani- Sobre la suerte de las víctimas, el 26 de junio defestando temor a sufrir represalias. 2010 al finalizar la presentación de resultados fo- renses en el Instituto de Medicina Legal, la Fis- cal 27 de Justicia y Paz informó verbalmente a la madre de las víctimas que en su testimonio alias “Chucky” relató sobre los autores que fue el jefe paramilitar alias “Alacrán” quien dio la orden de desaparecer a las jóvenes y el “Comandante Raúl” quien se las entregó a través de un lugarteniente que le dijo telefónicamente “recíbale un encar- go”. La Fiscal informó que según alias Chucky, los paramilitares mantuvieron con vida a las jóvenes durante 24 horas y al siguiente día a las 8:00 p.m. alias Alacrán dio la orden de asesinarlas, entregán- dole las jóvenes a alias “Cobra” quien se desempe- ñaba como el segundo al mando de la estructura paramilitar.Nelsy Milena, 18 años.42
  • 42. “Llegamos a una casa abandonada bien viejita donde no había nada, nos tocaba arroparnos con costales, me acomodé, hice aljibe, trabajé, compré electrobomba, me fui organizando. Yo me madru- gaba, les dejaba el desayuno a los niños, ellos no se daban cuenta de lo que yo estaba haciendo, des- pués de mandarlos a la escuela yo cogía un mache- te, una barra y una palanca. Y me iba para la mon- taña a buscar a mis hijas. Donde encontraba los huecos hundidos cavaba. Los primeros muertos que sacaron hasta ahorita los están entregando, esos los saqué yo, porque yo le avisé a la Fiscalía.María Nelly, 13 años Detrás de la casa donde yo vivía ahí encontré cos- tillas, piernas, brazos (…)”.Hasta junio de 2011 las ordenes de captura solici-tadas por las abogadas de la familia afectada no “Yo estaba decidida a buscar mi sangre, entonceshabían sido ni siquiera consideradas por el Fiscal cogí ese día y me metí al Arco y encontré cuatro50 Seccional de La Hormiga, Putumayo y ninguna fosas, y las dejé señaladas, son las cuatro que sa-de las pruebas solicitadas de declaraciones de au- caron ahora, las que trajeron aquí a la Fiscalía entores desmovilizados no fueron respondidas. Bogotá para reconocerlos. Yo no sé si son mis hi- jas. Entonces ese día quedé a las dos de la tarde yLa búsqueda de las desaparecidas: negligen- después me entró una llamada y nos amenazaron.cia oficial y amenazas Que tenía que desaparecerme, que me iban a ma- tar por andar buscando las fosas (…)” (Madre deA pesar de que la familia hizo públicos los hechos las víctimas, Testimonio entregado a Minga).y los partícipes de los mismos desde el mismo mo-mento del crimen, el caso permaneció paralizado De esta forma estas mujeres “dedicaron gran parteen los anaqueles judiciales durante 9 años sin que de su tiempo a la búsqueda de sus familiares, estose hiciera ninguna actuación por la policía judicial las convirtió en referente obligado para la Fisca-para buscar a las víctimas, ni por la justicia ordi- lía General y para numerosos familiares y víctimasnaria Fiscalía 50 de la Hormiga Putumayo para el de desaparición forzosa en esta región quienes seesclarecimiento de la verdad y el enjuiciamiento acercaban y acudían a ellas para ubicar los restosde los autores. de sus familiares desaparecidos. Este liderazgo las convirtió en objetivo de los grupos paramilitaresEn el año 2005, el grupo paramilitar se trasladó (…)”. (Minga)a la Vereda Cilindros, esto permitió a las familiasde los desaparecidos/as acercarse al campamento Durante los años 2006 a 2007 la madre y la her-paramilitar y buscar posibles lugares de enterra- mana de las víctimas se dedicaron a ubicar e iden-mientos de personas desaparecidas: tificar cientos de fosas donde se encontraban vícti- mas en la región. De este modo cuando la Unidad“(…) dejaron solo el Arco, y entonces yo me iba a de Justicia y Paz llegó a realizar exhumaciones, labuscar a mis hermanas, yo escuchaba que la gente madre y hermana señalaron a los investigadoresdecía que en tal parte estaban enterradas y yo iba del CTI-Cuerpo Técnico de Investigación decenasseñalando con palitos. De esta forma en el 2006, de fosas que constataron previamente con sus pro-cuando llegó la Fiscalía a buscar fosas yo tenía ya pias manos. Por la búsqueda de las fosas la madremuchos sitios ubicados.” fue nuevamente amenazada y abandonó la región.La madre permaneció desplazada durante cinco(5) años en Nariño hasta el año 2005, cuando re- La hermana de las víctimas se quedó en La Do-gresó a La Dorada Putumayo a probar suerte y ver rada, y en ausencia de su madre amenazada, sesi se podía quedar. Volvió a raíz de la desmovili- dedicó también a buscar a las desaparecidas y azación parcial de los paramilitares y se dedicó a la preguntar por ellas en el municipio y veredas ale-tarea de buscar a sus hijas entre las fosas comunes dañas. Así las buscó en El Arco, Palo de Mango,que se iban evidenciando entre la población: Cerro cilindros y en donde encontraba indicios de fosas dejaba señales con palos de manera y bolsas plásticas. 43
  • 43. Homenaje a las mujeres desaaparecidas, La Dorada octubre 2010. Foto: FNEBEn abril de 2006, en Semana Santa la hermana de Una vez las exhumaciones terminaron y se fue lalas víctimas visitó a su madre en Sandoná, Nariño Fiscalía General, las mujeres intentaron seguirdonde la última se encontraba desplazada. Esa con el oficio de buscar los desaparecidos y las fo-ausencia fue aprovechada por el grupo paramilitar sas, pero una vecina del barrio que realizaba lapara “regalar” la casa de la madre de las víctimas misma labor fue asesinada la primera semana dea otro paramilitar, despojando así a las mujeres de noviembre de 2007. Según los testimonios lala de su humilde casa de habitación donde convi- señora LIGIA MENESES, familiar de dos víctimasvían abuela e hijos de las víctimas. De esta forma, de desaparición forzada: su esposo y su hijo, “la familia mujeres y niños quedaron a la intempe- este hecho puso en evidencia no sólo la gravedadrie. En su casa de habitación todavía habitan los de las amenazas de los grupos paramilitares con-miembros del grupo paramilitar. tra estas mujeres, sino que confirmó las denuncias de las mujeres sobre la doble desaparición de losEllas continuaron su denuncia y su búsqueda con cuerpos que los paramilitares estaban realizandoocasión de la visita de la Fiscalía General de la con el fin de evitar que fueran encontrados por laNación en noviembre de 2006 y el año 2007 para Fiscalía General.” MINGAiniciar la implementación de la Ley 975 de 2005. “A doña Ligia Meneses la asesinaron por andarA fines de 2006 e inicios de 2007 la madre y la buscando a sus familiares desaparecidos, al pare-hermana de las víctimas señalaron a las autorida- cer la Fiscalía le había ya entregado los cuerpos dedes varias decenas de fosas comunes e individua- sus familiares, dos tipos con rasgos indígenas y conles a funcionarios investigadores del CTI-Cuerpo botas, la asesinaron en la plaza de mercado, dondeTécnico de Investigación de la Unidad de Justicia tenía su negocito.” (Testimonio, La Dorada).y Paz de la Fiscalía General de la Nación, dondeellas mismas habían su testimonio señalaron una Por su búsqueda incesante, madre e hija sobrevi-cantidad. Muchas familias de los desaparecidos vientes resultaron nuevamente amenazadas y de-recurrieron a ellas para que les ayudaran a buscar bieron de desplazarse forzadamente por segundaa sus familiares. vez.44
  • 44. La injusticia Tortura y vulneraciones a la integridad física. Los informes forensesA pesar de que la familia hizo públicos los hechosy los partícipes de los mismos desde el mismo mo- Las violaciones a la integridad física están prohibidasmento del crimen, el caso permaneció paralizado por el derecho internacional de los derechos huma-en los anaqueles judiciales durante 9 años desde nos. En el sistema interamericano así lo consagra lael año 2001 a 2010 y posteriormente, sin que se Convención Americana de Derechos Humanos:hiciera ninguna actuación por la policía judicialpara buscar a las víctimas, esclarecer los hechos y Artículo 5. 1. Toda persona tiene derecho a que secapturar a los autores. respete su integridad física, psíquica y moral.El 13 de febrero de 2010: la Unidad de Justicia yPaz realizó una exhumación en La Dorada, Putu- 2. Nadie debe ser sometido a torturas ni a penasmayo en la cual fue encontrada una fosa colectiva o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Todacon 4 restos en la Vereda Nueva Risaralda, Sec- persona privada de libertad será tratada con eltor Los Mangos, La ubicación de los restos fue respeto debido a la dignidad inherente al ser hu-suministrada por los paramilitares HUMBERTO mano.SARRIA PALOMARES alias “CHUKY” y LEONELALFREDO LEON PEREZ del Bloque Sur del Pu- Igualmente, la Convención Interamericana paratumayo bajo la figura de “Beneficios por colabora- Prevenir y Sancionar la Tortura, establece que “Seción” a través de la cual pidieron, ser postulados ala Ley de Justicia y Paz. entenderá por tortura todo acto realizado intencio- nalmente por el cual se inflijan a una persona penas o En la fosa, las autoridades encontraron cuatro sufrimientos físicos y mentales, con fines de investiga-restos femeninos, sin prendas de vestir, solo con ción criminal, como medio intimidatorio, como castigoropa interior y accesorios que se enviaron al Ins- personal, como medida preventiva, como pena o contituto de Instituto de Medicina Legal en Bogotá cualquier otro fin. Se entenderá también como torturapara su identificación. El 18 de Mayo de 2010, la aplicación sobre una persona de métodos tendientesel Instituto Nacional de Medicina legal INMLCF, a anular la personalidad de la víctima o a disminuirpresentó los resultados forenses y de análisis de su capacidad física o mental, aunque no causen doloridentificación por ADN concluyendo la identifica- físico o angustia psíquica.”ción positiva de las víctimas como correspondien-tes a las niñas Galárraga. Artículo 3. a. Los empleados o funcionarios pú- blicos que actuando en ese carácter ordenen, ins-En el presente caso las víctimas no solo sufrieron tiguen, induzcan a su comisión, lo cometan direc-vulneraciones al derecho a la vida, y la libertad tamente o que, pudiendo impedirlo, no lo hagan.personal, sino además a su libertad e integridadsexual derecho protegido por la Convención Ame- b. Las personas que a instigación de los funciona-ricana y la Convención Belém do Pará. Estas vul-neraciones se produjeron por motivaciones polí- rios o empleados públicos a que se refiere el incisoticas al ser las jóvenes calificadas de “guerrilleras”, a. ordenen, instiguen o induzcan a su comisión, loy por motivaciones de género en el contexto del cometan directamente o sean cómplices.agudo conflicto armado interno, bajo el cual laviolencia contra la mujer hizo parte integral de laestrategia de control político y territorial y de ejer- De los análisis de las fosas y pruebas pericialescicio de “autoridad” de los grupos paramilitares practicadas sobre los restos y prendas exhumadosen el Putumayo bajo la tolerancia, el silencio o la se desprende claramente que las jovencitas Galá-complicidad de las autoridades locales. rraga fueron víctimas en su cautiverio de tortura y violación a su integridad física por parte de losPara las mujeres de la región la presencia de la tor- miembros del grupo paramilitar Bloque Sur deltura en los cuerpos de las víctimas no sólo quedó Putumayo que las privaron de la libertad ante laen los cuerpos de las jovencitas encontradas, tam- pasividad y tolerancia de la fuerza pública presen-bién se instaló en el imaginario social respecto de te en la región.las demás mujeres desaparecidas y en general. 45
  • 45. Las vulneraciones descritas en los informes dan respecto al cuerpo de las mujeres. La noción de lascuenta de una brutalidad exacerbada de actos mujeres como prebenda o trofeo, y de los hombrescontra la integridad cometidos contra la niña y las como proveedores y potenciales poseedores de esejovencitas Galárraga por hombres de un grupo ar- “trofeo”, refuerza la consideración de las mujeresmado contrainsurgente que tenían a su favor todo como “botín de guerra” por parte de los actores ar-el poder físico, político y territorial dirigido contra mados. Esto no alimenta en las niñas la necesidadellas premeditadamente en su condición de mu- de buscar autonomía en sus vidas, por el contra-jeres, y de personas señaladas de tener relaciones rio, sostiene la necesidad de buscar un proveedor/sentimentales con guerrilleros. Las evidencias de protector con la ilusión de asegurar su seguridaddescuartizamiento de tres de ellas estando vivas y hacia el futuro.”tipo de arma usada un elemento cortocontunden-te probablemente un machete hablan por sí mis- “Todas las situaciones denunciadas ponen en ries-mos de esta vulneración. go la vida, la integridad y los derechos humanos de las mujeres, las jóvenes y las niñas de la región y seYENNI PATRICIA GALARRAGA, OPINION PE- agravan cuando no hay posibilidad real y efectivaRICIAL de defender los derechos violados ante el Estado, oCausa básica de muerte es trauma por arma cor- cuando el propio Estado los viola al ejercer la fuer-tocontundente con patrón de descuartizamiento- za de manera arbitraria o al no actuar en defensadesmembracion. La manera de muerte es violen- de los mismos” (La violencia sexual en la vida deta, homicidio desde el punto medico legal. La las niñas, las jóvenes y las mujeres en el Putuma-muerte sobrevendría por las lesiones causadas yo. María Isabel Casas con aportes de Alianza De-por el desmembramiento causado por arma corto partamental de Mujeres del Putumayo “Tejedorascontundente. de Vida”, 2008)Lesiones por Arma Corto Contundente con pa-trón de Desmembramiento (Folio 74). Se obser- La Comisión Interamericana de Derechos Humanosvaron lesiones óseas perimortem por arma corto ha establecido que para que se configure el delito decontundente, con patrón de descuartizamiento- tortura en casos de violación sexual, deben conju-desmembramiento todas de bordes nítidos de 0.4 garse tres elementos 23:a 1 cm, distribuidas así: Seis de las cinco clavícu-las tienen cortes, tres derechas y dos izquierdas, • que se trate de un acto a través del cual se infli-en cada clavícula los cortes varían desde 5 hasta jan a una persona penas y sufrimientos físicos y men-11 cortes. Tres escapulas con cortes, dos izquier- tales;das y una derecha, los cortes varían de dos hasta 6 • cometido con un fin;cortes ubicados en los bordes axilares posteriores • por un funcionario público o por una personay superiores. privada a instigación del primero En el presente caso el hallazgo de los restos sin ropa exterior, sólo con prendas interiores aunado a los aná- lisis forenses de prendas las evidencias dan cuenta, sin- La violencia sexual y la tortura lugar a dudas, del uso de la violencia sexual en el cau- tiverio de la niña y de sus hermanas adolescentes.Según estudios realizados por la Alianza Depar- Aunado a las condiciones de desmembramiento entamental e Mujeres del Putumayo “Tejedoras de vida de las víctimas, el estudio de las prendas rasga-Vida realizado en 2008 la violencia sexual en la das visibilizó para los expertos que la ropa interior fueregión es rampante y exacerbada por el conflicto arrancada a la fuerza de manera violenta en todas lasarmado: 4 víctimas, todo esto en su conjunto constituye actos crueles, inhumanos y degradantes. Los hallazgos en“La violencia sexual en la región del bajo Putu- la niña más pequeña de 13 años, se repiten en los res-mayo es rampante y tiene una apariencia de nor- tos de sus 3 hermanas mayores, así:malidad que es indispensable desafiar. Los niñosy niñas que construyen su identidad de género encontextos de conflicto armado y militarización dela vida civil, como allí sucede, aprenden a asociar 23 DANE, Censo 2005 y Sistema Nacional de Informa-lo masculino con la fuerza y la territorialidad con ción Cultural, Ministerio de Cultura.46
  • 46. “MARIA NELLY RAMIREZ MENESES OPINION PERICIAL. La causa básica de muerte es trauma por arma cortocontundente con patrónINFORME PERICIAL. Se observaron lesiones de descuartizamiento-desmembración. La mane-óseas peri-Mortem por arma corto contundente, ra de muerte es violenta, homicidio desde el pun-con patrón de descuartizamiento- desmembra- to medico legal. Con el examen de las prendas semiento en clavículas derechas, izquierdas, esca- puede inferir que la victima fue desnudada y suspulas, fémures y huesos coxales próximos a las ropas interiores desgarradas a partir de una posi-articulaciones. La muerte sobrevendría por las ción en la que las victimas tenían su ropa puesta,lesiones causadas por el desmembramiento cau- desde el punto de vista pericial estos hallazgos sesado por arma corto contundente. relacionan con desnudez forzada, no es posible descartar que además halla ocurrido penetración u otro tipo de maniobras sexuales.Foto: Oficina Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Bogotá. Acto de entrega derestos de las hermanas Galarraga el 9 de julio de 2010. De izq. A dcha.: familiar, Fiscal encargado Mario Iguarán,Nieves Meneses (madre), Vicepresidente Francisco Santos, Fiscal Director Unidad Justicia y Paz, Luis González,representante encargado del Alto Comisionado de DH de la ONU, Javier Hernández, Directora de la FundaciónErika Bautista, Yanette Bautista. Foto: Friedrich Kircher.Entrega de los restos El 8 de julio de 2010, después de 10 años de ocu-El 28 de junio de 2.010, el Instituto Nacional de rridos los hechos, la familia de las jóvenes Galá-Medicina Legal informó verbalmente a la madre rraga recibió en una ceremonia especial en la sedede las víctimas los resultados forenses y genéticos de la Oficina del Alto Comisionado de Nacionesy el dictamen de lo encontrado en las fosas descri- Unidas los restos de las víctimas y los resultadosto atrás. La organización EQUITAS especializada forenses y genéticos de la prueba de ADN que salióen acompañamiento forense intervino como apo- positiva. Aunque los periódicos titularon en pri-yo para las diligencias a solicitud de la familia, y mera plana “Fin de la pesadilla de la familia Galá-proveyó al INMLCF de un catálogo de recomenda- rraga” lo cierto es que ese hallazgo tuvo el prelu-ciones para una adecuada entrega de resultados a dio de muchos años de búsqueda incansable –enfamiliares de desaparecidos en casos de desapari- condiciones de total indefensión- de la familia, deción forzada asociada a violencia sexual. dolor primero por la incertidumbre al desconocer 47
  • 47. el destino de las jóvenes y después al saber que en contra-preguntar, ni a los informes forenses y demanos de sus victimarios la niña y las jovencitas la exhumación realizada, ni por escrito, sino limi-fueron sometidas a ultraje sexual y descuartizadas tadamente a través de reuniones informales con lavivas antes de su muerte. Todo ello mientras al Fiscalía competente.tiempo vivieron el desplazamiento forzado. Desde la perspectiva psicosocial, la preparaciónNueve años de valentía de la madre y la hermana de las familiares y niños con los psicólogos, lade las víctimas que buscaron en la tierra en innu- compañía de otros familiares de desaparecidosmerables fosas con sus propias manos y nueve (9) para asistir los procedimientos solicitados por laaños de absoluta impunidad, abandono humani- madre de las víctimas: reconocimiento de pren-tario y desprotección por parte del Estado que hoy das, presentación de resultados forense de causacontinúan sufriendo su familia más cercana. y manera de muerte y presentación de los restos, hicieron parte del rito humano para acercarse aEl acto estuvo presidido por la Oficina del Alto co- la dura verdad y al adiós, para guardar la memo-misionado de Derechos Humanos, el Fiscal Gene- ria de los seres queridos.ral de la Nación, el Vicepresidente de la Repúblicay la Fundación Nydia Erika Bautista en represen- Impunidad vergonzosatación de las organizaciones acompañantes Aso- La precariedad en la respuesta de la justicia al pre-ciación MINGA, CAPS-Centro de Atención Psico-social, EQUITAS-Equipo Antropológico Forense y sente caso, muestra el abismo que existe entreCorporación AVRE. una realidad de gravísimas vulneraciones a los de- rechos humanos y sufrimiento de las mujeres víc-En cuanto a los autores, la entrega de los restos timas bajo el conflicto armado y el tratamiento dese constituyó en un procedimiento cuasi-adminis- impunidad que les da el Estado aún en los casostrativo que no tuvo consecuencias judiciales para con más pruebas.los culpables pues a pesar de la constatación de losgraves delitos cometidos no se activaron acciones Al finalizar la diligencia de presentación de losjudiciales, como órdenes de captura contra quie- restos a la madre en junio de 2010 la Unidad denes ordenaron y ejecutaron estos crímenes. Las Justicia y Paz Fiscal 27, le informó verbalmenteúnicas consecuencias judiciales beneficiosas lo que la justicia ordinaria a través de la Fiscalía 50 defueron para el paramilitar que “informó” el lugar La Hormiga había reabierto la investigación penaldonde las víctimas fueron enterradas: y que la Unidad de Justicia y Paz había solicita- do al Fiscal General de la Nación la reasignaciónEfectivamente, entre mayo y junio de 2010, José del caso a la Unidad de Derechos Humanos. SinHumberto Sarria Palomares alias “Chucky” del embargo, a dos años de esta promesa, en la justi-grupo paramilitar Bloque Sur del Putumayo del cia ordinaria la investigación se reabrió solo for-B.C.B., fue propuesto al gobierno nacional por la malmente, los autores están libres y la indagaciónUnidad de Justicia y Paz de la Fiscalía General de paralizada, y nunca se conoció una tal solicitudla Nación como postulado a recibir los beneficios escrita de reasignación dirigida por Justicia y Paz.de la Ley 975 de 2005. Un mes más tarde, fue pos-tulado, recibió los beneficios y el 15 de julio de La mentada reasignación del caso a la Unidad de2010 rindió su primera versión libre ante la Fiscal derechos Humanos ha sido solicitada reiterada-27 de la Unidad de Justicia y Paz. mente por las abogadas de la familia a la Fiscal Ge-En cuanto al debido proceso, los procedimientos neral Viviane Morales desde marzo de 2011 y se haprevios a la entrega de los restos instaurados por reiterado dos veces posteriormente, sin embargo ala Unidad de Justicia y Paz revelaron las necesida- la fecha no ha sido respondida estando el caso endes de las víctimas y las serias limitaciones para su total impunidad.participación en las fases de exhumación, identi- Por otro lado, la pobre respuesta de la Fiscalía re-ficación en los términos de un proceso penal pro- gional se evidencia en que a pesar que se encon-piamente dicho y sus principios de contradicción, traron los restos y se identificaron, el 2 de agos-derecho a pedir pruebas o a controvertirlas, pues to de 2.010, el Fiscal 50 Seccional de La Doradaentre otros, las abogadas de las víctimas no pudie- Putumayo, adoptó la inaudita decisión de activarron tener acceso a la planificada exhumación, ni el “mecanismo de búsqueda urgente” previsto paraa la declaración del informante para preguntar o personas que no se han encontrado:48
  • 48. “2 de agosto de 2010. RESOLUCION Fiscal 50 Sec- “Tomate” y “Betún” y no desmovilizados comocional, La Hormiga Putumayo. Ordena APERTU- “Alacrán” “Asprilla”, “Blanco”, “Daniel”, “Raúl”,RA DE INVESTIGACION PREVIA Y ACTIVA EL “Bandan” e identificados nuevos como alias “Co-MECANISMO DE BUSQUEDA URGENTE bra”, alias “90” y llamarlos a rendir cuentas ante la justicia ordinaria.Con base en las diligencias provenientes de la UNI-DAD NACIONAL DE FISCALIAS PARA LA JUSTI- Hasta agosto de 2.011 la Fiscalía 50 de La Hormi-CIA Y LA PAZ, de la Ciudad de BOGOTA D.C, sus- ga, no había requerido judicialmente a los auto-crita por la Fiscal 27 Delegada ante el Tribunal del res para rendir cuentas por los múltiples delitosDistrito (…) y con el fin de determinar la existencia cometidos: desaparición forzada, ejecución su-del hecho denunciado, y establecer la plena iden- maria, amenazas, desplazamiento forzado y des-tidad de los autores o participes del mismo, se de- pojo de la casa de habitación de la madre de lasclara ABIERTA LA INVESTIGACION PREVIA (…) y víctimas la cual les fue arrebatada y entregada ase ordena la práctica de las siguientes diligencias: un miembro del grupo paramilitar alias “Estrella”,Librar misión de trabajo ante el comandante de la quedando los hijos menores de edad, la madre ySIJIN de la Hormiga y al grupo de INVESTIGACIO- hermana de las víctimas en estado de total inde-NES pertenecientes a LA FISCALIA DE JUSTICIA fensión.Y PAZ con sede en Puerto Asís y que tienen asig-nación de labores investigativas en esta zona del Por su parte, los paramilitares desmoviliza-Valle del Guamez Putumayo, lo anterior a in de que dos del Bloque Sur Putumayo que “informaron”se adelanten las siguientes labores investigativas: el sitio de la inhumación, manifestaron ante la1.1 Obtener todos y cada uno de los datos de la per- Fiscal 27 de la Unidad de Justicia y Paz no tenersona presuntamente desaparecida, con el fin de ha- responsabilidad penal en los hechos lo cualcer efectiva y ágil su búsqueda les fue aceptado y por ello y no fueron llama- dos a responder por el delito de “concierto para1.2. Activar el Mecanismo de Búsqueda Urgente de delinquir” que se hubiera derivado de su partici-la persona presuntamente Desaparecida para lo pación en el grupo paramilitar, tampoco refirieroncual se deberá cruzar o compartir información con ningún dato sobre los demás autores.Entidades competentes en la materia tales como.CRUZ ROJA, DEfENSORIA DEL PUEBLO, CTI, Alias “Águila” negó haber participado en la des-POLICIA JUDICIAL, INSTITUTO NACIONAL DE aparición, tortura, muerte y ocultamiento delMEDICINA LEGAL Y CIENCIAS, REGISTRADU- cadáveres de las jovencitas. Y afirmó que su ac-RIA NACIONAL DEL ESTADO CIVIL tuación se limitó a ordenar a alias “Cobra” que las matara. Un crimen con víctimas y sin victimarios.1.3. Identificar e Individualizar a los presuntos res- La Fiscalía no realizó -posteriormente a la entregaponsables del delito denunciado (Folio 172)” de los restos- ninguna labor para identificar a los 30 hombres que se encontraban en el sitio El ArcoDe este modo, paradójicamente los indicios y y que presenciaron los hechos, de público y oficialpruebas hallados después de 10 años de impuni- conocimiento.dad no sirvieron para activar la justicia ni para lla-mar a rendir cuentas a los autores. Los hallazgos y Hoy, la madre y la hermana de las víctimas prin-denuncias sobre los autores y los crímenes no han cipales denunciantes, viven amenazadas, consido tomados como elementos clave para formu- 7 niños, 4 de ellos huérfanos, sufriendo las máslar a) una teoría del caso b) unas líneas de inves- crudas consecuencias humanitarias en medio deltigación y un programa metodológico para llegar abandono del Estado y de la impunidad total.a los autores, c) consolidar la determinación delas circunstancias de modo, tiempo y lugar de loshechos con base en el esclarecimiento de la causay manera de muerte en donde según las pruebasforenses se destacan formas intolerables de vio-lencia contra la mujer y las niñas como la violen-cia sexual, d) desplegar acciones judiciales paraindividualizar a los autores entre quienes se en-cuentran paramilitares desmovilizados como alias 49
  • 49. Preocupaciones y recomendaciones interna- Sobre la impunidad en los crímenes de violenciacionales y de la Corte Constitucional sobre la sexual contra mujeres bajo el conflicto armado AIviolencia contra la mujer en el conflicto arma- manifiesta su profunda preocupación por el he-do cho de queLa impunidad generalizada en los casos de vio- “Cerca del 90 por ciento de las decenas de miles delencia contra la mujer bajo el conflicto armado paramilitares que supuestamente se desmoviliza-interno, ha motivado y sigue despertando serios ron nunca fueron investigados y, por tanto, pudie-pronunciamientos que expresan gran preocupa- ron volver libremente a sus comunidades. Comoción de la comunidad internacional. Desde los consecuencia, muchos sobrevivientes de violacio-diagnósticos de la Relatora Especial de Naciones nes de derechos humanos, incluida la violenciaUnidas hasta el reciente Informe de Amnistía In- sexual, se han mostrado reacios a denunciar susternacional sobre violencia sexual, todos coinci- casos ante Justicia y Paz.”den en señalar la ausencia de verdad y de justiciacomo un común denominador que no habla bien “Hay muchos casos en que las sobrevivientes hande la voluntad de desterrar esta grave práctica. sido amenazadas por sus agresores, que habían vuelto a vivir en el barrio local tras su desmoviliza-En su reciente informe sobre Colombia sobre la ción. La pena máxima de ocho años prevista en elviolencia sexual en el conflicto armado que vive proceso de Justicia y Paz también ha servido paraColombia, disuadir de denunciar la violencia sexual, pues las mujeres temen que el perpetrador pueda estarEn su reciente Informe de finales del 2011, Am- pronto de regreso en la comunidad. La infiltraciónnistía Internacional “Eso es lo que nosotras exi- que están realizando los grupos paramilitares engimos: Que se haga justicia” Impunidad por actos ciertos sectores del aparato del Estado, especial-de violencia sexual cometidos contra mujeres en el mente en las regiones, y la connivencia que sigueconflicto armado de Colombia”, Amnistía Interna- existiendo entre estos grupos y algunos miembroscional consideró varios casos de mujeres y niñas de las fuerzas de seguridad, hacen que invariable-víctimas de desaparición forzada objeto de violen- mente algunos de los paramilitares que regresaroncia sexual entre ellos el Caso Galárraga ocurrido a sus casas o que siguen actuando en otras partesen La Dorada, Putumayo a manos del grupo pa- del país sigan teniendo cargos de poder. Por tanto,ramilitar Bloque Sur del Putumayo y otros de mu- están en condiciones de seguir menoscabando losjeres familiares de desaparecidos ocurridos en los derechos de las mujeres a no sufrir violencia y a laúltimos años. justicia.”Del conjunto de casos estudiados en todo el país “El hecho de que no se investiguen los crímenesAI resalta la escala y las dimensiones y la alarman- de violencia sexual en el proceso de Justicia y Pazte gravedad de las violaciones de los derechos hu- se ha visto exacerbado por la inexistencia de unamanos en Colombia: estrategia institucional efectiva para investigar la violencia sexual. Uno de los puntos débiles más“Millones de mujeres, hombres y niños han sido graves del proceso de Justicia y Paz es que los fis-objeto de desplazamientos forzosos, homicidios cales generalmente sólo investigan casos en losilegítimos, torturas y violaciones. Han sido some- que ya han confesado paramilitares, lo que resultatidos a cautividad o son víctimas de desaparicio- problemático, pues los paramilitares no confiesannes forzadas durante los 45 años de conflicto en crímenes de violencia sexual.”Colombia. (…) La mera escala de las violacionesde derechos humanos cometidas en los últimos 45 “Aunque las ventajas judiciales dependen de queaños es espeluznante. Por ejemplo, la Fiscalía Ge- los combatientes paramilitares confiesen sus crí-neral de la Nación está investigando más de 27.000 menes, la redacción de la Ley de Justicia y Paz nocasos de desaparición forzada cometidas en el cur- es lo suficientemente inequívoca, por lo que losso de las hostilidades, aunque se cree que la cifra combatientes podrían seguir obteniendo ventajasreal de desapariciones es significativamente supe- judiciales incluso si no hacen una confesión com-rior.” pleta. Los paramilitares no suelen ser sometidos a un proceso exhaustivo de contrainterrogatorio y,50
  • 50. por tanto, es difícil determinar si un procesado ha resulta habitual en el contexto de un conflicto quehecho una confesión completa o totalmente since- lentamente va cambiando de matices y que no res-ra. El gran volumen de trabajo de los fiscales hace peta el derecho internacional humanitario. Gru-que las declaraciones de los paramilitares suelan pos de hombres armados secuestran a mujeresaceptarse sin más.” a las que mantienen en detención durante algún tiempo en condiciones de esclavitud sexual, some-“Las sobrevivientes de crímenes de violencia sexual ten a violación y obligan a realizar tareas domésti-tienen derecho a la verdad, la justicia y a una repa- cas. Se escoge a las mujeres que tienen parentescoración completa. El Estado tiene la obligación, en con personas “del otro bando”.”virtud del derecho internacional, de adoptar me-didas efectivas para prevenir y erradicar la violen- “el hecho que no se haya investigado, procesado ycia sexual, facilitar servicios a las sobrevivientes e castigado a los responsables de violaciones y otrasinvestigar a los autores y hacer que comparezcan formas de violencia por motivo de género ha con-ante la justicia. No obstante, a pesar de inconta- tribuido a crear en Colombia un clima de impuni-bles iniciativas, leyes, políticas, mecanismos, de- dad que perpetúa la violencia contra la mujer”. (E/cretos y protocolos, el Estado colombiano sigue sin CN.4/2002/83/Add.3, Informe de la Misión a Co-proteger a las sobrevivientes efectivamente y sin lombia de la Relatora de Naciones Unidas sobregarantizar que se respeta plenamente su derecho a violencia contra la mujer).la verdad, la justicia y a la reparación.” Posteriormente en 2005, la Comisión Interame-“Esta inacción endémica se debe en gran medi- ricana de Derechos Humanos, insistió en su granda a la falta de voluntad política de los sucesivos preocupación por las reiteradas violaciones de losgobiernos de abordar las numerosas causas de la derechos humanos de la población civil y se mani-impunidad por violaciones de derechos humanos, festó resaltando que la permanencia del conflictoespecialmente de la violencia sexual, puestas de re- armado agrava y perpetúa la discriminación y lalieve en este informe. En los últimos años ha habi- violencia por razones de género y que esta se dege-do algunos avances limitados en la comparecencia nera durante el enfrentamiento interno, menosca-ante la justicia de los responsables de violaciones bando los derechos fundamentales de las mujeres:de derechos humanos en un pequeño número decasos destacados. Sin embargo, no cabe decir lo “45. La CIDH ha manifestado reiteradamente quemismo de los casos de violencia sexual cometidos tanto los hombres como las mujeres colombianasen el contexto del conflicto.” que hacen parte de la población civil, ven sus de- rechos menoscabados dentro del conflicto armado(Amnistía Internacional, Documento AMR colombiano y sufren sus peores consecuencias. Sin23/018/2011, Impunidad por actos de violencia se- embargo, a pesar que los dos sufren violacionesxual cometido contra mujeres en el conflicto ar- de sus derechos humanos y cargan con las conse-mado de Colombia, septiembre 2011 cuencias del conflicto, los efectos son diferentes para cada uno. La fuente de esta diferencia es quePor su parte, en su visita a Colombia en 2001, la las mujeres colombianas han sufrido situacionesRelatora Especial de las Naciones Unidas se- de discriminación y violencia por el hecho de serñaló que la violencia sexual por parte de los gru- mujeres desde su nacimiento y el conflicto armadopos armados es habitual en el marco del conflicto se suma a esta historia ya vivida. Para las mujeres,armado y que la impunidad es hija de la ausencia el conflicto armado es un elemento que agrava yde investigación y castigo a los responsables: perpetúa esta historia. La violencia y discrimina- ción contra las mujeres no surge sólo del conflicto“El enfrentamiento directo entre los diferentes gru- armado; es un elemento fijo en la vida de las muje-pos armados es poco frecuente ya que esos gru- res durante tiempos de paz que empeora y degene-pos tratan de consolidar sus avances atacando a ra durante el enfrentamiento interno”. (Comisiónpersonas civiles que se sospecha apoyan al otro Interamericana de Derechos Humanos, Informe.bando. Aunque los hombres son las víctimas más Las mujeres frente a la violencia y la discrimina-frecuentes de las ejecuciones sumarias y las ma- ción derivadas del conflicto armado en Colombia,tanzas, la violencia contra la mujer, en especial la 2005).de carácter sexual por parte de grupos armados, 51
  • 51. La Corte Constitucional colombiana no ha sido La Convención de Belem do Pará condena la vio-ajena a esta realidad y ha constatado un catálogo de lencia contra la mujer en todas sus formas y esta-múltiples formas de violencia contra la mujer bajo el blece diversos deberes del Estado de prevención,conflicto armado considerado su ocurrencia “repetida protección y sanción:e incremental” y advirtiendo que el “país ha llegado aextremos de inhumanidad sobre los que no existe un Artículo 1. Para los efectos de esta Convenciónregistro oficial”: debe entenderse por violencia contra la mujer cualquier acción o conducta, basada en su géne-“(…) el catálogo de crímenes sexuales cometidos ro, que cause muerte, daño o sufrimiento físico,recientemente en el conflicto armado colombiano sexual o psicológico a la mujer, tanto en el ámbitosobre [los cuales ha recibido relatos] reiterados, público como en el privado.consistentes y coherentes […] es amplio y crudo;tales relatos revelan que la degradación de la con- Artículo 7. Deberes de los Estadosfrontación bélica que afecta al país ha llegado a ex- Los Estados Partes condenan todas las formas detremos de inhumanidad sobre los que no existe un violencia contra la mujer y convienen en adoptar,registro oficial, y respecto de los cuales tienen que por todos los medios apropiados y sin dilaciones,adoptarse correctivos radicales de forma inmedia- políticas orientadas a prevenir, sancionar y erradi-ta.” car dicha violencia y (…):“La Corte ha …. la ocurrencia repetida e incremen- a. abstenerse de cualquier acción o práctica detal” de a) actos de violencia sexual perpetrados violencia contra la mujer (…);como parte integrante de operaciones violentas demayor envergadura, b) actos deliberados de vio- b. actuar con la debida diligencia para prevenir,lencia sexual cometidos individualmente por los investigar y sancionar la violencia contra la mujer;miembros de los grupos armados pero que forman c. incluir en su legislación interna normas pena-parte de estrategias de amedrantamiento, reta- les, civiles y administrativas, así como las de otraliación, avance territorial, coacción, obtención de naturaleza que sean necesarias para prevenir, san-información, o de simple ferocidad, c) violencia cionar y erradicar la (…)sexual contra mujeres señaladas de tener relacio-nes familiares o afectivas con miembros del ban- f. establecer procedimientos legales justos y efi-do enemigo, d) violencia sexual contra mujeres y caces para la mujer que haya sido sometida a vio-niñas que son reclutadas de manera forzosa, lo lencia, que incluyan, entre otros, medidas de pro-cual incluye violación, planificación forzada, es- tección, un juicio oportuno y el acceso efectivo aclavización y explotación sexual, prostitución for- tales procedimientos;zada, abuso sexual, esclavización sexual por loscomandantes, embarazo forzado, aborto forzado,contagio de infecciones de transmisión sexual, e)sometimiento de mujeres, jóvenes y niñas civiles aviolaciones, abusos y acosos sexuales individualeso colectivos, f) violencia sexual, tortura, mutila-ción sexual, desnudez pública forzada y humilla-ción sexual de mujeres civiles que quebrantan loscódigos de conducta impuestos de facto por losgrupos armados, g) violencia sexual contra mu-jeres líderes o promotoras de derechos humanos,h) prostitución forzada y esclavización sexual demujeres civiles, especialmente por parte de lasAutodefensas Unidas de Colombia y las FARC.”(Corte Constitucional de Colombia, Auto 092/08,Protección de los derechos fundamentales de lasmujeres víctimas del desplazamiento forzado por Encuentro departamental de mujeres, Tejedoras decausa del conflicto armado) vida, Mocoa 201052
  • 52. EL PUTUMAYO INDÍGENA Colombia, entre ellos el pueblo Kichwa1 , se ha- llan en riesgo de desaparecer debido “al exter-En el Putumayo habitan los siguientes 13 pueblos minio… ya sea desde el punto de vista cultural enindígenas: Murui, Inga, Kichwa, Pasto, Awá, Nasa, razón al desplazamiento y dispersión de sus miem-Embera, Siona, Muinane, Yanacona, Kamentzá, bros como desde el punto de vista físico debido aKoreguaje, Cofan, distribuidos en 62 Resguardos la muerte natural o violenta de sus integrantes”.que abarcan 2.743 km2x: Entre los factores que caracterizan el exterminio cultural o físico de los pueblos indígenas del país· 57 resguardos con una extensión de 2.171,1 km2; se encuentran: el abandono y la ausencia del Es-· Dos (2) resguardos en conflicto territorial – Uku- tado (pobreza, inseguridad alimentaria, preca-mari Kankhe y Santa Rosa de Sucumbíos – El Di- riedad en la atención en salud, etc.); el “interésviso, entre los Municipios de Orito, Putumayo e de los actores no indígenas sobre la tierra” ya seaIpiales, Nariño; “por [los] recursos naturales, por su valor militar-· Tres (3) resguardos coloniales –Santiago y San mente estratégico, por su valor económico, y porAndrés del Pueblo Inga y Valle de Sibundoy del la distancia de centros urbanos”. Según la Corte,Pueblo Kamentzá. “Las partes interesadas pueden ser actores arma- dos o no armados, legales e ilegales que a menudoTambién se reconoce la existencia de cuatro (4) se entrelazan”, motivados por la realización direc-Reservas: Reserva Santa Rosa de Sucumbíos con ta de megaproyectos agrícolas y de explotación deun área de 5.124 hectáreas; Reserva Yarinal – San recursos naturales”.Marcelino con un área de 9.813 hectáreas; ReservaSanta Rosa del Guamuez con un área de 3.750 hec- Algunas de las manifestaciones de los conflictostáreas y la Reserva Campoalegre – Afilador 9.325 territoriales en menoscabo de los derechos de loshectáreas; para un total 28.012 hectáreas en los pueblos indígenas se refieren a la aplicación demunicipios de San Miguel, Valle del Guamuez y programas indiscriminados de fumigación aéreaOrito. con químicos contra cultivos de uso ilícito que afectan los cultivos de pancoger, la salud y el am-La Corte Constitucional, en el auto 004 de 2009 1 CORTE CONSTITUCIONAL. Anexo auto 004 de 2009.advirtió que varios de los pueblos indígenas de Análisis focalizado de la situación de los pueblos indígenas colombianos mayormente afectados por el conflicto armado interno y el desplazamiento forzado. 2009. 53
  • 53. biente; las confrontaciones armadas entre grupos 9.813iii y es fronteriza con la República de Ecuador;armados legales (Fuerza Pública) e ilegales (gue- el río Putumayo es el principal afluente y medio derrillas, paramilitares y otros); la ocupación incon- comunicación en la zona, ya que ésta se caracteri-sulta de sus territorios por parte de los actores ar- za por las escasas vías de comunicación terrestres.mados ilegales y legales, y la llegada de empresas En la región, existen otros ríos que representanmultinacionales extractoras de recursos natura- una gran importancia para la movilidad, como esles, especialmente de petróleo. Estas situaciones el caso de los ríos San Miguel, Cohembí, Juanam-se reflejan, entre otras violaciones de derechos bú, Piñuña Negro y Mecayá, entre otros afluentes.humanos, en desplazamientos masivos internos y (Mapa 1)transfronterizos de los Pueblos Indígenas del Pu-tumayo, particularmente de los Pueblos Kichwa, Por las características ambientales, donde pre-Nasa, Cofan, Awá y Embera-Chamí, y en el reclu- domina el ecosistema de selva húmeda, el Bajotamiento forzado de niños, niñas y jóvenes. Putumayo es un espacio estratégico para los gru- pos armados irregulares, no sólo porque a travésLa comunidad indígena KICHWA. de este territorio pueden establecer un corredorUBICACIÓN GEOGRÁFICA DEL PUEBLO KI- de movilidad entre la Orinoquía colombiana, laCHWA República del Ecuador, el Macizo colombiano, el Pacífico nariñense y caucano, sino también por-Las comunidades Kichwa habitan la gran cuenca que en la zona desde la década de los noventa seamazónica, considerada por científicos ambienta- ha sembrado cultivos de coca, sobre los cuales losles y ecologistas como el pulmón del mundo. Su actores irregulares han pretendido ejercer control,riqueza ambiental, expresada a través de la fauna, como mecanismo para financiar sus proyectos ar-flora y minerales, aún no se ha podido establecer. mados iv.En Colombia, los indígenas Kichwa se ubican en la Desde tiempos milenarios, la Amazonia ha sidoregión del Bajo Putumayo, específicamente en los objeto de ocupación por diferentes grupos socialesmunicipios de San Miguel y Puerto Leguízamo. con cargas culturales diversas. El proceso de ocu-La Reserva que ocupa la comunidad indígena Ki- pación del territorio amazónico promovido por elchwa de Yarinal – San Marcelino tiene un área de Estado colombiano desde finales del siglo XIX yMapa 1. San Marcelino. Globos Uno y DosFuente: Formulación y elaboración del plan de Ordenamiento y Planes de Manejo Ambiental para la recupera-ción, uso y manejo ambiental. Gobernación del Putumayo, Fondo Nacional de Regalías, Fundación ZIO A’I. 200354
  • 54. durante el siglo XX, se inició bajo el supuesto de la compartida entre los departamentos de Putumayoexistencia de una región de tierras desocupadas y y Caquetá, es de 110.304 Km2 (Mapa 2). En el mar-la necesidad de fortalecer la soberanía nacional en co de esta iniciativa se adelantan actividades enlas zonas fronterizas. Para ello se promovieron (y los pozos Temblón 1 y Temblón 1X, ubicados enpromueven) procesos de colonización con fines, las reservas Yarinal - San Marcelino y Afiladorextractivos, y la presencia militar y empresarial. – Campoalegre, los que conforman el BloqueEn el último siglo la colonización fue estimulada Coatí concesionado a la empresa Operacio-por la extracción de quina y caucho, la apertura de nes Petroleras Andinas S.A. (OPA); los pozosvías, el conflicto con el Perú, la extracción de pe- Burdine 1, 2, 4 y 5 en territorios del pueblo Em-tróleo, maderas y pieles y la “bonanza de la coca”. bera Chamí, el Pozo Nancy 1 en Orito, y los pozosLos frentes de colonización se desarrollaron sobre Sucumbíos 2D y Putumayo Occidental 3D, a cargolos ejes viales y fluviales desde los Andes hacia el de Ecopetrol v.oriente, cubriendo gran parte del occidente deldepartamento. En la Agenda Ambiental de Corpoamazoníavi , se describe el ordenamiento, las característicasLa exploración y explotación petrolera en el Putu- y prioridades del municipio de San Miguel, cuyamayo data de los años 60. El 26 de marzo de 1963, área es de 397 km2, de los cuales 29,8 km2 per-se perforó el primer pozo, el Orito 1 que debe su tenecen a los resguardos indígenas Yarinal y Elnombre al hecho de estar ubicado en el territorio Afilador del pueblo Cofán. Además, cerca del 85%Siona de Orito, junto al río Orito-Pungo tributario del territorio municipal, se encuentra reservadodel río Putumayo, a 35km de distancia de Puerto para adelantar actividades de exploración y explo-Asís. tación petrolera.En la actualidad, en el Medio y Bajo Putuma- De otra parte, esta declaratoria de reserva para layo, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) puesta en marcha de proyectos energéticos en elprioriza para exploración y explotación de la de- municipio desconoce los derechos a la tierra, te-nominada Cuenca Caguán - Putumayo, cuya área rritorios y recursos naturales de los pueblos indí- genas. 55
  • 55. Particularmente, es contraria a la constitución y Sus familias están conformadas por grupos de fa-delimitación por parte del Incora (hoy Incoder) y milias extensas o ampliadas llamadas Ayllus, quese desconoce que las reservas tienen el carácter de mantienen relaciones de cooperación y de inter-tierras comunales (art. 63 de la Constitución) en cambio de bienes y servicios, materiales y simbó-tanto se cumple la obligación del Estado de trans- licos, a través de redes de parentescoxi.formarlas en resguardos en los términos de la Ley160 de 1994 y sus decretos reglamentarios. La familia ha sido tradicionalmente el centro para la socialización, mediante la tradición oral, de ge-De otra parte, para analistas como Uribevii en la neración en generación. De igual manera, a travéspublicación titulada “Territorio como opción de de la transmisión práctica, se socializa el conoci-vida en el Putumayo”, la delimitación de bloques miento necesario para sus actividades de subsis-para la exploración y explotación petrolera sobre tencia, tales como la agricultura, la pesca, la caza,estas reservas explica la constitución de pequeños el trabajo de cestería, cerámica y medicina tradi-resguardos, llamados despectivamente “resguar- cionalxii .dillos” por los líderes y gobernadores indígenasque conforman la Mesa de Trabajo por el pueblo parejas es la monogamia. Los matrimonios suelenCofán. Esos resguardos se constituyen en una for- ser exógamos (fuera del grupo) con otros pueblosma de despojo por parte del propio Estado y pro- indígenas, lo que les resultó bastante útil para ex-pician la ocupación por terceros del 80% del terri- tenderse a lo largo de la Amazonía xiii.torio ancestral de estos pueblos. Las nuevas parejas establecen residencia en la casaEstos proyectos, además de desconocer los dere- paterna del esposo, es decir, la esposa se traslada achos fundamentales a la participación, a la tie- vivir a la casa de los padres del esposo y es conside-rra, territorios y recursos naturales de los pueblos rada parte de esa familia. Se acostumbra un perio-indígenas del Putumayo y a no ser desplazados, do de prueba en el que el novio debe trabajar en la“afectan el medio ambiente, la cacería y los lugares casa de su futuro suegro por un corto tiempo; unasagrados”, y, en ocasiones, generan divisiones in- vez contraído el matrimonio, la regla patriarcal seternas dentro de los pueblos por los inapropiados empieza a cumplir.procesos de consulta que adelantan las empresaspetroleras, tal y como se describe en el anexo del ORGANIZACIÓN SOCIOPOLÍTICA DE LOSauto 004 de 2009 de la Corte Constitucional v. KICHWALa forma predominante de unión de CARACTE- El cabildo es la forma institucional que rige a lasRÍSTICAS CULTURALES DEL PUEBLO comunidades. La directiva del Cabildo es nom-KICHWA brada cada año en una Asamblea General y es una instancia colectiva de autogobierno x. La Asam-Antes de que los indígenas de la Amazonía en- blea General es la máxima autoridad de las comu-traran en contacto con colonizadores, existían un nidades y está integrada por todos los miembrossinnúmero de pueblos tribales con idiomas y tradi- que pertenecen a éstas; se reúne convocada por elciones culturales distintas. Algunos de estos pue- Gobernador.blos fueron los Quijos, Sumacos, Sabelas, Yum-bos, Indios del Napo, Canelos, Lamas Tabacosa, Al interior de las unidades familiares, la toma deSuchinchi, Pandule y Panyaso. Muchos de éstos se decisiones se realiza conjuntamente entre la espo-extinguieron física y culturalmente, mientras que sa y el esposo, igualmente se hace con la organiza-otros sufrieron transformaciones culturales signi- ción del trabajo. Tanto a nivel comunitario comoficativasix. dentro de las organizaciones, el trabajo se organi- za por medio de asambleas y se ejecuta a través deDado que la lengua runa-shimi se fue constitu- mingas. Por lo general, la toma de decisiones seyendo en la lengua predominante de la región, hace por consenso.muchos de los pueblos sobrevivientes la incorpo-raron de manera paulatina hasta perder su propialengua, y por complejos procesos etnográficos, de-rivaron en las actuales comunidades amazónicasque se reivindicaron como Kichwax .56
  • 56. DESAPARICION FORZADA Y COSMOVISION En primer lugar, es el lugar en el que estamos losINDÍGENA seres vivos, es también el medio de supervivenciaLa desaparición forzada de autoridades indí- estrechamente vinculado a las prácticas tradicio-genas nales recolectoras, cazadoras y agrícolas, hacien- do uso de la tierra y el agua de manera individual yEn el Putumayo las comunidades indígenas han colectiva. En segundo lugar, el territorio es el quesido especialmente afectadas por las desaparicio- ancestralmente han ocupado por generaciones, ennes forzadas dentro de ello/as lo/as los indígenas el que han enterrado a sus muertos, y en el quede la etnia/pueblo Quichua y los Cofanes, donde coexisten las señales y manifestaciones -a travéstanto el ejército como los grupos paramilitares de fenómenos de la naturaleza o de los anima-primero y luego del Bloque sur del Putumayo del les- de sus espíritus con los vivos. La cosmovisiónB.C.B. protagonizaron numerosos crímenes. Las y religión indígena están basadas no sólo en losdesapariciones forzadas de miembros de las co- elementos de la naturaleza, sino en relaciones demunidades indígenas sirvieron de instrumento equilibrio, armonía, respeto y reciprocidad haciaque vulneró la vida, libertad e integridad de las ellos, teniendo esto un papel importante en la ex-víctimas, pero también las costumbres y valores plicación de ciertos fenómenos físicos y sociales.culturales y religiosos promulgados por los pue- Por tanto, la armonía y el equilibrio con el entor-blos Quichwa y Cofán. no, son elementos fundamentales y necesarios para los pueblos indígenas.El 3 de enero de 2001, fue asesinado PABLO EMI-LIO DIAZ QUETA, indígena cofán de 27 años,Vicepresidente de la Fundación de Autoridades Para los pueblos indígenas, el hombre, la natura-Tradicionales ZIO-A’I “Unión de Sabiduría”, en el leza y las fuerzas sobrenaturales coexisten en elmunicipio de San Miguel por grupos paramilita- territorio en una sola unidad, por esto la irrupciónres, la víctima recibió varios disparos en la cabeza violenta de los actores armados en los Resguardosy posteriormente fue arrojado al río San Miguel. indígenas es la primera de una serie de graves vio-Luego, su familia fue amenazada y obligada a huir laciones a sus derechos:de la región. “Entrar a los Resguardos sin el permiso de las Au-Este líder indígena era “oriundo de Santa Rosa de toridades y de los Espíritus, es una violación muySucumbíos, territorio ancestral del pueblo Cofán. tremenda. Indígena Cofan”Hijo de Taita Diomedez Díaz y de la Abuela OfeliaQueta, ambos mayores y conocedores la ciencia El sentido de la vida del ser indígena reside en lamilenaria del yagé. Desde su infancia los mayores, relación con los ancestros que han dado la lengua,particularmente su padre y su tío Taita Querubín las tradiciones y leyes que rigen la comunidad.Queta Alvarado, máxima Autoridad Tradicional La familia ancestral, origen del Universo, creó undel pueblo Cofán vieron en él un don o una voca- equilibrio entre los hombres y respecto a la natu-ción especial que orientaron para que siguiera el raleza. Para mantenerlo deben respetarse las obli-aprendizaje espiritual, lo cual lo llevó a ser nom- gaciones rituales y religiosas establecidas por labrado subdirector de la Fundación de Autoridades cultura. Es el llamado principio de Reciprocidad.Tradicionales, creada por iniciativa de los mayores Reciprocidad es respetar las leyes, la estructura dey orientada a buscar alternativas de paz, de solu- poder, las normas de la comunidad, las tradicio-ción al conflicto que se vive en la región y para ga- nes para así esperar el estar bien o la salud.rantizar la supervivencia física y cultural de las 18comunidades asentadas en la región del Valle del Cuando el niño nace, se entierra el ombligo (cor-Guamuéz y San Miguel. dón umbilical) en el fondo de la hornilla, o en un sitio caliente de la casa, para que no le entre frioEl 4 de agosto de 2001, fueron asesinados por pero también para que crezca unido a la familia, alparamilitares tres indígenas cofanes, entre ellos el territorio, a la comunidad”taita Obencio Germán Criollo Queta.Para los pueblos indígenas el territorio tiene un En este sentido de vida, existe una serie de normassignificado integral que va más allá de ser el espa- u órdenes que deben ser acatados permanente-cio físico que se habita: existe una relación múlti- mente:ple de los seres humanos con la tierra y el medionatural. 57
  • 57. - El orden natural: no ir a los sitios sagrados, no El origen de la enfermedad está en fuerzas exter-comer frutas caídas después de las cinco de la tar- nas: sobrenaturales o sociales. Cuando la perso-de etc. Se trata de no romper normas respecto a na rompe las normas de equilibrio (por ejemplo alos espacios naturales en que residen los espíritus través de un enriquecimiento demasiado rápido,y en los que no se debe entrar. Se sabe que los es- por sus conductas ostentosas o su modo de ser, opíritus residen en las quebradas, en los páramos por no respetar las autoridades y querer pasar pory no debe invadirse sus espacios sino vivir en ar- encima de ellas) provoca envidia.monía con ellos. Se trata de un orden armónicointerno: Es posible estar en el páramo, pero si saco La envidia parte de uno mismo, porque uno haalgo debo pedir autorización y dejar algo a cambio creado las condiciones para que los demás puedancomo reconocimiento del equilibrio y la recipro- rechazarle al romper el equilibrio y la reciproci-cidad. dad. La ruptura de una norma provocará la envi- dia de otros familiares o miembros de la comuni-- El orden social: mantener buenas relaciones dad y la consecuencia de ello es que llegará el mal.con parientes y vecinos, respetar las alianzas, no El mal surge de la comunidad, de la naturaleza, dealterar y respetar la estructura de la autoridad tra- allí donde está el conflicto. En el conflicto está ladicional y la sagrada, etc. En este caso la recipro- enfermedad y la muerte.cidad tiene que ver sobretodo con la vida comuni-taria. En otras situaciones, la enfermedad es una acción- El orden religioso: la reciprocidad se mantiene directa de fuerzas superiores. Pero el detonante dea través la celebración de los rituales de carácter la enfermedad está en el conflicto originado por lacomunitario o familiar para cumplir con los debe- transgresión de una norma. Es otro -fuera del en-res hacia los antepasados o los espíritus protecto- fermo- el que ha hecho el mal al enfermo, aunqueres de la familia. este lo ha atraído con su conducta.La enfermedad y la muerte son percibidos en dos En resumen, la ruptura de la reciprocidad, laaspectos: el objetivo (la causa mediata del proble- transgresión de normas y la envidia son los cau-ma) y el moral (que puede estar en la transgresión santes del mal. Éste penetra en el cuerpo y en elde una norma o por haber causado un desequili- espíritu de la persona y es la causa y origen de labrio entre fuerzas normalmente en armonía). Por enfermedad y de la muerte.eso, la enfermedad y la muerte no es algo que afec-te exclusivamente a la persona, sino a la familia y a La desaparición forzada rompe todos los órdenestoda la comunidad en general, porque la transgre- prescritos: Los principios de equilibrio, respeto,sión suele encontrar su raíz en las relaciones de la armonía y reciprocidad con la comunidad y conpersona con los que le rodean. los seres sobrenaturales pierden su vigencia como referentes culturales en la comprensión causal deSe hace distinción entre las enfermedades de causa la enfermedad y la muerte y tienen como conse-natural y las enfermedades sobrenaturales en que cuencia inmediata el desplazamiento, la pérdidala causa viene de los espíritus del mundo superior de la unidad familiar y el debilitamiento de la co-para sancionar a las personas que no cumplen las munidad.normas tradicionales, y las enfermedades sobre-naturales en las que hay intención de provocar la Se siente un dolor muy grande, se siente desespera-enfermedad, por los seres del mundo inferior. ción. No hay como conversar con ellos. Todavía te- nemos débil todo el cuerpo. Con los hijos perdidosCuando alguien muere, se vela en la casa de la fa- no para el dolor. Indígena Kichwa”milia con la comunidad, se prepara comida paratodos, se deja el ataúd abierto para ver al difunto Entre las normas rotas y la falta de explicacióny se da un toquecito para que el difunto sepa que desde los referentes culturales, la familia se deba-uno está ahí, que lo fue a acompañar. Se llevan ve- te y no encuentra el lugar simbólico del desapa-las pa’ alumbrar el camino del difunto, después al recido: No se encuentra en el mundo de los seresotro día se entierra en el cementerio del territorio superiores, no se encuentra en este mundo de losdonde nació, y así con el ombligo enterrado en la humanos, no se encuentra en el mundo de los se-casa materna, vuelven juntos a la madre tierra” res inferiores.58
  • 58. Cuando alguien desaparece, no podemos hacer los que se los llevaban porque eran de la ley del mon-rituales, no lo podemos despedir, no lo podemos te, pero ellos no eran… eran jóvenes buenos…”, “…volver a la madre tierra. El espíritu se puede perder. Hay gente que todavía cree eso…”, “… no se les haEn el ritual con Yagé no lo podemos ver” podido limpiar el nombre…”.Sólo se siente el vacio de la persona en la familia y Los familiares también expresan que han experi-en la comunidad mentado el rechazo de los habitantes urbanos delPerdimos mujeres que enseñan la cultura y dan la municipio y el no reconocimiento de su situación,vida, pero también pueden haberse perdido líderes, lo que les genera mayor aislamiento, silenciamien-maestros…. Se siente el vacío de las personas en lo to y marginación 24 que aumenta el sufrimiento ymaterial y en lo espiritual. Indígena Kichwa” pone a los familiares de las víctimas, en posiciónEl significado de la desaparición forzada no se de indefensión y asumiendo actitudes defensivaslogra dimensionar porque lleva a otro mundo, o de aislamiento.un mundo que no se conoce y está por fuera de c) Desengaño y desconfianza en las institucioneslos tres mundos conocidos desde la cosmovisión. gubernamentales.Sólo existe la certeza de que se ha roto el equilibrio En el marco de impunidad y abandono del Esta-natural y esto afecta a la madre tierra. do persiste y es manifiesta una gran desconfian-“También se debilita la naturaleza, la madre tierra za en las instituciones y funcionarios públicosque nosotros tenemos, después de estos casos en- locales “… El alcalde sabía….”, desconfianza en lastró Ecopetrol y la naturaleza no protestó. instituciones militares y de policía “…. en el pue- Indígena Kichwa” blo había ejército y policía y no hicieron nada…”,Los impactos psicosociales en los familiares de desconfianza en la administración de justicia yaindígenas víctimas de desaparición forzada son que la percepción generalizada de los familiaresmuchos y diferenciales y no son objeto de este in- de las víctimas, es que no hay un trato digno deforme porque significa una dimensión exhaustiva los seres humanos que fueron víctimizados, ni deque en perspectiva es muy importante considerar, la comunidad, ni igualdad ante la ley (indígenas ysin embargo el miedo a hablar y el silencio son dos mestizos).aspectos de relevancia, y una constante reiteradaen la respuesta de los familiares a su realidad “Nuevos” grupos paramilitares en Putumayo A comienzos del año 2006 el grupo paramilitarMiedo a hablar. Los familiares manifiestan una Frente Sur del Putumayo adscrito al Bloque Cen-gran afectación por el miedo y expresan descon- tral Bolivar se desmovilizó en Puerto Asís con 504fianza para contar los hechos, emitir opiniones, y de sus miembros. Sin embargo, el Instituto de Es-gran temor a verse afectados en caso de hacerlo tudios para el Desarrollo, Indepaz, denunció queporque aún hay presencia de los actores armados “un año después había más de 700 paramilitaresen la región. en el Putumayo, pertenecientes a hombres que noTodavía no se me quita el nervio, ya no puedo co- se desmovilizaron del frente sur de las AUC, losmer tranquilo, siempre le dejo un platico de comi- Rastrojos vinculados a los intereses del cartel delda y estoy pendiente” Madre Indígena Kichwa. Norte del Valle y el Frente Antiterrorista Único”.“Las leyes ilegales se han puesto por encima de la Según el Informe de Indepaz “INFORME COM-cultura propia, hay estancamiento de los valores PARATIVO DE NUEVOS GRUPOS NARCOPA-de la comunidad, la identidad se ha estancado, la RAMILITARES 2008 -2009, en Putumayo estánminga ya no se realiza, la participación en todas activos por lo menos cuatro grupos nuevos de pa-las actividades de la comunidad se ha restringido. ramilitares: Los Rastrojos, Los Machos, Águilas Indígena Kichwa” Negras y Nueva Generación La presencia de estos fue registrada por los estu-b) Sensación de impotencia e indefensión: Entre dios realizados en esta entidad en Sibundoy, Villalos padres y madres de las y los jóvenes indígenas Garzón, Orito, Puerto Caicedo, Puerto Asís, Puer-desaparecidos forzadamente en el 2002 y el 2005, to Guzmán, Valle de Guamuez (La Hormiga) y Sanson recurrentes las expresiones de impotencia en Miguel (La Dorada).referencia al momento de los hechos y en la ac- 24. Es importante recordar que en la actualidad hacen pre-tualidad “... Si no la hubiera dejado salir……” “Lo sencia La Dorada, las denominadas bandas criminales “BA-tenían amarrado y yo le corté con el machete el CRIM”.lazo… pero el comandante [paramilitar] me tum- 25. Ley 589 de 2000 que tipificó la desaparición forzadabó a patadas y culatazos y lo volvió a amarrar y se como delito, Ley 971 de 2005, ley estatutaria que estableciólo llevaron y no pude hacer nada….”, “… Dijeron el Mecanismo de Búsqueda Urgente 59
  • 59. CONCLUSIONES tica de prevención, protección y castigo contra lasImpunidad y grave estado de indefensión de conductas criminales de terceros y de sus propioslas víctimas agentes y no lo hizo. debía proteger a las víctimas para evitar que los victimarios se las llevaran a laLos casos de desaparición forzada expuestos en fuerza y pusieran en riesgo su vida, su libertad y sueste informe, muestran las distintas caras de la im- integridad.punidad en el medio y el bajo Putumayo. Como sededuce de los testimonios, el 99% de los crímenes • Justificación de los crímenes. Las des-no motivó la apertura de investigaciones ni para la apariciones forzadas en el medio y bajo Putuma-búsqueda de las víctimas, ni para el juzgamiento yo fueron justificadas por los victimarios, quienesde los autores. En ninguno de los casos hay sen- asignaron indiscriminadamente a las víctimas latencias contra los autores, ni siquiera en los casos calidad de “guerrilleros/as” para degradar en elmás conocidos como el caso Galárraga, la masacre imaginario social su categoría de seres humanos ay desapariciones forzadas en la Inspección de El seres merecedores de todas las violaciones contraTigre, Guadualito y La Balastrera o las ocurridas a los derechos humanos.varios líderes y lideresas de la región, mucho me-nos de los casos anónimos. • Ausencia del deber estatal de búsque- da de las víctimas vivas o muertas. Las vícti-Las familias de los desaparecidos del medio y bajo mas de desaparición forzada en el medio y bajoPutumayo están solas y abandonadas del Estado, Putumayo no fueron buscadas vivas para su resca-de la administración de justicia, de Acción Social te y no se tomaron medidas urgentes en esa líneay de todas las autoridades del Estado responsables ni ante las denuncias de las familias. Las autori-de su protección. Las múltiples vulneraciones dades no actuaron y se abstuvieron de aplicar lascontra los derechos humanos y el derecho inter- normas y medidas de protección vigentes en elnacional humanitario presentadas, cuya radiogra- año 2000 25 para víctimas de desaparición forzadafía se intentó presentar en este informe, se man- como el Mecanismo de Búsqueda Urgente, el Plan Nacional de Búsqueda y la Comisión de Búsquedatienen inalterables en disfavor de los derechos de Personas Desaparecidas con el fin de buscar yhumanos de quienes las vienen denunciando in- rescatar a las víctimas vivas o muertas. A pesar quefructuosamente. ya existían formalmente, en la práctica esas leyes se quedaron en el papel.Este abandono y la alarmante impunidad en quese encuentran todos los casos –sin excepción- ha El Estado no hizo presencia ante cada crimen, nodado paso a un grave estado de indefensión jurí- recopiló información, no buscó a los testigos paradica, social y humanitaria de las víctimas y de los seguir el rastro de las víctimas y ubicar posiblesfamiliares de los desaparecidos, que es injusta, lugares de cautiverio ó de inhumación. Esta tareadiscriminatoria y deshumanizadora, frente a la ca- les quedó a los familiares de las víctimas –en sutegoría de crimen de lesa humanidad que interna- mayoría mujeres- como una carga en sus espaldascionalmente le es reconocida a este delito, cuando en lugar de ejercerla la administración de justicia.como en el caso del medio y bajo Putumayo se co- Durante largos años, los/as desaparecidos/as tam-mete reiteradamente contra la población civil. poco fueron buscado/as muerto/as, ni se imple- mentaron mecanismos de protección de fosas in-Las conclusiones que se presentan a continuación dividuales o múltiples en la zona.resumen esta grave impunidad: La búsqueda de las víctimas por parte del Estado• Contexto de múltiples desapariciones sólo comenzó en 2006 y se limitó a la exhumaciónforzadas. Las desapariciones forzadas en el me- de numerosas fosas que en su mayoría los familia-dio y bajo Putumayo constituyen una práctica res de las víctimas y la población civil indicaronsistemática y reiterada que continúa azotando la bajo la jurisdicción de Justicia y Paz. Aunque enregión. Estos crímenes unidos a otras violaciones Putumayo se han exhumado más fosas y recupera-de derechos humanos y del derecho internacional do más restos que en las demás regiones del país,humanitario ocurridos en el período estudiado es en el departamento donde el porcentaje de en-colocaron a la población civil en un riesgo inmi- tregas ha sido menor que en el resto. Según lasnente que obligaba al Estado a desplegar una polí- estadísticas de la Unidad de Justicia y Paz en Pu- tumayo se han exhumado 236 fosas y recuperado60
  • 60. … restos, de los cuales se han entrgado solo 176. y Alcaldías municipales a donde acudieron los fa-De este modo, el porcentaje de no identificación miliares de desaparecidos, representó para las víc-es muy alto con lo cual como se dijo atrás más del timas el cierre del camino de la justicia desde el…% de víctimas … continúan desaparecidas, sin mismo momento de los hechos. De este modo, lasque sus cuerpos hayan sido ubicados o rescatados, víctimas quedaron con las manos atadas, pues enmientras sus familias sufren la incertidumbre de la mayoría de los casos no se formalizó ni siquieradesconocer su suerte y su paradero. una “investigación preliminar”.• La existencia de cientos de tumbas y fo- Durante más de una década, las autoridades judi-sas en el Putumayo fue ignorada por las auto- ciales no activaron investigaciones de oficio por elridades durante 15 años, esto afectó seriamente conocimiento público de los hechos, ni tampocolos derechos de las víctimas de desaparición for- cuando hubo denuncia de parte y las familias sezada y de sus familias a la verdad. La ausencia de los reportaron. Así, la mayor parte de los casos ainterés estatal en los desaparecidos se evidencia junio de 2011 no tienen asignado un registro judi-en la falta de documentación e investigación de cial, ni una Fiscalía concreta para su investigación.las tumbas y fosas individuales en los municipios Crímenes sin investigación, ni debido procesodel bajo y medio Putumayo. Esto tuvo como con- para las víctimas.secuencia que no se recolectaran oportuna y ade-cuadamente las evidencias forenses, no se tomó • Denuncias ignoradas. En el marco de unnota de las escenas de los crímenes ni se garantizó clima de tolerancia con la presencia y actuaciónsu cadena de custodia, se abandonaron las tumbas de los grupos paramilitares en la región, las de-y por largos años no se recuperaron los cuerpos, nuncias de los familiares de desaparecidos fueronno se elaboraron autopsias de los cuerpos enterra- permanentemente ignoradas por las autoridadesdos en cementerios como N.N. o inhumados en competentes. Esa respuesta negativa estuvo basa-lugares clandestinos de conocimiento público de da en unos casos en el miedo ó en la presión de losla comunidad, afectando seriamente con todo ello victimarios sobre los funcionarios públicos queen su conjunto la posibilidad real documentar y debían hacer o recibir las denuncias, pero en otrosreunir un acervo probatorio para el esclarecimien- se basó en la complicidad de las autoridades conto de la verdad de las desapariciones forzadas en los paramilitares y en otros casos se fundamentóla región. Todo ello afectó gravemente las posi- en la discriminación por ser las denunciantes enbilidades de encontrar, identificar y devolver a las su mayoría mujeres, u hombres de origen social humilde.familias los desaparecidos del medio y bajo Pu-tumayo y está contribuyendo al propósito de los • Ineficacia y negligencia. Las autoridadesvictimarios de ocultar a sus victimas como N.N. que hacían presencia en la región Alcaldías, Esta-para esconder con su paradero su delito y para que ciones de Policía y ejército, toleraron las públicasjamás se sepa la verdad. violaciones de los derechos humanos y del dere- cho internacional humanitario por largo tiempo,• Precariedad en la documentación pre- durante el cual no respondieron objetiva y eficaz-mortem de los casos y fosas. Durante más de mente a su deber de garantía, y de persecución de15 años Las autoridades no hicieron un registro los autores. Los casos estudiados presentan unade fosas y lugares de inhumación, o de población conducta de dilación estructural y fallas en las ac-N.N. (no identificada) con miras a su identifica- tuaciones en las investigaciones,ción y no se preocuparon por recabar la necesariainformación premortem de las víctimas reporta- • Ausencia de una investigación judicialdas como desaparecidas. seria y oportuna. En la mayor parte de los casos recopilados, la administración de justicia no ade-• El acceso a la justicia es un derecho ne- lantó investigaciones serias ni de las desaparicio-gado, en el caso de las víctimas de desapari- nes forzadas ni de las muertes cuando aparecieronción forzada en el medio y bajo Putumayo. Tal los restos de las víctimas. La mayoría absoluta decomo lo refieren los testimonios, la negativa de las los casos referidos están en total impunidad comoautoridades a recibir y tramitar las denuncias de lo muestran la pobreza de los expedientes que sedesapariciones forzadas por parte de las Inspec- reducen a pocas páginas cuando los hay, esto quie-ciones de Policía, Juzgados, Fiscalías, Personerías re decir que las autoridades judiciales no dinami- zaron investigaciones, no tomaron declaraciones 61
  • 61. ahora irrecuperables para el esclarecimiento de tiempo. La violencia sexual ha seguido cometién-los hechos y la persecución de los autores de los dose reiteradamente en la región como se ejem-delitos. No se trazaron líneas de investigación, ni plifica desde los hechos ocurridos a las niñas Ga-estrategias de esclarecimiento, ni teorías del caso lárraga en enero de 2001, … hasta 2009 cuando dosfueron formuladas, ni se diseñaron programas niñas parientes de un menor de edad de 16 añosmetodológicos para impulsar indicios, pruebas, desaparecido, sufrieron violación sexual y despla-testimonios o declaraciones que pudieran enri- zamiento forzado.quecer los casos. Entorno de vulnerabilidad y discrimina- • El derecho a la verdad se ha visto com- ción. Las desapariciones forzadas de las mujeres yprometido negativamente por la la violencia sexual contra mujeres desaparecidas,• Ausencia de garantías a las familias. que- se han dado en el medio y bajo Putumayo en undaron abandonado/as por la administración de entorno de seria vulnerabilidad y discriminaciónjusticia, atemorizadas, traumatizadas, advertidas de las niñas y mujeres por razón de su género –de que cualquier paso en dirección a que los au- ampliamente denunciado por las organizacionestores rindieran cuentas de sus actos, sería motivo de mujeres en la región- entorno en el que las au-para ser objeto de represalias. Este clima de au- toridades civiles, policiales y militares sabiéndolosencia de garantías coartó el derecho a la denun- no hicieron nada para contrarrestarlo y evitar sucia y cohibió la libre expresión de los familiares a repetición.reclamar por los suyos y pedir justicia. • Ausencia de debida diligencia. La au-• El derecho a la información sobre el de- sencia de la adopción de medidas y de investiga-sarrollo de las investigaciones. Los familiares ciones penales con la debida diligencia, desde lasde los desparecidos en el Putumayo no han tenido denuncias de desaparición de mujeres pudo tenera ningún tipo de información sobre desarrollo de que ver con la poca importancia que dieron losinvestigaciones policiales o penales por sus casos. funcionarios policiales a las niñas y mujeres califi-Este principio elemental en el tratamiento a los cadas como “guerrilleras” por sus victimarios y encasos de desaparición forzada, no ha sido el sus- general, por el origen social pobre de las víctimastento de las relaciones Estado-víctimas de desapa- y su condición femenina. en El caso Galárraga,rición forzada en el medio y el bajo Putumayo, al pasaron diez largos años de denuncia y esfuerzoscontrario, ingentes de la familia antes de que las autoridades siguieran las pistas dadas en el año 2.000 por la• Los familiares de desaparecidos forza- madre y la hermana de las víctimas para iniciar sudamente no conocen todos sus derechos. Ni búsqueda y exhumación.siquiera saben que es deber permanente del Es-tado buscar a sus seres queridos víctimas de des- • No investigación de violencia sexualaparición forzada mientras no aparezcan vivas o como forma de tortura. En cuanto a responsabi-muertas y realizar investigaciones para encon- lidades de los autores, las investigaciones penalestrarlos y sancionar a los responsables. El Estado no asociaron las desapariciones forzadas con lasólo ha llegado a estas familias con los formu- violencia sexual, ni esta ha sido visualizada en es-larios para inscribirlos en el Registro de Hechos tos casos como una forma de tortura en el contex-Atribuíbles a grupos armados al margen de la Ley to de conflicto armado y de un patrón de violencia(Ley 975/05) y para llenar el Formato de solicitud contra la mujer evidente en la región y el país en elde Reparación Admnistrativa bajo el Decreto 1290 momento de los crímenes, antes y posteriormen-de 2007 a través de las Personerías y de visitas de la te. En consecuencia, -hasta hoy- casos como elUnidad de Justicia y Paz y Defensoría del Pueblo. de las 4 jóvenes Galárraga no han sido elevados aEn este marco, las expectativas de las víctimas se la categoría de grave violación a los derechos hu-han reducido a lo que pase con estos trámites, manos y por tanto no ha sido designado a la Uni-mientras desconocen que sus verdaderos dere- dad Nacional de Derechos Humanos y DIH comochos van más allá. correspondería. Sigue paralizado en los anaque- les de una Fiscalía regional que nunca se interesó• En el caso de las mujeres desapareci- por hacer nada por las víctimas, ni por capturar adas, el continuum de la violencia sexual –inclui- los autores.dos casos contra niñas y mujeres familiares dedesaparecidos- no ha tenido interrupción en el62
  • 62. • La impunidad ha devenido como conse- • El círculo vicioso de la impunidad quecuencia de los problemas estructurales expues- ha impedido ólimitado drásticamente el acceso atos en estas conclusiones, y se expresa en que no la justicia a las familias de las desaparecidos en ela) hay medidas de búsqueda de la verdad b) los medio y bajo Putumayo, las ha dejado en un es-autores no han sido llevados a la justicia, y cada tado de grave indefensión jurídica y ha arraigadovez se ve más lejana esa posibilidad c) la ausen- en el imaginario social la aceptación de las des-cia del esclarecimiento por las entidades oficiales apariciones forzadas, incluidas las de mujeres y ladel universo real de desaparecidos forzadamente violencia sexual como conductas permitidas queen Putumayo, d) La falta de una política de cero no merecen castigo.tolerancia de la Fiscalía General con la impunidadde las desapariciones forzadas e) La indiferenciacon los casos de las mujeres desaparecidas y conlas vulneraciones a sus derechos en cautiverio v.gr.La tortura y la violencia sexual.Foto: Inspección El Tigre, Putumayo 2010. FNEB 63
  • 63. RECOMENDACIONES: A la Fiscalía General de la Nación:Al Gobierno Nacional y a los actores armados in- Crear una Comisión Especial de impulso de In-volucrados en el conflicto, vestigaciones de todos los casos de desapariciones forzadas y ejecuciones sumarias, denunciados yPara que se respete íntegramente el derecho in- sin denunciar, en el departamento del Putumayo,ternacional humanitario y las normas interna- que permita presentar sus casos y brinde informa-cionales de derechos humanos, y se ponga punto ción a los familiares de las víctimas, sus organiza-final a los secuestros, las desapariciones forzadas, ciones y representantes.las ejecuciones sumarias, detenciones arbitrarias,reclutamientos forzados y la violencia sexual y se Asignar los casos de desaparición forzada objetorespete los derechos de las comunidades campesi- de este informe a la Unidad de Derechos Huma-nas, afrodescendientes, líderes y liderezas sociales nos y DIH y a la Unidad Nacional de Desplaza-y los pueblos indígenas. miento y Desaparición Forzada, priorizando los casos de victimas menores de edad, jóvenes, mu-Al congreso de Estados Unidos jeres con y sin violencia sexual, niñas, indígenas, afrodescendientes y mujeres y niñas familiares deImpulsar un Caucus de derechos humanos y espe- desaparecidos que han sufrido violencia sexual ycíficamente sobre la situación de las desaparicio- desplazamiento forzado.nes forzadas en Colombia, v.gr. las zonas del PlanNacional de Consolidación entre ellas en el Putu- A la Procuraduría General de la Nación:mayo centro de su cooperación militar y social y laLey de Víctimas. Para que en su calidad especial de agente del Mi- nisterio Publico, se haga parte, y realice segui-Al Congreso de la República de Colombia miento a las investigaciones y proceso penales que se adelantan por los casos de desaparicionesConvocar a una Audiencia Pública y un debate de forzadas en el departamento del putumayo.control político sobre la situación de las desapari-ciones forzadas, ejecuciones sumarias y personas Para que en audiencia pública en el departamentosin identificar en el Putumayo, y las respuestas de del putumayo rinda un informe sobre el estadolas autoridades judiciales, disciplinarias, Ministe- de los procesos disciplinarios y judiciales en losrio Público y entidades encargadas de la identifi- que ejerce la representación de victimas ante lacación de las personas no identificadas. unidad de Justicia Paz , sus observaciones y reco- mendaciones.A la Unidad Especial Administrativa de Aten-ción y Reparación de la Ley de Víctimas y a la Sobre la situación de las comunidades indígenas:Comisión legislativa de Seguimiento de suimplementación: Al Fiscal de la Corte Penal Internacional:Garantizar que las numerosas solicitudes de re- Para que mantenga su observación sobre la situa-paración rechazadas por Acción social y la Comi- ción de las violaciones de derechos humanos y delsión Nacional de Reparación (CNRR), sobre ca- derecho internacional humanitario contra indíge-sos de desaparición forzada y ejecución sumaria, nas y pueblos indígenas, sindicalistas y poblaciónbajo el Decreto 1290 y las solicitudes de asistencia civil en el Putumayo y sobre el curso o parálisis dehumanitaria bajo la ley 418 de 1997 denegadas, las investigaciones de estos crímenes de lesa hu-sean REESTUDIADAS efectivamente, se realice manidad.un análisis adecuado a los hechos tipificados y ca-minos ágiles para que estas víctimas accedan a su A la Corte Constitucional:derecho a la reparación integral y a la asistenciahumanitaria y se prohíba a los funcionarios públi- Hacer seguimiento al cumplimiento del Estado encos la exigencia de la Muerte Presunta para casos relación con la Sentencia T-025 de 2004 y el Autode desaparición forzada. 004 de 2009 en el que se prioriza al pueblo Kichwa como pueblo en riesgo de extinción. Fortalecer el64
  • 64. trabajo para la implementación del Programa de ciados por género, comunidades afros e indígenas.Garantías de los pueblos indígenas afectados por A la Defensoría del Pueblo, las Personerías Mu-el desplazamiento con miras a la restitución del nicipales, Pastoral Social, la Fiscalía Seccional, laterritorio y al pleno resarcimiento de daños causa- Oficina del Alto Comisionado de Derechos Hu-dos en el contexto del conflicto armado. manos y el Comité Internacional de la Cruz Roja:Al gobierno nacional, gobierno departamen- Articular esfuerzos de interlocución para la adop-tal: ción de medidas, entre las organizaciones socia- les, de mujeres, de derechos humanos, víctimas yPara que se evite realizar actividades militares en organizaciones de víctimas, el Ministerio Públi-territorios indígenas, a menos que éstas sean so- co, la iglesia y la comunidad internacional en unalicitadas por los propios pueblos indígenas y sus Mesa Interinstitucional de apoyo a Víctimas deformas sean acordadas con ellos. desaparición forzada, espacio interinstitucional de coordinación e interlocución para la creaciónAl Gobierno Nacional, gobierno departamen- e implementación de las estrategias dirigidas atal, Ministerio Público y sector privado: eliminar la impunidad, atender y reconocer a lasPara que sobre las iniciativas de desarrollo que víctimas el ejercicio pleno de sus derechos a laafecten sus territorios se garanticen procesos de búsqueda de los desaparecidos, la identificaciónconsulta previa, libre e informada con los pueblos de las personas no identificadas (N.N. y el accesoindígenas antes de cualquier toma de decisión, al derecho a la verdad y a la justicia, la reparaciónbajo la consideración de las denuncias y la expe- integral, la memoria y la asistencia humanitaria.riencia de los pueblos indígenas sobre los impac-tos negativos de dichos proyectos y en particular Al Ministerio Público, la Defensoría del Pue-los extractivos que se asocian al conflicto armado. blo, las Personerías municipales, la Fiscalía Seccional:A las autoridades locales y municipales en el Putu-mayo: Gobernación, las Alcaldías, las Personerías Desarrollar un programa de capacitación intensi-y Defensoría del Pueblo sobre la Ley de Víctimas va, sistemática y permanente para las funcionarias y funcionarios departamentales acerca de la legis-Incluir y priorizar en la agenda pública local el cri- lación nacional e internacional contra la desapa-men de la desaparición forzada y su urgente inclu- rición forzada,los derechos de las víctimas y de lossión como capítulo especial en el Plan de Acción familiares, el Mecanismo de Búsqueda Urgente,departamental y municipal para la Atención y Re- los deberes de los funcionarios públicos, dirigidoparación Integral a Víctimas. a superar el subregistro, la invisibilización de este grave crimen y garantizar que las víctimas cono-Priorizar en la implementación de la Ley de Víc- cen sus derechos a la luz de la Constitución Políti-timas y de la ley 1408 de 2010 ó Ley de Homenaje ca y los tratados internacionales y que la sociedady localización de las víctimas de desaparición for- putumayense se sensibilice y solidarice con laszada, el diseño y puesta urgente en marcha de una víctimas.Agenda de política pública de las entidades localesy órganos de control responsables de la atención Al gobierno departamental y autoridades mu-humanitaria, de la reparación integral a las vícti- nicipales:mas y familiares del crimen de desaparición for- Hacer un reconocimiento público, apoyar y for-zada, de la búsqueda de los/as desaparecidos/as, talecer las iniciativas de las organizaciones dede la protección y ubicación en los cementerios y mujeres del departamento, particularmente de lalugares de inhumación donde reposen restos per- Alianza Departamental de Mujeres del Putuma-sonas N.N. no identificadas, que puedan corres- yo “Tejedoras de Vida” . Apoyar sus iniciativas deponder a víctimas de desaparición forzada o eje- construcción de las casas de protección, apoyo ju-cución sumaria. Política que debe ser diseñada a rídico, pequeños proyectos de generación de in-partir de jornadas de propuesta y discusión con las gresos (muchas de ellas ya iniciadas con esfuerzovíctimas, sus representantes las organizaciones de propio), de vivienda y programas de educaciónmujeres y sociales que considere la perspectiva de formal e informal, y estrategias de impacto en lalos derechos de las mujeres y los impactos diferen- recuperación del tejido social. 65
  • 65. … presupuestos públicos, de recursos hu- Históricamente el Putumayo ha sido tierra demanos, técnicos y económico - inclusión del tema grandes riquezas primero la quina, luego el cau-en los Planes de Desarrollo Regionales cho, la madera, luego el petróleo y finalmente el cultivo de la hoja de coca, las llamadas “bonanzas”ANEXO 1 - de estas materias primas provocaron grandes co-Pobreza vs. intereses geoestratégicos y econó- rrientes migratorias de personas desde el interiormicos del país. Actualmente, en el Putumayo se constru- yen varios de los principales megaproyectos vialesEl Putumayo es tierra rica en biodiversidad, re- en el país tales como el Corredor Multimodal Tu-cursos naturales y pueblos originarios. Allí ha- maco - Belén do Pará, el Eje Andino y la Carreteracen presencia e intentan preservar su cultura sus Marginal de la Selva. La extracción de petróleocostumbres y su medicina tradicional más de sigue siendo la principal en la economía regional,cincuenta pueblos indígenas, que corresponden estando los principales yacimientos ubicados ena un poco más del 18,1% de la población, de sus Orito, Villagarzón y Puerto Colón.habitantes también hay una parte importanteque se reconoce como raizal, palenquero, negro, Pero aunque el Putumayo es fuente de grandes ri-mulato o afrodescendiente y mestizos, que as- quezas para la región y el país, sus habitantes vi-ciende a poco más de 310.000 habitantes. Existen ven en una situación de gran pobreza e inequidad126 cabildos y 39 resguardos que corresponden a social. La pobreza, asociada a la falta de educa-los pueblos camëntzá, inga, cofán, siona, murui, ción, en Putumayo es tan grande como su riquezacoreguaje, muinane, andoque, huitoto, nonuya, y salta a la vista de cualquier visitante.okaina, bora, emberá y paez24. Fuente: DANE 2005, elaboración FNEB. A partir del año 2000, el Putumayo se definió como24 Alianza Departamental de Mujeres del Putumayo el centro para la aplicación de dos de las políticas“Tejedoras de Vida”. Documento diagnóstico “Caracteriza- de seguridad más agresivas en el país, dirigidas ación de la situación de la Mujer en el Putumayo” (2007). combatir el narcotráfico y la guerrilla: el Plan Co-Alianza Departamental de Mujeres-CICODE- MINGA-Do-cumento diagnóstico “Mujeres que hacen historia” (2009) lombia y el Plan Patriota.66
  • 66. Actualmente en el departamento están instaladas extinguiendo. Esto tiene un efecto adicional en la16 estaciones de Policía, dos sedes de la Policía An- cultura de los pueblos indígenas por la relacióntinarcóticos, una Brigada del Ejército (XXVII) con que mantienen con sus territorios. Actualmen-seis Batallones, una Brigada Móvil y la principal te las fumigaciones continúan en el Putumayo, abase de la Fuerza Naval del Sur. El Putumayo es pesar que numerosos estudios han demostradotambién área de control de la Brigada Antinarcóti- la ineficiencia de esta política (desplazamientocos desde la base de Tres Esquinas en el Caquetá y de los cultivos a otros departamentos, resiembrahacen presencia Grupos de Erradicadores Manua- fragmentada de cultivos y búsqueda de nuevas es-les constituidos por 100 a 150 personas aproxima- pecies de mayor productividad, así como la ame-damente, acompañados de Fuerza Pública. naza que representa a corto y largo plazo para la sobrevivencia de las comunidades).Por otra parte actúan en la región ocho frentes delas FARC que cubren todo el territorio y el área El alto nivel de militarización en las zonas urba-fronteriza. nas de Putumayo ha coincidido con la presenciaComo parte de la dinámica militar la guerrilla paramilitar. Mientras tanto, la presencia militaraplica paros armados y bloqueos de transporte ge- ha producido un debilitamiento considerable denerando desabastecimiento, los enfrentamientos la presencia guerrillera en zonas urbanas, pero eny ataques son sostenidos en el control por el terri- las zonas rurales continúa. El conflicto entre latorio, así como los ataques a la infraestructura. En fuerza pública y la guerrilla de las FARC muchasconsecuencia, las crisis humanitarias que afecta a veces ha dejado a la población civil en medio de lala población civil son una realidad histórica du- violencia generalizada y dirigida a sectores socia-rante los últimos diez años en la región. les específicos.Los grupos paramilitares siguen operando en la Su propósito es consolidar el control del territorioregión bajo el nombre de “Los Rastrojos” y en al- y restablecer la autoridad del Estado bajo el lide-gunas zonas las “Águilas Negras”, quienes se dis- razgo de la fuerza pública en campos de compe-putan –como antes- el control de la economía en tencia de los gobiernos locales y de institucioneslos centros urbanos y el comercio de la pasta de del nivel nacional: la atención humanitaria, lascoca, con la guerrilla. Tal concentración de gru- jornadas de censo y documentación en zonas depos armados y Fuerza Pública explica en parte, la frontera, la implementación de estrategias de se-intensidad de las violaciones contra los derechos guridad para el control del territorio, la lucha con-humanos y el derecho internacional en el depar- tra las drogas y el crimen organizado, el impulso atamento, con graves impactos para las mujeres, la generación de ingresos legales para el desarrolloniños y niñas y jóvenes. local, el fortalecimiento a la justicia y la recons- trucción del tejido social (DNP, 2007)Desde el 2000, Putumayo ha sido el eje de las fu-migaciones aéreas, con una mezcla de glifosato y El riesgo principal de esta estrategia, es que se de-otros componentes. Las fincas de muchas fami- sarrolla en zonas de alta confrontación y presencialias han sido fumigadas entre seis y ocho veces de grupos al margen de la ley, donde la poblaciónde forma sistemática, lo que ha significado que civil se concibe al servicio de las Fuerzas Arma-cualquier cultivo sea imposible de sostener en el das (con el riesgo que implica vincular a civiles nomediano plazo. Con las fumigaciones, el aire y el combatientes a cualquiera de los grupos armadosagua han resultado contaminados con glifosato en confrontación), en donde se evidencia la sub-afectando el ecosistema selvático, los cultivos que ordinación del poder civil al militar.garantizan la manutención y la seguridad alimen-taria de los pobladores; y la salud de los habitantes En este modelo, la seguridad del Estado es el findel Putumayo. y no el medio para alcanzar otros objetivos más amplios como el desarrollo social y económico yAdemás, las autoridades indígenas de resguardos consolidar la democracia local en el campo políti-y cabildos que integran la Mesa Permanente del co. Se puede decir que en este modelo los alcaldesPueblo Cofán nos manifestaron su preocupación y concejales no se deben principalmente a la po-porque las medicinas tradicionales han perdido su blación civil sino que responden a la coordinacióneficacia en la medida en que las plantas se han ido ejercida por los militares en los principales asun- 67
  • 67. tos del gobierno local14. Dentro de estas acciones dos cofanes. Los campos de explotación y explora-se encuentran: la entrega de mercados, ayudas de ción de Ecopetrol, como el Área Occidental, Áreaemergencia, brigadas de salud y vacunación, acti- Sur y el bloque Churuco, están en la frontera o alvidades de recreación en las escuelas y cursos de interior de varios resguardos cofanes”. (Tenthoff,formación coordinados por personal militar.” Moritz, (Colombia: coca, petróleo y conflicto en territorio cofán, 2009)Petróleo y comunidades indígenas Según Ecopetrol, Empresa Colombiana de Petró-Es un común denominador de los estudiosos del leos a Diciembre de 2010 la compañía estatal entema, que la exploración del petróleo ha causado el Putumayo producía alrededor de 12.000 barrilesgrandes impactos sobre el tejido social, la vida, la de petróleo por día, en 111 pozos, 4 oleoductos desalud, la cultura y los territorios de las comunida- transporte del mismo: Mansoya – Orito, San Mi-des especialmente indígenas y ha incrementado la guel – Orito, Churuyaco – Orito y el Oleoductomilitarización, ha militarizado la vida civil y dina- Trasandino sale del municipio de Orito al puertomizado presencia de grupos paramilitares y gue- de Tumaco en Nariño.rrilleros que se disputan el control del territorio. “Con el propósito de continuar apoyando el desa-La extracción petrolífera y la fumigación de culti- rrollo del departamento del Putumayo, Ecopetrolvos de la hoja de coca han traído serios problemas presentó ayer su balance de operaciones, inversiónde contaminación ambiental de tierras y ríos, des- social y contratación. Ante concejales y medios deforestación, afectación del modo y de las condi- comunicación el superintendente de Operacionesciones de vida y de preservación de la cultura de la Putumayo, José Miguel Galindo, explicó los prin-población indígena que originariamente vivía y se cipales resultados de las operaciones emprendidasalimentaba de la caza y la pesca, especialmente en por la empresa en el departamento. En esta región,lo relacionado con la pérdida de sus territorios an- Ecopetrol produce alrededor de 12.000 barriles decestrales, con sus creencias espirituales donde las petróleo por día, en 111 pozos. Se cuenta con cuatroautoridades tradicionales juegan un papel central, oleoductos que transportan el hidrocarburo produ-también sus tierras han perdido capacidad pro- cido en esta zona del país: Mansoya – Orito, Sanductiva, sus cultivos se han visto negativamente Miguel – Orito, Churuyaco – Orito y el Oleoductoimpactados y la salud física y mental de sus miem- Trasandino que sale del municipio de Orito haciabros como individuos y como sujeto colectivo. el puerto de transporte de Tumaco en Nariño”. (La Nación, Neiva, 4 de diciembre de 2010)Las comunidades indígenas no han sido consulta-das para la intervención en sus territorios a la hora La empresa Texaco inició en la región sus explora-de la exploración y explotación petrolífera como lo ciones en 1964 en los municipios de La Hormiga,establecen el Convenio 169 de la OIT. Valle del Guamuez y San Miguel, donde también se encuentra el territorio ancestral cofán. El pozo“La mayoría de los resguardos Cofán se encuentra más grande del sur del país, que está en produc-dentro o cerca de campos de exploración y explo- ción desde 1968, se encuentra en Orito, explotadotación petrolera, buena parte de los cuales operan primero por la Texaco y luego por Ecopetrol. Ade-bajo contratos firmados a partir de 2004. El bloque más de varios pozos, en el Putumayo se encuen-Alea de 569.000 hectáreas, firmado con Repsol y tran cuatro oleoductos importantes que conectanChaco en diciembre de 2004, cruza el territorio an- entre otros con Ecuador y el puerto de Tumaco encestral cofán y está muy cerca de algunos resguar- la costa pacífica.68
  • 68. ANEXO 2 . ACTORES ARMADOS PUTUMAYOTabla No 1: Area de Influencia Grupos Paramilitares- AUC – Años 1990-2006 Grupos Zona de influencia Primero Puerto Colón de San Miguel - La Dorada del Mu- nicipio de San Miguel: hacen presencia perma- nente y esporádicamente en las veredas hacia el Puente Internacional, Sábalo. Mesas del Sabalito, La Dorada San Juan Bosco, La Guisita, La Dorada a San Carlos. Segundo La Hormiga, el Tigre y El Placer en el Valle del Guamuez; y Siberia en Orito: hacen presencia e incursionan hacia las veredas Maraveles, Guadua- lito, El Cairo. Las Delicias, Esmeraldas, Los Ánge- les, San Isidro, Brisas del Guamuez y Churuyaco. Tercero Cabecera municipal de Orito e incursionan en las veredas: Yarumo, El Acaé, San Andrés, Buenos Ai- res, Tesalia y Simón Bolívar. Cuantro Mantienen control en la Cabecera municipal de Puerto Asís e incursionan en las veredas periféri- cas: Puerto Vega, Remolino, La Danta, Bocana del Guamuez, Villa Victoria, La Paila, Santa Ana.Quinto Control en Puerto Caicedo e incursionan desde la vereda San Pedro hasta El Cedral, Campo bello, Villa Flor, Guásimales, la Joya, la Palanca, Que- bradonia y Pueblo Nuevo; Puerto Umbría, Medio Vides sobre el Río Putumayo y San Juan Vides (Villagarzón), que abarcan veredas comprendidas entre Villagarzón, Puerto Caicedo y Orito.Sexto Control en la cabecera municipal de Villagarzón e incursionan en las veredas La Kofania, La Castel- lana del mismo municipio y en Puerto Guzmán en las veredas El Jauno, Santa Lucía hasta la cabecera municipal. A la fecha se ha disminuido su presen- cia y accionar en estas zonas.Séptimo Control sobre la cabecera municipal de Curillo (Caquetá) e incursiones sobre las veredas: La No- via, El Fragua, Yapurá del Municipio de Piamonte (Cauca); las veredas de La Bocana del Mandur y de la inspección de José María del Municipio Puerto Guzmán.Octavo Desde el mes de septiembre del 2001 las AUC lle- garon al Valle de Sibundoy, con epicentro en la ca- becera municipal de Sibundoy. A la fecha no se conoce presencia de AUC en esta región. Fuente: Aportes y análisis de la Mesa Departamental de Desplazados 69
  • 69. Tabla No 2. Puestos de mando del Ejército Nacional en el Putumayo.UNIDAD PUESTO DE MANDO PRINCIPAL (PDMP) UNIDAD PUESTO DE MANDO PRINCIPAL (PDMP) BR29 – Batallón de Servicios. Mocoa. Jurisdicción Todo el Departamento del Putumayo incluyendo la baja Bota Caucana (Piamonte y Santa Rosa). BIRDOR - Villagarzón. Con jurisdicción en todo el Depar- Batallón Roberto Domingo Rico tamento del Putumayo a excepción de Orito y Leguízamo. BISOL (Batallón de Infantería Solarte Obando) La Tagua, jurisdicción en la inspección de La Ta- gua, sobre la rivera del río Caquetá. BPEEV9 (Plan Especial Energ. y Vial No. 9) Orito, jurisdicción todo el municipio de Orito, y los pozos de ARGOSSY, PETROMINERALES Y ECOPETROL, Valle de Guamuez y San Miguel. BPEEV11(Bat. Plan Especial Energético N.11) Puerto Vega hasta Teteye y de Puerto Vega – Bri- sas del Hong Kong hacia. Piñuña Negro – Leguí- zamo BCG59 (Bat. de Contraguerrillas No. 59) Villa Garzón, es reserva de la Brigada para em- plearse en cualquier parte del Putumayo. FNS (Fuerza Naval del sur) (OJO: Revizar el area de influencia) -Puerto Le- guízamo, cinco kilómetros sobre las riberas de todas las vías fluviales del Putumayo Brigada móvil de Contraguerrilla Brigada móvil para el departamento del Putu- mayo, Bota Caucana y parte de Caquetá.Tabla No 3 : Estaciones de Policía Nacional en el Putumayo COMANDO Y/O ESTACIÓN DE POLICIACOMANDO DEPUY MocoaESTACIONESAlto Putumayo Sibundoy, Colón, Santiago y San FranciscoMedio Putumayo Mocoa, Villagarzón, Puerto Caicedo y Puerto Guzmán.Bajo Putumayo Puerto Asís, Orito, Valle de Guamuez (La Hor- miga), San Miguel (La Dorada, Batería Colon y Corregimiento Puerto Colón de San Miguel), Leguízamo (Puerto Leguizamo y la Inspección de la Tagua).Fuente: Policía nacional y análisis de la Mesa Departamental de Desplazados70
  • 70. i. CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE LA AMAZONÍA (CORPOAMAZONÍA). Informe deGestión 2008. Mocoa 2009.ii. CORTE CONSTITUCIONAL. Anexo auto 004 de 2009. Análisis focalizado de la situación de los pue-blos indígenas colombianos mayormente afectados por el conflicto armado interno y el desplazamientoforzado. 2009.iii. Fuente: Incoder 2008iv. Observatorio de DH y DIH, Vicepresidencia de la República. 2008. Disponible en: www.derechos-humanos.gov.cov. EL SENDERO DEL TIGRE. PLANES DE PROTECCION Y AUTOPROTECCION. Asociación de auto-ridades Tradicionales Mesa Permanente de Trabajo por el pueblo Cofan y Cabildos Indígenas del Valledel Guamuez y San Miguel. Asociación MINGA. 2010. vi. Agenda Ambiental CORPOAMAZONIA vii. URIBE, Gonzalo. Territorio como opción de vida en el Putumayo. Bogotá, 2000. viii. CORTE CONSTITUCIONAL. Anexo auto 004 de 2009. Análisis focalizado de la situación de lospueblos indígenas colombianos mayormente afectados por el conflicto armado interno y el desplaza-miento forzado. 2009. ix. Ibíd. Pp17 x. Diagnóstico de la situación del pueblo indígena Kichwa. OBSERVATORIO DEL PROGRAMA PRESI-DENCIAL DE DERECHOS HUMANOS Y DIH. xi. Gamboa Martínez, Juan Carlos. Muñoz Macanilla, Ramiro. Los Kichwa de Leguízamo. Tras las cla-ves de los Runa del Antisuyu. MJ Editores. Caucayá-Leguízamo. 2003. Pp. 54 xii. Ibíd. Pp 55xiii. Ibíd. Pp 55 xiv. Cabildo indígena. Es una entidad pública especial, cuyos integrantes son miembros de una comu-nidad indígena, elegidos y reconocidos por ésta, con una organización sociopolítica tradicional, cuyafunción es representar legalmente a la comunidad, ejercer la autoridad y realizar las actividades que leatribuyen las leyes, sus usos, costumbres y el reglamento interno de cada comunidad. Disponible enhttp://www.incora.gov.co/Dec2164-95.htm 71
  • 71. Nieves Meneses, Mocoa, Putumayo. 2010- Mural Homenaje a mujeres víctimas del conflicto. FNEB72

×